AGLI Recortes de Prensa   Martes 18  Marzo  2014

Impuestos y mentiras
Reforma fiscal, tralará
Emilio Campmany Libertad Digital 18 Marzo 2014

La economía va como un tiro. Del 11-M, sabemos poco más o menos todo. Los independentistas catalanes nunca harán nada que sea ilegal. El caso Urdangarin demuestra que España es un Estado de derecho. La izquierda se desvela por los menos favorecidos. A Pedro J. lo echaron por no cumplir los objetivos económicos. Y a Ceberio. Y a Antich. El PP es un partido liberal-conservador. La ETA ha dejado de constituir una amenaza. Y Rajoy nos va a bajar los impuestos. Y por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará.

Siendo todo esto una sarta de mentiras cada cual más grosera y descarada resulta enternecedor la cantidad de gente que quiere querer creerlas. Tanto afán emplean en su fe que acaban convenciendo al Gobierno de que cualquier cosa colará. Porque pase que nos endilguen que la economía va bien, pero que tardará en notarse en la calle, o que la ETA no es una amenaza porque ya no mata, por mucho que lo que es amenazar claro que lo sigue haciendo. Pero que nos pretendan engañar con los impuestos, que es cosa que pagamos cada uno de nosotros, tiene bemoles. Y que puedan estar a punto de lograrlo expone a escarnio público lo que como pueblo somos.

Oí al presidente de los expertos en el telediario de Ana Samboal. Quedaron claras pocas cosas, pero sí pude colegir que el encargo del Gobierno era proponer una reforma sin bajar los impuestos, aunque lo que dijo literalmente era que la recaudación no podía disminuir por los compromisos de déficit y no sé cuantas cosas más, fingiendo que la posibilidad de limitar los gastos no existe. Dijo también que había que subir exponencialmente el IBI porque por lo visto Europa lo exige y que, como los valores catastrales están sin actualizar, lo justo es gravar la vivienda computando como renta el alquiler que uno se ahorra por el chollo de vivir en una casa propia. Debe de ser que no sabe que quienes disfrutamos de ese privilegio hemos tenido que ahorrar por exigencias fiscales casi otro tanto de lo que costó para poder comprarla y hemos pagado todos los impuestos que gravan su adquisición, además de abonar anualmente el IBI. Y eso sí, proponen recortar el tipo máximo del IRPF la friolera de dos puntos. Vaya usted a freír espárragos. Y vaya a hacerlo con su amigo Montoro, que eso también lo confesó, que si no llega a ser porque es su coleguilla de qué iba a presidir ninguna comisión.

Menos mal que está el PSOE. ¿Y qué proponen los socialistas? Lo que está mandado, una reforma en la que paguen más los que más tengan y que se combata el fraude fiscal. Como si no pagaran ya mucho más los que más tienen, siempre que no estén enchufados, o que hubiera que esperar a una crisis económica para combatir el fraude fiscal. Lo dicho, por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará. Y nosotros asintiendo como bobos, aunque eso sí, sin solemnidad alguna.

Defender lo indefendible
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 18 Marzo 2014

En una reciente entrevista, el Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial demuestra en sus respuestas a las incisivas preguntas de una periodista verdaderamente profesional, hasta qué punto nuestro sistema institucional es insalvable sin una reforma que sacuda sus fundamentos. Cuando Carlos Lesmes es interrogado sobre el acuerdo entre los dos grandes partidos que desembocó en su nombramiento, niega su existencia y afirma sin rubor aparente que su encumbramiento fue fruto de dieciséis votos sobre veinte en el órgano de gobierno de los jueces, como si sus vocales no hubieran sido a su vez pactados en función de cuotas partidarias. Cuando los medios publican pictogramas del Consejo con las correspondientes siglas al lado de cada nombre, viene su actual Presidente y nos quiere hacer creer que el mecanismo de su designación es angélicamente neutral.

Al ser inquirido sobre el hecho de que su elección está recurrida ante el Tribunal que él mismo encabeza por el hecho de que varios vocales que le votaron declararon no conocerle, argumenta y se queda tan a gusto que entre la propuesta y la votación transcurrió una semana, como si siete días fuese un tiempo suficiente para formar un criterio sólido sobre alguien de quién previamente no se tenía noticia. Además, y para redondear la faena, esgrime que se presentaron candidatos alternativos que también exhibieron sus currículos. Naturalmente, pero se trataba de un paripé porque las órdenes procedentes de Génova y Ferraz habían sido ya emitidas y todo estaba atado y bien atado.

Tampoco tienen desperdicio sus apreciaciones en relación a los jueces que piden servicios especiales para dedicarse a la política y después vuelven a sus salas a dictar sentencias como si tal cosa. Esta aberración, incompatible con una auténtica separación de poderes, no se permite en aquellos países que respetan la función judicial y su independencia, pero en nuestros lares el juez de más alto rango lo encuentra de lo más normal, probablemente porque él mismo fue Director General en un Gobierno de un color determinado, casualmente el del que ahora ostenta la mayoría absoluta. Lo más peregrino de su planteamiento es la teoría de que la independencia judicial se justifica por su ejercicio, prescindiendo de cualquier contaminación anterior, por grave y ostensible que sea. Los padres fundadores de la nación americana y su luminosa advertencia sobre la desconfianza que siempre debe suscitar el poder quedarían atónitos ante los extraños razonamientos de Carlos Lesmes.

Como coronación de su brillante visión de la judicatura, nos explica que la elección del Consejo General del Poder Judicial por el Parlamento "proyecta la pluralidad que existe en las Cámaras", olvidando que en España los diputados se someten al sufragio ciudadano en listas cerradas y bloqueadas confeccionadas por el jefe de filas sin que haya un vínculo real entre representantes y representados. Sus señorías son empleados del partido que actúan a toque de silbato del portavoz, que ejerce de cómitre y que, a su vez, está a las órdenes de la cúpula.

Cuando el máximo responsable de impartir justicia se dedica a defender lo indefendible sin un ápice de escrúpulos intelectuales, se confirma la convicción que han adquirido ya millones de españoles: o reconvertimos el Estado o el Estado nos convertirá en un rebaño.

NUEVO RECORD HISTÓRICO
La deuda pública aumenta con el foco en el medio y largo plazo
El Semanal Digital 18 Marzo 2014

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en el mes de enero los 979.316 millones de euros, lo que supone el 95,7% del PIB.

El endeudamiento del sector público sigue creciendo. El 2013 cerró con un máximo histórico del 93,9% del PIB, aunque estaba por debajo del objetivo del gobierno situado en el 94,2% para todo el año pasado.

Para el presente año, el Gobierno estima que la deuda del conjunto de las administraciones públicas roce el 100% de la riqueza nacional y se sitúe en el 98,9% del PIB. Sólo en el mes de enero, la deuda pública se ha incrementado en 18.677 millones llegando a batir un record histórico.

Desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis, la deuda de España no ha dejado de crecer año tras año y desde entonces se ha más que duplicado, pasando de los 436.984 millones de euros (el 40% del PIB) a los 979.316 en enero de este año (el 95,7%).

El grueso de la deuda se encuentra en los valores a medio y largo plazo. Hasta un total de 689.095 millones de euros, con un aumento de 12.305 millones respecto al mes anterior y de 91.463 millones frente a enero de 2013.

Mientras que del total de la deuda en manos de las administraciones en el primer mes del año, 86.275 millones de euros correspondían a valores a corto plazo, 1.831 millones menos que en diciembre, pero 2.022 millones más que hace un año.

Por su parte, los créditos no comerciales en manos de las administraciones públicas sumaron en enero 203.947 millones de euros, 8.203 millones más que la cifra registrada un mes antes y 1.393 millones más que en el mismo mes del ejercicio precedente.

¡Viva Cartagena!
Vicente A. C. M. Periodista Digital 18 Marzo 2014

Que nadie piense que me ha venido un pronto nostálgico y sensiblero al expresar con efusividad mi amor por la tierra que me vio nacer. Lo que muchos conocen o si no se lo aclaro es que tras ese grito que ensalza el terruño, existe una digamos que "chusca" fase de la Historia de España con la proclamación de independencia del que se llamó Cantón de Cartagena. Y esta alusión viene al caso porque he leído en La Vanguardia digital que el Gobernador del Veneto, un político desconocido por estos lares llamado Luca Zaia, ha lanzado una especie de referéndum vía internet para que los venecianos se pronuncien sobre la independencia de su región de Italia entre los días 16 al 21 de este mes y poniendo de ejemplo a Artur Mas, Cataluña y su referéndum de secesión del 9 de noviembre.

No tengo ni qué decir como acabó aquello de Cartagena que llegó incluso a fabricar su propia moneda, los "duros de plata" llamados cantonales. Lo que no parece tan claro es cómo va desarrollarse esta epidemia de nacionalismos trasnochados y como en el caso del Veneto italiano, de auténtica bufonada. Europa no puede permitirse el que surjan de modo más o menos serio aventuras secesionistas populistas. Por eso, desde las altas Instituciones debe darse un mensaje claro e inequívoco sobre la nula tolerancia a este tipo de intentos de secesión sobre cualquier Estado miembro y las consecuencias que habría en el caso de producirse.

Porque si en este caso es indudable que el Veneto, como otras partes de la Italia moderna, tiene antecedentes históricos que usar como base para sus reivindicaciones, no menos cierto es que la UE se fundamenta en la fortaleza que da la unidad. Se trata de consolidar la unión formando un pluriestado tipo federal como una única entidad, la utópica por ahora Unión de Estados de Europa. La historia actual se escribe desde la solidez que da el reconocimiento de la estructura política de los estados miembros y no puede estar sujeta a la incertidumbre sobre su disgregación provocada por los movimientos ultra nacionalistas de sus diferentes regiones.

Ya tenemos un ejemplo del Reino Unido con la duda sobre el resultado del próximo referéndum en Escocia, con la agravante de la posible reivindicación de la soberanía sobre el estratégico petróleo del Mar del Norte. Ya tenemos en España el desafío real del Parlamento y del Gobierno de la Comunidad autónoma de Cataluña y su referéndum ilegal del próximo 9 de noviembre. Solo falta que los Länders de Alemania comiencen a desvincularse de su federación, o que las regiones de la ingobernable Italia como La Padania con la Liga Norte, se decidan a seguir el ejemplo de este payaso de Gobernador de Luca Zaia en el Veneto.

Este ha dejado hace tiempo de ser exclusivamente un problema nacional para transformarse en un problema que pone en riesgo el mismo futuro de la UE. Ayer ya expresé que es hora de dar mensajes firmes y claros sobre la nula tolerancia al desmembramiento de España y la exigencia de la toma de decisiones drásticas por parte de quienes tienen la potestad y legitimidad para ello. Hoy hago extensivo este llamamiento a los responsables de la UE y que comiencen a comportarse como líderes de un solo Estado.

Arbitrariedad de los funcionarios
No todos los corruptos son políticos
José Luis Roldán Libertad Digital

En un país como el nuestro —donde la seguridad jurídica es materia parva; donde los jueces son torcedores de leyes; donde la arbitrariedad de los poderes públicos ha sentado cátedra; donde es casi imposible combatir jurídicamente los abusos del poder— líbrenos Dios de alguien con autoridad, porque tarde o temprano terminará abusando de ella impunemente.

El desprecio sistemático de la ley por parte de aquéllos que vienen particularmente obligados a cumplirla, es otro síntoma de la enfermedad que padece nuestro tiempo: la corrupción. Porque, no se olvide, el funcionario o autoridad que, a sabiendas, no respeta la ley y los derechos de los ciudadanos, sobre déspota, es corrupto.

Lo curioso es que este tipo de corrupción se practica con descaro tanto por los progresistas defensores del uso alternativo del derecho —en el fondo, colectivistas y amorales— como por los más conservadores defensores del orden y la legalidad ("viva el orden y la ley", dice el himno de la Guardia Civil, creo). Existen, además, ámbitos muy propicios.

Uno de ellos, creo que sobresaliente, es el de la administración de tráfico; ahí se da una nefasta conjunción: la de la burocracia de las grandes magnitudes —que supedita el derecho a la "eficacia", somete el individuo a la masa, y desvanece el caso en la estadística— con el hecho de que, por lo general, en los diferentes procedimientos participan agentes de naturaleza policial, o sea, capaces de imponer su autoridad por la fuerza.

¿Quién no ha sido víctima de algún atropello? ¿Quién no se ha encontrado con una sanción impuesta de plano, es decir, sin observar el procedimiento, sin notificación legal y sin haber podido ejercer el elemental derecho a la defensa? Además, ¿qué defensa cabe contra la actuación arbitraria de los funcionarios corruptos, si la administración los protege rechazando sistemáticamente los recursos contra sus actos? ¿Qué defensa, si la corrupción es recompensada con incrementos salariales; o sea, con participación en el botín?

No es de extrañar, por tanto, que el desprecio a la ley y a los derechos de los ciudadanos vaya en aumento y se practique cada vez con mayor desvergüenza.

Tengo ante mí un caso de corrupción demasiado frecuente, digamos habitual, al menos, por aquí: Una unidad camuflada de la Guardia Civil, identificada como 4102, sigue a un ciudadano; uno de sus agentes le espeta bruscamente, ante testigos: "…usted lo que tiene es mucha prisa. Nos adelantó en (...) y le dije a mi compañero vamos seguirlo porque terminará cometiendo una infracción". En efecto, el sospechoso terminó cometiéndola. Sólo que había un pequeño inconveniente, que la patrulla corrupta decidió obviar: la infracción se produjo ya en una vía urbana, donde la Guardia Civil carece de competencia para denunciar y sancionar, pues conforme a la Ley de Seguridad Vial (LSV) la competencia para denunciar en las vías urbanas corresponde a los agentes municipales (artículo 7 de la LSV) y la competencia para imponer sanciones a los respectivos Alcaldes (artículos 7 y 71 de la LSV).

La mayoría de los ciudadanos, sin necesidad de ser juristas, simplemente por sentido común, pensarán que un acto dictado por quien no tiene competencia carecerá de eficacia. Y, en efecto, así es; la ley los declara nulos de pleno derecho. Es decir, inexistentes.

Así es, pero, aun siendo tan evidente, para hacer valer ese derecho el ciudadano se verá obligado a pleitear. Acaba de declarar el triste ministro del ramo que la ley hay que cumplirla. Podría empezar por él mismo y por todos aquéllos que están bajo su autoridad. También nos agradaría ver algún día a la Fiscalía hacer lo que su estatuto proclama: defender la legalidad y los derechos de los ciudadanos.

Estamos más que hartos de corruptos; de corruptos de cuello blanco, de corruptos de uniforme, de corruptos de puñetas y birrete; de corruptos, en fin, de toda laya.

Aquí, donde ilusoriamente la Constitución garantiza la seguridad jurídica, la ley vale menos que el orín de los perros. Y, ya se sabe, donde no hay ley no hay ciudadanía sino servidumbre; no ciudadanos, sino súbditos.

Tres mujeres
Santiago González http://santiagonzalez.wordpress.com 18 Marzo 2014

Nunca se había visto una materialización tan literal del viejo chiste: cien antiguos terroristas que preparaban uno de sus golpes propagandísticos fueron puestos en evidencia por tres mujeres, tres dirigentes de Covite.

-¿Y cómo ha podido ser si eran sólo tres?
-Es que nos han acorralado.

Véanlas con sus carteles y sus palabras y pónganse en el lugar de los terroristas. Algunos añorarían los buenos viejos tiempos: esto no se lo habrían hecho hace 40 años a Jesús Mª Zabarte Arregi, uno de los concentrados que tiene 17 víctimas mortales sobre su conciencia, en un evidente exceso del tópico coloquial: él carece. Zabarte está ya muy mayor y le es perfectamente aplicable el grito de ciudadanía que una España que se respetaba a sí misma dirigía a los concejales de Herri Batasuna, cómplices de los asesinos de Miguel Angel Blanco: “Sin pistolas, no sois nadie”. Por aquellos días pudo verse la imagen de un batasuno que quiso desafiar a una muchedumbre cabreada sin darse cuenta de que ya no eran rebaño. Las televisiones lo mostraron cobijándose en un bar y mirando hacia las cámaras con una expresión entre el estupor y el pánico.

Ahora, ese eslogan se lo dirige nuestra izquierda antisistema a la Policía: los manifestantes de Gamonal en Burgos a los antidisturbios, los estudiantes en Murcia. Era una evidente simplificación de gente que no ha entendido la clásica e inatacable definición de Max Weber: el monopolio jurídico de la violencia física legítima no depende sólo de las pistolas. Están también las porras, los botes de humo, las pelotas de goma los cañones de agua, etc. Efectivamente, sin todos esos artilugios y sin la Ley que les autoriza a usarlos, serían unos particulares.

Vean el efecto que producen tres mujeres desarmadas en el tipo de la puerta, aunque también se le puede comprender un poco: iban de frente, le miraban a los ojos y se empeñaban en entregarle el testimonio de cargo: los nombres de las víctimas cuyos asesinatos no han podido ser esclarecidos. El cancerbero (stricto sensu) asustado me recordó a aquel batasuno refugiado en la cafetería ante la ira provocada por un crimen especialmente inicuo.

He visto varias veces este video. Miren a la cara a esas mujeres, porque son la expresión de la dignidad, no sólo de las víctimas, sino de la democracia entera. Si yo fuera el ministro del Interior dejaría de dar la callada por respuesta a estas mujeres que le han pedido una entrevista hace ya muchos meses. Las recibiría, las escucharía con atención y luego les preguntaría cómo lo hacen, el know how, para invertir lo que viene a ser la regla: que es la democracia la que sale escocida en lances como estos. Si yo fuese la presidenta del PP vasco, reflexionaría sobre aquella frase tan desdichada con la que quiso descalificar a esta Antígona que año tras año se empeña en rendir las honras fúnebres que su hermano se merece: “venían con billete de vuelta para Madrid”. Las tres mujeres de Alsasua se marcharon al terminar el acto. Conchi era de Alsasua, aunque volvió a Zaragoza, donde vive. Consuelo, a Valencia y Laura, a San Sebastián.

Florencio Domínguez también ha dedicado su columna de hoy a estas mujeres y a este asunto:

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La bandera socialista en Catalunya
Pedro de Hoyos Periodista Digital 18 Marzo 2014

Cataluña se va a independizar en cualquier momento y se nos pondrá cara de ucranianos. Tengo muy claro que ante la inactividad de una mayoría, no indecisa sino pasiva, Artur Mas conseguirá su propósito a no ser que Rajoy suelte aquello que los nacionalistas reclaman o que el ejército ponga pie en pared. En cualquier caso hace tiempo que decidí preferir la independencia catalana. Si ellos mismos no se oponen…

2Estos son los barros de los polvos de antaño, cuando González y Aznar cedían en todo cuanto Pujol demandaba a cambio de sus votos, para una ley, para una legislatura. No debemos extrañarnos, seríamos demasiado ingenuos, de que los nacionalistas jamás hayan desistido en su ansia de exigir y exprimir las ubres de aquellos que los necesitan para poder gobernar.
Pensar que los nacionalistas frenarían sus impulsos es no conocer la demagogia ni la democracia. Pero habrá que reconocer que les hemos ayudado mucho. Debe quedar en la memoria de la ignominia cómo se firmaban pactos al dictado de los nacionalistas o como el PSOE y su sucursal catalana han disimulado allí su origen español. Quizá porque charnego el último.

¿Cuántas banderas de España se ven en sus actos políticos? ¿Da vergüenza? ¿Por qué la esconden en sus mítines? ¿Por qué sólo enseñan las catalanas y, si conviene, la europea? ¿Por qué ceden la iniciativa a los separatistas, por qué les siguen el juego? ¿Temen irritarles? La independencia no surge de la noche a la mañana, se va labrando día a día y algunos colaboran.

Teatrillo en Alsasua
Florencio Domínguez  santiagonzalez.wordpress.com 18 Marzo 2014

Alsasua, la localidad elegida el sábado por antiguos huidos de ETA para hacer su comparecencia, fue la puerta de entrada en Guipúzcoa del socialismo ferroviario y bastión del PSN en los primeros años de la transición. Alsasua es también símbolo de la decadencia del socialismo navarro que fue perdiendo apoyo social en beneficio de la izquierda abertzale que ahora controla el municipio.

El centenar de etarras que acudieron a Alsasua quiso escenificar un retorno triunfal del exilio, como si vinieran de conquistar la Colina de la Hamburguesa, pero al final les quedó un posado de excursión del Imserso, con las butacas del salón de actos repletas de candidatos a las prestaciones sociales. Venían a desafiar al Estado, pero tuvieron que encerrarse y ponerse a la defensiva al verse rodeados por tres víctimas del terrorismo que les interpelaban con la lista de asesinatos cometidos por ETA pendientes de esclarecer.

La presencia de las tres representantes del Colectivo de Víctimas del Terrorismo arruinó la escenografía de los etarras sin causas. El acto de Alsasua quedó convertido en un teatrillo más de los muchos que está montando la izquierda abertzale en los últimos meses y con los que lo único que ha conseguido es acabar con la paciencia del PNV.

Recientes declaraciones del lehendakari, Iñigo Urkullu, y de la presidenta del PNV de Vizcaya, Itxaso Atutxa, ponen de manifiesto la sensación de hartazgo de los líderes de este partido con los movimientos, medidos y cicateros, de la izquierda abertzale. Las palabras de los dirigentes nacionalistas no ha gustado nada a los de Sortu-Bildu que han respondido con acusaciones de grueso calado contra el lehendakari y la presidenta del BBB.

Los episodios que han causado insatisfacción en las filas del PNV se han ido juntando en las últimas semanas. Primero fue el ‘sellado’ de la señorita Pepis con las armas de ETA que no satisfacía ni de lejos las expectativas creadas. Después el comunicado en el que ETA se explaya sobre el “sellado”, pero difiere el desarme de verdad hasta no se sabe cuando. Luego el calendario de movimientos de los presos, centralizado y controlado sin margen para la actuación individual, a pesar de lo anunciado, y además programado para ocupar el tiempo de la campaña electoral de las europeas. Y lo último, los antiguos etarras que vuelven de Francia cuando ETA les ha dado el visto bueno para cruzar la frontera después de haber pasado, eso sí, por las oficinas consulares españolas para obtener el pasaporte y de esa forma saber si tenían causas pendientes porque una cosa es hacer un desafío y otra bien distinta hacerlo sin red de seguridad.

Las cartas sobre la mesa
JOSEBA ARREGI, EL CORREO  18 Marzo 2014

· Lo que nos está diciendo Sortu es que ellos son en todo los herederos de la historia de terror de ETA.

Apesar de que hay quien sigue pensando que el fin ordenado e inteligente de ETA debiera proceder con flexibilidad, la realidad de cada día pone de manifiesto, una y otra vez, que la firmeza ante el mundo de ETA y de su entorno es lo que hace que ese mundo vaya dando pasos, y cuando no los da, manifieste con claridad por qué no los da. Para que nadie se llame a engaño. El binomio ‘daño causado’ se había convertido, como otras muchas fórmulas, en algo recurrente y repetido sobremanera en la política vasca, pero nadie se tomaba el trabajo de aclarar qué significaba daño, a quién o a qué se había dañado, quién era el autor del daño, en qué sentido era autor del daño producido. Y sin responder a estas preguntas la fórmula ‘daño causado’ se acercaba a no significar nada.

Ahora ha sido el propio Hasier Arraiz quien ha aclarado, al menos en parte, lo que significa ese binomio. Ha afirmado que es irresponsable exigir a los presos de ETA que reconozcan la injusticia del daño causado. Se trata de una aclaración realmente importante, aunque no única, pues el mismo Arraiz ya lo había puesto de manifiesto refiriéndose a la legitimidad que concede a la historia de terror de ETA. Esta vez, afirmando que es irresponsable exigir a los presos que reconozcan la injusticia del daño causado, nos dice que puede haber daños justos e injustos, y que el daño causado por los presos de ETA, por los militantes de ETA, los asesinatos cometidos por ellos, la historia de terror de ETA, es ciertamente daño, pero no un daño injusto, sino justo, necesario y conveniente.

Ya lo habían dicho miembros de la izquierda nacionalista radical también antes y de otra manera: si ahora podían apostar por las vías exclusivamente políticas ello se debía a que la lucha terrorista de ETA había dado sus frutos. Más de uno interpretó en aquel momento estas palabras como algo dirigido al consumo interno, una forma de hacer digestiva la apuesta por vías exclusivamente políticas, una forma de que los militantes de la izquierda nacionalista radical aceptaran el adiós definitivo a la violencia y al terror. Pero ahora se puede constatar que en aquella frase había algo más que un intento de tranquilizar a los parroquianos: algo bastante más estructural en el planteamiento de ETA y de la izquierda nacionalista radical.

ETA ha causado daño: evidente. Pero el daño que ETA ha causado es un daño que no es injusto. Es un daño que ETA no ha tenido más remedio que producir en aras de un bien superior como es la liberación de Euskal Herria por medio de la aplicación del derecho de autodeterminación y de la territorialidad. Lo que con estas afirmaciones nos está diciendo la izquierda nacionalista radical, Sortu, es que ellos son en todo los herederos de la historia de terror de ETA, que no hay solución de continuidad, que no hay ruptura con esa historia, y que no puede haberla.

Pero dicen aún más. En opinión de Arraiz exigir a los presos que reconozcan la injusticia del daño causado es poner obstáculos en el camino de la paz. Es decir: en opinión de la izquierda nacionalista radical, y también en opinión de ETA, la paz no puede significar deslegitimar la historia de terror de ETA, la paz no puede venir de la mano de romper con la historia de ETA, la paz, es consecuencia necesaria de lo anterior, únicamente puede venir de la materialización del proyecto político de ETA, materialización que durante cincuenta años necesitó del ejercicio del terror, y que ahora, gracias a los frutos dados por ese ejercicio del terror, puede plantearse por medios exclusivamente políticos. Por eso es irresponsable exigir a los presos el reconocimiento de la injusticia del daño causado.

Es también clarificador que Arraiz dirija el reproche de irresponsabilidad al lehendakari, dirija el reproche de poner obstáculos a la paz al lehendakari. Si éste exige a los presos arrepentimiento por el daño causado con sus actos de terror está, en opinión de Arraiz, poniendo obstáculos a la paz, que no es posible sin integrar la historia de terror de ETA. Por medio de este reproche Arraiz coloca al lehendakari frente a su propia ambigüedad y dualidad: si el PNV ha sostenido durante años que la violencia era fruto del ‘conflicto’, sólo la solución del ‘conflicto’, no otra cosa, será capaz de traer la paz. Pero habiendo mantenido esto, no tiene sentido exigir ni a los presos, ni a ETA, ni a la izquierda nacionalista radical que se desdiga de la historia de terror de ETA, porque sería tanto como desdecirse del valor constitutivo del ‘conflicto’ para definir la realidad política vasca. En el momento en el que Sortu presentó ante el Ministerio del Interior los estatutos como nuevo partido político, unos estatutos en los que recogía con toda claridad la renuncia al uso de la violencia, quienes siempre han defendido que, sin violencia cualquier idea, cualquier proyecto político es legítimo en democracia, recurrieron a la tópica distinción de medios y fines, a la tópica separación de medios y fines, a la idea de que los medios y los fines existen con independencia unos de otros. Pero lo que la izquierda nacionalista radical nos está diciendo con las manifestaciones que estamos comentando en estas líneas es que esa separación no es posible, porque la violencia y el terror pertenecen al núcleo mismo del proyecto político de ETA, de los presos y de la izquierda nacionalista radical. Por eso no pueden condenar la historia de terror, por eso no es posible exigir a los presos que reconozcan la injusticia del daño causado.

La ley de Víctimas aprobada por unanimidad en la legislatura pasada por el Parlamento vasco habla del significado político de las víctimas asesinadas, habla de la necesaria deslegitimación política de ETA y de su historia. La izquierda nacionalista radical sabe qué es lo que significa lo dicho por la ley de Víctimas. Hay que agradecerles su claridad. Hay otros que parecen no haberse enterado todavía.

Cognoms catalans'
De la lengua a la saliva: concluye el estudio sobre el origen racial de los catalanes
Tres biológos de la Universitat Pompeu Fabra recopilaron 2.500 muestras de saliva para determinar la procedencia de 50 apellidos, incluido el de Mas.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 18 Marzo 2014

Hace más de dos años que tres biólogos de la Universitat Pompeu Fabra acometieron el singular encargo de determinar el origen racial de los apellidos catalanes más comunes y también el de los menos frecuentes. A la luz de los últimos avances en análisis genéticos, elaboraron un listado de apellidos, todos ellos indiscutiblemente catalanes, valencianos o de las Islas Baleares y solicitaron el concurso de decenas de sus portadores para realizar el "atlas genético de los apellidos catalanes". Recopilaron 2.500 muestras de saliva y se pusieron manos a la obra. Los resultados ya están a disposición de quien quiera rastrear en la catalanidad de apellidos como Mas, Serra, Nadal, Bonastre, Codina, Llach, Moragues y Moragas, Raga, Ros y Vidal, entre otros. Así, los biólogos han determinado aspectos tales como que Raga tendría un origen vasco, que un grupo de los Ros vienen directamente del corazón germánico de Europa, que los Moragas son árabes y que no todos los Vidal son de procedencia judía.

Hace algo más de un mes que el estudio se ha dado por concluido y pese a que los resultados son de acceso restringido, en la web del Institut d'Estudis Catalans, impulsora del proyecto Cognoms catalans (apellidos catalanes), se puede consultar un resumen de las principales conclusiones. Así, del apellido del presidente de la Generalidad se dice que se trata de un "apellido ubicuo, especialmente frecuente en el Vallespir, la Cataluña central, Mallorca y Alicante. Ya era frecuente en la Barcelona del 1389, y entre los inmigrantes franceses de principios de siglo XVII". Las conclusiones abiertas (una parte del estudio es de acceso restringido para los voluntarios que donaron la saliva) incluyen también pormenorizda información pormenorizada sobre los linajes de cada apellido. Así, en relación al apellido Mas se afirma: "Hemos podido obtener resultados de 50 de los 54 voluntarios de este apellido y han resultado pertenecer a 36 linajes diferentes (linaje en el sentido de grupo de hombres descendientes de un antepasado común). Esta gran diversidad de orígenes es típica de los apellidos más frecuentes. Destaca el linaje 3, extendido desde la Cerdaña hasta Santa Pola, el linaje 14, frecuente en Mallorca, y el 22, en l'Anoia y en la Conca de Barberà; ningún otro linaje (de este apellido) agrupa a más de dos voluntarios".

Otros apellidos incluidos en el estudio resultan ser poco frecuentes, lo que permite una identificación más precisa. Es el caso, por ejemplo, de Llach, apellido del que se afirma: "Apellido poco abundante, típico de la Garrotxa, el Pla de l'Estany, el Gironés, y Perpiñán. Se encuentra un ejemplo entre los inmigrantes franceses al fogatge (listado de impuestos) de 1637".

El estudio, financiado con subvenciones de la Generalidad al citado Institut d'Estudis Catalans -una de las entidades "culturales" del nacionalismo-, también recibió fondos públicos destinados a la Universidad e incluso del Centro Superior de Investigaciones Científicas, a cuyo Instituto de Biología Evolutiva están adscritos los autores, Francesc Calafell, David Comas y Jaumne Bertranpetit. Sin embargo, el Instituto como tal no habría participado en el singular proyecto y entre los proyectos en marcha o ya concluidos no consta el citado proyecto.

El estudio pretendía responder preguntas tales como "¿Eran germánicos los fundadores de apellidos patronímicos germánicos? Muchos apellidos catalanes eran antiguos nombres de pila, como Andreu, Miquel, Albert, Rober. Muchos de estos apellidos son germánicos, pero otros son latinos (...) Queremos comparar cinco patronímicos germánicos (Armengol, Ricart, Gual, Albert, Robert) aparejados por frecuencia con cinco patronímicos pre-latinos (Fortuny, Adell, Riexac, Oriol, Miquel) para confirmar si los fundadores de estos apellidos eran de origen germánico". La conclusión es que en algunos "linajes" sí se observa una "procedencia noreuropea", pero no resulta significativa.

El origen de este experimento se remonta a las investigaciones sobre el origen geográfico de Cristóbal Colón, del que algunos historiadores nacionalistas afirman que era catalán. Un análisis de unos supuestos restos del almirante genovés sirvieron de base para dicho estudio, en el que se compararon muestras de sangre de catalanes apellidados Colom e italianos con el apellido Columbus. El deterioro de la muestra "original" impidió ratificar "científicamente" la catalanidad del descubridor de América, alegaron los promotores de tan singulares pruebas.

La Generalidad ha decidido no airear el estudio y centrarse en el diseño de las pruebas que el nuevo Estado catalán obligará a realizar a los ciudadanos que no se consideren catalanes y pretendan acceder a esa nueva nacionalidad. Este pasado fin de semana se presentaba un documento en un comité de Convergència con los requisitos: un examen de catalán y conocimientos de la historia de Cataluña y del catalanismo. De esta forma, sólo en TV3, el pasado 5 de febrero, se llevó a cabo una entrevista con los autores del estudio, que afirmaron que, contra la pretensión inicial, los análisis no se ampliarían a otros apellidos.

Recortes de Prensa   Página Inicial