AGLI Recortes de Prensa   Viernes 26 Abril 2013

Un paro consecuente con la política fiscal
EDITORIAL Libertad Digital 26 Abril 2013

Por primera vez en la historia, España tiene seis millones de parados, según atestigua la última Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística. El paro subió en 237.400 personas en el primer trimestre respecto al trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo llegó al cierre de marzo hasta el 27,6%. En total, en el último año han sido 563.200 los españoles que han perdido su empleo, con el correlato inevitable del aumento del número de hogares con todos sus miembros inactivos, que actualmente suman ya casi los dos millones.

Los supuestos esfuerzos para reactivar la economía del Gobierno de Rajoy están demostrándose baldíos, por la sencilla razón de que no se han llevado a cabo las medidas que el propio Partido Popular defendió cuando concurrió a las pasadas elecciones. En realidad, el Gobierno ha hecho exactamente lo contrario de lo prometido, con subidas de impuestos brutales y reducciones cosméticas de un entramado público que permanece prácticamente intacto. Esto último lo revelan con toda su crudeza las sucesivas entregas de la EPA, en las que se constata que, si bien la Administración ha ido reduciendo progresivamente el número de funcionarios –aunque aún tengamos 400.000 más que en 2000–, el entramado de empresas públicas dependientes de los distintos organismos oficiales sigue manteniendo el mismo número de empleados, en su práctica totalidad contratados de manera discrecional en función del criterio de los políticos encaramados a sus puestos de dirección, como es bien sabido. Son empresas que deberían haber desaparecido hace ya varios años, salvo contadísimas excepciones muy justificadas; pero no sólo no se tiene la menor intención de suprimirlas, sino que sigue manteniendo a su personal y detrayendo dinero del contribuyente por una mera cuestión política, no de racionalidad económica.

A este inexistente ejercicio de verdadera austeridad, a pesar de las proclamas en contrario de la oposición, el Gobierno de Rajoy suma una brutal política de subidas de impuestos que es consecuente con su laxitud presupuestaria, puesto que si se ha de reducir el déficit público y no se tiene intención de acabar con el despilfarro es inevitable aumentar la presión fiscal, para al menos no alejarse demasiado del objetivo comprometido con las autoridades europeas.

Sin un ajuste severo en las cuentas públicas que permita una bajada proporcional de la exorbitada presión fiscal que padecemos, es prácticamente imposible que familias y empresas se atrevan a tomar decisiones inversoras que estimulen la economía y reactiven el mercado de trabajo. Cuando el único horizonte posible es la supervivencia, el consumo se contrae y las inversiones se aplazan, que es lo que está ocurriendo en la economía nacional, según acreditan las cifras de la EPA.

En el Partido Popular pueden seguir culpando a Zapatero de las cifras brutales de paro que padecemos, pero mientras Rajoy no decida ocuparse de la economía, dejando a un lado sus componendas políticas con nacionalistas y demás grupos parasitarios, ése será tan sólo un argumento admisible en las cada vez más patéticas sesiones de control parlamentario. España tiene un presidente del Gobierno que lleva diciendo desde que llegó a La Moncloa que su principal preocupación, en realidad la única, es la economía. Hora va siendo de que empiece a demostrarlo.

La tragedia paralizante del desempleo
JUAN RAMÓN RALLO Libertad Digital 26 Abril 2013

Es difícil hallar calificativos para el desastre económico que suponen las cifras de desempleo. No ya sólo por el drama vital de (cada vez más) millones de personas en paro, sino por cómo va a terminar hipotecando el futuro de nuestro país en forma de trabajadores escasamente productivos debido a su nula experiencia laboral previa o a su progresiva pérdida de aptitudes por verse incapacitados a desplegarlas en su campo profesional. No es, desde luego, algo novedoso, pues el país lleva desde 2010 con una tasa de paro por encima del 20%, pero sí es una lacra que no ha dejado de empeorar desde entonces y, sobre todo, que se está convirtiendo en una plaga endémica.

Incertidumbre y Estado
Pero las altísimas cifras de paro que estamos padeciendo conllevan un problema añadido que termina por complicar definitivamente la cuestión y por arrastrarnos a un círculo vicioso de difícil salida. El elevado desempleo estructural es una de las fuentes de mayor incertidumbre personal que puede padecer un individuo y la incertidumbre (sobre todo en sociedades hiperestatalizadas como la nuestra, donde los ciudadanos apenas gozan de medianos patrimonios que les permitan resistir tan aciagos momentos) suele ir asociada a intensas peticiones de una mayor intervención estatal dirigida a aplacarla.

En una depresión deflacionaria como la actual, esa intervención tiende a ir dirigida o a impulsar planes expansivos del gasto que permitan colocar a los desempleados “en lo que sea” o a imponer todo tipo de rigidices y restricciones en los mercados para impedir cambios en las condiciones laborales de aquellos “privilegiados” que mantienen su empleo. Y si nada de lo anterior puede incrementarse de manera masiva, la presión social suele ir orientada a, al menos, conservar las intervenciones existentes.

España se encuentra precisamente en este último caso. El país se halla cerca de la bancarrota financiera y social, pero las reformas y los ajustes imprescindibles para salir adelante todavía están pendientes de aprobación: el déficit sigue superando los 70.000 millones de euros, el empleo público aún requiere de un ajuste adicional de unas 400.000 personas, la dualidad del mercado de trabajo permanece casi intacta, no se ha roto ni uno solo de los múltiples oligopolios sectoriales de los que viven muchísimos profesionales, las fraudulentas pensiones públicas que han devenido la única fuente de ingresos en muchas familias son absolutamente insostenibles, etc.

Se mire por donde se mire, el país no es viable en su forma actual, pero el drama del desempleo es de tal magnitud que pocos son los dispuestos a beber el amargo trago de las reformas y de los ajustes necesarios para volver a crear riqueza saneando los destrozos de la triple burbuja que padecimos. Y el primero que no quiere y que lleva resistiéndose a hacerlo desde el primer día es nuestro socialdemócrata Gobierno rajoyesco: las salvajes subidas de impuestos que hemos padecido y que han laminado a millares de empresas fueron una forma de minimizar “el impacto social” de los recortes, redistribuyendo sus costes; y las reformas aprobadas han tenido un carácter meramente cosmético (con la muy parcial, y en sí misma insuficiente, excepción de la reforma laboral), pensadas más para satisfacer a la burocracia bruselense que a las empresas españolas.

Asistencia en lugar de creación de riqueza
Lejos de tratar de alcanzar una economía que genere riqueza de un modo autosuficiente, el Gobierno y una parte muy importante de la sociedad están intentando conservar un insostenible Estado asistencial que reduzca los rigores de la crisis. El objetivo ambicionado, por consiguiente, no es sacar adelante toda una batería de reformas que permitan corregir los desequilibrios que, seis años después de estallar la crisis, todavía seguimos arrastrando, sino contentar a nuestros acreedores dándonos una capa de maquillaje para que así nos sigan prestando fondos y podamos seguir tirando unos cuantos meses más.

Pero, ¿hasta cuándo? Porque eso es justamente lo que no queda muy claro. El Gobierno parece confiar en una recuperación a lo largo de la segunda mitad de legislatura, de modo que no habría motivo para enemistarse más con los ciudadanos promoviendo medidas impopulares. Y muchos de esos ciudadanos sólo se preocupan –como es lógico– de su suerte individual: hay que postergar cualquier reforma y ajuste que pueda afectarles de lleno hasta, como mínimo, que encuentren un trabajo. El problema es que ni unos ni otros parecen darse cuenta de que las reformas y los ajustes en profundidad son precondición para que ambas cosas puedan suceder, lo cual nos lleva a que los razonables miedos y el menos razonable apego al Estado que suscita el desempleo tiende a dificultar las reformas necesarias y, por tanto, a autoperpetuarse.

En cualquier otro ámbito de nuestras vidas somos conscientes de que los giros copernicanos suelen resultar más necesarios y apropiados a la hora de enfrentar situaciones personales o profesionales desesperadas. Y es de sentido común: cuando algo te va muy mal es porque algo estás haciendo muy mal y, por tanto, cuando has de afrontar cambios más radicales. En política, sin embargo, nuestros gobernantes y gobernados toman la crisis no como el síntoma inequívoco de que no podemos perseverar en las equivocaciones que nos han conducido hasta el desastre (sobreendeudamiento, economía anticompetitiva, hipertrofia financiera, Estado niñera…) sino como justificación de que hemos de evitar corregirlos o, incluso, de que conviene catalizarlos para minimizar las dañinas consecuencias de la crisis. Pero, por ese camino, los daños no sólo no se minimizan, sino que se convierten en estructurales hasta que el sistema revienta y, entonces, los cambios se imponen por la fuerza de los hechos.

Por desgracia para España, hace tiempo que renunciamos a volvernos una economía generadora de riqueza y nos obsesionamos con conservar un Estado asistencial que nos permita resistir la crisis sin fracturas sociales. He ahí el resultado de preferir un estancamiento cohesionado a una recuperación dolorosa: al final, nos hemos quedado con un estancamiento doloroso del que cada vez cuesta más salir. Cerramos marzo con 6,2 millones de parados: 6,2 millones de parados que nadie tomará como la mejor razón para liberalizar verdaderamente el país y achicar su infinanciable Estado, sino para todo lo contrario. Esa es nuestra paralizante tragedia.

ESPAÑA VA MAL
Brotes verdes en la prensa del PP
Guillermo Dupuy Libertad Digital 26 Abril 2013

A la vista de las portadas de El Mundo y, sobre todo, ABC y La Razón de este miércoles, poco importa que España haya cosechado en 2012 el mayor déficit de la Unión Europea. Poco importa igualmente que en 2012 España haya sido el país europeo con mayor ritmo de endeudamiento, cosa que no ha evitado el dejar de contabilizar como déficit los préstamos al sector bancario. Tampoco parece que importe que el incremento de nuestra deuda pública en 2012, a razón de 400 millones de euros más cada día, haya sido el mayor alcanzado en un solo año en toda nuestra historia, mayor incluso al del 2009, el año más negro de la etapa de Zapatero. Parece que tampoco nos debería quitar el sueño que los presupuestos de 2013 se hayan vuelto papel mojado en abril, como oportunamente sí destacaba un día antes la portada de El Mundo.

Y es que ha bastado que la prima de riesgo bajara a los 300 puntos y que la bolsa subiera un 3,26% el martes para que todos estos diarios dieran al día siguiente rienda suelta a una injustificada euforia. Así, el principal titular de El Mundo, con más desvarío que optimismo, decía: "Los mercados apuestan por más crecimiento y menos austeridad". El de ABC, sobre la foto de un sonriente Rajoy y una gráfica de la descendente prima de riesgo, nos anunciaba "nuevos ajustes pese a la caída de la prima a 300 puntos". La Razón, en pleno éxtasis, se limitaba prácticamente a un rotundo titular que decía:

"Confianza en España".
Y es que parece irrelevante que esa caída de la prima de riesgo frente a Alemania la hayan experimentado de manera similar otros países, y que se deba más a la contracción germana que a la mejoría de los países que estamos en muchísimo peor situación. Poco importa que ese descenso –como el también generalizado repunte bursátil– se deba a un descontado recorte de los tipos de interés por parte del BCE, cuyos efectos son tan artificialmente estimulantes como pasajeros. Tampoco importa que la prima de riesgo de nuestra deuda soberana, pese a su tendencia descendente, siga justificadamente por encima de los altísimos niveles que alcanzó con Zapatero.

Es tal el deseo de ABC y La Razón de ver vegetación en el páramo popular que ambos diarios utilizan los datos puntuales relativos a la bolsa y la prima de riesgo para dar un aplauso general a la zascandil y zapateril política económica del Gobierno.

El Mundo, cuyo titular de portada propagaba el generalizado y fatal error de contraponer crecimiento y austeridad pública, al menos arregla bastante las cosas en un editorial que acertadamente reclama al Gobierno "las reformas pendientes, especialmente la reforma del sector público", al tiempo que alerta contra "la tentación de incrementar la deuda ante la reducción de su coste".

Pero para ABC y La Razón la "gran jornada para la deuda" del martes "implica que la receta económica aplicada por el Gobierno del PP está dando sus frutos" y que, lejos de responder a variables coyunturales, obedece "al cambio de rumbo emprendido por Mariano Rajoy".

Dicen que todo depende del cristal con que se mire. Lo que es evidente que algunos periódicos se han puesto el cristal verde en los ojos por un mero cambio de siglas al frente del Gobierno.

En defensa de la democracia
Editorial La Razón 26 Abril 2013

La llamada a asediar el Congreso por parte de una plataforma de la izquierda radical apenas reunió ayer en Madrid a un millar de personas, pese a que la convocatoria había sido ampliamente publicitada por los medios de comunicación. Pero el fracaso relativo de la marcha, rechazada en el último momento y en distinto grado por todos los partidos políticos de izquierda y los colectivos de «indignados» ante las pruebas incontestables del fin violento que perseguían sus organizadores, no debe hacernos obviar la deriva preocupante que están tomando las acciones de protesta en España durante los últimos meses. Con un problema añadido: la frecuente complacencia de la izquierda parlamentaria ante unos métodos de agitación que, cuando menos, rozan la ilegalidad.

Una actitud peligrosa que puede alentar a los grupos más radicales, a los «antisistema» de tendencias anarquistas, a actuar violentamente contra las instituciones democráticas y sus representantes. Ayer, las consecuencias podrían haber sido otras, mucho más graves, sin la oportuna y profesional actuación preventiva de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que consiguieron interceptar y detener a una docena de individuos provistos de material incendiario y petardos de gran potencia antes de que pudieran actuar.

Sin embargo, la respuesta a lo que están buscando los grupos extremistas, que no es otra cosa que la deslegitimación del sistema democrático, no puede venir exclusivamente de la actuación policial, por eficaz que ésta haya sido. La respuesta concierne a todas las instituciones del Estado, pero especialmente a los partidos políticos con representación parlamentaria, que deberían deslegitimar contundentemente eslóganes del tipo «No nos representan» o «Nos gobiernan por el miedo», que cuestionan las bases de nuestra democracia, ejemplar en muchos aspectos.

La tentación, tan cara a la izquierda, de buscar en las calles el desgaste de un Gobierno elegido por mayoría absoluta hace poco más de un año, puede dar réditos en términos de baja política, pero es una apuesta de riesgo para la estabilidad del país, en un momento de grave crisis económica, con altos índices de desempleo y preocupación social. La respuesta, también, concierne al Poder Judicial, algunos de cuyos representantes mantienen actitudes demasiado «comprensivas» ante actuaciones que están claramente tipificadas en el Código Penal, que llevan a la confusión de la ciudadanía. La amenaza pública, el acoso callejero, los llamamientos a la violencia, la tenencia de sustancias incendiarias, la resistencia a la autoridad o la destrucción de bienes públicos y privados son delitos que no deberían ser minimizados por una laxa concepción de los derechos de manifestación y expresión.

ASEDIO FRUSTRADO
No era un intento de jaque al sistema, sólo vandalismo

Ana I. Martín www.elsemanaldigital.com 26 Abril 2013

La manifestación de las inmediaciones del Congreso acabó como era de prever: con violencia y cargas policiales.

Asomando la cabeza entre las rejas que protegían el Congreso en dirección a la plaza de Neptuno, un manifestante se afanaba en convencer a un grupo de periodistas que estaba en el interior del perímetro de seguridad: "Aquí hay buena gente, somos gente corriente". Ocurre que unos metros más a su derecha varios jóvenes veinteañeros y encapuchados zarandeaban con rabia las vallas de protección mientras desafiaban a los policías al grito de "no tenéis cojones sin el uniforme".

Y eso que para entonces no había comenzado la lluvia de botellas de cerveza, latas y petardos que desencadenó los primeros incidentes entre los manifestantes y los agentes pasadas las ocho de la tarde. Nadie podía decir que no se vinieran venir, y de ahí el amplísimo dispositivo de 1.400 antidisturbios. Luego fueron los conos de señalización del tráfico y todo lo que pillaron a su paso, incluidos contenedores y escaparates.

Puede que unas cuantas decenas del aproximadamente medio millar de personas que este jueves secundó el Asedio al Congreso fueran a Neptuno bienintencionadas, convencidas de que ésa es la mejor forma para cambiar las cosas. Pero no la mayoría. Lo que había tras las vallas de la Carrera de San Jerónimo era un puñado de jóvenes antisistema que descargaba su ira a voces contra un Estado al que se referían como fascista, terrorista, represor y policial. Miembros de los Bukaneros, Izquierda Castellana y Contrapoder, entre otros.

Horas antes de la convocatoria los datos de la EPA habían helado la sangre a España, si es que le queda alguna después de años de hemorragia incontenida. Entre ellos uno especialmente: la tasa de paro juvenil -hasta 25 años-, que ha escalado hasta el 57,22% y va camino del millón de damnificados. Muchos de los que este jueves se manifestaron todo lo cerca de la Cámara Baja que pudieron están en esa franja de edad. Sin embargo, en sus pancartas y en sus cánticos no había ni rastro de los datos del desempleo. Porque lo que persiguen la mayoría de ellos no es hacer una crítica constructiva al sistema, sino destruirlo.

A esta hora los miembros de la Plataforma en Pie -la convocante- estarán sacando pecho. No porque la manifestación fuera mayoritaria, sino porque consiguió un doble objetivo: poner en jaque a las fuerzas del orden público, hasta el punto de requerir un despliegue policial superior al de la última huelga general; y dar carnaza a su masa enfurecida con las imágenes de las cargas y las detenciones.

La clase política no ha tomado nota de una concentración que, por su cariz violento, ningún partido del arco parlamentario secundaba públicamente. No al menos en la forma y difícilmente en el fondo, puesto que la alternativa de los manifestantes a la situación actual es acabar con todo: con el Gobierno, con las Cortes y hasta con la Jefatura del Estado. La mayoría de los diputados ni siquiera estaba a esa hora en su despacho al no haber sido día de Pleno. El presidente, Jesús Posada, sí se asomó a las puertas en un par de ocasiones. Y lo que vio no le gustó.

Guerra electrónica o las contramedidas y las contramanifestaciones. Cortafuegos
Nota del Editor 26 Abril 2013

En eso de la guerra electrónica, al menos hace algunos años cuando tenía alguna cercanía con el tema, se hablaba de medidas, contra medidas, contra contra medidas y mas vueltas. En resumen, si a alguien se le ocurre una medida para defenderse ante un ataque, el atacante preparará otro tipo de ataque para contrarrestar la medida de defensa, y el atacado preparará otra contramedida y así hasta que se termine el presupuesto, en aquellos tiempos, militar. Si no le gusta esto de la EW y la ECCCCM puede pensar en los corta fuegos, o los fuegos: se encuentra en una isla se inicia un fuego y para librarse de terminar asado, inicia otro fuego en el extremo donde sopla el viento y así  cuando llegue el frente, el otro ya se habrá extinguido al haber alcanzado el final y por lo menos terminará con los pies negros pero dispuesto a volver a empezar.

Esto de las manifestaciones lideradas por los vándalos que se resumen en un enfrentamiento con la policías, me hacer pensar, mal, como es lógico, y buscando los beneficiados aparecen los profesionales de la política.

¿ Que porqué? Pues por varios motivos, el principal, que así evitan que los millones de españoles que estamos en su contra, podamos manifestarnos y demostrar su inutilidad, su falta de principios éticos, su ineficacia, (otros tienen información y también demuestran su corrupción), sus despilfarros.

Así que dando un empujoncito (coste muy reducido) a los "antisistema" y poniendo enfrente a los sufridos miembros de la policía nacional (coste un poco mayor, entre dietas y traslados, atención médica y bajas), consiguen que nos quedemos sin mostrar nuestro enfado y rechazo a sus miserias y ellos a seguir viviendo del cuento a costa de nuestros bolsillos y por ello constituimos el conjunto de los perjudicados.

Otra ventaja es que con estos actos, los profesionales de la política aparecen como mártires, a los periodistas con las neuronas oxidadas se les llena la boca al hablar de la democracia que hay en lo que queda de España, como si esto fuera una democracia, y luego es posible que pasen a cobrar también por esta colaboración para que todo siga igual.

Si no está de acuerdo, eche mano del latín y pregúntese ¿ Cui prodest ? ¿Quién se beneficia?), Ni Vd., ni yo, ni la policía (+ dietas - riesgos), ni los "antisistema" (+fama, +adrenalina, +dinero negro -riesgos, -disponibilidad). Y si esto no fuera suficiente, eche la vista atrás y recuerde lo que pasó con el 15M, y anteriormente con las asociaciones de víctimas (directas) del terrorismo: los profesionales de la política utilizan todos sus medios (nuestro dinero) para desactivar cualquier atisbo de pérdida del poder que llaman democracia. Estos profesionales de la política deberían darse cuenta de que hay parte de la ciudadanía que no está descerebrada y queremos que dejen de tomarnos el pelo, que su tiempo está a punto de terminar, de que no queremos seguir entre el eterno big bang que nos aplican, que queremos ser libres y ciudadanos ejercientes y no esclavos a título oneroso para nosotros y lucrativo para ellos (por eso del IRPF).

Alguien querrá hilar mas fino entre los beneficiados, y pensará que el partido x se beneficia mas que el partido z, pero si lee la prensa, verá que en general, los profesionales de la política viven mejor en la oposición, mejores emolumentos, ninguna responsabilidad, llegan al gobierno diciendo "nosotros no sabíamos ", unos verdaderos inútiles que además dejan toda la basura debajo de la alfombra y cuando algún despistado, en nómina con nuestro dinero, descubre algo, ya es demasiado tarde, la legislación no contempla el fiasco o aparece un oportuno indulto.

ASEDIO AL CONGRESO
Irrelevante a fuer de violenta
Emilio Campmany Libertad Digital 26 Abril 2013

La extrema izquierda se proponía este jueves hacer una demostración de fuerza mediante una concentración ilegal alrededor del Congreso de los Diputados. Dado el grado de indignación popular, cabía esperar una masiva afluencia. Sin embargo, la violencia con la que adornó sus últimas concentraciones ha hecho que la cantidad de público que ha acudido a desahogarse haya sido ridícula. Lo escaso del respaldo debería hacer reflexionar a IU y al PSOE acerca de si es la mejor política apoyar manifestaciones ilegales de indignación como los acosos a políticos de derechas que está llevando a cabo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, y que también son muy escasamente secundados.

Al final va a resultar que los españoles somos más maduros que nuestros políticos y dirigentes. Lo digo por lo acomplejados que éstos se han mostrado ante tales acciones ilegales, desde el presidente del Tribunal Supremo hasta el del Gobierno, pasando por el del Congreso de los Diputados, que ha caído en la cobardía de suspender el pleno de este jueves. Muchos son también los periodistas que se han mostrado comprensivos hacia estas formas ilegales e ilegítimas de manifestar la indignación ciudadana. Todos ellos, políticos y periodistas, lo hacen porque están convencidos de que los acosadores cuentan con la simpatía de la mayoría de los españoles. Pues ya pueden ver que no, que los españoles nada tienen que ver con formas de cambio político más o menos violentas, y la enorme cantidad que de ellos hay indignados ha preferido dejar sola a esta extrema izquierda que se envuelve en las viejas banderas de uno de los bandos de la Guerra Civil, a fin de cuentas un motivo más para no estar con ella.

Ahora bien, el fracaso de la extrema izquierda en su intento de aglutinar el enojo que solivianta a los españoles corre el riesgo de confundir al Gobierno haciéndole creer que, aun sin apoyarla, los españoles comprendemos que su política es la única posible. Está muy equivocado. Desde luego, la mayoría no es partidaria de recortar el gasto público porque cree que hay margen para que el Estado active la economía haciendo eso que tanto les gusta hacer a los políticos, gastar. Y cree que el dinero necesario puede sacarlo de lo que ahorre disminuyendo los muchos privilegios de los que la casta disfruta sin necesidad de recortes sociales en sanidad, educación o pensiones y aumentando los impuestos a los ricos. Pero lo piensa así porque nadie le ha explicado la realidad de la situación. Podemos y debemos ahorrar tanto como se pueda achicando el Estado, empezando por liquidar esta estructura administrativa elefantiásica que llamamos Estado de las Autonomías. Pero, por desgracia, eso no será suficiente. La única forma de activar la economía es reducir los impuestos y flexibilizar el mercado de trabajo. Eso exige renunciar a algunos beneficios sociales que ya no podemos permitirnos, al menos por el momento. Y al Gobierno corresponde explicárselo a este pueblo que está demostrando más madurez que él. Luego, habrá que hacerlo.

Nos toma el pelo
Rafael López Diéguez www.gaceta.es 26 Abril 2013

El Gobierno propone subordinar el CGPJ al consenso político.
¿Puede el Estado de Derecho existir de forma plena sin que se respete la absoluta independencia del Poder Judicial? Según el actual Ministro de Justicia, el ínclito Alberto Ruiz-Gallardón, la respuesta no sólo debe de ser afirmativa sino que, además, la elección de los órganos de gobierno del Poder Judicial por parte del legislativo, y supongo que llegado el caso por el ejecutivo, debe aceptarse como la fórmula más garantista de su independencia. Ni más, ni menos. Con este razonamiento-Ruiz Gallardón ha conseguido dos cosas: la primera, como por otra parte viene siendo costumbre entre los ministros del Gobierno, pasar por encima del programa electoral del partido; la segunda, convertir en papel mojado lo dispuesto en la propia Constitución.

Sin pestañear, el ministro ha pasado de ser un férreo defensor de la despolitización de la justicia a convertirse en un teórico de las bondades del control político de la justicia. Algo que por otro lado no debiera sorprendernos, porque cuando el PP o el PSOE están en la oposición claman por la independencia y la despolitización pero cuando llegan al poder hacen exactamente lo contrario.

El ministro nos ha adoctrinado con una de sus habituales tomaduras de pelo: como lo que hace el Parlamento es consensuar los nombres de los vocales del Poder Judicial no se trata de una elección político/partidista y por tanto se respeta la intención del texto constitucional. ¡Casi nada! Con la reforma planteada lo que propone el Gobierno es subordinar el CGPJ al consenso político, lo que además supone mantener la designación política del Tribunal Constitucional. Todo ello cuando lo que debiera prosperar sería la ausencia total de intervención e intromisión política en el Poder Judicial.

España, una errata de la Historia
Pedro de Hoyos Periodista Digital 26 Abril 2013

José Manuel Caballero Bonald ha dicho al agradecer el premio Cervantes que la poesía permite corregir las erratas de la historia. ¡Y luego me preguntan que para qué sirven la literatura y las palabras bellas! Como poco son las balas de algodón que frenan los impactos de la vida o el algodón que limpia y desinfecta las heridas que ésta nos deja.

La frase del poeta me ha hecho pararme un minuto a reflexionar sobre la poesía y la historia, a reflexionar sobre si habrá suficiente poesía para envolver la actualidad o si la historia, que explica la vida a toro pasado, encontrará palabras sin erratas para contar lo que nos está pasando.

No soy dado a revoluciones ni a grandes aspavientos, a mi edad tengo mucho ya visto y algo he aprendido. Pero todavía conservo mi capacidad de asombro para no admitir con encogimiento de hombros las barbaridades sociales y los disparates económicos que están sucediendo. Y cuando digo barbaridades y disparates lo hago sin conocer todavía qué nuevas medidas va a aprobar hoy el consejo de ministros.

Pero un disparate es que haya casas vacías mientras hay vecinos sin casa. O que un gobierno socialista facilitase juzgados para desahucios. Un disparate es que nuestras autonomías tengan deudas y sus consejeros en la televisión pública cobren más que el presidente del gobierno. Un disparate es que a los funcionarios se les recorte el sueldo mientras se suben complementos a los cargos medios. Y también que suban los cargos medios… ¿Hay poesía que cure tanto daño?

Y una barbaridad es que todo ello se intente solucionar subiendo los impuestos sin haber ahorrado antes gastos superfluos e inútiles. O que los parlamentarios con dos legislaturas tengan ya asegurada su pensión mientras algunos pensionistas sufren para llegar a fin de mes. O que disponiendo de un listado tan prolijo de sinvergüenzas no haya ninguno de importancia en la cárcel.

Estamos sin duda viviendo una errata de la Humanidad, una época excepcionalmente negra que nuestros biznietos calificarán con enérgica repulsa, viéndola con la misma incomprensión y dolor con que nosotros vemos la revolución industrial del siglo XIX, cuando trabajaban los niños o cuando los obreros trabajaban doce horas diarias, siete días a la semana.

Puede que la poesía sea el algodón que suavice el encontronazo que nos está dando la vida pero dudo que haya producción mundial suficiente. Ni de poesía ni de algodón.

INDEPENDENCIA
La moneda de una Cataluña independiente
Cristina Losada Libertad Digital 26 Abril 2013

El Tesoro británico ha elaborado un informe sobre las consecuencias monetarias de la independencia de Escocia. Esto de la independencia suena bonito hasta que uno se pone a hacer las cuentas. La cuestión, para empezar, es en qué moneda habrá que echarlas; es decir, cuál sería la moneda de un Estado escocés independiente. ¿La libra, el euro o una moneda propia? ¿Y la libra con unión monetaria con el Reino Unido o sin ella? Las buenas malas noticias del Tesoro son éstas: ninguna de las opciones abre un camino de rosas. Todas tienen costes. Y la única opción que no entraña cesiones de soberanía es disponer de una moneda propia. John Kay, del Financial Times, ya ha propuesto un nombre: el bawbee, que era como se llamaba la moneda que acuñó el padre de María Estuardo.

El informe, naturalmente, no ha gustado a los de Salmond. Los nacionalistas escoceses, igual que los catalanes, quieren que la gente crea en dos imposibles: que la independencia sale gratis y que con ella se gana dinero. Pretenden que Londres o Madrit asistan como solícitas y silentes comadronas al parto y ayuden a la partición de los Estados respectivos, en lugar de obstaculizarlo con negros augurios sobre sus efectos. Son consecuencias insoslayables, pero todo el esfuerzo del separatismo se centra en soslayarlas. Es consciente de que su crucero a la Tierra Prometida sólo se llena si los pasajeros permanecen en la ignorancia del precio.

En el Reino Unido se han propuesto estudiar y difundir los costes de la independencia que el nacionalismo escocés esconde o minimiza. Es un trabajo por convencer a aquellos que aún no están convencidos, que no son separatistas irreductibles. En España, en cambio, los únicos que hacen ese trabajo son los nacionalistas. Frente a su labor de desinformación no hay nada sistemático y consistente. Los de Artur Mas no predican la separación sólo por razones esencialistas, por la nación catalana que existe desde el Big Bang y cosas por el estilo. Presentan argumentos económicos, de coste y beneficio, de ventajas y dinero, mientras los defensores de la unidad de España muestran un olímpico desdén por los aspectos prácticos.

El Consejo de Transición Nacional, que ha formado Mas, suministrará en los próximos meses respuestas a las preguntas que suscita la independencia. Sesudos tochos, estudios económicos y jurídicos caerán sobre la sociedad catalana para persuadirla de que la separación de España le conviene, y mucho. De continuar como hasta aquí, no habrá ningún contrapeso, ningún esfuerzo similar por convencer a los que dudan. Por dar las respuestas veraces y demostrar que la separación es, ante todo, un pésimo negocio para los catalanes. Veamos, para empezar, cuál sería la moneda.

LIBROS
'Los muros de Cataluña'
Antonio Robles Libertad Digital 26 Abril 2013

Con una prosa fluida, transparente y certera, Javier Montilla acaba de resumir con eficacia la mirada que la disidencia en Cataluña al nacionalismo ha ido construyendo a lo largo de estas últimas tres décadas. Lo ha hecho en un libro de menos de 200 páginas, muy fácil de leer y mejor hilvanado, para que el lector digiera con facilidad las verdades del barquero que la sociedad catalana nacionalista oculta y la española se empeña en ignorar.

La edad del autor, 36 años, debe tenerse muy en cuenta. Representa un eslabón perdido en dos generaciones de creyentes. Tan sorprendente como su profesión de periodista en una tierra donde tal profesión la ejercen ideólogos al servicio del poder y sus páginas se confunden con las homilías religiosas. Como me confesaba solo hace dos días, él, como fruto de la inmersión nacionalista, ha tenido que superar sus propios fantasmas, desembarazarse de tanta roña étnica mal digerida y atreverse a pensar por sí mismo. No es cosa simple ni fácil; por eso es un acontecimiento. La pervivencia de la libertad en Cataluña o, si quieren, la pervivencia de una cultura plural, abierta y española en Cataluña dependen casi exclusivamente del fracaso del adoctrinamiento escolar y mediático en jóvenes como Javier. Digo bien, de las quiebras en la perfecta maquinaria nacionalista; porque delante no tienen al Estado, sólo a una pequeña porción de la sociedad civil catalana, sitiada y desprotegida. Desprotegida sobre todo por el propio Estado. Él lo ha sabido ver con certeza y lo ha expuesto con exactitud:

La deriva independentista no es fruto de la negativa del gobierno de España de otorgar a Cataluña una especie de concierto económico, similar al País Vasco o Navarra. Se trata de la última estación de una maquinaria de ingeniería social que ha sido casi perfecta y que ha logrado, con escaso esfuerzo, infiltrarse en todos los resortes posibles, con la absoluta displicencia del gobierno de la nación.

Del acierto de sus páginas, sólo le corregiré para peor su profecía maldita:
Está claro que cuando llegue la famosa independencia, algunos seremos extranjeros en nuestro propio país o estaremos obligados al exilio.

No, Javier, no, ya somos extranjeros, así nos tratan, así nos vemos o así nos quieren obligar a vernos. Pero como tú aciertas a cerrar el libro,

España tiene una deuda con los que, en silencio o haciendo mucho ruido, nos negamos a bajar la cabeza ante aquellos a los que no vamos a entregarles tan fácilmente nuestra tierra porque nos negamos a que nos arranquen siglos de historia. Para su desgracia, esta tierra, también nos pertenece.

Mañana viernes, 26 de abril, presentará el libro en Madrid a las 20,30 horas, en la sala Zayas de la calle Príncipe de Vergara, 40. Lo hará junto a Alejo Vidal Quadras, ese viejo bucanero que conoce el paño mejor que nadie. De él es el magnífico prólogo. Suerte, muchacho, ya sabes dónde no podrás pacer.

Javier Montilla, Los muros de Cataluña, Anaya, Madrid, 2013, 200 páginas.

LOSANTOS A PABLO IGLESIAS
'Yo critico la democracia para que funcione, no para que me pongan una checa en Las Cortes'
R.C.M www.gaceta.es 26 Abril 2013

Tenso debate en El Gato al Agua con un invitado, el profesor de Políticas de la Complutense, Pablo Iglesias, que justifica el "asedio" por la violencia social.

La pregunta era sencilla -¿ha triunfado o fracasado el asedio al Congreso del 25 de abril?- pero derivó en un intenso debate sobre la legalidad o justificación de los escraches o actos de acoso a los políticos por parte de los sectores más descontestos de la sociedad.

En una encendida conversación, el profesor de Ciencias Políticas de la Complutense Pablo Iglesias y el periodista Jiménez Losantos discrepan sobre la esencia de la manifestación ante el Congreso y, mientras que para el primero es un acto justificable por la "violencia social" que genera la política del Gobierno, para el segundo es un acto de pura violencia.

"Decir que la policía asedia el congreso es llevar más allá de la lógica la realidad de los hechos", señala Losantos a Iglesias, para preguntarle luego si un grupo de gente que lanza una bengala e intenta derribar una valla es un acto de violencia o "un villancico, un gesto pacífico".

"¿Si tu casa te la rodean los del PP y molestan a tu familia y no te deajn dormir, lo considerarías un acto de violencia fascista o un acto de libertad revolucionaria? Queréis estar en misa y en la procesión, y eso no puede ser", señala Losantos, que asegura criticar la democracia para que se mantenga y funcione, no para que le pongan una checa en el Palacio de Las Cortes.

Responde Iglesias, de nuevo justificando los escraches: "Creo que es terrible que tenga que haberlos, pero es la violencia social que genera la crisis la que origina los escraches. ¿Qué pasa, que los hijos de los políticos valen más que los hijos de los que están desahuciando injustamente?". Fue sólo el comienzo de una intensa noche.

Fraga firmaría sentencias de muerte, 'pero Carrillo mandó asesinar a 5.800 personas en Paracuellos'
Iglesias critica el "adn franquista del Gobierno" y saca a pasear a Fraga. Losantos responde con Carrillo.

Y volvimos al pasado. El Gato al Agua se convirtió el pasado jueves en escenario de una nueva vuelta de tuerca de la memoria histórica cuando el politólogo Pablo Iglesias criticó al "adn franquista" de un Gobierno que despide con honores a Manuel Fraga, "que firmó sentencias de muerte como ministro de Franco". "La derecha española no puede dar lecciones de moral", añadió a renglón seguido.
Sus declaraciones provocaron el enfado de Jiménez Losantos, que critió que la izquierda se arrogue la capacidad de valorar moralmente a los demás. "Aquí la izquierda despidió en hedor de multitud, que no en loor de multitud, a Santiago Carrillo. Ese no firmó sentencias de muerte, ese directamente mandó asesinar a 5.800 personas en Paracuellos".

BUSCA OTRAS FÓRMULAS PARA BLINDARLO COMO VEHICULAR
CATALUÑA
Mascarell mantiene las subvenciones multimillonarias en lengua e identidad
La promoción del catalán y las iniciativas folclóricas de todo tipo (como sardanistas, pesebristas, comadronas, trabucaires y alfombristas), principales destinatarios de los más de 26 millones de euros en ayudas otorgadas por la Consejería de Cultura.
Redacción www.vozbcn.com 26 Abril 2013

La crítica situación financiera que está atravesando la Generalidad sigue sin ser motivo suficiente para moderar el gasto identitario.

Al menos, esto es lo que se deduce de las subvenciones otorgadas por la Consejería de Cultura a lo largo de 2012, de las que el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) ha publicado una nueva remesa este miércoles (resolución CLT/839/2013).

A lo largo de 149 páginas, el departamento dirigido por Ferran Mascarell detalla el destino de cerca de 1.200 ayudas por un importe total que supera los 26 millones de euros, y que fundamentalmente pretenden apuntalar el imaginario que los diferentes gobiernos autonómicos de corte nacionalista hace años que vienen diseñando.

Promoción del catalán
Buena parte de estas ayudas han sido destinadas a promocionar el uso de la lengua catalana en todo tipo de ámbitos. Así, entre las finalidades que motivan las ayudas, se encuentran ‘iniciativas de empresas dirigidas a promover el uso de la lengua catalana’; una ‘campaña de extensión del uso de la lengua a los mercados a través del juego’; el ‘fomento de la lengua catalana entre el tejido empresarial de las pymes y los autónomos’; una ‘campaña de refuerzo del uso social del catalán en ámbitos de fuerte minorización lingüística’; una ‘campaña para la promoción del uso interpersonal de la lengua catalana entre la comunidad autóctona y la comunidad de personas inmigrantes’; una ‘campaña para la promoción del uso interpersonal de la lengua catalana’; el ‘fomento del uso de la lengua catalana en actividades de educación en el ocio’; y la ‘promoción del uso de la lengua catalana en Tortosa’, entre otras.

La Consejería de Cultura también ha dedicado importantes subsidios a campañas de ‘voluntariado por la lengua’, a ‘creación de obras literarias en lengua catalana’, a ‘traducción al catalán de obras literarias de especial relieve en otras lenguas’ y a la ‘conservación y difusión del patrimonio documental de la ciencia y la tecnología contemporáneas en las tierras de lengua catalana’.

Destacan los 504.550 euros otorgados al Col·lectiu l’Esbarzer, perteneciente a Plataforma per la Llengua, para un ‘plan de acción’ titulado El catalán como herramienta de cohesión social; los 9.421 euros asignados a la asociación Amical Viquipèdia, para el aumento del uso de la Wikipedia en catalán; los 5.523 euros entregados a Pimec, para la ‘sensibilización sobre la utilización de la lengua catalana en el colectivo de comerciantes gitanos del Maresme’; los 124.821 euros que se han repartido UGT, CCOO y USOC para fomenar el catalán; los 11.568 euros otorgados a la Associació en Defensa de l’Etiquetatge en Català (ADEC), para realizar un ‘registro de empresas que etiquetan en catalán’; y los 28.186,05 euros para la traducción de videojuegos.

También ha habido ayudas para la organización del Correllengua por parte de la Coordinadora d’Associacions per la Llengua Catalana (CAL), que reclama suprimir la oficialidad del español en Cataluña.

Sin embargo, la partida principal se la han llevado los doblajes de las películas de cine al catalán, con cerca de dos millones de euros, algunos de los cuales han costado más de 140.000 euros al bolsillo del contribuyente.

Sardanistas, pesebristas, comadronas, trabucaires y alfombristas
Otra de las entidades beneficiarias de las subvenciones de la Consejería de Cultura ha sido la organización independentista radical Òmnium Cultural, que también ha recibido 8.100 euros para la ‘edición de un calendario’ y 6.669 euros para realizar un ‘calendario de tradiciones y costumbres’. Las ayudas para promocionar la sardana por toda Cataluña (e incluso en los Juegos Olímpicos de Londres) han supuesto 301.381,90 euros. Las subvenciones para impulsar el pesebrismo (la construcción y colección de belenes) han sumado 64.436 euros.

En la ronda de subvenciones recogidas en esta resolución del DOGC tampoco han faltado las ayudas a algunos medios de comunicación. En concreto, 3.449,21 euros para la editora de El Punt Avui con el objetivo de realizar una aplicación para móviles, y 44.000 euros para un ‘proyecto informativo y divulgativo’ sobre ‘prensa digital y cultura popular’ realizado por Serveis de Comunicació Global Aquitània, editora de Naciódigital.cat.

La Universidad Catalana de Verano, conocida por acoger actos en favor de ETA y por sus homenajes a personajes acusados de terrorismo, ha sido agraciada con 36.198 euros.
Ha habido subsidios para todos los gustos, como los 3.000 euros para el informe Comadronas tradicionales catalanas: un saber en vías de extinción; 9.944 euros para un ‘festival de narración en voz alta’; 12.831 euros para un concurso internacional de ‘habilidad de perros pastores’; 3.250 euros para un estudio sobre ‘aportaciones a la genealogía de la danza tradicional catalana’; 3.500 euros para un estudio sobre ‘los huertos urbanos comunitarios de Barcelona’; 4.000 euros para un ‘estudio etnológico de la comunidad de campesinos del arroz de las zonas pantanosas del Bajo Ter’; 3.266 euros para un ‘ciclo de la labranza del trigo en la Plana de Vic’; 40.802 euros para un ‘encuentro nacional de alfombristas’; 5.767 euros para un ‘encuentro nacional de trabucaires’; 6.392 euros para bailes de bastones de Cataluña; 5.404 euros para un centro de documentación sobre pastorets; y 4.144 euros para una guía de la rumba catalana.

Entrevista PD al autor de 'Los muros de Cataluña' (E.G.A.)
Javier Montilla: "Los medios del Grupo PRISA han sido la criada servil del nacionalismo catalán"
"Quién podría sentirse expoliada es la Comunidad de Madrid, pero de momento no he visto a nadie en Madrid que diga 'el resto de los españoles nos roba'"
Redacción. Antonio José Chinchetru Periodista Digital 26 Abril 2013

El debate sobre la independencia de Cataluña ha alcanzado una inusitada intensidad después de 30 años de autonomía. El nacionalismo radical ha intentado dominar la batalla ideológica con mitos, falsedades, manipulaciones y adoctrinamiento.

¿Qué significa en realidad el nacionalismo? Para responder a esta pregunta y puntualizar conceptos, Javier Montilla nos entrega su libro más valiente y comprometido. Un explosivo ensayo, mezcla de reflexión histórica y análisis político. Una obra reveladora, rotunda y polémica, que se lee de un tirón. Prohibido tener miedo: prohibido el silencio. Este es un libro de referencia para quienes quieran conocer de primera mano todas las claves de lo que está ocurriendo en Cataluña. Ha llegado la hora de expresar todas las ideas y mostrar todas las posturas, porque lo que está en juego es la libertad. El destacado columnista Javier Montilla, tan español como catalán, hace suya la famosa frase de Albert Camus en Cartas a un amigo alemán: "Amo demasiado a mi país para ser nacionalista".

Montilla es periodista y escritor. Vive en Barcelona. Su anterior obra es La causa de la libertad, un ensayo sobre la libertad y sobre todos aquellos elementos que la ponen en tela de juicio. Actualmente, columnista, entre otros medios, de La Voz Libre. Fué galardonado con el premio Fedan de Periodismo 2011. Combate desde Barcelona el nacionalismo intervencionista catalán. Un nacionalismo que no sólo está acabando con la Cataluña abierta y vanguardista que fue, sino que vulnera los derechos individuales de las personas.

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA
"Para el nacionalismo el castellano es una lengua extranjera. Curiosamente, es una lengua extrajera que es la del 55% de los que vivimos en Cataluña. Pero para los nacionalistas es como algo a extirpar, un demonio al que tienen que hacer un exorcismo".

Están consiguiendo que en Cataluña haya dos generaciones de niños educados en el odio a España.

NACIONALISMO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN
"Ante mi libro los medios catalanes no han reaccionado. Se impone la omertà, se impone el silencio. En el libro denuncio que parte de la responsabilidad es de unos medios de comunicación que han sido serviles al poder. Tenemos un grupo de comunicación, el de Godó, que recibe seis millones en subvenciones al año y cuyo medio de referencia, La Vanguardia, se reparte en los trenes de cercanías y en el metro".

"Este medio de referencia fue 'La Vanguardia Española', estuvo primero al servicio de la República y al día siguiente de ganar la guerra Franco, La Vanguardia Española se puso al servicio del Generalísimo Franco. Luego se pasó al juancarlismo, a zapaterismo, al pujolismo y ahora, la portada antológica del 12 de septiembre de 2012, después de la famosa Diada, fue un ejemplo antológico de lo que no debe ser el periodismo".

Hay algunas excepciones, como este medio, pero en general ha habido mucha complicidad [de los medios de comunicación de Madrid] con el nacionalismo en Cataluña. Muchos medios han considerado que sí, que hay que darle cierta financiación a Cataluña. Tenemos algunos medios de comunicación fácilmente identificables, los del grupo PRISA, que han sido una criada servil del nacionalismo.

COMPLICIDAD DE LOS GOBIERNOS ESPAÑOLES
"Las instituciones del Estado, desde los distintos gobiernos hasta la Justicia, nos ha dado la espalda [a los no nacionalistas]. Y no sólo nos da la espalda. A Jordi Pujol se le ha tratado como un hombre de Estado; la ley no se cumple en Cataluña, y tampoco la Constitución, y no pasa absolutamente nada. Los casos de corrupción que van salpicando a la inmensa prole de los Pujol son producto de que en el pasado se han tapado las vergüenzas".

Ya va siendo hora de que los gobiernos, el de ahora y los anteriores, paguen por todo lo que está pasando. ¿Por qué? Por que les han dejado actuar a sus anchas [a los nacionalistas].

MAS Y EL EXPOLIO FISCAL
"Mas nunca ha sido independentista. Hace 10 años era Arturo Mas y su mujer, Helena Rkosnik antes era Elena sin hache, la forma castellana, y ahora es con hache, la forma catalana. Lo que ha pasado es evidente: Pujol designa a Artur Mas y Mas se cree el elegido".

No existe el expolio fiscal a Cataluña. En todo caso quien tendría que sentirse expoliada es la Comunidad de Madrid, pero de momento no he visto a nadie en Madrid que diga 'el resto de los españoles nos roba'.
"El mito de 'España nos roba' ha creado algo en el espíritu de los catalanes que ha hecho que muchos lo hayan creído. Mas lo creyó e intentó rentabilidar esa jugada poniéndose al frente".

Javier Montilla, Los muros de Cataluña. E.G.A., 2013.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La Venganza de Junqueras y los monjes del Monte Athos
Nacho Cardero El Confidencial 26 Abril 2013

La Compañía Catalana de Oriente, también llamada Magna Societas Catalanorum o Gran Compañía de Almógavares, fue fundada a principios del siglo XIV por un templario de nombre Roger de Flor. Dicha compañía estaba compuesta por un ejército de fieros mercenarios con la misión de combatir al entonces pujante Imperio turco. El ejército lo formaban almogávares aragoneses y catalanes.

El 30 de abril de 1305, Roger de Flor fue asesinado por orden del hijo del emperador bizantino. Durante los dos años siguientes, la diezmada compañía de almogávares se dedicó a devastar el territorio del emperador, incluyendo el Monte Athos. Los libros de Historia se refieren a este hecho como la ‘Venganza Catalana’. El ataque fue tan sanguinario y de tal proporción que los monjes del Monte Athos prohibieron desde entonces la entrada a los catalanes. Así ha sido hasta fechas recientes.

Según recoge la Wikipedia en su versión inglesa, “until recently no Catalans were allowed on the Athos peninsula by the Athonite monks. However, in the past few years and following the payment of reparations by the Catalan government this situation has changed”. Fue el Gobierno del Tripartito el que, para resarcirse de la masacre, pagó ‘compensaciones de guerra’ a los monjes de Athos. Lo hizo, eso sí, setecientos años después. Durante el Tripartito, los donativos millonarios a monjes de la causa, o medios de comunicación, se dispensaban con la misma alegría que se abrían embajadas en Nueva York, París y Londres. Quizá por eso hoy Cataluña no sabe de dónde sacar el dinero para médicos, profesores y demás servicios públicos.

La Generalitat tiene encabronada a una ciudadanía. Las manifestaciones son diarias, casi tantas como conferencias se imparten en el Círculo de Economía que preside Piqué. El domingo 28 de abril, los funcionarios ocuparán las calles de Barcelona contra los ajustes. Es la primavera caliente de Artur Mas. “Conocemos las intenciones de seguir recortando este año en lo que sería la tercera oleada desde el año 2010”, anunciaban los sindicatos.

A los médicos se les quiere ‘sisar’ otro 10% del sueldo, lo que supondría ya un 30% acumulado. Por culpa de su enmarañado escenario político, Cataluña sobrevive con unos presupuestos prorrogados con un ajuste lineal del 27% por consejería, que hay que sumar al recorte del ejercicio previo. Mientras el president enarbola su discurso mesiánico, Cataluña sigue sumando con los dedos y protestando en las calles.

Oriol Junqueras es un tipo listo, empático y de verbo ágil, nada que ver con sus predecesores, Carod-Rovira y Puigcercós. Junqueras sólo tiene un objetivo en la vida: aprovechar la mala imagen internacional de España, los temas de corrupción y la crisis institucional que ha detonado en el epicentro de la Monarquía, para llevar la independencia a Cataluña“Nosotros se lo hemos advertido a Mas, pero es como chocar contra un muro”, se confiesa un empresario catalán que cotiza en bolsa. “El mayor desastre para Cataluña ha sido tener a Mas-Colell de conseller de Economía. Él es un profesor, pero no sabe ni de gestión ni de empresas. Ha estudiado cómo son las grúas, pero jamás ha manejado una. Para lo único que sirve es para dar cobertura ideológica al plan soberanista de Mas”. El empresario le señala como el verdadero responsable del éxodo del dinero catalán a otras regiones de España: “Nos ha subido los impuestos, ha aumentado la burocracia, la inseguridad jurídica... Dime, ¿cuánto tiempo pasa ahora Fainé en Barcelona? ¿Y Reynés? Muy poco. Ya no están…”.

El mundo de la empresa anda de morros con la Generalitat. Isidre Fainé (La Caixa) apenas trata ya con el presidente catalán, mientras que Josep Oliu (Banco Sabadell) se ha visto obligado a monitorizar individualmente las quejas que regularmente le llegan de los clientes que quieren sacar su dinero de la entidad. Todo ello por lucir pedigrí catalán.

Juego de trileros: presupuestos por consulta
En las próximas semanas, el Gobierno catalán llevará al Parlamento los Presupuestos de 2013, cuya aprobación dependerá en gran medida de lo que decida a última hora Esquerra Republicana, cuyo principal criterio no reside en si Madrid relaja el objetivo de déficit del 0,7% al 1,5% o 2%, o si hay que ajustar de aquí o acullá, sino en que Artur Mas se comprometa a la consulta independentista para el próximo año. Si les da garantías suficientes, los de ERC son capaces incluso de pasearse en tanga y bufanda del Real Madrid por las Ramblas barcelonesas.

Oriol Junqueras es un tipo listo, empático y de verbo ágil, nada que ver con sus predecesores, Carod-Rovira y Puigcercós, más rudos y previsibles. Junqueras sólo tiene un objetivo en la vida: aprovechar la mala imagen internacional de España, los temas de corrupción y la crisis institucional que ha detonado en la Monarquía, para llevar la independencia a Cataluña. El presidente de ERC sabe que cada paso hacia delante que se dé en este sentido es una victoria para su partido y una palada más en la tumba que se está cavando Artur Mas.

El conseller de Justicia, Germà Gordó, otrora con ascendente sobre Mas, ha explicitado su oposición a la consulta soberanista. Le provoca escalofríos el simple hecho de pensar en una intervención del Gobierno central para evitar la votación y llevarse las urnas. A esto hay que añadir que los números no salen. En CDC manejan una intención de voto elevada, que podría alcanzar el 70%, pero un respaldo a la independencia inferior al 50%.

Con un presidente catalán atrapado entre Junqueras, las manifestaciones ciudadanas y una consulta independentista ilegal que pierde apoyos, las escapatorias se reducen a una sola: la convocatoria de elecciones anticipadas.

EH BILDU 1,2 MILLONES
Sindicatos y partidos reciben jugosas ayudas pese a la crisis
G. M./ J. C. www.gaceta.es 26 Abril 2013

Omnium Cultural, organización catalana independentista, recibe casi 33.000 euros. EH BIldu 1,2 millones por su resultado electoral.

La Generalitat de Cataluña, al cierre del ejercicio de 2012, reconoce una deuda que supera los 50.000 millones de euros, un 20,6% superior a la de 2011. Pese a ello, su Departamento de Cultura sigue dilapidando el dinero público financiando a los sindicatos para actuaciones de promoción de la lengua catalana. Omnium Cultural, organización sin ánimo de lucro de carácter cultural y político que se centra en promocionar el uso de la lengua y la cultura catalanas, así como de promover la identidad catalana y el movimiento soberanista catalán, también se beneficia de un dinero del que no pueden disfrutar los ciudadanos.

El Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña publicó el miércoles una resolución del 28 de marzo en la que se da publicidad a las subvenciones concedidas por el Departamento de Cultura durante el año 2012.

Entre ellas hay que destacar los 68.809 euros recibidos por Comisión Obrera Nacional de Cataluña para un proyecto de actuaciones del Servicio Linguístico de CC OO; 18.000 euros destinados a la Fundación Cipriano García para el archivo histórico de la Comisión Obrera Nacional de Cataluña; 54.012 euros para la UGT de Cataluña para promocionar el uso de la lengua catalana; otros 18.000 euros para la propia UGT de Cataluña para el archivo histórico de la UGT de Cataluña; tres ayudas para Omnium Cultural de 18.000, 6.669 y 8.100 euros para Voluntariado para la Lengua, calendario de tradiciones y costumbres y la edición de un calendario, respectivamente.

Bildu: 1,2 millones
Por su parte, la Junta Electoral de la Comunidad Autónoma del País Vasco ha publicado, una vez examinado el dictamen del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas sobre fiscalización de la contabilidad electoral de las candidaturas presentadas a las elecciones al Parlamento Vasco de 21 de octubre de 2012, la cuantía de las subvenciones electorales correspondientes a las distintos partidos políticos.
De esta manera, EAJ-PNV recibe 1.599.341,62 euros; EH Bildu, 1.251.706,40 euros; PSE-EE (PSOE), 1.148.821,83 euros; PP, 915.635,12 euros; y UPyD, 108.771,95 euros.

Wert da marcha atrás en su intento de que Cataluña pague la escuela en castellano
D. Forcada El Confidencial 26 Abril 2013

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha movido ficha para reacomodar la reforma educativa a los criterios apuntados por el Consejo de Estado en su dictamen no vinculante sobre la LOMCE. Desde el pasado viernes, el Ministerio estudia nuevas alternativas con las que poder blindar el castellano como lengua vehicular en Cataluña mediante una fórmula que no suponga una invasión de competencias. La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, admitió ayer en un encuentro informativo que su departamento se encuentra en un “proceso de reflexión y valorando nuevas medidas” que permitan garantizar una educación en castellano como lengua vehicular para todas aquellas familias que así lo deseen.

El Consejo de Estado que preside el popular Romay Beccaría echó la semana pasada por tierra las pretensiones de Wert de que Cataluña garantice la escolarización plena en castellano para aquellos padres que lo deseen hasta el punto de que, si no hubiera oferta en la escuela pública o en la concertada de su localidad, la Generalitat debería “sufragar los gastos de escolarización” en “centros privados”. Con ello, Educación pretende garantizar que “en todas las etapas educativas obligatorias las lenguas cooficiales sean ofrecidas en las distintas asignaturas en proporciones equilibradas en el número de horas lectivas”.

Obligar por ley a que una comunidad asuma esos costes es, según el dictamen del Consejo, algo que va más allá de las posibilidades competenciales del Estado. Por ello, aun asumiendo como buenas las intenciones del equipo de Wert, el Consejo aconsejaba que esa pretensión no figurase en la ley “por afectar al ámbito de decisión de las comunidades autónomas con lengua propia”.

Gomendio explicó ayer que el Ministerio todavía no ha dado con la fórmula concreta con la que rehará el articulado de la ley, pero sí quiso dejar claro que el Gobierno no claudicará en su empeño de obligar por ley a que el castellano sea ofertado en las mismas condiciones que la lengua cooficial. Postura que, como defiende Educación, no cuestiona el actual modelo de inmersión lingüística implantado en Cataluña, pero garantiza que el castellano no quede excluido del sistema. “No podemos renunciar a que en todas las comunidades autónomas las familias puedan tener garantizado que puedan elegir el castellano como lengua vehicular”, explicó. Para ello, Wert ha creado un grupo de trabajo encargado de dar con la solución. “Estamos evaluando una serie de fórmulas que se incluirían en el articulado de la ley y que no incurran en esa problemática de las competencias”.

No recuperará Educación para la Ciudadanía
La solución se tomará en los próximos días, pues el Ministerio llevará el anteproyecto final de la LOMCE al Consejo de Ministros del próximo 10 de mayo para iniciar, después, su tramitación parlamentaria.

En lo que no hará caso Wert será a la recomendación del Consejo de no acabar con la asignatura de Educación para la Ciudadanía. El Ministerio entiende que su propuesta de diseminar los contenidos de la materia de forma transversal en todas las asignaturas garantiza las recomendaciones incluidas en el dictamen. Este aconseja, textualmente, imponer la materia como obligatoria “pues han sido numerosos los acuerdos y recomendaciones, suscritos por España, del Consejo de Europa y de la Unión Europea desde 1997 en el sentido de propugnar como objetivos de los sistemas educativos de la Unión el velar por el aprendizaje de los valores democráticos y de la participación democrática con el fin de preparar a las personas para una ciudadanía activa”.

Acerca de la asignatura de Religión, obligatoria y optativa a la de Valores Cívicos y Culturales, Gomendio apuntó que, frente al dictamen que sugiere que los alumnos que escojan la primera de ellas pueden ser discriminados, el Ministerio “trabaja” en posibles soluciones para que no se dé esa “potencial situación”. En este caso, tampoco hay todavía un respuesta clara a cómo se evitará ese posible conflicto.

SE NECESITAN REFUERZOS
Los jueces investigan 1.661 casos de corrupción política y financiera
El Poder Judicial reclama 64 magistrados, 18 secretarios, 150 funcionarios y más peritos fiscales para reforzar los juzgados
ALFONSO TORICES | MADRID. El Correo 26 Abril 2013

Los tribunales investigan en la actualidad 1.661 casos de corrupción, de acuerdo al estudio realizado por el Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial, que en sus conclusiones no distingue entre causas de naturaleza política o exclusivamente financiera. Unas 302 de estas investigaciones se pueden calificar como macroprocesos: causas que implican los delitos de prevaricación, cohecho, malversación de fondos públicos, tráfico de influencias, apropiaciones indebidas, blanqueo de capitales, falsedades documentales, estafas, o negociaciones prohibidas a los funcionarios, entre otros.

El análisis, que no incluye los casos que se tramitan en el Tribunal Supremo, señala que estos casi 1.700 asuntos de corrupción forman parte de los 2.173 procesos judiciales en marcha en España que se consideran como de «especial complejidad y de gran repercusión en la opinión pública», por lo que en muchas ocasiones suponen una sobrecarga de trabajo para el juzgado y producen su colapso. De hecho, el estudio, que aún es provisional, se lo encargó Gonzalo Moliner, el presidente del órgano de gobierno de los jueces, el 24 de enero al Servicio de Inspección tras conocer las denuncias de varios tribunales y jueces decanos sobre la importante falta de medios para abordar la proliferación de asuntos de corrupción y ante la alarma social desatada por casos como 'Gürtel', los ERE de Andalucía o el que investiga a Iñaki Urdangarin.

El trabajo de la Inspección plantea al Ministerio de Justicia cuatro actuaciones urgentes para agilizar las investigaciones en curso. Así, considera «absolutamente necesario» que los 798 juzgados que tramitan asuntos de corrupción sean reforzados, al menos de manera temporal, con 64 magistrados. De igual manera, reclama al ministerio y a las consejerías autonómicas la adscripción a estos mismos órganos de 18 secretarios judiciales y 150 funcionarios de distintas categorías. La Inspección pide también a Interior y a Hacienda que adopten las decisiones necesarias para agilizar el importante trabajo que, en las causas por corrupción, los jueces demandan de las unidades policiales especializadas en delitos económicos y crimen organizado, Udef y Udyco, y de los expertos de la Agencia Tributaria. Finalmente, propone crear una «unidad permanente de peritos» en asuntos financieros y fiscales adscrita a la Audiencia Nacional, similar a la que ya trabaja a las órdenes de la Fiscalía Anticorrupción.

El análisis hace, además, un reparto territorial de los juzgados que atienden causas de corrupción. Está dentro de lo razonable que Andalucía, Cataluña y Madrid, las regiones más pobladas, estén entre los cinco primeros puestos del cuadro, pero es más llamativo que la Comunidad Valenciana ocupe el segundo lugar, con 200 procesos, y Canarias el cuarto, con 149 investigaciones en curso. La autonomía con menos procesos es Euskadi, con siete.

ESPAÑA / LUCHA CONTRA ETA
Se hace justicia: cadena perpetua a ETA
La Justicia francesa condena por primera vez a esta pena a un terrorista español. El Tribunal considera al etarra «Ata» autor material del asesinato de los guardias civiles
Álvaro del Río. París. La Razón 26 Abril 2013

El Tribunal de lo Criminal de París condenó ayer por primera vez a un etarra español a cadena perpetua. Mikel Carrera Sarobe alias «Ata» estará en prisión un mínimo de 22 años revisables como el asesino de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero el 1 de diciembre de 2007 en Capbreton, al suroeste de Francia. La Corte dictó también una pena de 28 años de cárcel para Saioa Sánchez Iturregui «Hintza», como cómplice y miembro del comando responsable del crimen. Tendrá que cumplir dos tercios de la condena y el tribunal consideró, al igual que con «Carrera», que había actuado con premeditación.

Las magistradas exoneraron de responsabilidad en los hechos a Asier Bengoa López de Armendia, al que la investigación había considerado tercer miembro del comando. Sin embargo, fue condenado a 15 años de prisión por robo y receptación de diversos material relacionado con el apartamento de Toulouse en el que se refugiaron los etarras tras el asesinato. No consideraron suficientes las pruebas de olor obtenidas en el lugar de los hechos para condenarle por el asesinato.

Por su parte, Garikoitz Aspiazu Rubina «Txeroki» fue sentenciado a 9 años de prisión por diversos cargos de robo de armas y posesión de explosivos entre otros cargos. Tanto él como Carrera Sarobe fueron condenados por su cargo de «dirigentes de ETA», mientras que los otros cinco inculpados lo fueron por ser integrantes de la banda.

Ibón Goieaskoetxea Arronategi, que fue el encargado de alquilar el piso de Toulouse, fue condenado a una pena de 7 años de prisión por uso y posesión de falsedad documental, mientras que Eider Uruburu e Iratxe Zabaleta, esta última juzgada en rebeldía, fueron castigadas con cinco años de prisión.

En el caso de Carrera Sarobe, y como solicitó el fiscal, el Tribunal retuvo el agravante de premeditación. La convicción del Ministerio Público era que lo sucedido en Capbreton fue un «asesinato premeditado», aunque la decisión se tomara en un breve espacio de tiempo en el aparcamiento de la cafetería en donde se produjo el asesinato, y fruto además de una «acción concertada». La «sangre fría» y la «calma» con la que actuó el comando refuerza a juicio del fiscal la tesis de que fue una decisión reflexionada.

La sentencia se ha conocido al término de cuatro semanas de juicio durante las que el Tribunal de lo Criminal de París ha examinado cada una de las piezas de un denso sumario en presencia de seis de los siete acusados y de los familiares de los dos guardias civiles, que por primera vez, se sentaban frente a los verdugos de Centeno y Trapero. Un duro cara a cara que han tenido que afrontar, además del trance que supone para los padres de los agentes revivir el asesinato de sus hijos.

Durante la última sesión de ayer, ninguno de los etarras quiso añadir nada a lo expuesto, salvo Ibón Goieaskoetxea, que tomó la palabra en nombre del resto. Evitó referirse a los centenares de víctimas de ETA y sólo recordó a «los activistas muertos» de la banda acusando a la Guardia Civil de ser «la punta de lanza de la máquina represiva del Estado español».

El juicio terminó con un incidente entre los etarras, que se pusieron a cantar y a lanzar vivas a ETA, y los familiares de los agentes, que les respondieron. Una vez que la presidenta del Tribunal de lo Criminal, Xavière Simeoni, levantó la audiencia, los seis etarras se pusieron a cantar el «Eusko Gudariak», lo que desencadenó la reacción de las familias de los agentes asesinados. «¡Toda la vida en la cárcel, asesinos, cobardes!» fue uno de los gritos que les lanzó desde los asientos de la acusación particular la madre de Centeno, Blanca Esther Bayón, una de las que más se escuchó. También se oyeron proclamas como «¡Viva la Guardia Civil!», «¡viva Francia!» –no faltó algún «hijos de puta»– mientras los seis condenados –hay una séptima, Iratxe Sorzábal Díaz, que también ha sido sentenciada en rebeldía, ya que se encuentra en busca y captura– al terminar de entonar el himno al soldado vasco lanzaron repetidamente el «¡Gora ETA!».

Los condenados

- Mikel Carrera Sarobe, «Ata»
Cadena perpetua
Considerado el «ejecutor» de los asesinatos

- Asier Bengoa
15 años
Condenado por otros de los cargos a los que se enfrentaba

- Garikoitz Aspiazu Rubina, «Txeroki»
9 años
Condenado como jefe terrorista en el momento del crimen

- Saioa Sánchez Iturregui
28 años
Tendrá que cumplir dos tercios de la condena

- Eider Uruburu Zabalet
A 5 años
Esta terrorista ya cumple otra pena de seis años

La satisfacción de una madre
«Feliz estancia en prisión»
Blanca Esther Bayón, madre de Raúl Centeno, se mostraba «encantada» con la cadena perpetua de «Ata» y los 28 años para Saoia Sánchez. No estaba muy satisfecha con la condena a Asier Bengoa, aunque aseguraba que «tiene lo suyo» con 15 años. Les deseaba a los etarras una «estupenda estancia» en las cárceles francesas tras las cuatro semanas –«muy duras»– de juicio en París. Ayer, no obstante, fue «un alivio» para las familias. Eso sí, Bayón se mostraba a favor de una cadena perpetua también en España.


Recortes de Prensa   Página Inicial