AGLI Recortes de Prensa   Martes 28  Enero  2014

La política ha muerto
Javier Caraballo El Confidencial 28 Enero 2014

Alguien lo gritó y su voz retumbó con el eco de todas las gargantas. “La política está en la calle, la acción está en la calle”. Era tan sencillo, tan ansiado, que todo el mundo lo compartía. Pero ¿quién lo dijo? Luego apareció en una pared y rápidamente arraigó como eslogan porque sintetiza un malestar social extendido, una insatisfacción de mucho tiempo que se atraviesa en el estómago como una indigestión. En España, vivimos uno de esos momentos de hartazgo en los que cada conversación degenera siempre en una descalificación de la política, de los políticos.

Anclados cada uno a un extremo del arco ideológico, las dos criaturas políticas que han surgido en España en la última semana han mamado del mismo desencanto. El cabreo contra la clase política es el aliento que los une, el viento que comenzó a soplar con los desencantados del 15-M y que ahora, tres años después, ha cristalizado en dos partidos políticos o movimientos nuevos, VOX y Podemos, cada uno de ellos situado en los extremos de la derecha y de la izquierda tradicional, del PP y del PSOE. Y lo curioso es precisamente eso, que estando tan lejos unos de otros, comparten la misma necesidad fundacional.

Este párrafo, por ejemplo: “Los escándalos que se vienen acumulando y que afectan a los principales partidos políticos del país, involucrados en graves casos de corrupción, han sumido a la sociedad española en el desaliento y han suscitado su indignación.

Nada tienen que ver VOX y Podemos y, sin embargo, comparten el mismo diagnóstico de la situación política, lo cual demuestra la grave crisis de representatividad de los partidos tradicionalesHay que convertir la indignación ciudadana en cambio político porque sólo hace falta escuchar lo mal que lo está pasando la gente y ver a la casta de golfos vivir cómo viven, sin ninguna vergüenza.

Promoveremos un partido que se estructurará democráticamente de modo que todos sus candidatos y cargos orgánicos sean elegidos por los afiliados en elecciones primarias y rindan periódicamente cuentas ante ellos. Dejar la política en manos de la casta profesional es un suicidio, como se ha demostrado, por eso lo que proponemos es un método: que escojan los ciudadanos y no las direcciones de los partidos.”

Es imposible apreciar diferencias internas en ese párrafo y, en realidad, ha sido confeccionado, alternativamente, con principios y declaraciones de los dos nuevos movimientos políticos; la primera frase pertenece a VOX, la segunda a Podemos, y así sucesivamente. No existen diferencias en el cabreo que los alienta, que los alimenta, pero a partir de ahí las propuestas, las medidas que se sugieren, se distancian hasta polos opuestos, imposibles de reconciliar.

Mientras que a la derecha de la derecha, VOX propone la supresión de las autonomías y la vuelta a un Estado centralista, a la izquierda de la izquierda, en Podemos, defienden profundizar en la España plurinacional. Las diferencias siguen siendo siderales en todo lo demás, desde los grandes asuntos, como el modelo económico, hasta los debates más concretos, como el aborto.

Los extremos deben fracasar, pero antes de extinguirse, tienen que servir de revulsivo para que las estructuras políticas clásicas salgan del marasmo en el que se encuentranNada tienen que ver y, sin embargo, comparten el mismo diagnóstico de la situación política, lo cual demuestra palmariamente que la única verdad que se expresa en esos dos foros es la grave crisis de representatividad de los partidos tradicionales. Porque lo demás, las propuestas extremas de uno y otro, unas porque están fuera de la realidad y otras porque su radicalidad sólo agravaría los problemas, no parece que conduzcan a ninguna parte. VOX y Podemos beben del mismo desencanto, y esa es la única aportación. Por eso es complicado que vayan más allá del momento.

Quiere decirse que las sentencias callejeras contra los políticos vienen a ser como los chistes de matrimonios, que todos los casados los cuentan en sus citas de domingo, después de la paella y la sangría, como una reafirmación sarcástica de sus rutinas diarias. En política, viene a suceder lo mismo. “Que no, que no hay pan para tanto chorizo”, dirá alguien en la taberna y todos aplaudirán como si fuera la primera vez que acaban de oír la ocurrencia.

Pero luego cuando llegan unas elecciones, la inmensa mayoría del electorado se inclina por opciones moderadas, clásicas, previsibles, conocidas. Por eso, el acertijo del principio. ¿Quién lo dijo? Esa frase que hoy, o mañana, se le puede oír a cualquier de los nuevos movimientos que han cristalizado en los extremos de la derecha y de la izquierda española. Desencanto social, descontento generalizado, la política ha muerto, la política está en la calle… Todo eso es tan antiguo como el mundo y la frase de antes es una de las cientos que aparecieron en el ideario del mayo del 68, plasmado en las paredes de París.

Pensaban en el mayo francés, como ahora en España, que “exagerar es el arma”, pero sabemos bien que esos movimientos sólo sirven al progreso de una sociedad si fracasan como tales, porque los extremos no conducen a ningún progreso. Fracasan, o deben fracasar, pero antes de extinguirse, tienen que servir de revulsivo para que las democracias, las estructuras políticas clásicas, salgan del marasmo en el que se encuentran, reaccionen, y vuelvan la mirada a la sociedad. Ese es el valor de los extremos, la convulsión del momento que conduce a las mejoras estables de la mayoría. La política ha muerto siempre porque siempre vuelve a nacer.

Vidal-Quadras se va y Mayor Oreja renuncia
Pablo Sebastián www.republica.com 28 Enero 2014

Solo le faltaba a este país, en las dramáticas circunstancias en las que estamos y con los muchos problemas que soporta, una crisis de liderazgo y cohesión en el seno del PP como la que estamos atisbando en los últimos días. Por ello Rajoy tiene que rectificar a gran velocidad sus modales autocráticos, que no solo impiden un gran pacto nacional con la oposición, sino que lo ha alejado del periodismo influyente y con credibilidad, al tiempo que ha abierto una brecha en el PP donde se han producido notorias deserciones -como las de Ortega Lara y Vidal-Quadras- ante el desconcierto de sus militantes y votantes, muchos de ellos en desacuerdo con sus políticas y modales displicentes y huidizos, en vísperas de la Convención Nacional del PP del fin de semana en Valladolid.

La marcha del PP de Alejo Vidal-Quadras y su incorporación al nuevo partido Vox que lidera José Manuel Ortega Lara no es una noticia de menor cuantía, por más que fuera esperada. Vidal-Quadras es una persona de gran talento y prestigio que tiene en Cataluña, especialmente, y el resto de España también un claro apoyo reconocimiento de los que son militantes y votantes del PP. A esta noticia se le ha añadido ayer, creemos que por ‘contagio’ y coincidencia política el también eurodiputado y líder del PP en el Parlamento Europeo, Mayor Oreja, quien acaba de anunciar que no estará en la lista de las elecciones europeas del mes de mayo.

En línea con Mayor -y ambos no muy alejados de lo que hoy día significa para la derecha española el nuevo partido Vox- parece a la expectativa Esperanza Aguirre, también enfrentada a Rajoy del que se distanció oficialmente abandonando la presidencia de la Comunidad de Madrid y dejándole a Rajoy el regalo envenenado y sospechoso (por el famoso ático marbellí) de la presidencia de Ignacio González, ahora fracasado en el plan de la privatización de la Sanidad madrileña, como en el caso de Eurovegas.

Al fondo de todo ello se vislumbra la imagen de José María Aznar quien también está indignado con la actitud y las políticas del que fue su pupilo y sucesor al frente del Partido Popular. Un Rajoy al que Aznar criticó duramente en público por su pasividad ante el desafío catalán, su política fiscal y por la no reforma a fondo de la Administración del Estado entre otras muchas cosas, en las que se incluye la mala relación del Gobierno y PP con las víctimas de ETA. Y no perder de vista el caso Bárcenas, que Aznar y no pocos dirigentes del PP, consideran que es fruto de la mala gestión y los errores de Rajoy. Asunto del que intentó distanciarse la secretaria general, Cospedal, huyendo de la quema de Bárcenas con quien ella, finalmente, no ha parado de pleitear.

En línea con Aznar están dirigentes como Acebes o Zaplana. Y a no olvidar las tensiones que Rajoy mantuvo con Rato (imputado en Bankia), y la marcha de Álvarez Cascos por el menosprecio que sufrió a manos del que fuera su compañero en el Gobierno y la cúpula del partido, Mariano Rajoy. Como alejado está del PP y la política Manuel Pizarro a quien Rajoy llevó de número dos por Madrid en las elecciones de 2008, para poco después arrinconarlo en el Congreso hasta que Pizarro se cansó y se fue.

De los dirigentes del PP que refundó Aznar solo está al lado de Rajoy el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, hoy muy tocado por su reforma de la Justicia y la ley del aborto. Cuestión esta del aborto que ha provocado protestas internas en el seno del PP por el flanco del centro político, de la misma manera que la debilidad de Rajoy ante el desafío catalán y la aplicación del final de la doctrina Parot, que permitió la excarcelación de los más duros presos de ETA, ha causado estragos en la derecha del PP.

Al fondo de estas divergencias están los modales autocráticos y huidizos de los problemas que exhibe Rajoy. Quien considera que en su prioridad está la recuperación de la economía que le permitirá recomponer la situación en el PP y recuperar el apoyo electoral de este partido, que tendrá en los comicios europeos del próximo mes de mayo su primer gran test electoral. Una prioridad la económica que siendo muy importante no debería impedir a Rajoy actitudes más dialogantes y más conciliadoras tanto en el PP como en el conjunto de la vida política nacional.
www.pablosebastian.com

No basta con la ley, Mariano
Jose Javier Esparza GCT 28 Enero 2014

El presidente del Gobierno ha “desembarcado” en Cataluña –así, con ese verbo, lo cantan sus corifeos- y ha anunciado que no habrá referéndum ni independencia. Bien: es grato oír esas cosas. Pero sería más grato aún saber qué es exactamente lo que piensa hacer el presidente, porque, de momento, lo único que le hemos escuchado es que está decidido a aplicar la ley, y ya se sabe que no hay argumento más inútil que ese para combatir a quien ha decidido saltarse la ley a la torera. Es la vieja figura que Jünger, descarnado, expone en uno de sus libros: “el tipo que ve que están violando a su madre y corre a llamar al abogado”. En el caso que nos ocupa –el catalán-, es perfectamente posible que el abogado llegue al lugar de los hechos, lea las generales de la ley y sólo coseche una paliza por parte de los infractores. O que le violen también a él. Hay ocasiones en las que no basta con el abogado, sino que además hace falta la policía. Lo sabe todo el mundo. En España nuestros sucesivos gobiernos han rehusado deliberadamente llamar a la policía cuando aún estábamos a tiempo. Ahora ya es demasiado tarde incluso para eso.

No basta con la policía, en efecto. Hay problemas que no se resuelven ni con la astucia marrullera del político ni con la fuerza armada, sino que requieren de una vista mucho más larga: sentido de la Historia y sentido del Estado (exactamente, por cierto, esas cosas que Vidal Quadras acaba de reprocharle a Rajoy). ¿De verdad cree alguien que un mero enunciado de legitimidad bastará para frenar un proceso que lleva treinta y pico años incubándose tenaz y pacientemente? Tal vez se consiga frenar el desafío del referéndum de noviembre, pero eso no será más que un pasajero obstáculo para un proyecto que mira mucho más allá. No, no: lo que hay que deshacer no es el plan de Mas, sino el espíritu que lo anima, a saber, ese discurso antiespañol, secesionista y victimista que se ha convertido ya en atmósfera cotidiana en Cataluña (y no sólo en ella). Hace falta que al discurso de la separación se oponga un discurso de la integración, y sobre todo hace falta que ese discurso esté en la calle y en los medios de comunicación, que no se quede en las declaraciones de despacho.

La larga marcha separatista, en Cataluña como en otras partes, se ha fundado en la hegemonía nacionalista sobre la comunicación y la educación, en esos laboratorios donde se ha fabricado la nueva leyenda negra de “España contra sus regiones”. También esto lo sabe todo el mundo, aunque nuestros políticos –tan soberbios, tan displicentes, tan despectivos hacia todo cuanto queda fuera de su esfera… tan inútiles-, se nieguen a reconocerlo. Por consiguiente, o el Estado se dota de una dimensión nacional española y la hace explícita, para combatir esa hegemonía adversa, o seguirá inevitablemente dos pasos por detrás de quienes aspiran a deshacer España. La pregunta es: ¿Nuestra clase política tiene aún un cierto sentido de España?

www.josejavieresparza.es

El mayor error de España, las Autonomias
http://masaborreguera.com  28 Enero 2014

Comparte este artículo porque el poder está en tus manos

El PP y el "soplillo" Montoro, lejos de reducir al armatoste Autonómico para no crujir tanto a los ciudadanos, les permite a las "Reinonas" que sigan gastando.

La vida no es ni mas ni menos que una sucesión de acontecimientos donde nosotros formamos parte activa de las decisiones que van forjando el futuro. Por lo tanto no es cierto que hay personas con mas o menos suerte, ese planteamiento es el refugio de los cobardes.

El éxito de cualquier empresa esta formado por dos principales aspectos, un 50% por el esfuerzo, constancia y dedicación y el otro 50%, el azar.

Así que cuando un país se va a la mierda, no busques excusas justificando que todo es culpa de la coyuntura internacional o es la mala suerte que persigue a tu país. Si tu neuronas cerebrales te lo permiten y no están demasiado atrofiadas, analiza la situación y comprenderás que no es fruto de la suerte, es producto de las decisiones que los ciudadanos han tomado o han permitido que los políticos tomen por ellos.

Hay decisiones erróneas que se pueden solucionar, como un mal calculo impositivo o una jornada laboral irracional, pero hay otras decisiones que condicionan a un país a la deriva sin posibilidad de marcha atrás.

En España, esto ya lo hemos vivido, pero como estamos rodeados de indigentes culturales, los ciudadanos no recuerdan que el rey Don Fernando VII, llevo a España a un declive sin precedentes. Por eso, Don Fernando VII se ha ganado, por meritos propios, el título del mayor hijo de puta de España hasta el año 2004, antes de que gobernara Zapatero. Este fue el primer gran error de la historia de España, no haber decapitado al Borbón. Ya se sabe, el que olvida su historia está condenado a repetirla.

En cambio hoy en día estamos asistiendo impasibles al segundo gran error histórico llamado autonomías. Las autonomías, por naturaleza, son como putas insaciables, siempre quieren más y más.

El mayor error de España Fernado VII Autonomias y Zapatero
La construcción del sistema Autonómico esta basado en procesos matemáticos de dividir y restar pero nunca sumar y multiplicar. Las matemáticas, amigo mío, son la única ciencia exacta.

Si esto no lo veis es que sois unos subnormales y si lo sabéis y continuáis con ello, sois unos prevaricadores.... ¡¡Que digo prevaricadores!! Sois unos hijos de puta que estáis arrebatando el futuro de mis hijos, sí, los que legítimamente tenían que heredar, un país grande y libre, en cambio van a heredar una amasijo de tribus amalgamadas.

Lo inexplicable… en España se explica
Antonio García Fuentes Periodista Digital 28 Enero 2014

Tras los infinitos saqueos del dinero público y de los bienes públicos estatales… tras subirnos los impuestos hasta grados confiscatorios… tras reducir las pensiones que a la mayoría de pensionistas, ya los sitúan en un estado de pedir limosna o cuasi… tras imponer el pago de una parte de las medicinas imprescindibles y dejar a muchas otras (antes recetadas a cargo de la Seguridad Social) que las paguemos al cien por cien… tras imponernos multas de todo tipo con intención recaudatoria (por la cuantía de las mismas) más que por otra cosa… tras imponernos los precios de carburantes, gas, electricidad, teléfono, agua y muchos más “servicios estatales, municipales, o autonómicos… tras imponer tasas en la justicia, para que sólo el que tenga mucho dinero pueda entrar a defender sus intereses en los tribunales públicos pese a que se legisló que “la justicia era gratuita para todos los españoles”… tras todos los ya innumerables recortes de todo lo que alguna vez tuvo derecho el español… tras no haber mermado la brutal administración pública que nos obligan a mantener y en la que destacan, “ejércitos de parásitos”… y todo lo demás, que el común del pueblo conoce o no, pero que lo pagamos “religiosamente… hasta llegar a la indigencia en la que cada vez más españoles entran… tras todo ello y más; hoy cuando escribo leo cuanto sigue.

“La Junta de Andalucía ha otorgado a UGT otros 3,6 millones de euros de subvención para el Plan Orienta, un programa bajo sospecha que la propia Administración andaluza lleva meses investigando, después de que EL MUNDO destapara la presunta trama de facturas falsas con la que el sindicato habría saqueado las arcas públicas. Los 3,6 millones de euros que acaba de recibir UGT se concedieron en diciembre de 2013, a pesar de que, en esa fecha, la Consejería andaluza de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo mantenía abiertas tres investigaciones sobre el Plan Orienta correspondientes a los años 2009, 2010 y 2011, al haber detectado irregularidades y facturas presuntamente falsas”. http://www.elmundo.es/andalucia/2014/01/21/52de260222601d43508b456e.html

“España no sigue los pasos de Italia en lo que a financiación de partidos políticos se refiere. Si el Ejecutivo de Enrico Letta (centro-izquierda) acordó el pasado diciembre por decreto suprimir las subvenciones estatales a las principales formaciones del país (sólo podrán recurrir a las donaciones particulares), el Gobierno de Mariano Rajoy acaba de otorgar las últimas ayudas de 2013 a las fuerzas con representación en el Congreso. Según publicó este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE), estos partidos reciben, con asignación al cuarto trimestre del pasado año, algo más de 13 millones de euros. Sumada esta cantidad a los importes de los tres trimestres anteriores, el Ejecutivo desembolsó 55,5 millones en 2013 con cargo a los Presupuestos Generales del Estado”.

 http://vozpopuli.com/actualidad/37766-regeneracion-el-gobierno-de-rajoy-regalo-55-millones-de-euros-a-los-partidos-politicos-en-2013

¿Cómo es posible que todo esto ocurra en un país europeo y que se dice perteneciente “a la órbita Occidental”? Pero es más; día sí y día también, se nos viene amenazando y de forma como si nos fuesen a hacer un favor, el que en un próximo futuro, nos seguirán subiendo tasas e impuestos; de forma tan inmisericorde que no tiene explicación alguna; puesto que antes… y de esto hace ya años; de haber iniciado este saqueo continuo de los que aún pueden pagar lo que nos exigen; debieron y por dignidad mínima que un gobernante posea… simplemente el eliminar cargas superfluas como estas dos que cito y de las que hay infinitas en esta expoliada “españa moderna y dicen que progresista”.

Cómo de cabreado y asustado debe estar ya el pueblo español, que y por ejemplo… en la ciudad de Bailén, que es una población mediana de mi provincia y la que es muy rica en recursos; en el sorteo de la lotería de Navidad; les cae un premio de varias docenas de millones de euros; dinero que “desaparece” y se guarda donde cada afortunado ha creído oportuno (recordemos que el Estado les ha retenido un veinte por ciento como nuevo impuesto); puesto que yo he visto un reportaje televisivo, en el que se encuestaba a comerciantes de todo tipo de bienes, y éstos confiesan el que no se ha notado en absoluto la entrada de ese dinero en la ciudad… ¿Qué podemos deducir de todo ello? Sencillo; el miedo, la inseguridad, el no creer en el futuro; y por tanto aquellos agraciados que son muchos han decidido guardar el dinero, quizá pagar deudas apremiantes el que las tuviera y no hacer gastos extraordinarios bajo ningún pretexto.

Una prueba más de la situación real de una España, hace pocos años, próspera y “gastosa”; pero que ha visto cómo “le han hundido la economía” y ya no se fía de nada ni de nadie; salvo del dinero que tenga… “en su monedero, banco, caja de ahorros, o escondite que preparase para guardarlo”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más: “cuando la desbloqueen”)

Partido Popular
El efecto Vox y el mal Mayor
Pablo Planas Libertad Digital 28 Enero 2014

El arriolismo es una forma de encajar las pésimas noticias desde la perspectiva de Sun-Tzu, el de El arte de la guerra. Arriola, para sus exégetas, es el maestro de Kung-fu, el hemisferio izquierdo del cerebro presidencial, donde residen el lenguaje, las matemáticas y la lógica, el gran gurú de Rajoy. La última teoría de la factoría de sentencias orientales del sociólogo de cabecera del presidente es que Vox, el partido en el que se acaba de refugiar Vidal-Quadras del fuego amigo, es una excelente oportunidad estratégica para el PP, puesto que contribuirá a fragmentar la contraoferta electoral, en teoría. Según estos cálculos, la abrupta escisión en el nucleo doctrinal del centroderecha debilitará a Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez, y, en consecuencia, lo de Vox y Alejo es excelente para Rajoy.

¿Y lo de Mayor Oreja? Otra buena noticia, según el argumentario de urgencia de Génova. El comunicado del partido es de una estridente ambigüedad, como si Mayor Oreja fuera un empleado de confianza al que se permite gestionar los términos gráficos de su despido. Rajoy contaba con él para taponar los efectos electorales de fotos como la de los carniceros de Mondragón y lo del liberado Bolinaga, el torturador de José Antonio Ortega Lara. Mayor no se ha dejado utilizar, pero, como en el caso de Vidal-Quadras, Arriola se fuma un puro porque Rajoy lo ha dejado, lo de los puros.

En política, casualidades las justas. Mayor Oreja le diría a Rajoy el pasado día 9 que nones, pero el expediente ha trascendido el mismo día de la vídeocarta de Vidal-Quadras y su ingreso en Vox, el partido del citado Ortega Lara y de Santiago Abascal. Se podrá objetar que Mayor, de momento, no ha pedido la baja del PP para ingresar en Vox y que su renuncia obedece a una casuistica diferente a la de Vidal-Quadras. Y es verdad. La parte mollar del discurso del eurodiputado Mayor afecta a ETA y el nacionalismo vasco, mientras que el eurodiputado Vidal-Quadras está especializado en la cuestión catalana. Y a partir de aquí empiezan los problemas para quienes no están en los secretos de Arriola.

Ortega Lara y Abascal encarnan las razones por las que hace política Mayor Oreja, mientras que Vidal-Quadras era una de las razones por las que un número indeterminado de votantes del PP en Cataluña no había emigrado a Ciudadanos. De modo que Vox es la primera formación política de ámbito nacional que se nutre de las flaquezas de Rajoy ante dos expedientes cruciales: el final de ETA y el fin de España. No es poca cosa ni parece que pueda ser explicada en términos de si todo esto afectará más a Rosa Díez o a Albert Rivera; si será bueno para Rajoy y malo para sus adversarios electorales, teoría fundada en una concepción de la derecha de corte presidencialista que identifica al PP con Rajoy por encima incluso de la mayoría liberal-conservadora a la que el partido habría de representar. Lo de Mayor no es un mal menor, ni lo de Vidal-Quadras un daño colateral; no es tan sólo un lunes tomentoso, que también. A quien argumenta que lo de ambos estaba cantado y descontado habría que recordarle que antes las cabezas de los críticos en el PP se las cobraban los nacionalistas por razones de aritmética parlamentaria. Es bien conocida la historia de Vidal-Quadras. Ahora les salen gratis, ya que esas cabezas ruedan y se van motu proprio o porque a la fuerza ahorcan (los del partido), lo que demuestra lo mucho que ha avanzado el nacionalismo y lo que supone todo esto para España, Rajoy al margen.

Cataluña
El desistimiento de Rajoy
Guillermo Dupuy Libertad Digital 28 Enero 2014

Dice con razón Rajoy:

Cuando no se respeta ni la legislación ni las formas lo que se busca no es el diálogo sino el desistimiento o la aquiescencia, o peor aún, la complicidad.

Sin duda la proximidad de las elecciones europeas y la irrupción en escena de Vox están detrás de esa aparente y, por otra parte, muy relativa firmeza de la que hizo gala Rajoy en su discurso de Barcelona. Y digo "relativa" porque en ese discurso, tan tardía como aparentemente firme, el presidente del Gobierno también dejó claro que piensa seguir financiando de manera extraordinaria a "Cataluña" -en realidad, a la secesionista Administración catalana- porque de no hacerlo

las consecuencias las pagarían quienes menos culpa tienen, que son las gentes de esta tierra, tan españolas como las demás, y de las que me siento tan responsable como de todas las demás.

Hay que tener desfachatez. ¿Nos quiere decir Rajoy que la parte que se queda la Generalidad de los impuestos que pagan los catalanes no es suficiente para atender las competencias que tiene legalmente transferidas, y que esa es la razón por la que tiene que ayudarla de manera extraordinaria a costa de no hacer lo mismo con otras comunidades autónomas? Si la Generalidad requiere ayuda extraordinaria, a pesar de tener una financiación ordinaria mucho más cuantiosa que cualquier otra Administración regional del mundo, se debe, única y exclusivamente, al hecho de que está embarcada desde hace años en un carísimo e ilegal proceso de construcción nacional y de creación de ilegales estructuras de Estado.

Este hecho, ciertamente extraordinario, exigiría algo tan extraordinario como la suspensión de la autonomía que, precisamente para estos casos, contempla la Constitución. Esta intervención directa a cargo de la Administración central sería lo que evitaría que los servicios básicos, a los que los catalanes tienen tanto derecho como el resto de los españoles, no se vieran perjudicados por una Administración regional que gasta sus multimillonarios recursos en redes clientelares, empresas, fundaciones, televisiones publicas, embajadas, o en cosas tan clamorosamente ilegales como un "consejo asesor para la transición nacional", una agencia tributaria propia o un referéndum secesionista.

En lugar de ello, Rajoy responde al extraordinario y carísimo desafío de la Generalidad a nuestra nación y a nuestro Estado de Derecho con ayuda extraordinaria e impunidad, como la relativa a los vigentes delitos de desobediencia, usurpación de atribuciones, prevaricación y malversación de fondos públicos. Ustedes dirán si Rajoy lo hace por desistimiento, aquiescencia o complicidad. Pero el caso es que lo hace.

PS. Al terminar el artículo me entero de que el Tribunal Supremo acaba de dictar la enésima sentencia contra la inmersión lingüística en Cataluña. Ya me dirán ustedes a qué se debe la impunidad de tan continuado delito de desobediencia por parte de Artur Mas: ¿desistimiento, aquiescencia o complicidad de Rajoy?

La patada en el culo (con perdón)
“El casi insignificante hecho de poner en la calle a unos ineptos gobernantes mediante una simple patada en el culo, es muy posible que trajera la felicidad y el bienestar a millones de personas”
Pascual Mogica http://www.diariosigloxxi.com 28 Enero 2014

Según el mandato constitucional son las mayorías quienes en sufragio universal eligen a los gobernantes, aunque muchos no lo creen son también las mayorías las que en ocasiones suelen equivocarse y dar su confianza a un grupo de individuos que se presentan bajo unas siglas y con un programa electoral que es lo más parecido a esos trípticos que en ocasiones nos encontramos “embuchados” dentro del periódico que a diario solemos adquirir y en el cual te ofrecen una serie de artículos que quedan muy bien en el dibujo que los ilustra pero que en muchas ocasiones suelen ser, en la práctica, un verdadero fiasco.

Pero mira por donde los gobernantes se aprovechan de esa buena fe de los que les dan mayoritariamente su voto y desde esa posición de privilegio que estas buenas personas les han proporcionado con su papeleta electoral, mantienen su inoperancia, su incompetencia, su incapacidad, su inutilidad y sus constantes mentiras. Cuando toda esta “brillante” hoja de servicios es criticada incluso por aquellos que les otorgaron su confianza, ellos se enrocan en que cuentan con la mayoría de votos cuando esa mayoría, esa confianza, hace tiempo que la perdieron y ponen oídos sordos a todos aquellos que piden su dimisión y elecciones anticipadas. La Constitución Española contempla el que pueda haber elecciones anticipadas, dimisión del Gobierno y moción de censura. Tres posibilidades que ninguna de ellas cuenta con la más remota posibilidad de que se produzcan y que ello provoque un cambio de Gobierno.

El Gobierno no convoca elecciones anticipadas, mucho menos dimite y la moción de censura tiene escasas posibilidades de salir adelante y solo sirve para el fomento del chanchullo, de la componenda y de la compra de votos. En definitiva para que todos nos demos cuenta de la “honestidad” y “buen hacer” de algunos políticos.

Por ello hay algo en la Constitución que se está echando muy en falta y esta circunstancia no es otra que la de que en la misma no se contempla lo de echar al Gobierno mediante una “patada en el culo”, que sería lo más eficaz para poner en medio de la calle a esos gobernantes que no son más que la máxima expresión de la ruina y de la miseria para un país. Alguien podrá decir que esto de la “patada en el culo” puede sonar a golpismo, a tremendismo y a una práctica antidemocrática, nada más lejos de la realidad, una patada en el culo no hace daño a nadie, otra cosa sería que la patada se la dieran desde el rellano de un quinto o sexto piso, eso sí podría causar un daño grave, pero lo que yo propongo es que la patada se le desde una altura que no supere la del portal de entrada o salida, en este caso sería de salida, del edificio que ocupa el Gobierno. Por tanto está claro que hablamos de una patada en el culo sin la menor intención de causar un daño físico a nadie. El tremendismo no justifica acción alguna cualquiera que sea su naturaleza, ahora bien, el casi insignificante hecho de poner en la calle a unos ineptos gobernantes mediante una simple patada en el culo, es muy posible que trajera la felicidad y el bienestar a millones de personas. Estoy seguro de ello.

No veo ilegalidad alguna en que el método de “destituir” a un grupo de ineptos mediante al procedimiento de la patada en el culo pueda poner en entredicho lo que debe ser la intachable norma constitucional, a diario y mediante lo que al respecto dictan las normas legales, miles de trabajadores son puestos de patitas en la calle mediante una simple patada en el culo y nadie se escandaliza ni habla de golpismo ni de derrocamientos. Si, ya sé que se puede dar una patada en distintas partes del cuerpo, sobre todo en una que no quiero ni pensar en ello, pero tampoco vamos a ir más allá de los límites que como personas civilizadas debemos respetar. Considero y veo suficiente que con una patada en el culo basta.

Un espacio de diálogo y pacto
La tensión entre Cataluña y el resto de España pone a prueba la aptitud para regular la vida en común
Francisco Longo El Pais  28 Enero 2014

Los países son lo que son, y no lo que a veces nos da por pensar que son. La España de este tiempo es a la vez una nación y una realidad plurinacional. No somos una mera yuxtaposición de identidades colectivas diversas, pero tampoco una realidad nacional totalmente homogénea. En esto, la historia nos ha hecho diferentes de países como Francia, Alemania o Estados Unidos y nos asemeja a otros como Gran Bretaña, Canadá o Bélgica. Nada hay en ello, en principio, de bueno ni de malo. Simplemente, vuelve más compleja la tarea de vivir juntos, y exige para conseguirlo arreglos institucionales y políticos algo más sofisticados. Esos marcos de convivencia evolucionan, además, en el tiempo. En este que vivimos, la tensión entre Cataluña y el conjunto de España está haciendo saltar las costuras del ropaje constitucional que confeccionamos hace 35 años y poniendo a prueba nuestra capacidad para organizar armónicamente la vida en común.

Enumerar algunas premisas puede ayudarnos a entender lo que está en juego:
1. El encaje de Cataluña en España exige, en todo caso, que Cataluña mantenga una mayoría social favorable a la integración. Si esa mayoría no existe, ni la invocación de la legalidad, ni las presiones de un tipo u otro, ni las maniobras políticas de alcance táctico serán capaces de garantizar el acoplamiento en el medio plazo.

2. La confrontación de posiciones está operando en sentido contrario, alimentando una poderosa corriente de fondo —más allá, incluso, de los partidos— favorable a la secesión. Es de temer, encuestas en mano, que ya ahora, si la disyuntiva fuera binaria, esto es, entre statu quo constitucional o independencia, reuniera más votos esta última. En cualquier caso, si no se hiciera nada, el tiempo parece jugar inexorablemente en esa dirección.

3. Antes o después, la ciudadanía catalana deberá ser consultada sobre la cuestión y expresarse. Negarlo será cada vez menos sostenible, en el plano nacional e internacional. En qué consista esa consulta, cómo y cuándo se organice, son variables cruciales para el desenlace del asunto.

4. El Gobierno español no puede aceptar ni un supuesto derecho de una parte del país a la secesión —inexistente tanto en el ordenamiento interno como en el derecho internacional— ni fórmulas que impliquen una colisión con el marco constitucional y su atribución de soberanía al conjunto del pueblo español

La ciudadanía catalana deberá ser consultada sobre la cuestión

En este contexto, la iniciativa de convocar un referéndum, impulsada por partidos que representan a más del 70% del Parlamento catalán, ha sido percibida como un nuevo paso en la escalada de la tensión. No han faltado razones. Entre otras, una escenificación unilateral y revestida de la enfática solemnidad que aqueja últimamente a la política catalana (también, en buena medida, a la española) cuando se aborda este asunto. Sin embargo, la situación admite otro tipo de lectura.

Los partidarios de la secesión han hecho, hasta hoy con éxito, del “derecho a decidir” un banderín de enganche para dotar a su proyecto del respaldo masivo que necesita. Pero ahora, para mantener ese respaldo más allá de sus propias filas, se han visto obligados a pactar una propuesta de referéndum distinta de la que pretendían. Al incluir una opción intermedia (un “estado no independiente” que cabe interpretar como más autogobierno sin secesión), la pregunta dota de un espacio para expresarse a cientos de miles de ciudadanos que, en la disyuntiva binaria, carecerían de una respuesta propia y se verían obligados a refugiarse en una de las otras, o a abstenerse.

En mi opinión, este es un dato relevante que podría situar la consulta más cerca de una salida integradora que de los planes secesionistas, siempre que el Gobierno y las fuerzas políticas mayoritarias en España, analizando y manejando la situación con inteligencia política, supieran llegar a un acuerdo con el Gobierno catalán para realizarla, bajo ciertas condiciones. En este sentido, el Gobierno español podría, aplicando, como han sugerido Rubio Llorente y otros expertos, el artículo 92 de la Constitución, convocar por sí mismo un referéndum consultivo para conocer la opinión de los ciudadanos catalanes, fijando para ello —de forma deseablemente pactada— la fecha y demás circunstancias. Podría aceptar también la estructura básica de alternativas que acordaron los partidos catalanes, aunque sería necesario que la opción intermedia entre lo que hay ahora y la independencia se formulara de manera algo menos ambigua que como ha sido planteada.

Ciertamente, el Gobierno debería asumir que si el resultado, no vinculante en sí mismo, reflejara una mayoría amplia favorable a revisar —con uno u otro alcance— el statu quo constitucional, habría que abordar una negociación que hiciera esa revisión posible. Y, por supuesto, cualquier reforma constitucional que incluyera los acuerdos surgidos de ese proceso tendría que ser aprobada por el conjunto de la ciudadanía española. Esta fue, por ejemplo, la doctrina que estableció la Ley de Claridad canadiense para el caso de Quebec.

El mero transcurso del tiempo juega más bien a favor de la separación

Desde mi punto de vista, un enfoque de este tipo ofrece, para quienes defendemos la integración de Cataluña en España, importantes ventajas. Por una parte, permite acceder a la consulta sin que ello implique reconocer un actor soberano diferente del pueblo español. Por otra, un acuerdo sobre la consulta haría que España apareciera ante los catalanes, por primera vez en los últimos años, como un espacio de diálogo y pacto, y no de negativa o imposición. La imagen internacional del país, en lo que se refiere al manejo del conflicto, saldría también claramente beneficiada. Por último, al privar a los independentistas de cualquier exclusiva en la defensa del “derecho a decidir” desactivaría esta palanca de reclutamiento y haría aflorar las posiciones de fondo, esto es: secesión o integración, en qué condiciones y con qué consecuencias. El debate sobre lo que hay en juego se clarificaría, saliendo de la ambigüedad algo viscosa que lo viene caracterizando.

Pero lo más importante es que este planteamiento de consulta mejoraría el pronóstico —obligadamente pesimista, hoy— sobre el encaje de Cataluña en España, haciendo más probable una mayoría social favorable a la integración. Eso sí, previsiblemente, la mera defensa del statu quo actual sería minoritaria entre los catalanes. De ser así, el resultado abriría la puerta a una reforma de nuestro marco constitucional. Obligaría a asumir ciertos elementos de bilateralidad en la relación entre ambas partes. Llevaría consigo un replanteamiento del modelo territorial definido en 1978. Pondría en cuestión una simetría que hoy se revela artificial en el tratamiento de las distintas realidades territoriales del país. Un reto bastante complicado, desde luego, pero aconsejable para afrontar el fondo del problema.

Ha dicho el presidente del Gobierno que la consulta no se hará. Muchos creen lo mismo, fuera y dentro de Cataluña, entre ellos no pocos de sus promotores, cuya estrategia daba por descontada la negativa y se alimentará de ella, si nada lo remedia. Pero se equivoca quien crea que eso acaba con el problema. Lo que viene después de prohibir e impedir la consulta no es mejor que lo de antes. El mero transcurso del tiempo no juega a favor de la integración, sino de la separación. No parece un momento para jactancias buscando el aplauso fácil de la propia parroquia, sino para aprovechar las oportunidades y recuperar la iniciativa.

Francisco Longo es profesor del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de la ESADE.

La opinión de
La jornada nefasta
HERMANN TERTSCH ABC 28 Enero 2014

Si a un Gobierno con mayoría absoluta le ganan los pulsos desde la calle, no utiliza sus fuerzas de la manera más conveniente

Cuando se sufre una jornada terrorífica en la que todo parece salirle a uno mal, lo más fácil es echar la culpa a la fatalidad o al prójimo. Pero lo cierto es que la concatenación de reveses que ayer tuvo que encajar el Partido Popular en el plazo de pocas horas se debe en gran medida a culpas propias.

Y ahora, con tantísima loza rota, lo más relevante es ver cómo van a reaccionar sus dirigentes, como va a reaccionar Rajoy. Si van a dar la batalla, emprender una contraofensiva política frente a los intentos de negarle su derecho legítimo de gobernar. O si van a pretender confundirse con el paisaje, arriolizados hasta las elecciones. Eso que tanto le ha gustado practicar. En la oposición era fácil. Se llamaba «gestionar los tiempos».

Que, después supimos, venía a ser verlos pasar. En el Gobierno, lo conseguido no es poco. Pero es tan radicalmente insuficiente, que todo puede no ser nada. Básicamente se ha portado bien el Gobierno dentro de las reglas de urbanidad europea. Para ordenar y sanear el carajal que habían dejado El Gran Atila y su tropa.

Nada más cruzar el ecuador de la legislatura, ese sistema tan adecuado al carácter del presidente ha quedado agotado. Evitar conflictos ya no es una estrategia. Es un suicidio a plazos. La izquierda, que le niega tanto el derecho a gobernar como el derecho a legislar a la mayoría, ha cobrado pieza. Piezas ya. Y le gusta. En la calle, triunfos como el de Gamonal hacen escuela. Y todo ello tiene un eco triunfal en las televisiones privadas convertidas en los grandes altavoces del desafío violento a los resultados de las urnas. Pero también en una RTVE a veces grotesca. Los pulsos se suceden. Y los pierde el Gobierno.

El anuncio ayer de que, ante las trabajas judiciales, la Comunidad de Madrid renuncia definitivamente a privatizar la gestión de seis hospitales es uno muy serio. Un nuevo éxito de esa izquierda antidemocrática, disfrazada con mil camisetas de mil mareas. Y además una claudicación. Si era necesario, eficaz y lógico y funciona bien en otros sitios, la renuncia no es otra cosa. Había mucha contestación en Madrid al proyecto. Pero políticamente gana impulso la batasunización de la izquierda madrileña. Esa depravación antidemocrática tiene mucho que ver con Tomás Gómez, que encaja en una emergente subcultura extremista sin escrúpulos con la violencia.

Nadie espere que la izquierda parlamentaria condene esos usos o frente la deriva extremista. La considera útil y necesaria. Así las cosas, resulta grotesco que parte de los mandos del PP se dediquen básicamente estos días a descalificar a los miembros de su partido que, hartos de cinismo, indolencia y desprecio a promesas y valores, busquen la defensa del programa del PP fuera del PP.

Si a un Gobierno con mayoría absoluta le ganan todos los pulsos desde la calle y al mismo tiempo se le abre una vía de fuga de militantes, cabe sugerir que no utiliza sus fuerzas de la manera más conveniente. Ya no le basta con grandes discursos como el Rajoy de Barcelona, que llega con dos años de retraso. Si no hace política se la hacen, por todos los rincones. La falta de decisión y voluntad política para modificar la realidad nacional de acuerdo con su programa ha decepcionado y abatido a los propios. Y envalentonado a la peor reacción que se resiste a modernizar España.
Que vuelve a creer que puede ganar. Si el destino de una mayoría absoluta desconocida en España y con mandato excepcional fuera ser barrida desde la calle por un pentapartito extremista que nos hunda para dos generaciones, Rajoy dejará mal recuerdo.

España
El Gobierno socialista gastó 630 millones en contratos opacos en sus dos últimos años
ANA I. SÁNCHEZ / madrid ABC 28 Enero 2014

Casi dos tercios del importe procede de concursos resueltos por Rubalcaba y Chacón

Contratos con criterios de adjudicación desconocidos, procesos secretos o de urgencia que no correspondían, exigencias que reducen la competencia, vulneración de los principios de objetividad, publicidad y transparencia, servicios abonados de los que se desconoce si fueron prestados... Así hasta totalizar concursos por importe de 630,6 millones o 104.923 millones de las antiguas pesetas. Esto es lo que ha encontrado el Tribunal de Cuentas al fiscalizar la contratación celebrada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en sus dos últimos años, 2010 y 2011, y por lo que insta al actual Ejecutivo a tomar decisiones para «aumentar» la objetividad en la contratación del sector público y «extremar» las medidas para que el contrato se ajuste a lo pactado. El organismo advierte también de que solo ha podido fiscalizar una «muestra» por lo que las contrataciones anómalas podrían ser superiores.

Vulneraciones acumuladas
Fueron nueve ministerios, de un total de quince departamentos los que vulneraron la Ley de Contratos del Sector Público aunque lo hicieron por importes muy desiguales. Así solo entre los ministerios de Interior —bajo la batuta del hoy secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba— y Defensa —entonces en manos de Carme Chacón, aspirante hoy a sucederle—, se adjudicaron con «deficiencias» un total de 409 millones, casi dos tercios del total.

Precisamente, encabeza la lista de importes adjudicados con anomalías Interior. Todos los contratos fiscalizados por el Tribunal, por 235,4 millones, se desvían de los principios que deben regir la contratación pública y la mayoría de los expedientes encadenan, al menos, dos vulneraciones legales, según el organismo. De hecho, en más de la mitad de los expedientes, el organismo fiscalizador alerta de faltas en la «objetividad que debe presidir la admisión de interesados a la licitación», además de la aplicación de formas de valoración «contrarias al principio de economía» que debe regir la gestión de los fondos públicos.

Entre ellos, un contrato llama poderosamente la atención al acumular hasta cinco desvíos de la legalidad: redacción «excesivamente genérica» que no se corresponde «con las exigencias de la Ley de Contratos del Sector Público, ausencia de justificación del procedimiento y los criterios de adjudicación elegidos, incumplimiento de la obligación de remitir documentación al Tribunal, deficiencias que afectan a la objetividad en la admisión de licitantes y valoraciones contrarias al principio de economía que debe regir la contratación pública. Es el relativo a las construcción de un nuevo edificio en la academia de Aranjuez por 22,1 millones. Para rematar, en la mayoría de los expedientes, ocho de once fiscalizados, no se han justificado ni el procedimiento ni los criterios de adjudicación elegidos, avisa el Tribunal.

Solo dos de los contratos analizados fueron resueltos cuando el líder de la oposición ocupaba ya la vicepresidencia del Gobierno pero la escasa diferencia temporal —unos días en un caso y cinco semanas en otro— permiten concluir que ambos se pusieron en marcha con Pérez Rubalcaba como ministro del Interior.

¿Llegaron a ejecutarse?
Respecto al ministerio de Defensa, las anomalías detectadas suman 173,6 millones. El contenido de más de la mitad de los contratos no se ajusta a lo previsto en la ley y sus pliegos presentan deficiencias que afectan «a la objetividad» en la admisión de licitadores. En otros tres expedientes, Defensa no actuó con conformidad a «los principios de objetividad, publicidad y transparencia rectores de la contratación pública»; en cuatro de ellos, directamente, no justificó el procedimiento y criterios de adjudicación; en otro trío también restringió, cree el Tribunal, la concurrencia, y en uno más aludió al procedimiento de urgencia sin que concurrieran las causas para ello. El organismo cierra este capítulo advirtiendo de que no ha podido verificar que ninguno de estos contratos llegara a ejecutarse porque este departamento que encabezaba Chacón nunca le remitió documentación que así lo acredite.

A distancia de Interior y Defensa, Justicia sacó adelante contratos por 70,2 millones sin que su máximo responsable entonces, Francisco Caamaño, pueda alegar desconocimiento de la ley. De nuevo, todos los contratos fiscalizados, ocho, vulneran la ley. Algunos de los incumplimientos se centran en redacciones excesivamente genéricas o trámites de urgencia -que reducen la concurrencia- sin estar justificados, y en la mitad de los contratos, directamente, no está documentado ni el procedimiento ni los criterios de adjudicación.
Por vía de urgencia

La gran vicepresidenta de aquel momento, Teresa Fernández de la Vega, también tiene tachones. Todos los contratos de Presidencia que han sido fiscalizados datan de su época como ministra y la mayoría de ellos, por 55,7 millones, no se ajustan por un motivo u otro a la normativa. Se formalizaron concursos sin que se justificaran el procedimiento y los criterios de adjudicación o se emplearon redacciones «excesivamente» genéricas no conformes «con los principios de objetividad, publicidad y transparencia rectores de la contratación pública». También se hizo uso del procedimiento de urgencia, sin justificación para ello.

El ministerio de Exteriores continúa la lista con contratos con «defectos». El importe asciende a 39,72 millones, en los últimos diez meses de Miguel Ángel Moratinos y la etapa de Trinidad Jiménez. No obstante, la mayoría del dinero adjudicado con algún incumplimiento legal se concentra en un contrato, por 37 millones, resuelto con el primero de ellos. El expediente adjudicó el servicio de telecomunicaciones, telefonía fija y red de datos por vía de de urgencia, sin que la misma estuviera justificada como tampoco lo está el procedimiento ni los criterios empleados para la elección de la oferta ganadora, alerta el Tribunal. Con Jiménez como ministra, Exteriores celebró dos concursos con pliegos que contravenían los principios de igualdad y transparencia y, al igual que Defensa, nunca envió al Tribunal la documentación que demuestra que estos contratos llegaron a ejecutarse.

Cuando Ángeles González-Sinde ocupaba el ministerio de Cultura se ejecutaron contratos por 29,4 millones con diversas vulneraciones de la ley y, según el Tribunal, este departamento solo ha justificado el procedimiento y criterio de adjudicación en uno de los ocho expedientes fiscalizados. El Tribunal remata su informe advirtiendo de contratos con anomalías en los ministerios de Educación con 12,83 millones y Ángel Gabilondo al frente; Ciencia con 9,37 millones y Cristina Garmendia como responsable; y Política Territorial con 4,3 millones en manos de Manuel Chávez.

Quadras se da cuenta 30 años después que no había democracia
Graciano Palomo Periodista Digital 28 Enero 2014

Conviene pararse por un momento a distinguir dentro del ruido lo que son voces y lo que son ecos. Yo ya he vivido esta historia dentro del centro derecha cuando la Unión de Centro Democrático (UCD) de Adolfo Suárez tuvo que sacar a este país adelante en medio de una grave crisis institucional, democrática y económica.

Por eso, creo que los casos de Alejo Vidal Quadras, una gran cabeza intelectual presidiendo un cuerpo interesado y ramplón, y de Jaime Mayor Oreja son radicalmente distintos en el fondo y en la forma.

Vidal Quadras fue pateado en su trasero en 1996 cuando Aznar necesitó los votos de CIU para acceder al poder y se calló como un muerto. Necesitaba la política para subsistir. Dice que se va después de 30 años de militancia en el PP porque no existe democracia interna. ¡Joder, qué tio! Ha necesitado seis lustros para darse cuenta de algo tan fácil de colegir. Y de esos 30 años, 15 ha sido eurodiputado -¡nada mal pagado”- y vicepresidente del Parlamento Europeo, ¡casi ná!-y resulta que tampoco se daba cuenta de que no había democracia, pretexto utilizado para irse a un invento lleno de ambición rastrera y de resentimiento.

Lo hace cuando tenía ya constancia de que no iba a repetir en la mamandurria y no deja ni el euroescaño ni la vicepresidencia.
¡Hace falta tener caradura!

Espero que nadie caiga en el error de votar a este 'jeta' de la política para que siga riéndose de sus votantes, que nunca lo fueron a título personal sino al partido al que ahora traiciona de forma tan grosera.

A tipos cómo éste lo que mejor les va es que vuelva Rodríguez Zapatero.

Lo de Mayor Oreja , un caballero donde los haya, lo dejo para otra ocasión. No se pueden mezclar bellidos dolfos con cansancios políticos. O lo que sea.

Periodista Digital entrevista al secretario general de Alternativa Española
Rafael López-Diéguez: "Un castigo en las europeas para el PP será un castigo en las autonómicas y municipales, por tanto pondrá toda la carne en el asador"
"¿Por qué el PP no se opuso a la ley de inmersión lingüística de Cataluña?"
Juan Velarde. Periodista Digital 28 Enero 2014

Periodista Digital comienza a tomarle el pulso a las Europeas, unas elecciones alejadas aún en el tiempo pero muy cercanas en lo que respecta al debate mediático, sobre todo en la derecha, donde las deserciones en el PP está marcando la agenda política.

Para saber qué sucede en la derecha política, nadie mejor que Rafael López-Diéguez, secretario general de Alternativa Española, formación que se presenta a las elecciones europeas que se celebrarán el 25 de mayo de 2014 y que detalla cuál es su proyecto en esta entrevista en Periodista Digital.

TITULARES MÁS RELEVANTES
"Estas elecciones europeas suponen una magnífica oportunidad para Alternativa Española para presentar un proyecto de valores"

"La sociedad española va a saber apreciar un proyecto como el nuestro porque el proyecto del PP y el PSOE ya no aporta nada para España, nosotros apostamos por una Europa donde se puede hablar de tú, no queremos esa absorción de soberanía"

"El PP ha durado más en esta situación conflictiva de lo que era previsible. Hay mucha gente que está desencantada y de ahí la llegada de Vox, pero es complicado dar credibilidad para iniciar un nuevo proyecto cuando, como Vidal-Quadras, has sido parte de proyectos que han sido origen del problema"

"A mí me hubiese gustado que el proyecto de Vox hubiese partido desde la base, pero cuando lo hace desde la cúpula que ha sido parte del problema, hace que su legitimidad se pierda. Ese principio de regeneración que pide la población española se pierde si la enarbola alguien que ha estado 15 años en el sistema"

"Dentro del PP es imposible resolver nada, pero es vital saber quién es quién y para enarbolar esa bandera de la regeneración no se puede llevar 15 años en el Parlamento Europeo"

"El PP, entre 1996 y 2000 hizo el mayor número de transferencias a los nacionalistas que son el origen del problema que estamos viviendo"

"Arzallus dijo que había conseguido de Aznar en 14 días lo que no logró de González en 14 años y Pujol dijo del ex presidente que era un caballero que cumplía los pactos"

"¿Por qué el PP no se opuso a la ley de inmersión lingüística de Cataluña? ¿Acaso Rajoy y los suyos son capaces de solventar este problema? Yo no les creo capaces y en función de sus tibiezas les creo capaces de nuevas concesiones"

"En las elecciones europeas va a ganar la abstención porque el hastío de la gente ha llegado al máximo"

"La maquinaria del poder es muy fuerte y los medios al alcance del PP son muchos y sabe que un castigo en las europeas será un castigo en las autonómicas y municipales, por tanto pondrá toda la carne en el asador"

"La gente está hasta las narices de proyectos contrarreformistas y liberales, que es el problema que le afecta a Vox, que es la copia del PP y entre el original y la copia, la gente prefiere el original"

"Las soflamas independentistas de obispos vascos y catalanes me parecen fatales, propondría medidas radicales contra estos señores, debería haber una repulsa de la Conferencia Episcopal, algo que no ha habido"

"Los del CAC son muy ‘amigos míos' y me halaga que me hayan incluido en una lista negra de los que cuestionamos el criterio de la nación catalana. Nunca dejaré de defender la unidad de España aunque me pongan en muchas listas"

"Los separatistas históricamente han aprovechado los periodos de debilidad para intentar separar a España"
Redacción / Agencias www.cronicaglobal.com 28 Enero 2014

El ensayista y periodista Emilio Contreras publica España, ¿un éxito efímero? donde analiza las claves del progreso español en los últimos cuatro siglos y alerta al mismo tiempo del riesgo de involución. Entre las amenazas, señala sin titubeos el órdago secesionista catalán y las "propuestas viscerales y populistas" que tratan de hacerse fuertes "al amparo de la crisis".

"Los separatistas históricamente han aprovechado los periodos de debilidad para intentar separar a España. [...] Hoy tratan de hacer lo mismo [...] a través de los medios de comunicación y eso es malo tanto para Cataluña como para [el resto de] España porque están infringiendo la legalidad". Así de contundente se ha mostrado el periodista Emilio Contreras, quien acaba de publicar su primer ensayo "España, ¿un éxito efímero? De lo que ha costado conseguir el progreso y la estabilidad y del riesgo de perderlos (Biblioteca Nueva).

Contreras, en una entrevisa para EFE, ha defendido que la apuesta secesionista del Gobierno autonómico de Cataluña es "sin duda una amenaza para España", pero ha explicado que "la experiencia histórica demuestra que el independentismo en momentos de crisis, como el que vive España ahora, acaba fracasando".

Relata el escritor que así sucedió en 1931 y también en 1934 en Cataluña. Ahora, tras treinta y cinco años de democracia, cuando el país se ha puesto "al nivel de modernidad de las naciones de su entorno", este logro puede ser "efímero" si las "propuestas viscerales y populistas" acaban triunfando "al amparo de la crisis".

"La ley no prevé esta consulta"
El ensayista ha lamentado que el órdago independentista lanzado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, haya logrado "convencer a un sector de la población" cada vez más amplio de que España "expolia y roba a los catalanes". Esto es así, según Contreras, precisamente "debido a las dificultades económicas".

Un argumento "repetido machaconamente" ha dado resultado a los nacionalistas, ha afirmado quien fuera gobernador civil en Ávila y Santander por UCD. Pero "la ley no prevé esta consulta tal como recoge la Constitución", ha apuntado, "un texto que se aprobó también con el apoyo entusiasta de los nacionalistas catalanes con Miquel Roca -uno de los padres de la Carta Magna- a la cabeza", ha recordado.

En este sentido, Contreras ha lamentado la desaparición "del espíritu de concordia" que se instaló en España durante la Transición y que "permitió consensuar temas claves". "Aquel espíritu murió en 1980", ha señalado, "y empezó el ataque de unos contra otros como si fuéramos una democracia consolidada", ha añadido.

En su primer ensayo Emilio Contreras ha procurado una meditada reflexión "sobre lo que hemos sido para entender lo que somos y evitar que vayamos hacia donde no debemos ir".


******************* Sección "bilingüe" ***********************
La pobreza aterriza en Valencia con el PP
Juan Vicente Santacreu Periodista Digital 28 Enero 2014

Quizás entiendas por qué cada día eres más pobre, ¡¡Participa y divulga!!
La Comunidad Valencia, una de las regiones porcentualmente más rica de toda España, consigue alinearse con las más pobres de la mano del Partido Popular.

Conviene recordar, por ejemplo, que en la crisis del petróleo de los 70 la región valenciana fue de las menos afectadas debido a su PIB, de hecho la crisis pasó prácticamente inadvertida. Pero esos eran otros tiempos donde la sociedad civil era la que controlaba la riqueza de la región. Hoy en día la Casta política es la que controla y fiscaliza la economía derrochando la riqueza con obras imposibles, robando y derrochando. Y por si esto fuera poco, creando leyes que oprimen a los únicos fabricantes del bienestar; las PYMES y autónomos.

Una pequeña fracción de terreno, como lo es una Autonomía, no puede soportar un Gobierno con tantos hijos de puta chupando de la teta sin dar un palo al agua. Entre todos hemos convertido el Estado del bienestar en las Autonomías del bienestar. Bienestar para ellos, las reinonas y sus palmeros.

derroches y subvenciones imbéciles del PP

derroches y subvenciones imbéciles del PP

Aquí os dejo sólo un ejemplo de lo que continuamente se publica en el DOCV; subvenciones pagadas con tu dinero que reparte el PP entre sus amiguetes y afiliados.

Así que cuando vayas por Valencia y veas cartelitos en valenciano, piensa que nada es gratis, los políticos se gastan tu dinero para imponer ese dialecto tribal y diferenciador. ¿O acaso pensabas que Mercadona, Consum, etc. ponen cartelitos  en valenciano por amor al arte? Lo ponen porque reciben subvenciones millonarias pagadas con tu dinero.

Sólo el Partido Popular de la Comunidad Valenciana se gasta 1.000 millones al año en subvenciones, inmersión lingüística y demás mierdas, mientras tú a duras penas llegas a mitad de mes.

Por tanto cuando te hablen en valenciano, piensa en la pasta que te está costando y responde en español que es gratis y no necesita ninguna subvención.

Así lo pienso y así lo digo en español, que es gratis y no necesita ninguna…

Juan Vte. Santacreu – Periodista Digital

POLITICA
El PP tiene un problema a su derecha
RAMÓN GORRIARÁN | MADRID El Correo 28 Enero 2014

La aparición de Vox confirma que el electorado más conservador se distancia del partido de Rajoy
El Gobierno opta por las políticas sociales más derechistas para frenar la sangría a costa de perder apoyos por el centro

El PP admite que tiene un problema con su electorado más a la derecha. Los sectores más conservadores del partido gubernamental están desencantados con Mariano Rajoy y sus políticas, una desafección que no ha pasado inadvertida al presidente del Gobierno y a la dirección popular, que tratan de apagar el incendio con medidas que suelen gozar de buena acogida en ese segmento electoral aunque el precio a pagar sea el malestar del votante menos radical. La aparición de Vox, el nuevo partido que impulsan José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal, es el síntoma de que quizá sea demasiado tarde para detener la sangría y que el divorcio del PP con la extrema derecha no tenga marcha atrás.

José María Aznar se vanagloriaba en su segundo mandato de 2000 a 2004 de haber logrado aglutinar "a todo lo que hay a la derecha de la izquierda" y así lo recordaba durante un coloquio en Valladolid en noviembre pasado. El expresidente reconoció en aquella charla que uno de los mandatos que encomendó a Rajoy cuando lo escogió como sucesor hace algo más de diez años fue que "no fragmentara" el espacio político de la derecha porque si así ocurriera sería "lo peor para la democracia española". La encomienda no parece cumplida y las otrora disciplinadas mesnadas del PP dan señales de revuelta.

Uno de los promotores de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, recurrió al lenguaje rotundo al denunciar que el Gobierno de Rajoy "ha defraudado" a sus votantes porque hace políticas "de izquierda o extrema izquierda". Pero sin esa crudeza, otros impulsores de esa nueva organización comparten la tesis del desengaño de una parte del electorado popular. Incluso desde dentro hay voces, como la del propio Aznar o la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, muy escuchadas en los sectores más radicales, que no esconden la decepción. Claro que también hay silencios elocuentes, como el de Jaime Mayor Oreja en aras de un premio electoral.

La derogación de la doctrina Parot, la excarcelación de más de 60 presos de ETA y la, a juicio de los críticos, tibia actitud del Ejecutivo ha sido la gota que ha colmado el vaso de la desilusión. Pero también la respuesta al desafío independentista de Cataluña, la presencia de los representantes de la izquierda abertzale en las instituciones democráticas o el incumplimiento del programa electoral, sobre todo en el capítulo fiscal con los aumentos de impuestos en las antípodas de la promesa de bajarlos, fueron tragos de muy difícil digestión para el sector más conservador del PP.

Rajoy intenta taponar esta vía de agua con iniciativas a la medida del sector más a la derecha de la derecha. La reforma educativa, la ley de seguridad ciudadana, la de seguridad privada, o las nuevas operaciones antiterroristas, por citar algunas, son gestos con destinatario. También tenía ese objetivo la reforma de la ley del aborto, pero ha tenido la virtualidad de no contentar a los más conservadores, que abogan por la penalización sin excepciones de la interrupción del embarazo, ni a los moderados, incluidos líderes populares de peso, que consideran la reforma un fiasco sin paliativos.

El presidente del Gobierno desearía que el foco del debate estuviera puesto en la incipiente recuperación económica pero tampoco lo consigue. "Perdemos por la derecha y por el centro, pero sobre todo por la derecha", confiesa con amargura un dirigente popular de larga trayectoria, que atribuye al recuerdo de Aznar y a la comparación con su gestión buena parte de las deserciones en las filas conservadoras.

Infidelidad
El expresidente no tenía complejos en reconocer que el PP representa a toda la derecha, pero los actuales dirigentes del partido no están cómodos cuando se les menciona que la extrema derecha también se refugia bajo la gaviota. "La extrema derecha se siente cómoda en el PP", comenta la expresidenta del Centro de Investigaciones Sociológicas Belén Barreiro.

De acuerdo al sondeo de ese organismo demoscópico de octubre, el último con datos de intención de voto, el 95% de los que se consideran de ultraderecha vota o ha votado al PP. Algo que no está tan claro para el futuro pues solo el 62,5% de los ultras dice que darán su papeleta en las próximas elecciones al partido de Rajoy, mientras que el 25% no votará a nadie y un pequeño porcentaje respaldará a UPyD. Un ministro del círculo más cercano al presidente del Gobierno calcula que un 10% de sus votos procede de la extrema derecha, porcentaje que coincide con los datos del CIS.

Una realidad que puede cambiar en próximo comicios porque los populares soportan los niveles de fidelidad electoral más bajos de los últimos años. El barómetro de octubre revela que solo el 56,8% de quienes respaldaron a Rajoy en las elecciones generales de 2011 lo volvería a hacer. Lo habitual en el PP solía ser contar con índices de lealtad del orden 80 y del 90%. En esa desbandada, los ultraderechistas ocuparán un lugar notable, máxime con la aparición de fuerzas como Vox, un partido refugio para los disidentes populares, admite un miembro del comité ejecutivo del partido. Otros, en cambio, creen que la nueva formación perjudicará más a UPyD o a Ciutadans, que ya habían recogido a desencantados del PP que ahora pueden encontrar en la organización de Ortega Lara y Abascal una opción más acorde con sus ideas.

Misterios gozosos
MANUEL MONTERO EL CORREO  28 Enero 2014

· En Cataluña hay muchos más independentistas que antes pero a la hora de votar no sube el nacionalismo. Su peso es similar al que tenía antes de que comenzase el furor soberanista

Serán un gozo, pero las cosas que ocurren en la Cataluña preindependiente (o así) son misteriosas. Los partidarios están entusiasmados, con un raro frenesí: moviéndose todos a la vez a ver si hace ola y se mueve el mundo, pero quizás eso es todo. El libertador en cap, Mas, combina la agresividad retórica con el discurso de la mano tendida, como si subiera la apuesta para forzar al contrario a negociar, al revés de lo que indican el sentido común y los textos de autoayuda, que para tal resultado sugieren seducción y no palo. ¿Quiere nadar y guardar la ropa? Resulta un imposible categórico si no se sabe nadar.

En un santiamén todo ha cambiado, pero son cambios enigmáticos. A veces la sesión da en representación teatral, como las poses de Mas volviendo heroico de Madrid, esos viajes épicos por el mundo a predicar el evangelio o la escena gloriosa en la que cuajaban senyeras independentistas en el Liceo. La estética neorromántica producirá emociones, pero también cierta sensación de artificialidad, de tramoya, en el sentido de ‘enredo dispuesto con ingenio, disimulo y maña’.

No falla el entusiasmo de los propios ni la mística de un pueblo a punto de ‘recuperar’ su libertad. Han tenido éxito los arquetipos libertadores básicos, basados en las distintas varas de medir y el victimismo. Una regla fundamental: se condenan las represiones sufridas a lo largo de las centurias y se ensalzan las que ejercen los propios. Desde esta perspectiva, la represión no es un mal en sí mismo, sino según quien la ejerza. Si somos nosotros los que reprimimos a los otros –y les impedimos estudiar en su idioma– se le dice normalización. En este trance resulta importante que no se note la impostura, lo que exige indignarse ante cualquier discrepancia y achacarle malas intenciones. Los libertadores catalanes lo han conseguido: ha colado.

En la difusión del discurso mítico la gesta catalana ha dado en sobresaliente. El problema reside en que la repetición de los lemas hace que no se adviertan algunas contradicciones de calado. Ni siquiera los aprecian los informes que realiza el Consejo de Transición Nacional, también una novedad, pues hasta donde se alcanza nunca se ha producido una independencia tan previsora: en esto las subvenciones han resultado eficaces. Sus estudios crean Estado

Pero olvidan lo básico. Tal y como lo presentan estamos ante un caso singular, único, que no se ha producido nunca y que deberían estudiar como fenómeno sin parangón histórico. Crean un panorama casi inexplicable, por no decir milagroso, lo que no le quita intriga, sino que se la da.

Los sentimientos de identidad nacional suelen cambiar muy lentamente, si lo hacen. Por lo que cuentan, en Cataluña no; la conversión nacionalista ha resultado súbita. Estaríamos ante el caso excepcional de que un país llega a la independencia por un cambio brusco en sus convicciones nacionales, de tipo coyuntural. Lo nunca visto. Desde 1991 el independentismo en Cataluña se movía alrededor del 33%: sólo un par de años, cuando se hicieron las encuestas por teléfono, subió sustancialmente –¿pero las creencias dependen de que te llamen por teléfono?; las creencias no, sólo algunas encuestas, si hay presión social por medio–. Pues bien, de pronto el independentismo comienza a saltar, de año en año hasta el 55%: entre 2007 y 2012. Un caso asombroso. En sólo cinco años, un 66% más de independentistas. De que se haya producido un fenómeno tan asombroso depende todo el juego. Este salto coincide con el momento en el que estas encuestas las empezó a hacer un organismo dependiente de la Generalitat, pero no habrá que suponer que eso tenga influencia, lo que aumenta el enigma.

Segunda circunstancia misteriosa: la subida del independentismo no se refleja electoralmente. Hay muchos más independentistas que antes, dos tercios más, pero a la hora de votar no sube el nacionalismo. Su peso es similar al que tenía antes de que comenzase tal furor. ¿El nuevo independentismo se refugia en partidos que no son nacionalistas? Pues a lo mejor, dada su ambigüedad al respecto, aunque queda llamativo.

El 55% de la población catalana se declara independentista. Por eso se hace raro que en las elecciones sólo vote nacionalista el 30% del censo. Otro misterio. Ha de suponerse que toda la abstención es independentista, circunstancia improbable; o que lo son todos los votantes de CiU –los de ERC y CUP parecen claros– y buena parte del PSC y de IU. Todo puede ser, pero suena extraño.

¿Y si todo es efecto de la escenificación, capaz de ofuscar al taumaturgo y a los espectadores? ¿Si lo único que ha ocurrido es que el nacionalismo se ha radicalizado, a fuerza de agitarse, sin que el independentismo suba su peso? El principal cambio electoral de estos años ha sido que CiU pierda a favor del soberanismo radical, no que el nacionalismo suba. A lo mejor estamos ante un fenomenal espejismo, con esas proclamas según las cuales de libres viviremos mejor, los demás nos roban, en esta manifestación había tres millones y no trescientos mil. Que hacemos dos preguntas y a ver qué pasa. Que quizás tras echar el órdago, el opresor secular se aviene al diálogo y negociación y ya veremos.

La hipótesis de que detrás de todo esté una alucinación no le quita capacidad desestabilizadora a los ímpetus soberanistas. Se los acentúa, pues cuando uno se ha entregado a los imaginarios –y subvencionado– resulta un trauma retornar a la realidad. A nadie le gusta que los misterios gozosos se conviertan en los dolorosos y hará lo posible por no cambiar de rosario.

El problema vasco del PP
EDURNE URIARTE ABC  28 Enero 2014

El PP no puede buscar el diálogo con el PNV en los objetivos independentistas, como tampoco lo hace en Cataluña

LA liberación injustificada de Bolinaga fue un grave error del PP al que se sumó, en sus nefastos efectos para los populares, un error ajeno, el de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, un error atribuido con cierto éxito mediático al PP por algunos representantes de las asociaciones de víctimas. La posición de Arantza Quiroga respecto al PNV amenaza con ser la guinda de todo lo anterior. Esa por la que Quiroga cuestiona, la semana pasada, al diputado general de Álava, Javier de Andrés, por criticar las posiciones de apoyo a Sortu del PNV, «no hay que echar leña al fuego». Y se niega a reconocer la gravedad de ese apoyo al brazo político de los terroristas en su estrategia de legitimación de la historia de ETA, con eso de que «no es tiempo de reproches» o «hay que tener altura de miras», para con el PNV, que decía ayer en una entrevista.

Entre este error y el que cometen algunos representantes de las asociaciones de víctimas o los dirigentes de partidos como Vox o UPyD hay un trecho en el que Antonio Basagoiti supo ocupar una posición inteligente y coherente con el discurso antiterrorista del PP. Que ni intentaba contemporizar con el PNV en sus alianzas con el brazo político de ETA. Ni, por el otro lado, era ajeno a una realidad sobre la que he escrito desde hace muchos años. La realidad de que hay un nacionalismo radical e independentista con vida propia fuera de ETA. O que independentismo continuará después de ETA. Como lo prueba Cataluña, en su momento de radicalidad independentista máxima, sin un grupo terrorista detrás.

Lo anterior significa que algunos objetivos de ETA continúan con éxito su camino, en efecto, pero no porque ETA no haya sido derrotada, como dicen algunos, sino porque el independentismo existía al margen del grupo terrorista. Y ese independentismo fue siempre mayor que el catalán en todas y cada una de las encuestas, una media de un 25% de apoyo, lo que nos da una idea del camino que puede recorrer, aunque ETA desaparezca definitivamente. A eso se suma el intento de ETA de legitimar su historia criminal y de sacar de las cárceles a sus asesinos antes de tiempo, un problema diferente del anterior.

Y el PP no puede buscar el diálogo con el PNV en los objetivos independentistas, como tampoco lo hace en Cataluña. Pero mucho menos puede tender puentes con un PNV que está en estos momentos en la legitimación de la historia etarra junto con Sortu, en las manifestaciones de la calle y en las instituciones. Por muy cómodo que sea políticamente eso de hacer amigos entre los nacionalistas del centro-derecha. Y por muchas ganas de ver tiempos nuevos que tenga Arantza Quiroga.

Si se suma a todo lo anterior la ausencia confirmada ayer de Jaime Mayor Oreja en la lista al Parlamento europeo, el PP va camino de tener un problema electoral con el asunto vasco. Y con Vox, o UPyD, listos para recibir los votos de castigo de algunos de sus votantes enfadados.

Hablar con manos libres
http://santiagonzalez.wordpress.com  28 Enero 2014

Me ha llamado mucho la atención, apreciada Arantza, la entrevista que ayer publicaba El País con usted bajo un titular muy sugerente: “Quiero manos libres para todo“. Verá, no me parece mal, pero quizá sea el suyo un empeño demasiado ambicioso para una democracia moderna. Antaño, los billetes de 5.000 pesetas llevaban un frase caligrafiada por el Rey que decía: ”Para la Corona y para los demás órganos del Estado, todas las aspiraciones son legítimas, y todas deben, en beneficio de la comunidad, limitarse recíprocamente”, concepto que si bien se mira es bastante antagónico con su deseo. Nadie puede tener manos libres para todo. Es triste, pero es así la vida.

Hay algunas otras cuestiones que serían muy discutibles por su falta de lógica interna, pero solo me voy a fijar en una:

P. Muchas de las víctimas que ahora critican duramente al Gobierno y al PP vasco son las mismas que no decían nada cuando Mayor Oreja acercaba a presos de ETA a Euskadi. [Se ve que el periodista no había leído el comentario publicado aquí dos días antes, en el que se desmontaba con algún detalle el supuesto implícito en la pregunta.]

R. Tendría que mirar las hemerotecas. No sé lo que decían las víctimas, pero sí lo que decía el PP vasco. Era una lealtad absoluta. Y estábamos aquí. Esta mañana [de viernes], recordando la foto del cementerio, pensaba: “todos los que estaban al lado de Consuelo [Ordóñez] tenían billete de vuelta a Madrid. Nosotros somos los que estamos aquí. Los que hemos estado y los que estamos aquí”.

Antes de responder esto, admirable Arantza, debería habérselo pensado, haber contado hasta diez y luego, haber respondido otra cosa más pertinente y más descriptiva de la realidad. Esa frase es una desmesura que ni siquiera Joseba Eguibar repetiría hoy. Pertenece al mismo campo semántico que las expresiones xenófobas que dieron justa fama a Xabier Arzalluz: “Por lo menos, nosotros somos de aquí y ellos no son de aquí”.

Verá, Arantza, Consuelo Ordóñez no tenía billete de vuelta a Madrid, sino a Valencia, ciudad en la que reside. Ella vivía hasta hace unos años en San Sebastián, en el barrio de Intxaurrondo, en una casa que el brazo civil de ETA marcó tres veces con pintadas y a la que una noche lanzaron siete cócteles molotov. Yo recuerdo haber visto fotos de Consuelo Ordóñez después de haber sido víctima de una agresión física. Las hemerotecas dan fe. No fue sólo eso. Ella era procuradora y tenía despacho en Tolosa. El control social batasuno, que había decretado su muerte laboral se encargó de dejarla sin clientes y fue entonces cuando decidió volver a Valencia a tratar de buscarse la vida.

María Teresa Díaz Bada volvió a su casa de San Sebastián; Laura Martín hizo lo propio. Rubén Múgica volvió al despacho que comparte con su hermano en el centro urbano de Bildustán. Yo he estado allí varias veces. Rubén ocupa el despacho que ocupó su padre, Fernando Múgica, hasta que ETA lo asesinó el 6 de febrero de 1996, y se sienta en el mismo sillón ante la misma mesa que él lo hacía. Todo está como hace 18 años, salvo un retrato de Fernando Múgica Herzog. Excuso decirle donde viven otras víctimas del terrorismo, como Estibaliz Garmendia y sus hijos, los huérfanos de Joseba Pagaza. Sus hermanos, Maite e Iñaki, su madre, ese referente profundamente moral para la sociedad vasca.

Y tantos otros que se fueron. Me parece la suya, dicho sea con todos los respetos, una respuesta, no sólo mezquina e impropia, sino incongruente con la política de su partido, cuando la dirigía Antonio Basagoiti. Recuerdo haber escrito a favor de una iniciativa suya para restituir el derecho de voto a personas que se sintieron obligados a marcharse después del asesinato de un marido, de un padre. No pudo ser y lo lamento, pero, ¿no le parece una incongruencia descalificar a las víctimas que han buscado otros aires para que sus hijos crezcan fuera del ambiente enrarecido y envilecido por el odio, cuando al mismo tiempo ha hecho campaña para restituirles un mínimo de lo que les quitaron, su vinculación civil con la tierra de que fueron extrañados? Una de esas personas que vive en Madrid es mi querida Ana Iríbar, la viuda de Gregorio. ¿Le parece a usted censurable? ¿Considera menos legítimas a las víctimas que se han ido, españolistas, o quizá sucursalistas?

La vida, querida Arantza, no es ese fenómeno adolescente que usted y los suyos inauguraron en el momento de afiliarse a Nuevas Generaciones. Por eso no debe decir eso de “nadie tiene que darnos lecciones” y pensar, muy al contrario, que siempre hay alguien cerca de quien puede aprender.

Y que sea su gobierno de su partido y de las responsabilidades que le competan en el futuro un ejercicio de prudencia y de sabiduría. Le deseo mucha suerte en ello y mucho acierto, de todo corazón.

Espaldarazo a Covite
María San Gil acusa al PP de "consentir" la "pesadilla" que vive el País Vasco
La expresidenta del PP vasco ha alzado la voz para defender la labor de Consuelo Ordóñez y alertar de lo que "consiente" su partido.
agencias Libertad Digital 28 Enero 2014

La expresidenta del PP vasco, María San Gil, ha acusado al Partido Popular de "consentir" la "pesadilla" que vive el País Vasco "en relación con el entramado etarra", y ha emplazado a Covite a seguir "alzando la voz" para que "no se diluyan las responsabilidades de los asesinos".

San Gil ha hecho estas declaraciones en la página web del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite), que, en plena crisis interna, ha hecho públicos los testimonios de apoyo de "referentes morales" como la propia exlíder del PP vasco, el dirigente de este mismo partido Carmelo Barrio y el filósofo Fernando Savater.

"Covite ha realizado, desde su origen, una labor encomiable, tanto desde el punto de vista de apoyo y cariño a las víctimas, como desde el trabajo sin denuedo por la memoria, la dignidad y la justicia", ha aseverado.

A su juicio, "hoy su trabajo, esfuerzo y dedicación son más necesarios que nunca porque lo que está ocurriendo en el País Vasco en relación con ETA, Batasuna, los presos, Sortu, Bildu y demás entramado etarra es más propio de una pesadilla que de una realidad".

En este sentido, ha criticado que esta "realidad política" es "consentida, además, por el partido que tuvo siempre claro que si matar no tenía premio, dejar de matar tampoco podía tenerlo", en alusión al Partido Popular.

"Por tanto, la labor de Covite, alzando la voz, exigiendo que no se diluyan las responsabilidades de los asesinos, que se les condene y juzgue como lo que son, que la historia que se escriba sea justa, veraz, y sincera y, sobre, todo que la línea entre víctimas y verdugos no se difumine, es imprescindible", ha insistido.

La expresidenta de los populares vascos ha dado las gracias a este colectivo "por seguir defendiendo lo obvio, lo justo y lo moral a pesar de tener todo, o casi todo, en contra".
La opinión de Savater

Por su parte, el filósofo y escritor Fernando Savater ha recordado unas palabras de Miguel de Unamuno en las que aseguraba que él quería ser como "un tábano, cuyas picaduras mantuviesen despierta y alerta a España".

Savater ha considerado que "la función que viene cumpliendo Covite es semejante". "En demasiadas ocasiones los aspectos meramente burocráticos o legales del terrorismo hacen olvidar su dimensión social y hasta moral", ha apuntado.

En su opinión, "es importante que las víctimas sigan aguijonenado a las instituciones, como han hecho hasta ahora, para que no se olviden esas otras dimensiones que no se refieren a la letra del código, a veces leído de modo oportunista, sino al espíritu que debe vivificarlo y que no hay que olvidar".

La voz de Carmelo Barrio
La web recoge además declaraciones del parlamento del PP vasco y portavoz de los populares alaveses, Carmelo Barrio, que cree que el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco "es la referencia necesaria en el trabajo por la memoria, la documentación histórica y la búsqueda de los porqués en relación con el papel" que juegan las victimas en la sociedad.

A su juicio, el reciente documento titulado "Mapa de Terror" elaborado por Covite, en el que se localizan "los lugares de los crímenes, confirma el hecho de que su trabajo es imprescindible para la democracia y para la construcción de la memoria".

Barrio cree que Covite "es la conciencia social, al apoyarse en los factores claves de la exigencia". "Sólo cabe que ETA se disuelva, entregue las armas, pida perdón, resarza a las víctimas y colabore con la justicia en el esclarecimiento de los crímenes sin resolver. Los demás debemos seguir ese guión", concluye.

Balance de un año: Barrio, San Gil y Savater alaban el trabajo desarrollado por COVITE en 2013
http://www.covite.org 28 Enero 2014

COVITE se puso en contacto a mediados de enero con referentes morales para muchas víctimas del terrorismo para que, con motivo del cierre del ejercicio anual del Colectivo, valorasen el trabajo desarrollado por la asociación en los últimos 12 meses. Todos coinciden en la importancia de la labor de COVITE, así como en el cambio que la asociación ha experimentado este último año, en el que el Colectivo ha tenido más influencia política y social que nunca.

sabaterFernando Savater, filósofo y escritor
“Decía don Miguel de Unamuno que él quería ser como un tábano, cuyas picaduras mantuviesen despierta y alerta a España. Creo que la función que viene cumpliendo COVITE es semejante. En demasiadas ocasiones los aspectos meramente burocráticos o legales del terrorismo hacen olvidar su dimensión social y hasta moral. Es importante que las víctimas sigan aguijonenado a las instituciones, como han hecho hasta ahora, para que no se olviden esas otras dimensiones que no se refieren a la letra del código, a veces leído de modo oportunista, sino al espíritu que debe vivificarlo y que no hay que olvidar.”

san-gilMaría San Gil, expresidenta del PP vasco y exparlamentaria vasca del PP
“El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) ha realizado desde su origen una labor encomiable tanto desde el punto de vista de apoyo y cariño a las víctimas como desde el trabajo sin denuedo por la memoria, la dignidad y la justicia. Pero me atrevería a decir que, hoy, su trabajo, esfuerzo y dedicación son más necesarios que nunca porque lo que está ocurriendo en el País Vasco en relación con ETA, Batasuna, los presos, Sortu, Bildu y demás entramado etarra es más propio de una pesadilla que de una realidad. Una realidad política consentida, además, por el partido que tuvo siempre claro que si matar no tenía premio, dejar de matar tampoco podía tenerlo. Por tanto, la labor de Covite, alzando la voz, exigiendo que no se diluyan las responsabilidades de los asesinos, que se les condene y juzgue como lo que son, que la historia que se escriba sea justa, veraz, y sincera y, sobre, todo que la línea entre víctimas y verdugos no se difumine, es imprescindible. Por eso, gracias, Covite, por seguir defendiendo lo obvio, lo justo y lo moral a pesar de tener todo, o casi todo, en contra.”

carmeloCarmelo Barrio, parlamentario del PP en la Cámara vasca
“COVITE es la referencia necesaria en lo que es el trabajo por la memoria y la documentación histórica –y la búsqueda de porqués- en relación con el papel que juegan las victimas del terrorismo en nuestra sociedad. El reciente documento titulado “Mapa de Terror” localizando los lugares de los crímenes, confirma el hecho de que su trabajo es imprescindible para la democracia y para la construcción de la memoria. Además COVITE es la conciencia social, al apoyarse en los factores claves de la exigencia. Sólo cabe que ETA se disuelva, entregue las armas, pida perdón, resarza a las víctimas y colabore con la justicia en el esclarecimiento de los crímenes sin resolver. Los demás debemos de seguir ese guion.”

No solo en los colegios
Barcina alerta de los proetarras infiltrados en la Administración navarra
La presidenta regional pide reformar el Código Penal para subsanar "una auténtica perversión del sistema". También se ha referido a C's y a Vox.
J. F. ÚBEDA Libertad Digital 28 Enero 2014

La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, celebró este martes un desayuno informativo en Madrid para, sobre todo, uno, defender el régimen foral de su región, y dos, advertir del crecimiento político de los partidos que orbitan en torno a ETA, que encarnan "una vuelta a los peores momentos de la Europa del siglo XX".

Presentada por el expresidente de Endesa, Manuel Pizarro -silente ante los medios-, Barcina ha dicho que Navarra "observa con preocupación la deriva separatista de Cataluña, una senda perjudicial para todos los habitantes de España", y ha advertido que a esta ola rupturista "se sumará el nacionalismo vasco" en cuanto considere oportuno. La presidenta navarra ha señalado la importancia de su región en este proyecto nacionalista: "No olvidemos que Navarra es la piedra angular del proyecto político totalitario de ETA" y de su entorno político.

Ante del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, Barcina ha afirmado que el proyecto de la banda terrorista "está vivo y está vigente", y ha recordado que "no han renunciado a ninguno de sus objetivos y, mucho menos, a las tácticas y planteamientos totalitarios para imponer su proyecto", al que ha definido como "una vuelta a los peores momentos de la Europa del siglo XX". La de UPN ha lamentado que los partidos del entorno político de ETA gobiernen una veintena de ayuntamientos en su región: "En nueve de estas localidades, en las últimas elecciones municipales no se pudo presentar ninguna lista alternativa a la de Bildu (…); en otros seis casos, algunos de los partidos que osaron plantar cara no tuvieron más remedio que recurrir a personas ajenas al pueblo para llenar las listas, por el miedo".

Para evitar que la sombra de ETA se extienda por los colegios, Barcina ha recordado que, en las próximas semanas, su Gobierno presentará una enmienda al Código Penal para evitar que terroristas, pederastas o violadores, no puedan acceder a la profesión de profesor: "No podemos permitir que una de las personas que colaboró en el asesinato de Tomás Caballero o que un dirigente de un grupo terrorista como SEGI estén dando lecciones a alumnos". "Es una auténtica perversión del sistema que tenemos que subsanar", ha añadido.

Además, Barcina ha alertado de que Bildu "ha hecho un llamamiento masivo a sus militantes que trabajan en la Administración Foral" para que dificulten al Gobierno de Navarra "desde los puestos que ocupan". "Les animan, además, a aprovechar los próximos concursos de méritos para la provisión de 84 jefaturas con las estrategia de controlar políticamente los departamentos mediante la elaboración de informes, propuestas y resoluciones específicas", ha especificado.

Cerrando este asunto, Barcina ha pedido la unidad de los demócratas para combatir a los terroristas, "para dotarnos de un Código Penal que evite sentencias humillantes como la de Estrasburgo, que impida eventos atroces y vergonzantes como el de los etarras en Durango o que castigue duramente cualquier tipo de exaltación del terrorismo".
Defensa del foralismo y los nuevos partidos

Barcina ha dicho que el sistema foral de Navarra "se basa en la plena y convencida aceptación de su integración en España", y que la región nunca ha hecho uso de su "singularidad" para "justificar desapego alguno por la realidad española". Además, la presidenta ha declarado que la posición de Navarra como Comunidad Foral constituye una "sólida roca ante los anhelos de construcción nacional que empujan desde el País Vasco".

Respondiendo a una pregunta de LD, Barcina se ha referido a los nuevos partidos 'regeneracionistas', como Ciudadanos o Vox. La presidenta de Navarra ha declarado que, en los grandes partidos políticos, se "echa en falta una regeneración política" y que, "lo ideal", sería que se produjera desde dentro.

A su juicio, la aparición de estos partidos tiene dos partes: una positiva, que refleja la pluralidad de la democracia, y una negativa: "Al final, con un arco parlamentario muy fragmentado, la gobernabilidad posterior se complica. Esta riqueza dificulta mucho la gestión". Finalmente, la de UPN ha dicho que si el abanico de partidos es demasiado extenso, habría que cambiar el sistema electoral "y hacer una segunda vuelta, como en Francia".


Recortes de Prensa   Página Inicial