AGLI Recortes de Prensa   Viernes 22  Agostoo  2014

Gasto insostenible de las autonomías
Herrera Campo desbarra en sus afirmaciones, porque actualmente las autonomías son un gasto insostenible, insoportable e indeseable
Jesús Salamanca www.diariosigloxxi.com 22 Agosto 2014

No es de recibo, y mucho menos razonable, la defensa a ultranza que suele hacer Herrera Campo del Estado de las Autonomías. En primer lugar porque lo hace como parte interesada, a quien se le oculta buena parte de la realidad de lo que ocurre en la suya, como le reiteran los procuradores de la oposición en las Cortes. Y en segundo lugar, porque ligar el Estado de Bienestar con el Estado de las Autonomías es pasarse tres pueblos a sabiendas. Al hacer una defensa tan alejada de la realidad actúa como un simple gaznápiro.

Ni él mismo se cree sus palabras. Debería saber el presidente Herrera que, como decía Esopo: “la rueda más estropeada del carro es la que más ruido hace”. Ahí tiene la situación de la sanidad y de la educación; ambas reclaman a gritos mejor gestión y más medios económicos. Y por si nos quedamos cortos, no está de más recordar que la deuda de Castilla y León se eleva a siete mil millones de euros; tal cantidad es más alta que el concepto ‘chocolate del loro’.

Naturalmente, señor Herrera, que el Estado de Bienestar hubiera sido mucho mejor sin las autonomías. Usted no debió asistir a clase el día que lo explicó el profesor. Si ya supone un tremendo gasto mantener lo que mantiene el Estado central, no dude que si no hubiera existido tanto parlamento autonómico, tanto aprovechado ocasional, tantos gobiernos manirrotos y mediocres, tantos coches oficiales, tantas sedes, edificios, fundaciones de dudoso pelo y sospechosos objetivos, y tantos y tantos sueldos desproporcionados, además de miles de ayudas preocupantes, organismos autónomos,… el agujero del Estado no hubiera tenido las dimensiones que tiene.

Gran culpa del desfase deficitario lo tienen las comunidades autónomas, por eso escuchar al presidente Herrera defender a ultranza el Estado de las Autonomías y compararlo con el Estado de Bienestar da pena, mucha pena. Por eso digo que estamos ante un simple gaznápiro y un claro ‘pagafantas’, además de un desorientado integral. Demuestra que está fuera de juego y que a sus allegados no les interesa que esté informado.

La ciudadanía de Castilla y León confía en que no vuelva a presentarse como candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León. Está cogido por su palabra y preso de su decisión. Le viene bien que se aireen las telas de araña que le recubren; además, en vísperas de las pasadas elecciones autonómicas, ya anunció que esa era su última vez. Vamos a ver si sabe cumplir su palabra o es como muchos de los adláteres de los que lleva años rodeándose.

No es menos barbaridad decir que “quienes atacan a las autonomías impugnan el modelo constitucional que los españoles conquistaron en 1978”. Va siendo tiempo de cambiar el modelo; el actual ya sabemos lo que encierra, además de corrupción y provecho para la casta. Sinceramente, no estaría de más replantearse el Estado de las Autonomías.

Es evidente que tampoco acudió a clase el día que explicaron ese tema. Herrera Campo desbarra en sus afirmaciones, porque actualmente las autonomías son un gasto insostenible, insoportable e indeseable. Solo interesan a quienes ‘maman’ de sus sacas. ¡Hay que ver cómo y cuánto maman!

Las autonomías son la historia de un fracaso suficientemente demostrado. Sin ellas, España estaría en un lugar destacado, así como muy alejada de corruptelas y déficits desorbitados. Tampoco hay dudas respecto a que el esfuerzo económico diario de los ciudadanos para mantener una educación, una sanidad y unos servicios sociales de calidad sería mucho menor y más controlado. ¿Acaso puede explicar que haya comunidades uniprovinciales con gobierno propio, parlamento, diputación, fundaciones mil, organismos autónomos,…? No estaría de más que echara una ojeada a sus déficits y a su endeudamiento. Sabe una cosa, señor Herrera: ese día tampoco acudió usted a clase.

Vincular el Estado de las Autonomías con el Estado de Bienestar es un atrevimiento que no se debe consentir. Siempre se nos anunció que todo sería más fácil si la ciudadanía tenía más cerca a la Administración y ésta sigue abusando del ciudadano-contribuyente, con la misma desfachatez que lo hacía el centralismo. ¿Acaso la comunidad de Herrera Campo es distinta a lo dicho? ¡Ya está bien de sandeces premeditadas e interesadas! Espero que al ‘borde’ del presidente Herrera le quede claro que no se ataca a las bases del Estado de Bienestar denostando al Estado de las Autonomías.

Señor Herrera: tonterías, las justas. Usted sabe que a su entorno no le gusta nada que le canten las verdades ni le den trabajo que deba realizar. Y cuando eso sucede llegan las amenazas, a través de terceros y en forma de retorcidos apercibimientos. Si ésta es la comunidad que usted dice gobernar, pues respetuosamente puede metérsela por donde le quepa y por donde guste. Con su pan se coma su ‘cortijo’ autonómico.

Libertad 2.0
Los ochenta
Almudena Negro  www.vozpopuli.com 22 Agosto 2014

Dicen nuestros políticos que España ha avanzado mucho bajo el juancarlismo en el terreno de las libertades, pese a que la más necesaria de todas ellas, la libertad política –división de poderes y representación- ni está ni se la espera. Porque no les interesa. Empero, si uno compara la sociedad de los años ochenta, anterior a la caída del Muro de Berlín que dejara, como magníficamente analizara Jean François Revel, a la izquierda absolutamente desnortada durante un tiempo, una vez visto el fracaso de la teoría económica marxista y expuestos ante el mundo los horrores y los crímenes que se escondían detrás del telón de acero, nos podremos percatar del retroceso que se ha ido produciendo en cuanto a libertades individuales.

Como siempre, se trata de negar la naturaleza humana y buscar un nuevo hombre. El súper-hombre. Un desastre

Criticaba la izquierda en los ochenta, influenciada como estaba por mayo del 68, el prohibicionismo de la derecha. Empero, hoy, de la mano de las bioidelogías que hunden su raíz en el nacional socialismo alemán de los años treinta, derivado a su vez de la mezcolanza entre el economicismo leninista y la politización fascista [todas ellas ideologías socialistas pues, en la práctica, todo nacionalismo es inevitablemente socialista y todo socialismo es inevitablemente nacionalista, como ya explicara Fichte en “El estado comercial cerrado”] la izquierda se ha entregado, visto el resultado de sus políticas, a aquello que repudiaba décadas atrás. En el fondo, como siempre, se trata de negar la naturaleza humana y buscar un nuevo hombre. El súper-hombre. Un desastre. El desastre de los totalitarismos del siglo XX.

Los ochenta eran los tiempos en que desde la izquierda se pedía, por ejemplo, frente a la postura liberal de no intervención, la regularización de la prostitución. Regularización que, vista con la perspectiva del tiempo, en Holanda ha sido un verdadero fracaso: sólo un 4% de las prostitutas se han acogido a dicho sistema mientras la clientela sigue buscando a la profesional no regularizada y las mafias campando a sus anchas, como denuncian feministas socialistas de tronío como Beatriz Gimeno, hoy cercana a Podemos.

¿Se imaginan que los Hombres G publicaran hoy en día su tema “Matar a Castro”?

“Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque”, jaleaba en los ochenta el alcalde madrileño Enrique Tierno Galván. Grupos musicales agrupados en torno a la mítica movida madrileña entonaban –en algún caso lo único entonado eran ellos- canciones que hoy serían motivo de escándalo entre una clase política y mediática entregada al puritanismo. El repertorio de los músicos iba desde el “Sí, sí” de los Ronaldos hasta el “Cuánta puta y yo que viejo” (sic) de los siempre irreverentes gallegos de Siniestro total, pasando por los temas de Loquillo que escandalizan a algunos movimientos dizque feministas. Si estos temas se hubieran dado a conocer este mes pasado, influyentes miembros de la subcultura [o sea, gritones televisivos] se pasarían por lo menos una semana arguyendo en las tertulias en favor de la exclusión social de los míticos cantantes y grupos musicales por osar afrentar el pensamiento único. ¿Se imaginan que los Hombres G publicaran hoy en día su tema “Matar a Castro”? Habría que oír al de la coleta y a los demás.

Al fin y al cabo, el consenso socialdemócrata, del cual todos los partidos forman parte y que sustituye el consenso social por el consenso político, ordena la exclusión de la vida civil de cuantos se muestren contrarios al mismo. Pero no son pocos los políticos que hablan de “conquistas sociales”.

Entre las más sobresalientes bioideologías de obediencia obligatoria, devenidas en verdaderas religiones sustitutivas [frente a la fe no se puede contraponer la razón], se encuentran la ecología, que sirve como excusa para casi cualquier cosa y que en la vecina Alemania causa estragos, la ideología de género y la de la salud.

Madrid era antes mucho más caótico. Nada que ver con el orden soviético-burocrático que ahora padecen los madrileños, ahogados a impuestos y tasas. Pero era mucho más libre

En los ochenta no se perseguía a los fumadores como si fueran leprosos y culpables de todos los males del universo (no se me adelanten adelanten los prohibicionistas del eslógan fácil: no fumo, pero me gusta la libertad). Se podía, los más jóvenes ni se lo van a creer, aparcar en segunda fila o incluso encima de la acera, no existiendo parquímetros que penalizan a los menos pudientes, ni tampoco de los otros. Los locales de copas, no sólo las discotecas, abrían hasta las tantas de la mañana. Eran los tiempos en que de Madrid se decía que era el Nueva York europeo, la otra ciudad en la que nunca se dormía. Tiempos en que Madrid, como el resto de ciudades españolas, tenían vida. Alberto Ruiz-Gallardón, por entonces en Alianza Popular junto a Jorge Vestrynge, aún no proponía quitar los carteles luminosos del centro de la ciudad para dejar la capital iluminada como si de La Habana se tratase. Sí, vale, Madrid era antes mucho más caótico. Nada que ver con el orden soviético-burocrático que ahora padecen los madrileños, ahogados a impuestos y tasas. Pero era mucho más libre. Que es de lo que se trata. El resto de España, igual. Barcelona, incluso, era vanguardia. Era.

Hoy, devorada la España del Estado de Partidos por el colectivismo [“los derechos individuales no están sujetos al voto público; una mayoría no tiene derecho a votar la derogación de los derechos de una minoría”, advertía Ayn Rand] las diversas bandas organizadas pelean por el reparto del cada vez más exiguo pastel, pretendiendo expulsar del mercado a quienes tratan de sobrevivir pese a la inmensa profusión legal que ha convertido al ciudadano en sospechoso permanente y al saqueo impositivo o, simplemente, a quienes han comprendido la revolución que suponen las nuevas tecnologías. A los que pretenden avanzar. Perjudicando, por supuesto, al españolito de a pie, que a las oligarquías le importan un colín.

Vivimos en un continuo “qué hay de lo mío” típico de la socialdemocracia y que tan bien saben explotar los partidos. Todos. Es el consenso.

La Oposición no será ‘leal’
Pablo Sebastián www.republica.com 22 Agosto 2014

Vamos a ver si Mariano Rajoy se atreve con la crisis de Gobierno que debe hacer para afrontar el año y medio de legislatura que le queda, abordar la crisis catalana, intentar superar el estancamiento de la economía y relanzar electoralmente el PP, con la ayuda de su anunciada reforma de la ley electoral municipal para elegir a los alcaldes de manera directa y por mayoría simple, lo que ya ha provocado el rechazo unánime de la Oposición. Una Oposición, en precampaña electoral permanente, que no será ‘leal’ a la mayoría del Ejecutivo si este utiliza el rodillo de su mayoría absoluta y se empeña en reformar por las bravas la ley electoral municipal.

Lo de reformar su Gabinete es algo que no le gusta a Rajoy pero puede ser obligatorio si tras su próximo encuentro con Merkel se abre la puerta a la presencia del ministro De Guindos al frente del Eurogrupo de la UE, mientras aún queda pendiente el nombre del candidato, o candidata, español a la Comisión Europea una vez que el presidente Juncker no quiere a Arias Cañete y pide a Rajoy que le haga otra propuesta con nombre de mujer.

Tampoco está claro lo que va a ocurrir con el desafío catalán a pesar de los graves problemas surgidos en el seno de los partidos independentistas a propósito de la gran estafa de Jordi Pujol y del resto de su familia confesada públicamente por el propio líder y fundador de Convergencia. Pero en este terreno, donde Rajoy se ha movido muy poco al menos en público, el presidente tiene la obligación final de dar la cara y de bloquear la consulta ilegal tal y como lo ha prometido en reiteradas ocasiones.

En cuanto a la Oposición, donde ahora se estrena Pedro Sánchez como líder del PSOE, todo anuncia que tendremos un otoño algo más que caliente por causa de la anunciada reforma de la norma electoral municipal para la elección de alcaldes que Rajoy quiere imponer con su mayoría absoluta. A lo que Sánchez y su equipo ya han dicho que no a la vez que promocionan un frente global de la Oposición contra lo que llaman un abuso o golpe de mano del PP en contra de la legalidad democrática -hay dudas muy serias sobre la constitucionalidad de semejante reforma-, dado que solo faltan nueve meses para la celebración de esos comicios.

Este enfrentamiento puede, por otra parte, repercutir de manera muy seria en el llamado pacto constitucional de 1978, hasta el punto de que en caso de ruptura el PSOE podría plantearse otras actitudes. Como por ejemplo su posición sobre el referéndum que otros partidos han pedido sobre Monarquía o República, algo que sería bien acogido por las bases y militantes del PSOE. Por ello Rajoy debería tener mucho cuidado con no romper la cuerda de las relaciones institucionales con el PSOE.

Sin embargo el ‘frente’ de la Oposición contra el PP que proponen desde el PSOE en el caso de la reforma electoral para elegir a los alcaldes, no parece tan sencillo como se piensan en Ferraz, dado que hay muchos problemas internos en casi todos los partidos de la Oposición. Empezando por el PSOE en Cataluña y Andalucía, siguiendo por UPyD donde sus dirigentes andan a la greña, o por CiU con el escándalo de los Pujol, e incluso en IU por causa de la imparable irrupción de Podemos en la izquierda política.

En realidad nadie, en la política española, está para tirar cohetes ni tampoco la primera piedra, sobre todo en la Oposición. Y de esa debilidad y luchas fratricidas se quiere aprovechar Rajoy con su reforma electoral, a sabiendas de que su partido no tiene ahora capacidad de pacto con otras fuerzas políticas como CiU, PNV y UPyD. Motivo por el que quiere cambiar la ley electoral para no perder las alcaldías que ahora controla en toda España. Pero ese juego nada limpio a Rajoy le puede salir muy mal, porque va a necesitar de la ayuda del PSOE para abordar muchas cuestiones de Estado e institucionales y no es fácil de imaginar que el PP imponga su mayoría política sin consenso en la reforma electoral y que luego pida ayuda en el campo institucional. Todo tiene un límite y da la impresión de que esa frontera se va a sobrepasar.

Mejor sin honra, pero con los barcos
oti rodríguez marchante ABC Cataluña 22 Agosto 2014

Es realmente patético comprobar la frialdad de Jordi Pujol al transformar su careta compungida en simple y pura cara dura

Ya no se trata de salvar la honra, sino los barcos, y la flota de los Pujol ha encontrado una dársena bien abrigada por la propia desfachatez y la ética profesional de los medios de comunicación que pescan en el caladero catalanista. Ahora no se trata de encontrar el dinero, sino “las motivaciones políticas” que animan a la Ley a buscarlo, y a esa noble tarea dedican sus portadas y su filigraneo editorial los medios de comunicación que pescan alegremente en el caladero del catalanismo… Lo interesante ya no es averiguar cuántos millones se han distraído, ni su procedencia, ni sus afanes viajeros, ni los trapicheos para hacerlos invisibles y disfrutables…, no, lo que interesa ahora es saber si existe una motivación política en la Ley para perseguir a la banda apandadora (¿cambiará, acaso, la motivación, los millones como para asar una vaca y la realidad de su procedencia?). Es realmente patético comprobar la frialdad de Jordi Pujol al transformar su careta compungida en simple y pura cara dura… Tras su primer acto teatral y tras comprobar hasta qué punto cuenta con la desfachatez de los suyos y de los del proceso, el padre de la patria ha decidido que aún le prestarían un trozo de la bandera para disfrazarse con ella, y la Justicia no va en realidad contra él, sino contra el independentismo catalán. Lo cierto es que está dispuesto a entregar medallas, cargos, carnets, prebendas…, o sea cualquier atisbo de honra, pero los barcos no se tocan.

Y a esos mismos niveles de ética empiezan a acogerse ya todos, porque el gesto de la llamada Oficina Antifraude de Cataluña, que dirige un tal Daniel de Alfonso, en vez de darle sentido a su nombre e ir a lo negro, anuncia que se querellará contra el sindicato Manos Limpias, por acusarlos de no investigar las denuncias que les llegaban del tejemaneje pujolista. O la memez del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que advierte al Estado de que prevaricaría si impidiera una consulta “legal”… Trias, que no es independentista pero que votaría sí a la independencia, ha dado muestras de su coherencia política y ética, por eso no es raro que se trabuque con la palabra Ley, y no alcance a distinguir lo que es un artilugio pseudolegal y lo que es una Constitución que obliga a todos los individuos y estamentos de un Estado democrático.

¿Hará cumplir Rajoy la Ley Wert?
EDITORIAL Libertad Digital 22 Agosto 2014

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo no ha podido ser más clara y tajante a la hora de rechazar la suspensión cautelar de la llamada Ley Wert el próximo curso 2014-2015, tal y como habían solicitado en tres recursos la Junta de Andalucía y la Generalidad de Cataluña, comunidades que tendrán que asumir las costas del proceso.

Aunque el Gobierno regional catalán todavía no se haya pronunciado respecto del fallo del Alto Tribunal, poca voluntad de acatamiento cabe esperar de un Ejecutivo que ha hecho y sigue haciendo caso omiso de cuantos fallos judiciales le han contrariado y que se encuentra inmerso en un ilegal proceso de construcción nacional que desafía las bases mismas sobre las que se edifica el ordenamiento constitucional. Mas y sus socios de Gobierno han sido muy claros en tiempos bien recientes al asegurar que en Cataluña no se va a aplicar la Ley Wert como para pensar que van a hacer lo contrario.

En cuanto a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado que "minimizará el impacto" de esa ley en dicha comunidad manteniendo, por ejemplo, la ratio de alumnos por aula y la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

La presidenta de Andalucía está en su derecho de no compartir la sentencia del Supremo y confiar en que el Tribunal Constitucional la tumbe finalmente "por cuestiones de fondo". Lo que no es propio de un Estado de Derecho es que un gobernante se arrogue la potestad de "minimizar" los efectos de una ley y de las sentencias que no le gustan.

Las leyes y las sentencias se cumplen y se hacen cumplir, y esto también va por el presidente del Gobierno: no cabe duda alguna de que Mariano Rajoy comparte la ley impulsada por su ministro de Educación. Pero también es claro que Rajoy comparte plenamente las leyes y las sentencias que defienden el derecho a tener al castellano como lengua vehicular de la enseñanza y esta es la hora, sin embargo, en que no las ha hecho cumplir allí donde tal derecho se vulnera.

Habrá que esperar poco, sólo hasta el mes que viene, en el que arranca el curso escolar, para ver si este fallo del Tribunal Supremo y la Ley Wert se cumplen en Cataluña y en Andalucía. De nada servirá que el Poder Judicial avale una norma emanada del Legislativo si luego el Ejecutivo no garantiza su cumplimiento.

Hay que evitar que España sea un punto de reclutamiento yihadista
EDITORIAL El Mundo 22 Agosto 2014

EL VÍDEO del asesinato y decapitación del periodista norteamericano James Foley a manos de un islamista radical que hablaba inglés con acento londinense, ha puesto el foco en la singularidad más alarmante del nuevo yihadismo, protagonizado por el grupo terrorista Estado Islámico (IS):su capacidad para atraer e incorporar a sus filas a milicianos de todo el mundo.

La seducción que ejerce el ISes muy llamativa. Desde que comenzó el conflicto en Siria hace tres años cerca de 11.000 islamistas radicales de 74 países han abandonado sus lugares de origen para sumarse a la guerra santa contra el infiel, de los cuales 2.000 nacieron o se criaron en Estados Unidos, Australia, la UE o los países nórdicos. Ni siquiera la guerra de Afganistán en los años 80 -donde combatieron 4.000 voluntarios- ejerció tal concentración de muyahidines extranjeros. El recurso a la brutalidad más despiadada para hacer proselitismo, la propaganda a través de las redes sociales y la expansión mundial de internet explicarían este fenómeno, que multiplica exponencialmente la amenaza global del terrorismo islámico.

Por lo que respecta a Europa y a las actuales guerras de Siria e Irak -donde el IS ha fundado su califato- las principales levas se han producido en Francia (700), Reino Unido (500) y también España; lugar de reclutamiento de musulmanes extremistas y refugio de salafistas desde hace al menos cuatro años. Las fuerzas de seguridad han identificado ya a 35 islamistas radicales nacidos o criados en nuestro país que se han desplazado a Siria o Irak, de los cuales aproximadamente 30 se han sumado a las tropas del IS. El peligro real de que parte de estos voluntarios -algunos de ellos mujeres- regresen a Europa e inicien su particular yihad con atentados causa preocupación desde hace mucho.

El precedente del 11-M mantiene a la Policía alerta desde hace 10 años. La desarticulación en marzo pasado de una célula dedicada al entrenamiento y envío de voluntarios a Siria, Malí y Libia deja claro hasta qué punto nos conciernen todas las ofensivas del terrorismo islámico. Más aún, la reciente detención en Melilla de dos chicas de 14 y 19 años que iban a integrarse en el IS. Cabe recordar, también, que la Ertzaintza ha advertido a sus agentes del riesgo de un atentado yihadista, que se materializaría mediante el asalto a una patrulla para robarles las armas y disparar indiscriminadamente. Todo ello demuestra que las guerras en Oriente Próximo nos sitúan, como al resto de la comunidad internacional, en la diana del IS.

En las últimas detenciones ha resultado clave la colaboración con Rabat. Hay que tener en cuenta que Marruecos es tan importante en la lucha contra el terrorismo islámico como lo fue (y es) Francia frente a ETA. Sin la ayuda de los servicios secretos marroquíes hubiera sido imposible la detección de hasta 1.700 salafistas exiliados en España en los últimos años. La Policía española es una de las mejores consideradas por capacidad operativa contra el terrorismo islámico, pero aún queda trabajo por hacer, tanto en materia legislativa como en prevención. La coordinación con la comunidad musulmana asentada en España es fundamental para abordar esta amenaza global desde todos los ángulos.

Reforma electoral
El legislador torpe y atolondrado
Emilio Campmany Libertad Digital 22 Agosto 2014

Quienes detentan el poder local del PP deben de estar muy enfadados con Rajoy al ver que el electorado pretende darle un palo al Gobierno en sus riñones. La posibilidad de una revuelta debe de ser muy alta cuando un político tan medroso como Rajoy está resuelto a cambiar unilateralmente la ley electoral para salvar a los revoltosos la poltrona en la que hoy se sientan. Es desde luego impresentable que el partido circunstancialmente en el Gobierne abuse de su mayoría parlamentaria para cambiar por su cuenta y sin consenso la ley electoral. Constituye un despropósito tan obvio que no merece mayor abundamiento.

Pero no es lo único negativo que puede decirse de la susodicha reforma. Cualquier estudiante de Filosofía del Derecho sabe que toda ley, para poder ser tal, ha de ser general. Lo que significa que una ley destinada a la consecución de un fin concreto no puede nunca ser una ley, aunque formalmente lo parezca. Por eso cuando se redactan normas ad hoc el leguleyo de turno disfraza de general lo que no es más que una norma destinada exclusivamente a beneficiar o perjudicar a una persona concreta. Por ejemplo, así ocurriría con una norma en la que se dijera sin venir a cuento que están exceptuados de someterse a ella los registradores de la propiedad que estén en excedencia por estar prestando servicios especiales, una circunstancia que se da exclusivamente en Mariano Rajoy. Eso y decir que Rajoy por su cara bonita no tiene que obedecer tal precepto sería decir lo mismo, y por tanto tal ley nunca sería realmente una ley, al faltarle la condición de general. A la reforma que se pretende imponer le ocurre lo mismo. Decir que serán alcaldes directamente quienes obtengan el cuarenta por ciento de los votos es tanto como decir que seguirán siendo alcaldes los que ahora lo son a pesar de perder las elecciones si no las pierden por mucho. No es tan grosero como el ejemplo que he puesto, pero casi.

No obstante, hay otra circunstancia con la que no cuentan esos leguleyos del PP que le soplan a Rajoy fórmulas al oído para que sus bases clientelares no se le solivianten. Con leyes electorales distintas, los electores votan de manera diferente. En Madrid, por ejemplo, un habitual votante del PP que quisiera castigar a Rajoy podría, con la ley actual, conformarse con abstenerse. Pero si le dicen que dará igual que se abstenga porque Ana Botella será igualmente alcaldesa a pesar de su abstención, ya que la nueva ley le permitirá serlo con el cuarenta por ciento de los votos, a lo mejor lo que decide es votar a otro partido. Y lo mismo ocurre con los electores de izquierda, que a la vista de una reforma que pretende castigar su fragmentación pueden decidir concentrar su voto en quien tenga más posibilidades de acumular apoyos, que podría ser el PSOE pero que también podría ser Podemos.

Las leyes ad hoc las carga el diablo. Y las electorales, más.

¿ACCIÓN HUMANA O FINANCIACIÓN DEL TERRORISMO? ***********
El pago de rescates fomenta los secuestros
José Carlos Rodríguez www.gaceta.es   22 Agosto 2014

Francia y España son los países con más secuestrados, y pagan grandes cantidades de dinero a los terroristas por los rehenes.

El asesinato de James Foley, diseminado por todo el mundo en video, ha reavivado el debate sobre la conveniencia, o no, de pagar rescates a los terroristas para evitar la muerte de los rehenes, o asumir que se pueda producir la peor noticia pero sin aceptar el chantaje.

La familia del periodista había logrado reunir cinco millones de dólares para pagar el rescate de Foley. Estaban aún muy lejos de los 123 millones que exigía Estado Islámico, pero es aún una gran cantidad. Es muy improbable, de todos modos, que hubieran podido entregar esa o cualquier otra cantidad de dinero. Las leyes, en los Estados Unidos, consideran que es financiación de grupos terroristas, por lo que están prohibidas.

El beneficio del pago del rescate es evidente, si los terroristas cumplen su parte. El beneficio de no ceder ante el chantaje no es tan inmediato. La lógica es que pagar los rescates convierte el secuestro en un negocio rentable, por lo que favorece que haya más. Y dota a los terroristas de medios económicos para realizar más secuestros, y cometer más atentados.

Según una información del diario The Wall Street Journal, del 29 de julio, los distintos tentáculos de Al Qaeda han recaudado 120 millones de dólares entre 2004 y 2012, y unos 20 millones adicionales desde entonces y hasta este año. En otra información, publicada el mismo día por The New York Times, se asegura que desde 2008 Al Qaeda ha recibido al menos 126,5 millones de dólares.

En la lista de los principales contribuyentes a las arcas del grupo terrorista está un país que ha sufrido mucho, y durante años, el azote de otro terrorismo: España. El primero de la lista de Francia, con 58,1 millones de dólares. Le siguen Qatar y Omar, con 20,4 y Suiza, con 12,4 millones de dólares. El cuarto puesto lo ocupa nuestro país, con 11 millones de dólares, seguido por Austria, con 3,2. Hay, además, otros 21,4 millones de dólares aportados por otros países, que no se han podido identificar.

En esa lista hay grandes ausencias. Una de ellas es la de los Estados Unidos. Gran Bretaña también es excepción, en un continente por lo general dispuesto a recuperar a sus ciudadanos a base de poner dinero. El WSJ cita al subsecretario del Tesoro para el terrorismo de los Estados Unidos, David S. Cohen, quien ofrece la cifra de 120 millones hasta 2012, y considera que “los Estados occidentales deberían haber actuado mejor, en lugar de pagar rescates de forma oculta”.
Más pagos, más secuestros

Esta es una práctica que viene detallada en la noticia del NYT. Una de las principales vías de financiación del terrorismo es el pago de rescates por la vía de las ayudas al desarrollo. Ese dinero, que formalmente está consignado al fomento de la actividad económica en los países pobres, se destina en estos casos al pago de organizaciones pantalla de grandes cantidades de dinero que van a parar a los grupos terroristas.

Convertir a los extranjeros en minas de millones de dólares no ha contribuido a la seguridad de los occidentales en las zonas de conflicto en Oriente Medio. El NYT detalla que ha habido 17 franceses capturados en este tiempo. Ocho han sido liberados por el pago de rescates, uno sigue en cautividad, cuatro han muerto a manos de sus captores y otros dos han muerto por otros motivos.

El segundo país en la lista es España, con cinco personas secuestradas. Los cinco han sido liberados, y en todos los casos por el pago de grandes cantidades de dinero.

Francia tiene mucha presencia en Oriente Medio, por lo que es lógico que se secuestre a muchos nacionales de aquél país. Pero también es el que más paga, por lo que los franceses son una presa apetitosa para los grupos terroristas. Al menos igual de atractivos son los españoles. A diferencia de Francia, el Gobierno español no ha permitido que ninguno de los rehenes españoles muera antes de entregar un rescate. De ahí que sea el segundo en la lista.
España

Tres españoles han sido secuestrados por Al Qaeda en el Magreb Islámico, y otros dos por Al Shaabab. Este último caso es el de las dos cooperantes de Médicos sin Fronteras, Montserrat Serra y Blanca Thiebaut. Fueron liberadas después de 21 meses de cautiverio, y después del pago de 5,1 millones de dólares.

Tres periodistas españoles fueron secuestrados en Siria, en septiembre de 2013. Se trata de Marc Marginedas, de El Periódico, y Javier Espinosa y Ricard García Vilanova, del diario El Mundo. El dos de marzo de este año fue liberado Marginedas, y cuatro semanas más tarde el periodista y el fotógrafo del diario El Mundo. Al Qaeda en el Magreb Islámico recibió por aquélla operación 5,9 millones de dólares.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Carl Schmitt y el nacionalismo catalán

Juan Fco. Martín Seco www.republica.com  22 Agosto 2014

Al contemplar el comportamiento del nacionalismo catalán resulta difícil no acordarse de Carl Schmitt y de su concepción de la soberanía, del derecho y de lo político. No en vano fue durante tres años un valioso colaborador del régimen implantado por el nacionalsocialismo, e inspiró, al frente de la Asociación de Juristas Nacionalsocialistas, muchos textos jurídicos del III Reich. De aquella época data la publicación de su obra Estado, Movimiento, Pueblo, en la que se describen unas nuevas relaciones institucionales, el movimiento en cuanto que es dirigido por el partido constituye el elemento preeminente y dinámico.

El concepto de lo político en Schmitt se fundamenta en el binomio amigo-enemigo. El enemigo es el otro, el extraño, el extranjero. Es por el enfrentamiento a los otros por lo que se configura nuestra propia identidad. Lo político es un criterio semejante al ético (bueno, malo), al estético (bello, feo) o al económico (rentable, no rentable). Sin embargo, no es totalmente idéntico en cuanto que lo político es extensible a todos los otros contenidos de la realidad. Su sombra se proyecta sobre todos los ámbitos de la vida, que se impregnan del binomio amigo-enemigo. Para Schmitt, la actividad política se produce principalmente en el exterior. En el interior debe desecharse toda pluralidad, no hay sitio para el enemigo, ha de conseguirse por cualquier medio la homogeneidad.

A Schmitt se le vincula con el decisionismo político, y con la frase tantas veces citada, “Soberano es quien decide sobre el estado de excepción”, decisión que puede tomarse sin vinculación normativa de ningún tipo, es decir, al margen de la Constitución. En caso de necesidad, el Derecho debe suspenderse en virtud del derecho a la propia conservación. La decisión por encima de la Constitución. Schmitt profesa una teoría pura de la decisión, en la que lo importante radica en que se tomen decisiones y no tanto en cómo o con arreglo a qué norma se decida. La voluntad de decidir se eleva a principio máximo de actuación política y parece fundamentarse en sí misma, sin relación alguna a norma que determine el qué, el cómo, y quién es el que debe decidir. Por eso parece coherente que, en la controversia que mantuvo con Hans Kelsen, atacase la función de los tribunales constitucionales.

Resulta ilustrativo que el nacionalismo catalán haya asumido el derecho a decidir como valor absoluto, colgado en el vacío, fundamentándose en sí mismo, y sin relación a norma alguna que determine el sujeto, su contenido y el modo de ejercerlo. En su discurso trasciende un cierto desprecio a la Constitución, y su subordinación a lo que llaman conflicto político, a pesar de que en Cataluña fue aprobada con el 90% de votos positivos y la abstención se circunscribió tan solo al 30 %, es decir, uno de los grados de aceptación más elevados entre las Comunidades Autónomas. Su postura ante el Tribunal Constitucional es de total animadversión, puesto que piensan que, en todo caso, si hay que interpretar la Constitución, ellos son los indicados. De ahí que hayan considerado la sentencia del Tribunal Constitucional respecto al Estatuto como un ultraje a toda Cataluña (ellos son Cataluña), pasando por alto que aquel fue aprobado con más de un 50% de abstención y un 30% de votos negativos, muy lejos por tanto del resultado obtenido en el referéndum por la Constitución.

Para el nacionalismo, Cataluña se configura, adquiere fuerza y entidad por la oposición a España. España nos roba. El binomio Cataluña-España es el eje sobre el que gira todo el discurso nacionalista, amigo-enemigo. El enemigo es el Estado español, pero también alguien más, porque todo aquel que no es amigo se convierte en enemigo. Quien no se declara independentista es de los otros, un traidor a Cataluña, del PP, un facha. Toda la realidad se estructura alrededor de esta dicotomía. Los favores, las subvenciones, las ayudas, los empleos, las concesiones, son exclusivamente para los amigos; la marginación, el desprecio, la repulsa, para los enemigos. Dentro de Cataluña no se puede permitir ni la pluralidad ni la discrepancia, quienes no son independentistas no son catalanes.

El criterio político, entendido tal como lo hacía Schmitt, amigo-enemigo, secesionista-no secesionista, se extiende y determina el resto de ámbitos de la realidad, condiciona el binomio verdad-mentira, y bajo su impulso se reescribe la historia, presentando como verídica y fidedigna una construcción de los hechos y de las instituciones inventada y quimérica, sin ningún fundamento en la realidad.

El criterio político amigo-enemigo delimita y se superpone al criterio ético de bueno-malo. Es bueno lo que beneficia al independentismo y, por el contrario, no hay nada malo si se puede cubrir con la senyera. Así se explica que en la crisis de Banca Catalana, la actuación del fiscal contra una presunta estafa a los accionistas y contribuyentes se interpretase como una agresión a Cataluña y a los catalanes. Eso explica también que, mientras en otras partes de España la corrupción afloraba con frecuencia y los medios de comunicación se hacían eco de ella a menudo, en Cataluña parecía que no se producía y, aunque la mayoría de los catalanes eran conscientes de que estaba incrustada en el sistema y de que se extendía a casi todas las instituciones, era silenciada totalmente por la prensa. Y eso, me temo, que explica por último que, ante el gran escándalo destapado en los pasados días y que afecta a la familia Pujol y a CiU, el impacto sobre el secesionismo no vaya a ser tan fuerte como algunos piensan. Van a ser legión los que se digan a sí mismos: “Al fin y al cabo son de los nuestros y, además, todo esto ha salido ahora como maniobra contra el proceso soberanista”. Ahí están los vecinos de Queralbs, pueblo en el que se ha refugiado el ex president, quienes, en lugar de considerarle un delincuente que les ha robado, le saludan con cariño y hablan de él como de un mártir, inmolado por su familia y por Cataluña.

El criterio amigo-enemigo desplaza al criterio izquierda-derecha. Esquerra Republicana, que se vanagloria de ser, tal como su nombre indica, de izquierda, acampa en común francachela (siendo su soporte) con el partido más conservador del arco parlamentario, CiU, y apoya sus políticas reaccionarias. Todo sea por el proceso secesionista. Los enemigos son los otros. En realidad, allí donde aparece el nacionalismo, especialmente si se trata de una región rica, los planteamientos de izquierdas deben salir por la otra puerta. No se pueden defender la justicia y la política redistributiva únicamente para los amigos.

El criterio independentista se superpone al criterio económico. Lo rentable y lo eficaz pierden significado ante el nacionalismo. Carece de relevancia que todo indique que el proceso secesionista puede complicar la situación económica en España, y especialmente en Cataluña. Y a la hora de hacer el presupuesto, hay que dar prioridad a todos aquellos gastos que se relacionan con el catalanismo, aun cuando haya verdaderas necesidades sociales sin cubrir y deficiencias en los servicios públicos. Es más, llevados hasta el extremo estos planteamientos, habría que preguntarse si la Fiscalía no debería interponer una querella criminal contra los responsables de la Generalitat, comenzando por Artur Mas, por malversación de fondos públicos, pues es difícil no tipificar de tal modo los gastos acometidos de cara al referéndum, ya que se dirigen a una finalidad que se sabe de antemano que es ilegal. Ciertamente, no todas las actividades ilegales tienen una calificación penal, pero el invertir recursos públicos en ellas sí parece que debiera considerarse prevaricación y malversación de fondos públicos.

www.martinseco.es

Cataluña
Crónica de un escándalo anunciado
Eduardo Goligorsky Libertad Digital 22 Agosto 2014

Lo sabían. Vaya si lo sabían. La lectura retrospectiva de los artículos donde los catequizadores del secesionismo desgranan regularmente sus sermones para los acólitos revela que algunos de ellos, los más próximos a los estamentos del poder, estaban al tanto de lo que se cocinaba. Era la crónica de un escándalo anunciado. El patriarca, acorralado por la prensa de investigación y la justicia, iba a destapar la olla podrida y había que preparar el ambiente para el cambio de libreto. Sin apartarse de la alegoría de los fogones, escribió Francesc-Marc Álvaro el mismo día de la catarsis (LV, 25/7), sin aludir todavía a ella:

Pero la política y la cocina necesitan discreción. Y tiempo de reposo y una zona que quede al margen de las ansiedades del consumo inmediato. La enmienda a la totalidad que los nuevos populismos hacen a la democracia representativa se basa en el mito al retorno de una asamblea ideal, abierta y constante, de la cual surgirán de manera pura las decisiones más importantes a plena luz del día. Cualquiera que haya vivido lo que es una asamblea (en una universidad, por ejemplo) sabe que la distancia entre el mito y la realidad es oceánica. Si hay un sistema que es confuso, arbitrario y fácil de manipular es este.

Que las cosas maduren es el secreto de la política, porque quien la hace trabaja con tiempo y voluntades, de la misma manera que el cocinero trabaja con tiempo y fuego. Pero al ciudadano no se le explica bien que la política exige este proceso, que no es nunca lineal y va cargado de obstáculos. Se trata al ciudadano como a un niño.

Imposible describir con más precisión las anomalías del proceso secesionista, que recurre a todas las artimañas para sustituir la democracia representativa por asambleas callejeras, "un sistema confuso, arbitrario y fácil de manipular" y que trata al ciudadano como a un niño al que tienta con la golosina prohibida del referéndum. Sólo la premonición de que dicho proceso se iría al garete como consecuencia del escándalo explica esta apelación a la prudencia y a la hibernación del plan. Y retrocediendo aun más en el tiempo comprobamos que el fino olfato de Miquel Roca i Junyent también captó el hedor berlusconiano que se avecinaba y lo impulsó a aconsejar (LV, 15/7):

Sin prisas, y, si hay que seguir hablando, hágase. Y, si hay que volver a empezar, pues se empieza de nuevo.

Las advertencias, fruto del instinto de supervivencia de quienes las formulaban, no han surtido efecto. Por ahora. La embestida secesionista sigue su curso, sin plan B, encabezada por los más megalómanos y los más radicales. O sea, por quienes no tienen nada que perder si se derrumba el Estado de Derecho y si Cataluña queda al margen de la Unión Europea y de las instituciones rectoras del mundo civilizado.

Las verdades del barquero
El escándalo también sigue su curso. Algunos observadores vislumbran en él la presencia de una Lady Marta de dimensiones shakesperianas. Se equivocan: los protagonistas parecen extraídos, más bien, de una astracanada de Pedro Muñoz Seca. Es tal vez por la magnitud del ridículo que, a partir del escándalo, envuelve la operación secesionista, que los disciplinados intelectuales orgánicos se refugian en el silencio vacacional y sólo los heterodoxos desacomplejados dan la cara. Recordemos que Antoni Puigverd sentenció (LV, 1/8): "El pal de paller se pudrió".

Juan-José López Burniol levanta acta del "Paisaje después de la caída" (LV, 16/8). Lo hace desde la médula del más puro catalanismo y con el debido rigor notarial, aunque, apartándose de su profesión, suelta asimismo las verdades del barquero, no deja títere con cabeza y augura nuevas revelaciones para el futuro. Así, reclama

la exigencia de responsabilidades jurídicas a todos los implicados, que no serán sólo los miembros de la familia Pujol, pues –pese a la errónea calificación de los hechos por el president Mas como algo privado y familiar– no es concebible lo sucedido, dada su magnitud, sin la cooperación necesaria, al menos, de otras muchas personas –políticos, funcionarios o empresarios– cuyos nombres aparecerán, en un constante goteo, durante las próximas semanas.

Añade, luego, dos veredictos inapelables:
1) Convergéncia está herida de muerte, ya que nunca fue un partido al uso, sino un movimiento nacional de carácter transversal vertebrado por la figura irrepetible del president Pujol, por lo que la refundación de la que se habla será, de hecho, la creación de otro partido. 2) La vida política del president Mas se agotará con esta legislatura, como simple epígono del pujolismo que es.

Y, si no fuera porque quienes estamos curtidos en el análisis del quehacer político hemos perdido la capacidad de emocionarnos fácilmente, calificaría de conmovedora la confesión final de López Burniol, sobre todo después de compararla con los silencios o las coartadas hipócritas de muchos de quienes lo criticarán por su rectitud:

Las responsabilidades jurídicas son individuales, pero ello no obsta para que muchos hayamos podido contribuir a generar un ámbito viciado, en el que la corrupción sea más fácil, con nuestro silencio interesado, nuestro temeroso mirar hacia otro lado, nuestra blanda tolerancia para con "los nuestros", nuestra egoísta comodidad y nuestra calculada cobardía.

Fraude a manos llenas
Mientras tanto, en las trastiendas del régimen se sigue cocinando el pucherazo del 9-N, con el que culminará la paciente labor de fragmentación social que el ex honorable inició en 1980. Su objetivo, ya entonces, era montar subrepticiamente un Estado paralelo al español, valiéndose para ello del monopolio de los medios de comunicación oficiales y subvencionados, de la inmersión lingüística y doctrinaria y de los silencios, tolerancias y cobardías que ahora denuncia López Burniol. Esta es la operación política con la que los catecúmenos del patriarca caído le demostrarán que siguen siendo fieles a sus enseñanzas aunque deban renegar de él con la boca pequeña. Los preparativos para la consulta ilegal están plagados de irregularidades y fraudes que terminarán de convertirla en un mamarracho que será el hazmerreír de la comunidad internacional. Se improvisan urnas, papeletas, controles y autoridades de mesas electorales, se da por descontado que muchos Ayuntamientos no prestarán su colaboración, pero, sobre todo, se inflará el censo con menores de edad y extranjeros que no están legalmente habilitados (LV, 17/8). Fraude a manos llenas.

Afortunadamente, así como la campaña secesionista es inseparable de las miserias morales de su ideólogo, así también las medidas encaminadas a desbaratarla son inseparables de la investigación y la exhibición pública de esas miserias. El Gobierno no permanece inactivo frente a la ofensiva de quienes abominan de la convivencia entre los españoles y buscan repetir la experiencia totalitaria, aunque con otro signo y otro centro neurálgico: "Cataluña, una, grande y libre". José Antonio Zarzalejos lo explica sin pelos en la lengua (El Confidencial, 5/8):

A Jordi Pujol, según estamos enterándonos estos días, se le consintió este continuo comportamiento corrupto mientras el ex presidente de la Generalitat se instaló en la política de "la puta y la Ramoneta", es decir, en una soportable ambigüedad que no amenazaba la integridad del Estado. (…) Pero en el momento en que –con los bolsillos no precisamente de cristal, con unos hijos presuntamente corrompidos y una esposa que, dedicada a la jardinería, no había maceta catalana que se le escapara– decidió que se hacía independentista y respaldó a su delfín –Artur Mas– en su misión de vanguardia del secesionismo, el Estado sólo ha tenido que tirar de la cuerda que él mismo se puso al cuello hasta provocarle la asfixia.

Todas las preguntas remiten a la misma contestación. ¿Por qué ha confesado Pujol? ¿Por qué en este momento? ¿Por qué con una historia tan inverosímil como la del legado del padre depositado en Andorra hace 34 años? Y la respuesta es que el Estado -a través de su larga mano- le ha hecho al que fuera Molt Honorable un traje a la medida. Porque para enfrentarse al Estado, desafiándolo, hay que atarse los machos y estar limpio como una patena, con los bolsillos transparentes y en disposición de que los servicios de inteligencia pasen el escáner y no encuentren nada que no esté en su lugar.

Cuando Pujol se preguntó retórica y públicamente "¿Qué coño es la UDEF?", alguien debió contestarle: es el Estado, señor Pujol, que le está radiografiando para ver si usted –y tras de usted otros– están suficientemente aseados –es decir: si tienen autoridad moral– para atentar contra su integridad. España está débil y padece muchas patologías pero el Estado se defiende cuando percibe que está siendo atacado.

Madera de estadista
Josep Antoni Duran Lleida, que no da muestras de ver ni oler las miasmas cloacales que los envuelven a él y a su partido, cometió la barrabasada de acusar a Mariano Rajoy de ser "miope" (El País, 15/8) porque no obedece los ucases que le envía el zar Oriol Junqueras por intermedio del servicial Artur Mas. El desarrollo de los acontecimientos demostrará que la mesura con que reacciona el presidente de Gobierno frente al desafío secesionista, sin aspavientos demagógicos ni desplantes autoritarios, pero valiéndose pulcramente de los medios que la ley pone a su disposición, es la mesura propia de quien tiene madera de estadista. Ha caído el fabricante del crecepelos que encandilaba a los crédulos en las ferias de aldea. Lo seguirán, como prevén los observadores avezados, sus colaboradores necesarios. La sesión continúa. ¡Y lo que te rondaré, morena!

Jordi Pujol, un defraudador, no solamente fiscal
Xavier Horcajo www.gaceta.es 22 Agosto 2014

Ese señor capaz de hacer un canto a Carrefour en el desayuno y de dar unos premios al pequeño 'botiguer' comerciante a medio día. Así es el 'molt honorable'.

Los que, por razones profesionales, tuvieron que seguir a Jordi Pujol jornadas larguísimas de su actividad política saben que era capaz de hacer un canto a Carrefour, multinacional alimentaría francesa en el desayuno; y dar unos premios al pequeño “botiguer” (el pequeño comerciante, víctimas propiciatoria de las grandes superficies), a medio día. O de hacer carantoñas a los catalanes de origen andaluz en la feria de abril de Can Zam, después de haber escrito cosas terribles sobre la naturaleza del hombre andaluz. Convergència nunca fue un partido con principios doctrinales enraizados, sino más bien un movimiento a imagen y semejanza de un líder, Pujol y lo que creía más conveniente. El fin –ganar las elecciones- justificaba los métodos que, en ocasiones, quedaban en evidencia por tramposos como el desastre del concierto de Los Chunguitos.

Justo Molinero era un hombre de radio que se acercó a Pujol, pocos años después de ser el abrepuertas de CiU en las federaciones de Casas de Andalucía que hay en Cataluña, Molinero obtuvo un fajo de concesiones de emisoras de la Generalitat. La gestión de esas emisoras se dirigía desde un despacho de la calle Ganduxer de Barcelona, el de Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito de Pujol, también conocido como “el nido del cuco” en el mundo empresarial. Molinero con su Radio Tele Taxi tenía una inmensa parroquia, la de los amantes de la música andaluza en Cataluña. Desde su emisora convocó a su audiencia a un concierto gratuito con Los Chunguitos y Maita Vende Cá en el parque de la Guineueta, de Nou Barris, barriada popular con mayoría castellanohablante

Molinero consiguió que 15.000 personas acudieran al evento, donde se anunció la visita de Jordi Pujol, en plena campaña electoral de octubre de 1999. El auditorio reaccionó mal ante un escenario que parecía el de un acto electoral, que convocaba a votar a CiU. Cuando a mitad de concierto, apareció Pujol en el escenario, miles de personas pitaron y abuchearon al President. Se consideraban engañadas y no les hizo gracia que el pícaro político se transmutara en fan de Los Chunguitos, presumiendo de oír su música en el coche y de pedirles una canción que, por cierto, ya habían interpretado. El fisco fue total, Artur Mas, que también tenía previsto intervenir abortó la maniobra y se quedó entre bambalinas, por prudencia elemental.

En 1999, tan solo los lectores de “Diario 16” conocían que Pujol había escrito un ensayo “La inmigración problema y esperanza de Cataluña” en el que sostenía cosas como que "el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico, es un hombre destruido, es generalmente un hombre poco hecho" y "un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual". Un comentario digno de Sabino Arana, por no ser cruel.

El escrito es de 1976 e intelectualmente se corresponde con una línea de pensamiento nacionalista catalán que achacaba a la dictadura franquista haber ensuciado Cataluña con emigración de “charnegos”. Verbigracia, aborrecían de la industria que el INI de Franco instaló en Cataluña (como la Seat) y que contribuyó enormemente a que Cataluña fuera la “locomotora” de España. Hace un par de años Ciudadanos lanzó un vídeo inmortalizado el pensamiento pujoliano sobre el hombre andaluz.

El oportunismo es una referencia en la vida política de Jordi Pujol, dispuesto a gastar dinero público en obtener una photo opportunity con George Busch, Presidente de los Estados Unidos; o en que ABC le nombrara “Español del año” en 1984, con reverencia de Luis María Anson incluida. Y eso que ABC se había mofado de una actuación infantil de Pujol en “Blancanieves”, cosa que nunca les perdonó.

O en diseñar una televisión autonómica al servicio del President justo antes del estallido de la crisis de Banca Catalana. El montaje de la TV3 costó unos 45.000 millones de pesetas. Para dirigirla, Pujol fichó al periodista Alfons Quintà, el mismo que había destapado los problemas del banco de los Pujol desde El País. Para que le funcionara como máquina de ganar votos, no titubearon en adquiri los derechos de la serie de moda en EE.UU., “Dallas”. Pagaba Cataluña.

España
La «kale borroka» recupera la violencia de los años más duros
L. R. N.. Bilbao. La razon 22 Agosto 2014

Se trataría del acto más grave de «kale borroka» desde que ETA decretó el cese de la violencia. En la madrugada de ayer, cinco autobuses de la empresa de transportes Lujua quedaron calcinados tras el incendio ocurrido en la cochera que la compañía tiene en el municipio vizcaíno de Loiu y que, según las primeras investigaciones de la Ertzaintza, habría sido intencionado. Se da la circunstancia de que en las proximidades de la cochera se encontraron panfletos en apoyo a los presos de ETA enfermos, según informaron fuentes del Departamento de Seguridad.

El suceso ocurrió sobre las 5:10 horas y el fuego quedó extinguido casi dos horas después tras la intervención de los bomberos. Al lugar también se desplazaron técnicos municipales para el control del gasoil de los autobuses.

Los cinco vehículos estaban situados en el aparcamiento exterior de la cochera, por lo que el incendio no afectó a la nave, ni al resto del recinto. El fuego surgió en uno de los vehículos y de ahí se propagó a los otros cuatro.

La Ertzaintza llevó a cabo una inspección ocular de la cochera y de los restos de los autocares para recabar pistas que ayuden a esclarecer las causas del suceso. De acuerdo con los primeros indicios, el Departamento de Seguridad apunta a que pudo ser intencionado, aunque aún se está examinando el método empleado.

El cese definitivo de la violencia anunciado por ETA en octubre de 2012 incluía la erradicación de la «kale borroka». Sin embargo, desde entonces se han producido episodios aislados que las Fuerzas de Seguridad del Estado atribuyen a un núcleo duro de la «izquierda abertzale» disconforme con la ausencia de violencia y con la actual estrategia institucional de Bildu y Amaiur.

La quema de estos cinco autobuses sería el acto más grave de «kale borroka» registrado desde que ETA decretara el cese definitivo de la violencia, lo que ha provocado preocupación en las Fuerzas de Seguridad.

El suceso provocó el corte temporal de la carretera BI-3707 entre Loiu y Derio, pero una vez controladas las llamas, se restableció.

Autobuses de Lujua es una empresa especializada en transporte de viajeros por carretera con más de 75 años de experiencia que cubre dos líneas regulares de Bizkaibus, el servicio público de autobuses del territorio. Cuenta con una plantilla de alrededor de una treintena de empleados y una flota de más de 25 autocares.

Rebrote de sabotajes
El País Vasco vivió en mayo un rebrote de actos de violencia callejera. La Ertzaintza consideró que la oleada de sabotajes en una decena de localidades vascas aprovechando los actos del Primero de Mayo, y con apariencia de protestas antisistema, se realizó en realidad por grupos vinculados con los sectores más radicales de la izquierda abertzale. Una treintena de bancos y comercios resultaron con daños «cuantiosos», según el Gobierno vasco, en un rebrote de «kale borroka» como hacía tiempo no se presenciaba.

Hace diez días, cuatro vehículos resultaron calcinados en el barrio San Julián de la localidad vizcaína de Muskiz. El historial de fuego no cesa.
Los últimos ataques

El 21 de diciembre de 2013, un grupo de encapuchados atacó un tranvía en el casco antiguo de Bilbao. Golpearon el parabrisas y realizaron pintadas a favor de ETA.

El pasado marzo, los radicales protagonizaron salvajes ataques de «kale borroka» en las calles de Bilbao. Resultaron afectados comercios, bancos y vehículos.

En enero, tres coches y cinco contenedores resultaron calcinados en un fuego provocado en Lasarte-Oria (Guipúzcoa).

La institución controlada por Bildu también concedió subvenciones y realizó contrataciones irregulares por un valor de 4.6 millones de euros
Redacción. www.latribunadelpaisvasco.com 22 Agosto 2014

La Diputación Foral de Guipúzcoa adjudicó en 2012 a la Real Sociedad un millón de euros de una forma caprichosa y saltándose las normas de contratación administrativa

La Diputación Foral de Guipúzcoa, en manos de Bildu, adjudicó en el año 2012 a la Real Sociedad un millón de euros “sin que se respetaran los principios legales que deben regir la contratación administrativa”. Además, la institución foral acordó el abono de la prestación una vez realizada, sin mediar contratación previa y, lo que es peor, lo hizo por puro capricho, ya que no contaba con “ningún informe de valoración que justificara el importe abonado al adjudicatario por su labor de promoción del euskera, de los valores sociales y de la imagen del Territorio Histórico de Guipúzcoa”.

Así se desprende del Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Diputación Foral de Guipúzcoa, correspondiente al año 2012, que acaba de hacer público el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP).

El TVCP también denuncia que durante ese periodo de tiempo la Diputación liderada por Martin Garitano contrató servicios y suministros por un valor de 3,6 millones de euros, “eludiendo los requisitos relativos al procedimiento de adjudicación”.

Por si todas estas irregularidades no fueran suficientes, el órgano fiscalizador de las cuentas públicas del País Vasco también destaca negativamente que, en relación a las ayudas concedidas por la Diputación Foral de Guipúzcoa en 2012, se concedieron 1,6 millones de euros en subvenciones a entidades locales, empresas, instituciones sin ánimo de lucro y entidades públicas, “sin haber quedado suficientemente acreditado que concurran las causas previstas en la legislación que justifiquen el recurso a dicho procedimiento”.

En otro orden de cosas, y en relación con los ingresos fiscales, el TVCP informa del incumplimiento del plazo máximo establecido en el Reglamento de Recaudación para la resolución de las solicitudes de aplazamiento de deudas tributarias por 34,7 millones de euros, aproximadamente, lo que supone la no fijación de un plan de pagos ni la exigencia de las correspondientes garantías.

El Tribunal también denuncia, en relación con los gastos de personal, la percepción del abono en diciembre 2012, tanto por el personal eventual como por los empleados funcionarios y laborales, del “Complemento Retributivo por pérdida del poder adquisitivo” de una mensualidad completa por importe de 5,2 millones de euros. De este modo, la Diputación controlada por Bildu incumplió el Real Decreto Ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, relativo a la supresión tanto de la paga extraordinaria como de la paga adicional de complemento específico o pagas adicionales equivalentes del mes de diciembre de 2012 del personal del sector público.

Cataluña ante el desafío secesionista
Mas, señalado por el empresario que denunció el pago de comisiones: 'Es obvio que lo sabía'
Juan Antonio Salguero asegura que parte del pago ilegal sufragó después la campaña electoral
Europa Press www.lavozlibre.com 22 Agosto 2014

Barcelona.- El empresario Juan Antonio Salguero, que denunció en 2005 haber pagado una comisión del 20% por obras para la Generalitat y que está imputado en el caso Adigsa, pendiente de juicio, ha asegurado: "Es obvio que Mas conocía las comisiones por obras del 3%".

En una entrevista a 'ABC', Salguero ha explicado que en 2003 pagó una comisión de 108.000 euros por unas obras de reforma de 18 pisos sociales que gestionaba la promotora de la Generalitat Adigsa "porque si no pagaba la comisión, no cobraba el trabajo".

Ha asegurado que el dinero se lo exigió "José María Penín -imputado en el caso Adigsa-, un pariente lejano del entonces consejero de Obras Públicas de la Generalitat, Felip Puig. Pero él no pedía directamente la comisión". Salguero ha añadido: "A Puig le llamé, le dije que me pedía dinero y me preguntó: "Ah, ¿y cómo estás pagando". Yo le dije que en metálico y me respondió "Ah vale" y adiós".

Además, ha indicado que tras las declaraciones de Pasqual Maragall en el Parlament sobre el 3%, le envió un email a Mas y le dijo "que las comisiones no eran del 3%, sino del 20%", y según su versión, le enviaron a su jefe de prensa para que le pidiera que se callara. El empresario ha aseverado que "con el 20% de comisión que exigían se pagaría parte de la campaña electoral", y al preguntársele sobre si conoce a más comisionarios, ha confirmado que a la persona que le introdujo en Adigsa también le pidieron dinero, pero no pagó, y actualmente todavía no ha cobrado los trabajos que hizo.

Francia atribuye al mejillón gallego la intoxicación sufrida por setenta personas
El país galo emite una alerta sanitaria y pide explicaciones a las autoridades españolas n El molusco procedía de la ría de Arousa n La Xunta busca responsables
m. méndez | a coruña La opinion 22 Agosto 2014

Francia cursó el martes pasado una alerta sanitaria tras detectar que hay alrededor de setenta ciudadanos de aquel país con diarreas, aparentemente tras haber resultado intoxicados por ingerir mejillón español afectado por biotoxinas del género lipofílico, entre las que destaca, precisamente, la toxina diarreica (DSP). Las autoridades sanitarias francesas contactaron con los responsables españoles en la materia, que a su vez informaron a la Consellería de Sanidade -y ésta a la de Medio Rural e do Mar- para que emitiera los informes correspondientes, tras concretarse que la procedencia del molusco contaminado es gallega.

Están en tela de juicio cuatro polígonos bateeiros de la ría de Arousa, aunque parece que los informes sobre la trazabilidad del producto y las investigaciones iniciales apuntan directamente a solo uno de ellos, del que habría salido el mejillón portador de toxinas lipofílicas con destino al país vecino.

Y el envío se habría realizado cuando ese polígono estaba oficialmente cerrado por el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar) desde siete días antes de que se emitiera la alerta francesa.

Esto es tanto como decir que el bateeiro de turno, la organización de productores a la que pertenece o la depuradora que adquirió el molusco -tanto si es gallega como francesa- habrían distribuido el producto de manera fraudulenta -para perjuicio de todo el sector-, y eso es lo que ahora trata de determinar con exactitud la Administración autonómica.

En este sentido, además de investigar el origen del molusco, la Consellería do Mar -que ayer ya presentó sus alegaciones- no descarta pedir explicaciones a Francia para determinar si la responsabilidad de esta intoxicación está en las depuradoras de aquel país que tras recibir el producto gallego lo llevaron al mercado y al consumidor final, quizás a sabiendas de que los polígonos de Galicia ya estaban cerrados por biotoxinas.

Incluso se baraja la posibilidad de que las depuradoras francesas mezclaran lotes diferentes de mercancía, resultando del todo imposible concretar su procedencia.

A partir de aquí entran en juego todo tipo de discusiones para saber si los franceses tendrían que haber evitado la entrada en su país de mejillón procedente de polígonos cerrados. Y tampoco hay que olvidar que en otras ocasiones se lanzaron alertas sanitarias que finalmente no prosperaron por falta de contenido, como también es cierto que Francia ya acusó otras veces a Galicia de enviarle producto tóxico, cuando en realidad no era así.

Esta vez, Mar confirma que la alerta sanitaria alude a moluscos bivalvos procedentes de España y retirados ya del mercado, aprovechando para recordar que el sistema de control gallego -a través del Intecmar- "cumplió estrictamente los pasos que establece la legislación vigente".

Solo falta llegar con el comunicado al mejillón tragón de toxinas
Nota del Editor 22 Agosto 2014

Si, mientras los más desafortunados se revuelven por el dolor de estómago, en los casos más leves, los burócratas autonómicos y nacionales pasean sus informes por las máquinas de traducción, no vaya a ser que al tramitar un expediente o informe en español le provoque urticaria al presidente la Chusma digo Junta de Galicia.


Recortes de Prensa   Página Inicial