AGLI Recortes de Prensa   Lunes 11  Noviembre 2013

PP y PSOE han destruido el futuro de España
Roberto Centeno El Confidencial  11 Noviembre 2013

Mientras España sigue empobreciéndose sin pausa*, una miserable casta política hundida en un mar de corrupción y de ignominia se dedica a pelearse en un todos contra todos por lo único que les importa: sus intereses bastardos. Más impuestos y nada de recortar gasto, plantea un Rubalcaba enloquecido, en el que ya no confía el 91% de los ciudadanos, y Rajoy con un rechazo del 88%, a palos con Aznar, mientras España naufraga y millones de españoles se empobrecen cada día. Esta chusma despilfarradora y corrupta, que ni siquiera cree en su patria, ha destruido el futuro de España.

En un pasado no lejano, toda persona que después de años de esfuerzos y sacrificios, de sus padres y de ella misma, terminaba una carrera, tenía garantizado un empleo seguro para toda la vida, y lo mismo cabe afirmar de los que empeñaban su esfuerzo en una seria preparación en las escuelas profesionales. Ahora, por la desastrosa gestión y la corrupción generalizada de los distintos Gobiernos del PSOE y del PP, los nuevos españoles ya no tienen garantizado ni un trabajo ni un futuro. Más de la mitad de la juventud nunca encontrará un empleo y o se resigna a vivir con sus padres o tiene que emigrar. El único porvenir está en las juventudes de partido, es decir, en el nepotismo y en la corrupción.

Y no crean los ilusos que esta triste realidad es pasajera, nada más lejos: es también válida para aquellos niños que hoy están en primaria y secundaria, llenos de ilusión y de vida pero sin ningún porvenir, porque sus padres han resultado ser unos ignorantes que ni siquiera ven lo obvio o unos cobardes incapaces de defender su futuro. Cuando estos niños terminen sus carreras, después de haber sufrido privaciones sin cuento, sin ayudas para libros, sin ayudas comedor, sin becas y con recortes de todo tipo, desembocarán en el pantano donde hoy se hunde la generación anterior porque tampoco encontrarán trabajo.

¿Es que la gente se ha vuelto loca? ¿Es que no ve cómo la situación va a peor para el 80% de las familias, que esto no es coyuntural y durará décadas? Los votantes del PP y del PSOE son los verdaderos culpablesEl tema es tan extremo que hasta de los titulados en la grandes Escuelas, Caminos, Minas y Energía, Industriales o Arquitectura, la mitad no encuentra trabajo y la otra se coloca con sueldos de miseria, entre 1.000 y 1.500 euros al mes, mientras que los golfos de la casta política, sin preparación alguna, se colocan a miles como asesores, directores o coordinadores, con sueldos de 7.000 euros al mes sin dar golpe. ¿Cómo es posible que el PP, en lugar de desplomarse, y por mucho que esté cocinada la encuesta del CIS, haya subido más de un tercio en intención de voto?, ¿pero es que la gente se ha vuelto loca?, ¿es que no ve cómo la situación va a peor para el 80% de las familias, que esto no es coyuntural y durará décadas? Los votantes del PP y del PSOE son los verdaderos culpables.

Por cada euro de crecimiento nos hemos endeudado en seis
Y esa es sólo una parte del problema. La otra es el mayor nivel de endeudamiento conocido jamás; sólo la deuda pública supone ya una carga brutal de intereses por familia de 2.500 euros año, o de 5.000 al año durante 30 para amortizarla. La acumulación primitiva de capital en Marx se ha sustituido hoy por una acumulación masiva de deuda. España ya no acumula capital, sino deuda. Y como está dominada por una oligarquía financiera, la acumulación permanente de deuda va acompañada de un impresionante enriquecimiento de los señores del dinero. Estos reciben dinero ilimitado del BCE, al 0,25%, con el que financian el despilfarro incontrolado de las Administraciones Públicas con un beneficio del 3%, privando de crédito al mercado de producción y consumo, y los escasos afortunados que llegan a ser deudores tienen que pagar hasta el 16%.

Es tan increíble, es tan alucinante, que resulta casi imposible de creer el trío de inútiles, despilfarradores y desalmados que tenemos: Aznar, que se ha vuelto amnésico en sus memorias, que se infló a colocar a sus amigos en las empresas privatizadas y rindió España a Jordi Pujol; Zapatero y Rajoy, con los que, por cada euro de riqueza creado durante sus mandatos, nos endeudaron en seis, lo que significa que han arruinado el futuro El Confidencialonómico de España para varias generaciones. Entre 2000 y 2012, el PIB se incrementó en 410.000 millones, pero la deuda total creció en 2,4 billones, un despilfarro y una asignación de recursos directamente criminal.

La deuda española total, pública y privada, a junio 2013 era de 4,45 billones de euros, una cantidad absolutamente imposible de devolver, equivalente al 434% del PIB. Se ha multiplicado por más de cuatro desde la infausta Transición, pero especialmente con el gran salto a partir del año 2000. La deuda de las familias es de 813.000 millones; la de las empresas no financieras, de 1,3; la de los bancos, de 1,1 billones, y la del sector público, de 1,24 (pasivos en circulación), que están creciendo al mayor ritmo de la historia. Las dos primeras han venido reduciéndose, pero no tanto porque hayan ido repagando deuda, sino porque en la mayoría de los casos no la han podido devolver y les han embargado el piso o la empresa, con lo que la deuda baja, pero a base de destruir la nación.

Los bancos y el sector público no sólo no han reducido deuda, es que sigue endeudándose sin pausa. En el caso del segundo porque no están dispuestos a cortar el despilfarro políticoJusto en sentido contrario, bancos y sector público no sólo no han reducido deuda, es que siguen endeudándose sin pausa. En el caso del sector público porque no están dispuestos a cortar el despilfarro político que nos obliga a endeudarnos en casi 100.000 millones de euros adicionales cada año; y en el sector bancario, cuya deuda es la mayor de toda la zona euro en relación al PIB, el doble que la griega y el triple que la italiana, porque son insolventes. No les bastó consumir todo lo que España producía, sino que en su denodada lucha para mantenerse en sus poltronas no han dudado en hipotecar a los españoles más allá de lo imaginable.

El déficit de 2013 será del 9%, no del 6,5 comprometido
Según explicaba Bloomberg, la mayor agencia económica mundial, hace unas semanas, “la UE está crecientemente preocupada por el falseamiento sistemático de los datos de déficit en España”. En Bruselas existe una seria inquietud por la falta de veracidad de los datos de realización presupuestaria, particularmente en las comunidades autónomas, donde han detectado desviaciones de hasta el 50% en los déficits comunicados a Eurostat por Madrid y otras.

Una de las trampas del Gobierno para reducir el déficit porcentual es comparar el déficit en cifras absolutas con el PIB estimado por ellos, no con el real. Si en septiembre comparamos el déficit del Estado con el PIB real acumulado, este resulta del 4,8%, y el cuarto trimestre es siempre el de mayor gasto. En 2011, de 54.000 millones, frente a una media de los tres trimestres precedentes de 36.000; en 2012 la cifras fueron 45.000 y 40.000, debido a que Montoro retrasó 7.000 millones de devoluciones de impuestos a 2013, y este año ya no lo puede hacer porque Bruselas lo ha prohibido, y también la paga de Navidad, otros 5.000 millones. Aunque ya no se paga ni una factura desde octubre, estamos hablando de 17.000 millones extrapolando la situación del 4T12.

Respecto a los ingresos, estos son también más altos, y alcanzaron 11.000 millones más que en los trimestres precedentes en 2012. Una extrapolación nos llevaría a un déficit adicional de 6.000 millones en el cuarto trimestre, o un déficit estimado del Estado del 5,3%. El déficit de las comunidades se estima hoy siendo muy optimistas en el 1,8%, y el de la Seguridad Social, que perderá casi 400.000 afiliados, del 1,5%. El resumen optimista es del 8,8%; por encima del 9% si le sumamos el rescate bancario de nunca acabar. En términos de caja, el déficit del Estado a septiembre resulta superior en un 20,5% al del año anterior, ya que mientras los ingresos no financieros caían un 1,1%, a pesar de haber elevado los impuestos a un nivel confiscatorio por el empobrecimiento de los ciudadanos, los gastos subían en un 5,4%.

El siguiente paso será abrir la caja fuerte a punta de pistola y, si consideran que lo que hay en ella no es coherente con su declaración, le montarán una 'paralela' y se llevarán hasta los colchones. Es la España del saqueoPero como la presión fiscal confiscatoria no basta, Montoro ha dado orden a la Agencia Tributaria de pasar a una nueva fase: el saqueo. Igual que durante la Guerra Civil el Gobierno de la República saqueó todas las cajas de seguridad de los particulares para así financiar su retiro de lujo en México, Montoro ha puesto en marcha la misma práctica. Si usted le debe dinero a Hacienda, los inspectores van a su banco, le abren la caja de seguridad y se llevan todo lo que haya. Se trata de un robo inaudito ya que en un Estado de derecho esto sólo puede hacerse en casos de terrorismo o narcotráfico.

Pero no acaba aquí la cosa, además le abren una paralela para averiguar de dónde procede dicho dinero, las joyas o lo que sea que encuentren, y al final no sólo saldan la deuda, también se acaban quedando con el resto. El siguiente paso será entrar en casa de los contribuyentes cuyas declaraciones presenten dudas, abrir la caja fuerte a punta de pistola y, si consideran que lo que hay en ella —más los muebles, obras de arte, etc.— no es coherente con su declaración, le montarán una paralela y se llevarán hasta los colchones. Es la España del saqueo y la corrupción a gran escala.

Y respecto a la recuperación, la mayoría de indicadores de producción y demanda muestran lo contrario. Los indicadores adelantados como el ESI o el PMI, y los indicadores de confianza muestran una fuerte desaceleración, lo que es radicalmente incompatible con las afirmaciones de este Gobierno de tramposos. El consumo de electricidad corregido ha caído en octubre un 1,2%, más que el mes anterior, que lo hizo en un 1,1%, o sea que vamos a peor y no a mejor. Y luego los resultados de las empresas del Ibex en el tercer trimestre de 2013 han sido un desastre en sí mismos, y la bomba en comparación con los de sus homólogos europeos y americanos. Sólo tres empresas han superado expectativas; el resto han presentado resultados muy por debajo de lo esperado, y Repsol y Telefónica las peores cotizadas en su sector.

En los bancos, el crecimiento imparable de los impagados y la fuerte caída de las coberturas es totalmente incompatible con los mil anuncios del fin de la recesión. Una nueva recapitalización es inevitable, ¿hasta cuándo aguantarán los ciudadanos? Para empezar, Guindos va a avalar a las entidades con nuestro dinero —otros 60.000 millones de euros—, para que Bruselas se trague el camelo del diferimiento fiscal sin el cual ningún banco cumpliría Basilea III. La cifra de impagados es impresionante. Este es el cálculo de Bank of America Merrill Lynch:


Es el mayor desastre mundial de un sistema financiero: les hemos entregado, garantizado o avalado, más de 330.000 millones —con los nuevos 60.000— y todavía tienen 352.000 millones en activos problemáticos. ¿Se dan cuenta de lo que España habría conseguido cerrando todos los bancos inviables y dedicando a la economía productiva y a las familias tan enorme masa de dinero y avales? Ha sido una conducta absolutamente criminal.

Pero sobre todo tengan muy presente que estos miserables están en el saqueo sistemático de los españoles. A los más humildes reduciéndoles ayudas, pensiones, desempleo y salarios, hasta llevarlos a la miseria y al hambre; y a la clase media expoliando sus rentas con impuestos confiscatorios y robándoles su patrimonio con IBI escandalosos e impuestos de Patrimonio inexistentes en el resto del mundo, hasta convertirlos en parias, mientras los ricos están exentos de impuestos a través de las sicavs. Hay que estar ciego o loco para seguir votando a estos desalmados.

*En 2013 el PIB se reducirá en 14.000 millones de euros y el endeudamiento superará los 90.000, 104.000 millones más pobres, y 80.000 en 2014 según los PGE.

Cuando el PSOE despertó, estaba aún Rubalcaba
EDITORIAL El Mundo 11 Noviembre 2013

LA CONFERENCIA Política del PSOE, llamada a ser el revulsivo de un partido que se desangra en las encuestas, ha sido un gran fiasco. Cuando ayer cerró sus puertas, los socialistas seguían arrastrando los dos principales problemas con los que llegaron a la cita:la falta de consenso sobre cómo resolver el problema secesionista en Cataluña y la ausencia de un calendario para elegir al líder que pueda encabezar una alternativa real de gobierno. Prueba del desconcierto que reina en el PSOE es que los mismos que se pusieron en pie el sábado para aplaudir el rapapolvo de Susana Díaz al PSC, mostraron ayer su entusiasmo cuando Rubalcaba hizo ponerse en pie a Pere Navarro.

No es de extrañar la felicidad que ayer se vivía en las filas populares. Están convencidos de que pueden volver a ganar en 2015. Consideran que si, como parece, Rubalcaba no acaba siendo el candidato, al elegido le faltará tiempo para construir un liderazgo. Zapatero tuvo una legislatura entera para hacer ese trabajo y al aspirante le quedaría poco más de un año.

Según los organizadores, la convención debía servir para realizar una puesta a punto ideológica, pero se ha limitado a proponer medidas dispares y deslavazadas, como en un ensayo de programa electoral. El mensaje más claro del cónclave ha sido el de un viraje a la izquierda. Aunque el predominio del colorado en el escenario ya ayudaba a hacerse una idea de por dónde iban los tiros, Elena Valenciano se encargó de anunciar que el PSOE saldría «más rojo» de las jornadas.

Ese giro es otra satisfacción para el PP, que temía que los socialistas entraran a disputarle el voto moderado. Al escorarse, se ubican más cerca de IU. En esa línea estuvieron los silbidos del auditorio a la Monarquía española y los aplausos al compromiso de derogar los acuerdos con la Santa Sede. Pero entre las medidas aprobadas están también la limitación de salarios en las empresas, la imposición de una doble tasa a los bancos, el aumento del IVApara productos considerados de lujo -incluidas la educación y la sanidad privadas- o la implantación de las listas electorales paritarias, con igual número de hombres y mujeres.

Rubalcaba llamó al PP «derecha desalmada» y le acusó de hacer «cosas repugnantes». Pero lo más sorprendente de su discurso fue la insistencia en proclamar que el PSOE «ha vuelto», como si hubiera pasado unos años de vacaciones o fuera de sitio. El anuncio resulta contradictorio, porque si alguien ha estado permanentemente en la dirección ha sido él y, por lo tanto, sería cuando menos corresponsable de que el partido se hubiera descolocado. Es más, su presencia en el PSOE es tan vieja, que se presta a parodiar el célebre microcuento de Augusto Monterroso («Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí»): cuando el PSOE despertó, Rubalcaba todavía estaba allí.

La Conferencia Política ha sido un fracaso para Rubalcaba, a la que llegó herido por las encuestas y por la afirmación de su mentor, Felipe González, de que carece de liderazgo. Paradójicamente, quien más le apuntala es Susana Díaz, que no ha presionado para acelerar las primarias porque su propósito es disponer del tiempo suficiente para consolidarse en Andalucía antes de aspirar a ser la líder nacional del PSOE.

Rubalfraga
Federico Jiménez Losantos El Mundo 11 Noviembre 2013

SÓLO falta que este miércoles, en esa sesión de control al Gobierno de la que suele salir controlada la Oposición, Rajoy le diga a Rubalcaba lo que Felipe le dijo a Fraga cuando le nombró Jefe de la Leal Oposición, con derecho a quejarse del precio de los garbanzos siempre que se presentara a las elecciones para perderlas: «a usted, que le cabe el Estado en la cabeza». Era una forma de llamarle cabezón -en el tono de Felipe había un sutil matiz de tomadura de pelo- y de halagar la vanidad intelectual y política de Fraga, que tenía muchos méritos, qué duda cabe, pero entre ellos no estaba el de poner en peligro las aplastantes y sucesivas mayorías felipistas.

El mantenimiento de Rubalcaba al frente del PSOE es todavía mejor para sus adversarios del PP que el de Fraga al frente de AP en sus distintas coreografías para sus enemigos del PSOE. Con el de Villalba siempre cupo la posibilidad de que lo sustituyese otro líder capaz de recuperar los votos de UCD y añadir un millón de nuevos votantes, pero mientras estuviera él como imagen de la alternativa al PSOE, la derecha se desangraría buscando sustituto a Fraga: Roca, Suárez, Herrero de Miñón, Hernández Mancha y el que, a pesar de Mario Conde, finalmente, lo consiguió: José María Aznar. En el caso de Rubalcaba, la cosa es mucho peor, porque no sólo es un líder incapaz de ganar a alguien que suscita tan poco entusiasmo como Rajoy sino que asegura que el PSOE será un partido roto por Cataluña -necesita al PSC para apoyar sus mutuas ruinas- y necesitado de aliarse con lo más radical y antiespañol que encuentre para ganarle al PP, alternativa que -salvo que Rosa Díez entre en razón y adopte a Rivera, algo absurdamente difícil- garantiza una cómoda victoria a Rajoy por pánico al Frente Popular Separatista. Porque esa es realmente la alternativa de Rubalcaba si repite como candidato. Y a eso Rajoy le gana desde la hamaca.

Recordar lo que costó salir de Fraga y encontrar a un líder capaz de derrotar al PSOE felipista resulta, sin embargo, triste, porque ilumina lóbregamente la vileza cachicuerna instalada en la Derecha española con Rajoy. El que lo creyera capaz de todo, incluso deliquidar al PP, sólo por llegar al Poder, habrá comprobado que, arrellanado en él con la ayuda de Rubalfraga, es capaz de mucho más y peor. Que se lo preguntena Aznar.

Signos aviesos
Javier Orrico Periodista Digital 11 Noviembre 2013

Ya hay señales del cambalache que se prepara. Aunque parezca mentira, una vez más, otra, Madrit ha empezado a comprar catalanes. Sus Dignidades Nacionalistas acabarán abjurando con la boca pequeña y llenando sus arcas con los favores de Madrit (el Estado medroso, la Corona, la Banca, el Capital, bien sûr, no los madrileños), y, sobre todo, garantizándose treinta años más de impunidad y palaus, de carmelos hundibles y 3 (que era 4) por ciento.

Durán seguirá en el Palace y su “una burguesía” (Gil de Biedma) nos seguirá vendiendo hasta la saliva, quedándose con el IVA y succionando los fondos autonómicos para pagarles las púas y las pensiones. Es ese juego mil veces visto desde que la Restauración declaró obligatorio el consumo de los textiles catalanes, Franco los aprovisionó de mano de obra barata del sur para hacerse más ricos aún, y la democracia les entregó la enseñanza para que se levantaran contra ella. Una de las señales es, precisamente, la enmienda final al asunto de la inmersión lingüística dado por la Ley Wert: al autorizarla con matices, la consagra, ya es ley del Estado. Y otra señal es la cesión del impuesto de patrimonio: lo que para la Región de Murcia, por ejemplo, serán veinticinco millones, para Cataluña, cinco veces más de población, serán trescientos millones, doce veces más. No hay nada más reaccionario que la disgregación fiscal.

Pero eso, que los ricos se queden con lo suyo, es lo que la izquierda española, la izquierda de mármol (PSC, PSOE, IU, ICV, EU, etc), defiende como progresista, y la derecha acata y concede silbando pero con disciplina prusiana. Harán unas elecciones paripé y a seguir viviendo de la golfería y el nacionalismo. Una redundancia. La táctica de la zanahoria y el palo que Rajoy está aplicando a los separatistas está muy bien. Lo único que pasa es que la zanahoria siempre se la comen ellos.

PSOE
Susana, el PP y el tiempo de la mentira
Pedro de Tena Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Considerando la decadencia de la mentira, Wilde observó que, en realidad, los políticos no mienten. Raramente traspasan el nivel del hecho desfigurado, e incluso torturado, para que el público considere la falsa verdad de lo que afirman. Tampoco mienten los abogados, ni los periodistas. El auténtico mentiroso, "con sus palabras sinceras y valientes, su magnífica irresponsabilidad, su desprecio natural y sano hacia toda prueba" es bien diferente. En la Conferencia de este fin de semana se ha observado algo que se intuía: Rubalcaba deforma, modifica, enmascara, simula, oculta, pero es incapaz de mentir porque nadie le cree. El mentiroso de verdad es quien puede ser creído. Por ello, Susana Díaz, menos preparada y compleja, más zafia y desenfadada, se va consolidando como la princesa de la mentira en este PSOE más perdido que el barco del arroz. Su discursito sobre la corrupción, con todo el EREbo clavado en las entrañas y el Agugeté sindicalista hincado en las tripas; su discurso sobre España, con todo su zapaterazo a lo Tinell en el hígado estatutario andaluz y su mano tendida al PSC o su discurso a Rubalcaba, te sostengo pero te estrangulo, le dan la máxima nota sobre la nueva política de la mentira. Sincera y valiente como nadie, la mentira de Susana se expande por ese cuerpo enfermo en el que sólo los viejos dicen algo de verdad, aunque bien tarde.

En efecto, alguien ha calculado mal los tiempos, tal vez voluntariamente. Sobre todo, el PP, a cuyo cuerpo comienzan a salirle también pupas y pústulas antes de franquear la edad madura, se la trabucado el reloj. Sin ni siquiera treinta años de vida, que es un pispás histórico, el PP se ha empeñado en la desfiguración hercúlea de los hechos, desde su actitud ante el terrorismo a su comportamiento ante la secesión creciente, su distracción ante el 11-M y otras infamias o el olvido de la historia de España con mayúsculas. Por no ver no han visto siquiera la peligrosidad de esta Susana. Que no la hayan visto la Chacón o Rubalcaba es lógico, Ya lo decía el salmo 54, mutatis mutandis: "Si hubieras sido mi enemigo, lo habría advertido, pero eras tú mi amigo, el que entraba conmigo en el templo...". Pero el PP debería haberlo olfateado. Haber dejado sin rematar al régimen del Sur fabricaba la posibilidad de una Susana capaz de mentir con toda sinceridad y de ser creída por ese cuerpo agonizante que la empieza a asumir como un antibiótico milagroso. El PP ha dejado crecer a la bicha en Andalucía por pamplinas internas y ahora se la topa en Madrid a punto de convertirse en izquierdazo político.

En la política española, estamos pasando del tiempo de la mediocre desfiguración de los hechos a la suprema mentira contada con el corazón en la mano. ¿Cómo se enfrentará un partido conducido a la medianía absoluta a la absoluta rotundidad de la mentira representada por la Susana del Sur? ¿Degenerando aún más, como decía el torero? Pero, abundando, ¿tiene tiempo siquiera ese partido incomprensible (incluso para sus afiliados) para resistir los mordiscos ideológicos de los vehementes y retóricos minoritarios, léase Ciudadanos y UPyD, si es que, finalmente, deciden superar su estupidez, y componer un ópera para el gran público? Los que luchamos primero contra la dictadura de Franco, luego contra la corrupción de la democracia del PSOE, no salimos de nuestro asombro ante la autoinmolación de un PP que dejó perder Andalucía y se apresta a perder España con toda diligencia. Dicho de otro modo, no sabemos siquiera dónde estamos en esta España en la que la verdad apenas interesa a un puñado de almas. Recemos, mutandis también, con Ortega: "Por los espectadores que disponemos de un trozo de alma antipolítico, lectores incapaces de oír un sermón, de apasionarse en un mitin y de juzgar de personas y cosas en una tertulia de café". Rueguen por nosotros. Amén.

Conferencia Política
¡Horror! El PSOE ha vuelto
Emilio Campmany Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Hace un par de semanas fue Luis María Anson el que dijo que España necesitaba un PSOE robusto. Ahora es Pedro Jota quien viene a decir lo mismo con diferentes argumentos:

Sólo un fulminante desbloqueo de la parálisis que atenaza al PSOE reabriría el juego político y obligaría al Gobierno a aparcar su soberbia y reconciliarse con sus electores para conservar el suficiente apoyo social por sus propios méritos, y no como consecuencia de la falta de contrincante.

O sea, que el PP ha dejado de ser el PP porque el PSOE ya no es lo que fue. Ja.

No hay peor noticia que el fortalecimiento del PSOE. Con Rubalcaba o sin él. Fíjense si no en el recibimiento que han dado en su huera conferencia política a un personaje como Zapatero. Que le hicieran la rosca cuando ganaba elecciones tiene un pase. Que se la hagan ahora es poco menos que un insulto a todos los españoles damnificados por su política. Luego, en esa misma conferencia, metido el país en una crisis institucional y económica ciclópea por culpa de ese mismo Zapatero, ¿qué se les ocurre a los socialistas? Denunciar los acuerdos con la Santa Sede. Contra los problemas del siglo XXI, anticlericalismo del XIX. Y como no hay dinero, que se suban los impuestos. Y ya lanzados a quitarle competencias a las Comunidades Autónomas, que les quiten la fiscal para impedir que a ninguna se le ocurra, como pasa en Madrid, bajar los impuestos, no vaya a ser que prospere. Hasta que toda España no disfrute de las cifras macroeconómicas de Andalucía, no piensan parar. Y lo dicen en serio y a las claras.

Y, por si alguien tiene alguna duda de qué es el PSOE, aquí tienen las declaraciones de Albert Soler, coordinador del PSC en Madrid. Le preguntan que si es posible la ruptura entre el PSOE y el PSC y contesta el hombre: "No, porque la única posibilidad real de que el PSOE vuelva a gobernar España es que no rompa con el PSC". Angelical sinceridad. Ya puede el PSC ciscarse en la soberanía nacional, que el PSOE nunca romperá con él porque lo necesita para gobernar. Pero, por si esto no hubiera quedado suficientemente claro, al final de la entrevista viene lo mejor. Le preguntan: "Su portavoz en el Parlament dijo que Rubalcaba permitirá una consulta si gobierna. ¿Usted lo cree así?". La respuesta habla por sí sola: “Es así. El único partido estatal que puede entender que la Constitución puede evolucionar es el PSOE. Por eso la importancia de no romper con ellos, porque es la única forma de conseguir nuestro objetivo”. Y tiene toda la razón. El PSOE es el único partido nacional dispuesto a cargarse cualquier cosa, incluida la unidad nacional, con tal de gobernar. O mejor, con tal de mangonear, por no decir saquear, el presupuesto. Con Rubalcaba o sin él. Y dicen que han vuelto. Que Dios nos proteja.

"El PSOE ha vuelto"
EDITORIAL Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Si no hubiera hecho tanto daño a España, empotrado en algunos de los peores Gobiernos que ha padecido en los últimos decenios, el cabecilla del Partido Socialista Obrero Español, Alfredo Pérez Rubalcaba, podría mover, más que a indignación, a lástima, habida cuenta de los papelones que está haciendo con tal de seguir donde ni siquiera los suyos le quieren. "El PSOE ha vuelto", clamaba patético el más amortizado que veterano político socialista en ese cónclave que ha servido para constatar, una vez más, que el PSOE no tiene por qué volver porque nunca se ha movidido de sus dominios, los de la demagogia, el sentimentalismo barato, la marrullería, la incompetencia y el desgobierno.

Rubalcaba es un lastre para un partido que es una rémora para España. Un partido que más parece una partida, un ayuntamiento de personajes que no parecen tener más proyecto que el de socavar las instituciones, desfondar los erarios y azuzar la envidia y el resentimiento en los sectores más susceptibles de padecer semejantes lacras. Con González y Zapatero, el PSOE fue un onerosísimo error para la Nación. Con Rubalcaba es un erial. Con personajes como Susana Díaz, procedente de ese contraejemplo vergonzoso que es la Junta de Andalucía; Patxi López, lehendakari vergonzante que condujo el PSE a la irrelevancia, o la inenarrable e indescriptible Carme Chacón, y ese PSC cuyo suicidio habrá de estudiarse en las facultades de Ciencias Políticas, tampoco va a ser lo que necesita España, un gran partido nacional que pueda ganarse la confianza de los ciudadanos que se mueven entre la socialdemocracia más potable y el centrismo menos comprometido, si es que en el centrismo puede haber el menor grado de compromiso. A ver si toman nota las formaciones que andan también en pos de ese tipo de electorado.

¿Hay, pues, que preocuparse de ese "El PSOE ha vuelto"? Sí, porque éste es un partido que ha demostrado en un numerosas y cruciales ocasiones su adicción al cuanto peor, mejor. En pleno proceso de descomposición interna, el intelectualmente inane partido de Rubalcaba puede convertirse en una amenaza de primer orden para la estabilidad política, económica y social de la Nación.

La maraña socialista
Xavier Pericay www.cronicaglobal.com 11 Noviembre 2013

La Conferencia Política que el PSOE ha celebrado este fin de semana en Madrid ha arrojado, a falta de decisiones trascendentes, un sinfín de discursos llenos de follaje. Se comprende. Cuando uno sabe que nada importante va a resolverse en el cónclave al que ha sido invitado -y lo único importante en estos momentos, en el seno del socialismo español, es la lucha por el poder, o sea, la convocatoria de primarias, urgida por muchos y dilatada por los que mandan- trata por lo menos de marcar territorio con la palabra. De ahí ese discurso de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, reclamando "un partido que [defienda] a España y [defienda] su unidad". O la intervención de la vicesecretaria Valenciano pidiendo también unidad -aunque, eso sí, dentro de la diversidad o, lo que es lo mismo, federalismo mediante-. O esa respuesta del catalán Pere Navarro al ofrecimiento de "cariño", "comprensión" y "apoyo desde la discrepancia" que le había hecho Díaz: "La mano tendida es mutua". O, aún, lo dicho por el propio secretario general Pérez Rubalcaba en la clausura: que el PSOE salía de la conferencia "imparable, fuerte, unido y con las ideas claras". La escenificación, en síntesis, de una suerte de pax hispanica, no en el plano exterior, como en tiempos de Felipe III y el Duque de Lerma, sino en el estrictamente partidista. O sea, en el más interior y corporativo de cuantos puedan imaginarse.

Según Soler, pues, la unión se sustentaría en una especie de do ut des. Nada de principios doctrinales, de ideologías centenarias compartidas: un mero juego de intereses

Pero escenificación al cabo. Porque es evidente que no existe en este momento pax alguna entre los socialistas españoles. Ni en lo tocante a los tiempos más aconsejables para elegir candidato ni, por supuesto, en lo que respecta a la cuestión catalana -a no ser que uno quiera creer en el mantra federalista y en una no menos quimérica reforma constitucional­-. Ayer mismo, sin ir más lejos, teníamos noticia de unas declaraciones de un dirigente del PSC, por un lado, y de una encuesta realizada entre la militancia, por otro, que vienen a desmentir cualquier atisbo de fortaleza en la familia socialista. Albert Soler, flamante coordinador de la escuadra catalana en el Congreso tras la caída en barrena de José Zaragoza y el consiguiente corrimiento de piezas, afirmaba en El Mundo que la ruptura entre PSC y PSOE es imposible, "porque la única posibilidad real de que el PSOE vuelva a gobernar España es que no rompa con el PSC" y la única posibilidad de que un Gobierno español permita una consulta sobre el manido derecho a decidir, o sea, lo que el PSC aspira a lograr, es que lo presida alguien del PSOE. Según Soler, pues, la unión -o, mejor dicho, la no ruptura-­ se sustentaría en una especie de do ut des. Nada de principios doctrinales, de ideologías centenarias compartidas: un mero juego de intereses. Pero resulta que de una encuesta entre la militancia socialista encargada por La Razón se desprende que un 50% desearía que el PSOE recuperara sus siglas en Cataluña o, lo que es lo mismo, que el PSC se partiera en dos -o en cuatro o en veinticuatro, vaya usted a saber-. Por supuesto, lo que piense la militancia no tiene por qué afectar a las decisiones que tomen los dirigentes del partido. Pero no deja de ser un síntoma de por dónde van o pueden ir los tiros.

Porque tiros habrá. Los sondeos hablan de un descenso considerable de los socialistas catalanes en unas hipotéticas elecciones generales: de los 14 diputados actuales a 9 u 8. Y eso, sin ruptura. De darse esta y de presentar el PSOE su propia candidatura en Cataluña, la sangría podría llegar a ser incluso mucho mayor, aunque sólo sea porque, en caso de fractura, la suma de los factores no acostumbra a sumar como sumaba antes. Claro que lo más triste de la maraña en que andan enredados los socialistas hispánicos es que esa "única posibilidad real de que el PSOE vuelva a gobernar España" que el diputado Soler vincula al mantenimiento del pacto con el PSC no es ni siquiera, a estas alturas, una posibilidad, por más que en la trastienda socialista el ocioso Caldera vaya sacando encuestas que apuntan a una clamorosa victoria electoral de los biznietos o tataranietos de Pablo Iglesias.

PSOE
Todo es mentira, Alfredo
José García Domínguez Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Tal como sentenció en su día José Luis el Rojo, bajar los impuestos es de izquierdas. Aunque, desde este fin de semana, parece que subirlos también es de izquierdas. Queda claro, pues, que cualquier cosa que haga el PSOE es de izquierdas; y su contraria, también. Se ve que a nuestros pobres socialistas les ocurre como a San Agustín de Hipona, quien, en un rapto de esquizofrenia clínica, dejó escrito para la posteridad aquello tan bonito: "Yo soy dos y estoy en cada uno de los dos por completo". No solo UPyD, que ni se quiere de derechas ni de izquierdas sino todo lo contrario, también el PSOE recuerda cada día más a la Falange. De hecho, las conclusiones de eso que han dado en llamar Conferencia Política van camino de convertirse el los nuevos 27 puntos de FE y de las JONS, el programa de aquella célebre revolución pendiente que el Caudillo –con buen criterio– se encargaría de aplazar sine die.

Resulta que Rubalcaba se nos ha disfrazado de Capitán Trueno para la ocasión. Así, el mismo vicepresidente del Gobierno de España que cambió la Carta Magna únicamente para dar prioridad a los inversores en deuda sobre los pensionistas y los parados,promete ahora que va a castigar a los ricos, a "los poderosos", que clamaría Beatriz Talegón. Una diglosia, ésa que sufren los socialistas cuando no están en el poder, muy útil a efectos de cuadrar el círculo de sus propias contradicciones. Por un lado, apelando a la demagogia más o menos garbancera y el talegonismo tributario para tratar de poner un torniquete a la sangría de votos por el flanco zurdo de su base sociológica; esos excluidos del Estado del Malestar que ahora huyen hacia la paleoizquierda jurásica del camarada Centella y la desafección antisistema. Por el otro, manteniendo sus compromisos nacionales e internacionales en tanto que partido del establishment.

Estridente retórica izquierdista para la calle, susurros de prudente complacencia para los mercados. No vaya a ocurrir que los ricos de verdad olviden que fue el PSOE del Capitán Rubalcaba y Crispín Zapatero quien les regaló las sicav, esas deliciosas casitas de muñecas fiscales que tan felices les hacen. De ahí, sin duda, la gran broma final. Porque lo acordado en el cónclave resulta que constituye una mera "orientación". ¡Una orientación! Todo ha sido una iocandi gratia, una coña marinera sin efecto vinculante alguno para el candidato que en su día surja de las primarias. Lo dicho, San Agustín en estado puro.

Privatizar las víctimas
No debe reducirse su voz a lo emocional cuando son referentes simbólicos
José María Ruiz Soroa. El Pais  11 Noviembre 2013

Las víctimas del terrorismo nacionalista ostentan una condición peculiar que no concurre en ninguna otra clase de víctimas de cualquier otra violencia. Ello se debe a que a su circunstancia personal de haber sufrido un daño ilegítimo (en lo que coinciden con cualquier otro perjudicado por un delito) añaden la de que esa violencia no se dirigía personalmente contra ellas en cuanto concretos seres humanos, sino que se dirigía contra la sociedad política. No por su voluntad (nunca quisieron ser víctimas de nada), sino por el designio de sus victimarios que usaron su sufrimiento como un medio para doblegar el Estado de derecho, se convirtieron en víctimas públicas, en el más noble sentido de este adjetivo.

Ser víctima pública no es fácil, precisamente por ese doble rostro que presentan. Son personas, y como tales sujetas a todas las pasiones que sufrir un daño injusto desencadena en el ser humano, sobre todas la de desquitarse y devolver mal por mal, que es la más natural y obvia de todas. Pero son personas cargadas, sin quererlo, con un potente fardo semántico: son símbolos vivientes de ese Estado de derecho que se ha querido destruir o torcer a través de ellas. Eso es lo que les da su fuerza y su presencia públicas.

El riesgo que corren las víctimas públicas, las víctimas del terrorismo nacionalista vasco entre nosotros, es el peligro de disociar esas dos caras que implacablemente les han esculpido. Más en concreto, es el riesgo de la privatización, es decir, el de reducir su voz al aspecto humano violado y sufriente, que es el más potente y expresivo en una sociedad emocional como la nuestra, con olvido de sus responsabilidades simbólicas que, no por abstractas y frías, son menos importantes. Lo son más. Las víctimas no pueden apartarse un milímetro de los dictados y exigencias del Estado de derecho sin perder en ese mismo momento esa su condición. En ese sentido, las víctimas públicas son patrimonio del Estado de derecho y no al revés.

La violencia terrorista se trata como un problema interpersonal particular
Las víctimas pueden optar —cómo no— por ser un ciudadano como cualquier otro y, en tanto que tal, reclamar venganza, desquite o castigo infinito. Pero entonces no serán ya sino personas privadas, serán de la clase de víctimas que el Derecho Penal moderno ha mirado siempre con desconfianza por la inevitable tensión a que están sometidas, la de buscar su wergeld haciendo del delito una cuestión particular.

Ahora bien, ese riesgo de privatización no apunta solo por el actuar de las víctimas del terrorismo. Al contrario, es sobre todo la propia sociedad vasca la que está marcando ya un deliberado camino de privatización de las víctimas y, con ellas, de reprivatización del propio terrorismo. Y cuando hablo de sociedad vasca me refiero a las fuerzas políticas que mayoritariamente la representan en la política (nacionalistas y vasquistas), así como a los medios de opinión más influyentes.

¿En qué consiste este fenómeno de reprivatización en marcha? Desde luego, es abigarrado y complejo en sus motivaciones últimas, que van desde las del posterrorismo de salir políticamente indemne de la derrota, hasta las del ciudadano biempensante y bienquedista partidario de pasar página de una vez, pasando por el nacionalismo hegemónico atento a que su canon del conflicto secular no se le estropee. Pero es unitario en su actuación: trata de aplicar las técnicas terapéuticas de la “justicia transicional” o de la “justicia restaurativa” a la situación sobrevenida tras el cese de la violencia, privilegiando las terapias de reconstrucción y reconciliación interpersonal entre víctimas y victimarios muy por encima de la aplicación inexorable de las penas legalmente establecidas y la exigencia de cuentas políticas a los inspiradores.

Se pretende borrar el crimen político como si no hubiera tenido lugar
Para ello, se crea primero un enfoque o encuadre adecuado: el terrorismo nacionalista se presenta como un caso histórico de daños humanos plurales, en el que el común denominador es el sufrimiento humano. Ello permite ampliar desmesuradamente el concepto de víctima, tanto que sea imposible identificar al agente político causal concreto, diluido entre las diversas violencias.

Una vez establecido este marco, la violencia ocurrida se conceptúa y trata como un problema interpersonal particular entre víctima y victimario. Se trata de utilizar las adecuadas técnicas terapeúticas para conseguir que la víctima asuma el daño, haga su duelo, restaure una relación rota, se reconcilie con el victimario, que este se arrepienta, que aquella perdone… y así. Todo ello con un aire psicológico y sanador más propio de la clínica que del Derecho o la política. Aunque ahí está la propia opinión pública para presionar a las víctimas a entrar por esta senda, so pena de enviarlas al modelo del rencoroso (el enfermo que no quiere sanar).

En este marco, la sociedad es conceptuada como una persona más, simplemente más extensa. Lo que vale a nivel psiquiátrico para la víctima, vale también para la sociedad. Se supone que una terapia exitosa de reconciliación interindividual sanará también a la sociedad, regenerando el tejido que la violencia política rompió. Lo que en el fondo se asume, aunque sea inconscientemente en algunos casos, es que si ya no existieran víctimas ni presos, si ambos se borrasen pronto en un abrazo catártico, el terrorismo nacionalista nunca habría existido y podría reinaugurarse de nuevo aquel oasis vasco que los historiadores cuentan que sucedió al abrazo de Vergara en el siglo XIX.

De esta forma sutil y cariñosa, porque también tiene su lado amable, las víctimas son reducidas a la privacidad y, sobre todo, el propio terrorismo es reescrito como un caso de violencia multidireccional que causó mucho sufrimiento, pero que fue felizmente superado en la catarsis de las personas afectadas. Lo que hubo detrás de ese terrorismo, es decir, el intento de muchos de imponer al resto un muy concreto proyecto político por medio del crimen, la complicidad intelectual y humana de otros muchos, la dócil asunción social generalizada del rol de espectador, todo eso quedará borrado y suprimido, como si no hubiera tenido lugar nunca en la historia, parafraseando a Fernando VII. Eso sí, y aunque resulte sarcástico el decirlo, todo ello sucederá entre un coro de invocaciones colectivas a la memoria. A veces, la invocación ritual a la memoria privatizada es la forma más sencilla para olvidar el desastre colectivo.

José María Ruiz Soroa es abogado.

Para tranquilizar a Susana Díaz dicen que 'acordada con el Estado'
Mucha Conferencia Política, pero el PSC sigue defendiendo la 'consulta' sobre la autodeterminación
Ningunean las opiniones de pesos pesados del PSOE como Vara o Bono
Europa Press. Periodista Digital 11 Noviembre 2013

Recuerdan que el PSC incluso ha votado de forma distinta al PSOE cuando se ha debatido en el Congreso

Los socialistas catalanes van a seguir defendiendo que en Cataluña se celebre una consulta de autodeterminación legal y acordada con el Estado, posicionamiento que no va a cambiar tras la conferencia política que durante este fin de semana ha celebrado el PSOE en Madrid.

"Mantenemos que es posible hacer una consulta legal y acordada", ha asegurado este lunes el portavoz del partido, Jaume Collboni, en rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva y del secretariado del partido.

Ha asegurado que el PSC ha dejado clara "de todas las maneras posibles" su postura en defensa de una consulta legal, y ha recordado que incluso ha votado de forma distinta al PSOE cuando se ha debatido en el Congreso.

En cuanto a las declaraciones de este mismo lunes del expresidente extremeño Guillermo Fernández Vara asegurando que el PSOE nunca aceptará una consulta, y las del expresidente de las Cortes José Bono, poniendo de manifiesto la caída de votos que ha registrado el PSC, ha dicho: "No son ninguna novedad. Lo que tiene trascendencia e importancia para nosotros es lo que diga la dirección federal".

También ha reaccionado al acuerdo de CiU, ERC y ICV-EUiA para que, cuando se traslade la reivindicación de una consulta al Congreso, se apele al artículo 150.2 de la Constitución: Collboni ha dicho que aún no hay ningún documento por escrito en este sentido, y que el PSC sigue defendiendo que sea leal y acordada con el Estado.

"PRIMERO HABLAR DE IDEAS"
Collboni ha asegurado que este fin de semana, en la Conferencia del PSOE, se ha puesto de manifiesto que la prioridad de los socialistas es ganar las elecciones generales, y "primero hablar de ideas, luego de personas".

Esta victoria socialista debería tener una clara consecuencia: consagrar el Estado del Bienestar y dar marcha atrás a las "contrareformas" del PP de esta legislatura, que han sido lesivas para los derechos sociales.

Otro eje de este cambio pasa por el autogobierno, y por eso, Collboni ha expresado su satisfacción al ver que el PSOE propone una reforma de la Constitución en sentido federal: "Estamos satisfechos porque el PSOE ha hecho suya nuestra reivindicación".

Un futuro con el puño levantado y la mirada puesta en el ayer
Editorial www.gaceta.es 11 Noviembre 2013

Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró ayer, en el cierre de la conferencia política celebrada este pasado fin de semana, que “el PSOE ha vuelto”.

El PSOE sale “imparable, fuerte, unido y con las ideas claras” de esta cita, y ha arengado a los asistentes: “¡Compañeros, somos el PSOE!”, ha jaleado. Rubalcaba se ha mostrado convencido de que los ciudadanos españoles echarán al PP del Gobierno por su “compulsiva adicción a la mentira” después de que en la campaña electoral los ‘populares’ prometieran no hacer “lo que han hecho y sabían que iban a hacer”. “Hemos hecho un ejercicio de verdad, hemos pensando en España a fondo”, ha asegurado Rubalcaba, que ha alertado de que “nos estamos jugando el bienestar, y el rostro que queremos que tenga nuestra sociedad”. Rubalcaba, el PSOE actual, mantiene las arengas del pasado. Y las fórmulas del ayer. El líder socialista emplazó a sus correligionarios a salir a la calle y sumarse a las “mareas” en favor de la educación y la sanidad públicas, derechos que, a su juicio, pusieron en marcha los Gobiernos del PSOE y que se deben defender “con uñas y dientes”.

Rubalcaba ha pedido a sus compañeros de partido que no caigan en la “autocomplacencia” pero sí reivindiquen y se muestren orgullosos de los logros del PSOE en derechos sociales. “Hay que estar ahí porque los ciudadanos que salen a la calle están defendiendo el modelo que pusieron en marcha los socialistas. Hay que salir para decirles que no somos iguales –en referencia al PP–”, ha proclamado. Para el líder del PSOE, los ciudadanos deben tener claro que no es igual el que “construye” derechos sociales que el que se “carga” la sanidad o la educación.

Más de lo mismo para un partido que acabó su congreso con el puño en alto y cantando La Internacional, con formas de frente de guerra, de lucha. Lo primero que harán si llegan al Gobierno será denunciar los acuerdos de la Santa Sede, algo sin duda que preocupa mucho a los españoles. Y aunque se muestren republicanos seguirán apoyando la Monarquía. Para eso no tocarán la Constitución, pero por Cataluña, por la autoderminación de la comunidad situada al noreste de esta nuestra patria, formularán los referendos que estimen necesarios.

La amplia delegación de los socialistas andaluces quiso tener su minuto de gloria y posó para una foto de familia cantando a capella el Himno de Andalucía y La Internacional, la célebre canción del movimiento obrero. El posado, que reunió a una nube de fotógrafos y cámaras de televisión, estuvo presidido primero por el ex presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y después por su sucesora, Susana Díaz, cuyo discurso fue uno de los más aplaudidos del cónclave socialista. Muy significativo.

Estudiantes de 1º, 3º y 5º de Primaria
Arrancan las evaluaciones lingüísticas a 4.500 alumnos de Baleares
Las pruebas, que empiezan este lunes y se desarrollarán del 11 al 13 de noviembre y del 19 al 21, se realizarán a alumnos de 1º, 3º y 5º de Primaria.
Olivia Moya Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Las pruebas, que empiezan este lunes y se desarrollarán del 11 al 13 de noviembre y del 19 al 21 de este mes, se realizan a alumnos de 1º, 3º y 5º de primaria en 50 centros educativos públicos, concertados y privados de Baleares. Se trata de una evaluación de muestreo diseñada por el Instituto de Evaluación y Calidad del Sistema Educativo (IAQSE) que indicará qué tanto por ciento del alumnado de las islas tiene un nivel suficiente en catalán, castellano e inglés.

La elección de los centros participantes se ha realizado aleatoriamente. De forma que la muestra se extrae de 35 centros de Mallorca, 6 de Menorca, 8 de Ibiza y 1 de Formentera. Asimismo, el alumnado que participa también se ha seleccionado de forma aleatoria con un máximo de 30 alumnos de 1º y 3º y un máximo de 35 de 5º. Se evaluarà a un total de 1.500 alumnos de cada curso.

La aplicación de las pruebas la llevan a cabo docentes externos al centro educativo para garantizar transparencia, fiabilidad y corrección, señalan la Consejería de Educación a través de un comunicado. Las evaluaciones de cada curso han sido elaboradas por grupos de trabajo formados por profesionales de la educación y docentes en activo.

En cuanto al desarrollo de las pruebas del alumnado de 1º y 3º serán guiadas mediante pizarra digital con un máximo de 15 alumnos. En 5º las pruebas se llevarán a cabo haciendo uso de ultraportátiles. Una vez analizados los resultados se enviarán a los centros que han participado y se publicarán en la página web del IAQSE. El documento será de carácter general y sobre los resultados de todas las islas y, en ningún caso, de un centro escolar en particular.

El objetivo de estas pruebas es conocer el actual nivel de competencia en comunicación lingüística de las dos lenguas oficiales y una extranjera, en este caso el inglés del alumnado de les islas. El resultado de las presentes pruebas junto con las que se llevarán a cabo en el mes de mayo darán a conocer la incidencia del trilingüismo en el alumnado.

Este primer día de evaluaciones coincide con la segunda jornada de huelga educativa de este mes de noviembre y que se celebra en Menorca e Ibiza contra el decreto que regula el trilingüismo en las aulas. Según datos del departamento que dirige Joana María Camps, tan solo un 2,6% de los docentes la ha secundado.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Perro no come perro.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 11 Noviembre 2013

O lo que es lo mismo, lobos de una misma camada. Es simplemente insultante el colofón de Alfredo Pérez Rubalcaba con un discurso radical contra el PP y una arenga que sonaba a amenaza con "compañeros, el PSOE ha vuelto". ¿A donde se había ido?Ah sí, al desagüe camino de las cloacas, un lugar que no les resulta desconocido y por el que han chapoteado a menudo. Lo que resulta indignante es que ahora quieran hacer creer que ellos no son responsables de nada y que salen impolutos de una especie de limbo político para ofrecerse como los salvadores.

O sea, que debemos olvidarnos de los desastres que dejaron en herencia a los Gobiernos del PP de José María Aznar y ahora de Rajoy. Porque la doctrina socialista radical ya la conocemos, más impuestos, más gasto público, engordamiento de las administraciones y más endeudamiento. Quitar a los pobres para dárselo a los ricos, los bancos. Y en esas están. Lo último es que la Junta de Andalucía, comandada por la nueva estrella Susana Díaz, está intentando crear su propio banco público con la compra del Banco Europeo de Finanzas, una entidad casi testimonial con solo 25 empleados pero que dispone de un permiso del Banco de España para operar. Una entidad bancaria que sustituiría a las politizadas y desaparecidas Cajas de Ahorros, para continuar en el mangoneo y dispersión de los caudales públicos de forma discrecional. Un nuevo fondo de reptiles que está en marcha.

Esa es la renovación que se nos plantea a la sociedad española, mientras callan y siguen coaccionando de forma obscena a la jueza Alaya en su Instrucción del caso mayor de corrupción de España, el de los falsos EREs, donde se encuentran implicados, por ahora, varios ex altos cargos de la propia Junta de Andalucía y representantes sindicales. Y como gran renovador ahí está Alfredo Pérez Rubalcaba, un hombre de partido desde su juventud, que colaboró con Felipe González en la época siniestra de los GAL, que formó parte del Gobierno de Zapatero como Ministro de Interior en la no menos siniestra y traidora etapa del llamado proceso de paz y el comienzo de la suelta de etarras. El mismo que violó la ley al presentarse en la víspera de las elecciones generales acusando al Gobierno de España de mentir. El mismo que dijo lo de que "se todo de todos" y no se ha manifestado sobre el tema de las escuchas de los USA.

Nada podemos esperar de un partido socialista que dice una cosa y la contraria, que aplaude a Susana Díaz y a Pere Navarro, que incita a lucha en la calle contra la derecha, que se auto proclama marxista con la persecución de la Iglesia católica. Nada podemos esperar de quien ya nos ha demostrado sus múltiples caras de sectarismo radical, de revanchismo visceral y de cínico oportunismo total. Nada podemos esperar de un partido que ha llevado a España y a los españoles por dos veces a la ruina más desastrosa y que ahora dice tener la solución para sacarnos de ella con las mismas políticas de izquierdas que ahogan el libre mercado y las libertades individuales.

Pero si algo pienso que han aprendido los españoles es a no creer a esta casta de políticos corruptos y corruptores.A no creer en unas promesas que incumplirán a las pocas horas de haber obtenido el poder. A no creer en un partido que intenta convencer de que la renovación es una simple capa de pintura. Sepulcros blanqueados que ocultan la podredumbre. El PSOE ni ha vuelto ni se le espera, el que permanece es Rubalcaba que cual Moisés regresa con sus tablas de la ley rojas de ira y llenas de soflamas radicales.

PSOE
Pasión por España
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 11 Noviembre 2013

Tanta pasión tiene el PSOE por España que su avatar catalán le ha comprado a los secesionistas el derecho a decidir, es decir, el derecho de autodeterminación, como si Cataluña fuera una colonia africana. Como resultado de tanto ardor, la demoscopia le da ahora mismo 13 escaños al PSC, que está en caída libre desde que se empeñó en aprobar un Estatuto que convertía al Estado en residual, por ponerlo en palabras de Maragall. Supongo que lo siguiente era el tratamiento de residuos.

Es brutal, en efecto, la pasión que vienen demostrando los socialistas por España. Pero sólo por media. Digamos que se trata de una parafilia. De la otra media no saben cómo librarse; la han querido aislar, acorralar, encerrar entre cordones sanitarios. La han presentado como si fuera el pelotón de fusilamiento de García Lorca, once millones de tíos disparando al unísono. Pasión tremenda, de las que te hacen polvo: no tuvo inconveniente Zapatero en reabrirle a la amada heridas que llevaban décadas restañadas.

Por apasionamiento han contado en la conferencia de la catarsis con Garzón, hombre tan fogoso que se olvidó de que Franco estaba muerto, pidió su partida de defunción y le quiso juzgar en un banquillo de cadáveres, pasándose por la entrepierna la prudente exigencia de que los reos estén vivos, la amnistía y ese principio de irretroactividad penal que la judicatura garzonita sólo invoca cuando hay etarras y sacamantecas (valga la redundancia) de por medio. Enamorados de España, la agitan con la efusión del amante enloquecido.

No es pasión, don Alfredo, lo que se pide al gobernante ni al aspirante, sino serenidad y respeto al imperio de la ley. No vayamos a acabar compitiendo en sentimentalismo con los nuevos románticos del movimiento nacionalista-secesionista catalán. Ojalá nos dijera el PSOE que España les deja fríos e invocaran ese mínimo patriotismo constitucional con que los alemanes conscientes sobrellevan su nación. Así, al menos, se atendrían a los valores del 78 y a la letra de la ley. En vez de partirse las manos aplaudiendo a Pere Navarro –desconcertante muestra de pasión por España, e inmensa sorpresa para el premiado–, exíjanle la renuncia al derecho a decidir, y a lo mejor empezamos a creerles. Ardorosos.

El Rey iba desnudo y no nos habíamos dado cuenta
Ernesto Ladrón de Guevara  www.latribunadelpaisvasco.com11 Noviembre 2013

Michael Bourleigh en su obra “El III Reich”, dice “La ley debía proteger los intereses colectivos de la comunidad nacional y servirlos, en lugar de defender los derechos del individuo frente a un ejecutivo arbitrario. Esta característica fundamental de las democracias quedó anulada en un sistema que fundió el poder ejecutivo y el judicial en una identidad arbitraria. Como decían las consignas ‘el bien común precede al bien individual’. En otras palabras, los derechos del individuo estaban subordinados a los de la comunidad”. Esa que es la característica de los regímenes totalitarios, hoy mismo la confundimos con la democracia, y ahí es donde está el talón de Aquiles de ésta y el fino tránsito hacia dictaduras camufladas de democracia, que el hombre/mujer de la calle poco metido en “filosofías” está en trance de confundir y de aceptar miméticamente. El respeto a los derechos fundamentales de carácter personal e intransferible es la frontera entre un sistema democrático y otro que no lo es aunque se vista de sus ropajes.

Cuando la “masa” psicológica actúa siguiendo al “alma colectiva” y pierde su sentido crítico y su capacidad de pensar de forma individual llegamos a lo que George L. Mosse dice en su libro “La nacionalización de las masas”: “El pueblo estaba cautivo y cuando se le permitiera decidir su propio destino retornaría a un liberalismo renovado o a los ideales socialistas. Esta interpretación del fascismo estaba especialmente extendida entre los que se vieron obligados a emigrar por oponerse a los regímenes fascistas. Pero, aunque muchos de los que defendían ardientemente esas interpretaciones cambiaran de idea después, esta concepción del fascismo sigue teniendo mucho predicamento.”

En mis dos artículos anteriores comentaba el papel decisivo que para el nacionalismo totalitario con ropaje democrático tiene la lengua y la escuela, como vehículos de socialización y de configuración de la conciencia nacional, desde un constructo artificial, manipulador y tergiversador de la historia y de la realidad cultural transmitida a través de las generaciones, que no tiene nada que ver con la concepción sabiniana y mutaciones posteriores hacia un fascismo totalitario abertzale.

Las consecuencias de esa política, donde el papel de un euskera convertido en totem y tabú es decisivo, son inescrutables. Se ocultan celosamente y se eliminan todos los vestigios para que una masa aborregada no sea consciente de lo que está ocurriendo con sus hijos.

Es sobre esas consecuencias sobre las que voy a versar, en una visión panorámica, mucho menos profunda de lo que sería de desear si tuviera el suficiente espacio para desarrollarlas.

Cualquier política que atropelle las posibilidades de desarrollo personal de cientos, por no decir miles, de niños, es ilegítima, por muy democrática que sea la aspiración de los que la pretenden.

Empecemos con una pregunta:  ¿Es bueno el bilingüismo?

Como toda afirmación generalista, que no tiene en cuenta las situaciones particulares, podríamos decir que sí es buena la adquisición temprana de más de un código de comunicación. Es como si preguntáramos si cuando nos duele la cabeza es buena la aspirina. Con carácter general el tomar una aspirina es un buen paliativo, pero si la fuente del dolor de la cabeza es un ictus, la aspirina agravaría el cuadro, y si el paciente tiene una úlcera de estómago dicha aspirina podría tener consecuencias muy negativas. Toda afirmación que abarca a un universo de casos se convierte en sofisma, pues no hay nada que pueda extenderse a toda la población sin cometer errores de bulto en su aplicación.

Lewis Balkan, en su obra “Los efectos del bilingüismo en las aptitudes intelectuales” dice que “[…] nos parece razonable afrontar la introducción de una L2 desde la escuela maternal y su aprendizaje durante toda la enseñanza primaria. A condición de que los conocimientos lingüísticos así adquiridos sean suficientes, esta segunda lengua podría servir de idioma vehículo en la enseñanza de otras materias escolares. Reforzado por la creación de comunidades artificiales compuestas de maestros y alumnos de L2, esta lengua no tardaría en llegar a ser un medio eficaz del desarrollo del individuo, con la misma efectividad que la L1.” Y también llega a la conclusión de que mediante “El empleo de una batería de aptitudes escolares nos ha permitido constatar que los bilingües más o menos equilibrados superaban a sus camaradas monolingües en las dimensiones de plasticidad verbal perceptiva, resultado por otra parte , previsto en nuestra hipótesis” pero también aprecia que “Los resultados obtenidos muestran claramente que, para un nivel intelectual dado, el bilingüe se distingue del monolingüe en la configuración de sus aptitudes y obtiene puntuaciones superiores, sobre todo en plasticidad” Obsérvese con atención que afirma que sus estudios están referidos a un nivel intelectual dado, no entra a analizar sujetos con dificultades funcionales del lenguaje, con taras intelectuales o sensoriales, o inmadurez en el desarrollo. Y sus estudios se refieren a bilingües equilibrados, es decir a aquellos cuyo dominio de ambos códigos de comunicación les permite pasar –sin traducir- de un código a otro sin ninguna dificultad y de forma casi inconsciente. ¿Ese es el caso del conjunto del alumnado que cursa sus aprendizajes en el sistema de inmersión? Los mismos datos del Departamento de Educación del Gobierno Vasco lo desmienten. Los resultados de las evaluaciones externas realizadas confirman el deficiente dominio de la L2 en el caso vasco, lo que demuestra el hecho del escaso uso social de esa L2, que coincide de forma abrumadoramente mayoritaria con el euskera. En esos casos el propio Balkan dice que no se puede aplicar el axioma de beneficio sino de obstáculo para un aprendizaje fluido y significativo del currículo.

En “Educación y Bilingüismo” Miguel Sigual y William F. Mackey dicen que “Por el momento nos basta con señalar que del conjunto de los estudios realizados lo único que se deduce con claridad es que la pregunta de que el bilingüismo en la educación tiene una influencia positiva o negativa en el desarrollo del alumno no tiene una respuesta absoluta sino que depende de las circunstancias. Circunstancias entre las que habrá que contar las aptitudes de los alumnos, la calidad pedagógica de los centros educativos, y, como acabamos de decir, el nivel socioeconómico de la población.” Y, respecto a los estudios de Balkan, antes referidos, dice que “En cambio, los sujetos de Lambert y Balkan, o estaban aparejados en cuanto a nivel sociocultural con los grupos que se utilizaban como control o eran de nivel algo superior. Bastan estas diferencias para explicar, al menos en parte, estas diferencias en los resultados, pues es bien sabido que tantos los resultados académicos como las puntuaciones en los test de inteligencia se correlacionan de manera significativa con el nivel sociocultural de los sujetos. Sin que pueda excluirse la posibilidad de que también la influencia del bilingüismo en la educación esté socialmente condicionada. Por el momento nos basta con señalar que del conjunto de los estudios realizados lo único que se deduce con claridad es que de la pregunta de si el bilingüismo en la educación tiene una influencia positiva o negativa en el desarrollo del alumno no tiene una respuesta absoluta, sino que depende de las circunstancias.”

He puesto estas citas, a modo de ejemplo de lo que es un tema controvertido y que tiene muchos matices y situaciones que aconsejarían, cuando menos, de una cierta prudencia que en modo alguno se ha tenido durante estos treinta últimos años en España, en las comunidades dominadas por el paradigma nacionalista.

Es imposible desarrollar en un artículo una cuestión tan árida y dificultosa, en unas pocas páginas, sin riesgo de trivializar el tema. Pero mi propósito es, tan solo y a la vez tan tanto, el de hacer ver que cualquier simplificación de la cuestión lleva a errores graves y a terribles atropellos en los derechos de las personas.

A modo de ejemplo: ¿Ha desaparecido el modelo A, de educación en castellano? En absoluto. Ese modelo lo han convertido en guetos para alumnos no “asimilables” al sistema. Dicho de otra manera y de forma descarnada –sin ánimo peyorativo- se recogen en él a minorías como pueden ser emigrantes de extracto sociocultural muy bajo, gitanos, discapacitados, etc, contraviniendo de forma sangrante lo establecido en las leyes respecto a la integración y normalización de los sujetos diferentes. Por ejemplo no se cumple en absoluto la Ley de integración de minusválidos de 1982, actualmente vigente, y se segrega como nunca a los alumnos por clases sociales, dejando a las clases más residuales fuera del sistema. Se puede decir que hay que optar por prioridades, y que la euskaldunización es una de ellas con valor absoluto, pero que no sean hipócritas y que se reconozca la realidad de los hechos.

Otra cuestión: ¿qué se hace con los discapacitados, con el 15 % de la población escolar que tiene dificultades de diferente tipo y grado en el área verbal, con alumnos con diferente etiología que sufren retraso escolar, con transeúntes, etc? Simplemente se les sacrifica en aquellos modelos de inmersión, dejándolos literalmente en la cuneta. Es evidente que para esos alumnos la inmersión lingüística es una condena a perpetuidad y una barrera insalvable.

He retado en diferentes ocasiones a quien quiera contradecirme a que lo haga. Incluso lo he hecho en tribunas políticas como las Juntas Generales de Alava. He invocado a quienes mantienen tesis diferentes a las mías a que me repliquen públicamente, a realizar en condiciones de igualdad de oportunidades debates abiertos. Respuesta: el silencio. ¿Qué se está ocultando?

Seguiré con este tema en sucesivos artículos. Confieso que tengo el temor a aburrir o a que mis lectores abandonen la lectura de estas misivas de S.O.S. por la aridez de su contenido, pero no quiero abandonar este propósito. Hay demasiadas víctimas ya dejadas por el camino. No solamente las víctimas se cuentan por centenares debido al terrorismo, hay otras víctimas de un sistema opresor e injusto.

www.educacionynacionalismo.com

Crece la tensión catalana
Pablo Sebastián www.republica.com 11 Noviembre 2013

Los modales exhibidos en la comisión de investigación que en el Parlamento catalán estudia lo ocurrido en la crisis de las Cajas de Ahorro catalanas durante la reciente crisis financiera dan una idea del nivel y los modales políticos que algunos están exhibiendo en Cataluña, desde que se inició el proceso secesionista que lidera Artur Mas. Ayer a Rodrigo Rato los diputados de CUP e ICV, David Fernández y Josep Vendrell, lo llamaron gánster y carroñero, entre otras descalificaciones que son inaceptables en un parlamento y nunca debieron ser consentidas por la presidencia de ese debate. Por otra parte el Consejo Asesor para la Transición Nacional, un ente extraño que asesora a Artur Mas en su proceso para la independencia de Cataluña ha decidido el solicitar del Estado español que le ceda su competencia sobre la capacidad de convocar referéndums o consultas en pos de avanzar en el proceso soberanista y a sabiendas que la respuesta del Estado será ‘no’.

Parece cierto que Rato tiene responsabilidades por acción o por omisión en el fallido caso de Bankia, su salida a Bolsa y puede que también en el caso de las preferentes aunque no fue el quien las puso en marcha, pero eso está ahora en los tribunales y de ello se ocuparan los jueces y las autoridades competentes de la Administración. Rato también compareció en el Congreso de los Diputados y ahora se ha prestado a hacerlo en la cámara catalana, pero los insultos intolerables de los diputados de CUP e ICV debieron haber provocado la suspensión del debate y dan una idea de los modales fascistoides y antidemocráticos que practican algunos partidos. Formaciones en los que se adivina una agresividad incontrolada que a buen seguro o no lucieron o no lucirán ante un banquero más cercano a Cataluña como es el ex alcalde de Barcelona y ex vicepresidente del Gobierno de España, Narcís Serra, también ex presidente de Caixacatalunya, y ahora imputado por la quiebra y despilfarros de esa entidad.

Todo esto, y los desafíos contra la nada del citado Consejo Asesor de Mas, pidiendo la luna al Estado español, solo busca calentar el ambiente e invitar al enfrentamiento y a la provocación. Con el solo objetivo de conseguir que el Gobierno de España empiece a ceder a sus pretensiones y se disponga a negociar bajo amenazas y la continua provocación. Y todo ello, también, para a la vez crear tensión en vísperas de la presentación de la famosa pregunta sobre el ‘derecho a decidir’ que Artur Mas espera consensuar antes de finales de este año con CiU, ERC, ICV, CUP y PSC. Algo difícil de imaginar en lo que al pleno de los apoyos se refiere si los de Unió mantienen sus posiciones de tercera vía, y el PSC no se presta a seguir colaborando con la autodeterminación, lo que de ocurrir volvería a abrir la crisis interna del PSOE.

Todos estos escenarios, a los que el presidente Rajoy y el PP les suelen quitar ‘hierro’ para no tensar mas desde Madrid la cuerda que va camino de la ruptura, anuncian un fin de año caliente y un 2014 mucho peor a medida que se vaya acercando la fecha de la Diada catalana del día 11 de septiembre en la que Mas y Junqueras pretenden celebrar su referéndum por las buenas, lo que es imposible, o por las malas, lo que también será imposible.

¿Cuáles son las estrategias y las respuestas políticas y también de opinión pública que están preparando el gobierno de Rajoy y el primer partido de la oposición el PSOE ante todo esto? No se sabe, pero ya es hora de que se lo empiecen a tomar en serio y que no desdeñen tanto el desafío institucional, legal y político como la batalla de la opinión pública en Cataluña y en el resto de España. Sobre todo porque esa batalla ya la están perdiendo los españolistas en el territorio catalán por no haber dado respuestas claras y contundentes a los ataques del nacionalismo secesionista, y a los modales intolerables con los que tiene tanta condescendencia el presidente catalán, Artur Mas.
www.pablosebastian.com

No me registren, por favor
JOSEBA ARREGI. EL CORREO  11 Noviembre 2013

· No quiero que mis derechos y obligaciones como paciente se vinculen al euskera o al castellano

Acabo de leer en la prensa que Osakidetza va a crear un nuevo registro en el que va a recoger las preferencias lingüísticas de los pacientes y trabajadores de la sanidad pública vasca. He leído también que Osakidetza procurará que la primera palabra dirigida a los usuarios sea siempre en euskera. Y tengo que decir que no me gusta ni lo uno ni lo otro. No quiero que me registren. Mejor dicho: ya me tienen registrado, al igual que otras muchas administraciones y organismos que se me han hecho necesarios para vivir, como Google, correo electrónico y otros derivados de Internet.

Pero no quiero que me registren prefiriendo una lengua u otra. No quiero, al igual que no quiero que mi relación con las administraciones públicas basada en mis derechos y obligaciones ciudadanas estén en función de la lengua que prefiera de entre las oficiales, o de la religión que profeso o dejo de profesar, o de mi orientación sexual. No quiero que mis derechos y obligaciones como paciente se vinculen al euskera o al castellano. No quiero que nadie en la Administración piense que prefiero una de las dos, que me coarten a utilizar una de las dos, cuando puedo usar las dos a mi arbitrio, cuando me venga en gana y si me viene en gana. Y prometo no plantear ningún problema al funcionario de turno que no me atienda en euskera, porque usaré el castellano con normalidad, que también es mi lengua, tan propia como el euskera.

Es más: no quiero verme en la situación de mantener una conversación en euskera con personas, con funcionarios que se crean en la obligación de atenderme en euskera, pero que terminarían haciendo de la conversación una especie de farsa. Lo que espero de la administración de Osakidetza es que me atiendan bien, rápido, con educación y con diligencia –no voy a pedir que la visita al cirujano especialista me la pongan en un plazo de tres meses, porque tampoco estoy dispuesto a pagar más impuestos–. No quiero terminar las frases de funcionarios que se sienten obligados a dirigirse a mí en euskera, no quiero corregirles las faltas gramaticales todo el tiempo, no quiero escuchar un euskera sin música, aséptico, frío, sin alma ni vitalidad alguna.

No quiero que la Administración entre a catalogarme en esas cuestiones, que se dedique a saber si prefiero una lengua oficial a otra. No quiero contribuir al teatro de que se dirijan a mí en euskera para continuar con la conversación que mantenían con un o una colega en castellano, como me ha sucedido tantas y tantas veces con mis alumnos de la Universidad pública. No quiero contribuir a unas estadísticas que miden todo menos lo que importa en el desarrollo de las lenguas, su capacidad comunicativa, la comodidad que aportan en la comunicación a los hablantes, la vitalidad que es lo único que incide en sus perspectivas de futuro.

Y deben estar seguros en Osakidetza de que si ponen en práctica la idea de que sus funcionarios se dirijan siempre a los clientes con la primera palabra en euskera, al menos habrá uno que se sentirá empujado a usar necesariamente el castellano, como se siente ahora cada vez que recibe una comunicación, sea de las administraciones públicas o de otras organizaciones y entidades que subrayan, por la forma de doblar la carta, por la tipografía o por cualquier otro medio, la primacía del euskera e intentan imponer esta lengua al receptor: basta con ello para que sea la otra lengua la que elija, amén de que al tratarse casi siempre de textos traducidos del castellano al euskera, me ahorro equívocos lingüísticos, cuando no auténticos esperpentos lingüísticos.

Algunos hemos dedicado parte de nuestra vida a impulsar el conocimiento y el uso del euskera, lo hicimos cuando era realmente difícil, porque era defender la libertad. Ahora no queremos que se nos coarte la libertad, ni siquiera en nombre del euskera. El lenguaje del ciudadano es el lenguaje del derecho, el de la libertad y el de las obligaciones cívicas. La minoría de ciudadanos vascos euskaldunes tienen derechos que deben ser reconocidos como lo son los de las minorías lingüísticas en cualquier democracia. Y para ello las administraciones públicas deben actuar de forma prudente y proporcionada. Pero lo que no pueden hacer es imponer obligaciones a todos para satisfacer los derechos de algunos.

Mi opinión del servicio que presta Osakidetza es bastante positiva, dejando de lado algunas esperas demasiado largas para algunas operaciones. Pero no tengo queja seria. Y me gustaría que las cosas siguieran así. Y si alguien desde Osakidetza me dice que los planes de política lingüística que los políticos responsables de Osakidetza quieren llevar a cabo no van a ir en detrimento de la calidad y eficacia del servicio, no me resultará creíble, porque la puesta en práctica de esas políticas cuestan personas, tiempo y dinero, además de esfuerzos muy ingratos para muchos funcionarios. La experiencia nos lo ha demostrado en la administración que más se han forzado esas cuestiones, la educativa, en la que ha habido personas de edad sometidos a situaciones de tensión psicológica imperdonables.

Déjense, por favor, de ingenierías sociales, pues no otra cosa supone la implantación de sus políticas lingüísticas, de sus políticas de promoción del euskera, experimentos ingenieriles para cambiar situaciones sociales lingüísticas de la sociedad vasca. Y no es función de las administraciones públicas dedicarse a esos experimentos de ingeniería social. Ni siquiera en nombre de las que pudo haber, y las hubo, en el pasado, aunque dicho sea de paso que la situación actual no se debe sólo y en exclusiva a éstas.
De la misma forma que considero una conquista del Estado de derecho que en mi DNI no conste mi confesión religiosa, tampoco me gustaría que en mi tarjeta de Osakidetza apareciera en algún momento mi preferencia lingüística, aunque agradecería, eso sí, una tarjeta de Osakidetza que me sirviera sin problemas en todo el territorio nacional. Me evitaría un montón de problemas.

Diario de un NO nacionalista
El Gobierno español paga, la Generalitat miente, los catalanes sufren
El periodismo al servicio de la Causa no para de repetir, gritar y lamentar que “España nos roba”
José Rosiñol Lorenzo. Periodista Digital 11 Noviembre 2013

La paradoja es que esta secuencia de sucesos ha pasado totalmente desapercibida para la mayor parte de la población catalana

Cada vez está más claro, claro, naturalmente, para todo aquél con tiempo y ganas para rebuscar más allá de la Unidad Editorial en la que se ha convertido el econosistema mediático catalán y no se conforme con las noticias cocinadas –más bien digeridas y vomitadas- por los medios al servicio del poder nacionalista.

La secuencia de acontecimientos en la escasez de liquidez de la Generalitat que teóricamente impide hacer frente a pagos de servicios básicos como son los medicamentos podría ser el que indica el título de este artículo: El Gobierno paga, la Generalitat mientes y los ciudadanos catalanes sufren.

Mientras la Generalitat y el periodismo al servicio de la Causa no paran de repetir, gritar y lamentar que “España nos roba” o “sin déficit fiscal podríamos pagar esto o aquello”, soflamas convertidas en el mantra nacionalista, el Gobierno asume las deudas de una gestión más que cuestionable de la administración catalana, asunción que pasa por adelantar ingentes cantidades de dinero público con el que pagar a proveedores y mantener servicios básicos.

El problema político lo encontramos en la gestión informativa del Gobierno, parece que Mariano Rajoy ha renunciado a combatir las mentiras y las tergiversaciones del poder nacionalista, parece no entender la radical importancia de dejar en manos de la Generalitat el relato de la crisis económica, parece infravalorar las consecuencias políticas que conlleva repetir el error de dar la espalda a la manipulación informativa, y sobre todo, parece mentira que no combata el discurso cínico que convierte en moroso al que paga, y en acreedor a quien debe.

El cénit del discurso cínico y torticero lo encontramos en la noticia que recoge La Gaceta en el que el portavoz adjunto del PPC en el Parlament, Santi Rodríguez, ha constatado que el FLA ya había pagado en octubre los fondos finalistas con los que hacer frente, entre otras cosas, lo que se adeudaba a las farmacias, cosa que la Generalitat no ha cumplido, con ello nos encontramos con que el Gobierno ha pagado, la Generalitat ha mentido y los ciudadanos –junto a los farmacéuticos y otros colectivos- nos hemos convertido en rehenes de una estrategia que ahonda la desafección política y utiliza el miedo social para lograr objetivos políticos.

La paradoja es que esta secuencia de sucesos ha pasado totalmente desapercibida para la mayor parte de la población catalana, únicamente ha trascendido que hemos estado a punto de tener que pagar el coste total de los medicamentos –o enfrentarnos a un escenario de escasez-, que de ello es culpa “España” y que la única solución es, como no, la independencia…

Pero ¿qué ha dicho el Gobierno del PP?, Cristóbal Montoro –mientras una miríada de tertulias y tertulianos orgánicos repetían hasta el hastío el mantra del agravio y el déficit fiscal- se limitaba a recordar que es el Estado quien paga las deudas pero no que el dinero ya estaba en las arcas de la Generalitat

¿Será esto por qué el incipiente y opaco diálogo entre Gobierno y Generalitat pasa por ofrecer al nacionalismo –en forma de víctima propiciatoria- el monopolio del relato político y mediático en Cataluña?

¿Será un síntoma de por dónde van a ir dichas negociaciones?
¿Aceptarán una Cataluña solo nominalmente española pero independiente de facto?

Nacional-catolicismo de espardenya
José Rosiñol Lorenzo. Periodista Digital 11 Noviembre 2013

El nacionalismo catalán está adquiriendo –o mostrando– una obsesiva tentación de ultrapasar cualquier límite democrático, pretende (a través de los palmeros mediáticos y de una intelectualidad orgánica bien untada) crear una sociedad en la que solo se tolera un pensamiento único, el que defiende un único modelo administrativo posible –el estado independiente-, una sola cosmovisión legítima –Cataluña es inequívocamente una “nación”- y, ahora, pretende moralizar su ideología dotándola de valores y valedores de la moral cristiana, parece que todo y todos en Cataluña debemos comulgar con La Opción política, que todo y todos debemos estar al servicio de la “construcción nacional”.

Esta obsesión totalizadora y totalizante tiene inquietantes similitudes al Régimen totalitario que sufrimos todos los españoles en el pasado, si en aquellos aciagos tiempos gran parte de la jerarquía católica –hubo honrosas y valientes excepciones- sustentaba moralmente a la dictadura, ahora nos encontramos con la extraña coincidencia de que los planteamientos del poder nacionalista son los mismos que defiende desde la jerarquía de la Iglesia catalana, pasando por los símbolos del catolicismo católico catalán, hasta monjas de base convenientemente proyectadas política y mediáticamente por los resortes y las redes del establishment nacionalista.

Si por un lado asistimos al espectáculo de ver cómo se concede la Medalla de Honor de la Generalitat –la máxima distinción honorífica que concede esta institución- al arzobispo de Barcelona por su dedicación en el acto de consagración de la Basílica de la Sagrada Familia y por su “liderazgo” de la “Iglesia Catalana” en la lucha contra la pobreza, por otro –quizás devolviendo el favor a la Generalitat- el arzobispo insta desde el Palacio de la Generalitat y delante de Artur Mas a mantener “las esencias como nación”…eso sí alertando evitar el “pensamiento único”, este acto de cinismo, defender el pensamiento único oficial previniendo de las tendencias a un posible “pensamiento único” solo puede responder a la estrategia emprendida por el nacionalismo: controlar que los mensajes de aquellas instituciones con cierto peso moral en la sociedad catalana estén sincronizados con el discurso oficial…

El monasterio de Montserrat es un símbolo del catalanismo, un referente cultural y político de lo que un día fue una moral de resistencia, sin embargo, hoy día se ha convertido en un pieza más de la maquinaria puesta en marcha en pos de la “construcción nacional”, su Abad abraza sin rubor la existencia y defensa a ultranza de una visión unívoca del sentir identitario de los catalanes, pero no solo construye un discurso igualmente coincidente con el oficial, si no que, además, lo relaciona con “la necesaria regeneración democrática de la sociedad catalana”, y aquí se pueden ver el objetivo principal del control totalitario de la moral pública: pretender relacionar axiomáticamente una opción política-ideológica –el nacionalismo excluyente- con la moral democrática…con ello se elimina cualquier posible legitimidad (democrática) de todos aquellos que defendemos una Cataluña plural y libre…esta relación entre moral democrática y soberanismo es la nueva vuelta de tuerca con la que excluir de la arena sociopolítica catalana cualquier atisbo de disidencia…

Por último, comentar que el movimiento 15-M, un movimiento tan espontáneo como ajeno al control de las redes del Régimen, desató el pánico entre las élites del poder catalán, el no ver banderas independentistas, el no incluir nada relacionado con los objetivos nacionalistas entre las propuestas pergeñadas en aquellos días en la Plaza de Cataluña de Barcelona, puso en marcha la maquinaria para acaparar y vehicular ese descontento popular y esa desafección política generalizada hacia sus intereses, pero ¿cómo acaparar esa corriente de desafección política?, pues a través de la monjita mediática, Teresa Forcades y el economista antisistema Arcadi Oliveres, cuya propuesta estrella para “regenerar” la política pasa por la independencia…que hacer una sociedad más justa pasa por romper España y empujar a los catalanes hacia la fractura social y política…sorprende que alguien que ha dedicado su vida a una religión ecuménica, que predica el amor universal, que lucha contra la pobreza y las injusticias allí dónde se den sin tener en cuenta países, etnias, o, incluso credos, defienda que solo los catalanes pueden “salvarse”…el resto no importa, es la alteridad…

España
Diez mentiras del nacionalismo catalán
maría jesús cañizares / barcelona ABC Cataluña  11 Noviembre 2013

Javier Barraycoa (Barcelona, 1963) vuelve a desmontar los mitos nacionalistas en su libro «Cataluña Hispana» (LibrosLibres) del que ABC publica un extracto
Diez mentiras del nacionalismo catalán

1- Existe un sustrato étnico catalán
Catalanistas como Prat de la Riba o el historiador Ferran Soldevila, insistían en un sustrato ibérico que compondría el fundamento étnico del pueblo catalán. Pero el historiador Vicens Vives afirma en su «Noticia de Catalunya», publicado en catalán durante el franquismo: «Somos fruto de diversas levaduras y una buena parte del país pertenece a una biología y a una cultura de mestizaje. No remontándonos más allá de la época carolingia sabemos que el núcleo de nuestra población campesina la formaban los «homines undenque vinientes», es decir, «los hombres que venían de cualquier parte».

2-El mal de Cataluña es el centralismo madrileño
Barcelona fue una de las sedes de la Corte de los Reyes Católicos o la ciudad de España donde más cómodo se sintió Carlos I. En ella recibió el título de Emperador. El Arzobispado de Tarragona obtuvo el título de Primado de las Españas y aún lo mantiene compartido con el Primado de Toledo. La construcción de un Estado jacobino en el siglo XIX impidió que el Estado español se forjara al estilo francés. La ausencia de una administración fuerte permitió que Cataluña dedicara sus esfuerzos a enriquecerse e intentar liderar el Gobierno español.

3- Cataluña fue una «nación» gracias a la negativa de Borrell II de rendir pleitesía al rey franco Hugo Capeto
El imperio Carolingio se desmoronaba y le costaba mantener su influencia sobre los Condes de Barcelona. Sin embargo, el Conde Borrell II no proclamó la independencia sino que se sometió en vasallaje al Califato de Córdoba, regido por Alhaquem. Su sucesor, Almanzor, arrasó media Península y de paso Barcelona. Borrell II, atemorizado, pidió ayuda a Hugo Capeto. Debían encontrarse ambos personajes para que Borrell II le rindiera vasallaje, pero ese encuentro nunca se produjo. Los nacionalistas interpretan que aquello fue un acto de independencia. Pero nadie sabe lo que pasó. Los Condes catalanes no tuvieron reparo en casar su descendencia con la aristocracia y la realeza castellana.

4- La Generalitat es originalmente catalana
La Generalitat fue una institución provisional de la Corona de Aragón, instituida en las Cortes de Monzón en 1289. En el Palacio de la Generalitat se puede ver una placa que anuncia que se fundó en Cervera en 1359. Este desfase en el tiempo se refiere a unos acuerdos sobre la composición (provisional) de la Generalitat, concebida como mero órgano recaudador de impuestos. La constitución política de la Generalitat se debe al primer Trastámara que ocupó la Corona de Aragón: Fernando I. Los Trastámara llegaron a ser algo en el Reino de Castilla gracias a los apoyos de Pedro IV de Aragón.

5- Cataluña ha tenido una espiritualidad diferente
El centro espiritual de Cataluña rara vez fue independiente. Gracias a los Reyes Católicos, Montserrat pasó a depender del Monasterio de San Benito el Real de Valladolid, llegando a florecer como nunca. Durante cuatro siglos, hasta las persecuciones del siglo XIX, Montserrat estuvo llevada por mayoritariamente por monjes castellanos. El más famoso fue García Ximénez de Cisneros (hermano del famoso Cardenal) que ahí redactó «El exercitatorio de la vida espiritual».

6- Los catalanes no participaron en la Conquista y el «genocidio» americano
Algunos nacionalistas se empeñan en que sólo gracias a los catalanes se pudo iniciar la conquista de América; otros se quejan de que no se dejó participar a los catalanes. Cataluña participó, a su ritmo, en la conquista de América. Desde el batallón de voluntarios catalanes que participaron en el descubrimiento de California, al Tercio de Miñones catalanes que defendió Buenos Aires del intento de invasión inglesa, hay miles de ejemplos.

7- «Nación» catalana nada tiene que ver con «nación» española
En los dietarios de la ciudad de Barcelona, se recogía en 1492 las celebraciones «más grandes jamás vistas» con motivo de la toma de Granada, en la que participaron numerosos catalanes. En la sublevación de las Alpujarras miles de catalanes participaron en su sofoco. De ellos Don Juan de Austria dijo que eran «los súbditos más leales del Rey de España». La participación catalana fue clave en la Batalla de Lepanto o en el dominio hispano del Mediterráneo. De los 400 primeros legionarios de Millán Astray, 200 provenían de Barcelona; en 1909, Alfonso XIII pidió varias letras para el himno de España al catalán Eduardo Marquina; durante la Guerra de Melilla en 1893, en la que participaron muchos voluntarios catalanes, hubo en Cataluña fervor españolista.

8- Castilla oprimió la lengua catalana y el nacionalismo la salvó
La mayoría de disposiciones legales contra el catalán emanaron de miembros de la masonería. Para ellos el castellano debía ser la lengua modernizadora a imagen del francés que había liquidado buena parte las lenguas que se hablaban en Francia. La lista es inequívoca: el Conde de Aranda, el Conde de Floridablanca, Manuel Godoy, Manuel José Quintana, Mendizábal, Claudio Moyano, OŽDonell, Sagasta o Romanones. No fue Castilla, sino una elite ilustrada, liberal y de izquierdas la que fue generando leyes y decretos para minimizar las otras lenguas españolas. Por el contrario, el falso «renacimiento» del catalán, se logró con la práctica «invención» de una gramática a manos de Pompeyo Fabra.

9- Companys fue un modelo para todos los catalanistas
La memoria histórica de Companys se ha salvado por su trágica muerte que le convirtió en un mártir para los catalanistas. Sin embargo, fue uno de los personajes (en vida) más odiado por los catalanistas más radicales. Un diputado de ERC, durante la II República, Puig y Ferreter, lo define así: «Companys era pequeño, voluble, caprichoso, inseguro y fluctuante, sin ningún pensamiento político, intrigante y sobornador, con pequeños egoísmos de vanidoso y sin escrúpulos para ascender». Otro diputado de ERC, Joan Solé Pla, lo describía así: «Es un enfermo mental, un anormal excitable y con depresiones cíclicas; tiene fobias violentas de envidia y de grandeza violenta». En 1917, al ser elegido concejal por Barcelona, del Partido Radical, Companys obligó al catalanista Carrasco y Formiguera, también elegido concejal a gritar un «Viva España».

10- El fin del catalanismo radical ha sido siempre la independencia
En el primer número de «Alerta», órgano del grupo terrorista Terra Lliure, se dejaba claro que la independencia no era un fin en sí misma, sino un instrumento para construir un Estado socialista. La caída del muro de Berlín borró de un plumazo este hito socialista y la independencia dejó de ser un medio para convertirse en un fin.

NUEVO MAZAZO
El juez del desempate en la Audiencia Nacional enoja a las víctimas
El Semanal Digital  11 Noviembre 2013

No se esperaban que Grande-Marlaska inclinara la balanza en favor de la excarcelación de nueve presos de ETA. El debate del Pleno de la Sala de lo Penal duró cuatro horas.

Las víctimas señalan al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, tras la ajustada decisión del alto tribunal de excarcelar a nueve etarras, entre ellos Domingo Troitiño, cuya estancia en prisión se alargó después de que les aplicaran la doctrina Parot.

Los 17 magistrados de la Sala de lo Penal estuvieron reunidos durante más de cuatro horas de intenso debate, que se resolvió con el voto del desempate de Grande-Marlaska. Él fue quien puso el 9-8 definitivo porque entiende que a estos nueve presos no les afectaría la interpretación realizada por el Ministerio Fiscal en relación con la aplicación de las redenciones antes o después de 2006, ya que incluso con este criterio habrían alcanzado su licenciamiento definitivo.

"Marlaska ha roto el desempate en la Audiencia a favor de los asesinos. Que vergüenza. Antes estaba con las víctimas y ahora nos hunde", se lamentó la AVT en su cuenta de Twitter.

De esta forma, la Audiencia Nacional decidió sobre las primeras peticiones de libertad planteadas por las defensas de 52 etarras que reclamaron su excarcelación en aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en relación con Inés del Río sin esperar al Tribunal Supremo, que debatirá este asunto el próximo martes.

A pesar de votar a favor de las excarcelaciones, Grande-Marlaska preguntó el pasado lunes al resto de magistrados de la Sala de lo Penal si el tribunal debía esperar a que el próximo martes el Tribunal Supremo se pronuncie la semana que viene.

Además de Troitiño, condenado por el atentado que costó la vida a 21 personas en el centro comercial Hipercor de Barcelona en 1987, saldrán de prisión Jon Koldo Aguinagalde Urrestarazu, Luis María Azkargorta Belategi, Isidro María Garalde Bedialauneta, Jokin Mirena Sancho, José Ignacio Urdiain Ciriza, Joseba Koldobika Artola, Elías Fernández Castañares y Juan Francisco Gómez López.

En al menos once casos la Fiscalía propuso que las redenciones se apliquen únicamente hasta el 28 de febrero de 2006, fecha en la que el Supremo comenzó a aplicar la doctrina Parot, de forma que a partir de ese momento los reclusos deberían cumplir el tiempo íntegro de las condenas que les restaran sin lugar a ningún tipo de redención.

En dos de esos casos el Pleno de la Sala de lo Penal no resolvió la petición de libertad de sus defensas. Se trata de Juan Andrés Urkizu Orgazabal, que también presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional que aún no ha sido resuelto, y Raúl Ibáñez Díaz.


Recortes de Prensa   Página Inicial