AGLI Recortes de Prensa   Lunes 4  Noviembre 2013

Crisis nacional
La ilusión difunta
Pedro de Tena Libertad Digital  4 Noviembre 2013

En una pedanía diminuta de la Sierra Norte sevillana, hay una Virgen guardada en un solitario cobertizo, recuerdo de la prosperidad de la zona en los tiempos ricos de la minería. Acostumbrados a esa inclinación de la Iglesia Católica por privilegiar el sufrimiento sobre la alegría, esperábamos que el nombre de aquella talla, por cierto muy bella a pesar de su rusticidad, fuera "amargura", "pena", "dolor", angustias", "tristeza" o similares. Pero no. La llamaban la Virgen de la Ilusión y había perseverado en tal nombre a pesar de que su actual abandono parecía recomendarle el de Virgen de la Soledad. Me acordé de ella cuando el pasado día 2 repasaba las defunciones familiares, demasiadas, y me iluminó la tarde el descubrimiento de que la difunta más importante de todas en esta España nuestra era precisamente la ilusión.

Defendió Julián Marías en su precioso libro Breve tratado de la ilusión que el romanticismo nacional había aportado al diccionario el sentido positivo de la palabra ilusión, añadiendo al negativo iluso, falso, engañoso de la tradición el prometedor ilusionado, comprometido con la felicidad futura, esperanzado de los nuevos tiempos de respeto por lo español. Nuestro filósofo encuadraba el ser español en esa oscilación casi obsesiva ilusión-desilusión. De ser así, parece que estamos entrando en una nueva fase de la dualidad en la que la ilusión por España y el desvivirse por su mejora, su progreso y su convivencia está dejando paso a la más profunda apatía ante su futuro. Es como si todo lo que ha ocurrido desde la transición hubiera segado con su guadaña la posibilidad de la ilusión y sólo nos consintiera el desencanto creciente. Y lo que es bien curioso: tanto en la derecha, siempre tendente al pesimismo antropológico y al temor a la novedad y a la generosidad, como en la izquierda, nueva en el lance de descreer en sus utopías tras haber comprobado lo infame de sus propios comportamientos.

La ilusión, en efecto, exige fuerza interior para encarar el esfuerzo por hacer realidad el futuro deseado. Pero el pasado Día de Difuntos comprendí que eso es precisamente lo que ha muerto en esta España avejentada. Tras salir de una guerra fratricida con la esperanza de poder perdonarse en un proyecto compartido, la transición fue la ilusión de una gran mayoría de españoles que deseaban que el nuevo futuro democrático desviviese el horrible pasado y permitiera conquistar el porvenir común de la libertad, el progreso, las oportunidades y la grandeza de los valores de la vida pública honorable. Pero más que transición hubo traición a esa ilusión y los muertos vivientes de nuestra trágica historia no superada la han ido devorando hasta el tuétano. Las locuras e infamias del separatismo, los males del partidismo, la corrupción de las costumbres democráticas, el fracaso de la educación, la incomprensión de la responsabilidad que acarrea la libertad y el saqueo del patrimonio público, han conducido a la desilusión. No quedan fuerzas sino para la abstención y el fatalismo del sea lo que Dios quiera.

No logro descubrir la razón
José Manuel Otero Lastres La Voz 4 Noviembre 2013

Me propongo averiguar si hay alguna razón que demuestre que Cataluña es diferente al resto de España, mereciendo, por ello, un trato político y económico desigual y privilegiado. Voy a moverme exclusivamente en el plano racional, no en el de los sentimientos y emociones, porque lo que sienta cada uno es irrelevante si no sirve para persuadir a los demás. Si alguien se considerase, por ejemplo, extraterrestre, solo lo tendríamos por tal si pudiera demostrarlo. Entraríamos entonces en el dominio de la razón, que es del que no hay que salirse para abordar seriamente el problema.

Pues bien, el primer obstáculo que surge es determinar quién es el sujeto de esa supuesta diferencia: Cataluña como entidad política, su territorio, o el conjunto de habitantes que viven allí. La cuestión se suscita porque estas tres realidades son difíciles de separar, toda vez que la entidad política Cataluña está formada por todos los ciudadanos que habitan duraderamente en su territorio.

Y es entonces cuando comienzan a asaltarme las dudas. Por reseñar solo algunas: si lo determinante son las personas más que el lugar en que viven, ¿qué sujetos son los portadores de esa supuesta diferencia merecedora del trato privilegiado? ¿Todos los que están censados allí actualmente, incluidos los que proceden de otras regiones? ¿O solo los de rancia estirpe catalana? Si son estos últimos, ¿hasta cuántas generaciones hay que remontarse? ¿Y qué sucede si alguno de ellos se traslada a vivir fuera de Cataluña? ¿Se lleva a cuestas el trato privilegiado a su nuevo lugar de residencia? Por último, ¿cuál es la razón para excluir a los que habitan hoy allí y no descienden de ellos? Demasiadas preguntas y difícil de justificar la respuesta que se elija.

Si se opta por la salida más fácil, a saber: Cataluña son todos los que viven actualmente en esta parte de España, ¿qué razón justifica que deba recibir un trato privilegiado alguien que se haya trasladado a vivir allí, y que se le niegue, en cambio, a los que no se hayan movido de su pueblo? ¿Es que el solo hecho de ir a vivir a Cataluña es argumento suficiente para ser considerado portador de ese hecho diferencial generador del merecimiento al trato privilegiado?

Es posible que se diga que el merecimiento viene desde antiguo. Pero por mucho que busco en la historia de España no encuentro un acontecimiento protagonizado por catalanes que haya hecho merecedores a sus descendientes de recibir un trato privilegiado frente al resto de los españoles. ¿Se podría justificar el pretendido hecho diferencial inventando una razón histórica? Se puede, pero sería racionalmente inadmisible, porque tan burda manipulación del pasado sería fácilmente desmontable acudiendo a la historia.

Finalmente, ¿se puede admitir como hecho diferencial la riqueza de sus residentes? Sí, pero ¿en qué razón se podría fundamentar esa prerrogativa, que no fueran la insolidaridad y el egoísmo? ¿Tendríamos que admitirlo los demás? Los buenos y generosos, rotundamente no.

Principios e ideología
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 4 Noviembre 2013

Hemos pasado de estar adoctrinados a ser blandamente administrados por funcionarios .

España padeció entre 2004 y 2011 siete años de gobierno basado en la ideología. El anterior Secretario General del PSOE y su equipo de asesores y consejeros áulicos posmodernos adscritos al pensamiento débil pretendieron cambiar la mentalidad colectiva de los españoles mediante una pócima que mezclaba la teoría de género, el pacifismo, el ecologismo, el laicismo y el multiculturalismo en proporciones variables dependiendo del asunto y la ocasión, acompañada de ingredientes aromáticos que disimulaban su sulfúrico hedor bajo el perfume del buenismo seráfico y la falsa disposición al diálogo. Este brebaje corrosivo, unido a un sectarismo implacable, destruyó la unidad nacional, la competitividad de la economía y la conciencia moral pública. Admirable logro en tan poco tiempo y a cargo de un personaje tan liviano, la verdad. La ciudadanía, desesperada por la crisis y consciente de la mercancía averiada que había comprado anteriormente con tanto entusiasmo, se entregó masivamente en brazos de la alternativa, que le prometió otro enfoque ideológico, una receta liberal-conservadora apoyada en valores fuertes, promotora del esfuerzo, del mérito, de la austeridad, del imperio de la ley, de las libertades individuales y del protagonismo de la sociedad frente al Estado. Hoy su decepción iguala a la que sufrió tras el disolvente período zapateril. El actual Ejecutivo ha sustituido el agresivo esquema conceptual de su predecesor en La Moncloa por una administración continuista e indolente del statu quo que ha recibido pasivamente un legado autocalificado como progresista realizando cambios mínimos y renunciando a enderezar errores sustanciales. Hemos pasado de estar intensamente adoctrinados por iluminados irresponsables a ser blandamente administrados por funcionarios apáticos.

Un componente esencial de la gran desilusión que atenaza al cuerpo electoral radica es la constatación amarga de que la falta de honradez en los comportamientos de los responsables públicos ha sido durante décadas escandalosamente transversal y que la partitocracia que nos arruina es un modelo compartido al unísono por las dos principales fuerzas políticas de ámbito nacional. La buena gente de nuestro país, que afortunadamente son la inmensa mayoría, reclama a gritos una transformación profunda de un sistema agonizante y podrido. No se trata tanto de que espere una nueva oferta doctrinal cerrada y omnicomprensiva, sino de que alguien le proponga una vía de escape al callejón sin salida en el que nos hemos metido. Los votantes ya no desean más ideologías, se conforman simplemente con estar gobernados por personas con principios.

Por qué soy francés y lo practico
Arcadi Espada  El Mundo  4 Noviembre 2013

Una señora le pregunta al jefe de estudios del Liceo Francés por qué no utiliza la lengua catalana en sus comunicaciones con las familias. Y este le contesta con párrafos de una claridad tan cartesiana que me pone al borde de las lágrimas, como solo lo hace el apogeo de la razón.

«Las familias catalanas saben leer el castellano y, por lo tanto, no hay ninguna necesidad de traducir nuestra comunicaciones también al catalán, independientemente de las competencias de nuestro personal. Usted comprenderá que dada la carga de trabajo que implica la misión de educar y organizar que nos ha sido encomendada, no dedicaremos más tiempo en explicar esto que desde el comienzo del Liceo Francés ha sido bien entendido por las familias francesas o españolas que han elegido nuestro sistema educativo. La lengua de difusión de las instituciones francesas en el extranjero es la lengua del país de acogida hablada mayoritariamente en todo el territorio.

Pidiéndonos comunicar en catalán es usted quien nos pide tomar una decisión que el Liceo Francés no ha tomado en toda su historia y el momento actual está precisamente muy mal escogido para salir de esta benévola neutralidad. Entenderá que, por necesidad, universalidad y transparencia en relación con la jerarquía funcional madrileña, nos comuniquemos con las familias del Liceo Francés con un lenguaje que pueda ser comprendido por nuestros socios de Madrid y que continúa siendo la lengua oficial del Estado.»

¡Y Pericay quería quemar este colegio!

Las grandes cuestiones transversales
Ramón Pi  www.gaceta.es 4 Noviembre 2013

Son materia sumamente delicada que hay que conservar y preservar.

Una de las características de las democracias actuales es que algunos principios del liberalismo clásico dejaron de ser patrimonio de un grupo de ciudadanos para convertirse en cuestiones transversales, en el sentido de que forman parte de la cultura democrática en general y son aceptados por todas las tendencias políticas: sin elecciones libres y periódicas con voto individual, directo y secreto; sin separación de poderes; sin libertades públicas de expresión, reunión, asociación, religión, educación; sin Prensa libre; sin jueces independientes... Sin todo esto, toda democracia, gobierne la derecha, la izquierda o el centro, queda desvirtuada y deja de merecer este nombre. Después cada cual observa estas condiciones a su manera, y así hay monarquías y repúblicas, Estados unitarios o federales (y nosotros, originales siempre, tenemos un Estado autonómico), unicamerales o bicamerales, elecciones mayoritarias o proporcionales, y cada democracia tiene sus propios perfiles, pero en todas ellas se observan estos principios so pena de quedar desnaturalizadas.

Ahora a muchos les puede parecer que todo esto son obviedades, pero no es así. Ha costado mucho esfuerzo y mucho tiempo llegar a estos consensos básicos. No hay más que recordar que la esclavitud no fue abolida hasta bien entrado el siglo XIX, y todavía hoy la proscripción de la pena de muerte no ha alcanzado todavía la condición de ser pieza imprescindible en toda democracia, aunque los vientos parece que soplan a favor: Francia y el Reino Unido, por citar dos poderosas democracias europeas, tardaron en incorporarse al club de su abolición. El primer gran debate en Francia sobre la pena capital tuvo lugar en 1791 con Robespierre como uno de los abolicionistas perdedores, pero tuvieron que pasar casi dos siglos de esfuerzos inútiles de prominentes ciudadanos (Victor Hugo, Lamartine, Arístides Briand, Albert Camus, Arthur Koestler...) hasta que en 1981 el socialista Mitterrand viera aprobada una ley en este sentido, y fue el derechista Chirac quien logró su inclusión constitucional en 2007. En Gran Bretaña la pena de muerte, vigente desde el nacimiento del Estado actual en 1707, fue progresivamente reducida a cada vez menos supuestos hasta que, finalmente, en octubre de 2003 el Reino Unido aceptó el protocolo 13 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que prohíbe la pena capital en cualquier circunstancia.

De esta manera, con esfuerzos ímprobos y siglos de fracasos, se ha ido construyendo un corpus de materias transversales, de res extra commercium político, sustraídas del debate partidista. La inviolabilidad del domicilio, el habeas corpus, la independencia judicial, la libertad de prensa, no son de derechas ni de izquierdas, sino de todos los demócratas. Y así es como las democracias han llegado a ser los sistemas de convivencia más abiertos, justos, igualitarios y prósperos en este planeta.

Probablemente el reproche más amargo que puede hacerse a Rodríguez Zapatero sea que entró como caballo en cacharrería en este territorio transversal, seducido –son sólo algunos ejemplos no exhaustivos– por las locuras disparatadas del feminismo que quiere suprimir la diferencia entre varones y mujeres, el multiculturalismo que equipara la Coral de Beethoven a la tonada del caramillo de un pastor del Tíbet, el ecologismo que pone al hombre al servicio de los vegetales y los animales o la perversión del lenguaje para llamar matrimonio a cualquier clase de coyunda entre humanos (de momento, sólo entre dos humanos), e introdujo sus obsesiones enfermas en nuestra legislación. Vaya en su descargo que esta infección no sólo de espíritu disolvente, sino sobre todo de estupidez suicida, tiene contagiado a todo el Occidente democrático, salvo muy contadas excepciones. Pero lo que quiero poner de relieve ahora es que las grandes cuestiones transversales, que son fruto de largas luchas protagonizadas por gentes de todos los colores, son materia sumamente delicada que hay que conservar y preservar de esos que podríamos llamar leñadores legislativos, que sólo valen para hacer astillas del mejor mueble. De lo contrario, lo que sufrirá inexorablemente será la democracia misma.

En España estamos manoseando, pervirtiendo y falsificando algunas de estas grandes cuestiones transversales. Gobiernos sucesivos han hecho y hacen lo posible por interferir en el trabajo de unos jueces teóricamente independientes..., mientras no quieran ascender; influyen para la formación de grupos mediáticos que condenen a los incómodos, por pequeños que sean, a la miseria y el cierre; obligan a sus respectivos diputados a obedecer una disciplina férrea aun en asuntos de conciencia; usan el dinero público como si no fuera de nadie. Y por si esto fuera poco, son insensibles al riesgo a que nuestra sociedad está expuesta con la dinamitación de valores tenidos hasta ahora como fruto secular de grandes y profundos acuerdos transversales. Algunos tenemos la sensación de clamar en el desierto, pero otros vendrán a proseguir la lucha por el progreso de nuestra civilización, cuando todavía es tiempo.

*Ramón Pi es periodista.

Cataluña ibérica: inmersión en la secesión (parte III)
Enrique Calvet Chambon  www.lavozlibre.com 4 Noviembre 2013

Economista y miembro del Comité Económico y Social Europeo
"Secesión: acto de separarse de una nación parte de su pueblo y territorio" (R.A.E.).

Si recuerdan, hemos llegado a la conclusión, en las partes I y II, de que en el Principado, si no nos dejamos llevar a debatir consecuencias o falsos problemas o temas instrumentales, la realidad desnuda es que los españoles todos nos enfrentamos a una pretensión de secesión. Lo cual no es baladí, por lo que conviene ahondar en qué significa, e incluso, cuáles son las características de la pretendida secesión de algunos hispano-catalanes. Es decir, si queremos aportar ideas sobre soluciones que protejan el bien común o a la inmensa mayoría de los españoles, primero hemos de diseccionar el problema. Asunto a lo que se ha dedicado menos pensamiento de lo que parece porque, precisamente, existe una presión para camuflar y ocultar el verdadero problema, cuando no para engañar sobre su naturaleza.

La realidad es que el derecho a la secesión no está reconocido en ninguna Constitución de ningún Estado Europeo. Lógicamente, pues, estamos hablando de democracias actuales con un asentamiento en valores éticos como la solidaridad, la igualdad fundamental de los individuos por encima de razones geográficas, los derechos civiles personales, la lealtad con un proyecto común de antiguo democráticamente votado, etc... Lo que, ya de por sí, hace difícil motivar y reconocer unos derechos civiles superiores (el derecho a la secesión) a unos nacionales sobre otros. La creación de ciudadanos de primera y de segunda parece bastante incompatible con la democracia. Fijémonos bien en la RAE, hablamos de un grupo de compatriotas que, en un momento dado, quieren formar un Estado distinto dentro del Estado/Nación anterior, acaparando una parte del territorio que era de todos.

En nuestro caso, se trata de unas estructuras políticas organizadas (Partidos) en una región, de fronteras interiores administrativas artificiales y difusas, que desean crear un nuevo Estado, ex novo, abarcando cuatro provincias españolas y, para ello, dicen tener el apoyo de una pequeña parte de los españoles, casi todos residentes en dichas cuatro provincias y que constituirían la mayoría de sus habitantes.

Profundicemos: no se trata de una nación cultural, por dos motivos fundamentales. El primero es que los habitantes de la Cataluña subpirenáica no son todos, ni mucho menos, de tradición cultural catalana, puesto que la integración secular de España, muy antigua, ha promovido una permanente movilidad intensa entre esas provincias y el resto. La segunda razón es que la nación cultural catalana, que me merece amor y respeto, se distribuye por más amplios territorios, siendo el más evidente el Rosellón. Por lo tanto, se pretende la creación de un Estado sobre un territorio que nunca fue una unidad política independiente y que se establece, administrativamente, en la Constitución democrática de los españoles del año 1978; precisamente, la Constitución que los secesionistas quieren dejar de respetar. Sigo sin vislumbrar mucho valor democrático en ello.

Estamos, por lo tanto, ante unos Partidos que reivindican crear un nuevo Estado en una zona de una vieja Nación, digamos que porque corresponde más o menos con lo que fue, hace mucho tiempo, una parte ibérica de una región toral del Reino de Aragón, y que arguyen que con ello satisfacen el deseo mayoritario de unos ciudadanos que tienen, esencialmente, dos características definitorias: ser españoles y residir en este momento en alguna de las cuatro provincias del Nordeste. Tampoco parece muy ético.

De paso diremos que el conocimiento desnudo de la secesión que se pretende pone también en su sitio el llamado 'derecho a decidir', ya que al no haber característica objetiva que permita determinar democráticamente por qué unos españoles votarían, excluyendo a la mayoría, lo que atañe a todos, estamos hablando del derecho a decidir... que se quite el derecho a decidir a la mayoría de los españoles, lo que es una monstruosidad democrática. Mas eso pertenece al terreno de las añagazas que trataremos próximamente.

Pero el problema es real y cierto: existe una parte de la población española, muy concentrada en la Cataluña ibérica, que parece querer crear y adscribirse a un Estado nuevo desgajado de lo que es España, pero sobre territorio español. No sabemos cuantos, y no importa mucho, porque lo que es seguro es que son muchísimos menos que la mayoría de los españoles. Pero no por ello dejan de ser un grave problema para el bien común, la convivencia democrática y la prosperidad en paz de los españoles. (Todos, incluidos ellos).

Y, para abordar soluciones, es menester entender bien otra variable clave de la secesión “a la española”: ¿Cómo hemos llegado a esto? O, dicho de otra manera, ¿por qué este problema era inimaginable, inconcebible, en 1978, y ahora lo tenemos de lleno y pudriéndose?

Sostengo que no es posible aportar remedios al grave problema secesionista y nada democrático, si no se tiene muy claro cómo y por qué ha podido crearse. De ello charlaré con Uds. la próxima vez.

Las víctimas vengativas, el santurrón y el 15-M
Javier Orrico Periodista Digital  4 Noviembre 2013

Las víctimas molestan porque nos recuerdan la ley malversada, los pactos traseros, la cobardía, la ignominia. Se firmó una paz vergonzante y secreta con las ratas del terror, con los detonadores y sus publicistas. Se blanquearon asesinos y redes de extorsión. Se quebraron la Ley y la Justicia, la democracia y la decencia para regocijo de la sonrisa feliz de aquel bribón, la tranquilidad del que ha pagado al cobrador mafioso, del que ha comprado un silenciador para las pistolas a cambio de entregar el territorio y la dignidad.

Pero las pistolas siguen ahí, bajo las faldas de los clérigos de la raza, de los gudaris con Rh negativo. Son muy católicos, pero no se arrepienten. Ni piden perdón. No lo necesitan. Su Dios es una nación inventada, una deidad cruel y sanguinaria que dio sentido al genocidio. Un Reich marxista-leninista en gabarra. Sus víctimas son corderos que lloran y que han de soportar que los llamen vengativos y crueles, sólo por demandar un poco de justicia. La que nunca se tomaron por su mano. La que hoy se les niega y con la que se les humilla.

Ellos no tienen derecho a intervenir en política, ha sentenciado el padre ‘Familiondo’, ese santurrón. No son tan sucios, es cierto. No son dobles ni traicionan a sus muertos. Dice un gurú del 15-M (qué desperdicio y qué malversación de la esperanza) que las víctimas son fascistas. Qué fascistas tan raros, que no han disparado un tiro, mientras los asesinaban en el ara de la raza pura. ¿Pero no era el 15-M un movimiento a favor de la participación del pueblo, de una renovación de la democracia frente a su secuestro por unos representantes que habían cristalizado en casta? ¿Las víctimas murieron por el pueblo, pero no son el pueblo? Infinita y eterna hipocresía de esa izquierda señorita que siempre se erige en voz del pueblo para vivir de él.

Conferencia política del PSOE
Garzón renovador
Emilio Campmany Libertad Digital 4 Noviembre 2013

¿Es posible otra izquierda? Naturalmente. Es posible. ¿Caben nuevas utopías? Por supuesto que caben. ¿Hay margen para nuevas ideologías? Hay infinitos campos donde ensayar renovadoras ideas y atrevidas propuestas. De ahí que la avanzada de la izquierda española, ese gazpacho hecho a base de rojo tomate y verde pimiento y pepino, haya echado un pie al frente y haya querido participar en la conferencia política del PSOE. Y ha sido muy bien recibida. Lustros de ejercicio del poder han vaciado de ideales al PSOE. Le han secado la imaginación, apoltronado a sus dirigentes, adocenado a sus cuadros, domesticado su espíritu transformador. Ya lo dijo muy gráficamente Talegón: ¿cómo quieren hacer la revolución desde los salones de un hotel de cinco estrellas? Hay que salir a la calle, dejar que el propio sudor se mezcle con el de las gentes que allí claman por los derechos que la derecha les arrebató.

Y Alfredo Pérez Rubalcaba, ese secreto trotskista, ese modesto maoísta, ese empedernido lector de Gramsci, ha comprendido que la luz que iluminará el camino al PSOE tiene que salir de fuera del partido. Hay una famélica legión, desposeída, harapienta, de rostros surcados por la miseria, que clama contra la burguesía, el capitalismo, el dinero, los bancos, los mercados, esos monstruos que han aprovechado la crisis para arrancar a los más débiles los pocos derechos que decenios de lucha obrera les habían otorgado a un precio medido en sangre.

¿Y quién está al frente de la avanzadilla? ¿Quién manda la escuadra que mostrará el camino a los descarriados socialistas? Son los nuevos ideólogos. Gente que ha renunciado a esas pequeñas comodidades con las que el capitalismo corrompe a los izquierdistas débiles de voluntad. Es verdad que hay ex altos cargos de los Gobiernos del PSOE, pero es gente que nunca dejó de ser leal al ideal marxista-leninista. Hay viudas de escritores purpúreos, rectores de rancia tradición familiar en el combate cuerpo a cuerpo contra el fascismo. Pero, sobre todo, está el único, la gran esperanza roja, esa clase de persona que sólo se da una vez por siglo en cada civilización. Alguien que aúna profundidad teórico-ideológica y resolución pragmático-fáctica. Es ése que, a la vez que sabe qué es lo que hay que hacer, está dispuesto a hacerlo, por encima de todo y de todos. Alguien que ya no es que abomine, es que desprecia y escupe sobre el propio bienestar mientras no haya logrado el de toda la humanidad. Un salvador, un adalid.

Garzón es mucho más que un juez. Es mucho más que un justiciero. Es un hombre de recursos que tiene solución para todo. Porque cuando ya no haya otro impuesto que subir, otra tasa que imponer, un bien que incautar, un subsidio que atribuir, un presupuesto que esquilmar, un medio de producción que nacionalizar, una tierra que expropiar, siempre podrá coger un tarjetón con membrete y pedir el dinero a quien lo tiene, empezando como siempre hace: "Querido Emilio:…". Eso sí que es poder.

Administrar la finca
Xavier Pericay cronicaglobal.com 4 Noviembre 2013

Carme Forcadell, esa mujer con nombre de administradora de fincas que preside la Assemblea Nacional Catalana (ANC) -organizadora de la Via catalana del pasado 11 de septiembre-, se ha convertido en un verdadero poder fáctico, lo que da, o debería dar, idea de cómo está Cataluña. Un poder fáctico es, por definición, un grupo u organismo social que ejerce su poder de facto y al margen de los cauces legales. Se trata, pues, de una instancia acostumbrada a presionar, cuando no a amenazar y chantajear. Carme Forcadell declaró hace unos días que confía en que la tan cacareada consulta se celebre en 2014, tal y como acordaron CiU y ERC en su pacto de legislatura. Pero añadió al punto que ya tiene preparada una sorpresa para el caso de que el Gobierno de la Generalidad se haga el remolón y no la convoque cuando debe: "Sería otro gran acto. Una movilización importante. Tengo la idea pero no la diré porque espero que no se tenga que hacer".

Que Forcadell sea militante de ERC en la reserva no constituye una casualidad. ERC es, hoy en día, el principal poder fáctico, gobierna con un 13,7% del voto y 21 diputados sobre 135

Se agradece. Sólo nos faltaría tener que soportar las ideas que pasan por la cabeza de Forcadell antes incluso de que alcance a materializarlas. Pero la simple exposición de sus intenciones constituye ya una amenaza. Una amenaza para todos los ciudadanos, en la medida en que pueden verse obligados a aguantar y costear otro happening independentista, y una amenaza, sobre todo, para el propio Gobierno de la Generalidad, en tanto en cuanto es el destinatario primero del chantaje o, lo que es lo mismo, la institución que debe convocar la consulta el próximo año si no quiere verse expuesta a una nueva demostración de fuerza a cargo de Forcadell y sus muchachos. Con la agravante de que el presidente de ese Gobierno sometido ahora al chantaje se ha erigido en el máximo valedor de las movilizaciones promovidas por la presidenta de la ANC y por otras agitadoras autóctonas de parecida pulsión emancipadora.

Que Forcadell sea asimismo militante de ERC en la reserva no constituye tampoco una casualidad. ERC es, hoy en día, el principal poder fáctico de este país. Gobierna con un 13,7% del voto y 21 diputados sobre 135. Y cada vez que el Gobierno de iure se permite anunciar una medida que no le complace -ya sea la magnitud del ERE en TV3, ya unos recortes en partidas sociales, ya la posible demora en la fecha de la consulta- sale Oriol Junqueras a recordarle a Artur Mas quien manda aquí. Un mandar que no consiste en hacer, sino básicamente en no dejar hacer. Salvo en lo referente a la dichosa consulta. Aquí la inacción es pecadora. O causa inmediata de ruptura. Por eso, además de las admoniciones del propio Junqueras, oímos de vez en cuando las de Forcadell. Por si no basta con las primeras. Y para que el presidente en ejercicio, que tanto se emociona con esas manifestaciones en las que ha creído descubrir la voluntad de un pueblo, no caiga en la tentación de echarse atrás.

Lo cierto es que la Cataluña oficial se ha convertido en una finca independentista. Pero en una finca sin administrador. El que debería administrarla no manda, y el que manda de veras -llámese ERC o Forcadell- no puede ni quiere administrarla. Mientras tanto, todos los sondeos indican, uno tras otro, que la actual representación política en el Parlamento autonómico tiene ya poco que ver con la intención de voto de los ciudadanos, lo que refuerza, si cabe, la sensación de desgobierno y, en definitiva, de inestabilidad. ¿Qué ocurrirá en los próximos meses? Artur Mas parece decidido a celebrar la consulta. O, por lo menos, a hacer el paripé. El siguiente paso, según él mismo ha anunciado, será la disolución del Parlamento autonómico y la convocatoria de unas elecciones a las que el propio convocante piensa dar carácter plebiscitario. Para entonces es muy probable que su carrera política esté más que amortizada y el hombre ya sólo tenga en mente administrar otra clase de fincas, aquí o en Liechtenstein. O dejar que se las administren, que, al fin y al cabo, resulta siempre mucho más cómodo.

Encuesta, que algo queda
Antonio Robles cronicaglobal.com 4 Noviembre 2013

Los grupos de presión políticos y lobbys mediáticos sacan de procesión estos días encuestas que avalen los intereses de los partidos a los que representan. Hace una semana fue El Periódico, este domingo, El País. En su editorial dice este último que "es falso que los catalanes abonen de forma mayoritaria la independencia".

No crean que El País se ha vuelto de golpe beligerante contra los secesionistas, es el preámbulo para vender la tercera vía de socialistas y otros recoge nueces de Unió e ICV-EUiA: "Ni secesión ni continuismo: una vía intermedia, de corte federal, confederal o que suponga un salto cualitativo en el sentido de profundizar la autonomía". La monserga de siempre para chantajear como siempre, pero con encuesta y espíritu conciliador.

En Cataluña, la superstición por las palabras es una tradición. Tenemos una tendencia enfermiza a interponer eufemismos entre la realidad y la verdad. Eso de la tercera vía suena bien, como suena a democracia y libertad eso del derecho a decidir. Aunque sea lo contrario. Por eso, antes de seguir es preciso preguntarse qué es eso de la tercera vía.

Fèlix Millet y la sede de Convergència, por fin, podrían sentirse cómodos y a salvo

Duran i Lleida la definió hace unas semanas al reclamar en La Vanguardia "una España plurinacional, pluricultural y plurilingüística con un modelo confederal". Como si nos hiciera un favor y su solución sirviera de antídoto contra la voladura del Estado que su socio Artur Mas amenaza con llevar a cabo, trata de lograr arteramente con la confederación todos los privilegios que pretenden conseguir con la independencia, pero ahorrándose todos sus costes. Con una confederación donde fueran soberanos en fiscalidad, cultura y lengua habrían logrado de golpe excluir los derechos culturales, lingüísticos y nacionales de los españoles castellanohablantes en Cataluña y, de paso, se habrían quedado con la fiscalidad para negociar desde una posición de Estado su contribución a los costosos gastos de defensa y mantenimiento de las estructuras internacionales comunes, necesarios para mantenerse en el concierto internacional. Por si el saqueo no fuera completo, la federación catalana obtendría en exclusiva la competencia de los tribunales de justicia. Fèlix Millet y la sede de Convergència, por fin, podrían sentirse cómodos y a salvo.

¿Dónde quedaría la progresión fiscal? ¿Quién podría pedir derechos lingüísticos en un Estado con inmersión blindada? ¿A qué tribunal independiente se podría recurrir si sus miembros fueran elegidos en nombre de la adhesión a la nación? Fíjense hoy en el Síndic de Greuges -que tiene autonomía plena- cómo defiende los derechos escolares de los niños a poder estudiar también en castellano. ¿Cómo se podría acceder a una subvención para cuestiones culturales o empresariales en castellano? Si hoy sin todas esas competencias en exclusiva no se tienen, ¿cómo se tendrían en una federación socialista de ese tipo, o una confederación duraniana?

El editorial de El País comete un error, el mismo al que nos está maliciosamente induciendo el derecho a decidir de los nacionalistas: el de reinventar los sujetos de derecho, el de interpretar la naturaleza de la democracia. Viven del ruido, y en el ruido nos confunden. Me explico, el problema no es ese ruido, sino lo que queda ocultado por él.

Lo que se está dilucidando hoy en Cataluña son los derechos de los ciudadanos frente a los privilegios de clase, hoy ocultos tras los derechos de los territorios, los derechos históricos, la propaganda mediática y su plasmación en las manifestaciones callejeras. Ese es el problema, lo vistan como lo vistan editoriales como el de El País, curas progres de ICV-EUiA, carlistas con lenguaje tuneado como Junqueras o ventajistas y vividores como Duran i Lleida. De Navarro ni hablo, me conmueve su genuflexión ante los caciques del pueblo, estos nuevos caciques nacionalistas que se han rodeado de palabras hermosas para seguir exigiendo los mismos privilegios de siempre.

Aún no he visto una encuesta en Cataluña donde se le pregunte con seriedad al ciudadano si quiere estudiar solo en catalán, en castellano o en las dos

No se trata de contentarlos, ni acomodar o ceder ante el chantaje de su fuerza, sino de extender el modelo del Estado social y democrático que nos hemos dado para que los ciudadanos, y no los territorios, tengan iguales derechos y deberes, vivan donde vivan de esos territorios.

La cuestión es si hay honestidad, coraje y voluntad para defender los principios de la democracia republicana, los valores de la ilustración, los derechos humanos y el Estado social y democrático de derecho. Y ninguno de esos modelos pasa por primar territorios por encima de personas, ni derechos históricos por encima de ciudadanos.

No es cuestión de cambiar principios por avatares circunstanciales del tiempo o del espacio. ¿Habría el Estado de ceder autonomía fiscal, monopolio judicial o una independencia pactada a Extremadura porque en el futuro descubrieran un inmenso pozo petrolífero en Las Hurdes? Si el Estado es algo, es seguridad, igualdad, equilibrio, justicia y libertad para todos sus ciudadanos, sin distinción de raza, condición, lugar de nacimiento, lengua o cualquier otra condición. En eso se distingue de un club de putas donde a la menor ventaja, se levantan de la mesa.

Encuestas así no sirven para saber lo que quiere la gente sino para decirle a la gente lo que debe querer. Después de 30 años, aún no he visto una encuesta en Cataluña donde se le pregunte con seriedad al ciudadano si quiere estudiar solo en catalán, en castellano o en las dos. Tampoco si quieren hacerlo en catalán (40%), castellano (40%) e inglés (20%). Se pregunta mucho por las opciones independentistas, pero sigo sin ver ninguna pregunta que lo haga por si prefiere un Estado con Autonomías o sin ellas. En el país del derecho a decidir, esas y otras muchas cuestiones, no es posible plantearlas. ¡Pandilla de trileros!

La doble alma del PP
Rafael Sánchez Saus Foro Ermua 4 Noviembre 2013

Es sabido que los partidos políticos tienen bases, cúpula, órganos, aparato y hasta alcantarillas. Un partido bien ordenado es un conjunto de metáforas extraídas de la geometría, la arquitectura y lo animal, pero pocas veces se oye hablar del alma de los partidos, en el supuesto de que la tengan. Yo tiendo a creer que sí a fuer de católico y en armonía con mi certidumbre de la existencia de ángeles guardianes de ciudades, naciones o instituciones innegablemente animadas. Ahora, ¿podría tener ángel custodio lo que carece de alma? Doctores tiene la Iglesia...

Si el PP posee alma, la tiene escindida. Dos importantes acontecimientos de estos días nos lo certifican: la actitud ante la manifestación de la AVT contra la anulación de la doctrina Parot y, en terreno bien distinto, pero precisamente por eso tan complementario como elocuente, las discrepancias en materia fiscal entre el presidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, y el ministro Montoro. El primero, un asunto de justicia y sentimientos; el segundo, de dineros e ideas. Viene sucediendo en el PP desde hace ya tiempo que en cada tema de verdadera importancia se agudizan discrepancias de fondo entre personalidades del partido que, poco a poco, van perfilando posiciones incompatibles. La impresión es que los campos están cada vez más deslindados, con el aparato rajoyista por un lado y la constelación de figuras relegadas que siguen teniendo a Aznar como referente más o menos íntimo y a Madrid como plaza fuerte, por otro. Que el pueblo soberano y urnícola sabe distinguirlos perfectamente, se vio el pasado domingo en el muy distinto tratamiento que unos y otros recibieron en Colón y alrededores.

Un partido que pretende aglutinar desde las fronteras de la socialdemocracia y el pragmatismo amoral y posmoderno hasta el voto católico y la derecha sin complejos, renegando encima de los referentes políticos y de los valores que podrían dar unidad a tan abigarrado mosaico, sólo puede ser una quimera o un milagro. La doble alma del PP debe traer loco a su ángel guardián, pero no más que a sus sufridos electores. Sólo un potente liderazgo podría seguir amasando esas voluntades dispersas, esas ideas contrapuestas, esos proyectos enfrentados. Rajoy, eterno equidistante sin alma propia, no puede ser ese hombre aunque el temor de todos a la derrota electoral le ayude tanto.

Tres maneras de marginar a las víctimas
Edurne Uriarte Foro Ermua 4 Noviembre 2013

Hay tres maneras de marginar a las víctimas que se han vuelto a reproducir estos días con el debate sobre la sentencia de Estrasburgo y la convocatoria de la protesta de hoy. Las dos primeras son nauseabundas y la tercera es bienintencionada pero tiene también efectos negativos:

Primera: Acusar a las víctimas de deseos de venganza cuando exigen justicia. Esto, la equiparación de la justicia con la venganza lo hace el brazo político de ETA, esta semana, por ejemplo, y eso es esperable. Pero lo hace también, y esto es escandaloso, una parte de la izquierda, ahora y siempre (Recojo algunos ejemplos en mi libro Desmontando el progresismo)

Segunda: Acusar a las víctimas de falta de objetividad y de mesura para intervenir en los debates sobre terrorismo. Los autores de esta segunda estrategia son muchos y bastantes de ellos tienen el descaro de acompañarla con hipócritas palabras de solidaridad con las víctimas.

Tercera: Utilizar el argumento del apoyo a las víctimas para sostener posiciones antiterroristas como si la única razón para sostener tales posiciones fuera el apoyo a las víctimas. Esta tercera estrategia es la que más me preocupa, no sólo por lo extendida que está sino porque lo está entre demócratas realmente activistas contra el terrorismo. Pero que olvidan que ese activismo, por ejemplo, la protesta de hoy, debe estar fundado en las víctimas, sí, pero, sobre todo, en los principios democráticos que nos conciernen a todos. Porque, cuando de terrorismo se trata, víctimas somos todos. Y si restringimos nuestro activismo y nuestras posiciones antiterroristas al apoyo a las víctimas, no sólo las marginamos involuntariamente, sino que olvidamos que el terrorismo es enemigo de toda la sociedad democrática y no sólo de sus víctimas directas.

Madrid, a la ruina en manos del PP
EC 4 Noviembre 2013

Después de despilfarrar miles de millones sin control alguno, Madrid no ha conseguido los Juegos Olímpicos, pero sin embargo ha logrado récords mucho más difíciles: ser la capital más endeudada del Europa y en línea con ello la que mayores cargas financieras tiene que soportar; ser la capital donde más ha subido la presión fiscal y la que coches oficiales de uso personal posee, más que todas las capitales europeas juntas.

Ha logrado ser la capital europea con menor transparencia y menor control en la concesión de obras de construcción multimillonarias; ser la capital europea con siete veces más asesores que la siguiente que más tiene, París; ser la capital europea con más obras de infraestructura abandonadas o absolutamente inútiles para sus habitantes; y ahora para colmo se desploma la llegada de turistas.

De los cementerios olímpicos al nepotismo desenfrenado

Aunque el PP lleva gobernando el municipio de Madrid 22 años con mayoría absoluta, el grueso del expolio a los ciudadanos y de la ruina de la capital corresponde a Alberto Ruiz-Gallardón, que entre 2003 y 2011 campó por libre ante la pasividad su 'jefe' Rajoy, que no movió un dedo para frenar su escandalosa orgía de despilfarro. Con su llegada se producen dos hechos esenciales: el primero, un gasto desaforado en infraestructuras faraónicas sin beneficio para los madrileños o tan costosas que ninguna capital europea ha podido permitírselas, pero que generaban el entusiasmo de los grandes constructores del palco del Real Madrid.

El segundo, crear un gigantesco tinglado de nepotismo con parientes, amigos y correligionarios, del que la nao capitana es la legión de 'coordinadores', directores y asesores, con sueldos entre 60.000 y 90.000 euros, con despachos de lujo, secretarias, coche con chófer y VISA oro, lo que ha elevado el gasto corriente por encima de todo índice imaginable. A partir de 2011, su gran enchufada con vistas a su futuro político, la Sra. de Aznar, ha mantenido y aumentado el expolio de su predecesor

En ninguna capital del mundo civilizado ha sucedido nada parecido. Todas las grandes capitales europeas apenas han incrementado la deuda o la han reducido; los impuestos y tasas son iguales o menores, en ninguna circunstancia se ha producido una subida salvaje del 60% en euros constantes. Impuestos esenciales como el IBI, una carga insoportable para las familias más pobres, estos desalmados lo han multiplicado por tres cuando el valor de la vivienda ha caído casi a la mitad, el 9,9% en los últimos doce meses, y seguirá subiendo el 10% anual hasta 2020. Finalmente, los gastos de personal se han doblado, mientras que en la mayoría de capitales de occidente han bajado.

Más gastos, menos ayudas

Algunos ejemplos son particularmente escandalosos. Los 254 asesores con sueldos de hasta 90.000 euros, frente a los 37 de París, 26 de Berlín o 24 de Londres. La Empresa Municipal de la Vivienda tenía 40 empleados cuando llegó Gallardón, ahora tiene 360; antes no debía un euro y ahora adeuda 700 millones. Hay 235 coches oficiales de uso personal en renting al objeto de cambiarlos cada dos años, y con un coste anual de 17.000 euros por cada uno. La suma de todos los vehículos oficiales de uso personal de todas las capitales de la UE no llega ni a la mitad de los que tiene Madrid, solo el llamado Fondo Europeo (un camelo para enchufar amiguetes y parientes) tiene seis coches oficiales; es de vergüenza.

Entre recortar coches o enchufados de lujo y llevar a la indigencia y a la desesperación a los más necesitados, estos desalmados no tienen duda en su decisiónY sin embargo se han reducido en un 40% las ayudas de emergencias, “las que necesitan algunos madrileños para poder vestirse y comer”(1); se han recortado nada menos que 85 millones de euros para los dependientes; han instaurado el “copago progresivo” en la teleasistencia que la Sra. Botella prometió que nunca se haría..., pero entre recortar coches o enchufados de lujo y llevar a la indigencia y a la desesperación a los más necesitados, estos desalmados no tienen duda en su decisión: ¡si hasta le dieron 144.000 euros a Urdangarin no justificados por Madrid 2016!

Mientras tanto, no hay dinero para recoger las basuras, no hay dinero para pagar a proveedores, el Estado tuvo que darles 1.018 millones en 2012 y 350 en lo que va de 2013 ¡y lo computan como ingresos!; el gasto en mantenimiento y limpieza de la ciudad se desploma, la 'operación asfalto' que se hacía cada año lleva dos sin realizarse y algunas calles de Madrid empiezan a parecerse a las de Lagos o Caracas. Luego se sorprenden de la caída del turismo.     

Inversiones megalómanas

Pero el golpe de gracia han sido las obras faraónicas inútiles para el pueblo de Madrid. La primera por su importancia la han conformado las inversiones para unos inexistentes JJOO, 6.500 millones de euros tirados por la fregadera. En ningún país se ha comenzado jamás la construcción de las infraestructuras olímpicas antes de que los Juegos hubieran sido adjudicados. Hoy son cementerios costosísimos de mantener; en cualquier Estado de Derecho ya habría intervenido el Ministerio fiscal para investigar a los responsables de tan inconcebible prodigalidad.

La segunda inversión propia de un megalómano y perfectamente inútil para los madrileños ha sido la remodelación del palacio de Cibeles como sede del Ayuntamiento, que ha costado 600 millones de euros, a pesar de disponer de una histórica en la Plaza de la Villa y más de 400 edificios en Madrid. En ninguna capital del mundo civilizado un alcalde se ha gastado esa salvajada en acondicionar su sede, es un despilfarro que clama al cielo. La tercera es la Caja Mágica, presupuestada en 120 millones y con un coste final de 300, que sólo se utiliza dos semanas al año. La tercera, el Centro Internacional de Convenciones, donde se han despilfarrado más de 100 millones y que está parado por falta de fondos.

¿En qué benefician al pueblo de Madrid las infraestructuras olímpicas, hoy un desierto urbano?, ¿en qué la obra faraónica del Palacio de Cibeles?, ¿en qué la Caja Mágica? Respecto a los que sí producen algún beneficio, Madrid no tenía dinero para construirlos. El caso más escandaloso es el de los túneles: Madrid tiene 70 kilómetros de túneles para el tráfico, el triple que París, Berlín, Londres o Roma, que seguro que les encantaría tenerlos, sólo que no se los han podido pagar.

El grueso de las inversiones en los JJOO se ha realizado a través de fundaciones que ni siquiera están sometidas al Tribunal de CuentasY todo esto se monta con una total falta de control y de transparencia inconcebible en una democracia. Para empezar, el grueso de las inversiones en las infraestructuras de los JJOO se ha realizado a través de fundaciones que, por no estar, ni siquiera están sometidas a su revisión por el Tribunal de Cuentas. No es que esa revisión sirva para mucho, porque, como el resto de instituciones de control, ese tribunal está al servicio del poder político, pero en el Ayuntamiento de Madrid es que ni eso.

Y, para seguir, cuando sí están obligados a dar explicaciones porque así lo ordena explícitamente el art. 18 del reglamento del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, simplemente no las dan porque consideran, y es cierto, que están por encima de la Ley; UPyD lleva solicitadas 124 peticiones de información desde hace dos años, y al Sr. alcalde primero y a la Sra. alcaldesa después no les da la gana de cumplir con el reglamento y no pasa nada: están por encima de la Ley.

Madrid Arena: del descontrol municipal a la tragedia

El pasado día 31 se cumplió el primer aniversario de la tragedia del Madrid Arena, que es sólo un ejemplo particular de un sistema general de administración de lo público que irrumpió en España desde el inicio de la Transición. Con la ausencia total de control del poder, como acabo de explicar, y el sometimiento de la Justicia al poder político, la corrupción es una consecuencia inevitable.

El personaje central de esta tragedia es un empresario de la noche, Miguel Ángel Flores, con una relación especialmente oscura con Madrid Espacios y Congresos (MEC), la empresa municipal responsable del tema, ya que parecía tener la exclusividad en el arrendamiento a precios irrisorios (12.000 euros el Madrid Arena el día de la tragedia), hasta tal punto de que el resto de empresarios de la noche ni siquiera se molestaban en concurrir. Las irregularidades en la contratación resultan asombrosas, porque el Sr. Flores no está al corriente del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social y, en consecuencia, no podía ser contratado. Además, le debe dinero al Ayuntamiento, lo que lo hace más inexplicable aún.   

El local carece de licencia y, lo que es peor, después de un informe técnico de marzo de 2010 que denunciaba 18 irregularidades gravísimas desde el punto de vista de la seguridad y sobre la evacuación en caso de emergencia, los responsables de MEC hicieron oídos sordos. El gerente, que está imputado, el consejero delegado, el concejal del que depende y el vicealcalde... ¿cuál de estos cuatro responsables tuvo las santas narices de ignorar el informe de los técnicos? La enfermería carecía de lo más elemental, en concreto no tenían desfibrilador, lo que habría salvado la vida de tres de las cinco chicas. Esto es de cárcel en cualquier país civilizado, y aquí nadie responde de nada. 

Esa noche se vendieron entradas que superaban en más de tres veces el aforo máximo, con lo que los ingresos fueron del orden de 360.000 euros, frente a unos ingresos de 12.000 para el Ayuntamiento. Entre 2008 y 2011 movió con los edificios del Ayuntamiento dos millones de euros. Si ese fue el dinero que se quedó el Ayuntamiento, hagan la proporción y calculen cuánto se llevó el Sr. Flores & Cía. Aunque el Ayuntamiento controla a rajatabla los aforos de los locales privados los fines de semana y los cierra sin contemplaciones en cuanto los sobrepasan, el que Miguel Ángel Flores los superara era lo habitual.  

Después de 22 años de administración de Madrid por el PP con mayoría absoluta, este es el resumen de cómo la capital de la nación ha sido llevada a la ruina económica, tanto por la desfachatez en el manejo de lo público como por la falta de control del poder que han presidido las actuaciones del Gobierno municipal. ¿Necesita alguien saber que esta es la condición sine qua non de la corrupción política?

(1) Lo dijo David Ortega, portavoz de UPyD en el Ayuntamiento y el único concejal que ha renunciado al coche oficial, ya que todos tienen derecho a coche, dos asesores y una secretaria, algo que clama al cielo en una ciudad donde un 26% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y hay hambre en algunos barrios. Algo similar no se ve en ningún otro país del mundo.

Las autonomías hacen la guerra fiscal por su cuenta
Javier tahiri, Susana alcelay / madrid  ABC 4 Noviembre 2013

Cuatro comunidades del PP ya han anunciado reducciones de impuestos adelantándose al Gobierno, preocupado por el déficit

Las autonomías hacen la guerra fiscal por su cuenta

Cuando el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció el pasado lunes rebajas del IRPF y de los impuestos de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados, lo hizo con una batería de ejemplos que reflejan la dispersión autonómica de los tributos en España, hoy una maraña que complica el sistema fiscal.

En la actualidad, un matrimonio en el que uno de los dos cónyuges cobra 30.000 euros netos y el otro 20.000 euros con dos hijos de 5 y 3 años que viva en Madrid, pagará el año que viene 272 euros menos de IRPF que los contribuyentes con similares características de cualquier otra región de España, salvo La Rioja, donde esta misma pareja pagaría 144 euros más que en Madrid. Si ambos recibieran una herencia, no tendrían que pagar un euro de impuesto de Sucesiones algo que no ocurre en todas las regiones. Y si decidieran coger el coche para ir a Galicia el fin de semana, atravesarían tres autonomías con tres impuestos diferentes sobre el precio de la gasolina, el conocido como «céntimo sanitario» (llamado así porque el recargo va destinado a cubrir los gastos sanitarios de las autonomías) de los 1,7 céntimos el litro de Madrid, pasando por los 4,8 de Castilla y León para desembocar en el océano y en los 2,4 céntimos de Galicia, que el año que viene aumentará a 4,8 según ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Casos que reflejan que Madrid continúa la senda de liberalización e impuestos bajos que ha marcado la política de esta comunidad desde que Esperanza Aguirre llegara al poder en 2003 y anunciase una batería de rebajas fiscales. Ahora, la autonomía que preside Ignacio González rebajará el año próximo en 1,6 puntos el tramo autonómico de IRPF repartido en toda la tarifa, un punto el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) hasta situar el tipo general en el escalón más bajo de España con un 6%, Actos Jurídicos Documentados (AJD) 0,75 puntos y eximirá del «céntimo sanitario» a los transportistas.

Pero el momento elegido genera suspicacias. Las bajadas de impuestos anunciadas entrarán en vigor en 2014, un año antes de las elecciones que se celebrarán en doce comunidades (Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Baleares, Canarias, Aragón, Murcia, Comunidad Valenciana, Navarra, Cantabria y La Rioja). Cuando Ignacio González anunció la bajada de impuestos estaba inaugurando la campaña electoral para los comicios de 2015», opina el profesor del IESE Business School, José Ramón Pin Arboledas. En lo que va de año Extremadura, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Galicia y Cantabria han anunciado rebajas tributarias, aunque de menor calado que las previstas por Madrid.

«Será que les sobra el dinero», fue la frase con la que despachó la situación el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Sin embargo, en la última parte de 2015 también hay comicios nacionales. Y mientras estas autonomías prometen bajadas del Impuesto sobre la Renta, el Gobierno ha pospuesto la subida temporal del IRPF que aprobó a comienzos de 2012 para aplicarla en 2014 también, con el objetivo de cumplir el objetivo de déficit con Bruselas, flexibilizado al 6,5% del PIB este año.

Este es el motivo del malestar que existe detrás del discurso oficial frente a los movimientos de las autonomías. Parte de este descontento del Ejecutivo se explica por las posturas autonómicas. Comunidades como Valencia o Cantabria, que han anunciado algunas bajadas de impuestos, se acogieron este año al Fondo de Liquidez Autonómica, con 2.300 millones y 122 millones, respectivamente. La propia Comunidad de Madrid pidió un préstamo de 250 millones al Banco Santander para pagar a proveedores y, según fuentes de la Comunidad, pretende salirse del plan de pago abierto por el Estado para este fin. El control financiero ejercido sobre la autonomía al estar en este programa era la razón de ello, si bien Madrid finalmente también figura en el segundo tramo del plan de pago a proveedores ya que al adscribirse a la primera parte del programa prorroga «automáticamente» su adscripción al siguiente.

Las rebajas autonómicas llegan en un momento en el que el sistema fiscal en su conjunto está en cuestión debido a su insuficiencia para recaudar: en 2008 los ingresos del Estado cayeron un 13,6% pese a que ese año la economía española creció un 0,9%. La imposibilidad de controlar el gasto público de la Administración Central y las comunidades durante los años de crisis ha terminado de confirmar la necesidad de reformar el modelo, con el diseño de un nuevo sistema de impuestos y revisando el modelo de financiación territorial.

Comité de expertos

Dos asignaturas pendientes que el Gobierno quiere solventar el próximo año: en febrero de 2014 un comité de expertos presentará sus propuestas para la primera reforma y meses después el Ejecutivo abordará la que afecta a las autonomías. La reforma fiscal precede a la territorial por lo que ambas están conectadas. Ante la posibilidad de que Madrid marque el camino de la futura reforma fiscal del Gobierno, desde el Ejecutivo lo niegan. «Las rebajas fiscales anunciadas en algunas autonomías no tienen en cuenta ninguno de los cambios que vendrán», rechazan desde Hacienda.

Algunas de las líneas estratégicas que se estudian dentro de los cambios fiscales que se abordarán son la bajada del tipo nominal del Impuesto de Sociedades y eliminar deducciones en este gravamen, además de una evaluación del IRPF y de otros impuestos como el IVA. Lo cierto es que entre las posibilidades que apuntan los expertos consultados figura la de dar más competencias recaudatorias a unas autonomías que tienen transferidas la mayor parte del gasto público pero no así los ingresos ya que dependen de los impuestos compartidos con el Estado (IRPF, IVA e Impuestos Especiales), de los cedidos (Sucesiones y Donaciones, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales, Actos Jurídicos y Documentados y otras figuras), así como de las transferencias del Estado.

El mejor sistema fiscal

Pero... ¿cuál es el sistema fiscal óptimo? «¿Ceder totalmente la recaudación y gestión de impuestos a las autonomías? Esto tiene ventajas e inconvenientes, porque los ciudadanos pueden distinguir qué región tiene impuestos más altos y más bajos y responsabilizar a cada dirigente. Pero también puede complicar la gestión, y lastrar la actividad al afectar al mercado único. Lo ideal sería un sistema con impuestos muy descentralizados y a la vez que su estructura global tampoco cambiase en exceso. Que pudiéramos comparar los tipos de una autonomía y otra, algo que ahora no podemos hacer por la cantidad de exenciones aplicadas», considera el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, Valentí Pich.

En 2013 existían hasta 186 desgravaciones autonómicas según el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Sin embargo en el IRPF, por ejemplo, el número de deducciones aplicadas por las comunidades apenas supuso un 3% de lo que las administraciones dejaron de ingresar por bonificaciones fiscales en 2011 sobre este gravamen.

Pin Arboledas propone acordar un escenario dentro del cual las autonomías tengan libertad para modificar sus figuras sin que haya grandes diferencias entre ellas. «En la actualidad no creo que haya una excesiva dispersión fiscal entre autonomías, pero en el futuro hay que prestar atención a que se produzca. Debe haber una armonización fiscal pero aumentando o manteniendo al menos la libertad tributaria de las comunidades», incide.

Destaca Pich que el problema de los impuestos diferenciados es el efecto desviación que genera y la competición entre autonomías. «Hay que reconocer que Madrid ha jugado bien sus cartas. Que alguna comunidad tenga Transmisiones Patrimoniales al 10% cuando no se vende un piso... lo que interesa es que vuelva a haber movimiento en el inmobiliario. Me parece acertado rebajar esta figura, igual que las otras. Sin embargo, bonificaciones como las aplicadas a Patrimonio o Sucesiones son más discutibles», asegura.

El atractivo fiscal que tiene Madrid frente a otras regiones, por ejemplo, como Cataluña, también afecta a la fiscalidad de los que más ganan, entre ellos los directivos. La rebaja fiscal anunciada por el presidente de la Comunidad de Madrid situará el tipo marginal máximo -que se aplica sobre rentas superiores a 300.000 euros- al 51,5%, mientras que la región catalana mantiene un gravamen máximo del 56%, un porcentaje que en el mundo solo supera Suecia y Aruba.

Así, un madrileño soltero que tenga unos ingresos brutos anuales de unos 100.000 euros pagaba hasta ahora 38.827 euros en el Impuestos sobre la Renta, 471 menos que en Cataluña. Pues bien, con la nueva rebaja anunciada para el año próximo, la diferencia entre ambas regiones se agranda hasta los 900 euros.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
No es por señalar

Javier Zarzalejos Foro Ermua 4 Noviembre 2013

El Congreso de los Diputados. 12 de noviembre de 1991. Toma en consideración de la proposición de ley presentada por el PP para que terroristas y narcotraficantes cumplan íntegramente las penas. No es por señalar. Pero en estos tiempos de memoria confusa y descalificación generalizada conviene hacer un mínimo esfuerzo de recuerdo para distinguir, desde nuestra común condición de seres falibles, los errores de unos y otros, que esos no son necesariamente compartidos. Viene esto a cuento de la polémica en torno a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que ha anulado la aplicación de la “doctrina Parot” a la etarra Inés del Río.

El episodio tiene lugar el 12 de noviembre de 1991. Pleno en el Congreso de los Diputados. En el orden del día, la toma en consideración de la proposición de ley orgánica presentada por el Partido Popular sobre modificación de los artículos 98, 98 bis, 99 y 100 del Código Penal y concordantes de la Ley General Penitenciaria. Diario de sesiones.

Portavoz del Grupo Popular, Sr. de Rato Figaredo: “Sr. Presidente, señorías, por cuarta vez el Grupo Parlamentario Popular plantea una iniciativa ante esta Cámara para conseguir que los terroristas y los narcotraficantes cumplan íntegramente las penas a las que son condenados (…). El Grupo Popular planteó esta iniciativa, por primera vez, en septiembre de 1986, recién finalizadas las elecciones generales de junio de este mismo año, y la incluyó en su programa electoral de 1986 y 1989 (…). Nuestra proposición de ley orgánica que hoy presentamos aquí –y que espero que consiga el respaldo de la Cámara en su toma de consideración– pretende excluir a los condenados por delitos de terrorismo y tráfico de drogas de los beneficios de reducción de condena y de los permisos de salida contemplados en la legislación vigente. En concreto, asegurando el cumplimiento íntegro de las condenas, mediante la supresión, en ambos casos, de la libertad condicional y la redención de penas por el trabajo, anteriormente mencionados por mí de un informe del Fiscal General del Estado, e impidiendo el posible quebrantamiento de condena mediante la supresión del permiso de salida temporal”.

Sr. Olabarría Muñoz: “Sr. de Rato, es la cuarta vez que su Grupo Parlamentario presenta una proposición de estas características, y va a ser la cuarta vez que mi Grupo Parlamentario va a votar que no a su toma en consideración (…). En este momento entendemos que unas previsiones como las que se contienen en esta proposición de ley no es pertinente debatirlas (…). Entendemos que esas medidas son de dudosa constitucionalidad (…). Entendemos que de forma apriorística no se puede condenar a un colectivo entero, sino a ‘posteriori’ de forma individualizada”.

Sr. Sartorius Álvarez de las Asturias Bohorques (IU-Iniciativa per Catalunya): “Hay que ser implacables en la lucha contra el terrorismo y el gran narcotráfico y no hay nada más contrario a este principio de la implacabilidad que el criterio de la emotividad (…). Lo menos implacable en la lucha contra el terrorismo y contra el gran narcotráfico es dividir a esta Cámara en este tema: eso es lo menos implacable (...). La opinión del Partido Nacionalista Vasco me parece relevante en materia de terrorismo, así como la del Gobierno Vasco, que ya se ha pronunciado diciendo que no considera esto oportuno”.

Sr. Rodríguez Zapatero por el Grupo Socialista: “La proposición, desde nuestra perspectiva, tiene una técnica legislativa muy deficiente (…). Ese debate sobre los beneficios penitenciarios que se pueden determinar, las restricciones que se pueden establecer, los supuestos concretos desde el punto de vista de política criminal, sería una política francamente reaccionaria establecer cláusulas generales, sin tener en cuenta las condiciones subjetivas e individuales (…) esto no supone en ningún caso un instrumento absolutamente perentorio y urgente para la lucha contra el terrorismo (...) nos parece esencial para que la posición del Grupo Socialista no sea favorable a la toma en consideración de esta proposición de ley orgánica la evidente dispersión de posiciones de los diferentes grupos parlamentarios que, en un tema sin duda importante como este, debería hacer recapitular a los grupos que han mantenido esta posición”.

Sr. de Rato Figaredo, en turno de réplica a Rodríguez Zapatero: “Lo que digo a su grupo y le digo al Gobierno –en ausencia– es que está incumpliendo un compromiso político, que ese compromiso político tiene un coste y que ese coste se llama que los delincuentes, narcotraficantes y terroristas del año 1991 saben que se van a poder acoger a medidas de gracia que reducen su condena al 50% como dice, por otra parte, el Fiscal General del Estado, no nosotros. Esa es toda la discusión (…). A lo mejor lo que nosotros proponemos no es la solución definitiva; pero, desde luego, la única manera que esta Cámara tiene –y perdónenme la expresión– de que los narcotraficantes y los terroristas sepan que vamos en serio, es que hagamos leyes, no que hagamos declaraciones”.

Convergencia y Unió expresó su apoyo a la toma en consideración de la proposición con una medida intervención de su portavoz, el diputado Trías de Bes. En una argumentación nada evasiva reiteraba la crítica al Gobierno por no presentar el proyecto de Código Penal al que aquel sistemáticamente se remitía para eludir el debate de las medidas que el PP había propuesto. Hubo que esperar a 1995 para acabar con la remisión de penas por trabajo en el llamado “Código Penal de la democracia” que entró en vigor en mayo de 1996, 79 asesinatos después de este debate parlamentario. Sólo en 2003 se pudo introducir el principio de cumplimiento efectivo de las penas para los delitos mas graves.

El pinchazo de la burbuja independentista, según 'El País' y 'La Vanguardia'
Valentí Puig escribe en el diario de Prisa que la consulta "se evapora"; Antoni Puigverd, en el de Godó, cuenta el caso de un nazi que se ha vuelto moderado.
Pablo Planas cronicaglobal.com 4 Noviembre 2013

De ser cierto todo lo que cuentan todos los periódicos, los preparativos para la celebración de un referéndum de independencia avanzan a pasos agigantados, hasta el punto de que en los presupuestos autonómicos para 2014, que se presentarán mañana, ya se prevé el coste de su realización. En paralelo, el golpe del timón de Artur Mas, la marcha atrás, el plegar velas, la retirada, en desbandada o estratégica, es una realidad específica y concreta. Es decir, habrá consulta y no habrá consulta. En El Punt Avui, por ejemplo, se anuncia en la portada: "Cinco millones para la consulta", y se añade: "Por la vía 150.2", que no es el número de preguntas que se barajan para el referéndum ni tampoco un dardo contra Duran, sino el artículo de la Constitución que facilitaría el traspaso de competencias exclusivas del Estado, como la de convocar consultas vinculantes para pegarse un tiro en el pie.

Según este diario, el referéndum es un hecho irreversible, algo así como la existencia de las mareas o la fuerza de la gravedad. Marc Bataller firma la información sobre los presupuestos autonómicos en la que se especifica que CiU y ERC han acordado destinar cinco millones para la celebración de la consulta, una partida que puede ser ampliable. Emma Ansola, por su parte, firma la noticia relativa al artículo del que se valdría el bloque independentista para reclamar la potestad de convocar referéndums como el que nos ocupa.

Más allá de la debilidad o fortaleza de las interpretaciones de lo jurídico en los periódicos (hay más de lo primero que de lo segundo), llama la atención la invocación al pacto del Majestic, en 1996, en la información de Ansola. Parece que fue ayer. (Arturo San Agustín, que ya ha debutado como columnista en La Vanguardia explicaba el domingo que sigue habiendo un bar en el hotel, entre otras cosas). El citado pacto es el precedente al que apelarían los diputados secesionistas, puesto que fruto de aquel acuerdo entre Aznar y Pujol se traspasaron a Cataluña las competencias en materia de tránsito o tráfico. No es que sea lo mismo el tráfico rodado que declarar la independencia, pero en El Punt Avui no cesan de encontrar agujeros negros constitucionales a favor del denominado "derecho a decidir".

En cambio, en el Ara están más por la retórica y aún se solazan con los efectos de su editorial del domingo en contra del editorial del otro domingo de La Vanguardia. Más de dos mil retuites, se jactan en el periódico que ha conseguido su texto: "Llamémosle por su nombre: democracia". Se trata de una refutación, por decirlo de algún modo, del: "¿Quién teme a los moderados?" de La Vanguardia. (Si es por editoriales, en el Abc del domingo había uno sobre la ruptura checoslovaca que temblaba Bratislava).

Por un lado, en el relato informativo de El Punt Avui la realidad, los hechos y su sustancia, se acomodan a las vísperas de la independencia como el amanecer al día; por otro, en el resto de los diarios el caso catalán pierde fuelle y sale de la UCI de portada. Por ejemplo, en La Vanguardia y en El Periódico, el pinchazo de la burbuja independentista y cambio de tercio se detecta ya desde portada. El primero afirma que "Barcelona, junto a París y Londres en inversión hotelera" (así, sin verbo y a pelo) mientras que el segundo alerta de que: "Los desahucios castigan ya a las clases medias". El Abc, por si acaso, avisa en portada de que: "La independencia sería la ruina", pero para Cataluña, y cifra las pérdidas en 25.000 millones, dos tercios del comercio interior más la deslocalización de empresas. En cambio, el resto de los diarios de Madrid también transcurren por derroteros ajenos a lo catalán.

En El Mundo, por ejemplo, se cuenta que: "La sanidad vasca fomentará que médicos y enfermos hablen euskera", pero lo que más llama la atención es el escaso espacio que otorgan al fenómeno secesionista. Hay que leer la contraseña del día (la frase que aparece sobre la cabecera del diario) para encontrar un rastro de política catalana. "El nacionalismo es el sarampión de la humanidad" es la frase, que no corresponde a la última declaración de Rosa Díez sino que es una cita de Albert Einstein. Oído cocina. La foto es para la mentada Díez (del fotógrafo de Efe Chema Moya) en éxtasis congresual.

En La Razón, además de una encuesta en la que se afirma que el PP aún le saca 4,1 puntos al PSOE a seis meses de las elecciones europeas -o sea, que tal vez no haya consulta, o sí, pero lo que es seguro es que en 2014 se vota en Cataluña, salvo que se adelante mucho la independencia-, entrevistan a Del Bosque, que como es lunes nos avisa de que "lo normal es que no ganemos el Mundial". Que el seleccionador nacional diserte sobre lo normal y lo raro tiene su hondura, sobre todo en las fachadas de Cataluña, donde el balompié comparado permite aflorar un significativo voto oculto españolista.

En El País tampoco hay rastro de actividad sismológica catalana, otra muestra del cambio de aires. "Bruselas pide a los estados más flexibilidad con la inmigración" es el título principal. La fotografía es para el secretario de Estado de los EEUU, John Kerry, con unos militares egipcios. Además, desempolvan, con poca fe a tenor del discreto espacio en primera plana, el expediente del ex tesorero del PP: "Hacienda acredita que Bárcenas controló cuentas del PP hasta 2011".

Es en las páginas de la edición catalana del diario de Prisa donde más nítidamente se percibe la otra Cataluña o la Cataluña real, según se mire. La historia del tren Regional exprés entre Lérida y Barcelona que iba perdiendo las ventanillas por el camino no es una metáfora del bajón del suflé, sino una crónica de Dani Cordero y Mercè Pérez sobre un accidentado viaje, sin víctimas, el pasado 21 de octubre. Los usuarios habituales de las Cercanías y las medianías en Cataluña ya se lo imaginan, porque tratándose de Renfe en esta Comunidad lo normal es más bien una categoría de lo improbable, como la puntualidad, la limpieza y el mantenimiento de las vías, las catenarias y demás. De hecho, lo de Renfe aquí es como un viaje a Albania sin ir más lejos que a Cerdanyola, una cosa digna de estudio.

Es Valentí Puig, desde esas páginas, quien disecciona los significativos cambios en la dirección del viento y la humedad relativa del clima político catalán, en un artículo titulado: "Pautas del ilusionismo". "La consulta catalana 'o sí o sí' se evapora. La exigencia de diálogo se matiza como en diálogo en el marco de la ley. Aquellas exóticas mayorías indestructibles ahora son necesaria configuración de mayorías posibles. De considerar predemócratas a los no secesionistas se pasa a esperar un gesto de Rajoy. [...] Detener la marea independentista se va a convertir en uno de los objetivos del ilusionismo, con lo que quedarán en la frustración algunos cientos de miles de ciudadanos de Cataluña, animados por la emotividad de un espejismo que quería ser una culminación tan emocional como protohistórica", afirma.

Sobre la cuestión retórica del viraje y sus cimientos editoriales, Puig advierte: "Inevitablemente, ahora todos somos moderados. Y quien más quien menos pretende detentar el monopolio de la moderación. [...] Al igual que tanta moderación excluyente es un efectismo inútil, sería saludable evitar, en la medida de lo posible, otras extravagancias semánticas, como el transversalismo, el 'pal de paller' pujolista o el choque de trenes, portentos específicos de la politología nacionalista".

Más señales. "Mas entierra definitivamente el registro de adhesiones a sus políticas" se titula una información de Àngels Piñol, también en El País. Es el primer tiro que le sale por la culata, que se sepa, a Francesc Homs, el consejero de cabecera y quien ha confirmado en una respuesta parlamentaria a Iniciativa que su brillante idea ha ido a parar al archivo. Tratándose de Homs, el plato se sirve con muchas patatas de guarnición.

Un artículo clave no es lo mismo que un artículo en clave. Si el de Puig pudiera considerarse del primer género, el de Antoni Puigverd en La Vanguardia es, sin duda, del segundo. "Historia ejemplar de un neonazi" se titula, lo que de entrada provoca un respingo desacostumbrado a la hora de leer a Puigverd. El trasunto es el arrepentimiento de un dirigente de los nazis de ahora en Hungría y el texto concluye así: "Lo realmente interesante de la historia de Csanád Szegedi es que, habiéndose descubierto judío, ha renegado no sólo del daño que había causado a los judíos, sino del daño que había causado también a los gitanos, a los moldavos y a todas las minorías de su país, incluidos los inmigrantes, a los que había perseguido con saña en nombre del etnicismo nacional. Csanád Szegedi ha renegado no sólo del odio contra los judíos, sino del odio en general y del racismo como ideología. Ahora se siente judío, pero no como aquel que abraza el destino de una sola tribu, sino abrazando el destino de toda la humanidad". ¿Qué? ¿Es o no es una clave la historia del antes nazi y ahora moderado Szegedi?

Otra señal del regreso al estadio prestelada de la historia catalana es la misma apertura de la sección política de La Vanguardia: "El PSOE reconoce los errores de Zapatero para avalar su renovación". ¿Y de lo nuestro? Pues el convergente Josep Rull, unas páginas más atrás, que pide "máximo consenso para una pregunta 'ambiciosa y clara'". Lo firma Redacción, lo que apunta casi siempre a relleno informativo procedente de las agencias; la típica nota que hay que publicar por compromiso, como la media columna o despecie que el mismo periódico concede a Joana Ortega, quien, todavía en el Canadá, no parece haberse enterado del volantazo y dice que la consulta "no es moneda de cambio". A la que le cuenten lo de Szegedi le va a dar un jet lag ideológico que lo va flipar doña Joana. No es que su viaje al Québec fuera una demostración de la voluntad irrevocable del Gobierno autonómico o de la mayoría del Parlamento autonómico de consultar a los catalanes, pero al menos cuadraba con las informaciones del Avui.

Por cierto y por concluir: todos los diarios avisan del hipotético regreso de Garzón al PSOE, que más que moderarse mira de renovarse con escaso éxito fuera de Cataluña. El ex juez se habría ofrecido a los socialistas con el rector de la Complutense como acompañante de lujo. ¿Qué quién es el rector de la Complu? Pues un hijo de Santiago Carrillo, el matemático José Carrillo Menéndez.
 
Osakidetza
El Gobierno vasco fomentará que médicos y enfermos hablen euskera
Creará un registro de pacientes y trabajadores eusñaldunes por preferencias lingüísticas
 www.lavozlibre.com  4 Noviembre 2013

Madrid.- El Servicio Vasco de Salud -Osakidetza- creará un registro de pacientes y trabajadores euskaldunes que permitirá identificar las preferencias lingüísticas de los ciudadanos y la disponibilidad de personal para poder ofertar servicios bilingües. Además, fomentará que los profesionales hablen euskera, convirtiéndose así en el primer gran registro lingüístico de la autonomía, que abarcará toda la población y que estará liderado por la mayor empresa de Euskadi.

Tal y como publica 'El Mundo', además de crear un registro de preferencias lingüísticas, el Servicio Vasco de Salud estudia premiar el empleo del euskera como lengua de trabajo y de relación interna, así como de oferta de servicios en su red de centros asistenciales. El Osakidetza tiene muy avanzado un plan de acción para incentivar a sus distintos directivos y responsables premiando los avances lingüísticos que logran en sus organizaciones.

El reconocimiento se hará a través de los contratos-programa que cada año suscriben los organizadores que integran el Servicio Vasco de Salud y con los que se financian. De este modo, la cuantía de los contratos se verá parcialmente condicionada por el cumplimiento o no de objetivos e indicadores en el empleo del euskera.

Con esta fórmula, se evaluarán aspectos como el nivel de satisfacción de pacientes y trabajadores, la lista de especialidades ofertadas en ambas lenguas o las actuaciones de sensibilización y fomento del empleo del euskera que hayan sido promovidas internamente. Todas ellas son medidas que aparecen incluidas en el borrador del II Plan de Normalización del Uso del Euskera en Osakidetza 2013-19 que ultima el departamento sanitario del Gobierno vasco y que ya se ha comenzado a sondear con los diferentes agentes sociales.

LA RECEPCIÓN, EN EUSKERA
El nuevo plan de promoción del euskera se estructura en las mismas áreas que el anterior, y en todas establece niveles de prioridad en la consecución de objetivos lingüísticos en función del nivel de euskaldunización geográfica que determina el Eustat -Instituto Vasco de Estadística-:

Comunicación: Se realizará la recepción de pacientes siempre en euskera con "el saludo y las primeras frases", para continuar en castellano si así lo requiere el interlocutor. También se detalla que en el caso de que el trabajador de información o recepción no hable euskera deberá remitir "con sumo respeto" al usuario a otro compañero euskaldún.

Relaciones externas: Según el Plan, se deberá emitir toda la documentación de forma bilingüe y se estudiará la posibilidad de hacer bilingües todas las historias clínicas del Servicio.

Relaciones internas: Los profesionales podrán registrar, al igual que los usuarios, sus preferencias lingüísticas. Cada organización deberá tener un plan bienal de adiestramiento lingüístico para sus empleados.

Gestión lingüística: En los contratos-programa se ponderarán los avances en cada área del Plan.

Tribuna de papel / El primer vistazo del día
La penúltima locura del nacionalismo: para ser atendido en un hospital vasco hay que saber euskera
El ex juez prevaricador Garzón busca reacomodo en la política y se ofrece al PSOE
Juan Velarde. Periodista Digital 4 Noviembre 2013

Temas sorprendentes en las portadas para este primer lunes del penúltimo mes del año. El 4 de noviembre de 2013 será recordado por, entre otras cosas, por saber que si usted se pone malo en el País Vasco, más le valdrá saber euskera o puede ser que acabe resolviendo su problema de salud en un establecimiento de comida rápida. También hay hueco para las corruptelas habituales, es decir los sindicatos y Bárcenas o los ‘nuevos fichajes' que se le han ofrecido al PSOE para ganar las próximas elecciones.

EL MUNDO
Curioso el tema con el que abre hoy el periódico de Pedrojota: "La sanidad vasca fomentará que médicos y enfermos hablen euskera". Osakidetza (es decir el Servicio Vasco de Salud) creará un registro de pacientes y trabajadores euskaldunes para identificar sus preferencias lingüísticas. Añade que se premiará el uso del euskera como lengua de trabajo con incentivos económicos en los contratos con los centros (lo de salvar vidas o realizar complicada intervenciones quirúrgicas no supone un plus de calidad alguno). Lo mejor de todo es que este servicio de salud pretende avanzar siempre caminando un paso por delante de la demanda de los ciudadanos. Pero, vamos a ver, si en euskera no se expresan ni en el propio Parlamento de Vitoria.

El segundo asunto que lleva a su portada El Mundo es que "CCOO pagó sueldos de sindicalistas con ayudas de la Junta a formación". Uno de estos afiliados que se benefició de esta supuesta mamandurria declaró sin sonrojo que "yo estuve contratado por Forem y no sé dónde coño está la calle". Gráfico y bastante esclarecedor.

La foto es para Rosa Díez, esa política que están encumbrando varios periodistas, entre ellos el propio director del diario de Unidad Editorial y el periodista de EsRadio y columnista de El Mundo, Federico Jiménez Losantos. La imagen es como si la líder de UPyD hubiese ganado unas elecciones o una media maratón, con los ojos cerrados y los brazos abiertos en señal de victoria. El titular de la foto es "Si no cumplimos lo que prometemos, no vuelvan a votarnos". De momento, salvo en Asturias o Getafe, su poder decisorio y decisivo es más bien escaso.

Finalmente, ojo a lo que se cuece por la orilla de Ferraz: "Garzón y el hijo de Carrillo se ofrecen al PSOE para reforzarlo y derrotar al PP". ¡Vaya dos patas para un banco! Eso sí, habrá que ver que dicen Llamazares o Cayo Lara. En primer lugar, porque el ex juez ha estado tonteando con IU y que el hijo de Carrillo se vaya a la banda socialista (que para los comunistas es poco menos que una derecha extrema dentro de la izquierda...) pues es como para hacérselo mirar.

EL PAÍS
El rotativo de PRISA abre a dos columnas con "Bruselas pide a los Estados más flexibilidad con la inmigración". Detalla que la Comisión y los Gobiernos chocan por definir una política común. Todo esto viene a colación de lo acaecido semanas atrás en la isla de Lampedusa, pero seguro que si nos remontamos a años atrás, cuando las pateras llegaban tan fluidas como el tráfico aéreo del aeropuerto de Frankfurt, la reacción en Europa sería algo similar. Sólo se reacciona a golpes de oleada de llegada de ‘sin papeles'.

El segundo punto de interés para El País es que "Hacienda acredita que Bárcenas controló cuentas del PP hasta 2011". Esto quiere decir que el extesorero (y hoy presidiario de postín en Soto del Real) mantuvo los poderes pese a su imputación. Así que ni finiquito en diferido ni nada por el estilo. El informe ha sido remitido por la Agencia Tributaria a la Audiencia Nacional.

Y que la situación económica en nuestro país sigue siendo una cuestión de máxima preocupación lo demuestra el hecho de que "La crisis borra 80.000 hogares en España en un solo año".

LA RAZÓN
El periódico de Paco Marhuenda lleva a su portada un tema trascendental para todos los españoles. ¿La crisis? ¿la corrupción? ¿tal vez la renuncia de partidos y sindicatos a las ayudas públicas? No, nada de eso. Aprovechando que este medio cumple 15 años (muchas felicidades de parte de la redacción de Periodista Digital) La Razón inaugura una serie de entrevistas a españoles notables y el primer escogido es Vicente del Bosque. El seleccionador afirma que "Lo más normal es que no ganemos el Mundial". Bien, correcto, pero tal vez los lectores hubiesen preferido otro protagonista para comenzar esta ronda de '15 años, 15 protagonistas'.

La segunda noticia es que "El PP sería el más votado con una ventaja de cuatro puntos sobre el PSOE". Se refiere a la encuesta de NC Report a seis meses de la elecciones europeas. Aquí poco parece importar el candidato y La Razón destaca que "Rajoy no hará grandes cambios por la designación del aspirante, que no se conocerá hasta finales de año (que es donde ya estamos, dicho sea de paso) o principios de 2014.

La buena noticia del día es que "Los pensionistas ganarán 1.000 millones en poder adquisitivo por la contención del IPC". Algo es algo tras años en los que su situación no había sido todo lo boyante que hubiesen querido.

ABC
El diario de Bieito Rubido representa hoy un cielo azul roto por el perfil geográfico de Cataluña y un barquito decorado con la estelada que se va hundiendo en el mar. El titular, claro y directo, "La independencia sería la ruina". Los profesores del IESE alertan de que Cataluña perdería dos tercios de su comercio con el resto de España, amén de que el golpe económico total sería de 25.000 millones, porque también habría fuga masiva de empresas.

ABC destaca en segundo lugar el "Pelotazo inmobiliario del PSOE en la época de Zapatero". Precisa que compraron al ICO diez inmuebles por debajo del valor de tasación y sin concurso.

LA GACETA
José Antonio Fúster abre con la reelección de la presidenta de UPyD, pero desde una óptica diferente: "La izquierda nacional" y explica que durante sus años como consejera del Gobierno vasco nunca tuvo la bandera española en su despacho. Tan solo la ikurriña. Añade que la líder de la formación magenta obtuvo el respaldo de casi el 93%, pero no hubo candidaturas alternativas a las que votar.

La Gaceta también lleva el ‘futuro' nuevo fichaje del socialismo: "Garzón, el ex juez prevaricador capitanea un minifrente de izquierdas para derrotar a la derecha y se lo ofrece al PSOE". Sería surrealista, sobre todo después de cómo salió el ex magistrado de la bancada socialista hace casi 20 años.

Puede seguir al autor de este resumen de prensa en Twitter: @JuanVelarde1972

Escribidores nacionalistas: de la "Brunete mediática" a "la prensa del cornetín"
La prensa independentista catalana sigue arremetiendo contra los medios editados en Madrid.
El Buscón www.vozpopuli.com 4 Noviembre 2013

Para los nacionalistas, poco acostumbrados a los medios de comunicación independientes, los periodistas radicados en Madrid han sido siempre "la Brunete mediática". En territorios donde se impone el pensamiento único, el editorial único, la subvención generosa, la barretina como ideario, la estelada como meta y el halago al poder como norma, guía y tablas de la ley, eso de tener medios de comunicación más o menos independientes o, al menos, no adosados a las falditas del poder, siempre chirría.

El último hallazgo en esta línea lo ha "emulsionado", por utilizar la jerga del cronista oficial del régimen catalán, Enric Sopena, un tal Vicent Sanchis, que tuvo altas responsabilidades en los medios oficiales de la Generalitat en los tiempos del pujolismo más acendrado. Ahora está al frente de El Punt, un diario independentista de comarcas, fusionado con el celebérrimo Avui, dependiente tambien de los dineros públicos del Gobierno catalán. O sea, del dinero de todos los españoles, Montoro mediante.

Este Sanchís ha descubierto el término "la prensa del cornetín" para referirse a los diarios de Madrid. Malo ofender quien no puede, porque Sanchís, como la práctica totalidad de la prensa que se edita en Cataluña, está mayoritariamente a sueldo de los colores nacionalistas y de los diezmos gubernamentales de Convergencia. Habría que llamarla, a esta prensa del estanque dorado catalán donde casi todo huele a corrupción en Palacio (del Palau y de la Generalitat) "la prensa del tamboril...del Bruc". Marcan el paso según el redoble de tambor que escuchen en la Generalitat


Recortes de Prensa   Página Inicial