AGLI Recortes de Prensa   Sábado 14 Junio  2014

PIB, fraude y las estimaciones peligrosas
Daniel Lacalle Estrella Digital 14 Junio 2014

"Consistency is the last refuge of the unimaginative" Oscar Wilde.

Siempre comento que la labor de los políticos no es reducir el gasto, sino buscar formulas originales y divertidas de esconderlo.

Una de las más entretenidas es la famosa "sacar las partidas para que no cuenten como déficit". Como si no se pagasen.

Otra es referir los gastos y deuda "sobre PIB" (producto interior bruto), en vez de compararlo con ingresos y costes financieros. Se supone que al referirlo al PIB se hace homogéneo con respecto a nuestros países comparables, pero dentro de esa cifra se incluyen muchos elementos diferenciadores.

El primero es que una economía cíclica y orientada a servicios y exportadora como es la española no se puede permitir unos gastos fijos de administración que superen el 45% de la economía. Además, importa la distribución de dicho PIB. Cuando el Estado consume hasta el 50% del mismo se está contabilizando su capacidad de absorber recursos del resto de la economía de manera extremadamente generosa.

Otro muy relevante es el peso de los elementos estimados. En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, el aporte de la revisión de inventarios explica más del 20% del crecimiento. A medida que se ha ido expandiendo el cálculo del PIB se incrementa el porcentaje de actividades que se estiman, comparado con aquellas que están contabilizadas adecuadamente. En el caso de Estados Unidos, la parte estimada del PIB es casi un 15%. En España, cercana al 20%. Es aquella parte de la economía no registrada, no sólo la sumergida, sino la riqueza de pequeñas cantidades.
Si, como se refleja en algunos análisis, el PIB de España fuera falso, se percibiría esa enorme diferencia en los activos financieros netos, cuya correlación es casi del 97% con el PIB

Muchos dudan de la veracidad del calculo de la riqueza nacional. Yo, por ejemplo, siempre lo comparo con la evolución de la riqueza financiera neta, que es un indicador de seguridad" sobre la fiabilidad del PIB. Si, como se refleja en algunos análisis, el PIB de España fuera falso, se percibiría esa enorme diferencia en los activos financieros netos, cuya correlación es casi del 97% con el PIB. Por lo tanto, no es lógico asumir enormes discrepancias, aunque la falta de correlación con los indicadores industriales sea real y evidente.

En ese análisis se muestra algo muy importante. Esa discrepancia entre la riqueza industrial y la total actual es precisamente la que nos debería llevar a alertar sobre los cálculos de gasto, déficit y deuda "sobre PIB". Porque el cambio de modelo económico y pérdida de una burbuja inmobiliaria que generaba 50.000 millones de euros de ingresos extraordinarios no nos puede llevar a asumir la misma capacidad de gasto y endeudamiento por la menor capacidad recaudatoria de los otros sectores.

Imaginen que tienen ustedes una empresa de construcción y una de hosteleria-exportación-financiera y la primera quiebra mientras las otras florecen. Traspasar todos sus gastos de administración y personal a la segunda empresa y mantener los costes fijos inamovibles les lleva a quebrar la segunda también.

La actividad económica, al perder un efecto tan brutal como la construcción y la obra civil, que llegaron a suponer el 22% de la economía del país, distorsiona...al alza y a la baja. Es decir, cuando crecíamos más que nadie el PIB no reflejaba esas enormes distorsiones alcistas -aumentaba menos- y lo mismo ocurre, en sentido contrario, al pincharse una burbuja, sobre todo cuando ésta era de enormes proporciones. Decrece menos.

Una de las grandes diferencias es la falta de correlación que hemos visto a nivel global entre demanda energética y PIB. Países como Alemania, Estados Unidos o Reino Unido han visto su demanda caer o permanecer inalterada mientras su PIB crecía, porque se ha pasado de un PIB industrial a uno mas orientado al consumo, y porque la eficiencia y sobrecapacidad de la década de exceso también afectan.

Ahora bien, nadie puede dudar de la originalidad de nuestros lideres internacionales cuando deciden añadir "prostitución y drogas" al producto interior bruto.

Incluir esas partidas genera un PIB aun más estimado. En Reino Unido se "calcula" la riqueza generada por la prostitución, de unos 9.000 millones de dolares, asumiendo el numero de prostitutas dado por la policía, y trasladando una correlación entre los gastos de "entretenimiento sexual" legal, las salas de strippers y los servicios de acompañantes junto al crecimiento de la población masculina, al resto de esa "estimada" prostitución. Simple, ¿verdad?. En el caso de las drogas, es aún más complicado, pues se hace -se lo juro- calculando el supuesto ahorro y renta disponible de los drogadictos y usuarios estimados. Se estima que el PIB de Reino Unido va a aumentar en 7.400 millones de dolares por este concepto.

En el caso de España, el incremento del PIB de 47.000 millones de euros no es todo actividades ilegales, gran parte viene de la revisión del censo y unos 15.000 millones vendrán de gasto en I+D, armamento y otros conceptos tecnológicos.
Lo que no puede permitirse es que la inclusión de hasta 32.000 millones de actividades ilegales y no registradas sean una excusa para decir que baja la presión fiscal

Lo que no puede permitirse es que la inclusión de hasta 32.000 millones de actividades ilegales y no registradas sean una excusa para decir que baja la presión fiscal, un ratio recaudatorio, porque el esfuerzo fiscal -lo que paga cada ciudadano- es el mismo. Casi el 40%, uno de los mayores de la OCDE. No puede ser una excusa para subir los impuestos añadiendo al producto interior bruto unas actividades que ni tributan ni sabemos si están correctamente estimadas.

Este nuevo PIB tampoco puede ser excusa para decir que baja la deuda o el déficit ni mucho menos que se puede aumentar.

Aumentar el déficit por este cambio incluyendo actividades ilegales es peligroso... Porque los que lo pagan son los mismos, ya que no se afloran ingresos ni riqueza que no estuviera ya aquí, ni va a tributar.

Que nadie le eche la culpa al INE. Los datos son los que son.

España en 2013 gastó 67.755 millones de euros más de los que ingresó, a pesar de subir todos los impuestos, y en 2014 aún será más de 45.000 millones por encima de los ingresos fiscales de burbuja.

Los intereses de la deuda, a pesar de la caída de la prima de riesgo, suponen casi un 10% de los ingresos totales. La deuda barata no soluciona nada.

Para ajustar “por los ingresos”y llegar al 3% de déficit sin cortar el gasto, se tendrían que aumentar los impuestos mucho más, hasta recaudar 32.700 millones.

Intentar recuperar ingresos solo vía “la lucha contra el fraude” sin atacar el gasto es peligroso, al confiar en unas estimaciones tan cuestionables como las citadas de prostitución y drogas, mientras se mantienen unos gastos ciertos y reales. Además es un engaño, ya que no se recaudaría ni de lejos la cifra necesaria para atajar el desequilibrio de las cuentas, sólo se conseguiría un efecto mínimo de una sola vez, y no soluciona el déficit estructural, de unos 40.000 millones anuales.

Según las estimaciones del sindicato de inspectores Gestha, no ha habido crisis, sólo se han sumergido beneficios. Un aumento de 60.000 millones de euros entre 2008 y 2012, nada menos.

Para que se hagan una idea, en 2007 los beneficios del Ibex 35 eran de unos 50.000 millones de euros y han caído hasta 20.000 millones en 2013, pasando por unas perdidas netas de 8.500 millones en 2012. Si aceptamos las cifras de Gestha, la economía sumergida no sólo genera mayores beneficios que el Ibex entero sino que, mientras las grandes empresas veían como sus beneficios caían un 60%, la economía supuestamente sumergida crecía más que los beneficios de cualquier multinacional y duplicaba la evolución del Ibex. Sorprendente.

El problema de estas "estimaciones de cuento de la lechera" es que, igual que referenciar los gastos, déficit y presión fiscal a este nuevo PIB, no cambia nada. El agujero aumenta mientras le dicen que van a recaudar miles de millones más algún día.

Lo que se paga, lo que se gasta, y lo que le cuesta a usted es lo mismo.

Cambiar el PIB para incluir estimaciones de economía ilegal no me parece mal como ejercicio de análisis. Como excusa de una Europa de estados hipertrofiados para gastar más y hacernos trampas al solitario es un error. Porque no cambia nada. El sistema es igual de insostenible.

El problema de VOX
Pío Moa www.gaceta.es 14 Junio 2014

A muchos nos ha decepcionado que la crisis de la oligarquía PP-PSOE haya dado lugar a alternativas más radicales o estrafalarias de la izquierda, y no a otras más razonables de la derecha. En principio, el partido mejor situado para conseguir apoyo popular era VOX (considero a Ciudadanos y UPyD una posible izquierda patriótica y civilizada). Las razones del relativo fracaso de VOX son varias: acababa de saltar al ruedo, le fue negado sistemáticamente el protagonismo que los medios concedieron a la izquierda radical, en especial a Podemos, y su mensaje no dejó de resultar ambiguo en varios, casos, como señalé aquí. Tampoco le ha ayudado, creo, competir con los demás en ese europeísmo vano y chapucero, casi universal entre los chapuceros e hispanófobos políticos españoles; ni el haber jugado un tanto a hacer de “PP auténtico”, lo que a estas alturas suena poco interesante a mucha gente: también el PP de Aznar ha dejado un recuerdo no muy estimulante, por diversas razones. Con todo, VOX ha logrado un número de votos no despreciable, muchos más que cualquier otra opción de derechas exceptuando el PP (hoy un partido más bien socialdemócrata), lo cual puede servir de base de partida.

Los hechos objetivos son que existe una gran masa de electorado literalmente huérfana de representación, desconcertada por la traición (esa es la palabra) de Rajoy y su camarilla, pero desconfiada ante cualquier otra alternativa. El votante común del PP es políticamente gregario y pasivo, temeroso ante una radicalización de la izquierda y muy partidario de lo malo conocido. Tuvo, con Zapatero, su momento de movilización contra las vilezas de la colaboración del PSOE con la ETA, movilización que Rajoy se encargó de conducir a la nada, y ahora contempla, desanimado pero con poca energía, cómo Rajoy sigue la política de Zapatero.

Creo que es hora de clarificar el mensaje en una serie de puntos clave: freno a los separatismos y reconducción de las autonomías; recuperación de la soberanía cedida ilegalmente a la burocracia de Bruselas por los gobiernos anteriores; no al aborto, que debe acompañarse de campañas de explicación en profundidad; política de empleo; Gibraltar no debe ser olvidado... Se trata de identificar varios problemas clave de la situación actual y centrar en ellos campañas insistentes y explicativas por todos los medios posibles.

En el otro blog he expuesto y seguiré exponiendo algunas consideraciones sobre estas cuestiones.

Hoy asistimos a un gran movimiento político en el que el PSOE podría volatilizarse como ocurrió a UCD, aunque el PP hará todo lo que esté en su mano para impedirlo. Ninguno de estos partidos tiene el menor sentimiento de culpa por la situación a que han llevado al país, pues en definitiva España les importa muy poco, solo quieren compartir el poder, y a eso lo llaman democracia. No son parte de la solución a la multicrisis que padece el país, sino el núcleo mismo del problema. No obstante, quieren presentarse como la alternativa sensata a la radicalización de la izquierda, causada por ellos mismos, y a inexistentes peligros de “exrtrema derecha”, hoy inexistentes.

En política suele ocurrir que una mala causa sea bien defendida, y a la inversa. En mi opinión, la causa que defiende VOX es buena en líneas generales y salvando ambigüedades. Ahora se trata de que aprenda a defenderla de modo convincente para la mayoría.

¿Acaso no rematan a los caballos?
Luis del Pino Libertad Digital 14 Junio 2014

"Danzad, danzad, malditos" es una película de Sidney Pollack estrenada en 1969 y ambientada durante la Gran Depresión de los Estados Unidos. En aquella época, eran habituales los maratones de baile, en los que ganaba la pareja capaz de resistir en la pista durante más tiempo. Jane Fonda y Michael Sarrazin interpretan en la película a una de esas parejas de desesperados que intentan ganar un premio que les saque de la miseria.

El título en español no tiene nada que ver con el original. El nombre en inglés de la película es "¿Acaso no rematan a los caballos?", título que coincide con el de la novela en la que está basado el guión. No les explicaré por qué, para no arruinarles la película si no la han visto, pero ese título en inglés está perfectamente elegido y hace referencia a cómo en las películas del Oeste se remataba a los caballos cuando se rompían una pata.

Esta semana, la actualidad política ha vuelto a estar marcada por los movimientos en el seno de un Partido Socialista que se descompone a ojos vista.

¿Qué futuro le espera al PSOE? Afortunadamente para España, ninguno. El Partido Socialista se encuentra en estado terminal y eso constituye, se mire como se mire, una excelente noticia. Jamás podría el PSOE pagar todo el daño que le ha hecho a España y a los españoles, al abdicar de su condición de partido nacional y hacerse cómplice objetivo de los dinamiteros de la Constitución.

Observen que no son los pésimos resultados electorales los que han matado al PSOE, sino al revés: la catástrofe electoral es consecuencia, no causa, del estado terminal en el que Zapatero dejó sumido al partido.

Lo que ahora vemos no son sino los últimos estertores de un enfermo desahuciado. Aquellos que podrían tener un poco más de peso dentro del partido, se han descartado para dirigirlo, y tiene sentido que así sea, porque nadie quiere oficiar de enterrador de la formación. Los dirigentes territoriales también renuncian a sus cargos en el País Vasco y en Cataluña. En Castilla-León, el partido está partido literalmente en dos.

En la carrera hacia la secretaría general no faltan los candidatos, pero ya no hay nadie que cuente con el prestigio suficiente, tanto dentro como fuera del partido, como para resucitar al muerto. Los que se han postulado, o bien son espontáneos ingenuos, que creen que la mera voluntad basta para detener el curso de los acontecimientos, o bien son iluminados que piensan que la cura para una sobredosis de sectarismo es otra inyección de sectarismo adicional.

En el PSC, la franquicia catalana del PSOE, se repite el modelo de la matriz: los que cuentan con algo de peso no quieren cargar con los gastos del entierro, y todos miran hacia los lados para ver a qué tontaina convencen de que se presente como sustituto de Pere Navarro.

Como ya digo, nada de esto es una mala noticia, sino todo lo contrario: el PSOE no solo merece desaparecer, sino que su desaparición nos ayudará a reconstruir la Nación. Hay gente que afirma que el PSOE es necesario para la estabilidad del sistema, pero eso no es así: lo que hace falta es que exista un partido de centro-izquierda sensato y responsable, pero ese partido ya existe y se llama UPyD. La estabilidad del sistema no necesita que el PSOE reviva, sino que UPyD lo sustituya con la máxima celeridad posible.

Por tanto, todo lo que está ocurriendo en el PSOE normalmente no me importaría en absoluto. Y no dedicaría un minuto a pensar en ello, ni a comentarlo, si no fuera por dos cosas: en primer lugar, porque cuanto antes desaparezca el PSOE, antes desaparecerán las distracciones, y antes nos podremos concentrar en las cosas que verdaderamente importan. Y en segundo lugar, por un motivo de mera compasión: el espectáculo no resulta agradable, ni siquiera aunque el PSOE se haya ganado a pulso este final. Ver los estertores de un partido en el que mucha gente depositó de buena fe tantas esperanzas, es desolador.

Ya que tiene que desaparecer, sería mejor para todos que lo hiciera de la forma más limpia posible, ahorrándonos tragos como el de ver al candidato Madina repitiendo frases huecas que huelen tan rancias como el que las pronuncia. Si todavía queda alguien con un poco de compasión en el Partido Socialista, quizá debería plantearse si no ha llegado el momento de darle el tiro de gracia a la formación y terminar así con este siniestro maratón de danza.

Porque, ¿acaso no rematan también a los caballos?

La resaca del champán
Francisco de la Torre www.vozpopuli.com 14 Junio 2014

Hace un par de semanas comentaba que el resultado de las elecciones europeas iba a influir en la política fiscal. Paradojas de la vida, aunque se ha producido un giro a la izquierda del electorado, las elecciones van a originar una bajada de impuestos muy superior a la prevista. Esto se debe a dos factores que no son técnicos, ni económicos, sino puramente políticos. En primer lugar, lo más relevante es el auge de partidos radicales y/o antieuropeos en casi toda Europa. En segundo lugar, están los factores nacionales.

Salvo en Italia y Alemania, en el resto de Europa han triunfado, o han mejorado sustancialmente sus resultados, opciones que se alejan del consenso bipartidista favorable a Europa: van desde el UKIP en el Reino Unido, a Syriza en Grecia, el Frente Nacional en Francia o Podemos en España. La principal característica que tienen en común todas estas fuerzas es su descarnada crítica a la política denominada de “austeridad” y recortes en Europa. Por ejemplo, el gobierno francés aprobaba antes de las elecciones europeas un programa de recorte de gasto público para reducir el déficit y financiar una rebaja de cuotas a la Seguridad Social. Este programa ha sufrido un durísimo castigo en las urnas, y la reacción ha sido anunciar una rebaja del IRPF.

El principal problema de acometer rebajas de impuestos y de no controlar férreamente el gasto público, especialmente en una coyuntura recesiva, es que se dispara el déficit público. Lo que ha impedido que se desarrollen estas políticas, que podríamos denominar populistas, es el riesgo de no poder colocar la deuda pública, no sólo la necesaria para financiar el déficit, sino también la que hay que emitir para pagar los vencimientos de la que ya está en circulación. Esto es lo que mide la prima de riesgo, la diferencia entre lo que un Estado tiene que pagar por colocar un bono a diez años, y lo que paga Alemania. Bien, la famosa prima de riesgo ha sido el principal agente “reformista” y favorecedor de “recortes” y “subidas de impuestos”.

Sin embargo, la prima de riesgo sigue bajando. En este punto, hay una doble clave. En primer lugar, la decidida intervención del Banco Central Europeo (BCE) prestando masivamente a la Banca. Esta inyección masiva de liquidez se está invirtiendo masivamente en deuda pública, y no parece estar provocando inflación. ¿Por qué? Sencillamente, porque el dinero no está afluyendo a la economía real: no se está prestando a particulares, para financiar el consumo, ni a empresas, para financiar la inversión. La normativa de Basilea III y los tests de stress exigen mucho más capital para cubrir el riesgo de otorgar créditos a particulares y empresas, pero apenas en el caso de deuda pública. En consecuencia, la Banca está comprando masivamente deuda pública utilizando el dinero que le presta el BCE.

Además, los intereses de los depósitos están bajo mínimos, puesto que la Banca puede obtener toda la financiación que necesite del BCE. En consecuencia, y dada la aversión al riesgo que ha provocado toda la crisis financiera, la alternativa más rentable de inversión para muchos particulares es también la deuda pública. En resumen, aunque ha aumentado la emisión de deuda, se ha incrementado mucho más su demanda, con lo que no hay problemas de colocación y está cayendo la prima de riesgo. En esto también tiene mucho que ver que el dinero ha huido de los países emergentes, donde se percibe muchísimo riesgo.

En estas condiciones, el BCE ha anunciado una nueva inyección de liquidez de 400.000 millones de euros. Es cierto que Draghi señala que se va a vigilar que este dinero se destina a préstamos y no a comprar deuda, pero es muy difícil de controlar. De hecho, se puede destinar este dinero a préstamos a particulares y empresas, y el que se iba a destinar a estos menesteres, se puede destinar a comprar deuda pública. Mientras no se cambien las normas de solvencia, o la Banca no se haya recapitalizado por completo, este aumento de liquidez se quedará en la deuda pública y no fluirá a la economía real. Como era previsible, tras este anuncio ha bajado la prima de riesgo de todos los países, y por ejemplo, España se financia más barato, para las nuevas emisiones, que Estados Unidos. Se ha producido una desconexión entre la situación fiscal de los países y el coste de lo que pagan por financiar su déficit.

Esto va a llevar a política fiscales más expansivas en toda Europa, simplemente porque se pueden financiar. De hecho, ésa es en mi opinión, el núcleo de la decisión histórica del BCE de hace unos días. Por supuesto, esto no resuelve ninguno de los problemas de fondo de las economías europeas: desequilibrios, exceso de deuda y falta de competitividad; simplemente se compra tiempo, lo que siempre tiene un precio, ante la eventualidad de la llegada al poder en buena parte de Europa de partidos que amenacen el status quo.

El factor nacional en España es que el PP considera que todos sus problemas consisten en que su electorado se ha abstenido. En consecuencia, la reforma fiscal se va a centrar en la reducción de la carga fiscal a las clases medias, lo que tiene un importante coste presupuestario. La clave como ha indicado el ministro Guindos es que “los ciudadanos perciban que bajan los impuestos”. De nuevo, esto no soluciona los graves problemas de ineficiencia, falta de equidad, fraude e insuficiencia recaudatoria de nuestro sistema fiscal. Como en el caso anterior, simplemente se gana tiempo. Se debería bajar los elevados impuestos a los que ya los pagan, pero a la vez habría que perseguir el fraude mucho más en serio y acomodar el gasto público a lo que podemos recaudar.

Por supuesto, con todo esto, los desequilibrios en 2016 serán superiores a los actuales: habrá más deuda pública, el déficit no estará controlado, el paro no habrá bajado sustancialmente y probablemente el endeudamiento privado tampoco lo haya hecho. Entonces, llegará la factura de la borrachera de liquidez y sus consecuencias, la resaca del champán.

Este sábado, día 11, estaré firmando ejemplares de “¿Hacienda somos todos?”- Impuestos y fraude en España (Debate) en la caseta 86 (Casa del Libro) de la Feria del libro de Madrid; allí, si ustedes quieren, nos vemos.

Ciberterrorismo
La nueva yihad en las redes sociales
Pablo Molina Libertad Digital 14 Junio 2014

La guerra de Siria es el primer conflicto en el que internet está desempeñando un papel determinante en todos los sentidos. El hecho de que la lucha se esté dirimiendo entre las dos principales corrientes del mundo islámico, tradicionalmente refractario a las nuevas tecnologías y a la libertad de información, otorga a las redes sociales un innegable interés añadido de gran valor para el futuro. Esa es precisamente la perspectiva del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICRS por sus siglas en inglés), que acaba de sacar a la luz un sugestivo informe sobre la influencia de las redes sociales, sobre todo Twitter y Facebook, en los yihadistas occidentales que han decidido participar en la guerra de Siria al lado de los grupos islámicos suníes contrarios al régimen prochií de Bashar al Asad.

El ICRS está integrado por el King College de Londres, la Universidad de Pensilvania, el Centro Interdisciplinario de Herzliya (Israel), el Instituto Jordano para la Diplomacia, y la Universidad de Georgetown, cinco instituciones de indudable prestigio en el ámbito académico internacional. Durante el último año, un equipo de investigadores de este organismo ha estado siguiendo detenidamente la actividad en las redes sociales de 190 combatientes occidentales presentes en la guerra de Siria, la gran mayoría de los cuales (más de dos tercios del total) son miembros del Frente Al Nusra y del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), los dos principales grupos yihadistas de la zona vinculados de una u otra forma con Al Qaeda. Las conclusiones son muy reveladoras acerca de las verdaderas fuentes que alimentan el fervor de estos luchadores islamistas y las personalidades que se han erigido como los principales referentes de la yihad en Twitter y Facebook.

El hallazgo más importante es que las cuentas oficiales de las organizaciones radicales han dejado de ser el principal canal de información del que se nutren los yihadistas occidentales. Los 11.000 combatientes procedentes de 74 países que están presentes en la guerra de Siria prefieren interactuar con lo que los expertos del ICRS han dado en llamar diseminadores, concepto con el que se refieren a activistas particulares que difunden a través de las redes sociales información sobre el conflicto prácticamente en tiempo real. Su popularidad se basa en la capacidad para expresarse en varias lenguas (sobre todo árabe e inglés), en que disponen de tiempo para dedicarlo a la red subiendo contenidos (sobre todo vídeos y fotografías de combates, reuniones y material bélico) y ofreciendo informaciones de todo tipo y, finalmente, a que gozan de una visión más amplia de todos los aspectos del conflicto por su capacidad de acudir a fuentes distintas de los grupos yihadistas directamente involucrados en la lucha.

El diseminador que opera bajo el perfil Shamiwitness es seguido en Twitter por más del 65% de los 190 yihadistas monitorizados, lo que le convierte en el más popular, seguido de cerca porAbusiqr, con un 63% de seguidores del total.

Pero la utilización masiva de Twitter y Facebook por los yihadistas ha dado lugar al surgimiento de unas autoridades espirituales de nuevo cuño, no afiliadas a ningún grupo concreto, que sirven de fuente de inspiración, ánimo y justificación a los que han dejado Occidente para jugarse la vida tratando de imponer en Siria su particular visión del islam.

Según este documento, los dos clérigos más populares entre el yihadismo occidental presente en Siria son Ahmad Musa Jibril y Musa Cerantonio, norteamericano y australiano respectivamente, cuya elocuencia en los discursos acerca de la legitimidad de la guerra contra el alauita Bashar al Asad, aliado de los chiíes, les ha proporcionado una gran preeminencia en las redes sociales. Ninguno de los dos actúa personalmente como reclutador de yihadistas ni está involucrado de forma directa en la guerra de Siria, sin embargo, el estudio del ICRS demuestra que las opiniones de ambos son una fuente muy importante de apoyo político y motivación religiosa para los combatientes occidentales.

Jibril nació en Dearborn, Michigan, en 1972. Pasó una parte de su infancia en Arabia Saudi mientras su padre estudiaba en una Universidad Islámica. De vuelta en los EEUU, ambos fueroncondenados por un tribunal federal por 42 cargos de conspiración, fraude bancario, fraude electrónico, lavado de dinero, evasión de impuestos y posesión ilegal de armas de fuego y munición.

Por su parte, Musa Cerantonio tiene 29 años y es de ascendencia irlandesa e italiana. Convertido al islam desde el catolicismo, realizó estudios islámicos y acabó presentando programas de televisión en la cadena egipcia Iqraa TV, el más popular de los cuales se llama Pregúntale al Jeque, un espacio en directo donde los espectadores pueden consultarle sus dudas sobre jurisprudencia islámica.

Los analistas del ICRS insisten en la enorme cantidad de información disponible en las redes sociales que los propios activistas aportan voluntariamente, lo que convierte este tipo de estudios en herramientas poderosas para conocer los entresijos del yihadismo y prever los movimientos futuros del radicalismo islámico, sobre todo en aquello que afecta a la seguridad de Occidente. Los hallazgos de este primer informe así parecen demostrarlo.

© elmed.io

******************* Sección "bilingüe" ***********************
ESPANA Inmersión lingüística en Cataluña
La Generalitat potenciará el castellano a cinco días del final del curso
Los alumnos deberán realizar un proyecto en Castellano durante la última semana de curso
El proyecto de fin de curso podrá ser de Matemáticas o de Ciencias
CRISTINA RUBIO Barcelona El Mundo 14 Junio 2014

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, el Govern ha ideado una fórmula para cumplir con la sentencia que obliga a cinco escuelas a impartir un 25% de sus clases en español: los alumnos deberán redactar un trabajo de final de curso en castellano. De esta manera, el Ejecutivo catalán aplaza hasta septiembre el requerimiento judicial de aplicar el bilingüismo en las aulas de los alumnos que lo han solicitado.

Ante la inquietud de las escuelas afectadas, que hace unos días preguntaron al Govern cómo debían materializar el cumplimiento de la sentencia a favor del castellano, la Generalitat ha dado su brazo a torcer a medias, y les ha marcado las pautas a seguir esta última semana de curso: «Respetando las actividades propias de final de curso, como fiestas, colonias y otras, los centros han de concretar en el aula pertinente un proyecto o actividad de enseñanza en el que se demuestre que el castellano es lengua de comunicación vinculada a determinadas áreas no lingüísticas», tal y como se indicaba en la sentencia del Estatut de Cataluña del Tribunal Constitucional.

En la práctica, eso se traduce en encargar a los alumnos un trabajo, que no sea propiamente de Lengua -de Matemáticas o de Ciencias Naturales- escrito en castellano.

La consejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, puso de ejemplo un proyecto sobre el cuerpo humano, en el que se especifiquen, en español, los detalles del mismo, para que no haya lugar a la confusión.

Sin embargo, en el Ejecutivo catalán rehuyen hablar de porcentajes, de horas lectivas y de asignaturas concretas impartidas en castellano, una tarea pendiente para el próximo curso y puesta en cuarentena por la cercanía de las vacaciones veraniegas.

El plan de la Generalitat
La estrategia del Govern, que ha hecho de la inmersión lingüística una de sus señas de identidad, pasa por dilatar al máximo el procedimiento judicial y buscar todos los resquicios burocráticos para no tener que hacer efectiva la sentencia.

Primero recurrió la resolución del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que en enero fijó por primera vez un porcentaje de materias a impartir en castellano, y tumbó la atención personalizada en la que se escudaba la Generalitat cuando una familia requería que el catalán no fuera lengua vehicular. Luego, pidió el apoyo expreso a los cinco centros afectados, que secundaron la moción y presentaron su recurso ante el TSJC.

Una fórmula que ha servido para alargar la aplicación de la sentencia y llegar a mediados de junio, justo en la última semana de curso, con los deberes por hacer.

Pese a que Irene Rigau no quiso hablar ayer de qué ocurrirá a partir de septiembre -«paso a paso», aseguró en rueda de prensa-; sí mostró su clara voluntad de abrir un «diálogo franco» con las cinco familias que piden la escolarización en castellano para sus hijos, con el fin de evitar «complicaciones» sobre otros alumnos. «Acabamos aquí una etapa en la que hemos recibido estas sentencias derivadas de casos particulares judicializados, pero ahora ya hay un nuevo marco legal», resumió para luego volver a insistir en la vía de la atención individualizada.

Por otro lado, Rigau volvió a criticar con dureza el decreto de la Lomce que obliga a Cataluña a pagar la escolarización en castellano en centros privados a aquellos padres que lo soliciten. «O hacen unos cambios muy importantes, o no se podrá decir que ha sido informado por el Consejo de Estado. Y esto es un handicap muy grande para una norma», denunció en referencia al dictamen que cuestiona la ley.

Rigau irá hoy a la manifestación
Pese a que se trata de una manifestación organizada por una cuarentena de entidades cívicas y culturales, la consejera de Educación, Irene Rigau, asistirá hoy a la multitudinaria marcha en defensa del modelo de inmersión catalán. Rigau es miembro de Ommium Cultural, una de las entidades que coordina la protestad. 'Me siento muy invitada también como consejera', aseguró.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial