AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 27  Marzo 2013

Crisis económica
Los impuestos que se avecinan
Emilio J. González Libertad Digital 27 Marzo 2013

Las previsiones para este año y el próximo que acaba de presentar el Banco de España abren un serio interrogante sobre el futuro de la política fiscal en nuestro país. Según el BE, la economía española caerá este año un 1,5%, un punto más de lo que preveía el Gobierno, lo cual se veía venir porque con tanta subida de impuestos no hay forma de que aquélla pueda recuperarse; y como no puede hacerlo pues el paro seguirá subiendo este año, hasta el 27,1%, frente al 24,3% estimado por el Gabinete. Por supuesto, habrá que esperar a que concluya el ejercicio para comprobar quién tiene razón, pero la experiencia indica que el Banco de España no suele equivocarse en estas cosas. Además, sus datos coinciden más o menos con los que vienen ofreciendo los organismos internacionales, como la OCDE, el FMI y la Comisión Europea. Por consiguiente, démoslos por buenos. A partir de aquí surge la gran pregunta: ¿qué va a pasar con el ajuste presupuestario? Pues, probablemente, que tendremos nuevas subidas de impuestos esta primavera.

El Gobierno había establecido para este ejercicio un objetivo de déficit público del 4,5% a partir de un cuadro mucho más optimista que el que presenta el Banco de España. En consecuencia, dicho objetivo no se va a cumplir porque los ingresos presupuestarios ya están evolucionando muy por debajo de lo previsto y los gastos, por el contrario, serán mayores, entre otras razones, como consecuencia de una destrucción de empleo más pronunciada de lo que previó el Gobierno. Ante semejante panorama, dudo mucho de que la Unión Europea se vaya a quedar cruzada de brazos. Por el contrario, lo más probable es que arrecien las presiones sobre el Ejecutivo para que muestre más ambición en el saneamiento de las cuentas públicas. Y, desde luego, no sería de extrañar que en cualquier momento se rompiese la relativa calma en que vive la deuda española en los mercados y volviésemos a las andadas con la prima de riesgo, debido tanto al nuevo incumplimiento de los objetivos presupuestarios como al hecho de que, de cumplirse los pronósticos del BE, la deuda pública española se situará por encima del peligroso nivel del 90% del PIB, a partir del cual empieza a considerarse que la situación fiscal de un país es insostenible. En consecuencia, todo apunta a que de aquí a pocos meses tendremos un nuevo ajuste presupuestario.

Por desgracia, y por los comentarios que me van llegando, dicho ajuste no adoptará la forma del necesario recorte del gasto. Por el contrario, el Gobierno anda ya dándole vueltas para ver de qué forma puede volver a subir los impuestos. Por lo visto, lo que trama es aplicar impuestos ecológicos de todo tipo, en la idea de que con la excusa de lo verde la cosa será más digerible para la sociedad. El problema es que cuanto más se incrementa la tributación, más se deprime la economía, más empleo se destruye y menos se corrige el déficit público. Lo que habría que hacer, por eso, es meter mano de una vez por todas a los gastos, sobre todo a los de las administraciones territoriales, y más después de lo que estamos viendo en Andalucía, Cataluña, Valencia, etc., porque seguir castigando al sector privado con más impuestos a lo único que conduce es a profundizar y alargar más la crisis y a dificultar la salida de la misma.

Zombis con metralletas
Alfonso Merlos La Razón 27 Marzo 2013

Pongamos los pies en la tierra porque ETA nos dice varias cosas, y allá el que no las quiera ver o leer o entender. Primero: las pistolas son de sus matones, por si tienen que utilizarlas; de nadie más; ni las entregan ni las queman. Segundo: el culpable principal de la destrucción humana y material de más de medio siglo es el Estado español. Tercero: el camino hacia la inactividad y la ausencia de asesinatos y extorsiones y amenazas es perfectamente reversible; ilusiones, las justas. Cuarto: si no se extiende un cierto manto de impunidad sobre parte de los crímenes no hay nada de lo que hablar, ni en Oslo ni en ningún sitio; da igual los interlocutores.

Estamos ante un aviso para navegantes, o más exactamente, para pardillos. Esta banda de verdugos no forma parte por desgracia del pasado de España. Y se han propuesto recordárnoslo de una forma tozuda y taxativa. Estamos ante unos zombis con metralletas. Unos despojos a los que algunos daban por liquidados pero que de repente resucitan para seguir dando guerra. Y si no nos damos por aludidos o enterados, peor para todos.

Estamos ante lo de casi siempre. Las consecuencias negativas que caerán sobre compatriotas inocentes si a estos encapuchados no se les sigue el juego y se les da todo o gran parte de lo que exigen. Y, por descontado, el protagonismo desde la clandestinidad de los peores carniceros, empezando por el histórico Josu Ternera.

La buena noticia es la presencia de un Gobierno que mantiene sus principios, su palabra, sus valores, su programa y su compromiso con la derrota incondicional, sin fisuras, de vulgares criminales que nos han amargado la vida. No hemos llegado hasta aquí para arrodillarnos ante un puñado de sabandijas y unos mediadores internacionales que no son sino un ejército de cínicos vividores. Las víctimas nunca lo permitirían. Y unos cuantos millones de españoles, con ellas, tampoco.

Poder y sociedad / Propuesta de programa simple
Pío Moa www.gaceta.es 27 Marzo 2013

Diversas ideologías han enfrentado al poder con la sociedad: no tienen en cuenta el pecado original. / Para posible uso de partidos reformistas.

Blog II: El sentimiento del mundo www.piomoa.es

Poder y sociedad
Terminábamos la entrada anterior señalando la necesidad de diferenciar entre democracia y otros regímenes. Pero antes conviene hacer un pequeño rodeo:

Hemos sentado cuatro proposiciones: a) La sociedad genera espontáneamente el poder. b) El poder no se ejerce por el pueblo sino sobre el pueblo, y por parte de una oligarquía (poder de unos pocos), generalmente con un solo individuo (monarca en un sentido amplio) a la cabeza. c) Un poder no puede ser estable si no goza de un consentimiento suficiente, explícito o implícito, activo o pasivo, de la masa de la población. d) Todos los poderes estables tienen a la vez rasgos monárquicos, oligárquicos y democráticos.

El primer punto pide mayor extensión. Diversas ideologías, en particular el marxismo y el anarquismo, consideran el poder un mal a abolir de un modo u otro y a plazo más corto o más largo, a fin de que el ser humano florezca en todas sus potencialidades. Algo parecido pregona el anarcoliberalismo, oponiendo drásticamente el poder a la sociedad, a la cual, a la libre iniciativa de sus miembros, oprimiría siempre el primero. Sin embargo el hecho histórico indudable de que el poder está presente en todas las sociedades debiera motivar mayor reflexión. Ya he insistido en que las sociedades humanas, al contrario que las animales, albergan intereses distintos y a menudo opuestos, cuya dinámica empujaría a la disgregación social –y el ser humano no puede vivir al margen de la sociedad—o a la lucha de todos contra todos, si no hubiera alguna contradinámica que lo impidiera o al menos frenara. En otras palabras, para mantenerse, las sociedades precisan establecer unas normas y dotarse del instrumento que las haga cumplir: precisan el poder.

Cabría ir más allá: los que niegan el poder se apoyan en un concepto amoral del hombre, al que pretenden llevar de vuelta al mundo instintivo. Vienen a decir que el hombre es bueno por naturaleza, aunque corrompido y oprimido por el poder o incluso por la sociedad, como si ambos no hubieran surgido del propio ser humano “bondadoso”. Una variante de esa concepción atribuye los males al factor económico, de modo que nadie tendría necesidad de ser malo (ni por tanto bueno) si tuviese bastante dinero, dicho sea con cierta tosquedad. En el fondo niegan el pecado original, es decir la presencia del mal --y por tanto del bien-- en el ser humano. El mito del paraíso y el pecado original expone, a mi juicio, la “caída” desde la inocencia del instinto, en el complicado y a menudo atormentador mundo de la moral. (http://blogs.libertaddigital.com/conectados/el-mito-del-paraiso-4223/). Una manifestación de esa caída sería la profunda individuación humana, fuente de la oposición y conflictividad de intereses, etc.

En la esfera moral, por consiguiente, el poder es una necesidad social. No existe oposición entre el poder (el estado en las culturas civilizadas) y la sociedad, pues el primero es parte de la segunda. Sin embargo, como producto de la moral y la oposición de intereses, la relación del poder con el resto de la sociedad es a su vez ambigua y conflictiva. Teóricamente, el poder está al servicio de la sociedad, a la que garantiza estabilidad y equilibrio (justicia), pero tiende a poner la sociedad a su servicio, debido a su carácter forzosamente oligárquico. Por ello el equilibrio nunca es muy estable.

Por supuesto, puede existir un poder basado crudamente en el terror, pero no sería duradero. Incluso los regímenes más terroristas han buscado la aquiescencia social mediante la apelación a ideales más elevados, que los poderosos representarían. Esto lo hemos visto claramente en los totalitarismos del siglo XX. Ni el comunismo ni el nazismo se han mantenido por el mero uso del terror, ni mucho menos. Esto quiere decir que el ejercicio estable del poder exige una legitimidad ante los gobernados. Así, tanto el poder debe mostrar su legitimidad ganándose la adhesión, activa o pasiva, de las masas populares, como quienes aspiran a derrocarlo deben convencer de la ilegitimidad de aquel a suficiente número de personas. El caso reciente de los regímenes del norte de África derrocados en la llamada “primavera árabe” lo muestra, aunque cabe dudar de si más que el convencimiento del pueblo no ha obrado el apoyo, incluso armado, de potencias exteriores. El resultado, de momento, ha sido una inestabilidad mayor que la de los regímenes anteriores.

Así, la cuestión del poder va directamente ligada a la de la legitimidad, y esta consiste básicamente en la conformidad del pueblo. De esto también habrá que hablar.

Propuesta discutible y ampliable --o reducible-- de puntos para una renovación democrática y nacional, que podrían asumir diversos partidos:
Puntos para la democracia:

1. Garantía de independencia del poder judicial frente a los partidos, despolitización de la judicatura y abolición del Tribunal Constitucional.
2. Listas abiertas, garantía de democracia interna en los partidos y control estricto de sus finanzas.

3. Reorganización de los distritos electorales al margen de las provincias, para garantizar el principio “una persona, un voto”. Sistema uninominal.
4. Reorganización del Senado o incluso supresión del mismo.

5. Elecciones particulares para el Ejecutivo.
6. Derogación de leyes antidemocráticas, tales como la de Memoria Histórica o la de Violencia de género. Asimismo la del gaymonio.

7. Denuncia de las colaboraciones con el terrorismo y encausamiento de los principales responsables.

Puntos para la nación:

1.- Estricta y clara definición de las competencias de las autonomías, retirando a estas la sanidad, la justicia y especialmente la enseñanza, visto que ha sido utilizada deslealmente para fomentar la desarticulación de España.

2.- Homogeneidad fiscal y eliminación de normas que perturben el mercado único.
3.- Centralización estricta de las relaciones internacionales y anulación de las “embajadas” autonómicas.

4.-Racionalización del aparato administrativo y político, eliminando ayuntamientos pequeños, redundancias administrativas y proliferación de cargos políticos. Reforma en profundidad o anulación del Senado.

5.- Atención especial a la enseñanza y la promoción de la ciencia y el conocimiento de la historia.

Con respecto a la política internacional:

1.- En la UE, recuperación de soberanía, posición similar a la de Inglaterra, presión para una vuelta a la CEE, contemplando la posible salida del euro.
2.- Política de paz hacia Marruecos, desde la firmeza en nuestra integridad territorial (Ceuta, Melilla y Canarias)

3.- Reintegración de Gibraltar a la soberanía española con medidas prácticas al efecto, fundamentalmente económicas y diplomáticas, presionando sobre la UE y la OTAN.
4.- Política de especial cooperación cultural y económica con los países de origen o habla hispana.

5.- Línea de buena relación con los países árabes y contra el integrismo islámico.
6.- Amistad con Usa desde una posición de independencia.

VUELVE POR SUS FUEROS
ETA abre los ojos a quienes lanzaron las campanas al vuelo muy pronto
Servimedia www.elsemanaldigital.com 27 Marzo 2013

Su berrinche amenazante en forma de comunicado, provocado por la negativa del Gobierno de Rajoy a sentarse a negociar con terroristas, es la prueba de que se equivocaron quienes se fiaron.

ETA vuelve a las amenazas y las coacciones. A la banda terrorista, que ni ha entregado las armas ni se ha disuelto desde el "cese definitivo" de su "actividad armada" anunciado el 20 de octubre de 2011, no le ha gustado lo más mínimo que el Gobierno se cierre en banda a negociar.

En un mensaje publicado en la versión digital del diario Gara, ETA afirma que la constante negativa del Ejecutivo de Mariano Rajoy a sentarse a negociar supone "un claro paso atrás" que "atrasa y dificulta la resolución de conflicto" y puede provocar "consecuencias negativas" que no especifica.

Los terroristas lamentan que las conversaciones mantenidas en Oslo con los mediadores a través de la Comisión Internacional de Verificación no han tenido los efectos deseados. Por eso, auguran "consecuencias negativas" a la decisión de "deshacer el espacio de diálogo y negociación".

Por este motivo, ETA carga contra la actitud del Gobierno de Rajoy y contra el comportamiento que tuvo el anterior del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Incluso, denuncia su incomprensión hacia el PNV por apoyar al Ejecutivo español en sus tesis.

ETA matiza que el proceso de desarme del que tanto se habla en las últimas fechas "no ha estado ni está en la agenda de trabajo de ETA y la Comisión", ya que "queda fuera del mandato que se dio la Comisión Internacional de Verificación". A su juicio, este asunto se está utilizando intencionadamente de forma "malévola" para "ocultar la total responsabilidad que tienen los estados en el bloqueo del proceso" de negociación que ETA querría desarrollar.

Pese a todo esto, la banda terrorista avisa de las "consecuencias negativas" que puede tener esta actitud pero recalca su plena disposición a "seguir trabajando por construir una resolución definitiva". Para ello, mantendrá activa la representación que ha designado en las conversaciones con los mediadores internacionales y afirma que no cederá "ante las dificultades, porque Euskal Herria merece y necesita la paz y la libertad".

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Con el agua al cuello
bernardo fernández www.gaceta.es 27 Marzo 2013

La precaria situación de las cuentas de la Generalidad ha puesto a Artur Mas contra las cuerdas

LAS finanzas de la Generalidad se encuentran en estado catatónico y en esas circunstancias Artur Mas sólo tiene dos opciones: o el suicidio político echándose en brazos de ERC, o buscar el dialogo con el Gobierno central, y después Dios dirá.

Por eso, estos días hemos podido percibir tres mensajes que apuntaban, nítidamente, en la línea de tender puentes entre Barcelona y Madrid. El primero, nos llegó días atrás, tras una reunión semiclandestina del Govern que básicamente consistía en salvar el Estado del bienestar o lo que queda del mismo.

Pocos tiempo después Duran i Lleida, en una conferencia coloquio en el Foro Europa de Madrid, con la presencia, entre otros, de la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría y el Ministro de exteriores García-Margallo, reiteraba la voluntad de dialogo del Gobierno catalán. Pero lo más destacable ha sido la presencia del Conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas Colell, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, (CPFF), al mismo tiempo que el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, admitía la posibilidad de flexibilizar los límites de déficit de las autonomías y, además, diferentes para cada una de ellas. La precaria situación de las cuentas de la Generalidad han puesto a Mas contra las cuerdas. La Generalidad arrastra una deuda récord que es, con diferencia, la mayor de todas las CCAA en términos absolutos y solo superada por las de la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha en relación con su riqueza.

El Gobierno, es hoy por hoy, la única fuente de financiación de la Generalidad -toda vez que los mercados están cerrados para los Gobiernos autonómicos- y también el único que puede mediar para flexibilizar el límite de déficit fijado, pese a que esto lo determina el CPFF del que forman parte todas las CCAA.

Asimismo, el Gobierno central no se puede permitir el lujo de que caiga ninguna comunidad autónoma. Las alarmas se han disparado y desde hace un tiempo, se están haciendo discretas maniobras para que, tras un cambio de tercio, se pueda aplicar algún ungüento a las maltrechas finanzas catalanas

Artur Mas está con el agua la cuello y, por tanto, cualquier iniciativa que permitiese relajar la situación sería bienvenida. Ahora bien, en esta vida no hay nada gratis y en política menos, por eso habrá que ver con que contrapartidas.

ETA deja en evidencia a Rajoy
Luis del Pino Libertad Digital 27 Marzo 2013

Cuando ETA anunció su "cese definitivo" de la violencia, Zapatero y Rajoy se apresuraron a comparecer por separado para dar por bueno, de cara a sus respectivos electorados, el anuncio de la banda. El mensaje, acordado por ambos partidos y repetido desde entonces con obsceno desparpajo por el equipo periodístico habitual, pasó a ser que ETA había sido derrotada sin concesión política alguna.

Y esa "derrota" se utilizó para justificar ante la opinión pública la legalización de las franquicias de la banda, a las que tanto trabajo y tanta sangre costó expulsar de las instituciones y que ahora cuentan con representación a nivel municipal, autonómico y nacional.

Ayer, ETA dejó claro en su comunicado que sigue existiendo, proporcionó numerosas claves sobre el proceso de negociación en marcha y amenazó con consecuencias negativas en caso de que las negociaciones no avancen como ETA desea.

Es decir, PSOE y PP, Zapatero y Rajoy, mintieron conscientemente a los españoles al presentar como una derrota de ETA aquel comunicado de "cese definitivo" de la violencia, cuando solo era un hito más dentro de un proceso de negociación que situaba al Estado español al nivel de una banda de asesinos.

ETA, por su parte, consiguió gratis la victoria política que representa la vuelta a las instituciones: le bastó un papelito, un comunicado que hablara sobre un falso "cese definitivo", para lograr su objetivo.

Confirma ETA en su comunicado que el proceso de negociación ha seguido en marcha desde entonces. Afirma ETA que Mariano Rajoy estaba al tanto "desde el principio" de esas negociaciones. Desvela ETA la existencia de una Comisión Internacional de Verificación, encargada de tutelar el proceso. Deja claro ETA que ni siquiera se impuso como condición para la negociación el desarme de la banda. Y amenaza ETA con "consecuencias negativas" por la disolución del "espacio de diálogo" (de Oslo) y por las dificultades planteadas por los gobiernos español y francés "en las últimas semanas".

Es decir: Rajoy no ha cancelado las negociaciones de Zapatero; Rajoy ha mentido a los españoles al decir que no se estaba negociando, cuando en Oslo (¡en Oslo, no en ningún lejano país sin tratado de extradición!) han estado los representantes etarras durante meses sin que se moviera un dedo para detenerlos; Rajoy ha ocultado a los españoles que existe una Comisión Internacional de Verificación del proceso (¿quién la compone, señor presidente?) y Rajoy ha evitado expulsar a las franquicias de ETA de las instituciones, a pesar de saber que ETA seguía viva, exigente y con las pistolas a punto.

Que Zapatero mintiera a los españoles era casi algo esperado. Está en su naturaleza y en la de su partido. Que Rajoy lo haya hecho, y lo siga haciendo, en el tema de la lucha antiterrorista indica hasta qué punto el PP dejó hace mucho tiempo de ser el PP.

El mismo rostro de ETA
Editorial La Razón 27 Marzo 2013

A diferencia de lo sucedido durante la tregua de 2006, ningún representante del Gobierno español, ni oficial ni oficioso, ha mantenido contacto alguno con la banda etarra. La existencia de una «mesa negociadora» en la capital de Noruega, Oslo, entre un equipo de verificadores internacionales y tres terroristas en busca y captura –Josu Ternera, David Pla e Irache Sorzábal– nunca ha respondido a una iniciativa del Gobierno de Mariano Rajoy, ni ha contado siquiera con su «enterado». De hecho, la expulsión de los etarras por el Ejecutivo noruego, producida a mediados del pasado mes de febrero, no mereció el menor comentario por parte de las autoridades españolas que, en sintonía con Francia, han mantenido la presión policial y judicial contra la banda. Estos son los hechos que el último comunicado de los terroristas vascos pretende, como es habitual en su comportamiento, confundir y desvirtuar.

Porque de lo que se trata, que no le quepa la menor duda a nadie, es de endosar la responsabilidad de un probable retorno a la violencia al supuesto fracaso de unas negociaciones que sólo han existido como instrumento estratégico del terrorismo vasco. Pero si algo bueno ha tenido este enésimo episodio de la estulticia etarra es que ha conseguido que se caiga de los ojos la venda de los «verificadores», al final hartos de unos delincuentes que pretendían negociar de tú a tú con dos estados democráticos como Francia y España. La coacción y la amenaza, implícitas en el comunicado de la banda, responden, en realidad, al ultimátum planteado por los verificadores para que los terroristas anunciaran el comienzo del desarme.

En definitiva, y aunque surjan los habituales lamentos nacionalistas ante el supuesto retroceso de la paz, nada fundamental ha cambiado. Cuando la banda anunció en septiembre de 2010 su alto el fuego «permanente, general y verificable» en el mismo comunicado mantenía la voluntad de alcanzar por otros medios sus objetivos clásicos: independencia del País Vasco, anexión de Navarra y socialismo. Los mismos que expuso en la tregua de 2006, que acabó con el atentado a la T-4 de Barajas y la muerte de dos personas, y los que ha perseguido siempre. Eso es lo que entiende ETA por negociación y no el esquema simplista de «paz por presos». Los terroristas, armados y reclutando apoyos, mantendrán la tregua mientras les sea útil, como ocurrió en 1998 y en 2006, o lo harán obligados por la presión de la Justicia y el rechazo claro y sin contemplaciones de la mayoría de la sociedad. Al Gobierno español le toca mantenerse firme, como ha hecho hasta ahora, en los principios que conforman nuestro Estado de Derecho. No se negocia con terroristas. En todo caso, se acepta su rendición y se les aplica el Código Penal.

Quedan etarras por detener
EDITORIAL Libertad Digital 27 Marzo 2013

ETA acaba de emitir un comunicado en el que advierte de las "consecuencias negativas" que tendría "deshacer el espacio de diálogo y negociación", en referencia a la negativa del Gobierno a acudir a Oslo a con dirigentes de la banda terrorista como Josu Ternera, David Pla e Iratxe Sorzabal, que habrían estado largo tiempo esperando en la capital noruega.

A la vista de cómo los máximos representantes de la clase política española han venido ocultando, maquillando y hasta celebrando como "una buena noticia" los nauseabundos y chantajistas comunicados de tregua de los terroristas, puede que alguien todavía se sorprenda por las amenazas escasamente veladas que los criminales profieren en este nuevo comunicado.

En cambio, a los que tengan presente que los etarras siempre condicionaron su "cese definitivo de la violencia" a la obtención de una "solución" para sus presos y sus aspiraciones políticas mediante un proceso de negociación con los Ejecutivo español y francés, no les sorprenderá en absoluto que sigan situando su sanguinario historial en el marco de un "conflicto político", y que sigan considerando que "el cierre del espacio de negociación atrasa y dificulta la resolución" del mismo. Tampoco les sorprenderá que los etarras recuerden que "el desarme no está incluido" en su agenda con los verificadores internacionales, ni que hayan publicado este comunicado cuando está pendiente que el Tribunal de Estrasburgo se pronuncie sobre la Doctrina Parot, que afecta a 60 de sus presos; ni que su legalizado brazo político haya hecho una campaña intensa en Europa sobre los peligros para el "proceso de paz" de la ratificación de la misma; ni que un grupo internacional impulsado por el abogado de parte Brian Currin haya firmado un documento en favor de una "solución para los presos".

Todo lo anterior forma parte de la lógica de las chantajistas treguas terroristas: aunque ETA tenga razones para celebrar públicamente el haber "ganado la batalla de la ilegalización", y aunque se haya anotado tantos como las excarcelaciones de De Juana Chaos y Bolinaga, su insaciabilidad totalitaria le lleva a exigir mucho más.

Este último comunicado debería servir de recordatorio de cosas que no se deberían olvidar jamás: que quedan terroristas por detener, y mientras sigan libres las autoridades faltarán a su deber para con la memoria, la dignidad y la justicia que merecen sus víctimas; que los terroristas conservan terminales políticas en las instituciones, y no porque no haya una ley de partidos que se lo impida, sino porque la vigente no se aplica; que la obligación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no es esperar a la voluntaria disolución de ETA, ni convertirse en receptores de hipotéticas y voluntarias entregas de armas, sino combatir infatigablemente a los terroristas.

A este último respecto cabe destacar muy especialmente el caso de Josu Ternera: ni el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ni el secretario de Estado, Francisco Martínez Vázquez, quisieron durante todo este tiempo pronunciarse sobre la presencia en Oslo de este histórico y sanguinario dirigente etarra, contra el que pesa desde 2002 una orden de búsqueda y captura dictada por el Supremo por su participación en la matanza de la casa cuartel de Zaragoza. No es suficiente que se nos diga que "Europol ayudará a España en todo lo que pueda si ETA anunciase la ruptura de la tregua". Ni el Estado de Derecho, ni Europol ni la colaboración internacional contra el terrorismo deben estar nunca en tregua. En este sentido, bien está que el Gobierno del PP no haya querido, tal y como hizo el de Zapatero, sentarse a negociar con este terrorista, pero mientras no lo detenga, como al resto de sus compinches, seguirá faltando a su deber para con las víctimas.



FABRA ECHA LA CULPA A ZAPATERO
El endeudamiento ahoga a la Generalitat valenciana
S.B.M. www.gaceta.es 27 Marzo 2013

El Gobierno de Fabra espera que Montoro mueva ficha antes de junio para poder evitar la suspensión de pagos.

La deuda pública de la Comunidad Valenciana se situó al cierre de 2012 en 29.437 millones de euros; un volumen inquietante, sólo superado por Cataluña. (Aunque su equivalencia al 29,3% del PIB sí que la coloque a la cabeza del ránking). El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, responsabiliza del desequilibrio al Ejecutivo de Zapatero:

“El Gobierno socialista no dio a este territorio el dinero necesario para ser igual de competitivo que otras comunidades autónomas”, dijo el viernes en la sesión de control de Les Corts. Resondía a una pregunta del PSPV-PSOE sobre las consecuencias que tendrá para los valencianos la desviación del déficit público de 2012 y el objetivo previsto para el presente ejercicio, en una intervención en la que insistió en que el problema de la Comunidad Valenciana es de falta de financiación. La pregunta, para Fabra, es si había otra alternativa que dejar de construir colegios y centros de salud. Y luego estaría el problema de la deuda histórica, que el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, cifraba a finales de febrero en “11.000 millones de euros hasta el año 2012”.

Sea como sea, la Generalitat reconoce que sus problemas de tesorería son tan serios que a duras penas llegará a junio para poder atender sus compromisos con los proveedores. Dicen las malas lenguas que así se lo hizo saber el consejero Moragues a Cristóbal Montoro en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves. Con dos agravantes además: el grueso de pagos del año pasado aún está pendiente y la posición de liquidez se está complicando en la primera mitad de 2013.

En la actualidad, la Comunidad Valenciana negocia con la Banca la renovación de una línea de crédito por valor de 3.000 millones de euros. Sus responsables dan por hecho que la operación saldrá bien, por lo que, al menos, no se dejaría de pagar ni al sector financiero ni a los inversores. Pero eso no significa que Montoro pueda dormirse en los laureles. Ni mucho menos.

El Parlamento exige que el gallego siga como asignatura troncal
El anteproyecto de la Lomce la rebaja a especialidad frente a la lengua castellana, a pesar de tener la misma consideración en evaluación y carga horaria
E. Á. Santiago / La Voz  27 Marzo 2013

El debate sobre el decreto del plurilingüismo y la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acabó logrando un acuerdo por unanimidad en el Parlamento, pero no en relación a esta norma, sino a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Los cuatro grupos parlamentarios aprobaron una moción presentada por el socialista Francisco Caamaño para instar a la Xunta a que promueva que el gallego conserve la consideración de materia troncal, ya que el anteproyecto de la Lomce la rebaja a especialidad frente a lengua castellana, que sí es troncal.

El argumento de Educación es que son troncales las materias en las que tiene competencias para fijar contenidos, algo que no ocurre en el caso de gallego, pero tiene la misma consideración en evaluación y carga horaria.

Los socialistas reclamaron la derogación del decreto del plurilingüismo tras acatar la Xunta la sentencia por la que se anulan dos de los puntos básicos de esta norma, una moción que no fue aprobada. Caamaño defendió un consenso en la lengua sobre premisas como que el inglés no puede equipararse en carga horaria a las lenguas oficiales. Además, sobre el consenso que ofreció Feijoo señala que lo lógico es establecer un calendario de reuniones para lograrlo y no simplemente anunciarlo en medios de comunicación. Fernández Calviño, de AGE, tildó el decreto del plurilingüismo de «o maior atentado contra o patrimonio cultural», y Ana Pontón dijo que la norma del PP nace del disenso e instó a retomar el consenso del Plan de Normalización. El popular Agustín Baamonde lanzó nuevamente la oferta de consenso, sobre todo al PSdeG, al que pidió que «pranten cara a ese seguidismo ao nacionalismo».

Apoyo a colegios que segregan
El Parlamento también debatió una proposición no de ley del BNG para anular el concierto educativo a los colegios que separan por sexo, que se vota hoy.

EUSKERA
El Gobierno vasco se suma hoy a la Korrika al entrar en Vitoria
E. C. | VITORIA. El Correo 27 Marzo 2013

La consejera de Cultura, Cristina Uriarte -en representación del Ejecutivo autónomo-, y la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria -como representante de la Cámara de Vitoria- se suman hoy a la Korrika a su paso por la capital alavesa y correrán durante al menos un kilómetro en la popular marcha a favor del euskera.

La 18 edición de la Korrika llegará a Vitoria a las 18.45 horas y abandonará la ciudad a las 23.15 horas. Uriarte se incorporará a la marcha hacia las 19.30 horas cuando pase por Lakua, cerca de la sede del Gobierno vasco, y una hora más tarde lo hará Bakartxo Tejeria, cuando discurra por el centro de la capital alavesa. También la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, cogerá hoy el testigo para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres como un «beneficio para toda la sociedad».

Vitoria será la primera capital vasca que visite la Korrika, que el jueves, día 21, entrará en Bilbao, y dos días más tarde llegará a San Sebastián. Cuando acabe el día 24 en Bayona (Francia) habrá recorrido más de 2.000 kilómetros en once días tras pasar por diferentes pueblos y ciudades de Euskadi, Navarra y el País Vasco francés.



Recortes de Prensa   Página Inicial