AGLI Recortes de Prensa   Jueves 23  Enero  2014

¡Nos vuelven a engañar, los riesgos son otros!
Juan Laborda www.vozpopuli.com  23 Enero 2014

Debo reconocer mi hastío y cansancio a la hora de leer y escuchar las previsiones, recomendaciones y riesgos de los distintos organismos internacionales sobre nuestro país. Dicen obviedades, en el fondo demuestran una absoluta desconfianza sobre sus propios análisis y previsiones, fruto de un desconocimiento profundo sobre lo que está pasando.

No han entendido la naturaleza endógena de esta crisis, básicamente porque invalidaría lo que han estudiado o aprendido en distintas universidades de postín –aún recuerdo con hilaridad el análisis de Oliver Blanchard en mayo de 2008 sobre el magnífico momento que atravesaba la economía mundial. Sobre nuestro ínclito monclovita, mejor ni hablamos. O no se ha enterado de lo que está pasando, o vive en otro mundo o le da todo igual.

Como economista, en un mundo donde existen miles de previsiones, lo interesante es analizar los riesgos que los distintos análisis - FMI, Comisión Europea o los preavisos del Foro de Davos…- contemplan para nuestra economía. Y aquí hay cierto consenso, aunque ninguno de ellos asume las consecuencias derivadas de las recomendaciones de sus políticas y que ahora, por arte de magia, se transforman en riesgos.

En mis previsiones, lo que ellos denominan riesgos sobre su escenario base son parte de la explicación de mi proyección central, de ahí que, al margen del consenso de mercado, siga previendo una contracción de la actividad económica y una nula generación de empleo.

Los riesgos
Entre los factores de riesgo que señalan los distintos organismos, hay mucho donde escoger: altísimo desempleo, elevada deuda privada, fracaso de los ajustes fiscales y las pobres perspectivas de recuperación, pese a lo que ellos denominan mejoría. Debemos añadir la fragilidad de un sistema bancario donde la calidad de los activos financieros se sigue deteriorando por la subida de la morosidad. El volumen de negocio de los bancos se ha hundido, no hay demanda de crédito y en ocasiones tampoco suficiente oferta, de manera que los márgenes de beneficios del sector se resienten.

Perfecto, todos estos riesgos constituyen una realidad que imposibilita cualquier recuperación en nuestro país. Todo se resume en dos ideas muy sencillas, que venimos defendiendo desde este blog. España tiene una deuda que no se puede pagar y el sistema bancario es insolvente. Por lo tanto, nada nuevo en el horizonte.

Quizás lo más interesante son las segundas derivadas de sus respectivos análisis. Se dice desde la Comisión, por ejemplo, que en España la situación del mercado laboral es deplorable ya que predomina la precariedad vía contratos temporales y parciales, de manera que quien trabaja ya no tiene asegurado salir de la pobreza. Obedece, según estos análisis, a los efectos de la reforma laboral, donde lo único que se pretendía era una rebaja salarial masiva, meramente ideológica. ¡Pero es que estas eran las políticas recomendadas desde la troika! Y ahora nos dicen que quien trabaja no sale de pobre. Venga ya, un poco de seriedad.

La deflación les asusta
El FMI alerta de los riesgos de deflación, de elevada deuda privada y de la fragilidad financiera de nuestro sistema bancario. Para hacer frente a ello, siguen recomendando más de lo mismo: política monetaria expansiva y reformas estructurales –eufemismo del abaratamiento de salarios-. Hay que ser un caradura para plantear este análisis. La combinación de las políticas económicas que ellos recomiendan han generado los riesgos de los que ellos mismos hablan. La política monetaria es ineficiente en recesión de balances, no circula el dinero y ha creado la mayor burbuja financiera de la historia. Sus reformas estructurales han generado el mayor empobrecimiento de la población desde la Gran Depresión.

El informe Tendencias Mundiales del Empleo 2014 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se publicará esta semana, muestra como la modesta recuperación económica no se ha traducido en una mejoría de los mercados laborales en la mayoría de los países. Las empresas han preferido acumular efectivo o recomprar sus propias acciones, en vez de invertir en capacidad productiva y crear empleo. En parte, este es el resultado de una debilidad prolongada de la demanda agregada, tanto a nivel nacional como mundial. Esto se ve agravado por la incertidumbre sobre dónde se originarán las nuevas fuentes de demanda y la incertidumbre sobre las políticas públicas, por ejemplo sobre la reforma del sector financiero.

Pero el auténtico riesgo es otro
Días antes de que comience la cumbre de Davos, uno de sus participantes, Paul Singer, el gestor de hedge funds de Elliott Management, ha disertado ya en una carta dirigida a sus inversores las líneas básicas de su discurso y debate posterior sobre el tema "¿Son los mercados más seguro ahora?”.

En ella, Paul Singer afirma que "sólo podemos asumir que la razón del sistema financiero mundial sigue siendo el sobreapalancamiento, su opacidad, su dependencia en el apoyo implícito y explícito de los gobiernos para su propia existencia”. Y es que en realidad, como sostiene en su misiva, arreglar el problema sería demasiado doloroso para los poderosos grupos de intereses.

Bajo este inquietante análisis, su auténtica preocupación, como la nuestra, es el estallido de la actual burbuja financiera y que según él afectará especialmente a los derivados no regulados. Contrariamente a lo que muchos políticos nos quieren hacer creer, ninguna regulación ha abordado adecuadamente la cuestión sobre la exposición a dichos derivados, que según el propio Paul Singer es tan grande y tan concentrada que podría acabar con la economía mundial varias veces. Incluso un rescate del Gobierno no podrá hacer frente a la que se avecina.

El PP menosprecia al partido de Ortega Lara
Editorial www.gaceta.es 23 Enero 2014

En el PP ha cundido la alarma. Tras la sorpresa inicial y la calculada 'ignorancia' de sus más destacados dirigentes por el paso al frente de Abascal, Ortega Lara y sus hombres, menudean, en los últimos días los guiños hacia todo el espacio electoral -y hablamos de potenciales millones de votantes- que en el partido de la gaviota son conscientes de haber abandonado en los dos últimos años. Torpezas como la del político vasco Iñaki Oyarzábal al referirse despectivamente a la 'derecha' como el hueco que aspiran a ocupar los hombres y mujeres de 'Vox' no hacen más que añadir plomo en las alas de las expectativas electorales de que quienes han abandonado a su suerte a los que esperaban de ellos una política antiterrorista más firme, una más pronta y firme sustitución de la ley del aborto 'zapaterista' de 2010 o una decidida reordenación del ya a todas luces insostenible aparato administrativo que España padece en las últimas décadas.

En su habitual comparecencia de cada lunes ante los medios de comunicación,la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, no ha mencionado por su nombre en ningún momento al nuevo partido creado por Abascal, Camuñas, González Quirós y Ortega Lara. Pero no se ha privado de afirmar con rotundidad, en inequívoca referencia a VOX, que "es más fácil hablar cuando no se tienen responsabilidades de Gobierno, que es cuando hay que tomar decisiones por el interés general". Pobre explicación de quién ahora repara en que las elecciones no sólo se ganan por el centro, que también, sino abarcando el mayor espectro de votantes posible y ello incluye, por supuesto, precisamente a los que siempre han apoyado el propio proyecto político, antes incluso que a los ajenos.

Es de prever que en los próximos días sigan cundiendo los nervios, las destemplanzas, los malos modos y hasta los empujones dialécticos. Es tiempo de ver como algunos dirigentes populares se permiten 'sacar el codo' como los malos futbolistas y propinar patadas dialécticas a las espinillas de los nuevos contricantes de las que, más pronto que tarde, se acabarán arrepintiendo. Las elecciones europeas del próximo 25 de mayo serán el primer test. Y parece que ni en Moncloa ni el Génova 13 las tienen todas consigo.

El PP, en el vacío
José Carlos Rodríguez www.gaceta.es  23 Enero 2014

¿Cuál es el espacio que le queda al PP? Ser un partido de mayorías, sin una clara definición ideológica

Se ha creado un nuevo partido que da voz a la derecha. Se está creando, para ser más precisos. Sólo conocemos un escueto cuadro de promotores, entre quienes están Iván Espinosa de los Monteros, Ignacio Camuñas, José Antonio Ortega Lara o su portavoz más activo es Santiago Abascal. Eso, y un manifiesto que habla sin ambages de la continuidad de la nación española, de lucha contra sus enemigos, y de libertad personal y económica. Quiere reformar el sistema político, incluyendo sus deleznables pilares, como son los partidos y el sistema electoral. No explica cómo piensan luchar contra de la corrupción y apoyar, a un tiempo, a la Corona, pero ¿quién puede presumir de no tener un gramo de contradicciones?

La tarea de definir con precisión los confines de Vox, que así se llama el partido, si bien urgente, es inútil, pues es un organismo que crece por momentos. Pero grosso modo está claro dónde se sienten cómodos, y dónde van a echar sus redes: en la derecha.

En España tenemos un partido que ha representado a la derecha española en los últimos años. Es el Partido Popular. Las siniestras elecciones de 2004 le negaron una victoria que estaba cantada. En 2008 Mariano Rajoy condujo a la marca, todavía identificada con el centro y la derecha, a un nuevo fracaso. Dos, y no más. Rompió con los apoyos mediáticos que había recibido, depositó los restos de la ideología liberal o conservadora en los ceniceros donde apaga sus puros, se eligió a sí mismo (en Valencia) como líder de un partido que ya no se refería a la derecha, y se puso a hablar de Economía como si fuera un registrador de la propiedad.

El viaje de Mariano Rajoy “hacia el centro y más allá”, como dice Kiko, se hacía en la confianza de que sólo se podía ganar, aunque fuese invadiendo el terreno del PSOE. Todos queremos recuperar el empleo perdido, o retener el que tenemos. Y acertó. Obtuvo la segunda mayoría absoluta del Partido Popular. No verá otra en al menos 20 años.

Rajoy pensaba que la cuerda se estiraría, sin romperse. Pues nunca ha habido un partido a la derecha del PP que tuviese éxito. Recuerden el Partido de Acción Democrática Española. AES es un bufete de abogados. Y la competencia actual del PP está a la izquierda: PSOE, UPyD y Ciudadanos. Es en este contexto que aparece Vox.

El hecho político más significativo de esta legislatura es el cabreo fenomenal de los votantes del PP, y de una parte considerable de sus cuadros medios, e incluso dirigentes. No es que Rajoy haya traicionado las promesas del partido, sino que lo ha convertido en otra cosa. Y ha dejado a la derecha un espacio enorme, que sólo ha necesitado a un breve grupo de notables para pocer capitalizarlo.

Este es el punto en el que se encuentra el PP: Ya no es un partido de derechas, y ese electorado tiene ya a quien poder votar con garantías. Es vacilante en la cuestión nacional, y se enfrenta a formaciones más claras en este aspecto, como Ciudadanos y UPyD. ¿Cuál es el espacio que le queda al PP? Ser un partido de mayorías, sin una clara definición ideológica, más allá de no ser ni el PSOE ni el PP de Aznar. Es un pilar de un sistema político que se desmorona. Camina sobre el vacío, y se puede hundir en cuanto los españoles nos hartemos de verdad de la democracia de 1978.

Golpes de Estado
GABRIEL ALBIAC. ABC  23 Enero 2014

Que una fracción del sujeto constituyente español decida por abolir la Constitución de España tiene un nombre: golpe de Estado

¿ES votable todo en una democracia? Sí. Mediante ajuste fiel al procedimiento al cual se ajusta cada voto específico. Y tal procedimiento está, siempre y necesariamente, muy reglado. No porque se trate de una democracia. Sencillamente, porque se trata de un Estado, de una máquina cuyo monopolio del poder sólo queda a salvo de declinar en barbarie cuando las reglas y protocolos de su actuación son situados a salvo de cualquier modificación voluntaria; o, lo que es lo mismo, arbitraria. Estado es autómata. Si no se quiere que sea déspota.

La «campaña internacional» de Artur Mas en estos días está articulada en torno a un silogismo infantilista propio del Zapatero más conmovedor: a) democracia es voto; b) el Gobierno español no permite a los censados en Cataluña votar su independencia; conclusión: c) el Gobierno español no es democrático. La carcajada que ha debido producir la lectura de tal secuencia de memeces en las cancillerías de una Europa civilizada ha quedado, por fortuna para nuestro común sentido del ridículo, apagada por la insonorización que es exigida por los usos diplomáticos.

¿Democracia es voto? Que nos lo digan a quienes vivimos el casi medio siglo de un franquismo atiborrado de votaciones corporativas y de tercios familiares. No existe ni ha existido una sola dictadura moderna que no haya hecho del voto su instrumento. Basta con regular adecuadamente el modo de ejercerlo.

¿El Gobierno español no permite votar su independencia al colectivo de ciudadanos censados en Cataluña? No podría. Ni el español ni ninguno. Por más que quisiera hacerlo. Violaría el principio constitucional más básico: el que pone la definición del sujeto constituyente en manos tan sólo de la totalidad de los ciudadanos a los cuales agrupa la Constitución en vigor. Un gobernante que se atreviese a violar ese principio, cometería un delito gravísimo de sedición. Y, en la práctica, estaría consumando un golpe de Estado. Que es como se define a aquellas actuaciones del poder político que no pasan a través de los reglados automatismos de las leyes. Veo muy bien a un Zapatero haciendo una barbaridad así. Pero dudo que ningún adulto mental ninguno, aunque sea un político se atreva a afrontar las consecuencias de eso: las morales como las penales.

Lo que Mas pide que se vote no es una Constitución para Cataluña. Eso vendrá después. Lo que pide ahora es que el voto de una fracción del sujeto constituyente español (los ciudadanos censados en Cataluña) decida por sí solo abolir la Constitución de España. Eso tiene un nombre: golpe de Estado. Y ningún gobierno de la nación podría avenirse a él sin ser su cómplice.

¿Puede abolirse una Constitución y abrir el camino para crear otra? Sí. Sin ningún problema. Basta atenerse al procedimiento que la Constitución vigente establece para su reforma, y que es una de las claves ineludibles de cualquier texto constitucional. De no ser así, de hacerse eso al margen de ley y norma, no estaríamos ante una reforma constitucional, sino ante un acto de fuerza. Frente al cual el Estado sólo podría reaccionar con un acto de fuerza más potente.

Nadie juegue a engañarse. El independentismo posee una vía legal. Sólo una. Desarrollar en el Parlamento español las hipótesis de reforma que contiene la Constitución del 78. Hacer que toda España vote una Constitución nueva que contemple la secesión posible de territorios. Y ejercerla luego. Legalmente. Es largo. Puede. Pero, al menos, no es trágico.

Gregorio Ordóñez
El tiempo pasa, los principios permanecen
Regina Otaola Libertad Digital 23 Enero 2014

Han pasado ya 19 años desde el asesinato de Gregorio Ordóñez, aunque parece que fue ayer cuando acabaron a tiros con uno de los hombres más valiente y decidido que haya conocido. Es un hecho, el tiempo pasa pero los principios y valores permanecen.

Gregorio defendió con su vida, la vida y libertad de los ciudadanos, fueran de donde fueran. Como bien recordó ayer la Presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, sacó al partido de las catacumbas en las que se encontraba. Una ardua labor en aquellos momentos donde el asesinato, el chantaje y también el desprecio de los nacionalistas "demócratas" era lo que nos deparaba el día a día en esa tierra. Lo que parecía imposible se fue tornando realidad por el trabajo constante de un hombre lleno de fuerza y tesón, por supuesto con ayuda de sus colaboradores más cercanos.

Para salir de aquella negra situación se necesitaba un líder que tuviera claro que la vida y la libertad no son negociables, que el victimismo no lleva a ninguna parte excepto a ensimismarse mirándose uno el propio ombligo, que la esperanza de conseguir una sociedad realmente democrática conlleva trabajo, trabajo y más trabajo. Un trabajo que merece todo el esfuerzo porque va dirigido a las personas, no a entes abstractos. Lo dijo ayer su hermana, Consuelo, Presidenta de Covite, Gregorio escuchaba y se desvivía por todos y cada uno de los que necesitaban su ayuda. Además ese líder supo plantar la semilla de la ilusión para conseguir erradicar el terror. Ilusión que creció rápidamente en todos y cada uno de los militantes, simpatizantes del PP y de otros miles de ciudadanos. Por eso después de su asesinato hubo personas como María San Gil que cogieron el testigo y continuaron con su trabajo.

¿Cómo lo consiguió? Pues hablando claro, muy claro, sobre todos los temas, por supuesto, pero principalmente sobre el terror que los asesinos implantaban. Les cantó, frente a frente, las verdades del barquero, supo quitarles su careta de defensores del pueblo vasco al que, paradójicamente, iban eliminando tiro a tiro, bomba a bomba. Les ridiculizó y supo ponerles en su sitio. Su palabra clara y valiente llegó y de qué manera a los ciudadanos.

Hoy 19 años después seguiría hablando con claridad y considero que seguiría defendiendo que los asesinos no pueden irse de rositas por volver a ponerse esa careta de "pacifistas" de pacotilla. Ahora no matan pero no entregan las armas y, es más, quieren ser los protagonistas del futuro en el País Vasco. Los asesinos y sus compinches quieren darnos lecciones de democracia y preparan la hoja de ruta de un futuro cuyas características me ponen los pelos de punta. Les aconsejo que lean un libro del 2001 titulado " Contra la violencia. A propósito del nacional-socialismo alemán y del vasco" de José Varela Ortega. Lo leí entonces y no he podido olvidar sus magníficas equiparaciones y conclusiones.

Al igual que lo hizo Gregorio es necesario que sigamos denunciando lo que ahora quieren conseguir. Que tengamos claro que la vida y la libertad de las personas no se negocia.

Terrorismo
ETA asesinó a Gregorio, pero jamás logrará acabar con sus ideas
Carlos García Libertad Digital 23 Enero 2014

Parece que el tiempo no ha pasado desde aquel 23 de enero de 1995, en el que las alimañas de ETA consumaron lo que venían buscando desde hace tiempo, acabar con la vida de su más férreo oponente, su más encarnizado rival, su enemigo público número uno. Y es que los terroristas pretendían con sus balas no solo terminar con la vida de Gregorio Ordoñez, sino que además buscaban sepultar las ideas que defendía sin miedo, sin tapujos, con pasión, lo que hacía que convenciese cada vez a más vascos, y eso a ETA le daba miedo. Paradójico que los pistoleros temiesen a un hombre que les combatía con la palabra. Un hombre que no tenía miedo a sus balas, sus bombas, sus amenazas, sus chantajes. Un hombre íntegro, valiente e inmune a su violencia terrorista.

Esa lucha desigual, la de un hombre con la palabra frente a unas alimañas armadas, algunos pensaron que aquel fatídico día llegó a su fin, con el asesinato de Gregorio, pero la realidad es que ETA fracasó estrepitosamente en su objetivo, ya que las palabras de Gregorio, las ideas que defendía siguen perviviendo hoy en día. Sigue siendo su figura de político valiente y persona ejemplar un referente para nuestra democracia, y el valor que Gregorio puso en su vida logró que muchos miles de vascos y millones de españoles lo tomásemos como ejemplo para derrotar a la sinrazón terrorista perdiendo ese miedo del que ETA siempre se sirvió y se sirve aun hoy en día para tratar de imponer su proyecto totalitario y secesionista, acallando a quienes no lo secundan.

Y es que Gregorio no solo defendía la vida y la libertad de todos, no solo defendía la pervivencia de la democracia en sí misma, además combatía la raíz que engendra la violencia, el proyecto totalitario y secesionista que alimenta al mundo radical. Todo ello, con unos medios y unas formas basadas en un mensaje claro y directo, en la cercanía al ciudadano y en el esfuerzo y el trabajo constantes, lo que le hacía ganar el aprecio incluso de sus rivales políticos, que aun pensando muy diferente reconocían en él a un magnifico aliado, a un socio fiable o a un oponente tenaz, noble y de palabra.

Todos le apreciaban, todos menos los cobardes terroristas de ETA y de HB, sabedores de que Gregorio tenía las claves para su derrota, el valor para plantarles cara y la firmeza democrática para no flaquear ante su chantaje perpetuo. Por eso hoy en día son más vigentes y necesarios que nunca sus actitudes y planteamientos, frente a los que ETA fracasó y fracasará estrepitosamente, ya que jamás logrará acabar con ellos. Somos muchos los que –como yo, que me considero un humilde discípulo de un maestro al que ETA privó de la posibilidad de conocer en persona– estamos dispuestos a recoger su testigo y continuar por el camino que nos marcó, y del que jamás nos vamos a desviar. El camino de la firmeza democrática frente a los violentos, el camino de la unidad entre todos los españoles, el camino de la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos, el camino del trabajo, el esfuerzo y la perseverancia, el camino de la honradez y la integridad, el camino que necesitan hoy más que nunca España y los españoles, y que es el camino del legado de Gregorio Ordoñez, un vasco y español valiente que siempre vivirá en nuestros corazones.

Carlos García, concejal del PP en Elorrio.

El despotismo iletrado de los nacionalistas
José García Domínguez Libertad Digital 23 Enero 2014

Desde el nacionalismo de brocha gorda, ERC y satélites para entendernos, es norma tildar de franquistas o facciosos a cuantos manifiesten alguna reticencia intelectual frente a la idea de la autodeterminación de Cataluña. Un poco menos tosco en la adjetivación del adversario, Artur Mas acaba de acusar al presidente del Gobierno de déspota ilustrado por idéntico motivo. Algo que, en los tiempos que corren, casi podría tomarse por un elogio involuntario. Así, y siempre a ojos de Mas, el que Rajoy anteponga la legalidad constitucional a la voluntad de la mayoría de los catalanes lo convierte en un émulo pontevedrés de Luis XV de Francia y Federico II de Prusia. Imputación, por cierto, que igual podría haber lanzado sobre Kennedy, aquel mandatario norteamericano que impidió a la mayoría de los sureños ejercer su derecho a no mezclarse con ciudadanos negros en los pupitres de las escuelas.

De despotismo algo sabe, y lo demuestra a diario, el presidente de la Generalitat. Difícilmente, sin embargo, se le podrá acusar de ilustrado tras airear cogitaciones como la que nos ocupa. Y es que, al modo de cualquier veinteañero en su primera asamblea de facultad, Mas también parece confundir el tocino del sufragio universal con la velocidad de la democracia liberal. Así, el que una hipotética mayoría de habitantes de Cataluña fuesen partidarios de suprimir la libertad de prensa, de instaurar una religión como obligatoria o de romper la unidad de la nación española no hace que desoír su voluntad constituya afrenta alguna al principio democrático. Y ello por dos razones tan elementales como despreciadas por los catalanistas.

La primera, porque en toda democracia representativa ciertas cuestiones relacionadas con los derechos fundamentales se sustraen al poder decisorio del pueblo. Contra lo que siempre han soñado los aprendices de brujo, democracia y dictadura de la mayoría no resultan ser sinónimos. Y la segunda, porque, en cualquier caso, el único pueblo titular de la soberanía es el español. El español y solo el español. Le guste o no a Mas, los catalanes apenas constituyen una fracción de ese pueblo. Y una fracción, por muy tozuda, homogénea e internamente unánime que se muestre, no puede adoptar decisiones que afecten al sujeto exclusivo de la soberanía. Da igual que representen el 70, el 80 o el 100% de los catalanes. Porque aquí no hay ninguna nación de naciones, sino un titular único del poder legítimo, el agregado de 45 millones de almas, sobre el que recae toda la capacidad decisoria. Y que aún haya que explicar estas cosas a tanto déspota iletrado.

para informarles de la subida del 0,25%
Báñez se gasta 1,5 millones en cartas a los pensionistas
La misiva cargada de propaganda hace hincapié en que no volverán a ser congeladas pero olvida citar la pérdida de poder adquisitivo
Agencias | Madrid www.republica.com 23 Enero 2014

El Ministerio de Fátima Báñez se ha gastado más de un millón y medio de euros en unas cartas que comenzarán a recibir los pensionistas donde les anuncian la subida del 0,25% de sus pensiones, según ha informado este miércoles el diario Vozpópuli. Unas cartas cargadas de propaganda política donde se hace hincapié en que nunca volverán a ver sus pensiones congeladas pero olvidando hacer referencia alguna a la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas.

En la carta, firmada personalmente por la propia Fátima Báñez, no sólo menciona la revalorización de este año, un 0,25%, sino que también recuerda que “el pasado año, y a pesar de la difícil coyuntura económica, las pensiones subieron entre el 1 o (sic) el 2 por ciento”.

El Ministerio, que tilda la misiva de “carta de saludo de la ministra”, asegura que el gasto no llega a los 79.000 euros a lo que hay que añadirle un coste que se niega a determinar que deriva de la obligación de informar a los pensionistas.

Ya en 2013, la ministra se gastó 3,6 millones de euros en dos cartas enviadas a los pensionistas, según reconoció el propio Gobierno a una pregunta parlamentaria al diputado socialista Luis Carlos Sahuquillo.

La primera de las cartas, que costó 1.516.987,37 euros, informaba de la subida “nada más comenzar la legislatura” y la segunda, 1.516.987,37 euros, informaba de que la subida del IRPF obligaba a “recalcular el importe”.

El Gobierno de Rajoy siempre ha justificado el gasto de las cartas de Báñez en que “es obligación del Instituto Nacional de la Seguridad Social comunicar a los pensionistas cualquier variación económica que pueda producirse en el importe de la pensión que vienen percibiendo”. Sin embargo, la normativa no exige el envío de cartas ni el nivel de gasto actual.

Canadá y su dólar

Luis Riestra El Confidencial 23 Enero 2014

Si cuando tratamos los casos de Italia y España nos preguntábamos si eran hermanas mellizas, en el de Canadá la equivalencia tal vez podría ser la de una hermana mayor de la pujante Australia; sin embargo, hay un aspecto de interés entre ambas y es que Canadá ha perdido fuelle internacional y, de ser un miembro importante de la OTAN y del G7, ha pasado a una cierta irrelevancia global tal, que si les preguntara quien es su primer ministro es muy probable que ni lo sepan ni les importe, que es peor. ¿Qué les ha pasado?  

El conflicto territorial
No cabe duda de que en la pérdida de ese impulso nacional tiene influencia su conflicto territorial interno en el que Quebec es un elemento principal pero no el único, pues además de existir minorías indígenas importantes las otras regiones o provincias, por una simple razón de igualdad entre ciudadanos, exigen tener los mismos privilegios, todo lo cual se traduce en una carrera desbocada de gasto público.

No podemos entrar a fondo en el complejísimo caso del Quebec, solo diremos que esa provincia es la salida al atlántico de las provincias occidentales y que fue una colonia donde solo se permitía inmigración católica, lo que le da un substrato no cívico adicional al conflicto, alentado también desde el exterior; con el 20% de la población de Canadá, de sus 7,5 millones de habitantes, cerca de un 80% son francófonos aunque solo un 30% son de origen francés. Este conflicto tuvo sus momentos más virulentos con el terrorismo de los sesenta y fue afrontado a fondo un primer ministro excepcional: el liberal Pierre Trudeau, premier de 1968 a 1979 y de 1980 a 1984.

 

Hegemonía cultural y política económica
Hemos hablado en otra ocasión del término hegemonía cultural, según la entendía Gramsci, como un fenómeno en el cual una minoría determina el devenir político de una nación; esa hegemonía cultural la forjó Pierre Trudeau con su política sobre el problema quebequés, es fuertemente socialdemócrata, y ha dañando un Estado y unas instituciones que funcionaban y cambiará con el cambio de Ciclo Generacional; esperamos que para bien.  

La política económica de los liberales se tradujo en un fuerte gasto público, que llegó a pasar el 50% del PIB en 1991 (línea roja, gráfica anterior) y a un endeudamiento (línea granate) muy francés superior al 100% del PIB. En una carrera por compensar la deriva nacionalista, el déficit público (línea morada, siguiente gráfica) se disparó hasta del 9% del PIB, cosecha (1980-1995) de haber aprovechado muy mal el anterior ciclo de las commodities (1947-2001). 

 

La llegada de un más que gafado Mulroney (1984-1993) en una coalición de derechas, nacionalistas incluidos, trajo cierto thatcherismo, entonces ya triunfante, y la reducción del peso del sector público, pero las propias contradicciones de su coalición se tradujeron en un hibrido de política económica mediocre que continuó el liberal Jean Chrétien (1993-2003).

¿Mal de altura?
En su desarrollo industrial y científico, Canadá consiguió industrias punteras en un sinnúmero de sectores, del minero al transporte, las telecomunicaciones, finanzas, farmacéutica, energía, incluida la nuclear, aviación, defensa, etc. Lamentablemente, esa potencia y excepcionalidad que la llevo al G7 se perdió por unas contradicciones internas que han ido llevando al país a un puesto menor a nivel global; por esa razón, aunque es una economía muy estable con baja inflación (línea azul siguiente gráfica), le costó atajar el desempleo (línea roja) y mantener hoy un crecimiento alto (línea negra) que le permita reducir su inmensa deuda. Al compararla con Australia vemos que ha quedado por debajo en desarrollo humano aunque la supera ampliamente en plazas financieras globales.

 

Aún así, la estructura de su comercio exterior, contrariamente a lo que podría pensarse, sigue mostrando fuerza manufacturera consiguiendo, a diferencia de Australia, que éstas rivalicen con las exportaciones de commodities. Con unos 38 millones de habitantes, que veremos como nos superan, exporta casi un 50% más que España, principalmente a Estados Unidos, país al que destina el 70% de las mismas y donde tiene un fuerte rival a futuro por su reindustrialización energética y manufacturera, siendo esto último un fenómeno general en la angloesfera y al que nuestros gobiernos, tan dados a la copia y las analogías, son incapaces de emular.

El declive de la armada canadiense
Es solo un síntoma más de decadencia pero al que merece la pena hacer un aparte, ya que sus necesidades de equipos son similares a la armada australiana, principal cliente exterior de Navantia.

La Marina Real Canadiense nace de la decisión a principios del siglo pasado de asumir sus responsabilidades imperiales directamente en vez de contribuir económicamente, algo que les honra; desde entonces llegó a conseguir ser una de las primeras del mundo, con unos reputados sistemas de entrenamiento, que incluso nos han sido útiles a los civiles, alcanzando lo que se denomina una armada de aguas azules, pero todo eso se vino abajo por su conflicto interino que la ha llevado a un ensimismamiento decadente.

En todo caso, este vector expansivo global sigue latente y esperan ir reconstruyéndola poco a poco; en ese sentido, necesitan, al igual que los australianos, buques de proyección estratégica mejores que la clase Mistral, como el Juan Carlos I, buques de aprovisionamiento y submarinos oceánicos. Sobre esto último han hecho enormes esfuerzos con su problemática clase Victoria para no perder su fuerza submarina y, aunque su opción debería ser nuclear por permitirles la ruta polar, dadas las restricciones presupuestarias probablemente adquieran ocho submarinos convencionales (el aleccionador enfoque australiano), donde nuestro S80 tendría enormes ventajas relativas al reabastecimiento en misiones largas; ya sé que en nuestro país preferimos gastar energías defendiendo la opción alemana, en vez de usarlas en exigir a los responsables la ineludible tarea de hacer de él el mejor en su categoría, pero en fin, así somos.

El dólar canadiense
La moneda de Canadá consiguió mantener la paridad con el dólar estadounidense en los mejores momentos del anterior ciclo de sus commodities (1970-1977), volviendo a recuperarla durante el máximo del actual en 2008. Es una moneda bastante afectada por los precios del petróleo, cuya previsión en la actual recuperación no es buena, así que, quienes no aprovecharan la revaluación coincidente con la del petróleo (2002-2008), les será algo más difícil exportar a ese gran mercado.

Dadas las previsiones de precios de sus commodities es de prever que seguirá agravándose su déficit por cuenta corriente; por ello, no sería extraño que incluso se situara en la zona de 1,10-1,15 por dólar estadounidense, donde encontrará buen soporte en el actual ciclo económico (2013-2017), dicho todo con la correspondiente reserva legal.

 

Canadá, como Australia, ha digerido mejor que la mayoría la crisis del 2008 pero incuba una burbuja inmobiliaria y cómo la resuelvan determinará el agravamiento del anterior escenario de la que sin duda es una gran economía. Esperemos que tengan éxito y nuestros exportadores puedan compartir esos triunfos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Otro ladrillo en el muro de los separatistas

Editorial El Mundo 23 Enero 2014

LOS NACIONALISTAS catalanes siguen dando pasos firmes, concretos y decididos hacia el referéndum independentista. El Ayuntamiento de Barcelona se ha sumado ya al desafío aprobando la cesión del padrón municipal a la Generalitat para elaborar el censo de la consulta. La propuesta salió adelante con la abstención del PSC, partido que por cierto debería aclararse, ya que hace pocos días votó en contra del referéndum y amenaza con expulsar a los tres diputados que respaldaron la iniciativa soberanista. El consistorio barcelonés acordó también «liderar y promover» que el resto de los ayuntamientos catalanes cedan igualmente sus padrones para la consulta, cosa que harán sin duda los de mayoría nacionalista e independentista. Quién sabe si incluso algún alcalde del PSC estará por la labor de hacer lo propio. La intención de Artur Mas es clara: dotar a su referéndum de una apariencia de garantías, propias de los que se celebran en cualquier Estado. Es evidente que el principal escollo es el censo electoral, cuyo control está en manos de la Administración Central, por lo que la Generalitat no puede utilizarlo.

De hecho, uno de los argumentos centrales que el Gobierno utiliza para considerar imposible la consulta de Mas es precisamente que no dispone de la principal herramienta para celebrarla. Sin embargo, el Gobierno catalán ha creado un grupo de trabajo ad hoc compuesto por más de 20 personas y dirigido por la vicepresidenta Ortega para elaborar un registro de votantes. Dinero y recursos tiene para ello, ya que el Parlamento catalán aprobó ayer los Presupuestos de Mas -los primeros de su segunda legislatura- en los que aparecen consignados cinco millones de euros destinados al referéndum de autodeterminación.

Parece obvio que el Ayuntamiento de Barcelona cometería una ilegalidad si cede el padrón para una consulta contraria a la ley, por lo que el PPanunció que presentará una denuncia para impugnar esta iniciativa que viola la Ley de Protección de Datos y se salta los procedimientos de la Junta Electoral. En realidad, como bien advirtió UPyD, tendría que ser el propio Gobierno quien instara a la Agencia de Protección de Datos a actuar contra el Ayuntamiento de Barcelona, ya que la estadística del padrón está protegida por ley.

Sin embargo, mientras los nacionalistas e independentistas van avanzando hacia la consulta poniendo cada día su ladrillo para construir su desafío al Estado, el Gobierno de la Nación permanece quieto y silente ante cada decisión de las instituciones controladas por CiU y ERC. La tesis oficial es que Artur Mas no celebrará el referéndum porque el Tribunal Constitucional se lo impedirá. Aunque las previsiones del Gobierno hace un año eran que el desafío no llegaría hasta donde ya ha llegado. Mariano Rajoy dijo en Antena 3 que tiene un plan para frenar a Mas. Según un diario gubernamental, uno de los puntos claves del plan consiste en desplegar a ministros y altos cargos por el territorio catalán para «vender la realidad que ocultan CiU y ERC». No parece que la visita de un Wert o un Montoro vayan a impresionar demasiado a los nacionalistas catalanes.

El plan
ISABEL SAN SEBASTIÁN. ABC.  23 Enero 2014

Hasta la fecha, exigiendo lo imposible los nacionalistas han obtenido siempre lo impensable, sin arriesgarse a perder
AUNQUE no desvela su contenido («no sería prudente que el presidente del Gobierno adelantara acontecimientos») Mariano Rajoy tiene un plan para frenar, in extremis, el proyecto independentista cuyo implacable acontecer ha llevado al Parlamento de Cataluña a fijar solemnemente, en el próximo 9 de noviembre, la fecha para la celebración de un referéndum de autodeterminación al que llaman «consulta».

El presidente tiene un plan, que no concreta, merced al cual piensa impedir que los separatistas catalanes se fumen un puro con la Constitución y usurpen al pueblo español la soberanía que por Derecho le pertenece. Algo es algo, pero no basta. A estas alturas del desafío, cuando la escalada ha llegado al punto de que las instituciones autonómicas ignoran sentencias firmes en materia lingüística y derrochan el dinero público en campañas de propaganda a favor de la sedición, anunciar un plan abstracto y garantizar un compromiso que se asumió al jurar el cargo es tanto como quedarse de brazos cruzados esperando a ver qué pasa. Incluso la alianza que se intuye con el PSOE a estos efectos resulta insuficiente y tardía. La buena intención se presupone; la determinación está por demostrar. Y mientras no quede probada por encima de toda duda razonable, como acreditado ha quedado el empeño de los separatistas en romper España, no les llegará un mensaje que les lleve a perder la esperanza.

Hasta la fecha ha sucedido justo lo contrario. La política de hechos consumados practicada por el nacionalismo ha supuesto para su causa una apuesta siempre ganadora. Exigiendo lo imposible han obtenido lo impensable, sin arriesgarse a perder. Cada amenaza rupturista ha encontrado comprensión y recompensa en forma de nuevas competencias, nuevas transferencias y mejor financiación, a costa de quienes nunca han dejado de ser leales. La estrategia del chantaje les ha dado excelentes resultados. ¿Por qué iban a renunciar a ella?

Lo sorprendente, lo realmente novedoso, sería que por una vez se invirtieran los términos de la ecuación y ese «plan» de La Moncloa contemplara la posibilidad de imponer el pago de un precio político a estos apóstoles del «derecho a decidir» que decidieron por su cuenta y riesgo romper las reglas del juego, quebrando así no sólo la convivencia, sino la confianza de los inversores en nuestro país. Que la jugada les saliera cara. Si por ventura fuese así, el artículo 155 de la Carta Magna indica el camino a seguir: «Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general».

Las agencias internacionales de calificación identifican el «problema catalán» como el máximo factor de riesgo para la economía española. El «Parlament» ha traspasado con creces los límites de la legalidad. Cataluña está quebrada y consume buena parte del fondo de rescate que pagamos con nuestros impuestos. ¿Qué más tiene que pasar para que el «plan» se materialice?

Es demasiado tarde para enviar ministros a hacer discursos patrióticos o desgranar cifras reales. El Estado perdió esa batalla hace años, cuando renunció a librarla. A estas alturas no hay más «plan» válido que la protección efectiva del interés general, con los instrumentos que hagan falta. Todo lo demás es nada.

Paz
Debo de ser un canalla, porque yo no quiero la paz, sino la derrota, como la de los nazis en 1945
Jorge M. Reverte. El Pais.  23 Enero 2014

Paz es una de esas palabras que le acaban a uno quitando los argumentos. Si alguien la pide, o la ofrece, los brazos se abren instintivamente para conseguir que unos corazones antes enfrentados puedan comenzar a latir al unísono.

Es lo que está a punto de conseguirse en el País Vasco. La paz. Ni más ni menos que la paz después de décadas de violencia, de muertes injustas (no sé si las hay justas, he de preguntarle al cura que se la desea a Pedro Zerolo por ser homosexual). ¿Cómo va a negarse uno a aceptar la oferta de paz que surge de gentes de bien como lo son muchos militantes del PNV o de otros cercanos al PSE a los que no hace falta nombrar, además de los partidarios de ETA?

Una paz que es un proceso, que exige de quienes tienen que firmarla los mismos esfuerzos. Una paz en la que todos ceden. Unos dejan de matar, sin soltar las armas, y otros tienen que aceptar que hay un conflicto sin resolver y que la guardia civil debe irse del País Vasco. Una paz en la que no haya vencedores ni vencidos, salvo los guardias y los muertos, claro.

Hermoso proceso, hermosa intención. O sea, que los que han sufrido el terrorismo se tienen que arrepentir, tienen que abrazar a los que mataron a su padre y aguantar el chorreo de bondadosos mediadores que les expliquen que todo ello ha sido para alcanzar un buen fin. De forma esquemática el proceso es: yo comencé a matar para obtener una serie de ventajas políticas y ahora lo dejo; o sea, que dame las ventajas políticas. Es un razonamiento impecable.

La verdad es que debo de ser un canalla, porque yo no quiero la paz, sino la derrota, como la de los nazis en 1945.

No quiero la paz, sino la libertad.

Cuando oigo la palabra paz en relación con Euskadi, me meto debajo de la cama.

Qué diría Gregorio Ordóñez
EDITORIAL Libertad Digital 23 Enero 2014

Algunos -pocos- medios de comunicación independientes hemos señalado lo mucho que los dos grandes partidos nacionales deberían reflexionar ante el hecho de que un símbolo de la resistencia civil ante la barbarie etarra como Ortega Lara no se vea representado por ellos y haya decidido impulsar la creación de una nueva formación. La necesidad de esta reflexión, que debería haberse impuesto desde el momento mismo en que el ex funcionario de prisiones o la ejemplar María San Gil decidieron abandonar el PP, vuelve a manifestarse con fuerza ante las declaraciones que ha hecho este miércoles Ana Iríbar, viuda de Gregorio Ordóñez: "Me sorprende tanto la política de Rajoy que no pienso votarle más".

Precisamente este jueves se cumplen 19 años del asesinato de Gregorio Ordóñez. Reacio a las medias tintas y amigo de llamar a las cosas por su nombre, ningún dirigente político ha sido más valiente y firme opositor a cualquier clase de cesión política o penitenciaria ante la banda o ante cualquiera de sus brazos políticos.

Su recuerdo, sin embargo, lejos de suscitarles reflexión alguna, ha llevado a los actuales dirigentes del PP vasco a contraprogramar el tradicional homenaje a Gregorio Ordoñez con un acto genérico en recuerdo de todas las víctimas del terrorismo. No es de extrañar, habida cuenta de que se mueven al dictado de la acomodaticia inercia de Rajoy respecto de la política de cesión y envilecido apaciguamiento de Zapatero.

¿Constituye esa envilecida paz y esta falsa derrota de ETA un triunfo para la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo? ¿Qué opinaría Ordóñez? ¿Qué diría al ver al presidente de su partido negar las concesiones políticas que precedieron al comunicado de ETA, en el que los terroristas, sin dejar de jactarse de su historial criminal y manteniéndose fieles a sus secesionistas y totalitarios objetivos, anunciaron el cese supuestamente "definitivo" de su actividad armada?

¿Qué diría Ordóñez al ver, poco después, a un ministro del Interior de su partido calificar de "ejemplar" la política antiterrorista de sus antecesores socialistas? ¿Qué diría Ordóñez de un Gobierno del PP que decide excarcelar a un terrorista como Bolinaga amparándose en la mentira de que si no lo hiciese incurriría en prevaricación?

¿Qué diría Ordóñez de un Gobierno como éste del PP que no ha movido un dedo para recusar como magistrado a quien fue enviado al Tribunal de Estrasburgo precisamente para hacer realidad el compromiso adquirido ante ETA de derogar la Doctrina Parot? ¿Qué diría Ordóñez de un Gobierno que utiliza una sentencia como la de Estrasburgo, injusta pero limitada a la etarra Inés del Rio, para dar rienda suelta a la excarcelación de otros sesenta sanguinarios etarras? ¿Qué diría Ordóñez al ver su querida San Sebastián, ciudad en la que su PP fue el partido más votado, siendo gobernada por el brazo político de ETA?

Suponemos que Ordóñez diría lo mismo que su viuda, o que su hermana Consuelo. "Si Gregorio viviera hoy", ha dicho María San Gil, "estaría tan apesadumbrado y apenado como lo estamos la mayoría de los españoles".

A Rajoy se le escapan las víctimas
Alejandra Ruiz-Hermosilla www.gaceta.es 23 Enero 2014

La viuda de Gregorio Ordóñez se suma a la lista de víctimas que no votarán al PP.

Si el periodista de Intereconomía Cake Minuesa montara mañana un partido político, tendría el voto de un porcentaje importante de las miles de víctimas que la banda terrorista ETA ha provocado en España.

Se ganó su reconocimiento en el acto que 63 presos etarras excarcelados tras la derogación de la aplicación retroactiva de la ‘doctrina Parot’ celebraron en Durango para vergüenza del resto de España con alguna deshonrosa excepción. @cakealatake tuvo el valor de preguntar, en una comparecencia ante la prensa sin preguntas, si no iban a pedir perdón a las víctimas. Ahora, vuelve a la carga y arranca al Príncipe un “siempre con las víctimas” que las reconfortará.

Pero José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal se le han adelantado y es previsible que obtengan en las urnas a las elecciones europeas muchísimos votos de las víctimas, que ya padecieron la “política antiterrorista” de Rodríguez Zapatero y que ahora claman contra lo que el Gobierno de Rajoy y compañía llaman la “gestión del final de ETA”.

La última en sumarse al aluvión de críticas ha sido Ana Iríbar, viuda de Gregorio Ordóñez, concejal del PP asesinado por ETA hará este jueves 19 años. “Me sorprende tanto la política de Rajoy que no pienso votarle más”, ha dicho Iríbar. Tampoco lo harán @Santi_ABASCAL ni Ortega Lara ni Ana Velasco Vidal Abarca, que votarán a VOX, el partido por ellos impulsado.

VOX no quiere ser el partido de las víctimas del terrorismo, pero está claro que las representa mejor que ningún otro, incluido el PP. El discurso de los ‘populares’ vascos y el trabajo del Ejecutivo han desactiva el afecto que a muchas víctimas les quedaba por el PP, perdido hace años y de la mano de Zapatero el que sintieron por el PSOE y los muchos muertos y heridos que los socialistas sufrieron en sus filas por las bombas y las pistolas de ETA.

Por eso Rajoy debería plantearse volver a la política, si es que le interesa taponar la sangría de votos que se le escapa. Es decir, mirar más allá de la salida de la crisis económica para ver la crisis moral que sufre España y empezar a poner soluciones que, desde luego, no pasan ni por “legislar con sensibilidad y delicadeza” sobre el aborto ni por hacer como que no pasa nada cuando los asesinos etarras se enseñorean libres por las calles españolas.

Nacionalismos y educación
Ernesto Ladrón de Guevara  latribunadelpaisvasco.com 23 Enero 2014

De cómo los nacionalistas han impregnado las políticas sin ninguna oposición de quienes debieran haberlo impedido.

Maitane Ostolaza Porqueres, una autoridad en materia del estudio de la influencia del nacionalismo vasco en la educación y la cultura, dice “Desde Sabino los nacionalistas han visto en la educación (entendida ésta en su acepción más amplia, es decir, comprendiendo los cauces formales-escolares e informales-extraescolares) como el medio más idóneo para despertar a la población y dotarla de conciencia nacional. […] Pero el valor de la educación no sólo residía en su capacidad reveladora. El nacionalismo vasco, en la medida en que pretendía trascender al ámbito político y convertirse en un partido-comunidad, en un movimiento político y social de masas, con vocación totalitaria, encontró en la educación –y también en la cultura entendida como vía educadora- el principal auxiliar para ‘nacionalizar’ a la sociedad vasca”

Por ello, Arana, el padre espiritual del nacionalismo vasco, critica y rechaza la escuela española por sus efectos desnacionalizadotes y por sus constructos de historia y geografía españoles, y, también, por su carácter liberal y contrario al catolicismo intrínseco de los vascos. El protagonista de esta denominación será el maestro “maqueto”, al que Sabino Arana, propugna echar a pedradas del solar vasco, ya que le acusa de destruir el euskera y corromper a la juventud. Evidentemente, el concepto de corrupción que tenía Arana partía de una visión integrista, claramente racista, xenófoba y totalitaria. De ahí que se le reserven a los maestros no nacionalistas los peores insultos: “el más encarnizado enemigo de la patria.” “Abominable destructor de la nacionalidad vasca.”, etc. Ni que decir hay que las fuentes en las que ha bebido el recorrido configurador del sistema educativo vasco nacen de ahí.

Porque, en la ideología nacionalista, ayer y hoy, “Los niños vascos de hoy pueden ser y deben ser los hombres patriotas de mañana. ¿Lo serán? -se preguntaba el fundador del nacionalismo vasco- De nosotros depende. Esos niños serán lo que nosotros queramos que sean. La instrucción que reciben y la educación que se les de, determinarán lo que han de ser. Si se les instruye en el conocimiento de la Madre Patria, en el de los deberes que para con ella tienen, si se les educa en el amor a la raza y en sus características, como la lengua, esos niños de hoy serán mañana unos fervientes patriotas, hombres de acción, los salvadores, tal vez, de la patria vasca.” Como pueden comprobar, de aquellos lodos estos barros. La idea de educación como adoctrinamiento jamás se ha abandonado. Los nacionalismos son el único proyecto político que se ha mantenido fielmente y con pertinaz eficacia a lo largo del tiempo, mientras que hemos comprobado como otras ideologías o han muerto o se han fundido con el nacionalismo, mutándose a él.

No en vano la Confederación de Ikastolas, como proyecto orientado a la creación de un sistema educativo vasco-nacionalista, afirmaba que “La escuela ha de estar al servicio de los derechos colectivos del Pueblo Vasco. La integración de todos los niños que viven en el País Vasco en una misma comunidad ha de ser una voluntad global del País, y, en con secuencia, un objetivo primordial de la escuela. Aceptar una escuela que no respete el derecho elemental, reconocido a cualquier pueblo, de garantizar mediante la escuela la transmisión de aquello que la define como pueblo, es decir por una lengua y su cultura, significa entorpecer el camino hacia su propia identidad, perpetuándola presencia de dos comunidades lingüísticas y culturales, es decir, manteniendo un elemento que distorsiona la comunicación y la comprensión. No hay mejor manera de llegar al fondo del alma de un pueblo, de entenderlo y amarlo que conociendo y manejando su propio idioma. Es bien sabido que la escuela euskaldun no será suficiente para la total euskaldunización de la sociedad vasca. Otros agentes deben intervenir necesariamente en la consecución de dicho objetivo, lo que no obsta para que la escuela tenga una misión insustituible en dicho proceso de euskaldunización.” Nótese el calado político y programático de este texto, ajeno a lo que debe ser un colectivo de centros que supuestamente se dediquen a la educación como tal, desprendida de toda connotación política.

El volk hitleriano tenía como componentes la nación, el pueblo y la raza. En ese sentido, la fundamentación de los llamados derechos colectivos nace de la abstracción de la idea de pueblo o raza como factor diferencial de donde nacen todos los derechos y convergen todos los objetivos políticos. Desde esta perspectiva, no existen derechos individuales ni los elementos caracterizadores de toda política democrática tienen sentido, porque todos los esfuerzos y justificaciones ideológicas tienen como fundamento y finalidad esa abstracción que lamina cualquier perspectiva humanista. Por eso se atribuyen derechos a las lenguas –los derechos lingüísticos- como si éstos estuvieran al margen de las personas que son los hablantes, y se constituyeran como objeto y sujeto exclusivo de la acción política. Todo por la patria, todo por el volk, todo por los derechos de una entelequia llamada “pueblo”, sin que nunca se haya definido con precisión sus elementos configuradores. Toda una ideología con raíces profundamente totalitarias, aunque se vista de supuestos ropajes democráticos.

Como se ha descrito en anteriores artículos, la lengua constituye elemento fundamental y ariete para destruir todo vestigio de escuela no implicada en el proyecto nacionalista. De esta forma, el PNV establecerá en el año 1989 que “El mantenimiento y consolidación de nuestra cultura e identidad como nación pasa por una Escuela Vasca que potencie nuestra lengua a través de la euskaldunización, pero, además de la lengua, la cultura vasca se plasma en una historia y una geografía propias, así como en los logros y manifestaciones detona índole que los vascos han producido a través del devenir histórico.” “La euskaldunización del sistema educativo vasco implica, en opinión del PNV la euskaldunización de todo el profesorado, tanto para los centros públicos como para los privados” Lo curioso del asunto no es que esto lo dijera el PNV, sino que otros secundaran el programa nacionalista produciendo fotocopias ideológicas fundiendo la idea social y de izquierdas con un nacionalismo trasnochado. Es a esos a los que debemos pedir cuentas los que no creemos en las tonterías nacionalistas y los que abominamos de la utilización de la infancia para la construcción nacional.

19 AÑOS DESPUÉS DE SU ASESINATO A MANOS DE ETA
La hermana de Gregorio Ordóñez considera que el homenaje del PP es un "paripé"
Consuelo Ordóñez ha asegurado que la formación le ha invitado al acto que se celebrará esta tarde en el Kursaal donostiarra, pero se le ha "'vetado" la palabra
EUROPA PRESS El, Correo 23 Enero 2014

La hermana del concejal del PP Gregorio Ordóñez ha censurado que se "vete la palabra" en el homenaje a las víctimas del Partido Popular a su familia, y ha sido muy crítica con la gestión en materia antiterrorista del Gobierno de Mariano Rajoy, porque "está sirviendo y mucho haber matado". En cualquier caso, ha asegurado que "todos" serán "bienvenidos" en el acto de recuerdo a su hermano en el 19 aniversario de su asesinato a manos de ETA.

En declaraciones a Radio Euskadi ha reconocido que le ha "molestado" la gestión que ha hecho el PP del acto de homenaje a las víctimas del terrorismo que se va a celebrar este jueves en el Kursaal de San Sebastián. En este sentido, ha explicado que, cuando preguntó si le invitaban a la jornada "para intervenir, todo se torció" y recibió "excusas insultantes", por lo que dijo "que no". Tras plantear que "todo es un paripé", ha considerado que "no puedo estar viendo cómo interviene la presidenta de la Fundación de Víctimas, que es la única que no debería ir por su cargo a un acto político, y otras víctimas. Y resulta que al familiar del que se dice que se le va a homenajear ese día le vetan la palabra". Ordóñez ha defendido que "no se puede hacer partidismo con las víctimas, ees una indecencia. El de hoy más que un homenaje es otra cosa".

Asimismo, ha detallado que en caso de haber podido intervenir, pensaba "hablar con las palabras de mi hermano" y "criticar la gestión de este Gobierno nombrando y citando las frases y los argumentos de mi hermano", porque con ellas "queda en evidencia toda la gestión que se está haciendo" en materia de política antiterrorista. De este modo, ha subrayado que, mientras su hermano defendía que "nunca servirá de nada matar", se está viendo que, con la gestión del Ejecutivo, "está sirviendo y de mucho haber matado". "Están consiguiendo, sin matar, lo que no han conseguido matando. Para eso, que lo hubieran hecho muchísimo antes".

Ordóñez ha lamentado que han logrado "las exigencias de ETA" de "legalización de los brazos políticos sin condenar absolutamente para nada la historia de terror", a lo que se suma "el tema de los presos con excarcelaciones que no ha mandado Estrasburgo, sino este Gobierno, porque ha querido sacar a todos los presos etarras, porque es una exigencia de ETA, es hoja de ruta y, como eso, un montón de cosas más en dos años". En esta línea, ha instando a "coger el Acuerdo de Gernika, en el que están todas las exigencias de ETA, y ver lo que se está cumpliendo y lo poco que falta por cumplir".

En relación a la presencia de dirigentes del PP en el recuerdo a su hermano que realizará la familia también este jueves, ha afirmado que serán "bienvenidos todos" porque la familia "no veta a nadie".

"No vamos a saber terminar con ETA"
La viuda de Gregorio Ordóñez, Ana Iríbar, considera que todo lo que está relacionado con ETA "ha estado muy mal gestionado desde el principio", tanto por parte de los responsables políticos como de la sociedad, y ha avisado de que "faltan líderes capaces de reconducir la sociedad". "Cuando hemos visto a los etarras salir, me lleva todo a la misma reflexión: todo lo que está relacionado con ETA siempre ha sido muy mal gestionado desde el principio", ha expresado en una entrevista en la Cope. "No vamos a saber terminar con ETA como deberíamos terminar, con esa dignidad que nos ha faltado durante muchos años", ha recalcado, cuando se cumplen 19 años desde que ETA asesinó a su marido.

En su opinión, hoy en día "faltan líderes capaces de reconducir la sociedad", y por ello no le sorprende lo que está pasando: "Ahora mismo estamos ante una situación general, en la que siento que nuestros líderes no están a la altura de las circunstancias", ha apuntado. Así, ha lamentado que el "PP y el PSOE no estén haciendo política y no estén liderando esta sociedad desamparada que existe actualmente en España", y ha criticado la "falta de convicción de éstos en temas importantes. Vivimos en una ola de incertidumbre en la que no sabemos adonde estamos navegando".

No obstante, pese a que ha dicho que "las excarcelaciones le producen una frustración tremenda", ha subrayado que "pase lo que pase", los beneficiados por la anulación de la 'doctrina Parot' "pasarán a la historia como lo que son y lo que han sido: terroristas".

de LA CÚPULA DE génova, sólo MAYOR OREJA
Esperanza Aguirre y 'su' PP sí coinciden con VOX en el homenaje a Gregorio Ordóñez
Ana I. Gracia El Confidencial 23 Enero 2014

En la semana en que se cumplen 19 años del asesinato de Gregorio Ordóñez, miembros y exmiembros del PP han acudido en su homenaje en los jardines de Madrid que llevan su nombre. Era el primer acto en el que el Partido Popular ha coincidido con algunos impulsores de VOX, un partido levantado por exmilitantes del PP alimentados precisamente por la endeble política antiterrorista que, a su juicio, ha llevado a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy. Ante la placa del fallecido estaban ayer por la tarde un centenar de personas, entre las que sobresalían la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; María San Gil, expresidenta del PP vasco y Santiago Abascal, el exmilitante popular que dio un sonoro portazo en noviembre y que ahora abandera VOX.

Nadie de la cúpula del partido, a excepción del eurodiputado Jaime Mayor Oreja, ha acudido al homenaje. Significativa también ha sido la ausencia de la viuda de Ordóñez, Ana Iríbar, que en una entrevista al Diario Vasco ha afirmado con rotundidad que está “tan sorprendida” por la política antiterrorista que ha puesto en marcha Rajoy que “no pienso votarlo más”. De hecho, fuentes de su entorno aseguran a El Confidencial que ha programado un viaje al extranjero esta semana para evitar "la foto con los políticos".

La excarcelación masiva de etarras tras la anulación de la llamada ‘doctrina Parot’ es precisamente el tema que más enfrentamientos está provocando entre las víctimas del terrorismo y el actual Ejecutivo. Para recoger ese voto "desencantado" es para lo que ha nacido VOX, que cuenta con el apoyo incondicional del exfuncionario de Prisiones José Antonio Ortega Lara, la figura que personifica a las víctimas del terrorismo y cuya pérdida en el PP ha sido criticada públicamente por Esperanza Aguirre, pues según ella el partido no se la puede permitir.

Abascal llegó al homenaje acompañado de otro impulsor del proyecto, Iván Espinosa de los Monteros, y se mantuvieron en todo momento en un segundo plano. El exmilitante popular no cruzó palabra con Aguirre, que unas horas antes recordó en la Junta Directiva que el PP regional celebró en la calle Génova que había que “tender la mano a aquellos que se han alejado de nuestros principios” porque lo que está en juego es España.

En nombre de la familia del concejal asesinado acudió su hermana, Consuelo Ordóñez, que subrayó el valor de su difunto hermano, de quien dijo que "sabía que lo iban a matar y, aun así, decidió luchar". Además, criticó que, a pesar del cese de la actividad armada de ETA, "la banda terrorista aún no está derrotada". La presidenta de COVITE también criticó a quienes tachan a las asociaciones de víctimas de "radicales" cuando, a su juicio, "nunca hemos cambiado el discurso".

Sin Quiroga y sin Mari Mar Blanco
Otras dos ausencias destacadas en la ceremonia que habrían escenificado la unión entre el PP vasco y las víctimas fueron la de Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, y Mari Mar Blanco, hermana del concejal asesinado por ETA Miguel Ángel Blanco. Las dos habían confirmado su presencia, pero finalmente no pudieron acudir. Sí estará presente, al menos Quiroga, hoy en San Sebastián, donde las cúpulas de los populares vascos y dirigentes guipuzcoanos de UPyD asistirán a otra ofrenda floral en recuerdo a Ordóñez.


Allí volverán a coincidir con los impulsores de VOX, que durante el homenaje de Madrid no pararon de recibir guiños y apretones de manos de decenas de militantes populares por su nueva andadura. Precisamente es en el País Vasco donde la nueva formación de centro-derecha tiene como objetivo arañar más número de votos de cara a las próximas elecciones. Hace diez años, cuando el Partido Popular arrasaba en las urnas, el partido de José María Aznar llegó a recabar 330.000 votos en Euskadi. Ahora, un Mariano Rajoy en sus horas más bajas apenas logra convencer a 140.000 personas de su electorado. “Ahí hay 190.000 personas que no salen a votar porque el PP les ha fallado”. Y ahí es donde la nueva formación espera encontrar su hueco.

España
El Gobierno obliga a cesar la emisión de Catalunya Ràdio en Valencia
L. R.. La Razón 23 Enero 2014

La Junta Directiva de Acció Cultural del País Valenci (ACPV) ha acordado el cierre «inmediato» de las emisiones de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació en la Comunidad Valenciana tras la decisión del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de incoarle un expediente que podría acabar con dos multas de hasta un millón de euros por dos infracciones de la Ley General de Telecomunicaciones, según informó la entidad en un comunicado. ACPV ha encargado a su servicio jurídico el estudio y preparación del escrito de alegaciones ante el expediente incoado y el anuncio de las dos posibles multas. La entidad explicó que el pasado viernes la asociación recibió una notificación del Ministerio en la que comunicaba la apertura de un expediente sancionador por dos «supuestas infracciones» en relación con las emisiones de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació por la instalación de estaciones radioeléctricas sin autorización y la utilización de frecuencias radioeléctricas sin autorización, cada una con una posible multa de gasta 500.000 euros, de acuerdo con la notificación.

El Ministerio requiere a ACPV que adopte las medidas necesarias para el inmediato y efectivo cese de las emisiones; con la advertencia de que, en caso de incumplimiento de lo requerido, la Administración actuante «procederá al precintado de los equipos y aparatos que forman parte de la red de difusión». El Gobierno fija un plazo de un mes para presentar las alegaciones que la entidad considere oportuna ante el órgano competente.

Ante esta situación, la junta directiva de la ACPV se reunió el lunes y acordó proceder al cierre inmediato de las emisiones de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació a la Comunidad Valenciana y encargar a sus servicios jurídicos un escrito de alegaciones.Acció Cultural del País Valenci ha denunciado que el Gobierno español les ha «forzado» a cerrar. En un comunicado, la institución cultural anunció ayer que comparecerán ante los medios para explicar y valorar la situación el próximo martes, día 28.

Mientras, el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, denunció que el cese de emisión de Catalunya Ràdio amaga un «ataque a la lengua catalana» y cuestionó los argumentos legales esgrimidos cuando hace décadas que la emisora se escucha en este territorio. «Sólo les debe quedar prohibir internet, no se puede pasar por alto la sensación de que tras estas iniciativas hay un ataque a la lengua catalana, porque de no ser así no se entiende», afirmó Homs en la conferencia de prensa posterior al Consejo Ejecutivo.Por su parte, la portavoz de CiU en la Comisión de Control a la Corporación de RTVE, Montserrat Surroca, lamentó la decisión y señaló que se trata de «un duro golpe contra el pluralismo informativo y contra la lengua en el País Valenciano».

Leer más: El Gobierno obliga a cesar la emisión de Catalunya Ràdio en Valencia - La Razón digital http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5196957/espana/el-gobierno-obliga-a-cesar-la-emision-de-catalunya-radio-en-valencia#Ttt10wf67wkWWb14

aprobados los presupuestos sólo con erc
Mas repartió 65 millones de euros públicos a los organismos que apoyan su referéndum
A. Fernández. Barcelona. El Confidencial 23 Enero 2014

Ayer se aprobaron los presupuestos catalanes. El diputado José Antonio Coto fue el encargado de fijar la posición del PP en el debate y alertó de que la Generalitat estaba malgastando el dinero. No sólo por los millones de euros destinados a la campaña internacional o al reforzamiento de las embajadas o a pagar a asesores que le busquen aliados en los foros de todo el mundo. Lo malo, le espetó Coto, es que las 65 entidades que acudieron a la llamada de Mas para montar el Pacto del Derecho a Decidir, de paso, pusieron el cazo y se llevaron 65 millones de euros de fondos públicos.

¿Es ese el pago por apoyar la campaña de la consulta? Para el diputado Coto, sí. “Desde el año 2011, hemos contabilizado ayudas a las entidades que suscribieron el pacto de 65 millones. Por ejemplo, la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC) recibió más de 13 millones de euros; Òmnium Cultural, casi 3,2 millones; el Consejo Nacional de la Juventud (CNJC), 890.000 euros; CCOO, más de 2,8 millones; o la patronal Pimec más de 2,3 millones. Y así un largo etcétera”, explica José Antonio Coto a El Confidencial.

Cataluña ya tiene presupuestos. Hacía dos años que funcionaba con las cuentas prorrogadas. Pero el pacto de Convergència i Unió (CiU) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) funciona, al menos de momento. Los dos partidos tienen la justa mayoría absoluta que les permite sacar adelante unos presupuestos que ellos dicen que son los más sociales de la última década. De ahí que sus 70 votos (la mayoría absoluta se sitúa en 68) les bastasen. Todos los demás diputados votaron en contra.

Además, todos los grupos destacaron que ni estos presupuestos son los más sociales ni son los idóneos en una situación de crisis como la actual. Pero aritmética manda y, con razón o sin razón, Artur Mas logró su objetivo. “¿Son los presupuestos ideales, los que querríamos? No. Pero son los mejores presupuestos posibles en las actuales circunstancias. Son los que destinan, en porcentaje, más recursos a gasto social de los últimos años. Y eso que hemos perdido en estos dos años el 20% de nuestros recursos”, explicó Mas al líder socialista, Pere Navarro, que se había quejado de que era un “hipócrita” y de dedicarse más a fomentar la campaña independentista internacionalmente que de garantizar la cohesión social de Cataluña. “Con estos presupuestos, fomentan la desigualdad. Hay más recortes en sanidad, en educación y en cohesión”, le espetó Navarro. En esa línea se expresaron la mayoría de los partidos de oposición.

Se disparan los gastos identitarios
Paralelamente, subraya, en los presupuestos se consigna una partida de más de 5 millones para la consulta “a sabiendas de que es ilegal y que no la podrán celebrar. Pero el Diplocat, el organismo que depende de la Consejería de Presidencia y que controla las relaciones exteriores, dobló su presupuesto. Y las embajadas no sólo se mantienen, sino que existen rumores de que se van a ampliar. De hecho, se acaba de abrir otra oficina en Brasil. Y se dice que ERC quiere forzar la creación de la Consejería de Asuntos Exteriores para dar más proyección a la labor externa”. Al margen, el Gobierno destina también un buen pico a los actos del tricentenario de la caída de Barcelona a manos de las tropas de Felipe V. “Sólo en la planificación, se gastaron más de un millón de euros”, enfatiza el diputado popular.

La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho. (EFE)La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho. (EFE)Pero, por el contrario, los recortes en servicios sociales son brutales. “En educación, la bajada de presupuesto llega a los 260 millones. El Instituto Catalán de la Salud (ICS) baja también su presupuesto en 209 millones. Las inversiones se sitúan en 1.200 millones, el presupuesto más bajo del último lustro, ya que baja el 51%. La atención a las familias baja el 70%. La atención a los discapacitados, baja el 50%. Y el dinero destinado a Universidades se recorta en un 16,6%”, subraya.

Para Coto, “todo es cuestión de prioridades. Lo que pasa es que el Gobierno está pagando las hipotecas de ERC. Estos son unos presupuestos fantasma, donde, por ejemplo, se inventan una partida extraordinaria de ingresos de 2.300 millones de euros que nadie sabe de dónde los sacarán. Es evidente que los ingresos, aunque crezcan en el 2014, no podrán llegar a esa cantidad. Por tanto, hemos de sospechar que salen de la venta de activos. Pero ¿qué activos van a vender si no tienen? Los mejores ya están vendidos. La consecuencia será que el déficit público se disparará y tendrá que venir papá Gobierno central con el FLA a tapar el agujero”.

Durante la sesión, la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, tuvo su tradicional encontronazo con Artur Mas. “¿Qué plan tiene para después del fracaso de la consulta el 9 de noviembre? ¿Habrá elecciones anticipadas?”, le preguntó directamente la dirigente popular a Mas en su turno de la sesión de control al president. “Mal que le pese, la consulta no fracasará”, fue la escueta respuesta de este.

Enfrentamiento con el PP
El alcalde de Barcelona Xavier Trias.El alcalde de Barcelona Xavier Trias.En la réplica, Sánchez-Camacho sacó su artillería: “Usted no tiene un plan. Sólo tiene una obsesión, que es la consulta. Usted reitera muchas veces que democracia es votar. Y en Cataluña, en estos últimos 30 años, hemos votado mucho. Pero sepa que no habrá autorización del Estado para celebrar la consulta. Se denegará el permiso. Recuerde que lo que ustedes han pedido la semana pasada en el Congreso ya se pidió cuatro veces por diputados y siempre se denegó. No tenga esperanzas, porque no se cambiará la Constitución y la ley 4/2010 en la ustedes están trabajando no les permite convocar una consulta. Además, ustedes insisten en que el consejo de la Transición Nacional que usted montó les da varias opciones. Pues bien, lo que les da ese consejo son propuestas de solicitud, no de concesión. Le aconsejo que oiga al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a su oferta de diálogo, porque se puede negociar sobre este tema, sobre el tema de la financiación, sobre la mejora del autogobierno de Cataluña y sobre la mejora de las relaciones de Cataluña con el resto de España. Pero usted está tan obsesionado y obcecado que lo único que hace es mentir a los catalanes y llevarlos hacia el precipicio”.

La respuesta de Mas fue poco menos que despectiva. “Usted, señora Camacho, no es diputada, por lo que no puede saber lo que votará el Congreso. Usted es senadora. Y senadora en representación de este Parlamento”. Y ahí aprovechó para atacarla directamente, ya que la dirigente del PP se niega a comparecer ante el Parlamento a finales de este mes para explicar el escándalo del espionaje de Método 3: “Y como es senadora en representación de esta Cámara, no estaría de más que atendiese los requerimientos que esta le hace para comparecer”.

Luego, el president pasó a la ofensiva política. “Habla mucho de respetar las mayorías. Pues bien, ¿podría decirme por qué no respetaron ustedes también la mayoría que aprobó el Estatuto, tanto aquí, en el Parlament, como en el Congreso? El embrión del problema son ustedes, que actuaron de manera partidista para hacer daño al PSOE. Ustedes sólo tenían una obsesión: llegar a la Moncloa. Y el resto les daba igual. Ustedes, ahora, están obsesionados conmigo. Pero ¿el 70% de los ciudadanos que apoyan la consulta no cuenta? Es muy fácil personalizar contra este ogro que le habla sin tener en cuenta a ese 70% de la población”. Mas zanjó la cuestión refiriéndose a Rajoy: “Si tan importante es el plan que tiene Mariano Rajoy, que nos lo explique. Pero háganse antes una pregunta: ¿se puede hacer un plan ignorando al 70% de la población?”.

Denuncia contra Trias
Este rifirrafe se produce, además, el día en que el Ayuntamiento de Barcelona, con los votos de CiU, ICV y ERC aprobó ceder al Gobierno catalán el padrón municipal para que pueda controlar el censo de cara a la consulta. Esta decisión ha tenido ya una contundente réplica por parte del PP, que está dispuesto a llevar a los tribunales al alcalde, Xavier Trias. Sus servicios jurídicos ya se han puesto en marcha. La decisión contrasta con la que tomó el alcalde de Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, que declaró que sin orden judicial no cedería el padrón de su ciudad. Los ayuntamientos gobernados por el PP tampoco cederán sus padrones.

UPyD también ha protestado contra la iniciativa por boca de su diputado y portavoz adjunto en el Congreso, Carlos Martínez Gorriarán, que ha pedido a la Agencia de Protección de Datos que intervenga inmediatamente e impida la cesión del padrón.

Alfredo Perdiguero
'La Ertzaintza y los Mossos son una policía demasiado politizada'
ROSALINA MORENO www.gaceta.es 23 Enero 2014

El Secretario General y Portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE) hace balance en GACETA.ES de la situación actual de los agentes.

-¿Cómo acoge que Sortu pida la retirada de la Guardia Civil del País Vasco en un período de 10 años para que ETA se desarme?
-Eso es una utopía, evidentemente. Es a los que realmente tienen miedo, Policía y Guardia Civil, en este caso. Ya que somos los que más hemos luchado contra ETA, los que más muertos tenemos y los que más comandos y etarras hemos detenido. Por tanto, cuando el ciudadano de a pie nos sitúa entre las cinco mejores instituciones del Estado por algo será. Sí que es cierto que en País Vasco hace ya tiempo, desde que se dejaron todas las funciones de Seguridad Ciudadana a la Ertzaintza o en Cataluña a los Mossos, la gente muchas veces nos reclama que acudamos y nos pide que volvamos porque saben que es una policía demasiado politizada. ¿Por qué no entraron a Durango o estuvieron en la puerta con sus cachorros? Porque no les dan la orden. ¿Por qué no intervienen en las manifestaciones? Porque no les dan la orden. Hay siempre un responsable político y unos mandos políticos que siempre están a pie de lo que dice su jefe, su político de turno, y hay cosas que no interesan.

-Los proetarras también solicitan que Navarra y País Vasco reclamen las competencias penitenciarias para comenzar con un nuevo programa de excarcelación y exigen que los partidos y gobiernos lleven a cabo una autocrítica sobre su actuación pasada en materia de violencia…
-Es el mismo perro con distinto collar un día tras otro. Yo creo que no se debería dar nada favorable a esta gente. Hablamos de asesinos. Lo del acto en Durango es lo mismo que si 100 violadores, 100 asesinos en serie, se concentran y dan una rueda de prensa. Quieren ir de víctimas y son ellos los que las han producido. Su mensaje es guerra política y presos políticos en Euskal Herria cuando ni una cosa ni otra existen. Ellos dentro de sus reivindicaciones pueden pedir misa, pero el que tiene que hacer, tenerlos bien puestos y estar en su sitio es el Gobierno.

-¿Qué siente ante las excarcelaciones a etarras y violadores tras la anulación de la ‘doctrina Parot’?
-Esto es una lacra que tenemos desde este Gobierno, del anterior y del anterior por no hacer las cosas como se deberían haber hecho hace tiempo cuando se reclamaba que se cambiase el Código Penal. Es vergonzoso que haya ejecutado la sentencia tan contundentemente y tan rápidamente cuando hay otros resortes para dejarla morir. Reino Unido lleva años sin acatar las sentencias del Tribunal de Estrasburgo si son incompatibles con su ordenamiento jurídico. Tenemos países en Europa que no acometen ni acatan sus sentencias. Y más, cuando nuestro acuerdo con el Tribunal de Estrasburgo se hizo conforme al artículo 94 de la Constitución, que deja como último recurso el Tribunal Constitucional, el cual dijo que sí a la ‘doctrina Parot’. Ya pueden decir lo que quieran en el Gobierno, pero hay juristas constitucionalistas o de derecho europeo que dicen que han tenido mucha prisa por hacerlo cuando podían no haberlo hecho. Y que hay sentencias como la de Ruiz Mateos que nunca se ejecutó. Me parece vergonzoso cuando hablamos de asesinos que han salido a menos de un año por asesinato, como Inés del Río. Ahora mismo, se están cargando de poder. Se están envalentonando porque ven que tienen todo de mano. Esperemos no lamentar una desgracia humana o personal más grave que lo que sean desafíos o esas miradas que muestran. Hablo con ciudadanos del País Vasco y vuelven la vista atrás porque vuelven a tener miedo.

-¿Cree que ETA se está fortaleciendo?
-Tiene el poder político que quería y buscaba y tiene a todos los malos en la calle con ellos. Está como quiere. Los más sanguinarios están en la calle y son los que otra vez, evidentemente, querrán o no, porque nunca se han arrepentido y nunca han dicho que se desvinculan de ETA, coger otra vez las riendas. En Durango mira lo que hicieron.

-¿Qué le pareció la reclamación del periodista de Intereconomía, Cake Minuesa, a aquellos individuos?
-Ante todo, fue muy valiente. Reclamaba que pidiesen perdón y se dejasen de discursos populistas y de que ellos no son los represaliados. Dijo que cuando él y el cámara salieron del acto los cachorros de ETA estaban todos fuera y tuvieron que salir casi corriendo del pueblo por las amenazas que les estaban diciendo. Qué es eso de Estado de derecho y Estado del bienestar cuando un ciudadano tiene que salir corriendo de un pueblo porque no opina igual que los que están dentro.

-Esta actuación le ha acarreado amenazas de muerte para miembros de su familia…
-Tiene que denunciar que se estén utilizando las redes sociales para arremeter contra él. A mí me han amenazado con un tiro en la nuca y he denunciado. Por lo menos, poner en conocimiento de la Justicia lo que ha pasado. Ya no hablamos de que lo amenacen a él, sino que también amenazan a su familia, y una niña pequeña, que creo es algo más gordo. Aunque a esta gente le ha dado igual en todo su tiempo de existencia, niños o adultos.

-¿Cómo ve la alianza en el País Vasco entre PNV y PSE con Bildu denunciando la operación policial contra los abogados de etarras?
-Si digo asqueroso y repugnante me quedo corto, pero voy a ser moderado. ¿Qué buscan?, ¿qué quieren? ¿quieren que sigan matando? Condenaron el otro día la operación de la Guardia Civil contra los abogados de ETA. Hablamos de dar cabida y respaldo a asesinos, a terroristas. ¿Esto es lo que respaldan? Que el ciudadano de a pie sepa lo que está respaldando su Gobierno. Se va con los que apoyan a los asesinos y con los que en ningún caso, nunca, condenan un asesinato.

-¿Qué opina de la filtración en Twitter de la operación policial antes de que se llevara a cabo?
-Tenía que haber salido el ministro desde el minuto uno a dar explicaciones, cosa que no ha hecho. El jefe de prensa, evidentemente, tendría su responsabilidad, pero alguien le dijo que lo hiciese y, por tanto, ahí no puede quedar. A mí no me vale. A lo mejor esto es lo que lleva que no haya profesionales de los Cuerpos de Seguridad ejerciendo este trabajo. Alguien más tiene que haber responsable por encima de él que le ha dicho, ha reculado y no ha quedado en nada. Hablamos de que poníamos en riesgo la vida de los guardias civiles en esa operación porque los primeros que salieron del cuartel iban sin escolta y sin protección, y desde luego, igual no sabremos nunca lo que se perdió o lo que borraron. Estos fallos no se pueden nunca consentir. Estos fallos, si son fallos realmente porque mucha gente está pensando en algo más gordo, nunca se deberían haber producido. No puede ser que en una operación tan transcendental, de tanto calado social y policial, alguien se equivoque de esa manera tan sangrante y tan flagrante.

-¿Cómo es la relación de los sindicatos policiales con el ministro?, ¿Hay diálogo?
-Con los sindicatos policiales no habla. Él tiene a su Director General de la Policía, que ha entrado en una dinámica de hacer lo que quieren y como quieren.

-Explíquese.
-El Director General está bajo la supervisión del ministro y en los foros o en los pasillos se dice que no se llevan bien uno y otro, algo que al final es una pena para la Policía y para todos los ciudadanos. El Director General como tiene de la mano al SPP, a la UFP y al CEP, al final saca adelante lo que quiere. Con el mayoritario que es el SUP no se habla. La obligación del deber del saludo la han clavado porque sí, sin haber consenso con los sindicatos e igual la instrucción de vacaciones, permisos y licencias. El Director General de la Policía nos ha defraudado mucho a muchos policías porque lo que preconizaba y decía en la oposición desde luego no lo está haciendo una vez en el puesto.

-¿En qué ha cambiado la situación del Cuerpo respecto a la etapa de Zapatero?
-Yo siempre reclamo que en el Código Penal, que es nuestra arma de trabajo, el atentado a agente de autoridad se conceptúa como un delito y sistemáticamente desde Zapatero se rebaja a falta y a un ciudadano que pega a un policía se le sanciona con 30 euros y si es reincidente con 50 euros. ¿Por qué no dan instrucciones para que esto sea así?, ¿por qué no se reconoce en la última modificación del Código Penal no se encarece?, ¿por qué no se pone más fuerte o por qué no existen normas para que eso se contemple como tal en toda España? En vez de eso se van a la ley de Seguridad Ciudadana que viene muy bien para proteger al policía y nos hacía mucha falta, que dicen que en primera instancia es una barbaridad porque si no pueden pagar una multa de 300 euros cómo van a pagar 30.000 euros. Evidentemente es un tópico y lo han modificado, pero al final es un ente recaudatorio.

-¿Pide penas de cárcel?
-No deberían castigar como una falta administrativa, sino con delito de cárcel, que es como está contemplado en el Código Penal. No vale con que se recaude, sino con que se respalde y proteja mucho más al policía, ya sea por mediación de los abogados del Estado, por mediación jurídica, porque lo que no es normal que a los policías que son violentados o agredidos desarrollando su trabajo tengamos que defenderles los sindicatos policiales con nuestros abogados y el Ministerio del Interior o la Dirección General de la Policía no lo haga. Además, en los Juzgados de Instrucción hay algunos jueces que no nos tienen el cariño o el respeto que deberían tenernos porque parece que somos nosotros los malos, cuando únicamente hacemos nuestro trabajo.

-¿Se sienten maniatados frente a las actuaciones de los radicales de izquierda contra ustedes?
-Mucho. No sólo con lo de Gamonal, en el último rodea el Congreso la orden era no tirar pelotas y no cargar. Esto es vergonzoso, pero el que está en la calle es el que lo padece. Rompieron varios escudos, con las escopetas que no disparaban y los policías estaban vendidos por una mala dirección del responsable policial. En ese caso, había dos responsables: el Comisario General y el jefe de las Unidades de Intervención Policial. El problema de haber dos mandos conlleva eso, a que la gente se quede tirada, desprotegida y que hasta que venga un grupo de apoyo estén durante 20 minutos o media hora aguantando lo que no está escrito, que todos vimos. Estamos hartos de que no se deje a los responsables, a los que saben realmente, a los de la UIP, hacer lo que tienen que hacer y un responsable, como es un Comisario Jefe de Seguridad Ciudadana y de las unidades, por doble mando, al final deja vendidos a los compañeros. No pasó más gracias a las agallas de los compañeros, de los oficiales del subgrupo que estaban allí.

-¿Conoce casos de agentes con depresión por lo tienen que soportar?
-La semana pasada se suicidó una compañera en la UIP con 35 años. No sé si se relaciona. Lo que sí sé es que mucha gente de la UIP está harta de que al final tengan que aguantar y que den órdenes como las del otro día de que no se pueden tirar pelotas ni se puede cargar. Ellos son los que lo sufren. Hace un mes había 504 peticiones de baja de las UIP a nivel nacional. Será por algo. Ya no creerán que es tan bueno el trabajo de la UIP, que ya no es tan agradable y tan gratificante. Al final es aguantar, aguantar, aguantar y aguantar y cuando hay una carga somos los malos de la película. Nadie sale a defender a la UIP. Desde luego, tenemos claro que en Gamonal, Madrid o en cualquier otra ciudad, nosotros hacemos bien nuestro trabajo.

-¿Qué imagen cree que ha quedado de Gamonal?
-Que han ganado los violentos, que cada vez están cogiendo más valentía y más fuerza. Lo que ha quedado de calado social en toda la gente de extrema izquierda no es que en Gamonal han ganado las reivindicaciones y el sentido común, ha quedado, por desgracia, que reventando Gamonal han ganado. Esperemos que en el resto de ciudades no pase esto porque al final, ¿qué vamos a hacer?, ¿una batalla campal en todos los sitios para reclamar lo que quieran? La sensación social es que está todo el mundo muy alterado. Los que tienen que poner paz y orden principalmente, son todos los partidos políticos y, desde luego, los de izquierda, no calentar más a los ciudadanos porque ya estamos hartos de escucharles y de hablar en muchos casos cosas que están fuera de tono e incluso que podrían ser delictivas al casi aclamar, defender o aplaudir estos actos violentos. Estos irresponsables lo que están haciendo es que la gente esté cada vez esté más harta de todos los políticos y no se dan cuenta de que están en el mismo saco que el resto.

-Con Zapatero en el Gobierno los sindicatos policiales denunciaban que no podían hacer prácticas de tiro porque no había dinero para balas, que había órdenes de no gastar papel o gasolina y que tenían que pagarse de su bolsillo los guantes anticorte, ¿Cuáles son ahora sus reivindicaciones?
-Al final estamos en lo mismo. Compraron una partida de chalecos antibala que los están repartiendo poco a poco y no ha pasado el comité de riesgos laborales. Los compañeros se siguen comprando los guantes anticorte. Las botas no son muy allá y al final también tienen que comprarse otras para trabajar en la calle que sean adecuadas para el servicio que realizan día a día. En el uniforme es vergonzoso que las letras se caigan al segundo lavado, pero no hacen por cambiar. No lo reclaman a la empresa que los fabrican. Luego no hay uniformidad decente. La gente se compra el jersey, los pantalones se decoloran. Ahora, compran un camión lanza aguas que cuesta 500.000 euros, habiendo instalaciones ruinosas. Es de pena.

-¿No ve necesario el camión lanza aguas?
-Dicen es que es para utilizarlo cuando hay barricadas en Gijón, en Cádiz o en Madrid, pero cuando quiera llegar a la barricada de Cádiz o a la de Asturias ya se ha acabado el acto. Hemos tenido cinco camiones aquí desde hace 20 años inutilizados y echados a perder. Uno de ellos se ha vendido una empresa de paintball, pero si tanta falta hacían, ¿por qué los otros cuatro no se han reciclado o aprovechado?.

-Pues en 2013 Interior se gastó 3,26 millones en Material Antidisturbios y Equipamientos Específicos de Protección y Defensa para la Policía Nacional y la Guardia Civil, entre pelotas de goma, artificios lacrimógenos, máscaras antigas, chalecos antibalas o escudos antidisturbios…
-Sí, pero dónde está. El otro día las escopetas no lanzaban pelotas, se rompieron cinco escudos. ¿De qué me vale que los aprueben o los quieran comprar si los que están se parten? Si no tenemos ni para tapar agujeros. El otro día estuve en la Brigada de Policía Científica en Madrid y tienen las ventanas con cinta de embalar para que no entre aire y frio. ¿Eso es normal? Tienen cartones en algunas zonas para tapar agujeros. Tenemos instalaciones como Moratalaz, la Comisaría de Salamanca, de Ciudad Lineal y de San Blas que tendrían que tirarse abajo y levantarlas nuevas y, sin embargo, se gastan 500.000 euros en un camión que no es lo más fundamental y esencial para nosotros.

-Cambiando de tema, GACETA. ES ha informado de que se planea reducir el horario de los Tedax. Un plan que habría sido planteado por el comisario jefe del cuerpo, José Luis Cerviño, a varios destacados miembros de esta unidad, a quienes habría justificado la decisión en que en “España ya no hay atentados”…
-No hay atentados, pero tuvieron que desactivar la bomba de la Almudena, en el Pilar explotó y el otro día en la Universidad Complutense hubo otro. ¿No hay atentados?, ¿lo que ponen qué son, cajas de cerillas? Por qué quieren ir contra algo que realmente está funcionando bien. Llevan trabajando muchísimos años y se ha demostrado que están en muy pocos minutos en cualquier alarma y en cualquier amenaza de bomba. Sigo sin entender por qué esta orden. Por desgracia, cuando llega un jefe nuevo a una Unidad quiere dejar su impronta en cada unidad a la que entra y al final muchos la acaban fastidiando.

-Por último, ¿cuál es la situación en Gibraltar y en la frontera con Marruecos?
- A nivel nuestro con Gibraltar se ha tranquilizado mucho la cosa. En la frontera con Marruecos, como siempre. La frontera es nuestra, pero aquel lado es de Guardia Civil. Siguen entrando marroquíes y sudafricanos a mantas últimamente. En la frontera con Melilla y con Ceuta día a día están entrando sudafricanos porque yo creo que ahí es un trabajo de la diplomacia española porque cuando Marruecos no quiere no entra nadie y cuando Marruecos levanta el pie entran a oleadas. Hay guetos puntuales en los cuales la policía no entra porque es una locura entrar, pero tampoco se hace nada contra ellos no sé por qué motivo. Habría que solucionarlo ya. Esto son negociaciones diplomáticas y alguien tendría que actuar ya porque me parece vergonzoso y lamentable lo que estamos sufriendo por trabajar. Es lamentable que cuando en Gibraltar las cámaras en vez de apuntar a la frontera apuntaban hacia lo que hacíamos la policía nadie dijese nada. Nosotros no podemos hacer nada. Simplemente pedir, reclamar y que el Gobierno haga lo que tenga que hacer.


Recortes de Prensa   Página Inicial