AGLI Recortes de Prensa   Lunes 17 Febrero  2014

La izquierda y las lenguas
Javier Orrico Periodista Digital 17 Febrero 2014

Cuando entonces, pedíamos que los niños catalanohablantes (en español no se dice parlantes, salvo con desprecio, como nos recordaba nuestro señor Quevedo con su “culta latiniparla”) pudieran educarse en su lengua materna. Era, incluso, una exigencia universal de la UNESCO, esencial además para lenguas en situación de diglosia (inferioridad de prestigio y uso social, para entendernos), pero sobre todo para las personas, los niños a los que se escindía entre lengua familiar y lengua de cultura.

Luego llegó la venganza nacionalista, a la que llamaron inmersión. Y como nazis lingüísticos expulsaron al español de las aulas, convirtiéndolo en lengua extranjera, y obligando a la mayoría castellanohablante y obrera a educarse exclusivamente en catalán. Y algo peor: hacerles sentirse manchados, judaizantes, por haber nacido hijos de ‘colonos’ culpables, agentes de la Castilla imperial contra la pureza catalana. Imagínense qué debe sentir un niño de seis años al que sientan al final de la clase, aparte, señalado, marginado, con un maestro que le traduce, sólo porque sus padres han pedido que se le enseñe el mundo y a escribir en su lengua materna. Y encima alegan los muy canallas que es para ¡no segregar! por lenguas.

Lo que ya en aquellos años me pasmó y me alejó fue que la izquierda estaba en eso como legitimadora de la opresión y la inquina hacia los suyos. Era una izquierda lacaya de la burguesía, en lengua pre-mural. El pasado lunes, 10 de febrero, la izquierda (IU-ICV, PSOE-PSC, UGT, CCOO) volvió a acompañar a los nazis lingüísticos en una manifestación contra la asombrosa sentencia que demanda a la Generalidad un ¡25%! de las horas de Primaria en lengua española. Lo que quiere decir que el ¡75%! seguirá siendo en catalán, si es que se aplica, que para eso haría falta en España un gobierno. Y a esto le llaman, los genocidas, el genocidio de la cultura catalana. No sé si son más tontos que miserables, ni más cobardes que corruptos. La mies es mucha, pero las subvenciones, más.

La reforma fiscal o el nuevo expolio de Rajoy
Roberto Centeno El Confidencial 17 Febrero 2014

Decía mi maestro Enrique Fuentes Quintana: “En este fraude de democracia que nos han impuesto, cuando un ministro de Hacienda quiere ingresar más, lo más cómodo técnica y políticamente, y también lo más injusto, aunque eso les da igual, es exprimir el limón más aún”. Enrique Fuentes se refería a cómo manteniendo los tipos impositivos inalterados (o bajándolos marginalmente en renta y sociedades, como piensa hacer Rajoy), se podían incrementar los ingresos considerablemente sin más que eliminar deducciones y, además, pagando los de siempre: los que cobramos una nómina.

A este inmenso colectivo que constituimos la clase media y la clase trabajadora que trabajamos para terceros, Hacienda nos tiene bien cogidos por el cuello. Nada más sencillo, pues, que apretarnos las tuercas, hasta que se nos salga la lengua. Era lo que el profesor Fuentes denominaba “exprimir más el limón” y Mariano, en su lenguaje mendaz y perverso, habla de “hacer más eficiente la recaudación”. En una reciente encuesta realizada por PricewaterhouseCoopers (PwC) entre casi 400 fiscalistas, responsables de impuestos de empresas, profesores, etc., sobre los efectos de la reforma fiscal, un 70% opinaba que los ciudadanos verían incrementada su ya insoportable presión fiscal, ya que el régimen tributario español combina las tasas más altas de Europa con las recaudaciones más bajas.

Este panel de expertos concluye lo obvio, lo que algunos llevamos años defendiendo: la “urgencia de reducir el número de ayuntamientos y de funcionarios para consolidar las cuentas públicas y alcanzar los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas”. También cuestiona el papel de las diputaciones, aunque los consultados son pesimistas respecto a que esto ocurra. Claro, Citi o Goldman, a las que el FROB encarga privatizar Bankia, si tienen que decir que la economía mejora, pues faltaría más, lo dicen. Todo lo contrario que el gran fondo ruso Renaissance, que se pregunta "¿hasta cuándo los españoles van a poder aguantar un expolio y un grado de dolor como nunca antes en una sociedad moderna?”.

De cómo Rajoy piensa expoliar más aún a los españoles
Rajoy, cuya principal especialidad después de la cobardía y la alergia al trabajo es la mentira, no cesa de predicar que va a bajar los impuestos, aunque, cuando hace unos días le preguntaron cuándo será y cuánto bajarán, contestó con su estilo habitual: “No adelantemos acontecimientos”. Pero vamos a ver, ¡pedazo de tramposo!, ¡cómo que no adelantemos acontecimientos!, si juraste que las brutales subidas de 2012 durarían sólo dos años hasta 2013 y ahora resulta que son otros dos más o los que os dé la gana, y, además, nunca volverán a los niveles de 2011. Como afirmaba el insigne D. Miguel de Unamuno: “Los españoles somos un pueblo enseñado a huir de la verdad, a transigir con la injusticia y a soportar la opresión”. Es nuestra situación hoy, prefieren la mentira ilusa a la verdad amarga.

A este inmenso colectivo que constituimos la clase media y la clase trabajadora que trabajamos para terceros, Hacienda nos tiene bien cogidos por el cuello. Nada más sencillo pues, que apretarnos las tuercasDe todas maneras, quien lo ha dejado claro ha sido Montoro, que, por una vez y sin que sirva de precedente, enloquecido como está en hacer todas las trampas del mundo para sacar una cifra de déficit “decente”, se le ha escapado la verdad ante la Comisión designada para vestir el muñeco. Lo vendéis como queráis, racionalizar, simplificar, modernizar o pintarla de colores, pero “la reforma tiene que dar como resultado el recaudar más”. Y es que no tienen otra; en medio de las falsas esperanzas de recuperación, hasta el BdE acaba de rebajar la previsión de crecimiento del Gobierno para 2014 al 0,8%. Muy malas tienen que ser las perspectivas para que estos mentirosos profesionales, que vienen hinchando todas las cifras desde 2008, rebajen las perspectivas de crecimiento, y es que están cada vez peor.

La financiación al sector privado ha intensificado su caída en los últimos meses. La aportación del sector exterior al crecimiento ha pasado a ser nula. Los indicadores más recientes de actividad se están desacelerando; el consumo de electricidad corregido de temperatura y calendario descendió en enero un 1%, frente a un aumento del 1,5% en diciembre; el de gasolinas cayó un 4,1% en diciembre frente a un -1,8% en noviembre; el índice de producción industrial (IPI) se debilitó en diciembre al -0,3%, 1,2 puntos menos que noviembre.

Los indicadores del sector de la construcción siguen desplomándose, como la obra pública o la compraventa de viviendas. Las ventas de grandes empresas cayeron un 0,1% en diciembre frente a una subida del 0,3% en noviembre, y el índice de comercio al por menor deflactado cayó el -1,0 %, a pesar de la paga extra, frente a una subida del 2,8% en noviembre. ¿De dónde sacan, no ya este Gobierno de trileros y sus palmeros, sino los analistas independientes que la situación económica está mejorando?

El resultado es que las bases imponibles –la cantidad de dinero sujeta a impuestos– se han derrumbado un 24% desde 2007, pero es que sólo en 2013 han caído un 3,9%, lo que es incompatible con una caída oficial del PIB de únicamente el 1,2%. Los españoles somos mucho más pobres de lo que se dice oficialmente, ya que el PIB no son los 1,02 billones oficiales, ni de lejos, sino del orden de 800.000 millones. Es el resultado de la sobrevaloración sistemática de las cifras de PIB en los últimos seis años. Igual que ocurre con los datos de la Central de Balances del BdE, que recoge una muestra del 12,6% del valor añadido bruto (VAB) de las empresas no financieras, o sea del PIB. ¿Y qué tenemos?: que la caída del VAB en los tres primeros trimestres de 2013 ha sido del 4,5%, cifra coherente con el derrumbe de las bases imponibles, tres veces más que la caída oficial del PIB.

¿De dónde sacan, no ya este Gobierno de trileros y sus palmeros, sino los analistas independientes, que la situación económica está mejorando?

El incremento de las bases imponibles en ausencia de crecimiento –y sin que el Gobierno tenga el coraje o la vergüenza para imponer algo tan sencillo como que todos los españoles somos iguales ante la ley– es imposible. La gran idea de Rajoy es engañar de nuevo a los españoles jugando al trile con la bolita y los cubitos. El presidente dice que la bolita está bajo el cubito que pone “menos impuestos”, pero en realidad está debajo del que pone “la recaudación tiene que subir”. Esta es la idea:

1.- De una manera general, subirán los impuestos indirectos y bajarán los directos, pero sólo en apariencia, porque descenderán los tipos pero se suprimirán deducciones. El resultado final será una subida de ambos, “quod erat demonstrandum”, que diría Montoro.

2.- El IRPF es el impuesto que más castiga a las clases medias. No sólo es el tipo máximo, que se encuentra entre los más altos del mundo con el 52%, lo más grave es el nivel de renta en el que se empieza a pagar el tipo máximo. Así, en Alemania se alcanza con 230.000 euros y en España con 52.000. Además, cuando el grueso de las rentas procede de ganancias de capital, una persona con 500.000 euros de ingresos paga menos que otra con 100.000 si proceden del trabajo. Y luego la clave de la “reforma”, las deducciones, que en España a fuerza de exprimir el limón son ya las más bajas de Europa, y ahora, a cambio de unas reducciones marginales de tipos, van prácticamente a desaparecer, con lo que el efecto útil para la familia media española es que pagará más por IRPF y no menos.

3.- Sociedades. La idea es la misma que en el IRPF, bajar tipos marginalmente, eliminar deducciones e ingresar más. ¿Qué se apuestan ustedes a que a las grandes apenas las tocan y las que acaban pagando el pato son las medianas y pequeñas?

4.- IVA. De momento el tipo general no se toca, aunque pueden apostar su cabeza que, en cuanto se den cuenta que los ingresos siguen siendo insuficientes, saldrá Mariano diciendo: “Han cambiado las circunstancias y no tengo más remedio que adaptarme”. Pero lo que sí hacen es una canallada: suben brutalmente el IVA de los más pobres, el superreducido y el reducido. No tienen ni vergüenza ni piedad.

5.- IBI o impuesto de bienes inmuebles. Financia la mitad del gasto (despilfarro) de los ayuntamientos, otra canallada de primer nivel que destroza a los más débiles. Las viviendas han bajado de precio entre un 30 y un 50% en seis años, una caída que ha sido más fuerte en las viviendas humildes. El IBI lo han subido ya más de un 30% y ahora lo aumentan de nuevo. Colocarán a millones de familias al borde del hambre, porque si no pagan les quitan la casa y la subastan. Son unos auténticos desalmados.

6.- Impuestos especiales, carburantes, alcohol y tabaco y medioambientales. Van a poner las gasolinas y los gasóleos por las nubes.

7.- Barra libre a ayuntamientos y CC.AA. para subir los impuestos y tasas locales como se les pase por la mente, o a inventar otras nuevas: ya van 50 desde 2008.

Aparte, el expolio es la auténtica maldad que subyace en este nuevo proyecto, que reducirá más aún la renta disponible de las familias y dejará intactos a los más ricos.

Las dos grandes falacias sobre la presión fiscal
Existen dos grandes falacias sobre la presión fiscal en España, que, aparte de la ignorancia supina que demuestran sus defensores, llevan añadido un fuerte componente de miseria moral y perversidad por las consecuencias que estos indocumentados derivan de ellas. La primera, que la presión fiscal (ingresos impositivos/PIB) en España es baja comparada con la del resto de países desarrollados: un 32,9%, frente al 34,6% de media de la OCDE. Como consecuencia, nada más sencillo que elevarla para resolver todos nuestros problemas de déficit. Claro que, si en 2007 esta cifra era del 37,3% y después de haber elevado los impuestos al mayor nivel de nuestra Historia y de la caída del PIB por la crisis, es matemáticamente imposible que haya bajado.

Los ricos en España no pagan impuestos. La grandes empresas tributan en la práctica sólo el 8% y las grandes fortunas, gracias a las sicavs inventadas por el PSOE y mantenidas por el PP, están exentas de la mayoría de impuestos¿Y qué es lo que no encaja? Pues el PIB, que, como ya se ha explicado, es del orden de 800.000 millones, muy por debajo de los 1,02 billones oficiales. Si ponemos la cifra de PIB real, la presión fiscal es del 41,9%, cifra perfectamente coherente con el 37,3% de 2007, momento en que dicho índice todavía no había empezado a falsearse. Y con la brutal subida de impuestos experimentada desde entonces.

La segunda, que las bases imponibles son muy reducidas, algo cierto, pero no sólo por porque el PIB real es más bajo; aquí se añaden temas más graves porque existen enormes colectivos que escapan al pago de impuestos. Y eso no es una ficción, es una realidad derivada de la cobardía política, la connivencia con las élites empresariales y las grandes fortunas y la incompetencia o falta de medios.

Respecto al primero, son las dos regiones más ricas de España, País Vasco y Navarra, que mantienen un concierto medieval, ingresan 10.000 millones anuales menos al fisco de lo que les correspondería si estuvieran sometidos al régimen general. Además, los impuestos del IVA y Sociedades de las empresas radicadas en estas regiones por productos vendidos o beneficios obtenidos fuera de ellos no se ingresan en el Tesoro, sino en las diputaciones forales. Mientras, con las grandes empresas, como Iberdrola o el BBVA, se aplica el principio de que se paga donde se produce. El hecho imponible con las medianas y pequeñas es que las diputaciones se quedan la parte del león o con todo. Como venden el 80% de lo que producen fuera de sus territorios, son otros 6.000 millones los que Hacienda deja de ingresar.

Luego tenemos lo demás, los ricos en España no pagan impuestos. La grandes empresas con una fiscalidad teórica en Sociedades del 30% pagan sólo el 8%; las grandes fortunas, gracias a las sicavs inventadas por el PSOE y mantenidas por el PP, están exentas de la mayoría de impuestos; las profesiones liberales, desde médicos a fontaneros, escapan en su mayor parte al IVA y al IRPF y hay actividades que tributan a base de módulos o similares que escapan a la mayor parte de impuestos. En España sólo pagamos impuestos la clase trabajadora y la clase media que cobra una nómina, además de las pequeñas y medianas empresas. Somos el limón que ahora volverán a exprimir.

El estado de la nación española
Antonio García Fuentes Periodista Digital 17 Febrero 2014

Como cada año ocurre…el 25 y 26 de febrero… “se monta el circo nacional en el parlamento”; luego seguirá en los nuevos virreinatos o “autonosuyas”; y luego en muchos ayuntamientos; puesto que el espectáculo político “ha calado hondo”… en los políticos, no así en el pueblo, que ya ni tiene ganas de reír las payasadas que en tales espectáculos suelen decirse o escenificarse; puesto que al final “son solo palabras y más palabras”… la nave estatal sigue navegando (si es que navega) en mares procelosos y parece que aún lo hace sin cartas de navegación y por tanto, sin rumbo hacia puertos seguros. En definitiva ya no hay confianza en ningún político y sea del signo que sea; puesto que los que tienen confianza en ellos, es por cuanto de ellos viven y se agarran a lo que tienen agarrado y bien agarrado… “Y arda Troya”.

Y no hay confianza, por cuanto el principal motivo que podría dárnosla es el que el endeudamiento nacional se detuvo y por el contrario, se está amortizando deuda… y no es así, puesto que ese “lastre” cada vez pesa más; y ello ya es una rémora que le quita la credibilidad al aparato estatal de forma contundente. Otro motivo principal sería el que por fin se empieza a crear empleo sostenible y que van bajando los terribles índices de paro que oficialmente (vete a saber la realidad de ello) nos dicen cada poco tiempo. Y otro más, el que la nación se está desangrando una vez más, puesto que los más fuertes, los mejor preparados, los en edad magnífica para producir; en resumidas cuentas la juventud mejor preparada, se marcha en oleadas al extranjero a tratar de encauzar su vida… aun cuando muchos, la tengan que iniciar “fregando platos, o en empleos no muy gratos”… pero es que ni eso lo encuentran aquí.

Otro y muy significativo, motivo de alarma e indignación, es que la masa de españoles se sigue empobreciendo y cada vez más, aumentan los que llegan a la indigencia y hasta mendigar la comida de cada día, puesto que no sólo es ya… el que los recursos individuales se agotaron… es que muchos de estos y que dependían de la familia; a estas familias también se les están acabando los recursos.
Todas estas calamidades han ido comprimiendo el consumo general y en el que está basado cualquier progreso económico; y ello conlleva el cierre de cada vez más negocios, la reducción de producción y empleos (hasta Coca Cola cierra varias plantas de producción) y todo lo que ello ocasiona en una cadena que no parece tener fin pese a lo que se nos diga de que hemos llegado… “a un lugar indeterminado, pero en el que no estamos quietos sino retrocediendo y ello lo ve cualquiera a ojos vista”.

Unamos a todos estos desastres, la bajada de sueldos o nóminas de los que aún tienen la suerte de ir a un trabajo; aumentemos las subidas de impuestos de todo tipo que ya son insostenibles; el que el monstruoso aparato oficial que nos obligan a mantener, apenas si se ha reducido algo, pero el que sigue pesando, cual inmensa losa de plomo, sobre lo que aún queda en España de aparato verdaderamente productivo, de ahorro y de ganas de emprender algo en esta desolada España.

Aumentemos a todo ello, la enorme reducción de las pensiones, puesto que la misma es mucho más de lo que oficialmente se nos dice; ya que a la bajada o nulas subidas, hay que aumentarle el costo de todo lo demás; y que va desde el imprescindible gas butano o gas ciudad, pasando por la electricidad, el agua, tasas municipales y llegando al ya importante capítulo de las medicinas a pagar… y muchas cosas más que habría que señalar y que usted que las paga, las sabe como yo, que cobro 668 euros de jubilación, tras las subidas de la misma durante los diez años en que llevo jubilado y la que me llegó a los 65 de edad… y tras “estar trabajando toda la vida”.

Por ello debieran “no tomarnos el pelo”, con esos tristes eventos y donde se hablará de todo menos de la cruel realidad que nos asola y de las verdaderas reformas que necesita esta arruinada España de 2014, la que dicho sea de paso, lo ha sido en gran medida, por una corrupción enorme y donde está “pringada” hasta parte de la familia real… no hablemos del resto de la inmensidad que padecemos de “las familias políticas y allegados”; así es que si no hay más remedio… Sí…que vayan, pero si tuvieran valor, irían al espectáculo circense, de luto y con un gran pañuelo de bolsillo; e inmediatamente de que se iniciara el primer discurso… todos a una a llorar por el expolio que ha sufrido españa (con minúsculas) y la inmensa mayoría de españoles… es lo que a mi entender sería lo justo del estado comatoso de la nación española en 2014.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) Ya está desbloqueada

España / Lucha contra ETA
Covite pide a La Haya que investigue a ETA por crímenes de lesa humanidad
Considera sus asesinatos «un ataque sistemático contra la población civil»
C. S. M.. Madrid. La Razón 17 Febrero 2014

Una delegación de Covite se ha personado hoy en la Haya en el Edificio Arco de la Corte Penal Internacional para instar a la corte que inicie una investigación de oficio enmarcada en crímenes de lesa humanidad contra ETA y Batasuna. En concreto han encontrado un informe jurídico de unas 40 páginas al Fiscal de la Corte Penal donde denuncian actos constitutivos como crímenes de lesa humanidad perpetrados por la banda terrorista así como los nombres de miembros de Batasuna –entre ellos Arnaldo Otegi– y ETA y casos concretos. Es la primera vez que se traslada dicha petición a la Corte.

La delegación de Covite está compuesta por la presidenta de este colectivo, Consuelo Ordóñez, por Josu Puelles, hermano del policía nacional asesinado por ETA Eduardo Puelles, y los padres de Silvia Martínez, la niña asesinada en agosto de 2002 cuando tenía 6 años. Todos ellos han entregado en la oficina del fiscal un extenso escrito jurídico en el que justifican que las once personas que señalan han sido destacados dirigentes de «la organización ETA-Batasuna» a partir del 1 de junio de 2002, fecha en que España ratificó el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Los once acusados por Covite son los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Joseba Permach y Pernando Barrena, así como los integrantes de la banda terrorista José Antonio Urrutikoetxea «Josu Ternera», José Luis Eciolaza «Dienteputo», Tomás Elorriaga «Teo», Juan Cruz Maiztegui «Pastor», Eusebio Arzallus, Rafael Santiago Azcolain, Iratxe Sorzabal y David Plá.

Covite explica que todos ellos propiciaron la comisión de «crímenes de lesa humanidad» que no han prescrito y que consistieron en un «ataque sistemático contra la población civil» sin que hubiera «un conflicto armado» puesto que «nunca intervinieron las fuerzas armadas» en este ataque, dado que la Guardia Civil sólo se considera como tal cuando cumple misiones de carácter militar.

Justifica que la «rama política» de ETA, es decir Batasuna, planificó estos crímenes en una estrategia que denominó «socialización del sufrimiento». Recuerda que desde junio de 2002 ETA perpetró 292 «asesinatos selectivos», más de «40.000 personas al año fueron víctimas de persecución», y casi otras «200.000 personas tuvieron que abandonar Euskadi» por esta situación, es decir «aproximadamente el 10 % de la población» vasca.

El texto señala que «estos actos contra los derechos humanos también pudieran constituir un delito de genocidio al haber sido perpetrados con intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico o racial». Respecto a los tres dirigentes de Batasuna asegura que desde junio de 2002 «han seguido desempeñando una constante labor de reparto funcional de tareas y en coordinación (más bien subordinación) con la banda terrorista ETA». Covite recalca que hasta ahora «no se ha investigado ni perseguido a los más altos responsables» de ETA ni a los «ideólogos» de la banda, ya que la mayor parte de las veces las investigaciones se han limitado a la búsqueda de los autores materiales de atentados concretos, «como si de hechos aislados se tratara».

Andalucía
El destierro de la libertad y de la decencia
Pedro de Tena Libertad Digital 17 Febrero 2014

Sean por Andalucía libre, España y la Humanidad. Es el verso final del himno de Andalucía que se inventó Blas Infante, partiendo de un cántico popular religioso, y quizá lo mejor de su legado. Pero dos acontecimientos de esta semana, la prohibición de una conferencia de Santiago Abascal en la Universidad de Sevilla y la publicación de la encuesta de La Razón que augura larga vida al régimen andaluz, sumen en la tristeza más profunda a los partidarios de un cambio en Andalucía que edifique la prosperidad a la que tiene derecho sobre una sociedad civil plena de ciudadanos libres. Hablaba Marañón de la "tristeza del desterrado". Y es exactamente ese tipo de tristeza la que vamos sintiendo crecer quienes hemos comprendido que lo peor que le pasa a Andalucía no es el paro, ni la pobreza, ni la mala educación... Lo peor que nos pasa es que nos hemos acostumbrado a vivir en un régimen nominalmente democrático donde la libertad y la decencia están siendo desterradas.

Que una universidad, la de Sevilla, prohíba una conferencia de quien sea ya sería escandaloso porque la libertad es el oxígeno del que manan la ciencia y la cultura. Pero que a estas alturas un decano, Alfonso Castro Saénz, que fue hasta hace nada delegado de Comisiones Obreras en dicha universidad por cierto, censure dicho acto el mismo día que Julio Anguita daba una conferencia en el contexto de unas Jornadas Republicanas y en la misma universidad, es de una desfachatez sectaria tan burda que gana incluso a quienes, en el Partido Comunista prohibieron el acto de Aquilino Duque que homenajeaba literariamente a Agustín de Foxá. Según Castro, el acto de Abascal sobre la unidad de España era político, pero, claro, el de Anguita sobre la República, no. Además de asco ético y vergüenza democrática, nos sume en la tristeza porque estamos oteando el futuro que nos espera a los andaluces. Además de ser últimos o penúltimos en casi todo y de sufrir la devastación de un régimen corrupto, estamos a un paso del destierro de la libertad, que la decencia hace años que vive en el exilio.

Si el futuro es el que anticipa la encuesta de La Razón, más infección totalitaria en la sociedad andaluza y más régimen sindical socialista apuntalado por un comunismo andaluz envalentonado, para el que la caída del Muro de Berlín fue una anécdota chistosa y para el que pedir perdón sólo competen a la derecha y a la Iglesia, ya no nos quedan fuerzas sino para la tristeza. Para colmo, la única esperanza de cambio posible, el centro derecha andaluz, tras 32 años en la oposición, no sólo no avanza, sino que se ha equivocado de marcha. Ahora avanza hacia atrás sintiéndose en el alma de los andaluces que queremos ser libres y menos pobres, lo que sintió Manuel Chaves Nogales, que "volvía de la batalla con una amargura y una tristeza inefables".

Que nadie haya exigido en la izquierda andaluza la dimisión de ese decano, revela qué clase de alma tiene. Que el PP tampoco la haya pedido, nos obliga a escribir los versos más tristes esta noche y cualquiera otra de ahora en adelante, en este destierro andaluz

In corpore sano
Xavier Pericay www.cronicaglobal.com 17 Febrero 2014

Comprendo que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) califique de «artificio de mera apariencia» el que un colegio de la Comunidad haya decidido impartir las clases de gimnasia en castellano a fin de cumplir con lo establecido en la legislación, esto es, con el número de horas lectivas que deben impartirse, a juicio del TSJC, en cada uno de los dos idiomas oficiales. (No se trata de un número concreto, por cuanto la sentencia en cuestión es anterior a la que hace poco fijó en un 25% de las materias troncales el porcentaje de la carga lectiva en castellano, pero sí de un número bastante para confirmar que esta lengua, en efecto, «es también lengua vehicular docente».)

El TSJC ha exigido a la Generalidad que se deje de «artificios de mera apariencia» y fije una proporción para cada lengua vehicular. De lo contrario, será el propio tribunal el que decida los porcentajes

Y si digo que lo comprendo es porque en Primaria el número de horas asignado al área de Educación física apenas si alcanza la cifra de 385 para toda la etapa, lo que viene a representar una media de 64 por curso y de 1,8 por semana. O sea, un exiguo y ridículo 7,2% del horario semanal. Así las cosas, el TSJC ha exigido a la Generalidad que se deje de «artificios de mera apariencia» y fije una proporción para cada lengua vehicular. De lo contrario, o en caso de que la proporción fijada por el Gobierno autonómico catalán resulte «manifiestamente insuficiente», será el propio tribunal el que decida los porcentajes —que difícilmente van a diferir, en lo tocante al castellano, de ese 25% establecido en las cinco sentencias citadas—.

Pero, por más que el tribunal haya reparado en la cantidad —si se exceptúa Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, que no se imparte más que un curso, o Religión, que es voluntaria, se trata del área con menor carga horaria de toda la etapa—, no hay duda de que la elección ha tenido que ver asimismo con el estatus de la materia. Agrade o no a quienes la profesan y la practican, Educación física es una asignatura soft, una maría, como se la conocía en otro tiempo, cuando competía en importancia con Formación del espíritu nacional, Trabajos manuales, Hogar o Dibujo. Que el centro en cuestión, con la aquiescencia del Departamento de Enseñanza, la eligiera en su momento como chivo expiatorio del presunto cumplimiento de la sentencia no fue en modo alguno casualidad. Lo mismo está ocurriendo, por poner un ejemplo, con la aplicación en Baleares del decreto de trilingüismo —el controvertido TIL—, sólo que en este caso no son los tribunales los que conminan a la Administración a aplicar la ley, sino la propia Administración la que recuerda a los centros díscolos cuáles son sus obligaciones a la hora de repartir las distintas materias entre catalán, castellano e inglés como lenguas vehiculares.

De un modo u otro, está claro que los defensores del actual sistema de inmersión —en Cataluña y Baleares— no están dispuestos a aflojar. El modelo se erosiona en la medida en que alguna asignatura se imparte en castellano o, si lo prefieren, no se imparte en catalán. Pero no por ello se hunde. Sobre todo si, puestos a ceder en algo —a la fuerza ahorcan—, unos y otros ofrecen para el sacrificio aquellas materias que apenas dejan rastro en la educación recibida. Ni por el peso ni por el lustre. Otra cosa son las llamadas troncales, y en especial las que guardan relación con el conocimiento del medio, esto es, con el entorno y con la historia, pasada, presente e incluso, ¡ay!, futura. Aquí, como diría un castizo, poca broma. Porque ya no se trata del cuerpo, sino de la mente. Y aunque la lengua no deje de ser, al cabo, un mero instrumento de comunicación, para el nacionalismo ha sido siempre mucho más. Como la escuela.

Está claro que los defensores del actual sistema de inmersión no están dispuestos a aflojar. El modelo se erosiona en la medida en que alguna asignatura se imparte en castellano, pero no por ello se hunde

Jules Ferry, quien fuera ministro de Instrucción Pública de la Tercera República francesa y creador del primer sistema de enseñanza pública obligatoria y gratuita, se despidió del cargo con una memorable circular, conocida como «Carta a los maestros». En ella figura un párrafo que debería servir como divisa de cualquier proyecto educativo. Dice así: «En el momento de proponer a los alumnos un precepto o una máxima cualesquiera, pregúntese si conoce un solo hombre honesto al que pudiera dañar lo que va a decir. Pregúntese si un padre de familia, uno solo, presente en su clase y escuchando lo que en ella se dice, podría de buena fe negarse a corroborar lo que le oiría decir a usted. Si la respuesta es sí, absténgase de decirlo; de lo contrario, hable sin miedo: porque lo que va a comunicarle al niño no es su propia sabiduría; es la sabiduría del género humano, es una de esas ideas de orden universal que varios siglos de civilización han incorporado al patrimonio de la humanidad».

Sobra añadir que hace un montón de años que no es el caso de la enseñanza en España. Y no digamos ya de la enseñanza en ese forúnculo español llamado Cataluña.

El uso banal del término nazi
Jordi Garcia-Petit www.cronicaglobal.com 17 Febrero 2014

Seguramente conocen la noticia. Un grupo de empresarios, ejecutivos y profesionales mayoritariamente alemanes ha difundido la 'Declaración de Barcelona', en la que exponen serias razones sobre las consecuencias nefastas que Cataluña padecería, si se declarara independiente. El dirigente de ERC Joan Tardà los ha tildado de nazis: "Es penoso que directivos de empresas alemanas, enriquecidas gracias al nazismo y cómplices de millones de asesinatos, critiquen el nacionalismo". Y el ex consejero de la Generalidad Josep Huguet los ha comparado con la legión Cóndor –llena de nazis-, el arma de aviación alemana enviada por Hitler, que ayudó a Franco a ganar la guerra civil y, de paso, arrasó Guernika.

La gravedad del incidente, entre otras consideraciones, consiste en el hecho de que políticos corrientes, bien formados y con experiencia, han sido capaces de banalizar la categoría nazi en nombre de un fervor nacionalista

El incidente es una preocupante muestra de la deriva de los dirigentes de ERC hacia la irracionalidad desbordada, y una pérdida del respeto a la historia y del sentido de las proporciones. La 'Declaración de Barcelona' enuncia unas consecuencias, avaladas por numerosas declaraciones de autoridades y de expertos, que vale la pena reproducir, pues constituyen una síntesis acertada y precisa:

"Si Cataluña se separa de España, ya no pertenecerá a la UE. Las negociaciones de adhesión para reincorporarse de nuevo durarían años y requerirían unanimidad. Si Cataluña quedara fuera de la UE, es dudoso que el euro siga siendo su moneda oficial. No existirá la libre circulación de trabajadores, mercancías, servicios y capitales. Todos los convenios para evitar la doble imposición y los referidos a la Seguridad Social deberían renegociarse en un largo proceso. Todo esto conllevaría nefastas consecuencias para la economía de Cataluña".

Si un político, intelectualmente honesto y con una alta formación académica, no comparte una determinada conclusión, está obligado a rebatirla aportando argumentos, pruebas, hechos… todo lo necesario para contradecir las afirmaciones que rechaza. En vez de eso, Joan Tardà se limita a tildar a los firmantes de nazis, igual que Josep Huguet. Una reacción miserable. El exabrupto injurioso, extemporáneo, indiscriminado, fuera de lugar, les desacredita como políticos, les priva del beneficio de la honestidad intelectual y del valor de la formación académica. Los firmantes de la declaración no habían nacido en tiempos del nazismo y las empresas alemanas en cuestión, viejas o nuevas, no existían entonces como tales.

Hannah Arendt en el libro Eichmann en Jerusalén reflexiona sobre la banalidad del mal. Un hombre disciplinado, aplicado, con un sentido desarrollado del orden y del deber, un hombre corriente, un hombre como tantos otros, fue el agente perfecto del mal absoluto. La gravedad del incidente, entre otras consideraciones, consiste en el hecho de que políticos corrientes, bien formados y con experiencia, han sido capaces de banalizar la categoría nazi en nombre de un fervor nacionalista que los injuriados firmantes de la 'Declaración de Barcelona' saben por su condición de alemanes que –como señalan- "el fervor nacionalista en el último siglo ha traído sufrimientos inmensurables sobre Europa y que tampoco traerá nada bueno para Cataluña". Si, además de los firmantes, la multitud que compartimos el contenido de la declaración fuéramos tildados de nazis, de la banalización se pasaría a la supina frivolidad.

El plurilingüismo tiene que complementarse con la lengua materna
Las lenguas están muy unidas a la cultura del entorno
Víctor Corcoba http://www.diariosigloxxi.com 17 Febrero 2014

De pronto nos hemos convertido en una aldea mundial, donde el acercamiento de ciudades y pueblos hace mucho más necesario el diálogo entre culturas y la comprensión entre unos y otros. Indudablemente, estamos llamados a entendernos. Efectivamente, hoy en día, como dice el mensaje de la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna (veintiuno de febrero), "la norma mundial es el empleo de tres lenguas como mínimo, a saber: una lengua local, una lengua de gran comunicación y una lengua internacional para comunicarse tanto en el plano local como en el mundial". Hemos de partir, pues, de que la patria de todo ser humano comienza por su lengua, que es el pensamiento mismo, y como tal, ha de participar activamente en el destino colectivo. El que coexistan armoniosamente las siete mil lenguas locales que se hablan en el mundo, me parece que ya es un signo positivo de convivencia que va más allá de las meras palabras, puesto que a todos nos gusta que se nos hable en nuestra lengua madre, en clave de corazón materno, que es que lo transmite un sin fin de sensaciones de ánimo, aliento, fuerza, impulso.

Naturalmente todas las lenguas contribuyen al conocimiento, sin embargo, algunas se han universalizado en beneficio de una comunicación más fluida en esa aldea mundial, de la que todos somos coparticipes, cada uno con nuestra impronta cultural emanada de los saberes singulares o autóctonos. Esto no hay que olvidarlo. A mi juicio, el plurilingüismo constituye un revulsivo, tanto para el intercambio de ideas como para la ampliación del talento en el ser humano, para la identidad de grupos y su inclusión social. Sin duda, para llegar al cerebro de la humanidad es bueno que cohabite esa lengua internacional porque facilitará mucho más el diálogo, pero la lengua materna tampoco se puede obviar, en la medida que es puro latido que nace del espíritu, con las consabidas emociones que esto genera y expande. Las lenguas están muy unidas a la cultura del entorno, que es nuestro bien más preciado (y apreciado), y protegerlas es protegernos a nosotros mismos. Por tanto, debiéramos convivir con esta diversidad lingüística tan importante como la biodiversidad en la naturaleza. En el fondo todos precisamos interpretar el mundo con nuestros propios códigos innatos, antes que con una megalengua común o una lengua de gran comunicación, que inevitablemente nos va a llevar a un retroceso en las emociones a comunicar.

Hay cuestiones, como los sentimientos, que no se pueden globalizar. Cada uno somos como somos y se expresa en una lengua, o sea, tiene su propio pulso, su propia cadencia y también su natural significado. De ahí que todas las voces cuenten en la inmensa diversidad de conocimientos y experiencias vividas. Prescindir de la lengua local sería retrotraernos a un visión pobre de la realidad humana. Sabemos lo fundamental que es impartir la educación en la lengua materna para que el aprendizaje tenga buenos resultados, pero también comprendemos lo vital que es para nosotros poder sentirnos vivos a través de nuestra específica expresión cultural, como principio biográfico de cada ser humano que, desde luego, no puede ser truncado. La conveniencia de que las diversas lenguas convivan, aparte de ser una auténtica herramienta de conversación y conocimiento recíproco, promueve un intercambio de prácticas y hábitos de respeto y tolerancia que a todos nos engrandece como seres pensantes. Albergamos, por consiguiente, la esperanza de que el uso de las lenguas, lejos de crear controversias, fomente un clima de armonía con el enriquecimiento entre lo mundial y lo local.

Incuestionablemente, no hay lengua sin ser humano, sin historia humana, sin conciencia humana en definitiva. Nacemos con una manera de expresarnos y con un modo de expresión, que se sostendrá a lo largo de toda nuestra vida. En un mundo como el actual, en el que se entrecruza todo, también la lengua materna y el plurilingüismo han de confluir ( o complementarse) mal que nos pese, y deben interactuar de manera armónica. Realmente cuesta entender esa inútil guerra de lenguas o mezquina reducción de lenguajes que, en ocasiones, quiere propiciarse desde algunos círculos de poder. Por desgracia, únicamente algunas lenguas tienen el honor de figurar en los sistemas educativos, lo que conlleva que multitud de lenguas más pronto que tarde corren peligro de extinción. En este sentido, hay que felicitar a la UNESCO por la persistente promoción del multilingüismo y, en particular, la alfabetización en la lengua materna, con especial apoyo al componente lingüístico de la educación indígena. Igualmente, en el campo de la comunicación, apoya la utilización de las lenguas vernáculas en los medios informativos y promueve el plurilingüismo en el ciberespacio. Lo mismo sucede en el campo de las ciencias, la citada organización viene prestando asistencia a diversos programas destinados a reforzar el papel de las lenguas nativas en la transmisión de los conocimientos autóctonos e indígenas.

Reconozco que siempre lamento la desaparición de cualquier lengua. Considero que es una mala noticia. Creo que lo mejor que podemos hacer para evitar su muerte es la creación de condiciones propicias para que sus hablantes la sigan usando y la enseñen a sus descendientes. Verdaderamente, si olvidamos el materno lenguaje y su ensamblaje de emociones, así como el abecedario de sentimientos y la cartilla de valores congénitas a nuestro propio ser, de qué nos sirven las cátedras lingüísticas aprendidas si, en todo caso, relegamos de nuestras distintivas raíces. Ciertamente, la lengua llega a confundirse con el aire mismo que respiramos. Requerimos de un lenguaje para crear y también para recrearnos. Vivimos en el lenguaje, somos el lenguaje en la pluralidad de lenguajes. En consecuencia, estimo que es bueno tener una oportunidad para la reflexión, como puede serlo el día veintiuno de febrero, o si quieren para la movilización de conciencias, a fin de pensar, que no sólo vivimos a través de las lenguas, sino que las necesitamos para expresarnos; y que, por ende, no cabe la exclusión, ya que articula desde nuestras relaciones sociales hasta nuestro personal bosquejo de palabras.

Irremediablemente somos caminantes en dialogo permanente, unas veces movemos nosotros los labios y otras es el alma quien contesta por nosotros desde el silencio, pero siempre a través del pensamiento y la razón, que nos marca como especie, desde el nacimiento, y a través de la exclusiva e inherente lengua madre. Nos alegramos, pues, que esta onomástica no pase desapercibida y tenga cada vez más resonancia en todo el planeta. Desde nuestra humilde posición, esperamos ayudar a que así sea. Personalmente, estoy convencido de que realzando el valor de las lenguas y explorando sus riquezas contribuimos, de este modo, a acrecentar las reservas fonéticas del planeta, que también tienen su corazón, y que es el de cada uno de nosotros, los humanos.

Tonterías plurilingües
Nota del Editor 17 Febrero 2014

Hay tantas tonterías plurilingües que no me apetece perder el tiempo.

En el 94% del PIB
La deuda pública cierra 2013 en el nivel más elevado de los últimos 100 años
A diciembre de 2013, la deuda del conjunto de las administraciones públicas españolas se situó en 961.555 millones de euros.
LM/Agencias Libertad Digital 17 Febrero 2014

La deuda del conjunto de las administraciones públicas españolas se situó en diciembre de 2013 en 961.555 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,7% en comparación con el cierre de 2012 (884.664 millones). Se trata de la cifra más elevada de los últimos 100 años.

Según la información publicada este lunes por el Banco de España, en concreto la deuda de las administraciones públicas se incrementó en 76.891 millones en el conjunto de 2013. Además, representa el 94,02% del PIB.

Los datos del Banco de España muestran que en diciembre la deuda público retomó la senda alcista, al subir en 9.542 millones con respecto a diciembre, y rompe con dos meses consecutivos de caída.

Según las últimas previsiones del Gobierno remitidas a Bruselas, la deuda cerrará el año en el 94,2% del PIB.

La información del Banco de España concreta que de los 961.555 millones de euros de deuda, 676.789 millones corresponden a valores a medio y largo plazo, 196.660 millones son créditos no comerciales y 88.106 millones, valores a corto plazo.

Sin esperar a que haya sentencia
El Supremo exige a Mas que garantice la enseñanza en español desde ya
El Supremo le recuerda a Mas que debe adoptar las medidas cautelares que acuerda el TSJC para no generar "perjuicio irreparable".
agencias Libertad Digital 17 Febrero 2014

El Tribunal Supremo ha avalado las medidas cautelares impuestas por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que la Generalidad adopte "cuantas medidas sean precisas" para que el castellano también sea lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña, junto con el catalán, si lo pide un alumno.

En una sentencia, la sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado así el recurso de la Generalidad contra las medidas cautelares que impuso el TSJC en enero de 2013 para adecuar el sistema de enseñanza lingüística en Cataluña, si lo pedía un alumno, a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

El Supremo entiende ahora que no adoptar estas medidas cautelares, hasta que no concluya el proceso judicial sobre el uso del castellano en las escuelas catalanas, podría generar un perjuicio "irreparable" a los alumnos, ya que "la necesidad del proceso para obtener la razón no debe convertirse en un daño para el que tiene la razón".

En su auto de enero de 2013, el TSJC requirió a la consejería de Enseñanza para que adoptara "cuantas medidas sean precisas" para adaptar el sistema de enseñanza lingüística, si lo pedía un alumno, a la nueva situación creada por la sentencia del Constitucional, que considera también al castellano como lengua vehicular en Cataluña, junto con el catalán.

El gobierno catalán recurrió ante el Supremo esta decisión del TSJC alegando, entre otros motivos, que no se podía obtener por la vía de medidas cautelares lo que es propio de sentencia, ya que el caso aún está judicializado.

Sin embargo, el Supremo ha rechazado ahora el recurso de Enseñanza, argumentado que las medidas cautelares están concebidas para evitar que durante el tiempo que transcurre desde el inicio del proceso hasta que se emite la sentencia definitiva se pueda producir la pérdida de su finalidad.

En este sentido, el Supremo alega que, teniendo en cuenta el paso del tiempo y el retraso en la aplicación de las sentencias sobre la enseñanza del castellano en Cataluña, "curso tras curso" se genera a los alumnos "un perjuicio que puede ser irreparable" a los efectos pretendidos en la causa.

"Sobre todo, cuando se sabe, al tiempo de resolverse el incidente cautelar, y atendidos los abundantes precedentes judiciales de esta Sala, cuál será el sentido y contenido de la sentencia que ponga fin al proceso", remarca la sentencia del Supremo, que se remite a las decisiones judiciales que hasta ahora han avalado la necesidad de adaptar el sistema lingüístico de la enseñanza en Cataluña a la sentencia del Constitucional sobre el Estatut.

De hecho, el Supremo señala en su sentencia que las medidas cautelares que impuso el TSJC no han "traspasado los límites que la congruencia impone a las resoluciones judiciales", lo que se comprueba haciendo una "elemental comparación" entre lo solicitado por los padres de un alumno y lo que acordó el alto tribunal catalán.

En concreto, los padres pidieron al TSJC que ordenara a la Generalidad, hasta que no hubiera una sentencia definitiva, que adoptara las medidas necesarias para que su hijo recibiera, junto con sus compañeros de clase, "una enseñanza bilingüe, esto es, una enseñanza conjunta en las dos lenguas oficiales, de forma proporcionada y sin desequilibrios entre ellas".

"Lo que se ha concedido, en todo caso, es algo menos de lo solicitado por la recurrente (los padres del alumno), en la medida en que el auto recurrido (por la Generalidad) no se refiere a la proporción y el equilibrio entre las dos lenguas", remarca el Supremo.

La Generalidad tendrá que pagar
El Supremo impone a la Generalidad las costas del proceso, con un límite máximo de 3.000 euros.


La sección quinta del TSJC que emitió las medidas cautelares ahora avaladas por el Supremo es la misma que en enero de este año ha ordenado que cuando un alumno lo pida se impartan en su clase, al menos, el 25 % de las horas lectivas en castellano, incluyendo como mínimo una asignatura troncal y la de lengua y literatura castellana, que la Generalidad también ha recurrido.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cataluña
Jueces contra la Constitución
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 17 Febrero 2014

Es un sello del nacionalismo catalán la movilización calculada de tantos sectores sociales como pueda alcanzar su influencia. Y esos peces, caña en mano, presupuesto en mano, educación en mano, subvenciones y medios de comunicación en mano, son muchos. Así, el poder catalán, agente activo de la desafección hacia España, simula ser mero receptor de demandas procedentes de la sociedad, espejo fiel del insoportable malestar de empresarios y universitarios, funcionarios y periodistas, colegios profesionales y sindicatos, oenegés y grupos de estudio. El relato de la desafección en sus distintas variantes (el català emprenyat, el contribuyente robado por España, el pobre niño expuesto a un perverso Wert que se empeña en españolizarlo) fue puesto en circulación y sostenido por múltiples terminales mediáticas, públicas y privadas, de un poder que lleva décadas impregnando la vida pública de paralizante victimismo, y que lleva años introduciéndose en la vida privada. Tanta es la insistencia en el monotema nacional.

Del clientelismo generalizado e indisimulado de la época de vacas gordas, que encuentra su cénit obsceno en infinitos informes absurdos (e inexistentes) tipo almeja brillante para alimentar a una muchedumbre paniaguada, a la toma de las calles por multitudes en época de vacas flacas, masas convencidas de estar siendo expoliadas y maltratadas para que los niños extremeños estudien con más medios que los niños catalanes. De modelar presupuestos a estimular cerebros y radicalizar conductas. Por eso no existe nada parecido a una sociedad civil catalana, toda vez que no se da interlocución social con el poder político sino manipulación, financiación y estabulación de sectores sociales por dicho poder. El aparente diálogo es la lectura en común de un libreto.

Pero, como en todo lo demás, el movimiento nacionalista-secesionista se ha pasado de frenada. Porque una cosa es espolear a asociaciones que dependen de tu financiación y de tu favor, y otra muy distinta es aplicar a las instituciones la misma estrategia de agitación y propaganda. La reciente iniciativa de una treintena de jueces repitiendo como loritos las consignas de Convergència y ERC persigue dotar de credibilidad jurídica a una empresa sediciosa que nace, vive y morirá fuera de la ley. Para refutar a los treinta jueces bastaría un correcto estudiante de primero de Derecho, tan obvias son la inconstitucionalidad de su falsa soberanía y de su mendaz derecho a decidir. Pero los responsables del contradiós saben bien que una cantidad de catalanes que se aproxima a la masa crítica ya no atiende a razones, ya no acepta argumentos, ya ha perdido la capacidad de escuchar o leer a quien contraríe su gran ilusión. Que de eso se trata, de mucha ilusión, de un poderoso sentimiento, de exaltadas emociones de pertenencia. Todos esos materiales de la ficción que, en ciertos contextos históricos, se pueden convertir en dinamita.

España / El desafío independentista
La Fiscalía actuará contra la Generalitat si no cumple la sentencia sobre el castellano
El Gobierno quiere que la decisión judicial se aplique ya en el próximo curso educativo
C. Morodo / F. Velasco. Madrid. La Razón 17 Febrero 2014

La Fiscalía actuará contra la Generalitat de Cataluña si una vez se resuelvan todos los recursos se confirma el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que estableció en el 25 por ciento el horario lectivo en lengua castellana y el Gobierno de Mas insiste en desoír el mandato judicial. El Gobierno justifica esta decisión en la obligación del Ministerio Fiscal de hacer cumplir la ley una vez que el procedimiento llegue a su fin y haya una sentencia firme. La actuación de la Fiscalía afectaría directamente a la consejera de Educación, Irene Rigau, en el caso de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) instase de nuevo a la Generalitat a cumplir su sentencia para garantizar la educación en castellano y ésta, de nuevo, se negase a hacerlo, pero ya sin posibilidad de agotar más recursos.

El Gobierno explica que su obligación es defender los derechos de las familias que se dirigieron al TSJC pidiendo protección y medidas cautelares frente a los largos procesos iniciados hasta ahora para garantizar el bilingüismo en la escuela. Y que, eternizados en el recurso ante el Tribunal Supremo (TS), hasta ahora nunca han encontrado respuesta a tiempo en defensa de sus derechos. Cuando se dictaba la última sentencia, el niño afectado estaba ya casi en la universidad. Por eso un padre se dirigió al TSJC para exigir la escolarización bilingüe para su hijo, no sólo en castellano, y medidas cautelares para que hubiera una decisión con diligencia.

El TSJC resolvió fijar un porcentaje mínimo del uso del castellano como lengua vehicular en las escuelas catalanas, en base a la doctrina consolidada del Tribunal Supremo «sobre el derecho de los alumnos al uso del castellano en la enseñanza de los que así lo han reclamado». El TSJC fijó ese porcentaje en un 25 por ciento del horario lectivo, y añadió que se deberá incluir al menos una asignatura de carácter troncal, además de la Lengua y Literatura castellana en este porcentaje. A través de cinco resoluciones, instó a los directores de cinco centros educativos a aplicar estas medidas. Unas resoluciones que también se basan en parte en la doctrina que impuso la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto de Cataluña de 2006.

Desde el Ejecutivo también confían en que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) intervenga en el caso de que la Generalitat insista en saltarse las resoluciones judiciales. De confirmarse el fallo del TSJC, el Gobierno hará todo lo que esté en su mano para conseguir que sea efectivo a partir del próximo curso lectivo, a partir de septiembre.

Por otro lado, y desde el punto de vista estrictamente jurídico, antes que nada hay que esperar a la resolución del recurso interpuesto por la Generalitat contra el citado auto del TSJC que cifró en el 25 % el horario lectivo en lengua castellana. Si esa decisión es confirmada, como suele ocurrir en la inmensa mayoría de las ocasiones en las que se recurren resoluciones del mismo tribunal, pasaría a ser de obligado cumplimiento para el Ejecutivo de Artur Mas, y, de forma específica, para la Consejería de Educación.

Procedimiento penal
Correspondería al propio TSJ de Cataluña, a la Sala que dicte el correspondiente fallo, instar que su decisión sea ejecutada en los términos recogidos en la misma, ya que a los jueces compete «juzgar y hacer ejecutar lo juzgado». El CGPJ, llegado el caso, podría también realizar un llamamiento a la obligación de cumplir las resoluciones judiciales, pero su papel no le permite ir más allá. Si ese requerimiento fuese obviado por quien está obligado a ello, ¿hay alguna posibilidad de que se cumpla? Sí, toda vez que, en ese supuesto, y además de la posible multa, se podría iniciar un procedimiento por un delito de desobediencia a una resolución judicial, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes jurídicas. De hecho, hay un precepto en el Código Penal, el artículo 410, en el que se tipifica de forma clara ese tipo de hechos: «Las autoridades o funcionarios públicos que se negaren abiertamente a dar el debido cumplimiento a resoluciones judiciales, decisiones u órdenes de la autoridad superior, dictadas dentro del ámbito de su respectiva competencia... incurrirán en la pena de multa de tres a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público de seis meses a dos años».

En este caso, el interrogante que surge es ¿quién puede poner en marcha esa maquinaria judicial? Sin duda, y, en el caso concreto de la sentencia del Supremo que determinó el auto del TSJ de Cataluña, el padre del menor que instó a que su hijo recibiese clases en castellano, ya que es parte del procedimiento, y, como tal, está legitimado para ello. Pero, además, al tratarse de un delito perseguible de oficio, el Ministerio Fiscal, como garante de la legalidad, también podría ejercitar las acciones correspondientes si considera que se ha podido cometer el citado delito. Por tanto, si se confirma la decisión de que el 25 por ciento de las horas lectivas en los colegios catalanes la reciban los alumnos en castellano –el TC ya dejó claro en su sentencia del Estatut que, la lengua castellana es también «vehicular» en la enseñanza- y la Generalitat lo incumple, la consejera de Educación, se arriesga a un proceso penal por desobediencia.

El antecedente
No sería la primera vez que se actuase contra miembros que ocupan un cargo de responsabilidad en gobiernos autonómicos. Así, basta recordar cómo el Tribunal Supremo condenó, en enero de 2008, al ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa y los ex miembros de la Mesa de esta Cámara Kontxi Bilbao y Gorka Knorr por un delito de desobediencia a la autoridad judicial por no disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak, nombre que adoptó Batasuna tras su ilegalización, al admitir el recurso de Manos Limpias, que ejercía la acción popular, contra la absolución que dictó el TSJ del País Vasco. En un primer momento, la Fiscalía presentó también una querella por el delito de desobediencia contra los tres citados, pero, posteriormente, con la llegada de Cándido Conde-Pumpido a la Fiscalía General del Estado, cambió de criterio

En lucha por un derecho básico
Enrique López, vecino de Sant Fost de Campsentelles, fue uno de los primeros en reclamar el derecho de sus hijos a educarse tanto en castellano como catalán. «Valoramos los autos del TSJC, pero no es lo que queremos ni por asomo. Lo que queremos es cambiar el sistema, no que se haga de forma individualizada». Es una de las más de 1.300 familias que demandan sus derechos lingüísticos a la Generalitat.

Leer más: La Fiscalía actuará contra la Generalitat si no cumple la sentencia sobre el castellano - La Razón digital http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5545765/espana/la-fiscalia-actuara-contra-la-generalitat-si-no-cumple-la-sentencia-sobre-el-castellano#Ttt1YZWChwTugpUo
Mejora tu Posicionamiento Web con http://www.intentshare.com

España / El desafío independentista
Los empresarios dicen «no» al proceso soberanista de Artur Mas
Efe. Barcelona. La Razón 17 Febrero 2014

Las patronales CEOE y Foment del Treball han descartado hoy implicarse en el proceso soberanista catalán, como pidió la semana pasada el presidente catalán, Artur Mas, y han reiterado su petición de diálogo a los partidos para garantizar la estabilidad que precisa el empresariado.

En un acto en la sede barcelonesa de Foment del Treball, el presidente de esta patronal catalana, Joaquim Gay de Montellà, y el de la española CEOE, Juan Rosell, han subrayado que el objetivo de las empresas es crear riqueza y empleo y que éste continuará siendo su camino, al margen del debate político.

Los responsables de las principales organizaciones empresariales española y catalana han respondido así al presidente Mas, quien la semana pasada, en un acto con empresarios, pidió a este colectivo que "no pasara de la política" y que se implicara en la consecución de uno de los grandes "objetivos de país" que tiene Cataluña, como es "conducir" el proceso soberanista.

Rosell ha reconocido que Cataluña tiene un problema político, social y económico "muy importante" que se ha ido "agravando" desde la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut y ha emplazado a las fuerzas políticas a tratar de "arreglarlo" desde el diálogo.

"Habría que saber explicar al resto de España que hay un problema en Cataluña y hay que hablar para tratar de solucionarlo", ha afirmado Rosell, que ha recetado una vez más "diálogo, diálogo y diálogo".

El presidente de la CEOE cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, "a su manera" están tratando de encontrar estas vías de diálogo, aunque ha pedido un mayor esfuerzo a los partidos catalanes y españoles para garantizar la "tranquilidad" y la estabilidad política que quieren y necesitan los empresarios.

"La situación política es compleja, pero para eso están los políticos, que tienen mucho que hacer, los de aquí y los de Madrid", ha incidido Rosell, que ha señalado que el trabajo de los empresarios, por su parte, debe ser ayudar a la recuperación de la economía española.

"Los empresarios podemos ayudar a que se hable y poco más. Nosotros estamos para que las empresas funcionen y contraten. Esa es nuestra labor y nuestro objetivo", ha añadido.

En la misma línea se ha expresado Joaquim Gay de Montellà, quien ha pedido a los partidos políticos que "no generen incertidumbre" y faciliten un escenario de estabilidad para que "todo el mundo se sienta cómodo".

Por eso, ha asegurado que los empresarios continuarán trabajando para "generar riqueza y crear empleo" y que no se cansarán de reclamar "diálogo y negociación" a la clase política.

Gay de Montellà ha defendido una vez más el pacto fiscal para Cataluña, la mejora de las infraestructuras, una fiscalidad "más adecuada" para las empresas y una actuación decidida por parte de los gobiernos contra la economía sumergida.

Juan Rosell ha reconocido que el debate soberanista "preocupa" al empresariado español, ya que Cataluña representa una parte importante del PIB del país y "cualquier cosa que afecte a Cataluña afecta al resto de España".

Denuncia ante la Corte de La Haya
Josu Puelles: "Ha habido una dejación de los distintos gobiernos en la lucha contra ETA”
El hermano del policía nacional asesinado por ETA explica el motivo por el que Covite ha acudido a La Haya.
Libertad Digital  17 Febrero 2014

Covite ha presentado este lunes una denuncia ante el fiscal de la Corte Penal Internacional en la que pide que los crímenes de ETA sean considerados como de lesa humanidad y así no prescriban. Uno de los miembros de la asociación que ha acudido a presentarla ha sido Josu Puelles, hermano de Eduardo, policía asesinado en 2009.

En una entrevista en Es la Tarde de Dieter de esRadio, Josu Puelles ha asegurado que la denuncia "viene impulsada por lo que entendemos que es una dejación de los distintos gobierno de luchar contra el terrorismo".

En este sentido, indicó que "nos vemos desamparados después de tantos años pues no ha habido una iniciativa en este sentido ni tampoco interés político en acabar con ETA".

Por todo ello, el miembro de Covite destacó la importancia de que La Haya reconozca sus reivindicaciones. "De cara al relato que va a quedar para las próximas generaciones el hecho de que la Corte estime esta demanda ahondará un relato basado en la verdad y en la justicia de lo ocurrido".

Sobre el discurso de los proetarras, Puelles aseguró que "ellos están en su retórica y nosotros estamos en el mundo real. Aquí no hay que pacificar nada. Nosotros pretendemos que el estado de derecho y la democracia venza ante ETA".

Disturbios y daños
¿Quién 'revienta' las manifestaciones?
Sagrario Ortega/Efe www.gaceta.es 17 Febrero 2014

Son más de 600, cada vez más jóvenes; incluso, menores de edad. Están organizados y usan tácticas de 'kale borroka'. Son los grupos radicales antifascistas, a los que la Policía está poniendo cerco.
Los jóvenes tienen perfectamente repartidas sus funciones y la consigna de provocar los mayores daños posibles. / EFE

Durante los últimos meses se han sucedido en muchos puntos de España, pero especialmente en la capital, diversas manifestaciones que han acabado en incidentes. Unos altercados que finalmente han sido el titular de la protesta. ¿Quiénes están detrás de ellos? En el caso de Madrid, fuentes policiales cifran en más de 600 el número de radicales antifascistas integrados en diversos grupos, cuyos principales miembros mantienen periódicas reuniones para diseñar su modo de actuación en las protestas.

Preocupa especialmente a la Policía la cada vez mayor participación de menores de edad como protagonistas de los incidentes, así como las técnicas de kale borroka empleadas en sus acciones. De hecho, mantienen permanentes contactos con esos colectivos violentos del País Vasco. Y preocupan también a los investigadores los medios utilizados: petardos de gran potencia con metralla adosada, cócteles incendiarios con sustancias adhesivas que complican su extinción tras el impacto o sprays usados como acelerantes para provocar incendios. En suma, subrayan las fuentes, un modus operandi de terrorismo callejero perpetrado por jóvenes con un perfecto reparto de funciones y la consigna de provocar los mayores daños posibles.

Bajo las directrices de su brazo político, Izquierda Castellana (IZCA), que es quien decide cómo y cuándo se rompe una manifestación, un buen número de grupos de ideología antifascista conforman el brazo ejecutor de las acciones violentas. Juventud Rebelde, Yesca -las juventudes de IZCA-, las Brigadas Antifascistas (BAF) y los Bukaneros son los principales grupos, aunque en los últimos meses se ha observado también una mayor presencia de otros colectivos como Acción Kombativa-32 (AK-32) del barrio de Vicálvaro y Distrito 14 (D-14) de Moratalaz, nacidos al amparo de las BAF y de los Bukaneros y adoctrinados por ellos.

Todos ellos han participado en las últimas protestas que han acabado en disturbios y con importantes destrozos y daños en el mobiliario urbano, coches y contenedores. El Grupo XXI de la Brigada de Información de la Policía Nacional en Madrid se ha tenido que emplear a fondo para controlar a los violentos y detenerles. Así ocurrió en las movilizaciones de apoyo a las protestas del barrio burgalés de Gamonal, al que ya habían decidido trasladarse algunos miembros de los grupos antifascistas de Madrid, pero el viaje se abortó porque esa misma noche el alcalde de Burgos decidió paralizar las obras del bulevar, el detonante de las movilizaciones.
No sólo fútbol

Quizá sean los Bukaneros, los ultras del Rayo Vallecano, el grupo más conocido, aunque las fuentes insisten en la necesidad de diferenciar entre los que únicamente son hinchas del equipo de fútbol madrileño y los más radicales, que, además, están integrados en las Brigadas Antifascistas. Un grupo el de los Bukaneros hermanado con aficiones como los Herri Norte del Athletic de Bilbao, la Peña Mujika de la Real Sociedad o los Indar Gorri del Osasuna. Especial relación mantienen con los denominados Riazor Blues del Deportivo de La Coruña y con las Brigadas Amarillas de Cádiz.

La detención por parte de los agentes del citado Grupo XXI de un importante número de bukaneros ha levantado ampollas en el grupo e, incluso, ha provocado una división interna en este colectivo ultra ante el temor de los hinchas menos radicales de que su constante vinculación con graves delitos de orden público dé lugar a su ilegalización. Como consecuencia de ello, una parte de los Bukaneros reclama la desvinculación total de esas acciones violentas.

La actividad de todos estos radicales no se circunscribe solo a reventar manifestaciones. Como ya ocurriera en la década de los noventa, pero con grupos de extrema derecha, los antifascistas están protagonizando otras acciones dirigidas contra personas de ideología opuesta.

Entre las más graves, la ocurrida a mediados del año pasado, en julio, en el parque Roma de Madrid, donde miembros de los Bukaneros, Distrito 14 y Alkor-Hooligans (hinchas radicales de extrema izquierda del Alcorcón) sorprendieron a un grupo de jóvenes de extrema derecha en una fiesta de cumpleaños, a quienes agredieron con bates de béisbol, defensas extensibles y armas blancas.

Otro de los sucesos de este tipo tuvo lugar en noviembre pasado cuando la Policía detuvo a 19 personas vinculadas con grupos antifascistas tras el ataque en la Universidad Complutense a estudiantes de la asociación Francisco de Vitoria, que se saldó con cinco heridos e importantes destrozos.

Pese a la gravedad de estos casos, el cerco de la Brigada de Información a estos grupos, con la detención de varias decenas de sus dirigentes, se ha traducido en un importante descenso de las agresiones de este tipo. De hecho, las fuentes consultadas aseguran que el pasado año esa reducción en el número de esos incidentes ha sido del 70%.


Recortes de Prensa   Página Inicial