AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 16 Julio  2014

PSOE
Pedremos
Pablo Molina Libertad Digital 16 Julio 2014

La primera decisión política de Pedro Sánchez al frente del PSOE ha sido traicionar un compromiso adquirido por su partido y votar para la presidencia de la UE junto a los cazadores de unicornios de Pablemos y los lepenianos, lo que no está nada mal como carta de presentación. Zapatero, el iniciador de la revolución del socialismo que todavía experimentamos los españoles, retiró las tropas de Irak y nos colocó en el vagón de los países tonticos y traidorzuelos para una década. Sánchez, en cambio, no ha tenido tanta suerte y ha debido conformarse con traicionar a sus socios europeos en Bruselas, lugar donde, por otra parte, una deslealtad más o menos carece de coste político.

Pedro Sánchez podría haber ordenado a sus catorce "compañeros y compañeras" que se abstuvieran en la votación, haciendo honor a esa vocación tercermundista de grupo no alienado que tanto le ha gustado cultivar siempre a nuestro progresismo más cateto. Pero no. El tío ha dicho que había que votar en contra del político luxemburgués por ser nada menos que "el padre de las medidas austericidas". Con un par. He aquí a un político solvente que viene a acabar con la demagogia de los tratantes de dragones voladores abonados a las tertulias de La Sexta.

Sánchez es un economista convencido de que el problema de España es la austeridad, a pesar de que las cuentas públicas dicen todo lo contrario, un alto cargo nacional que se proclama partidario de la matraca del federalismo asimétrico para hacerse perdonar por los separatistas y, en fin, un personaje que pretende dar imagen de solvencia traicionando los compromisos adquiridos por su partido antes incluso de tomar posesión del cargo. Pero es que el PSOE está tan mal que incluso un tipo como Sánchez es recibido como un regalo de la Providencia, en vista de los contrincantes que le han disputado la Secretaría General. No es casual que cuente con la bendición de Susana Díaz, matrona del Partido Susanista Obrero Español, que es en última instancia el que parte el bacalao, si no por lo ejemplar de su conducta política en Andalucía, sí por los votos que aporta y la fidelidad berroqueña de sus cuadros y cuadras.

La cuestión ahora es si Pedro Sánchez quiere convertir a su partido en un Pedremos o en el PSOE de no los no alineados, a medio camino entre Rajoy y la versión bolivariana de Juego de tronos, con sus dragones voladores azules y sus auditores de deuda a tiempo parcial. Lo sabremos muy pronto.

Regeneración democrática
El reformismo pendiente
Mikel Buesa Libertad Digital 16 Julio 2014

Despejada la incógnita de la reforma fiscal con el proyecto presentado por el ministro Montoro, puede decirse ya sin lugar a dudas que el impulso reformista con el que comenzó la legislatura del PP ha perdido fuelle frente a la pachorra conservadora que el presidente Rajoy ha logrado finalmente imprimir en todas las áreas del Gobierno. Constatar esa circunstancia no implica negar los evidentes logros de éste, principalmente en el terreno económico y también en la política exterior. Y no son tareas menores las de haber sacado a España de la profundidad de la crisis económica y financiera, salvando la quiebra del sistema bancario e impidiendo un default, un impago de la deuda pública, que estaba a las puertas; ni tampoco la de haber restaurado, al menos parcialmente, el prestigio internacional del país, singularmente en el ámbito europeo, donde la credibilidad de nuestras instituciones había quedado arrasada por el zapaterismo.

Sin embargo, España necesitaba mucho más que eso. La crisis económica irrumpió con su fuerza destructora de la producción y el empleo -hasta reeditar una tasa de paro que no se veía desde hace años y que ha vuelto a situar a nuestro país entre los más lastrados del continente- no sólo por el imponente impulso que llegaba del exterior con el asunto de las hipotecas-basura norteamericanas y sus derivaciones hacia la anulación de la liquidez internacional, también por los excesos políticos y económicos locales que habían conducido a un país crecientemente invertebrado -con un Estado cuyo territorio iba mermando en favor del de unas comunidades autónomas lanzadas hacia la reconstrucción de las viejas taifas, siempre añoradas por el poder oligárquico regional- e incapaz de sujetar un gasto público desbocado por todo tipo de despilfarros y corrupciones. El país necesitaba recomponer su unidad, rehacer su mercado interior, conducir sus Administraciones hacia la estabilidad presupuestaria y reencontrar una senda de conciliación entre los españoles. La agenda reformista era por ello formidable y no podía resolverse sólo con gestiones más o menos ordinarias -incluso en el terreno de lo excepcional-, sino con cambios institucionales que habían de rehacer algunos aspectos de la Constitución, sobre todo en lo que concierne a la regulación de la estructura territorial del país, al sistema electoral y a la regeneración democrática de los partidos políticos y los sindicatos.

De esa agenda reformista, casi sólo los capítulos económicos han llegado a desarrollarse -y aun así de manera limitada, pues acotados han sido los cambios en aspectos tan importantes como la regulación del mercado de trabajo, el rigor en el cumplimiento de los principios establecidos en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la recomposición de la unidad de mercado o el aumento de la capacidad recaudatoria del sistema fiscal-, mientras que los de naturaleza más política o social se han quedado casi en agua de borrajas -como la reforma de las Administraciones Públicas, el atajo a la corrupción, la regulación del aborto o el cuarto pilar del Estado del Bienestar- o se han desenvuelto en un menguado perímetro -como ha ocurrido con una reforma educativa que ha dejado casi inalterado el sistema universitario-. Y los temas institucionales de mayor calado se han quedado prácticamente en nada, pues nada es lo que se ha hecho para avanzar en la solución de los problemas territoriales -como el de la delimitación del ámbito competencial autonómico o el de la desigual financiación de los gobiernos regionales, hasta llegar al privilegio en los casos del País Vasco y Navarra-, para hacer frente al desafío secesionista de los nacionalistas catalanes, para reformar un sistema electoral que incentiva el inmovilismo, la burocratización y la desideologización de los partidos políticos -amén de no preservar el secreto del voto o de procurar una financiación a los actores electorales que los ubica en una asimétrica posición de partida en todo tipo de comicios- o para impulsar la regeneración democrática de los partidos y las organizaciones sindicales.

Es cierto que en las últimas semanas, singularmente en los actos veraniegos del PP, el presidente Rajoy ha aludido a una agenda de regeneración democrática en la que se mezclan asuntos tan dispares como la reducción del número de aforados, la elección de los alcaldes, la reducción de municipios y hasta una posible reforma constitucional. Pero no hay nada concreto y el discurso es más bien difuso. Por poner sólo un ejemplo, en el tema de la elección de alcaldes, entre los líderes populares se habla en unos casos de dar acceso a los gobiernos municipales a los cabezas de las listas más votadas y en otros de su elección directa, incluso en un sistema a dos vueltas. Ni que decir tiene que las sospechas de electoralismo sobrevuelan a las borrosas propuestas que se formulan. Lo mismo que, por cierto, ha ocurrido con la reforma fiscal, cuya limitación a los dos principales impuestos directos y cuya concreción en la modificación de los tipos impositivos se orienta con nitidez a la recuperación del voto de las clases medias asalariadas, sobre todo en su segmento de menor renta, a la vez que trata de cultivar clientelarmente a los tres millones de trabajadores autónomos que se integran en nuestra población activa. Y si la Ley Montoro es el más acabado ejemplo de la deriva reformista del PP, no cabe duda de que las tareas aún urgentes se quedarán inéditas.

Uno de mis viejos maestros en la Facultad de Económicas de la Universidad Complutense comentó en cierta ocasión, siendo yo alumno, que de la reforma fiscal de don José Larraz, allá por diciembre de 1941, nació la Revolución Pendiente de la Falange Española, ya asimilada entonces por el franquismo. El prudente ministro de Hacienda pretendió con su reforma la suficiencia de los recursos del Estado, modificando con generalidad las figuras impositivas, aumentando sus tipos de gravamen y dando un especial énfasis al incremento de la imposición directa; buscaba con esta y otras medidas "la reconstrucción del país en el medio plazo", como señaló José Ángel Sánchez Asiaín en el homenaje que rindió a Larraz la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Fue entonces cuando los falangistas comprendieron que sus veleidades radicales de carácter colectivista, entre las que se incluían la nacionalización de la banca y de los grandes servicios públicos o el reparto de la tierra entre los campesinos, ya no tendrían cabida en la gestión política del Estado; y desde aquel momento se refirieron a ello con añoranza aludiendo a la revolución pendiente. Quizás sea abusar del símil histórico, pero no me resisto de momento a pensar que con la pacata reforma fiscal de Montoro ha llegado la hora del reformismo pendiente.

Podemos, diagnóstico de una gravísima situación
Fernando Onega La Voz 16 Julio 2014

Si el partido Podemos fuese demócrata cristiano, hoy deberíamos decir que está tocado por la gracia de Dios. Como es todo lo contrario, debemos decir que apareció en el momento oportuno y lo supo aprovechar. El resto es un regalo de los demás partidos y de bastantes creadores de opinión. De los demás partidos, porque resulta increíble que el PP, con todos los galones de su mayoría absoluta, lo elevó a la categoría de ¡adversario electoral! en su reciente curso de verano. El pasado viernes era un espectáculo ver cómo la torpe derecha gobernante centraba sus discursos en Podemos y la televisión lo difundía en sus telediarios. De bastantes creadores de opinión, porque lo han situado en el centro de las expectativas. Y necesito añadir que la fortuna, la estrategia de comunicación o la miopía de sus propios adversarios se encargaron de que Podemos y su líder, Pablo Iglesias, hayan sido noticia diaria desde las elecciones europeas.

El resultado es el que muestra la encuesta postelectoral del CIS: Podemos sería ahora mismo la tercera fuerza política, por delante de UPyD y de Izquierda Unida. Impresionante. No se recuerda un fenómeno de tan rápida implantación y de seducción de la sociedad. ¿También creíble? La encuesta fue efectuada entre el 29 de mayo y el 16 de junio, cuando todos estábamos extasiados por el repentino éxito de Iglesias y su grupo. Tan extasiados, que dos millones de ciudadanos confesaron que lo habían votado sin haberlo hecho. Ahora bien: como el recuerdo es tan indicativo como la intención de voto, démosle el valor que tiene y deduzcamos que Podemos crecía como la espuma en la primera quincena de junio, cuando se beneficiaba del efecto sorpresa, pero también cuando el público descubría su identidad ideológica.

Si un mes después lo sigue haciendo, Pablo Iglesias merece que se reconozcan sus méritos, por supuesto. Pero la clase política tradicional tiene que hacer alguna reflexión tan seria como estas. 1) La situación política es más grave de lo que parece, porque una parte creciente de la sociedad respalda a quien se propone expulsar a sus responsables y vota a quien tiene credibilidad para hacerlo. 2) Los mensajes que defienden la estabilidad del sistema suenan arcaicos y carecen de atractivo frente a los que propugnan su desmontaje. 3) Podemos no tiene fuerza autónoma suficiente para cambiar el régimen, pero tiene un poder indirecto todavía más peligroso: el de contagio de sus ideas y de sus rechazos a toda la izquierda. 4) Cuando empieza a parecer posible que una ideología con tintes bolivarianos e iniciativas tales como no pagar la deuda gane las elecciones, es que el descontento social está empezando a pedir algo parecido a una revolución.

Muletas obsolescentes
OPINION. ABC 16 Julio 2014

Socialistas y populares no han tenido empacho en pactar la gobernabilidad con nacionalistas catalanes y/o vascos, ampliado sus períodos de gobierno sin mayorías absolutas

La transición a la democracia conformó un blindaje del sistema de partidos para consolidar este sistema de representación política de la soberanía popular. Un blindaje que hizo aflorar dos grandes fuerzas políticas antagónicas en el eje ideológico y consolidó, en País Vasco y Cataluña, fuerzas hegemónicas nacionalistas.

Socialistas y populares no han tenido empacho en pactar la gobernabilidad con nacionalistas catalanes y/o vascos, ampliado sus períodos de gobierno sin mayorías absolutas. Para la gobernabilidad de España la muleta ha sido el nacionalismo. En el País Vasco la fuerza nacionalista hegemónica sí ha contado con la muleta para la gobernabilidad de los socialistas, en los ochenta y noventa, mientras que en Cataluña han sido los socialistas quienes han contado con una muleta nacionalista, aunque no hegemónica, durante la pasada década.

El blindaje del sistema de partidos da claras muestras de agotamiento, que trasluce en las últimas contiendas electorales, con la aparición nuevos proyectos políticos de ámbito nacional, en todo el espectro ideológico. Los ciudadanos reclaman, cada vez con mayor claridad, un cambio en el sistema que refuerce la pluralidad y permita un mayor y mejor control sobre el funcionamiento de partidos e instituciones.

Los partidos surgidos durante el proceso de transición a la democracia, que se han repartido la acción de gobierno, central y autonómico, en España, País Vasco y Cataluña, no parecen estar por la labor. Siguen dispuestos a prestarse la muleta, en aras a la gobernabilidad, con tal de mantener sus cuotas de poder.

Lo hemos visto en Cataluña, durante la presente legislatura, con reiteradas ofertas de los populares al gobierno nacionalista para que volviera al redil del pasteleo, como hicieron con sordina en la breve legislatura anterior.

Lo vemos ahora en el intento de reflotación de los socialistas, dispuestos a seguir siendo muleta del nacionalismo, sirviendo la coartada para el camino a la autodeterminación: consulta legal y pactada; pregunta que blinda el nacionalismo y deja abierta la secesión.

Muleta para Mas, atorado en su callejón separatista. Para la gran mayoría de los españoles, entre ellos una mayoría de los catalanes, coartadas políticas de este tipo son muletas obsolescentes.

Andalucía
El paquete del Risitas
José Luis Roldán Libertad Digital 16 Julio 2014

Todavía sonaban los aplausos en Ferraz (Caspar Zarrione en primera fila, el más aplaudidor, para que digan algunos que no comenzaba un tiempo nuevo). Pedro el Bonito terminaba el discurso inaugural de su mandato (palabra por palabra, ¿les suena de algo?: "… y vamos a ser implacables contra la corrupción. Voy a defender que el PSOE es el partido de la honradez intransigente; y no me va a temblar el pulso en la lucha contra la corrupción…") cuando la Suprema de Triana se presentó allí para señalarle la fecha de las primarias y hacerle la Ejecutiva.

Quedan ya pocas dudas de que estamos metidos de lleno en la Operación Susana (tragicomedia frívola en tres actos: I. El empujón; II. El batacazo; III. La apoteosis de la Salvaora), con los Borbones borboneando al estilo Humpty Dumpty (lo importante no es quién sea el secretario general del PSOE, sino saber quién manda). ¡Qué razón tenía Pedro de Tena en su columna de anteayer! Aunque antes que él –querido Pedro, perdona- ya lo advirtió un cervantino perro hablador, Berganza: "…y de esta quietud me vino a quitar una señora que, a mi parecer, llaman por ahí razón de estado, que, cuando con ella se cumple, se ha de descumplir con otras razones muchas…". Así, la decencia de la democracia, la esperanza de tantos, y quién sabe qué más, sacrificadas al supremo interés. Como siempre.

Menos mal que tenemos a Rajoy el Pasmao y a Juanma el Risitas, que alivian pesares y otorgan consuelo. A Rajoy, como manda, se le puede seguir en el BOE. Si Franco nos vendió la longevidad por cuotas (lo dijo Ángel González en uno de sus lúcidos poemas: "…el derecho/ a pagar mensualmente/ la cuota titulada del Seguro/ de Vejez (luego es seguro/ —pensaba—/ que si pago por esto/ moriré muy anciano, ya no hay duda)…"), Rajoy, por el contrario, nos regala la eterna juventud; como a Dorian Gray, pero gratis y sin necesidad de vender el alma. Está en el BOE: Sistema Nacional de Garantía Juvenil. ¡Toma ya! ¡Ni a Zapatero se le ocurrió! Siempre jóvenes (voz en off, "con la garantía del Estado").

Al otro, al Risitas, hay que leerlo en el TBO, no tiene boletín. Tal vez por eso presenta paquetes, sale más a cuenta, ya se sabe: economía de escala. Ahora ha presentado -dice- un "paquete de medidas concretas y fiables" para la regeneración democrática en Andalucía; que usted no podrá encontrar concretadas ni en la mismísima página web del PP-A. Pero por lo que dice que dice el paquete de medidas concretas y fiables, no le auguro yo a Andalucía más regeneración de la que tendremos con la Suprema. Es decir, ninguna.

¡Qué parecidos son los dos! Son Víctor y Victoria, la misma cosa. Son Valentina y el Capitán Tan de la política andaluza.

El chico va a arreglar la corrupción en la Junta creando un registro de personal directivo de los entes instrumentales del sector público, o sea, de la llamada administración paralela. Se ve que no aspira a liquidarla, sino a heredarla. ¡Vamos listos!

No sabe que ahí está la madre de todas las corrupciones que padecemos. Que el modelo -y lo hemos dicho mil veces, pero no se entera- está en la huida del derecho. Es decir, en sacar la gestión de los asuntos públicos fuera de la Administración, entregándola a los entes instrumentales, evitando así los controles legales en la gestión económica y financiera, en la contratación pública, en las subvenciones, en la selección de personal, etc.

Así, gracias a la agencia IDEA, a la Faffe, a Egmasa, a Dapsa, al SAE, a los consorcios Utedlt, etc., han sido posibles todos los casos de corrupción que asolan Andalucía y avergüenzan a los andaluces que no padecen la querencia al yugo y al pesebre.

Juanma, muchacho, deja de imitar a Susana. Si de verdad quieres regeneración, la fórmula es sencilla: profesionalizar la administración y desprofesionalizar la política. Sólo eso, y un poquito de por favor democrático.

Sindicatos de clase alta
Javier Algarra www.gaceta.es 16 Julio 2014

Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez -disfrazados con camisa de cuadros como si fueran obreros- de lo que ejercen en realidad es de grandes empresarios.

Los sindicatos de “clase alta”, CC.OO. y UGT no son, como mucha gente creía, las hermanitas de la caridad de los pobres obreros y parias de la Tierra, sometidos bajo la bota opresora del capitalismo. La jueza de porcelana, Mercedes Alaya, se encargó de abrirnos los ojos al respecto, al investigar la más escandalosa trama de corrupción que haya sido descubierta en nuestra democracia.

Junto a Xavier Horcajo, este periodista que suscribe tuvo ocasión de bucear en el entramado societario de esas organizaciones, ahora bajo la lupa de la Justicia, para escribir el libro “Sindicatos, S.A.”, un volumen publicado por Editorial Sekotia, que nos permitió desvelar la auténtica naturaleza de las centrales sindicales. Pudimos comprobar que estas estructuras son poderosos conglomerados empresariales. Resultó que el zorro -eso sí, con piel de cordero- se había puesto a pastorear el rebaño.

Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez -disfrazados con camisa de cuadros como si fueran obreros- de lo que ejercen en realidad es de grandes empresarios y, como tales, se desplazan en coche con chófer, comen en lujosos restaurantes y obtienen pingües beneficios. Vamos, que responden al cliché del tipo orondo con chistera y Habano con el que los dibujantes clásicos representaban al capitalista opresor en sus viñetas.

Si sorprendidos nos quedamos cuando supimos que UGT y CC.OO. ganan dinero por mediar en los ERE en los que las empresas despiden trabajadores en masa, ahora hemos conocido que, tal como sospechábamos, forman parte de la élite financiera del país, en la que funciona el “do ut des”, el “yo te doy, tú me das”, con total normalidad.

Si no, no se entiende que Miguel Blesa tuviera contentos a los sindicatos, a base de concederles créditos en Caja Madrid con total alegría; financiación que éstos destinaban a sociedades inmobiliarias, mediante unos compromisos que después Bankia tuvo que traspasar al Sareb, al banco malo, como activos tóxicos. Tanto UGT como CC.OO, tenían representación en el consejo de administración y en la comisión de control de Caja Madrid durante la época de Blesa, y también en la de Rodrigo Rato.

LA PEOR TRAICIÓN
Rubalcaba. The End
Román Cendoya www.gaceta.es 16 Julio 2014

La tozuda realidad ha conseguido que Alfredo Pérez Rubalcaba, el hombre que miente con más sinceridad de España, tenga que marcharse. No es una opinión, es diagnóstico. Su capacidad de mentir no debería tomarse como una crítica sino como una alabanza. Ser el mejor en algo siempre tiene mérito. Y mentir en política empieza a ser condición necesaria para poder formar parte del elenco de los elegidos.

Me llaman la atención tantas alabanzas al personaje que, por su vanidad y ambición, ha destrozado al PSOE. Rubalcaba ha hecho un inmenso daño a España. Un hombre que era mucho mejor número dos que uno. Un líder sin liderazgo. Un hombre carismático sin carisma. El hombre capaz de intentar enterrar los GAL. El que hizo del SITEL un instrumento de poder. Rubalcaba, el hombre que miente con más sinceridad de España, se jactaba de escuchar y saber todo lo que hacían y decían sus rivales. Ética democrática. Siempre será el responsable político del Faisán. El hombre que hizo política con el terrorismo y no contra el terrorismo. El ministro del interior que usó y abuso de los medios del Estado.

Tarde y mal se ve obligado a abandonar el PSOE. No le importó obtener los peores resultados de la historia y seguir. Para su palmarés ha logrado el récord de conseguir empeorar los resultados que obtenía, elección tras elección. Rubalcaba es el enterrador enterrado.

Con la marcha de Rubalcaba, el hombre que miente con más sinceridad de España, gana la política y gana la verdad. Y pierde Rajoy. El presidente echará de menos al cómplice necesario para los silencios mutuos. Yo no te miro el Faisán y tú no me sacas las cosas de la Gürtel.

Rubalcaba vuelve a la universidad. ¿De qué se acordará y qué podrá enseñar en la universidad decenas de años más tarde? Pobre universidad y pobres universitarios. Quizás más que química podría enseñar alquimia. Pero sus fórmulas y pócimas están caducadas y hace años que dejaron de hacer efecto.

El abandono de Juan Carlos I y su sustitución por Felipe VI, la marcha de Rubalcaba y su sustitución por Pedro Sánchez y la de Cayo Lara por Garzón convierten a Rajoy en una figura rancia, antigua, un pegote en blanco y negro dentro de la nueva realidad política de España. Hasta Rubalcaba que parecía incombustible se tiene que ir. The End. ¿Quién es el siguiente?

El nuevo ZP (PS) ya traiciona pactos de Estado.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 16 Julio 2014

Ya no hace falta esperar más para conocer que estamos ante un elemento de estricto sectarismo e incapaz de asumir los compromisos que su partido tomó cuando aún él no había accedido al cargo de Secretario general. Lo peor es que aquellos que sí que se han aprovechado del cumplimiento del pacto por el PP para la elección de Elena Valenciano a un cargo de responsabilidad de la UE, han sido sumisos a la hora de obedecer los dictados de este nuevo adalid del socialismo español y han traicionado esos pactos sin ninguna vergüenza ni oposición en lo que sabían que era una decisión injusta y desleal. Este Pedro Sánchez ha resultado ser lobo con piel de cordero y ha certificado que este nuevo PSOE que lidera no es un partido fiable para lograr consensos de Estado. Una fachada de podredumbre oculta bajo una agradable imagen sonriente. Otro ZP de altas vanidades y bajos instintos que llevará al PSOE al desprestigio total.

Pedro Sánchez se ha escorado hacia posiciones de extrema izquierda en un intento de recuperar un espacio que considera perdido abandonando la moderación y todo aquello que pudiera contener la sigla “E” de español. Un partido que basa su ideología renovadora en un federalismo asimétrico debería llamarse Partido Socialista sin más, porque lo de “Obrero” hace tiempo que dejó de serlo y está escorado hacia posiciones tan hipócritas como las de UGT y CCOO aplicando en sus propias organizaciones los métodos de despido que critican. Pedro Sánchez, cuyas siglas coinciden con las de supartido, cree poder emular y anular a la nueva estrella de la ultra izquierda, pero aunque le sobra desfachatez y actitudes arteras como ha demostrado, le falta carisma y bastante oratoria. Todo fachada.

Anda María Dolores de Cospedal confiando en que este PSOE va a mantener la misma posición de colaboración leal en asuntos de Estado como es ante el desafío secesionista del Gobierno de la Generalidad de Artur Mas. Pues creo que ya tiene la respuesta de lo que puede esperar del sustituto de Rubalcaba. Lo dramático es que junto al PP, salvo UPyD, Ciudadanos y VOX, no existe ningún otro partido en España que tenga clara su defensa de la Constitución, aunque se reforme, y de la Unidad de la Nación. Solo una poco fiable Susana Díaz, líder local de la federación andaluza ha manifestado la que sería su posición si liderase el PSOE, pero no ha querido proponerse y ha dejado que este sujeto haya tomado las riendas del partido y traicionado ya pactos de Estado.

No sé si era esto lo que los militantes socialistas deseaban para su partido y si han confiado en el discurso de este “cabo chusquero” ascendido a Capitán General de un día para otro gracias a las elecciones primarias, muy loables pero que suelen dar este tipo de sorpresas. Pues si era eso lo que pretendían ya lo han logrado y pronto serán una mala copia de otras formaciones de izquierda que terminarán por reducirles a la nada. Pero esta sorpresa a medias debe alertar y abrir los ojos a un PP que sigue dando muestras de una incapacidad de reaccionar ante los acontecimientos. Ya saben con absoluta claridad las intenciones de este nuevo ZP. Ya conocen cuales fueron las consecuencias de haber padecido durante dos legislaturas a un sectario y alienado semejante. Así que o toman medidas contundentes o todo el esfuerzo empleado en salir de la crisis será tirado por la borda en una futura coalición de izquierdas.

El PP ha creado y alimentado al monstruo de extrema izquierda y ahora tiene a un elemento más en discordia y con ganas de protagonismo buscando la radicalización de un partido abocado a la desaparición. Pero mientras tanto el daño a España puede ser irremediable.

Manifiesto ‘FAES’ contra nacionalistas y contra Rajoy
Pablo Sebastián www.republica.com 16 Julio 2014

Aznar, siempre ayudando, vuelve a las andadas. Es decir, otra vez a palos con Rajoy con el que tiene una fría y pésima relación. Se vio en los cursos de verano de FAES, que el PP contraprogramó y por los que Rajoy pasó como una exhalación. Máxime después de que Aznar usara la convocatoria como alegato contra Venezuela y Cuba (a pesar de recibir en FAES fondos públicos de Exteriores) que son países amigos de España y donde nuestro país tiene en estos momentos importantes intereses económicos. Por supuesto el cursito de FAES no perdió la oportunidad de lanzar ataques en contra de Pablo Iglesias y Podemos, que es el partido estrella del vigente momento español (así lo acaba de confirmar el CIS en su último barómetro), y que se ha convertido en la obsesión de esa parte extrema de la derecha española que se disfraza de liberal.

Pero ahora, parece que estos aprendices de ‘neocons’ que son los habitantes de FAES están detrás de un manifiesto que le pide a Mariano Rajoy que no negocie con Artur Mas y que presume de defender la libertad para evitar, ni mas ni menos, “¡la derrota de la democracia española!”. Manifiesto a cuyo pie aparecen los habituales contertulios y dirigentes de FAES, además de Mario Vargas Llosa -el único liberal y escritor importante que firma el papel- y algún que otro intelectual como Felix de Azua. Aunque el grueso de los firmantes son de escaso nivel o van de floreros.

Un manifiesto de los amigos de Aznar en el que no solo critican con dureza al conjunto del nacionalismo catalán independentista, con argumentos nada novedosos y harto conocidos (y muchos de ellos razonables y razonados), sino que y sobre todo incluye unas directas, por más que no lo mencionen, invectivas y acusaciones contra Mariano Rajoy y su Gobierno, al que le dicen que no dio a los independentistas “la respuesta que merecen” -algo que ya dijo Aznar en otras de sus intervenciones anti Rajoy- y al que señalan cuando afirman que no se cumplen la ley y las sentencias en esa Comunidad catalana, lo que también es cierto, en referencia a la enseñanza en castellano.

No hay pues discurso novedoso en el manifiesto ‘aznarí’, por más que no lo firme FAES, pero se ve su larga mano y a sus chicas y chicos asumiendo el protagonismo del festejo en cuestión. Quizás la única novedad ha sido el momento elegido para la presentación de este manifiesto, justo en vísperas de la esperada reunión entre Mas y Rajoy, un trámite político que se debe cumplir para que nadie diga que el Gobierno español no quiso dialogar. Pero ya se sabe que las posibilidades de acuerdo son mínimas, por más que en las últimas horas y desde Cataluña llegan mensajes en los que se habla de cambiar la fecha y la pregunta de la consulta, lo que podría considerarse una cierta marcha atrás.

Está claro que si hay contactos y negociaciones éstas son en el mayor de los secretos. Como parece indiscutible que Rajoy no ha dado un solo paso atrás y que su inmovilismo le ha dado ciertos resultados, a la vista del nerviosismo de Mas. Pero esto, que lo sabe Aznar, que fue autor del lamentable ‘pacto del Majestic’ con Pujol y que “hablaba catalán en la intimidad”, ahora no le parece bien ni suficiente al presidente de FAES, empeñado como está en su discurso, variable, sobre ‘los principios y los valores’.

Por supuesto, en el manifiesto se avisa a Rajoy de que no puede hacer ninguna concesión a Mas o a Cataluña y denuncia el monodiscurso independentista y las coacciones que los gobernantes catalanes ejercen contra los españolistas que allí viven. Pero nada se dice en ese documento del papel que el poder financiero y de las grandes empresas catalanas -muchos de los cuales colaboran económicamente con FAES- están desempeñando a favor de la independencia de Cataluña o de esa negociación que rechaza el manifiesto en cuestión. Sobre el mundo del dinero, silencio de los pretendidos liberales aznaristas porque ése es su verdadero Dios.

Como tampoco reconocen, los abajo firmantes del manifiesto, la nueva realidad catalana y el masivo apoyo social y político que hoy tiene la propuesta independentista. Una realidad que para los firmantes es consecuencia del desistimiento español, ahí incluido también el de muchos de ellos mismos puesto que el manifiesto llega bastante tarde. Y lo que es peor enarbolando la bandera patriótica y poco recomendable, de un bronco nacionalismo español, lo que son ganas de echar leña al fuego, que se estaba auto extinguiendo por causa del gélido inmovilismo de Rajoy. Un político Rajoy al que, con este manifiesto y otras diatribas de Aznar, los de FAES lo están situando en el ‘centro político’ y en posición moderada y dialogante con el nacionalismo catalán con lo que, lejos de dañar su imagen le hacen un favor. En realidad a FAES y a Aznar lo que les hubiera gustado es el triunfo en las elecciones europeas del pasado mes de mayo del nuevo partido conservador: VOX.

Todo para los alumnos pero sin los alumnos
Mercè Vilarrubiascronicaglobal.com 16 Julio 2014

Hace un par de semanas estaba en una comida con unos quince familiares. En mi parte de la mesa se encontraban dos chicos. A raíz de la conversación que tenían sobre una palabra en español, uno de ellos, de quince años (Alex) le preguntó a su primo de catorce (Arnau), si sabía hablar castellano. Este chico, Arnau, vive en el centro de Sabadell en un ambiente prácticamente todo catalanoparlante: la familia, la escuela, los vecinos, los amigos y una gran parte de los medios de comunicación. Prácticamente nunca habla castellano y su única interacción con la lengua es de tipo receptivo: ver páginas web, la televisión o jugar a videojuegos.

Arnau le contestó a Alex diciendo que "no, bien, no, no mucho. Ahora algo más al instituto porque hay unos chicos de Torre Romeu (barrio periférico de Sabadell, mayoritariamente castellanoparlante) y nos hemos hecho amigos y hablo con ellos a veces, en castellano". Quise participar en la conversación de los dos chicos, diciéndole a Arnau que estaba muy bien que tuviera la oportunidad de hablar español con amigos, en el patio de la escuela y en la calle. Estuvo de acuerdo; no parecía muy orgulloso de su dificultad al hablar español.

Yo pensaba que este era el final de la conversación porque no había visto que dos familiares adultos, con simpatías nacionalistas/independentistas, habían seguido la conversación. Y lo que habían oido había sido una sorpresa desagradable: allá estaba un alumno diciendo que no se sentía seguro hablando en castellano.

Inmediatamente, uno de los dos familiares se dirigió a los chicos y a mí y exclamó: "Los alumnos sacan mejores notas en los exámenes de castellano de la Selectividad que en los de catalán". Cuál es la intención de esta frase? La intención es ahogar las inesperadas e indeseadas palabras del alumno y restablecer el dogma: todos los alumnos de Cataluña conocen el catalán y el castellano perfectamente gracias a la inmersión. Y el castellano, incluso mejor que el catalán.

En mi opinión, este es uno de los muchos casos que muestran perfectamente el funcionamiento del orden dogmático que opera respecto a la inmersión. Hay una verdad única. Cuando la realidad desmiente parte de esta supuesta verdad, aunque sea momentáneamente, se recurre al dogma para borrar la realidad. No importa que un alumno haya dicho que se siente inseguro comunicándose en español. No importa lo que digan los alumnos. El dogma dice que el método no falla y si un alumno dice que sí, que falla, el que se equivoca es él.

Esta estrategia contrasta marcadamente con el discurso que sentimos constantemente sobre la inmersión: es un sistema que busca el bien de los alumnos. Pero los mismos que dicen esto son los que nunca han preguntado a los alumnos si efectivamente ellos piensan que dominan el español. Son los mismos que, cuando algún alumno expresa una idea no grata, lo acallan. Podemos observar que el mecanismo empleado es una variante del "Todo para el pueblo pero sin el pueblo".

Ante este intento de silenciamiento, tenemos que decir que escuchar lo qué dicen los alumnos sobre su dominio del español es esencial para entender los efectos de la inmersión tal y como ellos lo experimentan. El caso de Arnau es probablemente extensible a muchos chicos y chicas de las zonas catalanohablantes de la comunidad. El contexto lingüístico en el que nos encontramos es aquel donde el español se ha convertido en una lengua ajena para ellos. Cuando lo tienen que hablar, coloquialmente, con otros de su edad o con adultos, se sienten inseguros porque no lo han hecho prácticamente nunca y sienten que no tienen ni la facilidad ni la fluidez. Tenemos que tener en cuenta que nos estamos refiriendo a hablar una lengua, por lo tanto de su registro coloquial, la habilidad lingüística más básica. No nos estamos refiriendo a un conocimiento del español culto sino sencillamente a saber interaccionar en castellano con otros. Es decir, comunicarse con naturalidad y comodidad en el registro oral coloquial durante un largo rato con otros.

Para llegar a hacer esto, ni siquiera hay que ir a la escuela puesto que el lenguaje coloquial se aprende en la familia y en la calle sin problemas. Pero que pasa cuando ni en la familia ni en la calle está el español? Qué pasa cuando uno no habla nunca en esta lengua y la única interacción con ella es receptiva (Internet, televisión y videojuegos). Lo que pasa es lo que le pasa a Arnau: que lo entiende pero se siente inseguro respecto a su conocimiento del español y su facilidad para expresarse. Esto es totalmente lógico; lo que sería extraño sería que hablara la lengua fluidamente.

Respecto al español oral pero de registro culto, el problema es que este sí que se tendría que aprender en la escuela, y no se aprende. Si estos mismos chicos dentro de unos años tienen que hacer una exposición oral en español probablemente tampoco la sabrán hacer porque también desconocen la vertiente oral formal y culta del español. Harán muy probablemente lo que hizo Marta Rovira en el Congreso de los diputados este año en su discurso en español o el actor Francesc Colomer (13 años) protagonista de Pan Negro en su discurso de aceptación del Premio Goya: tropezarse, vacilar y transmitir inseguridad. Es decir, todo lo que es opuesto a comunicarse con naturalidad y comodidad en la vertiente oral formal.

Pocas veces se habla de la privación que supone el no-aprendizaje del español en la escuela para el grupo específico de los alumnos catalanohablantes nativos que viven en entornos donde sólo se habla esta lengua. Desde los conocimientos académicos que tenemos sobre este contexto lingüístico podemos hacer algunas aportaciones para intentar describir y analizar esta privación. Pero el más importante sería contar con las percepciones de los propios alumnos que viven en estas zonas. ¿Qué piensan ellos? ¿Piensan que dominan el castellano? ¿Cómo se sienten cuando tienen que hablar en castellano -si es que lo tienen que hacer alguna vez- ante un grupo? ¿Piensan que pueden hacer más cosas en catalán que en castellano?

A muchos nos gustaría poder disponer de estudios de las percepciones de los alumnos respecto a su dominio del español y quizás algún día estaremos en posición de llevar a cabo algunos de estos estudios en Cataluña. Hoy por hoy, sin embargo, lo que observamos por parte de los independentistas es sólo su absoluta reticencia a invitar los alumnos a hablar. No quieren saber qué piensan los alumnos de la inmersión. Y si algún alumno, por casualidad, un día dice algo no grata , allá estará siempre uno de ellos para acallar al alumno y restituir el orden dogmático.

Pedro Sánchez, alias “El enterrador”
Ernesto Milá Minuto Digital 16 Julio 2014

Ya sabemos quién es el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Le va a tocar una ímproba misión: oficiar como enterrador de las históricas siglas del partido. Poco más va a poder hacer. El sistema político español está sostenido sobre dos columnas, la de centro-izquierda y la de centro-derecha. Las últimas elecciones europeas y el conflicto generado por el nacionalismo en Cataluña han demostrado la erosión de la primera columna, el PSOE, mientras que el estallido de la crisis en el centro-derecha deberá esperar a la celebración de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015. Aquí y ahora, el PSOE es quien se está desmoronando. Valdrá la pena explicar porqué atribuimos a Pedro Sánchez el calificativo de “El Enterrador”, propio de un western que está viviendo el PSOE.

Un partido deshilachado y en disolución
Los medios de comunicación se obstinaron hasta última hora en mantener abiertas las esperanzas de Eduardo Madina y de dar cancha al tercer candidato Pérez Tapia que estaba fuera de juego desde el principio. Finalmente ha sido Pedro Sánchez el que se ha hecho con el control de la Secretaría General por casi la mitad de los votos emitidos (dando por supuesto que las votaciones hayan sido “limpias”, lo cual en el PSOE es mucho suponer). ¿Qué tiene el nuevo secretario general ante la vista? Tiene un partido en crisis, deshilachado y que se irá disolviendo entre las manos.

El ciclo de Pedro Sánchez no ha podido empezar peor para él y para su partido. Cuando todavía sigue vivo el malestar por haber ocultado primero y minimizado luego su participación como directivo de Caja Madrid, firmante de las peores operaciones de la entidad (lo cual es todavía más grave si tenemos en cuenta que en biografía autorizada aparece como profesión “profesor de economía” –bien es cierto que en una universidad privada de poco prestigio–…, por tanto no tenía la excusa que siempre han alegado sindicalistas e “invitados” a los consejos de administración de las entidades bancarias para justificar que hubieran dado luz verde a operaciones ruinosas y aceptado balances trucados). Lo que no ocultó en cambio fue que era “aficionado” al Atlético de Madrid.

Pedro Sánchez ¿del PSOE o del PSOE andaluz?
Cuando se ha conocido las zonas que le han apoyado mayoritariamente se ha podido constatar que lo esencial procedía de la rama andaluza del PSOE. Y esto no es nada bueno por dos motivos. Es difícil saber si las cifras de afiliados que da el PSOE-A son ciertas o están hinchadas, de lo que no cabe la menor duda es de que Susana Díaz nunca le habría apoyado, de no ser un incondicional suyo. De lo que no cabe la menor duda es que los escándalos de aquella autonomía le corresponden, prácticamente en solitario, al tándem PSOE-UGT. Y no son pocos, hasta el punto de que puede decir que el PSOE-A no tiene solamente el mayor volumen de afiliados al partido, sino también, y con mucho, ocupa el primer puesto en el ranking de la corrupción en nuestro país.

Es triste llegar a la secretaría general sabiendo que los apoyos mayoritarios proceden de la rama socialista más corrupta y clientelar de todo el Estado. Cabría preguntarse incluso si en aquella autonomía los otros dos candidatos, Madina y Tapias, han podido contar con interventores en todas las mesas electorales y si el resultado final no habrá sido “hinchado” a favor de Sánchez por los procedimientos fraudulentos habituales del socialismo andaluz desde los tiempos en los que los hermanos de Alfonso Guerra alcanzaron triste fama.

Pero el segundo elemento no es menos preocupante: se tenía a Madina como “candidato del aparato”, pero la realidad de los hechos ha demostrado lo que algunos considerábamos como hecho demostrado, a saber: que no existe “un aparato”, sino varios y que una cosa es el “aparato federal” del PSOE y otra muy distinta el “aparato andaluz”, el “aparato catalán” (que tiene incluso entidad jurídica diferenciada) y que, los distintos “aparatos” han dejado de actuar por coordinadamente y por consenso, lo que indica por sí mismo cierto nivel de desintegración. Sánchez ha resultado ser, pues, el candidato del “aparato andaluz”.

A partir de ahora quien gobernará en el PSOE no será alguien del “aparato central” (como ha sido hasta hace poco Rubalcaba), sino un “delegado” del “aparato andaluz”. Dicho de otra manera, gobernará Susana Díaz a través de Pedro Sánchez, lo cual dará armas a la derecha para escarbar en el armario de los cadáveres inmemoriales del socialismo andaluz y apuntar a la línea de flotación de Susana Díaz para erosionar el grumete Sánchez.

Es significativo que ni Susana Díaz ni ningún otro de los miembros de la ejecutiva del PSOE, ni sus rostros más conocidos, ni sus barones más poderosos, hayan entrado en juego en la carrera por la secretaría general. A algunos, simplemente, no les interesa. Otros esperan su oportunidad y prefieren desligarse de la política partidario soñando con vencer en las primarias del partido cuando haya que decidir quién es el candidato a figurar en el cartel electoral de las elecciones generales. Y ahí la pelea puede ser a dentelladas.

La biografía de un ilustre “Capitán Fracaso”
¿Quién es Pedro Sánchez? Podría aludirse a la extraordinaria “levedad” del candidato. Economista, discreto candidato socialista al ayuntamiento de Madrid en 2003 en el puesto 23, vio como salían elegidos los 21 nombres que le precedían, pero al renunciar dos de ellos, tuvo su poltrona municipal y formó parte del equipo de Trinidad Jiménez.

También fracasó en 2008 en su aspiración a ser diputado por Madrid, pero también aquí la renuncia de otro candidato le dio el escaño. Trabajó con Pepinho Blanco y con Miguel Sebastián. Apoyó a la candidatura de Trinidad Jiménez contra Tomás Gómez para las primarias de la dirección de la Federación Socialista Madrileña de cara a presentar candidato autonómico en 2011. Fracasó de nuevo; ganó Gómez.

Y volvió a fracasar en las elecciones generales cuando se presentó por Madrid en el puesto número 11 y salieron los diez anteriores. Es esta ocasión fue la marcha de Cristina Narbona lo que le abrió el puesto. Nunca ha pertenecido ni a la ejecutiva ni al comité federal del PSOE. Poco más puede decirse de él. Típico diputado “mudito”, era un ilustre desconocido, habituado al fracaso electoral seguido de repesca. Nada más. Pues bien, este es el hombre que obtuvo 40.000 “avales” y que ha obtenido un 49% de los votos…

¿Por qué ha sido elegido? Porque es, en primer lugar, una persona obediente, en este caso a Susana Díaz; firma donde hay que firmar, sin plantear dificultades (que se le pregunten a los afectados por las preferentes en Caja Madrid), refrenda todas las decisiones de sus padrinos políticos (lo que le ha valido ser una persona sin iniciativa propia, situado siempre en lugares mediocres de las listas electorales) y puede ser la contrapartida a Pablo Iglesias: como él es profesor universitario, como él tiene en torno a 40 años, aspecto juvenil, agradable, tronchamozas y se cree que puede ser el mejor candidato frente a la amenaza que representa Podemos para el PSOE (que distintas encuestas han situado entre 5 y 9 puntos por delante de Podemos). Eso es todo.

¿Doctrinalmente? Hombre de pocas ideas. Su programa ha sido definido como un intento de llevar al PSOE “a la izquierda”, pero llega tarde, algo más de tres décadas de corrupción y el reciente recuerdo del destrozo zapaterista hacen que el votante de izquierda hace tiempo que haya dejado de creer en el PSOE. De hecho, esta orientación, incluso, puede ser problemática, si tenemos en cuenta que el voto socialista es hoy un voto de “centro-izquierda”. Desde la irrupción del PSOE en la transición, tras 40 años de ausencia, primero fue Felipe González quien, a petición del socialismo alemán (que era quien pagaba la reconstrucción del PSOE), abandonó el marxismo y realizó una política socialdemócrata. Luego vino el zapaterismo que rebajó un poco más el listón: hombre más atraído por las ideas de “reforma social” de la UNESCO y por su humanismo-universalista, los clásicos de la socialdemocracia y las actas del congreso de Bad-Godesberg, eran demasiado para él. Para colmo, la crisis iniciada en 2007 y reconocida por ZP dos años después, sepultó a la socialdemocracia y su aspiración a un “capitalismo de rostro humano”, limitándose a arrojar paletadas de dinero público sobre los agujeros generados por la mala gestión bancaria y a convertir la crisis del sector inmobiliario en crisis de deuda pública. Poco quedaba ya del socialismo en el PSOE que perdió las elecciones de 2011.

Cuando la mirada del PSOE ya no está en el propio PSOE sino en Podemos
Para colmo, el movimiento de los indignados movilizó a la izquierda y fue el desencadenante del fenómeno Podemos que está teniendo un papel relevante en la recomposición de la izquierda bloqueando el crecimiento de Izquierda Unida, mermando a Equo y royendo al ala izquierda del PSOE. Este proceso es hasta tal punto visible que ha obligado a elegir un secretario general del PSOE pensando no tanto en conquistar el poder en la próxima ronda electoral, sino en frenar a Podemos. El PSOE ya no piensa en términos socialdemócratas, ni siquiera en términos humanistas-universalistas, sino simplemente en términos de supervivencia y así lo han entendido sus barones. Prefieren mantener puestos de poder regionales antes que comprometerse en una carrera que saben perdida. De ahí que hayan dejado al eterno segundón de Sánchez sus quince minutos (o quince meses) de fama mediática hasta el fracaso final.

Con ello se confirma una vez más nuestro análisis de que la crisis del PSOE no es coyuntural, sino estructural y que una “marca caída” jamás vuelve a resucitar por mucho dinero que se invierta. Podemos es la nueva marca de izquierda que progresivamente irá sustituyendo a la marca PSOE caída entre aromas de corrupción, de incapacidad para gobernar, de amiguismos, mala gestión, etc.

¿Cómo cristalizará la crisis terminal del PSOE? Es fácilmente previsible. En las elecciones de 2015, perderán varios cientos de concejalías, es posible, que por esas fechas, Podemos, si no comete errores garrafales, ya se sitúe por delante en las encuestas de intención de voto. Así pues, al PSOE le tocará gobernar en coalición con otras fuerzas de izquierda tanto en ayuntamientos como en comunidades autónomas. No siempre la reacción y los reflejos de sus federaciones serán los mismos, poco a poco el PSOE tenderá a disgregarse en políticas locales y autonómicas contradictorias hasta que, finalmente, sea imposible reconstruir una “alternativa socialista”. Cada “barón” optará por reservar su área de influencia en su autonomía y renunciar a aventuras destinadas al fracaso a nivel nacional. Para colmo, las coaliciones de izquierdas en las que participe el PSOE tenderán a ser inestables, tensionadas siempre por los inevitables intereses de las partes y el miedo a que tal o cual decisión conlleve la pérdida de peso electoral de alguna de las partes con la consiguiente inestabilidad del conjunto.

En algunas autonomías las federaciones del PSOE sufrirán procesos de gropuscularización. En Cataluña, por ejemplo, en donde la incapacidad para decidir el modelo de Estado, ha situado ya al PSOE como una fuerza política de segunda fila y con espacio electoral irrecuperable mientras se mantengan las actuales circunstancias.

Por todo ello, cuando atribuimos a Pedro Sánchez el calificativo de “el enterrador”, no estamos exagerando. Falta saber si es consciente de cuál es su papel en esta fiesta…

Pablillo Iglesias (jr)… El regreso de las momias
Teresa Puerto Minuto Digital 16 Julio 2014

El talante genuino del SOCIALISMO REAL (=comunismo) es la ROBOlución marxista. Cuando en marzo de 1965 el Che Guevara, de vuelta de su periplo por la Rusia comunista , definía el Socialismo como «una estafa ideológica defendida por un ejército» daba en el pleno de la diana de las definiciones históricas que hacen época. Fue su sincera denuncia.

1a.comunismo 100 mill.asesin.Cuando en 1980, el comunista Jean-Paul Sartre, ya en el umbral de la muerte, confesaba honestamente: «No hicimos la revolución del pueblo. Hicimos la revolución CONTRA el pueblo. El pueblo fue engañado», Sartre nos desvelaba con sus sinceras palabras aquella GRAN MENTIRA que había sido su militancia COMUNISTA ( “Vida y mentira de Jean-Paul Sartre” , por C. Semprún Maura, Nossa y J. Editores, 1996). Nada como dos “authentic” socialistas para definir a sus iguales y proclamar a todos los vientos ese GRAN PUFO que ha sido (y es) el SOCIALISMO ROBOlucionario y embaucador de nuestra nada `divine gauche´ : el mismo discurso que ahora va predicando Pablillo Iglesias (jr) y sus secuaces por las televisiones a los “tontos útiles” que se las traguen. La misma ESTAFA.

A la caida del Muro de la Vergüenza Socialista (Telón de Acero Comunista), Vaclav Havel , intelectual anti-comunista y lider checo de la Primavera de Praga, (=rebelión contra los comunistas-soviets, perseguido por el comunismo) era preguntado en una entrevista : “¿Cuales son las peores LACRAS, herencia directa del comunismo/socialismo real? ” .

A lo que Havel respondió: “Las peores lacras heredadas del comunismo son TRES: 1. la CORRUPCIÓN, 2. la MISERIA MORAL de los políticos y 3. los NAZIONALISMOS : el comunismo totalitario no ha muerto , renacerá bajo la máscara de POPULISMOS y nazionalismos. Lo lleva en su genética “….

Y ya han llegado , aquí los tenemos en nuestro solar patrio televisivo y universitario : liderados por nuestro neocomunista ROBOlucionario Pablillo IGLESIAS(jr) y su tribu de timadores de la muy experimentada ESTAFA IDEOLÓGICA : Venezuela, Cuba, China, Corea, etc.., que ellos adoran.

Estos apolillados “universitarios” son los hijos hooliganizados de aquella SOVIETizada grey de clase media que creció en los ´60 bajo el 3.Venezuela.tierra de igualdad.lowsíndrome mimético de la timo-ROBOlución marxista parisina, teledirigida desde Moscú : la ya mencionada “Revolución CONTRA el pueblo” .

Los amojamados padres de estos anarco-retoños (la generación hippiloya) parece no haber asumido aun su evidente FRACASO como políticos ni como padres mal-educadores. Han crecido en la ABUNDANCIA CAPITALISTA de la libertad regalada , del sexo botellero en comuna-okupa y de la hippiloyería rancia. Y su mayor ranciedumbre emerge en el apolillado mensaje de que la culpa de la miseria de nuestro mundo la tienen las democracias liberales y el mercado libre : hay que volver a SUS DICTADURAS TOTALITARIAS.

Deprime contemplar el panorama ideológico con el que simpatizan los “Pablillos del Podemos ” : la bufonada pabloiglesiera anda liderada por los titiriteros de los Monedero, las Montañez de la hoz y el martillo .. : ejemplares modélicos para atrapar al domesticado voto juvenil hacia la históricamente fracasada ultraizquierda maniobrera del JODEMOS, perdón, del PODEMOS… ; el de la coleta con patas, producto-basura de nuestas enfermizas aulas COMUNISTIZADAS por pseudo-docentes marxistas. de esta pseudo_democracia enferma , idiotizada y marxistoROBOlucionaria :

ROBOlución CONTRA el pueblo, contra el PROGRESO y contra la DEMOCRACIA, claro.
La fiesta sigue ….. ¡¡ viva la ROBOlución ROCKEFELLER !!

www.teresafreedom.com

Un fallo previsible pero decepcionante que confirma la infamia del chivatazo
EDITORIAL El Mundo 16 Julio 2014

LA SENTENCIA del Supremo que ratifica en todos sus términos el fallo de la Audiencia Nacional en el caso Faisán, no por ajustada a Derecho deja de resultar frustrante. El Alto Tribunal confirma la condena por revelación de secretos a los agentes que dieron el chivatazo a ETA, pero también la absolución del delito de colaboración con banda armada. Los magistrados tenían muy poco margen de maniobra: la misión del Alto Tribunal es de casación, es decir, no puede volver a juzgar la causa, sino limitarse a comprobar que hubo una correcta aplicación de la ley en el juicio oral y una valoración racional de las pruebas. En la propia sentencia, recuerdan que han de sujetarse a la doctrina del Tribunal de Derechos Humanos, que impide revocar una absolución si no se puede volver a oír a los acusados para los aspectos que el tribunal superior quisiera rectificar. Así pues, aun en la hipótesis de que los jueces hubieran encontrado ahora argumentos para sostener que existió colaboración con ETA, no habrían podido condenar a los autores.

La resolución del Tribunal Supremo es muy dura con el ex jefe superior de Policía en el País Vasco, Enrique Pamies, y con el inspector José María Ballesteros, tras haber quedado probado que el primero ordenó alertar a ETAde la redada contra su aparato de extorsión y que el segundo fue quien entregó el teléfono al recaudador de la banda para que recibiera el aviso. «El daño derivado fácilmente se comprende que es grave», se dice en el fallo. Para los jueces del Supremo, el delito de revelación de secretos supone «una clara quiebra de principios de actuación judicial y policial» y «un grave descrédito del funcionamiento institucional de la Administración».

Al final, Pamies y Ballesteros ven ratificada su condena a año y medio de cárcel -que no cumplirán al carecer de antecedentes- y cuatro años de inhabilitación para empleo o cargo público, que no es previsible que les suponga graves trastornos, pues, a buen seguro, su silencio para no implicar a otros será recompensado.

El problema de que este caso se vaya a resolver al final de forma tan decepcionante no es responsabilidad del Supremo, sino de la Audiencia Nacional, que se negó a condenar a los implicados por colaboración con banda armada. Lo hizo con un argumento basado en criterios más políticos que jurídicos. Según aquel fallo, el chivatazo «tendió a favorecer el proceso para cesar la actividad de una organización armada», y el bien jurídico a proteger era la paz, un concepto tan poco concreto que podría esgrimirse como un comodín en muchas sentencias. Lo cierto es que ETA siguió con su actividad terrorista y que, por tanto, el chivatazo no contribuyó a construir la paz, porque nunca, además, una acción de esa naturaleza hubiera podido contribuir a ello.

La sentencia de la Audiencia Nacional no sólo supuso un desprecio a las víctimas, que ahora se ve ratificado, sino que al imponer una pena laxa a los condenados les permite esconder la verdad. Probablemente, una condena por colaboración con banda armada habría llevado a Pamies a revelar los nombres de quien o quienes les indicaron que diera el chivatazo, porque es fácil deducir que no fue una iniciativa suya. De este modo los auténticos responsables de una de las mayores infamias de nuestra Historia democrática quedan para siempre impunes.

La victoria póstuma del nacionalsocialismo
José Sánchez Tortosa Periodista Digital 16 Julio 2014

Equiparar a Israel con el Tercer Reich es la victoria póstuma del nacionalsocialismo. Desde luego, no resiste el más mínimo contraste con la realidad. No se obliga a los llamados palestinos a identificarse con marcas externas. No se les prohíbe ser abogados, médicos, profesores o diputados. Jamás hubo algo parecido a un partido judío admitido por el régimen de Hitler. No hay guetos. No hay campos de exterminio. Aniquilar a la población palestina es posible técnica y materialmente para Israel y, en su lugar, ataca centros de armamento y avisa con 48 horas de antelación de sus ataques, siempre en respuesta a los indiscriminados bombardeos o atentados contra población civil israelí:

"Y la trampa en la cual Israel ha evitado dejarse atrapar durante ya más de sesenta años es ésa: la de ceder a la tentación de una victoria militar fulgurante y casi gratuita. Que arrastraría una muerte moral irreversible.
Quienes amamos a Israel, lo amamos exactamente por renunciar a esa victoria. Y a esa muerte." (G. Albiac, 14-VII-14)

Los que condenan a Israel no suelen pronunciarse cuando las víctimas de los fanáticos islamistas son judíos. Ni siquiera cuando son musulmanes. Ninguna víctima musulmana reclama su atención si la autoría no es israelí. Ignorar todo esto no es delito. Pero ignorarlo y entregarse a la retórica onanista de demonizar a un Estado que defiende a su población civil por el hecho de que es judío, pues no se hace con ningún otro Estado, constituye darle la razón a Hitler:

Gustavo D. Perednik: “Si los árabes deponen las armas se acabó la guerra. Si los israelíes deponen las armas se acabó Israel.” (23-IV-07)

No es obligatorio estudiar la realidad. Tampoco lo es valorarla si se desconoce. Pero esto es mucho más fácil, más gratuito, más rentable social y psicológicamente. Por ello, muchos se entregan a ese ejercicio de superioridad moral que la ignorancia, la ceguera y los prejuicios proporcionan. Ahí se esconde la judeofobia. Ahí se esconden las nuevas formas o herencias del nazismo, no bajo un bigote ridículo o uniformes relucientes.

Culto y cultivo constantes de un idioma
Daniel Martín www.republica.com 16 Julio 2014

El año pasado, con bastante pompa y escasa circunstancia, la Real Academia celebró su tercer centenario hablando de casi todo menos de la propia lengua a la que, en teoría, limpia, fija y da esplendor. En España cada vez más se tiende a concebir nuestro idioma como algo muerto, más gramatical que práctico, más putrefacto que palpitante.

Por eso en los colegios en lugar de dedicar tiempo, espacio y esmero a las acciones de leer, escribir y pensar, nos ocupamos de cosas tan útiles y vivificantes como el Complemento Directo o la Parasíntesis. Al absurdo que todo esto supone se añadió el asunto de dar historia de la literatura (española) en la misma asignatura.

Si el estudio de la literatura conllevara la lectura y el comentario constantes y sistemáticos de textos de cualquier naturaleza y condición, el asunto resultaría beneficioso. Pero seguimos empeñados en ver la literatura como un interminable listado de autores y obras en lugar de un acercamiento al contenido de las mismas.

Estos días ando por Cambridge, perdido entre turistas, aulas, cavilaciones y perplejidades. Sirve de escaso consuelo -y de deprimente alarma ante la decadencia europea- ver que por estos lares también existen profesores que, pese al doctorado que les precede, apenas saben de lo que hablan. En cualquier caso, el ingente negocio que rodea a la prestigiosa universidad viene acompañado de cierta mágica atmósfera donde lo que importa es el conocimiento.

En Cambridge, cuando se trata de literatura, por muy malo que sea el profesor, lo importante es el texto, las palabras que componen este poema, esa obra de teatro o aquella novela. Antes de nada, se lee tanto el texto señalado como algunas opiniones críticas respecto al mismo. Si se hace referencia a algún escrito relacionado, también hay que leerlo. No hay palabras que se den por sabidas, ya que a todas hay que acercarse directamente, sin intermediario.

Así, en torno al estudio de la literatura lo que prima es el idioma. Por ejemplo, a Shakespeare, el más inmortal de los escritores, se le lee con dedicación y sin presunciones ni interpretaciones ajenas. Lo que importa es lo que escribió. Así, el gran beneficiado de este sistema es el propio idioma, el inglés, que aquí en Cambridge tiene un monumento construido junto al de Pluto.

Los anglosajones, por otro lado, tienen el defecto de pensar que la literatura comienza y termina en sus autores, que son muchos y buenos. Quizás, de vez en cuando, aludan a Homero, Dante o Cervantes, pero para ellos apenas existe nada más allá de Shakespeare y discípulos.

Pero ni siquiera en eso tenemos ventaja. En España continuamos centrados en saber qué obras escribió, por ejemplo, el marqués de Santillana sin pararnos a leer ninguna de ellas con detenimiento. Y, como los ingleses, apenas sabemos qué se escribió allende nuestras fronteras. Incluso, casi siempre, da la impresión de que somos una cultura de un solo libro.

A pesar de los malos profesores, de que no tengan Academia, de que hablen muy raro, el espectáculo de Cambridge le llena a uno de envidia. Aquí se lee en homenaje al actualmente más universal de los idiomas. Sin prisa, con el solo objetivo de pensar lo que otros escribieron.

En inglés, por supuesto.

dmago2003@yahoo.es

Un manifiesto para la acción
EDITORIAL Libertad Digital 16 Julio 2014

Ningún español consciente de la necesidad de preservar la Constitución, la soberanía nacional, la libertad y la igualdad entre todos los ciudadanos puede hacer un solo reproche a la iniciativa Libres e Iguales, que ayer adquirió carta de naturaleza en las escalinatas del Congreso de los Diputados. El documento fundacional de esta plataforma apartidista, integrada por personalidades relevantes de los más diversos ámbitos profesionales y procedencias ideológicas, será sin duda una excelente herramienta para combatir en el terreno de la cultura, la educación y los medios informativos la ofensiva separatista desplegada por Artur Mas y los partidos nacionalistas que lo apoyan en Cataluña. Nunca estará de más contar la verdad de lo que acarrea el nacionalismo en todos los órdenes, e insistir especialmente en la denuncia de las mentiras con las que trata de justificar una operación política que busca, en primer lugar, destruir la Nación. Visto desde esa perspectiva, hay que saludar esta iniciativa y coadyuvar a que alcance sus metas.

Ahora bien, a tenor de la velocidad a la que se suceden los acontecimientos y la decisión de las fuerzas nacionalistas de llevar hasta el final su desafío separatista, parece evidente que el tiempo de la pedagogía hace mucho que acabó. Treinta y cuatro años atrás surgió una iniciativa similar en Cataluña con el famoso Manifiesto de los 2.300, en defensa de los derechos de los ciudadanos y en contra de la discriminación contra los castellanohablantes que ya entonces comenzaba a poner en práctica la Generalidad. En los albores del Estado Autonómico, cuando se fraguaba el traspaso de competencias tan esenciales como la educación, aquel documento adquirió todo su sentido posteriormente, por lo que tuvo de advertencia de lo que acabo sucediendo. Tres décadas y media después, todo ha ocurrido exactamente como temían esos 2.300 ciudadanos de Cataluña, sin que las fuerzas políticas nacionales hayan puesto coto a los desmanes separatistas, ignorados adrede para no perjudicar las posibilidades de PP y PSOE de alcanzar el poder en Madrid.

Tres décadas y media después, la situación ya no admite las componendas posibilistas que tradicionalmente han acordado unos y otros. Como dice el propio manifiesto de Libres e Iguales, es hora de pedir a "los partidos políticos que se identifican con los principios de libertad, igualdad, justicia y solidaridad" que "demuestren su compromiso con hechos". ni el PP ni, mucho menos, el PSOE parecen dispuestos acordar las medidas previstas en la Constitución para poner fin a la rebelión de las autoridades catalanas. La táctica de contemporizar, cuando no de alimentar los delirios separatistas, con el apoyo al derecho a decidir que promueve el PSC, no sólo no permite albergar esperanzas de que la intentona secesionista vaya a ser conjurada antes de que sea inevitable, sino que precisamente alimenta la impunidad de la que los nacionalistas vienen haciendo gala en los últimos tiempos, mientras obtienen más y más privilegios a costa del resto de España.

UPyD y Ciudadanos son los únicos que están plantando cara al nacionalismo en Cataluña y llevando al terreno de la política las aspiraciones de este documento seminal. La incapacidad de ambas formaciones para llegar a acuerdos que permitan dar cauce efectivo a esta iniciativa es un formidable problema. Ahora tienen la ocasión de hacer que, por una vez, un programa esencial en defensa de la libertad y los derechos de todos los catalanes se convierta en una iniciativa política capaz de concitar un gran apoyo electoral. Con que sirva de catalizador para ese acuerdo, el manifiesto de Libres e Iguales ya habrá valido la pena y prestado un gran servicio a la Nación.

Desafio secesionista
Ciudadanos libres e iguales
Carmelo Jordá Libertad Digital 16 Julio 2014

"Una nación de ciudadanos libres e iguales". En esa frase tan aparentemente sencilla se encierra uno de los mayores –y mejores– descubrimientos políticos y éticos de los miles de años de humanidad. Nada más importante se nos ha ocurrido como especie –con la excepción de los derechos humanos– desde que bajamos del árbol y echamos a andar, y nada mejor hemos conseguido.

Una nación que vaya más allá de dioses, colores, clases, territorios o idiomas, en la que todos tengamos los mismos derechos y las mismas obligaciones, en la que todos podamos, como decían los Padres Fundadores, buscar la felicidad.

La idea no puede ser más hermosa, pero tiene numerosos enemigos, especialmente en esta España nuestra en la que los nacionalistas, los totalitarios y los nacionalistas totalitarios nos proponen proyectos en los que lo importante será de dónde vienes, qué piensas o a qué grupo perteneces; en los que el individuo sólo será la infinitesimal parte de una clase o de un pueblo, y eso únicamente si supera los controles previos.

Y lo peor no es que estén proponiendo disparates, lo peor es que están consiguiendo llevarnos hacia esos precipicios cada día más deprisa, porque esa construcción política que nos hace libres e iguales no es una meta alcanzada y estable, al contrario: es tan frágil como maravillosa, es delicada como una fina porcelana; y, reconozcámoslo, últimamente en lugar de cuidarla parece que juguemos a tirárnosla unos a otros, como cuando se juega con un globo lleno de agua y la gracia está en que en algún momento estalle y ponga perdido a quien en ese instante lo tenga entre manos.

Pero el estallido de la nación nos va a poner a todos perdidos, aunque la culpa sea de los nacionalistas, de los políticos pusilánimes o de una izquierda traicionera, da igual: el pato lo vamos a pagar todos y a estas alturas no se arreglará si de esa solución no participamos un poco todos.

En este sentido, creo que la iniciativa Libres e Iguales, que este martes se ha presentado en Madrid, puede ser un primer paso importante. Pienso, o quizá quiero pensar, que ese impecable manifiesto firmado por alguno de los mejores representantes de la sociedad civil española –unos de derechas, otros liberales, algunos de izquierdas y todos personas independientes– puede ser un aldabonazo para que muchos se den cuenta de que hay que dar un paso adelante; y si no lo hacemos los que de verdad aspiramos a la libertad, lo darán los que aspiran a imponernos otras cosas.

Este asunto es tan importante como para no dejarlo en manos de los políticos. Empiecen por el primer paso: firmen el manifiesto. Yo ya lo he hecho.

Los árboles y las hojas
Nota del Editor 16 Julio 2014

Eso de querer cambiar todo para que todo permanezca está muy bien, es muy resultón para algunos,pero ya hace mucho tiempo, demasiado, que sufrimos la tomadura de pelo que constituye el "democratismo" que dicen que disfrutamos.

Lo mas lamentable es que sean mayoría de profesionales de la política del PP quienes se pongan al frente y se olviden del tal Núñez que en Galicia ejecuta los mismos planes para expulsar a los español hablantes de "su" feudo.

Sentencia del Supremo
El Supremo confirma las condenas a Pamies y Ballesteros por revelación de secretos
El Alto Tribunal les condena por revelación de secretos y a cuatro años de inhabilitación para empleo y cargo público.
Ángela Martialay Libertad Digital 16 Julio 2014

El Tribunal Supremo ha confirmado este martes la sentencia de la Audiencia Nacional que condenaba a un año y medio de prisión y a cuatro de inhabilitación para cargo o empleo público al exjefe superior de Polícía en el País Vasco Enrique Pamies y al inspector José María Ballesteros por un delito de revelación de secretos al dar el soplo a la red de extorsión de ETA el 4 de mayo de 2006 en el bar Faisán.

El Supremo los absuelve así en sentencia firme del delito de colaboración con banda armada que solicitaban las acusaciones populares para los agentes. Al no tener antecedentes penales los policías y al ser la condena menor de dos años de cárcel, ni Pamiés ni Ballesteros ingresarán en prisión aunque sí deberán abandonar el Cuerpo de Policía.

En el sentencia, la Sala de lo Penal explica que en aplicación de la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, (TEDH) -calificada de un "obstáculo insalvable"- el Tribunal Constitucional (TC) y la propia doctrina del Supremo no se puede condenar exnovo en casación a un acusado de un delito por el que fue absuelto tras la celebración del juicio oral sin haber escuchado su versión en vista pública.

"Ha dicho esta Sala que en definitiva, los márgenes de nuestra facultad de revisión de sentencias absolutorias, a través del cauce casacional de infracción de ley, con intervención de la defensa técnica pero sin audiencia personal del reo, son claros, al menos, mientras no se produzcan nuevas disgresiones jurisprudenciales que modifiquen el criterio establecido". Los magistrados justifican así que los policías no hayan sido condenados en última instancia por un delito de colaboración con banda armada.

Colaboración con ETA
En la sentencia, la Sala recoge abundante jurisprudencia y subraya que para que se haya cometido un delito de colaboración basta con haya "una puesta a disposición de la banda, de informaciones, vigilancias de personas, medios económicos, alojamientos u ocultación de personas, etc". "En definitiva ayuda externa voluntariamente prestada por quien sin estar integrado en aquélla, realiza una colaboración de actividad que, en sí misma considerada, no aparece conectada con concreta actividad delictiva", explican lo cinco magistrados del Supremo.

En la resolución, el tribunal enfatiza en que "el dolo exige exclusivamente conocer y querer una acción que supone una colaboración con la organización terrorista, aunque no se compartan ni sus fines, ni sus métodos, ni sus componentes ideológicos".

En este sentido la Audiencia Nacional concluyó para exculparlos de este tipo delictivo, tal y como recuerda el Supremo, que Enrique Pamies y José María Ballesteros "no realizan su acción con dolo o intención de ayudar a la banda terrorista ETA, sino con la contraria de acabar con la misma".

Por otro lado, en la sentencia el Alto Tribunal considera probado que fue Pamies la persona que habló por teléfono con el ya fallecido Joseba Elosúa el 4 de mayo de 2006 para alertarle de que se iba a producir un operación policial contra el entramado financiero de ETA mientras que José María Ballesteros fue quién le facilitó el teléfono al entonces dueño del establecimiento ese día.

Revelación de secretos
La Sala entiende que ambos acometieron un delito de revelación de secretos: "La actuación de los dos acusados, trasladando a los sujetos investigados en una actuación policial y judicial conjunta española-francesa, con un dispositivo desplegado, información acerca de la propia operación y de las posibles detenciones, vulnera el deber específico de secreto que pesaba sobre ellos".

"Si los acusados en aras de no perjudicar el proceso de paz negociado hubieran acudido al estamento judicial o policial en cuyo seno se hubiera decidido posponer o suspender la operación, este delito de revelación de secretos no tendría vida. Ahora bien, al no haber actuado así, al haber informado directamente a los propios implicados y a espaldas del operativo en marcha y de las autoridades judiciales implicadas, ello sí que implica un delito de revelación de secretos", explica el tribunal.

Sin embargo, pese a exculparlos de colaborar con ETA el Supremo aprecia la gravedad de la conducta de Pamies y Ballesteros que dieron a conocer "a los miembros de una red de extorsión terrorista las pesquisas y futuras acciones policiales en marcha, por lo que el daño derivado (...) es grave por afectar no a una actividad aislada de la banda sino a un entramado organizativo de más difícil investigación". La Policía investigó durante casi una década a la red de extorsión de la banda terrorista antes de que ordenar practicar la operación que fue reventada el 4 de mayo de 2006.

La Sala sostiene que "al margen del intento de favorecer el proceso de negociación, dado que la vía subrepticia elegida suponía una clara quiebra de principios de actuación policial y judicial, con asombro de los propios informados" el chivatazo produjo "un menoscabo y entorpecimiento del servicio público y un grave descrédito del funcionamiento institucional de la Administración".

Tres votos particulares
La sentencia lleva un voto particular del magistrado Alberto Jorge Barreiro que entiende que debió de condenarse a los acusados por los dos delitos, el de revelación de secretos y el de colaboración con banda armada. "No puede replicarse que no querían realmente colaborar con ETA, ya que una vez que le proporcionaban la información la estaban ayudando a ocultar a las personas integrantes de la red extorsionadora y también a incrementar el patrimonio de la organización terrorista con 54.091,09 euros", explica el magistrado.

Según Alberto Jorge Barreiro "conviene dejar claro que la conducta de los acusados se practicó en el curso de un proceso penal abierto por un Juez de Instrucción de la Audiencia Nacional. Y que la operación que se frustró estaba por tanto acordada y supervisada por la autoridad judicial en el marco jurídico propio y específico de un proceso penal y con una base indiciaria incriminatoria sólida. (...) Pues bien, que en un contexto de esa índole con un grado máximo de judicialización se afirme que se estaba practicando una operación de naturaleza política que legitimaba que fueran dos funcionarios policiales los que dijeran lo que procedía hacer desde una perspectiva político-policial a medio o a largo plazo, se sale de todos los esquemas propios de un Estado de derecho".

En un voto particular el magistrado Miguel Colmenero considera que se debe aplicar en este caso la doctrina del TEDH y TC aunque defiende que en el caso Faisán hubo un delito de colaboración con la banda terrorista ETA.

"En un Estado de Derecho no puede considerarse justificado por un fin último legítimo, la acción de un funcionario policial (o de cualquier persona) que realice un acto de colaboración objetiva con una organización terrorista consistente en evitar o frustrar una actuación policial y judicial encaminada a la persecución de una concreta acción delictiva y a la detención de sus autores, conociendo su sentido de colaboración y basándose en que, en su opinión, sería mejor acudir a otros medios para lograr la desaparición de aquella", subraya Colmenero.

También emitió voto particular el magistrado Andrés Martínez Arrieta favorable a la absolución de Pamies y Ballesteros.

La yihad recluta cada vez a más combatientes en España
El dato lo anuncia el MEMRI, centro que investiga en Washington la evolución del yihadismo. Internet y las redes sociales son las herramientas de los extremistas para distribuir sus mensajes
EFE | WASHINGTON El Correo 16 Julio 2014

El reclutamiento de europeos, incluidos españoles, que se suman a la yihad (guerra santa) en Siria se ha incrementado, según ha declarado Rachel Regberg, portavoz del Middle East Media Research Institute (MEMRI), centro que investiga en Washington la evolución del yihadismo.

Miembros del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) que han viajado desde Europa para luchar en Siria están usando internet y las redes sociales para distribuir vídeos y mensajes a sus respectivos países y aumentar la capacidad de reclutamiento de extremistas.

Dos yihadistas del EIIL protagonizan un vídeo en el que, haciendo uso del español, piden que "Andalucía", por Al Andalus (la práctica totalidad de la Península Ibérica), forme parte de su califato, que aspira a instaurar la ley islámica desde España hasta Indonesia. El vídeo fue distribuido en sitios web yihadistas el 1 de julio y en él aparecen por menos de un minuto dos supuestos combatientes del EIIL en Siria.

El primero introduce a un segundo que avisa: "Estamos viviendo bajo la bandera islámica, Jilafa (califato) Islámica, y vamos a morir por ella hasta que liberemos todas la tierras presas desde Yakarta (Indonesia) hasta Andalucía, inshallah (Dios mediante)".

"España es la tierra de nuestros abuelos y vamos a liberarla con el poder de Alá", amenaza el orador, con barba y una kufiya (tocado beduino) sobre su cabeza. "Esta no es la primera vez que vemos a combatientes extranjeros hablando en español. La semana pasada un vídeo fue colgado en internet por un individuo de Chile con el alias Abu Safiyya", explicó Regberg, portavoz de MEMRI. "El reclutamiento de europeos, incluidos españoles, que se suman a la yihad en Siria se ha incrementado", subrayó.

Precisamente el secretario de Estado de Seguridad del Ministerio español del Interior, Francisco Martínez Vázquez, que se encuentra en visita de trabajo en EE UU, recordaba que la participación de combatientes europeos en guerras como la de Siria es "el mayor desafío" en la lucha antiterrorista global.

Las autoridades policiales y de inteligencia de Estados Unidos y Europa están intensificando las labores de control de los desplazamientos de este tipo de personas por el temor a que una vez radicalizados regresen a Occidente para atentar.

Estos jóvenes, educados en países occidentales, abandonan las ideas democráticas para acoger el islamismo radical y ser entrenados en los campos de batalla de Siria o Irak, donde las milicias suníes del EIIL han declarado un califato semejante al abasí (750-1258).

El EIIL, que se ha rebautizado como Estado Islámico bajo el poder absoluto del califa Abu Bakr al Bagdadi, ha publicado en internet en repetidas ocasiones mapas de lo quieren que abarque su califato: casi toda la Península Ibérica (los dominios del antiguo Al Ándalus), Europa suroriental, el África musulmana y toda Asia central, incluida India. Los extremistas del EIIL han creado una televisión llamada Al Hayat Media Group desde la que lanzan sus mensajes en árabe y otros idiomas.
******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿Por qué la pregunta de Miquel Iceta es reaccionaria?
Antonio Robles cronicaglobal.com 16 Julio 2014

Si el nacionalismo tuviera un sistema de financiación a imagen y semejanza del cupo vasco, si pudiera disponer de una nación a la altura de sus ficciones, imponer el catalán como única lengua nacional, y poseer Tribunales de Justicia propios, les aseguro que los independentistas menguarían hasta reducirse a folklore turístico. En realidad ya no necesitarían un Estado independiente, tendrían lo mejor de él y ninguno de sus inconvenientes.

Pues bien, cuando el socialista Miquel Iceta critica las dos preguntas de la consulta independentista y nos ofrece a cambio un referéndum pactado y legal con su propia pregunta: “¿Quiere que el Gobierno de Cataluña negocie con las instituciones del Estado un acuerdo que garantice el reconocimiento del carácter nacional de Cataluña, un pacto fiscal solidario y el blindaje de las competencias en lengua y cultura?", está suplantando las aspiraciones del independentismo simulando que lo combate. ¿Por qué?

Primero, porque acepta el discurso del derecho a decidir, la falacia más tramposa y contraria a la democracia que utiliza el independentismo para mantener una permanente beligerancia contra España y sus instituciones. En una palabra, su ayuda sirve a los fines rupturistas del nacionalismo sin que se note el cuidado. Después lo analizamos.

Segundo, porque detrás del pacto fiscal se esconde la aspiración a una fiscalidad asimétrica, o si prefieren, al cupo vasco; es decir, privilegios fiscales. Después daremos razones.

Y tercero, porque persiste en imponer la inmersión lingüística solo en catalán como modelo educativo sin interferencias del Estado y de paso, adoctrinar en el catalanismo para borrar desde la escuela cualquier sentimiento de pertenencia a España e impedir que la mitad de los alumnos catalanes castellanohablantes puedan estudiar en la lengua de su elección. También daremos razones.

Pero hay una cuarta aspiración encubierta, no por ello menos cicatera: la aspiración de convertir al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en la última instancia judicial; es decir, en el Tribunal Supremo de Cataluña al margen del sistema judicial español. Esta cuestión no está incluida, pero ya la colaron en el Estatuto de 2005, y ha sido reivindicada por el propio Iceta en repetidas ocasiones desde entonces. En cualquier caso, el reconocimiento de Cataluña como nación y como sujeto jurídico soberano conllevaría más pronto que tarde disponer de tribunales propios. Una bendición para Pujol e hijos, y las cuatrocientas familias Millet que viven del negocio nacional.

Como vemos, lo único que diferenciaría a los nacionalistas independentistas de estos nacionalistas federalistas, es la estética de las esteladas y la murga de la independencia. O sea, la parafernalia. En el resto, en lo esencial, participarían de los mismos valores e intereses compartidos desde la transición. Se nota incluso en cómo viven el conflicto. El propio Iceta aseguró ya como secretario general del PSC: “España es una nación de naciones. Y si no se reconoce, antes o después se romperá. En una democracia, si la mayoría de un pueblo quiere marcharse, se marchará". A la altura intelectual de “España es una nación discutida y discutible”, de Zapatero. El tono, la renuncia a enfrentarse a la fatalidad que describe, dan cuenta de su estado de ánimo y de sus propias convicciones. No le parecerá tan mala la salida de la independencia cuando da por hecho que, cuando un pueblo la quiere, la consigue tarde o temprano. Intelectualmente se ha rendido antes de luchar, éticamente no cuestiona los fines egoístas del nacionalismo y políticamente se acomoda a lo que en realidad forma parte de su educación sentimental. Estas son las consecuencias por carecer de convicciones fuera de la atmósfera del catalanismo, o de ser rehén del nacionalismo. La primera prueba fehaciente de esa deriva es la pregunta que ha planteado, la segunda, nombrar a Àngel Ros, independentista declarado, presidente del PSC, cuyas primeras declaraciones han sido volver a hacer hueco a los nacionalistas díscolos y hacer de España un Estado plurinacional. O sea, la confederación, que no federalismo.

Pero volvamos al referéndum pactado y a la pregunta servil del ya primer secretario del PSC. Comencemos por el expolio fiscal convenientemente dulcificado con la mascarada del "pacto fiscal solidario". Dicho de otra manera, quieren “pactar” con el Estado. Solos, claro, de forma bilateral fuera de la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas), para lograr algo parecido al cupo vasco. Esto es lo que han significado hasta ahora todas las propuestas del PSC en materia fiscal. No nos van a engañar nuevamente camuflando la bilateralidad con la solidaridad. Ya han dejado por escrito que la solidaridad de Cataluña con el resto de comunidades debe tener límite en el tiempo. Si de lo que se trata es de un reparto fiscal justo, exigir un pacto [bilateral] carece de sentido, pues ya está la LOFCA con todas las comunidades autónomas representadas en ella. Luego lo que buscan no es el equilibrio, sino un acuerdo ventajoso a costa del resto. Aspiración profundamente reaccionaria en un partido que tiene como fundamento de su existencia, la igualdad. Un socialista consecuente jamás exigiría privilegios económicos para su región a costa de las necesidades de otra, ni buscaría limitar la solidaridad entre regiones. Por una sencilla razón, porque el fundamento del socialismo es la igualdad. Sólo el socialista que se ha intoxicado de nacionalismo o ha traicionado los principios de la solidaridad entre los desheredados de la tierra, puede aspirar a convertir su parcela en un cortijo, como suele hacer el darwinismo social del capitalismo salvaje. Si el socialismo basa su cultura social en la progresividad fiscal individual (pagan más los que más tienen), ¿cómo puede negarla entre regiones? Sólo un socialismo mercenario, o simplemente nacionalista, podría conchabarse con el independentismo para lograr fines económicos tan reaccionarios. Puro fraude ideológico y ético. Hasta las sociedades del bienestar, a menudo dirigidas por partidos de derechas, actúan bajo el principio económico de la progresividad fiscal porque nada hay más justo que todos los seres humanos tengan los mismos derechos y deberes vivan donde vivan y puedan llegar a desarrollar sus facultades y alcanzar el bienestar general disponiendo de las mismas oportunidades. Ayer en España, hoy en Europa y mañana en toda la tierra.

Vergüenza les debería dar a estos hijos nacidos de padres andaluces, asturianos, catalanes… preocuparse sólo de los marginados de Olot, o de Cornellá, pero no de Mieres, Úbeda o Trujillo. Parece mentira que no se den cuenta de la trampa clasista que hay detrás y que tan manifiestamente se ve en la presencia de los apellidos en el Parlamento autonómico. Hasta el puesto 20 de los apellidos más numerosos en Cataluña no aparece un apellido catalán, y si tomamos los 30 primeros -García, Fernández, Martínez, López, etc.- como referencia, su representación en el Parlamento es casi inexistente en el primer apellido de nuestros diputados de CiU (1%), ERC (0%), o PSC (8%). Más escandaloso es que sólo 28 familias catalanas estén sobrerrepresentadas en el poder de Cataluña: "Menos de 2.000 personas catalanas de 28 familias -sí, señores, solo 2.000 personas de los 7,5 millones de catalanes- tienen el 20% de todos los diputados de CiU y ERC en el Parlament y casi el 20% de todos los miembros del Secretariado de la ANC".

Ajustar escrupulosamente el reparto del presupuesto del Estado a las necesidades de cada individuo y de cada territorio es de justicia (pacto fiscal solidario real), buscar privilegios, un abuso. Y el PSC debería ser el primero en combatirlo, no alentarlo.

Si en sus aspiraciones económicas son claramente reaccionarios, en su empeño por blindar la lengua y la cultura son excluyentes, pues pretenden consolidar la exclusión del castellano como lengua docente, asegurando, a la vez, el adoctrinamiento nacionalista sin interferencias. Ese rasgo de racismo cultural, tan evidente en las políticas lingüísticas identitarias de CiU, ERC y la CUP es enarbolado con insultante autosuficiencia por los tontos útiles del PSC. ¡O no tan tontos! Nadie como ellos hicieron tanto por reducir a rebaño sus cotos particulares de votos. Una vergüenza de tufo racista (la inmersión excluye y discrimina) y un comportamiento prevaricador que no respeta la separación de poderes (la inmersión es ilegal y, sin embargo, se niegan a aplicar las sentencias de los tribunales que obligan a la Generalidad a introducir el castellano como lengua docente junto al catalán).

Que nadie se lleve a engaño, la inmersión para los nacionalistas es la gallina de los huevos de oro por la que están dispuestos a todo. De ella depende el adoctrinamiento en el ideal nacionalista de las nuevas generaciones. Ese ideal se concreta en dos fines que debe conseguir la escuela: lograr la sensación de que el catalán es la única lengua de Cataluña y fabricar buenos nacionalistas; es decir, catalanes que aborrezcan todo lo español, o en el mejor de los casos, que se sientan avergonzados de serlo.

Si los socialistas son ajenos a esta evidencia, o bien no han salido del síndrome de Cataluña, o son la peor versión del nacionalismo camuflado.

Pretenden consolidar la exclusión del castellano como lengua docente, asegurando, a la vez, el adoctrinamiento nacionalista sin interferencias

La pregunta planteada por Miquel Iceta, como vemos, no varía la deriva egoísta del nacionalismo un milímetro y además, engrasa su juego victimista. ¿Un error del PSC, o lamentable sumisión al discurso nacionalista? ¡Qué más da si lo que importa es la escandalosa obscenidad de la pregunta! Nunca antes una demanda del nacionalismo había sido tan sucia. Sería bueno empezar por señalar que si hoy se rasgan las vestiduras, teatralizan y envenenan a los ciudadanos con el derecho a decidir es porque exigir un referéndum de autodeterminación de los pueblos está vedado por el derecho internacional. Cegado ese camino, han escogido esa falsa aspiración a la libertad democrática que aparenta poseer el derecho a decidir para vender victimismo al incauto y afear como antidemocrática la legitimidad constitucional. Pretenden cargarse de razón para saltársela. Y, sobre todo, porque no pueden enfrentar la secesión directamente y a las claras. Porque ese, ¡y solo ese!, es el derecho a decidir que piden. No lo hacen para que los catalanes alcancen el derecho a decidir como fórmula de ampliar sus derechos cívicos y políticos. En ningún caso. Los mismos nacionalistas que exigen el derecho a decidir nunca permitirían que tuviésemos el derecho a decidir la lengua en que queremos que estudien nuestros hijos, o si queremos o no otra ley electoral, Monarquía o República, recortes en Sanidad o en TV3, Guardia Civil o Mozos de Escuadra. No, todo se reduce a ver cómo consiguen el fin sin que se note el cuidado. Si los socialistas fueran socialistas, nunca se avendrían a seguirles el juego y mucho menos a secundarlo. El que sigan varados en la tramposa maniobra del derecho a decidir, es la salida más cobarde, más reaccionaría y más mezquina de cuantas pudieran tomar. Tengan la decencia de exigir un referéndum por la independencia, un referéndum a cara de perro, sin simulacros, dejen de jugar, acosar al personal, engañar a los propios, ampararse en la democracia para negarla, no sean cínicos. Hoy en nuestra vida política la corrupción es fundamentalmente económica. Disponemos de leyes, normas y cortafuegos para evitarla, pero no sirven porque hemos subvertido los valores: si puedes, ¡robas! El cáncer moral está generalizado, la metástasis llega incluso a los seguidores, pues son capaces de escandalizarse de la corrupción de los adversarios, pero enmudecer ante la de los propios. ¿Acaso no es pura corrupción plantear una pregunta tramposa, sucia, diseñada arteramente para evitar que las personas piensen por sí mismas y tomen decisiones con criterio? ¿Quién de ustedes montaría una empresa con un estafador de socio? ¿Estarían dispuestos a hacerlo con personas de malicia demostrada como los que nos están embaucando con el derecho a decidir?

Tengan la decencia de pedir un referéndum por la independencia a cara de perro. Con todas las consecuencias. ¿Desea que Cataluña sea un Estado independiente? Sin trampas, limpio. No hay que tenerle miedo, como muy bien lo ha expresado Dani Perales. Para llegar a él, apunto cuatro rasgos y algunas condiciones precipitadas:

1. Cambiar la Constitución, porque de momento la soberanía reside en todo el pueblo español, y así debe seguir siendo; tratar de que una parte pueda decidir sobre el todo, no es lograr un derecho, es robárselo a los demás.

2. Lograr las mayorías parlamentarias necesarias para acordarlo y llevarlo a cabo sin romper la convivencia.

3. Poner los medios públicos de comunicación al servicio de la información de todos los ciudadanos y no del adoctrinamiento de quienes están a favor de la ruptura o su contrario. Para ello sería preciso que pasaran a ser dirigidos por profesionales independientes y estuvieran todos representados en sus contenidos.

4. Disponer de medios y tiempo suficientes para elaborar todo tipo de informes científicos sobre el coste de la ruptura, evaluando ventajas, desventajas y consecuencias. A la hora de decidir cuestión tan traumática para 47 millones de españoles, la decisión debe ser meditada, mejor informada y tomada con la máxima frialdad y racionalidad. Nadie toma decisiones sensatas cuando está borracho, como sería estúpido hacerlo en este estado de excitación emocional provocado por quienes buscan un momento de debilidad en la nación española para quebrarla.

5. En ningún caso, se podría llevar a cabo el referéndum hasta 2018 o 2020 para que la sociedad pudiera digerir la información y votar en consecuencia, preparar una posible secesión y acomodar a la sociedad para que sufriese los mínimos inconvenientes por el trauma si el resultado fuese favorable a la ruptura.

6. La mayoría necesaria debería ser al menos de un 65 % y la participación no menor del 70 %. Mayorías mínimas con participaciones residuales como la del último Estatuto conducirían al enfrentamiento social.

7. En el caso de salir no, los responsables políticos se deberían comprometer a incluir en el Estatuto que no se podría plantear de nuevo un referéndum de secesión hasta pasados al menos 30 años (dos generaciones en términos orteguianos). Y a partir de ese momento desmantelar toda la red de subvenciones públicas a los agitadores de la secesión.

Los socialistas han de tomar conciencia de qué va esta aventura y actuar en consecuencia, con personalidad, con criterio propio; porque hasta la fecha uno tiene la sensación que están más preocupados porque no los tomen por traidores, que de servir a la sociedad.

C. Valenciana / política
Artur Mas se gasta un millón de euros en fomentar el catalanismo en Valencia
d. martínez/ valencia ABC 16 Julio 2014

El presidente catalán ha otorgado «a dedo» subvenciones millonarias para extender sus tesis a la región vecina

El Gobierno catalán que preside Artur Mas otorgó a finales de 2013 más de un millón de euros en subvenciones «a dedo» a organizaciones del movimiento catalanista en la Comunidad Valenciana, dedicadas fundamentalmente a defender sus tesis soberanistas en la región desde el ámbito cultural, y a espolear la oposición en la calle al presidente de la Generalitat, el popular Alberto Fabra.

Según refleja el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), el departamento de Presidencia catalán aprobó durante el último trimestre del año pasado, dentro del paquete de subvenciones excluidas de concurrencia pública -es decir, a las que no pueden optar varios candidatos en igualdad de condiciones- hasta tres ayudas directas a la asociación catalanista Acció Cultural del País Valencia -con sede en Valencia- o su entorno.

Así, según la resolución firmada por el secretario general de Presidencia, Jordi Vilajoana i Rovira, Mas destinó 715.411 euros a «abonar la cuota del préstamo hipotecario derivado de la compra y adecuación del edificio El Siglo», correspondiente al año 2013. El edificio fue adquirido por Acció Cultural para adecuarlo y convertirlo en su sede, y no es la primera vez que recurren al Ejecutivo catalán para sufragar su hipoteca: ya en 2012 percibieron una cantidad similar.

Además, en la misma resolución se aprueban otros 280.000 euros para la misma asociación, en concepto de «actividades culturales». Y aún hay que sumar otros 91.077 euros para la editorial Edicions País Valencià, vinculada al histórico líder de Acció Cultural, Eliseu Climent.

En total, el Gobierno de Mas destinó en el último trimestre de 2013 más de un millón de euros a financiar la actividad de la asociación catalanista, que difunde en la Comunidad Valenciana las tesis soberanistas del presidente catalán, y que -entre otras actividades- el pasado septiembre dio cobertura a la «cadena humana» por la independencia, desde el norte de la provincia de Castellón. Un gesto que pretendía simbolizar la entelequia de los «países catalanes», al unir la Comunidad Valenciana con Cataluña en el marco soberanista.

«Roja a Fabra»
Precisamente el pasado miércoles una delegación de Acció Cultural, con su presidente fundador Eliseu Climent a la cabeza, se reunió en Barcelona con Artur Mas, para ponerlo al tanto de la actividad desplegada en los últimos meses por la asociación en la Comunidad. Una actividad que es posible en buena medida gracias al apoyo del Gobierno catalán.

Según informó en un comunicado la propia entidad, Mas les felicitó por su contribución «en el ámbito lingüístico y cultural». En la actividad reciente de Acció Cultural, además, destacan la recogida de firmas para que la televisión autonómica catalana TV3 pueda emitir en la Comunidad Valenciana -los repetidores cerrados por orden del Consell eran mantenidos por la asociación-, o la manifestación que bajo el lema «Roja a Fabra», y junto a otras organizaciones, recorrió el pasado marzo las calles de Valencia en apoyo del tripartito que configuran el PSPV, Compromís y EU.

Manifiesto y campaña pedagógica
'Libres e Iguales', una respuesta al desafío separatista
Intelectuales y políticos como Vargas Llosa o José María Fidalgo han leído un manifiesto a las puertas del Congreso.
Libertad Digital 16 Julio 2014

Esta tarde los leones del Congreso han sido testigos, bajo un intenso calor, de la lectura del manifiesto fundacional de "Libres e Iguales", una nueva plataforma apartidista que nace con el objetivo de combatir mediante la pedagogía la ofensiva independentista de Artur Mas y sus socios.

La diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo ha dado lectura al texto, arropada por muchos otros firmantes, entre ellos el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, los escritores Andrés Trapiello y Jon Juaristi, el artista Ramón Arcusa, los políticos Joaquín Leguina y Nicolás Redondo Terreros o los periodistas ArcadI Espada y Carlos Herrera, además del ex líder de CCOO José María Fidalgo. También ha acudido a arropar el acto otro firmante ilustre, Adolfo Suárez Illana, en el mismo lugar donde hace unos meses tenían lugar las honras fúnebres a su padre, el ex presidente del Gobierno. Preguntado por su respaldo al manifiesto, ha dicho: "Creo que es necesaria la participación civil hoy en día en defensa de la Constitución, que nos ha permitido vivir los treinta mejores años de nuestra historia".
Poner al nacionalismo "en su sitio"

Poco antes, en el madrileño restaurante Lhardy, se celebró una reunión informativa previa a la presentación de la plataforma.

Tomaron la palabra Arcadi Espada, Álvarez de Toledo, Felipe Serrano, Gabriel Tortella y José María Fidalgo pero allí estaba presente la gran mayoría de los firmantes del manifiesto, abierto a nuevas adhesiones.

José María Fidalgo, uno de los más activos en las respuestas a los periodistas, dijo acudir como "opción personal, por conciencia moral" y explicó que ese afán pedagógico se centra en que "al nacionalismo hay que ponerlo en su sitio, quitarle las veladuras, que las tiene también en Cataluña". El exlíder sindical añadió que "el nacionalismo fabrica extranjeros", necesarios para reafirmar el objetivo de separación.

Felipe Serrano, catedrático de Economía de la Universidad del País Vasco, quiso dar su punto de vista desde el País Vasco donde, aunque ahora ETA no asesine, "el Estado ha desaparecido, el Estado ya no existe", reclamando esa presencia como garantía de libertad.

En el manifiesto se hace un llamamiento expreso a cuatro partidos políticos: los dos mayoritarios PP y PSOE, además de UPyD y Ciudadanos, aunque haciéndolo extensivo a "cuantas formaciones quieran preservar las bases de nuestra convivencia democrática". Les pide "reivindicar la Constitución como consigna de ciudadanía y convivencia" sin renunciar, añade el texto "a las reformas cíclicas que permitan que España sea una nación cada vez más integradora y de mayor calidad democrática". También que rechacen cualquier negociación que "con el pretexto de evitar el conflicto que plantea el secesionismo catalán limite la soberanía del conjunto de los ciudadanos y el ejercicio de sus derechos" y por último que alcancen un pacto "público, solemne y conciso que establezca un compromiso transversal de unidad de acción frente al secesionismo y garantice la decisión de someter al referendo común cualquier alteración de las bases constitucionales"
Objetivos y firmantes

El objetivo de la nueva plataforma es captar adhesiones y hacer una campaña por toda España, no limitada a Cataluña. De hecho, ya preparan un acto importante para el próximo 11 de septiembre, coincidiendo con la Diada. También, aunque no son una formación política ni pretenden serlo, entablarán contacto con los partidos constitucionalistas como PP, PSOE, UPyD o Ciutadans.

Algunos de los primeros firmantes de Libres e Iguales son:
Cayetana Álvarez de Toledo
Félix de Azúa
Albert Boadella
Francesc de Carreras
José María Fidalgo
José Luis Garci
David Gistau
Santiago González
Carmen Iglesias
Federico Jiménez Losantos
Jon Juaristi
Joaquín Leguina
Jorge M. Reverte
Xavier Pericay
Ramón Rodríguez
Nicolás Redondo Terreros
María San Gil
Gabriel Tortella
Andrés Trapiello
Mario Vargas Llosa
Arcadi Espada

En 'Es la mañana de Federico'
Cayetana Álvarez de Toledo: "El problema no es la constitución, el problema es el nacionalismo"
La impulsora del manifiesto Libres e Iguales ha explicado en Es la mañana de Federico los próximos pasos a dar.
Libertad Digital  16 Julio 2014

Tras la presentación del manifiesto Libres e Iguales en la puerta del Congreso de los Diputados este martes, Federico Jiménez Losantos ha entrevistado en Es la mañana de Federico, en esRadio, a una de sus impulsoras -y encargada de presentarlo ayer frente a las Cortes- Cayetana Álvarez de Toledo. La diputada del PP ha explicado los motivos y los objetivos de esta plataforma.

Según ha destacado, "a raíz de la creciente presión del secesionismo catalán, se ha llegado a la conclusión de que aquí tenemos un problema político, que sería la Constitución. Y el problema no es la Constitución, el problema es el nacionalismo".

En este sentido, ha recordado que "España es un gran proyecto de libertad. Con el referente histórico de Cádiz, España significa ciudadanía y España significa libertad".

Este manifiesto, firmado, entre otros por el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, los escritores Andrés Trapiello y Jon Juaristi o los políticos Joaquín Leguina y Nicolás Redondo Terreros se dirige a dos colectivos. Álvarez de Toledo ha explicado que el primero de ellos es "el conjunto de los ciudadanos españoles, a los que queremos decirles que participen en un debate que les afecta". Ya que "los nacionalistas catalanes los están manteniendo al margen. Somos los que vamos a ver radicalmente afectados nuestros derechos", ha recordado la diputada del PP.

El segundo destinatario de este manifiesto son "los partidos políticos que defienden los principios de la igualdad". Todo ello con el fin de "reivindicar la Constitución en un ejercicio de búsqueda de la libertad y democracia", eso si, "haciendo las reformas necesarias" ha aclarado Álvarez de Toledo.

La diputada del PP ha declarado que "el gran desafío de estos momentos, y por eso se ha constituido esta plataforma, es la movilización de la opinión pública", que la plataforma está para eso, y ha invitado a los partidos políticos a que participen en este movimiento: "Tienen ahí la primera responsabilidad y la primera potencia de fuego: son los que tienen sus militantes, sus grandes estructuras, y la capacidad para hacer eso".

"Lo peor de la historia de Europa"
Cayetana Álvarez de Toledo ha dicho que "la ley es condición imprescindible pero insuficiente en esta tarea" y que "a partir de septiembre vamos a vivir unas escenas y unos momentos muy complicados". "La estrategia del nacionalismo catalán es, por un lado, lo que hace la Generalidad; por otro, el desbordamiento, su actividad en las calles. Esto requiere una contestación por parte del conjunto de los españoles", ha añadido.

La popular ha insistido en que "hay que dar la batalla contra un grupo que pretende erigirse en portavoz de una comunidad autónoma al completo, pero que no lo es. Es un grupo que se representa a sí mismo y que es reaccionario". "El nacionalismo ha traído lo peor de la Historia de Europa. Que ese grupo de reaccionarios ganen a la democracia española me parece imposible, pero para eso hay que movilizarse. Tenemos que poner mucho más por nuestra parte", ha concluido Álvarez de Toledo.

Cataluña / El desafío independentista
Libres e iguales contra la independencia de Cataluña
Madrid. La razon 16 Julio 2014

Políticos, periodistas, sindicalistas y personalidades de diversos ámbitos han puesto en marcha la asociación "Libres e Iguales", una plataforma que nace con el objetivo de "hacer pedagogía social" y movilizar al conjunto de la sociedad española contra la independencia de Cataluña.

Así lo han explicado hoy en un encuentro con periodistas dos de sus promotores, el escritor Arcadi Espada y la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, que hoy se encargará de leer el manifiesto fundacional de la asociación frente al Congreso de los Diputados.

Según ha explicado Espada, su intención es movilizar al conjunto de la opinión pública española, que hasta ahora no ha participado en el debate sobre la independencia, y hacerla consciente de que deben evitar la "destrucción" del sistema constitucional creado en 1978 que define a los españoles como "libres e iguales".

Debe ser "el conjunto de los españoles el que participe en el debate", ha manifestado.

Espada ha explicado que desde la asociación también reclaman que la negociación que lleven a cabo los partidos políticos sobre la independencia de Cataluña sea "transparente y sin incurrir en tentaciones extraparlamentarias".

Los ciudadanos deben "estar vigilantes" ante esa negociación que incluirá, ha advertido, cuestiones "más o menos opacas".

Álvarez de Toledo ha destacado que la asociación, que tiene "vocación de perdurar", está constituida por personas de distintas ideologías que buscan "reforzar" el Estado de derecho frente a quienes "roban derechos y libertades".

Entre los firmantes también está el exdirigente de Comisiones Obreras José María Fidalgo, que ha señalado que el manifiesto tiene "aristas y espinas" y que va contra el nacionalismo, una ideología "de guerra" que es "una fábrica de extranjeros".

Los impulsores de esta iniciativa han querido desvincularse de Sociedad Civil Catalana (SCC) porque, aunque comparten los planteamientos, actúan en todo el conjunto del Estado y no solo en Cataluña: "Es una diferencia de ámbitos", han explicado.

También han rechazado que esta asociación sea una reacción de los nacionalistas españoles frente al desafío soberanista, porque, ha explicado Álvarez de Toledo, no se trata de "una lucha de un nacionalismo contra otro", sino de defender el sistema nacido de la Transición.

La diputada popular ha apuntado que Libres e Iguales no plantea una solución al problema de la independencia -rechazan de plano la consulta o una reforma de la Constitución porque consideran que "el nacionalismo no quiere ser encajado"- y ha argumentado que "la salida" tienen que ofrecerla quienes han puesto sobre la mesa el debate soberanista.

Mario Vargas-Llosa
El manifiesto que leerán esta tarde frente al Congreso está firmado por más de 50 personalidades del mundo de la política, la cultura o los medios de comunicación, entre las que se encuentran Mario Vargas-Llosa, Albert Boadella, Joaquín Leguina, Jon Juaristi o Carlos Herrera.

El escritor y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa dijo este martes que el desafío soberanista en Cataluña supone "un problema muy serio" y "sumamente peligroso para el futuro de la democracia española".

El escritor aseguró que "el manifiesto es oportuno, en un momento en cierta forma neurálgico", donde "es importante enviar un mensaje a los catalanes" que están en contra del independentismo. "Me parece sumamente temerario" presentar el proceso soberanista como algo común a todos los catalanes.

"Los catalanes que están contra el independentismo se sienten bastante abandonados, bastante huérfanos y creo que esta iniciativa de alguna manera quiere mostrarles que hay una solidaridad de España con ellos", señaló Vargas Llosa.

El Nobel de Literatura afirmó que el proceso soberanistas "es un problema muy serio, sumamente peligroso para el futuro de la democracia española y es importante que haya una movilización que se enfrente con argumentos y con ideas en nombre de la Constitución, de la democracia y de la libertad a quienes pretender transgredirla convocando un referéndum que la Constitución prohíbe y que todas las instancias legales claramente han declarado que es ilegal".

Para Vargas Llosa, "es perfectamente justo que haya una división de pareceres, eso es la democracia, lo permite y estimula, pero a ratos tenemos la impresión de que en Cataluña no hay una división sino una sola voz, un monólogo que las autoridades han impuesto y que, en cierta forma, silencia a un sector que yo creo que es muy importante de Cataluña y que se siente parte de España".

"Un sector que se siente representado por la Constitución española y ese sector necesita recibir la solidaridad y el apoyo del resto de los españoles", concluyó, informa Sevimedia

Libres e Iguales ya ha convocado un acto el 11 de septiembre en Madrid -con ocasión de la Diada en Cataluña-, prevén otro durante el verano en Cádiz y sus promotores han anunciado que recorrerán más territorios haciendo "pedagogía", incluyendo Cataluña.

El alcalde de Vitoria acusa a los colectivos magrebíes de vivir de las ayudas sociales
El popular Javier Maroto califica de "escandalosos" los casos de argelinos y marroquíes residentes en la capital alavesa que "no tienen ningún interés en trabajar o integrarse"
Ander Carazo | Vitoria El Correo 16 Julio 2014

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, volvió a cargar tintas contra los colectivos de inmigrantes. «Algunas nacionalidades en nuestra ciudad viven principalmente de las ayudas sociales y no tienen ningún interés en trabajar o integrarse», declaró el dirigente del PP y señaló «el escandaloso» caso de los ciudadanos de origen argelino y marroquí que llegan al País Vasco. Según el último observatorio de la inmigración, alrededor de 6.000 personas del Norte de África viven en la capital alavesa (el 2,47% de la población).

Un tema recurrente para el regidor conservador que en ocasiones anteriores ya ha criticado a los inmigrantes, a quienes acusó (en 2012) de comprar zapatillas de la lujosa marca Prada con los subsidios sociales, puso en duda las mercancías que se ofrecían en los locutorios (en 2013) y, en junio, puso en el punto de mira a las mujeres musulmanas por el caso de una bañista que se zambulló vestida a la piscina municipal de Gamarra. «Yo digo lo que se dice y se piensa en la calle», justificó Maroto en una entrevista en la Cadena Ser sobre un asunto en el que, en su opinión, «hay que ser claro y no políticamente correcto».

El alcalde vitoriano dijo que sus afirmaciones se demuestran cuando se compara con el nivel de habitantes nacionales que recurren a las ayudas sociales. «Personas que han nacido, han trabajado y que ahora se ven en una situación difícil. Eso no tienen nada que ver con otros que vienen porque les han dicho que se puede vivir aquí con las ayudas sociales», señaló el edil.

Javier Maroto también excluyó de su denuncia a los procedentes de Latinoamérica. «Son personas que tienen el objetivo que la próxima generación sea como la nuestra. No veo esa misma actitud en otras nacionalidades. He puesto el caso de Argelia y Marruecos porque son los más evidentes», subrayó el mandatario del PP y afirmó que se basa en unos datos que hará públicos el próximo mes de septiembre.

3.000 expulsados
El Consistorio de la capital alavesa ha cambiado el sistema de abono de las ayudas sociales para necesidades alimentarias e higiénicas, antes se hacía mediante cheques y ahora la cuantía se ingresa en una tarjeta municipal para gastar en el supermercado. Maroto alegó que este cambio -precedido de notable polémica y críticas por parte de la oposición y SOS Racismo- se adoptó para evitar que ese dinero «acabe en Argelia o Marruecos y luego vayan a pedir al Banco de Alimentos. Eso no es solidaridad, es una tomadura de pelo».

Es más, el dirigente conservador puso el ejemplo de Redouan Bensbih (Redouan 'el de Tánger'), el yihadista que -como desveló EL CORREO el pasado día 6- falleció en la guerra de Siria y cobraba la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), dependiente del Gobierno vasco, mientras combatía y hasta después de muerto. «Hay gente que está hasta el rabo de la boina de la gente que viene a vivir de sus impuestos», aseguró Maroto visiblemente furioso.

El edil de la capital de Euskadi presumió de haber expulsado del padrón «a 3.000 personas que estaban de forma irregular». «Les hemos pillado hemos pillado 'in fraganti'. Tenían como objetivo acumular el padrón suficiente para acceder a las ayudas sociales», explic

Erradicación del español
El catalán ya es obligatorio hasta para trabajar de barrendero
La erradicación del español en Cataluña llega a los pliegos de condiciones para las concesionarias de las recogidas de basura y reciclaje.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 16 Julio 2014

La obsesión administrativa por imponer el catalán es de tal calado que no deja una sola actividad humana al margen de sus normas. Todo el mundo debe utilizar el catalán en público si su puesto de trabajo está relacionado, aunque sea de manera remota, indirecta, temporal o casual, con la Generalidad, los ayuntamientos, las diputaciones y los consejos comarcales. Ningún ámbito escapa del celo de los comisarios lingüísticos, nadie está libre de las disposiciones en materia de uso del catalán. Y la orden es clara: "El personal del servicio utilizará el catalán como lengua de relación preferente y habitual con los usuarios del servicio".

Esta frase es habitual en los contratos, pliegos de condiciones y documentos oficiales de todas las administraciones, así como en las órdenes internas a prestatarios de servicios como el de las ambulancias públicas. Pero la orden no sólo afecta a las áreas de la justicia, la salud o el funcionariado en general, sino que llega hasta realidades laborales insospechadas hasta hoy, como la recogida y tratamiento de las basuras.

El "pliego de prescripciones técnicas para contratar el servicio comarcal de recogida de basuras del Bages" para 2014 es el último ejemplo de la estricta burocracia lingüística fruto de tres décadas de manipulación de la realidad social catalana. Así, el "Consejo Comarcal", presidido por el alcalde de Manresa, impone que la empresa que pretenda hacerse con el suculento contrato no sólo debe garantizar que cumple los criterios habituales en esta clase de actividades, relativos a los horarios de recogida, almacenamiento, selección y reciclaje de las basuras sino que deberá garantizar de manera innegociable el uso del catalán entre sus empleados, sean ingenieros, conductores del camión de la basura o barrenderos. Así lo especifica la cláusula 6.9, página 26, del extenso documento. Se trata del capítulo "Imagen del servicio" y tras señalar que el concesionario debe velar por la seguridad en el trabajo, la uniformidad y limpieza del vestuario, de los materiales y vehículos, cierra dicho apartado con un ejemplo de lingüística aplicada. Bajo el epígrafe "Idioma", el requisito aparece meridiano:

"El personal del servei utilitzarà el català com a llengua de relació preferent i habitual amb els usuaris del servei".

De esta manera, la Generalidad y los ayuntamientos pretenden consolidar el catalán como idioma único y de esta manera también, quien aspire a un puesto de técnico en recogida de residuos urbanos debe demostrar un dominio del idioma similar al de un director de comunicación de la Generalidad o una telefonista del ayuntamiento de Manresa, capital de la comarca relativa al pliego de condiciones

Recortes de Prensa   Página Inicial