AGLI Recortes de Prensa   Jueves 21  Noviembre 2013

Rajoy, ¿qué hemos hecho para merecer esto?
Juan Laborda www.vozpopuli.com 21 Noviembre 2013

Escuchando la intervención de Mariano Rajoy ante sus cachorros de Nuevas Generaciones, me vino inmediatamente a la cabeza el título de una de las películas de Almodóvar, ¿qué he hecho yo para merecer esto? Nuestro mesiánico presidente falta a la verdad. Realmente no ha hecho otra cosa que mentir a la ciudadanía desde su ascenso al poder.

Nuestro presidente, o no se ha leído o quizás no le hayan pasado, los datos relativos a los principales indicadores económicos y sociales de nuestra querida España. Desde su llegada al poder todos ellos han empeorado de manera notoria, salvo uno que él no controla, el apetito por el riesgo de los mercados financieros. El sufrimiento que está afligiendo a los españoles en términos de pobreza absoluta y relativa no tiene parangón en nuestra historia moderna.

Por el contrario, a través de la legislación, vía mayoría absoluta, el ejecutivo actual está tratando de reactivar un régimen en descomposición, donde los privilegios, los favores y la corrupción de una élite insolvente son la moneda de intercambio diario. Las prebendas a los otrora antiguos monopolios naturales -eléctricas, petroleras y telecomunicaciones-, y las inyecciones de dinero de los contribuyentes a los causantes de la crisis, el binomio inmobiliario-bancario insolvente, son el pan nuestro de cada día.

Los distintos voceros mediáticos, aquellos que deberían velar por la calidad de nuestra democracia, se callan, miran a otro lado, acuciados por sus propios problemas económicos. Son una parte del Totalitarismo Invertido en que se ha transformado nuestra querida España.

Allende nuestras fronteras no cuela el trágala
Pero este gobierno no puede ocultar la realidad allende nuestras fronteras. Mientras Rajoy aleccionaba a aquellos que, como él, sólo aspiran a ser profesionales de la política, Bruselas le cantaba las cuarenta. España supera los umbrales máximos de 6 de los 11 indicadores que se utilizan desde Europa para detectar riesgos económicos, exactamente la misma cantidad que el año pasado. No hay, por lo tanto, ninguna mejoría respecto a 2012.

El panorama de nuestra querida España es desolador: insostenibilidad de la deuda, deflación por endeudamiento, destrucción de empleo, pérdida de competitividad y empobrecimiento masivo de la ciudadanía.

Lo más escandaloso en los dos años que lleva en el poder este desgobierno ha sido la brutal acumulación de deuda pública sin parangón en nuestra historia democrática. Se trata de un dato sometido al control estricto de Europa e imposible, por lo tanto, de ser manoseado por los adalides de la “suavización” de series temporales, en nombre de un patriotismo mal entendido. Lo de la Contabilidad Nacional es de traca, debe revisarse fuertemente a la baja desde la segunda mitad de 2011. En 2012 caímos a tasas del 2,5%, muy similar a las cifras actuales. ¡Dejen de engañarnos ya!

Los hombres de negro y la dura realidad
Lo último ha sido el bochornoso espectáculo del rescate bancario. Después de dar por perdidos los 36.000 millones y una vez que el gobierno y la troika celebraban el final del mismo, resulta que los hombres de negro, que analizaron en septiembre los datos de la banca, nos vuelven a enmendar la plana. Nuestro sistema bancario es tremendamente vulnerable.

El problema no es solo inmobiliario, la crisis sistémica ha acabado contaminando al resto de la economía española. La mora real, al margen de trucos contables, está por encima del 20% del total de préstamos de la banca. En estas condiciones, el crédito cae a tasas del 11%. Pero también, según la troika, y manda narices que se den cuenta ahora, por la adición de nuestra banca al “carry trade”. Las entidades bancarias se financian casi gratis en el Banco Central Europeo y compran deuda pública con tipos de interés del 4% a 10 años aparentemente sin riesgo, en lugar de prestar ese dinero. ¡Ahora se dan cuenta de que el pacto tácito entre banqueros, reguladores y Tesoros de media Europa no genera nada de economía real!

Los dirigentes económicos y políticos patrios pensaban que el paso del tiempo produciría una reactivación económica por ciencia infusa que mejoraría el balance de los bancos. No entienden nada, no saben nada. No han comprendido que una economía con una deuda privada y pública descomunal como la nuestra solo se reactivará cuando el montante de la misma se reduzca de manera notoria.

Pero para ello es necesaria una auténtica política reformista, adelgazar la banca a costa de acreedores y gerencia. Y además hay que tener agallas, algo de lo que adolecen la inmensa mayoría de nuestros políticos, muy del gusto de las puertas giratorias. Y ahora que la ciudadanía empieza a mosquearse y a darse cuenta del timo de la estampita preparan una Ley de Seguridad para proteger sus privilegios.

Como escribía Arturo Pérez Reverte en un blog premonitorio de 1998, “Los Amos del Mundo”, “Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena”.

El obsceno reparto de la toga judicial

Pablo Sebastián ww.republica.com 21 Noviembre 2013

Si ya es obsceno de por sí el conciliábulo político en el que, de espaldas a los ciudadanos, los partidos con representación en el Parlamento se han repartido, de mayor a menor, los sillones del Consejo General del Poder judicial escenificando la dependencia política de la Justicia, más asombroso parece que organizaciones que se declaran enemigas entre sí -el PSOE mantiene la petición de dimisión de Rajoy por el caso Bárcenas-, olviden su mutuos reproches a la hora del reparto de la toga de la diosa ciega de la Justicia. E incluso partidos que se declaran españoles cedan uno de los sillones del privilegiado judicial club a CiU, el partido que lidera el proceso de la independencia de Cataluña, el mismo que metió años atrás en ese Consejo al delincuente Pascual Estevill.

En la gran farsa del sometimiento del Poder Judicial al poder Ejecutivo, por la vía del legislativo, participa casi el pleno de los grupos del Parlamento, PP, PSOE, CiU, PNV e IU, exhibiéndose así el desprecio de todos ellos por la norma sagrada en cualquier democracia de la separación de los poderes del Estado que en nuestro país no existe -solo hay separación de funciones-, lo que confirma el escaso nivel democrático de la partitocracia española, de la que son cómplices y beneficiarios los citados partidos.

Con el agravante además de que esta vez y con la última reforma de Rajoy y Gallardón de la Ley del Poder Judicial, el PP se queda con el absoluto control de este poder y la capacidad de nombrar a los primeros responsables de los altos tribunales del Estado, así como de influir en decisivas decisiones judiciales. Con lo que el Gobierno actual suma al control de la Fiscalía el control judicial, lo que sin duda es un éxito del involucionismo democrático que en este Gobierno lidera el ministro Gallardón (ahora se prepara a recortar derechos fundamentales de expresión y manifestación).

Y para que no quede duda alguna sobre el sometimiento del poder judicial al poder Ejecutivo, el próximo presidente del CGPJ, será Carlos Lemes, un ex alto cargo del Ministerio de Justicia durante los pasados gobiernos de Aznar. Lo que se completa con la nueva normativa que permite sentarse en el Consejo a representantes de los poderes, Judicial y Ejecutivo, nombrados por el Legislativo, tras el reparto sellado a escondidas por los jefes de los partidos.

¿Y cómo se ha prestado el PSOE a entregar a Rajoy todo el poder judicial? Pues porque piensan que cuando ellos recuperen el Gobierno les tocará disfrutar de esas enormes ventajas. ¿Y cómo PP y PSOE le regalan a CiU un sillón? Pues por la misma razón que le han cedido a Duran i Lleida la presidencia de la Comisión de Exteriores del Congreso, para que este personaje, que critica a España, nos represente en sus viajes al extranjero para hablar en favor de la independencia de Cataluña.

Y todo embadurnado por el falso discurso, que ya se utilizó, años atrás por Felipe González en el ‘entierro’ de la separación de los poderes de Montesquieu, según el cual la Justicia debe de estar sometida a la ‘soberanía nacional’ que muchos creen que reside en el Parlamento, lo que no es verdad: primero porque la vigente Ley Electoral no es proporcionalmente representativa; segundo porque dicha soberanía nacional no reside en el Parlamento sino en los aparatos de los partidos políticos que hacen las listas y que controlan todas las votaciones; y tercero porque el poder judicial no depende finalmente del Parlamento, que se solo usa de trámite y simulación de un acuerdo secreto entre lideres de partidos, sino del Gobierno.

Y está claro que si la Justicia no es independiente la corrupción política seguirá y saldrá exculpada de los casos en curso, no habrá control del poder Ejecutivo en presuntos delitos de malversación, cohecho o prevaricación. Lo que, sumado a la ausencia de control al Ejecutivo por parte de un Parlamento domesticado y al control de los medios de comunicación por el Gobierno y los partidos, explica cómo España ha llegado a esta situación actual de crisis económica, institucional, social y moral en la que vivimos. Motivos todos ellos suficientes como para que Rosa Díez -que se mantuvo al margen del obsceno reparto del poder judicial- medite sobre la oportunidad y responsabilidad que tiene hoy día UPyD de abrir en España una tercera vía democrática, lo que no será fácil. De ahí que debería reflexionar sobre la oportunidad de un pacto con Ciudadanos, porque estos dos partidos ‘regeneracionistas’ y defensores de la separación de los poderes del Estado tendrán en las próximas elecciones una sola oportunidad de romper con esta dinámica infernal. Si UPyD y Ciudadanos se convierten unidos en la tercera -o segunda- fuerza política del país y cumplen lo que han prometido, la sombra de Montesquieu podrá reaparecer en el escenario político español lo que sería determinante para arreglar todo lo demás.
www.pablosebastian.com

La casta se reparte el CGPJ.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 21 Noviembre 2013

Si querían una confirmación de que el PP no tenía ninguna intención de cambiar nada y vuelve a romper una promesa electoral, ahí tienen el contubernio de toda la casta política, con la excepción de UPyD, que ha participado en el reparto de poder en la designación de los magisrados del CGPJ. Cada quien ha obtenido su cuota de influencia colocando a los suyos como vocales.Es verdad que el PP al disponer de mayoría absoluta es el que ha repartido el pastel y siempre se cumple que "el que parte y reparte se queda la mejor parte". No voy a incidir en lo ya manido de "Montesquieu ha muerto",porque hace tiempo que está enterrado y bien enterrado y con él la esperanza de una indepedenncia entre los poderes del Estado.

Algunos dirán que con esta forma de proceder se evita el que el poder Judicial se convierta en una organización gremial donde los jueces formaran una fuerza con capacidad de tumbar al poder Legislativo y al Ejecutivo. Es cierto que el TS y el TC son los máximos Órganos Judiciales de España con capacidad para declarar leyes inconstitucionales y hasta anular Estatutos autonómicos. Por eso este sistema de libre designación por el poder legislativo, se justifica porque marca un equilibrio de poder al garantizarse, dentro de lo que cabe, la comunión de ideas del designado con las tesis del partido que le coloca en el cargo.

Lo malo de este proceder es que la alternancia en el poder de los dos grandes partidos nacionales antagónicos, PSOE y PP, crea una inseguridad jurídica en el sentido de que lo que hoy es válido y constitucional, mañana no puede serlo al cambiar los miembros del Tribunal que juzga. Un tanto igual ocurre con el legislativo con la derogación de leyes tan pronto como el que estaba en la oposición alcanza el poder y la mayoría parlamentaria. Esa es una característica más de la deficiente democracia que padecemos, en la que prima el sectarismo y la ideología de partido sobre el interés general. La Ley del aborto, es solo uno más de los vaivenes legales que instauran PSOE y PP, a veces con la colaboración necesaria y mercenaria de otros partidos del arco parlamentario.

Por eso también es habitual el comportamiento de insumisión a las sentencias de esos Tribunales. Ya hemos visto a representantes de los Parlamentos Vasco y Catalán negarse a acatar y aplicar las sentencias del Tribunal Supremo. Porque lo natural es que alguien que no reconoce la autoridad de la Ley más importante, la Constitución de España, no es de extrañar que no asuman las que están por debajo jerárquicamente. Así que las soflamas del tipo de aplicar la Constitución, solo pueden causar risa a quien es consciente de que nadie se va a atrever a llevarlo a cabo. El Gobierno de España amenaza,amaga, pero es cobarde al pensar en hacer uso de los medios que la Ley pone a su disposición.

No hay por qué preocuparse, la lealtad de los jueces está garantizada y la casta respira tranquila al saberse impune. Nosotros, a ver este vergonzoso espectáculo con la seguridad de que si intentamos impedirlo seremos callados por esos mismos jueces.

Justicia
De la hipocresía de Aznar al descaro de Gallardón
José García Domínguez Libertad Digital 21 Noviembre 2013

Socialista a fuer de cínico, aquel Tierno Galván que en vida se hiciera llamar "viejo profesor" decía que los programas tienen el fin de garantizar por escrito que jamás se cumplirán. Razón última acaso de que nadie los lea. De ahí que hoy no se eche en cara al Partido Popular que concurriese a las elecciones con uno en cuya página 177 figuraba el siguiente rasgo de humor negro:

Promoveremos la reforma del sistema de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial para que, conforme a la Constitución, doce de sus veinte miembros sean elegidos de entre y por jueces y magistrados de todas las categorías.

Huelga decir, por lo demás, que en la lengua de Castilla "entre y por" los jueces significa única y exclusivamente por y entre ellos.

Mas nadie se extrañe de que haya vuelto a ocurrir lo mismo que cuando Aznar, esto es, que un Ejecutivo con mayoría absoluta rehúse cumplir su compromiso formal ante los votantes haciendo exactamente lo contrario de cuanto les prometió. Y es que, para la elite política, designar a los magistrados del Tribunal Supremo resulta algo tan normal y natural como nombrar la marca del güisqui que desean le sea servido por el camarero de turno. Con el CGPJ bajo el estricto control de los partidos, ningún togado verá amenazada, es cierto, su independencia. Pero sí los laureles de los más ambicionados destinos. Porque, bajo un sistema tal, nadie llega a Garzón, a Gómez Benítez, a Bacigalupo, a Bermúdez o a Pedraz sin revolcarse antes en el lodo del camino.

En su momento se nos dijo que se trataba de derogar el modelo judicial franquista. El problema es que nunca existió tal modelo judicial franquista. Durante la dictadura, la Justicia vino rigiéndose por el mismo patrón anterior, el propio de la República y de la Restauración, que no era otro, por cierto, que el clásico del liberalismo decimonónico. Sistema que presentaba una ventaja frente al llamado democrático que lo ha sustituido. Pues, con el de antes, al menos se sabía en qué consistía. Del nuevo, en cambio, apenas consta un único rasgo: el firme, obsesivo propósito de arrasar la independencia de los altos tribunales. Con ese objetivo fue ideado el CGPJ. Aunque, hasta el desembarco de Gallardón en el ministerio, al menos se respetaban las normas de la más elemental hipocresía a la hora de los nombramientos. A partir de entonces, ni eso. Que Dios conserve a Montesquieu en su gloria.

Justicia
Entre la cárcel y el CGPJ
Pablo Planas Libertad Digital 21 Noviembre 2013

Entre encarcelar a Artur Mas y mantener la cuota de CiU en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debe de haber un punto intermedio que el PP no acaba de encontrar. Se entiende mal que el Gobierno se haya saltado otra vez una promesa electoral y haya transado con el PSOE el reparto de vocalías en el órgano de control judicial, entre otras razones porque se podrían haber ahorrado incluir el punto 5.11 de su programa: "Promoveremos la reforma del sistema de elección de los vocales del CGPJ...". Pero aún se entiende peor que entre los nombres pactados figure el de una represante de CiU, en concreto la diputada Mercè Pigem, reputadísima experta, al parecer, en Derecho de Familia. Había que ver los abrazos que se daba con el ministro del ramo la representante soberanista ante la complacida mirada de Jordi Jané, otro diputado de la cuerdacadena de CiU. Y esto se entiende mal, o directamente no se entiende, porque Pigem representa a una formación que se jacta de incumplir las sentencias, que mantiene una actitud desafiante y hostil respecto a las instancias judiciales y que además pretende llevar a cabo un referéndum ilegal.

Es evidente que un vocal nacionalista de más no es el principal problema del PP en relación a Cataluña y que con la inclusión de Pigem y las cuotas del PNV y de Izquierda Unida se garantiza una fotografía espectral más que de amplio espectro. Sin embargo, de la mano dura aznariana a la mano rota del Gobierno hay, fijo, una amplia gama de matices, equilibrios y actitudes que podrían mandar el recado de que chantajear al Estado, llamar ladrones a los contribuyentes y dividir a la sociedad no tiene castigo pero tampoco el premio de una poltrona en el CGPJ.

En puridad, CiU debería haber rechazado esta regalía en la justicia de la que tanto abomina del país que tanto odia, pero se ha impuesto el pragmatismo. Cualquiera renuncia a un puesto de tantas posibilidades con los expedientes judiciales que tiene abiertos la federación nacionalista, desde el chanchullo del Palau de la Música hasta la imputación de Oriol Pujol por el caso de las ITV, pasando por las decenas de escándalos que jalonan el desempeño de los gerentes de Mas en diputaciones, ayuntamientos y consejos comarcales. Controlar a los jueces es, por tanto, un favor al que no han renunciado quienes están en lo de la construcción de un Estado propio. Para CiU, las leyes son papel mojado, pero los jueces son importantes.Tan importantes que aún se recuerda el paso por el CGPJ de Luis Pascual Estivill, aquel magistrado de Barcelona que aterrorizó al empresariado catalán y a la dirección de CiU hasta que Jordi Pujol le encontró un acomodo en el que no molestase y lo propuso como vocal de la cosa. Con semejante precedente, hay expectación por el papel que pueda jugar Pigem y sus aportaciones al buen gobierno de la justicia en la España que les roba.

Casta putrefacta
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 21 Noviembre 2013

No basta con la corrupción para llenarse los bolsillos a costa del presupuesto.

Es bien sabido que la política no es la actividad humana más escrupulosa en términos morales, pero en España el nivel de degradación en este ámbito ha llegado a niveles realmente alarmantes. Ahora se ha sabido que Convergencia Democrática de Cataluña, partido que gobierna en aquella Comunidad, se ha dedicado a labores de espionaje, tanto hacia adentro como hacia afuera. Siniestros personajes como Xavier Martorell, antiguo director de Instituciones Penitenciarias, o Germá Gordó, actual Consejero de Justicia, han sido los encargados de hurgar en las vidas de personajes públicos opuestos al nacionalismo con obvios fines de chantaje o de descrédito. La tristemente célebre agencia de investigación Método Tres habría acumulado, por encargo de estos sucios fisgones, centenares de expedientes entre los que figuraban los de Ana Botella, Pedro Calvo, Julio Ariza y yo mismo, por citar cuatro ejemplos notorios.

Es decir, que el separatismo catalán, del que ya sabíamos que es una cueva de ladrones, ahora resulta ser también una pandilla de mafiosos profesionales. No basta con la corrupción para llenarse los bolsillos a costa del presupuesto, además se trata de obtener información de carácter personal relativa a los definidos como enemigos de la patria catalana a ver si se les pilla en algo que los ponga a tiro de la extorsión o de la coacción.

Por supuesto, semejantes prácticas repulsivas están fuera de la ley, pero poco puede importar eso a gentes habituadas a saltarse a la torera las sentencias de los tribunales. El espectáculo de ilustres próceres saqueando instituciones culturales, de hijos de presidentes circulando en coches de lujo con el maletero rebosante de billetes de quinientos euros, de alcaldes recalificando a cambio de sustanciosas mordidas y de fundaciones utilizadas para financiación irregular de estas o aquellas siglas, provoca ya náuseas y agota la paciencia de los ciudadanos. España en general, pero particularmente Cataluña, necesita una operación de limpieza y saneamiento de una casta política que hiede. Es urgente que surjan nuevas opciones electorales integradas por personas honradas que entiendan el servicio público como una vocación y un honor y no como una ubre a exprimir hasta la muerte de la vaca. Es el deber ineludible de todo español decente ponerse a trabajar para fumigar la nación hasta que las urnas eliminen el último parásito.

El mangazo
Antonio Burgos ABC 21 Noviembre 2013

¿Qué es el caso ERE, sino la historia de un mangazo como no hay otro igual?

ACCEDIENDO al ruego de Juan Ramón Jiménez, si no la inteligencia sí al menos la realidad nos suele dar el nombre exacto de las cosas. ¿No quiere IU que se regulen los bautizos por lo civil? Pues el bautismo civil de la poca vergüenza que hay en España ya está más que regulado. Hace muchos años. Si por bautizar entendemos sacar de pila y poner nombres a las cosas, el ingenio popular se encarga de echar el agua a los goyescos engendros del sueño de la razón, en este absurdo con seis millones de parados y una región diciendo «¡taxi!» para irse, al que llamamos España.

Hubo un tiempo tan feliz como el que cada fin de semana evoca María Teresa Campos en la cadena de Belén Esteban, en que por toda España se extendió el uso de una palabra gaditana. Ya saben: en Cádiz han cerrado casi todas las fábricas. No quedan abiertas más que la Aeronáutica y la Fábrica de Lenguaje, que enriquece y nutre al español cada día. Aquella Fábrica Gaditana de Palabras, aplicada al inesperado y arrasador éxito de una agrupación en Carnaval, acuñó la voz «pelotazo». Que, cambiada de significado, pasó luego a designar al negociazo hecho por los aprovechateguis a la sombra de los pinos del poder durante el felipismo, especialmente en torno a los fastos olímpicos y expositivos de 1992. En aquella España si no dabas un buen pelotazo no eras nadie. Hubo pelotazos históricos, especialmente en las privatizaciones de empresas públicas, como el que dieron amiguitos del ahora millonetis y terrateniente González con las Galerías Preciados que poco antes le habían quitado a Ruiz Mateos como los choris el bolso a las señoras: por el procedimiento del tirón. Hubo pelotazos de Norte a Sur. Toda España fue un inmenso pelotazo. No usó la palabra, pero Carlos Solchaga vino a decir que España era el mejor país del mundo para pegar un buen pelotazo en menos que Ana Botella se pone el chaquetón de visón y los vaqueros de tacón alto y arregla una huelga.

Pero como en el bolero de las dos cruces, ya todo aquello pasó, todo quedó en el olvido. Cualquiera es el guapo que en esta España Tiesa da un pelotazo. Aquí no hay ya más pelotazos que los de goma que pegan los mozos de escuadra en Cataluña y te saltan un ojo. Ni siquiera la Fábrica Gaditana de Lenguaje ha producido la palabra exacta para esta situación de crisis espantosa y corrupción generalizada, donde los políticos comparecen ante la juez Alaya de tres en fondo, donde cada día condenan a dos alcaldes de pueblo por trincones y donde si miras para la parte de Valencia y de Baleares, ni te cuento cómo la corrupción llega a las mejores familias.

Este desastre no del 98, sino del 2013, tiene una nueva voz que lo designa. No es una voz gaditana. Esta vez es una palabra sevillana: el Mangazo. Como ya nadie puede dar pelotazos, se pegan mangazos. (Observen el matiz: los pelotazos se dan; los mangazos se pegan. Todo se pega, menos lo bonito.)

¿Qué es el Caso ERE, sino la historia de un mangazo como no hay otro igual, que me hizo comprender todo el bien y todo el mal que puede esconderse bajo siglas obreras y socialistas? ¿Qué es la UGT, sino la Unión General del Mangazo Institucional? Esto es lo más preocupante: quiénes daban el pelotazo y quiénes pegan el mangazo. El pelotazo lo daban señores particulares, que si quieren doy nombres, pero iba a llenar todo el ABC, hasta donde viene el artículo de Ruiz Quintano. El mangazo, empero, lo pegan no sólo señores particulares, progres o pijoflautas, sino las propias instituciones. La Junta de Andalucía pega el mangazo, los sindicatos pegan el mangazo, los alcaldes trincones pegan el mangazo y hasta las estribaciones de las mejores familias y las mejores casas pegan el mangazo. A reserva de lo que diga en su día la juez Alaya, la cuestión léxica sí que está ya vista para sentencia: señores, estamos en la España del Mangazo.

Y no Passssa Nada.

La corrupción de la paz social
Javier Caraballo El Confidencial 21 Noviembre 2013

Dicen entre ellos que el pecado de UGT ha sido la ingenuidad. O la confianza, mejor. Sí, la confianza de sentirse seguros, a salvo de todo, inmunes ante cualquier escándalo futuro. "Es comprensible", dicen entre ellos. Y lo explican: "La hegemonía absoluta del PSOE en Andalucía durante 30 años tenía que reflejarse de alguna forma en su hermano pequeño, la UGT. Y se han confiado, han perdido las cautelas mínimas necesarias... Por eso, están ahora como están". Esta última parte, el “están como están”, es la única que es del dominio público, las informaciones conocidas desde hace unos meses cuando comenzaron a proliferar las denuncias contra el sindicato ugetista por el uso, abuso y despilfarro de fondos públicos andaluces.

Los mismos vicios de siempre, pero con el sindicato, o con exdirigentes de este sindicato, como protagonistas. Y los demás, aquellos que han participado con el sindicato socialista de la misma tarta, del mismo perol, que son los fondos de formación, los acuerdos de concertación social, dicen ahora, al ver la escandalera en los periódicos, que el pecado mayor de la UGT ha sido el exceso de confianza. La misma soberbia, la misma prepotencia, la impunidad que puede observarse en el proceder de algunos escándalos como el de los ERE, es el que acaba contagiando a la UGT, el hermano pequeño. La borrachera del hermano pequeño. Por eso esta resaca de ahora.

Pero aunque sea sólo la UGT la que está en estos momentos en el foco de la investigación judicial, que se ha ido extendiendo como una mancha de aceite por varias provincias, primero en Andalucía y luego en el resto de España hasta llegar a la Audiencia Nacional, lo que no podemos olvidar es que el escándalo mayor no es la presunta financiación ilegal de este sindicato, sino la ingente cantidad de dinero que se ha despilfarrado con los Fondos de Formación. La corrupción de la paz social. Esa es la cuestión, el despilfarro de la concertación social. Diferenciemos por tanto, desde el inicio: miles de millones de euros, distribuidos en acuerdos de concertación social por numerosas Administraciones, que sólo han servido en los últimos años para sostener las estructuras enormes de los agentes sociales, sindicatos y patronal.

Como suele suceder en casi todos los escándalos de corrupción, de un origen de financiación encubierta se derivan luego los vicios repetidos de corruptelas más groseras. En lo primero, la financiación encubierta, que no tiene por qué suponer necesariamente ningún delito, han participado a partes iguales los sindicatos mayoritarios, UGT y Comisiones Obreras, y la patronal. Sobre todo lo demás, la corrupción que se deriva de ahí, es sobre lo que menos sabemos hasta el momento. ¿Se ha hecho alguien rico en el PSOE o en UGT por los cursos de formación? ¿Cuántos empresarios andaluces se han forrado con ese tipo de empresas de formación, que tenían el monopolio de la contratación con la Junta de Andalucía? ¿Y en el resto de España, cuántos casos idénticos han proliferado en otras Administraciones? El día que podamos darle respuesta a esas preguntas podremos decir que se está investigando en su totalidad el negocio de los acuerdos de concertación, la corrupción de la paz social en España.

Lo que ha faltado hasta ahora ha sido unir los distintos escándalos que se han conocido sobre subvenciones diversas o por los cursos de formación
Por el momento, lo único que tenemos, lo único con lo que cuentan los tribunales, son con pequeños botones de muestra. Por ejemplo, un curso cualquiera, de los que se han denunciado en la prensa andaluza y que es muy útil para conocer la forma de proceder y, sobre todo, el descontrol de los fondos públicos. Se convoca en un pueblo de Córdoba, Lucena, un curso para formación de un "operador de pala retrocargadora". Se apuntan 15 alumnos. La Junta le adjudica el curso a UGT y le concede a la "actividad formativa" un importe de 7.200 euros. Lo que hace el sindicato es subcontratar el curso a una empresa intermediaria de formación que, a su vez, se lo encarga a una academia. Lo que ocurre es que con tanto intermediario el curso en cuestión acaba costando 25.350 euros. Un simple curso de pala mecánica, que dura un mes y medio, cuesta por alumno 1.690 euros.

No existe país en el mundo con una formación profesional más cara que esa. España ya es uno de los países del mundo que más invierte en educación (y que peores resultados obtiene, que esa es otra), pero si se le suman los costes de esos cursos de formación, la cifra resultante deslumbraría a la más selecta universidad privada de Estados Unidos. Más de 25.000 euros para un curso de pala mecánica al que acuden quince personas. Con eso queda todo dicho.

Pues bien, la cuestión es que esto de Lucena no parece ser una anécdota. La estimación que se ha realizado sólo con UGT y sólo en 2012 indica que este sindicato recibió más de 47 millones de euros en subvenciones para formación. Y en el diario El Mundo señalan, además, que de ese porcentaje se quedaba en el sindicato un 19% en concepto de "costes asociados", una cantidad que estaría por encima del máximo legal establecido. Lo que va a comenzar a investigar ahora la Audiencia Nacional es, precisamente, si esas prácticas se producían en toda España y en todas las Administraciones. Veremos qué ocurre. De momento, aunque sólo sea abundar en la obviedad, volvamos a recordar que Andalucía sigue siendo la región europea con más paro y que el PSOE gobierna aquí desde hace tres décadas. Los acuerdos de concertación han sido sucesivos y la cantidad global dedicada a estos menesteres, incalculable. Sólo en fondos de formación, la cifra en la última década puede ascender a 4.000 millones de euros.

Es incalculable porque, sobre todo, lo que ha faltado hasta ahora ha sido unir los distintos escándalos que se han conocido sobre subvenciones diversas por los acuerdos de concertación social o por los cursos de formación y que se han tratado de forma aislada. La mayoría, sin embargo, es posible que aún no haya salido a la luz. El silencio es especialmente llamativo, en este sentido, en lo concerniente a la patronal andaluza. Hace unos meses, con motivo de un polémico expediente de regulación de empleo en la plantilla de la Confederación Empresarial de Andalucía (CEA), los trabajadores comenzaron a filtrar en la prensa algunos datos preocupantes. Como que la patronal había recibido entre 2008 y 2012 más de 200 millones de euros de la Junta de Andalucía y que esos fondos los monopolizaban, sin control alguno ni libre concurrencia, un par de empresas de las que se sospecha que están directamente relacionadas con algunos altos cargos de la patronal.

Aún más. Aquí mismo, en El Confidencial, se publicó en abril pasado que "amigos y familiares de dirigentes del PSOE y de exalcaldes socialistas recibieron 70 millones de euros en concepto de fondos de formación" concedidos por la Junta de Andalucía. Y se han desvelado en los últimos años algunos detalles de los cursos de formación concedidos a una sola empresa, Delphi, que convierte en anécdota irrelevante el curso aquel de Lucena.

El sindicato UGT ya se vio implicado en otro momento de la democracia española en una historia truculenta de financiación ilegal. Sucedió también al final de otra época de hegemonía socialista, en los 90, lo que nos devuelve al concepto primero de los abusos del hermano pequeño. El fiscal anticorrupción de la época, Vicente González de la Mota, acusó a UGT de haberse financiado con 1.070 millones de pesetas procedentes de la cooperativa de viviendas PSV. Y calculaba que, en total, se habían 'distraído', un total de 18.587 millones de pesetas.

Al final, como en otras ocasiones, el gran escándalo quedo en nada; la Audiencia Nacional absolvió primero a todos los responsables del sindicato –sólo fue condenado a dos años de cárcel el director de la cooperativa– y el Tribunal Supremo, posteriormente, eximió al sindicato de pagar unas indemnizaciones que le habrían supuesto la venta de todo su patrimonio. Esta de ahora es una encrucijada que va más allá. Por eso, al margen del sindicato socialista, ¿no merece este embrollo una investigación parlamentaria o una iniciativa fiscal? A la vista de lo que está sucediendo en UGT, lo injusto sería que la investigación no se ampliase a todos los que han participado de ese negocio. Que la verdadera trama no es la de la financiación del sindicato, sino la corrupción de la paz social.

La justicia distributiva
Antonio Espinosa www.cronicaglobal.com 21 Noviembre 2013

Antes que nada conviene dejar claro, un vez más, que a la justicia distributiva en España contribuyen las personas físicas y jurídicas que residiendo en Galicia, Extremadura, Cataluña, Baleares, etc., pagan sus impuestos de acuerdo con sus ingresos o beneficios y con la finalidad de mantener o crear escuelas, hospitales, juzgados o carreteras. No es Madrid, no es Cataluña, no son los territorios los que pagan, son las personas.

Los ciudadanos de Cataluña y las empresas residentes en Cataluña contribuyen globalmente a la igualdad y bienestar conjunto de los ciudadanos de España. Sin embargo, los nacionalistas soberanistas y sobre todo los independentistas han decidido que, a partir de ahora: lo mío, para mí. Han decidido convertir a sus conciudadanos andaluces, extremeños, madrileños, valencianos... en extranjeros. Han decidido reducir, como escribe Félix Ovejero, "el perímetro de la justicia y la democracia", disminuir el "nosotros", para así desentenderse de la igualdad de oportunidades o de la igualdad de acceso a los servicios públicos de sus, todavía, conciudadanos. Allá se las apañen, dicen o piensan.

Ahora ya sabemos, sin ninguna duda, que son iguales que la Liga Norte de Bossi
Con su actitud han puesto al descubierto la ideología reaccionaria en que se sustenta el nacionalismo, contraria al impulso igualitario que debe estar presente en todo Estado social y democrático moderno. Únicamente gracias a que en Cataluña el nacionalismo es compartido en gran medida por el PSC e ICV han podido semiocultarla. Sin embargo, solo hay que ver los objetivos que persigue para darse cuenta de que es una ideología reñida con la igualdad y la justicia distributiva. Ahora ya sabemos, sin ninguna duda, que son iguales que la Liga Norte de Bossi.

Los independentistas manifiestan que quieren marcharse para, levantando una frontera, garantizar la soberanía económica, fiscal, lingüística y cultural. Por su parte, los soberanistas, de forma más inteligente, pretenden conseguir lo mismo mediante el blindaje competencial. Quieren, estos últimos, que la Generalidad detente las competencias exclusivas en materia de lengua, cultura y justicia y conseguir un pacto fiscal, de corte foral similar al concierto vasco y navarro, que reduzca la solidaridad de Cataluña con el resto de Comunidades Autónomas a niveles paupérrimos.

En lugar de exigir equidad y justicia para todos, los nacionalistas, ya sean soberanistas o independentistas, agitan la bandera de los pueblos o los territorios maltratados. En lugar de querer reducir los límites de la solidaridad, deberían, junto al resto de españoles, exigir un mayor grado de equidad y justicia en la redistribución territorial en España. En lugar de demandar que las inversiones que el Gobierno central realice en infraestructuras en las diferentes Comunidades Autónomas se haga teniendo en cuenta el peso de cada una de ellas en el PIB de España, contribuyendo con ello a que las más ricas sean cada vez más ricas, deberían exigir que el Gobierno cumpla con una de sus principales funciones: la de vertebrar España mediante una redistribución territorial que procure un desarrollo socioeconómico lo más equilibrado y equitativo posible de todo su territorio.

Parece razonable que un gobierno democrático intente distribuir los derechos lingüísticos de manera equitativa, tan igualitariamente como sea posible entre los hablantes

Pero no sólo en el campo económico los nacionalistas no son partidarios de la redistribución, tampoco en el terreno lingüístico y cultural. Como explica José María Ruiz Soroa, "la política lingüística consiste, en último término, en repartir desde el gobierno los derechos lingüísticos entre las personas que forman una sociedad". Cuando el poder público establece cuál o cuáles serán los idiomas oficiales de un país, los idiomas vehiculares, etc., está estableciendo que los hablantes de esos idiomas los podrán usar en sus relaciones públicas, es decir, atribuye el derecho a ser atendidos en ese idioma, a utilizarlos y aprenderlos en la escuela, etc.

Parece razonable que un gobierno democrático intente distribuir los derechos lingüísticos de manera equitativa, tan igualitariamente como sea posible entre los hablantes. En consecuencia, parece razonable que en una sociedad como la catalana donde aproximadamente la mitad de su población son catalanohablantes y la otra mitad castellanohablantes, los unos y los otros, tuvieran los mismos derechos lingüísticos.

Pedir racionalidad al nacionalismo en este terreno es como pedir peras al olmo. Resulta un imposible para una ideología que se caracteriza por primar los sentimientos y las identidades por encima de las instituciones y las estructuras políticas y pone a éstas al servicio exclusivo y excluyente de su sentimiento y su identidad. Ellos no quieren un Estado de derecho, quieren un Estado nacional hecho a su medida.

Tesis sobre Franco
Nuestra democracia no madurará mientras no reconozca su origen real.
Pío Moa www.gaceta.es 21 Noviembre 2013

Blog II: El individuo imaginario http://www.piomoa.es/?p=1884
****************************
Tesis sobre Franco (Con ruego de la más amplia difusión)

*A los 38 años de su muerte, Franco sigue muy presente: hay más antifranquistas que nunca. ¿Qué revela ello? Su importancia histórica.
*En vida de Franco, su oposición se componía de comunistas y/o terroristas. El actual antifranquismo representa el triunfo de la propaganda de comunistas y terroristas

*Que la propaganda comunistoide y separatista haya adquirido influencia creciente hasta hoy, refleja una grave falla de esta democracia. Entre otras.
*Franco no tuvo oposición popular. Ya en los años 40 fracasó el maquis, ante todo porque el pueblo nunca lo secundó. Ni el PCE ni el terrorismo separatista lograron mucho apoyo.

*Dicen odiar a Franco porque no era demócrata. Pero él no tuvo oposición democrática. No hubo demócratas o liberales en la cárcel.
*No puede haber democracia sin demócratas. Los pocos que había, prosperaban sin problemas bajo Franco, quejas intranscendentes aparte. Ídem los socialistas.

*En la transición salieron los presos políticos: apenas 300 en una población de 36 millones.
Todos presos totalitarios (comunistas y terroristas).

*De hecho, la democracia actual procede de Franco, de la sociedad próspera y reconciliada que la permitió. ¿Se le odia a pesar de eso? No: por eso.
*El franquismo permitió que la democracia llegase sin traumas, por desarrollo propio. No como en casi toda Europa occidental, donde llegó por la intervención militar de Usa.

*Aun hoy, el número de demócratas y liberales en España es escaso: solo hay que ver los graves problemas y crisis que sufre el régimen actual.
*Los peligros de la democracia (terrorismo, corrupción masiva, “muerte de Montesquieu”, separatismos...) tienen todos el sello antifranquista.

*No es cierto que Franco se rebelase contra una democracia. Esta fue destruida por el Frente Popular y sustituida por un proceso revolucionario. Contra él se rebeló Franco.
*Dicen odiar a Franco porque atacaba a los trabajadores. Estos prosperaron entonces más rápidamente y con mayores derechos que nunca antes o después.

*Dicen también que odian a Franco porque firmó muchas penas de muerte. Las firmaban los jueces, él firmaba las conmutaciones, aproximadamente la mitad de las condenas.
*Se pretende que el número de ejecutados de posguerra sobrepasó los 200.000, los 150.000, los 80.000... La cifra real está probablemente en unos 12.000

*La cifra de muertes en la represión franquista es seguramente mucho más baja que la de cualquier país europeo en guerra durante el siglo XX.
*Se pretende que se fusilaba a gente por el simple hecho de pertenecer a partidos “republicanos”. No eran republicanos, sino revolucionarios y en su mayoría criminales, torturadores, chekistas, etc.

*Por supuesto, en las circunstancias emocionales de la guerra, también cayeron inocentes. Pero es curioso que los antifranquistas los equiparen con los chekistas: todos “víctimas”.
*Se acusa a Franco de cruel. ¿En comparación con quiénes? Churchill y Roosevelt sí fueron crueles, por no hablar de Stalin o Hitler.

*Es sorprendente y revelador cómo gran parte de la derecha repite simiescamente las invenciones subvencionadas por unas izquierdas que sí hicieron lo que achacan a Franco.
*La adhesión de la derecha a las falsedades de la izquierda sobre Franco demuestra una degeneración moral, intelectual y política muy alarmante.

*Evidencias: con Franco, el bienestar económico creció a mayor ritmo que nunca antes o después. ¿Se le odia a pesar de eso? No: por eso, precisamente.
*Evidencias: Franco derrotó a la revolución, al maquis y al injusto, por no decir delictivo, aislamiento internacional. ¿Se le odia a pesar de eso? No: por eso.

*Evidencias: Franco salvó la unidad nacional y la cultura cristiana, junto con lapropiedad privada, creó la Seguridad Social, etc. ¿Le odian a pesar de eso? No: por eso.
*Evidencias: Franco mantuvo a España al margen de la guerra mundial, en la que pretendía meterla la izquierda. ¿Se le odia a pesar de eso? No: por eso.

*Franco inauguró el período de paz más prolongado que haya vivido España en dos siglos, y que aún persiste. ¿Le odian a pesar de eso? No: por eso.
*Evidencias: el antifranquismo une en un haz a De Juana Chaos, Arzallus, Mas, Roldán, Pajín, Josu Ternera, Guerra, Zapatero, Aido, M.A.R. Junqueras... Distinguido club.

*Para el club de los antifranquistas, el embuste, la calumnia y la distorsión son las armas más apreciadas. Siento haberme quedado casi solo en su desenmascaramiento.
*Es significativo que el odio incondicional a Franco provenga de políticos terroristas o colaboradores del terrorismo, de corruptos, separatistas, etc.
*Una democracia que no reconozca su verdadero origen está condenada a corromperse y degenerar entre demagogias.

AGENCIAS, CONSORCIOS, FUNDACIONES...
IU hincha la 'Administración paralela' en las tres consejerías que controla en la Junta
Agustín Rivera. Málaga El Confidencial 21 Noviembre 2013

IU quería reducir la 'Administración paralela' de la Junta en la que se incluyen 28.000 enchufados, según los funcionarios andaluces. Pero un repaso al organigrama de las tres consejerías que la coalición de izquierdas controla en el Gobierno de Susana Díaz, que las ha mimado con minirrebajas presupuestarias, desmonta esta intención. Tanto la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales; Fomento y Vivienda y Turismo y Comercio están copadas por consorcios, observatorios y fundaciones.

Con un presupuesto de 156,8 millones de euros, la Consejería Administración Local y Relaciones Institucionales, dirigida por el vicepresidente Diego Valderas, cuenta con la Agencia Andaluza de Cooperación para el Desarrollo (AACID), creada en 2006 y dirigida por Enrique Pablo Centella, hermano de José Luis Centella, secretario general del Partido Comunista de España. Esta agencia, que destinará el próximo año 42 millones de euros en ayuda al desarrollo, cuenta con otros suborganismos: el Consejo Andaluz de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Como ya adelantó El Confidencial el pasado 15 de octubre, la AACID concedió en el primer trimestre de 2013 una subvención de 116.800 euros al Ministerio de Salud Pública de Cuba, según consta en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), mientras que la Junta de Andalucía efectuó unos recortes este año en la Consejería de Salud de 945 millones de euros. Se trata de unos programas de formación para médicos cubanos en algunos de los principales hospitales andaluces como el Virgen del Rocío de Sevilla y el Reina Sofía de Córdoba.

Sin abandonar esta consejería, existe una Dirección General de la Memoria Democrática, un Observatorio de Participación Ciudadana, además de un Consejo Provincial de Consumo y un Consejo Andaluz de Consumo. Los programas de servicios generales, de voluntariado, de memoria democrática y de consumo contarán con un presupuesto para 2014 de 15,5 millones de euros, según anunció Valderas.

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés. (EFE):
La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés. (EFE):
En la Consejería de Fomento y Vivienda, el departamento que pilota la consejera cordobesa Elena Cortés (561,7 millones para el próximo año) contabiliza tres sedes en Sevilla de la Agencia de Obra Pública de Andalucía. Con 662 empleados, tiene un director gerente, seis direcciones o departamentos y tres secciones, según el organigrama que figura en su web corporativa. La antigua EPSA (Empresa Pública de Suelo de Andalucía) ahora se denomina AVRA (Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía) y sí ha reducido su estructura. Despidió a 30 directivos y redujo a la mitad, de diez a cinco, el número de altos directivos y de ocho direcciones de área se pasó a tres, además de denunciar a cuatro exdirectivos por el supuesto cobro de salarios y retribuciones indebidas mientras ejercían sus funciones.

Observatorio de la Poesía Sevillana
No es la única macroagencia de esta consejería. La Agencia Pública de Puertos de Andalucía (AAPA) consta de 32 jefes entre direcciones generales, departamentos / secciones, más las nueve zonas portuarias andaluzas. Bajo el paraguas de esta agencia también figura la Red Logística de Andalucía, sociedad mercantil creada en 2011 tras el proceso de reordenación y agrupación de los centros logísticos y de transporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, Córdoba y Algeciras.

Parque del Alamillo (www.parquedelalamillo.org/)
Parque del Alamillo (www.parquedelalamillo.org/)
Fomento y Vivienda recoge también hasta once consorcios de transportes y las sociedades del Metro de Sevilla (41,1 millones); Málaga (21,5 millones) y Granada (3,7 millones), además del Instituto Metropolitano del Taxi de Granada; el Parque del Alamillo de Sevilla (ubicado en la isla de La Cartuja) y lo más curioso: el Observatorio de la Poesía Sevillana, que no figura en el organigrama de la Consejería de Cultura, sino en el de esta consejería. El Parque de la Bahía y un Observatorio de la Vivienda completan la nómina de entes de la Administración paralela que no ha reducido Cortés.

6,3 millones para la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre
En la Consejería de Turismo y Comercio, con 117,6 millones de euros de presupuesto en 2014, figura la Fundación Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre con una partida presupuestaria de 6,3 millones de euros para el próximo año, como ya adelantó este diario. En el organigrama figuran 24 directivos. Los consejos (Andaluz de turismo y Andaluz de Comercio) logran unos generosos 55.065 euros.

El departamento también incluye varios observatorios como el de los Recursos Humanos en el Sector Turístico de Andalucía y el Turístico del Interior de Andalucía; consorcios como el de Desarrollo y Turismo de la Costa del Sol Occidental que reciben 46.875 euros; la Fundación Cinnta con 136.000 euros o la Comisión de Artesanía de Andalucía con 14.176. Infraestructuras Turísticas Andalucía SA (INTASA) recibe 1,2 millones de euros y dentro de Andalucía Lab, el Centro de Innovación Turística ubicado en Marbella, se reúnen marcas como www.webtrainer.es, www.gatho.es y www.roomore.com sufragadas con fondos de la Consejería de Turismo y Comercio.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Economía
Las diez grandes promesas incumplidas de Rajoy en materia económica
Dos años después de ganar las elecciones, Rajoy incumple claramente algunas de sus promesas y en otras se queda a medias.
M. Llamas / D. Soriano  Libertad Digital  21 Noviembre 2013

El PP ganó las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 gracias a la amplia mayoría absoluta otorgada por los españoles al hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Este miércoles se cumplen dos años de aquella histórica victoria.

Sin embargo, tras media legislatura cumplida, la labor del Ejecutivo en materia económica dista mucho de las promesas y del programa electoral con el que el PP concurrió a las citadas elecciones para superar la crisis. A continuación, se resumen las diez grandes promesas incumplidas por Rajoy en este ámbito.

1. "No subiremos impuestos"
Si un mensaje fue repetido hasta la saciedad por el PP antes de las elecciones generales fue su rechazo explícito a las subidas de impuestos aplicadas por Zapatero y propuestas por el nuevo candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mariano Rajoy (29 de agosto de 2009): "Subir los impuestos hoy significa más paro y más recesión".
Rajoy (marzo de 2010): "Hay una alternativa a subir los impuestos: la alternativa es gastar menos […] Es un disparate en tiempos de crisis subir los impuestos".
Rajoy (abril de 2010): "¡No más IVA! [...] La subida del IVA es un sablazo de mal gobernante a los ciudadanos que ya están pagando muy duramente la crisis".
Esteban González Pons (octubre 2011): "Si gana Rubalcaba, subirá la renta para todos los ahorradores; si gana Rubalcaba, subirán los impuestos indirectos para todos los consumidores; si gana Rubalcaba, seguirá habiendo Impuesto de Patrimonio para la clase media; si gana Rajoy, bajarán los impuestos para pymes y autónomos [...], bajará el Impuesto de Sociedades y no se ingresará el IVA hasta que no se cobre efectivamente. El PSOE quiere subir los impuestos para que todo siga como está, el PP quiere bajar los impuestos para que todo cambie".
Cristóbal Montoro (noviembre de 2011): "Si subiéramos los impuestos, los grandes impuestos, el IVA o el IRPF, lo que nos traería es menos crecimiento y más paro".

Un mes después, el recién constituido Gobierno del PP aprobaba una histórica subida de impuestos, elevando el IRPF a niveles inéditos y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de forma temporal -hasta 2013-. Estas subidas se mantienen y, desde entonces, el PP ha elevado casi todas las figuras tributarias, incluyendo el Impuesto de Sociedades -eliminando deducciones-, el IVA y manteniendo Patrimonio. Un dato resume este gran incumplimiento: el Gobierno del PSOE elevó la presión fiscal en 20.000 millones en 2010 y 2011, mientras que el PP la ha disparado en 31.000 entre 2012 y 2014, el mayor aumento de la reciente historia democrática de España.

2. "Cumpliremos el objetivo de déficit"
El segundo gran eje de su discurso preelectoral era su firme defensa de la austeridad presupuestaria, entendida ésta como recortes de gasto público, no como subida de impuestos. Su compromiso era reducir el déficit al objetivo marcado por Bruselas. Cuando el PP llegó al poder, dicha meta estaba fijada en el 4,5% del PIB en 2012 y en cerca del 3% para 2013, pero su Gobierno presionó insistentemente a las autoridades comunitarias para suavizar y retrasar el imprescindible proceso de consolidación fiscal. Como resultado, el límite de déficit del 3% no se alcanzará hasta 2016, siempre y cuando se cumplan las previsiones.

Zapatero dejó el poder en 2011 con un déficit público de 100.508 millones de euros (9,56% del PIB), una deuda de 737.334 millones (70,5%) y un gasto público total de 478.533 millones (45,73%). Un año después, a cierre de 2012, el déficit con Rajoy se situaba en 109.572 millones (10,65%) y el gasto total ascendía a 491.579 millones de euros (47,77%). El PP lo achaca al coste del rescate bancario, pero el Gobierno insistió durante meses que la salvación de las cajas no costaría ni un euro al contribuyente y, por tanto, no se traduciría en déficit. Bruselas desmontó tal afirmación.

Mientras, la deuda pública avanza hacia el umbral del 100% el PIB. Durante la segunda legislatura de Zapatero, la deuda pública se duplicó, tras crecer a un ritmo medio de 256 millones diarios, pero en lo que va de legislatura popular avanza a un ritmo de 378 millones al día, casi un 50% más. Es cierto que ha habido recortes, pero estos consistieron, básicamente, en congelar y reducir la inversión pública. El Estado (Gobierno central) gastará en 2014 casi 63.000 millones más que en plena burbuja.

3. "Reduciremos el tamaño del sector público"
El PP también insistía en la necesidad de eliminar duplicidades, gastos superfluos y reducir el tamaño del sector público, mediante la eliminación de empresas, entes y fundaciones inútiles, para no recortar los servicios básicos del denominado Estado del Bienestar.

Sin embargo, la administración paralela de las CCAA se ha mantenido casi intacta durante la crisis, con un total de 2.114 entes a enero de 2013 frente a los 2.182 existentes a principios de 2007. A esto se suma una reforma integral del sector público (CORA) que avanza de forma lenta y que depende de la voluntad de los gobiernos regionales y un plan de privatización de activos públicos que brilla por su ausencia.

4. "Intervención de CCAA incumplidoras"
Otro de los planes estrella del PP fue la Ley de Estabilidad Presupuestaria, concebida para controlar las cuentas de las CCAA bajo amenaza de sanciones e incluso la posible intervención de la autonomía. Pese a ello, muchas regiones han seguido incumpliendo los objetivos de déficit marcados, sin que ello haya supuesto castigo alguno, tal y como lamenta Bruselas.

De hecho, las CCAA más incumplidoras han sido recompensadas mediante la aplicación de objetivos de déficit diferenciados en 2013 y un ingente rescate financiero para amortizar sus abultadas deudas y facturas con proveedores, cuya cuantía total asciende a 78.000 millones en 2012 y 2013. Asimismo, el gasto autonómico se ha disparado un 20% en plena crisis y su deuda se ha triplicado.

5. "Si hay que inyectar dinero a las cajas, se recuperará"
Mariano Rajoy se presentó ante los españoles sabiendo que el sistema financiero sería uno de los grandes dolores de cabeza de sus primeros meses en Moncloa. En su programa electoral, el PP habla de "culminar el saneamiento y la reestructuración del sistema financiero".

Una frase tan genérica podía significar cualquier cosa. Pero desde Génova siempre se insistía en que el rescate a las cajas de ahorros no le costaría un euro al contribuyente. Por ejemplo, en una entrevista a finales de octubre de 2011 para El Periódico de Cataluña, Rajoy aseguraba que "si hay que inyectar dinero público [a la banca], habrá que volver a hacerlo, para luego recuperarlo. Lo peor es no hacer nada. Hay que usar los mínimos recursos públicos posibles, que sean préstamos y se devuelvan".

Dos años después, el panorama es muy diferente. Durante el Gobierno del PP, ha habido que rescatar Banco de Valencia, Bankia, Catalunya Banc y NovaCaixaGalicia. En total, desde el comienzo del proceso, se han inyectado casi 54.000 millones, de los que 41.300 llegaron a través del rescate pactado con la UE. La mayor parte del dinero se ha puesto en los últimos dos años.

Ahora queda la segunda parte. Hay que vender las entidades nacionalizadas y recuperar parte de la inversión. ¿Cuánto se logrará? Pues depende de lo que el mercado valore los nuevos bancos. Se habla de que NCG Banco se colocará antes de fin de año. Se estima que su valor actual es de unos 2.300 millones frente a los 5.000 millones invertidos. En el caso de Catalunya Banc no tiene comprador ni se le espera. Y se han metido 9.000 millones. En Bankia no hay urgencias. Se han metido 23.000 millones y la idea es esperar uno años antes de sacar la entidad al mercado.

Hasta que no se sustancien las operaciones, no se sabrá cuánto pierde el Estado, pero nadie duda de que habrá coste para el contribuyente por el desastre de las cajas. Probablemente era inevitable. Pero Rajoy repitió (antes y después de llegar a Moncloa) que no habría factura para el erario público. Ni se ha hecho en forma de préstamo ni es realista esperar a conseguir a medio plazo los 54.000 millones invertidos.

6. "Simplificaremos la tipología de contratos laborales"
En el mercado laboral, Rajoy cumplió parte de sus promesas con la reforma que aprobó en febrero de 2012. Se flexibilizaba la negociación colectiva y los ajustes dentro de las empresas. Ya no es necesario acudir al despido como primera alternativa. Y eso se está notando en el número de despidos. A pesar del desplome en la actividad económica, el ritmo de caída del paro se ha suavizado.

Pero hay una cuestión muy importante en la que no se ha entrado. El programa electoral del PP era claro en este aspecto: "Simplificaremos la tipología de contratos laborales para reducir la temporalidad". No se habla de contrato único, aunque algún miembro del Gobierno llegó a defender una solución de este tipo en algún momento; pero sí de "simplificar". Y no se ha hecho nada en este aspecto. Es más, incluso se han creado nuevas modalidades. Empleo parece paralizado por el miedo a que se diga que quita derechos a los trabajadores o que elimina posibilidades de contratación.

Hace un par de meses, Fátima Báñez hizo un anuncio sobre "reducción" de tipologías, que durante unas horas hizo que se generasen expectativas de que podría haber novedades en este sentido. Al final, todo quedó en una mera reorganización de formularios. Un cambio puramente administrativo, sin entrar en el fondo de la cuestión. Se supone que habrá novedades en la nueva reforma que se anuncia para el comienzos del año que viene. Pero por ahora, éste sigue siendo una deuda pendiente.

7. "Mi prioridad: las pensiones"
Unos días antes de la cita con las urnas, Mariano Rajoy concedía una entrevista a El País en la que aseguraba que su "prioridad" eran "las pensiones". Y añadía: "A partir de ahí, habrá que recortar en todo". Tras el tijeratazo de Rodríguez Zapatero en mayo de 2010, el PP centró todas sus críticas en el recorte de las pagas para los más mayores. Era una línea roja que aseguraban que no traspasarían.

Pero como en muchas otras cuestiones, Rajoy se ha tenido que desdecir. Lo ha hecho a su manera. Es cierto que no las ha congelado, en el sentido de que subieron. Lo que hizo es cambiar el criterio, para no actualizarlas conforme al IPC de noviembre. Por lo tanto, los pensionistas perdieron poder adquisitivo, incluso aunque se anunció una subida del 1% para 2013. Y en la nueva reforma se ha aprobado un sistema que marcha en la misma dirección: subidas nominales pero pérdidas en la capacidad de compra.

En esta cuestión, probablemente Rajoy tenía muy poco margen. Un 25% del gasto público en España se va en el pago de las pensiones. Cualquier ajuste presupuestario de cierta entidad exige meter la tijera en este tema. El problema es que el PP se negó siempre a aceptarlo, criticó con mucha dureza a Zapatero cuando lo hizo; repitió una y otra vez que no lo haría; y cuando al final no tuvo más remedio que enfrentarse a la realidad, lo intentó camuflar mezclando subidas nominales y ocultando la pérdida de poder adquisitivo.

8. "La política energética debe buscar el equilibrio"
José Luis Rodríguez Zapatero fue el presidente verde. Durante su mandato se produjo el gran impulso de las primas a las renovables, que han disparado el déficit de tarifa y la factura de la luz. En su discurso de investidura, Mariano Rajoy enfrentó el problema y aseguró que "Es evidente que no se puede aplicar una subida de tarifas que recaiga íntegramente sobre los consumidores y que siga castigando la competitividad de la economía española, por las malas decisiones regulatorias".

Su receta era buscar un "equilibrio" entre las diversos actores implicados que redujera el coste a medio plazo y detuviese la generación del déficit tarifario, una factura que, antes o después, habrá que pagar. En esta cuestión, lo máximo que se puede decir es que ha cumplido sólo en parte. El déficit siguió creciendo en 2012. Los cambios legislativos se sucedieron durante más de un año sin llegar a una solución definitiva. Y al final, el tajo a las renovables no fue tal. La reforma del sistema eléctrico aprobada en julio no acaba con ninguno de los problemas, aunque sí suaviza algunos de sus peores efectos. Sin embargo, en lo que tiene que ver con las renovables, no se ha encontrado una solución definitiva. Las primas seguirán ahí (hasta 10.000 millones al año se calcula) y se seguirán abriendo plantas innecesarias en un sistema sobrecapacitado.

9. "Garantía de la unidad de mercado"
El programa electoral del PP asegura que se acometerá una "reducción de la carga regulatoria" que será la "garantía de la unidad de mercado nacional". En esta cuestión, como en otras, no es que Rajoy haya faltado a su promesa en el sentido de que no haya hecho nada, sino más bien en que se ha quedado muchísimo más lejos de lo que todo el mundo tenía previsto. La Ley de Unidad de Mercado está viviendo sus últimos pasos parlamentarios y supondrá un avance respecto a lo aprobado anteriormente.

El problema es que no ataja todos los problemas a los que se enfrentan las empresas por la dispersión normativa autonómica y local. El propio Gobierno anunció hace unas semanas el Plan de Racionalización Normativa, para intentar unificar las más de 2.700 normas que dañan la unidad de mercado. Pero que se hayan detectado no quiere decir que se hayan eliminado. Ni que todas las leyes que perjudiquen el libre tránsito de bienes y servicios vayan a derogarse. Las normas tienen excepciones y conociendo lo celosas que son todas las regiones de sus competencias, lo normal es que intenten ignorar las nuevas leyes que puedan aprobarse a este respecto.

10. "Más libertad económica"
El PP prometió mayor flexibilidad regulatoria para impulsar el crecimiento y la creación de empleo, eliminando trabas burocráticas, reforzando la seguridad jurídica y apostando por mayor libertad económica. Pero, una vez más, los datos muestran que, durante el mandato de Rajoy, España ha descendido al puesto 52 del mundo en cuanto a libertad económica, a la altura de Túnez, Kazajstán y Eslovaquia.


Dos años de legislatura
Un Gobierno contra su programa
El gobierno celebra sus dos años politizando aún más la justicia. Contra lo que había prometido. El último ejemplo de una larguísima lista.
LIBERTAD DIGITAL  21 Noviembre 2013

El 20-N de 2011, el PP de Mariano Rajoy ganó las elecciones generales con un porcentaje de voto que le otorgó una holgada mayoría absoluta, mientras el principal partido en la oposición se despeñaba con el peor resultado en democracia. La magnitud de la victoria suponía carta blanca para el Gobierno para acometer las medidas económicas urgentes que permitieran sortear la amenaza del rescate, y también la posibilidad de emprender, en solitario, la lista de reformas pendientes.

Una de las principales, la judicial, figuraba entre las promesas de los populares en el programa electoral. Entre otras cosas, los populares prometían "propiciar el respeto a la independencia" de los magistrados y "fortalecer el Consejo General del Poder Judicial". La fórmula, modificar el sistema de elección de los vocales, "...para que, conforme a la Constitución, doce de su veinte miembros sean elegidos de entre y por jueces y magistrados de todas sus categorías".

El recién nombrado ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, oficializaba esa promesa tres meses después de la victoria, junto con otras muchas medidas destinadas a regenerar uno de los pilares del Estado. El 25 de enero Gallardón compareció en el Congreso para anunciar una "revolución" que, dijo, comenzaría por la "cúspide", es decir, por el órgano de gobierno de los jueces. Confirmó que se modificaría la ley a fin de que la mayoría de vocales fueran elegidos por su compañeros y se acabara así con el actual "sistema perverso" de elección. Ese "sistema perverso" y "partidista" del que hablaba el ministro ha sido, dos años, después, el utilizado para renovar el órgano.

La ruptura de la promesa se confirmó este martes, con el anuncio, desde el Congreso de los Diputados, de que los grupos parlamentarios habían alcanzado un acuerdo al que por primera vez se sumaba IU. Los vocales del CGPJ habían sido designados - 10 vocales para el PP, 7 para el PSOE, 1 para IU, 1 para CIU y 1 para el PNV- y a falta de conocer todos los nombres, ya chirriaban algunos. El que más, el de Álvaro Cuesta, un abogado más conocido por su dilatada trayectoria como político -fue miembro de la Ejecutiva socialista y diputado durante años- que por sus conocimientos jurídicos. El acuerdo, ensalzado por casi todos los partidos por el "consenso" alcanzado, terminaba por enterrar las esperanzas de una justicia menos politizada.

Ha sido la última, pero no la única promesa incumplida del Gobierno popular. En materia económica, la más evidente ha sido la de la subida de impuestos tras una campaña bajo la promesa de que no lo harían. Pero los incumplimientos también alcanzan el déficit público, el control de las autonomías, las pensiones o la unidad de mercado. En todos estos casos, las expectativas creadas en campaña no se correspondieron con la realidad.

En política antiterrorista, las excarcelaciones de etarras en virtud del fallo de Estrasburgo contra la doctrina Parot ha puesto en pie de guerra a las víctimas, a las que en el programa se prometía "una reparación a través de la justicia". El polémico caso Bolinaga, con la salida de prisión del terrorista por enfermedad con informes médicos que sí veían posible su tratamiento en prisión, también han puesto en cuestión las promesas del Gobierno.

Entre tanto, otro asunto, el de Cataluña, puede convertirse en el protagonista de los dos años que le quedan a Rajoy como presidente. Con el Gobierno catalán desafiando con una consulta ilegal y un Estado propio "en esta legislatura o la siguiente", todas las miradas están puestas en el Ejecutivo y la defensa que estará dispuesto a hacer, llegado el momento, de la unidad de España frente al separatismo. Algunas señales, como las concesiones en lo económico, no invitan al optimismo.

El fracaso de un PP irreconocible

EDITORIAL Libertad Digital 21 Noviembre 2013

Si nuestro balance del primer año de legislatura popular llevaba por título un elocuente, pero a la postre esperanzado, "todo por hacer", la persistente renuencia del Gobierno de Rajoy a la hora de llevar a cabo una política acorde al ideario que abanderaba su partido, nos lleva ahora a un más pesimista "nada que esperar". Y este pesimismo no se debe tanto al hecho de que todas las grandes reformas prometidas que todavía no habían sido ejecutadas hace un año sigan sin estarlo al cruzar el ecuador de la legislatura, sino al hecho de que muchas ni siquiera ya son reivindicadas y de que su traición ha sido justificada por el Gobierno de Rajoy.

Hace un año tenía sentido reprochar al gobierno de Rajoy la tardanza en cumplir la promesa de Gallardón de restablecer mínimamente la independencia del Poder Judicial; Pero ¿tiene sentido seguir esperándola ahora, un día después del obsceno reparto de cromos que ha constituido la designación política de los nuevos miembros del Consejo General del Poder Judicial?

Hace un año tenía sentido reprochar al Gobierno de Rajoy que, un año después de prometernos una auténtica reforma de nuestro modelo autonómico, sólo nos ofreciera la creación de una comisión de expertos destinada al estudio de la supresión de duplicidades; pero ¿tiene de verdad sentido esperar todavía algo de esa promesa y de esa comisión de expertos tras ver que la única reacción de Rajoy al caro e ilegal desafío secesionista de la administración autonómica catalana ha sido la de ofrecerle mayor auxilio financiero?

¿Cabe todavía esperar una auténtica reforma energética cuando el gobierno de Rajoy ya ni siquiera habla de su necesidad? ¿Cabe esperar un cambio en la política hídrica después de ver a un Arias Cañete conceder créditos a insostenibles desaladoras y no atreverse ya siquiera a mentar la palabra "trasvase"? ¿Resulta a estas alturas lógico esperar que este gobierno emprenda una política de auténtica austeridad pública cuando Rajoy dice que ya la ha llevado a cabo y ha dado oficialmente por concluida la política de ajustes en su anteproyecto de ley de presupuestos de 2014?

¿Cabe esperar de este gobierno que someta a una auténtica cura de adelgazamiento a nuestro sobredimensionado sector público desde que Rajoy ha hecho oficialmente suyo el diagnostico socialista de que el desequilibrio de nuestras cuentas públicas "no se debe a un exceso de gasto sino a una falta de ingresos"?

¿Tiene sentido silenciar y camuflar el rescate que ha supuesto el auxilio del BCE a nuestra deuda soberana para atribuir a Rajoy el hecho de que nuestra prima de riesgo no esté peor que en tiempos de Zapatero por mucho que sí lo esté nuestro nivel de endeudamiento?

¿Tiene sentido esperar una auténtica reforma en nuestro sistema bancario cuando la solución al problema se encuentra en echar mano del dinero del contribuyente?

¿Vamos a dejar de denunciar el retraso y la debilidad de una recuperación económica todavía mínimamente perceptible del sector privado con tal de hacer un balance positivo de la gestión económica de este gobierno?

¿Todavía cabe esperar que este gobierno sea un obstáculo a los compromisos políticos y penitenciarios adquiridos por Zapatero ante la ETA, cuando ya nada dice de la presencia de los proetarras en las instituciones y califica de "derrota" de la banda las excarcelaciones masivas de etarras por el hecho de que también las estén disfrutando violadores y demás criminales en serie?

¿Cómo esperar, en definitiva, algún cambio en este gobierno que de forma tan reiterada ha apelado a la "herencia recibida" como excusa para traicionarse a sí mismo y emular al que se la dejó?

No faltarán, para concluir, quienes consideren que más que un balance de lo que llevamos de legislatura, nuestro editorial se ha convertido en un negro pronóstico de lo que queda de ella. En cierto sentido, así es. Y es que no seríamos fieles a lo que para nosotros ha supuesto estos dos años de gobierno de Rajoy si albergáramos la esperanza de un significativo propósito de enmienda.

Cataluña
La secesión que no se frena con dinero
Tras dos años, Rajoy no ha logrado atajar, ni mucho menos, el problema catalán y, ante su inacción, la secesión parece más cercana que nunca.
C.Jordá Libertad Digital 21 Noviembre 2013

Desde que Zapatero destapara su intención de aceptar un nuevo Estatuto de Cataluña el independentismo catalán no ha dejado de crecer o, al menos, de transmitir la sensación de que está creciendo.

Si bien es cierto que el gobierno de Rajoy no ha sido el causante del problema, no lo es menos que en estos dos años su política errática en este campo no ha contribuido a amainar el temporal, pese a los intentos de "tender puentes".
Casi nada en el programa

Un aspecto llamativo de la cuestión es que el PP ya había orillado prácticamente por completo el problema en su programa electoral: en sus más de 200 páginas sólo se encuentra algunas referencias vagas a caballo entre el capítulo dedicado a las administraciones públicas –con un apartado titulado las "Autonomías comprometidas con el interés general"- y el centrado en la regeneración democrática.

Tampoco las referencias son excesivamente claras al respecto: se defiende el Estado de las Autonomías y su "absoluta vigencia y validez" como "eje vertebrador de la convivencia y el progreso de los españoles". Además, eso sí, se promete promover "un nuevo modelo de financiación que evite la consolidación como gasto público estructural de los ingresos coyunturales".

Financiando el separatismo
Dos años después el nuevo modelo de financiación, reclamado con insistencia por muchas comunidades autónomas gobernadas por el propio PP como Madrid, sigue sin estar en marcha, y los adelantos económicos a las autonomías más despilfarradoras son una constante, bien sea a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), bien con otros mecanismos como los diferentes planes de Pago a Proveedores.

Además, Cataluña ha sido la gran beneficiaria de estas ayudas económicas, especialmente del dinero entregado en el FLA, por el que ha recibido 17.000 millones en dos años, un 40% de lo entregado a las 17 comunidades. El presupuesto anual de Cataluña ronda los 50.000 millones al año, es decir, que el gobierno de Rajoy le ha entregado a Mas el 17% de su presupuesto en estos dos ejercicios.

Las entregas económicas del FLA, que han salvado a Cataluña y otras comunidades de la quiebra, en un principio podían, y debían, acompañarse de la intervención desde el Estado si, pese a esas fenomenales entregas económicas, éstas no lograban cumplir sus objetivos de déficit. Al menos, así lo prometía Montoro en abril de 2012.

Lo ocurrido ha sido muy diferente: no sólo no se ha intervenido ninguna comunidad autónoma, sino que las más incumplidoras han recibido el premio de un déficit a la carta que les permite endeudarse más en este 2013. En el caso de Cataluña, tiene la posibilidad de elevar su déficit hasta el 1,58% más, mientras que Madrid sólo podrá hacerlo en 1,07%.

De hecho, comunidades como la propia Madrid, Galicia o Extremadura, que lograron cuadrar sus cuentas, han sufrido casi una persecución desde el ministerio de Montoro.

Lucha contra la secesión
Aunque no fuese parte explícita de su programa, el PP llegó a las elecciones presentándose como el único partido nacional y que apostaba inequívocamente por la unidad de España, incluso orillando a otras formaciones políticas menores pero que también tienen un mensaje claro en este sentido como UPyD, Ciutadans o Foro Asturias.

Sin embargo, tras el reto lanzado por CiU a partir de la multitudinaria manifestación de la Diada de 2012, la respuesta de Rajoy y su Gobierno ha sido poco menos que inexistente, más allá de algunas declaraciones de Soraya Sáenz de Santamaría o del propio presidente Rajoy.

Pero mucho más visibles han sido los gestos, en primer lugar los económicos que ya hemos comentado, pero también los políticos: los insistentes intentos de acercamiento a CiU, especialmente a Duran i Lleida. Así, la líder popular en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho ha llegado a proponer al de Uniò como el único capaz de frenar la independencia.

Por el contrario, el PP sí se ha resistido a acercarse a Ciutadans y poner en marcha el frente constitucionalista que le ofreció Albert Rivera. Eso sí, al mismo tiempo no ha tenido reparo en reunirse con Artur Mas, pero eso sí lejos de las cámaras y sin desvelar el contenido del encuentro.

El "éxito" de la cadena humana
Un año después y mientras el tono de las amenazas nacionalistas seguía sin bajar se plantea de nuevo la Diada como una reivindicación independentista, en esta ocasión en forma de una "cadena humana" que debía recorrer Cataluña de sur a norte.

La convocatoria fue menos numerosa que la del año anterior y probablemente resultó menos espectacular, pero la respuesta del Gobierno fue, cuanto menos, sorprendente. En este caso lo más llamativo fueron las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo reconoció el "éxito" de convocatoria del evento.

Mucho más tímidos fueron los populares a la hora de sumarse a la convocatoria que diversas organizaciones hicieron en Barcelona el 12 de octubre, que contó con la presencia de Alicia Sánchez Camacho y otros militantes populares, pero cuya adhesión llegó sólo unos días antes.

Además, el mismo día que el PP anunciaba su presencia en esa manifestación la propia Alicia Sánchez-Camacho pedía un modelo de financiación con más dinero para Cataluña, en la línea de la reivindicación, o excusa, con la que Mas, al menos formalmente, se inició la última ofensiva nacionalista.

En cualquier caso, dos años después de la llegada de Rajoy a la Moncloa la secesión de una importante parte de España parece más cerca que nunca, y el Gobierno no ha dado ningún paso contundente para evitarlo… más allá de adelantar miles de millones.

ETA
Lo que va de Ortega Lara a Bolinaga
La lucha contra el terrorismo y ETA está siendo, sin duda, el asunto que más críticas –y más duras– le ha supuesto a Rajoy en estos dos años.
Libertad Digital 21 Noviembre 2013

La lucha contra ETA era, probablemente, la seña principal del PP desde tiempos de Aznar o Gregorio Ordóñez. Y los populares estuvieron en el punto de mira de la banda terrorista, precisamente, porque eran el partido más peligroso para los asesinos y el único, como después demostró Zapatero, que estaba verdaderamente comprometido con la derrota de los terroristas.

Sin embargo, ya en la segunda legislatura de Zapatero la posición del PP había sido menos dura y, de cara a las elecciones de 2011, el PP sólo dedicaba tres páginas de su extenso programa electoral a ETA. Titularon el epígrafe "la derrota del terrorismo" y explicaban dentro, con brevedad pero con contundencia, los objetivos del partido para la legislatura.

Había una mención especial a las víctimas: "Aseguramos el derecho de las víctimas a la dignidad, a la memoria y a la reparación a través de la justicia". También mencionaban el "cese definitivo" de la "actividad armada" de ETA para decir que "no resulta aceptable pagar ningún precio político por matar" ni que obtengan "réditos por dejar de hacerlo".

Entre los compromisos, destacaban el de no negociar con terroristas "ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese" y el de impulsar "la aplicación de la Ley de Partidos y de la ley electoral a las organizaciones políticas vinculadas a ETA". En este punto, subrayaban que adoptarían "las medidas precisas para impedir la utilización de las instituciones en cualquier actividad de apoyo, legitimación o justificación del terrorismo y de sus responsables".

Incluso en su discurso de investidura Rajoy mantuvo una posición muy clara, con una recordada interpelación a uno de los diputados de Amaiur –"yo a ustedes no les debo absolutamente nada"- que todo el mundo interpretó como una desvinculación de los pactos que hubiese podido suscribir el anterior ejecutivo con ETA.

Sin embargo, el Gobierno se ha resistido a iniciar verdaderos pasos contra la presencia de ETA en las instituciones y, pese a las peticiones reiteradas y las muchas pruebas acumuladas, no ha instado la ilegalización de Sortu, Bildu o ninguna de las nuevas marcas blancas de la antigua HB.
El "terminal" Bolinaga

Todavía ha sido peor, al menos para las víctimas, el trato que han recibido los presos de la banda asesina. La masiva salida de las cárceles que se está viendo en las últimas semanas tuvo un antecedente durante el verano del 2012: la libertad de Bolinaga, el asesino de tres guardias civiles y secuestrador y torturador de Ortega Lara.

En un proceso lleno de irregularidades que se inició con una orden de Instituciones Penitenciarias, departamento dependiente de Interior, y que en el camino se dejó extraños informes médicos, inusuales viajes del juez y una esperanza de vida cifrada en nueve o doce meses que, quince meses después, se ha demostrado falsa.

Pero incluso con la mentira de que a Bolinaga le quedaba menos de un año de vida resultaba difícil justificar que eso era un estado "terminal", por mucho que el propio Rajoy nos recordase en una entrevista televisiva que el asesino pesaba sólo 47 kilos.
La sentencia del TEDH

Bolinaga sigue en la calle, vivito y coleando, casi medio año después de que se cumpliese la que se suponía que era su esperanza de vida, pero lo peor es que cuando escribimos estas líneas se le han unido en libertad otras tres docenas de terroristas tras la anulación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El Gobierno ha negado su responsabilidad en el asunto descargándola en el propio Tribunal de Estrasburgo y en los jueces españoles, pero lo cierto es que antes de que se emitiese la sentencia no se hizo ningún esfuerzo político por evitar el resultado final y, quizá todavía peor, tras el fallo las mentiras han jalonado prácticamente todas las declaraciones públicas sobre el tema.

Bien por su acción, por sus declaraciones o por omisión, el resultado de la acción de Rajoy y su Gobierno tras dos años en el poder es que los representantes de ETA siguen en las instituciones y las víctimas se sienten más abandonadas y engañadas que nunca.

'Cataluña no puede renegar de sus raíces hispánicas, sería como suicidarse'
TRIANA OCETE www.gaceta.es  21 Noviembre 2013

Javier Barraycoa (Barcelona 1963) es el actual vicerrector de la Universidad de Abat Oliba CEU y un reconocido escritor especializado en investigar la construcción de imaginarios sociales. En este caso, lo hace con su nuevo libro Historias ocultadas del nacionalismo catalán (editorial LibrosLibres). Se trata de 222 historias que desvelan los secretos mejor guardados del catalanismo en los últimos 30 años.

¿Fue Cataluña siempre monolingüe, hasta que se “impuso” el castellano? ¿A qué se debe entonces esa obsesión por el catalán como única lengua?
Cuando uno lee historias de Cataluña de nacionalistas, como Ferran Soldevila, se alegran de que los romanos unificaran cultural y lingüísticamente la Tarraconense. Ello permitiría un sustrato cultural que explicaría la aparición del “pueblo” catalán. Sin embargo, durante muchas fases de su historia Cataluña fue plurilingüe. Durante tres siglos, media Cataluña hablaba mozárabe, las clases cultas en latín, los navegantes en italiano, los poetas en occitano etc.. Desde el siglo XVI, Barcelona ya es la principal productora de libros en castellano. El catalanismo ha hecho de la lengua un arma de combate para crear una “conciencia nacional” y para “crear” un enemigo que quiere arrebatarnos nuestra lengua.

El Gobierno de Artur Mas hace caso omiso de las sentencias del Supremo o los autos del Tribunal Superior de Justicia acerca de la inmersión lingüística...?
-La culpa no es de Artur Mas. Él hace lo que cree que tiene que hacer. El problema es que deberían velar por el cumplimiento de la ley y nada hacen por corregir una inmersión lingüística que a quien más afecta es a los catalanohablantes.

¿A los catalonahablantes? ¿Por qué?
Algunos piensan que así son más libres, pero en realidad son más pobres culturalmente.

¿Si se independizara Cataluña, se empezaría de cero eliminando lo relacionado con sus raíces hispánicas, como por ejemplo, el nombre de Cataluña (tierra de castellanos)?
Sí, el origen de la palabra de Cataluña deriva de “Castelanus” o habitantes de castillos (cosa que no se suele contar). Pero Cataluña no podría renegar de sus raíces hispánicas, sería como suicidarse. La esencia de Cataluña es la Hispanidad. Al igual que el Arzobispado de Tarragona ostente, o el de Toledo, el título de Primado de las Españas. Cataluña, antes que apareciera el toponímico, era conocida como la Marca Hispánica. Barcelona fue varias veces capital de la España visigoda. Todo ello no se puede borrar de un plumazo.
En su libro afirma que la sardana no representaba el folklore catalán o que el Himno de España tiene algo de catalán.
Hasta la aparición del catalanismo, la sardana sólo se conocía en una pequeña parte de Cataluña. En buena parte de Barcelona el baile tradicional era la Danza de San Isidro, en honor del santo madrileño. Por otra parte, el himno de España, sí tuvo una letra oficial, compuesta por el barcelonés Eduardo Marquina y aprobada por Alfonso XIII.

¿Qué implica el derecho de autodeterminación que proclaman los nacionalistas?
El derecho de autodeterminación es una falacia legal y filosófica. No existe ningún antecedente jurídico de este concepto. Además, nada puede autodeterminarse. Las cosas son lo que son. Los catalanes somos catalanes, no podemos autodeterminarnos. Y lo más importante, en caso de un referéndum de autodeterminación, ¿quién debería votar? Los nacionalistas defienden una comunidad lingüística, ello significaría, según sus tesis, que deberían votar valencianos, mallorquines y franceses del sur. Si no votaran, el propio referéndum sería incompleto y si votaran perderían. ¿Ven como es imposible la autodeterminación?

¿Es ese derecho una solución o un parche al problema?
El nacionalismo ha elaborado un discurso sutil y victimista. Primero se autodenominó regionalista, luego autonomista y catalanista, más tarde nacionalista, seguido de soberanista y, por fin, independentista. Que nadie crea que un referéndum sobre el Derecho a decidir calmará al nacionalismo. No pararán hasta conseguir doblegar al Estado para realizar un referéndum de independencia.

Si se conociera las raíces hispanas de Cataluña …¿Se eliminaría la visión negativa que se vierte de ella en el resto de España?
En el resto de España se tiene la visión deformada de Cataluña que han querido presentar los nacionalistas, precisamente por eso, para levantar recelos. Los odios favorecen sus intereses. La verdadera Cataluña, la que relato en “Cataluña hispana”, seguro que enamorará al resto de españoles. Se puede decir que Cataluña es una concreción hermosa de la Hispanidad. Es deber de todo español conocer y amar Cataluña, pues somos parte de lo mismo.

Si Cataluña se independizara, ¿habría una fuga masiva de los que se sienten españoles?
Estos escenarios son muy difíciles de prever. Muchas empresas ya tienen su “Plan B” para marcharse en caso de independencia. Por mucha independencia que se proclamara, los nacionalistas no podrían arrebatarnos la nacionalidad española a millones de catalanes. Nuestro DNI lo seguiríamos renovando en España incluso pagando impuestos ahí. Si miles de catalanes actuaran así, la independencia estaría condenada al fracaso. Ni Europa ni la ONU permitiría que nos arrebataran nuestra nacionalidad ni la de nuestros hijos. Hay mil escenarios que los independentistas ni siquiera han imaginado. Se nacionalizarían antes como catalanes muchos inmigrantes extracomunitarios, que no los que hemos nacido en Cataluña.

¿Cuándo se produce el paso de sentirse simplemente catalanista a “convertirse en un independentista radical”?
Antes hacía falta un proceso largo de “nacionalización”. A un catalanista o a un inmigrante había que educarlo en el nacionalismo, hacerle aprender interpretaciones históricas. Ahora, el logro del nacionalismo es que convierten en independentista a gente que nunca ha sido nacionalista, ni siquiera catalanista.

¿Cómo lo han conseguido?
El eslogan “Espanya ens roba” (España nos roba), ha sido el mejor eslogan del separatismo. Muchos inmigrantes que ni siquiera saben hablar catalán ya son independentistas. Les han convencido de que así habrá más dinero. Creen que vivirán mejor en una Cataluña independiente, aunque no saben nada de la historia de Cataluña.

¿Cuál es la mayor mentira del nacionalismo catalán?
-Son demasiadas, hasta la más pequeña es grande. Lo peor ha sido caer en la dialéctica Cataluña-España como si fueran dos entidades diferentes histórica, cultural, moral y para colmo enfrentadas multisecularmente. Un maniqueísmo tal, no lo soporta un serio análisis histórico.

¿Qué tiene de verdad la mentira del catalanismo?
Originalmente había en el catalanismo aspectos muy interesantes: un deseo sincero de regeneracionismo político, la aceptación de un regionalismo sano, la idea de hispanidad, asumiendo como ideal la reunificación de España con Portugal. Todo eso se trastocó, cuando el catalanismo se convirtió en nacionalismo.

Han demostrado que la independencia empobrecería a Cataluña, Entonces ¿cuál es la verdadera razón de la independencia?
La historia es impredecible. A veces los sistemas se debilitan, como la estructura del Estado, otras veces las élites son incapaces de interpretar la historia y llevar a los pueblos al abismo. No será la primera ni la última vez en la historia. Si sucede, debemos aprender de una vez.

¿Que consejo le daría a un independentista y cual a un no independentista?
A un independentista le diría que no tenga miedo en intentar entender España pues descubrirá algo hermoso, al igual que yo no tengo ningún reparo en estudiar el independentismo e intentar comprender sus posturas. A un no independentista le diría que no odie a Cataluña. Cataluña es parte de España y es absurdo odiarse así mismo. No hay que confundir el nacionalismo con Cataluña. Nuestra tierra es mucho más que la caricatura que presenta el separatismo.

ESPAÑA / DOCTRINA PAROT
Herrira: de «peones» de ETA a «movimiento social» en sólo dos meses
La Audiencia suspendió sus actividades por «homenajes» a etarras y ahora lo tacha de «colectivo de «reivindicación»
R. Coarasa. Madrid. La Razón 21 Noviembre 2013

El pasado 3 de octubre, la Audiencia Nacional suspendía de actividades durante dos años a Herrira, el colectivo de apoyo a los presos de ETA, por considerarlo heredero de las ilegalizadas Gestoras Pro Amnistía yAskatasuna, y ordenaba detener a 18 de sus integrantes, imputados por integración en banda terrorista. En su resolución, el juez Eloy Velasco definía a sus miembros como«peones vinculados a ETA» y les acusaba de integrar,«junto al frente militar y al de infraestructuras, la ETA misma». Apenas dos meses después, un tribunal de la propia Audiencia Nacional se refiere a Herrira como «un movimiento social de reivindicación de los derechos de los presos», limitándose a recordar que sus actividades «han sido suspendidas recientemente por decisión del juez central de instrucción».

En la sentencia, notificada ayer, en la que se absuelve a Ibon Larrinaga de un delito de enaltecimiento del terrorismo –por la confección de un folleto de fiestas donde se incluían fotos de etarras–, la Sección Primera de lo Penal no ve delito en la inserción en ese programa de los festejos de 2012 del barrio bilbaíno UribarriMatiko (editado por la asociación cultural Aldapan Gora) de las fotografías de cuatro presos de ETA (José Antonio Embeitia, Óscar Barreras, Iker Aguirre y Julen Larrinaga) con la leyenda «presos y huidos a casa» en una publicidad de Herrira.En otro módulo publicitario que pagó la herriko taberna de Uribarri figuraba un águila negra con una estrella de cinco puntas y el mensaje«todos tenemos que dar algo... hasta lograr la libertad».El fiscal Miguel Ángel Carballo pedía para el acusado una pena de un año y seis meses de prisión y diez de inhabilitación.

En su resolución de octubre, Velasco aseguraba que «con carácter exclusivo y prioritario», se encargaba de «planificar, convocar y dar el soporte organizativo necesario a la celebración integral y homogénea de actos de enaltecimiento y ensalzamiento de los presos deETA y de su ideario», tomando el relevo de sus antecesoras ilegalizadas.Además, el magistrado hacía hincapié en que, bajo una «cobertura y apariencia legal», Herrira perseguía «una finalidad escondida»: coordinar el control de los presos de ETA y «organizar homenajes a los mismos con escarnio de las víctimas».

El tribunal que ha absuelto a Larrinaga defiende que «es dudoso que la imagen del rostro de una o varias personas, ni siquiera de personajes emblemáticos» pueda equipararse al desarrollo de «ideas o doctrinas de alabanza o elogio» necesarias, subraya la Sala, para que exista apología del terrorismo. Para los magistrados –Javier Martínez Lázaro, Nicolás Poveda y Ramón Sáez, que ha sido el ponente de la resolución– en dichos anuncios «no se detecta alabanza o ensalzamiento de los métodos terroristas ni de quienes los utilizan», enmarcando los hechos en el ejercicio de los derechos de expresión y opinión. La publicidad insertada por Herrira, añaden, «responde a un esquema común en la propaganda de la izquierda nacionalista vasca: fotos de presos condenados por delitos de terrorismo y denuncia de la política de dispersión» (se incluía la distancia entre la cárcel y el domicilio de cada etarra).

En una reciente sentencia, el TribunalSupremo (TS) aseguraba que «por más que resulten sugestivos de cierta sintonía personal o política», la exhibición de fotos de presos etarras no implica la exaltación de sus acciones criminales. Sin embargo, en junio de 2011, el TS estableció que la exhibición de fotos de presos implicaba «la alabanza de los actos terroristas o la apología de los verdugos», aunque absolvió a los responsables de la «txosna» donde se colgaron esas instantáneas, al no acreditarse que fueran ellos quienes las colocaran.

ESPAÑA
Uno de cada cuatro profesores públicos navarros tiene vínculos proetarras
B. LÓPEZ / J.PAGOLA / PAMPLONA / MADRID ABC 21 Noviembre 2013

La Guardia Civil alerta de que Sortu usa el modelo educativo para la construcción nacional
Aproximadamente uno de cada cuatro profesores que ejercen en centros educativos de la red pública de Navarra tienen vinculaciones con el entorno proetarra. Así lo advierte un informe elaborado por la Guardia Civil, que advierte de las intenciones de Sortu de crear un modelo educativo propio para afianzar en el Viejo Reino lo que denominan «conciencia nacional vasca».

El informe elaborado por la Benemérita, al que ha tenido acceso ABC, es demoledor. Ha analizado para ello 28 de los 155 centros educativos navarros que imparten el «modelo D», situados precisamente en las zonas donde se advierte una mayor fuerza electoral de la «izquierda abertzale». Así, se ha comprobado que de los 1.652 profesores, un total de 441 tienen una vinculación directa con la «izquierda abertzale». Ello se traduce en un 26,7 por ciento del total. Otro dato. De esos 441 docentes, 13 han sido detenidos en alguna ocasión por su vinculación con ETA. Y otros cinco han sido arrestados por ser integrantes de organizaciones ilegalizadas, como Jarrai, Haika o Segi.

En otro momento, el informe detalla que 12 profesores han sido detenidos por incidentes relacionados con convocatorias de Batasuna, Sortu ahora. No acaban ahí los datos. La Guardia Civil advierte además de que 45 docentes de la enseñanza pública de Navarra han formado parte de candidaturas ilegalizadas por ser sucesosas de HB-EH-Batasuna.

Con vinculaciones directas con organizaciones de la «izquierda abertzale» hay identificados 70 profesores: De ellos, 33 están vinculados con Lab; 5 con el sindicato de estudiantes de Segi, denominado Ikasle Abertzaleak; 18 con lo que era Jarra-Haika-Segi. Al mismo tiempo, a otros 10 se les relaciona con Askapena, la «ong» de ETA-Batasuna. Y, por último, otros 4 profesores han ocupado cargos en organizaciones de apoyo a los presos.

Vínculos familiares
Otro dato a tener en cuenta, según el informe de la Guardia Civil, es que 19 profesores de la enseñanza pública de Navarra son familiares directos de miembros relevantes de ETA en prisión. A ello hay que añadir otros 14 que habitualmente visitan a los reclusos de la banda terrorista. Al menos, 241 profesores tienen una relación directa con asociaciones de diferentes ámbitos, afines a la antigua Batasuna.

Sortu dispone de una estructura para introducirse entre los docentes
Entre las conclusiones a las que llega la Guardia Civil está la advertencia de que uno de los objetivos estratégicos que impulsa la «izquierda abertzale» para conseguir su proyecto político es la constitución de un modelo educativo propio que permita afianzar en la Comunidad Foral «la conciencia nacional vasca». Es decir, un instrumento que sustente la ansiada «Euskal Herria». Con ello, además, se justifica, legitima y enaltece la «lucha», que lleva implícita la actividad terrorista de ETA.
Para todo ello ha creado la estructura «Ezkerretik Eraikiz», con la que Sortu pretende captar simpatizantes entre los docentes. Además, varias organizaciones se encargan de ayudar económicamente a las ikastolas.

PD entrevista al autor de 'La raza catalana (segunda parte)' y presidente de Convivencia Cívica Catalana
Francisco Caja: "Jordi Pujol salvó de la ruina al conde de Godó, de ir a la cárcel"
"En la escuela catalana se desarraiga a los niños el 'viejo vicio' de hablar castellano"
Antonio Chinchetru. Periodista Digital 21 Noviembre 2013

Francisco Caja: "Los jueces están absolutamente controlados en Cataluña, es importante que a El Mundo se le juzgue en otros tribunales"

'La raza catalana. La invasión de los ultracuerpos' (Ediciones Encuentro) es la última entrega de un libro que trata de indagar el verdadero núcleo de la doctrina política del catalanismo a partir de sus propios textos. El catalanismo desde un punto de vista doctrinal debe ser colocado entre las filas de lo que se denomina técnicamente la raciología. Un 'leitmotiv' lo guía: el de la amenaza de extinción de una raza, la catalana, y la necesidad, a toda costa, de preservarla. Este es el núcleo doctrinal del catalanismo. El de antaño y el de hogaño. El de antes de la Guerra y el de después de la Guerra. Y lo que nos impide verlo es la eficacia ideológica de la renovación doctrinal y política de lo que debemos denominar con propiedad el pujolismo. Para esta doctrina,la ‘inmigración' es a la vez un problema, el problema político de Cataluña, y al mismo tiempo una 'esperanza', la esperanza de la 'construcción/redención' de Cataluña.

Para expresarlo de la forma radical, no exenta de ironía, con la que Francisco Caja lo expresa: "el nacionalismo catalán es la espiritualización del canibalismo. El catalanismo es una ideología caníbal. Una tesis atrevida; aún más, provocativa, en sentido literal, que llama, que apela a la contradicción, a su refutación".

TITULARES DE LA ENTREVISTA
Es en el año 34 cuando se producen los textos más racialistas del nacionalismo catalán.
Jordi Pujol tiene la habilidad de barnizar la doctrina del catalanismo para darle patente democrática.

Lo sorprendente es que se llame 'inmigrante' a un señor de Zaragoza, [Cataluña] es el único lugar del mundo donde a un vecino se le llame inmigrante.
[Pujol sobre los inmigrantes del resto de España]: "Esos desarrapados son cuerpo pero no tienen alma, nosotros los catalanizaremos, los convertiremos en hombres cuadrados, una persona".

El racialismo del nacionalismo catalán se traduce fundamentalmente en la inmersión lingüística en las escuelas.
En la escuela se les desarraiga el alma, se desarraiga el viejo vicio de hablar castellano y todos los niños son bautizados de nuevo.

Esa energía que se pone ahí [en la inmersión lingüísitca] es inequívocamente racial.
El nacionalismo catalán es católico en el peor sentido de la palabra, el inquisitorial.

El nacionalismo catalán es profundamente antiliberal.
Pujol se educa en el colegio alemán, tiene profesores nazis, y él aprende allí. Y combina ese elemento racial con un elemento católico integrista.

Convergècia i Unió ha sido la familia Pujol, y Jordi Pujol nunca ha sido un liberal. Ha sido profundamente integrista.
Pujol salvó de la ruina al conde de Godó, de ir a la cárcel.

El Periódico de Catalunya recibe desde hace mucho tiempo del orden de 1.000 millones de pesetas [6 millones de euros] anuales.
No puedes crear un negocio en Cataluña sin pasar por las horcas caudinas de CiU, del poder.

Controlados los medios en Cataluña, el resto son ‘de Madrid' y por lo tanto infectados de catalanofobia.
La Justicia cumple un papel fundamental en la trama corrupta en Cataluña.

David Fernàndez está encantado de haber sido invadido [por el nacionalismo] y estar teledirigido.
Aznar es el culpable de que exista la inmersión lingüísitca.

Desde Moncloa, un esbirro de Aznar cogió el teléfono y llamó al Defensor del Pueblo conminándole a que no presentara el recurso de inconstitucionalidad contra la ley de inmersión lingüística.
El PP negocia con la Constitución, y la Constitución no es del Partido Popular.

Francisco Caja, La raza catalana (segunda parte). La invasión de los ultracuerpos. Ediciones Encuentro, 2013.


Recortes de Prensa   Página Inicial