AGLI Recortes de Prensa   Jueves 30  Enero  2014

¿Esta es la regeneración que ofrece Susana Díaz?
EDITORIAL Libertad Digital 30 Enero 2014

Habida cuenta de que no se le conoce actividad profesional alguna fuera de la política; de que tardó más de diez años en acabar la carrera de Derecho; de que formó parte del Gobierno responsable del escándalo de los ERE; de que es presidenta de la Junta de Andalucía sin haber pasado por las urnas y gracias al dedazo del dimitido Juan Antonio Griñán, Susana Díaz no tiene la menor credibilidad a la hora de denunciar el "descrédito de la política" y apelar a la "regeneración democrática".

Por ello, la información que Pedro Tena y el diario El Mundo han publicado este miércoles respecto a un convenio firmado en 2011 por Díaz con UGT, por el cual el PSOE-A recibiría dinero de los cursos de formación llevados a cabo por el sindicato, no viene sino a confirmar lo dicho en el párrafo precedente.

Según la referida información, la entonces secretaria de Organización del PSOE andaluz y el recientemente dimitido secretario general de UGT de Andalucía estipularon que un aula de la Casa del Pueblo de la localidad de jiennense de Torreperogil, una de las sedes que comparten UGT y PSOE, fuera "de disfrute conjunto" y se destinara “al alquiler para la realización de cursos de formación” subvencionados por la Junta, con ayudas que cubren, además de los gastos del profesorado, los costes derivados del alquiler del local.

Los tribunales decidirán –si su politización no se lo impide– si de semejante tejemaneje se puede deducir o no un delito de malversación de fondos públicos o de financiación irregular del PSOE andaluz. Lo que ya es evidente es que se trata de una manera de proceder absolutamente vergonzosa.

No extrañe, pues, que la presidenta andaluza no quisiera este miércoles dedicar una sola palabra a este asunto durante el desayuno informativo organizado por Nuevo Economía Forum en Madrid, en el que ha presentado al líder del PSOE de Castilla-La Mancha; y que posteriormente haya esquivado a los periodistas con la excusa de que tenia mucha prisa por coger un vuelo a Bruselas.

En cualquier caso, mal, muy mal tiene que estar el PSOE cuando hay quienes ven en Susana Díaz una opción promisoria para el futuro.

La tercera ‘muerte’ de Pedro J.
Marcello www.republica.com 30 Enero 2014

Los que ahora brindan con champaña en la Moncloa -”menudo doblete, nos hemos cargado a Aznar y a Pedro J. a la vez”, se dirán entre risas- por el cese de Pedro J. en la dirección del diario El Mundo son los nietos de aquellos que en su día, y en connivencia con el poder de entonces, lo expulsaron de la dirección de Diario 16, convencidos de que lo habían ‘matado’. Y en cierta manera son los hijos de aquellos otros bastardos del felipismo que le hicieron el infame vídeo contra su intimidad, momento en el que los matadores de turno se dijeron “de esta vez no levanta cabeza”.

Ahora y por tercera vez, los marianistas y ‘patronos’ del Régimen creen que ‘a la tercera va la vencida’ y que el cese de Pedro J. al frente de la dirección del diario El Mundo, que él mismo fundó, es su final y que lo van a tener un tiempo fuera del circuito de la comunicación tapándole la boca con una suculenta indemnización -de ¡20 millones de euros!- a cambio de su compromiso para no lanzar otro medio en los próximos tres años. Pues estos también se van a equivocar y además le van a financiar la venganza.

Podría decirse incluso que Pedro J. es ahora más peligroso ‘muerto’ que vivo, o aquello otro de ‘los muertos que vos matáis gozan de buena salud’. De manera que don Mariano Rajoy y sus amigos del ‘quinteto de la muerte’ que secundaron la caza, imaginamos que para entregarle El Mundo a José Manuel Lara -editor oficial de la Moncloa-, se van a equivocar de pleno. Y no hace falta ser un lince para adivinar, y pronto se verá, que Pedro J. volverá libremente por donde solía y puede que esta vez a ‘sangre y fuego’, o en plan Clint Eastwood en ‘Sin perdón’, para vengar la afrenta en un país que está sentado sobre un polvorín y donde ciertos periodistas del primer nivel valen más por lo que callan que por lo que publican, o lo que pueden y van a publicar.

Pero, ¡hombre de Dios! Si Assange en Wikileaks y Snowden en The Guardian han puesto en jaque ni más ni menos que al imperio de los Estados Unidos a través de Internet, y ése sí que es un enemigo poderoso, imagínense lo fácil que le va a resultar a Pedro J. (y a cualquier otro) poner patas arriba a los poderosos de este país. ¿Pero no han visto esto tan sabios y poderosos señores? Pedro J. era mucho menos peligroso en El Mundo para ellos que fuera del diario. Y lo del contrato de ‘no competencia’ es una majadería que se la salta un chaval a la torera. Pero, ¿en España todavía no se conocen las posibilidades incalculables que tiene Internet, máxime para un millonario con información, vista y pluma como es el ahora exdirector de El Mundo?

No lo quieren reconocer, el régimen de la transición está medio moribundo y va a ser muy difícil recauchutarlo. Además España no es Venezuela por más que Rajoy intente emular a Maduro en su agresividad contra los medios mas críticos de comunicación, por duros que sean.

Es verdad que Pedro J. fue a liquidar a Rajoy y llego a compararlo con ‘El Padrino’ de Coppola, y ya dijimos en estas páginas hace unos meses que en el ‘duelo en la alta sierra’ moriría uno de los dos, o los dos. Y además Pedro J. pactó con el gran golfo de Bárcenas en busca de la prueba judicial con la que podría liquidar al presidente del Gobierno, pero no la consiguió. Primero disparó Pedro J. e hirió a Mariano, pero ahora ha sido Mariano el que ha disparado y acaba de tumbar a Pedro J. Los duelos a pistola son así, como contaba Camilo José Cela, diciendo que en esos casos hay que ponerse de perfil y apuntar de abajo hacia arriba para no fallar.

Y claro, que el periódico de combate de la derecha española se lanzara contra Rajoy, en plena crisis económica e institucional del país, y de paso levantara la caza de la infanta Cristina y de otros miembros de la Familia Real, eso eran argumentos suficientes para que los amos de la Moncloa y del poder financiero del país hayan desatado la furia contra Pedro J. El Gobierno y la Casa Real eran dos cacerías simultáneas difíciles de compaginar. Vamos, Raúl del Pozo ya va presumiendo por ahí de que a Pedro J. se lo han cargado por culpa de uno de sus artículos sobre los Príncipes de Asturias, que publicó hace poco y donde le daba cera a la guapa princesa Letizia, la amiga del joven Del Burgo, y que tan de moda está en los mentideros de la capital.

Para cubrirse de las iras de la Zarzuela, Pedro J. había apoyado la no abdicación del Rey, pero ahora todo apunta que aquello de la cacería de Bostwana será poca cosa con lo que tiene en mente el ex director de El Mundo en relación con la selva española donde se anuncia una batida, a corto o medio plazo, de no te menees.

Es cierto que El Mundo no solo daba caña a Rajoy y al PP sino que además daba alas por el centro a UPyD y Ciudadanos y a Vox por la derecha, con lo que se había convertido en el ideólogo y el gran enemigo de Rajoy, y eso desde el corazón mediático de la derecha donde La Razón y ABC son dos panfletos marianistas. Los que ahora se van a disputar la boda o la fusión con lo que quede de El Mundo, que al ser un diario ‘de autor’ ya no será ni sombra de lo que fue, sobre todo en los tiempos del felipismo que fue su época dorada,y hasta que se pasó al poder y se convirtió en aznarista, zapaterista e inventor de la conspiración del 11-M que nunca existió.

Eso sí, la fama de ‘asesino en serie’ de Mariano Rajoy no para de crecer, echó a Federico de la COPE, a Pedro J. de El Mundo, a Cascos, Vidal-Quadras y Ortega Lara del PP, a Aznar, Aguirre, Rato, Mayor Oreja, Pizarro y Zaplana los arrinconó en el PP y se ha quedado con todo en la comunicación -hasta con el diario El País, hoy el diario gubernamental-, y además tiene una mayoría absoluta, controla 11 Comunidades Autónomas, y el poder en la banca y la empresas reguladas por el Estado, todas la fuerzas de seguridad del Estado, el Ejército, el CNI, etc. Mariano ya lo tiene todo y que se preparen los catalanes porque en esa batalla es en la que piensa construir su liderazgo de implacable patriota español.

Menudo festival va a ser la Convención del PP de Valladolid. En un abrir y cerrar de ojos hemos pasado del plantón de Aznar a la caza de Pedro J. Y además las lenguas oficiosas dirán que los que lo han cesado han sido los italianos de RCS, porque El Mundo va económicamente mal, pierde lectores, Orbyt no funciona y tiene una deuda importante que los señores de Milán no quieren tener en sus espaldas y soportar. O sea, un arreglo similar al del diario El País, que se ha quedado para vestir santos monclovitas o para pasar el cazo en Latinoamérica montando numeritos tan notables como lo de Cebrián pidiendo inversión ¡en Colombia! Pero, ¡ojo al Cristo que es de plata! Esto de Pedro J. y aunque ahora él no dé la cara y disimule mientras cobra, no va a quedar así.

El último gigante de la Prensa de papel
Pedro Jota o el despertar de tanto sueño
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 30 Enero 2014

Acabo de enterarme de la salida de Pedro Jota de la dirección de El Mundo, una de las noticias políticas más importantes en lo que va de siglo. Se va el último gigante de la Prensa de papel y el papel de la Prensa queda en el aire, porque en el periodismo español hay un antes y un después de Pedro Jota. Más exactamente, hay un antes. Veremos si hay un después.

Le debo su empeño en arrancarme de mis clases de literatura para hacerme Jefe de Opinión de Diario 16 en 1982. Le debo, por tanto, mi dedicación al periodismo, aunque mi andadura como escritor político había empezado en 1979 y se haya desarrollado sobre todo en la radio, con Antonio Herrero y Luis Herrero, pero siempre a revueltas con Pedro Jota. Aunque el fundador de El Mundo, el último, mayor y mejor de los periódicos de papel, sea hombre opaco, amigo sin alardes y, como el Cary Grant de Luna Nueva, egoísta como sólo puede serlo un periodista, la historia política española, en lo que tiene de más libre y mejor, habría sido imposible sin Pedro Jota, es decir, sin sus dos criaturas, Diario 16 y El Mundo.

La salida, caída o relevo de Pedro Jota –no le envidio la púrpura a Casimiro García Abadillo, aunque ojalá sepa, pueda y le dejen mantener el rumbo del único gran periódico de investigación que sobrevive en España- me recuerda dos sucesos inolvidables: la muerte de Antonio Herrero y mi salida de la COPE. Casi como Antonio, Pedro Jota daba una sensación de seguridad al modo medieval, como señor de los que querían ser caballeros o, al menos, libres en lo suyo. Como en mi salida de la COPE (y antes la liquidación de Antena3) los verdugos han sido tres: el Rey, el Gobierno y la Oposición. A todos ha molestado Pedro, hasta cuando los halagaba. Todos se sentirán hoy más aliviados. Pero incluso los políticos que están llevando a nuestra nación al Pudridero echarán de menos su ración matinal de sapos. Ese es, en el fondo, el mejor elogio que puede hacerse de un periodista. Y esta es la noticia más triste que puede dar un periódico.
- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/pedro-jota-o-el-despertar-de-tanto-sueno-70598/

El señorito andaluz de UGT
LUIS MARÍA ANSON El Mundo 30 Enero 2014

LO QUE distingue al señorito andaluz es su convicción de que el trabajo es un castigo bíblico. El dolce far niente, el no dar un palo al agua, resume su ideal de vida. Ama la borrachera, la comilona, el sexo sin compromiso. Le encanta tirarse a la Bartola, acostarse al amanecer y despertar a la hora de almorzar. Desprecia a la mujer, con la pata quebrada y en casa, o como florero sin otra misión que dar gusto al hombre. Considera que todo le es debido por ser él quien es. Mira por encima del hombro a los que trabajan. Es clasista y despectivo, es el hijo de papá que todo lo paga. Dedica sus mejores horas a cuidar su cuerpo y su vestimenta, a recrearse en el alto concepto que tiene de sí mismo.

José Luis L. Aranguren, tan injustamente olvidado, escribió que el problema consiste en que en Andalucía muchos, con la boca chica, denostan al señorito andaluz pero aspiran a ser como él. Es decir, un modelo especialmente despreciable convertido para algunos en objetivo de vida.

Vaya por delante que la inmensa mayoría de los dirigentes de UGT se distinguen por su honradez y su servicio a los intereses de los trabajadores. Nada más injusto que generalizar cuando se trata de un sindicato de trayectoria ejemplar en la vida española. Está claro que algunos de sus dirigentes han utilizado la central sindical para satisfacer su aspiración a vivir como el señorito andaluz, como el hijo de papá Estado, empleando el dinero público sustraído a los trabajadores para jamar como heliogábalos, libar como bacos, sestear como holgazanes y disfrutar de la vida sin otro objetivo real que darle gusto al cuerpo. Muchas de las facturas fraudulentas demuestran el entusiasmo del señorito andaluz de UGT por la suntuosa mariscada, la generosa bebida, los regalos de lujo, los viajes gratis total, la capacidad para el sesteo y el no hacer nada.

Tenía razón Aranguren. En lugar de denunciar lo que todavía queda del señorito en Andalucía, algunos sindicalistas se han convertido en señoritos andaluces de UGT. El escándalo ha conmocionado los cimientos de las organizaciones sindicales y ha indignado a la opinión pública de toda España.

No parece, sin embargo, que se vayan a asumir responsabilidades. Cándido Méndez permanece agazapado mientras le empapa el aguacero de las trapisonderías, las trampas, los latrocinios que todos los días descubren los medios de comunicación. No está clara la decisión de rechazar esa nueva figura -el señorito andaluz de UGT- surgida del saqueo al dinero público que estaba destinado a aliviar la situación de los trabajadores.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

De pronto, una VOX política
Basta leer el Manifiesto de VOX para percibir la voz de la verdadera política que, desgraciadamente nunca había podido ser experimentada y disfrutada por los españoles
José María de la Cuesta y Rute Estrella Digital 30 Enero 2014

Doctor en Derecho. Catedrático Emérito de Derecho Mercantil de la Universidad Complutense de Madrid.

A veces me he preguntado por el sentimiento de quien encontrándose perdido en el desierto de pronto descubre un oasis. Pues algo parecido debe de ser a lo que yo he sentido al tener noticia de la fundación de VOX. Porque, perdido en el estruendoso y embrutecedor ruido de la llamada política, basta leer el Manifiesto de VOX para percibir la voz de la verdadera política que, desgraciadamente nunca había podido ser experimentada y disfrutada por los españoles.

Si bien me temo que se hará lo que no está en los escritos para descalificar a los de VOX por parte de los beati possidentis cuya es eso que ellos llaman política a fin de seguir ocultando sus vergüenzas, lo cierto es que éstas ya han quedado irremediablemente al descubierto con el Manifiesto de VOX. Quienes hasta ahora están en el disfrute del poder, en el gobierno y en la oposición, han quedado desenmascarados, como siempre, mediante la voz y la palabra verdaderas que no toleran ni la tergiversación ni la mentira. Era muy importante que se restaurase el sentido de la política para acabar, entre otras cosas, con la más que justificada crítica a lo que se llama política entre nosotros. Este es el primer débito que todos tenemos ante el grupo que valientemente se presenta bajo VOX. De entre todo lo que esa restauración de la política implica y que se desarrolla en el citado Manifiesto, deseo detenerme ahora en el punto central cuya importancia es de imposible exageración.

Por lo que se deduce del tan repetido Manifiesto, VOX se apresta a instaurar una democracia liberal. Con independencia de que con el término liberal se indique un orden de valores de mayor o menor amplitud y aceptación, ya era hora de que se apellidara al sistema democrático que, en parte, entronizó la Constitución de 1978 tan poco meditadamente alabada por muchos. Al acoger aquélla como modelo del orden político a una democracia inclusera se trastocaban de tal modo las cosas como para eliminar del horizonte social la ineludible tarea colectiva de construcción y reconstrucción permanente de un orden político digno de este nombre. La democracia inclusera no representa más que algo meramente procedimental o instrumental para la elección pro tempore de los políticos de entre quienes se disputan el disfrute -y nunca mejor dicho- del poder, y deja, no ya en la penumbra, sino en el cuarto oscuro de las ratas que el verdadero y justo valor de la democracia, como mera técnica que es, se encuentra en estar al servicio de fines en concreto y, en especial, del desarrollo del proyecto de vida de cada ciudadano conviviendo en la sociedad. Una democracia sin apellidos es una mera técnica disponible para cualquier cosa. Y así ha sido durante todos, repito, todos estos años que han representado, y a los hechos me remito, un camino hacia la degradación inherente a toda tiranía totalitaria; suponían los llamados políticos que ésta se ocultaría bajo la partitocracia cuando en realidad los partidos no podían representar, ni de hecho han representado, sino máquinas al servicio de la consecución y perpetuación en el poder.

Expreso mi confianza en que VOX llevará a buen puerto el propósito de entronizar la democracia liberal y que se convertirá por esa causa en el centro de las miradas de todos los ciudadanos que comenzarán a descubrir el verdadero significado del orden político democrático y del consiguiente Estado de Derecho, esto es, del Estado, como organización política de la comunidad social, legitimado por el derecho y que, a su vez, somete sus acciones, todas sus acciones incluso la de legislar, al derecho como garantía de la igualdad en el respeto a todos los ciudadanos y de la justicia que reclama dar a cada uno lo suyo, es decir, aquello a que se hace acreedor por su comportamiento hacia cualquier otro y hacia la comunidad. Y toda la acción del Estado y de los cuidadanos bajo la mirada de jueces y tribunales tan independientes como aquél que, por su sentencia contraria al Emperador, mereció que el Kaiser, complacido, manifestara su orgullo diciendo “aún hay jueces en Berlín”.

No es difícil percibir las diferencias abismales entre lo que es el Estado de Derecho y el modo cómo parecen entenderlo, si es que entienden algo, los de la casta política que parecen considerarlo algo así como el as de bastos o el de espadas y, en cualquier caso, ¿cómo no?, como un instrumento para algo - siempre el mero instrumentalismo que alcanza al propio derecho- nunca como fruto de la experiencia humana puesta al servicio de la razón práctica, de la razón que explica y justifica la acción humana y el derecho, como bien sabemos los juristas.

Nada menos que este vuelco auguro al Partido VOX al que cualquier jurista debe saludar con tanta esperanza como alegría. Pero incluso espero algo más que, en realidad, no será sino consecuencia de ese punto de partida aquí expresado y que está tan orientado al bien común como lejos del “discurso del poder”, de ese discurso que para nuestra vergüenza se considera político.

Pero de otras manifestaciones del carácter liberal de la democracia que VOX ofrece me ocuparé en otros artículos.

José María de la Cuesta y Rute
Catedrático Emérito de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid; Profesor extraordinario de la Universidad de Navarra; Profesor de la Universidad (on-line) Internacional de la Rioja; Profesor del Instituto de Derecho Comparado UCM; Profesor visitante de numerosas Universidades extranjeras; Abogado; del Consejo Académico de NGR abogados. Las Palmas de Gran Canaria.

Los casos de Cataluña y País Vasco
Catolicismo y nacionalismo, una relación imposible
Los últimos datos de Educación sobre la asignatura de Religión muestran la crítica situación de la Iglesia en País Vasco y Cataluña.
javier Lozano. Libertad Digital 30 Enero 2014

La práctica religiosa en España ha bajado en los últimos años en un proceso de secularización que afecta en mayor o menor medida a todo Occidente. Nuestro país no es una excepción aunque este proceso es mucho más veloz en unas comunidades autónomas que en otras.

Según el CIS, en torno al 72% de los españoles se declara católico, un porcentaje que lleva oscilando entre el 70 y 75 ya durante años. Sin embargo, al igual que ocurre entre los países europeos, entre las regiones de España también existen importantes diferencias que marcan la tendencia sobre la religiosidad.

En Galicia más del 80 por ciento de sus habitantes se declara católico mientras que en regiones como Castilla y León, Andalucía o Comunidad Valenciana casi alcanzan este porcentaje, superando todas ellas la media española. En el lado contrario, aparecen dos comunidades que hacen de contrapeso.

El País Vasco aparece en las estadísticas del CIS como la región española más descristianizada puesto que poco más del 58% de los vascos es católico. No mucho mejor se encuentra Cataluña, en la que apenas superan el 60%. Ambas se encuentran más de diez puntos por debajo de la media española y mucho más lejos aún de otras regiones como Galicia o Extremadura.

El Ministerio de Educación ha publicado ahora su Anuario Estadístico, y en él se muestran los alumnos que cursan la asignatura de Religión Católica. Los datos que aparecen describen a la perfección la situación del catolicismo en cada una de las regiones y la extrema gravedad que vive la Iglesia Católica en algunas de ellas.

La matriculación en esta asignatura en toda España vive un importante descenso en los colegios públicos. En Primaria, optan por ella el 65% de los alumnos, el 38 en Secundaria y el 20,4 en Bachillerato. Diez años antes los porcentajes estaban en torno a veinte puntos por encima en las tres etapas de la educación española.

Sin embargo, en este caso, también Cataluña y País Vasco desentonan de manera notable con el resto de comunidades. Según los datos facilitados por Educación para el curso 2011-2012, en Cataluña cursaron clase de Religión Católica en Primaria el 23,2% de los alumnos por el 30,5% del País Vasco. Los siguientes en la lista serían Baleares con el 55% y Madrid con el 60. El salto con el resto es enorme y más si se comparan con las comunidades que encabezan la lista, con Extremadura con casi el 90% de sus alumnos matriculados o el 86 de los andaluces.

El nacionalismo no acepta disidencias ni disidentes
José Rosiñol Lorenzo Periodista Digital 30 Enero 2014

Si Roma no pagaba traidores, el nacionalismo catalán no tolera las voces discordantes, ni siquiera cuando éstas son utilizadas como “ejemplo” de pluralidad, en este caso en la entrevista en TV3 del articulista de La Vanguardia, Gregorio Morán, en la que presentaba su libro “La decadencia de Cataluña explicada por un charnego”, sus declaraciones han sentado muy mal al periodismo oficialista y a la intelectualidad orgánica al servicio del Régimen “nacional”, básicamente porque ha osado expresar en voz alta –y en un medio público– cuestiones tan provocadoras como que prefiere ser libre a ser integrado (¿absorbido?) por un entramado que se pretende valedor, defensor y otorgador de los verdaderos y únicos valores identitarios que te confieren el plácet para ser un (buen) catalán…

Ciertamente cuestionar la “integración” (asimilación) va al núcleo ideológico y moral del relato nacionalista, pero ¿acaso la libertad de expresión, la pluralidad y la diversidad no debería estar por encima de cualquier ideología?, ¿acaso por qué haya alguien que se atreva a cuestionar las máximas del nacionalismo se le debe atacar desde todos los frentes posibles?, ¿acaso no son la pluralidad de opiniones, la disensión política, la crítica al poder y las perspectivas discordantes las únicas herramientas válidas con las que garantizar una democracia sana y una sociedad no anquilosada y ensimismada en sus propias –e inventadas– construcciones narrativas?

Pues bien, a la entrevista han seguido una serie de “contraataques” contra Morán, pero no contra esa visión no esencialista ni colectivizadora de la realidad, ni hacia unas posiciones políticas más cercanas al cosmopolitismo que al provincianismo catalanista, no, han atacado a la persona, cuando alguien desentona de la monotonía monocorde impuesta desde el poder nacionalista hay que deslegitimarlo como profesional, como persona, y, muchas veces deshumanizarlo…así es (éticamente) mucho más fácil dañar a las personas…lo político, lo colectivo parece estar por encima de lo individual, de lo cercano, de lo que en verdad vertebra las sociedades: los ciudadanos y la ciudadanía.

Dos personajes asiduos a los medios de comunicación afines al nacionalismo, un historiador, Joan B. Culla, y un lingüista, Marius Serra (pasan por formar parte de la intelligentsia para el público en general, me refiero a las personas que se conforman con conocer la realidad mediática a través de TV3 y el Grupo Godó) han escrito sendos artículos en los que cuestionan todos los aspectos que han podido la profesionalidad y el nivel cultural de Gregorio Morán…curiosamente la parte central del ataque ha sido tacharlo de “funcionario colonialista”…es decir, que cualquier persona que critique las máximas del nacionalismo se convierte automáticamente en un traidor o en un “colono” (a esta cacofonía se ha sumado el actor metido a independentista taliban Toni Albá a través del twiter), en todo caso alguien que no está legitimado a participar en la arena socio-política catalana, un apestado de la esfera pública, un “elemento” extraño de esa peligrosa concepción organicista que tiene el nacionalismo de la sociedad…esta misma táctica fue utilizada la hagiógrafa de Artur Mas, Pilar Rahola para denigrar a Javier Mariscal por su declaraciones respecto a las similitudes que encontraba entre la manifestación del 11 de septiembre y el nazismo, en este caso y, cómo no, impunemente, se ha servido del pasado del padre de Mariscal para aplastar mediáticamente al artista…”.

Lo que decíamos…el nacionalismo no acepta discrepancias, ni disensiones, ni versos libres, ni libre pensadores…ni siquiera dejan crecer cien flores, cualquier atisbo de brote de libertad o debe ser cortado de raíz…

Inadecuada por razones jurídicas
La vía elegida por el Parlamento de Cataluña para pedir que el Estado delegue en la Generalitat la competencia para autorizar, convocar y celebrar un referéndum no se ajusta a derecho y no debe tomarse en consideración
Francesc de Carreras El Pais.  30 Enero 2014

El pasado 16 de enero, el Parlamento de Cataluña aprobó una iniciativa de proposición de ley para tramitar en el Congreso de los Diputados cuyo objeto es la delegación del Estado a la Generalitat de la competencia para autorizar, convocar y celebrar un referéndum sobre el futuro de Cataluña, eufemismo bajo el cual se oculta el término independencia.

El Informe número 1 del Consell Assessor per a la Transició Nacional, organismo adscrito a la presidencia de la Generalitat, está dedicado a examinar las posibilidades de llevar a cabo un referéndum sobre la independencia de Cataluña. Considera que para ello hay cinco vías legales: el referéndum consultivo convocado por el Gobierno de la nación, de acuerdo con el artículo 92 de la Constituición (CE); la transferencia o delegación a la Generalitat, mediante ley orgánica, de la competencia estatal para autorizar referendos (art. 150.2 CE); la Ley catalana 4/2010, de consultas populares por vía de referéndum, recurrida por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional; la ley catalana de consultas no refrendatarias, todavía no aprobada, pero en fase de proyecto; y la reforma constitucional.

Dejando de lado la reforma constitucional, el Consell recomienda como vías políticamente más idóneas las dos leyes catalanas y, secundariamente, las de los arts. 150.2 y 92 CE. Curiosamente, el Parlamento catalán ha escogido la vía del 150.2 CE en lugar de las dos primeras, precisamente las preferidas por el Consell. Poca confianza debe tener el Parlamento en que las leyes catalanas sean legalmente las más adecuadas.

La tesis de fondo que intentaré fundamentar en este artículo es que la vía escogida no es correcta desde el punto de vista del derecho y, por tanto, no por razones políticas sino jurídicas, el Congreso debe rechazar su toma en consideración, con lo cual la propuesta catalana no podrá ser tramitada. Veamos.

¿Cuál es el contenido de la iniciativa legislativa presentada por el Parlamento catalán? Puede resumirse diciendo que pretende delegar a la Generalitat, en virtud del art. 150.2 CE, autorizar, convocar y celebrar un referéndum consultivo sobre el “futuro político de Cataluña” con las siguientes condiciones: que se celebre en el año 2014 y que sea convocado por el Gobierno catalán, de acuerdo con el procedimiento y las garantías que establece la legislación vigente y, en su caso, el decreto de convocatoria.

Esta proposición de ley puede ser objetada desde un primer punto de vista. Su base legal se fundamenta en la conexión de dos artículos de la Constitución, el 149.1.32 y el 150.2. El primero establece que el Estado tiene competencia exclusiva para autorizar “la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum”. El segundo, que el Estado podrá transferir o delegar en las comunidades autónomas, mediante ley orgánica, competencias “de titularidad estatal que por su propia naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación”. ¿Se corresponde la propuesta catalana con aquello que permite el art. 149.1.32 CE? De la misma dicción del precepto ya se comprueba que no es así. La Constitución se refiere a “autorizar” y el texto del Parlamento de Cataluña dice: autorizar, convocar y celebrar. A primera vista puede parecer que se demanda más de lo que permite el 149.1.32 CE. Pero estudiado con más detenimiento se llega a la conclusión de que el problema es conceptual.

Solo puede justificarse una transferencia de este tipo por razones de eficiencia y eficacia
Cuando la Constitución establece como competencia exclusiva del Estado la autorización de referendos no se refiere a delegar la competencia para convocarlos y celebrarlos, sino solo a autorizar aquellas consultas que son competencia de otros entes territoriales, es decir, comunidades autónomas o municipios. Si al Estado solo se le asignan competencias de autorización es que se está contemplando únicamente la posibilidad de que las consultas sean competencia de comunidades o municipios.

Por tanto, aquella delegación que se pide, es decir, convocar y celebrar referendos consultivos estatales —los del art. 92 CE— no puede ser delegada. Como tampoco se puede delegar, para poner un par de ejemplos, la facultad de aprobar leyes estatales o nombramientos de magistrados del TC. En todo caso, quizás podría delegar la competencia de autorizar consultas autonómicas o municipales —aunque luego veremos las dificultades—, pero no su propia competencia de convocar y celebrar referendos.

Con lo dicho ya podríamos dar por solucionado el asunto: la propuesta del Parlamento catalán no se ajusta a derecho y, por tanto, no puede franquear el trámite de toma en consideración del Congreso. Pero si abordamos esta materia desde el otro punto de vista, el de las funciones asignadas a las leyes orgánicas del art. 150.2 CE, también comprobaremos que no son un instrumento adecuado para las finalidades que pretende el Parlamento de Cataluña.

En primer lugar, destacar que este tipo de leyes son anómalas en las constituciones federales, ninguna las contempla. En estas constituciones lo que se pretende es diseñar un reparto de competencias entre la federación y los Estados miembros que sea equilibrado y funcional. Cualquier vía de escape que introduzca incertidumbre en este reparto de poderes entre los dos niveles de gobierno puede desfigurar el esquema organizativo del Estado e introducir elementos disfuncionales. Por tanto, como ha subrayado la doctrina, estas leyes orgánicas del art. 150.2 CE deben tener carácter extraordinario y excepcional.

La reclamada consulta no solo es un fin en sí misma, sino también instrumento de propaganda
En realidad, la jurisprudencia es muy escasa y la doctrina no muy abundante. La constante principal de la doctrina, además de la excepcionalidad, la encontramos en que una vez los estatutos han asumido todas las competencias posibles, solo puede justificarse una transferencia o delegación de este tipo por razones de eficiencia y eficacia en el ejercicio de las competencias. Como dice el profesor Montilla Martos, su principal estudioso, no puede ser que el art. 150.2 CE sirva para seguir incrementando la autonomía política con el riesgo de “adentrarnos en una dinámica de vaciamiento competencial paulatino del Estado” y, añado, una desfiguración constitucional en un aspecto tan fundamental como es la división de poderes.

Se puede alegar que hasta ahora se ha hecho un uso errático de estas leyes al ser utilizadas para atribuir competencias no exclusivas del Estado pero de las cuales era titular, bien por la cláusula residual, bien por no haber vencido el plazo para adecuar los estatutos al máximo techo competencial, bien por acelerar el traspaso del ejercicio de competencias no exclusivas. Aparte de estas razones, hace tiempo superadas por la igualación de competencias, solo han sido transferidas a todas las comunidades competencias puntuales reguladas en la ley de transporte por carretera y por cable en 1987 y las competencias de tráfico a Cataluña en 1997. En ambos casos por justificadas razones de eficiencia para el buen funcionamiento de los poderes públicos. El legislador, pues, ha sido consecuente con la excepcionalidad señalada por la doctrina.

La propuesta catalana se aparta de estos criterios, ya que su naturaleza es claramente política. Por tanto, el vehículo para demandar esta delegación de competencias, es decir, la ley orgánica del art. 150.2 CE, no tiene jurídicamente justificación alguna. Por tanto, ¿cómo es que se aprueba esta resolución en el Parlamento catalán? ¿Por ignorancia? Quizás. Pero hay otra causa que podemos encontrar en el Informe del Consell Assessor antes referido.

En efecto, en las páginas 47 y 48, se muestra el complementario carácter instrumental de las propuestas catalanas. La reclamada consulta no solo es un fin en sí misma, sino también un instrumento de propaganda interna e internacional. Allí se dice, entre otras cosas, que el objetivo primero y fundamental es conseguir que se convoque la consulta, pero “subsidiariamente, si ello no fuese posible, [DEBE QUEDAR]evidente, de la manera más clara posible, que es el Estado quien se niega a permitirla y que lo hace por motivos políticos, no jurídicos”.

Esta evidente deslealtad puede estar en el fondo de esta resolución que, sin embargo, es inadecuada por razones jurídicas, no solo políticas.

Francesc de Carreras es profesor de Derecho Constitucional.

Derecha populista española y europea. Conclusiones (10)
Fernando José Vaquero Oroquieta  latribunadelpaisvasco.com 30 Enero 2014

Tras un largo periplo de 9 entregas, ha llegado el momento de proponer unas breves conclusiones.

1. Desde los inicios de la década de los 80 del pasado siglo se viene configurando, lenta pero firmemente, un nuevo espacio político en Europa genéricamente denominado “derecha populista”. Si bien adscrito a la derecha –atípica y de plural espectro-, no puede encuadrarse en sus familias históricas: tradicionalistas, conservadores, liberales o democristianos. En su crecimiento, fagocitando el voto protesta de sectores tan diversos como el de trabajadores ex-votantes de izquierda descontentos con la evolución de los partidos obreros y el impacto de la inmigración, se ha despegado de modelos históricamente periclitados (bien por su vinculación a un Eje totalmente derrotado, bien por su inadaptación a la posmodernidad). Hoy día son dos las corrientes que pugnan por superar sus notables contradicciones y lagunas: un modelo euroescéptico/conservador (en Estrasburgo, Europa de la Libertad y la Democracia) y el nacionalista/antiinmigración (Alianza Europea de Movimientos Nacionales). Este espacio, fruto de diversas variables nacionales e ideológicas, puede fragmentarse aún más, conforme los resultados obtenidos en mayo de 2014; creándose un tercer grupo, a caballo de ambos, liderado por el Frente Nacional francés. Los más radicales, caso de Amanecer Dorado, se están acercando a la AENM. Ningún partido político español afín a tales corrientes ha obtenido representación en Estrasburgo; por lo que puede afirmarse que España y Portugal siguen siendo las excepciones europeas de esta corriente ascendente.

2. Tratándose de un espacio plural, heterogéneo y en permanente evolución, continúan surgiendo en su periferia nuevas expresiones. Es el caso de la corriente “identitaria” (regionalista y etnoculturalista), los posfascistas e imitadores de Casa Pound, y el fenómeno de los “autónomos” (antisionistas e islamófobos de retórica izquierdizante); percepción de Jean-Yves Camus recogida en España por Xavier Casals. Entendemos que más futuro tiene la elaboración doctrinaria “identitaria” en la configuración del populismo en Europa, que las otras dos corrientes, pues las segundas inciden en medios juveniles muy radicalizados y sin apenas incidencia electoral. Cuestión distinta será su previsible influencia en ciertos mensajes y la estética de los medios juveniles urbanos semilleros del populismo europeo. Estas corrientes también están presentes en España, siendo minoritarias en un sector particularmente desestructurado y fragmentado.

3. La derecha radical española ha sufrido una permanente crisis de liderazgo y proyecto que le ha impedido consolidarse como opción con pretensiones de alcanzar cuotas de poder o de transformarse en un nuevo sujeto político. Y ello a causa –en gran medida- de sus propios errores: un ejercicio irracional de violencia política durante un corto ciclo político que la incapacitó durante décadas; su permanente fragmentación organizativa; la ausencia de liderazgo referencial; una indefinición estratégica y las correspondientes carencias tácticas; un modelo organizativo y de militancia anticuados; su indefensión ante el secuestro de su electorado natural por populares y aventureros indeseables; parálisis ideológica.

4. Entre los factores externos de esa excepción destacan: la persecución terrorista desde organizaciones marxistas-leninistas; el “castigo” desde un sistema electoral representativo mayoritario; un común silencio, cuando no acoso, mediático; la educación preventiva desde las instancias de socialización fruto del pensamiento radical-progresista; el deterioro generalizado de la conciencia nacional y comunitaria española.

5. El único éxito que puede señalarse a lo largo de las últimas décadas en España como asimilable a los populismos en auge en Europa ha sido el de Plataforma por Cataluña: de ámbito municipal-rural y catalán. Una heterogénea formación crecida al impacto social en determinados municipios catalanes de fenómenos asociados a la inmigración de marcada identidad comunitaria; en el contexto de una sociedad posmoderna, desarraigada y desvinculada. No obstante, aunque PxC lo ha intentado ya en dos ocasiones, no ha logrado extenderse al resto de España; por lo que la oferta anti-inmigración se encuentra fragmentada y desestructurada territorialmente.

6. La existencia de “condiciones objetivas”, facilitadoras de un ascenso de los populismos, no implica indefectiblemente su implantación. Si bien en España también han concurrido buenas parte de los parámetros sociopolíticos del denominado «teorema político-conductual» de Patrick Moreau, que lo determinaría idealmente, el “cinturón sanitario” tejido desde el sistema, junto a los límites del área populista, han impedido que fraguara como tal.

7. Encontrándose España hoy día en una crisis histórica (acaso la mayor tras la de 1898 y la última Guerra civil) que cuestiona su propia naturaleza y su mismo futuro, viene configurándose un creciente voto de protesta, todavía no capitalizado. Algunos de esos sectores emergentes son: votantes desencantados por las políticas del Partido Popular (en particular respecto al terrorismo, por su debilidad ante los envites secesionistas y por su política impositiva socialdemócrata); varones golpeados por las políticas segregacionistas de género; pequeños comerciantes afectados por grandes superficies y liberalización de horarios; jóvenes en paro crónico o subempleados; expatriados en busca de trabajo cualificado; jubilados de rentas inferiores; funcionarios “quemados” por las prácticas clientelistas en las Administraciones públicas; consumidores y usuarios ignorados por las arbitrariedades administrativas; proveedores arruinados por impagos de las administraciones; víctimas de la mal llamada Justicia española; clases medias proletarizadas; víctimas de los abusos bancarios (preferentes, hipotecas sobrevaloradas, corte del crédito); antiabortistas integrales; víctimas de desiguales prácticas en la percepción de rentas y servicios sociales gestionadas por las Autonomías; perjudicados por los privilegios de las administraciones.

8. La próxima celebración de elecciones europeas en mayo de 2014 ha sido percibida como una oportunidad para el despunte de una alternativa populista en España, al modo europeo. Pero, desde un suelo electoral de unos 70.000 votos cosechado previamente (2009), para llegar a Estrasburgo se precisarían más de 300.000 y en una única lista. A las organizaciones que concurrieron anteriormente (FE de las JONS, FA, AES, FyV, MSR y DN) y en permanente desencuentro, se les suman otras nuevas (Unidad, Soluciona, PxL) cuyo peso y papel definitivos todavía están por determinar; más otras que han anunciado que no acudirán (PxC), u otras que previsiblemente tampoco lo hagan (E 2000). Es decir: no sólo no existe una organización referencial, sino que este espacio sigue fragmentándose todavía más. La coalición estructurada por AES, CTC y FyV es el intento más ambicioso, pese lo anterior. Su pretensión pasa por la recuperación de su electorado natural y un crecimiento hacia sectores moderados decepcionados por el PP, captando para ello a concejales y cuadros de otras organizaciones que opten por el posibilismo a medio plazo. A su derecha, La España en Marcha agruparía al electorado más radical, junto al MSR. FE de las JONS intentaría agrupar al dividido y menguante voto falangista.

9. La irrupción de VOX, agrupación nacional-liberal dirigida específicamente al electorado más conservador del Partido Popular, ha roto las expectativas de la coalición tripartita (AES, CTC y FyV); así como las de los grupos antiinmigración, dados sus “guiños” populistas. VOX, salvo que se coaligue con Movimiento Ciudadano, competirá con el mismo por franjas comunes de electores moderados. Y, por su parte, Movimiento Ciudadano -percibido por el Partido Popular como principal beneficiario de su crisis- deberá diferenciarse del más progresista UPyD, por lo que se desplazará hacia el centro entrando en colisión con VOX. Si bien preconizado por algunas voces, una entente coalición tripartita y VOX no parece factible: por ser escasos los apoyos previos de la primera y por la necesidad de VOX de presentarse como moderado, lo que le facilitaría la concurrencia de listas a su derecha.

10. Los resultados electorales de mayo de 2014 no avalarán una alternativa populista; pues ninguna formación española de tal cariz se asentará en Estrasburgo; no siempre previsible, tampoco, un crecimiento significativo de las mismas. Por otra parte, si VOX concurre en solitario, difícilmente superará un escaño, y dada su referencia ideológica liberal, no será el partido referencial del populismo; si bien laminará en todo caso su crecimiento. Los resultados de mayo retratarán los apoyos reales de cada sigla de vocación populista y especialmente a sus líderes, quienes, en un ejercicio de realismo y responsabilidad deberán adoptar decisiones generosas y valientes encaminadas a integraciones futuras, una vez baje y se asiente la ola de VOX y Movimiento Ciudadano, si quieren un futuro para la derecha populista española. En suma, cundo los voceros populistas caracterizan a VOX como narcótico de recambio para maricomplejines recalcitrantes, realizan un fatuo ejercicio de demagogia por carecer de una alternativa de soporte para sus simpatizantes.

Webs especializadas (11)
Reproducimos algunas de las direcciones de internet más interesantes en el seguimiento del populismo y la extrema derecha europea. De orientación muy diversa, su trabajo, cuanto menos, debe calificarse de constante y riguroso en su pluralidad de fuentes y convicciones.

http://xaviercasals.wordpress.com/
Blog sobre extremismo y democracia de este politólogo e historiador, acaso el mayor experto en la extrema derecha y el populismo en España y resto de Europa.

http://infokrisis.blogia.com/
Web personal del doctrinario y activista Ernesto Milá, el más dinámico, elaborado y completo de la derecha radical española.

http://es.metapedia.org/wiki/P%C3%A1gina_Principal
La enciclopedia electrónica en 18 idiomas que pretende influir en el debate, la cultura y la visión de vida desde los temas no cubiertos por las enciclopedias “oficiales”.

http://www.resistances.be/index.htm
Observatorio belga contra la extrema derecha, el racismo y la xenofobia. Especializado en Bélgica y Francia.

http://droites-extremes.blog.lemonde.fr/
Blog francés especializado en el Frente Nacional y otras derechas radicales, especialmente francesas.

http://www.destra.it/
Publicación digital que pese a estar situada ideológicamente en la ”destra”, informa de manera muy objetiva y amplia sobre ese plural y amplio espectro político.

http://counterpoint.uk.com/
Espacio virtual especializado, entre otras muchas cuestiones, del seguimiento del comportamiento electoral de las extremas derechas, tanto a nivel nacional como europarlamentario; patrocinado por la red de fundaciones Open Society financiada por el filántropo George Soros.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

De blanca gaviota a negro cuervo.

Vicente A. C. M. Periodista Digital 30 Enero 2014

Comienza el congreso anual más importante del PP que este año se celebra en Valladolid y que va a estar marcado más por las ausencias y los mensajes subliminales que por las comparecencias y previsibles discursos. Las últimas semanas han sido una fuente inagotable de noticias de anunciadas deserciones, críticas descarnadas y sonoros desplantes que han culminado con el nacimiento de un nuevo partido VOX que mejor debería haberse llamado CLAMOR. Sí, porque esa voz es un clamor de los defraudados votantes del PP incapaces ya de apoyar a un partido que ha renunciado a sus convicciones.

No parece que el balance de este último año sea como para estar orgullosos. Al contrario, los resultados han sido desastrosos en lo económico, en lo social y en lo político. En lo económico, acaba el año con un déficit sin maquillar cercano al 7%, una deuda del 100% del PIB, un mantenimento del paro en el 26% - con un paro juvenil mayor del 50%- y una economía sumergida estimada del 27%. No son precisamenete cifras de las que alegrarse y en las que ver la salida de la crisis. Eso sí, a la banca le ha ido perfectamente y bancos como el SANTANDER han tenido el doble de beneficios que el ejercicio anterior y en el primer semestre del 2013 se han ejecutado el doble de expropiaciones de viviendas que en todo el 2012. Un orgullo de gestión.

En cuanto a lo social, se ha consumado el mayor ataque a la soberanía nacional con el anuncio de la ilegal consulta por parte del Gobierno de la Generalitat sobre la independencia de Cataluña. Y lejos de tomar las medidas que la Constitución preve para el caso de gestion desleal y violación de la Constitución, se organiza un ridículo acto de exaltación patriótica y la proclama de que se impedirá celebrar la citada consulta, sin especificar cómo se llevará a cabo. Una mascletá ruidosa y pretenciosa que solo fue una cortina de humo para esconder la extrema cobardía de eludir el enfrentamiento. Algo de lo que dificílmente se puede estar orgulloso.

En cuanto a lo político, peor imposible. El PP lejos de hacer valer su mayoría absoluta para lograr la prometida regeneración del sistema, se ha acobardado ante la presión de un moribundo PSOE y un lider acorralado como Rubalcaba. La izquierda ha dominado la calle y ha conseguido ganar en ella lo que las urnas le han negado. Las estrellas de la mínima reforma política y social que el PP abanderaba, como la Ley de la Transparencia, la Ley del Aborto,la ley de Educación (LOMCE) y la optimización de la Sanidad, han sido vencidas por la oposición frontal de la izquierda y del nacionalismo y las huelgas salvajes y manifestaciones manipuladas. ¿Orgullo o vergüenza?

En cuanto lo ético, ha sido un escándalo el trato de desprecio y crítica hacia los sectores de las víctimas del terrorismo que denunciaban la política permisiva con la ETA con la nula oposición a la derogación de la doctrina Parot por parte del Tribunal de Derechos Humanos, en la que los hechos desmintieron las buenas palabras y promesas del Ejecutivo. Una desesperanza más de las víctimas acusadas de "entorpecer" y de "no evolucionar",en una actitud farisáica que ha culminado en el apoyo público de La vice Presidenta Soraya Sáenz a la impresentable cúpula del PPV con Arantza Quiroga como principal exponente. Igual debería asistir esta individua al Congreso de Valladolid y presentar una ponencia sobre el nuevo estilo del PPV en sus relaciones de concordia con el mundo etarra.

El único orgullo que puede tenerse es el de no ser partícipe en semejante aquelarre de auto complacencia y perseverancia en los errores. El lema "En el buen camino" es un insulto para todos los que se sienten profundamente defraudados y traicionados por un partido que ha perdido su esencia y su ideología, si es que alguna vez la tuvo y no fue otra farsa e hipocresía más para alcanzar el poder a costa de la credulidad y buena fe de los ciudadanos.

Cataluña
Rajoy en Mogadiscio
Pablo Planas Libertad Digital 30 Enero 2014

Los empresarios catalanes de Fonteta, el tercio de la sociedad civil, reclaman en bloque la publicación de las balanzas fiscales. Es un clam. Cuatro días después del desembarco del PP en Cataluña, Fomento del Trabajo, el Círculo de Economía, el Círculo Ecuestre y la Generalidad, todos a una, braman por la desclasificación de las cuentas del Estado en la seguridad de que el formato de los cálculos confirma la propaganda nacionalista sobre el expolio fiscal.

Los efectos del discurso de Montoro en Cataluña (tras una misión exploratoria de Margallo, todo hay que decirlo) se han traducido en una movilización del sector negocios, el pijocatalanismo, que urge al Gobierno a poner precio a España para dar satisfacción al clan Pujol. Que el encargo de Montoro fuera desmontar el "España nos roba" del separatismo no cuadra con el hecho de que él mismo y sus ayudantes se hayan dedicado con denuedo a extender por ahí la idea de que las balanzas fiscales confirman la propaganda nacionalista del "España nos roba". Es aquello del tiro en el pie, lo de Rajoy en Barcelona. Ahora mismo, hasta el que organizó el sarao del Ampurdán pide balanzas fiscales y bisbes catalans. Podría pensarse que el plan de Rajoy y el desembarco del PP en Cataluña han sido como la campaña de Napoleón en Rusia. Mariano en Mogadiscio, Black Hawk derribado, misión abortada, mayday y los empresarios que tirotean a Mas, pero enarbolan las pancartas del bueno de Junqueras, salvo en lo de montar una huelga general.

Los nacionalistas dicen de corrido que sus mejores publicistas son los dirigentes del PP, a los que consideran auténticos graneros de votos para el independentismo. Son tan modestos, los nacionalistas, que no valoran los efectos de más de tres décadas de adoctrinamiento en escuelas, parroquias y medios de comunicación. De todas maneras, no hace falta recurrir a los servicios de los historiadores del España contra Cataluña para flipar en colores con lo de Montoro en Cataluña, que es como eso de encargar el asunto catalán al ministro de Exteriores, para que le eche un ojo entre lo de Gibraltar y Panamá.

Es probable que, para Rajoy, Cataluña sea el menor de sus problemas. Al portazo de Vidal-Quadras y al plante de Mayor Oreja se suma el desplante de Aznar. La foto de Mondragón, el cónclave del PP en el País Vasco, el caso Bárcenas, la reforma de la ley del aborto, el bofetón sanitario en Madrid, las encuestas en esa comunidad, el candidato (o candidata) para las europeas y el vacío de liderazgo en Andalucía son puntos del orden del día que anteceden a las espesuras catalanas. De hecho, la interpretación de lo ocurrido en los últimos días en Cataluña ha debido de satisfacer hondamente a Rajoy. El balance es fantástico y lo de los balanzas, pistonudo. Todo encaja. El presidente del Gobierno mantiene el fla (Fondo de Liquidez Autonómica), el ministro de Hacienda marranea con la fiscalidad y la "sociedad civil", los de los círculos, remata con las balanzas. No hace falta saber las reglas del mus para concluir que esto se va a dirimir a pares y juego, en la bilateral Estado-Generalitat, el concierto vasco a la catalana. Match ball para la patronal, la de Mas. El siguiente paso es sentarse a negociar el rescate. Les ha salido redondo. Niquelao. A los de CiU, claro.

Una gran comunidad libre
Miquel Escudero www.cronicaglobal.com 30 Enero 2014

Hace unos días asumí en este diario el principio "vence en el diálogo, pero convence". Como siempre hago, le he seguido dando vueltas a mis palabras. Y debo reconocer que, por lo general, a lo largo de mi vida he preferido más convencer que vencer. A menudo he desistido de argumentar por carecer de afán de imponerme ante cosas opinables, o bien al comprobar o prever que era inútil dar razones ante alguien rígido y seguro de lo que no puede estarlo.

Es curioso cómo quienes son hispanófobos declarados -el solo nombre de España les resulta odioso y les lleva a arrojar alrededor un grave malestar- acusan, a quienes les rebaten, de lo mismo que ellos son, pero cambiando la voz

Aun manteniendo una actitud civilizada no siempre se ha de aceptar el diálogo, porque es imposible; así, por ejemplo, con quienes ni escuchan ni atienden o sólo monologan. Por eso no hay que dialogar en vano. Días atrás y en una intervención parlamentaria, un representante de la CUP acusó a otros políticos de catalanófobos y enemigos de Cataluña. Aludido, otro representante de C’s dispuso de treinta segundos para replicar la ofensa sentida. Es curioso cómo quienes son hispanófobos declarados -el solo nombre de España les resulta odioso y les lleva a arrojar alrededor un grave malestar- acusan, a quienes les rebaten, de lo mismo que ellos son, pero cambiando la voz. ¿Cómo hubiera actuado yo?, me dije a toro pasado, mientras paseaba solo por las calles y recordaba esas escenas grabadas. Nunca he sido ni querido ser dirigente político; no creo haber nacido para ello. Pero la política me interesa mucho, y más en estos momentos en que hay varios órdagos lanzados contra la ciudadanía y nuestro Estado social.

Al cabo de un rato, pensé que yo no le hubiera pedido retirar sus palabras y que simplemente le hubiera espetado en catalán algo quizá más efectivo y contundente, como: "Vostè, que es creu senyor de la terra, menteix o, senzillament, és un gamarús o un capsigrany". Detallaré para quien no lo sepa que un gamarús es una zumaya, un ave zancuda, y que significa también zopenco o burro, mientras que un capsigrany es un alcaudón, un pájaro carnívoro, y que significa también tonto o zopenco.

Me parece evidente que cuantos más pasos se den para ser perfectamente bilingües, mejor. Los catalanes hemos de saber decirnos a nosotros mismos, en voz alta y con gestos significativos que "¡Mejor unidos y mejor bilingües!" Ni unos extremistas ni otros. En todas partes cuecen habas. Hace unos días me enteré de que a la hija de un amigo mío, antiguo catalanista, la castigaron hace unos treinta años en un colegio barcelonés. Una profesora le había pillado hablando en castellano con una compañera. Le hicieron copiar cien veces en un papel: "Sóc una persona normal i només parlo en català". Hay gente muy tonta y sectaria, agresiva y antiliberal. Comportamientos como ese no se pueden tolerar de ninguna manera, sea en el idioma que sea.

La cuestión que importa no es españolizarse ni catalanizarse, sino ¡humanizarse! Lo demás se nos dará por añadidura

Tendría unos dieciocho años Federico García Lorca (1898-1936) cuando se refería a la verdadera patria, la del amor y de la igualdad. Y llegaría a escribir que "es preciso acabar con lo inútil de las ideas patrióticas. El patriotismo es uno de los grandes crímenes de la humanidad porque de sus senos podridos por el mal surgen los monstruos de la guerra". Más aún, "por patriotismo la verdadera patria fue deshecha y escarnecida". ¿No creen, queridos lectores, que merece la pena releer esta última frase?

Que yo sepa, la última entrevista a Federico fue la que concedió a Luis Bagaría, famoso caricaturista barcelonés, y publicada el 10 de julio de 1936, unos cuarenta días antes de que fuese premeditada y repugnantemente asesinado en tierras de Granada. Hay un párrafo de sus declaraciones que entiendo que todo el mundo debiera conocer, también los separatistas, y que por eso reproduzco a continuación: "Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula; pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política". Nada nacionalista y suficientemente españolista para que un analfabeto práctico le obsequiara hoy con una estupidez. Cantaba Federico a la mejor España, de veras "sentida hasta la médula", pero detestaba a lo que Eduardo Vivancos denominó "Españeta". La cuestión que importa no es españolizarse ni catalanizarse, sino ¡humanizarse! Lo demás se nos dará por añadidura.

Cataluña para los catalanes; catalanes los que hablan al menos la lengua regional
Nota del Editor 30 Enero 2014

Este es el planteamiento de quienes defienden la imposición de la lengua regional a los demás. Dan carnet de catalán exclusivamente a quienes hablan al menos la lengua regional, y quieren además que en Cataluña todos al menos hablen la lengua regional. Quien no hable la lengua regional no tiene derecho a ser catalán ni a estar en Cataluña.

Así que cada día hay mas gente que piensa que ha llegado la hora de dejarles que se salgan con la suya, hatos de tanta estupidez. Adios.

Aragón / POLÍTICA
El nacionalismo catalán exige a Aragón que se someta a su disciplina lingüística
ROBERTO PÉREZ / ZARAGOZA ABC Aragón 30 Enero 2014

Con una resolución parlamentaria, exigen a Rudi que «reconozca el Instituto de Estudios Catalanes como autoridad filológica» en la parte de Aragón que consideran la «Franja de Poniente» de Cataluña

Los partidos nacionalistas se han unido en el Parlamento de Cataluña para aprobar, este jueves, una resolución que exige al Gobierno aragonés a que se someta a la disciplina lingüística de Cataluña. Reclama que las modalidades lingüísticas históricas de las comarcas orientales de Aragón queden bajo la regulación y normativa del catalán oficial.

Se trata de comarcas aragonesas en las que hay modalidades propias que, históricamente, han sido denominadas con nombres autóctonos, tales como «chapurreau». En mayo del año pasado, las Cortes de Aragón aprobaron la vigente Ley de Protección de las modalidades lingüísticas propias de Aragón, en la que se evita denominar dichas hablas como catalán.

Esto irritó al nacionalismo, que no solo considera esas hablas como catalán sino que define esas comarcas aragonesas como parte del territorio natural de Cataluña. Lo denomina «Franja de Ponent» (Franja de Poniente), cuando no son comarcas del «poniente» de Cataluña, sino el «levante» de Aragón.

La Comisión de Cultura del Parlamento catalán ha vuelto a arremeter contra la ley de lenguas de Aragón. Las propuestas de resolución ahora aprobadas ha incorporado enmiendas de CiU, en las que expresamente se habla de esas comarcas aragonesas como «Franja de Ponent» de Cataluña.

Y se insiste igualmente en que esas hablas históricas han de regularse y someterse a la normativa del catalán oficial. Es precisamente lo que quiere evitar la ley de lenguas de Aragón, que persigue proteger esas hablas históricas, como patrimonio lingüístico propio, conservando y promoviendo sus peculiaridades, en vez de que se pierdan sustituyéndolas por el catalán oficial.

Los nacionalistas, sin embargo, insisten en que se deben normalizar. Y ese es el fin de una de las enmiendas aprobadas e incorporadas a las propuestas de resolución que ha aprobado el Parlamento catalán este jueves. En ella se exige a Aragón que «reconozca el Instituto de Estudios Catalanes como autoridad filológica de la lengua catalana para elaborar las regulaciones y normativas necesarias para impulsar la lengua catalana en Aragón».

De paso, los nacionalistas han vuelto a arremeter contra la ley de lenguas aprobada en Aragón en mayo, que consideran un atentado contra «la unidad de la lengua catalana».
Recortes de Prensa   Página Inicial