AGLI Recortes de Prensa   Lunes 1 Abril 2013

España: incumpliendo desde 2008
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com  1 Abril 2013

Se acostumbraron nuestros políticos a gastar a lomos de la recaudación fiscal extraordinaria que proporcionaba la burbuja inmobiliaria (el gasto público per cápita en 2007 era un 60% superior al del año 2001) y cuando se detuvo el sobreendeudamiento privado promovido por nuestro privilegiado sistema financiero comenzaron los problemas: incapaces de meter en vereda nuestro también ‘burbujístico’ sector público, el déficit y el endeudamiento estatales se han disparado sin tregua. Desde comienzos de 2008, nuestros manirrotos gobernantes han emitido más de 500.000 millones de euros en 'nueva' deuda pública: tocamos a más de 10.000 euros por español (o casi 30.000 euros por persona ocupada). Una factura que, pese a esa intensísima austeridad que supuestamente estamos aplicando, sigue creciendo sin parar.

Así, con tal de acreditar que, pese a las apariencias, no vamos a caer en la suspensión de pagos, nuestro Gobierno socialista (ora Zapatero, ora Rajoy) acordó con Bruselas un calendario para reducir el déficit hasta dejarlo en el 3% este 2013. Obvia decir que, tras las múltiples renegociaciones, el objetivo del ejercicio en curso ya no es el 3%, sino el 4,5%. Pero lo más grave del asunto es que, con renegociaciones o sin ellas, España no ha cumplido ni un solo año desde 2008 su compromiso de déficit. Ni uno. 2008 y 2009 debieron cerrar en el 3% y alcanzamos el 4,1% y el 11,2%; en 2010 nos comprometimos a bajar al 9% y terminamos en el 9,3%; en 2011 concluimos en el 9% debiendo haberlo hecho en el 6%; y en 2012, pese al maquillaje ‘montoriano’ y a la exclusión de las ayudas bancaria, nos quedamos en el 7% cuando lo debimos hacer en el 6,3%.

También incumpliremos en 2013
¿Será 2013 distinto? En absoluto: el Gobierno cocinó unos Presupuestos Generales del Estado para el año en curso que no sólo incrementaban el gasto, sino que contenían una previsión de crecimiento (y, por tanto, de ingresos y de gastos) absolutamente irreal. Fuimos muchos los que advertimos contra tan irresponsable práctica: no tanto porque seamos capaces de predecir el futuro, sino por un criterio de elemental prudencia. Si queríamos cumplir el déficit con garantías, no podíamos ponernos en uno de los mejores escenarios posibles, sino en uno de los peores: se llama margen de seguridad. ¿Cómo creen que elaboró una familia española sus presupuestos para 2013? ¿Asumiendo que las cosas pasarían a marcharle fantásticamente o poniéndose en un escenario más bien conservador tirando a pesimista? Pues así mismo debería haberse comportado el PP: haciendo los deberes necesarios para cuadrar las cuentas aun en el caso de que la situación económica se deteriorara a pasos agigantados.

Montoro, sin embargo, prefirió optar por recurrir a esa ‘zapaterina’ treta consistente en falsear los presupuestos para ahorrarse rebajar el gasto. Tal como él mismo reconocía entre llantos desconsolados ante aquellos periodistas y economistas que quisieran escucharle, su previsión de crecimiento estaba cocinada para evitarse tener que recortar su reverenciado gasto público. El ministro de Hacienda, así como el resto del Gobierno, llevan en su ADN la obsesión por mantener un Estado hipertrofiado, y a tal propósito subordinan toda su errática labor de gobierno… aun cuando para ello hipotequen, como ya lo hiciera Zapatero, el futuro del país. Y ahora, cuando ya el propio mendaz Ejecutivo popular reconoce que la recesión será mucho mayor de lo que nos vendieron, descubrimos que el déficit de 2013 también está condenado a serlo.

Lo estamos viendo ya: en apenas dos meses, el déficit de la Administración central del Estado –dejemos de lado Seguridad Social, autonomías y ayuntamientos– asciende al 2,22%, cuando el objetivo para el conjunto del año de todas las administraciones públicas es el 4,5%. Dicho de otra manera, sólo en dos meses y sólo con las cuentas del Gobierno central, ya hemos llegado al ecuador de todo este año en materia de desfase de ingresos y gastos. Y ello pese a la brutal rapiña fiscal a la que sigue sometiendo este liberticida gobierno a los españoles; mas de poco les está sirviendo machacar a un debilitado sector privado para mantener su endiosado ‘hiperEstado’: la recaudación se le está hundiendo (IRPF cae un 3,5% y Sociedades un 12%), dejando bien claro que nos han engañado pretendiendo solventar este problema aumentando los ingresos y reduciendo los gastos. Un auténtico desastre.

En definitiva, no hemos cumplido el déficit ni un solo año y, pese a ello, el autocomplaciente Mariano Rajoy se pavonea por Europa exigiendo una renegociación de los objetivo de déficit debido a que España “ha demostrado ser un país cumplidor”. Somos tan cumplidores que no sólo no hemos cumplido jamás sino que exigimos nuestro derecho natural a incumplir porque, aunque nos lo denieguen, tampoco vamos a mover un dedo en esforzarnos en cumplir recortando los gastos. La parodia nacional de un déficit fuera de control. Pero lo peor de todo es que, según parece, la suicida Europa está decidida a darnos más tiempo, a ver si en un par de añitos superamos ampliamente el 100% de deuda sobre PIB y o nos despeñamos por el default o nos consolidamos como infierno fiscal por las décadas de las décadas. Todo, menos meterle seriamente mano al gasto público.

Autonomías
Café, copa y puro para todos
Emilio Campmany Libertad Digital  1 Abril 2013

Éramos pocos y parió la abuela. Como los nacionalistas catalanes no paran de quejarse de lo mal que se sienten siendo españoles y de los encorsetados que se sienten con la organización administrativa de nuestro Estado, en el PP se han puesto a pensar qué modo hay de que al niño se le pase la rabieta. Y se han puesto a lanzar globos sonda. Esto último es lo que ha hecho García-Margallo, se supone que por encargo de Mariano Rajoy. Veamos en qué consiste.

Como navarros y vascos gozan del privilegio del concierto económico y resulta que, por un lado, los catalanes no quieren ser menos y el resto de los españoles nos estamos hartando de tanta prebenda, Margallo ha dado con una vieja solución. Se trata de la misma que ya se le ocurrió a Clavero durante la Transición, "café para todos". Ahora café, copa y puro para todos. Puesto que no tenemos valor para privar del concierto económico a vascos y navarros, y dado que tampoco lo tenemos para negárselo a los catalanes y que el resto se van a poner como panteras, hagamos que todas las comunidades tengan su concierto económico, y a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.

Más concretamente, Margallo propone que la Administración central se quede con el Impuesto de Sociedades y con el IVA y que el resto, incluido el IRPF, se transfiera a las comunidades autónomas. Lo primero que choca de la propuesta es que la haga el ministro de Asuntos Exteriores, que debe de ser que su departamento y la Corinna le aburren tanto que le queda tiempo para idear una nueva organización del Estado que satisfaga a todos. Y si el problema estriba en que muchos españoles se quejan de los privilegios que los nacionalistas han ido consiguiendo para sus regiones, qué mejor solución que dar a todos los mismos privilegios, y se acabaron las quejas.

La propuesta podría caer bien en Madrid, mi región, ya que aquí hay muchos ricos y se recaudaría mucho y nos aseguraríamos todos los madrileños de que, a diferencia de lo que ahora ocurre, la mayor parte de la riqueza que aquí se genera se invirtiera en nuestra región. Con lo que no cuenta Margallo es que en Madrid no viven tanto madrileños como españoles, y la mayoría estamos encantados de que nuestra riqueza aproveche a todos con tal de que la de otras regiones también lo haga. La propuesta del ministro se carga la solidaridad nacional y condena a las regiones pobres a ser cada vez más pobres para que las ricas puedan aprovecharse más y mejor de su riqueza. Eso sin contar con que habría españoles que pagarían más impuestos que otros. En definitiva, dejaríamos, si es que alguna vez lo fuimos, de ser iguales.

Ya ven que para cargarnos la nación ya no nos hacen faltan los nacionalistas, nos basta el Gobierno del Partido Popular.

El «premier» en Miami
César Vidal La Razón  1 Abril 2013

Miami es la puerta de entrada a los Estados Unidos. Es verdad que la diplomacia española no se ha lucido precisamente en esta urbe que sigue sin contar con un Instituto Cervantes por que, según aseguran, así se lo exigió Fidel a ZP. Es también cierto que hemos gastado durante años el dinero del contribuyente en dar cursos sobre cómo hacer máscaras con papier maché en la pequeña Haití. Con todo, a pesar de la estupidez de nuestra política diplomática que aún consiente estos desaguisados, Miami es enormemente relevante. Alemanes, franceses, británicos y rusos desembarcan en sus playas como si fuera Normandía en el verano de 1944.

Hace unos días, el que llegó fue un antiguo «premier» británico. Como aquí quien más quien menos ha venido refugiándose del frío europeo, la conferencia de aliño acabó dando lugar a un debate posterior mucho más interesante. El antiguo «premier» aseguró que el euro iba a sobrevivir; dejó entrever que Grecia nunca tendría que haber entrado, pero que dado que España había cumplido con las condiciones en la época de Aznar parecía de mal gusto dejar fuera a otras naciones problemáticas –o sea la culpa la tiene Aznar– y realizó un llamamiento no a confiar en el pueblo español, la nación española o incluso el Gobierno español sino en «la clase política española».

Reconozco que la expresión me provocó un intenso escalofrío porque si hay alguien responsable del desaguisado que sufrimos es precisamente la «clase política». Sin embargo, el «premier» insistió en ello con un entusiasmo firme como la «roca de Gibraltar» que dicen en su país. En un momento concreto, incluso apuntó –con poco entusiasmo y de pasada, eso sí– al hecho de que Rajoy era una especie de virgen y mártir por enfrentarse a cargar con la impopularidad que significa llevar a cabo ciertos recortes.

Hubiera yo deseado indicarle al «premier» que si en lugar de recortar las prestaciones a los más débiles y subir los impuestos más de treinta veces, Rajoy hubiera ordenado a Montoro que embridara el déficit e interviniera algunas comunidades autónomas a lo mejor Rajoy no sería virgen, pero en lugar de mártir muchos lo verían como una persona que sabe lo que tiene entre manos. No hubo posibilidad. Me pregunté entonces si quizá no era yo el equivocado. Cuando el «premier «se burló de los que desean la democracia en China insistiendo en que en Oriente el valor es la «autoridad», supe que la razón estaba de mi parte.

Saurios terribles
Alfonso Basallo  www.gaceta.es  1 Abril 2013

El nazismo fue un horror, pero duró 20 años, el comunismo sigue...

En Europa hacer el saludo fascista se paga caro, en tanto que pones el puño en alto y casi casi te aplauden. En pleno siglo XXI, un jugador griego de fútbol ha sido suspendido ¡de por vida!, por levantar el brazo. Alega la Federación helena que ese saludo “ofende gravemente a las víctimas de la barbarie nazi”. ¿Y levantar el puño no ofende a los 20 millones muertos en la ex URSS, el millón largo en la Europa del Este, los dos millones de Camboya o los 65 millones en China? ¿Por qué esa boba indulgencia frente a una máquina del horror, que fue el marxismo-leninismo, y esa susceptibilidad enfermiza frente a los nazis? ¿Será porque el nazismo se extinguió como los dinosaurios y el comunismo sigue? ¿No sería ese un motivo para olvidarse de fascios y gamadas y extremar la vigilancia frente a predadores que continúan entre nosotros?

El nazismo fue terrible, pero no llegó a 20 años mal contados (si sumamos al delirio hitleriano, los diez años de la opereta mussoliniana). El comunismo sumió a Europa en siete décadas de sangre y sigue aún en la República Popular, bajo el skyline de Shanghai; en media América Latina; y en amplias zonas de Asia y Africa. Pero los nietos de Lenin gozan de un prestigio inexplicable. Los del saludo nazi son unos parias, los nostálgicos de la hoz y el martillo tienen aroma fashion. ¿Qué otra cosa ha ocurrido con ETA, que se autodenomina marxista-leninista? La misma que ha cambiado el zulo por el escaño; la misma cuyos matones son considerados en Europa como guerrilleros románticos; la misma a la que le ríe las gracias el Tribunal de Estrasburgo, a punto de suprimir la doctrina Parot; la misma que sigue enseñando los dientes con amenazantes comunicados.

El desafío de la extrema izquierda
EDITORIAL Libertad Digital  1 Abril 2013

La Plataforma ¡En Pie!, estupefaciente aglutinador de un movimiento "antineoliberal, anticapitalista, antipatriarcal y democrático [sic]", ha convocado una "acción" de "asedio y liberación definitiva [sic]" del Congreso que tiene por objetivo "la caída del régimen". Está previsto que semejante barrabasada liberticida y golpista empiece a tener lugar el próximo día 25 de abril, aniversario de la Revolución de los Claveles portuguesa, que acabó con la dictadura salazarista y que pudo haber desembocado en una dictadura comunista. Por si quedaran dudas de las intenciones de semejante cáfila, en la portada de su sitio web hay colgado un audio titulado "Como [sic] la No Violencia protege al Estado".

Asaltos a empresas y propiedades privadas, okupaciones, escraches, ahora un asedio golpista al Congreso... La extrema izquierda está absolutamente desatada, volcada en la crispación, empeñada de hoz y coz en la desestabilización política, social e institucional, en la liquidación de las libertades y la imposición de sus ideas atrabiliarias. Cuanto peor, mejor, es el mantra de esta yunta adicta al más infecto oportunismo.

Las autoridades han de hacer uso de todos los mecanismos legales a su alcance para proteger el orden constitucional y velar por los derechos y libertades de la ciudadanía. Para empezar y por supuesto, han de impedir que se perpetre asedio alguno contra la sede del Poder Legislativo, y proceder con firmeza y contundencia contra quienes pretendan intentona alguna en tal sentido.

No menor es la responsabilidad de la ciudadanía, que ha de hacer ver a los liberticidas que tienen todas las de perder y que ni por asomo la calle es suya. El rechazo social es esencial y ha de ser vivísimo, inconfundible.

Y para qué hablar del resto de la izquierda. De su formidable responsabilidad. Debe repudiar expresa y ostensiblemente a semejantes compañeros de espacio político, dejar meridianamente claro que no comparte medios ni objetivos con asaltantes, okupas, escrachadores y demás liquidadores de la libertad. Nunca se debe jugar con fuego. Menos, en momentos tan difíciles y potencialmente explosivos como los que vivimos.

El problema es que buena parte de la izquierda establecida es a la vez izquierda antisistema, con lo que difícilmente se repudiará a sí misma. Ahí están la Izquierda Unida del piquetero Sánchez Gordillo, la Esquerra catalana de los ilegales referendos secesionistas o los distintos avatares políticos de la organización terrorista ETA. Es, ciertamente, un problema tremendo. Por desgracia, no sólo para la izquierda. Lo estamos pagando muy caro.

La inmersión lingüistica en el contexto europeo
Es altamente improbable que Bruselas aceptara el modelo de enseñanza catalán
Mercè Vilarrubias www.lavozlibre.com  1 Abril 2013

Mercè Vilarrubias, catedrática de Lengua Inglesa en la Escuela Oficial de Idiomas Drassanes de Barcelona y autora del libro Sumar y no restar. Razones para introducir una educación bilingüe en Cataluña (editorial Montesinos), publica este lunes 1 de abril de 2013 un artículo en el diario 'El País' sobre el modelo de inmersión lingüística en Cataluña que por su interés reproducimos íntegramente.

Como es bien sabido, el Gobierno catalán está realizando diferentes pasos en su hoja de ruta hacia una Cataluña independiente y uno de estos pasos es explicar este proyecto en la Unión Europea con la intención de conseguir su apoyo. Me gustaría plantear la siguiente pregunta: una hipotética Cataluña independiente que quisiera formar parte de la Unión Europea, ¿encontraría el apoyo de la UE al sistema de inmersión lingüística que se practica en las escuelas?

Hasta ahora, la UE no se ha pronunciado sobre el modelo lingüístico catalán, siguiendo su principio de no inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados miembros. Sin embargo, la práctica escolar europea, la legislación internacional y la filosofía lingüística que rige en la UE conducen a pensar que Bruselas muy probablemente pondría objeciones al sistema de inmersión.

Empecemos por examinar la actual práctica escolar europea: en ninguna de las comunidades y países bilingües y trilingües de Europa se aplica el sistema de inmersión catalán. La razón de ello está en que todos estos países y comunidades integran sus lenguas oficiales en la educación como lenguas vehiculares.

Esta integración la realizan a través de dos modelos. El mayoritario es el de la doble red escolar a partir de la cual los ciudadanos escogen la lengua en la que quieren educar a sus hijos de entre las lenguas oficiales de sus territorios. Este es el caso de Finlandia, por ejemplo, que tiene una red de escuelas en finlandés y otra en sueco. También existe una doble red en Gales (galés-inglés), en Eslovaquia (eslovaco-húngaro), en Irlanda (irlandés-inglés) o en Bélgica, país en el que, como en España, también existen importantes conflictos lingüísticos. Allí existe una triple red, con escuelas en flamenco en Flandes, en francés en Valonia y en alemán en la parte este del país. En Bruselas, calificada oficialmente como bilingüe, hay una doble red en flamenco y en francés.

De manera más minoritaria existe un segundo modelo lingüístico escolar en Europa: la educación multilingüe, que puede ser bilingüe o trilingüe. Se aplica, por ejemplo, en Luxemburgo, donde existe un modelo trilingüe. Todas las escuelas imparten la educación en las tres lenguas del país, el luxemburgués, el alemán y el francés, que van introduciendo gradualmente en este orden. Todos los alumnos asisten a estas escuelas. Este es también el caso de Frisia, la región del norte de Holanda, donde el frisón es lengua oficial junto al holandés. En esta comunidad, la mayoría de escuelas son bilingües, impartiendo algunas asignaturas en frisón y otras en holandés dependiendo de la etapa escolar.

Esta práctica escolar europea está fundamentada, además de en las legislaciones nacionales, en la legislación europea e internacional sobre el derecho a la educación en lengua materna. A nivel internacional, existe una amplia legislación sobre esta cuestión porque la lengua materna es un facilitador educativo de primer orden y una necesidad afectiva de todos los alumnos.

El derecho a la educación en lengua materna fue articulado internacionalmente como derecho de la infancia y la adolescencia hace más de medio siglo. El primer documento que lo reconoce es el elaborado por la Unesco en 1953, Empleo de las lenguas vernáculas en la enseñanza, y todos los documentos posteriores de esta institución inciden en la misma dirección. También especifica este derecho la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989 y ratificada por todos los países miembros. Este derecho, como especifica la Unesco, no implica que todo el currículum escolar deba realizarse en lengua materna, pero sí una parte significativa de él.

En cuanto a la legislación europea sobre este tema, Europa se rige principalmente por la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias (1992), la cual especifica que los hablantes de lenguas minoritarias también deben poder educarse en su lengua materna si así lo desean. En la práctica, esta legislación se aplica siguiendo este principio: allá donde hay una comunidad suficientemente amplia de ciudadanos que hablan una lengua, siempre y cuando esta lengua sea también oficial, las administraciones educativas deben proveer educación en esta lengua.

Esta cuestión con respecto a Cataluña ya ha sido señalada por el Consejo de Europa. Véase para ello sus dos informes periódicos European Charter for Regional or Minority Languages: application of the Charter in Spain (diciembre de 2008 y octubre de 2012 respectivamente). En estos dos informes, los artículos referentes a la educación en Cataluña dicen explícitamente que, así como una educación exclusivamente en catalán es claramente un gran logro para los hablantes de esta lengua, en ningún punto de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias se requiere que esta educación sea obligatoria para todos los alumnos. Aquellos que desean una educación a través del español también deberían poder acceder a ella. Alternativamente, el actual sistema podría evolucionar hacia una educación bilingüe para todos los alumnos, con asignaturas en ambas lenguas. Es decir, el Consejo de Europa recomienda para Cataluña los dos modelos ya existentes en Europa.

Finalmente, la filosofía lingüística que rige en la UE es una filosofía abierta, moderna y pro-multilingüismo, con una práctica de respeto y valoración de todas las lenguas europeas. Todos los informes de la Comisión Europea sobre este tema recomiendan el aprendizaje y la activa promoción de todas las lenguas oficiales europeas, las cuales son percibidas como un recurso muy valioso para los ciudadanos y una riqueza cultural de toda Europa. Es por tanto incomprensible que solo una de estas lenguas, el español de Cataluña, deba quedar fuera de la educación como lengua vehicular.

Si algún día el sistema de inmersión es evaluado en términos europeos, será entonces claramente definido como lo que es: un modelo escolar monolingüe, obligatorio para todos los alumnos, en una comunidad bilingüe. Es decir, una excepción en Europa.

En mi opinión, es altamente improbable que Bruselas aceptara mantener este sistema escolar por las tres razones expuestas: la mitad de los alumnos de Cataluña tiene el español como lengua materna y es la lengua de uso habitual del 45% de los ciudadanos catalanes. Además de esta cuestión, todas las lenguas oficiales europeas son, por el hecho de ser oficiales, lenguas vehiculares en la educación. En tercer lugar, la exclusión del español de la educación es una práctica que se opone claramente al espíritu multilingüe que rige en Europa.

Así, es muy probable que Bruselas pidiera modificaciones sustanciales en el sistema de inmersión a una hipotética Cataluña independiente. Estos cambios solo podrían ir en una de las dos direcciones descritas: un modelo de doble red con escuelas en cada una de las dos lenguas oficiales o la provisión de una educación bilingüe catalán-español.

Constitución y dinero
Nota del Editor  1 Abril 2013

Pretender que con mi dinero se incumpla la constitución me parece fuera de lugar. La constitución española establece el deber de conocer el español, por tanto, la obligatoriedad de aprender lenguas regionales es claramente anticonstitucional y ruinosa, tanto desde el punto de vista económico como social. La conculcación de los derechos humanos y constitucionales de los español hablantes, mediante la obligatoriedad de aprender o peor aún, de recibir toda o parte de su educacióm en lenguas regionales los despoja de su herramienta más valiosa para adquirir las destrezas de comunicación y aprendizaje absolutamente indispensables para su desarrollo personal y su aportación a la sociedad.

La luz bajará un 6,6%, ¡pero serán tramposos!
Roberto Centeno El Confidencial  1 Abril 2013

“La factura de la luz bajará un 6,6%”. No tienen vergüenza, son un hatajo de tramposos tratando de desviar la atención de nuestros gravísimos problemas económicos y políticos que son totalmente incapaces de resolver. Con un crecimiento de la deuda escandaloso, con 400.000 parados más previstos para 2013, y con la miseria aflorando en las calles con uno de cada cuatro niños en la pobreza -y muchos sufriendo ya de malnutrición pues, como denuncia Cáritas, han perdido la única “comida equilibrada del día” que hacían en el colegio por los recortes en las becas comedor- mientras estos miserables despilfarran el dinero público como si fuera escombro.

El engaño de Soria no hay por donde cogerlo. Primero porque el agujero del sector eléctrico en 2.013 será brutal: unos 6.000 millones de euros, que irá casi todo a déficit de tarifa o a Presupuesto. La subida de la luz, se pague en recibo o en impuestos, será del 24%. Segundo, la bajada del 6,6% afecta solo a la Tarifa de Último Recurso (TUR), que dicen que incluye a 20 millones de hogares. ¿Pero cómo narices va a afectar a 20 millones de hogares si en España solo hay 17 millones? Pero, además, la mayoría de consumidores, muchos con derecho a TUR, han sido engañados por los monopolistas y han pasado a contratos directos. Y lo más importante: lo que no paguen en tarifa lo pagaran en déficit eléctrico, una estafa perversa que hace que los pobres paguen la electricidad de los ricos. En enero ya les han metido un recargo de entre un 3 y un 8% para “mejorar la eficiencia”, que es el argumento del Gobierno para esquilmar a las familias.

Tenemos la electricidad más cara de Europa, y la factura de la luz se ha doblado en cinco años a pesar que el coste de los combustibles es hoy más bajo que entoncesY, tercero, la bajada en el precio de la subasta CESUR, en la que se “basa” el ministro no significa nada. Primero, porque se trata de un mercado financiero y los bancos lo manejan con operaciones de futuros sobre el precio del pool, algo que el señor Soria parece incapaz de entender. Y, luego, por el engaño de las renovables que ofertan su energía a cero, porque les da igual, ellos cobran la subvención, 80 euros por Mwh la eólica y 400 euros por Mwh la solar. Y a correr. El año pasado se sacan de la manga un impuesto del 7% a la producción. ¡Qué bien, qué valientes, no solo gravan a los pobres, también a los monopolios!, exclaman los medios afines. Pero, ¡oh sorpresa!, el impuesto es fiscalmente deducible. O sea, una pura trampa para pasar déficit eléctrico a presupuesto. ¡No tienen vergüenza!.

La situación del sector eléctrico es un caos total; tenemos más del doble (2,4) de capacidad de generación de la que necesitamos en hora punta; vendemos energía eólica a Francia en las horas valle de los días ventosos a 0 euros -0 euros, han leído ustedes bien- mientras que a nosotros nos cuesta 80 euros por Mwh; tenemos la electricidad más cara de Europa, y la factura de la luz se ha doblado en cinco años a pesar que el coste de los combustibles es hoy más bajo que entonces. En 2012 las subvenciones a las renovables ascendieron a 8.400 millones, y en 2.013 se prevén 9.100 millones frente a una cifra de negocio total del sector de 25.000 millones. Es de escándalo, no ocurre en ningún lugar del planeta.

La factura de la luz viene a representar unos 1.200 euros al año para una familia media española, tanto como un 5% de su renta disponible, una cifra inaudita si se compara con un 3,6% que es la media de la UE. Pero, además, cada una de ellas tiene una deuda eléctrica de 1.700 euros por el déficit de tarifa. Es decir, que cada familia, aparte de pagar 100 euros al mes, debe el consumo equivalente a 17 meses. La suma supone 1.500 euros año por familia, ¡el 7,5% de su renta disponible! Una cifra absolutamente salvaje, por no hablar de sus devastadores efectos sobre la competitividad de la economía, que este Gobierno compensa bajando los salarios.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?
He dicho en alguna ocasión que en 1975 España tenía las tarifas eléctricas más bajas de Europa. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Pues, como en todo lo demás, a hombros de la incompetencia, el sectarismo y la corrupción de los padres de la Transición. Hay dos hitos principales en este camino hacia el infierno. El primero: la moratoria nuclear de Felipe González, una decisión disparatada y absurda. Sectarismo e ignorancia químicamente puros. De haberse completado y puesto en operación las centrales que fueron desmanteladas, hoy estaríamos generando 40.000 millones de Mw/hora a 15 euros Mwh, sustituidos hoy por un mix de renovables por el que pagamos 150 euros Mwh. Es decir: la broma de González nos cuesta anualmente 5.400 millones de euros o un 19% del recibo de la luz.

¡En conjunto estamos pagando más del doble de lo que deberíamos por la colusión de políticos y monopolistas!El segundo y más grave sería el Real Decreto 436/2004 de Rato aprobado por Aznar en su último Consejo de Ministros después de perdidas las elecciones por el 11M. Un decreto disparatado de la A a la Z, inédito en el mundo, que fija unas primas absolutamente obscenas y que ni siquiera bajaban con las mejoras de la tecnología. Si el nivel de las subvenciones fue de locos, el no haber previsto su revisión con las mejora de la tecnología es de cárcel. A día de hoy, ni los aerogeneradores ni las placas solares necesitan subvención, solo en este país en manos de incompetentes y corruptos se siguen pagando unas cantidades inauditas que ya no existen en el resto del planeta. En total, un expolio equivalente al 35% del recibo de la luz. ¡En conjunto estamos pagando más del doble de lo que deberíamos por la colusión de políticos y monopolistas!

El chollo era tan inaudito que, sin esperar a que la tecnología se fuera desarrollando como se haría en los demás países, los proyectos empezaron a crecer como hongos, aunque fueran una ruina económica para los españoles. Para acabar de arreglarlo, la autorización de proyectos fue transferida a las Comunidades Autónomas, con lo que la corrupción a gran escala estaba garantizada, ya que ¿a quien se le otorgaban las licencias? Adivínenlo. ¿Saben ustedes cuánto valía un papel con la concesión, solo el papel, de un proyecto solar o eólico? Entre 20 y 100 millones de euros. ¡Calculen los pelotazos! ¡Como para esperar a que mejorara la tecnología estaban! Coge el dinero y corre, ha sido la “política” energética española.

“España se ha pasado de frenada con las renovables”, afirmaría el Secretario de Estado de Energía el otro día en el Senado. “Cuando la tecnología no estaba madura hemos desarrollado proyectos a lo loco y hemos pagado la investigación a los demás países”. Así es, en efecto. Y ahora qué, ¿vamos a condenar a varias generaciones de españoles a pagar las consecuencias de unos imbéciles y unos corruptos? Para pagar parte del agujero, quw graven lo que tienen que gravar, que son las tecnologías obsoletas en eólica y solar. Pero gravar de verdad, nada de fiscalmente deducible. La subvención del Mwh solar es de 400 euros, pero el precio de las placas solares ha pasado de 6 millones de euros por Mw instalado a 1,3-1,5 con lo que ya no necesita subvención. ¿Es que vamos a pagar la electricidad más cara del mundo durante 30 años?

Protejan a los consumidores de las prácticas fraudulentas de las eléctricas engañando a la gente para que cambie al mercado libreEl lobby de las renovables y los fondos especuladores norteamericanos apoyados por su embajador dicen: “lo que se da no se quita”. Es decir, podemos recortar pensiones, salarios y todo lo que sea, pero no las escandalosas primas a una tecnología obsoleta. Para eso, desmantélense todas las instalaciones y devuélvase la inversión no amortizada. Pero, a raíz de lo de Chipre, la UE ha mostrado otra opción mucho mejor. Los depósitos de menos de 100.000 euros estaban garantizados igual que las primas, pero la UE afirma ahora: “garantizados no quiere decir que no puedan ser gravados”. Bien, ahí tiene usted la solución, señor Rajoy: en vez de expoliar a los españoles, grave las renovables en función de las mejoras tecnológicas, la doctrina europea le avala. ¡Jamás ganarían un pleito! Un 25% la energía eólica y un 83% la energía solar y no fiscalmente deducibles.

El carbón como rehén
Y ya el acabose. El carbón es la única energía nacional de que disponemos, hace unas semanas estuvimos al borde del desastre en los suministros de gas aunque lo han ocultado, y resulta que se ha convertido en rehén de Enel (ex Endesa) para chantajear al Gobierno y mantener el monopolio de Baleares y Canarias. Enel es la empresa eléctrica más ineficiente de Europa, y a la que Zapatero y su secuaz Solbes entregaron la mayor empresa eléctrica de España. Desde entonces no solo han ido al máximo posible en las tarifas, es que además todo el material eléctrico y de todo tipo lo compran a empresas italianas con las que tienen relaciones di tutta la vita, y a las empresas españolas mejores y más baratas que les den. ¡Gracias ZP!

Si mañana se cerraran las renovables que necesitan subvención, previa indemnización a los propietarios, y eso se generara con carbón, el ahorro sería 8.000 millones, es decir, que el recibo de la luz bajaría una tercera parte.La otra empresa que puede comprar carbón porque tiene las centrales para ello es Gas Natural, o sea los nacionalistas catalanes, a quienes se entregó Unión Fenosa porque estaban muy enfadados por no haberles regalado Endesa. Pero como lo que le interesa es quemar gas, aunque sea más caro e inseguro, se suma a Endesa y tampoco consume carbón aunque está obligada por Ley. Claro que, habituados a no respetar la Constitución ni los derechos humanos en Cataluña y no pasa nada de nada, calculen si van e respetar una Ley europea ante un gobierno de cobardes. E Iberdrola, el tercer monopolista, se pone de perfil. El resultado es que las pocas empresas mineras que quedan están al borde de la quiebra, 75.000 puestos de trabajo directos e indirectos en el alero, y la única seguridad de suministro de España a punto de desaparecer con Endesa y Gas Natural destrozando al carbón.

Por cierto, para indocumentados y marxista ecologistas, las subvenciones al carbón en 2012 fueron de 111 millones de euros, frente a más de 8.400 millones las renovables. Producir electricidad con carbón, subvención incluida, cuesta 55 euros Mwh; producirla con gas cuesta 75; eólico, 80 y solar, 400. Si mañana se cerraran las renovables que necesitan subvención, previa indemnización a los propietarios, y eso se generara con carbón, el ahorro sería 8.000 millones, es decir, que el recibo de la luz bajaría una tercera parte. Y, adicionalmente, se crearían 300.000 puestos de trabajo directos e indirectos. Ya esta bien de estafas. La reforma energética que prepara el Ministerio de Industria es un puro camelo. No se pretende ahorrar 4.000 millones, sino esconderlos pasándolos a presupuesto, como han hecho con el gravamen del 7%. Por ejemplo, con el nuevo mecanismo de peajes progresivos para “aumentar le eficiencia”, dicen estos tramposos, han subido a lo bestia las tarifas. Esa es la eficiencia según Rajoy.

Si quieren hacer algo protejan a los consumidores de las prácticas fraudulentas de las eléctricas engañando a la gente para que cambie al mercado libre, donde les machacan con los precios, les recortan todos sus derechos y eliminan las obligaciones impuestas a las comercializadoras. Cuando vean girar un molinillo, sepan que cuantas más vueltas da, más le sube la factura de la luz ya que expulsa a las energías más baratas. Y si ven un parque solar a pleno sol, infinitamente peor. Cada kWh cuesta 7 veces más que la alternativa, y además hasta hacen milagros: algunos producen hasta por la noche y nadie va a la cárcel. Pero todo el mundo tranquilo. Rajoy nos baja el recibo de la luz un 6,6%. ¡Ya verán en la subida que les van a meter las comercializadoras a quienes están en el mercado liberalizado, toda la clase media al completo! Y si vuelven a votar a estos trileros, luego no se quejen.

Periodista Digital. Entrevista a Juan Ramón Rallo.
"A los del PP ya se les ha acabado la excusa de Zapatero". "Los populares ya han consumido un año al mando y con espantosos resultados"
Periodista Digital  1 Abril 2013

El profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, y director del Instituto Juan de Mariana opina que el PP ya no puede utilizar más la gestión de Zapatero para justificar el estado actual de la economía.

"Este argumento está agotado después de un año y pico en el Gobierno".
El profesor Juan Ramón Rallo asegura en su blog personal que "Zapatero fue un nefasto gobernante" y que el presidente socialista salió de la Moncloa dejando un déficit del 9% cuando se le exigía cerrar con un 6%.

Con la llegada del Partido Popular al Gobierno, se exigió en un principio que el déficit en 2012 no podría superar el 4,4%, algo que para Rallo "no era misión imposible, pero habría requerido mucha más diligencia, mucha más inteligencia y muchas más convicciones de las que han demostrado los prohombres populares".

Más tarde se flexibilizaron los objetivos de déficit (2012) para España, un 6,3% sobre el PIB era el nuevo tope. Con este nuevo objetivo "el efecto Zapatero sobre las cuentas públicas se reducía, pues, a retrasar todo el ajuste un año".

"El PP ya ha consumido ese año y con espantosos resultados. Se nos dijo que el déficit estaba bajo control, lo cual debería suponer que este año somos capaces de pasar del 6,3% al 4,5%".

El PP está presionando ahora a Bruselas para que vuelva a flexibilizar el objetivo de déficit, elevando el tope al 6%.

Con este panorama, Rallo manifiesta:
"Si este año el PP se niega a efectuar el ajuste adicional, no es culpa de Zapatero, sino del PP. En pocas palabras, el responsable y ejemplar PP se piensa comportar en 2013 como lo hizo Zapatero en 2011: no vamos a mover ni una ficha para minorar el déficit".

Rallo añade:
"A los del PP ya se les ha acabado la excusa de Zapatero: con el socialista, se retrasó todo un año; ahora con el PP pide otro año de aplazamiento: Otros estatistas de tomo y lomo que nos abocan al sobreendeudamiento y al desastre".

Rajoy: Nunca he recibido ni he repartido dinero negro
¿Y para esto quería ser Mariano Rajoy Presidente del Gobierno?
Javier González Méndez. Periodista Digital  1 Abril 2013

¿Y para esto quería ser Mariano Rajoy Presidente del Gobierno cuando fuese mayor? Se va a ir del poder exactamente igual que como llegó: con las manos vacías de historia y la boca llena de silencios. Salvo para sus familiares, amigos y estómagos agradecidos, va a pasar por la Casa Blanca española sin pena ni gloria, enviando a la atmósfera más humo de sus puros que de su cabeza y sin pronunciar ni una sola cita de esas que sobreviven a quienes las han pronunciado.

Rajoy es ese señor que canonizó mediáticamente a una niña en un debate, a un primo suyo de Sevilla en un Congreso Nacional de la Empresa Familiar y a la dichosa Prima de Riesgo cada vez que baja unos puntos en su lenta pero insegura dieta de adelgazamiento. Occidente se resquebraja, la civilización europea pincha como una trágica burbuja sociológica, la clase media tan baja vida espera que muere porque no muere, en plan Teresa de Ávila, pero este hombre sigue llamándole "un lío" a las cosas de vivir, de comer, de soñar que ocurren al otro lado de las ventanas de La Moncloa, donde habita la gente corriente.

Entonces coge un avión, se va a la capital de Francia a jugar a los estadistas con Hollande, reserva plaza en el palco del Estadio Saint Denis, donde Francia y España se disputaron una bola muy pequeña rodando sobre una bola muy grande en mal estado, y se convierte ante Dios, las cámaras y la historia en un paradigma de la insoportable levedad del ser de los políticos en este funesto arranque del siglo XXI.

Una España deprimida y deprimente
Lo que deprime de España es un gobierno que no gobierna, una oposición que aspira a llegar al gobierno para no gobernar, un pueblo organizado en "bandas armadas", moralmente, claro, con la picha hecha un lío entre la razón de la fuerza y la fuerza de la razón. Mientras los elegidos se alejan del gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, los electores se aferran a Juanas de Arco mediáticas como Ada Colau o Beatriz Talegón.

Mientras el poder legislativo deshoja margaritas artificiales partidistas y electoralistas, la sociedad recoge firmas, presenta Iniciativas Legislativas Populares y se alista en ejércitos civiles para defender la cosa pública de la Sanidad y la Educación y las cosas privadas de las preferentes, de los desahucios, de las trampas bancarias, de los hijos robados, de los botines de "guerra sucia" (apestosa) de los bárbaros financieros y de una Justicia que, con honrosas excepciones con nombre de mujer, se ha convertido en una dama que no aparece con los ojos vendados, sino con un parche en su ojo derecho o en su ojo izquierdo, según el color del cristal a través del cual miles de magistrados contemplan la vida.

Lo que es bueno para Alemania es bueno para Europa
A mis escasas luces, con la inestimable colaboración de líderes políticos, empresariales, sindicales, sociológicos, culturales, de medios de comunicación y otros predicadores de paso o asentados en las tribunas on line, este pueblo al que todavía llamamos españoles ha perdido precozmente la paciencia democrática.

Cierto es, señores del jurado, que los que mandan y los que quieren mandar han hecho brillantes oposiciones a acabar con la paciencia del pueblo, de los pueblos, asunto que debería preocupar mucho más que la impaciencia mercantil, tecnócrata, electoralista y patética de Bruselas, de Mario Draghi, del tonto útil al que estamos aprendiendo a llamar Jeroen Dijssenbloem (que en vez de cerebro debe tener una naranja mecánica ahí arriba) o de la dama teutónica, al frente del motor económico alemán, que ha plagiado aquel viejo lema de la General Motors: "lo que es bueno para Alemania es bueno para Europa"

Pregunto de nuevo: ¿y para esto quería ser Mariano Rajoy Presidente del Gobierno cuando fuese mayor? Ya sé, ya sé que fuera de Europa hace mucho frío. Pero, ¡anda que dentro, Mariano! ¡Con esas directivas, con esas cumbres siempre borrascosas, con dirigentes de rodillas frente a los mercados y los banqueros e implacables con los griegos, los chipriotas, los españoles, los italianos, los millones de europeos que se van apuntando cada mañana al club de los soñadores muertos, condenados exclamar buenos días, pobreza...!

Vivir de rodillas o intentar no morir de pie...

Quizá tengan razón los dirigentes europeos elegidos por lusos, chipriotas, españoles, italianos, griegos que prefieren vivir de rodillas bajo el paraguas de Europa a arriesgarse a morir de pie si a la intransigente Merkel y su rapaz eurocuadrilla se le acaba la paciencia.

Tal vez Europa pueda seguir edificándose sobre los cimientos humanos de pobreza, desempleo, desesperanza y odio en las entrañas. Incluso es posible que crezca la economía, que suban las Bolsas, que la Prima de Riesgo inicie un período de anorexia y los déficit públicos vuelvan al buen redil de los tecnócratas y los doctorados cum laude de las agencias de valoración. Pero sabe usted lo que le digo, Mariano: a este precio, con tanto sacrificio humano a los dioses de paso, de barro, de un Olimpo de cartón piedra cuyos cimientos son volátiles apuntes contables, no entrará usted en la historia.

La inteligencia colectiva de "La Roja"
Los españoles quizá no lo sabemos, pero estamos esperando un sonoro y contagioso puñetazo del gobierno, de nuestro gobierno, sobre la mesa de Bruselas donde se firman sentencias de muerte para millones de vivos. Queremos un Presidente, un Gobierno y una oposición que jueguen en Europa como Pedro y la Roja en Saint Denis: a meter un gol, a ganar y a clasificarse para el mundial de la dignidad, de la libertad, de la esperanza que van a jugar tan pocos en el siglo XXI. Queremos una selección unida de líderes, de partidos políticos, de grupos parlamentarios, cada uno de su club, de su ideología, de su padre y de su madre, que juegue al ataque, que presione en medio campo, que impulse la inteligencia colectiva, que practique el tiki-taka, que suba por las bandas y vuelva locos a los malditos bastardos que han impuesto el "catenaccio" en Bruselas.

¡Es la democracia, estúpidos!
¿Quiere usted ser Del Bosque o se resigna a jugar a la defensiva? ¿Quiere gobernar un pueblo capaz de lucir una estrella en su camiseta o va a seguir especulando, como sus antecesores, hasta que el pueblo español se haya estrellado por las siglas de los siglos?

A Bush padre, el Presidente de EEUU que no pasó precisamente a la historia, le avisaron una vez antes de salir de la Casa Blanca en ataúd político: "es la economía, estúpido". Pero incluso la estupidez humana está sometida a la teoría de la evolución. Ahora, año trece del siglo XXI, a muchos dirigentes de occidente sería necesario recordarles: "es la democracia, estúpidos" Bajo el rayo que no cesa de la pobreza, de la desesperación, de la indignación, de la salvación de las minorías pagando el precio de la condena generalizada de las mayorías, resulta imposible sostener el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La atracción del abismo
Aleix Vidal-Quadras  www.gaceta.es  1 Abril 2013

La familia política más próxima a la prehistoria es el nacionalismo identitario.

Los seres humanos somos complejos. Bajo una delgada capa de reglas morales y convenciones sociales acumuladas por siglos de civilización se hunde en las profundidades ancestrales de nuestro cerebro un dédalo de cavernas oscuras en las que somos capaces de arrojarnos sedientos de lujuria sobre una hembra desprevenida o clavarle un mordisco en la yugular a cualquier desconocido por si acaso. Vivimos ejerciendo un control permanente sobre esta zona primigenia de nuestro yo gracias a decenas de miles de años de socialización, de sedentarización, de urbanización, de racionalismo griego, de cristianismo y de Ilustración. Bien es cierto que contemplando a algunos de nuestros congéneres nos percatamos de que los hay más próximos a un Neanderthal que a Goethe y no pongo ejemplos por educación. Lo que sí puedo hacer son consideraciones genéricas.

Dentro de la variedad de familias políticas de nuestra rica fauna nacional, autonómica y municipal, la que más próxima está por motivos evidentes a la prehistoria de nuestra especie es el nacionalismo identitario, doctrina que fabrica hordas y las bautiza como naciones. Pese al lógico rechazo que en un homo sapiens de nuestros días generan los comportamientos primitivos, hemos de admitir que sentimos en ocasiones de manera involuntaria una cierta nostalgia de nuestra etapa de cazadores-recolectores, cuando los aromas de la selva nos embriagaban de intuiciones de venados palpitantes, hormonas desatadas y apetecibles bayas. Por eso, la noticia de la entrevista secreta a voces del presidente del Gobierno central y del de la Generalitat catalana y la extraña benevolencia de Rajoy con uno de los peores enemigos de España nos recuerda que siempre estamos expuestos a la intensa seducción del abismo.

Cataluña
El espejismo del diálogo
Eduardo Goligorsky Libertad Digital  1 Abril 2013

Diálogo. La palabra impone respeto. Para el observador liberal, comprometido con la sociedad abierta y civilizada, no hay fórmula mejor que el diálogo para avanzar por la senda de la convivencia y el progreso. Pero cuidado. Esta idealización del diálogo puede convertirse en una peligrosa debilidad cuando un conglomerado autoritario y sectario lo sustituye por un espejismo sutilmente diseñado para embaucar ingenuos y atraparlos en su cepo retrógrado.

Mitomanía identitaria
Los secesionistas catalanes no se recatan a la hora de desempolvar una apariencia de diálogo, después de haber agotado las reservas de fondos y desplantes que empleaban para hostigar a sus conciudadanos poco apegados a la mitomanía identitaria. Ahora toca diálogo, dictamina, muy oronda, María Dolores García, subdirectora del somatén mediático (LV, 26/3). Como de costumbre, el que puso en escena el espejismo fue el secesionista simpático. Lo hizo en el Foro de la Nueva Economía, en Madrid. Leemos (LV, 22/3):

Los puentes entre Madrid y Barcelona están muy maltrechos, pero aún queda alguna pasarela transitable. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, intentó ayer apuntalarla y ensancharla en una conferencia en la que la palabra más reiterada fue diálogo.

Otro simpático, que además ostenta el mérito de ser uno de los padres de la Constitución que hoy repudian sus correligionarios, Miquel Roca Junyent, se apresuró a escribir (LV, 26/3):

Ahora se puede hablar de dialogar, de pactar, de llegar a acuerdos, incluso de gobernar en coalición. Hace unos meses –muy pocos– era absolutamente imposible. No sólo no se defendía sino que, incluso, se condenaba. Lo que estaba de moda era la tozuda voluntad de ignorar a los demás; cada uno ensimismado en su propio y exclusivo proyecto. (...) Ahora, no. Ahora se constata que la soledad no es buena. Que incluso para discrepar vale la pena dialogar. (...) Si hay un resquicio, hay que aprovecharlo. Más unidad, Catalunya hacia dentro, para ser más fuertes. Más diálogo, Catalunya hacia fuera, porque esta ha sido siempre nuestra fuerza. ¿Ahora sí?

La súbita pasión por el diálogo, que hasta ahora estaba condicionado a que el Gobierno de España aceptara todas las exigencias de sus interlocutores secesionistas, incluyendo el trazado de líneas rojas que cercenaban la vigencia de la Constitución en una anacrónica demarcación territorial, no es producto de un encomiable acceso de racionalidad. Hay una explicación más prosaica: según la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, en el 2010 la Generalitat tenía gastos con cargos a ejercicios futuros por valor de 79.500 millones de euros, con plazos que alcanzaban hasta el 2108.

Y los apremios actuales se acumulan. El 27/3, la prensa informaba de que la Generalitat debe 1.390 millones de euros por atención sanitaria, social y farmacéutica prestada en los dos últimos años. A lo que se añaden los costes financieros que les suponen a las entidades impagadas (38 millones de intereses) y 106 millones más de propina por la subida del IVA en los productos sanitarios. El expolio no viene de Madrid. Viene de dentro. La que viene de Madrid es la ayuda del Fondo de Liquidez Autonómico para que no quiebren las farmacias, los hospitales, los servicios sociales y las empresas proveedoras de medicamentos y productos sanitarios. Mientras dentro continúa el despilfarro en las pseudoembajadas y en las subvenciones a las redes sociales proselitistas y a los medios de comunicación complacientes cuyo objetivo consiste en crear un clima de crispación y polarización ceñido al modelo chavista-kirchnerista.

Ambiente envenenado
Es significativo comprobar que los secesionistas no sólo no están predispuestos para entablar el diálogo, sino que su sola mención basta para despertar en ellos los peores instintos cainitas. Lo explica en el mismo artículo María Dolores García:

Justo cuando se aflojan las tensiones entre Madrid y Barcelona, las relaciones entre los partidos catalanes están bajo mínimos Ya no hay oasis catalán... El ambiente está envenenado. Los vínculos entre Convergència y sus socios de Unió son más débiles que nunca. Tanto, que en ambos lados consideran que su continuidad sólo está asegurada hasta la consulta soberanista. (...) La crispación, antes tan definitoria del juego político y mediático madrileño, se ha apoderado de la política catalana. (...) CiU no puede atarse en exclusiva a ERC, porque si la tierra prometida se retrasara no cuenta con más aliados, no puede pagar las nóminas y se arriesga a que Catalunya quede marginada de una posible mejora en el sistema de financiación.

El ambiente envenenado aquí descripto saca de quicio a la panfletista –¡y ahora miembro del Consell Assessor per a la Transició Nacional de Cataluña!– Pilar Rahola, quien no abomina de los chanchullos sino de la transparencia y clama, sin renunciar a la adulación (LV, 28/3):

Como entiendo que tanto Artur Mas, como Duran Lleida, como Oriol Junqueras, son políticos de mucha categoría (sic) y mucha responsabilidad (sic), a ellos apelo para que esto pare de alguna forma. O se resuelve entre bambalinas, o se controlan las lenguas más sueltas, o si hay que romper algo, se rompe. Pero no den la sensación de estar jugando a hacer política.

Caciques ensoberbecidos
Ahora acabamos de enterarnos de que mientras Duran Lleida embrollaba con el espejismo del diálogo en el Foro de la Nueva Economía, Mariano Rajoy y Artur Mas conversaban en La Moncloa, entre bambalinas, como aconseja Rahola, sobre los problemas que Cataluña plantea a España, tanto desde el punto de vista económico como desde el político. En lo que concierne al segundo punto, quedó patente, una vez más, que el diálogo es un espejismo (LV, 28/3):

En cuanto al proceso soberanista, las posiciones siguen tan enfrentadas como siempre. La Moncloa describió el problema como "de enorme complejidad y con posiciones muy distantes".

La reunión Rajoy-Mas se celebró el 21/3. El 24/3 apareció en La Vanguardia una entrevista del comisario político Jordi Barbeta al consejero de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó i Aubarell, que ya debía de conocer a fondo lo conversado en aquella reunión. Las respuestas de Gordó reflejaron hasta qué extremo el diálogo con los secesionistas no pasa de ser un espejismo que estos fomentan para ganar tiempo y explotar la distensión ficticia en beneficio de sus objetivos políticos. Cuando Barbeta le planteó:

Diálogo es la palabra de moda. Algunos han querido interpretar estas proclamas a favor del diálogo con Madrid como una marcha atrás del compromiso soberanista y de la consulta;

Gordó le contestó categóricamente:
Todo lo contrario. No hay marcha atrás. El diálogo con el Gobierno de España hará posible la consulta en el pueblo de Catalunya sobre su futuro en las mejores condiciones.

Lo que proponen los secesionistas no es el diálogo sino suplir la voluntad de los ciudadanos y usurpar la representación de una mayoría del censo que nunca han conquistado en las urnas. Lo que ellos reivindican como diálogo no es tal, sino un espejismo en el que la sociedad deberá acatar sus dogmas, mitificar el pasado, sacralizar un simulacro de identidad, aceptar la educación regimentada y asistir a la asfixia de las libertades entre las líneas rojas que trazan caciques ensoberbecidos. Un espejismo que se desarrollará fuera de España y, lógicamente, fuera de la Unión Europea.

LA SANGRE DE LOS OTROS
Fernando García de Cortázar ABC   1 Abril 2013

Ganas dan de callarse ante una nueva provocación que aspira a ser noticia. Como ya no nos sorprende lo que comentan desde la impunidad de sus escaños algunos defensores de lo que ellos han llamado lucha armada, y nosotros preferimos considerar puro y simple terrorismo, lo que nos tienta es el silencio. Pero ni podemos ni debemos permitírnoslo. Bien sabemos que difícilmente sería tomado por indiferencia cobarde y, menos aún, por asentimiento temeroso. Bien sabemos que la conjura de las palabras necias merece la respuesta unánime de nuestros oídos sordos. Pero también sabemos lo mucho que significa esta historia llena de ruido y de furia siempre contada por algún fanático. Tiene el sabor a resaca de lo más sórdido de nuestro pasado. Tiene el resuello exhausto de lo más sucio de nuestro recuerdo. Pero tiene, también, algo que nos obliga a levantar la voz constantemente: este tiempo es el nuestro, no el de ellos. Nos ha costado demasiado espanto y dolor construir aquel futuro de ayer, que hoy es presente. Por eso, a pesar del cansancio, del hastío, de la náusea, no vamos a dejarles la palabra.

Hace falta estar ciego. Hace falta haber errado el rumbo y haber errado el paso para poder decir que hay que dejar en libertad a los presos de conciencia, y referirse con ello a los asesinos de una banda terrorista, cuya brutalidad sin matices y cruel apetencia de la muerte hicieron latir en nuestro país el tenso corazón de las tinieblas. Para ser preso de conciencia, no basta con ser preso, hay que tener conciencia. Sólo una semana atrás, los abogados de una criminal convicta regatearon en Estrasburgo para bajar el precio de su condena. Lo hicieron defendiendo que la sentencia había de analizarse al margen de las circunstancias en que se produjeron los asesinatos. Han bastado sólo unos pocos días para que un dirigente nacionalista vuelva a poner las cosas en el lugar de donde nunca deberían haberse movido. De donde nunca se han movido, de hecho, en la construcción de la peculiar memoria del terrorismo y sus cómplices intelectuales, siempre dispuestos a convertir la historia en camuflaje y la ideología en coartada. La que hace de los criminales heroicos combatientes, cuyo cautiverio debería avergonzarnos.

Hemos tenido el trágico privilegio de soportar el terrorismo más destructivo de un país avanzado y, al mismo tiempo, la escuálida reprobación, el discurso de la doble moral, la comprensión insolvente o el descarado apoyo de sus crímenes. Las democracias europeas nunca han jugado con el fuego de este desafío que no cuestiona sólo las instituciones, sino que trata de convertir la barbarie en una forma de civilización. ¿Hay que recordar cómo cerraron filas todos, absolutamente todos, los dirigentes políticos italianos cuando hubo que barrer a los terroristas de uno u otro signo en los años de plomo? ¿Hay que traer a cuento la forma en que Alemania convirtió en alimañas ateridas a quienes mataron en nombre de la revolución social o la liberación nacional?

Al parecer, aquí nos empeñamos en mantener los peores rasgos de una lamentable excepcionalidad que creíamos dejada ya en el rincón más triste de la historia. Lo que nos diferencia no es sólo la crónica espeluznante de los crímenes, sino la desvergonzada e impune secuencia de declaraciones que insultan a las víctimas para poder ensalzar a los verdugos. No sólo eso. Son confesiones que atentan contra nuestros valores fundamentales, contra los principios sobre los que nos hemos comprometido a convivir y, sobre todo, contra la limpieza moral de nuestra nación. Un dirigente nacionalista ha tenido que descender hasta el infierno verbal del más deplorable sectarismo para indicarnos que los terroristas de ETA no eran asesinos a sueldo, sino honestos rebeldes con causa legítima.

Nunca he creído que todas las ideas sean respetables. En realidad, nadie lo cree, empezando por quienes dejan caer ese lugar común para, a continuación, considerar que el hecho de no pensar como ellos es motivo bastante para ser asesinado. En la base misma de nuestro consenso cultural, el crimen nunca es atenuado por cometerse en nombre de una idea. Por el contrario, la idea queda en suspenso cuando tiene que defenderse con el crimen. Nuestra ética se construye sobre la elección y hay que escoger: o desarmados o desalmados. Con su plomizo cinismo, estos portavoces de la historia nacional de la infamia nos hablan de los etarras como presos de conciencia, luchadores abnegados a los que, al parecer, no sólo hay que dejar en libertad, sino a quienes debemos condecorar con la reputación de su superioridad moral.

A todos esos que con aire reprobador y justiciero ensalzan la heroicidad etarra debemos preguntarles si han puesto en la misma hornacina la imagen venerable de aquellos intrépidos patriotas alemanes de los años treinta del pasado siglo, cuyas creencias indudables llevaron a los siniestros depósitos de los campos de exterminio. Debemos preguntarles si elevan a la misma condición sacramental a los valientes dinamiteros cuya sincera interpretación de la ley islámica les obliga a desguazar en atronadores autos de fe la carne mezquina de los infieles. En definitiva, hay que preguntarles si nos han tomado por indigentes mentales o sólo tratan de abrir hueco en la innegable ambigüedad y el pragmatismo alicorto de tantos dirigentes políticos, a los que creíamos obligados a remontar el alto vuelo de nuestras convicciones.

En esos presuntos presos de conciencia nosotros sólo vemos a quienes dispusieron a su antojo de nuestras vidas. Tanto de quienes la conservamos como de quienes la perdieron. Tuvimos el infortunio de que en España se reprodujera una especie felizmente extinguida, sepultada bajo los escombros de la abyección del siglo XX: esos apóstoles de la ignominia, cuyo demente romanticismo les llevó a pensar que la bondad de una idea se mide por el sacrificio de vidas que demanda. Esa boba presunción no deja de asomar en las justificaciones que ahora se pronuncian, sin recordar que quienes dicen querer dar la vida por una causa, siempre acostumbran a referirse a la existencia ajena. Siempre es la sangre de los otros. En estas condiciones, ojalá este país sólo se hubiera enfrentado a una banda de delincuentes cuya franca motivación hubiera sido la búsqueda del botín. Ojalá no tuviéramos que aguantar, tras el miedo, la rabia y la impotencia, esta serenata inmunda que parece decirnos que los asesinos mataron por nuestro propio bien. Que no les movía el odio a sus semejantes, sino el amor a nuestra tierra. Que no son reos de crimen sino presos de conciencia. Que su condena no es un merecido e insuficiente castigo, sino una situación que revela la flaqueza de nuestra democracia.

Pero sabemos quiénes son y sabemos lo que han hecho. Ninguna pasión limpia ha habitado en su corazón, ninguna benevolencia ha curtido sus actos. Nunca han tenido la mística del apóstol, sino la elemental tenacidad del insecto. Nunca han experimentado la esperanza generosa del revolucionario, sino la instintiva ferocidad del depredador. Tuvieron la inteligencia justa, la indispensable capacidad mental para que sus crímenes nunca fueran fruto del azar, sus víctimas nunca fueran resultado de la excitación, sus objetivos nunca fueran el reflejo de un arrebato. Como lo hace el instinto de la bestia, calcularon siempre el crimen más sencillo, mataron siempre a salvo del peligro, buscaron siempre a la víctima indefensa. Con la conciencia impasible. Con la conciencia inerte. A sangre fría.

La serpiente es siempre serpiente. ETA es siempre ETA
Pepe Álvarez de las Asturias ESD   1 Abril 2013

Mientras el estado democrático y comprensivo le da diputados, alcaldes, subvenciones y acercamientos, lo que estamos logrando no es sino alimentar su veneno con leche y miel.

La serpiente y el hacha. Eso es ETA, ahora y siempre. No nos confundamos.
Ésta es la historia de una mujer de tierno corazón que una mañana invernal, camino del trabajo, halló junto al camino del lago una pobre serpiente medio congelada, con su preciosa piel de colores cubierta de escarcha. "Llévame dentro, buena mujer. ¡Llévame dentro, por amor de Dios!", suplicó la serpiente. "Te llevaré a casa y cuidaré de ti" le prometió la mujer. Y así hizo. La abrigó con sedas, la calentó junto a la chimenea y le dio leche y miel. Aquella noche, la mujer se apresuró cuanto pudo para regresar a casa después del trabajo; y al llegar comprobó con gozo que la serpiente había revivido. "¡Eres tan hermosa! Pero si no te hubiera cuidado ahora estarías muerta", susurró la mujer. Acarició su bonita piel, la besó y la abrazó suavemente. Pero la serpiente, en lugar de darle las gracias, la mordió con saña. "¡Yo te salvé! -exclamó la mujer- Y aun así me muerdes. ¿Por qué? Sabes que tu mordedura es venenosa y ahora voy a morir". "Oh, ¡cállate estúpida mujer! -siseó el reptil con desprecio-. Sabías perfectamente que era una serpiente antes de meterme en tu casa".

No falla. Cada vez que escucho campanas de tregua, cánticos de negociación y músicas celestiales de procesos de paz, resolución del conflicto, derecho democrático a decidir, justicia sin vencedores ni vencidos o como lo quieran llamar en cada coyuntura, siempre -siempre- me viene a la cabeza la vieja canción de Al Wilson The Snake y pienso que los "procesos democráticos por vías políticas y pacíficas", los "presos que están pagando su amor a la patria", el "proceso popular participativo y democrático" y la "oportunidad histórica de la ciudadanía vasca para solucionar el conflicto" no son más que palabras huecas y llenas de veneno, como los colmillos de la serpiente. Y que lo único que pretenden los terroristas es que algún pacificador profesional (jeltzale, socialista, popular o sudafricano) se crea esas mentiras tretorcidas y se lleve a la serpiente moribunda a su casa, para cuidarla, abrigarla, darle leche y miel y ponerla de nuevo en plena forma, con la mordedura presta y la rabia candente. Ya lo hizo el PNV en Lizarra y luego Mister Paz y Txusito en el proceso que nunca existió, el que acabó por puro ´accidente´. Y los seis jueces del TC. Y los actores y actrices comprometidos y comprometidas. Y demás personajillos como Tardá, Mayor Zaragoza, Matute, Colau y un sinfín de comprensivas gentes que ofrecen manta y chimenea a la serpiente en cuanto la ocasión lo requiere. Y cuando no también.

Pero, ¡ay!, como bien nos demuestra la historia –no sólo Al Wilson- la serpiente siempre es serpiente. Y como tal seguirá mordiendo y matando, porque es lo único que sabe hacer. Tal vez ahora no; no porque no quiera, ni porque no pueda (asesinar es fácil; asesinar cobardemente aún más), sino porque no conviene; no se tercia. ¿Para qué, si lo está consiguiendo todo por "la vía política" de Mintegi y compañía? Y así, mientras el estado democrático y comprensivo le da diputados y alcaldes y concejales y subvenciones y censos y faisanes y acercamientos y liberaciones y credibilidad democrática y comprensión internacional y hastío de las víctimas, lo que estamos logrando no es sino alimentar su veneno con leche y miel, fortalecer sus colmillos con calorcito y mimo. Y la serpiente, a esperar. A reivindicar. A chantajear. A politiquear. Sin ceder un ápice (presos, Navarra, Iparralde, reconocimiento de sus víctimas, armas intactas, reivindicaciones intactas…). Y todos felices, porque la serpiente –dicen- ha sido vencida y anulada, derrotada; ya no muerde, ya no mata.

La única forma de que deje de mordernos es encerrarla en una jaula hasta que entregue las armas, pida perdón (sin cruzar los dedos por detrás), cumpla su condena y apueste (sin cruzar los dedos por detrás) por la reinserción sincera, de corazón y sin vuelta atrás. En palabras de Shane O´Doherty, el ex terrorista del IRA que comenzó la corriente de arrepentimiento y perdón: "Creo que ningún gobierno debe negociar con terroristas. Cuando hayan cambiado su conciencia, su corazón; cuando hayan pedido perdón por la violencia y por las víctimas y destruyan sus armas con testigos internacionales, entonces se podrá hablar del fin de ETA. No hay más terrorismo en España que el que hay en los corazones de los terroristas. Los asesinos no son una parte de los políticos; sólo los que se arrepienten en conciencia y se dedican al servicio público, tal vez puedan llegar a serlo". Shane lo sabe bien: jefe de explosivos del IRA con 19 años, cumplió 14 de condena y lleva más de 30 pidiendo perdón… sin haberse perdonado aún a sí mismo.

No, no me fío de la serpiente. No puedo. Seré cruel e incomprensivo. Tal vez. Me llamarán enemigo de la paz, fascista, españolista y yo qué sé qué más. Seguro. Pero no puedo. Me creo más la fábula de Al Wilson que la de Sortu/Bildu. Soy así, un desconfiado. Todavía habrá quien piense que hay serpientes buenas y malas; todavía habrá quien piense que se las puede domesticar ("Domesticar es crear lazos" decía el Principito).

Pero volverá a morder, fijo, cuando convenga. Cuando no logre su fin. Cuando toque presionar. Ahora tal vez no sea el momento. Ahora toca sisear. Mañana, ya veremos. La cobardía es una poderosa fuerza para hacer el mal.

Y para terminar, una cita bíblica, por aquello de la recién terminada Semana Santa: "Y el Señor Dios dijo a la serpiente: Por haber hecho esto, maldita seas entre todos los animales domésticos y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida". Pues eso.

España / terrorismo
Resistencia Galega se escuda en una vasta trama de financiación y reclutamiento
j. pagola / madrid ABC  1 Abril 2013

Como en el caso de ETA, cuenta con el apoyo de un frente de abogados, correa de transmisión entre la dirección y los presos, así como con una trama juvenil

Resistencia Galega (RG) es, a día de hoy, la única banda terrorista que se mantiene operativa en España, respaldada por una estructura perfectamente organizada para desarrollar los diferentes frentes de lucha que describe el manual clásico marxista-leninsta. El objetivo de RG, según sus documentos internos, es la toma violenta del poder en Galicia para lograr un estado independiente.

La Organización de Liberación Nacional (OLN) está configurado dentro del organigrama como el «Partido» que debería ser la «vanguardia» del actual terrorismo gallego, como en los Grapo era el PCE reconstituido. En teoría, dirige todas las organizaciones a través de «delegados» no declarados para dar muestras de autonomía y eludir la acción de la Justicia. Marca la línea «política» y la «lucha armada». Pero la debilidad de la que hace gala en estos momentos, por los golpes policiales que viene sufriendo, obliga a que el liderazgo se lleve desde la propia RG.

Resistencia Galega es el grupo terrorista como tal, encargado de materializar los atentados. Los objetivos son infraestructuras públicas, inmobiliarias, bancos, instituciones, partidos políticos... Sus integrantes viven en la clandestinidad o camuflados en una estructura encubierta a fin de evitar ser relacionados con la actividad terrorista. Utilizan artefactos explosivos artesanales, que fabrican ellos mismos con material que adquieren por vía convencional. Pero siempre están confeccionados con similares patrones.

En principio, no buscan causar víctimas mortales, aunque ello no quiere decir que no las puedan provocar en cualquier momento, por la envergadura de las bombas. En sus documentos no expresan las causas por las que evitan muertos, pero los investigadores creen que es porque no quieren enemistarse con la sociedad gallega o por miedo a que una víctima desencadenaría una ofensiva más contundente del Estado que RG no se sentiría con capacidad de hacer frente.
La trama juvenil

La Asamblea da Mocidade Independentista (AMI) es la organización juvenil del Movimiento de Liberación Nacional Galego (MLNG). Es el «vivero» en el que se recluta y adoctrina a jóvenes, especialmente estudiantes, para que se incorporen, bien al «Partido», bien al grupo terrorista. A tareas de captación de simpatizantes para el Movimiento de Liberación Nacional galego también se encarga la denominada «Agrupación de Montaña Augaas Limpas (AMAL). .

Ceivar (Liberar) es el equivalente a lo que eran las Gestoras pro Amnistía en el caso de ETA. Gestiona la victimización de los presos y la manipulación de sus familiares, con el objetivo de promover simpatías y solidaridades y, por el contrario, acusar de represor al estado. Muy relacionado con este frente está la organización sectorial integrada por abogados afines, que defienden sistemáticamente a los presos acusados de pertenecer al Movimiento de Liberación Nacional Galego. Más allá de su labor de asistencia letrada, se encargan de transmitir mensajes entre los presos y los integrantes del Movimiento de Liberación Nacional Galego que están en libertad.


Recortes de Prensa   Página Inicial