AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 13 Marzo 2013

OCHO PODEROSAS RAZONES
Cayendo del guindo: por qué España no emulará el "milagro alemán"
Miguel Ángel González www.elsemanaldigital.com 13 Marzo 2013

Por más que Morgan Stanley nos regale los oídos, las enormes diferencias entre ambas economías desmontan esa teoría de que nuestro país será la próxima Alemania cuando se recupere.

Acostumbrados, desde hace años, a que la imagen exterior de España, y concretamente de su economía, apenas haya generado notas positivas, nos sorprendió hace días Morgan Stanley con su informe para inversores, en el que mostraba su optimismo sobre nuestro futuro, basándose en la profundidad de las reformas adoptadas, la caída de los costes laborales y la fortaleza de las exportaciones. "España va camino de ser la próxima Alemania", concluían, refiriéndose a la situación alemana de hace una década y sus similitudes con la economía española de hoy.

Para contrarrestar este optimismo, la revista británica The Economist titula en su último número que "España todavía no es la nueva Alemania". Aunque el término "todavía" es un matiz supuestamente esperanzador, lo cierto es que destaca las enormes diferencias que existen entre una y otra economía. Entre otras cosas, comparando con la Alemania de 2003, entonces Schroder bajó impuestos, mientras que aquí se han subido. Adicionalmente, informa la revista, el modelo educativo germano, a diferencia del español, está muy enfocado al empleo.

Profundizando algo más en esas diferencias, anotaríamos algunas otras:
-El modelo productivo español, en el que se basó el crecimiento de los años previos a la crisis, no es repetible actualmente. Los efectos de la burbuja inmobiliaria han traído consecuencias de todo tipo, y no todas ellas tienen solución. Especialmente resultará imposible recuperar los niveles de empleo porque, entre otras razones, una buena parte de los inmigrantes, que entonces llegaron a España masivamente, no tendrá oportunidades en la situación actual ni en un próximo futuro.

-Siguiendo con el modelo productivo, aquí estamos potenciando al "joven emprendedor"; está bien, pero en el corto plazo lo más que traerá será autoempleo. Necesitamos empresas más fuertes. El deterioro del tejido industrial en España, bien por deslocalizaciones, bien por ser empresas muy ligadas al sector de la construcción, o bien por haber optado por hacer dinero más rápido por otras vías, supone un lastre para el crecimiento, lo que contrasta con la fortaleza de la industria alemana.

-Mientras que en España las cajas de ahorro se han dedicado a lo que ya hemos visto, salvadas honrosas excepciones y las cajas rurales, su equivalente en Alemania, las Sparkassen, más de 400 entidades y 250.000 empleados, están mucho mas cerca de las empresas. Y ya sabemos que la financiación, o la falta de ella, es un freno al crecimiento.

-La fortaleza de las exportaciones, que es en lo que basa Morgan Stanley su optimismo, se puede ver penalizada, no ya porque el recorrido a la baja de los costes laborales sea limitado, que lo es, sino porque con una Europa en recesión, con sus consecuencias en la demanda, y especialmente con un euro tan fuerte, circunstancia que no parece preocupar a las autoridades de la UE, el motor de las exportaciones puede empezar a bajar su rendimiento.

-Una de las claves del despegue alemán de entonces fue la extraordinaria reducción del gasto público. Ya lo hemos comentado en muchas ocasiones; aquí no nos hemos metido aún con lo que realmente podría implicar esa reducción drástica: estructura del Estado y los miles de puestos innecesarios que cobran del erario público. ¡Qué se le va a hacer!: la casta no quiere perder privilegios. Hay que ir contra el despilfarro de lo público, no contra el gasto, sin más, porque ya se sabe que una empresa que mantiene una permanente política de reducción de gastos al final llegará a la suspensión de pagos, simplemente por un principio básico, y es que terminará tocando gastos necesarios para la generación de los ingresos. Es fácil de entender.

-Aquí no solo no bajamos impuestos, sino que se los subimos a los que pagan, en lugar de ir de forma decidida a por los que no pagan. Sinceramente el problema es mucho mayor del que el Sr. Montoro trata de decirnos cada semana hablando de colectivos muy concretos. Un crecimiento notable de la recaudación pasa por medidas mucho más severas hacia los defraudadores, muchos de los cuales no sólo no pagan, sino que además cobran de las arcas públicas.

-Desde luego nada ayuda el entorno político, ni la corrupción ni el enfrentamiento permanente de los políticos: siguen sin enterarse de que los ciudadanos esperan algo más que la crítica, esperan el acuerdo en lo esencial. Todo lo contrario, tenemos una oposición, no muy diferente en ese sentido a la oposición que tuvo el anterior Gobierno, que lo más que hace es anunciar, alegremente, que en cuanto llegue al poder desmantela buena parte de las reformas puestas en marcha.

Por más que, de acuerdo con lo anotado, hay decisiones importantes que no se han tomado, al menos hasta el momento, lo cierto es que, si volvemos a lo comentado al principio sobre los analistas extranjeros, lo más positivo de su juicio tiene que ver precisamente con las reformas acometidas. Ahora nos ponemos en el pellejo de inversores internacionales, que necesitamos como el comer, y les decimos que todo lo avanzado se echará para atrás en cuanto cambie el Gobierno. Esto de la falta de altura de miras si que es una gran diferencia, y no sólo con Alemania.

Hay que terminar con una nota positiva. Realmente si el camino emprendido, con algunas de las reformas, se completa con las que el Gobierno o no quiere o no se atreve a acometer, no es que vayamos a ser la nueva locomotora de Europa, pero al menos podemos ir tranquilamente por nuestra vía sin miedo a descarrilar.

La contabilidad creativa de Montoro
Primo González www.republica.com 13 Marzo 2013

La contabilidad creativa que el Gobierno está desarrollando en estos últimos meses ha quedado en buena medida al descubierto durante el primer mes del año, en el que el déficit público ha presentado un nivel inusualmente alto, superior al 1% del PIB. La justificación de este importante descuadre en las cifras reside en el retraso de las devoluciones fiscales. Una parte de ellas no se realizó en diciembre pasado, mejorando con ello las cifras de déficit del cierre del año 2012. Y en enero aumentaron de forma atípica al concentrarse en el primer mes del año un volumen superior al habitual.

El Ministerio de Hacienda tenía de plazo hasta el 25 de enero para estirar en el tiempo el periodo para devolver el dinero, los impuestos de las devoluciones de algunos tributos, y lo ha utilizado de forma elevada en la cuantía y apurando el plazo al máximo. En definitiva, el déficit del pasado año se ha quedado por debajo del 7% del PIB en vez de rebasar, como podría haber sucedido, ese porcentaje. Pero nos acabamos de enterar de que parte del déficit del año 2012 se ha trasladado al año 2013, un atajo que ha librado al Gobierno de presentar un incumplimiento del objetivo pactado de casi medio punto del PIB.

No es una simple anécdota, pero pone de relieve la fragilidad con la que se están moviendo las cuentas públicas del país. Las estimaciones de la Comisión Europea sobre la cuantía de la deuda pública española apuntan a niveles superiores al 100% del PIB el año próximo debido al elevado nivel del déficit en que incurre el país año tras año. Los expertos de la Comisión que están analizando estos días las cuentas del Estado y la publicación futura de los datos oficiales de Eurostat, el organismo estadístico de la UE, contribuirán a sacarnos de dudas sobre el auténtico nivel del déficit público español.

Pero en cualquier caso es todavía un asunto muy lejos de resolver que requerirá no sólo del funcionamiento de los estabilizadores automáticos (dependientes del crecimiento de la economía) sino de ajustes adicionales en el gasto público, para lograr que se cumpla esa promesa de que el denominado “déficit estructural”, el que tendría la economía en condiciones de crecimiento real, se mantiene en niveles compatibles con el equilibrio de las cuentas públicas a largo plazo.

Este estado de las cuentas públicas no ha impedido que en las últimas jornadas el diferencial de la deuda española frente a Alemania, la prima de riesgo, se haya ido reduciendo hasta cotas algo inferiores a los 330 puntos básicos, un diferencial que se puede considerar muy positivo para las finanzas públicas. En las dos últimas semanas, este diferencial se ha ido acercando al de Italia, debido al deterioro que ha sufrido la valoración de los activos italianos tras las recientes elecciones. Todavía no han llegado a igualarse los diferenciales que muestran ambos países cuando se comparan los tipos de interés de cada uno con los de Alemania, 4,75% de tipo a largo plazo en el caso de España por un 1,48% en Alemania. Los tipos de Italia son un poco más bajos que los españoles, como ha quedado de relieve hoy mismo en las emisiones de Deuda a corto plazo que han efectuado ambos países.

Los analistas están llamando la atención sobre el excesivo optimismo que muestra la valoración de los activos españoles en relación con los italianos y algunos alertan sobre el riesgo de que suframos en un futuro inmediato relativamente próximo un empeoramiento de los mercados como consecuencia de este cálculo, posiblemente erróneo. Este viernes hay citas importantes en la vida política italiana, de las que puede salir un acuerdo político o por el contrario una constatación de lo difícil que es alcanzar un Gobierno estable en las actuales condiciones de fragmentación política del país. El resultado será quizás determinante de cara a la evolución a corto plazo de los tipos de interés.

Ponferrada como síntoma
¿Es el PSOE? ¿Hay alguien ahí?
Jorge Vilches Libertad Digital 13 Marzo 2013

El sábado por la noche puse la tele; sí, fue una excepción. Y vi a Rubalcaba en un programa de gritos forzados y de público que rompe a aplaudir cuando le sacan el cartel. Aquel socialista curtido en mil batallas internas, especialista en manejar la opinión pública a través de los medios de comunicación amigos, mullidor ministerial de la paz con ETA y navegante de las cloacas del Estado, teatralizaba gestos ante el ademán serio del presentador. Sin pausa, el jefe del PSOE iba vertiendo, lenta y mecánicamente, una cascada monótona de frases huecas y lugares comunes. La pregunta era obvia: ¿quién podía ilusionarse con ese discurso? Nadie, y creo que ni él mismo. Aquel guion era inútil para disputarle el poder a Rajoy, más todavía si el objetivo era plantar cara a la oposición interna.

Rubalcaba me pareció el síntoma de un socialismo español que parece un cadáver insepulto: todo el mundo sabe que está muerto, pero nadie se atreve a enterrarlo. El problema tiene su origen en que el PSOE –y también el PP– se niega a admitir las derrotas electorales. Es entonces cuando los equipos y las ideas se enquistan, emponzoñándolo todo e impidiendo que el partido, que tiene una función constitucional reconocida, se renueve y cumpla su cometido: ofrecer una alternativa plausible y controlar al Gobierno. Es todo lo contrario. El partido se convierte en una forma de vida, en un fin en sí mismo, en un puesto de trabajo por el que luchar, en un instrumento para vivir bien y enriquecerse. La vocación de servicio social desaparece, si es que alguna vez la hubo, y las ideas y las soluciones importan muy poco.

El líder de un partido debe marcar autoridad en sus filas, y así debe transmitirlo a la sociedad; especialmente cuando está en la oposición y quiere tener imagen de hombre de Estado. Pero a Rubalcaba no le hace caso ni un alcalde de pueblo, el de Ponferrada, al que tiene que darle un ultimátum público para que dimita. ¿Dónde se ha visto eso? ¿En la República cantonal de 1873? Y haciendo un pelín de demagogia: ¿cómo le va a hacer caso Merkel, por ejemplo, si ni siquiera se lo hace un edil de su partido?

Es más: el mismo día en que Rubalcaba estaba contestando al discurso sobre el estado de la nación que pronunció Rajoy, momento culminante para mostrarse como alternativa, el jefe de los socialistas catalanes lo eclipsó pidiendo la abdicación del Rey. ¿Que si está Carme Chacón detrás de esto? Es más que probable; pero este tiempo que se está dando la jefa catalana para ver el cadáver de su enemigo pasar por la puerta de su masía es un tiempo perdido. Tanto es así que quizá el cortejo fúnebre que acabe pasando por su umbral sea el del propio partido; eso sí, estoy seguro de que en el desfile los aparentemente entristecidos socialistas que lleven el féretro se romperán las piernas a puntapiés, y luego le echarán la culpa al PP.

Cuba
Escoria castrista en Madrid
Carmelo Jordá Libertad Digital 13 Marzo 2013

¡Quién me iba a decir a mí que iba a asistir a un acto de repudio castrista en pleno centro de Madrid! Pero la vida de un periodista está sujeta a todo tipo de maravillas y sorpresas, así que este martes he asistido a una de las representaciones con las que la tiranía cubana suele amedrentar a aquellos que osan oponérsele en la isla y, como vemos, también fuera de ella.

El repugnante numerito en cuestión ha tenido lugar en un acto convocado por las Damas de Blanco y en el que estaba presente Esperanza Aguirre. El método fue el habitual fuera de Cuba: reivindicar la libertad de expresión y la democracia para defender, precisamente, a uno de los regímenes que más desprecia a ambas.

Por supuesto, de la libertad de expresión se pasa rápidamente a la libertad de insulto, porque poco se puede decir en defensa de un régimen tan despreciable, mezquino y liberticida como el cubano, que además tiene a los suyos al borde de la inanición, justo allí donde la pobreza es una maravillosa herramienta de control para el poder, como bien explicaba un socialista reciclado que respondía como George Orwell.

¿Tiene derecho la escoria castrista a expresarse en libertad en una ciudad como Madrid? Sí, sin duda, lo que no tiene es derecho a hacerlo en un acto convocado por y para lo contrario: si quieren decirnos lo maravillosa que es la robolución de los Castro, que se paguen ellos el acto e inviten a Cayo Lara o Alberto Garzón, que estarán encantados de participar. Eso sí, no les llamen a la vez, no sea cosa de que se purguen uno al otro en vivo y en directo, que sería muy desagradable.

No obstante, no pensemos que el acto de repudio de estos idealistas era algo inocente o improvisado: como en Cuba, en cada insulto y en cada castrista presente hay intimidación y amenaza, hay una dictadura diciendo al disidente que sabe quién es, que sabe lo que hace.

Porque puede que los cubanos libres que hoy han sido amenazados en Madrid estén lejos de la isla-cárcel, fuera del radio de acción de las garras de esa cruel tiranía, pero también es muy probable que tengan allí familiares, amigos o compañeros, estos sí al alcance de los esbirros de los Castro, tan amigos del diálogo impartido a garrotazos.

La cosa, todo hay que decirlo, les ha salido regular a los esbirros del raul-fidelato: los exiliados cubanos en España –varios de ellos presentes en el acto– ya tienen muchos años de cárcel a sus espaldas, y después de sufrir a los guardias de las prisiones castristas unos rojos españoles de mesa camilla no les dan mucho miedo, así que por una vez han sido los malos los que han estado a punto de llevarse dos yoyas a casa. Bien está.

Sólo nos queda repetir lo que ha dicho, casi gritado, Aguirre y han coreado casi todos los presentes pero no las ratas: "¡Viva Cuba libre!". Sobre todo libre de ese tipo de pendejos.

‘La sisa de la criada’
Olegario Ortega www.vozbcn.com 13 Marzo 2013

38 millones de euros son una pasta. Para los que calculamos por comparación, son más de 6.322 millones de pesetas, lo que se dice una fortuna. Para una persona corriente suponen una cifra que ronda los límites de lo valorable mentalmente; son asimilables en lo concreto, pero sobrepasan la aspiración de los que buscan desesperadamente el gordo de Navidad. En efecto, permitirían un piso que nunca tendrán, una segunda residencia superior a la que sueñan, cambiarse de coche antes de los 100.000 kilómetros, y sobre todo, vivir de rentas con lo que sobra, además, holgadamente, si uno se sabe administrar.

Como decía un antiguo amigo, se tiene dinero de verdad cuando uno puede vivir con los intereses de los intereses, es decir, sin tocar el principal. Ese se deja a salvo para impuestos y para compensar la inflación. Pues bien, de los 38 kilos, uno para el piso, otro para el chalet y otro más para el primer año, ajuar nuevo y un viajecillo guapo. Los 35 restantes pueden rendir un 5% al año, o sea 3,5 kilos. Esos 3 kilos y medio rendirán, a su vez, 175.000 euros al año. Bueno, no está mal, al fin y al cabo un trabajador corriente se las apaña con menos de 20.000 euros al año, un parado con menos de 10.000 y un desahuciado con menos de 4.000. Y si las cosas se ponen feas, siempre puede uno acercarse a la parroquia o a Cáritas, que para eso están.

Abandonemos el sarcasmo y entremos en otras consideraciones. ¿Por qué pasan estas cosas? Ya que disponemos de muy escasa información, tenemos derecho a hacer conjeturas. Si a alguien del los potenciales implicados le molesta que especulemos, lo tiene muy fácil: que aporte información veraz y completa, y nos ahorre el trabajo; mientras tanto, habrá que suponer que el que se pica, ajos come.

Para que pase desapercibido a los responsables de supervisar que alguien distraiga 38 millones de euros es preciso que se haga en pequeñas cantidades y durante bastante tiempo acumulado, lo que se llamaba la sisa de la criada, es decir cantidades que no son significativas y que, incluso cuando se sospecha que desaparecen, se aplica una cierta indulgencia. Claro que, aunque concedamos diez años de permisividad, sale un promedio de casi cuatro millones por año. Sigue siendo mucha pasta; parece difícil sostener que mucha habilidad y algo de indulgencia no bastan para comprender lo que tenemos delante.

Pero resulta que no es difícil aumentar la indulgencia del supervisor, si este obtiene un cierto beneficio de su laxitud. Por ello podemos suponer que el pillo que sisa reiteradamente sabe que camelarse al supervisor mediante atenciones y gratificaciones dignas y oportunas resulta muy útil a la larga; con ello ya tenemos un cómplice y un segundo pillo. Sigamos. A lo largo del tiempo considerado se producen relevos en la supervisión; como el sistema ha funcionado, se repite. Así vamos incrementado más cómplices y más pillos.

Como ven, las cosas se pueden ir comprendiendo. Sigamos. Como bien se sabe, un secreto entre varios se convierte en un secreto a voces. Se impone entonces dar un nuevo paso que evite vivir en el filo de la navaja. Lo más práctico es institucionalizar el sistema; es decir, legalizarlo, obviamente intramuros de la institución, pero en círculos limitados. ¿Cómo? El buen tesorero que hace la propuesta de ayudar a los de casa que estén en apuros por servir al partido, y de paso, propone premiar regularmente a los de la cúpula, ya que son los que soportan el peso de la responsabilidad. ¿A quién le amarga un dulce? Además, los regalos en fechas señaladas y demás atenciones a las familias, añaden un plus de proximidad, un aumento de simpatía y una reserva de indulgencias para administrar de forma inteligente. El sistema se extiende, funciona, los responsables acallan sus remilgos aceptando sobres más efectivos que cualquier otro ungüento. ¡Es tan fácil recrearse con el sentimiento de que uno es importante y merece ser retribuido!

Pero claro, ¿de dónde sale la pasta? ¡Vaya pregunta! Es sabido que está permitido recibir ayudas y donaciones para el funcionamiento de un partido. Un partido tiene muchos gastos, pero es la herramienta política que defiende los intereses de los que se identifican con su ideario. También se sabe que la gente con posibles tiende más a simpatizar con los partidos conservadores, partidos de orden, ya que, a la larga, favorecen sus intereses. Así pues, los partidos de derechas reciben muchas donaciones, pero claro, hay que registrarlas, llevar contabilidad, presentarla a las auditorías… así que esta vía no da para tanto. Recuerden que los de 38 kilos son la sisa de la criada, una cantidad que, al parecer, ha dejado estupefactos a los vigilantes, y acumular esa cantidad distrayendo no más de un dos o un tres por ciento, parece difícil.

Claro que a los partidos llega dinero por otras vías; es un secreto a voces, ¿recuerdan a Pasqual Maragall y su famoso 3%? De eso saben casi todos los partidos, en proporción a su permanencia en el poder, a su responsabilidad de adjudicación de obras, vías de comunicación, aeropuertos, polígonos residenciales, ordenaciones urbanísticas, recalificaciones, compras, equipamientos y otras concesiones de servicios, suministros, formación de parados y tantos, tantos, etcéteras como sean capaces de recordar.

Además, cuando los del partido, los que toman decisiones vinculadas con los presupuestos y los que proveen los bienes y servicios son de la misma familia, las cosas se facilitan en extremo: las cantidades son astronómicas y el rastro tiende a permanecer invisible. Estas reflexiones explican bastante bien el desasosiego, el desconcierto y el espectáculo que embarga al PP.

En Cataluña, somos maestros en el asunto: solo en dinero proveniente de donaciones, es decir, el que se contabiliza, proporciona a CiU el dudoso honor de alcanzar cifras récord. En cuanto a pertenecer a la familia, aquí tampoco nos podemos quejar; el parentesco familiar y la afinidad de intereses alcanzan una amalgama sin parangón (ja se sap, som de casa). El caso Palacio, la fortuna de los Pujol y los innumerables casos conocidos, publicados, habidos y en curso lo muestran claramente.

¿Por qué permanecen los partidos tanto en el poder? ¿Por qué la gente les vota aún sabiendo que están pringados en tantos y tantos asuntos? ¿Por qué los que cobran por fiscalizar, enjuiciar, investigar, perseguir, castigar… hacer un Estado creíble hacen su trabajo de manera tan deficiente y con tanta laxitud? Eso es más duro de digerir.

Me comentaba un amigo, viejo y sabio, que la corrupción moral de los que mandan se sustenta en la corrupción moral de los de abajo y que una y otra se retroalimentan. Hay bastante de verdad en ello. Cuando vemos que otras sociedades son muy poco permisivas con la moral de sus dirigentes, que les pasan cuentas, que les obligan a dimitir, etc., deberíamos sentir envidia y tomar nota de ello. Necesitamos más años de democracia, pero necesitamos comprometernos más con lo público y aumentar nuestro nivel de exigencia con nuestra conducta y con la de los que nos piden el voto. Estamos entre Suecia y Marruecos, ¿hacia dónde queremos caminar?

Olegario Ortega es socio de Ágora Socialista

Nuevo sistema electoral
Vicente Serrano www.vozbcn.com 11

El pasado mes de enero publiqué en mi blog el dossier titulado: Propuesta de sistema electoral. Dicho estudio se elaboró en julio de 2012 a partir de los datos de las elecciones generales de 2011 en España y se repasó y publicó en enero de este año. El 5 de diciembre de 2012 publique un articulo en LA VOZ DE BARCELONA titulado: ¿Es posible un gobierno no nacionalista? Evidentemente, era un una pregunta capciosa que me permitía realizar un análisis de los recientes comicios autonómicos de Cataluña. La metodología utilizada era similar con algunas variaciones para explicar el desfase entre lo que vota la ciudadanía y lo que finalmente sale elegido.

En resumen, mi propuesta es que exista una circunscripción electoral única para todo el Estado o Comunidad Autónoma, según sean las elecciones generales o autonómicas, para el reparto de escaños. Este reparto se haría de forma proporcional directa y a resto mayor. Las candidaturas se harían en las circunscripciones electorales locales (CEL), actuales provincias, que deberían evolucionar a una distribución más racional con tamaños medianos que permitan elegir entre cuatro y 20 escaños, con listas desbloqueadas donde los electores reordenan la lista seleccionando un número limitado de candidatos. La designación de diputados se haría por CEL en función de los votos obtenidos por cada candidatura en dicha circunscripción y tras reordenar la lista según la voluntad de los electores.

Entre los comentarios que mi propuesta ha generado destaco el de mi viejo amigo Rafa Núñez por su agudeza a la hora de apuntar las lagunas en la propuesta. Dice: ‘hay, con todo, algunos aspectos que me gustaría asimismo analizar y debatir’. Estos son los cuatro puntos que propone:

1. La posible regulación de elecciones primarias para elegir las listas de partidos o cualquier candidatura al Congreso de los Diputados.

2. La hipotética exigencia a toda candidatura que se presente al Congreso de tener un programa o planteamiento nacional.

3. ¿Cómo sería la representación en el Senado? ¿Territorial (autonómica), federal…?

4. Mencionas el sistema electoral alemán porque tampoco corrige la falta de proporcionalidad. Combina el voto directo al candidato en las circunscripciones electorales con el voto al partido en el ámbito nacional. El resultado puede no ser proporcional, pero la fórmula puede ser buena o mejorable. Es una simple suposición.

Mí propuesta esta circunscrita al sistema o método electoral y precisa ampliación a otros aspectos del sistema electoral, así como mejoras y puntualizaciones. Sobre el primer punto, mi propuesta no se cierra a partidos constituidos y no entra a debatir quién puede entrar en el proceso electoral. Tan solo hace una llamada a facilitar la presentación de candidaturas y minimizar las condiciones para su presentación.

Sería deseable la instauración de elecciones primarias para la elaboración de listas electorales en los partidos y no solo para los candidatos a presidente del Gobierno. Pero regenerar la democracia y desmontar la partitocracia es algo más que poner primarias. En las primarias solo participan los militantes y si se abre a la participación de simpatizantes no queda claro el control democrático del proceso (injerencias, manipulación, etc.). Es deseable una democracia interna, pero entiendo que la organización responderá a la ideología del partido, eso sí, siempre dentro de la legalidad. En todo caso, lo importante es que la ciudadanía elija a sus representares democráticamente y obtenga una representación justa. Es el desbloqueo de listas el que permitirá a los votantes (no necesariamente militantes) reordenar las listas de la candidatura elegida.

Considero más importante, en la línea de regenerar la democracia:

1. Limitar los cargos a dos legislaturas.

2. Establecer una autentica separación de poderes, para lo que sería deseable una elección del Ejecutivo separada del Legislativo y a dos vueltas, reforma del sistema electoral del Congreso en la línea indicada en mi propuesta y un sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial y el Fiscal General del Estado con la participación ciudadana y de las asociaciones de jueces y Fiscales.

3. También sería deseable que la elección del Tribunal Constitucional no dependiera de la correlación de fuerzas en el parlamento, y valorar la posible participación ciudadana en su elección con un sistema de renovación por tercios.

4. Es evidente que un control de las finanzas de los partidos y de los enriquecimientos no razonables de los políticos han de ser fiscalizados desde entes independientes del poder político. ¿Sería posible un interventor general del estado específico para los partidos? Lo que no es de recibo es que estos solo dependan de las aportaciones privadas ya que eso supondría un sesgo conservador inequívoco.

5. Los delitos de corrupción no deberían de prescribir tan pronto (cinco años). El tiempo ideal es el de cualquier delito contra la vida 20 ó 25 años.

Sobre el segundo punto, en el que plantea la necesidad de que cualquier candidatura al Congreso tenga un programa nacional, entiendo que sería deseable, desde mi punto de vista, pero poco democrático. Cada candidatura ha de ser libre de plantear el programa que considere oportuno. Es la ciudadanía la que lo apoyará o no.

En el tercer punto, Rafa pregunta sobre la representación del Senado. Pienso que, en general, los ciudadanos tenemos la sensación de que la Cámara Alta es bastante inoperante y es más bien un estamento dilatorio en la aprobación de las leyes. Pero si se quiere profundizar en un sistema más igualitario entre territorios, es decir en una federalización, habría que reformar la actual forma de elegir los representantes al Senado.

Lanzo aquí un esbozo: la representación debería ser por Comunidad Autónoma y el número de senadores proporcional a la población de cada Autonomía. Su designación, por elección directa (eliminando las designaciones por los parlamentos autonómicos) y en circunscripción única de cada Autonomía. Y, por supuesto, con un sistema proporcional y de listas desbloqueadas. En este punto, reconozco un cambio de posicionamiento respecto a la propuesta sobre el Senado realizada en mi primer esbozo en agosto de 2007 sobre este tema.

En aras de racionalizar el sistema de elecciones sería deseable agrupar algunas de estas para evitar sobrecargas en el elector y conseguir un ahorro de gastos en las arcas públicas. A modo de ejemplo, hacer coincidir por un lado las elecciones generales y autonómicas y por otro las del Senado y las locales, siendo siempre por separado la cita para elegir al Ejecutivo.

El cuarto punto planteado es el que tiene más cercanía a mi propuesta inicial. El sistema electoral alemán goza en algunos ambientes de gran popularidad, pero hasta su Tribunal Constitucional es crítico con él. El elector tiene dos votos en la misma papeleta. El primero, llamado directo, permite votar a un candidato a la circunscripción uninominal del domicilio (el país está dividido en 299 circunscripciones). Se consigue el escaño de la circunscripción uninominal por mayoría simple. Con su segundo voto elige a la formación política a nivel nacional. Este voto sirve para repartir los 598 escaños totales del parlamento de forma proporcional con un mínimo del 5% para optar. A los escaños que le correspondan a una formación se le restan los asignados directamente.

Como se realiza este reparto por land se puede dar la paradoja de tener más diputados de designación directa que los que le corresponden por proporcionalidad. Y como los designados por el primer voto son inamovibles se desvirtúa la proporcionalidad que se buscaba. Actualmente son 622 diputados en la Cámara Baja alemana, 24 más de su número nominal en manos en este caso del partido de la señora Merkel. Tiene este sistema varias cláusulas de aplicación que aumentan ese problema. Tras una sentencia del TC alemán esta pendiente de modificar dicho sistema.

Aparentemente, los sistemas uninominales -como el que también se lleva a cabo en el Reino Unido- permiten mucha cercanía del elegido a sus electores. Sin embargo, es el sistema con más votantes sin representación. En el caso del sistema alemán, al ser elegidos por mayoría simple, se puede dar la paradoja de que un diputado tenga su acta con poco más del 20% de los votos emitidos; ello supondría que casi un 80% no tiene representación.

No es mi pretensión cerrar el debate, sino todo lo contrario. La sociedad española tiene ante si un desafío: profundizar en la democracia. Esperar que la partitocracia inicie esos cambios es baldío. Es la ciudadanía la que ha de movilizarse por ello.

Vicente Serrano es presidente de Alternativa Ciudadana Progresista

por el retraso de las devoluciones
El déficit del Estado se dispara al 1,2% del PIB en el mes de enero
Esta cifra supone un incremento del 35,4% respecto al mismo mes del 2012
EP Madrid www.republica.com 13 Marzo 2013

El déficit del Estado se situó en 12.729 millones en el primer mes del año en términos de Contabilidad Nacional, lo que supone el 1,20% del PIB, según la Ejecución Presupuestaria de la Administración Central que Hacienda colgó en su página web. La cifra de enero supone un incremento del 35,4% respecto al mismo mes del año anterior, aunque el déficit del primer mes del año no es un dato muy representativo de la evolución del conjunto del ejercicio.

El déficit del primer mes del año es consecuencia de unos ingresos que sumaron 1.643 millones, un 60,3% menos, y de unos gastos que ascendieron a 14.372 millones, un 6,1% más.

En términos de caja, una metodología contable que considera los ingresos y pagos efectivamente realizados, el déficit ascendió a 15.252 millones en ese periodo, una cifra superior en un 68,7% a la registrada a finales del mismo mes del año anterior y que supone el 1,43% del PIB.

Los ingresos totales, antes de deducir las entregas a cuenta por la participación en impuestos de las administraciones territoriales, sumaron 11.740 millones de euros, un 22% menos, por el aumento de las devoluciones.

De hecho, los ingresos impositivos cayeron un 20% en este periodo, hasta 10.608 millones, mientras que el resto de ingresos no financieros sumó 1.132 millones, un 36,7% menos.

Según el informe de recaudación de la Agencia Tributaria, en enero se realizaron devoluciones, sin incluir las de deuda pública, por un importe de 5.435 millones, un 82,8% más que las 2.973 realizadas en el mismo mes de 2012.

Todas las grandes figuras vieron incrementadas sus devoluciones. Así, las del Impuesto de Sociedades crecieron un 11,6%, hasta 2.731 millones de euros, mientras que las de IVA subieron un 49,7%, hasta 1.973 millones, y las de IRPF aumentaron un 176,3%, hasta 625 millones.

Según Hacienda, hay que tener en cuenta que en enero las medidas de consolidación han tenido un efecto “neutro” sobre la recaudación impositiva, ya que los impactos positivos y negativos de las mismas se han ido compensando entre sí.

Tras estas devoluciones, la recaudación por impuestos directos bajó en un 18,2% en enero, hasta 9.078 millones de euros. El IRPF recaudó 9.236 millones, un 9,15 menos, cifra que se vio mermada por el importe negativo de 1.131 millones de los ingresos por Sociedades.

Por su parte, la recaudación del Estado por impuestos indirectos ascendió a 1.530 millones, un 29,1% menos. El IVA aportó una recaudación negativa de 315 millones, mientras que los Impuestos Especiales subieron un 1,2%, hasta 1.625 millones

Por su parte, los pagos no financieros ascendieron a 21.041 millones de euros, un 15,4% más, aunque no son datos significativos para analizar la evolución del Presupuesto. El aumento se debió, principalmente, a la evolución de los pagos financieros, que crecieron un 23,3% por el pago de los intereses de la deuda.

Jorge Campos, del Círculo Balear
"El PP ha olvidado la bandera anticatalanista que ondeaba en la oposición"
Rosana Laviada ha entrevistado al presidente del Círculo Balear sobre la situación que viven los colegios en la CCAA con la inmersión lingüística.
Libertad Digital 13 Marzo 2013

Jorge Campos, presidente del Círculo Balear, ha estado en Es la Mañana de Federico donde ha asegurado que la reforma educativa de Wert (LOMCE) es "una oportunidad única" para las CCAA "afectadas por un problema importante de falta de libertad lingüística y de adoctrinamiento político".

Por ello, "las principales entidades de defensa de la libertad lingüística en Cataluña, Galicia, País Vasco, Valencia y Baleares hemos preparado unas alegaciones con solidez jurídica para que esta ley orgánica solucione el problema".

Pese a que todavía no tienen cita para verse con el ministro de Educación ha dicho que están esperanzados porque ven "predisposición". Sobre la LOMCE ha explicado que "el principal problema es que vuelve a dejar en manos de las autonomías la decisión de qué porcentaje se da en español y qué porcentaje en lengua regional".

En opinión de Jorge Campos eso no es una buena idea "viendo lo que está pasando" independientemente "de quién gobierne". Asimismo, la ley "tampoco pone solución al tema de acabar con el adoctrinamiento político en las escuelas". Campos ha hablado de "problema nacional" el hecho de que "en España no se pueda escolarizar en español".

En cuanto a la situación en Baleares ha recordado que está ocurriendo "con un Gobierno del PP con una mayoría absoluta aplastante que se comprometió en su programa electoral a acabar con el adoctrinamiento pancatalanista en Baleares".

Sin embargo, "llegamos al ecuador de la legislatura y seguimos en manos del máximo responsable de Educación, Rafael Bosch, que no hace absolutamente nada para resolver un problema importante". Según Jorge Campos, "podríamos hablar de una estafa democrática porque los ciudadanos le dieron la mayoría absoluta principalmente por este problema".

Campos ha denunciado en esRadio que "aquellos pocos padres que pudieron elegir entre las dos lenguas oficiales en Baleares y eligieron el español para sus hijos, no se cumple". De hecho "al inicio de este curso pasado los padres presentaron más de 2.000 denuncias que luego el consejero calificó de 4 ó 5".

El presidente del Círculo Balear ha enumerado los problemas con los que se topa un padre en Baleares cuando elige el español para la enseñanza de sus hijos: "Primero se encuentra que los responsables del colegio le dicen que no lo hagan porque sus hijos se verán marginados e incluso les amenazan con que no tendrán plaza y luego se dan cuenta que cuando empieza el curso el español se queda relegado a 6 horas a la semana". Entre ellas "lo dejan relegado al patio y a la hora de comerse el bocata".

Según Campos, "está pasando en la mayoría de centros públicos y si hablas con ellos te dicen que sí es así y que da igual lo que haga el Gobierno que ellos van a seguir con la inmersión obligatoria en catalán".

La impotencia llega cuando "esto se denuncia a la consejería de Educación y no hace nada o le da la razón a los centros educativos, como en el caso de Sonia Palma a la que llegaron a decir que aprendiera catalán".

También ha denunciado "las tácticas autoritarias" que emplean estos centros educativos públicos como "en mitad del recreo meter en una clase a los niños que han elegido español" consiguiendo que cuando llegan a casa "les digan a los padres que no quieren el español".

En esta línea ha denunciado Campos que "hasta qué punto de adoctrinamiento hemos llegado que un niño de 5 años llega a su casa y le dice a su madre que si se quiere integrar aquí tienes que hablar en catalán".

El presidente del Círculo Balear ha asegurado que "la bandera del anticatalanismo que ondeaba el PP en la oposición la han olvidado cuando llegan al Gobierno". Por último ha advertido que "si no lo solucionan, esto pasará factura a los partidos nacionales que no hacen nada".

Cataluña
El Constitucional avala la potestad del Gobierno para fijar currículo y horarios mínimos en materia de educación
El Alto Tribunal ordena a la Generalidad garantizar el número total de horas de lengua y literatura españolas que el Gobierno establece para los cuatro cursos de la ESO, que es de 350 horas durante los tres primeros años y 125 en el cuarto. La sentencia es un importante respaldo a la autoridad del Gobierno para fijar contenidos mínimos comunes a nivel nacional, una cuestión vital en un momento en el que se está desarrollando la LOMCE.
Alejandro Tercero www.vozbcn.com 13 Marzo 2013

El Tribunal Constitucional ha dado la razón al Gobierno frente a la Generalidad en un conflicto de competencias sobre quién tiene la potestad para establecer ‘las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria’ (ESO).

En la sentencia 24/2013, de 21 de enero de 2013, conocida hace dos semanas, el Alto Tribunal ha dictaminado que es facultad del Gobierno fijar ‘los aspectos básicos del currículo’ de las diferentes materias, lo que incluye el número de horas que se deberán impartir de cada materia.

De esta forma, la Generalidad no puede reducir el número total de horas de lengua y literatura españolas que el Gobierno ha establecido para los cuatro cursos de la ESO, que es de 350 horas durante los tres primeros cursos y de 125 en el cuarto.

En todo caso, si la Generalidad reduce esas horas -puesto que tiene la posibilidad de impartir en catalán contenidos referidos a estructuras lingüísticas compartidos con el castellano-, ‘deberá garantizarse que el alumnado recibe enseñanzas de lengua y literatura castellanas o en lengua castellana en un número de horas no inferior’ al indicado anteriormente.

Aval a la ‘tercera hora’ de castellano
Esta sentencia avala la posición del Gobierno en el contencioso sobre la denominada tercera hora de castellano, generado cuando en el año 2006 -durante el Gobierno de Zapatero, y el segundo tripartito, con Ernest Maragall como consejero y José Montilla como presidente autonómico- la Generalidad se negó a impartir un mínimo de tres horas semanales de lengua y literatura españolas en Primaria y en Secundaria establecido por el Gobierno para todas las CCAA.

Desde entonces el Gobierno autonómico ha incumplido las normativas que implantaban este criterio (y ha seguido impartiendo únicamente dos horas semanales de lengua y literatura española), en concreto, el Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la ESO (que es el que ahora ha sido ratificado por el Tribunal Constitucional) y el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria (cuya impugnación por parte de la Generalidad está pendiente de ser resuelta por el Tribunal Constitucional).

La posición del Tribunal Constitucional supone, sin duda, un importante respaldo a la autoridad del Gobierno para fijar contenidos mínimos comunes a nivel nacional en el ámbito de la educación, lo que es una cuestión vital en un momento en el que se está desarrollando la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

El Constitucional rechaza todos los argumentos de la Generalidad
En su sentencia, el Alto Tribunal ha rechazado todos los argumentos esgrimidos por la Generalidad, y ha recordado que corresponde a la Administración General del Estado ‘la alta inspección, las competencias de ordenación general del sistema educativo, la fijación de las enseñanzas mínimas, la regulación de las condiciones para la obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y el establecimiento de las normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución [sobre el derecho a la educación] que garanticen el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos y la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales’.

También ha indicado que el contenido y el alcance de las bases de ámbito nacional que corresponden al Gobierno podrán regularse no solo por ley, sino también por otras normas legales de menor rango.

El Tribunal Constitucional ha recordado, igualmente, que las CCAA con más de una lengua cooficial no ven afectada su capacidad de organización del currículo correspondiente a esa otra lengua distinta al castellano -en este caso, el catalán-, puesto que tienen libertad para detraer un 10% del horario común establecido en el currículo a nivel nacional para destinarlo a esa cuestión.

Pero ha insistido en que hay que garantizar ‘que las horas que se impartan en lengua castellana no sean inferiores’ a los establecidos a nivel general:

‘La finalidad de esta determinación no es otra que asegurar ese conocimiento mínimo de la lengua española que corresponde a los poderes públicos garantizar de acuerdo con el artículo 3 de la Constitución, formando parte, en consecuencia, de la competencia estatal para fijar las enseñanzas mínimas a la que se refiere la disposición adicional primera 2.C de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación’.

Qué fácil es volver a gastar: el Estado subió el gasto en enero un 15,4%, y la inversión un 55,1%
Antonio Maqueda www.vozpopuli.com 13 Marzo 2013

El incremento de los desembolsos en enero contribuye a disparar el déficit bastante por encima de 2011 y 2012. Los analistas señalan que Hacienda difirió gastos de finales del año pasado a éste. Los intereses suben un 23,3% pese a la mejora de los mercados.

Qué alivio volver a empezar. Tras una recta final muy apurada para conseguir bajar el déficit, el Estado central ha vuelto a abrir la mano del gasto en enero, elevándolo un 15,4 por ciento respecto al mismo mes del año pasado. Unos 2.806 millones más que equivalen a dos décimas largas de PIB y que si se suman a los 3.791 millones que se han devuelto de menos en 2012 habrían colocado el déficit público en un entorno cercano al 7,3 por ciento.  

Los expertos señalan que este aumento del gasto obedece a que se han trasladado desembolsos desde 2012 a 2013. Para evitar el tradicional repunte del gasto de finales de año, Hacienda cerró las cuentas con una orden ministerial el 7 de noviembre, en lugar de a mediados de diciembre como es habitual. Es decir, el Estado ha embalsado facturas para este ejercicio y ello explica que el gasto se dispare nada más comenzar el año.

Al mismo tiempo, la Agencia Tributaria jugó con las devoluciones de impuestos y en los últimos meses de 2012 las traspasó a enero de 2013, mes en el que súbitamente aumentaron un increíble 82 por ciento. Semejante incremento de las devoluciones tributarias ha provocado que los ingresos retrocedan un 37 por ciento en enero.

Todo ello implica que ya empezamos el año en peor situación que en 2011 y 2012, tal y como se observa en el gráfico sobre las necesidade de caja del Estado central. Según la contabilidad nacional, el déficit público de la Administración central alcanza ya el 1,20 por ciento del PIB frente al 0,89 del año anterior. O lo que es lo mismo: -12.729 millones frente a los -9.402 millones de enero del año pasado.  

Otro dato revelador de las prácticas de Hacienda consiste en que sólo en enero la partida de inversiones reales se ha engordado un 55,1 por ciento. Un aumento inusitado en medio del parón a la inversión que sólo se justifica porque en los últimos meses del año han aguantado el gasto previsto y lo han diferido a este ejercicio, según varios analistas consultados.

El Estado también ha aprovechado que lleva recabado más del 30 por ciento de sus necesidades de financiación del año para inyectar en enero a la Seguridad Social un 40,2 por ciento más que el mismo mes del año pasado: 2.334 millones en lugar de los 1.665 millones de enero de 2012, con el objeto de aliviar las necesidades de liquidez del sistema de pensiones y de prestaciones por desempleo.

Pese a la mejora de los mercados, el coste de los intereses se ha disparado un 23,3 por ciento. El tamaño adquirido por la deuda es tan grande que supone un lastre para la cuentas incluso en un momento de mayor relajación de la prima de riesgo.

Aunque es cierto que muchas de las medidas de impuestos y recortes esta vez tendrán efecto durante todo el año, la propia Comisión Europea brinda en la actualidad a España una previsión de déficit para 2013 del 6,7 por ciento del PIB. O la recuperación es más fuerte de lo esperado, o Europa tendrá que relajar todavía más el objetivo de déficit para que España cumpla en 2013.

El reino de los eurócratas y la opción belga
Luis Riestra  www.vozpopuli.com 13 Marzo 2013

Ahora que los estados de las economías desarrolladas se encaminan a niveles altísimos de deuda resulta conveniente hacer un repaso a la experiencia de Bélgica, con sus grandes particularidades, un país que hasta hace poco ostentaba el record del Estado más endeudado de Occidente; en Oriente tendríamos al Japón, pero ese es un caso particularísimo de economía
deflacionaria.

Hacia el año 2.004 tenía clarísimo que las economías desarrolladas terminarían con sus Estados altamente endeudados por encaminarse hacia una crisis bancaria que exigiría nacionalizaciones. Dos opciones opuestas aparecían a dicho desequilibrio, la que llamé Argentina, es decir, la inflacionaria-monetarista, y la otra, la más probable dentro de la OCDE, que por simplificar la denominaremos hoy opción belga o aquella que asume esa pesada carga de sus malos dirigentes por la vía fiscal. El análisis de entonces también nos permitió hacer la primera demostración matemática de los efectos de la inflación (y el crecimiento) en el peso de la deuda.

El reino de los eurócratas
La 'eurocracia' es el estadio superior de unas castas políticas europeas que se caracterizan por dominar estados con sistemas electorales no representativos. En ese sentido, la misma UE
avala y defiende al sistema electoral belga, pionero en la introducción del sistema proporcional de listas, al calificarlo como el más justo. Esa justicia de la que hablan en realidad se da entre los oligarcas que confeccionan las listas, de modo que todos quedan contentos al poder morder su proporción del pastel fiscal.

Bélgica es un país con una sociedad dividida, con un estado sobre-endeudado, cuyos ciudadanos en la práctica no tienen opciones políticas y cuyo verdadero soberano es la Elite de Bruselas, la de los 4.365 Merkels, los 300 lobbies y la Comisión (¿?), y cuyo resultado final es que nunca podrán defender libremente sus intereses debiendo avasallarse a la Eurocracia.

Esa elite que les domina, como quiere hacer con el resto de Europa, vive para sí misma, como su parlamento en Estrasburgo (Francia), que pareciera hecho a inspiración de la Torre de Babel, ese monumento bíblico construido por quienes deseaban hacerse un nombre para ellos y no ser limitados por nadie. Pero ya saben, “Vox Pópuli, Vox Dei”, y ciudadanos como los holandeses, franceses e irlandeses (no digamos los británicos), cuando les dejan votar, les echan abajo su castillo de naipes; aunque luego esas decisiones populares sean burladas desde un pretendido despotismo ilustrado. Esa es la democracia en Europa.

Origen de la deuda belga
Los belgas intentaron construir una sociedad de bienestar por encima de sus capacidades económicas e hicieron crisis a finales de los 70’s, cuando su falta de competitividad echó por tierra el invento y el déficit público se disparó al 15% del PIB (línea morada, siguiente gráfica). Podría decirse que el norte (flamenco) sufrió una crisis y reconversión similar a la del País Vasco (aunque diferimos en quien la pagó) y el sur (valón) parecida a la gestada en Cataluña por su casta actual.



Tras devaluar la moneda se enfocan a una reestructuración general orientada al comercio exterior, consiguiendo un notable superávit comercial (línea granate, gráfica anterior) sacándole el
máximo provecho a su privilegiada posición geográfica. Con la entrada en el euro, eso empieza a esfumarse y vuelven a perder competitividad; como ejemplo, el puerto de Amberes, que mueve el doble de contenedores que el de Valencia, o casi tantos como los de de Valencia y Algeciras juntos, ha ido perdiendo posiciones respecto de sus vecinos.

El peso de la deuda
Los costes de la reconversión general, sus multi-gobiernos para cada casta y el aumento de los gastos sociales por el desempleo y el envejecimiento y cambio en la composición de la población, situaron la deuda pública hasta niveles próximos la 135% del PIB hacia 1.993 (línea granate, siguiente gráfica); allí está Italia, y hacia allí van varios países de la OCDE.

 

Al menos desde 1.980 los ciudadanos belgas han estado dedicando ingentes cantidades de recursos vía impuestos a pagar la deuda de un estado que llegó a representar el 65% de la economía: 33 años penando y los que les quedan. Los belgas padecen una fiscalidad muy regresiva (podríamos dar enlaces pero no queremos dar ideas) e hicieron un gran esfuerzo desde 1.993 por reducir su deuda pública, algo a lo que también ayudó los bajos tipos (siguiente gráfica) y su posterior pertenencia al Euro, pero no ha sido suficiente.

 



¿Vuelta a empezar?
Es casi seguro que después de 33 años exprimiendo a los ciudadanos, su casta política les prometa otra ronda generacional de servilismo fiscal. A la pérdida de competitividad y problemas de población señalados se sumará, por ser su economía de comercio exterior (2/3), el menor crecimiento mundial y la pérdida de su ventaja cultural por la entrega al salvajismo de sus castas
nacionalistas, algo que repele al talento y el emprendimiento.



El futuro de las optimistas previsiones del FMI les anuncia paro estructural (línea roja, gráfica anterior) y bajo crecimiento del PIB nominal (suma de líneas azul y negra), que es con el que se paga la deuda y que será insuficiente para normalizar su situación fiscal. Uno de los aspectos más penosos para nosotros de la mala práctica política de los belgas sea que, a guisa de coartada, el pensamiento analógico que reina allí es copiado por nuestra clase dirigente para defender su fracasado modelo de gestión y corrupción, pero con el agravante de que nos quedará un paro estructural altísimo y una generación perdida en la miseria por su cobardía al evitar el cambio de era generacional que ya debería estar en marcha.

España
Una escuela de Baleares relega el uso del español al patio y a higiene personal
La situación es humillante para los niños que solicitaron la escolarización en español, en cumplimiento de la ley autonómica. El Gobierno autonómico de las Islas Baleares, en manos del PP, hace caso omiso a las denuncias que conoce desde octubre de 2012.
Redacción www.vozbcn.com 13 Marzo 2013

Horario del colegio público de Artá (Islas Baleares) en el que se utiliza el español para los niños que piden la escolarización en español.

Los niños del colegio público Na Caragol de Artá en Mallorca (Islas Baleares) aprenden español solo en el patio y a la hora del bocadillo. Es lo máximo que han conseguido de la dirección del centro los padres de los alumnos que han solicitado ser escolarizados en español, un derecho que tienen tal y como han establecido los tribunales de justicia. La denuncia, ahora pública, era conocida por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno autonómico de las Islas Baleares, en manos del PP, desde octubre de 2012.

Este martes, según ha publicado El Mundo y LA VOZ DE BARCELONA ha podido ratificar, cinco niños de este colegio mallorquín que han escogido ser escolarizados en español reciben clases de en su lengua materna entre las clases oficiales y en el momento de la higiene personal, al margen de a la hora del bocadillo.

A estos alumnos les quitan media hora de patio y los meten en un aula solos para cumplir con el mínimo de seis horas exigido por la ley. “Ahora, mi hijo ve como un castigo estudiar en castellano y ya me ha pedido que lo cambie a catalán porque no puede jugar con sus amigos”, ha lamentado la madre de uno de los niños afectados, que ha denunciado administrativamente.

Indiferencia del Gobierno autonómico
Los padres de uno de los alumnos que han solicitado que su hijo estudie en español acudieron a la Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB), para que les asesorara, después de que la dirección del centro les haya presionado para que renunciaran a su derecho. Al inicio de curso, la escuela pública hizo caso omiso a las cinco solicitudes y los horarios no contemplaban ni un minuto en castellano. Tras dos meses de quejas y reuniones, la respuesta ha sido la humillación.

Este centro escolar es uno de los que participa con un lazo en la verja de entrada con la bandera de Cataluña como forma de protesta contra la política lingüística del Gobierno autonómico de las Islas Baleares -que, sobre el papel, da libertad de elección entre las lenguas oficiales a los padres hasta los siete años del niño-, pese a que esta normativa no se cumple, como se puede comprobar en el mismo centro de Artá.

Jorge Campos, presidente de la FNCB, ha señalado a LA VOZ DE BARCELONA que la culpa de esta situación es del Ejecutivo autonómico, liderado por su presidente José Ramón Bauzá (PP) y el consejero del ramo, Rafael Bosch (PP), que no han tomado las medidas suficientes para que se cumpla le ley en las escuelas insulares.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Europa, ETA y la doctrina Parot
La sonrisa de la avispa  Estrella Digital 13 Marzo 2013

Con el PSOE para los leones y sin ninguna credibilidad en sus dirigentes, España no sabe cómo defenderse de la que se le viene encima. Ahora es cuando el Gobierno necesitaría a un partido fuerte en la oposición para dar un puñetazo en la mesa como Nación. Aunque me temo que daría igual.

Y es que, el próximo día 20, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se reunirá en Estrasburgo para decidir sobre la aplicación de la doctrina Parot a la etarra Inés del Río, condenada a más de 3.200 años de cárcel por su participación en 23 asesinatos consumados y otros 57 asesinatos en grado de tentativa.

Y como a estos personajes les dé por cargarse esa doctrina, qué está haciendo justicia en España, la humillación que vamos a sufrir no va a tener parangón en nuestra historia. Y parece ser que sí.

La humillación que vamos a sufrir no va a tener parangón en nuestra historia

De hecho, en julio, esta institución ya emitió una sentencia contraria a la citada doctrina, bajo el argumento de que mantener en prisión a la a la asesina por una revisión de la duración de la pena era irregular. Y es que, cómo estos señores no han sufrido ningún tipo de atentado de la crueldad de los etarras, se pueden permitir estas cosas: que una asesina condenada a 3.200 años de cárcel se vaya de rositas. El asesinado al hoyo y el asesino a casa.

La sentencia será un escándalo de dimensiones incalculables porque pondrá en la calle a gente como la propia Inés del Rio, Santi Potros, Domingo Troitiño, o "Kubati"... Lo peor de lo peor. Asesinos sin escrúpulos. Y también supondrá la excarcelación de siete terroristas del Grapo, dos del GAL o uno del Exército Guerrilheiro do Povo Galego, así como un numeroso grupo de narcotraficantes, violadores o Miquel Ricard, condenado por el asesinato de las tres niñas de Alcácer.

Y lo terrible es que el Gobierno no puede hacer nada. Bueno, sí... El Gobierno sí puede hacer algo. Por ejemplo, iniciar la tramitación de la ilegalización de Sortu, Bildu y toda la relea que legalizaron los malhayados Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps, Adela Asúa, Elisa Pérez Vera, Eugenio Gay y Luis Ortega.

Porque esa organización es quien paga la minuta de 70.000 euros, del abogado, Marc Muller Stuart que es quien defiende a la asesina. Y eso es una prueba concluyente de que Batasuna-Bildu-Sortu es ETA.

Eso es una prueba concluyente de que Batasuna-Bildu-Sortu es ETA

¿Es que nadie va a escuchar a las víctimas? ¿Es que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no va a tener piedad de ellas? ¿Qué derechos humanos son los que defienden? ¿Cómo va a cometer la tropelía de soltar a una asesina para humillar a sus víctimas?

Me niego a la victoria de los terroristas. Aunque reconozco que será complicado porque ya se les permite pasear por el Parlamento Europeo diciendo que en España hay cadena perpetua y que no se respeta el derecho a la vida y a la libertad pegando carteles en los que anuncian que hay que darle una oportunidad a la paz. ¿De qué paz hablan? ¿De qué guerra? ¿Qué oportunidad le dieron ellos a sus víctimas?

Los jueces no pueden darle la espalda a la Justicia. Pero, si lo hicieran, habría que empezar a pensar en quienes han sido la causa de que Europa haya cambiado de idea y ya Batasuna y toda su jarca haya dejado de ser una organización terrorista...

¿Y el castellano, cuánto vale?
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 13 Marzo 2013

La Real Academia Galega, inmersa desde hace semanas en una gresca tan virulenta como grotesca e incomprensible para la inmensa mayoría de quienes la contemplan, acaba de pedir al Tribunal Supremo que anule el decreto de plurilingüismo, norma cuyo objetivo primordial es asegurar algo elemental: que nuestros niños se eduquen en las dos lenguas que se hablan en Galicia.

Dudo mucho que la función de la RAG sea entrar en una batalla política que tiene protagonistas mucho más legitimados para darla. Y dudo, por lo mismo, que meterse en ella vaya a contribuir a asentar ante la sociedad gallega el prestigio de una institución que sale hecha unos zorros de su actual querella de familias.

Sea como fuere, el ya dimitido presidente de la RAG argumenta en defensa del recurso que «o idioma vale máis que o pórtico da Gloria» y yo no puedo estar más de acuerdo con él en tal afirmación. Sé cuál es el valor del gallego porque, junto con el castellano, lo hablo desde niño: el primero era el idioma de la familia de mi padre (un cuntiense hijo de Miritas do café), mientras el segundo es el de mi madre (una placentina descendiente de judíos de Hervás) y los suyos. Pero conozco, además, el valor del gallego, por mi trato cotidiano con cientos de gallegohablantes y por la lectura de una literatura que frecuento desde joven.

Por tanto, el argumento del presidente de la RAG estaría justificado, como el recurso mismo, si el decreto cuya anulación se solicita expulsase al gallego de nuestro sistema de enseñanza. Muy lejos de ello, lo que el decreto del plurilingüismo trata de asegurar es que tanto el gallego como el castellano estén presentes en la enseñanza primaria y secundaria, frente a una regulación anterior que expulsaba de aquel sistema al castellano.

¿O es que hay alguna razón -lingüística, sociológica, política o moral- para afirmar que uno de los dos idiomas que se hablan en Galicia vale más que el otro? ¿Merecen más protección y más respeto a su lengua los gallegohablantes de Galicia que los castellanohablantes? ¿Es que acaso son unos más gallegos que los otros? ¿Son diferentes sus derechos o valen más o menos sus impuestos?

La respuesta a esas preguntas es la misma: el gallego y el castellano son, hoy en día, un patrimonio común de los gallegos, que hablan una u otra lengua cuando no las dos en grado diferente. Por eso afirmar que uno de ellas vale lo que el pórtico de la Gloria y la otra tan poco como para desaparecer del sistema de enseñanza (eso y no otra cosa es la inmersión que defienden los nacionalistas) constituye un acto de sectarismo que no se sostiene en la situación sociolingüística de la Galicia realmente existente sino en la que imaginan los que quisieran que el castellano, al que consideran aquí una anomalía, desapareciera del país.

El niño que pide las clases en castellano, las recibe en catalán
La Generalitat cree que es suficiente con dar explicaciones individuales en español.
sociedad. www.elpais.com 13 Marzo 2013

via http://juanjulioalfaya.blogspot.com.es

“Si llega un niño que pide la escolarización en castellano, se le da en la misma aula. La clase se hace en catalán, como normalmente, pero la profesora estará pendiente del niño, le preguntará si lo ha entendido todo y le explicará lo mismo en castellano”, narra Leonor Carbonell, directora de la escuela Pompeu Fabra de Barcelona. Así funciona la atención individualizada que presta la Generalitat a quienes solicitan más horas de clase en castellano.

Lo que explica esta directora son unas pautas fijadas por la Ley de Educación en Cataluña (LEC) de 2009. Carbonell reconoce que es un caso teórico, ya que en su centro nunca una familia ha pedido la escolarización en castellano. De hecho, solo cinco han ganado el pulso lingüístico en los tribunales y están recibiendo atención individualizada, según la Generalitat. Esto supone que, aparte de las explicaciones adicionales del profesor, los niños hacen los exámenes también en castellano.

La última sentencia del Tribunal Supremo (TS), conocida el martes, que ratificaba una resolución anterior del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), avalaba el modelo de inmersión lingüística en catalán, pero obliga a que se respeten los derechos individuales de quienes quieren como lengua vehicular el castellano. ¿Cómo deben respetarse estos derechos? La resolución del alto tribunal señala que estos no se satisfacen “con una atención particularizada en castellano”, sino que la Generalitat debe, en estos casos, “y en la proporción que estime conveniente”, permitir que estos niños “junto con los condiscípulos”, utilicen “el castellano como lengua vehicular”, referido “ese sistema al seguido en el colegio y curso”.

Estas frases, recogidas en el fundamento jurídico sexto de la sentencia, han dado lugar a interpretaciones contrapuestas por parte de la Generalitat —que considera que su atención personalizada es suficiente— y el Ministerio de Educación —que entiende que no basta con algunas explicaciones en castellano para los alumnos que lo pidan—.

“El Supremo ratifica la idea del castellano como lengua vehicular en la enseñanza. Y la Generalitat esto lo canaliza a través de la atención individualizada, cosa que ni el TSJC, ni el Supremo consideran suficiente”, tercia Albert Branchadell, profesor de filología catalana de la Universidad Autónoma de Barcelona y experto en inmersión lingüística. El problema, añade, es el excesivo “margen de indefinición” de las sentencias, que dejan en manos de la Generalitat el garantizar el castellano.

El Departamento de Enseñanza asegura que solo 12 familias pidieron este curso la escolarización en castellano en el primer curso de preescolar. Convivencia Cívica Catalana, entidad que está gestionando estas peticiones y las demandes judiciales, afirma que cerca de un millar de familias ya han presentado instancias pidiendo la escolarización en castellano. Este diario ha intentado contactar con alguna a través de esta entidad, pero han declinado la invitación.

Otro frente complicado que se le abre a la Generalitat a raíz de las sentencias es cuándo lo garantiza. La LEC solo contempla la escolarización en castellano durante la educación infantil (los niños llegados de otras comunidades o países pueden solicitarlo independientemente del ciclo educativo). Branchadell tercia que la sentencia del Supremo entiende que la atención en castellano se debe ofrecer en todos los niveles educativos. “Hay una tensión entre la sentencia y la LEC, que habrá que resolver. El Supremo en 2010 reconocía el castellano como vehicular, cosa que contradice el espíritu de la LEC”, remacha el experto.

Más allá de los conflictos judiciales, Generalitat y escuelas dudan de la aplicación práctica de esta atención individualizada, ya que buena parte de los niños afectados por las sentencias conocen el catalán y en realidad no necesitan esta explicación adicional. “Yo si me encontrara un caso de estos intentaría hablar con la familia y les haría entender que aprender dos lenguas en una ventaja y que con nuestro método les garantizamos el conocimiento de ambas. Pero no me imagino a un niño pidiendo las explicaciones en castellano, todos saben catalán. Por eso lo que aquí se plantea es una opción política, no algo pedagógico”, zanja la directora de escuela.

votaron a favor de los proetarras
El Gobierno premia a dos jueces del TC que avalaron a Bildu
LA GACETA  13 Marzo 2013

Presidencia concede a Eugeni Gay y a Elisa Peréz Vera la medalla de la Orden al Mérito Constitucional.

El Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado día 9, sábado, dos reales decretos por el que se concedía “la Medalla de la Orden del Mérito Constitucional a Eugeni Gay Montalvo y a Elisa Pérez Vera, respectivamente, como premio a su actividad al servicio de la Constitución y de los valores y principios en ella establecidos”. Esta decisión se adoptó a propuesta de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 8 de marzo.

Se da la coincidencia de que ambos magistrados del Tribunal Constitucional (TC) pertenecen al sector progresista. Esto es, Gay procede del nacionalismo de CiU, aunque dentro de la cuota socialista y Pérez Vera fue nombrada magistrada por el PSOE. Con estos mimbres ambos magistrados, que no son de carrera, pues el primero es abogado y la segunda catedrática de Derecho Internacional Privado, permitieron con su voto que la formación política proetarra Bildu se presentara a las elecciones municipales, forales y autonómicas de mayo de 2011. Consiguientemente Bildu se hizo con numerosos concejales y diputados en las instituciones del País Vasco.

Además, Pérez Vera y Gay también cuentan en su haber con otra de sus decisiones que provocaron mucha polémica desde un punto de vista jurídico-político. Ambos votaron a favor de constitucionalidad del Estatuto catalán. Ahora bien, el jurista Gay discrepó porque en la sentencia se hiciera referencia a que el Preámbulo y el término “nación” carecieran de “valor jurídico”. “Es absolutamente innecesario y, en otro orden de consideraciones imprudente y carece del menor rigor jurídico”, hizo constar en su voto particular. Por su parte, la magistrada Vera redactó varios borradores de sentencia sobre el Estatut que no consiguieron la mayoría necesaria para su aprobación, por lo que la ponencia la asumió la presidenta del TC, María Emilia Casas.

Varias semanas después de que el TC diera luz verde a Bildu para participar en las instituciones democráticas Gay remitió una carta al presidente del TC, por entonces, Pascual Sala, en la que le expresaba su sentimiento de frustración por tener que impartir justicia con el mandato caducado. Gay señaló en su misiva que muchas veces les dijo a sus compañeros que tenía la sensación “de formar parte de un tribunal secuestrado”. La jurista granadina también presentó su dimisión. Sin embargo, Pascual Sala no aceptó ninguna de las dos por lo que siguieron en sus funciones hasta que fueron renovados.


Recortes de Prensa   Página Inicial