AGLI Recortes de Prensa   Viernes 4  Octubre 2013

La burbuja estatal bloquea la recuperación
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 4 Octubre 2013

Gusta este Gobierno de sacar pecho a cuenta de una recuperación económica que, pese a tratarse más bien de colapso suspendido que de un vertiginoso ascenso a los cielos, le ha servido de clavo ardiendo al que asirse para presentar un anteproyecto presupuestario calamitoso a fuer de broteverdista. Ha dicho Soraya que las cuentas del Estado para 2014 son los primeros presupuestos de la recuperación, pero no ha aclarado si se trata de las primeras cuentas que pretenden impulsar y facilitar la recuperación o que, en cambio, aspiran a rapiñar sus pequeños y exiguos frutos.

Mi interpretación es, desde luego, la segunda: ya a principios de año alerté sobre las prisas gubernamentales por segar unos precipitados brotes verdes para ahorrarse desmontar la burbuja estatal. El expansivo gasto público en los Presupuestos Generales del Estado confirma la vocación eminentemente parasitaria de Rajoy y los suyos: en lugar de bajar el gasto para abrir un cierto margen a partir del que reducir impuestos (o en lugar de reducirlos directamente, si es que son tan irresponsables como para convivir con un déficit del 7%), se ha optado por mantener impuestos salvajes y seguir incrementando el gasto.

Acaso Montoro se sienta respaldado por la endeble recuperación que anticipa en su cuadro macroeconómico: si hasta la fecha su política económica de mantener inflados los desembolsos estatales y de multiplicar los impuestos ha funcionado, ¿para qué cambiar de rumbo? La cuestión resultaría pertinente si no fuera porque, en realidad, la actuación de nuestros políticos sólo ha contribuido a bombardear los esfuerzos ciertos que sí está realizando el sector privado para apuntalar su saneamiento.

Dos cambios fundamentales
Más allá de la tramposa retórica gubernamental, sí es verdad que la economía española está viviendo una lentísima pero esencial reestructuración, especialmente en dos frentes: el productivo y el financiero. No en vano, la expansión crediticia promovida por los bancos centrales y amplificada por los bancos privados entre 2001 y 2007 nos legó dos hondos desajustes: por un lado, nuestro aparato productivo estaba hecho unos zorros por haberse escorado hacia el ladrillo improductivo; por otro, nuestras familias y empresas se endeudaron en exceso, justamente con el propósito de financiar las anteriores (malas) inversiones burbujísticas.

Desde 2009 (léase: desde 2009, ya con Zapatero), el sector privado ha estado lenta pero imparablemente tratando de solventar estos dos desequilibrios. De este modo, una porción creciente del tejido empresarial español ha tratado de modificar las mercancías que venía ofreciendo para colocarlas en nuevos mercados: gracias al ímprobo esfuerzo de nuestros empresarios, las exportaciones han crecido más de un 50% desde entonces (y un 25% desde 2007), permitiendo cerrar nuestra histórica brecha exterior. Asimismo, nuestras familias y empresas han intentado amortizar la gigantesca losa de deuda que soportaban (y siguen soportando) recurriendo a todos los medios a su alcance (ahorro, liquidación de activos, reestructuración financiera): gracias a ello, el endeudamiento de nuestras familias y de nuestras empresas se ha reducido desde 2009 en 335.000 millones de euros (un 16% del total).

Estos son los dos cambios (todavía a muy medio hacer) verdaderamente estructurales que permiten atisbar una ligerísima mejoría dentro de la economía privada: son, además, los principales cambios por los que le gusta sacar pecho al PP. Ocurre, sin embargo, que junto a ellos nos encontramos con una mole gubernamental cuyo único papel en esta crisis ha sido ralentizar, obstaculizar, contrarrestar y bloquear esos saludables ajustes privados y por la que el PP debería esconder todo su pecho.

El papel del Gobierno
La política económica de Zapatero y de Rajoy (tanto monta, monta tanto) debería haberse limitado a remover las trabas que Ejecutivos anteriores habían erigido dentro del sector privado: básicamente, debían pinchar la burbuja estatal que amenazaba con sacar a España del euro (y promovía la fuga de capitales de nuestro país), reducir los impuestos para facilitar el repago de la deuda privada y la inversión en nuevos modelos de negocio y, por último, liberalizar la economía para minimizar los costes del reajuste productivo.

Pero no hicieron nada de todo ello: consolidaron la hipertrofia estatal, machacaron al sector privado con nuevos impuestos e impulsaron adicionales y costosas regulaciones (con la muy parcial excepción de la reforma laboral). Al final, lo único que Zapatero y Rajoy supieron ofrecernos fueron monstruosos déficits públicos que, de acuerdo con la literatura keynesiana, deberían servir para "estimular" la economía privada. Pero, limitándonos a los dos cambios verdaderamente importantes que ha vivido España en los últimos años, es fácil comprobar que ha sido justo al contrario.

Por un lado, el gasto público interno no estimula las exportaciones, pues proporciona a los empresarios nacionales un mercado interior en el que colocar sus mercancías; al revés, el sobregasto interno sí incentiva las importaciones, ya que el mayor poder adquisitivo interno generado por el Estado vía endeudamiento tiende a filtrarse hacia el exterior en forma de nuevas adquisiciones de productos extranjeros. Más gasto y más déficit público significan, por consiguiente, más déficit exterior. Si Montoro se hubiese dedicado al que debería ser su deber –cuadrar el déficit bajando el gasto– el superávit exterior por el que se cuelga medallas a día de hoy sería muy superior.

Por otro lado, es verdad que el sector privado ha amortizado 335.000 millones de deuda desde 2009, pero no es menos cierto que, durante ese mismo período, el sector público se ha endeudado en 510.000 millones de euros. El resultado neto es que, el conjunto de nuestro país, se ha seguido endeudando desde 2009 en 175.000 millones de euros (el 17% de nuestro PIB). Lejos de haber contribuido al aumento de la solvencia de España, el Gobierno la ha seguido deteriorando.

Los Presupuestos de 2014: una nueva piedra contra la recuperación
Así las cosas, los broteverdistas presupuestos de 2014 no supondrán un impulso a la recuperación, sino un importante freno a la misma, tal como ya lo supusieron todos los anteriores (hasta el punto de que estuvimos a un paso de quebrar). El Gobierno pronostica cerrar 2014 con un déficit del 5,8%, pero atendiendo a la mala evolución de 2013 y a la ilógica expansión del gasto público que recogen las cuentas, todo hace esperar que será superior. De hecho, el propio Ejecutivo asegura que cerraremos 2014 con una deuda pública cercana al 100% del PIB: de completarse semejante gesta del despilfarro, en apenas seis años Zapatero y Rajoy nos habrán legado al alimón una deuda pública adicional de 600.000 millones de euros. ¿De qué servirán los esfuerzos de familias y empresas por desapalancarse si, más tarde, el Estado los apalanca por la puerta de atrás?

Ciertamente, de no ser gracias a la especulación emprendida por Mario Draghi (y Shinzo Abe, no lo olvidemos) a favor de nuestra deuda, es difícil comprender como una economía estancada e hiperendeudada como la española podría seguir financiándose en los mercados. Desde luego, ha habido muy saludables cambios en nuestro país, pero todos ellos han procedido del sector privado. Nuestro drama es que Zapatero y Rajoy, Salgado y Montoro, se han encargado de arruinar los tímidos avances cosechados por familias y empresas muy a su pesar. Tras seis años de políticas económicas intervencionistas y keynesianas, algunos todavía siguen confiando en que el Estado nos sacará de los problemas que su banco central generó.

Rajoy, triunfalista con la recuperación de España. Y las reformas, ¿dónde están?
Susana Criado www.vozpopuli.com 4 Octubre 2013

“Hoy se habla de cuán grande será la recuperación en España”. Así de eufórico, de confiado, hablaba esta semana Mariano Rajoy ante un grupo de inversores y empresarios japoneses. NO discuto que un presidente fuera de su país debe resaltar lo bueno de su economía, la fortaleza de sus negocios y la capacidad de sus empleados... pero de ahí a lanzar las campanas al vuelo va un largo trecho.

Justo esta semana conocíamos los datos de paro del pasado mes de septiembre. Es cierto que es el mejor septiembre desde 2007, que se modera la destrucción de empleo, que ha terminado la temporada de verano y que muchos hoteles, restaurantes y chiringuitos de playa cierran o adelgazan su plantilla ante el frío del invierno... pero también es cierto que aún la economía española no crea empleo.

Hay además dos datos alarmantes. Uno: el número de afiliados a la Seguridad Social es en 2013 el mismo que teníamos en 2002. En aquel año los cotizantes a la SS apenas superaban los 16 millones. En septiembre de este año las afiliaciones bajaron en más de 22.000 hasta cerrar el mes en 16.305.445. El problema es que a día de hoy hay seis millones más de personas a las que mantener en nuestro país: pensionistas, parados, niños... educación, sanidad, dependencia... menos gente aportando y más gente demandando. ¡Esto no hay país que lo soporte, ni económica ni tampoco socialmente!

La otra alarma la da el número de contratos temporales. 4 de cada 10 contratos son por unas horas. Más contratos temporales, menos indefinidos y más precariedad en el trabajo. Esto tampoco hay ni país ni sociedad que lo aguante.

Pero por si esto fuera poco, España soporta una destrucción de riqueza, de empleo y un desplome de la inversión sin precedentes. Desde la segunda mitad del año 2007 y hasta el pasado mes de julio la economía española se ha desplomado un 5,3%, se ha destruido un 17% del empleo y la inversión ha caído un 38%. Las cifras son aterradoras, ?y lo peor? Que Rajoy y sus ministros se han instalado en la complacencia: que si vamos por el buen camino, que si hemos dejado atrás la recesión, que es imparable nuestro ánimo reformista, bla, bla, bla... la música sonará bien en Moncloa pero en la calle ni el taxista, ni el camarero, ni el tendero atisban a ver cuán grande será la recuperación. Y para colmo me troncho cuando escucho hablar al Gobierno de las reformas.

De las que ha puesto en marcha la más ambiciosa y acertada ha sido la del mercado laboral, que aún necesitaría dar un paso más al frente para abaratar la contratación. También fue acertada la financiera, aunque aún queda un buen trecho por recorrer. Pero, ni la Ley del Mercado Unido, ni la Reforma de las Administraciones, ni la reforma fiscal, ni la de las pensiones... todas ellas no son reformas y sí simples apaños para no desangrarse por los votos y aguantar el tipo ante nuestros socios de Bruselas hasta las próximas elecciones. Queda mucho y el tiempo juega en contra porque mientras se demoran esas dichosas reformas –más por falta de convicción que de valentía, me temo- sube el paro, se desploma el consumo, se frena la inversión y nos asomamos a un laaaaarrrrgo estancamiento económico. ¡Ojalá me equivoque!

El ajedrez, los salarios y las pensiones
Juan Fco. Martín Seco www.republica.com 4 Octubre 2013

Entre las muchas leyendas existentes acerca del origen del ajedrez se encuentra la que lo atribuye al brahmán Susa, o Sissa, que lo ideó con la intención de reconfortar al rey que había perdido a su hijo en una batalla. El monarca quedó tan satisfecho con el regalo que prometió premiar al brahmán con lo que deseara. El astuto inventor hizo una demanda en apariencia sencilla, colocar granos de trigo en el tablero de ajedrez de acuerdo con la siguiente cadencia: un grano en el primer recuadro, dos en el segundo, cuatro en el tercero y así sucesivamente. El rey quedó sorprendido por el carácter modesto de la petición, pero más sorprendido quedó aún cuando sus sirvientes al ir a complacer al brahmán se dieron cuenta de que era imposible. Ni la cosecha obtenida en diez años al sembrar toda la superficie de la tierra sería suficiente para conceder lo prometido.

La leyenda, verdadera o falsa, sirve para ilustrar el poder de transformación que aparece en toda progresión geométrica, un insignificante grano de trigo al que al principio nadie concede importancia alguna se convierte al final en una magnitud ingente y casi inimaginable. El símil es trasladable a la fuerza con la que el dinero (y con él todo tipo de rentas que no se actualicen) se desvaloriza por efecto de la inflación. Todos hemos escuchado a nuestras abuelas relatar la cantidad fabulosa de cosas que hace años se podían realizar con 1.000 pesetas, hoy son seis euros y poco se puede hacer con ellos.

La ilusión monetaria puede hacer de la inflación la forma más segura de transferencias de rentas de unos colectivos a otros. El ministro de Economía ha hecho una loa a la no indexación, afirmando que cuanto menor sea esta, mejor va la economía. Debe referirse a la economía de algunos, no desde luego a la de los trabajadores que ven cómo su capacidad adquisitiva empeora año a año, si en la negociación de sus salarios no se tiene en cuenta (tal como pretenden imponer la Comisión, el BCE y el propio Gobierno) el incremento de los precios.

El Banco de España -que no es precisamente sospechoso de rojerío- acaba de afirmar que la reforma laboral no ha servido para crear empleo, ni siquiera para amortiguar el ritmo de su destrucción, tampoco para minorar la temporalidad, pero sí para reducir el nivel salarial. En realidad, esta era la verdadera finalidad que el Gobierno y las autoridades comunitarias esperaban de ella.

La reforma laboral junto con la no indexación de los salarios constituyen las dos armas que se están empleando para conseguir la llamada “deflación interna” que, como alternativa a la devaluación monetaria (el euro no la permite), se utiliza para recuperar la competitividad perdida. Existe, sin embargo, una enorme diferencia entre ambas: mientras la depreciación de la moneda incide por igual sobre todas las rentas, la deflación interna actúa únicamente sobre los salarios y, por supuesto, no sobre todos por igual; los consejeros y directivos de las grandes empresas no solo no han perdido poder adquisitivo sino que lo han ganado. Es paradójico que el aumento de competitividad que se pretende obtener a base de empobrecer a los trabajadores se dilapide mediante la política de Alemania y del BCE centrada en el mantenimiento de un euro fuerte.

Entre los damnificados en mayor grado se encuentran sin duda los empleados públicos, a los que desde hace cinco años no solo se les ha congelado el salario nominal sino que en dos de esos ejercicios se les ha reducido. Es más, incluso ya antes de la crisis sus retribuciones no se actualizaban al cien por cien con el incremento del coste de la vida. Como en el juego del ajedrez, lo que en un solo año parece no tener demasiada importancia se transforma en un empobrecimiento grave y progresivo mediante una serie acumulativa en el tiempo. Lo curioso es que muchas de estas medidas han sido tomadas por ministros que ostentan la condición de funcionarios; bien es verdad que como no piensan volver a la administración pública, sino que esperan sentarse en el consejo de administración de alguna gran empresa o montar su propio chiringuito de influencias el tema, no les afecta personalmente.

¿Y qué decir de los pensionistas? El proyecto de ley que el Gobierno acaba de remitir a las Cortes diseña un panorama dantesco para la tercera edad. Las pensiones, por término medio muy reducidas (el 77% de los pensionistas cobran en la actualidad menos de 1.000 euros mensuales), irán sufriendo la erosión acumulativa de la inflación, de manera que en un plazo relativamente breve la totalidad de los jubilados se adentrarán en el círculo de la pobreza.

La pensión máxima y la pensión mínima tenderán a converger, pero lógicamente a los niveles de la pensión mínima, es decir, con el tiempo el sistema se transformará en una institución casi de beneficencia que concederá al conjunto de los jubilados un subsidio escaso y que se irá deteriorando con la inflación. La razón es simple, al estar plafonada en la actualidad la pensión máxima su cuantía irá perdiendo desde este mismo momento poder adquisitivo, por lo que cada vez será mayor el número de pensionistas que ingresen en el sistema cobrando la pensión “máxima”, una pensión máxima cada vez más deteriorada por la inflación hasta que sea esta cuantía la que rija para todos los jubilados. Es decir, llegará un momento en que todos los pensionistas reciban, por ejemplo, una prestación de 2.100 euros, el problema es que esos 2.100 euros equivaldrán a los 500 de ahora.

El ministro de Hacienda ha declarado que lo que se pretende es acompasar la actualización de las pensiones a la marcha de la economía, lo que no es verdad. Ya quisieran eso los pensionistas: que sus pensiones se renovasen de acuerdo con la evolución de la renta per cápita (por ejemplo, con la media del incremento de esta magnitud en los veinte años anteriores). Lo que aparentemente se intenta es indexarlo tan solo con la marcha de los ingresos de la Seguridad Social, lo que sin duda conlleva un enorme riesgo.

Pero es que, además, ni siquiera esto es cierto totalmente, puesto que existen limitaciones claras, la primera es que el índice goza de una enorme discrecionalidad ya que en la media móvil figuran las previsiones del Gobierno para los cinco años siguientes sin que se establezca ninguna corrección en el caso de que existan desviaciones, y ya sabemos lo que ocurre con las previsiones; la segunda es que los límites que se establecen por arriba y por abajo son asimétricos, con respecto a la línea de la neutralidad que sería el incremento del IPC (ni se pierde ni se gana capacidad adquisitiva). Por muy bien que vaya la recaudación de la Seguridad Social la única mejora que pueden obtener los pensionistas sería el 0,25%, mientras que si la economía va mal perderán el incremento del IPC menos el 0,25%. Hay una gran diferencia.

El Gobierno pretende solucionar el problema del déficit y su incapacidad para recaudar impuestos (la presión fiscal española es inferior a la de Grecia, Polonia, Estonia, Portugal, Malta, República Checa, Chipre, Hungría y Eslovenia) deprimiendo las pensiones y las retribuciones de los empleados públicos. Teniendo en cuenta que todos los ingresos del Estado evolucionan (o al menos deberían evolucionar) en consonancia a como lo hace el PIB monetario, es decir, están indexados por los precios, la no actualización de los salarios de los funcionarios y de las pensiones representa una transferencia de renta de estos colectivos al Estado, o sea, un impuesto, impuesto bastante inicuo; al igual que la no actualización de los salarios del sector privado, representa una transferencia de renta de los trabajadores a otros colectivos, se supone que a las rentas empresariales y de capital, es decir, un expolio.

www.martinseco.es

Gestos de grandeza
Kiko Méndez-Monasterio www.gaceta.es 4 Octubre 2013

Pedirle un gesto de grandeza a un nacionalista es animarle a que proclame la independencia.

A Otegui, el terrorista, le terminarán nombrando padre de la patria catalana con el voto entusiasta del PSC. O no, todavía depende mucho de las decisiones que tome Mariano Rajoy, cuando se quite los manguitos y la visera, ese uniforme de contable antiguo que tan bien les sienta a él y a su mara de tecnócratas, que andan todos por la política como si fuera muy elegante saber sólo de números. Caray, si de verdad se creen que el Gobierno de una nación es sólo cuestión de economía, un caso del IESE, que copien entonces el programa del NSDAP, que a Alemania la sacó de la crisis a ritmo de locomotora parda. Así, además, tendrían de nuevo un programa que cumplir.

De camino a Japón –se hacen chistes sobre lo bien que Rajoy debe pronunciar sushi, casi con acento nativo– y entre suma y suma de impuestos, el presidente ha alzado la mirada sólo un momento para decirle a Artur Mas que todavía hay tiempo para un gesto de grandeza. Luego, enseguida, vuelve a sus páginas de excel, o al ábaco que allí le hayan prestado, tocándose los dedos para no perder la cuenta. Rajoy no es precisamente Cánovas, pero Dios mío, qué eficiente registrador se está perdiendo Santa Pola. En esta ocasión, sin embargo, hay que felicitarse por lo poco elocuente que resulta, porque en Moncloa debieran entender que pedirle un gesto de grandeza a un nacionalista es animarle a que proclame la independencia estilo Davy Crockett en El Álamo. Están ellos tan drogados con su mito histórico y racial, que sus únicos sueños son tener una estatua de libertador, en la que los colegiales depositen las coronas de flores. Les gusta imaginárselo porque así podrían acabar con la farsa anual de llevarle ofrendas a Rafael Casanovas, que ya empieza a saberse demasiado que en realidad era un españolazo.

Cierto que con la estatua de Pujol nos íbamos a reír un rato, porque sería como si al maestro Yoda le hubiesen congelado en carbonita en la guarida de Jabba el Hut. Eso sí, la del viejo catalán debiera erigirse toda de oro suizo, como una versión anciana del príncipe feliz de Oscar Wilde. Sería algo costoso, pero podría hacerse una suscripción solidaria de sus hijos, que seguro que están dispuestos si les desgrava.

Arturo, sin embargo, se sueña hecho de bronce y muy apuesto. Quizá a lomos de un caballo rampante, porque probablemente ignora que para que el equino levante las manos hay que morir en combate. Y esa es toda la grandeza de la que son capaces: la de los sueños, porque son gratis. Su mediocridad, por desgracia, las pagamos entre todos.

¿Y si tuviéramos otra opción?
Rafael López-Diéguez www.gaceta.es 4 Octubre 2013

El duopolio político comienza a desmoronarse por la presencia de fuerzas emergentes.

La política española ha estado dominada durante casi cuatro décadas, hasta la crisis de credibilidad que hoy presenta la casta política, por el duopolio PP-PSOE, representación para la mayor parte de la sociedad de las etiquetas de derecha e izquierda, aunque no pocos argumenten que ni son la verdadera derecha ni la verdadera izquierda. Hoy, al menos sociológicamente, ese duopolio, ampliamente cuestionado, comienza a desmoronarse por la presencia de lo que se han venido a denominar fuerzas emergentes, que incluso están rompiendo el tradicional trasvase de votos en la izquierda, según la decepción de sus votantes, entre el PSOE y el PCE primero y el PSOE e IU después.

Cierto es, sin embargo, que IU, por efecto del declive del socialismo, aunque siga configurándose como un aliado natural que permite a la izquierda gobernar, como ha sucedido en Andalucía, pese a que el partido hegemónico de la misma, el PSOE, pierda las elecciones, está refundándose como un grupo que aspira a ser más que el bastón del socialismo; construyendo un proyecto nuevo y distinto, un neomarxismo alejado de los valores cristianos, capaz no sólo de cambiar el voto útil por el voto ideológico, fidelizando votantes, sino de atraer el nuevo radicalismo izquierdista que goza de tan buena prensa aupándose en la desesperación social.

Las fuerzas políticas emergentes, nuevas, que se presentan con carácter transversal, buscan conectar con las capas sociales que anteponen sus valores y principios al voto útil. En ese sentido hemos visto expandirse grupos como UPyD, que detrae votos de lo que se llamaría centroderecha y centroizquierda, que combina el discurso antinacionalista con planteamientos socialdemócratas y de contravalores cristianos no exentos de populismo.

La pregunta que muchos se hacen es por qué no irrumpe en la escena política otra agrupación para quienes no se consideran de izquierdas o incluso para aquellos que votan a la izquierda por razón de defensa social. Básicamente, porque quienes pueden representar esa opción no encuentran canales para llegar hasta esos segmentos, porque sigue funcionando la perversa y antidemocrática tesis del voto útil y la expansión de la idea de que frente a la izquierda PSOE-IU sólo existe el PP, lo que puede acabar fomentando la abstención mientras que la multiplicación de opciones de izquierda favorece la participación.

No son pocos los que demandan a quienes pudieran dar entidad a esa opción, un proyecto unitario, formado por partidos y asociaciones, que tenga como base la Vida, la Familia, la Libertad de Educación, el Bien Común, la Justicia Social, la Regeneración, nuestras Raíces Cristianas y la inquebrantable Unidad de la nación española. Bien pudiera nacer en las próximas elecciones europeas.

El catalán no será requisito para funcionarios
Juan Vicente Santacreu Periodista Digital 4 Octubre 2013

¡¡Qué no te engañen los políticos!! – Si un político te engaña una vez, él es un trilero, si te engaña dos veces, tú eres un imbécil.
Gracias por divulgar el mensaje de Masby

Con frecuencia menciono en mis escritos la palabra “ingeniería política” para describir las artimañas “trileras” que utilizan nuestros amos feudales para vendernos la cabra. Como soy consciente que muchos no entienden a qué me refiero, pues bien, aquí os traigo un ejemplo sencillo.

Debido a la corriente de opinión que está abriendo Masby en las redes, los “ingenieros políticos” se han puesto las pilas para desarrollar una solución y calmar la alarma social. El resultado es esta farsa de titular: “El catalán no será requisito para funcionarios… en Baleares”.

Pero esto evidentemente es mentira, o cuanto menos es una verdad malvada y a medias. Esta norma está en vigor en Valencia desde hace muchos años y no evita la discriminación de funcionarios de otras comunidades. Me explico. Para acceder a un puesto de funcionario o para cambiar de destino en la Comunidad Valenciana se necesitan un número determinados de puntos, pues bien, el curso de valenciano te da 2 puntos y cualquier curso, por ejemplo de ingles 0.15. Es decir, un profesional bien preparado con 10 cursos consigue 1.5 puntos, y un imbécil por el hecho de saber valenciano obtiene 2 puntos, por tanto el imbécil se quedará con la plaza. Este es el modelo de Bauza y del PP.

Ya sabes que el catalán no será un requisito para que tú o tus hijos trabajéis de funcionarios en Baleares, pero en la práctica no trabajareis, o lo haréis en las plazas que nadie quiere por muy buena preparación que tengáis.

Pero como todo el mundo recoge lo que cosecha, ahora vemos a Bauza solo y acorralado ante la marea de primates catalufos acechando con las armas que el PP les ha ido entregando durante 30 años. Todo empezó con la tolerancia al catalán, luego vino la imposición y ahora estamos en la fase de la sumisión. Obsérvese que es la misma hoja de ruta que utilizan los moros y todos los grupos involucionistas anclados en el Medievo: tolerancia, imposición y sumisión.

Conclusión, un Bauza acojonado divagando y queriendo contentar a muchos. Pero ya sabes, cuando se quiere contentar a muchos se encabrona a todos.

Pero cuidado, que como la imbecilidad no tiene límites, alguna Autonomía sin lengua propia se puede molestar por las barreras lingüísticas y decida el “ocurrista” de turno otorgar a los funcionarios 2 puntos por ser nativo de su Comunidad.

España no está para inventos y reconozco que en Masby no somos originales, lo sé, sólo copiamos a países desarrollados que no tienen problemas tribales. Además, y como prueba de que en Masby somos muy tolerantes, otorgamos el mismo valor al voto de un imbécil que al de un español. Véase nuestro mensaje: Un país, una lengua; un ciudadano, un voto. Y luego cada uno que estudie como le de la gana, como si se quiere meter a monje y estudiar en latín, pero la lengua de España es el español y los trabajos y oportunidades que hay en España deben de ser para todos los españoles por igual.

Los políticos están queriendo cuadrar el círculo sin saber que hay dos cosas que no tienen solución, una es la cuadratura del círculo y la otra la imbecilidad nacional.

Así lo pienso y así lo digo
Juan Vte. Santacreu – Periodista Digital –

■ Quizás te interese ver la sección >> Funcionarios de España http://www.masaborreguera.com/funcionarios/

La culpa es del PP, sea lo que sea.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 4 Octubre 2013

Esa es la conclusión del ex portavoz del Gobierno del PSOE que creó el GAL y el responsable de Interior cuando el chivatazo del bar Faisán. Por supuesto que me refiero al actual y cuestionado líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, al que no le gusta que le nombren el apellido paterno. Su hipocresía y su desfachatez no tienen límites y es capaz de culpar al PP de todos los males de la creación, pasados, presentes y futuros. Desde luego quienes no tienen la culpa de nada es el PSOE y sus líderes, siempre dispuestos al díalogo y a camuflarse con el entorno para mostrar la cara más amable e hipócrita posibles. La hiedra de siete cabezas.

Pero nada nos debe asombrar de este miserable y mezquino comportamiento. Alguien capaz de soportar el hedor de las cloacas del Estado, de no cortar de raíz los escándalos de corrupción de los falsos ERE's, ni de unos Sindicatos afines estafadores, carece de la legitimidad y de la credibilidad necesarias para pontificar con descalificaciones tan injuriosas hacia el adversario político. Porque es sumamente rastrero y ruín decir que el PP es el culpable de la deriva secesionista y de la supuesta "catalanofobia" que esa actitud suscita en el resto de España. Sí, España, una Nación que el traidor de Zapatero dijo que era un concepto discutido y discutible. El mismo que dijo que se aprobaría cualquier Estatuto que viniera de Cataluña, y así fue como el Congreso lo hizo con la complacencia y complicidad del PSOE y de su Gobierno del que era destacado miembro Alfredo Pérez Rubalcaba.

Y no es que el PP sea santo de mi devoción, tras los escándalos protagonizados por su franquicia de Cataluña con el esperpento del caso de espionaje de Método 3 y los tejemanejes de Alicia Sánchez Camacho para silenciar la divulgación de conversaciones supuestamente "poco ejemplares". Tampoco lo es a nivel nacional con una directiva enrocada y aislada de sus votantes, salpicada por casos de corrupción en la mayoría de las autonomías donde gobierna. Un PP que ha sido incapaz de cumplir con su programa electoral y que ha llevado a España en dos años a una deuda del 100% del PIB, aumentándola en más de 300.000 millones de euros.

Puede que el PP sea culpabe de muchas cosas, pero lo que no es en absoluto es responsable de la insumisión de los dirigentes de la Generalidad que desde hace años solo buscan el enfrentamiento y que el Gobierno se vea abocado a tomar decisiones tan drásticas como la de suspender la Autonomía y denunciar a los máximos responsables, empezando por el Presidente Artur Mas y todos sus Consejeros. La única realidad es que "la desafortunada frase de Zapatero" fue un acto de traición de todo el PSOE que usó el Congreso de los Diputados para consumar la indignidad de la aprobación de un Estatuto inconstitucional y secesionista. De esas aguas vienen ahora estos inmundos lodos.

Alfredo Pérez Rubalcaba puede solo agradecer que sigue funcionando el conturbenio de la casta en el que la Justicia jamás le rozará y en el que casos de corrupción como los de los ERE's serán delimitados de forma que las responsabilidades políticas y penales de altos dirigentes de la Junta de Andalucía, quedarán difuminados y restringidos en un nivel de cortafuegos inferior, como en el caso Faisán. Por lo menos podría tener la decencia de mantener un prudente silencio y dejar de agitar el avispero.

La hipocresía renovadora de la estrella Susana
EDITORIAL Libertad Digital 4 Octubre 2013

La intervención de Susana Díaz en un desayuno informativo celebrado ayer en Madrid ha sido saludada con un entusiasmo sin duda excesivo para la talla política de la flamante presidenta andaluza. La dura crítica a las decisiones de Zapatero respecto al estatuto de Cataluña y su oposición al llamado derecho a decidir, defendido por sus correligionarios en aquella comunidad autónoma, la han convertido a ojos de algunos veteranos socialistas, como el actual alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, en una estrella emergente del socialismo español cuya estela debería seguir el partido para salir del marasmo. Por su parte, ni Rubalcaba ni Pere Navarro, presentes en el acto, fueron capaces de hacer el menor comentario respecto a un discurso que cuestiona de raíz los planteamientos actuales de ambos.

Las palabras de Díaz podrían ser consideradas una severa llamada de atención al servilismo con que el PSOE está actuando ante el embate secesionista, si no fuera por su escasa relevancia política y nula credibilidad. Cabe recordar que, cuando el estatuto de Cataluña llegó a las Cortes, todos los diputados socialistas andaluces, sin excepción, votaron a favor de un documento que acabó con el principio constitucional de solidaridad entre las regiones españolas, y ello a pesar de que precisamente Andalucía es la comunidad más beneficiada por ese mandato, en virtud del bajo nivel de renta de sus habitantes y su atraso endémico en todos los indicadores económicos. En aquel momento la sucesora de Griñán no consideró oportuno hacer pública la más mínima censura a una decisión política de la que ayer abjuraba en términos tan contundentes.

Otro tanto cabe decir de su actual defensa de la unidad de España, el segundo gran argumento esgrimido en su intervención, aplaudido públicamente por lo que constituye de novedad en el socialismo español. Pero Susana Díaz, como Griñán y la mayoría de los compromisarios andaluces, fue uno de los principales apoyos de Carmen Chacón en su carrera a la secretaría general del partido, a pesar de su conocida proximidad a las tesis separatistas del nacionalismo catalán que la presidenta andaluza ayer deploraba con tanta firmeza. En aquellos momentos Díaz decidió dejar en suspenso el patriotismo del que ahora hace gala con grandes dosis de hipocresía.

Por todo lo anterior, la nueva cara que la sucesora de Griñán quiere ofrecer a la opinión pública ha de ser tomada en consideración con la debida cautela. La misma que cabe aplicar a sus recientes apelaciones condenatorias hacia la corrupción, tratándose de una política que ha formado parte de los Gobiernos que urdieron la trama de los ERE sin decir ni una palabra.

Partidos políticos
La nueva derecha europea
Florentino Portero Libertad Digital 4 Octubre 2013

Durante el breve pero intenso tiempo que dedicamos a comentar las elecciones generales alemanas, los españoles no prestamos mucha atención a uno de los aspectos, desde mi modesto entender, más relevantes: la emergencia de una nueva fuerza política denominada Alternativa por Alemania.

Nacida del seno de la Unión Cristiano-Demócrata y con un catedrático de Economía al frente, Alternativa se distancia de su formación original por rechazar la viabilidad del euro y de la Eurozona como instrumentos adecuados para garantizar el progreso y bienestar de la sociedad alemana. No son euroescépticos en sentido literal –contrarios al proceso de integración europeo–, sino sólo en lo referente al euro, a la política monetaria y fiscal. Creen que se estableció prematura y artificiosamente, que se permitió el acceso a Estados cuyas economías no estaban preparadas para asumir los criterios de estabilidad aprobados y que su desarrollo hace inevitable un continuo sangrado de las cuentas públicas alemanas, desviando recursos hacia Estados meridionales que ven cómo, año a año, su deuda aumenta al tiempo que son incapaces de contener el déficit público.

El segundo pilar del programa de Alternativa es la inmigración, tema que inevitablemente lleva al debate sobre la identidad nacional, debate que comenzó hace años en ese país y que afecta tangencialmente a organizaciones políticas de derecha y de izquierda. Alternativa destaca por la claridad de su rechazo a la política vigente y por su exigencia de una normativa clara y una aplicación tajante.

Hemos escrito mucho sobre el hundimiento de los liberales, que han desempeñado un papel fundamental en la formación de mayorías desde la constitución de la República Federal de Alemania. Pero apenas hemos hecho referencia a que su fracaso reside en los votos que Alternativa le ha arrebatado. No estamos ante una formación populista, euroescéptica y más o menos de extrema derecha, como algunos han querido dar a entender, sino ante un partido que atrae voto elitista y con capacidad para ampliar sensiblemente su espectro político. Sacó tantos votos como el Partido Liberal, quedó a las puertas de entrar en el Parlamento y robó también unos 250.000 votos a los cristiano-demócratas.

La integración europea es un pilar central de la estrategia alemana al tiempo que la vía para superar dos guerras mundiales, el nazismo y la Shoá. Pero para un número creciente de alemanes esa opción, que ha sido tan positiva durante décadas, empieza a poner en peligro la viabilidad del Estado de Bienestar y la propia identidad alemana. Las próximas elecciones europeas, con distrito único por cada uno de los Estados miembros, puede deparar unos resultados aún mejores para esta formación.

La inviabilidad del modelo de Estado de Bienestar que hemos conocido, los problemas derivados de la integración de emigrantes, el estancamiento del proceso de construcción europeo y, en general, la crisis de valores que se enmarca en lo que hemos dado en llamar relativismo están en la base de una crisis del sistema de partidos políticos que sin duda caracteriza nuestro tiempo. Desde el dogmatismo de la corrección política, que trata de salvar un edificio en ruinas mediante el control de la opinión pública, se intenta deslegitimar estas nuevas formaciones como si todas ellas fueran una excrecencia populista, y no es así. Recogen un abanico ideológico tan amplio que no es posible reducirlo a un solo movimiento. En general podríamos hablar de dos vetas: una enraizada en viejos movimientos populistas o directamente fascistas y otra de carácter liberal-conservador.

Alternativa para Alemania pertenece al segundo grupo, como es el caso del Partido de la Independencia británico, escisión del Partido Conservador y que está teniendo un sorprendente éxito entre un electorado cansado de eternos e infructuosos debates sobre el papel del Reino Unido en la Unión Europea. La Europa hanseática y protestante está viviendo también la emergencia de formaciones de estas características, que empiezan a ser ya habituales en la formación de mayorías y Gobiernos y que suponen un interesante revulsivo para la adaptación y modernización del discurso político. Lo que está ocurriendo en la Europa central y meridional es otra historia, de la que ya tendremos tiempo para ocuparnos en otra ocasión.

'Mas, radicalismo, confusión y falsedades'
Lo que son mentiras groseras entrarán en la cabeza de muchas personas honorables como victorias claras, por obra y gracia de un aparato mediático falsario como no hay en ninguna democracia. Las sandeces dichas por Jordi Pujol siempre me parecieron disonantes, ridículas y de mero oportunismo. Ahora Mas hace lo mismo gracias a su control mediático, que ejerce a todas las horas del día, imponiendo una línea informativa de manera casi generalizada, para enmascarar sus falacias.
Alfons Quintà www.cronicaglobal.com 4 Octubre 2013

Mas quiere hacer creer que todos los catalanes están de acuerdo con él. Pero a menudo la verdad se impone. Entonces, Mas se irrita. Hace unos días, le tocó recibir a lo que denominó "las élites". Semánticamente, dio a la palabra un significado muy comparable al que lograba bajo el nazismo la palabra plutocracia, o en el comunismo la expresión capitalismo internacional.

De hecho, Mas pensaba en los dos únicos bancos catalanes (CaixaBank y Sabadell), en Fomento del Trabajo Nacional, en el Círculo de Economía y, muy en general, en los empresarios y financieros. Todos tienen que vivir de realidades y, en efecto, están escandalizados por los delirios de Mas, como lo tendría que estar todo el mundo con un poco de inteligencia. Los que todavía no lo estén, lo llegarán a estar, seguro. De momento, Mas berrea como si fuera un caudillo unánimemente amado, mientras más y más sectores de opinión -no confundir con TV3 o sus panfletos- le dan la espalda, empezando por UDC.

"Cambiar el curso de la historia" (¡solo!)
Creyéndose que es un gran hito histórico, Mas dijo el martes que las élites "no tienen que pretender cambiar el curso de la historia". Él lo ha pretendido hacer, a pesar de que está más solo que la una, incluso dentro de CDC, respecto a UDC y ERC. Este último partido se lo está merendando. No digo nada del delirio que encarna cuando quiere hacer creer que la Unión Europea está con él.

En realidad, Mas ha optado por aumentar el ritmo de sus insensateces. Una tras otra, creciendo también en virulencia. Aumenta la radicalidad y el tono intolerante, con intermedios comerciales, auténticos spots televisivos, puntuales y nada creíbles, diciendo que todo el mundo, en especial el PSC, se tiene que poner detrás suyo. Burro quien se lo crea. Mas ha hecho tanto daño que ninguna coalición ni ninguna cooptación resulta aceptable.

Durante un tiempo, la radicalidad le puede servir para mantener el clímax sentimental de sus seguidores, pero ni estos lo podrán mantener demasiado tiempo. En cuanto a atraer más bobos, precisamente el aumento de la radicalidad lo está llevando a todo lo contrario. Los moderados se asustan, legítimamente, y los del morro fort acabarán muertos, aplastados por el Principio de la Realidad, formulado por Freud.

En el reciente debate parlamentario, Mas incluso se quiso cargar más de un siglo y medio de catalanismo ponderado, diciendo que no ha funcionado. Adiós Aribau, Prat de la Riba, Cambó, Almirall y Macià, que ha llegado Mas. En realidad ha llegado la rana de la fábula que se toma por un buey y acabará reventado, de tanto querer sacar pecho. Mas va camino de encarnar el fin del catalanismo político, no el inicio. Es el omega, no el alfa.

Mintiendo sobre sanidad
Mas actúa abusando de la palabra Cataluña, que, en su boca, deja de representar una parte del mundo real, hoy complicado por razones que no son las quimeras de Mas. En su discurso, la realidad desaparece y Cataluña pasa a ser un ser vivo, su hija, o su amante. La sublimación léxica de las realidades políticas es inherente a los demagogos.

Esta esquizofrenia o esta mentira cínica (depende de si se la cree o no) la encontramos en todos los niveles. Así, en el último debate se aprobó una resolución presentada por CiU y ERC, y apoyada por el PSC. Instaba (verbo que jurídicamente no quiere decir gran cosa) al Gobierno autonómico a no privatizar la gestión del Hospital Clínico y pedía amparo por el de San Pablo, mientras daba a entender que no se acabaría de destrozar el Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Desde entonces ha habido periodistas que han querido conseguir precisiones de la Consejería de Salud y de las direcciones de los afectados. No lo han conseguido, ni lo conseguirán. Lo mismo les ha pasado a los trabajadores que querían alguna aclaración. Quedaba muy bien.

Después de días de sorpresa, finalmente, La Vanguardia ha publicado una versión muy favorable a la Generalidad, en el sentido de que la privatización del Hospital quedaría parada y la del ICS también. Todo hace falta ponerlo entre paréntesis porque le pueden dar la vuelta. De momento, no hay información oficial de la Consejería, como mínimo en el Parlamento autonómico. Esta arbitrariedad institucional, en todo, está en la base del miedo de todo el mundo, en especial los inversores. Hay que mantenerlo todo, en especial el Hospital Clínico, bajo los focos, a pesar de que la siempre gran opacidad sanitaria está enloquecida. Tanto el Clínico como el San Pablo y por supuesto el ICS son temas cruciales.

Confusión generalizada en todo
Nadie se tiene que extrañar de la creación de confusión por parte de Mas. Nunca ha intentado reformar nada, sino generar convulsiones que le permitieran esconder su ineptitud y trastornar malévolamente la sociedad, con la misma y única finalidad que tienen los calamares cuando lanzan tinta.

Por este camino hemos llegado a una confusión generalizada que acaba de liquidar la poca libertad de expresión que quedaba. Mas es capaz de crear confusión en todo, y hacerlo deliberadamente. Hasta ahora ha sido su manera de gobernar. Se entiende que en dos años sólo presentara un proyecto de ley, además menor, en el Parlamento autonómico.

Pero no pasa nada. Lo que son mentiras groseras entrarán en la cabeza de muchas personas honorables como victorias claras, por obra y gracia de un aparato mediático falsario como no hay en ninguna democracia.

Bien es verdad que cada día de la semana lo que queda de la sanidad pública se va recortando de manera dispersa e incoherente. No se trata de perfeccionar un sistema que era bastante bueno, sino de destrozarlo sin querer crear otro que no sea el sálvese quien pueda. Los enfermos podrán salir adelante, más o menos, pero los pobres (condición en incremento) ven y verán más su vida acortada, así como mal vivida.

La "libertad" organicista de Mas
El domingo, en Igualada, Artur Mas afirmó que "si la gente vota libertad, Cataluña será libre". Lo efectuó en un marco, con un tono y con una expresión violentos, hasta ahora inéditos, cuando se trataba del Día del Partido, una copia del Alderdi Eguna del PNV, pero con muy poca asistencia, menos que otros años. No era un mitin sino una fiesta más bien familiar. A pesar de esto, Mas llegó a superar el tono que tenía Chávez.

Demostró lo que sabíamos: que Mas es un demagogo, un ignorante en cuanto a pensamiento y en cuanto a gestión. Probó también su concordancia con un elemento básico de los dos grandes totalitarismos: el organicismo estatista, es decir el desprecio por la auténtica libertad, la individual. Lo traté ampliamente en El Debat, destacando los parecidos entre Mas, Junqueras, Haider y Franco.

Situar conceptualmente a los oportunistas siempre es difícil. Son la antítesis de los pensadores y, por supuesto, de los filósofos. No tienen rigor ni coherencia intelectual. Mas ni es consciente de ello. Como Jordi Pujol, Mas se atreve a hacerse pasar por un pensador. ¿Por qué no por cosmonauta?

Mas pone en su boca la palabra libertad, en el sentido organicista ("la libertad de Cataluña") como Franco se refería una "España libre". Con su osadía, Mas se sitúa en un terreno que lo delata. Lo hace irresponsablemente, como los gansos defecan o como el burgués gentilhombre de Molière ignoraba que hablaba en prosa.

Nunca Mas ha dicho nada sobre los derechos y libertades que querría que garantizara su utópica Cataluña-Estado. Es un silencio que tiene mucho sentido. Precisamente por eso siempre he creído que, además de asumir todos los males del modelo caduco de Estado-nación, su utopía implicaría convertirse en lo que siempre he llamado un Estado-masía, con una obvia pérdida de derechos. Me fue fácil encontrar esta etiqueta, inductivamente, en base a los hechos, para aplicarla, desde hace muchos años a Jordi Pujol, que encarnaba la figura del propietario rural por antonomasia. Ver Terra Baixa de Guimerà recuerda la Presidencia de la Generalidad, con Pujol y ahora con Mas.

Las barbaridades de Pujol y los silencios de Mas
Las sandeces dichas por Jordi Pujol siempre me parecieron disonantes, ridículas y de mero oportunismo. Tener, como afirmó solemnemente, como los tres pilares conceptuales a Herder, Renan y Pierre Vilar significa que, en realidad, no tenía ninguna construcción intelectual respecto a nada. Aun así, Pujol se montó una película sin la cual sus hijos no tendrían ahora 600 millones de euros, según estimación pública del hasta hace poco secretario general del principal sindicato policial.

Antes, un propietario rural podía hacer correr maledicencias desde el bar del pueblo. Ahora Mas hace lo mismo gracias a su control mediático, que ejerce a todas las horas del día, imponiendo una línea informativa de manera casi generalizada, para enmascarar sus falacias. Tardaremos mucho en poder llegar a disfrutar de un grado de posibilidades informativas reales que parecía definitivamente adquirido en el pasado reciente.

Hay que asumir que Mas ha instaurado una maldad y una perversión sin precedentes. Van más allá del nivel político e institucional. Ha perturbado normas vigentes, escritas o no escritas, en todas las democracias. Ya veremos si podremos recuperarlas. Ahora ya se ve que Mas se irá a pique. Pero nadie puede predecir que con su desaparición, del todo imprescindible y urgente, sea suficiente para salir un poco adelante. Lo mostró con claridad en el último debate parlamentario.

La Junta Directiva no se pronuncia
Vidal-Quadras organiza un encuentro para discutir el "incumplimiento del programa" del PP
Ante el malestar interno de parte del PP por el continuo 'incumplimiento del programa', hace que se multipliquen las voces críticas al Gobierno.
Agencias Libertad Digital 4 Octubre 2013

El vicepresidente del Parlamento europeo Alejo Vidal-Quadras ha convocado a los militantes del PP a una "reunión abierta" para hablar, entre otras cuestiones, del "incumplimiento del programa electoral" por parte de su partido, así como de la "ofensiva separatista" y del caso Bárcenas.

Vidal-Quadras suscribe esta convocatoria junto con el exparlamentario vasco Santiago Abascal y otro militante, José Luis González Quirós, con los que ya ha protagonizado otras iniciativas críticas con la dirección del PP, entre ellas la de reclamarle la reunión de la Junta Directiva Nacional.

En este sentido, denuncian en un comunicado, el "incumplimiento sistemático" de los estatutos del partido, que obligan a convocar dicho órgano cada cuatro meses. Los tres firmantes remitieron una carta hace dos semanas a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, para reclamarle la celebración de la Junta Directiva Nacional, e insistir en la necesidad de que en ella se trataran temas como el "grave incumplimiento del programa" con el que el PP concurrió a las elecciones generales y que le dio la mayoría absoluta.

También, consideran urgente discutir el "recrudecimiento de la ofensiva separatista" y la "débil respuesta del Gobierno" ante ésta, así como el "progresivo deterioro de la imagen del partido a causa de los sucesivos episodios" relacionados con el caso Bárcenas.

Al no haber recibido respuesta de Cospedal, lo que consideran una "desconsideración que los militantes no merecen", e insistir en la necesidad de discutir estos asuntos, han decidido convocar esta "reunión abierta" para el 17 de octubre en un hotel de Madrid, en la que invitan a militantes y simpatizantes a participar en el debate.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El hígado y la lengua española
Irene Lozano El Confidencial 4 Octubre 2013

Pese a su título, este artículo no trata acerca de la bilis, jugo dominante en el discurso nacionalista, sino de la elección, ya sea sobre la lengua en que deseamos educar a nuestros hijos o sobre si queremos donar los órganos al morir.

Si usted pregunta a sus amigos por qué en algunos países hay muchos donantes de órganos y en otros no, le contestarán que se debe a motivos culturales o religiosos, a la falta de tradición o al carácter intrínseco de los pueblos (unos generosos, otros insolidarios). Donar los órganos es una decisión importante, así que todos tendemos a pensar que debe de haber una razón profunda que explica esos comportamientos. ¿Y si les dijera que en Austria dona el 99% de la población y en Alemania el 12%? ¿O que en Bélgica lo hace el 98% de la gente y en Holanda el 27%? ¿Tan distintos son alemanes y austriacos o belgas y holandeses?

El discurso nacionalista asegura que son muy pocas las familias que piden estudiar en castellano, sugiriendo que ése el motivo de no ofrecerlo (…) pero la relación causa-efecto podría ser la contraria: las familias no lo piden porque la forma oficial de presentar la elección les disuade deliberadamente de hacerloComo han señalado Johnson y Goldstein, la respuesta está en el contexto. Cuando la opción que aparece por defecto en los formularios es la donación, permitiendo al usuario salirse si lo desea (lo que se llama opt-out), casi nadie lo hace. Como resultado, prácticamente toda la población se convierte en donante. Por el contrario, cuando se indica por defecto la no donación y el ciudadano debe marcar expresamente una cruz para donar sus órganos (opt-in), los porcentajes descienden de forma abrupta. Dar un consentimiento expreso retrae a la gente de donar, no porque lo rechacen (las encuestas indican lo contrario), sino porque todos tendemos a pensar que la opción ofrecida por defecto es la mayoritaria, y nos sumamos, cosa poco sorprendente siendo la naturaleza humana gregaria como es. Abundan los estudios psicológicos que han llegado a idénticas conclusiones.

Si una decisión aparentemente nimia -la forma de redactar el formulario- tiene efectos abrumadores sobre nuestra decisión, no es difícil imaginar cómo una política pública que de forma infatigable tiende al monolingüismo puede condicionar las decisiones de los padres a la hora de elegir la lengua vehicular de sus hijos. Resulta fácil entender por qué la Generalitat pone tantas dificultades a los padres que quieren enseñanza en castellano para sus hijos. El discurso nacionalista asegura que son muy pocas las familias que lo piden, sugiriendo que ese el motivo de no ofrecerlo y dejando caer, de paso, que se trata de gente quisquillosa, anticatalana o algo peor. Pero a la luz de las investigaciones citadas más arriba, la relación causa-efecto podría ser la contraria: las familias no lo piden porque la forma oficial de presentar la elección las disuade deliberadamente de hacerlo.

En contra de lo que se nos da a entender, ninguna familia pide el catalán, ya que es la opción por defecto. Se presume el consentimiento de los padres para que sus hijos se eduquen en catalán, al margen de cuál sea su lengua materna. El castellano queda así como el opt-out -la opción de excluirse, podríamos traducir- y ya hemos visto que en estos sistemas la mayoría se deja llevar. De hecho, es un opt-out agravado, porque la elección de lengua con frecuencia ni siquiera figura en los formularios de escolarización (aunque sí ofrecen la dieta libre de cerdo, faltaría más), sino que la Consejería de Educación obliga a los padres a pedirlo por conductos excepcionales. Por si queda algún valiente, ya la Generalitat se encargó de asegurar que no cumpliría aquella sentencia del TSJC que obliga a impartir la clase en castellano sólo con que lo pida un alumno. Al abandonar lo marcado por el poder se paga un precio muy elevado, pues la salida es literal: a los niños se les separa del grupo. Pero no se llama marginación, sino atención individualizada, porque los nacionalistas siempre han limitado la libertad de elección muy amablemente. Por eso ahora nos explican que para ser buenos demócratas debemos estar de acuerdo en que ellos decidan sobre el destino de todos y por encima de la ley. Si en las aulas ha funcionado, ¿por qué no en todo el país?

El español en una Cataluña independiente
Mercè Vilarrubias www.cronicaglobal.com 4 Octubre 2013

Antes de que el movimiento independentista cogiera vuelo el 11 de septiembre de 2012, muchos nacionalistas argumentaban que si alguna vez Cataluña era independiente, el catalán sería la única lengua oficial. La idea era que a través de la oficialidad única del catalán, esta lengua ampliaría enormemente su uso social, yendo ello parejo a la disminución en el uso social del español.

Una vez la idea de una Cataluña independiente ha pasado a ser un proyecto secundado por muchos, la cuestión de la cooficialidad o no del español ha vuelto a plantearse. Las primeras declaraciones sobre este tema empezaron con Òmnium Cultural y otras plataformas lingüísticas que vieron su sueño al alcance de la mano: la futura Cataluña independiente tendrá el catalán como única lengua oficial.

Sin embargo, esta afirmación no gustó a los políticos independentistas, posiblemente temerosos de que ello ofendiera a muchos ciudadanos castellanohablantes -y catalanohablantes- y en consecuencia, hiciera difícil convencerles de las virtudes de una Cataluña independiente. Así, Oriol Junqueras declaró que de ninguna manera se eliminaría la oficialidad del español sino que esta lengua seguiría siendo cooficial junto al catalán. Artur Mas se sumó a esta idea de forma entusiasta y añadió que el español era, además, una riqueza de Cataluña y de todos los catalanes.

La cooficialidad del español en Cataluña es, hasta cierto punto, papel mojado. Si ya lo es ahora, es factible pensar que en un hipotético Estado catalán esta cooficialidad sería totalmente nula de facto

Periodistas afines celebraron las declaraciones de los dos políticos con artículos autocomplacientes en los que se dibujaban a sí mismos como abiertos, tolerantes e inclusivos. De ninguna manera vamos a eliminar la cooficialidad del español, nadie tiene nada que temer. Frente a ellos, los más puristas estaban desconcertados: si no es una Cataluña independiente, ¿cuándo vamos a realizar el sueño de una Cataluña monolingüe?

El hecho, sin embargo, es que ambos sectores tienen el mismo objetivo aunque no lo parezca en la superficie. La razón de ello está en que ya actualmente, la cooficialidad del español en Cataluña es, hasta cierto punto, papel mojado. Y si ya lo es ahora, es factible pensar que en un hipotético Estado catalán esta cooficialidad posiblemente sería totalmente nula de facto.

A diferencia de lo que sucede en Cataluña, en la mayoría de países bilingües de Europa, la oficialidad de sus lenguas tiene consecuencias en la práctica. Por ejemplo, en el ámbito administrativo, la existencia de dos lenguas oficiales implica que la administración o debe ser bilingüe o debe poner los medios para que los ciudadanos escojan en qué lengua quieren relacionarse con ella. Las informaciones públicas como las señales de tráfico o los nombres de calles también son, por ley, bilingües. Y por supuesto, no hay leyes que castiguen a los comerciantes por rotular sus negocios en una de las lenguas oficiales.

En la educación, todas las lenguas oficiales europeas son lenguas vehiculares en los sistemas educativos de sus países o comunidades. En la mayoría de los países multilingües de Europa, los ciudadanos disponen de una doble línea de escuelas, cada una en una lengua oficial, y son los ciudadanos los que escogen la escuela que quieren para sus hijos. Existe también una minoría de países que tiene educación multilingüe, donde las dos o tres lenguas del país son utilizadas como lenguas vehiculares.

Las pocas veces que en Cataluña se ha señalado públicamente la incongruencia de que el español, siendo una lengua oficial, no pueda ser usado en la administración, en la educación o en los medios de comunicación públicos, los políticos catalanes han argumentado que las leyes de política lingüística efectivamente consideran que ambas lenguas son oficiales pero sólo una es propia. En consecuencia, la lengua propia debe tener más relevancia que la que es sólo oficial.

Lo que no dicen, sin embargo, es que el término lengua propia no es un concepto ni jurídico ni sociolingüístico. Es un término acuñado por el primer gobierno de CiU precisamente para frenar las potenciales reclamaciones sobre la no oficialidad en la práctica del español. La lengua propia, como término de nuevo cuño, permitía dar a la lengua calificada como tal todas las prerrogativas que el legislador decidiera.

Lo que no dicen es que el término lengua propia no es un concepto ni jurídico ni sociolingüístico
No conocemos ningún país europeo que tenga en su legislación lingüística el término lengua propia. En toda la extensa bibliografía sobre política lingüística que existe en inglés, no hay acuerdo en cómo traducirlo. Cuando no existe una traducción clara de un término o cuando convive más de una, la razón está en que este término prácticamente no se usa en este idioma. En la bibliografía solo aparece este término para referirse al caso español y a Andorra. Además de este país, son únicamente las CCAA bilingües de España las que califican a la lengua autonómica como lengua propia e incluso CCAA monolingües como Castilla y León califican al leonés como lengua propia. En Cataluña, la lengua propia es pues un subterfugio para impedir que el español sea oficial en la práctica.

En contraste con esta política de evitar la oficialidad del español en la práctica, hay veces que al Gobierno autonómico de Cataluña sí que le interesa utilizar esta lengua. Lo hemos visto en la reciente campaña Súmate donde ciudadanos castellanohablantes se manifiestan a favor de la independencia en español. En todo el proceso soberanista, el Gobierno autonómico está actuando como si en Cataluña hubiera dos lenguas oficiales en igualdad de condiciones: se afirma que el español será oficial en el futuro Estado catalán, se realizan videos con ciudadanos que se expresan a favor de la independencia en español o se habla del español como una riqueza y un activo de Cataluña.

Sin embargo, cuando el español no interesa, como en el sistema educativo, se argumenta que el uso del español en las aulas sería un ataque al catalán. Pero, por lo que vemos, no es ningún ataque al catalán pedir la independencia en español.

En conclusión, la Generalidad alienta el uso del español cuando le conviene pero al mismo tiempo, ignora su oficialidad en todos los ámbitos públicos gestionados por ellos. Debido a ello, los políticos independentistas están muy tranquilos respecto a la cooficialidad del español en una Cataluña independiente y por motivos puramente estratégicos, pueden defenderla sin ningún temor: saben que esta oficialidad la manejarán ellos y que difícilmente se plasmará en nada concreto.

Premio Tolerancia a Victoria Prego. Parlamento del Presidente
EDUARDO LÓPEZ  DÓRIGA. Tolerancia.  4 Octubre de 2013

Buenas tardes a todos, muchas gracias por su asistencia y bienvenidos a este acto de entrega del decimonoveno premio a la Tolerancia, que en el mes de Junio nuestro jurado decidió otorgar a Victoria Prego, a quien agradecemos sinceramente que haya aceptado nuestro galardón, y su presencia hoy aquí con todos nosotros tras el susto que tuvo este verano del que nos alegramos que haya tenido una recuperación tan rápida y positiva.

En primer lugar creo que debo una disculpa a los que asistieron a la entrega del premio el año pasado ya que les dije que Félix Ovejero sería nuestro último premiado. Sí recuerden, nuestro último premiado... en un acto que se celebrara en Barcelona , pero aquí estamos de nuevo en la misma ciudad cuyo alcalde dijo tras la manifiestación del 11 de Septiembre del año pasado, que Barcelona estaba “preparada para ser capital de estado”. Les dije que, ante la inminencia de la secesión, pensamos en pedir asilo en Castelldefels y sugerir a su consistorio ejercer su propio derecho para autodeterminarse, independizándose de Cataluña, como a buen seguro harían centenares de poblaciones de toda Cataluña. ¿Acaso un municipio, no tiene también “derecho a decidir”? Pero es que tras la elección de la sede olímpica, el Sr. Trias dijo que “en España, sólo Barcelona puede competir con Tokio o Estambul”. De entrada puede sonar como un desprecio hacia Madrid, pero visto desde otro ángulo, no me negarán que no está del todo mal que un independentista como él reconozca que Barcelona está en España. Y es que creo que ya sabemos en qué nos equivocamos el año pasado. Cuando el Sr. Trias dijo que “Barcelona estaba preparada para ser capital DE ESTADO”, quería decir en realidad que “Barcelona estaba preparada para ser capital DEL Estado”; del Estado Español !!!,... Pues claro. Yo creo que sólo Esperanza Aguirre ha entendido ese mensaje y por eso ha sugerido hábilmente eso de “catalanizar España” ..... empezando por una nueva capital.

¿Se lo imaginan? “Barcelona capital del Estat Espanyol”. Es que aquí sonaría muy mal decir España aunque Cataluña estuviera ya en ella desde más de 2 siglos antes de la fecha de su falsa pérdida de la independencia. Esa España que, según el consejero de cultura de la Generalitat, Sr. Mascarell, no es más que “ una anomalía histórica” ...”que desde 1714 impone un modelo autoritario y jerárquico que niega los derechos democráticos a los catalanes, un agravio que podría resolver la independencia”

Según Mascarell, en aquella trágica fecha el absolutismo derrotó al modelo de “republicanismo monárquico” ( sic ) que encabezaba Cataluña.
Hay que reconocer que los secesionistas saben mucho Historia, o al menos se preocupan mucho por ella. Recientemente la dirección del Museo de Historia de Barcelona ha vetado la grabación en sus instalaciones de la serie “Isabel” sobre la vida de la reina católica, aduciendo que se trata de una “serie de ficción”, sin rigor histórico. Seguro que no lo han hecho con mala fe y pensaban que pretendían rodar un anuncio de una marca de “atún”. O tal vez no les explicaron esa etapa de la historia y piensen realmente que los “Reyes católicos” son una pareja de ficción como los “Ropper” o los de “Escenas de Matrimonio”. No se rían que a sus hijos o nietos les puede pasar lo mismo, si siguen estudiando en Cataluña.

Eso sí el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña, que depende del Departamento de Presidencia, ha organizado para el próximo diciembre un simposio bajo el “muy bien intencionado” título :
“Espanya contra Catalunya : una mirada històrica (1714-2014)”.

Pues bien, nuestra asociación que ya participó junto con otras asociaciones en la organización de la manifestación del día de la Constitución del año pasado, está participando nuevamente con ellas en la del día de la Hispanidad o la fiesta nacional de España, que bajo el lema “Som Catalunya, somos España” se llevará a cabo el próximo sábado a las 12 del mediodía en la Plaza de Cataluña. Es muy importante que todos estemos allí para demostrar que somos españoles precisamente porque somos catalanes. No son términos incompatibles, ni enfrentados y no vamos a dejar que nos engañen con más mentiras.

VICTORIA PREGO DE OLIVER Y TOLIVAR , es licenciada en ciencias políticas y periodismo.
En 1974 ingreso en TVE al área de internacional de los servicios informativos. Trabajó en “Redacción de Noche” el informativo de La 2 (antes UHF). Fue Jefa de la Sección de Internacional, y paso dos años como corresponsal en Londres. A principios de los 80 presentó el Telediario nocturno, llamado “Al cierre” con Joaquín Arozamena. Luego presentaría programas como “El arte de vivir”, “Españoles”, “Debate”,... y en 1995 se estrenó su excelente serie de documentales titulada “La Transición”. Desde 2000 es Subdirectora del área política del diario El Mundo y en 2005 fue nombrada adjunta al director. Además ha colaborado y dirigido programas en Antena 3, TeleMadrid, Canal Sur, Veo7. En RNE presentó informativos y debates de análisis político, y más recientemente ha sido “tertuliana” en programas de Onda Cero, y COPE.

En su elección nuestro jurado ha valorado su independencia, su ecuanimidad, su talante conciliador y su objetividad como cronista de una etapa crucial de nuestra historia, que la ha convertido en todo un símbolo del espíritu de reconciliación que supuso la transición.

Además de su famosa serie de TVE, sus libros sobre esa reciente etapa de nuestra historia “Así se hizo la Transición”, “Diccionario de la Transición” y “Presidentes”, son un referente para la reflexión sobre lo que debe ser la convivencia pacífica entre todos los españoles.

Nuestro jurado también valoró que a lo largo de su dilatada y meritoria trayectoria profesional siempre ha defendido los valores constitucionales y el marco legal como máximas garantías de los derechos de los ciudadanos frente al terrorismo, las injusticias y la intolerancia.

Recordemos Victoria fue la encargada de la lectura del comunicado tras la manifestación posterior al vil asesinato de Miguel Angel Blanco en Julio de 1997, que nos dejó las siguientes frases para la reflexión y la acción:  “La única Euskadi libre es la que defiende el pueblo vasco frente a sus verdugos. La Euskadi libre es la de los vascos demócratas que escuetamente llaman asesinos a los que son asesinos“. “El pueblo vasco ha hablado muy alto, muy firme y con una sóla voz. ¡ Hasta aquí hemos llegado ! y de aquí en adelante vamos a recuperar el terreno que nos pertenece, el terreno de la democracia”

“Con la paz y la palabra, y también con la ley, a por ellos. Desde el respeto a la vida y desde las más profundas convicciones democráticas y convivencia pacífica a por ellos” Por desgracia no mucho después en Octubre de 1998 Victoria Prego sufrió en sus propias carnes la coacción y las amenazas de los proetarras que irrumpieron por la fuerza en la UPV y obligaron a suspender la conferencia que tenía programada. Es evidente que le pasaron factura por su valentía como portavoz de la palabra de la ciudadanía. Por desgracia en este caso se impuso la fuerza a la palabra.

A diferencia de entonces, ETA ya no mata y muchos de sus miembros están en las cárceles, pero tenemos muchas espinas clavadas. Nos duele que los cómplices de los asesinos gobiernen en pueblos y hasta en ciudades como San Sebastián. Nos duele que el etarra Bolinaga, que no tuvo ninguna compasión de Ortega Lara, se haya beneficiado de un humanitarismo que no practicó.

Nos duele Martin Garitano, que fuera el redactor jefe de Egin, desde donde se enaltecía a los terroristas y se humillaba a las víctimas sea ahora el Diputado General de Guipuzcoa. Recordemos que al ser liberado tras 532 días de secuestro, Egin tituló “Ortega vuelve a la cárcel”. Nos duelen los chivatazos con “nombre de ave” que evitaron la detención de los extorsionadores, para no alterar el indigno “proceso de paz”. Nos duele que Otegi sea invitado por el Parlamento catalán en calidad de experto para hablar sobre el derecho a la autodeterminación. Y nos duele los humillantes permisos de fin de semana de Valentín Lasarte, el asesino entre otros de Fernando Múgica, cuya viuda Mapi de las Heras nos honra como ilustrísima asociada de la Tolerancia, que está hoy aquí con nosotros. Memoria, dignidad y justicia es lo que reclaman las víctimas. Una manera impactante de mantener la memoria han sido las “representaciones” de Omar Jerez, que se encerró en un zulo para recordar el sufrimiento de Ortega Lara a manos de Bolinaga, y que se paseó con un supuesto cadáver por las calles del casco viejo de San Sebastián donde el pistolero Lasarte mató a Gregorio Ordóñez.
Nuestra Asociación también intenta mantener el hilo de la memoria con nuestro Ciclo de Cine para la Tolerancia que el año pasado cumplió su undécima edición en la que participaron Aurelio Arteta, Ernesto Ladrón de Guevara y en otra Raúl González Zorrilla, Jovino Fernández...

Por cierto les anticipo que la XII edición del Ciclo de Cine se celebrará en tres jornadas, tres sábados por la tarde, en el mes de Noviembre, y contaremos con la presencia Mª del Mar Blanco, presidenta de la FVT, así como con el periodista Santiago González, entre otros invitados.

Pero Victoria se enfrentó a la intolerancia no sólo en la comunidad autónoma vasca, sino también en Gerona en Junio de 2006, en los inicios de Ciudadanos cuando nuestro también premiado Arcadi Espada, fue agredido por unos salvajes que también intentaron agredirla a ella. Así lo relataba en su artículo :

“Terminado el acto, los Mossos dicen a los ponentes que salgan por la puerta de atrás porque los energúmenos esperaban en la salida principal
.
Después de bajar escaleras interiores y pasar por cuartos de almacenaje, salimos a la calle. Y los fascistas, que se dan cuenta, acuden a la carrera arreciando sus insultos. Los Ciudadanos de Cataluña iban asediados por delante y por detrás por sujetos que les llamaban de todo, incluido "¡Inmigrantes, iros a España!" y otros gritos inauditos como "¡Bilingües!", además de los consabidos "¡Os vamos a dar de hostias, payasos, hijos de puta, a ver si te meten un petardo en el culo!" y demás.

Fueron 300 metros inolvidables sin que ninguno de estos engendros fuera molestado ni detenido.”

Con su elección, también se quiere reconocer en su persona el trabajo realizado por el periódico El Mundo, del que es directora adjunta, que siempre se ha caracterizado por su firmeza en la denuncia de la exclusión del castellano de la esfera pública y del adoctrinamiento que se practica en las escuelas, tanto en Cataluña como en otros puntos de España. Y es que el lavado de cerebro continuo que se practica en las escuelas y en los medios de comunicación es sin duda el mayor problema que amenaza el futuro de nuestro país. Nos acompaña el director de El Mundo en Cataluña, Àlex Sàlmon, a quien también tenemos que agradecer su apoyo frente a los posicionamientos nacionalistas excluyentes.

Por sólo citar algunos ejemplos de El Mundo, en este artículo del año 2006 se explicaba cómo se sondeaba a los alumnos para saber en qué lengua hablaban los profesores, y se ilustraba con la fotografía del lanzamiento de octavillas que llevó a cabo la Tolerancia en el Palau de la Música, ya en el año 1995. El primer presidente de nuestra asociación Antonio Robles va a sacar a la luz un libro titulado “Historia de la Resistencia al nacionalismo en Cataluña”, pero no se crean que ha habido alguna editorial que se lo quisiera publicar, sino que ha tenido que recurrir al sistema de micro-mecenazgo a través de internet. Recordemos que en una entrevista en la sede de El Mundo, a Artur Mas le salió del alma lo de “que monten un colegio privado en castellano para quien lo pague, igual que montaron uno en
japonés”.

También El Mundo demostró la imposición del catalán hasta en el patio de un colegio concertado de Cornellá en el que un cartel conminaba a los alumnos con la frase “Al pati parlem en català” foto que le facilitamos a El Mundo desde nuestra asociación, gracias a una simpatizante.

En este tema hasta Duran Lleida también tuvo su dosis de sinceridad cuando el pasado Diciembre dijo en el Congreso que “muchas veces la lengua mayoritaria en el patio no es precisamente el catalán, sigue siendo lamentablemente...sí lamentablemente subrayo el castellano”

. No dudéis que esta cara más amable del nacionalismo, exigirá que no se traspase la línea roja de la lengua a cambio garantizar que frenará el tsunami independentista. Ojalá que nuestras reivindicaciones, no sean una simple moneda de cambio en esa negociación. En una magnífica serie de reportajes en varias entregas de El Mundo, Manuel Romero abordaba el tema del adoctrinamiento con el título “Las editoriales manipulan los libros de texto al gusto de los nacionalistas”
.
En esos artículos se constataba que por desgracia no se trata sólo de un problema de Cataluña, sino también de otras comunidades autónomas como pusimos de manifiesto en la “ I Jornada por el Bilingüismo y la lengua materna ” que organizamos el pasado mes de Febrero en Barcelona, y que contó con la presencia de Jorge Campos de Círculo Balear, Gloria Lago, de Galicia Bilingüe, y María Aldecoa de la PLEL de la CAV, que nos explicaron la situación demencial que también sufren allí, con ejemplos verdaderamente escalofriantes.

También contamos con dos expertos, José Manuel Pousada y Mercè Vilarrubias, que debatieron sobre los modelos de libertad de elección lingüística y de bilingüismo en Europa.
En el mes de Junio la filóloga Inger Enkvist nos dio una magnífica charla titulada “La lengua como columna vertebral de la educación”, y en el mes de Abril participamos en la presentación del libro de Javier Montilla “Los muros de Cataluña”.

Volviendo a los reportajes de El Mundo, en uno de ellos se mostraba que el libro de texto de la editorial Castellnou incluía una entrevista al niño héroe Eric Bertran que en el año 2004, con sólo 14 años envió anónimos amenazantes a diferentes empresas exigiendo la rotulación en catalán y, en caso de no producirse, amenazando con la actuación del llamado “Exercit del Fenix”, .... La Guardia Civil le detuvo en su domicilio, y a partir de ahí se convirtió en el niño mártir independentista y el modelo a seguir. Por supuesto el pasado 11 de Septiembre, tras horas y horas de retransmisión en directo de la llamada “vía catalana”, TV3 emitió la película “Fenix 11.23” sobre la valentía de ese niño, y les aseguro que la fiscal que aparecía en dicha película era aún más amenazante y malvada que la que figura en el libro de texto que puede caer en manos de sus hijos o nietos.

El resumen de la situación que vivimos podría ser este artículo de Victoria del 12/12/12 titulado precisamente “Un mal modelo”: “Ese modelo de inmersión que, según dicen los nacionalistas, tan bien funciona y ha producido en Cataluña una armonía y cohesión sociales envidiables, no se aplica en ningún lugar del mundo porque es un modelo que expulsa del sistema educativo la enseñanza de la lengua común de todo el país y, por tanto, atenta contra la igualdad de derechos.

Así que no es un buen modelo. Es malo. Es verdad que ha resultado muy útil para los proyectos y los sueños nacionalistas, que ya se han visto cuáles son. Pero resulta que es ahí, en ese modelo excluyente, en el que se ha enseñado a los niños que Cataluña fue durante siglos una nación independiente posteriormente invadida y sometida por España; que la guerra civil fue una guerra de España contra Cataluña; que los catalanes siempre fueron antifranquistas y, ya más modernamente, que «España nos roba». Vaya un modelo. Y es mentira, además, que la modesta pretensión gubernamental de que el castellano sea incluido en la escuela en condiciones de «razonable proporcionalidad» con el catalán suponga dinamitar el sistema, como dicen ellos. Sólo supone intentar evitar la expulsión de hecho del castellano que se practica en las escuelas catalanas”

Hoy contamos con la presencia de dirigentes del PP como el concejal de Barcelona Alberto Fernández Díaz y el diputado autonómico Fernando Sánchez; por parte de C’s contamos con el diputado y secretario general, Matías Alonso, el diputado y portavoz Jordi Cañas, y los diputados Carina Mejías, Carmen de Rivera y Carlos Carrizosa; También contamos Ramón de Veciana, miembro del consejo de dirección de UPyD, y Miguel del Amo secretario de organización en Cataluña.

Pero es una lástima que tengamos todavía al PSC, que sigue secuestrado por los nacionalistas. Por una parte dicen se oponen a la independencia y proponen un giro federalista en la Constitución, pero por otra parte defienden ese falso “derecho a decidir”, que no es otra cosa que un eufemismo del derecho a la autodeterminación. Es una lástima que el PSC siga apoyando a capa y espada el sistema de inmersión lingüística forzosa en catalán. En el mes de Mayo el portavoz socialista Collboni decía que el borrador de la LOMCE era un “auténtico golpe de estado democrático contra el sistema educativo catalán....un modelo de escuela, que tantos éxitos nos ha reportado en los últimos 30 años”.

Por nuestra parte y junto con esas otras asociaciones de toda España, y con Impulso Ciudadano de Pepe Domingo, acudimos a Madrid para intentar hacer ver al ministerio la trascendencia de esta nueva ley que los independentistas ya se han jactado que no van a cumplir.

Y que decir del propio PSOE, que va a recurrir ante el TC el decreto de trilingüismo del Gobierno Balear.
Rubalcaba, dijo que apoyaba «totalmente» la iniciativa de la líder socialista balear, Francina Armengol, que afirmó que el modelo a seguir es el que ha permitido una mayoritaria inmersión en catalán en Baleares, y que propuso aumentar las clases en inglés en los colegios que lo pidieran, pero no en castellano.

Tal vez la respuesta contraria más contundente no la dio no ERC, ni otros pancatalanistas, sino Jueces para la Democracia, que en un comunicado inaudito criticaba ferozmente el decreto balear diciendo
“ Lamentablemente son frecuentes las medidas oficiales que siguen provocando en el Estado Español una situación de discriminación de los ciudadanos y ciudadanas hablantes de lenguas propias en las distintas comunidades autónomas bilingües”...

"Esta visión centralista en el ámbito lingüístico es una de las causas que provoca importantes tensiones territoriales, ante la legítima oposición de quienes hablan las lenguas propias de cada CCAA ante actuaciones que pretenden la uniformidad lingüística en castellano".

Seguro que no se logrará un trilingüismo perfecto, pero ¿qué tiene de mano que se equilibre el catalán y el castellano, y que progresivamente se introduzca alguna asignatura en inglés? Aunque seguimos prefiriendo un sistema de libertad de elección lingüística, ya nos gustaría tener al menos un decreto similar al balear en Cataluña, que acabara con estos más de 30 años de exclusión del español de las aulas.

En el mes de Julio desde el Departamento de la Presidencia autonómico catalán, se sugirió la creación de un ‘fichero de adhesiones a propuestas impulsadas por el Gobierno de la Generalitat’, que incluiría a ‘personas físicas y jurídicas’, y los ciudadanos que apoyaran la celebración de un referendo secesionista en Cataluña.

A la vista de tal propuesta, para reconocer a las "buenas asociaciones" y a los "buenos catalanes", afines a la causa secesionista, la Asociación por la Tolerancia lanzó un comunicado en el que pedía que se la incluyera en otra lista (llámese lista negativa o lista negra) en la que figurasen las asociaciones desafectas al régimen nacionalista que no apoyaran ni la celebración de un referendo secesionista, ni la inmersión obligatoria en catalán en las escuelas, ni la manipulación de los contenidos escolares con fines adoctrinadores nacionalistas, ni las multas lingüísticas por rotular en español, ni la falta de señalización y documentación en castellano en el ámbito público, ni el control absoluto de los medios de comunicación públicos catalanes,... También decidimos lanzar un anuncio en La Voz de Barcelona, ahora fusionada con El Debat, en el nuevo diario digital Crónica Global, al que deseamos mucha suerte en su nueva etapa.

Pero no lo duden, ya estamos desde hace tiempo en la lista más negra de los defensores de la “rancia y casposa España”. Recuerdan la parodia de la famosa “Lista de Schindler” del programa “Polonia” de TV3 titulado “ La Lista de Losantos ”, tras unas declaraciones de este periodista, que, si fueron así, reconozcámoslo, no fueron demasiado afortunadas. En dicha parodia Losantos y el director de El Mundo Pedro J. Ramírez elaboran una lista de los poco más de 700 españoles que salvarían en Cataluña en caso de independencia en la que se incluía a nuestra asociación diciendo “ A los de la Asociación por la Tolerancia los quiero a todos, ... y a los de la Falange” . Estamos señalados desde hace tiempo.

De una forma más suave que Losantos en las formas, pero con el mismo fondo, dijo José Bono hablando de Cataluña que: “Cuando en Alemania se empezó a ser sospechoso de tener dos identidades, la catástrofe que todos lamentamos se avecinaba”.

También el escritor Javier Cercas en un reciente artículo, en El País , decía : “quien está a favor del derecho a decidir no es sólo un buen catalán sino un auténtico demócrata; quién está en contra no es sólo un mal catalán, sino también un antidemócrata” y catalogaba la situación de Cataluña como un “totalitarismo soft”
. ¿Van a sacar a Cercas en próximo capítulo de Polonia por estas declaraciones ? ¿ o simplemente lo meterán en la lista ?

Pero no fueron ni 700, ni 7.000, ni 70.000, sino más de 750.000 sólo los votantes del PP, de C’s y de UPyD en Cataluña. Sólo eso, es mucho más que los como máximo 400.000, que salieron a la calle el pasado 11-S, eso sí muy bien organizados gracias a ingentes subvenciones con dinero público. Ni había 1.500.000 manifestantes el año pasado, ni mucho menos 1.600.000 este año. Calculen, la mitad de la mitad y acertarán.

Como dice Cercas lo que cuentan son los votos y de momento mientras no se demuestre lo contrario hasta que CiU se presente con la independencia como eje de su programa, los secesionistas son minoría hasta en el Parlament.

Eso sí, por desgracia con el control de la educación y de los medios de comunicación la situación puede cambiar muy rápidamente, y aquí sí que el Gobierno central tiene que actuar sin más dilación.
Muchas gracias

Addenda
Hemos recibido las siguientes notas dirigidas a Victoria por premiados o personas del jurado que no han podido estar presentes hoy aquí y les hubiera gustado poder felicitarla en persona:

Regina Otaola
Estimado Eduardo. Me alegra saber de vosotros y constatar que seguís con vuestro importantísimo trabajo.
Lamentablemente yo no puedo ir porque me toca familia, mi madre de 91 años y no puedo faltar. A Victoria le trasladas todo mi reconocimiento y le dices, si quieres, que periodistas como ella, con talante y talento son siempre necesarias y más ahora cuando lo que abunda es la mediocridad más absoluta. Le das también en mi nombre las gracias por toda su trayectoria y por lo que todavía le queda, que es mucho.

Fernando Savater
Estimado amigo: la semana que viene estaré en Paris, por lo que no puedo acompañaros en la cena. Por favor, hazle llegar a Victoria mi felicitación un beso de mi parte.

Mario Vargas LLosa
Le agradezco en nombre de Mario Vargas Llosa su generosa invitación al acto de entrega del Premio a la Tolerancia, que este año le rinde un justo homenaje a la periodista Victoria Prego. Lamentablemente, el señor Vargas Llosa partió hace unos días a Estados Unidos, para dictar clases en la Universidad de Princeton, y no podrá acompañarlos. Lo siente de veras y les envía un afectuoso saludo con su agradecimiento.

Lorenzo Silva
Eduardo, me pilláis ese día en Madrid, y con compromisos: intervengo en el Líber. Ya lo siento.
Transmite mis saludos a Victoria Prego.

Xavier Pericay
Querida Victoria:
Siento en el alma no poder estar aquí. Me alegré muchísimo al saber que te habían dado el premio de la Tolerancia y me habría encantado acompañarte esta noche. Este es un premio, ya verás, distinto al resto. Es un premio seguro. No quiero decir con esto que los otros te los vayan a quitar y este no; no, no va por ahí la cosa. Habrás repasado, me imagino, los nombres de quienes te han precedido en el honor y no dudo que habrás encontrado en la lista de premiados a muchos queridos y admirados amigos. Pues bien, yo te aseguro que puedes estar tranquila con respecto a los que te van a suceder en el galardón. También lo serán. Te lo dice uno que ya va cumpliendo años con el premio en el ojal. Enhorabuena y un abrazo muy fuerte,

Parlamento de aceptación
Victoria Prego. Tolerancia  4 Octubre 2013

Señor director de la Asociación por la Tolerancia, amigos....
El que un, una, periodista haya sido honrada de nuevo por ustedes con el prestigioso premio de la Asociación por Tolerancia es un hecho que merece ser especialmente agradecido. Porque en el día de hoy hay barricadas también en los medios de comunicación, especialmente en lugares como Cataluña.

En primer lugar, porque la opinión mayoritaria hoy sobre quienes ejercemos este oficio imprescindible aunque tantas veces amargo, no es precisamente, excelsa sino más bien, una opinión alimentada por la desconfianza.

Por eso es muy de agradecer que ustedes hayan vuelto a distinguir a otra periodista, a mí, que no he hecho otra cosa en mi vida profesional, que ejercer el periodismo, con esta distinción de una Asociación, cuyo título es, a su vez, el segundo motivo de agradecimiento que quiero hacer expreso hoy ante ustedes.

Entiendo que este es un Premio a la TOLERANCIA y, por lo tanto, también a la CONVIVENCIA.
Dos palabras, dos conceptos, que en su día, no hace tanto, gozaron de gran prestigio entre los ciudadanos españoles.

Dos actitudes que fueron durante años respetadas y aplaudidas por la mayoría, por eso que se llama la opinión pública:
-La de la tolerancia hacia los demás, hacia sus posiciones, sus ideas políticas, sus aspiraciones.
-Y, consecuencia de la anterior, el esfuerzo compartido por muchos por encontrar un espacio para la convivencia pacífica y hasta cordial entre los españoles, fuera cual fuera su historia, su procedencia y su ideología.

Han pasado los años y, de pronto, han pasado a ser términos abiertamente discutidos, ridiculizados muchas veces, e incluso denunciados como encubridores de ocultas intenciones, como la traición.

La vocación de tolerancia está siendo interpretada por muchos, y en voz muy alta por cierto, como síntoma de debilidad ideológica, como una actitud propia de sujetos políticamente cobardes, que no se alzan en armas VERBALES en defensa de unas ciertas verdades de nuevo cuño, hasta ahora por lo visto ocultadas y sometidas al silencio por la opresión.

Sin darse cuenta que la Tolerancia es el respeto a las ideas de los otros y a las formas de vida, pero con una advertencia. Los tolerantes debemos ser decididamente intolerantes contra aquellos que están al otro lado de la convivencia pacífica y del respeto hacia los demás.

Ahora vemos como quienes durante décadas ejercieron terrible violencia sobre los españoles, quienes truncaron la vida de miles de personas, porque aparte de asesinar a cientos de españoles pacíficos asesinaron también el proyecto vital de sus familiares, y destruyeron la estabilidad de todos los que les querían, ahora vemos como estos asesinos y quienes les apoyan pretenden que demos por bueno semejantes periodo de horror.

Ahí, quienes defendemos la tolerancia como modo de vida debemos ser absolutamente intolerantes. Hay que defender la mínima moralidad exigible en las relaciones políticas y sociales de quienes vivimos en comunidad. Porque de no hacerlo así permitiríamos que la sociedad cayera en una verdadera depravación moral que sería el principio de su destrucción.

Por lo tanto defendamos con intolerancia radical todo intento de admitir como posible la defensa de planteamientos infames y el intento de acreditar como justificable y aún como saludable y necesario lo que no ha sido sino el aspecto más negro, más trágico y más vergonzoso de la historia reciente de España.

La defensa de la memoria y la reivindicación de la deuda que los españoles tenemos con las víctimas del terrorismo es, por eso , condición sine qua non para poder construir el futuro de nuestro país sobr e bases no corrompidas.

Y no digamos el esfuerzo por lograr un espacio de convivencia pacífica entre todos los españoles. Ese sería, en la versión reciente de algunos de los por lo visto oprimidos, una pretensión imposible, habida cuenta de que ha existido en la España de los últimos 40 años una discriminación intolerable hacia una comunidad territorial. Hablo de Cataluña.

Y, en vista de eso, y como reacción supuestamente defensiva, ejercen una auténtica persecución hacia todo símbolo o realidad que pueda ser compartida con el resto de los españoles.

Es el caso, aunque no sólo, de la lengua común. Que ha sido preterida en la enseñanza porque no ha podido ser eliminada en la calle.

Y así hemos visto como se incumplen las sentencias de los tribunales, incluido el Tribunal Supremo, porque lo que se pretende, en un ejercicio totalitario de libro, es arrancar del corazón de la sociedad catalana toda referencia, todo sentimiento positivo, hacia la España de la que desde hace siglos forma parte Cataluña.

Y entonces señalan al que defiende lo obvio, lo justo y lo razonable como un traidor. Por eso quienes defienden lo obvio lo justo y lo razonable ya no tienen sitio en las instituciones ni en los medios de comunicación.

Por eso tienen que agruparse, con esfuerzo, en Asociaciones como esta, que no tienen eco alguno en esos medios, Contra ese totalitarismo hay que ser intolerantes también. Por costoso que sea, porque se ha dejado mucho tiempo actuar sin freno a esa ideología, hay que hacerle frente sin descanso. Aunque no sé si será demasiado tarde ahora.

Pero no será tarde a largo plazo porque no es admisible que una ideología excluyente y separadora tenga éxito definitivamente en nuestra sociedad y la abra en canal y destruya su convivencia pacífica.
Si eso llegara a suceder, sería el gran fracaso del proyecto político que se inició con la Transición. Y el fracaso histórico de lo que ha sido durante los últimos quinientos años España.

Yo leo y escucho todas las cosas que hoy todos escuchamos aquí, realmente perpleja. Sencillamente porque son mentira y se puede demostrar.

Lo asombroso, y realmente increíble, es que una parte de la población catalana las haya dado por buenas. Y no me refiero sólo a los datos de un pasado lejano y del pasado más reciente. Incluso del presente más inmediato.

Están también las ensoñaciones sobre el futuro, que se distribuyen y se defienden como verdades, en medio de un delirio que parece no tener límite.

Pero hay algo de perverso en esto último. El gran argumento que esgrimen, esgrimimos, quienes nos oponemos a esta espiral dislocada está referido, en lo tocante al futuro, exclusivamente a Europa, a lo que Europa aceptará o no aceptará en el caso de que el movimiento independentista lograra su objetivo, cosa por otra parte imposible.

Y no hay apenas referencias a España, a los vínculos indisolubles de los pueblos de España, a la gran estafa, al gran engaño de quienes cuentan la Historia inventada.

Debemos levantar la voz también en ese aspecto y no refugiarnos en Europa para que haga el papel disuasorio que nosotros no hemos sido capaces de hacer como colectivo en las últimas décadas.
Contra eso, los tolerantes debemos ser intolerantes. Porque la tolerancia no consiste en admitir cualquier idea cualquier planteamiento, cualquier ideología.

Las hay que son perniciosas, un veneno para la sociedad en su conjunto y para el desarrollo de cada individuo. Y esas hay que combatirlas sin piedad. Y en todos los campos.

Solo quiero apuntar que la inmensa mayoría de los españoles, y de los catalanes, que pienso que siguen conservando la vocación por la tolerancia y el deseo de convivencia -gentes moderadas y normalmente silenciosas- están siendo arrinconadas poco a poco por los más vociferantes, los más radicales.

De tal manera que parece que no existen, que son pocos, y que la opinión dominante en la España de hoy, y en la Cataluña de hoy, es la de las barricadas políticas, barricadas ideológicas. No es verdad, el gusto por la barricada es minoritario en nuestro país. Y en Cataluña lo mismo que en cualquier otro lugar de España. Pero no lo parece.

Por eso creo que es el momento de ser beligerante en la defensa de la tolerancia, aunque parezca una contradicción de términos. Y beligerante en la defensa de una convivencia respetuosa y pacífica.
Que ha llegado hace mucho el momento de levantar la voz, y de mantenerla alzada, frente a los radicalismos. Porque, los otros, los que parece que estamos en el rincón, y efectivamente arrinconados, somos muchos más y en este punto, aunque solo sea en este punto, TENEMOS RAZON.

Este es, supongo, el sentido de este premio que hoy me concede la Asociación por la Tolerancia.

Por lo que a mí se refiere, toda mi vida profesional, que ya es muy larga, se ha desarrollado siempre bajo esas dos banderas: tolerancia y convivencia.
Y lo único que quiero añadir es que seguiré trabajando a su sombra en los años que me queden de ejercicio del periodismo que, si la suerte me acompaña, espero que todavía sean bastantes.
Ese es mi compromiso. Muchas gracias

Querida Victoria
Xavier Pericay. Tolerancia  4 Octubre 2013

Medianoche. Zona alta y empinada de Barcelona. Un abrevadero de profesionales del sexo. Victoria Prego, Arcadi Espada, su mujer Patricia y un servidor. Se acerca una chica ligera de ropa y subida de copas. Pregunta a Victoria Prego:

— Oye, tú eres la de la tele, ¿verdad? —Prego asiente con la cabeza— ¡Y tú también! —Esta vez se dirige a Espada. La constatación ilusiona a la chica, que mira a Patricia y afirma sin lugar a la réplica—: Tú eres su mujer.

Finalmente, llega el careo temido. Me encuadra en primer plano y su sonrisa se torna mueca desdeñosa.

— Y tú… tú no eres nadie.

¡Bendita homérica! Las putas, cuando no están trabajando, son de una sinceridad apabullante.

Este texto está sacado de una de las crónicas que Jordi Bernal fue escribiendo durante el largo tour que medió entre el manifiesto de 2005 que dio origen a Ciutadans y las elecciones autonómicas de 2006 en que el partido recién nacido sacó sus primeros tres diputados. Las crónicas fueron recogidas al año siguiente por José María Albert de Paco, el editor de Tentadero, en Viajando con Ciutadans. Y ahí siguen, para quien desee leerlas. Lo cual es muy recomendable. Porque lo que allí se cuenta no se ha contado en casi ninguna otra parte; porque se trata de periodismo del bueno —o sea, honesto, inteligente y muy bien escrito— y porque, en fin, el libro resultante es un libro feliz, afirmativo, un libro que narra una victoria, dura y trabajada. La crónica que se cierra con el fragmento reconstituyente reproducido más arriba corresponde al 5 de junio de 2006. Ese día, una pequeña representación de Ciutadans de la que formaban parte los protagonistas de la anécdota y el hoy diputado José Manuel Villegas, y a la que acompañaba la periodista de El Mundo Victoria Prego, se había desplazado a Gerona para ofrecer una charla en el auditorio de una caja de ahorros. Estábamos en plena campaña del referéndum por el Estatuto de 2006 y Ciutadans, que aún no había celebrado su congreso constituyente, recorría la geografía catalana pidiendo el «no». Ese 5 de junio de 2006 una veintena de energúmenos independentistas agredieron a Espada y trataron de reventar el acto con la complacencia de tres o cuatro mossos de paisano que no consideraron necesario intervenir. Gerona, ciudad sin ley. De ello, y de cuanto sucedió en aquel par de semanas de campaña, dejó testimonio escrito Victoria Prego en sus crónicas, lo mismo en el periódico que en su blog. Pero Victoria, con su mochilita y su portátil siempre en ristre, fue mucho más que una voz autorizada gracias a la cual pudimos traspasar la omertà mediática catalana; fue también una presencia solidaria, amiga, fraternal. Yo la traté días más tarde, en otros actos de campaña, bajo los focos y fuera de ellos. Y nunca olvidaré esos momentos.

Esta noche Victoria Prego recibe un homenaje en Barcelona. En fin, no es propiamente un homenaje, sino un premio, el Premio a la Tolerancia, que concede anualmente la Asociación del mismo nombre. Pero no hay duda que el acto derivará en homenaje. Yo no podré estar, por desgracia. Y no saben cuánto lo siento.

 

Presupuesto "continuista"
El Gobierno de Mas destina 293 millones de euros a TV3 y Cataluña Radio
Los recortes en Cataluña no alcanzan a sus medios públicos. TV3 y Catalunya Ràdio contarán el próximo año con 293,1 millones de euros.
Agencias Libertad Digital 4 Octubre 2013

El Gobierno de Artur Mas sigue demostrando que a pesar de lo apurado de sus finanzas públicas, los ajustes no alcanzan ni a la administración ni a los medios de comunicación públicos.

Según informa el diario digital e-Notícies, el presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Brauli Duart, ha anunciado el anteproyecto de presupuestos del próximo año para TV3 y Catalunya Ràdio. La radio y la televisión catalanas contarán con 293,1 millones de euros, lo que supone sólo un 1% menos respecto a los de este año.

También ha indicado que el apartado de inversiones tendrá un presupuesto de 178,5 millones y el de personal 114,6. Según Duart es un planteamiento "estrictamente continuista".

Como indica este diario, este anteproyecto prevé que la Generalidad mantenga los 225 millones de euros de aportación y esperan que la publicidad aporte 57,8 millones.
Compara la cadena humana con la Vuelta

Como comenta e-Notícies, Duart también ha hablado del ERE de la Corporación. Duart ha comentado que todos los trabajadores que han abandonado TV3 y Catalunya Radio lo hicieron "voluntariamente". Para demostrarlo ha citado el blog de un "dirigente sindical de TV3", según el cual la mayoría de los primeros 46 trabajadores que se fueron, el 13 de septiembre, "marchaban contentos".

Durante la comparecencia Duart también se ha mostrado extrañado por las críticas que recibió la cobertura de TV3 de la Diada y ha comentado que "cuando TVE destina un avión y dos helicópteros para la cobertura de la Vuelta Ciclista a España, nadie ha dicho nada".
Recortes de Prensa   Página Inicial