AGLI Recortes de Prensa   Martes 12  Agostoo  2014

¿Por qué los nacionalismos son corruptos?
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 12 Agosto 2014

La idea nacionalista no es una ideología sino un sistema de poder y de control, una forma de repartirse la tarta de la hacienda pública beneficiando a la clientela propia y expoliando la recaudación a favor de los militantes del interés lucrativo. No hay más que tener ojos para verlo y algo de curiosidad por encontrar los entresijos de las cosas.

Donde se dibuja la idea amorosa y romántica del propio terruño se esconde algo más que miserias, de falta de respeto al interés colectivo y al bien común y muchas mentiras y falsedades. Se utiliza para fustigar indolentemente al que no comulga con sus ruedas de molino y avasallar los derechos individuales. Entre tanto, una pléyade de ingenuos e ignorantes siguen tras la música de los sagaces flautistas, en un embelesamiento digno de la más supina estupidez o enfermedad mental comunitaria.

Ahora todo el mundo se mesa los cabellos y se asombra de la fortuna (dicen que la séptima de España) acumulada por los Pujol. Obviamente, obtenida mediante la actividad presuntamente ilícita (algo más que presunta, al parecer). Nadie se hace tan rico sin meter la mano en el bolsillo de los demás. Dicen los que publican la información que ha logrado dicha familia nada menos que 1.800 millones de euros, a la sombra del patriarca y hasta ahora honorable Jordi, el padre de la criatura del catalanismo secesionista, que con la excusa de Cataluña con esa sonrisa sardónica, mezcla de cínico y de pícaro, ha ido amontonando mediante el esquilme de los sufridos contribuyentes que eran engañados vilmente con la bandera estelada.

Aparentaba ser un hombre de Estado, secuestrando la soberanía española gracias a una ley electoral tercermundista que da la llave de los gobiernos de España a las mafias autonómicas que se aprovechan de la necesidad de los dos grandes partidos de gobernar con estabilidad, para crear sus ínsulas Barataria particulares a modo de feudo medieval, con patente de corso y derecho de pernada. Solo así se entiende que nadie se percatara del singular robo de guante blanco. España es lugar de asaltantes de caminos trabucaires, de pícaros y de timadores, y el tal Jordi es el prototipo, que bien podría salir de una escena de “El Padrino”. Efectivamente, nadie se percataba, o mejor dicho miraba para otro lado con disimulo, no fuera que el cacique se enfadara y dejara de apoyar al gobierno de turno o bien lanzara las patitas al aire y se pusiera en plan independentista, cosa que finalmente ha hecho; pues nadie duda que la aventura secesionista del Sr. Mas no es su lance particular sino una misión encomendada por el “jefe”, el que todo lo puede y todo lo sabe, como ojo enmarcado por el triángulo masónico.

¿Pero, en Cataluña, todo el mundo lo ignoraba? ¿Los tan suculentamente subvencionados medios de comunicación catalanes lo desconocían? ¿Los militantes de su partido también? ¿El señor Mas…? Hombre…, ingenuos podemos ser, pero tontos, no. No es posible. Y además denuncias de los abusos de los Pujol no han faltado. Para botón de muestra, conservo el magnifico libro de Josep M. Novoa, regalado y dedicado de su mano y pluma, donde ya, en 1998, relata las múltiples andanzas y corruptelas de Pujol. Han transcurrido dieciséis años desde entonces, y ni la sociedad catalana ni los próceres de Madrid y Cataluña se han dado por enterados. Por algo será… Al parecer, los intereses cruzados y la mangancia generalizada obligaban a taparse mutuamente los agujeros, aunque el expolio fuera mayor que la Cruz de los Caídos de Madrid.

Por ejemplo, entre muchos… ¿Lo desconocía el señor Aznar que rindió a los pies de Pujol la cabeza de Vidal Quadras que tanto importunaba al noble banderizo, hoy puesto en evidencia?

Esa es la verdad. Lo demás, cuentos e historietas para consumidores de falacias.
www.educacionynacionalismo.com

Los beneficios de la independencia (para algunos)
Rafael Arenas García cronicaglobal.com 12 Agosto 2014

Una de las cosas más sorprendentes del "proceso" es que pese a que parece bastante claro que la secesión supondría un recorte significativo del PIB catalán, esto es, que el conjunto de los catalanes será más pobre como consecuencia de la independencia (al menos durante unos años), sigue manteniéndose la bondad de la secesión, y no solamente en el escenario de una separación pactada con España y la UE, en el que fuera posible mantener la continuidad de Cataluña dentro de la UE como nuevo Estado (algo que parece descartado a día de hoy), sino también en el caso de una declaración unilateral de independencia, lo que implicaría que Cataluña no sería parte de la UE y vería reducidas de manera significativa sus relaciones con otros Estados, lo que podría conducir a una bajada del PIB del 20%, tal como indica el estudio realizado por Credit Suisse del que da noticia el Washington Post.

Ciertamente, hay estudios que reducen considerablemente la incidencia de la secesión en el PIB, llegando algunos a cifrar esa hipotética bajada en una horquilla que va del 1,1% al 5,7% del PIB, como el de la Cámara de Comercio de Barcelona; pero en cualquier caso parece que una bajada del PIB como consecuencia de la secesión está asegurada.

Es decir, la secesión supondría una pérdida de riqueza y si atendemos a los estudios realizados en el extranjero (y, por tanto, menos susceptibles de ser tildados de pretender favorecer, bien las tesis secesionistas, bien las de quienes defienden la continuidad de Cataluña en España) la reducción del PIB podría llegar a cifras realmente preocupantes. Tan solo debemos considerar que la reducción del PIB español como consecuencia de la crisis entre los años 2009 y 2014 ha sido de un 6% aproximadamente. Es decir, estamos hablando de una reducción del PIB catalán en caso de secesión que, de acuerdo con estos estudios, podría llegar a multiplicar por tres la caída del PIB que hemos sufrido en los últimos años.

Podemos preguntarnos, sin embargo, si esta reducción del PIB, que para Cataluña considerada en conjunto sería un auténtico desastre difícilmente imaginable, no pudiera implicar algún tipo de beneficio desde cierta perspectiva. Esta es la idea que pretendo ilustrar aquí. La base para ello es considerar que en la situación actual la Generalidad tan solo gestiona una parte del conjunto de impuestos recaudados en Cataluña, en concreto unos 30.000 millones de euros de un total de 60.000 millones. Conviene aclarar que los 30.000 millones (en números redondos) que administra la Generalidad no se identifican con la inversión pública en Cataluña. Aparte de la Generalidad tanto el Estado como los ayuntamientos dedican parte del dinero que se recauda en Cataluña a inversiones que directa o indirectamente redundan en beneficio de los catalanes. No estamos aquí tratando del tema de a quién beneficia el dinero público sino de quién lo gestiona. Y en relación a esto, la Generalidad actualmente solamente controla más o menos la mitad de los impuestos que se recaudan en Cataluña.

Este dinero que administra la Generalidad se dedica al sostenimiento de servicios públicos, construcción de infraestructuras, pago de subvenciones, mantenimiento de aparatos de propaganda, etc. Aparte de esto se viene denunciando desde hace tiempo que una parte de ese dinero público es desviado como consecuencia de la práctica de exigir ciertas comisiones a quienes pretenden contratar con la administración. En el imaginario colectivo se ha consolidado la famosa cifra del 3% que en su día denunció Pasqual Maragall. Como es sabido, en las últimas semanas las noticias sobre estas comisiones se han multiplicado, hasta llegar a dibujar un escenario de corrupción, si no generalizada, sí muy ampliamente extendida. Este escenario de corrupción permitiría analizar los beneficios de la independencia desde una perspectiva diferente, tal como veremos a continuación.

Se trata de calcular cuánto dinero del que es gestionado por las autoridades autonómicas es "comisionable". Evidentemente, no todo el dinero público puede ser objeto de comisiones. Hay partidas, como el sueldo de los funcionarios que han accedido a su puesto por medio de una oposición, en los que no hay prácticamente margen de favoritismo o chantaje. Es cierto que la política seguida en los últimos años, tendente a la privatización y desfuncionarización va reduciendo el ámbito del presupuesto inmune al cobro de comisiones; pero para no ser exagerados podemos asumir, a los meros efectos de hipótesis, que tan solo un tercio del presupuesto es "comisionable"; esto es, 10.000 millones de euros anuales. Una operación matemática muy sencilla nos indica que esos 10.000 millones generarían unas comisiones anuales de 300 millones de euros. Si esta es la cifra de beneficio anual teniendo en cuenta el marco vigente podemos ver cómo afectaría a esta partida la independencia.

Asumamos para empezar que la presión fiscal tras la independencia se mantiene en el entorno del 30% del PIB. La diferencia con la situación actual es que las autoridades del nuevo Estado controlarían directa o indirectamente el conjunto de impuestos que se recaudan en Cataluña. Con el PIB actual esos impuestos ascenderían a los 60.000 millones de euros anuales de los que antes hablaba. Ahora bien, tal como se ha indicado, la independencia implicaría inevitablemente un descenso significativo del PIB, lo que implicaría también un descenso de la recaudación (a salvo de que se subieran los impuestos, y aun así no sería claro que tal subida de los impuestos implicara un aumento de la recaudación). Asumiendo un descenso del 25% del PIB catalán éste se situaría aproximadamente en 150.000 millones de euros, con lo que la recaudación sería, manteniendo la presión fiscal actual, del orden de 45.000 millones de euros anuales.

Si solamente un tercio del presupuesto resulta "comisionable" (15.000 millones) tendríamos que con comisiones del 3% el volumen anual generado por este concepto sería de 450 millones de euros. Es decir, el beneficio de la independencia, incluso con una bajada del PIB de un 25%, sería de 150 millones de euros anuales. ¿No es maravilloso?

Claro está que la independencia aportaría otros beneficios. No existirían trabas externas para que el volumen del presupuesto que pudiera distribuirse por medio de contratos y subvenciones fuera mayor de ese tercio, y ante la falta de control externo no habría dificultad para subir las comisiones y, además, sin el temor de la actuación de la administración tributaria española o de tribunales que no son controlados desde Cataluña.

No me extraña que haya quien siga defendiendo la independencia pese a que la secesión conduzca al aislamiento y a la pobreza. Tan solo en el supuesto de que el descalabro económico supere el 50% del PIB empezaríamos a entrar en un escenario que supondría perjuicios respecto a la situación actual (un PIB de 100.000 millones en el que la recaudación por vía de impuestos sería más o menos equivalente al presupuesto que ahora mismo gestiona la Generalidad). Hasta el 50% hay mucho margen, ni siquiera las previsiones más pesimistas indican un descenso del PIB tan alto como consecuencia de la secesión; así pues, pese a lo que pueda parecer no estamos (desde la perspectiva de algunos) ante un negocio de riesgo, sino ante una operación en la que el beneficio es prácticamente seguro.

Hablando en hipótesis, claro.

La enorme madeja de la corrupción en Andalucía
Editorial El Mundo 12 Agosto 2014

UNA DE las dos empresas utilizadas por el ex consejero andaluz acusado de defraudar 50 millones de los fondos de formación para ocultar su fortuna en Luxemburgo está domiciliada en un despacho de abogados clave en la trama de las facturas falsas del Ayuntamiento de Sevilla en 2005. El apoderado de la otra, letrado de un condenado en aquel caso, trabaja también en este mismo bufete.

Estos nuevos datos conectan entre sí algunos de los escándalos más sonados de Andalucía, lo que agrava el presentimiento de que la corrupción en esta comunidad constituye una enorme madeja. Este presentimiento no resulta descabellado si reparamos en que fue uno de los protagonistas del caso EREquien puso a la juez Alaya sobre la pista del fraude de las ayudas a los parados, y que esta causa propició a su vez la investigación de las facturas falsas de UGT y las pesquisas sobre el ex consejero socialista.

Si la Junta de Andalucía ha sido y se siente víctima de la corrupción, y no una parte de ella, Susana Díaz debe tomar la iniciativa de una vez, en lugar de limitarse a aguardar la actuación de la Justicia.

La gran estafa andaluza
Javier Caraballo El Confidencial 12 Agosto 2014

Como la historia reciente de Andalucía siempre describe círculos, Manuel Clavero Arévalo, aquel que fue ministro de la UCD en los primeros años de la Transición española, aquel que implantó el ‘café para todos’ de las autonomías y que acabó largándose de la UCD ante el referéndum andaluz, reeditó hace unos años un ensayo sobre Andalucía que había escrito a mediados de los años 60 y él mismo, al repasar sus notas originales para ponerlas al día, se mostraba asombrado de que las mismas dudas que se suscitaban en la Andalucía de 1965, siguieran sin resolverse en 1985 y seguirán igual treinta años después, en 2015. Las esperanzas de entonces, siguen intactas. Como los anhelos, como las frustraciones. Historia circular.

Por supuesto que en 50 años ha cambiado la realidad andaluza; eso es evidente, palpable, tan incuestionable como lo contrario, que medio siglo después ni Clavero ni nadie puede responder la misma pregunta que se hacía entonces Julián Marías, discípulo directo de Ortega y Gasset, desconcertado como él ante el ser andaluz: “¿Cómo estará Andalucía en el nuevo siglo, volverá a su esplendor o habrá comprometido sus cualidades más altas?”

Ya llevamos casi un decenio y medio del nuevo siglo y ahí sigue Andalucía, a la cola de todas las estadísticas que determinan el desarrollo de un pueblo, económicas y educativas, industriales y universitarias. ¿Han cambiado las cosas en Andalucía? Pues claro que han cambiado, pero eso no es nada más que un tirar para adelante. Si la ambición fuera, como decía Julián Marías, la de volver al esplendor que tuvo, no hay más respuesta que la vuelta a la misma pregunta congelada, intacta, como la sonrisa de espera eterna de Penélope.
Las posibilidades de las que ha gozado Andalucía se han despilfarrado. Aquellos recursos que se le negaron durante tanto tiempo llegaron y, a la vista está, no han servido para transformar sustancialmente la realidad andaluza

Han cambiado las cosas, sí, Andalucía no tiene nada que ver con la que salió, subdesarrollada y analfabeta, del franquismo, pero menos tiene que ver aún con las posibilidades de las que ha gozado y se han despilfarrado. Aquellos recursos que se le negaron durante tanto tiempo llegaron y, a la vista está, no han servido para transformar sustancialmente la realidad andaluza. Dónde están, dónde han ido a parar, las decenas de miles de millones de euros que han llegado de fondos europeos al desarrollo; dónde las partidas ingentes para formación, para empleo.

Joaquín Aurioles, uno de los economistas más destacados del Observatorio Económico de Andalucía, admitía hace unos días en un artículo de prensa la evidencia de que el desorbitado paro andaluz se debe también “al fracaso en la utilización de los abundantes recursos habilitados por Europa para mejorar la empleabilidad de los parados y recuperar el tamaño de la economía que desapareció con la integración”. Y no es Joaquín Aurioles, precisamente, ni el mencionado Observatorio Económico, sospechoso de ataques agresivos contra el Gobierno andaluz.

¿Dónde ha ido a parar todo ese dinero? Alguna explicación se encuentra, sin ir más lejos, en el propio Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, una sucesión ilimitada de supuestos planes de desarrollo, de innovación, de modernización a los que nadie, nunca, les ha realizado una auditoría para saber realmente qué aportan. Planes que se aprueban periódicamente, cada lustro o cada dos o tres años, y que tienen como resultado la aprobación de un nuevo plan con idéntico propósito.
¿Dónde ha ido a parar todo ese dinero? Alguna explicación se encuentra en el propio Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, una sucesión ilimitada de supuestos planes de desarrollo y de innovación a los que nadie les ha realizado una auditoría para saber qué aportan

Como este año: en el presupuesto andaluz de este 2014 se consignan 1.485 millones de euros para empleo y empresas. Cuando se presentó el presupuesto, el año pasado, el Gobierno andaluz anunció, además, un nuevo plan de choque de empleo, dotado con 200 millones de euros, “para generar 10.000 nuevos puestos de trabajo, sobre todo en jóvenes y parados de larga duración”. ¿Quién puede demostrar que se han creado esos puestos de trabajo con ese dinero? Nadie, desde luego.

Planes, planes, planes… Desde el “Fomento de la Cultura Emprendedora en el ámbito educativo”, hasta la “Sostenibilidad Energética” pasando por un plan para la “Modernización y Mejora de la Calidad del Tiempo Libre”. Se aprueban, por ejemplo, planes plurianuales de inversión en las Universidades públicas de Andalucía pero, cuando finalizan, lo único que se constata, como ocurre en la actualidad, es la deuda que la Junta ha contraído esas universidades, cercana a los mil millones según algunas estimaciones. Pero los rectores andaluces, eso sí, no suelen caracterizarse por sus protestas contra el Gobierno andaluz por esa deuda que asfixia sus universidades. Y los sindicatos de estudiantes, tampoco. Paradojas.

Todo eso, claro está, sin contar con el saqueo que ha supuesto a las arcas andaluzas los continuos casos de corrupción que afectan a esta región, como el escándalo de los ERE o de los cursos de formación. Varios miles de millones de euros que han estado al servicio del interés político, el mantenimiento de la hegemonía política, y lejos, muy lejos, del fin al que tendrían que haberse destinado. En esa salsa millonaria, unos pocos han mojado para enriquecerse, pero que nadie se engañe; lo fundamental de los ERE o de los cursos de formación no es el dinero que hayan podido robar algunos, sino el despilfarro, las oportunidades perdidas, por el gasto coyuntural, sin otro fin que el de quien quería perpetuarse en el poder y acallaba los problemas con dinero para el desarrollo.
A la vista de la inmovilidad política de Andalucía, parece evidente que la gente cree lo que quiere creer, y no existe, la misma impresión de ‘farolillo rojo’ que reflejan las estadísticas. La inquietud de cambio, de mejora, de progreso, no está en el ambiente

En la película ‘La gran estafa americana’, que tanto bombo tuvo en los últimos Oscar, el protagonista, aquel estafador de poca monta que acaba colaborando con el FBI para descubrir las corruptelas de algunos políticos, intenta explicarse en algún momento la aparente inocencia o credulidad de la sociedad. Y sostiene: “La gente cree lo que quiere creer”. A la vista de la inmovilidad política de Andalucía, parece evidente que aquí ocurre lo mismo, que la gente cree lo que quiere creer, y no existe, al menos de forma mayoritaria, la misma impresión de ‘farolillo rojo’ que reflejan las estadísticas. La inquietud de cambio, de mejora, de progreso, no está en el ambiente. Sencillamente.

Hay quien pretende explicarlo todo con algunas certezas, amplificadas y convertidas en tópicos, como el clientelismo político o el PER, pero las razones últimas se antojan más complejas, menos elementales, más ramificadas. Se diría que el conformismo se ha instalado como realidad o que se ha perdido toda expectativa de cambio, acaso porque nadie es capaz de ofrecerla. La gran estafa andaluza es la combinación de esos factores, el despilfarro contante del dinero público y la quietud constante de la sociedad. La cuestión es que como decían también en esa peli, “uno puede engañarse a sí mismo durante mucho tiempo, pero para reinventarse es mejor tener los pies en el suelo”.

En defensa propia
Ramón Pi www.gaceta.es 12 Agosto 2014

El actual reto secesionista es, por tanto, no sólo una amenaza contra los derechos del resto de españoles, sino también una propuesta radicalmente reaccionaria.

Los promotores del manifiesto "Libres e Iguales" han empezado este verano su misión de concienciar a los españoles con actos públicos en diversos lugares del país. Tras la primera presentación frente a los leones de las Cortes, la siguiente etapa ha sido Cádiz, y el lugar, el Oratorio de San Felipe Neri, que fue sede extraordinaria del Parlamento que durante dos años elaboró, y proclamó en 1812, la primera Constitución Española, la venerable "Pepa".

El mensaje es claro y comprensible por cualquiera: en la entraña de toda democracia están la libertad y los derechos fundamentales de las personas, y la igualdad de todos ante la Ley. Pero los nacionalismos, también el actual desafío nacionalista catalán, hacen prevalecer el territorio sobre las personas y se fundan no en la igualdad, sino en los privilegios. El actual reto secesionista de los dirigentes de Cataluña es, por tanto, no sólo una amenaza contra los derechos del resto de españoles, o una ilegalidad flagrante incompatible con un Estado de Derecho, sino también una propuesta radicalmente reaccionaria.

Sin embargo, los redactores del manifiesto (www.libreseiguales.es) advierten una incomprensible pasividad en amplios sectores sociales que de ninguna manera comparten los dogmas separatistas. El manifiesto busca, pues, despertar conciencias y estimular a la sociedad española a cobrar conciencia de sí misma y de la amenaza contra las libertades que supone la presión soberanista del nacionalismo catalán. Por otra parte, el manifiesto ni es ni parece que vaya a ser el embrión de ningún partido político, porque entre quienes lo firman (y las decenas de miles que se han adherido) hay personas de todas las tendencias políticas, e incluso ilustres afiliados a partidos que compiten entre sí.

El acto de Cádiz reunió a lo que, en pleno agosto y al lado del mar, puede muy bien calificarse de una pequeña multitud, pues muy pocos -incluidos los organizadores- imaginaban que la sede de las Cortes de Cádiz se llenase hasta los topes para un acto de esta naturaleza. Pero esos cientos de personas son un buen augurio para las convocatorias que han de seguir a ésta en otros puntos de nuestra geografía.

Hay que desear el mejor éxito a esta iniciativa. En defensa de la Constitución, de la España común, de la legalidad vigente y los procedimientos civilizados para su modificación. Pero, sobre todo, en defensa propia.

De vuelta de todo
Kiko Méndez-Monasterio www.gaceta.es 12 Agosto 2014

A quien no ha sorprendido que Pujol sea tan ladrón como se descubre -tan siniestro como pareció siempre- es a los españoles de a pie, que sobre los políticos de solera piensan mal y aciertan.

Como los niños de ahora tienen vocabulario de arrieros, y el porno se ha popularizado como heces de pájaro, y la televisión reconstruye Babilonia programa a programa, tendemos a pensar que nuestra sociedad está muy de vuelta, que no hay vicio que pueda sorprendernos ni pecado que nos ruborice, fundamentalmente porque el pecado ya no existe, eran los padres.

Por lo mismo, ante el hallazgo del botín de los Pujol, no encaja la pose de sorpresa indignada de tanto preboste político y mediático, viejos oligarcas que se han hartado de comer pan tumaca junto al viejo Yoda, o sea, junto a Jordi. Ahora pretenden alejarse de él hasta sus herederos políticos, tan pringados de su misma miasma como un mamporrero de fluidos de caballo. Igual hacen los teleñecos de lo progre, que rasgan un poquito sus vestiduras de marca, tratando de camuflar todos los titulares sumisos y entrevistas masaje que a lo largo de décadas le han concedido, cuando el viejo catalán era un icono perfecto para poder odiar a España y a la vez vivir del presupuesto.

A quien no ha sorprendido que Pujol sea tan ladrón como se descubre -tan siniestro como pareció siempre- es a los españoles de a pie, que sobre los políticos de solera piensan mal y aciertan. La verdad es que cualquiera debía sospechar sólo viendo a su camada -una pandilla de macarras con parné- que parecen del mismo cole que los hijos de Gadafi, con quienes podrían haber jugado a cambiar coches de lujo paleto, como los niños de los otros cambian cromos.

Claro que los paralelismos con la familia libia acaban aquí, porque el rollo multicultural es una mentira muy grande, y nadie va a empalar al deshonrado president. De hecho su crimen más cruel, su delito más obsceno, el haber dinamitado la convivencia de los españoles usando el catalán y el catalanismo como vehículo para inocular el odio en las siguientes generaciones, no será nunca juzgado. Al revés, ya le está sirviendo como atenuante de su mafioso pillaje, porque en el universo progre barrenar las columnas de España otorga más beneficios que para un musulmán morir en guerra santa. Y rodeados de huríes y viejas pesetas algún día se abrazarán Pujol y Bolinaga.

Caso Pujol
Hacienda: la Guardia Civil sin tricornio
Pablo Planas Libertad Digital 12 Agosto 2014

La conmoción por la confesión de Pujol de un fraude fiscal continuado de 34 años ha degenerado en una teoría expiatoria que los hagiógrafos del patriarca del catalanismo divulgan como desconsoladas plañideras. La cosa es que Pujol es muy despistado, de una negligencia absoluta en los asuntos domésticos, de los que la gestión de la cartilla de ahorros vendría a ser la especialidad más arcana para el fundador de Banca Catalana. En cambio, su mujer, Marta Ferrusola, y sus siete hijos compondrían el cuadro de una familia que habría sobrevivido, y muy bien, por cierto, sin la figura del padre, dedicado a servir a Cataluña en cuerpo y alma.

Otra teoría, la de que él desviaba la atención mientras los suyos hacían acopio de reservas para el futuro, tiene el mismo sustento que la del padre ausente, es incluso más plausible y no deja en tan mal lugar a Pujol i Soley, que es como si se hubiera ido a por tabaco cuando salió president y acabara de regresar a casa. Sin embargo, los medios catalanes dan más pábulo a una conspiración materno-filial para ocultar al cabeza de familia la procedencia de los pingües beneficios y la alta rentabilidad de la combinación de los apellidos Pujol y Ferrusola. Lo ha dicho el biógrafo oficial de Pujol, Manuel Cuyàs, el redactor de los tres volúmenes de memorias del presidente de la Generalidad entre 1980 y 2003: "Hay hijos biológicos y políticos que es para matarlos". Asunto resuelto. Se cambia abdicación por confesión y pasapalabra. Hijos políticos, los HP, también son los que ahora resulta que no saben nada de nadie en Convergència. ¿Pujol? No, no me suena.

Harto de regar las plantas de los jardines de sus hijos, Pujol se ha instalado, por el momento, en la casa de su señora, en Queralbs, pintoresco y empinado enclave de la comarca del Ripollés, provincia de Gerona. Pese a la compleja orografía, el Estado dispone de cobertura en Queralbs, donde se personaron dos funcionarias de la Agencia Tributaria para entregar a Pujol en mano una citación al objeto de que aclare qué es eso de que se le había olvidado declarar una herencia. Cuidado que será desmemoriado Pujol, que no se lo dijo ni a su hermana. Y ahora recuerda que su padre, Florenci, le dijo que ese dinero era para Marta y los niños. Un carajal.

La escena de las dos funcionarias de Hacienda, tal vez inspectoras, dirigiéndose a Can Ferrusola puso a Pujol de un humor de perros. A diferencia de su primera rueda de prensa tras la confesión, el president ya no está para coñetas con las redactoras de las televisiones. Los recursos del Estado en Cataluña son muy limitados, pues no sale gratis que Pujol fuera el "representante ordinario del Estado en Cataluña", según le gustaba hacer constar a la mínima. Aun así, tan paupérrimo Estado, encarnado en dos mujeres de paso decidido, ha conseguido alterar el gesto de Pujol. En otra Cataluña, y no en la que él ha legado a sus hijos, habría sido una pareja de la Guardia Civil con tricornio la encargada de entregar la citación al presunto estafador.

Pablillo Iglesias, el zelote Karl Marxiano
Teresa Puerto. www.minutodigital.com 12 Agosto 2014

El “flautista de Hamelin” ha vuelto a sacar su flauta y , con su embaucadora sinfonía de notas chiripitiflaúticas anda deambulando por calles y plazas españolas a la conquista de la ratonería domesticada.

Con singular encantamiento ha vuelto a reponer en su “poderosa” flauta las notas estridentes de aquel otro embaucador caradura llamado Karl Marx (1818-1883) que infectó con sus fracasadas teorias las zahurdas intelectuales de medio mundo donde se gestaron las tres ROBOlucionarias DICTADURAS del siglo XX : SOCIALISMO FASCISTA, SOCIALISMO NAZI , SOCIALISMO REAL/ COMUNISMO

2aPC.the Party is OverNecesitamos dos Guerras Mundiales para acabar con ellas y ahora este nuevo embaucador de ratonerias intelektuales cum laude , anda de caudillín marxistoide por las salsas rosas y corralitos universitarios impartiendo periclitadas doctrinas. Y los nuevos “proles” orwellianos , docilizados por este paladín-de-Big-Brother abrevan , embaucados, en su palabrería chafardera.

Pablillo (Jr) Iglesias predica con embeleso-zelote las fracasadas teorias económicas, filosóficas y sociopolíticas de aquel especulador caradura , Karl Marx, del que ahora descubrimos , gracias a una de sus últimas biografias que era … : “:”mentiroso, adultero, snob presuntuoso , gorrista, palurdo, hipocrita y un déspota en el hogar.” Destruyó todo lo que tocaba: desde periódicos y clubs hasta la “Primera Internacional” ( “Karl Marx: A Life “1999 . W.W. Norton& Company . London .NY.). Condenaba la propiedad privada y la especulación pero se pulio varias sustanciosas herencia de amigos próximos y jugó y especuló en la Bolsa, mientras predicaba, hipocritamente, que las herencias y la propiedad privada debían de ser abolidas
.
La devastadora Historia del siglo XX es el legado de Karl Marx (1818-1883) : Lenin, Stalin, Mao, Che, Castro Chavez, Kim Sung, (Pablillo Jr. ??? ) , etc, etc,..

Los ICONOS y MOSTRUOS de la Edad Moderna se han presentado , todos , como héroes inmortales … . Más bien, los VILLANOS de la ROBOlución CONTRA el pueblo , como solia confesar el comunista francés Jean Paul Sartre a la hora de su muerte . Pero lo cierto es que , cien años despues de la muerte de esos VILLANOS , MEDIA POBLACIÓN del mundo ha sido gobernada (y aun sigue) por los gobiernos genocidas que profesaban y profesan su DOGMA de FE MARXISTA : un DOGMA causante de más de cien millones de asesinatos y purgas , ejecutadas por los talibanes-celotes del modelo Pablillo Iglesias (Jr) ….

Cuenta Wheen en su biografia de MARX que, con excepción del “The Communist Manifesto” ninguno de sus trabajos tuvo jamás resonancia popular y que, hasta sus escritos más importantes eran obscuros e ilegibles, e incluso hasta historiadores famosos como Schumpeter o Eric Roll cuestionaron sus teorias economicas, filosoficas o sociopoliticas….

De jovenzuelo, se caso con Jenny von Westphalen , contra los deseos de la familia de ella y, luego, siendo padre, le prohibió a su hija favorita, Eleanor, que se casase con un joven francés al que Eleanor amaba, obligándola a liarse con uno de sus propios discípulos , Edward B. Aveling, a quien no amaba y el cual la convirtió en su barragana. Avelin se casó secretamente con una actriz y convenció a Eleanor para que hiciera un pacto de suicidarse ambos : ella se bebió el veneno y murió pero él no se lo bebió .

KARL MARX tampoco reconoció al hijo ilegitimo que habia tenido con su criada e insistió en que fuera dado en adopción para evitar el 1. karl-marx-money-historyescándalo….

Dice Wheen que Marx era un hombre de violentos y paranóicos prejuicios raciales y una caso grave de autoodio a los judios. pese a su ensayo “ On the Jewish Question” , sus escritos y correspondencia están todos salpicados de epitetos anti-semitas combinados con insultos escatológicos haciendo burla en un pasaje repulsivo de la nariz del editor judio de periodicos, Joseph Moses Levy.

Dice, también que Marx era un egoista total: su mujer, Jenny, perdió a sus cuatro hijos y le hizo vivir en la miseria. fue una esposa fiel y secretaria, a pesar de su dependencia financiera de Engels, y estaba muy mortificada por las muchas infidelidades y escapadas de su egoista marido.

Marx repudió a los mismísimos marxistas alemanes por demasiado extremistas y porque estaban demasiado comprometidos con Bismark

El biografo Wheen dice que el KARL MARX “libertario” de la decada de los ‘60. jamás existió ¡ fue pura filfa, puro invento ! … ya que por su cruel y despiadada actitud con las revoluciones del 1848, se deduce que su “dictadura del proletariado” era claramente (y como ha quedado demostrado) un ESTADO DE PARTIDO UNICO .O sea que MARKS ¡¡ defendia claramente la DICTADURA !!.

Mazzini describió a Marx : “un hombre de disposicion dominate, envidioso de la influencia de otros , y sin ninguna seria creencia, religiosa o filosofica. con más elementos de cólera que de amor en su naturaleza”…..

Casi doscientos años después, esta es la basura que ahora , el “flautista de Podemos”,-gran zelote karlmarxiano- va por ahí predicando a la ratoneria docillizada d e los “proles” orwelianos.

Pobre España.

España mañana será musulmana
Pedro de Hoyos Periodista Digital 12 Agosto 2014

Y Europa entera, y después... el mundo entero caerá bajo nuestros alfanjes, toda la población mundial vivirá sometida a Alá o perderá la cabeza... Por las buenas o por las malas. El mundo vivirá un califato universal que crecerá y se multiplicará bajo la influencia de Muhamad y bajo el poder de Alá.

Los musulmanes no tenemos reparos en hacer saber a todos los infieles que serán sometidos a la sharia de una u otra forma, el mundo es actualmente testigo de nuestro poder. Tiempo al tiempo y venceremos a los infieles. Conversión o crucifixión.

Observen los estúpidos occidentales cómo el islam es aceptado por millones de turcos que democráticamente, como a ellos les gusta, han elegido a un islamista (que preconiza que la mujer nunca debe sonreír en público) como presidente de su república, de una república que aspira a entrar en la propia Unión Europea ¿Hay otras palabras que llenen más la boca de los occidentales que democracia y república? Bien, pues toma Turquía en toda la boca. Mientras el cristianismo es rechazado por una población cada día más agnóstica, más laica y más anticristiana, mientras mayoritariamente los occidentales echan a la religión de sus vidas..., toma Turquía, toma religión, democracia y república en una sola dosis. Mientras para nosotros la religión es unión, es fuerza, es avance, para ellos es división y por lo tanto retroceso y miedo.

Por las buenas o por las malas, decía. Mientras los cristianos (hablo de cultura cristiana, la religión cristiana ha dejado de influir en el mundo) nos aceptan, nos protegen y nos avalan, nosotros vamos conquistando sus países desde el interior, con el vientre de nuestras mujeres, aumentando cada día las cotas de poder e influencia en sus sociedades que nos otorgan con su democracia y su tolerancia.... Toma islam en sus calles, plazas y mercados.

Mientras ellos se la cogen con papel de fumar a la hora de tratar con nosotros, no vaya a ser que nos cabreemos, no vaya a ser que no se cumplan escrupulosamente las normas de convivencia, respeto y tolerancia que se han otorgado, creyéndose los superhéroes de los valores éticos y morales, mientras vamos corroyendo su interior, también sabemos sacar el alfanje y cortar cabezas de los infieles, a las fotos de actualidad me remito, o bombardear inmisericordemente a todo el que no sigue los dictados de Alá, ahí tienen ustedes las cabezas cortadas, los cuerpos destrozados por nuestras bombas de los yazidíes o de los cristianos iraquíes. Y no, efectivamente, Occidente jamás ofrecerá resistencia a nuestro poder... o lo harán tarde y débilmente, como es el caso, cuando ya llevemos muchas ciudades arrasadas y muchos cuerpos desmembrados, ahí tienen a España callada mientras miles de cristianos caen muertos o huyen acobardados, dejando cuanto poseen a nuestra merced. Mientras Occidente se preocupa de defender a sus mujeres nosotros las esclavizamos, las violamos o simplemente las ponemos a nuestro servicio sexual, en nombre de Alá. Y nadie mueve un dedo.

La debilidad de Occidente es nuestra fuerza. El mundo será nuestro, incluso esos musulmanes débiles y que han optado por la convivencia con los infieles, apoyándoles con su fuerza laboral en su desarrollo económico, aceptando las normas sociales de los infieles, conviviendo con ellos en las ciudades occidentales, serán barridos, serán considerados enemigos si no se suman a la yihad. Alá es grande y se impondrá violentamente si es necesario incluso a estos musulmanes moderados que viven integrados en una sociedad cristiana y por lo tanto sacrílega y antagonista del verdadero islam que los verdaderos musulmanes defendemos.

El mundo actual sólo tiene dos caminos: Alá o muerte, conversión o crucifixión.

Oriente Medio
Israel o la lucha contra la infamia
Carlos Alberto Montaner Libertad Digital 12 Agosto 2014

"Hamás, Hamás, judíos a la cámara de gas". Esa fue la consigna en varias ciudades de Europa. Todo se ha visto y oído durante el enfrentamiento entre la banda terrorista Hamás e Israel. Desde esvásticas pintadas en las sinagogas y cementerios judíos en diversas partes del mundo hasta grupos que coreaban ese infame pareado.

La mayor parte de los judíos (y los demócratas verdaderamente responsables) están tristemente asombrados por la intensidad del antiisraelismo mostrado por el grueso de los medios de comunicación en Occidente, por las reacciones de algunos gobiernos europeos y latinoamericanos –Brasil entre ellos– y por los numerosos incidentes callejeros antisemitas.

El origen del pleito lo resume magistralmente el escritor Amos Oz con un par de preguntas formuladas a Deutsche Welle:
¿Qué harían ustedes si su vecino de enfrente se sienta en el balcón, pone a su niños sobre y comienza a disparar una ametralladora contra la habitación de sus hijos? ¿Qué harían ustedes si su vecino de enfrente cava un túnel desde su casa hasta la habitación de sus hijos con el objetivo de volar su hogar por los aires o secuestrar a su familia?

Es obvio que los judíos contraatacaron. ¿Es tan difícil entender la posición israelí? Luego de comenzado el conflicto se supo que por los casi cuarenta túneles descubiertos (probablemente hay otros) los comandos suicidas de Hamás iban a desatar una carnicería atroz el 24 de septiembre, fecha en que los judíos celebrarán su año nuevo (Rosh Hashaná).

¿Por qué el antisemitismo ha resurgido con tanta virulencia? Por varias razones.
Los seres humanos formulan sus juicios basados en estereotipos y en categorías. Es nuestra manera de asomarnos a la compleja realidad. Creemos tener una idea de cómo son los alemanes, los ingleses, los norteamericanos, los catalanes, los negros, los blancos, los chinos. Esas visiones esquemáticas con frecuencia están cargadas de connotaciones negativas.

Lamentablemente, la idea del judío fue acuñada por sus enemigos cristianos. Un pleito en la sinagoga –unos pocos judíos se convencieron de que ya había llegado el Mesías y se llamaba Jesús– se convirtió en una persecución cruel e interminable tan pronto el cristianismo, esa rama hereje del judaísmo, se convirtió en la religión del imperio romano por obra y gracia del Edicto de Tesalónica (año 380), promulgado por Teodosio I el Grande, un resuelto emperador que declaró "loco y malvado" a todo aquel que desconociera la autoridad del patriarca de Antioquía.

A partir de ese punto, y por los siguientes mil seiscientos años, los judíos fueron caracterizados como demoniacos, perversos, avaros, traidores, desleales y sucios. Los persiguieron, masacraron, expulsaron, difamaron y encerraron en guetos. Los marcaron como infames y los condenaron a llevar distintivos visibles, los obligaron a abjurar de sus creencias, so pena de muerte, y se crearon instituciones represivas, como la Santa Inquisición, que tenían entre sus objetivos destruirlos o purificarlos en las hogueras.

Este acoso permanente acuñó un estereotipo muy negativo; se perpetró de manera continuadael asesinato de la reputación de todo un pueblo. La gran literatura se encargó luego de recoger y esparcir esa bazofia: Shakespeare, Lope de Vega, Quevedo, Voltaire, Dickens, T. S. Eliot, Pío Baroja, Dostoiveski y otros cien magníficos autores incurrieron en diversas manifestaciones de antisemitismo que mantuvieron viva la llama del odio.

Fue Napoleón quien comenzó la liberación de los judíos, derribando las murallas de los guetos a principios del siglo XIX, pero el cambio de las leyes no impidió que la tradición del antisemitismo se mantuviera hasta llegar al paroxismo nazi: unos tipos convencidos de que la erradicación total de este pueblo solucionaría casi todos los problemas de la humanidad. La felicidad, sostenían, llegaría de la mano de un monstruoso genocidio.

Hoy, el viejo antisemitismo de la Inquisición, de los cosacos, de los nazis, es una de las señas de identidad de los grupos llamados progresistas. Si en nuestros angustiosos días alguien quiere asumir instantáneamente un rol revolucionario, la manera más eficiente de lograrlo es mostrar su rechazo a los judíos y su condena a Israel. Es el equivalente de colgar un póster del Che o ponerse una camiseta con su efigie.

Afortunadamente, la terrible etiqueta colgada al pueblo judío es reversible. El hecho de que Israel, rodeado de enemigos, sea una sociedad tercamente democrática, próspera, creativa, generadora de ciencia y tecnología, donde viven los únicos árabes –mujeres incluidas– libres de toda aquella torturada zona, desmiente el maligno estereotipo. Poco a poco se irá abriendo paso la verdad: Israel es la más exitosa y digna experiencia política de la segunda mitad del siglo XX. Pero hay que decirlo en voz alta y sin miedo.

© elmed.io
elblogdemontaner.com

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El manifiesto de los 2310 revisitado

Juan Pérez cronicaglobal.com 12 Agosto 2014

Dígase cuanto antes: Los 2310 firmantes del manifiesto al que históricamente se le suelen restar los 10 firmantes iniciales, no se sabe si por aquello bíblico de que los últimos serán los primeros, fueron unos visionarios con quienes la sociedad catalana tiene contraída una deuda de gratitud que quizás un grupo como C’s o como UPyD, si llega a entrar en el Parlamento autonómico, debería intentar saldar públicamente le escueza a quien le escueza, porque desde tan lejos como el 25 de enero de 1981 nos avisaron con lucidez de la deriva totalitaria del nacionalismo catalán que, como una Salomé d’envelat, se ha ido despojando de los siete velos de su hipocresía táctica hasta ofrecernos el desnudo monstruoso del Estado propio en el que institucionalizar la corrupción como instrumento de dominación del autárquico Movimiento Nacional.

A la edad vista del Mesías, resulta esclarecedor leer este conjunto de juicios políticos, sociológicos y culturales, también educativos, que retratan, desde tan lejos, nuestro degradado presente. Leamos con atención, porque, ya entonces, no daban puntada sin hilo los "abajo firmantes" a los que les cayó encima toda la demagogia del Movimiento Nacional cuyas vergüenzas son el pan nuestro informativo de cada día, pan de algarrobas de posguerra, además.

La tendencia actual hacia la intransigencia y el enfrentamiento entre comunidades, lo que puede provocar, de no corregirse, es un proceso irreversible en el que la democracia y la paz social se vean gravemente amenazadas. A pesar de que aquellos firmantes nos parezcan adivinos, no lo eran, porque fanatismos pederásticos como los de la ANC o Unum Cultural ya existían entonces, aunque sin el respaldo suficiente para enseñar su cara más agresiva y parafascista.

No hay, en efecto, ninguna razón democrática que justifique el manifiesto propósito de convertir el catalán en la única lengua oficial de Cataluña. A día de hoy, en que ningún ayuntamiento, salvo en época de elecciones, utiliza el castellano, bien puede decirse que tampoco exageraban, ¿no? El destierro, es decir, la muerte civil oficial del castellano es un hecho, sin que ningún gobierno central haya creído que le concernía evitarlo, porque el chanchulleo con los votos de Minoría Catalana era el pasaporte para gobernar en el país, presumiendo, además, de la catalanidad en la intimidad.

El principio de cooficialidad, pensamos, es jurídicamente muy claro y no supone ninguna lesión del derecho a la oficialidad del catalán, derecho que todos nosotros defendemos hoy igual que hemos defendido en otro tiempo, y acaso con más voluntad que muchos de los personajes públicos que ahora alardean de catalanistas. ¿Dónde queda hoy un principio tal, consagrado en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía? Como si en la China de Mao estuviéramos, la Revolución cultural catalanizadora arrasó con la posibilidad de una autonomía escrupulosamente bilingüe a nivel oficial, y de aquellas lluvias de propaganda adoctrinadora nos movemos en los lodos de hoy.

Resulta en este sentido sorprendente la idea, de claras connotaciones racistas, que altos cargos de la Generalidad repiten últimamente para justificar el intento de sustitución del castellano por el catalán como lengua escolar de los hijos de los emigrantes. Se dice sin reparo que esto no supone ningún atropello, porque los emigrantes 'no tienen cultura' y ganan mucho sus hijos pudiendo acceder a alguna. El menosprecio constante de la lengua materna de la mayoría de la población y de su cultura en esa lengua han ido alcanzando cotas tan delirantes que, por ser parte de mi experiencia directa, quiero resumir en la firme nesciencia de una joven licenciada en filología catalana cuando se la interpeló sobre la existencia de la cultura catalana en lengua española, como el caso de Juan Marsé. "¿Marsé? –dijo, y le ahorro al lector la descripción de sus aires de suficiencia– Eso es subcultura". ¿Es una respuesta así un caso de xenofobia o connotaciones racistas? Para mí es evidente que sí.

¿En virtud de qué principio puede negarse a los hijos de los emigrantes de cualquier lugar de España el acceso directo a esa lengua y a ese patrimonio cultural? ¿Acaso en nombre del mismo despotismo que pretendió borrar de esta misma tierra una lengua y una cultura milenarias? La historia prueba que esto fracasa. En efecto, repetir la historia como bufonada no ha sido el mejor camino para acabar 'de una vez por todas' con una lengua y una cultura tan catalanas como la que se manifesta en catalán, les guste o no a los unitodos: una lengua, un pueblo, un estado, un partido, un líder..., y cuya vitalidad –recuérdese a quiénes querían ver en la feria de Frankfurt...– no tiene visos de decaer. A 33 años vista de este diagnóstico lúcido, ha crecido el número de ploramiques que lamenta día sí y al otro también la asnotombe (por aquello de la pegatina nacional) de la desaparición del catalán y de la cultura en catalán, y constatan, los agoreros, que cada año desciende el número de catalanes que lo tienen como lengua materna. Y aun a pesar de esa cómoda lucha (con el poder político y el mediático de su parte) seguimos igual o peor de como estábamos hace 33 años. Se ve que no se equivocaban, los firmantes, con tan taxativo juicio histórico.

Se evidencia cierta falta de honestidad para afrontar las verdaderas causas lingüísticas, culturales y políticas que puedan impedir el desarrollo de la cultura catalana en este intento de culpabilizar a los castellanohablantes de la situación por la que atraviesa la lengua catalana. Hubo un tiempo de atrición en el que incluso Carod Rovira se lamentaba de haber ofendido al dios de la realidad y reconocía que haber convertido el catalán en la lengua de poder le había hecho mucho daño y había mermado su capacidad de extensión e intensión. El mediocre y nepotista político ya ni se acuerda de aquellas declaraciones, ahora que cree que tiene a su alcance nada menos que un estado hecho y derecho con el que excluir de la ciudadanía a los no catalanoparlantes o a los bilingües que nos resistamos a la deriva parafascista del Movimiento Nacional.

El derecho a recibir la enseñanza en la lengua materna castellana ya empieza hoy a no ser respetado y a ser públicamente contestado, como si no fuera este derecho el mismo que se ha esgrimido durante años para pedir, con toda justicia, una enseñanza en catalán para los catalanoparlantes. La patética figura de Aïna Moll contradiciéndose y renegando de su defensa “ferotge” de la enseñanza en la lengua materna para los catalanoparlantes, según las exigencias de la UNESCO, y reconociendo, cuando se impuso la inmersión (un sistema educativo soviético que debería haber suscitado un mayor rechazo en el gobierno central en su momento, lo cual nos hubiera ahorrado no poco fracaso escolar...) que eso de la enseñanza en lengua materna eran garambainas trasnochadas, lo dice todo para el buen “recordador”.

Se intenta defender la enseñanza exclusivamente en catalán con el argumento falaz de que, en caso de que se respetara también la enseñanza en castellano, se fomentaría la existencia de dos comunidades enfrentadas. Falaz es el argumento porque el proyecto de una enseñanza sólo en catalán puede ser acusado -y con mayor razón- de provocar esos enfrentamientos que se dice querer evitar. Con este tipo de falacias hemos dado (en el Quijote no se dice “topado”, que conste...), tan recias como los muros de la iglesia contra la que dio D. Quijote. Desde entonces, y a pesar de que los sistemas educativos del País Vasco o de Valencia anulaban la falacia de los fanáticos catalanistas, seguimos soportando antiargumentos como éste. Se va acabando, sin embargo, el tiempo de su vigencia, como lo demuestra el despertar de quienes ejercen sus derechos. Pocos, de momento, pero todo es empezar...

La lengua se ha convertido en un excelente instrumento para desviar legítimas reivindicaciones sociales que la burguesía catalana no quiere o no puede satisfacer. Y sin embargo, ahí tenemos a los sindicatos, que se autodenominan de clase, del bracete con Unum Cultural y la ANC dispuestos a perpetrar su traición a los trabajadores y a darles, en vez de un buen convenio, un boletín de suscripción a Unum Cultural. Es que no hay nada como que te exploten en la lengua de los patronos, ¡dónde va a parar!

No es menos criticable el acoso propagandístico creado en torno a la necesidad de hablar catalán si se quiere «ser catalán» o simplemente vivir en Cataluña. En este punto sí que hay que reconocer que cedieron a la tentación andaluza de la hipérbole, porque si lo de entonces era “acoso propagandístico”, ¿cómo bautizarían a lo de nuestros días: campañas goebbelsianas? Ya hemos visto el eco mediático que ha suscitado en la prensa del Movimiento la caída del Santo Padre de la catalanidad moderna, atrapado con las manos en la masa, o mejor dicho, en la morterada...

Mientras no se reconozca políticamente la realidad social, cultural y lingüísticamente plural de Cataluña y no se legisle pensando en respetar escrupulosamente esta diversidad, difícilmente se podrá intentar la construcción de ninguna identidad colectiva. Cataluña, como España, ha de reconocer su diversidad si quiere organizar democráticamente la convivencia. Es preciso defender una concepción pluralista y democrática, no totalitaria, de la sociedad catalana, sobre la base de la libertad y el respeto mutuo y en la que se pueda ser catalán, vivir enraizado y amar a Cataluña, hablando castellano. Esta conclusión la podrían firmar ahora mismo, con la cabeza bien alta, tanto C’s como Societat Civil Catalana. Lo que aquellos firmantes no intuyeron es que 33 años después de su certero análisis surgiera un impulso de contestación tan potente al Movimiento Nacional que fuera capaz de plantarle cara y abortar su deriva totalitaria. En eso estamos. También gracias a ellos que trazaron un mapa tan exacto como fiable de la verdadera realidad catalana.

El molt honorable escándalo Pujol
Vicente Baquero www.gaceta.es 12 Agosto 2014

Lo más grave de todo, con diferencia, es la tolerancia de semejantes prácticas que los sucesivos gobiernos centrales han, no solo tolerado, sino rubricado con su inacción y colaboración.

Creo que las conclusiones que deberían extraerse del reciente escándalo del ex presidente de la Generalidad Catalana son varias y cada una de ellas tiene un punto de gravedad diferente, pues la cuestión afecta no solo a la familia Pujol-Ferrusola, sino también a una de las regiones más industriosas y prósperas de España y su dudosa moralidad colectiva, al igual que a la profunda grieta en el entramado político nacional que abre este expediente sobre la validez y rectitud del actual sistema de gobierno.

Es grave que un político en activo tenga fondos sin declarar en el extranjero, sobre todo si se trata de un hombre que se refugiaba en el nacionalismo como coartada, pero al fin y al cabo estaríamos hablando de un delito, más o menos grave, de tipo fiscal al que le corresponden los debidos correctivos económicos o penales según el caso. Ni que decir tiene que si hubiera declarado dichas inversiones estaríamos hablando de algo totalmente legal, aunque para alguien que presume de catalanidad extrema resulta paradójico que no confiara en ese paraíso nacional del que habla. Digamos que tiene un plus de sarcasmo.

Más grave es que esa fortuna la haya hecho a costa de la política, practicando la más desvergonzada corrupción, aprovechando su posición de nada menos que Presidente de la Generalidad, lo que evidencia el mecanismo de soborno más rampante entre una gran parte de la clase económica catalán y el poder político local, colaboradores necesarios de esta trama.

Pero lo más grave de todo, con diferencia, es la tolerancia de semejantes prácticas que los sucesivos gobiernos centrales han, no solo tolerado, sino rubricado con su inacción y colaboración, frenando a la judicatura para conseguir el apoyo del chantajista Pujol y sus privilegiados votos a la hora de gobernar el conjunto nacional. Es decir se ha impuesto la impunidad a cambio de votos. Desde la quiebra fraudulenta de banca Catalana hasta el presente a esta mafia se la ha encubierto y protegido, no es de extrañar que se envalentonaran. Esto es lo más grave ya que pone en solfa todo el sistema político y su honestidad, es el hoy por ti mañana por mí y todo a cambio de un voto. Esto desprestigia a cualquier forma de gobierno democrático y abre la puerta a demagogos. Es imprescindible que se ahonde en esta ruptura del compromiso entre todo gobierno y sus ciudadanos. No nos olvidemos que no solo son los votos los que definen a una democracia real, de hecho, lo primero que la define es el estado de derecho: el imperio de la ley igual para todos, y el respeto a derechos inalienables de las minorías, luego vendría la división de poderes y en tercer lugar el sufragio. En el caso Pujol - Cataluña, el sistema español ha fracasado estrepitosamente: el sistema jurídico no ha funcionado correctamente, al no aplicarse la ley a unos delincuentes, con absoluto conocimiento de las autoridades, y la evidente falta de independencia judicial, amordazada por los gobiernos sucesivos, sacrificada a unos intereses electorales.

Una sorpresa más que conocida
Enrique Domínguez Martínez Campos www.gaceta.es 12 Agosto 2014

Con la estúpida idea del soberanismo, lo que han hecho ha sido esquilmar los sueños y los bolsillos de quienes creyeron que los amos del cortijo les iban a conducir al edén.

Fue como si, el 25 de julio de 2014, los partidos políticos españoles –eso que ahora llaman la “casta política”-, especialmente el PP y el PSOE, y la casi totalidad de los medios de comunicación de nuestro país, hubieran redescubierto América. Al día siguiente, unos y otros se rasgaban las vestiduras ante un hecho infame que desde hace muchos años todos ellos sospechaban o conocían. Es cierto que Colón suponía que la Tierra era redonda. Se lo imaginaba. Estaba casi seguro de ello. Y lo confirmó cuando hizo su primer viaje y descubrió el Nuevo Continente.

Algo parecido fue lo que sucedió este 25 de julio, viernes por la tarde, cuando el expresidente de la Generalidad catalana, Jorge Pujol, decidió hacer público que desde hacía 34 años tenía dinero –una fortuna- en el extranjero sin declarar. Y todos los partidos, incluido el que él mismo fundó, Convergencia Democrática de Cataluña, así como la totalidad de los medios de comunicación de España, se quedaron “pasmaos” ante semejante descubrimiento. Casi todos lo sabían desde 1992 o, como mínimo, lo sospechaban, lo intuían; pero Pujol tuvo que confirmarlo para que todos le creyeran: como Colón.

Terminados los fastos de aquel año de derroche y corrupción –Juegos Olímpicos en Barcelona y Exposición Universal de Sevilla-, el nacionalseparatismo de Pujol y sus seguidores fue la espléndida pantalla para embaucar a miles de catalanes, con el gusanillo del independentismo en su fuero interno, mientras que él y su familia, su partido, sus amigos y una buena parte del empresariado catalán, decidieron que tras esa pantalla podían tapar la podredumbre de sus negocios y, en definitiva, una corrupción a lo bestia que pudiera hacerles a todos millonarios.

Lo más curioso de este asunto –y, para mí, lo que más me llama la atención- es que la gran masa de la burguesía catalana y sus clases medias, es decir, lo que siempre había constituido el núcleo del famoso “seny” catalán, no sólo eran burlados a conciencia por una casta privilegiada sino que ese “seny” se había dejado reconducir hacia posiciones secesionistas que nunca antes las había asumido y, a su vez, con sus conductas y posicionamientos, arrastraban tras de sí a las clases menos cultas y más desfavorecidas. Un perfecto encadenamiento de ideas, de estultas ilusiones y, en definitiva, de mentiras con las que alimentar políticamente a una parte del pueblo de aquella región española, mientras la casta privilegiada se beneficiaba de él con el 3, el 4 o el 5% y otros negocios, amasando fortunas en Andorra, Suiza, Argentina, las Antillas Holandesas o las Kuriles.

Con la estúpida idea del soberanismo, lo que han hecho ha sido esquilmar los sueños y los bolsillos de quienes creyeron que los amos del cortijo les iban a conducir al edén o a una tierra prometida en la que le región catalana se convertiría en un paraíso. Incluso, me atrevo a decir que para algunos la idea podía resultar hasta afrodisíaca. ¿Se habrán desengañado o, al menos, analizarán con calma, sosiego y desapasionamiento el embaucamiento a que han sido sometidos millones de españoles en Cataluña, núcleo esencial del “seny” que era fundamentalmente conocido por su sentido común, su pragmatismo y su sensatez?

Sinceramente, creo que va a ser muy difícil o, al menos, complicado que ese pueblo embaucado se desprenda de semejante lastre. Después de 37 años de “nacionalismo moderado”, transformado luego en árbitro de la gobernabilidad en España –a partir de 1993- e iniciando ya la ruta del secesionismo, el catalanismo visceral, esto es, el representado por la Esquerra, la extrema izquierda y los grupos antisistema, va a presionar lo que haga falta para que la actual CDC de Arturo Mas no arríe sus velas separatistas aunque ya sepa y sea consciente de que esta partida la tiene perdida. Por cierto, ¡qué papelón el de Arturo Mas! Y el de todos los que tratan de apuntalarlo en el partido en estas absurdas, ridículas y vergonzosas circunstancias. ¿No se darán cuenta todos ellos que, después de confirmarse el “descubrimiento del pujolazo”, de que internacionalmente nadie les respalda, de que la inmensa mayoría de los españoles estamos hartos de tanta corrupción generalizada en CiU, en el PSOE, en el PP, en UGT, en CCOO, en la CEOE… y en las instituciones, el sistema político español –incluido el mito del “oasis catalán”- es políticamente ingobernable y económicamente insostenible?

Hartos. Engañados y hartos de esta democracia a la española en que vivimos. No se trata sólo del famoso “descubrimiento” del pasado 25 de julio. Ese “descubrimiento” había sido ya comenzado a descubrir por la Policía hacía años. Y este vigía podía gritar “¡Tierra!” –como Rodrigo de Triana- en cualquier momento.

Lo que me duele –y creo que debe doler a millones de españoles de todas las regiones- es que en nuestro país la corrupción del sistema se debe, precisamente, a la organización territorial de ese sistema, que ha encenagado la vida pública para que las élites que dominan los 17 reinos de taifas se enriquezcan a costa de unas clases medias que soportan el sostenimiento de, nada menos, que cinco administraciones: Ayuntamientos, Diputaciones, Autonomías, Estado y nuestra carísima representación en Europa.

¿Qué partido político en España, con mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, ha sido capaz hasta ahora de racionalizar este despropósito, este inmenso agujero de gasto público que nos ha empobrecido a todos y que lo seguirá haciendo de un modo u otro? ¿Hasta dónde llega el egoísmo de esa “casta política” para suprimir lo innecesario, aun a costa de que sus afiliados y amigos se queden sin trabajo para beneficio de la mayoría?

Por tanto, el redescubrimiento de América –el “pujolazo”- lo estamos soportando en toda España desde que en las elecciones municipales de 1977 la conjunción socialcomunista, que se hizo con el poder en muchos Ayuntamientos de España, comenzó a hacerse con los servicios de limpieza de las ciudades para obtener de la empresas concesionarias los más altos porcentajes posibles para beneficio del partido político correspondiente. Fue a partir de entonces cuando las élites políticas españolas iniciaron el aprendizaje de una corrupción transversal que deslegitima el sistema y nos abrasa a todos en impuestos.

Por cierto, en Cataluña más que en ninguna otra Parte. ¿Se habrán enterado ya los catalanes que desean el separatismo del porqué de su saqueo? No tienen más que mirar a su alrededor, en su propia casa. Mientras que el resto de los españoles hemos de mirar en todas direcciones.

La increíble consulta menguante
Marcus Pucnik cronicaglobal.com 12 Agosto 2014

"Lo normal sería primero intentarlo de acuerdo con las leyes, y si no puede ser, hacerlo igualmente. La consulta se ha de producir en cualquier caso. Si se puede hacer por la vía del referendo porque el Gobierno español lo autoriza, mejor; si el Gobierno español da la espalda y no autoriza ningún tipo de referendo o consulta, pues se ha de hacer igual".

Estas palabras son de Artur Mas, tal como aparecen recogidas en La Voz de Barcelona. (El Ara tituló ese mismo día: "Mas deja claro que se hará un referéndum aunque sea sin permiso de Madrid"). Estas palabras las pronunció Mas el 26 de septiembre 2012. Con esta posición Mas ganó las últimas elecciones autonómicas.

En los dos años posteriores a su elección, Mas se movía poco a poco hacia la posición de Duran i Lleida, citadas en el mismo artículo de La Voz de Barcelona: "Nosotros no vamos a saltarnos la ley". Pero hasta ayer, CiU y el govern dels millors no dejaban duda de que la consulta se haría, porque se adecuaría a alguna legalidad, sea la nacional, la internacional o bien la autonómica: que se harían una ley a medida, ya que la Generalidad tiene la competencia para convocarla, como ha seguido insistiendo (no, mintiendo: lean el artículo 122 del Estatuto, por favor) CiU hasta hace muy pocos días. Uno de los últimos grandes inventos de Artur Mas fue pedir al Gobierno que mirara hacia otro lado y así "facilitar" la consulta.

La consulta no se hará. El Constitucional la tumbará, y ya está. Así ayer lo dejaron claro tanto Joan Rigol como la vicepresidenta del Govern, la licenciada Joana Ortega, quién añadió descaradamente: "La legalidad ha sido siempre el valor que ha acompañado todo este proceso". Hoy, en otra entrevista radiofónica, Ortega ya ha empezado a preparar el día después: "Habrá otro 9N".

Qui dia passa, any empeny. El monotema se puede alargar hasta las próximas elecciones autonómicas en 2016, y, quién sabe, hasta entonces hay 23 asuntos que se pueden ir solucionando, a razón de uno por mes. ¿Recuerdan lo contento que Mas presentó su lista de 23 propuestas para Rajoy en rueda de prensa? Rajoy la ha pasado a sus ministros. Pues eso, "diálogo abierto". Autonomismo, no separatismo.

Esto salvará a CiU de la ruptura, de momento. Los otros dos socios de gobierno, ERC y ANC, ya deben estar afilando los cuchillos. Van a ser unas elecciones municipales muy duras para CiU, el año que viene.

Primero, un otoño caliente. Otra mani por otro fallo del TC, movilizaciones a granel. Pero, ¿contra quién va a rebelarse la ANC? ¿Contra Mas también? Será interesante ver cómo se abren nuevos frentes.

Pase lo que pase en aquella vertiente, el nacionalismo en su conjunto, el de Mas y el de los "extremistas" (Graham Watson dixit), sigue ganando. La burbuja independentista se va a deshinchar poco a poco, Cataluña no es Tahrir. Pero va a dejar una grave herencia: los contrarios a la consulta no van a ser tildados solamente de traidores. Fallo del TC en mano, se los va a tratar consistentemente de antidemocráticos. Van a ser los parias que casi ni se merecen participar en unas elecciones, y Cataluña va a tardar siglos para recuperar el seny.

Comarruga, política municipal del Partido Popular Catalán
Willi Sánchez www.lavozlibre.com 12 Agosto 2014

Profesional en una empresa privada y liberal convencido

23 de julio. Temporada alta de Turismo (único sector que mantiene al Barrio Marítimo de El Vendrell, población turística de la Costa Dorada de Tarragona). A las 7:30 de la mañana un coche irrumpe en el Paseo peatonal que bordea las playas de Comarruga y San Salvador. Sus ocupantes colocan banderas independentistas en todas las farolas altas que alumbran el paseo. Una hora, dos horas... ni un policia, total impunidad. En los comercios regentados por ciudadanos locales tratan de hablar inglés, francés, alemán, ruso… ¡¡lo que sea!!... pero si vienes hablando en español, te responderán en catalán, una contribución inestimable a la recuperación del turismo nacional (debo decir que no ocurre en todos los locales y cada vez son más los comerciantes que empiezan a darse cuenta de semejante estupidez 'antieconómica').

Al atardecer, con la misma impunidad y la mirada indignada de los comerciantes locales, comienza la llegada de subsaharianos, que despliegan sus sábanas y colocan ordenadamente centenares de productos que imitan exactamente los diseños de grandes marcas de zapatillas deportivas, polos/camisetas, bolsos, cinturones, etc... y CDs, claro, música y películas, lo de siempre. Todo con mucha calma, si no escupen, pegan, insultan u orinan en el paseo, nadie les va a decir nada. En el verano del 2012, la policía actuó y se enfrentó a golpes contra barras de hierro, pedradas y puñetazos... pero lo que no esperaban los Mossos es que los propios veraneantes, que observaban atónitos la escena, se opusieran a la acción de los agentes y se alinearan con los del Top Manta. La noticia tuvo difusión en todas las televisiones nacionales.

La Costa Dorada al norte de Tarragona sufre un dramático castigo del Turismo, las temporadas se reducen año tras año (hoy ya se ha normalizado que la Temporada Alta comienza el 15 de julio y finaliza el 15 de agosto, cuando hace 20 años comenzaba en Semana Santa y finalizaba en el puente del Pilar). Comerciantes y ciudadanos se preguntan los motivos por los que Comarruga ha dejado de ser destino turístico de primera y ha pasado a ser destino de turismo interior y nivel económico bajo.

Lo cierto es que nadie lo quiere decir, muchos no lo quieren ver.
El Ayuntamiento de El Vendrell, como muchos otros de la Costa Dorada, ha mantenido durante muchos años una alternancia política entre CIU y PSOE soportada por ERC y PP. 'El Vendrell' se ha convertido en el paraíso de amigos constructores, separatistas y musulmanes por la inacción y complicidad de los partidos, más preocupados por controlar las políticas de Urbanismo y el Presupuesto municipal que por cualquier problema que afecte a un ciudadano.

El Partido Popular de El Vendrell mantiene un pacto municipal que sonrojaría a los más miserables de la política, un pacto con separatistas y socialistas para aislar políticamente a la tercera fuerza, que tiene 5 regidores en el Ayuntamiento (PxC). Así, el Gobierno municipal lo soportan PP, ERC(JpV), CIU y PSOE y su única oposición es la de PxC.

De esos polvos, estos lodos.
Playa, esteladas, cadenas de oro y Top Manta... eso es Comarruga hoy, destino sugerente donde los haya para todo inocente turista que se deje engañar.

Pero al Partido Popular de El Vendrell lo que le preocupa es que PxC pueda debatir con el resto de grupos sus propuestas, tanto le preocupa que es capaz de impedirlo pactando con separatistas, golpistas y con presuntos corruptos bien conocidos por cualquiera que conozca ese Ayuntamiento. Digo yo que al menos les invitarán a sus ágapes y celebraciones, esos que paga el contribuyente y que tanto engordan el ego de todos estos mediocres.

Torredembarra, Reus, Salou, El Vendrell... el Partido Popular pacta en ayuntamientos para que los gobiernen los separatistas que están exterminando el Turismo de la zona, para que apliquen sus políticas de exclusión sobre las personas que se sienten españolas para que llenen sus bolsillos a base de cohechos y tráfico de influencias y para que traicionen los acuerdos firmados con el PPC cuando les toca cumplir su parte. Todo comandado por la Dirección del Partido en Cataluña, pactos municipales “aconsejados” desde Gerona y aplaudidos por adláteres sin más criterio que el necesario para conseguir un sueldo fijo.

Resultado: en un momento en el que el Partido Popular debería estar recogiendo el descontento ciudadano por tanta ignominia nacionalista y liderar la oposición en el Parlamento de Cataluña con todo el viento a favor, tiene que conformarse con ser un actor insignificante en el panorama político catalán, por mucho que Alicia Sánchez Camacho intente sacar pecho 'vacilando' de interlocución directa con Mariano Rajoy... la ningunean siempre que se les presenta la más mínima oportunidad, eso es lo único cierto.

No, no tiene la culpa el Partido Popular del nefasto clima social y el problema político que vivimos los catalanes... pero hoy por hoy es cómplice de los separatistas en el debate público que se desarrolla en Cataluña debido, sobre todo, a su política municipal, a su desorientación ideológica y a su presencia en los órganos más sonrojantes de la Generalidad.

Seguro que existen motivos importantísimos que los ignorantes ciudadanos desconocemos pero por muchos juegos de “alta política” que maneje la Dirección del PPC, todo en política depende de las urnas y con este panorama dudo mucho que Alicia Sánchez Camacho pueda liderar otra cosa que no sea dar Cataluña por perdida y conformarse con aspirar a “caer bien” a los nacionalistas para asegurarse respaldo en el Congreso de los Diputados.

Un paso demasiado largo para la izquierda abertzale
Pablo Ojer / Berriozar ABC 12 Agosto 2014

Ningún miembro de Bildu acude al homenaje al militar asesinado por ETA Francisco Casanova

La presencia del portavoz de Sortu Pernando Barrena y del diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, de Bildu, en el homenaje a Jose Mari Korta el pasado viernes fue considerada como «un paso» por parte de algunas personas, las más optimistas, de cara a la «normalización» de la situación en el País Vasco y Navarra. La asistencia de personas de Bildu o, incluso de Sortu, se viene repitiendo de vez en cuando desde que ETA anunciara el cese de los atentados el pasado 20 de octubre de 2011.

Resulta casi habitual verles en homenajes a empresarios como Ignacio Uría, muerto por ETA en Azpeitia o a políticos, como Tomás Caballero, concejal de UPN asesinado en Pamplona.

Sin embargo, en Bildu se distingue entre unos muertos y otros. Todavía no se les ha visto en ningún homenaje a miembros de las Fuerzas de Seguridad o militares. Ayer en la localidad navarra de Berriozar se recordó a Francisco Casanova, militar de profesión, asesinado tan sólo un día después de Jose Mari Korta. Allí estuvieron miembros del Gobierno de Navarra, UPN, del PSN, del PP... Pero no se vio a nadie de Bildu o de la izquierda abertzale.

Francisco Casanova, además de conocido, era muy querido en la localidad navarra ya que era una gran dinamizador de la vida cultural berriozartarra. Catorce años después de su asesinato todavía la sigue animando la vida de la localidad con el festival de jotas que cada aniversario de su muerte se celebra en la plaza Eguzki de la localidad.

Pero su condición de militar le anula de cualquier recuerdo de la izquierda abertzale. Incluso del propio Ayuntamiento, gobernado por Aralar, ahora integrado en EH Bildu, con el apoyo del propio Bildu, no se toma la molestia de recordar a un vecino de la localidad asesinado cruelmente. Es un paso todavía demasiado grande para los abertzales.

 


Recortes de Prensa   Página Inicial