AGLI Recortes de Prensa   Miércoles 10 Septiembre  2014

En el límite
La corrupción frena las reformas
Juan M. Blanco www.vozpopuli.com 10 Septiembre 2014

La semana pasada, el presidente del BCE, Mario Draghi, se destapaba anunciando una política monetaria no convencional, fuertemente expansiva. Comprará títulos a granel para conjurar el riesgo de deflación e insuflar vida a un crédito moribundo. Aun así, en un arranque de humildad, el italiano reconocía que esta operación quedará coja si no cuenta con la oportuna colaboración de los Estados: un nuevo llamamiento a ciertos gobiernos para acometer las siempre postergadas reformas económicas. Su política monetaria difícilmente impulsará la actividad con unos canales obstruidos y unos mercados colapsados por innumerables trabas.

Si la indirecta iba dirigida a España, el bueno de Mario debería armarse de paciencia y aguardar cómodamente sentado. Aquí las reformas se anuncian a bombo y platillo, con mucha antelación, pero se desinflan lentamente como un enorme globo sonda. El alcance, el objetivo y la profundidad van menguando paulatinamente hasta disolverse en agua de borrajas. Los gobernantes verdaderamente dispuestos suelen acometer las transformaciones los primeros meses de su mandato, cuando gozan de mayor legitimidad. Las radicales reformas de Franklin D. Roosevelt se concentraron entre marzo y junio de 1933, en los 100 primeros días de una presidencia de 12 años. En España, obedeciendo al lema favorito de Mariano Rajoy, "no hagas hoy lo que puedas dejar para mañana", el gobierno prefiere un ataque agudo de erisipela antes que impulsar ciertos cambios que, con la boca pequeña, tilda de convenientes.

La simplificación de trámites y obstáculos para abrir una empresa es una promesa recurrente pero incumplida de manera contumaz por todos los gobiernos desde hace décadas. Tanto, que el informe Doing Business 2014 del Banco Mundial asigna a España el puesto 142 en una lista de países clasificados por el grado de facilidad para instalar una empresa. Hasta 10 complicadas y larguísimas gestiones burocráticas son necesarias para comenzar a operar un negocio. En el otro extremo, Nueva Zelanda permite establecer una empresa en horas, con una sola gestión a través de internet y un coste mínimo. Enormes fuerzas deben atenazar a nuestros gobernantes para impedir unos cambios tan necesarios.

Si las reformas económicas fomentan el crecimiento, mejoran la eficiencia, favorecen la reducción del desempleo y... no implican gasto adicional ¿por qué los políticos españoles se muestran tan reacios a acometerlas? Si benefician a la sociedad ¿por qué siempre se postergan y, cuando llegan, presentan un regusto descafeinado? ¿Cortedad de miras, desidia, estupidez? Puede, pero el principal motivo es otro: las reformas perjudican a la oligarquía política y a los grupos de presión cercanos al poder. Entorpecen el intercambio de favores y suprimen ciertos mecanismos que facilitan la corrupción. Motivos más que suficientes para generar resistencias entre nuestras clases dirigentes, nacionales o autonómicas.

Los caminos de la corrupción son inescrutables
Una adecuada reforma económica va dirigida a cambiar las reglas del juego por otras más claras justas y transparentes. A transformar la legislación, las regulaciones, eliminando muchas restricciones que atenazan la actividad económica. A poner límites a la connivencia entre políticos y conocidos “empresarios”, entorpeciendo el intercambio de favores. A suprimir las barreras que restringen la competencia, la entrada de nuevas empresas a ciertos mercados. Unas barreras que otorgan privilegios a ciertos grupos empresariales a condición de repartir los beneficios resultantes con los políticos. Observando las puertas giratorias, esas vías rápidas que conducen a ex gobernantes a los consejos de administración, es posible identificar los sectores económicos más afectados por estas nefastas prácticas. Las reformas ¡ay! dificultarían el reparto de los márgenes, uno de los negocios básicos de la clase política en España. Antes muertos que "reformaos".

Los caminos de la corrupción son inescrutables, profundos e insondables. Los ingresos de los corruptos provienen siempre de los bolsillos de los ciudadanos, unas veces en calidad de contribuyentes, otras de consumidores. Las comisiones por licitación de obras o servicios (sean del 3%, del 5% o superiores) se repercuten en las facturas que pagan las administraciones y, por ende, en el bolsillo del contribuyente. Por el contrario, las comisiones por compra de petróleo, tan apreciadas por un monarca ya abdicado, se cargan en la cuenta de los consumidores que acuden a llenar el depósito. Pero existe una tercera vía más indirecta: buena parte de los ingresos de los partidos, y de sus dirigentes, proviene de favores consistentes en promulgar una legislación ventajosa, leyes a la medida de ciertas empresas, a cambio de regalos en metálico o especie, transferencia a cuenta en paraíso fiscal o garantía de un puesto en consejo tras el mandato.

Mercados restringidos aun a costa del empleo
Esto explica el gigantesco y desordenado crecimiento de toda una compleja selva de leyes, normas y regulaciones, de reglas con infinidad de excepciones, contradictorias entre sí, interpretables al derecho o al revés, siempre a gusto del poder. Una vía para establecer barreras que impidan la entrada en ciertos mercados a otros productores, protegiendo así a quienes compran voluntades. Se ofrece a los amigos un traje a medida, el privilegio de actuar en un mercado cautivo donde los elevados precios generan jugosos márgenes a compartir con los gobernantes. Los ingresos irregulares tienen su origen en el sobreprecio que pagan los consumidores por culpa de una restricción de la competencia que propician las autoridades... deliberadamente.

No puede extrañar que las clases dirigentes corruptas huyan de las reformas económicas como el vampiro del ajo, o del crucifijo, pues la competencia reduciría precios y estrecharía márgenes, disipando las rentas extras que se reparten bajo cuerda empresarios y políticos. Nuestras élites prefieren mercados restringidos, pocas empresas, conocidas, cercanas y generosas, aun a costa del crecimiento y del empleo. Por ello, la reforma política es condición previa para las reformas económicas. Señalaba uno de los protagonistas de los intocables de Elliot Ness que "lo difícil no es encontrar el alcohol sino a alguien dispuesto a enfrentarse a Al Capone". En la España actual, lo complicado no es saber qué reformas hay que acometer...sino identificar un grupo dirigente dispuesto a llevarlas a cabo.

La necesidad de 'reprogramar' el modelo educativo español
Editorial El Mundo 10 Septiembre 2014

DE NUEVO una comparación internacional ha sacado los colores al modelo de enseñanza español. Esta vez ha sido el Panorama de la Educación 2014 elaborado por la OCDE. Un informe que es preciso analizar en profundidad porque relaciona el proceso de formación con el mercado laboral, y tiene una una conclusión evidente: el sistema educativo español no funciona porque falla al formar a la gente para que se incorpore con garantías al mundo profesional. Uno de cada cuatro jóvenes españoles que quiere trabajar tras la enseñanza obligatoria no puede hacerlo. Algunas cifras del informe explican esta aseveración. Por ejemplo, España es el país con mayor porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan ni están preparándose -ninis- de la UE y el segundo de la OCDE, tras Turquía.

Esto en lo que se refiere a las etapas tempranas del ciclo formativo. Pero tampoco en la enseñanza superior salimos bien parados. La OCDE destaca que la tasa de paro de los adultos con estudios superiores -licenciaturas y formación profesional de tercer grado- en España triplica la media de los países que integran la organización: un 14% frente al 5% en las naciones desarrolladas. El organismo pone el dedo en una de las llagas de nuestro modelo: sólo el 9% de la población española posee un título de Formación Profesional de grado medio, mientras que en Alemania es el 55%, en Francia, el 30% y en Italia, el 32%.

Es cierto que el modelo productivo español no es el mismo que el alemán o el francés, por la importancia del sector servicios frente al industrial. Pero también es verdad que si nuestro modelo educativo fuera capaz de lanzar al mercado profesional trabajadores cualificados en los sectores relacionados con la hostelería y el turismo, por ejemplo, podríamos competir por calidad y, por lo tanto, subir precios y, después, salarios.

Un sistema educativo que proporciona un bajo nivel de conocimientos, como dice machaconamente cada edición de PISA, y que tiene dificultades para formar personas de cara al mundo profesional, es un fracaso. Y en una economía globalizada, un lujo que ningún país se puede permitir. Y no se trata de destinar más dinero a la educación, como demagógicamente propuso Pedro Sánchez la semana pasada, porque la propia OCDE señala que el aumento de la inversión en nuestro país en los últimos años no ha tenido resultados en el rendimiento de los alumnos.

Urge reprogramar el modelo de enseñanza español que -no lo olvidemos- es fruto de las leyes del PSOE. El PP lo está intentando con postulados más racionales que los socialistas, pero ya no es cuestión de retoques. La educación en España no avanzará hasta que se consiga un modelo estable y duradero, acordado entre las fuerzas políticas, y en el que intervengan también los colectivos implicados. Es una tarea que exige tiempo y voluntad política y, mientras no se consiga, continuaremos despilfarrando recursos públicos y privados en un sistema que deja a muchos ciudadanos sin la posibilidad de optar a un puesto de trabajo en condiciones.

Cataluña: este jueves, milagro
Roberto L. Blanco Valdés La voz 10 Septiembre 2014

Mañana se celebra en Cataluña la Diada, jornada festiva que será aprovechada por el secesionismo para hacer otra demostración de fuerza en pro de ese invento atrabiliario que ha dado en llamarse derecho a decidir, cosa pintoresca que, desde luego, no recoge ni una sola de las constituciones del planeta.

Allí no se aparecerá el falso san Dimas que interpretaba el inmenso Pepe Isbert en la película inolvidable de Berlanga (Los jueves, milagro), pero sí volveremos a asistir a un hecho portentoso: que cientos de miles de personas exijan con la perentoriedad de quienes viviesen bajo un yugo insoportable, la independencia de una de las regiones europeas que goza en realidad de más autonomía.

Esa es, de hecho, la increíble anomalía catalana, que deja atónita a cualquier persona cabal: que muy lejos de poder considerarse una región dominada y explotada por un Estado dedicado a la rapiña, como ha sucedido en las situaciones coloniales y parece deducirse del delirante discurso de los nacionalistas, Cataluña es una comunidad autónoma con poderes propios de extensión extraordinaria en la práctica totalidad de las materias que cabe imaginar: de hecho, en todas, salvo en defensa nacional. Tanto es así, que para decir nada más que la verdad, quienes han gobernado Cataluña de 1979 en adelante han mandado (valga la palabra) en el conjunto de España mucho más de lo que, desde la aprobación del primer Estatut, el Estado español ha mandado en Cataluña.

Por eso, que una parte numéricamente importante de quienes han influido en la vida de todos los españoles de forma incomparable a como los restantes españoles hemos influido en la suya, manifiesten esa inquina hacia la nación y el Estado del que Cataluña forma parte desde hace muchos siglos, es una prueba palpable de que la capacidad de manipulación política puede ser ilimitada y tanto más peligrosa cuanto más cerca de los manipulados están los manipuladores.

Por si todo ello fuera poco, el secesionismo presenta, además, otra dimensión profundamente odiosa: a los separatistas se la trae al fresco que haya en Cataluña millones de personas que con la independencia se verían amputadas de una parte esencial de lo que son y lo que han sido sus predecesores durante docenas de generaciones. Porque -hay que decirlo sin tapujos-, el movimiento por la independencia de Cataluña no solo desprecia a la España democrática que ha reconocido la identidad catalana como nunca antes en la historia, sino a los catalanes no nacionalistas que lo son tanto como los secesionistas. Los manifestantes de mañana lo harán con aire festivo, sí, pero bajo esa falsa apariencia se esconde el desprecio absoluto y sectario hacia quienes no comparten sus ideas: en muchos casos sus hijos, sus padres, sus hermanos, sus amigos. Es terrible, ya lo sé, pero es así.

Basura y formación
Enrique Domínguez Martínez Campos www.gaceta.es 10 Septiembre 2014

Llegada la democracia, había que terminar con todo lo que estuviera contaminado por el supuesto fascismo procedente del franquismo.

Los españoles llevamos tantos años viendo aumentarse la basura a nuestro alrededor que ya no nos asquea ni nos llama la atención. Por eso convivimos con ella sin sobresaltarnos y sin ni siquiera provocarnos una sola náusea. Y si, además, de ella logramos recoger un poco de estiércol para abonar alguna de nuestras flores que nacen en nuestros tiestos, incluso llegamos a agradecer la existencia de esa basura. Hemos llegado a tal punto de saturación que, por mucha que veamos cerca de nosotros, es igual que si oyéramos llover.

Ya comenté en algún artículo anterior que fue, precisamente, la basura el motivo principal del inicio de la corrupción que se fue haciendo galopante en España. Tras las elecciones municipales de abril de 1979, la conjunción socialcomunista se hizo con el poder en bastantes Ayuntamientos importantes de España, entre ellos el de Madrid. El primer Teniente de Alcalde del mismo, el socialista Alonso Puerta, denunció los contratos de recogida de basuras que hacía ese Ayuntamiento para, entre otras cosas, quedarse con parte del presupuesto dedicado a ese fin en beneficio del partido socialista. Los contratos y la “mordida” se mantuvieron. Alonso Puerta fue expulsado del PSOE.

A partir de entonces la corrupción se fue generalizando de tal modo que llegó a las Instituciones, a los partidos políticos, agentes sociales, la Judicatura, etc. Y, naturalmente, en el régimen socialista andaluz esa corrupción ha ido en aumento habida cuenta que el PSOE gobierna allí desde hace más de 30 años. Ahora en unión de los comunistas.

Los diferentes escándalos de corrupción que hoy podemos agrupar allí con el nombre genérico de los famosos ERE (expedientes de regulación de empleo), se deben principalmente –según la juez Mercedes Alaya- al robo manifiesto que los agentes sociales (sobre todo los sindicatos) han hecho, supuestamente, de los fondos que la Junta de Andalucía, el Gobierno español y la Unión Europea les proporcionaban para dar cursos de formación a los parados andaluces con objeto de proporcionarles una formación adecuada para encontrar empleo. Pero, además, esa trama de corrupción, al parecer, se urdió desde la propia Junta andaluza para beneficiarse de esos fondos unos cuantos políticos y sindicalistas socialistas, amantes y protectores de los descamisados de la clase obrera, de los parados, pero enriqueciéndose a su costa.

Sin embargo, es lo cierto que lo de los famosos cursos de formación que se han repartido por toda España la Patronal y los sindicatos, no han dejado de ser en numerosas ocasiones motivo de escándalo de corrupción que han seguido expandiendo la basura a nuestro alrededor con mayor o menos virulencia, aunque ésta ha alcanzado un grado máximo en Andalucía.

Cursos de formación: ¿Qué clase de formación? ¿Con qué garantías? ¿Quiénes los supervisan? ¿Cuál es la calidad de esa formación? ¿Quiénes son los “maestros” que los imparten? ¿Quién ha garantizado su cualificación como tales? ¿De dónde proceden los fondos para su realización? ¿Qué órganos de la Administración controlan el buen fin de dichos fondos? ¿Cuál es la calidad de la enseñanza de esos cursos? ¿Los aprueban todos los que asisten a los mismos?...

Éstas y otras muchas preguntas son las que debieran haberse hecho los responsables del Gobierno y de las Autonomías antes de programar y entregar los grandes fondos económicos para la realización de tales cursos, la inmensa mayoría de ellos manejados por los agentes sociales, principales receptores de los mismos con la consiguiente y grave responsabilidad de hacerlos para beneficio de las clases sociales más bajas y necesitadas y su exclusivo beneficio. Por desgracia, no ha sucedido así. Los más “listos” son los que se han quedado con el grueso de dichos fondos, se han enriquecido con las desgracias ajenas y, además, se atreven a dar clases de ética y de moral pública cuando ya más de 200 personas han sido imputadas y acusadas de gravísimos delitos en Andalucía.

Llegados a este punto no puedo evitar recordar otros tiempos en los que los cursos de formación y especialidades se impartían en España a marchas forzadas para que nuestro país se convirtiera en la novena potencia industrial del mundo. La gran emigración de millones de españoles desde el campo a las grandes ciudades para asegurarse un futuro mejor, a lo largo de las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, obligó al Estado a preparar a esa masa de personas por medio de unos centros estatales estables que garantizaban al 100% la preparación en las especialidades que más se demandaban en aquellos tiempos.

En definitiva, hubo previsión de futuro. Esa previsión honrada se fue haciendo realidad con la construcción de las famosas “Universidades Laborales”, centros en donde la formación profesional era rigurosa y selectiva. Tanto que las grandes empresas hacían cola para asegurarse la contratación de los jóvenes trabajadores antes de que terminaran su último curso en ellas. Y, al ser centros oficiales no manejados ni manipulados por nadie, no existió nunca el vergonzoso espectáculo de la corrupción de grandes fondos públicos como los que hoy se evaporan para pasar a los bolsillos de los que dicen ser los únicos y legitimados agentes para realizarlos.

Aquellos obreros, muy cualificados y excelentemente preparados, tenían garantizado el trabajo. Lo mismo que los que no habían pasado por aquellas Universidades. Hasta el punto de que, para bien o para mal, el obrero en aquellas décadas se sentía tan sumamente protegido que se creía dueño de su puesto de trabajo. Quizás porque los Tribunales Laborales, cuando surgía cualquier conflicto entre algunos de ellos y su empresa, en el 95% de los casos sentenciaban a favor del obrero.

Las Universidades Laborales fueron en España los más importantes centros de formación –pero de verdad- de la clase trabajadora que no deseaba estudiar en la Universidad y fueron puestas muchas veces como ejemplo de eficacia en el extranjero. Junto a ellas, los Ejércitos contribuyeron también de forma decisiva a la formación de la Tropa que hacía el Servicio Militar. Los Cursos de Formación FPO, así como la Escuela de Formación Profesional del Ejército (después Instituto Politécnico del Ejército) y los de la Armada y el Ejército del Aire, formaron a miles de jóvenes que pudieron encontrar un trabajo digno y bien remunerado.

¿Y quién fue el impulsor decisivo de esta formación profesional en las extraordinarias Universidades Laborales de Gijón, Valencia, Tarragona, Sevilla, Toledo, la “Paloma” en Madrid, etc., así como de la seguridad del trabajo indefinido en las empresas durante aquellos años? Un falangista, un redomado “fascista” –según toda la izquierda y progresía española- llamado José Antonio Girón de Velasco, ministro de Trabajo, al que se le ocurrió la barbaridad de declarar que la verdadera nobleza española no radicaba en quienes ostentaban títulos nobiliarios, sino que esa nobleza había sido relevada por la “aristocracia del trabajo”, esto es, por los trabajadores bien preparados técnicamente que estaban llevando a España en volandas para ser un país desarrollado.

Lo que acabo de narrar forma parte de la Historia más reciente de España. Pero, llegada la democracia, había que terminar con todo lo que estuviera contaminado por el supuesto fascismo procedente del franquismo. Y ha terminado por ocurrir lo que cíclicamente sucede en nuestro país. Clausuradas todas las instituciones y entidades que funcionaban correctamente, que habían adquirido una extraordinaria experiencia en la formación del trabajador especializándolo, otros, los listos del lugar, se hicieron con las riendas de esa formación. ¿Para qué? Para “administrar” las grandes sumas económicas que, procedentes de Europa, el Gobierno, las Autonomías y algunos Ayuntamientos, tenían por finalidad formar, sobre todo, a los parados, a sus amados trabajadores, pero para robarles lo que les pertenecía.

Ésta es la diferencia esencial de alguien que, como el que suscribe, ha tenido la oportunidad de vivir estas dos épocas tan distintas, tan diametralmente opuestas, en especial en lo referido a la formación del trabajador. Entonces se le formaba en la especialidad en la que él podía desarrollar sus máximas capacidades. Hoy se le entretiene y se le roba en muchos lugares lo que legítimamente le corresponde para formarle.

Por eso, la formación profesional no ha existido realmente en España en estos últimos 35 años. Por eso, sólo había mano de obra barata dedicada al “ladrillo”. Por eso, con esta crisis brutal hemos llegado a superar el 26% de paro. Por eso, a España le cuesta tanto esfuerzo salir del agujero. Y, así, nuestro modelo productivo está estancado y no prospera tecnológicamente. Pues nada, nada; que los agentes sociales sigan haciéndose cargo de una materia que no les corresponde y de la que, además, si pueden, se enriquecen. Y que siga la juerga y nos siga ahogando la basura de los cursos que no sirven para nada.

Presidente de la Comunidad de Madrid
Ignacio González inaugura el curso escolar con la irrupción del Bachillerato bilingüe
El programa español-inglés se extiende a 433 centros públicos
Redacción www.lavozlibre.com 10 Septiembre 2014

Madrid.- El curso escolar 2014/15 comienza en la Comunidad de Madrid estrenando la extensión del programa bilingüe al Bachillerato. Serán 32 Institutos de la región los que seguirán con la enseñanza en español e inglés durante el Bachillerato, tras haber completado toda la Enseñanza de Secundaria Obligatoria impartiendo este programa pionero puesto en marcha por el Gobierno regional en el curso 2004/05.

Ignacio González, acompañado por la consejera de Educación, Juventud y Deporte, Lucía Figar, en una visita al nuevo colegio público San Juan Bautista de Arganda del Rey, en cuya construcción la Comunidad ha invertido 4,8 millones y que cuenta con 675 plazas de Infantil y Primaria. En este curso escolar la Comunidad tendrá 433 centros educativos públicos bilingües con la incorporación al programa de 18 nuevos colegios y 6 institutos de la región. A estos se suman los 163 centros concertados bilingües, 22 más que el curso anterior.

El presidente regional también ha destacado otra de las principales novedades con las que se estrena el curso escolar en la Comunidad y en la que vuelve a ser pionera en el ámbito de la enseñanza: la puesta en marcha de una nueva asignatura de Programación en la Enseñanza Secundaria. Gracias a la implantación de esta nueva asignatura, los alumnos madrileños terminarán la ESO siendo capaces de hacer una página web, crear una aplicación para móviles, diseñar un juego de ordenador, manejar la impresión y fabricación en 3D y tener conocimientos de robótica.

Este innovador programa educativo se implantará de manera gradual en los próximos tres cursos y comenzará este mismo mes de septiembre en los 15 IES tecnológicos de la región. El curso siguiente se extenderá a todos los centros públicos, concertados y privados en 1° y 3° de la ESO. En el curso 2016/2017, se implantará en 2° y 4° de la ESO también en todos los centros públicos privados y concertados de la Comunidad. En primero y segundo de la ESO se incorporará al currículo dos asignaturas propias –Programación I y II- que serán de oferta obligatoria en todos los centros educativos regionales.

MÁS BACHILLERATO DE EXCELENCIA Y FP DUAL
El Bachillerato de Excelencia y la FP Dual seguirán creciendo en este nuevo curso. El Gobierno regional amplia las aulas de excelencias a dos nuevos institutos: IES Los Rosales (Móstoles) e IES Margarita Salas (Majadahonda). Con estas incorporaciones, el programa de excelencia tendrá 559 alumnos y 10 aulas de excelencia distribuidas en 10 institutos de la región. Por su parte, la FP dual madrileña dobla el número de alumnos el próximo curso para alcanzar 2.030 alumnos (+98,4%). El próximo curso la FP Dual tendrá 272 empresas incorporadas al programa, un centenar más (+74%) que el curso anterior.

La Comunidad refuerza a partir de este curso escolar 2014/15 las asignaturas de Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura en Primaria con el incremento de una hora lectiva más a la semana en ambas asignaturas. Asimismo, la asignatura de inglés tendrá mayor carga lectiva y los alumnos deberán obtener el nivel A1 al finalizar la etapa de Primaria. Tras la aprobación de la LOMCE, el Gobierno regional aprobó el pasado mes de julio el nuevo currículo de Primaria en el que además del refuerzo de estas asignaturas, se establece la enseñanza de la Historia de España de forma cronológica, evitando los localismos.

El nuevo curso escolar 2014/15 da comienzo en la Comunidad con la puesta en marcha de 8 nuevos centros educativos públicos (4 colegios de Educación Infantil y Primaria y 4 Institutos de Educación Secundaria) y con ampliaciones en otros 27 centros de la región. Estas actuaciones permiten a la Comunidad incrementar este curso la oferta educativa pública con 5.670 nuevas plazas escolares. Para la construcción, ampliación y mejora de centros educativos públicos de la región, el Gobierno regional invierte este curso un total 79 millones de euros.

Un total de 1.145.754 alumnos madrileños comienzan las clases, 8.432 (0,7%) más que el curso pasado. De ellos, 632.821 alumnos (55,2%) lo harán en la enseñanza pública, 340.622 (29,7%) en la concertada y 172.311 (15%) en la privada, de acuerdo con el Informe de inicio de curso 2014/15. En cuanto al alumnado extranjero se produce un nuevo descenso por cuarto año consecutivo. El curso comenzará con 4.262 alumnos extranjeros menos en las aulas madrileñas, situándose la cifra total en 128.211. El alumnado extranjero supone este curso el 11,2% de escolares sobre el total de alumnos, el porcentaje más bajo registrado en la última década.

La acusación del caso Pujol alega su "capacidad y legitimación" para seguir en la causa
Javier Ruiz www.vozpopuli.com 10 Septiembre 2014

En un escrito remitido al juez, la acusación popular se enzarza con el fiscal que pidió que fuera apartada de la causa. Manos Limpias alega "capacidad y legitimación" para estar en el proceso, ante la sospecha de que el Ministerio Público prentende quedarse solo para pactar unilateralmente con Pujol un acuerdo extrajudicial.

La primera batalla del caso Pujol no está girando en torno a los acusados sino a los acusadores. La Fiscalía ha pedido que sea apartada la acusación popular con el argumento de que "el procedimiento no necesita, en absoluto, la querella de Manos Limpias, su admisión ni la consideración. Obviamente basta con la presencia del Ministerio Fiscal". Ante esa maniobra, Manos Limpias ha presentado un recurso a la juez de instrucción número 31 de Barcelona en el que alega su "capacidad y legitimación" para seguir en la causa.

El recurso responde a la intención de los Pujol de que se archive ya la investigación pero aprovecha ese trámite para responder a las objecciones del Ministerio Público recordándole la doctrina del Tribunal Supremo en sus sentencias 1045/2007 de 17 de diciembre y 54/2008 de 8 de abril en las que, según el abogado Santiago de Juan, se establece que "cuando se trata de delitos en los que no existe un perjudicado concreto, la acusación popular goza de un mayor campo de actuación".

Los abogados de la acusación recelan del intento de la Fiscalía de quedarse sola en la causa y denuncian una maniobra para intentar negociar una solución sin condena entre el fiscal y los Pujol. Según los acusadores, el Ministerio Público prentede repetir la misma estrategia que se siguió en el Caso Neymar cuando se apartó a la acción popular para cerrar después un acuerdo de conformidad sin que llegara a haber una acusación de delito fiscal. Si en la causa hubiera más partes personadas, cualquier pacto debería ser ratificado por unanimidad, lo que impediría esa posibilidad de pacto bilateral.

El Fiscal apunta a 6 delitos
El Ministerio Público ha señalado la posibilidad de que existan hasta seis delitos en la actuación del expresident de la Generalitat, Jordi Pujol i Soley, y de su esposa, Marta Ferrusola. Tal y como adelantó Vozpópuli, en un escrito que firma el fiscal José Grinda González, el Ministerio Público abre la puerta a que existan delitos de "cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y malversación de caudales públicos", además de los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal señalados por la UDEF (Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal) de la Policía.

La Fiscalía "ha solicitado la práctica de diligencias" entre las que cita las comisiones rogatorias remitidas a Andorra y Suiza. Sin embargo, reclama al juez ser la única parte acusadora en la causa.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Caín sí puede
F.JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 10 Septiembre 2014

TENÍA RAZÓN ayer Arcadi Espada en que tras la masacre del 11-M se produjo en España una quiebra moral, una herida en lo más hondo de la voluntad de convivencia política, requisito esencial en una democracia. Se equivoca, creo, en que esa grieta se abriera el 12-M, cuando los manifestantes llamaron asesino a Aznar por los casi doscientos muertos de la masacre de la víspera. Eso era un movimiento reflejo de la movilización callejera que la extrema izquierda y el PSOE, con un respaldo mediático parecido al de Cuatremos y Sextemos hoy, orquestó contra Aznar como único medio de echar al PP del Poder: el Prestige y la II Guerra de Irak son los hitos de esa movilización rastrera y demagógica, de la que los medios -incluido EL MUNDO en lo de Irak- no pueden sentirse orgullosos.

Pero un año después del Nunca mais y el No a la guerra, en las municipales, el PP de Aznar se había recuperado. Y en 2004 iba a ganar las Generales, pese a la mala campaña de Rajoy.

Fue en la jornada de reflexión electoral, el 13-M, cuando la herida del 12-M se gangrenó. El cerco a las sedes del PP en toda España por parte de la izquierda, azuzada por el Imperio PRISA, los medios nacionalistas y muchos periodistas de izquierdas que son antes de izquierdas que periodistas, convenció a media España -Zapatero lo corroboró después- de que la otra media le negaba el derecho a gobernar.

Esa herida, comparable a la quema de iglesias en 1931, al golpe de Estado de socialistas y separatistas catalanes en 1934 o al asesinato del líder parlamentario derechista Calvo Sotelo por los escoltas del socialista Indalecio Prieto, hubiera tenido solución de poder confiar en la Justicia. Pero no se detuvo a los incendiarios, se amnistió a los golpistas y en el entierro de Calvo Sotelo estaba ya decidida la guerra civil.

La herida del 12-M y del 13-M -con Rajoy cercado a las 10 de la noche en Génova 13- podría haberse curado si se hubiera juzgado de verdad el 11-M, causa ética de la que tantos periodistas, el PSOE y el PP de Rajoy desertaron. Todo esto me lo ha traído a la memoria el linchamiento de Aguirre -véanse los comentarios a su chat de ayer- y la dimisión de Ana Botella ayer, despedida por El País con el titular, tarde rectificado: Siete muertes y una dimisión. La herida en el costado derecho de la Nación sigue abierta. Caín sí puede.

Artur Mas o el absurdo argumento: 'Queremos votar y no nos dejan'
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 10 Septiembre 2014

Lingüista

Este viernes el presidente catalán Artur Mas escenificaba por enésima vez el argumento de esta absurda película. Se quejaba de que no haya un "frente del no" comparable a los unionistas de Escocia, un frente que propugne votar NO a las preguntas de la consulta-referéndum. Y en cambio encuentra intolerable un "frente del no" para no votar: no para votar sí o no, no para votar sí-sí, no-no o sí-no (el no-sí, por lo visto, sería voto nulo), sino para no votar. Mas quiere que voten no, pero que voten. Votar lo que sea, pero votar.

Incluso me imagino que Mas preferiría perder el referéndum, a cambio de que éste se celebrara. Porque de lo que aquí se trata es precisamente de eso: no de votar, sino de poder votar. En latín se decía ab esse ad posse valet illatio: si algo es real, entonces es posible. Si votamos, damos por supuesto que podemos votar. Y poder votar es la plasmación del famoso 'dret a decidir', la calidad de "demos soberano" del pueblo catalán, o sea precisamente lo que está en discusión. Cuando piden y reclaman a 'Madrit' "dejadnos votar", en realidad quieren decir "admitid que Cataluña es soberana y tiene el 'dret a decidir'".

Y eso no tiene nada que ver con la calidad democrática: tan democrático es pedirlo como negarlo. Mejor dicho, lo que no es democrático es imponerlo, saltándose la ley, que es lo que pretende Mas, jaleado -y achuchado- por Junqueras. Y encima presentan como un enemigo del pueblo al Gobierno que exige respeto a la ley. Vaya por Dios. Es lo que tiene el nacionalismo: es ideal para vender gato por liebre. O sea, estamos ante otra trampa de trilero, otro truco del arte de birlibirloque.

Ahora el ruido nacionalista echa en falta un movimiento ciudadano que reclame una Cataluña española, la oficialidad del castellano, castellano en la escuela y en la administración, etcétera. Ah, y continuar en Europa (como españoles, claro, porque no entramos como catalanes, sino como españoles: luego si dejamos de ser españoles dejaríamos automáticamente de ser europeos). Se olvidan de pronto, ya es casualidad, de que esos postulados han sido -y son- fusilados cada día en las tribunas opinantes y tratados como españolistas, botiflers y anticatalanes. Indignos de circular libremente por las calles del país. Expulsables. Ahora nos echan en falta, para que acudamos a votar que no, o incluso no-no. Todo con tal de votar: porque por el hecho de votar estaríamos afirmando el invento ese del "dret a decidir". Pues no, señores. No vamos a hacerles el juego. No se puede votar fuera de la ley, la ley de todos. No se puede votar cuando el convocante no es neutral (muchos ayuntamientos se han declarado "municipios independentistas", y han sembrado las rotondas de banderas esteladas, en mástiles que a menudo llevan inscrito el logo de la Diputación de Barcelona). No se puede votar cuando los padres que obtuvieron sentencia favorable al castellano en la escuela reciben un "escrache institucional". No se puede votar en un ambiente de amenaza, que tiene tantas coincidencias con tantas tiranías que en el mundo han sido.

¿Quieren votar el 9N, sí o sí? Pues que lo hagan, sin y sin: sin ley, y sin permiso. Que saquen un 100% de sisís. Y que asuman el ridículo mundial, con la Lega Nord, que proclamó la secesión de la Padania en Venecia el año 1996. Esteladas al vent y venga alegría, som collonuts, esto es Frikilandia y adelante, nois, que falta poco.

«Nadie me ha pedido perdón por el atentado de Terra Lliure»
janot guil / barcelona. ABC 10 Septiembre 2014

Entrevista a José Santaella Gálvez, guardia civil víctima de un atentado independentista en la Diada de 1989 en Banyoles. Será homenajeado este 11 de septiembre en esta localidad gerundense.
«Nadie me ha pedido perdón por el atentado de Terra Lliure»

El 11 de septiembre de 1989, la Diada estuvo teñida de sangre. La banda terrorista Terra Lliure, que reclamaba la independencia de Cataluña, colocó un artefacto explosivo en una bolsa de basura que dejó en el patio trasero de la casa cuartel de la Guardia Civil de Banyoles (Girona). El subteniente Antonio García Romera y el sargento primero José Santaella, fueron a retirarla y la explosión les dio de lleno. Quedaron heridos graves. Veinticinco años después, un grupo de ciudadanos de Banyoles les homenajeará –a García, ya fallecido, a título póstumo– en la Diada de este jueves. José Santaella (Puigcerdà, 1948) lo recuerda en ABC.

—Lo malo del homenaje es que le refresca malos recuerdos...
—Sí, claro, ahora me vuelve a pasar todo por la cabeza. Quedé muy tocado. Además yo soy de aquí y sospecho que alguien de Banyoles dio información a los terroristas. Si no fuera por las botas casi pierdo una pierna y la bomba me dañó también un brazo. Estuve tres años de baja y quedé excluido total del servicio...

—¿Y su familia?
—Moralmente mis tres hijos lo pasaron peor que yo, incluso. Uno de mis hijos lo pasó muy mal en el colegio, era una época en que había mucho independentismo y a él le hicieron de todas por ser hijo de guardia civil.

—¿En todos estos años, alguien le ha pedido perdón?
—No, nadie.

—¿Recibió apoyo de la Generalitat?
—Cuando el atentado, vino el presidente Pujol y me dijeron «todo lo que necesites». Pero luego, nadie se ha acordado de eso. Incluso se ha intentado tapar... Uno de mis hijos preguntó en la universidad sobre el atentado y nadie supo decirle nada.

—Terra Lliure se disolvió en 1995, pero con lo de la consulta el independentismo ha vuelto a renacer. ¿Teme que vuelva la violencia?
—No creo, aunque he oído que si Terra Lliure podría volver... Yo creo que lo que pasará es que la consulta no se podrá hacer y que habrá elecciones anticipadas.

—Exdirigentes de la Asamblea Nacional Catalana tuvieron vínculos con Terra Lliure? ¿Qué piensa de ello?
—No lo sabía...

—Vive en Fontcoberta, cerca de Banyoles. En la provincia de Girona hay mucho independentismo...
—Sí, el 90% es independentista. Además, en Cataluña el independentismo se inculca en las escuelas y por parte de las instituciones: los ayuntamientos, la Generalitat...

'Salvemos nuestra profesionalidad'
Periodistas de TV3 denuncian la 'propaganda' al informar sobre la Diada
El Sindicato de Periodistas de Cataluña pide a sus compañeros neutralidad porque se está haciendo una "llamada descarada" a participar en la 'V'
 www.lavozlibre.com 10 Septiembre 2014

Madrid.- La sección del Sindicato de Periodistas de Cataluña en TV3 ha publicado un texto en su blog en el que se cuestiona la línea editorial de la cadena y, sobre todo, el papel de los propios periodistas de la televisión pública catalana en relación con el proceso separatista.

En el artículo, titulado ‘Salvemos nuestra profesionalidad’ y publicado ante la cercanía de la Diada del 11 de septiembre, se asegura que “hace tiempo que se traspasó la línea roja que contiene el libro de estilo y que desautoriza las informaciones que se puedan entender como una llamada a una movilización”.

“Es posible que, como parece que ocurre en la sociedad, haya una mayoría pro consulta o pro independencia en la redacción de TVC, pero como profesionales no podemos engañar a los ciudadanos dándoles propaganda en lugar de información. Todos nos pagan con sus impuestos, incluyendo los que no se han registrado para ir a la ‘V’ prevista para el próximo jueves”, señala.

Los periodistas consideran que la “reiteración de informaciones ‘de servicio’ sobre la Diada que explican aspectos como la forma de llegar, los tramos que faltan por cubrir o las entrevistas por enésima ocasión a los organizadores del acto se convierten en llamadas descaradas a la participación”.

“No hay duda de que los espectadores que no simpatizan con la causa las consideran excesivas por la acumulación y por la nula distancia que a menudo se muestra con la convocatoria y los actos previos. Todo el que tenga oídos y lea periódicos y redes sociales sabe que las críticas se multiplican. Aunque algunas sean fuera de tono y contengan inexactitudes, no hay duda de que, fuera de la burbuja de TV3, el malestar va creciendo”, indica el artículo.

“El final del proceso político que se ha abierto es del todo incierto. Pero el día de mañana, querremos seguir trabajando como periodistas en TVC o en otro medio. Si no reaccionamos, puede que nos hayamos ganado una funesta etiqueta para el resto de nuestra vida profesional”, concluye.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial