AGLI Recortes de Prensa   Viernes 20  Diciembre 2013

Cataluña
Por qué Rajoy financia el separatismo
Guillermo Dupuy Libertad Digital 20 Diciembre 2013

Me alegra que el editorial de El Mundo de este miércoles ya considere que es posible que el año que viene suceda lo que hace una semana consideraba categóricamente que no iba a suceder, a saber: que Artur Mas celebre su ilegal consulta secesionista. También aplaudo a ese diario por ser de los pocos medios de la prensa escrita en denunciar la pila de miles de millones que el Gobierno de Rajoy viene prestando a la Generalidad desde que hace dos años Artur Mas lanzara su ilegal desafío secesionista.

No tiene sentido, sin embargo, que El Mundo todavía contraponga esta "generosidad" de Rajoy al hecho de que Artur Mas se haya negado durante todo este tiempo a "reducir los gastos del enorme tinglado mediático y propagandístico al servicio de su proyecto". Y menos sentido tiene aún decir que "esta generosidad no ha servido para nada, según las palabras de Joan Rosell, presidente de la CEOE, que afirmó ayer que cada vez hay más empresarios catalanes que apoyan el independentismo".

Claro que esta mal llamada "generosidad" de Rajoy ha servido, y para mucho, aunque todo sea malo. Para empezar, ha servido para que Mas haya podido seguir sufragando su carísimo proyecto de construcción nacional, que no se reduce a los gastos de la consulta ni al demencial gasto que exige el tinglado mediático y propagandístico de su proyecto, sino también unas caras como ilegales "estructuras de Estado", tales como el Consejo de Transición Nacional o el germen de una Agencia Tributaria propia como las que vienen desarrollando desde hace un año. Esta generosidad de Rajoy ha servido también para que muchos catalanes, incluidos también muchos empresarios, hayan pasado a apoyar el independentismo.

También la "generosidad" a cargo del contribuyente le ha servido a Rajoy para conseguir, al menos por ahora, aquello a lo que parece dispuesto a sacrificar todo lo demás, incluido su rechazo al separatismo: no tener que intervenir la Generalidad de Cataluña. Si Rajoy se hubiera negado a auxiliar financieramente el proyecto secesionista de Mas, este habría acarreado hace tiempo la suspensión de pagos de la Generalidad de Cataluña y Rajoy no habría tenido más remedio que intervenirla. De nada le habría servido entonces a Rajoy haber dejado en papel mojado en beneficio de Mas lo que dice el Código Penal sobre los delitos de desobediencia, de prevaricación y de usurpación de atribuciones como los que ya está perpetrando el hábil delincuente que preside la Generalidad. Tampoco le habría servido de nada a Rajoy ignorar como sigue ignorando en beneficio de Mas -aunque también se aprovechen otros manirrotos dirigentes autonómicos- los mecanismos de intervención autonómica que contempla su propia y vulnerada Ley de Estabilidad Presupuestaria. De nada le habría servido a Rajoy ignorar lo que dice el artículo 155 de la Constitución, artículo que precisamente fue concebido para hacer frente a una situación tan extrema como la que estamos sufriendo.

Rajoy, en definitiva, no ha situado a Artur Mas por encima de la ley para luego tener que verse obligado a desbancarlo de su cargo por falta de recursos financieros. No es que Mas no tema a las consecuencias de violar la ley, es que, conocedor del temor que Rajoy tiene a la hora de hacerla cumplir, sabe que todas las consecuencias le serán positivas.

La consulta
Fernando Díaz Villanueva www.gaceta.es 20 Diciembre 2013

Los grandes asuntos los debe decidir el pueblo, no la casta gobernante

Que la gente vote es siempre bueno. La genuina democracia consiste precisamente en eso. En España, sin embargo, apenas hay referéndums. Así, a bote pronto, yo solo recuerdo dos. El de la OTAN, que se celebró cuando era niño y lo ganó el Gobierno, y del la Constitución europea, que convocó Zapatero ad maiorem politicastri gloria y también lo ganó el Gobierno. En la prehistoria del régimen hubo un par de referéndums más de los que no tengo recuerdo –el de la reforma política y el de la Constitución–, ganados ambos por el Gobierno. Aquí el que manda siempre gana porque juega con ventaja. Pregunta poco, lo hace con trampa y luego pone toda la máquina propagandística a funcionar para salirse con la suya.

Si esto fuera un país verdaderamente libre se nos consultaría más a menudo. El Poder tendría que habernos preguntado, por ejemplo, si queríamos o no la disparatada ley del aborto que Bibi Aído nos metió porque sí. Claro, que si pregunta lo pierde, por eso no lo hizo. Cuando la gente vota se ponen muy cuesta arriba los proyectos de ingeniería social a los que estamos tan acostumbrados por estos pagos. Ídem con las subidas del impuestos, el rescate a las cajas y el endeudamiento masivo de las administraciones públicas. En todos los casos los españoles hubiéramos dicho no. Vale, siempre hay algún anormal que le gustan los impuestos –básicamente porque cree que los van a pagar otros–, pero la mayoría de la gente sabe que son un robo y los aborrece.

Los grandes asuntos los debe decidir el pueblo no la casta gobernante. La monarquía debió someterse a referéndum, y lo mismo el Estado autonómico. La descentralización es buena, fractura, empequeñece y debilita al Poder haciéndolo más manejable para el ciudadano de a pie. Pero no esta que nos encasquetaron Suárez y sus socios hace treinta y pico años aprovechándose del clima de atontolinamiento politicófilo y estatólatra que presidió la Transición. Como no se hizo entonces quizá haya que hacerlo ahora. Quizá sea el momento de celebrar una macro consulta a nivel nacional en la que, región a región, sea la gente común, la que trabaja y paga impuestos, la que decida.

La consulta catalana puede ser un buen punto de partida. Pero, ojo, que los madrileños también queremos decidir. Queremos que se nos pregunte de una maldita vez. Queremos que la autonomía sea real y no una reunión de pastores cuyo objetivo único es servirse de nosotros a modo de cena. Queremos desacoplarnos fiscalmente del resto del país y, con bajos o nulos impuestos, atraer empresas, cuantas más mejor. Queremos que el politiqueo andaluz y extremeño, los sindicatos asturianos y el partido de Gordillo deje de mantener a sus nutridas clientelas a nuestra costa. Queremos que sean los madrileños los que decidan si se puede o no fumar en los restaurantes, si se puede o no levantar centrales nucleares, si se puede o no correr por las autopistas. Queremos, en definitiva, ser independientes. Pero para eso no nos hace falta un Estado, sino un fuero que nos ampare. Que nos lo consulten, por favor.

El camino para acabar con Mas
Rafael López-Diéguez www.gaceta.es 20 Diciembre 2013

En la práctica, resulta técnicamente inviable aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Mirando el cruce de declaraciones cruzadas entre Artur Mas y Mariano Rajoy no puedo sino volver la vista hacia nuestra infancia y recordar aquellos relatos del pastorcillo y el lobo. No me cabe duda que el muy “desagradable” presidente de la Generalidad es el lobo. Más difícil me resulta encajar en aquellos personajes al Presidente del Gobierno. No es el pastor que, para divertirse, anuncia que viene el lobo. Está más próximo a quienes no creen que el lobo exista y que realmente la amenaza es una mentira o quien está dispuesto a dejar que devore algunas ovejas para evitar que acabe con las propias.

Artur Mas está envalentonado y desafiante, entre otras razones porque las encuestas indican que, tras más de treinta años de régimen nacionalista, de entrega cultural y educativa por parte de los sucesivos gobiernos de la nación, por fin existe un segmento amplio dentro de la ciudadanía de Cataluña que asume como objetivo la independencia y porque ese segmento se amplía continuamente entre las generaciones más jóvenes. Las que, por cesión estatal, han sido adoctrinadas por el régimen nacionalista.

Prescindiendo de lo anterior, algunos tratan de justificar su desafío secesionista presentándolo como fruto de la nefasta situación económica catalana -producto de la gestión equivocada que llevan sufriendo aquellos españoles desde hace dos décadas- que le obliga a refugiarse en el independentismo para evitar ser responsabilizado de la misma. Otros afirman que todo, además de palabras, es una pose para obtener más dinero y frenar la expansión del independentismo político declarado de la izquierda catalanista. La realidad, sin embargo, es que Artur Mas no busca más que hacer efectivo el principal objetivo ideológico de todo nacionalista: asentar la nación ficticia en la realidad y conseguir edificar un estado propio.

Es evidente que Artur Mas cree que las aparentemente rotundas declaraciones de Mariano Rajoy sí son solamente una pose para la galería. Que en el fondo, llegado el momento, aprovechando el lento pasar de las hojas del calendario, como sus antecesores en la Moncloa, el presidente del gobierno negociará. No es ningún dislate afirmar que, llegado el caso, existen resquicios legales que acabarían permitiendo la consulta. Lo cree simplemente porque ha aprendido del error de Ibarreche, porque sabe que técnicamente resulta prácticamente inviable aplicar el artículo 155 de la Constitución y porque el gobierno carece de mecanismos reales para frenarle, entre otras razones porque en la agenda de Mariano Rajoy no se contempla la posibilidad de volver a insertar en el Código Penal la figura delictiva de convocar una consulta que no es sólo ilegal sino también ilegítima. Algo fundamental cuando de hecho la consulta ha sido convocada.

Cataluña
Artur Kunta Kinte
Antonio Robles Libertad Digital 20 Diciembre 2013

El intento de envolverse en los valores más dignos de la humanidad para justificar los más indignos ha llegado a su máxima expresión ayer, cuando en el control al Gobierno de Cataluña Artur Mas espetó a la líder del PPC, Alicia Sánchez Camacho, cuando ésta le invitó a responder si acataría o no la voluntad democrática del Congreso de los Diputados: "Si las leyes fueran sólo las leyes, sin ningún sentido ni espíritu, las mujeres no votarían y los esclavos seguirían siendo esclavos". Sin inmutarse. Nada sorprendente en un sujeto que ya se ha comparado con Martin Luther King, Gandhi, el holocausto judío y Nelson Mandela. Por lo que se ve, ahora no les da por sentirse Napoleón.

Los delirios de este mesías comienzan a ser preocupantes. Padece de victimismo mórbido, cuya solución ya solo está al alcance de la psiquiatría.

Convendría recordarle que la esclavitud en América se abolió por las armas en una guerra fratricida entre los estados del norte y del sur de los futuros EEUU. Se hubo de ganar con votos primero y con muertos después. Confundir eso con Cataluña no es ya mala fe o manipulación burda, sino ignorancia histórica. Tampoco fue la voluntad popular la que acabó con los últimos vestigios de discriminación racial en América, sino los tribunales de justicia de EEUU a partir de la defensa de una ciudadana negra por el abogado Martin Luther King y la presión de los excluidos. Todo en el marco de una democracia con separación de poderes y exquisito respeto a su Constitución.

Convendría también decir a este impostor, cuando acusa al Gobierno español de negar la democracia al pueblo de Cataluña poniendo como modelo de emancipación de los pueblos a Nelson Mandela, que reparara en las palabras que éste dirigió al personal blanco del Gobierno anterior en su toma de posesión como presidente de Suráfrica:

Si están recogiendo sus cosas porque temen que la lengua, el color de la piel o el haber trabajado para otro Gobierno les desacredita para trabajar aquí, quiero decirles que no hay nada que temer, el pasado es el pasado, hay que mirar al futuro.

Casi igual que hace él y todos los nacionalistas: en lugar de respetar las lenguas de sus ciudadanos, las excluyen en la escuela o las multan en los negocios, en lugar de mirar al futuro, viven de lo peor del pasado, y cuando éste no es lo suficientemente odioso lo manipulan y levantan monumentos a la discordia. Viven de ella. La impostura es tan esperpéntica que la felicitación de Navidad de este año es un grabado de la de guerra de sucesión de 1705. Hasta los contendientes congelan las armas por Navidad para desear paz a los hombres. Nunca la distancia entre lo que se dice y lo que se es en realidad fue tan grande. El nacionalismo lo justifica todo.

Los ejemplos son diarios. Ayer, una entrevista a Albert Rivera en 8tv servía de contrapunto para comparar la dignidad que se atribuyen y las formas inquisitoriales con las que actúan: mientras a Artur Mas lo entrevistaban en TV3 periodistas reducidos a felpudos, al líder de C’s le hacían una encerrona con tres savonarolas y un Josep Cuní de cómplice. Pilar Rahola, Rafael Nadal y José Antich. Sin comentarios, vean la entrevista entera, merece la pena. No porque vapuleen a Rivera, solo lo intentaron, sino por ver en acción al periodismo militarizado por el nacionalismo en Cataluña.

Quien tenga la tentación de trivializar con estas frivolidades se equivoca. Artur Mas podrá fracasar, pero el combustible con que calientan al personal es emocional y muy inflamable. El problema no es la consulta, sino la estela de frustración que le seguirá.

Y por favor, no manosee a John Stuart Mill, primer impulsor del sufragio universal en el Parlamento inglés para lograr el voto femenino. Lea Sobre la libertad y simule vergüenza por la distancia que les separa. Al menos.

Aragón / POLÍTICA
Rudi planta cara a la manipulación histórica del nacionalismo catalán
ROBERTO PÉREZ / ZARAGOZA ABC Aragón 20 Diciembre 2013

El Gobierno aragonés diseña un extenso ciclo de actos, que durará cuatro años, para difundir la Corona de Aragón -con Cataluña incluida- como germen de España

El Gobierno aragonés que preside Luisa Fernanda Rudi ha puesto en marcha el programa cultural «Corona de Aragón, historia y arte», un compendio de exposiciones, actividades educativas y divulgativas que arrancará el próximo año y que se prolongará hasta el 2018. Este amplio programa incide en la necesidad de dar a conocer «la objetividad histórica a través de los hechos probados, porque es importante para las sociedades, pero también para los ciudadanos, conocer con veracidad su historia».

Todo esto después de que, durante años, Aragón haya denunciado sistemáticamente las versiones históricas manipuladas difundidas por el nacionalismo catalán y auspiciadas oficial y presupuestariamente por la Generalitat. Según Rudi, con este programa que pone en marcha Aragón se quiere plantar cara a esa «apoteosis de la falsificación» y se hará con «un gran homenaje a la verdad histórica».

Este ciclo tendrá como sede Aragón, pero desde el Ejecutivo autónomo se deja claro que está dirigido a toda España. En la documentación oficial que acompaña a este programa se deja claro, frente a las manipulaciones históricas, que «corresponde a los aragoneses, como legítimos impulsores de la Corona de Aragón, asegurarse de que las múltiples lecturas históricas que puede gnerar el estudio de la Corona y su época se hagan partiendo del más escrupuloso respeto a los hechos».

El objetivo de este programa plurianual es «dar a conocer, dentro y fuera de la Comunidad autónoma, el papel desempeñado por la Corona de Aragón como piedra angular de la arquitectura política e institucional de España». Y parte de los territorios de la Corona fue Cataluña, como parte de los dominios del linaje real aragonés.

«Corona de Aragón, historia y arte» se articulará en torno a un eje central que será el protagonista cada año, una exposición temática, y se acompañará de acciones paralelas en los ámbitos educativo, de investigación científica, de restauración patrimonial y de promoción turística.

Programa de exposiciones
La primera exposición anual tendrá lugar en 2015 y tendrá como sede La Seo de Zaragoza (Catedral de San Salvador) y el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes regionales. Su título será «Fernando de Aragón y el nacimiento de España». En 2016, la catedral de Jaca, el Monasterio oscense de San Juan de La Peña, el de San Pedro el Viejo y la catedral de Santa María de Huesca, se repartirán como sedes de la segunda de las exposiciones temáticas, titulada «El origen del Reino», que incluirá el proceso por el que el Reino de Aragón pasó a incluir en sus dominios los condados catalanes.

La exposicion de 2017 tratará sobre «La expansión territorial: de Reino a Corona» y se realizará en Teruel y Albarracín. Entre otros aspectos abordará la expansión aragonesa por el Levante y Baleares, una expansión que el nacionalismo catalán viene presentando desde hace años como propia de un supuesto reino de Cataluña.

Por último, el programa preparado por el Ejecutivo de Rudi prevé otra exposición más para el año 2018. Se titulará «Órdenes, monjes y caballeros. Los monasterios en la Corona de Aragón». Sus sedes serán la Colegiata de Santa María de Borja, la de Santa María de Tarazona, y el Monasterio de Veruela.

La presidenta Rudi ha asegurado que el programa plurianual sobre la Corona de Aragón «es una empresa cultural sin precedentes en nuestra Comunidad». Afirma que permitirá «avocar y divulgar uno de los más impresionantes patrimonios artísticos, sociales y políticos de Occidente». Rudi ha destacado que, «sin exagerar», durante años «venimos asistiendo a lo que podríamos denominar una apoteosis de la falsificación de la historia con fines políticos». «Y frente a ella -argumenta- es necesario oponer un gran homenaje a la verdad histórica, un homenaje a la verdad que debemos hacer del modo más eficaz que cabe imaginar: mostrándola, exponiéndola, iluminándola».

Para desarrollar todo este programa plurianual de difusión de la historia y el arte de la Corona de Aragón, el Gobierno regional contará con una comisión de expertos que será coordinada por José Ángel Sesma, catedrático emérito de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza.

En Atapuerca no están las claves del hombre
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 20 Diciembre 2013

El hombre es hombre porque tiene alma y política, no porque tenga cerebro (desarrollo porque empieza a comer carne, como sostienen los de Atapuerca). (@pfbarbadillo)

Hasta el siglo XIX, el siglo idiota, como lo llamó alguien, estaba claro para todos los seres humanos que el hombre era más que carne y huesos. Hoy, en tiempos de materialismo triunfante, las explicaciones chocarreras se han impuesto de tal manera que hasta las marujas que se emocionan con Sálvame pontifican sobre Darwin o Atapuerca.

El filósofo Gustavo Bueno, uno de los pocos sabios que quedan en España (motivo por el que fue expulsado de la universidad pública española, ésa a la que tenemos que seguir dando dinero por el bien de la ciencia).

Javier Neira ha recogido en el periódico La Nueva España algunas de las reflexiones de Bueno sobre el hombre con motivo del hallazgo de un fósil nuevo en Atapuerca. Imprescindibles para pensar. (¡Para esto deben de servir los periódicos, no para entrevistar a cantantes y reproducir frases de los políticos!)

"Hay mucho de gremial en la valoración de este hallazgo (...) lo que llaman ahora comunidades científicas son gremios. Viene todo de Kuhn. La distinción entre sociedad y comunidad. Pintan a la comunidad buscando la verdad. Como esas ridículas comunidades de la NASA o del CERN aplaudiendo determinados avances. Aplauden porque hay trabajo para otro año. Tal falta de autocrítica produce vergüenza ajena"

"Han descubierto una secuencia de ADN mitocondrial de un hueso de Atapuerca al que atribuyen 400.000 años. El 'fémur XIII', lo llaman, y señalan que no es neandertal, sino que se parece al 'hombre de denisova', en Siberia. Y que eso es lo que cambia todo; pero ¡si no eran humanos ninguno de los dos!"

"la ideología del culto a los huesos que recuerda a las excavaciones en las fosas del franquismo. Encontraron, por ejemplo, un cráneo al que denominaron 'Miguelón', como el ciclista Indurain. Como si fuese el bisabuelo. Dijeron que 'Miguelón' era el primer burgalés. Todo anacronismos. Y el primer español y el primer europeo y... resulta que venimos de África."

"los nuevos profetas, como Bermúdez de Castro y Arsuaga, dando doctrina. Insisten en dos centros de interés, el cerebro humano y el genoma. Ahí creen que están las claves del hombre, pero no es así, de los huesos no se deduce qué es el hombre."

"Analizando el ADN no se sabe cómo es el hombre en absoluto. ¿Eran humanos Gengis Kan y sus bárbaros, que lo destruían todo? O, ligado al indigenismo, ¿eran humanos los antropófagos que tiraban los cadáveres desde lo alto de las pirámides mayas y aztecas?"

"algunos alegan ahora la dignidad humana, pero eso ¿qué es? ¿tiene dignidad humana 'Miguelón'? Esa idea aparece en el Renacimiento, en Italia, con Pico della Mirandola, y en España, pero ahí está funcionando, según mi tesis, discutible, la tradición católica de situar a los hombres por encima de los ángeles. Es el origen de la rebelión de los ángeles. Cuando se enteraron de que Dios Padre había elegido a una criatura mortal para encarnarse se rebelaron. Estar por encima de los ángeles parece un criterio sumamente teológico. Ya, pero políticamente la consecuencia es inmediata: si estás por encima de los ángeles no eres musulmán, no funciona ya el entendimiento agente. El hombre está por encima de los ángeles porque es Dios mismo por Cristo. La diferencia entre el cristianismo y otras religiones es total en cuanto a la significación del hombre."

"la idea de hombre (...) Viene de Aristóteles: el 'zoon politikon'. Lo que cuenta son las sociedades políticas, que pueden reflexionar objetivamente sobre el resto. El error es ver el cerebro como algo individual y subjetivo, y de ahí deducir la conciencia. Y es falso vincularla al cerebro según el materialismo idealista de Schopenhauer: el yo no es el cartesiano, dice, sino el del cerebro. Por ahí aparecen los neurólogos asegurando que el cerebro lo controla el genoma. Pura mitología. No explican cómo el genoma actúa en el cerebro y el cerebro en la conducta. (...) la única conexión brota en la Historia, no en la Prehistoria. El hombre reflexiona social y políticamente. No psicológicamente. Y en forma de conflicto, no de solidaridad contra terceros. Más aún, hablan de 'Homo sapiens', pero precisamente lo discutible es la sabiduría. También el chimpancé 'Sultán' muestra sabiduría en determinados ensayos"

Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)
La 'Ley Wert' unificará la Historia de España común en todas las autonomías
Los alumnos tendrá que estudiar los mismos contenidos y se hará más hincapié en los orígenes de la nación española
 www.lavozlibre.com 20 Diciembre 2013

Madrid.- La 'Ley Wert' contempla cambiar la forma en la que se estudia la Historia de España. Los alumnos tendrán que aprender lo mismo en todas las autonomías, los contenidos serán menos localistas y se hará más hincapié en los orígenes de la nación española. Así se desprende del borrador del proyecto de real decreto que establece el currículo básico de Primaria, ESO y Bachillerato, que el ministro Wert ha hecho público.

Según publica hoy 'El Mundo' el PP plantea en su reforma educativa que los alumnos dejen de centrarse en el estudio de su entorno y se centren en aprender los "aspectos fundamentales de las Ciencias". "Son obligados a aprenderse los ríos de su comarca, pero no saben donde se encuentran el Tigris o el Eúfrates. He visto libros de texto que dedican una página ha explicar toda la historia de los romanos y otra página entera a la presencia de los romanos en la región", expone Luis Peral, portavoz de la comisión de Educación del PP en el Senado. En el caso de la Historia de España esta concepción se traduciría en que los alumnos "estudien desde Atapuerca hasta el momento actual desde una concepción universal y no localista, como se hace hasta ahora", concreta Peral.

La LOE no detallaba el temario, limitándose a enumerar las competencias básicas que debían adquirir los alumnos. La Lomce, sin embargo, estipula claramente los contenidos desde el paleolítico hasta la actualidad. Uno de los grandes problemas de la LOE, según Peral, era que "tenía esa concepción pretendidamente progresista de la Historia que considera que lo importante empieza a partir de la Revolución Francesa y minimiza todo lo anterior". "No querían que se estudiara a los visigodos u otros momentos en que España llegó a estar unida, porque esto no les gusta nada a los nacionalistas", añade el senador del PP. La Lomce cambiará el foco de atención, centrándose en la época de máximo explandor del imperio español. Por ejemplo, en el temario de 2º de Bachillerato el periodo que va desde Atapuerca a los Borbones ocupará un tercio del programa, casí el triple de lo que ocupa en la LOE.

Además, los alumnos tendrán que estudiar la misma historia independientemente de donde residan, puesto que uno de los objetivos de la Lomce es "homogeneizar" contenidos de las materias troncales como la Historia de España. La homogenización se logrará por dos vías: con una redacción detallada de los contenidos y con las reválidas. El ministro Wert ha denunciado en numerosas ocasiones la inmanejable "dispersión de contenidos" que existen en España, al existir 17 formas distintas de estudiar las asignaturas, tantas como comunidades autónomas. Por ejemplo, en los libros de texto de Cataluña encontramos que la Guerra de Independencia se llama Guerra del Francés y se dice que los reyes "catalanes" conquistaron Sicilia, algo que ha provocado la queja oficial del Gobierno aragonés.

Periodista Digital entrevista a los autores de 'Vamos a contar mentiras' (ed. Edaf)
Sánchez Galera: "En España está muy insertada la autocrítica, cuando hay crisis somos muy malos y lo hacemos muy mal"
"La Inquisición no se metía en la vida privada de nadie, servía para mantener el orden social"
Luis Balcarce. Periodista Digital.  20 Diciembre 2013

"La leyenda negra de España empieza en el siglo XVI, como consecuencia dos factores, pasar a ser en muy poco tiempo la primera potencia del mundo, y convertirse en brazo defensor del catolicismo"

"País de frailes y curas", "martillo de herejes", "que inventen otros", "vuelva usted mañana", "vivan las cadenas"... Son algunas de las expresiones que sirven para identificar a España con el atraso, la incultura y la mezquindad. Entre los españoles aún existe cierto complejo psicológico relacionado con la propia nacionalidad dado que con cualquier motivo se los puede tachar de intolerantes, franquistas, fanáticos y demás calificativos. Pero, ¿de verdad España tiene un pasado nefasto o una historia más vergonzante que el resto de los países?

A lo largo de las páginas de 'Vamos a contar mentiras' (editorial Edaf), Juan y José María Sánchez Galera analizan diversos pasajes de la historia española de donde proceden los tópicos de una historia artificial y una caricatura muy extendida que nos impide conocer cómo somos y cómo fueron nuestros abuelos. Sus autores analizan y explican estos hallazgos en Periodista Digital.

TITULARES DE LA ENTREVISTA CON JUAN Y JOSÉ MARÍA SÁNCHEZ GALERA
Juan: "La leyenda negra de España empieza en el siglo XVI, como consecuencia dos factores, pasar a ser en muy poco tiempo la primera potencia del mundo, y convertirse en brazo defensor del catolicismo".
Juan: "La revolución francesa intenta reescribir la historia, antes de la Revolución todo es oscurantismo, ignorancia, extremismo. Fruto de ello también está desprestigiar la historia de España".

José María: "Hay una idea muy insertada en España que es la de la autocrítica. A veces nos pasamos y cuando hay crisis, somos muy malos y lo hacemos muy mal".
Juan: "Entre Pizarro y Cortés tenían solamente 16 arcabuces, y un arcabuz de aquella época tardaba 5 minutos en pegar un tiro".

José María: "Las conquistas se lograron porque los indígenas eran pueblos tremendamente desunidos y con una jerarquía terrorífica y cruel".
José María: "En las colonias nunca se intentó imponer el español, ha sido un proceso que poco a poco se ha ido imponiendo..."

Juan: "La cristiana y la judía eran dos comunidades que no se entendían, había un problema de convivencia social".
José María: "La palabra 'tolerancia' en aquella época quería decir 'sufrir'".

Juan: "España fue el único pueblo que expulsó a los judíos conservando sus propiedades y derechos".
Juan: "España es el último país de Europa donde se implanta la Inquisición. Las grandes desviaciones implicaban revueltas sociales".

Juan: "Para garantizar la paz había que garantizar el orden social. En aquella época no había policía ni militares, se consideraba más efectivo que el orden estuviera en las ideas. La Inquisición no se metía en la vida privada de nadie".
Juan: "La nación que hoy entendemos es algo de antes de ayer, pero para España ese concepto no existe".

LOS AUTORES
Juan Sánchez Galera (Linares 1967), casado y padre de cuatro hijos, después de estudiar Derecho, se especializó en el diseño y la fabricación de yates de vela, fundando Astraea Astilleros, una empresa que fue líder en el mercado nacional. Como escritor esta es su tercera publicación, después del ensayo histórico 'Complejos históricos de los españoles', y la novela 'El último caballero'.

José María Sánchez Galera (Madrid 1976), es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, y realiza estudios de doctorado en Filología Clásica. Compatibiliza tareas profesionales de asesoría en comunicación y publicidad con colaboraciones en prensa, en especial sobre tendencias sociales y crítica de libros de ensayo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña un problema

Román Cendoya www.gaceta.es 20 Diciembre 2013

Tienen tanta cara que en los Presupuestos incorporan la partida del referéndum ilegal.

La política catalana está llena de falsedades. Han construido un discurso acomodado a sus necesidades históricas para que el abuso de Madrid y la injusticia para con ellos se convierta en realidad. A Cataluña, como a Euskadi, le sucede que su historia es impredecible. Cualquier catalán que explica su historia jamás se acuerda de contar que el resto de España en 1978 les ofreció un concierto económico como el vasco y el navarro y no lo quisieron. De ese desequilibrio la culpa la tiene España. De que ellos dijeran que no, la culpa la tiene el Estado. Como los catalanes tienen sentimientos tenemos que entender todos que tenemos que darles una respuesta satisfactoria a esa emoción. Para ellos, los nazionalistas, los demás no tenemos sentimientos o si los tenemos sonde rango inferior. Una cosa que odian los nazionalistas es la igualdad. Ellos son diferentes y además mejores.

Los nazionalistas catalanes en su larga lista de agravios con el resto de España jamás mencionan el tratamiento preferencial que tienen en el Congreso de los Diputados. Los partidos nazionalistas vascos y catalanes disfrutan de una sobre representación capaz de ser siempre el apoyo necesario para la gobernabilidad. Hablan de autovías y no de señorías. Con muchísimos menos votos que IU o UPyD tienen muchos más diputados. Obviamente el resto de españoles tenemos que estar agradecidos por disfrutar de tanto vasco o catalán por las Cortes.

El mal uso que los diferentes gobiernos nazionalistas de Cataluña —incluido el tripartito— han hecho del dinero de todos los españoles es culpa nuestra. Y además quieren más. Todos sabemos que el mal gestor siempre necesita más dinero. Y cuanto más le das más lo malgasta. Tienen tanta cara que en los presupuestos de la Comunidad incorporan la partida para financiar el referéndum ilegal. Y les parece lo más normal. Rajoy ha creído que a base de darles dinero el pulso soberanista no iba a progresar. Es tan blandito que, después de anunciado el referéndum y de hacer pública las preguntas, apeló al sentido común de Artur Más.

Nuestros políticos se han puesto a buscar soluciones para el reto soberanista. Y siempre la más fácil es plantear la reforma constitucional. Los nazionalistas siempre apoyan estos proyectos porque además de querer modificar la Constitución en el sentido que colme sus aspiraciones saben que esos debates representan una debilidad del Estado. Yo creo que la única reforma que cabe de la constitución es aquella que nos haga a todos los españoles iguales por primera vez en la historia. Sin privilegios y con unas autonomías mucho más recortadas. Pero eso a los nazionalistas catalanes y vascos no les sirve. ¿Por qué no empezamos a ser demócratas de verdad y hacer lo que quieren las mayorías? Creo que sí votáramos todos los españoles sobre el destino de Cataluña, con el cansancio generalizado que hay, en el resto de España ganaría el si a la independencia y en Cataluña ganaría el no. Cataluña es un problema que tienen que resolver los que lo han creado. O sea, los políticos. Con las mentiras y el victimismo de unos y tanto mirar para otro lado de los demás.

La cocina de Cataluña: verdades privadas, mentiras públicas
ÁLVARO J. MEDINA www.gaceta.es 20 Diciembre 2013

No dejes que la realidad te estropee una encuesta. Este podría ser el lema de Centro de Estudios de Opinión, órgano demoscópico de la Generalitat.

La Historia nos enseña que cuando una sociedad está dominada por el intervencionismo de sus gobernantes, éstos deben tener controlados a los medios de comunicación y dar la sensación de que la mayoría social apoya las tesis de los mandatarios y crear una falsa ilusión, un oasis, de convivencia conjunta y unida.

No hace falta ir muy lejos para comprobarlo... La Generalitat de Cataluña lleva más de 30 años trabajando para crear mitos y falsedades, como decir que la mayoría de los catalanes es independentista.

Vamos a contar mentiras, tra la ra
Para ahondar en esta falsa realidad, el Gobierno de Artur Mas encarga encuestas cuyos sesgados resultados muestran que el 58% de los catalanes ve TV3, que un 48,5% de los catalanes quieren un nuevo país para Cataluña o que el 71% de los catalanes exigen un referéndum para decidir sobre la separación del resto de España.

Nada más lejos de la realidad. Los que ven TV3 apenas suponen el 23'6% de los catalanes; los partidarios de la secesión son un 20% menos de lo que dice el órgano demoscópico de Mas (alrededor del 28%); y quienes exigen el referéndum ni pueden llegar al 71%, porque en las últimas elecciones autonómicas la suma de los partidos pro-secesión (CiU, ERC, ICV, CUP) no llega al 40%. No dejes que la realidad te estropee una buena encuesta.

Según los datos, la mayoría de los catalanes seguiría a pies juntillas el órdago separatista de Mas y del líder de ERC, Oriol Junqueras. En resumidas cuentas, 'Tots al costat del president', como se empeñan en propagar CiU y compañía. No obstante, el idílico oasis, con el conveniente silencio de la corrupción por los medios afines al separatismo, donde las voces discrepantes están expuestas a la muerte civil, se desmorona por la realidad que vive día a día la sociedad catalana, cada vez más alejada de las premisas de Mas y Junqueras.

De la cocina a CCC
Un estudio de Convivencia Cívica Catalana, CCC, entidad que no recibe ningún tipo de subvención y que preside Francisco Caja, pone en evidencia al Centro de Estudios de Opinión, CEO, denominado como la 'cocina catalana'.

El minucioso informe revela las diferencias entre la realidad nacionalista, que infrapondera a los partidos llamados “constitucionalistas” y sobrevalora a los independentistas, y la realidad de los catalanes, con los datos registrados en las pasadas elecciones autonómicas´ celebradas hace poco más de un año.

Señala el informe: “La infraponderación de los votantes de partidos no nacionalistas se da en todas las provincias catalanas, siendo más notable el sesgo en Barcelona, lo cual resulta sorprendente ya que en Barcelona se realizan el doble de encuestas que en las restantes demarcaciones y, por tanto, tiene un error muestral sustancialmente inferior (3.47%) al del resto de provincias (4.90%)”, indica el informe de CCC.

En concreto, para la encuesta realizada el pasado 22 de noviembre, el CEO de Artur Mas utilizó una muestra compuesta por un 40,40% de votantes de CiU en las pasadas elecciones autonómicas; un 12,57% de votantes del PSC; un 20,46% de ERC; un 4,02% del PP; un 11,38% de ICV-EUiA; un 4,39% de C's; y un 3,87% de la CUP. No obstante, la realidad es que en las autonómicas de noviembre de 2012, CiU obtuvo menos: un 31,16% de los votos; el PSC, más: un 14,65%; ERC, menos un 13,91%; el PP, más: un 13,17%; ICV-EUiA, un 10,04%; C's, un 7,38%; y la CUP, un 3,55%.

Es decir, una evidente distorsión de los datos. El truco consiste en forzar las cosas para aumentar artificialmente la influencia de las fuerzas pro-secesión: CiU, ERC, e infravalorar las de las fuerzas españolistas o constitucionalistas, como PSC.

En la encuesta mencionada hay una sobrerrepresentación de votantes de CiU de 9,24 puntos; los de ERC están sobrerrepresentados en 6,56 puntos; los de ICV-EUiA, en 1,34 puntos; y los de la CUP, en 0,34 puntos. Por el contrario, los votantes del PSC están infrarrepresentados en 2,07 puntos; los del PP, en 9,15 puntos; y los de C's, en 3,29 puntos.

Es decir, el estudio de esta plataforma civil indica que la muestra utilizada por el organismo de Artur Mas desvela que hay un 30% más de votantes de CiU que en la realidad, un 43% más de electores a ERC y un 10% más de votantes de la CUP que en los resultados de los anteriores comicios mientras que hay un 70% menos de votantes del PP que en la realidad, un 43% menos de Ciudadanos y un 15% menos del PSC. La Generalitat concluyó que la suma del independentismo continuaba subiendo y que ERC lideraría el desafío independentista.

Sin ningún tipo de ajuste, como es habitual en cualquier estudio serio y que pueda desgranar cualquier universitario con algunos conocimientos de estadística y matemática, el Centro de Estudios de Opinión afirma que el 54,7% de los encuestados votaría a favor de la independencia de Cataluña mientras que sólo el 22,1% se posicionaría en contra.

La entidad muestra que el sesgo en esta pregunta es de casi 20 puntos favorables a los que piden la independencia mientras que quita la misma cantidad a los que se oponen a este órdago liderado por Mas y Junqueras.

Por otra parte, Convivencia Cívica ha dejado constancia de las diferencias existentes entre los usos lingüísticos de los catalanes y los de los encuestados en los sondeos del CEO. En concreto y comparado con el Barómetro de noviembre, el sesgo negativo para los encuestados que dicen que el español es su lengua materna es superior a los 10 puntos; se infrapondera en 14 puntos para los que dicen que tienen el español como lengua propia; y en más de 13 puntos entre los que aseveran utilizar el español como lengua habitual.

El lugar de nacimiento, falso
El lugar de nacimiento entre los entrevistados también ha sido falseado por la Generalitat de Cataluña. Basándose en datos oficiales, Convivencia Cívica ha asegurado que el 29% de los residentes en Cataluña proceden de otras partes de España. No obstante, este porcentaje para el CEO disminuye hasta el 18,81%.

Según el sondeo del CIS catalán, TV3 registraría un 60% en sus informativos, a raíz de los resultados obtenidos. No obstante, la realidad es bien distinta, los datos de los medidores de audiencia mantienen a la cadena autonómica catalana por debajo del 30%. La plataforma de Caja ha indicado que el sesgo en este caso se debe a que las preguntas se realizan de forma telefónica.

Por otro lado, Convivencia Cívica Catalana ha indicado que hay también otras circunstancias que podrían razonar el sesgo. Así, por un lado estaría el llamado voto oculto derivado de una situación dominante, que lleva a parte de la población a declararse partidario de las opciones supuestamente mayoritarias y la otra el propio miedo a declararse públicamente contrario a la independencia en Cataluña.

Pagados por todos los catalanes
A tenor de este informe, Caja ha asegurado a ÉPOCA que el Ejecutivo catalán usa “elementos de propaganda” pagados por todos los catalanes para “falsear los datos y realizar preguntas relacionadas con sus intereses políticos”.

“El sesgo indica claramente que el CEO satisface deliberadamente” los ideales de Mas y ha denunciado que la muestra no es representativa de la sociedad real catalana, ya que se publican “resultados falseados” con “total impunidad”. En su crítica, el presidente de Convivencia Cívica Catalana ha aseverado que “tergiversan” y “manipulan” las encuestas a su antojo y ha lamentado que los partidos políticos contrarios al separatismo hayan aceptado sin ningún tipo de crítica estos resultados.

En cuanto a la metodología, Caja ha indicado que “la técnica utilizada es inaceptable”. “Muestran su verdad para no informar a los catalanes y hacer propaganda de la independencia”. Eso sí, reitera que para este tipo de estudios, el Gobierno autonómico no repara en gastos para que otros copien el dictado que le mandan desde el órgano Ejecutivo.

“Desde la Generalitat se ha creado una Cataluña ficticia y oficial frente a la Cataluña real”, ha continuado Caja, quien ha indica que el CEO sólo es una parte Mas de la maquinaria nacionalista, entre cuyas piezas está también el control de los medios de comunicación, convenientemente subvencionados aquellos que editan en catalán y que al mismo tiempo no ponen un pero al delirio separatista. El presidente de la plataforma, además, ha comparado a estos medios privados con la educación concertada, ya que reciben generosas prebendas del dinero de todos, un hecho “que no sucede en ningún otro lugar del mundo”.

Por última, ha destacado que “es posible construir una Cataluña oficialista basada en “verdades privadas y mentiras públicas”. En este sentido, ha explicado que los independentistas saben que la secesión es una quimera, un objetivo imposible de alcanzar.

El director llama a España "país vecino"
A todo esto se une la polémica que rodea al director del Centro de Estudios de Opinión, Jordi Argelaguet, colocado por Artur Mas en el cargo a los pocos días de llegar a la presidencia del gobierno catalán y conocido por sus ideas políticas radicales.

Argelaguet fue militante del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), brazo político de la organización terrorista Terra Lliure, se ha manifestado públicamente partidario de saltarse la legalidad y la Constitución Española y ha calificado a España como “país vecino”. Nos preguntamos si el actual director del CEO es la persona más idónea y objetiva para realizar encuestas sobre una hipotética secesión de Cataluña.

En los comicios de 2012, tanto arrimó el CEO el agua a su sardina que dió mayoría absoluta a CiU. El partido de Mas no la obtuvo y tuvo que pactar con ERC para gobernar. Y Argelaguet se mostró dispuesto a dimitir. Lo han adivinado... no lo hizo, un año después sigue al frente del órgano demoscópico de la Generalitat.


Cataluña
La Generalitat cuestiona que el TS pueda determinar el modelo lingüístico catalán
m. j. cañizares / barcelona ABC Cataluña 20 Diciembre 2013

La diputada del PP García Cuevas tilda de «involución democrática» la inmersión

La consejera de Educación, Irene Rigau, ha cuestionado que el Tribunal Supremo pueda definir el modelo lingüístico en las escuelas catalanas, en relación a la última sentencia favorable al bilingüismo.

En la sesión de control celebrada en el Parlamento catalán y en respuesta a la diputada del PP, María José García Cuevas, Rigau ha dicho que el Gobierno catalán cumple la ley de política lingüística. Pero García Cuevas la ha recordado la última sentencia del Supremo, que obliga a acatar las directrices del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto en este sentido. “Deje a los padres decidir”, ha dicho la diputada popular, que ha acusado a Rigau de “involución democrática”.

Rigau ha tildado a Cuevas de “portavoz de un pequeño colectivo” de padres y ha recordado que el PP no recurrió la parte lingüística de la Ley de Educación de Cataluña.

Ha dicho que hay respuestas diversas de la Justicia respecto al modelo de inmersión catalana y ha cuestionado que el Tribunal Supremo pueda determinar el sistema lingüístico catalán.


Recortes de Prensa   Página Inicial