AGLI Recortes de Prensa   Domingo 3  Noviembre 2013

La trampa del diálogo con los separatistas
EDITORIAL Libertad Digital 3 Noviembre 2013

El clima de diálogo que parece haberse reestablecido entre el gobierno de España y el ejecutivo regional catalán no soluciona la grave crisis política desatada por el nacionalismo separatista. Los acercamientos informales con motivo de un acto privado –la boda de alcurnia entre los herederos de dos importantes dinastías catalanas- y los gestos de distensión representados en el parlamento por miembros del gobierno con el portavoz de CiU no van a zanjar el grave problema de fondo, pues el partido de Mas y sus socios nacionalistas continúan dispuestos a convocar una consulta que, sea cual sea el formato finalmente elegido, estará fuera de la legalidad.

Desde el gobierno se transmite el mensaje de que no autorizará el anunciado referéndum sobre la independencia de Cataluña, aunque será el Tribunal Constitucional el que deba pronunciarse al respecto frente a la negativa de Rajoy a tomar medidas ejecutivas de mayor calado. Pero si en la paralización de una disparatada consulta anticonstitucional y el correspondiente castigo a los incitadores el gobierno está mostrando una pasividad que cuestiona de raíz sus responsabilidades, la pretensión de premiar a los poderes que están en abierta rebeldía con un nuevo marco financiero aún más ventajoso del que ya disfruta Cataluña constituye un agravio intolerable que el resto de los españoles no tiene por qué asumir.

En esto consiste fundamentalmente el "canal de diálogo" que el gobierno de España pretende mantener abierto con nacionalismo "hasta las últimas consecuencias". Un diálogo destinado a contentar a una clase política catalana derrochadora y esencialmente corrupta, con el único fin de ganar tiempo hasta las próximas elecciones generales, sin que Rajoy se vea obligado a afrontar el desgaste que supondría hacer cumplir la Constitución en todo el territorio nacional.

Con un partido socialista enfangado en su grave crisis interna e incapaz de poner orden en sus propias filas contra el disparate del llamado "derecho a decidir", al Partido Popular le toca hacer frente en solitario a la mayor amenaza para el vigente régimen constitucional, pero debe hacerlo sin menoscabar la soberanía nacional ni perjudicar los intereses del resto de regiones españolas como muchos dirigentes populares ya han denunciado. Para eso obtuvo el mandato de los españoles en las urnas, no para supeditar sus propios intereses electorales a un diálogo tramposo.

Espionaje y cortinas de humo
En estos años de la crisis, Europa se ha convertido de nuevo en un hervidero político de malestar ciudadano, que trae malos recuerdos y que inquieta, con razón, a los observadores internacionales, incluidos los Estados Unidos. No es extraño, pues, que se pretenda conocer, con exactitud, cuál es el pulso de los dirigentes europeos que, demasiadas veces, dan prueba de escaso rigor.
Editorial www.vozpopuli.com 3 Noviembre 2013

No parecía de interés pronunciarse sobre el asunto de las escuchas, porque no es serio distraer a los lectores con las abundantes cortinas de humo y de señuelos que inundan a muchos medios de comunicación, pero las declaraciones del responsable de la NSA americana, corroboradas posteriormente por algunos países implicados, ponen de manifiesto el nivel de hipocresía que circula abundantemente por Europa en relación con las actividades de la inteligencia americana.

Parece claro que los servicios de inteligencia de diferentes países europeos, incluido el nuestro, han formado parte de dichas actividades y corresponderá a los gobiernos respectivos concretar su alcance, como está haciendo el gobierno norteamericano, para que la opinión pública disponga de elementos de juicio para juzgar la procedencia de su mantenimiento. Los norteamericanos ya han expresado su intención de continuar y ahora quedará por ver lo que deciden los responsables europeos, demasiado impregnados de prejuicios y de fariseísmo en relación con todo lo que demuestre colaboración y entendimiento con la potencia del otro lado del Atlántico.

Existe acuerdo sobre el hecho de que las actividades de inteligencia o espionaje forman parte del avatar de los estados, sin que se suela poner en duda su legitimidad, sobre todo cuando contribuyen a garantizar las libertades de sus ciudadanos y a defender los intereses de sus empresas.

En el caso de los Estados Unidos, que ha mantenido y acrecentado su papel de superpotencia después del final de la Guerra Fría y el desmoronamiento del bloque soviético, y que en septiembre de 2001 fue víctima del mayor ataque terrorista perpetrado en la historia contemporánea, resulta lógico pensar que sus servicios de información mantengan un alto grado de actividad, utilizando para ello el concurso de sus aliados, algunos de los cuales se han rasgado las vestiduras apresuradamente y ahora han quedado en entredicho ante sus opiniones públicas, por no haber practicado el ejercicio de explicación y de trasparencia que sí ha realizado la potencia americana desde que surgieron las primeras revelaciones.

Necesitados de EE UU
Los árboles y las anécdotas han impedido en Europa ver el bosque de la realidad, que no es otra, que los gobiernos europeos, mal que les pese, están obligados a atender los requerimientos de información y de colaboración de Norteamérica que es la que históricamente ha prestado grandes servicios a la causa de la libertad en nuestro Continente. Basta recordar su papel en las dos guerras mundiales del siglo XX y, recientemente, su activismo en la finalización de la Guerra de los Balcanes que los europeos nos mostramos incapaces de resolver.

Son realidades incontestables que deberían obligar a tratar lo acontecido con mayor racionalidad y, desde luego, concediendo el beneficio de la duda a quienes tanto han hecho para defendernos de nuestros propios demonios y carencias democráticas.

En estos años de la crisis, Europa se ha convertido de nuevo en un hervidero político de malestar ciudadano, que trae malos recuerdos y que inquieta, con razón, a los observadores internacionales, incluidos los Estados Unidos. A éste propósito, no está de más recordar que el presidente Obama tuvo que enviar en dos ocasiones a su Secretario del Tesoro a reuniones del Eurogrupo, para urgir acuerdos y medidas, que evitaran el colapso de las finanzas mundiales.

Tregua financiera
Probablemente, sin ello no hubiera sido posible llegar a la tregua financiera que tantas alabanzas viene suscitando y de la que, por ejemplo, nos hemos beneficiado los españoles. Aun así, seguimos cogidos con alfileres y resulta difícil predecir qué terminará sucediendo en el Continente. No es extraño, pues, que se pretenda conocer, con exactitud, cuál es el pulso de los dirigentes europeos que, demasiadas veces, dan prueba de escaso rigor.

No significa lo expresado que el periódico comparta de forma dogmática el proceder de los servicios de inteligencia, americanos o no. Probablemente, como en cualquier actividad pública, habrá vicios y corruptelas, que requerirán corrección. Y esa es la labor de los gobernantes, sin alharacas y prejuicios innecesarios. En ese sentido esperamos las explicaciones, pero no somos tan frívolos como para sugerir rupturas ni abandonos de alianzas que siguen siendo necesarias para mantener la libertad. A Vozpópuli no le duelen prendas por ello.

La España de las tres erres: Rey, Rajoy y Rubalcaba
Tres hombres dominados por una misma pulsión de Poder, que mutuamente se apoyan y sostienen, porque se necesitan, y por eso se habla de esa “operación tijera” según la cual se trata de meter en vía muerta los grandes escándalos que a cada parte competen y acongojan: el caso Urdangarín; el escandalo Bárcenas & Gürtel, y el asunto del Faisán más los ERES andaluces.
Jesús Cacho www.vozpopuli.com 3 Noviembre 2013

Había apostado fuerte y había perdido. Alfredo Pérez Rubalcaba, 62, se lo había jugado todo en el XXXV Congreso del PSOE en favor de la candidatura de José Bono a la secretaría general. Pero el 22 de julio de 2000 un sorprendente Rodriguez Zapatero se convirtió en Madrid en nuevo líder del partido por apenas 9 votos de margen, gracias al apoyo del PSC. Y don Alfredo se quedó colgado de la brocha, en tierra de nadie, después de haberlo sido casi todo en los Gobiernos de Felipe González. Otro hombre en su lugar se hubiera ido a casa. Rubalcaba (APR) se fue a hacer pasillo frente al despacho del nuevo líder, a quien asediaba todos los días a llamadas para que le recibiera en Ferraz. Quería sencillamente hacerse perdonar. Y un día de primeros de septiembre se encontró con un viejo amigo a quien abrió su corazón de par en par. Tan afectado le vio el colega que le invitó a cenar. Alfredo era un hombre destrozado por la conducta altanera de un Zapatero que no se le ponía al teléfono. Tenía que hacerle pagar su apoyo a Bono. Y llegó un momento en que, harto de oír lamentos, el amigo explotó tal que así:

-Pero, hombre, Alfredo, ¿y por qué no le mandas a freír espárragos de una vez? Tú ya lo has sido todo en política, no eres un don nadie, tienes tu carrera, chico, regresa a la universidad, vuelve a tus clases y mándale a tomar por saco; él se lo pierde…

-Ya, Fulano, eso está muy bien, pero no me jodas, ¿qué voy a hacer yo en la Complutense a estas alturas? ¿Montar una conspiración para hacerme con el Decanato…?

La anécdota, real como la vida misma, refleja la eterna pulsión por el poder de un hombre que, como tantos que abrevaron en esa efímera gloria, no sabe vivir sin la adrenalina de la política, no concibe su vida lejos del Poder. Rubalcaba podría haberse ido también a casa tras su derrota en las generales de noviembre de 2011 (el peor resultado obtenido por el PSOE en democracia). Lo que hizo fue presentar su candidatura a la secretaría general, cargo que logró derrotando a Carme Chacón el 4 de febrero de 2012. Siempre listo, tuvo la habilidad de presentarse como un hombre puente capaz de mantener unido al partido tras la derrota y de garantizar la transición desde el PSOE de ZP a un partido de nuevo cuño. Engañó a todos. O a casi todos. Hoy pocos dudan que don Alfredo está firmemente decidido a encabezar el cartel electoral del PSOE a las generales de 2015, abrazado al sueño imposible de la presidencia de un Gobierno pentapartito formado por una ensalada de siglas en la que sólo faltaría el PP.

Alfredo era un hombre destrozado por la conducta altanera de un Zapatero que no se le ponía al teléfono
También Mariano Rajoy estuvo a punto de irse a casa tras perder las elecciones de marzo de 2008. El ala dura del partido se lanzó a la yugular de un hombre sin carisma que había consumido 4 años en su despacho de la calle Génova tocando la lira. El fuego amigo se encargó de esparcir la tesis según la cual “había terminado el ciclo del aznarismo y del sucesor designado a dedo por Aznar”. El gallego impasible, sin embargo, convocó congreso en Valencia y se hizo reelegir presidente en junio del mismo año. El desastre Zapatero, engullido por el estallido de una burbuja que le explotó en plena cara sin enterarse, sirvió a Mariano la presidencia del Gobierno en bandeja de plata.

El partido que lo sostiene es hoy una olla a presión que solo la cómoda mayoría absoluta de que dispone evita que explote, entre otras cosas porque la tarea a la que se ha enfrentado este Ejecutivo rebasa con mucho las capacidades de un político a quien parece aburrirle el cargo, un hombre que, a diferencia de APR, no parece disfrutar con el ejercicio del Poder, un experto en procrastinar decisiones, una especie de perro del hortelano que ni hace ni deja hacer. España necesitaba un Churchill, o en todo caso una Thatcher, y se ha topado con un Heath. A los mil problemas de estos casi dos años de taimado ejercicio del poder (tímido e incompleto ajuste, con subida de impuestos directos como hito descollante), hay que añadir un envite de la importancia del desafío catalán, ante el que el presidente no sabe si sube, baja o reposa en pleno descansillo. Para completar el cuadro, Moncloa está a punto de enajenarse el afecto del ala más dura del partido, la que se aferra a la derrota final de

ETA sin condiciones ni concesiones.
El resultado es un PP convertido otra vez en una jaula de grillos en la que se respira el mismo ambiente de división y conspiración existente en los prolegómenos del Congreso de Valencia y en las semanas que le siguieron. Con José María Aznar como gran poder fáctico conspirando en la sombra, el inevitable desgaste producido por la acción de Gobierno se ha visto reflejado en la intención de voto, algo que tiene de los nervios a mucho notable popular. Las espadas están en alto de cara a las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo de 2014, una prueba que se presenta como un test no sólo para el Gobierno, sino para el propio Rajoy dentro del frágil equilibrio de fuerzas existente en el partido.

Forzar un Congreso para sustituir a Rajoy al frente del PP
“Si en las europeas sufrimos un buen correctivo, el varapalo que muchos tememos, por ejemplo perder la mitad o casi de los 23 eurodiputados que ahora tenemos, entonces habrá lío, entonces el partido volverá a abrirse en canal con el liderazgo de Mariano de nuevo en el punto de mira”. Porque en esa tesitura serían los mandos intermedios –además de los barones- la clase media del partido, toda esa legión de alcaldes y diputados autonómicos que viven del cargo los que empezarían a ponerse nerviosos imaginando sus puestos en peligro en las municipales y autonómicas de mayo de 2015, y ahí se armaría Troya. La presión estaría dirigida a forzar la convocatoria de un Congreso para elegir un nuevo liderazgo capaz de mitigar el impacto negativo esperado de esas municipales y autonómicas.

La tarea a la que se ha enfrentado este Ejecutivo rebasa las capacidades de Rajoy, a quien parece aburrirle el cargo
Es seguro que, llevado del ronzal a ese Congreso, Rajoy volvería a presentar su candidatura. La clave estaría entonces en la formación de una oferta alternativa a la secretaría general. El rumor de tambores es intenso, cierto, pero el valor es escaso. Una cosa es largar en privado contra Mariano y otra atreverse a encabezar una alternativa a un Presidente que gobierna con mayoría absoluta. Quienes desde la derecha abjuran del gallego han emprendido ya su propio camino, caso de Alejo Vidal-Cuadras, dispuestos a no perder más tiempo en intrigas palaciegas. Los pesos pesados, sin embargo, siguen emboscados y parece difícil que, por mucha que sea la indignación que les embarga, se atrevan a enseñar la patita: unos por problemas de salud y otros de bolsillo, es decir, porque están ganando demasiado dinero como para ponerse a pensar ahora en libros de caballerías. Rajoy, en cualquier caso, cuenta a su favor con la baza de la eventual recuperación económica. Si a lo largo de 2014 se confirmaran los signos que apuntan a una salida de la crisis, el Gobierno podría presentarse a finales de 2015 con un crecimiento del PIB cercano al 2% y con creación de empleo neto, lo que se traduciría en un cambio radical de expectativas para una población tan castigada como la española.

“Rajoy podría volver a ganar en 2015 pero por incomparecencia del contrario”, sostiene con ironía una fuente del PSOE. Y es que la posición de APR es infinitamente más delicada que la de Rajoy, básicamente porque, lejos del poder, no hay alpiste que repartir. “Lo peor que le pasa a Alfredo es que el partido le ha perdido el respeto”. Nuestro químico de guardia ha demostrado ser lo que siempre se sospechó de él: que es un fiel escudero, un buen número dos, pero nunca será un número uno. El campeón de la intriga, el perfecto Fouché (el “genio tenebroso” que dijo Zweig), el hombre ideal para el trabajo tras las bambalinas. Su pasión por el poder es tan fuerte, sin embargo, que parece decidido a resistir cual náufrago aferrado al palo mayor del “no hay otro mejor” en el partido, con tal de llegar a las generales como cabeza de cártel. “Su estrategia consiste en inventarse diariamente tretas del más diverso estilo para mantener entretenidos a unos y a otros, que si la Conferencia Política por aquí, que si la “modernización del partido” por allá, que si el “modelo de país” por acullá… Se trata de ganar tiempo y que nadie se fije en él. Pero el problema es él, lógicamente, y de eso se ha dado cuenta ya todo el PSOE”.

Rubalcaba a punto de perder a su guardia de corps
Su posición es tan débil, que todos sus esfuerzos se orientan ahora a impedir la dispersión de su núcleo de confianza, empezando por Elena Valenciano, decidida a encabezar las listas socialistas a las europeas, 6.200 euros netos al mes más dietas y complementos durante 5 años, y malo sería que no repitiera otros 5 siendo cabeza de lista. La huida de Valenciano y de varios más evidenciaría de tal forma la soledad de Alfredo, que le sería difícil aguantar al frente del partido. Lo mismo puede ocurrirle si en las europeas, el PSOE, el lugar de sacar partido del desgaste del PP, recibiera su propio correctivo. En ese caso al cántabro no le quedaría más remedio que convocar primarias e irse a casa. Los barones socialistas pretenden salir de la Conferencia Política del 9 y 10 de noviembre con fecha fija para esas primarias: posiblemente febrero o, en el peor de los casos, inmediatamente después de las europeas.

La posición de Rubalcaba es infinitamente más delicada que la de Rajoy: lejos del poder, no hay alpiste que repartir
Todo se lo van a jugar, pues, ambos líderes en la ruleta rusa de los 12 meses que separan las europeas de las autonómicas y municipales. Curiosa, a la par que alarmante, la situación de debilidad de los capos de los dos grandes partidos, fuertemente contestados en el seno de ambas formaciones como reflejo, tal vez metáfora, de la propia debilidad de la nación española en esta hora de crisis múltiple. Para muchos resultó una revelación ver primero a Rajoy, después a Rubalcaba, desfilando hace escasas semanas por la clínica Quirón para acudir a rendir pleitesía a Su Majestad –lo volverán a hacer dentro de otras cuantas-, un hombre que en el final de su trayectoria encarna mejor que nadie el agotamiento de un sistema que no ha sabido, porque no ha querido, renovarse, decididos sus grandes beneficiarios –empezando por los amos del dinero- a exprimir a conciencia la teta de la vaca hasta el final. He ahí tres hombres encarnando la decadencia de un régimen, Rey, Rajoy y Rubalcaba, la España de las tres erres, tres políticos corroídos por las termitas de una incontenible pérdida, casi una hemorragia, de prestigio.

Tres hombres dominados por una misma pulsión de Poder, que mutuamente se apoyan y sostienen, porque se necesitan, y porque eso es así se habla de esa “operación tijera” según la cual se trata de meter en vía muerta los grandes escándalos que a cada parte competen y acongojan: el caso Urdangarín; el escandalo Bárcenas & Gürtel, y el asunto del Faisán –ya resuelto- más los ERES andaluces. Se trata de poner sordina y evitar que encalle el galeón “La Española” en los bajíos del social unrest. Los tres han encontrado en Cataluña su prueba de fuego, su Gólgota. Rubalcaba ha dejado en esa gatera las plumas que le quedaban, al oficializar la desaparición del PSOE en aquella Comunidad por culpa de un PSC ganado para la causa nacionalista; el presidente del Gobierno juega la carta de su famoso “manejo de los tiempos”, decidido a guardar silencio hasta que el conflicto se asome al abismo, en la confianza de que en ese punto el nacionalismo de derechas de CiU se espante y se separe de ERC, y el Rey, en fin, dicen que “muy preocupado”, ha convertido el desafío secesionista en su gran argumento contra la abdicación: “imposible dejar al Príncipe el manejo de un asunto de tanta responsabilidad y enjundia”. Rey, Rajoy, Rubalcaba, con estos bueyes hay que arar.

Rajoy vuelve a avalar a la banca
Juan Laborda www.vozpopuli.com 3 Noviembre 2013

La actual crisis sistémica está poniendo de manifiesto la farsa en la que han convertido algunas democracias occidentales, cuyos gobernantes actúan al dictado de las mismas élites financieras y económicas que la generaron. Estas élites, en última instancia, quieren recuperar sus tasas de ganancia a costa de los ciudadanos, a base de los sacrificios del resto de empresarios y trabajadores, y de espaldas a las aspiraciones de la mayoría de la población. Quieren imponer, en definitiva, un decrecimiento real de las condiciones de vida para mantener sus privilegios.

Nuestra querida España es un ejemplo de ello, se ha convertido en una muestra de Totalitarismo Invertido, término introducido en 2003 por Sheldon Wolin, profesor emérito de filosofía política de la Universidad de Princeton. El totalitarismo invertido es el momento político en el que el poder corporativo se despoja finalmente de su identificación como fenómeno puramente económico y se transforma en una coparticipación globalizadora con el Estado. Mientras que las corporaciones se vuelven más políticas, el Estado se orienta cada vez más hacia el mercado. España, en su actual deriva, es un excelente ejemplo de ello. La antidemocracia, y el dominio de la élite son elementos básicos del totalitarismo invertido.

Rajoy avala 60.000 millones más a la banca
La última barrabasada del ejecutivo del PP, como ejemplo de Totalitarismo Invertido, es avalar de nuevo por al menos 60.000 millones más a la banca para suavizar los criterios de fijación de capital de Basilea III. Desde el estallido de la crisis una de las estrategias que más utilizaron las entidades financieras españolas para suavizar su deteriorada situación económica, especialmente aquellos bancos en teoría más solventes, fueron los llamados activos fiscales.

Los activos fiscales en sí son derechos de cobro sobre Hacienda: si en vez de obtener ganancias el banco registra pérdidas, entonces la legislación española les permite, como a cualquier otra empresa, que apunte esa cantidad para que pueda pagar menos impuestos cuando obtenga ganancias en un futuro. Todas las entidades financieras españolas poseen una importante cantidad de activos fiscales ya que todas han registrado pérdidas durante estos últimos años. El truco que han utilizado para que parezca que les va bien y que obtienen ganancias es contabilizar estas pérdidas en una cuenta aparte. De esa manera podían computar como recursos propios los llamados activos fiscales diferidos. Además, despejando las pérdidas hacia otra cuenta, en la cuenta oficial han podido presentar beneficios con el objetivo de no perder la confianza de clientes, depositantes, accionistas y otros agentes interesados. En definitiva se trata de un truco contable para maquillar las pérdidas.

La emergencia surge porque Basilea III considera que el cobro futuro es incierto y podría no materializarse si el banco se liquida o es incapaz de generar los beneficios suficientes como para recuperar el importe reconocido, y por lo tanto va a dejar de considerar dichos activos fiscales como activos de buena calidad. El problema es que si estos activos fiscales diferidos ya no les van a servir a las entidades financieras para mostrar una posición económica sólida, tendrán que encontrar sustitutos y eso es imposible. Y es aquí donde el gobierno de Rajoy, duro con los débiles, dócil con los poderosos, sale de nuevo en defensa de una sistema bancario patrio insolvente.

El ministerio de Hacienda y Banco de España tienen prácticamente lista una norma fiscal que permita suavizar el impacto de Basilea III y los efectos que supone no poder computar como recursos propios los llamados activos fiscales diferidos. Para ello, el gobierno otorgaría una nueva ventaja fiscal a la banca para que esos activos sí computen como capital gracias a un aval del Estado transformando esos activos fiscales en créditos fiscales.

Hacienda asume la existencia de los créditos fiscales y si el banco quiebra se hace responsable y los reconocerá a los acreedores como capital que es. En definitiva, el Estado asumirá el aval del activo fiscal. De completarse, será un nuevo expolio a la ciudadanía que sobretodo beneficiará a los grandes bancos, esos que nos dicen obtener miles de millones de beneficios pero cuya realidad es otra. Ahora entenderán ustedes por que estas élites reclaman al Gobierno cuentas públicas saneadas a base de recortes en todas las prestaciones sociales. Hay que abrir hueco para lo suyo.

La antidemocracia se ha apoderado de España
Pero la actuación de las élites político-financieras a través de sus brazos mediáticos es mucho más sutil. La antidemocracia se ha apoderado definitivamente de nuestro país. Es una fórmula que funciona de manera indirecta. Se alienta a los ciudadanos a desconfiar de su gobierno y de los políticos - en realidad se trata auténticos zoquetes al servicio de estas élites-; a concentrarse en sus propios intereses; a quejarse de los impuestos; a cambiar el compromiso activo por gratificaciones simbólicas de patriotismo. Sobre todo, se promueve la despolitización envolviendo a la sociedad en una atmósfera de temor colectivo y de impotencia individual: miedo a la pérdida de puestos de trabajo, incertidumbre de los planes de jubilación, gastos en educación y sanidad en ascenso.

Socialmente las consecuencias son demoledoras. El totalitarismo invertido, en última instancia, explota a los pobres, reduciendo o debilitando los programas de salud y los servicios sociales, reglamentando la educación masiva para una fuerza de trabajo insegura, amenazada por la importación de trabajadores de bajos salarios.

Debemos denunciar de manera clara y rotunda como las élites financieras y su brazos político-mediáticos se han convertido en la nueva clase aristocrática. Hoy más que nunca es necesaria una reconstrucción del poder político soberano y democrático donde los gobiernos salidos de las urnas protejan en última instancia a la ciudadanía de las agresiones sistemáticas que estas élites ejercen sobre la sociedad mediante la acumulación y concentración de poder económico.

Cataluña, el PSOE y el PSC: sopa de ganso
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 3 Noviembre 2013

Ibarretxe, presidente vasco entre 1999 y 2009, fue un político sectario e iluminado que creyó, como ahora Mas, que podría llevar a su comunidad a la independencia.

Para conseguirlo logró aprobar en el Parlamento de Vitoria, primero una supuesta reforma estatutaria y, luego, una ley para convocar un referendo de autodeterminación.

Como era de esperar, todo aquel delirio acabó en agua de borrajas: la reforma rechazada por la inmensa mayoría del Congreso (313 votos en contra, 29 a favor) y la ley anulada por el Tribunal Constitucional.

¿Cuál fue el secreto? Muy sencillo: la gran unidad política del PSOE y el PP. He releído estos días el debate sobre la reforma estatutaria vasca (que era en realidad una voladura de la Constitución y el Estatuto) que tuvo lugar en el Congreso en el 2005, debate en el que tanto Rajoy (entonces líder de la oposición) como Rubalcaba (portavoz socialista a la sazón) trabaron dos espléndidos discursos poniendo de vuelta y media la pretensión del nacionalismo vasco, por ilegal y enloquecida. Merece la pena recordar cómo justificó Rubalcaba su rechazo a la iniciativa nacionalista: «Porque se trata de una imposición, de una imposición hacia los vascos que no se sienten nacionalistas; se trata, en última instancia, de una imposición de una parte de la sociedad vasca sobre otra y, por eso, va a dificultar la convivencia entre los vascos. Se lo diré de otra manera, vamos a decir que no porque para los socialistas antes que la nación está la democracia».

Eso proclamó entonces Rubalcaba, haciendo lo que todo el mundo (lo votase o no) esperaba del Partido Socialista.
¿Por qué ese partido ha cambiado de forma radical frente a las pretensiones de Artur Mas, tan ilegales y enloquecidas como las de Ibarretxe, aunque mucho menos respetuosas que las del vasco con las formas democráticas?

Pues porque mientras los socialistas vascos estaban con la Constitución y la unidad de España, los socialistas catalanes se mueven en un formidable laberinto de oportunismo, confusión interna y cobardía que no solo los ha convertido en un partido casi marginal en Cataluña sino que amenaza con hacer la crisis interna del PSOE irresoluble.


Digámoslo, por tanto, sin tapujos: pudimos superar el ultimátum de Ibarretxe (de quien ya solo se acuerdan en su casa) por la unidad de acción del PSOE y el PP, mientras tenemos graves problemas para hacer frente al de Artur Mas porque el PSC ha hecho imposible esa unidad, dando lugar a un increíble desatino: que sobre el tema más importante de la política española en los 35 últimos años los socialistas españoles tengan dos posturas contrapuestas. Por eso la gente le ha perdido el respeto a Rubalcaba. Porque dice lo mismo que decía Groucho Marx: «Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros».

El PSOE amenaza con esquilmarnos.
Vicente A. C. M Periodista Digital 3 Noviembre 2013

No sé si me da más miedo Montoro o Rubalcaba. Lo malo de uno es que están ya en el poder y nos están esquilmando hasta el tuétano y acabando con la case media. Lo malo del otro es que aspira a retornar al poder ya amenaza con esquilmarnos hasta matar el ahorro y la inversión. Porque ?quién se va a atrever a ahorrar en este país donde se penaliza y criminaliza el ahorro? Ya sabemos que la doctrina socialista es la del endeudamiento, el despilfarro al por mayor en subvenciones y gastos insostenibles. Y todo a costa del contribuyente.

No hace mucho que el PSOE, por medio de su mínimo representante Rubalcaba, anunció su decálogo de actuaciones cuando llegue al poder, cosa que intentará"como sea" alcanzar en las próximas elecciones generales tras la más que segura debacle de Rajoy y el PP. Entre las medidas coactivas del ahorro y siguiendo la tesis de los comunistas de que los que ahorran no contribuyen al progreso del país, no llegan a entender que es precisamente ese ahorro en forma de cartillas, imposiciones a plazo fijo y planes de pensiones, lo que sustenta una parte muy sustancial de la banca española. Porque si siguen gravándolo, lo único que logrará es que ese dinero desparezca o huya fuera de su avaricioso control. Y eso seguro que ocurrirá antes de que establezcan el "corralito" o las quitas que se proponen desde Bruselas.

Estamos ante un afán desmedido de recaudación para seguir manteniendo a todos estos parásitos de las administraciones públicas,sindicatos, patronal y partidos políticos. Ha llegado el momento de acabar con un sistema corrupto y corruptor amparado en una inexistente, aunque politizada, Justicia y en la hipócrita actitud de una monarquía obsoleta salpicada igualmente por la corrupción. Pocas son las voces que se atreven a denunciarlo y a exigir un drástico cambio. Pocos son los que se atreven a plantear alternativas serias y creíbles por una sociedad apocada y sumisa incapaz de quitarse semejante yugo.

Pero basta con que una de esas voces logre hacer llegar su mensaje claro y alto a la sociedad españoa para que esta despierte y tenga fuerzas para echar a los parásitos y establecer un nuevo orden social que exija responsabilidades y haga verdadera Justicia con quienes han estado expoliandonos. La pregunta es si está la  sociedad española preparada para oir ese mensaje. Personalmente tengo muchas dudas al respecto.

¿Quiénes son los pirómanos?
Isidro Carpio cronicaglobal.com 3 Noviembre 2013

Posiblemente este titular os lleve a pensar que vais a leer un artículo sobre los incendios forestales que cada año en época estival asolan España, contribuyendo a la desertización de nuestro país, en particular y a la degradación del medioambiente en general. La verdad es que el tema por sí solo daría no para escribir un artículo, sino libros enteros.

Mi preocupación en estos momentos, de la que os quiero hacer particípes es otra, el título correcto podría ser "¿Quiénes son los pirómanos que día tras día queman a nuestra sociedad?". Perdonadme esta licencia.

Ahora resulta que vivimos engañados desde hace treinta y cinco años, y somos tan torpes que no nos habíamos dado cuenta. Ha sido necesario el exabrupto de unos cuantos iluminados, el que nos ha despertado de nuestra inconsciencia. Gracias por despertarnos.

Ahora resulta que vivimos engañados desde hace treinta y cinco años, y somos tan torpes que no nos habíamos dado cuenta

Reconocer que efectivamente nos hemos equivocado, tal es así, que hemos hecho una transición política ejemplar para todo el mundo, menos para nosotros, hemos pasado de una dictadura a una democracia sin conflictos armados, hemos conseguido un Estado descentralizado administrativamente y políticamente, que ha colmado los anhelos ancestrales hasta de los que nunca fueron independientes, ni tuvieron reinados y siempre pagaron parias para su supervivencia.

Además, hemos conseguido acabar con le aislamiento internacional, con nuestra entrada en la Comunidad Europea, hemos conseguido modernizar un país de "castañuelas y pandereta", o de pa amb tomàquet i sardanes, porque tan cultura es una como la otra, y tener un Estado del bienestar a la altura de los países mas modernos de Europa. En definitiva habíamos conseguido ser un país respetado en los foros internacionales, no digo yo del esplendor de la época del Siglo de Oro, pero si muy, pero que muy aceptable. Pues bien nos hemos equivocado.

Las políticas que nos permitieron vivir, con orgullo de haber conseguido un lugar en el mundo, hoy se vuelven odiosas para aquellos que se han convertido en funcionarios, traicionando sus principios de vocación de servicio a la ciudadanía, en meros instrumentos de las oligarquías financieras.

Se vuelven odiosas para aquellos que han sido desleales en la gestión de la cosa pública, para aquellos que se financiaron ilegalmente, para aquellos que se creyeron que Cataluña o España era su cortijo particular y los ciudadanos que no eran de su estirpe eran meros vasallos y no ciudadanos.

Nos equivocamos, hoy estoy seguro, al crear un Estado de las Autonomías, con más competencias que cualquier Estado federal, sin que se garantizara la lealtad constitucional

Nos equivocamos, hoy estoy seguro, al crear un Estado de las Autonomías, con más competencias que cualquier Estado federal, sin que se garantizara la lealtad constitucional. Fue sin duda un exceso. Por ello ese frankenstein que acabábamos de crear se vuelve contra la integridad de España, aunque la indisoluble unidad la pusiéramos en la Constitución.

El hecho de ceder las políticas de enseñanza a las CCAA se ha demostrado un error, tanto desde el punto de vista de la calidad, tanto en que instrumento de adoctrinamiento, generando la desafección de la que hoy se nos llena la boca.

Al igual que pasa con la enseñanza, podríamos hablar de la sanidad, que se ha utilizado, como plataforma para la creación de negocios privados, en contra de lo público, generando desigualdades sociales.

Así podríamos ir desgranando muchas de las transferencias realizadas, ya no digamos de aquellas que no estaban previstas en el texto constitucional, que hoy se utilizan como ejemplo para dar cobertura "política" a pretensiones inconstitucionales como es "el derecho de autodeterminación", cuyos efectos y consecuencias ya los estamos padeciendo con la ruptura de la sociedad civil en Cataluña.

Espero que a estas altura de vuestra lectura no os quepa la más mínima duda de quiénes son los pirómanos, incluidos también, por qué no decirlo, "los bomberos", figuras o figurones, dentro de los distintos poderes, que desde sus atalayas contemplan el incendio, provocado también por su desdén en hacer cumplir las leyes, ya que su papel de garantes del imperio de la ley ha sido sometido al poder político, y se limitan como Nerón a ver como arde Roma.

Casualidades de la vida, el gran incendio de Roma empezó un 18 de julio del año 64. Pagaron con su vida los cristianos, hoy serían los parados y los más desfavorecidos. Nerón, aprovechando la coyuntura, levantó un templo de oro. Hoy, sin duda, los que levantan este templo son los poderes económicos y financieros.

No cabe la menor duda, la Constitución debe de ser modificada, pero no para dar cabida a la desintegración de España, sino para garantizar los avances sociales conseguidos, que ahora nos expropian. Para que nadie que se someta a los poderes financieros pueda cambiarla en una noche, usurpando al pueblo su derecho de referendo. Para que ni jacobinos, ni iluminados jueguen al monopoly con sus preceptos.

LO QUE NO SE VE
El lado oscuro de Rosa Díez, la otra cara de UPyD y su mano de hierro
Miguel Ángel Orellana El Semanal Digital 3 Noviembre 2013

Critica la perpetuación en los cargos, aunque ella misma no es desde luego una recién llegada a la política. Califica su partido como distinto. La formación magenta desde dentro.

Dimisiones, bajada en las afiliaciones, rencor hacia aliados potenciales como Rivera, perpetuación en el cargo, desmanes hacia Savater y disensiones silenciadas. Es la otra cara de UPyD, que Rosa Díez dirige con mano de hierro, ha quedado en evidencia en su II Congreso Nacional.

Díez fue reelegida este sábado con el 92,8% del respaldo de la militancia, un apoyo casi 15 puntos más holgado que el que consiguió hace cuatro años. Al frente de la candidatura a la que se ha presentado en solitario, logró 1.210 votos a favor, mientras que hubo 86 votos en blanco y siete nulos.

Hace cuatro años, en el congreso fundacional, Rosa Díez logró el 78,24% del respaldo de los afiliados, pero en aquella ocasión sí tuvo una candidatura rival con la que medir sus fuerzas, la que encabezaba Valia Merino al frente de una lista crítica que cosechó casi el 20% de la militancia.

De esta manera, Rosa Díez se consolida al frente de un partido que ella califica de "distinto".
Y tal vez lo sea, pero no en cuanto al culto al líder ni en la profesionalización del mando: aunque ella misma critica la perpetuación en los cargos y la transformación de la actividad política en un oficio remunerado, lo cierto es que no hay ejemplo más longevo de permanencia en política que el suyo: si cumple los dos cuatrienios que le quedan por delante, habrá cubierto casi cuatro décadas en distintos puestos políticos, más que ninguno de sus homólogos en ningún partido.

No es la única paradoja magenta, aunque la balsa de aceite interna que reflejan las votaciones congresuales y el funcionamiento rutinario del partido lo disimulan a la perfección: ni siquiera hay contestación pública a la ruptura de un Gobierno en Asturias ni a la sensación de que, allá donde UPyD decide un gobierno, a los tres días se produce una ruptura de la estabilidad. Argumentada y quizá razonable, pero en todo caso abonada a la zozobra. La otra realidad de UPyD, que este diario reconstruye con testimonios de militantes de la organización y la documentación interna del partido, sugiere algunos males y tendencias que, a medio plazo, pueden cambiar la imagen algo infantil de partido sin fisuras y lleno de voluntarios desprendidos que la propia Díez proyecta y sus seguidores repiten en
cualquier lugar de España.

Bajada de militancia
En 2011 UPyD tenía 6.634 militantes; en septiembre de este año la cifra ha bajado a 6.165. Aún más, desde su eclosión en 2009, la formación apenas ha subido en 191 afiliados. La maquinaria interna añade a esta estadística las de simpatizantes para hinchar el resultado, pero lo cierto es el cómputo global refleja un parón, cuando no una cuesta abajo en este epígrafe. A muchos delegados les inquieta el fenómeno, que Rosa Díez resolvió con una reflexión pública en pleno Congreso ciertamente llamativa ante quienes le preguntaron preocupados: así UPyD, dijo, se libraba de tener en su fila a "indeseables".

Sin aplauso para Savater
Fernando Savater dijo en voz alta lo que bastantes delegados y simpatizantes de UPyD piensan a menudo: que UPyD debe acercarse a otros partidos similares, en referencia al incipiente Movimiento Ciudadano de Albert Rivera; y reclamó que los "personalismos" no debían impedir ese acercamiento. La crítica a Rosa Díez no fue nada indirecta, pero el aplauso de los reunidos fue mayúsculo y casi unánime. Sólo la aludida guardó silencio y se negó a secundar la ovación, en un gesto que evidencia su disgusto por la frase y, aún más, por su contenido: si en el pasado despreció una alianza con Rivera, ahora nada indica que eso vaya a cambiar. Incluso se comenta que el desprecio a Ciutadans llega hasta el extremo de que el departamento de comunicación magenta ´prohíbe´ a los suyos toda relación con Rivera y su entorno en las redes sociales.

Más desprecios
De lo anterior da muestra otro ejemplo sonoro que Díez reveló, sin dar nombres, pero sin dejar lugar a equívoco: el ex senador socialista por Granada Luis Salvador milita desde la semana pasada en Ciutadans, pero quiso hacerlo primero en UPyD. Descontento con el PSOE, quiso quedar a comer con Rosa Díez para, se supone, ingresar en sus filas. La respuesta de Díez no pudo ser más desabrida, tal y como ella misma desveló en público: "Yo sólo como con amigos". Pese a eso, se reunió con el conocido político del mismo origen que ella y, pese a constatar sus coincidencias, le desechó con una frase que de nuevo fue despectiva hacia Rivera sin citarle: "Por eso ha acabado en otro partido nuevo que se está creando en España".

Lista oficialista, mando férreo
UPyD presume de ser el único partido donde cualquier militante puede competir en igualdad de condiciones con sus principales dirigentes. La realidad, sin embargo, es bien distinta.

Aunque técnicamente no hay listas oficiales para componer el Consejo Político Nacional (el ´Parlamento´ interno magenta, con 110 miembros), en la práctica sí hay una que el ´aparato´ ha distribuido disimuladamente entre sus files para garantizarse hasta 82 puestos en el órgano: la estrategia choca frontalmente con la supuesta apuesta por las listas abiertas, que lo son sobre el papel pero no en el desarrollo real del partido.

Esta sensación la ahonda la existencia de una única candidatura al Consejo de Dirección, compuesta por sólo dos decenas de personas, auténtico cuartel general de las esencias del partido. NI habrá alternativa ni tampoco renovación: los mismos nombres que la formaron hace cuatro años, salvo cambios mínimos que pudieran llegar, seguirán al frente del partido, sin ningún nombre nuevo pero con una incógnita que preocupa al aparato: una escasa participación de los militantes de toda España (pueden votar sin ser delegados, desde su sede provincial) que rompa la propaganda de que, en UPyD, todos están deseando contribuir y movilizarse. De hasta qué punto esto inquieta y de cómo se recurre a viejos métodos criticados en terceros, da cuenta una anécdota muy criticada por algunos delegados: el
mailing que se ha hecho a los 6.000 afiliados para que no ´olviden´ votar…a Rosa Díez.

Dos listas
"No somos un partido búlgaro", claman los dirigentes más célebres de UPyD para desmarcarse de otros partidos de férrea disciplina donde todo está resuelto antes de votarse. Aquí también, salvo en un ámbito: hay dos listas para dirigir la Comisión de Garantías, algo así como el Tribunal Supremo de los conflictos internos de UPyD. La mera existencia de dos opciones ya ha inquietado a Díez y su guardia pretoriana, a pesar de que en ambos casos están formadas por militantes nada sospechosos de deslealtad a nadie.

Ninguna puede ser calificada de crítica, pues, pero ni eso ha sido suficiente para aminorar el recelo de los ´jefes´.
El hecho es que la segunda candidatura está formada por Mariano Palacios (concejal en Madrid), Mariano Martínez Liberali y Pilar Barriendos: si lograran imponerse a la oficial (compuesta por Carmina Madrigal, Rafael Calduch y Félix Ortix), el Consejo de Dirección (esto es, Rosa Díez), vería incumplido su declarado plan de controlar el partido de arriba abajo.

Una dimisión sonada
De cómo se maneja UPyD internamente da cuenta un hecho significativo que, sin embargo, ha pasado desapercibido: la sorprendente dimisión, sólo 15 días antes del Congreso, de Luis Gutiérrez Soto, de todos sus cargos en la Comisión Electoral y en el Consejo Político. El afectado ha guardado un escrupuloso silencio, pero su marcha es interpretada como la metáfora de todo lo descrito anteriormente: una presión extrema par que todo salga según un guión preestablecido, y la marginación o el abandono de quien, simplemente, se limite a respetar el espíritu fundacional de UPyD. Al parecer, Díez y su equipo de confianza no toleran nada bien que muchos de sus compañeros sean más devotos del concepto magenta que de quienes lo encabezan, aún a costa tal vez de los principios que decían defender.

Nacionalismo obligatorio en las aulas
Ernesto Ladrón de Guevara latribunadelpaisvasco.com/ 3 Noviembre 2013

En el anterior artículo me refería a la lengua como instrumento de poder. En este voy a centrarme en los efectos del nacionalismo obligatorio en las aulas.

El principio segundo de la Declaración Universal de los Derechos del niño dice que “el niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será EL INTERÉS SUPERIOR DE NIÑO” (Las mayúsculas son mías)

El principio quinto de dicha Convención, establece que “el niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular”.

El principio séptimo dice que “Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.” Y vuelve a insistir en que “El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.”

La Convención de 1989, suscrita por el Reino de España, en su artículo octavo establece que “los Estados partes se comprometen a respetar el derecho del niño a preservar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares de conformidad con la ley, sin INJERENCIAS ILÍCITAS” (Las mayúsculas son mías), y asegura en su apartado segundo que “cuando un niño sea privado ilegalmente de alguno de los elementos de su identidad o de todos ellos los Estados partes deberán prestar la asistencia y protección apropiadas con miras a restablecer rápidamente su identidad”

El artículo 27 de la Constitución española obliga a los poderes públicos a garantizar el “derecho a la educación”. Ese derecho implica el respetar la voluntad de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, y no es una mera escolarización, sino que obliga a potenciar las potencialidades de cada individuo, respetando su personalidad y desarrollándola, conforme a las obligaciones contraídas como signatarios de las convenciones de derechos de la infancia.

Cuando un sistema educativo tiene como finalidad el configurar la conciencia nacionalista, en lugar de preservar los derechos de cada niño a su desarrollo personal, y asume como modelo el adoctrinamiento y no la formación teniendo en cuenta la el interés superior del niño, se están conculcando gravemente las convenciones de los derechos del niño. Es el caso vasco y catalán.

Maitane Ostolaza Porqueres, una autoridad en el análisis de los nacionalismos en la educación, dice en “Educación y Cultura en el nacionalismo vasco” que “Los nacionalistas han visto en la educación el medio más idóneo para despertar a la población y dotarla de conciencia nacional” y afirma que “El nacionalismo vasco, en la medida en que pretendía trascender el ámbito político y convertirse en un partido comunidad, en su movimiento político y social de masas, con vocación totalitaria, encontró en la educación –y también en la cultura entendida como vía educadora- el principal auxiliar para ‘nacionalizar’ a la sociedad vasca.” Habría que añadir que la rama izquierdista del nacionalismo vasco, es decir el abertzalismo más radical con sus impregnaciones en partidos tradicionalmente españolistas como el PSOE o IU, ha hecho suyos los paradigmas de Krutwig, publicados en su libro “Baskonia”, según los cuales ya no será la raza el elemento caracterizador de las esencias vascas, sino la lengua, el euskera, verdadera argamasa para constituir el Estado vasco. (No olvidemos que el mapa de Krutwig, asumido por los nazis en su idea de la Europa de los pueblos, abarcaba territorios de Cantabria, Rioja, Burgos, Huesca, además de Navarra, etc.), que se entronca en el actual proyecto del complejo político de la llamada izquierda abertzale. El euskera será, por tanto, la argamasa nacionalizadora y todo el sistema educativo deberá tenerlo como lengua vehicular. Dicho proyecto se puede decir que ya ha sido alcanzado, con la pasividad de los poderes del Estado que miran para otra parte.

El PNV ha procedido de manera similar, de tal manera que en sus programas políticos repite la idea de que “El mantenimiento y consolidación de nuestra cultura e identidad como nación pasa por una Escuela Vasca que potencie nuestra lengua a través de la euskaldunización; pero, además de la lengua, la cultura vasca se plasma en una historia y una geografía propias, así como en los logros y manifestaciones de toda índole que los vascos han producido a través del devenir histórico”

De todo esto podemos concluir que el proyecto nacionalista es ilegítimo, pues conculca el supremo interés del niño, y somete a la infancia a su proyecto nacionalizador, sin tener en cuenta que la educación debe tener como sujeto y objeto exclusivos la preserva de la identidad, de la individualidad de los niños, y el desarrollo pleno de sus potencialidades, y no su manipulación y adoctrinamiento.

El aceptar que las urnas dictan el veredicto democrático al que los ciudadanos debemos ajustarnos no justifica cualquier política. Es obligado que los no nacionalistas nos sometamos a la voluntad de la mayoría de los vascos, pero no lo es que tengamos que tolerar la vulneración de derechos elementales de las personas, sobre todo cuando éstas son indefensas y manipulables.

A tal respecto considero que son cuestiones irrebatibles desde un plano jurídico y científico las siguientes:

1.- No hay paradigmas ni bases científicas para certificar que el modelo de inmersión lingüística es válido con carácter universal, sin vulnerar el derecho de una franja de población escolar a recibir la educación en función de sus capacidades y necesidades, y desarrollar al máximo sus potencialidades de crecimiento personal.

2.- El derecho a elegir por los padres está protegido por los convenios internacionales, y son ellos los que tienen el deber y el derecho a tomar las decisiones más adecuadas para los intereses de sus protegidos, sus hijos.

3.- La enseñanza en la lengua materna está recomendada por diferentes instancias internacionales de prestigio y con autoridad en el campo educativo, así como por el cuerpo doctrinal imperante en la pedagogía.

4.- Es razonable exigir a los poderes públicos que protejan esos derechos y que encarguen a la comunidad científica estudios que certifiquen con métodos convalidados el estado de la cuestión, tras más de veinticinco años de aplicación de modelos de inmersión lingüística.

5.- Que, en cualquier caso, un sistema que no está convalidado por la comunidad científica no debe ser implantado con carácter general, máxime cuando hay una cantidad importante de padres y madres que se han manifestado renuentes a que se use a sus hijos como conejillos de indias de algo que está puesto en controversia.

6.- Es exigible que se respete la división en zonas socio-lingüísticas como principio de regulación y aplicación de los modelos lingüísticos, modulando la introducción del Euskera en función del uso dominante de dicho idioma para impedir la diglosia en el sistema escolar. Y que se preserven, en razón de esos supremos derechos, los modelos lingüísticos dimanados de la Ley de Normalización del Uso del Euskera.

7.- Hay suficientes razones de peso para exigir a los poderes públicos que se garantice la educación en la lengua materna.

8.- Un sistema democrático se caracteriza por respetar la pluralidad y por amparar a las minorías.

9.- En resumen, nadie está legitimado para obligar a escolarizar a sus hijos en una lengua no ambiental que no es acorde con los códigos lingüísticos familiares de uso habitual.

¿En qué afecta esta cuestión al éxito-fracaso escolar?
Una vertiente para ver las dificultades del aprendizaje tiene relación con la Comprensión Verbal que es una aptitud mental primaria que afecta a la capacidad para comprender el significado de las palabras. En esta consideración del éxito-fracaso interviene tanto la comprensión oral como la escrita, y la comprensión de los textos escolares e interpretación de mensajes complejos de naturaleza oral. Un alumno o alumna que tenga dificultades verbales no comprende fácilmente lo que estudia y tiene que realizar un esfuerzo compensatorio continuo. Por eso el estudio le parece árido y no le resulta gratificante lo que le impele al abandono en muchos casos, salvo que tenga una resistencia a la frustración muy grande o una fuerza de voluntad bien forjada. Por ello, la inmersión lingüística no favorece el desarrollo de la comprensión verbal en la lengua en la que el sujeto activa los aprendizajes y piensa, al contrario, retarda el cómputo léxico y el bagaje interpretativo con lo que ello implica a nivel perceptivo y de comprensión de conceptos que se adquieren por vía verbal. Hasta el día de hoy no se ha realizado un estudio serio sobre la incidencia de la inmersión lingüística en la comprensión verbal en la lengua materna.

Por el contrario, muchos autores e instituciones internacionales de prestigio abundan en la necesidad de afianzar la lengua materna e incorporar otros códigos lingüísticos sobre esa estructura primaria consolidada, a fin de formar una base sólida que permita al educando aprender a aprender, y forjar una buena base de conocimientos troncales básicos.

Más de un quince por ciento de la población escolar tiene trastornos de diferente tipo y grado relacionados con el lenguaje. Si a ese quince por ciento, según los especialistas, se le impone un modelo de inmersión en otra lengua que no sea la materna se le condena a un fracaso seguro y se le impide un desarrollo acorde a sus capacidades

El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la O.N.U. en informe de septiembre de 1996 y posteriores, observaba como un motivo de especial preocupación que en Cataluña y en el País Vasco “a los niños de la minoría castellana les puede resultar difícil recibir la educación en su lengua materna”. De igual manera, y en fecha más reciente, el Informe de la Comisión contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa en enero de 1999 denunciaba las dificultades a las que, a veces, se enfrentan los niños de lengua castellana residentes en Cataluña y el País Vasco, “cuando se trata de recibir una educación en castellano en las escuelas”. Lo mismo advertía La Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América en su informe del año 2000 sobre derechos humanos en el mundo.

Es conocida la posición de la UNESCO en materia de lengua de enseñanza. La UNESCO reconoce el alto valor cognitivo y la beneficiosa influencia sobre la personalidad del niño que posee la enseñanza en lengua materna en las etapas iniciales de la enseñanza y el bilingüismo escolar, subrayando la naturaleza axiomática de la afirmación de que la lengua materna es el mejor medio para enseñar a un niño. La posición que la UNESCO sostiene desde el año 53 al respecto se resume en los principios recogidos en el reciente documento: “Educación en un mundo multilingüe” (2003).

Estos principios entran en contradicción frontal con la política lingüística anunciada para la enseñanza en el País Vasco, confirmando su carácter discriminatorio y contrario a los derechos de los niños.

Hay un principio pedagógico elemental indiscutible: que la lengua de enseñanza influye decisivamente en el rendimiento escolar de los niños; que los mejores resultados se obtienen cuando la lengua de enseñanza es la lengua materna.

Resulta paradójico que se estimulen proyectos como el de “Comunidades de aprendizaje” donde se procura la máxima implicación del entorno familiar en la institución escolar y se pongan barreras difícilmente soslayables, pues los padres no pueden incorporarse a los procesos educacionales si no conocen la lengua en la que se instruye a sus tutelados.

AUSUBEL, con la teoría del aprendizaje significativo, dio pie a la llamada enseñanza comprensiva. Es la teoría que sostiene el actual sistema educativo. Estima que la captación del significado potencial que tiene un determinado contenido científico es un proceso en el que el sujeto que aprende presta una significación subjetiva a esa significación lógica potencial que tienen los contenidos. La captación significativa por parte del sujeto está en función de la estructura mental del individuo en un momento dado, de los elementos relevantes de la misma. La cuestión es cómo se favorece la significatividad del aprendizaje en un código lingüístico que está en proceso de adquisición y que se sobrepone al código principal que es el materno.

Gimeno Sacristán, teórico que inspiró el actual sistema educativo español, dice que “Repetimos una vez más que la enseñanza se tiene que apoyar en una teoría psicológica como fundamento científico básico de partida, y además esa teoría y su desarrollo pueden encontrar un campo fecundo en el espacio científico en su realización práctica” En eso estamos. La cuestión es precisamente esa: buscar la razón psicológica que fundamente un avance en el proceso educacional, y esa razón, pasa necesariamente por el lenguaje. Por la necesidad de establecer un paradigma que posibilite el más perfecto desarrollo posible de las potencialidades de nuestros hijos y alumnos. Y eso exige un replanteamiento de ciertos procesos no fundamentados en sistemas científicos, cual es el caso de la inmersión lingüística con carácter generalizado, pues es radicalmente antinatural y no se apoya en las fuentes psicológicas sino en los apriorismos políticos.

Cuantas teorías del aprendizaje y el desarrollo analicemos nos llevan a la misma conclusión, bien sea la de Vigotski, la de Piaget, Brunet, Gage, etc. La lengua de simbolización, la que nos permite conceptualizar y establecer un código de comunicación, es la materna. Lo mismo consideran autoridades en la materia como Helmut Daller, Jim Cummings, Clare Mar-Molinero, y otros. La UNESCO lo sabe y por eso lo recomienda. En cualquier caso, nos consta que no hay algo científicamente demostrado que sostenga que la inmersión lingüística es el método apropiado, sobre todo cuando ésta contradice la realidad ambiental.

Por razones de espacio, no puedo especificar más las graves consecuencias en ciertas franjas de población escolar, y los fundamentos científicos que advierten de estos efectos.
Eso lo desarrollaré en el próximo artículo, siguiendo con esta serie.

¿Es insostenible el sistema autonómico español?
Redacción Tribuna. Madrid. latribunadelpaisvasco.com  3 Noviembre 2013

3,2 millones de funcionarios, 100.000 personas dedicadas profesionalmente a la política y 18.617 euros de deuda pública por habitante

El escritor Joaquín Javaloys acaba de publicar "El ocaso de las autonomías", un libro demoledor que se abre con una constatación tan cierta como políticamente incorrecta: "El proceso autonómico español se caracterizó por la improvisación, el desconocimiento técnico, la componenda, el cortoplacismo y la ignorancia de las futuras consecuencias de la generalización de las autonomías. El intenso proceso de traspasos de competencias se realizó de una manera precipitada, sin analizar previamente qué servicios pueden prestarse mejor en el ámbito nacional y cuales en el ámbito autonómico, tal vez porque ese análisis no interesaba a los políticos."


En "El ocaso de las autonomías", Javaloys, abogado del estado y popular autor de libros de historia, explica cómo, al examinar las autonomías españolas, "lo primero que llama la atención es que han multiplicado el número de políticos y de funcionarios, que son necesarios para que funcione –aunque sea mal- el mastodóntico Estado autonómico. Desde la Transición democrática hasta hoy, el número de funcionarios y asimilados se ha cuadruplicado, siendo actualmente de unos 3,2 millones de personas. En cuanto al número de políticos existentes en toda España se calcula que está entre 80.000 y 100.000, habiéndose multiplicado también por cinco en los últimos treinta años.

El fiscal pedagogo
IÑAKI EZKERRA ABC  3 Noviembre 2013

La condición de asesino no se pierde una vez que se ha asesinado, como tampoco pierde la condición de muerta la víctima

EL fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, no está atravesando la temporada más brillante de su vida. Después de negar que Inés del Río sea una asesina, mantuvo el miércoles un coloquio en la cárcel alavesa de Zaballa con un grupo de presos de ETA a los que les dijo que «en la sociedad española falta cierta pedagogía jurídica» y a los que, para ilustrar dicha afirmación, les confesó con un estilo pedagógico que rozaba lo colegial: «Los fiscales no somos Teresa de Calcuta; si estáis presos, es por nosotros». No deseo ensañarme con un hombre que recomienda para los demás algo de lo que él mismo está necesitado (esa pedagogía dichosa); que tan pronto pide perdón por sus deslices verbales como reincide en ellos y que lo que debe hacer, antes que entrevistarse con presos ni con nadie, es aclararse las ideas sobre su propio oficio o tomarse unas vacaciones. Me limitaré a glosar sus frases.

La última de ellas es más la de un hombre que se siente culpable que la de alguien que tiene por oficio acusar. Los presos de ETA no están presos por culpa de los fiscales sino por pertenecer a ETA. En cuanto al título de «asesina», que él le regatea o le niega a Inés del Río, sólo cabe recordar que un fiscal carece de competencia en materia lingüística para semejante prerrogativa, por muy superior del País Vasco que sea. Del título de «asesina» sólo podría liberarle a Inés del Río la Real Academia de la Lengua pero me parece que no está por la labor a no ser que un tribunal de Estrasburgo se lo ordene, cosa que quizá no sea imposible. Por desgracia para ella, para nosotros y sobre todo para las veinticuatro personas que se llevó por delante, Inés del Río es y seguirá siendo siempre una asesina porque tal condición no se pierde una vez que se ha asesinado, como tampoco pierde la condición de muerta la víctima. Es en ese carácter irreversible precisamente donde reside la esencial monstruosidad del asesinato.

Entre las cosas que les dijo Calparsoro a los presos de ETA, la que me parece menos desacertada es la consideración de que «si Inés del Río se hubiera arrepentido, quizá la reacción social ante su excarcelación habría sido distinta». Creo que, en efecto, sería así, pero que el fiscal volvió a quedarse corto y detrás de los hechos. Parece que Calparsoro siempre se queda rezagado de la realidad. Y es que la ETA de la que todavía no ha renegado Inés del Río no sólo no se arrepiente, sino que es la primera en recordar y reivindicar con orgullo sus matanzas como efectos inevitables de esa guerra que sostiene que ha habido aunque no la hubo nunca. Si los presos de ETA siguieran el camino que abrió en su día Mario Onaindia, tendría sentido esperar una reacción social distinta. Pero lo que parece que no ha entendido Calparsoro es que a Inés del Río no le duele que la llamemos «asesina» porque le atormente el recuerdo del dolor que ha causado, sino porque no la llamamos «gudari» y no reconocemos sus crímenes como «actos de heroísmo».

El mundo académico combate la “frivolidad” del soberanismo
El colectivo 'Puerta de Brandemburgo' reclama más “rigor” antes de plantear “el fraccionamiento de un Estado”
Manel Manchón http://www.economiadigital.es   3 Noviembre 2013

El movimiento independentista está muy bien organizado, es activo en las redes sociales, cuenta con potentes altavoces mediáticos, y con el apoyo de profesores e intelectuales que han ofrecido su versión sobre cuestiones concretas de una Catalunya independiente, como el Col·lectiu Wilson. Y, aunque ha habido algunas respuestas que cuestionan la viabilidad de esa Catalunya independiente, --en las últimas semanas con los pronunciamientos públicos de Francesc Granell o de Joaquim Muns— el soberanismo no ha tenido a casi nadie delante para contrastar sus argumentos.

Por ello, el debate, que se ha extendido a muchos sectores sociales, ha provocado que algunos intelectuales y profesores, de muy distintas disciplinas, hayan acabado planteando foros de debate. Uno de ellos es Puerta de Brandemburgo, que reúne a profesores de distintas universidades. El nombre es ilustrativo. Bajo ese título han redactado un primer pronunciamiento en el que critican la “frivolidad” de un proceso que pretende “el fraccionamiento de un Estado”.

El movimiento considera que se peca de un "un acusado voluntarismo y análisis que carecen en muchos supuestos del rigor que consideramos necesario cuando se trata de un proceso de la envergadura que supone el fraccionamiento de un Estado".

Puerta abierta
La idea es ofrecer una “puerta” abierta para todos, recordando el papel que jugó la Puerta de Brandemburgo en Berlín, como punto de encuentro entre el este y el oeste. Al mismo tiempo, juegan con el propio símbolo de la capital alemana, que reunió a principios del siglo XX a una “pléyade de académicos de extraordinaria calidad”, que hicieron de la ciudad una de las grandes capitales científicas del mundo, antes de ser, también, el escenario de lo peor que ha dado la humanidad.

Una de las cuestiones que se debate también en estos momentos es la reforma de la Constitución, para rehacer las cuestiones que no quedaron bien resueltas en 1978. El colectivo no rechaza abordarlo, pero se muestra escéptico:

"Quienes integramos el colectivo Puerta de Brandemburgo estamos también interesados en este debate que, igualmente, consideramos que debe ser abordado con rigor y responsabilidad. Mostramos nuestro escepticismo respecto a la conveniencia de que la reforma de la estructura del Estado sea un elemento más en el debate secesionista; pero, en cualquier caso, ponemos de manifiesto nuestra voluntad de contribuir al mencionado debate siempre desde la objetividad, el respeto a la opinión de cada uno de los integrantes del colectivo y el rigor".

La clase media académica
El colectivo ha puesto en marcha un blog, que estará activo a partir de este lunes, en el que los distintos participantes desgranarán, desde muchos ángulos, el proceso independentista. Esa es, en realidad, uno de los objetivos de la Puerta de Brandemburgo, el de plantear que existen focos diversos, todos ellos importantes, sobre un proceso de tanta envergadura, y no, únicamente, el económico, como se ha implantado hasta ahora. Hay, por tanto, catedráticos de Derecho Internacional, pero también filólogos, o especialistas en relaciones internacionales.

En realidad se trata de puesta en común de profesores que bien se podrían considerar como de la "clase media" del mundo académico, de los que no suelen aparecer en los medios de comunicación, pero están atentos al día a día y han considerado necesario romper el silencio.

Estos son los diez primeros firmantes:
1. Rafael Arenas, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la UAB.
2. Sonia Sierra, Doctora en Filología Española y profesora asociada del Departamento de Filología Española de la UAB.
3. Roberto Augusto, Doctor en Filosofía por la UB y profesor de Lengua y Literatura españolas.
4. Ramón de Veciana Batlle, licenciado en Derecho y Abogado.
5. Andrea Levy, Licenciada en Derecho y Diplomada en Relaciones Internacionales. Vicesecretaria de Estudios y Programas del PPC.
6. Pablo Romero, Licenciado en Filosofía y profesor de la UIC.
7. Joan Vilaplana Martí, Ingeniero Técnico de Obras Públicas.
8. Mª Carmen Otero, Licenciada en Filología Española y en Antropología por la UAB y profesora de Lengua y Literatura Españolas.
9. José María Ollé Sala, Catedrático de Estadística de la UB.
10.Mercè Vilarubias, licenciada en Filología Anglo-germánica por la UAB; Máster en Enseñanza y Aprendizaje de Lenguas Extranjeras por la UB, Diploma en Estudios Avanzados en Periodismo por la UPF y catedrática de Inglés de la EOI.
11. David Fernández, estudiante de Dirección y Administración de Empresa y miembro del PAS de la UAB (responsable administrativo del Departamento de Filosofía).

Fiebre china por estudiar español
PABLO M. DÍEZ. ABC 3 Noviembre 2013

Universidades y academias españolas acuden a Pekín para aprovechar el auge del castellano y atraer a miles de alumnos Tras adoptar el nombre femenino en español por excelencia, Carmen Chen estudia castellano en la Universidad Normal de Pekín. A sus 19 años, lleva sólo uno formándose en este idioma, frente a los doce que le costó aprender inglés, pero le gusta tanto y le parece tan fácil que decidió cursar Filología Hispánica. Para mejorar su nivel, esta joven de Chongqing, una megalópolis a orillas del Yangtsé, quiere estudiar el próximo año en España. .....

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Inquietantes socialistas vascos

Editorial www.gaceta.es 3 Noviembre 2013

Entre los efectos de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, además del inmediato de las excarcelaciones de terroristas, figurará la experiencia de tiempos
confusos en que el significado de nociones como paz, reconciliación o convivencia será uno u otro según el “relato” que cada cual haga para defender sus intereses.

Vienen tiempos en que resonarán las palabras que Pilar Ruiz Albisu dirigió a Patxi López en la carta que le dirigió tras el asesinato de su hijo Joseba Pagazaurtundua a manos de ETA: “(...) cerrarás más
veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son (...)”.

El incidente de Portugalete del jueves, en que el alcalde socialista impidió que se pusiese siquiera a votación la propuesta del PP de declarar al terrorista portugalujo Juan Manuel Piriz persona non grata o, al menos, dirigirle una reprobación verbal, ha sido una ocasión que ha puesto de manifiesto la confusión política y las supercherías verbales con que se pretenderá vender a la opinión la mercancía averiada de que se confraterniza con los excarcelados porque ETA “ha sido derrotada”. La justificación que López ha dado a la actuación del alcalde de Portugalete ha ido en esa dirección: la propuesta del PP “divide a la sociedad, no ayuda nada a la convivencia ni aporta nada a las víctimas para superar su dolor”.

Esta actitud se viene reflejando también, de un tiempo a esta parte, en la frecuencia con que los políticos socialistas vascos hacen causa común en los más diversos asuntos con los de Bildu; es verdad que, sobre todo en la política municipal, se producen las más extrañas alianzas coyunturales frente a un adversario común, y eso no tiene por qué ser siempre motivo de escándalo; pero en el contexto general de esa comunidad autónoma, estas cosas tienen inevitablemente una interpretación mucho más alarmante.

La deriva acomodaticia del PSOE vasco viene de antiguo.
De hecho, las maquinaciones, enredos y cesiones al mundo etarra que ha protagonizado Jesús Eguiguren –nada menos que presidente del PSE– han infectado la política vasca, y aun la nacional en la medida en que Eguiguren pudiera tener algún ascendiente sobre el nefasto Zapatero. El apartamiento de Nicolás Redondo Terreros de la dirección del PSE fue uno de los más resonantes clarinazos de alarma. Después, la trayectoria de López no ha dejado lugar a dudas. No se sabe qué es peor: si que el PSOE vasco actúe de este modo sin consentimiento o siquiera conocimiento de la dirección
nacional, o que lo haga con todas las bendiciones de Ferraz. He aquí otro elemento que muestra cuán profunda es la debilidad y la desorientación del segundo gran partido español.

Antza y Anboto, los amos de las llaves
Santiago González http://santiagonzalez.wordpress.com  3 Noviembre 2013

Es lo que asa tras una temporada de inactividad, que ya no te acuerdas de dónde guardaste la herramienta. LRA publicaba ayer una página extraordinaria en el diario El País con los titulares que pueden ver arriba. Explica en ella que tras la detención de Mikel Antza y aquí su señora, Marisol Iparragirre (aka Anboto) la dirección de ETA fue ocupada por jóvenes sin experiencia, que, al decir de LRA:

“no dispone de mucha información sobre las interioridades de la banda. De ahí que no sea sorprendente que traten de conseguir los datos que sí manejan Mikel Antza y Anboto, recluidos en cárceles francesas.”

Ni a Chesterton se le habría ocurrido. En ‘El hombre que fue jueves’, la cúpula de la organización terrorista estaba formada en su totalidad por agentes de policía. Pero a quién se la va a ocurrir que a la cúpula en ascenso no se traspasan los asuntos esenciales: la pasta, las llaves del guardamuebles, el plano de los zulos.

Algunos datos: Antza y Anboto, el mayordomo y la señora Danvers del Manderley terrorista, fueron detenidos el 3 de octubre de 2004. Desde entonces hasta el final de aquel año, ETA perpetró 20 atentados con explosivos. A lo largo del año 2005 se cometieron 45 atentados más, en los que se emplearon unos 175 kilos de material explosivo. En 2006, año de la tregua, fueron 17 las bombas, 16 hasta el 22 de marzo, con 75 kilos de material y la furgoneta bomba de Barajas, con 800 kilos más.

No quiero hacerles indigesta la relación, pero desde la ruptura ‘oficial’ de la tregua, ETA empleó muchos cientos de kilos de explosivos en coches-bomba como los que colocó en Durano, el 24 de agosto de 2007, frente al cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, el del cuartel de Legutiano (de soltera Villarreal de Alava), en los talleres de El Correo en Zamudio, contra la Comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa, en Santoña, en la Universidad de Navarra, en la sede de Ferrovial en Madrid, en la sede de EITB en Bilbao, en el asesinato de Eduardo Puelles, en el cuartel de la Guardia Civil de Burgos, en Palma de Mallorca.

Y a lo largo de estos nueve años, Antza y Anboto callando como putas el emplazamiento de los zulos, obligando a la nueva dirección a comprar el material en droguerías o en estancos. Y en tiempo de crisis. Con ETA habrá acabado la Guardia Civil, no digo que no, pero también una inaceptable dilapidación de recursos.

Cuenta LRA en la misma pieza que Sortu está inquieta. Había anunciado que entre septiembre y octubre ETA anunciaría un compromiso de desarme. Los dos meses se han pasado tontamente y no se ven señales y, claro, la izquierda abertzale, que es gente de palabra, se está empezando a a mosquear. Ni un solo nombre propio que formule la protesta, pero en fin, él ya había anunciado en tres ocasiones, tres, en los albores del verano de 2006, que Batasuna presentaría nuevos estatutos para legalizarse aquel verano.

ESPAÑA
«Esto se ha acabado, Ángel. Hay que pedir la ilegalización ya»
 La Razón 3 Noviembre 2013

«El 4 de agosto, ETA atentaba contra un cuartel de la Guardia Civil en Santa Pola (Alicante). Un coche bomba había asesinado a un hombre de 57 años y a Silvia, una niña de 6, hija de un guardia civil, que se encontraba jugando en casa. El atentado causó cuarenta heridos y más de doscientas cincuenta personas tuvieron que ser evacuadas.

Los terroristas habían puesto todas las condiciones para causar una masacre con unresultado aún más letal que el que habían conseguido. Lo que siguió nos reafirmó en lo inaceptable de seguir manteniendo en la legalidad a los que después del silencio se atrevieron a justificar semejante crimen, amenazar con más violencia y atribuir al Estado la responsabilidad de las atrocidades que ETA cometía.El entonces ministro del Interior, Ángel Acebes, recibió una instrucción precisa: "Esto se ha acabado, Ángel. Hay que pedir la ilegalización ya".

Asistí al funeral de la niña en Santa Pola. Al día siguiente, me desplacé a Palma, donde mantuve un largo despacho con el Rey, el primero de los dos que tenían lugar durante el mes de agosto.
Hablé con el Rey en detalle de la situación creada por el atentado y las medidas que el Gobierno se proponía adoptar. Después del despacho, comparecí ante los medios en los jardines del Palacio de Marivent y afirmé literalmente: "No estoy dispuesto a que por más tiempo la basura que son los dirigentes de Batasuna sigan paseándose libremente, impunemente por las calles mientras los españoles tenemos que enterrar víctimas inocentes, niños incluidos".

Al vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Interior y Justicia, Ángel Acebes y José María Michavila, correspondía poner en marcha el proceso. Requería un acuerdo parlamentario y la decisión posterior del Consejo de Ministros. Pero antes había que reunir y ordenar las pruebas que se debían presentar en la Sala Especial del Tribunal Supremo y redactar los escritos de la Fiscalía y de la Abogacía General del Estado que iniciarían el procedimiento de ilegalización. [...]

El 13 de agosto, se presentaba la propuesta de resolución que habría de votarse en el Congreso.
El texto resumía los hechos más relevantes que mostraban la vinculación con ETA de Batasuna y sus antecedentes, la negativa a condenar el terrorismo, la concertación en una misma estrategia en la que la banda terrorista y sus organizaciones se repartían los papeles, y la sucesión de amenazas con las que Batasuna extendía la violencia y la coacción que ETA generaba en la sociedad y las instituciones.[...] La resolución en la que se solicitaba al Gobierno el inicio del procedimiento se aprobó con 295 votos a favor, 10 en contra y 29 abstenciones. [...] Unos meses después, el 21 de marzo de 2003, el Tribunal Supremo declaró ilegales a Batasuna, Herri Batasuna y Euskal Herritarrok.[...]

Hoy han vuelto a una legalidad refinando su engaño. No han condenado el terrorismo ni lo han rechazado. No han reconocido la injusticia del daño que han causado y que ellos justificaron y jalearon desde las instituciones. Los mismos que actuaron de transmisores y beneficiarios del terror que sembraba ETA quieren presentarse como pacificadores. Lo ha permitido una desgraciada sentencia del Tribunal Constitucional que revoca lo decidido por el Tribunal Supremo. El Estado de derecho ha demostrado que puede legítimamente actuar contra sus enemigos. No debemos olvidar que los cómplices de ETA lo siguen siendo. Aquí no hay excusa para el olvido».


Recortes de Prensa   Página Inicial