AGLI Recortes de Prensa   Sábado 30  Noviembre 2013

Cataluña: "Todo se ha perdido"
José Antonio Zarzalejos El Confidencial 30 Noviembre 2013

Un simposio de historiadores catalanes va a tratar en diciembre sobre 'España contra Catalunya'. Con tan apriorístico epígrafe no cabe duda alguna sobre el propósito del encuentro. Seguramente -y ojala me confunda- no se glosará el insigne pensamiento de un periodista y escritor que para Josep Benet “ha sido el escritor político más inteligente de la derecha catalana en este siglo” (en referencia al pasado). Se trata de Agustí Calvet, periodista que, bajo el seudónimo de Gaziel, dirigió La Vanguardia en los años de la II República y vivió -y narró- la declaración unilateral de independencia proclamada en octubre de 1934 por el presidente Companys. Ahora se ha publicado una antología de sus artículos, publicados en castellano, en la colección Biblioteca del Catalanisme de la editorial RBA. El título de la antología es Tot s´ha perdut (“Todo se ha perdido”).

La expresión, desesperanzada y amarga, es el arranque del artículo que Gaziel escribió el 21 de diciembre de 1934, bajo el título de “La clara lección”. Para el autor, apenas mes y medio después de la frustrada declaración independentista catalana, 'Todo se ha perdido, incluso el honor'

¿Quién podría afirmar que desde Cataluña estas palabras no volverían a escribirse si el proceso soberanista continua por los derroteros actuales? Nadie. Porque lo que se está viviendo allí -y aquí- no es algo radicalmente diferente a lo que se experimentó en 1931 con Macià y en 1934 con Companys. Gaziel calificó la intentona de “desatino” y, como si de una reflexión de rabiosa actualidad se tratara, sostuvo en aquel diciembre de hace 79 años, que “poquísimos pueblos en el mundo se habrán encontrado en circunstancias tan favorables, o habrán tenido una coyuntura tan propicia, para convertir en realidad sus ensueños políticos, como las de que gozó Cataluña, inesperadamente, en el seno de la hermandad hispánica, tras el cambio de régimen y la concesión del Estatuto de Autonomía”.

Si entonces este hombre con alma de profunda catalanidad y afección al catalanismo como acción política, escribió esas palabras, ¿no podría decirse lo mismo en este momento histórico? Sin duda, podría afirmarse. Como igualmente podría escribirse, como también lo hizo Gaziel en ese artículo: “Teníamos una coyuntura insuperable para hacernos amar de España entera, para atraernos las simpatías y ganarnos la colaboración de infinidad de hermanos nuestros, empleándonos a fondo en una obra de elevación y engrandecimiento nacional, en el levantamiento de una España nueva; y hemos acabado ahuyentando a todos nuestros amigos no catalanes, haciéndoles avergonzar y arrepentir de serlo, causándoles incluso tremendas heridas y teniendo nosotros que pasar, a los ojos de la mayoría, por torpes y ridículos separatistas”. Y termina el periodista su texto: “Sólo podremos triunfar en España yendo todos los catalanes fuertemente unidos, como irrompible falange, y además sólidamente abrazados con el mayor número posible de españoles hermanos”.

Toda la antología de los artículos de Gaziel -prologada por Enric Juliana- es inequívocamente catalanista, pero también inequívocamente crítica. Y adquiere en el revisionismo histórico que se propicia desde Cataluña un lugar preeminente aunque sus tesis sean incómodas, para los unos y también para los otros. No sólo para los catalanes secesionistas, pero especialmente para ellos. Aunque también para quienes afirman que en Cataluña se carece de conciencia autocrítica: la de Gaziel está vivísima y ha cobrado una actualidad viva y, en alguna medida, también profética.

Cuando el periodista se refiere a la “Cataluña enferma” reflexiona sobre aquel “alzamiento” de 1934 que califica de “inverosímilmente barato” debido a “que solo se sublevó la Generalidad; el elemento gubernativo y oficial, por absurda que sea la cosa, y aún lo hizo verbalmente nada más, con discursos y bravatas, de modo que prácticamente, en realidad, sólo se sublevó una partícula infinitesimal, y la más inofensiva, del partido mayoritario” (entonces ERC como quizás lo sea ahora)

Para Gaziel, “entre catalanes y castellanos, barceloneses y madrileños, autonomistas y centralistas, lo peor es que no nos conocemos, o nos conocemos tan poco que no colaboramos nunca”, palabras que podrían aplicarse a nuestros días, a este momento preciso de España

Del año anterior (1930) es también esta reflexión -estremecedoramente contemporánea- con la que cierro este post en el deseo de que el lector interesado se haga con este libro para entender lo que ocurre. Esta es la cita:

“El separatista cree que es imposible entenderse con el resto de los españoles, y para remediar esta situación, propone una cosa más difícil todavía, que es el desentenderse violentamente de ellos. No se siente capaz de hacer el esfuerzo necesario para influir en España, y, en cambio, sueña con el gigantesco propósito de escapar en absoluto a su influencia formidable. Para salir de una dificultad, crea otra mayor. Pero ¿si faltan las fuerzas para resolver la más pequeña, cómo van a tenerse para la máxima? Por esto el separatismo ha sido siempre en Cataluña una pura negación estéril. Lo poco que se obtuvo, vino en todo momento por vías de intervencionismo. Y el separatismo no hizo más que deshacer lo hecho, acarreando la anulación o destrucción de lo conseguido, y dejando a Cataluña desolada e inerme, sin la más vaga, sin la más remota, sin la más quimérica compensación. El separatismo es una ilusión morbosa que encubre una absoluta impotencia”.

Fin de la cita. Para que los historiadores de España contra Catalunya, y todos los demás, la tengan y tengamos muy en cuenta. Recordando, para que no haya malos entendidos sobre el personaje, que Gaziel fue represaliado por el franquismo, desterrado y sometido a total y absoluta censura. Condenado a un silencio del que emerge ahora con una extraordinaria solvencia intelectual.

No a la Ley de la patada en la boca
Luis del Pino Libertad Digital 30 Noviembre 2013

El Consejo de Ministros aprobó ayer el Anteproyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que constituye un ataque en toda regla a las libertades democráticas. Esa Ley, que algunos ingenuos votantes del PP aplaudieron cuando fue anunciada por primera vez, debido a las medidas restrictivas del derecho de manifestación, es en realidad una carta blanca al poder político para restringir a voluntad la libertad de expresión y para eliminar garantías jurídicas de los ciudadanos.

El gobierno de Rajoy vuelve a recurrir a las trampas más burdas para conseguir que su base social apoye una Ley que persigue justo lo contrario de lo que se dice. Porque lo cierto es que las restricciones al derecho de manifestación ya estaban contempladas en la Ley anterior. Con la Ley de Seguridad Ciudadana de 1992, vigente hoy en día, ya se podía multar la convocatoria de manifestaciones ilegales, por ejemplo ante las puertas del Congreso. Y, de hecho, la nueva Ley aprobada ayer por el consejo de ministros mantiene las multas ya existentes por manifestación ilegal o, en algunos casos, las reduce.

El verdadero objetivo de la Ley aprobada ayer por el gobierno de Rajoy es dar capacidad a la autoridad gubernativa para sancionar la expresión de opiniones, aunque esas opiniones no sean delito. Es una ley, por tanto, de censura política.

Así, por ejemplo, con la nueva Ley de Seguridad, si yo digo "El gobierno catalán expolia a los españoles" me pueden imponer una multa de 30.000 €, porque mi frase podría ser considerada como una ofensa al gobierno catalán y las ofensas a instituciones de las comunidades autónomas tienen la consideración de falta grave.

O si un compañero mío periodista dice que el pueblo Villaconejos de Salsagorda le parece un pueblo cochambroso y desagradable, le pueden imponer otra multa de 30.000 €, porque su frase podría ser considerada como una ofensa a una Entidad Local y las ofensas a Entidades Locales tiene también la consideración de falta grave.

O si una víctima del terrorismo dice que en el Congreso se sientan amigos de los asesinos, se le podría imponer otra multa de 30.000 €, porque su frase podría ser considerada como una ofensa a una institución del estado y las ofensas a instituciones del estado tienen también la consideración de falta grave.

O si un obispo dice que el matrimonio homosexual le parece inaceptable, le pueden imponer otra multa de 30.000 €, porque su frase podría ser considerada como un ensalzamiento de la discriminación y el ensalzar la discriminación tiene también la consideración de falta grave.

O, por poner un ejemplo real reciente, si alguien publica un libro denominado "Cásate y se sumisa", le pueden imponer otra multa 30.000 €, porque podría considerarse también un ensalzamiento de la discriminación.

O si alguien que investiga el atentado del 11-M afirma que tal o cual policía mintió, o que en el 11-M se destruyeron pruebas, le pueden imponer otra multa de 30.000 €, porque su frase podría ser considerada como una injuria a los agentes de la autoridad, y la injuria a los agentes de la autoridad tiene también la consideración de falta grave, aunque no sea constitutiva de delito de injurias.

O si alguien escribe en una red social que "habría que salir a la calle a protestar contra este régimen de políticos ladrones", le pueden imponer otra multa de 30.000 €, porque su frase podría ser considerada como una incitación a comportamientos de alteración de la seguridad ciudadana, y la incitación a comportamientos de alteración de la seguridad ciudadana tiene también la consideración de falta grave.

O si alguien usa una bandera con el águila de San Juan, le pueden imponer otra multa 30.000 €, porque la autoridad gubernativa puede considerar que el uso de esa bandera incita al odio y la utilización de símbolos que inciten al odio tiene también la consideración de falta grave.

Y todo eso, sin intervención judicial alguna, porque son infracciones administrativas, castigadas directamente por la autoridad gubernativa.

En resumen: que con esta Ley lo que se hace es introducir, con la excusa de proteger la seguridad ciudadana, un mecanismo para que el Gobierno utilice como le dé la gana el mecanismo de las multas administrativas, con el fin de castigar aquellas opiniones que al poder político le parezcan inadecuadas, incorrectas, inaceptables o peligrosas, aunque esas opiniones no sean constitutivas de delito,

Se trata, por tanto, de una autentica Ley Mordaza que vulnera gravemente el derecho a la libertad de expresión y legitima aberraciones como la que acaba de cometer el Consejo Audiovisual de Cataluña, con sus amenazas de multas a periodistas.

Otra patada más del gobierno de Rajoy al estado de derecho. En este caso, en la boca de todos los ciudadanos que quieren tener derecho a opinar libremente.

Por cierto, ¿alguien de ustedes tiene alguna duda sobre cuáles opiniones serán multadas por la autoridad gubernativa y cuáles no lo serán?

Cataluña S.L.
Teresa González Cortés www.vozpopuli.com 30 Noviembre 2013

En lugar de buscar soluciones a los problemas que aquejan a la ciudadanía, muchos se empeñan en mantener la táctica de enfrentarse con enemigos imaginarios. Por esta razón y por más que se quiera cerrar los ojos al nacionalismo, es innegable que éste abona las espinas de la polarización social. Esto se vio en 1992 cuando la clase política de la antigua Checoslovaquia esparció mil odios y mil rencores entre los miembros de una misma población y, con estrategias milimétricamente calculadas, decidió un año después en el Parlamento y al margen de sus electores, repartirse el corralito de las instituciones del Estado por la vía de la escisión de Chequia y Eslovaquia, y con el santo y seña de “esto para mí”, “esto para ti”.

Veinte años después, el ambiente enrarecido que los políticos supieron provocar (y rentabilizar a las cien maravillas para provecho propio) parece repetirse en estos territorios, pues a nuestra clase política le gusta enredarse en los arcanos de la identidad, también fantasear en genealogías predemocráticas. Y aplicar con exactitud matemática criterios de extranjería sobre vascos “no puros”, catalanes “no auténticos” y… españoles.

Nostalgias involucionistas
Coincidiendo con el fuerte 'revival' del romanticismo dentro del solar europeo, se multiplican los políticos regionales que votan “patria”. Y al escorarse éstos por el nacionalismo, los partidos progresistas y ultraprogresistas se suben al carro del tradicionalismo cuyos adalides, los verdaderos conservadores, acaban radicalizando aún más la letra del programa electoral. El resultado de tales corrimientos ideológicos es, sin duda, patético: a la pobreza política se une homogeneidad y vuelta a las esencias del tribalismo, o sea, pérdida a manos llenas del pensamiento ilustrado.

¿Y qué pasa con los ideales? Los ideales de esta clase política, disfrazados de ficciones, cuando no, de mentiras (Praga nos roba, Roma nos roba, Londres nos roba…), añoran horizontes de soberanismo absoluto que encubren, bajo mantras de oscuro entendimiento, una sociedad altamente clasista que funciona con el cuadrante de una burguesía jurásica que lucha por tomar los resortes del poder como si se tratase del patio de su casa. Y ello con el ánimo de imponer sus intereses de “clase”, vincularlos a los intereses minoritarios de grupos empresariales y de partido, y lograr que, en caso de que se contraigan deudas por corrupción o por mala gestión política, las deudas adquiridas no recaigan nunca sobre la responsabilidad ni sobre el patrimonio personal de los socios de “Cataluña S.L.”.

Por tanto, cuanto mayor es el riesgo de convertir una democracia en una plutocracia, mayor es el peligro de que no haya justicia social, más cerca estamos de que se entierre en el olvido la profundización de los mecanismos democráticos de poder. Y es que en la revolución conservadora que palpita en la autonomía catalana no se vislumbra un sentido abierto y noble de la libertad, sino normas de actuación destinadas a optimizar el “statu quo” de los pujolarcas de toda la vida, igual que en su momento lo intentaron los Ibarretxe de turno.

“Barcelona, ¡bien me has jodido!”
Hace unos días el consejero de Economía de la Generalidad catalana, Andreu Mas-Colell, se atrevió a hablar sobre Chaves Nogales. Al contestar una interpelación del PSC acerca de este escritor y periodista, aquel soltó la siguiente perla: “No sé quién es el periodista ese, pero suena a derechas”. Oídas sus palabras en torno a una derech(on)a carente de respeto, cualquiera se pregunta: ¿y Vd., Sr. Mas-Colell, no es de derechas, de esa derecha rancia que instrumentaliza las instituciones del Estado que tanto repudia, con el fin de conquistar a través de cantos a la insubordinación espacios más privilegiados de poder que solo favorecen a un puñado de individuos?

La derecha que integra a Mas-Colell et alii no parece reconocerse derech(on)a. Lo cual es, para decirlo suavecito, muy “llamativo” ya que hasta el ínclito Joan Maragall se quejaba y mucho de ese grupo social que en su Barcelona natal únicamente buscaba la “pela” porque, y traduzco sus palabras, “¡Ah! Barcelona, Barcelona, ciudad burguesa, húmeda, aplanadora; ¡ah! burguesía, ¡ah! muretons i flassades, género tuyo de poca consistencia; ¡ah! medianía en riqueza, en posición, en todo!, ¡ah, símbolo de toda medianía, tú, Barcelona, bien me has jodido!” (Barcelona, m’has ben fotut!).1

Queda claro que, con alusiones textiles a muretons i flassades, Joan Maragall ataca a la pujante burguesía de provincias cuyos rasgos, en la creencia del poeta catalán, son mezquinos, pues de tanto menear el tintineo del bolsillo, carece de la esplendidez de las grandes miras. Y él, Maragall, que “se resigna” a ser barcelonés en tono de sobra pesimista, admite “que somos fenicios” (i em resigno a ser barceloní en tota la força i extensió de la paraula. Ja tenia raó en Peio, que en som de fenicis!).

El asunto es grave. Grave, digo, porque la burguesía reaccionaria parece amar tanto la mediocridad como eludir el camino no elitista de las libertades políticas. Por supuesto, la crítica maragalliana no es aislada. Se repite y reproduce en todos los rincones de la geografía española. El mismo Pío Baroja retrataría a España como un pueblo “dirigido por una burguesía imbécil y al mismo tiempo rapaz. ¡Qué país! ¡Qué subversión más completa de valores!”, subrayaba el novelista vasco.2

Chaves Nogales
En estas estamos. Y Manuel Chaves Nogales calificaría las llamadas al separatismo como “una rara substancia que se utiliza en los laboratorios políticos de Madrid como reactivo del patriotismo, y en los de Cataluña como aglutinante de las clases conservadoras”. Esto lo escribió en ¿Qué pasa en Cataluña?, libro redactado a principios de los años 30 del siglo pasado y en el que incluye su entrevista con Francesc Maciá, de diciembre de 1931. Por cierto, los argumentos de aquel “President” apenas semejan las tesis que los Mas-Colell & CIA esgrimen en nombre de la única y verdadera historia de Cataluña.

Por otro lado, desconoce el citado Mas-Colell, por desconocerlo todo de Chaves Nogales, que este hombre constituye una rara avis en el panorama español. Odiado por la derecha y durísimamente criticado por la izquierda, este gran escritor y periodista no se ubicó en ninguna de las canteras ideológicas al uso. Y por ser un espíritu libre diseccionó a la perfección los males del enfrentamiento ideológico y supo mostrar los peligros de la polarización doctrinaria. Así lo puso de relieve en su libro de relatos A sangre y Fuego. Es más, este andaluz errante percibió en La agonía de Francia la debacle de este país cayendo a las simas del vacío por su relación entreguista con el nacionalismo. Una cosa más: Manuel Chaves Nogales tuvo que huir de España. Y de Francia. Perseguido por la Gestapo, emigró a Londres y llegó a colaborar con la BBC antes de morir en 1944 a los 47 años. No dudo de que, en caso de que viviera, él habría advertido cómo una región antaño próspera y riquísima camina, gracias al ascenso del nacionalismo, por los desfiladeros de la intolerancia política y de la quiebra económica.

1Joan Maragall (16-V-1890), Carta a Antoni Roura.
2 Pío Baroja (1909), La ciudad de la niebla.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Gobierno echa gasolina al fuego etarra
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 30 Noviembre 2013

¿Algún cabeza de huevo ha pensado que está metiendo varios gallos en el mismo gallinero? (@pfbarbadillo)

El número de asesinos etarras puestos en libertad por los jueces y el Gobierno (aunque ninguno de éstos tenía la obligación de cumplir la sentencia del TEDH, como estableció el Supremo español) ha superado el de 56. Y no contamos grapos, violadores y asesinos comunes.

Los etarras están siendo recibidos en sus pueblos (y en Bilbao) con cohetes. ¡Se nota que están derrotados y que los petardazos son para ocultar sus gritos de pena!

Una de las consecuencias de esta Amnistía Rajoy, como la ha definido Kiko Méndez-Monasterio, es que la unidad de la izquierda abertzale en torno a las vías pacíficas para obtener sus fines, cosida dificultosamente por los políticos, puede rasgarse. Otra, obvia, es el desmoralizamiento de los ciudadanos que se juegan su vida y su patrimonio en defender un Estado que no lo merece.

Florencio Domínguez, que sabe más de ETA que la mayoría de los ministros de Rajoy, pese a que no es abogado del Estado, ha escrito lo siguiente:

La otra cara de las excarcelaciones de los reclusos afectados por la ‘doctrina Parot’ es que en las filas de la izquierda abertzale pueda verse reforzado el sector crítico con la línea oficial. No son pocos los reclusos de ese grupo que no han estado de acuerdo con la línea que han seguido ETA y Batasuna-Sortu en los últimos tres años. Ahora que empiezan a estar fuera de la cárcel, algunos de ellos podrían sumar sus voces a unos sectores críticos que se han caracterizado hasta el momento por carecer de líderes, lo que ha contribuido a que el alcance de estas posturas fuera bastante limitado.

Es decir, la liberación de los asesinos etarras más desalmados y canallas está dando la razón a los terroristas y jefes a la chusma más lumpen. A partir de ahora, en muchos pueblos vascos y navarros ya hay un ganadero que hace su voluntad y que amedrenta al juez, al sheriff y a los agricultores, a la vez que quita y pone al alcalde. Lo malo es que no creo que vengan ni John Wayne, ni Clint Eastwood, ni Jeff Bridges.

Enhorabuena, Mariano.

LA IZQUIERDA ABERTZALE, RAMPANTE
-El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, justifica que Herri Batasuna no se disolviese en 1978.
-Ocho miembros de la Coordinadora Antifascista de Madrid se unieron a la lista de Batasuna a las elecciones europeas

CODA: Recomendación de lectura: Retrato de un majadero contemporáneo, por José Vicente Pascual.

Las mil caras del rey Artur (Mas)
José Rosiñol Lorenzo Periodista Digital 30 Noviembre 2013

… ¿le supondrá una carga sicológica comprobar que la pesada y compleja cotidianeidad es incompatible con un proyecto a todas luces reduccionista (tanto cultural como políticamente)? … ¿necesitará crearse una especie de personalidad política múltiple con la que esconder la incapacidad propia?, ¿o será otra campaña de márquetin mediático que parte de la premisa de que la ciudadanía es tremendamente incapaz (o simplemente idiota)?...

Como es evidente, el título de este artículo se inspira en la obra de la hagiógrafa oficial del President, Pilar Rahola, opúsculo titulado La máscara del rey Arturo, sin embargo, con esta reflexión no me propongo hacer un recorrido vital del personaje, ni siquiera de su trayectoria política, no me detendré en la rápida conversión de líder nacionalista “moderado” (¿de veras hubo alguna vez algún tipo de moderación que no fuera meramente instrumental?), de “estadista” negociador de última hora de estatutos solo parcialmente constitucionales a activista del independentismo más rancio.

Tampoco entraré en algo que daría para más de un artículo, ¿realmente el mejor cuadro de partido de Convergència es Artur Mas?, ¿acaso el espíritu meritocrático y de selección de los mejores gobernantes que se le supone a los partidos es solo es, suposición?, en fin, la cuestión es que un cargo institucional como el de Presidente de la Generalitat que debería representar a toda la sociedad catalana está en manos de alguien dedicado en cuerpo y alma en un proceso soberanista de solo una parte de la ciudadanía, y no solo eso, sino que en la búsqueda de una especie de santo grial legitimador aparece un preocupante síntoma en el nacionalismo: ¿acaso saben qué es Cataluña más allá de la verborrea místico-historicista?

Artur Mas en su obsesión por internacionalizar ¿el conflicto? (imagino que por conflicto se referirá al provocado y gestionado por él, el de fracturar la sociedad catalana), no solo se han atrevido a hacer absurdos paralelismos entre Cataluña, California, Massachusetts, Holanda, Letonia, Kosovo…sino que el President, quizás empachado de las alabanzas de su corte de aduladores, se comporta como un personaje histórico, alguien que ya ha hecho historia, por ello compara al Movimiento independentista –y así mismo- con Martin Luther King o con la no violencia practicada por Mahtma Gandhi (cosas que no hacen más que aumentar el descrédito de Cataluña y del resto de España y sideralizar el ridículo universal).

Este es, a mi parecer, un síntoma muy preocupante, no únicamente por hacer paralelismos históricos e ideológicos entre cosas incomparables, sino porque un movimiento político profundamente ideologizado como es el nacionalista que parte de premisas fuertemente identetitarias, de segmentaciones sociales en función de la cercanía a dichas premisas, esté buscando obsesivamente referentes que nada tienen que ver con la Cataluña actual y, mucho menos, con los catalanes de nuestra contemporaneidad.

Pero ¿por qué este comportamiento huidizo del líder nacionalista?, ¿le supondrá una carga sicológica comprobar que la pesada y compleja cotidianeidad es incompatible con un proyecto a todas luces reduccionista (tanto cultural como políticamente)?, ¿necesitará huir de sí mismo?, ¿necesitará crearse una especie de personalidad política múltiple con la que esconder la incapacidad propia?, ¿ o será otra campaña de márquetin mediático que parte de la premisa de que la ciudadanía es tremendamente incapaz (o simplemente idiota)?.

José Luis González Armengol
'Todos los gobiernos negociaron con ETA. Lo de Estrasburgo es la consecuencia'
GACETA.ES  30 Noviembre 2013

El juez decano de los juzgados de Madrid acusa a López Guerra, a quien no considera "juez", de estar detrás de la decisión del TEDH de anular la doctrina Parot.

“Cualquier persona con pocos recursos intelectuales sabe que lo de Estrasburgo ha sido fruto de la negociación”. Así de contundente estuvo este viernes el juez decano de los juzgados de Madrid, José Luis González Armengol, en las jornadas Retos de la delincuencia global en el siglo XXI, organizadas por la Unión Federal de la Policía.

“Todos los gobiernos han negociado con ETA y ninguno quiere que ETA vuelva a matar”, explicó. Además, mostró su extrañeza por el hecho de que fuera la propia Abogacía del Estado la que facilitara a la Audiencia Nacional una traducción jurada de la sentencia “a la hora y media de conocerse”.

En cuanto al fondo de la sentencia, el juez Armengol disiente del fallo de Estrasburgo por entender que no se trata de un incremento de pena, sino de una mera ejecución de sentencia o de meros beneficios penitenciarios. “Hace dos años Estrasburgo dictó un falló inverso relativo a la pena permanente en Grecia”. No obstante, reconoce que la llamada ‘doctrina Parot’ es un “retorcimiento” ejecutado por el Supremo en el 2006 “porque se estaban produciendo excarcelaciones sin que el legislativo hubiera hecho nada”, afirmó.

No es de aplicación universal
Además, considera que el fallo de Estrasburgo no es de aplicación universal, sino exclusivamente para la etarra Inés del Río: “Si Estrasburgo hubiera querido acumular, lo habría hecho por el llamado procedimiento piloto porque hay muchos recursos de etarras presentados. Pero no lo hizo. Por lo tanto se debería haber aplicado exclusivamente para el caso de Inés del Río y el resto debería haber esperado a otros fallos de Estrasburgo”.

En opinión del juez Armengol, el fallo de Estrasburgo ha sido posible gracias a la representación española de Luis López Guerra, a quien se ha negado a llamarle “juez”: es un jurista que fue secretario de Estado Justicia y que está ahí, pero me niego a calificarle como lo que yo soy”. Por lo mismo, ha mostrado su desconfianza en que el Tribunal Constitucional pueda corregir la aplicación de Estrasburgo en los juzgados españoles. “Confianza nula; es un órgano político”, sentenció.

Galicia bilingüe denuncia a un inspector por negarse a actuar contra un IES que incumple el decreto del gallego
juanjulioalfaya.blogspot.com.es  30 Noviembre 2013

A la queja de unos padres cuya hija no recibía en español las asignaturas a las que tenía derecho, el inspector respondió con un escrito que consideran una burla porque niega lo evidente.

La asociación pro libertad de elección de lengua, Galicia Bilingüe, ha presentado una queja contra el Inspector Don Pedro Gómez Álvarez ante el Inspector-jefe de Lugo, tras haber recibido unos padres una insólita resolución. Habían acudido a Galicia Bilingüe porque su hija, que estudia 1º de Bachillerato en el IES Poeta Díaz Castro de Guitiriz, no está recibiendo en castellano las asignaturas que deberían corresponderle, ya que el centro incumple el decreto que regula el uso de las lenguas en la enseñanza. Asesorados por GB presentaron una queja ante la Inspección Educativa, pero el inspector asignado al centro, Don Pedro Gómez Álvarez, les ha remitido una respuesta que consideran una burla. Por ello Galicia Bilingüe lo ha denunciado ante sus superiores. En Bachillerato no hay asignaturas asignadas a cada lengua como en Primaria y ESO, sino que cada centro decide cómo se reparten, pero esto ha de hacerse según establece el decreto con: “garantía del máximo equilibrio posible en las horas semanales y en las asignaturas impartidas en las dos lenguas de Galicia, con el objetivo de asegurar la adquisición de la competencia en igualdad en ellas”. En su escrito de respuesta, el inspector afirma que: “como se puede comprobar se cumple el Decreto” y lo hace reconociendo este “equilibrado” reparto de asignaturas por lengua que cursa la alumna:

* Asignaturas comunes en gallego: Ciencias para el mundo contemporáneo y Filosofía y Ciudadanía
* Asignaturas comunes en castellano: Educación Física y Religión

* Asignaturas de modalidad en gallego: Biología y Geología y Física y Química
* Asignaturas de modalidad en castellano: Matemáticas y TIC.

Si a esto sumamos el hecho de que Educación Física está adscrita en este centro a la modalidad de sección bilingüe en inglés, que Religión no es obligatoria, que la asignatura de Matemáticas también han denunciado los padres que se imparte en gallego, y que en TIC los alumnos trabajan con el ordenador a través del aula virtual del centro y pueden elaborar los trabajos en cualquiera de las dos lenguas, la conclusión, obviamente, no puede ser otra que la de un incumplimiento flagrante del decreto, ya que el desequilibrio es patente y notorio y tan sólo desde un deseo de inhibirse o desde el propósito de negarse a actuar, se puede responder que las directrices del Decreto se están cumpliendo en este centro .

Exceptuando los libros de lenguas, hay 15 libros en gallego y ninguno en español

Los padres también denunciaban que en el listado oficial de libros del instituto no aparece ninguno en español. Adjuntamos el listado del centro en el que se puede comprobar que no hay ningún libro en castellano en ninguna asignatura en ningún curso, no sólo en 1º BACH sino en ningún otro curso en este IES. Exceptuando los libros de lenguas, hay 15 libros en gallego y ninguno en español. A esto responde el inspector argumentando que no figuran libros en español porque en esas asignaturas “el profesorado utiliza libros de distintas editoriales que existen en el centro y apuntes que elabora el propio profesorado”, y lo hace obviando el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria que establece que las programaciones didácticas incluirán los materiales y recursos didácticos que se vayan a utilizar, incluidos los libros para el uso del alumnado.

La “casualidad” de que en numerosos centros públicos, justo las asignaturas a impartir en castellano no tengan libro, ya había sido puesta en conocimiento de las autoridades educativas por parte de Galicia Bilingüe; es algo fácilmente comprobable, y que suele coincidir con la existencia de profesores que se niegan a impartir asignatura alguna en español. Cabe recordar que 4500 profesores presentaron sus nombres ante Educación negándose a impartir clases en castellano y que nada han hecho las autoridades educativas al respecto. La queja presentada por la asociación pro libertad de elección de lengua también se le remitirá al Conselleiro de Educación para que tenga constancia de lo que está sucediendo, solicitándole que ponga el empeño necesario para que desde la Xunta se hagan cumplir las normas y se respeten tanto los derechos de los alumnos como la capacidad intelectual de los ciudadanos que, legítimamente, presentan una queja ante un organismo oficial.

galiciabilingue.es
- See more at: http://juanjulioalfaya.blogspot.com.es/2013/11/galicia-bilingue-denuncia-un-inspector.html#sthash.iYhUtnvX.dpuf

"Apoyo" y "recuerdo" a las víctimas
María José Grech recibe el premio de Covite por su blog en LD 'In Memoriam'
La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha entregado el galardón a la redactora de LD agradeciendo su apoyo a las víctimas.
libertad digital  30 Noviembre 2013

Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, ha entregado este viernes en San Sebastián su Premio Internacional a María José Grech, redactora de Libertad Digital y autora del blog In Memoriam, no olvidar lo inolvidable, publicado en este periódico.

Con el galardón, que Grech ha recibido en la apertura de las XII Jornadas Covite, la asociación premia su "actuación a favor del recuerdo y apoyo" a las víctimas del terrorismo.

El blog In Memoriam recopila, día a día, todos los atentados de la banda terrorista ETA recordando a las personas que los sufrieron, tanto los fallecidos como los heridos. Las excarcelaciones que está teniendo como consecuencia la aplicación del fallo de Estrasburgo contra la doctrina Parot lo ha puesto más de actualidad que nunca.
Ordóñez denuncia el "cinismo" del entorno de ETA

En la apertura del acto, Consuelo Ordóñez se ha referido a las últimas excarcelaciones y a la actitud de los partidos en la órbita de la banda terrorista, que acabarán consiguiendo que "nuestros hijos y nietos" se conviertan en defensores de la sinrazón. "Parte de ese mundo lamenta lo sucedido, pero esa actitud se vuelve cínica e hiriente cuando no va a acompañada de una condena", ha incidido.

Como ejemplo ha puesto el caso del niño Fabián Moreno, cuyo asesino acaba de salir en libertad. "Derrotar a ETA", ha dicho, no es "acabar con los asesinatos", sino lograr "que nuestros hijos y nietos oigan el nombre" del etarra que ejecutó el crimen, Martínez Izaguirre, "y piensen en lo negra que puede volverse el alma humana cuando se intoxica".

Para lograrlo, ha incidido, hay que evitar que el entorno de ETA riegue "la semilla del odio" en el País Vasco. "¿Qué paz es la que se construye honrando la sangre? Ninguna, pero esa es la paz que se nos quiere imponer", ha denunciado.

"Antiindependentistas catalanistas"
Somatemps, "un torpedo en la línea de flotación del nacionalismo dentro de Cataluña"
La asociación Somatemps se presenta con el objetivo de desmontar las tesis nacionalistas y demostrar la profunda españolidad de Cataluña.
Javier Lozano Libertad Digital 30 Noviembre 2013

El pasado 16 de noviembre se presentaba en la localidad de Santpedor una asociación que pretende dar que hablar tanto en Cataluña como en el resto de España. Su nombre es Somatemps y se define como una organización "antiindependentista catalanista" cuyo objetivo es mostrar la verdadera Cataluña, muy alejada de lo que ha hecho el nacionalismo con ella.

Javier Barraycoa, autor del libro Cataluña Hispana (Libros Libres), es uno de los portavoces de esta asociación y ha explicado a Libertad Digital cuáles son sus objetivos con este difícil e interesante reto al nacionalismo dominante en Cataluña.

"Desde dentro de Cataluña tiene que venir la solución al problema del nacionalismo", asegura Barraycoa, que opina que deben demostrarles que "somos más catalanes, que amamos más Cataluña y que entendemos mejor la tradición catalana que ellos".
"Un combate cultural"

De este modo, afirma que el nombre de la asociación "Somatemps" refleja cuál es su objetivo: "estamos a tiempo de frenar el independentismo, a tiempo de frenar esta deriva de separatismo". Y es que se plantean esta situación actual como un "combate, un combate cultural que durante 30 años ha estado ganando el nacionalismo y que pretendemos dar la vuelta".

¿Qué es exactamente Somatemps? Javier Barraycoa afirma que su idea es "empezar a elaborar una renovación cultural, historiográfica, social...una especie de think tank catalán, formado por catalanes, pero antiindependentista" con la intención principal de "movilizar a la sociedad civil". Una organización transversal para "generar ideas, reflexiones".

Saben mejor que nadie de la dificultad de esta misión. Un nacionalismo que domina los medios de comunicación, la educación y numerosos estamentos. "Queremos tener varios frentes. Hay una comisión historiadora, comisiones lingüísticas, comisiones legales para denunciar todas las ilegalidades que hace el nacionalismo y el desvío de fondos públicos para favorecer a asociaciones que imponen el nacionalismo", relata.

Por todo ello, en Somatemps hay historiadores, lingüistas, abogados, profesores y miembros distintas ramas profesionales y juntos han decidido poner en marcha "el primer observatorio del independentismo". Su idea pasa, según explica uno de sus portavoces, "enseñar lo que es Cataluña, lo que es la verdadera Cataluña y que quien ha descatalanizado Cataluña es el nacionalismo".
"Sacar a Cataluña de una alucinación colectiva"

Esta asociación que en cierto modo será la contraposición al todopoderoso Ómnium Cultural pretende que "Cataluña salga de una especie de alucinación colectiva que nos ha metido el nacionalismo y para ello es indispensable que la gente conozca realmente la cultura y la historia catalana y las manipulaciones que sufre".

De hecho, Javier Barraycoa cree que sólo así "podremos salvar a una generación". Y los datos son reveladores, el número de catalanes que apoya abiertamente la secesión no ha parado de crecer en las últimas dos décadas. Por ello, insiste en que "o damos argumentos o quitamos complejos a la gente y hacemos que la gente se sienta catalana y española o será algo tremendo".

No son todo malas noticias para esta asociación. En su opinión, durante las dos últimas diadas los separatistas "han cometido un error gravísimo, estratégico. Han abandonado la bandera de cuatro barras para abrazar la estelada separatista. Paradójicamente, estos dos últimos 12-O se han visto más banderas catalanas unidas a las españolas que no banderas catalanas en las independentistas".

El sociólogo y profesor universitario afirma que "hemos podido recuperar la bandera catalana ya que ellos utilizan una bandera que no tiene nada que ver con la historia de Cataluña". Igualmente, en Somatemps se definen catalanistas "pese al peligro que conlleva" porque en su origen el catalanismo "se identificaba con gente español, hispanista, o regionalista".
"Torpedo en la línea de flotación"

En este sentido, el que es uno de los portavoces de Somatemps cree que poder recuperar este concepto al igual que la bandera catalana "sería un golpe muy potente contra la estrategia del nacionalismo".

Catalanes que amen su tierra y su lengua pero que se sienten profundamente españoles, "esto es lo que más daño les hace a los nacionalistas". "Tenemos muy claro que no vamos a dejar la lengua y la cultura en manos del nacionalismo", insisten desde Somatemps.

Su apuesta es de órdago. "Queremos romper los esquemas y como el pensamiento único es tan brutal sólo queda meterles un torpedo en la línea de flotación y derribar su imaginario, el imaginario de la lengua, de las banderas", concluye Javier Barraycoa.

Galicia El Gobierno le niega la beca a una investigadora por pedirla en gallego
El ministerio rechazó su recurso y excluyó a la aspirante del proceso selectivo para un contrato predoctoral
D. S. Santiago / La Voz  30 Noviembre 2013

La Subdirección General de Recursos Humanos para la Investigación, adscrita al Ministerio de Economía, le denegó a una investigadora de la Universidade de Santiago la beca predoctoral que solicitó para preparar su tesis debido a que en la petición apreció el «defecto» (así lo califica en la respuesta que recibió) de que el certificado de estudios que acompañaba a la petición estaba escrito en lengua gallega. Y la instaba, además, a realizar la «subsanación de la solicitud» en un plazo de diez días si quería seguir dentro del proceso selectivo de un contrato predoctoral abierto por el ministerio.

Después de conocer la respuesta del Gobierno, la investigadora interpuso un recurso ante el Ministerio de Economía para recordarle la legislación vigente y el carácter oficial del gallego, recurso que fue rechazado excluyendo a la aspirante del proceso selectivo para la asignación de esta beca con la que poder realizar su tesis.

El caso fue denunciado ayer por A Mesa pola Normalización Lingüística (MNL), cuyo presidente, Carlos Callón, acusó al Gobierno central de una actitud «gravísimamente discriminatoria», que A Mesa está dispuesta a combatir con la correspondiente denuncia judicial.

Es más, Carlos Callón se queja de que, tal y como refleja la carta del Ministerio de Economía, la solicitud de la beca predoctoral sí se tramitaría en caso de que estuviera escrita en inglés, pese a que dicho idioma no tiene rango de oficialidad en España.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial