AGLI Recortes de Prensa   Lunes 9 Junio  2014

El Rey se va y deja un país dividido y arruinado
Roberto Centeno El Confidencial  9 Junio 2014

La abdicación del Rey, sin dar explicaciones sobre su verdadera causa, sólo ha añadido más incertidumbre e inestabilidad a la ya provocada por el resultado de las elecciones europeas y por la inaudita dejación y cobardía de Rajoy ante el golpe contra el Estado que preparan con total impunidad los secesionistas catalanes. Es la guinda del pastel de un reinado catastrófico, que deja una España más dividida que nunca, empobrecida y endeudada para varias generaciones y que ha originado privilegios insultantes e indefendibles para los oligarcas políticos, financieros y empresariales. Según The New York Times, el Rey que llegó al trono sin nada ha acumulado una fortuna personal de 2.300 millones de dólares.

Aunque un monarca de partidos –no constitucional ni parlamentario como dicen por ignorancia supina todos los medios de comunicación, lo primero porque no existe separación de poderes y lo segundo porque el Parlamento no tiene supremacía sobre el ejecutivo, sino a la inversa– no tenga capacidad de gobierno, nunca debió permitir decisiones que afectan de lleno a la unidad de la nación de la que era árbitro y moderador. Me refiero, en concreto, al modelo de Estado de las autonomías puesto en marcha por el mediocre de Suárez, un jefe de la Falange que apenas pudo terminar la carrera de Derecho con su disparatado “café para todos”, con el que intentó dar satisfacción a sus barones y a los del PSOE para que se repartieran España como si fuera un solar.

Aunque un monarca no tenga capacidad de gobierno, nunca debió permitir decisiones que afectan de lleno a la unidad de la nación de la que era árbitro y moderador. Me refiero, en concreto, al modelo de Estado de las autonomías

El Rey, que además ha intervenido en todo lo que le ha dado la gana, nunca lo ha hecho en los temas trascendentales para la nación. Y de la misma manera que ha debido pararle los pies a los separatistas vascos y catalanes y no decirles la solemne estupidez de que “hablando se entiende la gente”, debió detener la irresponsabilidad de Suárez y sus barones, que, sin el menor sentido de España, pusieron en marcha un mecanismo diabólico que ha terminado por destruir la conciencia de su unidad. Antes se decía que los pueblos tienen la religión de sus reyes, y ahora se puede decir que los pueblos padecen la corrupción generada por los oligarcas imitando a la de su rey, tan amigo de cacerías donde se gestaban grandes comisiones, negocios y favores, e íntimo de reyes del pelotazo; a algunos de los cuales ha salvado de la cárcel.

¿Pero de qué República habla el izquierdismo radical?
Don Antonio García Trevijano, que redactó la carta que D. Juan de Borbón envió a su hijo Juan Carlos y a Franco, no admitió que Franco tuviera el poder de alterar el orden sucesorio en la Monarquía. Prohibió a su hijo que aceptara lo que le ofrecía Franco, el nombramiento de sucesor a título de Rey, pues esa monarquía carecería de honor, la virtud que tradicionalmente legitima a las monarquías, a diferencia de las repúblicas, cuya fuerza legitimadora tiene su raíz en la virtud. El sábado pasado, preguntándole yo qué consejos daría a Felipe VI, me dijo: “D. Juan Carlos no le ha hecho rey por amor, sino por temor; es decir, que le han hecho rey a la fuerza, así que se las apañe como pueda. Yo pediré siempre la abolición de la Monarquía, pero me encantaría que los reyes abolidos siguieran viviendo en España”.

Mientras tanto, en estos momentos hay una doble exaltación popular. Por un lado, la del heredero ya elevado a los altares por una campaña mediática sin precedentes que se volverá contra él si no es capaz de plantar cara ni al separatismo, ni a la corrupción, ni hacer cumplir la ley en toda la nación, y no parece que vaya por ahí. Y de otro, la de los nostálgicos de la sangrienta Segunda República a través de un referéndum para que el pueblo decida entre monarquía (la que hay) y república (la que no se sabe qué). Un referéndum que está produciendo una cierta movilización y serios enfrentamientos en el partido socialista que lo dividirán aún más de lo que está.

No se detiene la minoría vociferante que está a favor de la desastrosa Segunda República. A ella hay que decirle que lo prioritario es abandonar las abstracciones y precisar las instituciones que deben definir a la monarquía o a la república. Nunca se debe volver a un pasado que ha fracasado. Ni a la Primera República Federal, ni a la sangrienta Segunda República Parlamentaria, ni a la continuidad de la Monarquía de Partidos que ha presidido el rey Juan Carlos.

García Trevijano es, hasta hoy, el único político y el único pensador que ha definido y defendido la república moderna, es decir, la república presidencialista con separación de poderes, con Justicia independiente y expulsando del Estado a todos los partidos políticos. Esto y sólo esto es lo que podría someterse a referéndum. La supresión radical de todos los partidos estatales es la condición sine qua non de la autonomía de la sociedad civil. Los partidos políticos nunca pueden ser por su propia naturaleza voluntaria órganos del Estado. Eso fue la característica del nazismo, del fascismo y de la democracia orgánica de Franco.

Esta autoridad reconocida en el mundo entero menos en España –sus libros son los únicos de un pensador político español en la biblioteca del Congreso de los EEUU–, como era de esperar, fue contraria siempre al Estado de las autonomías, salvo la restauración de las autonomías que tuvieron durante la república Cataluña y el País Vasco. Sin embargo, estos estatutos no deben conllevar privilegio económico alguno, porque para ello tendrían que ser aprobados por la totalidad de la sociedad española.

De momento, y gracias a 'Super Mario', el reinado de Felipe VI va a empezar con buen pie porque los procesos de expansión monetaria siempre empiezan bien y terminan en desastre, o sea que el reinado comenzará en un marco de euforia. El Banco Central Europeo ha decidido inyectar 400.000 millones de euros a la economía con la intención expresa de que los bancos incrementen los créditos a la economía productiva. Este es un tipo de medidas que ha fracasado siempre y en todo lugar, pero en el caso de la España, ya les cuento. España tiene un exceso de capacidad productiva, de sistema financiero, y lo peor, un tamaño de Estado monstruoso y una deuda pública imposible de pagar y creciendo sin pausa. La expansión monetaria que da más droga a los drogadictos no es, desde luego, lo que necesita nuestra economía.

Y van a suceder varias cosas. La primera, perpetuar el exceso de capacidad productiva. Los bancos obligados a prestar a la economía real empezarán por los grandes del Ibex y, muy particularmente, las grandes constructoras, mientras que a las pymes y a los autónomos, que son los verdaderos creadores de empleo, ni agua. La segunda, perpetuar el sobredimensionamiento del sistema financiero que seguirá siendo el más caro de Europa y cuya avaricia e incompetencia criminales le han llevado a una quiebra histórica, que Zapatero y Rajoy han hecho recaer sobre los ciudadanos. Y, lo peor de todo, inflará más aún la insostenible burbuja de deuda suministrando más dinero a los despilfarradores y corruptos, asegurando más aún la ruina de varias generaciones de españoles. El efecto positivo, más por el crecimiento de la economía norteamericana que se espera en el segundo semestre, es que el euro puede estar a 1,25 dólares a fin de año.

Viniendo Draghi de donde viene, esto resulta incomprensible. Como alto ejecutivo del Goldman Sachs ayudó al Gobierno griego a engañar a Bruselas durante años sobre la realidad de su deuda y su capacidad para repagarla, hasta que estalló la bomba. Me consta, a través de amigos comunes, que Draghi conoce mejor que nadie todas las trampas de Montoro y Rajoy, unos pardillos a su lado y, sin embargo, sigue alimentando una gigantesca burbuja de deuda. Hace que se cree las cifras falsas de la contabilidad nacional respecto a déficit público y a crecimiento, en lugar de haber exigido la auditoría de la Contabilidad Nacional por el BCE, y un déficit público asumible para tener derecho a participar.

Es el mismo escenario de Grecia antes de la suspensión de pagos que él contribuyó tan activamente a mantener durante años. En cuanto a la bajada de tipos al 0,25%, sólo tendrá un efecto útil: bajar la rentabilidad de los depósitos de las familias y reducir así más aún su renta disponible. Si Felipe VI estuviera tan preparado como dice la propaganda oficial, se daría cuenta de que lo que tendría que hacer es desengancharse de los herederos de los oligarcas que rodeaban a su padre, exigir una reducción drástica e inmediata del tamaño del Estado, plantar cara de una vez por todas a los separatistas, exigir a la banca que tome el riesgo de prestar a familias y pymes, que corte la financiación al Estado, y su voluntad de someter a referéndum el sistema político y el modelo autonómico. No lo hará.

Balance de 40 años de reinado
El balance de estos casi 40 años de reinado de Don Juan Carlos puede definirse sin la menor sombre de duda como un desastre sin paliativos. El gran “mérito” que muchos, atados o no al pesebre, atribuyen al Rey es el haber conseguido una Transición no traumática y el haber restaurado eso que la propaganda llama democracia. Nada más lejos. La Transición no fue traumática no porque el rey Juan Carlos y el mediocre de Suárez hicieran nada especial, sino porque los españoles no estaban por ello, exactamente igual que no han sido traumáticas ninguna de las transiciones de los países del Este desde el comunismo a la democracia.

Es ridículo atribuirle a esto dos personajes un mérito que ni les corresponde ni le corresponde a nadie, sólo a la sensatez y el miedo de un pueblo con una poderosa clase media creada por el general Franco y que no estaba para aventuras revanchistas de tipo alguno, como no lo han estado tampoco en ningún otro país europeo que han transitado también pacíficamente desde la dictadura más férrea a la democracia. Y en cuanto a traer la libertad política colectiva, ha sido justamente lo contrario: se la han hurtado vilmente al pueblo español imponiéndonos una oligarquía de partidos sin separación de poderes, sin elección directa de los representantes del pueblo, al que sólo se le permite elegir una lista cerrada de nombres que ni conoce ni le representa. Unos paniaguados que no se preocupan lo más mínimo por el interés de los ciudadanos, sino por el de quienes les pusieron en esa lista. Y es a eso lo que la propaganda llama democracia.

Y en cuanto a la mejora del nivel de vida, la única manera de saberlo es comparar nuestra renta per cápita con la del resto de los países de nuestro entorno y saber cómo era entonces. Es decir, cómo se ha comportado nuestra renta relativa, nunca nuestra renta absoluta porque en un mundo que ha crecido espectacularmente desde entonces cualquier tonto hace relojes, y el que hayamos crecido no sirve para valorar 40 años. Al contrario de lo que proclaman la mayoría de medios y cree la mayoría de la población, la renta relativa per cápita comparada a la de los países centrales de UE –los 9 países que en 1975 formaban parte la CEE (1)– se ha desplomado ¡diez puntos!, de un 81,4% en 1975 al 71,6% casi 40 años después.

Dos hechos más, también inapelables. En 1975 la renta per cápita de Irlanda y de España era la misma, 10.000 $; 40 años después, la renta de Irlanda es un 37% superior (42.417 $ vs. 30.740 $). En 1975, Corea del Sur tenía el mismo potencial industrial que España; 40 años después, Corea del Sur tiene una industria pujante del mayor nivel mundial, en automóviles, en imagen y sonido, en tecnología de vanguardia –Samsung le moja la oreja a Apple en su propio territorio–, en construcción naval y en todo lo demás. España, cuyo sector industrial representaba el 36 % del PIB, desmantelado por Felipe González y siguientes, es hoy sólo el 14% del PIB, y a base no de tecnologías propias sino de ser taller de montaje de tecnología de los demás.

La distribución de la renta no sólo es mucho peor que en 1975, cuando el sueldo de una persona era suficiente para mantener una familia y hoy con dos es insuficiente, sino que es la peor de toda Europa. Un 50% de la población ocupada es mileurista o menos. La enseñanza pública, entonces a la cabeza de Europa, se encuentra hoy, gracias al sectarismo del PSOE, que cambio el conocimiento por el carnet de izquierdas para seleccionar el profesorado, por debajo del número 40 y bajando. Todo ello bajo el techo de un modelo de Estado cuyo coste –100.000 millones anuales de despilfarro– y corrupción masivas están desangrando al país para varias generaciones y son causa principal del desastre.

(1) Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido.

¿Qué reforma constitucional?
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo  9 Junio 2014

DICE Casimiro que el Rey ha entendido el mensaje de las urnas y por eso se ha ido. Y dice Pedro Jota que deberíamos saber si el matrimonio que va a contraer el Príncipe con la Nación es para toda la vida o sólo hasta que las encuestas los separen. Pese a todo, ambos están, como editorialmente defiende este periódico desde hace años, por la reforma de la Constitución. Sin embargo, yo que pedí la abdicación del Rey en EL MUNDO en 2005, cuando públicamente respaldó la política de claudicación de Zapatero ante el separatismo catalán y la ETA, y que por pedir eso que ahora parece tan normal, abdicar, padecí una implacable persecución personal y profesional -lo he contado en El linchamiento- por parte del que entonces nunca iba a abdicar y de quienes siempre están para lisonjear al Poder, con corona o por coronar, empiezo a creer que la súbita abdicación demoscópica del Rey ha convertido aquella añorada reforma constitucional en una cáscara vacía.

Porque la reforma constitucional que pedíamos, esa que Pedro Cuartango convertía cada Navidad en Las Cien Propuestas para la democratización de España y que buscaba fundamentalmente el saneamiento del sistema de 1978, se ha quedado corta ante la magnitud del problema separatista que afronta España con aterradora inmediatez. Y sobre corta, equívoca. Porque hay dos reformas constitucionales posibles: la que busca reconducir el separatismo catalán mediante un trato privilegiado de Cataluña en otra Constitución; y la que busca combatir ese separatismo recabando para el Gobierno facultades más amplias y legalmente nítidas para hacer frente a su desafío, que se planteará en otoño en Cataluña y que desde este mismo verano, con la cadena humana de ETA, PNV, Pablemos y otros hijos de la II Checública, tendrá el estrepitoso apoyo del orfeón del separatismo vasco.

Curiosamente, el nuevo Rey ha resuelto o ha forzado a resolver casi sobre la marcha los problemas de tipo dinástico -el alcance de la Familia Real; la sucesión, qué hay que llevar a Ley; y la futura Lista Civil- que la vagancia y comodidad del Rey y todos los gobiernos llevan evitando desde 1978. En cambio, la definición del Estado y de los poderes del Gobierno y las Cortes en circunstancias excepcionales están por precisar. Y eso, justo eso, es lo que más falta hace.

Ley absurda, reacciones absurdas.
Vicente A. C. M. www.elsemanaldigital.com  9 Junio 2014

La que se está liando con la para mí absurda Ley Orgánica de la abdicación del Rey D. Juan Carlos- Una Ley que tiene un artículo único donde se describe que efectivamente Su Majestad D. Juan Carlos I ha decidido de modo libre y en uso pleno de sus facultades abdicar en el heredero de la Corona, el Príncipe de Asturias D. Felipe de Borbón y Grecia. Y como disposición final única se incluye que la Ley entrará en vigor tras su aprobación en el BOE. Así que ahora resulta que el próximo miércoles 11 de junio, se someterá a aprobación en ambas cámaras. Y la pregunta es ¿qué se va a aprobar?¿Que D, Juan Carlos efectivamente tiene derecho a abdicar?¿Que las cámaras no tienen reparos a que sea D, Felipe el nuevo Rey de acuerdo con la Ley de Sucesión en vigor donde él es el heredero por delante de sus hermanas? Parece que solo se trata de lo primero, de que el Rey comunica que se va, que abdica y por tanto se pone en marcha el mecanismo de la sucesión al Trono y a la Jefatura del Estado.

Es completamente absurdo, con lo cual no es de extrañar que surjan reacciones absurdas como la de pedir la votación publica nominal y la de votar en contra o abstenerse. Porque ¿Qué significa votar en contra? Pues solo una manera bastante tosca de dar la nota si no viene acompañada de una propuesta parlamentaria de reforma de la Constitución en cuanto al modelo de Estado. Porque ¿se está en contra de que sea Felipe el nuevo Rey?¿o de que el Rey no tenga derecho a abdicar?¿o de que lo que no se quiere es abdicar de los principios republicanos o independentistas?¿o qué otra excusa? Lo que sería curioso sería saber qué pasaría si hipotéticamente ganase el voto negativo y se rechazara la Ley. Es por eso que los partidos políticos PP y PSOE no van a permitir las veleidades de la libertad de voto.

En cuanto a la abstención, es algo tan ambiguo como inexplicable. La abstención es simplemente la escenificación del desinterés por el asunto del que se trata. Ese desinterés se traduce como "haced lo que queráis porque es algo que no nos afecta. Un error, porque todo afecta a todos. Declararse independiente no es lo mismo que llegar a serlo. Las leyes están para cumplirlas y el hecho de haberse abstenido no es sinónimo de licencia para la insumisión a su cumplimiento. No obstante, en Cataluña y en El País Vasco estamos siendo testigos de cómo se incumplen las Leyes con total impunidad sin que el Gobierno de España haga algo por evitarlo.

Así que como única alternativa lógica solo nos queda el voto afirmativo aprobando la Ley Orgánica, que solo los eruditos en procedimientos institucionales sabrán por qué no ha sido un Decreto Ley sin más historias. Porque si alguien quiere escenificar su rechazo a este modelo de Estado, lo tiene muy fácil teniendo representación política. Lo que también ha quedado de manifiesto ha sido el tópico español de la improvisación y de la chapuza. Resulta que en 39 años de reinado no ha habido tiempo para tener todo previsto y bien atado con leyes ad hoc, resolviéndose el tema dinástico de la prevalencia del hombre sobre la mujer, eso sí a partir de que reine D. Felipe que es el único preparado desde joven para esta histórica misión.

Con lo fácil que es cada cinco o seis años votar al nuevo candidato a Presidente de la República. ¡Viva la democracia!

¡Vivan las caenas!
EDITORIAL Libertad Digital   9 Junio 2014

Más de cien mil personas han participado este domingo en una "cadena humana" entre el País Vasco y Navarra para reclamar el "derecho a decidir", eufemismo del derecho de autodeterminación que, a su vez, sólo esconde la voluntad de romper España y el agonizante régimen de libertades de la Constitución del 1978. En Libertad Digital hace tiempo que advertimos de que la gravísima situación que se vive en Cataluña, ya con fecha y pregunta fijadas para el referéndum ilegal, se iba a reproducir paso por paso en el País Vasco y Navarra. El ¡vivan las caenas! del 11 de septiembre pasado en Cataluña, resonó este domingo a lo largo de las tres provincias vascas. No deja de ser curiosa la fascinación por las cadenas como símbolo de la España reaccionaria, la de los caciques, que odia profundamente a la Nación liberal de ciudadanos libres e iguales. Desde el XIX hasta este mismo domingo. Algunos parecen esperar la vuelta del inefable Fernando VII y no la llegada de Felipe VI.

Los separatistas vascos están crecidos. Lógico. Lo extraño sería lo contrario. Han vito como el desafío golpista planteado por Artur Mas no sólo no le ha supuesto ningún coste, sino que el Gobierno le ha dado la financiación necesaria para mantener su régimen liberticida en una Cataluña en quiebra. Han visto como los dos grandes partidos están dispuestos a reformar la Constitución para dar todavía más dinero a Mas, con tal de salvar así sus cotas de poder y chiringuitos asociados. Han visto como el mantra de la "derrota de ETA" no es más que la rendición del Estado de Derecho frente a la banda terrotrsta, con sus matones en las instituciones y sus asesinos, desde Bolinaga a Inés del Río están en la calle. Han visto como el actual presidente del Gobierno decidió en 2008 que el PP huyese políticamente del País Vasco, con la defenestración de María Sangil y borrando cualquier rasgo de lo que había sido el PP vasco hasta entonces.

Según los organizadores en la cadena humana han participado unas 100.000 personas. Conviene recordar que en el año 2001, Mayor Oreja obtuvo 326.000 votos y, trece años después, en las últimas elecciones europeas el PP logró sólo 77.000 votos.

El desafío separatista en el País Vasco y Cataluña es el principal y complicadísimo reto que deberá afrontar el nuevo Rey cuando sea proclamado. Pero también puede ser su oportunidad. Si hay algo claro en este oscuro panorama es que este PP y este PSOE ni quieren ni pueden asumir el liderazgo que la nación española necesita. Está por ver que el todavía Príncipe tenga el carácter y la capacidad necesarias, pero si rompe con la complacencia, cuando no simpatía, que demostró su padre con los enemigos de la Nación, ya habremos dado un primer paso en la buena dirección.

LA TECLA DE REINICIO
IGNACIO CAMACHO ABC  9  Junio 2014

En el reinado de Felipe VI el Estado constitucional ha de pasar por una reforma que incluirá consulta de ratificación
SOSIÉGUENSE los inflamados rupturistas que agitan en las calles banderitas tricolores compradas en tiendas de chinos. Serénense los ardorosos emancipadores de pueblos cautivos.

Tranquilícense los aficionados al balconeo funámbulo en la Historia. Apláquense los espíritus ávidos de referendos express y los exaltados defensores de la democracia participativa. Keep calm, un poco de paciencia. Si se trata de votar, acabarán votando; otra cosa es que pierdan. Pero podrán ejercer el ansiado derecho a decidir sobre la Corona y el modelo de Estado en tiempo y forma. No a su manera, sino a la única jurídicamente posible en una democracia: cumpliendo las normas. De la ley a la ley, que es como se formulan en las naciones civilizadas los pactos de convivencia.

Porque va a haber, a medio plazo, una reforma de la Constitución, un marco nuevo para la incipiente monarquía de Felipe VI. Y su anuncio flotará, de forma expresa o sugerida, en la atmósfera de la proclamación sucesoria. Un acuerdo político y civil que establezca las reglas del juego ?empezando por las de la propia Corona, cuya regulación, incluida la igualdad de sexos en la línea hereditaria, está pendiente desde hace treinta y cinco años? para otro puñado de décadas. De eso es de lo que se habla al mencionar la Segunda Transición: de una puesta al día del statu quo de la nación que pueda valer para la primera mitad del siglo.

Con alta probabilidad, las próximas Cortes albergarán una legislatura constituyente. Y si se tocan las disposiciones sucesorias ?o las de los derechos ciudadanos, cuya ampliación reclaman colectivos civiles y políticos? habrá que reformar la Carta Magna por el procedimiento agravado, el que incluye referéndum y disolución de las Cámaras. La consulta anhelada por los nuevos arúspices de la democracia directa. La oportunidad de sancionar o rechazar ?eso sí, en paquete conjunto, en el que habrá de ir también incluido el modelo territorial que se acuerde? el reglamento regulador del sistema de libertades.

Será una experiencia de riesgo. Tal vez la única posible en este tiempo que acaba de abrirse entre inevitables ráfagas de vértigo histórico. Necesita un clima de responsabilidad pública que ahora no existe, y liderazgos sólidos de momento ausentes. Requiere generosidad, compromiso y luces largas que alcancen más allá del tacticismo político. Pero hace falta. No sólo para dotar de legitimidad de ejercicio al nuevo Rey sino para reforzar la estructura de un edificio institucional desgastado. Será difícil reunir un consenso tan amplio como el del 78, y habrá turbulencias sin un Suárez que sepa capearlas a base de instinto y osadía. Pero no partimos de cero sino de una democracia sólida y de un pueblo que se ha acostumbrado a vivirla. El día 19 España va a pulsar una tecla de reset, de reinicio. Le toca a la generación de Felipe actualizar el sistema operativo.

El temor al Maligno
Los nacionalismos y populismos engarzan con la vieja tradición de rechazar al Otro como una imagen del Mal. Quizá es ingenuo pedir que el discurso político sea racional pero, al menos, que no sea infantil
José Álvarez Junco El Pais 9  Junio 2014

El miedo prolifera más que nada. No nos hacemos una idea de lo poco que seríamos sin el miedo. La tendencia a entregarse una y otra vez al miedo es constitutiva del ser humano”, escribió Elías Canetti. Inteligente y pesimista observación, como tantas suyas. Parece inherente al ser humano, en efecto, sentirse amenazado, asustado por alguna circunstancia difícil a veces de concretar, pero otras encarnada en un grupo o personaje bien identificado. Uno de los temores primarios es el que sentimos ante el Otro, ante quien es culturalmente distinto a nosotros, a quien apenas conocemos —y no nos interesa conocer mejor—, pese a lo cual le creemos decidido a acabar con nuestra identidad, con esos rasgos —lengua, religión— que nos marcan como grupo. Nos ponemos entonces a la defensiva.

El Otro amenazador puede ser una oleada reciente de inmigrantes, que presagia el fin de “nuestra manera de ser” tradicional. En buena parte de la Europa que ha votado hace unos días han triunfado partidos xenófobos que explotan precisamente este miedo al Otro. Pero el miedo puede proyectarse también sobre el vecino, sobre todo si el vecino es poderoso, lo que hace creíble que planee dominarnos. Fue la fobia, en la España de hace siglos, a la Francia que exportaba ilustración e influencia política; o la prevención portuguesa ante la amenazadora España. O la sensación agónica de invasión, de augurio de desaparición de su lengua, que asalta a tantos catalanes ante la marea castellanohablante. O la alarma de estos últimos ante el proyecto de “genocidio cultural” del castellano por parte del nacionalismo catalán. Miedo ante un Otro en buena medida imaginario. De ahí que hagamos movimientos que para nosotros son meramente defensivos y que el otro (el otro real, con minúscula), tan asustado como nosotros, interpreta como agresivos y como confirmación de sus aprensiones.

Cuando uno tiene cierta edad y experiencia sabe que las causas de todo conflicto humano son complejas y que requiere tiempo analizarlas con frialdad y detalle. Pero mucha gente no dispone de ese tiempo ni siente, quizás, auténtica curiosidad por entender los problemas, por lo que se deja tentar por las simplificaciones. Y ahí ascendemos del miedo a la paranoia. Porque la primera y más sencilla forma de simplificar es recurrir a visiones conspiratorias. Las cuales, según Karl Popper, reposan sobre “la errónea teoría de que todo lo que ocurre en la sociedad —sobre todo acontecimientos tales como guerras, paro, pobreza, escasez, cosas que a la gente en general no le gustan— se debe a designios directos de unos cuantos individuos y grupos poderosos”, que en sus formas modernas es “un resultado típico de la secularización de una superstición religiosa”.

Las visiones conspiratorias de la realidad pudieron comenzar por ser, como observó René Girard hace años, un paso positivo en el avance de la mente hacia la racionalidad. Con ellas se canaliza la violencia hacia un único objeto totémico, y se crea todo un campo interior en el que los impulsos destructivos quedan controlados y el grupo puede desarrollar actividades pacíficas y productivas. Favorece, así, la convivencia y la solidaridad interna. Resueltos los enigmas y superadas las inseguridades al haber identificado la causa de nuestros males, se alcanza un cierto grado de tranquilidad y, tras tomar las debidas precauciones frente al Malvado, el grupo puede sentirse unido y en paz. El mal ha sido expulsado hacia el exterior. La localización y demonización del enemigo ha canalizado la agresividad hacia afuera y reducido las tensiones en el interior. Pero también produce sumisión política e imposibilita las buenas relaciones con el vecino demonizado.

En el mundo europeo, el clero cristiano desempeñó durante siglos estas funciones tranquilizadoras. Dio un nombre al adversario sobrenatural y explicó su origen. La Escolástica, con la lógica determinista / policial del cui prodest?, aplicó esta visión conspiratoria a la vida diaria. Y obtuvo una rentabilidad política por ello. Porque la identificación del enemigo, la invención de un chivo expiatorio culpable de nuestros males, suele ser una contribución de quienes aspiran a convertirse en guardianes del grupo. Su hallazgo y su denuncia les legitiman como élite dirigente.

Aquella Europa medieval repetía, curiosamente, muchos de los estereotipos elaborados contra el primer cristianismo. Es asombrosa la continuidad en la creación de chivos expiatorios y en las características que se les atribuyen. Tanto los cristianos en la Roma imperial como los herejes, brujas y judíos en las Edades Media y Moderna o los jesuitas, masones, comunistas y —de nuevo— judíos en épocas más recientes, se vieron ante las mismas acusaciones: asociación secreta, pacto con los poderes malignos, intención de destruir las bases de la convivencia social, entrega a prácticas orgiásticas o aberrantes. Tanta perversión probaba que aquel grupo demoniaco no pertenecía a la especie humana; lo que permitía aniquilarles con la conciencia tranquila.

Como demuestra la lista anterior, el Otro amenazador puede muy bien, aunque provenga de fuera, vivir entre nosotros. Norman Cohn, que escribió algunos libros inolvidables sobre estos temas, subrayó los rasgos comunes a los perseguidos medievales: no eran un grupo tradicionalmente respetable, sino aupado recientemente a posiciones de poder; y, aunque vivieran entre nosotros, lo hacían en una situación de cierta marginación, de aislamiento. Sin embargo, seguía Cohn, su función era tan útil al conjunto que, por muy graves acusaciones que pesaran sobre ellos, no se les eliminaba. En parte porque ejercían funciones de las que la sociedad no podía prescindir fácilmente (sabían sanar, o vendían ungüentos benéficos, junto con los maléficos), pero sobre todo porque servían para atraer sobre sí toda la maledicencia, para que se les culpara de todas las calamidades incomprensibles que abrumaban al conjunto… Solo en momentos de extrema inseguridad y angustia se disparaba la tensión y se les exterminaba físicamente.

Los fenómenos de la actualidad europea que mejor engarzan con esta vieja tradición son los nacionalismos y los populismos. Los nacionalismos se construyen, por definición, contra algo o alguien, contra ese vecino que nos oprime o nos impide ser lo que queremos. También España, en su gran momento nacionalista, bajo el primer franquismo, libraba su cruzada contra la “sierpe venenosa” del judaísmo; el régimen se enfrentaba con “tenebrosos poderes internacionales”. Como “paladín de la fe de Cristo” —explicaba Carrero Blanco en España y el mar—, España había batallado contra la Reforma, la Enciclopedia, el liberalismo, el izquierdismo ateo, la masonería, el marxismo… todos ellos encarnaciones de una única lucha: la del Imperio Sionista del Pueblo Elegido contra la Civilización Cristiana.

Los populismos han repetido y repiten el mismo esquema. Tanto el UKIP británico de Nigel Farage como el Frente Nacional de Le Pen en Francia, el PPV del holandés Geert Wilders, el Partido Popular Danés o los Verdaderos Finlandeses, coinciden en cultivar el miedo a los inmigrantes como amenaza para “nuestra forma de ser”. Hace muchos años se les adelantó el general Juan Domingo Perón al otro lado del Atlántico, señalando de manera imperecedera al enemigo del siempre inocente pueblo argentino: la perversa oligarquía antinacional. Esperemos que la gente nueva de Podemos no caiga en la tentación de cultivar esta veta discursiva, ahora que han bautizado al gran malvado como “la Casta”.

Los socialismos son otro caso de exitosa identificación del culpable de todos los males sociales: el capitalismo, movido por la perversa “burguesía”. Para un marxista riguroso es inútil ponerse a distinguir matices ante los problemas económicos, sociales, psicológicos o ambientales, porque todos se deben a único agente maligno: la burguesía capitalista, que en su ansia acumuladora destruye la economía, la salud o el medio ambiente. El marxismo es una teología completa, decía el brasileño fray Betto, porque, después de dos mil años de cristianismo, había logrado al fin identificar al Demonio; su nombre era, por supuesto, el Capital; y su eliminación significaría el fin de la infelicidad social.

No seré tan ingenuo como para pedir que el discurso político sea racional. Pero, al menos, que sea un poco menos infantil.

José Álvarez Junco es historiador. Su último libro es Las historias de España (Pons / Crítica).

tras las elecciones europeas
Santi Abascal toma las riendas de VOX ante la descoordinación y falta de dirección en el partido
Javier Muñoz Minuto Digital   9 Junio 2014

Vox, la formación impulsada por Alejo Vidal-Quadras vive momentos convulsos tras el fracaso de las europeas. Lo cierto es que el descontrol es más que evidente dentro de la propia red social del partido (Vox Habla) donde se suceden intentos de organización de corrientes y se han generado críticas muy duras. Los abandonos de militantes también son numerosos.

La dirección del partido no ha estado a la altura, y los militantes y coordinadores no han recibido noticias de la cúpula del partido hasta días después de las elecciones. El desánimo se ha cebado con las bases de Vox que no entienden lo que ha pasado y han tenido que enterarse por LibertadDigital de que Alejo dejaba el partido. Parece que solo Santi Abascal ha estado a la altura de las circunstancias, comunicando con los delegados provinciales.

Así y todo las cosas todavía podían empeorar. Desde diversas provinciales del partido se empeñaban en realizar concentraciones en apoyo a la monarquía y la unidad nacional, logrando reunir a un entusiasmado puñado de adeptos en actos que rozaron el ridículo por su nula organización. Valencia y Barcelona, coordinadas por Cristina Seguí y Ariadna Hernández, organizaban los actos más sórdidos y caóticos.

Son precisamente Cristina Seguí y Ariadna Hernández las dos coordinadoras de Vox más criticadas dentro del partido. Hace unos días se detenía un intento de “rebelión” en Valencia que buscaba acabar con el liderato de Seguí. En Barcelona,, Ariadna está más que cuestionada por sus propios militantes.

YA NO ES LO QUE ERA
Dejarse en manos de LibertadDigital no ha valido de nada a Vox. LD ya no es lo que era cuando conseguía que partidos como UPyD o Ciudadanos alcanzasen representación parlamentaria. En esta ocasión ha quedado en evidencia el desgaste de un medio de comunicación personalizado en Federico Jiménez Losantos que creció en base a la covertura que le daba la COPE y en dejar muertos en la cuneta que ahora pasan factura. EsRadio es una cadena con pocas emisoras que no alcanzan más allá de unas pocas decenas de miles de oyentes. La TV está desaparecida y la web logra congregar a unos setenta mil lectores al día.

Intereconomía también recibió los parabienes de Vox en campaña. Participar en El Gato al Agua, que ya no ve ni el famoso gato, no ha conseguido que Vox llegase a Estrasburgo. Intereconomía, quebrada y con cientos de trabajadores en la calle, no parece que pueda ser la mejor opción periodística en la que depositar confianzas y publicidad.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
I

mposición lingüística
Círculo Balear pide la suspensión de la selectividad por ser sólo en catalán
La entidad considera que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida "totalmente discriminatoria"
Europa Press www.lavozlibre.com  9 Junio 2014

Palma de Mallorca.- La Fundación Círculo Balear (FNCB), a través de uno de los profesores encargados del control de las pruebas de acceso a la universidad, ha presentado recurso contencioso-administrativo impugnando la normativa del tribunal de la selectividad, solicitando su suspensión como medida cautelar, por establecer como instrucción para el desarrollo de la prueba que: "los exámenes son en catalán. Para los alumnos exentos hay exámenes, en color diferente, en castellano".

El recurso está firmado por el profesor Carlos Serra, quien ha tenido constancia de las instrucciones discriminatorias al ser uno de los profesores encargados de examinar y controlar el correcto desarrollo de las pruebas, y solicita al rector de la Universidad balear, Llorenç Huguet, que debe ofrecer los exámenes en las dos lenguas oficiales de Baleares (y de la UIB).

La entidad considera que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida "totalmente discriminatoria", y, por tanto, contraria a la Constitución. Además, considera que "utilizando diferentes colores y colocando etiquetas identificativas debajo del nombre de los alumnos exentos de catalán", tal como recoge la normativa, "se les está señalando".

SITUACIÓN DE "INFERIORIDAD"
La entidad recuerda que ya existen antecedentes judiciales sobre el tema. En concreto, detallan en un comunicado que en diciembre del 2000, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dictaminó que la normativa de la Universidad Rovira i Virgili de Cataluña era 'discriminatoria' porque sólo preveía que se distribuyeran copias del examen en castellano a aquellos alumnos que desconocían la lengua catalana. Consideró que esta práctica colocaba a los alumnos castellano parlantes en situación de "inferioridad".

El recurso interpuesto impugna las instrucciones solicitando como medida cautelar la suspensión de las pruebas si no se facilitan los exámenes en las dos lenguas oficiales exigiendo su nulidad si finalmente se entregan sólo en catalán, tal como establecen las instrucciones de la UIB: "La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña y varias sentencias del TSJC establecen que no se ha de obligar a los castellanohablantes a que tengan que pedir expresamente el examen en castellano".

La FNCB ha informado a los alumnos que tienen derecho a solicitar los exámenes y a contestarlos, en cualquiera de las dos lenguas oficiales, excepto en las asignaturas lingüísticas.

Como colectivo que también se ve afectado por las instrucciones discriminatorias, la asociación de Estudiantes Libres de Baleares (ELB) también apoya la denuncia.

Finalmente, la FNCB solicita a la Consejería de educación que a través de la Dirección General de Universidades, exija a la UIB el cumplimiento de la legalidad.

"Medida discriminatoria"
Círculo Balear pide suspender la selectividad por hacerse sólo en catalán
Círculo Balear dice que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida contraria a la Constitución.
Libertad Digital   9 Junio 2014

La Fundación Círculo Balear -FNCB-, a través de uno de los profesores encargados del control de las pruebas de acceso a la universidad, ha presentado recurso contencioso-administrativo impugnando la normativa del tribunal de la selectividad -empieza este martes-, solicitando su suspensión como medida cautelar, por establecer como instrucción para el desarrollo de la prueba, en su punto 8, que: "Los exámenes son en catalán. Para los alumnos exentos hay exámenes, en color diferente, en castellano".

El recurso está firmado por el profesor Carlos Serra, quien ha tenido constancia de las instrucciones discriminatorias al ser uno de los profesores encargados de examinar y controlar el correcto desarrollo de las pruebas. Solicitando al rector de la Universidad balear, Llorenç Huguet, que debe ofrecer los exámenes en las dos lenguas oficiales de Baleares -y de la UIB.

La entidad constitucionalista considera que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida totalmente discriminatoria, y por tanto, contraria a la Constitución. Además considera que "utilizando diferentes colores y colocando etiquetas identificativas debajo del nombre de los alumnos exentos de catalán", tal como recoge la normativa, "se les está señalando".

Antecedentes
La entidad recuerda que ya existen antecedentes judiciales sobre el tema: en diciembre del 2000, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña -TSJC- dictaminó que la normativa de la Universidad Rovira i Virgili de Cataluña era "discriminatoria" porque sólo preveía que se distribuyeran copias del examen en castellano a aquellos alumnos que desconocían la lengua catalana. Consideró que esta práctica colocaba a los alumnos castellanohablantes en situación de "inferioridad".

El recurso interpuesto impugna las instrucciones solicitando como medida cautelar la suspensión de las pruebas si no se facilitan los exámenes en las dos lenguas oficiales exigiendo su nulidad si finalmente se entregan sólo en catalán, tal como establecen las instrucciones de la UIB: "La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña y varias sentencias del TSJC establecen que no se ha de obligar a los castellanohablantes a que tengan que pedir expresamente el examen en castellano. Los ejemplares de las PAAU deben estar a disposición de los alumnos en igualdad de condiciones tanto los que pidan el ejemplar en castellano como en catalán".

La FNCB ha informado a los alumnos que tienen derecho a solicitar los exámenes, y a contestarlos, en cualquiera de las dos lenguas oficiales, excepto en las asignaturas lingüísticas. Como colectivo que también se ve afectado por las instrucciones discriminatorias, la asociación de Estudiantes Libres de Baleares -ELB- apoya la denuncia.

Finalmente, la FNCB solicita a la Consejeria de educación que a través de la Dirección General de Universidades, se exija a la UIB el cumplimiento de la legalidad.

Según “Etxerat”
La banda terrorista ETA reconoce que 100 de sus presos han sido puestos en libertad en el último año
  latribunadelpaisvasco.com  9 Junio 2014

El número de presos vinculados a ETA ha disminuido en un centenar a lo largo de último año, según datos de “Etxerat”, la asociación de familiares de reclusos de la banda terrorista.

El último informe mensual elaborado por esta agrupación cifra en 498 el número de reclusos vinculados a ETA que estaban en cárceles de España, Francia, Gran Bretaña y Portugal. En esa cifra, además, contabilizaba a siete condenados que estaban en prisión atenuada en sus domicilios por enfermedad grave, por lo que el número de etarras en prisión sería de 491.

En el informe correspondiente a marzo de 2013, la organización citada había contabilizado la existencia de 598 presos, por lo que en los doce meses transcurridos entre un informe y otro la población reclusa vinculada a ETA ha disminuido en un centenar de personas.

De los 498 terroristas de ETA encarcelados, 383 se encuentran en España (65 menos que en 2013), 105 en Francia (25 menos) y los tres restantes se reparten entre Inglaterra, Portugal e Irlanda del Norte.

Hay que recordar que decenas de reclusos fueron excarcelados en 2013 por la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anuló la “doctrina Parot”, que desde 2006 estaban aplicando los tribunales españoles

GALICIA
Rueda de prensa de una terrorista de Resistencia desde la clandestinidad *
P. ABET ABCENGALICIA / SANTIAGO ABC  9 Junio 2014

La Policía advierte que María Osorio, condenada por la Audiencia Nacional, «será detenida en cuanto sea posible»

Condenada a 7 años y 9 meses de prisión por un delito de pertenencia a banda armada y otro de falsificación documental, la terrorista María Osorio es, a día de hoy, la única de los miembros de Resistencia Galega procesados por la Audiencia Nacional que aún no ha ingresado en prisión. En busca y captura desde hace semanas, Osorio protagonizó este sábado en la capital gallega un acto público en el que, sin embargo, no estuvo presente. Eludiendo todos los controles policiales que cercaron al entorno de Santa Clara -donde estaba previsto que la condenada apareciese- Osorio optó por participar en el acto a través de videoconferencia y amparándose en una clandestinidad que, aseguró, no abandonará.

Durante la comparecencia, a la que asistieron alrededor de medio millar de independentistas, Osorio aseguró que «no voy a ir a tocar a la puerta de ninguna cárcel», pese a que sobre ella pesa una orden de busca y captura desde el pasado 12 de mayo. Sobre la posible presencia de Osorio en la convocatoria prevista para este sábado a las 12 en el Centro A Gentalha do Pichel, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, había afirmado que la obligación de los efectivos policiales es detener a la condenada «en cuanto les sea posible» para que pase a disposición judicial.

Imágenes de los atentados
En el domicilio que Osorio compartía con el también encarcelado Antón Santos, los agentes hallaron diversa documentación con posibles objetivos contra los que Resistencia Galega podría estar planeando atentar, además de una garrafa con ocho litros de gasolina. La policía también encontró en la vivienda donde la pareja residía en Lugo imágenes de atentados que la banda Resistencia Galega había reivindicado.


Recortes de Prensa   Página Inicial