AGLI Recortes de Prensa   Viernes 27  Junio  2014

Los negadores de lo innegable proliferan en la política nacional
Don Cándido parece que no se ha enterado de nada, porque sigue empeñado en decir que en La UGT andaluza no ha pasado nada
Miguel Massanet www.diariosigloxxi.com 27 Junio 2014

Hoy en día, señores, ante el fenómeno más extendido entre nuestros políticos, incluso entre los de derechas, consistente en aprovecharse de los cargos públicos para llenarse las faltriqueras o para desviar fondos públicos, subvenciones, bagatelas o ayudas destinadas a remediar situaciones de necesidad, ya sean a obreros en paro o familias de enfermos necesitadas; a otros destinos menos altruísticos o, evidentemente, más fraudulentos; a favor de las arcas de determinadas instituciones que, todo hay que decirlo, parece ser que hasta hace poco han campado por sus respetos, sin que sus manipulaciones económicas estuvieran controladas por nadie; incluso por las oficinas del Estado, al parecer demasiado ocupadas para investigar el destino que se les daba a aquellos fondos salidos de las arcas estatales para cursos de formación, indemnizaciones por despidos a consecuencia de ERE’s y otros destinos semejantes; tenemos la sensación de que ha surgido una nueva profesión, que estará integrada por todos aquellos a los que se les encarga tapar los chanchullos, negarlos categóricamente sin que se les note en la cara; acusar al gobierno de haber iniciado una campaña contra la institución afectada; quejarse de que la Guardia Civil les ha cogido ojeriza; buscar ejemplos en las otras formaciones para excusarse de las tropelías cometidas y argumentar tener una hoja de servicios a la comunidad impecable.

Por desgracia, llevamos unos meses que han sido prolijos en cuanto a descubrimientos de tramas de corrupción, de personajes que se han embolsado, a través de distintos trucos, de caudales públicos; de otros que han malversado y de algunos que han sido encausados por haber participado por activa o por pasiva, en el desvío de fondos hacia otros destinos a los que, de ninguna manera, estaban destinados. Por fortuna, todavía quedan en España jueces responsables, valientes e independientes que no se dejan amedrentar por el poder ni por las presiones, que han sabido destapar verdaderas montañas de podredumbre y, como consecuencia de sus investigaciones y la eficiente labor de la policía y la Guardia Civil, han sido cientos los que han ido siendo encausados para responder de sus actos delictivos ante la Justicia.

Empecemos por esta señora, ex ministra de Fomento ( la podríamos llamar doña calamidad, por la serie de fracasos y calamidades que la acompañaron durante su paso por dicho ministerio), la señora Magdalena Álvarez a la que, su jefe de filas, el irrepetible señor Rodríguez Zapatero, cuando vio que iban mal dadas para su partido, el PSOE, en las elecciones del 20n del 2011; le consiguió un magnífico enchufe en un puesto, con poco trabajo y menos responsabilidad, en el BEI en el que se venía sacando 24.000 euros mensuales, sin necesidad de tener que madrugar ni sentarse ante un ordenador para tener que ganárselos. Otras ministras también fueron “recompensadas” con magníficos puestos en la ONU, como la Leire Pajín y la inolvidable renovadora del lenguaje (recuerden: miembro y miembra) la ministra de Igualdad, Bibiana Aído; por “los servicios prestados” a favor del aborto y el feminismo.

Bien, pues la infatigable juez Ayala encontró irregularidades en la actuación de la ex ministra en cuanto a un sistema poco ortodoxo para aumentar los caudales de sindicatos y, en función de ello, imputó, sin que le temblara un pelo, a esta señora que, cuando se enteró, levantó el grito al cielo, argumentando el socorrido tema de la caza de brujas por parte del PP. Pues no serían tan infundadas las acusaciones que pendían sobre la señora Álvarez cuando la Audiencia Provincia apoyó a la juez confirmando la imputación. Ahora todo ha sido una “campaña de descrédito”; que el Gobierno español ha presionado para que se la imputase y que ha insistido en que el BEI la despidiese y, por todo ello, esta “dignísima señora” ha decidido abandonar su puesto; eso sí, con 10.000 euros mensuales hasta su jubilación, a los 65 años, y una pensión de por vida cuando se jubile. Imputada sí pero tonta no. Si el banco la hubiera despedido, algo que era evidente que iba a suceder, puede que estas bicocas no se hubieran conseguido.

El otro “negador” lo encontramos en el matusalémico señor Méndez, de la UGT; para quien lo que viene ocurriendo en Andalucía, empezando por el timo de los ERE’s y siguiendo por el reciente descubrimiento de los chanchullos del sindicato andaluz con sus facturas, en connivencia con empresarios que se han venido prestando a este juego, les han llevado a una tal corrupción que, hasta ahora y todavía no ha terminado, son cientos los empleados y jefes del sindicato en Andalucía, que han tenido que ir al juzgado a declarar y muchos de ellos han salido de él con cargos de los que van a tener que responder. Pues bien, nuestro presidente de la UGT española, don Cándido, parece que no se ha enterado de nada, porque sigue empeñado en decir que en La UGT andaluza no ha pasado nada, que lo de las facturas ha sido un invento de la Guardía Civil y, como no, que lo que ocurre es que existe un contubernio de la policía y el Gobierno para desacreditar a su sindicato; olvidándose de que, hace unos años, tuvieron otro escandaloso caso con una cooperativa de viviendas con la que estafaron a una multitud de trabajadores que habían adelantado dinero para su construcción.

Pero el señor Méndez es un bonachón que, cuando gobernaba el PSOE, no chistó ante los más de 4 millones de parados que consiguió Rodríguez Zapatero pero que ahora, cuando el PP tiene que apechugar con el desastre que le dejaron, don Cándido se nos ha vuelto respondón y no le pasa una al Gobierno, incluso cuando la economía parece que va a repuntar. Pero ¡qué le vamos a hacer! A nuestro presidente perpetúo de la UGT le pasa como a la roja, que parece que todavía no se han enterado del ridículo que han hecho y siguen pensando que no ha pasado nada y lo único que lamentan es no haberse embolsado los 700.000 euros por cabeza que se les habían prometido. Un consejo don Cándido, sino quiere acabar envuelto en la corrupción que se ha apoderado de su sindicato, presente la dimisión porque, según están las cosas, no sería raro que la UGT, en un momento determinado, salte dinamitada por los aires a consecuencia de la corrupción que parece se ha instalado en ella.

Y no quiero cerrar este artículo sin hacer dos apuntes sobre la familia real: uno sobre la soledad en la que la familia y, en especial su hermano, SM el Rey, han dejado a la infanta Cristina, ante la probabilidad de que tenga que sentarse en el banquillo de los acusados y, el otro, una curiosidad que se ha dado en la recepción que los reyes han celebrado con todas las ONG’s, algo de lo que nos hemos alegrado mucho; sólo un detalle curioso, donde no puedo menos de ver la sombra progresista de la nueva reina, doña Leticia: junto a las organizaciones encargadas de la beneficencia nacional e internacional, han dejado colarse a dos organizaciones especiales, las de gays y lesbianas, que no son precisamente las que tienen por objetivo el ayudar a los necesitados, sino apoyarse a sí mismos, pretender obtener ventajas especiales y entronizar ( nunca una expresión fue más adecuada), con el explícito apoyo de la corona, lo que las leyes laicas les han otorgado; sin que el PP haya hecho nada para remediarlo, su triunfo al ser equiparados con los heterosexuales. No nos ha sorprendido, porque estábamos seguros de que sucedería. Este va a ser el peligro que acechará a Felipe VI, la influencia de la zarina. O así es como, señores, desde la órbita de un ciudadano de a pie, vemos resignados el correr de los acontecimientos.

Alfredo y Maleni, maneras de marcharse
Kiko Méndez-Monasterio www.gaceta.es 27 Junio 2014

Todos se van, cada uno a su estilo. El viejo rey en un arrebato oscuro, inexplicable; Rubalcaba con alguna meláncolica canción pop, rumbo a la calle del olvido; Maleni con sus maneras inconfundibles, atropellando razones y verbos.

Siento por dentro que todos se van, como la canción que cantaban Amaral y Moby. A Rubalcaba le gusta Amaral, y también Los Secretos -los de la música, además de los otros-, porque todo el mundo tiene una cara amable, incluso mesié Faisán, e inspira cierta ternura el personaje cuando ya sólo enseña la espalda, abatido y derrotado, mientras toma el pasillo hacia la universidad con el buen gusto de renunciar a la infame puerta giratoria. Hay otra cosa buena de don Alfredo, dicen que fue él quien detuvo el proyecto de eutanasia en el gobierno de la catástrofe, el de ZP, quizá presintiendo que en eso de liquidar a los viejecitos se empieza por la voluntariedad y se acaba haciendo obligatorio. Ahora los cuervos que ha criado ya se están relamiendo con sus ojos astutos, de mirada científica. No es es que esté yo aquejado de síndrome de Estocolmo, es que hay una poesía especial en la marcha fúnebre de los vencidos.

Todos se van, cada uno a su estilo. El viejo rey en un arrebato oscuro, inexplicable; Rubalcaba con alguna meláncolica canción pop, rumbo a la calle del olvido; Maleni con sus maneras inconfundibles, atropellando razones y verbos, gritona, maleducada y con diez mil euros mensuales asegurados, mientras en su partido no hacen más que hablar de los niños con hambre que hay en España. Porque algunos -bastantes- es cierto que se van, pero se lo quieren llevar todo en la maleta. O mejor dicho, se quieren llevar hasta lo poco que queda después de décadas de pillaje.

Está abdicando quizá la generación más infame de dirigentes que ha tenido España, y sólo evitan el linchamiento porque los horrores que han dejado -crecientes fantasmas de ruptura, miseria y violencia- no nos permiten tiempo de pedir responsabilidades. De momento.

Bueno, algunos no se marchan, hay que despegarlos del sillón con agua caliente, como a Magdalena -Lady Aviaco, Maleni, Mandatela- y su aspecto mal disimulado de adicta al bingo. Se ha aferrado a la poltrona con tanto descaro que casi hay que mandar al Samur para evitar un brote de imprevisible alcance. Porque se queja la mujer como si la hubieran condenado al cadalso, a galeras, a las minas de sal, o a trabajar de mileurista, como todos los que le han pagado su fortunita, amasada con la teta del presupuesto.

Y lo cierto es que no hay nada de eso, al revés, ni siquiera el escándalo de los ERE le impide volver a su plaza en el ministerio y distrutar de su renta de ricachona, como si fuera hija de un terrateniente en vez de un pobre militar franquista.

A Rubalcaba, por la naturaleza de sus sucesores, es posible que lo echemos de menos. Podía haber sido Besteiro, si no se hubiera pegado tanto al pirómano de León. Pero a Magdalena Álvarez no, porque confieso que he mentido al principio de esta columna: no todo el mundo tiene cara amable.

Otros vendrán que...
Vicente A. C. M. Periodista Digital 27 Junio 2014

Bueno es mucho decir, pero visto lo visto…los aspirantes con posibilidades y avales necesarios no despiertan demasiado entusiasmo. El caso es que Alfredo Pérez Rubalcaba ha decidido abandonar el barco del PSOE en un momento crucial de este partido tras haber cosechado la mayor derrota electoral superando a candidatos como Joaquín Almunia, que ya es decir. Y es que la herencia de Zapatero ha pesado como una losa, un lastre que ha arrastrado al PSOE y a los que iban en ese barco hasta el fondo. Dicen que “a enemigo que huye, puente de plata” y no deja de ser curioso el que ahora todos vean en este hombre a un gran estadista y le consideren como una de las grandes figuras del parlamentarismo del siglo XXI.

Y es verdad que se cumple aquello de que “en un país de ciegos el tuerto es rey”. Porque si ha habido alguien al que la oposición ha criticado y ha atacado hasta la extenuación, ha sido al gran muñidor, farsante y demagogo oportunista de Alfredo Pérez Rubalcaba. Un hombre que no tuvo reparos en aparecer violando la Ley Electoral en la tarde del día de reflexión previo a las elecciones generales del 2004 días después del mayor atentado terrorista sufrido en España. Un hombre que impuso una comisión en el Congreso de los Diputados con el objetivo de entorpecer cualquier investigación ajena a la tesis oficial de la autoría de radicales islamistas de los atentados. Un hombre que ideó y propulsó el vergonzoso “proceso de paz” de Zapatero con la ETA. Un hombre que no dudó en coaccionar al resto de políticos con frases como aquella de “lo sé todo de todos” al más puro estilo mafioso.

Así que resulta sorprendente y hasta grotesco el que ahora se derritan en elogios y en parabienes a un hombre que se va porque ya es no es el líder de la manada. Un viejo león condenado al exilio político. Y cuando digo manada me refiero a esa de lobos que se pelean ahora por ocupar su puesto en el partido. Y como dije antes, ninguno de los aspirantes posibles despierta optimismo de que el PSOE siga siendo una fuerza política no radical y capaz de llegar a pactos de Estado en defensa de la Unidad de España, ni para acometer las reformas urgentes que España necesita y que el PP no ha querido ni ha sabido realizar con su mayoría absoluta, ni buscando el consenso con el PSOE ni con otras fuerzas políticas no nacionalistas.

Lo dramático es que el insensato arriolismo imperante en este patético PP les hace ver en esta situación del PSOE una “oportunidad” para pescar en los más de tres millones de votos de centro que presumiblemente quedarían huérfanos tras la radicalización del PSOE. La realidad es que ese pretendido “centrismo” ha quedado difuminado y la mayoría de esos votos de izquierda están apostando por otras fuerzas como IU y en menor medida por la radical PODEMOS de Pablo Iglesias. Que no espere este PP otra cosa que un fracaso monumental por su nefasta gestión de la crisis y la traición a su propio electorado ubicado en la perseguida y expoliada clase media.

Alfredo Pérez Rubalcaba anuncia que se va en septiembre y se reincorpora a la Universidad. Pues simplemente le pido que tenga un gesto de honradez política y no nos castigue con unas memorias idílicas de su paso por el poder. Las hemerotecas son las jueces implacables que descubren las mentiras de quienes intentan negar la verdad de los hechos. Este Licenciado en Química ha demostrado en su larga trayectoria política saber realizar fórmulas magistrales de demagogia con frases como “España no se merece un Gobierno que le mienta”. Es verdad, España no se merece una casta política como la que él mismo y otros aprendices de brujos representan. España nunca se mereció tener una casta política de mediocres y aprovechados, pero ahí los tenemos encantados de medrar, de robar y de blindarse judicialmente.

La verdad es que resulta extraño que Rubalcaba haya elegido el regreso a su puesto de enseñanza en la Universidad y no haya accedido, por ejemplo, a un cargo de Consejero de alguna empresa de primer orden como tantos otros grandes dinosaurios políticos que han disfrutado de mucho poder. Pero igual es demasiado pronto para hacer conjeturas y hay que dar tiempo al tiempo. Una fórmula magistral requiere sobre todo tiempo y paciencia.

Adiós a Rubalcaba, el más camaleónico
VÍCTOR DE LA SERNA El Mundo 27 Junio 2014

TRAS EL ANUNCIO DE SU ABANDONO DE LA POLÍTICA

Alfredo Pérez Rubalcaba, en primer plano del PSOE en momentos cruciales -ley educativa LOGSE, GAL, 11-M, negociación con ETA, Faisán- se marcha entre críticas e inesperados aplausos.

El editorial de ABC centraba bien la ambivalencia sobre el legado de Pérez Rubalcaba en el momento de su renuncia: «Cierra definitivamente la etapa de un PSOE fiel a las instituciones y los acuerdos que permitieron la Transición. La herencia de Pérez Rubalcaba como miembro del Gobierno de Rodríguez Zapatero ha sido un lastre difícil de soportar para la sociedad española. La que deja a España, con un PSOE a la deriva del populismo y la demagogia más extrema, puede resultar aún más dramática».

Y, en las mismas páginas, Álvaro Martínez: «No es sencillo desentrañar el sentido de la ovación casi unánime de un Congreso de los Diputados puesto en pie a Alfredo Pérez Rubalcaba (...). Aplaudieron los socialistas, los mismos que en Ferraz le han señalado la puerta donde pone 'salida' después de que con él al frente del partido hayan descubierto un suelo electoral desconocido. Y le aplaudieron los populares, quienes le han señalado a menudo como colaborador necesario y principalísimo del zapaterismo, un movimiento político al que los libros tendrán sin duda reservado el puesto que merece entre las gobernaciones más calamitosas y de efectos más nocivos sobre el bienestar de los habitantes del lugar. (...) Quizá el aplauso de ayer fuese finalmente preventivo, una especie de ¡Dios nos ampare!, viendo el perfil, ideario y maneras de quienes se muestran dispuestos a tomar su testigo».

En El País la admiración por el político montañés rezumaba entre los granos del papel prensa. Así, Jorge A. Rodríguez nos revelaba: «Rubalcaba condujo el proceso hacia el final de ETA con una combinación de firmeza e inteligencia mientras aguantaba el chaparrón diario de las víctimas y del PP, que lo acusaban de connivencia con la banda, de muñir el chivatazo del bar Faisán, de haber aprovechado el 11-M para facilitar el regreso del PSOE al poder. Unas acusaciones que siempre le han causado hondo dolor».

Pero su editorial era un tanto más frío: «Abandona definitivamente la escena española tras una larga trayectoria de servicios públicos, coronada por la inteligencia política demostrada en la gestión del final del terrorismo de ETA y en los esfuerzos para evitar la ruptura de la política catalana con la del resto de España. Persona con más hechuras de hombre de Estado que de dirigente partidista, fue objeto ayer de una ovación prácticamente unánime de los presentes en el Congreso. (...) Los elogios de última hora no pueden ocultar la realidad de que se había quedado sin espacio político».

Enric Hernández (perdón, Hernàndez) dictaminaba en El Periódico: «Podría Rubalcaba alegar en su descargo que ni el líder más carismático podía sobrellevar la losa que él heredó de Zapatero, con el paro desbocado, España a un paso de la quiebra y el PSOE devastado por unos recortes sociales que contravenían su programa electoral. Podría, pero no contaría toda la verdad. Pero Rubalcaba sumó a ese lastre -que acarrea la socialdemocracia europea en general- otro de índole personal: el liderazgo le llegó a destiempo, cuando su forma de entender la actividad pública ya había sido condenada por el electorado de izquierdas. Hoy los ciudadanos exigen claridad y transparencia, no componendas; ya no quieren que se le guíes, sino que se les escuche. Quien aspire a sucederle más vale que haya aprendido la lección».

Desde otra acera ideológica, Ely del Valle opinaba en La Razón: «A Rubalcaba no le han salido las cosas bien: jugando a ser Maquiavelo se convirtió en doctor Frankenstein, y ahora su monstruo le obliga a salir por la puerta de atrás. Dicen los ganaderos de reses bravas que cuando la manada empieza a intuir que el jefe está acabado, los toros jóvenes se turnan para cornearlo hasta morir. Hoy, el visir que quiso y no pudo ser califa en lugar del califa es la imagen de un César apuñalado por los suyos; se marcha derrotado, que no es la mejor manera de culminar una carrera en la que ha dejado sus mejores años, algunas simpatías, no pocos rencores y el reconocimiento de que, con su ausencia, el parlamentarismo perderá caché. Quedan muy pocos como él, temibles por astutos y capaces de brillar en la sombra. Rubalcaba pasa página y eso no es lo más triste; lo peor es que, viendo lo que hay, se le va a echar mucho de menos».

Por su parte, en EL MUNDO, Lucía Méndez resumía bien las variopintas reacciones: «Lo ha sido todo. Amigo y enemigo, querido y odiado, bueno y malo, felipista y zapaterista, ministro y portavoz, monárquico y republicano, de izquierda y de centro, profesional y aficionado, instalado y renovador, joven y viejo, laico y cardenal, víctima y verdugo».

El coste de ese bálsamo llamado reforma fiscal
Francisco de la Torrewww.vozpopuli.com 27 Junio 2014

Como decíamos en el último artículo en este blog, la Resaca del Champán el resultado electoral de las europeas iba a llevar a una rebaja agresiva de impuestos. Ya tenemos aquí la reforma fiscal que en esencia es una importante rebaja del IRPF, y otra, algo menor del Impuesto de Sociedades. Además, hay múltiples medidas que ocupan cientos de páginas, pero ésta no es la reforma integral del sistema fiscal que muchos pedíamos: se quedan fuera todos los impuestos cedidos a las autonomías como patrimonio y sucesiones y no se reforman los impuestos en profundidad. En consecuencia, además de que no hay grandes medidas anti-fraude, seguiremos sufriendo la defectuosa estructura fiscal que tenemos.

Bueno, como señalo en mi libro ¿Hacienda somos todos? (Debate), “los impuestos son política”; sin embargo, no hay que perder de vista que como señalaba Mikhail Gorbachov “la política es el arte de lo posible”. En consecuencia, la primera pregunta no es cómo de justa o equitativa es esta rebaja de impuestos; ni tampoco cómo afectará al crecimiento, sino si simplemente nos la podemos permitir.

La primera respuesta es bastante obvia: el Estado está pudiendo colocar su deuda cada vez en mejores condiciones. De hecho, la prima de riesgo no para de caer y desde luego no ha reflejado en absoluto ningún repunte, pese a los miedos y las reticencias ante el coste de la reforma, que han expresado, por ejemplo, el subgobernador del Banco de España o la Comisión Europea. Esto se debe a varios factores. El más importante es, sin duda, la combinación de financiación barata, casi al cero por ciento, a los bancos, combinada con los test de stress. En estas pruebas, de acuerdo con los requisitos de solvencia de Basilea II, mientras que los préstamos a las empresas se consideran de riesgo, la deuda pública no. En estas condiciones, a los bancos se les presta, en la práctica, para que presten a los Estados. El desmesurado apetito inversor de los bancos por la deuda pública de los Estados, unidos a los miedos a la inversión en los países emergentes, de los que huye el capital, están haciendo que sea cada vez más fácil financiar el déficit.

Otra cuestión distinta, una vez visto, que se pueden rebajar los impuestos sin una catástrofe a corto plazo, es que se deba hacer. El déficit público de España es muy elevado, superior en 2014 al 7% del PIB; incluso sin tener en cuenta las ayudas bancarias queda en el 6,62% del PIB, casi 70.000 millones de euros. Al acabar 2016, España se ha comprometido a reducirlo al 2,8%, es un esfuerzo de casi 40.000 millones de euros, mucho dinero. El grueso de este esfuerzo hay que realizarlo en 2015 y 2016 con más de 30.000 millones de euros. En esta situación, se propone una rebaja de 9.000 millones de euros. La cifra podría, incluso ser superior, puesto que la rebaja media del 12,5% en el IRPF supone, ella sola 8.750 millones de euros. Además, se ha prometido que prácticamente no se sube el IVA, y la rebaja de tipos del impuesto de sociedades, a primera vista, tampoco se compensa con recortes significativos de deducciones.

Efectivamente, se ha argumentado que la recaudación, por fin, está yendo bien: en los cinco primeros meses de este año, los ingresos fiscales han crecido a un ritmo del 6,7%. Por esta razón, si crecemos algo más, es previsible que los ingresos todavía aumenten más. Sin embargo, cuando los datos se analizan a fondo, vemos que esta conclusión es incorrecta. Los ingresos brutos apenas suben y lo que se reduce son las devoluciones. Si estuviésemos devolviendo a ritmo normal, los ingresos fiscales sólo crecerían a un ritmo del 4,5%; ese dato oficial se conoce como ingresos homogéneos y es la cifra clave.

De todas formas, como ya exponíamos aquí, este dato está inflado por el efecto estadístico de que en 2012 no hubo paga extra a los funcionarios, y en 2013. Esto ha supuesto unos 1.000 millones de ingresos adicionales entre IVA e IRPF. Sin estas cifras, los ingresos estarían creciendo a un ritmo del 3%. De hecho, este ritmo se está reduciendo, porque los ingresos (homogéneos) en mayo sólo crecían a un 1,3%. Obviamente, un crecimiento interno muy escaso, basado en el sector exterior y sin inflación- en mayo fue del 0%- no produce ingresos adicionales. Aunque aumente algo el crecimiento económico, los ingresos, sin nuevas subidas de impuestos ni una mejora radical en la lucha contra el fraude, no se incrementarán sustancialmente.

En un entorno muy turbulento, la reforma fiscal es una rebaja de impuestos pretende ser un analgésico frente a las tensiones económicas y políticas. Sin embargo, es un bálsamo que tiene un precio muy elevado: los ajustes y subidas de impuestos que inevitablemente llegarán a partir de 2016; y que serán más duros que no si se hubiesen rebajado los impuestos. Por otra parte, también parece haberse perdido la oportunidad de realizar una reforma en profundidad de un sistema fiscal- o de lo que queda de él- que la está pidiendo a gritos. La reforma fiscal es un bálsamo social que los españoles notarán en enero de 2015 con una rebaja de la retención de uno o dos puntos: en muchos casos, esto no llegará ni a 50 euros al mes. En el caso de las rentas más bajas, que ya no pagan IRPF, el resultado será simplemente cero.

No parece que estas cifras vayan a alterar sustancialmente el comportamiento económico o político de los ciudadanos. Una crisis grave no se cura con aspirinas. Si, además, se dejan de tomar las amargas y necesarias pócimas, como el recorte del gasto improductivo, la potenciación de la lucha contra el fraude o la racionalización de los impuestos que gestionan las CCAA, y se sustituyen simplemente por tomar las aspirinas, la reforma puede ser un bálsamo contraproducente.

Progresismo y liberalismo político
Pablo Heerdt cronicaglobal.com 27 Junio 2014

Thomas Kuhn plantea en su estudio "La estructura de las revoluciones científicas" algo también válido en pensamiento político: las ideas o teorías nacidas en un tiempo histórico concreto son hijas de un modelo del mundo o paradigma. Dicho paradigma será el tamiz utilizado para filtrar los problemas, metodologías o soluciones que se aportan en ese período.

Una de las actitudes que más me sorprenden de la socialdemocracia actual es que renuncia a parte de los referentes históricos que forman parte de su sustrato ideológico

Cuando ciertos problemas no pueden ser resueltos por el paradigma dominante, se produce una revolución que lo sustituye parcial o totalmente por otro. Aunque tales revoluciones sean un cambio de concepción del mundo, forman parte de un proceso continuo, en el que las nuevas contribuciones se suman a los conceptos teóricos que sustituyen.

Creo que Kuhn acierta en este punto. Y lo que es válido para Copérnico o Laplace, también puede serlo para Rousseau o Proudhon. No es prudente, por tanto, valorar con modelos de pensamiento moderno las teorías de autores históricos con un paradigma dominante distinto.

Explico esto porque una de las actitudes que más me sorprenden de la socialdemocracia actual, en su enésimo intento por redefinir sus planteamientos ideológicos, es que -a diferencia del liberalismo democrático o el socio-liberalismo- renuncia a parte de los referentes históricos que, a mi entender, forman parte de su sustrato ideológico. Ignoran o eluden el hecho de que un cambio de modelo no siempre supone la negación del anterior, sino una evolución construida sobre lo precedente. Esto es lo que creo les sucede en su relación con el liberalismo político clásico, probablemente influidos por su rechazo al liberalismo económico comúnmente llamado "neoliberal".

Pero al asumir esta apropiación de los valores del liberalismo político por parte del económico –buen ejemplo del lakoffiano marco profundo-, pueden estar renunciando a parte de los cimientos de un nuevo concepto de progresismo.

Una definición de la historia que me agrada especialmente la entiende como el campo de acción en que el hombre ejercita su libertad. Dice así:

"La historia es la descripción del conocimiento que el hombre tiene de su libertad y de los esfuerzos humanos por la ampliación progresiva del marco en que el hombre puede vivir dicha libertad".

Su objeto sería así el estudio de los actos humanos, admitiendo que no hay acto verdaderamente humano sin libertad.

Partiendo de la misma y –lo admito- influido por Dahrendorf, me he permitido elaborar una definición de progresismo que me permito citar en este artículo:

"Progreso es el proceso de ampliación de las oportunidades de elección que tienen los ciudadanos en el ejercicio de sus libertades".

Este preámbulo viene al hilo de mi anterior reflexión sobre la socialdemocracia, porque considero que ha renunciado a sus precedentes liberales en la lucha por las libertades (la libertad es una jarra que se llena de los líquidos más variopintos, las libertades, concretas, precisas y enumerables, no).

Más de un gobernante actual debería recordar que un gobierno es legítimo no sólo por nacer del consentimiento, sino porque se compromete a preservar eficazmente la libertad, la igualdad natural y la propiedad a la que todos tienen derecho

El propio Lord Acton consideraba con cierta irritación en 1881 que el hecho de que los gobiernos de Disraeli se hubieran mostrado demasiado asequibles a las demandas de los trabajadores era culpa de la influencia de Adam Smith, cuyas ideas habían ejercido una notable influencia en la Revolución francesa y el socialismo.

De hecho, socialistas como Blanc, Lassalle o Marx –pese a la supuesta contradicción entre sus dos obras principales- no dudaron en invocar a lo largo del siglo XIX a Adam Smith como un autor propicio a sus planteamientos revolucionarios, tal y como afirman Carl Menger y José María Lassalle. Pero hay otros referentes.

Tal es el caso de los levellers británicos, nacidos tras la Revolución Gloriosa de 1688 en Inglaterra. Los seguidores de Liburne y Overton se enfrentaron a los líderes militares, Cromwell e Ireton, en lo que probablemente fue el primer movimiento de masas democrático y de protesta social de la historia moderna. Entre otras cosas, reivindicaban que los hombres nacían libres e iguales, con los mismos derechos naturales. Unos derechos que no podían ser vulnerados por el gobierno, ya que la finalidad de éste era su protección. Creían en la primacía del parlamento, que la finalidad de las leyes era el bien común y extendían el derecho de voto a todos los hombres.

Lo mismo puedo decir de John Milton y James Harrington, esenciales para estructurar un Estado con poder limitado y temporal. O de Henry Neville, quien afirmaba que "el pueblo gracias a las leyes fundamentales tiene una plena libertad sobre sus vidas, libertades y personas". Incluso podríamos citar a Bolingbroke, quien siguiendo a Cicerón creía que "la política debía ser reducida a ética si no se la quería ver reducida a la corrupción". No hay que olvidar que hasta Montesquieu se inspiró en él para formular su teoría de la separación y concordancia de poderes.

Diferencias históricas y paradigmas conceptuales al margen, los cambios que generaron fueron progreso. Por eso creo que deberíamos incorporarlos al elenco de autores que han contribuido en la aventura histórica común de ser dueños de la propia vida

Caso aparte merece John Locke, que intentó sustituir el modelo monárquico por otro mucho más igualitario, tal y como se lee en su Segundo tratado sobre el gobierno civil, defendiendo también la doctrina de la soberanía popular.

Más de un gobernante actual, que justifica sus desmanes legislativos bañándose en las aguas de la legitimidad electoral, debería recordar que Locke ya sostenía que un gobierno era legítimo no sólo por nacer del consentimiento, sino porque se comprometía a preservar eficazmente la libertad, la igualdad natural y la propiedad a la que todos tenían derecho. Incluso defendía una separación entre las Iglesias y el Estado.

Hasta Edmund Burke, considerado por Lassalle como "el último whig", entendía la acción de gobierno como dar cuenta puntual del ejercicio del poder, dado que había sido creado para velar por el beneficio del pueblo, no para someterlo arbitrariamente. Los derechos de los hombres eran irrenunciables –sostenía- y las leyes debían respetarlos. Burke manifestó asimismo la necesidad de poner coto a la casta de economistas y calculadores que conspiran siempre contra el mercado desarrollando conductas que anteponen su particular beneficio al bienestar del conjunto de la sociedad. Nada puede sernos más familiar.

La lista es larga. Pero creo que los ejemplos citados son más que suficientes para justificar la importancia de estas figuras históricas en el proceso de ampliación de las libertades y oportunidades de los ciudadanos de su época. Diferencias históricas y paradigmas conceptuales al margen, los cambios que generaron fueron progreso. En esa medida fueron progresistas. Por eso creo que deberíamos incorporarlos al elenco de autores que han contribuido en la aventura histórica común de ser dueños de la propia vida.

Destrozo
miquel porta perales ABC Cataluña  27 Junio 2014

¿Quizá una suerte de primavera árabe a la catalana que buscaría que la UE interviniera?

El “proceso” suma ya sus desperfectos. Podríamos hablar de los conflictos entre partidos y en el seno de los partidos. Ahí están -un ejemplo- las dos almas -¿existen las dos almas o solo el instinto de supervivencia?- de un PSC que pide a gritos la refundación o la escisión. El PSC, ¿durante cuánto tiempo podrá resistir una dinámica que revienta el partido? Algo parecido puede ocurrir con ICV: ¿cuánto tiempo durará la convivencia entre los sectores federalista e independentista de la formación? De momento, el rechazo matizado a una propuesta común soberanista en las elecciones europeas del mes de mayo ha servido para recoser algunas costuras que amenazaban con romperse. Una incógnita: ¿cuánto tardará Unió en romperse? ¿Cuánto tiempo tardará Unión en romper amarras con Convergència? Y ya que hablamos de Convergència, hay que preguntarse si las diversas opiniones que conviven en su seno -también las individualidades con aspiraciones a la sucesión del líder y los alcaldes preocupados por unas municipales en las que ERC puede adelantar a CiU- resistirán o no -y cómo- la que se avecina.

Todo invita a pensar que los desperfectos pueden transformarse en destrozos. Estragos, incluso. ¿Qué ocurrirá cuando la convocatoria de la consulta sea recurrida por el Estado y anulada por el Tribunal Constitucional? ¿Quizá Artur Mas intentará agotar la legislatura? ¿Elecciones autonómicas en clave plebiscitarias? Y después, ¿qué? ¿Algún conejo en la chistera? ¿Quizá una suerte de primavera árabe a la catalana -ahí está esa infantería que es la Asamblea Nacional Catalana- que buscaría que la Unión Europea interviniera para solucionar el «conflicto» entre Cataluña y España? ¿Quizá la táctica y la estrategia del nacionalismo catalán busca el conflicto y a ver qué pasa después y quién y cómo nos saca las castañas del fuego a mayor gloria de nuestros -sus- particulares intereses? El grado omega de la irresponsabilidad y unos daños difíciles de reparar que los ciudadanos podríamos pagar muy caro.

Un artículo protofascista de Carod
Marcus Pucnik cronicaglobal.com 27 Junio 2014

Verdades del independentismo: los independentistas son transversales, mientras que aquellos a los que ellos llaman "unionistas" se pueden tipificar fácilmente. Ayer lo hizo Josep-Lluís Carod-Rovira en un artículo en Nació Digital, y metió la pata hasta la yugular. Según Carod, se puede "detectar con precisión al grupo de ciudadanos que podríamos calificar como militantes de la secta del autoodio".

El viejo recurso del autoodio es desarrollado hacia la forma de autoexclusión y últimamente recibe su proyección agresiva, por lo cual el lector intencionado debe percibir a los miembros de esta "secta" como una amenaza

El viejo recurso del autoodio es desarrollado hacia la forma de autoexclusión "de la posibilidad de ser miembros activos del proyecto nacional catalán", y últimamente recibe su proyección agresiva, hacia fuera, en "un desprecio enfermizo, un odio infinito contra todo lo que sea catalán o lo parezca", por lo cual el lector intencionado, nacionalista ferviente en este caso, debe percibir a los miembros de esta "secta" como una amenaza.

Esto -es decir, el enemigo- establecido, Carod no hace ascos a ningún tópico del discurso fascista menos al racial, que sólo vibra ligeramente en un breve comentario sobre "el origen geográfico, cultural o lingüístico" de algunos miembros de la "secta". Común a todos los miembros de la "secta" es que, mientras aborrecen la cultura local, obedecen a influencias externas. Son "militantes de un cosmopolitismo sin raíces, en la práctica esto acaba siendo siempre sin raíces catalanas" y, por supuesto, son grandes españolistas pendientes de "Madrid". En breve, traidores, aunque esta palabra está ausente en el artículo.

No falta tampoco el elemento de la avaricia, que aparece en tres formas: hay quienes piensan que "su obra debería conocer un éxito comercial y de público muy por encima del que ahora tienen", hay otra "gente que se enriqueció con la dictadura", y también hay aquellos que están "mortificados constantemente al recordar que en casa se ganaban la vida trabajando en una portería del Ensanche barcelonés", y que se supone se han unido a la "secta" esperando una mejoría de su situación económica y social.

Presente también está el recurso a dudar de la salud mental de los de la "secta". Así se encuentran en el artículo de Carod expresiones como la ya citada "desprecio enfermizo", al lado de "incomodidad obsesiva" y "comportamiento cargado de todo tipo de complejos, frustraciones y traumas".

El artículo de Carod establece la base ideológica para que otros vengan y pongan nombres y apellidos a los indeseables, los llamen traidores y exijan que se tomen medidas

Por último, Carod cumple con su promesa introductoria de "detectar [...] con precisión" a los miembros de este grupo: "en caso de un debate por televisión o en directo en un acto público, son los más fáciles de identificar, incluso antes de que abran la boca: son quienes hacen más cara de tristes y amargados y que aparecen, a los ojos de todo el mundo, como permanentemente enfadados. No ríen nunca, ni se les conoce ninguna sonrisa, por leve que sea". No se les reconoce por la nariz, o por la cara que tienen, sino por la cara que hacen.

Este artículo de Carod-Rovira no puede ser calificado directamente como fascista porque no se emplea para la creación de una sociedad de este tipo. Es protofascista, eso sí, y sin ninguna duda.

Los miembros de la "secta" son primero despojados de toda individualidad por la vía de generalizaciones, para luego cargarlos individualmente con el peso de estas generalizacones y los males que resultan de ellas cuando se les hace identificables uno por uno como parte de la "secta". Para todo ello el artículo no ofrece ni un atisbo de evidencia, sino que se fía enteramente de la reacción del público intencionado en la forma de un "yo también conozco a alguien así".

El artículo de Carod establece la base ideológica para que otros vengan y pongan nombres y apellidos a los indeseables, los llamen traidores y exijan que se tomen medidas. El público es fiel y no decepciona en los comentarios.

Es una cosa muy seria que se publique un texto así, para más inri en un medio subvencionado, y mi mayor esperanza es que Ramon Tremosa lo denuncie a la Comisión Europea.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
La pertenencia a ETA sigue siendo un delito

José Luis Manzanares www.republica.com 27 Junio 2014

Puesto que llevamos varias semanas informando sobre la abdicación del rey Juan Carlos I y la subida al trono de su hijo Felipe VI, quizás agradezca el lector algunas líneas sobre una cuestión totalmente distinta, en la que se mezclan algunas reflexiones sobre la pertenencia a ETA, la presunción de inocencia y los riesgos de una política de puertas más o menos abiertas para los etarras que no tengan las manos manchadas de sangre.

El etarra Kapa Pikabea reconoce ahora haber asesinado a Carlos García, estanquero de Eibar, el 8 de octubre de 1980. El delito habría prescrito porque el legislador español se tomó su tiempo hasta declarar la impresciptibilidad de los delitos de terrorismo. Hubo que esperar a la Ley Orgánica 5/2010, de 23 de diciembre, para introducir esa previsión en el artículo 131 de Código Penal, aunque solo fuera para los que hubieran causado la muerte de una persona. Un poco tarde, como puede verse. El señor Kapa Pikabea es un asesino, con perdón, para todo el mundo menos para la justicia, porque ya no se podrá enervar su presunción de inocencia. Lo que demuestra, una vez más, la diferencia que hay entre la presunción de inocencia en el ámbito judicial y fuera del mismo. También hay muchos corruptos que ni son condenados ni entran en la cárcel pero todo el mundo los conoce.

Otro etarra que se sentó en el banquillo hace pocos días por delitos terroristas concretos, pero no por su pertenencia a banda armada, proclamó ante sus jueces que se sentía orgulloso de seguir siendo miembro de ETA. No hay noticia –y me gustaría equivocarme- de que se hayan incoado diligencias penales por este otro delito. Puede entenderse, respecto a los anteriores, que la pertenencia a la organización terrorista fuese sólo el presupuesto natural de las fechorías por las que fue condenado, pero ahora se trata de un delito que se está cometiendo hoy mismo y para el que, consecuentemente, no hay excepción de cosa juzgada. Las viejas condenas no inmunizan para el futuro. Y en caso de duda pueden verse la doctrina y la jurisprudencia alemanas a propósito de la banda Baader-Meinhof.

Puesto que la pertenencia a banda armada es un delito, haría bien el Gobierno en cuidar con esmero su política de puertas abiertas para los etarras residentes en el extranjero que quieran regresar a España por no tener causas judiciales pendientes. Parece pensarse sólo en los asesinatos, lesiones, incendios y otros delitos de resultado, con olvido de que la pertenencia a organización criminal es una figura de pura actividad que se consuma en sí misma. Además, la prescripción es un hecho extintivo sobre el que deben pronunciarse los jueces, y no el Gobierno, caso por caso y a partir del cese, igualmente acreditado, de aquella pertenencia.

La viabilidad de las ofertas, sobre todo en forma de paquete, no depende sólo de la voluntad del oferente. Como dicen los alemanes, no puede hacerse la cuenta sin antes oír al cocinero. Y aquí los cocineros son la legislación vigente y los jueces.

La extraña pareja
ÁLEX SÀLMON El Mundo  27 Junio 2014

TENGO UN PROBLEMA. Bueno son más, pero concretaremos uno. Acostumbro a estar en desacuerdo con lo que proponen la consellera Irene Rigau y el ministro José Ignacio Wert. Los dos tienen discursos politizados que para la educación es malísimo. Dice Wert que desea que las familias que quieran educación en castellano lo tengan en una escuela privada y que a la Generalitat le costará 6.057 euros. Dice Rigau que eso es un señuelo y que todo esto lo hace el ministro para complicarle la vida y excitar a los padres a que soliciten las ayudas pertinentes.

Deberíamos ir por partes. La propuesta de Wert es imposible porque en Cataluña no hay tantas escuelas privadas como para dar cabida a todos. Además, las escuelas privadas que no son en inglés, francés o alemán utilizan una pseudoinmersión muy hecha a medida. Pero Rigau sabe que la postura de Wert está provocada por no atender las sentencias judiciales y porque desde el Govern de la Generalitat prefieren utilizar el método sin sentido de la atención personalizada a una educación abierta y bilingüe como la realidad de la calle. Puede que promocionando el catalán y no inmersionándolo, su aceptación sería superior a los índices que dan las encuestas de la propia Generalitat. Después de tanta inmersión y tanta política lingüística, el fracaso es muy patente. La nueva ley Wert da libertad a los centros para tomar sus propias decisiones. Puede que eso sea una posible solución.

EL OTOÑO CATALÁN
La ley catalana de consultas es el último 'escenario' de apaño
Xavier Horcajo www.gaceta.es 27 Junio 2014

Los secesionistas pretenden salvar la cara de Artur Mas y que el 9 de noviembre se produzca algún tipo de consulta-referéndum. El matiz de “no vinculante” es lo que podría llevar al Gobierno a consentirla.

El posibilismo en torno a la ley catalana de consultas es la última esperanza de que el sudoku catalán no termine en descarrilamiento, el 9 de noviembre, fecha prevista para la consulta ilegal. Superado el relevo –sin aplauso de Artur Mas- del Jefe del Estado; producida la primera visita de Felipe VI a Cataluña (sin encuentro); producidas las presiones de Juan Luis Cebrián (PRISA) o del Conde de Godó (La Vanguardia) al nuevo Rey, para que "amplíe" su papel previsto en la Constitución y se convierta en aliado de Mas; todo vuelve a las posiciones de antes: El “no” al llamado “Proceso” catalán es firme.

Con una cierta desconexión de Duran Lleida, los contactos entre Sánchez Llibre y Soraya Sáenz de Santamaría siguen, y tienen ahora como escenario la ley de consultas catalana. Una vez se materialice el texto, se trata de que no sea recurrida y enviada al Constitucional por el Gobierno de Rajoy: ese es el primer objetivo de CiU.

Pero hacer que una ley autonómica sea el puente que permita superar los desencuentros de posiciones irreductibles por parte de los secesionistas es muy difícil. Además, el tiempo se acaba. El referéndum del día de la Almudena está cerca y las preguntas están formuladas (por Mas), hay quien trabaja en un censo catalán y hay quien trabaja en urnas propias. En Madrid, sin embargo, siguen pensando muchos que no se atreverán con un referéndum ilegal.

La ley de consultas catalana se va a leer el próximo 4 de julio, y se aprobará en el primer pleno del Parlament tras las vacaciones, en septiembre. CiU mantendrá casi todo lo acordado con el resto de las fuerzas soberanistas para el referéndum del 9 de noviembre. Pero el redactado final insistiría en el carácter "no vinculante" de dichas consultas. Lo cual, previsiblemente, producirá un desencuentro de Mas con ERC.

El redactado final de la ley catalana de consultas, que desarrolla lo previsto en el artículo 122 del Estatut, es de lo que ahora hablan los representantes de la Generalitat en Madrid con el Gobierno. El Gobierno de Rajoy se encoge de hombros, "depende, y si hay dudas, lo que diga el Constitucional".

Los secesionistas catalanes pretenden, de un lado, salvar la cara de Artur Mas y que el 9 de noviembre se produzca algún tipo de consulta-referéndum. El matiz de "no vinculante" es lo que podría llevar al Gobierno a consentirla.

El problema es que al Constitucional no se puede acudir en consulta, sino en recurso. Y, aunque la composición del Tribunal Constitucional sea más proclive, es imposible que no diga lo mismo que en su día sentenció la consulta de Ibarretxe. Por cierto, el Constitucional no ha resuelto ningún recurso en los cinco meses preceptivos.

Por eso, es clave no producir roces competenciales entre lo que acabe legislando el Parlament y las competencias del Gobierno español, el único capacitado para convocar referéndums en España. En ese sentido, el Presidente del Gobierno de España decía desde el exterior que “sólo si Mas depone su referéndum ilegal, será escuchado”.

CiU empieza a tener prisa. Las encuestas son muy duras para Mas, previsiblemente derrotado por ERC; eso mete presión. Son mayoría los que aconsejan seguir buscando soluciones al sudoku, pero cada vez son más los convergentes que creen que deben abrazarse a ERC y echarse al monte independentista, porque con Madrid "no hay forma de entenderse". Esas mismas encuestas castigan a PSC y PP a la irrelevancia política y detectan que Ciudadanos aumentaría su presencia en la Cámara catalana y se convertiría en tercera fuerza tras ERC y CiU.

Maura y la España de hoy
Ricardo Chamorro El Semanal Digital 27 Junio 2014

La política con mayúsculas no es solo una cuestión de retorica huera

En varias ocasiones he citado al político regeneracionista Antonio Maura pues me parece una de las grandes cabezas políticas de nuestro siglo XX.

Una de las grandes aportaciones de Antonio Maura, después del desastre español de 1898, es su crítica a la clase política nacida de la Restauración.

El político liberal-conservador, se quejaba del egoísmo de una clase política deplorable, de su pasotismo y su falta de vigor reformista ante los males que aquejaban a la patria, esos defectos evidenciaban una absoluta irresponsabilidad en el afán de mantener tal cual un sistema que se desmoronaba, produciendo un pasotismo en la mayoría de la sociedad que daba alas a los radicales revolucionarios.

Maura señalaba como uno de los grandes males de España, lo que el llamaba la clase neutra. La clase neutra era la gran parte de la sociedad española que se desentendía de la política, de los males de la nación, cuyo único afán era quedarse en una posición no destacable, sin implicación socio-política alguna, o en la medida de lo posible únicamente actuar, en su caso, para aprovecharse de un sistema en decadencia conscientes de no quererlo cambiar. Se puede resumir en una aptitud conservadora en la acción y egoísta en las formas.

La clase neutra era, y es, aquella que siempre dice "esto no tiene solución", y ante esa posición Maura consideraba que la única posibilidad de agitar esas almas eran las políticas reformistas vigorosas e ilusionantes.

Así se expresaba el político liberal-conservador: "Uno de los primeros y más importantes orígenes del mal que aqueja a la patria consiste en el indiferentismo de la clase neutra. Yo no sé si su egoísmo es legítimo, aunque sí sobran causas históricas para explicarlo. Lo que digo es que no se ha hecho un ensayo para llamarlos con obras, que es el único lenguaje a que ellos pueden responder; llamarlos con obras vibrantes, para despertarlos y conmoverlos, para arrancarlos de su inacción y de su egoísmo".

Maura, comentando la Huelga General revolucionaria en Barcelona de 1902, expresaba que "…España entera necesita una revolución en el Gobierno y que, si no se hace desde el Gobierno, un trastorno formidable la hará; porque yo llamo revolución a eso, a las reformas hechas por el Gobierno radicalmente, rápidamente, brutalmente; tan brutalmente que baste para que los que estén distraídos se enteren, para que nadie pueda ser indiferente y tengan que pelear hasta aquellos mismos que asisten con resolución de permanecer alejados...".

En relación a los politicos que expresaban la prudencia y las políticas mansas decía "se nos hablaba también de la prudencia, que es, en efecto, grande y excelsa virtud, pero cuyo manto usurpa a veces la pusilanimidad para sus tratos incestuosos con el egoísmo; se nos hablaba de que la debilidad del Poder no consiente ciertas empresas, y yo respondía que en el gobernar la acción da la fuerza, la quietud es la debilidad y la decadencia; que cuantas más dificultades se acometan, teniendo razón, se tiene más fuerza, y que otra cosa no era gobernar, sino estar en el Gobierno, como decía un ilustre estadista…".

Ante la anterior aptitud política de la prudencia, Maura decía que, pensando así, nunca sería el momento idóneo para hacer la reforma vigorosa y brutal que necesitaba España y que finalmente la harían los más radicales: "(Con esa aptitud) Nunca habría sido fácil la revolución desde el Gobierno, nunca habría sido recomendable, si hubiera podido dividirse la facultad y esparcirse la obra en el curso del tiempo; pero cada día que pasa, desde 1898, es mucho más escabrosa, mucho más difícil, y el éxito feliz mucho más incierto; y no está lejano el día en que ya no quede ni ese remedio...".

La situación actual de España El Barómetro Político de Catalunya elaborado por el Gabinet d´Estudis Socials i d´Opinió Pública (GESOP), publicado por El Periódico de Cataluña, pronostica el derrumbe absoluto del PP-PSOE, el desplome de CIU y el auge del ultranacionalismo de izquierdas de ERC y la de la izquierda radical de PODEMOS. Lo anterior unido al aumento de escaños de CIUDADANOS por encima de PP-PSOE.

De igual manera, las anteriores elecciones europeas dieron como resultado que el PP-PSOE no alcanzó el 49% de los sufragios.

Es evidente que estamos ante un cambio de ciclo y como dijo en su tiempo Antonio Maura, si no se impulsan políticas vigorosas e ilusionantes, y reformas en profundidad desde nuestra realidad institucional no sabemos cómo puede acabar nuestra España Constitucional.

Después de que Antonio Maura se retirara de la política, fracasando en sus intenciones de reforma profunda del Sistema, tuvimos una dictadura, una republica caótica que fracasó, un levantamiento militar, una guerra civil y una dictadura. Los trastornos formidables de los que hablaba Maura se hicieron realidad.

Hoy en el siglo XXI es difícil que se reprodujeran desastres similares, no obstante es necesario recordar que la política con mayúsculas no es solo una cuestión de retorica huera sino debe ser una realidad palpable donde la improvisación, el apaño cortoplacista, la chapuza y el egoísmo no deberían tener lugar.

Viaje de Felipe VI a Girona
Un Rey que sigue poniendo la otra mejilla
Xavier Horcajo www.gaceta.es 27 Junio 2014

El nuevo Monarca distingue a Cataluña con su primer viaje como tal y el Parlament aprueba el mismo día un referéndum sobre la monarquía.

Este jueves estuvo el Rey Felipe VI en Girona, ciudad de la que ostentó el título de Príncipe. Un título heredero del Reino de Aragón desde Fernando el Católico, (¡con perdón!), unido al de Príncipe de Asturias. Estuve con el entonces Príncipe heredero en Girona, en uno de sus primeros viajes comprometidos. No es que el de esta semana no lo fuera, pero aquellos tiempos de la primera visita fueron más tensos. En 1990, el jovencísimo Felipe hizo un cortés saludo en catalán al poco de pisar tierras catalanas y sus discursos tuvieron una deferencia con el idioma catalán. Un gesto hacia el plurilingüismo, que las autoridades catalanas ya traicionaban con "inmersiones lingüísticas" forzosas, o "muerte civil" para el castellano-hablante.

Ser generoso con la lengua de los catalanes ya lo había hecho su padre Juan Carlos, en 1977, precisamente en el salón gótico del Tinell, el marco en el que Colón mostró los loros, las frutas y a los indígenas que traía de América (First time in Europe!). Fíjense si es viejo lo de la vinculación de Cataluña con España. De hecho, en 1982, los Reyes Juan Carlos y Sofía anularon un viaje previsto a Girona –con su hijo Felipe- para investir al heredero con el título de Príncipe de Girona. La ceremonia se abortó porque en Zarzuela no la veían oportuna. El horno no estaba para bollos. Así que nunca se proclamó. En su lugar, vino el viaje en solitario de 1990.

Esquerra Republicana y las Juventudes del partido de Pujol (que ya era Virrey catalán) se encargaron de hacer ruido en las calles del fabuloso centro de Girona, para demostrar que no querían ser sus "vasallos". Naturalmente hubo quemas del retrato del entonces Rey Juan Carlos, naturalmente quedaron impunes, a pesar de desórdenes y detenciones. Hubo incluso eslóganes infelices que mostraban falta de educación, como: "Mori el Borbó!" (¡Muera el Borbón!), que a aquel espigado joven no debieron sentarle ni medio bien.

Entonces, como ahora, la contención y el sentido de Estado limitó a don Felipe. Pero aunque fuera en catalán no hubiera venido mal que el Monarca recordase –aunque fuera en catalán- aquello de Prat de la Riba de que "el aislamiento es la muerte". Pero ¿eso sería hacer política? No hubiera sido mejor cambiar de técnica y recordar en Cataluña que las sentencias de la Justicia deben ser cumplidas... Y Mas le tira de la manga para ir a explicarle lo de la consulta. En fin, ¡menudo viaje!

Valga decir que en 1981 el Ayuntamiento de la Ciudad del Ter ofreció el título al heredero de la Corona por unanimidad, hasta los comunistas del PSUC lo veían estupendamente. Ahora el alcalde de la ciudad afirma que "no hay voluntad mayoritaria" para ratificar la decisión de 1981, por lo que Girona no ofrecerá el título a la Infanta Leonor, la heredera al trono. De no ser que la niña Leonor se muestre abiertamente pro-secesión… entonces sería "pubilla" de Girona y Reina por lo menos de las fiestas de Banyoles.

Aún peor en Montblanc, donde el consistorio le pidió al Príncipe Felipe que dejara de usar el título de Duque y que ya de paso "se hiciera republicano" que tiene lo suyo. En la ciudad carlista o carlina de Cervera no protestas por su título de Conde y, creo que tampoco en Balaguer por lo de "Señor", aunque ahora corresponda a la damita Leonor.

En fin, que esta manera de hacer nos ha llevado a donde estamos. Si no, fíjense, el nuevo Rey distingue a Cataluña con su primer viaje como tal y allí el Parlament vota y aprueba el mismo día un referéndum sobre la monarquía.

El pulso de Cataluña al Estado
El Gobierno catalán no pagará educación en castellano: “Si quieren guerra, la tendrán”
El conseller de Economía se ha mostrado beligerante contra la decisión estatal de que Cataluña pague la educación en escuelas privadas a alumnos que no tengan opción de educarse en castellano en otros centros
EP | BARCELONA REPÚBLICA  27 Junio 2014

El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha afirmado este viernes que el Govern está dispuesto a tomar medidas legales para defender la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica, y también se ha mostrado beligerante contra la decisión estatal de que Cataluña pague la educación en escuelas privadas a alumnos que no tengan opción de educarse en castellano en otros centros: "Nosotros no pagaremos nada, protestaremos. Si quieren guerra --sobre la educación--, la tendrán". En una entrevista de TV3, ha argumentado que la ley dice que debía haber un nuevo modelo de financiación a partir de 2014, aunque el Gobierno central esgrime que no es obligatorio: "Lo exploraremos, y si ha de derivar hacia una batalla legal no la evitaremos".

Respecto al anuncio de este jueves del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de 3.900 millones adicionales para las CC.AA. en 2015 en las entregas a cuenta, ha confiado en que sea una cifra neta –teniendo en cuenta el adelanto y la liquidación anual– y no humo, pero en todo caso, Mas-Colell ve estas cifras claramente insuficientes para cubrir las necesidades de los servicios básicos, que son gestionados por las autonomías y están extremadamente tensionados: “Espero que aguante, pero se está jugando con fuego”.

El conseller ha insistido en la crítica de que el Estado haya renunciado a tres décimas de déficit de 2014 respecto al límite que había puesto la UE –del 5,8% al 5,5%–, y aunque no entiende por qué no se ha utilizado este margen para dar más margen a las autonomías, ha apuntado una hipótesis.

Ha considerado que posiblemente piensan que, como por una parte rebajan impuestos y eso “despierta perplejidad en instituciones internacionales porque los números no acaban de encajar, quieren dar un mensaje compensatorio” y demostrar que no afecta a la reducción del déficit, aunque con ello se están penalizando los servicios públicos que administran las autonomías, lo que a su parecer también muestra que el Ejecutivo de Mariano Rajoy subestima los gastos que no son de competencia estatal.

Más recursos para las CCAA
Mas-Colell ha defendido que hace falta que llegue más dinero del Estado a las autonomías, “hacer una gran recontratación y redistribuir los fondos de impuestos entre el Gobierno central y las CC.AA”, en un contexto de previsión de que en los próximos años aflore dinero por la bajada de los intereses, por la reducción del paro y por el mayor cumplimiento fiscal.

“Cataluña debe retener una fracción más grande de los impuestos que pagamos. Hay para todo, para tener más dinero para Cataluña y hacer una contribución muy generosa a la solidaridad con el resto del Estado”, ha incidido.

“No pondremos en peligro la financiación de los servicios públicos, que se hace con dinero de los catalanes que nos llega a través del Gobierno central”, ha añadido.

Con todo, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este jueves en el que el Gobierno central ha mantenido el límite de déficit autonómico en el 1% este año, ha explicado la rebaja de impuestos de la reforma fiscal y ha descartado un nuevo sistema de financiación, por ahora se ha mostrado pesimista respecto a la posibilidad de contar con más ingresos en 2015: “Las noticias de ayer no son buenas, de momento el dinero no lo tenemos”.

Respecto al conflicto con el Ejecutivo central por la educación en castellano en Cataluña, ha calificado la decisión de imponer a Cataluña el pago de centros privados como “una alcaldada estrambótica, muy provocadora y muy conflictiva”.

Cataluña ante el desafío secesionista
El Gobierno de Mas amenaza con no pagar educación en español: 'Si quieren guerra, la tendrán'
"Nosotros no pagaremos nada, protestaremos", anuncia el conseller de Economía de la Generalitat
Europa Press www.lavozlibre.com 27 Junio 2014

Barcelona.- El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha afirmado este viernes que el Gobierno catalán está dispuesto a tomar medidas legales para defender la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica, y también se ha mostrado beligerante contra la decisión estatal de que Cataluña pague la educación en escuelas privadas a alumnos que no tengan opción de educarse en español en otros centros: "Nosotros no pagaremos nada, protestaremos. Si quieren guerra -sobre la educación-, la tendrán".

En una entrevista de TV3, ha argumentado que la ley dice que debía haber un nuevo modelo de financiación a partir de 2014, aunque el Gobierno central esgrime que no es obligatorio: "Lo exploraremos, y si ha de derivar hacia una batalla legal no la evitaremos".

Respecto al anuncio de este jueves del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de 3.900 millones adicionales para las CC.AA. en 2015 en las entregas a cuenta, ha confiado en que sea una cifra neta -teniendo en cuenta el adelanto y la liquidación anual- y no humo, pero en todo caso, Mas-Colell ve estas cifras claramente insuficientes para cubrir las necesidades de los servicios básicos, que son gestionados por las autonomías y están extremadamente tensionados: "Espero que aguante, pero se está jugando con fuego".

El conseller ha insistido en la crítica de que el Estado haya renunciado a tres décimas de déficit de 2014 respecto al límite que había puesto la UE -del 5,8% al 5,5%-, y aunque no entiende por qué no se ha utilizado este margen para dar más margen a las autonomías, ha apuntado una hipótesis. Ha considerado que posiblemente piensan que, como por una parte rebajan impuestos y eso "despierta perplejidad en instituciones internacionales porque los números no acaban de encajar, quieren dar un mensaje compensatorio" y demostrar que no afecta a la reducción del déficit, aunque con ello se están penalizando los servicios públicos que administran las autonomías, lo que a su parecer también muestra que el Ejecutivo de Mariano Rajoy subestima los gastos que no son de competencia estatal.

MÁS RECURSOS PARA LAS CC.AA.
Mas-Colell ha defendido que hace falta que llegue más dinero del Estado a las autonomías, "hacer una gran recontratación y redistribuir los fondos de impuestos entre el Gobierno central y las CC.AA", en un contexto de previsión de que en los próximos años aflore dinero por la bajada de los intereses, por la reducción del paro y por el mayor cumplimiento fiscal. "Cataluña debe retener una fracción más grande de los impuestos que pagamos. Hay para todo, para tener más dinero para Cataluña y hacer una contribución muy generosa a la solidaridad con el resto del Estado", ha incidido.

"No pondremos en peligro la financiación de los servicios públicos, que se hace con dinero de los catalanes que nos llega a través del Gobierno central", ha añadido. Con todo, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este jueves en el que el Gobierno central ha mantenido el límite de déficit autonómico en el 1% este año, ha explicado la rebaja de impuestos de la reforma fiscal y ha descartado un nuevo sistema de financiación, por ahora se ha mostrado pesimista respecto a la posibilidad de contar con más ingresos en 2015: "Las noticias de ayer no son buenas, de momento el dinero no lo tenemos". Respecto al conflicto con el Ejecutivo central por la educación en castellano en Cataluña, ha calificado la decisión de imponer a Cataluña el pago de centros privados como "una alcaldada estrambótica, muy provocadora y muy conflictiva".

POLÉMICA EN EL ARCHIVO DE LA GUERRA CIVIL
Guerra entre Salamanca y la Generalitat
Arancha Moreno www.gaceta.es 27 Junio 2014

Una semana después del último envío a Cataluña, CIU pide la restitución urgente de los documentos a la Generalitat.
El Archivo de Salamanca y la Generalitat pelean por los papeles de la Guerra Civil.

Días después de conocerse que el Archivo de Salamanca quintuplicará sus fondos para centralizar el material de la Guerra Civil, y de enviarse -contrariamente a este objetivo- más de doscientas cajas de papeles de la sede salmantina a Cataluña, la polémica entre ambas instituciones está lejos de resolverse. Lo que podría parecer una guerra histórica entre el Archivo Nacional y la Generalitat adquiere, día a día, tintes cada vez más políticos, con la entrada en juego de varios partidos.

La última formación en sumarse a esta particular guerra ha sido CIU, cuya portavoz de Cultura, Montserrat Surroca, ha anunciado que exigirá en el Congreso la devolución de los documentos catalanes que permanecen en Salamanca para que sean enviados inmediatamente a Cataluña. El partido se acoge al cumplimiento de la Ley de 2005 de restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos que fueron incautados en la Guerra Civil, y exige una fecha de retorno de la documentación pendiente. Parte de esos papeles ya ha sido devuelta a la comunidad autónoma en los últimos tiempos, pero aún quedan muchos documentos catalanes en la sede salmantina del archivo central, algo que CIU considera un "retraso injustificado".

La primera petición de esa documentación que realizaron las instituciones catalanas tuvo lugar hace ya más de treinta años, pero aún hay material que es objeto de disputa entre ambas partes. Al respecto se ha pronunciado también el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, quien ha arremetido contra la decisión del Ministerio de Cultura de no devolver todos los documentos incautados en Cataluña durante la Guerra Civil tachándolo de "muestra de autoritarismo". El conseller ha amenazado con recurrir también a "organismos internacionales" para resolver esta cuestión, reprochando a Cultura que se niegue a cumplir la ley poniendo de pretexto que no han sido identificados los propietarios de algunos de los documentos.
Envíos y denuncias

CIU se suma así a una guerra histórica cada vez más politizada, un auténtico 'boomerang' en el que Cataluña exige documentos a Salamanca y Salamanca exige papeles a Cataluña. En este segundo caso se encuentra la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, que considera que las cajas mandadas a la Generalitat están realizándose "por razones políticas en el anterior Gobierno", con una falta de control sobre los papeles que se están enviando.

Ocurrió, según dicen, en el penúltimo envío, donde “se les entregó las cajas a la Generalitat como cajas de manzanas al peso”, por lo que interpuso una denuncia cuya respuesta llegó con la personación de ERC como parte codemandada del asunto. Tras solicitar esta devolución a Salamanca, se produjo un nuevo envío el miércoles 18 de 238 cajas, 350 libros y otros documentos, por el que volvieron a manifestar su rechazo al conocer que se iba a decidir su salida en una reunión del Patronato en la que los miembros no conocían previamente el material sobre el que iban a decidir, tan sólo el número de cajas. A este envío se opuso también la Junta de Castilla y León, cuya consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, anunció que será "el último", ya que aseguró que "no vamos a permitir" una salida más.

Unos y otros, con gobiernos y partidos de por medio, parecen firmes en sus decisiones opuestas. La guerra está, pues, más que abierta.

SOBRE LA EXCLUSIVA DE GACETA.ES
'Consensuar el fin de ETA es consensuar su derrota'
Juan E. Pflüger www.gaceta.es 27 Junio 2014

Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, dice que las víctimas no aceptarían un plan que incluyese la excarcelación de más asesinos terroristas.

En su visita a la sede de GACETA.ES, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha aprovechado para comentar la exclusiva de este diario sobre un posible plan para finalizar el denominado “proceso de paz” que estarían ultimando entre Moncloa y Zarzuela y que pasaría por la excarcelación masiva de presos terroristas.

Pedraza ha dejado claro que “consensuar el fin de ETA debe ser consensuar su derrota”, y ha explicado que las víctimas se movilizarían de forma permanente si se dieran los pasos que revelaba este diario en su información.

La presidenta de la asociación mayoritaria de víctimas considera que los etarras “no pueden conseguir por dejar de matar lo que no consiguieron matando”. Y ha explicado que ya se están dando demasiados privilegios y beneficios penitenciarios a los presos terroristas sin que se acepten las reclamaciones judiciales de los abogados de las asociaciones de víctimas.

Siguiendo con los beneficios a presos etarras, Pedraza ha explicado a quien ella denomina “nuevo Bolinaga”, el etarra Aitzol Gogorza. Afirma que se ha hecho desaparecer un informe sobre su estado de salud para que el mismo médico que realizó el que permitió la excarcelación de Bolinaga lo repita. Sin embargo asegura que ellos no consentirán que eso ocurra.


Recortes de Prensa   Página Inicial