AGLI Recortes de Prensa   Sábado 23  Noviembre 2013

Soy de la Tercera España. Orgulloso de serlo
Graciano Palomo Periodista Digital 23 Noviembre 2013

Frente a la intolerancia y el sectarismo de la izquierda echada al monte y frente al talibanismo de una derecha cerril e inmisericorde con el devenir de la Historia hay una Tercera España que se nutre de la mayoría del pueblo y cuyas señas de identidad son la moderación, el centrismo, la templanzan y el sentido común.
Escribo esto después de conocer el ataque ultraizquierdista perpetrado en la FF de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid que teóricamente dirige un hijo de Santiago Carrillo que de asaltos y violencia institucional sabía un rato.

Justamente ahora, al cumplirse dos años en las que el centroderecha ganó las elecciones por tercera vez en España tras la muerte del general Franco, hay que hacer un repaso como país soberano (que todavía lo somos dentro de un orden después de que Zapatero hiciera todo lo posible por llevarnos al averno) y certificar que sólo se sale adelante y se puede gobernar una nación europea y democrática desde la moderación y el centrismo.

Luego, existirán extremos, si, pero marginales. Yo creo que es la gran reivindicación que puede hacer en estos momentos el presidente Rajoy. Es verdad que existen talibanes integristas ultrareligiosos y ultraderechistas. Si. los hay. Es un hecho cierto es que existen grupos organizados de ultraizquierda que asientan su ideología y su acción política sobre el anti­sistema y la violencia, si, los hay. Que incluso algunos dicen llamarse profesores universitarios, claro, que los hay. Salen incluso en la televisión.

Tengo para mí que al Santiago Carrillo de la última etapa política no le hubiera gustado que su antiguo Partido Comunista de España (PCE) estuviera en la actual deriva que está, cobijando a individuos que dan miedo. La mayor parte de los habitantes de España son gente moderada, de buen juicio, trabajadores y sensatos. Aspiran a vivir en paz, libertad y comer caliente. Hoy como ayer.

El resto de pura bagatela interesada. Porque también observo que el doble lenguaje de los ultraizquierdistas, lo que predico para los demás no sirve para mi, sobre todo, en lo referido a cuestiones económica, no tiene ya más recorrido. Si cobras de la Venezuela de Chávez al final se sabe. La mayor parte de los habitantes de este país no quiere líos y simplemente aspira a poder elegir gobernantes en primer lugar honrados y en segundo lugar capaces. Donde lo público sea público y lo privado privado. Punto.

Frente a la España talibana y montaraz y frente a la España stalinista y del Muro, se alza otra, mayoritaria y cuerda, que es la Tercera España. La zurrarán la primera y la segunda pero siempre saldrá victoriosa porque le asiste el derecho, la razón y la inteligencia. Soy de la Tercera España. Orgulloso de serlo.

No se puede negociar la ley con quien incumple la ley
EDITORIAL Libertad Digital 23 Noviembre 2013

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció el pasado jueves que aprobará una nueva ley para garantizar el cumplimiento de los servicios mínimos, tras la vergonzosa imagen que dejó tras de sí la huelga indefinida que protagonizaron los barrenderos en Madrid. De este modo pretende poner coto a los abusos e irregularidades que tan frecuentemente cometen los sindicatos durante este tipo de protestas con el único fin de conseguir sus objetivos, sin importarles un ápice el daño que injustamente infligen a terceros. Sin embargo, aunque a primera vista pudiera parecer una medida necesaria y loable, lo cierto es que el nuevo anuncio del PP está tan lleno de contradicciones e incongruencias que, por desgracia, todo apunta a que la citada reforma quedará en nada. Es decir, el Gobierno anuncia un cambio para que, en la práctica, todo siga más o menos igual.

Lo primero que llama la atención de esta nueva ley es el pernicioso oportunismo. La huelga de limpieza que tomó a los madrileños como rehenes durante casi dos semanas ha servido de excusa al Gobierno para tratar de resolver un problema, el de los abusos sindicales, que, en realidad, existe desde hace largos años. De hecho, el PP de Madrid lleva mucho tiempo reclamando la necesidad de aprobar una Ley de Huelga para regular debidamente este derecho, que, siendo fundamental, es utilizado torticeramente por los sindicatos para cometer todo tipo de tropelías, coacciones e ilegalidades contra los derechos y libertades de los demás. Es, cuanto menos, triste que haya que esperar a este tipo de sucesos para que el Gobierno se anime, finalmente, a tomar cartas en el asunto, sabiendo que es uno de los problemas crónicos que padece España. El Estado no debería legislar a golpe de titular en los medios de comunicación.

Pese a todo, dicho retraso sería lo de menos si, efectivamente, el Ejecutivo lograse solventar este grave defecto de una vez por todas. El problema es que, muy probablemente, no será así. La razón estriba en que no es posible elaborar una ley de servicios mínimos eficaz en connivencia con los sindicatos, que son, precisamente, los que incumplen de forma reiterada dichos servicios. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó este viernes que la intención del PP es consensuar la nueva norma con los agentes sociales. Pero la firma de CCOO y UGT convertirá en papel mojado cualquier reforma mínimamente seria sobre esta materia. El manido espíritu de consenso que esgrime el PP es, en este caso, un síntoma de debilidad política y, lo que es más grave, de profundos complejos ideológicos, ya que una ley que pretende erradicar los desmanes sindicales jamás podría contar con el respaldo de Toxo y Méndez. Una reforma de esta naturaleza ha de contar, por definición, con el rechazo explícito de los sindicatos, por lo que la voluntad de diálogo del PP es, en el fondo, síntoma de que esta norma difícilmente solucionará nada.

Sin embargo, más allá de estas contradicciones, lo más grave es que, en realidad, se trata de un cambio normativo completamente innecesario y, por tanto, inútil. Ya hay una normativa que regula los servicios mínimos en caso de huelga, el problema es que no se cumple debido a la dejación de funciones que suelen realizar las autoridades políticas. Si bien es cierto que sería conveniente dotarse de una Ley de Huelga eficaz y transparente, la promulgación de una Ley de Servicios Mínimos constituye un anuncio vacuo, puesto que carece de sentido legislar con el fin de hacer cumplir lo que ya está regulado. En este sentido, basta con que las autoridades competentes se esmeren en el cometido de sus funciones legalmente atribuidas para evitar que los servicios mínimos se incumplan. Lo demás son simples brindis al sol.

Doble contabilidad
CASIMIRO GARCÍA- ABADILLO El Mundo 23 Noviembre 2013

El auto emitido ayer por el juez Pablo Ruz resucita el adormecido caso Bárcenas y pone en cuestión la credibilidad del presidente del Gobierno, justo cuando se cumplen dos años de la victoria del PP, que utilizó en su campaña la corrupción como base argumental -junto a la desastrosa gestión económica- para desgastar al PSOE.

Lo esencial del escrito del juez de la Audiencia Nacional es que apunta sólidos indicios de que existe una contabilidad B en el PP. La cuestión investigada -el magistrado basa su resolución en informes de la Agencia Tributaria y de la Udef- se centra en el pago en diversas facturas por un total de 1.072.000 euros al arquitecto Gonzalo Urquijo por la remodelación de la sede del partido en la calle de Génova en Madrid, llevada a cabo entre los años 2001 y 2005.

Según el escrito de Ruz, durante esas fechas se hicieron "determinados pagos a la mercantil Unifica [propiedad del citado arquitecto] anotados como anticipos a cuenta, y que posteriormente no aparecen descontados en las facturas finales".

Los pagos -supuestamente en dinero negro- a Urquijo aparecen detallados en los llamados papeles de Bárcenas, pero no hay ni rastro de ellos en la contabilidad oficial del PP entregada al Tribunal de Cuentas y remitidas, a su vez, a la Audiencia Nacional.

El escrito de Ruz cuestiona lo que dijo Rajoy sobre las cuentas del Partido Popular

El PP insistió ayer en que la única contabilidad del partido es la entregada al organismo fiscalizador y al juez.

Aunque desde el punto de vista penal de la citada investigación se pueden derivar responsabilidades por delito fiscal y contable y falsedad documental, lo verdaderamente relevante es que, de ser cierto lo que apunta Ruz, estaríamos ante la demostración palmaria, relevante por su cuantía y por su continuidad en el tiempo, de que el PP mantuvo una contabilidad en la que se registraron pagos en dinero negro que, lógicamente, debían de proceder de aportaciones no declaradas; es decir, de donaciones hechas por empresarios con dinero negro.

Por supuesto, la responsabilidad penal de esta contabilidad B es de Bárcenas y, por un corto periodo de tiempo, de Cristóbal Páez, que le sustituyó en el cargo y que ha sido llamado a declarar de nuevo por Ruz. Ya en su primera comparecencia, Páez reconoció la existencia de sobresueldos en B.

Pero hay una responsabilidad política. Y ésa es del presidente del Gobierno, quien en al menos dos ocasiones negó la existencia de una doble contabilidad en el Partido Popular.

La primera vez lo hizo ante el Comité Ejecutivo del partido el pasado 2 de febrero: "En este partido no se pagan cantidades que no hayan sido registradas en la contabilidad (...) ni que de cualquier otra manera resulten fiscalmente opacas". La segunda fue ante Parlamento, el pasado 1 de agosto: "Ya les adelanto yo que en el PP ni se ha llevado una doble contabilidad ni se oculta ningún delito".

Los hechos investigados apuntan justo a lo contrario.

Del internacionalismo al nacionalismo
Miquel Porta Perales www.cronicaglobal.com 23 Noviembre 2013

Una de las características más sorprendentes del llamado "hecho diferencial catalán" se encuentra en la izquierda y el sindicalismo -lo mismo se podría decir de la progresía- con mando en plaza. En general, en Cataluña, la una y el otro profesan -en mayor o menor medida y con alguna excepción- el credo nacionalista o neonacionalista. Muchas preguntas. ¿Por qué buena parte de la izquierda y el sindicalismo -a los textos, declaraciones y hechos me remito- juegan la carta del localismo nacionalista en detrimento del universalismo internacionalista? ¿Dónde está la crítica de ese nacionalismo considerado como expresión de los intereses de la clase dominante? ¿Acaso no afirmaban ayer que el nacionalismo era una manifestación de chauvinismo? Ese valor fundamental -entre otros- de la izquierda y el sindicalismo que es la igualdad entre las personas y los territorios, ¿se puede defender bajo la bandera del nacionalismo? ¿Han sucumbido ya a la sentimentalidad y el populismo nacionalistas en perjuicio de la racionalidad? ¿Qué se ha hecho de la vieja proclama según la cual los obreros no tenían patria?

Si me remito a los textos, resulta que en los estatutos de los partidos de izquierda y los sindicatos de clase hay de todo. Juzguen ustedes mismos. Ahí está el PSC -"libertad, igualdad, justicia social, sostenibilidad, solidaridad, internacionalismo, paz"- que apuesta por "una Cataluña más libre y justa en el marco de una España y una Europa plurales y federales capaz de hacer realidad un mundo mejor". Ahí está ICV, una "formación política democrática, catalanista, republicana, de izquierdas, ecologista, feminista, municipalista" comprometida con todos aquellos que quieren "superar el capitalismo" y comparten valores como la "igualdad" y la "radicalidad democrática". Ahí está la UGT que habla de la lucha por el "establecimiento de un marco donde encuadrar nuestras peculiaridades nacionales" (catalanas). Y ahí está, en fin, CCOO: un "sindicato nacional" que se desarrolla en el "seno de la nación catalana que configura el Estado plurinacional español", que se organiza "sobre la base de los principios de federalismo y de democracia sindical", que proclama el "sindicalismo de masas, reivindicativo, de clase, internacionalista y global", que "se declara partidaria" de "avanzar hacia el ejercicio del derecho a la autodeterminación, a través de los mecanismos establecidos en la Constitución para su reforma".

¿Quizá los estatutos de un sindicato "internacionalista y de clase" han de incorporar el derecho de autodeterminación, no de los trabajadores, sino de un territorio que se atribuye a sí mismo el llamado derecho a decidir?

Muchas preguntas, otra vez. ¿La España plural se defiende -finalmente, parece que la mayoría del PSC se ha dado cuenta del engaño- abogando por el derecho a decidir 'sí' a la secesión? ¿La "radicalidad democrática" no está reñida con el incumplimiento de la legalidad democrática que supone un derecho a decidir inexistente? Un partido de izquierda -como ha dicho su líder-, ¿puede dedicar toda su "energía" al derecho a decidir con los problemas que hoy tienen planteados aquellos que quieren "superar el capitalismo"? ¿Qué connotaciones incorpora la expresión "sindicato nacional"? ¿Qué tiene que ver el "encuadramiento de nuestras peculiaridades nacionales" catalanas con las reivindicaciones de los trabajadores? ¿En virtud de qué criterios e intenciones un sindicato sostiene que España es un "Estado plurinacional"? ¿Quizá los estatutos de un sindicato "internacionalista y de clase" han de incorporar el derecho de autodeterminación, no de los trabajadores, sino de un territorio que se atribuye a sí mismo el llamado derecho a decidir? ¿No es un despropósito que un líder sindical afirme -refiriéndose al derecho a decidir y en la prensa nacionalista: hay que quedar bien, supongo- que "se debe forzar la legalidad"? ¿No es un despropósito que el mismo líder sindical -refiriéndose esta vez la semana de huelga insinuada por Oriol Junqueras- sostenga que "no está en la agenda, pero eso no quiere decir que no pueda ocurrir en un momento determinado"? Otro despropósito: el editorial -reseñado por CRÓNICA GLOBAL- de uno de los órganos de expresión de UGT Cataluña -perdón: UGT Catalunya- en donde se habla de la independencia como "proyecto colectivo" de "presente y futuro" que produce "alegría", "gozo", "dignidad", "orgullo", "esperanza", "aplauso". ¡Qué fuerte!, por decirlo coloquialmente. Tirando del hilo: ¿Qué sentido tiene que unos sindicatos internacionalistas y de clase -lo mismo puede decirse de la izquierda- deseen participar en el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir? ¿La renovación de la izquierda y el sindicalismo se consigue apostando por un nacionalismo averiado y de todo a cien -populista, sentimentaloide y de bajo vuelo- que pone en peligro la convivencia, nos distrae de los problemas reales, amenaza con el incumplimiento de la ley y cuestiona el Estado de derecho?

Una última pregunta. De hecho, la pregunta: ¿Por qué en Cataluña la izquierda -una parte de ella, por mejor decir- y el sindicalismo comulgan e impulsan determinados postulados del credo nacionalista? Primera hipótesis: temor a manifestar lo contrario a lo establecido por el pensamiento único nacionalista dominante. Segunda hipótesis: hay que agradar a determinados oídos no sea que piensen mal de nosotros. Tercera hipótesis: seguidismo y oportunismo políticos por lo que pueda suceder. Cuarta hipótesis: obtención de determinados ventajas de índole diversa en el supuesto de que el proceso secesionista tuviera éxito. ¿Qué hipótesis? Probablemente -cosa que ocurre desde hace tiempo-, una combinación de las cuatro. Y el caso es que los ciudadanos catalanes se merecen una izquierda y un sindicalismo que huyan -propuestas, lenguaje, acciones- de los intereses, la teología y las obsesiones nacionalistas.

Historia
El asesinato de Primo de Rivera
Pedro Fernández Barbadillo Libertad Digital 23 Noviembre 2013

En marzo de 1936 el Gobierno del Frente Popular encarceló a José Antonio Primo de Rivera con la excusa de una posesión ilegal de armas de fuego. La misma izquierda que había montado la Revolución de Octubre (casi 1.400 muertos) y desperdigado patrullas que cortaban las carreteras se escandalizaba de que el fundador de la Falange Española de las JONS tuviera dos pistolas en su casa. Al no haber salido elegido diputado en las elecciones de febrero, José Antonio carecía de la inmunidad que daba un acta parlamentaria, aunque a José Calvo Sotelo ésta no le salvó cuando un comando terrorista socialista le sacó de su domicilio para matarle. El Gobierno de izquierdas también impidió que se pudiera presentar como candidato de las derechas a las elecciones repetidas en Cuenca en mayo.

El Gobierno ordenó su traslado a la cárcel de Alicante a comienzos de junio, un mes antes del alzamiento del 18 de julio. Allí se le sometió a un juicio farsa, en el que los partidos del Frente Popular se volcaron para conseguir la condena del caudillo falangista, hasta el punto de coaccionar al jurado. La sentencia fue de pena capital porque se le consideró culpable del delito de rebelión militar. ¡Una persona que estaba encarcelada cuatro meses antes de que esa rebelión se produjese!

El 19 de noviembre de 1936 el Consejo de Ministros, presidido por el socialista Francisco Largo Caballero, el Lenin Español, recibió una petición de conmutación. Indalecio Prieto, ministro de Marina y Aire, y los cuatro ministros anarquistas (Juan García Oliver, Federica Montseny, Juan Peiró y Juan López Sánchez) votaron en contra. Sólo defendieron la conmutación los ministros de Izquierda Republicana, Carlos Esplá y Julio Just. El Gobierno dio colegiadamente el enterado y Largo Caballero lo firmó como presidente. La pena se cumplió el 20 en el patio de la cárcel de Alicante.

De todos los testimonios y relatos sobre la ejecución, el escritor José María Zavala ha recuperado en un libro reciente y de gran éxito (La pasión de José Antonio) el de un testigo presencial. Se trata del ciudadano uruguayo Joaquín Martínez Arboleya (1900-1984), que se encontraba en España el 18 de julio porque trabajaba en una sociedad financiera con clientes españoles. En Alicante vivía en una pensión y otro huésped le invitó a asistir a la ejecución del señorito, porque ésta fue pública, como los guillotinamientos de la Revolución Francesa y los apaleamientos de la Camboya de los jemeres rojos. Arboleya acudió para no levantar sospechas.
Tiros a las piernas

En su autobiografía Nací en Montevideo, editada en 1970, Joaquín Martínez Arboleya cuenta cómo se desarrolló la ejecución. El fusilamiento lo realizó un piquete de ocho milicianos del sindicato anarquista CNT. Antes que José Antonio se fusiló a dos falangistas y dos carlistas a los que el tribunal popular había absuelto, pero a los que condenó el odio de los izquierdistas.

José Antonio se enfrentó a los fusiles con un mono azul raído y unas alpargatas, como un miliciano más, aunque con las manos atadas a la espalda con grilletes. Rechazó con firmeza la venda para los ojos y cuando se dio la orden de disparar gritó con fuerza "¡Arriba España!". Sin embargo, no concluyó ahí su sufrimiento, según el relato de Martínez Arboleya.

José Antonio recibió la descarga en las piernas. No le tiraron al corazón ni a la cabeza; lo querían primero en el suelo, revolcándose de dolor. No lo lograron. El héroe cayó en silencio, con los ojos serenamente abiertos. Desde su asombrado dolor, miraba a todos sin lanzar un quejido, pero cuando el miliciano que mandaba el pelotón avanzó lentamente, pistola (a)martillada en mano y encañonándolo en la sien izquierda, le ordenó que gritase "¡Viva la República!" –en cuyo nombre cometía el crimen–, recibió por respuesta otro "¡Arriba España!". Volvió entonces a rugir la chusma, azuzando a la muerte. Rodeó el miliciano el cuerpo del caído y apoyando el cañón de la pistola en la nuca de su indefensa víctima, disparó el tiro de gracia.

A punto estuvo de apoderarse del cuerpo del fundador de la Falange una chusma enfurecida que sin duda habría cometido las mismas mutilaciones con él que las que se cometieron con el del general López Ochoa en Madrid: decapitación y desmembramiento. El forense José Aznar Esterela, presidente del Colegio de Médicos de Alicante, no realizó la autopsia preceptiva. Tampoco se inscribió la muerte de José Antonio en el Registro Civil; el certificado de defunción se expidió en Alicante en julio de 1940, terminada la guerra.

Por último, los objetos personales de José Antonio no fueron entregados a su familia, sino que Prieto se los quedó: una maleta que contenía cartas a su amor, una novela inacabada, fotos, útiles de aseo… Como con tantas cosas que no eran suyas (el tesoro del yate Vita robado en España a sus propietarios), Prieto se quedó la maleta. Al menos no la gastó, a diferencia del oro, las joyas y el dinero. Prieto, a quien muchos falangistas siguen considerando un patriota y casi un aliado, guardó la maleta en la caja de seguridad de un banco mexicano. En enero de 1977 el albacea de Prieto, el socialista Víctor Salazar, entregó a Miguel Primo de Rivera, sobrino de José Antonio, las llaves de la caja. ¡Cuarenta años de apoderamiento ilegal!
El mito del 'Ausente'

En su nuevo libro (La pasión de Pilar Primo de Rivera), Zavala añade que Pilar Primo de Rivera y Martínez Arboleya, que se había incorporado a las tropas nacionales, coincidieron en la guerra en Salamanca, pero que el testigo de la ejecución de José Antonio no se atrevió a relatarle cómo había ocurrido.

Pilar pudo escapar de la zona roja bajo la protección de la embajada argentina. Embarcó en un crucero de guerra alemán, el Admiral Graaf Spee, en el puerto de Alicante, pero no pudo acudir a la cárcel para ver a sus dos hermanos encerrados en ella, José Antonio y Miguel. La futura jefa de la Sección Femenina conoció por boca de Franco la ejecución de su hermano, aunque se negó a aceptarla del todo. Hasta el 20 de noviembre de 1938, en que Franco confirmó por radio el asesinato, la zona nacional se habló de el Ausente para referirse a José Antonio.

Rafael García Serrano afirma que hubo falangistas que se hicieron matar en el frente cuando se enteraron de la noticia.

Así interpretó José Antonio Jiménez Arnau (El puente) la ejecución, como epítome del holocausto de una generación que llegó a la guerra llevada por sus mayores.

Con aquel hombre, sin que ellos lo supieran, habían caído todos aquellos que él pusiera en pie. (…) la generación que se había encontrado los días de la caída del Régimen, la generación que quemara o impidiera quemar las iglesias, la generación revolucionaria, la que tocara a rebato, despertando al país de su siesta, ésa había caído fusilada.

@pfbarbadillo

El espejismo de Estados Unidos
El Confidencial 23 Noviembre 2013

The United States has had five years of elevated joblessness and subpar growth - John Cassidy

En 1982, Fleetwood Mac lanzaron un álbum llamado Mirage (espejismo) dando una falsa impresión de colaboración y compañerismo entre odios y rencillas. A pesar de todo, vendió varios millones de copias. El espejismo de nuestros días puede ser la expectativa de 2,9% de crecimiento de Estados Unidos en 2014. Y también vende mucho.

Estados Unidos crece. Todo va bien. El desempleo es bajo. La política expansiva funciona. ¿No? No solo no es correcto, sino que ni los más importantes economistas de la Reserva Federal lo creen.

La Reserva Federal reconocía el miércoles que los datos macroeconómicos son decepcionantes, el crecimiento raquítico y el mercado laboral, débil. En este gráfico se muestra. Eso sí… ¡sube la bolsa! "Percepción de riqueza", lo llaman.

El incentivo perverso de inundar los mercados de dinero fácil genera una economía masivamente apalancada, desplaza capital a los sectores financieros y hunde la inversión productiva. Un Producto Interior Bruto (PIB) que es cada vez más parecido a un soufflé, lleno de aire. No solo se invierte menos, sino que el dinero se utiliza para recomprar acciones, pagar dividendos e intercambiar cromos –fusiones y adquisiciones-, no para inversión productiva.

Entre 1996 y 2006 las mayores empresas de EEUU (S&P 500) invertían alrededor de un billón (trillón americano) de dólares al año, de los cuales un 70% se dedicaba a inversión productiva e I+D y un 30% a recompra de acciones y dividendos. Desde 2009 la cifra de capital anual invertido total se ha disparado hasta superar los 2,3 billones de dólares, pero el 45% se usa para recomprar acciones y pagar dividendos. De hecho, ni la cifra de inversión productiva ni la de I+D han aumentado prácticamente –ajustada por inflación- desde 1998. Es decir, el dinero 'gratis' de la política expansiva se usa para lo que sirve… para protegerse, reducir el número de acciones en circulación, intercambiar cromos y devolver dinero a los accionistas, no para empleo y expandirse orgánicamente (datos de Goldman Sachs, Morgan Stanley).

Estados Unidos ha creado casi la mitad de toda la masa monetaria de su historia en los últimos cinco años, y ha vivido el periodo más largo jamás visto sin subir los tipos de interés, y sin embargo, el índice de participación laboral (porcentaje de la población civil de Estados Unidos con más de 16 años de edad que tienen un trabajo o están buscando uno activamente) se ha desplomado a niveles de 1978, un 62,8%. Algunos lo explican "por efecto demográfico". Sin embargo, ajustado por dichos cambios demográficos –hay menos jóvenes en edad de trabajar y los mayores viven más tiempo- la participación laboral y el empleo no ha mejorado desde 2010 mientras se dedicaban a imprimir como locos. Mejora del desempleo 'sacando parados de las listas', como en la España de los primeros 90. Mientras tanto, casi la mitad de la población ocupada de EEUU cobra menos de 40.000 dólares anuales.

Es el mayor engaño desde el bálsamo de Fierabrás decir que la política monetaria expansiva es redistributiva y social. El que parte, reparte y se lleva la mejor parte. Pero no se preocupen, “el año que viene, seguro que mejora”, "usted espere”. Más madera. Vean el índice de contrataciones desde 2011.

El balance de la Reserva Federal norteamericana se acerca rápidamente a la cifra de 4 billones (trillones americanos) de dólares, comprando alrededor de un billón anual en bonos, y sin embargo la economía crece muy por debajo de su potencial… Pero, además, ese potencial se está deteriorando.

En estas dos últimas semanas he leído dos excelentes informes de William English y David Wilcox alertando sobre el deterioro del crecimiento real y potencial de los Estados Unidos. El grafico inferior, de uno de esos informes, muestra cómo se ha roto la correlación entre creación de riqueza potencial y real, muy por debajo de la tendencia de 2000 a 2007.

No se invierte en actividades productivas y creación de empleo porque los incentivos y la confianza no se dan. Los tipos de interés artificialmente bajos y el gas de la risa monetario engañarán a unos cuantos analistas, pero no a presidentes y consejeros delegados de empresas que han sido capaces de ser líderes y competidores globales a pesar del gobierno, y que prevén subidas de impuestos, consumo pobre y represión financiera a medio plazo. Goldman Sachs estima que en 2014 volverá la inversión productiva creciendo un 9%. Vistas las estimaciones de las empresas para 2014, lo dudo. Y van cuatro años en que se equivocan, como otros bancos de inversión, en estimar un aumento de dicha inversión.

El Estado no suple ni puede suplir esa inversión. A pesar de los tipos de interés ínfimos y la eterna subida de los techos de deuda, Estados Unidos sigue generando un déficit de casi 700.000 millones de dólares. Para 'suplir' la perdida de inversión productiva –asumiendo, y es mucho asumir, que el Estado invirtiese adecuadamente y con rentabilidad-, tendría que disparar su déficit en otro medio billón de dólares, y con ello mayores subidas de impuestos, mas represión financiera… y menor inversión productiva.

Cierto que los bancos son más fuertes y tienen menos riesgo y que el estado se financia a tipos bajos. Faltaría más, con un regalo anual equivalente al PIB de España. Y aumentar la masa monetaria un 6-7% para crecer un 2% no es crecer, es estirar la masa de la pizza. Sin embargo, ante un problema de incentivos equivocados, creación de dinero inútil y coste del dinero artificialmente bajo que no solo diluye el crecimiento real, sino que deteriora el potencial, nos ofrecen como solución… repetir.

Como el crecimiento es pobre, lo que proponen es más de la medicina que no ha curado al enfermo. Tipos bajos eternos. Sí, muchos miembros del banco central norteamericano, como Charles Plosser, expresan dudas sobre la efectividad de la política monetaria, y empiezan a proponer medidas para controlar la locura limitando la capacidad de la Reserva Federal de comprar activos y expandir su balance, pero son voces en el desierto. Si realmente piensan que forzando la máquina se va a reactivar la inversión y la creación de empleo porque lo decide un comité, no va a ocurrir. Hasta que los creadores de empleo no vean con claridad la oportunidad, la inversión seguirá siendo mínima.

Razones para preocuparse:

- Las condiciones de crédito están empeorando alarmantemente, con lo cual me lleva a pensar que la inversión productiva se pueda estancar en 2014. Las estimaciones de aumento del 9% no concuerdan con ninguno de los mensajes lanzados por las empresas que han publicado.

- El deterioro de los indicadores adelantados de creación de empleo, nuevas empresas, márgenes empresariales e inversión se ha acelerado desde septiembre y ya entraba en terreno restrictivo mucho antes del parón de gobierno. Me preocupa enormemente la velocidad de la desaceleración de esos indicadores.

- Las estimaciones de beneficios en el sector industrial y de consumo han caído entre un 8% y un 10% para 2014.

- En marzo volveremos a otro culebrón a cuenta del techo de deuda y el exceso de gasto y a un riesgo no pequeño de subidas de impuestos. Con la popularidad del presidente Obama en mínimos -un 37%-, la probabilidad de que la subida de impuestos 'a los ricos' se traduzca en una subida  'a todos', es alta.

- El llamado Obamacare, erróneamente vendido como la panacea de salud pública universal, supone unos 52.000 millones de dólares en nuevos impuestos a pequeñas y medianas empresas en particular, y la estimación más baja de impacto negativo en el empleo que he leído es de 800.000 personas.

Si, ya lo sé. Para el inversor en bolsa es irrelevante. Cuanto peor, mejor, y con 85.000 millones de dólares de compras de activos mensuales por parte de la Reserva Federal, si se ralentiza la economía, todos contentos porque el 'helicóptero monetario travieso', que sólo reparte entre el sector financiero y el estado, nos va a dar 'fiesta para rato'.  Además, el inversor está protegido por unos empresarios que no caen en la trampa del dinero fácil, porque son los primeros que sufren en su patrimonio si se desploman sus empresas. La identidad de objetivos entre accionistas minoritarios y mayoritarios en EEUU es la mayor salvaguarda ante llamadas a gastar, a "tirarse por el precipicio, que no pasa nada, que aquí está el banco central para recogerle en la caída". Porque luego, no está.

La semana pasada comentaba que hay que mantener los ojos abiertos, porque la probabilidad de que la economía de Estados Unidos descarrile, precisamente por el efecto marginal negativo de los incentivos perversos, no es pequeña. Estoy seguro de que el espíritu innovador del país prevalecerá, pero valorar su desarrollo económico por la evolución de una bolsa impactada por recompras de acciones y el gas de la risa monetario puede ser un espejismo. Hasta Richard Koo alertaba de que Estados Unidos está inmerso en "la trampa del estímulo" (QE TRap) de la que no puede salir fácil ni cómodamente. Como Fleetwood Mac… Can’t Go Back.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Un gobierno enfangado en la mentira

Luis del Pino Libertad Digital 23 Noviembre 2013

Continúa adelante, como ustedes ya saben, la amnistía encubierta a los más sanguinarios etarras: esta semana han abandonado la cárcel 16 terroristas. Entre ellos se encuentra un asesino etarra como Juan José Zubieta, autor de la matanza de la casa cuartel de Vic, en la que murieron nueve personas, cinco de ellas niños. Cuando en el juicio se le preguntó por esa circunstancia, su respuesta fue " no es nuestro problema que los guardias civiles utilicen a los niños como escudos humanos". También ha salido de prisión el etarra Jesús María Zabarte, que ya fue amnistiado en 1977 y que, después de esa amnistía, cometió 17 asesinatos, por los que había sido condenado a 620 años.

Y, dado que no se ha querido plantear de frente a los españoles esa amnistía a los terroristas, están saliendo también a la calle otros muchos criminales que se han beneficiado de rebote de la derogación parcial de la doctrina Parot.

Así, por ejemplo, al "violador del ascensor" y al "violador del portal", ya liberados la semana pasada, se ha unido esta semana el violador y asesino de un niño de diez años, que ya ha abandonado la prisión de Barcelona en la que se encontraba. Y también ha sido liberado esta semana el que quizá sea el mejor ejemplo de la barbaridad que se está cometiendo: el "loco del chándal".

El "loco del chándal" apuñaló entre 1991 y 1993 a 16 mujeres, una de las cuales murió desangrada. En el juicio, celebrado en 1995, el tribunal dictaminó que este sujeto presentaba "un trastorno de la inclinación sexual del tipo de la parafilia sádica". Un informe médico del pasado 25 de octubre afirmaba que el "loco del chándal" es un sádico sexual, que se negó en prisión a ser tratado y que presenta un riesgo extremo de volver a atacar a mujeres y matarlas. A pesar de lo cual ha sido puesto en la calle.

Ante el escándalo generado por esta liberación masiva de todo tipo de criminales, el Gobierno (por boca de sus ministros o a través de sus terminales mediáticas) ha tratado de justificarse recurriendo a tres argumentos distintos:

1) Que no hay más remedio que liberar a estos criminales, porque Estrasburgo nos obliga

2) Que la liberación de etarras es, en realidad, un indicio de la derrota de ETA, porque los etarras se ven metidos en el mismo paquete que los criminales comunes.

y 3) Que Rajoy cede ante ETA para que la banda terrorista no ponga otro muerto encima de la mesa.

Los tres argumentos son falsos y cada uno es más escandaloso que el anterior. Pero antes de entrar en por qué son falsos esos argumentos, fíjense ustedes en que además son contradictorios entre sí.

¿En qué quedamos? ¿Liberamos a los etarras a regañadientes, porque Estrasburgo nos obliga; los liberamos chantajeados, porque existe la posibilidad de que ETA mate; o los liberamos muy gustosos, porque eso indica la derrota de ETA? Cuando un gobierno empieza a recurrir a explicaciones contradictorias, es signo inequívoco de que está intentando justificar lo injustificable.

Pero veamos por qué son falsos los tres argumentos.

1) En primer lugar, no es verdad que estuviéramos obligados a obedecer a Estrasburgo de manera automática e inmediata. ¿Sabían Vds. que Alemania, Francia, Italia o la muy democrática Suiza tienen sentencias de Estrasburgo sin ejecutar desde hace más de 5 años?

En total, entre todos los países del Consejo de Europa, hay 977 sentencias de Estrasburgo que llevan sin ejecutarse más de dos años; de ellas, 399 sentencias llevan más de 5 años esperando ser ejecutadas. En la propia España, según los datos del Consejo de Europa, hay 8 sentencias de Estrasburgo que no se han ejecutado desde hace más de 2 años. Inglaterra, país sobre cuya democracia no creo que nadie dude, lleva desde 2005 sin ejecutar la sentencia de Estrasburgo que le ordena dar derecho a voto a los presos. Y no pasa nada, porque los países son soberanos a la hora de aplicar las sentencias de Estrasburgo y tienen derecho a hacerlo como mejor les parezca.

Javier Borrego, ex-magistrado español del Tribunal de Estrasburgo, lo dijo claramente en una entrevista de ABC que ha pasado bastante desapercibida. Decía este magistrado que la de la doctrina Parot ha sido "la primera sentencia de Estrasburgo que se ejecuta en menos de 24 horas".

2) Con respecto al argumento de que las excarcelaciones son un indicio de la derrota de ETA, tal como se atrevió a decir el ministro de Interior, cabría hacerle al señor ministro dos preguntas. Primera: si las excarcelaciones marcan la derrota de ETA, ¿por qué han tenido ustedes que esperar a un dictamen de Estrasburgo? ¡Haber liberado a todos los etarras hace un año, hombre, y así derrotábamos antes a ETA! Y la segunda pregunta: si las excarcelaciones marcan la derrota de ETA, ¿por qué cree usted que los proetarras celebran con fiestas, cohetes y fuegos artificiales la liberación de cada asesino? ¿Será que los muy tontos no se han enterado de que les hemos derrotado?

3) Finalmente, con respecto al argumento del chantaje (es decir, al argumento de que Rajoy no se atreve a parar la hoja de ruta de negociación con ETA para que no haya ningún muerto), les invito a fijarse en lo siguiente: aceptemos que ETA no va a matar a nadie más; bastaría, para evitarlo, con conceder a ETA todo lo que pida. Pero al lado de los etarras, estamos aceptando la liberación de todo tipo de psicópatas. ¿Me puede decir Rajoy cómo va a evitar que el "violador del ascensor", el "violador del portal" o ese sádico llamado el "loco del chándal" pongan una muerta encima de la mesa? ¿O es que esas potenciales muertas a manos de delincuentes sexuales no le preocupan a Rajoy?

Evidentemente, estamos ante un gobierno que ha mentido, y sigue mintiendo, a la opinión pública, y muy en especial a sus votantes.

Si estamos liberando etarras asesinos es, pura y simplemente, porque así lo quieren PP y PSOE, no porque nadie nos obligue. Hay una hoja de ruta, negociada por Zapatero y aceptada por Rajoy, que obliga al estado español a dar una serie de pasos que conduzcan a un final sin vencedores ni vencidos. Lo que equivale a dejar que ETA se apodere de la política del País Vasco, sin renunciar a ninguno de sus objetivos, a cambio de la mera promesa de dejar de matar.

Y si estamos liberando psicópatas sexuales es porque Rajoy ni siquiera ha tenido la decencia de hablar con claridad a los españoles, más que nada porque corría el riesgo de que los españoles no aceptáramos sus cambalaches con el PSOE y con ETA. Y por ello ha habido que buscar algo en lo que escudarse (el Tribunal de Estrasburgo) y camuflar la suelta de etarras con una suelta generalizada de presos comunes.

Y eso es lo que hay, queridos lectores: un gobierno enfangado en la mentira. Una mentira que no ha creado él, pero que Rajoy ha asumido sin pestañear.

Y lo peor es que no hay nada que se pueda hacer para evitarlo, porque Rajoy está prisionero de sus pactos inconfesables y va a continuar adelante, pase lo que pase. Aunque eso signifique llevarse por delante el Partido Popular.

EN LAS PEORES MANOS
Clase, aprended: la lucha armada no es terrorismo ni 1+1 son 2
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 23 Noviembre 2013

Lo mismo que personas vinculadas a ETA están dando clase en la educación pública navarra, podríamos dar libertad a los navarros de elegir centro educativo, cualquier modelo. Pero eso no.

Gracias al uso que se ha decidido hacer de la sentencia Parot tenemos cada día a unos cuantos criminales terroristas en la calle. No hablo ahora de simples macarrillas urbanos futboleros, con sus peleas, sus destrozos, sus trapicheos, sus suciedades y sus multas, sino de muchos asesinos con muchos muertos a sus espaldas, que deberían estar en la cárcel y están por ahí, encima financiados por la Administración. Porque claro, tendrán que comer, ¿y qué oficio pueden tener, si no es de verdugo, de pocero, de carroñero o de mercenario?

Hace unos días el diputado de UPN Carlos Salvador escandalizó a muchos comentando un informe interno de la Guardia Civil que pone muy en duda, a cuenta de esto, el futuro de Navarra. Son datos que antes había publicado Navarra Confidencial, aunque no se les hizo demasiado caso, y que sólo más tarde llevó El Mundo a la opinión pública nacional.

El sistema educativo de Navarra, como consecuencia de las transferencias de competencias educativas y de su uso en la región, está dividido en varios modelos educativos. Entre ellos el B (bilingüe castellano-euskera, prácticamente a extinguir ahora mismo), el G (castellano, abrumadoramente mayoritario pese a no recibir ninguna propaganda), el A (castellano con euskera como lengua) y el D (euskera para todo menos para las clases de lengua castellana). Además de los intentos de introducir modelos y variantes con otras lenguas vehiculares, inglés fundamentalmente, tan mal vistos por los grupos de presión abertzales y progresistas.

Pues bien, el hecho que ahora conocemos es que el 5% de los profesores del modelo D tiene antecedentes relacionados con ETA y el 25% (según el informe) ha militado o milita en organizaciones de estilo batasuno como Jarrai, Segi u otras similares.

En el conjunto de la población navarra no hay un 5% de exterroristas ni un 25% de exbatasunos. En el conjunto de la población navarra vascófona tampoco. Así que la alta incidencia de esos rasgos entre los profesores del modelo D implica una anormal presencia de ese tipo de personas, de experiencias y de ideas en la educación de los niños y jóvenes cuyas familias elijan ese modelo educativo, o cuyas familias por razones geográficas y sociales no puedan elegir otro modelo educativo aunque lo quisieran (Navarra está dividida en zonas desde que gobernó el PSOE y nunca ha dejado de estarlo).

Dará a esos alumnos una visión del mundo peculiar y vinculada a su modelo, lo cual a medio y largo plazo tendrá o podrá tener sus consecuencias. E implica que, aunque sea inconscientemente, cierto tipo de recorridos vitales han favorecido el acceso a la docencia, y más en las últimas y simplificadas convocatorias.

De todas las cosas malas que se pueden pensar en relación con este dato, hay alguna buena. Esas personas cuya experiencia vital (o mortal) no es obstáculo para ser docentes tienen así una oportunidad de ganarse el pan con su trabajo y no con la caridad pública, ya que según quien no parece dispuesto a negarles ésta. Eso que se ahorrará Hacienda, pues cuantos más trabajen menos tendremos que mantener por la cara.

Ya que en vez de Estado a veces parece que tenemos una ONG, no es malo que los liberados de Parot, que no reinsertados porque no lo están, sirvan de alguna manera a la sociedad a la que intentaron subvertir e hicieron cuanto daño pudieron. Tampoco sería malo que la sirviesen de muchos otros modos, y sin cobrar, pero por algo se empieza. Siempre que estén continuamente controlados para que sus aulas no se conviertan en centros de difusión del terror y de las mentiras que lo desencadenaron.

¿Pero no era la Comunidad Foral una parte tan sólida y ejemplar de España? Sí, lo fue, pero en la medida en que han pasado los años y las décadas lo es menos. No es que haya más abertzales, en realidad, pero ellos siguen igual de movilizados en su secta y su doctrina mientras que por lo demás crece la indiferencia. También es parte consecuencia del sistema educativo, puesto que por mucho que puedan tenerse buenas intenciones en los altos despachos, al final si se dejan partes enteras del sistema en manos de los enemigos de la Navarra Foral y Española las usarán para hacer todo el mal que puedan. Ellos no son y nunca han sido como los legalistas, constitucionalistas o españolistas, puesto que han subordinado todo a extender sus ideas. Y así nos va.

Que esas personas den clase es un ejercicio de sus derechos y de las libertades de los españoles por serlo. Otra cosa es que como consecuencia de sus actos puedan ser privados de la oportunidad de enseñar, pero eso no es aún así; otra más será que se les supervise con extremo cuidado, y tampoco es así, pero podría; y otra será cómo queden sus derechos, y los de los demás, si algún día dejasen de ser españoles.

Ahora bien, que se pague libertad con libertad. Lo mismo que personas vinculadas a ETA están hoy dando clase en la educación pública navarra sin límites, podríamos dar libertad a todos los navarros de elegir centro educativo, cualquier modelo educativo de cualquier titularidad. Pero eso no: es curioso que los abertzales insisten en que dé a los navarros libertad para elegir "su" modelo D, pero ningún otro, y los mismos que por un lado hablan de libertad por otro se oponen a los modelos bilingües o en inglés, o a Bachillerato Internacional, o a casi cualquier cosa que amplíe la visión del mundo. Porque el mundo es más grande que esta pequeñez regional.

Malos tiempos para Cataluña
Editorial www.gaceta.es 23 Noviembre 2013

El último sondeo de intención de voto hecho por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), duplicado autonómico catalán del CIS, sitúa –siempre en la hipótesis de que las elecciones hubieran sido cuando se hizo la encuesta– a Esquerra Republicana de Catalunya como partido más votado (24,2% de votos y 37-39 escaños frente a los 21 actuales) y, tras él, Convergència i Unió (22,2% de sufragios y 34-36 escaños –ahora tiene 50–), Ciutadans (15-17 escaños –ahora tiene 9–), PSC (14-16 escaños frente a los 20 de hoy), Partido Popular (13-14 escaños –ahora tiene 19–), la coalición comunista-verde (12-14 escaños –ahora tiene 13–), y las Candidatures d’Unitat Popular (CUP), que pasarían de sus 3 escaños actuales a 6-7. Al desplome ya iniciado el año pasado de CiU y PSC, se añadiría ahora el del PP; y ERC, C’s y las CUP subirían significativamente.

Como siempre, es necesario recordar que no es lo mismo contestar a un cuestionario que colocarse con la papeleta ante la urna de verdad; en el primer caso se expresan más fácilmente deseos, y en el segundo, intereses, sobre todo en épocas difíciles. Esto es así, pero también lo es que raramente las tendencias de los sondeos se desmienten en la realidad. De todos modos, todavía los partidos políticos y los medios de comunicación pueden hacer muchas cosas para devolver al electorado catalán al buen juicio (el seny) que reclamaba el presidente Rajoy en su última entrevista, pues un mapa parlamentario autonómico catalán de las características dibujadas en el sondeo del CEO nos muestra un grado de patología social ciertamente importante: diríase que una parte importante del pueblo de Cataluña se comporta como los topillos del célebre juego Lemmings que emprenden ciegamente un camino que los conduce hacia el suicidio colectivo.

La cuestión, pues, es preguntarse si los actuales partidos de ámbito nacional y la coalición que hasta ahora había ocupado holgadamente el segmento central están en condiciones de emprender un viraje en su actual trayectoria que los envía a marchas aceleradas a la marginalidad o, cuando menos, a la irrelevancia. Del Partido Popular llama la atención que parezcan satisfechos con su comportamiento, y los socialistas siguen debatiéndose en el laberinto de su propia identidad y dan toda la impresión de estar anclados en la mentalidad de sobrevivir gracias a alianzas, sin importarles mucho con quiénes. En cambio, resulta pasmoso ver la conducta de CiU, cuyo máximo líder ha conseguido en sólo tres años perder más de un tercio de sus votantes, que puede llegar a casi la mitad si las previsiones del sondeo se confirmasen. Malos tiempos se avecinan para los catalanes, por su propia voluntad.

‘Syllogismus llamazarensis’
JESÚS GÓMEZ RUIZ www.gaceta.es 23 Noviembre 2013

“Ningún terrorismo es de izquierdas”, dice Llamazares olvidando las Brigadas Rojas, las Baader Meinhof, las FARC, los Tupamaros, el Grapo o ETA.

Ante la bochornosa suelta de etarras, asesinos y violadores que estamos viendo en consecuencia del fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, tan sólo hay un hombre (mentira, hay cientos más, pero les ruego que me concedan esta licencia) que podía romper ese velo de angustia, asco y vergüenza y provocar una carcajada: Gaspar Llamazares. ¿Quién si no? Preguntado en Twitter acerca de la excarcelación de asesinos de extrema izquierda, el artífice del hundimiento de Izquierda Unida afirmó con firmeza: “Ningún terrorismo es de izquierdas”. ¿Cómo dices, Gaspar? Uno puede ser más o menos olvidadizo, tener en mayor o menor medida honradez intelectual… ¿pero cómo se puede hacer semejante aseveración en público? Las Brigadas Rojas, las Baader Meinhof, las FARC, los Tupamaros, Sendero Luminoso... Y, por supuesto, el Grapo y ETA.

La afirmación de Llamazares es tan ridícula que, en circunstancias normales, no perdería mi tiempo –ni tampoco el suyo al leer estas líneas– para demostrar la rotunda falsedad de esa sentencia. Pero hay un aspecto verdaderamente interesante en lo que este heredero de Aristóteles y Santo Tomás intenta decir en el tuit mencionado líneas atrás.

Y es que no conforme con lo anterior, el diputado en las Cortes por Asturias continúa tuiteando y escribe: “Silogismo”. Hasta se agradece que, en estos tiempos faltos de rigor y disciplina, uno saque a colación el razonamiento deductivo. Pero claro, no podía ser nuestro entrañable Llamazares si no siguiera con: “Ningún nihilismo negativo es de izquierdas. El terrorismo es un nihilismo negativo. Luego el terrorismo no es de izquierdas”. Chapeau.

Tras varias vueltas a este asunto, para tratar de comprender las palabras de este gigante del pensamiento contemporáneo, he llegado a varias conclusiones. La primera –tal vez la más probable– es que Gaspar Llamazares suspendiera la asignatura de Filosofía en el Bachiller. Nada del otro mundo, hay un montón de gente que la suspende, e incluso luego llega a estudiar Medicina en el extranjero.

La segunda conclusión me lleva a pensar que, como en la izquierda todo es amor y bonhomía, habrá que decir que Pol Pot y Mao, en realidad, eran de derechas. ¿Qué digo de derechas? ¡Eran neoliberales!

La tercera hipótesis se puede resumir sin hablar de conceptos como el nihilismo. En realidad, es probable que uno de los significados del syllogismus llamazarensis sea que cuando el terrorismo es utilizado para una finalidad superior, o sea, una finalidad de izquierdas, entonces no es terrorismo: es el intento de construir un mundo mejor. Es un avance hacia el amanecer del paraíso en la Tierra. Es un pequeño paso hacia el fin de nuestros problemas. O, en llamazarés, un Gran Salto hacia la Siberia eterna, donde no existen los problemas, ni las desigualdades, ni nada de nada, porque sólo hay hambre y frío.

La vida al aire libre
juan carlos girauta ABC Cataluña 23 Noviembre 2013

Los asesinos, una vez trabajados por el tiempo y la sombra, te miran con las cuencas. Sus globos oculares son los cantos rodados que se precipitan sin fin por una visión de Dante

Abandonan sus celdas, media vida entre muros. Los años que les queden son un regalo de los hombres libres a cuya destrucción se consagraron. A la intemperie, con los primeros rayos de un astro estrasburgués, sus pieles macilentas cobran algo de color, pero la cárcel se les ha incrustado en el ceño y en las cuencas de los ojos. Los asesinos, una vez trabajados por el tiempo y la sombra, te miran con las cuencas. Sus globos oculares son los cantos rodados que se precipitan sin fin por una visión de Dante.

Los reciben unos pobres diablos, cuatro seres abyectos, cinco o seis concejales de la ETA, siete u ocho matarifes vocacionales que aún no han tenido ocasión de practicar y que observan con admiración a los recién liberados, nueve o diez cobardes -vecinos del pueblo del carnicero- que temen se les afee la ausencia, once o doce niños en trance de ser mentidos por sus padres, trece campanadas. La decimotercera es una anomalía, exceso que representa todos los excesos de la iglesia vasca. Decían los ingenuos tras el prendimiento, pasión y muerte de Miguel Ángel Blanco: ¡No son vascos, son asesinos! Y un huevo. Diremos de sus ensotanados que no son curas, etcétera.

Salen a las despejadas avenidas para correr de vuelta a otra celda, los sacamantecas no soportan los espacios abiertos, se trata de una agorafobia política y moral; al del tiro en la nuca dale cuartucho, dale bombilla tenue, dale ventanas cerradas, persianas bajadas, dale aire enrarecido, que es lo que quiere. A tales ambientes ha tendido toda su vida, dicen que en pos de una patria futura, que él no verá, donde los niños vascos sí corretearán junto al arroyo, entre montes verdísimos. Su coartada vital es un trailer de la casa de la pradera. En el infierno de Swedenborg, los etarras pasan la eternidad saliendo de la cárcel para comprender que la cárcel son ellos.

Paso autocrítico
editorial El Correo 23 Noviembre 2013

Admitir el daño causado permite a quienes empuñaron las armas iniciar el viaje de regreso a la humanidad y a la convivencia

La coincidencia ayer del homenaje al sargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea en el vigésimo aniversario de su asesinato y la celebración de un seminario de la Fundación Buesa, que vela por el legado del exvicelehendakari al que ETA mató hace 13 años, reunió en ambos escenarios a las víctimas de la violencia y a tres antiguos militantes etarras hoy desmarcados del terrorismo.

La presencia silenciosa de Carmen Gisasola y Andoni Alza en el acto en memoria del ertzaina y las palabras de Andoni Rekarte sobre la necesidad de reconocer que «matar está mal», en las jornadas de la fundación, subrayan el valor personal y también social que adquiere el reconocimiento del daño causado, especialmente cuando ETA se resiste a desarmarse aunque ya no tenga intención de utilizar esas armas y cuando la izquierda abertzale se enquista en la reivindicación de un pasado cuestionado por la realidad. La admisión del sufrimiento provocado a otros de manera injustificable constituye el primer y obligado paso no solo para ayudar a suturar la profunda e inolvidable herida de las víctimas, con independencia de que éstas acepten o no compartir espacio público con quienes fueron victimarios y de que crean o no en la sinceridad de su pesar; también es el gesto iniciático que permite a quien ha sido condenado por delitos tan graves emprender el viaje de regreso a la humanidad y a la convivencia en democracia.

Las distintas percepciones sobre lo que ha significado la violencia, y la reparación a que han de dar lugar las diversas expresiones que ha tenido esa violencia, pueden reflejarse en testimonios diferentes, pero no tergiversar ni edulcorar el relato veraz de que no ha habido terror más duradero y mortífero para los vascos en democracia que el ejercido por ETA, jaleado o consentido por quienes la han apoyado. Esta verdad esencial es la que da sentido al 'suelo ético' que tendría que haber permeado desde el principio el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco. La actitud de Gisasola, Alza y Rekarte demuestra que la introspección crítica es posible. Y que los valores y principios fundamentales compartidos por la mayoría de esta sociedad que sustentan la posibilidad de la resinserción no deberían orillarse o diluirse, en cambio, para tratar de atraer a quienes siguen negándose a asumir todo el destrozo que han generado.

Apóstoles de la Nación
xavier pericay ABC Cataluña 23 Noviembre 2013

En los tiempos ya felizmente remotos de la posguerra española, a los periodistas se les conocía como los apóstoles «del pensamiento de la fe y de la Nación». Así los definía, sin ir más lejos, la propia ley de prensa de 1938, vigente en España hasta que Manuel Fraga promovió la suya en 1966. Ha llovido mucho desde entonces, pero no parece que la lluvia haya fertilizado por igual todo el territorio. En Cataluña, por ejemplo, los profesionales de la comunicación siguen actuando, en su gran mayoría, como si estuviéramos todavía en 1938, sólo que habiendo trocado aquella fe y aquella nación, tan españolas ambas, por una fe y una nación más alicortas, más gallináceas, pero indiscutiblemente catalanas. Tal vez por ello el ejercicio del apostolado continúa teniendo, como hace tres cuartos de siglo, su debido premio. Son los «Premis Nacionals de Comunicació», que concede el Gobierno de la Generalitat desde 1999. Los de este año han recaído en profesionales, empresas, entidades y asociaciones cuyo nexo fundamental, además de su probada fidelidad al «pensamiento de la fe y de la Nación», es haber recibido del propio Gobierno de Cataluña, en forma de subvención, una cantidad nada despreciable de dinero para su mantenimiento. En la lista de galardonados figura incluso —no vaya a salir alguien ahora con aquello de que el uso de la lengua vernácula es una condición «sine qua non» para que la Administración suelte la pasta y el premio— una merecidísima Mención de Honor al Grupo TeleTaxi, del inefable Justo Molinero, colaborador necesario en la construcción de la pequeña gran nación catalana desde los mismísimos tiempos de Jordi Pujol.

De ahí que no pueda sorprender en modo alguno el empeño del presidente Artur Mas en ensalzar, en su discurso, «la calidad democrática» de los medios y profesionales de la comunicación que le sirven. ¿O acaso no estamos en una democracia? Ni su insistencia en que lleven la buena nueva de esa Cataluña inmersa en un momento crucial de su historia a todos los rincones del planeta. ¿O acaso no son sus apóstoles? Además, como dicen en Cataluña, «qui paga, mana». ¿O no?

Por la rápida ex carcelación de la etarra Inés del Río
Manos Limpias se querella contra el juez Grande Marlaska por la presunta comisión de once delitos de prevaricación
La Tribuna. Redacción.latribunadelpaisvasco.com 23 Noviembre 2013

El sindicato "Manos Limpias" ha presentado ante el Tribunal Supremo una querella contra el presidente de la Audiciencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, por la presunta comisión de once delitos de prevaricación que éste habría cometido tras conocerse la sentencia de Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra la etarra Inés del Río Prada.

En opinión de “Manos Limpias”, el juez Marlaska habría cometido estos delitos al convocar el pleno de la Sala de lo Penal “sin siquiera esperar a recibir la notificación oficial del TEDH, atribuyendo al pleno unas competencias que no le correspondían, y ocupando con tan negligente actuación la competencia del Tribunal sentenciador, tal como le recordó unos días más tarde el Tribunal Supremo a través del acuerdo antes referido”.

En opinión del procurador de “Manos Limpios”, estos hechos suponen un presunto delito de prevaricación “no sólo por la vulneración del principio de competencia antes mencionado, sino por dictar los autos de excarcelación de la Sra. Del Río y del Sr. Píriz con palmaria vulneración los apartados 1º y 6º del artículo 238 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), razón que daría pie a la declaración de los precitado autos cómo nulos de pleno derecho”.

Como testigos, “Manos Limpias” cita a 15 magistrados de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que fueron convocados al Pleno por Fernando Grande Marlaska: Alfonso Guevara Marcos, Ángela Murillo Bordallo, Guillermo Ruiz Polanco, Ángel Luis Hurtado Adrián, Teresa palacios Criado, Manuela Fernández Prado, Paloma González Pastor, Ángeles Barreiro Avellaneda, Javier Martínez Linaro, Julio de Diego López, Juan Francisco Martel Rivero, José Ricardo de Prada Solaesa, Nicolás Poveda Peñas, Ramón Sáez Varcárcel (ponente) y Clara Bayarri García.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial