AGLI Recortes de Prensa   Jueves 5 Diciembre 2013

Nadie controla a nadie; la corrupción está en el sistema
Javier Caraballo El Confidencial 5 Diciembre 2013

La pregunta que nadie nos contestará es la más elemental: ¿cómo ha sido posible todo esto sin que nadie lo detectara? El enigma con el que pasará esta oleada de corrupción sin precedentes que se vive en España es el primero que debimos resolver: ¿por qué nadie, nunca, detectó nada irregular o, por lo menos anómalo? ¿Dónde estaba el Banco de España, y el Tribunal de Cuentas, y la decena de Cámaras de Cuentas autonómicas, y la Agencia Tributaria, y los cientos de interventores de autonomías y ayuntamientos? ¿Nadie, nunca, sospechó nada de lo que estaba ocurriendo y que nos ha llevado a la ruina?

¿Dónde estaban los organismos de control? La generalización, es verdad, siempre comporta injusticias, pero se podrá disculpar la licencia cuando hablamos de una ceguera que se ha llevado por delante a todo un país y que ahora se está cebando con quienes menos responsabilidad tenían en el origen de la crisis. Van surgiendo escándalos, como borbotones de una charca estancada que rebosa, y lo que nadie nos explicará jamás es cómo se ha llenado esa poza de corrupción sin que ningún olfato lo percibiera.

Una oleada de corrupción sin precedentes, sí, porque aunque es cierto que el felipismo se desmoronó envuelto en escándalos que se multiplicaban por todas partes, desde la Guardia Civil al Banco de España pasando por el BOE, la diferencia fundamental con el momento que vivimos es que ahora la corrupción, más que nunca, se ha hecho transversal entre los principales partidos políticos, alcanza a los agentes sociales y asciende hasta la propia Casa Real. Esa generalización no se había dado nunca. Y por eso, a nadie le habrá extrañado que, ayer mismo, el CIS colocara a la clase política y a la corrupción entre las cuatro principales preocupaciones de los españoles. Y que un día antes, el martes, el Índice de Percepción de la Corrupción, que confecciona la ONG Transparencia Internacional, señalase que España es el segundo país, tras Siria, en el que más ha aumentado la percepción ciudadana por corrupción. Entre los países del entorno europeo, España se sitúa a la cola, por detrás de Polonia, Portugal o Chipre.

Hace un par de años, en la presentación de ese mismo informe de Transparencia Internacional, Jesús Sánchez Lambás, miembro del Comité Ejecutivo de esa ONG, afirmó, en referencia a los problemas de corrupción de España, que “del mismo modo que se plantea hoy como un problema esencial el llamado ‘secuestro del regulador’, en donde los grupos de poder económico regulado penetran en el ente regulador, en los partidos políticos existe una ósmosis entre las élites económicas, los grupos de intereses, y la clase política que desequilibra el modelo de representación social”.

El ‘secuestro del regulador’. El control de los controladores, esa es la cuestión; la sensación de que todo se ha edificado sobre un modelo ficticio de control. Nadie controla a nadie; unos camuflan la realidad y otros simulan el control.

El Tribunal de Cuentas, por ejemplo. En uno de los últimos autos, el juez Pablo Ruz constata indicios de "una cierta corriente financiera de cobros y pagos continua en el tiempo al margen de la contabilidad remitida por el Partido Popular al Tribunal de Cuentas”.

El control de los controladores, esa es la cuestión; la sensación de que todo se ha edificado sobre un modelo ficticio de control. Nadie controla a nadie; unos camuflan la realidad y otros simulan el controlPodrán repetir, como suelen, los principales dirigentes del PP que la limpieza de su contabilidad está contrastada en las inspecciones del Tribunal de Cuentas, pero si algo ha quedado claro ya es que ese control no sirve más que para ofrecer apariencia de legalidad, pero que poco o nada tiene que ver con la realidad.

La incapacidad del Tribunal de Cuentas para cumplir con aquello que tiene encomendado es una certeza tan generalizada como ajena al interés del mundo político. No sé si con cierta sorna o con entrañable inocencia, una letrada de ese Tribunal de Cuentas, Pilar Jiménez Rius, se extrañaba en una tribuna de prensa de la falta de propuestas para mejorar los organismos de control. Decía: “En medio de la crisis económica en la que nos encontramos, todo el mundo habla de reformas: reformas en el mercado laboral, reformas del sistema de cajas, reformas económicas, etcétera, pero, si se dan cuenta, nadie se cuestiona cuál es nuestro sistema de control externo del gasto público ni si dicho sistema de control es el adecuado y funciona. Y ello no deja de ser curioso…”

Más que curioso es significativo; es la constatación de que la lucha contra la corrupción no es real, no es completa, se queda en los discursos. El ‘secuestro del regulador’ es la clave que explica los escándalos y es la excusa para que, con posterioridad, cuando estallan las corruptelas en los tribunales o en los medios de comunicación, se encuentre la coartada perfecta para la exculpación.

Por eso, y no por otra cuestión, se puede explicar que ahora la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, afirme solemne que su Gobierno “será implacable” contra la corrupción, como si no fuera su partido el que lleva tres décadas gobernando en la región. Implacable, ahora que la Junta de Andalucía está cercada por la corrupción, el sectarismo y el despilfarro. Y como nada, en el fondo, ha cambiado, puede volver a producirse. Por la mañana se afirma que se va a exigir a UGT devolver todo el dinero defraudado y por la tarde, como ha ocurrido esta semana, se firma otra partida de más de 3 millones de euros para que ese sindicato siga financiando cursos de orientación laboral.

Es el sistema el que propicia la corrupción. Por eso, y no por otra cuestión, se explica que ni la Junta de Andalucía ni su Cámara de Cuentas sospecharan nunca nada de toda la corruptela que está supurando ahora por todos los poros: los escándalos de la UGT, el despilfarro y el desfalco de los ERE, la arbitrariedad y el descaro de Invercaria. Sólo en Andalucía y en la Comunidad Valenciana están imputadas en la actualidad más de trescientas personas. ¿Cómo no va a existir una nítida percepción de corrupción en España?

Como última muestra, ahí acaba de aparecer, inquietante, el último escándalo de dimisiones de la Agencia Tributaria que, de confirmarse que está relacionado con la intención de exonerar a una multinacional cementera del pago millonario de impuestos, constituiría la más insultante demostración de la existencia de una amnistía fiscal selectiva y oculta. Mientras, la clase media asfixiada a impuestos. Tres dimisiones se han producido ya por la supuesta orden “de los superiores” de no desestimar el recurso de esa multinacional, Cemex, contra una sanción multimillonaria. Y si nadie explica, técnicamente, cuál era el criterio de esos “superiores”, será inevitable pensar en un favor político de muchos millones de euros. De nuevo, y en otro ámbito, ‘el secuestro del controlador’.

Hace algo más de un año, aquí mismo, en Cotizalia, se publicó un artículo demoledor sobre lo que nos está pasando. Lo firmaba, junto a Roberto Centeno, la economista y corresponsal alemana Stefanie Claudia Müller. A veces, la mirada ajena ayuda a la síntesis mejor que ninguna otra: “Las razones verdaderas de la crisis de España nada tienen que ver con salarios demasiado altos (un 60 % de la población ocupada gana menos de 1.000 euros/mes-, pensiones demasiado altas -la pensión media es de 785 euros, el 63% de la media de la UE-15) o pocas horas de trabajo, como se ha trasmitido a veces desde Alemania. A España tampoco le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene grandes pensadores, creativos, ingenieros, médicos excelentes y gestores de primer nivel. La razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción”.

Corrupción: la ciudadanía harta, los políticos tranquilos
José Oneto www.republica.com 5 Diciembre 2013

Cuando todavía no se han apagado los ecos del informe de “Transparencia Internacional”, que coloca a España como el segundo país del mundo, después de la convulsa Siria, donde más se ha percibido el aumento de la corrupción, un barómetro del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) hecho público este miércoles, ha confirmado y, en cierto modo, ampliado estos datos, hasta el punto de que el sondeo realizado durante el mes de noviembre, refleja que después del paro, la corrupción es el asunto que más preocupa a los españoles. Pero es que, después de la corrupción, y de la situación económica, con la que la mayoría de los encuestados se muestran de lo más pesimista en cuanto a su mejoría, los políticos y la clase política en general, siguen siendo motivos de preocupación para una ciudadanía que está convencida de que no se está haciendo lo suficiente para combatir la corrupción y el fraude.

Los datos hechos públicos por el oficialista CIS, coinciden, con el efecto internacional que ha tenido el informe de “Transparencia Internacional” del que se hace amplio eco toda la prensa europea y americana, y muy especialmente la alemana por ser Berlín la sede de la ONG que ha llamado la atención sobre la situación española, que parece querer ignorar el Gobierno ya que, a través de su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, se ha limitado a decir que no es verdad que en España haya aumentado la corrupción sino que lo que ha aumentado es el conocimiento de hechos ocurridos en el pasado

El señor Alonso olvida que “Transparencia Internacional” ha sido muy dura en el caso de la financiación ilegal del Partido Popular que no pertenece al pasado, y el caso de la doble contabilidad y de los sobresueldos a sus dirigentes, en un partido que ha realizado varias campañas electorales en una situación de superioridad económica sobre el resto de sus adversarios.

Algunos de los titulares de esos medios internacionales son de por si significativos, en tanto hablan de una “Plaga de corrupción” de “España en el pantano de la corrupción ” y de esos ” escándalos del dinero negro en España que surten efecto” y, en tanto, casi todos los comentarios hacen referencia a las “donaciones” de empresarios de la construcción al PP, que han ido a parar a los jefes de los partidos, a la situación de la Familia Real a raíz de la implicación de los Duques de Palma en un caso de malversación de fondos públicos, al escándalo de los Eres en Andalucía y a la falsificación de facturas por parte de dirigentes del sindicato UGT, y a las acciones judiciales que se han emprendido contra el ex vicepresidente económico del Gobierno y ex director de Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, por escándalo de Caja Madrid y Bankia. Nada del pasado, sino del más desafortunado presente.

Del pasado, y además de un pasado relativo, son esas 1.600 causas pendientes en los tribunales españoles por casos de corrupción política y financiera. En el mes de Abril, había abiertos en los juzgados españoles 1.661 investigaciones de casos de corrupción política o financiera, de los cuales 302, por complejidad y número de implicados, eran calificados como macroprocesos.

Al no existir un tipo penal concreto de corrupción política o financiera, los delitos que se investigaban en esas 1.661 causas eran alguno o varios de los siguientes: prevaricación por funcionarios públicos; infidelidad en la custodia de documentos, revelación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, exacciones ilegales, negociaciones prohibidas a funcionarios, receptación, blanqueo de capitales, delitos contra el patrimonio histórico, apropiación indebida, fraudes, estafas, y corrupción en las transacciones comerciales internacionales

A fecha de hoy, sí hay políticos en la cárcel. Lo están el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, la ex presidenta de Unión Mallorquina María Antonia Munar o el ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, y quien fue presidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán. Muchos menos de los que querría la opinión pública, cada vez más harta.

¿Y si la cumplimos?
JESÚS LAÍNZ.  EL DIARIO MONTAÑÉS  5 Diciembre 2013

No hace falta ser un devoto cons titucionalista para sorprenderse de las prisas que les han entrado a algunos por cambiar la Constitución sin haber comprobado antes cómo funciona. Sobre todo porque se diseñó precisamente para colmar sus anhelos, lo que confirmaron declarándose sus entusiastas partidarios y votándola con satisfacción.

Por ejemplo, en sus treinta y cinco años de vida se han incumplido sistemáticamente los artículos relativos al uso de los símbolos en edificios públicos y actos oficiales; y a una jerarquía normativa puesta patas arriba por normas autonómicas extralimitadas; y a una seguridad jurídica inexistente debido a la arbitrariedad de muchos poderes públicos; y a una igualdad ante la ley y una prohibición de discriminación inefectivas para muchos miles de ciudadanos por hablar la lengua materna nacionalistamente incorrecta; y a la inspección del sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes y evitar su utilización con fines partidistas y adoctrinadores. Por no hablar del artículo 155, igualmente virgen, que establece la facultad gubernamental de adoptar las medidas necesarias para evitar que una comunidad autónoma no cumpliere la ley o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España. Motivos para aplicarlo ha habido mil.

Un estado de derecho consiste en que todos sus órganos sólo pueden actuar y no pueden dejar de actuar según lo establecido en la ley. Y deja de serlo, aunque esté proclamado constitucionalmente, si sólo lo es cuando le conviene al gobierno. Ahora que tanta prisa hay por ejecutar la sentencia del TEDH sobre la doctrina Parot ante la alarma general por tanto criminal excarcelado, ¿cómo se justifican todas las que llevan años esperando a ser ejecutadas? ¿Y la inactividad del gobierno ante la voluntad expresa de seguir desobedeciéndolas por parte de algunos gobernantes autonómicos?

¿Qué tal si antes de cambiar la Constitución probamos a cumplirla? Sería una hermosa manera de hacer que los españoles comenzáramos a tomarnos en serio.

CANELA FINA
El secesionismo catalán, negocio de los políticos nacionalistas
Luis MARÍA ANSON El Mundo 5 Diciembre 2013

NO ANTEPONEN la prosperidad del pueblo catalán a su interés personal. Lo que quieren es mandar más. Lo que quieren es forrarse el bolsillo. Lo que quieren es enchufar en puestos suculentos a sus parientes, a sus amiguetes y a sus paniaguados. Lo que quieren es el poder omnímodo. Esa es la verdad, la pura verdad. Estamos ante la tentación totalitaria del poder. A la clase política nacionalista, con las debidas excepciones, a veces admirables, no le interesa otra cosa que el negocio del poder. El secesionismo es solo una fórmula para mandar más y acumular más riqueza.

El aspaviento totalitario hace ya décadas que, en Cataluña, alumbró en la educación, en el tratamiento del idioma, igual que Franco pero al revés, en el control de los medios de comunicación, en las listas de perseguibles, con ciertas remembranzas, por mucho que duela decirlo, a fórmulas que todos creíamos superadas. Los políticos secesionistas no han vacilado en multiplicar el déficit que acosa a Cataluña para controlar, a base de subvenciones, a los periódicos impresos, hablados, audiovisuales y digitales. Hay un caso, por cierto, especialmente significativo. Y estremecedor.

El buen sentido de la inmensa mayoría de los catalanes todavía predomina. Pero la coacción empieza a oprimir a las gentes medias y a subvertir los espíritus. Lo políticamente correcto impuesto desde el gobierno de la Generalidad condiciona ya la vida ordinaria en Cataluña.

Ante la pasividad arriólica de Mariano Rajoy y su política de indiferencia y debilidad, Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas se han crecido. Tal vez no consigan la independencia pero se están tragando a mordiscos cantidades suculentas de los Presupuestos Generales del Estado.

La vía para desarticular a Oriol Junqueras y a su títere Arturo Mas es la reforma constitucional, cuyo proceso termina, de acuerdo con el artículo 168 de la Constitución, en un referéndum. Los catalanes ejercerían así su derecho a decidir junto al resto de los españoles, porque, tras cinco siglos de Historia unida, lo que proponen Oriol Junqueras y su guiñol Arturo Mas corresponde decidirlo a todos los ciudadanos de España, libres e iguales ante la Ley.

La opinión pública exige que Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba se pongan de acuerdo, conforme al pacto de Estado de la Transición, anunciando una política común frente a la voracidad secesionista de un sector de la clase política catalana. Debieron hacer público ese acuerdo al menos hace dos años pero el interés de partido se ha impuesto hasta ahora sobre el interés general, a pesar de que estaba claro, como Ortega y Gasset anunció a Manuel Azaña, que la exigencia nacionalista no tendría fin en Cataluña.

Para contrarrestar la lenidad de Rajoy, su apatía y su indiferencia, se está gestando ya un partido antipartidos. El asunto tiene alcance extraordinario. Los partidos políticos se han convertido en el tercero de los grandes problemas que agobian a los españoles. La operación «partido antipartidos» podría enderezar las cosas, siempre que se produzca con mesura y dentro de la Constitución. Los partidos políticos son imprescindibles en una democracia plena. Hay que regenerarlos, no destruirlos. No olvidemos lo que ocurrió en el siglo XX, cuando la crítica a los partidos triunfó, degenerando en fascismo en Italia, nazismo en Alemania, estalinismo en Rusia, franquismo en España y salazarismo en Portugal.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

Por qué me preocupa la inflación
Ignacio de la Torre El Confidencial 5 Diciembre 2013

¿Cuál es el mayor riesgo para los mercados en 2014? En mi opinión, un susto inflacionista en los países occidentales. ¿Cuál es el mayor riesgo en los próximos años? El mismo. Cuando leo documentos de estrategia de inversión para el año que viene o discuto con colegas las estrategias de asignación de activos, el presupuesto básico es que la inflación ni está ni se la espera.

Mi memoria me hace recordar que los eventos que más han afectado al mercado son precisamente aquellos que ni están ni se les espera. Soy consciente de que hoy en día en Occidente afrontamos inflaciones inusualmente bajas, alrededor del 1%, pero los árboles no nos han de impedir ver el bosque. El riesgo de inflación es relevante, e ignorarlo contribuirá a acrecentar los devastadores efectos que un repunte inflacionista podría generar. Ahí van mis preocupaciones sobre el riesgo de inflación en Estados Unidos y en Europa.

- Primera: como hemos aprendido después de tantos siglos, la inflación puede resultar como consecuencia de la cantidad de dinero que circula en el sistema. Los balances de los bancos centrales están en los niveles más altos de muchas décadas (Banco de Japón al 35% de su PIB tendiendo al 50%, BCE y FED alrededor del 20% frente a una media cercana al 7%, y otros bancos menores como el de Inglaterra y el de Suiza también en niveles históricamente elevados).

?Es cierto que tanta impresión de dinero no ha redundado por ahora en mayor inflación debido a que la velocidad del dinero ha caído, en parte debido a que la banca comercial no ha inyectado esta liquidez en la economía real. Sin embargo, a medida que se normaliza la velocidad del dinero y que la banca comercial ha ido subsanando sus agujeros consecuentes de sus estupideces crediticias, el riesgo de una inflación monetaria a raíz de tanto dinero creado por los bancos centrales es claramente al alza.

A medida que se normaliza la velocidad del dinero y que la banca comercial ha ido subsanando sus agujeros, el riesgo de una inflación monetaria consecuente de tanto dinero creado por los bancos centrales es claramente al alza

- Segunda: la inflación puede provenir de una elevación de costes empresariales que acaba trasladándose al consumidor vía precios. El principal coste productivo es, sin duda, el trabajo. En general, se cree que en un contexto de desempleo elevado en relación al desempleo natural, como parece que ocurre actualmente, es difícil apreciar subidas de costes laborales que conduzcan a mayor inflación.

Sin embargo, es relevante ser precavido ante esta hipótesis, ya que, a) nadie tiene muy claro cuáles son los niveles reales de desempleo natural, especialmente en un contexto de una menor participación de la población activa en el mercado de trabajo; b) pueden generarse tensiones salariales en segmentos de la población con escaso desempleo, aunque el paro nacional sea elevado (la situación con el petróleo y el gas en EEUU es un buen ejemplo); c) los costes laborales de los EEUU (ECI) ya suben por encima de la inflación tal y como la mide la FED (PCE); y d) China se ha convertido, desde una fuente mundial de exportación de desinflación (menores costes laborales) a una posible fuente de exportación de mayor inflación laboral (consecuencia de las fuertes subidas salariales y del cada vez menor incremento de la población activa en las regiones exportadoras).

- Tercera: la inflación es una consecuencia directa entre dos fuerzas: la capacidad de producir y la capacidad de demandar. Por el lado de la oferta, creo que los crecimientos de bienes y servicios ofertados van a ser exiguos. El motivo es la caída generalizada de la inversión como % de PIB en Occidente, caída consecuencia directa de las dificultades de financiación que experimentan las pymes (que componen casi dos tercios del PIB de las mayores naciones), cortesía de Basilea III. De hecho, Estados Unidos está alcanzando ya utilizaciones de capacidad de su sector fabril en línea con la media histórica (79%), lo que anticipa una mayor inflación futura si no se incrementa súbitamente la inversión en mayor capacidad productiva.

Por el lado de la demanda, creo que el riesgo es claramente al alza: primero, EEUU puede crecer a niveles superiores en 2014 que en 2013 debido a que la política fiscal frenará mucho menos a la economía el año próximo que este, en el que se ha producido una fuerte consolidación fiscal (subida de impuestos y recorte de gastos), y segundo, porque Europa está abandonando la recesión, y aunque con crecimientos exiguos, todo apunta a que el consumo europeo empieza a despertar de su atonía. Esta mayor demanda en un contexto de escaso incremento de oferta me preocupa.

Si retiran los estímulos monetarios demasiado pronto el riesgo de error en política monetaria y posible nueva recesión están servidos, si los retiran demasiado tarde, entonces la inflación elevada está servida

- Cuarta: como hemos aprendido durante la crisis, enfocar la inflación sólo desde la óptica de los precios de consumo es un error. Debemos además enfocarla sobre los precios de los activos. La política monetaria claramente ha alentado burbujas en los mercados de bonos gubernamentales, crédito investment grade, crédito high yield y poco a poco puede provocarla en la bolsa.

Estoy de acuerdo con que a diciembre de 2013 las señales inflacionistas son escasas; sin embargo, los riesgos son muy evidentes, como he puesto de manifiesto en este artículo. Si se produce el repunte de la inflación, los bancos centrales tendrán que reaccionar con virulencia para mantener su supuesta credibilidad como guardianes contra la inflación, credibilidad en la que se basa el sistema monetarista.

Si retiran los estímulos monetarios demasiado pronto, el riesgo de error en política monetaria y posible nueva recesión (double dip) están servidos; si los retiran demasiado tarde, entonces la inflación elevada está servida, y habrán puesto en juego su credibilidad. Por último, los bancos centrales no deben olvidar el impacto de las burbujas de activos en la economía real, por lo que puede que muevan ficha antes de lo que mucha gente considera.

¿Para cuándo otra Constitución?
Manuel Muela www.vozpopuli.com 5 Diciembre 2013

No creo que sea una pregunta extemporánea, teniendo en cuenta cuál es la situación institucional del país y la orfandad política y civil de los españoles, que permanecen secuestrados por unas oligarquías que, en su infinita incapacidad, han destruido la propia Constitución que se dieron en 1978 para mantener sus privilegios y el control de la nación. En 35 años han procurado el desierto educativo y civil de los españoles, han prescindido del concepto de la solidaridad pública, han especulado con la economía y las finanzas, han vilipendiado el poder público, han roto la unidad de la nación y han contribuido a su ruina económica, que amenaza el futuro de generaciones sucesivas. Aun así, se permiten homenajes para ensalzarse a sí mismos, insultando con ellos a la sociedad que sufre las consecuencias de su mal gobierno. Y no sólo eso, nos amenazan con la negativa a cambiar, porque, al parecer, los españoles no somos fiables y, sin tutelas, podríamos desencadenar el diluvio. En realidad, el único diluvio sería recuperar la mayoría de edad democrática a través de un periodo constituyente, para constituirnos en una democracia digna de tal nombre. Ni más ni menos.

Un poco de memoria histórica
Cuando murió el general Franco, en noviembre de 1975, España era un país económicamente desarrollado, fundamentado en los sectores de la industria y de los servicios, cuya renta superaba el 70% de la media de la CEE. Desde el punto de vista social, éramos un país de clases medias con una juventud formada dispuesta a participar en el desarrollo del proyecto democrático. La idea de Europa se veía entonces como el fortalecimiento de aquel. Por su parte, la clase obrera, beneficiada del desarrollo económico, no suponía amenaza alguna para el equilibrio social. En conjunto, disponíamos de una sociedad profundamente secularizada, a pesar del clericalismo oficial, predispuesta a participar en un proyecto democrático, pero, todo hay que decirlo, no dispuesta a luchar y arriesgar el estatus obtenido por imponer tal proyecto.

En cambio, en lo político la desertización del panorama español era casi absoluta: la dura experiencia de la guerra y de los largos años de dictadura, la práctica desaparición de la inteligencia liberal y republicana, y la proscripción de las libertades civiles, habían contribuido a descoyuntar políticamente a la sociedad española. Ni rastro de centrismo liberal ni de socialdemocracia, sólo existía la referencia organizada de la izquierda clásica aglutinada en torno al Partido Comunista y a su sindicato, Comisiones Obreras. Y frente a eso, las derechas tradicionales que cohabitaban en el franquismo. El terrorismo vasco, como manifestación violenta del nacionalismo, era la única amenaza seria de desestabilización que emergía en esos años. Tanto es así, que ha logrado decapitar a los diferentes gobiernos de la Transición y, aun hoy, desaparecido el terror, sus consecuencias siguen pesando en amplios sectores de la sociedad.

No obstante, existían las bases sociales mínimas para intentar la puesta en marcha de un proyecto de Estado democrático y transformador, que fortaleciese a España con la mirada puesta en la integración europea. Pero no era ese el modelo de los herederos de Franco, cuyo albacea era el sucesor designado por él. Su objetivo era el establecimiento de una democracia limitada, que pudiera ser gobernada y administrada por los grupos de poder tradicionales, que veían en la Monarquía la garantía de sus posiciones de privilegio. Garantía reforzada por la lealtad casi monolítica del Ejército, fiel a las decisiones adoptadas por el general Franco. Para ello, bastaba integrar, o mejor dicho fagocitar, al socialismo y conseguir la complicidad de las burguesías nacionalistas de Cataluña y del País Vasco. Ese fue el pacto constitucional de 1978.

Las grandes potencias europeas, Francia y Alemania, junto con los Estados Unidos de América, tutelaron el proceso español para evitar la desestabilización de la Península Ibérica, que atravesaba entonces los momentos más radicales de la Revolución de Portugal. Todo ello facilitó el establecimiento del régimen de democracia limitada que para muchos españoles suponía el primer hito del camino hacia la normalidad democrática. Y eso, lamentablemente, no ha ocurrido.

Abrir la puerta a la libertad constituyente
Quienes han tenido la responsabilidad de gobernar el país se han preocupado mucho de sus intereses partidarios y de poder, y poco de transformar la sociedad. Se ha aprovechado el largo ciclo de bonanza económica, iniciado en 1985, para evitar los cambios, fundamentalmente educativos, que hicieran posible la cohesión política y social normal en cualquier democracia avanzada. En realidad se ha consolidado un sistema oligárquico que formalmente reconoce los derechos y libertades, si bien niega las consecuencias de su ejercicio y, por supuesto, la separación efectiva de los poderes del Estado. El derecho de voto se ejerce periódicamente y más pronto que tarde se olvida a los electores. Los ejemplos son abundantes y para qué cansar al lector con ellos.

El vendaval de la crisis española ha puesto todo patas arriba y ha sembrado el desconcierto tanto en el seno del régimen, con peleas entre las oligarquías que lo integran, como en la propia sociedad que es la que sufre de verdad el colapso económico e institucional. Casi todo el mundo acepta que la situación de España es dramática, que los que gobiernan no están a la altura y que este estado de cosas no debería continuar, pero el gran problema es qué hacer y cómo hacerlo. El silencio de las elites y de la inteligencia contribuye a ahondar el sentimiento de ausencia de alternativas para poner en aprietos a los que detentan el poder. Sólo el ahondamiento de las fracturas entre ellos, la cuestión catalana es una de ellas, o algún ataque de patriotismo constitucional podría facilitar la salida democrática que, a mi juicio, no es otra que abrir un período constituyente para que los españoles decidamos libremente cómo constituirnos en libertad y en democracia.

Los que niegan el cambio se refugian en la rigidez de la Constitución para exigir un acuerdo previo sobre el alcance del mismo. En realidad, pretenden impedir el ejercicio de la libertad constituyente y reeditar las prácticas de 1978. Parecen ignorar que carecen de crédito y autoridad, porque ellos mismos han subvertido los pactos constitucionales de los que tanto alardean, hasta el punto de convertir su orden constitucional en un queso gruyere lleno de abusos e incumplimientos. Los que pedimos el cambio sabemos que no es la medicina milagrosa para superar los males nacionales, pero que sí es el camino para restaurar el orden democrático y civil de un país que merece mejor suerte.

La banca de inversión, el ínclito moclovita, y la dura realidad
Juan Laborda www.vozpopuli.com 5 Diciembre 2013

En verano, al calor de la temperatura atmosférica, diversos informes de renombrados bancos de inversión de la City, y también de aquí, abogaban por una recuperación de la economía patria poco menos que vigorosa. Y todo ello como apoyo a las diferentes giras o roadshows donde nuestras autoridades económicas trataban de vender las bondades de España a los diferentes inversores foráneos.

Nada, pelillos a la mar. Aquí, según estos análisis, no había pasado casi nada. Si alguien leía estos informes poco menos que se acababan preguntando: ¿qué es eso de lo que algunos denominan una brutal crisis bancaria? ¿De qué hablan aquellos que se refieren a un hundimiento despiadado del mercado laboral y de las rentas salariales? ¿A qué narices aluden los que se preocupan por una acumulación asfixiante de la deuda total hispana, pública más privada? ¿A que nos atenemos cuando hablamos de la evaporación de miles de pequeñas y medianas empresas?

Todo era, según estos informes, un mal sueño. Y como tal, al final, no se preocupen, tómense una pastilla contra el insomnio. En nuestro caso esa pastilla era el sector exterior, que, apoyado en una devaluación interna, digámoslo por su nombre, en una bajada salarial, nos convertiría poco menos que una nueva Alemania o Corea. Alucinante, ¿verdad?

Pero llega la realidad
Conforme los datos económicos se van publicando, estos “ilustres” bancos de inversión empiezan, eso sí, a cuentagotas, a rebajar sus previsiones, y lo que nos rondará morena. Miren ustedes, que mala pata, el euro se aprecia, los emergentes se frenan, distintos indicadores cíclicos de nuestra querida España, como el índice de actividad manufacturera PMI -publicado por Markit- o el índice del comercio minorista, ambos correspondientes al mes de octubre, se desploman. Mientras, la deuda pública se dispara, la mora bancaria real por las nubes, el crédito ni está ni se le espera, y las familias y empresas continúan, si pueden, ahorrando para pagar un volumen de deuda impagable.

Y de los datos de empleo mejor no hablar, la situación roza el esperpento. Mientras Eurostat, harta de las estadísticas patrias, publica los datos de octubre y nos dice que el número de parados alcanza la cifra récord histórica, 6.058.000 parados, es decir, una tasa de paro del 26,7%, el INEM a los suyo, a purgar ficheros, baja el paro y se hunde la afiliación. Y a eso lo llaman mejoría del paro. Caraduras. Simplemente es el sufrimiento de aquellos que ven agotadas sus prestaciones de desempleo, aquellos que se dan de baja por falta de expectativas, aquellos que abandonan nuestro país. Y luego el ínclito moclovita nos dice que no ha habido destrucción de empleo.

En realidad estos economistas de mercado no han entendido nada de la actual crisis sistémica, donde España es un ejemplo de manual de libro. Constituye un ejemplo más de la necesidad urgente de cambiar los planes de estudio de las Universidades de economía de medio mundo.

Paradoja del ahorro y las sandeces de la ortodoxia
Una de las mayores sandeces que uno puede leer en estos informes es que la reducción de deuda de empresas y familias, y por ende el incremento del ahorro de ambos, es un síntoma de recuperación de nuestra economía. Es increíble, justamente se trata de todo lo contrario, es el diagnóstico de que estamos en una recesión de balances.

Como consecuencia del descenso del colateral, y los elevados niveles de endeudamiento, las familias disminuyen el consumo y recuperan, si pueden, ahorro; las empresas no financieras no invierten, destruyen capital ya instalado, y despiden a trabajadores. El objetivo es reducir la deuda a toda costa. Como consecuencia se entra en una recesión de balances.

La pregunta que deberían hacerse estos economistas es hasta cuanto debe reducirse la deuda para poder volver a crecer. Les recomiendo que analicen los modelos de Steve Keen, economista postkeynesiano que a diferencia de ellos sí previó esta crisis. Siguiendo patrones históricos, la crisis no acabará hasta que no se recorte la deuda privada de manera substancial, y represente alrededor entre el 75% y el 100% del PIB. Al ritmo de reducción de los últimos años, desde el actual 312% del PIB necesitaríamos varias generaciones.

La tormenta perfecta
La situación es dramática. Después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica, un volumen brutal de deuda y una banca insolvente, se han solucionado. En vez de corregir estos dos desequilibrios, mediante una reestructuración de la banca zombi y una quita ordenada de deuda, se han aplicado una serie de políticas económicas que han empobrecido brutalmente a la ciudadanía.

Como la mayor parte de activos financieros están sobrevalorados es cuestión de tiempo esperar a que se desate la siguiente fase de venta masiva de los mismos. Cuando ello ocurra, emergerán todas nuestras miserias, nuestra descomunal deuda, privada y pública, y la insolvencia bancaria. Como consecuencia se activará un círculo infernal que se irá retroalimentando: crisis de deuda-crisis bancaria-deflación por endeudamiento. El crecimiento económico se hundirá, y la recesión se intensificará con fuerza.

La Generalidad ve una "recentralización de gran alcance" en el plan del Gobierno para eliminar duplicidades administrativas
El portavoz autonómico califica de "modificación de la Constitución encubierta" el proyecto de reforma de las administraciones públicas que prepara el Ejecutivo. La eliminación de organismos autonómicos duplicados supondría un ahorro multimillonario para las arcas de la Generalidad.
Share on facebook Share on twitter Share on google_plusone_share Share on email Share on print More Sharing Services
Redacción www.cronicaglobal.com 3 Diciembre 2013

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, ha criticado este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, el documento "de más de 700 páginas" que el Gobierno envió al Ejecutivo autonómico, el pasado 19 de noviembre, en el que se recoge el proyecto de reforma de las administraciones públicas que, según ha asegurado, comportaría la eliminación de un buen número de organismos autonómicos.

Homs ha explicado que se trata del informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones (CORA) del Gobierno, y ha visto en él una intención "de recentralización de gran alcance", además de una "verdadera modificación de la Constitución encubierta". "Está al margen de la propia realidad constitucional que algunos tanto dicen defender", ha lamentado Homs.

El portavoz autonómico ha explicado que el documento del Gobierno contempla que "un conjunto extenso de organismos" autonómicos, que "hacen una función muy eficientemente consolidada, tendrían que desaparecer". Y ha dado la lista.

Según la interpretación de la Generalidad, el Gobierno pretende suprimir la Sindicatura de Greuges, la Sindicatura de Cuentas, el servicio meteorológico Meteocat, el Centro de Estudios de Opinión (CEO), el Instituto Cartográfico de Cataluña, la Agencia Catalana de Protección de Datos, el Tribunal de Defensa de la Competencia, la Junta Consultiva de Contratación Administrativa, el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Cataluña (OARCC), la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (Agaur) y el Instituto Catalán de la Energía.

Homs niega el ahorro que calcula el informe
Homs ha añadido que algunos de estos organismos autonómicos que, según afirma, el proyecto del Gobierno quiere hacer desaparecer, "están previstos en el Estatuto, por lo tanto se tendría que reformar". "Por eso decimos que lo que se plantea es una reforma de la Constitución encubierta", ha reiterado.

El consejero ha insistido que las medidas que propone el Gobierno "no están en la línea de una mayor eficiencia y un mayor ahorro", como argumenta el documento y como es el objetivo explícito de la reforma de las administraciones que estudia el Ejecutivo, sino que "simplemente" consiste en que "aquello que puede hacer [la Administración General de] el Estado haga el Estado". "No hay realmente una operación de eliminación de duplicidades; el discurso de las duplicidades es una excusa", ha indicado.

No obstante las palabras del consejero, el informe de la CORA dice todo lo contrario. Y también pone ejemplos. Según este documento, suprimir el Meteocat ahorraría 10,8 millones de euros; y suprimir la Autoridad Catalana de Protección de Datos ahorraría 1,7 millones el primer año, y 7,5 millones en tres años. También se apunta que la Sindicatura de Greuges y la Sindicatura de Cuentas tienen un presupuesto para 2014 de 5,93 y 9,9 millones, respectivamente, así como que el CEO tiene previstos otros 1,2 millones.

La Vanguardia lo había avanzado
Horas antes de las declaraciones de Homs, el diario La Vanguardia ha publicado una extensa información sobre este informe del Gobierno, que pretende "erradicar las duplicidades administrativas entre la Administración General del Estado y las CCAA".

El rotativo ha añadido que "el objetivo declarado del informe es 'reducir gasto, garantizar la unidad de mercado y ganar eficiencia' pero el efecto político sería la recuperación por parte del Estado de poderes y órganos autonómicos".

Posteriormente, el portavoz parlamentario del PP, Enric Millo, ha acusado el Gobierno de la Generalidad de "filtrar" informaciones a La Vanguardia justamente los martes, el día que se celebra el Consejo Ejecutivo, para así "dar contenido en la rueda de prensa" posterior y para "tener algún tema que pueda convertirse también en un ataque al Gobierno de España".

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Política y moral
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 5 Diciembre 2013

El terror consigue su siniestro fin: demostrar que la violencia es una herramienta eficaz.

Esta semana se exhibe en el Parlamento Europeo una exposición sobre víctimas del terrorismo que fue inaugurada, entre otros representantes europeos de diferentes asociaciones que trabajan en este ámbito, por la eurodiputada Teresa Jiménez Becerril y por la Directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta. En el vivo debate que se suscitó entre los asistentes a un seminario previo en torno a las posibles vías de solución a los procesos criminales que se apoyan en pretextos políticos, se evocaron diversos casos acaecidos en Europa y, naturalmente, se habló de ETA y de su cese permanente de la violencia. La cuestión de hondas implicaciones éticas que se planteó fue: ¿Es legítimo transformar en legal una negociación en la que el Estado de Derecho se sienta a la mesa con los terroristas y pacta concesiones de tipo político a cambio de que dejen de matar? En este contexto, se discutió largamente sobre el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Zapatero y ETA en virtud del cual se permitiría a sus ilegalizadas organizaciones satélite volver a las instituciones y se arbitrarían medidas conducentes a la excarcelación de etarras condenados por graves delitos de sangre.

Asimismo, se comentó ampliamente la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre la doctrina Parot y su fulgurante aplicación por la Justicia española. De hecho, el debate reprodujo el clásico dilema planteado por Maquiavelo en El Príncipe y que tan magistralmente fue diseccionado por Isaiah Berlin. La gran pregunta es si existen dos dimensiones morales distintas, una para los comportamientos humanos individuales y otra para la actuación de los gobernantes en su administración de la cosa pública. En este sentido, aunque resulte moralmente despreciable, sería aceptable llegar a un pacto con ETA que implicase forzar las decisiones del Tribunal Constitucional, propiciar oscuras colaboraciones entre la policía y la banda y poner en la calle a falsos enfermos terminales. Sin embargo, se presenta en el curso de estos procedimientos un interrogante tan lacerante como insoslayable, el de quién gana al final en un hipotético "proceso de paz". El Gobierno de la Nación afirma repetidamente que ETA ha sido derrotada, pero el espectáculo infame de los recibimientos pirotécnicos y los homenajes dispensados a los carniceros de centenares de inocentes, así como la prepotencia eufórica con la que el alcalde de San Sebastián y el Presidente de las Junta de Guipúzcoa se pavonean ante una ciudadanía amedrentada, no apuntan precisamente en esa dirección. Si las normas del recto proceder son universales, el terrorismo ha de ser derrotado con las armas de la ley, de la acción policial y de la colaboración internacional. Si las que rigen el ejercicio del gobierno escapan a esta universalidad y autorizan a cometer actos que en el marco de la moral general caen de lleno en lo reprobable, entonces se abre bajo nuestros pies la oscura boca del abismo. Y el terror consigue su siniestro fin: demostrar que la violencia es una herramienta eficaz para imponer, por delirante y repulsiva que sea, una determinada concepción política.

Cataluña
Los Mossos y el Mossad: licencia para espiar
Pablo Planas Libertad Digital 5 Diciembre 2013

La Generalidad no tiene dinero para pagar las becas de comedor pero le da vueltas a un Estado con Hacienda y un servicio secreto a lo grande.
Ya está disponible el libro Servir Catalunya. Artur Mas, l'home, el politic, el pensador. Se trata de una larguísima entrevista en la que se insiste en las cualidades providenciales del president. No hay novedades. Mas es monocorde. Se puede leer en la página 245:

Preparar la Agencia Tributaria Catalana es básico. Se está trabajando, pero trabajamos con este punto de discreción al que obliga el hecho de que no todo el mundo sepa al milímetro todo lo que se está haciendo, porque, si lo sabe todo el mundo, también lo saben nuestros adversarios. No podemos ser tan incautos o imprudentes e ir con todas las cartas abiertas de tal manera que nuestros adversarios sepan en qué minuto han de accionar cada palanca para hundir cada momento de este proceso.

Es una transcripción literal de las palabras de Mas que reúne en un solo párrafo dos de las grandes obsesiones nacionalistas, el dinero y los secretos. Todo esto de la secesión, según cuenta Mas, empezó porque a Rajoy no le dio la gana negociar un nuevo pacto fiscal en septiembre de 2012. De ahí la agencia tributaria. La segunda manía es que Mas está convencido de que es el objetivo número uno de la última guerra sucia de España. La mezcla de megalomanía y desconfianza aviva una tercera fijación nacionalista, la del espionaje en versión Stasi.

Desde sus comienzos, Convergencia ha querido disponer de un servicio secreto al viejo estilo. Para ello ha organizado, montado o alentado brigadas de simpatizantes, unidades de los Mossos d'Esquadra, células de espontáneos, agencias de detectives y desde hace unos pocos años un organismo denominado Centro de Seguridad de la Información de Cataluña, el Cesicat. La pureza ideológica de los propios y el acceso por cualquier medio a información sensible de los extraños han sido siempre los objetivos de las sucesivas fantasmadas de CiU y la Generalidad, por otro lado absolutamente ilegales, enfermizas y antidemocráticas.

Un despido ha abierto la mayor crisis conocida hasta ahora en la historia del espionaje catalán, puesto que a esa causa se atribuye la filtración del delirante informe en el que el Cesicat aboga por contactar con el Mosad a través de la policía vasca de cara a montar la Agencia Nacional de Seguretat, una especie de CNI a la catalana que colmaria y culminaría las expectivas estatales de Cataluña. No por estúpido, chapucero y palurdo deja de tener su sustancia el documento.

La Generalidad no tiene dinero para pagar las becas de comedor pero le da vueltas a un Estado con Hacienda y un servicio secreto a lo grande, con la pretendida asesoría del Mosad nada menos. Y todo eso en un power point. Nivelazo. Lo menos siniestro del expediente es que "ese punto de discreción" del que alardea Mas, Anacleto Mas, ha saltado por los aires porque han echado a un funcionario. Lo más gracioso, que Mas, en el Parlamento regional, haya acusado al CNI de estar detrás de ese informe para desacreditarle. No niega, en cambio, que se pretenda convertir a los Mossos en el Mossad, como resumió parte de esta historia días atrás el director de esRadio, Javier Somalo.

XII Jornadas COVITE: La verdad que cura: “El mapa del terror”
Consuelo Ordoñez. Foro de Ermua 5 Diciembre 2013

La presidenta de COVITE, Consuelo Ordóñez, ha acusado hoy a la izquierda abertzale de “regar la semilla del odio” en el País Vasco al abogar por construir la paz “honrando la sangre” derramada por ETA. Ordóñez ha realizado estas declaraciones en su discurso de apertura de las XII Jornadas de COVITE, tituladas ‘La verdad que cura: el mapa del terror’.

La presidenta del Colectivo vasco ha sido muy crítica con el posicionamiento público que siguen adoptando las marcas políticas herederas de Batasuna. A su juicio, tanto Bildu, como Sortu y Amaiur acabarán consiguiendo que “nuestros hijos y nietos” se conviertan en defensores de la sinrazón. “Parte de ese mundo lamenta lo sucedido, pero esa actitud se vuelve cínica e hiriente cuando no va acompañada de una condena, de un posicionamiento contrario a la violencia”, ha apostillado.

Ordóñez ha expuesto que para las víctimas del terrorismo y para gran parte de la sociedad ETA no está derrotada. Según la presidenta de COVITE, derrotar a ETA “no es acabar con los asesinatos”, “no es homenajear a las víctimas con placas y tributos institucionales”; acabar con ETA es lograr que “la juventud vasca oiga el nombre del etarra Francisco Javier Martínez [asesino del niño de dos años Fabio Moreno] y sienta lástima de él”. “Derrotar a ETA es lograr que nuestros hijos y nietos oigan el nombre de ese terrorista y piensen en lo negra que puede volverse el alma humana cuando se intoxica”, ha añadido.

Para conseguirlo, la presidenta de COVITE ha abogado por “desactivar” a quienes aún hoy defienden que Fabio Moreno y el resto de víctimas del terrorismo murieron por una “noble causa” . Y es que, en palabras de la hermana de Gregorio Ordóñez, es la izquierda abertzale quien “riega la semilla del odio” en el País Vasco “rematando a los muertos en sus tumbas”. “¿Qué paz es la que se construye honrando la sangre? Ninguna, pero esa el la paz que se nos quiere imponer”, ha señalado.

La presidenta de COVITE también ha querido lanzar un mensaje a la ETA y a la izquierda abertzale y sus bases: “Desde aquí, se lo decimos a ETA, a la izquierda abertzale y a sus bases: mientras sigáis honrando la sangre, siempre nos tendréis enfrente. Si resistimos cuando nos matabais, hoy lucharemos con más fuerza contra vuestras indignas intentonas de desmemoria”.

Santiago Abascal, PRESIDENTE DE DENAES
'El PP quiso resultar amable a aquellos que nunca iban a votarle'
CRISTINA ALCALÁ  www.gaceta.es 5 Diciembre 2013

Como él mismo reconoce, se ha ido del partido “con respeto pero con estruendo”. La gota que ha colmado el vaso han sido las excarcelaciones de etarras.

A ellas se ha unido la actitud débil del Gobierno con los dirigentes en Cataluña y que no se haya reformado la ley del aborto del anterior Gobierno. Santiago Abascal (Bilbao, 1976) denuncia la deslealtad de la cúpula popular con sus votantes y tiene claro que no se quedará cruzado de brazos.

-¿Se ha ido del PP solo por las discrepancias o para formar otro partido?
-Me he ido después de un debate complicadísimo conmigo mismo. Una determinación que me ha costado tomarla varios años. Y por ahora, mi única decisión ha sido darme de baja del PP.

-No me diga que dejará pasar las europeas sin mover ficha política...
-Para alguien que tiene vocación política, unas elecciones concretas no son lo más importante. Lo que tengo claro es que no me quedaré de brazos cruzados, sino que haré todo lo posible por expresar mis opiniones a través de la Fundación Denaes que presido desde hace seis años.

-¿Se va con rabia, tristeza o indignación?
-No me voy ni con rabia ni con indignación. Me voy solo con tristeza y profundamente decepcionado con la cúpula dirigente del PP. Pero, por otro lado, me voy orgulloso de haber compartido militancia con la base social y el electorado del Partido Popular, gente absolutamente extraordinaria.

-¿La fecha elegida fue intencionada? (El lunes se celebró el Comité Ejecutivo Nacional del PP para analizar los dos años de Gobierno de Rajoy)
-En absoluto. Mandé la carta un viernes con la intención de que saliera un lunes. No formo parte de los órganos de dirección del partido y no sabía que se iba a celebrar un Comité Ejecutivo.

-En su carta sí que se nota esa indignación con la cúpula y su presidente.
-Me voy profundamente decepcionado con la actitud de Mariano Rajoy y me voy hablando claro.

-¿Nada personal?
-No tengo nada personal contra él. Es un hombre amable en el trato, pero creo que está equivocado en su acción de Gobierno.

-¿Qué precipitó su salida?
-La gota que ha colmado el vaso ha sido la excarcelación de terroristas de ETA. Pero también la actitud débil con los dirigentes en Cataluña; que no se haya hecho nada con la ley que ataca la vida del no nacido; que no haya reformado seriamente el modelo autonómico…

-Dijo en ‘El gato al agua’ que “Rajoy preside la tercera legislatura de ZP”. ¿Se refiere a que continúa con la misma política antiterrorista?
-No solo a eso. Mi sensación es que Zapatero, como el Cid después de muerto, ha conseguido vencer tras ser derrotado en las urnas. Ha conseguido algo inaudito en una democracia. Después de ser derrotado el PSOE, el partido que ha llegado con una mayoría absoluta al poder no ha derogado nada, solo administra todo aquello que Zapatero decidió. Es algo que a mí me cuesta explicar y a los votantes del Partido Popular entender.

-¿Cree que Rajoy ha traicionado a los votantes al no cumplir el programa electoral?
-Traicionar, defraudar, abandonar... En definitiva, no está cumpliendo su palabra con los ciudadanos, una palabra que se representa con un programa electoral, y tampoco la misión política que le correspondía.

-¿A quién le comunicó primero la noticia del abandono?
-A mi padre, quien comprendió perfectamente mi decisión, me dio todo el apoyo moral y todo el cariño. Del mismo modo que yo comprendo que mi padre siga cumpliendo con sus responsabilidades siendo concejal del PP en Amurrio (Álava). No hay ninguna contradicción entre mi padre y yo, a pesar de que en estos momentos él sea militante y yo no.

-¿Comprende que otros sí se queden en el partido?
-No reprocho nada a las personas que siguen militando. De hecho, las comprendo. Pero ya no compartía nada de la acción del Gobierno, pero sí con su base social, que ha sido secuestrada, abandona, engañada y traicionada por una cúpula dirigente.

-¿Le han llamado de Génova?
-No, pero tampoco lo esperaba. No podía esperar una llamada desde Génova cuando me he despedido como lo he hecho, con respeto pero con estruendo.

-¿Qué opina de los que le acusan de desleal?
-La lealtad me parece fundamental y he sido leal a mis principios. Es el Gobierno, el que se ha apartado de esos principios, el que ha actuado con deslealtad hacia su base social y hacia su electorado.

-Tras el Congreso de Valencia de 2008, ¿el Partido Popular renunció a luchar por sus ideales para centrarse solo en la economía?
-Ese congreso fue el principio del fin. El PP quiso desdibujarse y resultar amable para aquellos que nunca iban a votarle y acabó siendo irreconocible para aquellos que le votan.

-En su gestión como presidente, ¿Aznar sobresaliente y Rajoy suspenso?
-No soy un fan de nadie. Respeto a Mariano Rajoy y tengo una admiración bastante importante por José María Aznar. Pero no me gusta ni dar sobresalientes ni suspensos. Me ha decepcionado Rajoy.

-¿Cree que en el pulso con la banda terrorista ETA ha ganado la democracia?
-Rotundamente no. A día de hoy, en los escaños hay sentadas personas vinculadas al terrorismo, que legitiman su uso y que obedecen a una organización terrorista. Con Aznar íbamos ganando, con Zapatero y Rajoy, perdiendo.

-Si de usted dependiera, ¿qué haría para evitar esa situación?
-Volver a aplicar las leyes, tal y como pretendió el Tribunal Supremo, e ilegalizar a todas las fuerzas políticas vinculadas a ETA.

-¿Cree que Arantza Quiroga ha bajado la guardia en sus políticas?
-El PP vasco, desde la salida de María San Gil, ha perdido el 60% de sus votos.

-¿Basagoiti antes y Quiroga ahora son blandos y contemporizadores con los proetarras?
-Están profundamente equivocados en su acción política y no han sabido representar a los votantes del Partido Popular vasco.

-Borja Sémper dijo esta semana: “El PP vasco no debe demostrar nada a nadie en materia antiterrorista”. ¿Qué opina?
-Ha habido un Partido Popular vasco que supo estar a la altura en la lucha contra el terrorismo y otro que ha resultado irreconocible y abandonado por sus propios votantes.

-¿Cree que el partido ha perdido firmeza con los etarras?
-Cuando militaba en el PP vasco, ni siquiera nos sentábamos con aquellos que no condenaban el terrorismo. Y a día de hoy, hay compañeros que son capaces de levantar una copa y brindar con aquellos que justifican el terrorismo y que forman parte de la organización criminal.

-¿Cree que Rajoy ha traicionado a las víctimas?
-No tengo ninguna duda de que las víctimas del terrorismo, de manera mayoritaria, se sienten defraudadas por el Gobierno de Rajoy, tal como demostraron en la última manifestación convocada en la Plaza de Colón del mes pasado.

-¿Es mejor el ministro del Interior Fernández que el ministro del Interior Rubalcaba?
-No veo ninguna diferencia entre ambos. Existe una plena continuidad en las políticas antiterroristas.

-Con sus declaraciones de esta semana, ¿está usted queriendo decir que Rajoy es un títere en manos de Zapatero?
-No, lo que estoy diciendo es que Rajoy no ha aplicado su programa electoral. Quizás se deba a una actitud fatalista. El presidente afronta los problemas como si no tuviesen remedio y como si el tiempo fuese a resolverlos.

-¿Existe alguna diferencia política entre el PP y el PSOE?
-Solo en las bases y en los programas electorales, pero no en las cúpulas. El resto, existe una continuidad entre las políticas. Todo aquello que destruyó Zapatero, no ha sido reconstruido, y nada de aquello que Zapatero construyó equivocadamente ha sido derruido.

-¿Por qué Gallardón no ha reformado aún la ley del aborto?
-Por la falta de convicciones que está demostrando el Gobierno del Partido Popular.

-¿Se contentaría con reformar la ley de Bibiana Aído o volvería a penalizar el aborto, con la ley anterior a 1985?
-Terminar con la vida de un niño es siempre un auténtico drama. Hay que acabar con la ley de Zapatero y reformar aquella que permitía que se produjese un auténtico coladero.

-Ahora que está fuera del partido, ¿se va a asociar con otras formaciones como UPyD o Ciudadanos?
-No me he dado de baja del PP para afiliarme a otras fuerzas.

-¿Siente usted que está más cerca de uno u otro partido político?
-Solo comparto opiniones con el PP auténtico y con su base social y electoral, no con sus dirigentes.

-¿Basta con Rosa Díez o hace falta en España un nuevo partido de centro-derecha?
-Hace falta que el Partido Popular cumpla con su programa y sus dirigentes respeten a sus votantes y sus militantes.

-¿Qué opinión le merece Rivera y Díez?
-Son personas valientes, que han actuado en política por convicciones. Pero, ni soy votante de Ciudadanos ni de UPyD.

-¿Quién tiene más posibilidades de llevarse “el gato al agua”: Díez o Rivera?
-El que sea más generoso y esté dispuesto a articular pactos. La generosidad es muy importante en política. Y parece ser que es Rivera el que propone el pacto y Díez la que se niega.

-¿Cree que hay vida después del bipartidismo?
-No solo creo que hay vida fuera del bipartidismo, sino también fuera de la política.

-Tras su salida, ¿se sumarán otros líderes importantes como Vidal-Quadras?
-No pretendo arrastrar a nadie detrás de mí y menos aún ejercer de portavoz de nadie. Serán ellos quienes decidan qué hacer con su carné.

-De crear ese nuevo partido, ¿qué cabezas conocidas llevaría?
-Si le contestase estaría contradiciendo lo que he dicho antes. En estos momentos, lo único que he decidido es salir del partido en el que he militado toda mi vida. Ha sido una determinación muy dura y tengo que saber reposar esa decisión. Ahora estoy pensando mucho más en mi familia, por ejemplo.

-¿La plataforma Reconversión se convertirá en un nuevo partido político?
-No. Reconversión es una iniciativa social de carácter transversal, que agrupa a personas de distintas ideologías y que nació fruto de un manifiesto firmado por ciudadanos que votan a distintos partidos. Sería una imprudencia convertirlo en una iniciativa política, como también lo sería convertir la Fundación Denaes, cuando lo que pretende es defender el patriotismo, uniendo a personas de derechas e izquierdas en la defensa de la unidad de España.

-Ha intentado cambiar las cosas desde dentro y ha sido imposible. ¿Qué alternativas le queda?
-He estado los últimos ocho años compatibilizando mi militancia con la Fundación Denaes, y a través de ésta seguiré defendiendo mis principios y los de otras muchas personas que los comparten.

-¿Se considera la voz de los votantes y militantes que se sienten traicionados por el partido?
-Yo soy la voz de mí mismo y la de las personas que se quieran identificar conmigo. Me he sentido muy reconfortado por los mensajes de apoyo que he recibido desde dentro y fuera del partido estos días, también de importante dirigentes y de muchísimas víctimas del terrorismo.

-Defina los siguientes personajes:
-María San Gil: Excepcional, una persona honrada, valiente y a la que admiro profundamente.
Arantza Quiroga: Le deseo más acierto del que ha tenido hasta ahora.
Iñaki Oyarzábal: Responsable de muchas de las cosas que le que están ocurriendo al PP vasco.
Iñigo Urkullu: Un dirigente político que aspira a destruir la unidad de nuestra nación.
Eduardo Madina: El Partido Socialista podría ir a peor.

Rigau oculta los porcentajes del horario de las materias que utilizan el castellano
Van dos preguntas del PP y las dos veces la consejera responde por escrito sin dar satisfacción. Los populares sospechan que la Consejería de Enseñanza está contabilizando como asignaturas en castellano las que "un día" en clase se lee un texto en esta lengua, aunque todo el curso se imparta en catalán, se tengan los libros solo en catalán y los alumnos se examinen en esta lengua. García Cuevas: "Es una vergüenza".
Daniel Tercero www.cronicaglobal.com 5 Diciembre 2013

Respuesta oficial de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, a la diputada autonomica del PP María José García Cuevas

Respuesta oficial de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, a la diputada autonomica del PP María José García Cueva

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau (CiU), sigue ocultando el porcentaje del horario lectivo que se imparte en castellano en los centros educativos públicos de Cataluña y a qué asignaturas y alumnos afectan.

Por segunda vez, en una respuesta parlamentaria por escrito, la consejera no responde a la petición de la diputada autonómica María José García Cuevas (PP), quien sospecha que Rigau esconde estos datos porque está "acorralada" ante las distintas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional que obligan a la Generalidad a reintroducir el castellano como lengua vehicular, junto al catalán.

Rigau, en la documentación a la que ha tenido acceso CRÓNICA GLOBAL, señala que los colegios públicos "pueden utilizar" la lengua castellana "para impartir, parcialmente o totalmente" distintas asignaturas, pero no concreta el porcentaje en el que se utiliza el castellano.

La respuesta oficial de la consejera se limita a cifrar el número de centros, tanto de Primaria como de Secundaria, que imparte en algún momento algún segundo en castellano, pero no concreta el porcentaje.

"Es una tomadura de pelo"

Para García Cuevas, esta actitud de Rigau "es una vergüenza" pues la Consejería está contabilizando como una asignatura -y por lo tanto un centro educativo- que se imparte en castellano las materias que "un día" se impartieron un rato en esa lengua.

"Puede ser que un día dieron una clase en castellano, pero en una asignatura que se da siempre en catalán. Por ejemplo, si un día en la clase de Geografía e Historia, que siempre la imparten en catalán, los niños se examinan en catalán y tienen los libros en catalán, un día, la profesora lee un artículo o una parte de un libro que está en castellano, la Consejería ya lo cuenta como un centro que da clases en castellano", denuncia la diputada autonómica a este diario.

En su opinión, esto "es una tomadura de pelo" y los datos que aporta la consejera de Enseñanza "son insuficientes". García Cuevas ha indicado que volverán, por tercera vez, a pedir los porcentajes de uso de castellano y catalán como lenguas vehiculares.

Y ha lamentado que Rigau oculte, entre otras cosas, los proyectos lingüísticos de los centros, donde se detalla en qué lengua se imparte -al menos oficialmente- cada asignatura, por curso y ciclo.

Este tipo de respuestas, según la diputada autonómica popular, se debe a que Rigau pretende "dar la apariencia de que en Cataluña ya hay presencia vehicular del castellano", tras verse "acorralada" por las sentencias judiciales que obligan a que se implemente el bilingüismo. "Se inflan los números a partir de realidades anecdóticas, y lo sabemos por los mismos padres que nos lo cuentan", confiesa García Cuevas.

Acusan al CAC de ser una herramienta más de "la embestida separatista" de CiU
La entidad cívica Moviment Cívic d'Espanya i catalans, que preside Manel Parra, critica "la obsesión" del CAC y la Generalidad de focalizar la atención en los que apuestan por "la unidad", tanto en Cataluña como en el conjunto de España, mientras se hace "caso omiso" de los espacios informativos que "atentan contra nuestra convivencia".
El CAC critica el "odio" a la "nacionalidad" pero no reprueba el "España nos roba"
El CAC, divido por la mitad, considera que el 'Info K' de la Diada no incumplió la normativa de menores y fue objetivo
Daniel Tercero www.cronicaglobal.com 5 Diciembre 2013

Moviment Cívic d'Espanya i catalans ha presentado una queja formal ante el Consejo del Audiovisual de Cataluna (CAC) por considerar que, mientras esta institución siga abierta, "su razón de ser" es la de "velar" por unos medios de comunicación que no incurran en errores, pero no para elaborar informes "inquisitoriales".

En respuesta al informe del CAC que señala a Interceconomía TV y 13TV como televisiones que generan odio contra Cataluña, por criticar duramente el nacionalismo, y cuyo texto será utilizado por la Generalidad para llevar el caso ante los tribunales, la asociación que preside Manel Parra ha decidido protestar contra el CAC.

Para Parra, el consejo audiovisual autonómico debería velar por "un rigor periodístico", defender al menor, velar por respetar "a las más elementales normas de civismo y buena convivencia" y por la "transparencia, la pluralidad y la objetividad". Y, sobre todo, por la "libertad de expresión".

Menosprecio "a los catalanes"
En la queja formal, a la que ha tenido acceso CRÓNICA GLOBAL, se lamenta "profundamente" el menosprecio "a los catalanes y al conjunto de los españoles, cuando se muestran actitudes y se toman decisiones tan negativas como rídiculas como señalar algunos medios de comunicación, ciertos profesionales y algunos tertulianos".

En esta línea, desde la asociación Moviment Cívic d'Espanya i catalans, no se entiende "la obsesión" del CAC y la Generalidad de focalizar la atención en los que apuestan por "la unidad", tanto en Cataluña como en el conjunto de España, mientras se hace "caso omiso" de los espacios informativos que "atentan contra nuestra convivencia".

Así, desde la entidad se recomienda a los miembros del CAC que inviertan su tiempo también "en ver lo que tanto desde determinados medios públicos de la Generalidad como desde privados subvencionados por el Gobierno [autonómico] minoritario de CiU hacen en este sentido", en la línea del "fomento del odio, el arrinconamiento, el recelo y la confrontación incluso contra los catalanes que apostamos por la unidad de España".

Un instrumento de la "embestida separatista"
Finalmente, el texto presentado este martes señala que no hay democracia sin libertad y se critica que el CAC y la Generalidad pretendan "censurar a los medios de comunicación, a sus profesionales y a los tertulianos de algunos de sus programas".

Por lo que, en opinión de la asociación, "el CAC no puede ser un recurso más de la embestida separatista o una simple herramienta al servicio de unos determinados partidos o planteamientos ideológicos determinados".

Parra y los representantes de Moviment Cívic d'Espanya i catalans fueron atendidos por el vicepresidente del CAC, Josep Pont i Sans, quien -según fuentes de la entidad cívica- mostró su sorpresa por la queja de una entidad catalana al informe del consejo audiovisual.

Galicia Oposición y RAG exigen a la Xunta defender la «dignidade» del gallego
Economía permite ahora reenviar en español los papeles de la beca
T. Montero / E. Álvarez. Santiago / La Voz  5 Diciembre 2013

Parece que todavía queda una oportunidad, pero hay que ceñirse a las normas. El Ministerio de Economía dice que los solicitantes de una beca predoctoral que fueron rechazados por enviar documentación en idiomas distintos del español o el inglés están a tiempo de reenviar la documentación. Eso sí, tiene que ser en una de estas dos lenguas.

Lo cierto es que ayer mismo se publicó la resolución de desestimación de aspirantes en la web del ministerio, que establece que contra ella todavía cabe la posibilidad de presentar un recurso de alzada en el plazo de un mes. De nuevo, se repiten las alusiones al artículo 22.4 apartado c de la convocatoria, que establece que las únicas lenguas en las que se pueden presentar los certificados son el español o el inglés, o en todo caso deben ir acompañados de una traducción jurada. Son 500 las solicitudes desestimadas y, de ellas, hacen referencia expresa a ese artículo unas 140.

Tanto grupos políticos como la propia Real Academia Galega salieron ayer al paso de una situación que los segundos calificaron como «inadmisible», lo mismo que la respuesta que el Gobierno dio sobre que se aceptaba inglés porque es la lengua de la ciencia. El calificativo en este caso es «abraiante» y el hecho de que diga que las solicitudes afectadas por esta cuestión son un número «residual» les valió el adjetivo de «intolerable», entre otras cosas porque «resulta en si mesmo moi expresivo do desprezo con que o ministerio actuou neste caso».

Además, la oposición ha exigido a la Consellería de Educación que defienda la dignidad del gallego tras la polémica de la denegación de una beca predoctoral en el Ministerio de Economía porque el certificado de estudios estaba en gallego. El BNG ha sido el más combativo y ha registrado una pregunta oral en pleno para que la Xunta dé explicaciones sobre las actuaciones que llevará a cabo ante un caso de discriminación lingüística. Ana Pontón tildó este rechazo al gallego no solo de discriminación, sino incluso de racismo, e instó a la consellería a que reclame «a mínima dignidade para o galego», en lugar de ofrecerse para traducir el certificado. Concepción Burgo, del PSdeG, defiende una argumentación similar, al insistir en que la Xunta, aunque en este caso no es responsable, debería «defender nuestro idioma y no permitir actitudes semejantes hacia el gallego por dignidad».

Xavier Ron, de AGE, considera que la actitud del Ministerio de Economía es reprobable, ya que desde el punto de vista constitucional se trata de una lengua cooficial, y si se acepta la documentación en inglés, el error es todavía más grave.

Recortes de Prensa   Página Inicial