AGLI Recortes de Prensa   Lunes 12 Mayo  2014

Y ahora Ucrania, tomad nota idiotas
Juan Vicente Santacreu  Periodista Digital 12 Mayo 2014

En Masby defendemos el estado del bienestar, los políticos defienden las Autonomías porque son el bienestar del Estado

Siempre igual, por más que se empeña la historia en darnos lecciones sin cesar, no aprendemos ni a la de tres. Dicen que los genios hacen las cosas correctas sin que nadie se las explique, a los maestros basta con explicárselas una vez, los buenos profesionales lo cogen a la segunda o tercera vez, los molestos se lo tienes que repetir muchas veces, demasiadas, y por último están los imbéciles  que siempre te aseguran que lo han pillado a la primera pero en realidad ni entienden, ni comprenden, ni hacen nada correcto en su pajolera vida. Curioso, todas las madres de los imbéciles coinciden con la opinión que tienen de sus hijos: “Mi hijo de eso no sabe pero aprende rápido”.

Y en este grupo de la imbecilidad estamos los españoles, alardeamos que somos geniales y que aprendemos rápido, en cambio llevamos 35 años cagándola y sin visos de que esta tendencia cambie.

Lenguas inútiles - Y ahora Ucrania, tomad nota idiotas!!

Lenguas inútiles – Y ahora Ucrania, tomad nota idiotas!!

Mira que la historia nos lo ha puesto fácil y claro, nos lo ha repetido hasta la saciedad y con todo tipo de ejemplos, desde Quebec, pasando por Bélgica y ahora nos lo está contando en vivo y en directo con Ucrania. En todos los casos igual, distintas lenguas en un país sólo puede terminar de una forma: la secesión y luego la recesión.

La diferencia con España, es que en muchos de esos países tenían históricamente distintas lenguas, en cambio aquí se las han inventado los políticos y nos las han impuesto artificialmente para segregarnos mientras nos lo venden como un bien cultural. Y a pesar del declive cultural, social, político y económico que sufrimos en España por culpa de estas gilipolleces, aún tenemos imbéciles que aseguran que esa diversidad es una riqueza cultural. Esos son los “útiles imbéciles” del Sistema. Sí, esos que aprenden rápido.

Llegados a este punto creo que cualquier mente racional tiene claro que esto de los distintos dialectos es una  mierda que impide trabajar a la mitad de españoles en la otra mitad, pero la imbecilidad y los intereses son tan grandes  que no cesan de aparecer salvadores queriendo cuadrar el círculo lingüístico con el “plurilingüismo”.  Primero fueron los del PP y ahora vienen los de Ciutadans con Alberto Rivera a la cabeza a vendernos esa gilipollez del plurilingüismo.

Vamos a ver, ¿estos no saben que si a una región determinada la sometes a una educación y lengua distinta durante 3 generaciones terminan inexorablemente separándose del resto del país? Sin no lo saben son unos gilipollas y si lo saben son unos prevaricadores hijos de puta, y sin ánimo de ofender.

Así que dejaros de bienes culturales y no seáis imbéciles que la historia lo ha dejado claro demasiadas veces, un país que fomenta todo lo que les separa en lugar de potenciar lo que les une, se va a la mierda. Lo malo de irse a la mierda es que huele mal, lo bueno es que te acostumbras rápido a la olor.  ¿No estaremos ya en la mierda?

Así lo pienso y así lo digo.
Quizá te interese leer  Los borregos separatistas

Castigo a la indiferencia: ser gobernados por malvados
Roberto Centeno El Confidencial 12 Mayo 2014

Hace 2.500 años el filósofo ateniense Platón, para quien los temas políticos ocuparon siempre un lugar central en su pensamiento, afirmó que “el castigo de los hombres buenos que no se ocupan de la cosa pública es ser gobernados por hombres malvados”. Este es exactamente el panorama que tienen todos los días ante sus ojos: un Gobierno formado por oligarcas incompetentes o malvados, a quienes importan un pimiento la pobreza e incluso la miseria y el hambre de millones de españoles, con tal de mantener intactos los privilegios y las subvenciones de las oligarquías políticas y financieras más depredadoras y corruptas de Occidente.

En las próximas elecciones europeas del día 25, el pueblo tiene oportunidad de hablar y esta vez deberían marcar el principio del fin de este sistema político y este modelo de Estado, que nos está llevando a la ruina moral, económica y social. Decía Joseph Schumpeter, el premio nobel economista y científico político, austriaco-americano, que muchos hombres buenos e inteligentes –se refería básicamente a la clase media– “como votar es gratis, no ponen la misma atención, ni la misma responsabilidad que en sus asuntos personales y profesionales y actúan en la política como niños irresponsables”. Eso no debería suceder el día 25. Los hombres buenos sólo deberían tener un objetivo en mente: derrocar a la oligarquía de hombres malvados que nos ha llevado al desastre.

Y para ello sólo hay dos opciones posibles. O votar a las alternativas que tienen como objetivo acabar con el sistema político, implantar la democracia real y cambiar de raíz el modelo de Estado inviable y corrupto que nos fue impuesto en la Transición o abstenerse. Los únicos partidos con ese objetivo son UPyD, VOX y Ciutadans. El Gobierno está intentando, y con éxito, dado el rotundo control que posee sobre los medios de comunicación, ocultar la existencia de estos tres partidos y sus programas a los ciudadanos. La otra opción es la abstención, pues como afirma mi maestro, el profesor García Trevijano, “la abstención no derriba Gobiernos ni sistemas de gobierno, pero deslegitima a unos y a otros si supera la mitad del censo electoral; esta es una regla sin excepción histórica”.

La deslegitimación del sistema de gobierno es también una buena opción, siempre que no perdamos de vista el objetivo: expulsar del poder a la oligarquía política“Y una vez deslegitimado el Gobierno o el sistema de gobierno, que siguen siendo legales pese a la abstención mayoritaria, entran en un estado de debilidad y de exposición al riesgo mortal. Lo que antes era fácilmente controlado, revueltas, huelgas etc., de repente, se convierte en un peligro mortal, porque la legalidad, cuando no está asistida de la legitimidad, no es un recurso fiable para mantener a los Gobiernos en su puesto de mando”.

Yo personalmente prefiero la primera opción, pero debo reconocer que la deslegitimación del sistema de gobierno es también una buena opción, siempre que no perdamos de vista el objetivo que debería ser común a todos los hombres buenos: expulsar del poder a la oligarquía política y cambiar el modelo de Estado. Con el sistema de listas de partidos cerradas, o abiertas porque es indiferente, el sistema oligárquico se renueva siempre. Sólo la elección uninominal en distritos pequeños hace posible la representación política, es decir, la desestabilización de las oligarquías.

Un Gobierno sin piedad para los débiles y los indefensos
Todo Gobierno que no sea representativo del elector carece de sensibilidad para tener en cuenta el estado de infortunio de los débiles. Sin representación política como sucede en el actual sistema electoral, no hay posibilidad lógica ni humana de que el poder estatal sea compasivo con los desafortunados. Los estados de partido actuales son inmisericordes, más indiferentes ante la indefensión de los ciudadanos que los propios señores feudales que se sentían obligados a defender a sus súbditos contra el saqueo de los invasores.

Desde que el PP comenzó su desastrosa etapa de Gobierno, empezaron por subir impuestos y recortar prestaciones sociales de todo tipo. Rajoy afirmó, y sigue afirmando sin inmutarse, que no había otro remedio. Es decir, que, según este mentiroso compulsivo, en un presupuesto de 460.000 millones de euros no había un solo lugar, ni uno solo, para recortar diez o veinte mil millones de euros, cuando hay más 100.000 millones de despilfarro entre duplicidades y gasto prescindible. Hay que ser el rey de la mentira para afirmar tamaña barbaridad y un auténtico malvado para ponerla en práctica.

Rajoy ha preferido recortar prestaciones a los que menos tienen y subir impuestos a su máximo histórico antes de reducir despilfarro político. No ha recortado apenas coches oficiales (que la mayoría de políticos utiliza como propios al servicio de sus familiares o similares) o alguno de los 20.000 asesores, prescindibles, ambos, en un 90%. No ha eliminado las 2.000 empresas públicas que prometió iba a cerrar, nidos de la corrupción y del nepotismo más descarnado. No ha prescindido de instituciones u organismo inútiles, como el Senado, las Diputaciones o, lo que es más grave, las instituciones multiplicadas por 17 de las CCAA que funcionan como auténticos estados independientes, con todos los instrumentos de ellos, desde defensor del pueblo a servicio meteorológico. Y menos aún los dos millones de empleados públicos nombrados a dedo. ¡En el colmo del disparate el montante de salarios públicos se ha elevado en un 6% durante el primer trimestre de 2014!

Rajoy ha preferido recortar prestaciones a los que menos tienen y subir impuestos a su máximo histórico antes de recortar despilfarro políticoAdemás, entregaría a la oligarquía financiera más de 300.000 millones de euros de dinero público, entre ayudas directas, esquemas de protección de todo tipo o adquisición masiva de activos inmobiliarios (Sareb) al doble del precio de mercado y avales. Un robo sin precedentes al pueblo español, absolutamente innecesario, excepto para devolver hasta el último céntimo a los bancos y cajas alemanas, francesas y holandesas, que tan irresponsablemente financiaron a unas cajas y bancos españoles incompetentes y corruptos hasta la médula.

Y, sin embargo, sí ha recortado salarios públicos y privados, sobre todo después de la reforma laboral, de la que además están orgullosos, demostrando una total falta de escrúpulos. Estos recortes han hundido y siguen hundiendo la renta disponible de las familias a su nivel mínimo desde que comenzó la crisis. Han disminuido pensiones, prestaciones por desempleo, ayudas a la dependencia, becas comedor y de las otras y mantenido intactas todas las prebendas. “Le voy a meter la tijera a todo excepto a pensiones, sanidad y educación”, afirmó el mentiroso de Rajoy, y ha recortado miles de millones, reducido becas, ayudas de libros, se han cerrado hospitales, ambulatorios y urgencias. En cifras, el presupuesto de sanidad sufrió un recorte del 22,6% en 2013 y el de educación un 14,4% en el mismo año, o del 31% si añadimos 2012. En conjunto, hasta 64 recortes sociales relevantes.

En cuanto a las reducciones salariares, como ha reconocido el BdE, son el doble de lo que dicen las estadísticas, debido a que el paro ha ocasionado “cambios tan pronunciados en la composición del empleo que ha causado efectos estadísticos realmente significativos”. El INE había calculado una caída salarial del 0,8% en 2012, la real según el BdE fue de más del 2%. Desde 2010 hasta fin 2013 el retroceso real de los salarios se acerca al 8%. Y mientras esto ocurre, Montoro tuvo la desvergüenza de afirmar en el Congreso que “los salarios no están bajando en España, sino que están creciendo”. ¿Cabe acaso un mayor ejemplo de desvergüenza y mendacidad?

Pero lo más grave es que los recortes distan mucho de haber terminado. De hecho, los más importantes están por venir. Sólo en el primer trimestre de este año, el gasto en las prestaciones por desempleo ha sufrido el mayor hachazo de su historia: se han reducido en más de 4.000 millones de euros, de forma que la cuantía media por parado ha bajado hasta marzo a 818 euros, lo que representa un recorte del 4,6%. Y están a la espera drásticos recortes en las pensiones, en la dependencia y en todas las partidas de gasto social. Y mientras tanto, mantienen íntegro todo el despilfarro político. Es a los responsables de este expolio sin contemplaciones a los españoles a los que muchos piensan votar el próximo día 25. Hay que estar locos o mal informados para hacer tal cosa.

Es a los responsables de este expolio sin contemplaciones a los españoles a los que muchos piensan votar el próximo día 25Y dentro de todo este panorama de expolio a los más débiles en el que está embarcado el Gobierno del PP, la pobreza infantil realmente clama al cielo. España es el segundo país de Europa después de Rumanía con mayor pobreza infantil, que alcanza ya a 2,8 millones de niños, el 33,8% de la población menor de edad. El número de hogares con niños con todos los adultos en paro ha pasado de 324.000 en 2007 a 830.000 en 2014, una cifra realmente pavorosa. Y un 12% de las personas que trabajan no ganan lo suficiente para salir de la pobreza. La estremecedora conclusión de la ONG Save the Children es que “el Gobierno de España no tiene estrategia alguna para combatir la pobreza infantil”; sin ella, “la pobreza infantil durará generaciones”. Es decir, a estos canallas que nos gobiernan la pobreza y el hambre de los niños les dan exactamente igual.

La manifiesta falsedad de la recuperación
El BdE, siguiendo la instrucciones del Gobierno, afirmó hace unos días que la economía española había crecido en 0,4 puntos en el primer trimestre de 2014, cifra confirmada también, cómo no, por el INE. De esta cantidad, 0,2 puntos eran debidos al aporte del sector exterior y los otros 0,2, al incremento de la demanda interna, cifras ambas radicalmente falsas.

Sin representación política, como sucede en el actual sistema electoral, no hay posibilidad lógica ni humana de que el poder estatal sea compasivo con los desafortunadosRespecto al aporte del sector exterior y según el ministerio de Economía, las exportaciones en enero y febrero crecieron un 1,2%, pero las importaciones subieron en un 5,8%, todo a precios corrientes. Esto significa que la aportación del sector exterior hasta febrero no era positiva sino negativa en 0,16 puntos. Una inconsistencia que simplemente no hay por dónde cogerla. En marzo tendría que haber ocurrido un milagro y sabemos que tal cosa no ha sucedido. En cuanto a la demanda interna, el índice de comercio al por menor deflactado había caído un 0,9% a marzo.

Pero no sólo es eso. El consumo de electricidad corregido ha caído el 0,6% en el primer trimestre del año. No existe ninguna economía donde el PIB este creciendo y el consumo de electricidad cayendo. Y en cuanto al empleo, Ángel Laborda, director de coyuntura de FUNCAS, afirma: “Los datos de la EPA han decepcionado. El poco empleo que se creó en el cuarto trimestre se ha vuelto a destruir. Es más, si no hubiera sido por el aumento volátil del empleo agrícola y del sector público, la ocupación habría descendido mucho más. Esto no es coherente con la aceleración del crecimiento del PIB. Tampoco es muy coherente con otros indicadores de producción en la industria, la construcción y los servicios”.

En otras palabras, las cifras de crecimiento oficiales con vistas a las elecciones del día 25 son escandalosamente falsas. Por ello repito lo de siempre: es absolutamente urgente que Eurostat audite las cifras de Contabilidad Nacional española, porque las incoherencias resultan ya inaceptables. Desde que gobierna el PP, se han perdido un millón de empleos, la deuda pública ha aumentado en 200.000 millones y el crédito a familias y pymes sigue en caída libre otro 5,9 % en el primer trimestre. Este es el cuadro de recuperación que nos ofrece este grupo de hombres y mujeres sin piedad que se encuentran al mando, y con el que pretenden volver a ser votados el próximo día 25. Y siguiendo a Platón: “El castigo de los hombres buenos que ignoren estas realidades es ser gobernados por malvados”.

¿Gran Coalición con este PP y este PSOE?
EDITORIAL Libertad Digital 12 Mayo 2014

Bufonadas propias de personajes como Elena Valenciano o Soraya Rodríguez al margen –bufonadas que no hacen sino empeorar su ya bochornosa imagen–, lo cierto es que los dos grandes partidos parecen estar protagonizando una suerte de entente cordiale; al punto de que, para disimular, el PSOE ha tenido que pergeñar una página web denominada nosomoslomismo... que no es sino otra bufonada que ni siquiera se toma en serio la labor de enmascarar lo obvio: que populares y socialistas están en la misma onda en no pocos y muy importantes asuntos.

No es por ello de extrañar que cada vez cobren más fuerza las voces que sostienen que PP y PSOE han suscrito una suerte de pacto tácito, o que incluso dan por hecha la conformación de un Gobierno de gran coalición entre ambos.

Los Gobiernos de gran coalición son, como su nombre permite deducir, Ejecutivos conformados por partidos muy distintos que dan el paso crucial de aliarse por causas extraordinarias. Por ejemplo, una crisis como la que padece España, que no es sólo ni principalmente económica, pues afecta a la propia supervivencia de la Nación.

Como productos excepcionales de circunstancias igualmente excepcionales, los Gobiernos de gran coalición pueden ser una herramienta muy útil o una auténtica calamidad, dado que los éxitos o fracasos que cosechen serán de gran envergadura.

En el caso español, un Gobierno de gran coalición que sacara adelante las reformas económicas, administrativas e institucionales precisas para atajar el paro, la corrupción y el secesionismo y reforzar el Estado de Derecho –lo que necesariamente implicaría una restitución de la división de poderes– sería un revulsivo de primer orden que sentaría las bases para una transformación sumamente beneficiosa. En cambio, si tuviera por objetivo afianzar el statu quo y cerrar el paso a las formaciones que se proclaman regeneracionistas, ese mismo Gobierno de coalición sería nefasto, un lastre quizá imposible de sobrellevar.

Así las cosas, ¿qué cabría esperar de un Gobierno de coalición entre el PP de Mariano Rajoy, abiertamente enfrentado a su mejor pasado, y el PSOE del desnortado y desarbolado Alfredo Pérez Rubalcaba, gran muñidor del infausto estatuto de Cataluña? ¿Son este PP y este PSOE lo que necesita España para salir del atolladero económico, reducir drásticamente el desempleo, reformar la Administración Pública, combatir genuinamente la corrupción, independizar la Justicia del poder político, hacer justicia a las víctimas del terrorismo, combatir a ETA, poner fin a la ofensiva separatista, recuperar prestigio en el panorama internacional? La respuesta está en sus hechos.

Política de Estado
Hacia la gran coalición PP-PSOE
José García Domínguez Libertad Digital 12 Mayo 2014

Paradojas de la Ley D’Hondt, la crisis del bipartidismo no va a dejar más salida a PP y PSOE que la sublimación ad nauseam del propio bipartidismo a través de una gran coalición, única manera de que España pueda ser mínimamente gobernable en el próximo lustro. O la gran coalición o el caos. Y es que el endemoniado mapa electoral que dibujan todas las catas demoscópicas –véase la que ayer mismo aireó La Vanguardia– no permite ninguna otra alternativa. Ninguna. A diferencia de lo que va a ocurrir en las europeas, donde se impondrá la Ley de Cañete, los dos enanitos gruñones del Hemiciclo, IU y UPyD, romperán todas las barajas de la lógica parlamentaria en las generales.

Su crecimiento se augura tan exponencial que tornará inviable cualquier apaño de uno de los grandes con terceras fuerzas. Hasta 62 diputados estima que obtendrían el último sondeo del diario de Godó. Así las cosas, únicamente un acuerdo contra natura entre PP, CiU y UPyD haría viable el segundo mandato de Rajoy en La Moncloa. Aritméticamente, algo posible; políticamente, algo impensable. Aún más surrealista si procede, la otra opción que tolerarían las matemáticas habría de consistir en un compromiso histórico a la extremeña entre Génova y Cayo Lara. La mera enunciación de la hipótesis ya es para alquilar sillas, que dicen los catalanes.

Y si inviable sería para el PP formar Gobierno con unos 145 diputados, que es lo que le va a caer en la rifa de 2015, ni pensemos en el encaje de bolillos pudieran trenzar Rubalcaba con los míseros 105 escañitos que quedarán en su zurrón. Añádase, en fin, a ese carajal numérico la irrenunciable vocación populista de Rosa Díez, nuestra Beppe Grillo doméstica, una demagoga de libro incapaz de renunciar al aplauso fácil de la calle por asumir responsabilidad alguna de Estado. Desengañémonos, ni con Díez ni con Cayo se puede ir a otro sitio que no sea el huerto. Lo suyo es el salto de la rana, el numerito efectista ante las cámaras de televisión. Gobernar, en cambio, es oficio para el que ni valen, ni saben, ni mucho menos quieren ejercer. No va a quedar más remedio, o la gran coalición o el caos. Al tiempo.

Batalla de ideas
Piketty, Nietzsche y la igualdad
Santiago Navajas Libertad Digital 12 Mayo 2014

Suponga que tiene que elegir entre las siguientes distribuciones de caramelos. La primera supone un caramelo para usted y otro para otra persona, la que sea (1-1). Otra distribución posible es dos caramelos para usted, tres para la otra persona (2-3). O imagine estas otras dos posibles distribuciones: 1-0 y 2-2. En principio, supondríamos que todo el mundo elegiría 2-3 en la primera opción y 2-2 en la segunda. Bien porque somos egoístas (nosotros ganamos más en estas distribuciones) o por pura generosidad (la otra persona también está mejor que con las alternativas). Sin embargo, cuando se propone esta elección a niños de entre cuatro y siete años eligen 1-1 y 1-0. Es decir, prefieren la pobreza a la riqueza siempre y cuando ello implique igualdad o una desigualdad a su favor (Bloom, Sheskin y Wynn). Los niños son peores que egoístas: son igualitarios.

Los socialistas suelen criticar a los liberales por su egoísmo, pero al preferir la igualdad en la pobreza antes que una mayor riqueza para todos aunque repartida de forma desigual, los socialistas manifiestan ser como niños. Es decir, mucho peor que egoístas: igualitarios.

En Así habló Zaratustra Nietzsche arremetió con su estilo intempestivo y tempestuoso contra los ídolos de barro de una modernidad que queriendo matar a dios finalmente no hizo sino confirmar lo que Chesterton advertiría poco después: Lo malo de que los hombres hayan dejado de creer en dios no es que ya no crean en nada, sino que están dispuestos a creer en todo.

En el capítulo denominado "De las tarántulas", Nietzsche retrata a los predicadores del ídolo igualitario:

¡Mira, ésa es la caverna de la tarántula! (...) Venganza se asienta en tu alma (...) Así os hablo en parábola a vosotros los que causáis vértigos a las almas, ¡vosotros los predicadores de la igualdad! ¡Tarántulas sois vosotros para mí, y vengativos escondidos! (...) Vosotros, predicadores de la igualdad, la demencia tiránica de la impotencia es lo que en vosotros reclama a gritos la igualdad: ¡vuestras más secretas ansias tiránicas se disfrazan, pues, con palabras de virtud! Presunción amargada, envidia reprimida.

El nuevo predicador de la igualdad se llama Thomas Piketty y ha sido jaleado desde la izquierda como el nuevo fustigador de los millonarios en aras de la igualdad que, según el economista francés, estaría aumentando a pasos agigantados en el mundo, lo que supondría un peligro para la estabilidad y la prosperidad global. ¿Su solución? Castigar a los más ricos a través de una elevación de la presión fiscal hasta el 80%, lo que llevaría a un control por parte del Estado de dos tercios del PIB.

Elevándose sobre los hombros justicieros de Karl Marx (aunque haya llamado a su libro Capital en el siglo XX, en lo que parece un homenaje al filósofo alemán, el economista francés ha renegado de su parentesco intelectual con el marxismo), Thomas Piketty renueva el espíritu confiscador envuelto en la lucha de clases que fue la característica de la izquierda totalitaria. para implantar un control absoluto sobre la sociedad civil a través del monopolio de la violencia que cada vez detenta con más impunidad el Estado.

Decía Keynes que las ideas de los filósofos, tanto cuando son equivocadas como cuando son correctas, son más poderosas de lo que comúnmente se cree. En este sentido, todavía estamos bajo la influencia del combate intelectual entre Nietzsche y Marx sobre el destino de la civilización occidental. Y del mismo modo que Bernard Williams reinterpretó a Nietzsche como un apóstol de la verdad y la veracidad, los liberales podemos investirnos del talante moral de Nietzsche en su denuncia del igualitarismo rampante que amenaza con destruir nuestro valor más preciado: la libertad. Como ocurrió en el siglo XIX, es de nuevo Nietzsche el que nos advierte en otro lugar del Zaratustra (el capítulo "Del nuevo ídolo"):

Estado se llama al más frío de todos los monstruos fríos. Es frío incluso cuando miente; y ésta es la mentira que se desliza de su boca: Yo, el Estado, soy el pueblo.

O dicho a la manera de aquel anuncio del Ministerio español de Economía: "Hacienda somos todos". Aunque, como dirían los cerdos comunistas de Rebelión en la granja, y podría hacer suya la sentencia Montoro, "unos somos más Hacienda que otros"... Para Montoro y Piketty tiene listo Nietzsche su aguijón:

¡Ved, pues, a esos superfluos! Adquieren riquezas y con ello se vuelven más pobres. Quieren poder y, en primer lugar, la palanqueta del poder, mucho dinero –¡esos insolventes!

¿Es realmente la desigualdad tan problemática? Antes de nada hay que dejar claro que esta es una cuestión moral y política antes que económica. Y en la cuestión de la igualdad estamos atrapados como moscas en la botella de las intuiciones económicas innatas, que desempeñaron un papel en la distribución de los recursos cuando se asentaron en nuestra especie pero que en nuestras sociedades complejas son no sólo irrelevantes sino contraproducentes para comprender la economía capitalista globalizada. Tanto como las intuiciones matemáticas innatas para asimilar las geometrías no euclídeas o el mundo físico como nos lo muestran los sentidos para llegar a entender la mecánica cuántica. Desde el punto de vista liberal, la desigualdad no es un problema siempre y cuando en su realización se cumplan las tres condiciones que estableció John Rawls: que se parta del esquema más amplio de libertades que no interfiera con las libertades de los demás; que la igualdad de oportunidades sea equitativa y no meramente formal; que favorezca sobre todo a los más desfavorecidos.

Se cuenta en la tradición judía que un día un ángel se presentó a un hombre envidioso y le dijo que le daría lo que quisiera pero que a su vecino le concedería el doble de lo mismo. Entonces el envidioso no tardó ni un minuto en solicitarle al ángel que, por favor, le arrancase un ojo. Ahora Piketty le solicita al ángel estatal un impuesto sobre la riqueza, progresivo por supuesto...

cineypolitica.blogspot.com.es

Rubalcaba no es el problema
“El discurso de Elena Valenciano no dista mucho del de la socialista Marine Le Pen”
Almudena Negro  www.diariosigloxxi.com 12 Mayo 2014

Es innegable el mérito de Elena Valenciano, para quien Jesucristo, Felipe González y el psicópata Ernesto Guevara vienen a ser lo mismo. ¿Se habrá fumado los brotes verdes? Perder las elecciones europeas, perfecta ocasión para ejercitar un voto de castigo contra Cristóbal Montoro, Mariano Rajoy y sus muchachos, miembros de un gobierno que ha conseguido enfurecer a casi todos los sectores de la sociedad española, especialmente a sus bolsas de votantes, es algo digno de tener en cuenta. Como lo es lograr que en todas las encuestas sea el PSOE el partido que está en franco retroceso. Lo cual, casi con toda probabilidad, se confirmará el próximo 25 de mayo en las urnas.

Algo que debería llevar a la formación que fundara Pablo Iglesias a una reflexión profunda. No valdrá de nada la dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba, porque el problema del PSOE hace mucho que no es de personas, sino de ideas. Más exactamente, de la ausencia de ideas. Y es que, después de caer hasta lo más bajo de la mano de esa vacuidad intelectual llamada Rodríguez Zapatero, nada tienen que ofrecer a los españoles. Pero no se dan cuenta. Están fuera de la realidad. Es lo que tiene la oligarquía.

En el origen de la desafección hacia el PSOE de ese denominado “centro sociológico”, conformado por clases medias que se sienten españolas, no quieren líos, aborrecen los extremos y que permitieron a Felipe González arrasar en 1982, y de cuyos miembros un millón se pasó al PP en las últimas generales en un cambio de voto que fue histórico sociológicamente hablando, se encuentra la radicalización del PSOE, quien a estas alturas nada tiene que ver con otros partidos socialdemócratas europeos y sí bastante con el socialismo bolivariano tercermundista. Radicalización que encarna a la perfección la propia Elena Valenciano: inane intelectual, feminista radical, anticapitalista, antiespañola, antiamericana y con un discurso más cercano a Izquierda Unida que al centro político. Valenciano es una candidata de extrema izquierda. Su discurso no dista mucho, se ponga como se ponga, del de la socialista Marine Le Pen. Por suerte para el PSOE, el Partido Popular ha ocupado el espacio que ocupaba ese PSOE de 1982. Lamentablemente, no existe, ni tan siquiera en ciernes y más allá de pequeños experimentos que no cuajarán, una alternativa liberal-conservadora que se enfrente ideológicamente al consenso socialdemócrata. UPyD es poco más que una mascota del PSOE, VoX no acaba de situarse enfrente del sistema y el populista Podemos es el partido prosistema por excelencia.

Cierto es también que no son pocos los partidos socialdemócratas europeos que se encuentran en fase de liquidación y derribo. La causa es la implosión de la ideología que los sustenta, a la cual venimos asistiendo desde el día después de la caída del socialismo real en Berlin. Caído el Muro, sólo era cuestión de tiempo que la socialdemocracia, inviable económicamente y que es tan contraria a la naturaleza humana como el propio socialismo, se hundiera y acabara en manos de grupos-mascota minoritarios que lo llevaran a una radicalización previa a su desaparición. Por eso, Rubalcaba no es el problema.

El insulto de las campañas electorales
Juan Pérez www.cronicaglobal.com 12 Mayo 2014

Durante cierto tiempo, en los albores de nuestro joven sistema democrático, pensé que las campañas electorales eran algo así como la fiesta de la democracia, la celebración de las libertades públicas recuperadas. Ha pasado mucho tiempo y no solo hemos oído demasiados disparates en ellas, sino que, para nuestro mal, se ha creado una tradición que se repite ad nauseam para desesperación de quienes huyen de los anacronismos y de las tradiciones obsoletas.

Necesitamos reinventar la democracia constantemente, y quizás la mejor campaña de un partido sería negarse a seguir el juego irracional del escandaloso dispendio económico, los ataques sectarios fanatizados y la adicción a la demagogia que las preside

El día 9 se dio el pistoletazo de salida para la campaña electoral de las europeas, y todos los partidos, sin exclusión, cumplieron con la tradición de pegar el primer cartel, descorrer el velo de la primera valla o emplearse a fondo en los primeros mensajes contra el adversario, porque cada partido escoge siempre uno y desprecia al resto. Los medios de comunicación hacían ruedas de sedes para tener informada a la escasísima audiencia de tal o cual declaración, expectativa, deseo, o augurio de los primeros espadas de las formaciones.

El ruido mediático contrasta notablemente con la indiferencia y el hastío ciudadano. Es éste de tal naturaleza que no estoy lejos de pensar que una propuesta en change.org proponiendo la desaparición de las costosísimas campañas electorales como una innovación democrática tendría un récord de firmantes avalándola. Por lo visto y escuchado este viernes, he llegado a la conclusión de que esa propuesta merece convertirse en realidad. ¿Qué son, en este siglo XXI, las campañas electorales con esos mítines donde todos ensayan la deleznable y pobrísima retórica incendiaria del o los nuestros o el diluvio?

Reconozco que tras una larga dictadura, las campañas electorales tenían no solo una función de contacto popular entre líderes y votantes, sino una vertiente pedagógica: en ellas se aprendía democracia, tanto tiempo secuestrada. Digamos que el cuerpo electoral se ha hecho mayor y que ya se sabe no solo lo básico de la lección, sino también, como se decía entonces, la letra pequeña. Y aquí estamos, con nuestro cum laude del perfecto votante democrático oyendo mensajes que pugnan por llevarse el título de bazofia ideológica de la campaña, contemplando cómo se derrochan unos buenos millones de euros para los que hasta el más zote de los votantes encontraría muchísimo mejor destino y pensando que es injusto, amén de irracional, que la mayoría de los partidos políticos piensen en sus posibles votantes como un grupo inmenso de gente iletrada, zafia, sin cultura, sin capacidad de discernimiento, como auténticos indígenas a los que hay que persuadir con los vidrios de colores de sus chascarrillos hirientes ad hominem, sus salidas de pata de banco y sus verdades del barquero; como un granero o caladero de millones de electores, en definitiva, a quienes hay que transmitir mensajes simples y directos que puedan entender y repetirlos hasta la saciedad, es decir, masticar los eslóganes para que todos sepan distinguir opciones que, como en la fábula de Orwell, han acabado padeciendo de una acusada indistinguibilidad, si se me admite el neologismo.

Nos esperan dos semanas durante las cuales lo más sensato sería iniciar la lectura de El plantador de tabaco, de John Barth, por ejemplo, y hacerlo protegido con unos auriculares a través de los que suene berroqueña y vitalista música barroca que nos aísle de ese ruido electoral lleno de la más deleznable versión del pensamiento como factor de distinción humana: el discurso político electoral, la apoteosis de la demagogia. Necesitamos reinventar la democracia constantemente, y quizás la mejor campaña de un partido, a siglo de hoy, sería negarse a seguir el juego irracional del escandaloso dispendio económico, los ataques sectarios fanatizados y la adicción a la demagogia que las preside. Si esta campaña es ridícula y un insulto a los votantes, las que se avecinan se anuncian como un auténtico torpedo contra la línea de flotación del sistema democrático. Hemos de impedirlo. Voto por ello.

Las estrellas de Europa
FRANCISCO SOSA WAGNER El Mundo 12 Mayo 2014

EN ESTOS días es frecuente enarbolar la bandera de Más Europa o de Menos Europa: la primera por los convencidos europeístas, la segunda por los nacionalistas y euroescépticos. Como se ha convertido en un tópico y de los tópicos hay que huir porque emperezan las entendederas, prefiero hablar de una Mejor Europa: más eficaz, más sólida y más democrática. Y en la que ha de brillar la idea de la solidaridad, versión moderna de esa fraternidad que se halla en el frontispicio de la Revolución francesa. Se trata de la seña de identidad que ilumina sus políticas más comprometidas: las representadas por los fondos estructurales y regionales, por los fondos de desarrollo rural, los de cohesión, el marítimo y pesquero, etc. que han supuesto un río de dinero que ha ido desde los estados ricos a los pobres. Hoy día superar la brecha entre países acreedores y deudores es una tarea imprescindible si queremos curar las heridas producidas por la crisis. Porque una Europa unida es una europa de vecinos, no una Europa en la que unos pasan la factura a pagar a los otros.

Hay una realidad terca que no debe olvidarse: en todo territorio donde se arría la bandera de la solidaridad, se iza la del nacionalismo.

Esta visión de Europa exige una política económica cada vez más integrada que incluya inversiones comunes, la asunción de una deuda común gestionada por un Tesoro común, y un control de los presupuestos nacionales a cargo de las autoridades europeas.

Sectores donde las inversiones comunes pueden convertirse en graneros fecundos de empleo y de bienestar ciudadano son las telecomunicaciones, los transportes, la energía, la protección del patrimonio cultural europeo, el desarrollo rural y ganadero, los planes forestales y la investigación.

La solidaridad exige asimismo adoptar medidas para impedir la regresión en la prestación de los servicios esenciales, entre ellos la energía y el suministro de agua que han de ser configurados como servicios universales lo que permitiría garantizar una mínima prestación e impedir los cortes a las familias que sufran riesgo de exclusión social. El mismo principio de no regresión hay que aplicarlo a los servicios de dependencia pues las discapacidades, de un lado, y el envejecimiento de la población, de otro, obligan a aumentar las profesiones que se ocupan de la asistencia y cuidados a personas con dificultades. Se trata éste además de un importante ámbito de creación de empleo que puede servir para fomentar, con un programa ambicioso, las titulaciones de ciclo corto. En tal sentido, los ejemplos españoles de la formación de fisioterapeutas, enfermeros o nutricionistas pueden ser buenas inspiraciones.

Quiero enfatizar lo siguiente: el desempleo y el envejecimiento de la población son las dos grandes bombas que están colocadas en el corazón de Europa. No sabemos cuándo van a estallar pero sí sabemos que, si no rectificamos, a no dudar estallarán.

Pues bien, la creación de puestos de trabajo está obviamente ligada a la política de inversiones citadas a las que deben añadirse las ligadas a la economía verde y, dentro de ella, a las grandes apuestas por el ahorro y la eficiencia energética.

Es justamente la crisis demográfica europea la que nos obliga a admitir con toda naturalidad a trabajadores de otros continentes. A tal respecto resumo las tres palabras claves de una política de inmigración: a) ordenar por medio de leyes europeas la gestión de los controles fronterizos, la vigilancia de los flujos de personas y la política común de visados; b) organizar la emigración/inmigración mediante acuerdos de las mismas instituciones europeas con los estados cuyos ciudadanos se ven obligados a emigrar; c) integrar a los nuevos conciudadanos: se trata de que respeten nuestras leyes, entre ellas la Carta de derechos fundamentales, y aprendan el idioma para evitar la marginación que supone la formación de guetos donde se amontonan personas ajenas al país en el que habitan.

Una idea debemos tener muy clara: todo lo que los demócratas no hagamos para alcanzar esa integración de los inmigrantes lo harán los xenófobos por expulsarlos.

Respecto del acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas avanzo una medida nueva que no ha sido considerada. Si se invocó hasta el hartazgo el símil del sistema circulatorio para subrayar la necesidad de ayudar con fondos públicos al sistema financiero, no deberíamos abandonar esa analogía una vez que se consiguieron los euros de los planes de rescate. Las entidades financieras satisfacen unos fines relevantes en las sociedades modernas, del mismo modo que otras muchas empresas privadas prestan servicios económicos de interés general. Hay a estos efectos un sinfín de técnicas que pueden utilizarse conscientes de que imponer estas obligaciones de servicio a las entidades financieras que han recibido cuantiosas ayudas públicas, además de un beneficio económico, ayudaría a mejorar la imagen de la Unión Europea.

Por su parte, la solidez a la que aludo está emparentada con el refuerzo de las instituciones comunes (Parlamento, Consejo de Ministros, Comisión y Tribunal de Justicia) y con la huida del pensamiento fragmentado y retrógado de los nacionalismos. A este respecto, si se abriera un proceso constituyente, sería necesario introducir cambios -medidos- en estos órganos básicos. De forma más radical es preciso comportarse con el Consejo Europeo, reunión de los jefes de Estado y de Gobierno: suprimirlo sería volver al origen institucional diseñado por los padres fundadores. Se trata de la mayor rémora que existe en la Unión y causa de sus desprestigios como lugar privilegiado que es del intercambio de favores entre los estados. Preciso es recordar que el protagonismo del Consejo Europeo en la gestión de la crisis económica se ha debido a que, en el proceso de integración económica que viene de la instauración del euro, las instituciones europeas no han dispuesto de unas adecuadas competencias económicas. Pues bien, lo procedente es corregir esta situación en beneficio -una vez más- de las citadas instituciones europeas comunes sabiendo que los estados se hallan adecuadamente representados en el Consejo de Ministros.

La democracia exige corregir las desviaciones que en el gobierno de Europa ha producido la crisis. Ésta ha creado enfermedades como: a) el fortalecimiento desmesurado del Consejo Europeo, del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) y del Banco Central Europeo, por no contar con instituciones extrañas a Europa como el Fondo Monetario Internacional; b) un parcial abandono de los instrumentos comunitarios europeos y su sustitución por acuerdos entre los gobiernos; c) un oscurecimiento parcial de las funciones del Parlamento europeo como institución plenamente democrática.

Volver al método comunitario y fortificar al Parlamento son labores inmediatas.

He hablado de una Europa eficaz. La eficacia remite a la percepción por la ciudadania en su vida cotidiana de su pertenencia a la Europa unida, la aventura social más importante que puede vivir el ser humano en este siglo XXI. Sólo a fondos de cohesión social se destina el 35,7% del Presupuesto total de la Unión Europea. Un dato que no se debe olvidar en esta hora electoral.

TERMINO. La niebla de la economía y de las deudas no debe hacernos olvidar la dimensión cultural de Europa en cuya rica tradición deben anclarse las mejores de nuestras iniciativas porque, desde que Europa emerge en la Edad Media como civilización consciente, es la cultura su fundamento básico. Sería bueno que esta perspectiva, la de una historia de su cultura sin mixtificaciones, asumiendo sus glorias y sus miserias, se enseñara desde la escuela a los niños pues, al mismo tiempo, proporcionaría el hilo de Ariadna que significa el respeto a un patrimonio histórico lujurioso, a sus grandes nombres, a sus símbolos, a sus deslumbrantes inventos y a esa luminaria de nuestra civilización que es su Carta de derechos fundamentales.

Europa es el resultado de cultivar esta identidad cultural común y al mismo tiempo de tejer y aderezar los intereses también comunes, aquellos que nos obligan a permanecer unidos (la calidad de vida y de protección al consumidor, el mercado interior, la política económica y tributaria europeizadas, la disciplina segura de los bancos, de los seguros, de nuestras inversiones, etc.).

Sabiendo por supuesto que, pese a tales identidades e intereses, Europa no es una nación ni falta que hace pues para nada necesitamos esa pasión colectiva subrayada por los exclusivismos que es propia de los nacionalismos. Felizmente Europa no necesita héroes ni sangre ni batallas: la épica grandiosa ha sido sustituida por una lírica suave, aunque no por ella exenta de la emoción que cada uno, según su particular temple, quiera aportar.

A los miembros de la candidatura que presido en las elecciones europeas nos gustaría que las estrellas de la bandera europea fueran como los puntos suspensivos del relato siempre vívido de una Europa sólida, eficaz y democrática.

Francisco Sosa Wagner es catedrático y primer candidato en la lista de UPyD al Parlamento europeo. Su último libro (con Mercedes Fuertes) se titula Cartas a un euroescéptico (Marcial Pons, 2013).

Boko Haram y Al Qaeda: la conexión oculta
Redacción.  latribunadelpaisvasco.com 12 Mayo 2014

En 2002, Osama Bin Laden envió a un emisario a Nigeria para entregar tres millones de dólares en moneda local a una amplia gama de organizaciones políticas salafistas que compartían el objetivo de Al Qaeda de imponer un gobierno islámico en la región.

Según datos obtenidos por los servicios de inteligencia norteamericanos, una de los grupos que recibió parte de este dinero fue Boko Haram, la organización terrorista que actualmente mantiene secuestradas a más 200 niñas en Nigeria bajo la amenazaba de venderlas como esclavas.

Aunque, oficialmente, los servicios de inteligencia de Estados Unidos señalaron que Boko Haram solamente mantenía vínculos tangenciales con Al Qaeda, algunos analistas del Gobierno norteamericano se mantuvieron convencidos, y así lo sostuvieron ante sus superiores, de que las relaciones entre Bin Laden y Boko Haram eran persistentes, profundas y que iban más allá de la colaboración económica.

"Había canales fluidos entre Bin Laden y los líderes de Boko Haram ", ha explicado un alto oficial de inteligencia de EE.UU. a la web “The Daily Beast” (antigua “Newsweek”). De hecho, según este experto, Bin Laden habría proporcionado a Boko Haram las líneas estratégicas de su actuación terrorista. Parte de esta información se encontraría en los documentos incautados en la guarida de Osama Bin Laden en Pakistán en 2011.

Según dos altos funcionarios de inteligencia de Estados Unidos citados por “The Daily Beast”, los documentos recogidos, y ahora secretos, incluyen la correspondencia entre los líderes de Boko Haram y los dirigentes de Al Qaeda, incluyendo a Osama Bin Laden. Otros funcionarios de inteligencia estadounidenses, por el contrario, han explicado a la misma publicación que los citados documentos sólo incluyen cartas de Boko Haram a Bin Laden, aunque éste nunca habría contestado a la secta islamista nigeriana.

Tras estos diferentes análisis se encuentra una larga disputa interpretativa que se mantiene en el interior del Gobierno de Estados Unidos y en los servicios de inteligencia de este país.

Por un lado, la Casa Blanca, oficialmente, distingue entre el núcleo central de Al Qaeda y otras organizaciones terroristas, de diferentes lugares del mundo, que tratarían de coordinar sus acciones con la organización hoy liderada por el egipcio Ayman al Zawahir, aunque éstas operarían de una forma absolutamente independiente.

Por otra parte, un destacado grupo de analistas del servicio de inteligencia norteamericano, que incluye a la actual dirección del departamento de Inteligencia del Pentágono, entienden a Al Qaeda como el eje central de una red formada por decenas de nodos (organizaciones terroristas de diferente tamaño y de distintos lugares geográficos) que se organizan como si fueran un Consejo Islámico.

Este debate sería la causa principal que retrasó la designación oficial por Estados Unidos de Boko Haram como un grupo terrorista. De hecho, la inclusión de la secta islamista en la lista de organizaciones terroristas mundiales elaborada por el Departamento de Estado no se produjo hasta el pasado mes de noviembre, a pesar de que varias agencias norteamericanas, incluido el FBI, llevaban años presionando al Departamento de Estado para que esta designación se hubiera hecho mucho antes.

Altos funcionarios de inteligencia han señalado que, en 2012, funcionarios de la Casa Blanca como el entonces coordinador de la lucha antiterrorismo, John Brennan, minimizaron la importancia de los documentos que ligaban a Boko Haram con Al Qaeda señalando que estos informes únicamente revelaban las aspiraciones de la secta islamista nigeriana por trabajar junto a Bin Laden.

Por el contrario, Thomas Joscelyn, editor de la revista digital “The Long War Journal” y miembro de la “Fundación para la Defensa de las Democracias”, ya explicó en julio de 2013 ante el subcomité de Terrorismo del Congreso de Estados Unidos, en una intervención sumamente ilustrativa (ver documento al final de este texto), que aunque Boko Haram no es un afiliado “oficial” de Al Qaeda, “se encuentra documentado que este grupo ha mantenido comunicaciones, líneas de entrenamiento e intercambio de armamento con Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), Al-Shabbaab (Somalia) y Al Qaeda en el Magreb islámico. Estos contactos habrían incrementado la capacidad de Boko Haram para cometer atentados”.

En este mismo sentido, el pasado mes de abril, el International Crisis Group, con sede en Bruselas, hacía público un extenso informe (ver documento al final de este texto) sobre Boko Haram en el que se señala que “los primeros líderes de esta organización terrorista recibieron, en 2002, capital inicial de un discípulo de Osama Bin Laden llamado Mohammed Ali”.

El estudio añade que Bin Laden llegó a conocer a Ali en la década de los noventa del pasado siglo, cuando tenía su base en Sudán. Ali habría viajado con Bin Laden a Afganistán, donde éste le habría proporcionado tres millones de dólares en moneda de Nigeria. Laden, según esta investigación, habría enviado a Ali al norte de Nigeria para financiar una amplia gama de organizaciones políticas de corte salafista que tenían como misión difundir la ideología de Al- Qaeda. Ali habría comenzado así a impulsar la actividad terrorista islamista en Nigeria hasta 2007, año en el que fue asesinado. Ese mismo año, los Boko Haram mataron a un hombre que creían ser cómplice en el asesinato de Ali.

EJ Hogendoorn, subdirector de programas para África del International Crisis Group y autor del informe citado, ha explicado que esta información sobre Ali y el capital inicial entregado por Bin Laden para impulsar el terrorismo islamista en Nigeria fue proporcionada por un investigador del International Crisis Group que habló con un miembro de Boko Haram que "estaba muy bien informado acerca de los orígenes del grupo". Hogendoorn ha recordado, además, que en 2002 Bin Laden lanzó grabaciones de audio pidiendo a los musulmanes de Nigeria a “levantarse contra el Estado”.

«A las órdenes de Gerry Adams, el IRA puso bombas y asesinó»
borja bergarecheborjabergareche / corresponsal en londres ABC  12 Mayo 2014

Ed Moloney, periodista norirlandés y director del Belfast Project, denuncia el intento del líder del Sinn Féin de «distorsionar su propio pasado» al negar su pertenencia al IRA

Gerry Adams ha negado tener realación con el Ejército Republicano Irlandés
Entre 2001 y 2006, un periodista norirlandés y dos exparamilitares decidieron poner la grabadora allí donde había rencor, dolor y conciencias inquietas. Bajo la dirección de Ed Moloney, afincado ahora en Nueva York como periodista de investigación, 26 exmiembros del IRA y veinte de la Fuerza Voluntaria del Ulster, uno de los principales grupos armados protestantes, aceptaron ser entrevistados para un proyecto de archivo oral del conflicto norirlandés. Sus autores lo bautizaron como Proyecto Belfast.
«Las crónicas de los conflictos las suelen hacer los líderes, no los protagonistas»
Ahora, las voces del pasado que custodiaba han agitado las aguas del proceso de paz norirlandés al servir de base para la detención del presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, el pasado 30 de abril. Las entrevistas fueron realizadas por Anthony McIntyre, que cumplió 18 años de cárcel por su pertenencia al IRA, y por Wilson McArthur, familiar de un exmiembro de la Fuerza Lealista del Ulster (UVF). «En una investigación histórica normal, las entrevistas las habrían realizado académicos pero, en este caso, nadie habría confiado en ellos», explica Moloney.

El proyecto fue apadrinado por el Boston College, una prestigiosa universidad católica con una fuerte conexión histórica con Irlanda. «Nuestra motivación era muy simple, cuando terminan los conflictos las crónicas no suelen ser escritas por sus protagonistas individuales sino por los líderes que protagonizan la paz, siempre predispuestos a embellecer su propio papel en el conflicto», reflexiona en conversación telefónica.

Los entrevistadores enviaban el material recabado a Moloney mediante correos electrónicos cifrados, con el objetivo de proteger la privacidad de los entrevistados. La base de la confianza residía en el compromiso de que las grabaciones solo saldrían a la luz cuando murieran sus protagonistas. Pero la publicación en 2010 de un libro escrito por Moloney, «Voces desde la tumba», con los testimonios de un ex dirigente del IRA, Brendan Hughes, sacó a la luz la existencia del Proyecto Belfast. Moloney es un conocido periodista norirlandés, que tuvo vínculos republicanos en el pasado, autor de varios libros sobre el IRA.

Hughes había sido uno de los responsables del IRA en Belfast en los 70. Y, en su entrevista acusa a Gerry Adams de haber ordenado en 1972 el secuestro y asesinato de Jean McConville, una mujer católica de 37 años acusada de «chivata» por el IRA. Al dedo acusador de Hughes, fallecido en 2008, se sumó tras la publicación del libro la denuncia de Dolours Price, una activista republicana que fue miembro del IRA Provisional.

Rabia hacia Adams
A ambos, recuerda Moloney, les movía una profunda rabia hacia Adams por su constante negación de haber pertenecido al IRA, una «mentira» histórica según Price, que murió en 2013. «Hughes, que fue muy próximo a Adams en los 70, quería a toda costa que su testimonio se conociera en cuanto muriera», explica Moloney. «El motivo era una rabia profunda contra Adams por su estrategia de distanciarse del IRA, lo que implicaba trasladar la responsabilidad de la violencia a otros», como Hughes o Price.

«Adams fue su comandante en el IRA, bajo sus órdenes cometieron actos violentos terribles, como asesinatos y atentados con bomba… y en el caso de Price la rabia era aún mayor, porque a ella le ordenaron hacer desaparecer a gente», explica. Moloney, como Hughes y Price, considera que esa negación de haber sido miembro del IRA constituye «una distorsión de su propio pasado, y un intento de redefinir la narrativa del conflicto para eximirse de cualquier responsabilidad por la violencia».

El año pasado, un juez estadounidense reconoció, tras un litigio de dos años, el derecho de la policía norirlandesa de acceder al contenido de toda entrevista del Proyecto Belfast que aludiera al caso McConville. Aunque solo la de Hughes, según Moloney, vincula directamente a Adams con el caso, el juez ordenó al Boston College el envío de hasta once entrevistas por contener al parecer también referencias al caso. Adams niega cualquier relación, y ha intentado desacreditar por sesgado el proyecto.

Moloney duda del valor legal de las entrevistas: «no son fuente autorizada»
Esta semana calificaba en un artículo a Moloney y McIntyre de «opositores a la dirección del Sinn Féin que entrevistaron a antiguos republicanos también hostiles a nuestra estrategia». Moloney contesta citando la sentencia del juez William Young, que describe el archivo como un «ejercicio académico de buena fe de considerable mérito académico». Sin embargo, el propio Moloney -muy crítico con la operación policial en torno a Adams- reconoce que los testimonios recabados «tienen un valor legal muy dudoso: no son ni decisivos, ni aspiran a serlo, ni son una fuente autorizada, porque la historia oral no se verifica, su valor es el testimonial».

Campaña de «presión» del Sinn Féin
Su utilización como pieza central de la acusación contra Adams ha provocado la ruptura de los responsables del proyecto entre ellos y con el Boston College y, para muchos, la imposibilidad de construir un nuevo archivo del conflicto en el futuro. Moloney denuncia que los abogados del Boston College nunca revisaron los contratos para asegurarse de que la garantía de no publicación hasta el fallecimiento era «absoluta», tal y como les solicitaron, según explica. «El bibliotecario con el que tratábamos nos mintió, y las entrevistas se hicieron por tanto bajo una falsa promesa» de garantía de privacidad, dice.

La semana pasada, un portavoz de la universidad explicó que el centro invitaba ahora a todos los entrevistados a solicitar la recuperación de las grabaciones, y acusaba a los padres del proyecto de haberlo puesto en marcha con la pretensión ingenua de que no les aplicarían los tratados de intercambio de información legal y de cooperación judicial vigentes entre Estados Unidos y Gran Bretaña, y que aplicó el juez Young para ordenar el acceso de la policía norirlandesa a las cintas.

Ahora, la campaña de desprestigio y «presión» del Sinn Féin, cree Moloney, «tendrá un efecto inhibidor –y no solo en Irlanda del Norte- que hará casi imposible recabar un archivo del conflicto norirlandés; la narrativa al final será escrita por los Gerry Adams y los Martin McGuinness», se lamenta.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El Estado liquida generosamente el fraude piramidal catalán
El Confidencial

Catalunya ha liquidado definitivamente su particular fraude piramidal. Y lo ha hecho con la generosa ayuda del Estado central, ese del que nada quieren saber sus gobernantes salvo cuando de pagarles las facturas se trata.

En efecto, el Fondo de Liquidez Autonómico realizó a finales de abril una nueva aportación a las arcas de la Generalitat con objeto de que esta pudiera hacer frente al pago de principal e intereses del remanente de bonos patrióticos aún en vigor. El sueño independentista acapara ya un 42% del total de los recursos del FLA.

Como recordarán, estas emisiones se concibieron como una fuente alternativa de financiación para el ‘Tesoro catalán’. Ante el cierre de los mercados financieros para España en general y sus regiones en situación financiera más precaria en particular, y la renuencia de los bancos a ampliar su exposición crediticia a comunidades autónomas y ayuntamientos, sus dirigentes, socialistas primero y convergentes después, decidieron buscar el apoyo de los ciudadanos a través de esta deuda, concebida fundamentalmente para un público minorista. En la colocación contaron con el apoyo de la propia banca, que no dudó en sangrar al emisor con unas comisiones abusivas. Es lo que se llama hacer de la necesidad virtud. Y al cliente, pues eso, que le den.

Porque, ya desde el principio, cualquier persona medianamente informada sabía que nos encontrábamos ante una estafa de libro que sólo se podría sostener en la medida en que, a cada vencimiento, se captara el dinero suficiente como para liquidarla y mantener el esquema funcionando (premonitorio este Valor Añadido, "Bonos de la Generalitat, entre la idiocia y la desfachatez", 10-11-2010). En ningún momento fue una posibilidad cierta que se pudieran generar recursos para amortizarla cuando llegara su término. Vamos, como ocurre con el ingente volumen de renta fija emitida por el Estado o con los propios flujos de entrada y salida de la Seguridad Social, déficit de cotizantes frente a receptores de fondos.

No es este, por sí mismo, por tanto, motivo de escándalo alguno. O sí.

Así ocurrió con los dos primeros lanzamientos, de noviembre de 2010 y mayo de 2011, respectivamente.

Los 3.000 millones de euros de la inicial, que ofrecían un 4,75% a doce meses, para los que hubo más de 230.000 peticiones, se renovaron al año siguiente mediante entradas por valor de 4.200 millones, en este caso, divididas en dos tramos de 12 y 24 meses (2.640 al 4,75% y 1.580 al 5,25%).

Los 2.240 millones de euros a un año de la segunda (al 4,25%, que se complementaron con otros 960 a dos al 4,75%) se abonaron gracias a los 2.300 (1.530 a 12 meses al 4,50% y 780 al 5% a 24) que se captaron en mayo de 2012, en este caso, año y medio más tarde de su aparición, con un interés limitado a 100.000 compradores, menos de la mitad.

A partir de ahí, todas las liquidaciones en tiempo y forma de capital invertido y rendimiento –noviembre de 2012 y 2013 y abril de 2013 y 2014– han corrido por cuenta del Estado, es decir: de usted y de mí, ciudadanía catalana incluida.

Lo que nos lleva a la interesante cuestión de hasta qué punto es legítimo que la Administración abone la extrarremuneración asociada a un riesgo que llevó a que muchos inversores racionales descartaran estos títulos como inversión. ¿No hubiera sido más lógico que se ajustara el retorno finalmente obtenido, al menos, por el coste que todos vamos a tener que pagar por su rescate?

Y a otra casi igual de interesante. En la medida en que esto sucede, cualquier deuda de ayuntamiento o de comunidad autónoma que cotice a un fuerte descuento respecto al nominal es, al calor de esas actuaciones, una oportunidad única de compra, tenga o no aval público explícito. Una compra, por cierto, que, en contra del discurso oficial de Gobierno nacional y organismos internacionales, será propia más del especulador que del que llega para quedarse.

En fin, así son las cosas y así se las estamos contando. Ya saben. Lo que huela a que, al final, Supermán Rajoy va a venir, capa desplegada, en su ayuda, todo suyo. Hasta que el esquema Ponzi de la financiación de la Administración haga catacroc. Pero queda tanto para eso…

Buena semana a todos.

TV3, jefes bien pagados para engañarnos
Nos dicen que todos tenemos que ser austeros. Pero en TV3 la cúpula del aparato de control político e ideológico cobra barbaridades. En las dictaduras clásicas la policía política tiene privilegios. Aquí loS tienen los que ejecutan la tarea de engañarnos. ¿Se confunden "incendiarios" y bomberos?
Alfons Quintà www.cronicaglobal.com 12 Mayo 2014

Eugeni Sallent Garriga, 51 años, informático, no periodista, ha percibido en 2013 el sueldo más alto de la Generalidad, por su condición de "director de TV3". Por lo tanto, es el máximo formulador de inmanentes manipulaciones, destinadas al control político e ideológico de una sociedad que tiene derecho a ser libre. Día tras día, destruye más y más la televisión teóricamente pública de la Generalidad. De hecho, esta ya sólo sirve para engañarnos y dominarnos.

En 2013, su sueldo fue oficialmente de 164.965,72 euros, o sea 27.447.986,28 pesetas, equivalentes a 2,28 millones al mes, o bien más de 75.000 pesetas diarias. No sabía que pudiera haber trabajos teóricamente honestos y, en este caso, profundísimamente mediocres por los que se pudiera pagar tanto. Si hubiera la certeza de que Sallent tenga alma, se podría recordar el pacto entre el Doctor Fausto y Mefistòfeles. O, ahora, entre Mefistòfeles y Mefistòfeles bis, sin ningún Gretchen a la vista.

Sallent, primero; Mas, sexto; y Duart, séptimo

El presidente de la Generalidad, Artur Mas resulta tener el sexto más alto sueldo de la Generalidad, mientras el séptimo es el antiguo cuadro de la Organización Comunista de España Bandera Roja, Brauli Duart Linares. También fue un alto cargo de la estructura política de los Mossos d'Esquadra. Tiene perfil de comisario político. Le puede ayudar haber sido maoísta y partidario de un Estado extremadamente centralizado.

En el tardofranquismo, nadie ni ninguna entidad publicó un panfleto tan visceralmente anticatalán como aquel grupo ultraizquierdista, en buena parte inspirado en la organización terrorista italiana Lotta Continua. Su panfleto Los comunistas y la cuestión nacional produce escalofríos. Pero ahora el principal superviviente de aquella fallida locura, Jordi Borja, forma parte de la mesa oficial del "derecho a decidir".

Las dietas continúan y ERC no dice nada
Todos estos datos son insolentes. Me han sido facilitados por la organización de la UGT en la Cataluña Central. A pesar de ser públicos sólo fueron levemente comentados, de manera poco comprensible. Deberían estar poco afectados por el presupuesto de 2014.

Respecto a este año, ERC quiso lucir que aprobaba el presente presupuesto si desaparecían las monumentales dietas que benefician a altos cargos de los departamentos. Esto todavía no se ha producido, a pesar de que estamos acabando el primer semestre. Afirmar que ERC es diferente de CiU se lo puede creer quién quiera. Soñar es legal y gratis.

El sueldo de locos de Terribas
La inmoralidad en TV3 empezó hace años. En 2008, Mònica Terribas, predecesora de Sallent en el mismo cargo, cobró un sueldo oficial de 208.999, 96 euros, es decir, más de 34 millones de pesetas anuales, ó 2,8 millones al mes.

Ahora Terribas percibe, por una colaboración matinal en Catalunya Ràdio, de la Generalidad, una cantidad variable que cuando se conoció el contrato calculé y publiqué que llegaba al millón y medio de pesetas a la semana.

Más personal que el portaaviones "De Gaulle"
El 24 de marzo de 2011 publiqué en Diari de Girona un artículo, "Libia: TV3 con tanto personal como el portaaviones De Gaulle", que se puede encontrar en internet. Exponía, en base a datos oficiales franceses y catalanes, que el portaaviones De Gaulle, el mayor barco militar europeo, después del ruso Almirante Kuznetsov, tenía una plantilla inferior (sic), en 22 personas a las 1.972 que entonces constituían la inefable TV3, ya entonces muy servil, en manos de ERC, que no ha dejado de hacer lo posible para recuperarla del todo. Aun así, por ahora el talón de cheques lo tiene CiU. Esta lo usa a espuertas, contrariamente a lo que hace en sanidad, enseñanza y ayuda a los necesitados.

Como dato objetivo, puedo recordar que el primer director general de TV3 (esta era entonces la denominación) fui yo mismo. Pasé a serlo desde mi cargo (y trabajo, por supuesto) de "Director General del Proyecto de Empresa Pública de Producción y Emisión de Televisión de Cataluña", adscrito a la Presidencia de la Generalidad, bajo Jordi Pujol.

El primer presupuesto
Por lo tanto, me correspondió elaborar y aplicar el primer presupuesto de funcionamiento de TV3. Me responsabilicé desde el principio al final, de la alfa a la omega. Antes que nada, determiné el sueldo de los redactores de base calculando la media exacta de los sueldos de los redactores de tres diarios de Barcelona. A cada categoría superior le aumenté el sueldo presupuestado para la inmediatamente inferior, siempre sin ningún complemento, en un diez por ciento. Las categorías eran pocas, mínimas. Así llegué al sueldo y al cargo más alto, que era el mío. Fue (1983) de 262.768 pesetas mensuales (es decir 1.579 euros mensuales de ahora) percibidas por banco y, por lo tanto, muy demostrables.

Reproduzco uno de los últimos boletines de salario. El único aumento previsto y que realmente se efectuó fue el de IPC, pelado. No percibí nunca ninguna dieta, para nada. Era un salario un poco inferior al de mi anterior función, en la Generalidad. Ni se me acudió la equiparación, al creer que la determinación objetiva, de la manera expuesta, de todos los sueldos, era la formula más clara, equitativa y adecuada.

Los políticos quieren servidores muy atados
No sé como se ha llegado a los sueldos alocados actuales. Sospecho que, en cuanto a la cúpula de TV3, la loca subida de sueldos fue obra del poder político. La Generalidad, propietaria del medio, lo prefirió, dado que el dinero es público. Sueldos excesivos pueden permitir poderes políticos también excesivos y obligar a emitir informaciones sólo destinadas al control político e ideológico. Es lo que ahora tenemos.

En todo caso, mucho antes, yo dimití, dimití y dimití. Me costó mucho que Jordi Pujol, que durante dos años me había estado ofreciendo "montar la televisión del Estatuto", lo aceptara. Se me hicieron muchas propuestas para quedarme o pasar a otra función, siempre en el marco de la Generalidad pujolista. Las rechacé al instante. Nuestra última conversación fue muy dura, sólo por parte mía. Puedo acreditarla del todo.

Dimitir fue lo mejor hice. No me he arrepentido ni un instante. Recordar aquella etapa me produce una mezcla de vergüenza y de asco. No he vuelto a poner los pies en TV3 ni pienso hacerlo. He escrito varias veces, discretamente, pero desde hace muchos años, que si en vez de haber tenido que ver con TV3, y sobre todo en su concepción (tan diferente de la de ahora, como expuse por escrito y después demostré) me hubiera dedicado, solito, a pescar pulpos o a coger cangrejos, ahora tendría unos ahorros que no tengo. En síntesis, con TV3 perdí mucho más dinero que lo que gané, como Jordi Pujol sabe bien perfectamente. Para mí, fue una monumental tomadura de pelo nada banal. Es explicable y la puedo documentar. Ningún problema, "hakuna matata", en suahili.

Los mejor pagados
En el documento que me facilitó UGT, el segundo personaje de la Generalidad mejor pagado, siempre en 2013, ha sido el presidente y consejero delegado de Infraestructuras, un ente de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad, con 158.079 euros, incluidos 7.529 euros en dietas. ERC ha querido hacer creer que suprimía las dietas, pero la verdad es que no lo ha hecho. ¿Cómo se dice confabulación en chino?

Sin duda, las funciones de responsable general de infraestructuras son clave. Tiene que estar bien pagado para evitar, ay, unas digamos tentaciones que surgen a menudo en la propia política. Ahora bien, hoy no hay demasiadas o ningunas inversiones en infraestructuras. Por lo tanto, este trabajo, parecen más bien unas largas vacaciones, ¿ha de estar tan bien pagado?

El Hospital de San Pablo
El tercer afortunado, en sueldo, es el director general de la Corporación Sanitaria Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Cobró, en 2013, 144.187 euros. Ya escribiré respecto al inmenso tema sanitario, es decir, la inmensa destrucción de la sanidad pública.

En cuarto lugar está el consejero delegado del Instituto Catalán de Finanzas. Cobra 140.235 euros, de los que cerca de 30.000 son en dietas. El quinto es el director general del citado ente de Infraestructuras.

El sexto es el presidente de la Generalidad, Artur Mas, cobrando 136.834,78 euros. El coste del daño que cuestan sus maldades es superior. Le sigue Brauli Duart Linares, ya referenciado. De su inmensa percepción (135.985 euros), 6.306 euros son en dietas. Es un comisario político de los medios teóricamente públicos. Reprime la verdad, en busca de más y más control político. Su pasado maoísta le tiene que ser muy inspirador. Y volvemos a lo mismo, que el pensamiento (si tiene) de Mas es "El sol que ilumina nuestros corazones", como se hacía llamar el vil genocida Mao.

Personajes de la destruida sanidad
En lugar decimoprimero aparece un viejo conocido. El director general de lo que el documento denomina Hospital Clínico y Provincial de Barcelona, Josep M. Piqué Badia. Cobra, dice el papel, 127.352 euros. Seguro que gana más, puesto que, por obra de Piqué, en el centro mencionado hay medicina privada a espuertas.

Piqué es otro ejemplo de los camelos inherentes al acuerdo presupuestario entre CiU y ERC. La pelota está al aire respecto al Clínico. Es un tema que también será tratado específicamente. De entrada, vale la pena destacar que, para ser un enemigo feroz de la sanidad pública, y partidario de privatizarlo todo, Piqué está muy bien pagado con dinero público, el de la Generalidad. Le pasa lo mismo que a Boi Ruiz. Son vergüenzas tan inmensas que, por supuesto, tienen que ser objeto de comentarios críticos permanentes. Se lo merecen.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial