AGLI Recortes de Prensa   Viernes 21 Junio 2013

Más decisión con la reforma
Editorial www.gaceta.es 21 Junio 2013

El proyecto de reforma es un buen punto de partida. Sólo le falta un principio básico: no gastar ni un euro más de lo que se ingresa.

Hacer más con menos y evitar duplicidades competenciales son los dos principios básicos que guían la reforma de la Administración planteada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Un buen punto de partida al que cabría ponerle un pero o, más bien, añadir un tercer principio: no gastar ni un euro más de lo que se ingresa. No vale decir que el problema no es de gastar mucho sino de ingresar poco. Lo que no se puede hacer es gastar más de lo que se ingresa, ya sea poco o mucho. Y subir los impuestos ya se ha demostrado que no sirve para nada. A este enfermo que es España le sobra mucha grasa y hay que meterle el bisturí con decisión y, por supuesto, con la eficacia de las amas de casa españolas, auténticas expertas –no les queda otra– en hacer más cosas con menos dinero. Ha llegado la hora de reducir el peso del sector público mediante una reforma radical de las administraciones en sus tres niveles.

El sobredimensionamiento de las Administraciones es la causa de todos nuestros males. Por tanto, si no se ataja el gasto público y no se reforma el Estado de las Autonomías será poco menos que imposible la recuperación necesaria de nuestra economía para salir de la recesión y acabar con el drama del paro. Que España siga contando hoy prácticamente con los mismos empleados públicos que al comienzo de la crisis es una señal de irresponsabilidad política. Los números cantan: más de tres millones de funcionarios con una masa salarial de 90.000 millones, que es precisamente el desfase presupuestario español.

Aunque con cinco años de retraso, en los últimos trimestres se ha comenzado a corregir este despropósito, pero aún queda mucho camino por recorrer para contar con un volumen de empleados públicos racional y soportable. Todavía siguen sobrando cientos de miles de empleados públicos, todos ellos sostenidos por un sector privado excesivamente asfixiado por la crisis. Pero más allá del factor numérico, lo que urge es acometer una profunda reforma de la estructura estatal y, por ende, de la función pública, sometiéndola a una severa cura de adelgazamiento para hacerla más dinámica, eficiente y flexible.

La tarea es ardua, porque para llevarla a término habrá que contar con el apoyo de los principales culpables del déficit: las autonomías. Este monstruo de 17 cabezas despilfarra tanto o más que el Estado central y se ha convertido en un sumidero de dinero público insostenible. Si en las épocas de vacas gordas no tenía ningún sentido despilfarrar los recursos, en tiempos de crisis, cuando se carece de ellos y hay que pedirlos prestados a altísimos tipos de interés no es que no tenga sentido, es que resulta suicida mantener unas estructuras tan costosas como ineficaces, por lo que la reforma del Estado autonómico es hoy más necesaria e imprescindible que nunca.

La reforma de las reformas
Javier Quero www.gaceta.es 21 Junio 2013

La España de las autonomías es la España del clientelismo, de la financiación irregular, del saqueo de las cajas.

Ya ha sido llamada la madre de todas las reformas, rimbombancia apuntada cuando la guerra del golfo Sadam se convirtió en la madre de todas las batallas. La hipérbole engrandece aquello de lo que se habla, dando pie a confundir la madre de todas las reformas con la madre de Dumbo. Rajoy califica su plan de transformación de la Administración como el más ambicioso de la democracia. Tiene razón. Es más, ha sido el único. Los anteriores se dedicaron básicamente a reformar las reformas y engordar el sector público. No obstante, se queda corto.

De las 217 medidas, 120 son recomendaciones que habrá que negociar con las comunidades. Esas “recomendaciones” deberían ser como las que Europa le hace a España, o sea, de obligado cumplimiento. De otro modo, el Gobierno central sólo podrá pedir a las autonomías la voluntad, como si fuera el acomodador del teatro donde se representa esta gran farsa del desgobierno autonómico. Mantenemos la carga de 450.000 cargos y tres millones y medio de funcionarios en un país que no funciona. El Estado ha sustituido la caja fuerte por la caja débil, la clase media ha visto transformadas sus cuentas corrientes en cuentas vulgares y el endeudamiento público no sirve para invertir en el futuro sino paga pagar lo del pasado. Ese es el retrato de la caricatura de una nación.

A las comunidades no hay que llevarles sugerencias, sino sus gerencias. Es absurdo sostener la autonomía de las regiones cuando no se puede mantener la autonomía del país. Bruselas manda. Empeñarnos en mantener ese modelo es empeñarse en empeñarse hasta las cejas, aunque el plan de Rajoy prevea un ahorro de 8.000 euros.

Bien está la propuesta, pero debería llegar mucho más lejos. Para empezar, podría plantearse el cierre del Senado, la fusión de ayuntamientos y la supresión de las diputaciones provinciales. Reconversión total, sí. Y no pasa nada si hay que reformar la Constitución, que al fin y al cabo es como el catálogo de Ikea, porque el montaje de cada uno raras veces coincide con los artículos expuestos en sus páginas.

Los parlamentos regionales son cámaras de vacío que se han encargado de perpetrar 17 legislaciones distintas, dando lugar a una España compleja y acomplejada. Sufrimos 17 miniestados haciendo cada uno la guerra por su cuenta y por sus cuentas. Así se ha manejado el dinero de todos, como si no fuera de nadie, dotándonos de unas infraestructuras que no necesitábamos mediante un dinero que no teníamos. Aeropuertos sin aviones, auditorios públicos sin público, embajadas en bajada, consejos sectoriales sectarios, medios de comunicación incomunicados, centros educativos con muy poca educación y, sobre todo, miles de empresas y organismos públicos más inútiles que el timbre de un panteón.

La España de las autonomías es la España del clientelismo, de la financiación irregular de los partidos, del saqueo de las cajas. Nos han estafado en todos los idiomas porque el dinero no tiene acento. La pasta es el argumento y la identidad lingüística, histórica o cultural, el pretexto. El Estado del bienestar ha servido de coartada al bienestar del Estado. Tenemos un problema de gestión, pero sobre todo de estructura. Como se afana en reiterar Vidal Quadras, se trata de poner el Estado al servicio de la nación y no al revés, como ahora ocurre. La propuesta de Rajoy es un buen prólogo de una obra aún por escribir, dos mil folios redactados por la Comisión para la Reforma de la Administración, CORA. Esas siglas deberían significar Cerrar Organismos Recortando Autonomías. O empezamos o se acabó.

La reforma de la Administración: ¿va en serio (Soraya) o es una broma (Montoro)?
Felicísimo Valbuena www.lavozlibre.com 21 Junio 2013

Catedrático de la Facultad de CC. de la Información (UCM)

UNA REFORMA IMPUESTA POR LOS ORGANISMOS Y AGENCIAS INTERNACIONALES
Es una de las mejores noticias que hemos conocido en los últimos años. Suena muy bien, sobre todo porque parece que, si Soraya está detrás, la cosa puede ir en serio. Ahora bien, si depende de Montoro, el asunto puede acabar en un gran chasco. Como los de Montoro, vamos.

Ante todo, ¿por qué ahora esta reforma, y no desde que el Gobierno de Rajoy subió al poder? Pues muy sencillo: Rajoy es un gobernante que es puramente reactivo, no proactivo. Si ha anunciado esta medida, es porque los organismos internacionales y las agencias de calificación le han conminado a hacerlo. Si no, él apenas se hubiera movido. Ahora nos puede anunciar que una Comisión llevaba seis meses estudiando el asunto. ¿Y cuántas veces ha hablado él de reformar la Administración? Él emplea la muletilla del "sentido común", pero poco sentido de la realidad demuestra ante lo que es un clamor de los españoles.

EL PODER DE LOS INTERNAUTAS
Ahora bien, ¿por qué han llegado esos organismos y agencias internacionales a presionar al Gobierno? Personalmente, lo tengo muy claro: Por el poder de los internautas. Tengo más de 12.000 presentaciones e informes de todo tipo que me llegan al ordenador. Pues bien, una constante semanal, mensual, y a veces diaria, es que sin reformar la Administración, nos vamos a pique. Y no son soflamas sino documentos muy bien fundados.

Algunos de los internautas, para que les lean mejor, emplean un lenguaje irónico, pero con la precisión de cirujanos cuando manejan el bisturí. Veamos un ejemplo:

"¿Eres un político fracasado? ¿No has conseguido ninguna de las 350 actas de diputado, de las 208 actas de senador o de las 50 actas de parlamentario europeo existentes? ¿Tampoco has logrado ninguno de los 1.186 cargos de diputado autonómico? ¿Ni ninguno de los 68.462 puestos de concejal? ¿Eres tan negado que ni siquiera has logrado que te nombren directivo o miembro del consejo de administración de alguna de las 780 empresas que componen el sector público empresarial español? ¡Pues no desesperes! Tienes aún otra oportunidad: si te has portado adecuadamente, lo mismo logras que te den un puestecillo en algún organismo dependiente de la administración central o autonómica. No creas que es muy difícil: en España hay 1.375 organismos de distintos tipos, que se consideran parte de la administración. 219 de ellos dependen directamente del Estado, mientras que las comunidades autónomas tienen otros 1.156 entre los que elegir. ¡Seguro que conoces a alguien que conoce a alguien que conoce a alguien que te pueda enchufar en alguno de ellos! Esta es la lista completa de organismos de la administración, a fecha de noviembre de 2011. [Y ofrece la lista de los 1.735 organismos)".

Ayer algunas noticias procedentes del Gobierno ofrecieron números de organismos que pueden suprimirse y de edificios que se pondrán a la venta. Es un comienzo, pero queda muy lejos de hasta dónde ha de llegar esta reforma.

Otra presentación extraordinariamente bien documentada es: "Ayuda a recortar al Gobierno". O "El precio de los Sindicatos y la CEOE".

Digámoslo claramente: A muchos políticos no les conviene eliminar esos organismos. Las oligarquías políticas autonómicas ¿dónde van a colocar a sus amigos? Por eso, los internautas han de seguir presionando cada día más, denunciando los casos de privilegios, como está ocurriendo con el caso Urdangarín, con los EREs de Andalucía, y con los casos Gürtel y Bárcenas. Esas tropelías han sido posibles porque los políticos las han permitido.

¿SORAYA O MONTORO?
Ya he escrito alguna vez que Soraya lo haría mucho mejor que Mariano. Personalmente, es una de las escasísimas personas del Gobierno en quien confío. Si Rajoy le deja hacer, ella puede dar pasos más importantes que éste. Pero, ay, si la reforma de la Administración depende de Montoro, adiós reforma, porque Montoro lo que mejor domina es estrujar a los contribuyentes y a las empresas con impuestos. No me fío para nada de este Ministro que retrasó las reformas del Gobierno tres meses para que Arenas pudiera ganar las elecciones andaluzas y, encima, no lo consiguió. Gracias a Montoro, este Gobierno comenzó con muy mal pie. Ante ese precedente, más el déficit autonómico asimétrico, más… ¿cómo vamos a creer en la reforma? ¿Quién puede bañarse dos veces en la palabra de Montoro?

Mi esperanza es que a Soraya la han nombrado vicepresidenta del área económica. ¿Por qué no mantener la esperanza de que, algún día, se vayan Montoro y de Guindos y nos quedemos sólo con Soraya? Creo que nos iría muchísimo mejor a todos.

El cortaúñas de Montoro
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 21 Junio 2013

Afirma indignado el ministro de Hacienda que “España ha hecho una reducción del gasto público como nunca antes se había hecho en su historia”. Le molesta a Montoro que algunos analistas hayamos optado por no bailarle el agua y que, al contrario, critiquemos sus más de 30 subidas de impuestos en apenas doce meses. Afirma el jienense que “no es la subida de impuestos lo que ha permitido el cambio en la posición financiera de España, sino la reducción del gasto”; reducción que él mismo cifra en dos puntos del PIB, esto es, algo más de 20.000 millones de euros.

Ciertamente, Montoro no ha dicho ninguna falsedad: durante 2012, las administraciones públicas españolas recortaron el gasto público en alrededor de 20.000 millones de euros, lo que constituye la mayor reducción de sus desembolsos en toda su historia y el motivo principal que ha permitido minorar el déficit desde el 8,96% del PIB en 2011 al 7,1% en 2012 (descontando el coste del rescate bancario). El problema del ministro de Hacienda no es tanto lo que dice, cuanto lo que calla.

Primero, un déficit de 75.000 millones de euros sigue siendo un desequilibrio presupuestario más alto que cualquier otro alcanzado en nuestra historia anterior a la crisis. No hemos regresado a ninguna situación de normalidad en la que podamos relajarnos y olvidarnos de la necesidad de seguir recortando los gastos de un modo aún más intenso de lo que lo hemos hecho hasta ahora. Por desgracia, el Gobierno sí está decidido a dormirse en los laureles, por cuanto su objetivo de déficit para 2013 es del 6,5%, que con la desviación de rigor permanecerá anclado estructuralmente en el 7% de 2012.

Segundo, si el déficit sigue anclado en el 7% es porque el Gobierno todavía no ha empezado a recortar el gasto estructural del Estado. En 2012, los egresos conjuntos en empleo público, consumos intermedios subvenciones y transferencias sociales apenas se redujeron en 8.500 millones de euros (0,8% del PIB); fue el (muy necesario) tajo de 14.000 millones de euros a la inversión pública el que realmente concentró el grueso del ahorro estatal. Sucede que, como decíamos, nos quedan 75.000 millones de euros que recortar y ya hemos tocado hueso en materia de inversión pública. En este sentido, las dos grandes rúbricas por ajustar son empleo público y transferencias sociales (fundamentalmente, pensiones). Sería necesario minorar en 30.000 millones de euros la primera y en al menos 40.000 millones de euros la segunda, pero es más que dudoso que el PP vaya a hacerlo: en cuanto a los empleados públicos, porque los populares ya han prometido restablecer la paga extra suspendida en 2012; en cuanto a pensiones, porque el informe de los “expertos” está concebido para cuadrar las cuentas de la Seguridad Social a largo plazo (y sin recortes nominales a los pensionistas actuales), cuando nuestro problema financiero es de corto y medio plazo.

Y tercero, semejante ajuste no podrá venir del lado de los ingresos. Las 30 brutales subidas aprobadas por Montoro apenas han servido de nada, como él mismo reconoce con incomprensible desparpajo. Ahora mismo, no existe margen para 30 nuevas (inútiles) subidas: al contrario, si deseamos aumentar las posibilidades de que España vuelva a generar riqueza, tocará bajarlos. ¿Cómo cuadrar, entonces, el tercer mayor déficit de toda la Unión Europea? Pues sólo bajando los gastos a un nivel que Montoro y sus cuates socialdemócratas se niegan a bajar.

Pírrico e insuficiente recorte
Por poner en perspectiva el pírrico ejercicio de “austeridad” de Montoro: Letonia, país que en 2008 tenía unos problemas presupuestarios muy parecidos a los nuestros (misma presión fiscal, mismo peso del sector público sobre el PIB y mayor déficit) optó por recortar su gasto público un 20% para despejar los temores de bancarrota; le costó pero finalmente lo ha conseguido: en 2012, incluso cerró con superávit sus cuentas públicas. El gigantesco tijeretazo de Montoro en 2012 apenas fue del 4,5% del gasto total: a saber, para seguir el camino de Letonia deberíamos haber recortado los desembolsos en 90.000 millones de euros, y no en 20.000.

En suma, el ministro de Hacienda no tiene ningún motivo para sacar pecho: al contrario, tiene sobrados motivos para quedarse guarecido en casa. Lejos de solventar de verdad los problemas financieros de España, sólo ha consolidado una estructura tributaria confiscatoria, un Estado sobredimensionado y un déficit insostenible. Ese es el resultado del primer año de gobierno del PP y, según nos informan, están tan orgullosos que desean quedarse ahí tanto tiempo como los mercados financieros se lo permitan. Pero los desequilibrios fundamentales siguen sin haberse solventado y nuestro stock de deuda no para de crecer. ¿Cuánto tiempo creen que puede resistir España?

Reforma de las Administraciones Públicas
Un paripé con aires de reforma
Guillermo Dupuy Libertad Digital 21 Junio 2013

Hay algo peor que el Gobierno no ejecute una reforma necesaria, y es que haga un paripé con el que pretenda convencernos de que ya la ha llevado a cabo. Tal fue el caso de aquella reforma del mercado laboral que Zapatero ejecutó poco tiempo antes de dejar el Gobierno y, en mucha menor medida, la bien orientada pero claramente insuficiente de Rajoy.

Ahora parece que nos toca asistir a otro monumental paripé con el que el Gobierno de Rajoy nos anuncia por fin una "reforma de las Administraciones Públicas". Pero antes hagamos un poco de memoria: casi un año antes de que el PP llegara al Gobierno, la fundación FAES de este partido publicó "Por un Estado autonómico racional y viable", un estudio muy completo que reclamaba una profunda reforma de nuestro modelo autonómico, muy en la línea del que tiempo antes había publicado la fundación de UPyD y denominado "El coste del Estado autonómico".

El caso es que, al llegar al Gobierno, en lugar de anunciarnos la puesta en marcha de una reforma inspirada en este estudio de su propio partido de cara a erradicar las duplicidades y contribuir al adelgazamiento y eficiencia de nuestro sobredimensionado sector público, Rajoy dijo, ya bien entrado abril de 2012, que "ni se planteaba" una reforma de esta índole. A finales del pasado año, sin embargo, la vicepresidenta Soraya, si bien eludió airar a los nacionalistas mentando la bicha de la "reforma autonómica", sí nos anunció la creación de una "Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas".

Ahora, más de seis meses después, la Comisión de marras ha dado a luz un tocho de más de mil páginas que, según asegura un voluntarista titular de portada de ABC, ha despertado "el aplauso del empresariado español". Dudo mucho de que haya un solo empresario en España que se haya leído la propuesta de reforma, que todavía no han recibido muchos presidentes autonómicos. Pero a la vista del discurso de presentación del informe que hizo Rajoy, nos podemos hacer una buena idea de su escasísima ambición reformista. Y es que de un presidente que ve como cosa normal que nuestro sector público engulla casi la mitad de la riqueza nacional, o al que no le alarma su demencial ritmo de endeudamiento, no cabe esperar muchas medidas de adelgazamiento y erradicación de duplicidades.

En cualquier caso, lo más patético de este ejercicio de cosmética es que ahora le toca ser sometido a negociación con las comunidades autónomas y demás entes implicados, por lo que mucho nos tememos que vamos a esperar eternamente antes de ver su puesta en práctica. Lo único que pido es que nadie nos diga, mientras esperamos, que la reforma ya se ha llevado a cabo.

Neofederalistas
José María Marco La Razón 21 Junio 2013

Un personaje de los últimos «Episodios Nacionales» de Galdós tiene problemas con el federalismo. Como es sabido, Pi y Margall y sus seguidores propusieron para España una organización de tipo federal que llamaron «pacto bilateral, conmutativo y sinalagmático». Nuestro personaje galdosiano se atragantaba con lo de «sinalagmática». Decía que, cuando intentaba pronunciar la dichosa palabra, le parecía que un gato le arañaba la lengua. El problema de pronunciación es superable. Lo peor es que revela algo más grave. En primer lugar, apunta al excesivo grado de abstracción que las propuestas federales han tenido siempre en España. En nuestro país el federalismo ha sido una especie de racionalismo político. No es jacobino porque es anticentralista. Y sin embargo, tiene mucho de uniformizador, al querer aplicar un mismo rasero a lo que es distinto y siempre ha venido siéndolo. Resulta interesante que el socialista Pere Navarro y Rosa Díez, tan robespierrista, coincidan en sus propuestas de supresión de los regímenes fiscales vasco y navarro.

Este grado de abstracción traduce la escasa adecuación del modelo federal a la sociedad española. En vez de adaptarse a una realidad compuesta, aspira a desmontar lo que muchos siglos de historia –de convivencia, de proyectos comunes, de voluntad de seguir juntos, de identidad cultural– han creado... para volver a montarlo después, como un rompecabezas. Esta artificiosidad es lo que está en el fondo de expresiones tan abstrusas como la del «pacto sinalagmático», además de bilateral y conmutativo. Ahora, como ha explicado en estas páginas un socialista catalán, andamos a vueltas con el «ordinalismo». Evidentemente, hay que reformar la financiación de un sistema insostenible, como es el de las comunidades autónomas. Otra cosa es querer aplicar modelos políticos indescifrables.

Finalmente, los nuevos federalistas podrían recordar otros aspectos del federalismo clásico español. Muchos de nuestros abuelos del siglo XIX les perdonaron sus elucubraciones, o se las tomaban con buen humor, porque los federalistas deseaban la justicia y abominaban del poder, en vez de querer multiplicarlo y ampliarlo. Y sobre eso, querían a España con pasión. Pi y Margall era, como siempre recuerda el profesor Andrés de Blas, un gran patriota. La propuesta de reorganización del Estado no significaba para él una refundación de España. Al contrario, España era para ellos una realidad nacional indiscutible, por encima de cualquier modelo político. Cuando llegó la hora de la gran crisis, a finales del siglo XIX, los federalistas no comprendieron a los nacionalistas que negaban lo que era evidente, como es la vigencia de España.

Acuerdo Rajoy-Rubalcaba
El abrazo de los débiles
Emilio Campmany Libertad Digital 21 Junio 2013

Decía Jardiel Poncela que cuando un pobre come merluza es que uno de los dos está muy mal. Aquí podría decirse lo mismo: cuando Rajoy pacta con Rubalcaba es que uno de los dos está muy mal. Rubalcaba, desde luego, lo está. No es que no se vea como alternativa de Gobierno, es que ni siquiera es creíble como líder de los socialistas españoles. Si además el programa que le ha puesto delante Rajoy es uno consistente en gastar más con el dinero de Europa, nadie en su situación hubiera sido capaz de resistirse.

Lo que no se entiende es por qué ha suscrito el acuerdo Rajoy. Es verdad que a cualquier Gobierno le puede interesar de vez en cuando pactar con la oposición. A veces, tan sólo por el gusto de demostrar capacidad de acuerdo. Es obvio que nos hallamos ante este último caso. Pero eso tendría sentido si, a cambio de compartir focos y minutos de telediario, la oposición se aviniera a compartir la responsabilidad de medidas mínimamente impopulares o simplemente necesarias. Aquí lo que se ha acordado es apuntarse al programa del socialismo europeo, consistente básicamente en tirar del dinero de los demás, aunque luego haya que devolverlo de alguna manera.

Que un Gobierno del PP, supuestamente comprometido con la reducción del gasto y una futura reducción de impuestos, pacte con el PSOE ir a Europa a pedir que se aplique el programa con el que los socialistas franceses ganaron las presidenciales, y que ya ha demostrado ser un fracaso, no se entiende. Que lo haga del brazo de un achicharrado Rubalcaba se entiende menos todavía. No digo que a España no le interese que en Bruselas se impongan los criterios de los socialistas franceses en vez de los de los democratacristianos alemanes, que podría decirlo, pero no es lo que ahora me interesa discutir. Digo que, para eso, ¿qué falta le hace a Rajoy el apoyo de Rubalcaba?

La única explicación posible es que el gallego crea que el respaldo que tiene de los suyos es tan frágil que necesita el de los socialistas, mucho más natural si se tiene en cuenta que su política es perfectamente identificable con la de cualquier socialdemocracia europea. Pero ¿son en realidad tan quebradizos los apoyos que Rajoy tiene en su propio partido? Por Pablo Montesinos sabemos que en el PP están hartos de Montoro. También sabemos que Aznar grita desde las gradas y amaga con saltar a la arena a matar al toro que Rajoy no sabe estoquear. Y presentimos que la economía no estará arreglada para cuando sean las próximas autonómicas, lo que podría mandar a su casa a media docena de barones del partido. Eso conlleva debilidad, pero ¿hasta el punto de verse obligado a pactar con Rubalcaba?

Jardiel no sabía quién estaba muy mal, si el pobre o la merluza. En el caso de Rajoy y Rubalcaba, la duda no es si están mal, que lo están los dos, sino quién está peor.

La casta silenciosa
Alfonso Merlos La Razón 21 Junio 2013

Na de na. Es lo que tienen que decir nuestras apoltronadas elites sindicales ante los escandalosos casos de corrupción que manchan el corazón de UGT y CCOO en Andalucía. Toxo y Méndez. El silencio, el cinismo, el insulto, el oprobio, la ausencia de dignidad y decoro para responder a los ciudadanos cuyos bolsillos han sido expoliados. Se acumulan uno tras otro los episodios: presuntos líderes obreros que son untados por el PSOE para liársela a Rajoy en las calles de Madrid, comisiones escandalosas trincadas de forma sostenida a costa de los parados, entramados engrasados con la idea de convertirlos en auténticas y rapidísimas autopistas para la financiación ilegal de los llamados agentes sociales. El descrédito de los supuestos defensores de los trabajadores difícilmente puede ser más alto. Pero seguro que seguirán escalando la montaña de la desvergüenza, de la complicidad con los saqueadores, de la colaboración pasiva con los que se han entregado a las más sucias tareas para forrarse. Únicamente. Y para tirar ese dinero en viajes o en fiestas.

Ni Méndez ni Toxo pueden pedir respeto. Porque, por acción y omisión, están conduciéndose de la manera perfecta para que los españoles les ignoremos o despreciemos. Es con frecuencia lo que le ocurre a la casta. Y ellos están cada día más cerca de representar a esa casta que blinda sus privilegios, que ve fantasmas por todas partes, que considera la autocrítica una enfermedad, que se esfuerza por defender o justificar a la canallesca siempre que la canallesca esté en el lado adecuado, o sea, en el del chollo. ¡Basta ya! Estos señores no nos representan. Han prostituido la noble y abnegada función sindical. Hace demasiado tiempo que se dedican a sus negocios, que le dan la espalda a unos ciudadanos que, en esa posición, lo tienen facilísimo para propinarles un puntapié en el trasero.

Todo falso: de los brotes verdes de ZP a los azules de Rajoy
S. McCoy El Confidencial 21 Junio 2013

Vengo a coincidir con el conjunto de dirigentes populares, y con buena parte de los analistas y estudiosos de nuestra macro que en el mundo haya, en que la situación en España ha mejorado de manera notable en los últimos meses y en que, como señalaba Carlos Sánchez en su pieza del pasado miércoles, podemos hablar de un freno en el proceso recesivo patrio y del inicio de una fase de estabilización que él bautizaba, acertadamente, como estancamiento. Por más que se empeñen en decirnos lo contrario, no hay, ni va a haber a corto y medio plazo, crecimiento de actividad y empleo (claim institucional de referencia) sino, en el mejor de los casos, mera estabilización. En definitiva, y aunque a más de uno le disguste la figura, una L en términos gráficos, más que una U. Que no es poco consuelo, oiga usted, con la que ha caído hasta ahora.

A diferencia de lo que sucedió con los brotes verdes de Zapatero, existe una realidad estadística que va a beneficiar a los chicos de Rajoy y dar alas a su voluntarista optimismo: el concepto de 'asíntota' o umbral mínimo de factores de producción sin los cuales un país no puede funcionar: empleo, capacidad de utilización, reposición de bienes de consumo e inversión, mantenimiento de infraestructuras. La proximidad a esta frontera matemática, línea horizontal que configura un suelo, necesariamente ha de venir acompañada de un menor deterioro de las cifras y una ilusoria sensación de mejora. Un ya llueve menos percibido colectivamente, sentimiento de haber tocado fondo. Y es a lo que se aferran, sabedores de que será así, los De Guindos, Montoros y compañía.

Pero de ahí a lanzar las campanas al vuelo sobre el futuro económico de la nación, media un abismo. La realidad subyacente a la objetividad de las cifras es mucho más preocupante. Basta con salir a la calle, visitar los comercios o charlar en los benditos bares. La micro, como el algodón, no engaña. Y sigue condenada. Porque, por más que el Gobierno atribuya a sus 'reformas' los méritos de la mejor percepción internacional de nuestro país, lo cierto es que sólo el electroshock aplicado el pasado verano por el BCE a toda la Europa periférica nos permitió salir del coma. Esa es la cruda verdad. Una medida que ayudó a reconducir la atropellada gestión de los primeros meses del PP en el poder -que tanta inseguridad social y jurídica causaron- pero que, del mismo modo, le ha permitido seguir procrastinando con problemas estructurales que exigen pronta resolución. Da tiempo a un político y ponte a temblar.

De hecho, en estos meses de gracia otorgados por el Banco Central no se ha materializado un cambio sustancial en España que haga creer que, sin su ayuda, podamos salir adelante por nuestros medios. Es difícil apreciar un fenómeno de demanda, nacional o internacional, que estimule la actividad y la creación de empleo. El auxilio de las exportaciones no sólo es cada vez menor en términos interanuales, sino que se basa en una mejora de costes laborales vulnerable. No ayuda ni la congelación del crédito, derivado de una errática e inacabada reforma bancaria; o la acelerada caída en el precio de los pisos con una irrupción de la Sareb, colapso que afecta tanto al valor de la garantía de hipotecas solventes como a la percepción de riqueza de los ciudadanos; ni una política fiscal central y/o autonómica que sigue mermando la renta disponible de la población. Y, sin consumo, bye, bye España.

Fíjense, más allá de los tópicos propios de interés de parte, no hay un solo experto que dé claves diferenciales de por dónde puede venir la solución a corto plazo para esta ecuación fundamental para el futuro de nuestra economía. Todo pasa, a corto plazo, por una reactivación de burbujas pasadas o por la dependencia de aquellos sectores, caso de la automoción o el turismo, que han tirado del carro patrio desde la época del Cuéntame. Seguimos con el mismo discurso. Para este viaje, quítenme las alforjas. No aprenderemos. Si la estructuralidad de las reformas es esta, que venga Dios y lo vea. ¿Dónde está el tan cacareado cambio de modelo productivo, qué medidas reales se han tomado para su implantación, quién quiere jugarse los cuartos de verdad entre nuestras fronteras? Seguimos jugando al carril, no a la diferenciación, a la contingencia frente a la excelencia, a lo táctico versus lo estratégico. Cosas de la política. De la autoprotección de la política, I dare to say.

Si la deuda sigue creciendo, adiós reactivación
Hay un preocupante dato adicional que pone de manifiesto la vulnerabilidad de esa falaz ‘recuperación’. Y es el hecho de que la deuda pública española sea la que más vaya a crecer de los estados desarrollados en los próximos años, tras haber aumentado en 540.000 millones en los últimos cinco. Un lastre que se ha visto mitigado en los últimos meses por una mejora de nuestros costes de financiación hasta el punto de que, tras el pánico de hace doce meses, hemos convertido en buenos niveles de prima de riesgo de 300 puntos básicos, cuando ni mucho menos lo son (V.A., "Que no les tomen el pelo: una prima a 350 es un desastre", 21-01-2013).

Este previsible aumento no sólo perjudicará la disponibilidad de recursos para el sector privado –efecto crowding out-, sino que dejará el cuadre presupuestario al albur de unos tipos de interés de mercado que correlacionan positivamente con el nivel de endeudamiento y de… incertidumbre. Todo negocio es rotación por margen, como todo coste financiero es volumen por la suma de tasa libre de riesgo más diferencial. Al ritmo que crece nuestro endeudamiento, cada punto porcentual de spread adicional equivaldrá en breve a un 1% de PIB en mayores intereses, lastre adicional para cumplir con los objetivos de déficit fijados por Bruselas. Más agujero igual a más necesidad de fondos, igual a más bonos a emitir, igual a… Y vuelta al principio.

Lo que vuelve a llevar al debate sobre la austeridad. Si queremos corregir el desequilibrio de las cuentas públicas, controlar el aumento de lo debido y no cercenar la recuperación, hay que simultanear los incentivos al sector privado con los recortes en el tamaño y los servicios prestados por la Administración, por toda la Administración. No queda otra (V.A., "No hay debate, la austeridad es la única solución", 25-04-2013). Y si la cosa se tuerce, y vaya si se está torciendo, seguir a nuestro ritmo y mirar de nuevo con ojitos golosos al BCE volvería a ser LA opción. Pero poco tardaría Mario Draghi entonces en recordarnos que el auxilio prometido bajo las siglas OMT pasa por una solicitud previa de rescate completo de nuestra economía. Y, de aceptarse, los brotes azules que vislumbra Mariano serían el bonito sueño de una noche de primavera.

Que alguien se lo explique, que no se entera.
En fin, buen fin de semana a todos.

Cansera de estafas
José Luis Ortín www.vozpopuli.com 21 Junio 2013

Rememorando el entrañable poema del inmenso poeta murciano de Archena, Vicente Medina, muchos ciudadanos españoles sufrimos el estado anímico con el que encabezamos este comentario. Es tan maloliente el plato de mal gusto que nos ofrecen quienes nos ‘malgobiernan’ y se ‘peoroponen’ como forma de hacer política en esta España de nuestros pesares, que nos sume en tal cansera que nos aburre la vida.

La penúltima estafa
Por un lado, el Gobierno de quien puede presumir de cualquier cosa menos de resoluto, el diletante Rajoy, hace algún tiempo que ha encontrado en la estafa del “gracias a nosotros no nos intervinieron el año pasado” el incierto banderín de enganche de muchos bien pensados para aparentar ser los salvadores del desastre que nos dejó en ruina el tsunami Zapatero. Y el partido que lo sostiene y que obtuvo una desahogada mayoría absoluta ha encontrado en ese eje comunicativo la justificación a todas las renuncias hechas respecto al programa electoral con que se presentaron a las últimas elecciones generales. Pero no han hecho cuentas de lo que hubiera pasado de aplicar su programa.

La antigua
Es tal la enormidad de la estafa perpetrada a quienes confiadamente les votaron: ‘peperos’ de carnet, de afición, de cartera, arrimados o simplemente buenas gentes que suelen votar opciones de centro, derecha o centroderecha; y otras no menos buenas que les votaron inopinadamente por considerar que Mariano Rajoy era, como decía y se le suponía, un político previsible, serio y con la experiencia suficiente para aplicar programas eficaces y eficientes; que hasta su padrino Aznar ha tenido que salir al ruedo a dibujarle cinco pases con los que domeñar a la fiera que le salió por el portón de los sustos hace año y medio. Y es que, nadie puede creer honestamente que el pontevedrés y sus acólitos no supieran lo que se les venía encima cuando llevaban un año esperando razonablemente coger el relevo; mandaban en casi todas las autonomías y principales ayuntamientos y decían que ellos tenían la solución para España.

Y no creo que sea cierta la voluntad que le suponen interesadamente algunos de volver al ruedo. Él sabe que su tiempo ya pasó y que, salvo en situación catastrófica, su vuelta sería más decepcionante que exitosa.

La actual
Y ahora cantan la nueva estafa por ‘engañeras’. Aseguran sin rubor que lo peor de la crisis ya ha pasado y que empieza un buen futuro señalando los normalillos datos de empleo recientemente conocidos.

Miren ustedes, ya está bien de engañifas, hasta que no tomen medidas de verdad para crear empleo a mansalva favoreciendo la contratación con imaginación y medidas valientes, que las hay, sólo nos espera más ruina. Demasiado saben que los últimos datos de empleo son tan aparentes como las contrataciones al hilo de los meses de verano de cara a las vacaciones y al turismo. Pan para hoy y hambre para mañana.

Mediocres unidos
Lo demás: los ninguneos a Aznar por parte de personajes de medio pelo ahora en el Gobierno o en el partido, mirar para otro lado por falsa prudencia que en el fondo es miedo de quienes sí debieran darse por aludidos, o prestarle un poquito más de atención en sus apariciones públicas pero sólo por aparentar -Club Siglo XXI hace unos días- es sólo la muestra de la dudosa inteligencia emocional, y de las otras, y la nula capacidad de autocrítica de quienes deberían poner el oído en la calle para pulsar lo que sus gobernados piensan. Muy al contrario, perseveran en la manida mala costumbre de los mediocres de siempre: hacerla, mantenerla y no enmendarla. En las próximas elecciones, sean para lo que sean y que son el único termómetro al que harán caso, obtendrán la desastrosa cosecha que se están ganando a pulso.

La ruina de enfrente
Y de malo a ‘malopeor’. Con el liderazgo más débil en la historia reciente, los socialistas andan desarbolados y desparramando la vista hacia cualquier sitio donde les hagan ojitos. Además de carecer de un discurso uniforme y nacional como partido que aspira a gobernar, andan en peleas internas en régimen de alquiler porque a pesar del derrumbe del PP en intención de voto, según todos los estudios sociológicos, no tienen visos de escriturar nada a corto plazo por falta de recursos y de crédito ante el electorado. Rubalcaba lleva camino de dar la puntilla al partido que dejó Zapatero para el arrastre.

Los liquidadores
Uno y otro, Rajoy y Zapatero, van a conseguir un hito histórico por el que vienen luchando los partidos minoritarios desde que fue consolidándose la Transición: la voladura del bipartidismo. Y, además, pueden pasar a la historia como los grandes culpables de dividir a sus partidos en diferentes opciones de sensibilidades parecidas.

Tanto en el PP como en el PSOE hay actualmente serios riesgos, o posibilidades higiénicas, según se mire; de que surjan personas inconformistas con sus nomenclaturas que le echen valor al asunto y den la batalla dentro, y que ante la imposibilidad de regeneración por los grandes vicios que los corroen se decidan a plantear opciones políticas alternativas. Pero esto sólo ocurrirá, lamentablemente, tras sus respectivos batacazos electorales; porque antes hay que colocarse bien con los jefes para salir en las listas. Es la consecuencia de la ‘partitocracia’ que nos rige; otra estafa vergonzante.

Gracias a los de siempre
De todos modos saldremos, pero gracias a las iniciativas de miles y miles de ciudadanos que no se resignan aunque los machaquen un día sí y otro también con impuestos, tasas y sacaperras de toda calaña porque no hay lo que debería haber: bemoles, dicho en fino, para empezar a arreglar esto podando seriamente el enorme sector público y poniendo las condiciones imaginativas y valientes necesarias para crear empleo privado a todo tren; que, repito, las hay.

Mientras tanto, la pena de demasiados ante tanta estafa es como aquella de Medina: ‘Éjame’ que duerma, ¡a ver si es ‘pa’ siempre!, ¡si no ‘m’espertara’!, tengo una cansera….

El poder de la ingratitud
Carta a un hermano caído
Juan de Dios Dávila Libertad Digital 21 Junio 2013

Fidel, hoy te escribo con la profunda convicción de que estás en la Casa del Padre, con la serena y eterna alegría, en compañía de nuestros padres, de tu hijo Fidel, que prematuramente fue en tu busca, y de todas aquellas personas justas y buenas que han experimentado la misericordia de Dios, que nuestros padres nos contaron y trasmitieron con su ejemplo.

Pero también te escribo con la profunda tristeza de ver que aquel criminal atentado quedará impune, porque 20 años no son nada excepto para los asesinos que se beneficiarán de la prescripción. Triste es que no se haya investigado ni detenido a vuestros asesinos. Roma sí paga traidores.

Te escribo desde la profunda tristeza de ver cómo algunos obispos y muchos sacerdotes creen en el nacionalismo y muy poco o nada en Dios. Sobre ellos cae hoy la sangre de los inocentes.

Te escribo desde la impotencia al ver la impunidad de los asesinos y los homenajes de que son objeto, sin que el Gobierno de Rajoy haga el más mínimo esfuerzo por investigar y detener a vuestros asesinos, evitar el enaltecimiento del terrorismo e impedir que sigan en el poder.

Esto sea quizás lo que más me duele, Fidel, porque veo que, hoy, en España, cuanto mayor es el crimen y la injusticia, mayor es la probabilidad de que quede impere la impunidad. Por el contrario, hermano, a aquellos que hicisteis de vuestra vida entrega, servicio y sacrificio por todos los españoles quieren enterraros en la fosa del olvido, echando sobre vuestras tumbas paladas de mentiras.

El mero recuerdo de vuestras vidas, el explicar por qué fuisteis asesinados, y que los que os asesinaron tienen hoy el poder político en casi el 50% de los municipios vascos, es entendido por nuestro Gobierno del PP como un obstáculo para la paz. Como si lo justo y lo honrado no tuvieran cabida en la sociedad que quieren construir.

Y esto es quizás lo más peligroso, Fidel, porque vuestro ejemplo y vuestra vida molestan, porque los principios que convertisteis en virtudes no son la base en la que se quiere fundar la sociedad. Hoy, nuestro Gobierno no piensa en la justicia como norma de actuación, su compromiso es solo con su propio interés.

Te escribo también con el convencimiento, que compartías, de que en España hay una gente formidable, excepcional. Siempre recuerdo cómo hablabas de tus caballeros legionarios paracaidistas, cómo veías en ellos esa nobleza y capacidad de sacrificio del pueblo llano; que salen siempre que se les ofrece algo grande y generoso por lo que dar la vida y ven que el capitán va delante de la compañía, juntos en el sacrificio, a cumplir el objetivo.

Siempre estuvisteis dispuestos, tú, tus compañeros y paracas, a asumir cualquier tipo de sacrificio por el bienestar de todos los españoles, sin diferencias y sin cálculos. Pero hoy, Fidel, el sucio y egoísta interés propio, la avaricia, la mentira y la cobardía dictan las decisiones del Gobierno y de la mayor parte de los políticos. Ellos no entienden que están para servir, ellos entienden el poder como privilegio, unos para enriquecerse, otros para envanecerse, muchos para ambas cosas. Muy pocos políticos entienden el poder como un instrumento para servir a los españoles, y esa escasa minoría de políticos honrados son perseguidos igual que vuestro ejemplo, porque vuestra mera presencia es una denuncia de su comportamiento vil, disfrazado de "ansias infinitas de paz"; como si la paz se pudiera construir desde la injusticia.

En el 20 aniversario de vuestro asesinato, es el poder de la ingratitud el que nos gobierna, Fidel. Se quiere os desterrar porque sois ejemplo de que otra España es posible. Otra España mejor. Pero tú, Fidel, que hoy gozas de la Esperanza hecha Vida, intercede por nosotros, para que nuestro empeño en construir una España unida, diversa, justa nunca ceda a la desesperanza, al escepticismo. Para que hagamos vida ese lema que viviste y me hiciste aprender de niño: "Sobre nosotros, Dios; con nosotros, la victoria; en nosotros, el honor. Vencer o morir". Siempre fieles, hermano. Siempre fieles.


Nota: El hermano del autor, Fidel Dávila, y otros seis militares fueron asesinados por la banda terrorista ETA el 21 de junio de 1993 en la madrileña glorieta de López de Hoyos. En el atentado, perpetrado con coche bomba, resultaron heridas otras veinte personas.

CyL / política
«Acabó el proceso. Treviño es Castilla y León»
isabel jimeno/mar gonzález / valladolid/burgos ABC 21 Junio 2013

Junta y Diputación de Burgos frenan con sus informes «desfavorables» el enésimo intento de segregación del enclave

«No vamos a dedicar ni un minuto más a esto. Treviño es territorio de Castilla y León». Con esta tajante y contundente declaración, el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, daba ayer por cerrado el nuevo intento de segregación del enclave burgalés para integrarse en el País Vasco. El informe «desfavorable» con las pretensiones de los alcaldes independentistas de los Condado de Treviño y Puebla de Arganzón, los dos municipios que lo integran, emitido por la Junta frena en seco su plan de dejar de pertenecer a un territorio al que llevan unidos más de ocho siglos. Y no sólo se han encontrado de frente con la oposición del Gobierno autonómico, sino que, casi a la vez, la Diputación de Burgos también rechazaba que Treviño pase a formar parte de Álava.

Sendos ayuntamientos, que aprobaron el pasado mes de marzo sus respectivas solicitudes de segregación, se daban así de bruces con los siguientes trámites a cumplir para que sus pretensiones se hicieran realidad, aunque depositan sus ilusiones en que el Parlamento Vasco promueva en las Cortes Generales una Proposición de Ley en este sentido.

El informe de máximas vinculaciones históricas, sociales, culturales y económicas emitido por la Junta es contundente a la hora de «acreditarlas» y poner de manifiesto que éstas son «indiscutibles» tanto con la provincia de Burgos como con la Comunidad. El texto supone que «aquí acaba el proceso». «Ya no sigue», recalcó el también portavoz del Gobierno regional, quien recordó que es igual que en el intento de separación de 1998, que tampoco prosperó.

En el aspecto histórico, el informe señala que «desde el siglo XI» el Contando de Treviño «ostenta una identidad propia, formando parte desde el año 1200 de la Corona de Castilla» y en la división provincial de 1833 quedó asignado a la provincia de Burgos, algo que se mantiene en el Estatuto de Autonomía. «Treviño siempre ha sido Burgos y Castilla y León. Por tanto, no cabe argumentar que tal situación es un anacronismo», sentencia.

Desde el punto de vista social, De Santiago-Juárez destacó que los habitantes del enclave «se benefician» de los servicios de la Junta y la Diputación, a lo que hay que añadir la prestación a través del convenio suscrito con el País Vasco hace año y medio, que seguirá mejorando. En este sentido, el consejero destacó que en el informe se compara la calificación de los servicios de una y otra comunidad y en sanidad, educación y servicios sociales, Castilla y León tiene una «mejor nota», por lo que no tienen razón los alcaldes treviñeses en sus críticas en este sentido, basadas en un estudio de 2003. El consejero recordó que, durante los seis años de crisis, la Junta ha realizado inversiones en el Condado por valor de casi 55 millones de euros, 27.501 euros por habitante.

«Doblemente amparados»
El castellano «no se incorpora en ningún momento» a la vida de Treviño, sino que el idioma «nace en el seno de su realidad geográfica» y supone el «vehículo de expresión propio del pueblo, nunca impuesto por Castilla y León». Es el principal argumento de la vinculación cultural, que también se constata desde el punto de vista económico, ya que su estructura socioeconómica «es similar» a la de la región.

Y si tajante es el informe «desfavorable» de la Junta, no menos lo es el de la Diputación de Burgos, que ayer aprobó, con los votos de PP y PSOE y la oposición de UPyD, los informes contra la segregación. El portavoz popular, Borja Suárez, explicó que así la institución provincial cumple la «legalidad» en el proceso abierto por los alcaldes del enclave y que desde Burgos se da por cerrado este nuevo intento independentista, el quinto en la época democrática.

La Universidad de Burgos ha emitido el informe jurídico, en el que destaca el «blindaje» del territorio establecido en el Estatuto de Autonomía; la Institución Fernán González, el histórico y la Diputación han informado de la prestación de servicios. En este sentido, Suárez afirmó que los treviñeses se encuentran «doblemente amparados» y en «mejores condiciones» que los de otras zonas de la provincia gracias a los acuerdos entre Castilla y León y el País Vasco. Reconoció que la reivindicación de los ayuntamientos del Condado es «legítima», pero recordó que se debe enmarcar en la legalidad vigente y, por lo tanto, termina con los informes negativos aprobados ayer en pleno.

El PSOE respaldó estos informes y criticó la iniciativa de los alcaldes del enclave de intentar «puentear» a Castilla y León y a Burgos y llevar su reivindicación al Parlamento nacional a través del País Vasco. En este sentido, el portavoz socialista, José María Jiménez, aprovechó la ocasión para pedir una «solución dialogada y pactada» entre todos los grupos políticos en el ámbito nacional para dejar de hablar de «fronteras y territorios» y «que Treviño esté donde más convenga a los ciudadanos y no a los políticos». Por eso, apostó por reabrir la ponencia en el Senado sobre los enclaves.

En el mismo sentido se posicionó la diputada de UPyD, Rosario Pérez, quien reivindicó una ley orgánica que regule la ordenación del territorio y la situación de los 50 enclaves que existen en España. «Ni el territorio ni la historia tienen derechos, pero sí los ciudadanos», señaló la diputada, quien consideró que la petición de segregación responde a las diferencias existentes entre las dos comunidades.

Cataluña
La periodista de ‘El Mundo’ Victoria Prego gana el Premio a la Tolerancia
El jurado valora ‘su independencia, su ecuanimidad, su talante conciliador y su objetividad como cronista’ de la Transición y su defensa de ‘los valores constitucionales y el marco legal como máximas garantías de los derechos de los ciudadanos’.
Redacción www.vozbcn.com 21 Junio 2013

El XIX Premio a la Tolerancia ha recaído este año en la periodista Victoria Prego. Según ha informado la Asociación por la Tolerancia, el jurado del premio de este año ha elegido a la periodista de El Mundo que ha valorado ‘su independencia, su ecuanimidad, su talante conciliador y su objetividad como cronista de una etapa crucial de nuestra historia, que la han hecho merecedora de ser considerada como todo un símbolo del espíritu de reconciliación que supuso la Transición’.

El jurado ha señalado que la adjunta al director del diario de Unidad Editorial tiene una ‘dilatada y meritoria trayectoria profesional’ siempre defendiendo ‘los valores constitucionales y el marco legal como máximas garantías de los derechos de los ciudadanos frente al terrorismo y las injusticias’.

El premio reconoce, también, ‘el compromiso del periódico El Mundo’ que ‘siempre’ se ha caracterizado por ‘su firmeza en la denuncia de la exclusión del castellano de la esfera pública y del adoctrinamiento que se practica en las escuelas, tanto en Cataluña como en otros puntos de España’.

Desde 1974 ha trabajado en distintos medios de comunicación: TVE, RNE, Interviú, Telemadrid, Canal Sur y Antena 3; y ha colaborado en muchos más, como en Cope y Onda Cero. Ha publicado distintos libros, entre los que destacan los dedicados a la Transición, Así se hizo la Transición (1995) y Diccionario de la Transición (1999).

Pericay, Vargas Llosa, Muñoz Molina, Savater, Peces-Barba…
Prego recogerá el testigo de Félix Ovejero, premiado en 2012. El acto de entrega del XIX Premio a la Tolerancia tendrá lugar en Barcelona el próximo mes de octubre. El jurado de esta edición ha estado compuesto por Toni Bolaño, periodista; Inger Enkvist, catedrática de español en la Universidad de Lund (Suecia); Félix Ovejero, profesor en la Universidad de Barcelona y Premio Tolerancia 2012; Fernando de Páramo, abogado, periodista, profesor y colaborador de LA VOZ DE BARCELONA; Lorenzo Silva, escritor y Premio Planeta 2012; Sergio Sanz, arquitecto; Francesc de Carreras, catedrático de Derecho constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona y Premio Tolerancia 1998; José Domingo, letrado y presidente de Impulso Ciudadano; María del Mar Sicilia, asesora administrativa; Javier Sánchez, informático; Carmen Leal, profesora de lengua y Literatura españolas y vicepresidenta de la Asociación por la Tolerancia; y Eduardo López-Dóriga, ingeniero químico y presidente de la Asociación por la Tolerancia.

En anteriores ocasiones, el premio, que se entrega desde 1995, ha recaído además de en Ovejero, en Regina Otaola, premiada en 2011, en Xavier Pericay, Antonio Mingote, Carlos Herrera, Mario Vargas Llosa, Rosa Díez, Arcadi Espada, Antonio Muñoz Molina, Iván Tubau, Fernando Savater, Félix de Azúa, Gregorio Peces-Barba, Francesc de Carreras, Albert Boadella, ¡Basta Ya! o Baltasar Garzón, entre otros.

La educación, para llevar a cabo “utopías”
Por otro lado, la experta en lengua, Inger Enkvist, que ha formado parte del jurado del Premio a la Tolerancia de este año, ha aprovechado su estancia en Barcelona para pronunciar una conferencia sobre la importancia de la lengua en la educación escolar. En su discurso, ha indicado la falta de competencia lingüística de los jóvenes en Occidente como el principal problema al que se enfrentan nuestros sistemas educativos. La falta de dominio de la lengua es el principal obstáculo.

Las nuevas tecnologías y los nuevos hábitos de diversión y de relación, junto a otros factores sociológicos, han tenido como consecuencia una reducción drástica de los hábitos de lectura, lo que resulta muy pernicioso para el desarrollo de un buen dominio de la lengua, ha opinado.

Además, ha criticado determinados enfoques de los propios sistemas educativos como son los igualitaristas, los nuevos pedagogos, los multiculturalistas y los nacionalistas, ya que abordan la educación como una herramienta para la realización de sus respectivas “utopías” y se valen de los alumnos como conejillos de indias, como instrumentos puestos al servicio de una causa superior.

En concreto, Enkvist ha puesto como ejemplo que los nacionalismos no tienen escrúpulo alguno en subordinar los intereses de los alumnos a sus fines políticos, cuando el objeto de la educación debería ser el desarrollo de la persona como individuo autónomo y responsable. Finalmente, ha recordado que el dominio de la lengua materna es condición indispensable para el cumplimiento de los fines de la educación, por lo que le parece imposible que un alumno catalán alcance un conocimiento de español equivalente al de sus iguales en otras partes de España con solo dos horas de clase a la semana

España
Hablan las víctimas: «Conocen nuestro dolor, ¿por qué no condenan?»
M. J. C. / barcelona ABC Cataluña 21 Junio 2013

Rosa Pelaez no ha superado aún el atentado de Hipercor. Ni física ni psíquicamente. Está sorda de un oído y recibe tratamiento psicológico. Recuerda poco de aquella explosión que la dejó, además de la minusvalía auditiva, graves heridas en su cuerpo.

Tras una detonación seca, se desvaneció. Pese a esa vivencia tan traumática, ella decidió mirar a los ojos a su asesino y, el año pasado, se reunió con Caride Simón, el jefe del comando de ETA que cometió la matanza de Barcelona.

Tuvo valor para enfrentarse con el asesino pero ahora, tras la negativa de la mayoría de los partidos catalanes a firmar una declaración institucional de condena del terrorismo, asegura que «no se merecen que yo gaste energías con esta gente».

Se confiesa «indignada» porque los políticos «no tienen ni idea de lo que pasa. Son unos ladrones». Centra su furia en el presidente Artur Mas «a quien no he votado y, por tanto, puedo decir que es un muñeco de feria en manos de ERC».

Núria Manzanares y Enrique Vicente perdieron a sus tres hijos en la matanza de Hipercor. Viven en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) y el miércoles asistieron, como cada 19 de junio, al homenaje a las víctimas que se celebra junto a un monumento próximo al escenario del atentado.

«En el acto nos enteramos de que en el Parlamento catalán se habían negado los partidos a firmar una declaración de condena», explica Núria, muy sorprendida, pues está convencida de que CiU y ERC están en contra del terrorismo. «Ellos saben el dolor que sufrimos, ¿por qué no condenan?». A falta de conocer más detalles de ese rechazo a rendir tributo a las víctimas de la mayor matanza cometida por ETA, Núria y su marido Enrique aseguran estar desconcertados. «Me parece mal lo que ha pasado», añade Núria, muy crítica con «el olvido de las administraciones», lo que los psicólogos definen como...

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El Parlament se retrata ante las víctimas del terrorismo
Miguel Ángel Rodríguez Caveda www.elsemanaldigital.com 21 Junio 2013

En un tiempo en que la corrupción y el paro han desbancado al terrorismo en el orden de preocupaciones de los españoles, parece que algunos quieren olvidarse completamente de esta lacra que, salvo que se demuestre lo contrario, no ha terminado en España. Ni lo hará, al menos hasta que ETA deje las armas. Aun así, hay quienes prefieren mirar hacia otro lado. Pero se trata de un problema grave cuyas secuelas seguirán presentes tanto en la memoria de las familias afectadas como en la del conjunto de la sociedad española.

Al parecer, en el Parlament de Cataluña no ven a las víctimas del terrorismo como dignas de ser recordadas en el hemiciclo. Prueba de ello es que, cuando se cumplen 26 años de la masacre de Hipercor, varios grupos políticos han bloqueado una declaración de apoyo a los fallecidos por esta causa y a sus familias.

Ciutadans tenía la intención de conmemorar la fecha con una declaración de tipo institucional apoyando y recordando a las víctimas. Pero cuando Jordi Cañas presentó su iniciativa, solamente el PP la apoyó. ERC, ICV y la CUP se negaron en redondo a aprobarla. Y el resto de partidos, lejos de presentar batalla, imitó cobardemente su postura.

Decía Cañas que el Parlament "no había estado a la altura". Y tenía razón. Es absolutamente lamentable que un grupo de personas elegidas para representar y defender los intereses de sus votantes se niegue a recordar a los muertos de semejante tragedia.

El texto original pretendía honrar públicamente su memoria y establecer una conmemoración anual coincidiendo con el 11 de marzo, día declarado por la UE para recordar a las víctimas. Pero finalmente tuvo que ser leído ante menos de una decena de periodistas en sala de prensa. Casi a escondidas, como si fuera algo malo o, incluso, un motivo de vergüenza.

Vergüenza precisamente es lo que deberían sentir los responsables de esta decisión. Los intereses políticos extremos y los guiños a los violentos y a quienes les apoyan no pueden estar presentes en una cámara en la que se representa a todo un pueblo. Más allá de regionalismos, nacionalismos, independentismos y demás "ismos", está la vida de las personas. Ciudadanos inocentes que perecieron por una causa con la que no tenían nada que ver.

Si la clase política ya está desprestigiada por sus múltiples casos de tejemanejes económicos, esto es lo que les faltaba para el duro. Con estos personajes representándonos, no ganamos para disgustos.

Para falsear el éxito de la inmersión
La Generalitat eleva la dificultad de los exámenes en catalán
Á. J. M. www.gaceta.es 21 Junio 2013

Un estudio de Convivencia Cívica Catalana denuncia las notas "artificialmente elevadas" de las pruebas en castellano.

Las pruebas de evaluación de las competencias básicas realizadas el pasado mes de mayo por la Consejería de Enseñanza de la Generalitat a los alumnos de sexto de Primaria son "notablemente más sencillas" en el caso de Lengua Española que en el de la Lengua Catalana.

"¿Por qué los dos idiomas no son evaluados con pruebas homogéneas y de la misma complejidad?", pregunta el informe al poner de manifiesto que el examen de catalán es más complejo que el de Lengua Española.

De esta forma, la Generalitat se autoengaña para vender la imposición del catalán como un "modelo de éxito" -como defienden los catalanistas- y asegurar después "engañosamente" que con dos horas semanales de lengua se tiene el mismo nivel que un niño de Valladolid, que aprende las 35 horas lectivas semanales en español. Se constata que las notas de Lengua Española están "artificialmente elevadas".

Esta es la conclusión de un nuevo informe de Convivencia Cívica Catalana, presidida por Francisco Caja, recogido por La Voz de Barcelona. La asociación realiza un minucioso estudio detallado entre ambas pruebas y desmonta las tesis de la Generalitat que defiende el modelo de inmersión lingüística, es decir, la imposición del catalán.

Los resultados de los exámenes indicaban que los alumnos habían obtenido una puntuación media de 71,1 puntos en lengua catalana frente a los 73 de lengua española. La consejera de Educación, Irene Rigau, afirmó: "El dominio del castellano está garantizado en nuestro país -Cataluña-. No solo tenemos que poder mantener la inmersión como modelo, sino que tenemos que hacer un esfuerzo suplementario".

La entidad presidida por Francisco Caja desmonta por completo esta tesis:
En una primera parte, se fija en la longitud de los textos de las pruebas realizadas a 66.700 alumnos. En la prueba de catalán consta de 915 palabras, frente a las 863 del de la prueba de español. La diferencia de palabras supera las 100 en los años 2009, 2010, 2012. Según CCC, este hecho "constituye una desventaja para la comprensión y memorización de datos por parte del alumno".

Por otro lado, "el vocabulario utilizado en los textos en catalán era notablemente más dificultoso que el utilizado en las pruebas" de español. Se utilizaban palabras y expresiones tres veces menos frecuentes en el lenguaje habitual para evaluar el nivel de catalán de los alumnos" que el de español.

En cuanto a las preguntas planteadas en este exámen, hay una notable diferencia entre el número de preguntas de tipo literal -menor complejidad y sin recurrir a información no facilitada en el texto- y de tipo inferencial -mayor complejidad ya que el alumno debe interpretar la cuestión planteada- en las pruebas de competencias básicas de ambos idiomas efectuadas por el por la Generalitat, el 30% de las preguntas del examen de Lengua Española era del primer tipo mientras que en catalán, estas cuestiones bajaban al 23,3%.

En cuanto a las interpretativas, el 46,6% de este tipo de cuestiones aparecía en el examen de español frente a un 56,7% en la prueba de catalán.

"Se constata, en consecuencia, una diferente distribución del grado de complejidad de las preguntas en función del idioma de la prueba. En los exámenes de catalán son más frecuentes las preguntas de modo inferencial, mientras en castellano son más frecuentes que en catalán las de modo literal. Ello conlleva una mayor dificultad objetiva para el alumno de las pruebas de catalán frente a las de castellano", afirma el estudio.

En otro punto analiza el vocabulario. En catalán aparecen palabras como "metxera, malamut, bagant, samoiede, diftèria, muixer, floca, brunzir, eixordadora, torçar". "Todas ellas palabras palabras inhabituales y en algunos casos desconocidas", señala la plataforma que apuesta por el bilingüismo en la escuela.

Y recoge las quejas de los alumnos porque "algunas palabras no las habían oído nunca". Y es que la frecuencia de estas palabras tan inusuales no deja lugar a dudas. Metxera se pronuncia en 0,46 ocasiones por millón; malamunt, 0,74; bagant, 0,76; samoide, 1,19; diftèria, 1,51; muixer, 1,73; floca, 2,58; brunzir, 5,38; eixordadora, 5,81; y torçar, 6,82.

"Esto no sucede en la prueba de Lengua Española donde el gobierno catalán utiliza palabras más usuales y un léxico más habitual y fácil de comprender por parte del alumno", ha asegurado Convivencia Cívica Catalana. De hecho, las palabras más complejas en la prueba de Lengua Española son: "Harapiento (1,64), hollín (5.88), habladurías (4,41), humanizar (5,88), inexplicablemente (7,11), predicho (7,66), pulverizar (8,27), cuentacuentos (11,04), quirúrgicamente (12,43) y asomo (14,74)".

La frecuencia promedio catalán es del 2,6 por millón frente al 7,69 de las palabras en español.
Por último, la redacción de la prueba de catalán debía seguir las siguientes indicaciones: "Elige un deporte que te guste y explica en qué consiste, cuáles son las normas básicas, cuál es el equipamiento necesario, dónde se practica habitualmente y todo lo que quieras destacar". Mientras que la prueba de español planteaba lo siguiente: "Describe un personaje que tenga un don especial. Explica cómo es y qué puede hacer". El estudio sostiene que la primera cuestión es más compleja porque se necesita el conocimiento de la materia en cuestión frente al segundo, que no necesita detalles técnicos.

Un trastero guarda 300 expedientes de víctimas del terrorismo desde que Mas retiró su ayuda
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / barcelona ABC Cataluña 21 Junio 2013

ACVOT cerró su sede debido a la negativa de la Generalitat a renovar su subvención

Más de 300 expedientes de víctimas del terrorismose encuentran almacenados en un trastero situado en el interior de un aparcamiento de Barcelona. Son documentos confidenciales, que contienen información delicada sobre la situación de decenas de personas que sufrieron directa o indirectamente atentados perpetrados por bandas terroristas. Evaluaciones psicológicas, procesos judiciales para reclamar indemnizaciones, situación económica... Estos y otros datos se acumulan en estas dependencias. Las únicas que puede pagar la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) que, el año pasado, dejaron de percibir las ayudas concedidas por el Gobierno catalán.

La Generalitat decidió otorgar a esta entidad una subvención de 150.000 euros al año durante el mandato del socialista José Montilla. Sin embargo, cuando CiU ganó las elecciones y Artur Mas pasó a presidir el Gobierno catalán, esa asignación se redujo a 100.000 euros. «Tuvimos que aceptarlo, entendimos que debido a la crisis económica, se reducían los gastos. Pero en realidad, de esa cantidad solo vimos unos 40.000 euros», explica José Vargas, presidente de la ACVOT. Hasta que el año pasado, Mas retiró la asignación, a pesar de que en los acuerdos presupuestarios con el PP se incluyó un aumento de la dotación económica a las víctimas catalanas del terrorismo en 50.000 euros. El Ayuntamiento de Barcelona, según Vargas, nunca otorgó ayuda alguna.
«Unos sinvergüenzas»

Fue así como la ACVOT tuvo que prescindir de su sede y recurrir a ese trastero, símbolo del abandono de las instituciones que este colectivo viene denunciando desde hace años. Los documentos se acumulan en estanterías adquiridas en un centro de bricolaje. La seguridad es mínima y las garantías de conservación de los pliegos, casi inexistente. De vez en cuando, agentes de los Mossos d’Esquadra se pasan por este aparcamiento situado en la avenida Meridiana para echar un vistazo y velar mínimamente por los documentos.

Que CiU, ERC, ICV, PSC y CUP se negaran el miércoles a firmar una declaración de condena del terrorismo, supone un nuevo revés para las víctimas. La iniciativa, que fue presentada por Ciudadanos con motivo del 26 aniversario del atentado cometido por ETA en el supermercado Hipercor, sólo fue apoyada por el PP, por lo que no hubo la unanimidad requerida para que ese texto fuera leído en el Pleno del Parlamento autonómico como declaración institucional.

«Los políticos son unos sinvergüenzas», afirma Vargas, que aquel trágico 19 de junio de 1987, fecha en la que ETA hizo estallar un coche bomba con 27 kilos de amonal y más de 200 litros de líquido inflamable, se encontraba junto a su esposa en Hipercor. En el atentado murieron 21 personas y 45 resultaron heridas.

El frustrado intento de que la Cámara catalana rindiera homenaje a las víctimas y condenara el terrorismo fue lo más comentado en el acto celebrado el mismo miércoles por la tarde en el Monumento dedicado a las Víctimas del Terrorismo situado en el cruce de la avenida Meridiana con el paseo Fabra i Puig, muy cerca de Hipercor. No asistió ningún representante de la Generalitat.
Homenaje a un terrorista

La casualidad quiso que José Vargas tuviera una cita concertada con el PSC ayer por la mañana, por lo que el presidente de la ACVOT pudo reprochar personalmente al líder de esta formación, Pere Navarro, la negativa de los socialistas a firmar la declaración de apoyo a las víctimas. Acudió a la reunión el ex ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

Los socialistas catalanes aseguran que desconocían la existencia de esa propuesta de Ciudadanos, que ahora se han comprometido a firmar. Pero llovía sobre mojado porque, semanas antes, miembros de la ACVOT asistieron a una comisión parlamentaria en la que la diputada y alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona), la socialista Núria Parlón, hizo una intervención que indignó a las víctimas del terrorismo.

«La alcaldesa aludió a las víctimas del franquismo y no logramos que el PSC apoyara nuestra petición de que se retire la placa colocada en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) en homenaje a un terrorista. Alegó que Manuel Fraga también tenía una calle dedicada», explica Vargas. Se refiere al rótulo dedicada a Jaume Martínez Vendrell, a quien el Tribunal Supremo condenó en el año 1981 como inductor del asesinato del industrial José María Bultó. «PSC, igual que el PP, ha sufrido las matanzas de ETA. Es incomprensible su actitud», dice.

A pesar de la inexistencia de una sede física, la asociación catalana sigue ofreciendo asesoramiento legal y jurídico a las víctimas, y dispone de una web donde informa de sus actividades. De la «necesidad social» de este tipo de asociaciones habló el año pasado el propio José Vargas durante un homenaje a las víctimas celebrado en el Parlamento catalán con motivo del 25 aniversario del atentado de Hipercor. La lucha continúa.


Recortes de Prensa   Página Inicial