AGLI Recortes de Prensa   Martes 11  Marzo  2014

11-M: el triunfo del carpetazo
EDITORIAL Libertad Digital 11 Marzo 2014

Durante estos diez años, Libertad Digital ha mantenido su compromiso de no cejar en el empeño por esclarecer la autoría de la mayor matanza terrorista registrada en Europa. Hoy, al cumplirse el décimo aniversario del 11-M, que tan decisivamente alteró el devenir histórico y democrático de España, Libertad Digital renueva su compromiso no sólo con sus lectores sino con la memoria, la dignidad y la demanda de justicia de todas las víctimas del terrorismo.

Nuestro lucha por que se sepa algún día toda la verdad en torno al 11-M se vería lastrada por el ilusionismo y constituiría una quimera si no reconociéramos la triste y nada estimulante realidad en la que nos encontramos: a pesar de que los agujeros negros son ahora mucho más evidentes que nunca, nunca antes tantos dieron por buena la desacreditada versión oficial. Es público y notorio que la izquierda, los nacionalistas y sus poderosísimos medios de comunicación se despreocuparon del quién ha sido tan pronto el PP fue desbancado del poder, contra todo pronóstico, sólo tres días después de la matanza. Pero también la derecha y sus serviles medios de comunicación incurrieron en esa acomodaticia y despreocupada postura, desistimiento que se ha acrecentado tras recuperar el PP el Gobierno de la nación.

Como no quieren enfrentarse a los críticos de la versión oficial, edificada sobre pruebas y testimonios demostradamente falsos, las élites políticas y mediáticas recurren al insulto o al silenciamiento de aquéllos. Por eso no es de extrañar el monumental desconocimiento que la mayoría de los ciudadanos tiene sobre el 11-M.

Todos los medios de comunicación han podido cometer errores a la hora de cubrir este asunto, y todos han modulado su versión de los hechos a medida que se han ido conocido nuevos datos. Pero lo que no es una sabia asunción de errores sino una hipócrita vileza es pasar página y acomodarse a una versión oficial que ni siquiera puede dar respuesta a la pregunta de qué explotó en aquellos trenes ni a la que indaga por los autores intelectuales de la matanza. Lo que es una infamia es que una verdad judicial que se ha demostrado falsa en sus cimientos encubra el desconocimiento de lo sucedido.

Que el Gobierno del PP acabe de condecorar a las dos testigos rumanas imputadas por falso testimonio es buena prueba de hasta qué punto tanto los que utilizaron la matanza para lograr el vuelco electoral como los que lo sufrieron se han confabulado para dar carpetazo al asunto.

Con todo, y a pesar de esta cada vez más fortalecida y extendida voluntad por pasar página, el triunfo del carpetazo no tiene por qué ser definitivo. La historia no está escrita ni el futuro determinado. Menos aún por una colosal mentira.

Nos quedamos solos
Fray Josepho Libertad Digital 11 Marzo 2014

Empecé a colaborar en Libertad Digital en abril de 2004, un mes después del 11-M. Hoy he estado repasando las veces que he escrito sobre los atentados, sobre la investigación y sobre las mentiras (que, finalmente, han triunfado). Muchas. Tantas que renuncio a incluir los enlaces. En esta casa el 11-M ha sido un asunto central. Casi les diría que el asunto central. Y para mí, personalmente, también lo es.

Pero este décimo aniversario tiene algo de desesperanzador. Los medios que han, que hemos estado buscando la verdad del 11-M hemos sido muy pocos. Y ya todo indica que nos hemos quedado solos. Entre el bando oficialista y nosotros hay una enorme desproporción de fuerzas. A este lado, un periódico digital y una radio. Se acabó. Al otro lado, todos los partidos políticos parlamentarios (desde la extrema izquierda, pasando por el centro, hasta la derecha y los nacionalistas), todos los sindicatos, todas las televisiones, todas las demás radios, todos los demás periódicos, todo el establishment judicial, todas las cloacas del Estado, todas las cúpulas policiales y todos los ministerios. Ah, y la Corona. O todas las coronas, si me permiten la broma.

En fin, que la postura editorial de Libertad Digital es difícil. Vamos a contrapelo. Y me enorgullece que sea así. El que quiera pasteles, a la confitería.

Qué fácil es hacerse el despistado.
Qué fácil es cortar. Cambiar de tema.
Qué fácil es pasar de ese problema.
Qué fácil es mirar para otro lado.

Que fácil es fingir. Estar callado.
Qué fácil evadirse por sistema.
Qué fácil pretextar cualquier pamema.
Qué fácil alegar que es complicado.

Qué fácil es poner cara de hastío.
Qué fácil es decir que hay mucho lío.
Qué fácil divagar sin consistencia.

Qué fácil desistir. Pasar de largo.
Qué fácil nos sería, y sin embargo,
aquí seguimos. Solos. Por decencia.

11-M: Lavapiés, Bruselas, Karachi... Cada vez más lejos
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 11 Marzo 2014

El mayor experto en el 11-M creado por el régimen, Fernando Reinares, cada vez sitúa más lejos el origen del 11-M... y encima se olvida de sus anteriores afirmaciones. (@pfbarbadillo)

Fernando Reinares, experto oficial, situó en 2009 el origen del 11-M en Bruselas:

¿Acaso el 11-M no se fijó en Bruselas?
En Bruselas, sí. No en el barrio de Lavapiés ni en Morata de Tajuña. Fue cuando, casi cinco meses antes de que se produjeran los atentados de 2004 en Madrid, alguien adquirió una tarjeta prepago y facilitó para ello una serie de datos falsos, entre los que figuraba como fecha de nacimiento la del 11 de marzo de 1921.

Cuatro años después, en 2013, Reinares aleja todavía más el origen y lo traslada a Karachi (Pakistán):

Venganza cumplida
Los atentados del 11-M fueron ideados en Karachi a finales de 2001 como venganza por el desmantelamiento de la célula que Al Qaeda había establecido siete años antes en España, un grupo bautizado con el nombre de Abu Dahdah en alusión al que fue su líder desde 1995. El ánimo de venganza fue esencial en la decisión inicial de atentar en España y en la temprana movilización, concretamente a partir de marzo de 2002, de lo que será la red que ejecutó el 11-M.

¿Qué es a mí lo que me rechina? La rotundidad y la seguridad con que Reinares da ambas opiniones, y que la segunda vez, cuatro años más tarde, no se disculpe ni explique su error anterior.

En una entrevista en 13TV emitida la semana pasada, le he visto asegurar con su libro en la mano que él ha hecho un trabajo "honesto" (quería decir "honrado"). Pues a mí no me lo parece, con afirmaciones como las anteriores (sin explicar por qué cambia de opinión) y que la fecha del atentado no tenía relación con las elecciones:

Y, guste o no, la decisión de atentar en España se toma a finales del 2001, mucho antes de la guerra de Irak. Incluso la fecha, el 11 de marzo, se adopta antes de que el Gobierno de Aznar convoque las elecciones para el 14 de marzo.

Esos terroristas creen que van a pasar la eternidad con las huríes, pero eso no supone que sean idiotas ni autistas.

Por otro lado, este décimo aniversario nos deja la pena de saber qué genio policial estamos desperdiciando. El prevaricador Baltasar Garzón se metió en la estación de Atocha, aunque no le correspondía el caso, no para molestar ni hacerse fotos, sino para prestar ayuda, con sus escoltas y todo, y

"Desde primer momento tuve la sensación, casi la convicción (sic) de que no era ETA."

¡Qué clarividencia! ¡Cráneo privilegiado!

El bombardeo mediático con los Reinares y Garzones, y siempre desde el mismo periódico me huele no precisamente a rosas.

EL MEJOR ANÁLISIS SOBRE EL 11-M
Me adhiero al artículo de Gabriel Albiac publicado en ABC el día 6 de marzo. A mí me dolió saber que más de la mitad de mis compatriotas culpaba del atentado no a los terroristas que ponían las bombas, sino al Gobierno. Y en esto tiene razón Reinares, que recuerda que los españoles "carecemos de un consenso básico en políticas públicas como la lucha antiterrorista, la defensa o la política exterior", debido, añado yo, a que la izquierda está convencida de que sólo ella está legitimada para gobernar y fijar esas políticas.

Pasados ya diez años, el silencio soldó su plomo: del 11-M ha quedado tan solo lo que miente de modo necesario: el sórdido consuelo del sentimentalismo, que es el modo de nunca mirar lo terrible cara a cara. Ni reflexión ni relato. Callados, hacemos ver que nada ha sucedido, porque sabemos que sucedió todo. Lo peor que puede sucederle a un hombre: la derrota del que no dio combate.

Ninguna reflexión, ningún relato. Nuestra historia del último decenio está marcada por aquel vacío, del cual no deseamos ni siquiera sacar las lecciones. Solo negarlo vanamente en la memoria.

Aquí no ha habido nada. Y, a sabiendas de escribir algo muy excesivo, a mí -bien es cierto que yo soy un poco raro-, pasados diez años, lo que más me aterra es este mortuorio silencio nuestro. Esa ausencia de rabia, que dice hasta qué punto somos nosotros los que estamos muertos: ni siquiera capaces de verbalizar la angustia de no saber cómo se dice una dimisión tan enorme.

El 11 de marzo de 2004 fue una tragedia: doscientos asesinatos. Lo normal, lo no loco, era que de ello hubiera nacido una memoria épica. Colectiva. Si no la hubo, es porque fue vivido de otro modo: como una colectiva renuncia. Como una rendición sin condiciones.

Poca cosa sabemos de lo que pasó ese día de hace diez años. De lo que vino luego, sí sabemos la vergüenza. Algo que trocó el Estado. (...) Para rendirse era imprescindible Zapatero. Pagamos, hasta el día de hoy, el precio. No perdimos tan solo una guerra. Se extravió nuestra alma en aquel año 2004. No la hemos recuperado todavía. Habrá que hacerlo. Si es que queremos alguna vez salir del manicomio en que nos hemos recluido desde hace ya una década. No se puede salir de una tragedia así sin cumplir su duelo. Y dejar, de una maldita vez, de entonar cantos de amor a nuestros asesinos.

También recomiendo a José Luis Martín Prieto (La Razón).
http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2014/03/10/martin-prieto-del-pozo-santiago-gonzalez-losantos-la-razon-11m-la-ser.shtml

Tal día como hoy en el Club Siglo XXI
 Libertad Digital 11 Marzo 2014

Tal día como hoy, hace un año, en un Club Siglo XXI abarrotado, el presidente de Libertad Digital pronunció una conferencia analizando la primera legislatura de Zapatero. La fecha, 11 de marzo, no podía ser más apropiada. Pinche aquí para ver la conferencia íntegra.

El 11 de marzo de 2013 Federico Jiménez Losantos hacía un crudo análisis de la situación de la Nación española, que era "imposible imaginar hoy hace nueve años" y que es la de "un país en quiebra, dominado por una corrupción que empieza por los jueces, continúa en los partidos y acaba en todos los aspectos de la vida cotidiana".

Por supuesto, la piedra de toque de ese cambio fue el atentado del 11-M, "una inmensa falsedad en la que lo único indiscutible fueron los muertos" y, sobre todo, tras la que "se puso en marcha algo aún más terrorífico: la máquina de manipulación de la opinión pública más perfecta de la historia de Europa".

La conferencia formaba parte del ciclo organizado por el presidente del Club Siglo XXI, Eduardo Zaplana, en el que algunos de los periodistas más destacados de España han ido analizando las diferentes legislaturas de la democracia.

Jiménez Losantos recordó lo que era la España del antes del 11-M: "El país más próspero de Europa" y en el que más trabajo se creaba, con unas alianzas internacionales fuertes y entre cuyos socios estaban Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania; hasta llegar a a la actual crisis, en un camino porque el que "era imposible imaginar que España daría tantos pasos atrás como hemos dado".

El director de Es la Mañana de Federico dejaba claro que todo arrancó del 11-M y de las mentiras que lo rodean: "Todo lo que hay en la versión oficial es falso, todas y cada una de las pruebas son falsas y todas y cada una de las cosas que dice la sentencia son falsas".

Pero lo que es terrible es que tratándose de "la mayor tragedia de la historia de España nadie la investiga" destacaba Jiménez Losantos, que explicaba además que "la corrupción es inevitable" en un país en el que "se asesina a 200 personas y la gente no dice nada ni busca que se investigue".

"Toda la primera legislatura de Zapatero está encaminada a legitimar el gobierno salido del 11-M, todo lo que se hizo, incluida la sentencia", es un intento de "legitimar lo ilegitimable", añadía Jiménez Losantos. En conclusión, "mientras el 11-M no se investigue el país se ha quedado congelado" y en lugar de un país "es un corral en el que cuando toque ir al matadero se llevarán a quien sea"Tal día como hoy en el Club Siglo XXI

Tal día como hoy, hace un año, en un Club Siglo XXI abarrotado, el presidente de Libertad Digital pronunció una conferencia analizando la primera legislatura de Zapatero. La fecha, 11 de marzo, no podía ser más apropiada. Pinche aquí para ver la conferencia íntegra.

El 11 de marzo de 2013 Federico Jiménez Losantos hacía un crudo análisis de la situación de la Nación española, que era "imposible imaginar hoy hace nueve años" y que es la de "un país en quiebra, dominado por una corrupción que empieza por los jueces, continúa en los partidos y acaba en todos los aspectos de la vida cotidiana".

Por supuesto, la piedra de toque de ese cambio fue el atentado del 11-M, "una inmensa falsedad en la que lo único indiscutible fueron los muertos" y, sobre todo, tras la que "se puso en marcha algo aún más terrorífico: la máquina de manipulación de la opinión pública más perfecta de la historia de Europa".

La conferencia formaba parte del ciclo organizado por el presidente del Club Siglo XXI, Eduardo Zaplana, en el que algunos de los periodistas más destacados de España han ido analizando las diferentes legislaturas de la democracia.

Jiménez Losantos recordó lo que era la España del antes del 11-M: "El país más próspero de Europa" y en el que más trabajo se creaba, con unas alianzas internacionales fuertes y entre cuyos socios estaban Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania; hasta llegar a a la actual crisis, en un camino porque el que "era imposible imaginar que España daría tantos pasos atrás como hemos dado".

El director de Es la Mañana de Federico dejaba claro que todo arrancó del 11-M y de las mentiras que lo rodean: "Todo lo que hay en la versión oficial es falso, todas y cada una de las pruebas son falsas y todas y cada una de las cosas que dice la sentencia son falsas".

Pero lo que es terrible es que tratándose de "la mayor tragedia de la historia de España nadie la investiga" destacaba Jiménez Losantos, que explicaba además que "la corrupción es inevitable" en un país en el que "se asesina a 200 personas y la gente no dice nada ni busca que se investigue".

"Toda la primera legislatura de Zapatero está encaminada a legitimar el gobierno salido del 11-M, todo lo que se hizo, incluida la sentencia", es un intento de "legitimar lo ilegitimable", añadía Jiménez Losantos. En conclusión, "mientras el 11-M no se investigue el país se ha quedado congelado" y en lugar de un país "es un corral en el que cuando toque ir al matadero se llevarán a quien sea".

El 11-M cierra heridas pero no nos libera de seguir buscando la verdad
EDITORIAL El Mundo 11 Marzo 2014

HOY se cumplen diez años del 11-M, el mayor atentado de la Historia de España. Una Historia que, desde antes de la muerte de Franco, ha estado marcada por el terrorismo.

A diferencia de lo que ha ocurrido con ETA, donde, exceptuando a la izquierda abertzale, ha habido un consenso democrático de repulsa, el 11-M dividió a la sociedad, a los partidos, a los medios de comunicación e incluso a las víctimas.

Los errores de gestión por parte del Gobierno de Aznar y el aprovechamiento electoral de la masacre por el PSOE, fueron el origen de la polarización en la interpretación de los hechos.

La investigación policial y judicial estuvo viciada en su origen por esa contaminación política. La cúpula de las fuerzas de seguridad y la Fiscalía se empeñaron en poner la conclusión por delante de los hechos: el atentado tenía que ser islamista, ordenado por Al Qaeda y relacionado con la Guerra de Irak.

Algunos medios de comunicación compraron esa tesis de forma acrítica e incluso se afanaron en desacreditar lo que otros poníamos de relieve, cuestionando algunos aspectos esenciales de la investigación.

EL MUNDO puso en duda que el explosivo utilizado fuera Goma 2 Eco (como sostenía la Fiscalía y el juez instructor) y, en efecto, tras las pruebas periciales lo que estableció la sentencia es que lo que estalló en los trenes fue una mezcla de Goma 2 Eco y Goma 2 Ec (de esa forma se justificaría la existencia de nitroglicerina en los restos hallados en los focos de las explosiones en los trenes). Criticamos la actuación del jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, cuya intervención en los hechos ha sido incluso objetada por el presidente del tribunal sentenciador. Indagamos en la prueba fundamental para condenar a Zougam, y, en estos momentos, las dos testigos protegidas están siendo procesadas por falso testimonio. Las numerosas aportaciones de este periódico al proceso pueden verse reflejadas en el sumario.

Los ataques que ha sufrido EL MUNDO por no conformarse con la verdad oficial no sólo no nos afectan, sino que nos refuerzan. Hemos sabido reconocer algunos errores, cosa que otros no han hecho (para qué hablar de los suicidas en los trenes o el hallazgo de autores intelectuales cuya relación con el 11-M se constató inexistente, etcétera). En este asunto, como dijo Gómez Bermúdez en la entrevista publicada la semana pasada por este periódico, quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Nuestra intención es seguir indagando en la búsqueda de la verdad, como haríamos con cualquier otro acontecimiento, y más si se trata de un tema de tales proporciones y que, de hecho, supuso un giro político para España. Que nadie dude sobre nuestra voluntad y compromiso a ese respecto.

Ahora bien, después de diez años, algunas cosas han quedado claras. Los suicidas de Leganés formaron parte del comando que cometió el atentado. No hubo ninguna participación ni directa, ni indirecta, de ningún partido político en la masacre. Tampoco existió una conjura policial con fines políticos en la realización del atentado.

Sin embargo, las zonas oscuras siguen existiendo. Como han demostrado las declaraciones contradictorias estos días de Gómez Bermúdez, el fiscal Zaragoza y el experto Reinares, a día de hoy no se sabe quién ordenó la matanza. Tampoco se han depurado las responsabilidades por los innumerables errores que se cometieron en la investigación. Y, como colofón, existen dudas razonables sobre la participación de Zougam en los hechos.

Dicho esto, hay que saludar que, por primera vez, las víctimas hayan decidido realizar un acto conjunto de conmemoración. Es un primer paso. Podemos aspirar también a un consenso sobre los hechos. Pero no sobre la base del silencio, sino sobre la de la investigación de la verdad. A ese acuerdo, siempre estará dispuesto EL MUNDO.

DISIDENTES
Un país, es un país; en cualquier caso
Xavier Horcajo www.gaceta.es 11 Marzo 2014

Mi particular visión del 11-M arranca en aquellos días del 11 al 20 de julio de 2002, cuando el “farfo” de Trillo movilizaba barcos; misiles, Cougar; F_18; Mirages, Infantes de marina y la Biblia en verso

El 11-M fue una gran infamia. Vaya por delante mi pronóstico: la historia no aguanta verdades de cristal. Creo que las familias víctimas merecen disipar dos conceptos fundamentales: hubo pruebas falseadas por las cloacas del Estado. Segundo, hizo el Estado todo lo que pudo para esclarecer el atentado, sus autores intelectuales y la caza de sus autores materiales. Como ven son cuestiones a sí o no. Sólo esas dos respuestas permitirán definitivamente cerrar el paréntesis que abrieron los atentados del 11-M y que nos mantiene acomplejados como país; especialmente en nuestra proyección exterior, pero un país, es un país; en cualquier caso (perdón por retorcer al escocés Robert Burns).

Mi particular visión del 11-M arranca en aquellos días del 11 al 20 de julio de 2002, cuando el “farfo” de Trillo movilizaba barcos; misiles, Cougar; F_18; Mirages, Infantes de marina y la Biblia en verso, para desalojar a los 12 soldados marroquíes que habían tomado la Isla Perejil. Aquello humilló al joven monarca Mohamed VI. En primer lugar tuvo que interrumpir sus noches parisinas desenfrenadas. Luego aceptar el revés militar de España y, lo peor, ver como Washington –forzado a elegir- prefirió la democracia española a la teocrática monarquía alauí. El rey de Marruecos no se cortó un pelo, dijo que “traería consecuencias”. Los españoles pensaban que tendrían problemas pesqueros y lo que vino fue un atentado “soi dissant” yihadista en Casablanca. Objetivo: la Casa de España, cuatro muertos eran españoles. Ocurrió diez meses después de la trillada de Perejil (el 16 de mayo de 2003).

En marzo de 2004 (hace 10 años) pasó lo que pasó. La España con ínfulas de política exterior y alianzas de primera con EE.UU. y el Reino Unido se ha perdido durante diez años de oprobio, tal vez para siempre. Continuaremos acomplejados en tanto no lleguemos a la verdad del 11-M. Lo que vino después del atentado, además de la mochila, los trenes destruidos antes de tiempo, los errores con el explosivo, los hindúes ful, los testigos rumanos, los falsos testimonios y el autor huido al que nadie buscó durante años. ¿Y en lo político? Pues produjo un cambio político en España que nos mando a los años sesenta en lo económico y a la autarquía franquista en términos de política internacional. Volvimos al acomplejamiento.

Aun peor, en enero de 2005 (diez meses después de los 192 muertos en Madrid) el Reino de España condecoraba al general marroquí jefe de la gendarmería (los que invadieron Perejil) Hosni Benslimana. Le abrochamos, nada más y nada menos, que la gran Cruz de Isabel la Católica. Poco después, un juez parisino ordenaba la detención del general marroquí por su presunta implicación en el secuestro, tortura y asesinato, del líder opositor marroquí, Ben Barka.

El agradecimiento español a lo peor entre los uniformados marroquíes se amplió a otra Cruz de la pobre Isabel la Católica, al general jefe de los servicios secretos marroquíes durante los atentados de los trenes, Haaniduu Laagrini, con fama si cabe peor a la de Benslimana. Nadie sabe por qué los condecoramos. Quizá, al último, por no encontrar a Mohamed Belhadj el gamo, aquel presunto autor de la matanza que huyó a la carrera del cerco policial al piso de Leganés, donde se inmolaron (o les inmolaron) los autores materiales del 11-M.

PD entrevista al director de 'Sin Complejos' (esRadio) y experto en el atentado del 11 de marzo de 2004
Luis del Pino: "El PP de Rajoy mandó gente con el único objetivo de intoxicarnos sobre el 11-M"
"El libro de Fernando Reinares sobre el 11-M es basura"
Periodista Digital. Luis Balcarce. 11 Marzo 2014

"Aparece Fernanro Reinares diciendo que sus datos de inteligencia le dicen otra cosa, pero todo es basura, no tiene pruebas de ningún tipo"

Se cumplen diez años del peor atentado de la historia de Europa, ocurrido el 11 de marzo del 2004 en Madrid, y que acabó con la vida de más de 190 personas. Quedan muchas dudas, pocas respuestas, con una sentencia que deja lagunas... Para analizar los distintos aspectos que aún hoy permanecen en el aire, el periodista Luis del Pino, director y presentador del programa 'Sin complejos' de EsRadio, visita Periodista Digital.

TITULARES DE LA ENTREVISTA CON LUIS DEL PINO
"Yo llevo diez años publicando sobre el 11-M dato tras dato que demuestra la falsedad de la versión oficial y nadie me ha podido jamás desmentir ni una coma. [Sobre el editorial del diario El Mundo --La 'plasta' de Pedrojota y el 'mea culpa' de Casimiro a los sufridos lectores de 'El Mundo'--]. A mí me han intentado intoxicar muchas veces, si a Casimiro García-Abadillo le han intoxicado que explique en qué. Yo acompañaría esa declaración enumerando las cosas en las que les han intoxicado".

"A mí me han llegado intoxicaciones desde muchas partes, incluso desde el Partido Popular. Un periodista ve las fuentes y juzga. Ha habido enormes intentos desde los servicios de información españoles por intoxicar en el 11-M. La pregunta que habría que hacerse es, ¿por qué se ha puesto tanto interés desde los servicios de información en intoxicar en torno al caso?"

"Pedrojota es muy benévolo. El PP de Rajoy ha colaborado en echar mantas de oscuridad sobre el tema".

"Este régimen se está desmoronando, ahogado en la corrupción, en la ineficiencia, ahogado en las tendencias centrífugas y en la mentira. Ha habido que hacer una especie de abrazo de Vergara entre PP y PSOE, donde todos son muy amigos, porque el peligro son los partidos nacientes que amenazan con echar a esta casta del poder".

"A Zapatero no le preocupan los ciudadanos ahora y ni le han preocupado nunca. Si no, no les habría llevado a la quiebra económica e institucional".

"A la gente que crea la versión oficial y que sea de izquierdas habría que decirles; ¿no os dais cuenta de cómo os están tomando el pelo? Nos llaman conspiranóicos, pero los que se tragan eso son unos primos. La gente de la izquierda aplaude la criminalización de los musulmanes por ser musulmanes, pero eso no cuadra con una mentalidad de izquierdas".

"[Sobre la nueva tesis de Fernando Reinares --"El 11-M se ideó en el 2001 en Pakistán y la Guerra de Irak fue un pretexto posterior] Aparece el Señor Reinares diciendo que sus datos de inteligencia le dicen otra cosa, y como son sus datos de inteligencia que sólo saben los expertos en islamismo, pues la gente aplaudiendo igual; todo es basura, no tiene pruebas de ningún tipo".

"Las fuerzas de seguridad hicieron su trabajo, igual que los servicios de emergencias, igual que la ciudadanía que se volcó con el atentado, luego unas pocas personas que se encargaron de hacer que no hubiera posibilidad de llegar a encontrar la verdad. Lo que sí se puede afirmar es que desde las cloacas del Estado se manipularon las pruebas del 11-M".

"[Sobre la entrevista del juez del caso en 'El Mundo'--Gómez Bermúdez: "Yo no tengo duda de que el 11-M tuvo inspiración yihadista"--] La entrevista al juez Gómez Bermúdez me ha parecido especialmente escandalosa".

"En la versión oficial no hay nada de verdad, es falsa de principio a fin. Hubo una masiva sustitución de pruebas y se construyó todo el caso a partir de una bolsa bomba encontrada en una comisaría de policía encontrada 18 horas después de la masacre".

"Sólo hay tres condenados por el 11-M, y eso mucha gente no lo sabe. Un español y un marroquí por tráfico de explosivos, y un único condenado, marroquí, por colocar bombas en los trenes. Tenemos un colocador y estallaron 13 bombas".

"Suárez Trashorras es un cabeza de turco voluntario".

La tragedia del 11-M y la década perdida
Editorial www.vozpopuli.com 11 Marzo 2014

Cuando se produjeron los atentados cuyo décimo aniversario hoy recordamos, España estaba en vísperas de unas elecciones generales y su situación política y económica parecía homologable con la de nuestros socios europeos, dejando a salvo algunas amenazas que se cernían sobre nuestro modelo político y económico. La tragedia de aquel 11 de marzo de 2004 provocó un cambio radical, cuya dimensión quedó enmarcada por el resultado de unas elecciones en las que el 25% del electorado cambió su sentido de voto, según datos del CIS, un vuelco sobre el que algún día historiadores y politólogos se pronunciarán sin las ataduras de la cercanía temporal.

Lejos de pretender elucubrar aquí y ahora sobre teorías conspirativas, tan castigadas estos días por el celo vengador de los portavoces de la verdad oficial, se echa de menos una explicación racional y plausible sobre unos acontecimientos que en cualquier país de la dimensión del nuestro hubieran justificado investigaciones exhaustivas por parte de los diferentes poderes del Estado, especialmente de las Cortes Generales. No merecían menos las víctimas y sus familiares, por no hablar del derecho inalienable de los propios españoles a conocer lo ocurrido en su real dimensión. Aspiraciones tan altas quedaron aquí reducidas a un proceso judicial que, con sus virtudes y defectos, regurgitó esa “verdad oficial” cuyo relato está lejos de poder satisfacer a cualquier cabeza amueblada con cierta independencia de criterio.

Obviando pues el debate de la “conspiración” por respeto a las víctimas, sí parece claro que la década inaugurada por aquella tragedia se ha traducido en un notable retroceso para los españoles. En esos diez años, España ha soportado dos legislaturas gobernada por un partido, el PSOE, y un presidente, Rodríguez Zapatero, tan inesperadamente llegado, tan ligero de equipaje en la más amplia acepción del término, tan desprovisto de hoja de ruta, que pronto se demostró incapacitado para ordenar un país que disfrutaba de tasas de crecimiento económico significativas pero que, en lo político, reclamaba un profundo remozamiento estructural, en línea con las aspiraciones de una sociedad más formada y exigente. Sin embargo, ese crecimiento económico, que se alimentaba de la burbuja crediticia derivada de la implantación del euro, no mereció la atención del bisoño Zapatero, quien, por contra, se dedicó a experimentar con la estructura del Estado -acentuando el desbarajuste autonómico-, y las relaciones internacionales, sin olvidar su confusión sobre los derechos civiles y su frívolo tratamiento de la memoria histórica.

España por el camino de perdición
Por supuesto, nada de eso tenía que ver con la regeneración democrática que se venía demandando desde mediados de los años 90, ni con el rigor exigible para administrar los recursos de un Estado que pasaba entonces por ser la octava potencia económica del mundo. Dentro de tales comportamientos tampoco cabía, ni por asomo, buscar explicaciones a un hecho tan trágico como el 11-M que le había impulsado al poder. El estallido de la crisis financiera de 2007 ahondó los males políticos y económicos de España, algo que el propio Gobierno trató de ocultar con el expediente más tosco de los imaginables: negar la evidencia. Y fue así como el declive iniciado en 2004 se transformó en la caída por un barranco, llena de frustración y amargura, que ha sumido a la sociedad española en la incredulidad, primero, y en la desesperanza, después, proceso al final del cual se hallaba el descreimiento para con unos dirigentes públicos cuyo nivel de corrupción y malas artes ha terminado por arruinar la credibilidad de las instituciones democráticas.

Esa crisis española, a la que nos hemos referido en anteriores ocasiones, dejó al descubierto, cierto, a un Gobierno incapaz. No menos grave ha sido la constatación de que el primer partido de la oposición de entonces, el Partido Popular, que inicialmente contó con el beneficio de la duda de miles de españoles y el apoyo electoral de millones de ellos, se ha limitado en los dos años largos de Gobierno transcurridos a tratar los asuntos de España en el terreno estricto de los cuadres contables, ignorando, como sus predecesores, el verdadero calado de los problemas que tienen a España instalada en vía muerta, problemas que tienen que ver con una crisis política sin precedentes.

Tanto en términos políticos como económicos, la imagen de nuestro país, vista con la moviola, nos retrotrae hoy a la España de mediados de los años 90 -¿diez años perdidos o han sido veinte?-, con la diferencia de que el establishment actual no apunta el menor interés en promover los cambios que el país necesita para mejorar la calidad democrática e insuflar higiene en las instituciones y partidos políticos. Algo que explica muchas cosas, pero sobre todo una que, por lo que atañe a las víctimas, lamentamos muy especialmente en un día como hoy: que ni siquiera el Gobierno del PP, abruptamente desalojado del poder por los atentados, ha tenido ni tiene interés en buscar explicaciones a unos hechos que pusieron a España en un camino de perdición del que no sabemos cómo y cuándo saldremos.

Club Siglo XXI
Rosa Díez: 'El nacionalismo es insaciable, calmarlo con un federalismo a la carta es un error'
Pide una reforma de la Constitución para alcanzar un sistema federal que "garantice la igualdad" y blinde las competencias del Estado
Europa Press www.lavozlibre.com 11 Marzo 2014

Madrid.- La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, considera que fue una "ingenuidad" pensar que el modelo autonómico español ideado en 1978 serviría para integrar al nacionalismo y ha pedido no cometer ahora el mismo "error" y pretender calmarlo con propuestas de "federalismo a la carta" como hacen los socialistas, algo que ve como "una soberana tontería".

Rosa Díez ha pronunciado en el Club Siglo XXI una conferencia muy crítica con el actual Estado de las autonomías, que ha apuntado que fue "una improvisación" que ha derivado en un "modelo híbrido e indefinido" de Estado descentralizado con rasgos federales, confederales e incluso centralistas.

A su juicio, esto significa que España soporta "muchos de los inconvenientes" de un Estado federal, como la complejidad administrativa territorial o las disparidades legales, sin "ninguna de las muchas ventajas" de los diversos modelos federales, ya que no existe "ni la corresponsabilidad, ni la lealtad ni el reconocimiento de la cláusula de prevalencia de las leyes federales".

"El Estado de las autonomías ha derivado en un modelo elefantiásico, insostenible en lo económico e inviable en lo político -ha denunciado-. Un modelo incapaz, por su estructura obsoleta, duplicada e imprecisa, de garantizar el cumplimiento efectivo de los artículos de la Constitución que son innegociables, aquellos que proclaman derechos fundamentales como la igualdad, la justicia y la libertad".

Rosa Díez ha reconocido que el sistema autonómico "transformó" España, pero mientras, el nacionalismo identitario "reclamaba una mayor cuota de singularidad". Según ha resumido, esto significó que "la alta descentralización política de España resultó incompatible con las ansias de singularidad de los partidos nacionalistas".

"El nacionalismo es insaciable, y la estabilidad democrática nunca podrá depender de su voluntad", ha alertado antes de presentar la propuesta de UPyD: un modelo federal cooperativo que salga adelante "a pesar de los nacionalistas".

Para ello, la formación 'magenta' reclama una reforma de la Constitución que resuelva "los retos de la sociedad española del siglo XXI" y, entre otros asuntos, cierre la distribución de competencias entre el Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales, de manera que el Estado asuma una serie de competencias "exclusiva e intransferibles en materias clave para defender el interés general". UPyD también propone exigir una mayoría más cualificada para la aprobación de los estatutos de autonomía y suprimir el cupo vasco y el concierto navarro.

Todo ello dentro de lo que denomina "federalismo integrador" mediante un sistema político que "garantice la unidad e incluya la diversidad". "Insisto en ello en un momento en el que se viven fuertes pulsiones separatistas ante la indolencia de unos y la complicidad de otros y en el que nadie apenas osa reivindicar la unidad de la nación española como instrumento imprescindible para garantizar la igualdad y los derechos de la ciudadanía", ha reivindicado.

SIN ATAJOS IRRESPONSABLES NI TENTACIONES ANTISISTEMA
Rosa Díez ha presentado así a UPyD como un partido "necesario" para "vertebrar" España y "regenerar las reglas de la democracia sin recurrir a atajos irresponsables ni a tentaciones antisistema". Un partido con "vocación de alternativa de Gobierno" que tiene como guía "la igualdad de todos los españoles".

Y España está en este escenario mientras la recuperación económica está siendo para el país "mucho más larga y más compleja" que en los países del entorno, ya que los dirigentes "no han estado a la altura de sus obligaciones" y no han aceptado que no será posible afrontar "con éxito" la crisis económica y social si no antes no se supera la crisis política.

En este marco, la líder de UPyD ha arremetido contra el bipartidismo que diseñó una ley electoral "injusta" y ha advertido de que, pese a sus "aparentes malas relaciones", la manera de gobernar de PSOE y PP "ha ido pareciéndose cada vez más en los asuntos fundamentales".

ESPAÑA TERMINARÁ FUSIONANDO MUNICIPIOS
Entre sus exigencias, ha incluido la reforma de la ley electoral y también la del conjunto de administraciones públicas, donde ha puesto el foco en una fusión de municipios con la que se podrían ahorrar más de 16.000 millones de euros, según ha calculado. "El Consejo de Europa acaba de aconsejar a España que fusione los municipios de menos de 10.000 habitantes. Osea, que terminaremos haciéndolo, solo que habremos perdido un tiempo precioso", ha puesto sobre la mesa.

También ha arremetido contra la "politización" de los órganos de justicia y ha destacado la lucha de su partido contra la corrupción, emprendiendo acciones legales contra Bankia y los responsables de venta de preferentes, Caja Burgos, Caja Segovia y Caja Navarra.

Nacionalismo: europeísmo de conveniencia
José Rosiñol Lorenzo . Periodista Digital 11 Marzo 2014

Creo que tanto la Generalitat como todo el coro de voceros y palmeros que medran a su alrededor podrían formar parte del Ministerio de la Verdad, aquel ministerio ideado por George Orwell en su novela “1984”, aquél que estaba dedicado en cuerpo y con poca alma a deformar la historia, a invertir la realidad, a conformar la mente de los ciudadanos de Oceanía, aquél que instrumentalizaba todos los medios del Estado por y para la Causa.

También podrían encuadrarse en el Ministerio de la Paz, aquél que se esforzaba en mantener relaciones agonísticas con sus vecinos, básicamente porque cuanto más se odia al vecino, al diferente, a la alteridad, menos exigente eres con tu propia realidad, si nos damos cuenta el nivel de conflictividad social en Cataluña es mucho más bajo que en otras comunidades autónomas… ¿será por qué todo lo que ocurre en Cataluña es culpa de Madrid, España o “los españoles”?

Pero esta obsesión por deformar la realidad e invertir los valores, choca con un obstáculo inesperado llamado Europa, un proyecto europeo al que no pueden convertir en un segundo chivo expiatorio –aunque a más de uno le gustaría- al que acusar de todos los desmanes y contradicciones de la política catalana, quizás sea por ello, por no saber cómo gestionar un falaz discurso europeísta sin Europa… el comportamiento y las declaraciones de muchos de los próceres nacionalistas sean tan estrambóticas como bipolares.

Parece que con el asunto de Europa el gobierno catalán y sus adláteres juegan a un doble juego de amor-odio, de súplica-amenaza, que no hace más que ahondar el descrédito internacional de una Cataluña arrastrada por ideologías trasnochadas y extemporáneas, ideologías que conciben el proyecto europeo –al igual que la democracia- como un medio, no como un fin en sí mismo, como una mera herramienta con la que llevar a término su proyecto político.

Dicho ridículo no solo es ir en contracorriente de la historia de Europa, aquella que une y anhela una paz perpetua, son ridículas por declaraciones como las de Artur Mas ante Viviane Reding ofreciendo a Cataluña como “un excelente aliado para construir la Europa del futuro“, ¿se referirá a una futura Europa aún más ingobernable hiperfragmentada y enfrentada por tenues e imaginadas fronteras mentales (culturales les llaman)?, o cuando en la misma reunión ha dicho que Cataluña, ““ahora” quiere y necesita “implicarse en la construcción Europea“, ¿quiere o necesita (las palabras, a veces, son ideológicamente atronadoras)?, pero ¿quién necesita a Europa?, ¿una Cataluña tan española como europea o un nacionalismo obsesionado por hacer desaparecer su propio sentir español y borrar su propia historia?

Pero no lo dudemos el discurso de la internacionalización del proceso secesionista tiene dos vertientes aparentemente incompatibles, una mendicante que lanza al presidente de la Generalitat a la búsqueda del Santo Grial del apoyo internacional, y otra de consumo interno que se atreve, desde la soberbia y superioridad acostumbrada, a dar lecciones a Europa, que magnifica las posibilidades que influir en la política europea, que se atreve a amenazar al proyecto europeo mismo.

Naturalmente esta bipolaridad oscila entre la súplica de Artur Mas y la altanería de Francesc Homs, este último en declaraciones a El País ha llegado a decir que “Europa estará acabada si expulsa a siete millones de ciudadanos”, y en la página web de la Generalitat ha publicado que “Si la UE no supiera encontrar una solución política al que democráticamente exprese el pueblo de Cataluña, sería el fin de Europa como modelo de integración democrática y pacífica“…

Es decir, que un proyecto como el europeo, nacido de la peor conflagración bélica de la historia, que sufrió las consecuencias de las ideologías totalitarias, que ha conseguido borrar las profundas diferencias políticas y culturales que llevaron a la guerra, que ha basado su ser en la integración política, en la democracia y en los derechos humanos… desaparecerá porque no quiere avenirse con el independentismo catalán, o como mínimo, dejará ser un modelo pacífico y democrático de integración porque no siguen las órdenes y directrices de los dirigentes nacionalistas…

Pero no solo eso, en el esfuerzo por invertir la realidad, en la obcecación por mantener desinformada a la población catalana, vemos cómo desde el mundo académico, convertido en vanguardia de la internacionalización del Proceso, se procura hacer creer que, en caso de independencia, será Europa quién expulsará a todos los catalanes (nacionalistas y no nacionalistas) de la Unión Europea, escondiendo que en el más que improbable caso de que se celebre un referéndum de autodeterminación en Cataluña, no solo se decidiría la secesión de España sino, también, el abandono voluntario del proyecto europeo.

Dion: "Ceder a las reivindicaciones de los separatistas esperando apaciguarles es una estrategia arriesgada e ilusoria"
Alejandro Tercero www.cronicaglobal.com  11 Marzo 2014

El político canadiense alerta de que el federalismo no debe implicar caer en la "estrategia del contentamiento" del secesionismo, y subraya que "si se quiere mantener España unida, los catalanes debe estar orgullosos de ser españoles".

Dion reitera sus críticas al hipotético referéndum secesionista: "¿Qué es un Estado no independiente? ¿Qué quieren decir?"

El ex líder del Partido Liberal de Canadá y ex ministro de Asuntos Intergubernamentales de Canadá, el quebequés Stéphane Dion, ha alertado este lunes en Barcelona sobre algunos de los peligros de un mal entendido federalismo.

En una conferencia organizada por Federalistes d'Esquerres en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona (UB), titulada "La respuesta federal a la tensión secesionista", Dion ha instado a "los defensores de la unidad nacional" a "tener más en cuenta las preocupaciones de los grupos regionales insatisfechos", pero también ha advertido de la importancia de "reforzar la lealtad de los ciudadanos hacia el país en su totalidad".

Y ha animado a hacerlo de forma desacomplejada porque "ceder prácticamente a todas las reivindicaciones de los separatistas esperando que pierdan todo interés por llevar a cabo la separación es una estrategia arriesgada y probablemente ilusoria", una fórmula equivocada que ha denominado "estrategia del contentamiento".

Alerta de los riesgos de la "estrategia del contentamiento" del separatismo
Dion ha insistido en que "transferir más poder y recursos" esperando tranquilizar a los secesionistas es una opción que "deja de ser razonable cuando se empuja al límite", puesto que estos no quieren más autonomía, sino "un país nuevo" y en realidad "ven las transferencias como un paso más hacia la independencia".

El político canadiense ha enumerado cuáles son los riesgos de esta "estrategia del contentamiento" de los separatistas: se puede producir un "distanciamiento psicológico entre la región y el resto de la federación"; como las tranferencias buscan "apaciguar el secesionismo", estas transferencias pueden "perder de vista el interés público"; se puede "banalizar la secesión", al considerar la federalización como "una especie de separación a medias" sin valorar que la secesión es "un desgarro traumatizante"; se produce una "sobrepuja" en todas las negociaciones que "hace perder los matices" porque "el mero desacuerdo de una reforma adquiere dimesiones existenciales", del tipo: "dame lo que quiero o el país se dividirá"; "el contentamiento" de los secesionistas "puede exacerbar las tensiones entre las regiones" al romper "el equilibro" entre ellas; y, finalmente, se corre el peligro de "liberar a los líderes secesionistas de la carga de la prueba" a la hora de explicar "la viabilidad de su proyecto", traspasándosela a los federalistas.

Dion ha señalado que el federalismo implica "la lealtad entre las entidades federadas", y ha indicado que las reformas en el modelo territorial del Estado no deben presentarse por los federalistas "como esenciales hasta el punto de que sea necesario separarse en caso de no poder obtenerlas".

Insta a cultivar el "orgullo de ser español"
Otra de las novedades del mensaje de Dion ha sido su apelación a la cuestión sentimental para defender el federalismo. "Si se quiere mantener España unida, los catalanes debe estar orgullosos de ser españoles", ha subrayado.

Y ha insistido en que es "muy importante" cultivar el discurso de la "identidad" a nivel nacional, y no centrarse únicamente en el debate sobre la estructura administrativa o consitucional para conseguir "frenar el separatismo". Porque, según Dion, el federalismo no es la panacea que servirá, por sí mismo, para "eliminar los conflictos" generados por el secesionismo.

Sin embargo, las palabras del político canadiense no han gustado a algunos de los presentes. Así, instantes después de que Dion advirtiera de que un referéndum independentista suponía inexorablemente un "traumatismo social", Gaspar Coll, miembro del Consejo de Dirección de la Universidad de Barcelona, que ejercía como maestro de cermonias, concluyó el acto reivindicando una declaración institucional en defensa del "derecho a decidir" aprobada por la universidad hace unos meses.

Antonio de la Torre. Minuto Digital 11 Marzo 2014
Diez años después… seguimos sin saber la verdad

Sí, diez años después, me sigo preguntando muchas cosas sobre el terrible atentado del 11-M, que costó la vida de 192 personas, dejó mutiladas a más de 1.500 y dañada de muerte a la democracia española.

image00Parece que todos los hechos conocidos hasta ahora apuntan a la falsedad de la “Versión Oficial” que se quiere imponer sobre el peor atentado terrorista registrado en España.

También, que todo estaba bien orquestado para montar la manipulación posterior que PSOE y medios de comunicación afines empezaron a las pocas horas del atentado y que se extendió hasta la Comisión de Investigación del Parlamento, pero ¿por quienes?

Y qué decir del ¿juicio? celebrado en la Audiencia Nacional, en el que no se llegó a nada que no pareciera estar ya “precocinado”¿Cómo se puede cerrar un juicio en el que no se conoció el arma homicida, el cerebro que lo planificó ni, a ciencia cierta, quiénes lo llevaron a cabo?

Usando el “latinajo” qui prodest? ¿A quién beneficia? surge la pregunta inmediata: ¿Quiénes se beneficiaron, más o menos directamente, de la muerte de 192 personas y de la mutilación de muchas más? Parece evidente que PSOE, ETA, vecinos del Norte y del Sur y…, no están lejos de poderse haber beneficiado entonces, sin que yo quiera decir que tengan nada que ver con el horror, válgame Dios.

Que el PSOE, principal beneficiado por esta barbarie, no haya querido ni quiera llegar hasta el final, se podría entender, pero ¿qué compromisos, y con quién, atan al PP para que, desde su vuelta al Gobierno, no haya querido conocer toda la verdad de lo que todo apunta a que fue un golpe de estado para apartarlos del poder? ¿Qué teme o qué debe el Partido Popular? No puedo entenderlo por mucho que lo he intentado.

No tengo ninguna duda, a juzgar por el efecto que tuvo, de que el atentado supuso un auténtico “Golpe de Estado”, pero no acabo de ver claro quiénes estaban implicados en mayor o menor medida en la trama. Y, por respeto a 192 muertos, a más de 1500 heridos y mutilados, a sus familias y a los millones de españoles que lo hemos condenado y queremos saber TODA LA VERDAD, CAIGA QUIEN CAIGA, los diferentes gobiernos seguirán estando en deuda con todos nosotros.

La abundante bibliografía y artículos publicados al efecto demuestran, cuando menos, que siguen existiendo numerosas e importantes incógnitas al respecto. Seguiremos pidiendo reabrir el juicio.

He seguido muy de cerca y leído casi todo lo que se ha publicado sobre el 11-M porque es una de las reivindicaciones que no me canso de hacer a nuestros ¿gobernantes?

Queremos saber la verdad del 11-M de una vez, llegando hasta el final y caiga quien caiga.

Y dejo algunas preguntas que llevan diez años machacando en mi cabeza:

¿Qué le debe el PSOE a Marruecos? ¿Y a otros?
¿Fue improvisada la asquerosa manipulación que hizo Rubalcaba el día 13, rompiendo la jornada de reflexión a que obligaba la Ley Electoral?

¿Sabía alguien más lo que se iba a hacer en Atocha, aunque no pensara que iba a ser tan grave?
¿A quién se le fue de las manos?

¿Por qué se cerró en falso el juicio sobre el atentado sin dejar claro quién lo diseño, qué explosivo se utilizó y quién, de verdad, lo llevó a cabo?
¿Qué hacía el juez Garzón en el lugar de los hechos cuando no era el juez de guardia?

¿Por qué el Sr. Blanco, D. Pepiño, dijo, supuestamente claro, tras el atentado, como se ha comentado en la prensa “hemos ganado las elecciones”?

¿Por qué se “inmolaron” los supuestos autores del atentado en el piso de Leganés, por cierto, propiedad de alguien vinculado al PSOE, según se ha sabido después, cuando el edificio ya estaba vacío, en lugar de morir matando “infieles”, como les dice su religión?

¿Cómo se explica que no hubiera restos de sangre en el piso de Leganés, después de la explosión, con siete muertos y alguno de los cadáveres tenía los pantalones del revés? ¿Quizás estaban muertos antes de la explosión?

¿Cómo se explican las pruebas que aparecen y desaparecen en la furgoneta Renault Kangoo? ¿Y la cinta grabada? ¿Y que los perros entrenados en la detección de explosivos no encontraran nada? ¿Y la mochila que no explotó? ¿Y la metralla de esa mochila cuando en las explosiones no hubo rastros de esa metralla? ¿Y las contradicciones con el tipo de explosivo una vez comprobado que lo que explotó fue Titadyn y no Goma 2 Eco y “vale ya”, como concluyó la fiscal hoy ascendida?…..

Podría seguir, pero sería interminable el número de preguntas a las que nadie ha querido dar respuesta hasta el momento.

¿A quién o a quienes, insisto, no le interesa que se sepa toda la verdad?
Dice uno de nuestros sabios refranes: “El que teme, algo debe” ¿Se podría aplicar en este caso? Quién no tiene nada que ocultar no tiene por qué tener miedo a que se sepa toda la verdad.

192 muertos y más de 1.500 heridos y mutilados exigen y se merecen que sigamos pidiendo que se llegue hasta el final CAIGA QUIEN CAIGA, y esté donde esté. Y muchos vamos a seguir haciéndolo, pese a quien pese.

El Picotazo
10 años de agujeros negros
Enrique López Bermejo. Minuto Digital 11 Marzo 2014

Diez años después del mayor atentado terrorista perpetrado en España seguimos sin saber la verdad. Inmersos en extraños “agujeros negros”.

Altos mandos policiales-auténticos “topos”- que “informaban” antes al Psoe que a sus superiores del Gobierno, una mochila que aparece como por arte de magia, unos trenes- “testigos” que podían haber “hablado” mucho- que son destruidos en tiempo récord, cantidad de condenados que eran confidentes de las F.O.P., extraños testigos de cargo de más que dudosa fiabilidad, una camioneta primero sin y luego, oportunamente, con “restos de explosivos , extraños suicidas que permiten la evacuación de sus potenciales víctimas. Enumeración sin ánimo exhaustivo.

Por si faltara algo una instrucción bastante chapucera, unas fiscales “nerviosas” y un juicio del que vale más no recordar sus lagunas y simas inexploradas.

Los “beneficiarios” de la masacre están a la vista. Desde el “Zetaperismo radical” que ni soñaba con ganar aquellas elecciones en condiciones normales, al “enemigo del sur”, deseoso de debilitar y perjudicar a nuestra Patria.

Añadamos unos servicios secretos y de información que “no supieron”- o no quisieron saber- nada de lo que se tramaba en unas fechas que debían haber sido de alerta máxima, creo que da para pensar.

A todo esto, sin olvidar, la “crisis de Perejil”, que dejó en ridículo al “sultancillo morroquí” y avivó sus ansias de venganza contra el país que le había humillado, y como el entonces “jefe de la oposición”- un tal Rodríguez Z. de infausta memoria- había atacado al Gobierno Aznar-al Gobierno de “su propia Patria”- por su forma de resolver la invasión de Perejil.

El pensamiento único se debilita
Víctor Andrés Maldonado www.cronicaglobal.com 11 Marzo 2014

Una de las ventajas de los sistemas democráticos donde reina la libertad de expresión es la existencia de un debate público, por contraposición a los regímenes autocráticos donde la opinión disidente es censurada de forma sistemática. Es decir, la posibilidad de confrontación de ideas y opiniones propicia que las exageraciones y medias verdades queden rápidamente expuestas a la crítica demandando una rectificación, cuando menos implícita.

Curiosamente, en las últimas semanas, incluso los más fervorosos impulsores del proceso soberanista parecen haber arrumbado el famoso "España nos roba" al rincón de lo pernicioso y renegado de su paternidad

Eso es lo que parece estar sucediendo los últimos meses en Cataluña. En los albores del llamado proceso soberanista, el nacionalismo nos estuvo presentando verdades indiscutibles a los ciudadanos de Cataluña. Sin embargo, cada vez se oyen más voces poniendo en duda algunas de las premisas y reclamaciones presentadas; vamos, que las verdades son como mínimo discutibles e incluso algunas de ellas verdades a medias, por decirlo generosamente. Pero eso demuestra, por lo menos, dos cosas de las que tenemos que felicitarnos: la salud democrática de Cataluña (cada vez hay más personas que se atreven a decir y a escribir lo que piensan aunque sus opiniones no sean acordes con lo indicado desde las esferas del poder) y su pluralidad; en definitiva, el pensamiento único está en franco declive.

Por ejemplo, la existencia de un expolio fiscal por parte de España sobre la base del cálculo de las balanzas fiscales (los bien conocidos 16.000 millones de euros o el equivalente al 8.5% del PIB catalán) parecía haberse convertido en la piedra angular para convencer de la necesidad de la independencia de Cataluña a un porcentaje importante de la población catalana que por cuestiones puramente identitarias no se habría planteado tal posibilidad. Efectivamente, a nadie le gusta que le roben la cartera (desde luego a mí no) y menos en épocas de crisis económica. Pero, claro, cuando pasó la sorpresa inicial se empezaron a escuchar voces alertando, o al menos matizando, que las cuentas no salían y que el tal expolio no estaba tan claro si se analizaban las cuentas en detalle. Ahora parece que la "injusticia" hacia Cataluña se limitaría a entre el 1.5% y el 2% del PIB o alrededor de 4.000 millones de euros (si eliminamos el efecto derivado de que en Cataluña se pagan más impuestos debido a su nivel comparativamente mayor de renta). Solo recordar que las ayudas financieras del Estado a Cataluña para la financiación del déficit de la Generalidad y el pago de facturas a proveedores han sido del orden de 25.000 millones de euros en los últimos dos años. Curiosamente, en las últimas semanas, incluso los más fervorosos impulsores del proceso soberanista parecen haber arrumbado el famoso "España nos roba" al rincón de lo pernicioso y renegado de su paternidad; vamos, que el lema salió a la luz pública por generación espontánea.

Algo similar parece haber pasado con otras tantas afirmaciones, que de verdades irrebatibles han sido rebajadas a simples hipótesis cuya materialización dependería de que se produjeran determinadas circunstancias. Por ejemplo, que Cataluña reingresaría en la UE en un tiempo corto (en 24 horas, según dijo inicialmente el propio Artur Mas), que todos los ciudadanos de Cataluña mantendríamos la doble nacionalidad (catalana y española), que las empresas catalanas podrían seguir teniendo acceso al Mercado Único Europeo a través de la firma de un acuerdo similar al que la UE tiene con Suiza y otros países, que los bancos catalanes seguirían teniendo acceso a la financiación del Banco Central Europeo aun cuando Cataluña estuviera formalmente fuera del área del euro, que la Generalitat podría dejar de asumir la parte que le corresponde de la deuda pública española en el caso en que España no quisiera dar su brazo a torcer y pusiera las cosas difíciles al nuevo Estado independiente catalán. Si tienen paciencia e interés, les sugeriría leyeran dos de mis artículos anteriores publicados en Crónica Global ("El discurso del miedo" y "Doble nacionalidad") donde se ponen de manifiesto dudas razonables sobre la posibilidad (o al menos la dificultad) de que dichas hipótesis puedan llegar a hacerse realidad.

En caso de que una Cataluña independiente introdujera medidas a las exportaciones españolas al exterior en tránsito por su territorio, la UE podría introducir a su vez medidas de represalia tales como aranceles (incluso prohibitivos) a las exportaciones catalanas hacia o en tránsito por la UE

Pero repasando algunas de las afirmaciones realizadas por el nacionalismo en el pasado reciente, he constatado que hay todavía una que a mi conocimiento no ha recibido una respuesta apropiada o cuando menos no ha sido rebatida. Perdonen si me equivoco. Inicialmente, fue planteada por el profesor Xavier Sala i Martín y repetida hace un par de meses por Josep Lluís Carod-Rovira: debido a su situación geográfica, una parte importante del transporte de mercancías desde España hacia el exterior pasa por Cataluña, por lo que España debería ser la primera interesada en que Cataluña no quedase fuera de la UE. En el fondo lo que se insinúa es que Cataluña podría impedir o dificultar (por ejemplo, a través de la imposición de aranceles) la exportación de mercancías españolas hacia el exterior, incluido hacia el resto de la propia UE.

Como dije anteriormente, esta afirmación pertenece a la categoría de las medias verdades. Efectivamente, es verdad que una Cataluña independiente podría prohibir el paso de exportaciones españolas hacia el exterior, incluida la UE, o imponer trabas a las mismas (tales como aranceles, licencias, cuotas, etc.) que las hicieran más onerosas. El problema son las más que probables consecuencias que se derivarían de adoptar una política de tales características.

Aparte del reconocimiento internacional y su ingreso en la ONU (objetivos de orden político para asegurar su propia existencia como Estado independiente, que solo serían posibles con una secesión acordada con el resto de España), el primer objetivo de orden económico de una Cataluña independiente para "normalizar" su situación debería ser acceder a la OMC (Organización Mundial de Comercio) y, accesoriamente, a la OMA (Organización Mundial de Aduanas) dada la importancia de las exportaciones en la economía catalana. Primero de todo, para conseguir la cláusula MFN (Nación Más Favorecida) para sus exportaciones a terceros países y evitar, así, la imposición de aranceles prohibitivos a las mismas; y, segundo, como paso necesario para poder negociar y firmar un Acuerdo de Asociación con la UE, con el fin de poder tener acceso al Mercado Único Europeo y como antesala a su ingreso en la UE. El único problema es que uno de los pilares fundamentales de la OMC es, precisamente, la "libertad de tránsito" de mercancías en el marco del comercio internacional (por ejemplo, desde Portugal a Francia, "en tránsito" por España) que proscribe la imposición de cualquier tipo de impedimento a las mercancías en tránsito salvo aquellos encaminados a evitar el tráfico ilegal de las mismas (fraude, tráfico de armas, tráfico de drogas, etc.).

Pero aún hay más. En caso de que una Cataluña independiente introdujera este tipo de medidas a las exportaciones españolas al exterior en tránsito por su territorio, la UE podría introducir a su vez medidas de represalia tales como aranceles (incluso prohibitivos) a las exportaciones catalanas hacia o en tránsito por la UE, y en un caso extremo hasta sanciones económicas, pues las mercancías españolas son mercancías de la propia UE. En definitiva, un muy mal augurio para el ingreso de Cataluña en la UE y un desastre para la economía catalana debido a su dependencia de las exportaciones.

Que semejante afirmación la haga alguien que no es especialista en la materia como Carod-Rovira tiene un pase, pero que la haga un economista de la Universidad de Columbia me entristece.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

España: Un pasado tenebroso, un presente desolador y un futuro incierto.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 11 Marzo 2014

Hoy la tentación es rememorar aquél infame y cruel atentado terrorista en los trenes de cercanías de Madrid. Sin embargo,por respeto a las víctimas y sus familiares solo quiero expresarles mi total apoyo y solidaridad y acompañarles en el recuerdo y en su dolor. Mi opinión ya la dejé plasmada en mi artículo de hace tres días que lo títulé "11m: caso abierto" y mi exigencia: ¡Seguimos queriendo saber!

El titular de mi escrito, reconozco que excesivamente largo como tal, quiere expresar la percepción que tengo de la situación en España tras más de tres décadas desde la transición. Y esa reflexión me lleva a la conclusión de que es totalmente apropiado y vigente el título de mi blog de "Un país a la deriva".

El pasado tenebroso comienza con la generación y el texto de la misma Constitución.Unos tiempos convulsos donde era evidente tanto el desafío de la fractura por parte de los independentistas vascos y catalanes, como la posibilidad real de una involución hacia la dictadura. Esta dualidad fue solventada por el consenso forzado entre las principales fuerzas políticas que se reservaron los medios necesarios para transformar una dictadura en una partitocracia. Las obligadas cesiones al nacionalismo con la aceptación del término "nacionalidades",el establecimiento del sistema pseudo federal autonómico, el reconocimiento de las comunidades "históricas" con el Concierto Vasco y los Fueros de Navarra y la equiparación de otras CCAA, por ejemplo Cataluña, como históricas, fue el germen del desafío secesionista de la actualidad.

Desde el principio se vio que esta Constitución nunca sería aceptada por aquellos que pretendían su independencia de España. El recrudecimiento del terrorismo etarra, del GRAPO, de Terra Lliure especialmente sangrante en aquellos primeros años de la transición llevaron al nunca esclarecido y fracasado golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, la reforzada imagen del Rey D.Juan Carlos I, la convocatoria de elecciones y la mayoría absoluta del PSOE con Felipe González. La ilusión de millones de españoles se vio frustrada por el incontenible sentimiento revanchista de los socialistas. Pero era tal el deseo de cambio en la sociedad española, que se mantuvieron durante tres legislaturas en el poder y solo fueron aupados de él por el PP por un escaso margen de votos a pesar de los múltiples escándalos de corrupción y saqueo de las arcas públicas.

Por otro lado, en las diferentes CCAA y fruto de una inadecuada ley electoral, se fueron consolidando las formaciones nacionalistas en esos territorios históricos, ademas del surgimiento de formaciones regionalistas de nueva creación, algunas independentistas, que fomentaban la singularidad sobre la unidad, como el Partido Andalucista o el Bloque Nacionalista Gallego. La potenciación del sentimiento nacionalista vino dada por las incomprensibles transferencias de competencias del Estado, y la permisividad en temas tan fundamentales como el de la educación y el aislamiento cada vez mayor de todo lo que fuera español.Las autonomias se convirtieron en auténticos mini estados con sus Presidentes y parlamentos. Taifas de refugio de una casta política ávida de poder. El tema inicial del bilingüismo reconocido en la Constitución, se transformó en la consolidación de la lengua cooficial, euskera, gallego, catalán o valenciano , como exclusiva vehicular y el aislamiento y discriminación del español como lengua común de todos los españoles. Diferenciación por la lengua y la cultura con una Historia deformada y adaptada a los intereses independentistas.

Pero es imposible hacer una análisis imparcial si no existe una mención a la evolución económica durante esta etapa "democrática". La realidad es que la salida de la dictadura y la instauración de esta falsa democracia nos abrió definitivamente las puertas a nuestra integración en Europa y en sus Instituciones más emblemáticas. Desde el ingreso en la OTAN, a pesar de las reticencias iniciales del PSOE, hasta la entrada en la UE tras el logro de unos parámetros económicos demasiado buenos para ser ciertos y que incluso eran envidiados por algunos países. Lo malo es que los fundamentos de esa economía basada en el ladrillo y en una política suicida de gasto público y privado fueron los responsables del desastre posterior que ahora padecemos. Nos hicieron creer que éramos los "nuevos ricos" cuando solo éramos la plataforma de la colonización europea y fuimos presa fácil del consumismo patológico.

Y ahora con esos precedentes hemos llegado al presente actual desolador en todos los aspectos. Basta con echar una mirada a los titulares de las noticias para darse cuenta de que esa deriva va camino de convertirse en naufragio. España está en un momento histórico en el que se juega su futuro y su prestigio como la nación moderna más antigua de Europa. La debilidad de los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP ha dado alas al independentismo y ya se habla abiertamente en todos los foros de la secesión que ha dejado de ser una utopía para transformarse en una posibilidad real. No hay firmeza para defender la unidad de España, ni tampoco la hay para defender sus fronteras. Y como en el 11M, se sigue haciendo un uso bastardo y partidista de las víctimas y atacando a aquellos que solo cumplen con su deber constitucional, cosa que deberían hacer los que están en el Gobierno y en la oposición.

Este indeseable presente no es el mas aconsejable para acometer el futuro que muchos deseamos y que España necesita urgentemente. Para ello habría que conseguir un cambio radical, como aquél de 1982 en el que se consiguió una revulsión de la sociedad que no estaba dispuesta a seguir sometida. En aquél entonces fue necesario un golpe de Estado, al igual que aquél nunca reconocido pero con los mismos efectos políticos y sociales, que el trágico 11M del que hoy hacemos un sentido recuerdo. Espero de los partidos políticos mayoritarios un ejercicio de responsabilidad, que aparquen sus ambiciones partidistas y se unan en defensa de los intereses de España y de todos los españoles. Necesitamos que exista una democracia real y que se entierre de modo permanente el fantasma de la secesión y de la ruptura de España.

Si lo hacen, la Historia se lo agradecerá y reconocerá. Si no, la Historia y los españoles se lo reclamarán.

11 M: diez años después
Tarrío http://refugioliberal.blogspot.com.es 11 Marzo 2014

Hoy se cumplen diez años de la masacre que cambió la historia de España. Diez años desde que España mostró al mundo su cara más cobarde, su cara más cainita, el reverso de la moneda de la leyenda del arrojo español, la renuncia a nuestro más genuino carácter, la mayor involución democrática de nuestra reciente historia. Hoy hace diez años del día que lo cambió todo. Vaya desde aquí, antes y por encima de todo, mi sentido pésame a todas las víctimas y mi reconocimiento a todas ellas y a todos cuantos ayudaron en las difíciles tareas de esas horas iniciales y posteriores al mayor atentado de nuestra historia.

Supongo que este martes todo el mundo se preguntará eso de "qué hacías tú aquel día". Yo dejaré aquí mi pequeña historia, no sólo de aquel día, sino de los días siguientes a la masacre y mis sensaciones:

Por aquel entonces yo no militaba en ningún partido político, aunque toda mi vida había votado a la derecha en España. De hecho, como en casi todas las elecciones, en aquella ocasión me disponía a colaborar con el Partido Popular en las mesas electorales, como interventor o apoderado, echando una mano en el siempre reconfortante proceso democrático. Tras las tempranas noticias del atentado, recuerdo vivamente las sensaciones de aquel día: el horror de las primeras horas, el desconcierto generalizado, la convicción general de que ETA había jugado su siniestra carta en las elecciones (como siempre había hecho o intentado hacer y como haría después), la posterior y escalofriante sensación de que la culpa del horror se trasladaba de los asesinos a los millones de votantes del partido popular y al gobierno de España. Recuerdo vivamente las sensaciones de dolor, de tristeza aguda ante la reacción cainita, visceral, irracional y violenta de amplios sectores de la izquierda española, tratando de lanzar los muertos sobre el gobierno legítimo de la nación, recuerdo la vergonzosa maniobra mediática de la izquierda, que rápida y hábilmente abandonó su propia tesis sobre la autoría etarra del atentado, con el único propósito de voltear las elecciones.

Tengo todavía muy presente toda la escalada de odio organizado, canalizado y potenciado no hacia quienes habían volado los trenes, sino hacia quienes parecían para muchos los verdaderos enemigos y carniceros: los representantes legítimamente elegidos y cuantos osáramos defender lo obvio, que de un atentado los únicos culpables son los terroristas.

¡Cómo olvidar esos momentos!¡Cómo olvidar la infame campaña de la cadena SER y todo el grupo PRISA, lanzando a la muchedumbre contra las sedes del PP! Nadie tiene que recordarme tal vileza, por una sencilla razón: yo estuve allí. Me tocó acudir a la sede coruñesa del Partido Popular varias veces durante esos días, me tocó ver cómo simples ciudadanos (algunos sin carné) éramos insultados, escupidos, cómo no podíamos salir de la sede, cómo tuvimos que llamar a la delegación del gobierno para que nos mandaran protección, cómo un servidor tuvo que salir a acompañar a una concejal electa hasta su coche atravesando una jauría humana que nos insultaba. A nosotros, a ciudadanos que jamás habíamos matado una mosca. ¡Cómo olvidar la reacción tan diferente de otras democracias ante trances similares!

Recuerdo vivamente la sensación que hundió a todos los presentes en la sede popular de La Coruña cuando la radio informaba de la aparición "milagrosa" de la cinta con oraciones del Corán. Recuerdo vivamente cómo todos nos temíamos lo peor, conociendo la vileza de nuestra izquierda, su deslealtad congénita. Era evidente: se abría la veda, la caza contra todo aquel que osase discutir desde ese momento mismo la versión perfecta para la vuelta de la izquierda al poder. Ni siquiera nos permitieron el duelo por tanto compatriota muerto o herido, es más, nos hacían culpables de su destino. Terrible.

Mi cabeza "rumiaba" una y otra vez la misma idea: la historia se repite, la izquierda volverá al poder justo tras un suceso traumático y aún aprovechándose de él y del terror, del miedo. Había pasado antes, en 1981, y aún antes, en 1934. Y pasaría después...

¡Cómo olvidar la noche del domingo electoral cuando, abatido por la evidencia, un sms sonó en mi móvil. Un viejo y querido amigo, que venía como yo de alguna mesa electoral en otra punta de Galicia decía lo que millones de personas sentimos esa noche: "Querido amigo. Te mando un abrazo. Me duele España". ¡Cómo olvidar! El 11 M lo cambió todo en España. Si alguien pensaba truncar la exitosa línea de la democracia española, a buena fe que lo consiguió con creces. Noqueó a media España, espoleó lo peor de la otra media, y hundió a nuestra nación en una mezcla de miedo, cobardía y vergüenza insólitas en nuestra historia. Lo que vino después, lo que nació de tal infamia, sólo pudo ser la consecuencia de ese desastre. Y esa consecuencia tuvo nombre y apellidos: José Luis Rodríguez Zapatero.

Algunos ilusos pensaron que el 11M había aniquilado a la derecha en España propiciando el auge del PSOE de ZP. Se equivocaron por defecto: no sólo aniquiló a la derecha, sino que aniquiló igualmente a la parte digna de la izquierda, la más aseada intelectual y políticamente. Primero ZP y después Rajoy, han sido el subproducto del detritus nacional que supuso el 11 M.

Pero volvamos a mi historia personal. Como decía, nunca había militado formalmente en partido político alguno. Sin embargo, esos días tomé una determinación ante el acoso total hacia todo lo que oliese a derecha. En los momentos de máxima dificultad, cuando ser del PP era verdaderamente mal visto, sentí la obligación moral y patriótica de tomar partido, de dar un paso al frente, afiliarme y defender los principios en los que siempre he creído, poniendo mi granito de arena en el dique de contención de la ola de progresismo radical que nos esperaba. Entré en política cuando más difícil era defender mis ideas.

Diez años después, con tristeza, casi tanta como aquel fatídico día (casi, porque nada es comparable al vil asesinato físico de tantos compatriotas), debo decir, honradamente, que España sigue hundida en el fango de la ignominia. Seguimos siendo el resultado de aquella renuncia colectiva a la dignidad. Y, como ZP, este PP no es más que una lógica consecuencia de todo aquello.

Quienes entramos en política en aquellos años, vemos hoy con desgarradora evidencia que el argumento de rendición de ZP, antaño contra el islamismo y la ETA, es hogaño el mismo argumento "apaciguador" que preside la política antiterrorista del gobierno actual, quien, además de negarse desde el gobierno a facilitar y liderar la investigación de la masacre de 2004, ha dado muestras sobradas de seguir la hoja de ruta de ZP en relación a ETA, lo que podría dar lugar a pensar en una hipotética correlación entre ambos sucesos: la evidencia de que una de las organizaciones más beneficiadas del atentado del 11 M, lo haya perpetrado quien lo haya perpetrado, ha sido, precisamente la banda terrorista ETA y los nacionalismos catalán y vasco.

Desde aquel 11 M de 2004, en el que algunos estúpidos decían aquello de "ETA se ha pasado" o "ETA no haría tal barbaridad" (como si no hubiera hecho masacres toda su negra vida), ETA ha visto al Estado, primero con ZP y ahora con Rajoy, claudicar sistemáticamente ante sus posicionamientos políticos de toda la vida. ¡Y qué decir del nacionalismo "dizque" moderado (si me permiten la ironía) catalán y vasco!

Casi diez años nos ha costado a algunos ver la cruda realidad. La evidencia de que España es gobernada en turno por dos partidos que obvian el mayor ataque a nuestra democracia, a nuestra dignidad como nación occidental y se han acostumbrado a pastorear y fomentar la cobardía de su pueblo en lugar de alimentar su recuperación y su confianza. Dos turnantes organizaciones que han decidido entregar España a sus enemigos, que han decidido que España y los españoles no merecemos la pena, salvo para servir de ganado o rebaño al que "trasquilar" y seguir vendiendo la lana fuera, a ser posible en Suiza, o con algún ERE como excusa...

Y hete aquí que, de la misma manera que había entrado en el PP cuando ser del PP era un estigma social (justo tras el 11 M), decidí irme cuando el PP tenía más poder que nunca en España. Mucho poder, sí, pero nulo contenido. El partido de Aznar se había convertido en un vigoréxico partido sin cerebro, sin ambición, sin más valores que la mera supervivencia en la poltrona. Y el santo y seña de entrada en la maquinaria del poder era, entre todas los demás, la aceptación de la versión oficial del 11 M, quizá como símbolo del cambio de rumbo "mejicano" del Partido Popular, entregado al modelo social zapateril, e incapaz de mostrar la valentía de luchar por los valores de sus bases, pervirtiéndolas y convirtiendo al PP de Aznar en una especie de PSOE bis que garantice la pervivencia de un sistema cleptocrático antiespañol.

Con todos esos ingredientes, y habiendo probado también los sinsabores del cainismo en organizaciones de menor entidad, pero acaso de idéntico gen servil y populista aderezado de personalismo mesiánico, vuelvo, diez años después, a plantearme la misma pregunta: ¿debemos seguir con el empeño patriótico de tratar de sacar a España del pozo de la historia? ¿Es la España de hoy mejor que la de hace diez años? ¿Cómo contribuír a que la España de dentro de diez años sea mejor que la de ahora? ¿Qué España quiero dejarle a mis hijos? ¿Qué les diré si España se despeña en el abismo y me preguntan qué hicimos nosotros por evitarlo?

Creo un deber moral encontrar respuestas a todas esas preguntas, por el bien de mi país, de mis hijos, de mis compatriotas. Por eso hoy, diez años después, y con el recuerdo de las víctimas, de todas las víctimas de la barbarie terrorista, sea cual sea la franquicia, me siento más obligado que nunca a luchar humildemente por los millones de españoles que no se resignan, que, a pesar de la orfandad, del total abandono de sus supuestos representantes, siguen viviendo de acuerdo a principios morales sólidos. Los millones de españoles que se resisten a que su nación sucumba ante la desidia de quienes juraron defenderla. Millones de españoles, en suma, que se resisten de dejarse llevar dócilmente al matadero de la historia y que ven con temor la posibilidad de un estallido social que traiga soluciones populistas y oportunistas. Millones de españoles que no quieren revolución, sino regeneración democrática.

Porque en el compromiso con los demás anida la esperanza. Porque mientras quede aliento, muchos lucharemos patriótica y democráticamente por levantar nuestro país, si es necesario desde sus cimientos. Porque, a pesar de todo, todavía hay España. Puede que esté callada, o puede que esté gritando en silencio. Puede. Comprobémoslo juntos. Creo, sinceramente, que, hoy por hoy, sólo hay una manera de saber cuánta fuerza queda en España, cuantos españoles estamos dispuestos a cambiar el rumbo de nuestra nación. Y sobre esa fuerza, reconstruír y regenerar nuestra patria. Sólo hay un camino: dejando hablar a los españoles silentes. Esa mayoría silenciosa que trabaja y trata de sacar el país adelante, pero que cada vez está más harta, más ahogada, más desesperada. Démosle voz, devolvamos la voz a España. Por los que están, por los que se han quedado en el camino y por los que vendrán. Para que este ominoso silencio no lo cubra todo y nos lleve al desastre. Hay que romper el silencio, hay que alzar la voz.

11 de marzo de 2014: diez años después, toca seguir luchando. Una vez más, y las que hagan falta. Por España.

Salud y Libertad

LA MASACRE DE MADRID: RELATO DE AQUELLOS DÍAS
Antonio García Fuentes Periodista Digital 11 Marzo 2014

Se cumplen DIEZ largos años de aquella masacre y aún hoy se desconoce quienes organizaron el mayor atentado terrorista de toda Europa y el que dejara 200 muertos y más de dos mil heridos. Los políticos (todos o en mayoría) han guardado y siguen guardando un silencio cómplice, de algo que por dignidad nacional hay que aclarar. He escrito diferentes escritos y publicado los mismos; hoy reflejo alguno de ellos ESCRITO Y PUBLICADO EN AQUELLOS DÍAS y al final, dejo una dirección que deben leer el texto completo, todos los interesados en este incalificable hecho ocurrido en España y que aún sigue impune. NO DEBEMOS ACEPTAR ESA IMPUNIDAD QUE NOS IMPLICA A TODOS SI NO EXIGIMOS QUE TODO SEA ACLARADO Y CAIGA QUIÉN CAIGA.

Entre tantas cosas como ahora se publican; reparen en la que sigue y que se produce “en caliente y en aquellos momentos angustiosos”: “En un informe remitido del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), al Presidente Aznar dos días después del atentado por su entonces director, Jorge Dezcállar, después premiado por Rodríguez Zapatero con la embajada del Vaticano, se afirmaba textualmente que, “no estamos en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas [ETA o terrorismo islamista] en presencia (…) Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada, ni dentro ni fuera de España, que pudiera indicar una preparación por lo que ha ocurrido”. (Diario “Vozpópuli” 09-03-2014)

DECLARACIONES DE UNO DE LOS CONDENADOS A PRISIÓN: El exconfidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier, que esta semana cumple la pena de 10 años que le fue impuesta por los atentados del 11M, ha escrito una carta en la que confía en que algún día se sepa "la verdadera verdad" de la tragedia terrorista. En la misiva, a la que ha tenido acceso Efe a través de su abogado Antonio Alberca, Zouhier dice que quiere "dejar claro a la sociedad española" que sale "de la injusta condena con la conciencia superlimpia de no haber hecho daño a nadie y menos a un pueblo que me ha tratado bien", informa Efe. "Sé que es difícil creer a un moro -añade Zohuier-, pero os aseguro que los peligrosos son los que ordenaban cada paso, aquellos que nos han mentido, engañado y finalmente sentenciado lo ocurrido para que no se sepa la verdad". El marroquí Rafá Zouhier abandonará el 16 de marzo la cárcel de Puerto de Santa María I (Cádiz), donde contrajo matrimonio recientemente con una mujer española, lo que podría evitar su expulsión a Marruecos, tal y como propuso la Audiencia Nacional a la la Policía Nacional al dictar su licenciamiento definitivo”. http://vozpopuli.com/actualidad/40108-zouhier-insiste-en-la-teoria-de-la-conspiracion-del-11m-nos-han-mentido-y-enganado

Y REFRESCANDO LA MEMORIA: UN PUEBLO DESORIENTADO Y MANIPULADO
El terrible atentado criminal, perpetrado por terroristas no identificados al día en que escribo y realizado en Madrid el 11 de Marzo de 2004, tres días antes de unas elecciones generales, coincidentes con las autonómicas de Andalucía, es algo que aparte de conmocionarnos a todos, menos a los canallas que lo han realizado e igualmente a quienes en la sombra los han dirigido, ha producido unos hechos que hay que vivirlos para contarlos o ser un buen observador para hacer un relato que diga algo, sobre lo que no tiene explicación en sus consecuencias finales; o sea, en el repudio de un gobierno que es considerado (yo así lo considero) como el mejor de todos cuantos ha tenido España, desde la muerte del dictador Franco... y es que, a consecuencia de esa tragedia, que deja más de doscientos muertos en Madrid, otros varios cientos hospitalizados, donde desde la situación crítica, grave en varios grados, hasta los que serán dados de alta en breve, han sido mil quinientos más; muchos de los cuales van a quedar con secuelas para toda su vida... no hablemos de sus familiares y allegados.

Pues bien, ese estado de cosas, ha sido empleado por los demagogos y sin escrúpulos, para mover y dirigir a grandes masas de españoles, para que voten al contrario, pues y que duda cabe, era la ocasión para derribar un gobierno y eso es lo que se ha hecho... aún... “mojando las papeletas del voto con la sangre de todos esos inocentes muertos o heridos en tres de las estaciones ferroviarias y de cercanías, de Madrid”... cuesta creerlo, pero esas cosas ocurren en esta insólita España, que protagonizara igualmente aquel incalificable hecho, del grito de... ¡Vivan “las caenas”! . Una vez más una multitud de no preparados españoles, han sido manipulados a favor de otras minorías que se estarán frotando las manos, viendo al alcance de su codicia lo que los antecesores dejan bien administrado y con amplísimas reservas de fondos contantes y sonantes.

Secuelas de todo ello, considero es principalmente, el de una enseñanza mezquina y una preparación insuficiente en todo tipo de escuelas españolas, que no han enseñado a los españoles a ser hombres libres, responsables y amantes de sus decisiones, meditadas y sopesadas hasta llegar a grados óptimos de equidad. De ello el español apenas sabe... y lo peor de todo, es que no quiere saber... sigue obrando visceralmente en la mayoría de sus actuaciones.

Pues aunque los dos gobiernos (8 años en total) de José María Aznar López, no hayan sido perfectos, pero sí infinitamente mejores que sus antecesores y las cuentas del Estado, quedan limpias y con unas reservas económicas, de trabajo, prosperidad y proyectos para proseguir en ello, que ya veremos como los asimilan los “invictos ganadores”, los que hace sólo unos días, las encuestas más favorables, les daban una representación que poco variaría de la que han tenido, desde la nefasta administración del anterior regidor Felipe González Márquez y sus 14 años gobernando España. Por lo que todos esperábamos una continuidad de tan equilibrados gobiernos, que tan bien han administrado los intereses de España, en general.

Para comprender todo ello, hay que ir a los datos oficiales y del propio Estado y ver en los números oficiales, la situación económica, de trabajo, inflación, terrorismo (que controlan y reducen a grados insospechados) etc. de unos períodos y otros y nos asombraremos de lo conseguido en esos años de los dos gobiernos del Sr. Aznar.

Pero los demagogos y “sedientos de poder”... han sabido mezclar en el último momento, el triple atentado terrorista (que no es otro que el ya planeado por los terroristas de ETA y que quedó descubierto, puesto que en dos ocasiones recientes, las fuerzas policiales españolas, les han detenido a hombres y las cargas de metralla, en tránsito hacia sus destinos finales)... pero que tras las explosiones y consiguientes catástrofes, aparecen una furgoneta, un video con suras del Corán, algún tipo de metralla o detonadores, que dicen no emplea ETA y todo ello “avalado” por un escrito publicado en Inglaterra, por alguien que dice representar a un grupo de terroristas islámicos... los demagogos activan su nefasta labor... y las masas les creen, dicen que el Gobierno de Aznar, ha atraído a ese terrorismo, sobre la base de la alianza que han contraído con los EE.UU. y el traslado de tropas al por otra parte atormentado Irak o Afganistán... todo ello manipulado sin escrúpulo alguno y aireado por las ondas, al servicio de vete tu a saber que intereses (que indudablemente pasarán factura en su momento) ha propiciado y conseguido, que un partido, el denominado “Socialista Obrero Español”, encabezado por el Sr. Zapatero, salga de ese lugar ignoto en que se encontraba, hace sólo unos días... y pase a ser llevado al máximo de las votaciones y por tanto a la jefatura del próximo Gobierno de España, en el que si bien, no tendrá mayoría absoluta, pero sí que cuenta con “voluntarios de partidos afines”, que andan locos por entrar en el Gobierno y es claro que para llevarse cada cual la parte más grande que puedan; caso de lo ocurrido en las recientes elecciones autonómicas de Cataluña, donde un insignificante dirigente, y un minoritario grupo político, consiguen con una unión “a presión”, lo que con su insignificante fuerza representativa, nunca hubieran conseguido. Para entender todo ello, habría que leer e informarse bien, de todo lo ocurrido en los últimos seis meses en España, puesto que en la Autonomía de Madrid, también hubo incidentes que forzaron a suspender las elecciones y convocar nuevas, para aclarar ciertas irregularidades y chanchullos, todo ello buscando lo de siempre... el dinero y cuanto más mejor, no sólo para “los que encabezan”, sino igualmente para la infinidad de acompañantes y por tanto, aspirantes a enormes cantidades de prebendas y sinecuras de las que tan abundantes son hoy y aquí... “entran todos los partidos políticos como una nefasta plaga nacional”.

En Andalucía, que es feudo del PSOE desde que muriera Franco, han conseguido una mayoría absoluta, sobre la base de todo cuanto antes he comentado de ámbito nacional, pero que aquí además, cuentan con “unos incondicionales numerosísimos” y son la inmensidad de gente que cobra pagas denominadas “sociales”, muchos de ellos que ni han trabajado ni van a trabajar en su vida, pero es claro que con esas pagas, que si bien son mínimas, pero si lo suficientemente apetitosas para esas pobres gentes, que con ello se sienten pagadas y es claro que pagan con su voto incondicional... pero de esta forma, no progresarán y seguirá siendo Andalucía junto a Extremadura (que en política van paralelas) las dos regiones más atrasadas de España y de toda Europa... “en fin, no es algo nuevo en la historia de la política, recordemos el pan y circo y a la plebe de Roma... donde igualmente los tribunos compraban el voto”.

Es claro que este artículo no es publicable aquí en España y pese a que digan que hay libertad de expresión y de prensa, pero ello es mentira, por cuanto los medios, están controlados en mayoría por el citado Polanco y el resto por otros grupos, que “no quieren complicaciones”... por tanto tendré que guardarlo en mis archivos, como un testimonio, quizá, pero más aún, cómo un desahogo individual de mi mismo, puesto que no entiendo nada de nada, tras todo lo ocurrido y que me temo, no son otra cosa, que preludios de cosas peores que habrán de venir tras de ello y por cuanto de experiencias tenemos, de los 14 años de lo que vino en denominarse “El Felipismo” . El mundo sigue siendo gobernado por la mentira, como bien afirma en uno de sus libros, François Revel (libro: El conocimiento inútil).

No me extiendo más, hoy siento (una vez más) vergüenza de ser español, pues veo y observo que la masa de españoles, siguen “envenenados” con el pan y circo que les facilitan los demagogos de turno y un pueblo que sólo se preocupa de “su panza, su bolsillo y su aparato sexual” (amén del poder que pueda obtener y de la forma que sea) poco se puede esperar a corto plazo... quizá sea igual en cualquier otro país, de los mal denominados “desarrollados”, pero todo ello en realidad me crea tristeza, desazón y la pregunta que cada vez me va, “quemando más”... escribiendo y hablado, desde que se hablar y escribir, tratando de crear inquietudes, al final y ya lo dije... soy un simple mondadientes, flotando en el río Amazonas y ya en su delta y próximo a ser tragado por el inmenso Océano... tal es mi soledad hoy. Espero y ruego a Dios que me ayude a proseguir... pero cada vez tengo más dudas.

Afortunadamente y de vez en cuando, recibo correos de gentes que con sinceridad valoran mi quehacer cotidiano y en esos escritos, encuentro el nuevo alimento para obtener fuerzas y continuar... espero que no me falten mientras viva.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más cuando la desbloqueen)

En Jaén: lunes 15 de Marzo del 2004; día después del de las elecciones generales. Retocado y ultimado el 18, tres días después y tras haber hecho y enviado un artículo más corto, que lo trasladado a más de 600 destinos...

ANEXO: De lo último que se ha escrito les dejo lo que sigue y la dirección para que pinchando en la misma, lean el total del texto, que en beneficio de España deben leer los españoles.
Carta abierta al Fiscal General del Estado
9 de Diciembre de 2012 - 13:24:57 - Luis del Pino
Editorial del programa Sin Complejos del domingo 9/12/2012

Estimado D. Eduardo Torres Dulce,
Permítame decirle que he leído con preocupación, y con extraordinaria tristeza, sus declaraciones de esta semana en el Congreso acerca del atentado del 11-M, del que ha dicho que para usted se trata de "un caso cerrado".

Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben tantos miembros de la judicatura, de la fiscalía y de las fuerzas y cuerpos de seguridad - que las investigaciones policiales y judiciales sobre el atentado del 11-M han sido una estafa de principio a fin.

Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben tantos millones de españoles - que el 11 de marzo de 2004 no hubo en España ningún atentado islamista. Tampoco etarra.
Estoy convencido de que usted sabe - como lo saben muchas víctimas directas de la masacre - que el 11-M fue, en realidad, un golpe de estado ideado, organizado y ejecutado desde lo más siniestro de las cloacas del estado.

Nacionalismo
Reivindicación de Sabino Arana
Jesús Laínz Libertad Digital 11 Marzo 2014

Hace algunos años Josep Antoni Durán i Lleida recordó a los españoles que, si hoy disfrutamos de las bondades del Estado de las Autonomías, a los nacionalistas catalanes y vascos se lo tenemos que agradecer. Efectivamente, dicho modelo de Estado fue diseñado en plena resaca antifranquista y bajo el ametrallamiento etarra con el objetivo de integrar a dichos nacionalistas en el proyecto común español. Fallido intento, como es evidente.

Pero aquello no se inventó en 1978, por lo que es de justicia recordar el antecedente que dio nacimiento a la corriente descentralizadora que, a contrapelo del resto de Europa, ha caracterizado la política española desde hace un siglo y que, pasando por la Mancomunidad catalana de 1914 y los estatutos republicanos, ha culminado en el Título VIII y su consecuencia, el actual órdago de CiU. Y en breve, el del PNV.

Porque Sabino Arana percibió clarividentemente la importancia que estaba teniendo el desastre del 98 como causante de un desprestigio de España que podía ser aprovechado con inteligencia. En eso consistió su famosa evolución españolista, que a tantos engañó entonces y sigue engañando hoy. Así se lo explicó a su hermano Luis:

He creído llegado el momento oportuno de simular una retirada en toda regla para engrosar nuestras filas, combatir a mansalva y trabajar secretamente nuestra orientación al Norte. Instantáneamente se me ha presentado esta idea como seguramente salvadora caso de llevarse a la práctica: nuestro triunfo se me ofrece seguro y próximo: la independencia de Euskadi, bajo la protección de Inglaterra, será un hecho en día no lejano (…) Este movimiento parece de defensa: es de ataque. El enemigo no podrá concebirlo, así que el plan comience a realizarse. Quedará engañado. Pocos hombres de Estado podrían comprenderlo, conociendo al Partido Nacionalista. Es fenómeno que no se ha registrado en la historia de los partidos.

En los meses siguientes no volvió a tratar del asunto a causa del agravamiento de su enfermedad, que le provocaría la muerte pocos meses después. Pero uno de sus discípulos predilectos, José Antonio Arriandiaga, tuvo ocasión de hablar con él de ello, lo que explicó a su correligionario Engracio de Aranzadi en una carta fechada una semana después de la muerte del maestro. En ella explicó que entablar una guerra contra España sería suicida por no poder medirse con su tamaño y potencia. Pero ¿cómo resolver esa desproporción? "Dándole un plan político a España que la divida en trozos mil haciéndole perder la cohesión que entre sus regiones existe", decía Arrandiaga en la misiva. Decía más:

Y para ello se vale D. Sabino de un programa titulado, al menos por ahora, vasco-españolista (…) Ese programa tendrá la virtud de disminuir las fuerzas del enemigo y de aumentar las nacionalistas. Y ésa es la evolución al españolismo. ¿Que cómo? Pues deseando que el regionalismo prospere en nuestro País y cunda por España, estableciéndose pleitos y contiendas entre las diversas regiones o aislándose unas de otras de modo tal que no los importe la totalidad de España (…) Propaguemos ahora el regionalismo vasco-españolista para que sea engendrador de diez, veinte o más regionalismos españoles (…) Empecemos nosotros a ser regionalistas, y al ver nuestro hermoso programa ha de cundir, también entre ellos, el mismo espíritu, y de ese modo ha de conseguirse la debilitación del conjunto hispano y se nos ofrecerán coyunturas para ir intensificando más y más nuestro regionalismo hasta llegar a renegar de toda unión con las demás (no se ría Vd.) regiones españolas: y el poder que hoy se nos opone y que hace imposible nuestra independencia, se vendría por los suelos (…) No son los españoles capaces de concebir un plan como lo será el vasco-españolista; demostrémosles, pues, y, además, incitémosles a que lo pongan en práctica: es decir; hagámonos españolistas para poder dejar de serlo algún día (…) Extendida por el País Vasco la doctrina regionalista, bien presto habrían de ser comprendidas las ventajas que le proporcionaría el aislamiento, dentro de la unidad española, de las demás regiones, y, aunque no más que por egoísmo, habría de despertar, si no en todos en la mayoría de los vascos, el sentimiento de independencia (…) Consideremos a nuestro país como porción de un todo llamado España y demos a ese todo un plan político que sea provechoso a nuestro Nacionalismo.

No se puede negar que sus sucesores han desarrollado su plan con enorme eficacia. Desde entonces los regionalismos se han multiplicado, la cohesión entre los españoles prácticamente ha desaparecido y el Estado de las Autonomías, mediante el adoctrinamiento escolar y mediático –además del acallamiento durante décadas de los adversarios del separatismo mediante un millar de asesinatos–, ha posibilitado la intensificación paulatina de los proyectos separatistas, tanto el vasco como el catalán.

La importancia histórica de Sabino Arana como padre del Estado de las Autonomías no ha sido suficientemente reconocida. Esperemos que algún día se repare esta injusticia.

Jesús Laínz, autor de España contra Cataluña. Historia de un fraude, que acaba de publicar la editorial Encuentro.

Un nacionalismo totalizante
Miquel Porta Perales www.cronicaglobal.com 11 Marzo 2014

En La vida cotidiana en el mundo moderno (1968), Henry Lefebvre –filósofo, sociólogo y crítico literario de referencia en la izquierda de hace unos años- señala que la "clase dominante" instituye una determinada cotidianidad que legitima sus intereses de "clase". Para el intelectual francés, la cotidianidad sería el reflejo de una concepción del mundo que construye una realidad a la carta. "La historia de un día engloba la del mundo y la de la sociedad", concluye Henry Lefebvre.

¿Cuál es la cotidianidad por la que hoy deambulan los ciudadanos catalanes? ¿A qué "clase dominante" y a qué intereses de "clase" –por seguir con la terminología del francés- responde esta cotidianidad? Les invito a un paseo por el "país".

Discurso. Un quinteto encadenado: 1) Cataluña posee una identidad nacional propia que le confiere el derecho natural a ser lo que es, 2) Cataluña es un territorio económicamente e irremediablemente expoliado por España, 3) España no puede cambiar, porque si lo hiciera dejaría de ser España, 4) Cataluña no tiene lugar en una España centralista y recentralizadora que lamina el ser y el autogobierno catalanes, 5) Cataluña tiene derecho a constituirse en un nuevo Estado de la Unión Europea.

Expolio. El discurso imperante del expolio económico se ha visto enriquecido con el expolio fluvial y el expolio deportivo. Vayamos por partes. El expolio fluvial. El río Ebro es nuestro: "creen que el río es suyo y que lo pueden repartir con criterios de caciques, como hacen con todo"; "suena a venganza"; "otro motivo que nos lleva al Sí-Sí"; "por si alguien todavía lo duda, 'a los catalanes ni agua'"; "señor Mas, espabile que nos quitarán incluso la cera de las orejas, la única solución para Cataluña es la independencia, no hay otra, ni ahora ni nunca". A río revuelto, ganancia de nacionalistas. El expolio deportivo. El "caso Neymar": "la obligación de la oligarquía madrileña es que el Barça no sea un referente en el mundo del futbol, presionando árbitros, fiscales y jueces"; "ahora comienzan a atacar un símbolo de Cataluña, este es el objetivo, ha pasado antes y seguirá pasando", "el expolio fiscal incluye el deportivo, la única disyuntiva posible: Cataluña fuera del Estado español"; "las cloacas del Estado conectan subterráneamente entre ellas todas las instituciones y tienen el nódulo central en el palco del Real Madrid. Todos los frentes que nos han abierto tienen el mismo remedio". A fichaje revuelto, ganancia de nacionalistas.

Gastronomía. Durante el mes de marzo un restaurante de Gerona ofrece tres menús inspirados en la consulta independentista. El menú "Sí-Sí": platos catalanes como embutido de Rupià, esqueixada, pollo y botifarra de Osor, guisantes del Maresme, crema catalana con helado de ratafía de Olot, borregos de Cardedeu, neules de Santa Coloma o garnacha del Empordà. El menú “Sí-No”: combinación de platos catalanes y del "resto del Estado" como aceitunas malagueñas, merluza a la Donostiarra, tostadas de Santa Teresa o pacharán. El menú "No": platos españoles como embutidos ibéricos, tortilla de patatas, potaje receta de la abuela, cordero a la castellana, tarta de Santiago, tortas de aceite Sevilla, vino negro de Jumilla y Jerez dulce. Agua, pan y café incluidas. Todo: por 20,14 euros. Como reza la carta, en el "Restaurant Mimolet, intentamos ofrecerles una propuesta gastronómica de calidad, fresca, variada y de temporada para que entren hambrientos y salgan con una sonrisa. En el Minolet no solo les servimos platos, les ofrecemos emociones y buenos recuerdos". Nacionalistas, of course.

Geografía. El nacionalismo catalán ha construido –dicho sea en el sentido amplio de la expresión- una geografía propia que distingue y ubica a Cataluña y sus habitantes. Una geografía –heroica y prosaica a un tiempo- que se percibe, por ejemplo, en la Historia de un pueblo perseguido, en una cultura particular, en una lengua distintiva, en un carácter determinado, en la división territorial en comarcas y veguerías, en el nomenclátor urbano, en la información meteorológica y no meteorológica o en los horarios comerciales. La diferencia por vocación y sistema

Insumisión. Los sindicatos CCOO, CGT, USTEC-STES y la Asamblea de Docentes exigen a la consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña que no aplique la LOMCE y haga una "declaración formal de insumisión" frente a las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenan impartir un mínimo de horas lectivas en lengua castellana. ¡Qué tiempos estos en que los sindicatos practican la sumisión reivindicando la insumisión!

Lengua. En la campaña Tria Escola Cristiana, la Escuela Cristiana de Cataluña se define como "escuela orientadora, catalana y abierta al multilingüismo". El Manifiesto de la escuela concertada frente a la LOMCE –la Escuela Cristiana de Cataluña apoya el documento- considera un "grave error pedagógico y social el tratamiento que reciben las lenguas" en la LOMCE y expresa el "total apoyo al actual modelo lingüístico de la escuela en Cataluña". En el Pronunciamiento de la Fundació Escola Cristiana de Catalunya frente a las interlocutorias del TSJC, se afirma que "la Escuela Cristiana de Cataluña está sorprendida y gravemente preocupada por las cinco nuevas interlocutorias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra la inmersión lingüística, cuatro de las cuales afectan a escuelas cristianas". Cuña publicitaria radiofónica –se busca matrícula para el curso 2014-2015- de la Escuela Cristiana de Cataluña: "Catalana en lengua y contenido". ¿La escuela "abierta al multilingüismo" de Tria Escola Cristiana? El infierno –¡ay!- está empedrado de buenas intenciones. Tan buenas que la Escuela Cristiana de Cataluña ha decidido personarse en la causa contra las interlocutorias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para dilatar el cumplimiento de las mismas.

Merchandising. La lista es larga: relojes, pendientes, collares, pulseras, brazaletes, sortijas, zapatillas, banderas, toallas, delantales, pañuelos, bufandas, jerseys, chaquetas, gorras, ropa interior, bordados, alfombras, cajas, tazas, platos, argollas, imanes, adhesivos, pins, llaveros, calendarios, agendas, libretas, bolígrafos, estuches, puntos de libro, fundas para tarjetas y teléfonos móviles, monederos, encendedores, juegos para niños y adultos, embutidos, chocolates, panes, pasteles y licores. Todo ello, como no podía ser de otra manera, grabado con la bandera catalana, sea la estatutaria o la independentista.

Meteorología. Primer mapa: Cataluña. Segundo mapa: Países Catalanes. Tercer mapa: Europa. Y Meteocat informa, Neucat informa, Inuncat informa, Ventcat informa y Procicat informa.

Obsesión. Esa obsesión identitaria del nacionalismo catalán, esa afirmación heráldica, ese narcisismo de las pequeñas diferencias, ese distinguirse de lo español por sistema y a cualquier precio, ese valorar la existencia en función de la llamada cuestión nacional catalana, esa apelación a los derechos históricos de Cataluña. En definitiva, esa obsesión por la excepcionalidad característica de quien defiende ciegamente su verdad.

Peatones. En el suelo de algunos pasos de peatones de Barcelona puede leerse la siguiente inscripción: "A Barcelona, 1 de cada 3 morts en accidents de trànsit anava a peu. Atenció tots som vianants!". Cierto, todos somos peatones. Incluso, quienes que no entienden la lengua catalana.

El "país" nacionalista es así. La cotidianidad de la Cataluña nacionalista es así. Resumo: un discurso esencialista y victimista a la carta, diseñado a mayor gloria de los intereses y los interesados de y por la causa. Un discurso que todo lo invade y empapa. Un discurso que apela al sentimiento y a la insumisión. Un discurso que evidencia la obsesión diferencialista que no cesa –con su correspondiente e inevitable dialéctica inclusión/exclusión- del nacionalismo catalán.

Parafraseando a Henry Lefebvre, el discurso nacionalista catalán expresa y representa los intereses de determinadas "élites dominantes" y de determinados intereses de "nación". Y para ello ha construido y sigue construyendo un espacio, un tiempo, una ideología, una práctica y un sentido propios. Un proceso de inmersión –sigue la inmersión- de vocación totalizante. El catalán es un nacionalismo totalizante que diseña un marco en donde pretende introducir a los ciudadanos. Un marco que señala las coordenadas que delimitan la vida cotidiana del ciudadano. Un marco que el ciudadano debe asumir como natural, como un dato de la realidad existente. Un marco que intenta cambiar la percepción de la realidad de tal manera que la nueva visión de la realidad necesite el marco propuesto. Dentro del marco, todo tiene sentido y cobra sentido. Fuera del marco, nada tiene sentido ni cobra sentido. Dentro del marco, lo propio y lo natural. Fuera del marco, lo impropio y lo ajeno. El nacionalismo totalizantes brinda un buen ejemplo –un mal ejemplo- de colonización interior. Pero, el ciudadano se resiste. Y echa a andar.

Sondeo del Gesop
El 'CIS catalán' y el 60% de rechazo al castellano
Rosalina Moreno www.gaceta.es 11 Marzo 2014

Francisco Caja, de Convivencia Cívica Catalana, señala a GACETA.ES que ‘El periódico de Catalunya’ “está subvencionado millonariamente por la Generalitat” y “es la voz de su amo”.
Francisco Caja advierte que “de manera masiva el Gobierno catalán vulnera el derecho de educación de los escolares al someterlos a un procedimiento, el de inmersión lingüística".

El 59,9 % de los catalanes rechaza la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de establecer un 25 % de enseñanza en castellano en las cinco escuelas donde así lo han solicitado los padres de algunos alumnos, según recoge el Barómetro Político de Cataluña del Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública (Gesop), publicado este lunes por El Periódico de Catalunya.

El TSJC ha instado a cinco centros catalanes a impartir este porcentaje de sus materias en castellano porque una familia en cada una de ellas solicitó enseñanza en este idioma. Sin embargo, estas escuelas decidieron la semana pasada desacatar la resolución judicial y mantener el modelo de inmersión lingüística hasta que se resuelvan los recursos que han interpuesto contra este fallo. Una decisión que, según este sondeo, tiene el respaldo del 60 % de los catalanes.

A este respecto, Francisco Caja, profesor universitario y presidente de Convivencia Cívica Catalana, señala a GACETA.ES que “las encuestas de El Periódico de Catalunya son como las del tebeo”. “Está subvencionado millonariamente por la Generalitat, qué va a decir. Es la voz de su amo”, añade.

Además, indica que “el Gesop es un instrumento del Gobierno catalán para justificar lo injustificable, lo que llaman ellos el derecho a decidir”, y que “esto forma parte de la orquestación, de engañar a la opinión pública”.

Caja destaca que “las encuestas fiables sobre esta materia indican todo lo contrario”, y recuerda que “los tribunales no tienen opinión, sino jurisdicción” y que “lo que resuelven es de obligado cumplimiento, tiene fuerza de ley.

El sondeo también refleja que el 69,1 % que los criterios sobre la lengua que utilizar en las escuelas los debería fijar el gobierno catalán, el 13,3 % cree que es potestad del Gobierno central, y el 5,9 % considera que corresponde a los jueces. Sobre este aspecto, Caja apunta que “el problema no es de porcentaje, sino el cumplimiento o incumplimiento de las sentencias judiciales”. “Con independencia de que éstas se refieran a la lengua, la problemática que se plantea ahora es que en una democracia nadie puede impunemente desacatar a los Tribunales, como está sucediendo”, apostilla.

Francisco Caja advierte que “de manera masiva el Gobierno catalán vulnera el derecho de educación de los escolares al someterlos a un procedimiento, que es el de inmersión lingüística, en el que toda la enseñanza se hace exclusivamente en catalán, y defrauda el derecho de los niños a recibir una enseñanza bilingüe, lo hayan solicitado o no”.

Preguntado entonces si quienes quieran que sus hijos sean educados también en castellano tienen que llevarlos a centros privados espeta: “Si los encuentran”, y recuerda que “la Constitución establece la gratuidad y la universalidad de la enseñanza”.

‘Rajoy debería poner coto a los desmanes de Mas’
Sobre las últimas declaraciones del presidente de la Generalitat, Artur Mas, insistiendo en su propósito de convocar la consulta soberanista en Cataluña aunque el Estado y el Gobierno español "no quieran negociar", el presidente de Convivencia Cívica Catalana, expresa que “cualquier demócrata al oír esto se le ponen los pelos de punta”, pero recalca que “lo que diga Artur Mas ya lo imaginamos”.

“Lo que estamos esperando todos los españoles es lo que dice nuestro presidente del Gobierno de la nación, que debería poner coto a estos desmanes, en vez de la pasividad que muestra. Es aconsejable la prudencia, pero no la indolencia”, añade.

ERC presiona para poner en marcha este plan, de 700 millones de inversión
Cataluña diseña su 'Hacienda nacional' con un 'ejército' de 8.000 funcionarios
Todo aunque el Estado español no ceda las competencias y no haya qué recaudar
Periodista Digital 11 Marzo 2014

El presidente de la Generalitat y sus socios de ERC están volcados en la que consideran la principal estructura de Estado para una hipotética Cataluña independiente, la «Hisenda (Hacienda) Nacional Catalana». Pese a que el proyecto está abocado al fracaso sin la colaboración del Gobierno central, para el que este plan es impensable, los partidarios del soberanismo están sentando las bases sin escatimar en gastos.

Como explica Javier Chicote en 'ABC', el primer paso ya está dado. Se trata de la red «Tributs de Catalunya», un ensayo de la Hacienda Nacional que ya cuenta con 53 oficinas de atención al contribuyente, con la colaboración de las diputaciones provinciales de Barcelona, Gerona, Tarragona y Lérida.

El siguiente paso en ampliar esa red a 152 oficinas y 1.400 empleados. Todo esto pese a que actualmente la Generalitat sólo se encarga del seis por ciento de los impuestos que se recaudan en Cataluña.

A partir de ahí quedaría la gran meta: la conversión de Tributos de Cataluña en la «Hacienda Nacional Catalana».

En este punto las cifras son de vértigo: Artur Mas necesitaría entre 7.000 y 8.000 funcionarios -entre ellos, alrededor de 300 inspectores- y una inversión inicial de más de 700 millones de euros. Si la gestión fuera muy eficiente, el coste anual de esta agencia ascendería a 400 millones de euros, según los cálculos del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN).

100 trabajadores por millón de habitantes
Esta apuesta soberanista pasaría por una cesión total por parte del Estado. Entre esos 8.000 funcionarios (se calculan 1.000 trabajadores por cada millón de habitantes) estarían los que actualmente trabajan en la delegación catalana de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), que serían traspasados.

Antes de esto, las ansias nacionalistas pasan por que el Gobierno central les dé acceso a los datos tributarios de los habitantes de Cataluña, para empezar a hacer cálculos.

El presidente del Consejo Asesor de la deriva soberanista de Artur Mas, Carles Viver Pi-Sunyer, aboga por la creación de un «consorcio Estado-Generalitat», previsto en el Estatuto catalán, para realizar los traspasos.

De este modo, una hipotética Cataluña independiente tendría amarrados a todos sus contribuyentes, a los que exigiría el pago de los tributos a la «Hisenda Nacional». Paralelamente, desde la Generalitat ya se trabaja en el diseño de nuevos impuestos para asumir los costes del nuevo estado.

El principal asesor de Artur Mas es el inspector de Hacienda Joan Iglesias Capellas, fichado por el «president» hace casi año y con un sueldo de 103.000 euros como cargo de confianza. Pero habría más: la Hacienda Catalana necesitaría para su buen funcionamiento la creación de otras instituciones vinculadas, como serían un consejo fiscal, un instituto de estudios tributarios y una dirección general tributaria.

Al margen del modelo de Estado por el que optarían -independiente, federado o confederado-, los soberanistas necesitan plena independencia fiscal: recaudar en exclusiva hasta el último euro de los impuestos que se generan en Cataluña.

En la presentación de «Tributs de Catalunya», el pasado 20 de febrero, Artur Mas dijo que ése fue el «paso intermedio para tener una hacienda propia que nos permita recaudar y gestionar todos los impuestos que se pagan en este país».

Rajoy ni se lo plantea
El propio Consejo Asesor para la Transición Nacional reconoce que para este objetivo necesitan la «colaboración» del Ejecutivo central y ése es el objetivo de Artur Mas: poner estos asuntos sobre la mesa de La Moncloa.

Desde el Gobierno de Mariano Rajoy, la «Hisenda Catalana», obviamente, no figura ni siquiera en una agenda de debate, pues ya sólo la consulta soberanista va contra la Constitución. Aquí entra en escena la huida hacia delante que plantea ERC, el partido que sostiene a Mas al frente de la Generalitat.

Desde las filas de Oriol Junqueras se insiste en que el Gobierno catalán tiene que desarrollar al máximo la Hacienda Nacional Catalana al margen del recorrido del plan soberanista.

Es decir, hay que crear en una Hacienda propia aunque ésta no tenga impuestos que recaudar ni inspecciones por realizar, ya que carece de competencias.

Así, ERC ya ha exigido a Artur Mas en el Parlamento catalán que amplíe antes del verano el número de funcionarios del Cuerpo de Inspección Técnica Tributaria de la Generalitat.

La «deseada» Hacienda catalana sin competencias y la prácticamente simbólica «Tributs de Cataluña» («un servicio de ventanilla única que supone un primer paso de un nuevo modelo de gestión tributaria», según su definición oficial) se solapan con la Consejería de Economía que dirige Andreu Mas-Colell, que, ésta sí, se encarga de recaudar los tributos transferidos.

La gestión, liquidación, inspección y recaudación de los principales impuestos, como el IVA o el IRPF, corresponden al Gobierno central. En contraposición a los planes independentistas de CiU y ERC, Alemania, un estado federal, ha debatido un proceso a la inversa.

En 2009, la II Comisión para la Reforma del Federalismo II presentó un estudio que mostraba que una administración tributaria centralizada a pleno rendimiento podría ahorrar más de 11.000 millones de euros al año. El proyecto no prosperó porque los «länder» (estados federados) se negaron a aprobarlo.


Recortes de Prensa   Página Inicial