AGLI Recortes de Prensa  Viernes 5  Diciembre  2014

¡Cierren la Audiencia Nacional!
Vicente A. C. M. Periodista Digital 5 Diciembre 2014

No hace falta perder ni un solo minuto para concluir que este Gobierno del PP desde el principio está haciendo una política continuista respecto a ETA que la que realizó el anterior Gobierno de Zapatero. La Audiencia Nacional se ha significado como un arma política que no judicial en manos de ambos Gobiernos para dar cumplimiento a los vergonzosos y criminales pactos con la ETA como contraprestación a dejar de matar. Un acto de rendición cobarde que han querido envolver en sentencias y decisiones marco de la UE no vinculantes y que anulan de hecho las actuales leyes españolas de enjuiciamiento criminal y la llamada “doctrina Parot”. Un acto de absoluta prevaricación por el que ya llevan años poniendo en libertad a asesinos terroristas para sufrimiento de las víctimas y la indignación de los ciudadanos.

Comparto la indignación y el dolor de las víctimas de estos asesinos y desde aquí exijo al Gobierno que rectifique su política y devuelva a prisión a todos los liberados de modo tan miserable que solo demuestra el desprecio por el sentimiento de las víctimas y de los ciudadanos. Igualmente me uno a las voces que desde hace años piden la disolución de la Audiencia Nacional y el enjuiciamiento de aquellos jueces que voluntariamente han colaborado en esta suelta indiscriminada. Acabemos con los tribunales políticos al servicio del régimen partitocrático.

¡GOBIERNO DIMISIÓN! ¡CIERRE DE LA AUDIENCIA NACIONAL! ¡ELECCIONES GENERALES YA!

Discapacidad política
F. JIMÉNEZ LOSANTOS El Mundo 5 Diciembre 2014

YO NO sé si el Día de la Discapacidad, elegido por Rajoy para hacer de Alfonso Alonso, criatura sorayesca -o sea, poco significada y apenas significativa-, nada menos que ministro de Sanidad, materia que se supone hay que conocer antes de tomar, ha sido un bromazo del presidente, fruto de la casualidad o si lo quiso Ana Mato, dispuesta a morir matando por lo simbólico, antes de pasar a la peor vida política posible: el destitucese, cestitución y retiro forzado o arrastrado. Porque no recuerdo una ministra tan aperreada como ella en sus comparecencias públicas desde el nefasto día en que Mariano la convenció de que podía digerir un jaguar.

Reconozco que no acabo de hacerme con el neoministro: aún no sé si es cura tonso, seglar intonso o sacristán intenso. Tampoco sé si como jefe o caudillo de la liquidación del PP en el País Vasco ha sido freno, acelerador o embrague. Será lo último, porque creo que perdió un congreso tras el que de inmediato se aceleró la liquidación de lo que un día fue el glorioso PP vasco, el de Aznar, Mayor y San Gil; ese del que, la verdad, no sé ni qué florero lo preside ahora: la bella ikebana Quiroga, el bello Semper Clavel o Maroto, vistoso geranio en moto, sucesor y rival de Alonso. Pero como la estrategia de camuflaje y liquidación de aquel PP la encabezaba Alonso desde que así lo decidió Rajoy -con Soraya y Arriola de albaceas- me da igual quién rastrille o cierre hoy ese mausoleo de cuya proximidad ha quedado desterrado hasta el más noble de los apellidos. Lo que merece la pena consignar es que debe de ser la primera vez que a un enterrador lo hacen ministro de Salud Pública. ¿No será de Salud Eterna?

Acaso, aunque lo dudo, fue un rasgo de humor negro -como el que cultivan los invidentes, siempre que, cuidado, los chistes los hagan ellos- el que llevó a Alonso a felicitarse de que el día de su nombramiento fuera precisamente el Día de la Discapacidad. Pero, bromas aparte (que maldita la gracia que tienen contra el discapacitado real), nunca un nombramiento saludado como «empujón político» ha tenido menos entidad política. Si todo el empuje de Alonso es el de Soraya -y nada permite imaginar lo contrario- podía haberse quedado donde estaba. Siquiera por costumbre, molestaría menos. Y en este Gobierno, me temo, es de lo único que se trata.

Periodistas y profetas
Kiko Méndez-Monasterio www.gaceta.es 5 Diciembre 2014

Hay una alarma tardía después de que Félix de Azúa escribiera en El País sobre Podemos y la Universidad, denunciando la corrupción -económica e intelectual- de las cátedras, y de todo ese mundo endogámico y sovietizante nacido al amparo del claustro. Lo extraño es que alguien se extrañe, sobre todo desde las páginas de El País, porque era imposible imaginar otro resultado tras tres décadas de educación socialista y un revisionismo histórico -impuesto por ley- que ha convertido en héroe a García Atadell.

Hace ya muchos años (seis o siete) que en el semanario Alba se publicóun reportaje señalando a Pablo Iglesias y a Monedero como líderes de la izquierda que ya se desperezaba, bien amamantada por la subvención: cachorros de zetapé, populismo venezolano y guerracivilista que se expandía por la universidad casi como en un modelo legal de impuesto revolucionario. Llegamos a entrevistar a profesores que sólo accedían a hablar con nosotros si les asegurábamos que camuflaríamos su identidad, la misma condición que ponían los pocos alumnos que se atrevieron a contarnos sus experiencias. Casi parecía que estábamos haciendo un reportaje en norcorea o en Cuba. En la redacción concluimos que el club soviético de la Complu tenía mucho más futuro que el blandiblúde las NNGG, pero al publicarlo -junto a los contactos de aquella Facultad con el 13-M, el mundo proetarra, o el indigenismo- nos miraban como impenitentes agoreros, como si estuviéramos trastornados por la guerra fría y viéramos agentes de la KGB en todas partes. Lo cierto es que teníamos menos éxito que Sarah Connor advirtiendo del peligro que implicaba Skynet, y menos credibilidad que Gulliver describiendo su reino dominado por caballos.

Sucede que en periodismo -sobre todo en el de ahora, en el que sólo importa el ahora-, las profecías no tienen un reconocimiento excesivo, ni siquiera cuando aciertan de forma tan literal. De hecho estos días circula por las redes sociales un enlace a otro visionario titular, en este caso referido a la supuesta promesa que le hicieron a Bárcenas -en julio de 2013- cuando el tesorero amagaba con tirar de la manta y llevarse al Partido Popular por delante: “Si hablas, tu mujer iráa prisión; si callas, caeráGallardón y se anularáel proceso”. A continuación se enlazaba el desarrollo del caso, la depuración de Gallardón y la nulidad de las pruebas obtenidas en Suiza, que amenazan con liquidar el proceso. De hecho la defensa ya estápidiendo la excarcelación, o sea, en realidad lo que exige es el estricto cumplimiento de su pacto. Y por si quedara algún cabo suelto, también veremos como el juez Ruz abandona su despacho, lo que nos permite formular otra profecía tan inútil como fácil: el que le sustituya seráun hombre dócil.

Declaración de independencia: el día después
La eventual proclamación parlamentaria en Cataluña posee una densidad jurídica limitada. Pero el presidente Artur Mas intentará crear estructuras de Estado y es ahí donde se debe intervenir
JAVIER GARCÍA FERNÁNDEZ. El Pais 5  Diciembre 2014

Uno de los autores más representativos del realismo jurídico escandinavo, el danés Alf Ross, publicó en 1952 una obra titulada ¿Por qué democracia? (Madrid, 1989) donde definía la democracia política, que conlleva un sentido jurídico, como una forma de gobierno en donde triunfa la idea de la mayoría frente a aquellas formas de gobierno donde se recurre a la violencia y triunfa el más fuerte. Esta contraposición explica que el jurista danés se planteara el problema del empleo de la fuerza en democracia. Señalando que el valor democrático más importante consiste en la discusión pacífica en lugar de la fuerza, Ross afirmaba que, a diferencia de la autocracia, la democracia sólo recurre a la fuerza para defenderse de ataques violentos. Otro gran filósofo de la política, el estadounidense John Rawls, publicó en 1971 su obra más conocida, Teoría de la justicia (México, D. F., 1979), donde reflexionaba sobre la tolerancia hacia los intolerantes. Después de plantearse si la justicia permite tratar con tolerancia al intolerante, Rawls llegaba a la conclusión de que los hombres pueden ponerse de acuerdo en el principio de igual libertad para todos. Pero, añadía, es posible que la libertad del intolerante se tenga que limitar para preservar la libertad bajo una Constitución justa.

Estas reflexiones de dos grandes pensadores del siglo XX ayudan a situar los problemas jurídicos que pueden surgir si el Parlamento de Cataluña declarara la independencia de esta comunidad. Quizá pueda parecer alarmista o precipitada esta reflexión pero tras su conferencia del 25 de noviembre Mas, como escribía Vidal-Folch en este diario, ha atravesado el Rubicón. Ya sólo piensa en unas elecciones no partidistas en las que si triunfa, su Gobierno comunicaría al español y a la Unión Europea la intención de constituir un Estado independiente y prepararía “estructuras de Estado” para celebrar después elecciones constituyentes proclamando la independencia. Todo ello conforme al documento El proceso constituyente elaborado por el Consejo Asesor para la Transición Nacional donde se explica cómo constituir un Estado independiente en un escenario de no colaboración con el Estado español, mediante una declaración del Parlamento autonómico.

La conferencia revela que Mas “va en serio” a pesar de que su independentismo sólo es apoyado, en el mejor de los casos, por un tercio de los electores catalanes. Habrá que esperar a ver los resultados de las candidaturas apartidistas pero los independentistas están mejor organizados y más motivados que los no independentistas y el primer partido no independentista del actual Parlamento, el PSC, no puede, con su doble lenguaje, constituir un referente rotundo frente a Mas. En todo caso, la posibilidad de un triunfo electoral de las candidaturas independentistas está ahí y hay que afrontarla. Es posible incluso que, con la astucia que pregona Mas, ni siquiera haya una declaración parlamentaria de independencia para que no pueda recurrirse ante el Tribunal Constitucional.

Antes de avanzar conviene decir que el Estado está legitimado para actuar ante acciones más o menos formalizadas que comportan de facto la declaración de independencia de una comunidad autónoma. Desde un punto de vista filosófico, como decía Ross, si la democracia puede recurrir a la fuerza para defenderse de ataques, a fortiori podrá dictar normas y aplicar actos jurídicos que ni siquiera conllevan violencia física para impedir que se consoliden las “estructuras de Estado”. Y desde el punto de vista del Derecho positivo, la Constitución ha previsto mecanismos para hacer frente a situaciones excepcionales (artículos 117 y 155), además de las previsiones del Código Penal.

¿Qué hacer el día de la declaración de independencia o el día en que, sin esa declaración, el Gobierno catalán se dirija al Gobierno de la Nación y a los órganos comunitarios expresando su intención de constituir el nuevo Estado? La declaración parlamentaria de independencia es un acto jurídico que, por sí solo, posee una densidad jurídica limitada y bastará con su impugnación ante el Tribunal Constitucional para suspenderla. Pero, con declaración parlamentaria o con una mera comunicación, Mas intentará crear estructuras de Estado, y es ahí donde se debe intervenir.

Habrá quien piense que son las Fuerzas Armadas las que deben intervenir. Hasta hace pocas semanas, parecía que esa opción era impensable, dada la conciencia democrática y la apoliticidad de las actuales Fuerzas Armadas. Pero las palabras de ciertos generales obligan a ponerse en guardia. Los Gobiernos conservadores, a diferencia de los Gobiernos socialistas, simpatizan con un cierto nivel de autonomía de las Fuerzas Armadas y en ese caldo de cultivo pueden surgir ideas y debates sobre una eventual intervención militar en una Cataluña declarada independiente. Mejor olvidarlo. En primer lugar, porque una intervención militar provocaría muy posiblemente una reacción violenta, por minoritaria que fuese. En segundo lugar, porque la historia demuestra que cuando un Estado se pone bajo de la protección de los ejércitos, es difícil liberarse de esa tutela.

Pero excluir rotundamente una intervención militar no quiere decir que el Estado democrático se cruce de brazos. Como dice el documento El proceso constituyente, la declaración de independencia ha de ir acompañada de la “desconexión del sistema institucional y jurídico español”. Ahí, sin acuerdo con el Estado, ya tendríamos un delito de rebelión si no le faltara el requisito de la violencia (artículo 472.5º del Código Penal), pero el hecho de que no encaje en el tipo penal no significa que el Estado deba contemplar pasivamente la situación.

Si el Gobierno catalán actúa, habrá que impedir que organice esas estructuras estatales que tanto gustan a los independentistas. Las Fuerzas de Seguridad de la comunidad autónoma no pueden ser utilizadas como fuerza premilitar y habrá que ponerlas bajo la dependencia del Delegado del Gobierno. La Hacienda autonómica no debe financiar la Administración rebelde. Igualmente, las entidades locales no deben ser la red periférica del proto-Estado. Además, entre las competencias atribuidas a Cataluña por su Estatuto de Autonomía, encontramos algunas (cajas de ahorro, protección civil, infraestructuras de transporte y comunicaciones, mercados de valores, sistema penitenciario, etcétera) que pueden consolidar el nuevo Estado. El Gobierno tiene instrumentos constitucionales para reaccionar respetando la autonomía catalana pues los ciudadanos catalanes no deben ser castigados por las aventuras desestabilizadoras de una minoría intolerante. Tales instrumentos son la legislación propia del Estado en materia de Fuerzas de Seguridad, Hacienda y régimen local más los artículos 150.3 y 155 de la Constitución.

El artículo 150.3 prevé que el Estado podrá dictar leyes de armonización de la normativa autonómica cuando lo exija el interés general. Es un precepto que sólo se aplicó una vez, con la LOAPA de 1982, declarada inconstitucional por la sentencia 76/1983, de 5 de agosto. Desde entonces la jurisprudencia y la doctrina han sido escasas. Como son leyes excepcionales, aparece la duda de si podrían dictarse para una sola comunidad autónoma. A mi juicio, si la ley definiera el interés general de hacer frente a la independencia de una comunidad autónoma, sólo se aplicaría en el ámbito espacial donde se dé ese supuesto de hecho. La segunda posibilidad es el artículo 155. Es un precepto inaplicado que permite al Gobierno, previa aprobación del Senado, adoptar las medidas necesarias cuando una comunidad autónoma incumpla sus obligaciones. Tiene una ventaja sobre las leyes armonizadoras: que con un solo acto jurídico se podrían adoptar todas las medidas necesarias. Finalmente, no vendría mal replantearse el artículo 472.5º del Código Penal, pues el desafío de Mas nos muestra que se puede intentar declarar la independencia en parte del territorio nacional sin alzarse violentamente.

Todo esto no impide negociar con Mas y con el PSOE para llegar a una reforma constitucional y estatutaria que frene el independentismo minoritario. Pero ya dijo Maquiavelo que Moisés, Ciro, Teseo y Rómulo no habrían podido hacer guardar mucho tiempo sus constituciones si hubiesen estado desarmados, como lo estaba Savanarola (El Príncipe, VI). Con el derecho la democracia se arma ante los Savanarolas.

Javier García Fernández es catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Complutense de Madrid.

Las embajadas de Mas las paga Rajoy con nuestro dinero
EDITORIAL Libertad Digital 5 Diciembre 2014

A nadie medianamente bien informado y que no viva en el autoengaño puede sorprender que el Gobierno autonómico catalán vaya abrir dos nuevas embajadas en Roma y en Viena, tal y como ha anunciado este jueves el portavoz de la Generalidad, Francesc Homs.

No, no es una sorpresa, aunque sean formidables los problemas económicos que acucian a la Administración regional catalana: las farmacias tardan meses en cobrar –cuando cobran–, se han cerrado plantas enteras de hospitales, sobre las espaldas de los catalanes –y sobre las de sus descendientes– pesan miles de millones de euros de deuda. Todo eso es cierto y da igual, porque la prioridad de Mas y su Gobierno no es la gestión, tampoco el bienestar de la ciudadanía. Como ya todo el mundo debería saber, lo único importante para el de CiU –y para ERC, que es el partido que le permite seguir en el poder– es la construcción nacional.

Por eso, por muy mal que estén las cosas económicamente para la Generalidad, no falta dinero para TV3, ni para los medios privados hipersubvencionados, ni para el inmenso entramado de entidades nacionalistas que copan la pseudosociedad civil catalana en ámbitos como la educación, la cultura, el deporte e incluso el ocio.

Lo peor, no obstante, no es que Mas siga empeñado en sacar adelante su proyecto insensato; lo peor es que, por ceguera política o por una pésima manera de entender el pactismo, sigamos pagándola todos los españoles.

En efecto, las mal llamadas embajadas catalanas las vamos a pagar todos, como estamos pagando todo el proceso sedicioso, a través de los impuestos confiscatorios impuestos –no sobra la redundancia– por Montoro. Si Mas puede permitirse el lujo de abrir más embajadas en la crítica situación económica en que se encuentra Cataluña por su nefasta gestión es porque Rajoy consiente y paga. Con nuestro dinero.

El nuevo gesto de Mas no puede sorprender a nadie, pero es la enésima demostración del fracaso de la política de apaciguamiento que el Gobierno del PP viene desarrollando desde su llegada al poder, y que no sólo no ha relajado la presión nacionalista sino que ha envalentonado a Mas y a los suyos, que ya hablan de proclamaciones unilaterales de independencia –ni siquiera se quedan en la trampa del derecho a decidir– y la proyectan a unos meses vista.

Una vez más, Rajoy demuestra que no hacer nada no sólo no soluciona los problemas sino que los empeora y los hace mucho más costosos, también económicamente hablando.

Caso Errejón
Podemos, casta universitaria
Daniel Rodríguez Herrera Libertad Digital 5 Diciembre 2014

Pablo Iglesias y los suyos han hecho de la denuncia de la casta el centro de su programa. No es un concepto que hayan inventado ellos, precisamente. En Libertad Digital llevábamos muchos años usándolo antes de que nadie conociera a ese profesor de Políticas. Pero la versión de esta idea que maneja Podemos se queda bastante coja. La casta no se limita sólo a políticos, sindicatos, patronal y grandes empresas dependientes del gasto público. No, también existe una casta funcionarial que se ha mantenido a salvo del despido durante la crisis y que disfruta de mejores condiciones y mayores sueldos que quienes trabajan en el mercado y deben mantenerlos con sus impuestos. Una casta que se emplea mucho más a fondo en mantener sus privilegios con mareas de todos los colores que en ganarse el sueldo. Una casta funcionarial a cuya subespecie universitaria pertenecen todos y cada uno de los principales nombres de este partido.

Naturalmente, resulta injusto extender esta calificación a todos los funcionarios, igual que son muchos los políticos, sindicalistas y empresarios que tampoco responden a esa idea mental de élite corrupta y aislada de los problemas de los españoles y que vive a nuestra costa. Pero resulta imposible entender la situación de este país si se excluye de entre los privilegiados por el sistema a los muchos que consideran que tienen derecho a un sueldo de por vida por haber aprobado en su día una oposición (a veces ni siquiera han tenido que hacerlo).

Quienes hemos pasado por la universidad mostrando cierto interés por su vida interna sabemos que el caso de Errejón no es una excepción, sino la regla. La universidad pública española destaca no por su excelencia, sino por la endogamia y el hoy por ti, mañana por mi. Lo que sorprende no es que un amiguete te cree un puesto de investigador a la medida para que sólo te presentes tú y cobres un sueldo extra sin necesidad de dedicar el tiempo y esfuerzo necesario que requeriría. No, lo que sorprende es que haya trascendido y que se haya suspendido a los implicados. Si Errejón no fuera quien es, el caso no habría llegado a los titulares y, sin presión externa, la Universidad de Málaga habría hecho lo que hacen todas las universidades españoles: mirar para otro lado. Porque si se suspendiera a todos los que hacen estos chanchullos en las universidades igual no quedaban suficientes profesores para dar clase.

En definitiva, a Errejón le ha pasado exactamente lo mismo que a Monago, en quien se han centrado las críticas por hacer exactamente lo mismo que hacían todos sus compañeros en el Congreso y en el Senado: viajar a costa de nuestros bolsillos. Pero argumentar eso no vale. Podemos se supone que era distinto, que venía a acabar con el PPSOE, con la corrupción, con la casta. Utilizar exactamente las mismas excusas que emplean los demás políticos lo que demuestra es exactamente eso, que son iguales que los demás políticos. Y que siendo todos ellos profesores jamás hayan denunciado a la casta universitaria y hasta hayan participado de sus corruptos usos y costumbres demuestra que nunca han tenido intención de acabar con la casta política, sino sólo sustituirla. Como en Venezuela, vamos.

Las nueces del desafio secesionista
Papeles de Salamanca y traiciones del PP
Guillermo Dupuy Libertad Digital 5 Diciembre 2014

Parece ser que el último y casi nocturno traslado de documentos del Archivo de Salamanca con destino a Cataluña no cumple ni siquiera los requisitos de la infausta Ley 21/2005 aprobada en tiempos de Zapatero. Así, al menos, lo considera el investigador Policarpo Sánchez, quien ha denunciado numerosos incumplimientos de dicha ley, tanto en la selección de documentos como en las condiciones de traslado que obligaban a dejar copia de todos y cada uno de los papeles.

Sin embargo, la auténtica traición del Gobierno de Rajoy a su electorado en este asunto no radica tanto en que lleve a cabo el traslado "con falta de transparencia, a escondidas, todo igual que el PSOE", tal y como se queja Policarpo Sánchez. La más grave felonía radica en no haber derogado, nada más llegar al poder con mayoría absoluta, la Ley 21/2005, que obligaba a entregar a la Generalidad de Cataluña los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil custodiados en el Archivo General salmantino. Que el Gobierno del PP haya consumado la dispersión documental de un archivo histórico, y que lo haya hecho, además, en beneficio de una Administración regional inmersa en un ilegal proceso secesionista es lo que nos muestra la auténtica catadura del desastre que nos gobierna.

No faltarán quienes excusen al Ejecutivo de Rajoy alegando que, después de que el Tribunal Constitucional avalara en enero de 2013 la Ley 21/2005, poca cosa se podía hacer. Lo cierto, sin embargo, es que nada en esa sentencia –emitida más de un año después de llegar al PP al Gobierno– fuerza el traslado de documentos a la Generalidad. Lo que dice esa sentencia es que el traslado de documentos no vulnera la Constitución, como tampoco la vulneraría mantenerlos reunidos en Salamanca. Como dice textualmente la propia sentencia, "entrar en un enjuiciamiento de cuál sería la medida justa supone discutir una opción tomada por el legislador que, aun cuando pueda ser discutible, no es inconstitucional".

Es innegable, por tanto, que el Gobierno de Rajoy, al no derogar y mantener la Ley 21/2005, contra la que votó el PP cuando estaba en la oposición, no responde a ningún imperativo constitucional, sino, más bien, a los mismos requerimientos nacionalistas que llevaron a Zapatero a promulgarla. De hecho, consumar la entrega de los papeles de Salamanca a la Generalidad era una de las 23 exigencias –concretamente la nº 20– que Artur Mas se permitía plantear en julio a Rajoy, ni siquiera como contrapartida, sino completamente al margen de su determinación de celebrar la consulta secesionista del 9-N.

Comprendo la indignación que sienten los votantes del PP, especialmente los de Castilla y León, y la de los expertos que sienten vergüenza al ver "cómo los que nos sacaron a la calle son los mismos que perpetran el último expolio". Dicen que Roma no pagaba traidores. El traidor de Rajoy apalea a los leales.

Rajoy
El fantasma de La Moncloa
Emilio Campmany Libertad Digital 5 Diciembre 2014

Viri ya no soporta vivir allí. Ríanse ustedes de los cornetines que Letizia dice odiar. Eso, a fin de cuentas, tiene solución. Se decreta una orden de alejamiento contra el izado de la bandera y a dormir a pierna suelta hasta la hora del aperitivo. Los problemas de Viri son mucho más graves. Arrastre de cadenas bien entrada la madrugada, acres lamentos que atraviesan la noche desvelando y aterrando a los desgraciados habitantes de la residencia encantada. En ocasiones, los quejidos se convierten en letanías y salmodias de quien ha padecido muchísimo. En otras, lo que se oyen son perversas carcajadas que hielan el alma. Viri se queja de que hay un fantasma y que ya no puede vivir allí un segundo más. O Rajoy encuentra el modo de deshacerse de él o ella se vuelve a Pontevedra porque no puede aguantar más.

La pobre no sabe que Rajoy no puede hacer nada. En 2008, algún filtro bebió, algún aojamiento le hicieron, el caso es que un maleficio se apoderó de su voluntad y hoy vive preso de él. De nada sirvió ganarle las elecciones a Rubalcaba en 2011. Inútil que fuera con mayoría absoluta. Y estéril pretender dar un giro a la política del anterior presidente. El fantasma de Zapatero se pasea por La Moncloa con toda su solemnidad y se ha apoderado del espíritu de Rajoy hasta hacerse completo dueño y señor de él. Al principio, se le desmandó un poco y el hechizado disfrutó de cierto albedrío. Fue esa pasajera discrecionalidad la que le permitió subir los impuestos hasta donde nunca lo habría hecho Zapatero, ni siquiera después de haber pasado al mundo de los espíritus y adoptado la espectral forma con la que hoy deambula por el palacio. Pero luego ya tuvo el fantasma controlaba a su víctima y le obligó a no hacer otra cosa que su voluntad.

Zapatero no se ha ido. Está presente más que nunca. Se ampara a los políticos corruptos tanto como se pueda, con indultos, aforamientos y negando las evidencias. Se protege el sistema clientelar todo lo que permitan las circunstancias. No se ataca el déficit más que en la medida en que lo exija Bruselas. El aborto continúa siendo un derecho en vez de un atentado contra la vida de un ser humano que no puede defenderse. La Justicia está más que nunca bajo control de los políticos. Los independentistas catalanes campan por sus respetos. España sigue siendo ante los ojos del mundo la abogada internacional del régimen comunista cubano. Los espabilados de las renovables no han dejado de forrarse a costa de que paguemos la electricidad más cara de Europa. Las concesiones a ETA se siguen cumpliendo, antes con Bolinaga y hoy con Santi Potros. Y como no puede quedar al margen ningún detalle, se termina de expoliar el archivo de Salamanca, de donde han salido las últimas cajas de documentos con destino a Cataluña.

No me extraña que Viri esté aterrada. Es como para salir corriendo.

Cataluña
¿Comisión de investigación o tapadera?
Antonio Robles Libertad Digital 5 Diciembre 2014

Un día u otro habrá que empezar a analizar la sociedad política catalana con dos herramientas que hasta la fecha pocos nos hemos atrevido a utilizar: la lucha de clases encubierta y la psiquiatría.

Llámenle lucha de clases marxista, quédense si prefieren con los de arriba y los de abajo, como dice Podemos; yo prefiero llamarles amos de la masía, casta, los nuevos caciques.

Llevo 45 años en Cataluña. Desde que trabajaba de albañil para pagarme la universidad hasta hoy he constatado una disfunción social entre las clases dirigentes catalanistas, todas catalanohablantes, y las clases asalariadas, mayoritariamente castellanohablantes, no nacionalistas. Sin distinción entre izquierdas y derechas. Los dirigentes de izquierdas provenían de las clases pudientes del catalanismo político también; sus bases, del mundo obrero de tradición republicana catalana y de la inmigración.

Después de casi tres décadas de autonomía y nacionalismo, se puede decir que quienes han dirigido y dirigen la política, las instituciones, los medios de comunicación, la iglesia, la cultura y han manejado y manejan los presupuestos y la red de influencias económicas y financieras son los descendientes de las clases burguesas franquistas que explotaron a las clases asalariadas llegadas del resto de España en la postguerra. Con una salvedad, hoy las élites catalanistas se han reforzado con los profesionales liberales, los comerciantes medios y, sobre todo, los funcionarios docentes, los institucionales y los periodísticos, cebados con nacionalismo, sueldos seguros y subvenciones. Son estas clases medias y altas catalanistas las que dominan por completo la vida política en Cataluña, la que llama "colonos franquistas" a los inmigrantes y se queja de que España les roba. Nunca antes tuvo tanta cara la clase dominante, vive a cuerpo de rey y llama "explotadores" a quienes han ordeñado durante el franquismo económicamente y humillado culturalmente en la democracia.

Es paradójico, por no decir patético, que las clases dominantes, la casta, los amos de la masía, salgan a la calle para lograr la libertad. Si ellos no son libres, ¿qué son la inmensa cola de trabajadores en paro, abandonados a su suerte y malviviendo en el cinturón industrial de Barcelona sin ningún poder institucional; o peor, secuestrados por los falsos partidos obreros nacionalistas (ICV-EUiA, CUP o PSC)?

En esta farsa en que se ha convertido Cataluña, hay que volver a saber dónde están los amos y los criados, quiénes son los de arriba y los de abajo. El nacionalismo siempre ha tenido ese maldito poder de disolver esas diferencias elementales y cegarnos con falsas emociones. En él siempre pierden los mismos, las clases más humildes.

Si alguien tiene alguna duda, reparen en los momentos clave. El viernes 21 de noviembre se aprobó la lista de personas que habrán de declarar en la comisión de investigación del Parlamento de Cataluña montada a partir del caso Jordi Pujol. Una ristra de nombres interminable que enmascara su comparecencia y diluye sus fechorías. Con una excepción, Artur Mas. Para ello fue necesario que los votos de ERC se sumaran a los de CiU. ERC, siempre ahí, cuando más lo necesitan las clases acomodadas del catalanismo. Hasta Felipe González y Aznar han sido incluidos en la lista, pero no el mesías de la cosa. El caciquismo no puede ser más flagrante. A la hora de la verdad, el nacionalismo les hermana. Ni ideología de izquierdas ni limpieza de la corrupción, nacionalismo en estado puro.

Tanta comparecencia necesita equipos de expertos en fraude fiscal, financiero, evasión de divisas, corrupción institucional, etc., que el único partido interesado, C's, no tiene. ¿O creen que el PPC, el PSC, CiU y la falsa izquierda nacionalista están por la labor? Faena maestra, la comisión de investigación se puede convertir en una tapadera. Al tiempo.

¿Cómo hemos llegado a estar tan ciegos? ¿Cómo los amos de la masía han logrado pasar por libertadores? Pobre clase obrera. Demos paso a la psiquiatría y al psicoanálisis para diseccionar el delirio en el que nos han inmersionado.

España acosada: separatismo, progresismo antisistema y yihadismo
“El horizonte es negro, la tempestad amenaza; trabajemos. Este es el único remedio para el mal del siglo” André Maurois
Miguel Massanet  www.diariosigloxxi.com 5 Diciembre 2014

España está triste. Nadie diría que vivimos en la misma nación optimista, alegre, dicharachera y abierta a la amistad y la camaradería que, sólo hace unos años, era la admiración de propios y extraños. Si empleáramos un símil musical, podríamos decir que, desde hace unos años, nuestra nación ha entrado en un “tono menor”, un estado melancólico en el que los ciudadanos parecen que han entrado en un estado cataléptico del que parece que son incapaces de salir. Claro que, si bien es cierto que existen amenazas exteriores que pueden afectarnos como miembros de la CE, hay otras, que podríamos calificar de más dañinas y peligrosas, que proceden de dentro de nuestra propia patria.

El hecho innegable de que aún no hemos conseguido salir de la crisis pese a que, últimamente, parece que se dan importantes signos que anuncian una recuperación, no puede contrarrestar la enorme lacra de tener más de cinco millones de personas sin trabajo, con las consecuencias que ello comportan, no sólo en cuanto a la situación precaria de aquellos que no disponen de trabajo; la importante carga que, para el Estado, supone tener que dedicar un 30% de nuestro presupuesto a pagar las correspondientes subvenciones; el endeudamiento al que es preciso recurrir para disponer de recursos suficientes para atenderlas y lo que todo ello supone en cuanto a la disminución de la demanda interior, que ayudaría a salir de su estancamiento a tantos miles de pequeñas empresas que hoy no consiguen salir adelante, ante la atonía de ventas por falta de la demanda correspondiente.

Es posible que no se le pueda achacar todo al gobierno del señor Rajoy; es evidente que los anteriores partidos que estuvieron en el poder, desde el PP del señor Aznar, hasta el del señor Rodríguez Zapatero (verdadero causante de la mayoría de problemas que actualmente vienen afectado, de forma determinante, al hecho de que el separatismo haya adquirido carta de naturaleza, debido a las continuas cesiones que los distintos gobiernos han tenido que ir aceptando para conseguir mantenerse en el poder. Cuesta entender que la falta de patriotismo, la tozudez de mantener políticas de enfrentamiento irreductibles, entre el partido en el gobierno y el de la oposición, como ha sido el caso de el PP y el PSOE; hayan permitido que se tuviera que recurrir a los nacionalistas y no hayan sido capaces de llegar a acuerdos puntuales, que hubieran evitado el auge del sentimiento nacionalista que, ahora, se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del Estado español. Sea como fuere, la realidad es que, el señor Rajoy, se encuentra ante un problema de difícil solución, enfrentado al nacionalismo radical de Mas y Junqueras, gracias a los cuales no estará lejos el momento en el que se tendrá que “mojar” si, como parece, los separatistas están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias en su demanda de independencia.

Junto al separatismo, gracias a una política nefasta de comunicación del Gobierno y de una falta absoluta de atención, de la dirección del PP, a las lógicas y sensatas peticiones de sus propios simpatizantes y afiliados –a los que han ido ninguneando como si no fueran las bases en las que se apoya el partido –, desoyendo sus advertencias, incumpliendo las promesas electorales y tratándolos a baqueta, como si su opinión no contara, ante la absoluta cerrazón de un Ejecutivo encerrado en su burbuja de cristal, convencido de que estaban por encima del bien y del mal. La ventaja que les otorgó el disgusto de los ciudadanos con el anterior gobierno del PSOE, hasta el punto de concederles una amplia mayoría absoluta, han sido incapaces de aprovecharla y la han dilapidado, sometiéndose a las exigencias de una oposición de izquierdas que, a fuerza de presionar al gobierno débil del PP, han conseguido neutralizar la fuerza que les otorgaba el disponer de la potestad de aprobar las leyes que consideraran beneficiosas para España, gracias a su domino en ambas cámaras.

El descontento con los dos partidos, aquellos que han prolongado durante años el bipartidismo en nuestra nación, que ha llegado a acumular el pueblo español, durante los últimos años de gobierno, ha hecho que ahora ya no se fiara de ninguno de los dos, a los que viene considerando como incapaces de gobernar, siempre enzarzados en peleas inútiles que han conseguido que, el país, vaya dando tumbos mientras los ciudadanos se consideran las víctimas de su falta de entendimiento ante cuestiones que han sido cruciales para la marcha del país. Ello ha favorecido el auge de extremismos que, primero con los 15M, estudiantes desorganizados, pero que pusieron en la cuerda floja al Gobierno y, posteriormente, con los mismo elementos pero, en esta ocasión, bien organizados, con personas inteligentes al frente y gracias a la propaganda que les han proporcionado las cadenas de TV y los periódicos, especialmente los de izquierdas; han irrumpido con fuerza en la política nacional, amenazando gravemente al bipartidismo y la estabilidad de la nación; aunque su oferta no tiene la menor posibilidad de ser llevada a la práctica, han conseguido engatusar a gente sencilla que ve, en ellos, un clavo ardiente al que agarrarse para salir de la precaria situación económica en la que se encuentran.

Pero hay un tercer motivo de preocupación. Algo que, no por tratarse de una amenaza endémica que se ha venido cerniendo sobre nuestro país; parece que, hasta ahora, nadie haya tenido en cuenta ni el Gobierno ni, tampoco, los ciudadanos, que siempre lo contemplaron como una amenaza lejana, imposible de cumplirse, por la que no hacía falta preocuparse. La amenaza del EI ha dejado de ser un cuento de las “Mil y una Noches” para irrumpir de forma devastadora, con una inusitada fiereza y con matanzas capaces de helarle la sangre al más osado, en Oriente Medio, donde se están fortaleciendo y manteniendo sus conquistas, amedrentando a los pueblos conquistados ejecutando verdaderas carnicería entre la población no musulmana. Los yijadistas no amenazan en vano, son una fuerza formidable que dispone de dinero a espuertas y que están provistos de las mejores armas para poder llevar a cabo su particular lucha de exterminio de sus enemigos, sin que, hasta ahora, como ha reconocido el ministro de Exteriores, señor Margallo, los miles de bombas que los aviones de los EE.UU y el RU han dejado caer sobre las posiciones yihadistas, hayan conseguido acabar con ellos. Al revés, sus filas se siguen nutriendo cada día, con miles de nuevos conversos que les llegan del resto del mundo musulmán; pero también, con gran preocupación de los gobiernos occidentales, de la propia UE y de los EE.UU de América.

Ya no podemos ignorar la amenaza porque ya existen focos, tanto en Libia como en Argelia, que se puede decir que se encuentran a las puertas de nuestras fronteras del sur. Los entendidos dicen que no se les podrá derrotar si no es con soldados de tierra. ¿Supone esto que hará falta enviar tropas españolas a luchar con ellos? Antes, solo se enviaban a “misiones humanitarias”, pero nos tememos que la tranquilidad con la que hemos contemplado como los otros nos sacaban las castañas del fuego, se nos está acabando. Lo evidente es que, lo que nos espera, no tiene pinta de ser algo agradable. Al menos así lo vemos nosotros. O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadanos de a pie, vemos estremecidos como los nubarrones políticos oscurecen el horizonte de nuestro país.

¡Europeos la fiesta se ha acabado! ¡Estamos en guerra!
Yann Vallerie MD  3 Diciembre 2014

De Estocolmo a Londres, pasando por Paris o Atenas, ha llegado el tiempo de abrir los ojos y de poner las palabras exactas a lo que actualmente ocurre en Europa: Estamos en guerra.

Esta guerra ha sido declarada, no por nosotros, pueblos de Europa, sino por nuestros gobernantes, políticos y grandes multinacionales, que han contribuido de manera voluntaria, desde hace décadas, a podrir la fruta Europa.

XXX_1205290692.jpgEllos han decidido, sin consultarnos, organizar la inmigración masiva, destructora de nuestras identidades y de nuestros logros económicos y sociales. Han aceptado, sin rechistar, la influencia cada vez mayor de la religión musulmana bajo todas sus formas, en toda Europa. Han aceptado darles todo a los nuevos colonizadores para no provocar su cólera. Han decidido que debíamos convertirnos en esclavos en nuestra propia tierra. Han aceptado vender nuestros países, nuestras instituciones, a los mercaderes nómadas que vagan por el mundo, queriendo estar en todas partes como en su casa. Han decidido, con el fin de quitarnos definitivamente nuestras raíces y nuestra humanidad, llevar a cabo una política de destrucción de las raíces nacionales y de la familia, para hacer de nosotros unos simples robots.

Pero el producto de sus locas decisiones está hoy escapándoseles de las manos. Están perdiendo el control. No han podido impedir el asesinato a plena luz del día en una calle de Londres de un soldado por dos islamistas fanáticos, cuando pretenden combatir el islamismo en todo el mundo (menos en casa). Niegan hoy el carácter étnico de los disturbios de Estocolmo, como los ayer en Paris y Londres, ayudados en esa tarea de falsificación por los medios de comunicación a sueldo. Pero en la época de Internet, todo el mundo puede ver que los vándalos que saquean, violan y destruyen son mayoritariamente no europeos nativos, sino inmigrantes y descendientes de inmigrantes musulmanes y africanos.

Nuestros gobernantes venden nuestro patrimonio a las potencias petroleras árabes, y vuelven de paso a las poblaciones europeas dependientes de sus enemigos. Se han negado a poner barreras aduaneras que protegerían el conjunto de los europeos de la guerra económica que nos hacen países como China. Quieren, mediante el uso de la fuerza, contener todo movimiento de revuelta popular en Europa, como en las manifestaciones en defensa de la familia en Francia o las manifestaciones contra la pobreza en Grecia. Estos gobernantes son los mismos que están financiando guerras civiles en otros países, como en Siria, armando, financiando y apoyando política y diplomáticamente a los terroristas islámicos.

Han perdido el control y quieren, mediante la represión y la denigración, impedir la revuelta de sus pueblos, el odio que sube y la cólera que ruge cada día un poco más. Están jugando sus últimas cartas antes de perder la partida.

Dominique Venner, despertador del pueblo, historiador al servicio de los pueblos europeos desde siempre, lo había comprendido desde hacía tiempo. Su último gesto heroico en la catedral de Notre Dame de Paris, un martes, día del dios de la guerra Marte, ha hecho sonar la campana del fin del recreo.

La fiesta se ha acabado. ¡Europeos, si queréis la paz mañana, entonces prepararos hoy para la guerra!

Manos Limpias
'El descrédito del CGPJ es cada vez mayor'
R. Moreno www.gaceta.es 5 Diciembre 2014

El sindicato recurrirá la "bochornosa resolución" del Consejo que archiva su denuncia contra los 32 magistrados catalanes que apoyaron la consulta.

"Se abre la veda para que jueces y magistrados puedan desafiar el Estado de Derecho y alentar la sedición en Cataluña", señala Manos Limpias sobre el archivo de la denuncia que interpuso contra los 32 magistrados catalanes que elaboraron un manifiesto independentista. En él apoyaban la legalidad de la consulta en Cataluña "en el actual marco constitucional" e "interpretado a la luz de la normativa internacional".

El sindicato anuncia que recurrirá la "bochornosa resolución" del Consejo, y dice que "pone de manifiesto el descrédito cada vez mayor del CGPJ y la politización en su más alto nivel de este órgano".

La decisión, conocida este jueves, la ha adoptado el Promotor de la Acción Disciplinaria del CGPJ, Antonio Jesús Fonseca-Herrero. Archiva esta denuncia, pero censura a los 33 jueces catalanes que firmaron este manifiesto por el 'derecho a decidir'.

Destaca que los magistrados hicieron uso de su derecho a la libertad de expresión y opinión, y que no puede apreciarse que persiguieran "una finalidad diferente que el mero traslado a la ciudadanía de una opinión sobre un tema de interés jurídico, social o político".

No obstante, afirma que su actuación ha menoscabado la confianza de los ciudadanos en la judicatura por afirmar que Cataluña es una nación.

Fue el pasado 13 de febrero cuando 33 jueces catalanes hicieron público el manifiesto. Entre los firmantes están Montserrat Comas, que fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) entre 2011 y 2008 y expresidenta del Observatorio de Violencia de Género; los dos instructores del caso Palau, Juli Solaz y Josep Maria Pijuan; jueces de instrucción como Josep Maria Miquel Porres y Josep Niubó, y el magistrado de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal.

El 13 de octubre, la Comisión Disciplinaria del Poder Judicial también rechazó por cuatro votos contra tres la propuesta de suspensión cautelar al juez Vidal, que ha reconocido haber participado en la redacción de una constitución catalana.

Artículo en su blog
Miguel Ángel Rodríguez llama 'fascista' al CAC: 'Debe ser destruido. Lucharé por ello'
Responde al Consejo Audiovisual de Cataluña, que pide una multa de un millón de euros a Antena 3 por su comentario sobre Mas
 www.lavozlibre.com 5 Diciembre 2014

Madrid.- Miguel Ángel Rodríguez, exportavoz del Gobierno de Aznar, ha respondido a través de un artículo publicado en su blog a la resolución del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), que ha instado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a multar hasta con un millón de euros a Atresmedia, después del comentario que Rodríguez hizo sobre Artur Mas en las tertulia política de 'Espejo Público' (Antena 3).

Miguel Ángel Rodríguez, que dijo que al presidente catalán "lo que le hace falta es un fusilamiento" para convertirse en "víctima de alguien", llama "fascistas", "estalinistas" y "totalitarios" a los integrantes de un organismo que, según dice, "debe ser destruido".

Ésta es su carta íntegra:
"¿Pero qué se han creído esos políticos totalitarios catalanes que afirman que su legitimidad está por encima de la Ley; que sus manifestantes paniaguados están por encima de la voluntad democrática expresada en las urnas; que su órganos de control de la libre opinión están por encima de la Libertad misma?

¿Pero quiénes son estos nuevos fascistas o estalinistas que se atreven a amenazar la libertad de expresión y que se creen que su vanidad está por encima de nuestro derecho a reírnos de sus deshonorables actuaciones?

¿Pero quiénes son estos del CAC que se atreven a arrojar expedientes rimbombantes contra quienes no pensamos como la tiranía imperante en una Cataluña yerma de Libertad, estrangulada por el griterío baldío de los independentistas y pisoteada por la corrupción vomitiva de los gobernantes que les nombran y pagan?

No hay territorio en Europa con menos libertad que Cataluña. Y entre otros organismos que provocan esa asfixia intolerable está el Consejo Audiovisual de Cataluña, que debe ser destruido.

Artur Mas pasará a la historia como el político lerdo que dijo antes de morir "me suicidé para fastidiaros".

Y si al CAC no le gusta que lo diga, que vuelva a escribir otra ostentosa idiotez de folios y folios con el único fin de intentar callarme la boca. Y, conmigo, callar a otras miles de personas que no tienen la misma independencia que yo porque viven allí, trabajan allí y soportan esa realidad indecente del CAC y del gobierno catalán.

Y también sufren a esos políticos corruptos que se tapan sus latrocinios comprando a una sociedad desastrada: entre ellos, a los periodistas y a los jueces que permiten el CAC.

Tengo en Cataluña amigos y negocios. Aunque no es poco, es menos que aquellos que tienen familia y domicilio. Y por ellos y por las nuevas generaciones escribo este artículo: LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD.

El CAC debe ser destruido. Lucharé por ello".

EL FINAL DE LA LUCHA ANTITERRORISTA
Uno de cada cuatro asesinatos de ETA sigue sin ser esclarecido
Ó. López-Fonseca www.vozpopuli.com 5 Diciembre 2014

Un estudio del Gobierno vasco cifra en 849 las víctimas mortales de la violencia terrorista. La investigación judicial sobre 197 de ellas han sido sobreseídas o archivadas por falta de autor.

Un día después de que la Audiencia Nacional haya excarcelado a los históricos miembros de ETA Santiago Arróspide Sarasola, Santi Potros, y Alberto Plazaola, el Gobierno vasco ha presentado este viernes en Vitoria un eshaustivo informe sobre "la situación procesal" de los 927 asesinatos terroristas de todo signo perpetrados entre 1960 y 2014 en "el caso vasco" que revela que casi una cuarta parte de los 845 crimenes cometidos por la banda armada nunca han sido esclarecidos. El documento, en cuya elaboración han participado el fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, el profesor de Filosofía del Derecho y exdiretor general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo José Manuel Rodríguez Uribes, y la profesora de Derecho Penal de la Universidad del País Vasco Enara Garro, cifra en 197 casos aún no se conoce quiénes fueron sus autores y sus investigaciones se encuentran ya "sobreseídas o archivadas". Es decir, un 23,20%.

El documento, elaborado en el marco del Plan de Paz y Convivencia puesto en marcha por el Ejecutivo de Iñigo Urkullu (PNV) para la "clarificación del pasado", no se ciñe, sin embargo, a los asesinados por ETA, y recoge también los fallecidos a manos del Batallón Vasco Español (BVE) y los grupos que surgieron a su sombra, a las de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), y aquellos que nunca fueron reivindicados, todos ellos dentro del que denominan "caso vasco". Así, en os GAL el porcentaje de crímenes sin escalrecer es aún mayor que en el caso de ETA. De ls 27 que se adjudican a esta organización terrorista en el informe, diez permanecen sin autores conocidos. O lo que es lo mismo, un 37%. Con el BVE, ese porcentaje se queda en el 24,39% ya que de los 41 asesinatos que se les adjudica, 10 están aún sin aclarar. Finalmente, en el caso de atentados mortales de "autoría deconocida y otros", el estudio señala que de los diez perpetrados en el periodo estudiado, los sumarios de al menos tres (un 30%) se encuentran "sobreseídos o archivados".

Sobre la situación judicial de los 849 asesinatos cometidos por ETA, el informe del Gobierno vasco detalla que además de los sobreseídos (170) y archivados (27), existe sentencia sobre 548 (el 64,55%) y que en otros 65 casos(7,6%) se vieron afectados por la Ley de Amnistía de 1977. Además, la Justicia ha reabierto 18 en los últimos años (el 2,12%) y siete más (0,82%) se encuentran en los que en términos jurídicos se denomina "expurgo", es decir, aquellos expedientes de investigación que, por decisión judicial, han sido destruidos ya que por su antigüedad no tienen posibilidades efectivas de ser resueltos. Finalmente, el estudio especifica que de once casos (1,30%) no se ha encontrado ningún dato sobre su situación judicial y en tres más (0,35%) la instrucción de la causa depende de las autoridades judiciales.

Los crímenes de la ultraderecha
Idéntico estudio se hace con las víctimas mortales de los otros grupos terroristas, aunque en este caso los autores del mismo destacan la ausencia "considerable" de datos oficiales sobre el estado oficial de las causas. Así, de 41 crímenes cometidos por el BVE y sus grupos 'satélites' u otros incontrolados, existe constancia de sólo siete sentencias (17.07% del total) y 10 sobreseimientos provisionales. "De los restantes 24 asesinatos (58,54%) desconocemos la situación procesal de las causas", destacan, aunque admiten que muchos de estos atentados fueron perpetrados en Francia, "lo que hace muy díícil seguir la instrucción de los procedimientos más allá de las reseñas periodísticas". No obstante, el informe del Gobierno vasco destaca que dos víctimas de este grupo han sido incluidas "por error en el listado de victimas de ETA" que maneja el Ministerio del Interior.

Más información cuentan sobre los cometidos por los GAL, aunque este grupo actuó fundamentalmente en el País Vasco francés entre 1983 y 1987. De los 27 asesinatos que se les ajudica, doce (el 44,44%) ya han sido juzgados y sobre ellos recae una sentencia judicial. Nueve más (el 33,33%) han sido archivados, en un caso (3,70%) se ha dictado el sobreseimiento provincial y en los últimos cinco (el 18,51%) se instruyen en Francia y los autores del informe reconocer desconocer "su situación procesal". Sobre los últimos diez crímenes estudiados, los de "autoría desconocida u otros", el estudio detalla que ocho nunca fueron reivindicados "por ningún grupo terrorista o lo fueron por siglas hasta ese momento desconocidas que no volvieron a atribuirse ningún asesinato más, lo que hace dudar de su existencia real". Uno más, fue supuestamente perpetrado por el Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL), sin relación directa "con el contexto vasco", y otro por los Guerrilleros de Cristo Rey. De todos ellos, dos han sido sobreseidos, dos más fueron administrado, uno ha sido achivado y sobre los cinco restante los autores reconocen no haber conseguido datos.

TRABAS DE INTERIOR AL ESTUDIO
El informe de los expertos del Gobierno vasco incluye una crítica directa al Ministerio del Interior y su falta de colaboración en la elaboración del estudio. "Pese a los requerimientos de este equipo, que se ha ofrecido a explicar personalmente su metodología de trabajo y aclarar cualquier duda sobre el mismo, la Subsecretaría y la Secretaría de Estado de Seguridad no respondieron a ellos", se lee textualmente en el documento. Sus autores llamaron también a la puerta de la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, dependiente también de Interior, pero ésta "condicionó el acceso los datos solicitado al resultado de un estudio jurídico previo que determinara si facilitar la información requerida violaba o no la Ley de Protección de Datos. Al cierre de este estudio no hemos recibido respuesta", se lamentan. Además destacan la "paradoja" de que esgriman "el derecho a la intimidad de las víctimas" y en la página web del departamento exista una "relación nominal de las últimas víctimas de ETA".

Tampoco encontraron colaboración en la Fundación de Vïctimas del Terrorismo, en la que están representadas todas las asociaciones, ni en la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El máximo responsable de este, Javier Zaragoza, "trasladó a este equipo la dificultad para localizarlas al no existir una relación nominal de víctimas del terrorismo, dado que los sumarios se encuentran dispersos por los distintos juzgados de instrucción archivados por número de legajo", recalcan. Tampoco obtuvieron respuesta cuando solicitaron a la Fiscalía que hiciera "la comprobación". Por todo ello, los autores reconocen la posibilidad de que el documento contenga "errores atribuibles, al menos en parte, a la imposibilidad de contrastar la información que hemos manejado con documentación oficial Pedimos disculpa por ello", añaden.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La Sala se ha extralimitado'
Gordillo: 'Las excarcelaciones están en la hoja de ruta pactada con ETA'
Eurico Campano www.gaceta.es 5 Diciembre 2014

Su experiencia como legendario fiscal de la Audiencia Nacional le convierte en un agudo critico contra las últimas decisiones judiciales de excarcelación de etarras. Cree que no se ajustan a la legalidad y que la Sala 'se ha extralimitado'.

Ignacio Gordillo, ha dedicado más de media vida a luchar contra ETA. Fiscal de la Audiencia Nacional durante 30 años, por sus manos han pasado los sumarios de los atentados más sangrientos cometidos por la banda criminal en lás épocas más duras del terrorismo. Y es que Gordillo ha ejercido como representante del Ministerio Público en casi todos los casos sobre ETA, los GRAPO y el GAL. Fue el fiscal del caso Amedo y Domínguez e intervino en la reapertura del caso Lasa y Zabala. También en secuestros como el del empresario José María Aldaya y el funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara. También ha luchado contra la delincuencia 'de cuello blanco', investigado escándalos financieros como el de Rumasa o el caso Sogecable. En sus 'Memorias de un Fiscal', publicadas en 2011, Gordillo reconoce que la búsqueda de la Justicia ha sido la mayor motivación de su vida, personal y profesional.

A día de hoy ha dejado ya la Audiencia Nacional y se dedica al ejercicio privado de la abogacía y a su actividad universitaria como profesor de Derecho Penal, pero sigue siendo un observador privilegiado de la actualidad. Su experiencia le convierte en un agudo critico contra las últimas decisiones judiciales de excarcelación de etarras; tanto las derivadas de la derogación por parte de la Justicia Europea de la "Doctrina Parot" como la puesta en libertad en los últimos días de criminales tan sanguinarios como Carmen Guisasola, Santi Potros, inductor del atentado de Hipercor, en 1987, o Alberto Plazaola

-¿Son legales estas excarcelaciones?
-'No lo son por dos motivos. Porque las fechas del final de la pena estaban ya fijadas (en el caso de Potros para septiembre de 2025 y en el de Plazaola para 2026) y no ha habido nuevos motivos para variar esas fechas. Además, el tiempo pasado en cárceles francesas no se puede descontar porque se trataba de otras causas'.

-¿Cuál puede ser entonces la razón última de esta decisión de algunas de las Secciones de la Audiencia Nacional?
-'Hay una "Hoja de Ruta" pactada con ETA y en ella entran éstas excarcelaciones. De la misma forma que entraba, el año pasado, la anulación de la "Doctrina Parot", o la legalización de Sortu y Amaiur. En mi opinión, en éste caso está claro que la Sala se ha extralimitado.

-¿No le parece llamativa la prisa que se ha dado la Audiencia nacional a la hora de decretar éstas excarcelaciones?
-Fíjese hasta que punto que los abogados a veces tardamos meses en ver resueltas nuestras peticiones acerca de la libertad o no de algunos de nuestros defendidos. Y sin embargo, en éste caso, las decisiones se han tomado de forma inmediata. Creo que debe suspenderse inmediatamente la libertad de éstas personas porque además ahora hay ya cincuenta nuevas solicitudes. Recuérdese que ésta Sala Primera ya fue la que adoptó la decisión de poner en libertad a muchísimos etarras tras Inés del Río (primera beneficiaria de la derogación de la "Doctrina Parot").

-¿Qué papel cree que está jugando el Gobierno del PP en todo ésto?
-El de desprecio y humillación absoluta a las víctimas, a las que no está apoyando en absoluto. Todo hace pensar que existen unos compromisos (con ETA) y que todas éstas decisiones han sido estudiadas. las fases están claras. Ahora, a ETA le interesan los presos de igual forma que, con anterioridad, le interesaba la presencia en las Instituciones que ya han conseguido. Y que no se olvide que ETA sigue existiendo. Que no ha desaparecido. Y vuelvo a repetir; estás decisiones de excarcelación tienen que ser rectificadas para no dar esa sensación de humillación a las víctimas.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial