AGLI Recortes de Prensa    Martes  7  Octubre  2014

La pérdida de la inocencia política
Vicente Baquero www.gaceta.es 7 Octubre 2014

Hay cuestiones que no por asumidas son menos decepcionantes. Hay momentos en que al cansancio del despropósito se une el agravio de la desfachatez. Estas últimas semanas, han puesto a prueba el ánimo de los españoles y su confianza en el sistema que tan triunfalmente nos hemos dado en medio de grandes celebraciones. Estamos descubriendo que “el rey está desnudo” y no solo en sentido metafórico…El tema catalán, ya resulta agotador para una mayoría de ciudadanos que no acaban de entender que en medio de una crisis estructural, estemos perdiendo el tiempo en discutir el articulado de leyes cuando la casa está ardiendo por los cuatro costados, cuando un gobierno se envuelve en una legalidad literal frente a un grupo de románticos y sinvergüenzas, que se envuelven en la bandera para encubrir sus expolios. Los unos inventando historia y los otros pretendiendo que alguien que no respeta la ley la tiene que cumplir. Entretanto la desintegración del estado continúa, más de una ley no se aplica en Cataluña y todavía no les ha pasado nada. La pasividad manifiesta: ¿Por qué iba a ser diferente ahora? Las leyes hay que respetarlas y cumplirlas no jugar con ellas según convenga, cuando se rompen las reglas del juego hay que asumirlo y cambiar de baraja que es lo que están haciendo los nacionalistas. La postura místico-legal pasiva del actual gobierno es solo comparable a la irresponsabilidad del anterior y a la ingenuidad de los “fundadores del sistema”. Las consecuencias de una ruptura con Cataluña pueden ser letales para toda España, no se puede hablar de una separación amistosa, los cierres de empresas y la emigración interna sería dramática. Cualquier sombra de recuperación se vería sumergida por un conflicto de consecuencias impredecibles. Razones todas ellas lo suficientemente graves como para declarar una situación de emergencia nacional y adoptar las medidas necesarias.

A este panorama se ha añadido el descubrimiento por parte de la auditoría interna de Bankia, no de los organismos controladores, el asunto de las “tarjetas fantasma”, que presumiblemente fuese una práctica común en muchas cajas de ahorros. Es una palpable manifestación del grado de corrupción a que ha llegado el sistema, al que se suman tantos otros desde tiempos de Felipe Gonzalez hasta Aznar, Zapatero, Pujol, pues es la “prueba del algodón” de que existe un acuerdo básico entre todas las llamadas fuerzas vivas del sistema: partidos, sindicatos, patronal, organismos de control y pone de manifiesto tristemente el nivel ético de nuestras clases dirigentes y de nuestros mismos ciudadanos. El pueblo, la gente, la masa, los ciudadanos que tienen que vivir, intentarán explotar el sistema lo más posible hasta que quiebre, llega entonces un momento en que no pueden más y deciden poner su destino en manos de salvadores mesiánicos, en el peor de los casos, o simples dictadores tecnocráticos en el más optimista. A esta situación puede llegarse con violencia o incluso sin ella, pero desde luego con un tremendo perjuicio colectivo. Hay que tomar medidas duras y con urgencia para acallar la ira de los ciudadanos y erradicar el derroche de un sistema que fagocita a sus administrados en beneficio de sí mismo.

Separatista a la puerta
Antonio Pérez Henares Periodista Digital  7 Octubre 2014

Tienen la administración, la tele y la calle. Ahora quieren, además, irrumpir en las casas, penetrar en la intimidad del hogar y allí interrogar, marcar y señalar.

El secesionismo no tolera que nadie ni nada escape, ni siquiera tenga refugio a su propaganda obsesiva e intimidatoria ni siquiera en el lugar donde pudiera sentirse a salva no ya de ella sino de la vigilancia, del señalamiento, de la coacción. Porque el que te llamen al timbre y anoten tu reacción, te marquen con una cruz de “desafecto” o tengas que fingir el serlo no es propio de democracia alguna, es síntoma y símbolo de dictadura. Suena porque, en su esencia es, a esos Comités Revolucionarios de los barrios de La Habana prestos a escuchar, espiar y denunciar a todo aquel que no comulgue con el régimen; suena, porque es, a marcar con la “estrella” a los “españoles” como se marcaba a los judios, suena, porque es, a violencia soterrada y ejercida con ínfulas de matón que se pavonea y exhibe impúdicamente su dominio sobre quienes osen discrepar de él.

El separatismo- ya vale de eufemismos y memeces edulcoradas- lleva lustros y ahora ya alcanza su paroxismo en el asalto a los cerebros y a las gentes desde el parvulario hasta la senectud, desde la historia hasta la meteorología. Domina, sin apenas permitir replica ninguna, la casi totalidad del escenario publico y desde luego los medios de comunicación, la televisión ante todo, reciclados, tras la sumisión y muerte del periodismo y su conversión y la de muchos periodistas en activistas, propagandistas y agitadores entusiastas de la causa, en el mejor vehiculo de de trasmisión de consignas, de manipulación de masas y de adoctrinamiento masivo.
Por todos esos lugares que son todos los públicos campan a sus absolutas anchas, no solo ejerciendo a su total antojo sus derechos sino vulnerando los de los demás. Y ahora, un paso más, han decidido que en su acción tienen también derecho a asaltar, a violentar, a vulnerar con total impunidad la privacidad de quienes se les resisten. Que los “traidores” no tienen derecho ni a la intimidad.

La intimidación el acoso y hasta la agresión a los no separatistas es en Cataluña otra de esas “normalidades” que la imposición habitual y sistemática acaban por hacer que lo anormal, liberticida y antidemocrático acabe por ser considerado no solo aceptable si no, lo que hay que hacer. Así el insulto, la coacción en las más variadas formas y hasta la agresión como han sufrido personas de los diferentes partidos defensores de la Constitución, sean PP, UPyD, Cs- el PSC todavía no sabe/no contesta- no tiene ni siquiera derecho a queja. Ni aunque sea a la puerta del colegio donde como madre acude Alicia Sánchez Camacho con su hijo para encontrarse con el insulto y el acoso, como sucedió ayer y se reitera como una forma de violencia que se escuda en que no hay, todavía, golpe de por medio.

Pero de eso hasta ahora quedaba al menos el refugio de lo privado, de la propia casa, de tu última intimidad. Pues no. Desde ya no. El separatismo está en la puerta. Y si no le dejas entrar quedarás marcado. No llevan camisas pardas, ni brazaletes con cruces. Es más, te llamaran “fascista” a ti si no les abres. Como se lo han gritado a quienes impedían hablar. Pero es el fascismo lo que está en ellos y lo que asoma por detrás de la estelada cuando tocan al timbre de tu hogar

Desafío secesionista
La voluntaria y contagiosa ceguera de Rajoy
Guillermo Dupuy Libertad Digital 7 Octubre 2014

Parece ser que el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce, está tan dispuesto a no contemplar ni querer contemplar un escenario distinto en Cataluña al del cumplimiento de la ley como el propio presidente del Gobierno. Buena prueba de ello es que, a pesar de la clamorosa desobediencia al Tribunal Constitucional que constituyó la creación el pasado jueves de la Junta Electoral del 9-N, Torres Dulce ha asegurado este lunes que sólo actuará en caso de que "algún delito se consume".

Parece lógico que, puesto que la providencia del Constitucional suspendía no sólo la celebración de la consulta secesionista propiamente dicha sino "todos los actos procedentes o que conlleven" el desarrollo de la misma, la creación de la referida junta electoral ya suponga un delito de desobediencia y prevaricación. El caso, sin embargo, es que tampoco la Abogacía del Estado se ha atrevido a contemplar lo que Rajoy sigue sin querer contemplar y se ha limitado a justificar la impugnación del decreto de creación de la Comisión de Control de la Ley de Consultas en un "incidente de ejecución" que no supone denuncia de delito alguno.

No faltarán leguleyos que arropen y justifiquen semejante actitud con los ropajes de la "prudencia" y del "rigor jurídico" sin decirnos con qué "prudencia"y "rigor jurídico" se justifica que ni la Fiscalía ni la Abogacía del Estado hayan movido un dedo ante la muy consumada desobediencia de la Generalidad respecto de las sentencias contrarias a la inmersión lingüística.

Cataluña
La voz del pueblo catalán y de su amo
Cristina Losada Libertad Digital 7 Octubre 2014

Es significativo. Cuando Artur Mas habla del proceso independentista siempre se refiere al "pueblo catalán" y a la "voluntad del pueblo", pero nunca a los ciudadanos. Su vocabulario no incluye tampoco "los ciudadanos de Cataluña", la célebre e inteligente expresión de Tarradellas. Cualquiera que haga un repaso a sus declaraciones sobre el proceso podrá comprobarlo. La elección de tales términos no es sólo significativa: es la propia y natural del nacionalismo excluyente que, al igual que otras variantes del populismo, se infiltra en el vocabulario democrático y lo pervierte. El nombre del pueblo sirve para encubrir el radical ataque al concepto de ciudadanía en el que se asienta la nación democrática.

El pueblo del nacionalismo excluyente, como el de cualquier otro populismo, es un pueblo en marcha, un pueblo movilizado, con todo lo uniforme que evoca el término, y un pueblo que literalmente marcha por las calles. Las manifestaciones pro-independencia de los últimos años son el sustento del compromiso de convocar la consulta (otro término encubridor) sobre la independencia. Mas, así lo ha repetido muchas veces, recoge el clamor de las multitudes, que hace sinónimo de pueblo. En realidad, para Mas y su partido el pueblo catalán ya ha hablado, y únicamente se trata de que el Estado español lo reconozca de una vez por todas. La voluntad del pueblo, peroran, está por encima de las leyes.

Es posible que Mas y los suyos pensaran que la movilización, en un contexto de aguda crisis española y europea, cuando España parecía a punto de ser intervenida y el euro en un tris de romperse, bastaría para dar a su voluntad rupturista el impulso suficiente para realizarla. Porque la voluntad estaba ahí. Cuando Mas fue a ver a Rajoy con lo del pacto fiscal, sabía que era una propuesta que el Gobierno tenía que rechazar. Era pretexto. No le han hecho nunca ascos los nacionalistas al privilegio fiscal ni de ningún otro tipo, pero siempre con la vista puesta en algo mucho más potente: el poder. El poder absoluto, sin restricción alguna, sobre el territorio que consideran suyo. Tan suyo, piensan, como ese pueblo en cuyo nombre se lanzan a conquistarlo.

Aunque a plazos, va llegando la hora de la verdad. En esta hora resulta que el denominado frente soberanista está dividido y confuso. Los de Esquerra se preguntan airados si Mas le ha puesto ya fecha de caducidad al yogur. Durán Lleida da a los afiliados de Unió una libertad de voto graciosísima, porque podrán votar lo que quieran en una consulta que el propio Durán cree que no va a celebrarse. Y lo más interesante: pese a todos los llamamientos expresos o soterrados a la desobediencia, la mayoría de los catalanes está por acatar la suspensión de la consulta dictada por el TC, según una encuesta de Metrocospia publicada el domingo en El País.

Una cosa es desear que se celebre una consulta y otra apuntarse al enfrentamiento abierto. Sólo un 23 por ciento de los encuestados están por echarse al monte. Es decir, por ignorar el dictamen del TC y celebrar el referéndum. Aun a pesar de la gota malaya aplicada a la disidencia, que es tradición de décadas, el ciudadano catalán todavía no ha desaparecido subsumido en ese pueblo movilizado que, ¡oh, sorpresa!, es la voz de aquellos que quieren ser sus amos.
- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/opinion/cristina-losada/la-voz-del-pueblo-catalan-y-de-su-amo-73654/

Catorce sabios catalanes
Manuel Molares do Val Periodista Digital 7 Octubre 2014

Casi toda expresión pública nacida últimamente en Cataluña está producida por los independentistas manejados a través de su apóstol Artur Mas por ese retrato vivo del Ecce Homo restaurado de Borja que es Oriol Junqueras.

Pero hay catalanes que no son obtusos. Cataluña tiene numerosísimos sabios a los que rara conseguimos oír por el patriotero ruido ambiental, catorce de los cuales acaban de publicar un libro que debería de ser de cabecera para toda persona interesada en el debate independentista.

“Cataluña. El mito de la secesión” (Ed. Almuzara) presenta en 300 páginas doce análisis sobre la sociedad catalana que demuestran que la separación es el suicidio de Cataluña y una grave herida para el resto de España.

Tome usted de Cataluña a sus más respetables e independientes –no pagados por intereses políticos-- economistas, escritores, catedráticos, lingüistas, historiadores y sociólogos, cuya obra publicada formaría una biblioteca de quizás dos centenares de libros, y obtendrá a esos catorce sabios que explican la locura que se ha apoderado de una parte visible de los catalanes.

Una histeria colectiva que sigue un sueño mezcla ingenuidad y religiosidad patriotera algo yihadista, manipulada por el egoísmo, la mala fe y la ignorancia de las dirigencias políticas.

Piense usted, por ejemplo, en el filósofo y catedrático Manuel Cruz, autor de cerca de treinta libros, algunos de consulta obligada sobre la modernidad filosófica, que además de hacer su materia atractiva, abre nuevos campos al pensamiento.

O en las filólogas Mercè Villarrubias y Sonia Sierra, o en el profesor Félix Ovejero, autor de libros importantísimos sobre economía y sociedad.

Y así, todos esos notables catalanes que viven y trabajan en su tierra y que se han unido para crear un libro fundamental para conocer a su mejor gente.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

APUNTES DE ECONOMÍA POLÍTICA
El 'arriolismo' está destruyendo al PP y rematando a España
Lucio A. Muñoz www.gaceta.es 7 Octubre 2014

La estrategia político-ideológica del actual PP, ideada por Arriola y fundamentada en gobernar España a golpe de cálculos electorales, está destruyendo al PP y rematando económica, política, judicial, ética y socialmente a España.

El “arriolismo” consiste básicamente en atraer electoralmente y, en consecuencia, intentar aglutinar en la base electoral del PP a los potenciales votantes de la izquierda moderada y descontenta con la deriva del socialismo en España. A los ciudadanos que tradicional y fielmente han votado al PP, pertenecientes al centro-derecha. A los conservadores de derechas. A los liberales temerosos del socialismo. Etc.

Esta malvada e inmoral estrategia se ha convertido en un complicadísimo puzzle político-económico a nivel gerencial, en el que colocar adecuadamente las piezas cada vez es más difícil. Y, por supuesto, la misma ha retratado éticamente al ideólogo que la diseñó e, igualmente, a los actuales dirigentes del partido en el Gobierno, que se han encargado de ejecutarla a la perfección.

Sin duda, las promesas electorales realizadas antes de las últimas elecciones generales por el anti líder Rajoy, que posteriormente se han incumplido, han constituido la esencia del éxito de la citada estrategia made in Arriola. Y también la demostración de que el arriolismo está basado en la falsedad.

El resultado final no es otro que el hartazgo del que son víctimas actualmente todos los segmentos de votantes a los que sedujo el PP el 20-N-2011.

Porque el PP ha gobernado durante estos casi tres primeros años de legislatura persiguiendo el prioritario objetivo de mantener intacto el modelo de Estado actual y, de este modo, seguir generando bienestar y riqueza para la casta político-sindical y la élite financiera. A tal efecto, complementariamente y para ocultar la corrupción, el Gobierno ha blindado judicialmente a estos colectivos mediante la politización del CGPJ.

En segundo lugar, el foco de la gestión gubernamental se ha centrado en procurar que las multinacionales eléctricas, gasísticas, petroleras, etc., consigan beneficios extra, vía intercambio de favores. La contrapartida de todo ello es el empobrecimiento masivo de los ciudadanos.

Por último, las políticas del Gobierno han intentado, traicionando a la mayoría de sus votantes tradicionales, contentar ideológica y socialmente a la izquierda española.

Evidentemente, esta legislatura está sirviendo para que el Gobierno del PP sostenga un sistema parasitario y clientelar, concebido para expoliar a las familias, a las pymes y a los autónomos en favor del enriquecimiento de una casta político-sindical depravada. Este injusto e insolidario modelo fue creado por el PSOE de Felipe González en 1982. Llegó a su máximo esplendor con Zapatero. Y Rajoy & Arriola le han puesto la guinda.

¿En función de la calculadora electoral del gurú Arriola, cuántos votos ganará el PP en las próximas elecciones en virtud de la actitud tancredista mantenida por el Gobierno ante la deriva secesionista en Cataluña? ¿La retirada de la reforma del aborto? ¿La protección brindada a los políticos que han arruinado las antiguas cajas de ahorros? ¿La excarcelación de etarras, asesinos y violadores? ¿La subida de impuestos más alta de la historia de nuestra pseudo democracia? ¿La ayuda para salvar al Grupo Prisa de una quiebra segura? Etc.

Los irreales e ilusos PGE - 2015, argumentados en base a un deseado crecimiento del PIB, una esperada reducción del déficit y una supuesta recuperación del consumo, empobrecerán más aún a los parados y a los desfavorecidos del sistema. Y por el contrario, los partidos políticos saldrán, una vez más, favorecidos económicamente.

La ninguneada sociedad civil debe resurgir e imponerse a la casta al objeto de sustituir nuestra corrupta partitocracia actual, prostituida por zapateros y arriolas, por una verdadera democracia.

Historia
Catalanismo, nazismo y fascismo
Jorge Vilches Libertad Digital 7 Octubre 2014

Los historiadores ultracatalanistas han tratado de ocultar los vínculos del nacionalismo catalán con el fascismo en el primer tercio del siglo XX. Sin embargo, existieron en algunos grupos, y de forma señalada entre 1931 y 1936.

La gran mayoría del catalanismo interpretó la de 1914 como una "guerra de les nacions" –en palabras de Rovira i Virgili–; una cruzada para liberar a las pequeñas naciones y reconocer el derecho de autodeterminación. Era el principio de las nacionalidades en su máxima expresión. La Lliga de Cambó, a través de Joan Estelrich y su organización Expansió Catalana, buscó la relación con los nacionalistas alemanes contrarios a la República de Weimar. No obstante, el modelo, en gran parte, fue el fascista italiano. Cambó publicó Entorn del feixisme italià en 1924 y Les dictadures en 1929. En ambos consideraba el fascismo como un modelo del que se podían sacar lecciones para salir de la crisis política: un Ejecutivo fuerte y un partido-movimiento nacional.

Fue Esquerra Republicana de Catalunya la que plasmó la idea del partido único. Nació en marzo de 1931 como federación de grupos dispares, desde los separatistas de Estat Català a federalistas y autonomistas. La victoria electoral de ERC en abril de 1931 permitió a Macià proclamar la "República Catalana en la Federación Ibérica". Sin embargo, los catalanistas habían estado en el Pacto de San Sebastián en 1930, por lo que se sintieron comprometidos con el nuevo régimen. Pasados tres días, Macià retiraba la República catalana a cambio de un estatuto de autogobierno.

La movilización para el Estatut fue enorme, tanto popular como institucionalmente hablando, y culminó con el referéndum de aprobación de agosto de 1931. La exaltación política llegó a puntos muy actuales: el debate en las Cortes y el recorte del Estatut se vieron en Cataluña como un ataque a su identidad y voluntad.

Se alimentó así al catalanismo exagerado, donde Macià parecía un españolista que no había sostenido la República catalana. Aparecieron Nosaltres Sols! y el Partit Nacionalista Catalá (PNC), influidos por el modelo nacionalista puro de táctica insurreccional del irlandés Sinn Féin ("Nosotros solos"). En este ambiente surgieron las Joventuts d’Esquerra Republicana-Estat Català, las Jerec, dirigidas por Josep Dencàs y Miquel Badia.

Las Jerec, los escamots, asumieron una parafernalia y una simbología fascistas. Encuadraban a hombres y mujeres de manera militar, uniformados con una camisa verde oliva, y los hacían patrullar y desfilar. Los escamots, disciplinados y jerarquizados, organizaban peleas, muchas veces armados con fusiles y pistolas, contra los anarquistas de la CNT y la FAI, a los que consideraban un "exèrcit d’ocupació", en palabras de Battestini, diputado de Esquerra en Madrid. Y es que buena parte del anarquismo en Cataluña estaba compuesto por inmigrantes.

Las Juventudes de Esquerra, como si fueran las SA nazis, asaltaron la redacción del diario satírico Be Negre, que los criticaba, detenían a los anarquistas portando placas policiales –Badía dirigía la Comisaría de Orden Público– y actuaron de esquiroles en la huelga de tranvías. Las Jerec tenían un discurso nacionalista y populista apoyado en un sentido organicista de la democracia al estilo corporativo italiano y la dialéctica de la violencia.

El dirigente nazi K. Corff visitó Barcelona en 1932 para hacer propaganda. Fue entrevistado por La Nació Catalana, órgano del PNC, y declaró que el partido nazi conocía que los catalanes eran racialmente diferentes a los españoles. Desde entonces hubo contactos de Nosaltres Sols! y el PNC con los nazis, y se defendió un pancatalanismo muy influido por los movimientos ultranacionalistas alemanes y enmarcado en una Confederació Occitana. Llegaron a decir que interesaba una guerra entre Francia y Alemania para que España se alineara con la primera y ellos con la segunda para conseguir así la independencia. Esa era, decían, "l’esperança d’una Catalunya lliure".

Nosaltres Sols! hablaba de la superioridad racial de los catalanes sobre los "africanos" españoles al modo científico que usaban los nazis: por no haberse contaminado con otras razas. En consecuencia, la inmigración española en Cataluña suponía un contagio del carácter "gandul y pro-africá espanyol". En realidad, se trataba de una adaptación de las teorías raciales del nacionalista Rossell i Vilar, que expuso en su libro La raça, de 1930.

En 1934 Companys se sumó a la deriva revolucionaria de socialistas y republicanos de izquierdas y quedó en manos de los separatistas de Esquerra. Nombró consejero de Gobernación a Dencàs, que se dedicó a preparar la insurrección. El 6 de octubre Dencàs anunció por radio que la Generalitat militarizaba Cataluña para prevenirse contra la FAI. A las dos de la tarde las fuerzas de Dencàs tomaron Barcelona, recorrieron los centros de trabajo llamando a la huelga y montaron ametralladoras y barricadas en las calles. Companys, mediando entre sus consejeros independistas y socialistas, proclamó a las 8 de la tarde el "Estat catalá en la República federal espanyola". Media hora después, Batet, capitán general de Cataluña, declaró el estado de guerra y cercó la Generalitat, donde tuvieron lugar los enfrentamientos armados. A las 6 y media capitularon Companys y sus consejeros, todos menos Dencàs, que huyó por las alcantarillas.

El grueso del nacionalismo catalán se decantó entonces por estrechar la alianza con el republicanismo de izquierdas y el socialismo, a quienes unía el enemigo común -la derecha- y la esperanza de recuperar el Estatut, suspendido en enero de 1935. Solo el grupo de Dencàs, vuelto del exilio, y su Estat Catalá, con Nosoltres Sols! y el PNC intentaron mantener el vínculo con un régimen nazi que, a la postre, les ignoró.

La soberbia del PP por fin le cuesta votos
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 7 Octubre 2014

No hay en España electorado más despreciado y castigado por la casta política que el del PP. Todos los demás partidos ofrecen algo a sus votantes: banderita, paguita, embajadita, televisioncita... Siquiera el sentimiento de estar realizando el programa que votaron y cambiando España. Salvo el PP, que dsu fundación se niega a llamarse de derechas. Pero parece que eso se ha acabado.

La soberbia de los abogados del Estado, los tecnócratas, los niños de papá y los apparatchiks de las juventudes que controlan el partido es tan grande que les ciega.

El País, periódico salvado de la quiebra por el PP, publicó el pasado domingo una encuesta que mostraba la caída en intención de voto justo después de la retirada del proyecto de ley de reforma del aborto.

El apoyo al PP se hunde por la desmovilización de su electorado

Me imagino que en La Moncloa se quedarían pasmados: "¿Pero cómo nos hace esto El País cuando le hemos obedecido y retirado la ley?, ¿pero cómo nos abandonan los imbéciles de nuestros votantes?".

No se dan cuenta de que sus votantes estaban deseando tener una excusa para seguir votándoles, que les tendiesen un dedo para agarrarse a él...

Desde que se formó el Gobierno de Rajoy éste

-Ha subido los impuestos.
-Ha condecorado a Zapatero y a todos sus ministros.
-Ha puesto en la calle al terrorista Bolinaga y a otros etarras.
-No ha reaccionado frente al plan separatista de Artur Mas. Se ha limitado a mandarle abogados del Estado.
-Ha mantenido la Ley de Memoria Histórica y todas las demás leyes de ingeniería social de Zapatero.
-No ha introducido la custodia compartida de los hijos en los procesos de separación y divorcio.
-No ha asegurado la enseñanza en lengua castellana en Galicia, Valencia o Cataluña.
-Sigue difundiendo el mantra del calentamiento global.
-Ha aumentado el gasto público.
-No ha reducido el inoperante Estado que tenemos.
-No ha fomentado la natalidad ni la maternidad.
-No ha reducido el paro.
-Ha mantenido a los corruptos, como Ana Mato.
-No ha perseguido a los ladrones de las cajas de ahorros. Las denuncias las han presentado otros partidos y particulares.
-Ha carecido de todo liderazgo de la opinión pública y ha sido incapaz de ilusionar o siquiera animar a los españoles.

El registrador, la abogada del Estado y el sociólogo han pensado que, a cambio de pasar por progres, pueden seguir pateando a sus votantes porque éstos han demostrado que lo aguantan todo. Precisamente, porque lo aguantan todo había que haberles dado algo, siquiera una palmada.

De la misma manera que el PSOE se suicidió entregándose al bobo solemne de Zapatero, aprobando su gueracivilismo, su buenismo, su sectarismo y su antiespañolismo, el PP lo ha hecho ahora. Y me alegro por ello.

CODA: Excelente artículo de Francico José Contreras: Adiós al mal menor.

El bucle sentimental
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 7 Octubre 2014

Decíamos en mis anteriores artículos que la política en España se ha construido en una lucha permanente entre la razón y la emoción, en la que ha primado el sentimiento sobre el sentido común a lo largo de la historia.

¿Por qué en Francia, teniendo las mismas idiosincrasias, diferentes variedades lingüísticas romances, no han prevalecido, sino que, al contrario, han muerto ante la apisonadora del francés actualmente vigente; y todas las diversidades regionales han sido absorbidas por un centralismo político y administrativo que ha ahogado cualquier posibilidad al nacionalismo secesionista? ¿Qué tenemos los españoles de diferente posibilitando la surgencia de los disparates que ahora nos embargan mientras que los verdaderos problemas son relegados, y apenas se habla de ellos? ¿Qué es lo que impide que la política concierna a los derechos de los ciudadanos, a sus necesidades y urgencias, mientras que nos enfrascamos en patochadas pueblerinas sin sentido en un ir y venir sin fin sobre la esencia y existencia de falsas naciones, con la persistente dialéctica sostenida sobre falsificaciones y mitos?

Mientras que en Francia hubo una revolución liberal, que terminó –eso sí, con violencia- con el Antiguo Régimen en el que la monarquía, junto con una Iglesia confundida con el Estado, detentaba la soberanía, en España la prevalencia del Antiguo Régimen del “Dios, patria y rey” pugnaba imponiéndose sobre un liberalismo débil, impidiendo la formación de un Estado unitario liberal fuerte. La caída de las colonias en un entorno de colonialismo de las grandes potencias imperialistas culminó con la derrota en la guerra de Cuba ante unos EE.UU astutos, perdiendo también las Filipinas. Una identidad nacional débil de España mientras se iban fortaleciendo las de nuestros vecinos europeos provocó la defección de los ciudadanos, mientras que el poder e influencia de la Iglesia y del carlismo sociológico afincado en una idea arcaica del Dios, Patria y Rey medieval impedía el arraigo del concepto de nación, o más bien de Estado-nación en el que la soberanía recayera sobre el pueblo. Y cuando parecía que, por fin, se recogía el legado de la Constitución de 1812, con la II República, en lugar de centrarse en afianzar la democracia y dar a la ciudadanía el poder político, unos títeres bolcheviques se cargaron el Estado de Derecho propugnando una revolución leninista y unos nacionalistas cuyo objetivo era derrumbar la Nación y destruirla confluyeron en el síndrome de Tánatos, en la autodestrucción, provocando el enfrentamiento civil que nos llevó a la Guerra del 36.

Nunca hubo en España un verdadero proyecto nacional, una idea de Estado unitario de carácter liberal, y cuando Franco impuso lo de “una, grande y libre” desprestigió la idea de la nación de los ciudadanos, la nación protectora de los derechos y libertades, la nación histórica; la Nación más vieja de Europa pero la más débil por carecer sus ciudadanos de un concepto unitario y solidario para defenderla como hogar común de protección colectiva de los intereses ciudadanos. El concepto patriótico se adulteró con imágenes lamentables de asonadas militares y de sonsonetes ridiculizantes. Mientras que en Francia el universo de los ciudadanos varones tenía la obligación de defender a la patria, en España la burguesía podía comprar la exención del servicio militar para sus pupilos mientras que iban al matadero los hijos de los proletarios. Eso, junto con una imagen de deterioro progresivo de lo que quedaba del imperio de los Austrias que culminó con el 98 en el desastre de Cuba, y más tarde con el de Annual, llevó al surgimiento y fortalecimiento de movimientos etno-racistas que basados en el hecho diferencial de la lengua propugnaban la secesión de determinados territorios históricamente unificados en una España plural y diversa, pero unitaria.

En todo este fregado, desde los años veinte del siglo pasado, tuvieron parte determinante los procesos de formación del espíritu nacionalista con el componente educativo en primer plano y el adoctrinamiento como elemento caracterizador, sustituyendo la Religión del nacional-catolicismo por la religión separatista, y mitificando los elementos configuradores de ese espíritu nacionalista identitario.

Leo en “Libertad Digital” que en Navarra el nacionalismo abertzale está trabajando con ahínco para falsificar la historia e introducir conceptos propios del etnocentrismo nacionalista. Veamos: “En ellos, ha señalado el Ejecutivo, se sitúa a Navarra en el contexto de "un territorio que no le corresponde" o se utiliza la bandera del País Vasco sin contexto que lo justifique. Una vez detectados estos ‘incumplimientos’, la Inspección del Departamento de Educación comprobará los centros que están utilizando estos textos para, en su caso, ordenar su corrección o retirada. ‘Son contenidos de lengua vasca y donde se va a supervisar es en los centros que imparten esos modelos’, ha precisado el consejero.

Iribas ha explicado que ‘el Gobierno de Navarra tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley’ y ‘no es asumible y es totalmente rechazable que por parte de algunos se haga un planteamiento que se está distribuyendo desde la izquierda abertzale y sus sindicatos a los centros educativos, con lo que viene a denominarse 'Gure guida' (Nuestra guía) para hacer frente a la LOMCE’. ‘Esto no es consentible’, ha afirmado.

Tras defender que en Navarra se imparte el currículo de la Comunidad foral, el consejero ha criticado que ‘la izquierda abertzale hace uso de nuestros centros educativos para hacer manipulación política y adoctrinamiento’. ‘Y nosotros no lo vamos a permitir’, ha añadido, para indicar que es ‘preocupante’ que ‘un sólo libro pueda llevar a confusión a los alumnos’.” Es justo felicitar al Gobierno navarro por impedirlo.

Eso no sucedió en la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Veamos algunas perlas del socializador por antonomasia “Ikasle Abertzaleak”, organización componente del Movimiento “K.A.S”, que como todo el mundo sabe fue imputado por ser parte del complejo terrorista de ETA:

(Documento del Congreso celebrado en diciembre de 1999)
“Aun más, tiene la necesidad de encaminar los cambios desde la raíz. De hecho la actual enseñanza puede condicionar e hipotecar el futuro del alumnado vasco y en general de toda Euskal Herria, y eso no podemos aceptarlo de ninguna manera. Menos aun, cuando está en marcha el proceso de construcción nacional de Euskal Herria. Tenemos que construir Euskal Herria desde la enseñanza, esto es, como aportación de los estudiantes tenemos que construir una escuela nacional vasca para Euskal Herria” (El subrayado en mío)

Otro: “La enseñanza tiene la obligación de euskaldunizar a las nuevas generaciones de Euskal Herria, teniendo que ser tanto los estudios como el funcionamiento netamente vascos, siempre euskera de calidad, claro.”

Más: “Debemos hacer la apuesta por elaborar el curriculum vasco (esto es, el conjunto de contenidos y materiales vascos) en colegios y facultades, haciendo frente para ello a los contenidos castellano y francés. Dentro de esta lucha tenemos que hacer distintas apuestas: imponiendo libros de texto vascos en vez de libros de texto españoles y franceses, recuperando las asignaturas vascas por encima de las asignaturas castellanas y francesas… Tenemos que recuperar los verdaderos colegios vascos, sustituyendo los contenidos, asignaturas, libros de texto o mapas que se dan en castellano y francés, por los que se refieren a Euskal Herria”. “El rebelarse estriba en golpear contra las características, los símbolos o imágenes de la enseñanza extranjera: la rotura de los mapas transformados, quitar las notas internas castellanizadas, llenar los libros de texto españoles y franceses de frases a favor del curriculum vasco. Si dejamos bien instalada la rebelión, es un instrumento inigualable para que surja entre los estudiantes la reflexión y el debate”.

Y así sucesivamente.

Habrá quien diga… “pero bueno… eso es propio de jóvenes imberbes, de cachorros batasunos…” Sin embargo, no es cierto. Esa política es la llevada a cabo a machamartillo por los nacionalistas llamados moderados. Porque las juventudes abertzales no son más que la expresión en bruto de sus mayores, que se han dedicado a decir poco y hacer mucho. En definitiva, a llevar a la práctica el ideario de sus pupilos, meros transmisores de la ideología de sus mayores.

El problema no es que haya nacionalistas, sino que quienes al menos en apariencia no lo son han engordado al monstruo y le han dejado campar a sus anchas.

Sin ir más lejos, estos días se publicaba en “La Tribuna del País Vasco” la nueva y ya conocida por su reiteración bajada de pantalones del Gobierno de Rajoy, que deja libertad al Gobierno nacionalista vasco en la aplicación de la LOMCE, posibilitando nuevos giros de tuerca en la construcción nacionalista y en el adoctrinamiento como concepto que sustituye al de la educación en su versión clásica.

¿LA LOMCE ES EL PROBLEMA?
El Mediterráneo se descubre en Navarra… hablando de enseñanza
Pscual Tamburri www.elsemanaldigital.com 7 Octubre 2014

Gastamos en educación con peores resultados que nunca. Wert renuncia a partes esenciales de la LOMCE para contentar a Urkullu. Iribas descubre el Mediterráneo en Navarra.

Mientras nuestros educadores se dedican a interesados debates ideológicos y a todo tipo de originalidades pedagógicas importadas, nuestros resultados académicos empeoran. Políticos profesionales y profesionales ideologizados en una sola dirección llevan más de cuatro décadas dedicados a sucesivas originalidades, desde el constructivismo impuesto por Villar Palasí hasta ocurrencias alegremente heredadas por Wert como la "educación emocional". Hay una contradicción de fondo entre las ideologías defendidas por los responsables de la educación y la verdadera calidad de ésta.

Si uno se para a pensarlo, no ha habido una sucesión de ideologías opuestas entre sí, sino una sola ideología con, como mucho, leves matices en su imposición desde el Ministerio y desde los 17 cacicatos regionales del ramo. Ininterrumpidamente desde el franquismo hasta hoy: la ideología del progreso material, de la utilidad material, de la riqueza material, de la felicidad material. Y con todas sus flaquezas, esa pedagogía ha dado en España uno de sus peores ejemplos históricos, haciendo desde luego buena la tan denostada "pedagogía del contenido" anterior.

Hay una contradicción de fondo entre las ideologías defendidas por los responsables de la educación y la verdadera calidad de ésta. A más gasto educativo, a mayores sueldos de los docentes y de los no docentes, a más medios materiales, no hemos asistido a una mejora de los resultados académicos –ni en contenidos, ni en procedimientos, ni en actitudes, déjense de zarandajas.

La LOMCE no era la panacea… pero no tendremos ni siquiera LOMCE
Si digo que Wert nos baja los pantalones y que Iribas los sube sólo a medias no hablo del ministro Margallo ni de sus amigos dentro, centro y fuera de España, sino de una claudicación que hace sospechar de las intenciones, o al menos de la libertad de acción, del autor de la LOMCE. Hace pocas fechas, los gobiernos central y vasco han pactado sobre la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora Educativa que "salvaguarda" la capacidad del País Vasco para determinar el aprendizaje del euskera en las aulas y para organizar los centros en la región según su criterio. Es decir, que la LOMCE no se aplica en casa de Urkullu. Pedid y se os dará. Además, el gobierno de Iñigo Urkullu no ha retirado su recurso ante el Tribunal Constitucional contra el resto de la reforma educativa y que mantiene su "frontal rechazo" a la misma. El Gobierno de Rajoy, con la firma de Montoro, desmiente a Wert, pero no por eso consigue hacerse amigo del PNV. Ni lo conseguirá… hasta darle todo lo que pida.

La LOMCE no es ya aplicable en lo que se refiere a garantizar el castellano en el País Vasco. El Gobierno ha renunciado. No ha renunciado al núcleo de la legislación LOGSE-LOE, pero sí a esta parte antes prometedora de la LOMCE. Descanse en paz.

¿Eso garantiza la Pax Wasconica? Ni hablar
La LOMCE sí ha servido para algo, o parecía haber servido para algo. Hace muy pocos días, con el curso ya en marcha, el consejero de Educación navarro ha requerido la retirada de 22 libros de texto de la asignatura ´Lengua vasca y literatura´ de Educación Primaria que, según el consejero José Iribas, "no se ajustan a la realidad institucional de Navarra ni al currículo educativo". Oh, sorpresa.

¿Han necesitado 40 años de manipulación, 25 de ellos con ellos mismos en el poder, para darse cuenta de que Batasuna y su entorno usan "los centros educativos para hacer manipulación política y adoctrinamiento"? ¿Y sólo en esa asignatura? ¿Y sólo en ese modelo lingüístico? ¿Y sólo en esos niveles educativos? ¿Y su mayor y terrible castigo va a ser que estas publicaciones no serán financiadas por la Administración foral en el marco del programa de gratuidad de libros escolares? Tiemblo de miedo. A esta velocidad de percepción y reacción el siguiente paso lo darán cuando ya estén en plena inmersión lingüística en labortano allá por Albarracín, hacia 2030 (si aún queda población discente no musulmana para esas fechas, claro es).

En realidad, sólo al tener que inspeccionar los materiales por la forzada aplicación de la malvada LOMCE se han dado cuenta… de que llevan décadas enseñando a los alumnos como si Navarra no fuese más que una parte de su Euskadi, eso sí con dinero de todos los navarros. Gracias a la LOMCE, en fin, han tenido que darse cuenta de que "la izquierda abertzale hace uso de nuestros centros educativos para hacer manipulación política y adoctrinamiento". El Mediterráneo acaba de ser descubierto en Navarra; nunca es tarde si la dicha es buena.

El meollo del problema está en las ideas, o en las ideas que no hay
Según el reciente informe de la OCDE, Panorama de la Educación 2014, España gasta mucho más en educación que países que obtienen resultados formativos mucho mejores. Contra las propuestas demagógicas tanto de Pedro Sánchez como de Pablo Iglesias, a más gasto educativo, y en especial a más gasto en profesorado sin cualificar, no hay mejores resultados sino peores. El problema de España no son sus carencias de Presupuesto, sino que tiene uno de los sistemas educativos que premian menos o castigan más la formación de los docentes, y considera la jerarquización académica –un hecho objetivo, qué le vamos a hacer- un mal en sí mismo. Resultado: hemos convencido durante décadas a padres y alumnos de que deben pedir "utilidad" en las aulas, y les damos un mixto de "utilidad" medida en salidas laborales y mediocridad formativa en todo lo demás.

Y es que no sabemos para qué enseñamos. Al final, estamos empapados durante décadas en el dogma calvinista y mandilón del Trabajo "como uno de los deberes esenciales del hombre" y de considerar la educación justificada sólo por cómo van los alumnos después a desenvolverse después en el "mercado laboral". ¿Me permiten vomitar un poco? No digo que quien quiera una educación "utilitaria" no deba tenerla, al revés; pero si ustedes nos han impuesto la demolición sistemática de la educación superior, amplia, jerarquizada, abierta de mente y formadora de personas libres para conseguir unos "resultados" materiales y "útiles", luego no se quejen si las víctimas del sistema desprecian toda forma de saber y todo título que no proporcione riqueza, placer o utilidad tangible. Serán lo que ustedes quieran. Pero quedan ustedes avisados: frente a esto, las marrullerías de los abertzales y las cobardías educativas de Rajoy son casi lo de menos, sólo un síntoma menor de un mal mayor. Les toca a ustedes arreglarlo.

NADA ES POR CASUALIDAD
La trastienda del incendiario artículo de "La Vanguardia" contra Pujol
Pedro Pérez www.elsemanaldigital.com 7 Octubre 2014

Hace dos años, Manuel Trallero retrataba así al veterano Conde de Godó: "Es el colaborador necesario para que suceda todo lo que está pasando en Cataluña". Y lo sigue siendo.

Gregorio Morán habló claro el sábado en La Vanguardia sobre Jordi Pujol -como ya contó El Semanal Digital- y remató su golpe insinuando que ahora le dejan escribir sobre el ex president lo que en el mismo diario antaño estaba prohibido.

El periodista asturiano, experto en la transición -a cuyos padres calificó hace poco como "impresentables"-, escribió un artículo que va a traer cola. Lo hizo en sus famosas Sabatinas intempestivas, que publica desde hace un cuarto de siglo en La Vanguardia.

En La insolencia del Padrino, el periodista desentraña brillantemente a Jordi Pujol i Soley, patriarca destronado de la nueva Cataluña, al que define como "político delincuente" y al que renombra como "Padrino".

De este artículo, en apariencia atizador contra Pujol desde un diario proPujol, transpira una crítica global hacia los medios de comunicación catalanes, en especial hacia el suyo. Lo hace primero con una pincelada: "Pujol consiguió el control de los medios de comunicación en Catalunya, absolutamente". Esto lo escribe en el diario de Godó, calificado por algunos como rey de la traición y la subvención. De la traición por su desdén reciente hacia la monarquía unitaria y de la subvención por los hasta casi diez millones de euros que ha recibido en tiempos de crisis, con la excusa de la ayuda para hacer el periódico histórico en catalán o por la cuota de la publicidad institucional.

Pero parece que el Conde ahora ha rectificado. Lo hizo dando un golpe encima de la mesa, que acabó con la "decapitación" de José Antich, confidente de Pujol y trincador de sobres del PP según Mongolia, que llegó a director apadrinado por Aznar, con su habitual buen ojo con los tiburones mediáticos.

Antich convirtió el histórico rotativo integrador en un servil instrumento del viraje secesionista de CiU. Pero Godó parece que se cansó de esta estrategia que él mismo impulsó y, presionado por las élites madrileñas, contrarrestó esa línea editorial con el monárquico Màrius Carol, que cocina unos editoriales cada vez más ambiguos.

Pese a que medios hermanos del grupo, véase la exitosa RAC1 o la ruinosa 8TV, agitan la campaña con Basté y Cuní como prebostes del nuevo tiempo político en sus shows políticos, hace años aliñados con una mirada nacional e incluso europea, mientras con una mano masajeaban a CiU y con la otra le mesaban los cabellos al PSC, cosa que ya no ocurre, abundando el independentismo radical de Rahola y compañía.

Ahora ambos comunicadores están con CiU, pero le ponen una vela a ERC, sabedores de su fuerza imperante a medio plazo, cuando a los independentistas les toque coser la decepción de un pueblo. Esa a la que ellos han cooperado con su poder de partido bisagra, en el viaje hacia el abismo económico y la frustración social, que siempre debiera ser más preocupante para un país.

La importancia del Conde
Hace dos años, Manuel Trallero retrataba así al veterano aristócrata Godó: "Es el colaborador necesario para que suceda todo lo que está pasando en Cataluña, donde de repente los independentistas brotan por doquier, como setas. "El hombre que respondía, ´¡No, por Dios! Eso es un gran esnobismo´, a la cuestión de si él era uno de esos independentistas debe hacer frente a la pregunta del millón de dólares".

En El Mundo también contaban que el Rey le pedía que no hiciera un diario independentista y que si quería hacerle las maletas, que se lo dijese. Pero volvamos a Morán sobre Pujol: "La intervención emotiva de por qué un buen hombre se ve obligado a estafar por el bien de sus herederos, y a su vez enseña a su hijo cómo en los tiempos oscuros es mejor robar a que te roben; una enseñanza que marcará el destino de este hombre providencial".

Rematando el artículo con este brillante párrafo que habla del clima catalán mediático, pasado o presente: "En octubre de 1999, a punto de la última victoria casi pírrica del president Pujol que cerraría los 23 años de poder absoluto, el hombre que había logrado reintroducir el miedo en la sociedad catalana y en sus medios de comunicación, escribí un artículo que las circunstancias no consintieron su publicación. Ahí iban unos párrafos que ahora, con el derecho que me otorga el tiempo y la razón, convendría repetir".

Y entonces Morán repite los párrafos censurados antaño, ¿en La Vanguardia? Pudiera ser. También pudiera ser que que haya algo más detrás de este artículo. ¿Se ha cambiado de barco el Conde?

Este lunes abrimos La Vanguardia y el editorial reza así: "España tira del automóvil europeo", donde hablan del sector del motor en nuestro país, tema tan interesante como poco adecuado en la Catalunya de hoy. Una Cataluña donde impera la temática política más que la economía europea. Pero quizás este es un guiño, mezclando España, el motor y Europa. Es decir, un editorial integrador, de pensamiento español y europeo más que catalanista. ¿Síntoma del divorcio de Godó y Mas? Esperemos acontecimientos.

¿Hasta cuándo señor Mas?
JOSÉ GARCÍA BERGILLOS ABC Cataluña 7 Octubre 2014

Mediante una maniobra manifiestamente ilegal, a sabiendas, se conjura con Esquerra Republicana y otros partidos políticos para subvertir el orden constitucional de España

Los esperpénticos hechos se suceden guionizados y publicitados, con toda la propaganda que la era digital potencia hasta el último rincón del planeta, creando una confusa apariencia de opresión de Catalunya. La batalla mediática -es un hecho incuestionable-, la han ganado los catalanistas-independentistas. De momento.

Tras la infame e inmoral comparecencia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ante el Parlament, negando una evidencia que hiere los sentidos, ahora «su hijo político» escenifica y protagoniza mesiánicamente un inaudito acto de deslealtad constitucional e institucional. Un auténtico desafío, con pompa y liturgia institucional y mediática, al Estado Democrático y de Derecho de España. En el caso de Pujol, podríamos trazar el paralelismo histórico con Alejandro Sexto: «el Papa Borgia de Catalunya. La primera familia del crimen» (supuesto enriquecimiento de la familia al calor del poder); ahora, el paralelismo histórico nos traslada al escenario creado por Catilina en la antigua Roma.

Catilina, derrotado en su elección como cónsul, después de ser desvelada y reprimida una conjura por él encabezada para dar un golpe de Estado, intentó asegurarse su elección mediante sobornos. Incluso había planeado matar a los senadores y al propio Cicerón y, descubierto, organiza un ejército para tomar el poder por la fuerza, despreciando las reglas de juego que las leyes de la República romana establecían.

Obviamente, no imputamos a Artur Mas los mismos hechos. Sólo pretendemos acercarnos a un método ilegal de hacerse con el poder: en pleno siglo XXI utiliza un burdo maquillaje jurídico como falsaria legitimidad de su conducta secesionista. Mediante una maniobra manifiestamente ilegal, a sabiendas, se conjura con Esquerra Republicana y otros partidos políticos para subvertir el orden constitucional de España con apariencia de legitimidad democrática.

Es conocido el final de Catilina: su fracaso. ¿Cuál será el recorrido político y público de Artur Mas? Lo escribe un ciudadano español que vivió en Barcelona 30 años y que se autoexilió a Andalucía, sus orígenes, ante la deriva asfixiante del catalanismo.

José García Bergillos es abogado e historiador.

Sociedad
Los alumnos catalanes de Infantil saben menos castellano
ESTHER ARMORA / BARCELONA ABC 7 Octubre 2014

Las propias estadísticas de la Generalitat desmontan el argumento que sustenta la inmersión

Frente a las presunciones y a los debates políticos e ideológicos están las inapelables estadísticas. La propia realidad educativa tira por tierra los argumentos que durante años ha utilizado la Generalitat para afianzar al catalán como lengua hegemónica en la enseñanza. Los datos de la preinscripción del curso 2012-2013, a los que ha tenido acceso ABC, evidencian que cuando los niños llegan a la escolarización obligatoria (de P3-hasta la ESO) la lengua que conocen y en la que se expresan y se sienten cómodos es mayoritariamente el catalán y no el castellano como argumenta la consejería de Enseñanza.

Según la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, cuando los niños aterrizan en el sistema educativo conocen de sobras el castellano, «ya que es la lengua mayoritaria de uso social», lo que, a su juicio, sitúa a la lengua autonómica en desventaja y debe reforzarse en el ámbito educativo. Pues bien, los datos de la preinscripción del curso 2012-2013 no sustentan tal afirmación.

Las estadísticas que maneja el departamento de la consejera Rigau, consultadas por este diario, revelan que un total de 24.492 alumnos, un 15,83% de todos los que rellenaron la preinscripción en el citado curso, afirmaron entender el catalán, frente a sólo 11.183, un 7,23%, que alegaron que la lengua en la que se sentían cómodos era el castellano, menos de la mitad con respecto a los primeros. Las citadas estadísticas revelan, asimismo, que de los 154.694 alumnos que formalizaron la preinscripción, otros 112.246 (un 72,56%) dominaba las dos lenguas oficiales en Cataluña y 6.773 (un 4,38%), que corresponde a alumnos inmigrantes, no entendía ninguna.

En una reciente entrevista, posterior a todas las sentencias judiciales que le obligan a devolver al castellano su papel de lengua vehicular en la escuela catalana, Rigau insistía en la necesidad de mantener la hegemonía del catalán en las aulas. «La última encuesta de usos lingüísticos indica que el catalán ha perdido fuerza por el impacto de la inmigración y la asimetría con el castellano y a favor de esta lengua es mayor que hace 10 años. La escuela es por tanto el lugar para cultivarla, y la necesitamos más que nunca. Es absurdo empujar diciendo que el castellano está arrinconado. El TC nos ampara», declaraba la consejera. En base a ese discurso ha mantenido blindada por ley -la Ley Educativa Catalana (LEC) de 2009- la inmersión durante años. Eso se traduce a pie de aula que la totalidad de las clases se imparten en lengua catalana excepto la de Lengua y Literatura Castellana, que se imparte en castellano, y la de Lengua Extranjera.
Selectividad "bajo sospecha"

Otro de los argumentos repetido reiteradamente por el gobierno catalán es que cuando finalizan la etapa de escolarización obligatoria, los alumnos catalanes dominan perfectamente el castellano. Para secundar esta idea se escudan en las calificaciones que obtienen los alumnos en Lengua y Literatura Castellana cuando se enfrentan a la Selectividad, resultados que llevan años "bajo sospecha".

Convocatoria tras convocatoria hay una diferencia sostenida de nivel entre las pruebas de castellano y las de catalán que, lejos de resultar casual, se repite invariablemente cada año por el empeño, no confesado, de la Generalitat de bajar el listón en la prueba de castellano con el fin de demostrar que los estudiantes catalanes están al mismo o incluso a un nivel superior que los del resto de España en cuanto al dominio de esta lengua y que, por lo tanto, no existe «conflicto lingüístico».

El otro 3%
http://elliberaldebilbao.wordpress.com   7 Octubre 2014

Estos últimos días he escrito sobre la influencia de la elección del vascuence como lengua vehicular en el sistema educativo vasco. Aquí, aquí y aquí. No quería cerrar el tema sin hacer mención a un informe con el que me topé hace unos días, y del que Plazaeme ya dio buena cuenta en su blog. O mejor dicho, no quería cerrar la serie. El tema está aún muy lejos de cerrarse, al menos por mi parte.

El informe (aquí) es del año 2011 y lo realizó Soziolinguistika Klusterra, una organización adscrita a la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación y cuya finalidad es promover el uso del vascuence. En Diciembre del 2013 se aprobó una subvención de 70.000 euros del Gobierno vasco para financiar dos proyectos de investigación y fomento de procesos de cambio en los hábitos de los usos de la lengua. En resumen, no son precisamente sospechosos de sesgo contrario al vascuence.

¿Y qué es lo que dice el informe? El informe mide qué lenguas se usan en la calle. No los habitantes que se declaran vascoparlantes o los que se declaran bilingües, sino que mide qué lenguas se hablan. No hay lugar por tanto para los sesgos que habitualmente se producen en las encuestas de este tipo. Al contrario, se trata de una fotografía de la realidad, con todas las limitaciones que puedan presentar estudios de este tipo.

USO DE LAS LENGUAS EN LA CALLE

Pues bien, lo que sale en esa fotografía es lo siguiente. El uso del vascuence en Euskal Herria en 2011 es el 13,3%. Con Euskal Herria se refieren, literalmente, a la tierra del vascuence. La tierra donde se habla el vascuence. El uso real de esa lengua, que da nombre al pueblo, es del 13,3%. No creo que sea necesario profundizar en lo irónico del asunto.

Uso del euskera en la calle

Uso del euskera en la calle

El uso del vascuence en la provincia de Vizcaya baja hasta el 9,4%, y en Bilbao se sitúa directamente en la marginalidad: 3%. Tan marginal que el resto de lenguas, además del castellano, se usan más que el propio vascuence. 5% resto de lenguas y 91,8 el castellano.

EVOLUCIÓN DEL USO

Otro dato interesante es la evolución del uso. Comenzamos de nuevo por Euskal Herria en su conjunto. Recordemos, la tierra del vascuence. En todo el territorio, la evolución del uso en los últimos diez años ha sido nula. Cero. 13,3% en 2001, 13,3% en 2011. Si nos remontamos al año en el que comenzaron las mediciones, vemos que el punto de partida estaba en 10,8%. Es decir, se ha producido un aumento del 2,5% en los últimos 22 años, con un estancamiento que dura ya diez años.

En Vizcaya los datos son aún más llamativos. Desde 1989 se ha producido un aumento en el uso de 1,3 puntos. Pero tampoco ha sido un aumento progresivo. Alcanzó su punto máximo en 2001 (10,7%) y en diez años ha bajado hasta el 9,4%. De hecho, ahora mismo el uso del vascuence en la calle es inferior al que había en 1993.

 

Evolución euskera Vizcaya

Evolución euskera Vizcaya

En Bilbao el punto más alto se alcanzó también en 2001, con un 4,6%, y al igual que ocurría en Vizcaya, el uso actual es inferior al que había en 1993.

Evolución en capitales

Evolución en capitales

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

Vayamos ahora al siguiente punto. Hemos hablado del uso real del vascuence en la calle, pero ¿cuál es el nivel de conocimiento de la lengua y cuál ha sido su evolución? Para estudiarlo nos vamos a fijar en el V Mapa Sociolingüístico, 2011, elaborado por el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco.

En 2011, el 36,4% de los habitantes de la Comunidad Autónoma Vasca se declara euskaldun. Euskaldun significa que hablan y entienden bien o bastante bien el vascuence. Además, un 19,3% se declara euskaldun pasivo. Esto quiere decir que lo entienden bien pero lo hablan con dificultad. Por lo tanto, sólo un 44,3% se declara erdaldun, o lo que es lo mismo, que únicamente conocen el castellano. Menos de la mitad. Los habitantes de la CAV que declaran conocer el vascuence han ido en aumento desde el año 1981. En concreto, han pasado del 21,9% del año 1981 al 36,4% del año 2011 en el caso de los euskaldunes, y del 12,2% al 19,3% en el caso de los euskaldunes pasivos. Así, los erdaldunes han pasado del 65,9% al 44,3%.

Competencia lingüística

Competencia lingüística

Fijémonos ahora en Vizcaya. Vemos que un 30,3% se declara euskaldun, un 20,8% euskaldun pasivo, y un 48,8% erdaldun. Aprovecho para hacer un inciso. Normalmente utilizaría las palabras en castellano para referirme a esos tres conceptos, pero no lo hago por dos motivos. El primero es que he preferido respetar la denominación original del estudio, para que sea más fácil buscar los datos. El segundo, más importante, es que no estamos hablando de los habitantes que usan cada lengua, sino del grado de conocimiento de cada una de las lenguas. Si dijéramos castellanoparlante podría dar la impresión de que nos referimos a quienes de hecho se expresan normalmente en castellano, pero sobre ello ya hablamos en el apartado anterior, referido al estudio de uso de la lengua en la calle. Euskaldun y erdaldun, por tanto, se refieren a conocimiento de la lengua, no a uso. Euskaldun quiere decir que conoce el vascuence, y erdaldun que sólo conoce el castellano. Una vez terminado este apartado podremos comentar algo sobre la relación entre ambos aspectos, el conocimiento y el uso real de la lengua. Y ahora, continuamos. La evolución ha sido la siguiente, en el caso de los euskaldunes: del 15,2% en 1981 al 30,3% en 2011.

Competencia territorios

Competencia territorios

Evolución territorios

Evolución territorios

Si comparamos ahora los dos aspectos que hemos ido tratando, el uso real de la lengua y el conocimiento de la lengua, vemos que no hay relación entre ellos. Cabría pensar que un aumento de los habitantes que conocen el vascuence habría llevado a un aumento en el uso del vascuence, pero no ha sido así. Al contrario, el uso se ha estancado o incluso ha caído, dependiendo del territorio analizado. Es decir, si bien ha aumentado el número de habitantes que conocen el vascuence, no ha ocurrido lo mismo con el uso del vascuence en la calle.

Evolución uso

Evolución uso

Evolución conocimiento

Evolución conocimiento

Evolución euskera Vizcaya

Evolución euskera Vizcaya

Evolución territorios

Evolución territorios

SITUACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL MODELO LINGÜÍSTICO EN EDUCACIÓN

Nos queda un último punto por tratar. Un punto ciertamente interesante, y en principio relacionado con los dos aspectos que hemos comentado hasta ahora (uso y conocimiento de la lengua). Se trata del modelo lingüístico en la educación de la Comunidad Autónoma Vasca. Es decir, la lengua en la que estudian los alumnos. Atendiendo a los datos manejados hasta ahora, podríamos pensar que el modelo lingüístico sería un reflejo del nivel de conocimiento y uso de la lengua. Recordemos: el porcentaje de uso del vascuence en Euskal Herria era el 13,3 mientras que el porcentaje de habitantes de la CAV que se declaraban euskaldunes era el 36,4. En Vizcaya, el uso se situaba en el 9,4% y el conocimiento en el 30,3%. La evolución del uso estaba estancada, y había experimentado un crecimiento del 2,5% en Euskal Herria desde el comienzo de las mediciones, mientras que en Vizcaya el aumento en esos veintidós años fue de 1,3 puntos, y también se ha producido un estancamiento en los últimos diez años, situándose el nivel de uso en 2011 por debajo de las cifras de 1993.

Pues bien, la evolución en cuanto a los modelos lingüísticos ha sido la siguiente, expresada en un gráfico

Evolución modelo lingüístic

Evolución modelo lingüístico

He preferido comenzar por el gráfico porque la explicación, en este caso, no puede estar a la altura del impacto que produce la imagen. Sólo el 18% de los alumnos de enseñanza no universitaria de la CAV estudia en modelo A, es decir, exclusivamente en castellano. En el año 1983, la cifra estaba cerca del 80%. En cualquier caso, el dato así presentado puede llevar a engaño. Para saber cuál es la situación real hay que desglosar ese 18% según los distintos niveles de enseñanza. Así, podemos ver que el 77% de los alumnos de Formación Profesional, el 62,8% de los alumnos de Educación Especial y el 44% de los alumnos de Bachillerato estudian en modelo A. En la ESO el porcentaje baja hasta el 14,6. Y en Primaria e Infantil los porcentajes son 7,4 y 4,3 respectivamente.

modelo ling desglosado

Modelo lingüístico por etapas

El 60,8% de los alumnos de enseñanza no universitaria en la CAV estudia en modelo D, es decir, únicamente en vascuence. Nuevamente desglosados: 54% de los alumnos de Bachillerato; 57,7% de los de ESO; 65,5% de los de Primaria y 74% de los de Infantil. El modelo B, bilingüe, supone el 21,2% del total de alumnos de la CAV, sin grandes desviaciones en Infantil, Primaria y ESO respecto del total. En Bachillerato, en cambio, supone sólo el 2% de los alumnos.

En cuanto a Vizcaya, el 56,1% de los alumnos estudia en modelo D, el 22,4% en modelo B y el 21,6% en modelo A. En este caso el informe no proporciona datos en función del nivel de enseñanza, pero para hacernos una idea, sólo 5 de los 89 centros educativos en Bilbao ofrecen modelo A en Infantil.

Modelo lingüístico por territorio

Modelo lingüístico por territorio

CONCLUSIONES

¿Y qué significa todo esto? Hemos visto datos sobre nivel de uso del vascuence, nivel de conocimiento del vascuence, y modelos lingüísticos en la enseñanza. Hemos visto que el uso del vascuence es minoritario, y bastante inferior al nivel de conocimiento de la lengua. Es decir, no se trata de que muy pocos habitantes de la CAV conozcan la lengua, sino que a pesar de que el número de hablantes potenciales crece moderada e ininterrumpidamente, el número de hablantes reales se ha estancado en cifras cercanas a la marginalidad. Estos datos son lógicamente importantes a la hora de configurar el modelo educativo. Simplificando, hay dos opciones.

La primera es asumir la realidad del vascuence. Reconocer que el uso de la lengua es minoritario, y que un mayor conocimiento de la misma no va a suponer un crecimiento de los hablantes reales, y mucho menos un aumento de las oportunidades de comunicación de los habitantes de la región.

La segunda es despreciar los hechos y poner en marcha un sistema educativo a la contra de las tendencias manifestadas por los habitantes de la CAV. A pesar de ese 13,3% de hablantes reales en Euskal Herria, ese 9,4% de hablantes en Vizcaya y ese 3% de hablantes en Bilbao, se estaría dirigiendo al conjunto de la población hacia un modelo, el D, que supone utilizar como única lengua vehicular en la enseñanza el vascuence.

La opción elegida ha sido la segunda. Y cabe formularse varias preguntas. La primera es por qué. Por qué se ha optado por utilizar una lengua marginal como lengua vehicular en la enseñanza. La respuesta es bien sabida: por el deseo particular de una parte de la población de la CAV de que la lengua “propia” de la región no se pierda. Para ello se ha establecido un sistema educativo en el que el conocimiento de esa lengua es un requisito imprescindible. Y el conocimiento de esa lengua, como hemos visto, no ha dejado de aumentar. Pero como también hemos visto, ese aumento del conocimiento no ha supuesto un mayor uso de la lengua. Por lo tanto, podríamos decir que si el objetivo del sistema educativo vasco es que aumente el conocimiento del vascuence, de momento está teniendo un éxito moderado. Pero si el objetivo es, como parece, un aumento en el uso del vascuence, el fracaso es incontestable.

Pero hay más preguntas. A cambio de qué. A cambio de qué se ha logrado ese moderado aumento en el conocimiento –que no en el uso- de la lengua. La respuesta, por desgracia, no es concluyente. Ese “a cambio de qué” se puede referir de manera directa al coste económico. Cuánto cuesta un sistema educativo encaminado a aumentar el conocimiento de una lengua difícil como el vascuence en una población que apenas lo usa. Pero hay más costes. Lamentablemente, son difíciles de estudiar. Hicimos una aproximación a algunos de ellos aquí, aquí y aquí. Según un estudio del Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa, los alumnos de modelo D cuya lengua familiar era el castellano obtenían 27 puntos menos en una prueba de comprensión lectora cuando la prueba se hacía en vascuence, respecto a la puntuación obtenida si esa misma prueba se realizaba en castellano.

Influencia de la lengua de la prueba

Influencia de la lengua de la prueba

Pensemos ahora en los datos sobre uso y conocimiento de la lengua, y en la evolución de los modelos lingüísticos en educación. Pensemos en cuántos alumnos del modelo mayoritario, el D, tienen un conocimiento insuficiente del vascuence. Cuántos tienen padres cuya lengua familiar es el castellano, cuántos hablan habitualmente en castellano, cuántos leen, ven la televisión o escuchan música en castellano. Pensemos en el hecho de que todos ellos están aprendiendo únicamente en vascuence, están leyendo textos en vascuence y están realizando los trabajos y los exámenes en vascuence.

De nuevo, hay más costes. Pensemos en cuántos profesores pueden dar clase gracias a que han obtenido el perfil lingüístico exigido (más sobre esto, aquí). Pensemos, y esto seguramente es algo que sólo podrán hacer quienes tengan experiencia de primera mano, en cuál será el dominio real del vascuence de todos aquellos profesores que se hayan limitado a aprobar los distintos exámenes del certificado exigido. Pensemos en cuál habrá sido desde entonces la exposición de esos profesores al vascuence. En cuál será la lengua en la que normalmente se expresan con amigos, familiares o compañeros. Si nos resulta difícil, basta echar un vistazo a los datos que hemos ido comentando respecto a uso de la lengua en las calles. Y una vez hayamos pensado en todo eso, imaginemos ahora cómo serán las clases de esos profesores en modelo D. Profesores que tienen que explicar sus materias en una lengua que no usan habitualmente. A alumnos que tampoco la usan habitualmente. Creo que nos vamos haciendo una idea.

En este momento podemos hacernos otra pregunta. ¿Merece la pena? Uno de los argumentos más utilizados por quienes de algún modo reconocen cuál es la realidad pero se niegan a asumir las consecuencias es que conocer otras lenguas es beneficioso en muchos sentidos. Aumenta las oportunidades de comunicación, e incluso tiene efectos positivos en la capacidad de aprendizaje. Aceptemos que todo eso sea cierto. Aceptemos que conocer otra lengua además de la familiar es beneficioso en muchos aspectos. Aceptemos incluso que convertir esa segunda lengua en lengua vehicular en la enseñanza hace que aumente el conocimiento de la misma, y que los beneficios de utilizar esa segunda lengua en las distintas etapas educativas sobrepasan los posibles costes. Aceptemos todo eso, pero hagámonos la siguiente pregunta: ¿por qué el vascuence? Si el aprendizaje de una segunda lengua tiene efectos positivos, ¿por qué se elige precisamente el vascuence? ¿Por qué no el inglés? Al fin y al cabo, el beneficio principal de aprender una lengua como el inglés es evidente: las nuevas posibilidades de comunicación que se abren son enormes. En cambio, las nuevas posibilidades de comunicación que se abren para quien haya aprendido el vascuence son inexistentes. La respuesta puede ser que donde caben dos caben tres. El famoso trilingüismo. Bien. ¿Por qué no castellano, inglés y alemán? ¿O francés?  El motivo no es otro que el político. Y el emotivo. No hay ninguna razón más allá de los deseos políticos o de los sentimientos para elegir el vascuence por encima del inglés, el francés o el alemán. Política y sentimientos. Es decir, nacionalismo. El pueblo por encima del individuo, la lengua por encima de la educación. Sin que importen, sin que ni siquiera se valoren, los posibles costes. Sin que importe, sin que ni siquiera se estudie, la realidad sociolingüística de la región.

Hace ya unos años de aquel “ustedes tienen un problema, y este problema se llama 3%” que pronunció Maragall, refiriéndose a las posibles comisiones que cobraba CiU en las adjudicaciones de obras públicas. En aquel momento, la expresión de Maragall dio mucho que hablar. El líder de CiU, Artur Mas, acusó a Maragall de haber perdido los papeles. También le recordó que tenían ante sí cuestiones muy importantes, y que para que esas cuestiones pudieran llevarse a cabo era necesario que existiera un círculo de confianza entre todas las formaciones políticas. El 3% cayó en el olvido. No se negó su existencia ni se interpusieron demandas. No era necesario. Al lado de la construcción nacional, la corrupción era un asunto sin importancia.

En un momento del texto me he referido a otro 3%. Concretamente era el porcentaje de hablantes reales de vascuence en la capital de Vizcaya, Bilbao. Este 3% ni siquiera ha aparecido en los medios. No digamos ya en los debates. Y desde luego jamás aparecerá en las mesas en las que se toman decisiones sobre las políticas educativas. Aquel 3% simbolizó de alguna manera la lacra de la corrupción institucional en Cataluña. Este otro 3% no es símbolo de nada. No es el porcentaje más importante de todos los que hemos mencionado. Pero es parte de otra corrupción de la que tampoco se habla. Una corrupción silenciosa en la que todos los partidos del País Vasco han tomado parte. Una corrupción que no ha consistido en unos pocos políticos que se han enriquecido a costa del contribuyente, sino en unos políticos que han pretendido modelar la sociedad en nombre de una lengua minoritaria. Una corrupción de la que no se habla, mucho más dañina que la meramente económica. Una corrupción intelectual, moral y política que ha hecho del sistema educativo una herramienta para la construcción nacional, para la satisfacción de los deseos políticos de quienes sitúan al pueblo y a la lengua por encima de los ciudadanos. Hasta ahora se han limitado a controlar lo que ocurría dentro del aula. Han conseguido que aumente el conocimiento de esa lengua sagrada. Pero el uso sigue estancado. Imagino que ésa será la siguiente etapa. Para fomentar el conocimiento había que controlar las aulas. Para fomentar el uso, en cambio, se hace necesario otro tipo de control. El patio, la calle, la familia. La pregunta que queda por hacer no es ya por qué, sino cuándo y cómo. Y si una vez más lo aceptaremos en silencio



INDEPENDENT DIPLOMAT
Mas paga un millón a un lobby para la secesión
GACETA.ES 7 Octubre 2014

Su creador es uno de los líderes de los "indignados" de EEUU. Tiene una sede en las Islas Marshall. Ha trabajado para Kosovo y para la oposición siria.

En noviembre de 2013, el consejero de la presidencia, Francesc Homs, reconoció ante el Parlamento regional que su gobierno había pagado hasta el momento 320.000 euros a la agencia de lobby internacional Independent Diplomat, regentada por el ex diplomático británico Carne Ross. Son sólo los primeros pagos. Según desveló el diputado regional del PP Santi Rodríguez, que tuvo acceso a la documentación del departamento de Presidencia, el presupuesto de la Generalitat para ID alcanza los 720.000 euros, de los cuales 72.000 los aporta la delegación del gobierno regional en los Estados Unidos, y otros 648.000 proceden de los fondos de Diplocat, la agencia de relaciones exteriores de la Generalitat. Sólo con lo que se conoce de 2013 y 2014, ID ha recibido más de un millón de euros de la Generalitat.

Inteligent Diplomat está registrada como asociación en la Unión Europea, y la ficha revela que lo que cobra de media a sus clientes son cantidades significativas, pero menores a lo que ha abonado ya la Generalitat: Entre 400.000 y 450.000 euros. ID recibe donaciones de varios gobiernos, entre los que están Liechtenstein, Finlandia o el Reino Unido, y de asociaciones privadas como Open Society, que pertenece a George Soros. Tiene 16 personas físicas asociadas, y cuenta con sedes en Bruselas, Nueva York (Naciones Unidas), Reino Unido, Somalia, Australia, y en el “paraíso fiscal” de las Islas Marshall. También está registrado en los Estados Unidos como lobby. Nada de lo anterior le impide a Carne Ross ser uno de los líderes del movimiento antisistema Occupy Wall Street, los "indignados" de los EEUU.

ID proporciona asesoramiento legal y político, así como contactos y servicio de lobby a grupos re regiones que quieren obtener un status de Estado independiente. Fue creado por Ross, cuando abandonó la diplomacia tras el escándalo que produjo que no se encontrasen las armas de destrucción masiva. Ross formaba parte del equipo negociador del Reino Unidos. Le acompaña como número dos Mark Koening, ha sido el director de finanzas de la Federación de la Comunidad Judía en San Francisco.

ID ha realizado sus servicios para la declaración de independencia de Kosovo, así como para Somalilandia, la República de Sudán del Sur, el Sáhara Occidental y la oposición Siria. Entre las áreas en las que es experto ID están “Las Naciones Unidas, especialmente el Consejo de Seguridad y las operaciones de pacificación; la Unión Europea, incluyendo la admisión; la auto determinación, la soberanía y la integridad territorial”. También abordan otras cuestiones, como el cambio climático o el derecho marítimo. Entre los servicios que aporta ID está “la gestión y coordinación de visitas diplomáticas de alto nivel, incluyendo jefes de Estado y ministros de Exteriores”.

Homs declaró en su momento que ID ha ofrecido “información detallada, análisis y asesoramiento sobre las intenciones de las dinámicas dentro del Grupo de Contacto y los diversos organismos de la ONU involucrados (…) Uno de sus éxitos fue lograr que el primer ministro de Kosovo pudiera dirigirse al Consejo de Seguridad de la ONU por primera vez para hablar de la situación en su país, un privilegio que previamente había sido negado a los representantes de Kosovo”.

Galicia
El detenido por el atentado de Baralla tenía una lista con objetivos terroristas
El activista de Resistencia Galega disponía de datos de personas y organismos
redacción / la voz 7 Octubre 2014

Raúl Agulleiro Cartoy, el joven de 24 años detenido en Santiago por ser el supuesto autor del atentado terrorista cometido la madrugada del jueves día 2 en Baralla, tenía en su poder información sobre «potenciales objetivos de ataques terroristas», entre los que figuran personas, organismos públicos y empresariales, y sedes de partidos políticos y de las fuerzas y cuerpos de seguridad de toda Galicia. Agulleiro pasó ayer a disposición del juez del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, que ordenó su ingreso en prisión, comunicada y sin fianza. En el auto de encarcelamiento, el magistrado señala que Agulleiro habría colocado el artefacto explosivo «siguiendo las instrucciones de los dirigentes» de Resistencia Galega.

La información sobre objetivos terroristas fue incautada por la Guardia Civil en el registro que realizó en el piso de Agulleiro en Santiago el viernes, inmediatamente después de su detención. Los datos estaban guardados en los lápices de memoria confiscados en la vivienda y en los que también había archivos con instrucciones detalladas para la manipulación y activación de artefactos explosivos como el que hizo explosión en los bajos del Concello de Baralla y que causó importantes daños materiales.

Entre la documentación intervenida por la Guardia Civil también había un plano de la ciudad de Pontevedra en el que estaban marcados, con círculos rojos y con otras señales, los lugares en los que se encuentran las sedes del PP de Pontevedra (hay dos, la local y la provincia), el edificio del Ayuntamiento y la Residencia Militar, además de otros edificios oficiales de la ciudad del Lérez. En la operación policial también se intervinieron documentos de la organización terrorista, entre ellos la Guía de apoio á luita da Resistencia Galega, el Diccionario de sustancias de interese explosivo ou incendiario, y el Manifesto pola Resistencia Galega.

La aparición de esta documentación en poder de un supuesto terrorista de Resistencia Galega ha elevado las alertas, y las autoridades políticas de Galicia han mostrado su preocupación. El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, del BNG, estaba sorprendido por el hallazgo del mapa de su ciudad en el piso del detenido: «Caínme dun guindo. En todo caso, non ten sentido ningún tipo de actitude violenta contra institucións neste momento, por tanto non estou de acordo con que se fagan estes atentados, porque non hai motivo nin xustificación para facelo. En ningún sitio, dáme igual que sexa Pontevedra, A Coruña ou Vilalba». Lores dijo que no había recibido ninguna advertencia policial: «Non tiña coñecemento ningún de nada diso. Aquí vivimos tranquilos, somos xente pacífica».

Los guardias civiles del servicio de Información de Galicia, con apoyo de especialistas antiterroristas desplazados desde la unidad central de Madrid, sospechan que Resistencia Galega tenía previsto cometer nuevos atentados en los próximos días, sobre todo después de encontrar un zulo con artefactos explosivos ya conectados a temporizadores y preparados para ser activados. Había una olla con entre tres y cinco kilos de material explosivo y dos termos que contenían entre uno y dos kilos de pólvora. Los artefactos estaban metidos en mochilas y estas en bolsas de plástico. El depósito clandestino estaba en una zona boscosa de O Pino, cerca de Santiago. A ese lugar acudió Agulleiro la misma noche del atentado de Baralla, pero lo hacía periódicamente, como se constató con la vigilancia policial a la que estaba sometido como uno de los miembros más radicales del movimiento independentista. Ese control permitió observar a Raúl Agulleiro abandonando su domicilio de Santiago el miércoles por la noche al volante de un Volkswagen Golf propiedad de su padre. Los agentes detectaron que regresó a la vivienda ya de madrugada, sobre las 4.40 horas del jueves. Aproximadamente a esa hora se produjo la explosión en Baralla.

Restos de explosivo en el coche
En el registro del coche se hallaron bolsas de plástico azules, iguales que las que había en el zulo, y unos guantes de látex. Un examen más detallado del Golf, con un perro adiestrado, permitió a los investigadores confirmar que en ese vehículo se había transportado material explosivo.

El juez Andreu destaca que la investigación de la Guardia Civil «ofrece indicios muy atendibles» de la perpetración del atentado y «de la participación culpable de Raúl Agulleiro Cartoy». Y justifica la prisión porque Resistencia Galega es «una organización terrorista capaz de procurar a sus miembros, una vez identificados, la cobertura necesaria para su huida y ocultación».

Precisamente hoy serán juzgados en la Audiencia Nacional otros tres terroristas de Resistencia Galega por la colocación de unos artefactos explosivos en Vigo.


Recortes de Prensa   Página Inicial