AGLI Recortes de Prensa   Viernes 10  Enero  2014

Volvemos a 2011
Juan Ramón Rallo www.vozpopuli.com 10 Enero 2014

Como si la bolsa o la prima de riesgo fueran oráculos que leyeran infaliblemente nuestro futuro, los medios de comunicación viven estos días una situación de renovado optimismo a cuenta de las recientes subidas de la bolsa española y de la notable reducción de nuestra prima de riesgo. Parecería que, esta vez sí, la economía avanza hacia una saludable recuperación que nos permitirá dejar atrás el amargo trago de una crisis económica que comienza su ya octavo año. ¿Realmente podemos cantar victoria o sería prudente no dejarse llevar por un infundado optimismo que nos conduzca más adelante a la frustración?

Aquí ya hemos estado
“El Ibex 35 sube hasta los 10.800 y la prima de riesgo baja de los 180 puntos básicos”. Éste es un titular que acaso podamos leer en los próximos días pero que, en todo caso, sí leímos en abril de 2011, momento en el que la bolsa y la prima alcanzaron cotas muy similares a las actuales. El recordatorio no busca despertar nostalgias de tiempos pretéritos, sino constatar algo muy sencillo: ya hemos estado en una situación casi calcada a la actual y no salimos bien parados de ella. A la postre, después de abril de 2011 llegó julio de 2012, momento de máxima tensión en el que nuestra economía estuvo a punto de quebrar.

Justamente, lo que sucedió entre mediados de 2011 y mediados de 2012 fue que la supervivencia del euro se puso seriamente en cuestión incluso por la propia Alemania debido a los intensísimos desequilibrios y agujeros financieros presentes en la periferia (comenzando por Grecia y terminando por Francia, pasando por España e Italia). Dado que España no era viable por sí sola y habría sido una clarísima perdedora neta en caso de ruptura del euro, la incertidumbre sobre la Eurozona espoleó la masiva salida de capitales del país con destino Alemania y otras sólidas economías europeas que pudieran actuar como refugio.

Dicho de otra manera, entre mediados de 2011 y mediados de 2012 España —y el resto de la periferia europea— se halló en una situación de pre-quiebra. Lo que cambió en julio de 2012 no fue el buen hacer de Rajoy y Montoro (quienes siguieron en sus trece de machacar a los españoles con más gasto público y más impuestos), sino la mística intervención de Mario Draghi prometiendo, con el plácet alemán, que haría todo lo necesario para salvar el euro. Palabras que, desde entonces, el italiano ha reiterado siempre que ha tenido ocasión, hasta el punto de crear a tal efecto una nueva ventanilla dentro del BCE (la famosa OMT).

Gracias a ello, Draghi ha conseguido estabilizar financieramente a la periferia europea: desde julio de 2012, la prima de riesgo española se ha reducido en 450 puntos (un 71%) y el Ibex 35 ha aumentado un 65%, la prima de Italia ha caído en 330 puntos (un 62%) y su FTSE MIB se ha revalorizado un 55%, la prima de Portugal ha disminuido en 650 puntos (un 65%) y su PSI 20 ha crecido un 61%, y la prima griega se ha recortado en 2.075 puntos (un 77%) y su ASE se ha disparado un 120%.

Actualmente, todas las primas de riesgo de la periferia —no solo la de España— se hallan en unos niveles muy cercanos a los que exhibían en la primera mitad de 2011. Hemos hecho retroceder tres años el reloj. ¿Por qué ahora deberíamos seguir un destino diferente al que seguimos entonces?

¿Ha cambiado algo?
A pesar de las consideraciones anteriores, sería engañoso afirmar de manera taxativa que España se encuentra en una situación exactamente calcada a la de comienzos de 2011. No lo estamos. Algunos de nuestros problemas han mejorado y otros han empeorado.

Entre los primeros —como ya apunté hace año y reiteré posteriormente hace varios meses— cabe destacar la situación del sector exterior (que ha seguido creciendo y reforzando su competitividad, hasta el punto de dar un vuelco en nuestro saldo corriente con el exterior), el desapalancamiento de familias y empresas, la mejor salud financiera de los bancos (lograda, desgraciadamente, a costa de los contribuyentes) y la algo mayor flexibilidad laboral. Entre los segundos, sobresale una mucho peor situación de las finanzas públicas (el endeudamiento público ha aumentado 30 puntos desde principios de 2011, a pesar de que hayamos logrado el pírrico resultado de recortar en 2 puntos el déficit anual), una fiscalidad muchísimo más agresiva contra familias y empresas, una electricidad encarecida debido al mantenimiento de un no-mercado disfuncional y un millón de parados más que, aun con perspectivas tal vez mejores, habrá que recolocar.

En conjunto, pues, no estamos peor que a comienzos de 2011, pero tampoco claramente mejor. La única diferencia es que ahora parece que sí tenemos el respaldo de Alemania para completar nuestro proceso de reestructuración económica y financiera: transitar hacia un nuevo modelo productivo y reducir nuestro endeudamiento total. Es decir, la sustancial diferencia con 2011 es que ahora tenemos más tiempo. Pero, ¿más tiempo para qué?

Tres escenarios posibles
El tiempo que nos proporciona Alemania —en forma de crédito— puede aprovecharse con dos finalidades: ahondar en las reformas y ajustes necesarios (liberalizar la economía y reducir el gasto público y los impuestos) o no hacer nada y aguantar tal como estamos ahora mismo. La primera de las vías es la que defiendo en mi libro Una alternativa liberal para salir de la crisis: pinchar y sanear las tres burbujas que han azotado a España (la financiera, la productiva y la estatal). La segunda vía es la que ha venido implementando el Gobierno desde que alcanzó el poder y en la que parece que ha decidido enrocarse con mayor convencimiento en los últimos meses: aguantar sin reformas esperando que la ansiada recuperación internacional y la dificultosa reestructuración del sector privado nacional consigan generar suficiente riqueza como para tapar los agujeros de las tres burbujas anteriores.

La primera es la vía de la responsabilidad; la segunda es la vía del broteverdismo. Con la primera maximizamos nuestras probabilidades de éxito, con la segunda nuestras probabilidades de fracaso. ¿Que, aun siguiendo la vía de la responsabilidad, podríamos fracasar? Sin duda: el éxito no es inexorable nunca. ¿Qué, aun siguiendo la vía del broteverdismo, podríamos salir adelante? Sin duda: el fracaso tampoco es nunca inexorable. La cuestión es que el Gobierno está poniendo baches a la recuperación en lugar de facilitándola. Su objetivo no es solventar los desequilibrios de la economía española, sino llegar vivo a las siguientes elecciones.

Así las cosas, la vía broteverdista nos abre tres posibles escenarios futuros: uno, el más improbable a mi juicio, que completemos nuestro saneamiento económico a pesar del Gobierno y salgamos adelante; otro, que no lo completemos y Alemania nos vuelva a quitar los soportes, regresando a una situación casi calcada a la de la primera mitad de 2012; y el último, que a pesar de no hacer las reformas y de no completar nuestra saneamiento, Alemania nos siga refinanciando sine die, en cuyo caso entraríamos en un proceso de japonización.

Lejos de celebrar las alzas bursátiles y la reducción de la prima de riesgo, deberíamos preocuparnos de que el Gobierno se duerma otro año más en los laureles salvo cuando se trata de subir impuestos. Está bien no haber quebrado gracias a Mario Draghi; no está tan bien que, merced a ese crédito barato, caigamos en una suicida autocomplacencia.

Mirando atrás
juan carlos girauta ABC Cataluña 10 Enero 2014

Han corrido los años y los socialistas han perdido todo prestigio. Se ha convertido en algo de mal gustó citar el apellido Zapatero

El primer zapaterato lo demuestra: surgió en España una mayoría social dispuesta a la negociación política con ETA... justo cuando la banda estaba más diezmada gracias a la acción policial y al estrangulamiento financiero. Gracias a la ley. Y gracias a la unánime repulsa y a la acción concertada de los partidos en torno a una política que ponía bajo el foco tanto a la banda en sí como a sus extensiones políticas; es decir: todos los demócratas contra todo el entramado terrorista. Esa lealtad común desaparecía y, con ella, el nuevo -tan pasajero- pulso moral del país, el que había corregido las vergüenzas de los años de plomo, cuando los muertos no merecían portada ni responso.

Cualquier unidad de criterio y de acción con la derecha contrariaba la principal, y acaso única, estrategia socialista del momento: el reestreno de las dos Españas, la repetición virtual de la Segunda República y la Guerra Civil, la extemporánea reincorporación al léxico político de los términos del fratricidio. El mundillo del cine y los periodistas orgánicos se pusieron las botas porque -¡por fin!- la política regresaba a las coordenadas pringosas que ellos entendían. El PP, que reunía diez millones de votos, era presentado como el partido de los asesinos de García Lorca.

El PSOE entroncaba la legitimidad de nuestra democracia con de la República, sin solución de continuidad. La farándula más canalla pedía cordones sanitarios para la oposición y el gobierno de España impulsaba un Estatuto inconstitucional para Cataluña, con consecuencias que vamos conociendo. Han corrido los años y los socialistas han perdido todo prestigio. Se ha convertido en algo de mal gustó citar el apellido Zapatero, y, desde luego, nadie lo haría si no estuviera en marcha la promoción del libro más sobrevalorado de la historia editorial española. Los socialistas tendrán que purgar muchas cosas, y apenas empiezan a ser conscientes de ello, a juzgar por su blandengue reacción a las amenazas contra la democracia y contra la convivencia del nacionalismo catalán. Pero esperábamos más del partido apestado, hoy con una holgada mayoría absoluta que de nada le sirve.

Agitprop
miquel porta perales ABC Cataluña 10 Enero 2014

Ciertos discursos o cartas de la política nacionalista recuerdan a la «agitprop» de los revolucionarios soviéticos

No puedo remediarlo. El caso es que, cuando oigo o leo ciertos discursos o declaraciones o cartas, cuando contemplo algunas manifestaciones o marchas callejeras, cuando examino la crónica de determinados actos, cuando hago eso -me refiero a la política nacionalista catalana de cada día, desde hace un par de años-, no puedo evitar el recuerdo de la «agitprop» de los revolucionarios soviéticos. Quizá estoy exagerando, me dije la primera vez que la idea me vino a la cabeza.

Para disipar cualquier duda, perdí un par de horas releyendo algunos textos sobre el asunto. Resulta que el término surgió del Departamento para la Agitación y Propaganda, una de las instituciones fundamentales de los revolucionarios que decidieron asaltar el Palacio de Invierno para instaurar el reino de la libertad en la Tierra. Era, claro, la Rusia zarista de 1917. Para los teóricos del asunto, agitación y propaganda están íntimamente ligadas. La propaganda genera discurso (ideología, sentido, relato, neolengua, conceptos, consignas, lemas, eslóganes, signos, iconos, estribillos, canciones, imágenes, argumentos, contraargumentos, réplicas, dúplicas, documentales, libros, teatro, cine, adversarios, enemigos, descalificaciones, emociones, sentimientos) para persuadir a los individuos y colectivos que han de protagonizar -la relación es de carácter vertical- la agitación entendida como movimiento de masas a favor de la causa.

Dato: en sus inicios, la «agitprop» constituyó sucursales en diversas ciudades y organizó giras de divulgación, formación y captación por el territorio. No consta que proyectara cadenas humanas. Una frase de Georgi Plejánov -padre del invento- resume lo dicho: «El propagandista comunica muchas ideas a una o varias personas, mientras que el agitador comunica una sola idea, o un pequeño número de ideas, a toda una multitud». Con esta cita de Georgi Plejánov -a quien sus camaradas tildaban de retórico, altisonante y exaltado- terminó mi lectura. No sé qué pensaran ustedes del asunto.

islam
¿Por qué la extrema izquierda siente fascinación por el islamismo?
AGENCIAS Minuto Digital 10 Enero 2014

La izquierda que se sitúa en el espectro entre el anarquismo y marxismo y sus variantes, desde el trotskismo, leninismo, estalinismo y socialismo radical, han visto caer el Muro de Berlín y su marco de referencia.

El espíritu épico que anidaba en los militantes del movimiento revolucionario a principios del siglo XIX era una mezcolanza de mesianismo, irredentismo. Algunos revolucionarios se “sacrificaron a sabiendas” en aras de una nueva humanidad, en la que no habría más guerras, ni explotación del hombre por el hombre, y en la que reinaría la hermandad universal, la justicia social universal, y cada uno trabajaría según sus posibilidades y tomaría según sus necesidades, “lo tuyo sería mío, y lo mío sería tuyo”

La mayoría de revolucionarios preferían que otros se “sacrificasen” por la humanidad y “concedían” ese honor a los más exaltados.

Los asesinatos cometidos por muchos revolucionarios se justificaban por:

1. Los burgueses y reaccionarios cometen crímenes.

2. No hay otra forma de defenderse de los agresores capitalistas, no entienden otro lenguaje

3. Con la instauración del comunismo a nivel internacional no habrá más opresión ni tiranía, por lo que los crímenes que pudieran cometer los revolucionarios son el precio, los medios a pagar para la paz final, el comunismo

4. El fin –el comunismo- justifica los medios –la violencia contra el que no acepta la revolución o era contrarrevolucionario.

La justificación de la violencia “revolucionaria” era una constante en todas las ramas del movimiento que se autoconsideraba “emancipador” de la clase trabajadora.

Los revolucionarios marxistas pensaban que la revolución traería el fin de la opresión, y que ellos, la conciencia de clase, cambiaría la base motora de la historia, y los desheredados, los sin nada, habían de cambiar el mundo, agrupándose en la lucha final. Ellos serían los redentores de la humanidad.

La humanidad hasta aquel momento histórico y sus estados opresores sangraba a los productores, y degradaba a toda la humanidad. La clase obrera era la única que nada tenía que perder con la lucha final, con la violencia revolucionaria, y los revolucionarios encuadrados en los partidos comunistas eran la conciencia y guía de los obreros.

Muchos de los líderes revolucionarios en su juventud fueron educados en el más puro antisemitismo cristiano de la época. El mismo Marx, judío de nacimiento, había estigmatizado al judaísmo y al judío.

Estos revolucionarios consideraban que el judío y el judaísmo era la encarnación del capitalismo. Líbelos reaccionarios como el de “Los protocolos de los Sabios de Sión” difundidos por los zaristas reforzaron la judeofobia de muchos marxistas. Mientras el sector “burgués y reaccionario” de la sociedad culpabilizaba al mismo judío de ser revolucionario y comunista.

El desprestigio del socialismo real en Alemania oriental causó que muchos jóvenes “irredentistas” no sintieran atracción por el comunismo, y se orientaron hacia el ecologismo.

El movimiento verde se incrementó con los defraudados izquierdistas europeos que se quedaron sin referente al caer el Muro de Berlín.

La virginidad política de los verdes se perdió en las coaliciones con los socialistas en Alemania. Su carácter transformante, su capacidad de alternativa, se diluyó, y perdió la fuerza de atracción entre los más exaltados y los no dispuestos al compromiso político.

En una Europa cada vez más laica, en la que los países antaño más religiosos se descristianizan, los grupos más anticlericales y marxistas sienten atracción por la extrema derecha del Islam, aparentemente de una manera paradójica.

¿Por qué esa atracción y fascinación?
La vieja guardia del comunismo caía en Europa, y en China el Partido Comunista se transformaba en una potente maquina de control de un capitalismo brutal, más acorde con el protocapitalismo europeo más duro de inicios del siglo XIX.

Los “revolucionarios” occidentales ven que los islamistas son los únicos dispuestos al sacrificio de sus propias vidas, los únicos que son capaces de combatir sin pactar con el Gran Satán del capitalismo, los EEUU y el pequeño Satán, el judío de los países, la encarnación de la opresión y de la explotación, Israel.

Los izquierdistas creen que es cierto que los islamistas tienen un componente reaccionario, pero piensan que es más aparente que real.

El islamismo al no aceptar componendas políticas de ningún tipo con aquellos que ellos consideran que son los “opresores mundiales, los EEUU e Israel, y sus lacayos: Aznar en España”, y al estar dispuestos a luchar hasta la victoria final atrae a todos estos irredentistas.

El islamismo acepta que el fin justifica los medios. Los asesinatos contra infieles son asesinatos, “pero” justificados para imponer el Islam. El objetivo del Yihad, de la Guerra Santa del Islam es traer la “paz del Islam”

Los islamistas afirman que “cuando todos los países sean musulmanes, y todos los humanos estén sometidos a Alá, sigan el Corán y acaten la Shari´a, y acepten a Muhammad como el enviado de Alá, entonces habrá paz. Antes no es posible ni Alá lo permite”

El mismo Muhammad justificaba la guerra, el Yihad era no sólo para defenderse sino para imponer el Islam a todos los humanos.

Estos izquierdistas filoislamistas juzgan que no hay alternativa al terrorismo para defenderse de la opresión del capitalismo. El islamoterrorismo y los islamikazes son necesarios, son el arma “del revolucionario y del pobre, son el mal menor para conseguir el bien mayor.

Los izquierdistas filoislamistas consideran que sin islamismo, las masas musulmanas no se moverían y aceptarían estar sometidos al yugo de sus dirigentes prooccidentales y capitalistas.

Estos mismos izquierdistas filoislamistas afirman que “el islamismo contiene una carga total revolucionaria al impulsar y empujar a tantos millones de humanos para la búsqueda de un mundo [islámico] mejor, un mundo sin capitalismo y sin Israel”

Estos izquierdistas razonan que “el precio a pagar para impeler, hacer avanzar a las masas, masas desprovistas de cultura burguesa y opresora y corrupta, es emplear la temática religiosa”: “Dios ha muerto, pero Alá arrastra a las masas contra la civilización degenerada de Occidente”

También piensan que cuando el mundo, sin excepción, sea musulmán, habrá un mundo homogéneo, sin privilegios, y que gracias a las contradicciones de la propia “supraestructura ideológica” de la religión del Islam, la población devendrá atea. Igual que hasta no hace mucho tiempo Europa era cristiana, y ahora se está descristianizando a marchas forzadas.

Si el precio a pagar para “transformar revolucionariamente y quebrar al capitalismo” es la creencia en Alá, pues bien vale la pena.

“Paris bien vale una misa”, dijo el calvinista Enrique III de Navarra, convirtiéndose al catolicismo para ser el rey Enrique IV de Francia. [1]

“La revolución universal bien vale una mezquita y un velo”, piensan los izquierdistas


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Los 'ultras'

VICTORIA PREGO El Mundo 10 Enero 2014

Ni el PSOE ni Izquierda Unida son unos partidos menores y tienen una importancia política innegables en este país. Pero, a pesar de su peso, tienen en su interior fallas enormes que los convierten en partidos con dos o tres discursos distintos y muy graves.

Es inaudito, por ejemplo, que el Partido Socialista en San Sebastián se haya sumado al PNV y a Bildu para decir que las detenciones del miércoles son un obstáculo para «la confianza en que se afiance el proceso de construcción de la paz y la convivencia democrática».

Que ese sea el planteamiento de Bildu entra dentro de lo habitual. Ya no tanto por lo que se refiere al PNV. Pero que todo un partido socialista considere que cualquier acción ahora mismo contra la estructura de una banda que no se ha disuelto, que controla con mano firme a sus presos y que pretende imponer sus tesis a toda la sociedad a base de manifestaciones multitudinarias, es un obstáculo para el proceso de paz resulta inaudito.

La Guardia Civil y la Policía Nacional tienen la obligación de luchar contra la banda terrorista, pero ese proceso de paz del que nos hablan parece consistir para el PSE en que se deje en paz a los terroristas para que actúen libremente. La dirección nacional del PSOE debería explicar a sus colegas del PSE que no es decente que los principios se abandonen por tácticas oportunistas.

Pero mucho más grave, por lo que significa de deriva hacia la inmoralidad, es el caso de Izquierda Unida. La «joven esperanza» del partido, el diputado Alberto Garzón, ha tenido a bien calificar ayer las detenciones como un acto de «odio del Gobierno» y en calificar a la víctimas del terrorismo como un atajo de «ultras».

La víctimas del terrorismo, unas gentes que no han hecho otra cosa que padecer los horribles asesinatos de sus familiares y olvidar cualquier tentación de venganza, son despreciados por el diputado Garzón con un término que significa, en labios de un militante de la izquierda, la peor de las condiciones imaginables. Es una prueba de la verdadera consideración que le merecen. Y no sólo eso. Izquierda Unida de Cataluña anuncia que va a acudir a la manifestación del sábado en San Sebastián convocada por los etarras en apoyo de los presos de la banda. Éste es el panorama.

Estos partidos tienen vocación de gobernar España o de participar en su gobernación. No es posible que las direcciones de los dos partidos consientan actitudes como éstas y las dejen pasar porque estamos ante una auténtica inversión de los valores que la izquierda ha defendido siempre. La aproximación a los terroristas, en cualquiera de sus versiones, debería repugnar a sus militantes y ser reprendida por sus jefes de filas. En lugar de eso, nos encontramos con un asombroso silencio que nos hace presagiar que, en efecto, los asesinos pueden acabar, como pretenden, en tablas. Sin vencedores ni vencidos. Con 829 cadáveres, sí, pero de «ultras», dirá Garzón.

La izquierda al desnudo.

Vicente A. C. M. Periodista Digital 10 Enero 2014

No por conocido deja de asombrar hasta qué punto de hipocresía, mezquindad y falta de escrúpulos pueden llegar los dirigentes de unos partidos de iquierda como el PSOE e IU, a través de sus franquicias territoriales PSE y Ezker Batua. No por conocido deja de causar el más profundo desprecio a las declaraciones públicas de esos representantes de nadie, o si acaso de seguidores con las mismas carencias éticas. No por conocido deja de provocar náuseas e ira dificilmente contenida la actitud cómplice de las cúpulas de esas formaciones a nivel nacional.

Ayer se produjo otro momento de vergüenza al ver como se aprobaba sin ningún pudor una declaración de condena hacia la actuación policial contra ETA en la operación contra el entramado de control de los presos etarras. Una moción apoyada por todos los partidos políticos con representación en la Corporación donostiarra PNV, BILDU y PSE y de la que se ausentó el PPV. Una indignidad más que sumar a las que se multiplican en El País Vasco a favor de ETA y contra sus víctimas. Porque estos miserables que se escandalizan porque las FFyCCSE cumplan con su deber de perseguir a ETA, solo muestran su cobardía ante el chantaje terrorista y su disposición a olvidar a sus muertos en defensa de la libertad.

Hoy son más actuales que nunca las palabras de la madre del socialista Joseba Pagazaurtundua asesinado por ETA, cuando le dijo al entonces Lehendakari del PSE : "Harás y dirás muchas cosas que nos helarán la sangre, Patxi". Está claro que ayer en San Sebastián se cumplió otra felonía que desnuda a este PSE radicalizado a favor de las tesis etarras y de la resolución del conflicto sin condiciones. Y ese es el Patxi que aspirará en las próximas primarias a representar al PSOE como candidato a Presidente del Gobierno de España. Ese es el socialismo desnudado y sin careta que debe ver la sociedad española, un socialismo dispuesto a negociar con ETA una rendición incondicional, comenzada por Zapatero y Rubalcaba y seguida por un PP acobardado.

Y no quiero terminar sin referirme a la nueva estrella de la izquierda radical y comprensiva con ETA, el diputado por Málaga Alberto Garzón. Una joven promesa del partido totalitario IU que en su mezquindad supina acusa a la AVT de ultras. Usted sí que es un ejemplo de ultra Sr. Garzón, aunque el que haya sido elegido en una lista cerrada como diputado solo demuestra que cualquiera puede alcanzar cargos públicos y la falsedad de que exista democracia en España. Claro que poco podemos decir de un partido que se declara marxista-lenilista y que tiene su máxima aspiración en emular al régimen comunista ruso o cubano tan defensores ambos de los derechos humanos. Las culpables son las víctimas por exigir Justicia y los inocentes son sus asesinos y sus cómplices por imponer mediante el terrorismo sus reivindicaciones. Es evidente la lógica de su elevado pensamiento Sr. Garzón.

No sé a que espera el Gobierno de España para promover la ilegalización de formaciones políticas que son parte de ETA como BILDU y SORTU. Porque de nada valen operaciones de "acoso" como la de esta semana, si se sigue permitiendo que ETA mantenga financiación y acceso a información de los ciudadanos a través de sus representantes en corporaciones locales o autonómicas. La lucha contra el terrorismo ha de ser global y no tener miedo a las consecuencias de hacer Justicia. Lo mezquino es acceder a la claudicación sin condiciones. Soltar a etarras mientras se acosa a la estructura de coacción a los presos es propio de comportamientos esquizofrénicos y de una falta de objetivos en la lucha anti terrorista.

El PP, está dejando de ser símbolo de la derecha española y pareciéndose más a esa izquierda desnuda y radical, dispuesta a todo incluso a la defensa de los derechos de los asesinos sobre los derechos de las víctimas, aunque sean las suyas.


DEMASIADO PLUMERO
PNV, Bildu y otros embaucadores del montón: victimiza que algo queda
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 10 Enero 2014

ETA ha de terminar y no puede ser de ninguna manera que se permita a sus supervivientes creer que han vencido. No puede haber sitio en la política vasca para el terror.

La Audiencia Nacional, a través del juez Eloy Velasco, prohibió definitivamente la marcha del sábado 11 en Bilbao a favor del "acercamiento" de los presos de ETA que quedan al País Vasco. ¿Una medida antidemocrática o una limitación de los derechos? Para nada: desde la suspensión de Herrira se sabía que esta organización era la continuación de las viejas Gestoras Proamnistía, es decir del "frente de makos" de ETA.

A través ahora del Tantaz Tanta el entorno de ETA intentaba dirigir a los presos, a sus familias y a la sociedad, y algo extremadamente ofensivo para las víctimas de ETA, como es convertir en falsas "víctimas" a los asesinos de sus padres, hermanos, amigos y compañeros. Es una prohibición legal, democrática y ajustada a Derecho, en defensa del Estado frente a las actividades no interrumpidas de ETA.

Precisamente esto, que ETA siga existiendo, siga armada, siga reclutando y siga en definitiva con sus actividades debe hacer reflexionar y mucho a los nacionalistas no vinculados con los atentados, como es el caso del PNV e incluso de algunos de los que, ilusionados, confluyeron en un Bildu cada vez más parecido a Batasuna.

Ambos se retrataron este viernes al secundar, junto con los sindicatos ELA y LAB, una nueva manifestación convocada por un particular tras la prohibición del juez, bajo el lema Giza eskubideak, konponbidea, bakea (Derechos humanos, solución, paz).

El presidente del Gobierno autonómico, Iñigo Urkullu, trata de presentarse y de presentar a su partido como la solución a los problemas y el punto de encuentro de los vascos, pero ha de tener cuidado si para eso necesita considerar víctimas a los criminales, hablar de una negociación o de una dimensión política del fin de ETA y, mucho más, si piensa que acercarse a Bildu no tendrá un precio en votos igual o mayor que el que Artur Mas ya está pagando a ERC. No hay precio para el fin de ETA, y a sus miembros sólo puede quedarles opción entre la derrota física total ante el Estado de Derecho y la rendición ante sus tribunales.

Es posible que haya en el PSE-PSOE personas que duden de esto, como demuestra que los concejales de Rubalcaba en San Sebastián hayan votado junto a los de Bildu un comunicado contra la operación policial que detuvo a numerosos abogados de presos de ETA. Es posible que algunos lo duden, sí, porque la izquierda española arrastra desde la Transición una relación sentimental compleja con el mundo abertzale.

No obstante, la inmensa mayoría de votantes del PSOE y de españoles lo tienen muy claro: ETA ha de terminar y no puede ser de ninguna manera que se permita a sus supervivientes creer que han vencido.

No puede haber sitio en la política vasca para el terror, y por tanto si el Estado planta cara a ETA no hay duda sobre quién debe ganar. Otra cosa es que a veces el Estado esté mal servido, más por cargos políticos que por funcionarios, y lleguemos a situaciones repugnantes como la del caso Faisán. Ante ellas, también tolerancia cero.

Pero el error que se produjo el pasado miércoles, cuando el Ministerio del Interior adelantó la última operación contra ETA antes de que se produjera, no es un Faisán. Es decir, no se trata de la filtración consciente de una operación policial a los criminales –algo que sucedió cuando gobernaban los de Rubalcaba-, sino de un error humano que adelantó la nota de prensa a los hechos, con peligro para la operación misma y para los servidores del Estado.

Por eso, además de las explicaciones que debe dar, e incluso más, el ministro del ramo tiene que evaluar sus responsabilidades, que sin duda existen, además de haber aceptado la dimisión de su subordinado, el responsable de comunicación del Ministerio. Bien hecho, y hasta donde haya que llegar, pero sin paranoia.

No hay sitio para ETA entre nosotros. Lo han creado artificialmente desde la propaganda de todo tipo, lo han mantenido con medios que no eran ni son suyos, pero lo que piden, que es lo mismo que han pedido antes matando sin cesar, está fuera de cualquier posibilidad legal en España. Ahora y siempre.

Es absurdo hablar de "un escenario de paz, de normalización y convivencia democrática", cuando lo que se quiere es la secesión de parte de España y la constitución de un nuevo Estado socialista, en el que todas las razones las tengan un grupo de asesinos.

El PSE con Bildu y rebelión en el PP
Pablo Sebastián www.republica.com 10 Enero 2014

Acaba de advertir Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, de la fragilidad financiera, económica y política que aún envuelve la incipiente recuperación económica de la zona euro en general, y de España en particular. Y ello en coincidencia con la excelente colocación de la deuda española a mínimos anteriores a la implantación del euro y con la Prima de Riesgo a la baja, lo que no deja de ser asombroso y bueno para este país donde ocurren cosas sorprendentes, aunque sabido es que las finanzas van por un lado y la política por otro, salvo que el cántaro de la lechera que habita en la Moncloa se rompa por causa del mal gobierno y de la peor oposición, en este caso del PSOE.

Porque acabamos de saber que el PSE-PSOE, que lidera desde el País Vasco Patxi López, acaba de votar en el ayuntamiento de San Sebastián en compañía de Bildu y en contra de la última redada de las Fuerzas de Seguridad contra el aparato que controla a los presos de ETA, el llamado brazo político/judicial de la banda, lo que causa asombro y estupor. De manera que Rubalcaba no solo tiene a un PSC catalán que se declara favorable al derecho de la autodeterminación sino que tiene a un PSE vasco que se alía con Bildu y en contra de la legalidad. Y este Patxi López que no controla el PSE es el mismo que quiere liderar el PSOE nacional, sin que hasta el momento haya expulsado del partido a los autores de esa votación, los herederos del promiscuo Odón Elorza.

Y todo ello ha ocurrido en torno a una operación antiterrorista que el ministerio del Interior que preside el ministro Fernández tuvo a bien anunciar a los medios y por internet antes de que la Guardia Civil comenzara sus detenciones y registros, algo nunca visto en el mundo Occidental, y lo que debería provocar el cese del titular de Interior. Pero ya se sabe que Rajoy no quiere ni es capaz de tomar decisiones de ese tenor, de lo contrario ya hace algún tiempo que quizás debió de haber cesado a Wert, Montoro y Gallardón, los que tan campantes están en sus poltronas del poder.

Bueno, si Rajoy no pone orden en el Gobierno ¿cómo se atreverá a imponer su autoridad en el PP, donde ayer el gallego Feijóo lo volvió a desafiar y desobedecer a propósito de la ley del aborto, mientras Cospedal sigue empeñada en su pelea con Bárcenas? Un caso que ahora se amplía con la nueva lista de cuentas secretas en Suiza que acaba de descubrir el juez Ruz en las que aparece el inefable Luis Del Rivero de Sacyr, Rosalía de Bárcenas y otros famosos imputados de la banda de Gürtel.

Lo que tarde o temprano nos llevará a la conclusión de que las millonarias cuentas de Bárcenas en Suiza no eran solo suyas sino posiblemente a medias con el PP porque en ellas se pudieron recibir pagos internacionales de empresas al PP y desde ellas da la impresión de que se pagaba, también en el extranjero, a proveedores del PP. Por ejemplo, al equipo de Correa que también andaba por Suiza como ahora cabe suponer. Por todo ello quizás Rajoy no se inmutó cuando aparecieron las cuentas millonarias de Bárcenas y le envió un SMS -o más bien un S.O.S- diciéndole: “sé fuerte”.

Y así vamos y así estamos, mientras Mas permanece dando la matraca con la secesión catalana y crece como espuma el debate de la imputación de la Infanta Cristina. Motivos todos ellos más que suficientes para que, desde Fráncfort, Mario Draghi nos diga con razón que mucho cuidado con la fragilidad de ‘la política’, en el incipiente proceso de la recuperación económica. Lo que en el caso español, a la vista está, pende de un hilo que podría un día de estos desembocar en un estallido social de indignación.

Estamos, pues sin firmeza en el Gobierno, con sospechas en el PP -y en el PSOE- de corrupción y sin autoridad en la oposición de los socialistas que juega con Bildu y ERC. Y menos mal que con el Príncipe Felipe arropando al Rey (debería ser al revés) en el último photoshop del palacio de la Zarzuela y con motivo de la visita a Madrid del ministro de Asuntos Exteriores de Japón.
www.pablosebastian.com

Nacionalismos al desnudo
Carlos Hugo Preciado Domènech Publico.es 10 Enero 2014

Magistrado de lo Social del TSJ de Catalunya. Profesor asociado de Derecho Penal de la URV de Tarragona

Los nacionalismos parten del Estado como fin en sí mismo: el Estado nación que consuma la identidad colectiva y conforma una unidad cultural, tradicional, histórica y frecuentemente lingüística. La cuestión radica en si éstos son motivos legítimos y suficientes para construir nuevas estructuras de poder político o, dicho de otro modo, para limitar la libertad civil de las personas. Yo, personalmente, entiendo que no. Como entiendo que tampoco lo son las creencias religiosas o cualquier otro fenómeno emotivo o místico de catarsis colectiva. La razón es sencilla, el ejercicio del poder fundamentado en motivos irracionales comporta el ejercicio irracional de ese mismo poder. Aún así, siguiendo a Voltaire, emplearé media vida para conseguir que los nacionalistas puedan defender sus objetivos, aunque necesitaré la otra media para impedir que los alcancen.

El problema de los nacionalismos es que son esencialmente irracionales y por tanto indiscutibles, en el sentido de no susceptibles de afrontar argumentarios racionales que los cuestionen, son ideologías basadas en el identitarismo colectivo, la exclusión del diferente, el amor a una tela pintada, un himno, una tierra y la ilusión de un futuro mejor. En todo este proceso de misticismo colectivo que reside en todo nacionalismo, las personas y las razones pasan forzosamente a un segundo plano, por lo que, no hace falta decirlo, el nacionalismo es y ha sido históricamente un fantástico instrumento de manipulación de masas. Para ilustrar esta afirmación baste recordar el lema nacionalista por antonomasia: “Todo por la patria”.

La cimentación del Estado en la razón, el humanismo y el pacto social, así como la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos son conquistas irrenunciables de la historia europea de los últimos tres siglos, y volver a justificar la limitación de la libertad de las personas que todo Estado comporta en identitarismos nacionales es un retroceso histórico que el pensamiento de izquierda no debería consentir. Precisamente el Historicismo y el Nacionalismo surgen en la Europa del siglo XIX como reacción a los movimientos populares que luchaban por condiciones de vida mejor , blandiendo el romanticismo patriótico frente a la dialéctica de clases como espacios argumentativos incompatibles (progreso y justicia social vs tradición y nación) .

Este paso atrás es el que están andando la izquierda catalana y española en este momento, dejando que la pasión, las fobias , la ilusión y el arrebato se impongan sobre los que deberían ser sus valores vertebrales: la razón, el humanismo, la igualdad y la fraternidad.

Ahora mismo tenemos en marcha, aquí y allí, las “máquinas de hacer nacionalistas”, que siempre funcionan igual: se basan en un presente insoportable, en una historia gloriosa, en la ilusión por un futuro mejor y en la fobia respecto de los “otros”, que suelen ser los culpables de todos los males de los “unos”. En esta maquinaria, la ilusión en un futuro mejor precisa crear (o recrear) un presente insoportable, y este es el momento político que a día de hoy estamos atravesando en la política oficial catalana y española: discusiones sobre protocolo, magnificación mediática de los discursos radicales catalanófobos o hispanófobos, estudios que “demuestran científicamente ” que “los otros” nos roban , nos odian y están en contra nuestro, etc , etc , etc. Ni que decir tiene que en tiempos de crisis estas máquinas alcanzan rendimientos extraordinarios.

Evidentemente la propaganda del “presente insoportable” debe cuidarse de ocultar toda evidencia de lo contrario: una renta per cápita más alta que el resto de los “otros” , unos sistemas de financiación invariablemente pactados durante los últimos treinta años entre los políticos de aquí y los de allí , una corrupción sistémica en la que los políticos de allí indultan a los de aquí, las buenas relaciones comerciales de los “unos” con “los otros” , los lazos culturales, personales, afectivos, etc.

Esto no quiere decir que Catalunya y España, como prácticamente todo el sur de Europa, no estén sufriendo una grave crisis económica y democrática, y que esta crisis no se esté aprovechando para hacer políticas nacionalistas y re centralizadoras o separatistas, pero sí quiere decir que el nacionalismo atribuye todo lo negativo de esta crisis a los ” otros”, sin asumir ninguna responsabilidad por parte de los “unos”, pues el discurso del victimismo forma parte del “presente insoportable” que es la gasolina de la máquina de hacer nacionalistas. La fórmula funciona: el nacionalismo genera más nacionalismo. Pero afortunadamente hay límites, y uno de ellos es la razón.

Y ese es el auténtico punto débil de todo nacionalismo: debe parecer razonable, porque es consciente de que en esencia no lo es. Por este motivo, ahora toca mostrar “intentos de diálogo”, rogando y pidiendo que tal diálogo no se acabe produciendo. Mientras tanto, se debe continuar cultivando el “presente insoportable” y ocultando que existen buenas relaciones entre la gente de aquí y la gente de allí. Aunque esta realidad se quiera esconder, todos los de aquí y de allí la conocemos, y por ello las “máquinas de hacer nacionalistas” no quieren ni oír hablar de buenas relaciones entre los “unos” y los “otros”, pues los nacionalismos son artilugios que se estropean sin remedio cuando en sus engranajes cuaja el óxido de la razón, el humanismo, la igualdad, y la fraternidad.

¿Y cuál debería ser el papel de los movimientos de izquierda en este proceso? En primer lugar, la izquierda debería aislar a los nacionalismos, todos, pues son radicalmente contrarios a los valores que la informan: solidaridad, colectivismo, igualdad y fraternidad. Hay que decirlo claro: nacionalismo de izquierdas es un oxímoron.

En segundo lugar, debería hacer evidente lo que está ocultando: que es más rico un estado de naciones que una nación-estado, que es mejor la pluralidad que el uniformismo cultural, que frente a la globalización de la economía se deben globalizar los movimientos sociales y no los nacionales, que el Estado no es más que una herramienta para mejorar la vida de las personas y no para satisfacer los sentimientos de amor a la tierra o para que los “unos” se sientan mejores que “los otros”; que existen vínculos solidarios y fraternales entre los pueblos, no sólo de España, sino de la Península Ibérica, y también de Europa, y que en definitiva, los agravios históricos —caso de existir— poco importan si aquí y hoy hay una auténtica voluntad fraternal, solidaria, federal y republicana de construir un futuro mejor juntos.

Pero para hacer todo esto, primero hay que dejar los nacionalismos al desnudo, despojarlos de tradiciones, patrias, banderas e himnos y ponerlos delante del espejo, para que se contemplen en su cruda humanidad, y se reconozcan así, unos y otros, como colectivos humanos razonablemente capaces de convivir en paz desterrándose del imaginario colectivo el discurso de “los otros”. Los “otros” no existen, los “otros” somos nosotros, somos lo que nos muestra el espejo, y evidenciarlo debería ser la tarea de toda persona que acepte los valores de la izquierda como propios.

Leopoldo Barreda, diputado del PP en el Congreso
El PSE ha sido incapaz de 'defender unos mínimos éticos'
ROSALINA MORENO www.gaceta.es 10 Enero 2014

El polítivo vasco asegura a GACETA.ES que su formación respalda la actuación de la Fiscalía porque "si se aprecian indicios de continuidad" con ETA se debe actuar.

-¿Cómo ha acogido la prohibición de la marcha proetarra convocada para mañana en Bilbao? Tras ser autorizada esta mañana por el juez Ruz, el juez Eloy Velasco, a quien había sido remitida la causa por ser esta plataforma presunta sucesora de Herrira, ha decidido prohibirla...
-Respaldamos la actuación de la Fiscalía y de la Justicia. Creemos que si se aprecian indicios de continuidad respecto de organizaciones suspendidas por su pertenencia a ETA entre los organizadores de esta marcha, evidentemente la Justicia y la Fiscalía han actuado como corresponde. Creemos que hay que respaldar siempre la actuación del Estado de Derecho, hay que garantizar derechos y libertades y que todos aquellos que estén sirviendo los fines de un grupo terrorista no deben tener la posibilidad de tomar las calles, en este caso, o de organizarse como hemos visto hace poco para controlar a los terroristas presos en las cárceles. El compromiso de este partido y del Gobierno que respalda es lograr la disolución incondicional de ETA y, por lo tanto, siempre que se vea una actuación que puede obedecer al mandato de la banda se debe actuar.

-¿Qué opina del acto celebrado el pasado fin de semana en El Matadero de Durango por ex presos de ETA?
-Fue un acto repugnante en términos democráticos y morales. Que quienes han cumplido condena por terrorismo durante décadas salgan de la cárcel orgullosos de su trayectoria y de su pasado es un insulto a las víctimas, a la democracia y a las libertades de todos. Se ha actuado correctamente ante la evidencia de una estructura destinada a controlar a los terroristas presos con el operativo puesto en marcha esta semana, después de meses de investigación.

-¿Y qué le parecieron las declaraciones del periodista de Intereconomía Cake Minuesa a estos individuos instándoles a pedir perdón?
-Esa es la reacción lógica cuando estás delante de unos señores que han sido autores de más de 300 asesinatos, condenados a miles de años de cárcel que pretenden presentarse ante la sociedad desde los medios de comunicación orgullosos de su trayectoria como luchadores por la libertad y doliéndose de los padecimientos dicen haber sufrido en la cárcel. Cumplieron condena por sus acciones y no por sus ideas ni por una actuación al margen de la legalidad, sino por sus acciones en privación de los derechos humanos de todos. Es lo que hay que exigir. La exigencia debe estar siempre sobre los que han respaldado o respaldan el terrorismo, de quienes lo han practicado y, evidentemente, el conjunto de los demócratas debemos estar ahí.

-¿Y cómo vio que que ayer el PSE-EE uniese su voto a los de Bildu y el PNV en el Ayuntamiento de San Sebastián para aprobar una declaración institucional que considera que operaciones policiales como la desarrollada esta semana en el País Vasco y Navarra, con la detención de varios abogados de presos de ETA, "suponen un obstáculo en el actual contexto político" de Euskadi?
-Veo lamentable la reacción del Partido Socialista en San Sebastián, que es una reacción de complejo y de incapacidad para defender unos mínimos en el terreno ético. Y, desde luego, es incomprensible la forma de actuar del Gobierno Vasco, que debería ser el primero empeñado en hacer en hacer cumplir la ley, empeñado, por lo tanto, en el funcionamiento del Estado de Derecho. Se está hablando de una estructura que controla a los terroristas condenados, que está destinada a mantenerlos en la obediencia de la banda y, evidentemente, el Estado de Derecho debe combatir eso y cualquier demócrata debe sentirse comprometido en ese objetivo. Por tanto, es incomprensible la posición del Gobierno vasco y aun más la del Partido Socialista en San Sebastián.

-¿Están adoptando ambos el lenguaje de la izquierda abertzale?
-El texto bebe de ese lenguaje.

Derecha populista española: cultura, editoriales, revistas, música, militaria, internet y ciberactivismo (7)
Fernando José Vaquero Oroquieta latribunadelpaisvasco.com 10 Enero 2014

En el artículo anterior, tras diversas consideraciones un tanto pertinentes al tema, nos asomamos a la proyección social de la derecha populista española; centrándonos en entidades de carácter sectorial, presencia sindical, acción social, memoria histórica, y los que definíamos como “brotes verdes”. Continuemos, pues con otras manifestaciones.

Fundaciones culturales y entidades análogas
El mundo de la cultura es, casi, unánimemente tributario del “pensamiento único” y de lo “políticamente correcto”. De ahí que en los ámbitos universitario, el de la acción cultural administrada desde Gobiernos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos (a través de los agentes culturales), las fundaciones dependientes de grandes corporaciones, etc., predomine en líneas generales y sin apenas posibilidad de réplica -dada la endogamia del sistema y sus prácticas de inserción en los diversos niveles, mediante el método de cooptación de afines y serviles- el pensamiento radical/progresista. Con todo, en tales ámbitos, excepciones haberlas haylas.

Acaso no sea temerario afirmar que mayor fortuna, que en el ámbito sindical u otros, han alcanzado algunas iniciativas de marcado carácter cultural. No obstante, partamos de una premisa: su vocación no es crear una derecha populista. Así, son entidades de naturaleza pre-política, no partidista, pero “trabajan” la cultura como un legado formativo, de futuro, con voluntad de forjar conciencias libres en un marco inequívoco de valores permanentes más allá de los dictados del poder y las modas. Para ello se sirven de diversas fórmulas, siendo las más comunes: presentaciones y patrocinios de libros, conferencias temáticas o conmemorativas, homenajes literarios, excursiones a lugares históricos, ediciones de textos y otros materiales, cursos de formación, publicación de artículos de opinión en medios de comunicación, presencia en internet y redes sociales, etc.

Veamos algunas de las más significativas.
- Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF). Nacida ya en 1976, tiene como objetivo prioritario «la difusión de la memoria y obra de Francisco Franco». Mantiene un fondo de 30.000 documentos, a disposición de historiadores, investigadores, periodistas, etc. Figuran en su dirección actual, como Vicepresidente Ejecutivo, Jaime Alonso García, quien fuera máximo dirigente del sindicato Fuerza Nacional del Trabajo, y como Secretario General, Ricardo Alba Benayas, quien lo fuera igualmente durante un tiempo de Fuerza Nueva. En su voluntad de mantener viva su llama fundacional, y con perspectiva regeneradora, desde hace algo más de un año elabora un semanario digital titulado: ¡Despierta! Reconstruyamos España. Y sigue convocando, en torno al 20 de noviembre de cada año, diversos actos conmemorativos de la figura de quien se sienten inspirados y agradecidos.

- Fundación José Antonio (FJA). Creada el 27 de junio de 1996, sus patronos fundadores fueron Gustavo Morales Delgado, Miguel Hedilla y de Rojas y Jesús López Martín. Durante algunos años desarrolló la que era su actividad principal, la llamada Universidad de Verano; espacio de encuentro y formación de joseantonianos de todas las edades y tendencias. En la actualidad, y presidida por José Gárate Murillo, aparentemente manifiesta cierto parón. Debe destacarse la galería multimedia de su web y su paciente acopio de cuanto escrito o novedad bibliográfica irrumpe sobre el prematuramente desaparecido fundador de la Falange Española.

- Plataforma 2003. En cierto modo, el papel, que en teoría pudiera desempeñar con regularidad la Fundación José Antonio, lo viene desempeñando Plataforma 2003, nacida al objeto de conmemorar el centenario del nacimiento de José Antonio Primo de Rivera. A partir de un grupo inicial de 200 socios fundadores, se alcanzó la cifra de varios miles. El objetivo fundacional, que era difundir la figura y pensamiento de José Antonio más allá de los “ambientes azules”, apenas pudo alcanzarse, en parte –aunque no exclusivamente- por la cerrada negativa de los medios de comunicación y universitarios, salvo contadísimas excepciones; prueba de la imposición de un pensamiento políticamente correcto que no permite fisuras ni disidencias. En la actualidad, la entidad, transcurridos 10 años de los actos conmemorativos, y de la mano de un grupo de socios, mantiene diversas actividades, especialmente como editora/distribuidora, además de otras de carácter formativo y asociativo; todo ello bajo la invocación de «la absoluta primacía de lo espiritual y la suprema realidad de España; siempre, al servicio del hombre, como persona, y en defensa de su libertad».

- Club de Opinión Encuentros. Nacido en 1979, del empuje de un grupo de antiguos miembros del Frente de Juventudes, tiene como objeto «promover una corriente de pensamiento regeneracionista, solidario, patriótico y humanista, mediante: El estudio del pasado histórico español, la realidad socio-política actual y su posible y lógico futuro; la búsqueda sistemática de objetivos nacionales; la elaboración intelectual de los logros obtenidos en uno y otro caso, y su difusión a todos los niveles y sectores sociales». Para ello organiza conferencias mensuales encuadradas en los ciclos “Encuentros en El Pardo”, por las que han pasado intelectuales de múltiples disciplinas, y edita una publicación trimestral, Cuadernos de Encuentro, de pensamiento y actualidad, que ha alcanzado ya su número 114 (existe versión digital). Esta entidad, en la que también han encontrado acomodo los últimos -en su día denominados- “reformistas azules”, está presidida por Luis Fernando de la Sota Salazar.

- Hermandad de la Santa Cruz y Santa María del Valle de los Caídos. De 1958 a 1982, se estableció en unas instalaciones de la explanada trasera de la Abadía, un “Centro de Estudios Sociales”, como «plasmación práctica de la idea de reconciliación y de superación de la guerra». Sucesora, en cierto modo, de esta obra y espíritu, la Hermandad del Valle, como se la conoce más abreviadamente, celebra anualmente unas jornadas denominadas “Conversaciones en el Valle”, siendo su número XIX las de marzo de 2013; a la vez que edita una revista de pensamiento y opinión denominada Altar Mayor, que ha alcanzado, por su parte, el número 155. La versión digital fue hackeada y no se ha vuelto a actualizar, perdiéndose virtualmente, que no del más permanente papel, un caudal de casi 25.000 páginas. Su mayor reto actual es la renovación generacional, manteniendo un nutrido grupo de intelectuales de altísima talla. Está presidida por el historiador Luis Suárez Fernández.

- Foro Arbil. Nacido en su día como “cuartel de invierno” de antiguos miembros de las Juventudes del Frente Nacional, incorporó a lo largo de los años posteriores a autores de diversa procedencia, que compartían el fundacional compromiso de Arbil «en favor de los valores, que quiere abrir cauces de participación ciudadana en la defensa de los principios genesiacos que configuran la civilización, buscando su implantación en la sociedad». Además de ocasionales actividades formativas y públicas, viene editando una de las primeras revistas digitales de pensamiento en castellano, Arbil, anotaciones de pensamiento y crítica, que se mantiene todavía hoy, siendo el número 127 el, de momento, último insertado en la red de redes.

- Existen otras entidades, de arraigo y calado diverso, algunas de ellas de una actitud sorprendente por su persistencia y apertura de miras que, sin subvenciones, y contra viento y marea (materializados en concejalías de cultura y otras formas de comisariado de “policía del pensamiento”), de las que únicamente mencionaré alguna, sin demérito de otras: Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III el Santo de Palencia, Ademán de Sevilla, Fundación Leyre de Pamplona, Círculo de Estudios La Emboscadura (próxima al Movimiento Social Republicano), la asociación cultural Resistencia Cristiana, Foro Historia en Libertad, Asociación Cultural Fernando III de Sevilla, etc.

Matizaré en este apartado, lo que es aplicable a buena parte de las referencias orgánicas recogidas en esta serie de trabajos, que la reseña de las diversas entidades, agrupaciones e iniciativas de cualquier tipo, no implica nivelación alguna; propósito que el autor en ningún momento ha pretendido.

Editoriales y librerías
Las editoriales a las que nos referiremos a continuación, como empresas culturales -en el sentido amplio del concepto- no persiguen la acción partidista y política concretas, pero entre sus productos se encuentra alimento espiritual, claves de análisis, estudios históricos, ejercicio de la “memoria histórica” no revanchista, etc., de los que se nutren sectores de la derecha populista. Desaparecidas, años atrás, algunas editoriales “históricas”, como DYRSA, Vassallo de Mumbert, y tantas otras, o distribuidoras como Sármata, mencionaremos a las que siguen hoy activas.

- Ya hemos hablado de la actividad editora y distribuidora de Plataforma 2003. No es única en la difusión del pensamiento joseantoniano, la historia falangista, y las gestas de la División Azul. Es el caso de la madrileña Ediciones Barbarroja, que cuenta ya con un amplio catálogo enmarcado en las temáticas citadas, más otras obras literarias, textos de pensamiento alternativo, etc.; desde un espíritu de disidencia y búsqueda de vías de superación de las fracturas existentes entre españoles.

- Fuerza Nueva Editorial, otro fruto del genio personal de Blas Piñar, sigue ofreciendo el amplio fondo bibliográfico de siempre, junto a algunas novedades recientes, caracterizado por su fidelidad a los principios fundacionales de Dios, Patria, Justicia; al igual que su homónima revista impresa mensual.

- Editorial/Fundación Speiro. Del impulso del político e intelectual monárquico tradicional Eugenio Vegas Latapie, nacieron “los amigos de la Ciudad Católica” y la revista Verbo, subtitulada «revista de formación cívica y acción cultural según el derecho natural y cristiano». Editada actualmente en la modalidad de números dobles, ha alcanzado en el pasado 2013 el 518, nada menos. Establecida Speiro también como fundación, este potente núcleo de intelectuales, y su producción escrita (que dispone de un fondo editorial de varios cientos de títulos en castellano), han superado el medio siglo de vida, centrado en «el estudio y difusión del magisterio social de la Iglesia como cuerpo de doctrina centrado en la proclamación del Reino de Cristo sobre las sociedades humanas como condición única de su ordenación justa y de su vida progresiva y pacífica», tal y como se señala en su web. Como actividad pública anual, el pasado 20 de abril se celebró -correspondiente a 2013- la “L reunión de los amigos de la Ciudad Católica”, estudiando “Tecnocracia y Democracias”. Siguiendo los pasos y el ejemplo, entre otros, de figuras de la talla de Juan Vallet de Goytisolo, Miguel Ayuso Torres es el actual presidente de la Fundación.

- Actas Editorial nace en 1990, concibiéndose como «un lugar de resistencia, un lugar de defensa de la Historia rigurosa y veraz de la España tradicional», conforme reza su web. Dirigida por Luis Valiente, la editorial ha publicado más de doscientos títulos, además de dos publicaciones periódicas: Aportes. Revista de Historia Contemporánea y Revista de Historiografía. Pioneros en la revisión de la historiografía de la Guerra Civil española, según publicó el CINDOC-CSIC hace algunos años, es la editorial que más trabajos publica al respecto; afirman. También se ha especializado en la historia del carlismo, en lo que contribuyó especialmente Ignacio Hernando de Larramendi y Montiano, abogado, escritor y empresario que transformó MAPFRE en una de las mayores empresas españolas. Otro puntal de la editorial es la publicación de congresos, seminarios y reuniones científicas. E informa que son más de 1.000 historiadores de todas las especialidades los que han publicado en la editorial.

- Ediciones Nueva República es el sello editorial vinculado, a título personal, al Movimiento Social Republicano. Viene editando, junto a varias colecciones temáticas de libros, una revista de pensamiento “no conforme”, Nihil Obstat, en la que junto a textos propios del “fascismo clásico”, presentan textos de actualidad, monográficos de historia, etc., en general obra de pensadores poco conocidos en España. A pesar de su marcado carácter inicial, está demostrando instinto comercial, por ejemplo al editar en castellano, como primicia, el texto del gurú de la Nueva Derecha francesas, Alain de Benoist, Démocratie: le problème.

- Ediciones Camzo. Según reza su web, es una editorial alicantina «destinada principalmente a la reedición de textos de carácter antropológico, histórico y hermético editados desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX. Así como la edición de obras actuales que contemplen dichos temarios». Desde 2009, ha editado una veintena de títulos variados: desde una reedición de El Drama Wagneriano, de Houston Stewart Chamberlain, a un estudio de Eduardo Velasco crítico con la intervención occidental en la Libia de Gadafi.

- No podíamos dejar de mencionar a Pedro Varela, antiguo dirigente de CEDADE y persistente editor/librero, famoso por la distribución de obras de todo tipo; también de carácter nacional-socialista. Ello le llevó a sufrir todo un itinerario penal a partir de 1996 y diversas requisas de materiales impresos y audiovisuales. Tras cumplir una pena de 15 meses de prisión por justificación del Holocausto, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España en marzo de 2013 a abonarle 13.000 euros; determinando que no fue acusado de dicho delito en primera instancia. Sigue dirigiendo Librería Europa, en Barcelona, y su actual sello editorial es Ojeda.

Existen otras editoriales que, dentro de su propia línea y amplio repertorio, ocasionalmente publican títulos y autores “políticamente incorrectos” que sirven de munición ideológica para las diversas facciones populistas: sean de carácter político, antropológico, artístico, religioso, narrativo… Así sucede con Ciudadela, Sekotia, Libros Libres, Áltera, SEPHA y otras de mayor calado y relevancia.

Señalemos, por último, que la existencia de librerías especializadas, temática e ideológicamente en alguna –o varias- de las plurales corrientes de la derecha populista (evolianos, Nueva Derecha, tradicionalistas…) es una constante en numerosas ciudades de Francia e Italia, especialmente. España, de nuevo, es una excepción; salvo la veterana Librería Europa de Barcelona y otras pequeñas iniciativas locales en proceso de consolidación. Ante esta carencia, internet es una alternativa para la adquisición de títulos de lo más diverso y en cualquier idioma.

Revistas y publicaciones impresas
La derecha populista española carece de medios de comunicación relevantes. Si en los primeros años de la Transición llegó a contar con dos diarios (El Alcázar y El Imparcial), una emisora de radio alegal (La Voz de la España Nacional), así como varios semanarios (Fuerza Nueva, Heraldo Español…) y decenas de revistas y boletines de partido, en la actualidad, por lo que a prensa escrita respecta, atraviesa, acaso, su peor momento; internet, en cualquier caso, parece haberle tomado el relevo.

- En el ámbito de las publicaciones de partido, apenas encontramos Patria Sindicalista, bimensual subtitulado «periódico de oposición nacional» editado por FE de las JONS, que ha alcanzado, en esta nueva etapa de tan histórica cabecera, el número 30; y los tradicionalistas Ahora Información, en formato revista y Tradición Viva, en edición impresa bajo pedido e inicial volcado digital. Ambos se distribuyen vía suscripción, en los locales de ambos grupos y en las actividades públicas de los mismos.

- Otras publicaciones impresas de carácter político son el ya mencionado mensual Fuerza Nueva, que con el de diciembre de 2013 ha alcanzado ya su número 1432, una verdadera proeza; y la irregular La Nación, sucesor en espíritu del diario El Alcázar. Ambas, distribuidas por suscripción.

- El «quincenal navarro católico» Siempre p’alante, ha alcanzado ya su número 709, correspondiente al 1 de enero de 2014; sucesor en cierto modo del último diario tradicionalista español, El pensamiento navarro. Nada menos que 32 años en la brecha. Se presenta como órgano periodístico de la Unidad Católica de España, dirigido a los integrantes y amigos de las denominadas Uniones Seglares existentes en varias ciudades españolas.

- En el ámbito identitario, de influjo europeo e incluso paganos, dos revistas se vienen publicando con incierta periodicidad: Tierra y Pueblo y Europae, desarrollando temáticas históricas, antropológicas, folklóricas, etc.

- Como publicación de difusión muy restringida y especializada, destaca la RHF, o Revista de Historia del Fascismo, que edita el prolífico Ernesto Milá con materiales en su mayor parte propios, bajo la proclama «Ni apologistas ciegos, ni detractores sistemáticos; así fue una época del siglo XX». Con la periodicidad de un número, al menos, cada dos meses, el correspondiente al de noviembre de 2013 está marcado con el XXVI.

- En el ámbito de las revistas doctrinales, debemos recordar, para tener una perspectiva, las desaparecidas El Martillo, El manifiesto (sobrevive en versión digital), Fundamentos para una nueva cultura, Punto y Coma, Disidencias (dos etapas), Hespérides…

Hoy día, en este sector, debemos mencionar, de nuevo, a Verbo, con su medio siglo de vida. Y situada, en cierto modo, en sus antípodas doctrinales, Nihil Obstat.

Otro espacio relevante merece Razón Española. Nacida en 1983 de la mano de Gonzalo Fernández de la Mora y Mon, uno de los intelectuales españoles más sólidos del siglo XX como impulsor de la doctrina razonalista en la filosofía política, se mantiene como una de las empresas doctrinales más interesantes y persistentes en el escenario del pensamiento en lengua española, habiendo publicado en sus páginas autores de un amplio espectro ideológico: conservadores, liberales, derechistas sin complejos, monárquicos tradicionales, etc.; unas etiquetas que no hacen justicia al esfuerzo. Su editora es la Fundación Balmes, que organizara unos años antes Federico Silva Muñoz, siendo su finalidad «contribuir -en palabras de Gonzalo Fernández de la Mora- al desarrollo de una concepción del mundo: el humanismo, que es la sustancia racional de la filosofía cristiana». Así, su objetivo no sería «pragmático, sino teórico; no es inmediato, sino mediato; no es político, sino dialéctico». Está dirigida en la actualidad por su hijo, Gonzalo Fernández de la Mora y Varela. Su larga trayectoria constituye, en tales circunstancias, un consolidado proyecto intelectual. Treinta años de existencia, 182 números editados y más de 25.000 páginas impresas.

En puridad de conceptos, dadas sus cosmovisiones, perspectivas y proyectos específicos, ni Verbo ni Razón Española son órganos de una supuesta derecha populista, ni su configuración mediata o última es su objetivo; pues su labor es metapolítica. No en vano, ambas están dirigidas a intelectuales y demás estudiosos con formación y gusto por el rigor en el pensamiento; algo, hoy día, “políticamente incorrecto”· Y rehúye debates partidistas. Pero son laboratorios de ideas. Y sin subvención alguna.

Música: RAC, folk
La música, otra dimensión inseparable de las vivencias juveniles que marcarán unas vidas, especialmente, también ha sido explorada desde ambientes populistas; no hay mística guerrera o política sin música… ni poesía.

En Europa es toda una legión de grupos musicales la que cubre un amplio espectro de tendencias: la música Oi!, el RAC (Rock Against Communism, es decir, Rock Contra el Comunismo, surgida en Gran Bretaña hacia 1977), la música Folk, cantautores “fusión”, bandas de reivindicación política… En inglés (Skrewdriver fue la banda pionera en RAC), alemán (Hauptkampflinie, entre otros grupos), italiano especialmente (Zeta Zero Alfa, banda musical de RAC vinculada a Casa Pound Italia, Amici del Vento, La Compagnia dell’Annelo y varias decenas de grupos más), francés, polaco, checo, croata… y ¿español? Pues también.

Algunos de los nombres más conocidos en esos ambientes musicales alternativos son: División 250, Batallón de castigo, Estirpe Imperial, Axis Mundi, la cantautora Mara Ros y un par de docenas más.

Y cuentan con sus propias distribuidoras, sellos discográficos, webs, y toda una verdadera gama de merchandising para entusiastas. No les resulta fácil organizar conciertos, en contraposición a otras corrientes musicales antagonistas (rock radical vasco y antifa, SHARP o Skinheads contra los Prejuicios Raciales, Hip-Hop antifascista, los ska y punk vinculados a Red & Anarchist Skin Heads, etc.), pues desde los ayuntamientos se encargan de prohibir sus convocatorias con la excusa del mantenimiento del orden público. De hecho, a las citas de unos, inevitablemente les sucederán las contra-convocatorias de sus declarados enemigos políticos (cualquiera de los numerosos grupos “antifa”), aunque compartan tendencia musical, que les “marcan” obsesivamente.

Por último, señalemos que existe otro campo musical de recreación histórico: el de la recuperación de viejos himnos de la época de la guerra civil, milicias combatientes, División Azul, músicas militares… En el campo falangista están las recopilaciones musicales del Coro San Fernando. “Voces de gesta” fue su equivalente en el del tradicionalismo.

Militaria
Poco a poco, se vienen consolidando en España las ferias de contenido y denominación Militaria: actividades relacionadas con el coleccionismo, antigüedades militares, materiales militares modernos, ropa, Airsoft, revistas especializadas en temas histórico-militares y armas, editoriales y librerías sectoriales, pintores, grupos de reconstrucción histórica, asociaciones de veteranos de las Fuerzas Armadas, concentraciones de vehículos militares, miniaturismo y figuras, disciplinas como la esgrima medieval… Ferias muy comunes, por otra parte, en otras latitudes muy diversas.

A lo largo del pasado 2013 se generaron ciertas polémicas mediáticas y políticas, al identificarse entre los expositores de algunos de esos encuentros Militaria, objetos ilustrados con símbolos mal llamados “pre-constitucionales”, junto a otros procedentes de las potencias derrotadas en la Segunda Guerra Mundial.

A esas ferias y encuentros acude todo tipo de personas interesadas en tan amplio abanico de aficiones y disciplinas. Así, por ejemplo, no es inusual, sino todo lo contrario, encontrar en un mismo espacio conjunto a un grupo de reconstrucción militar perfectamente pertrechado con uniformes y complementos de la División Española de Voluntarios (la mundialmente conocida como “Azul”) junto a supuestos milicianos del Frente Popular… compartiendo rancho elaborado in situ en perfecta camaradería y armonía. Polémicas que encubren la intolerancia genética de quienes se autoproclaman guardianes ideológicos y de costumbres de un orden político corrupto que apenas tolera aires de libertad no controlados, subvencionados y convenientemente teledirigidos. Entre muchos, proponemos el siguiente ejemplo de “policía del pensamiento” al servicio del sistema: http://www.eldiario.es/politica/coleccionismo-profascista-censura-feria-Militaria_0_202630049.html).

Internet y el ciberactivismo
Internet, por lo que respecta a los medios de comunicación, ha tomado el relevo con fuerza al papel e, incluso, a la televisión convencional y al cine. Además, absorbe más y más tiempo, en su dimensión de realidad virtual que, con novedosas aplicaciones informáticas, innova constantemente las modernas redes sociales de las que se nutren, de contenidos y afectos, especialmente –pero también otros sectores sociales- los jóvenes. Pero es una realidad engañosa: una única persona puede mantener una publicación digital, del tipo que sea, de altísima calidad gráfica, abundantes recursos informáticos, colaboraciones destacadas, contenidos audiovisuales, periodicidad regular, etc., durante años y con un alcance insospechado para las publicaciones convencionales. Y detrás, únicamente estará el impulsor del proyecto; apenas nada más. Pero, pese a ello, se lee menos que nunca; también en el área patriótica o populista. Y es tanta la información que llega, y el tiempo empleado en las redes sociales, que la reflexión personal y el nivel cultural… disminuyen a pasos agigantados.

Ciertamente, mediante una alarma en redes, se puede convocar unos cientos de activistas en unas horas; lo que hace años suponía semanas de carteles, buzoneos, llamadas telefónicas... Pero no hay que sobrevalorar el fenómeno. “Realidad” y “virtual”, aunque tantas veces figuren seguidas, no suelen corresponderse y ocultan múltiples falsedades e imposturas. Además, el efecto supuestamente exponencial de las noticias, vídeos, etc., difundidos por estas vías, salvo excepciones, circulan en “bucles de información”, agrupaciones de afinidades diversas; de modo que romper el aislamiento o acceder a otras, no es tan sencillo como en teoría se antoja.

- No hay partido, ni grupo alguno, de esta área, ni de ninguna otra, aunque sea de dimensión mínima, que no disponga de un portal en internet más o menos sofisticado. Algunas se identifican expresamente como “portavoz” u “órgano de”. En otros casos, aunque se subtitule de otro modo, se identifican con la línea de un grupo determinado. Es el caso de Tribuna de Europa, impulsado desde el Movimiento Social Republicano. Tecleando en cualquier buscador el nombre del partido, incluso incompleto o con errores, rápidamente puede accederse a cualquiera de ellas.

Por otra parte, son varias las cabeceras en formato digital accesible desde diversos dispositivos electrónicos, que constituyen auténticas publicaciones perfectamente estructuradas, a modo de revista periódica. Verbo y Acción, en el entorno de Democracia Nacional, y El patriota, del Nudo Patriota Español, son dos de ellas; como lo fue AES informa que cesó en su número 50.

- Otras webs se presentan como verdaderas publicaciones doctrinales digitales: editorial, sumario, artículos por secciones… La pionera y precoz Arbil, anotaciones de pensamiento y crítica ha alcanzado recientemente su número 127, auténtico “laboratorio de ideas” que suma el espacio equivalente a más de 35.000 páginas impresas; prototipo de otras posteriores.

En un espacio cultural y metapolítico análogo al anterior, recientemente, desde Murcia, ha surgido La Razón Histórica, con magníficas colaboraciones y regularidad temporal.

Elementos, desde Zaragoza, subtitulada «Revista de Metapolítica para una Cultura Europea» difunde en formatos muy accesibles, también para e-book, las ideas de la Nueva Derecha. Ha alcanzado su número 63.

El Manifiesto, periódico política y socialmente incorrecto, ha tomado el relevo a la edición en papel de la revista impresa, editada por Áltera de Javier Ruiz Portella, El manifiesto contra la muerte del espíritu y la tierra, mediante actualizaciones diarias. Pretenden lanzar una revista en formato digital accesible desde diversos dispositivos; si bien el proyecto aparentemente se encuentra paralizado.

- Otra modalidad son los denominados portales: conjunción de noticias, artículos, espacios de opinión, anuncios de actividades, vídeos, actividades culturales…

Infonacional.com fue el pionero. Patriotas.org es el portal de la iniciativa La España en Marcha. HispaniaInfo se elabora desde ambientes joseantonianos.

- De las denominadas agencias de noticias sobreviven ID Press, junto a Identitaria, de homónima tendencia. Y se ha incorporado a esta área, desde ambientes falangistas, Telexmundo, información internacional en titulares.

- Existe toda una serie de publicaciones diarias, combinación de agencia, diario y portal, algunas totalmente profesionalizadas, de las que son asiduos lectores no pocos simpatizantes de algunas de las corrientes de tan discutida derecha populista.

La pionera fue Hispanidad.com, del periodista Eulogio López, toda una referencia en Economía, a quien no le tembló la mano al incorporar, un tiempo, accesos directos a los partidos políticos partícipes de los llamados “cinco principios no negociables”, de inspiración en el Derecho Natural.

De tendencia tradicionalista, destaca Tradicióndigital.com.

Alerta Digital es el diario dirigido por el periodista malagueño Armando Robles desde 2007; acaso uno de los digitales de mayor crecimiento en España, e inequívocamente populista. Cuenta con una filmoteca con vídeos de comentarios y análisis de Armando Robles. También emite online el programa La Ratonera, una tertulia ha sumado hasta 200.000 visitas. Y ya hemos mencionado a SOLUCIONA como un fruto de algunos de los colaboradores más directos de Alerta Digital.

En versión digital, Diario Ya, cabecera históricamente ligada a la editorial Católica y a la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, en esta nueva etapa actualiza diariamente contenidos a base de informaciones y análisis elaborados por algunos intelectuales y profesores que pudieran situarse en el ámbito ideológico de Alternativa Española, aunque no exclusivamente.

El digital DiarioPueblo.es, recupera –acaso para empresas futuras- la histórica cabecera del que fuera portavoz de los sindicatos verticales, partiendo de la afirmación de que «No hay una sola institución que se salve del clima de decadencia y rufianismo moral en que se ha convertido el Estado construido tras la muerte del general Franco. Ciertamente, venía de atrás. La casta ya estaba en la oligarquía tardofranquista y en una oposición vendepatria que, haciendo honor al calificativo, fue lo primero que hizo en cuanto olisqueó la posibilidad de tocar poder. Y ahora tenemos lo que tenemos». Y propone un programa regenerador de resonancias joseantonianas: «La tarea de PUEBLO Digital es poner nuestro grano de arena para una toma de conciencia de los españoles. Conciencia que solo puede ser útil si acomete una tarea histórica: soldar las fracturas entre los hombres y las tierras de España que este sistema ha ensanchado hasta lo imposible. Estas rupturas son la ruptura del hombre consigo mismo, con la naturaleza, con sus semejantes, con la comunidad, con el saber, con la historia y con lo Sagrado.»

Minuto Digital fue la cabecera pionera del populismo, tanteando, según vimos, diversas opciones: derecha populista, la nacional-liberal, impulsando incluso una plataforma afín, España y Libertad… Acaso haya frenado su crecimiento a causa de los cambios de dirección y línea. Su actual director y en su día fundador, Santiago Fontela, parece estar volcado en un nuevo impulso a la web, sin desvincularse de los contenidos eróticos que generaron no escasa polémica.

- Desarrollados por personas o colectivos muy reducidos, existen infinidad de webs y blogs, algunos muy elaboradas, temáticas, pluridisciplinares y originales. Destaquemos únicamente dos, para no hacer este artículo interminable.

InfoKrisis; de Ernesto Milá. Subtitulado «Contra el Nuevo Orden Mundial - Contra el pensamiento único - Contra lo políticamente correcto». Imprescindible para conocer análisis de fondo y nuevas publicaciones de este prolífico y sagaz autor.

La memoria de la otra Europa. «”Proyecto "Negro" de reconstrucción de la memoria histórica. Elaborado poco a poco por el colectivo "la Brigadilla". Compuesto por militantes NR españoles y con la intención de recuperar parte de nuestra historia. Aquella que hemos escrito con nuestra militancia política durante décadas». Textos, videos, noticias…

- Mencionaremos la existencia de otras iniciativas digitales, del todo dispares, pero en las que pueden rastrearse ciertas referencias o presencias de las tendencias que venimos asociando a la denominando derecha populista. Así, sin ánimo de exhaustividad: el castellonense Mediterráneo Digital, que además de sus numerosos contenidos visuales también ofrece noticias del entorno político que denomina “identitarios”, entre los que incluye a grupos de extrema derecha e incluso a los abertzale vascos; y el veterano Navarra Confidencial, magnífica web de ámbito regional en la que, entre otras muchas cuestiones -también de carácter nacional y especialmente económico, demográfico y de cultura de la vida- se hacen eco de iniciativas o posicionamientos de la CTC.

- Los “foros” conforman otra dimensión de esta “realidad virtual”. Independientes unos (por ejemplo hispanismo.org), insertos en portales o webs de partidos, otros muchos. Los hay de ámbito nacional, como el mencionado, o regional (Navarraresiste.com); generales o temáticos (política, historia, fútbol…). En cualquier caso, al igual que este fenómeno en su conjunto, son una expresión más de la vivacidad de las redes sociales; pero, si bien marcan una tendencia que aparentemente marginará al papel e innovará las relaciones personales y sociales, es susceptible de distorsiones y acciones encubiertas malintencionadas, de variado pelaje, bajo la máscara del anonimato. Y huelga decir que en el ámbito del ascendente mundo de las redes sociales -facebook, twitter y linkedin especialmente- la inmensa mayoría de todas las iniciativas mencionadas tienen su reflejo diario y casi permanente, siendo miles las cuentas españolas que pueden consultarse (colectivas, unos cientos, e individuales las demás). Ciertamente, esta dimensión, para las nuevas generaciones de militantes populistas, hijos de su tiempo, es decisiva en su configuración y agrupación; por lo que no es improcedente hablar únicamente de recambio generacional el que se viene experimentando en estas áreas, sino incluso de ruptura ideológica y vital en algunos de sus sectores.

Tras esta visión panorámica –en dos entregas- de algunas de las expresiones sociales más significativas de la derecha populista española, y para alivio de los lectores de esta serie, continuaremos la semana próxima con una entrega mucho más breve: la referida a las “internacionales” populistas.


Recortes de Prensa   Página Inicial