AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 17 Julio 2013

El sistema
Alfonso Ussía La Razón 17 Julio 2013

Nuestro sistema se resume en la Constitución de 1978. Lo escribí ayer. Un sistema mejorable, pero no mejorado por ningún otro. El sistema no se ha desvanecido ni estropeado. Pero sí se han deteriorado los partidos políticos, plagados en los últimos decenios de sinvergüenzas, insensatos y traidores a lo que significa España en su Constitución. Los ciudadanos y los contribuyentes sólo servimos y somos aceptados para votar y pagar impuestos. Los gobernantes elegidos en las urnas hablan de transparencia, honestidad y futuro. Jamás han rendido cuentas a la ciudadanía de sus mangancias y despilfarros.

Cuando alcanzan el Gobierno se abre ante ellos un período de cuatro años de constante permisividad. No sólo los partidos políticos son los responsables de la desfiguración del sistema. Ahí están muchos empresarios involucrados en la demencia de la avaricia, y los sindicatos CCOO y UGT con preferente espacio en la vileza, y algunos medios de comunicación, especializados en airear la mugre ajena para camuflar la propia. Ninguna importancia tiene en una nación bien entretejida y democráticamente adulta la caída de un Gobierno. Bélgica ha demostrado que, incluso sin Gobierno, se puede prosperar. El problema de España es que no hay recambio.

El Partido Popular está en trance de derrumbamiento. No toda la culpa la tiene el golfo mentiroso que administró sus fondos durante quince años. La tienen también los que confiaron en él, los que le nombraron y los que, a sabiendas de sus manejos, siempre lo defendieron. Pero si el PP se desvanece, la posibilidad que resta es mucho peor.

El PSOE ha arruinado a España, y no sólo en su economía. Oir a Rubalcaba que pretende presentar una moción de censura en el Congreso contra Rajoy ha dejado de ser hasta gracioso. Si los dos grandes partidos, fundamentales responsables del caos por haber sido los más votados, se derrumban, nos hallaríamos ante la quiebra del sistema, y quedaríamos en manos de muy peligrosos populismos.

El Partido Comunista, escondido en las siglas de Izquierda Unida, no ha evolucionado en nada desde 1936. Una sociedad democrática en la que aumentan las opciones del sistema más ruinoso y asesino de la Historia de la Humanidad, es una sociedad enferma.

Creímos, en un principio, que los gobiernos liberales y conservadores tenían claro el concepto de lo que es España. Sabíamos que la izquierda socialista alentaría las diferencias regionales, y así ha sido.

Pero la mansedumbre del Gobierno del PP ante la chulería independentista de los nacionalismos catalán y vasco –principalmente el primero–, sí ha constituído una pésima sorpresa. Tenemos un líder de la Oposición en el que ya nadie cree y un Presidente del Gobierno que no habla.

La gobernación exige rigor, pero también flexibilidad y sentido de la oportunidad. El PP recibió del PSOE una nación quebrada. Y según parece, la situación económica se ha estabilizado y en unos años olvidaremos la angustia de nuestros días. Pero la gente de la calle no valora los resultados de la macroeconomía, porque lo que necesita es un dinero de bolsillo para subsistir y comprar en la tienda o en el supermercado, pagar sus hipotecas y la educación de sus hijos y vivir con la dignidad esencialmente garantizada. España, según aplauden en Europa, la puta Europa, la necesaria Europa, se ha enfrentado con valor a su ruina y ha salido adelante.

Ahora es necesario que salgan en la misma dirección los españoles de clase media y baja y cinco millones de parados. No podemos entregarnos a los cantos de sirena de los partidos minoritarios, también carcomidos por pasados nubosos y corrompidos. Necesitamos que los grandes partidos tengan la suficiente valentía y decencia para limpiarse a ellos mismos de granujas, inútiles y profesionales de la farsa. Si se rompe el sistema, la Constitución será papel mojado y podríamos volver a tiempos indeseables. Esto no es un artículo. Ha sido un desahogo.

Lección de democracia para Mariano Rajoy
Francisco Rubiales Periodista Digital 17 Julio 2013

Mariano: Como no sabes nada de democracia, aunque ni siquiera te interesa conocerla porque limitaría tus poderes, te restaría capacidad de manipular el Estado y tendrías dificultades para mentir a los ciudadanos y expoliar la sociedad, como te gusta hacer desde la Presidencia, voy a darte algunas pequeñas lecciones de democracia, por supuesto sin tu permiso, acogiéndome a mi condición de ciudadano libre y decente:

Tienes que dimitir, sea o no verdad que hayas recibido 25.000 euros en negro de sobresueldo, burlando así las leyes, como afirma Bárcenas. Tienes que dimitir en democracia porque este sistema exige que los administrados confíen en los administradores y esa confianza ya se ha roto. Muchos españoles, demasiados, una inmensa mayoría con seguridad, creen que la acusación de Bárcenas es cierta y eso ya te inhabilita para gobernar, aunque la acusación fuera falsa. Así funciona la democracia, que es un sistema basado en la confianza, aunque tu no lo sepas, entre otras razones porque nunca has sido un demócrata, ni lo es tu partido, ni los son los partidos del espectro político español, ni lo es el régimen que tenemos, ni lo son las grandes instituciones de este Estado español ocupado por los partidos, lacerado por la corrupción y mutilado y envilecido por una clase política, de la que tu formas parte, que es de las peores del mundo civilizado, ajena a los principios, normas y valores básicos de lo que llamamos democracia.

Ya antes del asunto Bárcenas había varias razones para que dimitieras, entre ellas la no poco importante de que tu gobierno es ilegítimo, aunque legal, porque has traicionado las promesas que hiciste a tus votantes, a los que engañaste y estafaste, lo que significa que tu gobierno está sustentado sobre la falsedad y la indignidad. En cualquier país democrático, esa habría sido causa suficiente para que dimitieras, pero en la España prostituida y degradada que habéis construido los políticos, es posible mantenerse en el poder, al margen del pueblo, aunque cargado de indignidad y acumulando cada día mas rechazo y odio ciudadano.

Una de las mejores definiciones de "democracia" es la que hizo Abrahan Lincoln en Guettisbusg: "gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo". Lo que González, Aznar, Zapatero y tu habéis presidido son "gobiernos de los políticos, para los políticos y por los políticos", un sistema bastardo y ajeno al pueblo, al que habéis mentido, estafado, sometido, marginado y expoliado.

Tu negativa a dimitir es patética y constituye la mejor prueba de que España es un estercolero de políticos sin altura, grandeza o decencia ¿Cómo te explicas que en otros países europeos un ministro dimita porque copió una tesis doctoral, cuando era estudiante, o porque mintió en un accidente de tráfico, y tu te niegues a hacerlo a pesar de que mas de media España te rechaza como persona y desconfía de ti? Si quieres, podría demostrarte que existen en tu mandato mas de veinte razones sólidas que te obligarían a dimitir si fueras político en Inglaterra, Alemania, Holanda o Luxemburgo, por poner sólo algunos ejemplos de países que, sin ser perfectos, son cien veces mas decentes y dignos que la sucia España que habéis construido entre vosotros los del PP y los del PSOE.

La única salida que le queda a España es la desaparición de la clase política de la que formas parte y la instauración de una verdadera democracia, basada en la verdad y la ética, con controles suficientes al poder y con capacidad para encarcelar a los ladrones y delincuentes que se han atrincherado en el Estado y sus entornos mafiosos.

Nota: He ilustrado esta nota con una foto en la que apareces bajo la imagen de Zapatero porque sois tal para cual. Parecía imposible que alguien superara al inepto de ZP, causante de estragos, pero tu lo has conseguido.

Voto en Blanco

Rubalcaba y los tres volcanes de Rajoy
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 17 Julio 2013

La falta de memoria es consustancial a la política, donde los hechos de hoy se comen vorazmente a los de ayer y donde los políticos acaban convencidos de que carecen de pasado. Solo así cabe explicar que Rubalcaba, hombre capaz, haya cometido el grave de error de mentar la soga en casa del ahorcado. «Rajoy está sentado sobre tres volcanes: paro, Bárcenas y Cataluña», sentenció hace unos días el secretario del PSOE, olvidando que dos de esos tres volcanes los puso en erupción el Gobierno del que él fue ministro y vicepresidente.

Y es que o los Gobiernos son responsables del desempleo o no lo son. Y si lo son, de la erupción del volcán del paro sobre la que se asienta Rajoy -en realidad, España entera- la mayor responsabilidad corresponde a los Gobiernos socialistas. Entre el 2007 y el 2012 perdieron su empleo 3.200.00 trabajadores, que se sumaron a 1.800.00 parados existentes antes del estallido de la crisis. Ello supone que de los 6.200.000 desempleados que había en España según la EPA del segundo trimestre del 2013, más de la mitad -concretamente, el 73 % de las personas que han perdido su trabajo desde el año 2007- se quedaron sin empleo bajo el mandato de Zapatero.

En cuanto al volcán catalán, a fecha de hoy no sabemos si acabará por arrasar al país donde ha entrado en erupción, pero sí que en ella fue definitiva la irresponsable política, primero, del PSC, que con Maragall echó a rodar la bola de nieve de un nuevo Estatuto, y, después, de Zapatero, aprendiz de brujo que prometió resolver para dos generaciones el problema catalán y lo emponzoñó hasta extremos de delirio. De hecho, la prueba irrefutable de la responsabilidad socialista en lo que sucede en Cataluña está en la incapacidad del PSOE para pacificar su relación con los socialistas catalanes y la de estos para acabar con el conflicto que los desgarra internamente y que ha convertido al primer partido de Cataluña en una fuerza al borde de la marginalidad.

Rajoy se asienta, con su partido, eso sí, sobre el volcán que ha puesto en erupción su extesorero, y ahí sus responsabilidades son completas. Tanto que la táctica del presidente de esconderse detrás de las palabras, que ya suenan a hueco, de ministros y dirigentes del PP, no evitarán que antes o después tenga que explicar a los españoles no solo lo sucedido sino cómo lo sucedido pudo llegar a acontecer.

Que Rubalcaba le meta los dedos en los ojos a Rajoy a cuenta del ladrón que tenía al mando del dinero es lo natural en democracia. Que lo hago único responsable del paro y el problema catalán pone al dirigente socialista al pie de los caballos, pues, como afirmaba Napoleón, gran sabio de la guerra, una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición. La de Rubalcaba está, es bien sabido, en pura desbandada.

Mientras miramos al tesorero
Montserrat Nebrera www.vozpopuli.com 17 Julio 2013

Mientras miramos a Bárcenas, el sistema va cambiando de cara, y cuando volvamos a reparar en él, es más que probable que no podamos reconocerlo: las clases pasivas se habrán comido a las activas habida cuenta de nuestra absurda lucha por alargar la esperanza de vida incluso a costa de perjudicar su calidad; los servicios públicos habrán dejado de servir por este empeño de los Estados sociales de enquistar en ellos, cual empresa de trabajo permanente, a conocidos y siervos junto a quienes se ganan las oposiciones a pulso; la educación se habrá transformado, si nadie con sentido de Estado lo remedia, en el aparcamiento de almas sin incentivo para salir adelante; y viviremos en la extraña tenaza entre el asentimiento a los mensajes de los libros de autoayuda y la televisión de detrito exponencial; entre la enésima dieta de adelgazamiento y la creciente población infantil que sólo come decentemente una vez al día; entre machacarse y sudar en un gimnasio y reivindicar a cada paso más ascensores y más aire acondicionado. Tal vez hayamos entonces recuperado algo en el terreno material (está visto que da igual, cuando la curva no es ascendente y eso es en esencia difícilmente sostenible para siempre), pero la impronta desoladora del miedo y nuestra declinante masa neuronal serán pasaporte seguro a la última de las batallas que perderemos.

Todo esto ya lo dijo alguna vez el arte más crítico, de manera que no vale la pena zarandearlo de nuevo; sobre todo porque en días como éstos empeñarse en no mirar a Bárcenas es tarea inútil: no sólo fascina el personaje, sino también y sobre todo lo que simboliza. El personaje marea por el modo en que ha dicho y desdicho a la luz de lo que creyó que podrían hacer por él, mentido y desmentido a golpe de promesa, sobre la base de un obvio convencimiento de su impunidad (curiosa la similitud fonológica con la inmunidad), del carácter blindado del que disfrutaba en sus actividades, habida cuenta de la posición neurálgica para la organización que sin duda tiene la figura del tesorero. Sin embargo la pregunta que de inmediato debemos plantearnos es cómo puede tal cargo ser pieza tan omnipotente y libre de toda responsabilidad, de un modo que resultaría impensable en cualquier empresa sometida a las leyes civiles y mercantiles, y es ahí donde el personaje se difumina y deviene central su papel de símbolo.

En días como éstos empeñarse en no mirar a Bárcenas es tarea inútil
Ha dicho Manolo Milián Mestre, destacado colaborador de Fraga y principal hacedor en Cataluña de la Alianza Popular que parió el PP, que todo el mundo en el partido sabía que existían sobresueldos y por tanto, receptores de los mismos. Eso no ha sido y no puede ser en sí mismo un problema, salvo que quienes los reciban estén afectados de incompatibilidad para dichos cobros o que no los declaren como parte de su renta a los efectos de liquidar los correspondientes impuestos. Aunque en este tiempo de estrecheces recuperadas ya ninguna opulencia ajena es vista con buenos ojos, bien es sabido que existen pagos a diputados y senadores exentos de toda tributación, como lo son, por ejemplo, las dietas por alojamiento o transporte para aquellos que figuran (es sólo figurar) elegidos por provincia distinta a la de la sede legislativa. Si esos dineros, embolsados aunque no se tenga el menor derecho cierto a ellos, no tributan, quizás alguno de los que hoy caminan hacia la picota pensó que tampoco era obligación declarar los sobresueldos, vaya a saber… Aceptemos que deberían saberlo, pero ¿cuántos diputados saben derecho o economía, o algo? ¿Cuántos han estado todo el tiempo a la sombra del poder, de esta parte o de aquella del río, sin necesidad de acreditar conocimiento alguno, excepto el de creer que, como Bárcenas, se habían transformado en intocables?

Distinto es, y todo el mundo adopta pose indignadísima en esta enésima vulneración de las leyes, haber cobrado sobresueldos siendo ya gobernante; y tanto da que ello conduzca a otra de esas absurdidades del sistema, y es que puede cobrar más un diputado raso con cargo en el partido que el mismo individuo siendo Presidente del gobierno: si además pago al Presidente del gobierno un sueldo parejo al de la secretaria de dirección de un alto ejecutivo (la del mismísimo Jordi Pujol hasta ayer –literal-), luego no he de quejarme de que, como dijo Zapatero, pueda llegar cualquiera a tan alta magistratura. Y tal vez por esa medianía tirando a mediocridad de los llamados a tan alto papel institucional pueda llegar a suceder que ése que llega tampoco sepa, o que haga ver que no sabe, como muchos ante la declaración de la renta con omisiones o errores que siempre son en beneficio del errado, que ya no podía cobrar más sobrecillos.

En ese conmovedor panorama, el banquero deviene también símbolo del navajazo trapero que puede darse a quien no te ayuda a salir del agujero, aunque en ese agujero se encuentre el individuo por su mal proceder; y así podría resultar que si el partido le hubiera ayudado, toda la mierda se habría escondido, toda la contabilidad sería mentira, y aún más, hablarían los corifeos (algunos lo hacen) de una espuria trampa aprovechada por periodistas maliciosos para destruir los actuales dirigentes del partido por su heroico no doblarse ante las invectivas diabólicas de los corruptos (a los que estarían dispuestos a salvar, previa breve estancia en “la sombra” que acallase a la indignada turba). ¿Alguien se lo cree? Como si todos ellos hubieran llegado ayer a la política, unos y otros, tantos años despreciando a quien acababa de llegar porque ellos eran los “pata negra”, esos que por acción u omisión son todo lo podrido, estén en ese partido o en cualquier otro, pongan cara de escandalizarse o el perfil de la esfinge. Nada bueno para el saneamiento del sistema ha podido quedarse en los partidos, es imposible quedarse sin tragar, sin asumir, sin callar, sin mirar para otro lado. Y lo mismo puede decirse de quienes les pagaron, les alabaron, se sometieron a sus dictados, pasaron por el aro, suspiraron asumiendo que había que pagar peajes. Por supuesto hay que admitir que en toda ocupación laboral hay un tanto de transigencia para evitar el despido o el expediente disciplinario; y bien está que así sea, cuando sirve para mejorar la convivencia. Pero tratándose de nuestros gobernantes, y sabiendo que el pecado se comete estrictamente para quedarse, no hay excusa posible, y no queda más remedio que pedir que se vayan todos a su casa.

El banquero deviene también símbolo del navajazo trapero que puede darse a quien no te ayuda a salir del agujero
Esa petición de limpiar surge de unas calles donde ahora más que nunca la gente habla y se manifiesta porque pasa de votar en los parlamentos. De todos los votos que pierden los partidos establecidos sólo un cuarenta por ciento va a parar a otras formaciones, lo que quiere decir, como se infiere de un reciente estudio universitario, que la democracia aparente que hemos vivido hasta ahora cada vez convence a menos. No queriendo darse cuenta del peligroso significado de esos datos, algunas voces se han alzado ahora (ahora que ven desmontarse sus posibilidades de seguir en la pomada) dentro del propio PP; al árbol caído todo se le hace leña, aunque a la sombra de ese árbol se hayan cobijado, hayan aceptado cargos y hayan aplaudido al jefe elegido en congresos cuyo nivel de democraticidad interna rayaba la indigencia. Vamos a limpiar el pasado, decía implícitamente un Rajoy que de allí venía, ungido por el dedo que pesa como el plomo. Pondremos a una secretaria general nueva, como si no tuviera pasado, ni ella ni él, ni todos los demás, con el mismo tesorero, los mismos amigos entre los barones territoriales y las mismas endemias de siempre en la relación con las grandes corporaciones. Con una nueva ley de financiación y aplicándose a trocear las pingües donaciones para ajustarse a sus propias y formales exigencias, ¿quién va a creer que la ley de transparencia, si alguna vez llega a ver la luz, sirva para algo?

La alternativa dentro del sistema democrático actual no existe, no hay partido que se salve con el sistema presente. No se puede cambiar desde dentro, porque no estamos, como al final del franquismo con todo por hacer. Ahora está todo tan hecho, tan sólidamente trenzado, que cabe la duda de que jueces, policía y prisiones puedan erradicar algo más que un simple tesorero. La respuesta está en la gente de a pie, pero tampoco entre ella cualquiera vale, si no queremos acabar atados a un salvapatrias más o menos divertido. Harán falta generaciones de verdadera educación, y en esto también está todo escrito: ¿qué pueblos eran aquellos donde no pudieron sumar diez personas justas? Pues eso. Sigamos mirando a Bárcenas…


¿Desembarcará el PSOE?
Francesc de Carreras. La Vanguardia  17 Julio 2013

vía http://www.caffereggio.net/

El PSC siempre ha sido un partido bastante raro. En primer lugar, por su mismo nombre, Partit dels Socialistas de Catalunya (PSC-PSOE), cuya sigla PSC, que así se denomina oficialmente en sus estatutos, es la de uso público, quizás, en plan malpensado, para esconder la sigla PSOE que sólo asoma tímidamente dentro del paréntesis que no se nombra.

En segundo lugar, y no está desligado de lo anterior, también es un partido raro porque sus resultados electorales son distintos según el carácter de los comicios: triunfan en todas las generales (menos en las últimas) y pierden en todas las autonómicas, siendo muy considerable la diferencia entre los resultados de unas y de otras. Es decir, cuando esconden la sigla PSOE pierden; cuando inevitablemente aparece esta sigla porque se vota, de hecho, al presidente del Gobierno, ganan. En definitiva, y ahí está la rareza, tienen un extraño empecinamiento en esconder aquello que les hace ganar.

En tercer lugar, el PSC es un partido jurídicamente diferenciado del PSOE, es decir, en puridad es otro partido y, por tanto, el PSOE como tal no se presenta en Catalunya, sólo se presenta el PSC. Ahora bien, sus delegados participan en los congresos del PSOE y forman parte de sus órganos de dirección aunque sin ninguna reciprocidad: los representantes de los socialistas españoles no participan en la dirección del PSC. Por último, desde 1982, los diputados del PSC forman parte del grupo parlamentario socialista en el Congreso y, con una excepción, muy reciente, en las votaciones se han sometido siempre a la disciplina de grupo y han formado parte de su dirección.

Así pues, mientras las federaciones socialistas de otras comunidades gozan de un cierto grado de autonomía pero no son un partido independiente sino que están integradas en el PSOE, los socialistas catalanes son un partido distinto que comparte con sus compañeros del resto de España grupo parlamentario y participa, por razones algo incoherentes, en los órganos de la dirección socialista federal.

Una posición de este tipo debe basarse en la lealtad y la confianza mutua. Mientras el PSOE fue un partido potente, en los años de Felipe González, no aparecieron graves problemas, había lealtad y confianza. Sin embargo, en torno al año 2000, las relaciones con el PSOE empezaron a cambiar, empezaron los recelos y suspicacias, en muchos casos más que justificadas.

En efecto, el PSC aprovechó la indudable debilidad del partido español, ya descabalgado del gobierno y dirigido interinamente por Almunia, para abandonar al grupo socialista en el Senado y formar grupo aparte con ERC e IC. Un paso más fue la iniciativa de los socialistas catalanes para la reforma estatutaria, pieza clave del gobierno tripartito, primero con Maragall y luego con Montilla, bajo la mirada complaciente de Zapatero, que les ha conducido a la actual penuria. Durante estos años, el PSC ha llegado a perder más de la mitad de sus votos y diputados. Prisionero de ERC, en lugar de responder a los deseos de sus votantes, los socialistas catalanes buscaron sus votos en el caladero de CiU, acentuando así su nacionalismo y, en consecuencia, tomando distancias del PSOE.

En un mitin de fin de campaña, Montilla le dijo a Zapatero: “José Luis, te queremos mucho, pero aún queremos más a Catalunya”. Cuando uno adopta el lenguaje del adversario, expresando ese amor a una comunidad imaginaria propia de los nacionalistas, es que ha renunciado, quizá sin saberlo, a sus principios y, por supuesto, a convencer a sus votantes. Por este camino anduvo el PSC y así está ahora. Pero en lugar de aprender la lección y rectificar el rumbo, su actual primer secretario, Pere Navarro, acentúa todavía más las diferencias y pretende que los diputados de su partido en el Congreso no estén sometidos a la disciplina de voto en el grupo parlamentario.

Rubalcaba, un líder cada vez más cuestionado, accedió en principio a las peticiones del PSC pero, bajo presión de sus principales barones territoriales, ha debido rectificar. El nuevo protocolo que debía regular las relaciones PSOE-PSC se ha aplazado. En su lugar se ha aprobado un Comité Permanente de Relación Política, es decir, se ha institucionalizado lo que tácitamente ya existía. Las cosas, pues, están como estaban.

El problema del PSC en Catalunya es que, para complacer a su ala nacionalista, se ha situado en tierra de nadie y va camino de perderlo todo. Hasta sus adversarios –CiU y ERC– se alegran de sus posiciones frente al PSOE. En cambio, la mayoría de sus habituales votantes están desconcertados porque cuando se disponen a depositar su papeleta en las urnas no saben ni a quiénes votan ni qué es lo que votan. ¿Votan al PSC, votan al PSOE?

Efectivamente, si ambos partidos son distintos y opinan distinto, esta duda es natural y quizás opten por votar a otro partido o abstenerse: no me extraña que algunos socialistas españoles persigan el desembarco del PSOE en Catalunya tal como desean desde hace tiempo muchos socialistas catalanes.

Cataluña
Antes en inglés que en español
La Generalidad anuncia un plan para que entre el 12% y el 18% de todo el currículo escolar se imparta en inglés en cinco años. La Consejería de Enseñanza mantendrá la exclusión del español como lengua vehicular a pesar de que los tribunales ordenan restablecer el bilingüismo en castellano y catalán.
Redacción www.vozbcn.com 17 Julio 2013

La consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau (CiU), ha anunciado este martes la puesta en marcha de un plan para extender el uso del inglés como lengua vehicular en las escuelas públicas de Cataluña junto al catalán.

El objetivo es conseguir que en 2018 se imparta en inglés un 12% del currículo en Primaria, un 15% en Secundaria y en Formación Profesional, y un 18% en Bachillerato.

De esta forma, en cinco años todos los centros públicos de Cataluña utilizarán el inglés como lengua vehicular, pero seguirán marginando el uso del español para impartir clases, a pesar de que así lo han ordenado múltiples sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.

Rigau ha tratado de justificar esta situación paradójica asegurando que en 459 de los 3.525 centros escolares de Cataluña “una parte del currículo, o una parte de una materia, lo imparten en castellano”, pero, a diferencia de lo indicado con el inglés, no ha querido valorar qué porcentaje del currículo suponen esos casos:

“Si un niño de Cataluña habla con un niño de otro territorio [del resto de España] y tienen una conversación fluida, y no está todo el rato tensionado buscando la palabra -como haces cuando hablas una lengua que no dominas mucho-, es que tienes el nivel B2 [un nivel medio alto]. Y este nivel se consigue con lo que aprendes en la escuela, con el tiempo que estás expuesto a esta lengua, con tu entorno familiar y con los medios sociales. [...] Si una escuela ve que le conviene hacer una parte de un contenido porque le falta, por ejemplo, lenguaje técnico en castellano, pues muy bien. [...] Nunca la literatura castellana la haremos en inglés, es una materia que va muy bien para hacerla en castellano. Y son de aquellas materias que dan la presencia del castellano en el centro y que, en aquella área, aquella materia es vehicular [en castellano]“

1.247 centros ya tienen una parte del currículo en inglés
El denominado Marco para el plurilingüismo pretende conseguir que en 2018 todos los alumnos terminen la enseñanza obligatoria (ESO) con un nivel A2 de comprensión oral, de lectura, de habla y de escritura de una primera lengua extranjera (preferentemente el inglés), y que el 50% de los alumnos alcancen el B1 (el nivel A corresponde al de un usuario ‘básico’; el B, ‘independiente’; y el C, ‘experimentado’; según la terminología comunitaria). Además, el objetivo también incluye que el 75% de los estudiantes finalice la ESO con conocimientos de una segunda lengua extranjera.

El plan se iniciará el próximo curso en 50 centros pilotos que actualmente no imparten ningún contenido en inglés. Este curso, 1.247 escuelas tienen una parte del currículo en inglés, otras 25 en francés y cinco en alemán.

El principal hándicap con al que se enfrentará esta iniciativa es la falta de profesorado capacitado para impartir clases en inglés, por lo que la consejera no ha descartado echar mano de la bolsa de profesores sustitutos e interinos. El coste económico de los materiales que se están preparando para implementar el plan será asumido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

El español, peor tratado que una lengua extranjera

Con la aplicación de la inmersión lingüística obligatoria exclusivamente en catalán por parte de la Generalidad, que se acabó de implantar a principios de los años 90, el español pasó a ser tratado de forma similar a una lengua extranjera en el sistema escolar autonómico. La puesta en marcha del plan anunciado este martes supondrá que incluso las lenguas extranjeras tendrán un mayor reconocimiento que el castellano.

Esta situación ya venía ocurriendo en el caso del francés. Desde hace tres cursos, la Generalidad ofrece a los alumnos de Bachillerato que lo deseen la posibilidad de estudiar en Cataluña, al menos, un 30% de las asignaturas en francés y el resto en catalán, permitiendo obtener a los que se acogen a dicho programa -conocido como Batxibac- la doble titulación de bachillerato español y francés (baccalauréat).

Hasta una quincena de centros de toda la Comunidad ofrecen esta opción. Sin embargo, y al contrario de lo argumentado para rechazar el bilingüismo en catalán y castellano, desde la Generalidad siempre han defendido que este sistema no supone la segregación de los alumnos por razón de lengua y no pone en peligro la cohesión social.

¿Dónde se esconde la inflación?
Antonio España
 El Confidencial
17 Julio 2013

Seguramente conocen ustedes el experimento de la rana y el agua hirviendo. Según esta conocida parábola, popularizada por el gurú del management Peter Senge, si echamos una rana en una olla con agua muy caliente, esta saltará inmediatamente. En cambio, si la echáramos en la olla con el agua a temperatura ambiente y la fuéramos calentando poco a poco, observaríamos cómo la rana se iría acomodando a la temperatura hasta perder el sentido y, finalmente, morir literalmente escaldada. Si hicieran el experimento de verdad –les recomiendo que no lo intenten en sus casas–, la rana, que es rana pero no tonta, saltaría cuando la temperatura se tornara insoportable. Pues bien, algo parecido sucede con la inflación, por la que, por muy gradual que sea, tarde o temprano abandonaremos la olla si las autoridades monetarias siguen insistiendo en las políticas inflacionistas.

El uso de un dinero determinado, sea sólido o fiduciario, supone unas ventajas frente al trueque tan importantes y, a su vez, los costes de cambiar de un medio de intercambio ya consolidado y aceptado por todos, son tan elevados, que es perfectamente comprensible que aceptemos la degradación del poder adquisitivo de la moneda de curso legal mientras esta sea gradual y no dramática. Y esto lo saben muy bien los bancos centrales, que disponen de un amplio margen de actuación para 'imprimir' dinero e inyectarlo lentamente en la economía, sabiendo que el público lo absorberá, adaptándose a las nuevas condiciones elevando los precios de los bienes y servicios, siempre y cuando no perciba que le están tomando el pelo.

En este contexto, los defensores del intervencionismo monetario apoyan la impresión y critican llamando alarmistas a quienes se oponen a las políticas de falso estímulo practicadas por las autoridades monetarias. Argumentan que las estadísticas oficiales apenas reflejan rastro alguno de inflación. Es más, el propio presidente de la Reserva Federal norteamericana, Ben Helicopter Bernanke, declaró hace unos días que la inflación debería ser incluso aún mayor. Es decir, que hay que seguir calentando el agua.

Ante el argumento de que el IPC no refleje atisbos de inflación caben varias observaciones. En primer lugar, desconfíen ustedes de las estadísticas oficiales. ¿Acaso no les extraña que cada dos por tres se cambie la composición de la cesta de la compra y las ponderaciones con las que se elaboran los índices de precio al consumo? Claro que los hábitos cambian y el mix de productos de consumo que adquirimos evoluciona con los tiempos, pero ¿tan frecuentemente? Además, ¿por qué tras cada cambio metodológico, la inflación siempre suele resultar menor que con el criterio anterior, tal y como refleja el interesante ejercicio realizado por Shadow Government Statistics?

Miren, mientras el IPC oficial americano se situaba en mayo en 1,4%, si se aplicara la metodología de 1990, el índice sería de más de un 4%. Es decir, se han eliminado del cálculo productos que han visto su precio incrementado. Y si se aplicara la de 1980, la inflación aún estaría cercana al 8%. ¿No les resulta contradictorio? Díganme, si un producto pierde peso en la cesta de la compra porque se considera que ya no es tan demandado, en principio su precio debería tender reducirse, ¿verdad? Sin embargo, si lo mantenemos en la estadística, el índice refleja un aumento de precio aún mayor ¿Tiene esto sentido? ¿No creen que puede haber otros motivos, quizás más de índole política que técnica para decidir qué se incluye y qué no en el cálculo del IPC?

Llámenme malpensado, pero permítanme llamarles la atención sobre el siguiente cambio metodológico anunciado por el US Bureau of Labor Statistics en su informe de mayo (ver PDF). En la tabla el producto que muestra, con diferencia, un cambio mayor en el índice de precio –no ajustado por estacionalidad– es el gas canalizado –utility (piped) gas service– con un 14,2% de incremento respecto a mayo del 2012. ¿Adivinan cuál es uno de los productos que cambian su ponderación para la publicación del IPC en junio? ¡Exacto! El gas canalizado. Saquen ustedes sus conclusiones. Es como si fueran midiendo la temperatura del agua e informando de ella a la rana, pero cada vez con un termómetro distinto y con diferentes marcas en la escala del mercurio.

 

En segundo lugar, aun aceptando a efectos dialécticos que la medición del IPC está ausente de problemas de índole técnica, tengan en cuenta que la inflación no es necesariamente equivalente al crecimiento de los precios al consumo. Antes bien, hay otros muchos precios que no están relacionados con el consumo y que se ven afectados por las distorsiones monetarias. Por ejemplo, materias primas, bienes de equipo, activos financieros, etc. De hecho, grandes economistas austriacos como Mises o Hayek, cuando analizaron las causas del boom de los años 20 y la depresión iniciada tras el crack del 29, nos advirtieron de la necesidad de estudiar la diferente evolución de los precios de los bienes de las distintas fases de los procesos productivos.

 

Pueden comprobarlo con los precios de algunas materias primas, por ejemplo, el petróleo, omnipresente en los procesos de fabricación y cuyo precio los economistas mainstream rechazan que tenga algo que ver con las políticas de expansión monetaria. No dejen de leer el clarificador relato que Daniel Lacalle, gran connaisseur del sector, realiza en su libro Nosotros los mercados sobre el funcionamiento de los mercados de materias primas en general y del petróleo en particular. Como él mismo afirma, "no cabe duda alguna de que los movimientos de precios de los últimos años son consecuencia de la política disparatada de impresión de moneda y expansión monetaria".

 

Porque ¿saben cuánto es la diferencia del precio del petróleo hoy respecto al precio de 1950 en dólares corrientes? ¡Más de 65 veces superior! Y si lo miramos en dólares constantes, la diferencia es también de varios múltiplos. Sin embargo, fíjense qué ocurre si en vez de observar el precio en dólares lo hiciéramos en relación al oro. El precio del petróleo hoy está a los mismos niveles de ¡1950! Esto nos da una indicación de la validez de los deflactores basados en índices generales de precios pero, sobre todo, nos ofrece una pista de las distorsiones que introducen las políticas monetarias en los mercados. Y no sólo ocurre con el petróleo; podemos encontrarlo en la mayoría de las commodities.

 

Asumamos, no obstante, que el IPC no está manipulado y mide fielmente el impacto de las decisiones monetarias en el nivel de precios situándose cerca del objetivo del 2%. Díganme, ¿creen que tiene sentido que suban los precios, siquiera uno o dos puntos, en una situación de depresión de la demanda cuando, como dije en alguna ocasión, (i) no compran ni los que nunca pagan, (ii) el exceso de capacidad en las fábricas es patente, (iii) los stocks se cubren de polvo en los almacenes, (iv) el crédito brilla por su ausencia y (v) las empresas y familias dedican sus excedentes a reducir su endeudamiento? En estas condiciones, ¿no creen que deberían estar bajando los precios para ajustarse a la realidad económica?

Finalmente, permítanme insistir sobre los peligros que supone trabajar con magnitudes promedios y agregados y extraer conclusiones generales de los cálculos realizados. Precisamente por obviar esto, a los macroeconomistas mainstream se les escapan los desequilibrios que provoca en la estructura productiva la manipulación del dinero. Distorsión que se refleja en la composición de los precios relativos entre los productos de consumo y aquellos bienes utilizados en la producción de materiales y equipamiento para uso industrial. Como quiera que ellos sólo manejan agregados y promedios como el concepto del 'nivel general de precios', no son capaces de explicar los ciclos económicos ni las negativas consecuencias de las políticas que proponen.

 

Es como si las ranas del principio fueran el ingrediente principal en la final de Masterchef y un concursante metiera una en una olla con nitrógeno líquido a -180ºC y el otro introdujera su anfibio en una cazuela con aceite hirviendo a 220ºC. Aunque la rana promedio disfrutaría de una agradable temperatura de 20ºC, la realidad sería que tendríamos dos cadáveres de batracio. Así pues, ojo, no les cuenten que en promedio están ustedes fenomenal mientras les están cocinando a fuego lento y aún no lo saben.

«El soberanismo catalanista de Mas es sólo para tapar la porquería interna»
«La corrupción está matando aquella Transición que yo llamo transacción; el modelo está agotado y en plena crisis»
J. L. ARGÜELLES http://www.lne.es  17 Julio 2013

Autor de títulos como «Libertad, liberalismo, democracia», «Sociología de la utopía» y «Dictadura y Transición», Bernat Muniesa Brito (Barcelona, 1942) mantiene una visión crítica sobre las últimas cuatro décadas de política española. Catedrático emérito de Historia de la Universidad de Barcelona, pronuncia hoy una conferencia en la Biblioteca Pública Jovellanos (19.30 horas), invitado por la Sociedad Cultural Gijonesa y el Ateneo Republicano de Asturias.

-¿La Transición fue para usted una transacción?
-Exactamente. Fue una transacción, porque hubo una serie de pactos a partir de que el sector más inteligente del franquismo, encabezado por el conde (José María) de Areilza o Torcuato Fernández Miranda, se dio cuenta de que una vez muerto Franco una dictadura coronada no funcionaría. Y decidieron escoger lo que defino como un «Borbón y cuenta nueva». Quedaba pendiente la colaboración de los partidos antifranquistas, así que, básicamente, convocaron al PSOE felipista y al PCE carrillista. Tras la Revolución de los Claveles en Portugal, con los comunistas del general Vasco Gonçalves y la extrema izquierda del teniente coronel Saraiva de Carvalho, los norteamericanos y los alemanes, con Kissinger y Willy Brandt, se asustaron. Y decidieron que en España la Transición sería como fue.

-¿Y la izquierda española?
-El verdadero PSOE, del que Rodolfo Llopis era el secretario general, estaba en el exilio. En Suresnes se inventaron otro partido. Cogieron a un ex falangista llamado Felipe González y a un librero amigo suyo, Alfonso Guerra, y los hicieron dirigentes. Y el PCE, como el PSUC, estaba controlado por Carrillo. Fueron las dos muletas necesarias para esa transacción.

-... Pero ¿la oposición antifranquista tenía fuerza para imponer una ruptura?
-Sólo podemos hacer hipótesis, claro. Había un movimiento social fuerte. Desde luego, el felipismo y el carrillismo, no. No creo que hubiera suficiente fuerza, pero quedará para los estudiosos. Lo cierto es que aquella Transición, la transacción, se ha agotado.

-En su estudio «Dictadura y Transición» denomina a todo este período la «España lampedusiana», en referencia al autor de «El Gatopardo» y su conocida frase: que todo cambie para que todo siga igual.
-Las atrocidades del antiguo régimen quedaron todas legalizadas. Y no hablo de la guerra, sino de los miles de ejecutados durante el franquismo o de los 300.000 desaparecidos que buscaba Garzón. Era un juez que no me caía bien, pero es otro dato que explica esa transacción. Bueno, todo eso lo legalizó la Constitución.

-Hubo una ley de amnistía, para unos y para otros.
-Sí, una amnistía para todo. En Inglaterra, Cromwell le cortó el cuello al rey Carlos; en Francia, Robespierre hizo lo propio con el rey Luis; en Alemania, montaron los juicios de Nuremberg, además de que Hitler y Goebbels se suicidaron; en Italia, los partisanos colgaron a Mussolini; en España Franco murió en la cama. Está claro. Y de ahí que gente inteligente del franquismo, apoyada por felipistas y carrillistas, pactaran la Transición y surgiera el primer presidente, Adoldo Suárez, un desconocido a quien propuso Fernández Miranda. ¿Qué ocurre? Que este señor, el último ministro del movimiento, se les escapa de las manos y se hace demócrata. Yo le llamo el general de la Rovere, en referencia a la película de Rosellini sobre un impostor que termina creyéndose el personaje que usurpa. Acabó convencido de que era un gran demócrata, y de ahí el golpe de Estado de 1981. Yo insisto en que la Transición, aquella transacción, está agotada, y coincide con esta crisis.

-Usted viene del marxismo y ha derivado hacia posiciones libertarias. ¿Es así?
-En los años sesenta estaba en las Comisiones Obreras clandestinas y empecé a militar en el PSUC (comunistas catalanes). Estuve allí hasta que un día se presentó un delegado de Carrillo para que apoyáramos su propuesta de reconciliación nacional. Las cárceles estaban llenas, así que aquello sentó muy mal. Total, que disolvieron nuestra célula, y yo fui hacia la CNT clandestina. Me hice colaborador, también, de la editorial Ruedo Ibérico, hasta que me detuvieron en 1973 y pasé trece meses en la Modelo de Barcelona. Soy un independiente que colabora con la línea anarco-libertaria, sin militar.

-¿Por qué está agotado el sistema surgido de la Transición?
-Hay algo que falsifica la democracia, que es la ley d'Hondt, introducida aquí sólo para consolidar al PSOE y al PP, junto con partidos como CiU, que se ha convertido en una mafia. Hace tres meses di una conferencia en los locales de la UNESCO de Barcelona. Y allí dije con claridad que nos gobierna una oligarquía financiera. Las élites políticas están corrompidas. La verdad, no sé cómo acabará todo esto.

-Según usted, estamos ante un final de ciclo. ¿La proliferación de casos de corrupción contribuye a incrementar esa sensación?
-Sí, lo que no sé es lo que vendrá. Ahora, bien, el modelo está agotado. La esperanza es la gente joven. Hay mucha gente indignada. Piense usted que el salario medio español es de 630 euros al mes, el más bajo de Europa junto a Bulgaria y Rumanía. Se ha olvidado que había un señor llamado Keynes, aristócrata y socialdemócrata moderado, que aconsejaba pagar buenos salarios a la gente para que la demanda moviera la oferta. Y, ojo, en este país no dimite nadie.

-¿Lo dice por Rajoy y el «caso Bárcenas»?
-Sería algo insólito que dimitiera. El PP está dividido. Lo veremos en septiembre. Y CiU está también muy tocada. Los universitarios ya ponen carteles en los que llaman «padrino» a Pujol y «capo» a Mas. El que vota a CiU debe ir después al psiquiatra, porque le pasa algo.

-CiU encabeza junto a ERC un movimiento soberanista que tampoco parece ayudar a mucho a la estabilidad política...
-El soberanismo de Artur Mas es para tapar toda la porquería interna. Y ERC no es nada, con muchas corrientes internas.

-¿Ganaría el independentismo catalán un posible referéndum?
-Sería por muy pocos votos. Escucho muchas conversaciones cada vez más críticas. Todo ese movimiento ha empezado a acabarse, y Artur Mas lo sabe.

-¿Y la posición del PSC?
-No se puede dudar, como hacen ellos. Podrían defender un federalismo profundo. Una de las soluciones de este país es la federal. Y hacia ahí parece que está tratando de reconducir la posición el PSOE, pero es complejo, y más con la crisis económica.

-Nicolás Sartorius decía recientemente que la izquierda desaparecería en España si optaba por apoyar el independentismo catalán.
-Puede ser. Creo, no obstante, que el proceso soberanista no saldrá adelante. ¿Una Cataluña independiente en manos de corruptos y capitalistas? La corrupción está matando aquella Transición que yo llamo transacción.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El espíritu de Ermua ha sido prostituido desde 2004 por el poder
Inma Castilla de Cortázar. Foro de Ermua  17 Julio 2013

Presidenta del Foro Ermua

Eran las 16,50 del 12 de julio de 1997: un tiro atravesó implacable la nuca de Miguel Ángel Blanco, que -postrado de rodillas y con las manos atadas- había esperado 50 minutos a que García Gaztelu (Txapote), acompañado de su novia “Amaya” Gallastegui, recibiera la orden de disparar. El Gobierno de España no se había doblegado a la única exigencia de ETA: trasladar de inmediato a todos los presos al País Vasco.

España entera lloró consternada, mientras apoyaba espontáneamente al Gobierno del presidente Aznar: ¿cómo va a claudicar quién nos representa a todos ante una banda de terroristas? Millones de personas se echaron a la calle: este clamor civil provocó una verdadera revolución ciudadana, que propició la ilegalización de ETA-Batasuna con una unanimidad sin precedentes en marzo de 2003, su inclusión en las listas de terroristas internacionales, una inédita colaboración francesa, …, con un PP en el Gobierno y un PSOE a remolque de la opinión pública.

¿Cómo es posible explicar por qué ETA está ganando?: el PSOE se acercó a ETA (también en 2003) estando en la oposición. Contra todo pronóstico, ganó las elecciones de 2004, tras las incívicas jornadas de 11-14-M, antítesis de las de Ermua. Desde 2004 a 2011, lideró el más miserable retroceso en la lucha contra ETA, que volvió a las instituciones con el PCTV (Parlamento Vasco, 2005), ANV y Bildu (Ayuntamientos, 2008 y 2011, respectivamente) y Amaiur en 2011 al Parlamento de España. Mientras, desde 2008, se exhibía “la supuesta alternativa al nacionalismo” con el Gobierno socialista de Patxi López, apoyado por el PP de Oyarzabal. Una premeditada confusión se apoderó, desde entonces, de la opinión pública mientras el espíritu de Ermua era prostituido, mientras –a espaldas de los ciudadanos- se negociaba con ETA “cómo contentar a ETA”.

En marzo de 2006, Interior (al que accedió unas semanas después –el 7 de abril- Rubalcaba) anunció el cierre y la construcción de la nueva cárcel alavesa de Nanclares de Oca, Ciudad Penitenciaria en Zaballa, de 80.000 metros2, con gimnasio, piscina, 720 amplias celdas, polideportivo, biblioteca, aulas de informática y música entre otras. Su construcción se concluyó en 2008 y el ministro Rubalcaba inició, inmediatamente, la vía Nanclares para el acercamiento de etarras. Su sucesor, en 2011, se apresuró a impulsar la vía Nanclares 2, con ventajas –incluso- “laborales”, tras acceder al Tercer Grado por el 100.2 del Reglamento de prisiones, astutamente previsto en la negociación de sus antecesores con ETA.

Miguel Ángel murió el 13 de julio a las 04:30. El espíritu de Ermua - lo más gallardo y emocionante de nuestra democracia- ha sido prostituido desde 2004 por el poder, pero sigue vivo en millones de ciudadanos defraudados y atónitos. Lo más sensato y decente que el Gobierno puede hacer es dar marcha atrás al “proceso con ETA”, y que Otegui y Garitano se lamenten de verdad. También deberían hacerlo Txapote y Amaya que cumplen juntos -desde 2009- condena en Teixeiro (Coruña).

La izquierda abertzale lamenta la firmeza del Gobierno
Javier Chicote. ABC  17 Julio 2013

Arnaldo Otegi no está conforme con la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy porque no le envían emisarios a la cárcel de Logroño para escuchar sus propuestas, como sí ocurría en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según fuentes de la lucha antiterrorista, el exportavoz de Batasuna ha cruzado impresiones recientemente con el diputado general de Guipúzcoa Martín Garitano. Es el líder de Bildu el que le pregunta si el Estado mantiene algún tipo de contacto con él. Otegi, que cumple una condena de seis años y medio de cárcel por el caso Bateragune –el intento de revitalizar la ilegalizada Batasuna –, lo niega: «Cuando estaba el PSOE, siempre, a través de los de Seguridad, alguna pregunta que otra, pero con estos, nada, cero. Leña al mono, y punto.

Yo creo que han planteado una situación de bloqueo». Fuentes del Ministerio del Interior confirman a ABC que Otegi también está muy disgustado con el Ejecutivo porque «no soluciona el tema de los presos». El líder batasuno se pregunta de forma retórica «¿qué gana el Gobierno solucionando el tema de los presos?», y él mismo se responde: «No gana nada. ¿Qué pierde? Todo. Porque le empieza a zumbar UPyD, le empiezan a zumbar las víctimas, los medios de comunicación y su puta madre». Para su interlocutor, «el Estado no va a soltar presos hasta que no tenga más remedio».

Euforia y frustración
Precisamente el viernes dos históricos de ETA de la vía Nanclares, Urrusolo Sistiaga y Rafael Caride, reprochaban al líder batasuno en una carta publicada en «Deia» que no dé pasos para desbloquear la situación de los presos. Otegi tiene sentimientos encontrados respecto a las posibilidades de independencia del País Vasco. Cree que es el momento perfecto para avanzar, y a la vez critica a sus correligionarios, como Laura Mintegi, portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, por no hacer lo suficiente. Entre rejas, el líder abertzale sostiene que «lo que vemos es que el Estado está inmerso en una crisis estructural enorme, económica, social y política la corrupción... Luego, hemos situado al independentismo mejor que nunca electoralmente. Tenemos una oportunidad histórica para Navarra».

Otegi se congratula de que «tenemos la Diputación de Guipúzcoa, el Ayuntamiento de San Sebastián, tenemos la hostia, tenemos 350.000 votos independentistas». Pero a continuación muestra su frustración, porque «tú haces cada vez más y ellos hacen cada vez menos», pese a que «te estás bajando los pantalones». También se queja de las declaraciones que hizo Mintegi en relación con su condena, en las que decía que «el Estado ha perdido el norte».

«Falta de ilusión»
De hecho, Otegi y Garitano coinciden en que la gente de Sortu está «desfondada» y el «Estado no entra a jugar porque no tienes relación de fuerzas». El exportavoz de Batasuna se queja: «Nosotros aquí vemos la televisión, tenemos la visita de la gente y vemos una falta de ilusión enorme». Arnaldo Otegi da instrucciones al diputado general de Guipúzcoa: «Hay que jugar a mayor porque el independentismo está ante “una oportunidad de la hostia”, y «ya verás cómo el Gobierno viene a hablar de esto».

Para el líder batasuno, los abertzales deben aprovechar que «el Estado se encuentra en la peor crisis de los últimos 500 años y el independentismo lo hemos situado donde lo hemos situado, Escocia y Cataluña se van». Garitano aporta al cruce de opiniones que deben hacerlo «a la catalana».

Mientras, Otegi rechaza que se hable de «proceso de paz» porque se trata de un «proceso de liberación nacional». El exportavoz de Batasuna también critica al PNV que «está muy cómodo, harán el trato con el PSOE y a correr». Una y otra vez, Otegi se muestra como el líder que pilota el proceso independendista, que pasaría por un «cambio de estrategia» que consiste en «sumar, sumar, sumar y cambiar la relación de fuerzas. No tiene otro truco. ¿Que el Estado no te entra a jugar? Es que igual hay que jugar de otra manera...».

Doctrina Parot
Según fuentes de la lucha antiterrista, Garitano también pregunta a Otegi por el ánimo de los presos de ETA, a lo que este responde que «la gente está un poco preocupada» y se acuerda del caso de «Txori» (el asesino etarra José Ramón Martínez de la Fuente), que «lleva 28 años aquí y, claro, está pendiente de lo de la Parot, a ver qué pasa ahí». Ambos dirigentes abertzales confían en que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falle «a nuestro favor » y derogue la doctrina Parot. Manifiestan así su inquietud por el fallo que tiene que dictar la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo en respuesta al recurso presentado por la etarra del comando Madrid Inés del Río. En primera instancia se le dio la razón a la terrorista, pero el Gobierno de España recurrió.

Y es que la doctrina Parot, que contempla la aplicación de los beneficios penitenciarios sobre cada una de las condenas impuestas y no sobre el máximo de cumplimiento, ha caído como un jarro de agua fría en los presos, sobre todo en aquellos que estaban a punto de salir de la cárcel y han visto cómo la nueva liquidación de sus condenas les retendrá unos años más entre rejas.

Otegi y Garitano especulan sobre la fecha en la que podría estar lista la sentencia de Estrasburgo, porque son conscientes de que España tendrá que asumir el fallo. Garitano le informa de que hay rumores de que será en septiembre, a lo que Otegi, escéptico, le responde que también decían que en julio. En cualquier caso, el líder batasuno sospecha que aun así el Gobierno “va a intentar todos los trucos para prolongar al máximo ese cumplimiento”.

¿Desembarcará el PSOE?
La Vanguardia
F. DE CARRERAS 17 Julio 2013

Catedrático de Derecho Constitucional de la UAB

El PSC siempre ha sido un partido bastante raro. En primer lugar, por su mismo nombre, Partit dels Socialistas de Catalunya (PSC-PSOE), cuya sigla PSC, que así se denomina oficialmente en sus estatutos, es la de uso público, quizás, en plan malpensado, para esconder la sigla PSOE que sólo asoma tímidamente dentro del paréntesis que no se nombra.

En segundo lugar, y no está desligado de lo anterior, también es un partido raro porque sus resultados electorales son distintos según el carácter de los comicios: triunfan en todas las generales (menos en las últimas) y pierden en todas las autonómicas, siendo muy considerable la diferencia entre los resultados de unas y de otras. Es decir, cuando esconden la sigla PSOE pierden; cuando inevitablemente aparece esta sigla porque se vota, de hecho, al presidente del Gobierno, ganan. En definitiva, y ahí está la rareza, tienen un extraño empecinamiento en esconder aquello que les hace ganar.

En tercer lugar, el PSC es un partido jurídicamente diferenciado del PSOE, es decir, en puridad es otro partido y, por tanto, el PSOE como tal no se presenta en Catalunya, sólo se presenta el PSC. Ahora bien, sus delegados participan en los congresos del PSOE y forman parte de sus órganos de dirección aunque sin ninguna reciprocidad: los representantes de los socialistas españoles no participan en la dirección del PSC. Por último, desde 1982, los diputados del PSC forman parte del grupo parlamentario socialista en el Congreso y, con una excepción, muy reciente, en las votaciones se han sometido siempre a la disciplina de grupo y han formado parte de su dirección.

Así pues, mientras las federaciones socialistas de otras comunidades gozan de un cierto grado de autonomía pero no son un partido independiente sino que están integradas en el PSOE, los socialistas catalanes son un partido distinto que comparte con sus compañeros del resto de España grupo parlamentario y participa, por razones algo incoherentes, en los órganos de la dirección socialista federal.

Una posición de este tipo debe basarse en la lealtad y la confianza mutua. Mientras el PSOE fue un partido potente, en los años de Felipe González, no aparecieron graves problemas, había lealtad y confianza. Sin embargo, en torno al año 2000, las relaciones con el PSOE empezaron a cambiar, empezaron los recelos y suspicacias, en muchos casos más que justificadas.

En efecto, el PSC aprovechó la indudable debilidad del partido español, ya descabalgado del gobierno y dirigido interinamente por Almunia, para abandonar al grupo socialista en el Senado y formar grupo aparte con ERC e IC. Un paso más fue la iniciativa de los socialistas catalanes para la reforma estatutaria, pieza clave del gobierno tripartito, primero con Maragall y luego con Montilla, bajo la mirada complaciente de Zapatero, que les ha conducido a la actual penuria. Durante estos años, el PSC ha llegado a perder más de la mitad de sus votos y diputados. Prisionero de ERC, en lugar de responder a los deseos de sus votantes, los socialistas catalanes buscaron sus votos en el caladero de CiU, acentuando así su nacionalismo y, en consecuencia, tomando distancias del PSOE.

En un mitin de fin de campaña, Montilla le dijo a Zapatero: “José Luis, te queremos mucho, pero aún queremos más a Catalunya”. Cuando uno adopta el lenguaje del adversario, expresando ese amor a una comunidad imaginaria propia de los nacionalistas, es que ha renunciado, quizá sin saberlo, a sus principios y, por supuesto, a convencer a sus votantes. Por este camino anduvo el PSC y así está ahora. Pero en lugar de aprender la lección y rectificar el rumbo, su actual primer secretario, Pere Navarro, acentúa todavía más las diferencias y pretende que los diputados de su partido en el Congreso no estén sometidos a la disciplina de voto en el grupo parlamentario.

Rubalcaba, un líder cada vez más cuestionado, accedió en principio a las peticiones del PSC pero, bajo presión de sus principales barones territoriales, ha debido rectificar. El nuevo protocolo que debía regular las relaciones PSOE-PSC se ha aplazado. En su lugar se ha aprobado un Comité Permanente de Relación Política, es decir, se ha institucionalizado lo que tácitamente ya existía. Las cosas, pues, están como estaban.

El problema del PSC en Catalunya es que, para complacer a su ala nacionalista, se ha situado en tierra de nadie y va camino de perderlo todo. Hasta sus adversarios –CiU y ERC– se alegran de sus posiciones frente al PSOE. En cambio, la mayoría de sus habituales votantes están desconcertados porque cuando se disponen a depositar su papeleta en las urnas no saben ni a quiénes votan ni qué es lo que votan. ¿Votan al PSC, votan al PSOE?

Efectivamente, si ambos partidos son distintos y opinan distinto, esta duda es natural y quizás opten por votar a otro partido o abstenerse: no me extraña que algunos socialistas españoles persigan el desembarco del PSOE en Catalunya tal como desean desde hace tiempo muchos socialistas catalanes.

Cataluña
Los nacionalistas y el PSC rechazan adaptar la normativa educativa al bilingüismo ordenado por los tribunales
El PP proponía que el español y el catalán fueran vehiculares en, al menos, un tercio del currículo, respectivamente. Ciudadanos planteaba una distribución ‘equilibrada’ entre catalán y castellano. Ambas formaciones también instaban a introducir una lengua extranjera como docente.
Redacción www.vozbcn.com  17 Julio 2013

Los votos de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP han permitido que el Parlamento autonómico de Cataluña haya rechazado este miércoles dos proposiciones de ley presentadas por PP y Ciudadanos, respectivamente, para modificar la autonómica Ley de Educación de Cataluña con el objetivo de restablecer el bilingüismo en todos los niveles de la enseñanza pública de Cataluña, tal y como han ordenado múltiples sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.

La propuesta del PP instaba a que el régimen lingüístico escolar autonómico garantice ‘el sistema de conjunción lingüística o bilingüismo integral, mediante la presencia vehicular de las lenguas catalana y castellana, como lenguas docentes en el sistema, y asegurando su uso normal como lenguas de enseñanza y comunicación, oral y escrita, interna y externa’. Todo ello introduciendo una lengua extranjera.

Proponía que, fuera del horario lectivo, ‘los alumnos, maestros, profesores y demás personal no docente, utilizarán, individualmente, la lengua de su elección‘.

Pretendía que ambas lenguas oficiales en Cataluña, catalán y castellano, sean ‘las lenguas normalmente utilizadas como vehiculares, de comunicación y aprendizaje en el sistema educativo’. Para ello, planteaba que fuera la Consejería de Enseñanza la que determine ‘la proporción de la presencia vehicular de cada lengua en el sistema educativo’, con el límite de que ‘cada lengua oficial tenga, como mínimo, una tercera parte de los contenidos curriculares lectivos’.

Además, la propuesta del PP apuntaba que, en la etapa de infantil los padres puedan elegir la lengua ‘habitual’ para la educación de sus hijos, ‘sin que la lengua elegida implique un trato diferencial entre alumnos’. Y subrayaba que ‘la atención personalizada queda excluida’ como fórmula para atender este derecho, excepto en el caso de los alumnos recién llegados en régimen de acogida personalizada.

Por último, también recogía la obligatoriedad de que la Generalidad emita toda la documentación académica y publicaciones en las dos lenguas oficiales, y que ‘las comunicaciones orales y escritas a los padres o tutores’ se realicen ‘en la lengua oficial de su elección, debiendo preguntar los centros a los padres o tutores por esta opción lingüística’.

Ciudadanos plantea una distribución ‘equilibrada’ entre español y catalán

La proposición de ley de Ciudadanos planteaba calificar el catalán y el castellano como ‘lenguas normalmente utilizadas como lenguas vehiculares y de aprendizaje’. Para ello, instaba a que ambas se utilicen ‘en forma equilibrada, sin perjuicio de la incorporación progresiva de la lengua extranjera como lengua vehicular’.

La iniciativa de la formación naranja proponía que los centros educativos expidan toda la documentación académica en ambas lenguas oficiales, y que las dos sean utilizadas en la gestión administrativa y en las actividades de las escuelas.

Cumplimiento de las sentencias
Durante el debate parlamentario, los portavoces de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP han rehusado intervenir desde el atril -lo han hecho desde sus respectivos escaños- como muestra de rechazo a las iniciativas presentadas por PP y Ciudadanos.

Maria José García Cuevas (PP) ha apelado, fundamentalmente, al cumplimiento de las sentencias judiciales para defender la proposición de ley de su partido. Ha instado a la Generalidad a preguntar en sus encuestas por cuál es el sistema de enseñanza que prefieren para sus hijos: trilingüe o solo en catalán.

“El problema es que, para los partidos que han gobernado hasta ahora en Cataluña, la escuela no es sino un medio para fomentar en los niños catalanes la ilusión separatista, de que Cataluña es algo que no tiene nada que ver con el resto de España”, ha señalado.

García Cuevas ha denunciado el “adoctrinamiento” que se produce en las escuelas públicas de Cataluña, “donde la lengua catalana se utiliza como elemento diferenciador y materia prima para el proyecto de CiU de construcción nacional, que ya se ha revelado como proyecto de secesión nacional”, convirtiéndose en “herramienta política de separación”. También ha rechazado que la inmersión obligatoria sea “un modelo de éxito”, como sus valedores argumentan.

Un modelo único en Europa
Por parte de Ciudadanos, Carlos Carrizosa ha dedicado su intervención a rebatir los tópicos de los defensores de la inmersión obligatoria. “Este sistema de éxito es único en Europa, sépanlo ustedes”, ha ironizado, “tan de éxito es que otros países y regiones europeas como Luxemburgo, Gales, Andorra, Eslovaquia, Holanda, Suiza, el País Vasco, Finlandia, en todos estos países que tienen otras lenguas, también se valen de otras lenguas vehiculares en su modelo de enseñanza”.

“¿En qué protege la cohesión social el hecho de que nuestras escuelas sean monolingües?”, se ha preguntado. Y ha rechazado que los escolares catalanes tengan el mismo nivel que los del resto de España. “¿Cómo pueden decir eso, si no se hacen las mismas pruebas en Valladolid y en Zamora que en Cataluña? Y cuando les dicen de uniformizar las pruebas para averiguar el nivel de todas las partes del Estado, ustedes se ponen como una moto”, ha subrayado.

Carrizosa también ha recordado que los hijos de Mas y de Montilla han estudiado en escuelas trilingües. “Ténganlo claro, el día que Ciudadanos llegue al Gobierno [autonómico] o que influya como está haciendo ahora ERC, no les quepa la menor duda de que nosotros procuraremos que la enseñanza se despoje de los prejuicios nacionalistas que tan rentables les han salido, y que al final ganaremos esta batalla, porque es razonable y es justa”, ha concluido.

Rechazo frontal al bilingüismo
Por parte de CiU, Ramona Barrufet ha asegurado “no existe problema lingüístico” en los centros educativos de Cataluña a causa del veto al español. “Ustedes saben que en el bilingüismo quien gana es la lengua mayoritaria, y no la minoritaria”, ha argumentado para defender la inmersión obligatoria.

Anna Simó (ERC) ha tildado a los promotores de las iniciativas de ser “nacionalistas disfrazados de modernos” que “quieren dejar en respiración asistida la lengua catalana en Cataluña”. “¿Cuál es el resultado de aplicar la política lingüística de los tercios, o el 40%-40%-20%? Pues que no aprenderían catalán ninguno de los alumnos de forma mínima porque no hay tiempo”, ha señalado, y ha defendido que el catalán sea la “lengua prioritaria”.

Marina Geli (PSC), por su parte, ha acusado a PP y Ciudadanos de ser “nacionalistas españoles” y “lerrouxistas” por defender el bilingüismo escolar. Y, pese a que las iniciativas no lo plantean, ha rechazado “separar a los niños por razón de lengua”.

Joan Mena (ICV-EUiA) ha defendido la inmersión obligatoria como “garantía de igualdad de oportunidades de todos los estudiantes”. Para Mena, el bilingüismo supondría “romper la cohesión social de Cataluña”, y ha señalado que las escuelas trilingües no son las que obtienen los mejores resultados. Mientras que, finalmente, para Quim Arrufat (CUP), solo prohibiendo el español como lengua vehicular y dando todas las asignaturas en catalán es posible dominar ambos idiomas.

Cataluña / «caso palau»
El juez concluye que CDC cobró a través del Palau comisiones ilegales
à. gubern / abc.esABC_Barcelona / barcelona ABC Cataluña 17 Julio 2013

Cuatro años después, el magistrado cierra la investigación del «caso Palau» y mantiene al partido de Artur Mas como «responsable civil subsidiario a título lucrativo»

A punto de cumplirse cuatro años de aquel 23 de julio de 2009 en el que el registro del Palau de la Música por parte de los Mossos d'Esquadra destapaba el mayor escándalo de corrupción en Cataluña de los últimos años, el juez Josep Maria Pijuan ha dado por cerrada la instrucción del caso.

Paso a paso van cerrándose etapas en un caso que ha destapado por una parte el saqueo de las arcas de la institución cultural a cargo de sus gestores, Fèlix Millet y Jordi Montull, y por otra la utilización del Palau como vehículo para el pago de comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública a favor de CDC, partido con el que los saqueadores establecieron un "pacto criminal", según la reciente definición de la Fiscalía Antcorrupción.

En su escrito, el juez Pijuan no modifica la calificación para CDC de "responsable civil subsidario a título lucrativo", y mantiene las imputaciones para Millet, Montull, Daniel Osàcar (ex tesorero del partido) y a otras 14 personas.

El juez recopila todos los datos conocidos hasta ahora, con una pormenorizada descripción del mecansimo por el que el partido de Artur Mas se hizo al menos con 6,6 millones de euros que pagó la empresa Ferrovial para ser favorecida en concursos de obra pública. El juez recuerda que dicha empresa pagaba habitualmente una comisión del 4% del total de la adjudicación que se repartía del siguiente modo: 2,5% para CDC y 1,5% para los saqueadores confesos del Palau. En otros casos, el porcentaje era del 3,5% para el partido, y del 0,5% para los exgestores de la entidad. De igual forma, Millet y Montull hicieron desaparecer hasta 18 millones para su lucro personal u otras finalidades desconocidas. CDC por su parte sigue con su sede embargada en concepto de fianza de 3,2 millones impuesta por el juez.

El juez entiende que la instrucción debe darse por finalizada "aún cuando no se haya podido averiguar el destino de una gran parte de los fondos distraídos del Palau", a la vez que considera que considera que la posición de Millet y Montull de "reconocer una parte muy menor del total expoliado y ofrecer algunos de sus bienes" en concepto de reparación no debe considerarse como "colaboradora" con la instrucción. El juez también reprocha la "falta de colaboración, en absoluto legítima" de las entidades bancarias con el juez a la hora de seguir la pista de los fondos saqueados, y da cuenta de ello al Banco de España "a los efectos que procedan".

Con el cierre de la instrucción, la Justicia da un paso más hacia el juicio oral, algo que fuentes judiciales consultadas por este diario consideran que no se producirá al menos hasta finales de 2014 o 2015.
El Palau evita implicar a CDC

Por su parte, la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música ha remitido un escrito al juez en el que acusa a la antigua cúpula, encabezada por Félix Millet y Jordi Montull, pero evita implicar en el caso a CDC,partido al que el fiscal responsabiliza de haberse llevado 6,6 millones en comisiones.

Según informa hoy "El Periódico", para los abogados del Palau los únicos responsables del desfalco de la entidad musical y son su ex presidente Félix Millet, su "mano derecha" Jordi Montull, su hija Gemma Montull y otros doce directivos y empleados, entre ellos la exdirectora general de la Fundació Rosa Garicano y las esposas de Millet y Montull.

El Palau sostiene que Millet y Montull probablemente desviaron fondos del patrocinio de la constructora Ferrovial en favor de terceras empresas que emitían facturas por servicios inexistentes, pero elude precisar que estas tuvieran relación con CDC.

El fiscal del caso sí acusa a CDC de beneficiarse de los pagos de la constructora al Palau de la Música y lo relaciona con el cobro de "comisiones ilícitas" de un 4% correspondientes a obras adjudicadas a Ferrovial por el gobierno de la Generalitat.

Cierre de la investigación
El juez concluye que Convergència se lucró con 5,1 millones del expolio del Palau
Mantiene la acusación a CDC como responsable civil por el desvío de fondos de la institución cultural hacia el partido para financiarse
Europa Press www.lavozlibre.com 17 Julio 2013

Barcelona.- El titular del Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, Josep Maria Pijuan, ha cerrado la investigación del 'caso Palau' sosteniendo que Convergéncia Democrática de Catalunya (CDC) recibió pagos a través de la institución musical de la empresa Ferrovial como comisiones por más de 5,1 millones de euros a cambio de "adjudicaciones de obra pública por parte del Govern de la Generalitat".

"Para evitar el descubrimiento del expolio, en los años 2007 y 2009 Félix Millet --expresidente del Palau de la Música imputado--, con la colaboración de los imputados que se dirán, procedió a crear diversa documentación falsa", sostiene el auto de conclusión de la instrucción e incoación del procedimiento abreviado dictado este martes.

El juez mantiene al término de la investigación como "responsable civil subsidiario a título lucrativo" a CDC e imputados a Millet, a su mano derecha en el Palau, Jordi Montull; a su hija, Gemma Montull, al extesorero convergente, Daniel Osácar, y a otras 13 personas.

Los pagos que presuntamente recibió CDC de Ferrovial al menos desde 1999 se camuflaban como donaciones de esta empresa para patrocinar la Fundación Privada Orfeó Català-Palau de la Música Catalana, pero en realidad eran pagos de comisiones por obra pública adjudicada pro el Govern y otras entidades públicas.

En estas operaciones intervinieron presuntamente por parte de CDC su tesorero hasta 2005 Carles Torrent --ya fallecido--, su sucesor Daniel Osácar, y el destacado militante y diputado Jaume Camps, también imputado.

Actuaron además presuntamente con la ayuda de otros miembros del partido que mantenían contacto con los cargos públicos de la Generalitat --y otras instituciones-- vinculados al partido, que tenían el poder de decidir las adjudicaciones de obra pública: "La identidad y concreta intervención de estos otros responsables del partido no ha podido ser desvelada en el curso de la instrucción", sostiene el juez.

A través de este sistema Ferrovial pagó supuestamente a CDC comisiones por la construcción de la Línea 9 de Metro de Barcelona, por la construcción de la Ciudad de la Justicia, de un nuevo pabellón en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) gobernado por el partido, y por obras de revestimiento de la acequia Bellet en el margen izquierdo del río Ebro.

Ferrovial presuntamente abonaba, por regla general, una comisión del 4% del importe de la obra pública adjudicada, del que un 2,5% se asignaba a CDC y el 1,5% restante a Millet y Montull por su intermediación --se lo repartían con el 80 y 20% respectivamente--; también Camps recibió remuneración al menos en una ocasión, en marzo de 2003.

Los pagos de la constructora a CDC se hacían de tres formas distintas que suman casi 5,2 millones de euros: entregas en efectivo a los tesoreros del partido, facturación falsa por entidades mercantiles que se prestaron a ello y mediante la apariencia de convenios de colaboración por la Associació Orfeó Català y la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música con la Fundación Trias Fargas (ahora Catdem), vinculada al partido.

El presunto desvío de fondos a CDC forma parte del "verdadero expolio" que Millet protagonizó en el Palau de 2003 a 2009, aprovechándose de su poder absoluto en la institución y de la dejación de funciones de control de los órganos que tenían que controlarlo.

"Se dedicó a un verdadero expolio de los fondos de las tres entidades, aplicándolos al pago de gastos particulares y privados, apoderándose directamente de los fondos, o destinándolos a pagos a terceros no relacionados con finalidades de ninguna de las entidades", sostiene el juez, que ha concluido la investigación cuatro años después del registro al Palau.

Para este expolio contó dentro del Palau con la con la colaboración de Montull, de su hija Gemma --que sustituyó al padre en 2003 en la dirección económica bajo su dependencia directa-- y de la también imputada Rosa Garicano, con "una estrecha relación personal y de confianza" con Millet.

VIAJES EXÓTICOS
Millet, Montull y su hija facturaron a la institución musical entre 2005 y 2009 trabajos que en realidad se habían hecho en sus viviendas; entre 2008 y 2009 también falsificaron facturas por servicios inexistentes a través de varias sociedades instrumentales.

El expresidente facturó a la institución musical los gastos de las bodas de dos hijas, en 2000 y 2002, y Montull pagó con cargo a estos fondos la publicación de un libro suyo que nada tenía que ver con el Palau; ambos pagaron también con fondos del Palau viajes de placer con sus familias a al menos a México, Cerdeña, la Polinesia, Tailandia, Kenia, las Islas Maldivas y Dubai.

'Caso Palau'
Albert Rivera: 'Señor Mas, usted tiene un problema que se llama 4%'
El líder de Ciudadanos advierte al 'president' que "tiene dos opciones: asumir responsabilidades y dimitir o señalar a los responsables y hacer limpieza"
 www.lavozlibre.com 17 Julio 2013

Barcelona.- “Señor Mas, usted tiene un problema que se llama 4%, o al menos eso es lo que dicen las conclusiones del juez del ‘caso Palau’”. Así se ha dirigido el presidente de Ciudadanos (C’s), Albert Rivera, al president Artur Mas, en referencia a las conclusiones de la instrucción del juez del ‘caso Palau’.

En la sesión de control del pleno del Parlament, Rivera ha asegurado que “la instrucción del juez del ‘caso Palau’ determina que hay 17 imputados en el caso” entre ellos “el Bárcenas de Convergència, el señor Osácar, imputado por cobro de comisiones ilegales; Jaume Camps, exdiputado; y Àngel Colom, alto dirigente del partido” por lo que le ha advertido de que “ha llegado el momento de asumir responsabilidades políticas”.

“Señor Mas, usted tiene dos opciones: asumir que usted era responsable como ‘conseller en cap’ de los gobiernos que otorgaron, presuntamente, comisiones ilegales, decir la verdad y dimitir” o bien “si usted no tiene nada que ver con las comisiones y no conocía lo que sucedía, diga quién es el responsable de su partido, quién se tiene que marchar y hace limpieza”, ha sentenciado el presidente de C’s..

“No haga como Rajoy”, le ha dicho Rivera a Mas: “No se esconda” y “dirima responsabilidades en su partido”.

MAS PRESUME DE "DAR LA CARA"
Por su parte, Artur Mas ha asegurado que él siempre da "la cara" cuando le exigen explicaciones sobre las consecuencias del 'caso Palau' a diferencia de la actitud del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ante las revelaciones hechas públicas por el extesorero del PP Luis Bárcenas.

"No me digan que no doy explicaciones. Puede que otros no lo hagan, pero yo siempre doy la cara. Lo he hecho siempre y lo seguiré haciendo", ha recalcado en la sesión de control en el pleno del Parlament en respuesta a la pregunta del primer secretario del PSC, Pere Navarro.

Tanto Navarro como el resto de líderes parlamentarios han reclamado explicaciones a Mas después de que el titular del Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, Josep Maria Pijuan, haya cerrado la investigación del 'caso Palau' sosteniendo que el partido recibió pagos a través de la institución musical de la empresa Ferrovial como comisiones por más de 5,1 millones de euros a cambio de "adjudicaciones de obra pública por parte del Govern".

La otra cara de la moneda: Concert per la Llibertat y la lista de la vergüenza
Xurde Rocamundi www.lavozlibre.com 17 Julio 2013

Empresario y fundador no militante de Ciutadans

Hace pocas semanas, una vez más, el nacionalismo mostró su “fuerza” con el Concert per la Llibertat en el Camp Nou. Para mí lo más llamativo es el nombre del concierto: ¡LIBERTAD!

Las actuaciones en sí, no tienen nada de destacables, sino consideramos como delito y provocación la canción de Bram haciendo apología de Terra Lliure. Por lo demás, cantantes y grupillos que no venden un CD y han vivido siempre de las subvenciones de la Generalitat, es decir, les pagamos sus hipotecas y gastos comunes todos los catalanes -nazionalistas o no- con nuestros impuestos.

Mención especial a Peret. Pobre abuelo. Después de los años de gloria de los 70, entregó todo lo ganado a una pseudoiglesia y ya anciano tiene que ganarse el pan de nuevo. ¿Y Dyango? A partir de ahora volverá a oírse en las emisoras de radio catalanas por obligación. ¿No lo sabeis? Para emitir en Cataluña, el 20% de las canciones han de ser en catalán, sino te retiran la licencia aunque los temas sean una verdadera mierda. Y por último Ramoncín, que por este hecho ha conseguido hacerse un hueco en diferentes televisiones. A falta de música, bienvenidas sean las entrevistas pagadas.

Como lo cortés no quita lo valiente, un aplauso al grupo Manel -estaba convencido de su filiación nazionalista-,y por supuesto al maestro Serrat, por declinar en ambos casos la “invitación” a participar en tamaña “FARSA”.

Como comentaba al inicio, lo grotesco es el TÍTULO del concierto. Lo llaman así aquellos que no admiten la disidencia a la Nació catalana, fomentan el odio y la confrontación, adoctrinan a los niños en las escuelas, niegan la diversidad de la sociedad catalana, imponen un pensamiento único, desprecian a la mitad de los catalanes por su lengua materna, insultan al resto de españoles, mienten con los datos económicos, nos roban a manos llenas en el nom de la nació...

No entiendo el porqué no se les hace la réplica y se organiza un concierto de verdad, en la Avenida Mª Cristina con la Fuente de Montjuic de fondo, por ejemplo -caben 200.000 personas comprobado in situ en el año 80 en el Rock and Ríos- con artistas auténticos, los cuales venden más CDs que todos los anteriores juntos y viven de su propia inspiración, tales como Estopa Sergio Dalma, Loquillo... Lo podríamos llamar ”El Concierto de los Charnegos” ó “Los otros catalanes”, ó mejor “Concierto de la unidad”.

En más de una ocasión me han preguntado familiares y amigos de otros puntos de España -viendo todo esto desde la distancia- cómo son posibles estos actos multitudinarios tan visuales si, tal como afirmo, el catalanismo es minoritario. Y mi respuesta es la misma: “Ellos” solo viven para eso. Están las 24 horas del día ideando cómo hacerse notar, es su trabajo. A diferencia de nosotros, no han de buscarse las habichuelas fuera de lo político-organizativo, tienen asegurado el condumio, aparte de todo el apoyo institucional de la mismísima Generalitat y de su aparato propagandístico.

Las Asociaciones Cívicas y los ciudadanos que luchamos en contra de este RÉGIMEN, debemos hacerlo en los ratos libres que nos dejen nuestras profesiones y familias, amén de no disponer ni de un euro por parte de las administraciones -ni siquiera estatal, incomprensible, no nos echan una mano para poder frenar esta locura-. Es una lucha en desventaja: David contra Goliat.

Como no descansan ni en verano -¡la maldad nunca descansa!- para el 11 de septiembre están organizando una cadena humana, y si no me equivoco, será de una punta a otra de la geografía catalana. Los periodicuchos, radios y televisiones locales y sus pseudoperiodistas -no se les puede denominar de otra manera a los vendidos a una ideología en detrimento de la información- harán una vez más un seguimiento masivo, distorsionarán el número de asistentes y volverán a reafirmarse en la falacia de su mayoría.

Pero no os preocupéis demasiado, un mes pasa rápido y para el 12 de octubre saldremos nosotros a la calle a proclamar nuestra HISPANIDAD. Si el año pasado conseguimos reunir 100.000 personas, preveo, una vez perdido el miedo, multipliquemos esa cifra. Y el 6 de diciembre, a celebrar el día de la CONSTITUCIÓN, esa que tanto desprecian y de la que se sirven. ¡Y no quedaremos a la zaga!

Mientras llega uno y otro día, disfrutemos de las vacaciones -quien pueda- y sigamos de cerca la “lista de adhesiones”, último invento del Govern para diferenciar ya muy claramente “els bons catalans” de los “traidores”. Y luego se hacen los enojados por llamarlos NAZIS.

Para terminar, aquí les dejo este video reinvindicativo. Una de las pocas armas gratuitas de las que disponemos en esta batalla desigual. Espero sea de su agrado e invito a todos los catalanes de bien a acciones similares.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial