AGLI Recortes de Prensa   Martes 16 Septiembre  2014

Lo que no nos mata nos hace mas cutres
Javier Benegas www.vozpopuli.com 16 Septiembre 2014

“Ramón Iglesias, un ingeniero y promotor español de 63 años, necesitó tres años de gestiones, 10.000 euros en licencias, centenares de papeles y trámites con más de 30 funcionarios de 11 departamentos distintos, pertenecientes a cuatro administraciones, antes de poder abrir una bodega ecológica en Vejer de la Frontera (Cádiz), finalmente en 2012. Tuvo que pagar 1.300 euros por un estudio de impacto acústico a pesar de que sus instalaciones no hacían ruido y se encontraban a dos kilómetros y medio del lugar habitado más cercano. Le llegaron a solicitar una certificación de «innecesariedad» de realizar actividad arqueológica o un informe sobre luces en relación al «reglamento para la protección de la calidad del cielo nocturno». Iglesias se vio sometido a todas las trabas posibles a pesar de que iba a crear un puñado de puestos de trabajo en una de las zonas de España con mayor tasa de desempleo.”

Este breve párrafo, extraído del libro Catarsis. Se vislumbra el final del Régimen (Ed. Foca. 2013), escrito por Juan Manuel Blanco y un servidor, y prologado por el director de esta casa, Jesús Cacho, contiene en unas pocas líneas las claves de una crisis económica, de la que, por más que se publicite lo contrario, no saldremos sin una transformación de las instituciones y de la sociedad española tan profunda como difícilmente imaginable. Transformación que pese a todo habrá de realizarse o de grado o por fuerza.

La crisis no nos ha hecho mejores sino aún más cobardes
Y es que a día de hoy el marco institucional y legal de España no sólo sigue siendo tan desfavorable para la iniciativa empresarial como lo era antes de esta crisis, sino que se ha vuelto extremadamente hostil tras la concentración bancaria, la desaparición de la Cajas de Ahorro, la digestión de activos tóxicos a costa del erario público y la aniquilación definitiva de la libre competencia, amén del fracaso (¿deliberado?) del IVA de caja para PYMES y autónomos, las aberrantes subidas de impuestos y tasas y, en general, la enloquecida compulsión confiscatoria y también regulatoria, que en estos años han alcanzado cotas extraordinarias.

En el último informe bianual de la OCDE, España se sitúa en penúltimo lugar en lo que se refiere a facilidades para la actividad empresarial
Los habituales informes, desde el Doing Business del Banco Mundial, pasando por el Índice de Libertad Económica del Wall Street Journal, hasta la Fundación Heritage, nos lo han venido advirtiendo regularmente. Pero los españoles hemos seguido a lo nuestro, deslizándonos por la suave pendiente del corto plazo, preguntando aquello de “¿qué hay de lo mío?”. Así pues, a nadie debe extrañar que en el último informe bianual de la OCDE, de los 30 países desarrollados que integran esta organización, España se sitúe en penúltimo lugar en lo que se refiere a facilidades para la actividad empresarial. Circunstancia que es responsable directa, junto con la corrupción institucional, de la perpetuación de esta crisis, pero que, en comparación con las manidas polémicas sobre lo público y lo privado, parece importarnos una breva. Y claro, nadie se organiza para protestar por ello.

(Clasificación por países según dificultad para crear una empresa)
Con todo, lo peor no es que a muchos ciudadanos de a pie, tan sensibles para otras cuestiones, les traiga sin cuidado la creación de riqueza, sino que, desde las diferentes administraciones estatales, autonómicas y municipales, se persiga a los pequeños y medianos empresarios, y por ende a las clases medias, con el ensañamiento propio de los psicópatas, el aventurerismo de los bandoleros y la desvergüenza de los vulgares chorizos, como si el fin último de este Estado acromegálico fuera exterminar a los empresarios vocacionales, cuyas ideas y sueños, de poder ser llevados a cabo, mejorarían las expectativas de millones de personas, hoy condenadas al desempleo y a la pobreza. Empresarios, claro está, que nada tienen que ver con esa “chulipandi” de engolados señorones que se forran gracias a unos boletines oficiales convertidos en máquinas de picar carne.

En lo sustancial, nada ha cambiado
Por más que Mariano Rajoy insista en que la recuperación ha llegado y lo haya hecho para quedarse, desde 2012 hasta hoy nada ha cambiado en lo sustancial. Muy al contrario, la burocracia y su incontenible vómito de nuevas leyes y normas, siempre milagrosamente orientadas a favorecer a los aliados y poner zancadillas a la gente corriente, alcanza el paroxismo cada viernes con la comparecencia de doña Soraya, la cual, con su voz aflautada y a ratos dolorosamente desafinada, pone los pelos de punta a quienes aún conservan la cabeza en su sitio; sobre todo, por la devoción que demuestra hacia la todopoderosa maquinaria del Estado, dentro de la que plácidamente pacen los que, como ella, sólo han aprendido una cosa en la vida: que opositando se hace carrera.

Eso sí, en lo que todos, nobles y plebeyos, parecen estar de acuerdo es que el último pague la cuenta. O mejor, que pague Rita

Si no fuera porque muchos ciudadanos viven hipnotizados por este costumbrismo del absurdo, en el que todo se reduce a defender uno u otro modelo de Estado, esa imagen del súper burócrata, que recita –y disfruta haciéndolo– textos deliberadamente tediosos y revirados, moriríamos de un infarto; es decir, de puro miedo. Porque, a pesar de todos los buenos deseos, cada vez que nos glosan los acuerdos del último consejo de ministros, más nos hundimos en la mierda.

Mientras seguimos discutiendo si ese trozo de tierra llamado Cataluña debe seguir formando parte del mapa de España o convertirse en la franquicia de una casta con denominación de origen, si es mejor lo público o lo privado, si el modelo educativo y sanitario ha de ser así o de otra manera, si antes va el derecho a la vivienda digna que la renta básica universal o viceversa, o si la resurrección del Che Guevara podría salvarnos a todos, lo de crear empresa sigue reservado a los cuatro amigos de siempre, porque el común es rematadamente idiota y está, como se ve, a otras cosas. Eso sí, en lo que todos, nobles y plebeyos, parecen estar de acuerdo es que el último pague la cuenta. O mejor, que pague Rita. Y es que está crisis está demostrando que lo que no nos mata nos hace más cutres.

El Estado de Derecho como necesidad
La desobediencia civil abre el peligroso camino de cuestionar el imperio de la ley
Víctor Andrés-Maldonado. El Pais 16 Septiembre 2014

Nunca olvidaré la cara de estupefacción de los representantes europeos ante las palabras de un ministro de Asuntos Exteriores de un país de la antigua Unión Soviética. Como era habitual en este tipo de reuniones, los representantes europeos abogaban por la necesidad de respetar los principios democráticos, los derechos humanos fundamentales y el Estado de derecho, en definitiva, el imperio de la ley. Y fue en este contexto en el que el ministro replicó que Europa no tenía lecciones que dar a su país ya que en él existían leyes desde hacía al menos un milenio. Más de uno no podía creer lo que acababa de escuchar. Y no era para menos, pues una cosa es la existencia de leyes, normas, disposiciones, etcétera, y otra muy diferente el significado de lo que en Europa entendemos por el imperio de la ley y el respeto del Estado de derecho.

Primero, es una cuestión de sustancia, de filosofía política, en cuanto que el imperio de la ley y el respeto del Estado de derecho presuponen la existencia de un régimen democrático en el que la aprobación de las leyes se realiza mediante un método deliberativo en el que participan los representantes de los ciudadanos elegidos de una manera libre y transparente. A través de este método, las diferentes posiciones en torno a una problemática específica son confrontadas de manera pública y una decisión adoptada (la aprobación de la ley). Lo mismo ocurre para su cambio o derogación. Todas las opiniones deberían tener cabida en la deliberación, siempre y cuando respeten los derechos humanos fundamentales y el método de adopción de las leyes, tanto durante su tramitación y aprobación como durante su aplicación. Para eso, es fundamental que existan un poder ejecutivo que las aplique y un poder judicial independiente que las interprete en caso de disputa. Cuando esos requisitos no se cumplen, las leyes no gozan de ese marchamo de respeto y, por tanto, no pueden conformar lo que llamamos un Estado de derecho donde el imperio de la ley está por encima de la voluntad de cualquier individuo o grupo de individuos por muy numeroso que sea.

Segundo, es también una cuestión instrumental. Para empezar, porque es la manera de asegurar que nuestros derechos como ciudadanos serán respetados, independientemente de nuestros recursos económicos y de nuestra capacidad de influencia política y social. Es una fórmula para defender a los más débiles y sus derechos individuales. Pero sucede lo mismo, por elevación, si nos movemos en el ámbito de las organizaciones internacionales o grupos de Estados como la UE. En este contexto, es igualmente importante la elaboración de las normas y leyes a través del método deliberativo y la aplicación de las mismas. Esta es la manera de asegurar el respeto de los derechos de los Estados que forman parte de la UE y de sus ciudadanos (por ejemplo, la libre circulación de mercancías y de personas, el derecho de asistencia consular en el extranjero, etcétera). Sin el respeto tanto de la legislación comunitaria como de las sentencias del Tribunal de Justicia de Luxemburgo, la existencia misma de la UE estaría en entredicho y los logros conseguidos (muchos y evidentes para los que peinamos canas) en peligro.

Sin embargo y a pesar de estas evidencias, a mi parecer, incontestables, en el debate promovido en Cataluña por los partidarios del derecho de autodeterminación (bajo el llamado “derecho a decidir”, formulación que pretende darle un barniz democrático y que, indudablemente, levanta menos sarpullidos en el mundo desarrollado), hay quienes proponen la ruptura del Estado de derecho y saltarse la legislación “española” (como contraposición a una supuesta legitimidad legislativa “catalana” diferenciada). Así parecen propugnarlo una parte de CDC, ERC y CUP.

No es suficiente con decir que el Tribunal Constitucional está desprestigiado o influenciado políticamente como justificación para rechazar su más que probable oposición a la celebración de la consulta. Primero, porque la ley que pretenden saltarse (la Constitución) fue aprobada democráticamente siguiendo el método deliberativo con la participación de los representantes de los ciudadanos catalanes y, por tanto, forma parte a tiempo completo del conjunto del Estado de derecho independientemente de la posición que pudiere adoptar el TC al respecto. Y, segundo, porque existen instancias judiciales superiores donde se puede corregir cualquier tipo de abuso referido a los derechos humanos individuales (como es el caso del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo). Pero por si eso fuera poco, existen otros elementos que no deberíamos olvidar: el riesgo de profundización de la fractura social interna dentro de Cataluña y la incertidumbre sobre la reacción de los ciudadanos ante una situación ilegal o, cuando menos, ante la existencia de una doble legalidad.

En dicha situación, ¿cómo reaccionarían las fuerzas de orden público (Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil) y cómo resolverían estas las diferencias de opinión dentro de su seno? ¿Cómo lo harían las unidades del Ejército estacionadas en Cataluña? ¿Cómo lo harían los ciudadanos en general? ¿A qué legalidad obedecerían, a la nuevamente establecida como consecuencia del proceso secesionista o a la que representan la Constitución española y los tribunales de justicia? Todo un escenario de incertidumbre que podría degenerar en una situación caótica y de descontrol que los ciudadanos catalanes no nos merecemos.

Pero lo que causa sorpresa es la argumentación esgrimida por uno de los europarlamentarios de Podemos cuando habla de ley injusta como fundamentación para saltársela. En mi experiencia internacional he aprendido que no se puede hablar de leyes justas, sino de leyes democráticas, de leyes aprobadas y aplicadas conforme al método democrático. Es verdad que en un régimen democrático se puede decir que hay leyes injustas desde un punto de vista personal y subjetivo, pero no de una manera absoluta.

No es una premisa válida para proponer la desobediencia civil. Es un camino peligroso, pues ello podría llevar a la ruptura del Estado de derecho y la desobediencia civil “a conveniencia” (“a la carta”). Si un grupo de ciudadanos considera injusta una ley porque perjudica los derechos de algunos o de muchos de ellos, lo que tienen que hacer es proponer cambiarla a través del método democrático y no desobedecerla. En el fondo, la cuestión fundamental (e irresoluble) que subyace es quién determina si una ley es justa, pues lo que para uno pudiera ser injusto para otro podría suponer un ejemplo de justicia. Espero que la argumentación de las propuestas de Podemos en el Parlamento Europeo se sustancie de manera diferente.

En cualquier caso, lo que sí le pediría humildemente a nuestro president, Artur Mas, es que no nos aboque a tener que elegir entre una doble legitimidad jurídica como pretenden los defensores del llamado proceso soberanista. Los que no somos nacionalistas de ningún tipo, los que por vocación, convencimiento o experiencia hemos renunciado a tener una patria esencialista, los que creemos en la convivencia entre diferentes, los que consideramos que la diversidad y la pluralidad son una riqueza, los que queremos que nuestra sociedad se fundamente en el concepto republicano de ciudadanía, le pedimos o mejor le exigimos que respete la ley y el Estado de derecho como garantía de nuestros derechos individuales.

Víctor Andrés Maldonado es licenciado y MBA por ESADE. Fue funcionario de las Instituciones de la UE durante el periodo 1986-2012.

El falso dilema de la izquierda
"Que la izquierda se haya dejado seducir por el irracionalismo postmoderno es una prueba de la necesidad de obtener votos por parte de los partidos"
Francesc de Carreras. El Pais  16 Septiembre 2014

Jean-Christophe Cambadélis, primer secretario del Partido Socialista francés, en declaraciones el pasado lunes en EL PAÍS, hizo un breve y penetrante análisis de la actual crisis de la izquierda europea. "Todas las izquierdas europeas —decía Cambadélis— hemos perdido el debate cultural. La igualdad era antes el punto central del debate… Ahora ha pasado a primer término el concepto de identidad: la de mi pueblo, mi región, mi país… frente a Europa, la mundialización, la nación… Cataluña o el País Vasco, por ejemplo. La gran dificultad es volver a centrarnos en el tema de la igualdad. Y eso, cuando las circunstancias hacen imposible la redistribución".

Creo que Cambadélis acierta. Efectivamente, desde inicios de los años ochenta, se produjo un intenso movimiento ideológico de raíz liberal que, al amparo de notables figuras políticas como Thatcher y Reagan, recogieron la herencia de los economistas austríacos Von Misses y Hayek, una rama liberal desde hacía años olvidada debido al predominio de las ideas, liberales pero intervencionistas, keynesianas, que, en buena medida, aceptaron tanto los democristianos como los socialdemócratas.

Frente a este serio embate liberal ortodoxo, la reacción de la izquierda fue doble: reafirmarse en sus fundamentos clásicos —en especial, el intervencionismo estatista— o escapar por una nueva vía que en los últimos años venían patrocinando los pensadores postmodernos. Ambas reacciones fueron equivocadas. La primera no respondía con realismo y eficacia al nuevo escenario que planteaban los nuevos retos de la globalización. Por tanto, se impusieron las ideas liberales, especialmente las desreguladoras y privatizadoras, que fueron adoptadas por los partidos conservadores y, con ciertos retoques de carácter social, también por los partidos socialdemócratas.

La segunda reacción de la izquierda tuvo aún peores consecuencias. El postmodernismo supone, en el fondo, un rechazo de las ideas ilustradas y la vuelta a un romanticismo nihilista con un fondo nietzcheano, irracional. De ahí, entre otras desgracias, la insólita preocupación por las identidades colectivas, sean culturales, nacionales, de género o religiosas. La abundante proliferación de cultural studies en las universidades es buena prueba de ello. Que la izquierda se haya dejado seducir por tal mercancía es una prueba de la necesidad de obtener votos por parte de los partidos políticos y de la frivolidad o el interés de ir a la moda de académicos e intelectuales.

Las declaraciones de Cambadélis aciertan en el diagnóstico, pero no dan soluciones. Éstas no pueden basarse en los viejos esquemas del pasado, socialdemócratas o comunistas, ni adoptar las soluciones de los conservadores o enloquecer con el irracionalismo postmoderno, menos aún con la demagogia y el populismo. Igualdad, sólo igualdad, no identidad, es el emblema de la izquierda.

Oligarquía y política (Cataluña)
Ricardo Chamorro www.elsemanaldigital.com 16 Septiembre 2014

En Cataluña están domiciliadas la mayoría de las grandes empresas que cotizan en el IBEX 35.

Hace más de un año el joven político Albert Rivera decía lo siguiente en el Parlamento de Cataluña: "¡Qué colonia más extraña y oprimida, con empresas en el IBEX! ¿A quién quieren engañar ustedes? ¿Quieren decirle a la Unión Europea y a la ONU que están ustedes oprimidos? ¿Y el señor Duran, que vive en el Palace y que representa a España en el extranjero, está colonizado? Esto no es serio, esto es un delirio en sede parlamentaria".

La oligarquía asentada en Cataluña
Como decía Rivera, en Cataluña, más concretamente en la Diagonal, están domiciliadas la mayoría de las grandes empresas que cotizan en el IBEX 35. La región catalana ha sido beneficiaria, desde Felipe V hasta Franco, de diversos privilegios que hicieron desarrollarse a una incipiente burguesía empresarial que aprovechando la protección (por ejemplo en el textil), acapararon el mercado español e hispanoamericano, y desarrollaron a la vez una incipiente finanza.

La burguesía catalana se ha alineado, en beneficio propio, con los distintos regímenes que han existido en España y alarga sus tentáculos a todo el Estado. En el régimen de 1978 cambiaron de chaqueta y se hicieron nacionalistas separatistas "moderados" y encumbraron a gente como Pujol como "un español ejemplar" (En 1984, mientras algunos medios le presentaban como un delincuente, ABC le eligió El español del año, siendo director Luis María Anson)

El escritor del siglo XIX Stendhal describía a la burguesía catalana de la siguiente manera: "… esta gente son de fondo republicano y grandes admiradores del Contrato Social de Jean-Jacques Rousseau. Dicen amar lo que es útil y odiar la injusticia que beneficia a unos pocos. Es decir, están hartos de los privilegios de una clase noble que no tienen, pero quieren seguir disfrutando de los privilegios comerciales que con su influencia lograron extorsionar hace tiempo a la monarquía absoluta. Los catalanes son liberales como el poeta Alfieri, que era conde y detestaba los reyes, pero consideraba sagrados los privilegios de la nobleza".

PSOE, oligarquía catalana y tercera vía
La gran propuesta del PSOE para solucionar el tema catalán, concebido en Granada, es el federalismo asimétrico o el llamado nuevo pacto territorial. El PSOE de esta manera se ha plegado a los deseos del nacionalismo más moderado como siempre, cediendo hacia una singularidad fiscal es decir todo lo contrario a un ideal igualitario para todos los españoles.

Ciertamente el PP también se ha plegado en ocasiones (Pacto del Majestic donde le dieron a Pujol la cabeza de Vidal Quadras, aparte de otras concesiones), pero la relación del PSOE con el entramado empresarial que está detrás del nacionalismo va más allá, tanto en Cataluña como en País Vasco.

De hecho, una de las últimas cenas de Rubalcaba, antes de pasar a segundo plano, fue en Barcelona con el empresariado y el mundo financiero catalán, el anfitrión fue el Conde de Godó y trataron la vía alternativa o tercera vía. La tercera vía defendida por el PSOE o Duran i Lleida no es más que el atajo con el que la oligarquía catalana pretende asentar sus privilegios y teatralizar el freno al independentismo hasta que vuelva a tocar.

El PSOE siempre sale en defensa del nacionalismo
Iñaki Gabilondo, el gran icono del PSOE, atacó hace unos días a Cospedal por hacer un llamamiento por un frente constitucionalista frente a la secesión, recordando el pacto frente al nacionalismo de Nicolás Redondo y Mayor Oreja que tantos ataques sufrió por parte de él y de Juan Luis Cebrián.

Gabilondo decía: "Necesitaremos muchas cosas pero no precisamente trincheras (…) No hay que ir a ningún frente" ni "cometer ningún error Mayor. De Jaime Mayor Oreja". Después de cargarse a ambos líderes, de PSOE (Redondo) y PP (Oreja), el nacionalismo es hoy totalmente hegemónico en el País Vasco.

Felipe González defendía también hace unos días a Jordi Pujol mientras Jiménez Villarejo acusaba a González, de manera paralela, de haber presionado a la fiscalía en los 80 para que Pujol saliera indemne en el caso de "Banca Catalana".

En relación al PNV deberíamos recordar las oscuridades del Caso Faisán, con Rubalcaba de ministro (PSOE) y la implicación de Gorka Aguirre, mano derecha de Arzalluz. La aptitud de la izquierda en general ha sido siempre servil con el nacionalismo separatista, no hay más que ver las pocas protestas ante los raudales de corrupción, la falta de libertad, los atentados a la igualdad de los españoles, las diferencias salariales de funcionarios autonómicos o la justificación permanente del separatismo por su parte.

España como sujeto de negocio
Los que creemos que la política y la economía tienen que ocupar su lugar diferenciado, sin intromisiones pues creemos en la libertad de mercado, consideramos que todo este entramado lo que no puede es negociar continuamente con la nación española. Quieren negociar con la soberanía popular, con la patria común e indivisible, con la igualdad de todos los españoles y con nuestra libertad.

Esto ya ha llegado a un límite, no podemos permitir que los de siempre sigan riéndose de los españoles y les sea más fácil conllevar el redil a través de federalismos asimétricos o confederaciones. Los españoles estamos cansados de que nos manejen, pero más aun cuando lo que se pretende es cuartear la nación, que es la garante de nuestras libertades, en beneficio de unos pocos.

Un manchego debe seguir teniendo las mismas oportunidades que un catalán porque "ningún español por separado es mejor que todos los españoles juntos". La política con mayúsculas es apostar por España y la libertad sin ambages, veremos qué políticos están dispuestos a esforzarse y mojarse de verdad por los españoles.

Escocia y Cataluña se parecen en la apelación al "sentimiento"
Mario Conde www.gaceta.es 16 Septiembre 2014

Nada que ver en lo juridico-políitco y en lo histórico. Pero ahora se rata de apelar al "sentimiento"

Por mucho que pretenda negarse desde las filas del independentismo catalán, es obvio de toda obviedad que los planteamientos jurídicos de base en el caso de Escocia, nada tienen que ver con la pretensión de secesión de Cataluña. El modelo jurídico político español, guste o disguste, nunca se ha basado en soberanías compartidas, ni ha nacido como consecuencia de un pacto o tratado por virtud del cual sujetos soberanos decidían una forma de unión política mediante el procedimiento singular anglosajón de fusionar sus parlamentos. Escocia era sujeto con soberanía. Y decidió voluntariamente integrarse en el Reino Unido. Cataluña nunca lo ha sido. Ni existe algo parecido al Tratado de la Unión de 1707. Precisamente porque existió ese Tratado es por lo que Cameron, el primer ministro inglés, ha decidido permitir que se vote la continuación o la ruptura. No se trata en puridad de un derecho a decidir en abstracto, mas propio de los procesos coloniales que otra cosa, sino la revisión de un acuerdo. Bueno, pues nada de esto, insisto, aparece en el caso catalán, en el que se pretende razonar la existencia de un inexistente derecho a decidir mediante la apelación a lo “legítimamente democrático”, lo cual es no sólo una exacerbación falsa de un concepto, sino un mero recurso dialéctico con el que pretenden alcanzar sus objetivos. De sobra saben que en la configuración actual de Cataluña no encaja con la regulación internacional ese derecho a decidir, y de sobra conocen que la integración territorial de España no puede ser decidida por una parte, por importante que sea,de los españoles

Todo esto es claro, pero la pregunta es ¿por qué el empeño es insistir una y otra vez en lo mismo?. Pues porque aunque sea jurídicamente diverso, el proceso tiene un componente común en ambos casos: la apelación al sentimiento de la gente. Es decir, que amén de razonamientos económicos, financieros, políticos y de otro corte, digamos, puramente técnico, lo cierto es que se quiere ser escocés no siendo inglés. Ya se que es un argumento extremadamente débil para todo el lío que conlleva, porque cuando se toma conciencia de lo que queda por hacer en el caso de que triunfe el sí en Escocia, se vislumbra con claridad que el riesgo que se corre es inmenso. Pero los sentimientos, cuando echan raíces en el alma humana, suelen resultar inmunes ante los razonamientos y la coherencia técnica. Por eso son tan peligrosos, porque pueden conducir a la ruina. Pero una vez que se han puesto en marcha, la cosa se complica.

Y creo que en Cataluña se lleva forjando, o intentando a menos, ese caldo de cultivo sentimental, que lleva a querer ser catalanes a base de no sentirse españoles. Ignoro el grado de penetración de semejante modo de sentir, pero imagino que no será demasiado pequeño y es el fermento en el que trabajaban, y cada día se percibe con mayor claridad. Su hoja de ruta es muy clara: ley de consultas, convocatoria del referéndum y acatamiento de la decisión del Tribunal Constitucional de suspenderla, para a continuación, convocar elecciones anticipadas con listas conjuntas con los demás partidos secesionistas incluyendo como punto central la independencia. Este plan era muy claro y lo dije en el Gato al Agua hace ya mucho tiempo. Como lo es que si ganan abrumadoramente esas elecciones, dirán que ese es el referéndum verdadero porque se ha votado independencia. Es un fraude de ley, pero es mas difícil de combatir legalmente, por muy obvio que sea que las elecciones autonómicas no son el vehículo para una alteración del marco territorial de España.

Y no me cabe duda que el en Escocia sale un “si”, esa decisión se va a convertir en un argumento en manos de los independentistas catalanes que tratarán de explotarlo al máximo posible. Incluso en lo imposible.

En ese caso la duda es que hará le Gobierno español si se produce la declaración unilateral de independencia. Tenemos instrumentos jurídicos que permitirían impedir esa secesión. Pero, ¿tenemos la voluntad política? ¿Estamos en la misma situación de 1934? Algunos españoles confían en que el Gobierno sabe lo que hace en este campo…Otros dudan…. ¿Que hará Europa? Algunos se fían de esa Europa tan contradictoria… Otros no…. En fin, que hemos dejado crecer un problema capital durante muchos años y ahora estamos ante una encrucijada vital para España. Esperemos que sepamos resolverla. ¿Es la solucion una España Federal en sentido estricto? ¿Estamos aún a tiempo? ¿Es la solucion una España Confederal? ¿Tendría sentido? ¿Es la solución una reconstrucción del Estado desarticulando el modelo actual y caminando hacia el concepto de Administración Unica? ¿Tiene sentido que en pleno siglo XXI estemos debatiendo qué es España después de siglos de existencia? Pues la verdad es que no tiene demasiado sentido, pero es lo que está ocurriendo. Y si Escocia se convierte en independiente, me temo mucho que los secesionismos van a ponerse tristemente de moda, evidenciando la contradiccion interna en la que vive la vieja Europa y hasta casi diría el mundo Occidental..

LA IRA DEL JUSTO
El Peso de la Púrpura
Vicente Baquero www.gaceta.es 16 Septiembre 2014

Oponerse al independentismo catalán con la excusa del diálogo permanente nos ha llevado a que toda una generación sea educada falsamente en que España les está explotando.

Es una antigua expresión cuyo origen se remonta a la antigua Bizancio, por ser los emperadores, “nacidos en la púrpura” – símbolo del poder - los que en última instancia eran responsables del bienestar de sus pueblos y que por ello estaban obligados a tomar decisiones incómodas y desagradables incluso peligrosas – se podían jugar la propia vida –porque esa era su obligación a cambio del honor o privilegio de ser los gobernantes. Por supuesto que en el mundo se han dado toda clase de “gobernantes” con legitimidades diversas, que no han estado a la altura de las circunstancias, pero eso no invalida el principio general de que el que manda tiene la obligación de tomar decisiones y elegir entre cuestiones que no resultan ni gratas y cuyas consecuencias pueden resultar lesivas para más de uno.

La falta de decisión de los sucesivos gobiernos, la hora de oponerse al independentismo catalán con la excusa del “diálogo permanente” y el evitar el choque frontal, tras una entrega impresentable de la educación, nos ha llevado a que toda una generación ha sido educada falsariamente en la idea de que España les está explotando y que ellos sin España serían mucho más “célebres, ricos y felices”.

Es hora de que alguien tome las medidas necesarias para frenar este delirio, que se ha extendido como la pólvora incluso entre la clase burguesa catalana, y tome las medidas radicales para pararles los pies en seco. Entre otras cosas por dos principios: 1. -Una minoría organizada puede llevar al pueblo en cualquier momento por la dirección propuesta, pues la mayoría es generalmente pasiva. Este es el caso pues, aunque hubiera un millón de catalanes separatistas, seguiría habiendo más de seis millones de personas que no están de acuerdo aunque no se opongan frontalmente, la historia está plagada de casos así. 2. -Los territorios no tienen derechos sino los ciudadanos, por tanto es absurdo hablar de derechos territoriales en cualquier latitud, son los hombres y su bienestar último los que cuentan. Los nacionalismos se apoyan en sueños románticos de naciones hipotéticas que lo único que encubren son frustraciones, complejos e intereses de minorías manipuladoras. Es obvio que los “catalanes persona” solo tienen relevancia en el contexto histórico europeo, si se incluyen en el proyecto histórico de España (que a su vez se incluye en el del mundo occidental en su proporción) porque en él se han integrado y en el han participado activamente durante siglos, fuera del contexto de España no serían ni una anécdota a nivel mundial.

La responsabilidad de nuestros políticos es precisamente suplir la acción de esas mayorías silenciosas, aprovechando el poder y el uso de la fuerza si fuera necesario, para evitar un mal mayor para la mayoría, hay que detener las aspiraciones de ese colectivo separatista. Es muy grave que se haya permitido esta escalada que lleva a una fractura de la sociedad catalana y española, sobre todo tras ver lo acontecido en el pasado. Lo malo, a veces creo, es que, al menos para un gran número de personas, esa ruptura ya se ha producido, y se mantendrá durante mucho tiempo, y no es tanto un problema de tácticas políticas para enfrentarse al problema, sino que al Estado si le ha vaciado de tanto contenido, que pudiera ser, que aun en el caso de una independencia “ilegal”, no habría medios suficientes ni recursos para impedirla.

Crisis de Estado y de Nación
ángel hernández guardia ABC Cataluña 16 Septiembre 2014

Tiene razón la señora Cospedal cuando anuncia que detrás de la democracia callejera lo que viene es el totalitarismo, como estamos viviendo en Cataluña y antes en Vascongadas

La diada del 11 de Septiembre en Cataluña ha puesto de nuevo en evidencia las pretensiones del catalanismo: la primera la negación de la nación española y la segunda como consecuencia de la anterior, el obligado reconocimiento de la nación catalana y su correspondiente derecho a la secesión.

Y sobre estas dos cuestiones no existe posibilidad de diálogo por parte catalanista, como reconoce el representante del estado español en Cataluña señor Mas al ponerse al frente de la manifestación callejera y renunciar a la democracia representativa y de derecho.

Tiene razón la señora Cospedal cuando anuncia que detrás de la democracia callejera lo que viene es el totalitarismo, como estamos viviendo en Cataluña y antes en Vascongadas.

Pero la crisis de estado, se produce cuando el principal partido de la oposición, el PSOE y su nuevo dirigente Pedro Sánchez, al día siguiente de las declaraciones asamblearias del señor Mas, vuelve a poner de perfil oportunista e irresponsable al segundo partido nacional, presuntamente (lo de nacional).

Cuando el PSOE responde que la única solución al asamblearismo separatista es su propuesta «federal y el reconocimiento de la singularidad de Cataluña», está aceptando las dos condiciones del separatismo citadas más arriba: la «discutibilidad de la nación española» (ZP dixit) y el aumento de sus privilegios con el reconocimiento de autodeterminación, incluido en la legalidad constitucional.

Se olvida por supuesto, que no se puede llegar a una reforma constitucional de ningún tipo si previamente no se respeta la legalidad constitucional y sus principios fundamentales.

Y esto, junto a que otras instituciones del estado nacional parecen no tenerlo claro, es lo que crea la principal crisis de estado y de la nación desde la época de la transición de la dictadura a la democracia.

Una situación tan grave de desafío asambleario a la legalidad y a la democracia requiere inequívocamente respuestas del Estado y de la Nación, mesuradas pero muy claras y contundentes: Una es la afirmación y recuperación taxativa de la identidad nacional, sin complejos y con orgullosa decisión de pertenencia a esta realidad histórica y de futuro; la segunda es la inexcusable aplicación de la legalidad democrática (incluido el código Penal ) a todos aquellos que violen o propugnen la violación de las leyes, en especial a los representantes del estado en las instituciones. No es aceptable política ni democráticamente que los españoles de Cataluña tengamos que soportar la aprobación de una ley de consultas anticonstitucional y su aplicación por el gobierno autonómico, sin respuesta preventiva y previsora del gobierno de la nación y de sus instituciones.

Naturalmente creemos que una recuperación de las competencias de Sanidad, Educación e Interior por el gobierno nacional es ya necesaria, como prevención a la suspensión total de la autonomía de esta región. Sin olvidar que no hay recuperación económica posible en esta situación, que es lo que de verdad importa a los ciudadanos españoles. Y el PSOE a respaldar al gobierno en estas medidas.

Ángel Hernández Guardia preside el movimiento cívico 12-0.

Miedo
María Teresa Giménez Barbat ABC Cataluña 16 Septiembre 2014

Lo peor de la irresponsabilidad y delirio de ciertos políticos en Cataluña, su más grave delito –y no me parece un término exagerado- es que ahora a unos catalanes nos den miedo otros catalanes. ¿Conocen la pirámide de Maslow? Es una vieja y popular teoría psicológica, también llamada “jerarquía de las necesidades humanas”, que dio a conocer Abraham Maslow en su libro de 1943 Una teoría sobre la motivación humana. Una obra que obtuvo una gran fama que sobrepasó el campo de la psicología para dejar notable huella en la empresa, el marketing o la publicidad. Su autor desarrolla una propuesta jerárquica de necesidades humanas en la que, conforme se satisfacen las más elementales que estarían en la parte inferior de la pirámide, las personas desarrollan necesidades y deseos más elevados que progresan hasta llegar a la parte superior. Mi teoría es que hasta hace poco muchos catalanes habían negociado o hecho la vista gorda con las de rango superior en relación con el nacionalismo ambiental. La moralidad, la espontaneidad, la falta de prejuicios, la aceptación de los hechos… todo ello rasgos de este estadio superior y menos de supervivencia empezaron a ser achicados de forma casi imperceptible pero sostenida. Se toleraban con desidia los comentarios despectivos, las falsas acusaciones, la falsificación histórica, la demonización, en suma, de lo “español”. Parecía que la difusión de desvaríos y brindis al sol por parte de los medios de comunicación, incluso por reputadas instituciones supuestamente serias, eran hechos puntuales, erupciones coyunturales producto de las diversas tensiones del poder político. Hasta que pasaron a ser la atmósfera común, grafitis ya indelebles del paisaje de cada día. Pero la marea siguió avanzando. El segundo estadio a deteriorarse tiene que ver con el autoreconocimiento, la confianza, el respeto… Y empezamos a perdérnoslo y a que nos lo perdieran. Asomaron las dudas sobre nuestro propio valor, sobre nuestro juicio, sobre nuestro papel en la sociedad.

Desde hace unos meses, me da la impresión de que estamos ya en el tercer estadio, ese llamado de “afiliación”, en el que resultan afectadas la familia, las amistades y, a más de uno, la intimidad sexual. Ya no son lo mismo, como tanto se ha repetido este año, las cenas con los amigos o las Navidades en familia. Y, por lo visto, aparecen sombras en las relaciones si las parejas tienen puntos de vista dispares.

¿A cuánto vamos renunciar antes de plantarnos? Porque el cuarto tiene relación con la seguridad física, la propiedad privada o la salud. Y no repregunten por el quinto. En el quinto puedes estar muerto. No way. Algunos empezamos a incomodarnos en el primero y otros han ido concienciándose progresivamente según el grado de su sensibilidad, inteligencia o intereses. Pero estuve viendo la retransmisión del acto de la Diada que dio la Sexta, con los desvaríos prepotentes del representante de ER, la agresividad mal contenida de un fanático como Salvador Espot y los insultos y posterior intento de agresión a Albert Rivera por parte de la chusma y me temo que hemos perdido ya mucho en Cataluña de todo aquello que Maslow consideró entre las necesidades humanas más importantes. A la luz feroz del órdago independentista, se empiezan a quemar los avances que valoramos entre lo más digno del ser humano. No se puede llegar a ese cuarto.

Mª Teresa Giménez Barbat es escritora

REFERÉNDUM SECESIONISTA EN ESCOCIA
Devaluación y corralito en una Escocia independiente
José Carlos Rodríguez www.gaceta.es 16 Septiembre 2014

El próximo jueves, los escoceses deciden si optan por la secesión del resto de Gran Bretaña, o mantienen su vinculación con Gales, Irlanda del Norte e Inglaterra, con la Corona como aglutinante y depositaria de la continuidad histórica. Es una decisión que tiene profundas raíces históricas. Escocia se unió a Gran Bretaña a comienzos del siglo XVIII, pero fue una nación independiente durante siglos. La cultura política tiene ciertas diferencias, y la religión impone aún otras.

Pero, más allá del resto de consideraciones, la economía es una cuestión muy importante, pues atañe a la vida diaria de millones de personas. Esa economía, según varios analistas, está al borde de una situación muy difícil, al menos a corto y medio plazo.

La voz de alarma la ha dado el principal economista de Deutsche Bank, David Folkerts-Landau. En unas palabras recogidas por Business Insider, dice que “todo el mundo tiene derecho a la autodeterminación, y a ejercer sus derechos democráticos. Pero hay ocasiones en las que las decisiones políticas fundamentales tienen consecuencias negativas, más allá de lo que los votantes y los políticos podían haber imaginado”. Y este es, a su criterio, el caso de Escocia.
Un gran error

Considera el economista que "un voto por el ‘sí’ a la independencia de Escocia el jueves podría quedar en la historia como un error político y económico de la envergadura de la decisión de Churchill de volver al Patrón Oro en 1925, o del fallo de la Reserva Federal de proveer la liquidez suficiente al sistema bancario estadounidense, que sabemos que trajo la Gran Depresión. Estas decisiones, a pesar de estar bien intencionadas, provocaron varios años de depresión y sufrimiento y podrían haber sido evitadas si se hubieran adoptado decisiones alternativas.

Los consumidores e inversores escoceses se han beneficiado de la credibilidad de la política monetaria del Banco de Inglaterra. Las instituciones financieras y sus clientes se han beneficiado de un régimen supervisor y regulatorio igualmente creíble, mientras que los inversores extranjeros acuden a Escocia porque confían en un entorno de inversión predecible. Todo ello viene de una Gran Bretaña unida.

Una Escocia abandonada a su suerte no heredaría de forma automática estas características, ganadas a pulso, de un entorno de mercado democrático. Hasta el momento en el que Escocia haya demostrado una capacidad probada de gobernar y administrar una economía moderna, habrá dudas. Los residentes en Escocia llevarán sus activos a instituciones que tengan su sede en Inglaterra por el miedo a una conversión forzada a una moneda más débil. Las instituciones se irán bajo el paraguas del Banco de Inglaterra; los inversores, como mínimo, exigirán un interés más alto por sus inversiones en Escocia como compensación por el mayor riesgo”.
Pánico bancario

Nadeem Walayar, editor de Market Oracle y economista con una larga experiencia, ha escrito un análisis en el que muestra que el economista jefe de Deutsche Bank no va a tener que esperar para empezar a ver cómo se cumple su advertencia. En el año 2013, Gran Bretaña recibió 50.000 millones de libras en depósitos, mientras que en lo que va de año han abandonado las islas 100.000 millones.

No contamos con estadísticas de la huida de depósitos en septiembre hasta el mes siguiente, pero basándose en la caída de la libra esterlina frente al dólar, que ha sido del doble en lo que va de mes frente a lo que ocurrió en agosto, Walayar cree que podrían haber huido de la moneda un capital por un valor de 34.000 millones de libras este mes, cantidad que se podría triplicar, dice el analista, si finalmente vence el “sí”. Las últimas encuestas apuntan a una estrecha, y por tanto insegura, victoria del “no” a la secesión.

El líder de los secesionistas, Alex Salmond, ha señalado que la nueva nación compartiría al Banco de Inglaterra, pero tanto la institución como los políticos del Reino Unido han dejado claro que ese no será el caso jamás.

La cuestión tiene el máximo interés, y la máxima relevancia, por el tamaño que tiene el sector financiero en la economía de Escocia. Tal como señala Walayar, el volumen de los activos de los bancos escoceses sobre el PIB dobla al de otras economías con problemas financieros, como las de Irlanda, Islandia, Grecia o Chipre. En concreto, según un informe elaborado por el Banco de Inglaterra, el valor de los activos bancarios es un 1.250 por ciento el valor del PIB escocés, mientras que la misma relación en el resto de Gran Bretaña es del 430 por ciento. En España, un país con un potente sector financiero, con presencia internacional, esa relación es del 320 por ciento. Y en los Estados Unidos, del 120 por ciento.

Para evitar que los depositantes huyan en masa de las entidades escocesas, un episodio de “pánico bancario” o “corrida bancaria” que no es descartable, lo que han hecho los bancos escoceses es anunciar su propia huida hacia Inglaterra.

Corralito
No es la única consecuencia posible del desorden financiero que seguiría a una secesión de Escocia. Wayalar señala, incidentalmente, una de las diferencias de Escocia con el resto del Reino Unido: la cultura política. Los escoceses son más proclives a soluciones socialistas, y concuerdan más con las ideas de la izquierda, aunque haya todo tipo de opciones políticas, como se corresponde con una sociedad abierta. Pero, por ejemplo, Deutsche Welle señala que uno de los motivos que barajan los secesionistas es la apuesta del Reino Unido por la energía nuclear.

Escocia sería, sobre el papel, más proclive a una política fiscal de corte keynesiano. Wayalar lo dice sin ambages. Recuerda de Alex Salmond ha dejado claro que seguirían utilizando la libra, pero "cuando la nueva nación independiente se quede pronto sin reservas de efectivo como consecuencia de los déficit socialistas y de la crisis financiera, entonces el único método para obtener esas reservas sería, literalmente, robar en los depósitos bancarios de los escoceses, al estilo chipriota". "Estoy seguro", sigue, "de que esto ocurrirá a los pocos meses del día de la independencia". Wayalar cree que el primer aniversario no sería muy feliz. En Chipre se decretó que los depositantes sólo podrían sacar una parte de sus depósitos, una forma de robo con el sello del Estado que, desde la experiencia argentina, se llama "corralito".

El alma rusa también está herida por la forma en la que implosionó el socialismo real
Cataluña y Escocia en un mundo colapsado
Carlos Carnicero. Periodista Digital 16 Septiembre 2014

Durante toda el fin de semana leo la prensa con detenimiento, haciendo un balance instantáneo de las impresiones que me producen las noticias, las opiniones y los medios de comunicación.

Intento encontrar dosis de pasión renovada en este oficio que me ha dado todo en mi vida.

Observo mucho más de lo mismo en la política española; la crisis catalana es una suerte de rosca sin fin en la que se repiten proclamas, se renuevan amenazas y no aparece ningún signo que escenifique intenciones de acuerdo.

Pero lo sorprendente es la falta de claridad y los camuflajes en el lenguaje.

Y el asunto es, o debiera ser claro. ¿Existe marco legal para celebrar un referéndum? ¿Hay intención en los partidarios de la secesión en tratar de modificar las leyes para que su proceso sea legítimo y legal?

¿Hay tanta gente en Cataluña que está dispuesta a saltarse la ley, burlarse de la legitimidad y destrozar el entramado de la primera democracia estable que ha existido en España a lo largo de toda su historia?

La razón y la emoción son dos caballos que tiran del carro en direcciones opuestas y acabarán descoyuntando este país.

Hay muchos intereses no confesados. Los medios de comunicación radicados en Cataluña muestran un disimulado entusiasmo en el proceso secesionista, tal vez porque en Cataluña ahora sea muy difícil posicionarse contra la corriente dominante.

El carácter del intelectual se demuestra cuando hay que oponerse a los sectores mayoritarios y dejar a un lado razones de oportunidad y conveniencia para dar paso a lo que dicta la razón y el entendimiento.

La sombra de Escocia llega de lleno a Cataluña. Poco tiene que ver que las realidades históricas y políticas sean tan diferentes. La primera y esencial, que el referéndum en Escocia es legal. Las demás, con ser importantes importan menos.

A primera hora visito un museo apasionante en Bruselas: "Parlamentarium" es una exhibición interactiva, permanente, didáctica, entretenida y tecnológicamente brillante de la realidad y la historia de las instituciones europeas.

La primera parte es una detallada descripción de las tragedias europeas sucesivas en la primera mitad del siglo XX.

Desde la Gran Guerra, de la que ahora se cumplen cien años, a la devastación de Europa durante la Segunda Guerra mundial, detallando las causas que produjeron estos desastres.

Yo los resumiría en un solo concepto: "sobredosis de nacionalismos". Y la vacuna desarrollada inmediatamente después del último desastre de 1939 a 1945 ha sido y está siendo la creación de una gran macro nación Europea como mixtificación de los intereses nacionales hasta la creación de una unidad europea.

En eso estamos. Y el relato de la exposición -que debiera ser asignatura obligatoria en todos los colegios europeos- es la historia de la superación de lo local frente a la grandeza de lo compartido.

Me inquieta la situación en la que se haya el mundo. Observo la crisis de Ucrania y no puedo dejar de recordar que el pretexto inicial de Adolf Hitler, germen de la barbarie posterior, fue la defensa de los alemanes que se sentían oprimidos en los Sudetes, Checoslovaquia, Austria y, finalmente, Polonia.

Ni Neville Chamberlain ni los presidentes de Francia reaccionaron frente a las pretensiones alemanas por miedo a despertar a la fiera que ya no estaba dormida. Luego fue demasiado tarde.

No quiero hacer comparaciones. El alma alemana estaba herida por las humillaciones del tratado de Versalles. Y el terreno estaba fértil para la aparición de un caudillo. ¿Les suena? Ahora existen en el mundo muchos frentes abiertos que pudieran llegar a sincronizarse en una constelación que provoque otra catástrofe.

El Islam tiene muchos reclamos, muchas sinrazones y poca porosidad para adaptarse a buen ritmo a la modernidad. El Estado de Israel se ha encargado de escenificar con el genocidio de los palestinos la incomprensión de Occidente hacia el mundo islámico con excepción de las dictaduras aliadas de Europa y Estados Unidos.

Las torpezas de occidente se han sucedido armado a aliados circunstanciales que han terminado siendo enemigos encarnizados.

La amenaza ya no es solo el terrorismo sigiloso de las redes de Al Qaeda. Hay un Califato construido sobre los errores cometidos en Irak, Libia y Siria. Y permanezcan atentos a Egipto.

El alma rusa también está herida por la forma en la que implosionó el socialismo real. Y Putin quiere absorber a los rusos que no están en la Federación Rusa devorando los países que la contienen.

Putin quiere proteger a los rusos que están fuera de Rusia. ¿Les suena? Y, mientras tanto perfeccionamos el mecanismo de desintegración de los estados y damos carta de naturaleza al ejercicio de un nuevo derecho de autodeterminación basado en soberanías que quieren también desguazarse.

El límite, en el absurdo, será la autodeterminación por patios de vecinos. Las tribus reclaman su espacio. Escocia quiere dejar el Reino Unido y Cameron lo quiere sacar de la Unión Europea.

En Cataluña hay muchos que quieren estrenar una historia de independencia ahora, donde nunca hubo un estado. Me suena a juegos de ruleta rusa cargados con las emociones, muchas veces engordadas artificialmente, por élites que al final tienen cuentas en Andorra y Suiza.

Lamento decirlo, tengo tantas patrias que no puedo matar ni morir por ninguna. Solamente quiero seguir recorriendo el mundo para buscar puntos de coincidencia y disfrutar de las singularidades. Todo ello sin aspavientos, sin desayunar con banderas y sin proclamar ninguna clase de patriotismo que no sea el de la solidaridad.

La lengua viva
La lengua de Cataluña: el inglés
Amando de Miguel Libertad Digital  16 Septiembre 2014

Más temprano que tarde, Escocia se desgajará del Reino Unido, como lo hiciera Irlanda hace casi un siglo. En ambos casos nadie discutió que el inglés fuera a ser la lengua franca. A todos convenía esa continuidad. Hace dos siglos los virreinatos españoles en América se trocearon, pero todos ellos conservaron la lengua de los criollos. No así en Filipinas, donde el español se eliminó, pero no fue sustituido por el tagalo sino por el inglés.

En Cataluña, por lo que respecta a la lengua, la situación semeja más a la de las Filipinas, Irlanda o Escocia que a la de las repúblicas hispanoamericanas. La razón es que los nacionalistas catalanes se han apoyado en la lengua privativa de su nacionalidad más que en argumentos étnicos o históricos. A diferencia de Filipinas, Irlanda o Escocia, resulta difícil demostrar que Cataluña fuera un reino independiente antes de formar parte de España. (Lo fue, por ejemplo, Navarra). De ahí que el nacionalismo catalán, a partir de 1981, basara su política en la malhadada inmersión lingüística. La idea era desplazar el castellano de la enseñanza y de la vida pública. Lo ha conseguido solo en parte, dada la fuerza del español como uno de los pocos idiomas de comunicación internacional.

La consecuencia es que, supuesta la secesión de España, a Cataluña no le queda más remedio que pasar a admitir el inglés como idioma normal de la enseñanza y la vida oficial junto al catalán. La ventaja es que va a ser la lengua oficial de la Comunidad Europea.

En las últimas manifestaciones masivas de Cataluña, perfectamente organizadas por el poder, se ha visto el nuevo fenómeno. Destacan las pancartas escritas en inglés: Freedom for Catalonia, We want to vote, We want independence, etc. Tampoco va a ser fácil pasarse del todo al inglés cuando un gran porcentaje de catalanes poseen como lengua familiar el español o al menos la maneja con facilidad.

¿Qué pasará si, en la Cataluña independiente, la amplia minoría castellanoparlante de Cataluña reivindica el derecho a decidir y plantea la reunificación con España? Algo parecido está sucediendo en Puerto Rico. Más ardua todavía es la posibilidad de que la minoría musulmana en Cataluña se acogiera a ese mismo derecho. Los conflictos políticos, reducidos a lingüísticos, son de difícil resolución. Bélgica es el prototipo, y encima alberga la capital de la Unión Europea. Diabólico.

Contacte con Amando de Miguel

Populismo
Podemos: lo llaman democracia y no lo es (1)
David Jiménez Torres Libertad Digital 16 Septiembre 2014

Hace algunos días me enteré de que se estaba montando un círculo de Podemos en Mánchester, la ciudad donde vivo y trabajo. Fue más o menos a la vez que se anunció que el círculo de Podemos en Londres se iba a presentar de la mano de Owen Jones y Ken Loach, en un evento que transcurrió bajo el nombre "Podemos como parte de la nueva construcción de la democracia en Europa". Lo que estos eventos señalan es la atracción que ejerce Podemos sobre una parte de la gran diáspora española que ha sido creada o reforzada por esta crisis interminable; y el activo cortejo que evidentemente realiza Podemos de este grupo numeroso y enérgico. Pero si Podemos interpela a la diáspora, supongo que el resto de los que estamos en ella también tenemos derecho de réplica.

Coincido con Podemos y sus aledaños en un asunto: la necesidad de una sociedad civil fuerte, activa y contestataria. Fue la razón por la que simpaticé con el 15-M en sus primeros días de acampada en la Puerta del Sol, y por la que me sigue pareciendo que aquella manifestación de descontento no fue del todo negativa para el país, independientemente de que sus derivaciones hayan resultado escasamente productivas (cuando no, como en el caso de los escraches, directamente muy negativas). Pero está bien que la política se debata, que la gente se decida a informarse de las razones últimas por las que se encuentra en determinada situación, y que esté dispuesta a salir a la calle para defender sus intereses y sus ideas. Quizá con una sociedad civil más activa la corrupción, por poner un ejemplo, no quedaría tan impune.

Claro que ni el 15-M ni Podemos ni la PAH inventaron todo esto. En los años de Zapatero, por buscar el precedente histórico más cercano, se vivieron enormes movilizaciones contra las decisiones de aquel gobierno, y en un ambiente de hostilidad mediática más o menos tan grande como el que dicen sufrir Pablo Iglesias, Monedero y Colau en sus entrevistas en La Sexta, El País, El Mundo, Cuatro, etc. Lo que pasa es que entonces no lo llamaban "toma de conciencia de las masas" o "manifestación de la voluntad del pueblo". Lo llamaban "crispación", y era malo y era algo que debía ser eliminado. Sí, vale, pelillos a la mar, pero que sean coherentes con su propio discurso. Si las movilizaciones contestatarias son la máxima expresión de la democracia, entre los años de Aznar y los de ZP llevamos dos décadas dándonos atracones democráticos. Esa balsa de aceite anestesiado, esa democracia de borregos que dicen que era España antes de un cierto 15 de mayo nunca existió.

Y es esta palabra, democracia, la que veo más problemática en relación con Podemos. Porque este partido, o movimiento, o lo que se quieran llamar (en ese esfuerzo algo pueril por rechazar la terminología de la política clásica), propone medidas fundamentalmente económicas: legislación laboral para disminuir el desempleo, regulación bancaria, política de vivienda, etc. Propuestas en las que no entro, porque no soy economista y hay mucha gente infinitamente más cualificada que yo para hablar de ese tema. Pero el problema es que Podemos y sus aledaños no se definen como movimientos que defiendan sencillamente una organización diferente de la economía. El problema es que se definen como defensores de la democracia.

Éste es el verdadero eje central de su discurso, el sustantivo que nunca anda muy lejos de cualquier frase de sus dirigentes o portavoces (véase de nuevo el nombre que pusieron a su evento en Londres). Todo en Podemos es democracia, o falta de ella: si te despiden de tu empresa cuando ésta obtiene beneficios, es cuestión de democracia; si el Gobierno rescata a los bancos con dinero público, es cuestión de democracia; si te desahucian de tu piso, es cuestión de democracia. Que una supuesta mayoría socioeconómica salga perdiendo y una minoría socioeconómica salga ganando (siempre según su relato) es, en fin, un problema de democracia. Si algún griego de la Antigüedad se hubiera molestado en patentar la palabra democracia, con la irrupción de Podemos y Cía. sus descendientes ya estarían nivelando las balanzas fiscales de aquel país.

De Escocia a Cataluña
Pablo Sebastián www.republica.com  16 Septiembre 2014

El primer ministro británico, David Cameron, regresó a Escocia para insistir en los graves daños que producirá a los ciudadanos del Reino Unido y a los escoceses la independencia en caso de que el próximo jueves la mayoría vote sí a la escisión. Cameron ha puesto esta vez el acento en advertir que la ruptura si llega no tendrá marcha atrás y los escoceses quedarán fuera de la libra, de la UE y de Gran Bretaña, sin contar los perjuicios económicos directos que se derivarán por la marcha de Escocia de los bancos y grandes empresas del país.

En España el debate secesionista catalán va por otros derroteros y en base al monologo confuso y cambiante de Artur Mas, quien un día dice que habrá consulta, otro que no sabe, otro que adelantará las elecciones autonómicas y otro que serán plebiscitarias. Mas está encerrado en su propia trampa sin una salida legal a su alcance y preso de las amenazas de Oriol Junqueras, que ha situado a ERC como primer partido catalán y fuera de la legalidad, mientras CiU está al borde de su ruptura interna ante la contestación de Unió.

Y acaba de decir Mas que los catalanes están “hartos del Estado español”. Sin embargo lo cierto -como se verá en las elecciones autonómicas si las adelantan- es que los catalanes están hartos de Mas y también de los Pujol a los que, por cierto, la fiscalía del Estado sigue tratando con guante blanco.

Naturalmente, cabría esperar que el Gobierno de Rajoy hubiera hecho mucho más en este debate y dado la cara para defender la legalidad, sin resquicios -que los hubo- y la verdad en Historia, balanzas económicas y cuestiones internacionales. Pero la pasión de Rajoy por el inmovilismo y por dejar que el tiempo pase acabó por convertir su actitud personal en estrategia política. Y, aunque su inmovilismo no es bueno porque deja en el desamparo a los españoles de dentro y fuera de Cataluña y a Mas luciendo todas sus mentiras, el Don Tancredo de Rajoy produce inquietud y desazón en Mas, que no sabe a que atenerse con Rajoy y duda si el presidente será capaz de imponer la ley en Cataluña con todas sus consecuencias.

Pues en esto Mas no puede dudar porque si Rajoy no impone la ley en Cataluña en caso de desacato institucional será él quien se ponga al margen de la legalidad. Además Rajoy sabe que el pulso y la tensión con Mas beneficiará electoralmente al PP. Mientras que la ambigüedad de Pedro Sánchez quien, a estas alturas, sigue hablando de dialogo y de federalismo, deja a los socialistas en un segundo plano y sumidos en su particular confusión. Porque el PSC apoya la autodeterminación y porque el PSOE no es capaz de definir su modelo federal para Cataluña para no crear agravios con Andalucía, Madrid y Valencia, porque está pensando en un federalismo asimétrico que primará a Cataluña por encima del resto de las Comunidades Autónomas y no lo quiere confesar.

Lo que se puede decir es que, en la crisis catalana, estamos en la recta final. Una prueba que se inicia con el referéndum de Escocia del jueves y que seguirá con la aprobación de la ley de consultas en el parlamento catalán y su posterior bloqueo por el Tribunal Constitucional. Y, a partir de ahí: o la violación de la legalidad por Mas convocando el referéndum por encima de la suspensión del Tribunal Constitucional intentando entonces poner las urnas a la fuerza; o marcha atrás camino de unas elecciones autonómicas que perderá y que se convertirán en su fracaso político y personal.

Todos los caminos del 'caso Pujol' conducen a Cristóbal Martell... y al pacto de silencio
PSC, PP y Jordi Pujol en persona han confiado en un abogado especializado en acuerdos extrajudiciales que eviten las salas de vistas. El caso Pujol se encamina hacia su última componenda.
Javier Ruiz www.vozpopuli.com 16 Septiembre 2014

Nadie sabe cómo acabará el caso Pujol, pero todos lo intuyen ya: con un pacto extrajudicial que evite una condena. El principal motivo es que lo que describía como una omertá o un pacto de silencio por miedo en Cataluña está resultando ser más bien una corrpución generalizada en la que todos tienen mucho que callar. Esa vergüenza generalizada sólo puede taparse con una solución pactada a la que ya señalan tres indicios:

El primero y más claro es la designación de Cristóbal Martell como abogado de Jordi Pujol. Martell es un abogado famoso por ganar juicios sin que se celebren. Ha cerrado acuerdos de conformidad o pactos extrajudiciales en número infinito y con apellidos tan sonados como el del futbolista Neymar.

No sólo su historial jurídico apunta en esa dirección. También lo hace su pasado: ha sido el abogado de José Zaragoza, el antiguo líder del PSC, ha negociado con el PP su silencio en el caso de las grabaciones de La Camarga a la ex novia de Pujol y ha sido el elegido ahora para defender a quien fue líder de CiU y su familia. Su relación fluida con todas las partes le convierte en el perfecto correo entre las partes y posible artífice de acuerdos. Ayer, a la salida de la Audiencia Nacional, Martell era el único hombre que sonreía.

La segunda clave que apunta hacia un acuerdo antes de un juicio es el empeño de la Fiscalía en Barcelona de apartar a la acusación popular pese a que el Ministerio Público ni siquiera ha presentado cargos todavía contra Pujol. En un escrito remitido a la titular del juzgado 31 de Barcelona adelantado por Vozpópuli, el Ministerio Público decía que "el procedimiento no necesita, en absoluto, la querella de Manos Limpias, su admisión ni la consideración". "Obviamente basta con la presencia del Ministerio Fiscal".

Un acuerdo extrajudicial exige la conformidad de todas las partes. Sin acusación popular, ese acuerdo sería más factible. El empeño y el tono de la Fiscalía es tan contundente que sorprende en su afán.

Pero el tercer indicio de acuerdo es el más preocupante. Todas las partes implicadas en el caso Pujol están salpicadas de alguna manera:

CiU está siendo investigada por financiación irregular y su histórico líder, Jordi Pujol, ha reconocido un fraude fiscal sostenido durante 34 años
PSC, ERC e ICV-EUiA denunciaron el 3% para callarlo inmediatamente después durante el gobierno del tripartito. El responsable del PSC, José Zaragoza,
y también el PP parece haberse lucrado del saqueo del Palau, según la UDEF que le acusa de haber recibido 1,8 millones de euros. A la sombra de la corrupción, el PP suma la del juego político con la misma. Los SMS de Jorge Moragas, el jefe de gabinete de Rajoy, revelados por Vozpópuli demuestran que el Gobierno intentó detonar el escándalo Pujol a conveniencia, 5 días antes de las elecciones autonómicas en Cataluña.

Sólo al bien general le interesa una sentencia ejemplar. Y quienes deben velar por él parecen tener como prioridad en este caso su interés particular. El caso Pujol se encamina hacia su última componenda.

Jorge Moragas, director del Gabinete de Rajoy, y la exnovia del hijo de Jordi Pujol tramaron la denuncia sobre las finanzas de la familia en 47 'sms' cruzados durante cinco meses
melchor sáiz-pardo EL Correo 16 Septiembre 2014

Jorge Moragas, director del Gabinete de la Presidencia, y Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, pactaron a través de mensajes telefónicos cruzados durante cinco meses, entre el 20 de agosto de 2012 y el 17 de enero de 2013, la estrategia procesal para denunciar la evasión fiscal de la familia del expresidente catalán.

Según los documentos completos en poder de la Oficina Antifraude de Cataluña, a los que ha tenido acceso Colpisa, en total fueron 47 mensajes. Los 'sms' comienzan, al parecer, cuando en verano de hace dos años el asesor de Rajoy, tras un encuentro entre ambos, anima a su amiga de la infancia y compañera de colegio a denunciar los viajes al extranjero para sacar divisas de su expareja. Los mensajes concluyen a primeros de 2013. Álvarez declara ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz poco después de haber confesado ante la Policía como le «pidió» Moragas.

Desde un principio, la exnovia del hijo mayor del expresidente es consciente del calibre del escándalo que se trae entre manos. «Sabes que sé lo suficiente para saber que Suiza es la puntita de un gran iceberg. ¡Estoy teniendo acoso de Jordi (Pujol Ferrusola)! Uff está acojonado de que hable, je, je», le escribe a Moragas.

A pesar de las presiones, Victoria Álvarez parece dispuesta a tirar de la manta de la mano de su amigo, aunque se queja ante el hombre de confianza de Rajoy de que «políticamente no estoy muy de acuerdo en cómo hacéis las cosas». «Espero que lleguéis al fondo con todo el tema Pujol y acaben en prisión estos delincuentes».

En noviembre de 2012 comienza la ofensiva de Moragas para que su amiga denuncie: «Si dieses una entrevista y lo contases todo salvarías a España». Por esa época, la expareja de Pujol no parece del todo convencida, aunque su hijo también le anima a ir a la Policía.

Sin embargo, algo que no se refleja en el intercambio telefónico hace cambiar a Victoria Álvarez porque solo un meses después, el 13 diciembre de 2012, comunica a Moragas que ha hecho «lo que me pediste». «Udyco (Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado) y declaración». Moragas se muestra exultante: «¡Uauu! Yo te haré un monumento a tu cuerpo».

De la euforia, ambos pasan a la preocupación cuando el 18 de diciembre el diario 'El Mundo' publica los viajes a Andorra con «bolsas con billetes de 500 euros» que realizaba el primogénito de Jordi Pujol. Álvarez se inquieta y se lo transmite a Moragas. «Joder, estoy en todos los telediarios. Están llamando periodistas a mis empresas, a mis hijos...». La denunciante se queja de que lo que recogen los medios no corresponde a su declaración policial y pide ver en persona al asesor de Mariano Rajoy.

Luego se arrepiente de pedir una cita cara a cara a Moragas aquella navidad de 2012. «No creo que sea conveniente para nadie y menos para ti que vengas a mi casa...estoy hipercontrolada y lo que faltaban son fotos». El asesor presidencial se muestra conforme en un mensaje que envía el 22 de diciembre desde Afganistán, donde se encontraba con Rajoy de visita a las tropas españolas. El 27 de diciembre todo se precipita.

La Fiscalía pide a Ruz que cite a declarar Álvarez como testigo. Moragas le advierte: «Vicky, esto va a ser muy duro para ti, retírate si no te sientes preparada para que te exhiban sin pudor». Pero ella no se achanta: «Ya esta bien de callarse ante barbaridades. Nos quejamos de la corrupción, pero luego no ponemos algo de nuestra parte...»

Laexnovia, finalmente, es citada a declarar el 17 de enero de 2013 con gran expectación mediática. Moragas se muestra inquieto, hasta el punto de que le manda un 'sms' a mediodía cuando la testigo sigue en la Audiencia Nacional. «Si tienes miedo y no tienes pruebas, retírate porque esto no va a ser fácil». El alto cargo de la Moncloa le vuelve a enviar un mensaje minutos después, ansioso por saber el resultado del interrogatorio de Ruz: «¿Qué tal ha ido?».

Álvarez tarda en responder y solo varias horas después de su comparecencia ante el juez, contesta a la insistencia de Moragas tranquilizándole. «Estaba el abogado de Jordi y me ha hecho llorar...¡¡¡¡pero Ruz le ha parado tres veces!!! Fiscal y juez conmigo.... el otro, un hijo de puta», escribe la mujer. Ese 17 de enero de 2013 acaban los 'sms' entre ambos, al menos los conocidos. Moragas felicita a su amiga y la reconforta tras el interrogatorio: «Eres una bestia parda y noble. Siento lo de las lágrimas. Si necesitas algo, dímelo».

No es la primera vez que Moragas y Álvarez trataban el asunto de la familia Pujol. De acuerdo a todas las fuentes consultadas, fue él quien organizó la famosa comida entre la expareja de Pujol junior y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, en julio de 2010 en el restaurante barcelonés La Camarga y que fue grabada por diversos detectives de Método 3.

Cataluña, la más gravosa
La deuda autonómica alcanza los 4.860 euros por habitante
Las autonomías han aumentado su deuda pública en 167.138 millones de euros durante la crisis.
Pablo Molina Libertad Digital 16 Septiembre 2014

El endeudamiento de las comunidades autónomas creció en más de 3.200 millones de euros en el segundo trimestre de 2014, según los datos ofrecidos por el Banco de España, situando la deuda autonómica global en 228.234 millones de euros, el 22,3% del Producto Interior Bruto español.

De esta manera, durante la crisis económica las autonomías han aumentado su deuda pública en 167.138 millones de euros, una realidad que cuestiona la presunta austeridad de las Administraciones Públicas, especialmente en el ámbito autonómico.

En el siguiente listado se desglosa la deuda por comunidades autónomas, así como la ratio de deuda por habitante de cada autonomía. La media de la deuda autonómica por habitante se sitúa en 4.860 euros. Por encima de la media están las comunidades de Cataluña, la más endeudada de todas con un reparto de más de 8.000 euros por cada catalán, seguida de Baleares, Valencia, Castilla la Mancha y Navarra.

El resto de comunidades autónomas se sitúan por debajo de la media española, con Canarias cerrando la tabla a razón de 2.578 euros de deuda por habitante.

Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Navarra son las únicas comunidades que han reducido su endeudamiento en este segundo trimestre de 2014. En el extremo contrario vuelve a destacar el ejemplo de Cataluña, la autonomía que más ha incrementado su deuda en los últimos tres meses contabilizados, con un aumento de 1.029 millones de euros.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Desafio secesionista
ETA y Cataluña
Cayetano González Libertad Digital 16 Septiembre 2014

El presidente de Sortu, una de las marcas políticas de ETA, Hasier Arraiz, ha dicho este domingo que en estos momentos los vascos no pueden "dejar solos" a los catalanes y que "cualquier agresión y amenaza contra Cataluña lo es contra Euskadi".

No se refiere Arraiz a las agresiones cometidas por la banda terrorista ETA en Cataluña: 54 víctimas mortales en atentados tan sangrientos como el de Hipercor (21 víctimas), el de la casa-cuartel de la Guardia Civil en Vic (9 víctimas) o el de Sabadell, donde un coche bomba accionado al paso de un convoy de la Policía Nacional causó 6 muertes. Tampoco se refería a los asesinatos del exministro socialista Ernest Lluch y los concejales del PP en José Luis Ruiz Casado y Francisco Cano. No, Arraiz se refería lógicamente a las medidas que el Gobierno de la Nación o el Tribunal Constitucional en su caso puedan tomar para impedir el referéndum ilegal convocado por Artur Mas para el próximo 9 de noviembre.

No sé a quién pretende engañar este individuo, pero algunos ciudadanos no hemos olvidado que en los primeros días de enero de 2004 el entonces conseller en cap de la Generalitat y máximo dirigente de ERC, Josep Lluis Carod Rovira, mantuvo una reunión secreta en Perpignan con los dirigentes de la banda terrorista ETA Mikel Antza y Josu Ternera. Al poco de su celebración, concretamente el 18 de febrero, ETA hizo público un comunicado en el que anunciaba una "tregua" sólo para Cataluña. Es decir, pensaba –como así hizo– seguir matando en el resto de España, pero no en el Principado.

En ese comunicado la banda terrorista decía, entre otras lindezas:
Euskal Herria y Cataluña son dos naciones oprimidas por los Estados español y francés, divididas territorialmente en bases [sic] a fronteras artificiales impuestas por la fuerza de las armas (…) Hoy en día, transcurridos 25 años, la crisis en la que se encuentra inmerso el marco político de la reforma española es más clara y profunda que nunca (…) Euskal Herria y Cataluña son las cuñas que están haciendo crujir el caduco entramado del marco institucional y político impuesto.

Y acababa con un saludo revolucionario a todos los independentistas catalanes.

Es decir, ETA no sólo ha asesinado a 54 personas en Cataluña, sino que en un momento determinado –tras el fracaso del pacto de Estella de 1998 con el PNV y EA y la derrota años más tarde, en el 2005, del Plan Ibarretxe– pidió ayuda al independentismo catalán para que fueran ellos la vanguardia del proceso que tenía y sigue teniendo como objetivo la destrucción de España. El mismo objetivo por el que ETA ha asesinado a 857 personas a lo largo de su macabra existencia.

A ETA le ha venido de perlas que durante estos últimos años fuera el nacionalismo catalán, el de CIU y el de ERC, quien tomara el relevo en esa carrera por la independencia. Ilegalizado su brazo político a través de la ley de partidos impulsada por el Gobierno de Aznar, hasta que Zapatero y el Tribunal Constitucional le devolvió a las instituciones, y acorralada y debilitada por la actuación policial, la banda terrorista necesitaba una válvula de escape. Y la encontró en Cataluña. Por eso, y sólo desde esa perspectiva, la declaración de Arraiz de este domingo tiene cierto sentido: el de reconocer y agradecer esa ayuda que han recibido en estos años desde el nacionalismo catalán, que no de toda Cataluña.

A la espera de cómo acabe y hasta dónde llegue el proceso en Cataluña, ETA tiene ya diseñado su propio itinerario para el País Vasco. Ese camino pasa por meter en los próximos meses toda la presión que se pueda al PNV -partido al que ETA siempre ha despreciado y al que ve como una formación burguesa y de derechas- y al lehendakari Urkullu, a quien consideran un tibio demasiado centrado en las políticas económicas que descuida el objetivo independentista.

Conseguir el poder en Navarra es otro de los objetivos a corto plazo de ETA. A punto estuvo de conseguirlo hace unos meses, cuando el Partido Socialista en la Comunidad Foral quiso presentar una moción de censura contra la presidenta Barcin; sólo a última hora fue impedida por la calle Ferraz. En las últimas encuestas conocidas, las marcas de ETA en Navarra se afianzan como la segunda fuerza política, por delante de los socialistas. Habrá que ver qué hacen estos tras las elecciones forales del próximo de mayo.

ETA no parará hasta conseguir sus objetivos políticos. Muy probablemente no vuelva a matar, entre otros motivos, porque sin hacerlo en los últimos años ha conseguido mucho más que pegando tiros o poniendo bombas. El proceso en Cataluña les ha venido muy bien, pero ellos quieren más: quieren una Euskadi socialista e independiente. En el Madrid político y mediático todavía no se han enterado. Están entretenidos con las listas a las municipales y autonómicas.

La trampa plebiscitaria
Ignacio Varela El Confidencial 16 Septiembre 2014

Artur Mas ha perdido ya el control de la política catalana y, con su alocada fuga hacia delante, se está destruyendo a sí mismo y va a destruir a su partido.

Cuando el Tribunal Constitucional admita a trámite el recurso del Gobierno y paralice el referéndum, el presidente de la Generalitat puede y debe acatar la sentencia, pero sabe que eso sería la ruptura con Esquerra y la caída inmediata de su gobierno.

También podría dejarse arrastrar por sus socios y montar un simulacro de referéndum con las urnas en la calle, pero eso sería un espectáculo impresentable en un país serio, retransmitido en directo para el mundo entero.

No es difícil imaginar el resultado de ese referéndum callejero: una participación bajísima, porque sólo acudirían a votar los soberanistas; un 90% de votos a favor de la independencia; un desorden absoluto en las mesas, incluso con riesgo de altercados; y algunas cuestiones prácticas para aumentar el ridículo: ¿con qué censo?, ¿quién salvo los acérrimos nacionalistas se prestaría a formar las mesas electorales, sabiendo que es un acto ilegal?, ¿cómo se haría el recuento, también en plena calle?, ¿qué autoridad judicial o Junta Electoral supervisaría ese caos y daría validez a sus resultados?

Está claro que el presidente de la Generalitat ha perdido el sentido de la orientación, pero dudo que lo haya perdido tanto como para meterse en semejante despropósito, que además sería imposible de digerir para Duran, la U de CiU.

Y es cierto que le queda el recurso de convocar elecciones. Pero si va a ellas por su cuenta, el sorpasso de ERC está tan asegurado como el desplome de CiU. Sería la segunda edición, corregida y aumentada, del desastre de 2012, cuando, en un alarde sagacidad política, convocó unas elecciones para consagrar su liderazgo y lo que consiguió fue perder 8 puntos y 12 escaños.

Yo creo que “elecciones plebiscitarias” es el eufemismo tramposo que se les ha ocurrido para justificar una candidatura de unidad soberanista. Desde su punto de vista, tiene muchas ventajas:

La primera, que ganaría de calle y tendría una amplia mayoría absoluta en el Parlamento de Cataluña.

La segunda, que permitiría camuflar entre las flores de la victoria soberanista la catástrofe del partido de Pujol.

Y la tercera, que a lo mejor ERC podría sentirse generosa y permitir a Mas que siguiera en su puesto actual, aunque bien sujeto con grilletes –aún más que ahora–.

Al fin y al cabo, los dirigentes de Esquerra han demostrado que son maestros en el arte de mandar desde atrás mientras parece que mandan otros, que son los que ponen la cara y se llevan las bofetadas. Se lo hicieron al PSC y ahora se lo están haciendo a CiU. ERC es una verdadera mantis religiosa para sus aliados.

Y si esto ocurre, no les extrañe ver el mismo escenario en las municipales: candidaturas de unidad soberanista en todos los pueblos y ciudades. Además de la mayoría absoluta en el Parlamento, la inmensa mayoría de los ayuntamientos de Cataluña quedaría en manos del independentismo.

Claro que ello tendría un precio: la desintegración de hecho de CiU como partido central y mayoritario del nacionalismo catalán y su disolución en una amalgama independentista hegemonizada por un partido como ERC, que está siempre rozando el borde de las posiciones antisistema. Les ahorro la descripción detallada de las consecuencias que eso tendría para el equilibrio del ecosistema político y económico en Cataluña y en el resto de España.

Por eso me temo que Artur Mas se ha montado insensatamente en un tigre del que ya no sabe bajarse y que lo va a devorar. De momento, quien está marcando el ritmo y el camino es ya el tigre, no quien hace las veces de jinete.

Pero más allá del juego de los partidos y de las estrategias electorales, lo peor de todo esto es que ya está abierta una brecha profunda entre Cataluña y España y dentro de la propia sociedad catalana. Y como dice Felipe González, puede que se necesiten varias generaciones para cerrar esa brecha, si es que alguna vez se consigue.

Por supuesto, no es Mas el único responsable de este estropicio, aunque sí el principal por su responsabilidad institucional. Él será el primero en pagar políticamente por su insensatez.

Pero algo ha tenido que ver también la furibunda campaña anticatalana del PP de Rajoy en la legislatura anterior, recogiendo firmas por toda España con el único propósito de debilitar a Zapatero y recurriendo ante el Tribunal Constitucional un Estatuto de Cataluña ya aprobado en referéndum mientras avalaban con su voto un Estatuto de Andalucía que es idéntico.

Algo han tenido que ver los bandazos que ha dado y el desconcierto que ha transmitido el PSC, al que se le han ido a chorros la credibilidad y los votos pese a que hoy defiende la única salida razonable a este conflicto. Lo que no parece ser óbice para que muchos de sus militantes hayan acudido a la manifestación de la V mientras el mismo día una de sus más destacadas dirigentes, que además pertenece a la dirección del PSOE, aparezca rodeada de los más ínclitos representantes del nacionalismo español en Cataluña. Y así están los pobres votantes socialistas de Cataluña, que ya no saben si ellos mismos son galgos o podencos.

Y algo ha tenido también que ver la mezcla de temor, oportunismo y superficialidad con que los medios de comunicación de Cataluña han alimentado y han hecho crecer una ola que ellos saben muy bien que no terminará llegando pacíficamente a la playa, sino estrellándose contra las rocas y llevándose por delante unas cuantas cosas importantes.

¿Queda alguien hoy en Cataluña que diga la verdad de lo que está pasando y, sobre todo, de lo que puede llegar a pasar?

Manual de insumisión a la Lomce
esther armora / barcelona ABC Cataluña 16 Septiembre 2014

La Generalitat envía instrucciones a los colegios para explicarles cómo incumplir la ley Wert

Expectación en la comunidad educativa y preocupación entre el profesorado por ver cómo se materializa en las aulas el indefinido incumplimiento de la Lomce anunciado por la Generalitat para este curso, que este lunes arranca de espaldas a las sentencias lingüísticas y con más barracones.

La consejería de Enseñanza de la Generalitat ha enviado un documento de instrucciones a los directores de los centros educativos en el que les explica cómo deben materializar su anunciado desacato a la ley. El documento, al que ha tenido acceso ABC, detalla punto por punto qué pasos deben seguir para procurar un cumplimiento «solo administrativo» de la ley impulsada por el ministro José Ignacio Wert.

En la carta, que firma la directora general de Educación Infantil y Primaria, Carme Ortolls, se instruye a los maestros de Primero, Tercero y Quinto de Primaria (cursos en los que impacta la Lomce) que sigan el currrículo del año pasado, es decir, que no cambien las materias pero que evalúen siguiendo los criterios que establece el nuevo marco legal. Ésta es la orden que más inquieta al profesorado porque les complica mucho su labor en un momento «de máxima sensibilidad en el sistema», afirma en declaraciones a ABC la secretaria general de la Federación Educativa de Comisiones Obreras de Cataluña, Montse Ros. «Nos piden algo muy complicado», apunta Ros, que acusa a la consejera de «obsesionarse en el debate político dejando de lado a la educación».
La orden más «surrealista»: Evaluar materias que no se imparten como tales

En concreto, en el apartado de Evaluación, el departamento de Rigau ordena a los docentes que los conocimientos de medio natural y social se impartan en una única asignatura pero que «se evalúen por separado el área de medio natural y el área de conocimiento del medio social y cultural». «¿Me puede decir cómo se hace eso?», «Es una orden surrealista. Está claro que en lo que menos piensa la consejera es el facilitar el trabajo a los docentes», denuncia P. V., profesora de un colegio del Ensanche barcelonés que prefiere mantener el anonimato.
Los mismos libros que el curso pasado

La instrucción de Enseñanza es también explícita respecto a que no deben cambiarse los libros, desoyendo lo que dicta la ley estatal. Aclara que «para todos los cursos de la etapa y en relación con los libros de texto, cuadernos, material de soporte, etc... y de acuerdo con lo que se había anunciado anteriormente, se pueden utilizar los mismos del último curso». Advierte de que «si algún centro decide cambiarlos, es necesario que se tenga en cuenta que éstos deben incorporar el trabajo competencial de los diferentes ámbitos del currículo».
Alternativa propia a la Religión

Por lo que respecta a la alternativa de Religión, Cataluña ha optado por un modelo propio: la asignatura de Educación en Valores. En la nota, apunta a los maestros que «por lo que respecta al currículum del área de educación en valores sociales y cívicos, se está desarrollando un modelo propio de propuesta curricular en cuatro bloques: Aprender a pensar, aprender a actuar de forma autónoma y coherente, Aprender a convivir y Aprender a se ciudadanos responsables en un mundo global». Les insta, asimismo, a que «esta área deberá ser también objeto de evaluación».

En el ámbito de la evaluación diagnóstica (de competencias básicas), el Govern introduce una variación y establece que «se realizará a finales del tercer curso de Primaria y no a inicio de quinto curso».
Récord de barracones

Instrucciones al margen, el nuevo curso educativo se estrena hoy con 1.026 barracones, 18 más que el curso anterior, déficit en las plantillas de profesorado (aumentan en 815 docentes, incremento «totalmente insuficiente», según los sindicatos, para asumir el incremento de alumnado) y sin devolver al castellano su papel de lengua vehicular en las aulas, tal como establecen varias sentencias del Tribunal Supremo (TS), del Constitucional (TC) y del Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).
Incumplimiento de los fallos linguísticos

Las clases dan comienzo también sin que se haya dado «cumplimiento total» a la obligatoriedad de impartir el 25% de las clases en castellano en cinco colegios amparados por el TSJC. La Generalitat se ha limitado a impartir Matemáticas en uno de los colegios y a cambiar el Plan Lingüístico de otro para que el castellano y el inglés tengan más presencia. La consejería no ha definido aún el porcentaje de castellano. Las familias afectadas por las sentencias consideran «un parche» la salida que les ha impuesto la consejera para acatar la ley. La Generalitat ha recurrido tres de los otros cinco autos del TSJC que obligan a otros cinco colegios a cumplir con el 25% de español.

«Sólo quiere sacar rédito político a su oposición al ministro»
Los profesores catalanes auguran un curso horribilis con peores condiciones laborales, déficits estructurales en plantillas y centros, y «mucha incertidumbre». «La consejera Irene Rigau sólo quiere sacar rédito político a su enemistad con el ministro Wert y no piensa en las escuelas y en nuestro día a día», denuncia Montse Ros, secretaria general de Enseñanza de la Generalitat. La profesora y sindicalista denuncia la pérdida de más de 20.000 puestos de trabajo en la escuela pública en los últimos cuatro años, desde P3 hasta la Universidad. Durante la etapa Rigau, según Ros, también se ha acelerado la precariedad laboral docente y han caído un 25% las partidas ordinarias para los centros públicos. «Solo hay un dato incontestable y es que en 2010 el coste alumno/año era de 4.200 euros y este curso pasado ha sido 3.200». Ros denuncia también la gestión puramente económica de las plantillas y la pérdida de voz de los consejos escolares. «Todo ello ha disparado el malestar entre el profesorado de la pública que trabaja bajo mínimos bajo un futuro altamente incierto», concluye.

Manuel Rivas y el jeta-ecologismo lingüístico *
http://elblogdeglorialago.blogspot.com.es/  16 Septiembre 2014

Acabo de incorporarme a la vida galaica y ya me doy de bruces con el primer sarao de la temporada otoño-invierno. No le dejan a una ni un período de adaptación como cortesía. Esto debe ser como ese "chuflazo" de aire frío que te propinan en invierno al salir del Corte Inglés para que te ambientes.

Esta semana el mundo talibánico pisaba el acelerador. Los de A Mesa sacaban una de esas noticias que ellos llaman "caso" y que, para variar, huele a montaje de cuchufleta. Esta vez dicen que uno les dijo que llamó al INE y le dijeron que no tenían un papel en gallego. También andan de uñas con una diputación por incluir en un listado de 20 localidades 2 topónimos en español. Según ellos, es una agresión al patrimonio. De Cataluña, ¡qué os voy a decir! están que no paran. Pero hoy prefiero detenerme en lo que fue, como os decía, un sarao que inaugura con todos los honores la temporada en este mundillo de estrechez mental y amplitud de cazo que rodea al nacionalismo, este carnaval sin restricción de fecha con el que nos deleitan las neuronas.

Lugar del sarao/aquelarre: Celanova, provincia de Orense. Motivo: entrega del premio "Casa dos poetas" a Manuel Rivas. Oficiantes invitados: el presidente de la RAG y nuestro ilustre Consellerio de Educación.

Después de una ofrenda floral ante el busto de Celso Emilio Ferreiro, y de un homenaje a Curros Enríquez, llegaron las alabanzas al premiado. El Conselleiro lo comparó con Celso Emilio y con Curros, y el presidente de la RAG, ya en pleno desmelene, extendió la comparación a Ortega y Gasset y a Unamuno. Hombre, señor Montero, ¿no se habrá pasado usted un pelín?. Sosiéguese, se lo sugiere una que tradujo La rebelión de las masas y que valora a Niebla como una de las novelas más maravillosas que leyó en la carrera. En estado de cuasi levitación al verse transportado entre laureles al Olimpo de la Literatura, Manuel Rivas cogió carrerilla y soltó lo que os copio a continuación, que fue así publicado por varios medios gallegos:

La profecía de Curros con la que denunció un país que se autodestruye, que se roe a sí mismo, esa profecía podéis verla en la situación de la lengua, que ahora es de emergencia y de línea roja, es real el riesgo de autodestrucción por bioperversidad frente a la biodiversidad que se trata de conservar. Hay que recuperar una lengua de pleno derecho. Hay que construir entre todos, de izquierdas y derechas, nacionalistas o no, un hábitat en el que la lengua crezca feliz, un espacio se simpatía para ella y por ello brindo en este lugar de Celanova, que es vivero, para que sea espacio de libertad y solidaridad, brindo por lo local que es universal, por un mundo llamado Celanova, por un nuevo rexurdimento.

Podría enfrascarme en un extenso comentario sobre esta colección de sandeces, pero iré directa al grano. Yo también voy a optar por el "chuflazo" de aire frío estilo El Corte Inglés para sacudir las neuronas y así entrar en la temporada otoño-invierno bien tonificada.

1. Señor Rivas, no puede otorgársele pleno derecho a una lengua. Es más, decir que el gallego o cualquier otra lengua pueden tener derecho a algo, a lo que sea, lo descalifica a usted como ser portador de neuronas activas.

2. Una lengua no es una faneca ni una planta de grelos, ni puede tener hábitat, ni vivir feliz como una lombriz. Incluso una lombriz tiene más posibilidades de alcanzar el nirvana que una lengua. Las lenguas ni sufren, ni padecen, ni pueden ser atacadas en modo alguno, ni con un anzuelo como la lombriz, ni dejándolas de hablar, el mayor de los ataques para usted, a juzgar por las cosas que dice.

Aunque crea que está usted a una distancia sideral de Unamuno, he leído excelentes artículos salidos de su cabeza, así que no creo que sea tonto; es más bien algo peor. Tampoco me creo que lo del hábitat de simpatía para la lengua y demás eco-bobadas sean licencias poéticas; este tipo de prosopopeyas aparecen de manera reiterada y machacona en los libros de texto y en las actividades didácticas de la asignatura de Lengua Gallega, así que la broma poética parece que va en serio. Esa personificación del idioma y ese apelar a la ecología son utilizados una y otra vez con una intención perversa, la de liar a nuestros niños y jóvenes y hacerlos sentir culpables por hablar cada vez menos la lengua que les da a muchos de comer o que les sirve en sus luchas políticas. Por cierto, ¿podría explicarme a qué se debe el altísimo porcentaje de escritores gallegos que, como usted, están "metidos en política" hasta las cachas? ¿Podría explicarme por qué tantos actos institucionales en Galicia giran entorno a "la" lengua, que parece haber sustituido al Dios de las teocracias? Los agentes culturales y nuestros gobernantes usan la lengua no como herramienta de comunicación y de cultura sino como arma de diferenciación. A ambos les conviene para darle sentido a su chiringuito, a cada cual el suyo.

Señor Rivas, Galicia existía antes de que se hablara gallego y existirá después de que el gallego y el español hayan desaparecido o se hayan transformado en otras lenguas. Galicia no se autodestruirá porque los gallegos hablen cada vez más la lengua que prefieren hablar, como malévolamente les dicen a nuestros hijos en clase: "sen o galego Galiza non existiría". Lo que no existiría es la Galiza con z de zarpazo, de zoquete, de zozobra y de zángano; esa Galiza que impregna las listas electorales que usted apoya. Señor Rivas, los gallegos que hablan español no se roen, son ustedes los que roen nuestra paciencia y nuestra libertad con su matraca interesada. A todos nos complacería que el gallego y todas las lenguas del mundo se siguieran hablando, pero no a costa de imponer las políticas lingüísticas que a ustedes les convienen, no a costa de que intenten lavarles el tarro a nuestros alumnos haciéndoles tragar tanta bobada, que mientras unos intentamos despertar su espíritu crítico, otros nos los intentan adocenar.

Alguien tenía que decírselo. Como decía Unamuno, ese genio con el que lo comparan "a veces quedarse callado equivale a mentir". Lo que usted y otros hacen no es ecología lingüística, sino jeta- ecologismo. Voy a recordarle una palabras que pronunció Beiras en el Parlamento gallego cuando en Canadá, apelando a la ecología, no dejaban faenar a los marineros gallegos: "A única especie que está en risco de extinción é o mariñeiro galego". Pues eso, yo y otros muchos sabemos bien quienes son los seres realmente vivos cuyos derechos y necesidades hay que proteger.

Cataluña
La Generalitat se jacta de incumplir la Lomce: 'Le daremos una vuelta y la esquivaremos'
La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, explica las estratagemas para incumplir la nueva ley de educación
 www.lavozlibre.com 16 Septiembre 2014

Barcelona.- La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Irene Rigau, ha explicado que en el curso escolar que ha comenzado este lunes se aplicará la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) "esquivándola" y buscando estrategias para que altere lo mínimo posible el funcionamiento de los centros.

Ha subrayado que muchas comunidades no la aplicarán estrictamente -"Le daremos una vuelta y la esquivaremos", ha asegurado-, por lo que cree que será un impacto importante para quien quería que este año la educación de toda España funcionara de forma homogénea, ha incidido en una entrevista de TV3.

"La fecha de caducidad la adquirió [la Lomce] en el momento de ser aprobada, y nosotros actuamos en conscuencia. Los partidos de la oposición firmaron un documento diciendo que cuando el PP perdiese la mayoría absoluta se reformaría esta ley. Por tanto, nosotros no queremos que nuestros centros cada dos años tengan que cambiar, y por tanto ya actuamos con esta previsión",

Además, ha insinuado que, si Cataluña se independiza próximamente, no vale la pena aplicarla: "En relación al caso catalán, nosotros esperamos que de aquí a poco la situación pueda cambiar, y si puede cambiar y la educación se convierte en una estructura de Estado, como ha de ser, pues cuantos menos cambios introduzcamos ahora, mejor".

Como muestra de la estretegias que llevarán a cabo para "esquivar" la ley, ha señalado que aunque la Lomce requiere que las asignaturas de Naturales y Sociales se enseñen por separado, los centros catalanes seguirán impartiéndolas conjuntamente pero pondrán dos notas, ya que ha recordado que el Estado expide los títulos y se debe seguir su regulación.

Rigau ha recordado que la aplicación definitiva de la Lomce debe desplegarse durante el curso 2017-2018, para cuando prevé que pueda haberse derogado: "Cualquier cambio ministerial que pueda haber modificará en parte las exageraciones de esta ley", ha añadido.

IMPOSICIÓN LINGÜÍSTICA
De las seis escuelas que deben comenzar a aplicar el 25% de las clases en castellano, ha explicado que tres casos se han resuelto con un cambio de centro de los alumnos, otro ha finalizado ya su educación, un centro ha aumentado la presencia de castellano e inglés y el último afectado impartirá una asignatura en castellano.

Sobre la compensación de 6.000 euros a los alumnos que tengan que estudiar en un centro privado para recibir educación en castellano como lengua vehicular, ha precisado que esta opción no se ha puesto en marcha por no haber "ninguna petición directa".

La consellera ha augurado que pueden haber seis nuevas peticiones de escolarización en castellano a lo largo del curso escolar, y ha detallado que, de producirse, tratarán los casos que surjan con cada centro.

Preguntada por la treintena de escuelas que forman parte de la Xarxa d'Escoles Insubmisses (XEI) a la Lomce y que estaban convocadas este lunes a concentrarse frente a los centros, ha considerado que su principal protesta está en el menor peso que los padres tendrán en los consejos escolares, por lo que les ha recordado que a pesar de que la ley les rebaja su papel, la Conselleria seguirá solicitando un informe sobre su postura.

Sin embargo, la portavoz de la XEI, Maria José Ruiz, ha señalado que los informes que se soliciten para la toma de decisiones serán "papel mojado, por no ser vinculantes", y ha matizado que este es solo uno de los puntos a los que se oponen.

Libros en catalán para cumplir con el 25% de castellano

esther armora / barcelona ABC 16 Septiembre 2014

Los sindicatos acusan a la consejera de Educación de la Generalitat de usarlos como escudo para incumplir los fallos lingüísticos

Tras meses de caldeada polémica, Catataluña materializó este lunes, primer día de curso escolar, su desacato a la nueva ley educativa. De espaldas a la Lomce, con la comunidad educativa en pie de guerra por los déficits estructurales en plantillas y centros, y con mucha «incertidumbre» y «preocupación» entre el profesorado, así se inauguró el primer día de clases.

Coincidiendo con la apertura oficial de las aulas, la consejera Irene Rigau afirmó sin titubeos en una entrevista televisiva que este curso Cataluña cumplirá la Lomce «esquivándola». Consuelo Santos y Marcos Sánchez dos de los diez padres a los que la justicia ampara para que sus hijos reciban el 25% de las clases en castellano, y con los que supuestamente pactó una salida la consejería, dan fe de ello. ABC contactó con ellos para saber qué encontraron sus hijos en las aulas. La respuesta fue la misma: «Nada nuevo».

Según avanzó la Generalitat en un comunicado el pasado viernes, el colegio donde cursa primero de ESO la hija de Santos, las Escuelas Pías de Sabadell, impartirá este curso Matemáticas en castellano. Sin embargo, a la alumna afectada no se le comunicó nada. Ella y su madre se enteraron este fin de semana por la llamada de este periódico. Tampoco hubo cambios en el estreno de curso del hijo de Marcos Sánchez. El colegio de su hijo, Sant Bonaventura-Franciscans de Vilanova i la Geltrú, cambiará, según Enseñanza, este curso su Plan Lingüístico para cumplir el 25% de castellano. «No sabemos nada del plan, ni el porcentaje de castellano que incluirá. Lo más gracioso es que todos los libros que tiene mi hijo para este curso, excepto Lengua y Literatura Castellana e Inglés, son en catalán», afirma el denunciante. «¿Qué quiere decir eso? ¿Darán la clase en castellano pero con el libro en catalán?», se pregunta.
Otro diez casos en curso

Son sólo dos de los casos, de los diez que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dictado auto que obliga al Govern a cumplir con el 25% en castellano. Según Convivencia Cívica Catalana (CCC), la entidad que ampara legalmente a los padres, hay otras diez denuncias en proceso que podrían tener una resolución inminente. La Generalitat solo reconoce que hay seis. El vicesecretario de Acción Política del PP catalán y portavoz en el Parlament, Enric Millo, acusó a Rigau de «atentar contra la democracia» por empezar el curso este lunes sin acatar la Lomce.

Tras casi tres meses de vacaciones, 812.066 alumnos y 64.777 profesores estrenaron ayer un curso que se augura movido y con récord de barracones. Las clases comenzaron entre protestas y malestar docente por el empeoramiento de las condiciones laborales. Los sindicatos acusaron a Rigau de utilizar a los directores como escudo para materializar su incumplimiento de los fallos lingüísticos. Los sindicatos de docentes USTEC, CC.OO., Aspepc y UGT de Cataluña consideran que el departamento da«respuestas ambiguas que dejan en la indefensión» a los directores afectados por las sentencias que obligan a aplicar un 25 % de lengua castellana. «A la consejera será difícil que la multen o la lleven a prisión» por incumplir la ley pero a un director de escuela sí», denunciaron.

La exnovia del hijo de Pujol se siente "muy traicionada" por el PP
Victoria Álvarez dice que esperaba más apoyo del jefe de gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas, y de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho
agencias El Correo 16 Septiembre 2014

La expareja de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, ha afirmado que se siente "muy traicionada" por el PP. Álvarez ha explicado en una entrevista a Antena 3 que tanto el jefe de gabinete de la Presidencia del Gobierno, Jorge Moragas -amigo personal- como la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, la dejaron sola "en el momento en que se complicó la cosa". "Esperaba al menos de quien me había metido en conversaciones y grabaciones un poquito de apoyo", ha apostillado.

Álvarez se refería así a su almuerzo en julio de 2010 con Alicia Sánchez-Camacho, que fue grabado por una agencia de detectives. Según ha dicho, cuando ésto se supo ella pensó que a quien grababan era a Sánchez-Camacho y que habían tenido "la suerte" de dar con esa conversación.

Álvarez ha denunciado que "todo está bastante instrumentalizado", incluso el hecho de que su cruce de SMS con Jorge Moragas se publicase "después de la Diada". Según ha dicho, esos SMS formaban parte de la documentación que ella remitió a la Oficina Antifraude de Catalunya y que después, según le dijeron, estuvo "rodando por las mesas de CiU". Luego ha añadido que ella también tenía copia de ellos y que sufrió un robo en su casa.

En todo caso, ha dejado claro que ella no ve ningún problema en el contenido de los SMS que le envió Moragas, sólo tal vez un problema "mediático", porque son personas "de confianza" desde hace años. Eso sí, ha reconocido que la frase "si lo cuentas todo salvarás a España" fue "desafortunada" viniendo del jefe de gabinete del presidente del Gobierno. "Como si fuera Juana de Arco", ha ironizado, apuntando que salvar a España es más bien labor del gobierno, no suya.

Álvarez ha insistido en que ella está actuando por su cuenta y en que no la ha "comprado" nadie, y ha relatado que desde que denunció haber visto a Pujol Ferrusola traer dinero de Andorra le han llegado nuevas informaciones de gente que teme que salgan sus nombres. "Me voy a convertir en la Oficina Antifraude de Cataluña, pero en la de verdad", ha bromeado.

La exnovia de Pujol Ferrusola ha insistido en que también la mujer de Jordi Pujol, Marta Ferrusola, tenía un papel en los negocios familiares y que tanto ella como su hijo mayor entraban en el Instituto Catalán del Suelo "como Pedro por su casa" a firmar documentos. También ha opinado que "no es casualidad" que Pujol Ferrusola, el padre de Artur Mas y Felix Millet, que confesó haber desviado fondos del Palau de la Música, compartieran el mismo banquero en Madrid.

"Jordi está acojonado de que hable"
Varios de los mensajes que se intercambiaron Victoria Álvarez, exnovia del hijo del expresidente de la Generalitat y Jorge Moragas, director del Gabinete de Rajoy.Varios de los mensajes que se intercambiaron Victoria Álvarez, exnovia del hijo del expresidente de la Generalitat y Jorge Moragas, director del Gabinete de Rajoy.
Recortes de Prensa   Página Inicial