AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 7 Agosto 2013

WSJ vs. FMI
El estancamiento probable
Emilio J. González Libertad Digital 7 Agosto 2013

La semana pasada el Fondo Monetario Internacional publicó un informe bastante pesimista sobre la economía española en el que venía a decir que lo que nos aguarda en los próximos años es un periodo de estancamiento económico con muy altos niveles de paro. Ahora, el Wall Street Journal quiere hacer todo un alarde de optimismo y dice que las medidas de Rajoy están funcionando y que lo que denomina el "experimento español" puede tener éxito. Desde luego, a todos nos gustaría que el rotativo financiero estadounidense acertara de pleno, porque lo que nos va en ello es, ni más ni menos, que los empleos y el bienestar del conjunto de la sociedad. Por desgracia, un análisis pormenorizado de la realidad lleva a pensar que la realidad de nuestra economía está más próxima a lo que dice el FMI que a lo que le gustaría al WSJ.

De entrada, es verdad que la deuda privada española se ha reducido fuertemente, pero se ha reducido la de las empresas, porque no había ni hay crédito para refinanciarla y porque los intereses de la misma pueden ahogarlas, teniendo en cuenta lo mucho que han caído los márgenes empresariales. En cambio, la situación de las familias es, más o menos, la misma, lo que constituye uno de los principales factores que impiden la recuperación del consumo y, por tanto, del crecimiento económico y del empleo a través de la demanda interna.

La inversión exterior, por su parte, está mejorando, pero esto se debe, en gran medida, a la adquisición de activos inmobiliarios con descuentos nunca inferiores al 70%, lo cual no va a crear muchos puestos de trabajo. Esto no es como a mediados de la década de los ochenta, cuando la inversión exterior en España se disparó, ante la perspectiva de nuestra entrada en la Unión Europea, y compró o creó muchas fábricas y puestos de trabajo, muchas de las cuales, por cierto, se han marchado a los países emergentes. Ahora no se anuncian entradas de multinacionales para instalar fábricas en España, sino de inversores para gestionar activos inmobiliarios. Esto tampoco nos va a sacar del estancamiento.

Los indicadores de competitividad, sí, se han recuperado. El problema es que en España no hay suficientes empresas ni empresarios para aprovecharlo. Los costes laborales pueden caer, pero sin empresas que lo aprovechen para producir, exportar y generar empleo todo esto no nos va a servir de mucho.

Por último, queda el problema del sector público. Hasta ahora, el ajuste en el número de empleados se está haciendo gracias al despido de los contratados temporales, que ya apenas quedan, y de las jubilaciones. Pero queda por hacer casi todo con el fin de reducir el déficit y poder bajar impuestos, y ahí no se percibe cambio alguno ni nada que se le parezca. En consecuencia, y a la luz de todo lo anterior, lo que parece que nos aguarda en los próximos años es un largo y doloroso periodo de estancamiento, porque no existen bases sólidas para impulsar el crecimiento.

El desgobierno de España
JOSÉ VICENTE PASCUAL www.gaceta.es 7 Agosto 2013

No estamos en crisis sino instalados con demasiada urgencia, aún perplejos, en la verdad de nuestro desnudo veraniego y playero: un desastre.

Al sur europeo (los desdichados PIGS de la UE), les tocó la peor parte, según lo previsto. Y a España la devolvió de golpe a su auténtica realidad económica, social y política. No estamos en crisis sino instalados con demasiada urgencia, aún perplejos, en la verdad de nuestro desnudo veraniego y playero: un desastre. Éramos un país industrializado y las tenaces reconversiones nos convirtieron en un país de servicios. Éramos un país con una producción agrícola y ganadera más que notable y el campo está ahora como cervantino, sembrado de molinos de viento. Tras la segunda batalla de Bailén, el aceite jienense es propiedad de empresas francesas, y pongo este ejemplo como muchos cabrían en el cuento y las cuentas. Andalucía, inmenso jardín que según dijo Alfonso Guerra en 1982 iba a convertirse en la California de Europa, sigue siendo en 2013 tierra de jornaleros pobres de solemnidad, subsidios de miseria, minifundios menesterosos y latifundios indecentes. Y por el estilo en todas partes, cada cual a su manera.

Acabará por estallar la segunda gran burbuja insostenible, esa que las gentes de bien llaman “energías renovables”, la misma que ha hecho subir un 3,2% el recibo de la luz y que las personas sensatas califican de energía cara y, a todas luces, insuficiente (lo de “luces” es un juego de palabras, por si no lo habían pillado). Cuando esto ocurra, bajaremos un par de peldaños más hacia el foso de la inmensa nada, el corazón de la economía española. Nuestros jóvenes deseosos de incorporarse a la vida laboral podrán elegir entre varias opciones: el paro, el infraempleo, pasar el mocho a las vomitonas de los turistas alemanes, rusos e ingleses, o largarse de España y buscar su futuro en cualquier otro país. Esa es la verdad y quien la ignore es porque ni sabe ni quiere saber.

Nuestro Gobierno, sin embargo, sigue hablando de la crisis. La crisis ha pasado de ser una inmensa contrariedad a tabla de salvación. Todo lo malo que nos ocurre es por culpa de la crisis, y todo se remediará cuando salgamos de ella. O sea, nunca. De donde no se está no se puede salir.

Se empeñan el presidente del Gobierno y los ministros del ramo en que todo se fundamenta en recuperar la confianza de los mercados, que fluya de nuevo el crédito y conseguir financiación para crear nuevas empresas e incentivar el consumo. ¿Nuevas empresas de qué? ¿Crédito para comprar qué? Recién despertados de la pesadilla hipotecaria, a lo mejor la solución está en comprar muchas autocaravanas (mira, al estilo de vida americano, hogares móviles para la basura blanca); o meter siete ordenadores y cuatro o cinco conexiones ADSL en cada casa. Crédito, consumo y montar empresas cuando se pueda… ¿No tienen alguna idea mejor?

“Los suicidas prefiguran los destinos remotos de la humanidad”, decía Ciorán. Y esta política sin política, este programa económico sin economía, es el suicidio del centro-derecha español que prefigura un destino horrendo, tan feo como el flequillo de Evo Morales y tan sugestivo como imaginar a Pablo Iglesias (el chico enteradillo de los debates en TV), ejerciendo de ministro de Hacienda, o de Cultura, o de lo que sea porque esta gente lo mismo vale para un roto que para un descosido. A la inolvidable experiencia de Leire Pajín me remito como muestra.

La fórmula PP-PSOE se agota. La excusa-coartada de la crisis se agota. Echar las culpas de nuestra miseria a las imposiciones de la Unión Europea ha dejado de dar pena para dar risa, rabia y cabreo. No tenemos economía propia, ni indicios que hay de reconocerlo y empezar a levantar la casa por los cimientos. Lo que sí hay son ideas, muchas, a montones. Ideas e ideólogos, propagandistas, opinólogos y listos que florecen como setas en todos los medios de comunicación y que a uno le hacen preguntarse cómo es posible este sindiós: un país con tantísimos expertos tan bien informados y con tantas ideas no debería estar humillado ante el presente, sino dando clases de cómo se afronta una crisis económica a los chinos, los norteamericanos y los japoneses. Aunque, bien pensado, esa voraz batalla de las ideas tiene un ganador clarísimo desde hace tiempo. Hablar es gratis, y la izquierda española, para soltar discursos y dar gratis lo gratis, siempre resultó impecable.
Y en dos años elecciones generales. Y Evo Morales (como se llame y como se diga en español), engominándose el flequillo. Pues no lo duden: el próximo presidente del Gobierno será de cabello abundante. Calvos, abstenerse.

*José Vicente Pascual es profesor de Historia y escritor.

Crisis de Gobierno y renovación del PSOE
Pablo Sebastián www.republica.com 7 Agosto 2013

España necesita, como poco y con urgencia, un cambio a fondo del actual Gobierno de Rajoy y la renovación inmediata de la cúpula del Partido Socialista. Dos iniciativas con las que tanto el PP como el PSOE deben ofrecer a los ciudadanos un tiempo de esperanza y de recomposición del mapa político español, visto el desastre que anida en ambas formaciones políticas, y dentro del actual Gobierno donde se amontonan los problemas y no se ven ni liderazgo, ni iniciativas, ni soluciones que hagan olvidar aquel ruego que Rajoy lanzó a los españoles el pasado mes de abril cuando pidió ‘paciencia’ desde la incompetencia política y los malos modales ante la corrupción propia y ajena.

La paciencia se ha acabado y hemos llegado a las vacaciones de verano con un frágil hilo de esperanza en pos de la recuperación económica- que desmienten lo organismos internacionales-, y a la espera de que la señora Merkel renueve su puesto de canciller en Alemania, a ver si con ello la UE puede abrir el grifo del dinero y el relanzamiento del crecimiento en la zona euro.

En España estamos al final del primer curso político del año en medio de un ruido ensordecedor por culpa de la corrupción que afecta a los principales partidos e instituciones del país mientras crece de manera exponencial el desprestigio de la clase política en el beneficio de la abstención. Porque no hay líderes ni proyectos que se presenten como sólidas alternativas de gobierno en nuestro ya deteriorado horizonte nacional. Y ello por más que IU por la izquierda pero sin alternativa económica en el marco de la UE y UPyD por el centro, pero sin equipos de gobierno, recuperen posiciones ele torales en menoscabo del bipartidismo tradicional del PP y del PSOE. Y la pregunta es ¿qué hacer y con quién?

Desde luego todo apunta a que Rajoy no se quiere marchar a pesar de que tiene sobrados motivos por su gestión económica y el caso Bárcenas/Gürtel; y Rubalcaba tampoco se quiere ir y abrir las primarias para la renovación de la cúpula del PSOE, porque piensa que los problemas del Gobierno y del PP le ofrecen una oportunidad para llegar al poder en 2015, aunque sea con ayuda externa, para el PSOE, de IU y ERC, en pos de un ‘tripartido’ nacional e inviable por causa del veneno de la autodeterminación que anida el PSC –hoy en vías de ruptura interna- y en ERC.

Pero lo que ni uno ni otro nos pueden pedir ahora a los españoles es paciencia o resignación en pos de un ritmo lento y a la vez inseguro de la recuperación económica del país. La que se nos hace eterna por causa del pesado lastre de los gastos político y administrativo en toda clase de administraciones públicas, donde están colocados profesionales de los partidos del país, y en suma sus inmensos aparatos electorales, y sin olvidar aquí despilfarros inútiles que lastran las cuentas del Estado, e impiden cumplir los objetivos de déficit exigidos por la UE, así como la bajada de los impuestos, la reactivación del consumo y la recuperación del crecimiento en un tiempo razonablemente corto. Pero ni el PP, ni el PSOE, CiU y otros –quizás sean el PNV y el gobierno vasco que preside Iñigo Urkullu, los que mejor están haciendo las cosas- están por la labor de anteponer el interés nacional por encima del interés partidario.

De manera que sólo nos queda esperar a la hora del castigo a la política que llegará en las elecciones Europeas de junio de 2014, y eso si antes los españoles no salen a la calle con estruendo y como parecería lógico ante el cúmulo de incompetencia política y de la corrupción. ¿Por qué no salen? Pues porque tienen miedo a que el conflicto social empeore la situación de sus familias y empresas. Pero todo tiene un límite y si la calle no estalla en el otoño los ciudadanos responderán a los políticos con una gigantesca y muy significativa abstención frente al PSOE y el PP en las elecciones europeas de 2014. Y será a partir de entonces cuando tarde y mal los grandes partidos empiecen a reaccionar, si es que no es tarde para ese tan tardío movimiento a la desesperada, en el que podían salir de mala manera de sus respectivos liderazgos tanto Rajoy como Rubalcaba, con vistas a las elecciones generales de 2015 en las que cualquier cosa podría pasar. Un horizonte el de 2015 ante el que podría aparecer una nueva opción política que incluya en su programa político la reforma en profundidad del decadente y ya agotado ‘Régimen de la transición’ y de las reglas de juego de la políticas partitocrática para poner punto final al modelo vigente de oligarquía de los partidos políticos que además de usurpar la vida democrática ha acabado por secuestrar la soberanía nacional.
www.pablosebastian.com

Artur Mas se nutre de la condescendencia de Rajoy
EDITORIAL Libertad Digital 7 Agosto 2013

Es público y notorio que el Gobierno de Rajoy ha hecho de la secesionista Administración autonómica catalana una privilegiada destinataria de los Fondos de Liquidez Autonómica desde el comienzo mismo de la legislatura. También es conocido el hecho de que, a pesar de este clamoroso trato de favor, la Generalidad de Cataluña, inmersa en un carísimo como ilegal "proceso de transición nacional", ha sido una de las comunidades que más claramente ha sobrepasado los límites de déficit público en 2012. Es público y notorio también que el Gobierno de Rajoy, lejos de responder poniendo en marcha los mecanismos de sanción e intervención que contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ha beneficiado a las comunidades incumplidoras con topes de déficit menos rigurosos para 2013.

Pues bien. A pesar de todos estos privilegiados tratos de favor –o más bien animado por ellos–, el presidente de la Generalidad acaba de anunciar que ni siquiera piensa respetar el tope de déficit del 1,58% del PIB regional fijado para la Administración autonómica catalana, por mucho que sea bastante más laxo que el 1,3% global que tendrán que cumplir las CCAA en 2013. No otra cosa implica el acuerdo de CiU y ERC de prorrogar este año los presupuestos de 2012, que cosecharon un déficit del 2,17%. Así mismo, Artur Mas ya ha adelantado que tampoco cumplirá los topes de déficit en 2014, salvo que ese año la Generalidad disponga de más recursos a cargo de la Administración central. Para colmo, el presidente catalán ha anunciado que piensa recurrir ante los tribunales el acuerdo del Consejo de Ministros que aprobó esos topes de déficit, topes que, en cualquier caso, piensa saltarse a la torera.

Artur Mas podrá justificar su negativa a reducir el diferencial entre lo que gasta y lo que ingresa con falsedades tales como la de que llevar a cabo recortes adicionales supondría "tocar hueso" y poner en peligro el Estado de Bienestar. Lo cierto, sin embargo, es que su negativa se debe, en primer lugar, al hecho de que su incumplimiento se lo consiente y se lo financia el Gobierno de Rajoy. Y, en segundo lugar, al hecho de que Mas prefiere, tal y como ya ha demostrado, subir impuestos antes que reducir gastos, y recortar en servicios sociales que reducir la muchísima grasa que anida en sus costosísimos delirios identitarios y de construcción nacional.


Diario de Verano: Cambiemos al PSOE por Gibraltar
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 7 Agosto 2013

Está claro que mientras España tenga la Izquierda que tiene, que apenas oye la mera palabra España se pone de uñas y se echa en brazos del enemigo más próximo, difícilmente saldrá adelante la nación, para ellos inexistente o repelente, a diferencia de todas las de dentro y fuera, desde Cataluña y Andalucía a Quebec y Flandes, que les parecen indiscutibles.

Izquierda Unida es ya la versión astrosa y mercasevillera de la Antiespaña. Es lo que realmente parece: Sánchez Gordillo asaltando mercadonas pero volando en primera a Venezuela; Diego Valderas, heredero del trono de los ERE fraudulento. Ha conseguido empeorar al PSOE.

Pero, en general, la raíz de todos los males políticos es el PSOE. Ahora nos acordamos de la fechoría de Moratinos y Zapatero, pero conviene recordar que lo primero que hizo Felipe, con Morán al aparato, fue abrir la verja, en directo y con Campo Vidal retransmitiendo en plan Tele-No-Do la Caída del Muro de la España Negra. Derribado, se entiende, por la España Roja.

Roja, puede, pero España, muy poco, y eficaz, absolutamente nada. Ni la apertura de la verja, ni la cesión del istmo ni el trato de favor a los monos fiscales de la Roca han traído otra cosa que chulería y delincuencia.

Lo de echar bloques de hormigón a la bahía para que no faenen los barcos españoles es una prueba de que Gibraltar cree –razones tiene– que una política de hechos consumados siempre acabará favoreciéndole. Para eso está el PSOE: para que España no defienda sus intereses.

Pero como el PSOE, a fuer de marxista, es un partido inglés, que tiene su cuna en Londres y en la I Internacional que desde allí dirigían Marx y Engels; como al zote de Pablo Iglesias, además de Guesde, le gustaban don Karl y don Friedrich y llevó a su criatura por esa vía, creo que podríamos llegar a un acuerdo diplomático: Gibraltar vuelve a España y el PSOE vuelve a Inglaterra, de donde nunca debió salir.

En qué se parece Mas a Morsi
mª TERESA GIMÉNEZ BARBAT ABC Cataluña

EL régimen nazi fue una de las peores pesadillas del SXX y el Holocausto judío una de las grandes vergüenzas de la humanidad. Por eso me parece reprobable utilizar este término para referirse a cuestiones muy alejadas en grado y naturaleza de tamaña desgracia. Tampoco es de recibo ir repartiendo otros epítetos que se han convertido en el pan de cada día. Por ejemplo, la facilidad con la que se le llama «fascista» a quien tiene una opinión política opuesta. Y ya no digamos «facha», que casi equivale a «mandón».

Estos días he participado en un pequeño debate sobre este tema en Facebook. Lo he tenido con queridos amigos independentistas. Independentistas judíos. Esto le da un matiz particular. Entiendo que se indignen y esa indignación es la mía. No siempre estamos acertados desde las filas del no nacionalismo. Aunque no tropezamos en esta piedra más que los nacionalistas, deberíamos dar mejor ejemplo. Sin embargo, cada vez estoy más convencida de que la expresión «fascismo» empieza a adaptarse a las formas de esta especie de revolución patriótica que se promueve desde el mismo establishment catalán.

Tenemos un régimen secesionista que, en cualquiera de las siglas políticas con las que se manifieste, convierte sus medios de comunicación en aparatos de propaganda ideológica y adoctrina a jóvenes y adolescentes desde los centros de educación. Patrocina la colocación de banderas independentistas en centros oficiales (ayuntamientos, parques de bomberos, comisarías de policía, etc...) y controla tanto colegios profesionales como sindicatos o asociaciones empresariales.

Además de aplastar los derechos lingüísticos de gran parte de la ciudadanía, perpetra demostraciones de fuerza echando a sus gentes a la calle o las reúne en delirantes «conciertos para la libertad», crea ficheros de datos de carácter personal para registrar «adhesiones a propuestas impulsadas por la Generalitat» de personas físicas y jurídicas y atropella nuestro derecho a no decidir colgando la bandera independentista en una caseta oficial de los Mundiales de Natación. Lo último que hemos visto, el lunes 29 de julio, fue como bajo el balcón del ayuntamiento de Mataró, en plena Fiesta Mayor, era quemada la bandera española con el beneplácito impertérrito de las autoridades, mientras la palabra «¡independencia¡» era coreada ostensiblemente por algunos regidores pisoteando el sentir de los ciudadanos no independentistas de la villa.

Democracia es algo más que ganar las elecciones con las urnas. Democracia es respetar la Constitución y los derechos de los ciudadanos; de los que nos han votado y de los que no. Por este motivo cayó Morsi, no muy lejos de aquí. Él también llegó al poder democráticamente y se dedicó a hacer avanzar su programa islamizador modificando unilateralmente la Constitución. Aquí se opta directamente por ignorarla, situándonos por encima de cualquier ley que se haya consensuado entre todos los españoles.

Los Hermanos Musulmanes y los Hermanos Independentistas comparten más de lo que a algunos les parece. Ambos quieren instaurar un proyecto utópico que va contra el signo de los tiempos y Mas/Morsi es su profeta. No le llamemos fascista. Pero hay suficientes elementos para llamar a esta política «fascistoide». Y ya ha ido muy lejos. Afortunadamente, esto no es Egipto. Aquí hay una democracia asentada con recursos suficientes para plantar cara en forma firme y pacífica. ¿Cierto?

Mª Teresa Giménez Barbat es escritora y miembro del Consejo Territorial de Upyd Cataluña.

Contra el PP
Santiago Armesilla www.vozbcn.com 7 Agosto 2013

La politología, esa disciplina académica mal llamada “ciencia política” (nunca será una ciencia salvo, acaso, alguna rama particular de la misma como la biopolítica), la cual tuve yo el placer, según se mire, de estudiar, y que trata de analizar las relaciones dialécticas entre las distintas instituciones que definen a toda sociedad política al nivel de los vectores descendentes y ascendentes del poder político, define los partidos atrápalo todo como partidos que tratan de atraer para sí el voto de diversos sujetos pertenecientes a diversas clases sociales entrecruzadas entre sí y con diversos intereses económicos, sociales y políticos. Estos partidos escoba (también se les llama así) no tienen una ideología definida más allá de defender en mayor o menor medida la legalidad vigente del Estado en que desarrollan su actividad política, y por ello sufren de fallas teórico-políticas más que graves en su constitución. Es decir, su ortograma, su leit motiv, es tan viscoso y difuso que vale tanto para un roto como para un descosido, siempre y cuando observen cuidadosamente los principios constitucionales jurídicos del Estado. Aunque no siempre, pues según les convenga se los saltarán a la menor oportunidad.

Tanto el PSOE como el PP podrían ser calificados así, aunque también UPyD (cada vez más) e Izquierda Unida tienen características de partidos escoba, tendencia a la que se han sumado muchos otros partidos debido a mi juicio por dos motivos: la viscosidad postmoderna de las ideologías políticas en las democracias de mercado pletórico capitalista (uno puede ser de izquierdas y defender privilegios étnicos como le ocurre a Bildu o la CUP, lo que demuestra que, como dijo Gustavo Bueno, “la derecha se encuentra disuelta en la izquierda, es lo mismo pero con otro nombre”), donde los votantes y los militantes políticos son también consumidores satisfechos en tanto pueden mezclar incoherentemente tendencias, ideas y prácticas venidas de tradiciones ideológicas disímiles y enfrentadas en el pasado (¿acaso no hay nazis judíos en Israel, o anarco-capitalistas?); y también por el tradicional anarquismo antropológico de la sociedad española, fomentada por el clero y estabilizada con fuerza ya en la época de los Austrias, hasta el punto que los Borbones fueron realmente el factor desestabilizador de esa tendencia anarquizante, cuya influencia se ha dejado sentir tanto a derecha (franquismo) como a izquierda (Constitución de la República española de 1931). Sobre esta cuestión antropológica recomiendo mi artículo de Alternativas al secesionismo, publicado en El Debat el 1 de julio.

Hay, por tanto, características estructurales a nuestro sistema político democrático, a nuestro sistema económico capitalista con elementos propios del modelo de Establo del bienestar (fórmula irónica del filósofo español Juan Bautista Fuentes Ortega), y a nuestra idiosincrasia antropológia y sociológica histórica, que posibilitan que prácticamente todos los partidos políticos españoles, tanto los que son partes de un todo (PSOE, PP, IU, Ciudadanos y UPyD), como aquellos que quieren destruir el todo para separar una parte y crear estados nuevos supeditados al eje franco-alemán (CiU, ERC, PNV, Bildu-Amaiur-Sortu, CUP, BNG, AGE, PA, CHA), sean partidos escoba, cuyo único marco teórico fuerte realmente resulta serlo débil: la Constitución española de 1978. No es el momento aquí de realizar un análisis crítico político de nuestra Carta Magna. Pero el hecho de que el único pilar de unidad política ideológica de todos estos partidos escoba sea una Constitución en la cual se habla de nación española y también de nacionalidades históricas (cuando nación y nacionalidad son lo mismo), al tiempo que la parte más extensa de la misma sea la dedicada al ordenamiento administrativo de las inventadas ad hoc Comunidades Autónomas), lo que posibilita que las fricciones entre estos partidos escoba bajo el amparo de nuestra Constitución monárquica sea el de la unidad de España y su balcanización (mediante un haraquiri pacífico o bélico), muestra el estado lamentable político y filosófico de los partidos políticos de nuestra patria y de las motivaciones de sus principales ideólogos.

Los análisis de este mejunje ideológico incoherente, contradictorio y de mala fe (en expresión de Sartre) se han realizado a muy diversos partidos también en su relación con la idea de nación española. Desde los partidos neofeudalistas separatistas (estudios muy bien documentados de autores tan diversos como Jon Juaristi, Antonio Elorza, Enrique Gil-Calvo o Jesús Laínz) hasta el PSOE (Lágrimas socialdemócratas, de Santiago González; o el magnífico libro Zapatero y el Pensamiento Alicia, de Gustavo Bueno, un libro aparentemente menor en su obra filosófica pero que, a mi juicio, está llamado a ser en la obra de Bueno lo que para Marx representó la publicación de El 18 Brumario de Luis Bonaparte). Sin embargo, estudios teóricos sobre el PP no existen realmente, salvo los manidos libelos ideológicos socialdemócratas de Juan Luis Cebrián junto con Felipe González o las críticas más basadas en vivencias que en análisis serios de Federico Jiménez Losantos (Con Aznar y contra Aznar) o Ignacio Villa (Prohibido pasar: la historia oculta del PP). ¿Cómo resumir, entonces, el pensamiento político del PP, si lo hay? Si el pensamiento Alicia es el propio de Zapatero, un pensamiento no utópico, sino infantil o adolescente que cree que los problemas políticos desaparecerán con solo ignorarlos al mismo tiempo que cree obstinadamente que con solo desearlo se llegará a un mundo mejor, ¿cuál es el pensamiento, si lo tiene, de Mariano Rajoy?

En el PP existen familias ideológicas, igual que en todos los demás partidos de España. Familias mal avenidas cuyo único ortograma ideológico es el constitucionalismo de 1978 y el posicionarse frente al resto de partidos. Se trata de familias que vienen de distintas tradiciones ideológicas e históricas que, a pesar de sus fricciones, se influyen mutuamente de la misma manera viscosa que a escala más general ocurre a nivel sociopolítico en toda España. Esas familias podrían resumirse en las siguientes:

a) La neofranquista, o franquista sociológica, la que inició el núcleo del PP con Manuel Fraga al frente (la primigenia Alianza Popular), de gente que aceptaba el legado del franquismo y la influencia del falangismo en la sociedad política española pero aceptaban entrar en un sistema partitocrático al estilo europeo tras la muerte del dictador. Hoy es minoritaria en el PP, aunque como núcleo generador de la institución sigue teniendo una importancia seminal para entender la formación y el devenir histórico del PP. No en vano, su neofranquismo es coherente con el régimen anterior tanto a nivel político (la aceptación en la sucesión en la jefatura del Estado del Rey Juan Carlos I designado por Franco, la aceptación de la orientación pro yanqui y pro europeísta que el propio Franco indicó ya desde la década de 1950, así como la apertura económica desde una ‘derecha socialista’ -término de Gustavo Bueno que se explica en su obra El mito de la derecha-, hacia una economía capitalista de mercado pletórico, idea que ya el propio Franco indicó como necesaria para España en discursos tempranos de 1954 ó 1956, pocos años antes de la reforma tecnocrática de los planes de desarrollo de 1959 que convirtieron a España, diez años después, en la décima potencia industrial del mundo). Este núcleo neofranquista en el PP sería, por tanto, heredero del franquismo en un sentido completamente reformista, análogo al que podía representar, a su manera, la Perestroika o la Glasnost soviética de Gorbachov pero con más éxito político que éste.

b) La democristiana, tanto en lo político y social (las reformas de la ministra Ana Mato en materia sociosanitaria así lo prueban, como las declaraciones políticas de Jaime Mayor Oreja) como en lo económico (lo muestran las declaraciones de Vicente Martínez Pujalte). Los democristianos del PP, si bien no estuvieron en el núcleo generador del partido, por participar en la formación de Unión de Centro Democrático (UCD), que gozaba con mayor aceptación por parte del rey designado por Franco, sí lo estuvieron en el desarrollo de su cuerpo, conformado con el transcurso de la democracia en sus inicios. En principio, Mariano Rajoy, nuestro presidente, pertenecería a esta rama, si bien su política económica actual con recortes en educación y sanidad considerables, se alejan de la tradicional política económica democristiana, que junto con la socialdemocracia construyó los establos del bienestar europeos, y se acercan a las tercera y cuarta familia política pepera.

c) La liberal-política. Tambien minoritaria, y también venida de la extinta UCD, y a diferencia de la cuarta familia que luego trataremos, es la que ideológicamente hablando rompe dentro del partido con el núcleo generador neofranquista, con tal contundencia que abre al mismo a un espectro ideológico impensable en sus inicios: la clase media urbana (aristocracia obrera, pequeña burguesía, funcionarios, asalariados con salarios medio-altos), de las grandes ciudades españolas y las capitales de provincias. Este liberalismo político es heredero de la Constitución de Cádiz y de las ramas liberal-conservadoras que en España disfrutaron de diversos momentos de poder durante el siglo XIX español. Los liberales del PP son los que permitieron permear en el partido ideas políticas centroeuropeas dentro de una tradición política española particular que podía disputar a la socialdemocracia liberal del PSOE el espectro político de un grueso de votantes urbanos decisivos en muchos comicios electorales. Rita Barberá, Cristóbal Montoro, María Dolores de Cospedal o Celia Villalobos son, a mi juicio, algunos nombres representativos de este liberalismo político conservador dentro del PP.

d) La neoliberal, una escisión de la anterior que, junto con ésta, es la que más ha influido en el curso político histórico del PP hasta el presente ya desde su transformación de Alianza Popular a Partido Popular el 4 de septiembre de 1989, cuando José María Aznar se hace con la presidencia del partido. Esta rama, conservando algunas ideas propias de la liberal (la defensa de la nación política española), sin embargo ahonda en el aspecto político económico en un sentido aún más liberalizador, apoyados históricamente en una tendencia que se inicia, como hemos dicho antes, ya a mediados de la década de 1950 según discursos del propio Franco, lo que no significa que esta rama sea heredera del franquismo, pues para los neoliberales Franco era un peligroso socialista. Es en la Comunidad de Madrid donde el PP tiene su laboratorio neoliberal, con medidas de política económica como el área única sanitaria, la concesión a gestores privados de los hospitales públicos o la triplicación de las tasas universitarias en licenciatura, grado, máster y doctorado, imposibilitando así que amplias capas de las clases trabajadoras españolas en Madrid puedan terminar sus estudios universitarios, donde estos ávidos lectores de las teorías económicas de la Escuela Austriaca y de los neoclásicos de la Escuela de Chicago de Milton Friedman desarrollan una política antiestatista y rupturista del tejido social español tan perjudicial o más como la neofeudalista separatista en Cataluña o el País Vasco (no en vano, CiU está a la altura en neoliberalismo de Esperanza Aguirre, y grupos como la CUP, que se dicen marxistas-leninistas, no siguen para España en absoluto la tradición republicana, unitaria, presidencialista y unicameral, jacobina, del marxismo-leninismo como explícitamente afirmó Lenin en su obra El Estado y la revolución). Aznar, Aguirre, Javier Fernández-Lasquetty, Juan José Güemes, Luis de Guindos, Ignacio González o Lucía Figar, entre otros, son los más claros representantes de esta familia neoliberal dentro del PP, la única que tiene como apoyo el quehacer ideológico de diversos mamporreros teóricos que les suministran ideas teóricas a través de fundaciones privadas como FAES, el Instituto Juan de Mariana y otras tanto dentro como fuera de Madrid.

Entre estas cuatro familias se conforma un pastiche ideológico al que votan más de diez millones de nuestros compatriotas, al menos en las últimas elecciones generales. Un pastiche que, apoyado en el patriotismo constitucional con alguna fundamentación histórica propia o ajena, no bebe de una tradición teórica propia histórica que puedan tener otras formaciones como el Partido Comunista de España (hoy en Izquierda Unida), o incluso el PSOE, el cual sin embargo tiene elementos tan ultraliberales como el PP dentro de su seno (como prueban las medidas en contra de los trabajadores españoles de los astilleros gallegos, asturianos y vascos que, amparado en la legalidad de la Unión Europea, defiende Joaquín Almunia, destruyendo los pocos restos que todavía quedaban de proletariado español y asegurando así que España sea una nación de tercera dentro de Europa, dedicada al turismo, los servicios y los casinos como Eurovegas, en una colonia empobrecida al servicio del IV Reich alemán de Merkel y sus sucesores, inestable políticamente pero, mientras interese, mantenida en su unidad política por la OTAN como frente de batalla geopolítico ante el inestable Magreb islámico). El PP no tiene tradición teórica política, ha de beber de una fundamentación histórica conformada en su propio quehacer desde la Transición, y si acaso, son los neoliberales los que importan ideas extranjeras ultraliberales que creen ayudarán a España a salir del pozo negro en que se encuentra. En absoluto, pues el neoliberalismo impulsado ya hace veinte años, gracias al Consenso de Washington, en naciones iberoamericanas como Chile, permitieron un crecimiento económico apoyado en una desigualdad social abrumadora, en una depredación de empresas extranjeras en el país que lo han esquilmado y no le han permitido tener el control de sus autóctonas materias primas y han sumido en la casi imposibilidad de tener estudios universitarios a sus clases de trabajadores. Y eso es lo que pretende esta rama neoliberal, muy pujante en el PP, implantar en España. Al contrario de lo que sostenía Fredrich August von Hayek, el camino a la servidumbre es el camino del desorden político, económico y moral que la debilitación del Estado y de sus instituciones acarrea el neoliberalismo. Tan neoliberal es Arnaldo Otegui o Oriol Junqueras como lo es Juan José Güemes o Lucía Figar. Y por ello, tan enemigos de la nación española, de su unidad territorial política y económica, son unos como otros.

¿Y qué hace Rajoy mientras permite este expolio a España, amparado en la negación de los problemas, en esconder la cabeza mientras la nación se desmorona poco a poco, ocultando cual avestruz su cabeza en un agujero esperando que el crecimiento económico haga que todo pase? Rajoy es tan aliciesco como Zapatero, con la única salvedad de que en público él no discute el concepto de nación española. Aunque en la práctica, y a pesar de la unidad de mercado, el patriotismo constitucional del PP unido a la pujanza del neoliberalismo de ideólogos como Jesús Huerta de Soto o Juán Ramón Rallo entre muchos votantes y militantes del PP, desteje esa necesaria unidad nacional política que no solo lo es ejecutiva, legislativa y judicial, sino también económica, productiva, gestora, planificadora y redistributiva, así como diplomática, federativa (la política exterior española ha de ser unitaria) y militar. Y en esto también todos los partidos son partidos escoba: se han especializado en borrar todo lo que los anteriores detentadores del poder, sean nacionales, regionales o municipales, han realizado.

Que muchos hayan dado su voto a un partido que, supuestamente, debido a su poder y su presencia institucional, son el gran impedimento a la balcanización de España, como voto útil o menos malo, convierte a todos estos tanto en víctimas de un sistema político que pueden defender o aborrecer, pero también en cómplices objetivos de su continuidad hasta la podredumbre total. El microcosmos ideológico y político dentro del PP solo es un espejo del pastiche ideológico que todo el conjunto de los partidos escoba españoles entretejen y destejen en diversas instituciones políticas, educativas y económicas que, inevitablemente, influyen y se retroalimentan del comportamiento político de todos nosotros, los ciudadanos de España. Si el supuesto patriotismo constitucional del PP es lo menos malo para algunos frente a la deriva separatista en Cataluña, las medidas socioeconómicas antiestatistas influidas por la familia neoliberal del PP, las medidas contra la familia como institución que la rama democristiana del PP realiza (la última, la exclusión de la reproducción asistida para parejas lesbianas o mujeres solteras), la nulidad política de la rama liberal y la herencia franquista del PP, una herencia nefasta en tanto que la Constitución española de 1978 fue, en cierto sentido, la última ley orgánica del franquismo teniendo su origen en la última reunión de las Cortes franquistas para aprobar la Ley de Reforma Política del 18 de noviembre de 1976, una Constitución con unas fallas político-jurídicas temibles para España, y también nefasta en tanto que es en el franquismo donde se fragua de manera decisiva en la actualidad la ignorancia y el analfabetismo político de prácticamente todas los partidos políticos actuales, desde el PP hasta la CUP, pasando por PSOE, IU y UPyD, entonces no nos quedaría otra necesidad más que reconocer el grado extremo de decrepitud que la particocracia española experimenta en su actualidad.

No obstante, un patriotismo español político, cívico, ciudadano, e incluso con una inequívoca vertiente unitaria y republicana, también por qué no socialista, opuesto tanto al neofeudalismo separatista reaccionario como a la podredumbre de los grandes partidos nacionales, incluido el PP, es la única garantía, si se fragua como es debido y se articula de manera exitosa, la única salida posible al gran problema histórico de nuestro presente: la unidad de la nación política española. Por ello no basta con el voto útil, y no basta con quedarse en casa para votar al PP o al PSOE en una actitud de presentismo irresponsable y antipatriota. En tanto que líderes peperos como el propio Aznar y Rajoy, en sus discursos, distinguen entre Cataluña y España, distinguiendo así de manera inconsciente e igualando como si fuesen dos cosas parecidas, a una región de una nación política (distinción que influye, por su viscosidad y por desgracia, entre personas completamente alejadas del PP, en tanto admiten referendos separatistas en Cataluña negando al resto de españoles el poder votar en ese referendo sobre algo que a todos nos concierne e importa, como es la unidad de la patria en la que todos generamos valor económico, tejido social y comunidad, como he podido comprobar en el artículo publicado en LA VOZ DE BARCELONA Sin miedo al referendo, de mi amigo Daniel Perales), y en tanto que las medidas neoliberales del PP son tan separadoras del tejido social español como lo son los ataques neofeudalistas dentro de nuestras propias instituciones, y en tanto que todos los trabajadores españoles pagan con sus impuestos la destrucción de su patria, pagando a instituciones de inequívoco discurso neofeudalista separatista y neoliberal. En resumen, en tanto que el PP, desde el poder en Madrid, es cómplice y aliado político y económico de las pretensiones del neofeudalismo racista antiespañol, hoy día el patriotismo político español pasa, entre otras cosas, por ir radicalmente en contra del PP, tanto en materia ideológica básica como histórica, política y económica. Pues el PP, en absoluto, ni en la teoría ni en la práctica, defiende a la nación española.

En resumen: ¿quieres defender la nación española? Ataca sin concesiones al PP.
Santiago Armesilla es miembro de Izquierda Hispánica

Terrorismo
La UE y Hezbolá
Pablo Molina Libertad Digital 7 Agosto 2013

El pasado 21 de julio los ministros de Exteriores de la Unión Europea culminaron un largo proceso de estudio acerca de la calificación institucional que merece Hezbolá, a tenor de su más reciente trayectoria. El resultado ha sido incluir sólo el brazo armado de la milicia chií libanesa en la lista de organizaciones terroristas de la UE, dejando a salvo de la sanción a sus otras dos facciones, la política y la asistencial.

Es necesario felicitar a los cancilleres europeos por haber conseguido desentrañar las claves de esa trinidad del Partido de Dios, cuya división niegan los propios dirigentes de la organización, pues, como ellos mismos insisten en dejar claro, tal separación, sencillamente, no existe.

El debate sobre Hezbolá en el seno de la Unión Europea surgió con fuerza tras el atentado cometido el verano pasado en Bulgaria. En julio de 2012 un terrorista suicida reventó un autobús lleno de turistas israelíes en la ciudad de Burqas, acción que se saldó con la muerte de cinco israelíes y del conductor del autobús, de nacionalidad búlgara. A pesar de que todos los indicios apuntaban a la organización chií libanesa, la UE decidió que no iba a tomar decisión alguna hasta que concluyeran las investigaciones. Finalmente, las autoridades búlgaras determinaron que la acción había sido obra de Hezbolá, y los Gobiernos europeos se vieron obligados a tomar una decisión sobre este grupo terrorista de forma coordinada. A ello hay que sumar el hecho de que nueve meses antes del atentado de Bulgaria un tribunal chipriota había condenado a un miembro del Partido de Dios por planear una oleada de ataques terroristas contra intereses israelíes en Chipre, amén de la más que evidente presencia de terroristas de Hezbolá en el continente americano.

Sin embargo, la sorprendente distinción entre facciones establecida por los ministros europeos hace que la decisión de considerar terrorista solamente al brazo armado tenga un significado meramente político con escasas consecuencias prácticas. "El largo brazo de Irán" –como fue calificado en The Times por los exjefes de Gobierno de España e Irlanda del Norte José María Aznar y David Trimble– opera en suelo europeo, donde desarrolla distintas actividades ilegales, entre las que destacan el narcotráfico y el blanqueo de capitales, según los informes de distintas agencias de inteligencia. Además, recauda fondos para mantener las actividades asistenciales que lleva a cabo en suelo libanés. La cuestión ahora es dilucidar qué parte de su patrimonio pertenece al brazo armado y cuál está asignada al sostenimiento de las tareas políticas y asistenciales de un grupo en el que, formalmente, no existe la menor separación.

Los propios ministros europeos de Asuntos Exteriores han rebajado aún más la dureza de la sanción impuesta al asegurar que no pretenden socavar la estabilidad política del Líbano, en cuyas instituciones democráticas hay una importante presencia de representantes de Hezbolá. Semejante argumento no puede dejar de sorprender cuando se emplea para referirse a una organización acusada de asesinar al primer ministro libanés Rafiq Hariri, algo que no contribuyó precisamente a la estabilidad democrática del país del Cedro. A su vez, las autoridades libanesas han desempeñado el papel que se esperaba de ellas, lamentando simplemente que la UE no haya realizado "una lectura más prudente de los hechos".

La guinda de este pastel diplomático la han puesto los propios dirigentes de Hezbolá, que el mismo día en que se hizo público el acuerdo de los ministros europeos emitieron un comunicado en el que se limitaron a tachar de "agresiva e injusta" la decisión adoptada, "que no se basa en ninguna justificación o prueba" (sic).

Al final, la decisión de la UE de quedarse en tierra de nadie no parece que vaya a reportarle ningún beneficio inmediato. Los ministros europeos han renunciado a castigar seriamente a Hezbolá, sobre todo en el terreno de las finanzas, lo que no va a impedir que sus países se pongan aún más en la diana del considerado "el Equipo A del terrorismo internacional". Tampoco es previsible que aumente la estabilidad del Líbano y de Oriente Medio, uno de los objetivos que la UE dice perseguir. En cambio, la imagen de la Unión Europea como armatoste burocrático incapaz de actuar enérgicamente en defensa de una concepción moral de las relaciones internacionales ha quedado, una vez más, perfectamente establecida.

© elmed.io

Economía
Bruselas respalda al FMI y pide a España una rebaja de sueldos del 10 %
La Voz 7 Agosto 2013

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn, defendió hoy los recortes salariales de hasta un 10 % propuestos para España por el Fondo Monetario Internacional y pidió a sindicatos y patronal un gran acuerdo para ello como fórmula para combatir el paro. «Los actores que lo rechacen frontalmente cargarían sobre sus hombros con una enorme responsabilidad nacional por los costes sociales y humanos», aseguró Rehn en un artículo publicado en su blog.

El político finlandés señala en el texto que pese a que los últimos datos sobre desempleo permiten ser «cautelosamente positivos», España debe seguir reformando y mejorando el funcionamiento de su mercado laboral. Rehn se sirve en su análisis de la receta propuesta la pasada semana por el FMI, que recomendó a España un pacto social entre sindicatos y empresarios para acelerar los beneficios de la reforma laboral y lograr más flexibilidad salarial, con un modelo que contempla bajar los sueldos hasta un 10 % en dos años.

A cambio de la reducción salarial, los empresarios deberían comprometerse a «significativos» aumentos de la contratación, mientras que el Gobierno contribuiría a esta dinámica permitiendo una reducción de las contribuciones a la Seguridad Social de alrededor de un 1,7 %, según la idea del FMI. Rehn considera que esa fórmula de «devaluación interna» permitiría reducir el paro y tener una inflación baja, que aumentaría el consumo.

El comisario reconoce en su artículo el «desafío político» que supone lograr un «amplio consenso político y social» sobre la senda del ajuste económico, pero subraya que es algo que merece un «intento serio» por el «bien de los millones de jóvenes españoles que están actualmente desempleados».

Rehn, que recordó que el mes próximo la Comisión analizará en detalle las reformas laborales de 2012, destacó las últimas cifras, que indican una mejor tendencia en la creación de empleo.

«No hay duda de que esta tendencia puede reflejar en parte un patrón estacional, vinculado a la relativamente competitiva industria turística española, pero podría señalar el tan esperado punto de inflexión», aseguró.

El responsable económico de la Comisión Europea, que titula su artículo ¿Pueda lograr España lo que hicieron Irlanda y Letonia?, considera que España podría seguir el ejemplo de esos dos países hacia la recuperación económica.

Al mismo tiempo, el vicepresidente de la Comisión destaca en su análisis la mejora de la coyuntura económica en Europa que apuntan varios indicadores, aunque pide cautela, pues en muchos países «el paro sigue siendo inaceptablemente alto y las reformas (...) están aún a medias o todavía por aplicar».

«Pero no podemos negar la tendencia subyacente que indica que el reequilibrio y la reforma de la economía europea está claramente en marcha», señaló, asegurando que España es prueba de ello.

En concreto, Rehn apunta al paso del déficit al superávit en la balanza comercial del país y al buen comportamiento de las exportaciones.

Según el comisario, la economía española aún necesita redistribuir sus recursos de sectores como la construcción a otros más productivos, principalmente el de la exportación.

El círculo cuadrado
Nota del Editor 7 Agosto 2013

Para que un empresario se comprometa a un significativo aumento de la contratación, lo único que necesita son clientes pidiendo sus productos. Y cualquier cliente que quiera pedir un producto, salvo los profesionales de la política, primero verá su flujo de tesorería, sus necesidades y actuará en consecuencia, pero si antes le han reducido el salario un 10% y ya andaba mal, no se que va a querer comprar.

El caso de los profesionales de la política es completamente contrario, no mirará su flujo de tesorería, pues si tiene un agujero, endeudará a sus "representados" o les aumentará la presión fiscal o ambos, todo sin haber estudiado la necesidad ni actuar en consecuencia salvo para sí.

En cuanto a recudir pensiones y aportaciones a la seguridad social, es como el truco del fumador que quería dejar de fumar e hizo un agujerito al lado del filtro, así le entraba menos humo y más aire, luego siguió haciendo agujeritos hasta conseguir sólo aire.

Estos tipos no quieren enterarse de que las pensiones y la seguridad social son costes del sistema, y donde hay que hacer hincapié es en su eficacia. Los pensionistas de hoy hemos pagado, nos han obligado a pagar, las pensiones de ciudadanos que no aportaron a la caja de la seguridad social o que aportaron menos de lo que les correspondía o que les pagaron pensiones mayores de las que les hubieran correspondido. A ver si no confundimos impuestos y seguridad social. Los profesionales de la política quieren hacer beneficiencia con la seguridad social y no con los impuestos, porque ya se han gastado todos los de hoy, mañana y pasado.

El responsable económico de la Comisión Europea, debería leerse la información que se le ha enviado y que figura en nuestra primera pagina: la primera medida debería haber sido la derogación de todas las leyes de lenguas regionales y seguidamente desmantelar el tinglado autonómico (como daños colaterales, desaparición de cientos de miles de profesionales de la política y enchufados varios)..

España / Caso ERE
La trama de corrupción de los ERE suma ya 116 imputados
La jueza Alaya implica a otras 23 personas en una causa que ya acumula más que el «caso Malaya»
R. S., Sevilla. La Razón 7 Agosto 2013

Antes de marcharse de vacaciones, la juez Mercedes Alaya dictó un auto, hecho público ayer, en el que implica a 23 personas más en la trama de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos de la Junta de Andalucía. Entre los nombres más destacados, figuran dos hijos del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos, Javier y Pablo, por los ERE derivados de varias empresas del grupo Rumasa.

Fuentes judiciales detallaron a Efe que, en un auto fechado el 31 de julio, la instructora imputó a intrusos y empresarios citados en seis informes de seguimiento realizados por la Guardia Civil sobre las ayudas irregulares concedidas por la Junta. Con esta nueva lista, se elevan a 116 el número de personas acusadas, entre ellas una treintena de altos cargos o ex altos cargos del Gobierno andaluz, mediadores, abogados e «intrusos» que nunca trabajaron en las empresas beneficiarias.

Catorce empresas
El señalamiento de Javier y Pablo Ruiz-Mateos tiene su origen en las subvenciones por las ayudas al hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga). Además han sido imputadas personas relacionadas con las ayudas al Matadero de Fuente Obejuna de Córdoba y las empresas sevillanas SOS Cuétara, Saldauto e Intersur, citados en un informe de la Guardia Civil entregado al juzgado en diciembre de 2012. Junto a ellos, han sido imputadas personas vinculadas al ERE de la empresa Cespa y beneficiarios de las ayudas a Hijos de Andrés Molina (Hamsa) de Jaén, Hitemasa de Málaga, la granadina Dhul, Sociedad Anónima Manufactura Española del Corcho (Ssmec) y Cenforpre, vinculada al ex futbolista Pizzo Gómez, ya imputado.

El sindicalista y «conseguidor» Juan Lanzas –encarcelado desde marzo pasado– intervino en los ERE de cuatro empresas del grupo Rumasa en Andalucía. En junio de 2012, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil aseguró que Lanzas cobraba 600.000 euros por cada expediente y pedía recibir sus emolumentos en «dinero B, en sobres semanales de 20.000 ó 25.000 euros, siempre en billetes de 500».

Según declaró a la UCO el ex abogado de la familia Ruiz Mateos, Joaquín Yvancos, el «conseguidor» intervino en los ERE de cuatro empresas del grupo en Andalucía –hotel Cervantes, dos en Garvey, Zoilo Ruiz Mateos y Dhul de Granada– por los que le debían tres millones de euros, de los que cobró la mitad. Los sobres los recogía personalmente Lanzas o su compañera, según el abogado, quien aseguró a la Guardia Civil que, junto a estos pagos, el sindicalista «pasaba desde cinco o seis años sus vacaciones de agosto en el hotel Cervantes» de Torremolinos (Málaga) «de forma gratuita». Según el abogado, fue el propio Ruiz Mateos quien presentó a Lanzas como «conseguidor» al dueño de Aglomerados Morell y a la propietaria del restaurante Río Grande de Sevilla, que están imputados en la causa por los intrusos aparecidos en los ERE de sus empresas.

Tras conocerse esta nueva decisión judicial, el PP –que admitió haberse enterado por la prensa, ya que como acusación no le ha sido notificado el auto–, su portavoz en la comisión de Justicia del Parlamento, Juan Ramón Ferreira, volvió a reclamar al consejero de Justicia, Emilio de Llera, que «deje de acosar» a la juez y se centre en solucionar los numerosos problemas de infraestructuras judiciales.

Por su parte, el secretario de Política municipal del PSOE-A, Francisco Conejo, reaccionó como lo viene haciendo su partido en los últimos meses: arremetiendo contra Alaya. De nuevo, y como hicera el pasado lunes, volvió a reclamarle que remita la causa al Tribunal Supremo y agilice el proceso judicial. «Esperamos que Alaya no siga mareando la perdiz y actúe con diligencia para que esto pueda solucionarse», lanzó el dirigente socialista, que limitó lo que denominó «supuestas irregularidades» a «la concesión de algunas ayudas» por parte de la Junta.

Por último, Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso, exigió al PSOE que deje de acosar a Alaya y dé explicaciones sobre los ERE irregulares en la Junta de Andalucía, en lugar de «desvirtuar» el proceso «personado como acusación y pagando a su vez a los abogados de algunos imputados».

Fundación Círculo Balear
Los profesores de Baleares denuncian a los sindicatos por el decreto de trilingüismo
Señalan la manipulación y sectarismo de UTG, CC.OO. STEI y ANPE
 www.lavozlibre.com 7 Agosto 2013

Madrid.- Los profesores de Baleares han denunciado a los sindicatos por su actitud ante el decreto de trilingüismo. Así lo anuncia la Fundación Círculo Balear (FNCB), que ha asegurado que está recibiendo quejas de docentes por la manipulación y sectarismo que UGT, CCOO, STEI y ANPE están llevando a cabo tras la entrada en vigor del nuevo decreto de lenguas.

Los docentes están acudiendo a asesorarse jurídicamente ante las dudas sobre la legalidad de las acciones con las que estos sindicatos pretenden vulnerar la legalidad vigente.

La entidad presidida por Jorge Campos destaca que la mayoría de consultas son de profesores afiliados al sindicato ANPE, asegurando que se sienten engañados por el actual presidente autonómico, Antoni Martorell, quien está desarrollando una política sindical en la misma línea que los sindicatos nacionalistas UGT, CC.OO. Y STEI.

De hecho, la fundación Círculo Balear ha dirigido una carta de queja a la dirección nacional de ANPE informando que su delegación autonómica está infringiendo los estatutos y principios del sindicato, ya que está anunciando medidas que son profundamente antidemocráticas y abiertamente contrarias al decreto de trilingüismo con el que se pretende mejorar el conocimiento del inglés, garantizar la libre elección de lengua en la primera enseñanza, así como el conocimiento y dominio de ambas lenguas oficiales al finalizar el periodo educativo.

Precisamente, del comunicado de ANPE nacional del pasado 17 de julio se desprende que no comparte la política nacionalista de UGT, CCOO y STEI al rechazar lo recogido por la LOMCE respecto a que la oferta de la enseñanza en castellano se derive hacia los centros privados ya que, para ANPE: “El derecho a la lengua común y las lenguas vehiculares debe garantizarse en todo el Estado a través de la enseñanza pública”.

Para la FNCB, el presidente de ANPE Baleares, Antoni Martorell, está dejando huérfanos de representación a los docentes afiliados, y perdiendo su credibilidad al posicionarse junto a la minoría docente nacionalista contraria una nueva normativa respaldada por la mayoría de la sociedad.

Innovación para terroristas: ropa explosiva incapaz de ser detectada
Al Qaeda dispone de explosivos indetectables
REDACCIÓN BILBAO Minuto Digital 7 Agosto 2013

La rama yemení de la organización terrorista internacional Al Qaeda dispone de explosivos indetectables, según fuentes bien informadas de la Casa Blanca citadas por la cadena ABC.

La inteligencia de EE.UU. señaló que se trata de una sustancia explosiva líquida que, al ser absorbida por la ropa, convierte el tejido en un explosivo.

El responsable del desarrollo de este nuevo tipo de explosivo supuestamente es el saudí Ibrahim al Asiri, quien anteriormente había desarrollado explosivos que podían ser ocultados en la ropa o en el cuerpo humano.

Hace un año, se informó de que los ingenieros de Al Qaeda seguían estudiando técnicas para transportar explosivos dentro de los aviones. Según el periódico británico ‘Daily Mail’, la inteligencia occidental cree que cirujanos vinculados a Al Qaeda han conseguido implantar en el cuerpo de terroristas suicidas explosivos que se accionan mediante la inyección de un líquido especial y que los escáneres de los aeropuertos no pueden detectar.

Recordemos que EE.UU. cerró temporalmente sus misiones diplomáticas en 23 países de África del Norte y Oriente Medio, incluido Israel. Este martes el Departamento de Estado de EE.UU. ordenó la evacuación del personal de su embajada en Yemen alegando peligro de ataques terroristas por parte de Al Qaeda. A los demás ciudadanos estadounidenses también se les sugirió abandonar el país.

ESPAÑA EN RECESIÓN
LA CASTA: Rajoy gasta 210.576 euros en tapices
REDACCIÓN BILBAO Minuto Digital 7 Agosto 2013

Según informaba el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 3 de agosto, La Moncloa ha adquirido 39 reposteros bordados (tapices) a la Real Fábrica de Tejidos por un valor total de 210.576 euros.

La compra ha sido pagada con dinero público y de ella sólo tuvieron constancia los ciudadanos a través del BOE.

Y es que see está convirtiendo ya en algo recurrente tener que leer el medio oficial para enterarse de algunas actividades del Gobierno o para conocer el trasfondo de muchas medidas que se aprueban.

Resulta inoportuno desembolsar un precio tan elevado por unos objetos tan superfluos, que únicamente desempeñarán una función puramente decorativa en el Palacio de la Moncloa.

******************* Sección "bilingüe" ***********************



Recortes de Prensa   Página Inicial