AGLI Recortes de Prensa   Jueves 31 Julio  2014

Vencedores y vencidos, también en Cataluña
EDITORIAL Libertad Digital 31 Julio 2014

Cuando desde el nacionalismo vasco se reclamó una paz "sin vencedores ni vencidos" sólo había una forma decente de contestar. No se podía equiparar a verdugos con víctimas; el Estado debía asumir como obligación la derrota total y completa de los primeros. Los terroristas de ETA no sólo debían terminar en la cárcel: no se les podía conceder una sola de sus exigencias políticas. Esa era la única paz justa, la única que trataba a los asesinos como asesinos y a las víctimas como víctimas. Pero no sólo era lo único éticamente apropiado: sólo cuando se abordó el problema con firmeza, a comienzos de este siglo, se pudo vislumbrar el fin de la banda como un objetivo factible, al alcance de la mano.

Del mismo modo, con la misma firmeza habría que abordar el órdago secesionista del nacionalismo catalán. Desde que nació el Estado de las Autonomías, los nacionalistas han empleado los espacios de poder a su disposición para caminar firmemente en pos de su único objetivo: la destrucción de España. Para aplacarlos y garantizarse su apoyo parlamentario, desde los Gobiernos centrales no se ha hecho más que premiarles una y otra vez por su deslealtad al proyecto común concediéndoles aún más poder y capacidad de hacer daño.

Bajo su batuta, Cataluña ha ido convirtiéndose progresivamente en un régimen de opinión única, donde cualquier información o idea contraria al opresivo nacionalismo reinante se ha travestido de ataque a la nación. Así, mientras todos los medios catalanes encontraron tiempo y motivación para firmar un editorial único, ninguno de ellos se tomaba la molestia de investigar la creciente fortuna del clan Pujol. ¿Cómo hacerlo? Fiscalizar al patriarca hubiera sido una traición a la patria.

Tanta unanimidad en la información, tanta fusión entre el poder autonómico y la prensa, que en cualquier país democrático tiene la función de cantar las cuarenta al poder, ha conducido a que muchos catalanes vean a España como la fuente de sus males y la secesión como única solución. Los nacionalistas planean hacer un referéndum ilegal este otoño, y no parece que repetir una vez más el mantra de que la consulta "ni se puede celebrar ni se va a celebrar" vaya a frenar nada.

No hacía falta llegar a este punto. Esta deriva podría haberse corregido en cualquier momento: bastaba con decidirse a ello. La apuesta por romper España no se puede premiar estudiando con "ánimo constructivo" 23 nuevas reclamaciones de Artur Mas. No se puede dar aire a un líder políticamente muerto tras la patética confesión de Pujol ofreciéndole diálogo. Se podría argumentar que no es más que la zanahoria que Rajoy ofrece a cambio de la renuncia al referéndum. Pero eso sólo tendría sentido si también existiese un palo.

La Generalidad es una institución más del Estado Español, y si sus responsables quieren utilizarla para destruir España y la Constitución que le ha permitido existir, la única respuesta justa es desandar el camino a la perdición que ha demostrado ser la autonomía catalana. Los biempensantes de siempre argumentarán que aplicar la Constitución, el artículo 155 que permite retirar competencias a las autonomías, sería un desastre de consecuencias incalculables que sólo empeoraría lo que ya no puede empeorar más. Pero también dijeron lo mismo de la Ley de Partidos.

Desde hace casi cuarenta años, atacar a España no ha traído más que beneficios, por eso hemos llegado adonde hemos llegado. Es hora de decir basta con una medida muy simple: que de una vez por todas los actos tengan consecuencias.

Lo verdaderamente importante de la confesión de Pujol: sin tapujos
Marcial Martelo www.elsemanaldigital. 31 Julio 2014

Lo verdaderamente importante es que viene a confirmar cual es la verdadera naturaleza del independentismo que ahora dicen profesar Pujol y el resto de los dirigentes de Convergencia.

"Lo que Pujol nos ha confirmado". @pedroj_ramirez: "(El Molt Deshonorable) El ex president Pujol admite haber regularizado cuentas en el exterior `en los últimos días ´".

En su comunicado del pasado viernes, Jordi Pujol ha confesado ser un mentiroso dotado de una sangre fría y desfachatez realmente notables. Aún resuena la contundencia e indignación con las que en el programa de Sussana Griso, el ex Molt Honorable volvía a negar, por enésima vez, lo que ahora ha reconocido, obligado por las últimas evidencias publicadas y la inminente revelación de las pesquisas policiales: que durante los últimos treinta y cuatro años, él y su familia han tenido cuentas bancarias en Suiza. La primera mentira, confesada. La segunda, en cuanto a la cuantía y el origen de los fondos, no tardará en caer.

Pero lo verdaderamente importante de esta declaración no es que convierta a Jordi Pujol en un delincuente, autor confeso de un delito de evasión fiscal. Ni que de ella resulte que durante años se ha estado carcajeando de sus conciudadanos, negando con el más desvergonzado desparpajo las acusaciones vertidas en su contra; y llegando incluso a incitar al linchamiento social y mediático de los que se atrevían a formularlas (cuánto no se habrá reído el Gran Líder cada vez que, elección tras elección, las propias víctimas de sus fechorías le renovaban enfervorizadamente su confianza y, con ella, la patente de corso para seguir delinquiendo tranquilamente). Es más, ni siquiera es lo más importante la evidente identidad del pagano de la que se adivina inmensa riqueza de los Pujol: los españoles en su conjunto pero, sobre todo, una sociedad catalana enferma y humillada ante una casta corrupta, en una inexplicable servidumbre voluntaria más propia de un país tercermundista que de una sociedad que se dice moderna y europea.

Lo verdaderamente importante de esta confesión es que viene a confirmar cual es la verdadera naturaleza del independentismo que ahora dicen profesar Pujol y el resto de los dirigentes de Convergencia

En realidad, para descubrirla hubiera bastado, tan sólo, con hacerse una pregunta: ¿cuándo? O, más concretamente, ¿en qué momento pasó la clase dirigente catalana del nacionalismo amable y pactista al soberanismo urgente y amenazador?

¿Quizás en 2003, cuando el risueño Delfín del Gran Timonel gana las elecciones, pero pierde el poder a manos de una coalición de intereses entre el PSC, Esquerra e Iniciativa? Es sabido que no: pese a que los suyos son desalojados de la Generalitat, no pasa nada. El Gran Hombre de Estado lo sigue siendo. Pujol no escenifica ningún discurso separatista.

Luego, es evidente que la naturaleza del recién estrenado independentismo de Convergencia nada tiene que ver con el poder. Se desploma así la tesis, que muchos siguen defendiendo, de que si Convergencia se ha subido ahora al carro soberanista se debe a haber entendido que ésta es la única estrategia que les permitirá conservar la Generalitat, frente a la amenaza de Esquerra. ¿Cómo va a ser ésta la razón, si desde su estrenada condición de heroicos libertadores de una Cataluña cautiva, es público y notorio que los convergentes no hacen más que perder votos en favor de Esquerra?

No. El año clave es 2012. Y no por el supuesto tsunami independentista desatado en la Diada de ese año (la fiabilidad del ruido callejero como termómetro político es escasa; y si no, recordemos lo que le contestaron a Alfonso XII cuando agradeció los vítores que unas mujeres le dirigieron a su paso: "Mucho más alto gritamos cuando echamos a la puta de tu madre"), sino por las informaciones publicadas en El Mundo sobre el desvío de comisiones ilegales a los bolsillos de dirigentes de Convergencia y la existencia de cuentas bancarias del clan Pujol en paraísos fiscales. El engranaje judicial acelera su curso.

El cerco periodístico se va estrechando. Pues bien, es justo en este momento cuando Pujol, Mas y demás conmilitones se caen del caballo, camino de Monserrat, y descubren cuan cegados estaban antes, cuando defendían la permanencia de Cataluña en España. Es ahora, y sólo ahora, cuando el Libertador Pujol y sus fieles escuderos se despiertan, y lanzan su rugido de independencia al dormido pueblo catalán.

Y si éste es el cuándo del nacimiento del independentismo en el Gotha político catalán, el porque -y con él, su naturaleza- es fácil deducirlo: tener una baza con la que negociar su impunidad con el Gobierno de España. En resumen, la explicación de la repentina furia independentista de Pujol, familia y compadres varios de militancia en Convergencia (policial o ya judicialmente incriminados en la corrupción) no está en su ansia por conservar el poder frente a la amenaza de Esquerra. Está en su desesperación por evitar la cárcel. La amenaza soberanista es su arma para lograrlo.

Los dirigentes convergentes blanden la bomba del independentismo como cromo que dar a Madrid a cambio de la vuelta a su perdida Pax catalana: si Rajoy les garantiza no pisar Can Brians y restablece el status quo anterior (Cataluña con el letrero de "No molesten" para poder seguir golfeando a su gusto), los líderes tribales apagarán el fuego independentista, extendido por ellos mismos. La confesión de Pujol prueba que el cerco es cada vez más estrecho. Por eso, la virulencia del mensaje independentista es cada vez mayor: se trata de alimentar al monstruo, para que el miedo de Rajoy crezca y, con él, las ganas de llegar a un acuerdo: impunidad a cambio de "paz". Éste es el juego. No hay más. El independentismo catalán de los dirigentes convergentes no es una cuestión de Alta Política. Es un asunto de política penitenciaria.

APUNTES DE ECONOMÍA POLÍTICA
¿Cada autonomía tiene su propia familia Pujol?
Lucio A. Muñoz www.gaceta.es 31 Julio 2014

Esta red de corrupción política no hubiera podido tejerse sin el apoyo de los medios de comunicación subvencionados por el régimen.

'La pasta Nostra', es el título, en clave mafiosa, del penúltimo libro de Xavier Horcajo. El mismo retrata el funcionamiento bananero del régimen catalán. Un chiringuito político autonómico protegido por la fuerza emocional de la bandera independentista catalana y cimentado en base a una arquitectura institucional corrupta. Subvenciones concedidas por el gobierno regional a los amigos del independentismo. Y comisiones, conseguidas a través de los contratos públicos otorgados por la Generalitat, que supuestamente se desviaban al objeto de financiar al partido en el poder y para enriquecer a los gobernantes catalanes.

Evidentemente, esta red de corrupción política no hubiera podido tejerse sin el apoyo de los medios de comunicación subvencionados por el régimen, entre los que cabe destacar a la televisión autonómica catalana. A nivel mediático, se trata de un caso exitoso de lavado cerebral respecto a parte de la población catalana. Puesto que el tradicional éxito empresarial de Cataluña no se explicaría sin la ayuda procedente de España, sobre todo, en tiempos de Franco. (El desarrollo del sector textil catalán constituyó un claro ejemplo de ello).

Además, la reciente publicación de las balanzas fiscales ha demostrado que Cataluña no ha sido perjudicada por el sistema de financiación autonómico.

La sociedad española desconoce si ha existido un pacto entre Jordi Puyol y el Estado en relación a la confesión relativa a la herencia no regularizada. En el caso que el supuesto pacto se hubiera llevado a cabo, el mismo beneficiará al principal valedor del independentismo catalán en dos aspectos clave. Primero. Sus hijos serán tratados de forma privilegiada por parte de la Justicia. Segundo. La atención mediática se focalizará en un tema menor (la herencia) con el objetivo de relegar a un segundo plano el supuesto enriquecimiento de la familia, vía comisiones procedentes de contratos públicos. Por su parte, el Gobierno, por mediación de la citada confesión de Puyol, logra debilitar el proceso secesionista.

Los partidos políticos españoles, como norma general, intentan tapar los casos de corrupción interna. Igualmente, el sistema trata de ocultar la corrupción política cuando esta infecta de forma generalizada al PP y al PSOE. No obstante y en multitud de ocasiones, cuando un partido político consigue información acerca de algún caso de corrupción que afecta al partido rival, guarda la misma en un cajón para sacarla en el momento oportuno. ¿Ha sido una casualidad que la supuesta corrupción política de la familia Puyol salga a la luz pública tres meses antes del referéndum independentista? ¿Ha preferido el Gobierno utilizar la corrupción como arma letal contra el secesionismo catalán antes que aplicar la Constitución? ¿El PP-PSOE, mientras ha necesitado la ayuda de CiU, no ha querido saber nada de la corrupción en Cataluña?

¿España tiene 17 familias Puyol? Cada autonomía tiene su propia familia Puyol y su red político-sindical-empresarial clientelar. En la comunidad autónoma de Andalucía nadie sale en la foto si se mueve sin el consentimiento del gobierno regional. El libro escrito por Agustín Rivera y titulado “El cortijo andaluz, 30 años de subvenciones, enchufismo y despilfarro” explica los últimos casos de corrupción en Andalucía. La trama de los ERE falsos. Invercaria. Los cursos de formación. La politización de las cajas. Etc.

Andalucía, la región con la tasa de paro más alta de Europa, es el paradigma de la ruina de España. Pero el fenómeno se extiende, en menor o mayor medida, a todas las comunidades autónomas. Bono & Barreda y su entorno empresarial del sector de la construcción en C-LM. Extremadura, una región donde uno de cada tres asalariados es empleado público. La red gurteliana de Valencia y Madrid, etc.

Es vital echar a la calle a toda la generación de políticos herederos de la Transición. Es decir, aquellos que entienden la política como una forma de vida. Los españoles no quieren mantener a políticos profesionales.

Encuentro Rajoy-Mas
Ninguna boda y un funeral
Cristina Losada Libertad Digital 31 Julio 2014

Arturo, el vecino del quinto, un pisazo muy chulo con balcones a la calle, se ha plantado contra la comunidad, quiere dejar de pagar la cuota y hacerse una república independiente de Ikea, pero el otro día, o sea, ahora mismo, se reunió con el presidente para pedirle que entre tanto se le arreglen el tejado y la terraza porque tiene goteras. Esta sería, muy aproximadamente, la versión en tira cómica de la actitud de Artur Mas en la entrevista que mantuvo con el presidente del Gobierno.

Porque el titular de la Generalidad, cuyo monotema es celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña, apareció en La Moncloa con un documento de 23 páginas en el que se reclaman actuaciones del Estado en infraestructuras, financiación y servicios públicos, tal y como si de pronto hubiera recordado que es presidente de una comunidad autónoma. Y yo no dudo de que Mas dispone de muchos trajes, pero a mí se me hace difícil compaginar el traje de un presidente autonómico interesado en mejorar las autovías con el traje de caudillo de una nación oprimida a la que considera soberana para vulnerar la ley.

Ese documento que le ha llevado Mas a Rajoy es raquítico cuando se compara con los tochos que le escriben los asesores que preparan el viaje a la independencia, pero sólo servía para que el presidente catalán pudiera decir al final que hay un "diálogo abierto". Así, todos los que andan a la busca de terceras vías pueden irse de vacaciones en la tranquilidad de que hablando se entiende la gente. En cualquier caso, Mas se irá a veranear con la certeza de que el Gobierno no va a cambiar de posición sobre la consulta que él se ha comprometido a celebrar, o por lo menos a convocar, distinción ésta que tiene su importancia: no en vano declaraba Mas: "Si nos obstaculizan la consulta, entraremos en otra fase que ahora no voy a comentar". Tercera vía y tercera fase.

No hubo boda en La Moncloa, pero se mantuvo allí, seguramente, silencio sobre el funeral. El funeral político de Jordi Pujol, me refiero, que había oficiado un día antes Artur Mas con enorme dolor y tristeza. O eso dijo. Y hasta puede que fuera sincero, caso de que estuviera sopesando las consecuencias que tendrá para su partido el descubrimiento de que el ex molt honorable engañó al fisco y a los ciudadanos durante más de tres décadas. No vaya a ser que el entierro del mito Pujol se transforme en el entierro de Mas y de Convergència en esa tercera fase, en la que el movimiento secesionista que ha alimentado, y del que se puso al frente con el aval de Pujol, los acaba arrollando.

Cataluña
Los Legionarios de Pujol
José García Domínguez Libertad Digital 31 Julio 2014

Tan sobreactuada, tan tartufesca, la general consternación de las fuerzas vivas locales ante la evidencia de que el inductor de la quiebra más que fraudulenta de Banca Catalana era un delincuente crónico está sacando a la luz el hondo poso del catolicismo en esa Cataluña que tanto gusta presumir de secularizada y ultramoderna. Un rasgo colectivo que presenta su manifestación más extravagante en el público respeto y consideración hacia individuos claramente trastornados, como la valleinclanesca monja Forcades o aquel otro lunático, el difunto cura Xirinacs. Acaso de ahí que, si a algo se parece el catalanismo místico que el ángel caído fundó allá por 1975 entre los muros de Montserrat, ese algo sea una obediencia religiosa. Le pusieron Covergencia en la pila bautismal, pero en realidad eran los Legionarios de Pujol, el genuino padre Maciel catalán.

Pecado, caída en la tentación, culpa, penitencia, compasión, vía crucis, expiación, hasta el vocabulario sacro con que la desolada prensa doméstica evoca a estas horas la inopinada confesión del estafador remite, tal vez de modo inconsciente, al ámbito de lo eclesiástico. Cuando falla la profecía, un clásico de la psicología experimental, documenta con exhaustiva pericia cómo acostumbran a reaccionar los fieles de algún credo tras demostrarse falsos los dogmas de su fe. Por lo común, y contra toda lógica, dan en intensificar el fervor en la causa aún con más entrega que antes. Disonancia cognitiva llaman los terapeutas a tales mecanismos de defensa frente a los crueles desaires de la realidad.

Al respecto, es sabido que los Testigos de Jehová se aferraron con devoción renovada a los principios de la secta tras comprobarse falaz la fecha prevista por su fundador para que se produjese el fin del mundo. Y así también los Legionarios de Pujol, inasequibles al desaliento en su confianza ciega en la rectitud moral de los patriarcas de una cleptocracia institucionalizada. ¿O existe constancia en los anales de que en algún otro rincón del planeta el jefe de la oposición haya especificado en sede parlamentaria el porcentaje exacto hurtado por los gobernantes en todos los contratos de obra pública? Por lo demás, los vendedores de indulgencias, un comercio que tiene muchos más practicantes en la Cataluña de hoy que en la Europa del siglo XVI, ya han puesto en marcha la campaña para exonerar al fundador de sus pecados. A fin de cuentas, Pujol no era distinto a los otros. Solo era el jefe. Apenas eso.

¡Se acabó la broma Sr. Rajoy!
Vicente A. C. M. Periodista Digital 31 Julio 2014

¿A qué juega Mariano Rajoy? Desde luego que a algo muy peligroso, a una partida de póker descubierto con mucho riesgo en el que España se juega nada menos que su futuro. He leído el comunicado oficial de Moncloa sobre la reunión de esta mañana entre el Presidente del Gobierno de España y el Presidente del Gobierno de la Generalidad de la Comunidad Autónoma de Cataluña y no he podido sacar nada en claro salvo lo mucho que España ha hecho por los ciudadanos españoles de Cataluña para que puedan seguir disfrutando de los servicios sociales como el resto de españoles. Solo una mención en el último párrafo a la actitud invariable del Gobierno de España sobre la información leída en la prensa de la convocatoria de una consulta, que se considera ilegal y que por ello no se puede celebrar ni se va a dejar celebrar. Ni una sola mención a la constante insumisión del Gobierno de la Generalidad a aplicar las sentencias del tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional y sí una referencia de pasada sobre un misterioso documento de propuestas que le ha entregado Artur Mas y que ha prometido estudiar.

Por su parte, Artur Mas ha querido hacer un uso mezquino del encuentro obstaculizando la labor de la prensa al ofrecer su rueda en un Centro cultural que la Generalidad considera una especie de “embajada” en Madrid en una sala de prensa minúscula e inapropiada. En cualquier caso, las declaraciones sobre el encuentro han sido igualmente anodinas y solo ha dicho que el ambiente ha sido muy cordial y que se muestra “optimista” reconociendo que existe desacuerdo con el tema principal de la consulta. Sobre eso ha dicho que se hará por que se cuenta con la mayoría social y mayoría política y se celebrará con un marco legal a poder ser de acuerdo con el Estado y si no también lo harán de forma legal. ¿De qué legalidad habla este sujeto? ¡Ah sí, de su propia Ley de Consultas! Además vuelve a hablar del “conflicto” entre Cataluña y el resto del Estado, un conflicto del que solo él es el máximo responsable y por cuyas actuaciones hace tiempo que debería haber sido cesado de su cargo por gobierno desleal y alta traición a España, detenido y juzgado.

Desde aquí quiero hacer un llamamiento a quienes con su actitud pasiva están siendo cómplices necesarios de estar llevando a España a una situación límite de enfrentamiento social entre españoles. No es por más tiempo admisible la actitud pusilánime y grotesca de quien se afana en contentar a los delincuentes alabando las bondades del Estado en sufragar los despilfarros y la gestión desleal de quien aprovecha los innumerables fondos públicos y ayudas injustificadas para perseverar en la traición y la creación de un conflicto que solo existe en una dirección, en la del secesionismo contra toda la sociedad española.

No es por más tiempo admisible mantener como normal las constantes amenazas de un sujeto como Artur Mas cuya legalidad no le viene otorgada por la mayoría social de lo que él llama pueblo catalán, sino por la Constitución de España y la Soberanía Nacional que reside en el pueblo español en su totalidad. No puede el Gobierno de España seguir fingiendo que solo se entera del reto separatista y de las constantes ilegalidades por la prensa. Debe de actuar ya y cumplir con su mandato constitucional. Las propias declaraciones de hoy de Artur Mas son causa suficiente, si no es que lo que este despreciable sujeto lleva haciendo desde hace más de un año no lo son, para que el Gobierno de España con la legitimidad y legalidad que le otorga el Parlamento de España hubiera reconducido esta lamentable situación según lo previsto en la Constitución.

Mariano Rajoy no está demostrando ser el “hombre de Estado” que otros proclaman sino un personaje inadecuado para resolver el mayor ataque a la Unidad de España en décadas. Su falta de firmeza, criticada incluso por algunos de sus compañeros de partido, es la responsable de no haber parado desde el principio a los enemigos de España y de los españoles. Mariano Rajoy no tiene ninguna propuesta que estudiar que venga de un secesionista salvo que sea la carta de dimisión voluntaria como salida “caballerosa” a un cese obligado y suspensión de la Autonomía. Por cierto, espero que haga públicas de inmediato esas famosas propuestas que le ha entregado Artur Mas y que todos los españoles tenemos el derecho de conocer en aras de la “transparencia” informativa.

Como suelen decir a veces los catalanes sobre los asuntos en debate, “se ha acabado la broma”. Pues eso, Sr. Rajoy, actúe de una vez.

Control social
Pujol ha "muerto", pero perdura el "pujolismo"
Alfons Quintá Libertad Digital 31 Julio 2014

Jorge Manrique, en "Coplas por la muerte de su padre" perfiló tres tipos de existencia: la terrenal, la eterna y la del buen (o mal) recuerdo que dejemos. Jordi Pujol siempre deseó imponer a toda Cataluña, y al mundo, la tercera de las vidas citadas. Como El Cid, quiso reinar después de muerto. Por ello intentó crear una dinastía política de base familiar, como revelé hace muchos años. Nadie me reprodujo. Normal.

Pujol incluso pretendió pasar por un gran pensador, padre de una entelequia incomprensible, enfáticamente bautizada "pujolismo". Le sobró ambición y le faltó vergüenza. Eso lo distinguió de otros corruptos también mediterráneos y geográficamente próximos.
El globo ha explotado

Ahora el globo ha explotado. Cuando Pujol muera nadie podrá decir, como dijo Manrique de su padre, "que aunque la vida perdió/ dexónos harto consuelo/ su memoria". El independentismo deberá mitificar más –si es posible– el 1714 o Jaime I. El telescopio deberá ser más potente, así como las imágenes más lejanas y mitificadas.

Por contraposición, los terrenales y realistas deberíamos usar un gran angular. En efecto, hay que exponer el conjunto de males, bien vivos, que Pujol nos lega. En particular, el más que probable uso de la corrupción como herramienta de gobierno y, en especial, de control social. No es nuevo. Cuanto más miremos atrás en la historia, más lo hallaremos.

Como catalán, considero indispensable superar el inmenso bache en que Pujol nos metió. Sólo luego podremos encarnar algo positivo. Será dentro de muchos años. Como diría Keynes, todos estaremos muertos.

Era necesario un marco y un partido
Para que la espera sea menor, hoy hay de destacar, machaconamente, que la maldad confesada por Pujol seria imposible sin que éste no hubiese tenido un partido a sus órdenes, un sucesor (Artur Mas) escogido por la familia Pujol, un sistema de control social y de ejercicio del poder ejemplarizados por el "caso del Palacio de la Música" y, en síntesis, rodeado de innombrables personas de igual "pujolismo" digamos práctico, el finalmente revelado. ¿O acaso Pujol no es "pujolista"?

Estos días, pese a ser estivales, pueden ser cruciales. Hay que impedir que la incompresible y confusa "confesión" de Pujol se convierta en una nueva cortina de humo. Por el contrario, ha de ser mostrada –inductivamente y responsablemente– como la ruptura de un dique. Cataluña ha de ser inundada por aguas benéficas, como las de mayo, que destruyan a un sistema, a una forma de control social, continuador directo del caciquismo, que tanto daño hizo a España.
Odiar el delito, compadecer al delincuente

Hay que tener siempre presente una máxima de la admirada Concepción Arenal "Odia el delito y compadece al delincuente". Traducido en realidad concreta, hay que evitar caer en la trampa de centrarlo todo en Pujol. Ya deberán hacerlo, esos sí, el poder judicial y la administración fiscal. Otros deberemos difundir sus actuaciones para que haya un juicio también social, sin ningún deseo apriorístico de intervenir.

El rol de los medios de comunicación libres (figura rarísima y hoy agónica en Cataluña) ha de ser mostrar hasta que punto -altísimo, sin duda- Pujol creó un sistema hoy inherente a su partido. Este sistema ha impregnado, en grado variable, a toda la vida política, social y cultural catalana, como siempre quiso Pujol. Podría explicar anécdotas dignas de Ceausescu. Cuando un cuerpo social acepta sumisiones del tipo que habrá que exponer, hay necesidad de varios barridos y fregados.
Pujolismo, peronismo y aprismo

Es lo que descaradamente intenta evitar Mas, con la pasividad cómplice o estulta de muchos que, por profesión, tenemos el deber moral y existencial de evitar regresiones respecto a la realidad democrática y constitucional, así como, por encima de todo, a la libertad individual, frente al organicismo, sea fascista, comunista o nacionalista. Cínicamente, un congreso de CDC tuvo como lema "Lo primero son las personas". Eran como una manada de leones defendiendo el vegetarianismo.

Precisaré más: hay que evitar que el "pujolismo" se convierta en un peronismo o en un aprismo europeos. El peligro no sólo es la secesión, que siempre he considerado utópica, así como directamente motivada y estimulada por y para el poder.

Hay razones para temer que en Cataluña se enquiste un populismo y una demagogia difíciles de curar, con, además, una larguísima convalecencia. Es un lujo que no podemos permitirnos.

Control social y político extremo
Probablemente, el número de los que se confiesan "pujolistas" descienda, sin que lo haga la impregnación o el substrato "pujolistas" de la sociedad ni el mantenimiento del control político y social extremo. En zonas concretas, pienso en especial, en las comarcas de Tarragona –por cierto, no especialmente nacionalistas, sino bien más lo contrario– el control social existente haría enrojecer de vergüenza a muchos caciques españoles del siglo XIX. Hay que verlo para creerlo.

Precisamente, todo el marco sanitario catalán (y en Tarragona y Reus no digamos: 48 imputados de momento por el "caso innova", que revelé) parece estar montado a propóisto para beneficiar a la llamada "CDC de los negocios". Ésta, sin duda ha de ser generosa con las necesidades de financiación de CDC, además de con su propio bolsillo. Es una realidad sobre la cual he escrito algún centenar de artículos.

El proyecto de Ley de reforma de la administración local del PP les ponía la vida mucho más difícil y, en aspectos, gracias a Dios, imposible. Pero una enmienda transaccional de CIU y el PP puede anular aquel benéfico efecto. En síntesis, el daño que desean causar los independentistas se puede impedir sin usar tanques, ni nada parecido. Un uso valiente y totalmente digno del BOE calmaría los ánimos. Ello está al alcnace del PP, si obrara como debiera. Si en Sanidad el PP obrase como debiera respecto a Cataluña, seguro que no perdería ningún voto

¿Por qué, en Cataluña se está rematando la destrucción de la sanidad pública y en Madrid, donde todo fue menos brutal, se pudo parar? Ha sido porque el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona está tan unido a CDC como los dientes a las encías, mientras que en Madrid es sólo lo que establecen sus estatutos. En Cataluña, la lista de complicidades y de consorcios de intereses, en el ámbito sanitario y en todos, es kilométrica.

Desenmascarar el "pujolismo"
Es preciso que la naturaleza intrínseca del "pujolismo", ciertamente ideado utilitariamente por Pujol) sea revelada y expuesta, inductivamente, en base a realidades concretas, como lo que realmente es. Este desenmascaramiento es muy difícil de llevar a cabo en Cataluña, palabra de experto. En una buena parte, deberá efectuarse desde fuera, desde el conjunto de España, porque también es un interés básico de toda la Piel de Toro. Ha surgido una oportunidad: hasta ahora el "pujolismo" se atrevía a invocar una superioridad moral. Ahora no es posible. Si, pese a ello, alguien se atreviera, resultaría incluso divertido.

Repito, ¡no hay ninguna recuperación económica!
Juan Laborda www.vozpopuli.com 31 Julio 2014

Mi asombro ante el análisis de economistas sesudos y periodistas de distinto pelaje ya no alcanza límites. El dato de la EPA del segundo trimestre implica que el crecimiento económico continúa siendo negativo, reflejando en realidad la mayor precarización del factor trabajo de nuestra historia democrática. La situación actual se antoja absolutamente insostenible. En España se puede afirmar de manera rotunda que trabajar no garantiza salir de la pobreza.

En un excelente análisis en Nueva Tribuna, Enrique Negueruela lo explica muy claro. "Cuando se está modificando el tipo de jornada habitual, hay que tener mucho cuidado con las cifras, y no confundir creación de empleo con precarización del existente. Si se destruyen mil empleos a jornada completa y se crean 1.500 a media jornada, en realidad no hay más trabajo porque se destruye en horas el equivalente a 250 puestos de trabajo. Según la EPA se han perdido casi cuatro millones de horas de trabajo y hay 128.800 ocupados más."

Más adelante el propio Negueruela, afirma a partir de los propios datos de la EPA, "en un año se han perdido el 0,7% de las horas trabajadas aunque el número de ocupados aumente el 0,8%. Este aumento de ocupados se produce exclusivamente en el sector servicios. En ese sector aumentaron las horas un 0,2% y el número de empleos un 1,7%. La industria ha perdido un 1,8% de las horas trabajadas. La industria manufacturera, concretamente, perdió un millón y medio de horas y diez mil ocupados. Una vez más se manifiesta una gran debilidad por falta de sectores tractores de una recuperación que aún no ha comenzado. En este sentido los datos del trimestre pasado eran más esperanzadores: aumentó el número de horas trabajadas respecto al año anterior."

Mi propuesta al INE
Con el fin de evitar erróneas interpretaciones del dato de la EPA, le propongo al INE una solución. Por favor imiten al Bureau of Labour Statistics de los Estados Unidos, y publiquen distintas medidas de tasa de paro que reflejen tal precarización. Los economistas que analizan la economía estadounidense suelen utilizar una medida de tasa de paro muy conocida por sus siglas, U6, o "unemploment 6" y que refleja mejor la realidad del mercado laboral.

A la tasa de paro convencional se añade, por un lado, aquellas personas que actualmente ni están trabajando ni están buscando trabajo, pero indican que quieren y están disponibles para un trabajo y han buscado empleo en algún momento en los últimos 12 meses. Por otro, se incorpora además los trabajadores desalentados, aquellos que han dado una razón relacionada con el mercado de trabajo para no estar buscando empleo. Finalmente se incluyen las personas empleadas a tiempo parcial por razones económicas, es decir, aquellas que desean y están disponibles para trabajar a tiempo completo, pero han tenido que conformarse con un horario a tiempo parcial. Si la tasa de paro oficial, denominada en Estados Unidos U3, se reduce pero la tasa de paro U6 se incrementa no hay ninguna recuperación del mercado laboral. Esa sería la situación actual del mercado laboral español.

El cacao mental del Gobierno
Una vez que se ha desmontado las chorradas de mejora de la competitividad para impulsar un nuevo modelo de crecimiento económico vía sector exterior, la Alemania del Sur, vuelven a las andadas, un crecimiento financiado con deuda y un intento de reavivar el consumo privado vía crédito. No saben de comercio exterior, no han analizado qué factores idiosincráticos y macroeconómicos determinan y explican la probabilidad de exportar de la industria patria, y cuáles la intensidad de las exportaciones. El "repentino" e intenso empeoramiento de nuestro sector exterior durante los últimos trimestres les ha devuelto a la cruda realidad. Se ha incrementado de nuevo la deuda externa neta de España hasta alcanzar un nuevo récord histórico, nada más ni nada menos que 1,021 billones de euros, el 99,8% del PIB. Aún no hemos salido de la crisis y una nueva crisis de balanza de pagos se cierne sobre nuestra economía.

Y ahora pretenden impulsar el consumo privado cuando las rentas, la riqueza y la deuda impiden cualquier recuperación sostenible del mismo. Lo intentarán hacer vía crédito y con su chapucera reforma fiscal. Nada nuevo. No analizan, no estudian, no calculan. En nuestra querida España, después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica, un volumen brutal de deuda y una banca insolvente, se han solucionado. Se ha vuelto a reactivar una dinámica de retroalimentación del proceso de endeudamiento con nuevas burbujas financieras como único camino de superación de la crisis.

Sin embargo hay una notoria diferencia respecto a 2008. Mientras que en 2008 la mayoría de la deuda era privada, los procesos de resolución de la crisis bancaria y otros paralelos de socialización de pérdidas privadas ha disparado el volumen de deuda pública a niveles inasumibles. Cuando los mercados financieros aumenten la aversión al riesgo todo el chiringuito se desmontará y la culpa será tanto de la incompetencia estructural de la ortodoxia como de la defensa de los intereses de la superclase por parte de nuestros políticos.

Caso Pujol
Ahora que vienen mal dadas, Cataluña somos todos
Pablo Planas Libertad Digital 31 Julio 2014

A partir de ahora, catalán es todo aquel que vive y trabaja en Cataluña , salvo Jordi Pujol y sus hijos. Cuando vienen mal dadas, resulta que la región ya no es el cortijo de la familia Pujol-Ferrusola, ejemplo esférico de las virtudes de la raza, sino que catalanes somos todos, como todos somos Hacienda, menos Pujol y sus hijos. Que Cataluña son los siete millones y medio de estafados es el primer efecto de la pesada digestión de la caída del mito y la consigna catalanista para preservar el proceso de las mentiras, que nos han llevado hasta este punto de la historia y del precipicio.

Desde la abdicación de Don Juan Carlos, la política ha entrado en una fase de imprevisibles consecuencias y acontecimientos hace sólo unos meses impensables. Si la renuncia de Alfredo Pérez Rubalcaba podía entrar en el guión determinado por la catástrofe electoral europea, la confesión de Pujol confirma que el jaque al rey no fue el final de una partida sino el comienzo de un juego estilo ruleta rusa en el que el ex muy honorable no era un simple peón ni un mirón.

El proceso separatista ha sido una traición a los pactos soterrados que garantizaban la inmunidad, la impunidad y la impudicia de Pujol. Rotos los puentes tras las amenazas de dinamitar España y proclamar la República catalana, que siguen vigentes, se ha retirado el manto protector que cubría al padre de la Cataluña moderna, una especie de Kim Yong Il con sus Kim Jong Un, Kim Jong Nam, Kim Jon Chul, Kim Sul Song y Kim Yo Yong. Y al fondo, Kim Il Sung, el fundador de la dinastía norcoreana, que sería el avi Florenci, el Pujolet de la Bolsa.

Con el orto al descubierto, Pujol es el caganer del año de la victoria, del tricentenario y de la independencia. Es el mea culpa del máximo responsable de operaciones como la inmersión y el adoctrinamiento en las escuelas, la erradicación del español, la exclusión social y laboral de los castellanoparlantes, las leyes de pureza lingüística y la conversión de Cataluña en un Estado surrealista, entre el caciquismo y la cleptocracia. La confesión del choriceo ante la hermana y ese "Dios te ayude" de Maria Pujol a su hermano avaro es el colofón de la primera fase de la caída del mito.

Es más que probable que el separatismo, ya en manos de ERC y con CiU en fase de disolución en ácido corrosivo, endurezca su discurso y sus actitudes callejeras. A muchos catalanes se les ha quedado cara de preferentistas, pero tres décadas de TV3 pueden tener peores consecuencias que las de las cajetillas del tabaco.

¡Un saludo a la vanguardia española!
Jordi Carrillo cronicaglobal.com 31 Julio 2014

La vanguardia española está hoy en Cataluña. España está en juego en Cataluña. Aquí está el frente. Aquí está la vanguardia.

Nadie decidió que la vanguardia española esté hoy en Cataluña. Nadie ha escogido ser vanguardia. Liderar España no es el destino manifiesto de lo mejor de Cataluña. Acaso su vocación. Es hoy, sin embargo, una necesidad impuesta por la circunstancia histórica. De la vanguardia española sólo pueden formar parte quienes defienden España desde la primera línea. Y esa primera línea está hoy en Cataluña. Así de simple.

De la vanguardia española sólo pueden formar parte quienes defienden España desde la primera línea. Y esa primera línea está hoy en Cataluña. Así de simple.

La vanguardia española comparece. La componen catalanes. Españoles de Cataluña. Se acabó el sueño independentista de "un sol país". Ya no es un asunto entre Cataluña y España. Se ha convertido en un asunto entre catalanes. La pesadilla del nacionalismo. "Quintacolumnista", o sea, la negación de la condición de catalán, no es sino el vapor que emana de ese pánico. El último coletazo de quienes aún creen que su quimera se convertirá en realidad, dicho con el furor de converso de quien no tiene credibilidad independentista, como la Sra. Alós.

La vanguardia española toma conciencia de sí misma, de su posición. Ésa es su primera misión. Seguirá la interlocución con el resto de españoles. La vanguardia española debe ser la voz de Cataluña ante nuestros compatriotas. Debe representar a Cataluña más y mejor. Con nuevos símbolos. Debe arrebatar al nacionalismo el monopolio de la representación de Cataluña. No es mucho lo que se precisa. Basta con que los medios españoles le den voz. Basta con que los medios españoles desembarquen en Cataluña.

La vanguardia española está hoy en Cataluña. España está en juego en Cataluña. Es aquí donde más dolorosos y más patentes se hacen los síntomas de la profunda crisis que atraviesa España. Es aquí donde esos síntomas dan alas a un proyecto de nación alternativa apoyado por muchísimos ciudadanos que han desertado la nación española. No es un problema catalán. Es un problema español. Por eso la vanguardia española no se puede conformar con atajar el golpe o con ganar tiempo. Así no se resolverá nada.

La vanguardia española no se bate en retirada. Sabe perfectamente que no es cierto que se deba seducir a los nacionalistas catalanes. Nada conseguirá quien regale, y blinde, al nacionalismo catalán instrumentos privilegiados de construcción nacional como educación y política lingüística. Nada conseguirá quien enarbole la bandera blanca en el terreno de los medios de comunicación. No es un problema catalán. Tregua hoy equivale, en primer lugar, a convertirnos inmediatamente en españoles en Cataluña, y, en segundo lugar y en pocos años, a derrota y deshonor, o sea, independencia.

Somos los españoles quienes debemos recuperar el orgullo. Un orgullo consciente de su pasado que cuando mire hacia él tenga muy presente cuán alto y cuán bajo ha volado esta nación y por qué

Y porque vanguardia y orgullo son inseparables, ser vanguardia no puede ser instalarse en el victimismo. Ser vanguardia no es lamentarse permanentemente. Ser vanguardia no es limitarse a reaccionar cuando te atacan. Ser vanguardia es más que resistir, aunque resistir ya sea mucho.

Ser vanguardia no es una tarea para pusilánimes. Ser vanguardia es elaborar un programa. Ser vanguardia es encabezar la larga marcha hacia los objetivos fijados. Ser vanguardia es conseguir que los demás secunden. Ser vanguardia es alcanzar la meta y hacerlo junto con todos quienes siguieron.

En Cataluña surgirá el proyecto alternativo de nación española que aglutinará de nuevo a los españoles. Porque España debe seducir a los españoles. Somos los españoles quienes debemos recuperar el orgullo. Un orgullo consciente de su pasado que cuando mire hacia él tenga muy presente cuán alto y cuán bajo ha volado esta nación y por qué. Un orgullo que cuando se proyecte hacia el futuro se base una vez más en la ilusión de hacer algo grande juntos. No un orgullo identitario, sino un orgullo ganado mediante la excelencia. Como durante la transición. Un orgullo liberado de los complejos que el nacionalismo catalán le atribuye: si algún tiempo hubo en el que proclamarse español era sospechoso de franquismo, ese tiempo es ya pasado. Por eso se precisa la interlocución con el resto de españoles: Para fijar un relato del pasado y sobre todo para diseñar un nuevo proyecto para la nación española. Para recuperar el orgullo.

La vanguardia española avanzará orgullosa. Será un camino de años.

¡Un saludo a la vanguardia española!

Fin de régimen en Cataluña
Los empresarios extorsionados por Jordi Pujol Jr. pierden el miedo y recuperan el habla
El informe de la Udef en manos del juez contiene testimonios lacerantes sobre los procedimientos del hijo mayor del ex muy honorable.
Pablo Planas (Barcelona) Libertad Digital 31 Julio 2014

La exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, es una mujer sin miedo sometida a una presión brutal, asaltos, robos y amenazas al margen. El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha subrayado el papel clave de esta mujer a la hora de desentrañar el complejo entramado societario con el que se maneja el "clan Pujol". El informe entregado por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (la famosa "¿qué coño es la UDEF?" que dijera Pujol) al magistrado describe el grado de impunidad del que llegó a gozar el hereu.

Sus apellidos inspiraban una mezcla de temor y respeto, juntos y por separado. Las mordidas, según coinciden todos los testimonios empresariales, se ejecutaban en nombre del padre, en la seguridad de que el "molt honorable" estaba al tanto de las andanzas de su hijo y de que hasta su consuegro, el padre de Mercè Gironès, actual exesposa del Junior de la familia, el señor Ramon Gironès, llegó a pedir su 3% en la venta de un piso en la que no había participado ni siquiera como intermediario.

Los detalles son tan escabrosos como el descontrol documental de Jordi Pujol Ferrusola, que ni siquiera se preocupaba en simular los informes por los que cobraba cantidades fabulosas. La empresa EMTE le pagó 145.000 euros por el "asesoramiento" para una posible implantación en México, un país en el que los Pujol tienen intereses turísticos.

Pujol Ferrusola cobraba por todo, hasta por hacer llamadas y lo de EMTE fue un tema menor, muy menor. Sobre todo en comparación con la fortuna que logró del grupo Copisa, que le pagó un total de 3.590.000 euros en dos entregas a dos sociedades de ese genio de las finanzas en que se convirtió el mayor de los hermanos Pujol.

El temor reverencial era consecuencia del rumor nada infundado de que no pagar el pizzo implicaba perder todos los contratos en Cataluña, fueran públicos o privados.

Ahora, los empresarios y directivos afectados por las actividades "profesionales" han recuperado el habla, la conciencia y comienzan a sacudirse el miedo. Pujol, su esposa y los hijos de ambos son unos apestados sociales, últimos socios del círculo ecuestre de los mitos rotos. Félix Millet, el autor del saqueo del Palau de la Música y personaje clave para entender el sistema de negocios a la catalana y la financiación de Convergència, goza ahora mismo de más consideración en su vecindario que Pujol, escondido en el chateux de su hijo Josep en la Cerdaña francesa, en Cataluña, según él, pero fuera de España.

Entre tanto, todo el mundo en la empresa y las finanzas catalanas tiene una anécdota que contar, y en algunos casos bastante que callar, sobre su relación con Pujol, Marta Ferrusola y la mayoría de sus hijos. Se ha perdido el miedo y se ha perdido el respeto, aquella manera de tratar a Pujol y a sus hijos como si fueran representantes de una sociedad siciliana, una familia muy unida a la que el grueso de acólitos se refiere ya como los Pujolone.

Mientras, la mujer clave en la caída del muro de silencio, María Victoria Álvarez, no dispone del estatus de testigo protegido que cabría esperar ante la importancia de sus revelaciones. Ella cifra la fortuna en Suiza en unos 134 millones. La suma total de los intereses de todos los Pujol asciende, según los cálculos más moderados, a más de quinientos millones de euros.

Los padres ya pueden solicitar al Ministerio que asuma el coste de la educación bilingüe de sus hijos en centros privados
El BOE publica el decreto del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para garantizar la enseñanza en castellano y en catalán en Cataluña. Los padres que lo deseen podrán llevar a sus hijos a escuelas privadas. El coste de la escolarización -hasta 6.000 euros anuales por alumno- será asumido inicialmente por el Gobierno para, posteriormente, ser descontado de las transferencias a la Generalidad.
Share on facebook Share on twitter Share on google_plusone_share Share on email Share on print More Sharing Services
Redacción cronicaglobal.com 31 Julio 2014

Los padres que deseen que sus hijos reciban una educación bilingüe (en español y en catalán) en Cataluña el próximo curso podrán iniciar a partir de este jueves los trámites correspondientes para pedir el ingreso en un centro escolar privado que así lo garantice y solicitar paralelamente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que asuma los costes de dicha escolarización.

Así lo recoge el Real Decreto 591/2014, de 11 de julio,
http://www.boe.es/boe/dias/2014/07/30/pdfs/BOE-A-2014-8137.pdf

publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que desarrolla la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en sus aspectos relativos a garantizar la educación bilingüe.

La "atención individualizada" no satisface el derecho a la educación bilingüe
El decreto recuerda el derecho de los niños a recibir la enseñanza en castellano, además de en la lengua cooficial correspondiente, y la obligación de la Administración educativa -en este caso, la Generalidad- a hacerlo efectivo con fondos públicos. En caso de no ser así, el Ministerio asumirá el coste de acudir a un centro privado bilingüe y posteriormente lo descontará de las transferencias a la Generalidad.

El texto también advierte de que el denominado "sistema de atención individualizada", que en ocasiones utiliza la Generalidad y que consiste en dar unas explicaciones en castellano al final de la clase al niño que así lo solicite, "es algo bien distinto del derecho a recibir esa educación en su lengua habitual y que no es bastante para cumplir esa obligación constitucional", tal y como ordenan los tribunales.

Hasta 6.000 euros anuales
El Ministerio asumirá todos los gastos de matriculación y escolarización hasta alrededor de 6.000 euros anuales, además de los derivados del trasporte, comedor e internado, si fuese necesario.

Una vez presentadas las solicitudes, el Ministerio tendrá un plazo máximo de seis meses para analizar cada caso y confirmarlo o desestimarlo.

Desde un primer momento, la Generalidad ha rechazado esta fórmula y ha asegurado que seguirá aplicando el actual sistema de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, a pesar de que es un modelo que los tribunales han declarado ilegal. También anunció que recurriría este decreto.

Imposición lingüística
Desde hoy ya se puede solicitar la educación en castellano en centros privados
El Ministerio de Educación retendrá o deducirá este coste a la administración educativa correspondiente
Europa Press www.lavozlibre.com 31 Julio 2014

Madrid.- Los padres o tutores de los alumnos de comunidades autónomas con lengua cooficial que quieran estudiar en castellano y no cuenten con plazas públicas disponibles el próximo curso 2014-2015 podrán iniciar los trámites para solicitar una plaza en un centro escolar privado a partir de este jueves al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que retendrá o deducirá este coste a la administración educativa correspondiente.

Así lo establece el Real Decreto, publicado este miércoles en el BOE, y aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 11 de julio, por el que se regulan los procedimientos administrativos relativos al reconocimiento de la compensación de los costes de escolarización previstos en la Disposición adicional 38ª de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), 'Lengua castellana, lenguas cooficiales y lenguas que gocen de protección legal'.

Esta disposición exige a las administraciones educativas autonómicas con lengua cooficial a garantizar el derecho del alumnado a recibir las enseñanzas en ambas lenguas oficiales, de manera que la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, como de Lengua Cooficial y Literatura deban impartirse en las lenguas correspondientes. En Cataluña, varias familias han denunciado que este derecho constitucional no se está garantizando.

Si la programación anual de la administración educativa competente no ofrece una oferta alternativa de enseñanza con fondos públicos en que se utilice el castellano como lengua vehicular "en una proporción razonable", el Ministerio de Educación, previa comprobación de esta situación, asumirá íntegramente los gastos de escolarización del alumnado en centros privados que cuenten con esta oferta en castellano, por cuenta de la comunidad autónoma correspondiente.

NO VALE LA ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA EN CASTELLANO
El decreto indica que esta obligación financiera del ministerio que dirige José Ignacio Wert tiene carácter "excepcional" y se extinguirá en el momento en que la administración educativa adopte las medidas "adecuadas" para garantizar los derechos lingüísticos de los alumnos, de las que excluye "la atención individualizada en castellano o la separación en grupos dentro de cada clase por razón de la lengua habitual", como se ha estado haciendo en algunos casos.

Se tienen que dar "conjuntamente" las siguientes circunstancias para solicitar el pago de la plaza en un centro privado: que el alumno tenga que escolarizarse en una comunidad con lengua cooficial; que la comunidad no provea de oferta pública en la que se utilice el castellano como lengua vehicular; que el alumno, padres o tutores lo hayan solicitado y no les hayan atendido; que curse educación básica en un colegio privado que imparta enseñanza en castellano en una proporción razonable con la cooficial.

Si se dan estas condiciones, los padres o tutores de los estudiantes podrán rellenar la solicitud, disponible en la 'sede electrónica' del ministerio, así como en la oficinas de Atención al Ciudadano de este organismo y las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en las comunidades autónomas con lengua cooficial.

La instrucción del procedimiento corresponderá a la Alta Inspección de Educación en las delegaciones del Gobierno, que solicitará a la administración educativa información sobre la oferta en castellano. Una vez instruido este proceso, la administración educativa podrá presentar alegaciones en el plazo de 15 días.

SEIS MESES PARA RESOLVER LAS SOLICITUDES
El Ministerio de Educación cuenta con seis meses como máximo para dictar y notificar la resolución y un mes para hacer efectivo el pago, de manera que las familias tendrán que adelantar el pago de casi todo el curso de los centros privados. Además, esta resolución podrá ser recurrida por la comunidad autónoma correspondiente.

Educación ha establecido como cuantía máxima el gasto público por alumno en enseñanza no universitaria, que actualmente es de 6.057 euros por curso escolar. No obstante, en este decreto se indica que el gasto a sufragar podrá ser mayor si se justifica por el interesado debidamente, a fin de hacer efectivo el derecho reconocido en la LOMCE.

El departamento de Wert remitirá al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con periodicidad trimestral los acuerdos de retención por los gastos abonados por las familias a los centros privados para, posteriormente, retenerlos o deducirlos a las comunidades autónomas de los regímenes de financiación.

En comunidades con lengua cooficial Ya se puede estudiar gratis en castellano
Efe www.gaceta.es  31 Julio 2014

Allí donde no se garantice esta opción en un colegio público y en una oferta razonable, los padres podrán solicitar desde este jueves la compensación de los gastos en un centro privado.

Los padres que deseen que sus hijos estudien en castellano como lengua vehicular en las comunidades con lengua cooficial, en las que no se les garantice esa opción en un colegio público y en una oferta razonable, podrán solicitar desde este jueves la compensación de los gastos en un centro privado.

Así se recoge en el real decreto que regula los procedimientos de reconocimiento a la compensación de los costes de escolarización en castellano previsto en la disposición adicional 38 de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y que publicaba ayer el BOE.

El modelo de solicitud se encontrará disponible en la web del Ministerio de Educación, así como en las oficinas de Atención al Ciudadano de dicho departamento y de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en las comunidades con lengua cooficial.

Este real decreto entra en vigor a partir de hoy y será de aplicación a la escolarización de alumnos a partir del próximo curso 2014-2015.

El plazo máximo para dictar y notificar el derecho a la citada compensación, que corresponde a la Dirección General competente en materia de cooperación territorial con las Administraciones educativas del Ministerio de Educación, será de seis meses y, de no haberse notificado, quedará desestimada.

La cuantía máxima del importe se determinará por el gasto público de una plaza no universitaria en un centro público (en la actualidad es de 6.057 euros al año), aunque el decreto explica que, con anterioridad al inicio del curso, se podrá modificar "el indicador tomado de referencia" con objeto de adecuarlo a los costes efectivos de escolarización "ofertados en el mercado".

El derecho a obtener la compensación de estos gastos de escolarización tendrá efecto desde el inicio del curso en que se reconozca hasta la terminación de la educación obligatoria.

En el plazo de un mes a partir de la notificación de la resolución de reconocimiento a la compensación el representante legal del alumno deberá aportar la documentación justificativa de los gastos y dicho pago se realizará por mensualidades.

La liquidación y pago de la compensación correspondiente a los cursos siguientes se practicará al inicio de cada curso.

Asimismo, el texto explica que corresponde al Ministerio de Educación la comprobación del supuesto hecho que determina el nacimiento de "la obligación financiera", instruido por la Alta Inspección de Educación, y en el que deberá darse audiencia a la Administración educativa afectada.

Tras dicha comprobación, Educación asumirá "íntegramente", por cuenta de la Administración educativa correspondiente, los gastos efectivos de escolarización de este alumnado en centros privados, gastos que "repercutirá" a dicha Administración educativa, que tendrá un plazo máximo de quince días para presentar alegaciones.

Además, Educación informará a Hacienda, de forma trimestral, de los correspondientes acuerdos de retención de los gastos abonados por padres a los centros privados.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Cataluña
Los pecados del patriarca caído
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 31 Julio 2014

Sé que nado contracorriente pero me niego a sumarme al coro de quienes denuncian la evasión fiscal de Jordi Pujol y su sospechosa acumulación de bienes aún no cuantificados como el pecado mortal del patriarca caído. Si un empleado díscolo de la banca andorrana no hubiese destapado la olla podrida de sus cuentas secretas, el expresidente de la Generalitat habría prolongado hasta la eternidad la distracción que le impidió regularizar el patrimonio oculto, su farragosa confesión no habría salido a luz y sus catecúmenos habrían continuado aplicando, prietas las filas, el añejo plan secesionista de su venerado oráculo.
Peccata minuta

No, este chanchullo es peccata minuta si se lo compara con el añejo plan secesionista del venerado oráculo, plan que desemboca en una sociedad catalana fragmentada por tensiones cainitas, donde la idealización de mitologías rancias y rencores artificialmente alimentados está acompañada por la demonización de las raíces históricas y culturales compartidas con el resto de los españoles. La educación coactivamente monolingüe, el sometimiento de los medios de comunicación a las obsesiones identitarias y al espíritu del Volkgeist, sumados a la sustitución de los comicios parlamentarios por referéndums incontrolados y movilizaciones de masas regimentadas, nos aproximan peligrosamente a la matriz del totalitarismo. La salida de la Unión Europea y de todos los organismos internacionales está irrevocablemente asegurada si la herencia que nos deja el expresidente de la Generalitat se materializa, con el consiguiente desbarajuste económico y la fatídica desprotección frente al terrorismo subversivo, el yihadismo islámico y las mafias internacionales. Este es el pecado mortal, que convierte, repito, en peccata minuta la defraudación de unos milloncetes.

Ahora, toca a la inspección fiscal y a la Justicia determinar hasta qué punto las transgresiones de Jordi Pujol y sus familiares constituyen delitos, y, en caso de que así sea, cuáles son las penas que les corresponden. Pero a la sociedad le toca un papel no menos importante, que consiste en neutralizar y revertir los efectos nefastos de la larga campaña que el pujolismo inició en 1980 contra la convivencia y la solidaridad entre los españoles. Este es un buen momento para emprender dicha limpieza, porque acaba de pulverizarse uno de los más perversos equívocos que generó el aparato de propaganda secesionista: el que identificaba a Jordi Pujol con la totalidad de los catalanes. ¡Dios nos libre de que así sea!

Nocturnidad y alevosía
Por supuesto, nunca faltaron argumentos sólidos para desmontar la falacia de que todo catalán de pura cepa debía ser nacionalista y, hoy, secesionista. El disidente era "facha", botifler, víctima del autoodio. Dicho sea entre paréntesis: sería mucho más justo aplicar el calificativo de facha a la fortuna aflorada de Pujol, que su padre acumuló durante el franquismo mediante tráfico de divisas, como consta en el Boletín Oficial del Estado del 9 de marzo de 1959. El proyecto secesionista urdido a espaldas de los catalanes, con nocturnidad y alevosía, y aplicado paulatinamente gracias a complicidades imperdonables de los partidos españoles, fue desenmascarado desde el vamos por activistas sociales, intelectuales y periodistas insobornables, sobre los que cayeron los motes infamantes.

La lectura de las casi 700 páginas de Historia de la Resistencia al nacionalismo en Cataluña, de Antonio Robles (Biblioteca Crónica Global, 2013), que ya califiqué de "vademécum de la dignidad ciudadana", reseña minuciosamente la movilización de aquellos catalanes que no se dejaron engatusar por el discurso pujolista cuando el patriarca aún exhibía su fachada aparentemente impoluta. Igualmente ilustrativa resulta la lectura de Paciencia e independencia. La agenda oculta del nacionalismo, de Francesc de Carreras (Ariel, 2014), que recoge los artículos en que este catedrático de Derecho Constitucional retrató las maniobras torticeras encaminadas a convertir en realidad la quimera de la Nación independiente. Hubo valiosos aportes premonitorios de Miquel Porta Perales y Manuel Trallero, sin olvidar la labor pionera de la Asociación por la Tolerancia. Pero, al hacer balance, vale la pena rescatar lo que Arcadi Espada escribió, clarividente, sobre la estulticia con que se comportó la izquierda cuando Jordi Pujol y Marta Ferrusola apelaron a las masas para tapar el escándalo de Banca Catalana (Contra Catalunya, Flor del Viento, 1997):

La izquierda antifranquista pudo denunciar que aquel grito -"Això és una dona le decía el pueblo a Marta" fue entonces el título de mi crónica- era propio de unos alucinados; pudo rebelarse contra el hecho de que Cataluña, gran país, se comportara con semejante vulgaridad política, casi premoderna; pudo reflexionar en voz alta sobre el hecho ya inexorable de que el autogobierno fuera a caer en esas manos caudillistas. Optó por el silencio, por que ese grito pasara casi inadvertido, por no hacer de él un mojón de su fracaso y, en consecuencia, el punto de arranque de su recuperación. Ciertamente, su desconcierto podía explicarse: no lo había previsto, ¡la izquierda antifranquista no había previsto, ni en sus peores y sus más lúcidos sueños, el pujolismo! Habría bastado con que la izquierda no reprodujese la ficción dominante del pujolismo -esto es, que Cataluña era una nación- para que su influencia aumentara. Pero en vez de discutir cada paso dado en la construcción -no propuesta pero real- de esa nación, en vez de discutirlo todo sin temor a quedar fuera de lo nacionalmente correcto, en vez de subrayar los perfiles cada vez más grotescos y amenazantes de la situación, la izquierda se dispuso a participar en una ficción cuyo guión ya había elaborado otro. Aceptó ese guión por incapacidad política, una incapacidad que ya venía del franquismo, de su dubitativo análisis del impacto del franquismo en Cataluña, y de su imprevisión acerca de la capacidad hegemónica del pujolismo. Pero también, no hay que engañarse, la izquierda perdió porque compartía la ilusión fundacional de todo nacionalismo: la diferencia. En sentido profundo, nada separa el "España es diferente" del “hecho diferencial catalán”. Nada: se trata de la misma estocada retórica, del mismo orgullo patético. También en el corazón de la izquierda macera todo eso. En el guión pujolista estaba la mujer modelo y estaba escrito que ese hombre podía sacar a la calle a cien mil valientes en defensa de un asunto privado.

Arcadi Espada reproduce, a continuación, las palabras que pronunció Jordi Pujol el 24 de mayo de 1984, en el primer acto de adhesión que le tributaron pocos días después de su triunfo electoral, cuando el fiscal general del Estado, Luis Burón Barba, presentó la querella por Banca Catalana:

Esta victoria nos la quieren confiscar, destruir, y nos quieren destruir a todos. Esto no afecta sólo a las personas contra las que se han querellado, sino que afecta a todo el pueblo de Cataluña. Nos quieren hacer perder la ilusión, la confianza, la esperanza, el equilibrio, la serenidad, la tranquila decisión de trabajar cada día ilusionadamente.

Depredadores autóctonos
Vista desde la perspectiva actual, la tentativa de involucrar a todo el pueblo de Cataluña en las trapacerías de sus gobernantes transitorios se manifiesta como un derroche de hipocresía y cinismo, agravado por la explotación de la buena fe del ciudadano desprevenido. Por fin se comprueba que lo que denunciaban los falazmente acusados de "fachas" y botiflers era cierto: quienes pusieron en marcha la hoja de ruta del secesionismo desde los centros de poder no eran abnegados patriotas sino depredadores autóctonos que necesitaban la complicidad de una Justicia y una Hacienda endógamas para asegurarse la impunidad.

Ahora, la sociedad catalana deberá estar alerta para evitar que, en medio de la anatematización espectacular del patriarca caído, le cuelen de contrabando la mercancía tarada del secesionismo que éste nos dejó en herencia.

Francesc-Marc Álvaro asume el papel ficticio de Savonarola para consolidar lo que él mismo calificó de "psicodrama tribal" y sermonea (LV, 28/7):

Tengo escrito que una gran contradicción del proyecto soberanista -también regeneracionista- es que dependa en muy buena parte de una formación como CiU, con todos los males y lastres de la vieja política. (…) Los dirigentes de CDC y CiU no tienen otra salida que despujolizar la organización a marchas forzadas, y eso también pasa -como ha insinuado Rull- por la dimisión de Pujol como presidente fundador. Es hora de hacer limpieza y catarsis.

El patriarca caído ya se ha esfumado del escenario. El pal de paller, la viga maestra, se ha podrido y la Casa Gran, embargada por el escándalo Palau, solo acoge a los fantasmas de los expoliadores de postín como Javier de la Rosa, Lluís Prenafeta, Macià Alavedra, Lluís Pasqual Estevill, Juan Piqué Vidal, Fèlix Millet y otros validos del clan Pujol. Pero las semillas ponzoñosas que sembró el patriarca caído, semillas de la insumisión solapada contra el Estado de Derecho y sus instituciones, siguen germinando. Una fauna variopinta de enemigos de la sociedad abierta urde alianzas espurias que amanceban a secesionistas radicales con vándalos antisistema, a demagogos chavistas con monjas rebeldes, a anarquistas trashumantes con yihadistas encubiertos, a granujas incorregibles con buenistas desnortados. Vaya, que si Artur Mas no estuviera cegado por el sectarismo y la megalomanía se daría cuenta de que el monstruo que ha creado será tan despiadado con él y con la sociedad catalana como lo está siendo con su padrino.

La caída del patriarca, cuyo mayor pecado consistió en resucitar los reflejos identitarios de la tribu, puede convertirse en la circunstancia ideal para que la sociedad catalana, moderna, culta y laboriosa, recupere la normalidad y se desembarace de los falsos mesías retrógrados que la están divorciando de su entorno civilizado.

Hablando se entiende la gente

Marcus Pucnik cronicaglobal.com 31 Julio 2014

Hasta Frau Rahola ha admitido que El Mundo tenía razón hace dos años. Hasta El País ahora cita a la UDEF. ¿Y quién era el otro acusado de tener dinero negro en cuentas foráneas, al ladito de Jordi Pujol?

Este señor ayer salió jovial, casi alegre, de su reunión con el presidente del Gobierno, insistiendo varias veces en el "clima de diálogo abierto" y en que había entregado una lista de 23 temas, de los que algunos se podrían solucionar en meses, otros en semanas, y otros más hasta en días.

Es como si alguien le hubiera pedido desactivar las malas lenguas que decían que con Rajoy no se puede negociar. Y va este señor y se pasa de buenista y le echa un cable del tamaño del Manzanares al dictador, colonizador y genocida en la Moncloa. Y a este buen señor le parece de lo más normal del mundo. Hablando se entiende la gente.

No sabemos si los dos reunidos tomaron café o algún informe aún desconocido de la UDEF, que acto seguido volvió al cajón negro. No sabemos si fue sin azúcar o con muchas leches

Hablaron dos horas y media, que es una hora más que Societat Civil Catalana la semana pasada. Ah, la semana pasada, cuando las cosas aún parecía tan claras, y los frentes estables, limpios y previsibles...

No sabemos si Rajoy le dio un Gürtel a su visitante, como regalo para su predecesor y antiguo mentor. Lo que sabemos es que Rajoy no va a permitir un referéndum de independencia: ilegal. Y va este señor y nos lo relata con toda normalidad, e igual de normal le parece decir que irá adelante con el referéndum, ese punto 23 +1 en la eminente lista de temas.

Este señor, del que El Mundo ya habló hace casi dos años, el mismo señor que entonces estaba de lo más enfadado, ayer daba la talla de cualquier jefe regional europeo. Welcome, Mr President. El mundo lo estaba esperando.

No sabemos si los dos reunidos tomaron café o algún informe aún desconocido de la UDEF, que acto seguido volvió al cajón negro. No sabemos si fue sin azúcar o con muchas leches. Lo que sabemos es que después de allò del referèndum vendrá otra "fase", que este señor precisamente no quiso describir con ninguna palabra. Ahora no toca. Cuando haya ese encuentro con la tercera fase, allá por el cercano mes de noviembre, será este mismo señor quien nos explique los próximos pasos, o los próximos temas de los que hablar y entenderse.

Ahora, toca poner manos a la obra con un referéndum que nunca será. "No hay un plan B, sólo hay un plan: votar." En 2016 se votará, en las próximas autonómicas, y en 2015 en las municipales, que ganarán otros señores, bien llamados "extremistas", que también hablan mucho, y que se entienden (a sí mismos) y que no aparecen en ningún informe de la UDEF.

Serán los putos amos, si este señor nuestro no reconduce la situación con su conocido acierto.

Sigue la estela de Jordi Pujol
Artur Mas, historia de otro defraudador fiscal *
Xavier Horcajo www.gaceta.es 31 Julio 2014

Entre los defraudadores, evasores y/o blanqueadores aparecía la cuenta de los hermanos Mas, abierta por su padre Artur Mas Barnet, junto a las de otros como Alejandro Sanz

Tres DVD acorralaron a unos seis mil millonarios de toda Europa. Fue el mayor escándalo fiscal de la historia de Alemania. El pánico invadía a uno de ellos, político en Cataluña. Artur Mas Gavarró, hoy presidente de la Generalitat y diez años como consejero de Economía de la Generalitat, en el Gobierno del defraudador Jordi Pujol. Estaba en la lista junto a Alejandro Sanz y decenas de clientes de Ramón Blanco Balín, asesor y ex inspector de finanzas del Estado. Los servicios fiscales de Alemania y los del Reino Unido pagaron --5 millones de euros, los primeros; y 133.000 euros los segundos-- por el listado que un empleado desleal del Liechtenstein Global Trust o LGT-Bank, llamado Heinrich Kieber España no pagó, se lo dieron gratis. Pero la ministra socialista, Elena Salgado acabó por exonerar de responsabilidades penales a los defraudadores españoles, en 2008. Para entonces, Artur Mas ya había contratado al penalista Pau Molins para que le defendiera de merecida acusación de delito fiscal.

La Agencia Tributaria recibió de Londres la lista de 67 españoles que tenían en el banco LGT Bank 73 millones de euros (unos 15.000 millones de pesetas )y lo llevaron a la Audiencia Nacional. Las pesquisas de Pedraz eran muy simples, iban al revés: tenía lo que probaba el delito. El listado llegado del lejano Principado del Hans Adam II. En muy buena parte eran clientes de Merchbank en España y, la mayoría habían sido guiados por un ex inspector de finanzas del Estado madrileño, llamado Ramón Blanco Balín, antiguo directivo de Repsol-YPF, con Alfonso Cortina en la presidencia y relacionado con los negocios de Francisco Correa, el de la Gürtel.

Entre los defraudadores, evasores y/o blanqueadores aparecía la cuenta de los hermanos Mas, abierta por su padre Artur Mas Barnet, junto a las de otros como Alejandro Sánchez Pizarro, más conocido como Alejandro Sanz. Aquel 2008 fue muy tenso para Artur Mas, porque la Agencia Tributaria le imputaba un fraude de 823.262 euros, lo que implicaba delito fiscal. Esto es sentarse al banquillo y sufrir, previsiblemente, pena de cárcel. Más llegó a plantearse dimitir, sabía que CiU le presentaría como candidato y lo suyo sería un escándalo. Como decía de él el convergente imputado Macià Alavedra: “El único de nosotros que siempre tendrá trabajo, es Mas, eso sí, como vendedor de El Corte Inglés”.

Mas estuvo en el filo de navaja, a expensas de lo que decidiera hacer con él el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional. Los de Convergència movieron todos los resortes para que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pasteleara una solución que no llevara a Mas al banquillo acusado de fraude fiscal y, tal vez, de blanqueo de capitales. Su DNI estaba, como beneficiario de la cuenta que su padre abrió 24 años antes en el LGT Bank.

La ministra Elena Salgado ordenó que la Agencia enviara unas cartas a esos defraudadores y les ofreció “regularizar” mediante una “paralela”, pagando apenas un 16% de la tributación defraudada. El acuerdo fue duramente criticado por los talibanes tributarios del momento, porque consideraban que era 33 veces mejor trato que el que recibía un contribuyente con historias irreprochable de pago, si le descubrían una desgravación incorrecta. Artur Mas regularizó y no le reclamaron nada más.

El qui pro quo funcionó con el pretexto de que la vía de constitución de la prueba: el chivatazo del empleado desleal, la venta del CD y la cesión doble del listado hasta llegar a manos de Hacienda-“Somos casi todos” había sido un tanto irregular.
La patriótica actitud del dirigente de CiU y hoy President de la Generalitat, fue idéntica a la del “Molt Honorable” Pujol, presentó una paralela el 3 de marzo de 2008 y pagó, regularizó su situación y se acogió al acuerdo propuesto por Hacienda que incluía la “no persecución por vía penal de los delitos fiscales derivados”. Su padre fallecía el 14 de marzo de 2012, a los 84 años y después de varios años de enfermedad. Mas Barnet presentaba declaraciones de la renta como modesto jubilado. “Era un hombre de buen porte, elegante, pero no vivía como alguien.

La explicación pública que dio Mas era que ese dinero provenía de la venta de la empresa de ascensores de su padre, Magomo (Mas, Goberna y Mosso) en 1980. Posteriores análisis de esa “venta” demostraron que se trató de una liquidación por quiebra y que lo que vendió fue el local, sito en la calle Pamplona, en el barrio barcelonés de Poble Nou.. Cobró por su parte, 240.000 euros una empresa del Grupo Planeta (Midesa) que tal vez satisfizo parte de la compra en cuentas opacas en el exterior.

Artur Mas, de nuevo contra la pared, explicó que la diferencia correspondía a la venta de “otros negocios” de la familia. No aguantó, ni un reproche, como Pujol por haber sido un evasor fiscal, incluso peor era beneficiario directo del dinero evadido por su padre.

Naturalmente otros servicios del Estado, como la UDEF, investigaron a los Mas y descubrieron que Artur Mas i Bernet (padre) también tenía cuenta en el UBS suizo, por 2,3 millones de euros adicionales. La UDEF concluyó que los Mas no podían “justificar el origen” de esos fondos “salvo que correspondan a gestiones para Pujol y Prenafeta” [Lluis Prenafeta, fue secretario de Presidencia de la Generalitat e eimputado por el caso de corrupción Pretoria en la Audiencia Nacional]. ¿Era el padre de Mas testaferro de Pujol o de Prenafeta?

Rajoy y Mas no dicen la verdad sobre el encuentro

Pablo Sebastián www.republica.com 31 Julio 2014

Rajoy y Mas no dicen la verdad sobre lo ocurrido en las dos horas y cuarto de encuentro. Eso de que ambos han mantenido sus posiciones sobre la consulta independentista y que los dos van a seguir hablando en un clima de cordialidad es una tomadura de pelo a la ciudadanía, que a buen seguro no se corresponde con la verdad. España se enfrenta a un desafío frontal contra la unidad del país, y Mas ha llegado la Moncloa después de que Pujol confesará -pudriendo con ello las instituciones catalanas y CiU- que presidió la Generalitat durante 23 años sentado sobre un sillón relleno de corrupción y fraude fiscal continuado. El mismo sillón desde donde Mas, el que fue su consejero de la Hacienda catalana durante el fraude y su heredero, pretende romper España.

Y ¿no ha ocurrido nada especial ni significativo en este encuentro sabiendo, como sabe Mas, que Rajoy conoce la gran estafa de los Pujol desde hace varios meses -y puede que no sólo a través de Hacienda, sino también de los servicios de información del Estado- y que Rajoy ha forzado el calendario para provocar la explosión del escándalo en este mismo momento?

En Moncloa hay un gato encerrado de enorme tamaño. Puede que un tigre de bengala, y también un pulso a la desesperada entre ambas partes en el que la situación de Mas es más débil después de la confesión de su patrón, Pujol. Además, los discretos equipos políticos de Rajoy y Mas llevan semanas o meses preparando este encuentro y algo habrán tramado en todo ese tiempo, por eso ahora no pueden decirnos que Mas sigue con la consulta secesionista y que Rajoy repite que no se hará, que es lo que llevan diciendo cada uno desde hace un año. Si nada ha cambiado, o no se avanzó nada en la negociación y ambos sabían desde hace tiempo que estallaría el caso de los Pujol, ¿entonces, para qué se han reunido Rajoy y Mas en la Moncloa?

El empeño de Mas en decir que el caso de los Pujol no afecta a su gobierno, a CiU, ni a todo el proceso soberanista es otra gran mentira que se suma a las falsas explicaciones públicas que se dieron ayer a los medios. El actual presidente de la Generalitat está políticamente acorralado y puede que incluso personalmente porque las investigaciones abiertas en varios frentes podrían implicarle en la trama de los Pujol, y eso sería su final.

Por ello Mas tenía tanto interés, en las últimas semanas, en venir a la Moncloa pidiendo ayuda a Rajoy a cambio de desmontar poco a poco el caso de la consulta. Pero puede que también que Pujol, en un ataque de locura, le haya pedido a Mas que se inmole y que, en venganza por lo que le ha pasado a él y su familia, que siga hasta el final, es decir hasta que el parlamento catalán declare la independencia de Cataluña, lo que sería el colmo de la locura.

Estamos pues en la oscuridad y eso no está nada bien. El caso Pujol y el desafío catalán son dos temas demasiado graves como para tratarlos en la oscuridad. Rajoy debe acudir al Parlamento y contar todo lo que sabe y lo que ha pasado en la Moncloa para que los ciudadanos lo conozcan y actúen en consecuencia. Y eso es lo que debería de exigir Pedro Sánchez el líder de la oposición, salvoque este novato de la política se haya dejado engatusar a la primera, con el cuento chino de ‘los secretos de Estado’, que en este caso, además, no lo son sino casi secretos de alcoba o de la eterna escena del sofá de la Moncloa.

O sea, queremos claridad y la verdad, y no versiones pactadas y no verdaderas sobre lo que acaba de ocurrir en la Moncloa que sin duda es mucho más de lo que nos han contado tanto Rajoy como Mas. Porque de lo contrario, Rajoy debería haber comparecido ante la prensa aunque sólo fuera para decir a los ciudadanos que no sabe para qué ha ido Mas a la Moncloa, porque lo de la consulta ya lo ha dicho mil veces en los medios de comunicación. En la Moncloa hay un gato encerrado y Rajoy nos debe una explicación.

La farsa final del soberanismo
Francisco Marhuenda La razon 31 Julio 2014

Rajoy hizo gala ayer de una cordial frialdad institucional en su encuentro con Mas. La esperpéntica situación no dejaba margen para ningún gesto de afecto hacia un político que intenta sobrevivir a la ciénaga hedionda en que se ha convertido el legado de Pujol. El «hereu» quiere desviar la atención ante el mayor escándalo de corrupción que ha vivido Cataluña. Mas no era una figura menor del pujolismo, ya que fue el hombre de confianza del ex presidente y fue cooptado por la familia para mantener el legado. Ahora resulta que no sabía nada. Nadie sabía nada mientras que los Pujol constituían la que podría ser la mayor fortuna de Cataluña. Hasta la hermana de Jordi Pujol i Soley está estupefacta ante la historia de la herencia paterna. Es tan increíble que nadie se puede tomar en serio semejante esperpento. Es un ocaso patético para quien fue la figura más importante de la historia reciente de Cataluña. El referente ético del nacionalismo y símbolo del proceso soberanista ha quedado reducido a un defraudador, un mentiroso y el tiempo nos dirá si el capo de una trama corrupta que sustrajo centenares de millones al erario público. Es realmente triste. Lo escribo como uno más de los millones de catalanes que nunca imaginaron que Pujol pudiera ser un corrupto.

Durante décadas cubrí la información en Cataluña, le hice numerosas entrevistas y asistí a sus ruedas de prensa. Es cierto que mantuve profundas discrepancias sobre su gestión al frente de la Generalitat y su nacionalismo, que siempre consideré la antesala del independentismo, pero no me importa reconocer que le respetaba. Hoy siento bochorno como catalán. No entiendo que Mas no sienta vergüenza por haber sido su conseller en cap y luego el heredero de su legado. No puedo entender que nadie en CiU supiera la escandalosa trama que se había generado desde el Palau de la Generalitat para robar dinero público, porque las comisiones son un robo. Y me importa muy poco el color político del protagonista. Mas llegó ayer muy debilitado liderando una formación desprestigiada por este enorme escándalo de corrupción. No basta con hablar de refundación o de que el independentismo sale reforzado, porque sucede todo lo contrario. Me pregunto qué hubiera sucedido si Pujol hubiera tenido el control de la Agencia Tributaria, la Fiscalía, la Policía y la Judicatura. Hoy la familia Pujol estaría encabezando el ranking de millonarios. Es la farsa final de un soberanismo que ha estado inspirado por la figura del ex presidente de la Generalitat. El silencio cómplice de los que eran sus fieles es un síntoma de la podredumbre del sistema.

La confesión
carina mejías ABC Cataluña 31 Julio 2014

Sólo nos queda saber con quienes pactó su silencio el expresidente Jordi Pujol

Así podríamos titular lo que hemos vivido estos días. Al más puro estilo de un guión cinematográfico que los productores podrán rodar sin duda en catalán. La confesión de Pujol ha desvelado que el mito político del nacionalismo catalán de los últimos treinta años era en realidad una estafa.

Que lo suyo, en realidad no tenía nada que ver con el patriotismo catalán y sí con la trama organizada para estafar a los catalanes y llenarse los bolsillos.

Que aquel que durante tantos años fue considerado como el ‘honorable referente político’ era en realidad un indigno delincuente que utilizó sus cargos para organizar desde el poder una trama de corrupción institucionalizada para cobrar comisiones ilegales, a cambio de atribuir a conocidos empresarios obras públicas y una fórmula para implicar a muchos y comprar su silencio.

A lo largo de estos años muchos han sido los casos de corrupción en los que se han visto salpicados estrechos colaboradores de Pujol, así, Prenafeta, Pallerols, Macià Alavedra, Javier de la Rosa, o Pasqual Estevill fueron juzgados y condenados por casos de corrupción producidos a la sombra del poder de Pujol, siempre con lejana sombra de sospecha pero siempre inmune.

Ahora, cuando las investigaciones policiales señalaban directamente el expresident, cuando las pesquisas judiciales iban ajustando el cerco en torno a los miembros de su familia, cuando han sido anunciadas las escandalosas imputaciones de sus hijos y cuando la policía ha puesto al descubierto su injustificable patrimonio en paraísos fiscales, el héroe se ha desmoronado sobre sus pies de barro y ha confesado que todo era una engaño y que no tuvo tiempo durante treinta y cuatro años para decir la verdad.

Solo quedaba una solución, que Catalunya obtuviera la independencia y con ella su impunidad y así sustraerse a la acción de la justicia.

Solo nos queda saber, con quienes pactó su silencio. Si aquellos que pactaron con él la gobernabilidad de España, sabían con quién estaban tratando, aquel que se atrevió a decirles que «de ética y de moral ahora hablaremos nosotros» y le dejaron hacerlo resultando así cómplices de su inmoralidad.

Carina Mejías es la portavoz del grupo parlamentario de Ciutadans en el Parlament.

Jordi Pujol en tres episodios
Ramón Tamames www.republica.com 31 Julio 2014

En paralelo a los últimos acontecimientos en Cataluña, en torno a Jordi Pujol, en este artículo recordaré algunos episodios, creo que poco conocidos, sobre quien durante veintitrés años fue Presidente de la Generalidad de Cataluña; con el tratamiento de Molt Honorable, que ahora acaba de perder junto con toda una serie de sinecuras procedentes de su antiguo cargo.

La primera pieza de mi relato se relaciona con otra figura política bien distinta: Jesús Monzón, todo un personaje, que tuvo variadas experiencias vitales en la guerra civil, las luchas intestinas en el PCE, las acciones militares de los maquis o guerrilleros dentro de la España de Franco. Y en 1945 la invasión del Valle de Arán, donde por unos días fue el máximo mando de la que se preveía nueva República Española.

Luego Monzón acabaría en la cárcel -se dice que por alguna delación desde el propio PCE-, a lo que siguió un largo exilio, con vuelta a España, para fijar su residencia en Palma de Mallorca, que es donde yo le conocí. En el año 1971, como organizador de una escuela de negocios, siguiendo, servata distantia, el modelo del IESE de Barcelona, que él había conocido por una experiencia previa en México. Fue así como con gran eficacia montó el Instituto Balear de Economía de la Empresa, con la eufónica sigla del IBEDE.

Y precisamente en el IBEDE, entre 1972 y 1974, asistí como profesor a una serie de clases de Máster, y también, como participante, a algunas reuniones de debates económicos y políticos que organizó Monzón. Y fue en uno de esos encuentros donde coincidieron dos personalidades de fuerte talante: por un lado Jordi Pujol, fundador de lo que sería Convergencia Democrática de Cataluña, desde la cual se autopostularía claramente como el futuro Presidente de la Generalidad de Cataluña. Del otro lado estaba José María González Ruiz, un teólogo malagueño de mucha personalidad, que escribía con gran soltura, y que se situaba próximo a la corriente de la teología de la liberación.

En el referido encuentro, se hicieron muchos comentarios sobre la situación económica, política y social de España, y en un momento dado, José María González Ruiz, no pudo contenerse, y dirigiéndose a Pujol, le dio a entender que los banqueros (Jordi era presidente, por entonces de Banca Catalana) tenían muchas cosas de las que responder:

? Los banqueros, son Vds. muy especiales, y utilizan el dinero del prójimo no siempre en el interés general, sino en el particular de Vds. mismos.

Jordi Pujol debió quedarse un tanto estupefacto ante tal invectiva, pues por entonces como presidente de Banca Catalana, tenía ya no pocas dificultades en su negocio. De modo que tras su asombro inicial, replicó a José María González Ruiz:

? Y Vd., un sacerdote de la Iglesia católica, con qué autoridad se dirige a mí para hablarme de esa manera. ¿Es qué acaso estoy en pecado mortal…?

Fue entonces cuando José María González Ruiz tuvo una inspiración notable. Se dirigió a Pujol y le hizo la siguiente admonición.

? No sé si está Vd. en pecado mortal, porque ni le he confesado, y no lo diría si lo hubiera hecho. Lo que sí puedo decirle delante de todos los aquí reunidos es que Vds. los banqueros están en pecado estructural.

Se armó la marimorena: gran algarabía, aplausos por un lado y pitidos por el otro.

El segundo episodio que referiré de Jordi Pujol se produjo cuando ya era Presidente de la Generalidad de Cataluña, desde diez años antes, en torno a 1990. Yo por entonces colaboraba con Antonio Herrero en la COPE, en su tertulia mañanera. Y por aquel tiempo, la citada red de emisoras era muy criticada en Cataluña, por los continuos comentarios que hacíamos sobre las pretensiones de Jordi Pujol, en su fase ya más nacionalista, aunque siendo presidente de la Generalidad nunca llegó al soberanismo.

El caso es que al sentirse Don Jordi muy atacado, el presidente de la COPE, Salvador Sánchez Terán -que había sido Gobernador Civil de Barcelona justo al principio de la transición y luego tres veces ministro con Suárez-, organizó un almuerzo en honor del Molt Honorable en el restaurante Horcher, muy cerca de la emisora, en un reservado. Allí pude apreciar, al entrar y vernos, que al Presidente de la Generalidad de Cataluña no le gustó demasiado verme en ese encuentro, pensando quizá que yo no era un comensal políticamente correcto para lo que podrían ser sus planteamientos.

El convivium discurrió con relativa tranquilidad hasta el momento en que Pujol, sin hablar de la palabra independencia -en contra de lo que sucede prácticamente ahora a toda CiU, que cubre sus inoperancias y latrocinios con demandas de soberanía-, comentó escuetamente:

? No hay más remedio que volver al status de 1714…

? Antes de los Decretos de Nueva Planta… -completé yo la frase.

Mi apostilla no pareció gustarle, pero como si no hubiera oído nada, la reconfirmó:

? Antes de los Decretos de Nueva Planta, Cataluña fue una pieza importante, y respetada de la confederación de la Monarquía de los Austrias, lo cual duró hasta 1699. Se mantenían los plenos derechos de la Generalidad, que quisieron inculcarse en 1640 con los proyectos del Conde Duque de ir a la centralización de la monarquía… pero a la postre, esos derechos se mantuvieron, hasta que Felipe V en 1714 los retiró por completo…

El debate subsiguiente se tornó bastante agrio, cuando yo me permití subrayar que la estructura económica había cambiado mucho, y que en nuestro tiempo, resultaba impensable ir a un sistema confederal en un país como España, que funciona en régimen de mercado único; momento en que Jordi Pujol ya me mostró una cierta hostilidad, como si mi título de tertuliano no fuera suficiente para estar en la reunión de tan alto nivel como pensaba que iba a ser aquella.

Ante esa situación, Antonio, por gestos, me pidió que aplacara mis comentarios, a fin de llegar a un ten con ten en las relaciones de la COPE con los catalanes más significados. Y en esos términos algo más conciliatorios concluyó la reunión; según parece, con resultados bastante buenos para los propósitos de templar gaitas, como coloquialmente se dice; aunque mi presencia no fuera precisamente la más conducente a esa situación.

? La verdad, Ramón, es que le has cantado a Pujol las verdades del barquero… Pero comprenderás que yo estaba en la obligación de tranquilizar el patio… -ese fue lo que en voz baja me dijo Antonio antes de irnos.

El tercer y último episodio que referiré hoy es el más reciente, pero se relaciona con los tiempos en que elaboramos la vigente Constitución española (1977/78), un tema al que me he referido con cierta extensión en mi libro “¿Adónde vas, Cataluña? Cómo salir del laberinto independentista” (Ediciones Península, 2014). Para señalar que en la preparación de ese trabajo me planteé si Cataluña había tratado el tema del pacto fiscal (formalmente solicitado por la Generalidad en 2012).

Ese pacto fiscal significaría disponer de un concierto similar al vasco o al navarro, a efectos de administrar prácticamente todos sus recursos fiscales de manera directa. Cuestión respecto a la cual evoca con frecuencia la oferta que a Cataluña hizo, según se dice, Adolfo Suárez: de un concierto tipo vasco en los tiempos constituyentes de 1977/78. Y que al parecer fue rechazado por CiU a través de su representación en la ponencia constitucional de los siete padres de la Constitución.

Para saber lo que de verdad pudiera haber en la cuestión, tuve una conversación (8.I.2014) con Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, quien me dio algunas pistas sobre el tema: “No me consta que la mencionada propuesta llegara a existir. Lo que sí sé, es que en la ponencia constitucional, Miguel Roca Junyent, representante de la minoría catalana y de la vasca, rechazó manifiestamente una vía foral como la del País Vasco o la de Navarra para Cataluña, al entender que las relaciones económicas con el resto de España eran mucho más complejas”.

Sobre esa preferencia del representante de la minoría catalana en la ponencia constitucional -sigue el testimonio de Herrero-, Jordi Pujol, en un discurso pronunciado en 1979, se lamentó de que Cataluña no hubiera optado por un concierto económico y fiscal al estilo vasco. Opinión que según el propio Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, vertió el Molt honorable en un discurso en el Parlament de Cataluña, editado por la Generalidad de Cataluña y después en folleto, titulado “El Estatuto, pacto de Estado”1.

Ese folleto, lo estuve buscando en la página web de la Fundación Jordi Pujol sin poder encontrarlo. Por lo cual recurrí al director gerente de esa entidad, Miquel Calsina, quien muy amablemente me respondió que la publicación referida no figuraba entre las obras de Jordi Pujol de la Fundación. Si bien me comentó que hablaría con el propio presidente de la Fundación, para tratar de conseguirla2. Sin que recibiera del Sr. Calsina ninguna observación más al respecto. A los dos días sin tener noticias de la referida Fundación, recibí una llamada del propio Jordi Pujol, reiterándome que no encontraban la referida publicación, y que si la encontraba, no dejara de enviársela, como así le prometí.

La llamada no dejó de extrañarme, y llegué a pensar que el Molt Honorable tenía interés por saber si subsistía la evidencia, supongo, de su queja por la labor del representante de la minoría catalana en la ponencia constitucional al no haber aceptado ir a un pacto fiscal tipo vasco para Cataluña. En cualquier caso, lo que está superclaro es que nadie en las Cortes Constituyentes de 1977/78 pidió para el Principado un concierto fiscal, cuando podrían haberlo solicitado; y cuando incluso fue ofrecido por el presidente Suárez.

Después de los tres relatos anteriores, el autor queda a disposición de los lectores de Republica.com, como siempre, en castecien@bitmailer.net.

1 Jordi Pujol, L’Estatut d’Autonomia, pacte d’Estat. Discurs del Presidente de la Generalitat al Parlament de Catalunya en el debat general sobre l’Estatut, febrero de 1987, Generalidad de Cataluña, Servicio Central de Publicaciones, Barcelona, 1987.

2 Cruce de correos electrónicos de los días 8 y 9 de enero de 2014

Cuentas opacas y fraude fiscal
Un juzgado de Barcelona admite a trámite la denuncia de Manos Limpias contra Jordi Pujol *
La denuncia es por delito fiscal, cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos
AGENCIAS | BARCELONA www.republica.com 31 Julio 2014

El Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona ha admitido a trámite la denuncia del sindicato Manos Limpias contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, interpuesta después de que confesase que tuvo fondos en el extranjero sin declarar desde hace más de 30 años. Según ha informado el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) este jueves en un comunicado, el juzgado ahora lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía. Manos Limpias denunció el lunes en los juzgados de instrucción de Barcelona al expresidente Pujol por delito fiscal, cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos, y también a su mujer, Marta Ferrusola, por "cómplice y encubridora".

La duda que se plantea es si este juzgado de Barcelona seguirá adelante con las investigaciones o si la Fiscalía Anticorrupción reclamará unir todas las que están abiertas en la Audiencia Nacional. Y es que el juez Pablo Ruz abrió hace ya más de un año un procedimiento sobre Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del ‘expresident’ de la Generalitat, a raíz de las denuncias de su exnovia, María Victoria Álvarez.

Álvarez fue la primera que destapó la existencia de supuestas cuentas de la familia en el extranjero al denunciar en dependencias policiales los viajes realizados por Jordi Pujol Ferrusola a Andorra portando una mochila con gran cantidad de dinero en billetes de 500 euros, así como a la realización viajes a México para la gestión de casinos y construcción de un hotel y a Londres para invertir en una empresa de comunicaciones.

La fiscalía investiga también a Oleguer Pujol Ferrusola, el hijo pequeño de Jordi Pujol, por un presunto delito de blanqueo de capitales de entre 2.000 y 3.000 millones de euros mediante operaciones inmobiliarias a través de un entramado societario con cuentas en paraísos fiscales. Según avanzaron el martes varios medios de comunicación, Anticorrupción abrió el lunes una investigación después de haber recibido un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sobre diversas operaciones inmobiliarias a través de compañías controladas por Oleguer Pujol, como Samos, Cuius, Longshore, Drago y Trisola, entre muchas otras, la mayoría de ellas con sede en el Paseo de la Castellana 30 de Madrid.

2,5% para CiU y 1,5% para los Pujol
En su denuncia, Manos Limpias pedía que se abriera una investigación judicial a raíz de la confesión de Pujol y que, entre otras diligencias, se citara a declarar al expresident y a su esposa, y se reclamara a Hacienda que aportara al juzgado las declaraciones de los últimos cinco años del matrimonio. El sindicato apuntaba a un supuesto informe del grupo de la Policía Nacional contra delitos económicos (UDEF) según el cual durante la etapa de gobierno de Pujol -que estuvo entre 1980 y 2003 al frente de la Generalitat- se cobraban comisiones del 4 % para la adjudicación de obra pública, del que el 2,5 % iba para financiar a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y el otro 1,5 % a los bolsillos de la familia Pujol.

Manos Limpias precisaba que el contenido de este supuesto informe de la UDEF fue publicado por el periódico El Mundo y que no ha sido desmentido. Además, el sindicato incidía en su denuncia en que la Policía supuestamente atribuye parte del dinero que la familia Pujol podría tener en paraísos fiscales al cobro sistemático de comisiones ilegales por adjudicaciones de obras públicas durante la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

En su escrito, Manos Limpias recordaba también la denuncia pública que hizo en el Parlament el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall, en el sentido de que el ejecutivo de Jordi Pujol cobraba comisiones del 3 %: “Ustedes tienen un problema que se llama 3 %”, soltó en 2005 el entonces presidente Maragall, dirigiéndose a la bancada convergente.

Sostenía que el gobierno catalán encargó durante la etapa de gobierno de Jordi Pujol varios contratos a empresas vinculadas a su familia, como Hidroplant (fundada por Marta Ferrusola) o al despacho de arquitectura de una de sus hijas, Marta, que trabajó para la administración autonómica. Y apreciaba indicios de que al dinero procedente de la herencia del padre de Jordi Pujol se han ido acumulando ingentes cantidades de capitales, cuyo origen no determinaba.

Por todo ello, Manos Limpias considera que Jordi Pujol pudo haber incurrido en los delitos de cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito fiscal, prevaricación, falsedad en documento público y malversación de caudales públicos. Según el sindicato, también se tendría que actuar judicialmente contra la esposa de Jordi Pujol, Marta Ferrusola, como cómplice y encubridora.

En el auto, la juez argumenta que, al no estar determinada la naturaleza ni las circunstancias de los hechos descritos en la denuncia de Manos Limpias, ni las personas que han intervenido en ellos, procede instruir diligencias previas y practicar las diligencias encaminadas a comprobar los hechos. Por este motivo, acuerda admitir a trámite la denuncia y comunicar su decisión al ministerio fiscal y, en su caso, a las partes personadas, para que, si lo creen oportuno, puedan recurrir su decisión.

España / Lucha contra ETA
Condenados 20 dirigentes de Batasuna por colaborar con ETA
Madrid. La razon 31 Julio 2014

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de un año y tres meses a tres años de prisión a veinte de los 34 acusados de financiar a ETA a través de herriko tabernas, entre ellos los exdirigentes de Batasuna Joseba Permach y Rufino Etxeberría, a los que se les impone las mayores condenas.

En una sentencia la Audiencia impone entre un año y seis meses y tres años de cárcel a ocho condenados por pertenencia a banda armada, y un año y tres meses a los otros doce imputados, por colaboración con organización terrorista, y absuelve a otros catorce. Además, acuerda el decomiso de 111 heriko tabernas y absuelve a otras cuatro.

Entre los condenados por pertenencia a banda armada con tres años de prisión se encuentran además de Permach y Etxeberria, Juan Cruz Aldasoro, Joseba Álvarez y Karmelo Landa.

Por el mismo delito son condenados a un año y seis meses de prisión Jon Gorrotxategi, Floren Aoiz y Antton Morcillo.

La resolución, de 574 páginas, aplica a todos los acusados la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas al haber transcurrido catorce años desde la incoación de la causa.

Cuenta con el voto particular discrepante de la magistrada Clara Bayarri, que estima que todos los acusados debieron ser absueltos al no apreciar pruebas de cargo suficientes.

La sentencia ha sido dictada por el tribunal que celebró el juicio durante casi cinco meses y en el que la Fiscalía pidió penas de prisión de entre dos y cuatro años y medio de cárcel para veinticinco acusados tras rebajar su solicitud inicial que oscilaba entre ocho y doce años de prisión.

La Sala asume en gran parte la acusación del fiscal y rebaja las penas tal y como solicitó el Ministerio Público por las dilaciones indebidas sufrida en este proceso.

El relato de hechos probados señala que las herriko tabernas, además del servicio financiero que prestaba al Movimiento de Liberación Nacional Vasco, controlado por ETA, constituían una infraestructura logística para el desarrollo de las actividades de organizaciones satélites controladas por el frente militar de la banda como KAS/Ekin, Jarrai/Haika, Herri Batasuna y Gestoras Pro Amnistía.

Añade que servían de base para el depósito de material y propaganda relacionados con actividades de kale borroka.

La Audiencia expone que "si Herri Batasuna gestionaba las herriko tabernas y era de conocimiento y de común aceptación que HB y ETA eran lo mismo, quienes formalmente figurasen como titulares de las herrikos ni podían ignorar esto ni, por lo tanto, que los recursos que desde ellas llegasen a la formación política se ponían a disposición de la banda armada".

Añade que "estaban contribuyendo a la financiación de la actividad terrorista que desde dicha formación política, al servicio de ETA, se desarrollase".

Declara probado que las herriko tabernas son propiedad de Herri Batasuna y que esta formación las ha utilizado para, a través de las personas responsables en esta causa, convertirlas en fuente de financiación del entramado de ETA.

La magistrada Clara Bayarri señala en su voto discrepante que aprecia un problema no resuelto para llegar a la "criminalización como terrorista" de la organización Herri Batasuna y las subsiguientes.

Añade que dicho problema "es el contenido del injusto penalmente reprobable atribuible a dicha organización, cuya actividad se manifiesta exclusivamente en el marco de la acción política protegida constitucionalmente, llegando a constituirse como partido político conforme a la normativa jurídica existente en ese momento".

Ello "sin perjuicio de la ulterior declaración de ilegalidad de dicha organización".

Añade que "ni Herri Batasuna, ni Euskal Herritarrok ni Batasuna han sido declaradas como organizaciones terroristas, por más que la sentencia del Tribunal Supremo de 27 de marzo de 2003 haya declarado ilegales tales partidos, ilegalidad, no se olvide, administrativa".

De este proceso quedó excluido el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, ya condenado por el caso Bateragune y que se encuentra en prisión.

Con folletos y paneles informativos
Bildu miente al turismo sobre la 'historia' vasca
Eduardo García Serrano www.gaceta.es 31 Julio 2014

Aprovechando la afluencia turística al País Vasco, Bildu engaña a los visitantes con folletos y paneles en los que se falsea la historia y se les da la bienvenida a un estado que no existe: Euskal Herria

Para conmemorar como se merece el 55 aniversario de la organización terrorista ETA, el 119 cumpleaños del PNV y los 120 años de la bandera del partido, la ikurriña, convertida hoy en la enseña de todos los vascos, aunque no sean nacionalistas ni separatistas, EH Bildu ha iniciado una campaña de reparto de folletos y de instalación de paneles informativos para advertir y situar mentalmente a los turistas que acudan a esas bellísimas tierras españolas. Como es característico del nacionalismo, tanto del de barretina como el de chapela, se miente descaradamente al destinatario de la información a través de la tergiversación de la historia y de la realidad. Para empezar, se le da la bienvenida a un espacio territorial que no existe, o sea a una ucronía: Euskal Herria, que es, por así decirlo, la tierra prometida de Sabino Arana y ETA. Un Estado que no ha existido nunca en la milenaria historia que invocan en los panfletos que reparten, que no existe en la actualidad, y que no existirá en el futuro porque el delirante mapa de Euskal Herria incluye, además de las tres provincias vascas, Navarra, alguna porción de Cantabria y La Rioja y el País Vasco francés. Es altamente improbable que los inquilinos del palacio del Eliseo se muestren dispuestos a ceder la vasconia gala a sus compatriotas del sur de los Pirineos. Para entendernos, es como si va usted a Túnez y se encuentra un cartel dándole la bienvenida a Cartago. Con una diferencia a favor de Cartago, que aunque hace miles de años que no existe, sí existió. Euskal Herria, no.

En los folletos y paneles de EH Bildu se miente sin pudor sobre la historia de los vascos, pueblo oprimido - cuentan - por españoles y franceses que tuvo su estado dentro del Reino de Navarra. Falso. Los milenarios vascones nunca conformaron una comunidad política y mucho menos un reino, pues se trataba de terrotirios dispersos que al inicio de la Reconquista, junto a sus vecinos cántabros y a los mozárabes que huían del poder musulmán del sur de España, colonizaron y fundaron con la espada y el arado esa inmensa tierra de nadie, zona de frontera entre el islam y los cristianos de la Península, que luego dio en llamarse Castilla. Pero eso no lo cuentan, porque no les conviene. Después de ese largo avatar Álava y Guipúzcoa son dominadas por la poderosa Navarra, Bilbao, la capital de Vizcaya, la fundan los castellanos para darle una salida cantábrica a la Mesta. Para alejarse del poder navarro, los tres territorios vascos se incorporan voluntariamente a Castilla en el siglo XIII con Alfonso VIII. Por cierto, los reyes castellanos se comprometen a respetar los fueros vascos. En Guernica hay cuadros que ilustran el acatamiento castellano de los fueros, pero a EH Bildu no le importa lo que representan y significan: la realidad de la milenaria historia común de los vascoespañoles, padres fundadores de Castilla y al decir del bilbaino Miguel de Unamuno: "doblemente españoles, por vascos y por españoles"
 


 


Recortes de Prensa   Página Inicial