AGLI Recortes de Prensa   Jueves 28  Agostoo  2014

El debate sobre la austeridad
Primo González  www.republica.com 28 Agosto 2014

La remodelación de Gobierno en Francia, con la defenestración de los tres ministros progres, entre ellos el de Economía (sustituido por un joven banquero), está abriendo una nueva fase en la historia del entendimiento entre los dos grandes de la Eurozona, Francia y Alemania. Abre también un apasionante debate sobre el papel del gasto público, la austeridad y el despilfarro en las economías centrales de la zona euro, cuestión en la que posiblemente Alemania lleva la delantera, no sólo porque haya asumido y ejercido el catecismo calvinista con mayor grado de aplicación, sino porque ha logrado superar la parte más difícil de esta crisis económica sin agudizar sus desequilibrios sociales y políticos internos, tentación a la que han sucumbido otros países, España sin ir más lejos. Pero también Francia e Italia, en donde la crispación política está reflejando la falta de una gestión eficiente de la crisis económica.

La crítica fácil de estos días dice que el presidente Hollande y su joven pupilo, es hispano Manuel Valls, se han entregado con armas y bagajes a los encantos de Angela Merkel, sucumbiendo a sus exigencias de austeridad. Es, desde luego, la crítica fácil, el manejo demagógico de un cambio de rumbo que tiene bastante más fondo del que aparenta. El propio Valls ha sido bien explícito al mencionar una de las exigencias que Bruselas le plantea a Paris, la de ajustar sus cuentas públicas a lo previsto en los acuerdos de estabilidad, que limitan al 3% del PIB el déficit anual tolerable. Valls ha dicho que Francia lleva 40 años viviendo por encima de sus posibilidades y que en la situación actual este estado de cosas deberá ser corregido..

Aquí el debate quizás no sea tanto el que se centra en la austeridad como el que debería tener como epicentro la cuestión del despilfarro, de someter a un análisis riguroso y serio, con la menor dosis de sectarismo radical, al gasto público, en donde tanto desde una óptica conservadora como desde un enfoque izquierdista habría mucho que corregir porque el sector público europeo en general y el de muchos países en particular no ha acometido un auténtico análisis de contenidos, sobre todo tras el adelgazamiento radical y drástico que se ha producido en los ingresos públicos desde la crisis para acá.

No es realista mantener las mismas estructuras de gasto que había en los años anteriores al inicio de la crisis. Las estructuras fiscales han sido incapaces de dar respuesta a los nuevos recursos, más menguados, que tienen las economías europeas. Y la consecuencia más directa de esta falta de respuesta ha sido el severo castigo que se le ha infligido a la clase media en casi todos los países ante el recurso generalmente fácil e injusto de echar mano de la escala de los impuestos sobre la Renta, para elevarlos allí en donde existe mayor potencial de recaudación y en donde el fenómeno del fraude es más difícil de ejercitar cuando se trata de defenderse ante la ofensiva invasiva del Estado.

La salida de la crisis en la zona euro pasa por someter a revisión las viejas estructuras de gasto, tarea en la que Francia e Italia posiblemente son los dos enfermos crónicos de más difícil curación en la Eurozona. Dijo bien el nuevo líder de la izquierda italiana, Renzi, cuando rechazó la venenosa sugerencia que la lanzó su compatriota Mario Draghi, de que Italia debería tomar buena nota e imitar a España para afrontar un buen calendario de reformas. Renzi contestó señalando que su modelo a imitar no es España, sino Alemania.

Por desgracia, el asunto se ha quedado en una frase más o menos ocurrente. Italia, al igual que Francia, los dos, se han convertido en los socios de la Eurozona más reticentes al cambio. Y eso está frenando el desenvolvimiento de la economía europea y los avances en el proyecto común. El cambio de Gobierno en Francia es una buena oportunidad para afrontar algunos de estos cambios y además abre la oportunidad de que el binomio Alemania-Francia, que históricamente ha marcado el rumbo en Europa en los últimos 50 años, tome de nuevo la iniciativa.

Rajoy "el austero"
Juan Laborda  www.vozpopuli.com 28 Agosto 2014

Debo reconocer que cada vez que habla nuestro ínclito monclovita literalmente me saca de mis casillas. Ya no soporto más mentiras, más engaños, tanta caradura. Lo último fueron sus afirmaciones en rueda de prensa con Herr Angela Merkel. Sin despeinarse "reafirmó" su compromiso con las políticas de austeridad y las reformas estructurales. Herr Angela Merkel, sorprendida ante tanta genuflexión, se mostró obviamente ufana ante el vasallaje de Rajoy "el austero". Si no fuera trágico para el devenir cotidiano de la mayoría de los españoles, sus afirmaciones resultarían hasta jocosas.

Pero vayamos por partes. Negamos la mayor. Bajo el Gobierno de Rajoy no ha habido austeridad alguna, la deuda pública se ha disparado como nunca antes en nuestra historia reciente, mientras que la inmensa mayoría de los españoles sufrían un intenso proceso de empobrecimiento, especialmente los grupos más vulnerables. En realidad se está produciendo un despilfarro de dinero público en favor de intereses espurios, mientras desde el ejecutivo se incentivan devaluaciones salariales, recortes en el gasto social, un empeoramiento sin parangón en los servicios públicos, un deterioro masivo de las condiciones laborales de la ciudadanía, y una pérdida continua y constante de derechos.

Intereses espurios
No señor Rajoy, usted no ha hecho ninguna reforma estructural. Por el contrario, a través de la legislación, vía mayoría absoluta, su ejecutivo trata de reactivar un régimen en descomposición, donde los privilegios, los favores, y la corrupción de una élite insolvente son la moneda de intercambio diario. Las prebendas a los otrora antiguos monopolios naturales -eléctricas, petroleras, y telecomunicaciones-, y las inyecciones de dinero de los contribuyentes a los causantes de la crisis, el binomio inmobiliario-bancario insolvente, han sido el pan nuestro de cada día. Como consecuencia, la evolución de la deuda pública es explosiva, fruto de una socialización de pérdidas privadas en toda regla.

El montante de deuda de las administraciones públicas supera el billón de euros según el protocolo de déficit excesivo, lo que supone un incremento de 300.000 millones de euros, bajo Rajoy, en solo dos años y seis meses. Si atendemos a las Cuentas Financieras de Banco de España, dicha cifra supera en realidad los 1,3 billones de euros, lo que supondría un incremento de más de 500.000 millones de euros, en solo dos años y tres meses -el último dato disponible corresponde a final del primer trimestre de 2014-. Este segundo criterio es menos laxo y preferible, una vez se obvian ciertas duplicidades.

Debo reconocer que esta dinámica no es propia única y exclusivamente de nuestro país. En realidad se está produciendo una brutal expansión de la deuda pública en la práctica totalidad de las democracias occidentales. Detrás de ello no se pretende sostener el empleo, los ingresos, las pensiones, la seguridad de una vivienda, tener unos estándares salariales mínimos, o el derecho a una educación digna como elemento de mejora social. ¡No!, no hay nada de eso. Sólo se está incrementando la deuda pública para financiar a terceros, sanear sus desaguisados, pero no a todos, sólo a la superclase. El resto que espabilen.

Digámoslo claramente, se está protegiendo y rescatando la riqueza de unos pocos, los mismos que incitan y convierten el mundo en su casino, a la vez que trasladan sus ganancias a paraísos fiscales. Cuando se equivocan y pierden ingentes cantidades de dinero se las han arreglado para conseguir que el brazo político de turno los acabe rescatando. Estamos inmersos en una nueva fase de apogeo de las élites, que en realidad oculta un empobrecimiento masivo de la ciudadanía. El colapso causado por el fraude bancario generalizado apenas les ha afectado, en tanto que ha acabado con la mayor parte de la riqueza acumulada durante los años de crecimiento por las clases medias y bajas. Si además se hunden las rentas salariales la situación se convierte en explosiva. Se trata de un equilibrio inestable que al final acabará estallando.

Angela Merkel y Luis de Guindos
¿Y qué me dicen ustedes de esa sonrisa de Herr Angela Merkel? Ella sabe perfectamente que a través de vasallos como Rajoy y su antecesor en el cargo en realidad se estaba rescatando a la banca española y alemana a costa de los contribuyentes españoles. Lo único que le importaba al país germano era recuperar el ahorro que prestó al sur de Europa, especialmente a nuestro sistema bancario, tras inundarnos de sus productos manufacturados. Ése era el objetivo último de la austeridad. La señora Merkel quería garantizarse el pago de todos y cada uno de los distintos deudores. La principal deuda de España en manos de Alemania era la de nuestro sistema bancario. Y aquí entra en liza el tercer protagonista, Luis de Guindos, al que se le ha prometido, fruto del vasallaje, la presidencia del Eurogrupo en 2015.

¿Saben ustedes quienes, además de Alemania, demandaban duros ajustes? Pues claro, el sistema bancario patrio, que a través de sus diferentes miembros también pedía duros ajustes para la economía española. En un contexto de aumento de la mora de los préstamos ya concedidos, de balances contaminados y de cierre del mercado de capitales, su solvencia, en el mejor de los casos, no estaba garantizada. Por eso la banca española quería y continua justificando que seamos los ciudadanos los que nos ajustemos vía salarios, mientras que el Estado disminuye el gasto social, de manera que con el ahorro liberado el gobierno continúe recapitalizando a un sistema bancario totalmente insolvente a costa del contribuyente, que dicho sea de paso remuneraba y aún continúa remunerando a los inversores alemanes -en menor medida ya que se han desprendido masivamente de deuda bancaria hispana-. Y es ahí donde entra nuestro ministro de Economía, Luis de Guindos. ¿Ya saben a quién representa, verdad? Y Rajoy "el austero" tan ufano.

No se pongan así
En Cataluña, los separatistas llevan muchos años fabricando humor con el temor de los demás
Hermann Tertsch ABC 28 Agosto 2014

Todo es siempre una exageración de esta derecha española que no tiene sentido del humor. Ya saben, salen unos paisanos de fiesta por Cardedeu con su tradicional cuadrilla, con la colla trabucair, y qué menos que ir a hacerle una gracia al concejal de PP, al facha. «Mira, español, lo que te vamos a hacer algún día más en serio si no dejas de molestar». Esto no se lo dijo nadie a la cara. Pero todos lo llevaban un poquito en mente. Como cuando, con el cacareado talante del sectarismo canalla de Zapatero, todos los rotos y las agresiones contra media España se anunciaban con la mejor de las sonrisas.

En Cataluña, los separatistas llevan muchos años fabricando humor con el temor de los demás. Un tiro al Rey, uy qué risa, y otro para un periodista, Salvador Sostres. No vayan a creer que nos olvidamos. Y la televisión pública dedicada día y noche a menospreciar a los españoles, pero ante todo a falsificar España. A un lenguaje orwelliano en el que su permanente violencia de la imposición de la lengua, de la falsificación de la historia, del culto al agravio impostado, llega edulcorada por las letanías sobre «diálogo», derechos y serenidad, convivencia. Y hasta «cordialidad», por llevar el cinismo a cotas ignotas. Todo el discurso de los partidos nacionalistas –y de sus cómplices en diverso grado, ay cuántos son– se centra desde hace muchos años en identificar a un enemigo irreconciliable al que hay que hacer desaparecer de Cataluña. Y ese es el español que quiere seguir siéndolo. Para eso sirven las pintadas con amenazas, los desprecios y las intimidaciones televisadas. Pero sobre todo, para eso está el mensaje oficial cotidiano, omnipresente, extenuante, que obliga a todos los españoles catalanes a la humillación continua de prestar obediencia a un Gobierno en permanente, pública y jactanciosa traición a la patria y a las leyes.

Pero son muchos otros los que han colaborado con los nacionalistas a ese esfuerzo por destruir la convivencia en España. Hubo un momento en el que la hegemonía del pensamiento de izquierdas pudo haber pasado a la historia en España, como ha pasado en la mayoría de los países desarrollados. Los fracasos económicos, la corrupción y los crímenes políticos eran lastre y aviso suficiente para que así fuera. Pero en 2004 sucedió lo que sucedió. Y desde entonces, no ha habido en España otro mensaje que el de una izquierda agresiva que quiere hacer pagar a todos su obsesión de creer haber perdido injustamente una guerra. Y quiere enmendar ganándola ahora.

Llevamos así más de una década. Primero con un mensaje oficial revanchista que, tan omnipresente como el nacionalista en Cataluña, copó los medios de comunicación, el lenguaje y la educación. Convertida la Guerra Civil en referencia máxima para todo discurso político, los discrepantes pasaron a ser fachas o franquistas, por tanto españoles sin derechos. Y el nuevo mensaje ha sido que la derecha debe avergonzarse de los crímenes cometidos en su nombre y expiarlos eternamente, pero la izquierda puede y debe enorgullece de los suyos. Así, el odio del alcalde de El Coronil que llama yihadistas a los guardias civiles es poco al lado de lo que incuban los adolescentes intoxicados de envidia, revancha, resentimiento social y el desprecio que desprende la ignorancia. Con esas televisiones, con humoristas gentuza, que ante la pasividad e indolencia de la derecha gobernante, vomitan mensajes de odio y afrenta a diario, impensables en el mundo desarrollado. A nadie extrañe por tanto que, después de una década de poner en la diana al malvado objeto justificado de todo odio, los más desinhibidos estén ya impacientes por el siguiente paso.

No habrá perdón para los corruptos
Javier Caraballo  www.republica.com 28 Agosto 2014

Cuando todavía era arzobispo de Buenos Aires, el actual Papa Francisco decidió profundizar sobre la corrupción desde su visión cristiana. El ambiente que le rodeaba, desde luego, era el idóneo: la Argentina en la que muchos años antes, a principios del siglo pasado, ya pronosticó un acerado francés que el país prosperaba gracias a que ocho horas al día los políticos estaban durmiendo. Allí, Jorge Mario Bergoglio reflexionó sobre la corrupción política y llegó a la conclusión de que “el pecado se perdona; la corrupción, sin embargo, no puede ser perdonada”.

A ver, ya tiene que estar una sociedad infectada de corrupción para que un cristiano de tan alto rango diga algo así; para que renuncie al sacrosanto mandamiento de poner la otra mejilla en un asunto como este, que tiene que ver con los gobiernos, con los gobernantes, con los que la Iglesia misma ha cometido tantos pecados de omisión.

Si lo dice así, tiene que ser necesariamente porque Bergoglio llegó a la misma conclusión que llegan muchos, a la que podemos llegar incluso estos días, cuando se observan algunos casos de corrupción y alguien se detiene en el escalofrío de calcular las posibilidades de desarrollo que se le han hurtado a una sociedad. Se ve desfilar a los corruptos delante de un juzgado, y lo de menos es lo que se han podido llevar esos tipos, estas comisiones ilegales o aquellas cuentas ocultas: lo grave es el daño a la sociedad. Y de eso nunca darán cuenta en un juzgado.

No hace mucho, el mismo Papa Bergoglio se escandalizaba de los altos niveles de fracaso escolar en Europa y ponía como ejemplo a Andalucía de este despropósito de consecuencias que hoy somos incapaces de concretar. Dijo Francisco: “En Italia, creo que el desempleo juvenil está sobre el 40%. En España es el 50%, y en Andalucía, en el sur de España, el 60%… Eso significa que hay una generación de ‘ni-ni’, que no estudian ni trabajan, y esto es gravísimo, pues se desecha una generación de jóvenes. Esta cultura del desecho es gravísima. Es un sistema económico inhumano”.
Si se suman las oportunidades despilfarradas en Andalucía por la corrupción generada en torno a los fondos de Empleo y desarrollo económico, y el fracaso del sistema educativo, encaja bien para Andalucía ese concepto de ''cultura del desecho'' de la que hablaba el Papa. Y eso, efectivamente, no puede tener perdón

La presidenta andaluza, Susana Díaz, tan resuelta, le escribió al instante una carta a Su Santidad en la que le invitaba a reflexionar juntos sobre ese problema. Podría establecerse como acotación lo interesante que resulta este cruce porque a la propia Susana Díaz, antes de ser presidenta, cuando la promocionaba José Antonio Griñán, también la conocían en Andalucía por el apodo de “Griñanini”, en referencia a su dedicación exclusiva a la política y el abandono de los estudios universitarios. Sin embargo, ella misma, una griñanini, llegó a la Presidencia de Andalucía y gestiona un presupuesto de 30.000 millones de euros.

Igual podría contestarle eso a Bergoglio, que también los ninis pueden progresar, pero no, la presidenta andaluza, en su carta, señalaba a los culpables del fracaso escolar en Andalucía: “Son el legado de una larga y profunda crisis económica y de unas políticas que hacen prevalecer los intereses económicos por encima de los problemas y las necesidades de las personas”. La diabólica troika, o sea, sin mencionar siquiera el pequeño detalle de que su partido lleva gestionando el sistema educativo andaluz desde hace tres décadas, es decir, la totalidad del fracaso escolar que ha existido, que existe y que existirá en los próximos años en Andalucía.

¿Cómo se puede perdonar un desastre social de esta magnitud? Imposible, claro. No, no puede haber perdón, entre otras cosas, porque nadie pide disculpas. Como con el fracaso educativo, en Andalucía nadie ha pedido perdón por la corrupción. Hacen, como ahora el Gobierno andaluz, un paripé de revisión del desastre cometido e irreversible, eso que llaman “ordenar el pasado”, que es una fantástica y reveladora expresión de lo imposible convertido en promesa política.

Luego, en los discursos públicos, se repiten las machaconas frases hechas de “tolerancia cero contra la corrupción”, mientras que en los actos de partido se lanza un guiño de solidaridad a los procesados. “Tengo todos los apoyos que me pueden dar en el PSOE. Tanto en la ejecutiva federal, como en la regional y en la provincial, nunca se han pronunciado en contra”, como presumía hace unos días José Antonio Viera, uno de los principales ideólogos del fondo de reptiles que dio lugar al fraude de los ERE. Como dice el Papa en su reflexión, “el corrupto siempre tiene cara de ‘yo no fui’”.

Si se suman las oportunidades despilfarradas en Andalucía por la corrupción generada en torno a los fondos de Empleo y desarrollo económico, ya sean los ERE o los cursos de formación, y el fracaso del sistema educativo, encaja bien para Andalucía ese concepto de “cultura del desecho” de la que hablaba el Papa Francisco. Y eso, efectivamente, no puede tener perdón. Con lo cual que, para conocimiento general, habría que extender la doctrina de la Iglesia por todas las parroquias para que el personal sepa bien que no tiene que poner la otra mejilla.

Cataluña
'Derecho a decidir' si te vas o te callas
Pablo Planas Libertad Digital 28 Agosto 2014

Lo peor de Pujol no es que haya defraudado a Hacienda y a los que creían en él, sino la Cataluña que nos ha dejado, la del silencio ante la ejecución simulada de un concejal del PP en Cardedeu (18.000 habitantes a treinta y pocos kilómetros de Barcelona). La miseria moral no afecta sólo a los fondos públicos, sino que tiene un componente de violencia muy real. Que un grupo de mamarrachos señale la casa de un disidente es grave, pero más aún que esté por escucharse una condena oficial, soberanista o cívico-nacionalista del incidente".

El incidente, de sobra conocido, consistió en que una Colla de Trabucaires se plantó ante el domicilio particular de Jaime Gelada, el dicho concejal, a las siete de la mañana y estuvo quince minutos disparando salvas de pólvora al balcón del edil. O sea, un fusilamiento al amanecer, Berlín años treinta, Leiza años noventa, una destilación de xenofobia, totalitarismo y terrorismo simbólico perpretado por elementos conocidos de ERC y Òmnium Cultural de la localidad. Como quiera que podrían haber incurrido en varios delitos, dicen que fue una "broma", que se colocaron frente a la casa porque no había coches aparcados y que Gelada se molesta por nada, que no sabe aguantar una novatada de los mozos.

Pues no, no es precisamente una novatada. El pujolismo, tan ensalzado tiempo atrás, consiste (aparte del enriquecimiento familiar) en que nadie ha condenado la "broma", ni el Gobierno regional, ni el ayuntamiento, ni los partidos, ni casi el PP. La inoculación del nacionalismo ha sido de tal calibre en la sociedad catalana que muchos dirigentes de la formación conservadora en la región se molestan si escuchan las palabras región y Cataluña en la misma frase y creen que denunciar un ataque a una sede o una pintada terrorista es echar más leña al fuego, y además no conviene a la imagen de plena integración en el entramado institucional catalán que pretende la dirección del partido en Madrid.

Se juntan el hambre con las ganas de comer y se asume con naturalidad que ser del PP (o de Ciutadans) en Cataluña es una anomalía que tampoco conviene divulgar demasiado. Como lo de declararse español, ya sea por las consecuencias que puede acarrear en materia laboral, por vergüenza o por no aguantar la agresividad verbal de no pocos independentistas, que no serán mayoría pero actúan y hablan como si lo fueran, varios tonos por encima de lo normal y con la inevitable hemorragia masiva de perdigones que excretan por la boca. Pura fisiología.

En Cardedeu y en la persona de Jaime Gelada concurren la exclusión social y el señalamiento público. Lo que es una ejecución cívica en toda regla. Que en ese contexto se hable de derecho a decidir es como alabar la libertad de expresión en Cuba, el libre mercado de Rusia o la calidad de los abastecimientos venezolanos.¿Derecho a decidir? Sí, a decidir si te vas o te callas y aprendes a aguantar las bromas. Este ambientillo de cristales rotos y fusilamientos simulados al amanecer es el legado de Pujol. Que se permita y persista la situación apela directamente al Gobierno de la Nación, a la Justicia y a las Fuerzas de Seguridad, incluidos los mozos de escuadra, no los de Cardedeu. Aunque a este paso...

Los enemigos de Cataluña que no son tales
Ignacio Martín cronicaglobal.com 28 Agosto 2014

Nación, Estado, Soberanía... Desde hace una década en Cataluña no se habla de otra cosa, y no será por falta de temas más importantes para los ciudadanos de Cataluña, otrora indiscutible motor económico y vanguardia cultural de España, pero últimamente demediada por la obsesión identitaria de su clase dirigente.

Por supuesto, la cosa venía de antes, pero todo se empezó a precipitar cuando, en el año 2003, las fuerzas que luego compondrían los dos tripartitos (PSC, ERC, ICV-EUiA) -entonces todavía en la oposición- firmaron el "Pacto del Tinell", por el que se comprometían a impulsar, en caso de sumar la mayoría suficiente para formar gobierno, una reforma del Estatuto catalán. De paso, se comprometieron como quien no quiere la cosa a excluir al PP de cualquier pacto de gobierno o de legislatura, en una de las decisiones más antidemocráticas que se recuerdan en España desde 1978. Descartar de entrada cualquier acuerdo con un partido tan democrático como el que más, que a la sazón no sólo gobernaba España con mayoría absoluta sino que además había obtenido en las últimas elecciones generales el apoyo de nada menos que 768.318 catalanes, por los ¡190.292! de ERC y los ¡119.290! de ICV-EUiA, resulta sencillamente vergonzoso. De ahí a catalogar al PP de enemigo de Cataluña, como desde entonces han hecho impunemente dirigentes de las fuerzas del Tinell y de otros partidos, el paso es corto.

Así pues, Cataluña ya tenía su propio enemigo exterior, el PP, y además su particular enemigo interior, también el PP. Dos por el precio de uno. De acuerdo con la lógica "amigo-enemigo", acuñada por el principal teórico del nacionalsocialismo, Carl Schmitt, el PP era a Cataluña lo mismo que a la España de Franco el separatismo, el judaísmo, la masonería y el comunismo juntos. En suma, la anti-Cataluña. Por suerte para el PP, pronto habría de compartir esa distinción con otros partidos como Ciudadanos, UPyD o incluso, paradojas del destino, el PSC, que, al paso que sus antiguos socios del Tinell redoblaban su desafío al Estado de Derecho en pos de un referéndum ilegal, se veía forzado a reconocer sus errores y asumir su edípico castigo. De esta forma, a juzgar por las últimas elecciones autonómicas, Cataluña tiene ya casi tantos enemigos como amigos en términos de voto popular, es decir, el imaginario enemigo interno se multiplica a causa del corrimiento antojadizo de quienes pretenden monopolizar la catalanidad.

Llegaron a la Generalidad y se pusieron a ello. Pero, más que una reforma del Estatuto de 1979 -el Estatuto de Sau, que ya situaba a Cataluña entre los entes subestatales con mayor autogobierno del mundo y que además había contado con un notable consenso no sólo entre los partidos sino también entre los ciudadanos de Cataluña que lo aprobaron en referéndum: 88,14% de votos afirmativos y una participación del 59,7% del electorado-, lo que el primer tripartito pretendía era hacer un nuevo Estatuto basado en la bilateralidad entre Cataluña y España, como si de dos realidades oponibles se tratara. Ya entonces se partía de la base de que Cataluña era un sujeto político y jurídico soberano, por lo que poco importaba lo que después pudiera decir el Tribunal Constitucional (TC) sobre los recursos contra el Estatuto: sí, el del PP, el partido excluido de antemano por un pacto antidemocrático, cosa que a menudo se olvida, pero también los del Defensor del Pueblo y el Gobierno de Aragón, entre otros.

Es más, el concertado ostracismo del PP no es lo único que sistemáticamente olvidan quienes lo promovieron. Olvidan que el PP no tuvo la posibilidad de presentar ante el TC un recurso previo de inconstitucionalidad -es decir, anterior al referéndum de aprobación del Estatuto- porque nuestro ordenamiento jurídico no lo prevé desde que, en 1985, fue suprimido por el gobierno de Felipe González. Pero lo que ya resulta el colmo del cinismo es que olviden también que el mismo Consejo de Garantías Estatutarias (antes Consejo Consultivo) -cuyo último dictamen sobre la Ley de Consultas que prepara el Parlamento catalán es presentado por los soberanistas como aval incontestable a su determinación de convocar un referéndum de autodeterminación- ya advertía en el año 2005 sobre los posibles vicios de inconstitucionalidad del Estatuto aprobado por la Cámara catalana. Entre otras cosas, el Consejo avisaba (véase el Fundamento 2 del dictamen de 2005) de que el sustantivo "nación" y el adjetivo "nacional" aplicados a Cataluña sólo podían ser constitucionales en la medida en que no entraran en contradicción con el término "nación" que recoge la Constitución española en su artículo 2, que hace referencia al concepto de soberanía y que sólo es predicable con respecto a la nación española. Lo mismo que, mutatis mutandis, diría el TC 5 años después, que Cataluña no es sujeto de soberanía; por lo que la indignación con que los promotores del Estatuto recibieron la sentencia sólo puede entenderse como un ejercicio de deshonestidad. Poco o nada les importaba lo que dijera el Alto Tribunal -que, por otra parte, dictó una sentencia de lo más deferente con el Legislador autonómico- sobre el Estatuto; tanto es así que la manifestación en contra de la sentencia fue convocada antes de conocer su contenido íntegro. Eso también lo olvidan. Y lo último que olvidan es que el entonces presidente de la Generalidad, José Montilla, que había decidido encabezar la manifestación bajo el profético lema "Som una nació. Nosaltres decidim", tuvo que salir escoltado huyendo de la vesania de los intolerantes. Es importante recordarlo porque en el olvido está el triunfo de la versión monolítica de Cataluña que quienes lo fomentan quieren imponer.

Nación, Estado, Soberanía... Han pasado diez años y seguimos hablando de lo mismo día tras día, como una pesadilla que se repite y de la que los catalanes sólo despertaremos el día que constatemos en bloque lo que muchos ya venimos advirtiendo desde hace tiempo: que los supuestos enemigos de Cataluña, los de siempre y los de nuevo cuño, ni eran ni son tales.

Psicohigiene en Cataluña
Miquel Escudero cronicaglobal.com 28 Agosto 2014

El arte de vivir requiere una porción de habilidades psicológicas. No las despreciemos, sería una necedad propia de sobrados o tontos. Hoy quiero partir de la 'psicohigiene', un concepto introducido hace casi medio siglo por el psiquiatra José Bleger (1923-1972), que fuera expulsado en 1958 del PCA (Partido Comunista de la Argentina) por no someterse a su dogmatismo. Esta primavera Javier Urra, primer Defensor del Menor en España, ha publicado un libro con ese mismo título: Psicohigiene. ¿De qué se trata esta idea así encapsulada? Viene a significar una actitud positiva ante la vida, que consiste en atender el desarrollo personal de nuestros afectos y reflexiones en sociedad, con la intención de "prevenir daños y reparar heridas" en nuestro entorno. Esta preocupación implica promover la capacidad crítica ante todo fanatismo, y –algo muy importante- que para disminuir la violencia ambiente renunciemos a instalarnos con rigidez en etiquetas. Cabe decir que la psicohigiene desaparece cuando se lastiman los derechos de los otros.

El psicólogo clínico navarro Javier Urra ve la esperanza como una obligación ética. Y lamenta que sistemáticamente se asocie, sin asomo de duda, juventud con conflicto: "Jamás en una entrevista te preguntan por aspectos positivos de niños y jóvenes", no importa que sea un joven quien efectúe esas preguntas. Siempre, inexorablemente, se plantea el botellón, la violencia, la anorexia; en suma, se alimenta de forma mecánica otra grave distorsión más de la realidad. Nunca se cuestiona nada, se da todo por consabido.

Urra, que ha ejercido durante treinta años de psicólogo de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, señala algo que todos conocemos, aunque miremos a otro lado. Hay niños rechazados que no son queridos por sus familias, que aprenden a rechazarse a sí mismos; de este modo, se inicia el primer paso de su autodestrucción. Asimismo, nosotros podemos decir que hay menores cuya tutela familiar es retirada temporalmente por las autoridades, como medida de protección a seres humanos mal atendidos, maltratados o que han sufrido abusos por parte de sus padres. En tales casos, y a diferencia de las adopciones, los niños continúan con su apellido. Sin embargo, como señala el psicólogo italiano Stefano Cirillo, "son innumerables los niños en acogida que manifiestan el deseo de asumir el apellido de sus tutores, borran el propio de sus cuadernos de escuela, dudan en invitar a casa a sus compañeros para que no descubran que las personas que les hacen de padres no tienen su mismo apellido...". Asistimos a dos vínculos en conflicto, ante una cuestión de lealtad y de doble pertenencia. También asoma ahí el riesgo de crecer como 'hijo de nadie', no pertenecer ni a la familia natural, ni a la acogedora.

¿Y qué ocurre cuando se pasa de la escala familiar a la social? Pensemos en nuestra Cataluña, donde más de la mitad de la población reside en el Área metropolitana de Barcelona, zona cosmopolita con 'apegos múltiples'. En estos momentos, la ideología hegemónica y dominante en nuestra Comunidad es la nacionalista; no siempre ha sido así y no siempre lo seguirá siendo. En el pesebre que se ha formado a su alrededor, hay grupos organizados que se sufragan con el dinero de todos y que se dedican a incompatibilizar nuestros afectos ciudadanos y nos bombardean con cosas como estas: "Només tenim una pàtria, som un sol país, Espanya ens roba". No hay derecho. Debemos plantarnos ante quienes ejercen de señores de la tierra: '¡basta de sumisión!'; recordemos: ¡la tierra para quien la trabaja! Reivindiquemos alegres, sin vergüenza ni desarraigo, un mestizaje desacomplejado, natural y cordial.

El modelo a seguir es el intercultural, con el fomento de identidades personales únicas y libres: distintas tras incorporar diversas herencias, pero unidas por el poderoso sentido de comunidad y solidaridad. Que cada cual se sienta como quiera. Les guste o no a los mandarines actuales, Cataluña es plural y lo seguirá siendo.

C's: el caso Pujol "hiere de muerte" el proyecto independentista
Girauta critica que el nacionalismo catalán ha creado "una Cataluña virtual donde se ha hecho una reinterpretación del mundo". Al mismo tiempo, asegura que "Artur Mas no va a tener un referéndum porque es ilegal", y lamenta que "lo que sí que tenemos los catalanes es una grave fractura social".
Redacción cronicaglobal.com 28 Agosto 2014

El eurodiputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta ha lamentado este miércoles que los partidos nacionalistas han creado "una Cataluña virtual donde se ha hecho una reinterpretación del mundo". "La Cataluña oficial no coincide con la Cataluña real", ha advertido.

Girauta, en una entrevista para Onda Cero, ha asegurado que "Artur Mas no va a tener un referéndum porque es ilgeal". "Lo que sí que tenemos los catalanes es una grave fractura social", ha criticado.

En este sentido, el dirigente de la formación naranja ha afeado el hecho de que, desde la Generalidad, "se ha redecorado la historia" y ha apuntado que "existe una obsesión de buscar un culpable para todo: España".

'Caso Pujol': "Factor decisivo que hiere de muerte 'el proceso'"
A raíz del terremoto político ocasionado por la confesión de fraude fiscal continuado perpetrado por el ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol, Girauta ha valorado, en todo caso, que "es un factor decisivo que hiere de muerte a lo que los separatistas denominan el proceso".

"Por mucho que se pretenda transmitir que se trata de un asunto personal, no lo es porque atañe a la honorabilidad y a la falta de honradez del que ha conformado la Cataluña contemporánea", ha incidido el eurodiputado.

Eventual pacto entre C's y UPyD: "Estamos obligadas a sentarnos y hablar"
Girauta, por lo demás, se ha referido al Congreso Extraordinario que UPyD celebrará el próximo 6 de septiembre para debatir si debe alcanzar algún tipo de acuerdo con Ciudadanos. El dirigente de la formación naranja ha apuntado, en esta línea, que "se pueden esgrimir las ventajas obvias de tipo electoral pero hay que pasar a un nivel superior, el de los intereses de España".

"Como mínimo, ambas formaciones estamos obligadas a sentarnos y hablar sobre la creación de una alternativa regeneracionista ante la conveniencia de un PP y un PSOE cada vez más debilitados", ha sentenciado.

Entrevista en Chile
Sabina: 'El nacionalismo es un aldeanismo que se cura leyendo y viajando'
El cantante también aconseja a Pablo Iglesias "reciclarse un poco y adaptarse al siglo XXI"
Redacción www.lavozlibre.com 28 Agosto 2014

Madrid.- Joaquín Sabina recorre en los últimas días América Latina dentro de su gira ‘500 noches para una crisis’. El cantautor ha pasado por Uruguay, Perú y Chile, donde ha repasado diferentes temas de la actualidad española, como el desafío separatista catalán, la irrupción de Podemos o el relevo en la Corona.

Sabina, como ya ha hecho en otras ocasiones, se posicionó claramente en contra los nacionalismos. Concretamente señaló que “es un aldeanismo que se cura leyendo y viajando”. No obstante, respecto al referéndum secesionista convocado para el próximo 9 de noviembre, consideró que los ciudadanos deben poder votar. “Creo que tienen derecho a votar y a irse si quieren, pero que no cuenten conmigo para aplaudirlos”, sostuvo.

PODEMOS Y SU "DISCURSO MARXISTA"
Por otra parte, el artista se refirió a la irrupción de Podemos en el panorama político español. Sabina aseguró que el auge del partido que lidera Pablo Iglesias se debe a la “desesperación” de la ciudadanía “con el modo que tienen de no resolver los problemas las castas de políticos profesionales” y vaticinó que esta formación seguirá creciendo.

Aún así, consideró que en algunas proclamas Podemos muestra “un lenguaje parecido al discurso marxista de principios del siglo XX”, por lo que le recomendó “reciclarse un poco y adaptarse al siglo XXI”.

LA MONARQUÍA, "UN ANACRONISMO MEDIEVAL"
El artista también criticó con dureza el rumbo político que han adoptado algunos países de Europa, donde los políticos, a su juicio, se han empeñado en acabar con la “gloria” del estado del bienestar. “Están acabando con la educación pública, con la sanidad pública, y creo que van incluso contra la Ilustración. Es un momento muy dramático”, apuntó Sabina.

Lanzó sus dardos contra la Monarquía, a la que definió como “un anacronismo medieval”, y consideró que el pueblo español es “suficientemente maduro” para aceptar una transición hacia una república “contemporánea y moderna”.

POLÉMICA POR SU ACTUACIÓN EN ISRAEL
En un tono relajado y distendido, Sabina no rehuyó ninguno de los temas que plantearon sus entrevistadores, un grupo de periodistas chilenos, y puso un énfasis especial en explicar los motivos que lo llevaron a cantar en Tel Aviv en junio pasado, actuaciones que fueron criticadas por grupos pro palestinos.

El jiennense explicó que actuó junto a Joan Manuel Serrat y que tenían un contrato vigente, aunque el motivo principal por el que decidió salir al escenario fue, dijo, que no cree en los boicots culturales. “Yo creo en los boicots de armas, incluso económicos, (pero) no creo en los boicots culturales. Creo que hay que tender puentes en lugar de dinamitarlos”, sostuvo.

Sabina señaló que los amigos israelíes que lo invitaron a actuar, como la cantante Noa o el novelista Amos Oz, son “absolutamente pacifistas, absolutamente antimilitaristas” y están en contra del Gobierno de su país.

“No hay que dejarlos solos, es muy importante decirles que ellos son importantísimos para que el Gobierno de Israel no siga en esa deriva que llega a ser, como esta vez, criminal”, añadió.

"AMIGO RETICENTE" DE LOS CASTRO
Aún en el plano internacional, el cantautor habló de Cuba y de la deriva que con los años ha tomado el Gobierno de la isla, liderado por los hermanos Fidel y Raúl Castro.

“Fuimos absolutamente pro cubanos y pro castristas y luego, a pesar de seguir siendo amigos, somos un poco amigos separados y reticentes porque no podemos cerrar los ojos a algunas cosas que vemos en Cuba”, dijo Sabina, quien lamentó la “falta de futuro y de oportunidades” que hay actualmente en ese país.

así avanza el isis
El Califato del petróleo: mapa de las conquistas del Estado Islámico
Daniel Iriarte. Estambul. www.republica.com 28 Agosto 2014

"Ya no estáis combatiendo contra una insurgencia, somos un ejército islámico y un estado que ha sido aceptado por un gran número de musulmanes en todo el mundo". Estas fueron las palabras pronunciadas a cámara por el ejecutor del periodista James Foley, un yihadista miembro del Estado Islámico (EI), antes de seccionar el cuello de su víctima. Y lo más terrorífico es que tiene razón: el califato decretado por el líder del grupo, Abu Bakr Al Bagdadi, lleva camino de convertirse en un estado viable con sus infraestructuras, su Administración, su sistema de justicia, sus fuerzas armadas y sus propias fronteras.

Las últimas ofensivas del Estado Islámico, al menos desde este verano, muestran un patrón muy bien pensado: un intento de conquista de instalaciones energéticas o grandes infraestructuras que le otorguen peso a la nueva creación estatal. En los últimos días, las acciones conjuntas del ejército iraquí, los milicianos kurdos peshmerga y los bombardeos aéreos estadounidenses han conseguido expulsar a los combatientes del EI de la presa de Mosul, el embalse y la refinería de Haditha, y la localidad de Akashat, en la provincia de Anbar, rica en minas de fosfatos. Los tres lugares tienen un elemento en común: todos ellos son puntos estratégicos en términos económicos.

No ha sucedido lo mismo en otros lugares, como Tikrit, donde la semana pasada los yihadistas repelieron por tercera vez a las tropas iraquíes. El Estado Islámico mantiene bajo su control otra presa, la de Faluya, así como cuatro importantes refinerías en Irak y Siria, además de numerosos yacimientos de petróleo y gas, y alrededor de una decena de bases militares. Y tal vez lo más inquietante es que este grupo ha conseguido unir por carretera todos estos puntos en un territorio homogéneo, con la salvedad de la ciudad siria de Deir Az Zor, donde siguen teniendo una importante presencia tanto el ejército sirio como los opositores del llamado Frente Islámico.

Las 'costumbres' de decapitar y crucificar
Dos insurgentes sirios, acusados de arrojar una granada desde una motocicleta contra varios yihadistas, fueron colgados y expuestos en la plaza pública de Raqqa, con un cartel en el que se les tachaba de traidores.

Poco se sabe sobre la vida en las zonas bajo del control del Estado Islámico, aparte de la violencia de sus métodos. El grupo ha vuelto a poner de moda la costumbre de decapitar a sus enemigos: se cree que a finales julio, tras conquistar la base militar de la División 17 en la provincia de Raqqa, pasaron a cuchillo a medio centenar de soldados y después subieron a internet las fotos de sus cabezas clavadas en picas. Días después, cientos de miembros de la tribu Al Sheitaat, que se opone al Estado Islámico en la provincia de Deir Az Zor, corrieron la misma suerte.

El EI, además, ha generalizado la crucifixión como forma de castigo. Pero, al contrario de lo que ha venido diciendo la propaganda, no se aplica contra los cristianos, sino contra presuntos autores de delitos extremos como el asesinato, y especialmente los miembros de milicias opuestas a los yihadistas. Justifican esta práctica en el versículo 33 del quinto libro del Corán: "La pena para aquellos que hagan la guerra contra Dios y sus mensajeros y lleven la corrupción a la tierra no es otra que la muerte o la crucifixión", si bien el párrafo contempla otras posibles medidas punitivas como la amputación de pies y manos o el exilio.

Pero para aquellos que se enfrentan con las armas a las imposiciones del Estado Islámico, no cabe duda. Es lo que les ocurrió el pasado abril a dos insurgentes sirios a los que se acusó de arrojar una granada desde una motocicleta contra varios yihadistas: sus cuerpos fueron colgados y expuestos en la plaza pública de Raqqa, con un cartel en el que se les tachaba de traidores.
Yihadistas suníes posan para un foto en las afueras de la ciudad de Faluya (Reuters).Yihadistas suníes posan para un foto en las afueras de la ciudad de Faluya (Reuters).

Porque el EI vela por el cumplimiento de sus directrices. "Somos soldados del islam y hemos asumido la responsabilidad de devolver la gloria al Califato Islámico", declaró el grupo en un comunicado el pasado junio, en el que anunciaba una serie de normas de obligado acatamiento para la población bajo su mandato. "Pedimos a todos los musulmanes que estén a tiempo para los rezos en las mezquitas", dice la regla número 4. Y, según han relatado algunos habitantes de Raqqa, aquel que sea sorprendido en las calles durante la oración se juega la vida.

Otras normas son aún más rigurosas: "No se permiten las drogas, el alcohol ni los cigarrillos", dice el punto 6 del comunicado. "No se permiten las reuniones, enarbolar banderas que no sean la del Estado Islámico ni llevar armas. Dios nos ha ordenado estar unidos", dice otro epígrafe. No faltan las indicaciones para las mujeres: "Vestid de forma decente y llevad ropas anchas. Salid sólo si es necesario". Las nuevas autoridades han establecido también Tribunales Islámicos que lidian con el cumplimiento de la sharia, e impuesto penas acordes, como la amputación de extremidades para los casos de robo.

Patrullas morales
En esta declaración de principios, el Estado Islámico también lanza un aviso a aquellos que estén pensando en oponerse al Gobierno del califa Ibrahim: "Advertimos a los líderes y jeques que no colaboren con el Gobierno y se conviertan en traidores", y propone una política de palo y zanahoria para "la policía, los soldados y otras instituciones infieles": "Podéis arrepentiros. Hemos abierto lugares especiales donde podréis hacerlo".

Para asegurarse de que los buenos musulmanes cumplen las leyes, el EI ha creado patrullas de la moral denominadas 'Hisbah', que circulan por las calles advirtiendo a los potenciales infractores y arrestando a quienes violan las prohibiciones. En junio, el periodista estadounidense Scott Lucas entrevistó por internet a un activista de Raqqa que se oponía a lo que entonces todavía era el Estado Islámico de Irak y el Levante, o ISIS, como se lo conocía por sus siglas en inglés, y que explica cómo funcionan estas patrullas: "Hay siempre una barrera entre los miembros del ISIS y los civiles. Hoy un tipo del ISIS vestido con ropas civiles ha ido a una tienda y ha dicho: ‘¿Puedo comprar cigarrillos? Pero no quiero que lo sepan los del ISIS’. El propietario de la tienda la cierra y le da un paquete. Entonces, el tipo sale y llama a una camioneta del ISIS, registran la tienda y queman los cigarrillos", explica el activista, identificado solamente como @modwnatalraqqa, uno de los escasos testimonios existentes desde el interior de la ciudad.

A principios de verano, un reportero palestino llamado Medyan Dairieh logró acceso a combatientes y funcionarios del Estado Islámico en Raqqa, donde filmó un documental que fue publicado por Vice News este mes. En él se puede ver al líder de las patrullas Hisbah, Abu Obida, dando instrucciones a un hombre sobre cómo debe vestirse su mujer o exigiendo a unos jóvenes que quiten un cartel donde aparecen fotografías de varios hombres occidentales, al considerar que muestra demasiado aprecio por los kufar (“infieles”): "Queremos una calle islámica. Somos musulmanes", les dice Abu Obida a estos jóvenes. "Mi intención es establecer el califato. Para que eso ocurra tal y como dijo el Profeta, tenemos que enseñar a los demás qué se debe y no se debe hacer", comenta en otro momento.

Salarios e infraestructuras
A pesar de ello, todo apunta a que la preocupación de las autoridades del Estado Islámico por el bienestar de sus súbditos –al menos el de los musulmanes suníes– es genuina. Tras la toma de Mosul, la agencia de noticias turca Anadolu, uno de los pocos medios a los que se le permitió permanecer en la ciudad, informó de que el Estado Islámico había comenzado a pagar los salarios atrasados a los funcionarios (aunque, tras hacerse con un botín de 400 millones de dólares en los bancos de la ciudad, bien podían permitírselo). Y cuando conquistaron la presa vecina, a pesar de las alarmistas previsiones sobre una voladura potencial de las compuertas, los yihadistas hicieron exactamente lo contrario: se dedicaron a reparar los daños en la infraestructura, con la intención de proveer de electricidad gratuita a los habitantes de Mosul.

"Lo que veo en Raqqa demuestra que el Estado Islámico tiene una visión clara de establecer un estado en el verdadero sentido de la palabra. No es una broma", declaraba, a finales de junio, un profesor retirado en aquella ciudad a un reportero del New York Times introducido de incógnito en la capital yihadista. "Siento que estoy tratando con un estado y no con una banda de matones", se expresaba asimismo un joyero en el mismo reportaje.

Pero un punto más polémico es el trato a las minorías religiosas. En el documental de Dairieh aparece un juez llamado Abu Abdula, encargado de lidiar con los escasos cristianos que permanecen en Raqqa, que habla de un "pacto" con los miembros de esta religión. "Un representante de Al Bagdadi les ofreció la posibilidad de convertirse al islam. Si no aceptan, deben pagar un impuesto para no musulmanes, como dice el Corán. Pero si tampoco aceptan eso, no queda otro remedio que la lucha y la muerte", afirma Abu Abdula.

Sus palabras reproducen casi exactamente la declaración en la que Al Bagdadi impuso a los cristianos, el pasado febrero, una de estas tres opciones: la conversión, pagar la jizya (un diezmo exigido a los no musulmanes), o “morir por la espada”. El líder yihadista también prohibió “mostrar crucifijos en público”, “forzar a los musulmanes a escuchar la recitación de sus escrituras o el sonido de sus campanas”, practicar el proselitismo o “implicarse en actos de hostilidad” contra el Estado Islámico o la población musulmana en general.

Pero según el activista de Raqqa, la situación es aún peor que eso. "Lo de la jizya no ha ocurrido. Era sólo un tema de relaciones públicas, para decir ‘mirad qué estado más islámico somos’". De acuerdo con esta persona, además, prácticamente no quedan cristianos en Raqqa. El EI, en cualquier caso, se ha dedicado a la destrucción sistemática de todos los lugares sagrados fuera del islam suní, como la tumba del profeta Yunus en Mosul (un centro de peregrinación chií), o varios templos yazidíes, por citar dos ejemplos recientes. “Nuestra postura sobre templos y tumbas es clara. Simplemente, todos serán destruidos”, indicó el Estado Islámico en su proclamación de junio, y se ha esforzado por cumplirlo.

Sea como sea, los métodos extremos de los yihadistas resultan atractivos para miles de musulmanes radicalizados, y la rápida expansión del califato está generando un “efecto llamada” para muchos de ellos. Y aunque la comunidad internacional ya está reaccionando –este fin de semana, el presidente estadounidense, Barack Obama, aprobó los vuelos de reconocimiento sobre Siria, de cara a una posible campaña de bombardeos aéreos similar a la que ya está en marcha en Irak–, el número de nuevos reclutas no deja de aumentar: al menos 6.300 durante el mes de julio, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, un millar de ellos venidos de fuera de Oriente Medio, que alimentan una fuerza de combate estimada hasta ese momento en apenas 15.000 hombres. Y con cada nueva población 'liberada' en territorio suní, aumenta el número de voluntarios. Todo apunta a que la guerra contra el Estado Islámico será larga.

¿Es la Unión Europea una nueva Unión Soviética?
Vladímir Bukovski www.minutodigital.com 28 Agosto 2014

En 2005, el ex disidente soviético Vladímir Bubovsky publicaba un panfleto donde comparaba la Unión Europea con la extinta Unión Soviética. Se filmó entonces este corto video que resume el mensaje principal de Bubovsky: estas dos estructuras son profundamente antidemocráticas e irreformables.

Enterrado un monstruo, Unión Soviética, nace otro similar la Unión Europea (UE), con muchas caracterísiticas similares que dieron lugar a la URSS. y donde el terror económico suple al terror de las armas. Es el propio Vladímir Bukovsky quien nos pone sobre aviso.

Hemos podido comprobar, como de la teoria de la conspiración del Nuevo Orden Mundial, hemos pasado a vivir en la cruda realidad acontecimientos terribles, no solo ya como los gobiernos están siendo dirigidos por instituciones europeas como el FMI, institución con total servilismo al neoliberalismo, aplicando las políticas en favor del capital y eliminando los derechos sociales, en un ataque monstruoso contra las clases medias y desfavorecidas de la sociedad, tienen el ejemplo de Grecia, Portugal, Irlanda, sino que la propia Unión Europea ha favorecido el derrocamiento de gobiernos, eliminando a Papandreu y a Berlusconi, y colocando gobiernos tecnócratas, dirigidos por serviles miembros del Banco Central, del FMI, club Bilderberg, como son Mario Monti y Lucas Papademus.

¿Que es la Unión Europea? Las diez similitudes con la URSS Podemos comprobar las características que definen a la Unión Europea (UE) similares a las que se dieron en el sistema totalitario de la Unión Soviética.

1 -La Unión Europea está formada por unas dos docenas de personas que se nombran mutuamente y sobre las que los europeos no votamos y no podemos echarlos.

2 -La UE tiene un parlamento al estilo del Soviet supremo de la extinta URSS., que al igual que el Soviet aprueba las decisiones del Polit Buró.

3 -En la UE hay cientos de burócratas con enormes salarios, y privilegios incluso con impunidad, que han llegado a sus estatus de cualquier forma y estrategias.

4 -La UE está siendo formada, no por la fuerzas de las armas, pero si por la coacción económica.

5 -La UE nos exige que abandonemos nuestras creencias culturales, nuestra forma de vida, que seamos antes que españoles europeos. Horario europeo, costumbres europeos, …

6 -La UE destruye los estados-nación y pretende llegar a ser ella misma un gran estado. Bajo el fantasma de la crisis se está obligando a los estados, a las naciones que pierdan su soberanía, incluso se les está imponiendo gobiernos no elegidos por los pueblos.

7 -La corrupción crece desde arriba hacia abajo.

8 -El Gulag de la UE es el ostracismo, el aniquilarte como persona. No hay libertad de expresión, los medios de comunicación omiten aquello que interesa al sistema que no se sepa.

9 – La Unión Europea se dirige a un Estado Federal, en las repúblicas soviéticas era para fortalecerse contra una supuesta guerra, en Europa nos engañan y dicen que es para fortalecernos contra el ataque financiero.

10-La UE lleva en sus entrañas la semilla de su autodestrucción, como pasó con la Unión Sovietica.

Estas diez caracterísiticas comunes entre la Unión Europea y la URSS, han sido descritas por Vladimir Bukovsky. Este disidente ruso pasó muchos años en campos de trabajo rusos y prisiones psiquiátricas por defender los derechos humanos. Llegó a Gran Bretaña en 1976. Da conferencias y escribe sobre el antiguo sistema soviético y alerta sobre el nuevo sistema similar al soviético que se quiere crear con la Unión Europea, como un Estado-Nación.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
¿Puede Junqueras cuestionar a Jordi Pujol?

ERC tampoco sabe dar respuesta a la corrupción de sus altos cargos (I)
Xavier Horcajo www.gaceta.es 28 Agosto 2014

El partido vive graves incertidumbres agazapadas tras la autoridad de Oriol Junqueras, especialmente tras el episodio del conseller Jordi Ausàs, condenado por traficar con tabaco, y los tres episodios de líderes envueltos en casos de pederastia.

Muchos se preguntan si de verdad Esquerra Republicana de Cataluña se prepara para la hipótesis de ganar unas elecciones en Cataluña. El partido vive graves incertidumbres agazapadas tras la autoridad de Oriol Junqueras. Especialmente tras el episodio del conseller Jordi Ausàs, ex alcalde de La Seu d’Urgell y condenado por traficar con tabaco, y los tres episodios recientes de líderes locales protagonistas de repugnantes casos de pederastia, por los que ni Junqueras, ni ERC, han pedido nunca perdón.

El primer problema es el fracaso de Oriol Junqueras arrojándose en brazos de los “municipalistas”, para dar de lado a los “técnicos” (con perdón) que Esquerra había encumbrado cuando formaba parte del Tripartito con socialistas y eco-comunistas.

Esquerra era tradicionalmente un partido de filólogos del catalán y de docentes de “la lengua”, como -en tiempos del Àngel Colom (que venía de La Crida; y que acabó refugiado en CiU) o Pilar Rahola- y, más recientemente, Josep Lluís Carod-Rovira (ex PSAN); Josep Bargalló o Joan Tardá; junto a algún “héroe” del fracaso escolar, como Ernest Benach (“tuneador” de coches oficiales cuando fue presidente del Parlament); o Joan Puigcercós, efímero presidente del partido, con currículo de esos de “estudió” Filosofía.

El reparto de cargos del Tripartito llevó a Carod a elegir “talibanes” pero con un perfil más técnico, como el ingeniero Josep Huguet, o el médico Joan Carretero.

Oriol Junqueras, doctor en Historia, “fumigó” a los relacionables con el Tripartito y se decantó por concejales y alcaldes de CiU, a imagen y semejanza de su propia cultura política, ya que Oriol Junqueras ganó la alcaldía más poblada en manos de ERC, Sant Vicenç dels Horts. Obviamente los “municipalistas”” del viejo partido de origen masón, no son comparables a las que tuvo el PSC o a las que hoy ostenta CiU. ERC gobierna Manlleu, Sant Sadurní d’ Anoia, Solsona, o Montblanc. Sumados, son menos gobernados por ERC que los censados en L’Hospitalet.

Sin embargo, el trepidante episodio de Jordi Ausàs, ex alcalde de La Seu y ex consejero de Gobernación desde el 10 de marzo de 2008 hasta que CiU ganó las elecciones a finales de 2010, caía detenido por los Mossos que mandaba unos meses antes por traficar con tabaco andorrano.

Los Mossos comenzaron a trabajar cuatro meses después de que Ausàs dejara la consejería y le grabaron en un garaje metiendo fardos de tabaco andorrano en el maletero y los asientos de su coche. Enormes bolsas negras de plástico, con cajetillas de “Marlboro” del Principado.

En el vídeo, que se proyectó el día del juicio, aparecía Ausás empujando como un hooligan, para cerrar las puertas de su vehículo abarrotado con miles de cajetillas de tabaco. El vídeo se grabó en junio de 2012 y de forma bien patética Ausàs alegó en el juicio que había sido obtenido de forma “ilegal” por la policía autonómica catalana.

Ausàs prestaba un inmueble de su propiedad como almacén y en su domicilio –los Mossos- hallaron “albaranes” de pedidos de clientes y datos del grupo de delincuentes que cayó con él, 12 personas y entre ellas un brigada de la Guardia Civil.

La policía catalana dio la puntilla a los “municipalistas” de ERC cuando llevaron al juzgado un informe en el que podía leerse que Ausàs, con su banda, había traficado ilegalmente con tabaco mientras fue conceller de Gobernación. Precisamente, el departamento que además de los Mossos vela por las elecciones en Cataluña.

Los Mossos también escribieron que Ausàs se valía de su influencia en La Seu, donde fue alcalde (2003-2008), y como conceller de la Generalitat, para delinquir “con total impunidad”. Nunca antes un conceller había avergonzado tanto a su partido, por el que había sido diputado catalán desde 1995.

Los de Junqueras admitieron que el asunto les había “consternado”; pero TV3 lo minimizó, Esquerra miró para otro lado y Hausas, que fue condenado a 4 años de prisión y 195.000 euros de multa, tan solo pasó tres noches en el centro penitenciario de Ponen, de donde salió con fianza en la fase de instrucción.

¿Puede Junqueras cuestionar a Jordi Pujol por evasor de capitales y defraudador fiscal? Pues a juzgar con como trató al ex conceller Ausàs, parece que no. De cara a la galería le suspendió de militancia en ERC, por la puerta de atrás le contrató para una empresa de ERC, que comparte sede con la del partido (se llama “Avancem cap a la Sobiranía”) para que pudiera cobrar el paro, tras su imputación por traficar con tabaco. La Inspección de Trabajo les pilló.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial