AGLI Recortes de Prensa   Jueves 5 Septiembre 2013

España: todo sigue igual
Enrique Roca El Confidencial 5 Septiembre 2013

¿Qué es gobernar?

El verano de 2013 será recordado por la grave tragedia del accidente de tren de Santiago. Sorprende que acto seguido se ponga en solfa todo el sistema de seguridad vial. La labor de los Gobiernos es procurar cotidianamente la mejora de los servicios públicos sin esperar a que ocurran estas desgracias. También extraña que antes ningún actor del sector (maquinista, ingenieros, técnicos, ni usuarios) hubiera advertido del peligro de dicho tramo. Para quitarse de encima responsabilidades, crean comisiones de técnicos independientes nombrados por ellos para decir lo que no se atreven: grupos sobre estudio de pensiones, impuestos, seguridad, etc. Y uno se pregunta, ¿para qué sirven los ministerios y sus funcionarios cualificados? Nos quieren de esta forma vender la inevitabilidad de las medidas, su neutralidad política y la mejora que supondrán para todos.

España 2014: más de lo mismo
Aunque se cambie de lenguaje y ropaje, el camino está trazado: más recortes. El sacrificio de casi todos ha producido efectos en el sector exterior, pero la bajada generalizada de salarios y beneficios no sirve para atajar dos de los principales problemas que nos acechan: el déficit público, que no hace más que aumentar, y la falta de crédito.

Es difícil aceptar recortes mientras los Gobiernos autonómicos gastan 300.000 euros en un partido de baloncesto, aunque busquen patrocinadores a posteriori, y los presidentes quieran contratar entrenadores personales a costa del erario público.

Urge la reforma del Estado
Para salir de esta hay que replantearse la concepción del Estado con sus múltiples niveles e incoherencias (Senado, Diputaciones, etc.) que conducen a que los esfuerzos de casi todos se desvanezcan ante tanto gasto inútil. No sólo hay 17 de todo (calendarios de vacunaciones, sistemas impositivos diferentes con traslados de domicilio fiscal a las comunidades menos confiscatorias), sino también falta de coordinación entre las mismas (cuando un monte de una zona limítrofe arde, aunque los bomberos de la comunidad vecina estén más cerca no pueden actuar a pesar de que se ofrezcan voluntariamente, como pasó este verano en Ayora). Pueden hablar de protocolos de colaboración, pero siempre falta la póliza o el sentido común, por mucho que nuestros políticos alardeen de que todo está controlado.

El despilfarro aumenta
Nuestra situación no se arregla únicamente con bajadas de salario y subidas de precios e impuestos. Ya son nuestros jornales un 30-40% más bajos que los de nuestros vecinos alemanes y franceses, y a los trabajadores españoles se los rifan en el extranjero. Hay que preguntarse ¿qué es lo que falla y dónde está del dinero? En mi comunidad, este verano nos hemos enterado de que las resonancias magnéticas derivadas a un servicio privado cuestan sustancialmente más que en un hospital público, y que los contratos celebrados con las empresas tienen vigencia decenal.

Como vemos, el dilema de la cuestión no es público/privado; más bien eficiencia o no, control o despilfarro.

Todos quieren recaudar a costa de los ciudadanos
El afán recaudatorio ha llegado hasta la fiesta de la Tomatina , aunque los ediles de Buñol (adivinen de qué partido) quieren disimularlo alegando que es la principal forma de controlar la masificación y de paso ofrecer mayor seguridad (se ha quintuplicado) y servicios. Uno que ha tenido la suerte de ir varios años reflexiona sobre el peligro que ha corrido según los organizadores, y no sabe si demandarlos o no. Este año no he asistido (me niego a pagar, ya que compensaba el coste para el pueblo con el gasto que realizaba).

Pronto cobrarán por las mascletás y por los sanfermines, además de por los rayos solares .Y aquí todos están de acuerdo.

Mientras los extranjeros empiezan a comprar inmuebles españoles a precios de saldo, algunos ricos españoles y griegos siguen empecinados en encarecer Londres, Paris y Berlín.

Mientras nos distraen con el circo
No voy a entrar en comentar cada episodio del caso Bárcenas (para eso están los treinta periodistas presentes en todas las tertulias de todas las cadenas a todas horas) ni el asunto de los ERE andaluces. Lo que tengo claro es que si ellos mismos admiten que sus organizaciones son un descontrol absoluto, no están capacitados para administrar el erario público, independientemente de las responsabilidades judiciales.

Cada vez estoy más convencido de que en todos los partidos y organizaciones políticas existen mecanismos de financiación fuera del control judicial que van desde la B hasta la Z. La multitud de casos de corrupción no se entiende sin que los de arriba enseñen el camino y su complacencia con ellos.

El sistema financiero continúa igual
Por lo demás, el sistema financiero sigue sin dar crédito o dándolo a niveles de usura (1,70% mensual en tarjetas), cobrando comisiones por respirar, atiborrándose de deuda gubernamental, regalando entidades a costa del erario público (qué fácil habría sido liquidar una entidad pequeña para aprender y estar preparado para las próximas crisis). El germen de la próxima ya se ha generado mientras no se exijan responsabilidades por esta y los causantes sigan a sus anchas, algunos incluso cobrando de las entidades que quebraron.

Resumiendo: En España, donde hacen faltan los recortes no se hacen, y los que se hacen son a costa del bienestar de todos y del progreso. No es de extrañar que un indicador del progreso como la esperanza de vida haya empezado a menguar por primera vez en muchos años, y es que empiezan a faltar hasta biberones en las maternidades de los hospitales, mientras los de siempre se aferran como nunca a sus cargos públicos, pues no aprovechan para otros menesteres.

Los mercados: nos debatimos entre Jeremy Siegel y algunos seguidores de Elliot, que piensan que pueden subir, y el famoso Capede Shiller, de Tobin y el indicador de Hidenburg-Omen, que ven el mercado peligroso.

Cada vez me convenzo más de que lo importante es separar el trigo de la paja, comprar buenos negocios y empresas bien gestionadas, preferentemente con balances sólidos, en momentos aburridos o de pánico, estar diversificado y tener paciencia. Si lo estamos, es muy fácil de comprobar, basta responder a esta pregunta: ¿podemos dormir tranquilos?

Parece que el alpha retorna, y para ello nada mejor que elegir buenos fondos de inversión, pues en nuestro país podemos presumir de esta industria, ya que nuestros buenos gestores resisten muy bien la comparación con las élites mundiales.

Más reformas, señor Guindos
Ignacio del Río www.republica.com 5 Septiembre 2013

Luis de Guindos, entrevistado este martes en la SER, ha mantenido el tipo y las formas del técnico, distante de la política de bronca y navaja y aséptico ante las preguntas de la entrevistadora que presentaban el caso Bárcenas como un lastre para la economía española.

El dato del paro registrado es un dato positivo, en cuanto supone una estabilización en la destrucción de empleo y por más que se intente rebajar la buena noticia con la ducha fría de que el empleo creado, es un empleo temporal mayoritariamente.

El ministro de Economía ha sido bastante comedido y por más que le hayan presentado “el engaño” ha reiterado que continuamos con un problema gravísimo como consecuencia de un paro situado en el 26 por ciento de la población activa. Tan contenido ha estado que seguro que votantes del PP hubieran deseado una mayor convicción en la defensa de la política económica que está llevando a cabo el Gobierno y en las explicaciones del Presidente Rajoy relativas al caso Bárcenas.

Un asunto en el que la oposición del PSOE tiene el riesgo de situarse en una noria que da vueltas sobre sí misma sin avanzar ni un solo palmo. Los datos del Observatorio que ayer publicaba la cadena SER,con un PSOE situado en el 20,9 por ciento frente al 28,4 por ciento del PP, merecerían que Ferraz hiciese una seria reflexión sobre la idoneidad de su estrategia política y la capacidad de transmitir convicción en sus propuestas a los ciudadanos de su líder, Pérez Rubalcaba y los portavoces que le acompañan.

El PSOE sigue haciendo aguas que es lo que se dice de las embarcaciones que tienen riesgo de hundirse.

Rajoy tiene su planificación aprobada y en curso y no va a entrar de nuevo en el caso Bárcenas a menos que hay sobresaltos judiciales. Ni, por supuesto, va a presentar su dimisión ni va hacer una remodelación del Gobierno a corto plazo.

Los que mantienen estos pronósticos, autodefiniéndose de analistas, confunden la realidad con sus propios deseos y ,además, demuestran ignorancia de la política española y de las características de Mariano Rajoy que seguro que en su círculo próximo dice que él no se ocupa de “caralladas”.

El Gobierno quiere asentar la estabilización económica, condición previa para una recuperación y como ha explicado Guindos, al no ser posible la devaluación monetaria para ganar competitividad son necesarias las reformas estructurales. Y más políticas de calado en las liberalizaciones y reformas territoriales, añadimos.

En este sentido es especialmente significativo que según el Observatorio de la SER sólo el 11 por ciento defienda la actual configuración del Estado de la Autonomías. Un estado de opinión palpable en la calle que pone de manifiesto la quiebra de la confianza en el modelo autonómico y la imputación de causa concurrente en el agravamiento de los efectos de la crisis económica en España.

El alza que se adjudica a UPyD –triplica sus resultados y llega al 14,8 por ciento- tiene, entre sus factores determinantes, su posición de reequilibrar a favor del Estado las competencias nucleares que conforman la igualdad de los servicios sociales básicos. Algo que chirria y demandan los ciudadanos.

Volviendo a la entrevista de Luis de Guindos y sus respuestas en cuanto a la reestructuración del sector financiero, el responsable de Economía no ha matizado que el problema de sobre endeudamiento privado se ha planteado concretamente en las antiguas Cajas de Ahorro, trufadas de políticos y sindicatos que han salido del proceso como niño vestidos de primera comunión y con cara de no haber roto un plato, después de haber actuado de conmilitones de promotores inmobiliarios.

Y le ha faltado también relatar la senda de crecimiento de endeudamiento de algunas Comunidades, sobre endeudamiento público que sigue creciendo también en el Estado de una manera preocupante, aun con la estabilización de la prima de riesgo.

Como dijeron los hermanos Marx en el Oeste, “traed madera” o lo que es lo mismo, “más reformas”, señor Guindos.

Menos leyes y más hechos
Román Cendoya www.gaceta.es 5 Septiembre 2013

Es un clamor la eliminación de cualquier dinero público para las organizaciones públicas.

Ante el clima real de corrupción en lo público en España (partidos políticos, sindicatos,…) es imprescindible que lo que queda decente dentro de ese sector dé un paso al frente y deje de ser un silente consentidor, por lo tanto cómplice necesario, de los desmanes de la cosa. Cualquier anuncio de nueva ley de transparencia o de financiación de los partidos políticos es un insulto a una ciudadanía que está harta de tanto mamoneo.

¿Quién va a liderar una nueva ley de transparencia? ¿El PP cuyos presidente y secretaria general se dedican a la invisibilidad de cuentas eliminando discos duros? ¿El PSOE que esconde y protege al Griñán de los ERE con el aforamiento en el Senado o que exige transparencia y dimisiones al Partido Popular y calla ante las cuentas, las desviaciones y la malversación de dinero público de UGT? ¿Rubalcaba, el hombre que miente con más sinceridad de España, va a encabezar una ley para que no se pueda mentir en el Parlamento? ¿CiU o PNV? ¿Izquierda Unida que mantiene en el Gobierno andaluz a los socialistas de los ERE y ha gobernado con Griñán? No queremos leyes tapabocas que son la coartada para seguir haciendo lo mismo. ¿Acaso no hay una ley de financiación de partidos políticos de cuya aplicación y cumplimiento no se responsabilizan ni los secretarios generales de los partidos como han explicado Arenas, Cascos y Cospedal? Ya está bien. Los ciudadanos ya hemos perdido la inocencia y la paciencia.

Queremos hechos. Es un clamor ciudadano la eliminación total de cualquier dinero público para las organizaciones públicas. Los partidos se financian con el dinero de los ciudadanos y lo destinan a los sueldos de sus empleados muy por encima de los precios de mercado que se pagan hoy en las empresas. Para trincar la pasta son organizaciones políticas. Para repartírsela como quieren se definen, en su gestión, como empresa. Pues no. Si quieren pagar esos sueldos internos –muy, muy por encima del que cobran los altos funcionarios que han hecho una oposición, o los altos directivos de las compañías– que se financien exclusivamente de sus cuotas. Son un escándalo los sueldos que paga el PP. Y me temo que, por la opacidad y el secretismo al que están sometidos, los de los demás, como los de los líderes sindicales o los de la CEOE, serán iguales.

¿Por qué un ciudadano, para recibir una legítima ayuda, tiene que tener una conducta ejemplar, estar al corriente de pago de todo y más, y las organizaciones de la cosa no? ¿Cómo puede la UGT seguir recibiendo dinero público vía cursos de formación o subvenciones después de saber que se lo gasta en comilonas o en financiar huelgas? Ya está bien de privilegio y discriminación. Ni un euro público más para la cosa.

El PP olvida que la democracia exige verdad y transparencia
Los errores estratégicos y tácticos de Arriola: desprecio a los ciudadanos y a su inteligencia
Arriola despreció la humildad, la verdad y el arrepentimiento y prefirió que el presidente del Gobierno sembrara la sospecha
Francisco Rubiales. Periodista Digital 5 Septiembre 2013

Los asesores del PP pasarán seguramente a la Historia como los tipos más torpes del planeta político mundial. Cometen un error tras otro sin que jamás aprendan. El último, el de destruir los discos duros de los ordenadores de Bárcenas exigidos por el juez, ha sido de provocar carcajadas. Haber destruido esos discos duros ha sido una decisión que fortalece la desconfianza ciudadana y dispara todas las sospechas de que el Partido Popular está hasta el cuello de irregularidades y corrupciones.

Las estrategias de comunicación obsesionadas con ganar a cualquier precio, desprovistas de ética, que no son democráticas, basadas en la mentira y sin respeto alguno a las reglas básicas del sistema, no tienen futuro y, aunque triunfen en el corto plazo, siempre son derrotadas a medio y largo plazo. Además, son indecentes, degradan a sus seguidores y son vejatorias para la ciudadanía. Un verdadero demócrata jamás utilizaría esas estrategias de trileros.

Pedro Arriola es el principal asesor de Rajoy y del PP. Su competencia es la estrategia de comunicación, lo que en un partido político equivale a tener responsabilidad sobre el poder, que es lo máximo. El éxito o fracaso del partido y del líder dependen de sus ocurrencias, argumentos y tretas. La fuerza y el poder de un partido político, en democracia, dependen de los la imagen que sepa forjarse y de apoyos y votos que ese partido obtenga del electorado.

A juzgar por las encuestas, las experiencias y los resultados obtenidos, Arriola y Rajoy han fracasado de manera estrepitosa, pues nunca antes en la Historia moderna de la política española un líder como Rajoy, acogido por los ciudadanos con una ilusión sorprendente y premiado con una sólida mayoría absoluta, había despilfarrado su capital político en tan escaso tiempo.

Zapatero tardó mas de seis años en convertirse en un estorbo para España y para su propio partido, mientras que Rajoy ha tardado menos de un año en conseguir un deterioro de imagen y prestigio similar y amenaza ya a su partido con llevarlo hacia una derrota rotunda y humillante.

Todos los errores estratégicos y tácticos de Arriola tienen el mismo patrón: desprecio a los ciudadanos y a su inteligencia. Hay un error de partida que ha marcado todo el estilo y el contenido de la asesoría de comunicación del PP: no existe respeto por la democracia y solo se venera y adora el poder en sí mismo.

Tampoco hay respeto por la verdad, ni por los valores básicos, ni por las normas fundamentales del sistema. El éxito lo preside todo y el grito "Mariano, los españoles no te han elegido para que seas demócrata o digas la verdad, sino para que soluciones los problemas" lo preside todo. Es la filosofía del todo vale si se obtiene el éxito y "del fin que justifica los medios". El problema es que esa filosofía es falsa porque los ciudadanos han elegido a Rajoy, como lo hicieron con Aznar, Zapatero o González, sobre todo para que sea justo, decente, ejemplar, eficiente y demócrata.

La lógica y la profesionalidad exigen que tanto él presidente como su estratega deberían jubilarse porque el fracaso que han acumulado en apenas dos años de gobierno supera todas las previsiones y causa escándalo dentro y fuera de España.

La estrategia de Arriola y de Rajoy tiene fallos de una importancia sustancial. La democracia exige verdad y transparencia, pero ellos han utilizado profusamente la opacidad y la mentira. Tenían el deber de cumplir las promesas hechas al electorado, pero ellos las han incumplido todas. Sabían que el pueblo quería regenerar la vida pública, pero ellos han cerrado los ojos ante la corrupción y han escondido todas las miserias, sin castigar a los ladrones y a los canallas. Por último, han creido firmemente en un principio que es falso: el tiempo lo cura todo, cuando en realidad hay veces que el tiempo lo pudre todo, como les ha ocurrido a ellos.

El discurso de Rajoy sobre Bárcenas del día 1 de agosto de 2013, ante el Senado, es un claro ejemplo del fracaso de las estrategias y métodos de Arriola y Rajoy. Cometieron demasiados fallos, pero los principales fueron los siguientes:

- Eligieron mal la fecha. Creían que el 1 de agosto, dia del inicio de las vacaciones, pocos españoles iban a escuchar el discurso, pero ocurrió justo lo contrario y los medios, sin noticias en verano, le dedicaron espacios preferenciales y lo destacaron mas de lo esperado.

- Negó la verdad evidente de que acudía al Congreso para hablar de Bárcenas forzado por la oposición, por la demanda de los españoles y por las críticas de la prensa internacional, lo que proyectó una sensación de falsedad a todo su discurso.

- Reconoció que se había equivocado, pero lo hizo sin dolor, ni arrepentimiento, sin convicción y utilizando el recocimiento del error como "justificación" para seguir defendiendo la tesis, que ya nadie cree, de que el partido no se financió ilegalmente.

- Utilizó la anáfora "Fin de la cita" como recurso dialéctico, ignorando que esa figura es peligrosa porque tiene un intenso efecto boomerang y suele volverse en contra de quien la utiliza. Con la repetición compulsiva de "fin de la cita", Rajoy sólo ha conseguido la rechifla de la tribuna de oradores y, lo que es peor, de las redes sociales, donde se le ha puesto en ridículo. Hay una segunda teoría corriendo como la pólvora por Internet, que sostiene que el ya famoso "fin de la cita" no es un hallazgo dialéctico de Arriola, sino un error de Rajoy al leer letra por letra el discurso, incluso lo que nunca debió leer.

- Puso a funcionar el ventilador de manera irresponsable. En lugar de hacer un alegato a favor de la honradez de la clase política, de la validez de la democracia y defendiendo su inocencia explicando los hechos con honestidad y asumiendo las evidentes responsabilidades políticas del caso Bárcenas, Arriola despreció la humildad, la verdad y el arrepentimiento y prefirió que el presidente del Gobierno sembrara la sospecha sobre todo la Cámara con un discurso bronco y agresivo, donde seguía negando la evidencia de la corrupción interna de los partidos..

- Los aplausos de los suyos delante de una sociedad española que ya no soporta los fracasos reiterados, la arrogancia y los privilegios de la clase política tuvieron en efecto deprimente e incrementaron el rechazo ciudadano a la clase política desprestigiada que está conduciendo a España hacia la ruina, el fracaso y el desprestigio internacional. La interrupción de los discursos de Rajoy y Rubalcaba con vítores y aplausos de sus partidarios, todos ellos privilegiados y cobrando copiosamente del Estado, constituyeron un espectáculo demoledor para los dos grandes partidos y para la clase política en general.

Pero esa opción es imposible porque los dos grandes partidos han traspasado ya demasiadas veces esa línea roja irreversible que prohibe anteponer los intereses propios y el egoísmo al bien común y el interés general. Los partidos que se comportan así, no tienen regeneración posible porque la infección les ha contaminado el cerebro y la médula y les conduce, irremisiblemente, al abuso de poder, a la corrupción, a la mentira y a la muerte.

Mas no tiene palabra
Emilio Campmany Libertad Digital 5 Septiembre 2013

Estos independentistas de Convergencia tienen más gracia que los hermanos Calatrava. Si abiertamente se decidieran a hacerse oficialmente humoristas, una vez que ya lo son de forma oficiosa, Artur Mas asumiría el papel del Calatrava guapo y Jordi Pujol padre, el del feo. Yo piqué, y no lo digo con segundas, y cuando sacaron la estelada del baúl creí que hablaban en serio. Quia. Se acerca 2014 y se arrugan como un traje barato. Dice ahora Mas que si el Gobierno no le autoriza la consulta, lo deja todo para 2016, fecha de las elecciones catalanas que serán, según él, plebiscitarias. Como si las que hubo en 2012 no lo hubieran sido. Al menos, así se plantearon. Y a pesar de que ganaron los independentistas, resulta que para proclamar la independencia no bastan esas, sino que será necesario convocar otras. Pero no ahora, ni en 2014, sino en 2016.

Es de chiste. Nos dicen que a los catalanes les oprime de tal forma ser españoles que ya no pueden más y desean ser independientes. Prefieren hacerlo por las buenas, pero, si no les dejan, amenazan con hacerlo por las malas con una acción unilateral. Pero luego resulta que la opresión no debe de ser tan insoportable, cuando, a pesar de haberse mostrado dispuestos a esperar a 2014, por hacer coincidir la cosa con el aniversario del final de la Guerra de Sucesión en Cataluña (1714), en realidad pueden sin excesivo menoscabo esperar a 2016. Y cuando hayan celebrado esas elecciones plebiscitarias y ganen, como en 2012, los partidos independentistas, ¿qué van a hacer que no hayan podido hacer ya? En 2016 el Gobierno de España, salvo que en él esté integrado IU, cosa que no es en absoluto descartable, seguirá sin autorizar una consulta encaminada a acabar con España. De modo que, ¿qué habrá cambiado? Nada. ¿Entonces?

Entonces pasa lo que dice Mas que pasa. Que el Estado no le ofrece una alternativa atractiva a la independencia. ¿Y cuál es esa alternativa? Es muy fácil, un concierto económico como el de vascos y navarros. Ese concierto ha permitido a nuestros compatriotas tener las más altas rentas per cápita de España. Mas quiere lo mismo, pero no se trata sólo de que la gran parte de los impuestos recaudados en Cataluña se quede allí. Eso también. Se trata de que sea la Generalidad la que gestione la inspección. Así quedaría en sus manos la posibilidad de ser lo arbitrario que la compleja fiscalidad española permite a los que la administran cuando quieren serlo. Los periódicos informan por ejemplo de que en el País Vasco y Navarra es donde menos fraude fiscal hay. Ya. Para ser más precisos, lo que pasa allí es que es donde menos fraude fiscal se descubre, que es algo ligeramente distinto. Pues eso. Mas quiere que a Cataluña le pase lo mismo, que sea la tercera región española donde menos fraude fiscal haya. Como diría Gallardón, estos nuevos hermanos Calatrava son muy buenos.

Cataluña
Todo es mentira
Antonio Robles Libertad Digital 5 Septiembre 2013

Comíamos el martes pasado en la Barceloneta, frente al mar, Santiago Trancón, autor del Manifiesto de los 2.300, Juan Carlos Torrubia, amigo personal de ambos y los recuerdos.

Santiago acaba de publicar Memorias de un judío sefardí y está punto de lanzar revelaciones sorprendentes en un nuevo libro sobre el pasado de muchos españoles ilustres que tuvieron que enmascarar su origen judío en tiempos de la diáspora. Puede que incluso el propio Cervantes y la tierra donde ubicó a sus protagonistas. Y por ahí revisamos esta gran farsa en que se ha convertido Cataluña y su historia.

Ahora que llega el 11 de septiembre, más encadenado que nunca a las mentiras de su pasado, se lanzan nuevas ficciones construidas sobre otras que con el uso ya nos parecen reales. Como el himno de Cataluña, que lo es desde 1993 por decisión del Parlamento de su comunidad, pero que pasa por serlo desde tiempos inmemoriales. Y sin embargo sólo es una recreación romántica de la guerra de los segadores de 1642 compuesta en 1897, o sea, 255 años después de unos acontecimientos elegidos para la ocasión. Es decir, ficciones encadenadas a lo largo del tiempo que la distancia y el olvido convierten en monumentos de la historia pasada, sin que nadie repare en su consistencia. Y se debería reparar. La recreación interesada de los nacionalistas de 1993 le dieron un valor de himno nacional a una letra resentida y terriblemente violenta que otro catalanista, cien años antes, compuso para recrear unos acontecimientos que fundamentaran el origen de una supuesta nación vencida en los acontecimientos de 1642 conocidos como la Guerra dels Segadors. Lo que allí ocurriera, cómo sintieron aquellas gentes, nunca pudo quedar reflejado por Emili Guanyavents en 1897, puesto que éste no hizo sino proyectar sobre un acontecimiento interesado del pasado los intereses políticos catalanistas de su presente. Una cadena de ficciones y proyecciones para simular la existencia de un Estado que nunca existió.

Pero la historia de este himno romántico con letra impropia de una democracia no es sólo el resultado de ficciones consecutivas. En el colmo de la impostura, su composición musical puede ser un plagio de una plegaria religiosa hebrea del siglo XV, "Ein K'Eloheinu" ("No hay nadie como nuestro dios"). Vale la pena escuchar el vídeo donde Singular Digital evidencia la similitud.

La impostura delata así la historia de cartón piedra que nuestros nacionalistas nos tratan de colar. Una canción religiosa judía con letra piadosa convertida en himno nacional belicoso de una nación inventada. Una profanación para los que tienen fe, un plagio para los que consideramos el respeto a la verdad histórica y a la obra ajena un a priori de las sociedades civilizadas.

El elefante en la habitación
Luis de Velasco www.republica.com 5 Septiembre 2013

The elephant in the room, expresión anglosajona que se utiliza para describir una situación embarazosa que se quiere ignorar a toda costa. Pero al final el elefante, quiérase ignorar o no, está ahí como el dinosaurio en el magistral cuento ínfimo de Augusto Monterroso.

El Partido Popular tiene un tremendo elefante en la habitación que empieza por B y se llama Bárcenas. Aunque se mire a otra parte, la cosa está ahí, evolucionando y creciendo. Ocupa ya la habitación de origen en Génova y se ha extendido a sitios tan dispares como el Congreso de Diputados, la Audiencia Nacional y la prisión de Soto del Real. De momento.

¿Podrá seguir el PP, con el presidente Rajoy a la cabeza, fingiendo ignorar al paquidermo? Intentar lo están intentando tenazmente con el auxilio impagable de su prensa “concertada”. Tras la fugaz aparición de Rajoy en su comparecencia en el Congreso donde no respondió a nada (empezando por las veinte preguntas de UPyD), la “normalidad “ha vuelto a Génova bajo la consigna de “Nosotros a lo nuestro, es decir a la lucha contra la crisis y los demás que sigan haciendo ruido en un caso que para nosotros está despejado: Bárcenas es un delincuente. Y punto”. Con la coletilla de que “Este asunto está ya en los tribunales y a ellos corresponde decidir. Sólo pedimos que sea rápido”. La milonga de siempre: ignorar la responsabilidad política, dejarlo todo a la vía judicial.

Una vía llena de trampas, la primera de ellas el aforamiento, institución que ha probado y seguirá probando su eficacia para regios personajes y próceres variados. Hay otras trampas más groseras pero más eficaces como decía en estas mismas páginas hace un par de días el can Marcello, siempre muy bien informado y con gran olfato. A seguir sus conclusiones.

En estas circunstancias, el Gobierno de la nación ha reanunciado la inmediata presentación de unas medidas de un denominado Grupo de Trabajo para la Regeneración Democrática (sic), algo ya anunciado el pasado febrero. Este mismo mes el grupo elaborará un informe que, previo acuerdo del gobierno, se remitirá a los grupos parlamentarios. En principio, el Centro d Estudios Políticos y Constitucionales elaboró en febrero un informe al respecto, informe que permanece oculto (solo se conoció algo por algunas declaraciones o artículos del director de dicho centro).

Más vale tarde que nunca pero no hay razones para el optimismo en este asunto, como en tantos otros. Más bien para el escepticismo. Un gobierno y un partido que pretenden ignorar ese monumental paquidermo de corrupción que adorna su habitación principal no es la mejor tarjeta de presentación para la regeneración. Esa imprescindible regeneración democrática, que debe darse en los partidos pero no sólo en los partidos sino en muchas otras instituciones que integran un verdadero Régimen, debe empezar con gran autoridad moral y eso sólo es posible con el ejemplo en casa propia. Eso es lo primero que debe hacer el PP cuando hay cada vez más indicios inapelables de corrupción o, mejor dicho, de corrupciones, que está dispuesto a ignorar caiga quien caiga. Pero el elefante sigue ahí.


ÚLTIMAS TARDES CON LA IZQUIERDA
Fernando García de Cortázar.  ABC 5 Septiembre 2013

El socialismo nació como una ideología y una fuerza social alternativas al liberalismo. Curiosamente, aquellos momentos en los que las crisis de gran calibre trastornaron los recursos de legitimación de la sociedad liberal, la izquierda socialista fue incapaz de ofrecer una organización más eficaz de la economía, una representación política más auténtica y una ideología esperanzada y prudente, que proporcionase a los individuos una mayor confianza en su futuro y una mejor conciencia de su libertad. La izquierda clásica mostró su insolvencia para proceder a la sustitución de un régimen que la literatura socialista consideraba agotado. Ni siquiera la catástrofe de la civilización en que consistió el fascismo modificó la carencia de escrúpulos de una izquierda que llegó a denunciar en el horror totalitario el resultado lógico del sistema liberal. Sin embargo, cuando quiso adquirir un mínimo prestigio en la cultura política occidental, la izquierda tuvo que asumir como suyos los valores propios de la sociedad que arrancaba de las revoluciones liberales y constitucionalistas del siglo XVIII.

Ese cambio se hizo sin rectificación pública alguna, sin aceptación de sus errores y con una más bien discreta denuncia del régimen totalitario que se había construido en una parte importante de Europa siguiendo escrupulosamente los dictados de la ideología marxista. Rara vez se ha escrito en el curriculum de nuestra izquierda su incansable labor, destinada a que millones de personas perdieran su fe en los sistemas constitucionales y se entregaran al saqueo de todos aquellos principios sobre los que pudo levantarse un régimen de convivencia libre tan difícilmente construido en los últimos dos siglos. Recordemos a esa izquierda, tan empeñada en darnos lecciones de generosidad, de apertura de miras, de tolerancia y de progresismo, que en su momento fue indispensable compañera de viaje para que se produjera la más grave fractura de la sociedad liberal que ha conocido la historia, y para que sobre ese desastre de civilización tuviéramos que empezar todos de nuevo, incluyendo a un socialismo que sólo descubrió su inaudita torpeza cuando pasó a ser víctima de una época en la que creía que iba a ser triunfador .

Desde luego, la redención política de la izquierda tiene mucho más que ver con la capacidad integradora del liberalismo que con la decencia de una cultura política tan dispuesta a malversar los fondos de su propia tradición. Esa tradición fue la que permitió a Marx referirse al Estado como un mero órgano de administración de los empresarios. Esa tradición fue la que permitió a Lenin calificar al parlamento británico de órgano de representación exclusivo de la burguesía. Esa tradición fue la que permitió que incluso la socialdemocracia mantuviera el objetivo de la dictadura del proletariado, mientras observaba con burlona complacencia las dificultades de una sociedad burguesa cuyo final había de precipitarse para poder enviarla al museo de la historia. En los museos se exhiben ahora, precisamente, las espantosas imágenes de una Europa en la que los valores del liberalismo pasaron a considerarse objeto de mofa, odio y desprecio. Quizás convenga devolver las lecciones a quienes tan a menudo pretenden aleccionarnos. Quizás convenga que, ya que se quiere avivar la llama de la memoria histórica, rescatemos aquellos episodios en los que el papel desempeñado por la izquierda puede envolverse con el atavío de la insolvencia o el porte de la indignidad.

Estamos ante una crisis nacional, ante una quiebra de la confianza pública. Estamos ante el riesgo del desguace de nuestra democracia, que no puede existir cuando se deslegitima constantemente el Estado y cuando se impugna todos los días el fundamento de nuestra convivencia. Estamos ante el peligro claro de la desaparición de una España de la que todos nos sintamos parte. Estamos ante una crisis en la que nuestras libertades constitucionales son cambiadas por ilusiones populistas y en las que la necesaria solidaridad de todos los sectores sociales se sepulta bajo anacrónicas invocaciones a la lucha de clases. En su peculiar viaje a la banalidad política, el socialismo español ha sustituido la rigidez de los esquemas doctrinales por la ligereza demagógica de los lugares comunes. Durante el peor año que recuerda nuestro régimen constitucional, una izquierda sin proyecto ni liderazgo ha tratado de hacernos olvidar una lejana tradición antiliberal y una cercana gestión incompetente. Si sus raíces ideológicas no deberían permitirle presumir de mayor calidad democrática que otros, su desastrosa ineficacia en la gestión de los albores de la crisis económica y su absoluta falta de sentido de Estado no tendrían que dejarle reputación alguna desde la que señalar los riesgos que ahora corremos. Su carencia del sentido de la responsabilidad no hace que se crezca ante las dificultades como una opción destinada a resolver los problemas de España, sino que sólo trate de aprovecharlas para regresar al poder cuyo ejercicio considera que sólo a ella puede corresponderle.

No ha habido un solo tema que nos haya puesto a prueba como nación en los últimos meses en los que el socialismo español no haya mostrado la envergadura de su frivolidad y las deficiencias de su carácter. La decisión de reformar un sistema educativo vergonzoso, el coraje para construir un pacto social que salvaguarde nuestro Estado del bienestar, la intransigencia ante el asalto a la unidad nacional, la defensa de un conjunto de valores elementales en la definición de nuestro lugar en la civilización occidental, han sido algunos asuntos en los que Su carencia del sentido de la responsabilidad no hace que se crezca ante las dificultades como una opción destinada a resolver los problemas de España, sino que sólo trate de aprovecharlas para regresar al poder cuyo ejercicio considera que sólo a ella puede corresponderle.

No por esperada, esta constatación debe dejar de alarmarnos profundamente. Porque no nos estamos jugando el porvenir de unas siglas, el buen nombre de una ideología o la imagen de unos cuantos políticos profesionales. Lo que está en peligro es algo mucho más importante que eso.

El ocaso de una sociedad es siempre el producto de la flaqueza de su clase dirigente. Y una parte sustanciosa de quienes debían haber garantizado la solidez de unas normas y la calidad de una cultura ha estado muy por debajo de la altura de las circunstancias. La crisis exigía la asunción de valores comunes, la decisión de actuar unidos, en defensa propia, frente a lo que nos ha estado poniendo a prueba como nación. Poco antes de narrar la decadencia que arrasó las bases del Imperio romano, Edward Gibbon se refirió a una sociedad protegida por sus principios, en la que “la imagen de una constitución libre se conservaba con decorosa reverencia”. Difícilmente podremos referirnos a España de este modo. Pero la ausencia de este respeto por nosotros mismos, la pérdida de nuestro vigor y la vergonzosa ausencia de un carácter compartido no son los frutos desdichados del azar, sino el producto de la actitud de aquellos a quienes no sólo ha faltado la difícil grandeza de un carácter, sino la mera ejemplaridad de una conducta.

El Eurogrupo admite que Grecia necesitará un tercer rescate
El presidente del Eurogrupo reconoce que "pese a los recientes progresos, los problemas de Grecia no estarán completamente resueltos en 2014"
El Eurogrupo admite que Grecia necesitará un tercer rescate
EFE | BRUSELAS www.republica.com  5 Septiembre 2013

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo hoy que Grecia no habrá resuelto sus problemas económicos en 2014, fecha en la que expira el actual programa de ayuda, por lo que será necesario dar más apoyo al país. "Está claro que pese a los recientes progresos, los problemas de Grecia no estarán completamente resueltos en 2014, y es realista asumir que será necesario más apoyo más allá del fin del programa", afirmó Dijsselbloem en una intervención ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo (PE).

El también ministro holandés de Finanzas, recordó que el Eurogrupo ha indicado claramente que está comprometido a dar apoyo adecuado a Grecia durante este programa y más allá del mismo, hasta que haya recuperado el acceso a los mercados, siempre y cuando cumpla plenamente con las condiciones del rescate. Recalcó, no obstante, que la eurozona solo podrá evaluar este tema “a lo largo de 2014?, no se podrá saber si ha cumplido con las condiciones del actual programa de ayuda hasta el próximo año.

Dijsselbloem dejó abierta la puerta a que los socios de la moneda única acuerden medidas para reducir la deuda pública de Atenas, tal y como acordó el año pasado el Eurogrupo. “El Eurogrupo acordó tomar más medidas si fuera necesario, como más reducciones de las tasas de interés de los préstamos a Grecia o cofinanciación de los fondos estructurales”, señaló.

Todo ello siempre y cuando “Grecia cumpla condiciones precisas”, como alcanzar un superávit primario anual y cumpla plenamente con el programa de rescate. En este sentido, insistió en que no será posible evaluar las medidas hasta abril de 2014, cuando Eurostat publica los datos sobre el déficit y el Eurogrupo analiza la sostenibilidad de la deuda.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña
La carcajada del marciano
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 5 Septiembre 2013

Un excelente amigo catalán, hombre de exquisita cultura, vive atribulado por el espectáculo, a su juicio basto y tercermundista, que están montando la nomenklatura secesionista y sus bien amaestrados corifeos. "¿Es para reír o llorar?", me pregunta una y otra vez. Le angustia vivir en carne propia la realidad que Antoni Puigvert describió con precisión en un artículo que cito a menudo (LV, 7/6):

Cada vez es más difícil cenar en paz con amigos de ideas políticas diferentes a las tuyas. En Catalunya, en los últimos tiempos, se está imponiendo una nueva ley no escrita: mejor no hablar de política. "¡Pero si todo el mundo habla de política!", me dirán. Sí, pero sólo cuando están seguros de contar con el clima favorable. Se habla de política sólo en los bunkers y trincheras

Otro escándalo
Hago un esfuerzo para disimular mi propia perplejidad, y lo invito a tomar distancia y abordar este guiñol como si no le concerniera. Como si fuera un marciano que contempla las excentricidades de los habitantes de otro planeta. Y si un marciano asistiera a la pantomima secesionista de Cataluña soltaría una carcajada que resonaría hasta los confines del universo. Aunque no somos marcianos, puestos en la disyuntiva es mejor reír y no llorar.

La farsa se ha vuelto tan ridícula que ni siquiera en el somatén mediático pueden contener la risa. Se burla nada menos que el vicedirector, Alfredo Abián (LV, 2/9):

Los ciudadanos de naturaleza angustiosa se preguntan, a nueve días de la Vía Catalana, si esa convocatoria pretende competir con la Vía Láctea o con el último vía crucis que el papa Francisco organizó en Copacabana. Obviamente, ni se pretende ofender a la ciencia ni, mucho menos, al Santo Padre. Los mismos vecinos apesadumbrados temen que Catalunya, después de lanzar su particular Gordo de Navidad, pretenda organizar también el festival de Eurovisión, como si fuéramos Azerbaiyán. (…) Con todo, lo que nos ha dejado mudos es qué intentó sugerir la presidenta de la Assemblea Nacional cuando exigió a los barceloneses que demostraran si querían ser la capital de la futura Catalunya independiente. Para ello, hay que desplazarse en la Diada al sur de Tarragona para cubrir las vías de agua que tienen los convocantes en esa zona.

Más adelante, Abián hace una enigmática referencia a la posibilidad de que Sitges elimine de su callejero toda referencia a Barcelona por 400 votos en una consulta en la que participe el 3,5% del censo. No es broma, sino una alusión a otro escándalo que Francesc de Carreras denunció con pelos y señales (LV, 17/8):

Particularmente grotesco es el caso de Sitges, donde por iniciativa de la CUP se decidió cambiar el nombre de la plaza de España por plaza del Pou de Vedre y el de la calle España por calle Bassa Rodona. Este cambio de nombre fue sometido a consulta popular de todos los vecinos: participó el 3,4 % de un censo de 18.100 habitantes, es decir, 622 ciudadanos. Votaron a favor del cambio 373 (60 %) y en contra 249 (40 %). 17.478 se abstuvieron. ¡Qué gran clamor independentista!

Todo el tinglado secesionista descansa sobre manipulaciones impúdicas como la de Sitges. ¿Acaso no se oye definir todavía al Estatut del 2006 como el producto de la voluntad mayoritaria de los catalanes, cuando sólo recogió el voto del 36,5 por ciento de los ciudadanos inscriptos en el censo? La hipotética consulta inconstitucional descansa sobre bases igualmente tramposas, calcadas de modelos chavistas y kirchneristas. Los timadores sacan de la chistera un criterio ficticio del Consejo de Europa para secesiones imposibles y confiesan (LV, 26/7):

A diferencia de lo que estableció el Tribunal Constitucional canadiense, que exigía un quórum y una mayoría holgada para la independencia del Quebec, el Consell per a la Transició Nacional toma como referencia los criterios del Consejo de Europa, que acepta como "buena práctica" no exigir quórum de participación y aceptar la mayoría simple de votos emitidos como suficientes para aplicar el resultado.

Disciplinados correveidiles
Presa de la curiosidad tras familiarizarse con esta suma de incongruencias, el visitante marciano intentará descubrir las motivaciones de los habitantes de la minúscula porción del territorio que visita. Genéticamente plurilingüe, leerá que la vicepresidenta del Govern de Cataluña, Joana Ortega, ha dicho, refiriéndose a la controvertida Vía independentista (LV, 23/8):

Lo importante es que la cadena aglutine el mayor número de personas posible y que demuestre que este es un país unido.

Otra sorpresa. La señora Ortega milita en el partido Unió Democràtica de Catalunya, que afirma no ser independentista, pero que está aliado a Convergència Democràtica de Catalunya, que sí lo es, visto lo cual UDC no participará en la cadena, cuya organizadora reivindica el independentismo sin concesiones, aunque la señora Ortega, militante de la no independentista UDC, sí irá para demostrar que "este es un país unido".

¿Unido? Nada más lejos de la verdad. Los secesionistas obraron el milagro de fragmentar la sociedad catalana hasta un extremo que no se conocía desde el comienzo de la Transición. Hoy, una camarilla de disciplinados correveidiles, fabricantes de mitos, organizadores de manifestaciones histriónicas, redactores de argumentarios maniqueístas y usufructuarios de pseudoembajadas rentables usurpa el lugar que ocupaba la clase productiva, desplazando a los Fainé, los Gay de Montellà, los Piqué, los Lara. La fractura se ensaña con los partidos políticos, los movimientos sociales, los círculos de amigos, las familias.

Nostalgias del paleoencéfalo
El marciano ya no ríe. Empieza a tener dudas sobre la racionalidad de sus involuntarios anfitriones. ¿Por qué sólo el 36,5% del censo votó aquel Estatut que los independentistas consideraban un hito histórico? ¿Y si en algunas provincias, municipios y barrios se concentran mayorías que rechazan la independencia? ¿Los gobernantes de una hipotética Cataluña independiente, acostumbrados a tildar de traidores a quienes no les siguen la corriente, tolerarán que las provincias, municipios y barrios donde los no independentistas son mayoría ejerzan su derecho a decidir y continúen siendo españoles?

El secesionista Ferran Requejo explica, sin proponérselo, las razones por las cuales sería ilegítimo e impresentable obligar a los catalanes no independentistas a convertirse en súbditos del nuevo Estado artificial creado a la medida de una élite endogámica (LV, 31/8):

En los términos civilizados de una democracia del siglo XXI no resulta legítimo obligar a los ciudadanos de una colectividad nacional a permanecer dentro de un Estado en contra de la voluntad de la mayoría. En términos políticos resulta completamente ilegítimo; en términos morales simplemente impresentable.

Ferran Requejo y sus compañeros de viaje tendrán que acostumbrarse a la idea de que por lo menos las provincias de Barcelona y Tarragona, más los principales centros urbanos de Lérida y Gerona, inmunizados contra las nostalgias del paleoencéfalo, repudiarán la aventura que a ellos los encandila. Puesto que su modelo es, hoy, Escocia, deberán aceptar el hecho de que si las islas Shetland, Orcadas y Hébridas se plantean independizarse de los independizados (LV, 31/7), aquí puede suceder lo mismo.

Se impondrá la sensatez
En cuanto a España… el marciano puede volver a su planeta con la certeza de que finalmente se impondrá la sensatez. Luis María Ansón lo adelantó en su proyecto de "Respuesta de Rajoy a Artur Mas" (El Mundo, 15/8):

Tras 500 años de Historia unida no se puede dejar a la veleidad de una generación, sin las debidas cautelas, la fragmentación de la patria común. Acertaron los constituyentes. El sufragio universal de los siglos también cuenta. No existe el derecho a decidir sobre una parte del territorio nacional, sustrayendo esa decisión a la voluntad de todos los españoles. ¿Dónde empieza y dónde termina el derecho a decidir? ¿Tienen derecho los alaveses a decidir que su provincia no forma parte del País Vasco? ¿Tienen derecho los tarraconenses a decidir la escisión de Tarragona del resto de Cataluña? ¿Tienen derecho los cartageneros a decidir que Cartagena se convierta en un Estado independiente como Austria o Suecia? ¿Tienen derecho los gaditanos a decidir que Cádiz no pertenece a Andalucía, Al Ándalus norte, sino que forma parte de Al Ándalus sur, integrándose en Marruecos?

Mi amigo atribulado puede vivir tranquilo. Es para reír y no para llorar. ¿Acaso no oye la carcajada del marciano que todavía resuena a través del espacio cada vez que recuerda el sainete que presenció en una comarca privilegiada pero mal gobernada del planeta Tierra? Carcajada a la que se suman las muecas de desprecio con que nuestros socios civilizados de la Unión Europea reciben las iniciativas de los insumisos.


Ineludible abismo
editorial El Correo 5 Septiembre 2013

El lehendakari debiera discutir su plan de paz con los demás grupos antes de proseguir o no con una ponencia parlamentaria

La negativa de Patxi López a que la ponencia parlamentaria de Paz y Convivencia inicie sus trabajos sin que la izquierda abertzale haga suyo el 'suelo ético' fijado en la pasada legislatura entre nacionalistas, socialistas y populares no solo pone en cuestión la existencia misma de dicho foro sino que vuelve a señalar, como núcleo del problema, el gran abismo que separa a EH Bildu de las demás formaciones. Abismo que difícilmente podrá superarse por puro voluntarismo por parte de éstas, ni soslayarse en razón de un cálculo político que resulte, además, atractivo a los herederos de Batasuna.

La respuesta que ayer dio el lehendakari al emplazamiento de López, asegurando que la ponencia desarrollaría su labor sobre ese 'suelo ético' sin alterarlo y señalando que es mejor trabajar en la discreción que «airear discrepancias», sugiere la conveniencia de obviar tan básico desacuerdo entre la izquierda abertzale y el resto para ver si así pudieran darse aproximaciones que contribuyan a superar, siquiera parcialmente, el mencionado abismo. El planteamiento resulta coherente con el contenido del plan que auspicia el propio lehendakari, elaborado por la secretaría que dirige Jonan Fernández. La parcelación del problema y sus soluciones en una interminable lista de 'microacuerdos' permitiría, según sus promotores, empedrar el camino hacia la paz y la convivencia.

Se da la circunstancia de que el cuestionamiento de la ponencia mientras EH Bildu no se desdiga de su propósito justificador del pasado terrorista coincide en el tiempo con la discusión del citado plan, al que los demás grupos de la Cámara oponen muy serias críticas y objeciones. No se conoce qué relación desearían establecer Urkullu y Fernández entre el desarrollo de su plan y los trabajos de la ponencia parlamentaria del mismo nombre, y qué rol específico pretenden conceder a uno y a otra. Pero visto que tampoco se dan ahora las mejores condiciones para reanudar los trabajos que en su día ya fueron pospuestos por el encontronazo entre EH Bildu y los partidos que sufrieron la violencia de ETA, sería recomendable que la discusión entre el lehendakari con los diferentes partidos en torno a su Plan de Paz y Convivencia antecediera a la decisión final de proseguir o no con la ponencia parlamentaria.

La asociación Voces Contra el Terrorismo rompe con el PP
José Ángel Gutiérrez hispanidad.com 5 Septiembre 2013

Vía juanjulioalfaya.blogspot.com.es

En España asesinan a tus seres queridos y no pasa nada. Por el contrario, los asesinos suben como la espuma y se les consiente todo. No soy anarquista ni antisistema, pero esto de democracia no tiene nada. En un país donde no hay justicia, la democracia es una simple excusa para mantener la partitocracia. J.J.A.

La asociación Voces Contra el Terrorismo (VCT) ha recordado hoy que Bildu ya ha anunciado que los partidos que forman la coalición EH Bildu –la izquierda abertzale, EA, Aralar y Alternatiba- se presentarán conjuntamente a las elecciones europeas: “Los partidos proetarras buscan a la desesperada ampliar la coalición electoral y no descartan presentarse con ERC, BNG y CUP si éstos aceptan”, ha apuntado VCT en una nota de prensa.

La asociación Voces Contra el Terrorismo denuncia que la voluntad de Bildu de presentarse a las elecciones europeas “responde a la estrategia de ETA que ellos mismos llaman como ‘la internacionalización de conflictos’ con el fin de aprovechar la ambigüedad de algunos países o la justificación de la actividad de ETA por parte de otros”.

En declaraciones a Hispanidad, el presidente de Voces Contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, ha afirmado: “Pedimos la ilegalización de todas las marcas blancas” que ETA tiene en las instituciones, que son Bildu, Sortu y Amaiur. “Denunciamos que Bildu pretenda presentarse a los comicios europeos porque eso supondría una nueva humillación a las víctimas del terrorismo y una traición a los más de 800 asesinados a manos de la banda terrorista ETA”. “Exigimos al Gobierno de Mariano Rajoy es que inste a la abogacía del Estado a que inicie todos los mecanismos necesarios para que se proceda a la ilegalización de las marcas blancas de ETA”.

Alcaraz ha proseguido: “Consideramos que a día de hoy existen todas las pruebas necesarias para ilegalizar a las marcas blancas de ETA. Porque tanto Bildu, como Sortu, como Amaiur, no se han escondido a la hora de hacer declaraciones y a la hora de ejercer como portavoces de ETA. Tenemos la prueba en las múltiples declaraciones en las que exigen al Gobierno más pasos a favor de los presos de ETA, más acercamiento y más excarcelaciones, que son las reivindicaciones de siempre de la banda terrorista ETA”.

El presidente de Voces Contra el Terrorismo advierte al Gobierno de Mariano Rajoy de que “si no ilegaliza las formaciones proetarras, la responsabilidad de que ETA permanezca en las instituciones y ascienda a los organismos europeos será exclusivamente de este Gobierno y no del Gobierno de Zapatero, porque este permitió la concurrencia de ETA a las elecciones. Pero el Ejecutivo de Rajoy es igual de responsable puesto que está permitiendo que ETA continúe en las instituciones y que además concurra a las elecciones europeas”.

Alcaraz ha recordado que el PP en la oposición fue “muy contundente a la hora de criticar la presencia de ETA en las instituciones. Y uno de sus compromisos electorales fue expulsar a ETA de las instituciones, cosa que no está haciendo. Es más: estamos denunciando que está habiendo más cesiones a ETA que con el Gobierno Zapatero. Recientemente hemos denunciado que de más de 4.000 concentraciones y homenajes en las que se pidió permiso a las delegaciones del Gobierno por parte del mundo abertzale, solo se prohibieron cinco, a diferencia del Gobierno de Zapatero, que prohibió 45. El gobierno actual está siendo mucho más permisivo con ETA y para nosotros es una traición a las víctimas del terrorismo”.

En ese sentido, el presidente de Voces Contra el Terrorismo ha recordado que Rajoy “en la oposición siempre apoyó las manifestaciones de las víctimas del terrorismo e incluso se situó en su cabecera. Por tanto, no entendemos que ahora nos traicione y nos humille de esa manera”.

joseangel@hispanidad.com

hispanidad.com
- See more at: http://juanjulioalfaya.blogspot.com.es/2013/09/la-asociacion-voces-contra-el.html#sthash.VVufMzEW.dpuf

Cataluña
La falsa mitología de la Diada catalana
SERGI DORIA / BARCELONA ABC 5 Septiembre 2013

Héroes que no hablaban catalán o que murieron tranquilamente en su cama tras el 1714 recorren el ideario independentista

En su novela "Victus", Albert Sánchez Piñol define claramente a los protagonistas de 1714: Rafael de Casanova, a quien se rinde tributo en la Diada, es el político empujado por la presión popular a tomar el pendón de Santa Eulalia. Nacido en Moià en 1660, cuenta 54 años en 1714. Herido, escapa del atolladero. Abogado partidario del archiduque, ve sus bienes embargados pero es amnistiado en 1719. De regresado a Barcelona ejercerá la abogacía para morir de viejo en Sant Boi de Llobregat, año 1743: sus restos reposan en la Capilla de la Piedad de esa localidad. El otro defensor, Antonio de Villarroel, no habla catalán: pasó del bando borbónico al austracista y mantiene la resistencia popular hasta el último aliento… A diferencia de Casanova, en 1715 dio con sus huesos en la prisión de Alicante y murió preso en 1726 en el castillo de La Coruña.

Año 1863. El historiador Víctor Balaguer, prohombre del romanticismo catalanista, despliega el nomenclátor del Ensanche barcelonés y dedica sendas calles a Rafael de Casanova y Antonio de Villarroel. Cinco años después, el general Prim decreta que la Ciudadela de Felipe V pase a la ciudad de Barcelona. La Ciudadela simboliza los agravios de 1714: Mateo Bruguera, mitifica los hechos en su "Historia del memorable sitio y bloqueo de Barcelona y heroica defensa de sus fueros y privilegios de Cataluña de 1713 y 1714".

El calendario del 11 de septiembre comienza en 1886. Ante la Exposición Universal, el ayuntamiento planea varias estatuas de héroes catalanes. Inaugurada en 1888 en el Salón de San Juan, la escultura de Rafael Casanova la firma Rossend Nobas: "Recoge la tradición patética del héroe romántico", apunta el historiador Francesc Fontbona, La expresión facial de Casanova, curiosamente, recuerda el rictus doliente de un torero que Nobas esculpió en 1871. Antes de la estatua, el 11 de septiembre se celebraba en Santa María del Mar; el sermón del canonge Collell de 1886 es criticado por los republicanos por fusionar catalanismo y religión.

El Casanova pétreo parece insinuar que fue herido y muerto en el sitio de Barcelona. El malentendido del único mártir cuaja en la memoria popular, que olvida a Villarroel. Esta "exasperación falsa de la teoría romántica de las nacionalidades", según Agustí Calvet, Gaziel, demanda una historia renovada de Cataluña "que se dejara para siempre de contar aquello que podría haber sido y no fue, para decirnos lo que ha sido y lo que es, así podríamos llegar, por fin, a ver claramente lo que puede ser".
El primer altercado, iniciado el siglo XX

En 1901 se produce el primer altercado de la Diada. Seiscientas personas con coronas de flores son dispersadas por la policía…Los choques entre el catalanismo burgués y el lerrouxismo prosiguen en 1905. Con todo, el monumento no es todavía punto de concentración multitudinaria: hasta 1913, el ayuntamiento no participa de forma institucional. En 1914, con motivo del Bicentenario, la estatua de Casanova se traslada al cruce de ronda San Pedro y Ali Bei, donde se dice que cayó herido. Josep Llimona talla los relieves y el pedestal es de Alexandre Soler March. En 1916 se añade una placa: "Aquí cayó herido…" En 1922, se coloca una losa de mármol en la tumba de Casanova: "Vaso que contiene los restos del doctor en derecho don Rafael de Casanova, conseller en cap que fue de la ciudad de Barcelona. 1743".

El 11 de septiembre de 1923, Josep Maria de Sagarra dedica su poema "La campana de Sant Honorat" a los hechos de 1714. Dos días después, jaleado por la burguesía catalanista deseosa de liquidar el anarquismo, Primo de Rivera activa su Dictadura. Se prohibe la festividad del 11 de septiembre bajo multa de mil pesetas. Con la Dictablanda de 1930 se tolera el homenaje a Casanova que se celebrará en los años republicanos.

En 1939, la estatua es retirada a un depósito municipal. Hasta 1975, no se sabe nada de Casanova al que se rinde homenaje un año después en Sant Boi. El 25 de mayo de 1977, el alcalde Socias Humbert restituye el monumento y proclama la Diada de Catalunya. El retorno del presidente Tarradellas saca un millón de personas a las calles pidiendo "Libertad, Amnistía y Estatuto de Autonomía"… Casanova es el icono del nacionalismo. La derrota deviene en victoria propagandística. Muchos catalanes siguen creyendo que el conseller en cap murió en el sitio de 1714; que los fueros de antaño, "desescombro" feudal en palabras de Vicens Vives, son la panacea para los problemas de hogaño.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial