AGLI Recortes de Prensa   Lunes 21 Octubre 2013

La soledad de la verdad
Roberto Centeno El Confidencial 21 Octubre 2013

Para entender lo que nunca podría ser entendido en un país civilizado, es necesario poner de relieve la indignidad y la felonía de la casta política española ante uno de los hechos más relevantes que puedan ocurrir en un Estado nacional. Me refiero a la indiferencia absoluta de los diputados de partido frente a una amenaza cierta e inminente de destrucción del Estado y a la criminal cobardía que supone el que un presidente de Gobierno no se sienta concernido ni obligado a responder al desafío separatista de Arturo Mas. Este desafío ha sido realizado a través del meapilas que le representa en el Parlamento, el cínico e hipócrita Duran i Lleida, a cuyos corruptos colaboradores tuvo que salvar Rajoy de la cárcel mediante sentencia pactada.

Rajoy, un cobarde patológico, es incapaz, cuando la unidad de la Patria está en peligro, de responder a la amenaza de su destrucción con la contundencia obligada. Como el resto de perjuros de la Transición, es una mente pequeña que sólo piensa a cortísimo plazo, es decir, de hoy para mañana, y que carece de plan de futuro alguno. Únicamente le importa conservar un poder que luego es incapaz de utilizar a costa de lo que sea. Su cobardía y su indecisión superan lo imaginable, hasta el punto de bajarse los pantalones ante la intolerable amenaza a España lanzada públicamente en el Parlamento por el portavoz del separatismo catalán.

“Frívolo, irresponsable y cobarde”, llamó Rosa Díez a este “desgobernante” timorato, incapaz de responder a esta amenaza intolerable a la nación, en lugar de explicar urbi et orbi que de seguir adelante con su proyecto secesionista, al igual que Tony Blair en el Ulster, suspenderá la autonomía a Cataluña y pedirá a la Justicia el procesamiento de todos los sediciosos, que juntos y sumados no tienen media bofetada. Se salió por la tangente explicando lo que dice la Constitución y la ley -que están siendo sistemáticamente violadas en Cataluña- sin que mueva ni un solo dedo para hacerlas cumplir.

Su cobardía y su indecisión superan lo imaginable, hasta el punto de bajarse los pantalones ante la intolerable amenaza a España lanzada públicamente en el Parlamento por el portavoz del separatismo catalán.Pero si grave fue que Rajoy actuara como un pordiosero del poder, no menos indigna es la actitud de 320 diputados que viven como rajás de nuestro dinero y no representan ni al pueblo ni mucho menos a España. En el momento en que Rosa Díez tomó la palabra después de que el resto de portavoces ignoraran en sus intervenciones la más grave amenaza a la unidad española pronunciada jamás en el Parlamento, sólo quedaban en su sitio 30 diputados y un periodista en la tribuna de prensa: Pablo Sebastián. ¿Se puede admitir acaso que los diputados representantes de los partidos se ausenten del hemiciclo cuando habla la única persona capaz de reprochar a Rajoy su inaudita cobardía ante la amenaza directa de Duran i Lleida de proclamar unilateralmente la secesión?

¿Acaso no es un delito gravísimo amenazar al presidente del Gobierno, aunque se merezca el absoluto desprecio de todo el sentimiento español, con declarar la independencia si no obedece los deseos de ese payés mussoliniano de Arturito Mas? ¿Cómo es posible que unos parlamentarios -que aunque sean de lista y sólo representen a quien les puso en la misma- salgan del hemiciclo cuando se debate el tema más trascendente que ha llegado a ese Parlamento desde la infausta Transición?

La ignorancia de las leyes no exime su cumplimiento. Del mismo modo, la ignorancia y los diputados de lista lo son en grado superlativo de la naturaleza de su mandato de partido que, sin embargo, no les exime de la responsabilidad ante el pueblo español -pese su cobarde desidia- de la defensa de la unidad de España. ¿Acaso no es este un parlamento fascista donde en lugar de actuar y votar con el sentido común y en defensa de los intereses de España y de los españoles votan a las órdenes del duce de turno y huyen acobardados ante la prepotencia del fascismo catalán, unos caciques locales que han hecho del odio a España su modo de vida? Esto sólo puede suceder cuando ha desaparecido todo vestigio de nobleza y dignidad.

¿Acaso no se merecen el calificativo de traidores estos apátridas que para no escuchar la verdad huyen cobardemente? Porque apátrida no es sólo el que no tiene nacionalidad, sino también el que no siente su patria y es incapaz de defender la unidad de la nación que recibió de sus padres y de sus mayores. Estos trepadores que se enriquecen con el empobrecimiento de los gobernados y colocan a sus parientes y amigos a millares no merecen llamarse españoles: deberían perder la nacionalidad y marcharse del país.

¿Quién defiende a España?
“Sr. ministro”, -decía Rosa Díez a Cristóbal Montoro, el único representante del Gobierno que se quedó a escuchar la encendida defensa de España hecha por la presidenta de UPyD- “lamentablemente ha despejado usted todas mis dudas, son ustedes unos irresponsables y unos frívolos. ¡Venir aquí a decir que no pasa nada!, ¡que lo que está ocurriendo en Cataluña no es importante!, que lo importante es lo que dicen las leyes, no lo que pasa en realidad, ¡es usted un insensato!”.

Estos trepadores que se enriquecen con el empobrecimiento de los gobernados y colocan a sus parientes y amigos a millares no merecen llamarse españoles, deberían perder la nacionalidad y marcharse de España.“Ha llegado usted a decir, además, que no califiquemos este debate como una prioridad, ¿es que no es prioritario para el presente y para el futuro de España lo que está ocurriendo en Cataluña? ¿Pero usted en qué país vive? Vive en un país donde, según usted, están subiendo los sueldos”. “Hay un órgano en Cataluña –el Consejo Asesor para la Transición Nacional– que trabaja con luz y taquígrafos para dinamitar el Estado, para perpetrar un fraude constitucional sí o sí en Cataluña. ¿En qué democracia cabe eso? ¿Y ustedes lo toman como un tema menor?”

Y el irresponsable de Montoro, para ocultar su vergüenza -si es que todavía le queda alguna- se rio de lo que es una afrenta anticonstitucional y antidemocrática a los derechos de todos los ciudadanos. Pero no sólo es la cobardía y el insulto que representa para todos los españoles este proceder canallesco, es también la falsedad política y el cinismo moral.

Hace unos días, su indigno jefe Rajoy hizo unas declaraciones inauditas a un periódico vienés. “Soy consciente de que exigimos sacrificios a los ciudadanos, pero somos cuidadosos de repartir las cargas de forma justa”. Realmente Rajoy es un personaje no sólo mendaz, sino intrínsecamente perverso. Ha hecho recaer la totalidad del ajuste sobre los más débiles y sobre la clase media mientras despilfarra decenas de miles de millones en mantener a más de un millón de enchufados inútiles y 17 taifas con todos los elementos propios de un Estado; o en rescates bancarios de entidades inviables que deberían haber sido cerradas. Afirmar que las cargas se han repartido de forma justa es de una mendacidad y una perversidad pasmosa.

Montoro se ríe no sólo de Rosa Díez; se ríe de España y de los españoles; y se ríe afirmando con su cinismo habitual que lo importante es la economía. Una economía que ha destrozado arruinando el futuro de varias generaciones, algo que explicaré en detalle la semana que viene. Ha expoliado y empobrecido a los españoles como jamás había ocurrido en tiempos de paz, hasta el punto de llevar a la miseria y al hambre a millones de personas y dañar seriamente a la clase media. Y lo que es más grave, ha endeudado tan brutalmente a las generaciones futuras y aniquilado el tejido productivo que se tardará 50 años o más en recuperar la esperanza de encontrar un trabajo digno y un nivel de vida como anterior a la crisis.

Pero Montoro se ríe no solo de Rosa Díez, se ríe de España y de los españoles; y se ríe afirmando con su cinismo habitual que lo importante es la economía. Una economía que ha destrozado arruinando el futuro de varias generacionesPero Montoro se ríe porque, después de elevar los impuestos al mayor nivel de nuestra historia, da orden a la Inspección de sacar dinero como sea y levanta todo tipo de actas injustificadas, inventando lo que haga falta, aunque no sea legal. De un lado ha convertido España en un gulag del expolio a ciudadanos y pequeñas y medianas empresas y, de otro, en auténtico paraíso fiscal para las grandes empresas y las grandes fortunas.

Las grandes empresas tributan al increíble tipo del 3,5%, según los datos de la Agencia Tributaria, un tipo sencillamente escandaloso y el más bajo del mundo civilizado. Además, mantiene íntegras las sicavs que permiten a las grandes fortunas eludir la mayor parte de la fiscalidad; mientras, la presión fiscal en nuestro país sobre una familia de clase media con dos hijos es la más alta de toda la OCDE.

Rosa Díez trató el pasado miércoles de que el Gobierno dejara claro en el Congreso que la consulta soberanista en Cataluña es imposible, que actuara con toda contundencia ante un fraude legal y constitucional que se esconde tras la mentira del “derecho a decidir”, con el que los separatistas catalanes preparan la destrucción de España. No lo consiguió. El hatajo de irresponsables y cobardes que son los diputados de lista abandonaron el hemiciclo. Rosa hablaría a solo 30; es la dramática soledad de la verdad.

“La verdad os hará libres” (Jn 8, 32). Esta frase evangélica establece la estrecha relación entre la verdad y la libertad, pero a los miserables que representan a este régimen intrínsecamente corrupto nunca les ha interesado ni la verdad ni la libertad, sólo les importa su medro personal. Los dioses parecen haber abandonado esta tierra de apátridas, pero han sido precisamente las mujeres y los hombres que no se han doblegado ante la cobardía y ante la mentira quienes han construido moralmente la Historia.

Acabo de leer las últimas reflexiones de mi admirado Arturo Pérez-Reverte, que reflejan magistralmente la realidad de la España de Rajoy: “Quizás si esos muchachos de hoy que buscan en un juego de ordenador o en una película de vampiros a los héroes actuales estudiasen la expresión de su padre cuando, derrotado, vuelve a casa cada día después de toda una jornada buscando trabajo sin encontrarlo, la de su madre reventada de lidiar con la vida, la del hermano mayor que hace la maleta para jugársela lejos, en busca de un trabajo y un salario dignos, comprenderían que los verdaderos héroes son los que tiene delante”.

Esta es la España de verdad, de la que las oligarquías política y financiera han reducido a cenizas a varias generaciones, la del 55% de paro juvenil, la del endeudamiento masivo, la de la pobreza creciente con tres millones malviviendo con 307 euros al mes y el hambre de decenas de miles de niños. La España sin esperanza que no ve ni verá luz al final de túnel, la última gran patraña del desalmado de Rajoy. Y, mientras tanto, Montoro se ríe.

El TEDH y sus infamias
Nota del Editor 21 Octubre 2013

Yo estaba preocupado porque si el TEDH no hubiera tumbado la lucha antiterrorista, el hecho de que tumbaran mi reclamación contra la conculcación de los derechos humanos de los español hablantes habría sigificado que les quedaba algo de dignidad, pero siguen riéndose de los derechos humanos que deberían defender.

Ya ha llegado la hora para que este tribunal antiderechos humanos desaparezca, lo mismo que el tribunal anticonstitucional español, ambos han demostrado que son la antítesis de lo que deberían ser.

Para recuerdo, dos perlas, una del TC y otra del TEDH, antes lo que dice la Constitución Española y el Convenio y Protocolos de Derechos Humanos

Constitución española, artículo 3º: 1   "El castellano es la lengua española oficial del Estado.Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
Art. 3º. 2. que dice "Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos"

Tribunal Constitucional (STC 337/1994) despojó a los niños de sus derechos humanos y constitucionales a estudiar en su lengua materna si es la española, obligandoles a conocer la lengua regional y aún peor a sufrir la inmersión lingüística: la lengua no es un derecho fundamental porque está en el Art. 3º de la Constitución Española y no en la Sección I De los Derechos Fundamentales, Art. 15 y siguientes, donde dicen debería estar para que los niños pudieran ser escolarizados en español; "que este Tribunal ha precisado en la STC 82/1986- no puede generar un pretendido derecho a recibir las enseñanzas única y exclusivamente en castellano. Pues tal derecho no se deriva del art. 3 C.E. ni del art. 3.3 del E.A.C. al que se remite el art. 3.2 C."

Art 14 Prohibición de discriminación (Derechos Humanos)
El goce de los derechos y libertades reconocidos en el presente Convenio ha de ser asegurado sin distinción alguna, especialmente por razones de sexo, raza, color, lengua, religión, opiniones políticas u otras de origen nacional o social, pertenencia a una minoría nacional, fortuna, nacimiento o cualquier otra situación.

TEDH Estimado Sr. Presidente TEDH
Desde que España inició, hace más de veinte años, la imposición de las lenguas regionales y la consiguiente violación del artículo 14, discriminación por lengua sobre millones de ciudadanos español-hablantes, especialmente niños, numerosas asociaciones y padres han estado tratando de defenderse contra tal violación, en todos los niveles judiciales españoles, sin haber tenido oportunidad de presentar demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, hasta que el 5 de mayo de 2009, dos ciudadanos cumplieron todos los requisitos y presentaron la Demanda Nº 24340/09 SJ et LB c. España, que fue admitida según comunicación de 7 de julio de 2009.

Le comunico que el 5 de abril de 2011 una formación de juez único (E. Myjer) del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha decidido declarar inadmisible su demanda presentada el 5 de mayo de 2009 y registrada bajo la referencia mencionada, al no cumplirse los requisitos exigidos en el Convenio.

Teniendo en cuenta todos los elementos en su poder, y en la medida en que es competente para conocer sobre las violaciones alegadas, este Tribunal no observa ninguna apariencia de violación de los derechos y libertades garantizados por el Convenio o sus Protocolos.

Esta decisión es definitiva y no puede ser objeto de recurso alguno ante este Tribunal, ante la gran Sala ni ante otro órgano. Por lo tanto, la Secretaría no podrá proporcionarle precisiones complementarias sobre las deliberaciones de la formación de juez único, ni responder a las cartas que usted pudiera enviar relativas a la decisión emitida en el presente caso. Asimismo, usted no recibirá ningún otro documento del Tribunal referente a su expediente, el cual, de acuerdo con las directivas del Tribunal, será destruido en el plazo de un año desde la fecha de la decisión.


Encarnación Caballo: «¿Dónde están los derechos de mi hija?, ¿en el cementerio?»
Encarnación Caballo- Madre de Olga Sangrador- Niña de 9 años violada, torturada y asesinada por un pederasta
La pequeña Olga Sangrador, que no tenía más que nueve años, fue secuestrada, violada y asesinada por José Manuel Valentín Tejero en el verano de 1992.
Carmen S. Macías. La Razón 21 Octubre 2013

Le gustaba quedarse en el regazo de su abuela mientras le daba en la mejilla un sinfín de besos. Cariñosa, simpática y divertida, Olga Sangrador le decía a su tío: «Aunque no quieras darme besos te los voy a dar», y sentía devoción por su padre, que era, como ella decía, «el más guapo del mundo», recuerda su madre.

Juan Manuel Valentín Tejero, un pederasta en libertad por un permiso penitenciario –cumplía condena por tres abusos a menores– la violó, la torturó y la asesinó. Truncó así sus juegos de niña por Villalón de Campos (Valladolid), le sesgó su ilusión por calzar unos zapatos de sevillana en carnaval, la arrancó de la vida.

La «doctrina Parot» impidió que el asesino de la niña seliera en marzo de 2012 a la calle. «Para nosotros, que siguiera en prisión fue un descanso. Me parecía muy poco tiempo para que saliera de la cárcel. Mi hija se merece que su asesino esté en la cárcel».

Con una posible derogación de la «doctrina Parot», el asesino de la menor podría salir de la cárcel. «Si esto ocurre yo no puedo hacer nada. Mi problema, la ausencia de Olga, a mí no me lo quita nadie. En la cárcel está muy bien. Si el pederasta sale de prisión tendrá que buscar trabajo y nos tiene que indemnizar. Pero yo no quiero nada de él, ya vería lo que haría», subraya la madre de Sandra.

Encannación no entiende que salga tan barato matar o ensañarse con una niña. Él pederasta declaró en el juicio que, la próxima vez que encontrara a una víctima, la mataría para que no pudiera delatarle. Y así lo hizo. El dolor y los ojos nublados por las lágrimas no pudieron posarse sobre la sentencia hasta varios años después. Entonces, perdió parte de su memoria, la de aquellos años en los que el tratamiento psiquiátrico y el trabajo diario le hicieron vivir como una autómata mientras esperaba a su hija sabiendo que nunca iba a llegar.

Villalón entero tiembla ante la salida del pederasta. En las fiestas del pueblo, las madres, las hijas, las nietas... todas se acercan a Encarnación al verla. Llevaba años sin pasar por unas fiestas que le hacen recordar la cara de su niña, su ausencia.

Si el pederasta asesino sale en libertad, la madre de Olga Sangrador asegura «que procure no encontrarse conmigo ni con mis hijos, porque creo que lo mataría». «Lo hemos pasado muy mal, no hay día en que no la recuerde. El otro día en una boda me acordaba de que ahora tendría 30 años, y estaría en la fiesta, con un vestido largo, y se habría hecho un peinado... La hecho mucho de menos».

Para la madre de la menor que el Tribunal de Estrasburgo vaya a derogar una ley que mantiene a tantos sanguinarios y violadores entre rejas es incomprensible. «Pienso que nuestro país debería regirse por sus leyes y no que unos de fuera nos digan cómo tenemos que juzgar a los asesinos. Porque, ¿dónde están los derechos humanos de mi hija?, ¿en el cementerio? ¿Eso lo saben los jueces? No sé cómo un ser humano puede tener la misma condena si mata a 14 y que si mat a uno sólo. A nosotros, se nos truncó la vida». Y es que el asesinato de Olga se podría haber evitado si el pederasta hubiera cumplido su condena, indica su madre. «No hay un día en el que no piense en ella», asevera.

Barra libre, ¡no!
Alfonso Merlos La Razón 21 Octubre 2013

Un mundo de locos. El absoluto desorden moral. La entera anemia ética. Únicamente en estas circunstancias uno podría pensar en la lógica en función de la cual matar a una persona debería equivaler a matar a once o a 22 o a 32. Pero esto no es serio, ni democrático, ni justo, ni sostenible.

Ya sabemos lo que piensan los socialistas de la «doctrina Parot». En tiempos de Zapatero, con Rubalcaba o con el que venga. Porque va en su ADN. Porque no creen que los tribunales deban achatarrar a quienes en nombre de ETA nos han amargado la vida sin dejar de acribillarnos y amenazarnos y extorsionarnos. Sin dejar de comportarse como lo que son: simples despojos.

No puede ser. No hay derecho a que un partido que representa a más de un tercio de nuestros compatriotas sostenga, con toda su pachorra, que no hay excesivo peligro en el hecho de que torturadores, acosadores, maltratadores, asesinos, criminales (lo peor de lo peor de lo peor) sean puestos en libertad pasado mañana. Sería un riesgo para todos: para España, para su sistema de libertades, para quienes creen que los que la hacen la deben pagar.

La preocupación del Gobierno de España por la decisión que tomen los burócratas de Bruselas o Estrasburgo no puede estar más fundada. Como pocos europeos, sabemos a la perfección lo que significa ejercitarse en el mal llevando muchos cuerpos al cementerio sin arrepentirse, sin reflexionar, sin colaborar con la Justicia, sin pedir perdón. Sin hacer nada de lo que hacen las personas con alma. Y la «doctrina parot» significa precisamente machacar a los desalmados, a los cretinos, a las ratas que deben seguir transitando por las alcantarillas. ¿O no?

Botín sueña en Nueva York
Alejandro Inurrieta www.vozpopuli.com 21 Octubre 2013

Las empresas en un mundo globalizado y muy sensible a las apariencias deberían cuidar al máximo la imagen que dan ante sus clientes, y especialmente ante la sociedad. Ello viene a colación por el tremendo impacto negativo que ha tenido el discurso de Emilio Botín, presidente del Banco de Santander en Nueva York. Esta verborrea, fruto de algo más que optimismo descontrolado y frívolo, demuestra una falta absoluta de sentido del ridículo, pero más dañino aún, una falta de respeto por el conjunto de ciudadanos que estos días, desde hace más de 5 años, lo están pasando realmente mal.

El discurso de Botín en Nueva York es un ejemplo de lo que una empresa socialmente responsable no debería hacer

El contenido del discurso forma parte de una estrategia meditada del conjunto de las elites del país, económicas, políticas y mediáticas, para tratar de minimizar el grave problema del país y que busca, a toda costa, cambiar el rumbo de la macroeconomía. Esta conjura, que parte de errores de concepto como confundir crecimiento con recuperación económica, o salida de la recesión con el mero hecho de que el PIB deje de decrecer, persigue un fin en sí mismo: relativizar el impacto social de la crisis económica.

Si se analiza lo dicho por Botín, su mensaje es claro. Aquí lo único relevante es la salud de los mercados financieros, porque es lo que puede impulsar la economía real. Por eso, sólo le preocupa el flujo de entrada o salida de capital financiero hacia su nicho, y esa es la razón por la que aventura que ya se ha superado la recesión porque el capital especulativo vuelve al mercado bursátil y la deuda se puede financiar al 4,3%, aunque el montante de intereses tenga una senda explosiva. Lo que tampoco apunta el presidente del Santander es que el capital que llega a España lo hace buscando una mera entrada en el control de sociedades para después revenderlas a un precio superior, sin que eso genere valor añadido alguno, lo mismo que los flujos que están comprando el desecho inmobiliario que había inundado nuestras costas. Parte de este capital nuevo, proveniente de países emergentes como Rusia y China, apenas dejará réditos en materia de crecimiento o empleo.

El capital financiero que está llegando a España es puramente especulativo y no crea valor añadido ni empleo

Por todo ello, si Botín supieses algo más de la situación macroeconómica real, o sus asesores le hubiesen contado la película entera, sabría que la morosidad bancaria ha alcanzado un máximo histórico, más de un 12%, fruto de una política de deflación salarial interna sin precedentes y que obligará a provisionar aún más a la banca en los próximos meses. Esta variable, que es cierto que retrasa al ciclo, puede explotar como una bomba de relojería en los próximos meses si no hay una rápida recuperación de rentas y empleo. También convendría que el Sr. Botín estudiase más sobre la inutilidad de los mercados bursátiles como indicadores adelantados en presencia de burbujas monetarias, como es el caso actual. Los Bancos Centrales están inundando de liquidez los mercados para que una parte pequeña de los agentes manipulen los índices bursátiles, creando una sensación ficticia de riqueza y así comenzar a consumo y endeudarse. Esta falacia empírica se puede demostrar con episodios como los crashes de 1987 en bolsa o en 1998.

Creer que los mercados bursátiles anticipan algo es no saber cómo funcionan las burbujas financieras creadas por Bancos Centrales

Lo curioso también es que este anuncio de que en España está llegando dinero para todos, lo hizo en un país, EE.UU, y en un momento en el que el Gobierno federal ha estado cerrado durante más de dos semanas por un grave problema de endeudamiento público y privado, similar al español, y donde sólo la acción pública está manteniendo a flote a las rentas más bajas. Nada de esto le escribieron al paradigma del nuevo rico en España, como es el presidente del Santander.

La situación de EEUU, endeudamiento público y privado desbocado, es similar al español y solo se revierte con quitas y acción pública

La realidad de la situación macroeconómica en España es sumamente grave, con niveles de pobreza absoluta y relativa que no se veían desde después los años 70 y con una red de asistencia social en declive y en franco desmantelamiento, máxime cuando se apruebe y entre en vigor la nueva Ley de Administración Local.

Lo que debería comunicar a sus colegas el Sr. Botín es que en España la tasa de empleo es una de las más bajas de la UE, un 50%, que hay más de 28 millones de inactivos, y que nos acecha la deflación interna, como se puso de manifiesto con el dato de inflación sin impuestos publicado en septiembre. Esta realidad no afecta a los mercados financieros, que sólo buscan rentabilidad instantánea y que no emplean ni crean valor añadido. Porque lo que está muy claro es que el capital extranjero no va a sostener el crédito, que ahora no llega porque el endeudamiento no da más de sí, sino que va a utilizar parte del sistema crediciticio para comprar a precio de saldo lo que queda de empresas rentables y saneadas en España.

Lo más triste es observar que estos discursos, que son aplaudidos por los palmeros mediáticos que viven ya del sistema financiero, como el diario El País, hacen un daño notable y permiten, de forma indolora, desmantelar el magro Estado del Bienestar que habíamos alcanzado. Pero también duele que los economistas más mediáticos, por miedo a ser despojados de sus tribunas para vender sus libros, sigan a pies juntillas este desvarío intelectual. Dan ganas de irse y no volver.

Desafección generalizada
José Luis Meilán Gil La Voz 21 Octubre 2013

El término desafección tiene una riqueza de matices que permite ser utilizado para intentar expresar lo que marca un estado de ánimo de la sociedad en el momento actual. No hace falta ser experto en lingüística para deducir que tiene un significado negativo. Falta algo que se juzga positivo; eso es lo preocupante. Lo hemos escuchado respecto de los políticos en general. Quizá sea exagerado elevar a regla lo que son casos singulares. No se trataría de inducir una ley como se hizo para enunciar la de la gravedad, por la que caen las cosas. Pero estas manifestaciones son tan frecuentes que ayudan a la desafección general, sobre todo cuando la corrupción anda por medio. De episodios de esa naturaleza no se salvan partidos políticos, ni sindicatos, ni dirigentes empresariales, ni banqueros profesionales, ni los que se hicieron tales procediendo de la política.

Sin ceñirse a lo que es punible resulta preocupante que pueda producir aquella reacción social el comportamiento que podría denominarse normal, en el que el interés general queda mediatizado por el del partido político. Sobresale una incompatibilidad que va más allá del legítimo pluralismo propio de un sistema democrático. La crisis reclama una convergencia en lo fundamental; no deja mucho margen. Los espectáculos parlamentarios en que se escenifica esa incompatibilidad contentarán a los militantes, pero las encuestas revelan que generan desafección. Las oposiciones tienen el derecho y la obligación de proponer políticas alternativas a las de los gobiernos. En el juego democrático queda constancia de ello y tendrá o no su rendimiento en las siguientes elecciones. Entre tanto se puede llegar a acuerdos en aspectos concretos de un proyecto de ley que no obligue a revisarlos en una posible alternancia de gobierno o, al menos, no oponerse a la bajada de un impuesto, aunque se considere insuficiente.

Desafección produce comprobar la desigualdad en el aguante de los efectos de la crisis y de las medidas para superarla. A veces son cuestiones pequeñas, pero que irritan. Al mismo tiempo que se mantiene una subida de impuestos y se amortizan puestos de funcionarios se reconoce que parlamentarios tienen exenciones fiscales en sus retribuciones y que no acaba de prescindirse de personal vario de libre designación. Otras son de carácter macro. La Bolsa está eufórica; se pone énfasis, con buena intención, en que el dinero extranjero fluye hacia España; que los bancos españoles superarán las pruebas de estrés a que será sometida la banca en Europa. La realidad es que lo que no fluye es el dinero de los bancos al sector privado. Cómo no va a crecer la desafección si se airean las altas retribuciones de sus ejecutivos y no se aprecia una moderación solidaria en la aplicación de los beneficios y hay miles de pleitos entablados por las preferentes en entidades cuyo reflotamiento ha costado un dineral. De la desafección no se salvan las instituciones, ni la convivencia en un Estado.

Zapatero vuelve por sus desafueros
EDITORIAL Libertad Digital 21 Octubre 2013

A fin de hacer caja con sus memorias, de próxima aparición, José Luis Rodríguez Zapatero ha vuelto a la escena pública y, en una entrevista con el canal ultraizquierdista La Sexta, ha pedido que se cambie la Constitución para hacerla encajar con el inicuo estatuto de Cataluña, que tan decisivamente contribuyó a impulsar.

José Luis Rodríguez Zapatero, culpable o potenciador de buena parte de los males que asuelan a España en los órdenes económico, cultural, social y nacional, vuelve pues por sus desafueros y, lejos de entonar el mea culpa por adoptar un enfoque y una política que han destrozado el país, tensionado hasta extremos insospechados Cataluña y deshecho su propio partido en el Principado, aboga por seguir en la misma senda, que conduce directa y demencialmente al despeñadero. Verdaderamente, lo de este hombre es digno de estudio, por parte de profesionales de muy variadas disciplinas.

Obviamente, España necesita hacer todo lo contrario de lo que postula este pésimo expresidente del Gobierno. España necesita dejar de apaciguar a sus enemigos intestinos y plantarles cara. Para ello, lo mejor no es modificar sino hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella dimanan, empezando por aquellas que con total desfachatez y completa impunidad incumplen los irresponsables y desleales gobernantes autonómicos de Cataluña, con quienes tan bien se entendía el predecesor de Mariano Rajoy en La Moncloa.

Los empresarios catalanes ante Mas o el silencio es oro
Jesús Cacho www.vozpopuli.com 21 Octubre 2013

“Cataluña es una parte esencial de España, y va a seguir siéndolo”. En el país del miedo, en la tierra del pánico a hacerse notar que es hoy Cataluña, José Luis Bonet Ferrer, presidente de Freixenet, el más importante fabricante de cava de la Comunidad, se atrevió a decir lo que muchos piensan y todos callan. Lo hizo, eso sí, en declaraciones al New York Times. El tipo más sensato de toda la familia Ferrer redondeó la faena sosteniendo que “los empresarios tienen derecho a preocuparse cuando los políticos crean tensiones en lugar de buscar el diálogo”, afirmación no por obvia menos revolucionaria pronunciada en el contexto político que nos ocupa.

¿Se empiezan a mover las aguas en el estanque dorado? Unos días antes, martes 15, había sido José Manuel Lara, presidente del grupo Planeta, quien con motivo del fallo del premio de novela del mismo nombre había saltado a la palestra para asegurar que “la independencia de Cataluña es imposible porque, al día siguiente de la separación, ¿quién pagaría las pensiones? ¿Quién la deuda pública?”. Fiel a la memoria de su progenitor, aquel hombre nacido en las estribaciones de la sierra norte sevillana que con su talento natural y esfuerzo consiguió levantar en Barcelona el primer grupo editorial español, Lara no se ha mordido nunca la lengua, aunque, impregnado de seny, haya aprendido a poner una vela a Dios y otra al diablo, a financiar en Madrid un periódico volcado con el Gobierno del PP que solo le genera pérdidas y a sostener en Barcelona una ruina de diario nacionalista, en lengua catalana, que nunca conoció los beneficios. Lara, sin embargo, aludió al que quizá sea el fruto más perverso de la cosecha de exaltación nacionalista que asola Cataluña: la fractura social. “El debate ha conseguido ya dividir a la sociedad catalana. Hay familias que han dejado de reunirse para no discutir. De eso ya no nos libra nadie. Se está jugando con los sentimientos y eso es peligrosísimo, porque los sentimientos son muy sensibles al radicalismo”.

Lara no se ha mordido nunca la lengua, aunque, impregnado de seny, haya aprendido a poner una vela a Dios y otra al diablo

Los empresarios son, por su propia naturaleza, muy sensibles al dinero, a lapela, y a la exigencia de un marco político de estabilidad capaz de generar esa confianza que mina cualquier atisbo de revolución y, por supuesto, una amenaza de segregación como la que nos ocupa. Quebec era la región más próspera del Canadá hasta que el movimiento francófono por la independencia empezó a tomar fuerza. Los que conocieron Montreal en los cincuenta la recuerdan como el centro cultural, artístico y financiero de Canadá. Aquel marco es hoy leyenda. Los referendos secesionistas de 1980 y 1995 planteados por el Partido Québécois pusieron en fuga a muchos capitales y lograron trasladar a Toronto buena parte del florecimiento económico y cultural de Montreal, así como a muchas multinacionales y empresas. Quebec, que hoy goza de un grado de autonomía muy alta, ha retrocedido en términos de empleo y renta disponible, una pérdida de riqueza que se concreta en que una propiedad de similares características valga bastante menos en Montreal que en Toronto, y otro tanto ocurra con los salarios.

“Eso de la independencia es una filfa y todo el mundo lo sabe, y nadie en su sano juicio quiere arriesgarse a perder nivel de vida, a empobrecerse. El problema es que una Cataluña independiente no es viable económicamente, a menos que quiera vivir del turismo y poco más”, sostiene un catalán de pro, rico naturalmente. “El lastre que ha arrastrado siempre Cataluña –como el resto de España- ha sido la ausencia de capitales propios. Aquí hemos tenido y tenemos empresas, tenemos iniciativa, pero no tenemos capital. La empresa catalana ha vivido siempre gravitando sobre dos realidades: la necesidad del mercado peninsular y la falta de capital propio, la dependencia del ahorro que llegaba del resto de España, de ese ahorro que la gran banca tradicional, el Español de Crédito, el Hispano Americano, el Central, volcó sobre la industria local, sobre ese textil que se desarrolló gracias al crédito, sobre ese empresariado que creció y que en cuanto hacía dinero se lo llevaba a Suiza, porque era casi una tradición… Muy pocos empresarios catalanes han reinvertido sus beneficios aquí. Lo decía con gracejo Josep María Santacreu, prototipo del empresario catalán: ¡yo cojo el barco y rápidamente pongo rumbo a Ginebra! Siempre Ginebra, nunca Zurich, porque el empresario catalán es muy de Ginebra…”

“En el fondo todos estamos siguiendo la estrategia Rajoy”

“Lo que no se puede es ir de juerga sin dinero en el bolsillo, como nos decían nuestros padres cuando de jóvenes salíamos a divertirnos”, prosigue la fuente. “Por eso Lara tiene razón: las pensiones, la deuda pública, la carga fiscal necesaria para levantar Estado propio o para hacer frente a episodios como el de Catalunya Caixa, porque ¿cuánto dinero ha enterrado ahí el Estado español? Eso ha sido otra Bankia, y nadie aquí ha dicho una palabra. Ahora, todo el que puede se lleva el negocio al extranjero, los Puig, los Mango y tantos otros. Y todos a callar”. En efecto, todos a callar. En privado es usual oír llamar loco a Mas, pero en público el silencio es sepulcral. Es el caso de Fomento, la patronal catalana (el soberanismo se ha dotado de dos patronales a la carta, Femcat y Secot, que naturalmente son nacionalistas) donde el jueves tuvo lugar el desaire de Mas a la vicepresidentaSoraya, incapaz hasta ahora de emitir opinión en asunto de tanta importancia. “Hay que entender a nuestra gente”, afirma un alto ejecutivo bancario ya jubilado. “En el fondo aquí todos estamos imitando a Rajoy, siguiendo la estrategia de Rajoy: dejar pasar el tiempo y esperar a que Junqueras mate a Mas o viceversa, esperar que se destrocen, que CiU salte por los aires, que todo se vaya muriendo, porque saben que la independencia es imposible, de modo que se trata de seguir el ejemplo de Rajoy: esperar y callar: callar hasta el último minuto…!”.

En privado es usual oír cómo llaman loco a Mas, pero en público el silencio es sepulcral

Particularmente estruendoso es el silencio de un hombre como Isidro Fainé, presidente de La Caixa y cabeza del primer grupo empresarial español, el constituido por Gas Natural, con todo su mercado en España, Abertis, la mayor concesionaria del país, Repsol y Telefónica, entre otros intereses. La propia Caixa tiene ya más del 70% de su negocio financiero fuera de Cataluña. Para nadie es un secreto que un pronunciamiento de Fainé alertando sobre los riesgos del independentismo podría tener un efecto arrastre muy notable dentro y fuera de Cataluña, pero don Isidro sigue cerrado a cal y canto, manteniendo en el Grupo a gente del perfil de Salvador Alemany, 68, presidente de Abertis, un esforzado de la causa del independentismo que,tras rechazar convertirse en conseller de Economía de Mas, sí aceptó la presidencia del Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (CAREC), el grupo de expertos que el Rey Arturoha tenido a bien formar con empresarios, naturalmente de ideología nacionalista, dispuestos a respaldar la travesía del desierto del carismático líder hacia la tierra prometida de la Cataluña independiente.

La defensa de las posiciones del hombre con más poder empresarial y financiero de Cataluña y tal vez de España, ahora asediado como nunca por las cuatro esquinas de su espacio vital, se han vuelto incluso agresivas: “Fainé habla con las más altas instituciones del Estado, y lo hace a su manera, en privado, y todos saben lo que piensa, lo sabe Mas, lo sabe Rajoy y lo sabe también el Rey. Es decir, habla con quien tiene que hablar. ¿Por qué no lo hace Borja Prado, de Endesa, una empresa que tiene el 30% de su negocio en Cataluña? La exigencia que se le quiere imponer a Fainé para que fije postura desde ambos lados es una trampa. Lara no cuenta, porque tiene una televisión que le regaló el Gobierno Aznar y ahora tiene otra, La Sexta, que le ha regalado Rajoy vulnerando las condiciones impuestas por Competencia. Y Lara tiene una editorial cuyos ingresos proceden en un 90% de ediciones en castellano. Un empresario normal que tenga intereses en Madrid y Barcelona es muy difícil que se pronuncie, al margen de que a los empresarios hay que pedirles que generen riqueza, creen empleo y paguen impuestos, no que se metan en política. Esto ya lo vimos en el País Vasco: ¿qué empresario vasco se iba a pronunciar contra el Plan Ibarretxe con la amenaza de las pistolas de ETA en la nuca…?"

Seducidos por la independencia, pero con la pasta fuera

Y ahí va Isidro Fainé, caminando peligrosamente por la arista que separa dos mundos antagónicos que amenazan engullirlo, acostumbrado siempre a operar en la sombra, sin enseñar jamás la patita, acogido a un silencio que algunos dicen temerario. “Isidro está en los cielos”, afirma un ilustre apellido barcelonés, “con la conciencia tranquila porque para él y su grupo el fin justifica los medios; Isidro no ha robado y ha hecho el bien a mucha gente; para él el cinismo no existe: lo único que existe es el pragmatismo. No es el caso de algunos tontos útiles, gente que se ha dejado seducir por la independencia con la pasta a buen recaudo fuera de España, lo cual no deja de tener su gracia. Una cosa te digo: que no crea Mas que los ricos de siempre, esas famosas “cien familias” que han partido siempre el bacalao aquí, le van a seguir. Para ellos es una excentricidad, un sarpullido incómodo. Esos están con Rajoy, esperando que Mas y Junqueras se cuezan en su salsa…”.

“Madrid no va a ceder nunca y el señor Mas no puede dar marcha atrás a estas alturas, imposible, porque le conozco como si le hubiera parido”, sostiene un promotor inmobiliario que tuvo el olfato de venderlo todo en 2007 y poner su dinero a buen recaudo, “de modo que esto no tiene solución fácil, porque no estamos ya en el pacto fiscal, ahora el problema ya no es de dinero; ahora es otra cosa. Vamos a elecciones plebiscitarias antes de diciembre de 2014, eso es seguro, y la duda está, como dijo el otro día Durán en Madrid, en saber qué pasará cuando a continuación el señor Junqueras declare la independencia unilateral. Lo normal es que el Estado intervenga, y que Junqueras saque a la calle a sus seguidores. Mi previsión es que si en ese encontronazo hay muertos, Cataluña será independiente. Esa es la hoja de ruta del independentismo”.

El tifón Zapatero se diluye
Marcello www.republica.com 21 Octubre 2013

Reaparece Zapatero en una entrevista televisada y acaramelada a su favor y nada nuevo bajo el sol. El destructivo tifón que arrasó el país a su paso por la presidencia del Gobierno, ha regresado a la actualidad cabizbajo y ajeno a lo que ha dejado tras de sí, lo que inútilmente va a intentar justificar en un libro de memorias que más bien será de su desmemoria. Reapareció, lo tenemos que recordar, el Zapatero que metió a España de cabeza en la crisis económica que él había negado, como renegó de la nación española y abrió al nacionalismo la puerta de la independencia de Cataluña, con un Estatuto inconstitucional que sentó la base para la ruptura entre el PSOE y el PSC (hoy favorable a la autodeterminación), tras legitimar en los gobiernos de Maragall y Montilla a una ERC independentista y radical que, gracias a ello, se ha convertido en el primer partido político catalán.

Pero las hazañas de Zapatero no quedaron ahí porque llevó a su partido a una histórica derrota electoral y crisis interna, reabrió las heridas y las tumbas de la Guerra Civil española, ETA le puso una bomba en Barajas al día siguiente de anunciar él que la banda se iba a disolver y, como ‘político de izquierdas’ que decía ser, propició la reforma constitucional de estabilidad presupuestaria. Además, indultó a un banquero condenado por delito penal y aprobó, sin el apoyo del Parlamento, el escudo antimisiles USA para hacerse perdonar por EEUU la retirada intempestiva de las tropas que España desplegó en la post guerra de Irak y que él trasladó a la guerra de Afganistán. El matrimonio gay, la ley de igualdad de la mujer y el abandono de las armas por ETA al final de su mandato fueron sus conquistas, donde pretendió meter la Alianza de Civilizaciones de la que nunca más se supo porque se la llevó el viento que, según ZP, es ‘el dueño de la tierra’.

Pues bien, esperábamos que sobre todo este listado de hazañas de Zapatero la periodista Ana Pastor interrogara al expresidente del Gobierno en la entrevista realizó al mago del caos, en los estudios de La Sexta, televisión cuya creación favoreció Zapatero, a favor de sus amigos (Contreras, Barroso, Roures).

¿Iba a confesar Zapatero su colección de errores e incapacidad política para gobernar España y dirigir el PSOE? ¿Le haría Ana Pastor al expresidente las pertinentes preguntas sobre las citadas hazañas del tifón Zapatero? La entrevistadora, en un alarde de inmodestia, dijo de sí misma que ‘podía ser muy peligrosa’, pero no lo fue porque o desconoce la política o simplemente estaba a favor del convidado Zapatero que, entre otras cosas, se permitió culpar a Tribunal Constitucional de echar por tierra el Estatuto inconstitucional de Cataluña que él se inventó y que todavía insiste en reactivar a través de una reforma constitucional que es imposible de imaginar. No obstante, ZP dijo estar seguro de que no habrá independencia de Cataluña y que si hay declaración unilateral catalana en ese sentido el Gobierno deberá adoptar las medidas políticas y legales oportunas para frenar ese disparate y gran problema que él mismo creó.

O sea, una entrevista mala y a favor de ZP, vídeos de Rajoy y de Aznar y ningún video sobre las locuras de Zapatero. Y ni una sola noticia para destacar porque de lo poco que se le preguntó a ZP el expresidente se negó a contestar. Solo dijo que no hubo órdenes políticas en el caso Faisán, insinuó que Merkel le aconsejó en 2010 que pidiera el rescate para España, se apuntó el final de la violencia de ETA, afirmó que el Rey no debe abdicar y se negó a opinar de Rajoy, de la crisis del PSOE, de la situación económica y de la corrupción, disfrazándose de ‘estadista gótico’ para la ocasión.

Zapatero solo reconoció el error de ‘no haber citado la palabra crisis’ (sic) durante unos meses y sigue igual, con su caos mental y en el rol de filósofo de la nada. Aunque esta vez con una ventaja porque, como no tiene el poder, su capacidad destructiva es nula y no puede reactivar el tifón demoledor para España (y su partido) que él mismo agitó. Ahora, diluida la tormenta ZP, nos pretende vender un libro que, sin saberlo él y leído del revés, constituirá su propia confesión.

La matraca
IGNACIO CAMACHO ABC  21 Octubre 2013

Contra insistencia, resistencia. El secesionismo aventurero romperá antes la sociedad catalana que la nación española

CONTRA lo que piensa Rajoy, la matraca secesionista catalana no va a cambiar, o no sustancialmente, porque mejore la situación económica. El nacionalista no tiene otra meta ni otra prioridad que el nacionalismo: el proyecto de construir su propia nación, la fijación del destino manifiesto, constituye la energía que sostiene su esfuerzo. Y al tratarse de un sentimiento carece del contraste con la realidad que puede desgastar a una ideología. Por tanto, el Estado no puede esperar ya que baje la presión soberanista en un debate que sólo sirve para alimentarla; lo único que puede hacer a estas alturas frente a los iluminados del independentismo es cerrarles las puertas con la misma o mayor determinación con que ellos tratan de abrirlas. Contra la insistencia, resistencia.

Eso es lo que venía a sugerir aquí Jaime Mayor Oreja, un hombre que tiene el grave problema de acertar en sus profecías lúgubres. El tono jeremíaco de sus predicciones le perjudica en una sociedad acostumbrada a las terapias indoloras pero hay que reconocerle que a la larga siempre termina acertando por la sencilla razón de que ha dedicado su vida entera al antipático menester de combatir el nacionalismo. A base de hacerle frente de forma unívoca ha acabado por conocer mejor que nadie a su adversario. Aunque a veces da la impresión de equivocarse por exagerar la inflexión con tristeza derrotista, el tiempo acaba cargando de razón sus pesimistas diagnósticos. Cuesta trabajo dársela porque a nadie le gusta la salmodia de Casandra.

La realidad es que el problema catalán ha desbordado ya en importancia al de la recesión; tan cierto es que una mejoría socioeconómica puede aliviar las tensiones políticas como que el riesgo de amputación nacional compromete la propia estabilidad de la recuperación en ciernes. El proyecto rupturista es una amenaza de primer orden porque una nación no puede recobrarse de un colapso si se fractura. La obligación primordial del Estado es sostener su propia integridad, sin la cual carece de sentido todo empeño por hacerlo viable.

En 2014 el soberanismo va a alcanzar una tensión paroxística al amparo de la efemérides fundacional de su fantasmagoría. Tiene los recursos emocionales suficientes para elevar el ruido a límites imbatibles en un debate normalizado, y por tanto la única respuesta posible a esa escalada es la de asentar la cohesión de España como una premisa innegociable, disuasoria. Al sueño sentimental, mítico, de la independencia hay que ponerle el despertador de una realidad legal e institucional que disipe su quimera. Se trata de dejar claro que la secesión no es que no resulte desaconsejable, sino que es imposible. Y que insistir en ella sólo conduce al marasmo, al fracaso civil. Que es muy probable que ese aventurerismo desquiciado logre antes romper la sociedad catalana que la nación española.

CNV
JOSEBA ARREGI, EL CORREO  21 Octubre 2013

· Mucho me temo que la finalidad de este currículum nacional vasco es la producción de nacionales según la identidad y no según la ciudadanía.

Aunque el castellano no sea una lengua tan adicta a los acrónimos como el inglés o el alemán, también en ella van floreciendo éstos cada vez más. Si al acrónimo del título le añadimos una letra, la M, obtendríamos como traducción La Comisión Nacional del Mercado de Valores. Si le añadimos una I y aplicáramos las reglas de la lógica, obtendríamos ICNV, traducido, el Imposible Currículum Nacional Vasco.

Desde que hace muchos años se negoció con el Gobierno central la capacidad de definir el currículum a aplicar en las escuelas vascas en un porcentaje determinado –un reparto cuantitativo que difícilmente se puede entender desde una perspectiva pedagógica, didáctica y/o política–, hemos llegado a este momento en el que son ahora el Gobierno central y la mayoría del Parlamento los que reclaman a través de la Lomce un porcentaje determinado más alto del que rige hasta ahora. Lo que conduce a los poderes institucionales y a los fácticos vascos a decir basta.

No sé si algunos responsables políticos vascos se dan cuenta de la mala pedagogía política que hacen cuando dicen que no van a cumplir una ley, pues podían estar alentando a los ciudadanos que, en base a una muchos más evidente capacidad de autogobierno individual, se negaran a cumplir, por ejemplo, las normas fiscales forales vascas. Aunque estos ciudadanos tendrían que experimentar la capacidad represiva de la administración fiscal vasca, muy superior a la capacidad represiva del Gobierno central para hacer cumplir la Lomce.

No se va a cumplir la Lomce porque es preciso implantar el Currículum Nacional Vasco, es decir conseguir el cien por cien de la capacidad de definir el currículum a aplicar en las escuelas vascas por el Gobierno vasco. Vamos a por la escuela propia, a por el currículum propio, a por la forma propia de educar. Da igual que Kant argumentara que la Ilustración era –y escribo en tiempo pasado porque entre todos la estamos enterrando– el esfuerzo del hombre por salir de una esclavitud autoculpable usando la f uerza de su razón, una razón natural en el sentido de universal y común a todos los humanos. Y fue también Kant quien proclamó que el saber haría libre al hombre.

La esclavitud a la que se refería Kant, y la libertad a conquistar por medio del saber, eran libertad respecto de la fuerza de la tradición, de las costumbres, de la revelación impuesta, de una heteronomía basada en la metafísica, en esencias indemostrables, para alcanzar la capacidad de usar la razón dentro de los límites impuestos por la imposibilidad de la metafísica. En estas ideas se fundó la obligatoriedad de la enseñanza, la escuela nacional, la búsqueda de la formación de personas capaces de razonar para ser ciudadanos responsables de la política democrática como forma de gobierno republicana, según el mismo Kant.

Mucho me temo que no es de nada de todo esto de lo que trata el sistema escolar propio vasco, el currículum nacional vasco. Mucho me temo que la finalidad de este currículum es la producción de nacionales según la identidad y no según la ciudadanía, de generaciones capaces de identificarse comunitariamente con algo que al parecer existe desde el pleistoceno, pero que en realidad fue inventado hace escasos 120 años. Mucho me temo que no se trata de liberar a las generaciones futuras de las ataduras de lo que constituye una comunidad étnico-cultural –las tradiciones, aunque sean inventadas, una lengua que dejó hace mucho de ser la familiar de muchos vascos, un sentimiento agónico de muerte de algo que no se ha poseído nunca y por lo tanto realmente no se puede perder–.

Las matemáticas seguirán siendo universales, me imagino. Las ciencias naturales seguirán también siendo universales, me imagino. La historia universal, si es que se sigue impartiendo, seguirá siendo universal, y al final, lo que será propio y más propio, será la historia propia, que no sé si será historia o mitología. Lo que también seguirá siendo propio es el gasto por alumno, muy por encima de la media española, aunque los resultados Pisa no sean superiores a la media española, y eso haciendo la trampa de que no se examinan en la lengua vehicular de la escuela, sino en la lengua familiar.

Todo ello no cambiará el que muchos alumnos universitarios no sepan quién fue Carlos V, ni siquiera quién fue Resurrección María de Azcue, ni tampoco Federico Krutwig-Sarrailh de Ihartza, ni sepan si en Euskal Herria existe arte románico, ni sean capaces de poner ejemplos de arte gótico, como hemos podido comprobar más de uno en la EHU/UPV.

Escribiendo estas líneas se me ha ocurrido mirar en el diccionario griego para cerciorarme del significado del término ‘idios’ en esa lengua: privado, particular, personal, propio, de propiedad. Y del término ‘idios’ se deriva el término ‘idiotes’, carácter propio o específico, calidad especial, particularidad, singularidad. Siempre lo opuesto a lo universal, a la razón común a todos los hombres, a aquello que nos hace humanos y que permite hablar de derechos humanos como los comunes a todos. El término griego ‘idiotes’ ha derivado en el castellano idiota.

Si algo caracteriza a la historia vasca es su imbricación en la historia española. Hoy todas las lenguas de cultura, como el euskera, son lenguas multilingües en su interior, pues hablan la cultura hebrea, la griega, la latina, la tardolatina, la medieval, la ilustrada, la romántica, la científica, la tecnológica, de forma que un vascoparlante de hoy tiene mucho más en común con un británico que con el hombre de Santimamiñe, con el que nos resultaría prácticamente imposible entendernos.

Seguro que en la Lomce hay elementos dignos de crítica. Pero me parece que va a servir de excusa para promover algo que tiene poco que ver con la educación, con la tradición ilustrada, con la escuela como camino al saber, que es y debe ser camino a la libertad individual de cada generación.

Movimiento Ciudadano, la gran esperanza de cambio
Francisco Rubiales Periodista Digital 21 Octubre 2013

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, el periodista Juan Carlos Girauta y el ex ministro del Interior Antonio Asunción han presentado ante la sociedad española el "Movimiento Ciudadano", una plataforma con la que buscan conseguir que los millones de españoles indignados que se sienten impotentes para cambiar la triste y lamentable deriva política del país, se unan, exijan y consigan cambios democráticos que transformen la política española. En principio se trata de conseguir tantas firmas y adhesiones que los grandes partidos, sobre todo el PP, el PSOE, IU y los nacionalismos, no tengan mas remedio que asumir las reivindicaciones democráticas del pueblo, que ahora desprecian e ignoran. Si ese objetivo no se consigue porque los políticos, cerrados en banda y cargados de arrogancia antidemocrática, se niegan a cumplir el mandato popular, entonces el Movimiento se transformaría en partido político y se presentaría a las elecciones para cambiar el sistema desde dentro.

El Movimiento Ciudadano ha sido presentado en Madrid, pero pronto viajará por toda España para ser presentado en las principales capitales. En esas presentaciones, como afirma Rivera, se realizará un llamamiento cívico y responsable para "cerrar y enterrar el capítulo de las dos Españas, así como las luchas territoriales, para que crezca sin cortapisas la nación de ciudadanos libres e iguales ante la ley".

Firmar el documento significa exigir reformas como las siguientes: "democratizar los partidos políticos, abrirlos a la sociedad, someterlos al principio del mérito, hacerlos transparentes e implacables con la corrupción, generalizar el mecanismo de las elecciones primarias; conseguir un sistema de representación que devuelva el poder a los ciudadanos, pudiendo los representados escoger a partidos y también, directamente, a sus representantes a través de listas abiertas, de acuerdo con una ley electoral justa y proporcional; asegurar una efectiva división de poderes, alejando a los partidos del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional, de los órganos reguladores y de supervisión del sector financiero y de los medios de comunicación; reformar las administraciones públicas poniéndolas realmente al servicio de los ciudadanos y las empresas, asegurando los servicios públicos esenciales y suprimiendo burocracias y duplicidades."

El documento termina con un lamento y un llamamiento a la rebeldía: "Lamentablemente, los partidos políticos representados hasta ahora en las Cortes Generales no han sido capaces de articular ni de vertebrar un proyecto común español que mire hacia el futuro sin prejuicios. Ha llegado el momento de convertir indignación y preocupación en acción e ilusión. Se ha acabado el tiempo de la resignación, de los súbditos; es la hora de la esperanza, de los ciudadanos. Nos veremos en las calles, en las redes y en las instituciones. Todos juntos, como un movimiento ciudadano. ¡Muévete!"

La adhesión al Movimiento Ciudadano, sencilla porque solo requiere una firma que puede realizarse vía Internet, abre un camino a los millones de españoles que se sienten indignados ante la suciedad política española y quieren forzar un cambio, un sentimiento noble que hasta ahora ha sido taponado sin escrúpulos par los grandes partidos, mas interesados en defender sus propios intereses que en la defensa de España y del bien común. Los que hasta ahora se lamentaban de que además de críticas hay que ofrecer soluciones y salidas, ya tienen una plataforma para fustigar a los canallas que están conduciendo a España hacia el abismo y a los partidos y políticos que han convertido España en una cloaca sin prestigio internacional, lamentablemente plagada de desempleados, jóvenes frustrados que tienen que emigrar para vivir, con los grandes valores dinamitados, con la corrupción instalada en el poder y en las grandes instituciones del Estado, con políticos fracasados e incapaces de ser ejemplares, con la democracia prostituido y con una población que pierde a diario alegría, confianza y esperanza en el futuro.

Los grandes partidos han tenido demasiadas oportunidades para demostrar ante los ciudadanos españoles su voluntad de cambiar las cosas y abandonar el camino de abusos y corrupciones que han emprendido, pero han desaprovechado todas, demostrando que lo que les interesa es su propio beneficio y no el interés general ni la defensa de la nación. Esa tozuda cerrazón, aberrante y políticamente malvada, sólo nos deja dos caminos: la rebelión violenta contra los canallas o la rebelión pacífica para acabar con este sistema injusto e indecente. Adherirse al Movimiento Ciudadano es una vía pacífica, democrática y civilizada de acabar con la corrupción y la miseria que han infectado a la clase política y a la degradada democracia española.

Voto en Blanco

Entrevista a José Javier Esparza
'Es demencial que dentro de España se eduque en el odio a España'
JAVIER TORRES www.gaceta.es 21 Octubre 2013

El historiador asegura que si él fuera Mariano Rajoy cerraría el sistema autonómico y recuperaría las competencias en educación y cultura.

José Javier Esparza dice que si él fuera Mariano Rajoy cerraría el sistema autonómico y recuperaría las competencias en educación y cultura, pues considera demencial que haya zonas de España en las que se eduque en el odio a España. El historiador también pone el grito en el cielo por el desconocimiento y la poca importancia que se le da a nuestra propia Historia. “Si los norteamericanos hubieran tenido un pasado como el nuestro, hoy estaríamos viendo un montón de películas sobre la Reconquista”. Sin duda, se trata de uno de los episodios más fascinantes de nuestra Historia y no hay nadie que lo haya contado mejor que José Javier Esparza, que acaba de cerrar su trilogía sobre aquella etapa con la publicación de Santiago y cierra, España, un título que el mester de progresía censuraría aunque muy problablemente desconozca el significado de la expresión, que era el grito con el que se arengaba a las tropas españolas para cargar contra el enemigo.

¿Qué problema tiene la izquierda con la Historia de España, en general, y la Reconquista en particular?
A partir de 1898 se inaugura una corriente crítica de pensamiento hacia lo nacional que ve España como un problema sin solución. Es una corriente que tiene nombres muy señeros como Azaña, Ortega o Unamuno. Terminan focalizando en torno al problema de España su propia incapacidad para entender lo que está pasando a su alrededor. Es un gigantesco error de perspectiva. A principios del XX, el mundo cambia por completo. Vamos a acabar en una guerra mundial. Sin embargo, estos autores sólo ven el problema de España. Quien sí entendió –desde la derecha– que no era un problema nacional sino global, de civilización, fue Ramiro de Maeztu.

Pero su mensaje no caló entre la izquierda...
No, y el ejemplo más claro es Azaña, que cree que toda la historia de España es un error porque no ha habido una revolución como la francesa y que a estas alturas se propone realizarla. Aún así, dentro de la izquierda española de esa época hay nombres tan patrióticos como Claudio Sánchez Albornoz, que era del partido de Azaña y que sigue siendo una eminencia para los historiadores que estudian la Reconquista.

Luego vino la Guerra Civil, que complicaría aún más las cosas.
Después de la guerra una parte importante de la izquierda identifica la idea nacional con el régimen de Franco. Es absurdo, pero la idea hace su camino. Y a todo eso hay que añadirle las ideas de carácter tercermundista y anticolonialista que aparecen en los 60 que terminan convirtiendo la idea clásica de España -una potencia imperial de cuño cristiano- en algo forzosamente negativo y antipático.

¿Y aquello no se arregló en la Transición?
Qué va. El sistema de 1978 que concedió a los grupos separatistas el poder absoluto prácticamente en sus regiones terminó de enredar las cosas, al convertir la idea de España en algo prohibido en parte de la propia España. Ahora hay que empezar a desandar el camino.

¿Qué tal si empezamos por las escuelas, donde Guzmán El Bueno y María de Molina son para muchos alumnos nombres de calles?
En lo que respecta a la Reconquista, hubo una época en la que se enseñaba de manera épica y parcial. En reacción se ha pasado a un estado en el que se oculta, cuando no se deforma, de manera sistemática lo que fue aquello. Eso tiene que ver con los problemas de la España contemporánea para digerir su identidad. Se ha creado una cultura social y política en la cual la identidad nacional española se ha considerado negativa. Se tiende a eliminar cualquier aspecto que subraye que todos somos uno en beneficio de todos los aspectos que subrayan nuestras diferencias. Eso forma parte del suicidio nacional al que estamos asistiendo hoy.

¿Y cuál sería hoy nuestra Reconquista?
La Reconquista que empezó en el 718 en Asturias fue contra una potencia exterior. La de hoy es interior. Las agresiones que sufre España en Cataluña y el País Vasco no son extranjeras, ya que ambas son esenciales en la formación de España. No entenderíamos España sin la participación de catalanes y vascos. La de hoy sería una reconquista interior que debería llevar la idea de una recuperación tranquila, relajada, consciente, madura, adulta de la propia identidad nacional que es plural pues caben varias lenguas, pero que por encima de la pluralidad es sólo una. Es algo que sólo se puede hacer desde el espíritu, el intelecto y la cultura. Mucho más que desde la política. La política está demostrando una flaqueza extraordinaria.

Si los políticos aflojan... ¿La sociedad aprieta?
En España se recurre a la sociedad civil cuando los políticos fallan. Nuestra sociedad está hipertrofiada por los partidos. Cuando se vive sin identidad terminas al borde de la locura, seguramente España se está acercando a ese punto. La reacción identitaria es inevitable. Está sucediendo ya y seguirá creciendo en los próximos años y hay que desear que sea una reacción razonable y madura, que entienda realmente lo que es España: una entidad bimilenaria en la que cabemos todos.

Si Rajoy le pidiera consejo para frenar el impulso separatista, ¿qué le diría?
Dos cosas: cerrar el sistema autonómico y recuperar las competencias de educación y cultura. Es demencial que en una parte de España se eduque en el odio a España. Estas competencias deberían ser sometidas a criterios de excelencia, al margen de los partidos. Se trata de que España sea capaz de construir un sistema educativo nacional.

Si los alumnos de hoy apenas conocen la Historia de España, ¿cómo les convencería para que leyeran un libro sobre la Reconquista como el suyo?
Les diría que si los norteamericanos hubieran tenido una historia como la nuestra, hoy estaríamos viendo películas sobre la Reconquista a todas horas, porque realmente es una historia fascinante. El de hoy es un tiempo en el que todo lo sólido se desvanece en el aire, como decía Marx en El manifiesto comunista, es muy importante que la gente sepa qué suelo pisa, quién lo pisó antes que nosotros, cómo hemos llegado a ser lo que somos y qué hemos aportado al mundo. Somos una de las cinco grandes naciones que han construido la historia universal: Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y España. Hemos de recuperar la conciencia de eso para saber quienes somos.

Dices en el libro que la batalla de las Navas de Tolosa fue el origen de todo.
Significa el final de la Reconquista en el sentido de que se frustra la última gran invasión musulmana de occidente. Ya no habrá más y por tanto queda neutralizado el peligro musulmán y es el comienzo de todo porque los reinos cristianos se plantean su existencia y su futuro inmediato. Se abre un proceso de dos siglos largos en en el cual se va viendo que el camino de la unidad es inevitable. Todos los reinos caminaban hacia proyectos que tarde o temprano les iban a llevar a un cruce de intereses, proyectos, linajes que, como dijo Vicens Vives, eran inevitables.

¿Dónde podemos situar el origen de la nación española?
Yo daría tres comienzos. España no es una nación que se constituya de un día para otro tras una revolución. Se constituye a lo largo de la Historia a partir de una herencia romana. España junto a Italia es el único país de la romanidad que conserva su nombre latino. De tal forma que la existencia de España como unidad política singular es tan antigua como todo eso. ¿Eso es una nación en un sentido moderno? Evidentemente no. Hay otros momentos fundamentales como la unificación de los reinos de Aragón y Castilla con los Reyes Católicos cuando nace la imagen de España que nos llega hasta hoy. Y hay otro momento a partir del XIX tras la Guerra de la Independencia donde aparece la España como idea moderna de nación.

¿Cuál fue el elemento vertebrador que propició la unidad de los reinos?
Por ser una construcción histórica fue la religión. Dice un amigo mío que de todos los países de Europa, España es el único que puede presumir de ser más europeo que los demás porque ha tenido que pelear mucho tiempo para serlo. Europeidad quiere decir aquí cristiandad, era el factor de unidad, elemento de cohesión. Era lo que hacía iguales a los distintos reinos cristianos peninsulares. Todos ellos, insisto, herederos de una realidad política previa y todos comprometidos en la tarea de recuperar la unidad.

Decía Marcelino Menéndez Pelayo que el día que España deje de ser católica dejará de ser España. ¿Una reflexión tremendista o se ajusta a la realidad?
No sé si España dejaría de existir, pero lo que está claro es que si prescinde de su dimensión cristiana en términos históricos y culturales, quedaría vacía de identidad.

¿Es posible una España sin autonomías?
érika montañésemontanes / madrid ABC 21 Octubre 2013

«No hay marcha atrás» en la actual estructura descentralizada del Estado, opinan los expertos. Solo sería factible variando la Constitución y con un acuerdo mayoritario, algo «improbable». Además, sería «negativo para la convivencia» democrática

Lleva más de tres décadas instaurado y en funcionamiento. El Estado de las Autonomías atesora más de treinta años entre nosotros y sigue siendo origen de múltiples disputas, confusiones, críticas y controversias. El denominado «café para todos» primero y el reparto de la financiación autonómica ahora están en boca de políticos y ciudadanos, pero pese a la detracción que se granjea, si hay algo que tienen claro todos los expertos consultados es que «no hay marcha atrás» en la vigente estructura de la España regional. Tiene que seguir avanzando y depurar sus carencias, limar ciertas dificultades con las que se topa todavía, como opacidad, descoordinación interterritorial y complejidad en sus mecanismos de reparto -también coinciden en esto los especialistas-, mas es el sistema, aseguran, que nos faculta «la mejor convivencia» entre las sensibilidades y territorios distintos que conforman el país.

No hay vuelta a los orígenes posible ni tampoco es conveniente. Teodoro González Ballesteros, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), señala a este periódico que una España centralizada, sin autonomías, «no es posible ante la actual realidad socio-política. Para que ello fuera posible sería necesario un cambio radical en la Constitución, o un nuevo texto constitucional». A este efecto, el profesor recuerda «el sustrato ideológico-político que colorea nuestra Carta Magna, los principios constitucionales que la fundamentan, que son: que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho; que la soberanía nacional reside en el pueblo (artículo segundo); la Monarquía parlamentaria como forma política del Estado; y el Estado de las Autonomías, desarrollado después en su título VIII. Por tanto, la supresión de las autonomías exige un cambio constitucional que supondría la modificación de la vigente estructura del Estado».

Según el catedrático de la Complutense, la cuestión que ha sido problemática «reside en la deriva ocasionada por el inadecuado desarrollo legislativo del citado título VIII, y la circunstancial interpretación del mismo hecha por el Tribunal Constitucional, especialmente a través de su sentencia de 28 de junio de 2010 sobre el Estatuto de Cataluña de 2006. Causas de la manifiesta trasgresión de la letra y el espíritu de la Constitución que han dado como resultado situaciones no deseadas, tal y como se deduce del debate parlamentario que originó su redacción definitiva».
«Sociológicamente sería una regresión»

Además, González Ballesteros subraya que cabe no olvidar que «sociológicamente la supresión de las Comunidades Autónomas equivaldría a una regresión política que difícilmente aceptarían los ciudadanos».

En este sentido abunda el también catedrático del área de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), Roberto Blanco Valdés, quien considera que «no es imposible una España sin autonomías, sino altamente improbable que se pueda imaginar». Ello no obsta, completa el profesor gallego, para que, en las oleadas de opinión del CIS, «haya cada vez un mayor número de ciudadanos que se manifiestan en contra del Estado autonómico, un porcentaje que crece de manera exponencial y no es improbable tampoco que siga creciendo. Una cosa es lo que opine en esas encuestas la ciudadanía y otra que haya marcha atrás, porque la autonomías no están dispuestas a dar ese vuelco (hay una clase política, unos parlamentos potentes, un sistema asentado...) y pensar en una marcha atrás no sería posible. Tenemos el Estado descentralizado con todos sus defectos».

Continúa el profesor de la USC: «Como razón constitucional para hacerlo requeriría de una mayoría parlamentaria que pusiera en marcha ese cambio de la Carta Magna fruto del respaldo popular mayoritario. Se debería cambiar el segundo principio de autonomía y el título octavo, pero es algo tan difícil de imaginar que lo que se necesita son ajustes, retocar el mapa actual e, incluso, se podría reducir el número de autonomías, por ejemplo, integrando en otras las uniprovinciales como La Rioja. Pero hay que señalar que las autonomías están gobernadas por partidos políticos que deberían iniciar este proceso, y es muy complicado que lo hagan».
«No hay ni un país en el mundo que haya virado de descentralizado a centralista»
Blanco Valdés incide, tras la publicación de su libro «Los restos del federalismo»,en el que analiza doce Estados federales y su funcionamiento, que el nuestro, por mucha polémica que despierte, es uno de esos modelos y «no se ha producido jamás un caso de un Estado federal en el mundo que haya dado el proceso inverso, esto es, que haya pasado de un Estado descentralizado a uno centralista. Tampoco va a ocurrir en España».

El catedrático del centro compostelano considera que «no sería positiva una marcha atrás hacia un Estado centralizado. Hay que hacer ajustes, eso sí». Y detalla las ventajas de uno y otro modelo: «Es cierto que el sistema centralizado tiene una clara ventaja y es que es más barato», lo que en época de crisis es un argumento muy manido, si bien la discusión sobre su mayor eficiencia está abierta y como ventaja del Estado descentralizado remite a que «es indiscutible que en nuestro país y atendiendo siempre a los procesos históricos en que se basan estas realidades estructurales, ha permitido y permitió construir un sistema democrático» en una situación difícil y habilitó la convivencia democrática con realidades como las de Cataluña y País Vasco. «O descentralizaban o hubiera sido muy difícil integrar en el país esas sensibilidades nacionalistas. En España se da un fenómeno muy peculiar, una realidad única en el mundo, y es que hay fuerzas que traducen políticamente cada pluralidad desde finales del siglo XIX, algo que no ocurre, por ejemplo, en Italia», destaca.

En contraposición, Roberto Blanco sí alude a la necesidad de caminar y dar pasos adelante en la eficiencia del Estado, en la mayor cooperación interterritorial y en la coordinación interadministrativa, y el cierre expeditivo del choque competencial. «Es necesario -arenga este eminente catedrático-. Suceden cosas increíbles que se tienen que solventar».
Cambio en la Constitución o el Constitucional

Para González Ballesteros, «si la marcha atrás en la actual estructura del Estado se refiere a la mutación en el desarrollo actual de modelo ideológico-político en el que se asientan las Comunidades Autónomas, ello sería posible a través de dos vías: mediante el cambio en la interpretación que al respecto viene haciendo el Constitucional, lo que es difícilmente previsible; o modificando la Constitución, y conviene recordar que la Constitución de 1978 tiene el sentido cautelar propio de sus circunstancias temporales. Es la Constitución de la transición. Sus 34 años de vigencia nos dicen que hay dos asuntos, aparte de otros no menos sustantivos que pueden resolverse por sistemas alternativos, que deben ser constitucionalizados: la pertenencia de España a la UE, con la pérdida de soberanía que ello arrastra; y la concreción del Estado de las Autonomías. Por tanto, lo que ahora procede es actualizar el Estado de las Autonomías, en función a la experiencia acumulada y a la incardinación económica-política de España en Europa.

«Lo que ahora procede es actualizar el Estado de las Autonomías e incardinarlo en Europa»
La fórmula que propone este catedrático es la misma: «No hay marcha atrás, sino marcha adelante, con un nuevo acuerdo nacional de convivencia que se refleje en un pacto constitucional adecuado a las circunstancias actuales y previsibles de futuro, lo que lleva parejo una necesaria clase política cualificada y competente».

Analizando el resto de modelos de otros países (cantones suizos, regiones francesas, Länder alemanes y estados de Norteamérica, por ejemplo), el catedrático de la Universidad madrileña inquiere que «la comparación de las estructuras de Estado entre distintas naciones está bien como objetivo referencial diletante, pero es de ineficaz consecuencia. La conformación política de Alemania, Suiza o Francia, por citar ejemplos cercanos, es fruto de pasados históricos diferentes, forjados bajo circunstancias que tienen poca relación con el modelo, mayoritariamente artificial, de autonomías que en España introduce la Constitución de 1978. El modelo español debe ser el propio de sus orígenes, desarrollo y circunstancias», colige González Ballesteros.

Interpelada también María José Molina García, profesora de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Europea, señala que la propuesta de una España sin autonomías conlleva preguntarse, dice, «si queremos una nueva idea de España, decidir qué país queremos ser y entraríamos en el debate para asentar un nuevo Estado. Para impulsar una nueva identidad nacional y estatal hace falta consenso, alcanzar un pacto de futuro, unidad y voluntad política para lograrlo. Frente a la ausencia de ese acuerdo, el camino que muchos actores del sistema proponen es reformar la Constitución o los Estatutos. La confrontación tiene más carácter político y económico, no es una cuestión jurídica».

«España ha sido referente de proceso de transformación descentralizadora»
La profesora tiene claro que pese al debate abierto «en España es esencial y debido el respeto al ordenamiento jurídico en vigor». Y receta: «Si queremos aspirar a un nuevo modelo, debemos seguir trabajando y progresar desde la estructura política y la organización administrativa existentes; nuestro presente es una España con autonomías».
La vuelta de hoja es un sinsentido

No tiene sentido, aduce, replantearse si tiene vuelta de hoja la estructura del Estado cuando «España ha sido referente como proceso de transformación descentralizadora del poder político en Europa y nuestro entorno occidental». No en vano, también subraya la mella que están haciendo «la crisis y la ausencia de consenso político, al poner de manifiesto las insuficiencias y ciertos defectos del sistema territorial de España, así como la gestión del mismo». Para Molina García, «siempre existirá debate entre los partidarios de fortalecer el poder central y quienes pretenden reforzar la esfera de autonomía o independencia de las entidades integradas. Es positiva la discusión, pero siempre con respeto a las reglas del juego democrático. Es inevitable y algo consustancial a la relación entre centro y periferia».

Y zanja con que «la ordenación territorial del Estado español tal y como está configurada hoy día es aprovechable. La estructura es admisible, si bien es necesario recuperar el consenso y acomodo constitucional, purificar nuestra cultura democrática de prácticas corruptas y una visión estratégica que perfeccione nuestra gobernanza territorial». Por ello, sugiere «voluntad y diálogo social que permita superar las posturas encontradas, no consumir las energías colectivas, condicionar ampliamente la política, generar tensión social e incertidumbre respecto del futuro. De este modo, no es posible avanzar en nuestro propio desarrollo». Y remata: «No estaría de más plantear como uno de los retos colectivos más importantes una posible agenda de reformas relacionada con el funcionamiento más eficiente del Estado; mejorar la cooperación multinivel y recuperar la cohesión para lograr el mejor escenario y que esta problemática sea tratada adecuadamente».
Un debate que parte de lo nominal

En cuanto a la comparación entre modelos de Estado, para la profesora de la Europea de Madrid no resulta sencillo «determinar cuál es el sistema más justo, el modelo más plural y el que mejor garantice el futuro de la convivencia en sociedad». El aspecto nominal lleva a que en opinión de «unos seamos un Estado con textura federal, para otros, realmente un Estado federal, otros lo definen como Estado descentralizado administrativamente, otros como Estado autonómico y otros como Estado compuesto pero no federal...». Todas ellas, explica esta experta, «son acepciones para aludir a la organización territorial de un Estado que ha seguido su propia vía en función de sus propios condicionantes histórico-político-culturales. Como originales han sido también otras experiencias de Estados unitarios y Estados federales, véase la evolución de Bélgica, Reino Unido, incluso de Francia, Alemania, las referencias del federalismo clásico de EE.UU. o incluso la asimetría de Canadá». «Sea cual sea el tipo, la aspiración tiene que evolucionar, desarrollarnos más y mejor, ser económicamente sostenibles y perdurables políticamente», concluye.

Como desmantelar el tinglado autonómico
Nota del Editor 21 Octubre 2013

Esto de que los zorros pretendan cuidar el gallinero es muy ventajoso para los zorros. Arrogarse la defensa del tinglado autónómico cuando son beneficiarios del disparate, está fuera de lugar.

El tinglado autonómico es insoportable desde cualquier punto de vista y su ineficiencia es difícilmente superable (aunque tenemos profesionales de la política  capacez de empeorar aún más).

La única solución para los españoles pasa por desmantelar este tinglado, y para empezar sólo dos medidas:

Primera: derogar todas las leyes de lenguas regionales
Segunda: derogar todas las restantes leyes autonómicas.

Los enchufados y funcionarios a continuacion.

Movimiento Ciudadano
Palabras que son actos
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 21 Octubre 2013

El impulso de regeneración no es una mercancía; es un raro bien de la sociedad. Muchos son sus padres y diversa su plasmación. Pero, llegados a este punto del deterioro español, no puede quedarse en palabras. Más exactamente: no puede quedarse en palabras que no sean, a la vez, actos de regeneración. No permitir que el impulso se malogre ni que se bastardee: tal es la razón de ser de Movimiento Ciudadano, cuyo surgimiento, por extraño que resulte a los analistas del viejo paradigma, está exento de cálculo y lleno de responsabilidad.

Hemos creído necesario formular inquietudes y aspiraciones que ya están ahí, ponerlas en limpio, en clave cívica, convivencial, constitucional. Nos anima el mismo espíritu que permitió, en los mejores momentos de la Transición, superar diferencias profundas y enquistadas en pos de la libertad, del imperio de la ley, de la división de poderes, de la afirmación efectiva de nuestros derechos y libertades, de la unidad y de la solidaridad. Nos obliga la evidencia del cansancio de los materiales políticos, del ahondamiento sin respuesta de las brechas del sistema, el peligro de que las crisis económica, institucional, territorial y ética conviertan todo lo logrado en retórica hueca, en excusa para la voladura de la igualdad de los españoles ante la ley, en pasto de populismos.

Se equivocarán quienes busquen en esto móviles ocultos, jugadas estratégicas. Aquí no hay más estrategia que la libertad. Podemos, queremos y debemos amplificar la palabra y la acción de una sociedad dispuesta a tomar el mando de su destino. Queremos recordar a los ciudadanos de España que un pueblo convencido de sus valores es capaz de salir airoso de problemas peores que los nuestros. Nos constituimos en su espejo para decirles que entre todos lo vamos a hacer, que vamos a ser lo que queramos ser, que nos asiste la fuerza de la razón. No viviremos hipotecados por las renuncias, la desorientación o la incapacidad de unos políticos atrapados en sus trampas, unas veces propias del despotismo ilustrado, otras del guerracivilismo; siempre de la patrimonialización partidista del Estado.

Tres días han bastado para comprobar que este recién nacido Movimiento Ciudadano conecta con la España que sigue creyendo en sus fundamentos democráticos y se sabe en trance de enfrentar momentos críticos. No encontramos respuesta adecuada a tanto desafío en ninguna formación política presente en las Cortes. Hemos llegado para recordarles sus obligaciones, para señalar las reformas que vienen eludiendo, su tenor y su urgencia. Cuando la democracia está en problemas, lo indicado es más democracia. Cuando la Constitución se incumple, lo indicado es más Constitución. Cuando España se niega, lo indicado es más España. Muévete.

Estados Unidos
Obama es un gran farolero
Manuel Llamas Libertad Digital 21 Octubre 2013

El presidente de EEUU está de enhorabuena. Obama ha derrotado a los republicanos en la particular partida de póker político jugada en las dos últimas semanas, con la consiguiente alegría y alborozo de los amantes de la ingeniería social y el intervencionismo estatal. La rendición del Partido Republicano se materializó el pasado jueves tras acordar un plan con los demócratas para elevar temporalmente el techo de deuda pública y poner fin al cierre parcial del Gobierno federal. De este modo, Washington contará con un nuevo balón de oxígeno para seguir gastando a placer el valioso dinero de los contribuyentes, al menos hasta el próximo mes de febrero, cuando se tendrá que volver a discutir la espinosa cuestión del límite de endeudamiento.

Así pues, los republicanos –que no el Tea Party, auténtico impulsor de este pulso a la Casa Blanca– han fracasado estrepitosamente en su intento por frenar o retrasar la polémica reforma sanitaria de Obama, el proyecto estrella del presidente. El ala más liberal del partido supo aprovechar, muy certeramente, los excesos presupuestarios del Gobierno para plantear un inesperado órdago con el que tratar de tumbar el nefasto Obamacare. El plan, en principio, era muy sencillo: si Washington no daba marcha atrás a su reforma, los republicanos –que ostentan la mayoría en el Congreso– forzarían el cierre estatal (shutdown) y rechazarían elevar el límite de deuda. La idea, por tanto, consistía en colocar a Obama entre la espada y la pared, ya que éste se vería obligado a aplicar grandes recortes si no se plegaba a dichas demandas. Esta estrategia ha sido calificada por muchos como un auténtico chantaje, lo cual no deja de sorprender si se tiene en cuenta que los mecanismos de presión blandidos por la oposición no sólo son plenamente legales y legítimos sino que forman parte del ADN democrático de Estado Unidos, caracterizado por la existencia de contrapesos institucionales con el fin de limitar, con más o menos éxito, el siempre peligroso poder del Estado.

El gran error de la rama más conservadora de los republicanos, sin embargo, fue minusvalorar la capacidad de comunicación de Obama para ganar la batalla de los medios y, por tanto, de la opinión pública acusando a los republicanos de poner en riesgo la estabilidad económica no sólo de EEUU sino del mundo entero. El presidente no se arrugó, mantuvo intacto su proyecto sanitario y orientó todos sus esfuerzos a anunciar la quiebra del país más rico del planeta en caso de que los republicanos no dieran su brazo a torcer. Así pues, el póker republicano fue contestado con un repóker de ases por parte del demócrata. En términos de mus, lo de Obama ha sido un auténtico órdago a la grande. Se jugó la partida a todo o nada. De ahí, precisamente, sus veladas amenazas y sus apocalípticos augurios en caso de que no se alcanzara un acuerdo para aumentar la deuda... ¿Su mensaje? Estoy dispuesto a todo, incluso a declarar unilateralmente la bancarrota del país, con tal de no ceder un ápice en mi reforma sanitaria.

Simplemente, demencial. Deténgase un momento en la idea anterior y reflexione sobre sus implicaciones. Que el presidente de EEUU, muy posiblemente el hombre más poderoso del planeta, amenace, directamente, con impagar a los acreedores del Gobierno federal, entre ellos China –su mayor prestamista–, para no suavizar su ley estrella es un síntoma inequívoco de necedad y desvergüenza difícilmente comparable. Según sus palabras, Obama estaba dispuesto a todo, incluso a implosionar la economía global, desatando con ello la tercera guerra mundial a nivel económico, con tal de mantener intacta una reforma sanitaria. Visto desde este prisma, ¿quién era realmente el chantajista?, ¿el irresponsable político capaz de semejante barbaridad?, ¿los demócratas o los republicanos?, ¿Obama o el Tea Party?

La respuesta es evidente. La clave, sin embargo, es si tal diatriba era o no realmente creíble. ¿Hablaba en serio o iba de farol? ¿De verdad es posible que Obama declarara la suspensión de pagos de EEUU en caso de que no se hubiera elevado el techo de deuda? La respuesta es no. Una irresponsabilidad de tal calibre es, por pura lógica, muy improbable, ya que provocaría un colosal caos económico de consecuencias imprevisibles, además del suicidio político del presidente. El líder demócrata logró, sin duda, vender su mensaje al mundo (EEUU suspenderá pagos si los republicanos no ceden), demostrando así su habilidad para colar faroles, pero lo que resulta incomprensible es la ingenuidad mostrada por la mayoría republicana, a excepción de algunos miembros del Tea Party, para tragarse semejante falacia.

En realidad, más que ingenuos, los conservadores han demostrado ser unos cobardes. EEUU nunca estuvo en riesgo real de default. El mercado jamás contempló tal escenario, los inversores sabían que Obama iba de farol, ya que no elevar la deuda no implicaba en ningún caso la temida quiebra soberana. Por el contrario, tal situación (no elevar el citado límite) hubiera sido todo un éxito tanto para los republicanos como para el conjunto de los estadounidenses, ya que el Gobierno federal se habría visto obligado a recortar de forma drástica el gasto público o, como mínimo, frenar el pernicioso Obamacare.

Si los republicanos hubieran mantenido el pulso, Obama habría levantado sus cartas, descubriendo así que su anunciado repóker era, en realidad, una farolada. EEUU no suspendería pagos, el presidente habría renunciado a su dañina reforma y, por tanto, los republicanos habrían salido victoriosos e incluso reforzados de cara a las próximas elecciones. El fallo, pues, no estuvo en el Tea Party, cuya posición fue sólida y consecuente en todo momento debido a unas férreas convicciones ideológicas, sino en la cobardía de los neocon, tanto o más estatistas que los demócratas. El Partido Republicano ha hecho el ridículo y, como consecuencia, se ha abierto un profundo cisma cuya deriva, por el momento, es desconocida. Ahora sólo cabe confiar en que esta clamorosa derrota fortalezca la posición de los liberales, pues sería positivo tanto para el Partido Republicano como para el propio futuro de EEUU.

Izquierda
Sin perdón
Pedro de Tena Libertad Digital 21 Octubre 2013

El olvido no es patrimonio de los seres humanos, pero sí el perdón. El olvido es un bajonazo de la memoria que sólo ocurre con las cosas que no importan demasiado o con aquellas que por alguna razón no quieren recordarse. Precisamente aquello que nos dañó no puede olvidarse, aunque se quiera, porque necesitamos instintivamente el recuerdo de tales vivencias dolorosas para conformar nuestra experiencia y nuestra defensa. Puede, sin embargo, perdonarse, esto es, actuar como si el crimen, el agravio, el insulto o el menosprecio no hubieran sido perpetrados. Puede perdonarse a los que no sabían lo que hacían. Puede perdonarse incluso a quienes sabiendo lo que hacían llegaron a arrepentirse de corazón, sinceramente. Pero no tienen perdón ni de Dios ni de los hombres los que ni siquiera han hecho un mínimo examen de conciencia, siquiera histórica, sobre su comportamiento y sus resultados. Es el caso del comunismo español y, en general, de la izquierda española.

Sólo Besteiro y pocos más (Peces Barba tímidamente sobre el golpe de Estado de 1934) han hecho una reflexión sobre el comportamiento de la izquierda española y su "himalaya" de mentiras. No he oído ni leído nunca a González, a Guerra, a Zapatero, a Rubalcaba ni a otros una reflexión sobre el comportamiento del socialismo español desde su nacimiento hasta ahora. Tampoco he oído nunca una autocrítica sobre el radicalismo del nuevo PSOE asevillanado durante la transición. No he escuchado, por supuesto, a ningún líder del PCE, ni siquiera a Anguita, el más íntegro que he conocido, esbozar una revisión sobre su historia salvo en un chiste que me contó dando vueltas por Madrid sobre la dictadura soviética. ¿Cuántos años te han echado? Cinco. ¿Por qué? Por nada. Mentira. Por nada me encarcelaron a mí y me metieron quince años. Tampoco el anarcosindicalismo español, quitado del mapa por el marxismo, ha realizado una reflexión sonora sobre su trayectoria. Diego Abad de Santillán, que señala con el dedo al comunismo por el dolor de la Guerra Civil, no dice palabra más alta que otra sobre su ideología y sus consecuencias.

Hace unos días, el secretario general del Partido Comunista en Andalucía llamaba a dar un golpe de Estado contra Rajoy con indiferencia absoluta hacia las urnas, ni siquiera como elemento formal. 1931 fue un golpe de Estado como una catedral. 1934 fue otro. 1936 vivió varios (léase a Alcalá Zamora). Checas, incluso para la izquierda no marxista, purgas internas, pirateo de la riqueza nacional, traiciones, genocidios... Y desde 1982, una corruptela tras otra de manera creciente desde el caso de las contratas del Ayuntamiento de Madrid (denunciadas por Alonso Puerta) a los ERE sindical-socialistas o, verbigracia, las mariscadas del imputado Torrijos del PC sevillano. Y corruptelas políticas, como su apoyo a los nacionalismos catalán y vasco. Y sindicales, con las facturas falseadas, el pirateo de la formación, el uso ilegal de subvenciones destinadas a parados y el acoso a una juez. Convencidos de que son mejores que nadie y que no tienen que dar cuentas a nadie, persisten en su sueño dogmático alimentados por una derecha poco ejemplar e incapaz de hacerle frente siquiera intelectualmente. Pero esa derecha, globalmente considerada, logró, y no es poco, purgar su pasado dando vía libre a una reconciliación nacional que parte de la izquierda simuló sin creer nunca en ella. Ya saben, lo que no es de izquierdas, es malo, explotador, perverso y criminal por definición.

La democracia española, siempre anémica por falta de creyentes, decae hacia ya veremos dónde, sin que esta izquierda que sufrimos haya reconsiderado su comportamiento histórico y su responsabilidad en el sufrimiento de ese pueblo al que cree que representa por la gracia de... Marx. Pero Marx estudiaba, leía, analizaba los hechos, pensaba... Sus ya escasos sucesores ni eso. Si lo que pasa no encaja con la voluntad de sus dirigentes, peor para los hechos. De pedir perdón ni hablamos. Por eso, no tienen perdón ni falta que les hace... hasta la próxima catástrofe.

VI Congreso Internacional de la Lengua Española
El Príncipe destaca la fuerza del español para lograr un mundo más unido
En el acto de inauguración intervinieron el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y el director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua. También el escritor peruano y premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa.
Nacional |www.VOZPOPULI.com 21 Octubre 2013

El Príncipe de Asturias destacó este domingo la fuerza de la lengua como un instrumento para lograr un mundo cada vez más interconectado y unido. Don Felipe pronunció estas palabras en el brindis del almuerzo que ofreció el presidente panameño, Ricardo Martinelli, con motivo de la inauguración del VI Congreso Internacional de la Lengua Española.

El Príncipe recordó que había asistido junto con Martinelli a dos actos que en principio pueden parecer inconexos pero que, en realidad, están muy ligados. Los dos actos a los que se refirió el Príncipe fueron el homenaje a Vasco Núñez de Balboa con motivo del V Centenario del descubrimiento del Pacífico y la inauguración del Congreso de la Lengua.

Explicó que hay "una línea de fuerza" que los enlaza y señaló que Núñez de Balboa abrió una vía de comunicación global que convirtió a Panamá en tierra de encuentros y que no deja de ensancharse como lo demuestra las obras del Canal. Una obra que resaltó que hace del mundo un lugar cada vez más interconectado y unido.

"No es otra la fuerza de la lengua", precisó el Príncipe, quien aludió a la riqueza del mestizaje y destacó la importancia del Congreso Internacional de la Lengua para reafirmar el papel de Iberoamérica en el concierto mundial.

Don Felipe agradeció a Martinelli la hospitalidad de Panamá y brindó por la prosperidad de este país y por el éxito del Congreso de la Lengua.

VI Congreso Internacional de la Lengua Española
En el acto de inauguración, que se lleva a cabo en el centro de convenciones Atlapa, de esta capital, han intervenido el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y el director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua. También han participado Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano, y el escritor peruano y premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa.

El Congreso, que se realizará durante cuatro días en el Centro de Convenciones Atlapa, reúne a académicos y escritores que debatirán sobre el presente y el futuro del libro en español, la tecnología digital, la industria editorial y la educación. En la apertura del encuentro también participarán el escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado y el panameño Juan David Morgan.

La organización del VI CILE corre a cargo del Instituto Cervantes, la RAE y la Asociación de Academias Españolas, esta vez con el auspicio de Panamá como país anfitrión, que corre con todos los gastos, calculados en 3,5 millones de dólares.

Durante la actividad se analizarán en diferentes paneles los más amplios y variados temas relacionados con el libro, debatidos por expertos de la comunidad hispanohablante y representantes de la asociación de las 22 academias de la Lengua Española.

"El libro entre el Atlántico y el Pacífico"; "La industria del libro"; "Libro, lectura y educación", y "El libro entre la creación y la comunicación" son las cuatro secciones bajo las cuales se establecerán foros de discusión sobre derechos de autor y propiedad intelectual, la era digital, el papel del blog y la crítica literaria.

El Instituto Cervantes anunció que por vez primera se tendrá una "edición virtual" abierta a la participación de los congresistas, el público asistente y los internautas, en la que podrán presentar preguntas a los ponentes.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La verdadera razón del desplante de Mas
S. McCoy El Confidencial 21 Octubre 2013

No se puede pasar de puntillas por el desplante el pasado jueves de Artur Mas a la crema del empresariado catalán en el acto organizado por su patronal, Fomento del Trabajo, para conceder sus Medallas de Honor. Porque, no nos equivoquemos, cuando uno rechaza a última hora y con excusas meramente protocolarias una invitación a cualquier sitio –sea una cena, un homenaje o un baile colectivo de sardana–, no ofende al resto de los convocados –como la vicepresidenta del Gobierno y presidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría–, sino al anfitrión, en este caso todos los que con sus cuotas sostienen la organización, estuvieran presentes, hubieran sido representados o se encontraran tan panchos bebiendo cava en el sillón de su casa. A ellos ataca con su actitud y no al Gobierno central.

En el ámbito del cada vez menos delirante proyecto independentista regional –que va ganando fuerza por la vía de los hechos en Catalunya y por la ausencia de los mismos en Madrid, Rajoy de mantequilla– se trata de un feo difícilmente justificable. Puede que el fragor de la batalla haya cegado al president a la hora de valorar las consecuencias de sus acciones, pero no es tan idiota como para obviar que el futuro de una Catalunya grande y libre pasa por un apoyo, no ya del dinero foráneo –miedoso por definición en entornos de incertidumbre, al menos en el corto plazo–, sino del local; de un núcleo duro de industriales y financieros afines que permitan la supervivencia del proyecto en el minuto cero y en su fase inicial. De ahí que resulte, cuando menos, sorprendente esa actitud pública de desprecio.

O no.

El tiempo ha demostrado al líder de Convergència que, en contra de lo que podía opinar al lanzarse a esta aventura, el liderazgo de la iniciativa separatista no le va a corresponder. Los votos se le escapan entre los dedos y van a parar a una Esquerra Republicana de Catalunya, que lo único que tiene que hacer es no salirse del carril, mantener una panoplia de mensajes simples y directos y esperar a recoger los frutos de quien se ha lanzado idiotamente a agitar el árbol, renunciando a sus señas democráticas de identidad. Ante la tozudez objetiva de los datos que manan de las encuestas, al político le quedaban, tras su última debacle electoral, dos opciones: o acometer una inteligente retirada que le permitiera reconciliarse con sus bases y abordar el problema dentro del marco constitucional actual a la espera de tiempos mejores (algo que parecía factible allá por el mes de junio: "Y el banquero dijo: 'Artur, ¿tú quieres que Catalunya sea Albania?”, 13-06-2013), o lanzarse a una peligrosa huida hacia delante, más propia de quien sabe que está todo perdido y decide que es mejor morir con las botas puestas.

Artur Mas ha elegido esta última opción y está dispuesto, aun siendo sucedáneo, a mejorar la receta original de ERC, esa que viene recogida en la declaración ideológica que está colgada en la página web de la formación liderada por Oriol Junqueras y que se entretiene a lo largo de 32 páginas en definir lo que entiende por cada una de las tres palabras que componen su denominación. Una relación de principios en vigor actualizada en 1993 y que en la parte que hace referencia a su conceptuación como Izquierda defiende, entre otros apartados como el referido a la ‘organización democrática del trabajo’, al Estado del bienestar como instrumento de redistribución de la riqueza con sus lógicas consecuencias en términos de nacionalización, fiscalización e imposición. Para todos aquellos que reciben la propuesta segregacionista de este partido con los brazos abiertos, debería tratarse de una lectura obligada, no vaya a ser que los dioses les castiguen finalmente con sus deseos.

Es evidente que el president, con algo más de mundo a las espaldas, está en las antípodas de ese planteamiento económico. Pero su apuesta es desesperada y ¿quién se atreve a afirmar que no hay que circunscribir a ese ámbito –al capital con el metal– su negativa a participar en el evento de hace cuatro días? De hecho, tal y como publica Marcos Lamelas hoy en El Confidencial, parece que el Gobierno de la Generalitat ha decidido renunciar a mayores ajustes para corregir los desmanes financieros propiciados durante el infausto Tripartito por los mismos que ahora defienden un estado propio, a cambio de ejercer una mayor presión impositiva sobre una sociedad cada vez más polarizada. El proyecto nacionalista así lo exige, no vaya a ser que la gente se deje llevar por el sentimiento pero termine votando con el bolsillo. En el horizonte, recaudar 2.000 millones de euros, 335.000 millones de esas pesetas que pueden volver a circular entre sus ‘fronteras’.

No es difícil adivinar, al calor del ideario antes citado, quiénes van a ser los damnificados de esa nueva ola tributaria. Quedan pocos con posibles y, en buena parte, coinciden con los que localmente generan riqueza. Lo mismo es que Mas no asistió al acto con los empresarios por vergüenza torera ante el palo que estaba planeando meter a los allí reunidos. Me extrañaría. Torera es un adjetivo non grato en Catalunya y su vergüenza hace tiempo que está en busca y captura después del agitado vaivén intelectual en estos doce meses con tan escaso rédito tanto personal como para la formación que lidera. Pero podría ser. Al fin y a la postre, avisado del jardín en que se metía estaba (“Artur, ¿tú quieres que esto sea como Albania?”). Aun así, ha entrado en él a pecho descubierto. De la mano de esos amigos y buscándose los enemigos entre quienes le deben sostener financieramente, tardará poco en ser cadáver político. Se admiten apuestas.

Buena semana a todos.

Así va España
De dulce
Emilio Campmany Libertad Digital 21 Octubre 2013

Ya lo dicen los periódicos. El país está de dulce. En 2014, qué digo en 2014, en este mismísimo 2013, saldremos de la crisis. Los ingresos del Estado se van a incrementar. La prima de riesgo se desploma. La recesión se termina. Las cuentas se sanean. El sistema financiero regulariza sus balances. Los índices económicos se disparan. Las renovables despiertan la envidia de todo el Occidente desarrollado. Nos cae encima la bendición de un banquero como Jaime Botín que nos hace la caridad de regularizar tropecientos millones que mantenía ocultos al fisco. Eso sí que es arrimar el hombro. Me pregunto qué haríamos sus pobres compatriotas sin su generosidad. Total, que ya lo dice su hermano Emilio, que vamos como un tiro y que el dinero acude a España como las moscas a la miel.

Artur Mas, que podría tener asustado a alguno, en realidad amenaza de boquilla. Va derecho al precipicio y lo de Cataluña quedará en agua de borrajas, que por eso Rajoy, que es muy listo y sabe lo que se lleva entre manos, no hace nada y está sentado a ver cómo el convergente se estrella.

Además, ya se ve que la infanta no recibe trato de favor, pues es sabido que, en España, todos nos desgravamos, bajo la tolerante supervisión de Hacienda, los safaris que hacemos. Avisar a los etarras para que escapen de una operación policial montada contra ellos no es colaboración con organización terrorista si se hace por el buen fin del proceso de paz. Al fin, la ETA deja de matar y qué menos que poner algunos etarras en la calle. Hoy, el Tribunal de Estrasburgo, que Dios lo bendiga, nos dará la excusa para sacar a los que todavía están encarcelados. La división de poderes funciona en España, como todos los días demuestran los tribunales con sus estrictas sentencias, inasequibles a las influencias políticas y privadas de consideraciones prácticas.

Sindicatos y partidos tienen sus cuentas claras como un arroyo de montaña, limpias como el jaspe. En el PP sólo hay un gran corrupto, Bárcenas, que, para salvarse, trata de inculpar a todo el mundo, cuando es público y notorio que fue él el único que aceptó sobres mientras todos los demás guardaban una conducta ejemplar. En el PSOE han sufrido el saqueo de cuatro golfos que, defraudando la buena fe de sus jefes, abusaron de las leyes laborales para saquear las arcas de la Junta de Andalucía. Ahora, Susana Díaz combate la corrupción con más ahínco que nadie. Mientras, todos sabemos que, en general, los políticos administran el dinero público con enfermiza tacañería y espartana austeridad.

Así que, por si alguien no lo sabía, el país está de dulce y los que se quejan lo hacen por vicio, por inconformidad, por maldad o, lo que es peor, por oscuros e inconfesables intereses. Yo, no obstante, por si esta gloriosa realidad no fuera del todo cierta, me apunto a lo de Vidal-Quadras, aunque sólo sea por darme el gustazo de votar a alguien que me gusta como piensa.

España / Doctrina Parot
El PSOE prometió a ETA la derogación de la «doctrina Parot»
López Guerra siempre ha sido un hombre próximo al PSOE, que llegó a incluirlo en las listas de Madrid.
J. M. Zuloaga. La Razón 21 Octubre 2013

Que el PSOE nunca ha dejado de negociar, con mayor o menor intensidad, con ETA, aun cuando estaba en la oposición, en una clara traición al Pacto Antiterrorista firmado con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, es algo que nadie niega, porque actas y otro tipo de documentos así lo acreditan. Ni siquiera dejaron de hacerlo después del atentado contra uno de los aparcamientos de la Terminal 4 de Barajas, en diciembre del 2006.

Después, vino la supuesta «ruptura» y, cuando convino a las partes, la apertura de un nuevo «proceso», en el que, entre otras cosas, se les prometió a los terroristas la legalización de su brazo político (lo que se cumplió fielmente: Bildu, Amaiur y Sortu); medidas a favor de la excarcelación o acercamiento de los presos, y que se haría lo posible, según fuentes conocedoras del asunto, para lograr la derogación de la llamada «doctrina Parot», sobre la que se pronunciará el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en una sentencia que será conocida hoy.

En uno de los documentos que manejaban los negociadores del «proceso», al que ha tenido acceso LA RAZÓN, titulado «Cronograma» para establecer las distintas fases del mismo, se contemplaba, entre otras cosas que junto a «una declaración de ETA por un compromiso por la paz y desmilitarización» (que realizó ahora hace dos años), se producirían, entre otras cosas, «cambios en Política penitenciaria-Parot».

Pero la historia, en lo que se refiere a la «doctrina Parot», empieza hace ahora siete años. El Gobierno socialista negociaba con ETA en Oslo y las cosas no iban demasiado bien.

El 26 de septiembre de 2006, se incorpora a los contactos por primera vez, el que los pistoleros, según el acta redactada por ETA, denominan «GO4» (representante del Gobierno número cuatro) que, según fuentes antiterroristas, era José Manuel Gómez Benítez, catedrático de Derecho Penal y que dos años después sería nombrado, a propuesta del PSOE, miembro del Consejo General del Poder Judicial.

Según el acta, manifestó lo siguiente sobre la «doctrina Parot»: «Esperamos que el Tribunal Constitucional la declare inconstitucional. En este sentido, ya estamos hablando con los componentes del mismo». Toda una declaración de intenciones, que no se pudo cumplir, algo que enfureció a los terroristas con las consecuencias de todos conocidas: además del atentado contra la T-4, con dos personas muertas, los asesinatos que siguieron después de la ruptura temporal y «formal» de las negociaciones.

La promesa, sin embargo, quedaba encima de la mesa y estaba por medio el gran mentor de las negociaciones con ETA, Alfredo Pérez Rubalcaba. Como ministro del Interior, ordenó una dura política antiterrorista («habrá más de 200 detenciones», y las hubo, bastantes más), hasta que consideró que ya había «derrotado militarmente» a los pistoleros y se aprestó a iniciar el nuevo «proceso», más con fines electoralistas que otra cosa. Como intenta ahora, pretendía que Rajoy no contara con mayoría absoluta para gobernar. El «proceso» quedó abortado al ganar los comicios generales el PP por esa mayoría que el líder del PSOE trataba de evitar entonces gracias al «gran éxito» de haber logrado el fin de la banda . Nadie se lo creyó entonces, nadie se lo cree ahora.

Pérez Rubalcaba, al que nadie puede negar su tremenda habilidad como político y negociador, había previsto, según las citadas fuentes, además del de la presión sobre el Tribunal Constitucional (que no se pronunció y validó la «doctrina Parot» hasta marzo de 2012, ya con el PP en el poder), otros movimientos. Para ello, se echó mano de otro catedrático, en este caso de Derecho Constitucional, Luis López Guerra, que había sido secretario de Estado de Justicia entre 2004 y 2007, año en el que cesó para cubrir la vacante que dejaba un magistrado español en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. En concreto, López Guerra fue elegido juez del Tribunal en octubre de ese año, de entre los tres nombres propuestos por el Ejecutivo, y empezó a ejercer como tal en febrero de 2008. Que la «doctrina Parot» se presentara ante esta instancia judicial era cuestión de tiempo.

Llegado el momento, cuando hubo que fallar sobre el recurso que la etarra Inés del Río Prada presentó contra la aplicación de la «doctrina Parot», López Guerra que, como español, es conocedor del fenómeno de ETA en su conjunto, fue uno de los que formó parte del tribunal y votó a favor de la derogación y de dar la razón a la pistolera del «comando Madrid». Como firmantes del fallo, hecho público en julio de 2012, aparecen otros magistrados, a los que, al menos sobre el papel, hay que suponer un menor conocimiento del problema del terrorismo etarra, ya que procedían de Andorra, Rumanía, Armenia, Georgia, Eslovaquia y Holanda.

En el caso de que mañana el fallo de la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo sea favorable a Inés del Río, la promesa realizada en Oslo, en septiembre de 2006 (y reiterada durante el último «proceso»), se habrá cumplido. Las víctimas del terrorismo ya han subrayado lo terrible que sería una decisión en este sentido. Como dijo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al conocerse la sentencia que había contado con el voto favorable de López Guerra: «Demuestra, como mínimo, una falta de sensibilidad absolutamente lamentable, y me quedo ahí, porque puede haber algún miembro del tribunal que podía haber advertido». López Guerra ha sido también diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de 1996 a 2001 y, anteriormente, vicepresidente del Constitucional entre 1992 y 1995.

España
El TEDH tumba la «doctrina Parot»
F. Velasco. La Razón 21 Octubre 2013

El tribunal europeo de Derechos Humanos ha confirmado que España violó los derechos de la etarra Inés del Río al aplicarse la «doctrina Parot» cuando tenia fijada ya una fecha de excarcelación. Esto supondrá la inmediata excarcelación de mas de medio centenar de etarras.

La decisión ha sido adoptada por 15 votos a favor y dos en contra.

La Gran Sala del TEDH ha confirmado en su sentencia firme de este lunes, dada a conocer en lectura pública por su presidente, el luxemburgués Dean Spielmann, que España ha violado los artículos 7 y 5.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que respectivamente establecen que "no hay pena sin ley" que la avale y "el derecho a la libertad y la seguridad" en el caso de la etarra y le he instado a liberarla "a la mayor brevedad" y le obliga a indemnizarla con 30.000 euros por daños morales en un plazo de tres meses, tal y como dictó su Tercera Sección en su sentencia del 10 de julio de 2012. También obliga a España a pagarla 1.500 euros en concepto de costas judiciales.

La decisión supone la derogación de esta doctrina, introducida en 2006 por el Tribunal Supremo y que establece que las redenciones de pena deben aplicarse sobre el total de las condenas impuestas y no sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años. De este modo se evitó que numerosos etarras o delincuentes graves quedasen en libertad mucho antes de agotar su condena.

En concreto, según los datos que maneja el Ministerio del Interior, son 53 etarras los que se encuentran en la misma situación que Inés del Río y cuya estancia en prisión se debe únicamente a la aplicación de la 'Doctrina Parot'. Además la izquierda abertzale maneja los nombres de al menos una veintena de terroristas más a los que se les aplicaría la misma norma jurídica en los próximos años.

UNO O DOS AÑOS POR CADA MUERTE
De los 53 etarras que podrían salir libres si derogan la 'Doctrina Parot', nueve han cumplido sólo uno o dos años de cárcel por cada asesinato y hay 44 con delitos de sangre que suman un total de 239 asesinatos, según los datos recogidos por Europa Press.

En este grupo destacan Domingo Troitiño con 22 asesinatos en su 'curriculum' criminal entre atentados con resultado de muerte y asesinatos directos. Por estos crímenes ha cumplido 26 años de cárcel, apenas un año y un mes por cada asesinato. Por su parte, el etarra Juan Carlos Arruti Azpitarte cuenta con 24 asesinatos por los que lleva 24 años en prisión. En su caso la media sale a un año exacto por cada vida. También hay miembros de los GRAPO, de los GAL o violadores y otros delincuentes graves.

Fue el pasado mes de marzo cuando la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo acogió la vista sobre el 'caso Inés del Río'. España estuvo representada por la Abogacía del Estado Isaac Salama, quien se preguntó ante los 17 jueces del tribunal si "¿es igual un asesinato que 132?".

En primer momento se barajó que la sentencia pudiese conocerse en el mes de julio, posteriormente se vaticinó un veredicto para el mes de septiembre, pero finalmente se producirá en octubre, un retraso que fuentes conocedoras del funcionamiento de este tribunal entienden como una prueba de la falta de acuerdo, lo que iría en contra de los intereses del Gobierno.

España / Doctrina Parot
Dos años de política acertada frente a una farsa
J. M. Zuloaga. La Razón 21 Octubre 2013

El llamado «proceso», del que se cumplen ahora dos años, que tuvo como punto culminante la declaración de ETA de que cesaba definitivamente sus actividades, anunciada en el marco de la Conferencia Internacional de San Sebastián, a la que asistieron los tres mentores del también fracasado plan de paz irlandés (un nuevo IRA, unión de varias facciones, ha retomado el terrorismo), no fue otra cosa que una farsa de la que se pretendían beneficiar y, algunos lo han conseguido en parte, los pistoleros y algunos políticos.

Se acercaban las elecciones generales del 20-N, que el Partido Popular iba a ganar por mayoría absoluta, según todas las encuestas que quedaron confirmadas, y había que evitar esa victoria bajo la máxima de la izquierda española, que con tanto entusiasmo apoyan los partidos nacionalistas, de que la derecha no puede gobernar en España.

Era necesario, por lo tanto, un golpe de efecto, algo que pudiera entusiasmar a la opinión pública, hasta el punto de conceder a sus gestores el beneficio de los votos. Y no se les ocurrió otra cosa a socialistas y nacionalistas, aprovechando la debilidad operativa de ETA (que en poco tiempo habría quedado definitivamente vencida por la vía policial) que abrir una nueva negociación con la banda y su entramado. Se trataba, por duro que pueda parecer, un cambio de cromos: tu anuncias el final de los atentados (que no de otras cosas) y nosotros te damos la legalización de tu brazo político, además de otros asuntos relativos a los presos. La llegada de Rajoy al poder evitó que se cumplieran. Por si había alguna duda, el hoy presidente del Gobierno se desvinculó, en el mismo discurso de la sesión de investidura, de cualquier compromiso que otros pudieran haber alcanzado con los terroristas.

Los planes que sigue en la actualidad Alfredo Pérez Rubalcaba de todos contra el PP, incluidos los proetarras de Amaiur, eran los que se pretendía poner en marcha hace dos años. Que Rajoy ganara las elecciones, pero que no pudiera formar gobierno. La estrategia les salió mal porque no contaron con la inmensa sabiduría que, al final, tiene el votante español. Lo cierto es que dejaron como herencia un panorama «endiablado», que el Partido Popular, a través del Ministerio del Interior, ha sabido manejar con autoridad e inteligencia.

En estos dos años, porque a ETA la engañaron y le dijeron que Mariano Rajoy estaba al tanto de todo lo que se estaba cociendo en el «proceso», ETA ha exigido lo que considera que es suyo. No se conforma con la legalización de su brazo político y pretende negociar con el Gobierno la excarcelación de sus presos y la salida de las Fuerzas de Seguridad y de los Ejércitos del País Vasco y Navarra a cambio de un supuesto desarme, que verificarían personas designadas por los terroristas en otro capítulo de la farsa.

Durante este periodo de tiempo, los terroristas no han estado quietos. Basta con leer los informes que los representantes de la Fiscalía francesa han hecho en los últimos juicios contra etarras para comprobar que, a diferencia de lo que algunos nos quieren hacer creer en España, la banda se mantiene activa, incorpora a nuevos miembros a su entramado, roba coches, falsifica documentos y sus miembros van por ahí armados, con las pistolas y revólveres que, casualmente, sustrajeron cuando negociaban con el Gobierno socialista en 2006-2007. Otros prefieren hablar de que puede haber «escisiones». Si llegaran a producirse, que nadie se engañe, serán los mismos perros, con distintos collares y responderá a una decisión táctica y no a la realidad.

Comunicado tras comunicado, ETA ha exigido la negociación con el Gobierno bajo las exigencias antes citadas y, por lo que se deduce del último comunicado hecho público por su colectivo de presos (el EPPK, por sus siglas en euskera), mantiene un control sobre la mayoría de los reclusos. Por si había alguna duda, el referido comunicado terminaba de la siguiente manera: «Los presos vascos al País Vasco;amnistía total; autodeterminación; lo conseguiremos». No soluciones personales conforme a la legislación vigente, perdón a las víctimas, no: amnistía total y punto.

«No hay término medio. Los estados están a un lado, y el País Vasco al otro. Más que obstaculizar el camino tenemos que abrirlo. Continuaremos sin desistir luchando a favor de los derechos que nos corresponden a los presos políticos vascos y al País Vasco, abriendo caminos para compartir la lectura de la situación, obstáculos y oportunidades, pasos y actividades. EPPK está en ello», decía también la proclama.

Esto es lo que piensan los presos, pero lo que dice la banda, también su último comunicado, no es menos claro, a la vez que inquietante. Tras olvidarse olímpicamente de los mediadores internacionales, esos que iban a avalar el desarme, reivindicaba su historia criminal y la decisión de guardar armas y explosivos en su poder. Mantenía, una vez más, el esquema de bilateralidad para una negociación con los gobiernos de España y Francia.

Un análisis fácil, pero falso, vendría a concluir que estamos donde estábamos por culpa de la cerrazón de las dos partes que se tienen que sentar a dialogar y que el asunto está en tablas. Como repiten en estos días los del PNV. No es cierto.

La legalización del brazo político de ETA y su presencia en las localidades del País Vasco y Navarra nos ha devuelto a tiempos que los ciudadanos de bien creían olvidados, dada la política antiterrorista que el Gobierno socialista desarrolló tras la ruptura de las negociaciones de 2006-2007. Era, como ha quedado demostrado, sólo un paréntesis.

Firmeza del Gobierno
La firmeza del Gobierno de Mariano Rajoy, ejecutada a través del ministro Jorge Fernández Díaz, con especial mención a la última operación contra Herrira y el intento de montar de nuevo el entramado alegal de la banda, ha evitado males mayores. Pero son miles de ciudadanos que se sienten españoles o incluso nacionalistas moderados los que tienen que sufrir todos los días la presencia de «bildutarras». Cabe preguntarse que habrán pensado muchos militantes socialistas vascos al ver retratado al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con el dirigente de Amaiur, Mikel Errekondo, en el Congreso de los Diputados. Es, como me comentaba hace unos días una persona en San Sebastián, el «mundo al revés»: lo que ocurre es que queda claro quiénes están cada día más en la parte de arriba y quiénes en la de abajo.

En lo que no se puede caer, como insisten expertos antiterroristas, es en que estamos ante la historia interminable, que sólo puede acabar en empate o victoria de los terroristas. Se les puede ganar, como demuestran las operaciones que se han realizado a lo largo de estos dos últimos años, pero es necesario corregir los errores cometidos por algunos, no por el bien de España, sino con fines electoralistas inconfesables. La citada operación contra Herrira, a cuyos miembros se les ha imputado integración en banda terrorista, es un importante paso, al que deben seguir otros con las organizaciones del entramado hoy legalizadas.

La experiencia de estos dos años demuestra que ETA lo quiere todo, y, mal que le pese a Bildu, Amaiur y Sortu, bajo su absoluto control. En el último comunicado les indicaban hasta lo que tenían que hacer en el Parlamento vasco y qué líneas no podían traspasar. La Política antiterrorista que sigue el Gobierno de Mariano Rajoy es la correcta. A ETA le está costando entenderlo, hasta el punto de que ya hace llegar a algunos presos y militantes de su entramado el mensaje de que «hay que esperar a que gobiernen los socialistas», como han revelado a LA RAZÓN las citadas fuentes.

El PSOE colocó en el Tribunal de Estrasburgo al juez López Guerra tras pactar con ETA derogar la «Parot»
J. M. Zuloaga. La Razón 21 Octubre 2013

Que el PSOE nunca ha dejado de negociar, con mayor o menor intensidad, con ETA, aun cuando estaba en la oposición, en una clara traición al Pacto Antiterrorista firmado con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, es algo que nadie niega, porque actas y otro tipo de documentos así lo acreditan. Ni siquiera dejaron de hacerlo después del atentado contra uno de los aparcamientos de la Terminal 4 de Barajas, en diciembre del 2006.

Después, vino la supuesta «ruptura» y, cuando convino a las partes, la apertura de un nuevo «proceso», en el que, entre otras cosas, se les prometió a los terroristas la legalización de su brazo político (lo que se cumplió fielmente: Bildu, Amaiur y Sortu); medidas a favor de la excarcelación o acercamiento de los presos, y que se haría lo posible, según fuentes conocedoras del asunto, para lograr la derogación de la llamada «doctrina Parot», sobre la que se pronunciará el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en una sentencia que será conocida hoy.

En uno de los documentos que manejaban los negociadores del «proceso», al que ha tenido acceso LA RAZÓN, titulado «Cronograma» para establecer las distintas fases del mismo, se contemplaba, entre otras cosas que junto a «una declaración de ETA por un compromiso por la paz y desmilitarización» (que realizó ahora hace dos años), se producirían, entre otras cosas, «cambios en Política penitenciaria-Parot».

Pero la historia, en lo que se refiere a la «doctrina Parot», empieza hace ahora siete años. El Gobierno socialista negociaba con ETA en Oslo y las cosas no iban demasiado bien.

El 26 de septiembre de 2006, se incorpora a los contactos por primera vez, el que los pistoleros, según el acta redactada por ETA, denominan «GO4» (representante del Gobierno número cuatro) que, según fuentes antiterroristas, era José Manuel Gómez Benítez, catedrático de Derecho Penal y que dos años después sería nombrado, a propuesta del PSOE, miembro del Consejo General del Poder Judicial.

Según el acta, manifestó lo siguiente sobre la «doctrina Parot»: «Esperamos que el Tribunal Constitucional la declare inconstitucional. En este sentido, ya estamos hablando con los componentes del mismo». Toda una declaración de intenciones, que no se pudo cumplir, algo que enfureció a los terroristas con las consecuencias de todos conocidas: además del atentado contra la T-4, con dos personas muertas, los asesinatos que siguieron después de la ruptura temporal y «formal» de las negociaciones.

La promesa, sin embargo, quedaba encima de la mesa y estaba por medio el gran mentor de las negociaciones con ETA, Alfredo Pérez Rubalcaba. Como ministro del Interior, ordenó una dura política antiterrorista («habrá más de 200 detenciones», y las hubo, bastantes más), hasta que consideró que ya había «derrotado militarmente» a los pistoleros y se aprestó a iniciar el nuevo «proceso», más con fines electoralistas que otra cosa. Como intenta ahora, pretendía que Rajoy no contara con mayoría absoluta para gobernar. El «proceso» quedó abortado al ganar los comicios generales el PP por esa mayoría que el líder del PSOE trataba de evitar entonces gracias al «gran éxito» de haber logrado el fin de la banda . Nadie se lo creyó entonces, nadie se lo cree ahora.

Pérez Rubalcaba, al que nadie puede negar su tremenda habilidad como político y negociador, había previsto, según las citadas fuentes, además del de la presión sobre el Tribunal Constitucional (que no se pronunció y validó la «doctrina Parot» hasta marzo de 2012, ya con el PP en el poder), otros movimientos. Para ello, se echó mano de otro catedrático, en este caso de Derecho Constitucional, Luis López Guerra, que había sido secretario de Estado de Justicia entre 2004 y 2007, año en el que cesó para cubrir la vacante que dejaba un magistrado español en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. En concreto, López Guerra fue elegido juez del Tribunal en octubre de ese año, de entre los tres nombres propuestos por el Ejecutivo, y empezó a ejercer como tal en febrero de 2008. Que la «doctrina Parot» se presentara ante esta instancia judicial era cuestión de tiempo.

Llegado el momento, cuando hubo que fallar sobre el recurso que la etarra Inés del Río Prada presentó contra la aplicación de la «doctrina Parot», López Guerra que, como español, es conocedor del fenómeno de ETA en su conjunto, fue uno de los que formó parte del tribunal y votó a favor de la derogación y de dar la razón a la pistolera del «comando Madrid». Como firmantes del fallo, hecho público en julio de 2012, aparecen otros magistrados, a los que, al menos sobre el papel, hay que suponer un menor conocimiento del problema del terrorismo etarra, ya que procedían de Andorra, Rumanía, Armenia, Georgia, Eslovaquia y Holanda.

En el caso de que mañana el fallo de la Gran Sala del Tribunal de Estrasburgo sea favorable a Inés del Río, la promesa realizada en Oslo, en septiembre de 2006 (y reiterada durante el último «proceso»), se habrá cumplido. Las víctimas del terrorismo ya han subrayado lo terrible que sería una decisión en este sentido. Como dijo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, al conocerse la sentencia que había contado con el voto favorable de López Guerra: «Demuestra, como mínimo, una falta de sensibilidad absolutamente lamentable, y me quedo ahí, porque puede haber algún miembro del tribunal que podía haber advertido». López Guerra ha sido también diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de 1996 a 2001 y, anteriormente, vicepresidente del Constitucional entre 1992 y 1995.

La presidenta de la AVT sobre el fallo de la doctrina Parot: "Siento daño, dolor, sufrimiento, miedo y vergüenza"
Nacional www.vozpopuli.com 21 Octubre 2013

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, ha asegurado en su cuenta de Twitter nada más conocer el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que ha tumbado la doctrina Parot que siente "daño, dolor, sufrimiento, miedo y vergüenza", según informa Efe.

"Daño. Dolor. Sufrimiento. Miedo. Desesperanza. Vergüenza. Pena. No hay suficientes palabras para expresar lo que siento", ha escrito en Twitter Pedraza, mientras que en la cuenta de la propia asociación puede leerse que el Tribunal de los Derechos Humanos ha decidido "a favor de terroristas, violadores, criminales y asesinos".

La resolución de la gran sala del TEDH, que es definitiva y no puede ser objeto de recurso, pide -con 16 votos contra 1-, la excarcelación de la etarra Inés del Río, condenada a más de 3.000 años de cárcel por 23 asesinatos. La corte europea dice por unanimidad que España vulneró el artículo 5.1 (Derecho a la libertad y a la seguridad) y -por 15 votos contra 2- el artículo 7 (No hay pena sin ley) del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Mari Mar Blanco: "Hoy es un día triste"
La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, hermana del concejal de Ermua asesinado por ETA en 1997, ha dicho que "hoy es un día triste", tras conocer la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que anula la doctrina Parot y exige la excarcelación de la etarra Inés del Río.

En declaraciones a Efe, Mari Mar Blanco ha calificado de "varapalo" la derogación de la doctrina Parot por parte del tribunal europeo. Ha recordado que en su visita en marzo a este tribunal la Fundación Víctimas del Terrorismo ya defendió que dicha doctrina suponía permitir una condena más justa para los terroristas y sobre todo que hacía justicia a las víctimas.

"Lamentamos que la balanza del TEDH se haya inclinado más hacia la impunidad de los terroristas que a hacer justicia a las víctimas", ha concluido.

Alfonso Sánchez: «Del Río resquebrajó nuestras vidas. Que cumpla su condena»
Guardia Civil retirado, víctima de Inés del Río- Atentado República Argentina
C. S. Macías. La Razón 21 Octubre 2013

Cada día recuerda, con absoluta precisión, cada minuto del atentado que sufrió en la madrileña plaza de República Argentina. Tenía 19 años cuando la etarra que recurrió ante el Tribunal de Estrasburgo la «doctrina Parot» quiso asesinarle. No lo consiguió porque el conductor del furgón que trasladaba a 16 guardias civiles ese día se saltó el semáforo. Los reflejos y el acelerador evitaron el asesinato de los jóvenes guardias, pero no la explosión. «En el microbús no se podía respirar, el estallido de la bomba, la onda expansiva y la deflagración se comían nuestro oxígeno. Mi compañero estaba hirviendo en llamas», recuerda Alfonso Sánchez. Entonces, Inés del Río y aquel comando al que pertenecía, el «comando Madrid», «nos condenó a la doctrina Rojas Marcos, con tratamiento psiquiátrico durante más de 20 años».

Poco después del atentado, Alfonso Sánchez fue destinado a Eibar con carácter forzoso. Eran los años de plomo. En marzo de 1989, la Guardia Civil detuvo al «comando Eibar» y en la lista de sus objetivos figuraba el nombre de Alfonso. «Tenían hasta nuestras matrículas y fotografías de todos nuestros movimientos», explica. «Cada vez que asistía a un compañero muerto por un atentado revivía otra vez todo lo mío. Pero no me quedaba otra que estar allí».

El atentado que golpeó su vida ocurrió en 1985, pero no fue hasta el año 2000 cuando se juzgó a la terrorista. «Hoy todos los del "comando Madrid" están en libertad, menos ella. No pedimos nada extraordinario, sólo que cumpla su condena íntegra». «Esta tipa resquebrajó nuestras vidas. No pedimos nada raro. Si a quien trinca dinero, Hacienda lo persigue y le da el palo, con los que asesinan deberían ser también firmes y no tratarles con la exquisitez con las que se les trata, con unas comidas que ya quisieran muchos hogares pensionistas».

Para este guardia civil es «inaceptable» que España como nación vaya a asumir «una sentencia impuesta por un juez extranjero». Y es que, advierte, en Europa «parece que estos asesinos son como Robin Hood, unos libertadores de los pueblos vascos». Por ello, exige que «nuestros representantes en Europa sean firmes y no permitan algo así». Si ocurre, «que los gobiernos no olviden a Miguel Ángel Blanco, Gregorio Ordóñez, Fernando Múgica, Tomás y Valiente... compañeros de partido que fueron asesinados por los mismos etarras.

Si la «doctrina Parot» resulta derogada, Alfonso se presentará en la cárcel de Teixeira el día que salga Inés del Río, al igual que ya estuvo con miembros de la AVT en la de Murcia 2, donde estaba anteriormente la terrorista. «La estaré esperando para decirle a su cara que es una asesina y escupirla a ella o al suelo. No tiene derecho a disfrutar de la libertad, debe cumplir íntegramente su condena, que los asesinatos no le salgan por menos. Compañeros míos están enterrados por ella», cuenta. «Tribunales europeos no tienen por qué pisotear el ordenamiento jurídico español», sentencia, mientras recuerda que «cada muerto tenía su propia familia, vidas que destrozaron».

Por primera vez, el 9 de septiembre, los guardias civiles supervivientes de aquel atentado –en el que falleció un ciudadano americano que pasaba por allí– volvieron a República Argentina, con claveles verdes para recordar lo ocurrido. «A un compañero le costaba mucho mirar los semáforos, pero hasta eso ya no es igual. En aquel momento, parte de nuestra vida se quedó ahí». «Sabemos que nos quisieron matar por ser guardias civiles, porque representábamos la defensa del Estado español».


España
La doctrina Parot, ante su veredicto definitivo
La Razón 21 Octubre 2013

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo dará a conocer hoy, en lectura pública, la sentencia de su Gran Sala sobre el caso de la etarra Inés del Río y la aplicación de la doctrina 'Parot' a una condenada por hechos cometidos antes de aprobarse el Código Penal de 1995.

La decisión que adopte este tribunal internacional puede significar la derogación de esta doctrina, introducida en 2006 por el Tribunal Supremo y que establece que las redenciones de pena deben aplicarse sobre el total de las condenas impuestas y no sobre el límite máximo de cumplimiento de 30 años. De este modo se evitó que numerosos etarras o delincuentes graves quedasen en libertad mucho antes de agotar su condena.

En concreto, según los datos que maneja el Ministerio del Interior, son 53 etarras los que se encuentran en la misma situación que Inés del Río y cuya estancia en prisión se debe únicamente a la aplicación de la 'Doctrina Parot'. Además la izquierda abertzale maneja los nombres de al menos una veintena de terroristas más a los que se les aplicaría la misma norma jurídica en los próximos años.

UNO O DOS AÑOS POR CADA MUERTE
De los 53 etarras que podrían salir libres si derogan la 'Doctrina Parot', nueve han cumplido sólo uno o dos años de cárcel por cada asesinato y hay 44 con delitos de sangre que suman un total de 239 asesinatos, según los datos recogidos por Europa Press.

En este grupo destacan Domingo Troitiño con 22 asesinatos en su 'curriculum' criminal entre atentados con resultado de muerte y asesinatos directos. Por estos crímenes ha cumplido 26 años de cárcel, apenas un año y un mes por cada asesinato. Por su parte, el etarra Juan Carlos Arruti Azpitarte cuenta con 24 asesinatos por los que lleva 24 años en prisión. En su caso la media sale a un año exacto por cada vida. También hay miembros de los GRAPO, de los GAL o violadores y otros delincuentes graves.

Fue el pasado mes de marzo cuando la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo acogió la vista sobre el 'caso Inés del Río'. España estuvo representada por la Abogacía del Estado Isaac Salama, quien se preguntó ante los 17 jueces del tribunal si "¿es igual un asesinato que 132?".

En primer momento se barajó que la sentencia pudiese conocerse en el mes de julio, posteriormente se vaticinó un veredicto para el mes de septiembre, pero finalmente se producirá en octubre, un retraso que fuentes conocedoras del funcionamiento de este tribunal entienden como una prueba de la falta de acuerdo, lo que iría en contra de los intereses del Gobierno.

COMO APLICAR UNA SENTENCIA CONTRARIA A ESPAÑA
Las interpretaciones de como habría que aplicar esta sentencia ha generado numerosas reacciones en estos últimos meses, incluyendo la del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien llegó a hablar de la posibilidad de aplicar una "ingeniería jurídica" para que en el caso de que la 'Doctrina Parot' fuese derogada, retrasar la salida de los etarras de la cárcel por medios legales y de procedimiento judicial.

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, fue preguntado la semana pasada sobre el escenario que se abriría en caso de que la norma fuese derogada y afirmó que es responsabilidad de los jueces de la Audiencia Nacional la aplicación de esta sentencia del tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Añadió que la responsabilidad del Ejecutivo en este tema finalizó con la defensa del recurso ante el Tribunal y en ningún momento planteó la posibilidad de no atender el veredicto de la Gran Sala como se ha exigido desde algunos sectores. Sobre un posible rechazo a la 'Doctrina Parot', el propio Martínez admitió que se partía de "una situación complicada" recordando que lo que se decide es el recurso de una condena anterior.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha afirmado este lunes que una vez que el Tribunal de Estrasburgo se pronuncie sobre la llamada 'doctrina Parot' habrá que "examinar en cada caso concreto" los efectos que el fallo puede tener sobre los casos a los que se ha aplicado la doctrina.

Condena a España por aplicársela a la etarra Del Río
Estrasburgo tumba la 'doctrina Parot' y abre la puerta a la excarcelación de decenas de etarras
La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha confirmado la condena a España por aplicar la denominada 'doctrina Parot' a la etarra Inés del Río, que deberá ser liberada e indemnizada con 30.000 euros. La decisión podría beneficiar a otros presos como asesinos en serie, violadores, o miembros de los GAL, delincuentes con tres o más condenas.
Nacional |www.vozpopuli.com 21 Octubre 2013

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha confirmado este lunes la condena a España por aplicar la 'doctrina Parot' a la etarra Inés del Río, condenada en España a 3.828 años de prisión por un total de 24 asesinatos y atentados como el de la plaza de República Dominicana de Madrid, en el que fallecieron 12 guardias civiles.

La Gran Sala del TEDH ha confirmado en su sentencia firme de este lunes, dada a conocer en lectura pública por su presidente, el luxemburgués Dean Spielmann, que España ha violado los artículos 7 y 5.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que respectivamente establecen que "no hay pena sin ley" que la avale y "el derecho a la libertad y la seguridad" en el caso de la etarra y le he instado a liberarla "a la mayor brevedad" y le obliga a indemnizarla con 30.000 euros por daños morales en un plazo de tres meses, tal y como dictó su Tercera Sección en su sentencia del 10 de julio de 2012. También obliga a España a pagarla 1.500 euros en concepto de costas judiciales.

Siete años de historia de la doctrina Parot
En 2006 el Tribunal Supremo convirtió el fallo del recurso del etarra Henri Parot -pedía acumular en una las veintiséis penas de condena- en un nuevo criterio de aplicación de los beneficios penitenciarios. Nacía así la doctrina Parot, que siete años después pone fin en Europa otra terrorista, Inés del Río.

Una doctrina que estableció que las redenciones de penas por beneficios penitenciarios debían descontarse de cada una de las condenas impuestas, no del tiempo máximo de cumplimiento efectivo según el Código Penal por el que fuera juzgado, de tal forma que se alargaba la estancia en prisión.

La gran sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEHD) de Estrasburgo, integrada por 17 magistrados, ha rechazado el recurso de la Abogacía del Estado contra la resolución de la sección tercera de la corte europea en julio de 2012. Entonces exigió a España que la etarra, miembro del comando Madrid condenada a más de 3.000 años de prisión por 23 asesinatos, debía ser puesta en libertad porque España, con la Parot, había vulnerado dos artículos del convenio de derechos humanos.

También la corte europea ha impuesto al Estado español una multa de 30.000 euros a pagar a la terrorista por daños morales.

Y aunque el fallo de la gran sala solo dictamina sobre Inés del Río, a efectos prácticos tendrá consecuencias en todos los presos a los que se les haya aplicado esta doctrina y que Interior calcula que se trataría de 61 reclusos etarras en un principio y más de quince de delincuentes comunes.

España
Los sindicatos policiales califican la sentencia de «paso atrás en la lucha antiterrorista»
Agencias. Madrid. La Razón 21 Octubre 2013

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), recriminó hoy a los gobiernos del PP y el PSOE no haber sabido buscar alternativas en el Código Penal que sustituyeran a la llamada 'Doctrina Parot', que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó hoy tras el recurso de la etarra Inés del Río. El portavoz del SUP, José María Benito, expresó a Servimedia su "desacuerdo" con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero especialmente con el hecho de que los gobiernos españoles no hayan modificado el Código Penal para conseguir el mismo efecto que la 'Doctrina Parot'. "Ha habio tiempo más que suficiente de cambiar las cosas", subrayó, recordando que la 'Doctrina Parot' se aplica desde 2006 pero es muy anterior y refiriéndose especialmente a la propuesta de cumplir las penas en su integridad que llevaba el PP en su programa electoral.

Benito dijo que no sabe si la sentencia del Tribunal de Estrasburgo es extrapolable a todos los demás casos de etarras, más de un centenar,

a quienes se ha aplicado la 'Doctrina Parot', pero mostró su deseo de que sean los propios afectados los que tengan que recurrir individualmente. La Confederación Española de Policía (CEP) estima que la sentencia que anula la doctrina Parot y exige la excarcelación de la etarra Inés del Río Prada es "un paso atrás en la lucha antiterrorista".

El secretario general de la CEP, Ignacio López, ha dicho en declaraciones a Efe que no está conforme con la resolución pues a su juicio la doctrina Parot se ha demostrado eficaz y la única capaz de resarcir a las víctimas del terrorismo tras su dolor.

Ha comentado que "es una aberración jurídica que una persona con veinticinco asesinatos cumpla la misma pena que si hubiera cometido uno".

Ignacio López insta al Gobierno a que en breve instrumente medidas legislativas para "reconducir la situación".

Gasta 350 millones al año y sólo ingresa 70
TV3 ha recibido 1.158 millones de euros de la Generalitat en cuatro años
El Gobierno de Mas sostiene que la contribución de los medios públicos al "proceso de construcción nacional" justifica la inversión millonaria
M.A. RUIZ COLL www.lavozlibre.com 21 Octubre 2013

Barcelona.- El control de la enseñanza y una poderosa maquinaria de medios de comunicación públicos han sido durante 30 años uno de los principales instrumentos del nacionalismo para imponer sus mensajes en Cataluña y sembrar el camino hacia la independendecia.

En tan solo cuatro años, la Generalitat catalana ha financiado con 1.158 millones de euros públicos la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), que integra tanto aTV3 como a Catalunya Radio y varios canales temáticos de televisión.

Entre estos canales temáticos se encuentra Super 3, el canal infantil que el pasado 12 de septiembre emitió un reportaje con el testimonio de niños de 12 a 14 años que habían participado en la cadena humana a favor de la secesión organizada por ERC y otros coletivos. En el reportaje, los adolescentes se expresaban con frases como: "Si lo queremos tantos catalanes, al final España se rendirá y podremos tener la independencia".

Según sus cuentas anuales, el ente público de radio y televisión de la Generalitat gastó el año pasado 350 millones de euros, pero sólo ingresó 70,1 millones por publicidad y comercialización de sus producciones.

No obstante, la Generalitat cubrió este desfase económico con una "subvención" de 287 millones de euros de dinero público a fondo perdido, para mantener la actividad de su cadena de medios de comunicación que juega un papel fundamental en la difusión del mensaje nacionalista.

De hecho, el ente público acumulaba en 2010 una deuda de 1.046 millones de euros, que la Generalitat decidió asumir íntegramente para sanear su balance, según consta en el informe de la Sindicatura de Comptes, el órgano encargado de la fiscalización económica de las Administraciones catalanas.

Para garantizar su viabilidad económica, la Generalitat de Cataluña inyectó 329 millones de euros a TV3 y Catalunya Radio, y otros 317 millones al año siguiente. El Consell de Govern presidido por Artur Mas aprobó el pasado 20 de marzo una nueva aportación de 225 millones de euros para el ejercicio 2013. En total, 1.158 millones de euros en cuatro años para cubrir el desfase económico que cada año genera la radio y televisión pública.

Este desequilibrio se ha acentuado en los últimos ejercicios debido a la caída de la publicidad que sufren todos los medios de comunicación, lo que redujo en 17,8 millones de euros los ingresos de la Corporación pública en 2012. En su anteproyecto de presupuestos para el próximo año, el ente prevé que esta partida siga descendiendo en 2014 hasta los 57,8 millones de euros.

El Ejecutivo autonómico de Artur Mas señala en sus presupuestos que la continua inyección de recursos públicos en TV3 y Catalunya Radio es necesaria para que Cataluña "cuente con unos medios públicos [de comunicación] muy potentes, que constituyen uno de los símbolos más destacados por su papel fundamental en la recuperación de nuestro gobierno y en el proceso de construcción nacional de Cataluña".

UNA PLANTILLA SUPERIOR A LA DE ANTENA 3, TELECINCO Y LA SEXTA JUNTAS
Con una plantilla próxima a los 2.500 empleados (superior a la que suman Antena 3, Telecinco y La Sexta juntas), los costes de personal suponen la mayor partida de gastos de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA): supuso 122 millones de euros en 2012. El pasado verano, la dirección del ente aprobó un ERE con los sindicatos que supondrá la salida de 225 trabajadores: 205 en la televisión pública y 20 en la radio.

Capítulo aparte merece la compra de producciones y derechos de emisión, a los que TV3 destina una partida multimillonaria. En 2011 TV3 había comprado derechos para la emisión de acontecimientos deportivos hasta 2015 por importe de 69,4 millones de euros, a los cuales se sumaron el año pasado nuevos contratos que suman otros 35,5 millones de euros.
En total, en cinco años más de 100 millones de euros gastados en la compra de derechos para emitir en catalán eventos deportivos que, en muchos casos, también retransmiten otros canales nacionales de televisión.

EMISIONES DEPORTIVAS MILLONARIAS
Entre los derechos adquiridos con esta suma millonaria se encuentran la Champions League hasta la temporada 2014/2015, varios partidos de la Copa del Rey, todos los partidos que disputen los equipos catalanes en la Segunda División de la Liga, el campenato mundial de Fórmula 1 hasta 2013 y partidos de la Euroliga de baloncesto hasta la temporada 2014/2015.

A estas cifras hay que sumar la compra de derechos de emisión de otras producciones no deportivas, como películas, series y documentales. En 2011 el ente público había comprometido 78,3 millones de euros en la compra de programas para su emisión hasta el ejercicio 2017. El año pasado esta partida se incrementó en otros 49,3 millones de euros.

Las últimas cuentas auditadas de la Corporación especifican que "estos compromisos serán financiados mediante los recursos obtenidos por los ingresos publlicitarios y las transferencias recibidas de acuerdo con los Presupuestos aprobados por la Generalitat de Cataluña", que asume mediante recursos públicos el grueso de la inversión.

Todo ello para conseguir que TV3 mantenga el liderazgo de audiencia en el ámbito de Cataluña. Los distintos canales de la Corporación (incluyendo TV3, Canal 33, el informativo 3/24, Esport3 y el infantil Super3) sumaron el año pasado una audiencia media del 19,3% en su Comunidad autónoma.

Este liderazgo, que ha sido posible a una inversión pública de 1.158 millones de euros en los últimos cuatro años, convierte también a TV3 en el más eficaz instrumento de propaganda nacionalista. Hasta el punto de que Ciudadanos, la formación de Albert Rivera, ha comparado la televisión pública catalana con el "NODO" de la época franquista y ha denunciado que su línea informativa está "en manos de ERC".

Lo cierto es que TV3 ha demostrado su doble vara de medir en los últimos meses. Retransmitió en directo durante varias horas la multitudinaria "cadena humana" celebrada por grupos independentistas el pasado 11 de septiembre, y apenas dedicó unos minutos a informar sobre la concentración de la Fiesta Nacional el 12 de octubre, como ha informado 'La Voz Libre'.


Recortes de Prensa   Página Inicial