AGLI Recortes de Prensa   Sábado 28  Junio  2014

Paisaje sin figuras
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 28 Junio 2014

El escenario político que los españoles nos habíamos acostumbrado a ver desde el comienzo de la transición no solo se está quedando sin los actores que durante años habían encabezado las funciones sino que corre el riesgo de perder habitaciones y muebles y hasta dejar caer el telón de fondo que ha enmarcado nuestro paisaje público.

Cierto es que los repartos habían ido sufriendo cambios y retiradas. Los que un día fueron estrellas que llenaban el corral de comedias pasaron a jarrones que no se sabía muy bien donde colocar para no tropezar con ellos. Pero en cierta forma el paisaje se mantenía y el telón de fondo permanecía inmutable. Y eso es lo que está cambiando. Que ya ha cambiado. Hay cierto aire de desbandada en la compañía, o al menos en la parte que tras haber dominado los carteles durante mucho tiempo han visto como les mermaba el publico y les iban dejando sin camerinos.

La percepción del cambio, la precipitación incluso en la caída del telón ha venido, sin duda, marcada por la retirada de quien había desde el origen de la democracia había presidido el escenario, el rey Juan Carlos. Una caída del cartel, una abdicación voluntaria, sí, pero que a nadie se le oculta se ha visto obligado a tomar forzado por la circunstancia. Y en la circunstancia cabe todo lo que cada cual quiera meter pero de donde no se pueden sacar sus propios errores de la última época y los turbios manejos económicos de su yerno y su hija. Ese cambio en el horizonte ha sido consecuencia y detonante al mismo tiempo de otra verdadera cascada de desplomes, rápidos, turbulencias y ahogamientos que no parece sino haber hecho empezar y que afecta sobre todo al campo de la izquierda pero del que no es ajeno, aunque pueda cegatamente pretenderlo, el actual partido de gobierno.

Pero es el PSOE, sobre todo, por su condición otrora hegemónica no solo en ese territorio sino en toda España, quien sufre en sus carnes una convulsión total y un cierto aire de liquidación por derribo donde se saldan en almoneda los muebles y hasta la dirección de la propia tienda llamada secretaria general y donde no parece que haya aspirantes de sobra contrastados para dirigirla.

Los espectadores asistimos con la sensación de estar presenciando un cierto fin de ciclo- cuya última escena ha sido el muy emotivo y aplaudido “entierro” de Rubalcaba, como muy bien definió el propio “enterrado” y el estreno de una nueva temporada, marcada sin duda por el nuevo Rey Felipe al que por algunos se le supone y establecen poderes y capacidad de arreglos que no tiene. Porque es cierto que su figura preside el escenario, pero no es ni quien dirige la compañía ni quien tienen la propiedad de la sala, que es el publico y el pueblo soberano con derecho a butaca y voto.

Un aire pues de final de representación que unos conciben y pretenden que concluya pegándole fuego al teatro, otros estiman que son necesarias obras de reforma serias y cambio de repertorio y actores y algunos suponen que con un revocado de fachada será suficiente. No parece esto último a tenor de las conmociones ni que sea la salida dar al fuego todo porque en ello está la convivencia, la mejor etapa de democracia, libertad y avances en nuestra historia y que prendida la candela de las cenizas y la ruina luego no se vive. Pero todo ello habrá que verlo y ver que sentencia dictan tanto el patio de butacas como el gallinero.

Las filas impares, las de la izquierda, tienen dentro una buena ensalada. Por primera vez en años se disputan quien va de tomate o de pepino, quien de aceite o de vinagre, cuando parecía para siempre establecido que el cacho bueno era el del PSOE. Pues ahora, encima, cuando eso empieza a no estar claro, resulta que aparecen los pimientos de Podemos como terceros en discordia. Y la disputa adquiere un cierto aire de pisto o, ya que estamos en verano, de “pipirana” pues al mismo tiempo estarán enzarzados en la pelea por la primogenitura de esa rama de la familia tienen en el entrecejo ver si juntos y aunque sea revueltos se hacen con buenas hijuelas en municipales y autonómicas.

A quienes ahora detentan el mayorazgo y el poder, los del PP, suponen que todo ello en poco les afecta. Sobre todo porque a ellos no les ha crecido ningún hijastro con Vox. Que el revoltijo en las izquierdas no es aplicable ni a lo suyo ni a lo común de España. Y ciertamente no lo es del todo, pero en su base y su fondo y aunque ahora no lo parezca, porque en el poder siempre parece que eso no toca, el corrimiento de tierras es de calado y les va alcanzar, les ha alcanzado ya, en pleno rostro.

Quizás, es cierto, que por otros conductos. Pero no será muy diferente la conclusión en muchos ámbitos y la desaparición de muchas caras y nombres en las listas de los próximos carteles. El poder omnímodo en determinados territorios, la sensación de impunidad, las mil y una corruptelas en suma van a ser en las filas pares el factor de obligada limpia, por las buenas o por las urnas, que dice el líder de Ciudadanos, otra de las caras emergentes que aparecen en los nuevos reclamos.

Porque lo que ya no es previsible sino realidad inmediata es que el es escenario de ayer ya no será el de mañana. Que muchos de los actores que representaron la última función no van a ser ya ni figurantes en la próxima. Que y particularmente en un lado las carteleras no van a tener nada que ver con aquellas, primero en las próximas elecciones locales, pero luego y desde luego en las en las próximas generales y como decía quien un tiempo pastoreo el mayor de los rebaños electorales esto “no lo va a reconocer ni la madre que la parió”. Pero me parece que Guerra lo decía por otra cosa y ahora debe estar pensado en que no sabe si va a salir con barbas, san Antón, o la Purísima.
(Publicado en los diarios de Castilla y León y castilla-La mancha del Grupo Promecal)

El adiós a Rubalcaba del nefasto arriolismo
EDITORIAL Libertad Digital 28 Junio 2014

La retirada voluntaria de la política anunciada por Alfredo Pérez Rubalcaba culmina un periodo de cambios vertiginosos iniciado con las elecciones europeas del pasado 25 de mayo. El varapalo espectacular recibido por el PSOE esa noche fue demasiado incluso para alguien como Rubalcaba, que ha hecho de la supervivencia en los tiempos más oscuros de la política española todo un arte, como puede comprobarse a poco que se examine su trayectoria. Pocos políticos en nuestro país han resultado más nefastos que el todavía secretario general del PSOE, y probablemente ninguno ha exhibido la falta de escrúpulos y la facilidad para las componendas entre bambalinas que Rubalcaba. No resulta extraño, por tanto, que el PP de Rajoy lo despidiera en el Congreso de los Diputados con una ovación antológica, para bochorno de la inmensa mayoría de sus votantes que conoce bien la biografía política del ovacionado.

Rubalcaba ha estado veintiocho años en la política y todos ellos haciendo el mal, unas veces desde el Gobierno, otras en la oposición y siempre al frente de las operaciones que más han deteriorado la salud de la nación y la convivencia de los españoles. Felipe González lo situó hace casi tres décadas en la secretaría de Estado de Educación, puesto desde el cual colaboró decisivamente a instaurar la reforma educativa responsable del desplome de la enseñanza pública española. En premio a sus desvelos por acabar con la posibilidad de que los hijos de las clases menos pudientes progresaran a través de una educación pública de calidad, González se lo llevó a la Moncloa para convertirlo en portavoz de su Ejecutivo inmerso de lleno en el desvalijamiento sistemático de las arcas públicas y el crimen de Estado. Allí Rubalcaba cumplió con creces con lo que se esperaba de él, haciendo todo lo posible para defender a los delincuentes que se sentaban junto a él en el Consejo de Ministros y sus más fieles allegados.

Su absoluta falta de consideración con los usos democráticos permitieron a Rubalcaba organizar la maniobra de tintes golpistas del 13 de marzo de 2004, en la que desde los altavoces mediáticos controlados por los socialistas se organizó el acoso sistemático de las sedes del partido rival, con los cadáveres de 192 compatriotas asesinados en el mayor atentado terrorista de nuestra Historia todavía calientes. En esta ocasión el presidente socialista del momento lo premió con el ministerio de Interior y la vicepresidencia del Gobierno, puestos desde los que participó decisivamente en la rendición ante la banda terrorista ETA con episodios de la gravedad del chivatazo del Bar Faisán.

Pero en la hora del adiós de uno de los personajes más dañinos de la política española parece haber pesado más el miedo a lo que puede venir por la izquierda en el propio PSOE, más aún con la existencia de formaciones radicales antisistema como las que han eclosionado en las pasadas elecciones al Parlamento europeo. Se olvida, sin duda interesadamente, que Rubalcaba es precisamente el gran responsable de la debacle del PSOE, razón fundamental que explica la radicalización de sus postulados y el surgimiento de otras opciones de extrema izquierda con el éxito que todos estamos viendo. Zapatero y Rubalcaba al frente del partido socialista han alfombrado el camino para este radicalismo totalitario, con su gestión económica desastrosa y su empeño en dividir a los españoles con medidas de orden social a cual más sectaria. Lamentar su salida de la política, como si Rubalcaba fuera la solución y no la principal causa de este sectarismo izquierdista, es un contrasentido que sólo se explica por el interés de los dos grandes partidos en mantener la situación actual de cómoda alternancia en el poder de que han disfrutado en las tres últimas décadas.

Los votantes del Partido Popular no tienen nada que agradecer a Rubalcaba, salvo el gesto de que jamás se le ha acusado de haberse aprovechado de la política para su enriquecimiento personal. Pero este reconocimiento obligado, tan poco común por desgracia en nuestra clase política, no justifica los ditirambos que los dirigentes del PP y su grupo parlamentario no dejan de dedicar al personaje que más ha perjudicado a sus votantes y, por extensión, a todos los españoles, siguiendo la tradicional estrategia impuesta por los asesores aúlicos con que cuenta el Partido Popular.

Adiós de Rubalcaba
Alfredo desaforado, PP desconsolado
Javier Somalo Libertad Digital 28 Junio 2014

Al PP se le va su PSOE, con el que jugaba en el balancín del parque. Sube y baja, sube y vuelve a bajar. ¡Ay, enemigo mío, qué bien lo hemos pasado! Posada, paronomasia de Pesado, que casi tarda tanto en presentar al Rey como el Rey en presentarse, escenificó su sorpresa: "Me acabo de enterar de que nos quedamos sin…". Sin Rubalcaba. Rubalcaba está llorando/el Posada está llorando/Rubalcaba y el Posada/en desconsolados bancos/ay, cómo lloran y lloran/ay, ay cómo están llorando. Hasta destacan "su oratoria", algo que no hace ni Google.

Atados en cordada por los riscos: si cae uno arrastra al otro. Así van y así los han querido siempre los que ahora, con votos, prometen rentas bolivarianas que sólo ellos disfrutan. Se enseñaban los colmillos guiñándose un ojo. Entre risas cómplices le dijo Soraya una vez a Alfredo por los pasillos: "Te voy a criticar, eh". Pero no me lo tomes a mal, le faltó añadir.

Pero el Rubalcaba que se va es el mismo al que el PP de la oposición quiso reprobar como ministro por la traición del Bar Faisán, principio de la legalización de ETA. El mismo que les desalojó del poder tras la jornada de reflexión-agitación del 13-M, promovida por él, cuando aún no se habían contado los muertos del más atroz –y todavía irresoluto–atentado contra España. El mismo que presumió en sede parlamentaria de oír y ver todo lo que dicen y hacen Sus Señorías. El mismo que llegó a Interior justo a tiempo de "verificar" que ETA no era peligrosa, que los zulos son "lugares donde los terroristas guardan una serie de cosas". Este es el Rubalcaba al que llora Posada y aplaude la bancada popular. Ellos lo han visto y sufrido.

También es el que dejó la Educación española hecha unos zorros. Ahora vuelve, como él dice, "a mi universidad". Bendita Complutense, la de Pablo Iglesias, Monedero y Carrillo. Hoy también con Alfredo de bata blanca para enseñar pesos atómicos y enlaces covalentes. La noticia no es que vuelva a las pizarras sino que siga siendo titular de una plaza más de dos décadas después. España.

Y es también el portavoz que negó que los GAL tuvieran relación alguna con el gobierno de Felipe González. "No podrán demostrarlo", dijo. Y parte de razón tenía. El 24 de noviembre de 1995, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros fue más allá: "El proceso terminará con la inocencia absoluta" de José Barrionuevo. Ahí se equivocó. Después, recuerden, el corro de la patata y los abrazos a las puertas del trullo.

Pero Rubalcaba repetía mucho por aquellas fechas, en referencia a la confesión pública de Ricardo García Damborenea, que "nadie puede probar una mentira". Y esa ha sido siempre su premisa mayor. Se puede probar pero de nada sirve: GAL, 11-M, negociación con ETA, chivatazo a ETA en el Faisán…

A veces conocemos mejor a las personas a través de otras. En el caso que nos ocupa probemos con Baltasar Garzón. A ojos de Rubalcaba, el juez fue bueno cuando colgó la toga para ir de número dos con Felipe. Fue malo cuando volvió a enfundársela y buscó a los GAL en su PSOE. Y volvió a ser bueno cuando compartió escopeta con un ministro, un comisario y un fiscal para diseñar la caza al PP. Lo más aproximado a la verdad es exactamente al revés… pero ya se sabe que "nadie puede probar una mentira". Quizá en sus Memorias, que no han de tardar, nos muestre su entrañable carcajada por última vez. Si se da prisa, todavía se las puede presentar Posada en el Congreso.

Este es el Alfredo Pérez Rubalcaba al que lloran algunos en el PP –más que en el PSOE, donde los ratones bailan–, al que aplauden y loan como estandarte de la transición a la sucesión monárquica. Otros, en cambio, dicen que todo está medido, que "a enemigo que huye, puente de plata" y que ya han arriolizado el futuro calculando que un PSOE sin Alfredo se hará radical y eso les pondrá a ellos en el centro, como por corrimiento de placas políticas. Alfredo, genio y figura. Químico político que, como los catalizadores, desencadena reacciones que nunca le afectan. Hasta en su despedida lo ha conseguido.

Ahora Alfredo deja la política y pierde el fuero, ese privilegio que protege en España a diez mil personas y que tanto ronda y preocupa estos días al rey padre don Juan Carlos. En el caso de Rubalcaba, ha sido su mejor armadura. Nada se podrá hacer ya contra aquel que siempre ha visto entrar en la cárcel a los demás. Pero Alfredo siempre fue el desaforado, el que obró "sin ley ni fuero, atropellando por todo". Y el PP le acompaña desaforado también –"con exceso, desmedido"– en la despedida. Desaforado y desconsolado. Nada ha cambiado, pues.

Volver a la universidad
xavier pericay ABC Cataluña 28 Junio 2014

Hace ya algunos años que dejé la universidad. Después de haber vuelto. Dudo mucho que en adelante vaya a reengancharme de nuevo. La edad, por supuesto. Pero también la universidad. El año pasado colaboré gustoso, junto a Álvaro Delgado-Gal, en el libro ideado e impulsado por Jesús Hernández, «La universidad cercada» (Anagrama). En él, cerca de una veintena de docentes con el común denominador de haber dedicado casi toda su vida a la enseñanza superior dejaban testimonio de su naufragio. Del de esa enseñanza superior y del suyo propio en tanto que «partie prenante». Algunos incluso habían abandonado el barco antes de tiempo. Para qué seguir, si eso se va a pique. Claro que no todo el mundo es de la misma opinión. Y hasta se da el caso, singularísimo, de quien regresa a la universidad después de más de tres décadas de ausencia. Alfredo Pérez Rubalcaba, en efecto. Según ha manifestado, en septiembre, tras dejar la política, se reincorporará a su puesto de profesor de Química Orgánica de la Complutense —esa universidad cuyo rector acaba de pedir un préstamo de 8 millones para pagar las nóminas—. Eso sí, al parecer no impartirá clases hasta el segundo cuatrimestre del próximo curso, lo que le permitirá reciclarse. 33 años de organicismo político son muchos años.

De todos modos, Rubalcaba cuenta con una indiscutible ventaja respecto a cualquier otro que estuviera en su situación. Lo que se va a encontrar en febrero de 2015 en las aulas de la Complutense no será sino obra suya, fruto de sus propias entrañas políticas. Estudiantes modelados en la horma de la LOE —reencarnación de aquella LOGSE que él mismo contribuyó a alumbrar desde las bambalinas del Ministerio de Educación— y desaguados en una universidad pública cuya matriz no es otra que aquella LRU de sus primeros tiempos como jefe de gabinete del ministro Maravall. En otras palabras: el químico podrá comprobar in situ —más allá de las cifras de todos conocidas, que colocan a España en el sumidero educativo de los países económicamente desarrollados— los efectos de su experimento. Y entonces acaso empiece a lamentar haber dejado la política.

¿Última oportunidad para Artur Mas?
El presidente parece identificar hacer el ridículo con quedar él en mal lugar ante los suyos por no alcanzar los objetivos propuestos
Manuel Cruz El Pais Cataluña  28 Junio 2014

Artur Mas repite con frecuencia de un tiempo a esta parte que uno de los errores que no se puede permitir el procès es el de hacer el ridículo. Transmite con su insistencia la sensación de que el asunto le preocupa profundamente. Acierta sin duda al asumir tal preocupación. Porque no son pocos los ciudadanos que en este país pueden haber tenido la impresión de que en el último mes se ha bordeado de manera peligrosa (desde el punto de vista del procès) dicho peligro.

Tal vez uno de los momentos en los que más cerca se ha estado de caer en lo que tanto parece temerse haya sido el pasado 2 de junio, tras el discurso del Rey Juan Carlos en el que anunció su abdicación. La intervención del presidente de la Generalitat, presentada como institucional, lejos de responder a tal expectativa, se movió en ese terreno que un castizo definiría como el de “qué hay de lo mío”, donde “lo mío” quedaba reducido a la consulta, alfa y omega de la política catalana en este momento, por más intensos y estremecedores que puedan ser los movimientos sísmicos que se produzcan alrededor.

A dicho momento han ido siguiendo, casi en cascada, otros de parecido tenor, como el de las reservas iniciales de Artur Mas en acudir a la proclamación de Felipe VI (luego se ha sabido que la única actividad oficial de su agenda en los USA fue verse con el gobernador de Carolina del Norte, próximo al Tea Party), su reproche de que en el discurso de proclamación no se hubiera incluido la expresión “plurinacional” (que no aparece en el texto de la Constitución) o, en fin, la sugerencia de que el nuevo Rey debería asumir tareas políticas para las que no está facultado con el objeto de posibilitar una consulta con una pregunta de más que dudoso encaje legal.

Analizando tales ejemplos, a los que sin dificultad se podrían añadir otros semejantes, se extrae la conclusión de que Mas parece estar identificando en todo momento hacer el ridículo no solo con quedar él en mal lugar ante los suyos, sino con que ello ocurra por no alcanzar los objetivos propuestos. O, más en breve, con fracasar de mala manera, sin épica alguna que atenúe la derrota.

Tal vez le convendría reconsiderar estas premisas. Si echamos la vista atrás y pensamos, sin remontarnos demasiado lejos en el tiempo, en lo que ha resultado determinante para que valoremos hoy a determinados políticos de nuestra historia reciente de manera inequívocamente positiva (con independencia de que podamos estar más o menos de acuerdo con sus posiciones), comprobamos que ha sido precisamente el hecho de que manejaran unas premisas de signo opuesto a las que maneja Mas.

Así, a la hora de su muerte, ha habido práctica unanimidad en considerar que uno de los principales méritos de Adolfo Suárez fue precisamente el arrojo y la firmeza con la que fue capaz de enfrentarse a los suyos, para proponer lo que consideraba que era lo mejor para la sociedad española en aquel momento, aunque eso pudiera acarrearle críticas y desafecciones. También Felipe González tuvo el coraje político de plantearle a su partido la necesidad de abandonar un marxismo que formaba parte históricamente de sus señas de identidad ideológicas. Y qué decir, en fin, de la determinación con la que Santiago Carrillo convenció a sus camaradas y simpatizantes de la necesidad de aceptar la monarquía y, por consiguiente, la bandera rojigualda.

Frente a ello, no atreverse a dar un volantazo cuando la situación lo requiere, aferrarse, sin estar dispuesto a la menor autocrítica, a aquello por lo que en algún momento se apostó, por más que puedan haber cambiado incluso radicalmente las circunstancias iniciales de la apuesta, lejos de poder ser considerados virtud o mérito, constituyen defecto y severa limitación.

El nuevo escenario que se ha abierto en España tras la abdicación del Rey Juan Carlos, con la explícita aceptación por parte de prácticamente todos los sectores del arco parlamentario, incluidos los más conservadores, de la necesidad de emprender profundas reformas constitucionales, deja sin efecto las reiteradas afirmaciones del soberanismo según las cuales la independencia era, a la vista del inmovilismo español, la única vía que le quedaba a Cataluña.

El papel de Don Tancredo, representado en exclusiva hasta ayer por Mariano Rajoy, se diría que parece hoy, debidamente rebautizado como wait and see, a punto de pasar a manos de otros actores. La magnitud de los retos pone a prueba la grandeza de los individuos y de las sociedades, tanto como —¡ay!— puede dejar en evidencia su insignificancia.

Ahora toca hablar, de verdad, del futuro y comprometerse en su diseño de manera clara y definida (como, por lo demás, hizo siempre a lo largo de su historia el catalanismo político). Quienes repetían, como si de un mantra se tratara, que era impensable que desde España llegara propuesta alguna de reformas, no pueden mirar hacia otro lado ni cambiar de tema ahora que la situación abre claramente la posibilidad de llevarlas a cabo. Ese sí que sería, President, el mayor de los ridículos.

Manuel Cruz es catedrático de Filosofía Contemporánea en la UB.

"Pablo Iglesias ha estado a sueldo del chavismo"
El periodista John Müller.El chileno y otros nueve periodistas analizan el fulgurante éxito de Podemos
arantza furundarena | Bilbao El Correo 28 Junio 2014

Después de cada fenómeno sorprendente suele llegar un libro que intenta explicarlo. '#Podemos' (ediciones Deusto) es un ensayo "de urgencia" que apareció en las librerías el pasado miércoles, en el que el chileno John Müller y otros nueve periodistas analizan el fulgurante éxito de la formación del mediático Pablo Iglesias. "Porque la gente -dice Müller- quiere saber quién es el chaval de la coleta".

– ¿Y quién es?
– Un actor. Un profesor de Ciencia Política que ha puesto su talento comunicativo al servicio de una opción política completamente prefabricada para llevarse el voto del hastío.

– Han subtitulado el libro: 'Deconstruyendo a Pablo Iglesias'. ¿Pretenden desenmascararlo?
– De alguna forma sí, porque nosotros hemos puesto de manifiesto su demagogia y sus relaciones con el chavismo.

– Parece que no confía mucho en Iglesias...
– La mayoría de los autores que hemos realizado el libro estamos muy lejos de sus propuestas. Aun así creo que los de Podemos son una aportación a la política española.

– ¿Saludable o peligrosa?
– En la medida en que se han presentado a las elecciones, acatan la Constitución y las leyes, son una opción legítima. Yo solo sospecho de Pablo como admirador del comandante Chávez, porque Chávez fue un golpista.

– ¿Se ha interesado Iglesias por este libro?
– Le envió un mensaje a una de las autoras, sorprendido por lo rápido que ha aparecido. Seguro que lo lee.

– ¿Cómo es Pablo Iglesias sin cámaras?
– No lo conozco, y eso que vivo en el mismo barrio, el Puente de Vallecas, a tres manzanas... Creo que es un tío normal. Como político, su punto débil es su programa económico. Lo hemos analizado y es totalmente inviable. Llevaría a España a más paro, más pobreza e incluso a la salida del euro.

Es irónico que alguien que lleva el nombre del fundador del PSOE haya hecho tanto daño a ese partido, sus candidatos van a necesitar dos vidas para frenar a Podemos"

– ¿Y su punto fuerte?
– Sus propuestas políticas: la transparencia, la rendición de cuentas... Incluso el referéndum revocatorio.

– ¿Qué influencia ha tenido Verstrynge en Iglesias?
– Mucha. Son muy amigos. Pablo fue su alumno aventajado. Por defender a Verstrynge se ha enfrentado incluso al sectarismo de algunos de sus compañeros.

– ¿Ha financiado el chavismo a Podemos?
– Tanto como eso no. Pero sí se puede afirmar que un gran número de los promotores de Podemos ha estado a sueldo del chavismo, incluido Pablo Iglesias.

– ¿Son un submarino del chavismo en España?
– Creo que son más listos que eso. Han extraído cosas del chavismo y las quieren adaptar aquí.

– ¿Ve vocación caudillista en Pablo Iglesias?
– Tacharlo de antidemócrata sería un error porque ha llegado por la fuerza de los votos, pero sí hay que estar atentos. Ellos han ocultado el chavismo, pero esa ideología está ahí. En la noche electoral Pablo Iglesias dijo: "Por ahora no hemos alcanzado nuestros objetivos". Esa frase, tal cual, la pronunció Chávez ante una cámara cuando se rindió tras el frustrado golpe de estado. Ese discurso es el santo y seña de la izquierda revolucionaria latinoamericana. Se llama el discurso del 'Por ahora'. Y Pablo está en el 'Por ahora'.

– Un tal Pablo Iglesias fastidiando al PSOE... ¡Qué ironía!
– Sí, es irónico que cien años después otro Pablo Iglesias, bautizado así, según su madre, por la homonimia con el fundador del PSOE, haya hecho tanto daño a ese partido. Los nuevos candidatos socialistas van a necesitar dos vidas para frenar a los de Podemos. Lo peligroso es que introduzcan el populismo latinoamericano.

– ¿En España?
– Sí. Con ello van a conseguir que todo el sistema político español se vaya a la izquierda. Está estudiado. Donde llega el populismo, todos se hacen populistas, se radicalizan.

– ¿Ve ambición de poder en él?
– Le encanta el poder y tiene madera de líder. Es un animal político. Los que quieren consolarse pensando que es solo un fenómeno mediático pasajero se equivocan.

DOCE MÁS UNA JAVIER NART
'Estamos hartos de estar hartos'
RAFAEL J. ÁLVAREZ El Mundo 28 Junio 2014

> Tiene el apellido más corto que la lengua y más joven que su vida, biografía imposible en un monosílabo > ETA azuzó a su padre y él se hizo abogado para dejarse vengar por la ley > Fotografió guerras, fue socialista, lleva restos de África bajo la piel, parlamenta en la tele y el lunes será eurodiputado de Ciudadanos > Cada bala que pasó, los tiburones de su buceo, toda palabra peleada y esos relojes viejos que compra donde va son una melena blanca que peina ganas. Por si hay tiempo.

1- ¿Por qué usted antes se llamaba Xavier, Javier?
Siempre he sido Javier. A mí me parieron en castellano. Hay amigos que se llamaban José o Pedro y ahora se llaman Josep y Pere. ¿Conocí a otros?

2- ¿Usted por qué no se ríe nunca?
Je, je... Yo me río bastante, lo que pasa es que trato de... A mí la sonrisa permanente me parece una impostura. Es la sonrisa del memo, una forma de reírse de la gente y de despreciarse a uno mismo.

3- Como buceador, ¿cuál es el lugar más corrupto que conoce?
La de España es una corrupción sobre lo que sobra, no sobre lo que falta, como en África. En la llamada ideología progresista hay una praxis de corrupción... Los ERE de Andalucía. Estoy esperando a que el partido llamado socialista y obrero, del que me fui con el estómago revuelto, haga una investigación interna. Putrefacción y repugnancia.

4- ¿Ustedes por qué existen?
Nosotros, en situación normal, no deberíamos existir. Ciudadanos es la consecuencia del hartazgo, de estar hartos de estar hartos.

5- ¿Por qué una coleta da más votos que una melena?
Pablo Iglesias utilizó bien las redes sociales y el descrédito de los partidos tradicionales. Si uno propone eslóganes irrealizables pero bellos comete irresponsabilidad.

6- A ver qué pasa con estos nombres y el filo de su lengua: Del Bosque, Esperanza Aguirre, Wyoming, Marhuenda, Botín, Montoro, Rosa Díez y usted.
Respeto a Del Bosque, pero no me gusta su fútbol; soy más vertical. Aguirre se parece a Gallardón:grandísima apariencia y escasa sustancia. Wyoming es brillante e inteligente, y muy sectario; la ironía debe ser para todos, sobre todo para los nuestros. Marhuenda es una caricatura de sí mismo, es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Botín es uno de los grandes propietarios de España. Montoro es una gran decepción, esperaba más eficacia, audacia y justicia. Rosa Díez es hiperpersonalista, hipersectaria y con un altísimo concepto de sí misma. ¿Yo? Yo dudo de mis propias verdades.

7- Abogado, ¿a qué culpable defendería y a qué inocente acusaría?
Yo sólo acuso si sé que el contrario es culpable; si dudo me retiro. Yo no soy un mercenario de la acusación. Jamás defenderé terrorismo, narcotráfico y tráfico humano. Y eso que proxenetas y traficantes son la mejor clientela del mundo.

8- ¿Por qué el Gobierno es tan poco nacionalista en política y tan poco universal en justicia?
El problema es que tenemos un ministro de Justicia que de justicia tiene muy poco conocimiento. Ha parido una ley de justicia universal que yo llamo reforma d ela ley orgánica del oder judicial del partido comunista chino. Porque no es del señor Gallardón, la ha impuesto el partido comunista chino. Si Gallardón tuviera un mínimo de respeto por sí mismo hubiera dimitido. Pero como sólo tiene el deseo de mantener su ilustre culo en la silla de ministro, ni dimite, ni dimitirá. Su gloriosa ley pone a narcos en la calle.

9- ¿Usted qué piensa de la democracia en El Chad, señor cónsul?
África necesita un consenso de la sociedad tribal. Llevo a Chad en el corazón desde 1977 y hago todo lo que puedo para que su sociedad civil reciba ayuda humanitaria. Hablo de la sociedad civil.

10- ¿Por qué España tiene miedo a la pregunta y Cataluña a la respuesta?
Diablos, qué soberbia pregunta... Cataluña votó mayoritariamente a favor del Estatuto, pero sólo votó a favor un 35%. El resto se fue a la playa. Voto mayoritario o verdadero. La mayoría de Cataluña no quiere independencia. España no quiere la pregunta porque la soberanía nacional no es discutible. ¿Por qué no hay soberanía en Hospitalet, en el barrio de Gracia o en el tercero B de la calle Montaner?

11- Ya que fue corresponsal de guerra, cuente una batalla para los nietos de esta entrevista...
Recuerdo un bombardeo en Líbano. Estoy en un sótano, en cuclillas, tengo los ojos cerrados por el miedo y algo me toma la mano. Yo la retiro. [Cierra los ojos] Me vuelven a tomar la mano, la retiro. Me la vuelven a tomar, abro los ojos y veo un niño de 6 años. Aquel niño lloraba en silencio, no gemía siquiera. Y me miraba. Yo era el adulto que le iba a proteger de la muerte. Era la inocencia del niño que conoce la muerte y no entiende que le quieren matar. Monstruoso. Dios no puede existir permitiendo el sufrimiento de quien no comprende el sufrimiento. Si existiera sería un malvado.

12- ¿Usted de qué no sabe nada?
Je, je... De nada. El conocimiento es un progreso de la determinación de la propia ignorancia.
(+1) Señor eurodiputado, ¿quí hará cuandi vengui el lobby?
Yo tengo dos virtudes, créetelo: ninguna ambición y ningún miedo. Y eso te hace impermeable.

Coordinador del libro #Podemos
John Müller: "Si Podemos llega a gobernar, España está acabada"
#Podemos, deconstruyendo a Pablo Iglesias, un libro en el que se hace un análisis crítico de la mayor sorpresa electoral de los últimos tiempos.
M. Muro Libertad Digital 28 Junio 2014

Un mes después de que Podemos, la formación que lidera Pablo Iglesias, consiguiera 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados, se presenta #Podemos, deconstruyendo a Pablo Iglesias. Un libro coordinado por el periodista John Müller en el que diez reputados periodistas, economistas y expertos en comunicación hacen un análisis crítico de la mayor sorpresa electoral de los últimos tiempos.

"Cuando el 25 de mayo Podemos obtuvo cinco diputados europeos, nos dimos cuenta de que mucha gente en este país no tenía ni idea de quienes eran. Un ministro del Gobierno me confesó que el mismo día de la votación, a las nueve de la noche, le llamaron para preguntarle cómo iban los de Podemos. Él no tenía ni idea de que existía un partido llamado Podemos. Si un ministro del Gobierno no lo sabía, imagina la mayoría de los españoles. Salvo los que les votaron, una gran cantidad de gente no los conocía, entre otras cosas porque las encuestas detectaron su existencia muy al final y los grandes periódicos no les dedicaron grandes contenidos" explica a Libertad Digital el coordinador del libro, el periodista John Müller.

Desde que Podemos se inscribiera como partido hasta que se produjeron las elecciones no pasaron más de 40 días. Muy rápidos fueron también los autores de este libro que, a los tres días de los comicios, ya hablaban de la posibilidad de hacer un instant book sobre lo ocurrido. El coordinador de esta obra, John Müller, recibe a LD en la cafetería del Círculo de Bellas Artes para descubrir qué es y quienes están detrás del éxito de esta formación.

Pregunta: ¿Cómo consiguió Podemos, en tan sólo unos meses, cinco eurodiputados?
Respuesta: Ellos conocen muy bien su trabajo, su materia de estudio, tienen mucha experiencia política. Han sido activistas de izquierdas desde hace mucho tiempo. Han trabajado para Hugo Chávez en Venezuela y para Correa en Ecuador.

Yo creo que la clave fue coger lo que dejó el 15 M, parte que en este libro explica Paloma Cuevas -compañera de Libertad Digital- . Aunque ellos no son el 15 M, se han nutrido de esas ideas.

- Como explican en el libro, una de las características de la mayoría de los promotores de Podemos es su estrecha relación con gobiernos populistas como los de Chávez o Correa. Ahora llama la atención que parece que quieran esconder esa simpatía.
- A mi también me llama la atención. Aunque en realidad, ellos hacen guiños al chavismo. Por ejemplo, en la noche electoral Pablo Iglesias contestó a una de las cámaras que se le acercaron "por ahora no hemos alcanzado nuestros objetivos". Ese "por ahora" es la misma expresión que usa Hugo Chávez cuando se rinde después de fracasar en el golpe de estado en Venezuela. Ese famoso discurso de Chávez en América Latina pasó a llamarse "el discurso del por ahora". Y es el santo y seña de la izquierda revolucionaria populista en América Latina.

El hecho de que lo usara Iglesias es un guiño oculto al chavismo. Yo creo que ahora intentan ocultar su relación con Chávez porque hay una parte de la izquierda española que rechaza el chavismo.

- Usted es chileno pero también vivió y trabajó en Venezuela. ¿Se puede ver en Podemos un germen de lo que algunos han llamado un bolivarianismo a la europea?, ¿hay semejanzas entre los programas políticos?
-La principal novedad en el terreno político es que han traído a España los elementos del populismo latinoamericano. Entre esas cosas están algunas de las medidas económicas de Podemos, que son prácticamente inaplicables y conducirían a España a la miseria. Medidas populistas como el reparto de las horas de trabajo, la jubilación a los 60 años o la renta mínima para todo el mundo. Eso un país que tiene petroleo se lo podría permitir, pero incluso en Venezuela no ha sido posible.

Hay cuestiones políticas que también han importado, como por ejemplo el referéndum revocatorio. Los círculos Podemos también son una copia de los comités revolucionarios cubanos. Y de alguna manera, también copian la organización por barrios que existe en la Venezuela de Chávez y que es un mecanismo de control social. Aquí lo utilizan como una forma de construcción del partido político, del movimiento, pero tarde o temprano, cuando el movimiento consigue llegar al poder, se convierten en el sistema de control de la sociedad.

- ¿Y qué pasaría si un programa así llegase al poder?
- Si llegaran al poder, el país está en la ruina. Si Podemos llega a gobernar o tiene mayoría absoluta para gobernar España está acabada. La ruina está asegurada desde el punto de vista económico y yo creo que desde el punto de vista institucional tendríamos grandes problemas. Dejaríamos de ser un país aceptable a nivel europeo.

- Miembros de diferentes partidos han afirmado que Podemos pretende acabar con la democracia. Algunos, como Ignacio Sotelo, han calificado a Iglesias de "dictador nato".
- Yo no creo que alguien que se inscriba en una elecciones esté pensando en destruir una democracia. Si aceptas las reglas de juego democráticas es porque, en principio, quieres ser demócrata. El problema es la faceta chavista que todos sospechamos que hay detrás de Podemos. Cuando Hugo Chávez llegó al poder, promovió una asamblea constituyente que le permitió arrasar con las instituciones que establecían frenos y contrapesos a sus poder. Luego creó una constitución que le permitió obtener de la asamblea nacional una ley habilitante que prácticamente le permitía gobernar como un dictador.

Ese tipo de institucionalidad que no se si Podemos va a terminar planteando en España, nos conduciría a una situación critica porque, como citamos en el libro, el populismo impregna todo el espectro político. Por ejemplo, en la mayoría de los países bolivarianos la limitación de los mandatos que existía para el presidente de la república ha desaparecido. Es extraño pero el populismo hace que los frenos o contrapesos tradicionales de la democracia sean vistos como un obstáculo y los acaba quitando. Eso es malo porque se pierden frenos y contrapesos que ellos mismos reclaman: transparencia, limitación de los mandatos...

Ahora mismo Podemos es un popurri ideológico en el que no acaban de aclararse. No tenemos que tener miedo a Podemos, pero si mañana los españoles enloquecen y le dan la mayoría tendremos que irnos del país o luchar. Pero no lo creo posible. Yo creo que libros como este ayudaran a que las personas se den cuenta con quién estamos tratando.

Por ejemplo, ellos tienen un discurso inaceptable sobre la violencia estructural que no tiene cabida en la democracia. Creo que lo tenemos que hacer es señalarlo y decirles que con este discurso no pueden estar en el sistema democrático porque el discurso de la violencia estructural justifica la violencia asesina y es el mismo argumento que ha estado dando ETA hasta el día de ayer.

- La próxima cita a la que se enfrentarán en las urnas serán las elecciones autonómicas y municipales de 2015, en el libro explica que existen dos posibilidades, que Podemos se desinfle como un suflé o, por el contrario, que vengan para quedarse.
- Yo creo que van a perdurar, porque van a intentar institucionalizar su partido y probablemente presenten candidaturas en sitios muy estudiados, ciudades muy concretas donde van a ir a por el poder, o a ser gravitantes en el poder local, o a condicionar la formación de gobiernos locales.

Existe también la posibilidad de que no salgan adelante ya que la izquierda tiene una larga tradición de odios sectarios entre si misma, de purgas y divisiones. Aún así, la gente que está en Podemos, la que se identificó con el 15 M, va a vivir en los partidos, porque, aunque desaparezcan, se integrarán en IU o en el PSOE. Si no se consigue perpetuar como partido independiente siempre habrá el ala Podemos del PSOE o IU.

El proceso separatista
Orden de la Generalidad para que las emergencias médicas se atiendan sólo en catalán
Pablo Planas Libertad Digital 28 Junio 2014

Una circular de una empresa contratada por el Sistema de Emergencias Médicas autonómico recuerda que "el catalán es el único idioma autorizado".

Antepone el separatismo a la vida de un paciente
Las órdenes de la Generalidad en materia lingüística son escuetas, directas y, sobre todo, de obligado cumplimiento. La imposición del catalán y la erradicación del español en la escuela, los medios de comunicación y la administración pública catalanas son los grandes ejes de una "política" que no sólo regula las relaciones lingüísticas en los ámbitos públicos, sino que reparte instrucciones y consignas para cuestiones tan insospechadas como la atención y gestión de las emergencias médicas. Y para que se cumplan las directrices vale todo, hasta realizar escuchas aleatorias de las comunicaciones entre el personal de las ambulancias y los centros de coordinación.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) es la empresa pública de la Generalidad que se encarga de las urgencias extrahospitalarias. Del SEM depende la subcontratación de ambulancias y personal sanitario, así como su coordinación. También el que en las emergencias, urgencias y atención a enfermos y heridos se hable en sólo en catalán, como demuestra la circular de una de las empresas contratadas por la Generalidad para cubrir el servicio de ambulancias en Barcelona, L'Hospitalet y Reus.

Los destinatarios de la instrucción son los "gestores de recursos", los operadores telefónicos que se encargan de coordinar los servicios de las ambulancias. La nota, un "manual de estilo", establece los protocolos lingüísticos a tener en cuenta: "Os recordamos que el catalán (palabra en versales, negrita y subrayada, como se puede apreciar en el documento original) es el único idioma autorizado por el SEM para la conunicación diaria con las unidades (alude a la dotación humana de las ambulancias, técnicos sanitarios y conductor), tanto por emisora como por teléfono".

Circular de comunicación de los protocolos lingüísticos de la SEM
Continúa el texto: "Es de obligado conocimiento y uso por todos los gestores, independientemente del idioma que utilicen las unidades para dirigirse a CECOS (siglas de central de emergencias de coordinación sanitaria, donde trabajan los "gestores").

Como toda norma, ésta también tiene su salvedad: "La única exepción a este protocolo se produce en la emisora de ACD (siglas de activación de coordinación domiciliaria) de la sala Barcelona, por su situación específica". La "situación específica" se refiere a que la mayoría de los médicos que trabajan en la capital catalana para el SEM no entienden el catalán, básicamente porque son recién llegados a España. Muchos conductores de ambulancia tampoco lo entienden, pero en su caso el SEM y las empresas contratadas no hace la vista gorda y están obligados a utlizar "el único idioma autorizado por el SEM".

Escuchas selectivas
Los operadores telefónicos de las emergencias médicas en Cataluña pudieron constatar que se les sometía a "escuchas selectivas" en su trabajo cuando se bajó la nota de calidad de servicio a los que habían hablado en español con conductores y técnicos sanitarios. Los "gestores" alegan que muchos conductores no entienden los nombres de las calles o la descripción de la urgencia en catalán y que les hablan en castellano para facilitar la rapidez de la intervención. Sin embargo, la Generalidad es inflexible en el punto del catalán, de "obligado conocimiento y uso", afirmación que no está sustentada en ninguna ley, ni autonómica ni mucho menos estatal. Tampoco considera la administración de CiU una alegación válida la eficacia en el servicio o el hecho de que sus instrucciones puedan tener un coste en vidas humanas mientras un operador y un conductor entran en un bucle telefónico porque no se entienden. El catalán es el "único idioma".

El SEM ya fue protagonista meses atrás de un escándalo político cuando una de sus médicos se negó a identificarse ante un agente de al Guardia Civil en el Aeropuerto de Barcelona. En la pista esperaba un paciente procedente de Mallorxca con severas quemaduras en el 70% de su cuerpo. Debía ser recogido y trasladado de urgencia a la unidad de quemados del hospital "Vall d'Hebron" de la capital catalana. Tuvo que esperar en el avión más de una hora hasta que se resolvió el asunto trasladando al herido hasta una zona en la que la ambulancia del SEM pudiera recogerlo sin tener que cruzar el puesto de los agentes, según informó en exclusiva Libertad Digital.

Los incidentes en la gestión de las emergencias médicas son un expediente más de una sanidad al borde del colapso, ahogada financieramente por la Generalidad, y en la que las irregularidades administrativas están a la orden del día, con gerentes que cobran durante diez años pese a haber cesado, investigaciones judiciales, adjudicaciones bajo sospecha y un deterioro imparable de la atención a los ciudadanos.

Cómo ser un "buen independentista"
Alejandro Tercerocronicaglobal.com 28 Junio 2014

Una entidad impulsada por el activista, asesor de Artur Mas y ponente del simposio "España contra Cataluña" Salvador Cardús difunde un "Breve manual de buenas prácticas del independentista". Se trata de un decálogo en el que se insta a vender con simpatía el proyecto rupturista, sonriendo y evitando argumentos como el del "expolio fiscal" con el objetivo de convencer a los indecisos y ganar "la simpatía internacional". ERC distribuye el documento entre sus bases. "Breve manual de buenas prácticas del independentista"

El mal rollo no vende, así que conviene ser simpáticos para conseguir adeptos al proyecto secesionista impulsado por el presidente de la Generalidad, Artur Mas. Esta es la principal recomendación que recoge el "Breve manual de buenas prácticas del independentista", un documento de doce páginas que ha lanzado recientemente La fàbrica, una plataforma que se presenta como "un equipo de intervención que trabaja con el objetivo de conseguir la independencia de Cataluña".

La entidad está promovida por el sociólogo Salvador Cardús, uno de los activistas independentistas más radicales, ex decano de la Facultad de Sociología de la UAB, colaborador habitual de La Vanguardia y miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el grupo de sabios que guían a Mas en su hoja de ruta rupturista. Cardús fue, además, uno de los ponentes estrella del polémico simposio "España contra Cataluña", celebrado en diciembre pasado.

El manual -desarrollado a partir de una idea del escritor Joan-Lluís Lluís, director del Servicio de Difusión de la Lengua Catalana de la Casa de la Generalidad en Perpiñán (Francia)- insta a los independentistas "de buena fe" a "sonreir" y a no insultar, menospreciar o burlarse de los no independentistas. Además, recomienda evitar el uso de argumentos como el del "expolio fiscal" (el conocido "España nos roba") para no parecer "egoístas y xenófobos", aunque asegura que son agravios "reales". Según apuntaba este viernes El Confidencial, este argumentario está siendo repartido entre las bases de ERC, para que tomen nota.

Un decálogo con diez ideas-fuerza
El documento consta de un decálogo con unas ideas-fuerza muy sencillas para que puedan ser fácilmente asimiladas y que se resumen de la siguiente forma:

1. "Rechacemos las descalificaciones". El manual insta a los independentistas a "convivir con el máximo de armonía, sin que los desacuerdos tácticos desvíen la atención del objetivo común" de la secesión. Considera "inevitable" que aparezcan "personas movidas únicamente por su interés personal", lo que "no ha de preocuparnos excesivamente" puesto que "todas las causas ganadoras conocen este fenómeno" y "cada voto tendrá el mismo valor el día de la consulta o de las elecciones plebiscitarias".

2. "No propaguemos rumores ni falsas noticias". Instan a evitar dar publicidad a los "rumores, calumnias y falsas noticias destinadas a perjudicar al movimiento independentista". Denuncian "operaciones de intoxicación" contra "las personalidades, las instituciones y las entidades más destacadas de este proceso". Y piden "no creer a priori ninguna de estas pretendidas informaciones mientras no sean formalmente probadas". "No nos convirtamos en agentes de los adversarios de la independencia", añaden.

3. "Rehuyamos de los insultos". "Herir a nuestro adversario con insultos no le debilita sino, al contrario, le permite sacar fuerzas del resentimiento. Además, en una sociedad civilizada, el insulto y la agresión acaban volviéndose contra sus autores". El texto indica que las "acusaciones indignas por parte de ciertos unionistas", "como equiparar a los independentistas con los nazis", "muestran su falta de argumento y su bajo nivel intelectual y moral".

4. "Evitemos la trampa del triunfalismo". El documento advierte de que "pese a que todas las encuestas de opinión muestren que la independencia es la opción mayoritaria en Cataluña, no hay nada ganado". Así, advierte de que esto "no nos ha de hacer bajar la guardia". "No hemos de caer en la trampa de una supuesta superioridad intelectual o moral del independentismo, que nos podría hacer detestables a ojos de los indecisos. Hacer patente un triunfo antes de tiempo puede inducir a los unionistas a un reflejo de orgullo que les dé más fuerzas", añaden.

5. "Respetemos todas las otras lenguas". El manual insta a no excluir a los hablantes de lenguas distintas al catalán porque eso significaría "debilitar gravemente el movimiento independentista". "Bienvenidos sean los castellanohablants que entiendan que la Cataluña independiente será buena para ellos también, y celebremos que algunos lo expongan públicamente en castellano", señalan. Eso sí, dejan claro que "evidentemente, un Estado catalán tendrá la misión histórica de priorizar la consolidación del catalán en todo el país pero, ahora y siempre, todo el mundo ha de ser acogido en pie de igualdad, y cada lengua ha de ser respetada".

6. "Utilicemos el poder de la sonrisa". "Una causa gana partidarios también por la simpatía personal que generan los que la defienden. En la calle, en el trabajo, en el mercado o en reuniones familiares, es importante que el independentismo sea entendido como una causa justa y necesaria pero también pacífica, democrática, inclusiva y profundamente amable. Una sonrisa puede hacer tanto como muchos argumentos, unos ojos que brillan pueden convencer mejor que una ristra de cifras. Emocionar, ilusionar y seducir también son tareas importantes, que no han de ser difíciles de cumplir por aquellos que ya se sienten emocionados, ilusionados y seducidos por la idea de la libertad de Cataluña", indica poéticamente el documento.

7. "Escuchemos los argumentos contrarios". Tras asegurar que "los unionistas no nos convencerán", animan a escucharles "por respeto democrático" y porque así "se sentirán respetados y algunos tendrán más ganas de escucharnos".

8. "Repliquemos con respeto y determinación". El texto insta a "replicar siempre" a "los unionistas convencidos" con "paciencia y determinación" porque así "desarmaremos la agresividad de algunos, o al menos la haremos bajar de tono" y "mostraremos lo que es evidente: que el independentismo es, hoy, la opción más sólida de todas".

9. "Convenzamos a los indecisos". El manual destaca que "una gran cantidad de la población todavía tiene dudas" y que "es decisiva", por lo que "hay que considerarlos como una prioridad, hay que seducirlos y atraerlos". "Lo hemos de hacer respetando el hecho de que tienen el derecho absoluto a continuar siendo indecisos hasta el día del voto: eso significa que hasta el día del voto no nos hemos de parar en el intento de convencerlos", añaden.

10. "Atraigamos la simpatía internacional". El documento pone como ejemplo a Escocia porque se presenta al mundo como "abierta y generosa". "En cambio, la Padania continúa pareciendo un invento de laboratorio de unos regionalistas egoístas y xenófobos. Por eso es importante que Cataluña sea equiparada a Escocia y en eso todos podemos tener un papel. Al contrario de lo que se dice con frecuencia en España, los catalanes no somos nada avaros ni egoístas. Tenemos una cultura rica, una lengua y una historia que nos hace singulares, pero también tenemos una visión de futuro común que nos hace originales y nos ha de hacer atractivos. A los ojos del mundo, esta particularidad tiene mucho más valor que los expolios fiscales, por reales y cruentas que sean. Por eso, nos hemos de explicar mostrando lo bueno y mejor del país y de su proyecto", concluyen.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Ludopatías
Santiago González. El Mundo del País Vasco  28 Junio 2014

El lehendakari es el político que más se parece al estereotipo del pueblo vasco, piensen, por ejemplo en sus declaraciones después del lamentable comportamiento que mantuvo junto a su alter ego, Artur Mas, en la tribuna del Congreso. Él hizo amago de aplaudir, eso sí, sin entusiasmo y poniendo para compensar cara de padecer hiperclorhidria. Pero la voluntad le duró un ‘txalo’ y medio: apenas vio que su compañero de expedición no había despegado las manos de sus partes pudendas él interrumpió el aplauso y se las llevó al emplazamiento análogo, salva sea la parte.

La palabra clave es ‘arriesgar’. Urkullu espera que el rey ‘arriesgue’ con Euskadi y Cataluña. La gente normal, lo que espera de sus gobernantes es justamente lo contrario, que no se la jueguen en los asuntos principales que les tienen confiados. Normalmente quieren saber que su libertad, su seguridad y su economía están en manos muy prudentes, con aversión al riesgo, no en las de un ludópata. Pero Urkullu es el gobernante de un pueblo con una acreditada afición por las apuestas y debe de creer que un gobernante vasco que no se la juegue en su toma de decisiones no podrá estar a la altura de sus administrados.

De ahí que, tal como explica el director del Euskobarómetro, Francisco Llera, a la vista de la última oleada, casi tres de cada cuatro ciudadanos vascos se sienten satisfechos con el Estatuto que se dieron a sí mismos en el referéndum del 25 de octubre del 79. Sin embargo y ante la eventualidad de votarlo otra vez, el apoyo al texto de Gernika disminuye: sólo votaría afirmativamente el 30% de la población. ¿Es lógico que un 44% de los vascos se muestren contentos con la norma legal fundamental de la Comunidad y al mismo tiempo rechacen la hipótesis de volver a votarla?

Hay gente para todo, pero la vida es un casino de luz y de color, como cantaría ahora mismo Marisol y votar por aquello que te gusta y con lo que te ha ido bien revela una actitud inmovilista de quien no quiere arriesgar y prefiere las opciones seguras, con probabilidad cercana al 1. ¿Pero no decían que el pueblo vasco es de natural conservador? Y lo es, siempre que se comprenda su debilidad por las apuestas. Se apuesta en el frontón, en las idi probak. Se apostaba hace tres siglos en el lanzamiento de palanca, deporte ya en desuso. ¿No vamos a hacer lo mismo en asuntos más serios? De ahí que nadie debería extrañarse de que nos la juguemos al elegir a un lehendakari, dicho sea sin ánimo de señalar.

¿Irresponsables? No, el nuestro es un pueblo con alma de empresario. Cada francés llevaba en su mochila un bastón de mariscal, decía Napoleón y cada vasco un alma que arriesga, una vocación de jugársela al frente de una Pyme. Es destacable, sin embargo, que el oscuro objeto de deseo de todo nacionalista, la independencia, cuenta con más votos positivos (37%) que negativos (33%), pero según y como: los partidarios bajarían al 32% si eso supusiera la salida de Euskadi de la Unión Europea y si nos costara perder el mercado español, al 28%. El apoyo a la Constitución ha bajado, eso es gratis, como el republicanismo de Urkullu, una novedad en la historia del PNV, una apuesta personal que, al parecer, le supuso un shock a Felipe VI. Yo no sé si al nuevo Monarca le están explicando las cosas como son o se las describe algún apostador nato.

NUEVA PÉRDIDA EN LAS CUENTAS DEL FROB
El Estado pierde 8.550 millones con el "éxito" de la venta de Novagalicia
Eduardo Segovia El Confidencial  28 Junio 2014

El presidente de Banesco, segundo por la izquierda, visita las oficinas de Novagalicia Banco. (Efe)El presidente de Banesco, segundo por la izquierda, visita las oficinas de Novagalicia Banco. (Efe)

El supuesto éxito de la venta de NCG Banco (antes Novagalicia, ahora Abanca) al venezolano Banesco por 1.003 millones de euros implica incrementar las pérdidas para el Estado en 1.898 millones: 1.651 ya reconocidos y otros 247 en la pérdida esperada de las garantías concedidas a Juan Carlos Escotet. Así se refleja en las cuentas anuales del FROB publicadas este viernes, lo que implica que ya no estamnos hablando de ayudas sino de dinero perdido que engordará el déficit público. Estos 1.898 millones se suman a los 6.649 perdidos en la entidad gallega en 2011 y 2012, lo que arroja un total de 8.547 millones perdidos de los 9.052 totales inyectados. Es decir, que el Estado sólo va a recuperar 505 millones; y eso, si la pérdida de las garantías no es mayor al final.

Lo que reconoce el FROB en sus cuentas es el deterioro de valor de sus participaciones cada año. Entre 2011 y 2012, había reconocido pérdidas de 6.649 de las sucesivas inyecciones realizadas en la fusión de Caixa Galicia y Caixanova: 1.162 millones en junio de 2010 (FROB 1), 2.465 en septiembre de 2011 (FROB 2) y 5.425 en diciembre de 2012 del rescate europeo (FROB 3). Ahora, este deterioro se completa con 1.651 millones más que ya son definitivos porque el cálculo se hace sobre el precio efectivo de venta de la entidad a Banesco.

Pero ahí no acaban las pérdidas para el contribuyente español del rescate de la insolvente entidad gallega. A los 1.003 millones que pagará la entidad de Escotet hay que restarle una serie de garantías concedidas para facilitar su venta por una serie de contingencias: rebaja de valoración de los activos traspasados a Sareb, arbitraje con la aseguradora Aviva, condenas por preferentes, reclamaciones por cláusulas suelo o swaps, riesgos fiscales, etc. En caso de materializarse todos, Banesco recuperaría casi 800 millones.
El presidente del FROB y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (Efe)El presidente del FROB y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (Efe)

El FROB dijo al adjudicar la entidad en diciembre que esperaba que la pérdida no superase los 200, pero en las cuentas anuales ya ha incrementado este importe hasta 247, que ha provisionado. Es algo habitual en los EPA (esquemas de protección de activos) concedidos para la venta de otras entidades, donde la pérdida esperada se ha ido revisando al alza cada año. Por tanto, si finalmente estas garantías superan los 247 millones, la pérdida definitiva para el Estado será mayor.

Las cuentas del FROB arrojan unas pérdidas de 2.787 millones, que se explican fundamentalmente por este quebranto en Novagalicia y por el sufrido en Catalunya Banc, de 552 millones, y en Banco Gallego, de 245. En el caso de la antigua filial de Novagalicia vendida al Sabadell, también hablamos de pérdida definitiva por diferencia con el precio de venta. En el de Catalunya Banc no, puesto que se encuentra en plena subasta, como es sabido. Además, el FROB no ha querido estimar el precio que puede obtener por su venta, por lo que la pérdida se hace sobre una valoración realizada por un experto independiente. Esto le ha valido una salvedad en su auditoria, responsabilidad de Grant Thornton, similar a la que le puso PwC al Fondo de Garantía de Depósitos.

En todo caso, la pérdida asumida por el Estado hasta ahora en la entidad catalana asciende a 10.194 millones (sumando las pérdidas reconocidas por el FROB en 2011 y 2012) de los 12.052 inyectados. La pérdida definitiva dependerá del precio que pueda obtener en la subasta -la puja entre Caixa y Santander puede lograr que éste sea positivo, como en Novagalicia- y de las garantías que otorgue para facilitar la venta.

Las pérdidas para el FROB se completan con otra provisión de 188 millones para el coste esperado del arbitraje de las preferentes de Ceiss. Pero también hay buenas noticias. La subida de la cotización de Bankia en bolsa -que condujo a la colocación del 7,5% de su capital en febrero de 2014- ha permitido elevar la participación del FROB en su matriz, BFA, con lo que recupera (reduce la pérdida) en 709 millones. Esta cantidad minorará la pérdida de 13.641 millones ya asumida en 2011 y 2012. También ha elevado ligeramente la valoración del 75% que posee en BMN, con lo que ha aflorado otros 10 millones de beneficio.

El FROB no considera que deba incrementar sus provisiones por los EPA concedidos para la venta de entidades, en concreto CajaSur, Banco Gallego y Banco de Valencia. Asimismo, tampoco provisiona nada por su participación en Sareb, ya que "el FROB ha considerado que no se ha producido deterioro alguno, puesto que ha estimado su valor recuperable a partir del plan de negocio aprobado por su Consejo de Administración con fecha 26 de febrero de 2014". Es decir, antes de que el Banco de España obligara al banco malo a provisionar el deterioro de sus activos, lo que provocará mayores pérdidas a la sociedad y, en consecuencia, reducirá el valor de la participación del 45% que posee el FROB.


Recortes de Prensa   Página Inicial