AGLI Recortes de Prensa   Jueves 22  Enero 2015

LAS BRASAS DE LA IRA
IGNACIO CAMACHO ABC 22 Enero 2015

LO peor del régimen constitucional, como lo llaman quienes quieren destruirlo, es que en treinta y cinco años de existencia no ha hecho pedagogía de sus virtudes. La ausencia de una educación cívico-política no doctrinaria ha impedido que los ciudadanos conozcan las garantías que los protegen, de tal modo que ante la crisis de los valores éticos se ha extendido un clima de sospecha sobre la ley y el derecho, abonado con la complicidad de políticos demagogos y opinadores oportunistas. Estos tienen mayor responsabilidad porque sí saben los fundamentos de la estructura jurídica y los retuercen por mero ventajismo con intención incendiaria. El populismo es el mal de este tiempo y solo queda el consuelo de que alguno de los que lo propagan acabe por justicia poética achicharrado en sus propias brasas.

El escándalo por la libertad de Bárcenas no le ha costado mucho encontrar amigos que tengan suelto para la fianza responde a esta mentalidad de visceralidad justiciera que es el fracaso de la educación democrática. La mayoría de los españoles ignoran que la prisión preventiva no es un adelanto de la pena, menos aún de la pena que no se ha sentenciado, y nadie ha hecho el menor esfuerzo por explicárselo. Da igual que el «tesorero infiel» todavía no esté condenado: la justicia de barra de bar, que ahora se expresa en las redes sociales, ha emitido el habitual veredicto de culpabilidad anticipada.

Por antipática que nos resulte la situación, Bárcenas lleva 19 meses en prisión sin haber sido juzgado; la investigación de su caso está cerrada y no existe ningún motivo para mantenerlo en la jaula. Sólo el de riesgo de fuga, pero ese corresponde evaluarlo a los tribunales; el primer interesado en que no se escape es el Gobierno, que no resistiría un nuevo «caso Roldán» bajo su guardia. Al marianismo, dicho sea de paso, tampoco le conviene ahora que el excontable ande suelto, convertido en el sustituto del pequeño Nicolás para largar por las teles su ristra de medias mentiras y medias verdades. Pero no se trata de una cuestión política, sino de derecho y de derechos: es esa la diferencia que nos distingue de, pongamos por caso, la Venezuela a la que algunos pretenden asimilarnos.

La libertad de Bárcenas duele, sí. Pero es el resultado de un sistema de garantías que nos protegen a todos del abuso de poder y de la invasión política. Bárcenas no estaba en la cárcel porque todos pensemos que es culpable, sino para que no pudiese estorbar la pesquisa de sus presuntos delitos. Concluida esta, le corresponde esperar fuera el juicio que con toda probabilidad volverá a encerrarlo. Que la calle no lo entienda es consecuencia de un fracaso pedagógico. Pero que ciertos dirigentes extiendan adrede la confusión para sacar ventaja representa una perversión ética que tal vez termine quemándolos a ellos en la hoguera de una ira social inflamada.

Andalucía y Cataluña: el fracaso de dos regímenes

Manuel Muela www.vozpopuli.com 22 Enero 2015

El año electoral que ya está en plena ebullición va deparando noticias que indican el elevado grado de incertidumbre que sobrevuela la política española, dominada por el sentimiento de que la continuidad de lo existente no garantiza la mejora del porvenir y la inquietud por la falta de enjundia de las alternativas que están emergiendo. Por eso, la crisis española tiene unas características singulares que la separan de la de otros países europeos. Volveremos sobre ello, pero hoy, ante las elecciones regionales anunciadas o por anunciar, quiero referirme a los rasgos de esa crisis en las dos regiones más pobladas de España, Andalucía y Cataluña, la primera gobernada por el PSOE desde los años 80 y la segunda por los nacionalistas también desde los 80. En ambos casos, se fraguaron verdaderos regímenes que han dominado la trayectoria vital de sus poblaciones y que han dispuesto de medios y de competencias sobradas para construir un modelo democrático y civilizador en el que basar la prosperidad económica y la cohesión social. Evidentemente, ese objetivo no se ha cumplido y se desconoce cómo se manifestarán electoralmente los catalanes, con elecciones anunciadas, y los andaluces con rumores de adelanto electoral. En todo caso, lo que suceda será determinante para el conjunto de España.

La cultura de la subvención y la disputa en la izquierda andaluza
Los andaluces contribuyeron decisivamente con sus votos a la primera mayoría absoluta del PSOE en octubre de 1982, empezando por dar a éste partido el dominio absoluto de su región: ayuntamientos, diputaciones y Junta de Andalucía quedaron en manos del socialismo, cuyo objetivo programático era transformar una de las regiones más deprimidas de España, liberándola de la pobreza y de la desigualdad. Para ello, los dirigentes socialistas andaluces contaron con la ayuda de los gobiernos nacionales presididos por el sevillano Felipe González y, en otra etapa posterior, por Rodríguez Zapatero; un total de 21 años de los transcurridos desde 1982, sin que los restantes, con gobiernos del Partido Popular, se puedan considerar hostiles a los dirigentes de la Junta andaluza, sólo menos entusiastas.

La riada de recursos públicos llegados a la región del sur hacía pensar en el desarrollo de un tejido productivo generador de riqueza y de un modelo educativo que le diera vigor. Pero no ha sido así, por mucho que se insista en que las condiciones de vida han mejorado, circunstancia que nadie puede negar, como tampoco se puede negar que eso se ha producido en gran medida por la consolidación de un sistema subvencionado que, ante la falta de recursos públicos, puede quebrar con la amenaza consiguiente a la estabilidad social, que es lo que se vislumbra allí y que añade más presión en el seno de la izquierda andaluza para determinar cómo se administra la preeminencia indudable que tiene en la región.

Esos son algunos de los problemas que acarrea la cultura de la subvención y del monocultivo empresarial alrededor de lo público, porque cuando el Estado flaquea y sus recursos se debilitan, no existen resortes para superar el trance. Se dirá que ese es un problema general en nuestro país, y no lo niego, pero el caso de Andalucía es paradigmático, porque sus magnitudes y estadísticas así lo atestiguan: todas están por encima de la media nacional en sentido negativo. Y los mayores responsables son, sin ambages, los gobiernos sucesivos de la Junta de Andalucía y el partido dominante, el PSOE. Por ello, en Andalucía se está viviendo el drama español de forma más aguda, porque las redes del sostén público, aparte de que estén mejor o peor administradas, resultan insuficientes para encauzar la riada de la parálisis económica y del empobrecimiento, ya que el sector privado tiene una textura empresarial débil, que ha girado alrededor de lo inmobiliario y de los proyectos y políticas auspiciados desde el Palacio de San Telmo en Sevilla.

Cataluña y el clientelismo independentista en entredicho
A diferencia de Andalucía, que ha vivido a gusto dentro del Estado español y que ni por asomo se plantea repudiarlo, en Cataluña los nacionalistas burgueses han aprovechado la laxitud de los gobiernos centrales y la indefinición del marco constitucional para construir un clientelismo diferente al andaluz, pero clientelismo al fin. Han volcado recursos infinitos en fortalecer y extender sus aspiraciones nacionales en detrimento de la calidad de los servicios públicos y de las infraestructuras necesarias para que el tejido empresarial de la región, más plural y variado que el andaluz, estuviera en condiciones de equilibrar el peso que los grupos multinacionales han adquirido allí, con los peligros de deslocalización que se han puesto de manifiesto en los tiempos que corren. Los sonoros cierres de empresas transnacionales no se han visto compensados por las realidades e iniciativas autóctonas, cayendo una parte significativa del peso de la crisis en el segmento de los trabajadores industriales catalanes.

Con independencia de las singularidades andaluzas y catalanas, también se han producido en las dos Comunidades casos sonoros de corrupción que emponzoñan en grado sumo el clima político y hacen dudar con fundamento de la capacidad de sus dirigentes para variar el rumbo seguido durante décadas. Ni Barcelona ni Sevilla pueden culpar de sus males a otros que no sean los que mandan en la Generalidad y en San Telmo. A los de La Moncloa, como mucho, se les puede considerar cooperadores necesarios, unas veces más entusiastas y otras menos. Y ahora todos ellos están con el sinvivir de qué hacer con las elecciones. De momento, los dirigentes nacionalistas catalanes ya han anunciado las suyas, que pueden depararles sorpresas desagradables, y en Andalucía se especula con el adelantamiento electoral. Entre las dos regiones suman el 35% de la población española y son exponentes de dos modelos de administración, teóricamente distantes en lo ideológico pero similares en las consecuencias que se derivan de décadas de mal gobierno. Por eso importa mucho saber lo que opinan los andaluces y catalanes que, con sus votos, pueden convertirse en testigos proféticos del futuro de la nación.

Kitty´s: ¿El Ejército, engañado por la casta?
LUCIO A. MUÑOZ www.gaceta.es 22 Enero 2015

Las instituciones del Estado están totalmente desacreditadas por el efecto de la corrupción política. Sin embargo, muchísimos españoles seguimos confiando en el Ejército, la Guardia Civil y la Policia.
El sistema ha convertido a los jueces y magistrados de los altos tribunales de Justicia españoles en “políticos con toga”. Para conseguir tal fin, la casta corrupta bipartidista dejó gravemente herido a Montesquieu en 1985. Asesinándolo sin piedad en 2013.

De forma paralela, y al objeto de consolidar la dictadura político-parasitaria que tiene secuestrada a España, nuestro sistema subvencionado, clientelar y comisionista ha reducido al Ejército a la mínima expresión. Y una devastadora y terminal enfermedad denominada politización ha transformado a los altos mandos militares (también de la Guardia Civil y la Policia) en “políticos con uniforme y armas”.
Las instituciones del Estado están totalmente desacreditadas por el efecto de la corrupción política. Sin embargo, muchísimos españoles seguimos confiando en el Ejército, la Guardia Civil y la Policia.
Aunque a menudo nos provocan nauseas las actuaciones de los “cargos y dirigentes políticos” que mal gobiernan estas prestigiosas instituciones integradas en las Fuerzas Armadas (Ejército) y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policia).

La reunión de Kitty´s en Barcelona, a la que asistieron un miembro de la cúpula militar y otro de la Guardia Civil, además de un consejero de la Generalitat, el fiscal jefe de Cataluña, un directivo del IBEX-35 y representantes del PP-PSOE y de Ciudadanos, podría haber sido inmortalizada por el genial pintor, y especialista en pintura histórica, Augusto Ferrer Dalmau. Puesto que es posible que la citada reunión pase a formar parte de la historia de nuestra dantesca y estrafalaria pseudo democracia.

¿Qué relevante misión han llevado a cabo tanto el alto mando del Ejército como el de la Guardia Civil, ambos presentes en la reunión de Kitty´s?
¿El resultado de esta reunión puede servir de referencia o base en relación a la planificación y el diseño de un futuro plan secesionista?

¿El objetivo de esta celebración ha podido estar relacionado con una “primera” toma de contacto entre distintos interlocutores fácticos para acercar posiciones, vía diálogo? En este sentido, los españoles conocemos perfectamente que el significado del verbo dialogar, en el idioma tripartidista PP-PSOE-CiU, es sinónimo de concesiones al independentismo catalán.

¿Se trata de una “quedada” entre viejos amigos para ver un partido de futbol?
Sea como fuere, la ética y la estética han brillado por su ausencia en la representación de esta opereta política. Evidentemente, este bochornoso espectáculo refleja que la vieja forma de hacer política en España sigue más vigente que nunca. Todo ello, a pesar de las actuales demandas de la sociedad en favor de una regeneración de la vida público-política.

Consecuentemente, los españoles tenemos otra prueba más relativa al engaño y la falsedad con que la vieja política ha impregnado a nuestro proyecto inacabado de democracia durante más de tres décadas.
Porque así funciona nuestro maligno sistema, siempre de espaldas a los ciudadanos. Pero este caso es especialmente grave debido a que está en juego la libertad de millones de catalanes y españoles, la unidad de la nación más antigua de Europa y la democracia. Y la economía de España.

Si existe un proceso cerrado o un inicio de negociación para “encajar Cataluña en España”, es decir, con el objetivo de romper España, los españoles tenemos derecho a conocerlo.
Al respecto, es de justicia hacer constar que el único partido, integrante junto a Ciudadanos y UPyD de la denominada tercera vía, que apuesta por la eliminación de las autonomías (el cáncer económico-político de España y, a la vez, la fuente de la “mamandurria” de la casta) es VOX.

Existen partidos políticos en nuestro país cuya intención no es otra que destruir España. Sin embargo, VOX defiende cortar la raíz del problema o, en otras palabras, suprimir las económica y políticamente insostenibles comunidades autónomas.

Enhorabuena a VOX por su valentía.

Adivina quién viene a cenar
ARCADI ESPADA El Mundo 22 Enero 2015

HAY REUNIONES de interés estos días en España. En un pub Kitty's de Barcelona coincidieron la otra noche dos militares muy bien graduados, un teniente general y un general de la Guardia Civil, con varios independentistas y personal de relleno. Y estaba también el fiscal que dijo que el presidente Mas era todo obediencia. Esta reunión ha sentado mal e incluso el partido UPyD ha pedido cuentas al Gobierno. Comprendo el malestar. A mí me parece que han de limitarse al máximo los contactos entre altos representantes del Estado y personas que pretenden destruir ese Estado. Me parece de una lógica gramatical. Ahora bien. Para seguir con el elemento militar quizá habría que empezar por lo más alto, y si el capitán general de los Ejércitos se reúne, ríe, y hace de chófer de un presidente que encara una querella por un presunto y gravísimo comportamiento desleal, la veda de los segundones se abre y el encuentro del Kitty's deslumbra por su inevitabilidad.

La otra reunión excitante ha sido la del ex presidente Zapatero con el dirigente de Podéis, Pablo Iglesias. Otra muestra de lógica abrumadora. El rasgo más destacado de Zapatero, por encima incluso de su pasión literaria, ha sido siempre la frivolidad. Fue el frívolo Zapatero el que les dijo a los nacionalistas: «Aceptaré el Estatuto que salga de vuestro Parlamento». Fue su frivolidad en el gasto lo que agravó la crisis y lo que le impidió verla, salvo cuando ya le había derribado. Fue su frivolidad la que llevó las relaciones entre España y Estados Unidos a un nivel glacial. Y es su frivolidad la que le lleva a reunirse con el peor enemigo político del fragilísimo Pedro Sánchez, sin tan siquiera informarle. Pero no solo la frivolidad. En realidad aún es más principal la razón de que Zapatero eligió verse, al fin y al cabo, con su verdadero hijo político. La madre de Podéis es la crisis. Pero el padre es el ex presidente. El proceso constituyente que hoy invoca Podéis fue abierto por Zapatero con su impugnación moral y política de la Transición, que tuvo muchas aristas tácitas y llegó a concretarse en la ley, desdichada e inútil (y frívola) de la Memoria Histórica. Es probable que cuando Zapatero aluda al carácter personal de ese encuentro con Iglesias solo se trate de una eufemística síntesis de esto esencial: Pablo vino a agradecerme mi papel pionero en la desarticulación del Estado y de la propia Política.

Estas dos reuniones, tan iguales en su lógica, presentan una diferencia: solo en la de Cataluña había un par o tres de pardillos.

El Estado frente al conflicto lingüístico (I)
Mercè Vilarrubias. Cronica Global 22 Enero 2015

En círculos críticos en Cataluña nos hemos preguntado muchas veces por el papel del Estado frente a la política lingüística (PL) de la Generalidad y en especial, frente a la inmersión. La mayoría de las veces, aquellos que hemos opinado sobre lo qué ha hecho el Estado, hemos expresado una sensación de desánimo. El Estado ha hecho poco, por no decir nada. No podemos señalar ningún acto, ninguna ley, ninguna campaña comunicativa o discurso coherente como respuesta a las prácticas en menoscabo del bilingüismo practicadas por la Generalidad desde la primera ley de PL de 1983.

Los dos grandes partidos, el PP y el PSOE, nunca se han puesto de acuerdo en relación a la PL de la Generalidad. Cada partido tiene una visión diferente. Es sabido que la actitud del PSOE ha sido siempre la de aceptar todo lo que proponen los nacionalistas y además, luego lo interiorizan y se convierte en política del PSOE. Es esta una actitud que tiene atónitas a muchas personas porque es realmente un enigma poder llegar a comprender este entreguismo al nacionalismo por parte de un partido de izquierdas.

En cuanto al PP, hemos oído muchas quejas en relación a la PL de la Generalidad cuando este ha gobernado pero ninguna se ha traducido en acción eficaz. Ni siquiera han facilitado las cosas: las Asociaciones Pro-bilingüismo de las comunidades bilingües se las han visto y deseado siempre para poder ser recibidos en Madrid por los ministros de Educación y explicar sus propuestas. En teoría, el PP querría que el español fuera respetado en Cataluña pero se ha olvidado del tema siempre que le ha convenido. Por ejemplo, en 1998 se aprobó la segunda ley de PL de la Generalidad y en aquel año, Aznar gobernaba con el apoyo de CiU por lo que la Ley de 1998 se aprobó en el Parlamento de Cataluña sin que en Madrid se dijera una palabra. Cuando ha habido alguna iniciativa, esta ha sido a través de las Leyes Orgánicas de Educación, como la Ley Wert. Es esta una iniciativa hecha con poca voluntad y con cierta desidia en abordar realmente el tema por lo que no es de sorprender que no haya servido para introducir ninguna modificación en la inmersión y sí, en cambio, haya ofrecido toneladas de victimismo a los nacionalistas.

En resumen, desde la Transición, cada partido ha ido a la suya, ha cuidado sus propios intereses y nunca ha considerado seriamente que el tema de las lenguas en España requiere una especial atención, es decir, requiere ser considerado un tema de Estado.

La Constitución de 1978 diseñó para España un mapa lingüístico de “bilingüismo territorializado” por el que las lenguas distintas del español son oficiales solo allí donde se hablan. Los gobiernos de las comunidades bilingües tienen plenas competencias en la PL de sus comunidades: los Parlamentos autonómicos aprueban las leyes de PL de la comunidad y los gobiernos las implementan. Por ello, el Congreso nunca ha elaborado ninguna ley específica y propia de PL que afecte a las comunidades bilingües porque no entra dentro de sus competencias. Otra cuestión son las Leyes Orgánicas de Educación, las cuales sí son competencia del legislativo español, y es aquí donde ha habido algún intento de intervención en la inmersión. Los dos ejemplos –fallidos- son la LOMCE o Ley Wert, y la LOCE (2002), la cual introducía una hora más de español en Primaria, y que tampoco tuvo traducción efectiva en las escuelas.

Desde mi punto de vista, el modelo de bilingüismo territorializado ha tenido dos consecuencias negativas: la primera, que la PL ha queda en manos exclusivas del nacionalismo gobernante en cada comunidad bilingüe y la segunda, que el Estado se ha desentendido de la representación y gestión del catalán, el vasco y el gallego. Como resultado de ello, creo que es un diagnóstico certero decir que actualmente nos encontramos con un Estado altamente inhibido y una Generalidad haciendo y deshaciendo a su antojo (y no solo en el tema lingüístico).

Debido a la carta blanca de la que gozan, los nacionalistas han logrado imponer un discurso público férreo, lleno de mantras y consignas, sobre el catalán. Este discurso se ha convertido en un muro infranqueable para el gran número de ciudadanos que desearíamos una profunda re-orientación de la PL. Por supuesto que esto no significa que debamos resignarnos a ello pero creo que es un buen diagnóstico de la situación en la que nos encontramos, resultado del modelo constitucional del bilingüismo territorializado: la PL ha resultado ser una fortaleza inexpugnable para nosotros. Aún y así, todos aquellos comprometidos con la tarea de promover el bilingüismo en Cataluña debemos perseverar en nuestro trabajo y seguir haciendo crítica y exigiendo cambios.

Sin embargo, ello no excluye dirigir nuestra mirada también hacia el Estado y preguntarnos si hay algo que este realmente puede hacer en favor del bilingüismo en Cataluña. Incluso podemos preguntarnos no sólo si puede hacer algo sino también si es que debería hacerlo. En mi opinión, sí debería hacerlo porque es el Estado de todos, es por tanto responsable de lo que sucede dentro de sus lindes y es, además, plenamente consciente de que el tema lingüístico ha envenenado gravemente la convivencia en España. Es decir, los dos grandes partidos saben que las lenguas están en el origen de las divisiones y enfrentamientos territoriales pero sus inercias les impiden actuar con inteligencia y efectividad.

Actualmente, cuando ya se ha evidenciado la acuciante necesidad de reformas y regeneración de las instituciones del Estado, un grupo de colegas y yo pensamos que es un buen momento para presentar y proponer a los dos grandes partidos y a otros que pudieran estar interesados un plan de PL para el Estado. A este plan lo llamamos Proyecto de Plurilingüismo y consiste en que el Estado tome la iniciativa por primera vez en el tema de las lenguas de España, considere favorablemente la posibilidad de pensarse a sí mismo como plurilingüe y lo lleve a la práctica. La materialización concreta del Proyecto de Plurilingüismo es una Ley de Lenguas Oficiales, la cual consistiría en hacer del catalán, el gallego y el vasco lenguas oficiales de las instituciones estatales, junto con el español. Ello permitiría que el catalán, el gallego y el vasco tuvieran una presencia y un uso en las instituciones y actos del Estado, sin menoscabo de que el español siguiera siendo la principal lengua de trabajo y comunicación. Para una presentación en más detalle de la Ley de Lenguas Oficiales y una reflexión sobre sus motivos, quería remitir al lector a este enlace.

Es un reciente artículo en El País escrito conjuntamente con mi colega y amigo Juan Claudio de Ramón, ensayista y diplomático de la Embajada española en Canadá. El lector podrá encontrar aquí el contenido concreto de la Ley y sus áreas de aplicación. Aunque esta ley es una medida con claras y necesarias repercusiones prácticas, es importante señalar que su principal objetivo es el mensaje que transmite: es decir, un mensaje de cercanía y complicidad hacia estas lenguas por parte del Estado que compartimos. Se trataría, sobre todo, de un reconocimiento simbólico hacia estas lenguas, el cual sería sin duda valorado muy positivamente por una mayoría de ciudadanos en las comunidades bilingües.

Así, además de creer en el plurilingüismo del Estado como una actuación buena, inclusiva y justa en sí misma, aquellos involucrados en este proyecto creemos que, si se aplicara, podría resultar en una muy buena estrategia para incidir en la PL de Cataluña y lograr, esta vez sí, avanzar gradualmente hacia el bilingüismo. La razón de su potencial efectividad radica en que es un plan reformista que busca cambiar al nacionalismo ocupando parte de su terreno: lo más importante de la aprobación de la Ley de Lenguas Oficiales es que implicaría el fin del nacionalismo como el representante, defensor y gestor único del catalán. Hasta ahora los nacionalistas catalanes han tenido el monopolio del discurso público y del quehacer legislativo sobre el catalán. Ya ha llegado la hora de que el Estado dispute este monopolio y elabore su propio discurso y sus propias actuaciones legislativas respecto a esta lengua, a partir de hacerla oficial en las instituciones del Estado (junto con el vasco y el gallego).

Entonces podríamos todos visualizar como la Generalidad practica el monolingüismo y la exclusión del español y el Estado practica el plurilingüismo y la inclusión de todas las lenguas de España. ¿No se nos abriría una puerta importantísima en Cataluña si tuviéramos un escenario así?

De ninguna manera, y sería realmente un gran equívoco, debe entenderse la propuesta de Ley de Lenguas Oficiales como una concesión al nacionalismo. En la segunda parte de este artículo, desarrollaré en más detalle esta cuestión. Hasta aquí, el diagnóstico de la situación que abordamos y una breve presentación del Proyecto de Plurilingüismo y su concreción, la Ley de Lenguas Oficiales.

Ley de Lenguas Oficiales
Nota del Editor 22 Enero 2015

Art.1. La lengua de la republica francesa es el francés

Art.2. La lengua de la república española es el español.

Art. 3. Los españoles que quieran ser monárquicos y/o evitar utilizar el español en España o el francés en Francia, podrán regresar a la escuela privada.

DESAFÍO ISLAMISTA
Libertad y seguridad a la luz del terrorismo
Mikel Buesa Libertad Digital 22 Enero 2015

Hay ocasiones en las que los acontecimientos adquieren una especial significación, remueven los cimientos de nuestra conciencia y nos envuelven en un tropel de emociones que despiertan el conocimiento para alcanzar una luz que antes era poco más que un atisbo, un resplandor lejano, un punto débilmente encendido allá en un horizonte de oscuridad. Uno de esos sucesos ha tenido lugar en París hace poco más de una semana, a raíz de los atentados cargados de muerte contra la redacción de Charlie Hebdo y contra la comunidad judía de Francia. De repente, ante esas explosiones de violencia, los ciudadanos y los políticos europeos hemos sentido próxima la amenaza que antes no era sino el eco apagado de un remoto peligro. La yihad terrorista ha irrumpido así en nuestra vida común, despertando una alerta olvidada después de aquellos 11-S, 11-M y 15-J que parecían ya sólo un mal sueño y evocaban un problema que se quería ver ajeno.

Los países más amenazados han reaccionado con una resolución inusitada; y así, vemos que en Francia, Alemania, Reino Unido, España y Bélgica se han anunciado medidas para atajar la yihad terrorista -concebida ahora por buena parte de los actores políticos como una suerte de guerra- cuya pronta adopción emulará, no sólo en lo simbólico, también en lo material, la Patriot Act con la que Estados Unidos arbitró hace ya más de una década su combate contra Al Qaeda y el islamismo militante. Y no se trata únicamente de dar forma jurídica a la lucha contra esta amenaza, pues el programa que se atisba incluye una formidable movilización de recursos humanos y medios materiales para reforzar la seguridad, así como una intensificación de la cooperación en materia policial, judicial y de inteligencia.

Enseguida, como ya ocurrió al despuntar el siglo en Estados Unidos, ha aflorado el viejo debate en el que se contraponen la libertad y la seguridad, como si ambas nociones encontraran en su esencia conceptual una contradicción entre ellas. Un debate en el que quienes más acechan son, precisamente, los que políticamente se ubican en las fronteras del sistema democrático-liberal y aspiran a superarlo, cuando no a demolerlo, en pro de un tipo inconcreto de organización social que cada vez más se aproxima a los otrora idealismos conducentes al totalitarismo. Y así, la libertad y la seguridad se evocan como abstracciones cuyo contenido nunca se especifica con precisión.

Sin embargo, libertad y seguridad no son abstracciones sino más buen cuestiones prácticas que han de resolverse con la inestimable ayuda del Estado. Fue Adam Smith el que, en el comienzo del libro quinto de La riqueza de las naciones, escribió: "La primera obligación del Soberano (…) es la de proteger la sociedad contra la violencia (…) de otras sociedades independientes", para añadir unas páginas después:

El segundo deber del Soberano (…) consiste en proteger, hasta donde sea posible, a los miembros de la sociedad contra las injusticias y opresiones de cualquier otro componente de ella.

La seguridad -cuya existencia se apoya sobre el trípode institucional que forman el ejército, la policía y los jueces independientes- encuentra así amparo en la esencia misma de la vida social. Smith advertirá también contra "los hombres de ideas republicanas" que consideran que esas instituciones son "peligrosas para la libertad", indicando que cuando están

en manos de quienes tienen el mayor interés en defender la autoridad civil, (…) [entonces] jamás pueden ser peligrosas para la libertad [y], por el contrario, la favorecerán las más de las veces.

En lo que a mí concierne, debido a las excepcionales circunstancias que me ha tocado vivir como consecuencia del terrorismo, he aprendido que cuando la seguridad aparece garantizada para todos, o sea, cuando la seguridad es una abstracción general, mi libertad no ha encontrado límite alguno. Pero cuando la amenaza se ha cernido directamente sobre mí -lo mismo que sobre tantos otros que fuimos designados como objetivos a batir por una organización terrorista-, entonces he perdido la libertad envuelto en una red de servicios de seguridad que han garantizado mi vida. Entonces mi seguridad era un asunto concreto que me hizo vivir durante años con un policía delante y otro detrás, con mi agenda escrutada al milímetro, con las operaciones de contravigilancia verificando cada detalle de mi entorno, con mi libertad tirada por los suelos para que, paradójicamente, pudiera expresarme sin cortapisas.

Por eso apruebo las medidas que se diseñan para garantizar la libertad de todos, aunque supongan manejar la información de nuestros viajes o el control de nuestras presencias en tal o cual lugar. No está ahí la tentación totalitaria, puesto que esos medios acaban siendo controlados por jueces independientes del poder ejecutivo, como quería Adam Smith, y esas fuerzas policiales o militares se orientan a preservar la democracia en la que vivimos.

Y a la vez me conmuevo pensando en los que ahora, hasta que se restablezca la seguridad general, van a vivir estrechamente vigilados y protegidos por un enjambre de agentes, como en este momento ocurre en las escuelas judías de Francia, donde los niños son recibidos por gendarmes sólidamente armados, o en las calles del Marais parisino, en las que patrullan las furgonetas policiales con una frecuencia inusual. Es ahí donde la vida se hace difícil, donde hay que tener cuidado y estar alerta, donde la libertad se ve severamente limitada gracias a la seguridad. ¡Qué paradoja! Las potenciales víctimas de la yihad terrorista pierden su libertad mientras que, para poder restablecerla, será necesario adoptar normas y medidas de seguridad repudiadas por quienes nunca sentirán en su nuca el aliento de los que matan para reivindicar su política.

Europa no es tierra de islam
Vincent Revel. Minuto Digital 22 Enero 2015

Después de las manifestaciones, la unidad nacional y el eslógan “Yo soy charlie”, ¿qué vamos a hacer? ¿De qué manera vamos a reaccionar y analizar la situación dramática en la que nos hemos empantanado nosotros mismos?

En el nombre de la convivencia y para evitar cualquier cosa que pudiera ofender a algunos está prohibido nombrar correctamente el peligro que debemos enfrentar. Algunos hablan de terrorismos (¡así, en plural!), otros evocan unos extremistas, todos con la intención de mantener la confusión y la opacidad sobre lo que realmente pasa. Sin embargo el problema es claro y preciso: Occidente está en guerra contra el islam político.

Esta constatación, difícil de establecer para nuestras élites desconectadas de la realidad, es hoy imposible de asumir porque eso nos llevaría obligatoriamente al cuestionamiento del multiculturalismo impuesto a la fuerza al occidente europeo. Según nuestros ideológos, ¡la única respuesta que hay que dar a la barbarie es la lucha contra el racismo y el antisemitismo! Con esta nueva escapatoria, podemos afirmar que lo ocurrido no les ha servido de lección.

Los islamistas franceses que ha partido a Siria, los Mohammed Merah, Kouachi, Amedy Coulibaly y otros, así como los yihadistas del Estado Islámico se han convertido en ejemplos al servicio de la propaganda islamista.

Sigamos cerrando los ojos, ¡los fundamentalistas ya se encargarán de abrirnóslos! Abandonemos nuestros principios, ¡algunos se encargarán de inculcar otros distintos a nuestros hijos! Pronto será tarde para reaccionar. Felizmente, ciertas personalidades fuertes, a veces de origen no europeo, nos recuerdan nuestros deberes y luchan para mantener vivos nuestros valores occidentales. Es el caso de la somalí Ayaan Hirsi Ali, cobardemente abandonada por su país de acogida, Holanda, por miedo de las represalias.

Nuestra voluntad de negar la evidencia no hará desaparecer la amenaza que pesa sobre nosotros de parte de los fundamentalistas musulmanes. Digan lo que dgan los militantes de la convivencia, estos locos de Alá sólo desean la muerte de Occidente. ¡Esa es la realidad!

Nos dicen que debemos respetar el islam, pero eso no significa que debamos hacerlo a cualquier precio. Nuestro país no tiene que adaptarse a las costumbres y los valores islámicos, ajenos y extraños en todo a nuestra civilización. No es Francia que debe cambiar para que el islam se integre en nuestra sociedad. El islam político, que pretende modificar nuestras leyes y nuestra identidad, no puede pretender tener su lugar en nuestra tierra.

No cerremos más los ojos ante la locura asesina engendrada por el islamismo. Hemos tardado casí 80 años para empezar a entender lo que eran los regímenes comunistas de Europa del este. ¿Cuanto tiempo vamos a necesitar para darnos cuenta de que el islamismo es una de las mayores plagas de este principio de siglo?

Que los islamistas, en los países de mayoría musulmana, quieran vivir según los preceptos de la sharia parece desgraciadamante comprensible, ya que el islam no es sólo una simple religión. El islam pesa como una losa sobre las libertades individuales de sus adeptos porque el islam es también una ideología política con una salvaje voluntad de dominarlo todo. Debemos imperativamente tomar consciencia de ese peligro.

Hoy, nuestro continente se encuentra otra vez en primer línea. A pesar de la presencia importante del islam en Francia, favorecido por una inmigración querida y fomentada por nuestra élite decadente, los valores islámicos no deben echar raíces en la tierra de nuestros ancestros. Francia y Europa no serán una tierra de islam.

INMIGRACIÓN MUSULMANA
Sarrazin: nueve conclusiones sobre la inmigración musulmana
JUANJO AYESTA. Minuto Digital 22 Enero 2015

El libro “Alemania se desintegra”, del ex directivo del Bundesbank Thilo Sarrazin, que critica duramente a los musulmanes, se ha convertido en el segundo libro de no ficción de contenido político más vendido de la década en Alemania, detrás de “Stupid White Men”, de Michael Moore.

Sarrazin niega que “los trabajadores turcos y marroquíes” hayan hecho un aporte al bienestar de Alemania, lo que en cambio, dice, sí se puede afirmar sobre los portugueses, los españoles y los italianos.

“En todos los países europeos los inmigrantes musulmanes le cuestan a la sociedad más de lo que aportan debido a su escasa actividad laboral y a los beneficios sociales que reciben”, apunta en el libro.

Tras este éxito de ventas, a la televisión alemana no le ha quedado más remedio que entrevistarle. En esa entrevista ha presentado nueve conclusiones sobre la inmigración musulmana que recoge el blog bivouac:

1.- Ninguna política de inmigración puede resolver el problema esencial de nuestra demografía, y es que cada generación es aproximadamente un tercio más pequeña que la anterior. Por otra parte, mientras que disminuye el número de hijos, el número de niños nacidos en familias que son analfabetos es cada vez mayor.

2.- La educación es muy importante. Sin embargo, la educación se ha convertido en un fetiche en nuestra sociedad, y todo aquel que cree que estos problemas se pueden resolver con sólo aumentar el nivel de la educación nos obliga a vivir en una mentira.

3.- Los inmigrantes no son sólo los inmigrantes. Los inmigrantes de Europa del Este, India, China y Vietnam no presentan ningún problema de integración de la segunda generación. Adquieren con frecuencia un mayor nivel de educación y mejores tasas de empleo que los alemanes nativos. Tenemos entre 10 y 11 millones de inmigrantes como en Alemania y sus descendientes no tienen ningún problema de integración de la segunda generación. Ellos representan una ganancia económica y cultural para Alemania.

4.- Todos los problemas económicos y culturales de integración se concentran en los 4 a 6 millones de inmigrantes de países musulmanes. El éxito de la integración de los inmigrantes musulmanes establecidos entre nosotros debe ser una prioridad absoluta antes de que haya más inmigración musulmana. En estos inmigrantes, su educación y su tasa de empleo en la segunda y tercera generación son muy, muy inferiores a las de los alemanes o a las de otros grupos de inmigrantes y sus descendientes .Y en esto, nada permite prever una mejoría satisfactoria en el tiempo

5.- Una tendencia preocupante de formar sociedades paralelas es evidente. Sólo el 3 por ciento de inmigrantes turcos de segunda generación se casan con alemanes, frente al 70 por ciento de los inmigrantes rusos.

6.- Creo que estos problemas no se deben al origen étnico, sino a la cultura musulmana. Este cultura determina los valores y estilo de vida de la mayoría de los inmigrantes musulmanes y es incompatible con las sociedades occidentales seculares.Esto es especialmente evidente en Gran Bretaña, donde existe una gran disparidad entre la integración de los inmigrantes hindúes, por un lado y los de Pakistán y Bangladesh otros. Estos problemas se dan no sólo Alemania, sino en todos los países europeos con un número significativo de inmigrantes musulmanes.

7.- Los problemas de la integración económica y cultural de los inmigrantes de países musulmanes indican que el impacto económico y social de esta inmigración es, sin duda, negativo para las sociedades de acogida.Mientras el comportamiento cultural de estos inmigrantes no sufra un cambio radical, van a crear problemas sociales y cargas económicas, y de ninguna manera facilitan la transición demográfica.

8.- El Estado de bienestar modelo de Alemania y los países europeos no están libres de culpa. Las prestaciones sociales que se dan a una familia de inmigrantes en Alemania supera con creces los ingresos que podrían obtener en países como Turquía o el Líbano, y por tanto, ningún miembro de esta familia ocupa un puesto de trabajo. Estos mismos grupos de inmigrantes se integran mejor en los Estados Unidos porque tienen que satisfacer sus necesidades o dejar el país. O incluso ni ser admitidos.

9.- El crecimiento económico de los últimos meses y el aumento de puestos de trabajo ha oscurecido el fondo del debate esencial sobre la política de inmigración. ¿No es irónico? Después de 45 años, la caída auto-infligida de nuestra población nos acerca al abismo con la precisión de un reloj y el ritmo de movimiento de un iceberg. Y ahora que el abismo es evidente en el mercado de trabajo, todo el mundo parece completamente sorprendido.

La mayor tasa de natalidad en Alemania se llegó en 1965. Esta generación es actualmente de 45 años. Están en la cima de su carrera profesional y la productividad, y entran en los “años de decadencia.” ¿Quién va a asumir la responsabilidad?

Actualmente hay 1,45 millones de trabajadores mayores de 45 años en Alemania, pero sólo 950 000 personas mayores de 20 años y 600 000 niños al año.

La precipitación no lleva a ningún sitio, tenemos que reflexionar y aprender de nuestros errores.

Los inmigrantes que rechazan nuestra cultura, no están educados, y sólo son motivados por la asistencia social y por el proyecto para traer a su familia numerosa, en último término va a costar a la sociedad más de lo que aportan a ella.

Muchos de nosotros queremos un sistema de puntos para la inmigración o un sistema como la carta verde de los EE.UU. Abogo por una solución de este estilo. Si Alemania hubiera tenido un sistema de inmigración como Australia, Nueva Zelanda, Canadá o los EE.UU., con barreras sólidas para evitar la afluencia de trabajadores no cualificados y sin prestaciones sociales para los inmigrantes, alrededor del 90 por ciento de los inmigrantes musulmanes que viven actualmente en Alemania nunca habría venido. Quisiera hacer hincapié en este punto.

¡¡Creo que no hace falta que te diga la importancia de esta convocatoria!!
Manifestación AVT víctimas del terrorismo 24 enero 2015
http://www.masaborreguera.com/  22 Enero 2015

El día 31 de enero se manifestará en Madrid la izquierda bajo el paraguas de Podemos, por tanto creo que hay motivos suficientes para que los españoles que no somos de izquierdas y queramos manifestar nuestro descontento acudamos el sábado 24 de enero a la manifestación para ser el paraguas de la AVT y dar cobijo a las víctimas del terrorismo, que además, tristemente también son, y todos somos, víctimas del Gobierno.

Hay que gritar sin complejos al traidor de Rajoy,
"¡¡No somos idiotas, basta ya!!"

Ahora más que nunca hay que apoyar a las víctimas del terrorismo ya que la mayoría de los Medios de comunicación no van a dar cobertura de esta concentración siguiendo las órdenes de Mariano Rajoy.

No obstante Intereconomía, Libertad Digital y EsRadio –excepto Luis del Pino- han demostrado una vez más que saben donde tienen que estar, al lado de las víctimas y al frente del pueblo español. ¡¡Gracias por estar ahí!! Recuerda, el sábado 24 de Enero tenemos que hacer "piña" en la Plaza Colón a las 12 horas en Madrid.

La derecha de España y los que somos españoles a tiempo completo tenemos que aprender a sumar en lugar de dividir.

Díselo a tu familia, a tus amigos, a tus vecinos y divúlgalo incansablemente por las redes.

Es un mensaje del Movimiento Masby.

MOVIMIENTO IDENTITARIO
Ayméric Chauprade (Front National): “El islam fundamentalista nos hace la guerra”
ALBERTO RAMOS. Minuto Digital 22 Enero 2015

“Existe un islam aclimatado a las naciones, que inscribe los preceptos coránicos en las culturas nacionales, que acepta que la ley de los Estados sea superior a la sharia, pero también hay un islam fundamentalista, que rechaza la historia, que no reconoce más nación que la umma y más constitución que el Corán. Ese islam nos hace la guerra. Y en ese gran combate que apenas empieza, necesitamos aliados musulmanes.

Nuestros gobiernos europeos han destruido las fuerzas laicas que trataban de someter el islam al poder de los Estados. En Irak, en Libia, en Siria, en todas partes, los gobiernos europeos le hacen el juego a los islamistas. El resultado es catastrófico.

Los regímenes sobre los cuales debemos apoyarnos están confrontados a una presión islamista tremenda. ¿Cuál sería el nivel del estado de derecho en Francia en la situación egipcia, cuando vemos el estado de estupor del poder francés provocado por tres terroristas? Les recuerdo que Egipto y sus fuerzas de seguridad en particular han tenido má de 500 muertos en los últimos 18 meses. Abdelfatah Al-Sisi ha lanzado una llamada excepcional que llega del mayor país árabe. Ha pedido que el islam sea purgado de su violencia. Ha llamado a una revolución religiosa.

Señoras y señores, es demasiado fácil, en la comodidad de este hemiciclo, dar lecciones de moral al mundo entero. Ha llegado el tiempo de tener aliados y de asumir las diferencias políticas que tienen con nosotros. No es una manipulación de la emoción, no es un eslógan puerilizante (*) lo que los pueblos esperan de nosotros, sino decisiones políticas responsables y valientes. Nosotros los partidos soberanistas hemos tomado desde hace tiempo esas decisiones porque nuestra prioridad es que nuestros pueblos vivan en paz y conserven su civilzación.”

(*) Hace alusión a las manifestaciones convocadas por el gobierno tras los atentados recientes y al lema “Yo soy Charlie”.“Existe un islam aclimatado a las naciones, que inscribe los preceptos coránicos en las culturas nacionales, que acepta que la ley de los Estados sea superior a la sharia, pero también hay un islam fundamentalista, que rechaza la historia, que no reconoce más nación que la umma y más constitución que el Corán. Ese islam nos hace la guerra. Y en ese gran combate que apenas empieza, necesitamos aliados musulmanes.

Nuestros gobiernos europeos han destruido las fuerzas laicas que trataban de someter el islam al poder de los Estados. En Irak, en Libia, en Siria, en todas partes, los gobiernos europeos le hacen el juego a los islamistas. El resultado es catastrófico.

Los regímenes sobre los cuales debemos apoyarnos están confrontados a una presión islamista tremenda. ¿Cuál sería el nivel del estado de derecho en Francia en la situación egipcia, cuando vemos el estado de estupor del poder francés provocado por tres terroristas? Les recuerdo que Egipto y sus fuerzas de seguridad en particular han tenido má de 500 muertos en los últimos 18 meses. Abdelfatah Al-Sisi ha lanzado una llamada excepcional que llega del mayor país árabe. Ha pedido que el islam sea purgado de su violencia. Ha llamado a una revolución religiosa.

Señoras y señores, es demasiado fácil, en la comodidad de este hemiciclo, dar lecciones de moral al mundo entero. Ha llegado el tiempo de tener aliados y de asumir las diferencias políticas que tienen con nosotros. No es una manipulación de la emoción, no es un eslógan puerilizante (*) lo que los pueblos esperan de nosotros, sino decisiones políticas responsables y valientes. Nosotros los partidos soberanistas hemos tomado desde hace tiempo esas decisiones porque nuestra prioridad es que nuestros pueblos vivan en paz y conserven su civilzación.”

(*) Hace alusión a las manifestaciones convocadas por el gobierno tras los atentados recientes y al lema “Yo soy Charlie”.

Tres razones de peso por las que Draghi se equivoca

El Confidencial 22 Enero 2015

Eran las cuatro menos diez de la tarde de ayer cuando, en una ceremonia de la confusión solo posible en Europa, se filtraba que el BCE se va a gastar desde el 1 de marzo 50.000 millones de euros mensuales en bonos soberanos de la Eurozona, al menos durante un año y, a lo mejor, quizás, tal vez, hasta finales de 2016. Así lo habría decidido el martes el Comité Ejecutivo del Banco Central. La filtración se debería a la indiscreción de alguno de los banqueros nacionales alertados en persona por Mario Draghi. Sea como fuere, en el Consejo de Gobierno de hoy se consumaría el desastre. Alea jacta est. Que Dios nos pille confesados.

Porque, como señalamos a inicio de mes, la medida no va a servir para nada (V.A., "Europa camina hacia su suicidio definitivo", 07-01-2014). Al contrario, agravará aún más, si cabe, los problemas de la región.

¿Exagerado? Vean si no.

1. No creará inflación. No hace falta ser una lumbrera para llegar a esa conclusión. Basta con mirar lo que ha sucedido con las naciones que ya han aplicado programas similares, caso de Estados Unidos, Japón o el propio Reino Unido. Los tres se ven a día de hoy afectados por tendencias desinflacionarias, cuando no directamente deflacionarias. Los asiáticos rebajaron en la noche del martes al miércoles su estimado de IPC para su año fiscal –que empieza el uno de abril– al 1% (desde el 1,7% de octubre) pese a toda la munición empleada hasta ahora. Tome nota quien corresponda.

Tres son las razones que justificarían esta falta de reacción: una, esta crisis ha sido de sobreoferta de factores de producción, lo que ha provocado el ajuste de su coste (salarios o rentas) a la baja; dos, el exceso de endeudamiento privado constriñe consumo e inversión, afectando a la actividad; y tres, el colapso de los costes de aprovisionamiento, no sólo energéticos (petróleo o gas) sino de muchas otras materias primas tanto mineras como agrícolas, ha deprimido los indicadores. Es verdad, el desplome del euro frente al dólar (no tanto contra otras divisas), que encuentra nuevos argumentos macro para acelerarse tras lo de hoy, permitirá importar inflación pero no en la medida suficiente. The time has gone.

No se crean, por tanto, el camelo de que con esto se combate la deflación.

(vía Martin Wolf, Financial Times, inflación subyacente)

2. Entre otras cosas, y entramos así en la segunda de las razones para pensar que estamos ante una iniciativa innecesaria, porque el dinero tampoco va a circular a resultas del QE. Sobra liquidez en el sistema financiero, tanto en la parte bancaria del mismo como en los mercados de capitales. Si pese a tal abundancia no se mueve, tengan por seguro que no es porque el Banco Central no haya hecho lo suficiente. No en vano, vivimos una época de tipos de intervención inusitadamente bajos, cercanos a cero, desde hace ya mucho tiempo. ¿Ha servido de algo? The answer is... no.

Sobra liquidez en el sistema financiero, tanto en la parte bancaria del mismo como en los mercados de capitales. Si pese a tal abundancia no se mueve, tengan por seguro que no es porque el Banco Central no haya hecho lo suficiente

Al menos en Europa, la correa de transmisión de las políticas monetarias es la banca, una de las industrias damnificadas, por cierto, por esta medida toda vez que se agudizará su compresión de márgenes (fruto del aplanamiento de la curva de tipos) y no podrá jugar más al carry trade. Pues bien, el sector se enfrenta a día de hoy a tres restricciones que limitan su actividad: la falta de demanda solvente (buena parte del boom de emisiones de renta fija en 2014 ha sido de high yield, renta fija de la peor calidad); las elevadas posiciones de deuda personal o corporativa en el balance de ciudadanos y empresas; y la presión regulatoria, que afecta tanto al stock de crédito como a la nueva producción en la difícil ecuación financiación/consumo de capital.

No se crean, por tanto, la mentira de que this time is different.

(vía Open Europe, una lectura excepcional, bancos vs bonos en Europa)

3. No arreglará los problemas estructurales de Europa. Es evidente a quién beneficia una medida como la que se va a implantar en un par de meses: a los endeudados Gobiernos. No tanto por el lado de los costes financieros, toda vez que la rentabilidad exigida por los inversores a los títulos soberanos de las naciones desarrolladas se ha situado ya a niveles incompatibles con la realidad de muchas economías, cuanto por facilitarles que puedan seguir engordando su balance ad infinitum, multiplicando el riesgo futuro para sus sufridos ciudadanos, como nos encargamos de explicar en su día (V.A., "Una simple ecuación económica está destrozando a España", 08-07-2014). Si, al menos, hubiera condicionalidad en este aspecto como lo hay con el déficit…Pero no. Pan para hoy y hambre para mañana.

Es evidente a quién beneficia una medida como la que se va a implantar en un par de meses: a los endeudados Gobiernos

No solo eso, buena parte de esos nuevos fondos se destinarán más a políticas asistenciales que a tareas de carácter productivo susceptibles de tener un efecto multiplicador sobre el conjunto de los agentes económicos. Por si fuera poco, retrasarán la toma de decisiones esenciales para asegurar la sostenibilidad a futuro de algunos Estados beneficiarios, reformas que deberían facilitar la eliminación de las restricciones que afectan a los factores de producción y facilitar una mayor integración fiscal que salvaguarde por la vía de los hechos el proyecto europeo. El problema de Europa es… que no es. Así lo reconoce el propio BCE al exigir que los valores comprados por el BCE permanezcan en el balance de los bancos centrales de los países beneficiados. Desmutualizar antes de ser acusado de mutualizar. Qué cosas.

No se crean, por tanto, la idiotez de que con esto Europa irá a más y no menos.

(vía Open Europe, contracción de diferenciales)

(vía J.P. Morgan, previsiones adicionales de contracción a diciembre de 2015)

Acabo. Continuará la inflación de activos de todo tipo, aumentará aún más el peso de la economía financiera frente a la real, se deprimirán adicionalmente las rentas del ahorro, crecerán las desigualdades y, al final del día, cuando la burbuja estalle, todos seremos mucho más pobres. Por generaciones y generaciones. Esa es la verdad que no se cuenta de lo que se aprueba este jueves. El impacto no sólo será económico, sino político. Lo que está sucediendo ya en muchas democracias occidentales son olitas ante el tsunami parlamentario que se les avecina. Y social, con la cohesión puesta entre la espada y la pared. A estos nos enfrentamos gracias a la imprudente decisión de quien renunció a la ortodoxia en beneficio de… ¿qué?

Me lo expliquen.

 


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Promesas incumplidas del traidor Rajoy
Las promesas olvidadas del PP y la traición de Rajoy
Juan Vicente Santacreu Periodista Digital  22 Enero 2015

Unos les llaman promesas incumplidas, otros promesas olvidadas y otros, los trileros profesionales de la política, defienden el incumplimiento del programa del PP así: “Es la modificación y adaptabilidad del programa electoral por las necesidades coyunturales del panorama socioeconómico de nuestro país”. Pues no señores, ni son promesas olvidadas, ni hay coyuntura ni queda país, lo del PP se llama “contrato incumplido” y punto. Son traiciones encadenadas del PP y por tanto Rajoy debería estar imputado por estafador y traidor.

Veamos, si contratas con una empresa la construcción de un edificio de estilo Luis XV y el arquitecto te realiza una obra cúbica vanguardista en lugar de lo contratado alegando que ha descubierto imprevistos sobre el terreno que no conocía, una de tres, o el arquitecto continua con el proyecto original o se va a su casa y prepara un nuevo proyecto o se le lleva ante los tribunales.

Antes de llegar a la Moncloa, Marino Rajoy tenía la obligación de conocer exactamente el estado de la Nación, y si no lo conocía fue un mierda y un irresponsable por aceptar un trabajo que no sabía si iba a estar capacitado, y si lo conocía, fue un cabrón y un traidor que premeditadamente sabía que no iba a cumplir nada de lo que prometió.

Por cierto, Rajoy se ha defendido alegando que la situación económica que encontró fue desastrosa… Pues bien, tenía la obligación de conocerla o de irse a su casa, no obstante para no marear la perdiz ni a los imbéciles, hablaré de la “no economía”, de lo que prometió y a pesar de no tener nada que ver con la economía no cumplió.

Resumen de las maravillas “no económicas” de Rajoy:
Ha puesto en libertad a 131 etarras. Y sigue. Más que ningún otro Presidente.
Ha permitido y sigue permitiendo que los terroristas estén en la Administración.

Rajoy convenció a Mari Mar Blanco para que presentara fuera de plazo el recurso sobre la Doctrina Parot para que no fuera admitido a trámite y así poder soltar a los etarras sin demoras.
Ha descafeinado la reforma educativa.

La ley del tabaco ni la ha tocado. Es más, la ha reprimido.
El aborto sigue libre.

La reforma de la justicia sin tocar.
Permite que los nacionalistas chuleen a España con referéndums y otras mierdas.

Subvenciona el separatismo catalán y demás nacionalismos con el FLA.
De las reformas en ayuntamientos, nada.

Bajar un 30% los concejales, ni en sueños.
Poder escolarizar a los niños en español en este puto país,… mejor no digo lo que pienso que no quiero que el Papa justifique su reacción.

Leyes de seguridad ciudadana más duras, más represión y menos libertad.
Libertad en los Medios y en las Redes, bajo mínimos.

Con Rajoy tenemos más multas por todo, menos libertades y más perseguidos.
Vamos, que con Mariano Rajoy es más fácil entrar en la cárcel que encontrar empleo.

Ante toda esta cantidad de traiciones encadenadas de Rajoy, los del PP alegan que la economía va mejor. Pues señores, hasta en eso mienten. Lo que ha hecho Rajoy es pan para este año electoral y hambre para mañana.

Hablemos de economía. Todo esto que apunto no son opiniones, son hechos:
Desde la llegada de Rajoy a la Moncloa hay 500.000 afiliados menos a la S.S.

Es cierto que hay menos parados, gracias a los inmigrantes que han retornado a su país.
Con Zapatero la deuda de España era del 70% del PIB, ahora con Rajoy es del 100%.

El endeudamiento total -público más privado- sigue creciendo y equivale ya al 315% del PIB.
Rajoy ha entregado 61.000 millones a la banca.

Rajoy nos ha clavado más de 30 subidas de impuestos.
Y seguro que se me olvidan muchas cosas más.

Después de subir los impuestos un 100%, ahora Rajoy los bajará un 10% en este año electoral y seguro que como muchos no saben de números y son imbéciles, votarán al PP.

En todo mi escrito no he dado mi opinión, son datos contrastados que no cabe discusión y si los del PP tuvieran un atisbo de vergüenza darían un golpe de timón en su partido y defenestrarían al traidor. El daño ya está hecho y así lo reconocerá la historia, Zapatero fue “el Idiota” de la nación, pero Rajoy se ha postulado como el Gran Traidor.

Así veo los 3 años de mentiras y traiciones de Rajoy y así lo cuento.

Quizá te interese leer  Lo que pienso de la convocatoria de la AVT
Algo va mal en la justicia cuando las víctimas lloran y los etarras ríen.

Educación recibe 322 peticiones en Cataluña para estudiar en castellano
Convivencia Cívica alerta de «presiones y amenazas» a directores y familias
La Generalitat duplicará el déficit pero pagará estructuras de Estado
Rocío Ruiz. La razon 22 Enero 2015

Un total de 322 familias que residen en Cataluña han solicitado al Ministerio de Educación la escolarización en castellano como lengua vehicular para sus hijos en los primeros cuatro meses de curso escolar, según las últimas cifras que maneja el Ministerio. Estas 322 familias han acudido a la vía «excepcional» que aprobó por decreto el Gobierno el 11 de julio de 2014 para ver así garantizado su derecho. La solicitud la han remitido por vía telemática, ya que el modelo de solicitud se encuentra en la página web del Ministerio, aunque también se puede rellenar en las oficinas de atención al ciudadano y en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno de las comunidades autónomas con lengua cooficial.

Esta circunstancia da vía libre a los solicitantes a matricular a sus hijos en centros privados en los que sí se garantice el modelo mixto, si no hay centro público que lo imparta. El mecanismo regulado establece que sean los padres los que desembolsen en un primer momento las cuotas mensuales y que luego sea el Ministerio de Educación el que abone a las familias el importe no sólo del coste de la escolarización, sino también de otros gastos ligados a ella, como el de matrícula o servicios complementarios de transporte escolar, comedor o de internado, si fuera necesario. Acto seguido, el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, retendrá a Cataluña de la partida correspondiente de financiación autonómica del coste de la educación en castellano. El Ministerio informó ayer de que «todas estas solicitudes están en fase de comprobación por la Alta Inspección», que ya ha pedido explicaciones a la Administración educativa catalana sobre la oferta de centros que educan en castellano.

Educación ya había previsto la posibilidad de tener que pagar la educación en castellano en Cataluña en centros privados y presupuestó un fondo de cinco millones de euros para este fin nada más aprobar el decreto. Estima que el coste por alumno está establecido en 6.057 euros anuales, con lo que ese fondo cubriría, de momento, el coste de la escolarización de todos estos alumnos.

El decreto prevé que las familias reciban respuesta, como máximo, en seis meses. Ayer, el Ministerio volvió a instar a la Generalitat a que cumpla con la Constitución y con las reiteradas sentencias que garantizan la educación en castellano como lengua vehicular.

Convivencia Cívica Catalana cree que el número de solicitantes se multiplicaría por cien de no ser por las «presiones que están recibiendo directores de colegios concertados religiosos a los que la Generalitat amenaza con quitarles la subvención si los padres de su centro escolar no retiran la solicitud de educación bilingüe en castellano». Su presidente, Francisco Caja, alertó de que «se está produciendo una persecución a las familias y algunas han optado por retirar su petición para evitar enemistarse con la dirección del centro y que su hijo quede “marcado”», una actitud que tachó de «intolerable y fascista». Para evitar esta circunstancia, el presidente de Convivencia Cívica propone que las solicitudes sean anónimas y que sea el Ministerio de Educación el que exija a la Consellería de Ensenyament que se facilite la educación en castellano en un determinado centro sin necesidad de dar nombres y apellidos del alumno.

El último revés que ha sufrido la administración catalana en lo que al castellano se refiere es la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de hace tan sólo unos días, que obliga a indemnizar a una familia con 3.000 euros por no escolarizar en castellano a su hija. La sentencia ha sido calificada por el ministro como «muy importante». «En determinadas responsabilidades hay que aplicarse el dicho popular de no alegrarse con la pascua y entristecerse con la Semana Santa, pero lo que el TSJC ha determinado es que la aplicación a ultranza y desoyendo autos y sentencias judiciales de familias que solicitaron el castellano como lengua vehicular vulnera un derecho y supone un daño al estudiante», dijo ayer en una entrevista a RNE.

En Educación Primaria, los alumnos catalanes solamente reciben dos horas en castellano a la semana: en la asignatura de Lengua Española y Literatura; mientras que en Educación Infantil, la totalidad de las áreas de aprendizaje se imparten en catalán, a pesar de que es en esta etapa en la que se sientan las bases de la lectoescritura.

El posnacionalismo socialista
Ernesto Ladrón de Guevara www.latribunadelpaisvasco.com 22 Enero 2015

Cuando Ramón Jáuregui, siendo el líder del Partido Socialista de Euskadi, abogó, a comienzos de los años 90 por el “posnacionalismo”, yo, que militaba en ese partido, empecé a temblar. El posnacionalismo consistió en fusionarse con Euskadiko Ezkerra y tomar su proyecto político como propio. Es decir, de otra manera, aplicar el dicho aquel de que “si no venzo a mi enemigo, me asocio con él”, o sea, me convierto al nacionalismo, y lo envuelvo con una pátina de socialismo y así desplazo a los verdaderamente nacionalistas de su espacio político, abarcando todo el espectro. El resultado fue que lo que se esperaba que fuera suma se convirtió en resta, y el resultado electoral fue peor que el anterior que, mal que bien, predicaba en un espacio político propio sin invadir el del contrario.

Más tarde, en 1997, el PSE-EE tuvo una excelente Secretaria de Educación y Cultura, Maite Pagazaurtundua, que se salió del guión “posnacionalista invasivo” y, como otros que yo conozco, acabó fuera del partido; y ahora es una competente portavoz en el Parlamento europeo del partido de Rosa Díez.

Por aquel entonces, redactó un espléndido informe político sobre educación que pasó a mejor gloria y se guardó en el baúl de los recuerdos, enterrado por los proclives a fundir las ideas nacionalistas con las socialistas; propósito realmente peligroso, pues suele acabar en tierra de nadie, y así les va a los colegas de Cataluña, poco a poco hacia la irrelevancia.

En aquel informe, un tratado de análisis de los absurdos de un bilingüismo tendente al monolingüismo en la educación-adoctrinamiento, se desbrozaba de forma inteligente, científica, sesuda y brillante, el problema del nacionalismo en la escuela.

Se reunió el Grupo de Educación, en el que yo estaba, y aquel fue el único momento en el que se discutió inteligentemente del problema educativo. Allí acabó la cosa.

Voy a referirme a algunos aspectos –no cabe en un artículo reseñar todos planteamientos realmente valiosos que se exponían-, y, aunque no sea muy ortodoxo reproducir textualmente las citas en un artículo, es conveniente hacerlo en aras de la exactitud conceptual:

Refiriéndose al modelo D decía “Muchos padres castellanoparlantes optaron, sin embargo, por el modelo D desde el principio. En zonas castellanoparlantes llega a tener prácticamente un 100 % de matriculación de niños castellanoparlantes de familia. Esto significa que los padres castellanoparlantes renuncian voluntariamente a incidir y cooperar en la educación escolar de sus hijos en aras del objetivo de euskaldunización. Puede significar un importante handicap para el éxito escolar de los propios niños. Esta diferenciación de modelos pedagógicos para la enseñanza de las dos lenguas oficiales, A, B y D, se basaba en que los niños realizasen en lengua materna sus primeras letras. Por otra parte busca la adaptación del modelo escolar al tipo de necesidad educativa y a una amplia oferta educativa para que los padres puedan elegir la lengua en que cursan estudios sus hijos.”

“En esta tendencia de matriculación parece que concurren distintos factores:
[…]
La inducción por los servicios de euskera municipales, técnicos de euskera, asociaciones de fomento del euskera y del mundo abertzale en general hacia los modelos de inmersión e incluso en los últimos tiempos hacia el modelo D únicamente. Junto a campañas de rechazo del modelo A”

“Los datos que comparan matrícula de preescolar en este último curso escolar en pública y privada muestran un estrangulamiento de la línea en castellano en el sector público que no puede obedecer sólo a falta de demanda sino que algún componente de inducción a la matrícula debe existir vistos los datos”

“Los principales factores determinantes del rendimiento en lengua vasca, grosso modo, son la lengua materna y el modelo de enseñanza en el que está escolarizado el alumno. De hecho, en el estudio del Departamento de Educación se elimina de la muestra de alumnos de modelo A a los euskaldunes de familia, porque es la variable más influyente de rendimiento y distorsiona las tablas. Aunque no se hace lo mismo con los otros modelos donde se junta a los que saben en casa y los que no.”

“Ahora bien, es preciso realizar una reflexión general sobre la bibliografía en ciencias humanas donde conviene ser ecléctico y cauteloso. En el País Vasco se han aceptado conclusiones sociolingüísticas y de didáctica en segundas lenguas de forma acrítica en muchas ocasiones y nos ha faltado un amplio desarrollo investigador en didáctica de segundas lenguas, en especial para castellano hablantes de lengua materna. De hecho se han aceptado las conclusiones elaboradas para otros contextos sociológicos y lingüísticos muy diferentes del vasco. Así pues, se generalizaron los métodos de inmersión Lingüística temprana en euskera, cuando en lugares como Quebec no se habían atrevido aún a regular los métodos de inmersión y donde en sus escuelas se practicaban múltiples métodos pedagógicos, desde la inmersión temprana (en Infantil y Primaria) hasta la inmersión tardía (finales de Primaria y ESO).

“¿Invalida el modelo A el hecho de que no genere euskaldunes completos? Es suficiente este factor para invalidar la escolarización en lengua materna de los niños castellanoparlantes? ¿Las cuestiones sociales deben perturbar lo pedagógico hasta el punto de eliminar un modelo de enseñanza en lengua materna?”

“Eliminar la obsesión contra el modelo A y respetar el aprendizaje en lengua materna o ¿acaso solo pueden estudiar en lengua materna los vascoparlantes? ¿Objetivos sociales colectivos pueden sacrificar opciones legítimas educativas?”

“Nos encaminamos hacia el monolingüismo en la educación vasca con la diferencia de que ahora será en euskera y no en castellano. ¿Se trata de un horizonte deseable?

“¿Seguiremos aceptando que no cambie nada en tal modelo [el A] y que los padres de niños castellanoparlantes se muevan entre la resignación o la aceptación entusiasta de lo que les dicen colectivos muy ideologizados por el nacionalismo vasco respecto a la enseñanza en el País Vasco? ¿Y que dejen de matricular en lengua materna de forma masiva por el desprestigio que lleva este modelo únicamente en la parte que se refiera a la enseñanza del euskera? ¿Se puede seguir manteniendo este tipo de postura? ¿A qué intereses ideológicos beneficia?”

“Es una opción muy respetable que los niños estudien en modelos de inmersión, muchos padres han tomado esta decisión consciente y voluntariamente y resulta especialmente adecuada si los grupos son homogéneos en su origen lingüístico, si el profesorado es competente y motivado, si la introducción de las primeras letras se da en lengua materna, y si se van repartiendo cargas lectivas en la primera y segunda lengua de aprendizaje. Por supuesto si el rendimiento escolar del niño y si el coeficiente intelectual son buenos y si la enseñanza en general lo es en ese centro, si hay una buena motivación en padres y alumnos. Y, desde luego, si el niño proviene de un entorno socioeconómico y sociocultural no marginal. Pero hay que plantearse si es la inmersión la única opción educativa correcta para los castellanoparlantes. ¿Esto es porque los vascoparlantes estudian en lengua materna y el resto lo han de hacer en segunda lengua? ¿Es razonable pedagógica y políticamente?”

“CONCLUSIONES:
Hay que superar una falsa concepción de la normalización lingüística que no es bilingüista porque expulsa la lengua materna de la mayoría de los niños de la escuela y porque relega la lengua segunda de los niños vascófonos, con la excusa de que la vida social transcurre en castellano y es suficiente para asegurar el conocimiento de esta lengua. A medio plazo, el monolingüismo vasco en la escuela no es el objetivo deseable por los socialistas. La escuela vale para lo que vale y hay cuestiones sociales que se han de normalizar en la sociedad. No se le puede pedir a la escuela más de lo que puede dar de sí.

Este psicolingüista [Miguel Sigüan] aseguró en el discurso de investidura como Doctor Honoris Causa por la UPV que ‘la escuela puede conseguir que el niño aprenda correctamente un segundo idioma, pero no es capaz como algunos sectores sociales quisieran de que esa nueva lengua se convierta en la de uso corriente’, ‘Hay que decir esto, aunque resulte decepcionante para los movimientos de recuperación del euskera o del catalán, para evitar sentimientos de frustración entre los enseñantes’ (Diario Vasco 25/4/1996)
[…]”

Este informe, sobre el que se echó un tupido velo y pasó al elenco de esfuerzos baldíos, tiene muchos más contenidos de amplio interés.

Ahora bien, la pregunta a la que me lleva toda esta reflexión es la siguiente: ¿Por qué un partido de raíces no nacionalistas dejó aparcado estos paradigmas tan razonables y se embarcó en las aguas procelosas del nacionalismo lingüístico? No esperen ustedes que desarrolle la respuesta en el corto espacio de un artículo. Esto da para un libro que no descarto escribir.

LA LENGUA DE ESCOLARIZACIÓN INFLUYE EN LOS RESULTADOS, QUE RESULTAN MEJORES CUANDO LA LENGUA ESCOLAR COINCIDE CON LA MATERNA
www.latribunadelpaisvasco.com 22 Enero 2015

La obligatoriedad de estudiar en euskera influye negativamente en el aprendizaje de la gran mayoría de los niños vascos

El Consejo Escolar de Euskadi (CEE), un órgano consultivo, con tintes marcadamente nacionalistas, en el que están representados todos los sectores de la enseñanza vasca, reconoce en su último estudio ("Informe sobre la Educación en Euskadi 2012-2013") algo que, desde hace décadas, resulta evidente para una buena parte de la sociedad vasca: que la obligatoriedad de estudiar en euskera en los colegios vascos influye negativamente en el proceso de aprendizaje de la mayoría de los niños de esta comunidad, que tiene el castellano como su lengua materna.

El CEE asume en su informe que un factor relevante en la evaluación diagnóstica es la lengua familiar. Y añade que, por lo que respecta al alumnado que tiene el castellano como lengua familiar -el 86% de los estudiantes vascos-, “la lengua de escolarización influye en los resultados, que resultan mejores cuando la lengua escolar coincide con la materna, tal como se ha evidenciado en la comparación de los modelos A y B en las competencias científica y social”.

El hecho de que la lengua de escolarización política y socialmente impuesta en el País Vasco sea el euskera, a pesar de que la mayoría de los alumnos tenga como lengua materna el español, explica el hecho de que en las competencias científicas solamente destacan la ínfima parte de los alumnos vascos que tienen el vascuence como lengua familiar, en detrimento de todos los demás. “En las otras tres competencias evaluadas ―matemáticas, científica y social―, las puntuaciones del alumnado que tiene el euskera como lengua familiar son claramente superiores al resto, especialmente en el caso de las matemáticas. Entre los estratos, en esta competencia destaca el D-concertado, con el mayor porcentaje de alumnado euskaldun de origen”.

Esta situación política y socialmente aberrante, en la que más del 80% de los estudiantes vascos de Primaria, Secundaria y Bachillerato reciben su educación en euskera cuando su lengua materna es el castellano, explica también, tal y como hace unos meses reveló otro trabajo del Instituto Vasco de Investigación Educativa (ISEI-IVEI), lo que la Unesco y destacados expertos internacionales vienen señalando desde hace décadas: que los niños deben tener garantizado el derecho a estudiar en su lengua materna (algo que no ocurre en el País Vasco) y que la obligación de que los estudiantes lleven a cabo sus procesos educativos en una lengua que no es la suya, solamente lleva al fracaso escolar.

De hecho, los resultados de la Evolución Diagnóstica relativa a 4º de Educación Primaria llevada a cabo por el ISEI-IVEI ponen de manifiesto que, concretamente, y en lo que hace referencia al estudio de las matemáticas, la lengua en la que el alumnado responde a las pruebas tiene una clara influencia en los resultados de éstas. "Cuando la lengua de la aplicación no coincide con la lengua familiar, los resultados son significativamente más bajos".

Además, y con respecto al nivel medio global, "sólo el alumnado que ha realizado la prueba en su lengua familiar se sitúa por encima de la puntuación media del País Vasco". Esto lleva a afirmar al ISEI-IVEI que "el alumnado cuya lengua familiar no coincide con la lengua de aplicación de la prueba obtiene, en la competencia matemática, resultados significativamente más bajos que quienes realizan la prueba en su lengua familiar."

Todos estos datos explican también las razones por las que el “Informe sobre la Educación en Euskadi 2012-2013" del Consejo Escolar revela que los alumnos guipuzcoanos son los más “listos”, los que obtienen los mejores resultados del País Vasco. Y es que, dado que estudiar en la lengua materna implica mejores resultados académicos, y como Guipúzcoa es la provincia vasca con más euskoparlantes, las calificaciones obtenidas por los niños y niñas de este territorio son, obviamente, mejores.

Leer y descargar el "Informe sobre la Educación en Euskadi 2012-2013"
http://drive.google.com/file/d/0B3d7AIwG-hbFU29kYVJjMC1HWVU/view?usp=sharing

IMPOSICIÓN DEL CATALÁN EN LAS AULAS
Educación recibe 322 peticiones en Cataluña para estudiar en castellano
CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA CREE QUE EL NÚMERO DE SOLICITANTES SE MULTIPLICARÍA POR CIEN DE NO SER POR LAS "PRESIONES Y AMENAZAS"
Redacción www.lavozlibre.com 22 Enero 2015

Barcelona.- Un total de 322 familias que residen en Cataluña han solicitado al Ministerio de Educación la escolarización en castellano como lengua vehicular para sus hijos en los primeros cuatro meses de curso escolar, según las últimas cifras que maneja el Ministerio.

Tal y como publica este jueves el diario 'La Razón', estas 322 familias han acudido a la vía 'excepcional' que aprobó por decreto el Gobierno el 11 de julio de 2014 para ver así garantizado su derecho. La solicitud la han remitido por vía telemática, ya que el modelo de solicitud se encuentra en la página web del Ministerio, aunque también se puede rellenar en las oficinas de atención al ciudadano y en las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno de las comunidades autónomas con lengua cooficial.

Esta circunstancia da vía libre a los solicitantes a matricular a sus hijos en centros privados en los que sí se garantice el modelo mixto, si no hay centro público que lo imparta. El mecanismo regulado establece que sean los padres los que desembolsen en un primer momento las cuotas mensuales y que luego sea el Ministerio de Educación el que abone a las familias el importe no sólo del coste de la escolarización, sino también de otros gastos ligados a ella, como el de matrícula o servicios complementarios de transporte escolar, comedor o de internado, si fuera necesario.

Acto seguido, el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, retendrá a Cataluña de la partida correspondiente de financiación autonómica del coste de la educación en castellano. El Ministerio informó ayer de que "todas estas solicitudes están en fase de comprobación por la Alta Inspección" que ya ha pedido explicaciones a la Administración educativa catalana sobre la oferta de centros que educan en castellano.

Educación ya había previsto la posibilidad de tener que pagar la educación en castellano en Cataluña en centros privados y presupuestó un fondo de cinco millones de euros para este fin nada más aprobar el decreto. Estima que el coste por alumno está establecido en 6.057 euros anuales, con lo que ese fondo cubriría, de momento, el coste de la escolarización de todos estos alumnos.

Convivencia Cívica Catalana cree que el número de solicitantes se multiplicaría por cien de no ser por las "presiones que están recibiendo directores de colegios concertados religiosos a los que la Generalitat amenaza con quitarles la subvención si los padres de su centro escolar no retiran la solicitud de educación bilingüe en castellano".

Su presidente, Francisco Caja, alerta de que "se está produciendo una persecución a las familias y algunas han optado por retirar su petición para evitar enemistarse con la dirección del centro y que su hijo quede “marcado”", una actitud que tachó de «"ntolerable y fascista". Para evitar esta circunstancia, el presidente de Convivencia Cívica propone que las solicitudes sean anónimas y que sea el Ministerio de Educación el que exija a la Consellería de Ensenyament que se facilite la educación en castellano en un determinado centro sin necesidad de dar nombres y apellidos del alumno.


Recortes de Prensa   Página Inicial