AGLI Recortes de Prensa   Domingo 9 Junio 2013

La tentación de lo fácil
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 9 Junio 2013

Sólo faltaba el BCE para dar la puntilla a la política impositiva de Montoro.

El ministro de Hacienda ha sido visto circulando de madrugada, desolado e insomne, por los pasillos de la Real Casa de Aduanas mientras de sus labios salía repetidamente el reproche de tonos trágicos: ¿Tú también, Mario Draghi? Y es que sólo faltaba el presidente del Banco Central Europeo para dar la puntilla a la política de brutales subidas de impuestos que Cristóbal Montoro insiste en mantener por la contundente razón de que, según él, es la única posible.

El ministro hace oídos sordos a las innumerables voces que desde el mundo académico, los servicios de estudios más prestigiosos y organismos internacionales diversos le recomiendan dos cosas: a) disminuir con decisión el gasto estructural del Estado y b) anunciar bajadas de impuestos directos que surtan efecto ya en el presente ejercicio de 2013. La simultaneidad de estas dos medidas tendría los siguientes efectos: recuperación de confianza, activación del consumo, aumento del ahorro y de la inversión, bajada de la prima de riesgo, mejora de la cifra de recaudación, estímulo a los empresarios para crear empleo e inyección de optimismo al conjunto de la economía. Pues nada, que no le da la gana.

Las líneas rojas, pensiones, paro, intereses de la deuda, educación y sanidad, suman 300.000 millones. Hasta los 455.000 que el Estado gastó en 2012, ¿está completamente seguro el ministro de que no hay margen para suprimir partidas redundantes, superfluas, electoralistas o improcedentes? ¿Ha probado a configurar un presupuesto de base cero sin dejar una sola línea por examinar con criterios de eficiencia y valor añadido real? Desde Frankfurt le acusan de caer en la tentación de lo fácil. ¿Reaccionará esta vez?

El deber de la regeneración
Editorial La Razón 9 Junio 2013

El barómetro del CIS de mayo, que se conoció esta semana, recogió como una de las novedades el descenso en la preocupación de los españoles por la corrupción en nueve puntos. La respuesta de la ciudadanía no es baladí. Aunque es cierto que los escándalos marcan una parte importante del panorama, no lo es menos que los españoles perciben que desde el Gobierno y la Justicia existe un compromiso rotundo por la regeneración democrática y por la depuración de las responsabilidades en los tribunales.

Rajoy lanzó en el último Debate sobre el Estado de la Nación, una apuesta decidida por la honorabilidad pública y por una política de tolerancia cero contra el fraude. En este punto, además de la Ley de Transparencia en tramitación, LA RAZÓN adelanta hoy que el Ejecutivo tiene listo un exigente e intenso paquete normativo que afectará a seis leyes con medidas preventivas, de control y represivas para reforzar la lucha contra la corrupción. Entre ellas, el nuevo Estatuto del Cargo Público, en el que, por ejemplo, se prevé la realización de auditorías de la situación patrimonial de los altos cargos al final de su mandato, además, por supuesto, de una escala común de retribuciones.

También una nueva ley de actividad económica de los partidos, que consagra casi una política de puertas abiertas financiera para los grupos, y una reforma de la Ley de Contratos, entre otras muchas propuestas. La ejemplaridad de lo público, exigida con razón por los ciudadanos, requiere voluntad para practicarla, demandarla y, en su caso, imponerla. De esto precisamente saben demasiado en Andalucía. El fraude de los ERE es, probablemente, el caso de corrupción más grave de la democracia por sus connotaciones especiales. El levantamiento del secreto del sumario ha permitido abundar en el conocimiento de una trama cuyo alcance no se atisba todavía. Hablamos del saqueo de cientos de millones de euros de los fondos del desempleo y de una estructura planificada desde el poder socialista para tal fin.

Con ese propósito, y esto es lo más repulsivo, elaboraron un marco regulatorio desde la propia Administración autonómica para blindarse de los controles y la fiscalización y favorecer así el mangoneo, el amiguismo y el enriquecimiento posteriores de gentes del círculo de la Junta. Todo ello con la tolerancia, cuando no la complicidad política. Pese a la magnitud del caso, la asunción de responsabilidades institucionales no sólo no ha existido, sino que el discurso del PSOE ha consistido en poner de ejemplo y referente a la Junta de Andalucía. Con el fraude de los ERE, el mensaje de la impunidad que se ha trasladado a la ciudadanía ha sido letal y corrosivo. Conductas así desacreditan al Estado de Derecho. Necesitamos instrumentos que las corrijan o eviten y decisión para aplicarlas hasta el final.

Blanco empata el partido de la corrupción
Pablo Sebastián www.republica.com 9 Junio 2013

El partido de la corrupción entre el PSOE y el PP ha registrado un empate técnico a dos puntos: Gürtel y Bárcenas (2); y los ERES de Andalucía y Blanco (2). El gol del empate lo acaba de marcar el juez instructor del Tribunal Supremo, José Ramón Soriano, que ha solicitado a la Sala de lo Penal del alto tribunal que solicite al Congreso de los Diputados el suplicatorio de José Blanco para ser juzgado por el delito de tráfico de influencias, en el llamado ‘caso Campeón’.

Estamos hablando del diputado José Blanco, el que fuera número dos y vicesecretario general del PSOE con José Luís Rodríguez Zapatero, así como ex ministro de Fomento, departamento en el que por cierto ha dejado una deuda inmensa.

Blanco, al que todos llamaban ‘Pepiño’, ostentaba, además, el liderazgo del PSOE en Galicia y a su paso por el Gobierno se había distinguido como un político pragmático que estableció unas buenas relaciones con el mundo financiero y el de la construcción. Y fue, desde esa posición de poder, desde donde apareció implicado en la ‘operación Campeón’, en la que además del delito del tráfico de influencias por el que se le pretende juzgar, también se le había acusado en un principio del delito de prevaricación, lo que en principio parece descartado aunque no del todo a la vista del auto del juez instructor.

Cuando el Tribunal Supremo le abrió diligencias, José Blanco se presentó ante los medios de comunicación con un todo desafiante, negando todo y convencido de que nada podía ocurrirle. Ahora va camino del banquillo porque el Congreso no tendrá mas remedio que aprobar el suplicatorio, salvo que Blanco decida abandonar su escaño con lo que su caso, al perder el aforamiento, pasaría a un juzgado de primera instancia y se prolongaría en el tiempo.

Pues bien, a pesar de que Blanco anunció que dejaría el escaño en el caso de que se le pidiera el suplicatorio -”entonces haré lo que tenga que hacer , y dejaré el escaño”, dijo entonces-, ahora dice que no lo deja y que piensa recurrir todo lo recurrible. A su vez Rubalcaba ha dicho, sin pestañear, que sigue poniendo la mano en el fuego por José Blanco. Como la puso por Griñán en los ERES de Andalucía.

O como la puso Rajoy por Bárcenas cuando dijo que nunca le iban a encontrar nada de qué acusarlo, o como la ponen en el PP por Ana Mato, Matas, Camps o Barberá, en medio de este gran espectáculo de la corrupción nacional (Rajoy va ahora a Valencia donde el PP tiene nueve imputados en el parlamento regional) que adorna el frontispicio del gran drama social español, de los más de seis millones de parados y en víspera de un recorte importante de las pensiones.

Es decir, los políticos tapan sus respectivas corrupciones, y las de los poderosos (PSOE y PP van de la mano en la defensa de la Infanta Cristina y de banqueros imputados), y después disputan o pactan los grandes recortes sociales del momento español, lo que es impresentable desde el punto de vista político, legal y moral. Y lo que está en el origen del desprestigio de la clase política y de la perdida de apoyos electorales tanto del PSOE como del PP. Algo que los políticos y sus respectivos partidos creen que los electores olvidarán en el momento de la votación, aunque esperamos que en esta ocasión los ciudadanos no lo van a olvidar. Así lo prueban las encuestas pre electorales y esperemos que lo confirmen, en su día las urnas, porque la suma de la ruina ciudadana de la crisis con la corrupción política es una mezcla explosiva imposible de olvidar.
www.pablosebastian.com

Cataluña
¿Independencia? No, gracias
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC 9 Junio 2013

Recurren al micromecenazgo para financiar un libro y un documental contrario al separatismo catalán

Captura de pantalla de la web del proyecto «50 razones para decir: ¿Independencia? No, gracias

"50 razones para decir: ¿Independencia? No, gracias", es el proyecto de Víctor Hugo Rodríguez, procedente del mundo de empresas de Internet, con el que pretende dar la réplica a la efervescencia soberanista que se vive en estos tiempos en Cataluña.

Rodríguez ha recurrido al micromecenazgo para financiar un libro y un documental basado en entrevistas a 50 personalidades catalanas (empresarios, cantantes, actores, personajes televisivos, deportistas, médicos, arquitectos...) en el que se advertirá de las consecuencias negativas de la separación de Cataluña de España.

"Un día, mi hijo de ocho años se puso la bandera de la selección y un compañero le dijo que España iba en contra de Cataluña. Así que pensé que debía hacer algo", explica a ABC el promotor de esta iniciativa, que pretende recaudar 3.000 euros mediante el sistema "crowfunding" para producir una tirada de 250 libros y el documental en septiembre de este año. Si alcanza los 30.000 euros, entonces la tirada sería de 2.500 libros y el documental se realizaría con calidad cinematografica.

Romper el hielo
Reconoce que no es fácil un pronunciamiento explícito en este sentido. "Queremos romper el hielo y que a partir de ahora si un futbolista o un actor no esta a favor de la Independencia, lo diga claramente y no se limite a decir 'estamos en una democracia y si es lo que vota el pueblo de Cataluña hay que aceptar la democracia'", afirma Rodríguez, quien precisa que los entrevistados no pertenecen a una ideología política en concreto, pues "se trata de un proyecto transversal".

"Si hoy no te movilizas mañana no te quejes" o "Juntos podemos parar el tsunami soberanista" son algunos de los lemas entonados por el impulsor de esta iniciativa para animar a sus sponsors.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

De tontos útiles, jueces llaneros y sindicalistas monipodios
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 9 Junio 2013

(Nota respuesta: Sí tengo cuenta en twitter @chanihenares)

El PSC, con Montilla como abanderado, fue, y sigue siendo, el mejor de los tontos útiles del nacionalismo catalán. Ahora Artur Mas le disputa el podio para auparse a esa misma categoría al servicio de ERC. A no ser que estemos ante un “agente doble” condición que le asemejarías más a Maragal que a Montilla.

Lo cierto es que Más ha logrado la hazaña de convocar unas elecciones para liderar con mayoría absoluta la hoja de ruta del secesionismo y ha conseguido pasar de 62 escaños y un 40% de votos, hace nueve meses, a 50, y según encuestas, a quedarse en un exiguo 23% y a poco más de 30 asientos, desbordado por los pata negras del separatismo, de los que es esclavo y rehén, un auténtico cadáver político que no quiere ser enterrado solo sino después de llevar a todo su partido CiU al suicidio colectivo.

El último sondeo deja clara la deriva-crónica de una muerte anunciada- y la entrega de otra enorme ración de su electorado a los hace nada casi marginales y convulsos radicales de Ezquerra a quienes ha fotocopiado discurso, táctica y sextante. La prospectiva, donde también se refleja el declive del PSC y del PP, así como la potente emergencia de Ciudadanos, prestos incluso a expandirse por otras comunidades, ha acabado por poner de los nervios a Convergencia y a sus socios de Unió, y a buena parte de la sociedad catalana que apoyaba ese nacionalismo no rupturista y cuya lectura creciente es que han de romper cuanto antes ese pacto que es un yugo que les está reventando y vez de que manera se quitan de en medio a quien los está llevando al tanatorio. Aunque sea haciéndolo presidente del Barca pero impidiendo que acabe destrozado el barco contra el arrecife en un choque frontal con el conjunto de España y además devorados por estos aliados termitas que se están carcomiéndoles la madera y comiéndose la casa entera.

El apunte electoral cerraba una semana de bastantes sobresaltos para todos. Las buenas noticias económicas sufrían otro susto vía Draghi cuya palabra, o hasta un simple tono, puede enfriar la prima, hacerla recalentarse, que ha sido el caso con esa vuelta a los 300, y desventar las velas de las bolsas. Un susurro de Draghi, la expectativa frustrada y otra vez retrasada, de crédito fluyente hacia las pymes pueden más que una buena subasta del Tesoro.

Aunque para sustos, los de la judicatura. El primero el de Blesa, donde el juez Elpidio antes de que sea el quien acabe en el juzgado y despojado del suyo, y quizás por ello, ha decidido hacer de Llanero Solitario y aparecerse como el héroe de los muchos que tienen cuitas y cuentas pendientes con los banqueros. Pero su dudosa y atrabiliaria instrucción puede convertirlo en el mejor asidero, el salvavidas del ex presidente de Caja Madrid cuyos defensores ven- como también perciben los fiscales y la mayor parte de los juristas- en las irregularidades de la instrucción la mejor de las vías de escape. Elpidio manda a Blesa a dormir en una celda pero resulta que en realidad le puede estar haciendo un favor de enorme calibre y don Miguel lo que tendría que hacer al final, en agradecimiento, es ponerle es un piso.

Un casoplón es lo que dice el Supremo que le puso Orozco a Pepiño Blanco y los plazos se le están agotando al que fuera martillo de los “corrutos” que ya, suplicatorio solicitado y proceso abierto, no debiera tener otra que dejar de inmediato su escaño. Aunque se resista como un mulo valenciano. Que por ahí anda una recua entera del PP, con otro de apellido parecido al del PSOE de donde provino por cierto, Blasco, que podrían hasta formar un nuevo grupo parlamentario en las aquellas cortes: el de los Imputados. Hay tantos que Rajoy ha tenido que irse a Peñiscola, como el Papa Luna, para poder celebrar un acto en un lugar donde no tuvieran al alcalde al borde del banquillo de los acusados.

Más aún hay en el cesto de las cerezas engarzadas de discípulos de Monipodio de los ERES andaluces. Deben andar ya por el centenar solo en la planta baja. Pero queda subir a los altos corredores donde, descuiden, acabará por entrar la juez Alaya. Está cerrando los 50 tomos del patio, pero sin mucho tardar subirá a los pisos nobles donde inquietos los amos del cortijo viven en un sobresalto y no saben que decirle por wasap a los que tienen que ir a defenderlos a las tertulias. Alaya ha querido tener bien atada la primera parte antes de afrontar prematuramente la segunda donde sabe que ha de tenerlo todo bien amarrado porque los aforamientos de Griñan, Chaves y su guardia de corps de consejeros y diputados nacionales pronostican mayores resistencias, influencias y presiones. Cuando la juez dé ese paso la causa habrá de pasar a tribunales superiores. Y quiere entregarlo todo muy bien empaquetado

Ante la opinión publica se han retratado, con el turbio asunto, los burócratas sindicales, esa casta inventada de representantes de los trabajadores reconvertidos en cachicanes para quien el trabajo es llevar del ramal a las bases a manifestarse. Huele mal lo de UGT y lo de CC.OO en Andalucia pero ha sido un tufo pestilente el que han soltado sus máximos jefes, junto al de la patronal, en el Parlamento negándose a que la transparencia les afecte a ellos. Como osar tal cosa si son la limpia patena en la que se consagra la clase obrera.

La transparencia a todos. A los partidos, las instituciones , a la Corona y a todo bicho que se menee con gasolina pública. Pero a ellos, ni mirarlos. A ellos que les sigamos dando dinero y chitón en boca y de dar cuentas, nada de nada de nada. ¡ A los sindicatos la honradez se les supone y se firma sin mirar siquiera lo que pone en el contrato!. La transparencia se aplica hasta al Rey, ¡faltaría más! pero al duque de Rosell, al conde Toxo y al marques de Mendezcandido ni se nos ocurra. Eso es como pedirle cuentas al Gran Capitan, hombre, después de haber ganado la guerra de Italia.

Ministros de propaganda
xavier pericay ABC Cataluña 9 Junio 2013

En su último y saludable rifirrafe parlamentario con el presidente Mas, el líder de Ciutadans, Albert Rivera, se refirió en más de una ocasión al consejero portavoz Homs como «ministro de Propaganda». Estoy convencido de que en el ánimo de Rivera no estaba el establecer un paralelismo cualquiera entre el régimen catalán y el de la Alemania nazi, pero es evidente que algunas de las prácticas del consejero Homs recuerdan las del ministro Goebbels. El periodista Augusto Assía, que estaba allí, reproducía en una crónica de marzo de 1933 las palabras pronunciadas por Goebbels tras su nombramiento como ministro: «Al pueblo no se le puede seguir dejando que vague a su propia suerte». Pues bien, no hace falta decir que este ha sido el propósito de Artur Mas desde que convocara nuevas elecciones y apareciera, bajo el lema «La voluntat d’un poble», en aquel cartel electoral de resonancias bíblicas inspirado, según todos los indicios, por su lugarteniente Homs. De igual modo, la conocida máxima del doctor Goebbels según la cual una mentira mil veces repetida se convierte en verdad ha constituido hasta ahora el eje de la actuación del consejero.

El pasado miércoles lo ejemplificaba con todo detalle Ignacio Martín en estas mismas páginas a propósito del conocimiento del castellano por parte de los alumnos catalanes. Homs ha afirmado más de una vez —no mil, pero todo se andará— que ese conocimiento es superior al de la media española. Y el caso es que ha mentido. Como señalaba Blanco, no se ha hecho nunca una evaluación de todo el alumnado por parte del Ministerio de Educación, sólo una muestral, en 2010, con 1.500 alumnos de 2º de ESO; el resultado de los examinandos catalanes se situó en la media estadística española, no por encima de ella; y las Comunidades que obtuvieron peor resultado que Cataluña son todas bilingües, excepto Canarias, Andalucía y Extremadura, las tres con un índice social, económico y cultural sensiblemente inferior al catalán. Y, aun así, el consejero va repitiendo, impertérrito, la misma mentira, no vaya a ser que el pueblo vague a su propia suerte.

¡Viva la manipulación histórica!
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 9 Junio 2013

El profesor Joaquín Varela, lucense afincado desde hace años en Asturias, querido amigo y gran figura de la historia de nuestro constitucionalismo, me enviaba escandalizado el otro día, antes de que la noticia hubiera saltado a los periódicos, el programa de un simposio que, financiado por la Generalitat y otras instituciones catalanas, deberá celebrarse en diciembre en Barcelona.

Aunque su título -«Espanya contra Catalunya: una mirada histórica (1714-2014)»- es ya expresivo de su objeto («analizar con criterios históricos, desde el siglo XVIII hasta nuestros días, las consecuencias que ha tenido para el país la acción política, casi siempre de carácter represivo, del Estado español en relación con Cataluña») basta leer los increíbles apartados del programa para confirmar que estamos ante una burda operación de manipulación de la historia, para hacer con ella lo que otro querido amigo, Fernando Savater, ha denunciado como la recurrente obsesión de los nacionalistas: convertirla de lección de lo que ha sucedido en programa de lo que tiene que pasar.

Vean, si no: «España y Cataluña: trescientos años de conflicto político»; «La represión militar: el ejército sobre el país»; «El hecho inmigratorio: factor de desnacionalización?» o, la joya de la corona, «La apoteosis del expolio: el siglo XXI».

No hay que ser un gran historiador, como lo es John H. Elliott, profesor del Trinity College de la Universidad de Cambridge y premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, para afirmar, según lo ha hecho el gran hispanista, que el pretendido simposio es en realidad «un disparate», que tiene poco de histórico y nada de rigor. Pero así es como el nacionalismo escribe la historia al servicio de sus proyectos independentistas.

De hecho, y más allá de que la Guerra de Secesión o la Guerra Civil no fueran conflictos entre España y Cataluña, sino entre los propios catalanes (ahí está, entre otros muchos, Francesc Cambó, líder de la Lliga catalanista, financiando la sublevación franquista de 1936), lo que los promotores de la idea de una Cataluña agredida y expoliada por el Estado al que pertenece desde hace al menos cinco siglos tendrían que explicar es cómo ha podido ocurrir que la zona supuestamente agredida y expoliada haya sido, sin embargo, la más rica, próspera y desarrollada del país en todo el proceso de creación de la España contemporánea.

Si los resultados del expolio son tener más y mejores infraestructuras, más y mejores servicios y más renta, ojalá a Galicia, Extremadura, Andalucía o las dos Castillas las hubieran agredido y expoliado tanto como a Cataluña: un gran país, trabajador y emprendedor, que no se merece, por más que se lo haya buscado él solito por su cuenta, tener una clase política tan torpe, tan trolera y tan bochornosamente irresponsable.

España / terrorismo
Niños adoctrinados en el enaltecimiento a ETA
pablo ojer / pamplona ABC 9 Junio 2013

La plataforma Herrira ha montado en la localidad navarra de Tafalla, de donde es natural Inés del Río, un mural en el que los niños son incitados a escribir frases a favor de los presos etarras

«Euskal Presoak Etxera» (presos vascos a casa) escribía ayer por la mañana un niño que apenas supera los diez años en un mural durante un acto organizado por el movimiento a favor de los presos de ETA, Herrira. «Ya vuelven las golondrinas/ volando campo a través/ a ver si esta primavera/ vuelves a tu casa, Inés», se lee en el mismo mural con una clara letra infantil. La tal Inés es Inés del Río, que cumple condena de más de 3.000 años de cárcel por sus múltiples asesinatos, y cuya libertad debate ahora el Tribunal de Estrasburgo, encargado de dilucidar si se le aplicó correctamente o no la «doctrina Parot».

Herrira organizó ayer un acto contra la «doctrina Parot» en la localidad navarra de Tafalla. Precisamente de esa población es originaria Inés del Río. En torno a un mural se reunieron un par de decenas de personas, entre ellos muchos niños. Y esos niños se encargaron de decorar el mural con las consignas típicas de apoyo a los presos etarras. Estaba encabezado, además, por la puerta de una celda y dos fotos de la terrorista, algo que está prohibido por una sentencia del Tribunal Supremo.

Inés del Río está condenada a más de 3.000 años de cárcel por haber participado en 24 asesinatos, entre ellos los de los 12 jóvenes guardias civiles que fallecieron en el atentado de la plaza República Dominicana de Madrid. El mural pretendía ser las primeras páginas de la «sentencia ciudadana» contra la «doctrina Parot». No contentos con inculcar estos valores de apoyo a los presos de ETA, el movimiento Herrira ha colgado en las redes sociales una serie de fotografías de niños, víctimas del adoctrinamiento a favor de los presos etarras. .

Cataluña
El español, una lengua extranjera para la Generalidad en los criterios de reparto de subvenciones a películas
La Consejería de Cultura rebaja las ayudas máximas a la producción de largometrajes, cortometrajes, documentales y cintas de animación si se ruedan en ‘otras lenguas’ diferentes del catalán o aranés.
Maite Molina www.vozbcn.com 9 Junio 2013

La discriminación hacia los castellanohablantes en Cataluña por parte de la Generalidad es una constante, hasta el punto de considerar el español como si fuera un idioma extranjero.

Así lo recoge, por ejemplo, el acuerdo del Consejo de Administración del Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC), dependiente de la Consejería de Cultura, ‘por el que se aprueban las bases específicas que deberán regir la concesión de subvenciones del sector del audiovisual‘ para 2013, publicado este viernes en el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (Resolución CLT/1206/2013).

Catalán o aranés frente a ‘otras lenguas’
De esta forma, para la producción de ‘largometrajes y miniseries de ficción destinados a ser emitidos por televisión‘, las bases del ICEC hace dos distinciones: por una parte, las producciones ‘de autoría catalana que empleen y pongan de relieve los valores creativos, artísticos y técnicos del país’; y por otra, las que ‘promuevan el tejido industrial del sector audiovisual catalán’.

En el primer caso, solo se otorgan subvenciones para los proyectos ‘en versión original catalana u occitana en su variante aranesa’, unas ayudas que alcanzan el 50% del coste total del proyecto hasta un máximo de 300.000 euros para los largometrajes y de 600.000 euros para las miniseries. En el segundo caso, los subsidios ascienden al 20% del coste total del proyecto -hasta 240.000 euros- si estos son en catalán u aranés, pero se reducen al 14% del coste -con un máximo de 180.000 euros- cuando los proyectos se realicen ‘en otras lenguas’.

Documentales para televisión
El ICEC también establece que las subvenciones para ‘la realización de documentales destinados a ser emitidos por televisión’ serán de un 17% del coste total del proyecto -hasta 24.000 euros- para los proyectos ‘en versión original catalana u occitana en su variante aranesa’. Un porcentaje que se reduce al 14% en el caso de ‘otras lenguas’, evitando incluso citar el castellano.

Algo similar ocurre con las subvenciones ‘para la producción de cortometrajes cinematográficos’. ‘La cuantía máxima de la subvención será de hasta 10.000 euros para los cortometrajes en versión original catalana u occitana en su variante aranesa, y de hasta 6.000 euros para los cortometrajes en versión original diferente de estas‘, señala el anexo 4 de las bases.

Obligados a doblar la mitad de las películas al catalán para optar a las ayudas

En cuanto a los ‘largometrajes cinematográficos de ficción, de animación y documentales‘, para poder optar a las subvenciones, ‘un 50% de las sesiones que se programen en Cataluña deberán ser dobladas o subtituladas al catalán u occitano en su variante aranesa’, en caso de que hayan sido rodados ‘en otras lenguas’.

Además, si se trata de ‘largometrajes cinematográficos de autoría catalana que empleen y pongan de relieve los valores creativos, artísticos y técnicos del país [por Cataluña] y la diversidad de la cinematografía catalana’, la Generalidad subvencionará hasta el 40% del presupuesto de los proyectos -con un límite de 500.000 euros- rodados ‘en versión original catalana u occitana en su variante aranesa’. Estas ayudas se reducen al 25% del presupuesto -y a un límite de 250.000 euros- para los proyectos rodado ‘en versión original diferente de estas’.

En contra de lo establecido por el Tribunal Constitucional
Este tipo de resoluciones choca frontalmente con lo establecido por la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, que en su fundamento jurídico 14 determinó que es ilegal dar un trato preferente al catalán sobre el español, como ocurre en esta convocatoria de subvenciones.

‘La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las Administraciones Públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña’, señaló entonces el Alto Tribunal.

Sin embargo, no parece que las decisiones judiciales sean un impedimento para que el Gobierno autonómico continúe desplegando una política lingüística que relega a un segundo plano a las empresas y los ciudadanos que eligen utilizar el español.

Recortes de Prensa   Página Inicial