AGLI Recortes de Prensa   Lunes 1  Diciembre  2014

Ley IRPF: un expolio fiscal sin precedentes
Roberto Centeno El Confidencial 1 Diciembre 2014

Ante la auténtica orgía de corrupción, la mayor sin duda de toda nuestra Historia, lo que ya es decir en un país cuyos gobiernos e instituciones han sido generalmente venales, y donde actualmente el gran consentidor a la vez que negacionista de la misma, Mariano Rajoy, ha sido beneficiario igual que la inepta Ana Mato, algo por lo que podría ser llamado a testificar por el juez Ruz vía Supremo, ha pasado totalmente desapercibido el nuevo expolio fiscal sin precedentes a las clases medias y trabajadoras que representa la Ley del IRPF, aprobada el pasado jueves 20 por este Gobierno, cuyas principales señas de identidad son el nepotismo, la corrupción, el expolio fiscal y la mentira.

La ley aprobada reduce en primer lugar los tipos de gravamen del IRPF, pero simultáneamente elimina numerosas deducciones de forma que lo que te dan por un lado te lo quitan por otro, algo habitual en este Gobierno de tramposos. En segundo lugar, elimina los coeficientes de actualización y abatimiento en las ventas de viviendas de segunda mano, lo que supone un robo sin paliativos de los ahorros de toda una vida de trabajo y esfuerzos de millones de españoles, dado que grava unas plusvalías inexistentes. Y en tercer lugar, implantan un corralito fiscal a los ahorradores, gravando a aquellos que quieran instalarse en otro país, ignorando la libertad de circulación de personas y capitales.

Pero antes de analizar este nuevo expolio del PP, hay un hecho esencial en relación con la corrupción que apenas se ha comentado. Todos los casos de esta que los jueces han ido destapando eran ya de sobra conocidos por todas las personas informadas. Y sin embargo los responsables de acabar con esta lacra no solo han mirado para otro lado, es que ellos mismos se han beneficiado y además han protegido e incluso encumbrado a los responsables. Los casos de corrupción conocidos y que no han llegado a la vía judicial son incontables. Una parte significativa de ellos ha sido denunciada (por ejemplo a la señora Cospedal), y en lugar de comprobar las denuncias, las han tirado a la papelera.

Hay concejales presidentes de Distrito en el Ayuntamiento de Madrid y en otras instituciones que han fragmentado los contratos de su responsabilidad en trozos de 18.000 euros con el fin de poder burlar la Ley de Contratos del Estado mediante un fraude que permite las adjudicaciones a dedo. Una manera de cometer el delito de cohecho sin quebrantamiento de la fórmula legal aplicada. Este tipo sistemático del cohecho se ha denunciado repetidamente en el Ayuntamiento de Madrid sin que hasta la fecha ni los responsables municipales ni los de Génova 13 hayan dado muestras de reacción alguna.

Un preámbulo que dice todo lo contrario que el texto
Antes de entrar en la nueva ley, parece necesario explicar la estrategia fiscal de Rajoy, que ha llevado la carga impositiva sobre los españoles a un nivel confiscatorio, la más alta de nuestra historia y del mundo desarrollado. Para engañar a los ciudadanos, la casta política parasitaria viene utilizando habitualmente un concepto tan falaz como engañoso: la presión fiscal (ingresos fiscales divididos por el PIB). Engañoso por dos razones, porque el PIB oficial, como sabe cualquier analista competente, sobrevalora el PIB real en torno al 30%, lo que significa que la presión fiscal en lugar de ser del 32,5% es en realidad del 46,4%, por encima de la de los países nórdicos, donde se sitúa en el entorno del 45%. Pero es que además, ni siquiera esta cifra muestra la realidad.

En España los verdaderamente ricos gracias a las sicavs escapan a la mayoría de impuestos; las grandes empresas, sobre todo las que operan en el exterior, pagan impuestos irrisorios, e infinidad de profesionales liberales o negocios, evaden una parte significativa de sus impuestos. La única manera de conocer la carga fiscal real de los españoles es calcular, como hace la OCDE, la presión fiscal sobre la familia media (matrimonio y dos hijos), donde desde hace décadas estábamos a la cabeza, pero con Rajoy ganamos ya por goleada. España es el campeón mundial en carga impositiva sobre las personas que cobran por una nómina.

Desde que gobierna el PP se han inventado o subido 86 figuras impositivas. Han construido un sistema fiscal que es la envolvente máxima de todos los impuestos mundiales, de forma que cuando implantan una nueva figura nos dicen, “es igual que en tal o cual país”. Lo que no dicen es que es que en tal o cual país no existen la mitad de impuestos que han implantado aquí. Es la estrategia de la mentira. Además, a partir de la infausta Transición se ha extendido en España la perversidad de introducir como preámbulos de las Leyes consignas de propaganda política, a favor de los gobiernos que las promulgan, incluso cuando son abiertamente contradictorios de los textos legales a los que preceden. Así, el preámbulo de la Ley del IRPF dice justo lo contrario de lo prescribe su texto.

En nuestro caso se afirma que la ley “permitirá una reducción generalizada de la carga impositiva soportada por los contribuyentes”, pero cuando uno va al texto legal lo que se encuentra es un incremento brutal de la misma que lleva al robo puro cuando se decide gravar plusvalías inexistentes. Para empezar, a la vez que se rebajan los tipos impositivos se adoptan otras medidas de signo contrario, “suprimiéndose incentivos fiscales que reducían significativamente la base imponible del impuesto”.

Es decir, lo que te reducen por un lado (tipos más bajos) te lo suben por otro (suprimiendo deducciones), una jugada típica de Rajoy y sus secuaces que, cuando inicia su mandato, lo primero que hace es justo lo contrario de lo que había prometido hacer: subir los impuestos. Pero no solo los sube, además se mofa de los españoles: “No había otro remedio”, dijo. O sea, que en un presupuesto de gasto de 450.000 millones de euros, donde hay 100.000 millones de despilfarro, no había un solo lugar de donde recortar 6.000 millones. Rajoy no solo nos expolia, además nos toma por imbéciles.

En la nueva tarifa aplicable a la base liquidable se reduce el número de tramos y se rebajan los tipos marginales, favoreciendo siempre a las rentas más altas, el tipo mínimo baja 4,75 puntos porcentuales pero los máximos que afectan a rentas superiores a los 60.000 euros se reducen en 7 puntos. Y simultáneamente se suprime la deducción por alquiler. Se suprime la exención de 1.500 euros a los perceptores de dividendos, exención que afecta a los accionistas más modestos, porque a los ricos se la sopla. Se eliminan los coeficientes de abatimiento en la venta de participaciones en sociedades no cotizadas, lo cual afecta sobre todo a personas modestas y mayores, lo que, de no pagar nada al venderlas, pueden llegar a pagar un 25% si tienen una antigüedad de 30 años o incluso un 50% si la antigüedad fuera de 50 años. Bajan la reducción en los rendimientos de trabajo irregulares del 40 al 30%, y se limita la exención de las indemnizaciones por despido a 2.000 euros. Se suprime la deducción del 10% para donaciones a fundaciones y asociaciones de utilidad pública. Se elimina la deducción por cuenta ahorro-empresa y la deducción por obtención de rendimientos del trabajo y actividades económicas

Y es que a estos mafiosos que nos gobiernan no hay por donde cogerlos, son auténticamente despiadados para con los más débiles e indefensos. Adicionalmente, en la ley se toman toda una serie de medidas para ampliar la base imponible del impuesto para contribuir “al mejor sostenimiento de los gastos públicos”, o sea para pagar más que el propio texto reconoce que la nueva ley es para pagar más, no para pagar menos. Y esta es la parte menos desfavorable, porque en las dos siguientes se pasa directamente de incrementar la presión fiscal neta, porque la supresión de las deducciones elimina por completo el efecto de la bajada de tipos, al robo directo a los ciudadanos.

Del robo en las viviendas al corralito a los ahorradores
Pero si la supresión masiva de deducciones anulará el efecto de la rebaja de tipos, lo que incrementará la carga fiscal sobre las familias, esto es una broma comparado con el expolio a que van a ser sometidos más de 30 millones de propietarios de inmuebles al eliminar estos desalmados los llamados coeficientes de abatimiento y de actualización. Este expolio sin precedentes lo expliqué en detalle el pasado 10 de noviembre, pero se resume así. El ahorro total de los españoles a día de hoy asciende a unos 8 billones de euros, de los cuales 1,8 se encuentran en activos financieros tales como depósitos, bonos o acciones, y el resto, más de 5 billones, se encuentra en viviendas y locales. Esto significa que los españoles, y en particular la clase media, han concentrado los dos tercios de su ahorro en activos inmobiliarios.

Y es precisamente sobre este ahorro, que en el caso de la clase media supone el 80% del ahorro total, contra el que Montoro y Rajoy han focalizado su reforma fiscal para tratar de mantener su chiringuito de nepotismo y corrupción, que es la base de su poder y de corrupción y que, ante la más que previsible debacle, se está incrementando exponencialmente. El mecanismo de expolio es algo impensable en una democracia: la eliminación por decreto de los coeficientes de abatimiento y actualización de los bienes inmuebles. Para estos dos saqueadores, un inmueble comprado por 100 hace 20 años o más y vendido hoy por 300 ha tenido una plusvalía de 200, y en consecuencia debe ser gravada según los tipos del IRPF para las ganancias patrimoniales.

Se trata un robo sin antecedentes históricos a unos ciudadanos indefensos, que se completa con el impuesto sobre el suelo de los Ayuntamientos que, al depender del valor catastral, que no ha dejado de subir aunque el suelo no haya dejado de bajar, de forma que cuando una persona que haya invertido los ahorros de toda su vida en una vivienda o un local comercial y necesite venderlo para repartirlo entre sus hijos o para sobrevivir, aunque no haya tenido plusvalía real alguna, el sistema fiscal implantado por el PP le robará hasta la mitad de la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra aunque esta se realizara hace 40 años. Un robo sin paliativos, ya que grava plusvalías inexistentes a los ahorros de toda una vida de esfuerzos y sacrificios a las clases medias y trabajadoras.

Finalmente, este pavoroso cuadro de expolio fiscal y de puro robo se completa con un corralito fiscal para los ahorradores, como explicaba aquí McCoy el pasado día 21. “Si usted tiene un patrimonio financiero en acciones o participaciones sociales superior a 4 millones de euros o una participación de, al menos, el 25% de una empresa con un valor de la misma superior a un millón de euros, deberá integrar en su declaración las plusvalías latentes de dichos activos o participaciones en caso de que elija, por los motivos que sea, instalarse en otro país”. Es decir, el Gobierno de Rajoy “cercena por la vía fiscal la libertad de movimientos y coarta su posibilidad de buscar nuevas oportunidades, personales, familiares o empresariales, en otras naciones”. Es por todo esto y cien cosas más que, como afirmaba la semana pasada, votar al PP hoy es algo propio de lacayos y de traidores.

Encajar España en Cataluña
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 1 Diciembre 2014

LA LOGIA del Puente Aéreo, esa que tiene sus minaretes más visibles en La Vanguardia y El País, su bazar en soraya.cat y que ha logrado recuperar para cebrianes y carolos, ayusos y julianas las infinitas gabelas que dimanan de ser los visitadores diurnos de la Moncloa, está empeñada en convencernos de que la única tarea que los españoles hemos de abordar ya, pero ya, es «el encaje de Cataluña en España», haciendo para ello cuantos cambios sean necesarios en la Constitución de 1978 (q.e.p.d.). Qué cambios son esos, ninguno de los muecines de la Logia los aclara: por un lado, insisten en la necesidad absoluta de reconocer la singularidad cultural, fiscal y, en definitiva -farruquean los carolos y julianas-, nacional de Cataluña; por otro, dicen los muecines prisaicos mirando al tendido de la Izquierda, eso debe hacerse sin menoscabo de la indiscutible e innegociable igualdad de los españoles ante la Ley, que hallaría su natural encarnadura en una Constitución, «decididamente federal». Decididamente indecisa, me parece a mí, porque no puede proclamarse la igualdad de todos partiendo del reconocimiento expreso de la desigualdad de algunos.

Es tan mostrenca la argumentación, tan burdo el propósito -mantener como sea los privilegios mediáticos que el Poder, en Barcelona y Madrid, viene dispensando a la Logia Prisaguardia- y tan limitadas las posibilidades de hacer legal lo ilegal e igual lo desigual que, en su bracear de náufragos ahogándose en bonus y quilates, lo único que hacen es meternos prisa. Con mayúsculas de la mayúsculamente quebrada PRISA, claro, cuya salvación financiera mediante actuaciones contrarias a la libre competencia podrían llevar a Soraya al banquillo antes que a la Presidencia. Y con las minúsculas luces de estos escribas incapaces de alumbrar una idea en cien artículos; y tan minúsculamente provistos de fuerzas morales que, para muchos representan, precisamente, la corrupción institucionalizada desde 1978. Lo que hay que encajar es la España constitucional en la Cataluña dictatorial, donde no hay libertad para rotular, estudiar o proclamarse español. Esta Cataluña no es capaz más que de corromper y, por ende, desencajar, a España en general y a su interior España en particular. Y ese es el reto político y legal. Lo demás, engañaconstituciones y engañabobos.

Europeizar España
Arcadi Espada. El Mundo. 1 Diciembre 2014

El artículo sobre lenguas de Vilarrubias y De Ramón en El País de hoy. La mejor intención. Pero los errores mayores. Y el principal: como si España fuese una Europa sin koiné, o lo que es peor como si fuese una Europa con koiné metida con calzador y perteneciente en origen al país más euroescéptico del continente. Por el contrario imaginemos que Europa fuese España. Es decir un lugar donde todos sus habitantes, todos, entendieran, hablaran y escribieran perfectamente una lengua. Oh, qué áureo lugar no sería.

Pues resulta que no. Al parecer hay que europeizar España. Pero en lo peor de Europa, como es natural. Renunciando a la koiné. Porque los autores, en el centro del pensamiento correcto, aún creen que las lenguas son un patrimonio de la humanidad, cuando no son más que una de sus más veteranas y peligrosas amenazas.

El 'narcoyihadismo' significa hoy la mayor amenaza para la seguridad
EDITORIAL El Mundo 1 Diciembre 2014

LA GUERRA Santa contra los infieles que viven fuera de la unidad religiosa del Islam se ha convertido en un lucrativo negocio que mueve miles de millones en mercados tan dispares como la venta ilegal de petróleo, la extorsión, los secuestros, los robos y la droga. Según la información que publicábamos ayer, la ONU calcula que los grupos narcoyihadistas que operan en el Sahel -la región que limita al sur con el Sáhara- obtienen un 15% del beneficio total que genera el tráfico de cocaína procedente de Latinoamérica (principalmente de Colombia) con destino a Europa. Esa tierra de nadie comprendida entre el norte de Mali y Níger, el sur de Libia y Argelia y el este de Mauritania se ha convertido en un gran almacén de droga cuya finalidad es financiar las actividades de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Si hace apenas unas semanas la revista Forbes detallaba el origen de las millonarias fortunas que atesoran grupos como el IS, Hamas o Hizbulá, Naciones Unidas alerta ahora de que el yihadismo, cuya expansión constituye la mayor amenaza para Europa y Occidente, ha creado una auténtica red multinacional gestionada con criterios empresariales para financiar el terror. Combatirla firmemente debe constituir el principal objetivo de la defensa militar de los aliados occidentales.

España, por cuyo territorio circula gran parte de la droga que los narcoyihadistas introducen en el continente, es una pieza activa en esta batalla. Junto con Francia, es el país que más esfuerzos está realizando por la estabilidad de Mali -cuya misión europea lidera desde noviembre- y forma parte de la coalición internacional auspiciada por la OTAN para combatir al Estado Islámico en Irak y Siria. Sin embargo, tal y como refleja la información que publicamos hoy, tiene un frente abierto en Ceuta, de cuyo entorno sale el 30% de los marroquíes que aspiran a luchar en Oriente Próximo. Además, su posible retorno a nuestro país en forma de lobos solitarios dispuestos a cometer atentados es un peligro añadido, según el Ministerio del Interior. Sin ser alarmante la movilización de yihadistas en España y estando muy focalizada en Ceuta y Melilla, habría que mantener bien alta la guardia ante el principal problema para nuestra seguridad nacional.

Los catalanes silenciados
José María Carrascal ABC 1 Diciembre 2014

La visita de Rajoy a Cataluña no ha sido el choque de trenes que muchos temían y los amantes de catástrofes deseaban, sino un choque de personalidades. Rajoy ha ido a decir en voz alta y firme que Cataluña es plural, que nadie tiene derecho a arrogarse su entera representación, y menos quien se olvida de dos tercios de los catalanes, con el que está dispuesto a hablar, pero no sobre descuartizar España. Por eso mismo, su Gobierno, que ha salvado a Cataluña de la quiebra, pagando facturas atrasadas, sueldos de funcionarios, pensiones de jubilados, manteniendo abiertos hospitales, escuelas y otros servicios públicos, seguirá ayudándola. Mas lo tiene más sencillo: quiere que se le permita celebrar la consulta soberanista que el 9-N se quedó en mero ensayo. Ni el uno ni el otro van a conseguir lo que desean. Treinta años de adoctrinamiento nacionalista, de «España nos roba», de «somos distintos» (léase superiores), de falseamiento de la historia y caldear los ánimos no se borran en un fin de semana por más cifras que se exhiban. Y Rajoy no puede ni quiere conceder lo que él mismo ha dicho sobrepasa sus poderes. En cuanto a dar a Cataluña algún regalito o regalazo como consuelo, debe andarse con cuidado, pues tiene encima los ojos de los presidentes de las demás comunidades, listos a exigirle lo mismo, con lo que volaría por los aires lo conseguido con el sacrificio de los españoles los tres últimos años. Lo que sí puede es levantar el ánimo de los catalanes silenciados que se sienten también españoles. A eso ha ido. Era hora.

La carta que el astuto Mas se guarda en la manga es que la inquietud se apodere de los círculos políticos y económicos internacionales por la prolongación de este pulso y obliguen a Rajoy a ceder. Me temo que, en esto, el president sea víctima de sus deseos. Desde el 11 de noviembre no he visto ni siquiera una nota en el New York Times sobre el problema catalán. Y ya saben ustedes que lo que no aparece en el NYT no existe internacionalmente hablando. Hay en el mundo otros problemas más importantes, urgentes y peligrosos de que ocuparse.

Lo que no quiere decir que el problema catalán vaya a desaparecer de escena. Seguirá en ella como hasta ahora, sembrando mentiras, trampas, extorsiones y amenazas, como la última que acaba de lanzar el president: como no me den lo que pido, no pagaré la deuda catalana. Me recuerda aquel que intentaba atracar un banco fingiendo que tenía una pistola en el bolsillo. Pues para pagar sus deudas, Mas necesita que el Gobierno español le preste dinero, al habérsele agotado el crédito en los mercados internacionales.

¿Cuánto durará este juego de argucias, infundios, fingimientos, invenciones y disimulos? Pues no sabría decirles. Como la moneda falsa desplaza a la auténtica, los bulos suelen desplazar a las verdades. Y Artur Mas se ha revelado como un experto en la materia.

Así quiere Podemos liquidar la banca
S. McCoy El Confidencial 1 Diciembre 2014

Podemos quiere liquidar la banca. La banca ejercida como actividad de mercado, quiero decir. Sin señalarlo expresamente, es evidente que para los autores de la ponencia económica, que no programa, del incipiente partido el sector –monopolio de “muy baja competencia” de acuerdo con lo señalado en las hojas 13 y 14 de la misma, toma ya– es uno de esos “grupos poderosos pero muy minoritarios en nuestra sociedad” que han impulsado “imposiciones antidemocráticas” en contra del doliente pueblo. Y le ha puesto la proa. Para muestra, un botón: “Solo con el 2,5% de las ayudas que se han concedido a los bancos que han provocado la crisis, se erradicaría el hambre en el mundo”, afirman sus autores en la página 8 del manifiesto. Quien tenga oídos para oír…

A lo largo del texto, hay numerosas medidas que van en dicha dirección. Junto con la propuesta de crear una banca pública incompatible con la corrupción, algo que históricamente ha quedado probado como un inevitable oxímoron, defienden el “crédito y la financiación a la economía como un servicio público esencial” (página 11). Una idea que pone de manifiesto uno de los atractivos de cualquier iniciativa de la formación liderada por Pablo Iglesias: el limitarse a recordar a los ciudadanos sus derechos, e incluso crear otros nuevos, sin hacer mención alguna a las obligaciones asociadas a los mismos. De este modo, logran llevar en volandas el subconsciente colectivo a la tierra del Pequeño Pony y demás fantasías animadas de ayer y hoy, y atraer así el voto de la utopía. Más dura será la caída.

Claro que, cómo no lo van a hacer si, para ellos, sencillamente las contraprestaciones no existen. Los términos de cualquier contrato, esos que constituyen la base de la seguridad jurídica, se los pasan por donde la espalda pierde su casto nombre si las circunstancias aconsejan que así se haga. Así, proponen, con carácter retroactivo, un detalle importante, la “disminución de la carga hipotecaria de las familias”, incluida su restructuración o quita. Parecen olvidar que nadie es obligado a contraer una deuda sobre un inmueble, que lleva su proceso –tasación, concesión, fe pública– y no es pedir dinero para salir del paso de una situación. Y que, habiendo como hay situaciones excepcionales que han de ser tratadas como corresponde, por supuesto, no se pueden generalizar las dudas sobre una forma de crédito cuya titulización no sólo es una fuente importante de financiación bancaria, sino uno de los activos sobre los que pretende actuar el BCE. Ojito con las bromas.

Es constante la cantinela de la quita y la restructuración, cuyo discurso no sólo afecta a la deuda privada, sino que pretende extender a la pública no por vocación, sino por necesidad (página 17). Sobre este planteamiento escribimos hace bien poco sin detenernos en su impacto sobre el sector financiero, que resulta, cuando menos, preocupante. De consolidarse esa idea, automáticamente la renta fija soberana del Estado afectado pasaría a consumir capital de la banca al ser reconsiderada como activo de riesgo. A igualdad de rentabilidades, el mayor comprador de este tipo de deuda preferirá títulos de otros países. No sólo eso, venderá los que ya tiene. El Estado tendría dificultades para colocar sus emisiones y el coste de financiación de España se dispararía, algo que entiendo sabido por economistas tan leídos como los que firman la ponencia. De eso no interesa hablar, claro.

La banca, por tanto, es para Podemos un estorbo que hay que quitar de en medio. Es verdad que a día de hoy no cumple de manera adecuada con su función de canalización del ahorro a la inversión. Por razones de demanda y de oferta, ausencia de solicitud solvente y restricciones por el lado de la financiación derivadas de la nueva regulación sectorial que ha reducido ya de manera sustancial su retorno. Sin embargo, se trata de un mal necesario. Porque la alternativa a su existencia son los uh-ah-eh “terroristas” mercados, la eh-ah-uh banca en la sombra, los modelos de desintermediación financiera –que mantienen las premisas de los bancos en cuanto a las relaciones plazo-riesgo-rentabilidad– y las cooperativas que tan “imponente” éxito han tenido en las referencias geográficas de Navarro y Torres. Naciones arrasadas por la pobreza.

¿A quién le importa? Demonizaciones son electores, que no buenas razones.
Pues eso.
Buena semana a todos.

Podemos y la comunicación política
El autor explica que la principal diferencia entre el PP y Podemos es que Rajoy se niega a dar explicaciones a los ciudadanos, mientras que el partido de Pablo Iglesias ha entendido que la comunicación es la base de la política.
AGAPITO MAESTRE El Mundo 1 Diciembre 2014

YA HA sacado Podemos un avance de su programa económico. Y, como yo había previsto, es un programa de corte socialdemócrata. Radical en algunas cosas es, pero nada es anormal y las medidas son plausibles, posibles y viables. Aunque haya sido con la boca chica, más de un observador neoliberal ha tenido que reconocerlo con alivio: ¡Es un programa socialdemócrata! No son revolucionarios. En efecto, como ha dicho algún comentarista de marcado tinte neoliberal, es solo un programa de corte socialdemócrata como el que tuvo Zapatero y, más tarde, ha seguido Rajoy. Otros, más exagerados, han preferido decir que es un programa intervencionista y casi fascista. No comparto esta segunda opinión, entre otros motivos, porque una vez más se confunde lo expresado en el programa y los que «dicen qué dice» el citado programa.

En cualquier caso, ya poco importan los comentarios críticos o exagerados sobre el programa de Podemos, sino cómo lo expliquen, lo justifiquen y lo comuniquen los líderes de Podemos a la gente. Y en este terreno, a tenor de lo visto y oído, tengo que reconocer que lo harán bien, sencillamente, porque hablan, expresan y comunican muy bien con la gente. Mensajes sencillos, propuestas concretas y, sobre todo, a la hora de hablar saberse marcados por la contingencia de la historia. Nada hay absoluto y definitivo en la vida y menos todavía en la vida política. Podemos, aunque les pese a los absolutistas morales, hacen política, hablan para todos. Han conectado con los desesperados, los desposeídos y los que quieren soluciones, o sea, se han comunicado con la mayoría de los ciudadanos de España.

La comunicación, sí, es la base de la política y, por eso, los de Podemos han hecho bandera de Maquiavelo e Ignacio de Loyola: «Acomodación a todo», naturalmente, permítanme la ironía del santo, con «prudencia santa». Su programa no es para América sino para Europa, su modelo no es Venezuela sino Suecia. Pueden criticarse sus propuestas, pero no son descabelladas ni absurdas. Son para aquí y ahora. Y las comunicarán bien. Podemos forma parte ya de una larga y sugerente tradición política española, que podríamos llamar eclecticismo, tacitismo, que fue practicada, con mejor que peor fortuna en el siglo XX español, con el nombre de «accidentalismo». Su éxito está asegurado, porque concibe la historia de modo tan abierto como impredecible. No se cierran a nada. No reducen la política, dimensión clave de la Historia, a dogmas que sólo pasan por la mesa de trabajo del filósofo, del profesor de Filosofía, pero que nada tienen que ver con la realidad. Al final, los líderes de Podemos lograrán explicar bien su programa, sencillamente, porque saben dirigirse a los otros, atienden a sus interlocutores y se expresan con argumentos. La comunicación es para ellos su principal creencia. La sociedad es muchas cosas, pero en todas ellas, sea en el ámbito de la economía o el arte, la religión o la política, el comercio o la guerra, siempre estará presente la comunicación. He ahí la clave que singulariza al nuevo partido político frente al Gobierno de España. Sí, sí, la diferencia clave entre un político normal y otro de conducta desviada es que el primero desea, por encima de todo, comunicar, mientras que el segundo lo desprecia o se refugia en el silencio, porque desconsidera la posibilidad de influir y ser influido por los otros; el político malo odia profundamente la comunicación y, sobre todo, elude dar explicaciones a sus conciudadanos. Su indolencia a la hora de comunicar llega hasta el punto de no creer que pueda influirse a nadie a través de las ideas expresadas pública y abiertamente.

LA COMUNICACIÓN es, pues, asunto clave de la vida política. Ahí reside el núcleo central para comprender porqué el partido más grande de Europa, en 2011, está a punto de ser barrido por una formación política que apenas tiene seis meses. Si todavía alguien no lo tiene claro, que conteste la siguiente pregunta: ¿Qué diferencia hay entre los del PP y los de Podemos? Yo me atrevería a mantener que los primeros desprecian la comunicación y los segundos la miman. Todo el mundo sabe que el PP tiene una pésima política de comunicación. ¿Por qué no tiene política comunicativa el PP? Sencillamente, porque el PP de Rajoy no cree en la comunicación. Por el contrario, los dirigentes de Podemos quieren hacerse cargo de los problemas de la gente, compartir inquietudes y transmitir ilusiones. ¿Entonces todo se reduce a un problema de comunicación? Sin duda, pero eso no es poca cosa. Es la esencia de la política. De la vida.

¿Cuántos políticos en el PP saben comunicar, decir, persuadir, conquistar y, en fin, intercambiar pareceres con sus conciudadanos? ¿Es Rajoy un hombre comunicativo? ¿Tiene Rajoy a su lado alguien que crea en la comunicación? ¿Cree mi antigua amiga Carmen Martínez Castro, secretaría de Estado de Comunicación, en la comunicación? Respondamos por orden: el PP tiene políticos que saben comunicar, pero es obvio que Rajoy no es un hombre comunicativo; por el contrario, ha estado meses callado sin salir a dar una rueda de prensa, e incluso ha humillado a los periodistas hablando a través de un plasma o cómo se diga. Es ya todo un hallazgo en una democracia de opinión que el presidente de Gobierno se haya negado a hablar sin caer en despotismo. Es un fenómeno único entre las democracias de opinión. Todo un presidente del Gobierno de una vieja nación, España, se ha negado miles de veces a hablarles a sus ciudadanos. No se esconde. No huye de los periodistas. No rechaza ir al Congreso de los Diputados. Sencillamente, se ha negado a hablar. Se ha negado a ejercer su oficio. Salvo Rajoy, no conozco a un político europeo que no desee hablar. Es un hombre raro. Se imaginan a un piloto, un profesional de la aviación, que no quisiera volar. Es inaudito. Tan raro como que un profesor no quisiera dar clase, o un ingeniero informático rehusara utilizar el ordenador... ¿Será Rajoy un animal político nuevo? ¡Quién lo sabe! No es fácil explicar la conducta de un gobernante que se niega sistemáticamente a hablar. A comunicar.

TAMPOCO CREE su secretaria de Estado de Comunicación, paradoja entre las paradojas, en la comunicación. No cree que puedan defenderse ideas, creencias, políticas y formas de vida pública a través de la comunicación. En el fondo y, por supuesto, en la forma mi antigua amiga sólo cree que la gente se acomoda a todo... No importa lo qué se le diga ni cómo se le diga. El desprecio profundo que Rajoy y Martínez Castro tienen por la comunicación ya es digno de estudiarse en las Facultades de Ciencia Política y Periodismo. Por el contrario, en los últimos meses, he visto muchas veces a los líderes de Podemos en TV y saben escuchar en respetuoso silencio a sus interlocutores. Hablan con tono pausado y razonando. Parecen haber estudiado en la escuela de Nietzsche y Ortega: no les gusta el griterío. Quieren, en fin, comunicarse con la gente. Por eso, precisamente, porque antes que otra cosa quieren comunicarse con el resto de los ciudadanos y compartir sus problemas, explicarán su programa económico no como algo irrealizable y utópico sino como unas propuestas «pragmáticas» y «realistas». Socialdemócratas. Y si no valiesen, pues se cambian, pero siempre se explicará y se comunicará a la gente esas variaciones. El resto es silencio, o peor, tratar de convertir la televisión en propaganda para el césar de turno.

Agapito Maestre es filósofo.

Andalucía
Ana Mato, el 122 y allende Despeñaperros
Pedro de Tena Libertad Digital 1 Diciembre 2014

Tras el auto mediáticamente inculpatorio del juez Ruz y la dimisión de la no imputada Ana Mato, me fui corriendo a leer el artículo 122 del Código Penal, clave del arco que ha disparado la flecha política letal. Encuadrado en el Título V, De la responsabilidad civil derivada de los delitos y faltas y de las costas procesales y su Capítulo II, De las personas civilmente responsables, dice lo que sigue:

El que por título lucrativo hubiere participado de los efectos de un delito o falta, está obligado a la restitución de la cosa o al resarcimiento del daño hasta la cuantía de su participación.

Pero, ¿participación directa, voluntaria y consciente? No. Según me han referido, los requisitos que la jurisprudencia ha admitido para acordar la restitución por participación lucrativa son: a) que alguien se aproveche de los efectos de un delito o falta -aunque no se le pueda condenar como receptador-; b) que quien tenga esos bienes desconozca que proceden de un hecho delictivo; c) que no esté acusado de haber participado en el delito a título de autor o de cómplice; d) que tal participación a efecto de aprovechamiento civil ha de tener como causa un título lucrativo (sin contraprestación alguna), no un título oneroso. Tras la meditación, lo iba entendiendo todo mejor por lo que de pronto me sobrevino una iluminación, un fogonazo, un éxtasis.

Mi amiga y colega Cornelia Cinna Minor había resumido y resumado un día antes toda la corruptela allende Despeñaperros. Fíjense:

ERE. La juez Alaya cifra su cuantía en 855 millones de euros y no ha terminado.
Cursos de Formación. De entrada y nada más comenzar las instrucciones, 950 millones que están sin justificar y hoy la UDEF no encuentra 1.000 millones más de las citadas subvenciones.
Facturas falsas de UGT: 15, 3 millones, por ahora.

Bahía Competitiva: 25 millones fantasma.
Caso Astapa: 40 millones ignotos, como mínimo, bloqueados con 109 imputados.
DeSevilla: 1,6 millones diversificados.

Madeja/ Enredadera: 1,8 millones en mordidas y subiendo.
Mercasevilla. 25 millones en suelo y en ERE falsos, pagados incluso ¡a otras empresas!
Invercaria. Como mínimo, 60 millones y subiendo.

Se apuntan ya, pronto se verá, 1.000 millones más en fondos propios y europeos (Jeremie y Jessica) sin control ni normativa.
Las exoneraciones –permiso de la Junta para no justificar gastos– en subvenciones eran práctica habitual en la mayoría de las consejerías, dando una cifra inicial de 371 millones –sólo en dos de ellas–.

Lo anterior hace un sumatorio de 4.344,7 millones de dinero público –ojo, no privado como la mayoría del mal usado en el caso Gürtel y el caso Bárcenas–, estando ya judicializados más de 3.000.

Y ahora, ya con el revelador chispazo jurídico a cuestas, volvamos al 122 del Código Penal. O sea, a las esposas y esposos, compañeras y compañeros, de los intrusos de los ERE, que eran 72 hace dos años y que siguen apareciendo, ¿les será de aplicación este tipo delictivo, supieran o no supieran las travesuras de sus cónyuges o parejas? ¿Y a la madre de Juan Lanzas, el conseguidor que tenía dinero pa asá una vaca y a la que proveía de un estipendio mensual? ¿Y a la mujer del ex director general Guerrero y otros cómplices? ¿Les será igualmente de aplicación a los próximos de los dueños de las empresas de los cursos de formación fraudulentos? ¿Y a las legítimas o legítimos de los sindicalistas que medraron en el caso UGT? ¿Afectará a la esposa de Antonio Perales, el imputado en el caso Bahía Competitiva...? Y no sigo aunque podría.

Para resumir y meter el dedo en algún mal ojo: ¿le será de aplicación el artículo 122 a Antonia Iborra y Teresa Caravaca, esposas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y demás prójimos de aforados, entre otros muchos posibles–, si fuera menester? Verán, es que si sus maridos hicieron lo que hicieron –pongamos por caso–, por interés electoral partidista, al final terminaron obteniendo puestos de altísima dirección que estaban muy bien remunerados. Ellas quizás no sabían lo que habían hecho ni cómo, pero participación lucrativa tuvieron. Y también el PSOE en tanto organización, como UGT, como los otros demás afectados de participación lucrativa de Invercaria, Bahía Competitiva, Astapa, etc.

Entonces adiviné que el juez Ruz había frotado una lámpara, más desastrosa que maravillosa, con el genio de la mala leche dentro al que la juez Alaya, miren ustedes, no ha necesitado, aún, por centrarse en los responsables más que en los irresponsables.

Y pregunto: ¿qué tiene Ana Mato que no tengan todos estos y estas demás? Pues nada. Bueno sí, un juez, el juez de su horca política.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

DESDE LA CORRUPCIÓN Y EL INDEPENDENTISMO HASTA SU POLÍTICA ANTITERRORISTA O LA LEY DEL ABORTO
25 formas de agredir a tu electorado
Gaceta.es 1 Diciembre 2014

Gaceta.es recoge en una lista las promesas incumplidas de Rajoy que enfadan a quienes depositaron su confianza en el PP en las urnas.

Hace apenas una semana se cumplían tres años de una legislatura del PP marcada por la corrupción en sus filas y el órdago independentista de Artur Mas. La Operación Púnica, que hasta ahora se ha saldado con más de medio centenar de detenciones de políticos y empresarios, no ha sido el único escándalo que salpica al partido. Los llamados papeles de Bárcenas destaparon una supuesta caja b de sobresueldos, el 'caso Gürtel' ha arrojado la imputación de 187 personas y la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, junto a la de otros cuatro alcaldes de municipios gobernados por el PP, y el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid desveló el millonario despilfarro de consejeros y directivos de Bankia entre los que se encontraba el exvicepresidente del Gobierno con el PP y expresidente de la entidad Rodrigo Rato.

Además, el presidente catalán, Artur Mas, no sólo logró llevar a cabo su pseudo-consulta el 9N tal y como había prometido -mientras que Rajoy seguía defendiendo que no se votaría- sino que, a día de hoy, sigue marcando con total libertad su "hoja de ruta" que lleve a una consulta definitiva sobre el futuro de Cataluña en un plazo de 18 meses. Este sábado, 20 días después de la consulta, Rajoy por fin viaja a Cataluña para hablar del papel del Ejecutivo en la "crisis económica" y para defender la soberanía nacional.

El fin de la Doctrina Parot, la paralización de la reforma de la ley del aborto, las reiteradas subidas de impuestos, el reconocimiento del matrimonio homosexual, el apoyo abierto al diario El País o la puesta en marcha de la maquinaria para reconocer a Palestina como Estado el mismo día de un atentado que mata a varios civiles israelíes son algunos de los "agravios" del PP a sus propios votantes que Gaceta.es recoge en esta lista.

Interior y política antiterrorista
- Doctrina Parot. El programa electoral de los populares afirmaba que defenderían el cumplimiento íntegro de las penas para los presos detenidos por delitos de terrorismo. La defensa tibia de la Doctrina Parot por parte de la Abogacía del Estado y la falta de respuesta desde el Gobierno llevaron a la, hasta ahora, última gran concentración de las víctimas contra la política antiterrorista del Ejecutivo. Aquel acto supuso el inicio de la ruptura entre las asociaciones mayoritarias de víctimas y el Gobierno de Mariano Rajoy.

- Puesta en libertad del "terminal" Bolinaga. Entre los incumplimientos que afectan a la lucha contra el terrorismo, el que más daño ha hecho a las víctimas ha sido la puesta en libertad de este etarra. Alegando que el cáncer que padecía podía tener un rápido desarrollo. Sin embargo, las acciones legales de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) demostraron que los informes médicos con los que se liberó al asesino estaban viciados y que no se hizo caso a la forense de la Audiencia Nacional que informó en contra de la excarcelación.

- Prometió ilegalizar todas las franquicias de ETA a las que Zapatero entregó el poder en Guipúzcoa. No lo hizo. Lo cierto es que la reforma electoral para los Ayuntamientos que promueve Mariano Rajoy, que consiste en que gobierne la lista más votada, daría ventaja a Bildu en el País Vasco y en Navarra y provocaría un incremento notable de los Ayuntamientos en manos de ERC en Cataluña. Según los resultados de las elecciones de mayo 2011, los abertzales de izquierda gobernarían en 121 ayuntamientos del País Vasco y de Navarra (el 24,49 % del total), afectando a 628.788 habitantes, el 22,4 % de la población vasco-navarra. En las europeas, Bildu fue la lista más votada en 128 Ayuntamientos del País Vasco.

- FCSE en Cataluña. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que el programa de los populares pretendía modernizar y dotar de una nueva estructura y organización, no han sido atendidas por el ministerio del Interior. Además, los cupos de renovación de personal comprometidos no se han cumplido y, a día de hoy, tanto en el Cuerpo Nacional de Policía, como en la Guardia Civil, las promociones anuales no cubren ni la mitad de los puestos que se pierden por jubilación de los agentes.

Sociedad y Sanidad
- Ley del aborto. La reforma de la llamada Ley Aído era uno de los puntos que más interés suscitaban entre las promesas electorales del PP después de que los ‘populares’ se hubieran manifestado radicalmente en contra de dicha ley del aborto, diseñada y aprobada en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. Dos años después de ganar las elecciones generales y cuando parecía que el Gobierno del PP se había olvidado de su promesa, el ministro Gallardón presentó el anteproyecto para la reforma de la ley del aborto, que surprimía los plazos para abortar y volvía a los supuestos con el fin de proteger la vida del no nacido. La presión social promovida por la izquierda pudo con Mariano Rajoy y la mayoría absoluta de la que goza el PP, que guardó en el cajón su compromiso electoral ignorando a sus votantes -que me manifestaron de forma multitudinaria el día 22 de noviembre a favor de la vida- y causó así la dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón al frente de la cartera de Justicia.

- Matrimonio homosexual. En noviembre de 2012 el Constitucional avaló la Ley aprobada en 2005 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que permite el matrimonio entre homosexuales es plenamente constitucional. Francisco Hernando, elegido a propuesta del PP, se abstuvo de intervenir por haber tomado decisiones sobre esa Ley en su anterior cargo de presidente del Consejo General del Poder Judicial y la decisión fue adoptada por ocho magistrados, siete progresistas y un conservador, Francisco Pérez de los Cobos. El PP, pese a haber recurrido la Ley por entender que es inconstitucional no la ha modificado pese a contar con mayoría absoluta en el Congreso para hacerlo.

- ¿Fin de Educación para la Ciudadanía? El PP cumplió con el compromiso electoral de diseñar una reforma educativa, la Lomce, que se comenzó a implantar no sin polémica con el fin de mejorar el rendimiento de los alumnos y evitar el fracaso y el abandono escolar. Entre muchas de las cuestiones que se modificaron, se pretendió acabar con la asignatura Educación para la Ciudadanía, concebida en el Gobierno de Zapatero, y sustituirla por Valores Sociales y Cívicos (en Primaria) y Valores Éticos (en Secundaria), alternativas a la de Religión. Sin embargo, Educación para la Ciudadanía, símbolo del enfrentamiento ideológico entre PP y PSOE, sigue viva. Dentro del margen del que disponen las comunidades autónomas para las materias específicas y de libre configuración, Andalucía se ha rebelado contra la norma del Gobierno y cree que puede recuperar la asignatura, pero además Susana Díaz también ha anunciado que será el profesorado funcionario el que aplique y califique las pruebas de evaluación final en los centros públicos -lo que choca de forma frontal con la Lomce, que explica que las pruebas "serán aplicadas y calificadas por profesorado del sistema educativo español externo al centro"-.

- Sin ampliación del permiso de paternidad. A pesar de que el Congreso aprobó en 2009 la ampliación del permiso de paternidad de las dos semanas actuales a cuatro, su aplicación se ha pospuesto durante cuatro años. Justo en la semana en la que el Gobierno del PP cumplía el aniversario de su tercera legislatura, el partido rechazaba una moción de CiU que instaba al Ejecutivo de Mariano Rajoy a implantar la medida en 2015. La razón alegada fue de nuevo la crisis económica, que según el Gobierno obliga a centrarse en otras prioridades como las altas tasas de desempleo. La respuesta ha sido cuestionada por la oposición y justificada por el Partido Popular que, a pesar de todo, reconoce que se trata de un “tema pendiente” para frenar el descenso demográfico en España y que contribuiría, según han asegurado, a “avanzar en la igualdad en el empleo y la corresponsabilidad parental”.

- Copago hospitalario. Llegó en 2013 como una de las medidas estrella dentro de la urgente reforma sanitaria para el mantenimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) y, a día de hoy, no sólo ha levantado ampollas en una buena parte de la sociedad sino que su aplicación está paralizada en todas las comunidades autónomas salvo en Ceuta y Melilla. El copago hospitalario, fijado en 42 medicamentos destinados a pacientes con enfermedades graves y crónicas que estaban exentos de pago, suscitó el rechazo de las comunidades bien porque se oponían frontalmente a la medida o, en el caso de las regiones gobernadas por el PP, porque aún estaban estudiando la forma de implantarlo. Tras la dimisión de su impulsora, la ya ex ministra Ana Mato, la medida queda en el limbo un año después de su entrada en vigor.

- Apoyo a El País. Soraya Sáenz de Santamaría de pronto era el miembro del Gobierno mejor valorado según El País, que dedicaba además un editorial a la vicepresidenta apuntándola como próxima candidata del PP a Moncloa y única posibilidad de renovación dentro del Partido Popular. Este acercamiento entre el diario de izquierdas dirigido por Antonio Caño y la número dos del Gobierno -fuentes de Moncloa indican que el contacto entre el Gobierno y el diario es cada vez más estrecho- se materializó con la inauguración de elpais.cat, la edición del diario en catalán, a la que asistió Soraya Sáenz de Santamaría, que no dudó en deshacerse en elogios hacia la publicación del grupo Prisa porque la “pluralidad debe ser siempre sinónimo de riqueza”.

Economía
- “No subiremos los impuestos”. La frase venía repitiéndose hasta la saciedad desde 2009. “Subir los impuestos significa más paro y más recesión”, decía aquel año Rajoy.Un año después, en 2010, calificaba de “disparate” en tiempos de crisis la subida de los impuestos y prometía no subir el IVA, porque suponía un “sablazo de mal gobernante” a los ciudadanos, que ya pagaban “muy cara” la crisis. Sus palabras fueron reafirmadas por Esteban González Pons y Cristóbal Montoro, que abogaban por bajar los impuestos para lograr el “cambio”. La situación, nada más llegar al Gobierno en las elecciones generales, fue bien diferente. El Gobierno aprobaba en diciembre de 2011 una histórica subida de impuestos que elevaba el IRPF y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que era sólo el comienzo de lo que estaba por venir: cinco revisiones del IRPF, cuatro del Impuesto de Sociedades, dos del IVA, dos del IBI, tres de Impuestos Especiales y una de Impuesto de Patrimonio. En total, son alrededor de 30 las subidas de impuestos aprobadas por el Ejecutivo popular.

- España, igual que Kazajstán en libertad económica. En el plano económico, Rajoy prometió eliminar trabas burocráticas, reforzar la seguridad jurídica y apostar por una mayor libertad económica que impulsara el crecimiento y la creación de empleo. La realidad es que, a día de hoy, España se encuentra en el puesto 52 del mundo en cuanto a libertad económica, una posición equiparable a países como Túnez, Kazajstán o Eslovaquia. Según el último informe del Banco Mundial que mide la situación de 189 países, abrir un negocio en España es equiparable a las dificultades que se encuentran en Guatemala, República Dominicana o la Franja de Gaza y, de hecho, nuestro país ha registrado el peor deterioro en su clima empresarial de toda la OCDE en el último año.

Justicia
- Se reparte la elección del CGPJ con el PSOE. En noviembre de 2013 el PP incumple su palabra y se reparte con el PSOE la Justicia. La renovación del Consejo General del Poder Judicial se cerró con un acuerdo firmado por seis grupos parlamentarios (PP, PSOE, IU, CiU, PNV y UPN); con la designación de los 20 vocales por las fuerzas políticas, la fórmula instaurada por el PSOE que los populares han criticado durante 30 años y que prometieron cambiar para que los jueces eligieran a los 12 consejeros que deben proceder de la Magistratura.

- Archivo Salamanca. El programa del PP aseguraba que defendería la permanencia de los fondos que quedaban en el Archivo de la Guerra Civil en Salamanca, del mismo modo había un compromiso por el cual apoyarían la restitución de la unidad de archivo. Sin embargo, no solamente no se han apoyado las iniciativas judiciales para intentar que se devuelva la parte del archivo expoliada, sino que se ha comprometido el envío de nuevas cajas de legajos. Pese a ello, la asociación Salvemos el Archivo de Salamanca ha conseguido una primera sentencia favorable para la vuelta de parte de los legajos a la ciudad castellana. Unos documentos que no han sido reintegrados ante la pasividad del Gobierno.

- Memoria Histórica. Los populares definían durante la campaña electoral la Ley de Memoria Histórica como un modelo de la ideologización que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero había impuesto en la sociedad española. De hecho, votaron en el Congreso de los Diputados contra la aprobación del proyecto. Una vez llegados al poder, no solamente no han derogado sus medidas más conflictivas, sino que algunas de sus partidas presupuestarias han visto ampliados sus presupuestos.

Exteriores
- Conflicto palestino-israelí. El mismo día en que dos terroristas palestinos asesinan a cuatro civiles israelíes mientras rezaban en una sinagoga de Jerusalén, el Parlamento aprueba, con presencia del ministro García-Margallo y por unanimidad, una proposición no de ley que insta al Gobierno a reconocer a Palestina como Estado. El apoyo del PP a esa instancia llegaba año y medio después de que García-Margallo tuviera que renunciar a su intención de abrir un consulado español en Gaza, territorio en el que residen 50 españoles.

- Relaciones con Cuba. Todos los ministros del PP, a diferencia de los socialistas, que han visitado Cuba se han reunido con representantes de la oposición democrática a la dictadura comunista de la isla. Todos menos José Manuel García-Margallo, que ha detectado cambios en el régimen donde los disidentes sólo ven una multiplicación de la represión por cuatro y se ha reunido con los gobernantes cubanos en La Habana, pero no con los opositores.

Cultura
- Sin lucha contra la piratería. “El Partido Popular se ha comprometido a reforzar el marco legal para la protección de la propiedad intelectual e industrial”. Artistas, autores, editores y productores denuncian lo contrario. Se comprometieron a aumentar los recursos en la lucha antipiratería y sigue pendiente.

- Promoción de la música, el cine y el teatro. “Impulsaremos actividades vinculadas a la promoción de la música, el teatro y el cine español”. Tres años más tarde, Ramón Colom, Presidente de la FAPAE, lo resumía así: “No es una cuestión de Montoro bueno o malo, es una cuestión de desgobierno hasta que la cuerda se rompe por la parte más débil”, el cine. El Gobierno está en la cuenta de morosos del cine español. En vez de impulsar al cine, ha mantenido el 21% de IVA, que ha reportado al Estado 90 millones de euros en 2013, mientras el sector ha perdido 114 millones en comparación con 2012.

- Ley de Mecenazgo. Se comprometieron a una reforma de mecenazgo en 2011: “El PP apuesta por impulsar el mecenazgo para que tanto particulares como empresas se involucren en la financiación y promoción de la cultura, sustituyendo progresivamente el actual modelo basado en subvenciones”. Dos años más tarde, Rajoy decía en una visita al Museo del Prado que los mecenas “no deben esperar generosidad por sus actos”.

- Proteger las tradiciones “que sean parte de nuestra cultura, como la tauromaquia”. En cuatro años, han reducido en un 49,5% la inversión en la conservación y restauración de bienes culturales (de 39 millones de euros a 19). En la partida de la Protección del patrimonio histórico también han bajado un 57,7%: de 11 millones a 4.

- Exportar cultura. “El PP promoverá una acción cultural coordinada con la proyección exterior que proporcione a España una plataforma de visibilidad global y facilite la promoción internacional de la cultura en español”. Ejemplo: en 2011 se destinaron 1.225.000 euros a fomentar las artes plásticas en el extranjero, mientras que en 2013 sólo 171.000 euros.

- Premio Cervantes a Juan Goytisolo. El último dardo es encumbrar a un poeta crítico que ha despreciado la idea de España, y que renegó públicamente de este premio en el pasado. "La decisión del jurado prueba de modo concluyente la putrefacción de la vida literaria española, el triunfo del amiguismo pringoso y tribal, la existencia de fratrías, compinches y alhóndigas, la apoteosis grotesca del esperpento", escribió Juan Goytisolo sobre el Premio Cervantes tiempo atrás. En una entrevista en ABC en 2001, aseguraba que nunca aceptaría este galardón: "Estoy dispuesto a firmarlo ante notario: no pienso aceptar el Premio Cervantes nunca". "No soy ningún bien nacional ni estoy dispuesto a admitir ningún premio nacional. Trece años después, agradece y calla. Y el gobierno, calla y agradece.

El adoctrinamiento

Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 1 Diciembre 2014

Llevo varios artículos escritos sobre el adoctrinamiento en la escuela, que constituye una de las mayores aberraciones que pueda haber, pues no hay nada más contradictorio que una mente adoctrinada como contraposición a una mente educada Para formar sujetos emancipados, libres, con criterio propio y una visión humanista formada a través de la reflexión autónoma y el estudio, se necesitan tres cosas fundamentalmente: un profesorado independiente de toda superestructura ideologica, una escuela plural en su composición interna, y mucha libertad de pensamiento mediante el contraste de opiniones y de información. Ninguno de estos componentes está presente en la red educativa vasca, ni en la catalana. Allí donde hay nacionalismo secesionista hay manipulación de las consciencias, coerción ambiental y limitación del pensamiento libre.

Emilio Lledó, catedrático de la Historia de la Filosofía, uno de los filósofos más relevantes de los que se dedican al pensamiento en la actualidad, recientemente galardonado con el Premio Nacional de las Letras de 2014, miembro de la Real Academia Española, decía en uno de sus artículos, en El País, que “Desde hace años, de nuevo en estos días, como manifestación del menosprecio por la enseñanza pública y por sus profesores, se habla de la libertad de los padres para elegir el centro en el que educar a sus hijos. Esa defensa libertaria no tiene que ver con el deseo de que se practique en la educación una verdadera libertad: la libertad de entender, de pensar, de interpretar, de desfanatizar, de sentir. Libertad que, por encima de todas las sectas, debería fomentar la combatida Educación para la Ciudadanía y la identidad democrática. Una libertad que enseñase algo más que la obsesión por el dinero y por el solapado cultivo de la avaricia. A lo mejor, esa educación les obligaba a dimitir a algunos personajes de la vida pública, por vergüenza del engaño que arrastran y contaminan. Mejor dicho: haría imposible que se dieran semejantes individuos.”

Y afirma también en su libro “Elogio a la Infelicidad” que “La mayor parte de las aberraciones históricas, de las injusticias y maldades, no sólo proceden de manipuladores del poder, de mortíferos discriminadores, de promotores de la ofuscación y la radical incultura, sino también, aunque en más inocente medida, de la sumisión provocada por esa enfermedad crónica que los fanatismos y las mentiras ajenas han inoculado en la mente propia. Esto constituye la plaga más agresiva de las que puede sufrir el progreso social. Porque el individuo así manipulado, a pesar de su indefensión y pasividad actúa, sin saberlo, en la forja de un pastoso suelo social, de un imaginario colectivo que inutiliza muchas iniciativas de progreso y, sobre todo, que paraliza las mentes para inventarlo.”

No estoy contra el euskera ni soy antivasco, como muchos han esgrimido contra mí para descalificarme a mí sin entrar en mis razonamientos por ser objeto de mis críticas. Pero sí estoy contra las políticas lingüísticas que son un eficaz instrumento en manos de nacionalistas que pretenden la construcción nacional, arrasando lo que pillan por el camino. Estoy contra aquellos que me decían en las tribunas institucionales que las políticas lingüísticas son intocables y no deben entrar en el juego parlamentario. Pues claro que se pueden cuestionar como se puede poner en solfa todo, en un sistema liberal, todo lo que esté mal y convenga rectificar, corregir o cambiar.

Estos días pasados se discutió en el Parlamento Vasco el plan Estratégico del Euskera para el periodo 2014-2016, elaborado por el Gobierno Vasco, que es un auténtico giro de tuerca más que se añade a un proceso continuo de euskaldunización por la fuerza de la sociedad vasca. En dicho Plan se presupuestan 335 millones de euros, que son 111,8 millones por año, que es un 2% del Presupuesto anual. Así, según el PNV, se trata de corregir la asimetría social entre el euskera y el castellano, lo que es la prueba del algodón de la intervención sobre las gentes, tratando de limitar algo tan básico como el ejercicio de la libertad en la comunicación interpersonal y lo que el lingüista Rafael Lapesa insistía hasta la saciedad, que las lenguas las producen los pueblos no los políticos, afirmación que se confirma viendo como tras 35 años de intervencionismo sobre la libertad de la población apenas ha avanzado el uso social del euskera. Lamentablemente los del decadente y decrépito socialismo vasco siguen sin enterarse, y, en su acomplejado despropósito de renunciar a sus principios históricos y sumarse a la hégira nacionalista, nuevamente ayudan al nacionalismo a lograr sus objetivos de la formación del espíritu nacional. Igual que Franco.

Esta previsión presupuestaria referida a la euskaldunización supone nada más y nada menos que el 7% de incremento, en momentos de graves carencias sociales, paro, empobrecimiento social, vulneración de los derechos del niño al no abordar los problemas nutricionales, etc.

Para que se vea el afán manipulador de las conciencias infantiles, la mayor parte de esa inversión en políticas nacionalistas va dirigida a la Primaria y a la ESO, en partes iguales.

Desde 1983 los diferentes gobiernos, incluido el de Patxi López, se han gastado nada menos que la friolera de 1.875 millones de euros –según el diario El Mundo, aunque yo creo que la cifra se queda corta-, y ahora piensan seguir gastando nuestros impuestos en florituras, sin velar por los prevalentes intereses de la sociedad que pasan por abordar las causas de las crisis económica, social y de valores; con el apoyo de PNV, BILDU y los socialistas trasvertidos.

En esto hay varios propósitos: seguir alimentando al clientelismo político en las administraciones, sobre todo en la educativa, mantener el pesebre de un ejército de individuos que no producen nada rentable para la sociedad en su conjunto, sostener a un comisariado político que actúa sobre todo en el ámbito educativo en un empeño pertinaz por transformar las mentalidades inmaduras, y cambiar el imaginario colectivo mediante la transformación del lenguaje.

Dice Emilio Lledó en el libro mencionado que “Las palabras, que albergan –por su inmenso poder de articular referencias, de empujar la creación de nuestras perspectivas en el pensamiento- las semillas de discursos posibles, anulan esas posibilidades entre las murallas de las ‘frases hechas’, de los pensamientos dogmatizados. El poder pensar se convierte, así, en una tarea complicada. A tal extremo puede llegar, en la sociedad mediatizada, esa complicación que ‘lo que se dice’ no tenga el menor interés, y sea expresión muerta de esa previa anulación a la que ha llegado el inutilizado pensamiento. Pensar es, por el contrario, una tarea que únicamente puede realizarse en el contexto de la libertad, de esa indeterminación que hace juego con la posibilidad con que se nos hace presente el mundo.’”

El tobogán de Artur Mas
Xavier Horcajo www.gaceta.es 1 Diciembre 2014

“A una nación se la conoce por los hombres que produce, pero también por los hombres a quienes honra”, decía John F. Kennedy. Los historiadores algún día se plantearán como Cataluña honraba a Jordi Pujol y sobre todo como honra a Artur Mas como el mesías que les llevará a la independencia prometida. El “President Mas” no tiene 2,2 millones de seguidores, sino que ha sabido ponerse delante de ese toro, dispuesto a entregarle un voto útil, siempre y cuando se dirija al “corral” de la independencia.

El discurso de Mas es cada vez menos rotundo. Ahora llama a un “referéndum legal” para confirmar el 9-N y a abrir un periodo constituyente de 18 meses en los que piensa aplicar fondos públicos para levantar un estado catalán cuyo modelo ya se verá. Me reconocerán que, como Mesías, no es el ejemplo de “wagon master” que proponía John Ford para llevar mormones al Oeste.

A la pregunta ¿Pero es Mas un tipo al que honrar? cabe recordar que, tratamiento protocolario [el de Molt Honorable] a parte; Artur Mas llegó al cargo después de ser “mano derecha” de Jordi Pujol. La esposa de éste, Marta Ferrusola, fue la gran “valedora” del joven Mas (que le recordaba a Clark Kent). Luego se convirtió el “Mas-over” (juego de palabra con el término “masover”, con el que se designa al que explota la finca por cuenta del propietario). A ese grupo de poder le llamaron: “clan del pinyol”.

No creo que fuera motivo especial de honra la respuesta que dio a Pasqual Maragall cuando se le escapó aquello de “Ustedes tienen un problema, que se llama tres por ciento”. Era febrero de 2005. Mas no le respondió “retírelo o le llevo a los tribunales”, sino: “Está usted enviando la legislativa a hacer puñetas”. Una respuesta tipo: “Te voy a hacer una oferta, que no vas a poder resistir”, nada que ver con Mahatma Gandhi o Luther King, con los que acabó comparándose.

Un año después (2006) Alemania compra un disquete a un empleado desleal del LGT Bank de Liechtenstein en el que aparece el padre de Mas como evasor. Artur se enfrasca en la regularización sin acusación de delito fiscal, cosa que le permite la vicepresidenta económica socialista Elena Salgado. Luego la Udef mantiene la sospecha de que Mas padre fue testaferro de los Pujol.

Un viento de suerte permitió a Mas –siendo líder de la oposición- cerrar el famoso Estatut con Zapatero. Aquello demostraba que aun sin gobernar CiU seguía siendo clave en Cataluña. Para entonces había sugerido al primogénito de Pujol, el del despacho de intereses, comisiones, y corretajes, que se fuera a ver mundo. Unos años después hizo lo mismo con Oriol Pujol. ¿Creen que Mas no sabía los manejos de las ITV? ¿Qué no conocía a Sergio Alsina?

La crisis descargó de forma terrible en Cataluña: paro, deslocalización de empresas recortes en la sanidad. Mas decidió mantener lo institucional y los gastos pro-independencia, porque ese iba a ser su remedio a todo, incluso al desgobierno. Como si “hubiera tenido un sueño” pasó por la radicalidad a Esquerra Republicana. Su discurso tuvo en tres fases: “Queremos decidir”; “Vamos a votar” y ahora: “En 18 meses un Estado propio”.

Mas tenía ya entonces la mandíbula más salida que la frente. Solo le faltaba ponerse en jarras y gritar a lo Duce aquello de: “¡Popolo di Catalogna!”. A lo largo de los últimos años hemos oído a Mas decir: “no tengo plan B”; le hemos oído llamar “adversario” al Estado español; recurrir a la “astucia” como arma; le escuchamos presumir de “haber cumplido” de ser el “único responsable” del desafío a la suspensión del referéndum decretada por el Tribunal Constitucional, pero nunca una reflexión sobre su deslealtad con España, a la que apoyan cuatro millones de catalanes.

Blindaje nacionalista

maría jesús cañizares ABC Cataluña 1 Diciembre 2014

Que el excelente libro de Pablo Planas y José Alejandro Vara «La familia Pujol Corporation» ya esté agotado en algunas tiendas no me parece que sea noticia, pues atrapa al lector desde la primera página. Pero que sea una librería de la calle General Mitre de Barcelona la que haya acabado sus existencias me parece colosal. Porque el establecimiento está situado muy cerca del domicilio particular del mismísimo Jordi Pujol. O una de dos: o no sé lee otra cosa en el barrio o la familia Pujol-Ferrusola ha decidido comprar todos los ejemplares disponibles para evitar que circulen. Descartemos lo segundo. Muerto el perro no se acaba la rabia. La hay entre la ciudadanía catalana, harta del relativismo judicial que practican algunos popes del soberanismo, consistente en relativizar la corrupción catalana y magnificar la del resto de España. Una forma como otra cualquier de politizar la vida judicial, ellos que tanto han criticado la instrumentalización del Tribunal Constitucional.

Larga, fea y casi impronunciable, esa palabra. «Instrumentalización». La acabamos de leer en la carta de la ya exvocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Mercè Pigem, pillada por la Guardia Civil cuando sacaba de Andorra 20.000 euros para sus compras de Navidad. Calderilla. Pigem, elegida a propuesta de CiU, atribuye al proceso secesionista catalán que el caso haya salido a la luz. Precisamente ella, que se suma al trabalenguas y habla de «instrumentalización». Sus palabras no dejan de ser un tributo al inventor del blindaje nacionalista y su lema «si me atacan a mí, atacan a Cataluña». Me refiero al propio Pujol, que también tuvo cuenta en Andorra, y el caso Banca Catalana.

La coartada patriótica cuela cada vez menos, aunque en el ámbito político las mayorías parlamentarias tiendan a recurrir a ella en forma de pactos de silencio en comisiones de investigación. Antes asistiremos a la reprobación de la delegada del Gobierno en Cataluña por hacer cumplir la ley, que a la de ilustres diputados implicados en casos de corrupción. Es lógico que algunos partidos echen de menos la asepsia del predecesor de Llanos de Luna, el socialista Joan Rangel. Por eso, resultan injustas esas voces que sostienen que el Estado ha desaparecido en Cataluña. De Luna ha sido declarada persona «non grata» por ejercer su cargo y ha recibido algún que otro plante por parte del Gobierno catalán, al que le sobra las estructuras del Estado español. El último tuvo lugar la semana pasada, con ocasión de la entrega de premios a instituciones dedicadas a proteger a la mujer. El Gobierno premió a los Mossos d’Esquadra por su labor en la lucha contra la violencia doméstica. Los agentes que recogieron el galardón acudieron al acto a pelo, pues ningún alto cargo de la Consejería de Interior de la Generalitat les acompañó. Y eso que las relaciones entre el titular de este departamento, Ramon Espadaler, y De Luna son buenas.

España
Un juez obliga a retirar la calle del terrorista Vendrell, héroe independentista
C. S. Macías. La Razon 1 Diciembre 2014

El Juzgado Contencioso Administrativo de Barcelona ha ordenado al Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) que retire la calle dedicada al terrorista Jaume Martínez Vendrell, así como que elimine las correspondientes placas identificativas.

La familia del empresario catalán José María Bultó, llevaba años luchando para que el consistorio de Santa Coloma de Cervelló retirara la calle dedicada al terrorista condenado por el Tribunal Supremo como inductor del asesinato en 1977 del industrial textil, aunque éste nunca cumplió condena porque se fugó a Andorra y no se entregó a las autoridades españolas hasta poco antes de morir en 1989.

Hace un año y en pleno proceso soberanista, Esquerra Republicana de Cataluña reivindicó la calle dedicada al terrorista y pidió que se mantuviera tal cual está pese a incumplir la normativa por su «patriotismo catalán y su buen comportamiento ciudadano». La formación que encabeza Oriol Junqueras presentó entonces una resolución parlamentaria en la comisión de Asuntos Institucionales para defender el homenaje al terrorista ante el recurso contencioso-administrativo que había interpuesto la Delegación del Gobierno de Cataluña para que el Ayuntamiento retirara la placa de Martínez Vendrell. Con la iniciativa, ERC trataba de blindar la calle elegida en su recuerdo a la vez que desgastar a la delegada, Llanos de Luna, blanco de los soberanistas desde que que tomó posesión de su cargo por sus recursos contra los Ayuntamientos e instituciones que sobrepasan la legalidad.

Delegación del Gobierno había solicitado a través de un requerimiento del 25 junio de 2012 que el consistorio, en el plazo de un mes, retirara el nombre del callejero en cumplimiento de la Ley de Protección de Víctimas de Terrorismo de 2011, que prohíbe explícitamente los homenajes a terroristas. Ante la negativa, la Abogacía del Estado intervino interponiendo un recurso que el juez de lo contencioso administrativo finalmente «estimó» y por el que ahora se pronuncia, «anulando la inactividad» del Ayuntamiento de Santa Coloma de Vendrell al «incumplir» el requerimiento formulado entonces por la Delegada y, por ello, «declara la obligación» del consistorio demandado de «retirar la dedicatoria de la calle a Martínez Vendrell y las correspondientes placas».

El juez considera que no existe responsabilidad penal por parte del Ayuntamiento con esta iniciativa ya que, destaca, «dedicar una calle no estaría dentro del tipo penal descrito en el artículo 578», que castiga con pena de prisión el enaltecimiento o la justificación por cualquier medio de expresión pública o difusión de los delitos comprendidos en los artículos 571 al 577 o de quien haya participado en su ejecución o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares pero subraya que, aunque no se tipifique como delito penal, eso «no significa que no vulnere otro artículo, el 61 de la Ley 29/2011 de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo que establece la prohibición de exhibir públicamente monumentos, escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas o de exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del terrorismo, de los terroristas o de las organizaciones terroristas».

Desde que la coalición formada por Entesa pel Progrés Municipal, ERC y CiU pusiera, con el apoyo del PSC y CiU la placa en el año 2002 a este hijo natal de la localidad por ser un «patriota catalán» ya que luchó contra el fascismo, los sucesivos gobiernos locales han mantenido el homenaje.

La Ley de 2011 abrió una esperanza para la familia Bultó que mediante el bufete Fúster Fabra Abogados ha venido denunciando los hechos y ante esto, Delegación del Gobierno de Cataluña tomó el testigo al ser el Estado garante de la dignidad de las víctimas, «estableciendo la prohibición de exhibir símbolos que hieran o menos caben su dignidad». Pero el Ayuntamiento gobernado por siete concejales de la formación Porgrés Entesa hizo caso omiso a un requerimiento ante la que la justicia se ha pronunciado reconociendo, entre otras cosas, que Delegación del Gobierno sí es competente para presentar dicho recurso –mientras que el consistorio alegaba que no–. En el Parlamento catalán los partidos nacionalistas también hicieron caso omiso a la humillación a las víctimas que supone la permanencia de la calle, y todos los partidos, a excepción de Ciutadans, tumbaron una resolución del PP que exhibía la retirada de la calle.

En dicha sentencia, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, el juez de lo contencioso-administrativo destaca que resulta «inconsistente» a estos efectos que se aluda a los principios de «libertad de expresión o autonomía local» en defensa de dicha calle.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial