AGLI Recortes de Prensa   Jueves 19  Diciembre 2013

Madrid, una comunidad saqueada.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 19 Diciembre 2013

Creo que nadie va a discutir el caráter multiracial y multicultural de la Comunidad de Madrid y su importancia esencial en la economía de España. De hecho, es la Comunidad que más aporta y la que menos recibe en proporción, gracias al trato discriminatorio que comenzó con el Gobierno de Zapatero y continúa con el Gobierno de Rajoy. ¿Y por qué? Pues sencillamente porque Madrid nunca ha ido más allá de las quejas formales sin tomar medidas drásticas de desacato como hace Cataluña.Pues bien, creo que va siendo hora de cambiar esta situación y que los más de cinco millones de madrileños pasemos de las quejas a la acción.

Madrid no puede financiar la falta de firmeza y la cobardía del Gobierno de Rajoy al transigir con los incumplimientos de las CCAA más despilfarradoras y, como en el caso de Cataluña, con el agravante de una más que posible declaración de independencia tras la convocatoria y celebración de un ilegal referéndum. No con nuestro dinero. Porque no podemos consentir la actitud prevaricadora de este Gobierno al conceder fondos públicos de todos los españoles a quienes no tienen voluntad de ajustar sus gastos e incumplen repetidamente los objetivos comunes de déficit,ni a quienes pretenden la destrucción de España como nación.

Claro que ese incumplimiento del déficit es extensible al propio Gobierno de Mariano Rajoy. Un Gobierno que ha caído en el discurso demagógico de los "brotes verdes" y de una recuperación que es una incógnita por la precariedad e inestabilidad de los datos analizados. Un discurso de optimismo injustificado que intenta convencer que hemos tocado fondo, cuando no se han solucionado las graves deficiencias de estructura, ni el inasumible paro de casi seis millones de personas, ni se están definiendo los fundamentos económicos para un desarrollo estable. Un Gobierno que no ha querido hacer una revisión profunda de las Administraciones y sigue manteniendo su ineficacia y su sobredimensionamiento mórbido con un gasto inflacionario financiado a base del incremento de impuestos a los ciudadanos.

Así que ante este panorama desolador, donde a la incompetencia se suma la demagogia y la cobardía en la resolución de los problemas de España, creo que la Comunidad de Madrid debe liderar -como ya lo hizo en otros momentos cruciales de la Historia de España-, una revolución de las CCAA discriminadas y saqueadas que se enfrente a los responsables de esta forma injusta y prevaricadora de gobernar. Y el camino a seguir es fácil, actuar donde más les duele, en los fondos. Declaremos la independencia fiscal y neguémonos a seguir financiando a quienes solo pretenden nuestro fracaso y nuestra destrucción como pueblo. Exijamos la vuelta a la multiprovincialidad regional administrativa de España y hagamos un frente común contra la discriminación social y económica del Gobierno.

Tras una larga dictadura, caímos en la trampa de la desmembración territorial de España en diecisiete feudos autonómicos encajados como un puzzle demencial donde se desgajaron territorios y se fomentó la diferenciación frente a un objetivo común. Una descentralización que solo ha servido para la creación de cotos privados para una casta política profesionalizada, que se ha garantizado el poder y la perpetuación en los cargos para su propio beneficio expoliando a los ciudadanos. O como en el caso de las formaciones nacionalistas independentistas para crear varias generaciones de españoles instruidas en el odio a España, en la concienciación como pueblo oprimido y en la reivindicación de unos derechos inexistentes.

Este Gobierno no tiene legitimidad para mantener la política de trato de favor con las CCAA que incumplen los objetivos. Sus medidas son inconstitucionales y Madrid y el resto de CCAA afectadas deben denunciarlo y declararse en insumisión fiscal.

Mas a Rajoy: '¿Es esta la respuesta de un demócrata?'
LUIS MARÍA ANSON El Mundo 19 Diciembre 2013

LA CONSTITUCIÓN española abre sus puertas de par en par a cualquier reforma seriamente planteada. Si un partido quiere una Cataluña independiente, un País Vasco independiente, una Cartagena independiente, un Torrelodones independiente, el artículo 168 de la Carta Magna ampara la libertad de los que así piensan. Deberán cumplimentar, eso sí, las condi- ciones establecidas para semejantes propósitos, no saltárselas.

Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas tienen derecho, conforme a la ley, a plantear ante el Congreso de los Diputados la reforma del articulado de la Constitución que permita la secesión de Cataluña. Deberán obtener los dos tercios de los votos. Si los consiguen, su propuesta pasará al Senado. La Constitución exige que, en la Cámara Alta, Oriol Junqueras y su polichinela Arturo Mas convenzan a los dos tercios de los senadores. La Carta Magna establece que a continuación se disuelva el Parlamento y se convoquen elecciones generales. Oriol Junqueras y su guiñol Arturo Mas tendrán que conseguir del nuevo Congreso y del nuevo Senado otra vez los dos tercios de los votos. En pleno ejercicio democrático, si sus argumentos convencen a los dos tercios de los nuevos diputados y senadores, solo quedará un trámite a cumplimentar. La Constitución exige, conforme al artículo 168, la convocatoria de referéndum nacional para que ejerzan su derecho a decidir todos los españoles y, por lo tanto, también los catalanes.

Oriol Junqueras y su guiñol Arturo Mas dirán que la exigencia constitucional para la eventual secesión de Cataluña es muy rigurosa. Pues claro. Después de 500 años de Historia unida, la veleidad de un puñado de políticos que quieren mandar más y continuar amparando el negocio en que se ha convertido en parte considerable la política catalana, no puede descuartizar cinco siglos largos de unidad de España.
anapixel

El camino constitucional para Oriol Junqueras y su títere Arturo Mas está claro y expedito. En lugar de saltarse la ley, como hacen los antidemócratas, deben acatarla, ya veremos con qué éxito. El centro derecha y el centro izquierda, es decir, más del 80% del voto popular, han declarado de forma inequívoca, por boca de sus representantes legítimos, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, que cumplirán y harán cumplir la Constitución. La pregunta de Arturo Mas ante la negativa de Rajoy a negociar la soberanía nacional del pueblo español ha sido: «¿Es esta la respuesta de un demócrata?». Volvamos la oración por pasiva: ¿No es esta la pregunta de un antidemócrata? Si Arturo Mas se considera un demócrata lo primero que tiene que hacer es acatar las leyes que derivan de la voluntad general libremente expresada. En 1978 habló el pueblo español para refrendar la Constitución, que, por cierto, en Cataluña alcanzó un respaldo abrumadoramente mayoritario.

Oriol Junqueras y su monigote Arturo Mas están actuando como redomados antidemócratas. Ya va siendo hora de que Rajoy y Rubalcaba les coloquen frente a su propia dimensión. A través del dinero público, que es de todos, a través de unos medios de comunicación totalitariamente controlados, a través de una educación asquerosamente manipulada, ambos dirigentes secesionistas están creando un clima de confrontación con grave perjuicio para Cataluña y para el resto de España.

La reforma constitucional que algunos propugnamos, en mi caso desde hace diez años, viene exigida no por la pirueta catalana sino porque después de cuatro décadas hay que actualizar la Carta Magna conforme a las exigencias de las nuevas generaciones. Son muchos los que creen que en esa reforma habría que acentuar la singularidad de Cataluña y flexibilizar su financiación. El recorrido de la reforma constitucional, establecido en el artículo 168, es imprescindible y debe respetarse punto por punto lo mismo por parte del PP y el PSOE que por parte de CiU y ERC. La ley es ley para todos.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

Castigar al leal y premiar a los traidores
EDITORIAL Libertad Digital 19 Diciembre 2013

Cuando era líder de la oposición, Mariano Rajoy calificó de "disparate" el "injusto" impuesto sobre el patrimonio. Por su parte, Cristóbal Montoro prometió "dejar morir" dicho gravamen en 2012 en el caso de que el PP ganara las elecciones de 2011. Pues bien, estos redomados traidores al ideario que tradicionalmente había defendido el PP acaban de penalizar a la única comunidad autónoma que se ha mantenido fiel a la supresión de dicho impuesto con una propuesta consistente en repartir entre las CCAA una cantidad cercana a los 600 millones de euros en función de la recaudación de cada una por dicho tributo. Así, las Administraciones regionales más beneficiadas por esta ayuda extraordinaria serán aquellas que, como la catalana, hayan llevado más lejos el otrora "injusto" y "disparatado" gravamen, mientras que Madrid no recibirá un solo euro, habida cuenta de que lo ha suprimido totalmente.

Lejos de paliar la injusta distribución de fondos que Madrid padece con el actual modelo de financiación autonómica –es la comunidad que menos percibe en relación con lo que sus habitantes aportan a través de todos los impuestos–, Montoro la agrava en beneficio principalmente de una Administración como la catalana, completamente inmersa en un ilegal y carísimo proceso de construcción nacional que va mucho más allá del coste puntual que implica la celebración de una consulta secesionista.

A ello hay que sumar que el Gobierno de Rajoy acaba de aprobar una moratoria por la que la Generalidad catalana no tendrá que devolver, tal y como estaba previsto, 2.475 millones el próximo año por el exceso recibido en 2009, sino que podrá hacerlo en los cinco años siguientes, hasta 2019. De dicha moratoria también se beneficiarán, aunque en menor medida, Administraciones como la andaluza o la valenciana, que si bien no están inmersas en proceso separatista alguno, también hacen caso omiso a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y a sus objetivos de recorte del déficit.

Por otro lado, el mismo día en que Artur Mas comunicaba las preguntas con las que va a hacer caso omiso a la soberanía nacional, Montoro aprobaba una ayuda extraordinaria a la Generalidad de 874 millones de euros, a cargo del Fondo de Liquidez Autonómica, fondo del que ya venía siendo la gran beneficiaria desde que Mas lanzara su chantaje de pacto fiscal o consulta soberanista.

Asimismo, no ha de olvidarse los objetivos de reducción de déficit más laxos con los que Montoro ha premiado en 2013 a la Generalidad catalana y a otras Administraciones que incumplieron en 2012.

Es evidente que lo que el Gobierno de Rajoy quiere evitar a toda costa es tener que intervenir la Generalidad. Lo puede evitar, ciertamente, simulando que lo que pretenden hacer y ya están haciendo los dirigentes nacionalistas no acarrea consecuencias de tipo penal. O limitándose a no reconocer efectos jurídicos a los resultados de la ilegal consulta secesionista, o dejando en papel mojado el artículo 155 de la Constitución, o la propia Ley de Estabilidad Presupuestaria. Lo que nada evitaría a Rajoy el tener que intervenirla sería que entrase en suspensión de pagos. Esa, y no otra, es la razón por la que este irresponsable presidente está financiando extraordinariamente a la Generalidad, a pesar de ser el primero en saber que ésta dedica la mayor parte de esa ayuda a una despilfarradora construcción nacional en abierto desafío a la Constitución y a la Nación.

Mientras no se sea consciente del vértigo que le produce a Rajoy su deber de hacer cumplir la ley no se entenderá la carencia de temor alguno en Mas a la hora de violarla.

Por favor, digamos la verdad a los españoles
Juan Laborda www.vozpopuli.com 19 Diciembre 2013

Llevamos más de cinco años de mentiras, de engaños, de falsedades. Las autoridades económicas, políticas y mediáticas ocultan la realidad de nuestra querida España. Y si no fuera así, si no lo hicieran conscientemente, sería para preocuparnos todavía más, porque entonces serían ignorantes, incompetentes.

La situación de nuestro país bajo la actual dinámica es insostenible. Tenemos un volumen de deuda privada y pública que no se va a poder pagar, salvo que pretendamos arruinar las expectativas de vida de los españoles. Lo que empezó siendo un problema de deuda privada ha acabado contaminando definitivamente a la deuda pública. Las dinámicas de ambas están ya fuera de control. Bajo este escenario, quien financió esta deuda, el sistema bancario, es insolvente. Todo se resume en una idea sencilla, no hay dinero para implementar ninguna política económica. Y esta es nuestra realidad.

¿Por qué la deuda es impagable?
La deuda empresarial es impagable desde el momento que la carga financiera supera a los beneficios brutos anuales. En noviembre, el director de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals afirmó que una gran parte de la deuda empresarial española no se puede pagar sin acudir a refinanciaciones. Concretamente dijo que "un 41% de la deuda empresarial en España tiene unos intereses que superan los beneficios brutos anuales antes de interés de la empresa. Esto es un problema para el dinamismo de la actividad empresarial, ya que esta deuda es impagable a menos que se acuda a refinanciaciones.”

La deuda pública se hace insostenible si durante un período de tiempo largo la carga financiera real de la misma es superior al crecimiento económico real. Entonces desde la ortodoxia se propone un ajuste fiscal para generar superávit primario que compense esa diferencia. Pero los ajustes fiscales encaminados exclusivamente a reducir el déficit generan una contracción de la actividad económica todavía mayor.

La literatura es amplia, pero quédense con el estudio del FMI que ya detallamos en su momento “Expansionary Austerity; New International Evidence”, publicado a finales de 2011, donde ya bramaban contra los inquisidores económicos de la austeridad y sus terribles consecuencias. El problema es que el multiplicador fiscal utilizado por el FMI se quedó corto. La contracción económica derivada de los ajustes ha sido casi cuatro veces más de lo estimado.

La insolvencia bancaria
Obviamente quien financió la inmensa mayoría de esa deuda, privada y pública, nuestra banca, es insolvente. Primero, concedió créditos al sector privado en plena fase de euforia y borrachera financiera e inmobiliaria, sin ningún control del riesgo, incentivado por unos Bancos Centrales que hicieron dejación de responsabilidades. Como siempre, se acaba cumpliendo la hipótesis de inestabilidad financiera de Hyman Minsky. Los empresarios, las familias y sus banqueros, aceptarán asumir más riesgo en períodos de auge económico o después de un largo período de crecimiento sostenido. Los bancos reducen sus exigencias para los préstamos y aceptan unas tasas de endeudamiento más elevadas. Bancos, familias y empresas se van a conformar con una menor proporción de activos líquidos, produciéndose la paradoja de la tranquilidad: un período feliz de actividad económica terminará por hacer más frágiles los balances financieros.

Después, tras el inicio de la actual crisis sistémica financiando a los Tesoros públicos, de nuevo sin ningún control del riesgo. Este proceso se deriva de un pacto tácito que en su momento explicamos. En 2011, vía préstamos LTROs a 3 años el Banco Central Europeo, muy “generoso”, ofreció barra libre a los bancos privados, que a su vez financiaban a los diferentes Tesoros. Querían ganar tiempo, lo de siempre, patada hacia adelante.

El objetivo era doble, primero refinanciar los monstruosos vencimientos de deuda del sistema bancario europeo. Por otro, permitirles recapitalizarse mediante la generación de unos beneficios extra que obtenían al llevarse la diferencia entre la rentabilidad de invertir en bonos soberanos y el coste irrisorio de financiarlos mediante los préstamos del Banco Central Europeo, y de paso financiar a los respectivos Tesoros. Los balances de la banca española, por ejemplo, son una bomba de relojería, cargados de deuda soberana patria.

España, la tormenta perfecta
Ya saben mis previsiones. España experimentará una tormenta perfecta que se retroalimentará: crisis de deuda, crisis bancaria y deflación por endeudamiento. El detonante y acelerador de esta nueva ruptura de la tendencia de fondo será un empeoramiento significativo en los mercados financieros. La mayor parte de activos financieros están sobrevalorados, es cuestión de tiempo esperar a que se desate la siguiente fase de venta masiva de los mismos.

El siguiente paso, una vez hayamos explicado a la ciudadanía esta cruda realidad, es proponer soluciones. Ustedes ya saben las mías, trataré de resumirlas en el siguiente blog. Si les sirve de adelanto, les dejo una cita de 1935 de uno de los comparecientes ante el Comité de Banca y Moneda del Congreso de los Estados Unidos, erróneamente atribuida a Thomas Jefferson: "Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión y la deflación, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron".

Experimento separatista en miniatura
Editorial www.gaceta.es 19 Diciembre 2013

El Boletín Oficial de la provincia de Guipúzcoa publicó ayer el Decreto de la Diputación foral número 46/2013, de fecha de la víspera, por el que el barrio donostiarra de Igueldo, situado en el monte del mismo nombre que flanquea, junto con el monte Urgull, la bahía de la Bella Easo, se desagrega de la ciudad de San Sebastián para pasar a constituir un municipio independiente. Varios partidos políticos disconformes con esta segregación han anunciado ya acciones jurídicas para paralizarla, lo que permite prever un pleito de resultado incierto, como ocurre con todos los pleitos.

La historia de la segregación de Igueldo viene de lejos, y sus últimos episodios comprenden desde la creación de una asociación de vecinos de la que formaba parte activa el hoy alcalde de San Sebastián, Juan Carlos Izaguirre, hasta una votación celebrada el 10 de noviembre pasado, en la que 391 vecinos de los 883 igueldotarras mayores de 16 años votaron a favor de la segregación. Las circunstancias en que se ha desarrollado este proceso presentan serias disonancias con la legalidad vigente, como la vulneración de la propia normativa provincial en cuanto al número mínimo de habitantes requerido o la competencia de las instancias que han aprobado la creación del nuevo municipio. La portavoz de la Diputación de Guipúzcoa, Larraitz Ugarte, ha dicho que se ha preferido dar prioridad a la voluntad expresada por los vecinos, considerando que todo debe ceder ante lo que calificó como "un ejercicio democrático puro y duro".

Esta operación ha sido posible ahora porque tanto el alcalde de San Sebastián como el presidente de la Diputación pertenecen a Bildu, que es la organización política que la ha animado durante años. Esto explica, por ejemplo, que la propia Ugarte, en su comparecencia ante los medios, haya dicho que ve ciertas similitudes con lo que ahora está pasando en Cataluña y sus pujos separatistas respecto de España. Al margen de que semejante despropósito nos ofrezca el verdadero grado de solvencia intelectual y jurídica de la portavoz, hay que agradecer que, al menos, no se han tomado la molestia de enmascarar la operación con otros propósitos distintos del que ellos mismos han manifestado: la segregación de Igueldo es una especie de prueba de laboratorio -y también un ejemplo a seguir- para cualquier otro intento separatista de parte del territorio español.

La Administración General del Estado tiene, probablemente, algo que decir y hacer sobre el caso de Igueldo, sin necesidad de acudir a iniciativas de corte netamente político. Sería muy recomendable que la opinión pública tuviese, de fuente digna de más crédito que la señora Ugarte, información exacta y pronta al respecto.

Corrupción a raudales y los fiscales ‘a favor’
Pablo Sebastián www.republica.com 19 Diciembre 2013

La crisis económica española no está sola en el debe general de los españoles y la mala imagen de nuestro país. La acompañan el desafío independentista de Cataluña -donde ayer Artur Mas se nos presentó como Espartaco el líder de los esclavos de Roma-, y el enorme volcán de la corrupción del que no dejan de manar un día y otro noticias espectaculares sobre la corrupción política de España, o dicho de otra manera el deterioro delictivo y moral de la vida pública del país frente al que gobernantes de la nación y los dirigentes de los partidos políticos no son capaces de actuar porque la enfermedad está enraizada, en muchos casos, dentro de los propios partidos. Lo que resta a esos gobernantes la autoridad necesaria para exigir a los ciudadanos duros sacrificios en la lucha contra la crisis económica y el paro.

Pero estos políticos y dirigentes del PP, PSOE, CiU y UGT, entre otros no hacen nada, miran hacia otro lado, disimulan y aprueban nuevas normas contra la corrupción sin depurar responsabilidades políticas y penales de sus propias organizaciones. Siguen ahí y se visten con el uniforme de ‘estadistas’, como hicieron ayer Rajoy y Rubalcaba, para defender la unidad de España frente al desafío secesionista de Artur Mas. Al tiempo que el ministro de Justicia, Gallardón decía y mentía, que el Gobierno no ha indultado a nadie por delitos de tráfico de influencias, olvidando los indultos que les concedió Rajoy en diciembre de 2.011 nada más llegar al poder a políticos del PP y de Unió condenados por corrupción.

Y no sabemos que es peor si la avalancha de casos de corrupción que están saliendo a la luz pública, o la actitud del Gobierno que está poniendo la Fiscalía al servicio de los poderosos (y también de su partido el PP, y puede que del PSOE en los ERE y UGT) como se ve en el caso de la infanta Cristina en Nóos y Aizoon, donde el fiscal Pedro Horrach ha criticado públicamente al juez Castro. Mientras, la Fiscalía Anticorrupción se mueve para frenar la imputación de la esposa del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el caso del ático marbellí de la pareja, un turbio asunto por el que fueron cesados dos comisarios de policía que intentaron investigar el famoso ático de González en Marbella, y su presunto camuflaje en una sociedad pantalla de Delawere (USA).

Ahora, la revelación de correos del primogénito de Aznar, José María Aznar Botellla, y el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa -otro que tiene pendiente su investigación- constituyen un escándalo porque revelan actitudes incompatibles con la decencia aunque no incluyan delito porque aflora un pretendido tráfico de influencia entre el expresidente del Gobierno y el expresidente de Caja Madrid, a la vista de los reproches del hijo de Aznar al banquero por negarse a la compra de los cuadros de un pintor amigo de la familia Aznar, y la puesta en marcha de un museo lo que obligaba a un desembolso de casi ¡100 millones de €!.

Paralelamente a todo esto y siempre en el campo inagotable de la corrupción del PP tenemos a Esperanza Aguirre declarando ante el juez por el caso de su ex consejero López Viejo -del que ahora Aguirre dice que ¡no era de su confianza!- en el sumario Gürtel, o la declaración de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá sobre el caso Nóos (donde también está tocado Francisco Camps), que ha declarado que ella solo se ocupaba de cosas más importantes (sic) en su ayuntamiento, y a no perder de vista la ramificación de este caso en el ayuntamiento de Madrid en tiempos de Gallardón. O las condenas en serie de Jaime Matas (que pide el indulto), o las idas y venidas de Luis Bárcenas que solicita al juez permiso para pasar las navidades en su casa a cambio de nuevas revelaciones.

Naturalmente en el flanco del PSOE siguen las investigaciones de los ERE que podrían incluir la imputación de los expresidentes de Andalucía, Chaves y Griñán, además de los ex consejeros que ya están imputados. Y a no perder de vista en todo ello a la UGT y su inagotable lista de escándalos, facturas y sospechas, u otras cuestiones que afectan a CiU en el caso del Palau, de los hijos del expresidente Jordi Pujol, y la reciente condena de dirigentes de Unió, etcétera, etcétera. Y por si algo faltara en todo esto aparecen los casos de Neymar y Messi en el Barça.

En suma un espectáculo deprimente y unos hechos muy graves en un tiempo de enormes dificultades económicas de los españoles que siguen con estupor los casos de corrupción de la clase política española y de altos representantes de instituciones públicas y del mundo de las finanzas -bancos y cajas de ahorro- donde España ha tenido que desembolsar grandes sumas de dinero para salvarlas de la quiebra.

No se puede defender la austeridad contra la crisis ni tampoco la unidad nacional desde la inmoralidad de la corrupción. Pero esto es lo que hay y lo que va a seguir porque está visto que nadie en el poder o en los primeros rangos de la oposición está decidido a poner punto final a esta lamentable situación. Lo que es peor, se detecta un consenso secreto para tapar los escándalos con ayuda de la Fiscalía y puede que pronto con el hoy domesticado Poder Judicial.
www.pablosebastian.com

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña: ¿Hacia un apartheid nacionalista?

José Rosiñol Lorenzo. Periodista Digital 19 Diciembre 2013

… (Artur Mas dixit) “...tan catalán es el que vota que sí (en el referéndum de autodeterminación) como el que vota que no…”, como pueden ver los que no queremos que nos dividan, los que no queremos que nos manipulen, los que no creemos necesaria ni oportuna ninguna consulta rupturista, no somos considerados por el President, quizás para él solo seamos esa quintaconlumna que tanto le molesta, esa voz en el desierto de la homogeneización política nacionalista…

Hubo un tiempo en el que la xenofobia, la obsesión indentitaria y la diglosia se escondían bajo felices soflamas que, en verdad, únicamente trataban de influir en una población poco propicia al adoctrinamiento, hablo de la infame era pujolista, cuando el ínclito Jordi Pujol no dejaba ninguna ocasión o foro para repetir aquello de “catalán es aquél que vive y trabaja en Cataluña”.

De vez en cuando el expresidente de la Generalitat se paseaba por algunos de los barrios aborrecidos por el actual nacionalismo, se mezclaba entre la gente, les hablaba en catalán, les hacía sentir como si formasen parte de un todo, como si las instituciones catalanas fuesen realmente integradoras, el problema es que el objetivo no era integrar, sino asimilar, era un plan sistemático de aculturación y politización identitaria.

Pues bien, ya han pasado más de 35 años desde la restauración de la Generalitat, y la metódica planificación de la “construcción nacional” parece estar dando sus frutos, esta mostrando su verdadera cara, su verdadera esencia intolerante –peligros de los que ya nos advirtieron en 1981 los firmantes del llamado “manifiesto de los 2300”-, su tergiversada versión de la democracia y una intolerable perversión del lenguaje.

Ahora tenemos un nuevo presidente en la Generalitat, un gobernante que ha renunciado a representar a todos los catalanes, un dirigente convertido en agitador de artificiales mayorías, un hábil manipulador gracias a los onerosos medios de comunicación que mantienen la ficción independentista, Artur Mas siempre recurre, siempre se escuda, en la democracia, pero vacía de contenido el concepto, desdibuja su espíritu, hace creer que la palabra hace la cosa.

En Cataluña hemos pasado de “catalán es el aquél que vive y trabaja en Cataluña” a (Artur Mas dixit) “...tan catalán es el que vota que sí (en el referéndum de autodeterminación) como el que vota que no…”, como pueden ver los que no queremos que nos dividan, los que no queremos que nos manipulen, los que no creemos necesaria ni oportuna ninguna consulta rupturista, no somos considerados por el President, quizás para él solo seamos esa quintaconlumna que tanto le molesta, esa voz en el desierto de la homogeneización política nacionalista, esa disidencia que lucha por la pluralidad democrática.

Entre las perlas que Artur Mas expresó en la entrevista laudatoria del pasado lunes, dijo cosas como “…el foco hay que ponerle en poder votar…es el sistema democrático, la democracia en “estado puro”… todos los votos son igualmente respetables…”, palabras vacías, instrumentalización de las democracia.

Cuando piden votar se les olvida (u ocultan) que solo piden votar por y para la independencia, que cuando reclaman una “democracia en estado puro” solo buscan un proceso constituyente (saltándose “el gobierno de las leyes” y el estado de derecho), proceso que nada o muy poco tiene que ver con la democracia, en verdad lo que quieren es una escisión con el Resto de España, una relegación de la identidad española en Cataluña…una división entre catalanes.

Si analizamos las palabras de Artur Mas, dando plácet de catalanidad a quiénes participen en una consulta ilegal, se vislumbra, se hace constatable, que Cataluña es una sociedad fracturada por las ambiciones políticas de un trasnochado romanticismo culturalista, si, además, leemos la interpretación que hace ERC de la pregunta de la consulta, vemos cómo la diglosia lingüística ya ha permeado en los principios básicos de la democracia: en el de igualdad y representatividad.

La pregunta “inclusiva” está diseñada para que solo los que quieran la independencia puedan llegar hasta el final, es decir, el que vota “no” al primer apartado queda apeado del proceso, se le aparta de esta especie de segunda vuelta conformadora de aclamaciones independentistas, pero no solo eso, quienes decidan votar “no” a lo del “Estado” y no a la independencia serán considerados votos nulos…todo está diseñado para la ruptura, todo por, para y hacia la Victoria.

Yo soy de los del no y no, pero a lo que me niego es a que nos obliguen a elegir entre sensibilidades, entre identidaes, me niego al adoctrinamiento, a la homogeneización, a la manipulación política, a la utilización ideológica de las instituciones, a la democracia aclamativa, a la fractura en dos de la sociedad catalana, me niego y me aterra que en muy pocos foros, en muy pocas charlas informales nadie repare en este especie de apartheid político sustentado en la interiorización de una moral de esclavo antidemocrático.

Cataluña
Sin final feliz
José María Albert de Paco Libertad Digital 19 Diciembre 2013

En los prolegómenos de la entrevista en TV3 al presidente de la Generalitat, Artur Mas, circuló la noticia de que las preguntas estarían poco menos que amañadas; que el consejero de Presidencia, Francesc Homs, había vetado las cuestiones relativas a la crisis, y más precisamente las que tuvieran que ver con el cierre de algunos servicios de urgencias, la supresión de las pagas dobles a los funcionarios o los impagos a las farmacias. Que estábamos, en suma, a las puertas de un simulacro, de una de esas pantomimas progubernamentales que, como sucede con algunos eclipses, habría de obligar al espectador crítico a ponerse gafas de soldador. Ni que decir tiene que el augurio estaba más que fundado. No sólo porque TV3 ha sido el principal foco instigador del soberanismo; o, por decirlo en vulgo, la principal fábrica de independentistas, tarea, por cierto, para la que fue concebida. También porque el libro de estilo de la casa, escrito con tinta simpática, había estado presidido durante siglos por la frase "Això no toca", ante la que los redactores (tipos como yo, no crean) llegaban incluso a sonreírse admirados. Ay, la campechanía, cuánto daño ha hecho en España.

Sin embargo, y de forma gozosamente inédita, Carles Prats y Lídia Heredia estuvieron en periodistas. Para empezar, Prats no se resistió al retintín cuando, a las primeras de cambio, inquirió a Mas "como persona", dada la dicotomía que gusta de exhibir el presidente, pensador y mártir. Y si bien reprimió la pregunta que, inexorablemente, había de seguir al sentido del voto persona-presidente ("Entonces, ¿piensa usted votar dos veces?"), la que formuló en su lugar no le fue a la zaga: “Luego, ¿es usted independentista? Y si lo es, ¿desde cuándo?”.

Su compañera, Lídia Heredia, no se quedó corta: "¿Quién escribió la pregunta?". Y, tras el henchido e incomprensible "Yo mismo" de Mas: “¿Solo?”. A lo que aquél respondió: “Escribí tres o cuatro preguntas pero me decanté por ésta, que era la más clara”. (Tengo para mí que, con vistas a un estudio psicológico del personaje, habría de ponderarse semejante afirmación, tanto como el hecho de que redactara la pregunta el 6 de diciembre en su despacho de la Generalitat, quién sabe si para hacer de su desprecio a la Constitución la más inspiradora de las musas).

Por lo demás, Prats le preguntó a bocajarro si tenía aliados en Europa, sin que hiciera falta repregunta alguna para saber que no contaba con ninguno, y ante el mohín de Mas, Heredia le recordó que ellos se limitaban a interrogarle por algunos de los asuntos que, según creían, interesaban a la ciudadanía.

Ante mis ojos iban desfilando las preguntas con un cierto reflujo melancólico, pues llevaba 30 años esperándolas. "¿Sacará a los mossos a la calle para que se celebre la consulta?", "Sea realista, president, ¿qué probabilidades hay de que los catalanes voten el 9 de noviembre?", “Recordemos a los telespectadores que Cataluña es la única comunidad autónoma que carece de ley electoral, y eso no depende de Madrid, señor Mas, sino de usted”. Cuántas veces no le habré oído eso mismo a Albert Rivera, que nunca ha obtenido sino el desprecio de su interlocutor, ese que ahora balbuceaba "A ver, a ver si el año que viene la tenemos".

Heredia y Prats demostraron varias cosas; entre otras, que la agresividad que mostraba Mònica Terribas con sus invitados, y por la que tanto fue alabada por la claque progresista, no era periodismo, sino un simulacro de severidad, la exacta representación en el prime time informativo de la tensión sexual no resuelta.

¿Que hubo fisuras? Por supuesto, pero no tantas como las que pregonaron algunos medios. Bien está, por lo tanto, admitir que el presidente Mas fue entrevistado, y no masajeado, en TV3. Porque esto es ya una guerra y la primera condición para ganarla es que la objetividad esté de nuestro lado.

Coda: "Quién cada 9 de noviembre, como siempre sin tarjeta, te mandaba un ramito de violetas". Cecilia.

Rigau: "No puedo cumplir" las sentencias del Tribunal Supremo sobre bilingüismo escolar
La consejera de Enseñanza se niega a acatar el último auto de la justicia que obliga a la Generalidad a ofrecer enseñanza bilingüe en los centros públicos de Cataluña. "No le corresponde al Tribunal Supremo determinar la política lingüística de nuestro sistema educativo", argumenta.
Redacción www.cronicaglobal.com 19 Diciembre 2013

Por enésima vez la consejera de Enseñanza de la Generalidad, Irene Rigau (CiU), ha rechazado acatar una nueva sentencia del Tribunal Supremo sobre bilingüismo escolar y ha asegurado que seguirá aplicando el sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán en las escuelas públicas de Cataluña.

Así se ha posicionado Rigau este miércoles en el Parlamento autonómico ante una pregunta de la diputada autonómica del PP María José García Cuevas, quien le ha instado a cumplir la última sentencia del Alto tribunal conocida el pasado 5 de diciembre.

El auto ordena a la Generalidad, nuevamente, a aplicar el bilingüismo en las escuelas en Primaria y Secundaria, y a permitir a los padres que puedan elegir la lengua vehicular en la Educación Infantil entre las dos oficiales de Cataluña, castellano y catalán, para lo que la Consejería debe preguntar por la "lengua habitual" de los niños.

"La inmersión no es ni legal ni constitucional"
García Cuevas ha recordado que "el sistema de inmersión lingüística universal y exclusivo en catalán es contrario a la Constitución y a las leyes catalanas de educación y de política lingüística", y ha instado a Rigau a complir la ley y "poner la casilla correcta" en las hojas de preinscripción. La consejera ha respondido que ella solo cumplirá la Ley de Educación de Cataluña.

La diputada autonómica popular ha denunciado que el Gobierno autonómico "durante años ha venido haciendo una trampa tras otra explorando todos los resquicios legales, pero el tiempo y la constancia de los padres que reclaman, con esto se le están acabando las alternativas para mantener un modelo de inmersión que no es ni legal ni constitucional".

"La inmersión no está autorizada, la atención individualizada tampoco, y este es el modelo que usted mantiene. Usted tiene dos opciones: cumpla, aplique el sistema bilingüe equilibrado, deje a los padres decidir y marcar la casilla, o deje paso a otro responsable público que acate la ley. Porque una institución que se niega a cumplir la ley y las sentencias firmes de los tribunales es un desprestigio y representa un peligro de involución democrática que los ciudadanos de Cataluña no tenemos por qué asumir", ha añadido.

"No le corresponde al Tribunal Supremo determinar la política lingüística"
Rigau, por su parte, ha acusado a García Cuevas de ser "portavoz de un pequeño colectivo que, sentencia tras sentencia, hacen creer que estamos hablando de muchos y muchos casos", pero ha asegurado que son muy pocos.

Según la consejera, "no le corresponde al Tribunal Supremo determinar la política lingüística de nuestro sistema educativo". "Usted sabe que no puedo adoptar ninguna medida para dar cumplimiento a esta sentencia porque esta petición de tener la Eduación Infantil toda en castellano recae sobre un alumno que en estos momentos está haciendo cuarto de Primaria. No lo puedo cumplir", ha zanjado.

Por último, Rigau también ha rechazado adaptar la casilla de preinscripción a lo ordenado en las sentencias y, pese a que el Tribunal Constitucional ha sentenciado en diversas ocasiones que la educación en Cataluña debe ser bilingüe, ha apelado a este tribunal para defender que seguirá aplicando la inmersión obligatoria en catalán.

Hospitalet de Llobregat acoge a la Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña
Desde que el pasado mes de junio se presentara en sociedad, la AEB se ha extendido a otras localidades de la periferia de Barcelona con el objeto de defender una educación bilingüe e incluso trilingüe -con una lengua extranjera- en colegios públicos o concertados. "Hasta ahora hemos guardado silencio, pero nos protege la Constitución", anuncia la portavoz del colectivo, Ana Losada.
Redacción www.cronicaglobal.com 19 Diciembre 2013

Los defensores del bilingüismo en las escuelas de Cataluña ya cuentan con una asamblea de padres en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) dispuestos a exigir al Ayuntamiento y a la Generalidad que cumplan con un mandato constitucional reiteradamente desatendido. "Hasta ahora hemos guardado silencio, pero nos protege la Constitución", anuncia la portavoz del colectivo, Ana Losada.

La Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña (AEB) se extiende. Desde que el pasado mes de junio se presentara en sociedad en el municipio de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Castelldefels y ahora Hospitalet de Llobregat han abrazado una iniciativa que defiende una educación bilingüe -en catalán y castellano- e incluso trilingüe -con una lengua extranjera- en colegios públicos o concertados.

"Somos un grupo de padres que queremos lo mejor para nuestros hijos, por eso reclamamos una educación bilingüe o trilingüe", argumentaban entonces los impulsores de AEB-Sant Cugat. "No sólo creemos que es lo mejor para nuestros hijos", añadían, "sino que es una forma de hacer país [por Cataluña]", ironizaban al tiempo que criticaban la negativa de la actual consejera de Enseñanza, Irene Rigau (CiU), de hacer cumplir la ley.

En esta ocasión, una docena de familias ha dado vida a la AEB-Hospitalet, y ya han anticipado que la próxima en instituirse será la AEB-El Prat de Llobregat. Por lo pronto, Ana Losada, portavoz de la plataforma, advirtió de que "hasta ahora hemos guardado silencio, pero nos protege la Constitución: es un derecho conocer la principal lengua oficial de España. También lo es en Cataluña. Pero ese derecho no se refleja en la realidad".

"No es verdad que las dos lenguas dominen por igual"
Losada conminó a las administraciones a que "protejan nuestros derechos", puesto que, en su parecer, "no dicen la verdad cuando dicen que dominan por igual las dos lenguas". Por su parte, otro integrante de la asociación, Javier Martín, apostilló que "hay al menos diez razones" para "implementar en Cataluña la educación bilingüe, como la de los hijos de las familias de la elite catalana".

Este es otro de los puntos fuertes de la crítica que lanzan desde este colectivo a los responsables de la educación en Cataluña. Así, el responsable de Impulso Ciudadano y portavoz de la plataforma Som Catalunya. Somos España, José Domingo, ya señaló en junio durante la puesta de gala de la plataforma la "hipocresía" de ciertos políticos nacionalistas:

"Los hijos de la alcaldesa de San Cugat [Mercè Conesa, de CiU] van a una escuela trilingüe. Nosotros queremos lo mismo que nuestra alcaldesa, queremos lo mejor para nuestros hijos, queremos el modelo trilingüe, pero gratis, o al menos, sin tener que pagar 1.000 euros al mes. Lo que no es de recibo es que, luego, cuando llega la hora de las votaciones en el pleno del Ayuntamiento aprueben una moción que dice que el modelo de éxito, el que favorece la cohesión social y a la igualdad de oportunidades, es el de inmersión lingüística obligatoria en catalán, que es curiosamente al que no lleva sus hijos la alcaldesa. Oiga, ¿el modelo que dice que es el mejor no lo aplica a su familia? Es una contradicción, un cinismo, una hipocresía social o una verdadera desigualdad fomentada desde el poder. ¿Por qué no se somete ese modelo al derecho a decidir? Curiosamente, jamás se hace una pregunta en ese sentido en las encuestas oficiales. Los políticos dicen que la inmersión lingüística es el modelo que quieren los catalanes: pues resulta que la alcaldesa del partido que dice eso no lo quiere para su familia. Aquí hay mucha demagogia".

En el acto de ayer, el portavoz de Impulso Ciudadano tiró de ironía y mencionó que Artur Mas, "en su entrevista televisiva, dijo que la sociedad catalana es bilingüe,[...] pues estas asambleas han nacido para recordárselo".

En el mismo espacio municipal que sirvió de escenario para la presentación de la plataforma de castellanohablantes independentistas Súmate, el Centre Cultural de Bellvitge, la AEB se dio a conocer este martes en Hospitalet de Llobregat con la presencia de la portavoz de Educación del PP catalán en el Parlamento autonómico, María José García Cuevas; el diputado autonómico de Ciudadanos Carlos Carrizosa; el ya citado responsable de Impulso Ciudadano y portavoz de Som Catalunya. Somos España, José Domingo; el miembro de UPyD y ex concejal socialista José Conde y dos ediles de Plataforma per Catalunya en el Ayuntamiento de Hospitalet, entre otros.

La pregunta, el simposio y la foto
José Rosiñol Lorenzo Periodista Digital 19 Diciembre 2013

En Cataluña se están dando todos los escenarios que son característicos de un sistema totalitario, el instrumento sobre el que se ha construido el proceso soberanista parece derivar en una continuidad totalitaria, hacia la creación –si la razón y/o el Gobierno no lo impide- de un Estado totalitario.

La Generalitat ha tejido un sistema propiciatorio de un entorno de ruptura y enfrentamiento, ha creado y se ha recreado en la invención de un chivo expiatorio, una víctima propiciatoria sobre la que cargar todos los sentimientos de culpa, toda la rabia y todo el odio de una sociedad tan ensimismada como intoxicada, naturalmente dicha víctima es un concepto desnaturalizado llamado España.

La hispanofobia –más o menos evidente- es la que vertebra el discurso nacionalista, es el referente invisible del relato, es la piedra angular sobre la que se sustenta la “construcción nacional”, ha servido para negar una realidad social y política, engarzando una narración plausible en su lógica formal pero antidemocrática y performativa en su esencia.

Pero ¿por qué afirmo que Cataluña vive en un sistema totalitario?: porque el régimen establecido por el nacionalismo ha creado un nuevo sistema ideológico con valores morales inapelables, porque ha utilizado todos los medios públicos (y muchos privados) a su alcance para conformar una sociedad sumisa a sus postulados, porque desde la recuperación de la democracia no ha habido una alternancia de ningún gobierno no nacionalista, siempre hemos estado bajo la férula del nacionalismo.

La sociedad catalana está sometida a este totalitarismo aparentemente soft, casi imperceptible, imperceptibilidad que prueba su eficacia, eficacia que se demuestra en la asunción casi automática de todo el corpus ideológico nacionalista, en la aceptación que unos derechos básicos como el de la libertad de expresión puede ser cercenado gracias a un asfixiante y unívoco relato mediático, político y social.

Vivimos bajo la perversión del lenguaje, bajo la corrupción de la historia, bajo la inversión de valores, bajo la ideologización de la moral, se parten de apriorismos que lo contaminan todo, que lo impregnan todo, se hacen simposios intencionales, se crean consultas intencionales, se usan símbolos intencionales, todo lo que ocurre, todo acontecimiento debe llevar a un fin predeterminado: la conformación de una mentalidad, de una cosmovisión unívocamente nacionalista.

Esa inversión de los valores les lleva a denunciar como politizado a quién se atreve a denunciar la politización de un simposio como el de “España contra Cataluña”, se tacha de falangista a quién osa criticar el totalitarismo nacionalista (Jordi Barbeta tacha de falangista a Rosa Diéz, UPD y Ciutadans en la emisora RAC1 sin que nadie le contradiga), se hace pasar por verdugo a quién es víctima de la exclusión y la diglosia de la inmersión lingüística, se estigmatiza como traidor a quién simplemente disiente de la Verdad nacionalista.

Se proponen preguntas “inclusivas” que solo incluyen la posibilidad de ser independiente, se confunde a la población con una pregunta doble con la que aumentar la posibilidades de ruptura, una pregunta que parte del principal apriorismo nacionalista: Cataluña es una nación, independientemente de la realidad jurídica, la realidad social y la realidad histórica, cualquier cuestionamiento de dicha prenoción ontológica debe ser combatida como un anatema.

Finalmente la foto, la simbología intencional, contemplar a todos estos representantes políticos, a todos los que han participado y han instrumentalizado en beneficio propio nuestras instituciones democráticas, a los que ocupan el ala derecha de la foto, aquellos que gobiernan recortando derechos sociales, aquellos que promueven una sociedad vasallática… junto a partidos de izquierda otrora internacionalista, todos unidos gracias al magma de la hispanofobia, anteponiendo lo proyectado a lo real, lo imaginario a lo palpable.
Recortes de Prensa   Página Inicial