AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 18 Junio  2014

Felipe VI, Artur Mas y la Nación
EDITORIAL Libertad Digital 18 Junio 2014

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ya volvió a dejar muy clara su voluntad de seguir adelante con su proyecto secesionista el mismo día en que D. Juan Carlos anunció su deseo de abdicar: "Habrá cambio de rey, habrá cambio en la Jefatura del Estado español, pero no en el proceso político que está siguiendo el pueblo de Cataluña para que el 9 de noviembre podamos decidir nuestro futuro colectivo". Habida cuenta de la persistencia de esta rebelión institucional, era comprensible que los representantes de CiU negaran, pocos días después, su respaldo a la ley de sucesión a la Corona, símbolo de la unidad y permanencia de la Nación.

Lo que no tendría lógica alguna y, por el contrario, constituiría un primer y garrafal error por parte del nuevo rey es que Don Felipe, tras la insultante abstención de los nacionalistas en el Congreso y su persistente desafío a la Nación, recibiera en audiencia a Artur Mas, tal y como pretende éste para "convencerle" de la conveniencia de celebrar la ilegal consulta secesionista.

El presidente autonómico catalán se ha mostrado este miércoles esperanzado por el "nuevo escenario" que constituye un nuevo reinado y con el "papel moderador entre instituciones" que corresponde al monarca. Junto a estos guiños en búsqueda de la complicidad del nuevo monarca y diversas apelaciones al "diálogo", Mas ha amenazado con un "conflicto civilizado" en caso de que el Gobierno se oponga a sus planes y añadido: "Será mejor para todos que en Cataluña se haga la consulta del 9-N, aunque no esté autorizada por el Gobierno".

Al margen de que en una monarquía parlamentaria el monarca reina pero no gobierna, Don Felipe pervertiría y traicionaría tanto su auctoritas como su papel de "arbitraje y moderación" si los pusiera a disposición de quienes quieren quebrar de forma tan radical nuestro ordenamiento constitucional. Cuando para una de las "partes en conflicto" el conflicto radica en la existencia misma de la Nación, sobre la que se asienta el entero orden constitucional y la propia Corona, cualquier mediación, cualquier condescendencia, cualquier "hablando se entiende la gente", lejos de para moderar, sirve para radicalizar y dar todavía más alas a los promotores de la rebelión.

El golpe institucional planteado por Artur Mas, no por más pacífico en las formas, resulta menos grave. Si Mas busca un gesto de complicidad en el futuro rey es porque sabe de los complejos de un Gobierno que, renuente a abortar el conflicto desde la firmeza y desde el imperio de la ley, también busca una ominosa solución dialogada.

En cualquier caso, confiemos en que el nuevo Rey no trate de contentar a quienes ni se van a contentar ni merecen ser contentados. Artur Mas debe tener claro que para negociar la ruptura de España, Felipe VI ni está ni se le espera

NI PARADOS NI DESAHUCIADOS
Pero, ¿quién vota a Podemos?
José Carlos Rodríguez www.gaceta.es 18 Junio 2014

La estrella electoral de las elecciones europeas ha sido Podemos. Incluso en los análisis europeos, Podemos le disputa la atención de los analistas al Frente Nacional francés y a UKIP. No es el último motivo el hecho de que las encuestas han vuelto a fallar. Precisamente cuando más se necesitaba de ellas, por el momento de crisis política que vive España, éstas arrojaron unas previsiones que fallaron estrepitosamente.

Ahora lo que ocupa a los analistas es saber quiénes son esos votantes, qué les impulsó a entregar la papeleta a un partido nuevo y muy escorado a la izquierda, para saber qué papel puede jugar en la política en el futuro, si es que va a tener alguno.

El lugar común es que el de Podemos es un voto de protesta, asociado a la crisis económica, el paro y los desahucios, y que con el calor de los buenos datos económicos por venir se derretirá como un helado en verano. Esta es la idea que compartieron Mariano Rajoy y Pedro Arriola en la reunión secreta de los líderes del Partido Popular a comienzos de mes. ¿Será ese el futuro de Podemos? ¿Se convertirá en una fuerza residual una vez se retire la ola del 25 de mayo?

Primer impacto
Su impacto a corto plazo, aunque indirecto, ha sido brutal. Según el CIS, el partido que más votantes le ha proporcionado a Podemos ha sido el PSOE, seguido de Izquierda Unida. El hundimiento del voto socialista y la división del voto de izquierdas llevó al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a la dimisión; tras él se fueron los secretarios generales de los socialistas en el País Vasco y en Cataluña. Siguiendo con la reacción en cadena, el Rey Juan Carlos decidió adelantar su decisión de abdicar antes de que el PSOE estuviese bajo las riendas de otra persona distinta de Rubalcaba. El PSOE se quiebra entre quienes quieren mantener su identidad y quienes quieren llevarlo más a la izquierda para recuperar el voto cedido a Podemos.

Es más, el éxito en las elecciones del 25 de mayo se ha retroalimentado, y dos encuestas le otorgan un resultado aún mayor que el 8 por ciento obtenido en las elecciones europeas. Una de ellas, elaborada para el eldiario.es, le otorga un 13 por ciento de intención de voto para unas elecciones generales. La segunda, publicada por El Periódico, le concede hasta un 15 por ciento de intención de voto.

¿Es tan poderoso como apuntan estas encuestas? ¿Es flor de un día? Open Democracy ha publicado un análisis elaborado por Fernando Betancor que, basándose en los datos de voto en las elecciones europeas, intenta discernir cuál es el perfil del votante de la formación liderada por Pablo Iglesias.

Ni parados ni desahuciados
Lo que hace Betancor es hacer una regresión entre los datos del voto a la formación por provincias, y los del paro, los desahucios y la presencia de extranjeros. Luego, para afinar el análisis, repite el mismo cálculo sin contar con las tres provincias vascas y las cuatro de Cataluña. El motivo es que el peso del voto nacionalista en esas comunidades distorsiona, para el conjunto de la nación, los motivos que en el resto han podido llevar a muchos españoles a votar a esa formación.

Los resultados no son los que en principio cabe esperar. Según recoge Fernando Betancor, “el voto a Podemos parece estar relacionado negativamente con la tasa de paro provincial. En otras palabras, cuanto menor sea la tasa de paro en la provincia, mayor es el porcentaje de votos de este partido insurgente”. Si se extraen del análisis las siete provincias citadas, “la tendencia del desempleo es incluso más negativa”.

Por lo que se refiere a los desahucios (el autor utiliza los datos acumulados por provincias desde el inicio de la crisis, y en tasa por mil habitantes), “la correlación entre el número de desahucios en una provincia, y el apoyo a Podemos parece ser de nuevo negativo”, si bien es una correlación débil, lo suficiente “como para decir que no hay correlación ninguna”. Esa falta de relación entre el voto a Podemos y los desahucios es más clara aún cuando se extraen del análisis las provincias de País Vasco y Cataluña, siete de las 54 provincias españolas. Por lo que se refiere a la presencia de extranjeros, “no hay correlación ninguna, positiva o negativa”.

¿Cuál es, entonces, la conclusión? ¿Quiénes son Podemos? Con estos datos en la mano, Betancor sí dice lo que no son: “No son los desempleados, no son las masas sin techo y no parecen estar motivados por el miedo o el rechazo a los extranjeros e inmigrantes”.

Si no son esas tres cosas, ¿hay algo que sí sean? De nuevo recurre al análisis estadístico para concluir que el voto a Podemos está relacionado con la pertenencia a las ciudades, de modo que es un voto “más urbano que rural”. “También parece haber una fuerte correlación”, dice, “entre el PIB per cápita de la provincia y el porcentaje de voto a Podemos”.

CIS, eldiario.es
¿Qué otras fuentes tenemos para acercarnos al perfil del votante de Podemos? Contamos principalmente con dos: el CIS y la encuesta de eldiario.es. Los datos del CIS muestran que el voto a Podemos procede, en un 29,9 por ciento, del PSOE y un 26,1 por ciento de IU, partiendo del sentido de voto en las elecciones generales de 2011. Un 5,2 por ciento procede de PP, otro tanto de UPyD, y el 15,6 de otras formaciones o del voto en blanco. La mitad mantiene que votará a Podemos en unas elecciones generales, y uno de cada cuatro dice que lo hará por Izquierda Unida. Y por lo que se refiere a su índice de rechazo, la práctica totalidad dice que jamás votaría al PP, y el 43 por ciento dice que nunca votaría al PSOE, lo cual es congruente con el discurso de Podemos de rechazar el bipartidismo.

La encuesta del CIS arroja más datos, parte de los cuales se pueden comparar con los hallazgos de Betancor. Por ejemplo, el 50 por ciento de los votantes de Podemos tiene un empleo, mientras que la tasa de ocupados es del 44,05 por ciento. Aunque la tasa de ocupación se calcula a partir de la población mayor de 16 años y se vota a partir de los 18, se puede decir que el votante de Podemos tiene el mismo nivel de empleo o más que la media de la población española. Lo cual refuerza la conclusión de Open Democracy de que el votante de Podemos no es el desempleado, sino que sus motivaciones van más por el análisis que hace de la situación política.

Por lo que se refiere al nivel de estudios, según la encuesta del CIS, el 35 por ciento tiene estudios universitarios, y el 65 el segundo grado, lo que coincide esencialmente con el reflejo que hace el INE para el conjunto de la sociedad española.

A ello se suma que el 56 por ciento de los votantes son hombres (CIS), y que su perfil de edad no es el de los jóvenes del 15-M o el de sus líderes, sino que es de mediana edad. Según el CIS, el 34 por ciento de sus votantes tiene de 18 a 34 años, y el 45 de 35 a 54. Con 55 o más años el porcentaje cae al 21 por ciento. Según la encuesta de eldiario.es, optaron por Podemos el 7,8 por ciento de los votantes entre 18 y 30 años, el 8,8 por ciento de quienes están entre 32 y 44, y el 10,4 por ciento de quienes tienen de 45 a 64 años. De nuevo, como en los datos del CIS, el apoyo en los más mayores se desploma: De quienes tienen 65 o más años, sólo el 3,2 por ciento optó por Podemos.
Conclusión

Con todos estos datos, ¿qué podemos decir del votante de Podemos? Betancor lo resume así: “Son de mediana edad, o más jóvenes, urbanos, y con más ingresos que la media”. Hemos visto que tienen empleo, y una formación adecuada, aunque no claramente superior a la media.

En estas condiciones, ¿se puede decir que la salida de la crisis económica mitigará el primer éxito de Podemos? No parece que ese vaya a ser el caso. Si algo demuestran los datos sobre sus votantes es que no tienen más problemas económicos que el conjunto de la sociedad. Rechazan el bipartidismo, lo cual muestra que hay un análisis político subyacente, que además coincide con el discurso de sus líderes.

Círculos cuadrados
LUIS VENTOSO ABC 18 Junio 2014

¿Qué se le puede ofrecer en concreto a Artur Mas para que decida continuar en España?

MIENTRAS atendemos al relevo dinástico, cada semana se siguen acumulando ejemplos de que en Cataluña se está perdiendo la batalla de las ideas. El presidente de la patronal catalana, un moderado, partidario en teoría de continuar en España, acude a despedirse del Rey y le pide que apoye la consulta. Una propuesta psicodélica. A juicio de este relevante empresario, el jefe del Estado debe mediar para que se celebre un referéndum auspiciado por los separatistas, que busca finiquitar el propio Estado.

Hay más. El pasado domingo en Montmeló hubo un recital de los pilotos españoles? y cada podio fue saludado con una estruendosa pitada al himno. En el PSC, que navega en un equilibrio imposible entre nacionalismo y españolismo, se da la insólita circunstancia de que nadie quiere ponerse al frente de la tienda, porque defender allí la legalidad democrática resulta casi un acto heroico. Por último, la escapada rupturista ha llegado tan lejos que hasta Duran i Lleida, un superviviente con piel de acero inoxidable, amaga con tirar la toalla, incluso a costa de cerrar esa oficina de lobbismo que mantiene en el Congreso con gran éxito personal.

El aire corre enrarecido por el Nordeste. ¿Qué hacer? La Caixa es una institución relevante en este debate. Sin aspavientos, se ha convertido en un puente que amarra a Cataluña en España desde la catalanidad. Su presidente, Isidro Fainé, está en contra de la independencia («mejor juntos que separados»), pero al tiempo aboga por un acuerdo entre los Gobiernos central y catalán que dé salida al problema separatista. El lunes expresó su confianza en que Felipe VI pueda suponer una ayuda más. Son declaraciones bienintencionadas, pero que no despejan el meollo de la cuestión: ¿Qué puede ofrecer en concreto el Gobierno a Mas para que decida apearse del separatismo?

Lo primero que se le ocurriría a cualquiera sería privilegiar a Cataluña con un acuerdo económico a la carta. Pero así se ha hecho desde siempre, primándola históricamente con aranceles y cerrando cada modelo de financiación de la democracia al son de CiU, y el corolario es que estamos donde estamos. Por otra parte, las comunidades peor tratadas que Cataluña (por ejemplo, no hay AVE a Galicia ni a Extremadura ni se vislumbra en breve), ¿aceptarían renunciar a parte de sus fondos para primar a los catalanes? El dinero es finito. Si un pastel lleva más harina, otro la pierde. Además, ¿se conformarían los independentistas con más dinero cuando su móvil es de naturaleza sentimental? No parece.

Otra posible solución sería cambiar la semántica constitucional, otorgar a Cataluña un nuevo estatus, fijar una relación bilateral, crear una suerte de Estado asociado? Un parche. ERC ni lo aceptaría, pues ya están mucho más allá. Y CiU, pasados dos o tres años, propondría romper del todo; por supuesto, «amistosamente, ¡eh!». Además, se abriría la espita que liquidaría España (País Vasco, luego Canarias?).

Junqueras y Mas, que han desatado unilateralmente el conflicto independentista contra la legalidad democrática, no se van a conformar con retoques federales, ajustes contables y palmaditas en la espalda. Para que Cataluña permanezca en España su población tiene que seguir creyendo que se trata de una buena idea. ¿Y quién está trabajando en eso? Por lo visto Margallo. Y a ratos.

El significado de las formas
Lo fundamental es que el control de todo el proceso está en el pueblo y sometido a la Constitución
Francesc de Carreras El Pais 18 Junio 2014

Entre ayer y hoy el cambio de rey en España se habrá formalizado mediante una serie de actos jurídicos regulados en la Constitución. Ninguno de estos actos es superfluo; todos tienen un profundo significado que refleja bien que nuestro Estado se basa en dos principios fundamentales: primero, la soberanía reside en el pueblo, titular del poder constituyente al establecer una Constitución, y, segundo, todos los poderes constituidos —emanados de esta Constitución— están sujetos al derecho, que es la expresión de la voluntad popular. Es decir, son aquellos principios revolucionarios que establecieron, entre otros, Locke, Rousseau, Kant y Sieyès hace ya varios siglos.

Partiendo de estas bases, la Corona es uno de estos poderes constituidos, en concreto es el órgano que desempeña las funciones propias de la Jefatura del Estado y el titular de dicho órgano es el rey. Por tanto, el rey no es el soberano —como tampoco lo son las Cortes Generales o cualquier otro órgano constitucional—, aunque a veces, impropiamente, se le llame así. El soberano únicamente es el pueblo.

Primera cuestión: ¿quién designa al Rey? Lo designa el pueblo según el procedimiento que, en su función de poder constituyente, ha establecido en la Constitución y, por tanto, no lo designa su antecesor que no puede cambiarla. En nuestro caso, Felipe VI no debe su condición de rey a Juan Carlos I, sino a la Constitución, sólo está sujeto a ésta y no a su padre, el cual previamente ha abdicado de forma voluntaria mediante una ley orgánica aprobada por los dos órganos que representan al pueblo español, el Congreso y el Senado. Esta ley garantiza que el procedimiento sucesorio es el adecuado. Justo en el momento de su entrada en vigor mediante su publicación en el BOE —exactamente hoy 19 de junio a las cero horas— Felipe VI ha accedido a la condición de rey.

Los actos que se celebran hoy no son, por tanto, actos de coronación —tal como se dice, pues Felipe VI es ya rey—, sino de proclamación y jura. La proclamación ante las Cortes Generales —no por las Cortes Generales— es simplemente un requisito para dar publicidad, de forma solemne, al hecho sucesorio. El juramento tiene un sentido más profundo. El nuevo rey acata la Constitución y declara fidelidad a la misma; en definitiva, reconoce que su posición constitucional y sus funciones provienen de la voluntad del pueblo. Si no jurara, las Cortes le deberían inhabilitar.

Después están la pompa y el boato, muy limitados por cierto, y justificados en que el nuevo rey es símbolo de la unidad y permanencia del Estado. Pero lo fundamental es que el origen y el control de todo el proceso está en el pueblo y sometido a la Constitución. Por tanto, el significado de todos estos actos, aparentemente formales, responden a lo expresado por Jellinek hace más de un siglo al referirse a la constitución de la Francia revolucionaria de 1791: “Se trata de una República con jefe de Estado hereditario”.

spaña / Víctimas del Terrorismo
Una llama para recordar siempre a los 186 policías asesinados por terroristas
 Efe. Madrid. La Razon  18 Junio 2014

Melitón Manzanas fue asesinado por ETA en 1968. Eduardo Puelles murió a manos de la banda hace cinco años. Entre esas dos fechas, otros 184 agentes de la Policía Nacional han fallecido en atentados. Por ellos, una llama permanecerá encendida en el centro policial de Carabanchel para mantener viva su memoria.

Ha sido el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, el encargado de prender esta llama acompañado del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, junto a un monolito donde están inscritos los nombres de los 186 policías asesinados en acciones terroristas.

Uno a uno han sido hoy homenajeados en el centro de altos estudios policiales situado en el barrio madrileño de Carabanchel por el Gobierno, las altas instituciones del Estado, las asociaciones de víctimas del terrorismo y las familias.

Tampoco ha faltado la gran familia policial, con su director general, Ignacio Cosidó, al frente y toda la cúpula, representada además hoy por más de cien agentes de las unidades de caballería, subsuelo, GEO, NRBQ, Tédax, guías caninos y antidisturbios.

"La sociedad ni puede ni quiere olvidar a quienes han defendido y sustentado nuestra democracia, de quienes han dado su vida para garantizar la seguridad y la liberad de todos los españoles", ha dicho Rajoy, antes de destacar que la lucha de la Policía contra el terrorismo se ha convertido en un "referente a seguir" para otros países.

Por ello, el presidente ha subrayado que los españoles saben que el Cuerpo Nacional de Policía representa "la mejor defensa de la Justicia, las leyes y la Constitución que -ha recalcado- todos nos hemos dado".

En ese contexto, ha aprovechado para recordar que el texto constitucional ha permitido el mayor periodo la estabilidad y cohesión de la historia de España.

Y en esa historia, el terrorismo de ETA ha tenido en su punto de mira a las fuerzas de seguridad del Estado. "Los policías, sobre todo del País Vasco y Navarra, han trabajado durante décadas bajo la amenaza constante", en palabras del titular de Interior que ha insistido en que el lema "memoria, verdad, dignidad y justicia" debe guiar siempre el reconocimiento a todas las víctimas del terrorismo.

Fernández Díaz ha hecho referencia al momento actual de ETA, que vive, ha dicho, el "final irremediable" gracias a la eficacia policial y al sacrificio de sus víctimas.

De todas formas, ha insistido que mientras la banda siga "viva" las fuerzas de seguridad trabajarán sin descanso. Prueba de ello, ha apuntado, es que desde el inicio de la legislatura han sido detenidos más de un centenar de presuntos terroristas.

Así continuarán, ha garantizado, "porque con una organización terrorista no se puede negociar jamás y este Gobierno ni ha negociado, ni negocia ni jamás va a negociar".

En la placa de homenaje del monumento inaugurado hoy figuran los nombres de los 186 policías asesinados en atentados terroristas, una lista que encabeza el primero que perdió la vida en una acción de estas características, Melitón Manzanas (asesinado en 1968), y que cierra Eduardo Puelles, el último miembro de este cuerpo fallecido en un atentado del que mañana se cumplirán cinco años.

Un centenar de ellos lo fueron mediante un tiro por la espalda, 50 por la detonación de artefactos explosivos y 25 fueron asesinados mediante ametrallamientos sorpresivos.

Cuatro de cada diez apenas tenía 30 años y el 60 por ciento llevaba menos de diez años en el cuerpo. Además, los agentes asesinados dejaron huérfanos a 222 niños, sin olvidar que más de cien policías han resultado gravemente heridos en atentados.

El monumento conmemorativo, levantado en la antigua capilla de lo que fue el Colegio de Huérfanos de la Policía y actualmente Centro de Altos Estudios Policiales, pretende ser un recuerdo y homenaje permanente, un "símbolo también de la victoria para que ejemplo no se apague nunca", ha destacado Cosidó.

Además, el presidente del Gobierno ha inaugurado la exposición "La victoria de la libertad: La Policía Nacional contra el terrorismo", en la que se recogen los actos de las bandas terroristas como causantes de daños materiales y estragos; el trabajo policial contra el terrorismo; el apoyo social a las víctimas del terrorismo y el recuerdo a los fallecidos.

'Rojo y Negro', de Radio 4G, analiza el nacionalismo catalán y su deriva
Inés Arrimadas: "Es un milagro que generaciones no nacionalistas con tantos años viendo TV3"
Luis del Pino: "Si Rajoy hubiese querido, se habría parado hace año y medio la deriva independentista"
Juan Velarde. Periodista Digital 18 Junio 2014

El programa ‘Rojo y Negro', de Radio4G, abordó este 17 de junio de 2014 los últimos movimientos del pulso soberanista de Artur Mas y los intentos para salir de España sin salir de Europa. Para analizar esta cuestión estuvo en los estudios la diputada del Parlamento catalán, Inés Arrimadas, junto con el analista y periodista Luis del Pino.

Luis del Pino: Pedir continuar en Europa cuando uno ya está en Europa no tiene mayor sentido. CiU está muerta y hay un coro de voces que gritan que alguien les saque del embrollo. Nosotros no tenemos que sacarles del lío. Que salgan ellos como puedan porque ellos mismos han sido los que se han metido ahí.

Inés Arrimadas: En Cataluña es que el separatismo goza de cantidad de subvenciones y de medios para anunciarlo. Esto ha ido calando durante 30 años sin que nadie le ponga impedimentos. Esto se combate con información. Echamos en falta por parte de las instituciones públicas un mensaje claro de lo que es España y que los catalanes puedan tomar decisiones. Que en época de crisis, de recortes, medios ya ni público, sino privados han recibido importantes y cuantiosas subvenciones para que sigan apoyando el separatismo me parece increíble.

Luis del Pino: No sólo es la ausencia de contradiscurso, sino que el productor de esos vídeos es Mariano Rajoy con los impuestos de todos los españoles. Si Rajoy hubiese querido, esta deriva independentista se había parado hace año y medio. La Ley presupuestaria le daba permiso para haber intervenido las cuentas. El dinero que Rajoy le quita a los españoles, se lo da a estos medios que fomentan el independentismo.

La diputada de Ciudadanos también era cuestionada sobre si su partido tenía algún problema para juntarse con otras fuerzas políticas:
Inés Arrimadas: Nosotros no tenemos ningún problema. La solución más factible para Cataluña es un gobierno no separatista, es decir ir con PP y PSOE, al igual que a UPyD, que se lo hemos ofrecido hasta tres veces. Podríamos revertir el uso torticero que se hace de los medios de comunicación. Hay que dejar los intereses de partido a un lado y velar los los intereses de los ciudadanos. Si nos peleamos entre nosotros, no podremos sumar. La CUP, por ejemplo, se ha puesto de acuerdo con CiU para esa consulta. Lo que hay que creerse es que somos una mayoría social.

En cuanto a si fue o no un fracaso el resultado de las elecciones europeas para Ciudadanos dentro de Cataluña:
Inés Arrimadas: Lo que no se puede comparar es el resultado de unas autonómicas con unas europeas porque los medios y el Gobierno se han dedicado a enfocar estas elecciones desde una óptica separatista. Pero que tantas personas hayan confiado en nosotros sin saber si íbamos a entrar en el Parlamento Europeo es de agradecer.

Luis del Pino: Yo creo que el fracaso ha sido para las opciones separatistas. Hacen mucho ruido porque les financiamos con nuestro dinero, no tienen ni media bofetada política. El problema de Cataluña está en Madrid, en los partidos nacionales. Quien pide lo del derecho a decidir es, por ejemplo, Pérez Tapias, un socialista de Granada. Quien quiera enseñar a su hijo es catalán está en su derecho, lo que no se puede hacer es la imposición. Ahora Barcelona es un solar gris, monocolor, pero hay que recordar que PP y Ciudadanos suman ahora el triple de escaños que lo que tenía el PP en 1984

Inés Arrimadas: Cataluña es una región endeudada, la que más de España y controlar que el Fondo de liquidación autonómico vaya a financiar lo que importa, farmacias, residencias y no esos ejemplares subvencionados. El dinero tiene que ir a satisfacer las necesidades de los ciudadanos y no al separatismo. Uno de los problemas que hemos tenido ha sido no darle importancia al separatismo. Yo escucho a niños de diez años que van de visita al Parlamento catalán que preguntan que por qué no les dejan libertad a los catalanes para votar. Esta dinámica cambiaría con un Gobierno no separatista. Somos mayoría los que queremos estar en España. Es un milagro que haya generaciones que no hayan salido nacionalistas o separatistas después de años viendo TV3".

LA SITUACIÓN DEL PSC-PSOE
El programa también se centró en la situación del PSC-PSOE, que se diluye por momentos y la posibilidad de que Miquel Iceta se haga cargo de liderar el partido:

Inés Arrimadas: Uno de los grandes responsables de lo que ha ocurrido en Cataluña es el PSOE. Ellos han querido arrimarse a los partidos más de izquierdas. Sobre Iceta, decir es una persona brillante en la oratoria y que lleva 30 años en la dirección del partido. Entiendo que la mayoría del partido estará de su lado. La buena noticia es que no es una persona separatista. La clave estará en ver si puede anular al grupo separatista del PSC, gente como Marina Geli, Ignaci Elena y Nuria Ventura, que siguen manteniendo que se haga la consulta, aunque ésta sea ilegal. Que la gran base social del PSC es una evidencia y lo que tiene que hacer es dejarse de influir por parte de la cúpula de díscolos. El votante socialista pierde motivación para votar a su partido porque no saben si su voto servirá mañana para apoyar a los separatistas. Hay que mojarse y si no lo haces y traicionas a los principios de tus votantes, así les va. Hay que ser claro si se respetará a todos los españoles por igual, si se respetará el ordenamiento jurídico.

Sobre la propagana nacionalista y separatista, la diputada de Ciudadanos aseveró que:  Cuesta mucho trabajo erradicar esto. Es un machaque continuo. No se habla en Cataluña de que la sede de CiU está embargada, del ‘caso Palau’, sólo se habla del separatismo. Los medios de comunicación públicos en Cataluña son muy potentes. TV3 tiene más trabajadores que Telecinco y laSexta juntos.

Luis del Pino: Está claro que si La Vanguardia se regala es porque no la compran. Los ciudadanos de Cataluña se informan por los grandes medios, por Antena 3, por Telecinco, por Periodista Digital. Lo único que se está haciendo es avivar el odio, pero no van a ser una mayoría aplastante.

Inés Arrimadas: CiU era la opción política moderada, pero cuando se radicaliza cambia completamente. En el último pleno, por ejemplo, CiU no descarta hacer una declaración de independencia al estilo de Kósovo. ¿Qué pasa con todo esto? Que hasta hace poco tenían 68 diputados y ahora estarían casi por debajo de ERC.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El cupo revisitado
El privilegio vasco-navarro y el socialismo
Mikel Buesa Libertad Digital 18 Junio 2014

Aunque en la vorágine de los acontecimientos que envuelven el devenir del socialismo español pueda parecer exótico referirse al asunto del cupo vasco -que en Navarra recibe el nombre de aportación-, no podemos olvidar que, como señaló Keynes en las páginas finales de su Teoría general, "las ideas (…) de los filósofos políticos, tanto cuando son correctas como cuando están equivocadas, son más poderosas de lo que comúnmente se cree". Keynes añadió, con seguridad de manera acertada: "En realidad, el mundo está gobernado por poco más que esto". Y por ello nosotros debemos atender a esas ideas, no vaya a ser que cuando algunos de esos "hombres prácticos" a los que aludía Keynes, refiriéndose a los políticos, las saque de su chistera nos pillen desprevenidos.

El caso es que hace poco más o menos una semana el dimisionario secretario general de los socialistas catalanes, Pere Navarro, salió a la palestra para despotricar contra el concierto económico del País Vasco y el convenio de Navarra, a los que identificó con los "privilegios históricos" de ambos territorios. El asunto tuvo su aquel porque, rápidamente, la dirección federal del partido se desmarcó del dirigente catalán afirmando que su idea ni siquiera se contempla y que el PSOE respeta "los derechos históricos de Euskadi y Navarra recogidos en la Constitución". Observe el lector el sutil cambio terminológico: los privilegios son ahora derechos; eso sí, históricos. Y observe también con qué facilidad en las alturas de ese partido se acepta que eso es lo que se contiene en la Constitución, cuando lo cierto es que ésta sólo declara que "ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales", puntualizando seguidamente que la "actualización" del régimen foral "se llevará a cabo (…) en el marco de la Constitución y los Estatutos de Autonomía", lo que nos conduce a evocar el artículo 138, en el que la Carta Magna ordena que las singularidades que contengan esos estatutos no impliquen, “en ningún caso, privilegios económicos o sociales”. Por tanto, si los derechos, por muy históricos que sean, conducen a privilegios, mal andamos.

A estas alturas del debate, el lector me eximirá de argumentar por qué estamos ante un caso, o más bien dos, de privilegio. Simplemente diré que, como ya he señalado con profusión numérica en otro lugar, el problema no está en el concierto económico -que tiene la naturaleza de una ley de armonización que subordina, negando su autonomía, los regímenes fiscales del País Vasco y de Navarra al del conjunto de España- sino en la Ley del Cupo, cuyo contenido, además de conculcar la metodología ordenada por el Concierto, es falso en su totalidad, pues los números que contiene están amañados para que los gobiernos autonómicos de ambas regiones dispongan, grosso modo, del doble de recursos por habitante que todos los demás de España. Si esto no es un privilegio -eso sí, sancionado quinquenalmente por las señorías que se sientan en los escaños del Congreso y el Senado, al parecer habiendo olvidado completamente las nociones de aritmética que les impartieron durante su período de formación en la escuela primaria-, que venga Dios y lo vea. Por tanto, discutir si son galgos o podencos, derechos o privilegios, puede alimentar el narcisismo de los políticos, pero constituye un ejercicio completamente inútil.

Preguntémonos entonces por qué Pere Navarro, secundado enseguida por Ximo Puig, desde Valencia, y Tomás Gómez, desde Madrid, ha sacado el tema a relucir. La razón no es otra que el modelo federal que los socialistas quieren regalarnos a los españoles, a través de una reforma constitucional, y de paso solucionar -¡Dios mío! ¿No será esto un eufemismo intolerable?- el problema catalán. La teoría de esta propuesta aparece reflejada con corrección y claridad en el documento que promovió José Antonio Griñán hace un par de años para pergeñar un modelo federal para España y que publicó en Sevilla la Fundación Alfonso Perales. Si quienes lo ojeen tienen la paciencia de llegar a la página 84, verán en ella que los redactores del informe tuvieron el acierto de distinguir el concierto y el convenio -que, según señalan, "deben seguir manteniendo reconocimiento constitucional"- del cupo y la aportación -cuya metodología pretenden reformar, aunque sólo para considerar dentro de ella "las transferencias del Estado destinadas a la nivelación financiera" entre las comunidades autónomas, cosa que en la actualidad no se contempla-.

Claro que a Navarro, a Puig y a Gómez todo esto les suena a chino, convencidos como están de que eso del cupo vasco es, como suelen decir los nacionalistas, una cosa muy complicada que sólo entienden los expertos -y no todos-. Ya se ve que a estos políticos socialistas hay que darles papilla y no chuleta, porque se arrugan a la menor dificultad. Y por ello prefieren tirar por la calle de en medio y arremeter contra los "privilegios" destrozando los "derechos". No se sorprendan los lectores si les digo que la inmediata reacción de los partidos políticos vascos, de derecha e izquierda, nacionalistas o no, ha sido unánime en la defensa de ambos. Ortuzar, el más moderado, calificó de "ignorancia tremenda" la de Navarro y compañía, aprovechando la ocasión para evocar el paraíso perdido y afirmar que lo del concierto y el cupo es sólo “una mínima parte de la devolución de la soberanía de los fueros vascos que fueron suprimidos por la fuerza”. ¡Ahí queda eso para quien quiera digerirlo! Más despiadado fue Pastor, el portavoz del socialismo vasco, inculpando a sus colegas por “buscar enemigos fuera” y animándoles a no meterse en camisa de once varas y a encontrar las soluciones “a los graves problemas (…) de convivencia que sufre Cataluña (…) en Cataluña, no en el País Vasco”. Y para rematar con una guinda de pensamiento blando, Borja Sémper, vocero del PP, acusó a los aludidos de querer dar "la imagen de que los vascos (…) [son] unos caraduras que viven del cuento".

¿Qué se desprende de todo esto? Pues para mí es muy claro: lo que nos están diciendo los socialistas es que el sistema foral es molesto para su proyecto federal. Creen que con éste solventarán el problema de Cataluña; eso sí, haciendo que su Gobierno disponga de más dinero por la simple vía de limitar los flujos financieros interregionales, lo que equivale a truncar la solidaridad interpersonal que está implícita en nuestro sistema fiscal; o, lo que es lo mismo, que los ricos se queden con más de lo suyo y los pobres lo sean de solemnidad. ¿Que para lograrlo hay que eliminar las instituciones forales? Pues hágase, parecen decirnos. Tal vez así se logre que los vascos y la mayor parte de los demás españoles acaben despotricando a la limón contra los de Madrid y Barcelona. Ya lo advirtió José Calvo Sotelo en Mis servicios al Estado cuando señaló, reflexionando sobre estos asuntos del cupo a partir de su experiencia en el Ministerio de Hacienda: "[Con] unos mismos Códigos para todo el Reino (…) [en] España se habría desencadenado una guerra intestina más fratricida que la de las armas". El proyecto federal del socialismo se convierte así en el paradigma de la desigualdad entre todos. Y sin embargo, es tan fácil idear un cupo y una aportación que, en estricto cumplimiento del concierto y el convenio, dejen fuera toda sombra de privilegio, que sorprende todo este galimatías socialista. Claro que, si se buscara la simplicidad y no la algarabía, tal vez los del PSOE, de la mano de convergentes y republicanos, no podrían achacar al PP los males de Cataluña y tendrían que buscar las causas en quienes han sido, con ellos, socios de gobierno. ¡Vivir para ver! Como dijo Orson Welles, tomándolo de Shakespeare, en Campanadas a medianoche:

-Oh, Jesús, las cosas que hemos visto. ¡Eh, sir, John!
-Hemos oído las campanadas a medianoche, maese Robert.
-¡Las oímos, las oímos, las oímos!... Jesús, las cosas que hemos visto.

República independiente corrupta

ángel hernández guardia ABC Cataluña 18 Junio 2014

Si la investigación de la Fiscalía hubiese sido más profunda y sus peticiones más vigorosas, no sería necesario que lo hicieramos desde la sociedad civil

A menudo la opinión pública catalana tiende a olvidar que la izquierda catalanista ha compartido con la derecha el poder político en las instituciones durante largos periodos históricos. Se tiende a culpar de los desmanes, fraudes y corrupciones a los gobiernos de España o a las inevitables crisis económicas internacionales.

Los desmanes cometidos en las cajas de ahorros en particular, se atribuyen a Caja Madrid, a Caja Castilla La Mancha, etc., pero no se subraya lo acontecido con Caixa Catalunya, Caixa Penedés y otras, en cuanto a gestión desleal, desfalcos y corrupción política, ni sobre el resultado para sus responsables.

Se conoce que especialmente en Cataluña, el sistema de control de las entidades financieras ha sido diseñado políticamente para ser detentado por los poderes políticos institucionales y que sus consejos de dirección y administración estaban reservados para dichas instituciones con representación mayoritaria en sus órganos. Este control político ha permitido su ejercicio absoluto por parte de las instituciones, especialmente partidos políticos y sindicatos mayoritarios al servicio de la «expropiación» en su beneficio, de los recursos de los impositores.

El caso de Caixa Penedés recientemente sentenciado es paradigmático de lo que sucede en Cataluña con la justicia, la fiscalía, los clanes y las familias y la corrupción generalizada bajo la capa de los intereses de la patria (de ellos).

Penas irrisorias y por tanto injustas, fiscales que no ejercen su cometido ni defienden sus acusaciones, que renuncian a recurrir sentencias en su contra, que «casualmente» fiscalizan los casos más escandalosos del poder político de la charca (Caso Palau, Caixa Penedés, etc) y que abandonan investigaciones cuando estas no convienen al mismo.

Pero las represalias personales y políticas hacia quienes no se atienen estrictamente a sus mandatos, hacen que las informaciones salgan a borbotones de los forúnculos de la corrupción. Y uno de estos casos nos remite a la ERC de los tripartitos de Izquierdas y sus inmaculadas políticas de austeridad. El presidente del Consell Comarcal del Alto Penedés y concejal en el Ayuntamiento de Villafranca del Penedés por ERC, denunciaba a su partido por ejercer presiones, amenazas y represalias para favorecer a Caixa Penedés en negocios inmobiliarios, planes de recalificación, etc., a cambio de créditos ventajosos personales y para ERC en toda Cataluña. Mientras ERC se oponía a la participación de otras entidades que enjuagasen las cuentas de Caixa Penedés, porque según Joan Ridao «incumplían el Estatuto de Cataluña y suponía «la españolización de las cajas».

Si la investigación de la Fiscalía hubiese sido más profunda y sus peticiones más vigorosas y ejemplarizantes en la lucha contra la corrupción política en el sistema catalanista, no sería necesario que lo hagamos desde la sociedad civil. Continuaremos en nuestra obligación de luchar contra el poder corrupto en defensa de los ciudadanos.

Morirse en catalán
Xavier Pericay www.cronicaglobal.com 18 Junio 2014

En Mallorca hay un hombre que desea morirse en catalán. Eso no significa, por supuesto, que esté deseando morirse; sólo que, llegado el caso, quisiera hacerlo en catalán. Sucede, sin embargo, que ese devoto de la catalana muerte, al hacer pública el pasado sábado su voluntad, llevaba cerca de 40 días en huelga de hambre, por lo que algunos, entre los que me cuento, vimos en sus palabras no ya un deseo, sino un último deseo. Por fortuna, a los dos días el hombre, aconsejado por amigos y familiares, había desistido del ayuno. Y parece que poco a poco, a base de sopitas, va recobrando los kilos perdidos y, con ellos, la salud.

Ese hombre se llama Jaume Sastre y es profesor de secundaria en un instituto de Llucmajor. Se trata, asimismo, de uno de los miembros más señalados de la denominada Asamblea de Docentes, constituida hace cosa de un año para oponerse a la pretensión del Gobierno autonómico balear de implantar un nuevo modelo educativo basado en la libre combinación de catalán, castellano e inglés como lenguas vehiculares. Sastre, pues, está en el origen del proceso de batasunización del sistema público de enseñanza en Baleares. Lo que equivale a decir que es corresponsable, en primerísimo grado, de las huelgas salvajes, de las coacciones a docentes, alumnos y padres de alumnos y, en general, del caos creado en las aulas de la Comunidad. Y de sus consecuencias educativas, claro. Su última pretensión como integrante del núcleo duro asambleario fue la de conceder un aprobado general político en primaria y secundaria; pero ahí ni las propias bases le siguieron. Y luego vino el ayuno. Total, que sus sufridos alumnos, después de tantas y tan diversas huelgas, apenas habrán tenido docencia este curso.

Pero ese hombre que aspira a morirse en catalán y, según confiesa, a 'estudiar en catalán' y a 'amar en catalán'; en una palabra, que aspira a 'vivir en catalán' antes de morir y 'ser enterrado' de esta suerte, ese hombre tiene un pasado. Y no uno cualquiera. Sastre fue el fundador, hará pronto dos décadas, del llamado Lobby per la Independència, verdadero exponente del pensamiento más xenófobo que han conocido estas islas. En la página web del Lobby, a los 'forasters' —léase madrileños, castellanos, españoles, inmigrantes, etc.— no sólo se los moteja de fachas, sino que se les anima incluso a surcar el Mediterráneo en un barco de rejilla. Y no vayan a creer que eso convierte al personaje en alguien marginal. ¡Ca! Para que se hagan una idea, Sastre ha sido, entre otras muchas cosas, el biógrafo autorizado del corrupto expresidente popular Gabriel Cañellas y uno de los principales palmeros de la archicorrupta Maria Antònia Munar, a la que llegó a organizar una concentración de desagravio a las puertas mismas de la prisión.

Aunque tal vez el lector se esté preguntando, a estas alturas del artículo, por qué ese hombre, siendo mallorquín —y Dios sabe lo que les gusta a los mallorquines comer—, emprendió una huelga de hambre. Pues, aunque parezca mentira, para exigir al presidente José Ramón Bauzá diálogo. Diálogo con la susodicha Asamblea de Docentes, claro, con cuyos representantes la Consejería de Educación del gobierno que preside Bauzá se había reunido ya un montón de veces sin resultado alguno por el empecinamiento de los asamblearios en no ceder ni un palmo en sus exigencias. Pero eso poco contaba. Una vez quemado el cartucho del aprobado general, había que encender otro y ese, por obra y gracia de Jaume Sastre, pronto revistió los tintes del martirio. Un profesor resuelto a ofrecer su vida por el catalán. O sea, un funcionario dispuesto a renunciar para siempre a la condición de tal. ¡Ahí es nada! El pasado sábado, en la manifestación barcelonesa de Somescola donde fue leída su proclama sacrificial, muchos manifestantes paseaban su efigie como si de uno de esos inmolados por el Islam se tratara. Y días antes, en un pueblecillo costero de Mallorca, una camisetera —así llaman por aquí a las docentes de la Asamblea que no se quitan la camiseta verde ni en la ducha— abordó al presidente Bauzá en plena calle para pedirle diálogo y compasión. Porque el culpable de todo, sobra añadirlo, es el presidente Bauzá, que no hace nada para remediar ese estado de cosas.

Yo no sé, francamente, si Jaume Sastre conseguirá morirse en catalán. Entre otros motivos, porque no alcanzo a figurarme en qué puede consistir semejante forma de morirse. De lo que no me cabe, en cambio, la menor duda es de que algún día va a dejar este mundo. Como yo, como usted, como el de más allá. Y a mí al menos, qué quieren que les diga, cuando llegue la hora, lo último que deseo es que me vengan con lenguas

¿Dos almas? No: dos partidos
Mientras Navarro ha sido un ejemplo de juego limpio, algunos de sus adversarios internos lo han sido de todo lo contrario
Francesc de Carreras El Pais Cataluña 18 Junio 2014

La forma en que Núria Parlon anunció a la prensa que no se presentaba como candidata, es decir, justo antes de entrar en el Consejo Nacional del PSC y en el momento en que Pere Navarro empezaba su discurso de despedida, es un ejemplo de cómo no deben hacerse las cosas. Tras este lamentable incidente, Parlon ha quedado descalificada para hacer política. En la política, como en la vida, hay que portarse con buena educación, única forma de hacer posible y agradable la convivencia.

Porque, efectivamente, la forma, las buenas maneras, han brillado por su ausencia en todo el proceso que ha forzado a Pere Navarro, primer secretario del PSC, a presentar la dimisión. Que los partidos son nidos de víboras es cosa sabida, aunque no todos los políticos sean víboras. En un partido puede y debe haber discrepancias, como en todo colectivo, pero estas discrepancias han de ser resueltas mediante el juego limpio y el respeto a las reglas democráticas establecidas. Mientras Navarro ha sido un ejemplo de todo ello, algunos de sus adversarios internos han sido ejemplo de todo lo contrario.

En primer lugar, está el asunto de los llamados diputados díscolos. En el debate interno dentro de los órganos competentes del partido, el asunto de apoyar o no la iniciativa legislativa para que el Estado traspasara sus competencias a la Generalitat en materia de referendos se discutió hasta la saciedad. Se discutió y se votó. Quienes fueron partidarios de dar soporte a esta posición —defendida por CiU, ERC e IC— alcanzaron un 15% de votos y los contrarios el 85%. No hubo unanimidad pero sí una mayoría aplastante. Pues bien, los diputados Geli, Elena y Ventura, con el apoyo de otros miembros del llamado sector catalanista, incumplieron el acuerdo al votar en el Parlamento de Cataluña. Primera deslealtad, no solo a Navarro sino a todo el partido, una clara ruptura con lo decidido mediante democracia interna.

Estos tres diputados, a renglón seguido, se han estado paseando por todos los programas de radio y televisión catalanas de signo nacionalista quejándose de la falta de democracia interna en el PSC: perdieron por 85 a 15, tras debatir y votar, y aun se quejan de falta de democracia, algo insólito en personas a las que, cuando menos, se les supone una inteligencia media. Los medios de comunicación nacionalista metiendo el dedo en la llaga y ellos prestándose a hacerles el juego. Un espectáculo bochornoso. Ahí quizás Navarro fue demasiado débil, demasiado componedor y educado, ya que hubiera debido urgir a la Comisión de Garantías para que resolviera inmediatamente estos actos de indisciplina.

La traición de los que están en tu bando siempre duele más, constituye una puñalada trapera que no esperas

Pero lo segundo no fue solo deslealtad sino traición, alevosa y mezquina: aquellos que estaban de acuerdo con las posiciones de Navarro, que formaban parte del 85% al que antes nos referíamos, para proteger sus propios intereses locales, bajo mano iban socavando su autoridad y poniéndole condiciones que le ataban de pies y manos. Sabater, Collboni y Parlon, eran los más significados. La traición de los que están en tu bando siempre duele más, constituye una puñalada trapera que no esperas y, dadas las circunstancias, Pere Navarro, una persona digna y con principios, un político de amplias miras, soltó amarras y dimitió.

La crisis del PSC, que viene de lejos, ha dividido al partido con el tema de la independencia. Hasta ahora se decía que en el PSC convivían dos almas, ahora ya no son dos almas sino dos partidos de convivencia imposible. Los hermanos Maragall fueron los adelantados, las golondrinas que anuncian el vuelo hacia otros nidos. Abandonaron el partido y uno de ellos fundó otro, con escaso éxito, hasta que ha trasmigrado a ERC y se ha colocado de flamante eurodiputado. Después llegó la deslealtad del llamado sector catalanista, jaleado desde los medios independentistas, con las televisiones públicas catalanas como principal altavoz.

Pero el último episodio que ha dado lugar a la dimisión de Navarro ha sido más denigrante, no está motivado en razones ideológicas sino en simples intereses personales, en la supervivencia de ciertos alcaldes y los intereses de candidatos a alcaldes bajo el amparo de responsables territoriales de zonas en las que peligraba su actual posición en las próximas elecciones municipales. Se trataba de salvar los muebles de sus cotos cerrados sin importarles el conjunto del partido y, menos aún, las repercusiones en los socialistas del resto de España.

Navarro era un estorbo, pensaba en una España federal y era un freno a las aspiraciones independentistas. Ellos no estaban en contra de estos proyectos pero pensaban que había que disimular para no desentonar de la ola mediática dominante. La suma de intereses locales no forma un partido sino que lo divide. Para recomponerlo hace falta una dirección que piense en el conjunto, no en los contrapuestos intereses de sus partes. Un partido solo debe tener un alma, no dos y, menos aún, muchas más. Esta es la tarea que le aguarda al próximo primer secretario.

Francesc de Carreras es profesor de Derecho Constitucional

Una sonrisa por inmersión
ÁLEX SÀLMON El Mundo  18 Junio 2014

NO PUDE AGUANTAR una carcajada cuando escuché en los informativos de TV3 que una de las escuelas obligadas por una sentencia a impartir un 25% de las clases en castellano había decidido hablar de Franco y la Guerra Civil para equilibrar las horas lectivas. Y es que hay que tener mucho sentido del humor para comprender las reacciones de la Generalitat ante las decisiones judiciales. Las que la consellera Irene Rigau considera meras «incidencias». Sentencias igual a incidencias. Eso, mucha coña.

Junto a eso de hablar de Franco en español, hay que añadir temáticas tan interesantes también como el vocabulario del huerto, poner una película en Religión y un taller de cuentos. Esto último está muy bien. Me pregunto por qué habrán elegido a Franco y su dictadura, mejor que la Transición y su democracia. Y es que en eso se trabaja desde hace mucho tiempo. Tanto que ayer escuché a un tertuliano afirmar que inmersión lingüística es igual a tolerancia. Que ya medirán si el tanto por ciento de la utilización de una lengua tiene algo que ver con los derechos humanos. Es como si pensáramos que una persona por el solo hecho de hablar en inglés es más culta. Y es que sobre la mala información que se tiene sobre eso que llamamos inmersión, que no es otra cosa que impartir todas las clase en una única lengua, menos las lingüísticas -por cierto, mal reflejo de una sociedad que se llama bilingüe- es necesario una amplia sonrisa y mucha paciencia. ¡Lluííííís!

El proceso separatista
'Història de Catalunya' para niños: un panfleto contra España de la Generalidad y 'La Vanguardia'
El PP denuncia que Ayuntamiento y Generalidad pagan y distribuyen una colección infantil que presenta una imagen negativa de España.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 18 Junio 2014

El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad han comenzado a repartir la colección infantil Història de Catalunya, de siete volúmenes, en bibliotecas, centros y entidades sociales y escuelas, según ha denunciado el PP de Cataluña, que ha pedido la retirada inmediata de estas publicaciones porque no sólo fomentan la independencia sino que difunden "una imagen negativa de España con simbolismos como tijeras con la bandera española que amenazan con recortar Cataluña".

"Además, los personajes que 'representan' a España siempre están dibujados con caras serias o agresivas, lo que supone una clara muestra de adoctrinamiento de los más jóvenes con una imagen de España y Cataluña contraria a la realidad", ha declarado el dirigente popular en Barcelona Alberto Fernández Díaz.

Llueve sobre mojado en la manipulación de la historia y los símbolos en manuales destinados a los niños. Hace sólo unos días, el catedrático de derecho internacional Rafael Arenas denunciaba que un libro para niños de diez años conseguía la proeza de explicar la historia de Cataluña desde la prehistoria hasta la Edad Media sin citar ni una sola vez la palabra España. Se trata del libro Medi natural, social i cultural, Barcelona, Barcanova, 3ª ed. 2011, firmado por C.-A. Trepat y otros.

Y ahora otra denuncia, la del PP respecto a una colección cuyas ilustraciones hablan por sí solas del sesgo contrario a España que destilan los siete "cuentos". Según Alberto Fernández Díaz, el Ayuntamiento de Barcelona habría destinado casi cien mil euros a subvencionar la obra, editada por "Grup 62", una firma perteneciente al grupo Planeta de José Manuel Lara, y que fue distribuida primero por La Vanguardia, el diario del conde de Godó, a un precio de 3,95 euros y ahora es objeto de un reparto masivo que va desde las bibliotecas y escuelas a los hospitales.

El contenido de la obra ha sido dirigido por los historiadores Josep Maria Solé Sabaté y Queralt Solé Barjau, y abarca desde la Prehistoria hasta la Via Catalana per la Independència de la pasada Diada. Las ilustraciones corren a cargo de la dibujante Pilarín Bayés. La Vanguardia se jactaba el pasado marzo de haber agotado el primer volumen, cuya tirada era de cuarenta mil ejemplares.

Reacción de los populares contra la inacción informativa del Estado
El PP catalán por fin se da cuenta de que el Gobierno Rajoy ni batalla por la información en Cataluña
Constatar que estamos bajo una opresión mediática independentista es una banalidad
Periodista Digital.  18 Junio 2014

También constataron la repugnante pasividad de los medios del Estado, con tanto personal en Sant Cugat

Escribe Alfons Quintá en 'Crónica Global', el único medio de comunicación que cuenta en Cataluña lo que realmente pasa, que el pasado mes de abril hubo una significativa reacción en el PP catalán contra la pasividad de los medios de comunicación del Estado respecto a la agresiva política de propaganda mediática de la Generalidad, según he sabido ahora del propio PP.

Tuvo lugar la tarde del día 22 de abril, vigilia de Sant Jordi, en una reunión de las comisiones de estudio del PP catalán celebrada en el Hotel Grand Marina, situado en la zona del World Trade Center de Barcelona. Estaba presidida por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, asistiendo unas 25 personas. La gran mayoría era, lógicamente, del PP, si bien había personas que no militan, como Francesc Granell, antiguo director general de la Generalidad, con Jordi Pujol.

Métodos y sueldos increíbles
Nadie que viva en Cataluña puede ignorar que el elemento básico del poder de la Generalidad es su capacidad propagandística. Sobresalen TV3, Catalunya Ràdio y los otros medios propiedad o subvencionados por la Generalidad.

A pesar de ser insólito en un país democrático, tiene toda la lógica (perversa) del mundo que el director de TV3, un informático que ni es periodista, Eugeni Sallent Garriga, perciba el sueldo más alto de toda la Generalidad: 164.965,72 euros anuales, es decir 27.447.986 pesetas.

Su predecesora, Mònica Terribas, puede percibir, por contrato, una cantidad aún superior: un millón y medio de pesetas a la semana (sic) por un programa radiofónico matinal.

Por cierto, perdiendo audiencia. El jefe directamente político de Sallent, Brauli Duart Linares, antiguo dirigente de la Organización Comunista de España Bandera Roja, cobra 129.678,99 euros anuales, o sea 21.576.768 pesetas. Es el séptimo cargo mejor pagado de la Generalidad, inmediatamente después de Artur Mas.

El centro de Sant Cugat, viviendo en el limbo
Igualmente escandalosas son las subvenciones a los panfletos diarios Ara, El Punt Avui y un gurpo de radios y periódicos comarcales, así como al antes diario independiente La Vanguardia. También hay que recordar que la Generalidad posee la Agencia Catalana de Noticias, que no hace nada para distinguirse de un puro aparato de control social.

Es igualmente descarada la política de subvenciones y de publicidad que beneficia a los panfletos digitales progubernamentales, por no decir nada de la agresividad injuriadora de los corsarios profesionalmente activos en internet.

Acompañamiento satisfecho por parte de TVE
En la reunión mencionada se acreditó la preocupación existente dentro del PP por el carácter banal y de mero acompañamiento satisfecho de la información radiofónica y televisiva emitida desde el centro estatal de Sant Cugat, con unos 900 trabajadores. La red propagandística descarada y habitualmente mentirosa de la Generalidad puede decir lo que quiera, por falso e insolente que sea, que desde Sant Cugat nadie rechistará. Ha optado por una posición de retaguardia, por no decir propia de Poncio Pilato. Nada les perturba.

Debido a que esto es así, será muy fácil ver si algo cambia en Sant Cugat. En todo caso, por ahora, lo que se dijo en el Hotel Grand Marina no parece que haya causado ningún efecto. Es un error imperdonable. Como contraste, nos encontramos con la apología irracional y permanente del grupo ultra Podemos por parte de la cadena La Sexta, propiedad del editor José Manuel Lara. Quién lo entienda que lo compre.

Total carencia de lógica
Algunos de los presentes en aquella reunión no entienden esta inhibición del Gobierno del PP en relación a un lavado de cerebro colectivo que nace de la voluntad de la Generalidad de hacer comulgar con ruedas de molino.

Costa imaginar que pueda haber un país democrático capaz de soportar una maquinación tan constante y descarada sin hacer ni un pequeño esfuerzo de autodefensa, para amparar el derecho de los ciudadanos a estar informado, no enredado o engañado.

Una fuente me dijo: "Muchos ciudadanos normales, que no necesariamente son del PP, hacen una modesta pero constante labor de clarificación entre sus amigos y compañeros de trabajo que, objetivamente, es superior a la que efectúa un gobierno que nos tendría que proteger. Vistas las mentiras de la Generalidad y su intencionalidad constante, no responder desde Sant Cugat ni tampoco estando más presentes en todos los medios donde esto sea posible, es una omisión de un deber de que tiene el Estado. En cualquier país esto originaría un debate público, implicando un cambio de postura por parte de Rajoy. Ni siquiera hay una política estatal de ayuda publicitaria a los pocos medios que hacen lo que pueden contra un ahogo antidemocrático evidente".

Los antidebates de TV3
Para acabar, quisiera poner una pequeña guinda en un pastel muy envenenado. Resulta que coincidí con un profesional de TV3, donde va trampeando, entre decepcionado y horrorizado.

Le dije que había comprobado que en los debates de TV3 nunca hay más de una quinta parte de los participantes que pueda ser capaz de discrepar un poco de alguna obsesión independentista. Me respondió: "Creo que todavía es peor: a veces no hay nadie, y no es ningún azar. Lo hacen deliberadamente. A mí me da asco".

Le di la razón, precisando que, en cambio, en la televisión de Sant Cugat, lo que buscan es que nadie pueda aclarar nada, cosa que ciertamente consiguen. Su mundo es plano.

Galicia
La Xunta gasta un millón en coches nuevos teniendo Audis que no usa

Incorporará a su flota 58 nuevos vehículos en un «renting» de cuatro años
M. Cheda. Santiago / La Voz  18 Junio 2014

«Para poder satisfacer as demandas de mobilidade dos distintos servizos da Xunta». Para eso va a incorporar la Administración gallega, a través de un renting, 58 nuevos vehículos a su flota. Gastará en la operación, con una vigencia de 48 meses, algo más de un millón de euros. Planea abaratarla un poco, apenas un 1,3 %, entregando al concesionario proveedor 25 utilitarios matriculados entre 1989 y el 2004, el que más con 392.050 kilómetros encima y el que menos, con 60.560. Sin embargo, no empleará para rebajar aún más ese gasto los Audis de la era Fraga que actualmente guarda en el párking institucional con la condición de «unidades de repuesto», o sea, un A8 y dos A6 que no utiliza.

El parque móvil autonómico lo componen en estos momentos 2.044 turismos, camiones, furgonetas, remolques, motos y demás vehículos, según el último censo oficial, que data de hace 11 semanas. Entre ellos se encuentran nueve Audis fabricados del 2001 al 2004: seis que disfrutan el Consello Consultivo y el de Contas, en virtud de un convenio de cesión rubricado el 1 de enero del 2005, y tres sin uso. Cuando La Voz, el 18 de abril, publicó que en el garaje de Feijoo todavía quedaban berlinas de la marca alemana que él tanto había denostado con el objetivo de acusar de «despilfarrador» al bipartito, el Ejecutivo popular reaccionó asegurando que se desharía de ellas en la siguiente adquisición de coches que realizase, dándoselas al contratista como pago en especie.

El 13 de mayo, no obstante, la Xunta inició los trámites para concertar durante cuatro años un renting de 52 turismos y 6 furgonetas a cambio de un máximo de 1.023.383 euros más 25 coches viejos entre los cuales no incluyó ni el A8 ni el par de A6 que nadie conduce. ¿Por qué? De acuerdo con un portavoz autorizado, los técnicos de la consellería responsable del proceso, la de Presidencia, no tenían margen de maniobra suficiente para despachar los Audis en esta compra, pero lo harán sin duda en la siguiente, prevista para finales del 2014.

La operación ahora en marcha, esa de los 58 vehículos y los 1,02 millones, se cerrará, vía concurso público, hacia mediados de julio. El precio estimado (una media de 17.644 euros por automóvil) incluye gastos de mantenimiento, cambios de ruedas, seguros, exención de tributos y asistencia gratuita, entre otras facilidades.

Cuentas revela que la Xunta suaviza las pérdidas de sus empresas con subvenciones
El Tribunal reprocha la gestión "poco ortodoxa" en Augas de Galicia por desplazar millones de gasto n Facenda defiende que se cumple la ley y que no influye en el déficit de la comunidad
La Opinion

El Tribunal de Cuentas sostiene que en 2010 y 2011 la Xunta autorizó modificaciones presupuestarias por importe neto de 884,3 millones y 1.101,2 millones, respectivamente. "Destacan la inexistencia de justificación para la no utilización del crédito en el ejercicio de origen", señala. La Xunta afirma que todos los cambios siempre van acompañados de "su correspondiente justificación", y que, sobre la falta de argumentos para no haberlo gastado en su momento, la normativa fija "criterios objetivos" para la incorporación automática de los remanentes de ejercicios anteriores. "Hay que tener en cuenta que las causas que originan que un crédito no pueda ser utilizado en su totalidad en el ejercicio presupuestario de origen pueden ser muy variadas: desde retrasos en la ejecución de las obras por los contratistas, causas de fuerza mayor como las climatológicas...", dice.

Pero Cuentas va más allá y reprocha que se siga echando mano de la ampliación de créditos "para los mismos conceptos que en recursos anteriores sin que se cumpla la condición de imprevisibilidad" y que "continúe" haciendo "un uso excesivo" del programa de imprevistos.

El Ayuntamiento de Barcelona se gastó más de 90.000 euros en la "Historia de Cataluña" para niños que fomenta el independentismo
Redacción www.cronicaglobal.com 18 Junio 2014

Según denuncia el PP, en base a datos facilitados por el Consistorio, Trias aportó el 20% del coste total de la edición de los siete volúmenes que forman la colección. Los libros muestran tijeras gigantes que recortan "derechos" de los catalanes, o sombríos miembros del Tribunal Constitucional que hacen llorar a jóvenes con señeras y esteladas. Generalidad y Ayuntamiento los distribuyen por escuelas, bibliotecas, entidades y hospitales.

El PP denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona ha aportado 90.595 euros para la edición de la colección de siete volúmenes de la "Historia de Cataluña" para niños, en cuyo contenido se hace una desacomplejada apología del independentismo.

Así lo ha asegurado este martes la concejal popular Àngels Estellers durante la Comisión de Cultura del Consistorio, en la que ha señalado que el 20% del coste total de la edición ha corrido por cuenta del erario público municipal, según datos proporcionados por el propio Ayuntamiento.

"Trias no sólo hace de Mas al apoyar la distribución de libros infantiles que hacen apología de la independencia sino que paga por ambas administraciones [Ayuntamiento y Generalidad] para aparecer como colaboradoras en la contraportada de los libros", ha denunciado, en referencia a que tanto la Generalidad como el Ayuntamiento de Barcelona constan como colaboradores de la edición, pero solo este último ha hecho aportaciones económicas a la misma.

Esteller ha insistido en que "estos libros tienen una intención clara de fomentar la independencia de Cataluña, dirigido a un público menor y adolescente, por su perfil de cuento ilustrado", en el que "las que las referencias a España son siempre negativas". "Es una clara muestra de intentar adoctrinar a los más jóvenes con una imagen de España-Cataluña contraria a la realidad", ha lamentado.

Se reparten por escuelas, bibliotecas, entidades y hospitales
La polémica sobre estos libros saltó este martes, al descubrirse que estaban siendo distribuidos por escuelas, bibliotecas, entidades, asociaciones y hospitales de toda Cataluña con la colaboración del Ayuntamiento y la Generalidad.

Algunas de las imágenes muestran unas tijeras gigantes con la bandera de España que recortan "derechos" de los catalanes; un Estadio Olímpico de Montjuïc lleno de esteladas y de carteles de 'Freedom for Catalonia' durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1992; o un grupo de diputados en el Congreso con tijeras e, incluso, con un cepillo de carpintero, junto a los magistrados del Tribunal Constitucional -viejos y con cara de pocos amigos- que portan un papel con un gran 'no' junto a un ejemplar del Estatuto, mientras debajo de ellos un grupo de jóvenes con señeras y esteladas lloran amargamente.

La obra ha sido recientemente por Grup 62 y La Vanguardia y su contenido ha sido dirigido por el historiador Josep Maria Solé Sabaté, mientras que las ilustraciones son de Pilarín Bayes. Ambos son dos reconocidos activistas independentistas.

España
Condenado a 30 años de prisión el etarra Carasatorre por matar a un brigada
Efe. Madrid. La Razon 18 Junio 2014

La Audiencia Nacional ha impuesto al etarra Juan Ramón Carasatorre, ya condenado por el asesinato en 1995 del concejal del PP Gregorio Ordóñez, una pena de 30 años y seis meses de cárcel por matar en abril de 1995 de un tiro en la nuca a un brigada del Ejército en el cuartel de Loyola (San Sebastián).

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal considera probado que Carasatorre, también conocido como "Zapata", y otro de los miembros del comando Donosti, Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", se acercaron el 10 de abril de 1995 por detrás al brigada Mariano de Juan Santamaría y le dispararon un tiro en la nuca, que le ocasionó la muerte.

La sentencia detalla que el disparo fue efectuado con una pistola marca FN-Browning calibre 9 mm Parabéllum "prácticamente a quemarropa, a la altura de la parte trasera del cuello, que atravesó la base del cráneo y salió por la cara -de la víctima-, dando con ello muerte instantánea al militar".

Para atentar contra el brigada, Carasatorre, "Txapote" y Valentín Lasarte -estos dos últimos ya condenados por estos hechos- robaron la noche del 16 al 17 de marzo de 1995 un automóvil marca Fiat en Astigarrara (Guipúzcoa), al que cambiaron las matrículas.

Se dirigieron con este coche al cuartel del Ejército de Loyola y esperaron hasta que saliera "un militar que tuviera alguna graduación", en este caso el brigada Mariano de Juan Santamaría, que dejó el acuartelamiento a las 14.20 horas.

Tras asesinar al militar, Carasatorre y "Txapote" huyeron rápidamente del lugar en un coche que conducía el otro miembro del comando.

El vehículo, que abandonaron en la margen derecha del paseo de Urumea de San Sebastián, fue localizado por la Policía, que extrajo de él restos biológicos y huellas dactilares de sus placas de matrícula.

Precisamente, la Audiencia considera probada la autoría de Carasatorre en este asesinato por las huellas que se hallaron en el anverso y en el reverso de la matrícula falsa que los etarras colocaron al coche robado.

El tribunal también tiene en cuenta la declaración incriminatoria que realizó ante el juez instructor de la causa el arrepentido Lasarte, quien en el juicio, celebrado el pasado mes de mayo, aseguró sin embargo que no recordaba si Carasatorre participó en el atentado.

Al tribunal "no le surge ninguna duda sobre la participación delictiva del acusado en la sustracción del coche y en la causa de la muerte del militar", concluye la sentencia.

La pena impuesta a Carasatorre -29 años por delito de atentado terrorista y 1 año y seis meses por utilización ilegítima de vehículo a motor- es menor que los 33 años de cárcel que reclamó el fiscal en la vista.

El tribunal también ha condenado a Carasatorre a pagar por daños 114.509 euros al propietario del vehículo y a indemnizar con 500.000 euros a los herederos del brigada, de forma conjunta y solidaria con los otros etarras ya condenados.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial