AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 12  Febrero  2014

La declaración alemana de Barcelona
Fernando Glez. Urbaneja www.republica.com 12 Febrero 2014

El hay quien defiende la estrategia Rajoy sobre la “cuestión catalana” de pocas palabras, mucha indiferencia y a barajar, como la más acertada para desinflar el globo emocional. Pero también hay quien piensa que el Estado debía haber intervenido en el debate hace tiempo, rebatido la tesis del pretendido expolio desde el minuto primero (hace años), y cultivar el afecto a Cataluña para evitar que el desafecto se convierta en argumento del soberanismo independentista.

Ahora es inútil llorar por el agua derramada que no volverá a la jofaina. La realidad es que en la sociedad catalana la movilización independentista lleva tiempo trabajando con buenos resultados para el objetivo de convencer a los ciudadanos que la independencia les viene a cuento, que merece la pena. Quienes sostienen que la apuesta independentista es un disparate apenas se han manifestado en público ante los catalanas, que tampoco han dado muchas oportunidades a esas voces. Pero el debate ya es inevitable, hasta Rajoy ha tenido que aterrizar en el problema con un par de discursos en los que ha empezado a destilar argumentos e incluso a manifestar afecto.

Y empiezan a sumarse voces importantes de la llamada sociedad civil que perciben que deben llenar algunos vacíos. El informal pero poderoso club de los intereses empresariales alemanes en Cataluña, medio centenar d ejecutivos de multinacionales de matriz alemana que han invertido desde hace muchas décadas mucho dinero en Cataluña advierten que el descuelgue de Europa sería muy contraproducente, que coloca en riesgo esas inversiones.

Que este grupo de personas se haya pronunciado en público y elaborado un documento ad hoc es más que llamativo. Quienes pretenden que Europa no podría soportar la ausencia de Cataluña ven decaer el argumento, puede soportarlo, la carga está al otro lado ¿puede soportar Cataluña no estar en la UE? Y la respuesta es bastante sencilla, puede pero a base de asumir retroceso durante una etapa que puede ser larga y dura.

El gobierno catalán, empezando por su presidente (y desde luego por Jordi Pujol) entiende mejor que nadie que el “manifiesto de los alemanes” es un NO cualificado al independentismo que una parte de su electorado tendrá en cuenta. Los empresarios alemanes en Cataluña, que representan buena parte del tejido industrial (química, automóvil, equipos, telecomunicaciones…) han hablado por la ausencia de otras voces, con autorización de sus matrices que se han enterado de que hay un problema en Cataluña. Acredita la internacionalización del conflicto, aunque quizá no en el sentido que los independentistas pretendían.

AYUNTAMIENTOS: Más sobre el saqueo en España
Antonio García Fuentes Periodista Digital 12 Febrero 2014

He escrito sobre ello varias veces, la última creo recordar fue en el verano pasado (artículo “De cómo nos saquean en España”) y donde acentuaba el saqueo, que nos producen nuestros propios ayuntamientos; los que “copiando al propio gobierno estatal”; vieron que podían hacer lo que les diera la gana y lo hicieron y lo siguen haciendo… ¿por qué todo ello?

Simplemente, por irresponsabilidad total y saberse impunes a las consecuencias de lo que hicieran. Así y en las pasadas épocas del auge de la construcción y en las que los ayuntamientos, encontraron unos ingresos “jamás soñados”; aparte de lo que pudieran distraer y llevarse (caso escandaloso, el de Marbella en la Costa de Málaga y que se conoce como “Caso Malaya”) se dedicaron a meter en las nóminas municipales, a cantidades ingentes de enchufados, creando puestos de trabajo “fantasmas” y abusando de ello hasta lo indecible; también a crear todo tipo de instalaciones más o menos fastuosas, innecesarias muchas de ellas, etc. etc.. Con ello fueron engordando unos presupuestos, que pasada lo que se ha venido en denominar “la burbuja inmobiliaria”; aquellos ingresos se vinieron abajo y hoy no tienen forma de controlarlos o regularlos de forma sostenible y a tenor con la realidad actual.

Para solucionar ello y endeudados ya hasta el tope; se dedicaron a saquear aún más a los indefensos habitantes del municipio; a los que nos cobran ya lo que es claramente confiscatorio; pero sin que aún hayan pensado en reducir “sus aparatos administrativos”, como debieran haber hecho hace ya bastantes años; años en los cuales te cobran impuestos “por vehículos que han de circular y aparcar”, pero los que ya no pueden circular y si aparcas, ha de ser pagando un aparcamiento municipal y el que te cobran a un alto precio… te cobran impuestos, incluso por tener tu propio aparcamiento y pese a que con ello, ayudabas a tu ayuntamiento en este necesario servicio de quitar automóviles de la circulación ciudadana.

Incrementaron igualmente la contribución de bienes urbanos o territoriales, de forma injustificable por cuanto no hay razón para tantas y tantas subidas; puesto que, veamos algunos ejemplos.
Un solo dato… Un inmueble que en 1992 pagaba de contribución urbana (hoy eufemísticamente denominan “IBI”) 9.297 pesetas; o sea un poco más de cincuenta euros; en 2012 le han obligado al propietario a pagar, la incalificable cifra de 1.129,35 euros; o sea, más de veinte veces lo que pagó en 1992; dejo a la inteligencia del lector que busque equidad en ello y sepa adecuarla a una mediana justicia. Esto ocurre en mi propia ciudad, donde nací y vivo y que se denomina JAÉN.

Siguiendo en este tipo de impuestos que gravan a cualquier propiedad territorial; veamos los hechos siguientes: Una vivienda modesta, que ocupa unos 87 m2 en un edificio de 44 viviendas, sito en una pedanía de la costa de Málaga con un solo ascensor, edificio edificado hace cuarenta años y con materiales de mínima calidad; tan es así, que el denominado “mini baño”, sólo tiene azulejos (simples y sencillos) hasta una altura de 1,50 m., suelo de burdo terrazo, puertas de baja calidad, cerramientos de hierro (luego y por el deterioro del óxido cambiados por necesidad a aluminio de mínima calidad); sin servicio de agua potable durante muchos años; etc. etc.; situado en la costa de Málaga, en Torre del Mar, municipio de Vélez Málaga… veamos el saqueo sufrido en los últimos años.
Este modesto inmueble, pagó en 2007, 210,83 euros; en 2008, 298,94; en 2009, 408,89; en 2010, 442,31; en 2011, 491,03; en 2012, 563,60 y en 2013, 636,16; o sea que en seis años han saqueado al propietario con más del trescientos por ciento de subida; dándose el caso que debido a estos saqueos (en estas pedanías costeras, parece ser que los munícipes cargan sin piedad por cuanto los propietarios en mayoría son de fueran y no cuentan para nada más que para pagar); se tiene reclamado mediante un contencioso, pero debido a cómo funcionan las leyes en España, este caso que de resolverse será a muy largo plazo y el cobrar lo que proceda, aún a más largo plazo; puesto que hay otro contencioso por otros servicios municipales y de cobrar los abusos ni se sabe cuándo será… estos relativos al servicio de aguas y basuras y no sé qué más.

En la misma pedanía, una cochera de una plaza para automóvil; en 2007, pagó 41,36 euros; en 2008, 55,90; en 2009, 74,41; en 2010, 79,07; en 2011, 86,76; en 2012, 98,71 y en 2013 hacen pagar 110,67 euros; o sea cuasi igual que en lo anterior, en (reitero) sólo seis años. ¿Y aquí dicen que hay defensor o defensores del pueblo en todas las regiones y uno más grande” en Madrid? ¿Para qué sirven?

Lo confirma un periódico nacional (ABC del 27-01-2014 pág. 22) y en titulares afirma: “Los ayuntamientos cargan la factura de la crisis a los vecinos – Los alcaldes optan por más impuestos y menos gasto por habitante, según el Tribunal de Cuentas - El “IBI” se convierte en la principal fuente de ingresos de los ayuntamientos, al subir un 40,6 por ciento”.

Todo ello nos demuestra que estamos en “un sistema loco o desquiciado, cuyos fines son sólo uno, RECAUDAR a costa de lo que sea”; lo que conlleva a que ya la cuarta parte del dinero circulante, lo hace en lo que se denomina “economía sumergida” y lo que será “otra cosa más”, para ir acumulando ruina, puesto que lo que no hacen estos inútiles que nos explotan, es adecuar un aparato estatal, real y a tenor con lo que puede costear esta España, ya excesivamente endeudada y por tanto empobrecida y cada vez más “llena de todo tipo de miserias que todo ello conlleva”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más: “cuando la desbloqueen”)

¿Qué se está haciendo contra la corrupción en España?
Jorge Jiménez Leube Estrella Digital 12 Febrero 2014

Cito dos nuevos informes europeos

Coordinador de Área de Derecho Administrativo. Universidad Alfonso X "El Sabio"

¿Realmente se están adoptando ya en España medidas jurídicas efectivas para atacar la corrupción?. Si únicamente examinamos el discurso oficial, podría parecer que efectivamente se trabaja firmemente en ello. Dos recatados informes europeos nos plantean muchas dudas. En primer lugar, hay que precisar que desde un punto de vista conceptual se debe distinguir entre corrupción privada y corrupción pública. La privada se centra principalmente en la prevención de conductas dañinas de lobbys, bancos y grandes empresas, normalmente al amparo de los poderes públicos. A ella me referiré otro día, aunque ya anticipo que en mi opinión, tanto la corrupción pública como la privada son especies del mismo género: la corrupción política que las ampara y cobija.

Viendo las encuestas nadie puede tener duda de que este gobierno y el partido que le sustenta necesitan defenderse del descrédito y rechazo social que ha provocado la corrupción. Incluso, por culpa de estas cuestiones, la paciente y bien domesticada clase media española –de la que vive el bipartidismo- empieza ya a dar ciertas muestras de hastío, o incluso hasta de ocasional agresividad. En su defensa, en la próxima campaña electoral el Gobierno hará bandera de la potente batería de medidas legislativas anti-corrupción ya adoptadas. A la ciudadanía se le va a pedir paciencia y tiempo para que estas reformas demuestren su eficacia. Se va a vender esperanza: debemos confiar en la capacidad de autoregeneración que tiene el actual bipartidismo. ¡Tranquilos!. Aunque nada hagamos, todo ya está mejorando: sólo hay que cambiar algunas leyes y esperar a que la crisis pase… ¡Otra cosa es que alguien todavía se lo crea!.

Las principales “mejoras” legislativas orientadas a la erradicación de la corrupción pública de las que -en su descargo- hará bandera el partido del Gobierno son las siguientes:

1.- La ratificación por parte de España del Convenio Penal sobre la Corrupción y de su Protocolo Adicional, que dio lugar a diversas modificaciones de la formulación de los delitos de corrupción en la legislación nacional. En primer lugar hay que destacar que todas estas importantes reformas no pueden tener efectos retroactivos, por lo que uno de sus efectos inmediatos es el de dejar sellar la impunidad de pasadas conductas delictivas, bajo la excusa de que en esa fecha no era reprochable… Como siempre la sobreabundancia legislativa provoca confusión, y la confusión ayuda a la impunidad. Hay que dejar constancia que casi todas las conductas delictivas que hoy están reguladas -en particular y concreto- por nuevas leyes penales, ya estaban proscritas y perseguidas por las anteriores, por lo que el dictado de estas nuevas no debería servir de excusa en la exigencia de pasadas responsabilidades. Además, de poco sirve una legislación penal represora si no hay órganos judiciales independientes (y valientes) con los medios adecuados para hacerla cumplir. El informe del grupo de estados contra la corrupción (GRECO), publicado el pasado 15 de enero (Greco Eval IV Rep (2013) 5E), refiriéndose a España dice en su punto 78:

“el establecimiento de los consejos judiciales está generalmente destinado a mejorar la salvaguardia de la independencia del poder judicial - en apariencia y en la práctica- el resultado en España parece ser todo el contrario como lo demuestra la inquietud pública recurrente en este dominio. Esto es particularmente peligroso en un momento en que los casos relacionados con la corrupción política están en aumento”.

En España necesitamos un órgano de gobierno de jueces valiente e independiente. Posiblemente su primera misión fuera la investigación y en su caso la denuncia y exigencia de anteriores responsabilidades. El gobierno de los jueces nunca debió consentir que se perdiera la independencia de ese Poder.

2.- También se alegará ante la opinión pública que se han promulgado muchas nuevas leyes a favor de la reorganización y la transparencia, mediante las que directa o indirectamente se dice que se va a conseguir atajar la corrupción: La Ley que establece el Estatuto Básico del Empleado Público de 2007; el texto refundido de la Ley de Suelo de 2008; el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público en 2011; y sobretodo la reciente, abundante y caótica “legislación de coyuntura” que está caracterizando la reciente labor legislativa de nuestro parlamento. Así entre otras la nueva Ley Orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera; la Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno y la Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local.

Es cierto que nunca en toda la historia de España se han promulgado y modificado tanta cantidad de leyes sobre tan variadas materias a tanta velocidad y con tan poca sistemática. Desde su promulgación la ley del empleado público ya ha sufrido ocho reformas, la de suelo seis y la de Contratación pública otras doce revisiones. Si pensamos que cada una de estas reformas obliga a modificar el desarrollo reglamentario y en ocasiones adaptar la también farragosa legislación autonómica, podemos calificar la situación simplemente como caótica. Nunca ningún legislador presentó un trabajo tan precipitado ni tan técnicamente cuestionable. El juego de disposiciones transitorias, adicionales y finales que se contienen en todas estas leyes que he citado, y en las decenas de modificaciones que han sufrido es tan complejo que podemos afirmar que estamos ante una clara estrategia de desinformación. Una gran fiesta legislativa, pero nuestra casa sin barrer. Por ejemplo, el Anexo España al Informe de lucha contra la corrupción de la UE (COM(2014) 38 final ANNEX 9) , publicado este mismo mes de febrero, entre otras cosas dice:

“Las comisiones parlamentarias a nivel central y regional encargadas del seguimiento de las obligaciones en materia de publicidad del patrimonio de los cargos electos tienen un papel de supervisión limitado. No están sujetas a la obligación de comprobar la exactitud de las declaraciones patrimoniales de los cargos electos y no hay registros de las sanciones impuestas por ellas. Por lo que se refiere a los cargos de libre designación a nivel regional y local, hoy por hoy no existe ningún mecanismo de verificación de sus declaraciones patrimoniales obligatorias”.

La regeneración de la vida pública produciría casi de inmediato la recuperación de la confianza, y la confianza inversión, empleo y desarrollo. El enloquecido dictado de nuevas normativas sólo dificulta la solución del problema de la corrupción pública. La lectura de muchos párrafos de los dos informes europeos que he citado resulta deprimente. Y eso que nadie en Europa tiene especiales deseos de destapar las verdades…

Andalucía
La Junta nos roba
José Luis Roldán Libertad Digital 12 Febrero 2014

No se escandalice el lector -cándido o purpúreo, pío o cruel, mas, sin duda, desocupado, pues esto lee- ante tan rotunda y desvergonzada afirmación. No se trata de una ocurrencia mía, lo dice el secretario general de UGT, Cándido Méndez: las irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas en la fiscalización de las subvenciones destinadas a la formación para el empleo no sólo afectan a la UGT, sino que existe una corresponsabilidad de la Junta. La única diferencia es que, en lugar de irregularidades, forma piadosa e interesada de referirse al fraude, yo prefiero, por aquello del rigor semántico, hablar de robo (acción y efecto de robar; robar: 2. tr. Tomar para sí lo ajeno…). Además, emulo no sólo la consigna de los nacionalistas catalanes, "Espanya ens roba", sino a mi admirada presidenta, Esperanza Desideria, que en su reciente visita al Molt Honorable ha afirmado que la financiación de Cataluña es "injusta e insuficiente…"; o sea, desapasionadamente, si eso es robar, la Junta nos roba.

Decía Robert L. Stevenson que numerosas veces, las más crueles mentiras se dicen en silencio. La Junta, que no sólo practica la mentira en todas sus categorías sino que, sin duda alguna, inspiró a Pio Rossi su Léxico de la mentira, miente también (tan bien) en este asunto callando. Miente ocultando, diciendo poco o nada; prevarica por omisión y roba sin manos.

A pesar de que el consejero del ramo -que fue delegado de la UGT en la Universidad de Málaga- habla de "extrema transparencia" o "transparencia perfecta", todavía no hemos podido enterarnos a ciencia cierta qué tipo de procedimiento ha iniciado la Junta en este affaire; qué es lo que está haciendo, si es que está haciendo algo, aparte de enredar y dejar pasar el tiempo. Deducimos de diversas declaraciones a la prensa que la Junta ha optado por el “procedimiento de revisión de oficio”; o sea, el más beneficioso para salvaguardar los intereses -y el capital defraudado- de su socio y garantizar el futuro del negocio, que de otro modo amenazaría quiebra. Además, este procedimiento entraña un desplazamiento de la responsabilidad; de tal modo que las subvenciones concedidas quedarían anuladas, no por haberlas destinado el beneficiario (UGT) a otros fines ilícitos, sino por haber incurrido el otorgante (la Junta) en infracción del ordenamiento jurídico. Es decir, la UGT quedaría como víctima inocente de la incuria administrativa.

La única pega es que la elección por parte de la Junta de este procedimiento constituye una aberración jurídica, pues el propio artículo que lo regula (artículo 36 de la LGS) dispone que "no procederá la revisión de oficio del acto de concesión cuando concurra alguna de las causas de reintegro contempladas en el artículo siguiente". Y resulta que entre dichas causas figuran las siguientes:

b) incumplimiento total o parcial del objetivo, de la actividad, del proyecto o la no adopción del comportamiento que fundamentan la concesión de la subvención, y, c) incumplimiento de la obligación de justificación o la justificación insuficiente de la subvención…

¿Y acaso no es eso lo que ha venido haciendo la UGT?

Así pues, lo que la Junta hace lo prohíbe expresamente la ley. Y, sin embargo, contrariamente, no hace lo que debiera, esto es, incoar procedimiento sancionador, a lo que viene obligada por imperativo legal (artículo 67 de la LGS):

El procedimiento [sancionador] se iniciará de oficio, como consecuencia, de la actuación de comprobación desarrollada por el órgano concedente...

Prevaricación por activa y por pasiva; por acción y omisión. O, dicho vulgarmente, dejar la caja abierta, o al cuidado de la cofradía de la ganzúa.

"Durante 35 años"
Pagazaurtundua: PP Y PSOE han permitido que los nacionalistas 'se conviertan en una plaga de termitas'
En su opinión, con esta actitud por parte de ambos partidos "se corre el riesgo de poner patas arriba todo el entramado institucional" español
 www.lavozlibre.com 12 Febrero 2014

Madrid.- La 'número dos' de la lista de UPyD a las elecciones europeas, Maite Pagazaurtundua, cree que los dos grandes partidos que han gobernado España durante 35 años, "han permitido" que los nacionalistas vascos y catalanes "se conviertan en una plaga de termitas".

De hecho, la también expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) ha acusado al PNV de mostrar "rasgos de chulería" y de "nacional populismo": "Al PP vasco le dicen: 'si sigue usted así señorita, nadie le va a coger el teléfono'", ha puntualizado.

Así lo ha manifestado en una entrevista en Onda Cero, al ser preguntada si considera que el PP y el PSOE están sometidos a presión por parte del PNV. En su opinión, con esta actitud por parte de ambos partido políticos "se corre el riesgo de poner patas arriba todo el entramado institucional" español.

A su juicio, el PNV "ha sido mimado por las fuerzas gobernantes y por el Estado" aunque este grupo político "siempre ha mirado por sus propios intereses" electorales. Por este motivo, sostiene que la batalla ideológica en el País Vasco aunque "es cada vez más complicada" es "inevitable, si los grandes partidos políticos no quieren ser zombis en un breve espacio de tiempo".

ARCA DE NOÉ
¿El independentismo de Quebec gira hacia el populismo?
El Gobierno nacionalista quiere prohibir crucifijos, velos y turbantes a los empleados públicos en una iniciativa tildada de electoralista
PEDRO ONTOSO El Correo 12 Febrero 2014

El nacionalismo quebequés ha vuelto a agitar el debate político social en la provincia francófona de Canadá con una polémica que ha salpicado a todo el país. Si en su día fue la obligatoriedad del francés y luego la convocatoria de dos referendos, ahora se trata de la propuesta de una nueva Carta de Valores, un proyecto de ley que impedirá que las personas que trabajen en el sector público exhiban símbolos religiosos como grandes crucifijos, velos musulmanes, turbantes sij o kipás judías. El Gobierno de Ottawa ya ha advertido de que acudirá a los tribunales si prospera la iniciativa, que considera inconstitucional, y que desde otros ámbitos se interpreta como un movimiento con trasfondo electoral.

El espíritu del laicismo francés se abre paso entre el multiculturalismo anglosajón (canadiense) y el interculturalismo que ha practicado Quebec en una tercera vía que tiene más que ver con un republicanismo de nuevo cuño. ¿Tiene miedo Quebec a que se diluya su identidad? El Gobierno nacionalista de Pauline Marois justifica la propuesta porque «el Estado es neutral y aquellos que trabajan para el Estado deben ser también neutrales en su imagen» y en que la Carta de Valores «unificará a todos los habitantes de la provincia». ¿En qué manera una personas que trabaja en una guardería con un velo afecta a su neutralidad?, se ha preguntado al Ejecutivo, que no ha dado una respuesta.

La normativa permitirá colgantes con pequeños crucifijos y pendientes con el símbolo de la media luna, siempre que no sean «ostentosos», un término muy estudiado. Quebec tiene una fuerte tradición e identidad católica, de ahí que el Ejecutivo regional actúe con pies de plomo con respecto a su tradición y su pasado. Por eso se apresuró a dejar claro que el proyecto no afectaría a los símbolos que cuentan con una herencia cultural emblemática, como el crucifijo del Parlamento, la gran cruz de la cima de Mount Royal –por cierto, escenario habitual de domingos mestizos y multiculturales–, las decoraciones de Navidad en las oficinas o las numerosas ciudades que llevan nombres religiosos. Tampoco elimina las ayudas a los colegios privados ni las exenciones fiscales a iglesias, mezquitas y sinagogas.

La medida, si finalmente es aprobada, se aplicará a jueces, policías, trabajadores de guarderías, empleados de los hospitales, funcionarios municipales y profesores, entre otros sectores. «Voy a un hospital y la enfermera que me saca sangre lleva hiyab. ¿Y_qué? Impedir a alguien trabajar para el Estado y practicar su fe excluye y ofrece a las personas menos oportunidades», escribía recientemente en su blog Andrés Griffith, exdirector general del departamento de Ciudadanía y Multiculturalismo del Gobierno canadiense.

Eso es lo que temen muchos de los colectivos de inmigrantes afincados en Quebec, que atisban horizontes de desigualdad y estigmatización. En el propio movimiento soberanista, que cuenta con representantes llegados de otras latitudes, también ha calado la polémica, sobre todo después de los esfuerzos que han realizado para no asustar a los inmigrantes y convencerlos para su causa. Y una cosa son las zonas rurales y otra muy diferente Montreal, donde crecen los matrimonios mixtos. «La soberanía de Quebec no ocurrirá sin Montreal», avisó María Mourani, exdiputada federal del Bloque Quebequés, expulsada del partido por su rechazo a la Carta de Valores, que ahora se ha rebautizado como Ley de Laicidad. Mourani, de origen libanés y abiertamente católica – aparece en sus ruedas de prensa con un pequeño crucifijo colgado al cuello– defendió un independentismo de laicidad inclusiva. Crimonóloga de formación, considera la iniciativa un error estratégico del movimiento independentista, que «ha primado la estrategia electoralista sobre la defensa y reivindicación de las libertades».

Mourani cree que el Partido Quebequés ha abierto un debate que «divide y hiera a las familias de Quebec» y que la Carta de Valores crea una gran barrera frente a los inmigrantes, «que se sienten excluidos». La gestión de la diversidad –cultural y religiosa–, el acomodo de la diferencia, ha sido un debate complejo y delicado en Quebec, que ha vivido equilibrios inestables. La laicidad, el pluralismo, la protección de los derechos y el acomodo religioso ha chocado con el miedo a que la identidad francófona se vea afectada. En 2007, el sociólogo Gérard Bouchard y el filósofo Charles Taylor presidieron la Comisión que lleva sus nombres para buscar un acomodo razonable a las diversas culturas y religiones: su modelo de convivencia se convirtió en una referencia para otras sociedades. Bouchard acaba de visitar Bilbao para hablar sobre esa experiencia en el Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe, en colaboración con el Forum Deusto, aprovechando su estancia en España de la mano de la Fundación Pluralismo y Convivencia.

Un magma racista peligroso
El investigador social canadiense, una voz autorizada en estas cuestiones, se mostró muy crítico con la iniciativa del Partido Quebequés (PQ), que va en la dirección opuesta a la que marcó aquella Comisión. Bouchard considera que se trata de un cambio, de un giro en los postulados de la formación nacionalista, que se desprende de sus elementos más progresistas y liberales. Interpreta, además, que el PQ se ha sacado un as de la manga, una bandera electoral, después de acumular dos derrotas en su apuesta independentista. El discurso de la separación Estado-confesiones con un órdago de secularismo en la esfera pública ha tenido eco en distintos sectores, como el republicanismo y el feminismo, así como en otros núcleos de la población recelosos con los inmigrantes, y en particular con el islam, lo que, a juicio de Bouchard, puede generar un magma populista y racista, peligroso porque está muy desfigurado y no está articulado.
¿El independentismo de Quebec gira hacia el populismo?

Manifestación contra la iniciativa del Partido Quebequés, al que se acusa de racista en un cartel. /Reuters.
Los últimos sondeos dan la razón a quienes sostienen que el Partido Quebequés ha desarrollado una nueva estrategia electoral que transita por una senda cada vez más identitaria. Una encuesta realizada a finales de enero constataba un aumento del apoyo electoral al Partido Quebequés tras la propuesta contra los símbolos religiosos: un 36% de los votantes apoyaban a la formación de la primera ministra provincial, Pauline Marois, lo que suponía cuatro puntos más que en el sondeo anterior. Un 48% de los encuestados apoyaba la aprobación de la nueva Carta de Valores, un porcentaje que subía hasta el 86% entre los votantes del PQ. Entre los francófonos, el 57% respaldaba la iniciativa, frente al 18% de los anglófonos. Algunos analistas consideran que el Partido Quebequés se está rearmando para convocar una elecciones anticipadas que les otorgue la mayoría absoluta, ya que ahora gobiernan en minoría tras quedarse a 18 puntos de esa cota en los últimos comicios.

Una campaña en defensa de «nuestro valores» movilizaría, según estos observadores, un voto identitario en favor del soberanismo. Con mayoría absoluta, el Gobierno se plantearía la convocatoria de un nuevo referéndum por la independencia –aunque no figure así en la pregunta–. Sería el tercero, ya que los dos anteriores los perdió, el primero en 1980 (un 60% votó a favor de permanecer en Canadá), y el segundo en 1995 por unos 60.000 votos (el 49,4% votó afirmativamente frente a un 50,5 que lo hizo en contra).

A finales del pasado mes de octubre, todos los partidos quebequeses representados en la Asamblea Nacional de la provincia canadiense votaron unidos en defensa del derecho a decidir. El Gobierno de Ottawa pretendía invalidar la Ley 99 quebequesa que avala un resultado con una mayoría de un 50% de votos más uno en una consulta para permitir la independencia. En 1998 el Tribunal Supremo estableció que para que Canadá negociase la secesión de la provincia se requería una mayoría clara. Luego se aprobó la Ley de Claridad que recogió el dictamen del alto tribunal, sin especificar el porcentaje necesario. Pero estableció que el resultado debe ser claro, al igual que la pregunta. Pauline Marois, que ha actuado con cierta moderación con respecto al estatus político de Quebec, ya avisó que retomaría la cuestión del referéndum cuando disponga de una mayoría suficiente. La fe mueve montañas.

Ver todos los artículos de Arca de Noé http://www.elcorreo.com/vizcaya/20130220/mas-actualidad/sociedad/arca-denoe-201302201815.html

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Nacionalismo
El expolio de Cataluña
José García Domínguez Libertad Digital 12 Febrero 2014

Las religiones laicas, y el catalanismo no es otra cosa distinta, son tan eficaces por la doble razón de que no únicamente sus mantras resultan impermeables a cualquier refutación empírica, sino porque esas mismas pruebas en su contra sirven para fortalecerlas. A ojos de los micronacionalistas, por ejemplo, el famoso expolio fiscal encierra una verdad tan evidente que no requiere demostración. Un principio básico de la higiene intelectual prescribe que la carga de la prueba recaiga siempre sobre quien realiza la afirmación. Así las cosas, si yo postulase que Marte está habitado por unas pequeñas criaturas de epidermis verdosa provistas de un par de antenas en la cabeza, a mí, y únicamente a mí, correspondería aportar las evidencias fácticas de tan sensacional descubrimiento. En ningún caso cabría reclamar a los escépticos que fueran ellos los encargados de hacerlo.

La psique catalanista, sin embargo, se rige por una lógica distinta. Ellos nunca pierden el tiempo en demostrar sus historias de marcianos. Simplemente, elaboran la trola y luego la repiten hasta la nausea. Eso es todo. Y no se equivocan de estrategia, por cierto. A fin de cuentas, en las sociedades de masas lo importante es aquello que se percibe como verdad, no la verdad misma. Sin ir más lejos, todos los catalanes saben que el déficit fiscal con el resto de España es de 16.000 millones de euros; esto es, justo cuatro veces más que los recortes que se ha visto forzada a realizar la Generalitat por mor de cumplir con el déficit. En consecuencia, decenas de miles de catalanes creen con la fe del carbonero que si fuésemos independientes esos 16.000 millones volarían raudos hacia nuestros bolsillos.

Se trata, huelga decirlo, de una falacia de dimensiones más o menos equivalentes a las de la catedral de Burgos. No importa: repetida cien mil veces, la gente se la traga. Ya pueden Montoro y Ángel de la Fuente publicar las evidencias aritméticas que certifiquen lo peregrino de esa cifra, la mentira seguirá colando. ¿O acaso los Testigos de Jehová no se aferraron con renovada devoción a los dogmas de la secta tras revelarse falsa de toda falsedad la fecha fijada por su profeta para que ocurriese el fin del mundo? Disonancia cognitiva llaman los psiquiatras a tales mecanismos de defensa frente a los desaires de la realidad. La difusión de las balanzas fiscales solo va a suponer una fuente de problemas. Será que aún teníamos pocos.

buscaron en vano apoyo a su manifiesto
Los ejecutivos alemanes denuncian que "el empresario catalán teme la ira nacionalista"
Antonio Fernández. Barcelona El Confidencial 12 Febrero 2014

Miedo. Tienen miedo. Esa fue la conclusión que un nutrido grupo de empresarios alemanes sacó de las instituciones empresariales afincadas en Cataluña y de los empresarios de esta comunidad. Durante un tiempo, los ejecutivos germanos buscaron el apoyo de algunas instituciones económicas y patronales para canalizar su malestar en contra del proceso independentista de Artur Mas, pero no encontraron a nadie que los apoyase. “Nadie se quería mojar, porque hay miedo. Hemos detectado que la gente no está dispuesta a dar su nombre y a hacer pública su postura. Por ello, utilizamos nuestras redes y en una semana conseguimos que 60 grandes ejecutivos apoyasen el manifiesto. Y son sesenta firmas muy conscientes de lo que arriesgan, pero que se decidieron a levantar la voz”, explica a El Confidencial el abogado Carlos Wienberg, fundador del despacho barcelonés del mismo nombre.

¿Miedo de los empresarios catalanes? ¿A quién? “Tienen miedo a represalias, a perder clientes, a que la ira nacionalista se vuelque en contra de ellos, porque esto puede llegar a ser un fenómeno incontrolable”. Para Wienberg, “a los alemanes nos sorprende mucho esta situación, especialmente porque vivimos en una democracia. Pero sabemos de lo que hablamos. En nuestro país hemos sufrido las consecuencias del nacionalismo, hemos visto muchas cosas que no nos gustaban. Y aquí vemos cosas que tampoco nos gustan, como por ejemplo el miedo que existe”.

De esa generalización de pavor que atenaza al empresariado se excluyen dos nombres de referencia: el editor José Manuel Lara y el presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, que alertaron públicamente de los peligros de la independencia. A ellos se refirió ayer Albert Peters, expresidente del Círculo de Directivos de Habla Alemana (KDF, en sus siglas en alemán), al presentar el manifiesto, ya conocido como Declaración de Barcelona, en nombre de la plataforma de ejecutivos Cataluña sin Europa, No.

“Como empresarios, profesionales liberales y residentes en Cataluña, observamos con gran preocupación las tendencias independentistas, que tienen como finalidad separar a Cataluña de España”, dice el texto de la Declaración.

Los peligros del “fervor nacionalista”
El manifiesto subraya que “si Cataluña se separa de España, ya no pertenecerá a la Unión Europea. Las negociaciones de adhesión para reincorporarse de nuevo durarían años y requerirían unanimidad. Si Cataluña quedara fuera de la Unión Europea, es dudoso que el euro siga siendo su moneda oficial. No existiría la financiación a través del Banco Central Europeo. Tampoco existiría la libre circulación de trabajadores, mercancías, servicios y capitales. Todos los convenios para evitar la doble imposición y los referidos a la Seguridad Social deberían renegociarse en un largo proceso. Todo esto conllevaría nefastas consecuencias para la economía en Cataluña”.

Y concluye que “alertamos de los peligros de un fervor nacionalista, que en el último siglo ha traído sufrimientos inmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Cataluña”.

Todo un torpedo a la línea de flotación de las tesis independentistas de Artur Mas, porque ello evidencia que el capital, el gran capital, le da la espalda. Y, especialmente, el capital alemán, aquel en cuyas manos están algunas de las multinacionales más importantes de Cataluña, que no quiere ni oír hablar de independencia.

Silencio del Govern
Carlos Wienberg explica a El Confidencial la génesis de este movimiento: “Entre el grupo de empresarios que apoyamos la Declaración había ya hace tiempo un fuerte malestar por el hecho de que nadie alertase sobre los graves problemas que habría si Cataluña saliera de Europa y del euro. Nadie, excepto algunas honrosas excepciones, alertaba de esos peligros. Y desde el punto de vista de empresarios de fuera no lo entendíamos. Eso nos producía una gran insatisfacción y nos sentimos en la obligación de expresar nuestra opinión sobre el proceso independentista”.

El conseller de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs. (EFE)El conseller de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs. (EFE)El portavoz del Gobierno y consejero de la Presidencia, Francesc Homs, eludió pronunciarse públicamente sobre la Declaración, pero a nadie se le escapa que es un mazazo sin precedentes para el Gobierno de Artur Mas. Entre los que apoyan el texto antisecesionista hay nombres propios de mucha enjundia que participan en la plataforma a título individual pero que, lógicamente, se asocian al peso específico de sus empresas: y son nombres como Erwin Rahue, consejero delegado de BASF España, o Gerhard Esser, exconsejero delegado de Thyssen Krupp Materials.

Albert Peters, junto a una delegación de estos empresarios, mantuvo contactos con el Gobierno catalán. Primero fue con el propio Artur Mas. Y hace diez días se vio con el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, a quien hicieron llegar sus temores. Fueron las primeras tomas de contacto. En los próximos días, habrá discretas llamadas desde la Generalitat para reconducir la situación. Pero, mientras tanto, los empresarios alemanes se reafirman en sus posiciones. “Esta misma tarde, hemos recibido un e-mail de un empresario de Lérida que nos felicita por nuestra iniciativa. Nos dice que él no se atreve a expresarse en estos términos, pero que ve necesario que alguien lo haga y cuente la verdad de lo que puede pasar si se llega a la independencia”, explica Wienberg.

El mazazo de Joan Rosell
No fue el único mazazo de la jornada. Artur Mas vivió un auténtico día horribilis, porque a la Declaración de Barcelona hay que sumarle las manifestaciones del presidente de la CEOE, Joan Rosell, que se descolgó paralelamente con un posicionamiento inequívoco frente a los secesionistas: “La mayoría de los catalanes ni se quieren ir ni nos queremos ir”. Rosell vaticinó un desastre económico en el caso de que Cataluña se separe de España, pero también “un destrozo importante de las relaciones humanas”.

El presidente de la CEOE, Joan Rosell. (EFE)El presidente de la CEOE, Joan Rosell. (EFE)El posicionamiento del líder de la gran patronal se asemeja al expresado durante las pasadas semanas por representantes del propio Gobierno español y de algunos partidos políticos que se encuentran en la oposición en Cataluña. El primero en alertar de esa deriva fue el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aseguró que, en las últimas fiestas navideñas, algunas familias no habían celebrado los tradicionales ágapes por diferencias políticas entre miembros de las mismas. De ahí que, si las de Rosell fuesen unas opiniones aisladas con una simple lectura política, los representantes del Gobierno catalán tendrían argumentos más que suficientes como para neutralizarlas.

Pero la cuestión no es esa. La cuestión es que la desafección ciudadana hacia los políticos ha ido trasladándose hacia el sector del capital: ahora son las empresas las que se sienten muy lejos de los gobernantes y de sus estrategias y tácticas. Y a la desafección de Rosell se le añade la del gran capital alemán. Ya no es una valoración individualizada, sino todo un frente empresarial el que se posiciona ahora en contra de la hoja de ruta del Gobierno catalán. Y las alarmas han sonado en la plaza de Sant Jaume. Tocan a rebato.

La fugaz primavera del diálogo nacionalista
Miquel Porta Perales www.cronicaglobal.com 12 Febrero 2014

El diálogo es una de las joyas de la corona del nacionalismo catalán. "¡Que el Estado dialogue!", exigen los soberanistas. "¿Pero, cómo es posible que el Estado no se reúna para dialogar?", exclaman. "¿Acaso la democracia no es diálogo? ¿Verdad que sí? Pues, que el Estado dialogue", claman. "Son incapaces de dialogar. Si no dialogan, por algo será", lamentan.

La vocación monologuista del nacionalismo catalán está ahí. ¿Qué diálogo puede esperarse de un Presidente de la Generalidad que, en sede parlamentaria, afirma que "no hay marcha atrás" en el "proceso" y que "sin consulta no hay nada que negociar"? ¿Así se dialoga?

El diálogo. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de diálogo? En su tercera acepción, el DRAE afirma que el diálogo es la "discusión o trato en busca de avenencia". Veamos. ¿Qué es la avenencia? Recurramos otra vez al DRAE: "Convenio, transacción". De acuerdo. El nacionalismo catalán, ¿busca la avenencia entendida como convenio y transacción? Propiamente hablando, el nacionalismo catalán –al no contemplar condiciones al llamado derecho a decidir: ni siquiera los requisitos exigidos por la ley- no busca la avenencia, sino que desea imponer su avenencia. Busca la conformidad y el compromiso del Estado para celebrar el referéndum. Su referéndum. El nacionalismo catalán no dialoga, monologa.

La vocación monologuista del nacionalismo catalán está ahí. ¿Qué diálogo puede esperarse de un Presidente de la Generalidad que, en sede parlamentaria, afirma que "no hay marcha atrás" en el "proceso" y que "sin consulta no hay nada que negociar"? ¿Así se dialoga? Al respecto, cabe recordar que el Presidente de la Generalidad, en el discurso institucional (?) de la Diada 2013, señaló la hoja de ruta del independentismo: "derecho a decidir, consulta, transición nacional y forma de Estado". Otra declaración institucional (?), la del discurso de Fin de Año de 30 de diciembre de 2013: "Toda nación tiene implícitamente el derecho a decidir su futuro". Para los amantes de la historia y las emociones fuertes, unas palabras de Francesc Macià –pronunciadas en el acto de inauguración del Parlamento autonómico republicano, 1932- que Artur Mas recuperó en un artículo titulado El amor ardiente a la libertad (25 de diciembre de 2013): "Renacido el espíritu inmortal de nuestra raza, tomo posesión victoriosa de esta fortaleza, para celebrar de nuevo Cortes, que dictarán leyes nuestras, en nuestra lengua. ¡Sentid la alegría de este momento! ¡Y, con ella, vuestra responsabilidad y vuestra gloria!". ¿Así se dialoga? Hay más citas que abonan el monólogo del Presidente de la Generalidad. Una: "primero hay que intentarlo de acuerdo con las leyes y, si no se puede, hacerlo igualmente. La consulta debe producirse en cualquier caso". Otra: "ni los tribunales ni la Constitución pararán el proceso soberanista".

Prosigo. ¿Qué diálogo puede esperarse de quien formula de antemano la pregunta y fecha del referéndum? ¿El Presidente de la Generalidad facilita el diálogo cuando compara a Mariano Rajoy con un jugador de fútbol que avanza mediante "empujones y zancadillas" y "para hacer creer que no es él, se tira al suelo"? ¿Reivindicar el diálogo tildando al adversario de marrullero? Y el caso es que el Presidente de la Generalidad parece estar muy seguro de lo que dice: "la cámara lenta no se equivoca, la secuencia es muy clara y la cámara ve perfectamente quién hace comedia y quién no la hace". Para redondear la faena, se puede tomar nota del folleto de la campaña Derecho a decidir y Estado propio, impulsada por CDC en 2013: "estamos avanzando en la construcción del Estado propio y Convergència es la garantía del rigor y la solvencia del proceso de Transición Nacional, y también de su éxito". Otra campaña impulsada por CDC (2014): la del triple "si" a favor de la consulta de autodeterminación, el Estado propio y la independencia. Una declaración a la prensa: "Que nos dejen hacer, que no se metan y después ya iremos a Madrid a negociar". Continúa: "Todo el mundo tiene que entender que la única solución posible es que el pueblo catalán pueda decidir su futuro. Ya no hay otra salida". Con estos mimbres, uno se pregunta sobre qué quiere dialogar el nacionalismo catalán.

¿Cómo interpretar las palabras del consejero de Presidencia de la Generalidad? ¿La búsqueda desesperada de un acuerdo con el Estado para evitar el fracaso que se avecina y salvar lo que se pueda? ¿Una propuesta para que el Estado diga "no" e insistir en el victimismo y la cultura de la queja?

Y en eso que Francesc Homs, consejero de Presidencia de la Generalidad, se suelta y declara –detalle: en la Cope- qué cosa "plantea al Estado español". Lo siguiente: "Fíjese en lo que le estamos planteando al Estado español: ¿está usted de acuerdo en conocer con precisión lo que opina el pueblo de Cataluña, para después gestionarlo?" El consejero habla de "conocer" y "gestionar" la opinión. "Digo la opinión, no la decisión", recalca. Y añade que "la decisión vendría después de un proceso de negociación" en el que "probablemente se tendría que volver a votar, entonces por todo el mundo". Francesc Homs llega a decir que una consulta en Cataluña "no generaría una situación jurídica nueva" y ello podría conducir a "una reforma de la Constitución". ¡Menudo escándalo! ¡Francesc Homs acepta, implícitamente, la legalidad española y la soberanía española!

¿Cómo interpretar las palabras del consejero de Presidencia de la Generalidad? ¿Un impulso sobrevenido pro diálogo y negociación? ¿Un globo sonda dirigido al Estado, a ERC y a la ANC? ¿Una rectificación táctica o estratégica que apuesta ahora por la vía del artículo 92.1 de la Constitución que contempla un "referéndum consultivo de todos los ciudadanos"? ¿La búsqueda desesperada de un acuerdo con el Estado para evitar el fracaso que se avecina y salvar lo que se pueda? ¿Una propuesta para que el Estado diga "no" e insistir –de nuevo- en el victimismo y la cultura de la queja? ¿Un desliz del consejero? ¿O quizá se trata de otra muestra de desorientación? Vaya usted a saber. Lo que sí sabemos es que, al día siguiente –ERC y la CUP han manifestado previamente su disconformidad con lo dicho por el consejero- Francesc Homs matiza y rectifica sus palabras: "no se trata de depositar la capacidad de decidir del pueblo de Cataluña en manos de otros. Si el pueblo de Cataluña vota independencia, se pueden negociar las condiciones, no la decisión". Y Artur Mas concluye que "la decisión de lo que ha de ser Cataluña corresponde a los catalanes, como es lógico". Y reitera -¿Se hace de la necesidad virtud? ¿Se busca una manera de sobrevivir dando otro paso hacia ninguna parte?- que la Generalidad no ha modificad su postura: "Estamos donde estábamos y donde estaremos en el futuro”. Sí señor, a eso se llama diálogo.

Y así concluye la fugaz primavera –apenas 24 horas- del diálogo nacionalista. Vuelve la imposición disfrazada de diálogo. Vuelve el monólogo. Si bien se mira, una manifestación de debilidad de quien tiene las manos atadas y presiente la que se avecina.

Los presos de ETA avisan que volverán a la lucha
Jesús María Zuloaga. La Razón 12 Febrero 2014

Aprovechan la muerte de un recluso para exigir de nuevo una amnistía

«Amnistía y Autodeterminación». El colectivo de presos de ETA (EPPK, por sus siglas en euskera) hizo público ayer un comunicado en el que no se apea de esas dos exigencias, pese a las continuas manifestaciones de los «posibilistas», tanto a nivel político como de medios de comunicación, de que los reclusos terroristas van a pasar por el «aro» de la legalidad penitenciaria actual.

De momento, durante el mes de enero tenían que haber presentado las primeras instancias en las que se iba a solicitar su traslado a cárceles del País Vasco y Navarra, y no lo han hecho.

Quizás lo más preocupante del comunicado (con motivo de la muerte, por causas naturales como ha quedado probado, incluso en la autopsia encargada por la familia del recluso Arkaitz Bellón) es que anuncian, sin dar más detalles, que han decidido emprender el camino de «la lucha».

Aunque están desprovistos del Comité de Coordinación (KT) del «Frente de Cárceles» de ETA, desarticulado por la Guardia Civil recientemente, los presos han hecho pública la proclama, redactada por alguien que aún sigue en esa infraestructura, en la que, sin contradecir el contenido del último comunicado (sobre el que se han dado interpretaciones tan equívocas) señalan que «ahora vamos a responder con una actitud de lucha».

Recuerdan los reclusos que aún «estamos en una pelea» para lograr una nueva amnistía, algo que está expresamente prohibido por nuestra Constitución, y se dedican a atacar a los que, en su opinión se dedican a «perpetuar el conflicto», sencillamente por que se dedican al cumplimiento de la legalidad vigente, entre ella la penitenciaria, sobre la que quieren saltar los etarras encarcelados. De hecho, en el anterior comunicado, en el que supuestamente aceptaban esa legalidad, lo que realmente exigían era su modificación para después, una vez acomodada a sus planes, acatarla de la manera que tengan planeada.

Términos como «campo de batalla, aislamiento, violencia, prisión ininterrumpida, ahogamiento de la lucha de liberación, estados represores», etcétera, habituales tanto en los comunicados de la banda como en los del EPPK, se vuelven a repetir como elementos que han contribuido a la muerte de Bellón.

Por otra parte, ha llamado la atención la impunidad con que personas desconocidas han amenazado, con un muñeco que simulaba un cadáver ensangrentado, la sede del PP de Amurrio.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial