AGLI Recortes de Prensa   Lunes 10  Febrero  2014

España carece de bases para la recuperación
Roberto Centeno El Confidencial 10 Febrero 2014

España carece ya de bases para la recuperación, sus desequilibrios son imposibles de remontar y además van a peor. El más grave sin duda es la gigantesca burbuja de deuda, que ha tomado una senda explosiva, lo que hace inevitable la suspensión de pagos antes o después. En dos años Rajoy ha despilfarrado 250.000 millones de euros en gasto político improductivo, una salvajada que raya el delito de lesa patria. El sistema sólo se mantiene por el compromiso de Draghi de hacer todo lo necesario para mantener la Eurozona. A los mercados les había bastado la amenaza de intervención para bajar las primas de riesgo, pero eso ya no es suficiente, por lo que Draghi ha diseñado un programa denominado OMT (Outright Monetary Transactions) de compra ilimitada de bonos soberanos por el BCE.

Este programa ha sido considerado ilegal por el Constitucional alemán, pero en lugar de vetarlo se ha lavado las manos como Pilatos, enviándolo al Tribunal de Justicia de la UE, que le dará luz verde. Sin embargo, su activación ya no será gratis: exigirá un drástico ajuste del déficit donde trabajadores, pensionistas, clase media y jóvenes parados serán los que llevarán la peor parte. El OMT es en la práctica un rescate en toda regla, algo que Rajoy aceptará encantado, pues no le importa llevar a la miseria y al hambre a media España con tal de mantener intacto el despilfarro político de sus cientos de miles de enchufados, la base de su poder.

España hoy se asemeja a Grecia antes de la crisis
Y mientras Mariano y sus secuaces siguen predicando una recuperación inexistente, las necesidades de endeudamiento para 2014 van a batir todos los récords: 260.000 millones de euros entre vencimientos y deuda nueva, un 25,4% del PIB, la mayor cifra de toda la Eurozona (242.400 según los PGE que no se han cumplido jamás). Esta cifra brutal haría estallar la burbuja, únicamente el OMT puede aplazarlo pero no evitarlo: sólo es más droga para los drogadictos.

Cuanto más tiempo pase, mayor será la burbuja y más devastador su estallido: impedirá la recuperación y la creación significativa de empleo durante, al menos, 30 años. La mitad de los jóvenes de hoy jamás encontrará un trabajo digno. Los desequilibrios de España se asemejan mucho a los de Grecia antes de la crisis. A esto es a lo que nos ha conducido esa nueva desgracia nacional llamada Mariano Rajoy:

Cuanto más tiempo pase, mayor será la burbuja y más devastador su estallido: impedirá la recuperación y la creación significativa de empleo durante al menos 30 años1. Al mayor nivel de endeudamiento público en 200 años (1). El problema no es sólo la cantidad alcanzada, ya imposible de devolver, sino la rapidez con la que está creciendo, muy superior a la de su predecesor. Además, y este es el verdadero drama, la ineficiencia en la utilización de los recursos públicos (gasto político improductivo) resulta pavorosa. Es como tirar el dinero por la fregadera.

2. A que la economía española, con una estructura cada vez más tercermundista, sea “totalmente incapaz de crecer sin aumentar el endeudamiento exterior” (2). La competitividad de nuestra industria no solamente no está mejorando, sino que está empeorando, consecuencia de tener los input más caros de Europa (gas y electricidad), los impuestos más altos de nuestra historia y un desfase tecnológico abisal, consecuencia de la destrucción por el PSOE en 1983 del sistema universitario, hoy totalmente en manos de la izquierda.

3. A que, a pesar de todos sus compromisos y promesas, el 'esfuerzo' de consolidación fiscal ha sido cero en 2013, mientras el gasto político improductivo sigue fuera de control, porque antes que reducirlo –'eso no se toca', dijo Mariano– prefiere que los niños se mueran de hambre.

4. A un sistema de pensiones quebrado, que necesitará o fuertes reducciones de las mismas o transferencias crecientes del Estado, más de 30.000 millones en 2014, un dinero que no tiene.

5. La eventual creación de empleo será inapreciable en el mejor de los casos. La creación de empleo en el último cuatrimestre ha sido marginal –contratos a tiempo parcial y temporales, es decir, empleos basura– y debidos a circunstancias excepcionales –campaña agrícola inusual– y no se repetirán a ese nivel en 2014. Y no sólo es el paro, es que la precarización y los contratos de miseria están creciendo vertiginosamente. Claro que a Mariano, como el resto de problemas de España, esto le trae sin cuidado.

6. El impulso de las exportaciones se ha desvanecido por nuestra falta de competitividad derivada del coste disparatado de los inputs energéticos y de la escasa especialización y valor añadido de nuestros productos.

7. La crisis de los emergentes, que no ha hecho más que empezar, va a ser seriamente perjudicial para nuestro país, empezando por los grandes del Ibex.

Si alguien piensa que con estas “sólidas bases” –Rajoy dixit– nos vamos a recuperar, o no sabe de lo que habla o prefiere las esperanzas vanas a la realidad.

Un sistema bancario insolvente y sin crédito a la economía
Y no sólo es la economía no financiera: el sistema bancario, a pesar de haber recibido –en forma de dinero efectivo, esquemas de protección de activos, Sareb, avales–- cerca de 300.000 millones, el 29,4 % del PIB, a lo que añade otra cantidad equivalente al 29% en préstamos del BCE, sin los cuales el sistema bancario español habría dejado de existir, el mayor rescate del mundo desarrollado, es insolvente y consecuencia no ya de la burbuja inmobiliaria, sino de la depresión económica y de su exposición a la deuda soberana.

Es la mayor socialización de pérdidas de la historia de España. Pero para el FMI la cifra no recuperada, que estima que se perderá en su mayor parte, es de 185.167 millonesMás de 50.000 millones se dan ya oficialmente por perdidos, la mayor socialización de pérdidas de la Historia de España. Pero para el FMI, en un informe sobre España (agosto de 2013, pág. 17), en un cuadro titulado 'Balance para el contribuyente', la cifra no recuperada, que estima que se perderá en su mayor parte, es de ¡185.167 millones!

Pero no nos quedemos en la afirmación de que la banca española es insolvente, sino que veamos por qué. Para ello voy a utilizar los datos de la Plataforma para la Nacionalización de las Cajas de Ahorro, que es el mejor análisis que conozco sobre el tema, y de BoA/Merrill Lynch. En relación a los pasivos, se observa que:

a. El endeudamiento es estremecedor: por cada euro debe 17,98.

b. El patrimonio neto es sólo el 5,56% del pasivo, 215.121 millones.

Sin embargo, para poder afirmar que el sector financiero es insolvente no basta con una evolución negativa del patrimonio neto, sino que este sea negativo. Y esto es lo que ocurre, por la ocultación de pérdidas y la manipulación de balances, con la colaboración del BdE, básicamente en tres apartados.

a. Activos fiscales e intangibles. Los activos fiscales son pérdidas del pasado que se supone serán compensadas con reducción de impuestos sobre beneficios del futuro, algo que Basilea III ha prohibido, pero que Bruselas ha solucionado. ¿Cómo? Garantizando Rajoy con nuestro dinero que las reducciones de impuestos se harán tanto si tienen beneficios como si no. Estos, sumados a los activos intangibles, suponen 115.446 millones.

b. Pérdidas ocultas. Se sigue ocultando morosidad y pérdidas utilizando la fórmula de las refinanciaciones que a fin de 2012 habían alcanzado la cifra de 208.000 millones. Estos préstamos refinanciados los clasifican en 'dudoso', 'sub-estándar' (un camelo del BdE que solo existe en España) y 'normales' y a cada uno le aplican un porcentaje de provisión, p.e. cero a los 'normales' –que de normales no tienen nada porque han sido impagados a vencimiento–. Si se consideran las posibilidades de impago según el informe de Oliver Wyman, eso supone unas provisiones medias del 49,46% frente a sólo el 18,8% provisionado: 63.800 millones a añadir.

c. Estas cifras son de fin 2012, pero la situación ha empeorado en 2013. La morosidad oficial ha pasado del 10,4 al 13,1%, unos 40.000 millones adicionales. La mora real asciende al 17,03%. La oficial obligaría a provisionar casi 20.000 millones adicionales.

d. La deuda soberana en manos de la banca ascendía a fin de 2013 a 295.000 millones. Hasta ahora se permite considerarla sin riesgo, pero esto es falso. El riesgo de impago de la deuda española es hoy del 22%, luego una correcta cobertura de riegos obligaría a la banca a provisionar 65.000 millones. Moody´s Analitic señalaba hace tres semanas que “el incremento de deuda soberana por parte de los bancos españoles es insostenible".

Como señalaba el 'Financial Times', es irracional mantener los ahorros en bancos del país y ya no hay manera de que el Estado español pueda garantizar el sistema sin incurrir él mismo en impago En resumen, al patrimonio neto, 215.121 millones, le restamos las provisiones no realizadas, que equivalen a 263.446 millones, su patrimonio neto sería de -58.000 millones. Es decir que el sistema bancario español como conjunto está quebrado. Los que dicen que ya no son necesarias más recapitalizaciones mienten como bellacos que son. Los mismos que nos decían hace unos meses que el rescate de la banca no costaría un euro a los contribuyentes. Por ello y como señalaba hace unos meses el primer analista del Financial Times, “es irracional mantener los ahorros en bancos del país (porque tendrá que ser recapitalizado de nuevo) y ya no hay manera de que el Estado español pueda garantizar el sistema sin incurrir él mismo en impago”. Serán los depositantes grandes y pequeños quienes se autorrescatarán como en Chipre con quitas importantes de sus ahorros.

La afirmación de que era imprescindible rescatar a todos los bancos y cajas, porque si no los depositantes perderían sus depósitos, es una canallada que no tiene nombre. Decir que el rescate ha sido para garantizar los depósitos, cuando en realidad lo ha sido para devolver a las cajas y bancos alemanes, franceses y holandeses el dinero que tan irresponsablemente prestaron a unos presuntos delincuentes sin garantía suficiente, y para evitar que fueran a la cárcel todos los políticos al frente de las cajas, que es donde deberían estar. En conjunto, en los pasivos de nuestro sistema bancario los depósitos de clientes suponen el 43,5%, y un 39,1% los depósitos de menos de 100.000 euros. El resto son fondos propios, dinero del BCE, de los bancos y cajas alemanas, etc.

Lo que tenía que haberse hecho, como ha ocurrido en el mundo civilizado, era dejar quebrar todo lo que no era viable, liquidar todos los activos y, si su valor era superior al de los depósitos de clientes de menos de 100.000, lo que ocurría y de sobra en todos los casos, que fueran estos los primeros en cobrar y del resto del pasivo se repartiera lo que quedara. Islandia, que dejó caer a todos sus bancos, se encuentra hoy en la senda de la recuperación, el FMI felicitó en su informe de agosto 2013 al Gobierno de Islandia por “no haber asumido los costes del rescate bancario”. Sin embargo, los miserables que nos gobiernan han rescatado a todos, y el resultado es que España se encuentra hoy en la senda del hundimiento, no de la recuperación.

¿Qué derecho tenían los canallas que diseñaron y ejecutaron este disparate, el FROB, el FAAF, el BdE, Hacienda y los respectivos jefes de Gobierno responsables principales a disponer del dinero de los españoles, para devolver lo que jamás se ha devuelto en ningún rescate?, ¿tienen idea acaso estos infames burócratas sentados en sus cómodas poltronas del dolor, la desesperación y la miseria que han hecho recaer sobre millones y millones de familias? Todos y cada uno de ellos deben responder de sus actos ante la Justicia, porque lo que han hecho ha sido tan increíblemente perverso y maligno que no se puede ni olvidar ni perdonar.

(1) El máximo en 200 años se alcanzó en 1901 como consecuencia de las guerras de Cuba y Filipinas perdidas ante los EEUU. Mariano lo ha superado con creces y sin necesidad de perder ninguna guerra, lo que no deja de tener su mérito.
(2) Juan Carlos Barba, el pasado viernes en El Confidencial.

Estatutos
¿Cuál es el mandato del BCE?
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 10 Febrero 2014

Suele argumentarse que el Banco Central Europeo, a diferencia de la Reserva Federal, tan sólo posee el mandato de lograr la estabilidad de precios dentro de su territorio (la Eurozona). Sus estatutos, se dice, han conseguido mantener bajo control su monopolio monetario, gracias a lo cual sus mandamases no pueden aplicar políticas monetarias expansivas como las de sus colegas del resto del mundo.

Ciertamente, sería un completo éxito que la normativa hubiese logrado desterrar el inflacionismo crediticio del código genético del BCE. A la postre, todo banco central monopolístico se instituye para financiar de un modo artificial y privilegiadamente barato a gobiernos y bancos privados, perjudicando con ello al resto de los ciudadanos mediante mermas en el poder adquisitivo de la moneda y, sobre todo, mediante devastadores ciclos de sobreendeudamiento y malas inversiones generalizadas. De hecho, cuando se insta a un banco central a que estimule la creación de empleo se está hablando de eso: o bien de que compre deuda pública para que el Estado gaste en la obra pública más diversa e innecesaria, o bien de que financie de un modo más asequible a las entidades financieras para que éstas puedan incentivar una ronda de borrachera crediticia entre familias y empresas. Ése es el empleo que puede crear un banco central: el que resulta de la acumulación de mala deuda dentro del sistema económico.

Por consiguiente, si, tal como reza la leyenda urbana, la UE hubiese suprimido la capacidad del BCE para financiar burbujísticamente a gobiernos y entidades financieras, sin duda habríamos dado un paso en la buena dirección. Pero, por desgracia y como ahora vamos a comprobar, la ingeniería normativa por la que se rige el BCE ha sido diseñada para que, justamente, éste disponga de la suficiente discrecionalidad como para terminar haciendo y deshaciendo a su gusto, tanto a la hora de estimular el endeudamiento privado con la excusa de fomentar el empleo como a la de proporcionar financiación laxa a los gobiernos para que éstos sigan manteniendo sus infames burocracias.

De entrada, es verdad que el artículo 2 de los estatutos del BCE dice que la estabilidad de precios es el objetivo primario de la entidad. Sin embargo, incluso ese propio artículo 2 ya habilita al BCE a que, alcanzada la estabilidad de precios, pueda coadyuvar en la consecución de los logros a los que aspira el Tratado de Maastricht en su artículo 3, a saber, la promoción del progreso económico y social sostenible y del pleno empleo. Por tanto, no es cierto que el BCE tenga un mandato único –la estabilidad de precios–, sino que sigue teniendo un mandato dual –estabilidad de precios y pleno empleo– pero articulado en dos niveles jerárquicos (la estabilidad de precios prima sobre el empleo).

Evidentemente, podría argüirse que la primacía de la estabilidad de precios sobre el fomento del empleo es un punto a favor del BCE frente a la Fed –que coloca ambas misiones en pie de igualdad–, pero a la hora de la verdad, y tras la nefasta experiencia de la estanflación de los 70, ningún banquero central actual se atrevería a seguir azuzando el expansionismo crediticio en una época de elevada inflación, ni siquiera con la búsqueda del pleno empleo en mente. Mucho más peligroso es lo que hacen los bancos centrales cuando, aparentemente, la estabilidad de precios no está en peligro: en esos momentos, erróneamente presuponen que "no hay tensiones subyacentes" y que pueden volcarse a espolear la deuda. Fue lo que sucedió durante la década de los 20, que condujo a la Gran Depresión, y lo que volvió a suceder a comienzos del s. XXI, hasta que se produjo la Gran Recesión actual: engañosos IPC bajos que conducen a crédito barato canalizado a activos (como la vivienda o los índices bursátiles) cuyos precios quedan fuera del IPC (de modo que no saltan las alarmas). En este sentido, la Fed y el BCE han cometido los mismos pecados –rebajar artificialmente los tipos de interés con el IPC estable– pese a sus diferencias estatutarias.

Mas podría pensarse que, al menos, los estatutos del BCE sí impiden que la entidad proceda a comprar masivamente deuda pública con la que financiar a los manirrotos gobiernos de turno; esto es, que en la Eurozona sería imposible algo así como los QE de Bernanke. Pues tampoco.

Es cierto que el artículo 21 de los estatutos del BCE remite al artículo 123 del Tratado de Maastricht, donde se prohíbe al banco central la adquisición directa de deuda pública en los mercados primarios, así como cualquiera otra facilidad crediticia para las administraciones públicas. Y es verdad que el Reglamento 3603/93 del Consejo Europeo especifica que por "cualquier otra facilidad crediticia" se refiere a toda financiación indirecta que el BCE pueda proporcionar a los Estados a través de los mercados secundarios. Pero el artículo 18 de los estatutos del BCE también habilita a la entidad a ejecutar operaciones crediticias (en general) dentro de los mercados financieros con el propósito de lograr su objetivo de la estabilidad de precios.

He ahí la madre del cordero. El BCE puede interpretar la normativa por la que se rige –y, de hecho, la está interpretando así– como una autorización a comprar deuda pública en los mercados secundarios siempre que esa adquisición tenga como propósito último no el de financiar a los gobiernos sino el de permitirle garantizar la estabilidad de precios. En estos momentos, el BCE podría perfectamente argumentar, siguiendo los preceptos de sus estatutos, que la estabilidad de precios corre peligro por el lado de la deflación (y no de la inflación, como suele ser habitual) y que, en tal caso, está habilitado para adquirir toda la deuda pública que sea necesaria para mantener a flote el IPC. Es lo que hizo cuando inició en 2010 con la ventanilla del SMP (con la que adquirió 220.000 millones de euros en deuda pública italiana, española, griega, lusa e irlandesa) y lo que ha prometido volver a hacer a través de la ventanilla de la OMT con la que Draghi le salvó la papeleta a Rajoy.

En última instancia, pues, que el BCE haya sido hasta ahora un poquitín más ortodoxo que la Fed o el Banco de Japón no se ha debido a unos estatutos que hayan conseguido atarle en corto, sino a que los hombres del Bundesbank siguen ejerciendo una notable influencia a la hora de pergeñar la política monetaria; o dicho de otro modo: si Bernanke hubiese sido presidente del BCE con el apoyo del Bundesbank, podría haberse comportado exactamente igual que lo hizo al frente de la Fed. No es el gobierno de las leyes lo que restringe al BCE, sino el gobierno de las personas. Y por eso la veleta del BCE se moverá según sople el viento de los intereses de esas personas o de quienes gobiernan a esas personas.

LA CONTRAOFENSIVA
IGNACIO CAMACHO ABC 10 Febrero 2014

La estrategia de Rajoy y Rubalcaba consiste en romper el bloque secesionista y aislar a Mas de sus sectores de apoyo

ESTÁ aún muy lejos el momento en que el Estado pueda desactivar el desafío de la secesión catalana, pero empieza a haber síntomas de resquebrajamiento en el sector soberanista. Al nacionalismo le ha entrado un cierto temblor de piernas tras un par de semanas de contraofensiva de opinión pública y algunos dirigentes de Convergencia están moviéndose en busca de algo parecido a una salida honorable. Por primera vez desde que se planteó el conflicto las cosas se han hecho bien en el bando constitucional; el Gobierno se ha apartado del primer plano para evitar la polarización fácil del debate y ha dejado a los socialistas y al empresariado el protagonismo de la presión contra la independencia. La estrategia está funcionando porque parte de la sociedad catalana siente vértigo ante el despeñadero que le estaba ocultando la ruidosa mitología nacionalista.

Primero fue la intervención, poderosa y lúcida, de Felipe González ante Artur Mas en La Sexta. La cadena de Lara movió pieza de forma inteligente en el programa de un presentador catalán de izquierdas con alta audiencia en el escenario de operaciones. Luego apareció en Barcelona la presidenta andaluza Susana Díaz, a la que hasta los empleados de su hotel le pidieron que ayudase a frenar la deriva rupturista. Después les tocó el turno a los empresarios: se retrató el líder de la patronal, Rosell, luego el presidente de un importante banco catalanista y al final entraron en tromba los inversores extranjeros con una proclama explícita que desató la ira y la calumnia del independentismo radical. Tras quince días de contraataque ya estaba Homs moviendo ficha: el electorado natural de CiU había tomado nota y fruncido el ceño ante una cascada de argumentos que habían permanecido ausentes durante el primer año de unívoco fragor separatista.

El plan de Rajoy y Rubalcaba consiste en romper el bloque de la secesión, aislar a Mas y provocar la inquietud entre sus sectores de apoyo, la burguesía menos interesada en una ruptura que inevitablemente la acabaría dejando en manos de Esquerra y los talibanes del soberanismo. Eso va por el buen camino. Luego habrá que encontrar una salida; ahí el presidente hará de poli malo, impasible hasta que Mas se rinda, y los socialistas y el alto empresariado se ofrecerán como cascos azules para negociar un acuerdo competencial y financiero. Y sí, el nacionalismo se llevará un botín, pero eso estaba descontado desde el momento en que empezó el embrollo; tal vez fuese incluso su objetivo final antes de que su propia nomenclatura se dejase envolver por la ola emocional de mesianismo emancipatorio.

Ahora se trata de encontrar el punto de retorno. No va a ser fácil, pero las últimas semanas han demostrado que el Estado puede movilizar más energía social de la que calculaban los crecidos profetas del pueblo cautivo. Y que ha llegado el momento de ponerla en marcha.

Colisión islámica con las libertades
José Javaloyes www.republica.com 10 Febrero 2014

Las protestas por Estambul en contra de la ley que se ha sacado de la manga el Gobierno de Recip Erdogan – noqueado por el reciente estallido del escándalo de corrupción que afecta a media docena de sus ministros – y que le permite censurar Internet, junto con la denuncia hecha en París por el primer congreso mundial de exiliados y opositores al régimen teocrático de Irán, además de permitir un ajuste óptico sobre el significado del cambio de régimen habido en Egipto y el procesamiento del depuesto Mohamed Mursi como presidente, son hechos que revelan el rango de colisión entre el islamismo y las libertades políticas constitutivas de la cultura occidental en este inicio del Tercer Milenio.

Al radio de las puntuales referencias sobre la actualidad turca y la presión del exilio persa, hay que añadir la denuncia que hacen estos exiliados de la teocracia iraní del apoyo que dispensa al régimen sirio en la guerra que desangra a su país; apoyo que explica la devastadora permanencia del conflicto. Sabido es que la República Islámica de Irán ayuda al Gobierno de Damasco por medio de dos vías: con aportación directa de combatientes y mediante el partido/guerrilla libanés Hezbola, lo que de modo no sólo indirecto está involucrando al Líbano, por la vía de acciones terroristas, en la propia guerra civil siria.

Que un país como Turquía, con aspiraciones de integración en la Unión Europea, se aplique a mutilar las redes sociales mediante la censura a la manera en que lo hace la dictadura comunista china, sólo puede significar que el tamaño del problema de la corrupción le supone a corto y medio plazo mucho más de que a medio y largo plazo le representa su apuesta por la UE. Desde otro punto de vista – el de la política interior turca – hay que considerar cuánto supone para el Gobierno de Erdogan el descomunal traspié representado por la directa corrupción de una parte tan importante de su Gabinete.

Pero otros son asimismo los problemas derivados de las contradicciones de la política islamista de Erdogan. Aunque opuesto a la causa de Bachar al Asad, guarda sintonías relevantes con el régimen de Teherán, lo mismo que las tuvo con el depuesto presidente Mursi, cuyas convicciones islamistas compartía en cuanto se refería a la supeditación del quehacer político a las pautas normativas del Corán. En el fondo y en la forma, el paradigma turco de Erdogan no es otro que el de los tiempos del Califato Otomano.

Aunque si grave es el tropiezo el Gobierno turco con el tema de las libertades, en poco o nada se queda si se lo compara con lo que supone para el régimen iraní y la presidencia de Rohami el porte de las denuncias formuladas en París por los exiliados de la teocracia gobernante en Teherán. Desde las referentes a los 500 ejecutados en Irán durante los últimos seis meses. A otras referidas al relieve sistémico de los 120.000 que lo fueron desde que se implantó el régimen de los ayatolás en 1979; también a otras graves denuncias sobre la naturaleza plural de las causas por las que allí aplica la máxima pena.

El alegato de la diáspora iraní representada en el congreso de París ha sido como un impacto en la línea de flotación de las posibilidades del régimen iraní de optimizar las resultantes políticas y económicas del acuerdo conseguido en Ginebra sobre el desmantelamiento del programa nuclear. La denuncia de que no hay moderación alguna en la teocracia persa y de que el problema es el propio sistema (lo del programa nuclear sería sólo una limitada consecuencia del mismo), ha sido un regalo para Israel y un problema/reparo para la política de Obama en Oriente Medio.

Cultura
El ladino, una lengua libre que camina hacia la extinción
Los escritores Myriam Moscona (d) y Jacobo Sefamí (i) lanzaron una edición bilingüe en ladino y español, con textos de la diáspora sefardí y fragmentos de literatura antigua y contemporánea
Efe. La Razón 10 Febrero 2014

Dos escritores mexicanos lanzaron una edición bilingüe en ladino y español, con textos de la diáspora sefardí y fragmentos de literatura antigua y contemporánea, para acercar a los lectores a la "casa perdida" en que se convirtió el judeoespañol hace más de cinco siglos.

Versos de "Dibaxu" (1994), de Juan Gelman, los cantos de "Martín Fierro" (1872) y el primer capítulo de "El Quijote" de Cervantes, escritos en ladino ("En un lugar de la Mancha del kual no quero akordarme el nombre, biviya, no muncho tiempo antes...") son algunos de los textos reunidos por Myriam Moscona y Jacobo Sefamí en esta obra, que acaba de ser publicada en México.

En ella, el ingenioso hidalgo "Don Kishot de la Mancha" es "un senyor de akeyos ke tenian una lansa en el raf, un eskudo antiguo, un kavayo viejo i flako, i un perro kasador" en el libro "Por mi boka" (Lumen, 2014), de Moscona y Sefamí.

El libro rescata la tradición de la literatura sefardí con la publicación de fragmentos como el "Meam Loez", escrito a partir de 1730 en Constantinopla, pero llega hasta los tiempos actuales al rescatar trabajos originales en ladino del pasado siglo de la poetisa argentina Denise León y del novelista francés Marcel Cohen, entre otros autores.

En entrevista con Efe, Moscona, descendiente de búlgaros sefardíes, explica que la obra "es un registro de una memoria de la literatura escrita directamente en judeoespañol" y de "escritos de excelencia" que lo que pretendió es "traer el ladino al día de hoy".

También llamado judeoespañol, sefardí, djudió, yahudice y spanyoliko, el ladino es "la lengua que se llevó una comunidad cuantiosa de la península Ibérica tras su expulsión a finales del siglo XV".

Originariamente, "fazer el ladino" se le denominaba al "hecho de pasar a letras latinas textos litúrgicos que originariamente estaban escritos en hebreo (...) Pero ya se usa para designar a una lengua", agrega Moscona.

La poetisa considera al ladino una "lengua secreta que subyace bajo el español" y que tuvo una enorme capacidad de supervivencia en el proceso de dispersión que acompañó su desarrollo durante siglos.

Es normal que "una comunidad, al ser expulsada, se lleve su lengua", pero es "inexplicable (...) que durante 500 años, en países donde las lenguas vernáculas no tienen nada que ver con el castellano, esta lengua se haya quedado viva como un aglutinante que unía en el amor a España a toda esa población", que "nunca dejó de suspirar por ese volver", señala.

Considerado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) un idioma "en vías de extinción", para Moscona también es un tesoro que se está muriendo.

"No sé cuántos hablantes tenga hoy en día el judeoespañol, pero lo que sí sé es que los niños no lo hablan", a pesar de que estuvo cinco siglos vivo en las familias de la diáspora.

Uno de los mayores golpes los recibió en el Holocausto, que implicó la muerte de "cientos de miles" de sus hablantes, señala la escritora.

"Por muchas razones que tienen que ver, desde el exterminio de la mayoría de sus hablantes durante la Segunda Guerra Mundial hasta la creación del Estado de Israel" en 1948, añade.

Recuerda que el hebreo, "que no era una lengua viva" sino "litúrgica", fue decretado idioma oficial en Israel, no así "el yiddish y el ladino, lo cual es una verdadera pena, y así el judeoespañol se fue perdiendo".

Para el profesor y crítico literario Jacobo Sefamí, el libro "ilustra muy bien que es una comunidad que no tiene una academia, una normativa para escribirlo, para hablarlo".

"Me parece fascinante que una lengua sea tan libre", agrega, razón por la cual los textos en ladino respetan "la ortografía de cada uno de los autores".

El también profesor de la Universidad de California, que no habla el judeoespañol porque su abuelo, quien sí lo hacía, murió cuando él era muy niño, confiesa que tiene una relación muy especial con esa lengua.

"El ladino es mi casa perdida, una casa que no existe más porque en mi casa ya no se habla esa lengua, pero que de todas maneras quiero conocer", afirma.

Leer más: El ladino, una lengua libre que camina hacia la extinción - La Razón digital http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5434010/cultura/el-ladino-una-lengua-libre-que-camina-hacia-la-extincion#Ttt1MPv6Clr0nsiB


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña, de Mas a menos y a nada

José Luis Ortín www.vozpopuli.com 10 Febrero 2014

El farol catalanista de Mas y compañía, cuan barril explosivo amenazante, tan egoísta como inoportuno pero heredero legítimo de la burguesía nacida al albur del extinto viejo imperio español, ya perdido hasta en la memoria de los españoles actuales; empieza a desinflarse como globo pinchado.

El material explosivo y la realidad
Con la madera independista de los teóricos e irredentos republicanos de izquierda catalanes, la dinamita de sus sufridos ciudadanos expoliados por el malandro tripartito del supuesto pacto progresista de izquierdas y mal gobernados por los herederos de aquellos tres por cientos que denunciara un reculado Maragall, en la cumbre de su fama; y la mecha de esos mismos niños bonitos de la más rancia aristocracia menor conservadora catalana: los ‘pujoles y lacayos tipo Mas’, ayudados por la torpe acción o la inanición cómplice de los mediocres gobernantes de España en la última veintena; aquél engendro separatista ha ido cogiendo vuelos hasta alzarse como la sombra que amenaza a todo lo que suene a español.

Pero claro, la pela es la pela, y lo que se infla con el fácil y demagógico ‘España nos roba’ se desvanece con los riesgos económicos que tal desvarío conlleva. Algunos asistimos desde la barrera de nuestro cariño y orgullo de conciudadanos para con todos, pero también desde la seguridad respecto a que no nos hace falta Cataluña ni similares para nada, ‘ni el Cristo que la fundó’, que dirían en mi pueblo; al esperpento de unos cuantos mandamases ‘mucho barrados’, más cerca del choriceo más ignominioso que de la noble utopía de quienes son capaces de sacrificarse en aras de conseguir el bienestar de sus semejantes. Porque eso es lo que son, tanto quienes gritan desde sus burladeros o en la misma plaza de un modo interesado, como los que muñen desde los palcos para recoger luego lo que siembre el sacrificio ajeno. Y no digamos los frescos que les azuzan con una mano y negocian con la otra con los supuestos opresores: los que siempre ganan. Se trata de chupar del bote de cualquier manera, porque quien no llora no mama; y eso en el mejor de los casos.

Salvando, claro está, a los bien pensantes y honrados que creen de por sí, o les han convencido, de que la independencia catalana es lo más razonable para su tierra pequeña, porque han olvidado, y ahí está su pecado, que la de verdad grande es la de todos: España; y la apuesta más inteligente también. Una nación cinco siglos unida, como poco, pésele a quien le pese o lo diga quien lo diga; la más antigua de Europa, por simplificar.

Un camino inviable para roedores
Expuesto lo anterior, podemos entrar en el análisis de perjuicios puntuales, solidaridades regionales mal diseñadas, eficacias y eficiencias colectivas diversas y muy diferentes, agravios comparativos, aportaciones distintas y hasta injustas al bienestar común, divergencias culturales, mangancias institucionales varias y cara duras ilustres y menos para todos los gustos, etc., etc. Y sería un buen ejercicio planteárnoslas y obrar en consecuencia de sus conclusiones, pero querer salir del barco como ratas cuando la tormenta aprieta es sencillamente de miserables.

Dialogar sin nueces y siempre libertad
Tengo un gran aprecio por muchos amigos y conocidos catalanes de una y otra tendencia, más numerosos los convencidos de la bondad de su separación de España, y dialogo con ellos al respecto; pero siempre desde la racionalidad e incluso el respeto a los planteamientos contrapuestos. Pero no puedo decir lo mismo de quienes empujan a quienes mueven el árbol para recoger luego sus nueces con escasos riesgos, como definió tan alevosa como sinceramente Arzallus – señor para algunos e indeseable para muchos más - en otro asunto aún más lacerante porque hubo demasiada sangre por medio.

Soy partidario de la libertad en su sentido más alto y amplio, pero respetando siempre la de los demás como la propia, y hay cosas que no entiendo desde mi racionalidad ciudadana. Y pongo sólo un ejemplo muy manido pero no por ello menos real y evidente.

Si mi lengua materna fuera el catalán, el gallego o el euskera, pongo por caso, defendería sin ninguna duda mi derecho y el de mis hijos a saberla, hablarla, estudiar y comunicarme en ella. Pero nunca a costa de que los demás no lo hicieran en la suya, aun en mi tierra chica, si fuera oficial y contribuyen con sus impuestos al sostenimiento común. Y esto es lo que ocurre en diversos territorios de eso que muchos llaman Estado español. Hay quien argumenta que es como consecuencia de que durante decenios se prohibió la normalización de la suya, pero precisamente porque esos tiempos ya pasaron no podemos caer en la misma discriminación. Y esto, con ser episódico, no es menos importante que cualquier otra cosa. Y, desde luego, explica bien a las claras lo que se pretende y el talante de quien lo procura.

‘Auténticos y esquinaos’
Dicho todo lo anterior, el espectáculo que ahora nos ofrecen unos y otros es cuanto menos indignante. Los ‘auténticos’ de Madrid amagando ahora con las tan discutidas balanzas fiscales territoriales, que siempre serán injustas porque contribuimos los ciudadanos y no las regiones pero que deberían saberse groso modo por todos; y los ‘esquinaos’ de la Generalitat buscando cabos donde agarrarse porque reconocen que el asunto se les va de las manos. ¿Y para tal viaje tan agujereadas alforjas? ¿Qué les ocurriría a unos y otros si viviéramos de verdad en un país libre y democrático? ¿Y si hiciera estos desaguisados cualquier irresponsable de tan impresentable catadura y tanto calado? ¿Se jugarían sus patrimonios en el empeño? Porque sus vidas tampoco; mejor las de los tontos útiles de siempre.

Ustedes mismos.

España
Los extravagantes compañeros del nacionalismo
s.e. / madrid ABC 10 Febrero 2014

Las ansias independentistas de algunos dirigentes españoles los han llevado a protagonizar periplos por el extranjero en busca de aliados a su causa soberanista

Dice el refrán que Dios los cría y ellos se juntan. Las ansias independentistas de algunos dirigentes españoles los han llevado a protagonizar periplos por el extranjero en busca de aliados a su causa soberanista, pero, puerta tras puerta cerrada —algunas «en las narices»—, acaban hallando socios entre las personalidades más extravagantes del panorama internacional.

Si hace poco menos de un mes el presidente de la Generalitat, Artur Mas, escogía como aliado para el secesionismo al «número dos» de la Liga Norte, un partido xenófobo, corrupto, antieuropeo y con un descrédito total en Italia, éste encuentro venía precedido por otros con personajes igualmente «variopintos».

Otro de los «amigos» de la causa de Mas son el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, o el primer ministro lituano, Algirdas Butkevicius —que defendió el derecho a la autodeterminación catalán y fue desacreditado por el Gobierno lituano—. También el primer ministro de Letonia, Valdis Dombrovskis, avaló la independencia de Cataluña.

Otras entidades se han sumado a la causa soberanista y han participado en la Vía independentista que tuvo lugar en la Diada. El Colectivo Senegalés de Cataluña, Espacio Latino, Casa de Mendoza en España, Nous Catalans Joves, Asociación Llum del Nord, Colectivo Amazic, Colectivo Senegales de Cataluña, Colectivo de Inmigrantes del Vallès, Colectivo Platee o la comunidad pakistaní se han sumado a la Coordinadora de la Consulta sobre la Independencia.

La lanza de Carod-Rovira
El que fuera secretario general de Esquerra Republicana de Cataluña y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, era bien conocido por sus «giras» internacionales y su defensa a ultranza —y con grandes aportes económicos— de las lenguas minoritarias del mundo.En una de sus numerosas salidas para potenciar la imagen de Cataluña a nivel internacional, Rovira visitó Ecuador. Corría el año 2009 y el vicepresidente de la Generalitat agració con una subvención de un millón de euros al shuar, una lengua indígena que ansiaba proteger. Por ello fue tratado como «libertador». De hecho, como muestra de agradecimiento, recibió una lanza del jefe de la tribu.Una lanza de un millón de euros-

Otros de sus destinos fueron Buenos Aires (Argentina), Río de Janeiro (Brasil) o Dakar (Senegal), donde anunció la creación de un consulado de Senegal en Barcelona sin saber que ya existía cónsul honorario. Carod protagonizó otros viajes que lo llevaron desde La Habana (Cuba) a Orán (Argelia) o Israel y Jordania.

Siendo presidente de ERC, Carod-Rovira fue también invitado de honor en un encuentro entre dirigentes nacionalistas en Edimburgo, en 2008. El presidente de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, el presidente del partido flamenco o el del BNG, Anxo Quintana, acudieron al encuentro del líder del Scotish National Party, Ian Hudghton, todos ellos tratando de escenificar su «derecho a la autodeterminación».
El amigo del pueblo vasco

El nacionalismo vasco tuvo también amigos polémicos. El ex presidente italiano Francesco Cossiga, sobre el que pesaban graves acusaciones sobre su actuación durante el secuestro de líder de Democracia Cristiana Aldo Moro, asesinado por las Brigadas Rojas cuando el ex presidente de la República italiana era ministro del Interior, recibió en 2010 el título de e «Amigo del pueblo vasco».

Pero Cossiga no fue el único líder extranjero que intentó interceder en el País Vasco y ejercer de mediador en el terrorismo de ETA. El Sinn Fein, brazo político del IRA en Irlanda, mantuvo contactos con el PNV, ávido en asesorar a los vascos. La propia banda terrorista instó en numerosas ocasiones a que el partido nacionalista vasco presionara al Gobierno español en la misma medida en que el Sinn Fein lo hacía en Irlanda. «Dime con quien andas...»

Un avance, pero insuficiente
Convivencia Civica Catalana  10 Febrero 2014

Apreciado amigo,
Como posiblemente sepas por los medios de comunicación, el pasado viernes la Justicia requirió directamente a los directores de cinco centros educativos para abandonar el modelo monolingüe de la inmersión donde la única lengua vehicular es el catalán e introducir un cierto grado de bilingüismo, impartiendo un mínimo del 25% del horario lectivo en español.

Estas resoluciones se consiguieron a partir de las solicitudes de padres asesorados por nuestra asociación y hacen posible que de manera inmediata todos los padres que en Cataluña soliciten a partir de ahora una enseñanza bilingüe para sus hijos reciban como mínimo el 25% de la enseñanza en lengua española.

Estas resoluciones las hemos valorado positivamente pero obviamente deben cumplirse y no solo quedar en papel. Y además contienen aún extremos que consideramos no conformes a derecho, en particular, la fijación de la utilización del español como lengua vehicular sólo en un 25%, cuando el Tribunal Supremo la ha fijado en un 50% como norma general, de forma equitativa con el catalán.

En Convivencia además nos tememos la “cuidada selección” de asignaturas que pueda hacer el gobierno de Artur Mas e Irene Rigau para llegar al 25%: música, educación física, optativas, religión o incluso el tiempo de recreo.

Por ello vamos a recurrir estas resoluciones para exigir que se tenga en cuenta la doctrina del Tribunal Supremo y garantizar un bilingüismo de verdad, real y efectivo, que afecte a varias materias troncales y no solo a unas pocas asignaturas “marías”.

En la nota de prensa adjunta, puedes encontrar más información.

Queremos agradecer el apoyo de padres que están contactando con la asociación y están presentando sus solicitudes de enseñanza bilingüe estos días, animados por estos avances. Entre todos vamos a seguir en esta lucha por los derechos de los ciudadanos frente a la intolerancia del poder político en Cataluña.

Un cordial saludo,
CONVIVENCIA CIVICA CATALANA
Defendemos tus derechos / Defensem els teus drets
www.convivenciacivica.org
http://facebook.com/ ConvivenciaCivicaCatalana
http://twitter.com/ ccivicacatalana
Apartado de Correos 6142
08080 BARCELONA
Teléfonos 626 377 683 / 659 055 939
 


Recortes de Prensa   Página Inicial