AGLI Recortes de Prensa   Domingo 9  Febrero  2014

Los números no cuadran
José Luis Gómez Estrella Digital 9 Febrero 2014

El déficit público fue en aumento en 2013 y la deuda del Estado sube como la espuma. Sigue habiendo riesgo de impago y, a falta de ingresos, solo cabe recortar el gasto improductivo. ¿Entonces no se está reduciendo el déficit? Por desgracia, no. A pesar de tantos esfuerzos y de tantos sufrimientos de millones de españoles, el déficit ha aumentado. José Carlos Díez, profesor de economía de Icade, ha echado sus cuentas, que son muy distintas de las del Gobierno de Rajoy. Resulta que entre enero y noviembre de 2013, el déficit ha sido de 40.600 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2012 el déficit había sido de 37.400 millones. Según los cálculos de este economista, el déficit ha aumentado un 10%. "Pero el Gobierno debe usar otras reglas aritméticas ya que dice que el déficit va bien", ironiza Díez.

¿Qué es lo que está pasando? En realidad, lo mismo de siempre. España produce poco, genera mucho desempleo y obtiene insuficientes ingresos fiscales. Y por eso mismo, la recaudación ha caído un 0,5% en 2013, lo que supone una desviación presupuestaria de otros 7.000 millones de euros. Y las cosas no cambiarán este año, si el Gobierno no cambia antes de política.

El Gobierno se ha equivocado al recortar a granel, sin distinguir entre gasto productivo e improductivo

¿Y qué se puede hacer? Desde el sector público hay que gastar menos en todo aquello que es prescindible y hay que invertir más en la economía productiva. El Gobierno de Rajoy se ha equivocado al recortar a granel, sin distinguir entre gasto productivo e improductivo, y a pesar de que la política del Banco Central Europeo ha contribuido a rebajar la prima de riesgo -léase en este caso los tipos de interés que paga el Estado por su deuda-, ese ahorro no compensa otras ineficiencias. De hecho, la deuda pública sigue aumentando y, si no se le pone coto, puede llegar el momento en que España no pueda pagarla.

Pero no solo se aprecia que las cosas van mal viendo cómo aumenta el déficit y se desborda la deuda. También puede comprobarse echándole un vistazo al recorte del crédito. La banca sigue sin prestar dinero y las empresas no levantan cabeza.

Los convencidos
José Carlos Rodríguez www.gaceta.es 9 Febrero 2014

Todavía hay muchos beneficios que repartir a cuenta de los muertos de ETA

Arcadi Espada se ha explicado Vox como la reacción ante una ETA que ya no existe: la que mataba por conseguir objetivos políticos. Esa ETA está vencida y Vox nace sin objeto. Las batallas, sigue, son otras. Es la democracia y sus contrarios: la ETA de ahora, los “300.000 vascos que justifican con su voto” los deberes hechos por la banda terrorista para el nacionalismo. Al pasado al que mira Vox “no se le puede aplicar la pena capital. Ni la cadena perpetua. Ni siquiera la doctrina Parot. El pasado seguirá indemne y nada volverá”.

No volverá Jean-Serge Nérin, último asesinado por la banda. Pero a su asesino, Joseba Fernández Aspurz, se le puede aplicar la cadena perpetua, la doctrina Parot y la pena capital, todo por su orden. Y Nérin está presente mientras lo esté su verdugo.

Otra cuestión es ETA y la política. Su juego es el do tu des. Yo no te mato y tú haces lo que yo te diga. La política. El juego sigue, pero se ha quedado sin cartas. Una vez ha dado un paso atrás, nadie aceptará que lo vuelva a dar hacia delante. De ahí el final de ETA.

Pero es un final de larga agonía. Todavía hay muchos beneficios que repartir a cuenta de los muertos. Los nacionalistas buscan progresar en sus objetivos comunes. El primero, el reconocimiento del País Vasco como una nación soberana, que a partir de ahí ya se las arreglarán ellos solos. Y el Gobierno de Mariano Rajoy, el capítulo en los libros de historia sobre El final de ETA, por un lado, y un argumento electoral político para 2015, por otro.

En este enjuague, los muertos por ETA siguen siendo un argumento. Los de la negociación, para aplacar los nacionalistas concediéndole tal o cual exigencia, o para acercarse a sus objetivos, según se sienten en un lado u otro de la mesa. Y los convencidos de que hay que oponerse frontalmente a que sus muertos, que también son nuestros, contribuyan una vez más a los objetivos de los nacionalistas. De aquí sale el PP. Ahí entra Vox.

Cínicos, ruines y miserables sin escrúpulos
También podrían reclutar al célebre bandolero José María “El Tempranillo” pero por lo que estamos viendo a diario no creo que tengan mayor dificultad para encontrar a alguien que reúna esta condición
Pascual Mogica http://www.diariosigloxxi.com 9 Febrero 2014

En este país llamado España pero a los que ya son muchos los que le han cambiado el nombre, y no me refiero a emplear el término “país”, y ya es más conocida por Gilipollandia, siento que alguien se pueda ofender, pero le rogaría que se parara a pensar qué es lo que somos los españoles para este Gobierno sino un atajo de tontos gilipollas que nos lo tragamos todos, ahora el Gobierno repite por tercera vez la jugada y entrados ya prácticamente en precampaña, 2015 está a la vuelta de la esquina, nos quiere impactar, como ya hizo en anteriores ocasiones en las que se valió de Ortega Lara primero, después de Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz, en un intento por demostrar que se iba a combatir a ETA con la máxima dureza, en el caso de Ortega Lara, y reformar el Código Penal para penalizar duramente casos como el de la desinfortunada niña, en lo que afectaba a Juan José Cortés, ahora nos sale con que va a fichar a Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo, para que forme parte del grupo de “expertos”, 17 en total, propuestos por los distintos grupos parlamentarios para defender la prisión permanente revisable, revisable, según la denomina el PP, pero en realidad se trata de implantar la cadena perpetua.

Tres fichajes, dos de ellos con los que en su día intentaron impresionar a la gente y crear una sensación, falsa a todas luces, de que el Partido Popular estaba con las familias de los afectados y sobre todo con el “deseo” de poner fin a este tipo de delitos contra la libertad y la vida de las personas. Era una mera utilización, en mi opinión, que se hacía de Ortega Lara y de Juan José Cortés, ahí están los resultados, Ortega Lara ha salido del PP más que desengañado y de Juan José Cortés, solo se sabe que ha quedado en el olvido, que de aquello para lo cual fue “fichado” jamás se supo, ni se sabrá nada. Fue una mera utilización con fines electoralistas a los que tan acostumbrado está el Partido Popular a poner en práctica. No “fichan” como personaje impactante y popular a Jack “El Destripador” porque este ya no existe. También podrían “reclutar”, de existir en la actualidad, al célebre bandolero José María “El Tempranillo” pero por lo que estamos viendo a diario en los medios de comunicación no creo que tengan mayor dificultad para encontrar a alguien que reúna esta condición.

Siempre he tenido a Antonio del Castillo por una persona sensata, con un amor y un recuerdo a su hija Marta algo fuera de lo normal, digno de la máxima admiración y respeto, pero me atrevería a aconsejarle que la forma en que está llevando las actuaciones para averiguar donde están los restos de su hija en mi opinión es la correcta, y es la correcta porque no hay de por medio interferencias políticas sino simplemente judiciales y por tanto policiales y cuyo interés por resolver el caso está fuera de toda duda, esto está más que demostrado, lo que puede ocurrirle al padre de Marta es que sin pretenderlo apoye y ayude a satisfacer intereses políticos de gente que a más de no tener conciencia ni escrúpulos no tiene vergüenza y hace gala de un cinismo y de una práctica de la mentira que va más allá de lo que es una actitud ruin y miserable.

LOS ENEMIGOS DE WERT
Herrera tenía razón pese a la que se montó con su diatriba contra ETA
Pascual Tamburri www.elsemanaldigital.com 9 Febrero 2014

Los asesinos terroristas animan a agitar y crear el descontento con la LOMCE. Y las escuelas e institutos bajo control abertzale siguen como siempre las órdenes. Alguno les ríe la gracia.

En el último número de Razón Española Pablo Molina explicaba en una muy bien fundada Nota "Por qué las huelgas de la enseñanza son ilegales". Yo no creo, la verdad, que todas ellas lo sean al menos en una democracia tan folklórica como ésta, aunque hacer legales las huelgas en los servicios públicos y en la Administración no deja de ser una opción discutida y discutible, no precisamente la única democrática. Eso sí, lo que no puede ser legal, y de hecho estrictamente no lo es, es ninguna huelga o movilización en las aulas organizada por, para, con o desde un grupo de asesinos terroristas, al servicio de sus metas.

Carlos Herrera escandalizó hace unos días a tirios y troyanos comentando en Onda Cero un documento de ETA, dirigido a sus criminales presos. ¿Es excesivo decir que "la organización terrorista ha querido controlar la educación"? La verdad es que los abertzales armados planean su intervención en política "desde dentro y hacia dentro" con la meta declarada de lograr sin matar los mismos objetivos que no han logrado asesinando durante medio siglo. Eso no es una suposición, es un hecho. Es la razón misma por la que han interrumpido sus asesinatos, que no es desde luego la vergüenza, ni es el arrepentimiento.

Y bien, dentro de esos medios temporalmente no sangrientos y en coherencia con sus objetivos de siempre, está lo que recuerdan a sus presos: van hacia la "transformación del modelo económico y social", y eso incluye como instrumento político "agitar el movimiento educacional" y como meta formar conciencias y mentes en su "propio sistema educativo". Miel sobre hojuelas: en un clásico de la táctica leninista, se trata de captar, movilizar y utilizar "tontos útiles", que sabiéndolo o sin saberlo trabajen en la dirección marcada por la banda.

¿Tan mala es la LOMCE? Yo creo que no es buena, porque se queda corta en muchos asuntos, es lenta en su aplicación, permite campos muertos y variedades provincianas, hay materias que ni siquiera aborda… pero algo bueno tendrá cuando la ETA la toma no ya como excusa para movilizar su parte de la sociedad ("es una oportunidad inmejorable"), sino directamente como enemiga. ETA dice que "la respuesta al ataque de la LOMCE la tenemos que situar en el plano de la soberanía, porque es un ataque directo que nos llega desde la educación" .

Por supuesto que no todos los enemigos de la LOMCE en Navarra y País Vasco son amigos de ETA; pero sí que todos los amigos de ETA se colocan al frente de la movilización contra Wert, en parte porque odian su proyecto, en parte porque quieren impulsar el suyo propio en ese caldo de cultivo. Resulta por lo menos llamativo que en los centros del modelo D públicos y privados, especialmente en los que más reclutas han proporcionado a lo largo de los años a la banda y a sus satélites, las movilizaciones han sido no sólo masivas sino similares todas entre sí: masas de alumnos formando las letras LOMCE EZ y demás. A todo esto, la Administración, que durante décadas ha dejado hacer en Navarra, no parece haber aprendido. Mucho me temo que consentir (huelgas, movilizaciones y manipulaciones) no les dará ningún beneficio sino al contrario...

El más coherente ha sido el diputado Carlos Salvador que al saberse las intenciones de ETA sobre la LOMCE y la manipulación del sistema educativo en su beneficio, intenciones que están llevándose a la práctica y no se limitan a la teoría, ha lanzado algún mensaje en la línea de "algo habrá que hacer". Pues sí, algo habría que hacer. No hacer nada o consentir, ya se ve, no tiene premio.

¿Quién mató la democracia?
Carlos Sánchez El Confidencial 9 Febrero 2014

Sólo hay una cosa peor que salir de la crisis de forma parsimoniosa: hacerlo dejando intactos algunos de los viejos problemas del país. Y España -no hay que olvidarlo- no recuperará hasta mediados de la próxima década (en el mejor de los casos) los niveles de empleo de 2007.

Es algo más que probable que dentro de algo menos de dos años, cuando se celebren las elecciones generales, los años más duros del ajuste hayan quedado atrás; pero no parece razonable pensar que este país haya podido zafarse de algunos de los fantasmas que secularmente le han perseguido como una maldición casi bíblica.

El colapso (y hasta la inutilidad) del sistema judicial y parlamentario por ausencia de verdadera separación de poderes; el fracaso en la persecución rigurosa de los delitos económicos vinculados a la corrupción (los procedimientos duran años y años y al final muchos han prescrito); el bipartidismo castrante que impide que aflore lo mejor de la sociedad civil (no hay igualdad de oportunidades a la hora de presentar candidaturas); la mala calidad del empleo y la precarización de las relaciones laborales; el hundimiento de las clases medias por una política cortoplacista que sólo pretende ganar competitividad bajando salarios; el asesinato de la meritocracia o la persistencia de un sistema educativo poco eficiente, son algunos de los problemas que sobrevivirán a este Gobierno, y desde luego no tienen nada que ver con los indicadores adelantados que refleja la coyuntura económica.

El inquilino temporal de la Moncloa -sea Rajoy o cualquier otro- lo primero que aprende es que España es un formidable oligopolio en el que se accede al gobierno por achicharramiento del contrario, por lo que tarde o temprano, independientemente de lo que se haga en el poder o en la oposición, volverá a gobernarArquitectura institucional

Ese es, en realidad, el gran fracaso de Rajoy y de su Gobierno, haber interpretado la crisis como una cuestión vinculada exclusivamente a los ciclos económicos y al desbordamiento del gasto (tanto público como privado), pero desconectada de la arquitectura institucional del país. Probablemente, por ausencia de incentivos para el cambio.

El inquilino temporal de la Moncloa -sea Rajoy o cualquier otro- lo primero que aprende es que España es un formidable oligopolio en el que se accede al gobierno por achicharramiento del contrario, por lo que tarde o temprano, independientemente de lo que se haga en el poder o en la oposición, volverá a gobernar.

Esta es, precisamente, la razón fundamental de que no haya grandes acuerdos de Estado. PSOE y PP saben que dependiendo del contexto económico y político tarde o temprano volverán al poder, por lo que no tienen ningún incentivo para pactar. Hasta el punto de que quien está en el Gobierno prescinde del partido de la oposición precisamente para luego echarle en cara que se ha salido de la crisis ‘a pesar’ del adversario político. Es el triunfo del ‘cuanto peor, mejor’ en el caso de la oposición.

Este análisis de la realidad es el que puede explicar la cerrazón del Gobierno a la hora de cuestionar los cimientos del sistema político y de la organización del Estado más allá del debate soberanista. Su estrategia en Cataluña lo revela. Es probable que tenga razón y que a corto plazo sea mejor esperar a ver cómo se degüellan entre sí las fuerzas que apoyan el independentismo, pero eso es lo mismo que alimentar un monstruo que en los próximos años (y en esa ocasión con más vehemencia) aflorará de forma más intensa y natural. Sin esperar a que las élites políticas lo aticen.

El comportamiento pétreo e inmovilista de la Monarquía (responsabilidad de los dos grandes partidos) va en la misma dirección. Cuando se quiera cambiar el statu quo -con leyes que definan con precisión el concepto de Casa Real y sus atribuciones-, es muy probable que se haya llegado demasiado tarde. Precisamente, por ausencia de coraje político para hacer reformas de calado sin esperar a que todo esté perdido.

Sorprende la velocidad con que se aprueban algunos recortes, pero impresiona todavía más la parquedad con que se hacen reformas capaces de sobrevivir a varias generaciones. Como si a los gobiernos se les juzgara únicamente por la cantidad de los ajustes y no por la calidad de su política económica o social. O por su sensibilidad por la regeneración democrática.

Reparto obsceno del poder
Se olvida, de esta manera, que las crisis (al menos con la intensidad que suelen producirse en España) son el fruto de las semillas plantadas hace algunos años, y en ningún caso son la causa de tanta ruina. Lo que ocurre en Cataluña vuelve a ser un buen ejemplo.

La obsesión por separar de la agenda política de la crisis el entramado institucional sólo conduce a plantar las pepitas de una nueva crisis en los próximos años. Estas salidas en falso -sólo se mira lo obvio o lo que políticamente es más rentable- son todavía más frustrantes cuando pocos gobiernos como el de Mariano Rajoy han nacido con tantas expectativasParafraseando al jurista alemán Ernst Forsthoff*, es como querer presentar al Estado como un sistema democrático-parlamentario cerrado. Se malogra, de esta manera, uno de los sentidos esenciales de la democracia parlamentaria, que no es sino el de mantener vivo al Estado mediante su apertura a las fuerzas políticas y a la propia ciudadanía. Una democracia sana es la que procura la participación política, y no tiene nada que ver el obsceno reparto de cargos entre las grandes fuerzas parlamentarias.

Y la obsesión por separar de la agenda política de la crisis el entramado institucional sólo conduce a plantar las pepitas de una nueva crisis en los próximos años. ¿O es que alguien cree que las listas electorales son fruto de un debate intenso en el seno de los partidos?

Estas salidas en falso -sólo se mira lo obvio o lo que políticamente es más rentable- son todavía más frustrantes cuando pocos gobiernos como el de Mariano Rajoy han nacido con tantas expectativas. Su respaldo inicial sólo es comparable al que tuvieron durante su primera legislatura González y Aznar (aunque este no tuviera mayoría absoluta). Y ya decía Goethe que “el entusiasmo no es un fruto que pueda conservarse en salmuera durante mucho tiempo”.

Sería injusto, sin embargo, que pudiera pensarse que en apenas una legislatura (las reformas de calado se han acabado y ahora sólo queda navegar por las aguas de la autocomplacencia) se pueden resolver problemas crónicos. Pero inquieta ver la superficialidad con que a menudo se analizan los fenómenos económicos y políticos. Ignorando las corrientes de fondo que empujan a España a un inequívoco desastre cada cierto periodo de tiempo.

La causa de este comportamiento probablemente tenga que ver con la ausencia de métodos de análisis objetivos capaces de identificar los problemas más allá del ruido diario que genera la actividad política. Más allá de intentar contentar a la opinión pública con mensajes prefabricados que convierten a la política en un decorado de cartón piedra poblado por malos actores de reparto (Floriano, López et alters).

O dicho en otros términos, la ausencia de análisis cualitativos sobre el resultado de las políticas públicas conduce necesariamente a una falsa percepción: España se ha alejado del abismo, es cierto. Pero el hecho de que la economía vaya a crecer en el entorno del 1% no indica que se hayan resuelto los problemas de fondo. Y mucho menos, que se hayan puesto las bases para que la catástrofe no vuelva a suceder. Pesará sobre las conciencias de quienes han gobernado.

*Ernst Forsthoff. El Estado de la sociedad industrial. (CEPC) Jaime Nicolás y Luis López Guerra (editores).

Los presos
Ana Velasco Vidal-Abarca Libertad Digital 9 Febrero 2014

Todos sabemos -aunque se busquen excusas o se culpe a otras instancias- que las excarcelaciones provocadas por la derogación de la doctrina Parot son consecuencia de decisiones políticas, como lo fue la sustitución antes de plazo del juez que representaba a España en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por otro que defendiese la postura de los jueces discrepantes de la sentencia del Tribunal Constitucional que avaló la doctrina. Al igual que sabemos que la rapidez con que se ha ejecutado la sentencia haciéndola extensiva al resto de reclusos en situación similar responde al propósito de no prolongar en el tiempo el fortísimo desgaste de imagen para el Gobierno que supondría el goteo de setenta asesinos abriendo los telediarios con sus alborozadas salidas de la cárcel y los exultantes recibimientos en sus pueblos. Era mejor sacarlos por tandas y así, en pocas semanas, se daba carpetazo al asunto y se podía seguir centrando el discurso gubernamental en lo bien que va la economía en lugar de tener que echar balones fuera con frágiles argumentos responsabilizando a otros de las omisiones propias.

Una vez cumplido el compromiso de la derogación de la doctrina Parot, no hay pausa ni tregua. El PNV en connivencia con las nuevas marcas políticas de Eta, presiona, exige, fuerza, al Gobierno a llevar a cabo un proceso por fases para que los terroristas que aún están en la cárcel salgan lo antes posible. Si el Gobierno ante estas presiones respondiese alto y claro, pública y rotundamente que no va a asumir ningún plan específico para favorecer a los más repugnantes asesinos de España; si nos dijese a todos que no hay motivo para preocuparse porque la ley se va a cumplir y las sentencias también, no habría razón alguna para sentir inquietud, incertidumbre, miedo o desconfianza por lo que pueda ocurrir. Sin embargo no es así. El Gobierno calla, el Gobierno oculta, el Gobierno prefiere no contar que se reúne en secreto con el PNV, ni por supuesto de qué hablan, y sus desmentidos acerca de la asunción de los planes de excarcelaciones por fases propuesto por el Gobierno Vasco, suenan a engaño o a excusa.

El silencio, la opacidad, la omisión de la palabra justicia cuando se intenta tranquilizar a las víctimas, indican una voluntad entreguista, un abandono de los planteamientos propios asumiendo los contrarios a los que antes se defendían con convicción. Aquella frase que Rajoy pronunció en 2005 en el Congreso acusando a Zapatero de "cambiar de dirección, traicionar a los muertos y permitir que ETA recupere las posiciones que ocupaba antes de su arrinconamiento" se vuelve hoy como un boomerang contra el propio presidente que, sin explicaciones, también ha cambiado de dirección.

Ante la preocupante política que pretenden imponer los nacionalistas y viendo que no hay más reacción a las alarmas que la negación de la realidad, me permito SUPLICAR al Gobierno que vuelva a cambiar de dirección, que recupere la senda de la defensa a ultranza del Estado de Derecho, que diga no a los planes del PNV, que diga sí a las peticiones de justicia de las víctimas. Y que establezca una posición firme también en lo que respecta a la maligna propaganda impulsada por los nacionalistas para legitimar el terrorismo con infamias tan graves como la equiparación entre víctimas del terrorismo y "victimas de abusos policiales" -¿quién determina quienes son y por qué razones? ¿Quiénes son esos policías abusadores ó lo son en su conjunto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado? ¿De verdad se va a tolerar con impavidez que los familiares de presos terroristas acudan a los colegios vascos a envenenar la inocencia de los niños? ¿Es que no comprenden que si se continúa siguiendo la estela del PNV serán los propios terroristas quienes acaben impartiendo doctrina no solo en los colegios, sino en todos los espacios públicos?

Y si realmente no se piensa en aplicar los inmorales planes del PNV, ¿A qué viene tanta reunión secreta y tanta opacidad? El tiempo dirá si la desconfianza que la actitud del Gobierno provoca, está fundada o no. Nada me gustaría más que equivocarme en mis recelos.

El alto coste de la secesión escocesa
bORJA BERGARECHE / CORRESPONSAL EN LONDRES ABC 9 Febrero 2014

Políticos y empresarios del Reino Unido coinciden: si se pierde Escocia, se pierde peso en el mundo

El viernes, el primer ministro británico lanzó un dramático llamamiento para que el Reino Unido lo siga siendo. Cameron pidió a ingleses, galeses y norirlandeses que llamen a sus amigos y familiares al norte de la frontera con Escocia con un mensaje: «No os vayáis». «Si perdemos Escocia, si cambia el Reino Unido, estaríamos quitando la alfombra debajo de nuestra propia reputación: tenemos más peso en el mundo porque estamos unidos». Para cada vez más voces en sectores empresariales y financieros, ese peso se mide en libras, y no en kilos. Esta misma semana, el consejero delegado de la petrolera británica BP se convertía en el más alto ejecutivo en advertir del potencial coste económico de la secesión, si el «Sí» a la independencia gana en el referéndum previsto para el próximo 18 de septiembre.

«Gran Bretaña es un país grande, y debe permanecer unida», dijo el martes el neoyorquino Bob Dudley, quien reconoció que «existe preocupación en todas las industrias». Le preocupa en particular los costes añadidos que supondría para su empresa, y los «problemas prácticos» que genera la «incertidumbre en torno a la moneda». El presidente escocés, Alex Salmond, defiende seguir usando la libra en una unión monetaria con el resto del Reino Unido. Una propuesta que el gobierno de Londres ve como «inviable» y el Banco de Inglaterra como factible pero llena de «riesgos», como explicó el gobernador, Mark Carney, a finales de enero en Edimburgo. Por el momento, esa incertidumbre tan elemental -¿qué moneda sonaría en el bolsillo de los escoceses?- no parece estar ahuyentando las inversiones.

La propia BP mantiene intactos sus planes de invertir unos 12.000 millones en sus instalaciones en el Mar del Norte entre 2011 y 2016. El Gobierno escocés ha convertido la industria de las renovables en uno de sus motores económicos, con un ambicioso objetivo de satisfacer el 50% de su demanda energética con este tipo de fuentes en 2015. De hecho, aunque Escocia produce solo el 9% de la electricidad consumida en el Reino Unido, recibe hasta el 37% de las ayudas públicas a las renovables. El Gobierno nacionalista escocés intenta tranquilizar a un sector cada vez más inquieto recordando que la energía escocesa «es esencial para mantener las luces encendidas en las islas». Pero el ministro de Energía, Ed Davey, ya ha advertido de que la continuidad de esas ayudas no está garantizada. Y otros apuntan ya a proveedores alternativos de electricidad, como Francia o Islandia, en caso de secesión.

En otra industria esencial para la economía escocesa, la de los servicios financieros, la actitud oficial de neutralidad ante el referéndum se ha quebrado también esta semana. El martes, el diario «Financial Times» llevaba a su portada la preocupación en el sector. La secesión, como explica la hoja de ruta nacionalista, supondría la creación de un nuevo regulador financiero. Y muchos operadores y gestores de capital creen que adaptar sus productos a estas nuevas normas -y, quizás, a una nueva moneda- supondría un coste demasiado elevado, teniendo en cuenta que los fondos instalados en Escocia obtienen el 86% de sus beneficios en operaciones con el resto del Reino Unido. Otras fuentes defienden, en cambio, las potenciales ventajas de la secesión. Los servicios financieros suponen el 8% del PIB escocés, dan empleo a casi 100.000 personas y fueron la principal fuente de exportaciones por valor económico en 2012, según recoge el rotativo financiero.

El miércoles, el ministro de Industria británico, Vince Cable, advertía además de que, en caso de separarse de Gran Bretaña, Escocia terminaría por recurrir a su propia moneda, y el Royal Bank of Scotland (RBS) trasladaría su sede de Edimburgo a Londres. El influyente ministro liberal no solo habla como miembro del Gobierno sino como «dueño», puesto que la entidad escocesa es todavía propiedad del Estado en un 81%. El caso de RBS es simbólico por muchos aspectos. Su creación está directamente ligada al acto de unión de los parlamentos inglés y escocés en 1707, al recibir el sello real como compensación de Londres a los escoceses por una onerosa y desastrosa aventura colonial. Pero además, ejemplifica la fortaleza de la unión de la que hablaba Cameron.

El banco fue nacionalizado tras la crisis de 2008 con un rescate de unos 55.000 millones, pagado por los contribuyentes británicos. Equivale al 200% del PIB de Escocia, que habría quedado en bancarrota al intentar salvar un banco cuyo balance equivale al PIB de toda Gran Bretaña. Para unos, es discurso del miedo. Para otros, la dura realidad. Pero la advertencia de Cable no afecta solo a los 3.000 empleados de RBS en su cuartel general escocés. «Si estás gestionando RBS, estoy seguro de que preferirías estar en un domicilio en el que tu banco está protegido del riesgo de colapso», aseguró.

Una cesta de la compra más cara
En el frente más prosaico de la economía doméstica, la posibilidad de que Escocia se convierta en un Estado independiente tendría también fuertes consecuencias en el precio de la cesta de la compra. Gracias a la unidad de mercado en el Reino Unido, los 5,3 millones de escoceses se benefician de los mismos precios que el resto de británicos, a pesar de vivir a menudo en localidades remotas y poco pobladas. Los costes de transporte y distribución son asumidos por las empresas. Un escenario que cambiaría con la independencia, según ejecutivos de cadenas de supermercados. «¿Por qué iba el consumidor inglés o galés a subvencionar el coste adicional de hacer negocios en Escocia?», se pregunta Dalton Phillips, consejero delegado de Morrison, tras advertir de que ese coste añadido «debería ser repercutido potencialmente al precio de consumo». El responsable de la oficina del consumidor británica, John Fingleton, coincide en que «si esos costes se aíslan en Escocia», los ajustes derivados llevarían a una subida de precios en Escocia y una reducción en Inglaterra.

Sufrimientos incomparables
AURELIO ARTETA  EL CORREO 9 Febrero 2014

Catedrático de Filosofía Moral de la UPV-EHU,
· Quienes purgan sus crímenes en prisión están vivos, sus víctimas ya no están en este mundo.

Cuando en un país se alían el simplismo teórico y el interés político más sectario, los resultados son nefastos. En el nuestro los nacionalistas llevan tiempo envenenando las conciencias con la cantinela de que tanto los presos etarras y sus familiares como los familiares de sus víctimas están sufriendo mucho. Que ese dolor al parecer equiparable basta para igualarles en sus presuntos derechos a ellos y a sus respectivas reivindicaciones. Y que la paz pública sólo vendrá de respetar por igual tales sufrimientos.

1. Creo que sólo unos ignorantes o unos desalmados pueden predicar este igualitarismo. Pues hay un rasgo evidente –y ruboriza tener que recordarlo– que distingue radicalmente a esos pesares. Quienes purgan sus crímenes en prisión están vivos y quienes fueron sus víctimas ya no están en este mundo desde su asesinato. Los allegados a los primeros, por mucho que les duela su ausencia, pueden visitarles y aguardar su vuelta al final de su condena. Los familiares de los asesinados ya no pueden hablar con ellos ni esperar nada de ellos, salvo (si son creyentes) reencontrarles en el cielo. No existe equiparación posible entre ambas situaciones penosas; su mera comparación ya es otro repugnante agravio a las víctimas. Por cruel que sea la vida carcelaria, ¿lo será tanto como aquellas muertes que ellos administraron?

Ciertamente, al margen de sus aspectos físicos o psíquicos, algo iguala a ambos sufrimientos: que no los ha producido el azar o las fuerzas naturales, sino la acción voluntaria de seres humanos. Pero estos actos, así como sus fundamentos y sus propósitos, desatan emociones dolorosas de signo contrario. Tales actos han sido impulsados, en un lado, por unas creencias etnicistas empeñadas en la secesión política y, en el otro, por la defensa de un sistema institucional democrático. ¿No habrá que sopesar la muy desigual legitimidad de las convicciones o metas que guiaron sus afectos y conductas? Si no hiciéramos así, ¿cómo sabremos la calidad del sufrimiento que unos y otros experimentan? ¿Y si los terroristas hubieran sufrido más por las penurias aparejadas a la prisión que por su conciencia de culpa o porque los resultados obtenidos no han sido los previstos? ¿Y si los familiares de sus víctimas sólo experimentaran la frustración de una venganza incumplida…?

2. Quiero decir que el sufrimiento sin más, en bruto, no distingue ni aquilata la entraña moral de las situaciones que lo provocan. Lo mismo puede brotar de ligeros motivos sentimentales que de hondas razones morales, de la pérdida de un hijo como de la pérdida de la cartera. Mientras no se diga más, el sufrimiento sólo es un hecho físico y psicológico. Ese pesar en abstracto no justifica nada hasta que no sea él mismo justificado. Habrá que buscar razones que le otorguen valor o se lo quiten. En suma, lo que debe importarnos es atender al carácter justo o injusto del sufrimiento pregonado, para así reponer la justicia o reparar la iniquidad de las conductas causantes de semejante sufrimiento.

Es el riesgo de que la vieja compasión se esfume bajo la moda contemporánea de empatía. A la empatía le basta imaginar la pesadumbre del otro, ponerse en el lugar de los dolientes, sean éstos los familiares del asesinado o los de su asesino. En principio no cuestiona nada más, no entra a juzgar esa diversa aflicción. La compasión en cambio es un sentimiento que empieza de modo parecido, pero va asociado a la idea de justicia. Nos compadecemos del daño ajeno, pero no podemos dejar de considerar si ese daño ha sido merecido o inmerecido. La empatía es un mero mecanismo psicológico, mientras que la compasión expresa un sentimiento moral.

3. Más aún: cuando el daño ha sido público y cometido por razones públicas, esa necesidad de justificación no es un problema privado, sino urgente y rigurosamente político. A aquellas víctimas y esos presos hay que añadir como protagonista a la sociedad entera. Porque si se justifica por igual el sufrimiento de los unos y el de los otros, y por ello lo mismo los derechos de los agresores como de los agredidos…, entonces quien pagará esta escandalosa injusticia seremos todos nosotros y durante decenios. Habrán ganado los que vareaban el árbol y también los que recogían los frutos. Y cuando en las elecciones o en los sondeos los nacionalistas logran obtener la adhesión mayoritaria a sus tesis, se confirma que van ganando la partida. Contra toda razón, contra toda justicia…, pero van ganando. Ganan según la regla de la mayoría, aunque no conforme al ideal democrático. Y esa victoria numérica debería avergonzar a esta sociedad.

De ahí, como primer paso, la importancia capital del arrepentimiento por parte de quienes han segado otras vidas. Será muy difícil ese reconocimiento para quienes tienen las manos manchadas de sangre. Pero si no hubiera confesión de los pecados y demanda de perdón, no sólo no habrá paz en el presente; tampoco en el futuro, al menos una paz segura y duradera. Ahora bien, ¿cómo van a arrepentirse esos criminales si, a su salida de la cárcel, les reciben como héroes o si en tantas instituciones de gobierno encuentran instalados a sus correligionarios? ¿Y cuando el PNV una vez más les comprende y disculpa? ¿Y si hay autoridades eclesiásticas que los amparan? ¿Y si el grueso de sus conciudadanos quiere pasar página y sobrevivir sin complicaciones…?

Uno piensa que es el momento también de que el nacionalismo vasco al completo entone su particular mea culpa, y esto resulta más difícil todavía. Porque la culpa no se limita sólo a los crímenes y, por tanto, no alcanza sólo a los criminales. Cualquier observador sensato sabe que esa responsabilidad, en otra medida, alcanza asimismo a quienes comparten los presupuestos y objetivos etnicistas de los criminales. Nos guste o no, la lección parece clara: primero es la justicia; la reconciliación vendrá después.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El único inmovilismo es el de los terroristas que se niegan a entregar las armas
Editorial El Mundo 9 Febrero 2014

EL ÚLTIMO comunicado de ETA publicado ayer en el que anuncia que hará «aportaciones significativas al proceso» a la vez que insta a los partidos políticos a hacer lo propio para consolidar el final de la violencia es un suma y sigue en la campaña propagandística que la banda ha concertado con la izquierda abertzale. Se trata de acusar al Gobierno de inmovilista a la vez que los verdugos intentan aparecer como dialogantes y generosos en la búsqueda de «la paz».

Ese relato falsario es peligroso, por maniqueo y simple. Muchos nacionalistas no proetarras están dispuestos a creer que hay que hacer un esfuerzo para cerrar definitivamente la página del terrorismo y que los gestos de la banda (básicamente no matar y dejar de poner bombas) deben ser correspondidos con medidas de gracia para los presos. En ésas está el PNV y así lo demostró días atrás Urkullu en sus reuniones con Rajoy y Rubalcaba. Es un error.

Lo relevante no es cuándo se certifica el fin del terrorismo, sino cómo; y en ese punto hay que decir que no caben ni el chantaje ni otra victoria moral que no sea la de las víctimas. No se puede perder de vista que al PNV le interesa electoralmente sumarse al intento por extender la idea del inmovilismo del Gobierno, pues ve cómo los abertzales amenaza en las encuestas su primacía. De ahí que haya presentado su inasumible plan para excarcelar a los presos a sabiendas de que iba a ser rechazado. Y de ahí también su participación junto a Bildu en la manifestación del pasado 11 de enero en Bilbao. Esa manifestación es la que ha permitido a ETA mostrarse ahora fuerte y crecida en su comunicado, situación que debería hacer reflexionar al PNV. De cualquier forma, ante los intentos por deformar la realidad, hay que ser rotundos: el único inmovilismo es el de quienes no se arrepienten de sus crímenes y siguen intentado sacar rédito de las armas, como en el pasado.

El temporal y la nada
Kiko Méndez-Monasterio www.gaceta.es 9 Febrero 2014

Parece, España, una ancianita terminal ingresando en un hospital holandés.

El temporal, por lo menos, aporta un nuevo tema de conversación, y eso es algo muy de agradecer. Las discusiones sobre el referéndum golpista del nacionalismo le acechan a uno en cualquier parte, y la ilusión sediciosa se expande gracias al aburrimiento que provoca, que hasta Los Morancos se quedan sin gracia cuando les preparan una encerrona sobre el tema. Por eso aconsejo, fervientemente, hablar del temporal. Además, no va a pasar nada. Lo dice la prensa gubernamental, o sea la mayoría, porque gracias a la crisis del modelo periodístico el cuarto poder ha sucumbido a la trinidad que ya formaban los otros. Después de Montesquieu han enterrado a Zola. Y dicen que, como todo va a seguir igual, los profetas del desastre y los agoreros van a hacer un ridículo espantoso cuando las aguas vuelvan a su cauce: Catalunya será una nación Euskadi será una patria de capucha y chapela, Andalucía una fiesta subvencionada no se sabe bien por quién, Castilla ni está ni se la espera, y lo demás muy bien, gracias, con el PP desatando su furia contra una jueza que legitima los escraches, en contraste con la cortesía que dispensaron a los otros magistrados, los que pusieron a cientos de criminales en la calle.

El temporal, sí, nos salva. Porque para que todo aparentemente siga igual es necesario que media España continúe hablando del tiempo. La izquierda -la del gobierno y la otra- ha cambiado el no pasarán -que les funcionó de pena- por el no pasa nada, que parece que les va algo mejor. Y así, sin darnos cuenta, como quien oye las olas contra el ayuntamiento de Bildu, los oyarzábales del pesebre van rindiendo a la nación, que les importa un ardite, porque ellos se deben sólo al partido.

Parece, España, una ancianita terminal ingresando en un hospital holandés, con los hijos y los nietos fuera esperando la eutanasia y el reparto, a dentelladas, de lo que quede del patrimonio. Claro que sucede que cuando las naciones mueren así, a traición, no suelen dejar testamento, y todas las lágrimas que no se han vertido por la anciana se vierten después en las cainitas disputas por la herencia. Pero hasta entonces, tranquilos, podemos seguir disfrutando de la nada, de que no pase nada, me refiero, y de que todo siga igual. Todavía llueve, eso sí, y mucho.

Basta de locuras y ocurrencias
Manuel Molares do Val Periodista Digital 9 Febrero 2014

Artur Mas está enviándonos mensajes: no controla su embrollo independentista, y ahora pide ayuda incluso a los empresarios madrileños a través de su portavoz, el consejero de la Presidencia de la Generalidad, Francesc Homs.

Teme caer por un barranco con el loco autobús de ERC en el que se montó, y que creía que lo llevaría a una Europa que le prohibió el paso.

Por los métodos empleados para independizar sus regiones respectivas, la vasca ETA y la catalana CiU tienen poco que ver: la primera hacía campaña matando hasta casi un millar de personas, y la segunda insultando y fingiendo a la vez estar humillada y explotada por el Estado.

A ETA pudo habérsele derrotado totalmente encarcelando a sus dirigentes y activistas, pero un mal sentido del pacifismo donde no había guerra sino asesinos y víctimas, logró que la banda quedara herida, pero viva.

El buenismo de los gobiernos, especialmente del de Rodríguez Zapatero, hizo que quienes deberían estar en la cárcel sean ahora políticos que creen no haber sido derrotados y que pueden seguir intimidando a sus víctimas, y además, sin armas: con acosos y "escraches" morales.

El recuerdo de ese yerro debería servir para vencer definitivamente al nacionalismo exclusivista catalán que, mientras pide auxilio a sus insultados, sigue negándose a cumplir sentencias judiciales básicas para la convivencia, como la igualdad de los idiomas castellano y catalán, base de todo abuso que viene después.

Ni una sola concesión a las locuras, asesinas o no. No se mató a la serpiente de ETA, y ahí están los etarras pavoneándose, amagando con entregar o no las armas, mientras hacen "bullying" a los no abertzales.

A CiU no debería dársele ni agua, sólo silencio, hasta que se pudra, mientras no cumpla cada sentencia judicial que desmorona sus insultos, victimismo y la explotación de la buena voluntad de los demás españoles.

Las locuras y ocurrencias deben terminar así, comidas por los gusanos de la putrefacción.

Partidos y víctimas alertan contra el nuevo «tocomocho» de ETA
ABC 9 Febrero 2014

· Coinciden en exigir a la banda que «pase de la retórica a los hechos y se disuelva ya».
· La «vía vasca» con el PNV Sin mencionar el desarme aún, ETA insta a Urkullu a «concretar la vía vasca para cerrar el conflicto».

Unidad entre los demócratas para exigir a ETA que se deje de «retórica» especulando sobre un próximo desarme y pase de una vez por todas al hecho incondicional: su disolución. El último comunicado de la banda terrorista enviado al diario afín «Gara» fue invalidado tanto por los gobiernos central y vasco, como por los partidos que rechazan su violencia –todos menos Bildu–. También obtuvo el rechazo rotundo de las víctimas, que desnudaron la estrategia etarra y su nuevo «tocomocho», que consiste en cambiar «paz por presos».

En su espiral infinita de especulaciones y propaganda, el grupo criminal avanzó la noche del viernes que próximamente hará «aportaciones significativas» a su pretendido «proceso de paz». Para ello, muestra su intención de «ponerse en contacto» con la «Comisión para Impulsar el Proceso de Paz», emanada del Foro Social que promueve Lokarri –con el impulso de Sortu y PNV–, y que entre sus «recomendaciones» incluyó en marzo pasado el desarme de ETA y el desmantelamiento de sus estructuras.

Amagos y pasos falsos
Los pistoleros amagan así con una próxima escenificación vinculada a la entrega de armas –que en todo caso se espera parcial– ante «verificadores» ajenos a las Fuerzas de Seguridad del Estado, tampoco la Ertzaintza. En todo caso, la banda terrorista no menciona expresamente su desarme, sino que se lo exige a los «Estados español y francés», denunciando sus «ofensivas represivas» y sus «medidas de excepción» penitenciarias. «¿Para cuándo el desarme de los Estados español y francés?», se interroga en un comunicado que el Gobierno vasco tildó de «retórica». Al Ejecutivo de Urkullu también se dirige la banda, que no renuncia a marcar la estrategia política, y le insta a «concretar una acción» para consolidar una «vía vasca» que cierre el «conflicto». ETA vuelve así a utilizar al PNV, al que viene a agradecer su apoyo a la manifestación del 11 de enero por los presos, que lideró el partido de Andoni Ortúzar junto a Sortu en las calles de Bilbao. El Gobierno vasco emitió una nota para reiterar que «espera un compromiso inmediato de desarme». «ETA sabe cuál es la realidad, conoce su propia realidad, y sabe lo que tiene que hacer», se limitaron a decir desde la Presidencia vasca.

El Ministerio del Interior fue taxativo al reiterar que el único comunicado que espera es el de su disolución definitiva, y recordaron que la Policía y la Guardia Civil siguen trabajando para que se produzca, informa Efe.

PNV, PSE, PP, IU y UPyD coincidieron en exigir a ETA que cese su ceremonia de amagos y decrete ya su final. «Quiere matarnos de aburrimiento», señaló Borja Sémper (PP).

Ángeles Pedraza, de la AVT, denunció que ETA quiere ser parte en el «proceso» político para lograr la independencia del País Vasco, sin que haya noticia de entrega de armas ni mucho menos de colaboración con la Justicia.

Maite Pagazaurtundúa lideró ayer el homenaje a su hermano Joseba, jefe de la policía municipal de Andoain y militante del PSE asesinado en 2003, para desnudar el «tocomocho» que persigue ETA, y al que contribuye el «plan de convivencia» de Urkullu, y que no es otro que cambiar «paz por presos». Emocionada pero lúcida, lamentó el «fango de la manipulación» dominante que busca la «construcción de un pasado a medida» y «bajo el caramelo de la paz» ficticia.

Las víctimas del terror son de todos
Los familiares de personas asesinadas por ETA tienen que comprender que las víctimas no es patrimonio exclusivo de ellos
José García Pérez http://www.diariosigloxxi.com 9 Febrero 2014

El día 13 de julio de 1997 escribía un “copo” titulado “El disparo”. Así lo iniciaba: “Con una hora de retraso se ha producido el disparo, el dedo asesino ha apretado el gatillo, y España, concretada en Miguel Ángel Blanco, ha entrado en coma. Los lazos azules han trazado perfiles de luto, la venganza ha sido cumplida y el terror ha instalado su reino. Un frío julio ha invadido los campos de Euzkadi, un solo disparo ha silenciado los millones de gritos que pedían, más que libertad, vida”.

Cerca de 1.000 personas han sido asesinadas por l@s etarras: niños, guardias civiles, policías, militares, magistrados, profesionales, empresarios, trabajadores y políticos de UCD, PP, PSOE y PNV, pido perdón por si me he olvidado de algún colectivo, o sea, España entera, representada en ellos.

Comprendo que los más afectados sean los familiares de los asesinados, pero es bueno que dichos familiares comprendan que las víctimas no es patrimonio exclusivo de ellos, sino de todo hombre o mujer de bien.

Ha llegado el Tribunal de Estrasburgo de Derechos Humanos y ha declarado ilegal la retroactividad de la llamada doctrina Parot, que, por cierto, sigue vigente. Ello ha desencadenado una “guerra política” en el País Vasco entre miembros de un mismo partido, digámoslo con claridad, en el seno del Partido Popular, que ha dado lugar a la creación de un nuevo colectivo político: Vox.

Y por ahí andan los miembros del PP diciendo sandeces los unos a los otros, que si el Gobierno no actúa lo suficiente contra los terroristas, que si existe un pasa la mano, que si la famosa foto del Matadero de Durango no debió producirse, etc., y nadie habla de que se siguen deteniendo etarras o que los presos siguen dispersos a pesar de que es una fruta apetecida por los de siempre.

Y mientras esto ocurre, mientras el protagonismo de unos pocos o de muchos va consiguiendo romper a un partido constitucionalista que no es de mi agrado, los restos de ETA, el personal de Sortu y/o Bildu, los cachorros de HB y Otegi desde la cárcel se frotan las manos del lamentable espectáculo que están ofreciendo los personalismos radicales.

Si los partidos democráticos, en este caso el PP, siguen así no les quepa la menor duda que ETA y todas sus franquicias terminarán por ganar su particular guerra del terror, o sea, se harán los dueños del País Vasco.

Discriminación lingüística en Cataluña
José Rosiñol Lorenzo Periodista Digital 9 Febrero 2014

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) obliga a la Generalitat a que cinco colegios catalanes den un mínimo de un 25% de las horas lectivas en castellano, aduciendo que dicha lengua no puede ser relegada a un ámbito “simbólico o marginal”, la decisión del Tribunal responde a la negativa por parte del gobierno catalán de acatar una resolución por la que se debía introducir la lengua castellana como lengua vehicular.

Esta es la situación que vivimos en Cataluña, una imposición lingüística e identitaria a través de las escuelas, unas escuelas convertidas en centros de asimilación, conformación ideológica y punta de lanza de la diglosia que inspira al nacionalismo, dónde se enarbolan banderas independistas como la Estelada, escuelas controladas políticamente por organizaciones de la órbita nacionalista como Òmnium Cultural (Somescola.cat) que ponen en marcha campañas discriminatorias con un lema tan cínico como ideológico como “Por un país de todos. La escuela en catalán”.

Dicho lema es un compendio de una verdad mil veces negada por los próceres del nacionalismo, la imposición del catalán como única lengua vehicular en las escuelas responde a un interés político, porque mezcla política, lengua y educación, porque pretenden construir un modelo de sociedad excluyente en la que solo tienes dos opciones, optar por el silencio y la asimilación o convertirte en un paria social.

Un paria porque las únicas vías que los padres han encontrado para que sus hijos puedan estudiar (también) en su lengua materna y propia de una mayoría de catalanes ha sido un periplo judicial contra la Generalitat, o que tu hijo se vea expuesto a la estigmatización social por la atención personalizada en castellano que propone la Consejería de Educación para solucionar “un problema politizado y minoritario”, ¿cuántos padres se atreven a dar un paso adelante ante un sistema institucional y una presión de social de las “buenas costumbres nacionalistas” diseñados para acabar con cualquier atisbo de disensión y que fomenta únicamente la homogeneización?

El modelo de inmersión lingüística ha sido criticado por negar el derecho –y la libertad- a que los niños puedan estudiar en su lengua materna, pero lo que realmente subyace en este sistema es una concepción uniformizadora de la sociedad, una hispanofobia que concibe al idioma español como un elemento extraño en la Cataluña homogeneizada, como un obstáculo en la “construcción nacional”, un idioma (y unos hablantes) que debe ser relegado a usos de poco prestigio social o, como mucho, a ser considerado como un idioma extranjero más…

Para que los ciudadanos del resto de España se den cuenta de la magnitud de este problema, de la tremenda presión que soportamos los que defendemos la libertad y luchamos por una sociedad auténticamente democrática e inclusiva, me gustaría destacar un dato, solo después de casi ocho años de batallas judiciales, en Cataluña se podrá estudiar en español un 25% de las horas lectivas en 5 centros educativos, 5 colegios de las 3.464 escuelas de primaria y ESO existentes en Cataluña…

Conciliábulos

Alejo Vidal-Quadras www.vozpopuli.com 9 Febrero 2014

Francesc Homs, ese estadista, se ha reunido con empresarios madrileños de primer nivel para pedir árnica, porque ha entrado en pánico ante las probables consecuencias de su irresponsable locura separatista. La ayuda que les solicita es que convenzan al Gobierno de la Nación para que se preste a una comedia que permita a su atribulado líder salir del atolladero imposible en el que se ha metido él solito. El resultado final del paripé sería, como sucede siempre con esta tropa insaciable de los nacionalistas, soltar todavía más dinero, ya que el Fondo de Liquidez Autonómica, las partidas para pago a proveedores y el cubrimiento del déficit de las pensiones de los jubilados catalanes no es, al parecer, suficiente para calmarles.

Alfredo Pérez Rubalcaba se junta también discretamente con grandes figuras del empresariado español con el objetivo de ponerles al corriente de su solución milagrosa al problema separatista catalán, que no es otra que una reforma de la Constitución para transformar España en un Estado Federal, es decir, la uniformización de las competencias de todas las Comunidades, el reforzamiento del poder central, la desaparición de los regímenes forales vasco y navarro y el fin de las relaciones bilaterales entre Autonomías y Moncloa. Como se ve, un programa realista y nada conflictivo que no hay duda que los nacionalistas aplaudirán con las orejas.

Y, como colofón de tan productivos encuentros entre genios de la política y sufridos grandes contribuyentes, una conversación secreta de dos horas, tan secreta que la conoce todo el mundo, entre el Presidente del Gobierno y el lehendakari cuyo objetivo es examinar juntos de forma constructiva y desprejuiciada la suelta masiva de criminales de la peor especie. Se supone que la respuesta de Rajoy a tan interesante pretensión ha sido negativa, aunque un no a la liquidación del imperio de la ley en nuestro desfalleciente país que requiere ciento veinte minutos de elaboración refleja el hecho diferencial galaico hasta un punto inquietante.

El panorama es desolador. Las elites políticas y económicas cenando y almorzando para discutir del sexo de los arcángeles mientras la gente en la calle o no llega a fin de mes, o ni siquiera lo empieza o lo recorre para malvivir y llenar las arcas de la Agencia Tributaria. Si de verdad existe algo llamado sociedad civil, si todavía alienta eso que denominamos ciudadanía, se impone una reacción incontenible de abajo arriba que se lleve por delante el tinglado ineficiente, elefantiásico y despilfarrador que nos han vendido hinchándolo hasta cotas de pesadilla con el pretexto de que así disfrutaríamos de una verdadera democracia constitucional. Ya está bien de perder nuestro tiempo y nuestros recursos en idioteces inútiles.

Mi polémica por la lingüística española
José Enrique Centén http://www.diariosigloxxi.com 9 Febrero 2014

Desde que me sumergí en el tema del español como la lengua vehicular de nuestro Estado y en el mundo (no se de país con más de una lengua oficial). Defiendo que el español es y debe ser la única lengua vehicular del Estado en todas las áreas y comunidades, sin olvidar el idioma de cada una. Quien ejerce la imposición es aquella autonomía que en sus administraciones locales imponen la lengua autóctona para acceder a ellas, mientras que en la administración del resto de la nación solo se hace en español, pudiéndose presentar cualquier ciudadano del resto de España. También hay comunidades que recomiendan, en un plazo prudente, aprender el idioma autóctono aprobando previamente la oposición en español, algo razonable. Esta exposición me ha acarreado improperios y algunas críticas, a los primeros no pienso contestar a los segundos, intentaré en hacerles comprender que no estoy en contra de las distintas lenguas vernáculas de nuestro país, intentaré de alguna manera aclarar su equivocación y mi postura, alguna basada en la Bibliografía que marco.

“Estas hablando del castellano, una lengua románica, que ha sido impuesta en un país que no es real como es el caso de España. De haber cambiado el final en alguna batalla del medievo podríamos hablar lenguas lusofonas o ¿serian español? y ¿Qué pasa con el resto de lenguas? el gallego, el catalán, el babel, el castúo, la fabla aragonesa ¿son variantes del castellano? o son ¿variantes del español?”

“Efectivament, l'espanyol no existeix, es parla castellà, galego, euskera ...”

“El meu pare era immigrant i la meva mare de Figueres, els dos republicans i del PSUC, i en això em van educar. Gràcies a aquestes opinions tan espanyoles, molts dels que hem cregut en un projecte federal, a dia d'avui no dubtem quel'única sortida és la independencia”.

En todo el mundo cuando se refieren a nuestro idioma, lo hacen diciendo el idioma español, solo en España muchos se refieren a él como castellano, el castellano ya no se habla, hablamos un idioma que partiendo del castellano se enriqueció con los distintos idiomas de nuestra patria y los de allende de nuestros mares1. Y el resto de las lenguas autóctonas se mezclaron con otras para enriquecerse igual que el castellano, esas lenguas han evolucionado adaptando palabras del español. añadiendo o quitando una o más letras para parecer propias, o vocablos de otros idiomas (merci o vergogna - para que desaparezca la ñ-), están en su derecho, pero de ahí a decir que su idioma es puro va un abismo. Dicen que hablamos el castellano, pero no es así, una muestra de castellano es:

“Cono aiutorio de nuestro dueno Christo, dueno /salbatore, qual dueno /get ena honore et qual duenno tienet ela mandatione cono Patre cono Spiritu Sancto enos sieculos delo sieculos. Facanos Deus Omnipotens tal serbitio fere ke denante ela sua face gaudioso segamu”.

Todo empezó bajo el gobierno del imperio romano, año 19, la región se hizo conocida como Hispania, y sus habitantes aprendieron el primer idioma como tal, el latín de los comerciantes, colonizadores, administradores y soldados romanos. Cuando el latín clásico de las clases educadas de Roma se mezcló con las lenguas pre-romanas de los iberos, celtas y cartagineses, apareció una lengua llamada latín vulgar. Siendo el origen de muchas de las lenguas autóctonas criadas en la Península Ibérica, entre ellas el castellano y el catalán que crecieron juntas, y como lenguas hermanas se han prestado muchas cosas a lo largo de los siglos. Por eso en español encontramos hoy un número nada desdeñable de léxicos de minorías lingüísticas.

Documentos escritos, establece cinco lenguas pre-romanas en la Península: celta, ibero, cartaginés, griego y fenicio, además del vasco que, para otros autores como Schmoll o Untermann no era una de las lenguas que existían en España antes de la llegada de los romanos, sino que fue quizá introducido en época romana o altomedieval".

Dentro de la zona indoeuropea hay dos lenguas claramente diferenciadas, el lusitano y el celtibérico. El Celtibérico lengua céltica de rasgos arcaicos, documentado en inscripciones realizadas en escritura ibérica, lo cual es una dificultad adicional por las carencias de la escritura ibérica para reproducir una lengua distinta a la ibera, y el Lusitano, como lengua es el único ejemplo en la península que podemos contraponer al celtibérico como otro dialecto indoeuropeo que ha llegado a nosotros; en el año 1935 Herrando Balmori afirmaba que estaba escrita en un dialecto céltico arcaico.

Mientras que en la zona no indoeuropea encontramos la lengua del Suroeste de la Península, donde se realizó la más primitiva escritura hispánica, con testimonios por todo el Levante, el valle medio del Ebro y Cataluña, el ibero de distintas tribus que poblaban la Iberia 600 años a.n.e., ver mapa (España pre-romana). El celtibérico junto con el ibero fueron influenciados a su vez por fenicios y griegos, una asimilación debida en gran parte a contactos comerciales, o por invasiones como fue la celta, cartaginesa, romana e indoeuropea.

El castellano existió y el español existe a pesar de querer ignorarlo determinadas personas a la que su chovinismo les ciega, se ha celebrado el VI Congreso Internacional de la Lengua Española en Panamá ente el 20 y 23 de octubre del 2013, con 20 países hispanohablantes más EE U; pero si insisten en decir que tienen un idioma propio sin influencias, podrían probar con el idioma de los iberos que aparecen en el mapa (pre-iberos e iberos), entonces eran idiomas verdaderamente propios, como el layetano, auson, cosetano…, no producto del comercio o de las invasiones.

Siento autocitarme, pero solo hablo del idioma español, sin mencionar para nada la forma de Estado, ver2, pero si quieren mi opinión sobre las nacionalidades puedes leer3, también me extraña la xenofobia demostrada al decir ser militante del PSUC, porque no has entendido los principios del socialismo, su lema, Libertad, Igualdad y Fraternidad, y el idioma no es una causa para la independencia xenófoba que proclamas.

1. A vueltas con nuestro idioma http://www.vitrubio03.es/?p=3454
2. Defendiendo y reivindicando el español http://www.vitrubio03.es/?p=4663
3. Estatalismo nacionalista http://www.vitrubio03.es/?p=3611

Lo razonable
Nota del Editor 9 Febrero 2014

Si, lo razonable es obligar a un ginecólogo que haya superado una oposición en español, a aprender cualquier lengua regional, eso sí, mientras aumentan las listas de espera y de paso mientras sus hijos y demás familia sufre la imposición de la lengua regional en todos los ámbitos públicos. Al final tendrán las mujeres un ginecólogo que ha perdido una considerable parte de su tiempo y de su vida estudiando una lengua regional que con el tiempo le permitirá dedicarse a la política, no a la ginecología.

Si, todo muy razonable visto desde el espejo de la absoluta irracionalidad.

aniversario del asesinato de su hermano Joseba
Maite Pagazaurtundua: "Nos rodea el fango de la manipulación de la historia"
UPyD protagoniza el undécimo homenaje del militante socialista, Joseba Pagazaurtundua, y relega el acto de los socialistas
EFE | ANDOAIN El Correo 9 Febrero 2014

Acto de homenaje por el undécimo aniversario de Joseba Pagazaurtundua, celebrado este sábado en Andoain, al que asistieron dirigentes de UPyD. /Efe

La expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) Maite Pagazaurtundua ha denunciado este sábado que en estos momentos "nos rodea el fango de la manipulación de la historia y de la construcción de un pasado a medida del caramelo de la paz y de las otras piezas del tocomocho de ETA".

Pagazaurtundua ha hecho esta afirmación en un acto organizado en Andoain (Gipuzkoa) al cumplirse el undécimo aniversario del asesinato de su hermano, el jefe de la Policía Local Joseba Pagazaurtundua, quien también ha sido homenajeado por el PSE-EE con una ofrenda floral, celebrada media hora antes, en el mismo lugar.

La escultura "La casa de Joseba", erigida por Agustín Ibarrola en honor a esta víctima de ETA, ha sido el sitio elegido para ambos homenajes, que han contado con la presencia de Maite Pagazaurtundua, número dos a las elecciones europeas por UPyD, y de la viuda del asesinado, Estíbaliz Garmendia.

La líder de UPyD, Rosa Díez, el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, y el portavoz del PP en las Juntas Generales de Gipuzkoa, Juan Carlos Cano, son algunos de los representantes políticos que se han desplazado a Andoain para honrar la memoria de Joseba Pagazaurtundua.

Maite Pagazaurtundua, quien ha intervenido en el segundo acto, promovido por la familia, se ha referido al denominado por algunos "proceso de paz y convivencia" que, en su opinión, "en lenguaje sencillo, podríamos llamar 'paz por presos'" y ha advertido de que "el fracaso histórico que supondrá esta operación en forma de deterioro de la democracia española no puede medirse todavía".

A su juicio, no es posible medirlo aún, primero, "por la propaganda y las fotos que sostienen el 'teatrillo'", y, segundo, "porque hace falta distancia temporal para que se diluya el pensamiento cautivo de estos tiempos".

"Pasividad"
"No es necesaria la colaboración activa del Gobierno de la nación para el fracaso histórico que apunta. La pasividad derivada de la falta de fe en derrotar toda la estrategia de ETA es suficiente para que la impunidad llegue a extenderse de lo social a lo penal", ha subrayado.

Se ha dirigido asimismo a su hermano para prometerle que no dejarán de dar "testimonio de cada paso" dado dentro de este "gigantesco truco que pasará a la historia de la infamia". "No seremos dóciles. Te queremos. Un beso, querido hermano", ha concluido Maite Pagazaurtundua, quien ha recitado un poema que escribió en recuerdo a Joseba en el que considera que "los políticos de ETA, los de la raza que carece de corazón" son "especialmente culpables" de su asesinato.

En este homenaje, celebrado bajo una intensa lluvia, también ha tomado la palabra Fernando Savater, quien ha querido dejar claro que la "paz es el cumplimiento de la ley", que "los etarras" que les preocupan "no son los que están justamente cumpliendo sus condenas en las cárceles sino los que aún están sueltos" y que el "nuevo tiempo" proclamado por algunos no es tal, ya que lo novedoso en Euskadi sería precisamente tener "una democracia abierta, plural".

Rubén Múgica, hijo del dirigente socialista Fernando Múgica, asesinado por ETA, ha considerado "esencial el relato de lo ocurrido", ha advertido de que "no hay equilibrio posible entre los asesinos y los asesinados" porque "o se está con los que mataron o se está con los que murieron" y ha asegurado que "sólo desde la malicia de unos y la desidia de otros puede pedirse tanta paz para una guerra que nunca" ha existido.

En la ofrenda foral celebrada previamente por la agrupación socialista de Andoain ha tomado la palabra la portavoz municipal del PSE, Maider Lainez, quien ha denunciado que en el Ayuntamiento, "mes tras mes y pleno tras pleno, los concejales de PNV y Bildu aprueban mociones en las que solicitan mejoras" para los presos de ETA o "ayudas económicas para que las familias puedan visitarlos".

"Cuánto daríamos los que estamos aquí por poder desplazarnos lo que hiciera falta" con tal de ver a Joseba Pagazaurtundua y hablar con él, "aunque sólo fueran unos minutos", ha recalcado Lainez, al tiempo que ha lamentado que desgraciadamente esa posibilidad ya no exista.


Recortes de Prensa   Página Inicial