AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 4 Diciembre 2013

Algo se mueve
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com 4 Diciembre 2013

Resulta llamativa la creciente sensación de pesimismo que embarga a muchos ciudadanos ante los recientes abusos de nuestra clase política. Cunde la desesperación al percibir que la arbitrariedad y el desafuero aumentan de manera incontenible en los últimos tiempos. Pero se trata de un error de apreciación. Los gobernantes no han cambiado sustancialmente su comportamiento o actitud en las últimas décadas. Ni se ha transformado la naturaleza del sistema político, aun habiendo alcanzado su fase de descomposición. Lo que se ha movido es la conciencia de los ciudadanos. Ese vértigo proviene de la contemplación por vez primera de la auténtica naturaleza del Régimen Político. Diera la impresión de que el andén retrocede pero es el tren el que, finalmente, se ha puesto en marcha.

Las arbitrariedades, aceptadas antaño de forma natural, generan ahora un indisimulado cabreo e irritación. El reciente reparto en el Gran Teatro de Marionetas, conocido como CGPJ, ha levantado una irresistible marea de repulsa e indignación. Enfado sorprendente y llamativo pues estos enjuagues vienen cometiéndose regularmente desde hace muchos años. Uno similar fue perpetrado el año pasado en el Tribunal Constitucional, cuando Rajoy y Rubalcaba se adjudicaron dos muñecos de cera por barba, sin apenas crítica mediática. Y otro, cuando un recién elegido Mariano Rajoy cantó, en su particular ceremonia de los Oscar y entre grandes aplausos de la opinión pública, los nombres de los presidentes de Congreso y Senado, antes incluso de que las Cámaras pudieran constituirse.

Sin embargo, las decisiones caciquiles conllevan ahora una fuerte contestación. Un duro reproche que ya no es promovido y manipulado por el partido de la oposición, ni puede encuadrarse en el falaz esquema izquierda-derecha. La desaprobación alcanza al sistema en su conjunto, a todos los partidos firmantes del pacto de la Transición. Y las críticas se dirigen a la raíz de los problemas, no a aspectos accesorios o estéticos. Así, se ha considerado intolerable el reparto del CGPJ por vulnerar el principio de Separación de Poderes y ninguno de los partidos agraciados se ha librado de los calificativos.

Una revolución del pensamiento
Los cambios en las mentes no se manifiestan de manera espectacular, tan sólo ofrecen señales para quienes observan con paciencia. Pero acaban desembocando en auténticas revoluciones del pensamiento que, de manera discreta y sosegada, van creando condiciones propicias para el cambio político y social. A medida que se difunden nuevas ideas, con mayor capacidad explicativa, se transforma a pasos agigantados la visión de unos ciudadanos que buscan sentido y explicaciones coherentes. Hasta ahora, la concepción política dominante era la establecida por el propio Régimen y difundida por sus caducos terminales mediáticos. Pero este esquema ha ido acumulando demasiadas fracturas, perdiendo sus postulados mucha credibilidad.

Como consecuencia, la engañosa concepción política oficial está siendo rebasada por momentos. Su principal pivote, la teoría de que el Parlamento representa la soberanía popular y, por tanto, que el legislativo puede nombrar directamente los miembros de las principales instituciones del Estado, ha colapsado ante la evidencia de que diputados y senadores se limitan a apretar un botón a una orden del jefe del partido. Se derrumba con estrépito esa otra engañifa, vendida desde la Transición, según la cual la democracia consiste simplemente en votar cada cuatro años a una lista. Cada vez resulta más obvio que, sin separación de poderes y adecuados controles, el mero voto no puede evitar la apropiación exclusiva e interesada del poder por partidos y grupos de presión cercanos.

Pocos creen ya que los masivos traspasos de competencias a las Autonomías hayan beneficiado al ciudadano: más bien a oligarcas y caciques. O que los numerosos episodios de corrupción sean meros casos aislados: constituyen, por el contrario, un producto consustancial al Régimen, uno de los pilares que sustentan el nefasto sistema de reparto de rentas.

Un nuevo paradigma político
Si el pivote fuerte del Régimen consistía en un engañoso concepto de soberanía popular, su trinquete, el mecanismo de defensa ante la reprobación, descansaba en la propagación de una falsa confrontación izquierda-derecha. Un “divide y vencerás”, que incitaba a cada individuo a encuadrarse en uno de los dos irreconciliables bandos. Una estrategia dirigida a desviar el descontento al terreno emocional, donde las críticas se neutralizaban entre sí. Para ello, las cúpulas de los partidos solían representar una comedia de enfrentamiento verbal, mientras pactaban el reparto de poder e ingresos entre bambalinas. Pero esa polarización izquierda-derecha se va transformando paulatinamente en otra distinta: ciudadanos-casta política o sociedad civil-oligarquía partidaria.

El cambio se producirá en toda su dimensión cuando el nuevo paradigma, tras desplazar al anterior, acabe permeando el pensamiento de la mayoría de los ciudadanos. La experiencia muestra que las expresiones de descontento basadas en la simple emoción, sin un esquema de pensamiento complejo detrás, conducen sólo a la desmoralización. Los participantes en el 15 M pueden atestiguarlo con crudeza. De ahí el papel crucial de periodistas, comunicadores, intelectuales, columnistas y asiduos a los foros de opinión, para impulsar con eficacia unas ideas que, por su coherencia y capacidad explicativa, se difunden a gran velocidad.

Una vez resquebrajado el telón, surge la visión del camino que permite abandonar el laberinto político, esto es, el conjunto de reformas necesarias para caminar hacia un régimen de libre acceso. La democracia no es un sistema mágico y su instauración formal no genera automáticamente buenos resultados. El voto es necesario pero no suficiente si el sistema carece de una adecuada separación de poderes. O no dispone de complejísimos controles, equilibrios y contrapesos, que deben ajustarse cuidadosamente cuando se produce algún fallo. O cuando las instituciones no actúan de manera neutral sino partidista, favoreciendo a determinados grupos de intereses. Todos estos conceptos, que se encuentran en los autores más clásicos, fueron ocultados deliberadamente en el Pacto de la Transición. Por ello, la difusión de las ideas constituye un verdadero peligro… para aquellos que pusieron el poder al servicio de sus intereses.

La difícil gobernabilidad
Luis de Velasco www.republica.com 4 Diciembre 2013

Un nuevo mantra empieza a recorrer España, todavía de manera incipiente pero irá creciendo sin ninguna duda. Es el espantajo que han empezado a agitar algunos de que la difícil gobernabilidad, incluso la ingobernabilidad, nos amenaza. Las encuestas muestran una tendencia más o menos pronunciada a la caída de intención de voto tanto para el PP como el PSOE y el consiguiente crecimiento para IU y UPyD. La tendencia es clara, al menos de momento, a la ruptura del bipartidismo dominante, del duopolio de los nuevos moderados y progresistas de la nueva Restauración, bipartidismo que siempre ha beneficiado a los nacionalistas dando una situación de privilegio a los que no creen en un proyecto común y que incluso quieren romperlo. La moraleja de estos propagandistas es fácil de resumir: bipartidismo o caos.

Ciudadanos, la patria está en peligro, hay que defenderla, más en tiempos procelosos como los actuales con una crisis que todo lo envuelve. Ofrecen como solución el mantenimiento del “statu-quo”, de esta Restauración cuando resulta que ese “statu-quo” es el problema y no la solución. Cuentan para ello con fuerzas poderosas porque el Régimen no lo integran sólo esos partidos. El bloque hegemónico, el que manda e impone el pensamiento dominante, es mucho más amplio. A la cabeza quienes realmente son el poder como las grandes empresas sobre todo financieras y los principales medios de comunicación, una mera prolongación de ellos y que nunca son neutrales.

El PP y el PSOE viven en una cada vez mayor agitación interna inquietos por las posibles pérdidas de puestos de trabajo propios, ya bastante mermados en el segundo tras su última debacle. Algunas muestras: en el PP aparece un nuevo verso suelto, la todavía alcaldesa de Madrid Ana Botella que toca a rebato a recuperar las esencias para evitar la fragmentación de su partido. A este paso el único verso suelto va a ser Rajoy. El PSOE pasa de un día para otro de predicar el “federalismo asimétrico” al “federalismo social” (sic) y pide tras muchos años de gobierno denunciar el acuerdo con el Vaticano. Triple salto mortal. Además su, al parecer nuevamente partido hermano, el PSC, dice que no irá a la marcha de apoyo a la Constitución en Barcelona para no “levantar bajas pasiones”. ¿En que estarán pensando?

Pero no hay que inquietarse. Por encima de ocurrencias y aparentes enfrentamientos ambos partidos, PP y PSOE están de acuerdo en lo esencial que es mantener el Régimen y para ello los manotazos de ahogado se transformarán en abrazo para intentar salvarse conjuntamente. Temas como la no reforma de la ley electoral, ocupación de las instituciones desde el poder judicial hasta los organismos reguladores, ley de transparencia miope casi ciega, mantenimiento de cientos de reductos clientelares como municipios y Diputaciones y muchos más son tabú. Ahí no habrá enfrentamientos serios porque como es bien sabido con las cosas de comer no se juega.

De la ciudadanía en el momento de depositar la papeleta del voto, de elegir sabiamente, dependerá de que este estado de cosas se perpetúe o no. Los que abominan de los políticos y de la política tendrán oportunidad de optar y será su responsabilidad. Estar en la calle o no ir a votar o votar en blanco no es la respuesta. Más allá del bipartidismo y su acólito el nacionalismo hay vida.

6 de diciembre día de La Constitución – Manifestación en Madrid @Santi_ABASCAL @fdenaes
Juan Vicente Santacreu Periodista Digital  4 Diciembre 2013

Si eres español sin complejos, divúlgalo en las redes, todos el 6 a Madrid, gracias

Santiago Abascal al frente de la Fundación Denaes ha convocado una manifestación el 6 de diciembre a las 17 horas en la Plaza de la República Dominicana de Madrid. Evidentemente el Movimiento Masby se adhiere a este acto y aprovecho la ocasión para hacer un llamamiento a todos los seguidores para acudir a esta cita.
El lema de la convocatoria es abierto, no obstante el eje principal es apoyar a las víctimas, pero que nadie se equivoque, porque de una u otra forma, victimas somos todos.

El 6 de diciembre es una fecha muy especial para mí. Justo en ese día, la conmemoración de la Constitución española de 2009, el periódico El Mundo lanzaba la noticia a nivel nacional sobre la marginación y acoso contra mi hija, una menor de 9 años, por utilizar el español en España, en concreto en el colegio Sanchis Guarner de Valencia. Y para colmo, en una Comunidad gobernada por el PP.

¡¡La cosa tiene “cojones”!!, somos el único país del mundo que tiene que manifestarse para defender la unidad de España y el español, y no frente a una potencia extranjera, sino contra bastardos españoles. El enemigo está en casa.
Manifestación día de la Constitución Santiago Abascal Denaes Masby

Manifestación día de la Constitución Santiago Abascal Denaes Masby

Por tanto hay demasiados motivos para acudir el 6 de diciembre a esta cita, elije el que quieras o añade el que te parezca:
¦ Por las víctimas del terrorismo, por los muertos y por los vivos, por sus familias y amigos. Por la dignidad de todos ellos.
¦ Para reaplicar la Doctrina Parot y para evitar que a ningún mal nacido se le ocurra aplicar la Doctrina Bolinaga a ningún asesino.
¦ Por la ilegalización de todos los partidos inconstitucionales y por la detención de todos los cargos públicos que atenten contra la Constitución.
¦ Por recuperar la Constitución española que está secuestrada por la Casta política para interpretarla a su antojo.
¦ Por la unidad de España y el español en toda España, dos cuestiones que no son un privilegio, son un derecho constitucional.
¦ Para exigir que se nos entregue a la ciudadanía la soberanía nacional que constitucionalmente nos pertenece.
¦ Contra Rajoy y sus Ministros por ser el Gobierno más traidor de toda la historia de la democracia española. A diferencia de Zapatero, Rajoy ha traicionado incluso a sus propios votantes.

Y por si todo esto te parece poco, en Masby insistimos: “Queremos poder ser españoles de pleno derecho en todo el territorio nacional”.

Como este acto no está organizado por ningún partido político, entiendo que no tendrán escusa para adherirse partidos constitucionales como Rosa Diez de UPyD o Alberto Rivera de Ciudatans C´s. También es posible que veamos a las voces más críticas del PP como Esperanza Aguirre. ¿O no?

Lo sé, soy muy borde pero me “jode” la ambigüedad, en España llevamos 35 años siendo ambiguos y mira donde estamos. Así que ¡¡oído Esperanza!! Toma partido porque el año que viene el PP se va aquedar sólo con los ambiguos, el resto irán abandonando el barco porque los ciudadanos “vamos a tener VOZ y voto”.

Aunque esto es una manifestación por las víctimas y por España, todos sabemos y aunque nadie lo diga que esta concentración es algo más. De hecho el PP, perdón, Rajoy está preocupado y nervioso por la repercusión de este acto. Creo que hace bien, motivos no le faltan. Véase el último intento de manipulación que se está produciendo por parte de Rajoy para que Ángeles Pedraza y la AVT no acudan a dicho acto. Rajoy, ¿recuerdas qué pasó con el UCD?, ¡¡estás jodido!!

Quizá el 6 de diciembre veamos colocar la primera piedra de un futuro prometedor y aunque en España llevamos 20 años votando, pronto vamos a tener “VOZ”.

Así lo pienso y así lo digo.

Juan Vte. Santacreu – Periodista Digital –
¦ El país que siembra ignorancia, a los veinte años recoge miserias.. – ¿Hablamos del informe PISA?

La insoportable corrupción
Pablo Sebastián www.republica.com 4 Diciembre 2013

UGT, Gürtel, Luis Bárcenas, la Infanta, los ERE, etcétera. La máquina de vomitar noticias de la corrupción no descansa. Las últimas informaciones sobre la escalada de escándalos de UGT y ahí incluido el borrado de miles de documentos, deja a Cándido Méndez en una situación imposible y sorprende que aún no haya presentado la dimisión, por más que amague con hacerlo. Si esto sigue así Méndez va a destruir la UGT donde ya debería de existir una gestora la frente del sindicato que depure responsabilidades y abra un tiempo nuevo. De lo contrario van al cierre del sindicato en medio de un escándalo monumental.

Las últimas imágenes y noticias sobre Gürtel, los viajes y lujos de Francisco Correa y de su compinche Luis Bárcenas son ejemplo del espectáculo de la corrupción nacional y en especial de la del PP, que sigue danto tumbos por los juzgados, mientras que sus gobernantes y dirigentes no saben qué hacer. Y aunque esas fotos de Correa correspondan a años pasados de la bonanza económica hoy son piedra de escándalo en un país con los seis millones de parados, donde se tiran cohetes de fiesta porque el paro bajó un poquito en el pasado mes de noviembre.

El espectáculo de UGT y los ERE de Andalucía marcan también el territorio del PSOE, donde la presidenta andaluza Susana Díaz levanta mucho la voz contra la corrupción pero veta la presencia de Méndez y otros dirigentes políticos y sindicales en la Cámara regional andaluza, como si la devolución de lo robado fuera ya suficiente y eliminara el delito, lo que no es verdad.

En cuanto a los cortafuegos y ayudas que la Infanta Cristina está recibiendo de los ministros de Hacienda y de Justicia, Montoro y Gallardón, para no ser imputada en el caso Nóos/Aizoon a pesar de los indicios flagrantes que existen en su contra, lo menos que se puede decir es que los que pretenden salvar a la Infanta para que no vaya a los tribunales le están haciendo un flaco favor a la Monarquía, porque la indignación nacional frente a este trato de favor administrativo y judicial a la hija del Rey, puede llegar a ser la mecha que incendie todo lo demás.

Sobre todo en un país en el que la indignación no cesa y donde el desprestigio de los partidos y de sus dirigentes políticos no para de crecer. Lo que en vísperas de años electorales les lleva a unos y a otros a buscar posiciones llamativas y radicales. Véase lo que acaba de hacer el PSOE pidiendo la revisión a fondo de los pactos del Estado con el Vaticano, bajo el papado mucho más progresista del pontífice Francisco. Y recuérdense ahora los pitos y abucheos a la monarquía en la reciente conferencia política del PSOE.

De manera que anden con ojo y cuidado los primeros inquilinos de los palacios de la Zarzuela y la Moncloa, a ver si por intentar apagar el incipiente fuego del caso Nóos van a desatar un gran incendio, porque estas situaciones ya se saben cómo empiezan pero nunca se sabe cómo pueden terminar. Porque un día de estos, en vez de manifestaciones sobre la sanidad o sobre la educación, nos podemos encontrar con una mayor contra la corrupción con las fotos de Urdangarin y Cristina abriendo el cortejo, y en ese caso nadie podría predecir lo que puede pasar. A ver si entre unos y otros por intentar salvar a la Infanta van a dañar al Príncipe.

Si en Moncloa y Zarzuela fueran prudentes e inteligentes deberían saber que es al Príncipe Felipe al que tienen que preservar en vez de poner tanto empeño en defender a la infanta Cristina, porque si esto sigue así será la Corona la que pagará los errores y abusos de los duques de Palma, que no merecen el menor favor. Y nos parece escandaloso que el Gobierno del PP y la dirección del PSOE no sean capaces de poner punto y aparte en estas graves cuestiones de la corrupción. Más bien al contrario están dedicados a tapar cada cual lo suyo, pero la suciedad es tan grande que la famosa ‘manta’ no da para ocultar esa ciénaga que no para de aumentar.
www.pablosebastian.com

Latitudes
IGNACIO CAMACHO ABC  4 Diciembre 2013

Entre Galdácano y Almadén de la Plata median ochocientos kilómetros de distancia física y un meridiano entero de latitud moral

ENTRE Almadén de la Plata y Galdácano o Legazpi hay una distancia física de ochocientos kilómetros?y todo un meridiano de latitud moral. El que separa, de polo a polo del universo de la dignidad, a quienes acogen con júbilo de hijo pródigo a un criminal sin rehabilitar y a quienes lo señalan como persona no grata. El que diferencia a los que aíslan a un delincuente sin arrepentimiento y a los que en su honor tiran cohetes y repican campanas. (Por cierto, debajo de una campana ha de haber un sacristán o un cura. ¿Nadie le va a pedir explicaciones por enaltecer el terrorismo?). El que distingue a una comunidad normal, sacudida por sus exageraciones emocionales o sus miedos, de una sociedad enferma por el virus de la infamia.

Esa patología social, capaz de convertir en héroes populares a unos asesinos por el procedimiento de adjudicar a sus crímenes una causa o motivación patriótica, constituye una significativa parte del problema vasco. Es más: puede que ahora, desaparecida tal vez para siempre la amenaza de los atentados, represente el verdadero problema del post-terrorismo. El que impide considerar pasada la página de la violencia mientras exista un amplio sector de ciudadanos dispuestos no sólo a encontrar una justificación política para el derramamiento de sangre sino a homenajear o amparar a sus autores y a votar a los herederos de su legado. Es esa solidaridad abyecta la que convierte en retórica hueca los discursos triunfalistas y obliga a dudar de la virtud balsámica de una presunta paz que sirve para enaltecer a los verdugos y humillar a las víctimas.

Tal vez el dicharachero coro filoterrorista habría protestado airadamente si en lugar de «Javi de Usansolo» fuera el asesino de Olga Sangrador o el violador del chándal quien aspirase a instalarse en su honorable vecindad.

En estas comunidades de cerrada endogamia civil los psicópatas sólo tienen coartada si han delinquido agarrados a la bandera de un delirio fundamentalista. El paisanaje de los convictos vascos no se alboroza por principios rousseaunianos de compasión rehabilitadora ?esos están en la ley penal que nadie quiso cambiar durante veinte años? sino por instinto tribal y por complicidad política. Carece de fibra moral para sentir piedad y se considera, acaso con razón objetiva, sujeto de un inesperado éxito tardío. Por eso va a ser tan difícil preservar el relato histórico de la resistencia democrática al terror: porque esta chusma ha creído encontrar en la legalización de Bildu y en las excarcelaciones de sus presos la contrapartida sobre la que dar por bueno un final en el que no se acaban de sentir derrotados. Saben que no han podido ganar pero tienen la sensación de haber logrado a última hora un empate.

Y empate es, en cierto modo, que haya una España irritada y desconsolada por la libertad de los lobos y otra que los patrocina y los acoge en su manada.

Escocia y Cataluña
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC  4 Diciembre 2013

¿Son tontos los nacionalistas escoceses y catalanes o creen tontos a los demás? No, son, simplemente, nacionalistas

DADO que Escocia y Cataluña marchan del brazo hacia la independencia, resulta interesante e instructivo estudiar cómo la ven los nacionalistas escoceses, para hacernos idea de lo que pueden hacer los catalanes, que aún no se han puesto de acuerdo entre sí sobre el cómo y el cuándo de la consulta.

En el documento de 670 páginas que el gobierno nacionalista de Alex Salmond ha hecho público se detallan esas condiciones. Escocia emitirá sus propios pasaportes, tendrá su propio ejército, expulsando al inglés de su territorio, aunque permanecerá en la OTAN y en la UE. Mantendrá la libra esterlina como moneda, recibirá el 90 por ciento de las ganancias del petróleo del Mar del Norte y reconocerá a Isabel II como soberana formal. El referéndum de independencia se celebrará el 18 de septiembre de 2014, coincidiendo con el 700 aniversario de la Batalla de Bannockburg, en la que las fuerzas escocesas fueron derrotadas por las inglesas.

Dado el mimetismo entre los nacionalismos, que en este caso se refuerza con la coincidencia de fechas (con 400 años de diferencia), podemos imaginar qué van a exigirnos los nacionalistas catalanes: plena retirada de las fuerzas armadas españolas y plena soberanía, aunque el carácter republicano de ER les impedirá seguir bajo la corona española. Pero seguirán en la OTAN, y en la UE, manteniendo todos los lazos económicos y comerciales con España. En una palabra: lo mío es sólo mío y lo tuyo vamos a repartírnoslo.

¿Son tontos los nacionalistas escoceses y catalanes o creen tontos a los demás? No, son, simplemente, nacionalistas. Y el nacionalismo es un estado catatónico entre el enamoramiento y la borrachera, con complejos de superioridad e inferioridad simultáneos, que impide las funciones cerebrales y deja sólo las emocionales, haciendo imposible el diálogo con ellos, al no distinguir lo imaginado de lo real. De ahí que pueblos que normalmente tienen un comportamiento sensato, como ocurre a escoceses y catalanes, olviden incluso su loable reverencia hacia el dinero cuando se ven presos de la fiebre nacionalista.

No sé cómo el gobierno español responderá a este desafío, porque los gobiernos españoles vienen mostrando una parálisis ante los nacionalismos internos, que inquieta. Pero sé perfectamente qué va a hacer el gobierno inglés: decir a los escoceses que si quieren irse, que se vayan. Pero que cierren la puerta tras ellos, y ya verán el frío que hace fuera. Es el único remedio con los enamorados y los borrachos, confrontarles con la realidad, ya que los razonamientos no hacen mella en ellos. El frío, sin embargo, refrigera la cabeza y devuelve a la realidad. Hoy saben unos y otros que estarán fuera de la UE y de la OTAN. Y lo saben los ingleses, que vienen practicando esta terapia del realismo descarnado desde hace siglos con propios y extraños. Y les ha ido bastante bien ¿verdad? Desde luego, mucho mejor que a nosotros. Señal de que han tenido mejores gobernantes que los nuestros.

Informe “TI”: El Gobierno no se toma en serio la corrupción
José Oneto www.republica.com 4 Diciembre 2013

“Cada vez salen más escándalos a la luz y el Gobierno no parece tomárselos en serio. Y son escándalos que implican a altos responsables del Gobierno”, comenta, Finn Heinrich, el investigador principal del Instituto “Transparencia Internacional” (TI), que acaba de situar a España como el país, después de Siria, en plena guerra civil, donde más ha aumentado la percepción de corrupción oficial.

En agosto, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tuvo que comparecer ante el parlamento para dar explicaciones sobre la presunta contabilidad oculta y los sobresueldos que su partido, el conservador Partido Popular, habría pagado durante años.”Ahora – subraya quien es el experto de referencia del estudio que acaba de hacerse público- el mayor escándalo en España es la financiación del Gobierno en el poder por parte de intereses financieros, en particular relacionados con el sector de la construcción”.

“Hay una relación clara entre la corrupción y la crisis, porque la construcción fue uno de los sectores de la burbuja en España, del que luego se vio que no era sostenible”, afirma Heinrich, y recuerda el caso de corrupción en la ciudad costera de Marbella, en el sur del país, que ha terminado en numerosos juicios y varias condenas.

“Transparencia Internacional “-que acaba de situar a España en el puesto número cuarenta, por detrás de Brunei y de Polonia, y como el país que pierde más puntos, junto con Libia , Mali, Gambia y Guinea en lo que es la percepción de la corrupción, – es una organización de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción. Se une a las personas en una poderosa ONG, para poner fin a los efectos devastadores de la corrupción en los hombres, mujeres y niños de todo el mundo. La misión de Transparencia Internacional, es, según su constitución, provocar un cambio en todo mundo, para convertirlo en zona libre de corrupción.”

En su ranking de 2013, TI analiza un total de 177 países, encabezado por Dinamarca (primer puesto), el país donde menos se percibe la corrupción. España está en el puesto 30 y Grecia en el puesto 80. Sin embargo, España perdió 10 puestos con respecto al año pasado mientras que Grecia ganó 14 lugares. Grecia, según la ONG que tiene su sede en Berlín, es uno de los países europeos más castigados por la crisis económica, y lucha con mucha más eficacia que España contra la corrupción. “Los dos países aplican dos respuestas muy distintas a la corrupción, ambos en un contexto de crisis, y creo que la perspectiva es mucho mejor en Grecia que en España”, explica Finn Heinrich el investigador principal del Índice de Percepción de la Corrupción, (IPC) índice integrado por una combinación de encuestas y evaluaciones sobre corrupción efectuadas por diversas instituciones de prestigio. El IPC es el indicador de corrupción más usado en todo el mundo.

En los dos últimos años Grecia y España se han visto muy afectados por la crisis del euro, que puso de manifiesto que la corrupción no sólo es una de las causas de la crisis sino que además la empeora”, explica Heinrich.”Pero este año, por primera vez, Grecia está mejorando, lo que demuestra que el gobierno se está enfrentando directamente a la corrupción. Hubo juicios importantes y se nombró a alguien que coordina las políticas anticorrupción junto al primer ministro”.

A nivel internacional, Somalia, Corea del Norte y Afganistán, con tan sólo ocho puntos, son los países percibidos como más corruptos del mundo según TI, y Dinamarca y Nueva Zelanda, son los más transparentes al sumar 91 puntos.

El informe es un duro golpe a la “Marca España”, golpe que se ha visto acentuado con otro informe más técnico, el que realiza Brand Finance, líder mundial en evolución de marca que acaba de hacer público que “Marca España” pierde un veinte por ciento de su valor respecto a 2012 y cinco puestos en el índice “Brand Finance”, figurando, además, entre las diez marcas que más pierden.

A vueltas con las excarcelaciones
José Luis Manzanares www.republica.com 4 Diciembre 2013

Ya han corrido ríos de tinta sobre las excarcelaciones de peligrosísimos delincuentes una vez desautorizada la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero correrán aún más cuando algunos excarcelados reincidan en sus crímenes. Ese riesgo, mucho mayor con los violadores y asesinos sexuales que con los terroristas, se materializará antes o después, lo que volverá a cargarse en la cuenta de Estrasburgo. La culpa siempre es del prójimo, especialmente cuando los verdaderos responsables del desastre así lo proclaman en su propio interés. De ahí la conveniencia de insistir en algunas observaciones sobre las excarcelaciones de hoy y los nuevos crímenes mañana.

Repárese para empezar en que con una prisión perpetua revisable como tiene la mayoría de las democracias europeas (el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Suiza, etc.), el problema ni siquiera se hubiera planteado. Los peligrosos delincuentes seguirían en la cárcel mientras que su pronóstico de resocialización fuese desfavorable. La doctrina Parot, que fue un intento de prolongar la permanencia en prisión de aquellos delincuentes, sólo habría retrasado unos años lo que ahora está ocurriendo. No pasaría de ser un parche.

Si al menos se hubiera suprimido la redención de penas por el trabajo a su debido tiempo, cuando el azote terrorista era más fuerte, sin esperar al Código Penal de 1995, ese beneficio no hubiera podido aplicarse a los delitos cometidos desde la transición democrática hasta la entrada en vigor del nuevo Código. Nada, pues, de abono de un día de prisión por cada dos de trabajo real o ficticio. Pero nada se hizo.

La libertad vigilada como medida de seguridad para los reos que, tras cumplir penas muy graves, continúen siendo un notorio peligro público, no se introdujo en nuestro Código Penal hasta la Ley Orgánica 5/2010, o sea, demasiado tarde y, además, de forma harto descafeinada. El seguimiento policial del que nos habla el Ministro del Interior es una simple muestra de voluntarismo inane. La violación y asesinato de un niño, por ejemplo, a mano de alguno de estos delincuentes sexuales es sólo cuestión de tiempo.

Y seguimos sin un internamiento de seguridad que, yendo más allá de la libertad vigilada, se aplique en aquellos supuestos en los que la peligrosidad del excarcelado así lo aconseje y justifique durante más o menos tiempo. Los Códigos Penales de Alemania, Austria, Suiza y otros países europeos pudieran servir de modelo, sin olvidar que esa medida ya existió en la Ley de Vagos y Maleantes de 1933, obra en buena parte del profesor socialista Jiménez de Asúa, y en la después derogada Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970. Aquí tenemos una muestra más de nuestro clamoroso desarme en la lucha contra las formas más graves de criminalidad.

Nada tiene que ver con la doctrina Parot la queja de que el autor de numerosos asesinatos sólo cumpla un año o poco más de prisión por cada uno de ellos. Nuestro vigente Código Penal, como los anteriores y a semejanza de lo que ocurre en el Derecho comparado, establece para el cumplimiento sucesivo de las penas una doble limitación, la del triplo de la duración de la mayor y la de un determinado número de años. Se trata de evitar que la suma de muchas infracciones penales de escasa importancia lleve a un encarcelamiento demasiado prolongado e incluso de por vida. Bien entendido que el cociente de la división entre los años de prisión y el número de asesinatos no se alteraría sustancialmente con la prisión perpetua. La vida del hombre es también limitada.

Por lo demás, poca responsabilidad puede tener el gobierno del PP en estas escandalosas excarcelaciones cuyas causas vienen de muy atrás. Se supone que, a lo sumo, habría tratado de influir en los tribunales a favor de la muy débil doctrina Parot y, naturalmente, no es culpa suya su corto recorrido. Puestos a buscar responsabilidades, consistirían éstas en que tampoco durante los dos últimos años se ha regulado el cumplimiento en España de estas sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el ámbito penal. La improvisación continúa siendo un distintivo de la marca España.

Y ahora resulta que los demócratas defensores a ultranza de la división de poderes reprochan al gobierno porque no coarta –dígase cómo- la actuación de nuestros tribunales tras el fiasco de Estrasburgo.

Unión General del Trinque.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 4 Diciembre 2013

Creo que hay actitudes paralelas en ciertos personajes que además de igualarles en la iniquidad, demuestran el desprecio por la democracia. Cándido Méndez alega desconocimiento total de las prácticas delictivas de su franquicia en Andalucía, aunque ahora no podrá decir lo mismo de las implicaciones en la UGT central con las comisiones de los ERE's de la zona pirítica de Huelva. Dice además que no va a acudir a declarar ante el Parlamento andaluz porque "crearía confusión". Será que está en su ánimo sembrarla. Por otro lado, tenemos al Fiscal General Torres Dulce que no se quiere enterar de los cambios de criterio de Hacienda respecto al evidente fraude fiscal cometido por el matrimonio Urdangarín-Borbón cn la empresa Aizóon y se enroca en el mantra de que "no se ven indicios suficientes para imputar a la Infanta Dª Cristina". Hace falta en ambos casos tener una cara de cemento armado y pensar que los ciudadanos somos gilipollas idiotizados que se creen cualquier mentira.

Durante estos meses estamos siendo testigos del entramado financiero ilegal que se creó entre la Junta de Andalucía y la UGT-A. Una fuente inagotable de dinero público que era desviado de su teórico uso en los trabajadores hacia las arcas del sindicato y de algunos de sus dirigentes. La frase famosa de que "tiene dinero para asar una vaca" referida a uno de los imputados, es lo suficientemente ilustrativa de la cultura del pelotazo y la admiración que por desgracia despierta en determinados sectores sociales. Si no fuera por esa actitud, no se explicaría el que casos como el del Ayuntamiento de Marbella con Roca, Julían Muñoz y la cohorte de delincuentes prosperaran sin que nadie reparase e investigase el súbito enriquecimiento y ostentación obscena.

Algo similar ha ocurrido con los escándalos de los falsos ERE's, las facturas falsas de la UGT-A - que parece ser un modus operandi habitual en el sindicato y también en partidos políticos-, el caso Gürtel, el caso PP o Bárcenas,según prefieran,el caso Palau, el caso Palma Arena, el caso Noós, Aizóon y demás urdanagarines, el caso Nova galicia, el de las Cajas y las preferentes, la condonación de las deudas de los partidos, etc. Un panorama que hace que España esté considerada tras de Siria como el páis con mayor percepción de corrupción por los ciudadanos. Es decir que el caso UGT se debería llamar el de la Unión General del Trinque que englobaría a todo este conglomerado delictivo de apropiación de fondos públicos, con la necesaria connivencia y complicidad de los Gobiernos de las Comunidades Autónomas y del Gobierno de España, como ahora gusta decir por su dejación de responsabilidad "in vigilando".

Lo malo es que no podemos esperar que la regeneración democrática y ética se promueva desde los mismos que han permitido el delito en sus filas. La casta política está corrompida desde sus bases y la cultura de la impunidad ha calado demasiado y se ha extendido como un cáncer. Deberá ser la misma sociedad la que ponga freno a esta desvergüenza, aunque es imposible ver alguna alternativa creíble que enarbole la bandera de la honestidad y de la transparencia. Los que dicen llevarla, no están en condiciones de convencer y los que quieren llevarla, no han demostrado nada aún y habría que hacer un "acto de fe".

Por el bien de España, espero que los españoles sepamos tomar la mejor decisión y no nos dejemos engañar otra vez por estos trileros embaucadores. Acabemos con esta partitocracia monárquica sindicalista.

UGT-A: Cándido Méndez y la Junta se retratan
EDITORIAL Libertad Digital 4 Diciembre 2013

Ni dimisión ni explicación. Así podríamos resumir la actitud del secretario general de UGT, Cándido Méndez, ante la catarata de informaciones que durante los últimos meses denuncian una malversación de fondos públicos y una financiación irregular de dicho sindicato en Andalucía. La excusa dada este martes por aquél para ni siquiera comparecer ante el Parlamento andaluz ha sido que "crearía confusión y no contribuiría a clarificar" el escándalo de las facturas, habida cuenta de que él no estaba al tanto de lo que sucedía en Andalucía.

Para empezar, y por muy descentralizada que sea la organización, Cándido Méndez es el máximo representante de la UGT en toda España, y su presunta ignorancia de lo que se hacia en Andalucía constituiría una clamorosa falta de responsabilidad in vigilando. Pero es que, además, esta pretensión de Méndez de que la sociedad crea que él ha tenido conocimiento de los acontecimientos "conforme han ido apareciendo en los medios de comunicación" choca frontalmente con las declaraciones que hiciera el ya ex secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, en una asamblea de delegados un mes antes de dimitir, en las que aseguraba su "total sintonía" con la dirección confederal, "con su secretario general a la cabeza", de quien dijo: "Hablo todos los días con él más que con mi mujer".

Por otra parte, no podemos dejar de denunciar la doble vara de medir que exhibe Méndez si recordamos sus peticiones de comparecencia de Rajoy para aclarar el caso Bárcenas. ¿Por qué la de Rajoy contribuiría a clarificar las cuentas del PP y la suya crearía "confusión" respecto a las de la UGT?

Por cierto, este martes la dirección de UGT-A ha denunciado la misteriosa destrucción de 1.756 archivos informáticos, cuyo borrado se habría ejecutado entre enero y junio de este año con un programa que no deja huella y no permite recuperarlos. Por mucho que los hechos hayan sido denunciados por la nueva dirección del sindicato en Andalucia, es evidente que se trata de un borrado perpetrado desde la organización. También en este punto cabe remitirse al caso Bárcenas...

Qué no tendrá que ocultar la UGT que hasta la Junta de Andalucía ha tenido que marcar distancias con filtraciones a los medios de comunicación y con su decisión de anular dos ayudas de 1,8 millones de euros por falta de documentos justificativos. Con todo, y por mucho que quiera soltar lastre, el Gobierno andaluz ha descartado abrir una investigación sobre el conjunto de las ayudas concedidas al sindicato y limitará su investigación a las que sean cuestionadas por los medios de comunicación. Esto, así como la negativa de Susana Díaz a que comparezca Méndez en el Parlamento regional, delata la falaz voluntad regeneradora de la presidenta de la Junta. Y es que son demasiados años de connivencia como para plantear una ruptura auténticamente regeneracionista.

¿Desnacionalizar el nacionalismo?
José Rosiñol Lorenzo Periodista Digital 4 Diciembre 2013

… Barbeta percibe agudamente que en las cancillerías europeas se encuadra el independentismo catalán al auge del populismo xenófobo… Europa es al populismo nacionalista austríaco, holandés, francés…lo que es España a al populismo nacionalista catalán…

No, no me he vuelto loco, ni siquiera pretendo hacer absurdos juegos de palabras… el título de este artículo es lo que propone el periodista de La Vanguardia, Jordi Barbeta, en una columna publicada en la edición impresa de dicho diario el domingo día 1 de diciembre de 2013, en ella reclama una “convención política…de la mayor solemnidad” de las fuerzas políticas que apoyan el “derecho a decidir”.

Convención en la que los nacionalistas se hagan un harakiri ideológico y desistan a ser lo que son, que nieguen su propio ser, esto es, que renuncien al nacionalismo… antes de entrar en materia me gustaría destacar el esquema del que parte el Sr. Barbeta y que es sintomático de la perversión del lenguaje con la que suelen jugar los defensores del soberanismo y las contradicciones mismas de la versión popularizada de un nacionalismo profundamente excluyente.

Dice Barbeta “si realmente interesa que el proceso soberanista tenga carácter inclusivo e integrador y que la UE lo observe con mayor simpatía…los partidos defensores del derecho a decidir celebraran una convención…”, vamos a ver, ¿no habíamos quedado que el objetivo del proceso era el derecho a decidir, la “radicalidad democrática”, dejar votar al “pueblo catalán”?, pues no, el proceso es un proceso soberanista, nada más, el resto solo forma parte del plan de distracción y propaganda con el que embaucar al “pueblo catalán” .

Llama la atención la angustia con la que se está viviendo la “gran” acogida internacional de los planes independentistas de la Generalitat, ven cómo poco a poco la realidad geopolítica niega y huye de populismos aventuristas, que la palabra (y el concepto) nacionalismo es lo que es, por mucho que hayan intentado edulcorarlo durante más de treinta años de falacias historicistas, de invenciones culturales y de manipulaciones educativas.

Pero, más allá de las terribles consecuencias históricas del nacionalismo de base etnicista o cultural, vemos cómo el periodismo orgánico, aquél que está al servicio de la Causa, propone renegar a la ideología para dar una visión simpática pero falsa de lo que realmente es el nacionalismo catalán: una reedición del nacionalismo decimonónico, aquél que ensalzaba el “genio de las naciones”, aquél que añoraba la tribalidad, aquél que alababa los colectivo pero pisoteaba lo individual…

Barbeta percibe agudamente que en las cancillerías europeas se encuadra el independentismo catalán al auge del populismo xenófobo, por ello quiere renunciar (nominalmente) al nacionalismo –el objetivo “inclusivo e integrador” es solo retórica, propaganda de uso interno-.

Europa es al populismo nacionalista austríaco, holandés, francés…lo que es España a al populismo nacionalista catalán…y esa percepción de los europeos no es mera percepción, es una realidad basada en un narcisismo (hipertrofiado) de las pequeñas diferencias y en un complejo de superioridad economicista.

Cómo no, el periodista juega con las palabras, ahora llama “catalanismo político” a lo que es simple nacionalismo, la “voluntad de ser” de ese catalanismo surge de la negación del otro, de la deformación de una alteridad tan propia de Cataluña como cualquier otra, me refiero a la hispanofobia que subyace al discurso oficial.

Parece ser que, de repente, el nacionalismo catalán ya no es cultural, ya no es identitario, ya no recurre a la historia como fuente de legitimidad…parecen olvidar las constantes soflamas –en forma de aspirantes a Duce- que reclaman los Mil Años de Historia de Cataluña, la Cultura y la Lengua (catalana, como no) como esencias patrias, la utilización de lo simbólico como eje aglutinador (y excluyente)…

Por mucho que pretendan aparecer como lo que no son (para engañar a Europa como nos engañan a los catalanes), como dice la fábula del escorpión y la rana: al final será cuestión de carácter y nos acabarán hundiendo a todos en pos de una Ítaca inexistente.

José Rosiñol Lorenzo

Independencia con freno y marcha atrás
Carmen Leal www.cronicaglobal.com 4 Diciembre 2013

Profesora de Lengua y Literatura españolas.

El famoso "derecho a decidir", que solicitan los nacionalistas-secesionistas catalanes, consiste en un referéndum en Cataluña donde solo los ciudadanos catalanes voten si quieren la independencia del resto de España, hurtando ese derecho a los demás españoles. Decidir si mutilamos o no la España que hemos heredado de nuestros antepasados compete a todos los españoles, porque ante la partición de la herencia todos los ciudadanos tienen algo que decir al respecto. Voces autorizadas han argumentado hace tiempo que tal derecho no existe, ni es posible, según reza nuestra Constitución.

El Gobierno de la nación ha permanecido mudo demasiado tiempo aunque haya habido puntuales referencias fundamentadas en algunos momentos, que han puesto en cuestión la deriva secesionista. Un freno importante lo ha puesto el PSC cuando en su última asamblea Pere Navarro ha sacado nada menos que el 83,5% a favor de no promover la consulta sin autorización expresa del Gobierno de España, apoyándose jurídicamente en la interpretación del artículo 92 de nuestra Constitución, según la tesis de Francesc de Carreras. Es decir, un referéndum de forma legal y posible. Posible en cuanto a la legalidad interpretativa, pero no probable ni por este Gobierno, ni por los sucesivos gobiernos que vinieren sean de derechas o de izquierdas.

Muchos ciudadanos nos hemos sentido aliviados al ver que ha prevalecido la cordura dentro del PSOE. Un nuevo freno a la secesión. Aplausos al PSC

Las últimas alusiones concretas por parte del Gobierno de Rajoy han sido bien claras y deberían servir de freno a CiU, aunque no parecen haber sido sido suficientes para parar el proyectado referéndum secesionista que propone Artur Mas empujado por ERC. El freno real hasta el momento lo había puesto el PP catalán, con ciertas veleidades como la proposición de Alicia Sánchez-Camacho de mejora de la financiación para Cataluña, que quizá fue solo un globo sonda, y que ahora se ha apresurado a revocar con rotundidad vista la reacción de las demás CCAA. Sin embargo, Ciudadanos ha sido firme en su negativa a la secesión sin paliativos y desde el principio en palabras y obras. Ahora se ha añadido el PSC, no sabemos con qué costo. Es muy probable que varios elementos socialistas engrosen las huestes independentistas de otros partidos. Lo cierto es que muchos ciudadanos nos hemos sentido aliviados y esperanzados al ver que ha prevalecido la cordura dentro del PSOE, llamado a gobernar España como en ocasiones anteriores. Un nuevo freno a la secesión. Aplausos al PSC.

Y el problema lo tiene ahora CiU porque necesariamente ha de poner el freno y dar marcha atrás en sus ilusiones independentistas o se estrella. Y lo tiene difícil. Nunca la expresión "marcha atrás" ha tenido buena prensa en la cultura española, excepción hecha de las interpretaciones erótico-recreativas. Al españolito de cualquier latitud no le gusta aceptar las equivocaciones, reconocer fracasos, enmendar errores. Carecemos de la cultura de saber aceptar nuestras equivocaciones y menos pedir perdón. Lo más frecuente entre nosotros -políticos incluidos- es mantenerse en sus trece: "Hacella y no enmendalla", o buscar excusas, subterfugios para endosarle el error a otro. Porque un inmenso error y no otra cosa ha sido esa escalada independentista que ahora hay que enmendar.

ERC junto a la CUP (el partido de la zapatilla) e ICV-EUiA seguirán presionando con sus ilusiones independentistas, no hay duda. Sacarán la gente a la calle, colgarán banderas con la estrella azul, quemarán banderas españolas y fotografías del Rey. Seguirán con la cantinela de que "España nos roba", de rechazar todo lo que signifique español y restringir el uso del idioma castellano hasta en la carta de los restaurantes. Quizá ordenar que la popular tortilla española, la humilde tortilla de patatas, en la carta de los restaurantes y bares se nombre nada menos que tortilla estatal, como ya se ha visto. Incluso, prohibir de facto el idioma español por muy lengua oficial que sea en Cataluña, aunque ERC asegura en sus programas callejeros que seguirá siendo oficial una vez alcanzada la independencia. Lo mismo que asegura que se mantendrán en la UE, en el euro y que los ciudadanos catalanes gozarán de las dos nacionalidades catalana y española. Por prometer que no quede.

Recobremos el buen entendimiento con todas y cada una de las CCAA y con los gobiernos de la nación española para afrontar unidos los retos que tenemos

No sabemos qué harán con quienes no estemos por la labor independentista, más de un 50% de la población desigualmente repartida. ¿Nos seguirán llamando "fascistas", "enemigos de Cataluña", o llenos de un espíritu mítico de cruzada imitarán la noche de los cristales rotos y nos pondrán una estrella amarilla? Estas gentes ofuscadas no tienen cura. Así que la pelota está en el tejado de CiU, que ha de rectificar aunque sacrifique al honorable Mas, convertido en mártir de la independencia, que al decir de sus cercanos ya lo tiene asumido. Si Jardiel Poncela en su obra Cuatro corazones con freno y marcha atrás da un bebedizo a sus personajes para ir descumpliendo años -el tiempo de su vida hacia atrás-, bien puede CiU imitarlo y, ya que probó el veneno secesionista de la mano de ERC, ahora debe ponerle freno con el antídoto de la cordura, dar marcha atrás a la secesión -el Estado propio-, y desandar lo andado para que siga siendo Convergència lo que tradicionalmente fue: un partido conservador, pragmático y siempre posibilista.

Que abandone las aventuras soberanistas y el pertinaz órdago al Gobierno de España porque pretender lo imposible desgasta, agota y resta votos. Son muchos los indicios de conversaciones que muy en privado están realizando distintos proderes al ver los bancos catalanes que pierden clientela dentro y fuera de Cataluña, que empresarios importantes se inquietan porque bajan sus ventas y clientes en el resto de España, y cada vez más empresas foráneas son remisas a invertir en Cataluña o negociar con empresas catalanas por la inseguridad que conlleva todo proceso de modificación política. CiU y Rajoy han de terminar con esta irresponsabilidad que a todos perjudica.

Y son muchas las acciones políticas que habrán de acometer. CiU debe terminar con el despilfarro económico desaforado en pro de la identidad catalana y aledaños. La lengua catalana está perfectamente recuperada y utilizada en todos los ámbitos sociales, lo mismo que los símbolos y costumbres catalanas. El Gobierno de Rajoy tiene dos tareas imprescindibles. Primero, frenar la contumaz ideologización que los partidos nacionalistas realizan en la escuela. Mientras se transmita en ella la animadversión a todo lo español, se manipule la historia de España hasta extremos inverosímiles, y en muchos casos se incite al odio, la recurrencia a la secesión estará garantizada. Segundo, promover inmediatamente una política lingüística de Estado que asegure la utilización de la lengua española en todas las CCAA, en todos los ámbitos sociales y en todas las situaciones comunicativas públicas, poniendo en práctica sin cortapisas el artículo 3 de la Constitución. El hecho de compartir cooficialidad con las lenguas vernáculas en algunas CCAA no debe impedir el uso voluntario del idioma español, su amplio conocimiento y uso en la escuela, sin condicionamientos sociales, ni subterfugios jurídicos.

Cuatro corazones con freno y marcha atrás. Cuatro partidos: PP, Ciudadanos, PSC y CiU con freno a la secesión y marcha atrás en el tiempo para recobrar la cordura -el seny- de la situación primigenia que propició Transición política. Recobremos el buen entendimiento con todas y cada una de las CCAA y con los gobiernos de la nación española para afrontar unidos los retos que tenemos en el presente y aquellos que el futuro nos depare.

Una derecha muy diversa (2)
Fernando José Vaquero Oroquietalatribunadelpaisvasco.com 4 Diciembre 2013

Una derecha muy diversa, pero identitaria y euroescéptica, presente en toda Europa… salvo en España.

Introducida la cuestión del fenómeno del populismo de derechas en Europa –con todas las reservas que merece tal denominación- en el artículo anterior, veamos el panorama que presenta, a día de hoy, en el plano de sus organizaciones políticas. Y empecemos por el arco mediterráneo.

Así, el crecimiento del partido griego Amanecer Dorado, sus peculiaridades, contradicciones y excesos, su delicada situación legal, y los asesinatos (en propios y ajenos) asociados al mismo, han sido cubiertos ampliamente dado su particular interés mediático. No podía ser de otra manera. De la nada absoluta, alcanzaron un relieve muy notable en el contexto de la gravísima crisis económica y política que sacude Grecia; únicamente eclipsado en ese auge, por la tan admirada en España coalición de izquierdas SYRIZA. En las elecciones legislativas del 17 de junio de 2012 sumó el 6’92% de los votos y 18 diputados, pasando a ser el quinto partido del arco parlamentario griego. Pese a la precariedad administrativo-legal en que se encuentra el partido de Nikolaos Michaloliakos, y su azarosa trayectoria, sus expectativas de voto siguen creciendo según los más recientes estudios demoscópicos.

Marine Le Pen, heredera de su padre Jean Marie del Front National, periódicamente es noticia por sus políticas transversales, sus avances en los estudios demoscópicos y diversos éxitos electorales locales. Rompe esquemas, ganas simpatías, desconcierta con su “liberal” vida privada y sus opiniones morales; pero sigue sin ser admitida por el sistema partitocrático galo. Hay más grupos a su derecha, pero ha conseguido el mérito de eclipsarlos a todos ellos y sobreponerse a diversas escisiones; algunas de ellas, muy cualificadas en líderes y secciones militantes (MNR, Partido por Francia, Nueva Derecha Popular…).

En Italia, “la destra”, tal como se conoce al conjunto de sensibilidades neofascistas, derechistas, etc., tan presente en el panorama público, cultural y político nacional, se derrumbó electoralmente a resultas de la estrategia posibilista y arribista desarrollada por Gianfranco Fini y su post-fascista Alleanza Nazionale (formada a partir del histórico y llorado MSI), mano a mano con el corrupto Berlusconi, en cuyo Pueblo de la Libertad (PDL) diluyó su formación, y la Liga Norte del felizmente jubilado Umberto Bossi, dirigida hoy por Roberto Maroni. Rota “la destra” en múltiples formaciones, desahuciado políticamente hablando Fini, se han iniciado contactos por buena parte de quienes secundaron, en un momento u otro, la extinta Alleanza Nazionale, para reconstruir un partido con la pretensión de, en las próximas europeas, superar los dos millones y medio de votos; alcanzando así representación en Europa y sentando las bases del reencuentro de todos los “patriotas”. Así, el 9 de noviembre, en el Gran Hotel Parco dei Principi di Roma, nació el “Movimiento por Alianza Nacional” al que se han sumado Francesco Storace por La Destra; Luca Romagnoli por Fiamma Tricolore; Adriana Poli Bortone, del Partido del Sur; Roberto Menia, de Futuro y Libertad de Italia, que fundara ulteriormente Fini al romper con Berlusconi; Domenico Nania, de Nueva Alianza; Oreste Tofani, de Nación Soberana; Antonhio Buonfiglio, de El pueblo de la vida; y Roberto Buoanforte, director del “Giornale d´Italia”. Pretenden abrirse a otros “históricos” del neofascismo, caso del antiguo alcalde de Roma, Gianni Alemanno, y Fratelli d´Italia, de Ignazio La Russa y sus compañeros. A nivel representativo, el senador del Veneto, Alberto Filippi, electo por la Liga Norte, ha anunciado que se sumará al proyecto. Quedarían fuera Forza Nuova, de Roberto Fiore, y Casa Pound Italia, de Gianluca Iannone.

Portugal comparte la excepcionalidad española; por lo que, seguramente sea más correcto acuñarla como “ibérica”. Pese a ello, un Partido Nacional Renovador, liderado por José Pinto Coelho, pugna, de momento sin éxito, por saltar a la política institucional, en dura competencia con los democristianos “de derechas” del Centro Democrático Social – Partido Popular.

En Gran Bretaña, los ultras del British National Party (BNP), liderados por el europarlamentario Nicholas John "Nick" Griffin, sufren la concurrencia y éxitos del United Kingdom Independence Party (UKIP) de Nigel Farage; partido populista, euroescéptico, que cuenta por su parte con 12 escaños en el Parlamento Europeo.

Holanda sigue experimentando el ascenso del Partido de la Libertad (PVV), liderado por Geert Wilders, de motor antiinmigracionista, corazón identitario, liberal en lo económico, y simpatizante del estado de Israel; lo que le ha generado el calificativo de prosionista por parte de no pocos de sus correligionarios, generando una nueva brecha en la generalmente dividida extrema derecha local y de ámbito europeo.

Bélgica, en su interminable crisis de identidad y cohesión nacional, contempla la amenaza siempre permanente de la extrema derecha separatista flamenca, bajo la sigla que el régimen permita, tras sucesivas ilegalizaciones. Así, la ahora denominada Vlaams Belang obtuvo 2 europarlamentarios. Por el contrario, en la región francófona, las numerosas facciones ultras valonas son incapaces de aglutinarse, pese al patrocinio de alguna de ellas por sus correligionarios franceses.

Alemania no ha permitido cuajar un partido ultra. El ya histórico Nationaldemokratische Partei Deutschland (NPD) sigue en la marginalidad y al filo de su ilegalización, pese a su presencia en 2 parlamentos regionales del este. Otras formaciones han tratado de explotar un posible electorado radical: la DVU, Los Republicanos, etc. Por último, una nueva formación euroescéptica, la Alternativa para Alemania (Alternative für Deutschland, AfD), presidida por Bernd Lucke, ha superado al histórico Partido Liberal en la elecciones nacionales del pasado septiembre; si bien, por décimas, no logró entrar en el Bundestag.

La pacífica y tranquila Austria se ha convertido en el paraíso ultra de Europa, si bien dividido en varias formaciones; cuya suma acaso sea el más alto porcentaje de voto radical de derechas alcanzado en toda Europa. El carismático, demagogo y populista Jörg Haider fue su responsable, orientando al envejecido partido liberal, Freiheitliche Partei Österreichs (FPÖ) hacia posturas identitarias y la lucha antiinmigración. En 2005 Haider se escinde, fundando La Unión por el Futuro (Bündnis Zukunft Österreich – BZÖ), de ámbito regional de Carintia, donde alcanzó su presidencia. En contra de las previsiones, que entendían que el FPÖ debía su ascenso al personalismo de Haider, su nuevo presidente, Heinz Christian Strache, cosechó magníficos resultados, siendo en la actualidad el tercer partido de Austria, tras democristianos y socialdemócratas. Por su parte, Jörg Haider falleció el 11 de octubre de 2008 en un accidente de tráfico, transformándose el BZÖ en el Die Freiheitlichen in Kärnten (FPK). Pero el pasado 28 de junio, en su último congreso, el FPK ha aceptado integrarse con el FPÖ de Carintia. Y, cuando la extrema derecha parecía, ya antes de su unificación, tener expedito todo su campo, apareció el fenómeno del Team Stronach, un partido político euroescéptico y nacionalista fundado por el millonario Frank Stronach, quien consiguió 10 escaños que, de no haberse presentado, hubieran arribado, previsiblemente en el FPÖ.

En la neutral y aséptica Suiza, la calificada como xenófoba y neutralista Unión Democrática del Centro o Partido Popular Suizo (Schweizerische Volkspartei), está presidido desde el 1 de marzo de 2008 por Toni Brunner. En las elecciones de 2011 obtuvo el 26´6 % de los sufragios emitidos. Mantiene, desde su fundación, un crecimiento electoral sostenido, contando con un electorado fiel que hace de la lucha contra la inmigración ilegal, la defensa a ultranza del peculiar status suizo y de las clases medias, sus banderines de enganche.

En los países escandinavos, diversos partidos nacionalistas y euroescépticos, de denominación y genealogía muy diversa, mantienen su crecimiento. Así, el Partido del Pueblo Danés mantiene 1 eurodiputado. En Finlandia, el Partido de los Auténticos Finlandeses (con 1 europarlamentario y un 9’4 % de apoyo), es el que ocupa el mismo espacio identitario y euroescéptico. Por su parte, Demócratas de Suecia (Sverigedemokraterna, SD) fue fundado en 1988 como un movimiento nacionalista. Su presidente es Jimmie Åkesson desde el 7 de mayo de 2005. Björn Söder es el secretario general del partido desde 2005, y líder del grupo parlamentario desde que en las Elecciones generales de 2010 superaron el umbral del 4 % necesario para obtener representación parlamentaria. Según los resultados definitivos, obtuvieron el 5,70 % (339.610 votos) y ganó veinte escaños parlamentarios. Y en Noruega, esa común bandera la enarbola el Partido del Progreso (FrP) encabezada por Siv Jensen.

En Polonia, el Partido Ley y Justicia (con 6 europarlamentarios) del ex primer ministro Jaroslaw Kacynsky alcanzó el 17,1%. Con todo, existe un constante flujo y reflujo de otras formaciones nacionalistas más radicales a su derecha de incierta evolución y confluencia, destacando Narodowe Odrodzenie Polski (Renacimiento Nacional Polaco).

En Eslovaquia, Marian Kotleba, del nacionalista/populista Partido del Pueblo-Nuestra Eslovaquia (LSNS) fue elegido días atrás, en el pasado mes de noviembre de 2013, nuevo presidente la región de Banska Bystrica con el 55’5 % de los votos; la más extensa del país. Un éxito sin precedentes del populismo en ese país.

El resto de Europa oriental ha visto nacer toda una pléyade de partidos ultras entre los que destacan: el Partido del Derecho Croata (Hrvatska Stranka prava, HSP); el Partido Radical Serbio (?????? ????????? ???????/Srpska radikalna stranka); el JOBBIH búlgaro (3 europarlamentarios), el Partido de la Gran Rumanía (con 3 europarlamentarios), la búlgara Unión Nacional de Ataque (Ataka, con 2 escaños europeos), etc.

Diversos analistas especializados en este tipo de movimiento, al caracterizarlos de exceso “personalismo” y “populismo”, y, en consecuencia, carentes de un verdadero programa político de largo alcance, suelen augurarles escaso futuro en el supuesto –inevitable, antes o después- de desaparecer sus fundadores. Pero los hechos parecen desmentir tales augurios. Recordemos, así, como el asesinato de Pim Fortuyn no segó su nicho electoral, siendo éste recuperado por el Partido de la Libertad de Geert Wilders. Lo mismo ha sucedido en Austria que, con ocasión del fallecimiento de Jörg Haider, se festejó el inevitable declive, desmentido por los hechos, del FPÖ. Y algo similar puede alegarse respecto al relevo generacional de la familia Le Pen y su Frente Nacional.

Otro asunto muy distinto es el del peso de la antigua extrema derecha que, de alguna manera, le precedió. Extinguida la generación combatiente anticomunista, o directamente nazi/fascista, le sucedió en su particular travesía del desierto toda una pléyade de formaciones genéricamente neofascistas que no prosperaron (salvo el Movimiento Social Italiano, MSI). No pocos de ellos, no obstante, han encontrado acomodo en estos nuevos partidos, bien como base electoral, bien en su periferia manteniendo círculos culturales y escuelas de formación, de militantes muy ideologizados, en contraste con los programas de estos partidos; únicamente beligerantes en cuestiones como el euroescepticismo, la lucha contra la inmigración ilegal y la islamización, y su oposición al poder creciente de las élites de Bruselas.

Pequeño diccionario ilustrado
Miquel Porta Perales www.cronicaglobal.com 4 Diciembre 2013

Absolutamente de acuerdo. "Derecho a decidir", "expolio fiscal", "consulta ya", "deslealtad del Estado", "la España de matriz castellana", "la caverna mediática", "la cultura española del sostenella y no enmendalla", "los leones del Congreso se han zampado el encaje de Cataluña en España", "nos tratan como una colonia", "la burguesía de Estado enquistada en Madrid". "Absolutamente de acuerdo con lo que se ha dicho", matiza un tercero. Ver también la entrada Empapados.

Alistamiento. Campaña de alistamiento del Ejército británico durante la Gran Guerra: "Your country needs you". Campaña de alistamiento del nacionalismo catalán durante la Gran Decisión: "El país us necesita". En ambos casos, esa mirada y ese dedo que señalan.

Así se inventa una nación. Seleccione usted un conjunto de características, reales o imaginarias -lengua, mitos, símbolos, historia, tradición, cultura, manera de ser, arte, gastronomía, etc.-, catalóguelas de "propias", y ya tiene usted una nación que tendría derecho, por decreto, a satisfacer sus obsesiones y fantasías. Y si a la nación se le otorga, otra vez por decreto, el derecho inalienable a decidir su futuro colectivo, ya tiene usted una reivindicación nacionalista prêt à penser y prêt à porter. A eso, los politólogos e historiadores lo denominan una "comunidad imaginada" o un ejercicio de "ingeniería social deliberada".

Asimetría de la tolerancia. Idea utilizada por Ferdinand Mount para referirse a la existencia de una doble vara de medir cuando se valoran hechos iguales o parecidos. Cataluña es el paradigma de la asimetría de la tolerancia. Ejemplos: las resoluciones del Tribunal Constitucional son inadmisibles e injustas si derogan leyes emanadas del Parlamento autonómico y admisibles y justas si derogan leyes emanadas del Congreso; la inmersión en lengua catalana es una necesidad y la inmersión en lengua castellana un genocidio.

Assemblea Nacional Catalana. Ver la entrada Fiel infantería, La.
Catalanofobia. Práctica en que incurre quien critica las creencias, ideas, hábitos, métodos, actuaciones y proyectos del nacionalismo catalán. Ejemplos: quien piensa que hay que derogar la política de inmersión lingüística, incurre en catalanofobia; quien piensa que hay que cumplir y hacer cumplir las resoluciones del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional que anulan determinados artículos del Estatuto, incurre en catalanofobia; quien piensa que el llamado "derecho a decidir" debe ejercerse en el marco de la legalidad constitucional, incurre en catalanofobia. La catalanofobia sirve para descalificar al adversario, rechazar cualquier crítica y suprimir una realidad que molesta.

Cataluña. Para el nacionalismo catalán, Cataluña no es lo que dicen que es, ni es lo que debería ser, aunque lo sea, porque no se le deja ser lo que es. Para el nacionalismo catalán, el ser catalán es imposible que no sea, porque no tiene principio ni fin y, si admitiéramos que tiene principio y fin, ello implicaría que existe el no ser catalán, cosa que, según el nacionalismo catalán, carece de lógica. ¿Lo han entendido?

Cita apócrifa de Sigmund Freud. "En Cataluña se pueden experimentar mucho mejor que en Viena mis teorías sobre el 'narcisismo de las pequeñas diferencias', ya que Cataluña ha devenido el reino de la pequeña diferencia". ¿Apócrifa?

Como el aceite. El nacionalismo catalán impregna el nomenclátor, la rotulación, la megafonía, la publicidad, la información, la meteorología, la educación, el uso social de la lengua, la identidad, la historia, la historiografía, la cultura, los símbolos, los editoriales conjuntos, el pensamiento, las subvenciones, el ocio, la política, la llamada acción exterior, la (i)legalidad, la economía, los presupuestos, los impuestos, el sindicato, la Iglesia y todo lo que se quiera añadir en virtud del "ser" -supuesto- de una -supuesta- nación que se cree con derecho a todo a mayor gloria de sus intereses.

Crispar el ambiente. En Cataluña, hacer uso del derecho de expresión en contra de la opinión nacionalmente correcta. Sinónimo: Generar enfrentamiento.

Chiste del elefante. Si a un alemán, un inglés, un francés, un italiano y un catalán se le encargara un ensayo sobre el elefante, ¿cómo titularía cada uno de ellos su trabajo? El alemán: fundamentos epistemológicos del estudio de los mamíferos ungulados. El inglés: teoría y práctica del mamífero proboscídeo. El francés: el grado cero del lenguaje del elefante. El italiano: la estética del elefante. El catalán: el elefante y la cuestión nacional catalana. El chiste, si de algo peca, suele ser de exceso de realismo.

Derecho a decidir. Que se decida lo que ya se ha decidido que hay que decidir.

Diálogo. "Sin consulta no hay nada que negociar" (Artur Mas).

Disonancia cognitiva. El psicólogo conductista Leo Festinger desarrolló la teoría de la disonancia cognitiva para señalar que los individuos con acentuadas creencias ideológicas son incapaces de percibir aquellas ideas o hechos que las contradigan. Contrariamente a lo que pudiera parecer, Leo Festinger hizo su investigación en California y no en Cataluña.

Educación. Ver la entrada Nacionalismo banal.

Empapados. Por una doctrina que infiltra cualquier razonamiento, lo inhibe, lo perturba, lo paraliza y acaba ahogándolo (remite a la entrada Absolutamente de acuerdo).

España. "Los diversos ponentes analizarán las condiciones de opresión nacional que ha sufrido el pueblo catalán a lo largo de estos siglos, las cuales han impedido el pleno desarrollo político, social, cultural y económico de Cataluña" (simposio Espanya contra Catalunya: una mirada histórica, 1714-2014, organizado por el departamento de la Presidencia de la Generalidad de Cataluña).

Fiel infantería, La. Film dirigido por Pedro Lazaga en 1960. Género: drama bélico. Sinopsis: después de varios meses, llega la orden de relevo para el batallón Barleta. Pero, la tranquilidad dura poco, pues pronto viene la orden de reincorporarse al frente. Allí se les confiará una nueva misión: la toma de Cerro Quemado, una cota difícil. En la versión española de la película, el batallón no presiona a los mandos para decidir la táctica y la estrategia que seguir (remite a la entrada Assemblea Nacional Catalana).

Hacer pedagogía. Expresión mediante la cual el nacionalismo catalán justifica la obtención de determinados privilegios.

Nacionalismo banal. "A diario, la nación es indicada, o marcada, en las vidas de sus ciudadanos... como si fuera el contexto natural de 'nuestras vidas' y, ciertamente, de la vida en general", señala el politólogo Michael Billig (remite a la entrada Educación).

Neolengua. Lengua construida por el nacionalismo catalán para evitar que ciertas ideas sean enunciadas o pensadas. Ejemplos: la expresión "Estado español" sustituye el término "España" para puntualizar que los catalanes no son españoles, sino miembros de un Estado ajeno; con "realidad plurinacional" y "somos una nación" se afirma que España no es la nación que pretende ser y Cataluña sí lo es, aunque no la dejen ser lo que es; con "visión de país" y "sentido de país" se alude a la necesidad de que las fuerzas políticas catalanas se unan en la senda que conduce a "construir o reconstruir el país", es decir, a la independencia; la "legalidad" es la camisa de fuerza que impide la libre expresión del pueblo catalán en su camino hacia la independencia; la "legitimidad" del "derecho a decidir" justifica el incumplimiento de la legalidad en virtud del mandato del "pueblo"; los "derechos históricos" son sinónimo de independentismo, deslealtad constitucional y privilegio; con la fórmula "Cataluña es un sujeto político y jurídico soberano" se afirma lo que no se es para reclamar derechos que no se tienen; con el eslogan "Cataluña nuevo Estado de la Unión Europea" se pretende esconder una legalidad que prevé la expulsión de cualquier territorio que no forme parte de un Estado miembro.

Normalización e inmersión lingüísticas. Substitución lingüística.

Òmnium Cultural. Ver la entrada Sirviente, El.

Orquesta Nacional Soberanista de Cataluña. Intelectuales y comunicadores que -cuerda, metal y percusión- interpretan la desdicha de la Cataluña dependiente y la fortuna de la Cataluña independiente. Repertorio: Variaciones sobre el infortunio de Cataluña, El sueño de una tarde de septiembre, Fantasía en do mayor para piano, Bolero del derecho a decidir, Las cinco vías, La consagración de la nación, Misa solemnis en re mayor y Sinfonía del nuevo Estado número 1 en mi bemol mayor op 1714, conocida popularmente como "Heroica". Algunos miembros de la orquesta, discretamente, están ensayando el Réquiem de Mozart y El arte de la fuga de Bach para cuando se produzca el cambio de director y haya que adaptarse a la nueva letra y música.

Oxímoron. Nacionalismo de izquierdas.

Primum vivere. En Cataluña, no

Sirviente, El. Film dirigido por Joseph Losey en 1963. Género: drama psicológico. Sinopsis: un mayordomo consigue, gradualmente, condicionar la vida del señor al que sirve (remite a la entrada Òmnium Cultural).

Tercera(s) Vías(s). Salvar al soldado Mas (si quisiera, si pudiera, si le dejaran)

Un Régimen. Ver las entradas precedentes.

¿Tuvo legitimidad de origen el franquismo?
PÍO MOA www.gaceta.es 4 Diciembre 2013

La intención básica de la Ley de Memoria Histórica consiste en la deslegitimación del franquismo, en torno a la cual se ha forjado un extraño consenso.

Suele hablarse de legitimidad de origen y legitimidad de ejercicio. Atendiendo al origen, solo podría ilegitimarse al franquismo si se hubiera alzado contra un gobierno legal y de convivencia en libertad. Pero el Frente Popular fue lo opuesto, y las pretensiones en contra chocan con los hechos, la lógica y el sentido común. Franco no luchó contra una democracia, sino contra un violento y tiránico proceso revolucionario que había devastado la legalidad republicana.

Ello no tiene vuelta de hoja a tenor de los datos conocidos, por mucho que diversos ideólogos insistan con terquedad asombrosa en lo contrario. Rebelarse contra una amenaza radical como la que entonces pendía sobre la sociedad española, estaba justificado, como tantas rebeliones semejantes ocurridas en muchos países, y que a menudo son la base misma de su existencia.

Así pues, Franco no derrotó a un régimen de convivencia en libertad, sino a una revolución en marcha. Algo que ninguna fuerza de carácter liberal o demócrata estaba en condiciones de hacer. En esta difícil hazaña radica, precisamente la legitimidad de origen del franquismo. Recordemos las palabras del socialista Besteiro y del liberal Marañón justificando a los nacionales por haber salvado al país de un inmenso peligro.

Aducen muchos en contra que los nacionales recibieron apoyo de Mussolini y, sobre todo, de Hitler, un dictador totalitario; y sobre esa realidad han pretendido identificar a Franco con ellos. Claro que el Frente Popular gozó del respaldo de Stalin, y este doble hecho ya indica hasta qué punto estaba fuera de cuestión la democracia en aquella pugna. Ahora bien, hay diferencias fundamentales entre la acción soviética y la de los países fascistas en España. Así, Mussolini había sido muy poco sanguinario y Hitler no había cometido aún los crímenes de la Guerra Mundial, mientras que Stalin acumulaba ya una verdadera montaña de cadáveres. Esta es una diferencia moral decisiva. Francisco Franco derrotó a una Revolución en marcha

Además, ni Hitler ni Mussolini redujeron la independencia política de Franco, que no vaciló en anunciar, en 1938, su decisión de permanecer neutral en caso de guerra entre los países fascistas y las democracias. El poder de Stalin sobre el Frente Popular fue incomparablemente superior, decisivo, por tres vías esenciales: las reservas financieras enviadas (fraudulentamente) a Moscú y que este pasó a controlar; el PCE, agente declarado (y orgulloso de serlo) de la Unión Soviética, que se convirtió en el partido más fuerte del Frente Popular, sobre todo en el ejército y la policía; y los asesores políticos y militares, cuya influencia superó de modo incomparable a la ejercida por alemanes e italianos en el bando nacional. Diferencia política indiscutiblemente crucial.

La diferencia resalta nuevamente en el empecinamiento del Frente Popular por alargar una guerra que tenía perdida desde octubre de 1937, con la esperanza de enlazarla con la guerra europea en ciernes. Como es sabido, Franco frustró este plan de sus adversarios, venciéndolos cinco meses antes del comienzo de la contienda en Europa. Y luego, si fuera cierta la identificación entre Franco y Hitler, el primero habría entrado sin duda en la guerra mundial al lado de Alemania e Italia. Pero no lo hizo. Por el contrario, mantuvo un equilibrio sumamente difícil entre ellas y los Aliados anglosajones. Ese equilibrio produjo inmensos beneficios para España, al librarla de una catástrofe mucho mayor que la guerra civil recién superada, y también proporcionó ventajas estratégicas de primer orden para los Aliados, cuya posición durante varios años habría estado muy comprometida si España se hubiera sumado a Alemania. El socialista Besteiro justificó a los nacionales por haber salvado al pa

Dado el inmenso valor de la neutralidad española, muchos comentaristas han negado el mérito de ella a Franco, hasta atribuírselo ¡al propio Hitler! Pero las cartas cruzadas entre ambos en 1941, que he reproducido en Años de hierro, demuestran una vez más y de modo concluyente, que fue Franco quien evitó a su país unos sacrificios arrasadores. Sobre esto no puede caber hoy la menor duda.

Tenemos, por tanto, tres evidencias en el origen del franquismo: venció un proceso revolucionario de orientación totalitaria; logró terminar la lucha antes de la II Guerra Mundial; y libró a España de esta, la más sangrienta de la historia. Esta triple hazaña proporciona al franquismo una evidentísima legitimidad de origen, quizá la mayor de cualquier régimen español en los últimos dos siglos.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Balance de dos años de gobierno del PP
Luis del Pino Libertad Digital 4 Diciembre 2013

Me reprocha algún oyente, a través de las redes sociales, mi excesiva beligerancia contra Rajoy en los últimos meses. Llega a decirme que lo mío es ya "una operación de acoso y derribo".

En realidad, creo sinceramente que el acoso y derribo es el que el PP está practicando, desde que Rajoy llegó a La Moncloa, contra su propio programa electoral y sus votantes, y trataré de explicarlo.

Hagamos un breve balance de lo que han sido estos dos años de mayoría absoluta del PP:

1) No se ha derogado ni una sola de las leyes ideológicas de Zapatero (ley del aborto, leyes de desigualdad de género, leyes de memoria histórica,...).

2) Se ha procedido a un vergonzoso reparto del CGPJ, incumpliendo de modo frontal el programa electoral y dando presencia a CIU, PNV e IU en el órgano de gobierno de los jueces.

3) Se ha dejado que Bildu/Sortu/Amaiur siga en las instituciones estatales, autonómicas y locales, de modo que el brazo político de ETA se ha legitimado, y los proetarras siguen manejando centenares de millones de euros de dinero público y accediendo a los datos personales de buena parte de los habitantes del País Vasco.

4) Se movió Roma con Santiago para liberar a Bolinaga, el secuestrador de Ortega Lara y asesino múltiple, como "gesto" de cara a la negociación con ETA, mintiendo a la opinión pública sobre su estado médico. El supuesto enfermo terminal lleva más de un año disfrutando de la libertad.

5) Se ha procedido a efectuar una amnistía encubierta a los más sanguinarios etarras, escudándose en una sentencia de Estrasburgo que no teníamos obligación de cumplir de manera automática, y mucho menos de aplicarla con carácter general.

6) Se ha soltado de paso a violadores en serie y pederastas, muchos de ellos no rehabilitados, con absoluto desprecio de las consecuencias que eso pueda acarrear.

7) Se sigue manteniendo intacto el ruinoso estado de las autonomías y la estructura clientelar de la administración del estado, lo que ha llevado a que nuestra deuda sea actualmente un 28% más alta de la que dejo Zapatero. A cada español le corresponden hoy más de 20.000 euros de deuda pública.

8) Se ha permitido que las CCAA incumplan sistemáticamente sus objetivos de déficit, a pesar de haberse prometido que serían intervenidas aquellas comunidades incapaces de cuadrar sus cuentas.

9) Se están incumpliendo sistemáticamente los sucesivos objetivos de déficit y se ha recurrido a trampas contables (aplazamiento de pagos, incumplimiento de compromisos con las empresas eléctricas) para maquillar las cuentas de fin de año, habiendo puesto de manifiesto la propia Unión Europea algunas de esas trampas.

10) Se sigue sin poder estudiar EN castellano en la totalidad o parte de 4 comunidades autónomas, dos de ellas gobernadas por el PP con mayoría absoluta.

11) Se sigue permitiendo que los nacionalistas dediquen el dinero de todos los ciudadanos a sus desafíos separatistas: redes de "embajadas" que actúan contra los intereses de España, televisiones públicas que solo son altavoces del separatismo, asociaciones cuyo objetivo declarado es la destrucción de la Nación y la Constitución...

12) Se ha rescatado a las cajas de ahorros quebradas por los propios políticos mientras a los ciudadanos de a pie nos crujían a impuestos.

13) Se ha permitido, sin mover un dedo, que continúe el saqueo del Archivo de Salamanca.

14) Casos como el del Faisán o el del 11-M, que tantas preguntas parlamentarias suscitaron cuando el PP estaba en la oposición, siguen sin aclararse, con la complicidad, esta vez, del PP en el gobierno.

15) Se está intentando implantar la censura gubernativa de las opiniones, a través de la nueva Ley de Seguridad.

16) La Seguridad Social tiene hoy casi un millón de cotizantes menos que cuando Rajoy accedió al poder.

17) Ni se han aclarado los escandalosos casos de corrupción que afectan al PP, ni el PP ha emprendido las necesarias acciones para aclarar los casos de corrupción que afectan a otros partidos. Se ha llegado incluso a la desvergüenza de conceder escandalosos indultos y llegar a inaceptables pactos a través de la Fiscalía.

18) Tampoco se ha movido un dedo para poner coto a la escandalosa corrupción sindical. Se sigue subvencionando a sindicatos bajo sospecha y se sigue sin efectuar una auditoría en profundidad de las cuentas sindicales.

19) La acción exterior española es un autentico desastre. Seguimos siendo hoy tan irrelevantes como lo éramos en la etapa de Zapatero.

20) La transparencia del gobierno ha descendido a niveles tercermundistas, con un presidente que ni escucha, ni da explicaciones de nada, ni se atreve a someterse a ruedas de prensa, y que ha llegado al esperpento de huir a la carrera de los periodistas o comparecer por TV de plasma.

Repasen ustedes los puntos anteriores uno a uno y díganme: ¿cuántos de esos despropósitos podrían ser achacables a la herencia recibida de Zapatero y cuántos son directamente responsabilidad de este gobierno? Y después, miren a su alrededor y comprueben cómo el PP tiene, en estos momentos, la mayor cuota de poder (estatal, autonómico, municipal) que jamás ha alcanzado un partido en democracia.

Teniendo en sus manos todos los instrumentos para haber acometido una regeneración a fondo de la Nación, Rajoy ha dedicado estos dos años a agravar nuestros problemas, sin solucionar ninguno.

La estafa perpetrada a los españoles en general, y a los votantes del PP en particular, no tiene parangón.

¿De verdad creen, a la vista de todo lo anterior, que exagero en mis críticas a Rajoy?

Campanas equivocadas
Florencio Domínguez. La Vanguardia  4 Diciembre 2013

En las actas de las reuniones con ETA no se cita Estrasburgo

Una de las acusaciones reiteradas que se están haciendo al Gobierno a raíz de la anulación de la doctrina Parot es que está siguiendo un plan trazado en su día por Zapatero y no ha hecho lo suficiente para impedir la sentencia de la Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Incluso desde sectores del propio PP se ha afirmado en público que la anulación de la doctrina Parot en Estrasburgo se acordó en las conversaciones mantenidas por el gobierno y ETA en el año 2006. Según esa versión, uno de los enviados por Zapatero dijo a los etarras, y así figura en los documentos de la banda, que dado que ni el Supremo ni el Constitucional iban a anular la doctrina, habría que esperar a Estrasburgo para acabar con ella.

Quienes mantienen estas afirmaciones han oído campanas, pero se han equivocado de parroquia. En los papeles de ETA que resumen el desarrollo de las diversas reuniones mantenidas con el gobierno de Zapatero desde el 2005 al 2007, las famosas actas, no se menciona ni una sola vez Estrasburgo.

La doctrina Parot sí que fue objeto de conversaciones en esas reuniones, en particular en las desarrolladas en los meses de septiembre y de diciembre del 2006. Aunque la doctrina se había acordado en febrero, hasta la reunión de septiembre no se discutió por primera vez. Según los papeles de ETA, quien puso el tema encima de la mesa fue Javier López Peña, Thierry, y quien le contestó fue José Manuel Gómez Benítez. Era la primera vez que los dos acudían a una reunión negociadora. El enviado del gobierno indicó, siempre según los papeles de la banda, que esperaban que el Constitucional anulara la doctrina y que para ello ya estaban hablando con los jueces. ¿Era un compromiso o una forma de ganar tiempo sabiendo que cuando un asunto llega al TC pueden pasar años antes de que se resuelva? ETA lo interpretó como lo primero: “Mostraron su compromiso de dejar sin efecto la aplicación de esa ley –escribe la banda sin entender siquiera que la doctrina Parot no era una ley–. Están haciendo este trabajo desde hoy. Necesitarán un tiempo, porque el tema tiene que decidirse en el Constitucional y ellos tienen ahí posibilidades de derogar la ley”. En la reunión del 13 de diciembre, el portavoz gubernamental dijo que estaban seguros de que si se admitía a trámite el recurso ante el TC, significaba “al 99%” que iba a ser aceptado y se anularía la doctrina Parot.

Lo cierto es que cuando el tema de la doctrina llegó al Constitucional, este dio su visto bueno a la nueva interpretación legal establecida por el Supremo. Si esos documentos reflejan lo que se habló en aquel proceso de negociación, no sólo no se pactó nada sobre Estrasburgo, sino que ni siquiera se habló de ese tribunal. En cambio, si aquello de lo que sí se habló en el 2006 era un compromiso y no una forma de dar largas, ni siquiera se respetó. Y, por tanto, si no se cumplió lo hablado difícilmente se puede cumplir otro acuerdo que no ha existido.

Los nuevos conversos
Francesc de Carreras El Pais Cataluña  4 Diciembre 2013

Hace unas semanas, un profesor norteamericano de Economía que está dando un curso en una escuela de negocios de Barcelona confesaba que no entendía por qué determinados colegas catalanes se declaraban partidarios de la independencia de Cataluña alegando como principal razón un desequilibrio financiero de 4.000 millones, “o aunque fuera el doble”, añadía. Y agregaba con ironía: “Si estas reacciones se dieran en Estados Unidos hace muchos años que seríamos los Estados Desunidos”. Pero su estupor desbordaba todos los límites cuando a continuación le informabas que algunos de estos nuevos independentistas fueron protagonistas de la última reforma de financiación de las comunidades autónomas que tuvo lugar en 2009 y que en su primer año de aplicación la Generalitat obtuvo dos mil y pico de millones más que en los ejercicios anteriores.

La verdad es que no he encontrado una anécdota equivalente que ilustre otro de los motivos actualmente más invocados por estos nuevos conversos al independentismo y que me parece tan poco fundamentado como el anterior. Me refiero a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. Ahora se ha puesto de moda aducir esta razón y personas en principio inteligentes, de un nivel cultural alto, lo dicen sin ambages y como si fuera un argumento irrefutable: “Yo nunca fui independentista pero la sentencia del TC me ha forzado a serlo: no hay derecho que España trate tan mal a Cataluña”.

Muchos se han subido al carro independentista alegando razones contradictorias con lo pensaban y sin ofrecer argumentos razonables

En primer lugar, a menos que conozcan la materia, albergo serias dudas sobre si quienes esto sostienen han leído la sentencia. Efectivamente, algunos amigos conversos me han dicho que si bien no la han leído se la han contado. Al menos son sinceros. Otros dicen que no les hace falta leerla porque ya se la imaginan. Estos demuestran un prejuicio que invalida su posición. Pero también están quiénes aseguran que la han leído pero, por las razones que dan, quedas convencido de lo contrario.

Porque vamos a ver, leer una sentencia es fácil, basta con haber aprendido a leer. Pero leer no es comprender. Y comprender una sentencia es algo más difícil: debes conocer la materia y tener las referencias suficientes como para adoptar una posición crítica y, por tanto, argumentada. Estos conocimientos y referencias son, básicamente, un dominio de la ley que fundamenta la sentencia —en este caso la Constitución—, también de los hechos sometidos a juicio —que en recursos de inconstitucionalidad son normas con rango de ley—. así como de los complejos antecedentes jurisprudenciales y doctrinales imprescindibles para entender la cuestión disputada. Además, hay que estar versado en interpretación y argumentación jurídica.

Ciertamente, las normas se dirigen a todos los ciudadanos y para ello su claridad expositiva es un valor jurídico muy importante, componente esencial de la seguridad jurídica. Y una sentencia es una norma. Por tanto, todos los ciudadanos deberían, en principio, comprenderla. Pero también es cierto que las dificultades para entender hoy el ordenamiento jurídico son evidentes debido a la cantidad y complejidad de las normas y a los muy diversos ordenamientos jurídicos que regulan nuestra vida en sociedad. En consecuencia, los conocimientos del experto son en demasiadas ocasiones imprescindibles para aclarar el significado de una norma.

Los conocimientos del experto suelen ser imprescindibles para aclarar el significado de una norma

Ahora bien, en el caso de la sentencia sobre el Estatuto catalán todas estas dificultades se multiplican exponencialmente. Se trata, con mucha diferencia, del recurso en el que se han impugnado mayor cantidad de preceptos, acerca de la mayoría había copiosa jurisprudencia anterior y algunos de ellos son claves para el buen funcionamiento del Estado de las autonomías. ¿Quién afirma haber leído la sentencia conoce todas estas cuestiones? Me temo que no, a menos que se trate de un experto. Por tanto, ¿puede esta persona sostener razonablemente que la sentencia le ha impulsado a dar el grave paso de ser partidario de separar a Cataluña de España?

Tengo el mayor respeto personal por quienes son partidarios de la independencia de Cataluña porque consideran que es una nación y toda nación debe constituirse como Estado soberano. O porque consideran que así los catalanes serán libres. Pero respeto personal no quiere decir respeto intelectual ya que, a mi parecer, quienes así piensan se equivocan, anteponen los sentimientos a las razones y esta prelación de categorías siempre ha dado resultados funestos a lo largo de la historia.

Ahora bien, confieso no tener ningún respeto, ni personal ni intelectual, por quienes se han apuntado al carro de la independencia alegando razones contradictorias con lo que pensaban hasta hace muy poco sin explicar, con argumentos razonables, su cambio de posición. No me refiero a quienes no tienen conocimientos suficientes y se dejan arrastrar por las supuestas mayorías. Me refiero a aquellos que saben y entienden, pero distorsionan la historia, la economía y el derecho. Me refiero a los nuevos conversos que, por ejemplo, no han dado más explicaciones sobre su nueva posición que su discrepancia con una sentencia que, seguramente, no han leído y que si han leído, por desconocimiento, son incapaces de comprender.

Francesc de Carreras es profesor de Derecho Constitucional.

Sí, sí, yo también me apunto a ser nacionalista

Roberto L. Blanco Valdés. La Voz 4 Diciembre 2013

En la votación final de la Lomce en el Congreso, los grupos nacionalistas se despacharon, como si tal cosa, con una declaración general realmente de alucine: que en sus respectivos territorios no aplicarán esa ley porque no les gusta, porque invade sus competencias, según ellos, y, a la postre, porque no les da la gana.

¿Dónde puede uno comprar bulas como esa? ¿Es posible entrar en una tienda y pedir cuarto y mitad de patente de corso para pasarse las leyes por el arco del triunfo? Si es posible, yo me apunto. Y seguro que, como yo, la inmensa mayoría. Podría, así, Juan no pagar a Hacienda, Carmen conducir a la velocidad que le apetezca, Mónica ir a la Universidad sin haberse matriculado y Ramón llevarse novelas de una librería sin pasar antes por caja.

Ocurre, sin embargo, que Juan, Carmen, Mónica y Ramón y, como ellos, todos los habitantes del país deben olvidarse de hacer lo que les plazca y, en lugar de eso, cumplir la ley bajo la amenaza de atenerse si no a las consecuencias: una sanción tributaria, una multa, la expulsión de la Universidad o una denuncia por hurto. La ley es ley porque todos debemos de cumplirla, nos guste o no nos guste. Si la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento, según un conocido principio del derecho, mucho menos eximirá aún no estar de acuerdo con la ley. De no ocurrir así, y poder sus destinatarios cumplir las leyes a la carta, sería imposible la convivencia pacífica y civilizada.

Ahora bien, lo que parece regir para todos, rige, en realidad, para casi todos, pues nada más ni nada menos que los Gobiernos de algunas zonas del país pueden anunciar que no cumplirán la ley, y de hecho no cumplirla, sin que pase absolutamente nada. Es la gran ventaja de ser nacionalista: que el que lo es tiene bula para hacer lo que le pete y para hacerlo además bajo la coartada de que está defendiendo a su región.

La Lomce tiene a mi juicio algunas cosas buenas y muchas cosas malas, tantas que si yo hubiera estado en el Congreso el día que se votó lo hubiera hecho en contra de la ley. Pero eso no me exime de cumplirla, como de cumplir todas las demás normas, en la parte que me toque.

Si el Gobierno vasco o el de la Generalitat creen que la Lomce invade sus competencias han de recurrirla ante el Tribunal Constitucional, pero no pueden negarse a cumplirla así, a la brava, confiando en que quien puede y debe hacerlo no los pondrá en su sitio por miedo a ser acusado de enemigo de los catalanes o los vascos. Un chantaje, ese, intolerable, que si fuera practicado por los Ejecutivos de las demás comunidades dejaría a la democracia española a la altura de la de una república bananera y a los ciudadanos convertidos en unos idiotas que deben hacer lo que pueden negarse a hacer unos gobernantes que se comportan como chulos de taberna.

Los pasacalles etarras
Carlos Iturgaiz Estrella Digital 4 Diciembre 2013

En estos días todos los españoles estamos presenciado con indignación y estupefacción cómo decenas de los más duros asesinos de ETA, y además sin reinsertar, están siendo excarcelados tras aplicarles la vergonzosa sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, tras la anulación de la llamada doctrina Parot.

Algunas informaciones periodísticas basadas en contactos con la izquierda abertzale anunciaban ante la inminente salida de los terroristas que desde ese mundo radical se había dado la consigna de no provocar a las víctimas del terrorismo y al Gobierno, dando órdenes de que no se hiciesen recibimientos llamativos y multitudinarios a los etarras excarcelados en las diferentes localidades donde habitan.

Hoy algunos piensan que entre las incógnitas que nos deja la actualidad es si esas informaciones fracasan estrepitosamente desde los medios de comunicación que informaron en esa dirección, o desde la incapacidad de algunos sectores de la izquierda abertzale para que sus órdenes se cumplan por parte de algunos sectores de ese mundo.

Permítanme que les diga que yo no tengo dudas; en el mundo abertzale proetarra no hay duros ni blandos, buenos y malos... Todos ellos son un mismo conglomerado a las órdenes del proyecto político que pretende diseñar ETA. En este caso las órdenes del entramado etarra han sido convocar recibimientos con todos los “honores" para sus discípulos del terror. Como órdenes provinientes de los etarras son tambien activar la kale borroka de estos últimos días con ataques a las sedes del PP en el valle de Ayala, Getxo y Barakaldo coincidiendo con la liberación de sus huestes de las cárceles.

En Bilbao, Legazpia, Usansolo, Elorrio, como en otros tantos municipios del País Vasco y Navarra, los asesinos etarras han sido desgraciadamente recibidos por una parte enferma de esta sociedad, que les vitorea intentando transformar a los verdugos en héroes. Verdaderos pasacalles macabros diurnos o nocturnos con txistus y tamboriles aderezados de cohetes, dándoles la bienvenida a estos criminales en sus respectivos pueblos con pasillos de antorchas entre carteles y pancartas a favor de los presos de ETA.
Imagínense por un instante lo que ocurriría si al violador y asesino de las niñas de Alcacer o al violador del ascensor, entre otros que han salido a la calle a la vez que los etarras, fueran vitoreados y homenajeados en sus respectivos pueblos... Inimaginable.. ¿Y porqué tenemos que aguantar los demócratas esos homenajes y actos de provocación con los asesinos etarras?

Imagínense lo que ocurriría si al violador y asesino de las niñas de Alcacer o al violador del ascensor fueran vitoreados y homenajeados en sus respectivos pueblos... Inimaginable

Desgraciadamente olvidados quedan esos tiempos donde el anterior Gobierno vasco se arremangaba para retirar de las calles de todos los pueblos vascos cualquier propaganda en favor de los asesinos etarras, enviando a la Ertzaintza a retirarlos inmediatamemente. Hoy a esa Ertzaintza, desde los mandos políticos del Gobierno nacionalista de Urkullu, ni se la manda ni se la espera, y lamentablemente las pancartas proetarras permanecen colgadas en puentes, ikastolas, colegios, plazas o frontones a lo largo y ancho del País Vasco.

De hecho, las excarcelaciones y recibimientos son parte de ese proceso negociador que el anterior presidente del Gobierno, Zapatero, junto al presidente de los socialistas vascos, Eguiguren, entablaron con ETA. Donde ETA puso precio político a la paz y el anterior Gobierno socialista lo pagó. Entre otras cosas colocando su peón en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, consiguiendo así anular la doctrina Parot. Y también peones en el Tribunal Constitucional que, enmendando la plana al Tribunal Supremo, sentenciaron legalizar al brazo político de ETA, con lo que hay que recodar que costó y lo positivo que fue para nuestra sociedad ilegalizarlos en tiempos del presidente Aznar.

Ahora los terroristas no necesitan matar porque tienen lo que querían.... Poder político. Sólo hay que ver cómo en Guipúzcoa los proetarras gobiernan en 77 de los 88 municipios de la provincia, además de decenas de municipios más en el resto de los territorios vascos y la Comunidad Foral de Navarra.

Debo decir que es de agradecer que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, verdadero ariete contra la impunidad proetarra, haya ordenado a la fiscalía abrir diligencias por estos actos de exaltación a los terroristas y apología del terrorismo, en momentos de enorme arrogancia y chulería por parte de los dirigentes proetarras, como se puede percibir en las declaraciones de su portavoz Hasier Arraiz, quien esta misma semana dijo que no estaba dispuesto a rechazar ni revisar el pasado de la izquierda abertzale, avalando de esa forma el camino que escogió Batasuna hace ya 35 años. Arraiz no ha dicho nada que no sepamos, es imposible que se desliguen y desmarquen de lo que todos sabemos que son.

Por todo ello la Justicia de nuestro país debe actuar para eliminar cualquier vía de legitimación de ETA y su entorno, y de la misma manera, el Gobierno de la nación debe esforzarse en comunicar mejor y además de arropar a las víctimas del terrorismo. No tolerar ninguna provocación del mundo proetarra explicando a la inmensa ciudadanía cabreada las medidas que se van a tomar para ello.

Lamentablemente matar les ha salido muy barato a algunas alimañas etarras, evitemos que además se choteen a la cara de todos los españoles.

El bloqueo del PP
Lexuri Olabarriaga Díaz latribunadelpaisvasco.com 4 Diciembre 2013

El PP trata de salvarse a toda costa. La lluvia de bajas en la afiliación del partido que gobierna España parece imparable. Y es que son muchos los fieles al Partido Popular que se han distanciado de éste ante los escandalosos acontecimientos surgidos en los últimos tiempos. La última baja, y quizás la más sonada hasta la fecha, ha sido la del ex parlamentario vasco Santiago Abascal. Éste acusa a Rajoy y a su cúpula de "secuestrar" al partido, "traicionar sus ideas y valores"; de no actuar contra "la corrupción que ha afectado al PP"; de "pisotear los Estatutos”, y de ser "los verdaderos disidentes" de una formación ahora "acartonada" por su "implacable maquinaria". Esto nos trae a la memoria la salida del Partido Popular de José Antonio Ortega Lara, máximo símbolo de las víctimas supervivientes de ETA.

Y es que desde las legalizaciones de Bildu, Amaiur y Sortu hasta las excarcelaciones de Bolinaga e Inés del Río, son muchas las gotas que han ido llenando el vaso que ha terminado por desbordarse para muchos.

Claro está que el PP intenta por todos los medios apaciguar las tensiones, aparentar ser unos simples observadores de unos acontecimientos que rebasan por completo sus competencias. A lo máximo que aspiran es a decir que garantizarán el respeto a las víctimas, que no habrá homenajes a presos y que los etarras no recibirán subsidio por desempleo si no se arrepienten y piden perdón a sus víctimas. Eso es todo lo que harán, nos dicen. Pero nada de esto es ya suficiente.

¿Será España ese país capaz de soportar la salida en masa de terroristas y violadores cada semana? ¿Podrá este país soportar ser testigo de cómo los terroristas son homenajeados en sus pueblos natales como si de héroes se tratasen? ¿O podrá ver cómo estos terroristas son también apoyados desde diferentes ayuntamientos y parlamentos por partidos políticos que se dicen demócratas?

Mientras tanto, el Gobierno de España es incapaz de reaccionar mientras los ciudadanos exigen justicia, respeto y firmeza. Los ciudadanos reprochan a este Gobierno pusilánime el no haber hecho más, el no haber defendido a las víctimas en Europa cuando éstas estaban siendo humilladas en beneficio de los terroristas, el no haber demostrado seriedad cuando los hechos así lo exigían.

El creciente descontento de los ciudadanos y el distanciamiento de los votantes del PP no deja de ser el resultado de la falta de credibilidad de este partido. Cómo creer a un Gobierno que dice defender a las víctimas del terrorismo a la vez que permite decenas de excarcelaciones de asesinos y violadores; cómo confiar en un Gobierno que afirma rotundamente que no permitirá bajo ningún concepto humillación alguna a las víctimas ni homenajes a sus verdugos, cuando ya van seis homenajes a etarras en el último mes.

A estos hechos hay que sumar los asaltos a las sedes de Ciutadans en Barcelona, del PP en Baracaldo (Vizcaya) y Baleares, y de UPyD en Barcelona en las últimas semanas. ¿Hará algo el PP al respecto? o ¿simplemente se limitará a condenarlo?

Lo único cierto es que hoy unos ríen mientras otros lloran, al igual que hace unos años unos brindaban mientras otros enterraban a sus muertos.

Así que por lo pronto, todo indica que seguiremos viendo a Rajoy actuando como el avestruz y a su Gobierno chapoteando en el fango. Mientras tanto, la sangría en las filas del Partido Popular seguirá su curso y los ciudadanos seguiremos siendo espectadores de este circo mediático donde numerosos etarras no arrepentidos de sus asesinatos son recibidos por los suyos como héroes de guerra y tantos violadores reincidentes campan a sus anchas por las calles de nuestras ciudades.

País vasco
“Pero mamá, ¿ETA era buena o mala?”
Percival Manglano Libertad Digital 4 Diciembre 2013

La anulación de la Doctrina Parot implica mucho más que la puesta en libertad de 60 ya, pudiendo llegar a 130, etarras. Lo que de verdad se está dirimiendo en estas fechas es el lugar que debe ocupar el terrorismo etarra en la memoria de vascos, demás españoles y extranjeros. Nos enfrentamos a un dilema orwelliano puro, tal y como lo define la novela 1984: "Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado". De hecho, la reescritura del pasado etarra ya ha comenzado.

Asier Arraiz, el presidente de Sortu, dijo hace unos días: "La izquierda abertzale no está dispuesta a realizar una lectura crítica de su pasado". El brazo político de ETA sabe que debe convertir en lehendakari a un excarcelado Arnaldo Otegui para legitimar el relato de su "lucha armada". Por eso ha mantenido un perfil bajo en los homenajes a los etarras liberados. La historia oficial no se escribe haciendo homenajes en la calle; se escribe controlando los boletines oficiales desde los despachos. La prioridad de Sortu es llegar al poder. Una vez ocupados los puestos directivos de las instituciones vascas, los "luchadores por la libertad" ya tendrán el reconocimiento que se merecen. Ahora no toca.

La labor de normalización del pasado etarra no será exclusiva de la izquierda abertzale. La compartirá la mayoría de la izquierda española (para quien dude de esta afinidad, recuerdo las palabras de la diputada socialista vasca y antigua consejera de Justicia Idoia Mendia: Bildu es un grupo más y el PSE acordará muchas cosas con ellos porque hay visiones que compartimos desde la izquierda). Esta labor se nota ya en las redes sociales. Las recientes palabras de Llamazares afirmando que "ningún terrorismo es de izquierdas" son un claro ejemplo. Según esta lógica, ETA no es de izquierdas pese a definirse como socialista y revolucionaria. También es llamativa la conmiseración perdonavidas que sufren quienes denuncian los crímenes de ETA en dichas redes, a los que se hace pasar por abuelos Cebolleta. O la exageración ab absurdo -afirmar, por ejemplo, que "tirar tartas es ETA"- de quienes buscan transmitir la idea de que si todo es ETA nada es ETA.

La prensa de izquierda tampoco es ajena a esta evolución. De cara a las próximas elecciones europeas, está insistiendo en la amenaza que supone la alianza de partidos de ultraderecha. Pero nada dice sobre las posibles alianzas de Sortu/Bildu con los blande-sandalias de la CUP o con ERC y la Alianza Libre Europea. Nada dice sobre la repercusión que estas alianzas tendrán en términos de normalización etarra. ¿Tanto cuesta imaginar al Parlamento Europeo debatiendo, por ejemplo, una iniciativa de un diputado abertzale que exija a España liberar al "preso político" Otegui? ¿O es que esto no es preocupante?

Y es que, entre aparcar el terrorismo etarra en el desván de la memoria y poner en peligro su pretendida superioridad moral sobre la derecha, la izquierda siempre va a elegir la primera opción. Le es muy incómodo tener que admitir que la banda terrorista que segó la vida de 900 españoles forma parte de su familia ideológica. Esto explica por qué el final victorioso sobre ETA para la izquierda debe implicar un olvido selectivo, es decir, la reescritura del pasado. El final de ETA no debe pasar por una derrota con vencedores y vencidos porque ésta supondría un fracaso ideológico y la victoria implícita de sus contrincantes.

Por todo ello, tanto el PP como el PNV deben tener muy claro que "pasar página" de ETA supondrá su derrota moral. Ya se ocupará la izquierda de reescribir esa página supuestamente pasada para responsabilizarlos de lo ocurrido. Si el PNV cree que se podrá librar de ello pactando con Sortu, que se fije en cómo le va a CiU desde que se subió a lomos de ERC y recuerde que la expresión "tonto útil" la inventó Lenin.

Para que ninguna madre deba enfrentarse jamás a la pregunta que titula esta columna, iniciativas como el Mapa del Terror elaborado por Covite serán imprescindibles. Pero no serán suficientes. El Gobierno de la Nación también debe implicarse. Debe plantar batalla, una batalla de ideas que le lleve a liderar una política activa de recuerdo de los crímenes etarras y de sus víctimas. Por ejemplo, ¿para cuándo un exposición itinerante titulada Terrorismo en Democracia, con inicio en el País Vasco y final en Cataluña? O ¿para cuándo una página web potente que cuente qué es ETA y atraiga tráfico en internet? Si ahora mismo se introduce "ETA" en Google, salen enlaces a informaciones publicadas por Wikipedia y periódicos varios. ¿Debe la definición de ETA en la fuente principal de información para la mayoría de personas dejarse en manos de Wikipedia? El riesgo que se corre es el que describe El Mundo sobre la entrada "Basque Conflict" en Wikipedia: que un supuesto "conflicto vasco" se defina como una guerra con Franco, España y los GAL en un bando y Josu Ternera, Otegui y la ETA en el otro.

España / Reforma de la Administración
Las autonomías ahorrarían 230 millones sin Defensor del Pueblo ni Tribunal de Cuentas
Madrid. La Razón 4 Diciembre 2013

El Gobierno calcula que si las comunidades autónomas acceden a suprimir sus Defensores del Pueblo y Tribunales de Cuentas autonómicos se podría ahorrar en tres años casi 230 millones. Además, plantea la eliminación de los centros de estudios de opinión autonómicos, las agencias de protección de datos y las agencias de meteorología, con las que se ahorraría en tres ejercicios alrededor de 39 millones de euros.

Así se recoge en el informe detallado elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) que ha publicado este martes el Ministerio de Hacienda y que incluye las 120 medidas de la subcomisión de duplicidades administrativas.

Este documento de más de 700 páginas, que ha recogido Europa Press, ya ha sido remitido a las comunidades autónomas, que son las que deben decidir si están dispuestas a aplicar en sus respectivos territorios estas propuestas para evitar duplicidades entre la Administración General del Estado y las autonomías.

11 defensores del Pueblo, 90 millones de ahorro

En concreto, en el caso del Defensor del Pueblo hay un total de 11 comunidades con esta figura: Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Navarra, País Vasco y Valencia. En ellas la denominación no siempre es Defensor del Pueblo, sino que a veces es Ararteko, Sindic de Greures, Procurador, Valedor do Pobo o Diputado del común.

El Gobierno realiza una estimación aproximada del ahorro global en tres años si se suprimen, que cifra en 90,3 millones (el ahorro neto anual sería de 30,1 millones). A su entender, esta medida permitiría optimizar los recursos, ya que, según subraya, el coste medio de tramitar una queja en los defensores autonómicos es de 78 euros frente a los 19 euros a nivel estatal.

Asimismo, el Ejecutivo de Mariano Rajoy destaca el bajo rendimiento de los recursos destinados a los Ombudsman autonómicos, ya que 346 personas tramitan 38.407 quejas mientras que en el estatal 165 tramitan 33.849 quejas.

Tribunales de Cuentas
En el caso de los Tribunales de Cuentas, el Gobierno recuerda que 13 comunidades cuentan con esta institución fiscalizadora en su territorio (Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, Madrid, Navarra, País Vasco y Valencia).

Si las comunidades autónomas decidieran eliminar estos órganos de control externo autonómico (OCEX), en tres años se podría ahorrar 136,7 millones, según los cálculos del Ejecutivo.

Entre las "ineficiencias" para poner en marcha esta medida destaca el "bajo rendimiento" de los recursos destinados a estos tribunales, la "desigualdad" entre comunidades al no contar todas con ellos y la "heterogeneidad en las estructuras, composición, funciones y resultados" de los diferentes

El Gobierno aboga además por la desaparición de la Autoridad Catalana de Protección de Datos --tiene un presupuesto de 2,8 millones para este año-- y la Agencia Vasca de Protección de Datos-- con un presupuesto de 1,6 millones--.

Según añade, la supresión de ambas permitiría ahorrar en el primer año un total de 1,7 millones, que ascendería a 7,5 millones en tres años, de acuerdo con los cálculos realizados por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas.

Para eliminar duplicidades en relación con los estudios de opinión y fomento de la investigación sociológica, el Gobierno plantea la desaparición de los organismos específicos similares al CIS que hay en Andalucía, País Vasco y Cataluña.

El gasto en estos organismos asciende a 4,060 millones. En concreto, el CEO catalán cuenta con un presupuesto de 1,2 millones; el Gabinete de Prospección Sociológica del País Vasco dispone de 700.000 euros; y el Centro de Estudios Andaluces de 2,1 millones. Con su supresión el ahorro en tres ejercicios sería de 4,85 millones, según el Ejecutivo.

Servicios de meteorología
En lo referente a los servicios meteorológicos, se propone la supresión del Servei Meteorologic de Catalunya (SMC), de MeteoGalicia y de EUSKALNET para eliminar duplicidades con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). El ahorro total de esta medida --incluyendo la absorción del personal-- sería de 26,46 millones de euros en tres años, de los cuales 10,8 millones corresponderían a Cataluña.

Asimismo, se sugiere la eliminación de las estaciones meteorológicas redundantes con la AEMET en Cataluña, Galicia, País Vasco, Andalucía, Canarias, Islas Baleares, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, con un ahorro total de 2,25 millones de euros en tres años, y la cancelación de contratos firmados con empresas privadas por parte de Andalucía, Asturias, Castilla y León y Castilla-La Mancha, que se ahorrarían 1.134.000 euros en tres años.

ARCA DE NOÉ
Fe en el euskera
La defensa y el impulso a la lengua vasca descansó durante años en clérigos y frailes, que realizaron una inmensa producción cultural
PEDRO ONTOSO El Correo 4 Diciembre 2013

La celebración del Día Internacional del Euskera brinda una magnífica oportunidad para reivindicar la labor de los numerosos miembros de la Iglesia de Euskadi, y de muchos otros que se educaron bajo su doctrina, en favor de la lengua vasca. Las órdenes religiosas y los recintos eclesiales fueron, por ejemplo, un espacio de acogida para quienes defendieron los derechos humanos y las libertades frente a la dictadura franquista y se convirtieron en 'guardianes' del euskera, que revitalizaron a través de una vasta producción cultural: literaria, catequética, musical, periodística y etnográfica.

Aunque provenían de una extracción rural, fueron personalidades muy preparadas intelectualmente, con capacidad de pensamiento y espíritu de sacrificio. Y muy humildes. También, de forma mayoritaria, gente muy comprometida con la causa vasca -el 80% era nacionalista de cuna-, en este caso en el ámbito de la lengua, en una época en la que el euskera estaba perseguido. El movimiento de las ikastolas se puso en marcha con el apoyo de la Iglesia y el euskera siempre ha sido un pilar del 'currículum' de Kristau Eskola. Si se repasa la producción cultural en euskera, hasta hace pocos años correspondía a 'gente de Iglesia' casi en un 70%.

La propia Euskaltzaindia debe mucho, desde su fundación en 1918 para velar como institución académica por la lengua, a figuras de este ámbito: Resurrección María de Azkue, aita Villasante, Manuel Lekuona..., que fueron presidentes.Y muchos de sus miembros a lo largo de su centenaria historia, como los pioneros Juan Bautista Eguzkitza, autor de memorables sermones -recogidos ahora en el libro 'Neure entzule maiteak' ('Mis queridos oyentes'), firmado por Andrés Urrutia, presidente de Euskaltzaindia, y coeditado con Labayru- , E. Olabide, que escribió 'Itun Zar eta Berria' ('Antiguo y Nuevo Testamento') o J. Elizalde.

Uno de los fundadores de la Academia Vasca de la Lengua y su primer presidente fue el sacerdote Resurrección María de Azkue, gran promotor de la unificación del euskera. El primer intento lo realizó en 1902, reuniendo a vascófilos de una y otra parte de la muga. El congreso se celebró en Hondarribia, empujado también por Piarres Broussain. El médico y euskerólogo de Lapurdi no era clérigo, pero se involucró en campañas en favor de la lengua vasca, y más en concreto en favor del catecismo vasco, después de que el gobernador de Pau prohibiera su utilización.

La unificación de los dialectos se produjo en 1968, tras muchos años de trabajo, en el santuario de Arantzazu, cuando al frente de Euskaltzaindia se encontraba aita Villasante tras la dimisión del padre Manuel Lekuona. El sacerdote guipuzcoano, sobrino de Miguel Antonio Iñarra -cura, escritor y lingüista, colaborador de Azkue- fue un gran investigador del bertsolarismo, de la poesía y de la literatura oral. Estudió con Jose Miguel de Barandiarán, otro de los grandes en el universo del euskera. El sacerdote, antropólogo, etnólogo y arqueólogo de Ataun esta considerado como el patriarca de la cultura vasca. En 1921 creó la sociedad Eusko Folklore, de tanta importancia para los estudios vascos.

Tanto Barandiarán como Lekuona dejaron una impronta decisiva para el euskera en el Seminario de Vitoria, que se convirtió, para disgusto de las autoridades de la época, en una institución clave para el impulso del idioma. Lo mismo que el Seminario de Derio-Bilbao, que dedicó mucho tiempo y muchos recursos a este empeño. Allí destacaron figuras como Mikel Zarate, Carmelo Echenagusia o Ander Manterola. Este último creó el Grupo Etniker de Bizkaia -un proyecto de aita Barandiaran- y fundó el emblemático y fecundo Instituto Labayru. El proyecto Udako Euskal Ikastaroa también fue determinante para la promoción de la lengua vasca.

Otra figura lo fue José Ariztimuño Olaso, más conocido como 'Aitzol', apócope de sus apellidos. Cofundador del sindicato ELA-STV, el sacerdote de Tolosa fundó la revista 'Yakintza' y realizó una gran labor en el campo de la misionología, la literatura y el periodismo. Su activismo en doctrina social, con presbíteros como Alberto Onaindia o Eguzkitza, se fraguó en la Agrupación Vasca de Acción Social Cristiana (AVASC). Murió fusilado por las tropas de Franco. Duante la guerra civil estuvo refugiado en el monasterio benedictino de Belloc, en Lapurdi, otro emblema de la cultura vasca, como el de Lazkao. La Sociedad de Ciencias Aranzadi acaba de estrenar un documental sobre su vida.

Los franciscanos de Arantzazu han formado también a grandes figuras de la lengua vasca. Es el caso de Bitoriano Gandiaga, poeta de gran espiritualidad, o de Luis Villasante, conocido como el ‘padre del euskera unificado’ tras apadrinar el modelo defendido por Koldo Mitxelena, otro prócer del euskera. Destaca su colección 'Kristau fedearen sustraiak' ('Las raices de la fe cristiana'), pero, sobre todo, su impulso a la gramática tras socializar la obra 'Gero', de Axular, auténtica 'biblia' del euskera. Pedro de Axular era sacerdote. También lo fue Bernat Etxepare, autor de 'Lingua Vasconum Primitiae' (1545), el primer libro publicado en euskera. Joanes Leizarraga, que tradujo al euskera el Nuevo Testamento y se convirtió en la segunda obra impresa en euskera. Leizarraga, sacerdote, dejó la Iglesia católica para convertirse al calvinismo.

La relación de nombres en los que se fusionan la fe cristiana y el amor al euskera es interminable y abarca un periodo muy amplio. Esteban Urkiaga 'Lauaxeta', que hizo el noviciado en Loiola, aunque luego abandonó la orden de los jesuitas. El sacerdote Jokin Zaitegi , poeta y traductor de Mondragón. Nicolás Ormaetxea 'Orixe', expulsado de la Compañía de Jesús, escritor polifacético y polémico. Txomin Jakakortajarena, poeta de alma franciscana. Como Salbatore Mitxelena, autor de 'Arantzazu, euskal poema', el primer libro que se publicó en euskera tras la dictadura franquista. Mateo Múgica, que abrió el Seminario Mayor de Vitoria, y tradujo uno de los capítulos de 'El Quijote'. Los carmelitas Santiago Onaindia y Lino Akesolo, encerrados en la cárcel de Carmona, donde coincidieron con el socialista Besteiro, Nemesio Etxaniz 'Amillaitz', que abrió nuevos caminos a la expresión en euskera. El capuchino Ignacio Goikoetxea ‘Gaztelu’. Muchos de estos nombres vienen recogidos en el libro 'Estigmatizados por la guerra', de Gorka Aulestia, publicado por Euskaltzaindia.

La Universidad de Deusto, de la Compañía de Jesús, también es una referencia. El Departamento de Estudios Vizcaínos, impulsado por el sacerdote e historiador Andrés Eliseo de Mañaricua, fue el embrión de lo que luego sería el Instituto de Estudios Vascos. La Universidad de Navarra festeja ahora los 50 años de la Cátedra de Lengua y Cultura Vasca/Euskal Kultur eta Hizkuntz Katedraren, creada en 1963 con el trabajo de Antonio Fontán y José Miguel de Barandiarán. Un año después se puso en marcha Etniker Navarra. Medio siglo con tres mujeres al frente: Ana Echaide, María Amor Beguiristain y María del Mar Larraza. El euskera también tiene detrás un gran esfuerzo en femenino. Ekin eta jarrai.

Galicia Xesús Vázquez se ofrece a traducir los certificados por los que se rechazaron becas
El ministerio dice que solo se aceptaban en español por razones prácticas y en inglés por ser el «idioma de la ciencia»
E. Álvarez / T. Montero. Santiago. La Voz  4 Diciembre 2013

La Consellería de Educación ha remitido una carta al Ministerio de Economía pidiendo explicaciones y una solución para los universitarios a los que el Gobierno central denegó una beca por presentar el certificado de estudios en gallego, una de las lenguas cooficiales. Xesús Vázquez, conselleiro de Educación, incluso se puso a disposición del ministerio para traducir estos certificados. «En caso de que a dificultade sexa que non existen medios para a tradución nós poñémonos a disposición en prol dos intereses dos galegos, e poñeremos os medios necesarios». Lo que sí dejó caer el conselleiro es que, respetando la autonomía universitaria, lo ideal sería que todo el material se editase ya con carácter bilingüe. «Entendo que toda documentación debería emitirse xa en dúas ou tres linguas, porque estamos nun mercado cada vez máis internacional. Deberíase facilitar sempre pensando nos nosos alumnos».

En caso de que no se encuentre una solución para los investigadores gallegos «teremos que analizalo seguindo os cauces ordinarios».

Mientras, el Ministerio de Economía salió ayer al paso de la polémica generada en torno a este asunto. Calificó de «residual» el número de personas cuya solicitud fue rechazada por presentar documentación en idiomas distintos al inglés o el castellano y, además, explicó que «las bases están muy claras» -el artículo establece que de presentar un certificado de estudios en un idioma distinto a los dos aceptados había que acompañarlo de una traducción jurada.

No solo eso. Fuentes del Ministerio de Economía fundamentaron su decisión de solo aceptar documentación en esas dos lenguas por dos razones. El castellano por «cuestiones prácticas», porque no están en disposición de tener personal con conocimiento de todas las lenguas oficiales del Estado y porque de este modo se agiliza el procedimiento para evaluar los expedientes de los aspirantes.

Sobre el hecho de que se aceptase documentación en una lengua no oficial en España, el inglés, desde el Gobierno central insistieron en que se aceptó porque es el «idioma de la ciencia».

Por su parte, A Mesa pola Normalización Lingüística afirmó ayer que, así como instituciones y universidades mexicanas y argentinas habían aceptado sin problemas certificados en gallego a pesar de no ser una lengua oficial, el mismo certificado que le valió a una estudiante ser excluida del procedimiento sí fue aceptado en instituciones holandesas.

Galicia Unas 30 carreras siguen sin la matrícula mínima que pide la Xunta
Algunas tienen 90 créditos comunes, por lo que podrán sumar su alumnado
Elisa Álvarez. Santiago. La Voz  4 Diciembre 2013

Una treintena de grados de las tres universidades gallegas no alcanzaban este curso -antes de la apertura de un período extraordinario de matrícula a finales de octubre- el número mínimo de alumnos que se exigirá en el 2015, 45 o 50 estudiantes de nuevo ingreso en función del campus en el que se impartan. La diferencia es notable, ya que algunas titulaciones, por ejemplo Enxeñería Mecánica en Ferrol, o Recursos Mineiros en Vigo, no alcanzan la matrícula mínima por dos o tres alumnos, y aún deben contar a los estudiantes de formación profesional que acceden a la universidad. Otras, como Xeomática en Lugo (9 alumnos), Información e Documentación en Ferrol (9 alumnos) o Xestión Pública en Pontevedra (24), tendrán que hacer esfuerzos para presentar una media de matrícula que les permita seguir sin hacer cambios en los planes de estudio.

No obstante, las tres instituciones saben lo que se les viene encima y han comenzado a hacer los deberes, teniendo en cuenta además que la Xunta acaba de echarles un capote. El llamado decreto de titulaciones, en el que se recoge esta obligación de que las carreras de campus periféricos tengan una media de 45 alumnos de nuevo ingreso, y los de campus centrales de 50 estudiantes, se modificó este curso para permitir que aquellas carreras que tengan al menos 90 créditos coincidentes y comparten organización docente puedan sumar su alumnado de nuevo ingreso.

Esto será lo que hagan las filologías, con mucha docencia compartida, lo que solventa el problema por ejemplo de las tres especialidades del campus de A Coruña o de las de Santiago, en donde no se alcanza la matrícula mínima en Filoloxía Clásica y Lingua e Literatura Galegas. El vicerrector de organización docente de la Universidade da Coruña, Julio Abalde, explica que la misma solución han propuesto en Ferrol desde Información e Documentación y Humanidades, ya que comparten un mínimo de 90 créditos. En este caso ni sumando los dos grados llegarían, no obstante, a los 45 alumnos. Otras titulaciones, como Enxeñaría Naval, con una matrícula de 23 estudiantes, intentarán permanecer en el sistema al ser una carrera singular, única en Galicia e incluso en todo el norte, indica Abalde.

Los datos de la Comisión Interuniversitaria sobre alumnado de nuevo ingreso antes del plazo extraordinario de matrícula -excluyendo grados con un límite de plazas inferior a 45 o 50- reflejan que no llegan al número mínimo de alumnos Ciencia e Tecnoloxía dos Alimentos (28), Enxeñaría Agraria (30), Xeografía e Historia (39) y el grado simultáneo de ADE y Enxeñaría Informática (8) en Ourense; Dirección e Xestión Pública (24) y Enxeñaría Forestal (41) en Pontevedra; ADE en Caixanova (42), Educación Infantil (39), Recursos Mineiros (46), Galego e Español (41) y Traducción Galego-Francés (9) en Vigo; Filoloxía Clásica (22), Filosofía (40), Lingua e Literatura Galegas (23), Xeografía (30) en Santiago; Difusión Cultural (12), Enxeñaría Agrícola (20), Enxeñaría Civil (33), Industrias Agroalimentarias (11), Xeomática (9), Enxeñaría Forestal (20), Procesos Químicos (20) y Lingua e Literatura Españolas (5) en Lugo; Español: Estudos Lingüísticos (25), Galego e Portugués (8) y Enxeñaría Civil (47) en A Coruña, y Enxeñaría Mecánica (43), Humanidades (16), Documentación (9) y Naval (23) en Ferrol.
Recortes de Prensa   Página Inicial