AGLI Recortes de Prensa   Domingo 16 Junio 2013

Una bola de inmundicia
Luis del Pino Libertad Digital 16 Junio 2013

Todos ustedes saben lo que son los escarabajos peloteros: unos simpáticos bichitos que se dedican a fabricar bolas con los excrementos de animales y las hacen rodar por el campo. Seguro que han visto alguna vez uno de esos documentales en los que se ve a uno de esos escarabajos, o a una pareja de ellos, empujando su tesoro de porquería con tesón, tratando de vencer cualquier obstáculo que se le presenta.

Lo que quizá no sepan ustedes es que con ese nombre, escarabajo pelotero, estamos designando en realidad a muchísimas especies distintas. Existen más de 5.000 tipos diferentes de escarabajo pelotero, casi tantos como especies de mamíferos existen.

Los escarabajos peloteros suelen vivir en torno a los 3 años, hibernan al llegar el tiempo frío y se caracterizan por alimentarse de estiércol, preferiblemente de las heces de herbívoros como las vacas o los búfalos.

El escarabajo pelotero fabrica bolas con ese estiércol, las hace rodar hasta encontrar un terreno propicio, excava un agujero, entierra en el suelo las bolas y allí deposita sus huevos, para que las larvas se alimenten del estiércol tan trabajosamente recolectado por sus progenitores.

Como curiosidad, los egipcios reverenciaban a los escarabajos peloteros. Algunos egiptólogos creen que esa predilección se debía a la semejanza que las larvas de algunas de estas especies guardan con las momias.

Más curiosidades: hace cinco años se descubrió que algunas especies de escarabajos peloteros son, junto con los seres humanos, los únicos animales capaces de reconocer la Vía Láctea en el cielo y utilizarla para orientarse por la noche. Haciendo experimentos en un planetario, se demostró que esos escarabajos cambiaban de rumbo de acuerdo con la orientación con la que se proyectaba la imagen de nuestra galaxia en el techo del planetario.

Aunque lo más característico y llamativo de estos escarabajos son, por supuesto, las bolas de excremento que fabrican y acarrean. Esas bolas pueden pesar hasta 50 veces más que el propio escarabajo, y excavaciones realizadas en Argentina han permitido descubrir bolas de estiércol fosilizadas del tamaño de una pelota de tenis y con más de 30 millones de años de antigüedad. Eso quiere decir que ya entonces los escarabajos peloteros recorrían la superficie de la Tierra acarreando su provisión de excrementos. Curiosamente, los propios escarabajos que fabricaron esas megabolas no fosilizaron, pero su obra sí que ha llegado hasta nosotros.

Viene esto a cuento de que ayer conocimos las últimas cifras de deuda pública difundidas por el Banco de España. Mariano Rajoy, que en teoría fue elegido para hacer lo contrario que Zapatero, ha conseguido pulverizar todos los récords y nuestra deuda ha aumentado en el último año en torno a un 20%, hasta alcanzar los 922.000 millones de euros. Cada hombre, mujer o niño de España debe ya aproximadamente 20.000 euros. Eso quiere decir que una familia de cuatro miembros, además de su hipoteca y el resto de sus deudas personales, debe en estos momentos 80.000 euros adicionales gracias a la deuda pública.

Y si en términos absolutos la deuda es descomunal, en términos relativos no lo es menos. Desde 1910 no había tenido España una deuda tan alta en porcentaje sobre el Producto Interior Bruto, es decir, en relación a la capacidad de creación de riqueza del país. En estos momentos, la deuda pública alcanza casi el 90% del PIB.

Y lo malo es que la cosa no tiene visos de mejorar. La negativa de Rajoy a acabar con la estafa autonómica, con la corrupción, con el amiguismo y con el despilfarro, está matando nuestra economía, hundiendo los ingresos de la administración y empobreciendo a toda velocidad a la clase media española.

Desde que empezó la crisis, la estrategia de nuestra clase política no ha sido otra que tratar de ganar tiempo. Ganar tiempo como sea, a nuestra costa. Las letras del Tesoro son en estos momentos unas auténticas letras de pelota con las que se intenta diferir la quiebra un poquito más, día a día, para ver si ocurre un milagro y pueden mantener intacto el chiringuito.

Los escarabajos Rajoy y Rubalcaba, junto con su corte de escarabajillos nacionalistas, se dedican a hacer rodar una bola de inmundicia que cada día es más grande y que amenaza con aplastarnos. Alimentan a sus larvas con la bola, pero en realidad la acarrean por otra razón fundamental: porque no saben hacer otra cosa. Está en la naturaleza del escarabajo pelotero.

Y lo peor de todo es que la obra de esos escarabajos les sobrevivirá mucho tiempo. Como esos otros que vivieron en Argentina hace 30 millones de años, Rajoy pasará, Rubalcaba pasará, Artur Mas y Urkullu pasarán, pero la bola de mierda que están fabricando y que nos van a dejar en herencia a los españoles, permanecerá entre nosotros durante muchas generaciones.

Catarsis contra la corrupción
Alejandro Vara www.vozpopuli.com 16 Junio 2013

Un sagaz lector de Voz Pópuli tuiteaba este viernes una captura de la portada del diario. Un mero retrato al minuto de la actual España. Menciono algunos titulares. "Bárcenas suma y sigue: sus cuentas en Suiza acumularon 47 millones". "El fiscal cree que CDC cobró 6,6 millones en comisiones ilícitas del Palau". "Del Pino paga 200 millones para eludir el delito fiscal por expatriar dividendos a Holanda". "Díaz Ferrán, condenado a pagar la deuda de 400 millones de Marsans e inhabilitado por quince años". "Nóos cobró 5,8 millones para Valencia Summit pero sólo destinó 1,9". "La Audiencia de Madrid no acuerda la puesta en libertad de Blesa". Y así... Corrupción y molicie.

En este albañal se han inspirado Javier Benegas y Juan M. Blanco, brillantes profesionales de lo suyo amén de destacados columnistas de este medio, para redondear Catarsis (Ed. Akal) , una obra imprescindible cuya presentación pública ha sido el acontecimiento político y cultural de la semana.

El régimen está muerto
Aquellos polvos, estos lodos. Reflexivo daguerrotipo de un país a la deriva, sin pulso y en la UVI. "El régimen está muerto, pero la noticia nos llega con retraso", se escuchó a uno de los autores, en avanzado estado de mordaz ironía. No se alarmen, no es Catarsis uno de esos opúsculos cenicientos y apocalípticos que nos invaden. Es un diagnóstico valiente y certero de nuestro presente y nuestra historia que huye del derrotismo agónico y de la desesperanza estéril. Benegas y Blanco esgrimen con habilidad su analítico estilete para diseccionar algunos de nuestros errores seculares pero plantean saluciones audaces. El mal no está en las personas, sino en el incorrecto, más bien desastroso, diseño de nuestras instituciones. Nuestra democracia es de baja calidad, teoría sustentada desde hace ya tiempo por el director, Jesús Cacho, por lo que urge una patada al tablero y barajar de nuevo, apretar la tecla de reset y enmendar la plana trapacera y torpe que se escribió durante la Transición.

Cierto es que la segunda restauración borbónica aportó años de estabilidad, un cierto despegue económico auspiciado por la bonanza europea, pero evitó diseñar un riguroso mecanismo de contrapoderes. Ni órganos reguladores, ni Justicia independiente, un melifluo periodismo libre, y apenas intelectuales con voz propia. El régimen del 78 montó un sistema de férreo control ideológico, burocrático, hermético, blindado a toda transparencia y pervertido por una mezcolanza incestuosa entre lo público y lo privado. Sin una implacable separación de poderes, sin auténtica fiscalización de los resortes del Estado, el régimen político surgido con la reinstauración democrática postfranquista ha chapoteado, con pasmosa impunidad, entre el disparate y el exceso. Lo público y lo privado amancebados en insana coyunda manejada por una reducida élite, responsable última de la pavorosa situación actual. Pero el régimen, agónico, se resiste al cambio. Esta es la cuestión que transita, insobornable, a través de las candentes páginas del libro.

Un éxito ridículo
Gregorio Morán, por ejemplo, que acaba de publicar La decadencia de Cataluña contada por un charnego (Ed. Debate) llega a alguna conclusión parecida, según se recoge en la magnífica entrevista publicada aquí por Karina Sainz Borgo: "Que me digan que la transición fue un éxito me parece ridículo (...) Estamos pagando los errores de la transición, las autonomías, por ejemplo. Han creado el nacionalismo... hasta en Murcia".

Difícil abordar la necesaria regeneración. Irlanda, al menos, debate la necesidad de abolir el Senado. Sesenta miembros tiene la Cámara Alta irlandesa que se reúne dos veces por semana y tiene un presupuesto de 20 millones de euros. Aquí, ni siquiera eso. Nuestro Senado tiene 265 escaños y cuenta con un presupuesto de más de 50 millones de euros. Su primer presidente, don José María Moscoso de Altamira, conde de Fontao (¿les suena?, mismo título que el asesor del Rey don Juan Carlos para los líos de Urdangarín) fue elegido para tan distinguido cargo el 1 de noviembre de 1837.

Es un clamor que nuestra Cámara Alta no es más que el acolchado aposento para políticos en desuso, como José Montilla, Carmen Alborch, Juan José Lucas, Marcelino Iglesias.... El Senado no se toca, está en la Constitución. El mamotreto hipertrofiado del Estado es un castillo kafkiano. Impenetrable, insondable. Ni se cierran las diputaciones, ni el defensor del Pueblo, ni el Tribunal de Cuentas, ni la Audiencia Nacional... artefactos caros y estériles. Instituciones vacías que generan rechazo, alientan el desencanto y alimentan el cabreo. Ni se suprimen ayuntamientos, ni se ahorran concejalías, ni apenas se amortizan empresas públicas...

Estado pastel
"España es un Estado pastel que se reparten unos pocos. Cuando todo va bien, hay migajas para el resto, Y cuando no, nada". Así de simples, y de ciertas, son las cosas para los autores de este ensayo cuya portada está ocupada por una inquietante imagen de un Rey algo demediado.

Pero hay futuro. Benegas y Blanco no sucumben a la tentación de abrazarse animosamente al desastre. Durante siglos, hemos tropezado muchas veces en la misma piedra. Hay que espantar el miedo, porque esta sociedad vive angustiada, paralizada por un miedo de años, quizás de siglos. Miedo al futuro, al presente, a perder lo que ya no tiene. Miedo, incluso, a escapar de esta angustiosa pesadilla para encontrar el portalón de salida. "Hay que despertar de este sueño en el que el Estado, lejos de ser un acogedor colchón de plumas se ha convertido en un lecho de clavos". O sea, la catársis.
--------
EL VARÓMETRO. Ya enseña el "moderado" Urkullu la patita con ese apestoso informe sobre las víctimas. // Demasiado insistentes las intempestivas presiones de Zarzuela sobre algunos medios en la visita del príncipe Naruhito. // Bochorno general en el estrafalario y reivindicativo adiós de Pascual Sala a su sillón Constitucional.

En una Kakania transparente
José Luis González Quirós El Confidencial 16 Junio 2013

Kakania es el nombre que le puso Robert Musil a un sistema agotado, a una superestructura que se limitaba a sobrevivir. Luego ha pasado a ser una especie de sinónimo del agotamiento, del no haber salida. Pero cuando hay políticos con imaginación y con recursos, siempre se encuentra un aliviadero. Ahora se nos ha ofrecido la trasparencia como ideal que llega, con su comisión y todo, y una Kakania perdurable que se tenga por transparente es la aspiración de todo alto funcionario, el no va más de la política de mesa camilla y manguito que tanto gusta por aquí. Con la transparencia ya no habrá más motivos de queja, todo quedará tan claro como las cuentas del PP, por poner un ejemplo a mano. Otra cosa será que se pueda soportar.

La deuda y el fantasma en la máquina
La transparencia no sirve de mucho si no se sabe lo que marcha mal, lo que hay que vigilar. Cuando se abre la tapa de un ordenador, la mayor parte del público es incapaz de decir si hay algo que no funciona, aunque nada lo vele. Por ejemplo, el crecimiento de la deuda ha sido bastante transparente, 150.000 millones de euros en el primer año de Rajoy, y eso que es un Gobierno experto y dispuesto a los recortes. Pero como no hay suficiente conciencia de que eso sea desastroso, pues a aplaudir la transparencia y a pararle los pies a la Merkel y sus impertinencias, que es lo que cualquiera esperaría de un gobierno de la derecha y dispuesto a poner orden en las cuentas, con toda transparencia, pero sin molestar a nadie, que es un Gobierno de buenas maneras. Cuatrocientos millones de euros diarios de nueva deuda no son de preocupar, si se tiene la suerte de contar con una administración cristalina y que se cree austera.

Elites extractivas, mayorías extrayentes y la cuestión de los fueros
En una estupenda entrevista de este periódico a Cesar Molinas, el sociólogo atribuye a Manuel Conte la observación de que en España no hay solo “elites extractivas”, sino “mayorías extractivas”, grupos que se las arreglan para vivir a costa de los demás, y ponía el ejemplo de Marinaleda, que ya es de Guinness, un auténtico prodigio de ingeniería social financiado a costa de quienes no tienen la suerte de vivir en esa Jauja. Por este camino puede que comencemos a entender cómo unos amasan y otros creen que se les está haciendo un favor: una estricta división de funciones, una industria peronista, los descamisados gritan justicia y los listos se ocupan de las comisiones.

La desigualdad es tan obvia que hay que celebrar que alguien empiece a poner en claro los tabúes más vetustos. Ya es prodigio que haya tenido que ser Pere Navarro el que pida que se revisen los conciertos y el cupo, propuesta que ha producido la inmediata conmoción de los que defienden nominalmente el federalismo, los que mandan en el PSOE, que están lampedusianamente dispuestos a que todo cambie para que todo siga igual: la verdad es que no les ha ido mal, porque hasta en el peor momento de su historia electoral el samaritano Rajoy se ha puesto a sanar las llagas del malherido Rubalcaba. Es lo que tienen los pactos en España, que siempre benefician al que los hace, y los demás a aplaudir el gesto.

MR & APR y algunos más
Es emocionante el arreglo que se ha trabado discretamente entre el presidente del Gobierno y el señor Rubalcaba, cuya posición exacta en el PSOE no es fácil de describir en pocas palabras. Una de las muchas virtudes del apaño es que se desconozca con precisión su contenido y alcance, de modo que tan pronto pueda ser leído como un acuerdo de legislatura, como en tanto pasajero frente común ante adversidades varias. Cabía imaginar algo por el estilo al oír hablar a Jesús Posada, presidente del Congreso, y hombre de estilo y talante muy rajoyano, del agobio que produce la mayoría parlamentaria, una situación de enorme riesgo, al parecer. Si al extraño pacto se le hubiese añadido algún favor comunicacional, tal vez a trueque de alguna gestión financiera discreta, se entendería muy bien el interés común, dejando aparte las profundas razones que podría aducir el insigne Posada en pro del alivio logrado en la soledad del corredor de fondo. Muy cercano a Musil y a Kakania estuvo Karl Krauss, escritor memorable al que debemos una extraordinaria definición de la política, aquello que se hace a fin de ocultar lo que se es y lo que no se sabe.

Aznar todavía: una relectura
Una de las cosas que enseña la hermenéutica es que siempre se le pueden buscar los cinco pies al gato, especialmente si el animal es de lenguaje claro. Pese a que Aznar repitió, por tercera vez en poco tiempo y con especial concisión y rotundidad sus ideas respecto a lo que nos pasa y a quién no hace nada por evitarlo, hubo en el Siglo XXI una cierta comodidad fingida vista la presencia de esa especie de Evita que está fabricando la propaganda palaciega, tal vez un poco demediada por la otra deidad femenina cuyo templo está en Génova. Pero lo que dice Aznar habrá removido muchas conciencias acomodaticias en otros palacios, pese a los insistentes intentos de presentarle como un torpe y boquirroto resentido. Con su discurso, Aznar ha creado un espacio político inédito, ha mostrado que se puede ser del PP a machamartillo y discrepar, y eso abre el camino a otros sin cerrárselo a nadie. Los que se refugian en que no se puede hacer nada han quedado desmentidos, pero hay que atreverse a ser libres y eso está bastante inédito en esta peculiar democracia que algunos quieren convertir en una especie de duopolio, eso sí, con difusas, aunque transparentes, conexiones.

El descontrol en las contrataciones de asesores 'a dedo' cuesta al Estado 1.000 millones al año
Se estima que la Administración Pública da cobijo a más de 20.000 cargos de confianza colocados directamente por cargos políticos. El puesto de asesor no requiere ninguna titulación y la cuantificación del personal eventual no está sometida al control debido a la falta de registros públicos y la libertad de los organismos para establecer el número máximo de puestos.
Esther Arroyo www.vozpopuli.com 16 Junio 2013

El asesor es una figura tan extraordinariamente arraigada en el seno de la Administración Pública como opaca. En muchos casos se trata de puestos difícilmente justificables, pero eso no entraña ningún problema porque su designación es libre. Pero si demostrar la necesidad y rentabilidad de muchos de esos cargos es complicada, su cuantificación es una tarea aún más laboriosa. La razón es que no existen registros de dominio público que den cuenta del número de asesores que acoge la Administración, que detallen qué funciones desempeñan y qué salarios –a cuenta del contribuyente- perciben por ellas. Debido a la falta de transparencia administrativa en torno al personal de confianza, las cifras que se manejan son solo estimaciones, pero no son nada desdeñables. Desde el CSI-F (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) apuntan que existen alrededor de 20.000 cargos elegidos ‘a dedo’, pero incluso tienen la sensación de quedarse cortos.

Tomando como referencia esa cifra aproximada y teniendo en cuenta que el salario medio de un asesor del aparato administrativo es de 40.000 euros anuales (aunque muchos se mueven en la horquilla de 45.000 a 70.000 euros), la estimación directa del gasto en retribuciones del personal colocado directamente por el poder político es de cerca de 1.000 millones de euros incluyendo los gastos sociales. Todo esto, en un contexto en el que la directriz sobre la cual el Gobierno está conduciendo su programa político es la contención del gasto público. Sin embargo, el número de asesores y la cantidad de dinero público que supone su remuneración podrían ser aún mayores. España contaba con unas 4.000 empresas públicas (entre consorcios, fundaciones, etc), antes de la extinción de 460 de ellas por parte del Estado, y “en cada una de ellas se ha podido contratar como cargo de confianza a todos los que haya querido”, afirma Miguel Borra, presidente de CSI-F.

Para ser asesor no se requiere ninguna titulación. 68 de los 578 cargos de confianza de Rajoy no tienen el graduado escolar

Muchos enchufados y poco control
Amigos, parientes, militantes de partido... Cualquiera puede llegar a ostentar una plaza de este tipo porque la preparación no es un requisito que deba cumplir el personal eventual. No hace falta ningún tipo de titulación. Basta con que el cargo político encargado de su contratación considere su idoneidad para el puesto, ya sea de ingeniero supervisor o de chófer o cocinero, cargos éstos que poco tienen que ver con las actividades de asesoramiento. Un ejemplo claro está en el propio elenco de asesores que rodea al presidente del Gobierno. De las 578 personas de confianza de Mariano Rajoy (50 menos de las que llegó a tener Zapatero en su segundo mandato), 68 no poseen el graduado escolar. El propio Rajoy respondió a una pregunta formulada por UPyD a este respecto diciendo que la mayoría de ellos eran funcionarios de carrera pero haciendo hincapié en que “no se exige el requisito de estar en posesión de titulación alguna”.

Estos empleados no solo acceden al sector público ‘por enchufe’, sino que no se ven afectados por las mismas condiciones de transparencia. El Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) especifica que “el número máximo se establecerá por los respectivos órganos de gobierno” y que este número y las condiciones retributivas “serán públicas”. Sin embargo, no es obligatoria la publicación de los nombramientos de personas de confianza, ni de la lista de todo el personal nombrado por cada Administración Pública. No hay control porque la ley así lo permite. Por eso, los trabajadores reivindican la creación de un registro público para “contrarrestar los excesos cometidos durante años” y que esos puestos sean cubiertos por funcionarios de carrera, ya a sueldo del Estado, y así no tener que pagar a nuevo personal.

El número máximo de puestos de confianza lo establecen los propios órganos de gobierno, pero la EBEP no habla de la obligación de publicar los nombramientos ni la lista del personal eventual
Tanto su nombramiento como su cese es libre, o dicho de otro modo, la contratación de personal eventual es una decisión política. Esa “politización de las Administraciones Públicas” es precisamente lo que denuncia el personal funcionario y laboral, el cual ha superado un proceso selectivo sujeto a criterios de libre concurrencia, mérito y capacidad. “La elección del personal eventual es absolutamente discrecional, en la que un político contrata a la persona que cree conveniente sin tener cuenta otra cosa más que su valoración subjetiva”, asegura Borra. Algo parecido sucede con los puestos de libre designación. A diferencia de los asesores, éstos sí son funcionarios de carrera, pero su ascenso también depende de decisiones políticas, provocando cierta desigualdad entre unos y otros. El presidente del CSI-F apunta que “la carrera administrativa queda anulada por la designación política. El hecho de que algunos sean ascendidos porque sí y firmen una carrera meteórica desmotiva al resto del mundo”.

Más asesores que concejales
No es extraño encontrar corporaciones municipales con mayor número de asesores que de concejales. Es más, abundan. Uno de los casos más escandalosos ha sido históricamente el del Ayuntamiento de Madrid que, con Ana Botella en el Consistorio, pagaba a 254 asesores en 2012. Pero también el de la Diputación de Alicante, que con 37 diputados en 2010 llegó a tener hasta 73 cargos de confianza; o el Ayuntamiento de Valencia, en el que el número de asesores casi doblaba en ese año al de regidores: 33 frente a 60. Sin embargo, concejos más modestos en cuanto a tamaño siguen esa misma tendencia. Es el caso del Concejo de Almería, dirigido por Luis Rogelio Rodríguez Comendador (PP). Los 32 asesores de que disponen sus 27 concejales supusieron a las arcas públicas 1.110.000 euros en 2011. Por el contrario, el de Oviedo, cuyo alcalde (PP) se ha mostrado partidario de la idea de reducir el número de concejales, llevó a cabo una reducción en el número de cargos de confianza como medida de ahorro. Actualmente mantiene 10 asesores con sueldos que oscilan entre los 45.000 y los 70.000 euros.

La reforma local, en punto muerto
El eterno debate sobre si sobran asesores se ha hecho extensible a los concejales. La reforma local propuesta por el Gobierno continúa encallada. La negociación con la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) no está resultando fácil y el equipo de Rajoy ha tenido que suavizar el texto y rebajar sus pretensiones iniciales de reducir un 30% el número de concejales o personal local”. Concretamente, el Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local persigue una “gestión más eficiente, con un ahorro de al menos 3.500 millones de euros”. Descartada por Cristóbal Montoro una reducción del sueldo de los trabajadores municipales, la batalla se sigue librando en el terreno de la estabilidad presupuestaria, la cuestionada eficiencia de cerca de 6.000 ayuntamientos y la modificación de competencias.

La fiebre tributaria de las autonomías sólo genera el 1,8% de sus ingresos
H. Montero. La Razón 16 Junio 2013

El sistema tributario español es desigual desde sus cimientos. Dos comunidades autónomas disponen de un régimen especial por el que tienen transferida la totalidad de la recaudación por IRPF. País Vasco y Navarra disponen de ese privilegio «histórico» que les permite aplicar tipos notablemente inferiores a los que se pagan en el resto de España. Mientras quienes tributan en Vizcaya y Álava, no necesariamente vizcaínos y alaveses, lo hacen a un tipo máximo del 45% y quienes lo hacen en Guipúzcoa y Navarra abonan un 49%, en Cataluña, Andalucía y Asturias los tipos máximos alcanzan el 56%. Esta situación provoca desplazamientos de las rentas más altas a las comunidades con menor presión fiscal y desequilibrios en los ingresos como consecuencia de la comunidad autónoma en la que rindan cuentas.

Pero además, con la cesión del 58% de los impuestos indirectos, se ha desatado una auténtica fiebre impositiva. Pese a que los territorios no disponen de excesivo margen de maniobra para establecer tributos, se han creado nuevos impuestos en actividades que van desde los bingos y casinos hasta las tierras infrautilizadas, los depósitos en entidades de crédito, las bolsas de plástico de los supermercados y los tetrabricks o las estancias en establecimientos turísticos, caso de Cataluña, dependiendo de la categoría del establecimiento. Sin embargo, según señala un informe del Consejo General de Economistas Asesores Fiscales, los tributos propios de las autonomías «no han supuesto una elevada recaudación en muchos casos y, en numerosas ocasiones, los gastos de gestión del tributo casi superan la recaudación obtenida por los mismos, por lo que, en la actualidad, no representan una fuente de financiación apreciable para las comunidades autónomas».

Los impuestos propios representan apenas el 1,8% de los ingresos tributarios de las CC AA, según el mismo informe, que remarca que estas cifras hay que analizarlas «con cautela» ya que en algunas autonomías determinados objetos imponibles se gravan con impuestos propios mientras que en otras se gravan a través de tasas.

La incidencia de los impuestos autonómicos es sólo relevante en Canarias, donde el impuesto especial sobre combustibles derivados del petróleo, por su situación geográfica, se configura como un impuesto propio.

Ante esta situación, algunos gobiernos regionales han optado por suprimir la presión fiscal en los impuestos que gestionan directamente. La Comunidad de Madrid, que había creado un impuesto sobre los premios del bingo y un impuesto sobre la modalidad de juegos colectivos de dinero y azar, optó por suprimirlos, modificando los tipos de gravamen de la tasa sobre el juego. El megaproyecto de Eurovegas en Alcorcón ayudó sin duda a tomar esta decisión.

Buena prueba de la escasa efectividad de estos tributos es que Extremadura también decidió suprimir en 2011 el impuesto sobre el suelo sin edificar que había creado, que Cataluña retiró durante dos años el canon sobre los residuos de la construcción y que Aragón eliminó el impuesto sobre el daño medioambiental de los transportes por cable.

Sin embargo, la complicada situación de las arcas autonómicas hace que los tributos generados por los territorios no paren de crecer, especialmente las tasas ambientales (residuos, gases, vertidos y, especialmente, el canon del agua), aunque los costes de gestión del tributo superan en ocasiones a los ingresos procedentes de la recaudación.

Camino a ninguna parte
Francisco Marhuenda La Razón 16 Junio 2013

Un buen amigo me definía el errático proceso soberanista emprendido por Artur Mas, con la entusiasta aquiescencia de CiU, como un camino a la nada. Desde la Transición hasta nuestros días, los presidentes del Gobierno y una buena parte de los políticos españoles han caído en el error de creer que era posible integrar el nacionalismo catalán en la gobernabilidad y que no existía un auténtico riesgo independentista. Es cierto que estuvieron impulsados por las mejores intenciones y siempre existía el contraste del horror que se vivía en el País Vasco por culpa de los atentados de ETA. Al final ha tenido que ser un político de segundo nivel, un tecnócrata que creció al amparo de Pujol y su familia, quien intente liderar el mayor pulso que ha vivido España en las últimas décadas. Lo inquietante de Mas es precisamente su escasa altura política y su trayectoria, porque necesita tanto sacarse la sombra de Pujol como demostrar que no es un personaje gris. He de reconocer que cuando le conocí jamás imaginé que acabaría convirtiéndose en «apóstol» de la independencia. Era un hombre del poderoso Prenafeta y mis amigos convergentes, incluido algún hijo de Pujol, decían que era un «bon noi». Un chico aplicado y con buena preparación en el ámbito económico. Era de confianza de la familia y podía ser una figura de tránsito, porque a Jordi Pujol no le podía suceder su hijo Oriol porque era demasiado joven. Felip Puig era demasiado impulsivo y visceral, por lo que el bueno de Artur era el candidato perfecto de la familia para ejercer de encargado de la «finca» hasta que el «hereu» pudiera entrar en posesión de su herencia.

Lo que ha sucedido finalmente es lo habitual en estos casos. Mas y Pujol hace años que no se hablan, salvo los habituales saludos de cortesía. Oriol y Felip están quemados y el auténtico hereu ha sido el gris burócrata que habían puesto transitoriamente al frente de la «finca». La crisis económica y tantos años de propaganda nacionalista han favorecido la eclosión independentista, aunque todo indica que el gran beneficiado podría ser ERC. El viejo concepto de burguesía catalana hace años que no existe y el poder convergente, siempre muy generoso con los afectos, se ha extendido hasta los lugares más recónditos. La corrupción ha confirmado que el «oasis», como cualquier oasis, es un lugar sucio y mal oliente que nada tiene que ver con la irreal imagen de las películas de Hollywood. Rajoy acierta con su política firme pero sin el radicalismo que desearían algunos. Hay que dejar que Mas destruya su proyecto como hizo Ibarreche.

Las trampas del soberanismo
El Gobierno de CiU está incumpliendo sus deberes constitucionales
Carlos Jiménez Villarejo El Pais Cataluña  16 Junio 2013

En Barcelona, según informaron diversos medios, “se detectaron 2.865 niños con una alimentación deficiente”. Y seguía, “según un estudio de Unicef del año pasado, la pobreza infantil pasó en Cataluña del 18,5% en 2008 al 23,8% en 2010”. Son cifras que reflejan una realidad espeluznante. A las que hay que añadir otras dramáticas realidades, la de quienes sufren desde que gobierna CiU sus políticas antisociales, acordadas, como la reforma laboral, en su estrecha alianza con el Partido Popular y aquí, en Cataluña, con el apoyo de su acólito, Esquerra Republicana. Menores desnutridos, jóvenes en paro, supresión de becas escolares, familias expulsadas de sus viviendas, enfermos que sufren una auténtica denegación de asistencia sanitaria, profesionales sanitarios, de la educación o funcionarios con sueldos congelados o en paro, reducción o privatización de servicios públicos esenciales como la sanidad; es decir, un poder político catalán, que aplica brutalmente las políticas propias de la derecha económica y europea.

Menores desnutridos, jóvenes en paro, supresión de becas escolares, familias expulsadas de sus viviendas...

Este es el presente, el mañana y, desgraciadamente, el futuro inmediato. Pero el Gobierno de CiU, caracterizado desde los Gobiernos pujolistas por la ausencia de ética pública y asediado, como entonces, por la corrupción, trata de engañar y confundir a la ciudadanía trasladando la responsabilidad de esa situación a esa realidad que, simplificándola, llama España. Como si los ciudadanos españoles no estuvieran sufriendo tanto o más que los catalanes los efectos de la destrucción del Estado de bienestar. Cuando el principal enemigo del pueblo catalán es su propio Gobierno, el de CiU. Que afronta esta dramática situación, como ha dicho recientemente la Plataforma de Federalistes de Esquerra, desde una “lógica deliberadamente tramposa”. El presupuesto es evidente. El Gobierno de CiU está incumpliendo de forma flagrante sus deberes constitucionales y estatutarios de impulsar “un orden económico y social justo”. Por tanto, sin exceso alguno, puede decirse que es un Gobierno no solo antisocial sino antidemocrático. Sobre todo, porque, lejos de preguntar o consultar a los ciudadanos si están o no de acuerdo con sus políticas económicas y sociales, en cuanto afectan de manera directa a su derecho a “una digna calidad de vida”, trata de engañarlos planteándole cuestiones esotéricas sobre algo tan vago y lejano de la actual realidad como el futuro encaje de Cataluña y España. Parece que al Gobierno conservador de CiU ese proyecto es más decisivo que la carencia absoluta e inmediata de los ciudadanos de la facultad de decidir sobre derechos fundamentales, como el trabajo, la vivienda... Es más que una trampa, constituye una agresión a los derechos humanos del pueblo catalán, que podría denunciarse ante los organismos internacionales.

Pero la trampa es doble, porque el Gobierno de CiU y su sumiso aliado, “saben que en el actual marco constitucional no es posible preguntar a la ciudadanía de Catalunya de forma clara e inequívoca…” sobre la pretendida secesión, ya que como bien dice el citado Manifiesto, “una consulta al margen de la ley es un acto de insumisión…” además de, habría que añadir, antidemocrática.

No sabemos cómo será el mañana, pero mientras tanto, nuestro presente, está inundado de ejemplos del desgobierno, como el hospital de Sant Pau

Además, en la actitud del Gobierno de CiU concurre una grave vulneración de reglas democráticas. Ante una consulta de esta trascendencia, es exigible que el Gobierno que la convoca guarde una completa neutralidad ante las distintas opciones en juego, la definición de la relación Cataluña-España, para garantizar el máximo respeto al proceso de decisión de los ciudadanos sobre la opción que, en su momento, decidieran tomar. De tal forma que se asegurara un equilibrio entre las opciones en juego. Nada más lejos de la realidad. Ya se han adelantado, y en un ejercicio de autocracia y de menosprecio de la voluntad popular dan por resuelta la consulta, tan lejana como incierta, a favor de la secesión; así lo expresan todos los dirigentes, que disponen del control de casi todo el aparato mediático, incluido TV-3, hasta constituir un consell assessor que prepara las futuras estructuras del llamado Estado propio y distinto al del Estado español. Por el contrario, ¿de qué medios disponen ya quienes, llegado el caso, optarían por una Cataluña solidaria, vinculada a España, con una autonomía real garantizada constitucionalmente? Un ejemplo muy significativo. Convergència participa —a través de su Fundación CatDem, investigada por corrupción— en el documental L’Endemà, producido por Isona Passola, que constituye una auténtica apología de la independencia; para ese fin, la crisis no les ha impedido recaudar 348.000 euros de quienes califican como mecenas.

No sabemos cómo será el mañana, pero mientras tanto, nuestro presente, está inundado de ejemplos del desgobierno, como el hospital de Sant Pau hundido por la corrupción.

La verdad sobre Barack Obama
EDITORIAL www.gaceta.es 16 Junio 2013

La realidad demuestra que Obama es uno de los presidentes más sucios, mentirosos y agresivos de la historia de Estados Unidos.

Érase una vez un hombre que concitó tales esperanzas que incluso se le dio el Premio Nobel de la Paz con carácter preventivo, o sea, por lo que iba a hacer, no por lo que había hecho. Vale la pena releer hoy lo que desde hace algo más de cuatro años han venido diciendo los medios de comunicación progresistas –y, ay, no sólo ellos– sobre Barack Obama, el presidente de los Estados Unidos. Se diría que había llegado el Mesías. Pues bien: hoy la cruda realidad demuestra que Obama es uno de los presidentes más sucios, mentirosos y agresivos de la historia de los Estados Unidos.

Obama es un señor que ha puesto al Estado a su servicio para espiar a diestro y siniestro de manera ilegal, que ha utilizado la Hacienda pública para perseguir a sus enemigos políticos, que ha llenado el cielo de aviones robot capaces de matar a quien quiera que sea –americanos incluidos– en cualquier parte del mundo, que ha mentido a calzón quitado a sus ciudadanos en episodios como el asalto a la legación de Bengasi, que ha usado la tortura en la base de Guantánamo –después de decir que la cerraría– para encontrar a Bin Laden, etcétera, etcétera. Por mucho menos que esto, a Nixon le echaron de la Casa Blanca. Por mucho menos que esto, a Bush Jr. le ridiculizaron para siempre. Por mucho menos que esto, Bill Clinton pasó a la historia de la bajeza moral. Por mucho menos que esto, en fin, los presidentes suelen dimitir. Obama, no.

La hemiplejia moral de la mayoría mediática con respecto a Obama es tan manifiesta que entra ya en lo patológico. Se diría que los fabricantes de la opinión pública, guiados por su obcecación progresista, han emitido una bula bajo el siguiente tenor literal: “Obama siempre tiene razón y, si no, también la tiene”. Así que ya puede este caballero usar las peores artes de la política y comprometer la salud del Estado de Derecho que siempre habrá un coro laudatorio dispuesto a tapar sus defectos y subrayar sus virtudes. Virtudes, por otro lado, que se concentran exclusivamente en la defensa tenaz de los programas de ingeniería social progre no sólo en los Estados Unidos, sino en cualesquiera otros países.

La democracia norteamericana goza de justa fama en el mundo. Es un aquilatado ejemplo de cómo una sociedad puede organizar su libertad individual y colectiva manteniendo a raya al Estado. Es un modelo que, por otra parte, requiere mantener vivas las viejas virtudes del patriotismo, la decencia moral y el respeto a la ley. Pero Obama, hoy, representa exactamente lo contrario de todo eso: ha transgredido la ley y ha vulnerado la moral política para obtener un rendimiento personal cuyas consecuencias, a la postre, son una sociedad menos libre y más amenazada. Esa es la verdad sobre Obama, por más que la mayoría mediática la quiera ocultar.

No es competencia del Estado
La Ley Wert no toca la imposición del catalán
EFE | GACETA.es  16 Junio 2013

"Nuestra competencia es garantizar que las familias puedan elegir entre ambas lenguas como vehicular de la enseñanza", afirma la secretaria de Educación.

La secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio, ha asegurado que tanto CiU como ERC distorsionan las declaraciones y la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza, Lomce, conocida como 'Ley Wert'. En este sentido, ha afirmado que los catalanistas insisten en "interpretar que lo que afirmamos es que tiene que haber colegios que enseñen solo en castellano y no lo decimos, no es nuestra competencia".

Así, ha explicado que la norma "recoge las sentencias del Tribunal Constitucional que dicen que es competencia de las autonomías el proceso de normalización lingüística, decidir la proporción razonable que se enseña en español y en la lengua cooficial, y nuestra competencia es garantizar que las familias puedan elegir entre ambas lenguas como vehicular de la enseñanza". En este sentido, ha destacado que "ni entramos a definir el modelo lingüístico, ni criticamos ningún modelo lingüístico ni entramos a decidir cuál es esa proporción razonable".

De esta forma, la ley señala que las CCAA deben dar libertad a las familias de los alumnos que pidan una escolarización también en español. En caso de no poder ofrecerla, el Gobierno pagará la plaza privada y restará ese dinero de las partidas de Educación que reciba el Ejecutivo autonómico. Cataluña, de forma clara, no ha descartado la insumisión total a la normativa.

Por otro lado, ha defendido las evaluaciones de la reforma educativa como la mejor forma de detectar los problemas, y niega que ello frustre a los alumnos si las hacen mal, pues es "mejor tener un mal día que una mala vida" sin acceso a un empleo.

"Si mantenemos el sistema que no evalúa a los alumnos en ningún momento, y que no es capaz de darles soluciones a los problemas a tiempo, y uno de cuatro se queda en la calle, ese estudiante no va a tener un mal día, va a tener una mala vida, una dificultad enorme el resto de su vida para acceder a un empleo de una mínima cualificación", ha subrayado.

Gomendio ha repasado los principales pilares del proyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y ha asegurado que buscará el máximo consenso posible y acordar que "la parte ideológica pueda cambiarse en el futuro".

Por otro lado, ha señalado: "Vamos a intentar, por el bien de toda la comunidad educativa, llegar a un acuerdo de mínimos y no tener la situación que el PSOE nos plantea de rechazo frontal, negativa a debatir cualquier punto y con la amenaza de derogarla si llegan al poder".

"Podríamos llegar a un acuerdo en cuanto a los pilares -que no tienen ningún contenido ideológico porque están basados en la evidencia de estudios internacionales- y acordar que la parte ideológica podría cambiarse en el futuro si hubiese un cambio de Gobierno, sin necesidad de arrastrar una transformación de todo el sistema educativo", ha afirmado.

A su juicio, los pilares ideológicos están en "la modernización de la FP, el establecimiento de evaluaciones externas y homogéneas en todo el territorio nacional, la nueva configuración de asignaturas que supone un redefinición de las competencias del Estado y de las CCAA y, finalmente, el dotar de mayor autonomía a los centros que iría unido a más rendición de cuentas y más transparencia".

Sobre la asignatura de Religión, señala que puede haber posibilidades para quitarla como optativa. "Haberlas hailas, la cuestión es que nos hagan propuestas concretas", ha contestado antes de recordar que "es obligatorio por un acuerdo con la Santa Sede vigente desde 1979, y que nunca se ha planteado modificar ningún Gobierno, ni el socialista, ofertarla con una alternativa. La Religión no es, por tanto, obligatoria ni tampoco está la palabra católica en nuestra propuesta, hay varias religiones por las que se pueden optar".

Sobre las críticas de parte de la comunidad educativa, que afirma que la reforma dañará a la escuela pública y que es mercantilista, Gomedio ha asegurado que "es una crítica tan general y demagógica que no hemos conseguido nunca que precisen qué medida entienden que daña a la escuela pública y así es difícil entrar en un debate constructivo". Además, ha destacado: "La Lomce va a beneficiar a la pública, a la concertada y a la privada, a todas por igual. Y, por el simple hecho de que más del 70% de nuestros estudiantes van a la escuela pública, la va a favorecer más".

"Sobre que la reforma es mercantilista, planteamos que hay un desajuste muy grande entre nuestro sistema educativo -ha añadido- y el tipo de formación que requiere el mercado laboral y, por lo tanto, entendemos que la educación debe acercarse a las necesidades del mercado laboral y así contribuir a disminuir la altísima tasa de desempleo juvenil -57 %-", comenta en una entrevista a Efe.

En cuanto a los requisitos para las becas, "suponen utilizar unos recursos que representan el esfuerzo de la sociedad, las hemos mantenido intactas y suponen el 70% del Presupuesto de esta Secretaría". En esta línea indica que se busca "la mayor de las certezas de que se invierte en un estudiante que está dispuesto a acabar satisfactoriamente esos estudios".

Se ha modificado cómo calcular la cuantía que le llega al estudiante, además de la parte fija -según renta y desplazamiento- habrá una parte variable, que dependerá de la renta y el rendimiento, es decir, a rentas más bajas y mejor rendimiento, mayor cuantía; es razonable y creo que lo entiende la sociedad.

Crónica del 'Bienestar del Estado'
Diez ejemplos rocambolescos de despilfarro público
Cincuenta millones al año en agua embotellada, 300.000 euros para promover la sardana o 470 contratados a dedo por parte de IU son algunos ejemplos.
D.S.C. Libertad Digital 16 Junio 2013

A continuación, pueden consultar una colección de diez gastos rocambolescos que demuestran que los contribuyentes españoles siguen sufriendo el manejo irresponsable de los fondos públicos.

1. Según la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua a Poblaciones (AGA), la Administración Pública gasta 50 millones de euros al año en comprar agua embotellada para reuniones, entrevistas, encuentros o seminarios.

2. El ex presidente de Extremadura Fernández Vara cargó a la Sanidad extremeña jamones y bebidas alcohólicas. Las facturas que ahora salen a la luz también incluyen la compra de una decena de carteras de piel a razón de 2.500 euros. La polémica se une a la de las oficinas con spa y jacuzzi de la institución pública extremeña FEVAL. Según una auditoría, este ente no ha justificado gastos por valor de hasta 600.000 euros.

3. El Congreso de los Diputados subvenciona el vino, el cava o el vermouth. La polémica generada sobre el gin-tonic de la Cafetería del Parlamento no ha evitado que otras bebidas sigan despachándose a precios artificialmente bajos, cortesía del contribuyente. Pueden conocer con más detalles el menú que disfrutan Sus Señorías haciendo click aquí.

4. El Gobierno de Rajoy aún no ha extinguido la sociedad pública creada en 1992 para celebrar el Quinto Centenario del Descubrimiento de América. Así lo ha reconocido la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, que en su día puso este ente público como ejemplo del despilfarro vigente en la administración paralela.

5. El Gobierno de Cataluña aprobó recientemente una nueva ronda de subvenciones que incluye 2,5 millones de euros para la "traducción, doblaje o creación de películas en catalán", 378.896 euros para la "creación, traducción o la promoción de obras literarias en catalán", 147.321 euros "para que los sindicatos promocionen la lengua catalana", 301.381 euros “para la promoción y la dinamización de la sardana", 64.436 euros destinados a "la promoción y fomento del pesebrismo" o 45.836 euros "para la traducción y la producción de videojuegos en lengua catalana". Otro capítulo de gasto que ha dado mucho que hablar es el Pabellón de Cataluña en la Bienal de Venecia, que ha costado 470.000 euros frente a los 400.000 euros de la plataforma que ha sufragado el gobierno de España.

Recordemos que el Ejecutivo de Rajoy "rescató" con 13.000 millones a Cataluña a través del Fondo de Liquidez Autonómica. Por otro lado, también conviene tener en cuenta que, al contrario de lo que argumenta de forma recurrente el gobierno de Mas, Cataluña tiene un saldo positivo con el gobierno central, ya que en los dos últimos años recibió 3.000 millones de euros más por encima de lo aportado a la hucha común.

6. La Junta de Andalucía lleva desembolsados más de 405 millones de euros en programas de "cooperación internacional" como la digitalización del cine cubano, la promoción turística en Nicaragua o la reforma de una playa en El Salvador. Este desembolso casi coincide con los 415 millones que debe el Ejecutivo andaluz a determinados grupos de proveedores. Cabe recordar que Andalucía recibió un "rescate" del gobierno de Rajoy valorado en 5.400 millones de euros y canalizado mediante el Fondo de Liquidez Autonómica.

Mientras tanto, los diputados andaluces presentes en la Mesa del Parlamento regional suben sus sueldos tras aprobar un aumento que les supondrá unos ingresos mensuales adicionales de entre 2.000 y 2.400 euros. Se trata de la enésima polémica por los elevados sueldos que siguen disfrutando los políticos andaluces.

7. El Banco de España paga un 6,5% más a sus empleados que el Bundesbank y gasta más en administración que antes de la cesión de poderes al BCE. Los costes laborales de la institución dirigida por Luis María Linde han saltado de 170 a 211 millones entre 1999 y 2012. Por otra parte, los gastos operativos han crecido de 298 a 411 millones en el mismo periodo.

8. El aeropuerto de Huesca cierra marzo con sólo cuatro pasajeros, pese a la nieve y Semana Santa. Tras una inversión de 45 millones de euros, la terminal sigue prácticamente desierta. La deuda del aeropuerto supera ya los 70 millones.

9. El ex presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla ocultó facturas por 200 millones de euros en la red de empresas públicas de la Comunidad Autónoma. Revilla, que a menudo se jacta de la transparencia de su gestión, cebó la "administración paralela" para camuflar deudas que, en 2009, habían sido fijados en 83,7 millones. El tiempo ha demostrado que, en realidad, ascienden a casi 300 millones.

10. En Manilva, provincia de Málaga, el equipo de gobierno de Izquierda Unida ha contratado a dedo a 470 personas, 80 de las cuales son afiliados o familiares de los integrantes del gobierno municipal. Así consta en un informe de la Guardia Civil de más de 500 páginas. La propia Alcaldesa reconoce el "enchufe" de varios empleados del consistorio, entre los que figura su marido.
Y en materia de impuestos...

Hasta ahora hemos hablado de gastos, pero también podemos analizar el caso de los impuestos:
- Rajoy reconoce que está "constantemente explorando" nuevas posibilidades de subir los impuestos. Tras 30 alzas de la presión fiscal, el Ejecutivo podría estar preparando otras siete, de acuerdo con las últimas informaciones publicadas, que apuntan a una nueva subida de los impuestos al carburante.

- Mientras tanto, los Técnicos de Hacienda denuncian que subir el IVA en 2010 no significó recaudar más, ya que el aumento del fraude fiscal eliminó el efecto de la reforma. Por otra parte, el aumento del IVA aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha hundido el negocio del ocio nocturno, sumiendo a siete de cada diez empresas del sector en números rojos.

- Además, los datos de recaudación de 2013 muestran que el Estado no está aumentando sus ingresos a pesar de las continuas revisiones al alza de la presión fiscal. De hecho, tal y como anticipa la "curva de Laffer", la recaudación está cayendo. Así, los ingresos por IRPF caen interanualmente un 5,2%. El Impuesto de Sociedades, el IVA y los Impuestos Especiales también experimentan rebajas (36,8%, 4,6% y 2,7%, respectivamente).

Terror comunista el Lovech
Nikola Dafinov cuenta las atrocidades que vivió en el campo de concentración comunista de Lovech
Un superviviente de los campos de concentración comunistas en Bulgaria cuenta a LD los horrores que sufrió durante su cautiverio.
Radoslav Yordanov. Libertad Digital 16 Junio 2013

En su obra maestra Camino de Servidumbre, el filósofo y economista Friedrich Hayek sostiene que el comunismo y el fascismo son esencialmente lo mismo por ser dos formas de totalitarismo que acaban con las libertades individuales. En este sentido, la Bulgaria comunista del siglo pasado no es una excepción. Violencia, control y represiones caracterizan en gran medida los 45 años del régimen de "socialismo real" en el país balcánico.

Nikola Dafinov es una de las personas que en aquel entonces sufrió en carne propia el terror comunista. Dafinov, que actualmente tiene 70 años y vive en Sofía, ha decidido contar a Libertad Digital la historia de su vida: los 14 meses de sufrimientos y torturas que tuvo que soportar en el campo de concentración comunista de Lovech.

Dafinov tenía tan sólo 17 años, cuando la policía secreta del régimen le acusó de ser un "enemigo ideológico del socialismo y de la patria". "En aquel entonces estudiaba francés e inglés en un instituto bilingüe. Hablé dos veces en la calle con turistas extranjeros, y por eso me detuvieron. No querían juzgarme en los tribunales, y simplemente un día, a las 5 de la madrugada, dos policías entraron en mi casa, me arrestaron y en los dos años siguientes no volví a ver mis padres".

Nos cuenta Nikola Dafinov que en el tren en que viajaba en dirección al campo de concentración, había otros detenidos, algunos en estado grave por los golpes que habían recibido de los vigilantes. "Recuerdo que entonces, de repente, se me acercó un policía para decirme que lamentaba que un chico tan joven como yo fuera a aquel lugar, porque nadie salía vivo de allí".

Al llegar al campo de concentración, Dafinov fue golpeado con palos y piedras. Cuando entró en el edificio, el joven búlgaro vio a cientos de detenidos, la mayoría de los cuales no llevaban ropa y estaban heridos. "Nos obligaron a trabajar durante 15 horas diarias en una cantera cerca del río Osum, de la cual teníamos que sacar piedras y cargarlas después en un tren. Nos vigilaban más de 100 policías, que asesinaban a todas aquellas personas que no cumplían con la norma diaria de 75 metros cúbicos de piedra."

Nikola Dafinov asegura, además, que en el campo de concentración de Lovech también había más de 150 mujeres, que trabajaban en la cantera junto con los hombres. "Murieron al menos 50 mujeres, bien porque les asesinaban por no cumplir la norma diaria, bien porque sus cuerpos no aguantaban las cargas."

Dafinov recuerda con dolor que primero dejaban los cuerpos de los asesinados en los aseos, mientras que al día siguiente los tiraban al Danubio. "Uno de los peores momentos de mi vida fue cuando vi en el aseo muchos cuerpos envueltos en bolsas. Como les resultó demasiado arriesgado seguir tirándolos luego al río, finalmente los comunistas decidieron usar los cerdos para deshacerse de los cuerpos."

Según Dafinov, el responsable del campo de concentración de Lovech fue Mircho Spasov, la mano derecha del dictador comunista Todor Zhivkov. "Cada mes venía en Lovech el mismo Spasov para dar instrucciones sobre los prisioneros que había que eliminar."

Nikola Dafinov fue liberado en 1961, cuando la cárcel comunista de Lovech fue clausurada para siempre. Todos los presos liberados fueron obligados a firmar un documento, según el cual ellos negaban haber sido secuestrados por la policía secreta del régimen. "Aun así no me dejaron graduarme en el instituto bilingüe. En 1963, los gobernantes decidieron que yo todavía era un enemigo del socialismo y decidieron desterrarme a un pequeño pueblo, lejos de Sofía y de todos mis amigos." Allí, Dafinov se vio obligado a vivir durante 3 años, en los que no le dejaron acceder a ningún tipo de trabajo cualificado por ser un "traidor" y "enemigo ideológico".

"El comunismo es, sin duda, el mayor mal que ha conocido la humanidad" ha concluido Nikola Dafinov, que ha lamentado que gran parte de los crímenes comunistas quedaran impunes.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Víctimas que no volverán a votar al PP

EDITORIAL www.gaceta.es  16 Junio 2013

Veinte años después del atentado de López de Hoyos los etarras se han salido parcialmente con la suya.

El arma más poderosa de los terrorismos (el yihadista ahora y antes los de raíz marxista-leninista) no son las bombas o el manejo de las redes sociales, sino la coartada política. Lo que les convierte en inexpugnables no es la sangre que derraman, sino la justificación política con la que envuelven sus crímenes. Como los Gobiernos dejen de considerarles lo que son –delincuentes– y les den el estatus de luchadores de una determinada causa, los Gobiernos han perdido la batalla.

Eso es lo que pasó con ETA, a la que Zapatero dio alas al ponerse a negociar con ella, con inexplicable torpeza, cuando la banda estaba casi en las últimas, tras la enérgica actuación de los Gobiernos de Aznar. Una política complaciente con los asesinos, que se saldó con la llegada de los proetarras al poder en el País Vasco. Y, más inexplicable todavía, que ha encontrado eco en el Gobierno de Rajoy, como demuestra la excarcelación de Bolinaga.

En este contexto, se entiende la indignación de las víctimas del terrorismo. Como los familiares de los seis militares y el conductor civil que perdieron la vida en el atentado de la madrileña glorieta de López de Hoyos, hace ahora veinte años. Fue uno de los cinco más sangrientos de la banda en aquellos años de plomo en que Madrid era golpeada una y otra vez por el terrorismo. Pero la indignación de los familiares de los fallecidos o de la veintena larga de heridos que dos décadas después siguen conviviendo con las secuelas es aún mayor al saber que no todos los autores de la masacre han sido juzgados –sólo fueron condenados los dos etarras que proporcionaron el coche bomba.

El crimen no sólo ha quedado impune, sino que los criminales se han salido parcialmente con la suya, como da a entender Lidia, la hija de uno de los militares asesinados en López de Hoyos, al decir que “la fatídica indiferencia de nuestras instituciones ha terminado por otorgar todo el poder a Bildu en el País Vasco, y se acepta con absoluta normalidad que un terrorista salga de la cárcel por enfermedad”.

Las víctimas han sido la moneda de cambio de las cesiones del Estado a ETA, singularmente en tiempos del presidente que impulsó la negociación y que llamaba a Otegi hombre de paz, pero de forma más sutil con el Ejecutivo de Rajoy. Es lógico que las víctimas manifiesten su decepción ante unos gobernantes que les han defraudado. No se imaginaban bofetadas morales tan lacerantes para ellas como el bolinagazo –decisión tomada por el juez de vigilancia penitenciaria, pero impulsada primero y bendecida después por Interior–. Como llega a decir hoy en el reportaje de ÉPOCA una de las heridas graves en López de Hoyos, incondicional de toda la vida del partido de Génova: “Si sigue así, no volveré a votar al PP”.

Los muertos que vos matáis
Javier Algarra www.gaceta.es 16 Junio 2013

Lo crítico del tema es que la frase puede aplicarse a Bolinaga.

“Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”. La frase, erróneamente atribuida al Don Juan de José Zorrilla, tiene su origen real en Le menteur, de Pierre Corneille, obra basada en La verdad sospechosa, de Juan Ruiz de Alarcón.

Poco importa su procedencia. Lo crítico del tema es que puede aplicarse a Josu Uribetxeberría Bolinaga, el etarra que asesinó a tres guardias civiles y que mantuvo secuestrado a José Antonio Ortega Lara.

Esta semana se han cumplido nueve meses desde su excarcelación. El informe médico que elaboró en septiembre pasado la comisión médica de Osakidetza decía que tenía un 90% de probabilidades de fallecer antes de un año y un 50% de morir antes de los nueve meses que ya se han cumplido.

Sin embargo, Bolinaga sigue vivo y no parece haberse deteriorado. Sale de potes con su cuadrilla por Mondragón y, a finales de enero, reconocía ante las cámaras de Intereconomía Televisión que no se arrepiente de ninguno de sus actos.

Esta semana, el Colegio Oficial de Médicos de Madrid aseguraba que el etarra podía haber seguido tratamiento para su cáncer en prisión, con sus visitas regulares al hospital, sin necesidad de haber abandonado el presidio. El dictamen apoyaba el informe de la forense de la Audiencia Nacional, Carmen Baena, que se pronunció en contra de su excarcelación. Un veredicto que le supuso una denuncia de una asociación de médicos vascos, ahora desestimada ante los nuevos datos que corroboran que, con la aplicación del tratamiento adecuado, el paciente experimentaría una notable mejoría.

Nadie puede saber cómo evolucionará la enfermedad de Bolinaga pero, a fecha de hoy, no parece un moribundo en estado terminal. Peor pronóstico que el suyo presentan muchos de los setecientos presos que siguen recluidos a pesar de su delicado estado de salud.

La excarcelación de Bolinaga es una afrenta. Todo presidiario tiene derecho a acogerse a medidas humanitarias en caso de merecerlas. Pero las circunstancias que rodean este caso parecen indicar que Bolinaga no reúne los requisitos necesarios. Es lamentable que la presión ejercida por los sectores abertzales haya llevado a la Administración a otorgar trato de favor a este delincuente cuando muchos otros serían más merecedores del mismo. Ante tales hechos, es muy razonable la petición de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que solicita al Juez de Vigilancia Penitenciaria que revoque inmediatamente la libertad condicional del asesino etarra y le devuelva a prisión.

No hay que tolerar la constante burla de estos criminales. De Juana Chaos aún se está riendo de nosotros tras su peculiar huelga de hambre, a base de dieta blanda de jamón de York, que le facilitó esa foto, aireada por la prensa internacional, en la que parecía un torturado en Mathaussen. Ahora se pasea a sus anchas con la satisfacción de habernos chuleado a todos y haber hecho pasar por el aro al Estado de Derecho, mientras sus compinches administran el dinero público de las Administraciones. Y algunos dicen que les hemos derrotado.

La encrucijada catalana
Editorial La Razón 16 Junio 2013

Aunque en el partido de Artur Mas, CDC, reina lo más parecido a la ceremonia de la confusión, con múltiples portavoces que expresan una idea y la contraria, todo indica que el presidente de la Generalitat se está replanteando su estrategia separatista en el sentido que más puede favorecer a los ciudadanos catalanes y, por ende, a los del resto de España. Ciertamente, el giro político de Más, en el que tanto ha influido su socio de UDC, Duran Lleida, puede acarrear la ruptura del pacto con los republicanos de ERC que, de momento, no se dan por aludidos, pese a la afirmación del presidente catalán de que está dispuesto a cumplir el mandato hasta el final de la legislatura, haya consulta independentista o no la haya, pero no sería ninguna tragedia.

También es indiferente a los efectos prácticos si el cambio operado en Mas se debe a una mera táctica de supervivencia o, por el contrario, ha llegado por fin a la conclusión de que había emprendido un viaje a ninguna parte, que sólo podía traer perjuicios a su comunidad. La situación creada ha traído la queja constante de los sectores empresariales catalanes que, como hoy publica LA RAZÓN, no han dudado en reclamar la atención de Su Majestad, que siempre ha mantenido un hueco en su agenda privada para recibir a los preocupados empresarios del Principado.

Empresarios que, salvo contadas y muy honrosas excepciones, todo hay que decirlo, han preferido mantener una cierta circunspección frente a los desatinos de los nacionalistas, en lugar de reafirmar públicamente sus posiciones, más aún cuando los intentos de internacionalizar «el conflicto» por parte de Mas aumentaban la desconfianza de los mercados financieros hacia las empresas catalanas, que ya sufrían, como las del resto de España, muchas dificultades para acceder al crédito. Lo señalaba ayer,en Tarragona, en un debate abierto con simpatizantes populares y representantes del tejido empresarial catalán, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: la falta de financiación es uno de los mayores problemas para afrontar la recuperación económica de España.

Reconoció también que hay «dificultades» en la mediación de los créditos ICO, y que aunque hay entidades financieras que los están facilitando, otras son «reacias» a hacerlo, por lo que se les va a reclamar mayor colaboración. Éstos son los problemas que de verdad preocupan a los catalanes, no las ensoñaciones de Mas, que sólo han contribuido a crear zozobra donde debía haber serenidad y han puesto en serio peligro la viabilidad de muchas empresas catalanas con fuertes intereses en el extranjero, a las que los posibles inversores, desconocedores de la realidad española, veían con riesgo de ser expulsadas del euro. Cataluña se halla en una encrucijada y sólo tomará la dirección adecuada siendo fiel a los valores que la han hecho grande como parte de España.

La estrategia de la derrota
Casimiro García-Abadillo. El Mundo  16 Junio 2013

EL NUEVO ESCENARIO VASCO: A FONDO

Estamos en la fase final de ETA, pero la organización terrorista sigue viva. La semana pasada fueron detenidos dos etarras en Guipúzcoa y la Policía sospecha que hay aún una treintena de activistas operativos.

En un contexto de clara derrota, la banda ha organizado una reunión de sus exiliados en Biarritz, justo en la misma semana en la que el lehendakariIñigoUrkullu ha presentado su plan de reinserción de presos. La cuestión de fondo sigue siendo la misma que hace 40 años: ¿hay que poner punto y final a ETA negociando con los terroristas?

Entre los mitos que hay que desterrar antes de responder está el que lo esencial en ETA no es la lucha política en el esquema clásico izquierda/derecha, sino que su objetivo es la independencia del País Vasco.

En el libro Patriotas de la muerte, en el que Fernando Reinares recoge 70 entrevistas realizadas a etarras encarcelados, uno de ellos afirma: «A mí prácticamente la política no me gusta. No entiendo de política ni me gusta. O sea, a mí lo mismo me daba que en el Gobierno vasco estuviera un señor de izquierdas que de derechas. A mí lo que me importaba era Euskadi y punto».

Si en los primeros etarras había un planteamiento antifranquista, en los terroristas que se integraron en la banda a partir de la década de los 80 lo que hay fundamentalmente es un objetivo nacionalista étnico. Es decir, la consideración de que los vascos y los españoles son distintos y por ello el País Vasco debe separarse de España, a la que se considera potencia colonizadora.

El leit motiv del terrorismo etarra es la creación de un Estado vasco y el odio a todo lo que tiene que ver con España. La violencia ha sido para ellos no sólo una forma de lucha contra España y por la independencia, sino una forma de afirmarse como vascos. En la raíz ideológica del terrorismo etarra están los escritos de Sabino Arana.

Otro de los mitos a los que recurren ETA y la izquierda abertzale es que aquí se podía ensayar el llamado modelo irlandés.

El paralelismo entre ambas situaciones no tiene ninguna base real y es planteado por los terroristas como un objetivo estratégico, que consiste en sentarse de igual a igual, en una mesa de negociación, con los representantes del Estado democrático.

En España las circunstancias han sido muy diferentes a las de Irlanda. Aquí no ha habido dos comunidades religiosas enfrentadas, no ha habido una invasión de un país por otro y tampoco ha habido dos grupos terroristas en lucha. En Irlanda, Tony Blair optó por la negociación con el IRA como una forma de acabar con lo que se llamó el empate infinito entre los terroristas y el Ejército británico. Todas esas diferencias son reales. Pero, aquí, el mito a desterrar es que en España la vía de la negociación no se ha utilizado… Suficientemente.

Negoció Adolfo Suárez, negoció Felipe González, negoció José María Aznar y negoció José Luis Rodríguez Zapatero.

El Estado democrático lo ha intentado todo para acabar por la vía del diálogo con ETA. En 1977, dos años después de la muerte de Franco, el Gobierno de la UCD aprobó una amnistía que dejó en libertad a todos los presos etarras, incluidos aquéllos que cumplían condenas por delitos de sangre.

A los miembros de ETA pm (con la que el Gobierno de la UCD negoció su disolución) no sólo se les concedió la libertad, sino que se les facilitó dinero para montar negocios y pudieran integrarse socialmente.

Uno de los beneficiados por aquella amnistía fue Francisco Múgica Garmendia, Pakito, que, poco después de salir de la cárcel, se volvió a integrar en ETA y llegó a ser su máximo jefe en los años 80, durante el periodo más sangriento de la banda.

La política de negociación y reinserción fue una constante durante muchos años. Cuenta Ángeles Escrivá, en su libro Maldito el país que necesita héroes, una anécdota que denota hasta qué punto la vía buenista llevó a situaciones injustificables. En la época en la que el ministro del Interior era el socialista José Barrionuevo (a mediados de los años 80), un etarra huido y refugiado en México consultó con las autoridades españolas si podía volver a España, ya que había decidido abandonar la organización. Se le dio el visto bueno. Una vez aquí, la Guardia Civil informó al Gobierno de que se trataba de un individuo que estaba acusado de cometer tres asesinatos. El Ejecutivo optó por no hacer nada y ahora ese ex etarra, al que no se le ha juzgado por sus crímenes, es un empresario de éxito que vive plácidamente en Bilbao.

Nadie puede dar lecciones a los gobiernos españoles sobre la vía de la negociación para acabar con el conflicto. El problema es que esa vía siempre ha sido utilizada por ETA para reorganizarse, para tomar un respiro y después volver a la lucha armada, como demuestran los documentos incautados a sus dirigentes detenidos.

Fue tras el fracaso de las negociaciones de Suiza (mayo de 1999) cuando el Gobierno de Aznar, apoyado por el PSOE y la inmensa mayoría del Congreso, inicia la política encaminada a la derrota de ETA.

Esa decisión implicaba no sólo aumentar y mejorar la acción de las Fuerzas de Seguridad del Estado contra los terroristas, sino un esfuerzo de deslegitimación política de la banda dentro y fuera de España.

El atentado del 11 de septiembre de 2001 hizo que algunos países que miraban con simpatía a ETA cambiaran de actitud. El empate infinito comenzó a romperse.

Pero cuando parecía que el camino de la derrota era un camino sin retorno, el Gobierno de Zapatero dio otra oportunidad a la negociación. De hecho, según muestran los documentos incautados al etarra Esparza Luri, ETA ya había comenzado los contactos con el PSOE antes incluso de que ganara las elecciones. Para Zapatero, alcanzar la paz se convirtió en una obsesión. Y asumió los planteamientos de la banda. Se crearon dos mesas de negociación: una técnica y otra política. Es decir, se volvió al esquema de dos partes que negocian de igual a igual. Incluso se llegó a asumir el lenguaje de los etarras. En una cesión orweliana, se aceptó incluso utilizar un neolenguaje por el que, por ejemplo, a los atentados se les llegó a calificar de accidentes.

Fruto de aquel periodo de claudicación, fue el lamentable suceso del bar Faisán, más conocido como el chivatazo.

Pero, como en otras ocasiones, ETA se cargó el proceso con el atentado de la T-4 y fue a partir de entonces cuando Zapatero volvió a retomar la estrategia de la derrota.

El acoso a la banda, la detención de numerosos comandos y de sus líderes más activos llevó a ETA, el 20 de octubre de 2011, a declarar en un comunicado el «cese definitivo de las actividades armadas».

La debilidad extrema de ETA produjo un cambio histórico. La izquierda abertzale inició a partir de 2010 un proceso de desenganche de los terroristas. Los herederos de Batasuna entendieron que estaban condenados a la desaparición o a convertirse en un elemento político residual si no se integraban en la normalidad democrática.

Fueron legalizados y lograron un éxito electoral sin precedentes. La estrategia de desenganche era real. En una conversación grabada por la Policía en la cárcel, Arnaldo Otegi le aseguró a un amigo refiriéndose a ETA: «O se unen a la procesión o se hunden».

Ése ha sido uno de los grandes éxitos de la lucha antiterrorista. Su base social ha dejado de apoyarlo.

Pero la convivencia, la paz de verdad, no será posible si ETA no condena su propia historia, si no abjura de todos sus asesinatos, si no reniega de la barbarie. En este proceso unos deben perder, los terroristas; y otros deben ganar, los demócratas.

La disolución de ETA no puede implicar como condición previa la extinción de las responsabilidades penales de sus miembros.

El Estado puede ser generoso en determinadas circunstancias, pero nunca aceptar un quid pro quo: paz por presos.

ETA no puede tener el consuelo de pasar a la historia como la organización que logró alguno de sus objetivos en el País Vasco.

La democracia y la paz de verdad son incompatibles con un relato mitificador de la historia de ETA. Tampoco sería justo para las víctimas del terrorismo, que han sufrido, muchas veces en silencio e incluso humilladas, la dictadura del terror. Como afirma Gesto por la Paz, que acaba de anunciar su disolución: «Establecer las bases de la memoria es la mejor forma de deslegitimar la violencia».

En el País Vasco nada se ha logrado gracias a la violencia. La sanguinaria historia de la banda sólo ha servido para generar dolor y odio. Ésa es la historia de ETA. Los únicos héroes de estos últimos 40 años han sido las miles de personas que han sufrido en silencio sus zarpazos. Ellos se merecen que el fin del terror no dé sentido a tantos años de intolerancia.

(Extracto de la conferencia en Alfaz del Pi junto al sociólogo Johan Galtung).

España
El nacionalismo catalán coloniza hasta el Jurásico
roberto pérez / zaragoza ABC  16 Junio 2013

La Generalitat promociona en su web yacimientos paleontológicos de Aragón, Comunidad Valenciana e incluso Francia como parte de la riqueza de los «Países Catalanes»

Hasta la noche de los tiempos se ha remontado el nacionalismo catalán para vender las bondades de su idea de «nación». La página web de la Generalitat, en el apartado dedicado a ciencia y cultura, llega a destacar como parte de la riqueza de los «Países Catalanes» yacimientos paleontológicos de millones de años de antigüedad, varios de ellos situados en otras comunidades autónomas e incluso en el extranjero, pero que la web oficial del Gobierno catalán cita como parte de su territorio natural. Lo hace en una sección titulada «Los principales yacimientos paleontológicos de los Países Catalanes». Y entre los que cita como tales figuran los situados en la localidad turolense de Peñarroya de Tastavins (citada en internet por la Generalitat como «Pena-roja»), en el municipio valenciano de Aras de los Olmos, o en Morella (Castellón).

«En los territorios de lengua y cultura catalanas hay presencia de restos fosilizados de dinosaurios como huesos, huellas y huevos», promociona la web en cuestión. En ningún caso se citan dichas localidades indicando a la provincia a la que pertenecen, ni aclarando que están fuera de Cataluña. La tesis que se presenta es que forman parte de la riqueza paleontológica de los «Países Catalanes» que se remonta millones de años atrás, hasta el Jurásico. Además, dichas localidades no catalanas y sus yacimientos se citan, sin diferenciación alguna, junto a otros enclaves que sí están dentro de Cataluña.
Hasta las puertas de Cuenca

«En todos los Países Catalanes hay muchos yacimientos de mamíferos, con una gran cantidad de restos fósiles y diversidad de especies, desde el Eoceno hasta el Pleistoceno superior», afirma otro de los párrafos de este extenso artículo promocional de la Generalitat. Y, para extenderse en los detalles, explica que «de hace alrededor de 16 millones de años habría que mencionar los de Bunyol (Foia de Bunyol) y los Casots (Subirats, Alt Penedès)».

El segundo de estos dos enclaves citados sí está en Cataluña, pero no el primero. Alude a la Hoya de Buñol, situada en el municipio valenciano del mismo nombre. Pero ni Buñol ni Aras de los Olmos están siquiera pegando con los límites geográficos con Cataluña. Ambas son localidades están en la provincia de Valencia. Una de ellas, a las puertas ya de la provincia de Cuenca, caso en concreto del término municipal de Aras de los Olmos. Está a menos de cien kilómetros de Valencia capital y limita con las provincias de Teruel y de Cuenca, no con Cataluña.

El ímpetu promocional de la Generalitat es tal que llega a dar el salto por el mar e incluye en su particular lista «un centenar de cuevas con fósiles de la fauna endémica» que están situadas en Baleares.
Llega hasta Francia

La Generalitat incluso presenta como propio de los «Países Catalanes» un enclave de Francia. En Perpiñán exactamente. «Situado en tierras de la Cataluña del Norte», afirma el artículo que aparece en la web oficial del Gobierno catalán. Tampoco especifica que se trata de un municipio de Francia. Sí se explaya en destacar la riqueza de este yacimiento de las tierras «catalanas». Se trata, explica, del yacimiento de Serrat d’en Vaquer, que «fue descubierto durante la construcción de una instalación militar y se recuperaron restos atribuidos a 50 especies, una de las cuales era el de una mona nueva para la ciencia».

La misma web se remonta también a los primeros restos fósiles «propiamente humanos» de los «Países Catalanes». Explica que tienen 450.000 años de antigüedad, pero de nuevo se refiere a un yacimiento que no está en Cataluña, sino en Francia. Exactamente, el de Tautavel (lo nombra en catalán, «Talteüll»), situado en el Rosellón.

España
Impunidad etarra
R. Pinedo / J. M. Zuloaga. La Razón 16 Junio 2013

El autodenominado Colectivo de Exiliados Políticos Vascos (EIPK, por sus siglas en vasco) volvió a reunir ayer bajo el mismo techo a gente del entorno etarra que, por distintas razones, ha huido de España. Apenas tres días después de que presentara en Hendaya (Francia) una lista de interlocutores para «la resolución del conflicto vasco» avalados por atentados y extorsiones, la plana mayor de la organización, numerosos huidos de ETA y cerca de 3.000 simpatizantes se reunieron en la localidad francesa de Biarritz para pedir que la Justicia haga borrón y cuenta nueva con ellos.

Durante un acto celebrado en el recinto ferial de Irati, los interlocutores Jon Garmendia y Lourdes Mendinueta –ambos residentes en Francia– leyeron un manifiesto en el que se aboga por suspender los procesos judiciales «basados en declaraciones arrancadas bajo tortura» y las órdenes de detención, euroórdenes y extradiciones derivadas, así como aquellos procesos que «ya debieran estar archivados o prescritos según la lesgislación ordinaria», los que «permanecen activos por mor de la legislación de excepción» y los que «vulneran los derechos de opinión, expresión y reunión». Además, el texto pide que se garantice «la libertad de movimiento de los ciudadanos y ciudadanas vascos que se encuentran confinados o deportados en diferentes países del mundo», con el objetivo de «poner fin a esa situación».

En su opinión, todos ellos son «ciudadanos vascos, sujetos y consecuencia de un conflicto político reconocido internacionalmente» y, por ello, creen que «la sociedad vasca y los poderes públicos» deben adoptar medidas para garantizarles «derechos básicos y una vida digna». Entre sus peticiones se encuentra la de ayudar a «todos y todas los exiliados» a volver y la de adoptar «mecanismos» para apoyar a los que estén enfermos.

Asimismo, el manifiesto de EIPK subraya su deseo de contar su particular versión de la realidad a la gente: «En la medida en que lo consideramos un patrimonio de nuestro pueblo, queremos expresar nuestro deseo de compartir lo vivido estos años, así como las razones de nuestro compromiso político».

La lectura de este documento fue uno de los momentos clave del acto, en el que también se leyó otro texto elaborado para la ocasión por el ex preso de ETA Joseba Sarrionaindia –en paradero desconocido desde que se fugó de la cárcel en 1985–, que se mostraba agradecido a quienes «han abierto sus puertas» a los huidos y deportados.

Durante la hora y media que duró el acto, también hubo tiempo para ver varias actuaciones musicales y algunos vídeos, entre los que destacó uno dedicado a aquellos personas del entorno etarra que están ocultas en países como Argelia, Togo, Gabón, Santo Tomé, Cuba, Venezuela o Ecuador. Esta suerte de «Huidos vascos por el mundo» incluía, por ejemplo, el testimonio de Tomás Linaza, que vive en Cabo Verde y al que la Policía vincula con la emboscada y asesinato de seis guardias civiles en Lequeitio (Vizcaya) en 1980. Después de las actuaciones, hubo una comida popular en una zona contigua al recinto.

«Aquí no se habría autorizado»
Atentos a todo lo que ocurría en el encuentro estuvieron la portavoz de EIPK y ex reclusa etarra Kikitza Ruiz de San Vicente; el ex tesorero de ETA Eloy Uriarte, alias «señor Robles»; y los prófugos Jokin Aranalde y Jon Irazola, que hace escasos días subieron un vídeo a Internet en el que exhibían su libertad y parecían burlarse de la Justicia, tal y como publicó LA RAZÓN el pasado viernes.

En vista de estos hechos, expertos consultados por este periódico califican el acto de «reconocimiento del terrorrismo» y aseguran que no entienden «cómo las autoridades francesas lo han permitido», ya que en España nunca se habría autorizado la celebración de un evento de este tipo.

Antes siquiera de que arrancase la convocatoria, ya se sucedieron las críticas, según recoge Efe. Así, la portavoz de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, afirmó que el encuentro era «la consecuencia de todas las cesiones de los gobiernos» a los terroristas, y mostró su deseo de que se detuviese a algún etarra durante el mismo. «Era inimaginable que después de 50 años de asesinatos y de la lacra socialista se permitiera este acto a huidos», aseveró.

Por su parte, el ex lendakari socialista Patxi López apostó por aplicar la ley a presos y exiliados de ETA. «La democracia no es una ciudad amurallada, es una ciudad que tiene puertas para entrar. Cuantos más estemos dentro de esa ciudad, mejor para los demócratas. Todo aquel que quiera hacer ese recorrido, asumiendo los principios y valores, las reglas y las leyes, bienvenido sea. Quien quiera hacer trampas no será bienvenido», indicó.

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, el consejero de Justicia y Presidencia Salvador Victoria, fue algo más allá y calificó el acto de «barbarie», al estar «promovido» por aquellos que «han defendido posiciones terroristas».

Derrumbe catalán
Pilar Ferrer La Razón 16 Junio 2013

Era un secreto a voces en los círculos políticos y jurídicos. El informe del Fiscal Anticorrupción sobre el «caso Palau» resulta demoledor. Pero la definición de «pacto criminal» para denunciar el chorreo de dinero, comisiones y tráfico de influencias entre Convergencia y Ferrovial ha desbordado cualquier previsión. Es el final de una etapa convulsa, en la que el propio Mas ha llevado a Cataluña a una situación ya insostenible. Acosado por todo y por todos, asfixiado económicamente y rehén de su delirio soberanista, el president está en un callejón de muy difícil salida.

Los catalanes viven hoy en una sociedad resquebrajada. Divididos, bajo el peso de los sentimientos, por la independencia. Ahogados, por una tremenda crisis y por la pésima gestión de sus gobernantes. Atónitos ante una clase política atenazada por la corrupción, cada día más vergonzante. Desencantados por unos líderes que se enzarzan en el debate soberanista. Tan sólo Josep Antoni Durán i Lleida pone un poco de sensatez y aboga por aparcar la consulta del tal traído derecho a decidir. Es lo único posible para sacar a Cataluña de un daño enorme, en vez de acusar a España de robarles. Ya se ha visto, claramente, que los saqueadores son otros.

Imputado Oriol Pujol, y aflorado el lodazal del entramado del Palau, CDC queda en una encrucijada. Con las encuestas boca abajo, unas elecciones darían un estupendo resultado a Esquerra, que ha llevado a Artur Mas a su terreno, mientras él se precipitaba al abismo. Días atrás, en un restaurante próximo al Congreso, un grupo de diputados catalanes de diferentes partidos debatían el grave momento. Curiosamente, surgió el nombre de Durán. Algo desde luego, habrá de hacerse. Porque no es solo Convergencia y un panel de codiciosos, sino Cataluña la que atraviesa un derrumbe total.

Desenmarañar la selva legislativa gallega
fernando gonzález macías La Opinion 16 Junio 2013

Feijóo habló de un bosque que hay que ordenar. Los juristas, sin embargo, consideran que el marco legislativo autonómico es una selva densa y enmarañada en la que es muy fácil perderse y quedar atrapado. Que se lo digan a los abogados administrativistas en ejercicio o a los jueces y magistrados de cualquier juzgado gallego. Todos ellos pueden dar fe por experiencia propia de lo complicado que resulta el manejo cotidiano de tan farragoso corpus legal. De ahí y de los propios servicios jurídicos de la Xunta es de donde partió la iniciativa anunciada por don Alberto en consello de gobierno de esta semana.

Desde 1982, en que arrancó la autonomía, hasta hoy, el Parlamento gallego ha dado a luz trescientas y pico leyes, de las cuales a día de hoy casi ciento ochenta están en vigor. El presidente de la Xunta ha encomendado a su número dos, Alfonso Rueda, la tarea de aclarar ese bosque modificando, refundiendo o agrupando las disposiciones legales vigentes, de modo que al final de la actual legislatura se queden en alrededor de ciento cuarenta, entre las revisadas y las nuevas. Aunque acaben siendo bastantes menos, según los expertos, seguirán siendo muchas y continuará habiendo redundancias que sólo generan confusión en quien tiene que esgrimir o aplicar en la práctica lo dispuesto por el legislador gallego.

Más de uno se asustó al leer que Feijóo tiene la previsión de derogar ochenta y seis leyes, nada menos, antes de las próximas elecciones autonómicas. Su intención es mantener la tónica de su primer mandato, de derogar dos leyes anteriores por cada una de las nuevas que logra aprobar en el Parlamento. Para tranquilizar a los inquietos, desde San Caetano aclaran que eso no significa, ni mucho menos, que se le vaya a dar la vuelta como un calcetín al entramado legal que el actual gobierno gallego heredó de los anteriores.

Se trata de introducir racionalidad en el terreno legislativo. Es algo que está muy en consonancia con lo que se viene haciendo en el conjunto de la administración gallega, no solo con el fin de reducir gastos superfluos, sino también con la intención de que el aparato burocrático del autogobierno gane en agilidad eliminando el exceso de grasa que fue acumulando en un vertiginoso y descontrolado proceso de crecimiento. Habrá nuevas leyes y decretos legislativos -se dice que, de estos, al menos ocho-que reunirán normativa dispersa que quienes hoy dirigen los destinos de Galicia siguen considerando útil. Será para bien de todos y nadie saldrá perjudicado.

Dice Feijóo que nunca antes un gobierno gallego se había planteado la necesidad de simplificar el ordenamiento jurídico, aunque seguramente más de uno vio clara la necesidad de hacerlo en beneficio de la administración y de los administrados. También en esto, la Xunta de don Alberto quiere ser pionera. Ya se ha puesto manos a la obra y no tardaremos en ver los frutos, que serán escrutados por una oposición temerosa de que este proceso esconda el propósito de colar de rondón algún retroceso legislativo sensible que los populares no se atrevan a plantear de frente.

Con las arcas de Facenda vacías, sin apenas recursos para acometer inversiones de cierto calado, legislar es de las pocas cosas que el gobierno autonómico puede hacer, siempre y cuando la aplicación de las leyes no implique gastos. Salvando el coste político, en medio de una crisis como la actual lo que sale a cuenta es promulgar legislación tributaria, o sea legislar para hacer caja. Pero hay que saber venderlo.

Cataluña contra Cataluña
xavier pericay ABC Cataluña 16 Junio 2013

Como no podía ser de otro modo, los fastos conmemorativos del 300 aniversario de las hazañas bélicas catalanas de 1714 recaen en el Ministerio de Propaganda que tan brillantemente dirige el consejero Homs. Y, entre lo programado y conocido hasta la fecha, destaca ese simposio organizado por el historiador catalán y reconocido fanático barcelonista -no vean antítesis alguna entre ambos términos, tan sólo estricta idoneidad- Jaume Sobrequés. «Espanya contra Catalunya», lo ha titulado el hombre, y, según se desprende de la primera circular hecha pública, va a tratar de la represión política, lingüística y cultural, del expolio económico, de la inmigración como factor desnacionalizador y de la falsificación histórica. Por supuesto, de España contra Cataluña.

A mí esa iniciativa, acaso por razones filológicas, me ha traído el recuerdo de otra de la que fui protagonista. Hará unos seis años me propuse recoger en un mismo volumen una amplia selección de artículos escritos durante la guerra civil por intelectuales catalanes, desde uno y otro bando. Para entendernos: a un lado, los de Rovira i Virgili, Bosch Gimpera, Carles Pi i Sunyer, Pous i Pagès o Joan Peiró; al otro, los de Ors, Pla, Agustí, Sentís, Martí de Riquer o Gaziel. Como el libro reflejaba el enfrentamiento entre catalanes, lo titulé «Cataluña contra Cataluña». O «Catalunya contra Catalunya», dado que la mayoría de los artículos correspondían al bando republicano y habían sido publicados en catalán. No hubo forma de editarlo. Estuve tres años intentándolo. En una editorial hasta llegué a firmar un contrato, pero nunca lo recibí contrafirmado. En otra fueron los herederos de uno de los autores quienes amenazaron al editor con la de Dios es Cristo si aquello seguía adelante. En otras dos ni siquiera se dignaron mandarme acuse de recibo. Y lo dejé correr.

Y ahora, lo que son las cosas, comprendo dónde fallé. No fue en el proyecto; fue en el título. De haber titulado el libro «Espanya contra Catalunya» no sólo lo habría publicado al punto, sino que con algo de suerte hasta me habría llamado Sobrequés para que le fuera preparando una ponencia para el simposio.

España
Cataluña se quiebra en la encrucijada de la consulta
S. Doménech. La Razón 16 Junio 2013

Artur Mas sabe como pocos que la política muchas veces es ingrata. Sus candidaturas a la Generalitat de 2003 y 2006 son el ejemplo de la medicina que todo candidato que logra más escaños que su opositor no quiere recibir. Cuando al tercer intentó consiguió el preciado sillón de presidente, se topó con una Generalitat en bancarrota en la que había que empezar a recortar, además de tener que buscar financiación externa que sólo puede llegar del Estado porque en los mercados está a la altura del bono basura. La cuadratura del círculo llegó el noviembre pasado cuando vio que en su segunda legislatura como president tendría gobernar con mucha menos capacidad de decisión. Su socio de ERC sabe muy bien que no pesan lo mismo 62 diputados que 50, y lo gestiona al dedillo.

Primeros espadas de Convergència explican que si Cataluña no tiene aún presupuestos es porque han tomado la decisión «política» de presionar de esta manera al Gobierno en favor de un mayor margen de déficit para la Generalitat. Sin embargo, no se atreven a vaticinar si Cataluña finalmente tendrá unas cuentas para 2013 o acabará el año a golpe de decreto, fórmula con la que Oriol Junqueras asegura que se puede funcionar y que hace poner los pelos de punta en la conselleria de Economía.

En el modo de prórroga, ERC tiene mucho interés, porque es la herramienta perfecta para seguir presionando para que la consulta soberanista sea en 2014, ahora que las dudas de que se pueda convocar el próximo año hasta las ha expresado en público el presidente de la Generalitat. Si a este escenario le añadimos que el PSC declina apoyar a Mas y que los puentes con el PP catalán están rotos, la situación se convierte en «el mejor escenario para ERC», como define un estratega político.

Además, a Convergència los problemas se le han multiplicado después del escrito que el fiscal anticorrupción ha remitido al juez y con el que da por concluida su instrucción del expolio del Palau. La acusación de haber recibido 6,6 millones en comisiones ilegales se trató ayer en el consejo nacional del partido de la misma manera que se ahondó en el escenario político y decidieron cerrar filas con Esquerra después de una semana de alta tensión a raíz de la difícil relación entre los republicanos y Unió.

El secretario de organización, Josep Rull, y el vicesecretario de Coordinación Institucional, Lluís Corominas, advirtieron de que ERC «no es el adversario» y «no se pueden ir generando dudas» sobre el proceso soberanista. Las palabras iban dirigidas al líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, especialmente crítico con la manera en que se está encarando la convocatoria de una consulta que defiende que debe ser legal y sumar el máximo consenso posible, en definitiva, que cuente con el apoyo del PSC.

Los dirigentes convergentes no pusieron en cuestión la continuidad de la federación nacionalista, pero sí se encargaron de remarcar a sus socios de Unió que ERC ofrece «solidez» a CiU con el pacto de legislatura. «Podemos tener matices, pero en estos momentos tan complicados no podemos ir generando dudas», apuntó Corominas. También consideró que se han dado «los pasos más sólidos de los últimos 30 años» hacia una Cataluña independiente, pese a que Duran Lleida considera que de noviembre a ahora se ha hecho mucho ruido pero «en realidad, del proceso no hay nada», como dijo en una entrevista LA RAZÓN.

ERC también reunió a su consejo nacional y fue el propio Junqueras quien se encargó de certificar que mantienen el pacto con CiU y sus condiciones. «Tiene que quedar claro que queremos y necesitamos confiar en que el Govern cumplirá con sus compromisos y que, por tanto, por muchas provocaciones que haya, nosotros también mantendremos los nuestros», apuntó. La tensión no ha frenado las reuniones semanales para preparar la consulta.

Mascarada en Biarritz (Bolinaga y el olvido)
José Antonio Zarzalejos El Confidencial 16 Junio 2013

Mientras la sociedad vasca se va deshaciendo precipitadamente de los contrafuertes colectivos de la época de la resistencia al terrorismo de ETA (la disolución de Gesto por la Paz, por ejemplo) y la del resto de España prefiere no oír hablar ni leer nada de asunto tan trágico como manido, la muchachada delincuente se apresta a seguir marcando el ritmo del final de su trayectoria sanguinaria con un blanqueo histórico que transforme para la posteridad a los pistoleros en épicos luchadores por la patria.

La mascarada de este sábado en la ciudad vasco-francesa de Biarritz en la que una veintena de supuestos “exiliados” vinculados a ETA por delitos de sangre, ya prescritos, por complicidad o por simpatía, reclamarán el regreso al otro lado de la muga y el derecho a ser interlocutores en no se sabe qué negociación con los gobiernos de París y Madrid, forma parte de los particulares coros y danzas del folklore, entre desaliñado y funerario, con que la banda se hace notar para advertirnos de que, aunque no mata, está lejos de haber renunciado a seguir sombreando la realidad vasca y de España entera y, sobre todo, que sigue decidida a que el storytelling de su carpetazo terrorista lo escriban sus mercenarios amanuenses y en ningún caso los historiadores honrados.

En definitiva, se trata de una “escenificación” del retorno de sus “exiliados” dando por sentado que ellos lo son y que la democracia española es una patraña por más que centenares de sus cómplices intelectuales -los cargos públicos de Bildu y sus variantes- sienten sus posaderas en el Parlamento nacional y en el vasco, en las Juntas Generales, en las Diputaciones y en los Ayuntamientos de Euskadi y de Navarra. Ellos ya saben que tanto en Bilbao con los nacionalistas y como en Madrid con algunos populares, se entona el mantra de que “por la paz un avemaría”. El lendakari Urkullu ya tiene preparado un plan de reinserción a modo de pisto a la bilbaína: mete en el mismo saco a los terroristas y a sus supuestos “torturadores” para que así todos tengan una cuota de culpabilidad de modo tal que al final todo haya sido una funesta consecuencia del “conflicto” entre Euskadi y España.

El tal plan del PNV -que acaso llegue a aprobar el imprevisible PP vasco- incluye la creación del Instituto de la Memoria que se ubicará exactamente donde están pensando muchos de ustedes: en Guernica. El mejor de los lugares, porque -en el permanente e inmoral juego de ambigüedad que se traen los nacionalistas desde hace décadas- siempre quedará la duda de si allí lo que se recuerda es el bombardeo de los nazis y fascistas aliados con Franco, perpetrado el 26 de abril de 1937, o la tragedia de las centenares de víctimas de la banda terrorista, de sus miles y miles de parientes y amigos y de los centenares de miles de vascos huidos, coaccionados y arruinados.

El aldabonazo de advertencia lo dio el pasado lunes en El Periódico de Catalunya el filósofo Reyes Mate (imprescindible su ensayo La herencia del olvido, Premio Nacional de Ensayo 2009) que, glosando la disolución de Gesto por la Paz, subrayaba que “en aquella sociedad vasca había cómplices como el mundo abertzale, había calculadas distancias, como la de la Iglesia vasca, había silencios vergonzantes, porque la palabra crítica costaba cara y pocos tienen maderas de héroes”. Pero, como bien advertía Mate, “ha llegado la hora de las cuestiones pendientes”. Todas son de orden moral según el filósofo que reconoce, como muchos intuimos, que el entorno etarra “tiene medios institucionales para imponer relatos y memorias a su antojo, pero si no se enfrenta críticamente a su pasado impedirá un nuevo comienzo de la sociedad vasca” porque “si la respuesta a tanta violencia, ejercida o amparada es el olvido, ¿qué impedirá volver a ella, aunque sea bajo otras formas, si al final todo se olvida?”.

Reyes Mate tiene razón: la maquinaria del olvido selectivo se ha puesto en marcha como un artefacto infernal. La descomposición de las agrupaciones de víctimas está marcada por el error del Gobierno, el error más lacerante, incomprensible y ultrajante de todos los posibles, al propiciarla libertad de Josu Uribetxebarria Bolinaga, carcelero de Ortega Lara quien, según el Ministerio de Interior, estaba tan enfermo terminal que no probaría el turrón navideño de 2012 y sin embargo chiquitea en la temporada primavera-verano de 2013 en su Mondragón natal para escarnio de las víctimas que, desquiciadas por las contradicciones de unos y de otros,necesitarían ser rescatadas del desconcierto en que están sumidas.

Por eso, en el aquelarre de hoy en Biarritz todos quieren ser Bolinaga: libres, en casa, orgullosos de sus crímenes y amparados por la desmemoria colectiva y legatarios de la herencia del olvido. Pasa lo que, de nuevo, Reyes Mate escribe: “Estamos perdiendo un tiempo precioso y vemos que no ocurre nada nuevo (…) aunque se vaciaran mañana todas las cárceles, aunque Sortu ganase todas las elecciones, aunque el pueblo vasco se entregase a una vida feliz sin sombra de mala conciencia, aunque un manto de silencio cubriese la superficie del territorio vasco, estarían las victimas pidiendo justicia. Esa demanda ya es imborrable porque no hay manera de saldarla, por eso siempre estará ahí". Algunas -muchas víctimas- han desistido moralmente desarboladas ante la insultante libertad del carcelero atroz de Mondragón y la mascarada impune de la muchachada delincuente en Biarritz

Cataluña: mon amour endeudado
J. R. Pin Arboledas. La Razón  16 Junio 2013

Estudié mi postgrado en Barcelona. Después volví a Valencia, mi tierra, a la que representé en el Congreso de Diputados durante la Transición. Acabada mi peripecia política, he trabajado durante más de 25 años en el IESE, con sede central en Barcelona. Así que no tengo más que agradecimientos: Cataluña, mon amour.

Hay pocas ciudades en el mundo tan interesantes como Barcelona, pero ninguna lo es más. Crisol de culturas mediterráneas, es la ciudad señera que refleja «La Catedral del Mar». Novela que describe su alma libre, culta y religiosa. Urbe que siempre prefirió la cobertura de un rey o estado distinto para defender su seguridad. Los comerciantes y artesanos, que la dirigían desde el Consejo de Ciento, sabían que los conflictos acaban con los negocios estables y honestos. Eso se tradujo en el «seny catalán», mezcla de carácter y sentido común, que la hizo la ciudad empresarial más importante de España en el siglo pasado. Con gran habilidad sus dirigentes supieron ganarse el mercado hispano. Gran aportación a España, aunque también supuso buenos beneficios para Cataluña. Luego, con la misma eficacia que hizo negocios en épocas anteriores, apoyó la Transición democrática, la apertura económica y la entrada en la UE.

Por eso creo que el alma catalana está secuestrada por un arrebato ahistórico; un sueño pesado. Su burguesía dirigente lo sabe, pero el entramado ideológico/cultural y político que la envuelve la mantiene en la ensoñación de lo imposible e inconveniente.

Los catalanes son excelentes administradores privados. Sin embargo, en los años del tripartito demostraron que, a veces, pueden no ser tan eficientes con lo público. No es raro. En aquel tripartito estaba incluido el PSC, rama del PSOE, que tampoco supo manejar la economía en el Estado. Así que CiU ha heredado una situación difícil de manejar. Podrían haberlo hecho bien si siguieran los consejos de todo buen padre catalán: no gastes más de lo que ingresas. Sin embargo, no era fácil: los compromisos adquiridos, unidos a una bajada de ingresos por la crisis ha obligado a los gobiernos convergentes a cubrir el déficit con deuda.

Por eso, y no por otras razones, tiene la deuda más alta de todas las autonomías. Casi su tercera parte. Por ejemplo, en sus empresas públicas autonómicas a finales de 2012 la deuda superaba los 5.000 millones, el 50% de todas las deudas de empresas dependientes de las autonomías españolas.

La situación es tan desesperada, que el Estado está dispuesto a ayudar una vez más a Mas. Ya ha inyectado financiación a través del FLA y seguirá haciéndolo. El resto de los ciudadanos queremos ayudar a Cataluña, porque la amamos. A cambio pedimos sólo lealtad política y lealtad económica. La primera supone cumplir el pacto constitucional. La segunda esforzarse en la reforma de su administración y reducir el déficit. Aunque eso rompiera las alianzas parlamentarias que sostienen a la Generalitat, habrá otras más seguras y solidarias.

Acto político
Etarras con causas pendientes se pasearán hoy por Biarritz con total impunidad
S. PACIOS www.gaceta.es 16 Junio 2013

Se ha identificado a al menos siete miembros de ETA en busca y captura que pretenden acudir hoy a un acto del colectivo de huidos y deportados celebrado en un polideportivo de la ciudad.

Tomás Linaza Echevarría, ocho asesinatos. Alfonso Echegaray Achirica nueve asesinatos. Estos son dos de los etarras que se prevé acudan hoy a un acto político organizado en Biarritz donde el colectivo de huidos y deportados de ETA (EIPK) pretende "presentar su aportación en el contexto del proceso del final del terrorismo".

Ya el pasado miércoles, una veintena de integrantes de esta formación -entre los que se encontraba el etarra Joaquín Aranalde, en busca y captura- anunciaban su intención de participar en el acto político, en un polideportivo en Biarritz. Al acto, según denuncia la asociación Dignidad y Justicia, acudirán al menos siete huidos de ETA con causas pendientes.

La asociación aporta una noticia del diario Gara en la que se nombra a catorce asistentes y denuncia que siete de ellos tienen requisitorias pendientes en la Audiencia Nacional por diferentes delitos, "entre ellos atentados terroristas de gran gravedad".

Se trata Jesús Lucio Abrisqueta Corta, Joaquín Aranalde Olaondo, Alfonso Echegaray Achirica, Raquel García Arranz, Jesús María Lariz Iriondo, Tomás Linaza Echeverría y Eloy Uriarte de Guereñu.

Por eso pide a las autoridades españolas que se ponga en conocimiento de las autoridades francesas "la celebración de este acto de miembros de ETA en busca y captura" y solicite su detención inmediata y puesta a disposición judicial para su posterior entrega a España, en virtud del acuerdo de extradición firmado entre ambos países.

Asesinos sanguinarios
Dos de los etarras más sanguinarios que, se prevé, acudan al acto, son Tomás Linaza Echevarría y Alfonso Echegaray Achirica, ambos participantes en el atentado de Ispáster (Vizcaya) que costó la vida a seis guardias civiles en 1980.

Echegaray, además, secuestró y asesinó al ingeniero José María Ryan Estrada en 1981. Fue acusado también del asesinato de un Teniente de Navío en 1983, participó en el metrallamiento al cuartel de la Benemérita de Las Arenas y en el secuestro del directivo del Athletic de Bilbao Juan Pedro Guzmán.

Sobre Linaza pesa también la acusación de haber dado muerte en diciembre de 1977 al concejal de Irún, Julio Martínez Ezquerra, y de haber participado, en el secuestro y asesinato de Javier de Ybarra, consejero delegado del diario bilbaíno El Correo Español-El Pueblo Vasco. También se le acusa de colocar explosivos en la central nuclear de Lemóniz y de atraco a mano armada

Otro de los etarras para el que se piden la detención es Jesús María Lariz Iriondo, que perpetró un atentado frustrado contra un vehículo de la Policía Nacional en 1984. También figuran históricos de Batasuna y miembros del aparato financiero de la banda.

Sin respuesta de Francia
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) pidió el pasado jueves al ministro del Interior de Francia, Manuel Valls, que ordene la detención de los huidos de ETA que comparezcan en el acto de Biarriz y tengan causas pendientes con la justicia, sin embargo, aseguran a GACETA.ES que no han recibido ninguna respuesta.

Desde Covite destacan la presencia en la rueda de prensa ofrecida por el colectivo de huidos de Joaquín Aranalde Olaondo, "en paradero desconocido desde 2004" y muestran su sorpresa ante el hecho de que terroristas en busca y captura se presenten ante los medios de comunicación "con total impunidad".

Pese a no haber recibido respuesta ni de Francia ni de las autoridades españolas, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco ha asegurado que confía plenamente en una actuación eficaz de las fuerzas de seguridad para identificar a los etarras fugados que participen en el acto de Biarritz, ya que lo contrario sería "una ruptura total del Estado de Derecho".

La AVT en 'El Gato al Agua'
'Bolinaga debe volver a prisión ya. Repugna que nadie pida perdón'
GACETA.ES  16 Junio 2013

Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, recuerda que tras 9 meses fuera de la cárcel el etarra sigue vivo y ningún político ha admitido errores.

Nueve meses después de que el etarra Bolinaga, asesino de varios guardias civiles y secuestrador de Ortega Lara, lograse la libertad condicional, el Colegio de Médicos de Madrid ha avalado el informe de la forense esgrimido por la Fiscalía para no conceder la libertad al etarra.

María Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, y Ana Sánchez, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Madrid, acudieron este jueves al plató de El Gato al Agua para debatir sobre dicho asunto.

Pedraza lo resumió como “una cadena de despropósitos”. “No hay por dónde cogerlo. Es repugnante”, dijo. “Ha llegado el momento de que Bolinaga vuelva a prisión, de que alguien pida perdón. Porque en este país nadie pide perdón. Hoy, ningún político ha dicho nada”, no han admitido su error, añadió.

Además, la presidenta recordó que ella tuvo “cáncer y entendía el informe de la forense”, por lo que desde el principio subo que el terrorista debería haber seguido encarcelado. “Este asesino sigue en la calle riéndose de todas sus víctimas”, se lamentó, y declaró que “es algo que no ha ocurrido nunca, ni con De Juana Chaos", por lo que "el Estado ha de rectificar, también moralmente”.

Sánchez explicó que en el caso de Bolinaga “se utilizó un índice que mide la calidad funcional de 0 a 100” y el etarra “tenía un 70-80, por lo que podía hacer pequeños trabajos”, lo que demuestra que su estado no era terminal.

Los contertulios de El Gato al Agua también criticaron que Bolinaga esté en la calle. Melchor Miralles aseguró que él estuvo “6 minutos en el zulo de Ortega Lara” y que es algo “tan repugnante que no puede ser tratado igual” que un preso condenado por delito menor.

José Antonio Sentís considera este caso como “el mayor error en política antiterrorista que ha cometido el Partido Popular” y Xavier Horcajo contó que “no se puede discriminar”, como ha ocurrido con Bolinaga, que “ha ha tenido más facilidades” e incluso “le llevaban jamoncito para que pasase bien su huelga de hambre”.

Otra idea aportada en el plató fue que “la razón de la excarcelación no existe, es falsa”, algo que apuntó Alejo Vidal-Quadras, y criticó que “el Gobierno cometió una indignidad flagrante, faltando a la verdad”, porque “es falso que se hubiese prevaricado” no poniendo en libertad a alguien que “no sólo asesina y tortura, sino que se mofa de todos”.




Recortes de Prensa   Página Inicial