AGLI Recortes de Prensa   Sábado 22 Febrero  2014

La Comisión de Verificación le hace el juego a una ETA derrotada
EDITORIAL El Mundo  22 Febrero 2014

ELACTOprotagonizado ayer por la denominada Comisión Internacional de Verificación para tutelar el desarme de ETAsería simplemente irrisorio de no resultar patético, además de un insulto a las víctimas y al sentido común. El portavoz del citado grupo, Ram Manikkalingam, anunció ante un centenar de periodistas de diferentes países su «confianza» en que el «sellado» por parte de la banda terrorista de una «cantidad determinada» de armas y explosivos es «un paso creíble y significativo» hacia la paz. Pero si hay que valorar la capacidad de gestión de esta Comisión por el número de armas supuestamente inutilizadas sólo cabe concluir que estos expertos pacificadores han hecho el ridículo al prestarse a una farsa con la que ETAintenta colgarse la medalla de su propia extinción.

Después de dos años de contactos y negociaciones con los terroristas, la Comisión Internacional apuntaló su mensaje con un vídeo grabado por los terroristas que probaría el desmantelamiento de -y ésta es la medida del esperpento- tres pistolas, un rifle, unas 300 balas, unos detonadores y apenas 15 kilos de explosivos de los más de 1.300 que guarda la banda. De ningún modo nadie, salvo los miembros de esta Comisión, se atrevería a calificar de «arsenal» tan insignificante artillería. Esta de ayer ha sido la representación de un acto de propaganda a favor de ETA, oficiado por unas personas llamadas por ETA para que cumplan su papel de transmisores de la campaña publicitaria elaborada por ETA. Eso es todo. Pero ha sido tan magra la ceremonia y tan escaso su contenido que sólo quien esté dentro de la órbita de la banda terrorista se atreverá a considerar semejante ceremonia de «paso hacia la paz» o términos similares. Incluso el lehendakari Urkullu, que tiene un interés evidente en que su partido pilote el fin definitivo de la banda, se vio en la necesidad de calificar lo sucedido de «pequeño paso» y poner de manifiesto que esto no tiene «vuelta atrás», cosa que ya sabíamos hace tiempo porque la Guardia Civil y la Policía lo han hecho posible.

En definitiva, ni la Comisión tuvo nunca ningún papel que jugar en la guerra contra el terrorismo que los españoles libramos desde hace décadas, ni puede pretender justificar siquiera su labor de mediación y su viaje y estancia en Bilbao con tan magro balance. ETAha utilizado al profesor Manikkalingam y compañía para intentar dignificar su derrota dispensándose pequeñas dosis de proyección internacional. Es una lástima que la BBC se preste a ello y asuma, además, el lenguaje de los terroristas. Pero la realidad, después de 829 asesinatos a lo largo de 50 años de crimen y extorsión, es que el único margen que le queda a los terroristas es anunciar su disolución sin condiciones, entregar absolutamente todas sus armas y explosivos a las Fuerzas de Seguridad -no una «determinada parte»- y pedir perdón a sus víctimas y a la sociedad española.

Tanto el PP como el PSOE desdeñaron con firmeza el penoso montaje ofrecido ayer por la Comisión. Como dice acertadamente el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para constatar el final de la banda terrorista no hay más dignos verificadores que la Guardia Civil y la Policía, que seguirán persiguiendo a los terroristas como no han dejado de hacer en todo este tiempo.

El 'top manta' de ETA
Alejandra Ruiz-Hermosilla www.gaceta.es  22 Febrero 2014

Los terroristas enseñan una muestra de su armamento a unos señores que nada tienen que ver con el Estado español ni con nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Los dos encapuchados que actúan en el vídeo remitido por ETA a la BBC ante los dos extranjeros por la banda contratados para que vean cómo dejan sobre una mesa tras pistolas, un fusil, dos granadas y 16 kilos de explosivos recuerdan a los 'manteros' que despliegan en plena calle las muestras de su material. Porque eso es lo que han hecho los terroristas: enseñar una muestra de su armamento a unos señores que nada tienen que ver con el Estado español ni con nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Hablar de entrega ante este circo cutre presidido por el Guernica, sería tomar en serio una parodia que ni siquiera busca hacernos reír si no que pretende reírse de nosotros. Las entregas de armas se hacen a la Guardia Civil y se incluye todo el arsenal. Lo visto este viernes, aunque grabado el pasado enero, es de chiste si no fuera porque se trata de un atajo de asesinos que han matado a mil personas.

Con este teatrillo, ETA avanza hacia su objetivo último: conseguir la independencia del País Vasco y su gobierno. Los demás asistimos entre indignados, impotentes y burlados al dramático proceso, la “hoja de ruta de ETA”, que primero tiñió de sangre las calles, luego sentó a los criminales en las instituciones, abrió las puertas de las cárceles para decenas de asesinos y descompone ahora el alma de las víctimas.

Termina el “top manta” de ETA con un compromiso de la Fiscalía: los señores que miraban cómo los encapuchados sometían a España a escarnio público tendrán que ir a declarar por haberse reunido con terroristas requeridos por la Justicia. Eso y poco más podemos hacer quienes trabajamos con herramientas legales en vez de con pistolas; eso, acción judicial, y lo de siempre: firmeza política, persecución policial y apoyo cerrado de la sociedad a las víctimas.

El gigantesco enano europeo
juan carlos girauta ABC Cataluña  22 Febrero 2014

La gigantesca UE como enano político. Inane espectador como lo fue, para su eterna vergüenza, de las limpiezas étnicas balcánicas, al ladito de casa

Los ucranianos se desangran por su europeísmo, pero los nietos de Monnet y Schuman siguen siendo incapaces de reaccionar a las masacres. La gigantesca UE como enano político. Inane espectador como lo fue, para su eterna vergüenza, de las limpiezas étnicas balcánicas, al ladito de casa.

Prueba la nula voluntad de avanzar en las políticas Exterior y de Seguridad comunes la falta de proyección de sus responsables. Luego están las eventuales secesiones en sus Estados miembros. Cierto es que la Comisión en boca de su presidente, el Parlamento, y diferentes comisarios individuales y portavoces han recordado la inaplicabilidad de los tratados a los Estados resultantes de tales aventuras decimonónicas, que chocan con la propia razón de ser de la UE. Pero parece que con eso no basta: sus pronunciamientos se acompañan de declaraciones de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

De nuevo, la no injerencia solo tiene una interpretación que en absoluto avala los secesionismos: la integridad territorial de cada Estado es un asunto suyo, se atiene a su propio marco constitucional. Cualquier jurista no dedicado a la agitación y propaganda interpreta este extremo como un refuerzo de las posiciones unionistas, como una constatación de que los movimientos secesionistas no pueden esperar que la UE les eche una mano pasando por encima de los Estados que se proponen fracturar. Sin embargo, los independentistas escoceses y catalanes persisten en la tergiversación y sostienen que, al no estar reguladas las secesiones, la UE no toma partido.

El enano político Unión Europea tiene suficientes líderes sensatos al frente de sus Estados como para reconocer que ha llegado el momento de crecer. Tiene aquí dos oportunidades. En realidad deberíamos hablar de dos obligaciones históricas. Una, usar todo su peso para poner fin a las masacres de Ucrania, susceptibles de desembocar en una guerra civil. Dos, comunicar inequívoca y formalmente a los secesionistas, a través del Consejo Europeo, el inmenso coste de la secesión. Señalar la puerta de salida.

El corazón de la izquierda
Antonio Pérez Henares Periodista Digital  22 Febrero 2014

Hoy de aquella izquierda antifranquista, de cuando había Franco y no a toro pasado, ansiosamente democrática, anhelante de voto y urna, que hizo de la reconciliación bandera y fue partera en el alumbramiento de las libertades y madrina en el bautizo constitucional, hoy de aquella izquierda y hasta de la siguiente queda muy poco. No parece tener heredero.

No lo puede ser, aunque se lo atribuya, un PSOE falsario que retorciendo la memoria pretendió y hasta consigue apropiarse fraudulentamente de la que en absoluto fue suya, donde lo que si fueron fue clamorosos ausentes y en la que reivindican papeles heroicos cuando salvo cuatro excepciones, como la de Nicolas Redondo, ni siquiera figuraron como comparecientes. No lo puede ser tampoco quien ahora, en IU y en el PCE, abjura y repudia de su propio legado de responsabilidad, verdaderas convicciones democráticas y rechazo a totalitarismos y dictaduras aunque hubieran sido fruto de su propia ideología. Hoy, tras haberse impuesto en su discurso quienes cuando Praga hubieran ido en los tanques y cuando cayó el muro lloraban, retornan a nostalgias de PCUS, de RDA, de leninismos y comprensiones estalinistas, y han enterrado como una vergüenza lo que pretendió ser y fue la superación del dogma dictatorial comunista. Un cierto magma anarquista-leninista emocional y contradictorio pero recalentado en odio se constituye en el actual cuerpo de doctrina

Hoy esa izquierda española pretende regresar al pasado de su propio pasado y a retornar como mejor alternativa de futuro a doctrinas y proyectos atroz y sangrientamente fracasados en el anterior siglo. Carente de mejores referencias, el Kremlin no es lo que era, y en Pekín la bandera roja es el cobijo del capitalismo más salvaje, se ampara en mitos resistentes de camiseta guevarista y barbas fidelistas y jalea a caudillos populistas, mesiánicos y telepredicadores, que se les aparecen a los otros después de muertos. Los teócratas islámicos volando vidas humanas en pedazos para imponer sharias y leyes divinas les parecen disculpables.

Pero tanto en ese extremo como en expresiones más entibiadas hay algo menos teorizable, pero mucho más emocional, de sentimiento y entraña que conjunta un clima y subyace en actitudes más generalizadas. Es el retorno del odio, la total criminalización de adversario, de nuevo enemigo al que abatir y al que se despoja incluso de su condición de persona y de disfrute de derechos inherentes a su condición humana. Es algo que se revela de manera tan obscena como esclarecedora en la reacción-relación ante ETA, sus cómplices, voceros y tentáculos. Buena parte de esa izquierda tiene mucha mayor empatía, una simpatía emocional evidente, hacia ellos que hacia esa “derecha” maligna y perversa deposito de toda la maldad humana. Como mucho a los unos se alcanza a reñírseles un poco, por haber caído en falta, pero los otros son el mal en si mismo, los apestados con los que el contacto mancha.

Esto es un hecho demostrado y en creciente de luna. A poco se iluminará en Navarra pero no tardará en llegar a otras plenitudes de pacto y connivencia, que IU ya ha normalizado y que los socialistas en busca del poder perdido están viendo como disimulan un poco el hacerlo en cuanto puedan. Los terroristas van adquiriendo el matiz de familia descarriada, de hijo prodigo al que recibir con alborozo en casa. El síndrome respecto a ellos no solo es nacionalista y por esa causa de afinidad independentista sino que es también de esa izquierda y por supuesta afinidad ideológica. La “lucha armada” solo era un error táctico.

Tal vez lo que en estos disimulos subyace es la consciencia de algo que aún y por fortuna, aunque se hace todo lo posible por dinamitarlo de la peor y mas sectaria manera, y que es la propia ciudadanía, aun mantiene este pueblo que siempre se invoca como si solo fuera pueblo la propia parroquia. Estos odios, aunque van calando y se hacen calar hasta los huesos sin importar nada, ni que se destruye, ni que convivencia se despedaza, ni que mentira se agita, encuentra todavía resistencia en el común de las gentes y en su devenir cotidiano. Pero no es pesimismo sino realismo el decir que hasta ahí también el odio político ha retornado. Con todo mucho menor que lo que quisieran y esparcen estos nuevos ideólogos revolucionarios que supuestamente pretenden alumbrar un orden nuevo o el más viejo y caótico de los desastres.

Quizás y para la memoria de la que no quieren acordarse sirva la imagen aquella de una manifestación en sobrecogedor silencio de cientos de miles acompañando el féretro de unos abogados asesinados, que sacudió la conciencia de todos y se ganó el respeto y la admiración de España. Quizás sean la mejor contraposición a este salvajismo urbano, en definición de Savater, a esos hervores de rabia que entienden que el ejercicio de la acción política no es la urna, ni el voto ni el respeto a la libertad, la propia y la del otro, sino quemarlo todo, acogotar al otro, suponerse depositario de la verdad, la bondad y la razón absoluta y tener el total derecho a imponerla de cualquier manera y a las malas sino se dejan a las buenas. Quizás también se note ahí un algo de la diferencia entre aquellos antifranquismos, de cuando había Franco, y estos de ahora, a toro pasado.

Reforma tributaria y gasto público: un debate pendiente
La reforma tributaria que prepara el gobierno adolece de un verdadero debate social, doctrinal y político, en torno al gasto público y con ello en torno al papel de la sociedad en la vida pública.
Zulema Calderón Estrella Digital  22 Febrero 2014

Hubo un tiempo, hasta el desarrollo del Estado demoliberal, en que los impuestos eran considerados ingresos públicos extraordinarios que solo podía establecer el soberano tras justificar la necesidad de financiar determinados servicios públicos concretos y excepcionales. La exigibilidad del impuesto cesaba cuando lo hacía la causa que lo había generado. Gasto público necesario e ingreso impositivo eran dos caras de la justicia en la imposición. Con el tiempo, esta vinculación ha ido atenuándose hasta llegar a perderse. Tanto es así, que cuando hablamos de reforma fiscal, a nadie, o a casi nadie, se le ocurre preguntarse por esa otra cara olvidada de la moneda.

La Constitución Española también parece que olvida esa realidad cuando identifica la justicia impositiva con una serie de principios en el reparto de la carga tributaria, sin vincularla, el menos expresamente, con la pregunta por el gasto público. Para éste solo precisa que deberá realizar una asignación equitativa de los recursos públicos, un principio que, desde su aprobación, ha pasado de ser “la gran esperanza blanca” a convertirse en “la cenicienta” del Derecho constitucional financiero.

Hace unos meses, el Ministro el Hacienda realizaba la presentación oficial de los miembros del Comité de expertos para el estudio y propuesta de medidas de reforma fiscal, una tarea que ha convertido en urgente la crisis económica por sus efectos en los desajustes presupuestarios. Poco antes, la Fundación Faes había presentado su reforma fiscal para el crecimiento y el empleo[1] y poco después la Fundación Ramón Areces publicaba la traducción española del Informe Mirrless británico, Diseño de un sistema tributario óptimo, posible fuente de inspiración para la reforma del nuestro. La relación de trabajos que reflexionan sobre la deseable reforma fiscal, podría continuar. No parece sin embargo que esta misma fuente de inspiración renovadora haya alcanzado, en el debate doctrinal, social y político, a la pregunta por el gasto público. Podríamos preguntarnos por qué.

En una reciente entrevista emitida por Radio Intereconomía, el economista David Taguas[2]comentaba las claves de su análisis acerca de la crisis económica por la que atraviesa nuestro país. La causa primera que asocia con esta crisis es nuestro apego al gasto público. Este apego, en nuestra opinión, es el que deja la pregunta sin ser formulada y responde al hecho de que nuestra dependencia de lo público-estatal es uno de los paradigmas de la sociedad española.

Ese es el menos la impresión que puede sacarse de los datos que arroja el estudio, Values and Worldviews de la Fundación BBVA[3], publicado hace menos de un año, sobre nuestras percepciones, actitudes y valores centrales en relación a otros países europeos. Así, la pertenencia a una asociación o grupo por ejemplo, componente clave del capital social de una comunidad y vía natural de fomento de la reciprocidad, el compromiso y la cooperación sociales, se encuentra en España entre los niveles más bajos junto a Italia y Polonia con un 29,4 por ciento entre mayores de diez y ocho años. De este porcentaje la mayor parte se concentra en asociaciones deportivas, culturales, artísticas y sindicales, siendo por ejemplo la participación de los españoles en asociaciones benéficas y asistenciales menos de la mitad de la media europea (3,1 por ciento frente a 6,7). Curiosamente, y en el periodo de tiempo analizado, los españoles somos los más participativos en huelgas y manifestaciones (un 44 por ciento de los encuestados frente a la media de 18).

Por otra parte, aunque los españoles son los que más fuertemente opinan que los políticos dedican más atención a sus propios intereses que a los de la sociedad (8,3 sobre 10), nuestro nivel de confianza en ellos llega a niveles mínimos (un 1,5 sobre 10 respecto a un 3 de media) y somos los que valoramos más desfavorablemente el funcionamiento de la democracia (le damos un 3,6 sobre 10), nuestra participación en la vida pública se encuentra entre las medias más bajas del estudio. De hecho, el estudio confirma el consenso social que existe en Europa respecto a la necesidad de un papel muy activo del Estado en el control de la economía situándose los españoles entre quienes más sostienen esta preferencia así como la idea de que es el Estado quien tiene la responsabilidad principal en asegurar un nivel de vida digno.

El retrato que dibuja este estudio es el de un pueblo no comprometido ni participativo respecto de lo común, que ha hecho dejación de su responsabilidad e iniciativa en la vida pública y política y que se ha abandonado en los brazos de un poder en el que desconfía. Un pueblo de súbditos que han dejado de ser ciudadanos. En este contexto es más fácil entender, lo del la cenicienta, lo del apego al gasto público y la ausencia de la pregunta por su sentido y alcance. Esta ausencia, es también la ausencia del debate sobre el espacio que le corresponde a la sociedad civil en la vida pública y con ello la falta de un verdadero debate sobre la justicia de nuestro sistema tributario. Porque lo justo no solo se determina por el cómo sino también por el para qué.

Sería deseable, en esta ocasión, que la cenicienta no se quedara sin ir al baile.

[1] http://www.fundacionfaes.org/es/prensa/44990/faes_propone_pocos_impuestos-_bajos_y_sencillos_para_el_crecimiento_y_el_empleo
[2] http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/economia/intereconomia-david-taguas
[3] http://www.fbbva.es/TLFU/dat/Presentacionvalueswordwidel.pdf

ALEJO VIDAL QUADRAS SOBRE EL NACIONALISMO
'Una Cataluña soberana sería un Estado paria'
EFE www.gaceta.es  22 Febrero 2014

También Santiago Abascal ha destacado que Cataluña no es una nación, sino una región de España.

El dirigente del nuevo partido Vox y vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, dijo este jueves que esta formación nace para "sacar a España del hoyo" y plantar cara al nacionalismo que quiere reducir a Cataluña a un "harapo", ante la "falta de coraje" de los grandes partidos nacionales.

El acto de presentación de la formación en Barcelona, ante unas doscientas personas, ha contado con la presencia de otros miembros del comité político provisional del partido, como José Luis González-Quirós y Santiago Abascal, entre otros.

"Cataluña va directa al abismo, va directa a la ruina económica e internacional. Estaba llamada a ser la cabeza de un gigante próspero y la quieren reducir a ser un pigmeo harapiento", ha explicado el ex dirigente del PP, muy ovacionado por los presentes.

Vidal-Quadras ha advertido de que una Cataluña independiente sería "un Estado paria, marginal, apartado de las organizaciones internacionales, sin crédito, una especie de harapo vacilante circulando por el mundo en busca de un lugar que no encontraría, eso es lo que propone para Cataluña" un nacionalismo que "se disfrazaba de moderado, pero hoy es separatismo agresivo y explícito".

A su juicio, a esta situación no se ha llegado por "fatalidad o desgracia inevitable", sino como resultado de "malas decisiones, falta de coraje, debilidad, oportunismo, cortoplacismo y tibieza de los dos partidos nacionales", ya que "los errores se pagan".

Vox ha aprendido así "de los errores": "La crisis que atraviesa España hoy es pavorosa, profunda, existencial. Vox nace para sacar a España del hoyo en el que la han metido. Sabemos lo que no queremos, que es hacia donde nos encaminamos y donde acabaremos si no reaccionamos". Ante esa "inercia, conformismo, fatalismo y comodidad", ha confesado "sentirse liberado" tras abandonar el PP y ha propuesto "coraje, convicción, ideas claras, patriotismo y pasión".

"Estamos financiando el proyecto separatista a través del Fondo de Liquidez Autonómico y el Fondo de proveedores, y estamos financiando a los terroristas en las instituciones del País Vasco", ha exclamado.

Ha insistido en una España "a la que lleguen a máximos puestos de responsabilidad los mejor preparados" o en el que la educación se base en el "esfuerzo y libertad de pensamiento, y no en la inclusividad y el adoctrinamiento ideológico", empresa a la que ha invitado a todo el que quiera: "Pero si hay que hacerlo solos, lo haremos solos".

El 8 de marzo se celebrará la asamblea extraordinaria del partido, en la que se escogerá al presidente, secretario general y miembros del comité ejecutivo provisional.

Durante el acto ha intervenido también el ex diputado vasco del PP Santiago Abascal, quien ha señalado que el Estado de las Autonomías fue "un intento bienintencionado, pero ha sido fallido y, lejos de apaciguar las tensiones, ha puesto a España al borde del colapso". También ha aseverado que Vox es partidaria de la "superación del actual marco autonómico para ir a un Estado unitario, pero descentralizado administrativamente", y con "un único gobierno, un único parlamento y un Tribunal Supremo como última instancia judicial".

"España era plural antes de la existencia de las autonomías y seguirá siendo plural después de ellas -ha dicho-. Por culpa de este modelo hemos heredado una España más pequeña que la que heredaron nuestros padres. Hace veinte años, un joven español de Extremadura podía ir a toda España, hoy eso ya es imposible. No podemos aceptarlo".

Abascal ha recalcado que Cataluña "no es una nación, es algo mucho más importante que eso, es una región de España, una parte esencial hasta que una parte de su sociedad ha sido infectada por la miopía del nacionalismo"
- See more at: http://www.gaceta.es/noticias/cataluna-independiente-seria-paria#sthash.L6tDWfe5.dpuf

MÁS MADERA
Lara estalla contra el independentismo y caldea la visita del Príncipe
El Semanal Digital  22 Febrero 2014

El mandamás de Planeta ajusta cuentas con el "aparatik" catalán, que le acusa de no ser catalanista. "¿Qué han hecho los independentistas por Cataluña?, se pregunta.

De aperitivo, José Manuel Lara. El presidente del Grupo Planeta caldea este viernes en las páginas de El Mundo la cena que el Príncipe mantendrá el sábado con varios empresarios catalanes y madrileños -los del llamado puente aéreo, incluido Lara- en casa del Conde de Godó.

Será un día antes de otra rodeada de morbo que mantendrá el heredero con el propio Artur Mas y el resto de organizadores del Mobile Word Congress, uno de los motivos que llevará a Don Felipe a tierras catalanas hasta el miércoles.

Lara apunta y dispara contra el independentismo en una entrevista improvisada, harto de las críticas del aparatik catalán. "Soy más catalanista que los independentistas. Fíjate si soy catalanista, y fíjate si creo en Cataluña, que yo no quiero un país que en el peor de los casos sea como Moldavia y en el mejor, como Dinamarca. ¿Por qué tendríamos que conformarnos con estas migajas? Es mucho más importante y mucho más serio liderar España. Quiero una Cataluña fuerte, potente y brillante que lidere España", sostiene.

A renglón seguido, Lara se pregunta "qué han hecho los independentistas por Cataluña", los que le acusan de "no ser catalanista". Y saca pecho: "Yo soy el primer editor en catalán de Cataluña y el primer editor en español en España y mi empresa está en Barcelona y es catalana. ¿Quién es más catalanista? ¿Quien más habla o quien más hace? Ser independentista no es la única manera de querer a Cataluña, ni la más inteligente".

Según el presidente de Planeta, en lo que debe centrarse Cataluña es en liderar España. "En cambio, fuera de España no tiene ninguna viabilidad. Estar fuera de España es estar fuera de Europa y muy probablemente fuera del euro", advierte. "Una cosa son las fantasías y las bellas ensoñaciones personales, pero si algún día se celebrara el referendo secesionista y se explicara de verdad lo que la separación supondría para la economía de los catalanes, se impondría el seny y ganaría de calle la opción de permanecer en España", añade.

Y vaticina que la sangre no llegará al río: "Esto acabará con Rajoy ofreciéndole una salida a Mas cuando Mas se serene y renuncie a la ruptura. La salida será un pacto fiscal moderado y un cierto blindaje del catalán. No sé cuando pasará, pero después de las europeas en cualquier caso".


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una burla macabra

EDITORIAL Libertad Digital  22 Febrero 2014

La banda terrorista ETA escenificó ayer una grotesca entrega de armas en un video cuya cochambre estética sólo es equiparable a la miseria moral de sus protagonistas. Al esperpento de la entrega de tres pistolas y algunos paquetes de explosivo inutilizado como si fuera una prueba del desarme definitivo de la banda asesina, hay que unir el insulto a la inteligencia que supone la existencia de una peculiar Comisión Internacional de Verificación, cuyos miembros se han prestado a la fantochada a cambio de unos honorarios que, a falta de determinar su origen, probablemente hayamos pagado también todos los españoles.

Resulta vergonzoso que haya fuerzas políticas como el PNV dispuestas a magnificar esta burla siniestra de la banda por la entrega de un material ridículo en comparación con las requisas de cualquiera de las muchas operaciones antiterroristas llevadas a cabo por la Policía y la Guardia Civil. El que una pantomima de tan bajo nivel sirva a los nacionalistas para proclamar el éxito de un pretendido proceso de desarme "sin marcha atrás", demuestra nuevamente la coincidencia de objetivos políticos que batasunos y peneuvistas siempre han compartido.

Pero la tomadura de pelo perpetrada ayer por terroristas y verificadores, con el aplauso de los nacionalistas, es la confirmación de que el proceso de paz pergeñado por Zapatero sigue cubriendo etapas. Así lo ha dejado claro el secretario general del PSE, Pachi López, con sus palabras saludando la farsa etarra como "un paso que va en la buena dirección" y, sobre todo, apelando a la necesidad de "gestionar un tiempo nuevo". El expresidente Zapatero dio inicio a esta negociación política antes incluso de llegar al poder y, una vez en La Moncloa, lo llevó hasta sus últimas consecuencias con la colaboración directísima del actual secretario general de los socialistas españoles, Alfredo Pérez Rubalcaba. Lo que estamos viendo no es más que una fase más de este plan de rendición del Estado de Derecho ante una banda terrorista.

En eso consiste esa "nueva etapa" a la que hacen referencia constante los socialistas, cuya gestión le toca culminar al Partido Popular desde el Gobierno de la Nación. Una tarea que, a la vista de lo que viene ocurriendo desde hace algún tiempo, no parece que esté llevando a término con especial desagrado.

El circo y sus payasos
Editorial La Tribuna del País Vasco  22 Febrero 2014

Los “verificadores” internacionales de la banda terrorista ETA, que actúan al dictado de ésta bien pagados por el entorno político del nacionalterrorismo vasco, han llegado a Euskadi a leer el comunicado-farsa, ridículo y pretencioso, dictado por los asesinos.

Los criminales, responsables de casi un millar de asesinatos, se saben protagonistas de la función y, por ello, como los mejores programadores televisivos, espacian sus intervenciones, calculan milimétricamente sus intervenciones, miden los tiempos y, convertidos en reyes absolutos de la trama, esperan pacientemente a que el público vitoreé el espectáculo, por muy dantesco, por muy denigrante o por muy vergonzoso que éste sea. De que no falten los aplausos, los encomios, los parabienes y los plácemes a los terroristas, a los cómplices de éstos y a los estómagos agradecidos y bien alimentados que trabajan para unos y para otros poniéndose una corbata y autocalificándose como “mediadores” o “verificadores”, se encarga el lehendakari Íñigo Urkullu, el Gobierno del PNV al completo y el mundo nacionalista vascongado, siempre dispuesto a bailar al son que tocan los artífices del coche bomba y del tiro en la nuca, convertidos ya en los referentes políticos de Euskadi.

Como en todo circo que se precie, en esta tramoya, en esta patochada etarra, no faltan los payasos, responsables de atraer al gran público a esta gran pista de la desvergüenza ética, de la ignominia política, de la vacuidad intelectual y de la aberración ideológica en la que se ha convertido Euskadi desde que muchos decidieran que el terrorismo totalitario de ayer podía convertirse, de la noche a la mañana, en un modelo de convivencia para todos los vascos. Hoy, escribiendo, radiando, retransmitiendo y recogiendo en flamantes crónicas en “tiempo real” la canción de ETA, claramente deletreada por los “verificadores internacionales”, los principales medios de comunicación de este país, la mayor parte de ellos mantenidos con dinero público y la otra parte económicamente quebrados y estrangulados por los bancos, han vuelto a demostrar que se han convertido en un puñado de vulgares bufones al servicio del poder nacionalterrorista dominante, que es quien realmente parece sentenciar lo que ahora hay que escribir, lo que hay que emitir o lo que hay que televisar.

Viendo el espectáculo mediático-dantesco con el que hoy se ha recibido a los voceros de ETA, hay que pensar que desde hace demasiado tiempo, no pocos periodistas, escritores, intelectuales y medios de comunicación padecen una constante e infausta tendencia a defender, justificar, proteger, amparar y apoyar a las élites sociales más reaccionarias, integristas y fanáticas, especialmente, claro está, cuando éstas mantienen el poder en sus respectivos ámbitos de influencia.

Esta enfermedad de los medios, que hoy, en el País Vasco, obliga a tararear la canción del verdugo, se ha convertido, retroalimentándose con el pensamiento único nacionalista, en una epidemia infecciosa que hiere a los hombres y mujeres demócratas, que victimiza nuevamente a las miles de víctimas del terrorismo que malviven en este país y que coloca al borde de un enorme abismo moral a las personas simplemente decentes que ven a través de la televisión, o leen a través de Internet, cómo los responsables de algunos de los crímenes más crueles que se han cometido en Europa desde el fin de la segunda guerra mundial dictan ahora, alegres y orgullosos, el ritmo de los “nuevos tiempos”. Mientras tanto, una caterva infecta de tontos útiles les ríen las gracias.

ETA recula
Pablo Sebastián www.republica.com  22 Febrero 2014

Ni hay conflicto de ningún tipo (lo que hay es un reguero de más de 800 crímenes y un sin fin de víctimas del terror), ni existe una ‘comisión de verificación internacional’, ni ETA ha entregado las armas, ni ha disuelto la organización terrorista que preside. Y por lo tanto la pretendida escenificación de la entrega y sellado de una parte pequeña de su arsenal criminal para matar a personas inocentes carece de la menor trascendencia. Y por ello no constituye un paso grande ni pequeño, sino simplemente un intento fallido de ETA para retomar el control de los presos de su banda que, cansados de este largo proceso de rendición etarra, se empiezan a distanciar de la cúpula terrorista, la que por otra parte acabar de perder la organización con la que se mantenía el control y vigilancia de ‘sus presos’. Y de paso un pretendido gesto para intentar provocar en el País Vasco que el PNV se ponga en la estela de CiU a ver si en Euskadi se abre un proceso secesionista parecido al catalán.

Nada nuevo bajo el cielo negro del terrorismo etarra. Si han destruido una parte de sus armas ellos sabrán por qué, pero lo que tienen que hacer es destruir y entregar todo el arsenal, anunciar su disolución y pedir perdón a las víctimas de su terror. Todo lo demás lo único que demuestra es su desconcierto y debilidad ante la firmeza inamovible de los demócratas españoles, que no piensan ni deben hacer la menor concesión a la banda. Ni negociaciones, ni caso a su pretendida ‘comisión verificadora’, ni movimiento de presos, ni salida de las fuerzas de seguridad de sus emplazamientos, ni medidas de gracias para los etarras huidos. O sea, en España, el Gobierno y los partidos democráticos no se mueve nada ni se va a mover.

Los que siguen reculando son los etarras hasta que lleguen a su rendición oficial. Y si dan ahora pasos atrás, por más que sean insuficientes, sólo se debe a que pretenden seguir en el País Vasco, a través de sus terminales políticas y sociales, los pasos que en Cataluña están dando los independentistas catalanes, con la intención de sumarse a semejante intento secesionista -que tampoco progresará-, lo que no pueden hacer ni siquiera en apoyo a las zonas más radicales del independentismo catalán mientras lleven todavía las pistolas en los bolsillos y tengan zulos llenos de bombas y armas pesadas.

Y este y no otro es el motivo del macabro teatrito ofrecido por ETA este viernes. El que sobre todo va dirigido a su entorno social en el País Vasco y a sus presos para que así se mantengan en el regazo de la banda, a la vez que tantean el terreno ante el PNV a ver si con estos gestos este partido decide liderar en Euskadi un proceso similar al que en el territorio catalán está liderando CiU.

Naturalmente alguien podrá decir que ETA está empezando a entregar las armas y que ello confirma el final de la violencia terrorista y que esos son pasos hacia el final y la disolución de la banda. Pero aunque eso fuera así la noticia no tiene tanta importancia porque ETA sigue armada y siempre podría cambiar de opinión y volver a matar. Y esa es la cruda y la dura realidad que no admite matices, ni lecturas interpretativas y optimistas. Sí ETA ha decidido poner en marcha una rendición por entregas, pues que siga y que cuando concluya su espantosa escenificación que lo comunique y se entreguen ellos y sus armas, y entonces las Fuerzas de Seguridad españolas serán las que deberán hacer su verificación. En esto del terror y la muerte de inocentes no caben juegos de palabras ni ambigüedades calculadas, porque eso sí que sería un gran error.
www.pablosebastian.com

Parodia de una entrega de armas
José Oneto www.republica.com  22 Febrero 2014

De acuerdo con lo adelantado este jueves por este cronista, la organización terrorista ETA ha pretendido dar un paso, en lo que se refiere a su lucha armada, entregando parte de un arsenal a miembros de la llamada Comisión Verificadora, mediadora del proceso de paz en Euskadi, en una ceremonia grabada en un vídeo que ha sido reproducido por la BBC de Londres y presentado en una rueda de prensa en Bilbao.

Ha sido el Presidente de esa Comisión, Ram Manikkalingam, profesor visitante de la Universidad de Ámsterdam y mediador de conflictos en Sri Lanka, Irak e Irlanda del Norte, el que se ha encargado de leer el comunicado de la banda y el que ha anunciado que a principios del mes de enero fue testigo de que ETA había sellado y puesto fuera de uso una cantidad determinada de armas y explosivos, entre los que se encuentran pistolas, revólveres, granadas de carga hueca, temporizadores, marchas detonante, explosivos tipo pentrita y cloratrita y sensores electrónicos y de movimiento de mercurio.

Manikkalingam ha leído, primero en castellano y luego en inglés, el comunicado con las reflexiones de los etarras y de los comisionados, en un acto en el hotel Carlton de Bilbao. “Hace un año la Comisión Internacional de Investigación constató los avances significativos en el País Vasco y manifestó su intención de que se intensificaran los esfuerzos”, ha señalado el portavoz, que ha recordado que en 2013 la banda le manifestó su intención de dar paso al fin del terrorismo.

Los etarras no han solicitado como se esperaba a España y Francia la impunidad para los etarras que participaran en el sellado de nuevos depósitos de armas y explosivos; garantías para que los ‘verificadores’ puedan llevar a cabo la labor encomendada y la designación de un tercer país ‘neutral’ como escenario de la entrega de las armas. Es más, los miembros de la Comisión han querido reunirse con el Gobierno, han pedido una entrevista con el presidente del Gobierno, pero se irán de España sin poder reunirse con ninguna autoridad.

La comisión internacional supervisora de mediación con ETA , anunció en octubre de 2011, el cese definitivo de la actividad armada, y esa misma Comisión es la que se ha trasladado al País Vasco para anunciar una pequeña inutilización de armamento como una supuesta muestra de buena voluntad del final de la lucha armada y de disolución, algo que es lo que viene exigiendo tanto el Gobierno, como la mayoría de los partidos de la oposición.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, antes de que se realizase la rueda de prensa y antes incluso de conocer el comunicado de la banda, ha rechazado de plano lo que ha llamado “teatralización” que quiere hacer ETA, con el apoyo de sus “verificadores”, para proceder a una entrega de armas que no significa nada. El ministro ha sido muy claro al subrayar que en España no nos hacen falta los verificadores, y que nos basta con la Guardia Civil y la Policía para verificar lo que se quiera. Más prudente se han manifestado otros partidos de la oposición aunque la mayoría lo que pide es la disolución definitiva de la banda, cuanto antes y, sin más preámbulos.

En cuanto al acto propagandístico de este viernes con esa “teatralizacion” según la definición gubernamental, hay una cierta unanimidad en quitarle importancia. “Las expectativas creadas por el comité de verificación no se han cumplido en absoluto; y ETA debería saber que no puede hacer una especie de entregas por fascículos”, ha dicho el coordinador general de IU, Cayo Lara. No le queda otro camino que “el desarme definitivo y su disolución, además de reconocer el daño que causado a las víctimas”. Mucho han cambiado las cosas porque “ETA no es representativa del pueblo vasco”.

ETA, responsable de la muerte de más de ochocientas personas desde su fundación en los años sesenta, no sólo tiene que entregar todas las armas sino que tiene que anunciar su disolución. Sólo con eso, se pondrá, definitivamente fin al conflicto armado con el Estado español que se prolonga desde hace más de cinco décadas. En España, desde que el jueves se filtraron las primeras noticias de la rueda de prensa de este viernes existía un gran escepticismo sobre la declaración a pesar de que esa organización de mediadores internacional pretende contribuir, a petición de ETA, a buscar una solución entre el grupo terrorista y el Estado español, solución que, hasta ahora, se ha presentado como imposible por las exigencias de la banda.

Por su parte el presidente de la Comunidad Autónoma vasca, Iñigo Urkullu, que no quiere desaprovechar la ocasión que se le ofrece, se reunió hace unos días con el Presidente Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa, para pedirle que haga un gesto hacia los presos. No se sabe todavía si Rajoy se hará eco de esa petición, aunque ha dicho en reiteradas ocasiones que su Gobierno “no ha negociado, no está negociando y no negociará con los terroristas”. Además, el Gobierno exige el desarme y la disolución de ETA. A cambio de una política más flexible respecto a los presos, el Gobierno quiere que los presos pidan perdón, reconozcan los daños causados y colaboren en la investigación de trescientos asesinatos de ETA que, todavía, no se han aclarado.

Al escepticismo del Gobierno, de su partido, y de parte de la opinión pública nacional, hay que añadir también el de ciertos sectores del nacionalismo vasco más radical. “¿Un montón de armas en un camión? Eso es anécdota”. El diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, resta importancia a los pasos que según parece piensa dar ETA para caminar hacia su desarme, tal y como le exige la propia ‘izquierda abertzale’. El dirigente de Bildu ha asegurado recientemente , en una entrevista en Radio Euskadi, que la supuesta entrega de arsenales no pasa de lo anecdótico, porque la “sustancia”, según él, es que la banda terrorista renunció a seguir matando en su declaración “solemne” del 21 de octubre de 2011. Desde entonces, hará este viernes 28 meses, no se ha producido ningún atentado, al tiempo que han desaparecido los chantajes y las exigencias del llamado impuesto revolucionario.

Democracia vigilada por ETA
Carlos Iturgaiz. Eurodiputado del PP. La Razón  22 Febrero 2014

Estos días algunas personas, especialmente en el mundo de los nacionalistas, andaban revueltas ante las expectativas de un posible gesto y desarme de ETA que significase la desaparición de la banda terrorista.

Las tomaduras de pelo de ETA nuca han tenido límites, y ahora nos colocan a unos llamados «verificadores», nos imaginamos que pagados por los terroristas con el mal llamado impuesto revolucionario con el que han extorsionado durante años a cientos de empresarios, y con la condición de que sólo pueden ellos verificar, para enseñarnos bajo una copia del «Guernica» de Picasso tres pistolas y unos explosivos que se podrían todos ellos meter en el neceser de la señorita Pepis y les faltarían la plastilina y los tirachinas para completar el pack.

Es decir, los miles de kilogramos de explosivos robados mayoritariamente en arsenales franceses, y ahí están las hemerotecas para confirmarlo, los cientos de pistolas, fusiles y metralletas que poseen siguen a buen recaudo en manos de la banda terrorista, y además nos colocan a los «verificadores» que ellos quieren, perdón, que pagan, para darnos lecciones de democracia a los demás. A ver si se enteran estos artistas mediocres «verificadores» de vodevil que la sociedad española de ETA sólo queremos una cosa, que se disuelva y desaparezcan de nuestras vidas inmediatamente.


No harían mal estos asalariados de los terroristas en darse unas vueltas, entre comilonas de la maravillosa gastronomía vasca pagada también con los fondos arrancados de la extorsión terrorista, por los municipios del País Vasco y Navarra donde el miedo impera bajo la atenta mirada de pancartas, pintadas y fotos de los asesinos etarras, sus colegas como los de las capuchas que aparecen junto a ellos en el vídeo, a modo de intimidación y provocación para todos aquellos que no piensen como la mafia asesina de ETA.

O que se den una vuelta por los cientos de ayuntamientos gobernados por los proetarras, colocados ahí y legalizados por el vergonzoso proceso de negociación socialista con ETA iniciado por Zapatero y propiciado por Egiguren, para que se den cuenta estos turistas remunerados como se las gastan los proetarras a la hora de utilizar las instituciones democráticas para homenajear y a financiar a los terroristas y sus acólitos, además de utilizarlas para romper y destruir España. Los terroristas de ETA quieren marcarnos el paso y colocan a sus propios verificadores para controlar nuestra democracia y nuestro país. Pero que sepan que los españoles somos los mejores verificadores para no olvidar ni perdonar lo que nos han hecho estas alimañas y somos los mejores verificadores para demandar para las víctimas del terrorismo justicia.

El tenderete de ETA
Óscar López-Fonseca www.vozpopuli.com  22 Febrero 2014

El día después de los Reyes Magos, los centros comerciales se llenan de desilusionados que acuden con aquellos presentes recibidos que no entraban en sus listas de deseos para descambiarlos antes de que se arrumben en los trasteros. Tras el anuncio de desarme realizado este viernes por ETA, será la ciudadanía entera la que deba acudir a los que 'vendieron' lo que iba a pasar este viernes en Bilbao como el gran paso hacia el fin de la organización terrorista para pedirles la hoja de reclamaciones y exigirles que nos devuelvan las ilusiones que muchos habían depositado. La frustración es siempre peor que la esperanza e, incluso, puede terminar fagocitando a esta última. Porque, no nos engañemos, lo que ETA ha escenificado este viernes con la colaboración de dos integrantes de la bienintencionada Comisión Internacional de Verificación (CIV) fue todo menos el gesto serio que todos, y sobre todo la sociedad vasca, esperábamos y merecíamos a estas alturas de una tregua que ha superado ya los dos años de duración. Una mesa con un puñado de pistolas y paquetes esparcidos por encima es todo menos un desarme. Como mucho, un tenderete... y de los cutres.

Nadie se puede creer que esas pocas pistolas, temporizadores y explosivos sean una parte "significativa" del arsenal que, a buen seguro, la organización terrorista aún conserva. Tampoco nadie puede esperar que a los cuatro personajes que intervienen en el teatralizado vídeo les vayan a dar un premio en la próxima ceremonia de los Oscar. ¿Han visto ustedes la fingida actuación de los dos verificadores? ¿Y el 'papelón' de los dos encapuchados? Observen sobre todo al más alto, ese que se apoya en la mesa como el que está en el salón de su casa mientras le intentan vender una enciclopedia. Hechos tan relevantes como el fin del terrorismo necesitan sobre todo de gestos igualmente serios que los hagan creíbles para la mayoría de una sociedad que después de tantos años de dolor es desconfiada con razón. Y el vídeo de este viernes no ha pasado de ser un mal chiste sin ninguna gracia.

Sin embargo, la lógica desilusión por el regalo no debe hacernos despreciar el envoltorio. Esas pocas armas y explosivos esconden algo tan importante como lo que parece ser el compromiso unilateral de la banda por un desarme total y, sobre todo, la constatación de que la organización camina de modo irreversible hacia su extinción. También nos enseña que este sprint'final no será, ni mucho menos, una carrera a lo Usain Bolt sino más bien una larga prueba de fondo con muchos obstáculos. Deberemos esperar meses, seguramente años, antes de que ETA entregue su última pistola y su última bala. No hay que olvidar que el IRA, esa organización 'hermana' que los etarras tanto gustan imitar, tardó cerca de tres años entre la primera entrega de armas y la última. Tres años en los que, por ejemplo y a diferencia de lo ocurrido hoy, la opinión pública nunca supo qué armas y en qué cantidad se iban entregando a los mediadores internacionales para su requisa y posterior destrucción. Poco consuelo, dirán algunos. Tal vez, aunque no debemos olvidar que a veces jugar con la caja es más satisfactorio que hacerlo con su contenido... sobre todo cuando éste es tan desilusionante como un tenderete de armas viejas.

La burla de ETA
El proceso más vivo que nunca
Cayetano González Libertad Digital  22 Febrero 2014

¡Manda huevos! que diría nuestro actual embajador en Londres, que un indio, un sudafricano, un holandés, un inglés, un ecuatoriano y un señor de Sri Lanka vengan a Bilbao a anunciar "urbi et orbi" –eso en si es ya muy bilbaíno- que han verificado que la banda terrorista ETA ha sellado unos "zulos" y ha puesto fuera de uso tres pistolas, unas balas y unos pocos kilos de explosivos. Amén de humillante es una auténtica burla a nuestra Nación, a los españoles y de manera mas especial a las víctimas del terrorismo.

La "internacionalización del conflicto" ha sido siempre un objetivo de ETA y habrá que reconocer que el esperpento de hoy en el Hotel Carlton de Bilbao con esta denominada "Comisión Internacional de Verificación" como estrella invitada ha sido todo un éxito para sus intereses. La repercusión mediática nacional e internacional que ha tenido la comparecencia de la citada Comisión así lo acredita.

Pero yendo al fondo del asunto, lo que pone en evidencia lo vivido hoy en Bilbao es que el llamado proceso con ETA que puso en marcha Zapatero y que Rajoy no ha querido parar ni modificar sigue su marcha. Está más vivo que nunca. Esto ha sido un paso más, aunque bastante ridículo. Aparte de que uno se pueda preguntar cuanto cobran estos "verificadores", quién les paga y de dónde sale el dinero, la pregunta claves es ¿por qué consiente el Gobierno de España esta afrenta, o es que quizás lo tolera porque forma parte del proceso en el que el ejecutivo está inmerso y le viene bien que sean otros los que aparezcan en el escenario?

Si no estuviéramos hablando de algo que ha causado tanto dolor durante los últimos cincuenta y cinco años a tantos ciudadanos, el numerito de los verificadores sería para tomárselo a chufla. Pero no, más bien lo que dan ganas es de llorar. Llorar al pensar en lo que hoy estarán pasando los familiares directos de todas y de cada una de las 857 víctimas mortales de ETA al ver este montaje; llorar al pensar en lo poco que ha valido ese sufrimiento de las víctimas y con ellas el acompañamiento que han tenido de la inmensa mayoría de los ciudadanos; llorar en la indignidad que para nuestra Nación supone que tengan que venir aquí unos "verificadores" internacionales a decirnos que ETA ha decidido dejar de usar unas poquitas armas. Esto no pasa en ningún país serio y ya se ve que el nuestro no lo es.

Es la hora también de señalar a los principales culpables de tanta ignominia. En primer lugar, al expresidente Zapatero y al PSOE. Todo lo que estamos viviendo en los últimos tiempos es consecuencia de ese vergonzoso "proceso de paz" que no fue otra cosa que un proceso de negociación política con ETA, que puso en marcha Zapatero incluso antes de llegar a la Moncloa en marzo de 2004. Y ahí también convendrá recordar el papel tan importante que jugó el actual secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, amén del presidente del PSE, Jesús Eguiguren.

En el escalafón de culpabilidad ocupa un lugar muy destacado el PNV. Ver ahora a este partido intentar aparentar que ellos son muy buenecitos y que están contribuyendo como nadie a la consolidación de lo que ellos llaman el final de ETA, da, sinceramente, mucho asco. El PNV nunca ha apoyado ninguna de las medidas que desde la ley y el Estado de Derecho se han ido adoptando desde la transición democrática para luchar contra ETA. Sólo se han dedicado a poner palos en las ruedas e incluso, tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, llegaron a pactar con la banda terrorista en Estella. Arzalluz lo resumió muy bien: "unos sacuden el árbol y otros recogen las nueces".

En tercer lugar, el actual Gobierno de Rajoy, más por omisión que por acción, ha dejado hacer. Ya durante la segunda Legislatura de Zapatero, Rajoy dio un giro inexplicable en lo que debía haber sido una posición firme de su partido en la lucha antiterrorista. Esa posición tuvo su punto álgido cuando al anunciar ETA el 20 de octubre de 2011 su "alto el fuego definitivo", el líder del PP salió a la opinión pública para decir que dicho anuncio se había hecho sin ninguna concesión política cuando todo el mundo sabía que eso no era verdad. Y al llegar a la Moncloa hace dos años y tres meses, el actual presidente del Gobierno, en lugar de marcar claramente diferencias y distancias con la política antiterrorista de Zapatero, se limitó a heredar y a administrar lo que éste le transmitió que tenía acordado con ETA. La liberación del torturador-secuestrador de Ortega Lara, Josu Bolinaga o la excarcelación exprés de 63 etarras tras la derogación de la doctrina Parot son algunos capítulos tristemente destacados de esa hoja de ruta heredada voluntariamente por Rajoy.

Lo relevante no es que ETA diga o deje de decir donde están sus "zulos" o que inutilicen parte de su arsenal. ETA, policialmente, está derrotada. Eso se lo debemos a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía. Pero políticamente, están mas fuertes que nunca, y va alcanzando poco a poco mas cotas de poder para llevar adelante su proyecto totalitario. De momento gobierna en Guipuzcoa, en San Sebastián, en muchos otros Ayuntamientos del País Vasco y de Navarra, es la segunda fuerza en el Parlamento Vasco y en las próximas semanas o meses puede entrar, gracias al PSOE, en el Gobierno de lo que para ellos es la joya de la corona: Navarra. Eso es lo importante y lo extremadamente grave, no lo que estos "verificadores al pil pil" han venido hoy a decirnos en Bilbao.

Impunidad televisada
Consuelo Ordóñez- Presidenta de Covite. La Razón  22 Febrero 2014

Lo que sucedió ayer en Bilbao fue insólito. En el Hotel Carlton, un grupo de personas, que se autodenominan «verificadores internacionales», se plantó ante los medios para anunciar que se habían reunido con criminales buscados por las autoridades. Además evidenciaron que habían sido testigos de cómo dos etarras con pasamontañas les enseñaban un fusil, tres pistolas, explosivos y munición. Lo que no dijeron, y no parecen querer decir, es dónde están esos terroristas. Lo que no dejaron caer fue dónde se habían reunido con ellos para que las Fuerzas de Seguridad les detengan, para que la Justicia pueda juzgarles por atroces asesinatos. No. Se limitaron a hacer de altavoz de un grupo de fanáticos que se resisten a entregar todas las armas que tienen, a desaparecer y a dejarnos en paz. Pregunto: si un ciudadano cualquiera colgase un vídeo en YouTube en el que apareciese con un violador al que la policía busca por innumerables violaciones, ¿no sería lógico que el Estado de Derecho le interpelase y pusiese todos sus medios al servicio de la Ley? En el País Vasco, en cambio, los portavoces de la impunidad son recibidos por el lendakari.

Ayer Covite presentó un escrito en la Audiencia Nacional en el que insta a interrogar a estos «verificadores». Y en conversaciones con la Fiscalía, ésta trasladó a nuestro Colectivo que también pedirá que la AN les cite como testigos para que den toda la información que tienen sobre terroristas en busca y captura, ya que por lo visto cualquiera puede reunirse en una habitación repleta de armas con las que mataron a nuestros familiares. Desde esta tribuna, me pregunto: ¿Por qué es noticia que Covite pida que se detenga a terroristas

Cataluña
Epidemia de disparates
Eduardo Goligorsky Libertad Digital  22 Febrero 2014

Después de hacer un balance de los desatinos que jalonan la desaprensiva campaña encaminada a convertir Cataluña en una ínsula tribal asentada sobre nostalgias feudales, Francesc de Carreras sentenció (El País, 12/2): "En la historia universal del disparate nos dedicarán unas cuantas páginas". Volúmenes íntegros, diría yo.

Simulacro de noticia
La epidemia de disparates tiene su foco de irradiación en la cada día más espesa red de propaganda que ha montado la Generalitat, con la colaboración interesada de la prensa afín. Una prensa que presta la obediencia debida a las instrucciones del amo y que ha borrado la línea de división deontológica entre la información y la opinión. Peor aun: entre la información y la deformación. Así, leemos en el titular de un simulacro de noticia que firma el comisario político Jordi Barbeta (LV, 22/1): "Mas expondrá su plan a las Españas". ¿Las Españas? ¿Acaso hay -fuera de los delirios y los prejuicios de los militantes secesionistas- más de una? ¿En qué texto de geografía figuran? ¿Están representadas en la UE, la ONU y la OTAN? Insisto: aparece en el titular de un simulacro de noticia y no es una frase intercalada en una columna de opinión.

El corresponsal del mismo somatén mediático en Valencia, Salvador Enguix, introduce, a su vez, una tergiversación torticera en el texto de otro simulacro de noticia (LV, 9/2). Cuando ya está acuñado el término secesionista para identificar a quienes pretenden amputar Cataluña de España, Enguix lo aplica a los valencianos que, para resistir los proyectos expansionistas -públicos o encubiertos- de algunos irredentistas catalanes, subrayan las escasas diferencias entre su lengua y la de sus vecinos. Pero ¿secesionistas? ¿Temen Enguix, La Vanguardia y sus patrocinadores que se rompa la unidad de los Països Catalans mediante la secesión de Valencia? Conspiran contra la unidad de España, de "la puta España", como vomitaba el hoy canonizado Pepe Rubianes, pero la de los Països Catalans es, para ellos, sagrada. Esto explica que la denominación Catalunya Nord aparezca cada vez con mayor frecuencia, y con cualquier pretexto, en las páginas del somatén mediático, anexando territorio francés con el rótulo que acuñó Alfons Mias, el mismo que después de colaborar con los nazis se refugió en la España de Franco.

Lavados de cerebro masivos
He reiterado muchas veces que jamás caería en el error de comparar el nazismo o el comunismo, dos caras del mal absoluto, con el secesionismo catalán, que no pasa de ser un capricho fastidioso de élites endogámicas vertido en moldes populistas. Fastidioso, sí, e incluso peligroso para quienes podemos sufrir sus efectos involucionistas, pero no terrorífico. Sin embargo, es un secesionista quien se encarga de recordarnos, sin proponérselo, que todos los totalitarismos, desde los más perversos hasta los más histriónicos, tienen puntos en común que se manifiestan en su predilección por los lavados de cerebro a través de todos los medios de comunicación, como los que acabo de describir, y por las movilizaciones espectaculares de masas como las que organizan los secesionistas. Xavier Antich aborda estas técnicas de proselitismo compartidas por todos los totalitarismos en su artículo "La propaganda nazi" (LV, 20/1) y dispara, por elevación, también contra su totalitarismo favorito: el secesionista. Después de asistir a un ciclo de la Filmoteca de Catalunya sobre El cine de propaganda nazi escribe:

Como ya también señaló [Hannah] Arendt, "sólo el populacho y la élite pueden sentirse atraídos por el ímpetu mismo del totalitarismo, las masas tienen que ser ganadas por la propaganda".(…) En unos casos la propaganda, como parte de la política de comunicación, buscaba convencer y persuadir, aunque fuera con la manipulación o falsificación de la realidad. En otros, se buscaba el adoctrinamiento, que es, en realidad, un instrumento de la ideología coercitiva que busca dominar, conformar conciencias y modular identidades.. (…) Estas películas promueven o bien la victimización de los alemanes o bien la glorificación de unas virtudes éticas que la realidad estaba desmintiendo de forma ostentosa. Los alemanes arios son mostrados como víctimas, débiles, injustamente tratados, agredidos, inocentes, objeto de la violencia de todos los otros.

Propaganda, manipulación, falsificación, adoctrinamiento, victimismo, autoglorificación, satanización de los otros. Es difícil sintetizar con más precisión los componentes básicos de la ofensiva secesionista.
Un guiñol denigrante

Francesc-Marc Álvaro es otro secesionista que, intoxicado por las falacias de su propio discurso, dispara argumentos sin darse cuenta de que estos se vuelven como un bumerán contra él y sus cofrades. Empeñado en demostrar que su clan no es étnico ni racista (LV, 23/1), se contradice al reconocer que, como explica el sociólogo Wieviorka,

"el racismo ha cambiado de rostro" y se ha hecho más sutil. El criterio de este experto es sugerente y ubica el debate en el terreno de los derechos, en una sociedad multicultural que tiene una estructura institucional que confunde integración y asimilación.

De esto se trata, hoy, en Cataluña. No del tronco matriz del racismo al que nos acostumbraron el Ku Klux Klan, el nazismo o la Sudáfrica del apartheid, sino de su variante más sutil: el retoño que vulnera los derechos cuando proscribe y discrimina la lengua española en la enseñanza, en las instituciones públicas e incluso en los carteles publicitarios. Un retoño que lleva su fanatismo al extremo de fijarse como objetivo el tendido de una frontera entre siete millones de catalanes y sus cuarenta millones de compatriotas españoles. No porque los consideren una raza aparte o inferior, sino porque los demonios identitarios sirven de pretexto para resucitar agravios de hace trescientos años. Arrastrar a los niños de las escuelas al escenario trucado del Born para dictarles lecciones de odio contra los compatriotas españoles tampoco es racismo en estado puro, pero lo parece. Y convertir al andaluz José Montilla en presidente de la Generalitat para que sirviera sumisamente los dictados de la camarilla secesionista también colisionaba con la imagen de lo que se define como racismo, pero… cuando creyó que su docilidad le daba el derecho a participar en la marcha por el Estatut lo corrieron a gorrazos. Para que el nouvingut advenedizo aprendiera a ceñirse al espacio que le habían asignado las cuatrocientas familias (Fèlix Millet dixit) dueñas del poder.

Después meter la pata al citar a Wieviorka, Álvaro volvió a equivocarse al interpretar en el mismo artículo, como un argumento a su favor, otra cita que deja malparados a los fanáticos en cuyas filas él milita con sus soflamas:

El escritor israelí Amos Oz ha escrito (sic) que "la semilla del fanatismo siempre brota al adoptar una actitud de superioridad moral que impide llegar a un acuerdo". (…) El fanático, como también señala Oz, puede ser cualquiera y por eso hay que vigilar. La superioridad moral conduce a prescindir de la verdad y se fundamenta en el prejuicio y la mentira.

Una descripción impecable de los mecanismos intrínsecos de la ofensiva secesionista. Y cuando Álvaro quiso cerrar su artículo con un rapto de humor cáustico, nuevamente le salió el tiro por la culata. Imaginó la posibilidad de que un personaje deleznable como el cómico antisemita francés Dieudonné "acabe actuando un 20 de noviembre en el Valle de los Caídos". ¿Por qué tan tarde y tan lejos? Los promotores Miquel Calçada (alias Mikimoto) y Toni Soler podrían contratar a un émulo del difunto Pepe Rubianes –aquel de "la puta España"– para que interprete un guiñol denigrante el 11 de septiembre en el escenario del Born, donde espectáculos de esta naturaleza, preñados de beligerancia cainita, son el pan nuestro de cada día. El guiñol podría consistir en la lectura de las actas del simposio España contra Cataluña, para verter otra dosis de veneno en las mentes del público adulto e infantil.

Urge combatir esta epidemia de disparates, para lo cual no habrá nada mejor que recurrir a los anticuerpos engendrados por la misma sociedad catalana que, harta de abusos, empieza a exhibir sus virtudes de moderación y sensatez.
España
Los terroristas esconden 7 toneladas de explosivos, subfusiles y 150 pistolas
Mantienen «zulos» operativos como elemento de chantaje y presión
J. M. Zuloaga. Madrid. La Razón  22 Febrero 2014

Además de los tres misiles tierra aire, que figuraban en la documentación que se incautó a Aitor Elizarán, a la banda le quedan, al menos, 150 pistolas y revólveres de los 338 robados en 2006, en pleno periodo de negociación con el Gobierno socialista, de unos almacenes de Vauvert, en Francia. Ayer no estaban sobre la mesa que con tanto interés miraban los «verificadores». Tampoco se vio las máquinas troqueladoras y los miles de matrículas vírgenes que utilizan para «doblar» los coches que roban en Francia. No estaban los fusiles de largo alcance, cuyo número exacto se desconoce, pero que superan las dos decenas. Sobre el número de pistoleros que, en un determinado momento, podrían entrar en acción y cometer atentados, los expertos no se ponen de acuerdo y van desde los que piensan que se reducen a 20, hasta los que creen que rozan el centenar.

ETA tiene en su poder siete toneladas de material de explosivos para fabricarlos; dispositivos suficientes para montar decenas de bombas-lapa, que se colocan debajo de los coches y que se activan con el movimiento; minas para fijar encima de los automóviles y asesinar a sus ocupantes, con las que han entrenado a pistoleros en Francia. Por no hablar, según las fuentes consultadas por LA RAZÓN, de las armas «antiguas», en supuesto desuso, como los subfusiles Mat, UCI o las pistolas Browning o Herstal, en un número que nadie es capaz de establecer.

El 27 de enero, este periódico adelantaba que ETA había dividido sus zulos, en los que esconde armas y explosivos, en dos clases: los denominados «muestrarios» y los realmente operativos que esconden los artefactos, pistolas, revólveres y fusiles que les interesa mantener en su poder como elemento de chantaje y presión. Lo mostrado ayer deja pocas dudas al respecto, independientemente de quién haya tomado la iniciativa. La banda, que entonces tenía pocas esperanzas de que el Gobierno llegaría a negociar con ellos, había planeado, poco después de anunciar el alto el fuego, a finales de 2011, por si sus exigencias de conversaciones llegaban a buen término, dividir sus armas y explosivos en dos clases de zulos. En los primeros habría armas y con los que escenificaría un «acto de buena voluntad», supervisado por los «verificadores».

imposición linguística en baleares
Contra la imposición catalanista: #SANOSTRALLENGO
Andreu Oms Minuto Digital  22 Febrero 2014
La Fundación Círculo Balear (FNCB) inició el 1 de Febrero, con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna, la campaña #SANOSTRALLENGO para la recuperación de palabras y expresiones en lengua balear que están siendo sustituidas por el catalán estándar, impuesto desde las instituciones de gobierno de Baleares.

dia internacional lengua materna 2La entidad explica que “se trata de una campaña abierta cuyo éxito radica en la alta participación de los ciudadanos de Baleares cuya lengua materna es el mallorquín, menorquín o ibicenco quienes han enviado palabras que recordaban habituales en su vida cotidiana y que han sido sustituidas por otras desde instancias oficiales, en la enseñanza, en medios de comunicación, etc… que antes de que empezase la imposición del catalán, hace 30 años, no se habían oído nunca en Baleares.”

La FNCB destaca que “con una lista sencilla de palabras a través de la web de la FNCB y de sus redes sociales se han recibido más de 5.000 visitas reflejando la preocupación creciente de la ciudadanía ante la catalanización lingüística y cultural de Baleares”.

El presidente de la FNCB, Jorge Campos, considera que “el gobierno balear, contando con mayoría absoluta del PP, no ha pasado de las palabras a los hechos. Hoy en día el catalán estándar es la lengua predominante en las administraciones públicas, y se enseña y utiliza en las escuelas, penalizando a los niños que escriben en su lengua materna mallorquina, menorquina o ibicenca. El PP ha asumido desde la denominación pancatalanista para la lengua regional, hasta la utilización de un catalán estándar que anula las modalidades lingüísticas de Baleares, contradiciendo su propio programa electoral.”

En el Día Internacional de la Lengua Materna, Jorge Campos recuerda que “en Baleares el pancatalanismo intenta acabar con elderecho a escolarizar en las dos lenguas mayoritarias de Baleares: El español y el balear. La reacción extrema de los docentes nacionalistas, alentada por los partidos de la oposición, ante la nueva normativa que acaba con la inmersión en catalán es un buen ejemplo de ello. Para esta minoría radical la imposición del catalán está por encima del derecho a escolarizar en la lengua materna contraviniendo las recomendaciones pedagógicas de la UNESCO, que se celebran cada 21 de febrero en todo el mundo”.

El Círculo Balear defiende que “la promoción y protección de cualquier lengua sólo se consigue desde la libertad, huyendo de posturas nacionalistas que utilizan la lengua como arma política para proyectos rupturistas en vez de ser un elemento enriquecedor”. “Las lenguas no tienen derechos. Los tienen los ciudadanos, tal como celebramos cada año en estas fechas”, recuerda Jorge Campos.

PP, C’s y UPyD apoyan la docencia en lengua materna
Atacan la inmersión en un acto de la Asociación por la Tolerancia
EL MUNDO Cataluña  22 Febrero 2014

La Asociación por la Tolerancia celebró ayer la segunda jomada por la Lengua Materna y el Bilingüismo con un acto al que invitaron a partidos políticos para que explicasen su programa sobre esta cuestión. A la llamada sólo acudieron el PP, Ciutadans (C’s) y UPyD, que defienden la aplicación del catalán y el castellano como lengua vehiculares en las aulas, mientras que CiU, PSC y ICV-EUiA, que están a favor del sistema actual de inmersión lingüística, declinaron la invitación, argumentando motivos de agenda. Ante lo que consideraron una excusa, por los numerosos in
tentos infructuosos de hacer un debate plural, los representantes de la Asociación por la Tolerancia decidieron castigar simbólicamente estas tres formaciones ubicando un papel con sus siglas en el llamado «rincón de pensar».

El portavoz de UPyD en Cataluña, Ramón de Veciana, realizó una radiografía de la situación del castellano en el sistema educativo catalán tras las últimas resoluciones del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) mostrándose optimista. Veciana explicó que hay un punto de inflexión con la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 en
la que se reconocía las dos lenguas como vehiculares en Cataluña que han culminado en los últimos autos del TSJC que certifican que un 25% de las asignaturas, entre ellas algunas troncales, deben impartirse en castellano.

También destacó que esta última resolución «responsabiliza» de forma clara a los directores del cumplimiento de la orden judicial y lamentó que la LOMCE «nace obsoleta» ya que no marca porcentajes como sí lo hace el tribunal. Veciana destacó que su formación apuesta por un «modelo de triple red», como el que se hace en el País Vasco, con escuelas en castellano, catalán y bilingües.
El portavoz de C’s en educación, Carlos Carrizosa, insistió en que, tras las resoluciones judiciales, «la resistencia numantina» del Govern con la inmersión lingüística está «abocada al fracaso». Explicó que la única forma de que el castellano no entre en las escuelas sería «que se alcance la rebelión o sedición» que «promueve la administración catalana».

Además, lamentó que «se ponga en el punto de mira a los directores de los centros» ya que «no podrán aguantar» cuando empiecen a caer sentencias en contra de ellos por desobediencia. Carrizosa destacó que el TSJC «está politizado, ya que sus miembros los nombra el Parlament, por lo que no se atreven a ir contra la consellera Irene Rigau y contra el president Artur Mas». También alabó el trabajo de las familias que pelean en los tribunales la enseñanza en castellano para sus hijos y destacó que está creciendo un movimiento en favor del bilingüismo «que no van a poder parar».
Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP en educación, María José García Cuevas, destacó que la lengua materna en Cataluña no es un tema pedagógico sino «político» ya que ha servido para «imponer un modelo social» desde los años 80. Por eso indicó que el Govem ha realizado «un trabajo de ingeniería social» para que la gente tenga la percepción de que «el catalán es una lengua de éxito y el castellano una de segunda clase». «Se percibe que usando el catalán la gente cree que ganas un punto de simpatía, como un reconocimiento social», indicó.

García Cuevas lamentó que la inmersión lingüística está «llena de mentiras» ya que «no genera cohesión social, no es un modelo de éxito y es obligatorio, por lo que no es el que escogen mayoritariamente las familias». También recordó que el Govern malbarata recursos públicos al recurrir sentencias judiciales contrarias a la inmersión para retardar su aplicación en las aulas.

separatismo
“Te lo digo en castellano, que es tu puta lengua”, espeta el alcalde de Folgueroles a una mujer
Andreu Oms Minuto Digital  22 Febrero 2014

El juzgado de 1ª Instancia nº2 de Vic acaba de condenar a Carles Baronet Aldabó, alcalde de Folgueroles, por una falta de injurias y vejaciones. Bonet confesó a un digital nacionalista que se considera un ceballut de los que dan miedo:

“També hi ha l’independentisme clàssic, identitari. Jo sóc d’aquests. Els catalans som diferents, som un altre poble i estem adossats a altres pobles en forma antinatura. El que és important és que les noves generacions s’identifiquin amb un país, una llengua…“

Pues bien, resulta que el alcalde dijo en un panfleto comarcal que no estaba contento con el trabajo de la nueva cartera de Folgueroles. La cartera, que estaba además superando una situación de malos tratos, se presentó en el despacho del alcalde acompañada por la representante de una asociación de mujeres maltratadas. La cartera pidió al alcalde tiempo para adaptarse al oficio. El alcalde mostró indiferencia, y cuando intervino la acompañante tratando de reconducir el tema, el alcalde le espetó: “Ahora ya sí que me voy, si comienzas a tocarme los cojones te echo fuera. Sí, a la puta calle y te lo digo en castellano que es tu puta lengua (…) Estoy harto de sindicaleras de mierda como tú”.

El juez de Vic ha dictaminado que el comportamiento de Carles Baronet fue “irascible y vejatorio, inaceptable en un servidor público”, y supuso “un exceso en sus funciones como autoridad”.

Parece que se extiende el “català, parla la llengua de la Generalitat”. Esto se parece cada vez más a cosas que no nos gustan y acabaron muy mal. Verdaguer, hijo de Folgueroles, debe removerse en su tumba.

¿Cuándo denunciará la Delegación del Gobierno al alcalde de Folgueroles por un defecto en sus funciones como autoridad, al no cumplir la ley de banderas en su ayuntamiento?
 


Recortes de Prensa   Página Inicial